Autobiografía parcial (con ilustraciones)

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Autobiografía parcial (con ilustraciones)"

Transcripción

1 Náufrago Autobiografía parcial (con ilustraciones) frikela villera o novela destartalada Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

2 Náufrago 1 Autobiografía parcial (con ilustraciones) Autor anónimo Editado y comentado por Nicasio Gómez Paredes 1 El presente texto lo recuperé de un disco duro averiado que por casualidad llegó a mis manos. Me dedico al armado y reparación de ordenadores. En mi tiempo libre practico la crítica literaria. Desconozco la procedencia de este relato. (Nota del Editor.)

3 ADVERTENCIA AL LECTOR INTRUSO Esto lo escribí yo mismo y para mí mismo. Escribí sobre lo que quise y de la manera que quise. Al hacerlo no procuré congraciarme con persona o ideología alguna (salvo la mía, claro está). En consecuencia, no me responsabilizo por el placer, el asco, la angustia o el aburrimiento que llegue a experimentar el lector de estas páginas absurdas. Tampoco me hago cargo de su indiferencia, y menos de su compasión. Soy un iletrado que deambula por los pasillos de una casa abandonada. La demencia me sigue los pasos. Supongo que comprenderán que no estoy dispuesto a malgastar mi tiempo en asuntos de poca monta. Este libro es tan exclusivo que sólo yo soy capaz de entenderlo. Y hasta por ahí nomás. Es todo tan jodidamente confuso. YO

4 AGRADECIMIENTOS Gracias a los esclavos, a los campesinos, a los artesanos y a los obreros, de todos los tiempos y de todos los lugares, por habernos dado su fuerza de trabajo para construir una civilización tecnológica. Gracias a los jonios por su encantamiento, que atraviesa los siglos y continúa alentándonos en nuestro viaje sin término. Gracias a los mercaderes, que en su afán por sobrevivir y prosperar nos enseñaron el empirismo. Gracias a la comunidad científica internacional por poner a nuestra disposición el único conocimiento cierto, aunque siempre provisional, que podemos tener sobre nosotros mismos y el Universo. Gracias, finalmente, a Antares, Ariane, Athena, Atlas, Delta, Dnepr, Falcon, H-2B, Júpiter, Larga Marcha, Minotaur, Mólniya, Pegasus, Protón, PSLV, Redstone, Rokot, Safir, Saturno, Soyuz, Thor, Titán, Vanguard, Véronique, Vostok, Zenit, y a tantos otros lanzadores en particular al venerable misil R-7 Semiorka, por habernos propinado el empujón inicial para alcanzar el único sueño de verdad humano que poseemos: las estrellas. Sin la colaboración de todos ellos, hombres y máquinas, este libro jamás habría sido escrito.

5 A Roger Pla, in memoriam A La Pichicha Retozona, vivita y coleando

6 Después del naufragio sólo quedan palabras rotas flotando en el silencio. 2 2 Será esto una tosca tentativa de ars poetica? Si así fuese, cuán distantes estaríamos del Estagirita. Desde que el maestro peripatético enunciara sus reglas, han corrido ríos de tinta por las plumas de los hombres discretos. Todo este esfuerzo milenario ha sido en vano como suicidio homeopático? Me niego a creerlo. En fin, alberguemos la esperanza, humilde aunque tenaz, de que la literatura remonte su decadencia. Los balbuceos son ininteligibles para quienes hacen un recto uso de su razón, aun cuando se presenten con atavíos vanguardistas. No hay, acaso, un número importante de personas razonables? (Nota del Editor.)

7 Botella al mar I 3 Sería el culmen de mi bienestar si encontrase en este sitio algunos huevos de gallina, pues entonces me prepararía una tortilla de papas como las que solía cocinar mi madre. Aquien leyere: Con permiso. Buenos días. Mi nombre no importa. Soy simplemente una persona que ha encallado con su barco en unas costas inhóspitas. A duras penas logré llegar desde la playa a la morada en donde ahora me alojo. Después de un tiempo dedicado a curarme las heridas que me produjo el naufragio, me puse a caminar por esta tierra extraña, de la cual ignoro casi todo, incluso si es isla o continente. Hasta el momento no he hallado ningún habitante humano. Sólo encontré una conexión a Internet, de baja velocidad, que me posibilitará comunicarme, supongo, con otros congéneres allende las montañas que por el Poniente limitan esta región. Es un aliciente. Qué duda cabe. Pero quién genera la electricidad que hace funcionar los artefactos electrónicos que me mantienen conectado a Internet? Quién estableció la conexión? Quién instaló, con sobrada idoneidad, este sistema Unix que nunca se cuelga? Quién administra el servidor Apache? Quién limpia la casa? Quién lava y plancha la ropa? De fijo que una o más personas viven en la finca, y casi seguro que algunas otras en los aledaños. Andarán todas de viaje? Visto que los días pasan y todavía nadie responde mis preguntas, he decidido hacer una excursión en busca de estos hipotéticos seres. Pienso internarme mañana en el territorio y dirigirme hacia el Oeste, procurando localizar al hombre o la mujer que dejaron este computador encendido. Si doy con uno de ellos, quizás me ayude a reparar la nave para retornar a mi patria. La visión de una columna de humo que día y noche asciende hacia el cielo acrecienta mi deseo de llevar a cabo este plan lo antes posible. A efectos de facilitarles la identificación del lugar en el que naufragué a los que me busquen, paso a continuación a describir la casa en que me 3 Sapristi! Desde cuándo los mensajes de náufrago llevan título, epígrafe y post scríptum? Qué desatino estilístico! Además, cómo pudo el infeliz disponer de papas en semejante lugar? En puridad, yo a este escrito lo denominaría narración desquiciada. Remembranzas de Paradiso tal vez. (Nota del Editor.) YO ANÓNIMO 7

8 hospedo, la que dicho sea entre paréntesis me recuerda confusamente a otra que habité, allá lejos y hace tiempo, cuando yo era joven y feliz. Espero no pecar de prolijo. Edificada sobre un altozano, a corta distancia de la orilla del mar, la vivienda consta de dos plantas espaciosas. Ha sido construida con ladrillos cocidos, aun cuando en la región abunda la madera, y está pintada de azul pálido, ya un tanto descolorido por soles y lluvias. Tiene techo a cuatro aguas, de tejas árabes, del que se elevan casi siempre humeantes tres chimeneas plateadas. Las puertas son de ciprés, de color castaño oscuro. Las ventanas, rectangulares y estrechas, son de guillotina con postigos de color verde aceituna. Se ingresa a la casa por una escalera breve de cinco peldaños. A la izquierda de ésta, pegado al muro, un poyo austero, de granito labrado a cincel, ofrece un descanso fugaz. Por debajo del alero de la pared norte, como guarecida por él, hay instalada una antena parabólica. 4 En los alrededores se encuentran algunas construcciones secundarias, de tablas traslapadas y techos de chapa. Cada una de ellas parece estar destinada a un fin específico: taller de mantenimiento, invernadero, garaje y leñera. Una veleta gallinácea, dócil a los caprichos de Eolo, corona el edificio. (Reconozco que es una metáfora de porquería. Pero qué quieren que haga? En este momento no se me ocurre nada mejor.) Algo que a mi entender vale la pena destacar con especial énfasis en esta descripción que les hago, es que en el centro de un patio de baldosas blancas y negras dispuestas en cuadrícula, se alza un tendedero, del cual a menudo cuelga ropa de niño y de mujer. El esqueleto de varillas y alambres, peculiar tanto por su exagerado tamaño como por su aspecto extemporáneo, se halla ubicado hacia el Noreste, cerca del recinto en el que guardan la leña. Aparte del hecho insólito en sí, pienso que tal vez esto constituya un medio útil para distinguir desde el aire el sitio en donde estoy varado. (Cualquiera sabe que Google Earth es en extremo eficiente.) Prosigo. Saliendo por la puerta de servicio, en dirección al Sur, se ve un huerto de dimensiones modestas, pero bien cuidado a pesar de lo riguroso del clima. En su parte delantera el edificio ostenta un jardín escueto, con dos araucarias, cinco rosales y un arriate de lirios. Al fondo, lindero con un riachuelo que corre entre peñas, sobreviven a duras penas tres pinos 4 Barrunto que serviría para efectuar la conexión a Internet. Es una lástima que el autor no haya sido más explícito al respecto. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 8

9 moteados de líquenes y un sinnúmero de arbustos desmedrados, de los que penden unas bayas rojas de sabor agradable. 5 Hacia el costado derecho, según se entra, se yergue solitaria una bomba de mano para extraer agua. A pocos metros de allí sus moradores han dejado una motosierra colgada de una viga, un hacha encima de un tajo y un par de estéreos de leña apilada contra la pared de un cobertizo. A juzgar por el abundante aserrín que hay desparramado por el suelo, el lugar debe de ser usado para trozar los troncos que traen de un monte cercano. Por último, una alambrada de cinco hilos circunvala con gracia geométrica el perímetro del inmueble. Se accede al predio desde el Este, a través de un sendero de losas flanqueado en su tramo final por una valla de estacas recién encaladas. En la tranquera de palos sin labrar han clavado un letrero de hojalata con la leyenda «La Victoria». En las noches de tormenta el viento agita con furia el pedazo de lata, que entonces parece volverse un cencerro parlanchín. Más allá de la finca hay una multitud de cerros salpicados de bosquecillos, riachos que los atraviesan y la orilla de un océano siempre fragoroso. No dudo de que les será sencillo reconocer semejante construcción a quienes hayan salido en mi búsqueda y se encuentren próximos a este paraje. Si bien soy poco baquiano en estos menesteres cuasi literarios de confeccionar botellas de náufrago, confío en haber sido capaz de comunicarles con mediana exactitud mi presente situación. Hasta ahora yo sólo había escrito informes internos, artículos de divulgación científica, opúsculos, ponencias y listas de compra del supermercado. La desgracia me ha compelido a incursionar en un terreno que desconozco por completo. Admito que en mis años mozos fui un asiduo lector de novelas, hábito que perdí de forma paulatina, a medida que profundizaba en el conocimiento de lo real. Casi podría decir que fue éste un desliz intelectual, un pecado de juventud que ya expié con creces. Como se comprueba por mi prosa balbuceante, mi acción textual niega la literatura. Yo soy un manco de la lengua. No sé si me explico. 5 Se tratará de una alusión a la murtilla? La verdad es que con datos tan exiguos resulta arduo saberlo. Por no decir imposible. La murtilla es un arbusto chileno, de clima frío, que justamente produce unos frutos rojos, casi esféricos, de buen sabor sin duda. A partir de ellos se obtiene por fermentación un licor exquisito y estomacal. Al menos así dicen los que lo han probado. Empero, que yo sepa, no es planta tan achaparrada. Alcanza a medir un metro de alto, sus ramas son opuestas y presenta hojas ovaladas, un tanto coriáceas según he podido constatar. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 9

10 Pese a que no me es extraña la adversidad, ruego al que leyere este manuscrito me ayude a marchar de aquí. Debo confesarle al eventual lector que mis artes marineras son insuficientes para determinar mi posición geográfica actual. Extravié el cuaderno de bitácora, y también mi teléfono satelital; antes de zozobrar estuve semiinconsciente durante un tiempo impreciso aunque de seguro fueron más de tres días, y desde que arribé no ha habido en este yermo una noche despejada. Sé con certeza que al momento de enfermarme navegaba a la altura de Isla Desolación, 6 de regreso de buscar meteoritos en la Antártida. Por causas que ignoro, de todos los integrantes de la misión científica que transportaba el barco sólo yo quedé a bordo. En síntesis y expuesto de distinto modo, les digo que hay problemas que son como la función de Ackermann, pues comienzan siendo o pareciendo insignificantes, pero a poco andar se tornan enormes. (Si no comprenden a lo que me refiero, pueden consultar la Wikipedia, que para eso está. La comodidad es madre soltera de la ignorancia. Sabían?) Ahora me cocinaré un guiso de legumbres con carne de conejo silvestre. Está haciendo frío y tengo hambre. No es cosa de descuidar la alimentación en una circunstancia tan peliaguda como ésta. P.S.: Mi dirección de correo electrónico es La pongo por si alguien quisiera contactarse conmigo más rápidamente. 6 Hablando con un amigo acerca de este escrito, me comentó que el lugar podría ser una ensenada, conocida modernamente por el nombre de Caleta Mataura. No obstante, de acuerdo a lo que he leído en relación con tal asunto, la caracterización edafoclimática que hace el narrador no se ajusta a la verdadera geografía de esa isla. Por otra parte, cómo es posible que estuviera navegando solo en los confines del mundo? Ni que fuera Vito Dumas con su Lehg II. Y sus colegas expedicionarios? Qué ocurrió con ellos, si es que alguna vez existieron? En fin, esta historia plantea numerosos interrogantes y no pocas dudas respecto de su verosimilitud. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 10

11 Botella al mar II A veces la pedantería representa el gesto airado de la razón ante la prepotencia de la chabacanería. En el exceso reside el sentido. Aquien leyere, y en particular a quien respondió mi solicitud de auxilio: Además de unos ratones de cola muy larga, que no cesan de molestarme con sus trajines, por acá proliferan los conejos silvestres, casi tanto como en Australia. Basta con adentrarse en alguno de los bosquecillos que hay en estos parajes para toparse con ellos. Al principio me fue dificultoso cazarlos; mas pronto, con la destreza que adquirí, logré capturar muchos sin mayores inconvenientes. La carne de estos animales es magra y dura. Después de varios intentos frustrados he conseguido guisarla de forma adecuada, como para que no me resulte desagradable al paladar. Estofada, asada o empanada, ella constituye en la actualidad mi principal sustento. En esta región del planeta llueve a raudales. Día tras día. El viento sopla con constancia de enamorado o de loco, y suele traer un fuerte olor acre producido por la quema de carbón mineral. A toda hora oigo su ulular que me taladra los oídos. Aquí la temperatura atmosférica siempre es bajísima. A veces nieva, otras veces hiela; rara vez graniza. A menudo la tierra se remece entretanto se oye un ruido sordo que brota de sus entrañas. Por lo que he observado hasta hoy, les aseguro que ver brillar el Sol es para mí un fenómeno bastante infrecuente. En el transcurso de un mes de estar varado en estas costas ha habido tres días por entero despejados y cinco en los que nuestra lumbrera celeste 8 apenas si estuvo visible durante un par de horas. Tan es así que me he mojado cientos de veces hasta lo más profundo de mí. Evidentemente no es éste el país de los feacios. Pero soy optimista. Quizás esta somera descripción del ambiente en el que me encuentro contribuya a agilizar la tarea de quienes anden por este finis terræ procurando rescatarme. Si abundase en detalles, pecaría de barroco, y hasta tal vez los desorientaría. Siempre he opinado que cualquier indicio, por más baladí que sea, es muy útil para un investigador avezado. 7 De algún modo vago, que por el momento no atino a explicar, este apotegma me recuerda la prosa vehemente de José Ingenieros. Es probable que haya sido inspirado por la lectura de su afamado ensayo El hombre mediocre. (Nota del Editor.) 8 Creo oír en esta metáfora un eco lejano de Homero y Virgilio. (Nota del Editor.) YO 7 ANÓNIMO 11

12 Anteayer comencé a reparar mi barco. Bueno, es más una expresión de deseos que un hecho efectivo, puesto que todavía no dispongo de todas las herramientas necesarias para hacerlo. Encontré unas tablas que podrían servirme para reemplazar a las que se rompieron al estrellarme contra las rocas. También hallé asfalto en un lago cercano y una bala de trapos en el desván de la casa. Por tanto cuento con la mayoría de los elementos requeridos para calafatear y embrear la nave. Sin embargo, la bomba de achique se calienta en exceso al trabajar por más de dos horas seguidas. Estoy pensando en desarmarla. Me parece que sólo después de hacer esto arreglaré el casco y lo calafatearé. Además, sospecho que al reventarse el pañol el único serrucho que llevaba a bordo y una media docena de aviadores fueron a parar a la sentina. En tal caso tendré que bajar hasta allí para recuperarlos. Anoche, mientras deambulaba por cuartos y pasillos, tropecé con una minúscula biblioteca. Contenía una veintena de títulos, todos perfectamente distribuidos en un mueble de madera de notro. Libros!, exclamé, sobresaltándome al oír mi propia voz. Si bien lo más que había allí era morralla literaria o filosófica, conforme se mire, dos obras conspicuas concitaron mi atención: The Art of Computer Programming y Principia Mathematica. 9 En verdad que quedé impresionado por tamaño hallazgo. Para colmo, en el margen derecho de la página tres de los Principia alguien había manuscrito una frase de implicancias insospechadas: La fuente principal de nuestras desdichas radica en anhelar lo que no existe. 10 Tan acorde con mi pensamiento era esta reflexión que por un momento presentí infundadamente, claro está que algún pícaro me la había plagiado. Hoy cuando almorzaba me llegó el mensaje 11 de una mujer, que según deduzco, también naufragó en una costa lejana. Pasmosa coincidencia! Me 9 Nombre completo: Philosophiae Naturalis Principia Mathematica. (Nota del Editor.) 10 A renglón seguido, en el original, viene una oración que el autor presumo no deseaba que se publicase, ya que está comentada mediante el carácter %. (Tenga presente el lector que el texto fue escrito en LATEX.) Es ésta: % La firma era ilegible, la data consistía en una fecha borrosa y en un topónimo que no me % sonaba indiferente: Última Esperanza. No yerran los que infieren de estos párrafos que el protagonista siguió, aunque parcialmente, el itinerario de Julius Popper en sus andanzas meridionales. «Si bien el rumano falleció en Buenos Aires a causa de un infarto cardíaco», añade mi amigo con una pizca de sorna. Pero yo sospecho que ni él mismo está muy seguro de que ocurriese así. (Nota del Editor.) 11 Por el contexto colijo que se refiere a una comunicación por correo electrónico. Si se tratase de un servicio postal a domicilio (snail mail), probablemente las entregas se realizarían en lancha una vez cada cierto tiempo y en hora más oportuna. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 12

13 pide que la socorra, aunque no lo hace de forma explícita, sino apelando a parábolas y alegorías. Dice estar paralizada por el accidente sufrido. Deberé, acaso, enseñarle el arte de la navegación marítima? Sabrá ella que singlar en la vida supone saber naufragar? Más aún: será capaz de asumir sin espantarse que siempre, absolutamente siempre, hay un último naufragio, irrevocable y feroz? Ningún salvataje es fácil. Pero si consigo recomponer mi nave y acudo a su llamada de auxilio, tal vez juntos obtengamos las respuestas a estos interrogantes de perfiles nietzscheanos. (En rigor, el adjetivo no es éste, pero por ahora no encuentro otro más apropiado.) Las cuestiones marítimo-existenciales suelen ser un verdadero coñazo. Preciso es reconocerlo. Mejor paso a un tema más agradable; o menos antipático, si se prefiere. Observo que el suministro de energía eléctrica no se ha interrumpido. Tampoco la conexión a Internet ha dejado de estar operativa. Y pese a mi abulia doméstica la casa siempre está aseada. Pero hasta ahora no he visto ser viviente alguno, excepto aves costeras sobrevolando las marismas y conejos agazapados en sus madrigueras. El misterio que rodea estos parajes todavía permanece sin resolver. Al final postergué por unos días mi decisión de salir a buscar seres humanos por los alrededores. Creí conveniente primero refaccionar el barco, en particular su bomba de agua, que estaba fallando mucho. Si el tiempo inclemente lo permite, mañana caminaré siguiendo el tendido de la red eléctrica. Algún otro lugar poblado debe de haber, me figuro yo. Tiene que existir otro sitio habitado, aunque sea por un afligido náufrago en una situación similar a la mía. No les parece? Ya es hora de echar mi mensaje al mar. Por fortuna descubrí en estos andurriales arcilla suficiente como para elaborar centenares de vasijas deformes, que bien pueden hacer las veces de botellas. (A pasos de la cerca hay un horno de barro, de ésos en forma de iglú o domo. En él cuezo estos cacharros que moldeo sólo con las manos, ya que hasta donde sé no hay por acá más que un torno de alfarero, y ése está averiado.) Ingente trabajo tendría el náufrago, opina mi amigo. Y no se equivoca. Sin duda que ocuparía una parte considerable de su jornada en hacer de la arcilla en bruto una materia prima apta para modelar y cocer. Entre extraer el barro arcilloso, secarlo, lavarlo repetidas veces y amasarlo, pasarían días. (No olvidemos que los recipientes de cerámica son, tal como las obras cinematográficas, el producto de una creación en esencia colectiva.) Y qué materia emplearía como desengrasante? Huesos? Conchas? Hierbas? Arena? Sobre este punto el relato de nuestro hombre no nos informa nada. Lagunas como ésta dificultan aún más nuestra labor filológica. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 13

14 Con todo, viéndolo de manera objetiva, no creo que vaya a requerir de tantos envases para despachar mis cartas. Confío en que antes de agotar la provisión de botellas habré arreglado mi embarcación y me habré marchado para siempre de este páramo. Además, anoche estuvo estrellado. En fin, si lees mi epístola, náufraga ignota, no desesperes y alégrate, pues es señal de que hay otro ser, distante y a la vez cercano, que también encalló con su nave y está luchando por subsistir al igual que tú. Somos dos en orillas opuestas de Pangea; frente a nosotros se extiende Panthalassa, el vasto y único océano que a la vez nos une y nos separa. (Espero que me disculpes la metáfora. La literatura es un prejuicio difícil de superar.) No estamos tan solos, amiga. Venceremos. P.S.: Aviso para navegantes noveles: Visto que en mi hoja queda bastante espacio en blanco, aprovecho para regalarles una brevísima guía de marear, producto de mis introspecciones, de cuando el ajetreo de las pulgas no me permite conciliar el sueño. En los tiempos que corren no es cosa buena andar desperdiciando papel. 1. En caso de haberse extraviado o roto la brújula percance que les ocurre con frecuencia a quienes navegan, y máxime si son novatos, se puede improvisar una con un trocito de alambre acerado (aguja de coser o alfiler, por ejemplo). La aguja se frota enérgicamente con un paño; después se la coloca en una poza de agua, de modo que flote en ella. Al estar imantada se orientará en dirección Norte-Sur. 13 Si sois ingeniosos y perseverantes alcanzaréis vuestras metas. 2. El idealismo es una forma de negar la realidad que suele terminar en tragedia. La realidad es tan fascinante y asombrosa como la más grande de las fantasías, pero con la sustancial diferencia de que aquélla es real y ésta es imaginaria. Conocer es mucho 13 Todo muy didáctico, pero cómo se hace para discernir el sentido? Reconozco, sin embargo, que es más fiable este método que otros de mayor popularidad. Verbi gratia: el que consiste en usar un arco de circunferencia trazado por la sombra de un gnomon en diferentes momentos del día, es inaplicable en zonas donde predomina el mal tiempo. No obstante, si nos valemos de la polarización de la luz reflejada por las nubes bien podemos determinar la ubicación del Sol mediante un cristal de espato de Islandia. Recurso simple y eficaz, a prueba de contratiempos naturales. Al menos así me lo explica mi amigo. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 14

15 más enriquecedor que soñar. La ciencia os hará libres y la tecnología burgueses satisfechos. Y ambas os harán más humanos. Por ende, jovencitos, 14 si aspiráis a ser felices estudiad ciencias o ingeniería. 3. Si no queréis veros comprometidos en situaciones absurdas o si no deseáis acabar atrapados en antiguas aporías, nunca preguntéis por qué sino cómo. Ateneos a esta sencilla regla epistemológica y os garantizo que llegaréis a tener certezas razonables con respecto a la realidad y su funcionamiento. 4. Ser neutral o indiferente, que para el caso es lo mismo importa forzosamente estar a favor del que embauca o del que es más fuerte. La neutralidad es una complicidad vergonzante. Jamás seáis imparciales. Siempre tomad partido No pretendáis recuperar el pasado. El gran problema que plantea la idea de viajar en el tiempo es que éste el tiempo no existe. Exprimid con fruición el escurridizo hoy, que es el único bien real que tenéis. Así la entropía os será menos grave. 14 El vocativo dizque epiceno me suscita un par de interrogantes. Acaso únicamente los varones pueden cursar una carrera científica o ingenieril? Estamos frente a un error de estilo o ante un vestigio de machismo literario? Espero que sólo se trate de un yerro, pues su autor si vive y está en sus cabales corre el riesgo de que le incoen una acción judicial por discriminación de género. (Nota del Editor.) 15 En el vestíbulo del infierno dantesco moran los indiferentes o los neutrales, aquellos que no tomaron partido, que hicieron la vista gorda frente a lo que ocurría. Lombrices, avispas y moscones atormentan sin tregua a estos infelices. En su Commedia (Inferno, III, vv ), el Dante lo explicita sin ambages. Vivir es elegir. La neutralidad resulta una utopía escapista. Incluso el mismísimo Emile Cioran, hallándose en el paroxismo de su pataleta de adolescente fascista, se ve compelido a reconocer, muy a pesar suyo sin duda, este hecho insoslayable. Qué es su Breviario de podredumbre si no una ingenua confesión de que la indiferencia es imposible? He aquí la cita del florentino: Ed elli a me: "Questo misero modo tegnon l anime triste di coloro che visser sanza nfamia e sanza lodo. Mischiate sono aquel cattivo coro de li angeli che non furon ribelli né fur fedeli a Dio, ma per sé fuoro. Caccianli i ciel per non esser men belli, né lo profondo inferno li riceve, ch alcuna gloria i rei avrebber d elli". Aunque conviene aclarar esto para situar el asunto en una perspectiva lo más ceñida posible a la realidad lo mismo podría haber afirmado sobre la imperiosidad moral de hacerse cargo un nazi ante la política de la República de Weimar. El mero asumir no es condición suficiente para constituirse en acto definitivamente bueno. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 15

16 Hice estas disquisiciones teniendo en mente que hay una multitud de personas que por haber naufragado o perdido el rumbo son infelices. Erigir faros es una tarea positiva. ANÓNIMO 16

17 Botella al mar III Aunque en la casa hay una cama matrimonial y dos literas, duermo en el entarimado. Al principio me incomodó la dureza de sus tablas de raulí, mas con el paso de las semanas me habitué a ella. En cuanto retorne a mi hogar yaceré sobre mi lecho, plácidamente, durante todo el tiempo que me apetezca. Es mejor cumplir con una obligación que ejercer un derecho, pues con esto demostramos de manera indubitable ser éticamente solventes. Aquien leyere este mensaje, y en especial a una mujer que naufragó en una costa lejana: Ha transcurrido una semana desde que me resolví a buscar la fuente del fluido eléctrico 16 que hace funcionar los artefactos que hay por aquí. (Me movía la esperanza de hallar algún ser humano mediante la localización de ese generador.) Si bien me esforcé mucho, el mal tiempo me obligó a regresar poco antes de alcanzar mi objetivo. Encima, debido a lo maltrecho que tenía mi cuerpo por la caída que sufrí cuando volvía de mi fallida expedición, hasta hoy me ha sido imposible hacer algo de provecho, salvo convalecer a la fuerza. Tal como lo había planeado inicialmente, caminé siguiendo el tendido de la red eléctrica. A pesar de la cellisca y de lo abrupto que resultó ser el camino, hacia el mediodía llevaba recorridos unos cinco kilómetros. Bastante trecho si se tiene en cuenta que además de ser terreno escabroso, apenas empezada la marcha se desató una tormenta de aguanieve. Fieraza a más no poder. A duras penas si pude sortear el vendaval con mi capote marinero. Para colmo de males, en todo ese trayecto no hallé ni una mísera gruta en la que refugiarme. A diferencia del lado sur, en donde abundan los bosquecillos y las pequeñas cuevas, en este sector sólo encontré cascajales y cerros empinados, en cuyas laderas crecen unos arbustos espinosos llamados calafates. A media tarde, cuando ya me había resuelto a retornar a la playa, di con un salto de agua de unos cinco metros de altura. Estaba ubicado en una zona boscosa, en la que predominaban los cipreses y los alerces. 17 Más allá 16 Sintagma de uso frecuente en el periodismo escrito y audiovisual de los años setenta del siglo pasado. Hoy en desuso. (Nota del Editor.) 17 Creo entender que en su afán por contribuir en algún grado a la preservación de la flora nativa, el náufrago no se valió de la estopa de alerce para calafatear su embarcación. Las más YO ANÓNIMO 17

18 de un campo de zarzaparrillas se veía un puente colgante, hecho de tablas y cables de acero. El río que originaba la caída de agua corría en dirección transversal al sendero por el que yo iba. Una niebla viscosa ascendía desde el fondo del barranco y semiocultaba los troncos de los árboles. No se oía el canto de ave alguna. Por un instante me sobrecogió el estruendo de la corriente al chocar contra el cauce de piedra. 18 Puesto de pie sobre un ribazo al borde de la cascada, alcancé a divisar en lontananza un edificio de gran porte, que por sus características parecía ser una planta generadora de electricidad. Era una construcción de apariencia antigua, como las que se estilaron en las primeras décadas del siglo pasado, cuyo aire fabril y levemente sórdido evocaba una Europa de mariposas negras. Tenía tres chimeneas cilíndricas, de ladrillos bermejos, que lanzaban un humo prieto y juguetón. Sentí deseos de arrimarme a ellas para calentarme. Pero, pese a mis ganas, debí volverme de inmediato, pues estaba anocheciendo y un viento proveniente del Norte, cada vez más intenso, presagiaba tempestad para esa noche. En el camino de regreso resbalé por una pendiente. Marchaba absorto, sin prestar atención a los accidentes del terreno, cavilando acerca de mi reciente hallazgo. Me preocupaba la contaminación ambiental que quizás estuviese ocasionando la central térmica. Sin embargo, más me asombraba que los ecologistas, esos seres abrumados por la humanidad y el progreso, todavía no hubiesen sido alertados respecto al foco de polución que acababa de descubrir. A lo mejor de esta manera indirecta hallaría yo algún congénere que me socorriese, pensaba. Entretenido como iba, con mis rade las veces el influjo que ejerce el medio cultural sobre el individuo es poderosísimo. En el caso que nos ocupa esto se manifiesta de forma paladina. Ya no me cabe duda de que la ecolatría es una creencia políticamente correcta que cunde por el orbe contemporáneo cual pandemia apocalíptica. (Nota del Editor.) 18 Según un amigo, este pasaje presenta reminiscencias de Livingstone. No es descabellado sospechar, insinúa, que el náufrago haya leído las obras del explorador escocés. Yo, en cambio, creo distinguir en él algunas huellas claras de los Comentarios de Álvar Núñez Cabeza de Vaca. Me parece que basta con cotejar el texto precedente con éste otro del Adelantado, Capitán General y Gobernador para zanjar la controversia sin mayores esfuerzos. «Y yendo por el dicho río de Iguazú abajo era la corriente de él tan grande, que corrían las canoas por él con mucha furia; y esto causólo que muy cerca de donde se embarcó da el río un salto por unas peñas abajo muy altas, y da el agua en lo bajo de la tierra tan grande golpe, que muy lejos se oye.» Es probable que nuestro escritor haya leído en su temprana juventud esta relación, bastante popular en determinados ámbitos escolares hispanoamericanos. De aquí dimanarían tales similitudes estilísticas. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 18

19 zonamientos y con mis ilusiones, no vi frente a mí una raíz de alerce que sobresalía del suelo, gruesa y sinuosa como una serpiente pítica. El traspié me causó apenas algunos rasguños en las piernas y la rotura del capote. (Al menos eso fue lo que supuse en aquellos minutos de nerviosismo. Ya de vuelta en la casa me percataría de que las consecuencias de mi caída habían sido algo más graves de lo que había supuesto en un principio.) Deberé ingeniármelas para coserlo, está muy raído, me dije a mí mismo mientras retomaba la ruta jadeando. A eso de las once de la noche arribé a mi puesto de náufrago en la playa. Todo se encontraba en orden allí, tal como yo lo había dejado en la mañana. Sólo la techumbre de una caseta que usan para guardar leña se había desclavado y amenazaba volarse en cualquier momento. La afiancé con unas piedras. Después me guarecí en mi hogar provisional, no sin antes haber comprobado que los postigos de las ventanas estuviesen bien cerrados. 19 Me dolía la pierna lastimada, tenía hambre, me sentía exhausto y alentaba la esperanza de que mi colega en naufragios se hubiera comunicado conmigo. (Tal vez esta expectativa fuese como el rodrigón que aún me mantenía erguido sobre una tierra arrasada.) 20 Me quité las ropas húmedas. Estaba cagado transido de frío y principiaba a tiritar como si padeciese tercianas. Me duché lo mejor que pude. En la cómoda del dormitorio hallé una muda limpia, planchada con esmero por vaya a saber quién. Hice fuego y me curé la herida. Acto seguido, ya bajo los efectos del analgésico que me había inyectado, calenté en una cazuela algunas tajadas de conejo del día anterior. Puse encima de la cocina económica dos hogazas de pan y me preparé un mate amargo. Afuera el temporal arreciaba. Al rato advertí que el computador seguía encendido, como si alguien recién hubiese acabado de usarlo. Pensé entretanto masticaba un último bocado: si ahora estuviera aquí mi hijo, se pondría a jugar alquake; y si estuviera mi esposa, se pondría a chatear; y si estuviera mi otro yo, el que una vez sospecho que fui, ya estaría programando o leyendo algún artículo sobre astrofísica. Con un ademán de fastidio desestimé mis nostalgias. En verdad, estaba yo solo, el 19 Se sobrentiende que se refiere a las ventanas de la planta baja. (Nota del Editor.) 20 El dejo melodramático y arcaizante de la frase, propio de la literatura popular al estilo de Hugo Wast o del ensayo jeremíaco de Martínez Estrada, me induce a pensar que se trata de una enmienda, quizás debida a algún corrector de estilo que no pudo con su genio de censor estético. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 19

20 náufrago de la vida o el otro, como diría el hipertrofiado Borges, y ése, para sentirse cabalmente él mismo, no necesitaba más que partir de aquel país desolado. En cierto modo, su identidad dependía de la geografía. Me dispuse entonces a revisar mi correo sin más dilaciones. La desconocida que naufragó en una costa lejana me había enviado un mensaje. Su contenido parecía ser una paradoja o una burla impersonal tejida por las circunstancias: me confesaba que quería pasear conmigo por estos andurriales y comer conejo. Más aún: me decía que el sitio en donde había naufragado estaba degradado por la actividad industrial y que no vivía la vida sino que pasaba por ella como un turista transita por lugares que convidan a quedarse para siempre. Y a la vez, junto con sus deseos y sus quejas, esta mujer me invitaba a gozar de días soleados y de una comida sabrosa, la que tomaríamos bajo un árbol extravagante, al que ella había bautizado con el nombre de calamar. 21 Todo ello a cambio de que fuera a rescatarla de su naufragio. Una auténtica ganga, si cabe la expresión. Sobreponiéndome a las molestias de mi pierna escashata, esa misma noche decidí que finalizaría la reparación de mi barco a la mayor brevedad posible. Por ningún motivo consideraba dilatar más la partida, ni siquiera por satisfacer mi curiosidad. No cabía poner reparos a una propuesta tan tentadora. Alguien me instaba a socorrerlo... y me ofrecía una cena apetitosa! Delante de mí se extendían, o al menos comenzaban a insinuarse, las inciertas vías hacia una existencia normal. Asimismo, en esa noche de impresiones variopintas me forjé la convicción de que no existen paraísos. Tampoco infiernos. Ni literales ni figurados. Ahí estaban, como para rubricar esto, la mujer que naufragó en una metrópolis, la casa del páramo habitable pero pertinazmente deshabitada y yo, un náufrago con su vida puesta entre paréntesis. Era obvio que tamaño cúmulo de incongruencias impedía la materialización de cualquier sueño maniqueísta. 22 En otras palabras, tomé conciencia de que los caminos hamiltonianos terminan por extenuar al viajero; o, expuesto de forma más sofisticada, que a veces es preciso hacer chapuzas para llegar a buen puerto. No sé si me explico. 21 Árbol exótico, de belleza singular, que crece exclusivamente en una selva portentosa, cuyo nombre por el momento no estoy autorizado a revelar. Cuenta la leyenda urbana que cuando el invierno es muy lluvioso le brota un farolito chino de color lila. (Nota del Editor.) 22 Pereza y desidia se llaman las madres putativas de incontables clasificaciones dicotómicas. Empero la madre carnal de estos engendros mentales es la necedad. (Nota del Editor.) ANÓNIMO 20

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

CORRIENDO POR LAS CALLES

CORRIENDO POR LAS CALLES CORRIENDO POR LAS CALLES Por: Leydi Rocío Silva Rangel Era tarde sin duda alguna, tuve que apagar el celular por que me canse de mirar una y otra vez la hora. El tiempo parecía haberse detenido, no avanzaba,

Más detalles

Capítulo 1 EL MUNDO QUE YO CREO

Capítulo 1 EL MUNDO QUE YO CREO Capítulo 1 EL MUNDO QUE YO CREO «Hubo un tiempo en que: pensé que no podía y no pude, creí que no sabía nada y nada supe. Pensé que no tendría fuerzas y flaqueé. Creí que era demasiada la carga y me caí.

Más detalles

CÓMO ENSEÑAR A UN NIÑO A LEER LA BIBLIA?

CÓMO ENSEÑAR A UN NIÑO A LEER LA BIBLIA? CÓMO ENSEÑAR A UN NIÑO A LEER LA BIBLIA? Esteban: Una de las cosas que todo padre se pregunta cuando sabe que va a venir una criatura a su hogar y junto con su esposa tratan de formar un sistema de valores

Más detalles

LAS CARTAS DE ROBERT WALTON. Algar Editorial

LAS CARTAS DE ROBERT WALTON. Algar Editorial LAS CARTAS DE ROBERT WALTON Primera carta de Robert Walton A la señora Saville, Inglaterra San Petersburgo, 11 de diciembre de 17 Querida hermana: Te alegrará saber que nada ha dificultado el inicio de

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

ME QUIERE ROBAR LA FE

ME QUIERE ROBAR LA FE ME QUIERE ROBAR LA FE 1 Isaías 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. (LBLA) Al de firme propósito guardarás en perfecta paz, porque en ti

Más detalles

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA Era una vez un granjero sabio y bueno que gustaba de cuidar a las aves, subir a la montaña y contemplar el vuelo de las águilas. Un día, al bajar de la montaña, llegó a unas

Más detalles

Y si me equivoco... qué pasa?

Y si me equivoco... qué pasa? Y si me equivoco... qué pasa? Buena pregunta. Sin embargo, hay una mejor respuesta: Nada! No pasa nada. Aunque... siendo honestos, en el momento de sopesar si pasa o no pasa e incluso lo que pueda pasar

Más detalles

2 EL ÚLTIMO SUEÑO DEL VIEJO ROBLE

2 EL ÚLTIMO SUEÑO DEL VIEJO ROBLE 2 EL ÚLTIMO SUEÑO DEL VIEJO ROBLE 1 Había una vez un roble que crecía al borde de la ladera. Era viejo, pues trescientos sesenta y cinco años llevaban sus raíces enterradas en esas tierras. Casi cuatro

Más detalles

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír.

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír. El secreto má gico Quieres que te cuente un secreto? Existe una isla en el Océano Pacífico que es un lugar muy, muy especial. Allí, las personas tienen algo que todo el mundo desearía tener: Magia! Es

Más detalles

superhéroe canino Troika: superhéroe canino www.readinga-z.com Visite www.readinga-z.com para obtener miles de libros y materiales.

superhéroe canino Troika: superhéroe canino www.readinga-z.com Visite www.readinga-z.com para obtener miles de libros y materiales. Troika: superhéroe canino Un libro de lectura de Reading A Z Nivel O Número de palabras: 1,125 L E C T U R A O superhéroe canino Escrito por Robert Charles y Elizabeth Austin Ilustrado por John Kastner

Más detalles

PRÓLOGO. Todo lo que tiene un principio, tiene un fin. Estoy seguro de haber escuchado esa frase

PRÓLOGO. Todo lo que tiene un principio, tiene un fin. Estoy seguro de haber escuchado esa frase PRÓLOGO Todo lo que tiene un principio, tiene un fin. Estoy seguro de haber escuchado esa frase en algún lado, más de una vez en mi vida. Todo lo que empieza, algún día debe terminar, no es más que una

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas

Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas carreras entre gotas en el cristal, deslizándose delicadamente, sin pausa pero sin prisa, siguiendo su curso. Es increíble

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Extraído del libro Las Mujeres que Aman Demasiado Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Antes de la terapia yo

Más detalles

El Proyecto Vital. Jornadas de Terapias Alternativas Corporación Cultural de Ñuñoa, 29/01/1996

El Proyecto Vital. Jornadas de Terapias Alternativas Corporación Cultural de Ñuñoa, 29/01/1996 El Proyecto Vital. Jornadas de Terapias Alternativas Corporación Cultural de Ñuñoa, 29/01/1996 El tema que quiero desarrollar con ustedes trata de la vida humana. Pero no de la vida humana en general,

Más detalles

CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas)

CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas) CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas) Para crear desde la mente, hablamos de que había pensamientos, luego tenemos que poner

Más detalles

Semana 2. Silencio y Escuha Lc 9, 28b- 36

Semana 2. Silencio y Escuha Lc 9, 28b- 36 1 Semana 2. Silencio y Escuha Lc 9, 28b- 36 En aquel tiempo, tomó Jesús a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto del monte para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió y sus vestidos

Más detalles

RELATO DE ALICIA CARRERAS HERNÁNDEZ PRIMER PREMIO

RELATO DE ALICIA CARRERAS HERNÁNDEZ PRIMER PREMIO RELATO DE ALICIA CARRERAS HERNÁNDEZ PRIMER PREMIO FINALISTA AUTONÓMICO: 16212 Hace unos días encontré una palabra. No sabía su significado, por lo que decidí buscarla en el diccionario. Cuando entré esta

Más detalles

Oramos por la amistad

Oramos por la amistad Monición inicial: PARROQUIA DE LA ASUNCIÓN DE NTRA. SRA. MARTOS (JAÉN) Oración Joven 23 de febrero de 2008 Oramos por la amistad Esta tarde nos reunimos en torno al Señor para orar, para encontrarnos con

Más detalles

El toque humano (Parte 1)

El toque humano (Parte 1) El toque humano (Parte 1) Transcripción del vídeo En este vídeo me gustaría compartir una sencilla estrategia que permitió cerrar un 40% más de ventas... y que, efectivamente nació de una "casualidad"

Más detalles

Para las mentes creativas

Para las mentes creativas Para las mentes creativas La sección educativa Para las mentes creativas puede ser fotocopiada o impresa de nuestra página web por el propietario de este libro para usos educativos o no comerciales. Las

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA

Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA Sucedió en un pueblo llamado Mogotes en donde vivía nuestro amigo Pancho, Pancho era un campesino de 38 años de edad que vivía con su esposa

Más detalles

Al otro lado de la montaña

Al otro lado de la montaña Al otro lado de la montaña Cuenta una antigua leyenda, que en un mundo diferente al que hoy conocemos, existía una tribu ancestral, vivía en lo más adentrado de la selva más grande de ese mundo, esta importante

Más detalles

HOMENAJE A BOAVENTURA DE SOUSA SANTOS: COMENTARIO

HOMENAJE A BOAVENTURA DE SOUSA SANTOS: COMENTARIO HOMENAJE A BOAVENTURA DE SOUSA SANTOS: COMENTARIO Quisiera hablar en estos quince minutos sobre la contribución de Boaventura y del Caleidoscopio de las Justicias en Colombia a la Sociología Jurídica,

Más detalles

LOLA QUIERE IR A LA LUNA

LOLA QUIERE IR A LA LUNA LOLA QUIERE IR A LA LUNA Ficha del libro y justificación ARÀNEGA, Mercè. Lola quiere ir a la Luna. Eslabón. Barcelona. 2001 Hemos elegido este cuento por su temática relacionada con la luna y con los viajes.

Más detalles

Se acerca la navidad, y por primera vez pienso en regalar algo a Alicia.

Se acerca la navidad, y por primera vez pienso en regalar algo a Alicia. Regalo de navidad Se acerca la navidad, y por primera vez pienso en regalar algo a Alicia. Nosotros nunca festejamos esas fiestas, no que yo recuerde. Nuestra casa esta alejada por más de veinte kilómetros

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

EL VERDADERO IMPACTO DEL COACHING. cambiar mi vida? Mucho se habla del Coaching y cada vez es más popular pero cuidado!

EL VERDADERO IMPACTO DEL COACHING. cambiar mi vida? Mucho se habla del Coaching y cada vez es más popular pero cuidado! EL VERDADERO IMPACTO DEL COACHING EN Es cierto NUESTRA que el Coaching VIDA puede cambiar mi vida? CÓMO&USAR&EL&COACHING&PARA&CREAR&LO&QUE&QUEREMOS& Mucho se habla del Coaching y cada vez es más popular

Más detalles

ADONDE NO LLEGA LA TÉCNICA: LA ACTITUD DEL MEDIADOR

ADONDE NO LLEGA LA TÉCNICA: LA ACTITUD DEL MEDIADOR Carme Hernández García ADONDE NO LLEGA LA TÉCNICA: LA ACTITUD DEL MEDIADOR Cuando pensamos en aprender a mediar, normalmente en lo que estamos pensando es en la técnica, en cómo mediar; y cuando hemos

Más detalles

CONECTANDO PROMESA Y ESPERANZA A TRAVÉS DE LA MEMORIA - A.A.

CONECTANDO PROMESA Y ESPERANZA A TRAVÉS DE LA MEMORIA - A.A. PROMESA Y ESPERANZA (NTV) Salmos 78:7 De modo que cada generación volviera a poner su esperanza en Dios y no olvidara sus gloriosos milagros, sino que obedeciera sus mandamientos. LA PALABRA DEL SEÑOR

Más detalles

Los Ataques de Ansiedad y sus Trastornos

Los Ataques de Ansiedad y sus Trastornos Los Ataques de Ansiedad y sus Trastornos Una guía para conocer los signos, síntomas y opciones de tratamiento Ataques de Ansiedad y sus Trastornos: Síntomas, Causas y Tratamiento Es normal sentir ansiedad

Más detalles

Ellos habían pescado toda la noche sin sacar nada; no iban a dejar perder esta pesca así que arrastraron la red con los peces.

Ellos habían pescado toda la noche sin sacar nada; no iban a dejar perder esta pesca así que arrastraron la red con los peces. Juan 21:1-25 Por Chuck Smith Después de esto, Jesús se manifestó otra vez a sus discípulos junto al mar de Tiberias; y se manifestó de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás llamado el Dídimo,

Más detalles

Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no

Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no Cuando el campo se vuelve rojo Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no podía quedarme dormida. Comienza una madrugada, en la isla de Calbuco, en la Región de Los Lagos, cuando sus

Más detalles

5 o. Escrita. curso COLECCIÓN ESCRIBO COLECCIÓN ESCRIBO. Queremos ayudar a desarrollar las competencias básicas que reclama la sociedad actual

5 o. Escrita. curso COLECCIÓN ESCRIBO COLECCIÓN ESCRIBO. Queremos ayudar a desarrollar las competencias básicas que reclama la sociedad actual COLECCIÓN ESCRIBO Expresión A padres y maestros: Nuestro sistema Escrita educativo enfatiza la importancia de la expresión oral, la expresión escrita y la comprensión lectora. La expresión escrita es un

Más detalles

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas RESPETO No sentirse respetado 1. Cuando intentaba usar ropa diferente, mis papás se burlaban de mí. 2. No podía decir

Más detalles

Concentración en afirmaciones y visualizaciones

Concentración en afirmaciones y visualizaciones Concentración en afirmaciones y visualizaciones Las afirmaciones son simplemente palabras o frases positivas que nos decimos a nosotros mismos. Una afirmación en forma de palabras consiste en decirme mentalmente

Más detalles

OPPOSITES ATTRACT (Los opuestos se atraen) Para parejas VIH negativo de hombres seropositivos

OPPOSITES ATTRACT (Los opuestos se atraen) Para parejas VIH negativo de hombres seropositivos OPPOSITES ATTRACT (Los opuestos se atraen) Para parejas VIH negativo de hombres seropositivos Introducción: Este libro provee información para hombres VIH negativo que están en una relación homosexual

Más detalles

Dario Chioli entrevistado por Roberto Camatel

Dario Chioli entrevistado por Roberto Camatel Dario Chioli entrevistado por Roberto Camatel Turín 25/6/2005 [Versión de Ricardo R. Laudato] * 1. En qué lugar te sientes más a tus anchas, además de en tu casa? En medio de la naturaleza. 2. Qué es el

Más detalles

Martes 17. San Juan 3, 5a. 7B 15. En aquel tiempo, le contestó Jesús a Nicodemo:

Martes 17. San Juan 3, 5a. 7B 15. En aquel tiempo, le contestó Jesús a Nicodemo: Martes 17. San Juan 3, 5a. 7B 15. En aquel tiempo, le contestó Jesús a Nicodemo: Tienes que nacer de lo alto. El viento sopla donde quiere; oyes su rumor, pero no sabes ni de donde viene ni de donde va.

Más detalles

MÓDULO DIDÁCTICO PARA LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE DE LA ASIGNATURA DE LENGUAJE Y COMUNICACIÓN EN ESCUELAS RURALES MULTIGRADO

MÓDULO DIDÁCTICO PARA LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE DE LA ASIGNATURA DE LENGUAJE Y COMUNICACIÓN EN ESCUELAS RURALES MULTIGRADO MÓDULO DIDÁCTICO PARA LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE DE LA ASIGNATURA DE LENGUAJE Y COMUNICACIÓN EN ESCUELAS RURALES MULTIGRADO Todo lo que se mueve es poesía Lectura y creación literaria CLASE 1 CUADERNO

Más detalles

Algar Editorial. La casona

Algar Editorial. La casona La casona Mi casa no era un castillo, pero se parecía mucho porque era de piedra, y tan grande que todos la llamaban «la casona». Entonces yo vivía en lo más alto, en el desván, y se estaba bien allí.

Más detalles

zambullirse en la vida

zambullirse en la vida conciencia n c i e n c i a planetariap l a n r i a zambullirse en la vida dejar de buscar y empezar a sentir Jeff Foster Astrofísico, escritor y conferenciante. Es autor de Más allá del despertar y Una

Más detalles

EL QUE DIJO SÍ Y EL QUE DIJO NO. Bertolt Brecht

EL QUE DIJO SÍ Y EL QUE DIJO NO. Bertolt Brecht EL QUE DIJO SÍ Y EL QUE DIJO NO Bertolt Brecht Fuente: Universidad de Puerto Rico. Departamento de Drama. Seminario Multidisciplinario José Emilio González (SMJEG). Facultad de Humanidades UPR-RP Biblioteca

Más detalles

Llámame pequeña y hazme sentir grande

Llámame pequeña y hazme sentir grande Llámame pequeña y hazme sentir grande Por Adriana Aparicio Sarmiento 7 de septiembre de 2012 Acabo de comenzar el instituto. Lleno de gritos, silbidos, deportistas, animadoras Todo tipo de personajes,

Más detalles

Cristina Tárrega. 10 kilos menos. Los secretos de mis dietas favoritas y todos los consejos para perder peso y no volver a ganarlo

Cristina Tárrega. 10 kilos menos. Los secretos de mis dietas favoritas y todos los consejos para perder peso y no volver a ganarlo Cristina Tárrega 10 kilos menos Los secretos de mis dietas favoritas y todos los consejos para perder peso y no volver a ganarlo Con la colaboración de lola delgado Por qué nos cuesta tanto 1 adelgazar

Más detalles

Rebeca, el hada de la biblioteca

Rebeca, el hada de la biblioteca Rebeca, el hada de la biblioteca María Jesús Cano B i b l i o t e c a C o l e g i o C a m i n o L a r g o Todo empezó el día en que un niño que visitaba con su familia el Parque Rural de Anaga, en la isla

Más detalles

Entrenamiento para Jaulas

Entrenamiento para Jaulas Entrenamiento para Jaulas La gran pregunta del entrenamiento para perros es: jaula o no jaula? Esta pregunta será respondida con otra pregunta: cómo vas a hacerlo? Desafortunadamente, muchos de los métodos

Más detalles

JUEGOS DE CONOCIMIENTO

JUEGOS DE CONOCIMIENTO JUEGOS DE CONOCIMIENTO 01.BINGO Material: ficha se busca y bolígrafo por participante. Se reparte a los participantes una ficha en forma de cuadricula, en cada una de ellas están reflejados items o acciones

Más detalles

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO PERSONAJES: BRAIS MINIMOY: Protagonista del cuento. Es algo curioso y siente pánico cuando no hay adultos con el. MISORA: Habitante del misterioso lugar al que

Más detalles

Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS

Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS 1. FÓSFOROS encender patinar quemar 2. ZAPATO caminar sonarse correr 3. VASO beber encender derramar 4. CLAVEL telefonear oler marchitar 5. ROPA

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

El bosque enfadado. Así fue por mucho tiempo, tanto que ni siquiera el abuelito más viejo recuerda.

El bosque enfadado. Así fue por mucho tiempo, tanto que ni siquiera el abuelito más viejo recuerda. A) COMPRENSIÓN LECTORA E INTERPRETACIÓN: Leer atentamente el texto. Si alguna palabra resulta desconocida, dudosa o imprecisa, recurrir al diccionario común y al de sinónimos. El bosque enfadado. Hace

Más detalles

El último viaje del cóndor

El último viaje del cóndor 90 El último viaje del cóndor a l e j a n d r o g a b r i e l p é r e z r u b i a n o c a l i Nací una fría tarde de agosto, en el año 1992, el 28 para ser más historiadores y menos poéticos, para luego

Más detalles

MEDITAR ES REVOLUCIONARIO

MEDITAR ES REVOLUCIONARIO Aquellos que dicen Paren el mundo que yo me bajo saben que el mundo no se va a detener pero existe una posibilidad Meditar La meditación puede detener y transformar tu mundo porque MEDITAR ES REVOLUCIONARIO

Más detalles

CadaEstudiante.com explorar cuestiones de la vida universitaria y Dios

CadaEstudiante.com explorar cuestiones de la vida universitaria y Dios CadaEstudiante.com explorar cuestiones de la vida universitaria y Dios Contesta Dios nuestras oraciones? Cuáles oraciones contesta Dios? Contestará tus oraciones? Has conocido a alguien que realmente confía

Más detalles

INTRODUCCIÓN. Todo el mundo sabe cocinar con fuego, pero solo un 2 % sabe cocinar. Con esta cartilla lo invitamos a que se anime a cocinar con energía

INTRODUCCIÓN. Todo el mundo sabe cocinar con fuego, pero solo un 2 % sabe cocinar. Con esta cartilla lo invitamos a que se anime a cocinar con energía INTRODUCCIÓN Todo el mundo sabe cocinar con fuego, pero solo un 2 % sabe cocinar con la luz del sol, aunque es muy fácil hacerlo. Con esta cartilla lo invitamos a que se anime a cocinar con energía solar

Más detalles

Terapias con Células Madre, mi experiencia personal

Terapias con Células Madre, mi experiencia personal Terapias con Células Madre, mi experiencia personal Isabel Rojas Paciente con ELA, testimonio en 2010 Un diagnóstico de ELA es un golpe tremendo, es difícil explicar cómo te sientes. Una de las primeras

Más detalles

El diecisiete de mayo de 1824, dos días antes de cumplirse el primer mes de la muerte de Byron, Thomas Moore y John Murray representante literario y

El diecisiete de mayo de 1824, dos días antes de cumplirse el primer mes de la muerte de Byron, Thomas Moore y John Murray representante literario y I El diecisiete de mayo de 1824, dos días antes de cumplirse el primer mes de la muerte de Byron, Thomas Moore y John Murray representante literario y editor respectivamente del poeta cruzaban en silencio

Más detalles

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento LA VIDA DE JESÚS Lección 2 El nacimiento de Jesús Lectura bíblica: Lucas 2:1-20; Mateo 2:1-12 Texto para memorizar: Pensamiento clave: El gran don de Dios es que Jesús vino al mundo para ser nuestro Salvador.

Más detalles

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ Si algunos queremos ser constructores de paz es porque, justamente, somos aún más sensibles ante la importancia que tiene la paz. Se tiene el sentimiento de que la paz es como

Más detalles

OLIVIA ANALISIS DE LOS CONTENIDOS QUE NOS OFRECE EL CUENTO.

OLIVIA ANALISIS DE LOS CONTENIDOS QUE NOS OFRECE EL CUENTO. OLIVIA Hacemos una adaptación del cuento: OLIVIA DE Ian Falconer 2000.Ed. SEUIL JEUNESSE La adaptación consiste en adaptar el texto a cada diapositiva y a dar ideas de cómo han de explicar este cuento

Más detalles

Oficio. En el fondo, cuál es mi oficio?

Oficio. En el fondo, cuál es mi oficio? Carta 1 Gracias por tu última carta, demoré un poco en responder. Discúlpame, pero me haces tantas preguntas! Di vueltas en mi cabeza buscando cómo responderte pero cada pregunta generaba otra y así sucesivamente.

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

Comunidades indígenas: su gente y sus tradiciones

Comunidades indígenas: su gente y sus tradiciones Comunidades indígenas: su gente y sus tradiciones Al norte de Quintana Roo queda la región con mayor desarrollo turístico y urbano de este estado. En ésta, hay una importante población indígena con un

Más detalles

Brujas, princesas y pícaros. Cuentos clásicos infantiles

Brujas, princesas y pícaros. Cuentos clásicos infantiles Brujas, princesas y pícaros Cuentos clásicos infantiles Origen: España Este cuento creció de tantas personas a las que les gustó prestar sus bocas y orejas para compartirlo. Así ha viajado primero por

Más detalles

Los Nativoamericanos y su tierra

Los Nativoamericanos y su tierra Los Nativoamericanos y su tierra 2.1 Introducción En este capítulo aprenderás sobre los nativoamericanos, los primeros habitantes de Norteamérica. Aprenderás de dónde vinieron los nativoamericanos, qué

Más detalles

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz AUTOR: Daby Andrés Gómez bejarano PROGRAMA: Finanzas y Negocios Internacionales. POEMARIO Hoja en blanco Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día con pulso tembloroso intentando

Más detalles

La edad no importa. Margarita Varela.

La edad no importa. Margarita Varela. La edad no importa. Margarita Varela. Doctor, le aseguro que yo no le induje. Soy progre de los 80, hija del más puro decadentismo, pero mi corazón es clásico. Así que, cuando nos refugiábamos en el Saboreateycafé

Más detalles

Al marchar. Levantó la cabeza del libro y se encontró con las particulares casas de la entrada de la ciudad.

Al marchar. Levantó la cabeza del libro y se encontró con las particulares casas de la entrada de la ciudad. Al marchar. Freddy Andrés Calderón Calderón Levantó la cabeza del libro y se encontró con las particulares casas de la entrada de la ciudad. Seguían sin cambios. Sin embargo, creyó distinguir una fina

Más detalles

Descubre lo que puedes lograr

Descubre lo que puedes lograr Descubre lo que puedes lograr Todo comenzó hace muchos, muchos años, cuando Inglaterra y España se enfrentaban en una batalla. Por ese tiempo también existió un pirata inglés llamado Francis Drake, una

Más detalles

TECNICAS DE PRESENTACIÓN

TECNICAS DE PRESENTACIÓN TECNICAS DE PRESENTACIÓN El objetivo de las dinámicas de animación, aplicadas a la Educación es: desarrollar la participación al máximo y crear un ambiente fraterno y de confianza. Pueden utilizarse en

Más detalles

Día 33: Dar los regalos de Dios

Día 33: Dar los regalos de Dios Día 33: Dar los regalos de Dios Me encanta el mensaje de hoy. Me gusta sobre todo la sección de Un Curso de Milagros: Lección 166 Se me han confiado los dones de Dios. A menudo la gente trata de planificar

Más detalles

EL INVERTIDO. Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo.

EL INVERTIDO. Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo. EL INVERTIDO Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo. Son las 7 de la tarde y Manu está a punto de llegar de las clases de baloncesto. Es un chaval guapo

Más detalles

IPEF INSTITUTO PANAMERICANO DE ESTUDIOS DE FAMILIA

IPEF INSTITUTO PANAMERICANO DE ESTUDIOS DE FAMILIA Fuente: Cómo motivar a los hijos: Serie Hacer Familia Los encargos Qué son? Los «encargos» han demostrado ser un medio excelente para educar en la responsabilidad, fomentar la generosidad y ayudar a madurar.

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

Los sueños como un espejo en El túnel de Ernesto Sábato por Kathleen Reber. Ernesto Sábato nació en Buenos Aires, Argentina en

Los sueños como un espejo en El túnel de Ernesto Sábato por Kathleen Reber. Ernesto Sábato nació en Buenos Aires, Argentina en Los sueños como un espejo en El túnel de Ernesto Sábato por Kathleen Reber Ernesto Sábato nació en Buenos Aires, Argentina en 1911. Por las dos Guerras Mundiales, creció en una época de violencia y desesperanza

Más detalles

EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA

EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA 26 de Abril del 2015 (Ext. del Libro Entre el Cielo y la Tierra, Nosotros) www.regresaralorigen.com Descarga del

Más detalles

Mi amigo el Parkinson

Mi amigo el Parkinson Pilar Pastor Madrid / 2011 Mi amigo el Parkinson Hace años que me seguía sin saberlo y un buen día se decidieron a presentármelo, entonces le dije: Me vas a acompañar, pero no te adueñarás de mi vida Cuando

Más detalles

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente Agencia Estatal de Meteorología 2015

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente Agencia Estatal de Meteorología 2015 EL NIÑO Título original: El Niño Texto: Carlos Fernández Freire Ilustraciones, maquetación y coordinación: Julio Aristizábal Arteaga NIPO: 281-15-015-X Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Más detalles

Alegoría de la caverna.

Alegoría de la caverna. PLATÓN, República, Libro VII, Ed. Gredos, Madrid 1992 (Traducción de C. Eggers Lan). LIBRO VII Alegoría de la caverna. La alegoría de la caverna pretende poner de manifiesto el estado en que, con respecto

Más detalles

Puedo tener sexo parado? Sí, hay muchas posiciones en las cuales se pueden tener relaciones sexuales, una de estas es, de pie.

Puedo tener sexo parado? Sí, hay muchas posiciones en las cuales se pueden tener relaciones sexuales, una de estas es, de pie. EROTISMO Es malo el sexo oral a los 12 años? Si fue una práctica realizada entre iguales y para ambos fue satisfactoria, es tan malo como comerse un helado de chocolate estando a dieta. Puedo tener sexo

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

PROGRAMA PARA EL CULTO DE MENORES «MAS VALIOSO QUE EL ORO Y LA PLATA»

PROGRAMA PARA EL CULTO DE MENORES «MAS VALIOSO QUE EL ORO Y LA PLATA» PROGRAMA PARA EL CULTO DE MENORES «MAS VALIOSO QUE EL ORO Y LA PLATA» PROPOSITO DEL PROGRAMA: Despertar en los jóvenes el amor a las madres y la obediencia, teniendo en mente el quinto mandamiento. PERSONAJES:

Más detalles

El extraño caso del amigo invisible

El extraño caso del amigo invisible El extraño caso del amigo invisible Adela Basch Una vez, en un mes de noviembre, cuando faltaba poco para que terminaran las clases, se vio salir de cierta escuela a un chico y una chica tomados de la

Más detalles

Para quienes están en centros de tratamiento

Para quienes están en centros de tratamiento Para quienes están en centros de tratamiento Traducción de literatura aprobada por la Confraternidad de NA. Copyright 2002 by Narcotics Anonymous World Services, Inc. Reservados todos los derechos. El

Más detalles

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE Todo comienza en un Hospital en el que acaba de nacer una bebé a quien le pusieron Matilde. Ella siempre fue diferente a los demás, por ejemplo cuando nació en vez de llorar,

Más detalles

Las Verdades sobre Aprender Inglés

Las Verdades sobre Aprender Inglés Las Verdades sobre Aprender Inglés Lo que ningún profesor te ha contado y las escuelas de idiomas jamás te dirán. Por Maurice Smith ALERTA: Aviso DEMASIADO Importante: Te voy a pedir un favor Pero enserio.

Más detalles

LA IMPORTANCIA DEL SERVICIO

LA IMPORTANCIA DEL SERVICIO LA IMPORTANCIA DEL SERVICIO Vivimos, (dicen los especialistas), en la era donde las instituciones, las empresas y las personas se focalizan mucho en los servicios, servicios para atender necesidades, pero

Más detalles

Conocimiento del Medio 3º Primaria C.E I.P. MARGARITA SALAS EL AGUA. Contenido

Conocimiento del Medio 3º Primaria C.E I.P. MARGARITA SALAS EL AGUA. Contenido EL AGUA Contenido EL AGUA... 1 EL AGUA... 2 INTRODUCCIÓN... 2 EL AGUA EN LA TIERRA... 2 Agua salada y agua dulce... 2 EL AGUA Y LOS SERES VIVOS:... 4 1.- La obtención de agua dulce:... 4 2.- La potabilización

Más detalles

Boletín mensual. (11) Diciembre 2014. Espacio de reflexión

Boletín mensual. (11) Diciembre 2014. Espacio de reflexión Boletín mensual (11) Diciembre 2014 Espacio de reflexión Leía en una revista que el 35% de los niños americanos son diagnosticados con hiperactividad y tratados con fármacos. Uno de los psiquiatras citados

Más detalles

Indicativo vs subjuntivo:

Indicativo vs subjuntivo: Indicativo vs subjuntivo: 100 frases donde elegir http://www.profedeele.es/2014/05/actividad subjuntivo indicaivo ejercicios.html Pon los verbos entre paréntesis en el modo y tiempo adecuados, sin utilizar

Más detalles

DIRECCIÓN NACIONAL DE METEOROLOGÍA - URUGUAY - PRECAUCIONES A TENER EN CUENTA ANTE FENÓMENOS METEOROLÓGICOS ADVERSOS

DIRECCIÓN NACIONAL DE METEOROLOGÍA - URUGUAY - PRECAUCIONES A TENER EN CUENTA ANTE FENÓMENOS METEOROLÓGICOS ADVERSOS DIRECCIÓN NACIONAL DE METEOROLOGÍA - URUGUAY - PRECAUCIONES A TENER EN CUENTA ANTE FENÓMENOS METEOROLÓGICOS ADVERSOS VIENTOS FUERTES A qué se deben? Los vientos fuertes en Uruguay principalmente están

Más detalles

Lo que más me gusta es volar dijo el sapo.

Lo que más me gusta es volar dijo el sapo. El vuelo del sapo Gustavo Roldán El vuelo del sapo de Gustavo Roldán. En El vuelo del sapo. Alfaguara juvenil. 2005. Gustavo Roldán Ilustraciones: Mónica Pironio Diseño de tapa y colección: Campaña Nacional

Más detalles