NUESTRA PORTADA: Vista de frente del avión F-104-G. SUMARIO. Por J. J. B.

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "NUESTRA PORTADA: Vista de frente del avión F-104-G. SUMARIO. Por J. J. B."

Transcripción

1

2 ifr L f it $ Ç í: 1nTfl 1 j1j UU jujlrj U L*» JBL/ADA POR EL DEL AIRE Aii-!NUMERO 292 ARZO 1965 Depósito legal: M Dirección y Redacción: Tel ROMERO ROBLEDO, 8 - MADRID Administración: T.i NUESTRA PORTADA: Vista de frente del avión F-104-G. SUMARIO Pág Mosaico mundial. Ensayo para una posible planificación de la defensa y posteriores planes aéreos. La investigación espacial en Francia. Racionalización del trabajo en talleres y establecimientos industriales del Ejército del Aire. Torre de control del Aeropuerto de Barajas. Condición jurídica del Comandante de Aeronave de Estado. Gravisfera y zona neutra. Información Nacional. Información Extranjera. El futuro de las operaciones aerotransportadas. Avances estructurales en Relaciones futuras entre el transporte en vuelo y los servicios de transporte por tierra (de apoyo). Depósitos lanza-cohetes. El satélite italiano «San Marcos». Bibliografía. Por J. J. B. Por Luis Bengoechea Baamonde. General de Aviación. Por Antonio de Rueda Ureta. General de Aviación. Por Antonio R. Tourón. Comandante de Intendencia del Aire. Por José A. Rodríguez. Controlador de Tró fico. Por Martín Bravo Navarro. Capita rr Jurídico del Aire. Por A. R. U. Por E. Otto Miksche. (De Military Review.) Por J. R. Cooper. (De Journal of the Royal Aeronauticai Society.) (De Boeing Magazine.) (De Aleta Internazionale.) WS CONCEPTOS EXPUESTOS EN ESTOS ARTCULOS REPRESENTAN LA OPINtON PERSONAL DL SUS AL.TrOaPs Número corriente15 pesetas. Suscripción semestral90 pese-tas. Número atrasado25» Suscripción anual18c» Suscripción extranjero300 pesetas.

3 La pida colocada en la cripta del Santuario de iv. S de la Cabena, donde reposan los restos del heroico Capitán Cartos Ha ta.

4 Número Marzo 1965 REVISTA DE AERONA UTICA Y ASTP.DNAUTICA MOSAICO MUNDIAL Por J. 1. B. Tempestad sobre el Capitolio. ubes de tormenta se están acumulando sore el Cngreso de los Estados Unidos con motivo de los gastos militares previstos para el próximo año. No se trata, como pu diera suponerse, de que estos gastos ame nacen con alcanzar cifras exorbitantes; por el contrario, parece ser que lo que preocupa es su escaso volumen. Caso insólito, pero así es. Los padres de la patria se alarman ante el presupuesto de Defensa al advertir que es el más reducido de los últimos. cinco anos. Se están debilitando militarmente los Estados Unidos? Muchos congresistas ma nifiestan su desacuerdo con la marcha. de los acontecimientos y desean conocer las causas (le las reducciones propuestas. Según parece, el presupuesto para el año fiscal tiene que comienza el próximo 1 (le julio previstas, entre otras medidas, la re ducción del número de misiles que han de estar a disposición de las Fuerzas Armadas a finales de la presente década; el aplaza miento de la producción de misiles antimisi les, el olvido de la modernización de la flota, la retirada de los últimos B47, que todavía estaban en servicio, y la anulación de algu nos proyectos espaciales de interés militar. En total, el presupuesto para 1966 totaliza millones, de dólares menos que el del año 1965, que finaliza el próximo 30 de junio. La Administración es terminante en este punto. Para qué seguir gastando millones en armas si tenemos capacidad para borrar del mapa a Rusia y a China? Este dinero puede destinarse a cosas mucho más útiles. Por su parte los congresistas, y con ellos. los jefes militares del Pentágono, aun cuando no dudan de la superioridad militar de los Estados Unidos, no ocultan su preocupación por lo.que pueda pasar en el futuro si las economías en los gastos militares continúan en los años próximos. Como dice un senador: Las. armas envejecen rápidamente y la si tuación actual ptiede cambiar drásticamente si los soviets, ahora muy activos en la pre paración de sistemas de armas espaciales, consiguen una ventaja decisiva. La impre sión en las últimas semanas era que los Es tados Unidos se habían lanzado a un progra ma unilateral de desarme sin preocuparse demasiado de lo que China y la U. R. 5. S. pudieran estar preparando. A las censuras. que con este motivo se di rigieron al Gobierno contestaba cón bastante desparpajo un portavoz oficial diciendo: Si se da a los militares todo lo que piden serían capaces (le arurina.r a los Estados Unidos. Las decisiones sobre la defensa son cuidado samente tomadas y en su discusión intervie nen los hombres mejor preparados. 187 A la cabeza de estos hombres mejor p.re parados está, como es natural, el presidente de la nación L. B. Johnson en persona, f ir memente decidido a apoyar a los, que quieran reducir lo s.gastos. militares, e incluso ir más lejos., si es preciso, como puso de manifiesto al reducir a la mitad los créditos. solicitados recientemente por McNamara para el des arrollo del Laboratorio orbital tripulado, uno (le los proyectos espaciales más importantes del momento. A continuación del presidente está McNa niara., tal vez, el secretario de Defensa de más acusada personalidad en los últimos veinte años. Llevado al Gobierno por Kenne dy en 1961, fué confirmado en su puesto por el nuevo presidente, y es en la actualidad la

5 REVISTA DE AERONAUTICA Y ASTRONA(JTIc Nsímero Marzo 1965 figura más discutida en los medios, políticos de Wáshington. Se dice que, aun cuando goza de la mayor influencia en la Casa Blanca, no encuentra tantas facilidades en el Congreso y en el Pentágono, en donde sus decisiones tropiezan muchas veces con una oposición más o menos declarada.. De acuer do con la filosofía básica de McNarnara, lo.s Estados Unidos deben tener lo necesario para su (lefensa, con un cierto margen de error, pero nada más. Piensa que aun cuando la fuerza de misiles se duplicara o triplicara, no sería capaz de destruir todas las armas soviéticas y que, por consiguiente, una gue rra total significaría la muerte para varias decenas de millones, de americanos. Esta f i losofía es compartida en los Estados Unidos por los partidarios del control de armamen tos, según los cuales si se quiere conservar la paz es preciso no alarmar a la U. E. S. S. lanzándose a la producción de nuevas armas. Por el contrario, prefieren qu Rusia s sienta segura y tranquila. McNaniara cuenta, además, con la cola boración de los llamados Whiz Kids, algo así como chicos. sabelotodo, grupo distin guido de universitarios jóvenes, que vienen desempeñando hoy en la defensa el papel que antes realizaba el Estado Mayor Con junto. Muchas de las más importantes deci siones del secretario de Defensa fueron tu niadas de acuerdo con los consejos. de estos chicos sobe lo todo, reclutados por Mc.Na mara ctiando fué designado para su alto cargo. No hace falta mucha imaginació.n para figurarse lo que muchos militares piensan de la gestión (le McNama.ra y su Estado Ma yor de Whiz Kids, al que se atribuyen al gunas. decisiones. catastróficas. Por ejemplo, la cancelación del proyecto para un motor nuclear que propulsaría un misil que no po dría ser interceptado ni detectado por las defensas soviéticas.. Esta decisión fué cali ficada por el doctor Teller como el error más grande de los cometidos en los, últimos veinte años. Tampoco en el Congreso. se escatiman las censuras a la forma en que el secretario de Defensa está orientando la ges tión de su departamento, y McNamara es acusado abiertamente de prestar más aten ción a sus generales civiles que a sus ver daderos consejeros militares. Cuál es, entonces, la misión (le los jefes 188 del Estado Mayor Gonjunto? Hasta hace cuatro años constituían un grupo consultivo integrado, por los. jefes superiores del Ejér cíto, Fuerzas Navales, Fuerzas. Aéreas y los Marin.es, a los que la ley no reconocía el de recho a dar órdenes., ni mandar tropas, pero que en en muchas ocasiones fijaban el nivel de efectivos, aprobaban la adopción de nne - vas armas y tomaban otras importantes me didas relacionadas en la defensa nacional. La opinión de estos altos jefes militares, aun cuando muchas veces estaba dividida, fué siempre tenida en cuenta y escuchada con respeto. Los nuevos modos cambiaron todo esto, y a partir (le 1961 ha habido numerosas ocasiones en las que los jefes del Estado Mayor, aun cuando coincidían en sus. puntos de vista, fueron totalmente ignorados. Se dice, incluso, que McNamara) al mismo tiem po que rebajaba sus funciones, las. sobrecar gaba con un a.luvión de tareas. subalternas como, por ejemplo, determinar el número (le cocineros que deberían de stinarse a los. Cuar teles Generales aliados en Europa, y cosas po.r el estilo. Y todo ello ocurría mientras un numeroso conjunto de organismos civiles de reciente creación tornaban a su cargo res ponsabilidades sobre información, abasteci mientos, comunicaciones, seguridad y armas nucleares, que hasta ahora ha.bía.n estado confiadas a las. fuerzas. armadas. Otras muchas influencias dejan sentir su peso sobre las. decisiones del Presidente ame ricano en materia de defensa. Entre ellas, y esto es muy natural, la del Departamento de Estado. A su petición fueron retirados de Europa los proyectiles Thor y Júpiter, a con secuencia del arreglo ruso-americano poste rior a la crisis de Cuba. Algo parecido puede decirse de la prohibición de pruebas nuclea res en la atmósfera., censurada por el Pen tágono y, sin embargo, puesta en vigencia (le acuerdo con el Tratado de Moscú. Igual mente fué el Departamento de Estado el que recomendó insistir sobre los, aliados. europeos con el fin de conseguir su visto bueno. para la organización en la tan traída. y llevada fuerza multilateral. Otras influencias extrañas al Pentágo no, pero que también intervienen a. las deci siones militares son: la Agencia Central (le Información (recordemos el fracasado des embarco en cuba) ; la Oficina del Presupues

6 Número Marzo 1965 to, con capacidad para vetar todo proyecto que se considere excesivamente caro; el con se jo científico del Presidente y el Departa mento del Tesoro. Tantos cocineros han pues to sus manos en la salsa que no debe extra ñarnos que ahora el Congreso no la pueda tragar. REVISTA DE AERONAUTICA Y ASTRONAUTICA cana, por estar en posesión de informaciones hasta ahora reservadas, cre e firmemente que el Kremlin acepta un puesto de segundón en la carrera de armamentos y que, po r consi guiente, hará todo lo posible por cortar un enfrentamiento directo con los Estados Uni dos. El Gobierno americano afirma que en Fotografía. oficial de los nuevos Jefes del Estado Mayor Conjunto de los Estados U-nidos. De izquierda a derecha, sentados. Almirante David L. MaeDo-naíd, Jefe de Operaciones Navales; General Earle G. Wheeier, Jefe del E, M. C.; General Harold K. Jo] nson, Jefe del E. M. del Ejército; de pie : General John P. MacConnell, Jefe del E. M. de las Fuerzas Aéreras, y General Wallace M. Greene, Jefe del Cuerpo de Marines. El pacto inefable. Entonces, por qué el Gobierno america no insiste en su política de.lesarme tinila teral en contra de la opinión del Congreso y de los técnicos militares? Si buscamos una explicación a esta extra ña conducta, es preciso reconocer que no de ben andar muy lejos de la verdad los qtie opinan que la actual Administración amen- la actualidad los Estados Unidos poseen un número de misiles cuatro veces mayor que el de los soviéticos.. Algo parecido ocurre en el campo de los aviones tripulados, e igual mente proclaman una ligera superioridad en cuanto se refiere a los submarinos lanza mi siles. Chando el programa estratégico de McNamara toque a su fin, en 1967, las. Fuer zas Armadas americanas contarán con proyectiles Minuteman ; 656 Polaris, 54 Titán II y 680 bombarderos. Al parecer, 189

7 REVISTA DE AERONA UTICA Y ASTRONAUT1CA ivúmero Marzo 1965 este arsenal calma todas las inquietudes del Gobierno, por lo menos en cuanto atañe a los riesgos procedentes de la Unión Soviética. Pero no son estas frías cifras el único se dante disponible en la farmacopea de la Ad ministración americana. Por lo que pue(le traslucirse a través de los comentaristas po.- líticos mejor informados., el tranquilizante máximo del Gobierno de Wáshington es la concordancia de intereses que desde hace años une a rusos y americanos. Para casi nadie es ya un secreto que a partir de un momento que, puede calcularse coincidió con la crisis de Cuba, en el otoño de 1962, los dos Gobiernos, al perecer antagonistas, bo gan denodadamente en la misma trainera. Alrededor de aquellas fechas, el Pacto., hasta ahora no formulado con palabras, el Pacto inefable, vamos a llamarle, es el eje de la política mundial. No se trata de ningún fe nómeno extraordinario, pues las afinidades ruso-americanas, sobre todo, soviético ameri canas, tienen raíces. profundas y, hasta cier to punto, inalterables. Recordemos la exalta ción del presidente Wilson al proclamar el triunfo comunista en la Rusia de los Zares, o la benevolencia de Roosevelt hacia los pun tos de vista soviéticos y la identidad ideoló gica de los intelectuales americanos (Dos Pa sos., Hemingway, Miller, etc.) en los un lusos treinta y en el aderezo de la. guerra (le España. La coincidencia se pone de manifiesto hoy en conflictos como el de Vietnam, en donde un observador superficial sólo vería motivo de violenta oposición. La cosa no es así, y los acontecimientos de estos días nos están demostrando que si la retirada del Vietnam significaría para los Estados Unido.s una hu inillación insoportable, no es menos cierto que esta retirada representaría para la Unión Soviética una verdadera hecatombe. Si este hecho se produjera, la China comunista jus tificaría su actitud ideológica ante Moscú y su posición en el comunismo mundial que daría definitivamente afirmada ante la vaci lante hegemonía soviética. Todas las reivin dicaciones chinas sobre los territorios sibe rianos ocupados. por la U. R. S. S. se (les pertarían súbitamente del letargo en que hoy se encuentran. La dirección del comunismo mundial cambiaría de mano el mismo (lía que quedara demostrado que los Estados Unidos sólo eran un dragón de papel. No. es un hojaldre. De la Luna, desde que Homero tuvo a bien dedicarle su atención, se había (licho todo o casi todo. Algunos la vieron galopar por la noche profunda con las crenchas de plata destrenzadas; otros, en las noches del desierto, vieron descender un polvo frío, so bre los lagos salados. Se la comparó con los alfanjes del Islam con las tortas (le hojal dre. Ahora, el Ranger VIII se acaba (le estrellar en el Ma.r de la Tranquilidad, tan sólo a 20 kilómetros del blanco previsto. Den tro de dos o tres años un laboratorio robot podrá posarse sobre la superficie lunar. Pero lo más importante (Id lanzamiento del Ranger VIII han sido las 7.000foto grafías, excelentes fotografías, obtenidas por el vehículo espacial y que, a.l parecer, pernli ten fo rmtilar algunas teorías acerca de la consistencia (le la superficie lunar. Algunos científicos estiman que la solidez de la siper ficie de la Luna es semejante a la (le la roca disuelta en el vacío. Según dicen, bajo el efecto del calor, y en el vacío, e sta materia se transforma en una sustancia es pumosa diez veces menos densa que el agua, sobre la que resultará difícil poner el pie sin ser sepultado. Pero parece ser que se aproximan iviás a la realidad los clue, como el doctor Hurey, (le la Universidad de California, opinan que las fotografías del Range r demuestran la existencia (le un material blando, (le aparien cia polvorienta, (le unos 15 a 18 metros (le espesor, y que, según se cree, cubre la mayor parte de la stiperficie lunar. Esta sustancia polvorienta puede ocultar gran cantidad (le cosas traicioneras peligrosas para la misión de los primeros hombres que lleguen a nues tro satélite. Dieciocho metros de polvo cubren la su perficie de la Luna. Ahora resulta que no es un hojaldre, sino un colosal polvo rón que gira alrededor de la Tierra desde el origen (le los tiempos. 190

8 Número Marzo 1965 REVISTA DE AEROJLAUTICA Y ASTRONAUT1CA ENSAYO PARAUNAPOSIBLE PLANIFICAC DELADEFENSA YPOSTERIORES PLANES AEREO MOVILIZACION Por LUIS BENGOECHEA BAAMONDE Generul de Aviaci6n. Introducción. T ermináliamos el artículo anterior, pu blicado en esta Revista, el mes de enero pasado, con un fandanguillo que venía a resumir el dato inicial para una planifica ción. Es menester dinero. Pretendemos ahora hacer más general la expresión, no limitarla al aspecto mo netario; así hablaremos de recursos. Para hacer realidad un plan no son su ficientes los recursos ; se precisan volun tad y tenacidad, tanto más necesarias cuanto más largo es el plan y más tiempo se necesita para llevarlo a cabo. Hablába mos, en primer lugar, de recursos, y con ellos entramos en el terreno de la Econo mía. Existen muchos tratados de Econo mía posteriores al final de la Segunda Guerra Mundial, pero en la mayoría se observa poca extensión dedicada a la Ecomía de Guerra, limitán(lose a poner en guardia a los gol)ieruos contra la infla ción que una guerra puede producir por el peligro que esto supone. Los tratadis 191

9 REVISTA DE AERONA UTICA Y ASTRONAUTICA Número Mareo 1965 tas militares ya hacen mención de este peligro cuando hablan de las servidum bres económicas que, si no son conside radas, pueden crear colapsos en el inte rior de los países en guerra que derrumba y derrota, no obstante haber ganado ba tallas sus Fuerzas Armadas. Entendemos que la Economía de Gue rra sólo puede estudiarse a través de la Movilización para la Defensa, como se viene haciendo en el extranjero, ya que de ella parten los datos básicos para el planteamiento del problema económico ante un conflicto. Movilización. La definiremos como la transformación de las energías y recursos nacionales, en unión de aquellos otros que puedan pro porcionat- los Estados amigos, en elemen tos de subsistencia y combate. La movilización comporta una profun da crisis económica, menos intensa a me dida que se tenga mejor estudiada y pre parada. De forma improvisada puede re sultar caótica, si cada cual se apodera de lo que cree le es indispensable para sobre vivir. Aun preparada y llevada a cabo con orden, es un proceso fundamentalmente dinámico, por las variantes que de forma Continua se presentarían por nuevas ne cesidades no previsibles, entre ellas las derivadas de las posibles destrucciones del enemig-o. Estudiar los problemas complejos pre cisa diversas ordenaciones para clasificar los distintos fines a los que van dirigidos; así habrá distintos tipos de movilización, cine producirán planes diferentes, resul tantes de también variadas hipótesis en la presentación de un posible peligro na cional. Siguiendo la línea expuesta, tendremos que separar y estudiar los planes de mo vilización para una guerra subversiva, para una guerra limitada, para una guerra generalizada y, por último, para una gue rra atómica. Estos planes los podemos catalogar de acuerdo con la escala de valoración que hacíamos en cuanto a la plurivalencia de 192 los planes de que hablábamos en el ar tículo anterior, y con ello aclaramos que daríamos prioridad a los planes de movi lización para hacer frente a una guerra atómica, poi- entender que tina movilización para este tipo de guerra vale iara las otras. Después de esta primera clasificació:i, para seguir nuestra tarea será preciso ha cer más divisiones, y así llegamos a que cada tipo de guerra nos plantea planes específicos, que es preciso estudiar (le acuerdo con los objetivos a conseg-uir, en cada división fundamental que hacíamos primeramente; así iremos elaborando a) Planes para la Movilización Civil, que resultan los más difíciles, como más adelante veremos. b) PIanes para la Movilización de las Fuerzas Armaclas, divididos a su vez en h1 Planes para la Movilización Militar. h2 Plan es para la Movilización Naval. h3 Planes para la Movilización Aérea. Una coordinación acertada de las nece siclades que por separado produzcan los planes militar, naval y aéreo es lo que he mos denominado Plan para la Moviliza ción de las Fuerzas Armadas, que proclu ce un impacto fuerte en la Movilización Civil. Pero aún la subdivisión expuesta no es suficiente; hemos de llegar a nuevos frac cionamientos según la intensidad requeri da o prevista lara las diversas hipótesis; en este sentido se pueden hacer planes parciales y totales, pero no consideramos acertada esta división. Concretando, cli ríamos se necesitan planes de moviliza ción para cada tipo de guerra; éstos, di viclidos en civiles y militares, y después, considerar la intensidad que en su ejecu ción requiera cada caso, calculado. Cómo incide cada situación sobre los diversos sectores económicos y las interrelaciones entre ellos. En pocas palabras, el estucho (le tilia Movilización de la Defensa tiene una afi

10 Número Marzo 1965 REVISTA DE AERONALJTICA Y ASTRONATJTICA nidad con los que se realizan para un Plan de Desarrollo, la diferencia está en que, el primero, busca como finalidad alcanzar la máxima potencia defensiva de la nacioli, en su aspecto civil y militar, y el segundo, el bienestar. Antes de seguir adelante, de bemos hacer otras definiciones. Logística.. Se precisa, dado el concepto cine gene ralmente tenemos de esta parte de la Cien cia Militar, distinguir las siguientes defi niciones Loqírtica NacionaL La (yr(lenacion (le los recursos tecnológicos, industriales, comer ciales, de transporte, etc. para la obtención de medios de combate, después de conside rar las necesidades de subsistencia de la po blación no empeñada en el esfuerzo (le guerra. Logística Militar. La adquisición, distri bución, acumulación de los elementos pre cisos para el combate de los componentes de las Fuerzas Armadas, en la doble co rriente de abastecimiento y recuperación. Método para. el estudio de la.movilización. Renunciamos a tratar todos los proble mas de una movilización. Hacerlo en de talle precisaría varios artículos, si hubié ramos de considerar el desdoblamiento de unidades militares, apropiación temporal (léase requisa) de buques, aviones, ferro carriles, puertos y aeropuertos, vehículos y los sistemas que pensamos pudieran ser adecuados para cada caso. Nos ceñimos a exponer algunas ideas dirigidas principalmente al material,es de cir, hacia la Movilización industrial para las Fuerzas Armadas, sin otra pretensión que proponer una posible metodología. Antes debemos exponer nuestra opi nión sobre el problema expresado en el pá rrafo anterior. La movilización en sí es re lativamente sencilla. Se complica hasta el límite por la cantidad de cosas que hay que considerar hasta contestar, qué se necesita, dónde, cuánto, cómo Y quién., las puede pro. porcioliar. Hay técnicas indispensables pa una movilización racional a las que frecuente mente no se les presta la atención debida en las Fuerzas militares. Su utilización y mayor desarrollo nos permitiría, en cam bio, poder responder científicamente a las preguntas que anteriormente nos hemos formulado de qué?, dónde?, cuánto? quién?, etc. E.ntre estas técnicas ocupan lugar seña lado la Catalogación, Normalización, Me canización, Inventario, Estadística, en al gunos casos la Investigación Operativa. Muy de pasada trataremos de cada una de ellas buscando desmadejar el problema de la Movilización, aunque como venimos sos teniendo, de forma superficial. Ctaloqación o el 0u.é. Si tenei ios un buen catálogo de todo lo que existe de ma terial en cada Ejército, de lo cine cada uno consume en su mantenimiento (repues tos), y en su utilización (abastecimiento), bien sean piezas, municiones, combusti bles, vestuario, etc., es indiscutible que es tos datos responden a lo cue se necesita en paz, y, como consecuencia, el que necesita ríamos en guerra. Catalogar todos los elementos que ne cesita un Estado supone relacionar millo nes de cosas. No es problema insoluble, la prueba es que E.stados Unidos lo tienen resuelto, y cine sepamos otros Estados también. Norteamérica cuenta con el «Ca tálogo Federal» voluminoso, de tal forma que, colocado en una librería, ocupa tanto espacio como nuestra Enciclopedia Espasa. Cedemos a la tentación de tratar del Catálogo total del Estado, nos vanos a re ferir solamente al catálogo militar. Las naciones que forman la NATO baii aceptado el sistema americano nosotros también, pero no vamos a extendernos en su estudio, entre otras razones po.r ser de todos conocido Si aplicamos el método del Catálogo Federal a nuestras cosas, resulta que cada 1úeza tiene un número de identificación, muy largo, en el cual figura, entre otros (latos, si lo que tenemos es de procedencia nacional o extranjera, y país de proceden cia, con lo que sacamos como primera con secuencia, la dependencia técnica de otros países, en cuanto a material militar se re fiere.

11 REVISTA DE AERO7AuTIcA Y ASTRONAUTICA Número Marzo 1965 La razón de la asignación de un número para la identificación de una «item» en fra seología americana, es fácil; si lo hiciéra mos por palabras, una misma pieza podría ser, perno, eje, pasador, bulón, y aún fal tarían muchos datos para describirlo. Lmn número largo nos dice todo lo que se re fiere a la pieza, que además no puede ser otra. La no rnwizaci6n dep orando el qué. Supongamos que ya hemos logrado tener relacionados los varios millones de cosas, de «items», entonces observaríamos que posiblemente tenemos demasiados mo delos de fusiles, por ejemplo, que algunos son viejos y que para otros no tenemos munición suficiente. La medida más Pru dente sería reducir el número de diversos fusiles o camiones, o motos, también avio nes, etc. Entonces iríamos a definir «tipos» que debieran quedar. Esta es la fase pri mera de la normalización, y que como es conocido, se denomina coj1secuentemeite tipificar. Para esta variedad de tipos, en conjun to, aviones, aparatos (le radio, fusiles, et cétera, y para cada uno de sus componen tes habrá que determinar las condiciones (le los mantenimientos (revisiones perió dicas) y forma de realizarlas. Esta opera ción dará lugar a las órdenes técnicas, que aconsejarán, entre otras cosas, los plazos (le recambios de los diversos elementos, componentes de cada conjunto. Posteriormente habrá que fijar las con diciones y cualidades de sus materiales, dimensionado de cada pieza, tolerancias, pruebas a las que deben ser sometidas an tes (le su aceptación, dando lugar a las especificaciones que sustituyen, detallando características, a los antiguos pliegos de condiciones que servían para comprar, hoy desplazados por poco exigentes y no con cretar lo suficiente las cualidades técnicas. Ordenes técnicas y especificaciones van a proporcionarnos otra segunda orienta ción, que consiste en decirnos cuáles ele mentos de procedencia extranjera pueden o no ser nacionalizados, si así lo aconseja el volumen de su consumo como más tar de aclararemos. Es decir, la Normalización «purga» el catálogo lo reduce y nos dice cómo hay 194 que tratar y conservar cada pieza y cómo la podremos adquirir, y si es posible hacer lo en el mercado nacional. Indudablemente en el catálogo de cada Ejército aparecerán muchos elementos, vehículos, piezas, vestuario, repuestos, et cétera, de uso común, por más de uno. Evi tar la duplicación de catálog-os no es di fícil, un órgano superior debe coordinarlos de tal forma que lo que sea de uso indis tinto tenga el mismo número de identifi cación, cuestión no difícil (le resolver, ya que lara ello sería suficiente que cada Ejército catalogase. a) Su propio material específico, avio nes, barcos, carros de combate, unos y otros coordinados en lo posible en cuanto a elementos componen tes, tal vez comunes, como el elec trónico, armamento, etc. h) Que un Ejército elabore el catálogo (le lo que más tiene o consume, los otros se ajusten a los datos de ideii tificación que haya dado el Ejército al que se le confiere la misión. Aún no sería suficiente. Se precisaría poner el catálogo nacional, de acuerdo con el vigente en las Fuerzas Armadas de los países coaligados o amigos. En la NATO existe una oficina para esta misión. De este modo, todos los países hablan el mismo idioma para designar el material, su nú mero de identificación y así al pedir apoyo logístico o abastecimientos, por ejemplo, (le municiones de 7,92 bastaría hacerlo por su número de catálogo y solicitar la cantidad requerida. Mecanización_El lector fácilm ente ha brá llegado descorazonado a la conclusión de que es tal el volumen de cosas «items» a considerar y nianejar, que hacerlo casi resulta imposible. Miles de personas tra bajando producirían datos y resultados con lentitud. Venimos sosteniendo que el pro blema no es demasiado complicado y, en efecto, se simplifica si se cuenta con las ayudas necesarias para la tarea que se fa cilita mediante el empleo de personas (pro gramadores) y buenos equipos de máqui nas electrónicas. Solo hacemos mención a la ayuda que puede lograrse con una buena mecaniza ción.

12 Númeró Mcuzo 1965 REVISTA DE AERONAUTICA ASTROJ ZAU Inven tarjo._elahorado el catálogo, la fase siguiente sería imprimirlo, dando en él como dato el número de identificación y una somera ayuda descriptiva. El catálogo lo repartiríamos con profusión, para pre guntar a cada Unidad, Base, Parque, De pendencias, etc., qué es lo que tiene del ca tálogo, e qué cantidad, precio por inidad y valor en dinero de lo que conserva. Si establecemos una fecha para cerrar el inventario y después lo mantenemos al día, problema no difícil ya que el sistema (le mecanización puede conectarse con la red de transmisiones, iremos registran (lo los consumos semanales, mensuales, se mestrales, y anuales para una intensidad marcada de movimiento del material, y si se estima el necesario para caso de guerra, podremos deducir qué cantidad precisaría iiios, ante esta contingencia, el cuanto en caso de conflicto, a la vez que conociendo el tiempo que se tarda en adquirirlo, de duciríamos la anticipación requerida para solicitar su reposición, y con ello la canti dad mínima y máxima que debemos tener en inventario, como stocks o reserva (los niveles de existencia). Este problema lo resuelven todos los días las empresas privadas, aunque en me nor volumen por ser menor la variedad de cosas que manejan, pero la realidad es que se resuelve; si se le presta a la cuestión el suficiente interés y se asignan los medios requeridos de personal, máquinas, trans misiones, etc. Por ahora, en nuestro proceso, sabemos dónde están las cosas (el inventario de cada Unidad, Parque), cuánto debemos tener y qué consumimos, nos falta contestar dónde podremos lograrlo. Nuevo catálogo. Esta vez es de fabri cantes y abastecedores. Es evidente que el que facilite los elementos precisos en paz lo podrá hacer en guerra, pero antes habrá que establecer unas premisas. 1. No debemos tener un solo pro veedor, pues en caso de conflicto, y ante una posible destrucción de su planta o establecimiento, nos en contraríamos con que habríamos perdido toda posibilidad de contacto con el problema y (le lograr el obje to requerido 2. Debemos examinar qué es lo má ximo que podemos fabricar en ci país, sin recurrir al bloque, coalición o amigos, dándole a esta cuestófl tanta mayor importancia, cuando la posible reacción defensiva pro pia encontrase poco ambiente inter nacional y no fuera posible obtener facilidades en las reposiciones. Lo que podamos y debamos fabricar y conseguir en el país, producirá el impulso de nuestras técnicas, ahorrará royaltys y patentes, fomentando en algunos aspectos la investigación aplicada. Es sencillo deducir de lo que llevamos expuesto, que el «engancharse» en un blo que encierra la seria servidumbre, de no poder salir de él fácilmente. Todo el siste ma logístico queda implicado en el del bloque y, buscar material en otro, obliga ría a plantear el problema del abasteci miento desde su iniciación y aceptar la ayuda total del sistema logístico de la nue va coalición, que plantearía cuestiones de idioma, nuevos catálogos, nuevos modelos de máquinas electrónicas, nuevas identifi caciones del material, etc. Por eso resulta complicada la higarnia de los que pre tenden lograr material simultáneamente de dos o más alianzas. Hay que seguir con el dónde después de considerar las premisas anteriores sobre la diversidad de proveedores de los que conseguir los materiales. Para ello, con feccionamos nuestro catálogo de proveedo res como veníamos diciendo y subsidiarios (le los primeros. Preparamos unas visitas a las plantas industriales, con unos progra mas de preguntas, mucho más detallados de los que aquí exponemos, ya que los de jamos reducidos a lo imprescindible para seguir la secuencia de nuestro tema. 195 Pregunta 1. Cuál es su producción total de cada uno de sus artículos o elementos, y a qué límite máximo podría llegar. Pregunta 2Y Cómo distribuye su produc ción cuando pasa a atender necesidades ci viles, cuanto a las militares y dentro de és tas, qué parte corresponde a cada Ejército. La respuesta a las preguntas primera y

13 REVISTA DE AEROJZAUTICA Y ASTRONA UTICA Número Marzo 1965 segunda nos indicaría hasta cuánto se po dría forzar la producción y en qué propor ción habría que orientarla, bien hacia el Sector civil o militar y en este último as pecto lo que se podría asignar a cada Ejér cito. Claro está, que lo asignado al Sector civil experimentaría una notable reduc ción, pues todo aquello que supusiera co modidad o capitalización aún en el plano familiar, debe de desecharse en el estudio ele una moyjlizacjói La asignación posterior de la Producción a cada Ejército deberá hacerse por un ór gano de coordinación, el Alto Estado Ma yor, en nuestro caso o el Ministerio (le De fensa, en otros países. f regunta; 3. Para obtener la pro lucción (id qué, y en cuánto y en qué tiempo, cuáles serían las necesidades complementarias a) En personal Técnico-Açlmjnistrati yo, cualificado sin especializar, clasificado en masculino y femenino, Ii) Oué personal de la planta sería afec tado por la Movilización de las Fuerzas Armadas, y en cuánto afee taría su disminución a la. producción total. Del balance entre a) y b) y para cada qué y el cuánto, se establecería lo que debería completarse por el Mims teno del Trabao de personal en edad no movilizable, ocupado en otras ac tividades, no adecuadas a la movi lización y tampoco afectado por la incorporaciói a los Ejércitos. Pregunta 4. Cómo obtienen las materias primas, sean de procedencia nacional o ex tranjera. Este problema plantea otros se cundarios, tales como a) Intensificar la obtención de mate rias primas a cargo del Ministerio de Industria y en la cuantía precisa, lo que a su vez le llevaría al citado Ministerio a considerar para sí cuanto se expone en la pregunta tercera. h) Ocurre de hecho que algunas ma terias primas no son nacionales en la cantidad o calidad requerida en caso de movilización, o que no se producen en el país. A estas las bau tizamos con el nombre de «Materias primas estratégicas.» Otras mate rias primas se podrían obtener en 196 exceso, las que se ofrecerían a dis posición de los países coalig-ados, por formar pal-te de su catálogo de «materias primas estratég-icas», en iguales modalidades a las consig nadas para nuestro caso. Aquí entra en funciones de Defensa el Minis terio de Comercio, no autorizando su exportación aún en tiempo de pa.z a los posibles enemigos (le lo que para ellos son materias estratégicas, a la vez que estableciendo sistemas (le intercambio entre los amigos. El Problema del déficit de nuestras ma terias primas estratégicas tiene su trata miento, puede ser, crear stocks con la do- He finalidad (le servir para el caso de una movilización a la vez que en paz, de regu ladores (le los precios del mercado. El tratamiento (le este problema pro mueve la investigación en busca (le stisti tu t ivos. Otra solución posible pudiera ser nego ciar la l.uena disposición de algunos go biernos que las pudieran facilitar de for rna segura, tanto más necesario cuanto cjue nuestra posible reacción defensiva fuera vista con poca simpatía en las Organizacio iies Internacionales, aunque no ofrece ga rantías en los embarques de mercancías por embargos, huelgas en estaciones y puertos, promovidos por entidades ajenas a los gobiernos. Prequnta. 5. Cómo lograr la maquinaria complementaria para alcanzar las produc ciones demandadas. Este problema tiene también su posible tratamiento. Por supuesto, no puede pen sarse al llegar a la movilización en desmon tar máquinas de alguna planta para insta lar nuevos talleres o incrementar la ma quinaria de una industria a base de tras plantes. Sólo en pequeñas proporciones es posible movilizar la maquinaria. La guerra moderna plantea inmediatamente la repo sición de elementos de combate y éstos no pueden esperar a la producción de nuevas fábricas montadas con maquinaria sobran te. Lo movilización hay que plantearla a base de reducir al mínimo su tiempo de es tructura del que hemos hablado, y pa lo grarlo será preciso de nuevo que la má

14 Núni.ero Marzo 1965 quina esté instalada en el lugar de proclue ción, bajo dos variantes económicas. a) Su adquisición por la industria afec tada desde tiempo de paz, aceptan do las Fuerzas Armadas un sobre precio en las compras, que sirvan para la amortización de la inversión realizada por parte de la empresa interesada. h) Entregar a las industrias la maqui naria por cuenta del organismo res ponsable de la movilización, abo nando la empresa una prima de al quiler, cada vez que la incluya en su circuito de producción, durante el tiempo de paz. L.a respuesta a esta pregunta implica también al Ministerio de Industria para aquellas plantas no militares, pero que afecten a la Defensa. i reejunta. 6. Cómo hacer frente a. las ne cesidades monetarias que aumentarán en unas industrias como consecuencia (le la intensificación de la producción. Es evidente que, un nuevo balance en tre las industrias que habrían de parar o reducir su ritmo y las que lo aumentarían, no por diferencia aproximadamente el au mento o de las necesidades monetarias, implicando en ello al Ministerio de FIa cienda, en la solución de este complicado problema, que sin, abordar podría producir los primeros efectos (le inflación. I regunta; 7 Qué tipo y cantidad (le ener gía precisaría. Nuevo problema para el Ministerio de industria hasta llegar a la nueva redis trihución. La gran dimensión del problema de la Movilización puede apreciarse cuando se piensa que es preciso atender a necesida des sanitarias, de formación profesional acelerada, de abastecimientos en general, de las necesidades de alimentar a la po blación, de las necesidades también de ce mento, acero, vehículos de todas clases, et cétera, con lo que implicamos con cada uno de los requerimientos a otras técnicas y un nuevo Organismo del Estado que debe buscar soluciones, por eso decíamos al principio, era más complicado el problema (le la Movilización Civil. REVISTA DE AERONAIJTICA Y ASTRONAUTICA La estadística. Un buen sistema de mecanización nos permite, además de reunir y almacenar millones de datos, su posible resumen en el tiempo, bien sea durante períodos se manales, mensuales, semestrales, etc. Un buen sistema de mecanización nos va de jando como suhprodu.cto (valga la expre sión, aunque no muy correcta) de abun dante estadística. La ayuda que la ciencia estadística pro porciona para la investigación y control de la organización es de todos conocida. Con su auxilio podríamos aquilatar a través del tiempo; silos niveles establecidos han sido correctos y si nuestras previsiones de todo orden han sido rigurosamente estableci das, además de controlar las metas que se vayan logrando. Conoceríamos nuestros consumos que, bien manejados y con los datos que la es tadística vaya recogiendo, se establecerían índices y «ratios» para deducir otras con secuencias sobre necesidades presupues tadas por hombre, vehículo, avión, rendi mientos, todos ellos en consideración a las posibilidades de los recursos empleados o por utilizar. Pero todavía no sería suficiente. Veni mos pretendiendo demostrar que si bien es cierto que el planteamiento de una mo vilización no es problema técnicamente di fícil, lo es en ctianto a sus dimensiones, ori ginadas por las precisiones de detalle. Si hablamos de racionamientos alimen ticios, es necesario llegar a la familia y si hablamos de materiales se precisa llegar a saber cada componente de los miles de piezas y objetos terminados que de nuevo precisamos, todo ello en la variedad millo naria de lo que se considera requerido por las Fuerzas Armadas. A la vez en una movilización nacional, tendríamos que estimar las atenciones de la población civil y así, cosa por cosa, cómo se va satisfaciendo cada necesidad, qué es lo que nos falta y qué nos sobra, para ajus tar nuevos planes en el conjunto de la coalición, deduciendo lo que se puede ce der, recibir o acumular como reservas, en tanto puedan restablecerse las comunica ciones. 197

15 REVISTA DE AERONA UTICA Y ASTRONAUTICA Economía de la movilización. Llegamos al planteamiento de esta pre gunta: En términos generales, qué recur sos globales pone la economía al servicio (le la movilización? Para contestar, también en términos ge nerales, las demandas que aquélla solicita. Resumiríamos que, por la catalogación sa bemos el qué, la normalización nos lo ha depurado en cuanto a variedades. El in ventario nos ha contestado en dónde y cuán-to tenemos y necesitamos. Por los pri meros tanteos de la movilización hetnos sabido quién lo produce y cómo, materias primas, energía, maquinaria que nos son precisos y cómo los diversos abastecedores atenderían a las necesidades (le la polla ción civil no afectada lor el esfuerzo de guerra, necesidades (le las Fuerzas Arma- (las y qué tanto por ciento dedicarán a cada una de ellas dentro (le las posibilidades ge nerales y particulares de cada Ejército. También habíamos deducido los posi bles consumos de elementos militares, in crementando los de paz, según la intensi dad (le empleo del material, sus posibles pérdidas y reposiciones. También habíamos establecido cuáles serían los elementos que encontraríamos, bien por la producción del país y cuáles se rían los que precisaríamos como reserva. Nos queda. ahora el estudio económico de la movilización. Número Marzo 1965 Todos nuestros lectores saben que, en economía, la producción total se divide en sectores, así tendríamos un sector agrario, subdividido en cereales, sus clases, made ras, fibras textiles, Sector Minería que comprendería los distintos minerales de hierro, cobre, cinc, estaño, plomo, et cétera. Añadiríamos las industrias meta lúrgicas, etc., y para no ampliar más la ctiestión, ya que nuestra idea es sólo (les cribir los procesos de la movilización, (le rnos por terminada aquí la enunciación (le este problema que nos lleva a producir un inmenso estadillo, no tampoco demasiado (lifícil (le elaborar mediante una buena me ca niza ción. Creemos no es difícil interpretarlo. La dificultad está en llenarlo. Para el logro se precisa poner en ejercicio una fuerte dosis (le tenacidad y la buena colaboración (le todos. (Cuadro núm. 1.) Para llenar el cuadro sumaríamos el re sultado de las visitas realizadas por cada Ejército. En el caso del Aire, por la zonas territoriales de Industria. Así tendríamos el total de las materias primas y del sec tor de procedencia, totales de energía y procedencia del sector (eléctrico, com bustibles para las industrias, etc). Como repetimos más adelante, cuanto más deta llados sean los datos que tengamos sobre las producciones de la mayor cantidad de sectores y más completo sea el programa (le preguntas a los abastecedores, más com pleto será el contenido del cuadro. cuadro nism. 1 CUADRO DEL TOTAL DE NECESIDADES Y PRODUCCIONES (POSIBILIDADES) SECTOR PRODUCTOR FUERZAS AEREAS Econornia Reservas del país e imporc. MARINA EJERCITO Economía Reservas Economía Reservas del país e import. del país o ivsport. NECESIDADES CIVILES Ecc,nornía del país AYUDAS COAL1CION Reservas Defecto e issport. Exceso -- eirnport a Sector agrícola. Cereales Maderas Textiles, etc. - Sector minero.. Hierro Cobre Plomo, etc... Transformados metálicos x x x X! x x x x x x x x x x xx x x x 200 (1). 198

16 Número Marzo 1965 De la misma forma tendrían que proce der los otros Ejércitos Tierra y Mar, Más complejo y trabajoso sería lo relacionado con la población civil, que nos limitamos a consignarlo nada más. Al final tendríamos lo que cada Ejército demandaría de la producción de los dife rentes sectores y lo que se calculase como preciso debiera tener cada uno, repartido entre sus abastecedores, como reserva para caso de que se ordenase la movilización, pasar de las producciones de paz a guerra. Como podrán apreciar nuestros lecto res, el cuadro número 1, en general, marca una primera, aproximación que hay que completar para ello las columnas (le Fuerzas Aéreas, Terrestres y Navales, habría que expansionarlas en cada. elemento que precisamos, haciendo para ello, y a modo de ejemplo, el cuadro número 2, para el Ejército de Tierra, en el que sus necesi dades vienen consignadas en fusiles, mu niciones, etc, y lo que tomaría de cada REVISTA DE AERONAUTICA Y ASTRO7lAUT1CA para cada tipo de arma o elemento en cuan to (lependemos del exterior, orientándo nos en cuanto a la política de sustitutivos e incluso a desechar algún elemento por no ser adecuado a nuestra economía de guerra. El cuadro número 2 es solamente un ejemplo para seguir nuestro razonamiento. Tendríamos que repetir otros cuadros para las necesidades de Marina y Aire, apropiados a cada uno de ellos, e igual mente con el detalle que fuera preciso, insistiendo que el reconocimiento del ba lance entre posibilidades y necesidades se ría tanto más completo cuanto más deta llada fuese la casilla in-put en las diferentes clases de producciones dentro de cada sec tor y en los out-put mayor cantidad de «items» o cosas, como ya anteriormente hemos dicho. Nos cjueda por aclarar como explicación (le los cuadros. 1. Lo que hemos (lado en llamar in-put Cuadro núm. 2 CUADRO IN-PUT OUT-PUT PARA EL EJERCITO DE TIERRA SECTORPRODUCTOR IN-PUT Fueles Mun,ciotaes Ametralla doras Catanes PROYECTILES CAÑON Calibre Calibre Calibre TOTALES Sector agrícolax Sector minerox X Sector metalúrgico. X X Sector químicox X x x x x x x x z z TOTALES OUT-PUT. Y Y Y Y Y Y Y Z Sector productivo para las fabricaciones. La primera conclusión que de su estudio se obtendría, sería orientación sobre qué clase de elemento sería más fácil obtener en mayores producciones. Otra conclusión que se deducirá del cuadro número 1 sería sobrantes y defectos, que ofreceríamos al aliado y si es en menos, tendríamos que compensar con importaciones y reservas. Para las importaciones volveríamos a repetir el cuadro, de ellas nos indicaría es lo que tomamos de cada sector productivo. 2. Lo que obtendríamos en elementos terminados de subsistencias, ves tuario, armas, armamentos, etc. s lo cine llamamos out-put produc ción neta, para utilización militar y necesidades civiles. Estos cuadros in-put out-put tienen un ligero parecido a las tablas in-put, pero no pueden considerarse como tales tablas, 199

17 REVISTA DE AERONA UTICA Y ASTRONAUTICA muy alejados de la concepción de estas úl timas. Se trata de dar una idea de la me cánica del problema. Lo dicho sirve, in sistimos, para dar una noción de cómo in terpretamos sería posible hacer el estudio de la movilización de los recursos. Los cuadros y estados anteriores nos dan el resumen global del balance de ne cesidades y posibilidades nacionales, pero aún no sería suficiente. 1-labíamos dicho anteriormente que no era aconsejable tener un solo proveedor para un artículo determinado, y así propo níamos que en lo posible se tuvieran varios, desde el tiempo de paz, desplegados, por así decirlo, dentro de la configuración geográ fica del territorio. Este consejo es más ne cesario tenerlo en cuenta cuando se tom:i en consideración las grandes zonas de des trucción que un agente termonuclear pue de producir. Hacer frente a esta contin gencia es también previsible, mediante otro nuevo cuadro de dispersión de recursos por el territorio, como el que seguidamente exponemos, y que en sí no es cosa dife rente a los cuadros in-put, out-put, ante riores. Encierra este cuadro número 3 como novedad las necesidades y produc ciones (>l)tefli(las, dentro (le diversas áreas Nimero Marzo 1965 regionales, como puede apreciarse en for ma indicativa y que resulta de fácil inter pretación. En el mismo se consigna por re giones lo que cada una recibe de las de más y lo que puede producir en elementos (le guerra, de acuerdo con la definición qtie en un principio hacíamos de Logística Na cional y Militar. Como aclaración diremos, rogando per (lonen los lectores la insistencia, que, 1 cuadro tendría más validez a medida que aumente el número de conceptos dentro (le cada sector en el in-put, y también el mayor número de elementos, items o co sas terminadas en el out-put. Estudiando el cuadro número 3 sacaría mos varias conclusiones, tales como a) Capacidad (le producciones y nece siclades por regiones. h) Lo que cada Región debe recibir de otra, que nos permitirá una pri mera aproximación al problema de los transportes interiores. e) Lo que cada Región puede recibir directamente del exterior, a través de transportes terrestres, maríti mos y aéreos (importaciones). Cuadro núm. 3 CUADRO DE NECESIDADES Y PRODUCCION REGIONAL POSIBLE. CASTILLA LA NUEVA IN-PUT TOTAL De De De IN.PUT EJERCITO TIERRA Galicia CatalLala Tascong O U T- P U T TOTALIS MARINA AIRE NecesidaIes 7H910HI2 13H41515 Sector 11 Sector 1 Sector 1 Sector 2 Sector 2 Sector 2 Sector 3 Sector 1 Sector , Sector 4 Sector 4 Sector 4 Sector 5 Sector 5 Sector 5 Sector 1 Sector 2 Sector 3 35 Sector 4 Sector 5 1 II II XX X X]X X XIX 1 1 IX] 3 X XX 1 X 2, X X 1 3 X X44 XI 1 X 1 2 X X X X3 1 2 XX X 2, 3 2, IX Sec. 200 Sec. 200 Sec. 200 Sec. 200 TOTAL OUTPUTY Y, Y, Y, Y, Y, Ye Y7 Y, Y, Y,, Yo Y,, Y,, Y,, Y,, 1. Fsssiles. 2 Carruchcria. 3. Ametralladoras. 4. Caüones. 5. Proyectiles. 6. Morteros, etc. 7. Planchas. 8. Radio,. 9. Pertrechos lo. Telémetros, etc li. Instrumentas de a bordo. 12. Hélices. 13. Rotores helicóptero, etc O. Material sanitario, contadores radiactividad, transistores. 200

18 Número Marzo 1965 REVISTA DE AERONAUTICA Y ASTRONAUTICA d) La capacidad de resistencia por re giones en caso de invasión o corte de comunicaciones. e) En qué medida cada Región tiene capacidad para defenderse y cn cuánto la Defensa Nacional y Fuer zas Armadas dependen de cada una de ellas. Los resultados finales de la combinación de los cuadros serían: l. Saber cuáles serían nuestras nece sidades que tendríamos que com pensar procedente del exterior, las que podríamos ceder para calcular las variaciones que en la importa ción y exportación experimentaría nuestra economía de tierripo de paz. estimación que no resulta pro ce dente hacerla por impresiones de momento, y q u e rigurosamente sólo puede formularse después de un estudio detallado de la movili zación. 2. La complementación de las econo mís de guerra de la coalición. Es bien cierto que pasaron los tiempos de pretendida autarquía en paz, y en la actualidad es imposible pensar en aquélla para la economía de guerra. 3Y Permite iniciar un plan de Logística Nacional y de él derivar el plan de transporte nacional y en el conjunto (le la coalición. 4Q Permite marcar el límite máximo del esfuerzo de guerra de cada na ción por separado y en el conjunto, (le acuerdo con sus déficits y so brantes. Es indudable que, de los datos que los cuadros proporcionan, del análisis de los mismos, y considerando las interrelaciones entre necesidades y posibilidades, se des prenden los grandes horizontes para la «gimnasia mental» que puede practicarse estudiando los problemas de movilización. Un juego de la guerra, que es curioso, pero triste. De todos los militares es conocido el juego de la guerra, que se utiliza con fre cuencia en los supuestos tácticos, militares, navales y de los que se obtienen importan tes enseñanzas. Los Estados Mayores de la Defensa Na cional tienen también su juego de la gue rra, pero es más triste, ya que en él se ha cen intervenir posibles víctimas y destruc ciones. 201 En los Estados Mayores de la Defensa Nacional figuran unas secciones denomi nadas «Evaluación de daños». Su come tido es determinar en cuántos disminuirán las producciones en caso de que el enemigo llevase a cabo la destrucción de una ciudad y ahora con la acción dé los agentes ató micos de una posible. zona. De este juego, aplicando a las variantes la investigación operativa, se puede de ducir: a) Las víctimas y destrucciones. h), Lo que deja de producir en cada su puesto para el esfuerzo de guerra. c) Lo que habría que dejar de abas tecer in-put, a los diversos sectores de la producción, por: regiones, ya que neutralizadas no podrían, a su vez, producir. d) Los socorros que sería pieciso n viarlos para su süpervivencia y por qué medios de transporte (general mente el aéreo, por serlo más pro bable que su sistema de comunica ciones terrestres quedase destruído o interceptado), o por mar a las ciu dades del litoral. e) En cuanto seguiría siendo posible la continuación del esfuerzo de gúe rra a base de, como decíamos én otro artículo, la radio, el fusil, la guerrilla, en una palabra; también los requerimientos en cuanto a los abastecimientos para mantener la guerra irregúlar, los cuales, y den trode las osihilidades remanentes, habría de hacerse por vía aérea.. Iguales suues tos hacen las Secciores de Evaluación de, daños, sobre los que sufri ría el enemigo bajo diversas hipótesis y en b. relación entre los propios y los sufridos por el enemigo, estaría la relación de val neraibilidad entre los posibles beligerantes.

19 REVISTA DE AERONAUTICA Y ASTRONA UTICA Nímero Marzo 1965 E o1.1 u z o N g z OP OP 6 r-. 202

20 Número Movzo 1965 REVISTA DE AERONAtJTICA Y ASTRONAUTICA Defensa civil y movilización civil. Vamos llegando al final de este artículo, pero antes quisiéramos presentar otra ne cesidad. Todos sabemos lo que çl concepto de Defensa Civil implica. En paz la ayuda a la población, en caso de catástrofe o ca lamidades públicas. En tiempo de guerra supone además la evacuación de centros urbanos, dispersión de la población, pro tección de los centros urbanos, protección de la población, protección de los centros de trabajo, etc. Por lo que venimos ex poniendo, la Movilización de la Defensa debe tener sus planes de producción, de re parto de mano de obra, de energía, de ma terias primas, y fácilmente se comprende la necesidad de que no puedan marchar por separado los organismos rectores (le la Defensa Civil y de la Movilización y como, por el contrario, los planes de una y otra deben ser completamente coordi nados. Así en los Estados Mayores de la De fensa Nacional constituidos por militares y civiles, asignados unas veces al propio Mi nistro de la Defensa y en otros países al Presidente del Gobierno, figuran organis mos con nombres parecidos a este que enunciamos División?, Oficina2, etc.para lu Movilización. y Defensa Civil que fun den en una misma entidad las dos organi zaciones cuyos cometidos hemos citado. Interpretamos es imperiosa la necesidad de su constitución, que no importa que al principio, de su labor sea poco. eficiente, ya que su tarea es muy compleja y difícil, pero que es necesario iniciar, pues aún deficiente en su principio puede ser bene ficiosa, como ahorrar cientos de vidas sin desorganizar la movilización y el esfuer zo de guerra. C.onocemos algunas publicaciones de la labor de la Oficina de la Movilización y Defensa Civil en los Esta.dos Unidos (li bro verde que publica anualmente), en las que se recogen los planes y desarrollo al canzados en la Movilización de los Minis terios Civiles. (en nuestro idioma) del Tra bajo, Sanidad, Transporte, etc., y que se analizan en las publicaciones citadas. En estos libros se aprecia la dificultad de una Movilización Nacional, sobre todo del sec tor civil de las interdependencias, pero sin duda proporcionan el conocimiento de los riesgos de una guerra y las posibilidades de triunfar sobre un enemigo, aunque sea enarbolando la bandera triunfante sobre montones de ruinas. Conclusión,. Hemos pretendido.de mo stra.rcómo técni cas a las que damos poca importancia, tales como la catalogación, normalización, esta dística, inventario, son básicas para el pro blema de la movilización. Mediante el cua dro núm. 4 puede verse la secuencia del problema (le forma solamente aproximada. La Defensa requiere, en su planteamiento, muchos organismos., suficientemente do.tados de personal. La De fe nsa re quiere, como cual quie r otra actividad, organización y burocra cia, tanto más cuanto más detalladamente se tenga estudiada; en nuestro caso, la Movili zación. Pe ro no hay motivo para alarmarse ante el crecimiento burocrático que la Mo vilizació n plantea, ya que e l aumento de aqué lla es. general en todas. las actividades, a me dida que los problemas. son más complejos, lo que hace cada ve z más necesaria grandes cantidades de datos para lograr me jores. in formaciones y decisiones, y esto crea, indu dablemente, mayor número de personas ob servando los fenómenos. Por otra parte, lo que se invierta en gastos (le movilización e srentable. Ayuda a conocer la propia economía, pue de proporcionar be neficio s, entre otros los derivados, de todas las adquisiciones del Estado, y orientar la investigación técnica aplicada. Insistimos en el mismo punto de vista que venimos manteniendo. La Defensa contra la agresión atómica prep ara, contra cualquier otro tipo de agresión, y deb e de dicarse aten ción preferente. Para e sta preparación es precis.a una gran actividad intelectual de pla nificación y trabajo, a la que dedicarse civi les y militares., trabajando en conjunto en las diversas entidades oficiales y privadas de la nación. 203

Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Estimar el tiempo que necesitas para resolverlo.

Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Estimar el tiempo que necesitas para resolverlo. Examen muestra Ob je ti vo Responder preguntas parecidas a las del examen de selección. Im por tan cia Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Saber cuántas

Más detalles

DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO

DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO Resultado fiscal El ar tícu lo 10 de la LISR in di ca que las per so nas mo ra les de be rán pa gar el im pues to apli can do al re sul ta do fis cal la tasa del

Más detalles

MANUAL PRACTICO DE SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES

MANUAL PRACTICO DE SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES MANUAL PRACTICO DE SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES Pérez Chávez - Fol Olguín - Campero Guerrero Actualmente, un número importante de personas morales se encuentran constituidas legalmente como sociedades

Más detalles

COSTO DE LO VENDIDO. Generalidades

COSTO DE LO VENDIDO. Generalidades COSTO DE LO VENDIDO Generalidades De acuer do con el ar tícu lo 29, frac ción II, de la LISR, las per so nas mo ra les del ré gi men ge ne ral de ley po drán efec tuar la de duc ción del cos to de lo ven

Más detalles

LEY DE MEMORIA HISTÓRICA. EL DERECHO DE OPCIÓN A LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA* LAW OF THE HISTORICAL MEMORY. ACQUIRE THE SPANISH CITIZENSHIP

LEY DE MEMORIA HISTÓRICA. EL DERECHO DE OPCIÓN A LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA* LAW OF THE HISTORICAL MEMORY. ACQUIRE THE SPANISH CITIZENSHIP LEY DE MEMORIA HISTÓRICA. EL DERECHO DE OPCIÓN A LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA* LAW OF THE HISTORICAL MEMORY. ACQUIRE THE SPANISH CITIZENSHIP Ma ría Ánge les SÁNCHEZ JIMÉNEZ** RESUMEN: Este trabajo tiene como

Más detalles

Manual para la homologación de proveedores de soluciones tecnológicas EDI

Manual para la homologación de proveedores de soluciones tecnológicas EDI Manual para la homologación de proveedores de soluciones tecnológicas EDI Anexo 1 1 /// Manual para la Homologación de proveedores de soluciones tecnológicas EDI Indice A. Introducción....................................................................

Más detalles

EL SALMO VESPERTINO Tono 8

EL SALMO VESPERTINO Tono 8 EL SALMO VESPERTNO Tono 8 Oh Se- ñor, cla- mo a Ti: es- cú- cha- me; es- cú- cha- me, oh Se- ñor. Oh Se- ñor, cla- mo a Ti: es- cú- cha- me, a- tien- de la voz de mi sú- pli- ca. Cuan- do cla- mo a Ti,

Más detalles

LA FRUSTRACIÓN DE UN PROYECTO ECONÓMICO

LA FRUSTRACIÓN DE UN PROYECTO ECONÓMICO LA FRUSTRACIÓN DE UN PROYECTO ECONÓMICO MARCELO ROUGIER MARTÍN FISZBEIN LA FRUSTRACIÓN DE UN PROYECTO ECONÓMICO El gobierno peronista de 1973-1976 MANANTIAL Buenos Aires Diseño de tapa: Eduardo Ruiz Rougier,

Más detalles

B. Estrategia militar

B. Estrategia militar B. Estrategia militar La Estrategia Nacional de Nicaragua se expresa en dos niveles: Político- Estratégico y Estrategia Militar, ambos concebidos como parte de la Estrategia de Seguridad Nacional, la que

Más detalles

2.2.- Puntos de renovación de pedidos. Punto de re orden = Margen de tiempo en días x uso diario Tiempo = 16 días

2.2.- Puntos de renovación de pedidos. Punto de re orden = Margen de tiempo en días x uso diario Tiempo = 16 días 2.2.- Puntos de renovación de pedidos. Una vez que la empresa ha calculado la cantidad económica de pedido, debe determinar el momento adecuado para efectuar los pedidos. Se requiere un punto de re orden

Más detalles

DEDUCCION DE INVERSIONES

DEDUCCION DE INVERSIONES DEDUCCION DE INVERSIONES Generalidades De acuer do con el ar tícu lo 37 de la LISR, las in ver sio nes sólo se po drán de du cir, en cada ejer ci cio, si guien do la me cá ni ca si guien te, con las li

Más detalles

Preguntas frecuentes sobre DATA.COD:

Preguntas frecuentes sobre DATA.COD: Preguntas frecuentes sobre DATA.COD: 1. Quién es GS1 Ar gen ti na y qué rol de sem pe ña? 2. Quién es E-Way y qué rol de sem pe ña? 3. Qué es DA TA.COD? Qué información se puede encontrar? 4. Qué requerimientos

Más detalles

POR LOS CAMINOS DE LA FE Serie de programas para crecer en la fe. TEMA: Principales aspectos de la doctrina de los fariseos.

POR LOS CAMINOS DE LA FE Serie de programas para crecer en la fe. TEMA: Principales aspectos de la doctrina de los fariseos. POR LOS CAMINOS DE LA FE FICHA 11-61 1.- PRE SEN TA CIÓN DEL TE MA Los fa ri seos eran un gru po muy ape ga do a la Ley ju día. Eran gen tes de la cla se me dia, ar te sa nos o co mer cian tes, o gen te

Más detalles

La nueva era de las desigualdades

La nueva era de las desigualdades JEAN-PAUL FITOUSSI PIERRE ROSANVALLON La nueva era de las desigualdades MANANTIAL Título original:??? Éditions du Seuil, París Éditions du Seuil, 1996 Traducción: Horacio Pons Diseño de tapa: Estudio R

Más detalles

MANUAL DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONES DE LA DIVISIÓN DE LOGÍSTICA- 4TA. DIEMCFFAA- - 2009-

MANUAL DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONES DE LA DIVISIÓN DE LOGÍSTICA- 4TA. DIEMCFFAA- - 2009- MANUAL DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONES DE LA DIVISIÓN DE LOGÍSTICA- 4TA. DIEMCFFAA- - 2009- INDICE I. FUNCIÓN GENERAL, LÍNEA DE AUTORIDAD Y ORGANIGRAMA ESTRUCTURAL. II. FUNCIONES ESPECÍFICAS, LÍNEA DE AUTORIDAD

Más detalles

III. PLANIFICACIÓN Y CONTROL EN LA CONSTRUCCIÓN.

III. PLANIFICACIÓN Y CONTROL EN LA CONSTRUCCIÓN. III. PLANIFICACIÓN Y CONTROL EN LA CONSTRUCCIÓN. Generalidades. Este capítulo tiene por objeto anticipar una visión de conjunto de las diversas funciones que conforman una faena, su forma de coordinarlas

Más detalles

7. FLU JO D E C A JA D E L PR O Y E C TO. 7.1 E stru ctu ra g e n e ra l d e u n flu jo d e caja

7. FLU JO D E C A JA D E L PR O Y E C TO. 7.1 E stru ctu ra g e n e ra l d e u n flu jo d e caja Como se puede observar, para calcular este valor se debió necesariamente calcular el valor de desecho contable, ya que el efecto tributario se obtiene restando el valor libro que tendrán los activos al

Más detalles

ciones militares de la guerra de 1854, presentar

ciones militares de la guerra de 1854, presentar Decreto de 20 de Noviembre sobre la consolidación de la deuda pública. El Presidente de la República de Nicaragua a sus habitantes: Debiendo proceder a la consolidación de la deuda pública interior de

Más detalles

CUERPOS Y ESCALAS MILITARES I

CUERPOS Y ESCALAS MILITARES I 1 CUERPOS Y ESCALAS MILITARES I CUERPOS ESPECÍFICOS DE LOS EJÉRCITOS CUERPO GENERAL ESCALA SUPERIOR DE OFICIALES (TENIENTE a TENIENTE GENERAL) ESCALA DE OFICIALES (ALFÉREZ a TENIENTE CORONEL) ESCALA DE

Más detalles

DECLARACIÓN DE SAN JUAN, PUERTO RICO. XIV REUNIÓN DE CORTES SUPREMAS DE JUSTICIA DE CENTROAMÉRICA, EL CARIBE Y MÉXICO *

DECLARACIÓN DE SAN JUAN, PUERTO RICO. XIV REUNIÓN DE CORTES SUPREMAS DE JUSTICIA DE CENTROAMÉRICA, EL CARIBE Y MÉXICO * DECLARACIÓN DE SAN JUAN, PUERTO RICO. XIV REUNIÓN DE CORTES SUPREMAS DE JUSTICIA DE CENTROAMÉRICA, EL CARIBE Y MÉXICO * Reu ni dos en el Sa lón Fran cis co Oller del Ho tel El Con ven to, en San Juan,

Más detalles

JUGAR, APRENDER Y ENSEÑAR

JUGAR, APRENDER Y ENSEÑAR JUGAR, APRENDER Y ENSEÑAR NOEMI AIZENCANG JUGAR, APRENDER Y ENSEÑAR Relaciones que potencian los aprendizajes escolares MANANTIAL Buenos Aires Diseño de tapa: Eduardo Ruiz Aizencang, Noemí. Jugar, aprender

Más detalles

Ca pí tu lo X: De la Bi blio te ca y Cen tro de Re cur sos pa ra el Apren di za je

Ca pí tu lo X: De la Bi blio te ca y Cen tro de Re cur sos pa ra el Apren di za je Ca pí tu lo X: De la Bi blio te ca y Cen tro de Re cur sos pa ra el Apren di za je Ar tí cu lo 10.1 Los es tu dian tes tie nen el de re cho a usar li bre men te la Bi blio te ca de la Uni ver si dad y

Más detalles

INDUSTRIAS DEL MEDITERRÁNEO S.A.

INDUSTRIAS DEL MEDITERRÁNEO S.A. Original de los profesores Ramón Gurriarán y Tomás Garicano del IE Business School. Versión original de 14 de abril de 1997. Última versión 30 de mayo de 2011. Editado por el Departamento de Publicaciones

Más detalles

ÍNDICE GENeRAL. CAPÍTULO I El contrato de suministro

ÍNDICE GENeRAL. CAPÍTULO I El contrato de suministro ÍNDICE GENeRAL CAPÍTULO I El contrato de suministro 1. In t r o d u c c i ó n... 1 2. Fun c i ó n Ec o n ó m i c a... 2 3. Nat u r a l e z a ju r í d i c a y ca r a c t e r í s t i c a s... 4 4. Dif e

Más detalles

Alcances y retos de la reforma constitucional en materia de derechos humanos y su relación con la reforma constitucional de amparo

Alcances y retos de la reforma constitucional en materia de derechos humanos y su relación con la reforma constitucional de amparo Alcances y retos de la reforma constitucional en materia de derechos humanos y su relación con la reforma constitucional de amparo 1) Introducción Geiser Manuel Caso Mo li na ri El pre sen te tra ba jo

Más detalles

114. CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE TRANSPARENCIA EN LAS ADQUISICIONES DE ARMAS CONVENCIONALES

114. CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE TRANSPARENCIA EN LAS ADQUISICIONES DE ARMAS CONVENCIONALES 114. CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE TRANSPARENCIA EN LAS ADQUISICIONES DE ARMAS CONVENCIONALES Adoptada en el Vigésimo noveno periodo ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de

Más detalles

to en que la vida del hombre comienza en el seno materno y que por puede ser con o sin el consentimiento de la madre o por otras causas,

to en que la vida del hombre comienza en el seno materno y que por puede ser con o sin el consentimiento de la madre o por otras causas, INTRODUCCION El tema de esta investigación estudia uno de los problemas más importantes en la vida del ser humano, ya que trata del preciso moinen - to en que la vida del hombre comienza en el seno materno

Más detalles

Sra. Núñez-Hernández AP SPANISH LITERATURE

Sra. Núñez-Hernández AP SPANISH LITERATURE ANÁLISIS DEL POEMA He Andado Muchos Caminos Nombre del poeta: Época literaria/movimiento Antonia Machado 1875-1935 Un Poeta Modernista Critica el Siglo de Oro Asunto o tema del poema: Subtemas o ideas

Más detalles

BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO

BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO Núm. 133 Martes 1 de junio de 2010 Sec. I. Pág. 47331 I. DISPOSICIONES GENERALES MINISTERIO DE DEFENSA 8698 Real Decreto 711/2010, de 28 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de especialidades fundamentales

Más detalles

CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE TRANSPARENCIA EN LAS ADQUISICIONES DE ARMAS CONVENCIONALES

CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE TRANSPARENCIA EN LAS ADQUISICIONES DE ARMAS CONVENCIONALES CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE TRANSPARENCIA EN LAS ADQUISICIONES DE ARMAS CONVENCIONALES LOS ESTADOS PARTES, TENIENDO PRESENTE sus compromisos ante las Naciones Unidas y la Organización de los Estados

Más detalles

Desarrollo Emocional

Desarrollo Emocional Desarrollo Emocional Universidad Politécnica Salesiana Área de Ciencias Sociales, Humanas y de la Educación Carrera de Pedagogía Qui to Desarrollo Emocional ROSA ARMAS 2010 DESARROLLO EMOCIONAL Rosa Armas

Más detalles

Capítulo 3 Interés compuesto

Capítulo 3 Interés compuesto Capítulo 3 Interés compuesto Introducción Cuando un banco o cualquier otra institución financiera aumentan el número de periodos en el año en los que pagan intereses, el capital aumenta más rápidamente

Más detalles

PARAKLISIS CANON DE SÚPLICAS A LA VIRGEN MADRE DE DIOS. Dios, el se- ñor, se nos ha ma- ni- fes- ta- do ben- di- to

PARAKLISIS CANON DE SÚPLICAS A LA VIRGEN MADRE DE DIOS. Dios, el se- ñor, se nos ha ma- ni- fes- ta- do ben- di- to PARAKLISIS CANON DE SÚPLICAS A LA VIRGEN MADRE DE DIOS Dios, el se- ñor, se nos ha ma- ni- fes- ta- do ben- di- to el que vie- ne en el nom- bre del se- ñor A la Pu- rí- si- ma a- cu- da- mos con á- ni-

Más detalles

Ín d i c e. De c u o ta. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o... 662. Limitación d e g a r a n t í a. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o...

Ín d i c e. De c u o ta. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o... 662. Limitación d e g a r a n t í a. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o... Ín d i c e TOMO IV Contrato de Hipoteca Co n t r at o s Hi p o t e c a. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o 1... 649 Hi p o t e c a. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o 2... 653 Hi p o t e c a. Es c

Más detalles

www.erenting.es GUÍA DE

www.erenting.es GUÍA DE www.erenting.es GUÍA DE Presentación. erenting se ha consolidado como un referente en la zona Norte de la península, en el sector del arrendamiento a largo plazo de turismos, vehículos comerciales, vehículos

Más detalles

JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS

JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS Con este material se pretende reforzar el reconocimiento de las letras trabajadas en el aula a través del método letrilandia ; este es un paso posterior al conocimiento

Más detalles

Historia La raza humana ha establecido una civilización científica espectacular durante cientos de años, pero al mismo tiempo no pudo ignorar los avisos que la Tierra le enviaba sobre las calamidades que

Más detalles

IDEA GENERAL ESQUEMA DEL JUEGO. CONTINUACION DEL JUEGO: El turno de cada jugador desde la segunda vuelta en adelante, comprende las siguientes etapas.

IDEA GENERAL ESQUEMA DEL JUEGO. CONTINUACION DEL JUEGO: El turno de cada jugador desde la segunda vuelta en adelante, comprende las siguientes etapas. REGLAMENTO DE T.E.G. www.openpool.com.ar (utilizado para el Torneo Nacional Puan 2002) INSTRUCCIONES IDEA GENERAL El juego propone un conflicto bélico que tiene lugar sobre un planisferio dividido en 50

Más detalles

Contenido detallado del área económicofinanciera

Contenido detallado del área económicofinanciera Contenido detallado del área económicofinanciera de un Plan de Empresa Fuente: Administración General del Estado http://www.administracion.es/portadas/perfiles/empresa/creacion_de_empresas/plan_de_empresa/

Más detalles

Có mo ha cer escuelas democráticas?

Có mo ha cer escuelas democráticas? Có mo ha cer escuelas democráticas? Josep Ma Puig Rovira Uni ver si tat de Bar ce lo na Resumen Para res pon der a la pre gun ta que ti tu la el pre sen te ar tí cu lo, Có mo ha cer es cu e las de mo crá

Más detalles

MANUAL DE AYUDA MÓDULO CRM

MANUAL DE AYUDA MÓDULO CRM MANUAL DE AYUDA MÓDULO CRM Fecha última revisión: Abril 2013 INDICE DE CONTENIDOS CRM... 4 1. INTRODUCCIÓN CRM... 4 CONFIGURACIÓN DE MAESTROS... 5 1. RECURSOS... 9 2. ESTADOS... 11 3. PRIORIDADES... 12

Más detalles

U. T. 2. EL EMPRESARIO COMO EMPRENDEDOR. LA IDEA DE NEGOCIO

U. T. 2. EL EMPRESARIO COMO EMPRENDEDOR. LA IDEA DE NEGOCIO COMO EMPRENDEDOR. ACTIVIDADES DE ACERCAMIENTO Sabes distinguir entre el autoempleo y el empleo por cuenta ajena? Tienes alguna idea de negocio? Sabes en qué consiste un estudio de mercado? Conoces lugares

Más detalles

Cuenta del gasto en protección ambiental

Cuenta del gasto en protección ambiental Cuenta del gasto en protección ambiental Introducción La protección del medio ambiente constituye una actividad que está adquiriendo cada vez más importancia en el desarrollo socioeconómico de la Unión

Más detalles

Este documento contiene la Semana 4

Este documento contiene la Semana 4 1 INDICE ECUACION DE INVENTARIO ECUACION DE INVENTARIO... 4 RECURSOS = DEUDAS... 4 ACTIVO = PASIVO + PATRIMONIO... 4 Concepto de cuenta contable... 5 Ejercicio... 6 Aportes:... 6 Variaciones de la ecuación...

Más detalles

ÍNDICE GENeRAL. CAPÍTULO I Teoría general de los contratos atípicos

ÍNDICE GENeRAL. CAPÍTULO I Teoría general de los contratos atípicos ÍNDICE GENeRAL Pre s e n ta c i ó n... xix CAPÍTULO I Teoría general de los contratos atípicos 1. In t r o d u c c i ó n... 1 2. El ti p o... 3 3. La tipicidad... 5 4. El ti p o y la tipicidad co n t r

Más detalles

Relaciones Cuba-África: Marco para un Bojeo Bibliográfico

Relaciones Cuba-África: Marco para un Bojeo Bibliográfico Relaciones Cuba-África: Marco para un Bojeo Bibliográfico David González López Resumo O au tor pro põe um mar co bi bli o grá fi co para o es tu do das re la ções de Cuba com a Áfri ca, pas san do em re

Más detalles

Iniciación al Análisis Fundamental

Iniciación al Análisis Fundamental Iniciación al Análisis Fundamental I INTRODUCCION AL BALANCE II ANALISIS DEL BALANCE DE SITUACION - UTILIDAD - HERRAMIENTAS A UTILIZAR - CHEQUEO AL BALANCE - CUADRO DE FINANCIAMIENTO - RATIOS: CONCEPTO

Más detalles

El valor del dinero en el tiempo, matemáticas financieras

El valor del dinero en el tiempo, matemáticas financieras El valor del dinero en el tiempo, 1 Introducción Todos los días afrontamos problemas financieros, por ejemplo, al comprar un televisor tenemos varias opciones: pagar de contado, a un determinado precio;

Más detalles

Derecho civil del matrimonio y de la familia

Derecho civil del matrimonio y de la familia Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Derecho civil del matrimonio y de la familia GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13, 2015

Más detalles

CONCEPTOS CURSOSONLINE. Cómo desarrollar tu Plan de Negocio NEURS UNIVERSITY

CONCEPTOS CURSOSONLINE. Cómo desarrollar tu Plan de Negocio NEURS UNIVERSITY CURSOSONLINE CONCEPTOS Cómo desarrollar tu Plan de Negocio SUMARIOPLAN DE NEGOCIO 1. INTRODUCCIÓN... 3 2. COMO DESARROLLAR TU PLAN DE NEGOCIO... 4 2.1. Descripción de la empresa... 4 2.2. Problema / Oportunidad

Más detalles

Modelos de orientación en psicopedagogía familiar

Modelos de orientación en psicopedagogía familiar Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Modelos de orientación en psicopedagogía familiar GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13,

Más detalles

La [R]evolución Energética de Greenpeace versus el escenario Perspectivas de la Energía en el Mundo 2011 de la Agencia Internacional de la Energía

La [R]evolución Energética de Greenpeace versus el escenario Perspectivas de la Energía en el Mundo 2011 de la Agencia Internacional de la Energía La [R]evolución Energética de Greenpeace versus el escenario Perspectivas de la Energía en el Mundo 2011 de la Agencia Internacional de la Energía Diciembre 2011 Sven Teske Greenpeace Internacional Escenarios

Más detalles

ANEXO 4. Antecedentes de la Iniciativa de Mérida:

ANEXO 4. Antecedentes de la Iniciativa de Mérida: ANEXO 4 Antecedentes de la Iniciativa de Mérida: La Iniciativa de Mérida es vista algunas veces como una respuesta coordinada a los retos del tráfico de drogas y el crimen en México y América Central.

Más detalles

Enunciados de Ingeniería del Software

Enunciados de Ingeniería del Software Enunciados de Ingeniería del Software Cada enunciado describe el funcionamiento de un trozo de un sistema, pudiendo centrarse más en los aspectos estáticos o en los dinámicos. En consecuencia los distintos

Más detalles

Atenea pregunta r. respuesta.

Atenea  pregunta r. respuesta. 48 Atenea Número 41 E N T R E V I S T A por Jorge Ortega Es importante para las empresas estar en un salón como HOMSEC Pedro Morenés Ministro de Defensa El ministro de Defensa, Pedro Morenés, en entrevista

Más detalles

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la República.

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la República. Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la República. FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, en ejercicio

Más detalles

Conocer los cambios que se han ido presentando permite definir más claramente cuál es el perfil de traductor que hoy exigen las empresas.

Conocer los cambios que se han ido presentando permite definir más claramente cuál es el perfil de traductor que hoy exigen las empresas. El traductor como proveedor de servicios y gerente de proyectos Ponencia presentada por Julia Benseñor en el III CONGRESO LATINOAMERICANO DE TRADUCCIÓN E INTERPRETACIÓN, CTPBA, Buenos Aires, abril de 2001

Más detalles

La enseñanza militar para la incorporación a las Escalas de militares de carrera se estructura en los siguientes grados:

La enseñanza militar para la incorporación a las Escalas de militares de carrera se estructura en los siguientes grados: NIVELES DE ENSEÑANZA La enseñanza militar tiene como finalidades la formación integral y capacitación específica del militar profesional y la permanente actualización de sus conocimientos en los ámbitos

Más detalles

20 Preguntas y 10 consejos para los alumnos

20 Preguntas y 10 consejos para los alumnos 1. Qué puedo hacer al acabar bachillerato? Los estudios de Bachillerato son voluntarios. Generalmente, quien estudia bachillerato quiere continuar después haciendo estudios superiores, como los universitarios,

Más detalles

MANUAL DE AYUDA MÓDULO CRM

MANUAL DE AYUDA MÓDULO CRM MANUAL DE AYUDA MÓDULO CRM Fecha última revisión: Enero 2015 INDICE DE CONTENIDOS CRM... 4 1. INTRODUCCIÓN CRM... 4 CONFIGURACIÓN DE MAESTROS... 5 1. RECURSOS... 9 2. ESTADOS... 11 3. PRIORIDADES... 12

Más detalles

El Comando de Movilidad Aerea (AMC) y la Estrategia de guerra irregular de estados unidos Por Eva Golinger

El Comando de Movilidad Aerea (AMC) y la Estrategia de guerra irregular de estados unidos Por Eva Golinger El Comando de Movilidad Aerea (AMC) y la Estrategia de guerra irregular de estados unidos Por Eva Golinger El Comando de Movilidad Aerea (AMC) es principalmente un equipo de Guerra. Es un Comando Mayor

Más detalles

Sociología de la familia

Sociología de la familia Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Sociología de la familia GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13, 2015 Sociología de la Familia

Más detalles

1. La Franquicia. 2. Conceptos Básicos

1. La Franquicia. 2. Conceptos Básicos 1. La Franquicia La puesta en marcha de un negocio, es una tarea que debe ser meditada y planificada cuidadosamente, toda vez que buena parte del éxito del desarrollo de una actividad empresarial, por

Más detalles

11 Selección de proyectos

11 Selección de proyectos Selección de proyectos de inversión Esta unidad didáctica persigue los siguientes objetivos: Esquema temporal de un proyecto de inversión. Comprender y operar con el factor de capitalización compuesta.

Más detalles

LA SITUACIÓN ECONÓMICA PREVIA (1996-2000)

LA SITUACIÓN ECONÓMICA PREVIA (1996-2000) LA SITUACIÓN ECONÓMICA PREVIA (1996-2000) Elena Pisonero* SITUACIÓN EN 1996 Un aspecto muy importante del acceso al euro es la situación económica previa, que se caracterizaba por no cumplir ningún requisito

Más detalles

Manual del Propietario

Manual del Propietario Manual del Propietario Las ilus tra cio nes, in for ma ción téc ni ca, los da tos y des crip cio nes con te ni dos en es ta pu bli ca ción es ta ban apro ba dos en el mo men to de su im pre sión. Ford

Más detalles

El valor del dinero en el tiempo, matemáticas financieras

El valor del dinero en el tiempo, matemáticas financieras El valor del dinero en el tiempo, matemáticas financieras D.R. Universidad TecVirtual del Sistema Tecnológico de Monterrey México, 2012. 1 Índice Inicio... 3 - Introducción - Objetivo - Temario - Antecedentes

Más detalles

Preguntas y respuestas sobre la regulación de la Psicología Sanitaria

Preguntas y respuestas sobre la regulación de la Psicología Sanitaria Versión para impresión "http://www.infocop.es/view_article.asp?id=4274&cat=9" Título: Preguntas y respuestas sobre la regulación de la Psicología Sanitaria Imprimir Preguntas y respuestas sobre la regulación

Más detalles

Optimización de la explotación minera

Optimización de la explotación minera Optimización de la explotación minera La integración de la empresa minera es esencial para aumentar la productividad JOHN JESSOP A medida que el sector de los recursos sigue ganando importancia, las empresas

Más detalles

PORTADA EN EN PORTADA. El estudio encargado por BME identifica 5.353 candidatos que se ajustan al perfil definido en las especificaciones del MAB

PORTADA EN EN PORTADA. El estudio encargado por BME identifica 5.353 candidatos que se ajustan al perfil definido en las especificaciones del MAB EN EN PORTADA PORTADA El estudio encargado por BME identifica 5.353 candidatos que se ajustan al perfil definido en las especificaciones del MAB EMPRESAS ESPAÑOLAS CON POTENCIAL DE COTIZACIÓN EN LOS MERCADOS

Más detalles

Familia y medios de comunicación

Familia y medios de comunicación Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Familia y medios de comunicación GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Mayo 6, 2015 Familia y Medios

Más detalles

TEMA 4. EL DESARROLLO DE LAS EMPRESAS.

TEMA 4. EL DESARROLLO DE LAS EMPRESAS. 1. LOCALIZACIÓN Y DIMENSIÓN EMPRESARIAL. Respecto al lugar de emplazamiento se plantean 2 decisiones estratégicas, es decir, a l/p: 1. Dónde instalar la empresa?: la LOCALIZACIÓN. 2. Qué tamaño tendrá

Más detalles

Consulta, asesoramiento y mediación familiar

Consulta, asesoramiento y mediación familiar Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Consulta, asesoramiento y mediación familiar GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13, 2015

Más detalles

UAP lanza carrera profesional INGENIERIA AERONAUTICA

UAP lanza carrera profesional INGENIERIA AERONAUTICA Artículo Publicado en el Suplemento Orientación Vocacional y Profesional VOCACIÓN del Diario Expreso el día 30 de Diciembre del 2009 UAP lanza carrera profesional INGENIERIA AERONAUTICA La Universidad

Más detalles

ANÁLISIS DE BUENAS PRÁCTICAS : APORTACIONES PARA EL E-LEARNING EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR (1)

ANÁLISIS DE BUENAS PRÁCTICAS : APORTACIONES PARA EL E-LEARNING EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR (1) Revista de Tecnología de Información y Comunicación en Educación Vol. 4, No. 1, Ene ro-ju nio 2010 ANÁLISIS DE BUENAS PRÁCTICAS : APORTACIONES PARA EL E-LEARNING EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR (1) Julio Cabero

Más detalles

CAPITULO II Diagnóstico de Comunicación Organizacional para la empresa Mobiliario y Servicios Industriales del Noroeste, S.A de C.

CAPITULO II Diagnóstico de Comunicación Organizacional para la empresa Mobiliario y Servicios Industriales del Noroeste, S.A de C. CAPITULO II Diagnóstico de Comunicación Organizacional para la empresa Mobiliario y Servicios Industriales del Noroeste, S.A de C.V 28 CAPITULO II Diagnóstico de Comunicación Organizacional para la empresa

Más detalles

MATERIA : GESTION DE SERVICIOS DE TI FECHA: Marzo 18 de 2013

MATERIA : GESTION DE SERVICIOS DE TI FECHA: Marzo 18 de 2013 Tabla de contenido Métricas de la Gestión de los : Cómo Empezar... 2 Por qué realizar informes de gestión desde los datos de del Centro de Servicio al Usuario?... 2 Clasificación de los Datos de Rendimiento...

Más detalles

CONSTRUCTORAS Régimen contable, fiscal y de seguridad social

CONSTRUCTORAS Régimen contable, fiscal y de seguridad social CONSTRUCTORAS Régimen contable, fiscal y de seguridad social Pérez Chávez Campero Fol La escasa bibliografía referente a las empresas constructoras es el motivo de esta publicación, misma que analiza dicha

Más detalles

Derechos que se ViVen Marcela Temes

Derechos que se ViVen Marcela Temes Derechos que se ViVen Marcela Temes 1 Si un niño o una niña aprende a vivir dentro de una cultura de derechos será un hombre o una mujer libre, capaz de luchar por sus ideales más profundos. Marcela Temes

Más detalles

Diseño y aplicación de un Plan Estratégico de Recursos Humanos. La experiencia práctica de DHL Internacional España

Diseño y aplicación de un Plan Estratégico de Recursos Humanos. La experiencia práctica de DHL Internacional España Diseño y aplicación de un Plan Estratégico de Recursos Humanos. La experiencia práctica de DHL Internacional España La dirección de Recursos Humanos de DHL International España ha elaborado un Plan Estratégico

Más detalles

management Figura 1 que sí se necesitan. La varia bilidad alarga el horizonte de la planeación y origina mayor incertidumbre.

management Figura 1 que sí se necesitan. La varia bilidad alarga el horizonte de la planeación y origina mayor incertidumbre. management Jorge sierra Acosta Control y gestión de inventarios Inventarios para eliminar diferencias y reducir costos 1 Los inventarios cíclicos y rotativos ofrecen beneficios a las empresas que los conocen

Más detalles

Economía y Administración de Empresas para Ingenieros

Economía y Administración de Empresas para Ingenieros Rubén Diego Carrera DPTO. DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS Este tema se publica bajo Licencia: Creative Commons BY-NC-SA 3.0 ÍNDICE DE CONTENIDOS - Índice de contenidos - 1. El inventario. 2. Tipos de inventario.

Más detalles

LECTURA ORANTE DE LA BIBLIA

LECTURA ORANTE DE LA BIBLIA LECTURA ORANTE DE LA BIBLIA para aprender a vivir la Misericordia de Dios CICLO LITURGICO C 2015-2016 Dios nos Habla Hoy Adultos y Jóvenes Jesús Nuestro Amigo Niños Para ser capaces de misericordia, entonces,

Más detalles

Aprendiendo e innovando sobre la comercialización del cacao

Aprendiendo e innovando sobre la comercialización del cacao Aprendiendo e innovando sobre la comercialización del cacao 10 GUÍA Aprendiendo e innovando sobre la comercialización del cacao 10 GUÍA Estimados productores y productoras de cacao. La guía que tiene

Más detalles

EPÍLOGO. 1207 Yet man, Nor man R., Exsle ve Inter views and the His to rio graphy of Sla very,

EPÍLOGO. 1207 Yet man, Nor man R., Exsle ve Inter views and the His to rio graphy of Sla very, 357 EPÍLOGO Los tes ti mo nios de los pri me ros ne gros que pi sa ron tie rras nor tea me ri ca nas co mo ma no de obra es cla va son des ga rra do res. 1207 Con esas mi les de dramáticas historias particulares

Más detalles

TÉCNICA CONTABLE CICLO FORMATIVO DE GRADO MEDIO GESTIÓN ADMINISTRATIVA

TÉCNICA CONTABLE CICLO FORMATIVO DE GRADO MEDIO GESTIÓN ADMINISTRATIVA TÉCNICA CONTABLE CICLO FORMATIVO DE GRADO MEDIO GESTIÓN ADMINISTRATIVA Rafael Domingo Martínez Carrasco Técnica contable Rafael Domingo Martínez Carrasco ISBN: 978-84-9948-175-3 Depósito legal: A-843-2010

Más detalles

Flash Fabricación. Flash Fabricación 1

Flash Fabricación. Flash Fabricación 1 Flash Fabricación Descripción general FLASH Fabricación permite llevar el control de las operaciones de fabricación y montaje de una empresa. Para el seguimiento de las operaciones de fabricación en FLASH

Más detalles

Una revelación de Dios del edificio de Dios como la meta de Su salvación, provisión y revelación

Una revelación de Dios del edificio de Dios como la meta de Su salvación, provisión y revelación Mensaje uno Una revelación de Dios y del edificio de Dios como la meta de Su salvación, provisión y revelación Lectura bíblica: Éx. 3:6, 14-16, 18; 5:1; 24:8; 17:6; 25:8-9; 40:1-2, 34-38 I. En Éxodo encon

Más detalles

Que no sabes cómo pasar una cantidad binaria a decimal y viceversa? Utiliza la Calculadora científica que incluye Windows, desde:

Que no sabes cómo pasar una cantidad binaria a decimal y viceversa? Utiliza la Calculadora científica que incluye Windows, desde: No nos hemos olvidado de que en el capítulo anterior has configurado unas direcciones IP en los diez ordenadores del aula que empezaban en la dirección 192.168.0.2 con una máscara de subred 255.255.255.0

Más detalles

Dimensión económica de la familia

Dimensión económica de la familia Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Dimensión económica de la familia GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2015-2016 Ficha Técnica Asignatura: Dimensión Económica de la Familia

Más detalles

Trabajo Fin de Máster

Trabajo Fin de Máster Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Trabajo Fin de Máster GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2015-2016 Presentación Bien ve ni dos a la asig na tu ra "Tra ba jo Fin de Más ter"

Más detalles

REGLAMENTO OPERATIVO DEL TALLER MECÁNICO DEL INSTITUTO DE ENERGÍAS RENOVABLES CAPÍTULO I. MISIÓN, VISIÓN Y OBJETIVOS DEL TALLER MECÁNICO

REGLAMENTO OPERATIVO DEL TALLER MECÁNICO DEL INSTITUTO DE ENERGÍAS RENOVABLES CAPÍTULO I. MISIÓN, VISIÓN Y OBJETIVOS DEL TALLER MECÁNICO REGLAMENTO OPERATIVO DEL TALLER MECÁNICO DEL INSTITUTO DE ENERGÍAS RENOVABLES COMISIÓN DE TALLER (Aprobado por C.I. el 14.03.2013) Este reglamento operativo delinea cada una de las actividades que se llevan

Más detalles

la información como herramienta de gestión estratégica:

la información como herramienta de gestión estratégica: fructificanproyectosquefructificanproyectosquefructifican proyectos que fructifican la información como herramienta de gestión estratégica: la vigilancia tecnológica El Plan Canario de I+D+i+d 2007-2010

Más detalles

EL CASO CASTAÑEDA ANTE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS I. INTRODUCCIÓN

EL CASO CASTAÑEDA ANTE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS I. INTRODUCCIÓN EL CASO CASTAÑEDA ANTE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS Carlos María PELAYO MÖLLER* San tia go J. VÁZQUEZ CAMACHO** SUMARIO: I. Intro duc ción. II. Pro ce di mien to a ni vel na cio nal y en

Más detalles

ECONOMÍA MARROQUÍ RELACIONES COMERCIALES ESPAÑA-MARRUECOS. Principales productos importados y exportados de España a Marruecos

ECONOMÍA MARROQUÍ RELACIONES COMERCIALES ESPAÑA-MARRUECOS. Principales productos importados y exportados de España a Marruecos ECONOMÍA MARROQUÍ INFORMACIÓN ECONOMICA Población Economía Comercio Exterior RELACIONES COMERCIALES ESPAÑA-MARRUECOS Principales productos importados y exportados de España a Marruecos RELACIONES COMERCIALES

Más detalles

ART. 9, FRACC. III FACULTADES. No. Unidad Administrativa Facultades Fundamento legal

ART. 9, FRACC. III FACULTADES. No. Unidad Administrativa Facultades Fundamento legal ART. 9, FRACC. III FACULTADES Dependencia o entidad: SECRETARIA DE DESARROLLO ECONOMICO No. Unidad Administrativa Facultades Fundamento legal SECRETARIO DE DESARROLLO ECONOMICO I.- Planear, elaborar e

Más detalles

CAPÍTULO IV LA BALANZA COMERCIAL AGROALIMENTARIA

CAPÍTULO IV LA BALANZA COMERCIAL AGROALIMENTARIA CAPÍTULO IV LA BALANZA COMERCIAL AGROALIMENTARIA IV. LA BALANZA COMERCIAL AGROALI- MENTARIA Durante los últimos diez años, la balanza comercial andaluza con el exterior ha registrado, en líneas generales,

Más detalles

MANTENIMIENTO PREVENTIVO DE MEDIOS DE TRANSPORTE. Programa Técnico Profesional en Transporte terrestre y de carga

MANTENIMIENTO PREVENTIVO DE MEDIOS DE TRANSPORTE. Programa Técnico Profesional en Transporte terrestre y de carga MANTENIMIENTO PREVENTIVO DE MEDIOS DE TRANSPORTE Programa Técnico Profesional en Transporte terrestre y de carga Descripción del curso Si bien el mantenimiento hace parte del mapa de procesos de las compañías,

Más detalles

Unidad 7. Administración de inventarios. Objetivos específicos de aprendizaje

Unidad 7. Administración de inventarios. Objetivos específicos de aprendizaje Unidad 7 Administración de inventarios Objetivos específicos de aprendizaje Al terminar de estudiar este capítulo, el estudiante será capaz de: Explicar el concepto de inventarios. Explicar el concepto

Más detalles