Iván Wielikosielek BIBLIOTECA VIRTUAL BEAT 57

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Iván Wielikosielek BIBLIOTECA VIRTUAL BEAT 57"

Transcripción

1 Ex Iván Wielikosielek BIBLIOTECA VIRTUAL BEAT 57

2 1. Estoy muy enfermo. Hace tiempo que quiero escribir y ni siquiera me he sentado a la máquina. Me ha costado tanto siquiera poner la hoja en el rodillo y redactar una carta. He permanecido en la tierra sin vuelo en los ojos, sin esperanza alguna de cambiar de situación. He caminado por este barrio en busca de alguna sensación; me he detenido tantas veces frente a una esquina en demolición al ver los escombros y he pensado en esa inmensa fábrica que fue volteada y reducida a rojos ladrillos y oxidados fierros y luego pasó la aplanadora y fue como si nada hubiera habido jamás ahí. Al ver ese predio emparejado y plano pensé en mi vida, en mí mismo, en que quizás ya no queden vestigios de lo que alguna vez se empecinó en levantarse. Pero de todas maneras, tanto ante esa esquina desaparecida como ante las prostitutas ofreciéndose en la vereda (cosa que nunca me es indiferente) no he tenido palabras, o algo mucho peor aún, no he tenido la actitud de sentarme a borbotear palabras. Anduve durante todo este tiempo con una mezcla de aturdimiento y de sordera en los sentidos. Y tal vez esto es lo peor que podría pasarle a un hombre que sólo quería escribir en este mundo. Hace aproximadamente cinco años que no escribo más que cosas esporádicas o espontáneamente

3 enfebrecidas. En cuanto al oficio de escritor, creo que nunca lo tuve ni tuve tampoco la infraestructura para sostenerlo. Pero lo que sí tuve durante mucho tiempo fue la desesperación suficiente, la amargura suficiente, el impulso suficiente. Todo lo que he escrito se sustentaba en estos impulsos primordiales. Diríase una escritura de joven o de adolescente. Después la vida se emparejó hacia el gris y creo que me resigné a que lo natural es el punto muerto. A veces duermo mucho. Me cuesta despertarme y no porque tenga sueño. Eso de quedarse en punto muerto tiene sus ventajas. No se está expuesto y el alma no tiene ninguna obligación y mucho menos restringidas por las condiciones de siempre. Quizás lo que más me mata es que vivo demasiado solo, o llevo esta vida únicamente concebida en función de la soledad. Aunque esta vida es preferible a las variantes que tuve que vivir acompañado. Pero estoy muy lejos de pensar que alguna de estas dos sea la ideal. 2. A veces, ante la fascinación de un golpe momentáneo en la sensibilidad, siento un quiebre repentino en el cerebro y la certeza renovada del impulso de la escritura. Pero luego camino dos pasos y todo ese sentimiento termina diluido en mí mismo y sigo siendo como un pecador que acusa recibo de un estado de gracia cuatro o cinco veces por día pero sólo durante algunos segundos y luego se sabe finito e incapaz de asimilar esa gracia en lo

4 perdurable, aunque más no fuera en lo inmediatamente perdurable de una o dos horas. 3. Me llevo varios libros a la cama y cuando me acuesto a la luz blanca de mi velador, no me puedo concentrar en ninguno. Ayer, Javier me prestó un poemario de Michaux. No lo pude leer; a la primera sobrevolada me pareció tan poco interesante y desabrido... Después tengo "Adiós a la Filosofía" de Ciorán que me prestó Gastón y que tiene algunas frases o ideas muy buenas que me dejan pensando mucho pero que en el fondo no me sirven ni para decidir si tomo o no tomo café. Luego "Bodas en Casa" de Bohumill Hrabal. Sublime. Aunque me clavé en la mitad y no pude seguir. Luego "El Corazón de las Tinieblas" de Conrad con el que no puedo ni quiero arrancar. "Yonqui", de Burroughs, que me parece un libro decadente escrito para adolescentes americanos con fines edificantes (nada que ver con "Naked Lunch"). Y entonces picoteo de todo y mi alma no se posa en ninguna línea en especial. Este estado de incertidumbre literaria me suele durar meses.y al final me vuelvo a quedar con algunas aguafuertes del Gran Roberto, o un cuento de Bukowski o de Conti o algún capítulo de una novela de Gorki, y entonces sí, vuelvo a creer en la escritura. Me siento renovado al menos durante todo un día en el que camino y pienso en todo lo que veo, y entonces Roberto y Hank y Haroldo y Máximo van conmigo y me hacen comentarios a cada paso.

5 4. Siempre que sea una vida, una cama, la pobreza, el dinero que no está. Siempre que sea la noche hundida en la bruma de la niebla o la luna nueva o la luna llena plateando el agua helada de los charcos lamidos por la sombra del galpón del Ex Mercado. Siempre que sea una bronquitis o la fiebre o la gripe que me deja tirado por una semana o el billete de dos pesos que me queda y no puedo gastar. Siempre que sea sólo eso, deberé estar agradecido y tratar de hacer con mi vida lo que pueda. 5. Dos de la mañana y mientras hierve la pava escucho el lado B de "Meddle" de Pink Floyd, Gran Bretaña, Y hay algo que me conmueve de ese lugar y de ese tiempo que viene incluido con la música; ciertas resonancias de una época que me hacen vibrar algunas cuerdas internas. A propósito, "Resonancias" es la traducción más apropiada para "Echoes", que es el único tema del lado B. 22 minutos de duración. Escucho la base que parece funky pero que marca la rítmica de los cuerpos como el mío y que es lenta y con teclados de fondo y la guitarra punzante sobrevolando Cambridge y Córdoba. Yo mismo nací en 1971 y creo que en el día que vine al mundo hubo

6 algo en el aire que también fue captado por el cuarteto más sublime que haya dado el rock and roll. "Meddle" es, de todos, el mejor regalo que me hicieron de bienvenida al mundo. 6. En todos estos grises años locos he tenido varias veces la certeza de que mi tiempo perdido sería descontado implacablemente por la muerte y que lo tendría que recuperar de un modo frenético y productivo. Algo así como inventariar rápidamente en el purgatorio un cúmulo de sensaciones que me han atormentado o esperanzado y que de ninguna manera puedo dejar pasar; así como también necesito testimoniar tantas postales de la calle, tantos hombres y mujeres y niños que están ahí, olvidados y olvidándose de cómo yo los ví, porque ni siquiera ellos van a guardar esas fotografías de sí que con tanto nerviosismo y temor y misericordia les ha tomado mi corazón en las horas pico de mi existencia. 7. Si alguna vez la ves a la Mujer Vendada y te dice "... por qué me despreciás?...no me despreciés..." y te agarra del brazo. Si alguna vez el fantasma de Crespo te pregunta " se lustra, Señor?". Si alguna vez te volvés calles abajo y en Maipú y La Tablada te dicen "Dále papi,

7 vamo'hacé'lamor...", quiero que sepas que son los ecos de esa ciudad que arrasa el día a la noche y los años al presente, pero que siempre siempre vuelven. 8. Siempre quiero vivir una noche más en la ciudad. Entonces una noche, la noche del día final, esa noche, aunque sea sólo una noche, seré un muertovivo. 9. A veces uno es solamente un hombre en un cubo, en un cuarto, en un bar o en una calle, pero un hombre con la nada entre él y el tráfico, entre él y la gente que camina, entre él y los muebles. Si el hombre se para y se mueve, si va a la cocina y prende la hornalla azul del gas por el frío y pone el agua para un té, no quiere decir que ese acto tenga necesariamente el sublime significado que para muchas almas tiene lo cotidiano. No. Ahora es él y el vacío como si de pronto apareciera en Marte, solo con los cráteres y los montes rojos. Porque a veces las cosas que a uno lo rodean se vacían de significados, del sentido espiritual con el que antes estaban llenas. De las cosas ya no emerge nada. Muchas veces tampoco emerge de los libros o de la música. Quizás haya muchos tipos de soledad, no sólo la de un hombre que no tiene a quién ver o a dónde ir, no sólo la de un hombre que extraña

8 compañías que ya no vendrán. Cuando la soledad es un hombre y entre él y lo que lo rodea está el vacío, entonces esa soledad se transforma en una angustia de existir pero sin tragedia alguna. La angustia de existir es volver a ser un niño sin otros niños alrededor, o algo que a veces es peor; ser un hombre al cual se le borró toda la información de la niñez, de modo que ésta pared es para él igual a cualquier pared, el reactivo de un recuerdo no hace que otra vez se desprenda de su alma el perfume de lo que alguna vez él fue o añoró ser. Ya no hay química posible entre la emoción y la percepción. La máquina de su angustia es él, como la bola de un engranaje o de un gran ruleman que se mueve dentro de la maquinaria más compleja de la ciudad, de las calles, de su cuarto, de su silla, y la grasa que lubrica a esa bola es el vacío. Me pregunto cuánto tiempo más puede durar un tipo viviendo así en la ciudad. Más aún, cuando recuerda que alguna vez fue un hombre, que alguna vez una pared no fue la misma pared o una calle no era cualquier calle. Pero ahora todo se ha emparejado hacia la pasmosa indiferencia. Siempre me pregunto cuánto puede durar ese tipo fingiendo la comedia de las almas que buscan en este mundo. 10. De pronto apareció el cuerpo de los dos galpones del Ex Mercado como cada noche de mi vida en que volvía del centro a casa. Cada vez que atravesaba el Puente Maipú y me internaba en el sector más muerto de la ciudad,

9 aparecían los dos cuerpos deformados de esos nobles galpones de color rojo antióxido despintados por los vientos y sus dos aguas de tejas de cemento prefabricado desfondadas o partidas por la intemperie y las lluvias. Los viejos galpones de portones turquesa y verdeoscuros de oxido y muertos. Portones que veinte años atrás se abrían a los camiones y camionetas de chacareros que venían a descargar la mercadería para que después se abastecieran de frutas las verdulerías de la ciudad. Con los fantasmas de esos estibadores y esa perenne luna de los barrios bajo la cual descargaban brillados de plata muerta esos tipos, mi cuerpo se iba a dormir. Y yo no tenía plata en los bolsillos pero sentía cierto alivio al llegar a los galpones, mi templo de la soledad. Juré y recontrajuré que el día en que a esos galpones los tocaran para "recuperarlos", me iría de aquí. Y bien, ahora me enteré casi con asco que eso es lo que va a pasar, que van a poner un museo, un puto museo sucursal de Bellas Artes Nacional que bien me la puede chupar. Los galpones son galpones y no museos snobs de mierda para viejas chupapijas de tapados de piel. Los galpones son los templos para la soledad y este barrio que era de galpones, de fantasmas de obreros del ferrocarril que ya no están y de estibadores muertos, ahora de a poco se va convirtiendo en el satélite del Hiperlibertad. Las sombras como yo tendremos que ir a rezar nuestra profana plegaria de la noche a otro lado. Somos más parecidos a lobos que al resto de la gente. 11.

10 Nadie más volvió por acá. Ni los hombres que se habían ido volvieron ni siquiera por nostalgia. Es otra vez el asco de vivir que paralizó a los pocos impulsos que te dicen que estás vivo. 12. Quise una tarde llamarla por teléfono. Fui a los públicos del Hiperlibertad, puse dos monedas de diez centavos. Atendió su madre. "Hola, está Florencia?"..."Ah, no, no está... de parte de quién?"..."de Iván..."..."Ah, hola Iván, qué tal...no, Florencia ha salido... querés dejarle algo dicho?" "Sí, que mañana la voy a volver a llamar...a lo mejor a la tarde"...."bueno, quedáte tranquilo que le aviso". "Muchas gracias, hasta luego..."..."chau, querido, que te vaya bien". Cuelgo. Vuelvo a casa y me encuentro de nuevo en una soledad extraña, que antes no había padecido. Doy vueltas y estoy algo débil porque hace días que estoy a sopa. Entonces al final me recuesto y me tapo con una frazada hasta la cabeza. Despierto dos horas después, a las nueve y media. Quisiera ir a tomar una cerveza, quisiera dar vueltas por el centro, quisiera volver a mi pueblo y caminar de noche por las anchas calles de tierra. Quisiera tener dos metros de vida por delante aunque sea, pero no los tengo y debo inventar algo todo el tiempo. Entonces vuelvo a inventar la soledad con una multitud de seres en mi cerebro que ya se han muerto pero que yo revivo.

11 13. Un ojo tras el vidrio de un bar puede enfocar las obsesiones clavadas detrás de la ventana. Un ojo tras el cristal sucio del tren puede retener una visión fugaz de un chico semidesnudo saludando desde el rancho prefabricado de una villa. Un ojo tras el cristal quebrado de mi ventanal de hotel y el mundo es una porción de noche que muestra su ilimitada fascinación mucho más allá de la pobre percepción de los hombres. 14. Una imagen: los galpones del Ex Mercado dorados del polvillo de bronce de la madrugada como aserrín del sol crepuscular y del sucio óxido suburbano que despierta. Y yo también despierto y me voy camino al centro mientras mi vida vuelve a amanecer al mismo y lánguido día de siempre. Y más tarde los galpones al ocaso serán esos templos con perros y un cuidador que les silba y los conteiners verdes y azules del basurero descargados en cubos inmensos. Y a la noche la soledad será más fría; soledad de galpones masacrados de redentor olvido y la esfera gastada en un borde lunar como una moneda sin valor y las ansias de sucumbir y mi cuerpo que vuelve de la noche y se quiere recostar de nuevo. Una y mil veces viví así todos estos días que eran el mismo día.

12 15. Siempre caminando entre galpones, depósitos de paquetes, olor a sótanos en días domingos. Siempre caminando entre camioneras de mudanzas, portones clausurados, fábricas abandonadas. Y debieras haber sabido que detrás estabas por siempre vivo y condenado también y que se iba muriendo tu pasado. Las curvas de las calles de tu barrio y los chicos siempre pateando bajo tu ventana; Gustavito, Ezequiel, Gabrielcito, Maxi. Los callejones atravesados de tu barrio y los chicos aplacados de tedio, siempre sin saber qué hacer cuando caía la tarde. 16. Tenés todos los miedos en una visión y todas las ansias en un solo deseo. Tu madre con la boca paralizada por la epilepsia mordiéndose la lengua enloqueciendo en el pueblo y se pasó tu tiempo. No la asesinaste cuando debías, no te la cojiste cuando lo deseabas y ahora vas a caminar eternamente sobre los huesos de todos esos animales molidos que fuiste una vez y ahora son la enterrada osamenta de todo lo que está muerto. Todas las visiones caben en un fósforo encendido en la conciencia. Todos los miedos desembocan en la perspectiva siniestra de cualquier calle retorcida del pueblo de tu infancia.

13 17. No existe la vejez cuando uno piensa que todavía tiene que moler a palos la eternidad. 18. Sólo dos veces vas a morir de cara a la luna helada de tu barrio y sólo después de la segunda vez te van a enterrar. Después de la primera te van a huir. 19. Esperá otra noche más y no sientas culpa por lo que viene. 20. Cuando todos caminan la calle arruinada yo me estoy yendo. No tengo casa pero es algo parecido a volver a casa. No tengo iglesia pero está el viejo edificio del Ex Mercado. No tengo deseos en la noche y es invierno pero al salir, el aire fresco es como el aire enfriado en el verano y no es un día más. Jueves a la noche y sé que

14 muchos saldrán a resucitar o a buscar algún amor fugaz cuando yo me encierre con algunos libros, la máquina de escribir y todas estas ganas de no asomar la nariz al mundo. 21. En las calles calentadas por el viento hay un crimen sin edad. Hay hombres con manos paspadas como dos viejos membrillos y una adolescente con dos hijos en un Fíat 600 roto y cierta sensación siniestra de lo irrecuperable en las veredas vaciadas por el viento del norte o en los retretes públicos de la plaza donde van a mear los vendedores ambulantes y las almas ambulantes. Y hay un crimen en silencio cuando se pasan las horas ruidosas de la siesta enferma en el barrio y un tipo de vaqueros viejos y meados está sentado en el alero de una casa de repuestos cerrada. El tipo come yogurth del tarrito plástico con el dedo negro que unta la crema y se lo lleva a la boca y mira el tráfico con sus ojos de vaca preñada o de hombre abortado de la vida. En la zona de la estación de trenes a estas horas un chico deficiente (Huguito) ve partir el tren y empieza a correr por el terraplén en puntas de pie cuando suena la bocina del final contra los tinglados de chapas. En la vía pública empapelada de propagandas y en los bares para viejos y para tipos que no tienen a dónde ir ni a dónde permanecer, hay un crimen sin contar ni juzgar, hay un crimen sin asesinados ni asesinos y no obstante hay algo que sangra en muchas almas y no es precisamente el pecado original ni la

15 sangre por derramar que ellos trajeron a la tierra. Hay un crimen sin edad tan viejo como el olvido y mientras camino por las vías rumbo a mi tumba, veo en la subida de Maipú que se empalma con Esquiú aquel cartel inmenso de Cerveza Córdoba con tres futbolistas y aquel slogan que dice: Córdoba cambió para vos. Y yo le respondo: pero no para mí. 22. Tenés la loca medianoche que siempre vuelve y tenés esa luna asesina de vagabundos. Tenés ese puñado de dolor en el estómago y esa acidez hecha un nudo y tu cena de pan y mortadela y de cerveza Schneider y tus impulsos resucitados por el alcohol. Sólo unos minutos de lucidez, de rabiosa polenta de vivir que es la otra cara de tu sed de tinieblas y las dos gritan el mismo grito adentro de tu cabeza. Y tenés las sienes acuchilladas de soledades y sabés que la gente volverá a ser extraña por las calles cuando pronto salgas a dar desesperadas vueltas con la campera de corderoy de tu primo muerto. Y que tu ciudad de tanto caminarla se hizo insípida. Tenés la loca medianoche que otra vez te envuelve y lo que queda de tu cena de alcohol y fiambre, mendrugos de tu pena. 23.

16 Así que te vas a ir y no sabés todavía a dónde... El día que doblés por última vez tu camisa roja será el momento de partir. Así que te vas a ir... Y mientras tanto el mismo día cada día, el mismo vía crucis urbano, la nada, las esquinas de polvo y soledad, la aceptación de la muerte de cada atardecer. El día que guardés las medias de San Lorenzo en un cajón y no pensés en nada, se te anunciará la muerte pero mientras tanto habrás de soportar esa vida, los barrios pobres, la lumbre escasa de dos ojos, una nueva ventana negra que se apaga. 24. Una pobre chica de mi barrio cruza la calle y es el atardecer del tedio. Y aunque es feriado y las calles están tranquilas, no hay nada que esperar de la noche y menos aún de los días que vendrán. Pero la chica que hoy no trabajó, ha ido a la peluquería y se ha teñido el pelo de fucsia y ahora cruza la calle con una bolsa repleta de mercaderías. Y le cuenta a una vecina que ha hecho una torta en la tarde y que ha hecho también algunos llamados y que tendrá a unas amigas de visita para festejar su cumpleaños. Pero después de la medianoche volverá a tener la misma vieja piel colgada en el perchero de su rutina y se acostará quizás con unas raras ganas de vivir que no recordará su piel al otro día. 25.

17 Muchachos, qué esperan parados ahí, en el portón de la camionera en este atardecer tórrido, con los brazos cruzados un día como de verano metido en el mes de julio? Qué esperan con los acoplados de lonas naranjadas y el tedio de las seis? La espera de algo extraordinario para la noche que una vez más vuelve a agitarse en los sentidos y que siempre acaba como un pálpito? Como un número de tres cifras que se les cruza repentinamente a la cabeza y que al otro día no sale a la quiniela ni a los cien Tenía su vida de pobre y la botella de vino Rugantino al costado del mueble de cocina en el piso desnudo y limpio y cuando caía la tarde llenaba medio vaso y lo tomaba de a poco a la luz de la cocina que daba al este y de a poco se iba filtrando por el cristal sucio que daba a Félix Frías y por sus ojos la sombra del mundo viniendo desde el levante, el aire denso del ocaso que volvía. Era la peor hora en su vida y no tenía nada que hacer. Dentro de algunos días debería abonar el alquiler y sólo había juntado 110 pesos de los 160 que debía. Por lo demás, hacía varios días que estaba a pan, sopa y fideos. Pronto se le iban a acabar incluso los fósforos, y el solo hecho de comprar una caja grande ya era para él todo un presupuesto. Tuvo cierta languidez en el estómago, ciertas ganas de comer aunque sea un sandwich de mortadela. Pero no quería tocar esos 110 pesos y a la vez

18 no quería gastar 50 centavos en algo que se acabaría tan rápido. 50 centavos era en todo caso una lata de tomates para una salsa que duraría 3 días, y si tuviera heladera, mucho más. 50 centavos podrían ser dos llamadas por teléfono locales para pedir plata prestada, llegado el caso, o para algún suceso extraordinario que le reportara algunos pesos por algún trabajo. Por esos días se conformaba con La mesa vacía y desnuda, los pisos fríos, tu cama baja contra la pared y es de mañana. Una luz de invierno entra por los vidrios quebrados de la ventana y tu cuerpo desierto se despierta, se mete al baño y cuando salís, lo ves en el hueco de tu cuerpo entre las cosas: la mesa vacía y desnuda, los pisos fríos pelados, la cama baja contra la pared sin vos tirado. Otra vez así está tu vida, viviendo en un desierto rentado a 160 pesos cada mes y por eso tenés esa amnesia cada vez que despertás. Y por eso no tenés nada que esperar del día cada vez que despertás. 28. En la terraza del frente contra el cielo celeste sucio de la tarde, sólo esto: un tanque cuadrado y húmedo de cemento, dos antenitas decodificadoras de canales de

19 cable, unas rejas oxidadas de magenta saltada, el caño de lata abollada de una chimenea y en la soga de la ropa la bombacha roja de la gringa del primero que sacude el viento. 29. A veces estoy acá sentado en la mesa de tablas mirando por la ventana y me siento como en el camarote de un barco anclado por tiempo indeterminado en esta ciudad sin mar. Y miro por este vidrio resquebrajado al horizonte de construcciones de hormigón carcomidas, al horizonte con los galpones del Hiperlibertad o de construcciones viejas o de casitas clase media empobrecidas. Y mientras miro, me digo este barrio, esta ciudad, esta vida. Porque cuando no miro y salgo a la calle, yo soy uno más de los que viven su drama personal, su indiferencia personal, su pasmosa falta de interés personal por el mundo. Pero cuando yo me voy, alguien que soy yo mismo se queda mirando también por la ventana y ve también oscurecer. Entonces el aire se va mixturando con las chispas de la noche como si un cofre de polvo de luz se mezclara con polvo de carbón cada vez más tóxico y espeso y lo dorado fuera desapareciendo de a poco. Y cuando estoy aquí, de repente siento que ese otro que se queda mirando por la ventana asiste a la proyección de todas las visiones posibles. Las horas que paso afuera no tienen nada que ver con estas horas de contemplación distante. Estoy en el casco de un barco desfondado y contemplo este sitio

20 en donde estuve anclado tanto tiempo. Cierto inexplicable desdoblamiento de indiferencia me sacude porque aquí viví mi vida mientras miraba por la ventana, melancólico o vencido, con una impaciencia muy atrás de todo sentimiento, una impaciencia por zarpar ya de esta ciudad sin mar. Quizás todo lo que hice fue esperar a que el mar volviera. 30. En esta tarde el invierno y el silencio. Y también algún camión que arranca en el galpón del frente. Y también las voces de unos chicos en el fondo del murmullo pero por sobre todo el viento. El viento y la soledad y un tipo que pasa por la esquina con una bolsa de pan y se para y mira a ninguna parte y ya se sabe: es pobre. El sol le parte la cara en dos mitades. El sol frío de agosto a las cinco y el viento también le parte la cara. Ese rostro oscuro y hachado por la escasez de vivir así. Los árboles sin hojas, ramas de huesos, que pasan a la altura de los techos se agitan crepitando en el viento su leña sin quemar y más atrás la bandera blanca del Hiperlibertad y más abajo la celeste y blanca del país desierto que flamea sucia. Y más abajo las paletas extractoras de aire del supermercado y también la ropa colgada en la terraza de la gringa del frente y los cables. Todo se agita en esta tarde de viento y desierto como el pelo de esa chica de rojo que camina apurada con el uniforme azul del Hiper y que estará marcando tarjeta en dos minutos. Y el viento barre la calle Félix Frías de hombres y papeles y bolsas.

21 Y el hombre de la esquina mira a los costados y agachando la cabeza cruza el tráfico y sigue por Ibarbalz empujado por el viento que es lo único que lo infla. 31. Demasiados camiones descargan y tienen largos acoplados blancos y van cubiertos de lonas anaranjadas y chasis color ladrillo o turquesa, camiones de carga nuevos o destartalados. Demasiados camiones descargan y se lee ENCOMIENDAS EL GRINGO FELIX FRIAS 924. Se abren, se cierran los portones grises y la playa de cemento sin barrer y las cajas arrumbadas en el galpón y los hombres de siempre fumando en la puerta tras el mostrador con los envíos. Los hombres de siempre esperando mientras llueve con unas camperas de cuello levantado en el invierno charlando, hojeando suplementos de revistas viejas o saliendo a mirar el culo de las promotoras del Hiperlibertad que pasan. Y luego llegan furgonetas, pickups cargadas de paquetes. Y luego llegan camionetas y empieza a caer la noche y se enciende la bombilla de mercurio en lo alto y los galpones son el alma de las manzanas herméticas. Demasiados camiones zarpan y salen por las rutas del país rumbo a otros idénticos galpones donde otros hombres que casi no hablan también esperan. 32.

22 Yo quisiera que la noche no pudriera a los gatitos, o que un pibe de 20 años que escribe a máquina no tenga deseos suicidas de arruinarse la vida ahora mismo. Yo quisiera que las sombras me cubran pero no que me oscurezcan; que las veredas en penumbras sean mi camino angosto y no el pasillo apretado de las pocas cuadras que me quedan hasta mi tumba. Que la esquina vacía y el círculo rojo del semáforo no me digan Stop. Es inútil que sigas. A la vuelta manzana no hay nada más que tu propia soledad. Yo quisiera que la noche no siembre más los vientres muertos de mujeres mal nacidas ni angustie los fetos de los chicos por nacer. Que no vuelvan negros los vientres blancos de las mujeres que llevan la luz, para devolvérsela a la noche en forma de hombres que pronto caminarán sin rumbo. 33. Puede que no tenga dónde ir por las noches y que esta mañana sea como de primavera metida en el invierno, cuando se sabe bien que este día es y será igual al anterior y al siguiente y al próximo también. Pero estoy sentado aquí, en mi mesa de cuatro tablas plegables mirando por la ventana la camionera del frente mientras algunos hombres descargan cajas de mercadería en el galpón. Y quiero decir que de todos modos agradezco estar aquí, y que quizás por uno o dos meses escapé a la crueldad de esas horas en las que tenía que salir por ahí porque no tenía un sitio seguro para estar. Hoy quisiera

23 verlo todo a través de este ventanal de hotel y no me importa que sea mi cuarto rentado o que yo nunca vaya a tener un lugar más seguro que éste que alquilo cada mes con el ochenta por ciento de lo que gano. Hoy no quisiera mezclarme con la gente, con la raza, con sus problemas, con la maldita ciudad. Hoy no quisiera meterme en los remolinos humanos de donde nunca se sale del todo entero. Hoy sólo quiero quedarme acá sin varios cables a tierra. Sin la fricción necesaria de la calle. Sin necesitar nada que no esté entre estas cuatro paredes. Sólo estoy sentado aquí sabiendo que me hice un poco más viejo y algo delicado también, porque elijo mientras puedo. A lo lejos veo los redondos huecos de los ventiladoresturbinas del Hiperlibertad y las paletas que se mueven con lentitud. Y más atrás, en la bruma de un día de cielo sucio, la rosada masa indefinible de los monoblocks Stabio. No es bueno lo que me pasa, es cierto. Sé que soy un perfecto egoísta por más que tenga la excusa de estar harto. Lo cierto es que cuando estoy así, de alguna manera el mundo empieza a pasar por mi ventana y después por mi sensibilidad hastiada de la intemperie y luego por mis deseos. Cuando el mundo viene a uno es menos cruel. 34. Ahora que los días empezaron a ser tranquilos, ni crueles ni felices, ahora que las chicas no me hacen sufrir por dentro, ahora que ellas no son ni el infierno ni el paraíso y en todo caso parecen aperitivos pequeños comparadas a

24 los libros y novelas que me esperan por las noches, ahora que mis pasiones bajan lentas, quisiera leer otra vez La Ilíada. Y volver a estudiar Letras Clásicas y meterme de lleno en el mundo de los griegos y los romanos. Es un mundo muy hermoso en donde a pesar de las guerras y de las matanzas había un motor interior que siempre tenía que ver con el infinito, es decir, tendiente a desembocar en el gran útero universal. Volver a esas lecturas me trajo siempre una gran paz. 35. Si hay que concebir a las pasiones como parte de algo más amplio en vez de concebir a todo el mundo perceptible como parte de las pasiones, entonces me siento un poco liberado. Y esto porque vislumbro los rebordes de ese algo y es como si viera a lo lejos la silueta de una ciudad enorme y desconocida a la que me acerco y hierve en la bruma. Una ciudad inmensamente ansiada. Así que allá voy, dejando siempre atrás a un pueblito del que es necesario escaparse siempre. 36. Dentro de un siglo o algo así, es muy posible que esta ciudad ya no se llame como se llama ni pertenezca al país que pertenece. O que aún se llame así pero en el fondo no sea la misma. O que el país tampoco sea el mismo

25 aunque se siga llamando igual. En definitiva: una ciudad más que se olvida de sí. Un país más que ha sido tan cruel con sus hijos. 37. Duerme el trabajo en las manos de un hombre tirado entre los sacos de harina de un silo. Entre el pan de los estantes y la bolsa vacía; entre la mano de la panadera y la mano del hombre, existe un abismo y un puñadito de monedas opacadas de pobreza. El invierno es negro en las esquinas sucias, en las casas abandonadas y en los hombres viejos. El invierno es rojo en los quirófanos públicos. Los camiones del barrio se agazapan a la noche en un inmenso terreno baldío. Sus viejas trompas de lata soportan las heladas. Mi máquina de escribir de teclas duras por la escarcha, mi mesa de cuatro tablas, mis manos, estas manos que alguna vez fueron las de un niño y que un día harán el nudo de la soga que me cuelgue. Están las grandes luces de la ciudad que son los neones y los cadmios; están las medianas luces que son las vidrieras de los bares o las ventanas encendidas de los pisos; y están las más pequeñas que son los derrotados

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons LA OLA Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Desde hace unos días cuando le tiro la pelota a Chispa, no sale corriendo a por ella para luego volver a traérmela. Los papás me han dicho

Más detalles

El par de zapatos. Pierre Gripari

El par de zapatos. Pierre Gripari El par de zapatos Pierre Gripari Había una vez un par de zapatos que estaban casados. El zapato derecho, que era el señor, se llamaba Nicolás. Y el zapato izquierdo, que era la señora, se llamaba Tina.

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

La nueva aventura. s a r a g i r a l d o j i m é n e z p e r e i r a

La nueva aventura. s a r a g i r a l d o j i m é n e z p e r e i r a 46 La nueva aventura s a r a g i r a l d o j i m é n e z p e r e i r a Nací el 20 de octubre de 1995 en Pereira, Risaralda. En mi tiempo libre estudio danza, música, técnica vocal y teatro, pues son las

Más detalles

La increíble historia de Kiki y Sabrina

La increíble historia de Kiki y Sabrina La increíble historia de Kiki y Sabrina Puede que pienses que la historia que voy a contarte es un cuento, pero no es así, porque los cuentos se inventan y no ocurren de verdad. Sin embargo, la historia

Más detalles

SINTESIS. La Mujer Maravilla

SINTESIS. La Mujer Maravilla SINTESIS La Mujer Maravilla Cuando digo La Mujer Maravilla me refiero a ella, mi madre. Muchos se preguntarán Por qué? Lo cual es muy fácil de responder para mí. Ella, Laura Plaza, es una mujer luchadora,

Más detalles

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

Yo despierto... Me despierta el contacto de ese objeto frío con el miembro. No sabía que a veces se puede orinar involuntariamente.

Yo despierto... Me despierta el contacto de ese objeto frío con el miembro. No sabía que a veces se puede orinar involuntariamente. Yo despierto... Me despierta el contacto de ese objeto frío con el miembro. No sabía que a veces se puede orinar involuntariamente. Permanezco con los ojos cerrados. Las voces más cercanas no se escuchan.

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

POESÍA Y MÚSICA PARA LA PAZ

POESÍA Y MÚSICA PARA LA PAZ POESÍA Y MÚSICA PARA LA PAZ Ángeles Mora Fragoso Licenciada en Filología Hispánica Escritora Las hojas muertas Igual que me sostiene la tibia sensación de estar cayendo por la ladera dulce del otoño de

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO.

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. 1 Puente la reina es un pueblo montañoso de Navarra. En éste pueblecito precioso y lleno de vegetación, el aire que se respira es sano. Hay un

Más detalles

al lado del surtidor. Al principio me hizo arder la piel pero si me enjuagaba rápido podía darme el primer baño completo desde que empecé a andar por

al lado del surtidor. Al principio me hizo arder la piel pero si me enjuagaba rápido podía darme el primer baño completo desde que empecé a andar por al lado del surtidor. Al principio me hizo arder la piel pero si me enjuagaba rápido podía darme el primer baño completo desde que empecé a andar por las rutas. Me di un buen remojón sentado en la pileta,

Más detalles

17 cigarrillos. Hiperventilo y me desmayo.

17 cigarrillos. Hiperventilo y me desmayo. 17 cigarrillos - Sobrevivir lo que se dice sobrevivir no. - Cómo? - Que no sobreviví al apocalipsis. - Pero estás aquí. Vivo. - Sí, ya, pero sobrevivir parece que habla de gente que se salva en el último

Más detalles

SEAMOS AGRADECIDOS ENTRA LA MADRE: Y MÁS PANZA, CLARO CUANDO TENÍAS EL VIEJO COCHE, TE IVAS HASTA EL SUPERMERCADO PARA UNA SOLA BOLSITA.

SEAMOS AGRADECIDOS ENTRA LA MADRE: Y MÁS PANZA, CLARO CUANDO TENÍAS EL VIEJO COCHE, TE IVAS HASTA EL SUPERMERCADO PARA UNA SOLA BOLSITA. SEAMOS AGRADECIDOS Títeres Jesús es tu amigo Usado con permiso PROPÓSITO: Enseñar a los niños a valorar y ser agradecidos hacia Dios y al prójimo PERSONAJES: PADRE MADRE JOSÉ PAULA SITUACIÓN: El interior

Más detalles

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

CORRIENDO POR LAS CALLES

CORRIENDO POR LAS CALLES CORRIENDO POR LAS CALLES Por: Leydi Rocío Silva Rangel Era tarde sin duda alguna, tuve que apagar el celular por que me canse de mirar una y otra vez la hora. El tiempo parecía haberse detenido, no avanzaba,

Más detalles

Algar Editorial. La casona

Algar Editorial. La casona La casona Mi casa no era un castillo, pero se parecía mucho porque era de piedra, y tan grande que todos la llamaban «la casona». Entonces yo vivía en lo más alto, en el desván, y se estaba bien allí.

Más detalles

METALOGO. PAPITO, POR QUÉ SE DESORDENAN LAS COSAS?.

METALOGO. PAPITO, POR QUÉ SE DESORDENAN LAS COSAS?. METALOGO. PAPITO, POR QUÉ SE DESORDENAN LAS COSAS?. Hija: Papá Por qué se desordenan las cosas?. Padre: Qué quieres decir? Cosas? Desordenarse?. Gregory Bateson. Hija: Bueno, la gente gasta mucho tiempo

Más detalles

y con la sangre de mi propio barro se levanta.

y con la sangre de mi propio barro se levanta. Repetición El día termina envejeciendo y enterrándose, sin dejar nada como todos. Y nosotros, habitantes de ese mismo día lo recibimos en el mismo sitio, con el mismo traje y el saludo hecho de antemano.

Más detalles

29. JESÚS EN CASA DEL FARISEO

29. JESÚS EN CASA DEL FARISEO 29. JESÚS EN CASA DEL FARISEO 103 Josep Maria Torras 104 Uno de los fariseos le rogaba que comiera con él; y entrando en casa del fariseo se recostó en la mesa. (Lc 7,36) Hace tiempo que quiere salir del

Más detalles

Como sombras de barco

Como sombras de barco POEMARIO ISSN 1692-5858. No. 14 Diciembre de 2009 P. 141 Como sombras de barco Nora Carbonell Muelle de Puerto Colombia, abril de 2009 La herrumbre del desamparo entra por la ventana que forma la baranda

Más detalles

Los diez mandamientos según mamá

Los diez mandamientos según mamá DIRÁS NO A LAS DROGAS DIRÁS NO A LAS DROGAS Las drogas son malas, nunca van a hacerte bien, pueden hacerte más o menos mal, pero nunca te van a hacer bien. Las drogas te hacen ser otra persona, te hacen

Más detalles

2. ABRÁZATE. Abrázate a la noche. si no alcanzan el suelo tus pies. Abrázate a la noche. si hasta el alma tienes del revés. Abrázate a la noche

2. ABRÁZATE. Abrázate a la noche. si no alcanzan el suelo tus pies. Abrázate a la noche. si hasta el alma tienes del revés. Abrázate a la noche 1.SALMO 151 Yo me decía, como en un mismo salmo: Cómo ver cuando ahora no hay más que noche en mi vida? Cómo seguir caminando con la garganta quebrada y el corazón roto? Cómo andar este tramo de desierto

Más detalles

M.T.Peirotti van Zandweghe. Directora IPEM 130-1 -

M.T.Peirotti van Zandweghe. Directora IPEM 130-1 - M.T.Peirotti van Zandweghe Directora IPEM 130-1 - Año: Segundo Sección: A Turno: Mañana Profesora: Licenciada Yolanda Cabral. Asignatura/departamento: Lengua Castellana Escuela: I.P.E.M. 130 Raúl del Llano

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

I Concurso de "TUITS" de amor

I Concurso de TUITS de amor I Concurso de "TUITS" de amor Por alumos y alumnas del IES Carmen y Severo Ochoa. Luarca 1 Creemos un pequeño infinito juntos. 2 3 4 5 Cuando no puedo dormir, mirarte dormida a mi lado es otra forma de

Más detalles

Carmen y Sylvie ya están en el tren. Hay mucha gente dentro y casi no pueden andar. Por fin llegan a sus sitios.

Carmen y Sylvie ya están en el tren. Hay mucha gente dentro y casi no pueden andar. Por fin llegan a sus sitios. Carmen y Sylvie ya están en el tren. Hay mucha gente dentro y casi no pueden andar. Por fin llegan a sus sitios. II Hace mucho calor. Carmen se quita la chaqueta. Sylvie abre su gran bolso y coge una botella

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños KidS adivinanzas! Ministerio para niños Disfruta de estas adivinanzas Dicen que soy rey y no tengo reino; dicen que soy rubio y no tengo pelo; afirman que ando y no me meneo; arreglo relojes sin ser relojero.

Más detalles

Un milagro inesperado

Un milagro inesperado Un milagro inesperado El toque de Jesús. Una ocasión Jesús iba a una ciudad llamada Naín, y al llegar a la entrada de la ciudad se topó con un grupo de personas que llevaban a un joven a enterrar; este

Más detalles

Cuando los niños son gemelos solitarios

Cuando los niños son gemelos solitarios Cuando los niños son gemelos solitarios Loretta Cornejo La mayoría de los profesionales que trabajamos con los niños y sus familias, cada uno de acuerdo a su marco teórico, tiene una especie de guía para

Más detalles

COTI : Antes que ver el Sol

COTI : Antes que ver el Sol COTI : Antes que ver el Sol Si te vas, se me va a hacer muy tarde y además, sólo intento cuidarte ay cuando, mi vida cuando va a ser el día que tu pared desaparezca Fabriqué un millón de ilusiones prisioneras

Más detalles

PEDRO VÍLLORA: La muerte

PEDRO VÍLLORA: La muerte La muerte Pedro Víllora Un pequeño claro en el bosque. Diana entra corriendo. Agitada, se detiene a tomar aliento, mira hacia atrás, se acerca a un matorral y se esconde. Enseguida aparece Rosa. En las

Más detalles

Una mañana bajó al río con un puchero de cobre para llenarlo de agua, mezclarla con la harina y así poder hacerse un pan.

Una mañana bajó al río con un puchero de cobre para llenarlo de agua, mezclarla con la harina y así poder hacerse un pan. El Príncipe Serpiente Hace muchos años en una pequeña ciudad de la India, vivía una mujer viejecita tan pobre, que sólo tenía harina seca para poder comer. Una mañana bajó al río con un puchero de cobre

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

Me llamo Adolfo, y soy un lobo. Nací en el bosque que se ve a mis espaldas. El bosque es mi casa. En él hay de todo lo que necesito para vivir: gansos, cerditos, conejos y otros manjares. Muchos dicen

Más detalles

sesión 5: recurso de maestros JUEGO DE ADIVINAR Recién nacido a cuatro meses

sesión 5: recurso de maestros JUEGO DE ADIVINAR Recién nacido a cuatro meses sesión 5: recurso de maestros JUEGO DE ADIVINAR Recién nacido a cuatro meses Duermo por largos periodos de tiempo. Necesito que mis padres satisfagan todas mis necesidades para poder empezar a confiar

Más detalles

prueba de comprensión de lectura prueba de comprensión auditiva Código de examen: 02

prueba de comprensión de lectura prueba de comprensión auditiva Código de examen: 02 Viernes, 20 de mayo de 2011 prueba de comprensión de lectura prueba de comprensión auditiva Código de examen: 02 2011 instituto cervantes Las hojas de respuestas serán tratadas mediante un sistema automatizado

Más detalles

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE Todo comienza en un Hospital en el que acaba de nacer una bebé a quien le pusieron Matilde. Ella siempre fue diferente a los demás, por ejemplo cuando nació en vez de llorar,

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

Día 7: Salir de la deuda Pagar hasta el último centavo!

Día 7: Salir de la deuda Pagar hasta el último centavo! Día 7: Salir de la deuda Pagar hasta el último centavo! Me encanta el audio de hoy. Hablo de cómo la palabra Dios está muy cargada para mucha gente. Algunos cerrrarán la puerta, para nunca ser abierta

Más detalles

EL SUEÄO DE OTTO. Lo ves, Sylvie, no hay duda: todos estos madrileüos se van de vacaciones le dice Carmen.

EL SUEÄO DE OTTO. Lo ves, Sylvie, no hay duda: todos estos madrileüos se van de vacaciones le dice Carmen. AquÅ tienes el comienzo del segundo capåtulo de El sueäo de Otto. Falta la primera frase. ÇSabrÅas decirnos dénde estñn las dos amigas que hablan? ÇEn quö Öpoca del aüo tiene lugar esta conversacién? ÇSon

Más detalles

Iglesia Evangélica ADE RONDA NO MIRANDO ATRÁS

Iglesia Evangélica ADE RONDA NO MIRANDO ATRÁS 1 NO MIRANDO ATRÁS De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Corintios 5:17 I. SOY NUEVA CRIATURA. Cuando la Biblia habla de

Más detalles

Assessment: Daily Life in the Roman Empire

Assessment: Daily Life in the Roman Empire Name Date Conocimiento del contenido Assessment: Daily Life in the Roman Empire Encierra en un círculo la letra al lado de la mejor respuesta. 1. Qué esperaría ver un visitante extranjero en el Foro romano?

Más detalles

TESTIMONIOS: EL MUNDO DEL ALCOHOL

TESTIMONIOS: EL MUNDO DEL ALCOHOL TESTIMONIOS: EL MUNDO DEL ALCOHOL PROYECTO "Tecnologías de la Información y Comunicación en la formación de los profesionales de la Salud AUTORAS: - GABRIELA JHOANA ENRÍQUEZ CHAPA - ERIKA ALEJANDRA ERAS

Más detalles

Veo un País. Autor de la letra: David Flies Jero Cilveti Autor de la música: Ivis Flies

Veo un País. Autor de la letra: David Flies Jero Cilveti Autor de la música: Ivis Flies Veo un País Autor de la letra: David Flies Jero Cilveti Autor de la música: Ivis Flies Veo el Sol por mi ventana; acariciando la montaña. Mares y ríos con sus sonidos cantándome al oído. El cielo, con

Más detalles

Reglas del juego PREPARACIÓN. Casas. Panadería. Carnicería Colegio Ayuntamiento Torre. Madera Cereal Ladrillo

Reglas del juego PREPARACIÓN. Casas. Panadería. Carnicería Colegio Ayuntamiento Torre. Madera Cereal Ladrillo 2 El padre de Inga fabrica ladrillos. Primero coge barro húmedo de la tierra, y luego le da forma de ladrillo. Después mete los ladrillos en un horno. En el horno, el calor vuelve los ladrillos de color

Más detalles

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida?

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Personajes: Dolores Churrusco, una mosca que se quedó encerrada en una habitación Jengibre, una mosca demasiado culta Solamente la mitad del escenario

Más detalles

Las Palmas y la alegría

Las Palmas y la alegría Las Palmas y la alegría Déjenme que les diga en seguida cuánto quiero a Las Palmas. De chico, aquí descubrí el aire de Tafira. Íbamos de excursión, desde Tenerife; me trajo un correíllo de los de antes,

Más detalles

La abuela electrónica

La abuela electrónica La abuela electrónica Silvia Schujer Mi abuela funciona a pilas. O con electricidad, depende. Depende de la energía que necesite para lo que haya que hacer. Si la tarea es cuidarme cuando mis padres salen

Más detalles

lección Completa con se + CD les los bocadillos Se los le la ropa le el vino les las verduras

lección Completa con se + CD les los bocadillos Se los le la ropa le el vino les las verduras CI a le, les) + CD lo la los las) Le les se le las chanclas Se las le Se la le el pastel Se lo les los bocadillos Se los Completa con se + CD le Se las le la ropa le el vino les huevos les las verduras

Más detalles

mierda, insultos anónimos en la noche, borracho de mierda, déjanos en paz, llamadas de teléfono, mientras tuve línea No se han privado de nada.

mierda, insultos anónimos en la noche, borracho de mierda, déjanos en paz, llamadas de teléfono, mientras tuve línea No se han privado de nada. mierda, insultos anónimos en la noche, borracho de mierda, déjanos en paz, llamadas de teléfono, mientras tuve línea No se han privado de nada. Hace meses que están decididos a librarse de mí. Ahora que

Más detalles

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva.

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva. 1. DAME DE BEBER Dame de beber del Agua viva del Agua viva. De esa que dice la gente que cuando la bebes no tienes más sed. De esa que te abre la mente, que te hace más fuerte y empuja tus pies. Dame de

Más detalles

LOS PIXEL "LO ULTIMO QUE SE PIERDE" Let ras del CD Todos los derechos reservados 2007 lospixel.com

LOS PIXEL LO ULTIMO QUE SE PIERDE Let ras del CD Todos los derechos reservados 2007 lospixel.com LOS PIXEL "LO ULTIMO QUE SE PIERDE" Let ras del CD Todos los derechos reservados 2007 lospixel.com NO PERTENECER L: Cesar Masroua Pablo Dagnino M: Cesar Masroua Pisando duro llegas hasta el fin Y nadie

Más detalles

Pero lo que más le gustaba hacer a la princesa Tesa era jugar al fútbol. Por eso, le llamaban la princesa futbolista, y a ella le gustaba mucho ese

Pero lo que más le gustaba hacer a la princesa Tesa era jugar al fútbol. Por eso, le llamaban la princesa futbolista, y a ella le gustaba mucho ese 1 2 Había una vez, en un país muy lejano, una princesa que era preciosa. Casi todas las princesas de los cuentos se pasaban el día esperando a que llegase un príncipe azul, sentadas en la ventana bordando

Más detalles

Cuentos de Formula (para empezar a pensar)

Cuentos de Formula (para empezar a pensar) Cuentos de Formula (para empezar a pensar) Los abrazos dejaron de sentir, ahora le recordaban el llanto silencioso de su madre cada anochecer por lo que decidió salir corriendo en busca de la libertad

Más detalles

2 1 Plano General recepción oficina Fija Posición: Normal. 2 Primer plano Silvio Fija Posición: Normal.

2 1 Plano General recepción oficina Fija Posición: Normal. 2 Primer plano Silvio Fija Posición: Normal. ESCENA 1 - Interior Noche / Habitación Escena N de Plano Tipo de Plano 1 1 Plano detalle 2 Plano General Jardín Movimiento de Cámara Fija Posición: levemente picado. Fija Posición: levemente picado. Acción

Más detalles

Trabajo de creación COLOR. Historia de un género en pintura. Autor: Carlos González Mancera. Cód. 20131176008

Trabajo de creación COLOR. Historia de un género en pintura. Autor: Carlos González Mancera. Cód. 20131176008 ESPECIALIZACION EN DESARROLLO HUMANO CON ENFASIS EN CREATIVIDAD Y PROCESOS AFECTIVOS Trabajo de creación COLOR Historia de un género en pintura Autor: Carlos González Mancera Cód. 20131176008 UNIVERSIDAD

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS A ur o ho do para tu f n a ut rr CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS TEMA III. CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS 1. CONTENIDOS EL AHORRO DA PODER Como aprendiste en el libro El dinero no crece en los árboles de

Más detalles

Ni porque éramos familia

Ni porque éramos familia PRIMER PREMIO Ni porque éramos familia Ariadna Adames Rojas Nos escapamos. Huimos de madrugada, a oscuras. Tuvimos que escondernos en el monte. Nos escapamos. Víctor estaba nervioso y contento: había matado

Más detalles

EL SECRETO DE MI ABUELA

EL SECRETO DE MI ABUELA EL SECRETO DE MI ABUELA Esa noche no había podido dormir, me tocaba ir a casa de mi abuela. Con ella me pasaba horas y horas hablando, me contaba todas sus experiencias, todas sus historias y me ayudaba

Más detalles

DIPLOMA DE ESPAÑOL. NIVEL INICIAL

DIPLOMA DE ESPAÑOL. NIVEL INICIAL DIPLOMA DE ESPAÑOL. NIVEL INICIAL 25 de noviembre de 2006 PRUEBA 3 PRUEBA 4 INTERPRETACIÓN DE TEXTOS ORALES CONCIENCIA COMUNICATIVA 2006 INSTITUTO CERVANTES Las Hojas de Respuestas serán corregidas mediante

Más detalles

Test de nivel de lengua española

Test de nivel de lengua española Test de nivel de lengua española 1. Sabes dónde... San Sebastián?... en el norte de España. a. es/está b. hay / hay c. tiene / tiene d. está / está 2. Qué haces este fin de semana? Voy... Madrid. a. en

Más detalles

Al marchar. Levantó la cabeza del libro y se encontró con las particulares casas de la entrada de la ciudad.

Al marchar. Levantó la cabeza del libro y se encontró con las particulares casas de la entrada de la ciudad. Al marchar. Freddy Andrés Calderón Calderón Levantó la cabeza del libro y se encontró con las particulares casas de la entrada de la ciudad. Seguían sin cambios. Sin embargo, creyó distinguir una fina

Más detalles

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios La historia del conductor de autobús que quería ser Dios Ésta es la historia de un conductor de autobús que nunca se avenía a abrir la puerta a los que llegaban tarde. Este chófer no estaba dispuesto a

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia.

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia. POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE También en plena noche la nieve se derrite blanca y la lluvia cae sin perder su transparencia. Es ella, la noche, la que nos libra de los reflejos, la que nos expande

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº3 Planificación para la lectura en voz alta del cuento La Caperucita Roja Charles Perrault Objetivos de Aprendizaje (OA) Disfrutar de obras de literatura infantil mediante la audición atenta de

Más detalles

ÍNDICE DE INCAPACIDAD DE CUELLO

ÍNDICE DE INCAPACIDAD DE CUELLO ÍNDICE DE INCAPACIDAD DE CUELLO Este cuestionario ha sido diseñado para dar información al médico sobre cómo ha afectado su dolor de cuello a su capacidad para hacer frente a la vida cotidiana. Responda

Más detalles

Aula de Poesia de Barcelona http://www.ub.es/aulapoesiabarcelona/auna

Aula de Poesia de Barcelona http://www.ub.es/aulapoesiabarcelona/auna Revista Electrònica de Poesia Aula de Poesia de Barcelona http://www.ub.es/aulapoesiabarcelona/auna SEGUEI ESENIN, SELECCIÓN DE POEMAS Selección i traducción Olga Starovoitova y José Jiménez. Estoy cansado

Más detalles

Gastón y Toulouse Chloé Angélica Loubiere Torres

Gastón y Toulouse Chloé Angélica Loubiere Torres Gastón y Toulouse Chloé Angélica Loubiere Torres Había una vez un ratón llamado Gastón que vivía en un lugar muy especial, vivía bajo la Torre Eiffel. Un día Gastón estaba dando un paseo por la Torre Eiffel,

Más detalles

Recursos asociados a El cuento con viñetas

Recursos asociados a El cuento con viñetas El voluntariado y el acompañamiento y el apoyo emocional Acceder a las instrucciones del juego Recursos asociados a El cuento con viñetas Objetivos específicos Reconocer que nuestras relaciones cambian

Más detalles

www.globalhumanitaria.org

www.globalhumanitaria.org www.globalhumanitaria.org A Kukuri le gustaba soñar despierto. Le gustaba soñar mirando el cielo. Imaginaba que detrás de aquella niebla blanquecina había montañas altas y llenas de árboles. Montañas preciosas

Más detalles

Una mujer muy fea va al médico y le dice: Doctor, tengo complejo de fea. El médico le contesta: tranquila, no tiene usted ningún complejo.

Una mujer muy fea va al médico y le dice: Doctor, tengo complejo de fea. El médico le contesta: tranquila, no tiene usted ningún complejo. CHISTES DE MÉDICOS Una vieja va al medico: - Doctor, doctor, tengo muchos gases; pero lo bueno es que no huelen, ni se oyen; si no mire usted, me acabo de tirar como veinte y usted ni cuenta se ha dado.

Más detalles

En los Estados Unidos hay alrededor de 12 millones de alcohólicos.

En los Estados Unidos hay alrededor de 12 millones de alcohólicos. SOLO UNA RESPUESTA Alrededor de todo el mundo las personas están buscando la felicidad. Tomemos como ejemplo a la típica persona norteamericana, vamos a llamarlo JUAN o MARÍA (si es una mujer), que está

Más detalles

LORCA SPANISH LEVEL TEST

LORCA SPANISH LEVEL TEST Page 1 of 9 LORCA SPANISH LEVEL TEST NAME: TEL.: DATE Read each question carefully, then write the correct answer (a, b, c or d) on the continuous line provided to the right of the question number ( ).

Más detalles

Los Reyes no se equivocan

Los Reyes no se equivocan Los Reyes no se equivocan Graciela Cabal Julieta terminó de lustrar los zapatos de ir a la escuela. Cierto que ella hubiera preferido poner las zapatillas rosas con estrellitas, las que le había regalado

Más detalles

La llamada. Por: Christian Goedel. Son casi las ocho en punto. Alejandro Di Paolo se sienta en el subte en Buenos Aires. El

La llamada. Por: Christian Goedel. Son casi las ocho en punto. Alejandro Di Paolo se sienta en el subte en Buenos Aires. El La llamada Por: Christian Goedel Son casi las ocho en punto. Alejandro Di Paolo se sienta en el subte en Buenos Aires. El subte está repleto de gente, pero es normal a esta hora. Jano está un poco cansado

Más detalles

TEST DE HAMILTON ESCALA 1

TEST DE HAMILTON ESCALA 1 TEST DE HAMILTON ESCALA 1 - A continuación se expresan varias respuestas posibles a cada uno de los 21 apartados. Detrás de cada frase marque con una cruz la casilla que mejor refleje su situación. N=

Más detalles

GUIONES DIDÁCTICOS. DATOS DE IDENTIFICACIÓN

GUIONES DIDÁCTICOS. DATOS DE IDENTIFICACIÓN CODIGO DEL CENTRO: 18601825 NOMBRE DEL COLEGIO: CPR MONTECHULLO LOCALIDAD: HUÉNEJA. GUIÓN DIDÁCTICO: 3º CICLO 6º CURSO. GUIONES DIDÁCTICOS. DATOS DE IDENTIFICACIÓN TEMA: EL SENTIMIENTO DE PREPOTENCIA.

Más detalles

La Vida de Cristo. del evangelio de Juan. Lección 19 Jesús camina sobre el agua Juan 6:16-21. Currículo 2010 Misión Arlington Misión Metroplex

La Vida de Cristo. del evangelio de Juan. Lección 19 Jesús camina sobre el agua Juan 6:16-21. Currículo 2010 Misión Arlington Misión Metroplex La Vida de Cristo del evangelio de Juan Lección 19 Jesús camina sobre el agua Juan 6:16-21 Currículo 2010 Misión Arlington Misión Metroplex Creada para uso con niños principiantes, y principiantes que

Más detalles

HOY NO PUEDO IR A TRABAJAR PORQUE ESTOY ENAMORADO Extracto

HOY NO PUEDO IR A TRABAJAR PORQUE ESTOY ENAMORADO Extracto HOY NO PUEDO IR A TRABAJAR PORQUE ESTOY ENAMORADO Extracto (Suenan gritos en la oscuridad) No... no... no... quiero... por qué...? alubinio cotochafel... brojeable no... dónde está...? labiobabio... no...

Más detalles

PEREZA ILUSIÓN METAS DESEOS

PEREZA ILUSIÓN METAS DESEOS AMBIENTACIÓN: 1.-En estos últimos años está creciendo la preocupación mundial por el planeta, la ecología, que todos los pueblos dispongan de agua limpia para beber, que todos los niños tengan escuela,

Más detalles

SÚMATE A LA AVENTURA DE LEERLES UN CUENTO CADA DÍA A LOS NIÑOS UN PAÍS QUE LEE ES UN PAÍS QUE SUEÑA

SÚMATE A LA AVENTURA DE LEERLES UN CUENTO CADA DÍA A LOS NIÑOS UN PAÍS QUE LEE ES UN PAÍS QUE SUEÑA SÚMATE A LA AVENTURA DE LEERLES UN CUENTO CADA DÍA A LOS NIÑOS UN PAÍS QUE LEE ES UN PAÍS QUE SUEÑA Las cosas raras Andrea Maturana Ilustrado por Isabel Hojas se día lunes, Ati se despertó algo extraña.

Más detalles

La mitad de Juan Gemma Lineas y África Fanlo. Ed. La Galera

La mitad de Juan Gemma Lineas y África Fanlo. Ed. La Galera La mitad de Juan Gemma Lineas y África Fanlo. Ed. La Galera Juan está harto. En casa, todo el mundo le riñe para que no haga nada de lo que hacen las niñas. - Juan, por qué pintas el árbol de color plata?

Más detalles

Experiencias adulteradas

Experiencias adulteradas Experiencias adulteradas Las tres fases de un camino construido sobre polvo químico La edad de la curiosidad, del vivir al límite y al momento. Esta es la época que las personas eligen para empezar a explorar

Más detalles

CINCO POEMAS DE PERROS MUY AZULES*

CINCO POEMAS DE PERROS MUY AZULES* DIÁLOGO DE POETAS CINCO POEMAS DE PERROS MUY AZULES* Claudia Hernández de Valle Arizpe I. (DE SOLO ) Ayer recorrí Tebas. Al final de una larga pared había una pileta. Aguardé mi turno. Me unté el agua

Más detalles

La comida. e) Las presentaciones. f ) Una comida en familia. g) Luis Enrique se levanta el último. h) Raquel no está.

La comida. e) Las presentaciones. f ) Una comida en familia. g) Luis Enrique se levanta el último. h) Raquel no está. 06_Guia 2/1/04 20:44 Página 24 La comida Míralo todo seguido vídeo. Mira las secuencias de esta unidad. Cuál de las opciones a-h es el mejor título para esta unidad? a) Nuevos amigos. b) Una madre muy

Más detalles

UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES

UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES Índice: 2.1 Libertad para poder elegir 2.2 La importancia de tomar decisiones 2.3 Cuento: el hombre que no podía elegir 2.4 Aprendiendo

Más detalles

- 1 - Ayer domingo fue un día muy especial, estuvo de cumpleaños mi abuela Carmen y hubo

- 1 - Ayer domingo fue un día muy especial, estuvo de cumpleaños mi abuela Carmen y hubo - 1 - Ayer domingo fue un día muy especial, estuvo de cumpleaños mi abuela Carmen y hubo celebración con torta, chocolate además de bebidas y papas fritas para nosotros los más chicos; nos visitaron todos

Más detalles

Spanish Poetry/ 14-30 lines. A una estrella José de Espronceda (fragmento: first 28 lines)

Spanish Poetry/ 14-30 lines. A una estrella José de Espronceda (fragmento: first 28 lines) A una estrella José de Espronceda (fragmento: first 28 lines) Quién eres tú, lucero misterioso, Tímido y triste entre luceros mil, Que cuando miro tu esplendor dudoso, Turbado siento el corazón latir?

Más detalles

SPANISH ASSESSMENT PART I

SPANISH ASSESSMENT PART I The purpose of this assessment is to determine everyone s Spanish knowledge and give us the ability to tailor the camp to specific areas. Please answer only the questions that you know Do not guess. Camper

Más detalles

Llámame pequeña y hazme sentir grande

Llámame pequeña y hazme sentir grande Llámame pequeña y hazme sentir grande Por Adriana Aparicio Sarmiento 7 de septiembre de 2012 Acabo de comenzar el instituto. Lleno de gritos, silbidos, deportistas, animadoras Todo tipo de personajes,

Más detalles

- 27 de. mucha. nosotros. Un niño que. está. a orar, Por. s, vamos. eso, a lo. semanas.

- 27 de. mucha. nosotros. Un niño que. está. a orar, Por. s, vamos. eso, a lo. semanas. Adviento 2011 en Escuelas Católicas 1º Domingo de Adviento - 27 de noviembre Quien desea tener algo también debe de entregar algo Martin Luther Kihg Para la presentación del Adviento 20111 Un año se sucede

Más detalles

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio Leyenda del otoño y el loro graciela repún (sélknam - tierra del fuego) En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio llamado Kamshout al que le gustaba hablar. Leyenda del otoño y el loro

Más detalles

Universidad de origen: Facultad de Ciencias Empresariales. Uruguay. Licenciatura en Negocios Internacionales e Integración

Universidad de origen: Facultad de Ciencias Empresariales. Uruguay. Licenciatura en Negocios Internacionales e Integración Universidad de origen: Facultad de Ciencias Empresariales. Uruguay. Licenciatura en Negocios Internacionales e Integración Universidad de destino: Universidad del País Vasco;(UPV). España. Facultad de

Más detalles