Trabajo informal y políticas de protección social

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Trabajo informal y políticas de protección social"

Transcripción

1 Trabajo informal y políticas de protección social Julio H. Gamero Requena y Gabriela Carrasco Fortaleciendo la voz de los trabajadores informales en las decisiones de política social en América Latina PROYECTO WIEGO-CIES PERU

2 Contenido INTRODUCCIÓN I. CARACTERÍSTICAS DE LA INFORMALIDAD 1. Marco conceptual de la economía informal 1.1 Discusión conceptual El excedente estructural de mano de obra Los costos y barreras de la formalidad, las trabas legales La opción voluntaria, la habilidad empresarial Otras interpretaciones 1.2 Informalidad desde la visión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Sector informal Economía informal Empleo informal 1.3 Aspectos metodológicos de la estimación del empleo informal y sector informal Operacionalización del sector informal Operacionalización del empleo informal Módulo del trabajador independiente 2. Evolución de la informalidad en el Perú 3. Características del empleo informal en el Perú 4. Características del trabajador independiente y empleador informal II. POLÍTICAS SOCIALES Y LABORALES 1. Ajuste y recuperación de las finanzas públicas y de la economía: el contexto de las políticas sociales 2. De los noventa en adelante: una comparación del gasto social del Perú con la región

3 3. Perú: Itinerario de la política social y de las políticas laborales y de empleo 3.1 La redefinición en el rol del Estado y de las políticas laborales y de empleo 3.2 Las políticas sociales en el Perú: de universales y selectivas al universalismo básico? La época de la política del universalismo segmentado De la emergencia a las políticas selectivas y focalizadas La focalización y selectividad del gasto social El modelo FONCODES Las políticas sociales del nuevo siglo, hacia la familia del universalismo básico? Programas de protección social y programas sociales focalizados: punto de partida de una nueva política social? 3.3 Las políticas laborales y de empleo Las políticas del 2000 en adelante III. POLÍTICAS Y PROGRAMAS PARA EL EMPLEO INFORMAL 1. Las políticas 2. Cobertura del SIS y de programas de ayuda alimentaria 3. Los regímenes particulares 3.1 Canillitas, lustradores de calzado y recicladores 3.2 El Decreto Legislativo El Bono Gratitud 4. Los programas (para la superación de la condición de empleo informal) 4.1 Programas de capacitación técnica Projoven (componente a emprendedores) REVALORA Mi Chacra Productiva 4.2 Programas de desarrollo rural PAME Rural RED Rural Micro Corredores Socio Económicos / MCSE AgroRural (Marenass) 4.3 Programas de mejoramiento del ingreso Construyendo Perú Capitalizando Infraestructura Económica Productiva Programa Empresa Solidaria 5. Iniciativas con potencial de extender la protección social al empleo en informalidad

4 5.1 Seguros de salud semicontributivo e independiente para trabajadores en condición de informalidad 5.2 Identificación de espacios de toma de decisiones IV. REFLEXIONES FINALES Y RECOMENDACIONES DE POLÍTICA 1. Reflexiones finales 1.1 La política social focalizada 1.2 El universalismo segmentado 1.3 Qué modelo de política social sería el más inclusivo? 1.4 Set de políticas de protección social orientadas al empleo en informalidad 2. Recomendaciones BIBLIOGRAFÍA CUADROS ANEXOS

5 INTRODUCCIÓN El presente documento Trabajo Informal y Protección Social toma como elemento central para el estudio del trabajo en informalidad, la propuesta de medición derivada de las directrices de la XVII CIET que define y operacionaliza el concepto de empleo informal. Por el momento, esto supone el final de un itinerario que se inició con la noción de excedente estructural de mano de obra donde el foco de atención era la noción de sector y economía informal. A comienzos del 2000, la incorporación y énfasis que se asignó a la noción de trabajo decente, en el cual el objetivo fijado fue el empleo y sus características básicas (contrato laboral, adscripción a algún seguro de salud y de pensiones), coadyuvó a que el acento se pusiera en la categoría de empleo informal, en el puesto de trabajo. Una segunda dimensión del documento es la noción de protección social, concepto que se relaciona con la cobertura de los riesgos derivados de la condición de trabajador, asalariado y no asalariado. La categoría de protección social incorpora a la seguridad social como un subconjunto de ella y adquiere mayor relevancia cuando se pone la atención en la PEA no asalariada, espacio donde se localiza el mayor porcentaje de empleo en informalidad. En el primer capítulo del documento se estima la informalidad tomando como referencia los conceptos sobre sector informal y empleo informal propuestos en la XV CIET (1993) y XVII CIET (2003), respectivamente. La fuente de información es la Encuesta Nacional de Hogares sobre Condiciones de Vida y Pobreza del INEI de los años 2002, 2005, 2008 y Esta encuesta cuenta con un módulo básico de empleo e ingresos, y proporciona información del trabajador independiente en un módulo especial. En el segundo capítulo se mostrará el contexto económico que dio sentido a los cambios y a la naturaleza de la política social vigente en los últimos treinta años. Se presenta la evolución del PBI per cápita, los ingresos fiscales y el gasto social invertido en el país. A continuación, se presentará una discusión inicial sobre las políticas sociales en los últimos 20 años, que son el marco de referencia para el abordaje posterior de las políticas públicas relacionadas con la protección social del trabajo informal, en un sentido amplio. Al respecto, junto con la presentación de un marco conceptual general se presenta una periodización de los cambios en la orientación de las políticas sociales, en su contenido y en los programas de empleo y laborales implementados, tanto para el sector formal como el denominado sector informal. En el tercer capítulo se detallan las políticas y programas que actualmente componen la red de protección social, analizando su capacidad de atender las necesidades específicas de los trabajadores pobres en empleo informal tanto en su mandato legal como en sus resultados (oferta y acceso). En esta sección se anota que la relación entre informalidad entendida como característica del sector económico o del puesto de trabajo- y pobreza es, mayormente, de sinonimia. La

6 gran mayoría de PEA bajo la línea de pobreza monetaria se encuentra en condiciones de informalidad pero esta es de mayor extensión que aquella. Asimismo, en este capítulo se señala ampliamente que así como no existe, aún, una política que prioriza la extensión de la protección social al empleo en situación de informalidad no se encuentra experiencias o buenas prácticas en dicho ámbito en condiciones de reportar lecciones aprendidas. Ante esta última constatación, se procedió a seleccionar algunas prácticas/ iniciativas con potencial en dicha orientación. Se cuentan entre ellas, en el nivel nacional, los esfuerzos relacionados con el SIS semisubsidiado y, más recientemente, ESSALUD independiente. Finalmente, en el cuarto capítulo se presenta las reflexiones finales y las recomendaciones de políticas a través de un set de iniciativas de protección social.

7 I. CARACTERÍSTICAS DE LA INFORMALIDAD 1. Marco conceptual de la economía informal 1.1 Discusión conceptual Hoy en día se carece de un consenso en la definición de la economía informal. El enfoque de la informalidad ha sido analizado desde distintas perspectivas. De las numerosas perspectivas adoptadas para estudiar a los trabajadores informales, la más influyente se ha centrado en su exclusión de los beneficios cruciales otorgados por el Estado o de los circuitos de la economía moderna. Puede considerarse que esta exclusión ocurre a lo largo de tres márgenes, entre la formalidad y la informalidad 1. En primer lugar, una larga tradición en la literatura laboral considera que la segmentación del mercado laboral impide que los trabajadores dejen su estado de inercia en la informalidad y se empleen en el sector formal que ofrece beneficios estipulados por el Estado. En segundo lugar, De Soto (1989) arguye que las reglamentaciones complicadas impiden que las empresas pequeñas crucen la frontera hacia la formalidad y prosperen. En tercer lugar, es posible que algunas empresas grandes que deben hacer frente a cargas fiscales y regulaciones excesivas operen parcialmente en la informalidad como una forma de defenderse y, en consecuencia, dejan de alcanzar su potencial de crecimiento y una mayor eficiencia. Una segunda perspectiva2 para abordar la informalidad se asemeja al concepto de escape ( exit ) de Hirschman (1970), quien señala que muchos trabajadores, empresas y familias escogen su nivel óptimo de adherencia con los mandatos y las instituciones del Estado, dependiendo del valor que asignen a los beneficios netos relacionados con la formalidad y al esfuerzo y la capacidad de fiscalización del Estado. Es decir, realizan análisis implícitos de costo-beneficio 3 acerca de si deben o no cruzar el margen pertinente hacia la formalidad, y con frecuencia, deciden no cruzarlo. Según esta perspectiva, los altos niveles de informalidad son una consecuencia de que un gran número de empresas y personas optan por no pertenecer a las instituciones formales, lo cual implica un cuestionamiento de la sociedad a la calidad de los servicios del Estado y a su capacidad para hacer cumplir las normas. Esta perspectiva conlleva a divergencias importantes respecto a muchas de las concepciones convencionales del sector informal 4. 1 Extraído del estudio Informality: Exit and exclusión Banco Mundial (2007). 2 Ídem. 3 Según Loayza (2008), los beneficios de la formalidad son la protección policial frente al crimen y el abuso, el respaldo del sistema judicial para la resolución de conflictos y el cumplimiento de contratos, el acceso a instituciones financieras formales para obtener crédito y diversificar riesgos y, más ampliamente, la posibilidad de expandirse a mercados tanto locales como internacionales. Por otro lado, la pertenencia al sector formal también elimina la posibilidad de tener que pagar sobornos y evita el pago de las multas y tarifas a las que suelen estar expuestas las empresas que operan en la informalidad. 4 Los propietarios de microempresas, con pocas intenciones o potencial para crecer, pueden ver pocos beneficios en cumplir con regulaciones e instituciones fiscales de poca utilidad. Los trabajadores no calificados, quienes pagan

8 Estas dos perspectivas que se concentran, respectivamente, en la informalidad generada por la exclusión de los beneficios del Estado y en las decisiones voluntarias de escape que resultan de cálculos de costo-beneficio privados, son marcos analíticos complementarios en lugar de opuestos. Debido a que los países difieren grandemente en su historia, instituciones y marcos legales; por lo tanto, los mecanismos de exclusión pueden ser más importantes en algunos países y los de escape en otros. En segundo lugar, el sector informal es sumamente heterogéneo y la importancia relativa de la exclusión y el escape puede variar significativamente entre los trabajadores y las empresas dentro de cada país. Tercero, en algunos casos puede ser prácticamente imposible distinguir entre exclusión y escape. A continuación se hará una breve revisión a los enfoques que han estado detrás de la conceptualización de la informalidad El excedente estructural de mano de obra La aproximación pionera a la conceptualización del sector informal urbano (SIU), en América Latina, se deriva del análisis de las migraciones hacia la ciudad provenientes de las zonas rurales. Se señala que el origen del SIU se encuentra en el excedente de mano de obra que no puede ser absorbido por el sector formal moderno de la economía, por restricciones estructurales con las que opera (pocos encadenamientos, altamente intensivo en capital, condiciones oligopólicas de mercado, etc.). Esto configura un sector formal que no es capaz de absorber el íntegro de la mano de obra que se ofrece. Así, la PEA que no encuentra trabajo en el sector formal se ve forzada a generar su propia oportunidad de empleo. Esta concepción ha tomado como referencia los aportes de Lewis y Harris y Todaro. En el caso peruano, Chávez O Brien 5 y Carbonetto 6 estimaron la magnitud de este tipo de informalidad concebida bajo el marco conceptual del Programa Regional de Empleo para América Latina y el Caribe (PREALC). Como ya se ha señalado, dicho enfoque encuentra el origen de la informalidad en el excesivo crecimiento de la oferta de mano de obra y su escasa absorción al proceso productivo. El SIU, contaría con las siguientes características principales: baja productividad y escasa capacidad de acumulación en pequeñas unidades económicas con predominio de la lógica parcialmente por los beneficios de la protección social de forma directa e implícita a través de sueldos formales más bajos, suelen encontrar que las ventajas de los empleos formales para los que están calificados no compensan la mayor flexibilidad y el mayor consumo presente (dados los ingresos libre de contribuciones) que pueden lograr como trabajadores informales. Las grandes empresas o los profesionales calificados pueden decidir no declarar la totalidad de sus operaciones e ingresos, considerando las ganancias privadas de la evasión fiscal y los riesgos bajos de ser detectados dada la débil fiscalización de las leyes. 5 Chávez, Eliana, El sector informal urbano: de reproducción de la fuerza de trabajo a posibilidades de producción, Fundación Friedrich Ebert, Lima, Carbonetto, Daniel, Lima: sector informal, CEDEP, Lima, 1988.

9 de subsistencia (en oposición a la lógica de la acumulación), propiedad familiar de las empresas (con tenue delimitación entre las partes de capital y trabajo), relaciones laborales desprotegidas y bajas remuneraciones. Entre las principales críticas que se generaron, como una reacción a sus planteamientos iniciales se encuentran: la falta de análisis de la relación entre los sectores formal e informal (considerándolos mutuamente excluyentes, desatendiendo las relaciones de complementariedad que existirían), la no inclusión de los trabajadores independientes, los fenómenos de la sub contratación y la recurrente asimilación de los conceptos de marginalidad, informalidad y pobreza Los costos y barreras de la formalidad, las trabas legales Desde una perspectiva liberal (De Soto 7 ), son los altos costos laborales y no laborales que se imponen al funcionamiento de las empresas formales los que explican la aparición de un sector informal de grandes magnitudes en la mayoría de los países en desarrollo. Es así que los participantes del sector formal aparecen como víctimas de excesivos controles gubernamentales en materias concernientes a la empresa: derecho de propiedad, y la regulación del empleo. A su vez, ven a los participantes del sector informal como aquellos que operan fuera de la interferencia del gobierno, actuando de manera voluntaria, escapando las regulaciones del sector formal. Se trataría, esencialmente, de microempresarios talentosos y con potencial de crecimiento y una fuente de vibrante capitalismo popular. Desde esta perspectiva, se define lo informal como todas aquellas actividades económicas que no están controladas o reguladas por el Estado, lo cual es una definición amplia y legalista. Es así, que aparece con bastante énfasis el componente ilegal de la informalidad como resultado del cálculo racional de los sujetos que frente a los excesivos gravámenes de la regulación estatal optan por la ilegalidad. Para De Soto el universo de la informalidad -paralelo y antagónico al mundo de la economía formal- incluía todas las actividades económicas desarrolladas al margen de las reglamentaciones existentes, siendo la densa telaraña legal del Estado la causa fundamental de su existencia. Este enfoque ha recibido críticas, entre otras, por los conceptos y premisas utilizados, tales como: la, supuesta, elección puramente racional de los individuos a la hora de decidir su ingreso a la economía informal, la consideración como informal de todas las actividades al margen de los marcos legales de acción, la homogeneidad del sector informal, la idea de que la retirada del Estado permitirá a los pequeños empresarios informales competir libremente con el resto en el mercado y aumentar sus ganancias. 7 De Soto, Hernando El otro sendero. La revolución de la economía informal, Lima, Editorial El Barranco, 1986.

10 No obstante las críticas recibidas, este enfoque ha estado detrás de las múltiples políticas públicas concentradas en disminuir la informalidad La opción voluntaria, la habilidad empresarial La aproximación del PREALC colocaba al sector informal como una no opción, es decir quienes incursionaban en dicho sector no era por voluntad propia sino obligados por las circunstancias. Estudios para el Perú, han encontrado que dicha premisa no sería de validez universal. Al menos, para una parte de la PEA incursionar en dicho sector aparecería como la primera opción, siendo ello una apuesta enteramente voluntaria y convalidada por el diferencial de ingresos que estarían obteniendo frente a sus costos de oportunidad en el sector formal. Por ejemplo, Yamada8 desarrolla un modelo de equilibrio general de tres sectores que trata de incorporar las principales características del sector de autoempleo informal urbano. Las estimaciones para el caso de Lima Metropolitana en los años 1985, 1990, 1991 y 1994 confirmarían la hipótesis de que existe una proporción de individuos dentro del sector informal que obtienen ingresos superiores a su costo de oportunidad en el sector formal (en forma creciente, de acuerdo a sus habilidades empresariales ). Asimismo, también se encuentra un grupo minoritario pero importante de trabajadores asalariados informales que ganan menos que en otras opciones de empleo, por lo que se encuentran en este sector de manera involuntaria. Por tanto, la evidencia empírica peruana sustentaría una realidad dual en el sector informal urbano en el cual hay un segmento que, de manera voluntaria, estaría optando como primera opción por insertarse directamente en el SIU. En un estudio del Banco Mundial (2007) 9 sobre los trabajadores informales de América Latina y el Caribe, los resultados revelaron que, aproximadamente, dos terceras partes del total de trabajadores independientes ingresaron a sus empleos de manera voluntaria, estos le asignan un valor considerable a las ventajas no pecuniarias del trabajo autónomo, y decidieron escapar de los sistemas formales de protección; 2) por el contrario la mayoría de trabajadores informales asalariados están excluidos de empleos más deseables. Los trabajadores informales declaran que no contribuyen con los planes de seguro social ni de seguro de salud debido a que sus ingresos son bajos, y a la decisión del empleador de no dar estos beneficios; porque desconocen la información acerca de los beneficios y el funcionamiento de los programas de protección social; y en el caso de la atención de salud porque recurren a otras formas de cobertura, entre ellas la cobertura a través de otros miembros de la familia y de los servicios universales. 8 Yamada, Gustavo, Autoempleo e informalidad urbana: teoría y evidencia empírica de Lima Metropolitana, y 1990, Cuaderno de Investigación, CIUP, Lima, Resumen Ejecutivo del estudio La informalidad: escape o exclusión (Perry, et al. 2007).

11 1.1.4 Otras interpretaciones La estructuralista Este enfoque destaca la relación entre los sectores formal e informal (negado o escasamente tratado por los enfoques anteriores). Para los estructuralistas el sector informal -heterogéneo y diversificado- es parte integral e incluso funcional de la misma estructura económica. Por ejemplo, los bajos costos de producción de dicho sector permitirían aumentar las ganancias del capital. Señalan, igualmente, que el SIU no puede definirse por negación de los atributos formales, sino como una nueva forma de organización y producción, resultado de la reedición y adaptación de las viejas relaciones precapitalistas al nuevo contexto: una vieja forma en un nuevo escenario es, de hecho, nueva, ya que todas las relaciones sociales pueden ser definidas únicamente de acuerdo con su contexto histórico específico (Portes y Castells 10 ). Para definir al sector informal los estructuralistas retomaron algunos de los elementos del PREALC (autoempleados, familiares, asalariados y servicio doméstico) y sumaron una nueva categoría: los trabajadores asalariados desprotegidos, identificada con la PEA urbana empleada en microempresas, generalmente al margen de la reglamentación estatal. La neoinformalidad Los cambios generados por la globalización, han llevado a la revisión de la noción de informalidad. Algunos autores se han preguntado si es posible aún hablar de informalidad. Otros -como Pérez Sainz11 - han recurrido al concepto de neoinformalidad 12 para hacer referencia a los rasgos que adopta el fenómeno en el renovado contexto. Este autor plantea así la existencia de tres posibles escenarios de la informalidad: i) el de la economía de la pobreza, con la exclusión de una cada vez mayor cantidad de sectores que no se incorporan al desarrollo global y recurren a la informalidad para poder subsistir13. Presupone la existencia de una masa de trabajadores no empleada que recurre al sector informal no debido a los bajos niveles de desarrollo tecnológico de la región sino a la dinámica no integradora del nuevo modelo que 10 Portes, Alejandro... [et al.]. The Informal Economy: Studies in Advanced and Less Developed Countries. Edited by Alejandro Portes, Manuel Castells, Lauren A. Benton. Baltimore, Md.: John Hopkins University Press, Pérez Sáinz, J.P. y Menjívar Larín, R. (comp.): Informalidad urbana en Centroamérica. Entre la acumulación y la subsistencia, Caracas, FLACSO/Nueva Sociedad, Pérez Sáinz, J.P, Globalización y neoinformalidad en América Latina, Nueva Sociedad Nº 135, enero febrero, 1995, Caracas. 13 OIT, Economía Informal en las Américas: situación actual, prioridades de políticas y buenas prácticas en

12 hace que la base acumulativa sea restringida y que, por lo tanto, el volumen de fuerza laboral absorbido sea también reducido. ii) el de la subordinación al sector de transables, que en un marco globalizado comprende las actividades llevadas a cabo por las pequeñas empresas que, relocalizadas y flexibilizadas, se articulan a la red subordinadamente 14 (como proveedoras de insumos o subcontratadas). Símil al enfoque estructuralista, se diferencia al plantear la desregulación laboral como característica del modelo en el nuevo escenario, no resultando apropiado utilizarla como punto de inflexión entre los sectores formal e informal. iii) el de la aglomeración de pequeñas empresas dinámicas, que en el contexto globalizado permite rescatar ámbitos comunitarios en los que gracias a una determinada cantidad de capital social, pueden movilizarse los recursos mercantiles. 1.2 Informalidad desde la visión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) En 1972, la OIT utilizó por primera vez la expresión sector no estructurado 15 para describir las actividades de los trabajadores pobres que no eran reconocidas, registradas, protegidas o reguladas por las autoridades públicas. El término opuesto a sector no estructurado era el de sector moderno de la economía, pero ambos tenían una gran ambigüedad. En 1991, la Conferencia Internacional de Trabajo (CIT) examinó el dilema del sector no estructurado. El dilema que se planteaba era si la OIT y sus mandantes debían promover el sector informal como proveedor de empleo y de ingresos o tratar de extender al mismo, la reglamentación y la protección social, con la posibilidad de que de esta forma se redujera su capacidad de proporcionar empleos e ingresos a una mano de obra siempre en aumento. Varios instrumentos de la OIT se refieren al sector informal, pero el primer intento de describir su naturaleza se encuentra en la Recomendación sobre la Política del Empleo 1984 de la OIT, se trata de las actividades económicas realizadas al margen de las estructuras económicas institucionalizadas. El uso del término sector no estructurado está ya desfasado y en la actualidad se está restringiendo el de sector informal. Del término sector informal, profusamente usado, se está pasando al de economía informal, al tiempo que se utilizan conceptos ligados como trabajo informal, empleo informal, trabajadores informales, empresas informales o actividades informales. 14 Pérez Sáinz, Juan Pablo, Las cuentas pendientes de la modernización. Tendencias laborales y sus efectos sobre la integración social en el Istmo Centroamericano, Hamburg: Institut für Iberoamerika-Kunde 2000 (CA 2020: Documento de trabajo # 5) en 15 La OIT utiliza por primera vez la expression en un estudio titulado: Employment, incomes and equality: A strategy for increasing productive employment in Kenya (Ginebra, 1972).

13 1.2.1 Sector informal La preocupación por la medición del fenómeno de la informalidad llevó a la adopción de una definición internacional del sector informal a efectos estadísticos, lo que se hizo en la XV Conferencia de Estadísticos del Trabajo (CIET) en Así, el sector informal tuvo que ser definido en términos de las características de las unidades de producción (empresas) en que tenían lugar las actividades, más que en términos de las características de las personas concernidas o de su trabajo 16. La definición a efectos estadísticos del concepto de empresas de empleadores informales introdujo el tamaño de la empresa, medido por el número de sus trabajadores, como uno de los criterios definitorios de la informalidad, lo cual llevó a que se centrara en el tamaño de la empresa o volumen de ventas pero no en la aplicación de la legislación que les afecta. Definición operativa del sector informal El sector informal puede describirse en términos generales como un conjunto de unidades dedicadas a la producción de bienes o la prestación de servicios con la finalidad primordial de crear empleos y generar ingresos para las personas que participan en esa actividad. Estas unidades funcionan típicamente en pequeña escala, con una organización rudimentaria, en la que hay muy poca o ninguna distinción entre el trabajo y el capital como factores de producción. Las relaciones de empleo -en los casos en que existan- se basan más bien en el empleo ocasional, el parentesco o las relaciones personales y sociales, y no en acuerdos contractuales que supongan garantías formales. Las unidades de producción del sector informal presentan los rasgos característicos de las empresas de hogares. El activo fijo y otros valores no pertenecen a la empresa en sí, sino a sus propietarios. Las unidades como tales no pueden efectuar transacciones o celebrar contratos con otras unidades, ni contraer obligaciones en su propio nombre. Los propietarios tienen que reunir los fondos necesarios por su cuenta y riesgo y deben responder personalmente, de manera ilimitada, de todas las deudas u obligaciones que hayan contraído en el proceso de producción. En muchos casos, es imposible distinguir claramente entre la parte de los gastos asignable a las actividades de producción de la empresa y la que corresponde simplemente a los gastos normales del hogar. Las actividades realizadas por las unidades de producción del sector informal no se realizan con la intención deliberada de eludir el pago de impuestos o de contribuciones a la seguridad social, o de infringir la 16 R. Hussmans: Defining and measuring informal employment, E/ESCAP/SOS/11 (Ginebra, OIT).

14 legislación laboral y otras disposiciones legales o ciertas normas y procedimientos administrativos. De acuerdo a la clasificación propuesta por Feige (1997), la economía informal sería sólo una parte de la denominada economía subterránea. Este autor se aproxima al fenómeno de la informalidad desde un punto de vista legal, desarrollando la taxonomía de la economía subterránea. Según Feige, las actividades que se desarrollan en la economía subterránea evaden, eluden o están excluidas del sistema institucional de reglas, leyes, derechos y sanciones que rige las actividades formales, así identifica cuatro tipos de actividades económicas subterráneas tal como figura en el cuadro siguiente 17. Cuadro N 1 A los fines estadísticos, se considera el sector informal como un grupo de unidades de producción que, según las definiciones y clasificaciones del Sistema de Cuentas Nacionales de las Naciones Unidas (Rev. 4), forman parte del sector de los hogares como empresas de hogares, es decir, como empresas que pertenecen a los hogares y que no están constituidas en sociedad. Dentro del sector de hogares, el sector informal comprende: i) las "empresas informales de personas que trabajan por cuenta propia"; y ii) un componente adicional, constituido por las "empresas de empleadores informales". En el siguiente cuadro se puede apreciar la clasificación de lo formal y lo informal bajo el enfoque de sectores institucionales del Sistema de Cuentas Nacionales (SCN) Tomado del documento Superando las barreras de un estado excluyente Centro de Investigaciones Económicas Nacionales-CIEN Extraído del Boletín de Economía Laboral N Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, 2004.

15 Cuadro N 2 Empresas de hogares De acuerdo con el SCN, las empresas de hogares se diferencian de las sociedades y de las cuasi-sociedades en base a la organización jurídica de las unidades y al tipo de contabilidad que llevan. Las empresas de hogares son unidades dedicadas a la producción de bienes o a la prestación de servicios que no constituyen una entidad jurídica independiente del hogar propietario ni de los miembros del mismo, y que no llevan una contabilidad completa (incluido el balance del activo y del pasivo) que permita una distinción clara entre las actividades de producción de la empresa y las demás actividades de sus propietarios, así como los flujos de ingresos y de capital entre la empresa y los propietarios. Las empresas de hogares comprenden las empresas no constituidas en sociedad cuya propiedad y funcionamiento están en manos de uno o varios miembros de un mismo hogar, así como las asociaciones no constituidas en sociedad formadas por miembros de diferentes hogares. Empresas informales de trabajadores por cuenta propia Las empresas informales de trabajadores por cuenta propia son empresas de hogares pertenecientes a, y administradas por, trabajadores por cuenta propia, ya sea individualmente o asociados con otros miembros de su propio hogar o de otros hogares, que pueden emplear trabajadores familiares auxiliares de manera ocasional, pero no emplean empleados asalariados de manera continua. Por razones operativas, las empresas informales de trabajadores por cuenta propia pueden incluir, según las circunstancias nacionales, todas las empresas por cuenta propia o solamente las que no están registradas conforme a la legislación nacional. Por registro puede entenderse la inscripción prevista en la reglamentación industrial o comercial, las leyes fiscales o de seguridad social, la

16 reglamentación de los grupos profesionales o por leyes, reglamentos o textos similares establecidos por la legislación nacional. Empresas de empleadores informales Las empresas de empleadores informales son empresas de hogares pertenecientes a, y administradas por, empleadores ya sea individualmente o asociados con miembros de su propio hogar o de otros hogares, que emplean uno o varios empleados de manera continua. Por razones operativas las empresas de empleadores informales pueden definirse, según las circunstancias nacionales, en función de una o varias condiciones siguientes: i) el tamaño de las unidades es inferior a un nivel determinado de empleo; ii) no están registradas o no ocupan empleados registrados. La inscripción de la empresa puede referirse al registro conforme a la legislación nacional aplicable. Los asalariados pueden considerarse registrados si están empleados con arreglo a un contrato de trabajo o de aprendizaje que obliga al empleador a pagar los impuestos y las contribuciones de la seguridad social correspondientes y/o en virtud del cual la relación de empleo está sujeta a la legislación laboral vigente. En 2002, con objeto de apuntalar la discusión sobre el trabajo decente y la economía informal durante la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT), la OIT presentó un marco conceptual para el empleo en la economía informal, que relacionaba el concepto del empleo en el sector informal, basado en la empresa, con un concepto del empleo informal más amplio y basado en el puesto de trabajo. Como resultado de ello, podría realizarse una distinción entre el empleo en la economía informal, el empleo informal, el empleo en el sector informal y el empleo informal fuera del sector informal. El empleo total (en términos de puestos de trabajo) se desglosaba por tipo de unidad de producción (empresas del sector formal, empresas del sector informal, hogares) y por la situación en el empleo y la naturaleza formal o informal del empleo Economía informal La Resolución relativa al Trabajo Decente y la Economía Informal de la CIT consideró que el término economía informal es preferible al de sector informal, ya que las actividades de los trabajadores y las empresas a los que se aplica no se pueden asociar con un único sector de la economía, pues sus actividades abarcan diversos sectores. 19 Informe del Grupo de Trabajo sobre el empleo informal, Decimoséptima Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo (Ginebra, 2003).

17 Desde entonces, en el ámbito de la OIT, se está sistemáticamente sustituyendo el uso de sector informal por el de economía informal. Como indicaba la misma Resolución de la CIT de 2002 no existe una descripción o definición precisa aceptada universalmente sobre el término economía informal, pero se puede decir que este hace referencia al conjunto de actividades económicas desarrolladas por los trabajadores y las unidades económicas que, tanto en la legislación como en la práctica, están insuficientemente contempladas por los sistemas formales o no lo están en absoluto. Las actividades de esas personas y empresas no están recogidas por la ley, lo que significa que se desempeñan al margen de ella; o que no están contempladas en la práctica, es decir que, si bien estas personas operan dentro del ámbito de la ley, ésta no se aplica o no se cumple; o que la propia ley no fomenta su cumplimiento por ser inadecuada, engorrosa o imponer costos excesivos Empleo informal Después de la CIT de 2002, los Estadísticos del Trabajo estuvieron de acuerdo en la utilidad de complementar las estadísticas sobre el empleo en el sector informal con estadísticas sobre el empleo informal. Entre los considerandos de las nuevas directrices, se remarca la importancia de compatibilidad y coherencia al relacionar el concepto de empleo en el sector informal basado en la empresa con un concepto más amplio de empleo informal basado en el puesto de trabajo y que reconociendo que la gran diversidad de situaciones de empleo informal pone límites a las posibilidades de armonización, entre países, de estadísticas sobre el empleo informal, se alienta al conjunto de países a incorporar este nuevo marco conceptual. Este se caracteriza por precisar en dos direcciones: i) El concepto de sector informal se refiere a unidades de producción como unidades de observación, mientras que el concepto de empleo informal se refiere a los empleos como unidades de observación. ii) Empresas del sector informal y empleo en el sector informal se definen de acuerdo con la Resolución sobre las Estadísticas del Empleo en el Sector Informal adoptada por la XV CIET (en adelante Resolución XV CIET). En lo que concierne las estadísticas del empleo informal, el párrafo 19 de la Resolución XV CIET debería aplicarse excluyendo hogares, que emplean a trabajadores domésticos asalariados de las empresas del sector informal, y tratándoles por separado como parte de una categoría denominada hogares. 20 Conclusiones sobre el trabajo decente en la economía informal, Conferencia Internacional del Trabajo (Ginebra, 2002).

18 En consecuencia, tal como se ha señalado 21 estas nuevas directrices pretenden incorporar una visión más integral de la informalidad, adicionando a la medición centrada en la unidad de producción la medición centrada en el empleo, independientemente del sector de referencia. Objetivo: relacionar el concepto empresarial de empleo en el sector informal al concepto laboral más amplio de empleo informal, de manera coherente y consistente. Base: las personas ocupadas trabajan en empleos que tienen varias características relacionadas con el empleo. Estos empleos son emprendidos en unidades de producción (empresas), que tienen varias características relacionadas con la empresa. Unidad de observación para el empleo: empleos en lugar de personas ocupadas (razón: la existencia del pluriempleo). Resultado: Empleo total clasificado por (i) tipo de unidad de producción y (ii) tipo de empleo. Cuadro N 3 Fuente: Hussmanns, Ralf Recomendaciones internacionales para la medición del empleo informal Taller Regional Medición de Indicadores del Mercado de Trabajo, EuroSocial OIT, Lima, abril del Hussmanns, Ralf Recomendaciones internacionales para la medición del empleo informal Taller Regional Medición de Indicadores del Mercado de Trabajo, EuroSocial OIT, Lima, abril del 2006

19 Tipo de celdas: Gris oscuro: empleos que, por definición, no existen (ej. trabajadores familiares auxiliares en hogares produciendo bienes exclusivamente para su propio uso final). Gris claro: empleos formales (ej. asalariados que tienen empleos formales en empresas del sector formal). No sombreado: empleos informales. A manera de resumen: Empleo en el sector informal: suma de celdas 3 a 8. Empleo informal: suma de celdas 1 a 6 y 8 a 10. Empleo informal fuera del sector informal: suma de celdas 1, 2, 9 y 10. Como parte de estas nuevas directrices se precisan los siguientes conceptos: Definición de empleo informal Número total de empleos informales, sean realizados en empresas del sector formal, empresas del sector informal u hogares, durante un período de referencia determinado. Componentes del empleo informal Trabajadores por cuenta propia y empleadores dueños de sus propias empresas del sector informal (Celdas 3 & 4): la naturaleza informal del empleo es el resultado de las características de la empresa. Miembros de cooperativas de productores informales, es decir cooperativas no constituidas formalmente como entidades jurídicas, etc. (Celda 8): la naturaleza informal del empleo es el resultado de las características de la cooperativa. Trabajadores por cuenta propia que producen bienes exclusivamente para el propio uso final propio de su hogar (agricultura de subsistencia, construcción de casas al bricolaje, etc.), sí son considerados como ocupados de acuerdo con la definición de empleo de la XIII CIET (1982) (Celda 9). Trabajadores familiares auxiliares independientemente de si trabajan en empresas del sector formal o informal (Celdas 1 & 5): no tienen contratos de trabajo escritos, y el empleo no es sujeto a la legislación laboral, seguridad social, convenios colectivos, etc. Asalariados que tienen empleos informales, empleados por empresas del sector formal o informal, o por hogares que les emplean como trabajadores domésticos asalariados (Celdas 2, 6 & 10). La definición de empleo asalariado informal representa el principal nuevo elemento de las directrices.

20 Definición de empleos asalariados informales Se considera que los asalariados tienen un empleo informal si su relación laboral, de derecho o de hecho, no está sujeta a la legislación laboral nacional, el impuesto sobre la renta, la protección social o determinadas prestaciones relacionadas con el empleo (preaviso al despido, indemnización por despido, vacaciones anuales pagadas o licencia pagada por enfermedad, etc.). La definición cubre: (i) empleos que son informales de derecho y (ii) empleos que son informales de hecho. De esta manera, las razones de la presencia de empleos asalariados informales se debe a: i. No-declaración de los empleos o de los asalariados (ej. trabajadores clandestinos, trabajadores inmigrantes ilegales) ii. Empleos ocasionales o empleos de limitada corta duración. iii. Empleos con un horario o un salario inferior a un límite especificado (ej. para cotizar a la seguridad social). iv. El empleador es una empresa no constituida en sociedad o una persona miembro de un hogar. v. El lugar de trabajo se encuentra fuera de los locales de la empresa del empleador (ej. trabajadores fuera del establecimiento y sin contrato de trabajo). vi. Empleos a los cuales el reglamento laboral no se aplica, no se hace cumplir o no se hace respectar por otro motivo. 1.3 Aspectos metodológicos de la estimación del empleo informal y sector informal Con las nuevas directrices de la XVII CIET (2003) se incorpora una visión más integral de la informalidad, adicionando a la medición focalizada en la unidad de producción la medición centrada en el empleo, independientemente del sector de referencia. De esta manera, para la estimación del sector informal se tomó como referencia el concepto de sector informal propuesto por la XV CIET (1993) y de las directrices de la XVII CIET (2003) para el caso del empleo informal. La fuente de información que sirve de base para las estimaciones es la Encuesta de Condiciones de Vida y Pobreza del INEI de los años 2002, 2005, 2008 y Esta encuesta tiene cobertura nacional y además cuenta con un módulo básico de empleo e ingresos y proporciona información del trabajador independiente en un módulo especial Operacionalización del sector informal Tomando como base la definición de la OIT, se considerará dentro del sector informal a todas las empresas de empleadores y de personas por cuenta

21 propia que no están constituidas en sociedad. Esto significa que el negocio o empresa no está registrado en la SUNAT como persona jurídica. Cabe resaltar que no se hace uso de la pregunta sobre la forma en que llevan la contabilidad del negocio o empresa, debido a que estas dos preguntas están altamente correlacionadas (el coeficiente de correlación es de aproximadamente 0.80 en los 4 años analizados). Asimismo, en todos los casos se consideró solamente la actividad principal reportada por los individuos. Empresas informales de trabajadores por cuenta propia Comprenden a las empresas de trabajadores independientes, que no tienen trabajadores asalariados, pueden o no emplear a trabajadores familiares no remunerados y son empresas o negocios que no están registrados en la SUNAT como persona jurídica. Cabe resaltar que bajo la definición empleada, también forman parte del sector informal los trabajadores independientes profesionales o técnicos que no tienen personería jurídica. Empresas de empleadores informales Para este caso, se considerará la condición de registro únicamente a fin de determinar el sector al cual pertenece. Es decir, incluir dentro del sector informal a las empresas que no están registrados en la SUNAT como personas jurídicas y emplean a trabajadores asalariados. Según este criterio, el tamaño de la empresa per se no es una condición para su categorización dentro del sector formal o informal. Por ejemplo, según la definición utilizada por el MTPE, las empresas de 10 y más trabajadores son formales y las de 2 a 9 trabajadores son empresas del sector informal. Las estadísticas de la ENAHO revelan que hay empresas de gran escala que no cuentan con personería jurídica. Hogares: Conformado por los hogares que emplean trabajadores del hogar asalariados. A continuación se muestran las preguntas utilizadas para la estimación del sector informal.

22 Pregunta P507. Usted se desempeñó en su ocupación principal o negocio como: Empleador, trabajador independiente, empleado, obrero, trabajador familiar no remunerado, trabajador del hogar y otro. P509. Tenía usted trabajadores remunerados a su cargo? Sí, No P510. En su ocupación principal, Ud. Trabajó para: FF.AA. / PNP, Administración pública, Empresa Pública, Cooperativa de Trabajadores, Empresas de Servicios Especiales, Empresa Privada, otra?. P510a. El negocio o empresa donde trabaja, se encuentra registrado como persona jurídica? Sí, No. P510b. El negocio o empresa donde trabaja, lleva las cuentas por medio de libros (ingresos y gastos exigidos por la SUNAT) o sistema de contabilidad? Sí, No. Comentario Permite distinguir entre empleos independientes o dependientes Permite conocer si es un trabajador por cuenta propia o empleador Permite determinar si el trabajador asalariado pertenece al sector privado o sector público. El sector público es considerado como empresas del sector formal. Las cooperativas o services que no estén registradas en la SUNAT pertenecen al sector informal Permite saber si el negocio o actividad cuenta con personería jurídica. Variable cable para determinar si el sector es informal o formal. Esta variable se utilizó inicialmente pero debido a su elevada correlación con la pregunta P510a ya no se la consideró Operacionalización del empleo informal La determinación del empleo informal se realizará para cada categoría ocupacional. De esta manera, tienen empleo informal: i) Los trabajadores por cuenta propia dueños de sus propias empresas que pertenecen al sector informal. ii) Los empleadores dueños de sus propias empresas que pertenecen al sector informal. En ambos casos la naturaleza del empleo informal es el resultado de las características de la empresa. iii) Los trabajadores familiares no remunerados, independientemente de si trabajan en empresas del sector formal o informal, son empleos informales ya que no tienen contratos de trabajo, no perciben remuneración, etc. iv) Asalariados que no tienen un contrato laboral. Para la estimación de los empleos informales de los trabajadores asalariados se consideró como empleo informal a todos aquellos que no poseen ningún tipo de contrato laboral, ya sea que estén empleados por

23 empresas del sector formal, por empresas del sector informal, o por hogares que los emplean como trabajadores domésticos asalariados. A continuación se muestran las preguntas utilizadas para la estimación. Pregunta P507. Usted se desempeñó en su ocupación principal o negocio como: Empleador; trabajador independiente, empleado, obrero, trabajador familiar no remunerado, trabajador del hogar y otro. P511a. Bajo qué tipo de contrato: indefinido, nombrado, permanente, plazo fijo, periodo de prueba, convenios de formación laboral, locación de servicios, servicios personales, sin contrato, otro. Comentarios Permite distinguir a los trabajadores asalariados Permite determinar si los trabajadores asalariados pertenecen al empleo informal (ENAHO 2005, 2008 y 2009) Existen otros criterios para la definición del empleo informal asalariado, los cuales, en algunos casos son alternativos o complementarios. Por ejemplo, los relacionados a la protección social básica como es la afiliación al sistema de pensiones y la cobertura de salud. En primer lugar, la afiliación al sistema de pensiones por sí solo no sería un indicador pertinente ya que el aporte podría hacerlo el propio trabajador de manera independiente. Tampoco se utiliza de manera complementaria al criterio contrato laboral, debido a que se ha observado que existen trabajadores asalariados contratados bajo la modalidad indeterminado o a plazo fijo que no están afiliados al fondo de pensiones; así también se observa que hay trabajadores asalariados sin contrato que sí aportan al sistema de pensiones (ver en anexo Cuadro N A1). En segundo lugar, la cobertura de seguro de salud como único indicador tiene limitaciones ya que este puede ser financiado por el mismo trabajador o por algún familiar y no necesariamente por el empleador, sin embargo puede ser empleado de manera complementaria 22. Otro criterio utilizado es la Remuneración Mínima Vital (RMV). Así, serán considerados asalariados informales si perciben ingresos por debajo de este nivel. Al respecto, se debe señalar que los datos evidencian que los trabajadores con algún tipo de contrato laboral tienen ingresos superiores a la RMV, de esta manera en el criterio del contrato laboral ya se estaría incorporando esta condición (ver en anexo cuadro N A2). En el año 2002, la ENAHO no formuló la pregunta sobre el tipo de contrato (P511a). Para este año, se estimará una variable proxy del contrato laboral. En la sección ingresos en la ocupación principal por trabajo dependiente del módulo de empleo e ingresos, la pregunta P524, indaga sobre el monto 22 Según datos de la Encuesta de Hogares del MTPE del 2008, en Lima Metropolitana, el 57% de los empleados y obreros asalariados tiene algún seguro de salud. De este total, la gran mayoría está afiliado a Essalud (78%) y el 5% a un Seguro Privado de Salud. En ambos casos, el empleador es quién, generalmente, financia el seguro de salud (92% en Essalud y 60% en Seguro Privado de Salud).

24 del ingreso total y los descuentos a los que está sujeto, entre los cuales se encuentran los descuentos de ley (aportes al sistema de pensiones). Esta pregunta está compuesta por dos sub preguntas que son de utilidad para la estimación: P524. b2 Conoce cuánto fue el Descuento de Ley?: Si sabe, No sabe P524. b1 Cuánto fue el monto correspondiente a los descuentos de Ley (AFP, ONP, Caja Militar y Policial) en el periodo de referencia? Adicionalmente a estas preguntas, se utilizará el criterio de la cobertura de salud. De esta manera en la estimación de la variable proxy se consideran dos indicadores: i) descuentos de ley (pensiones) y ii) cobertura de salud. Así, un trabajador asalariado tiene un empleo informal si afirma conocer el monto del descuento de ley y responde que este valor es de cero nuevos soles; y al mismo tiempo manifiesta que no está afiliado a un seguro de salud. A fin de validar dicha estimación, en la base de datos del año 2005, se calculó el coeficiente de correlación entre las preguntas P511a y P524.b1, dando como resultado un valor alto de 0.70.

25 1.3.3 Módulo del trabajador independiente Desde el año 2002, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) empezó a recolectar anualmente información de cierto tipo de microempresas en el Módulo llamado Módulo del Trabajador Independiente de la ENAHO, el cual hasta ese año solo se aplicaba a productores independientes23. La condición para que este módulo sea aplicado es: i) ser empleador o trabajador independiente y ii) el negocio o empresa donde trabaja no está registrada como persona jurídica o no lleva cuentas por medio de libros o sistema de contabilidad. En este sentido, los trabajadores independientes y conductores de empresas que responden el presente módulo, de acuerdo al criterio utilizado, pertenecen al sector informal y tienen empleos informales. Es importante resaltar que la tasa de no respuesta a este módulo es alta, el cual representa alrededor del 50%. Es decir, no todos los trabajadores independientes y empleadores informales contestan. Este módulo brinda información sobre las características del negocio, los ingresos y gastos de acuerdo al tipo de actividad que realizan (producción/extracción, comercio y prestación de servicios), motivo por el cual inició el negocio u actividad, antigüedad, tipo de registro en la SUNAT, el tipo de contabilidad que llevan, servicios básicos del establecimiento, entre otros. Con la información sobre ingresos y gastos del negocio, se podría estimar el aporte económico de los conductores y trabajadores independientes informales a la producción nacional. Solamente, en el caso de los años 2002 y 2005 se podría diferenciar por el tipo de registro en la SUNAT (RUC, RUS, REIR), mientras que en los años 2008 y 2009 la información se presenta agregada. 23 En Una evaluación del régimen laboral especial para la microempresa en Perú, al cuarto año de vigencia (Chacaltana 2008).

26 Pregunta: El negocio o establecimiento que usted dirige se encuentra registrado como: ENAHO 2008 y 2009 ENAHO 2002 y Evolución de la informalidad en el Perú Durante el periodo el sector informal, según la definición del MTPE, muestra una tendencia creciente hasta el 2004, luego dicha tendencia se revierte y comienza a decrecer, con excepción del 2009 en donde aumenta. En el mismo periodo, el PBI percápita experimenta un notable crecimiento hasta el año 2007 y luego por efecto de la crisis económica internacional se contrae. Por otra parte, el empleo informal en el periodo , sigue una trayectoria decreciente, mientras que el PBI percápita crece hasta el 2008, y luego disminuir en el 2009, experimentando una variación negativa de -0.3%. En los siguientes gráficos se puede observar que no existe una relación clara entre la evolución del PBI percápita y el sector informal hasta el año 2002, pero sí se puede vislumbrar una relación indirecta con el empleo informal y sector informal a partir del 2004.

27 Gráfico N 1 Ley N DL. N *Los datos del sector informal para el periodo corresponde al PEEL. En el caso de 2009 la estimación está basada en la metodología del presente estudio. Ambas metodologías presentan la misma tendencia. Fuente: INEI y MTPE-PEEL. Elaboración: Propia. Gráfico N Perú: Evolución del empleo informal y variación del PBI percápita, Ley N (En %) DL. N * Empleo informal PBI percápita Fuente: INEI-ENAHO. Elaboración: Propia. En el Cuadro N 4, presentamos los resultados de la medición del empleo informal y su relación con el sector informal. De esta manera, podemos verificar que en el sector formal existe empleo informal, es decir, hay trabajadores que no tienen ningún tipo de contrato, lo que implica que no cuentan con prestaciones sociales e ingreso menor al salario mínimo a pesar que la empresa es formal.

28 Por otra parte, observamos la existencia de empleo formal (asalariado) en el sector informal. Esto sucede porque existen muchos trabajadores asalariados que tienen contratos de trabajos, pero no están afiliados al seguro de salud ni aportan al sistema de pensiones 24 y están empleados en empresas informales. Al respecto se debe mencionar que de acuerdo a la XVII CIET los asalariados que tienen empleos formales en empresas del sector informal se excluyen del empleo informal, esto quiere decir que aún encontrándose dentro del sector informal, lo que determina la condición de (in)formalidad es el puesto de trabajo. Estos casos representan no más del 4%. Durante el periodo estudiado, el empleo informal en el sector formal ha ido disminuyendo, pasando de 28.4% en 2005 a 19.9% en el 2009, como resultado, entre otras razones, de una mayor fiscalización del MTPE. Cuadro N 4 Perú: Empleos según la situación de formalidad de acuerdo al tipo de unidad de producción * Empleo formal Empleo informal Empleo formal Empleo informal Empleo formal Empleo informal Empleo formal Empleo informal En absoluto Empresas del sector formal 1,587,134 1,151,537 1,924, ,490 2,669, ,358 2,832, ,102 Empresas del sector informal 186,057 8,729, ,693 10,273, ,459 10,683, ,665 11,153,600 Hogares 415, , , ,041 Total 1,773,191 10,296,881 2,214,913 11,513,672 3,004,952 11,849,023 3,200,772 12,355,742 En porcentaje Empresas del sector formal Empresas del sector informal Hogares Total Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. En el siguiente cuadro se muestra la evolución del sector formal, informal y hogares según la metodología empleada. Estos resultados revelan que no hay progreso significativo en cuanto a la reducción del sector informal, ni mejoras en el sector formal. En el 2005, se registra la tasa más alta de informalidad. Cuadro N 5 24 Los datos de la ENAHO-INEI muestra que muchos de los trabajadores con contrato indefinido o a plazo fijo no tienen seguro de salud o no están afiliados al sistema de pensiones.

29 Perú: Distribución de la PEA ocupada según la situación de formalidad del sector Sector formal Sector informal Hogares Total relativo Total absoluto 12,070,072 13,728,585 14,853,975 15,556,515 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Por otro lado, el empleo informal en términos relativos ha venido disminuyendo durante el periodo , pasando de 85,3% en 2002 a 79,4% en el 2009 a nivel nacional. No obstante, la cantidad de trabajadores con empleo informal ha crecido en aproximadamente 2 millones 59 mil personas en este mismo periodo a la par con el crecimiento de la PEA ocupada. Gráfico N 3 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Examinando la condición de informalidad por categoría ocupacional, encontramos que dentro del empleo informal, las categorías con mayor representatividad son los trabajadores independientes no calificados, los asalariados y trabajadores familiares no remunerados (TFNR). Al 2009, los trabajadores independientes no calificados en situación de informalidad representan el 34.8% de la PEA ocupada, y aquellos con empleos formales son menos del 1%. La segunda categoría con mayor incidencia del empleo informal, es la del TFNR (14.9%). En el caso de los trabajadores asalariados, el 19.8% es informal y 20% es formal (dichas

30 proporciones han variado respecto al 2002 en donde la proporción de asalariados formales era menor (13.9%) y mayor la de asalariados informales (23.2%)). En el periodo analizado, observamos que el empleo informal tanto de los trabajadores asalariados como TFNR muestra una tendencia decreciente. Por el contrario, los trabajadores independiente no calificados informales ha experimentado un ligero crecimiento (ver Gráfico N 4). Gráfico N 4 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Cuadro N Absoluto Relativo Absoluto Relativo Absoluto Relativo Absoluto Relativo Empleo formal Asalariado 1,674, ,142, ,911, ,111, Trabajador independiente no calificado 70, , , , Trabajador independiente calificado 32, , , , Empleador (10 y más trab.) 55, , , , Empleador (2 a 9 trab.) 85, , , , Total empleo formal 1,918, ,214, ,004, ,200, Empleo informal Asalariado 2,799, ,811, ,885, ,082, Trabajador independiente no calificado 4,144, ,748, ,260, ,411,

31 Absoluto Relativo Absoluto Relativo Absoluto Relativo Absoluto Relativo Trabajador independiente calificado 156, , , , Empleador (10 y más trab.) 119, , , , Empleador (2 a 9 trab.) 369, , , , Trabajador familiar no remunerado 2,107, ,515, ,202, ,311, Trabajador del hogar 415, , , , Otros 40, , , , Total empleo informal 10,152, ,513, ,849, ,355, Total 12,070, ,728, ,853, ,556, Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. De acuerdo a la metodología utilizada, constatamos que el 85.1% de los empleadores de empresas de 10 a más trabajadores y 94.6% de empresas de 2 a 9 trabajadores son informales, es decir, el negocio que dirigen no tienen personería jurídica. En el caso de los trabajadores independientes, la situación es muy similar, el 97.0% de los trabajadores calificados es informal, mientras que casi la totalidad de trabajadores no calificados tienen empleos informales (99.8%). La situación de los asalariados es un tanto diferente, ya que el 49.8% de los asalariados son informales, es decir, no tienen contratos laborales. Los TFNR y trabajadores por definición tienen empleos informales. Gráfico N 5 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia.

32 3. Características del empleo informal en el Perú La informalidad no se distribuye homogéneamente entre los diferentes sectores o estratos de la población. A continuación analizamos sus principales características. De acuerdo a los resultados de la ENAHO , el empleo informal está ligeramente más concentrado en el ámbito urbano (56.0%). Mientras que el empleo formal se caracteriza, marcadamente, por ser urbano (89.9%). El empleo informal se ubica básicamente en el Resto Nacional (77.0%) y en menor medida en Lima Metropolitana (23.0%). A lo largo de los años analizados se observa una disminución de la informalidad en Lima Metropolitana y por el contrario un incremento en el interior del país. Según sexo, se puede deducir de los resultados, que existe una mayor probabilidad de que las mujeres se empleen en la economía informal respecto a la economía formal. Así en el 2009 el 52.6% de los empleos informales corresponde a los hombres, mientras que las mujeres representan el 47.4%. Esta brecha se ha reducido ligeramente en comparación a los años 2002 y 2005 en donde era de 9% y 8% respectivamente. Sin embargo, en el periodo , la participación de las mujeres en el empleo informal ha ido aumentando, en contrapartida, el empleo formal masculino ha ido disminuyendo. Por otra parte, se observa también que en la economía formal las brechas son mucho más amplias y a favor de los hombres, siendo en el 2009 del 27% (ver Cuadro N 7). Según grupos de edad, se observa que el empleo informal afecta más al rango de edad que va entre 30 a 44 años (29.1%), a los jóvenes de 18 a 24 años (23.7%) y al segmento comprendido entre 45 a 59 años (22.9%) en relación con la estructura porcentual de la PEA ocupada total. En conjunto, en el 2009, la pertenencia a la informalidad aparecería siendo un asunto más de personas mayores a los 30 años que de los más jóvenes. Cuadro N 7 Perú: Distribución de la PEA ocupada en empleos formales e informales según diversas variables, Empleo Empleo Empleo Empleo Empleo Empleo informal formal informal formal informal formal Empleo formal Empleo informal Ámbito geográfico Urbano Rural Dominio Lima Metropolitana Resto nacional Sexo Hombre Mujer Resultados del 2009 son presentados de manera preliminar.

33 Empleo Empleo Empleo Empleo Empleo Empleo Empleo formal informal formal informal formal informal formal Empleo informal Edad 14 a a a a a más Pobreza Pobre No pobre Afiliado al sistema de pensiones Afiliado al seguro de salud Total Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Un cambio positivo es que en razón del ciclo económico expansivo, los jóvenes vienen aumentando su participación al interior del empleo formal. Particularmente esta tendencia se aprecia mejor en el segmento de 25 a 29 años. En el 2002, para dicho grupo etario, su participación en el empleo informal y formal era similar, 12.5% y 12.8%, respectivamente. En el 2009, en el empleo informal se localizada un 9,9% de dicho segmento mientras en el empleo formal, un 15%. Al examinar la estructura etaria por género al interior del grupo de trabajadores informales, observamos diferencias entre hombres y mujeres; como es la mayor presencia de mano de obra femenina informal en el rango de edades que van de 25 a 59 años; por el contrario, en el resto del tramo, entre los más jóvenes y los adultos mayores, la proporción de hombres es mayor (ver Gráficos N 7 y N 8). Gráfico N 6 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia.

34 Gráfico N 7 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia Gráfico N 8 Perú: Distribución de la PEA ocupada con empleo informal por edad según sexo, 2009 (En %) Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia Hombre Mujer Asimismo, los empleos asalariados informales se concentran entre los jóvenes de 14 a 24 años de edad (39.1%) y en menor medida entre las personas mayores. Por su parte, el empleo independiente informal es más representativo entre trabajadores de mediana edad y menor entre los jóvenes (ver Gráfico N 9). Estos resultados indicarían, tal como señala Pierry et. al (2007), que el trabajo asalariado informal es un punto de entrada al mercado laboral para muchos jóvenes quienes a medida que acumulan experiencia, y capital humano, están en mejores condiciones para encontrar un empleo formal o de trabajar de manera independiente. Por otra parte, si bien se observa que lo largo del ciclo de vida disminuye el empleo asalariado informal, éste también representa una opción para muchos trabajadores mayores que no cuentan con las habilidades, destrezas o el capital para trabajar en forma independiente o conseguir un empleo asalariado formal, o que optan por salirse de la formalidad debido a que, por ejemplo, ya no pueden acumular un número suficiente de años de empleo formal para asegurarse una pensión adecuada.

35 Gráfico N 9 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Gráfico N 10 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. La pobreza afecta al 31.5% de la PEA ocupada. Sin embargo, aqueja más a los trabajadores con empleos informales (37.1%) en comparación con aquellos que tienen empleos formales (9.9%). Al interior del grupo de trabajadores informales, el 12.5% se encuentra en situación de pobreza extrema. Examinando los niveles de pobreza por género dentro del segmento informal, observamos que existe, ligeramente, una mayor proporción de fuerza laboral femenina no pobre (63.5%). Sin embargo, la proporción de mujeres en situación de pobreza extrema es mayor en 0.4% respecto a los trabajadores hombres.

36 Durante el periodo analizado, se observa una notable disminución en la incidencia de la pobreza en general y en el empleo informal en particular; el cual pasó de 56.4% en el 2002 a 37.1% en el 2009, experimentando una reducción de 19.3%. Gráfico N 11 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia Gráfico N 12 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. En relación al seguro de salud y el sistema de pensiones, se observan avances sobre todo en cuanto a la cobertura del seguro de salud de los trabajadores con empleos informales. En el año 2002, el 14% de los trabajadores informales contaba con un seguro de salud, al 2009 este porcentaje alcanza a la mitad de ellos (47.5%). En lo que respecta a la afiliación del sistema de pensiones, las cifras aún son preocupantes, pese a que en los años 2008 (11.9%) y 2009 (13.1%) se observan niveles por encima de lo registrado en el 2002 (2.7%).

37 Del Gráfico N 13, observamos que el 61.4% de los TFNR y 41.4% de los trabajadores del hogar cuentan con algún seguro de salud. En el caso de los independientes, dichos porcentajes son cercanos entre aquellos que son formales (52.1%) e informales (48.2%). Por otro lado, solamente el 82.1% de los trabajadores asalariados formales tiene cobertura de salud, lo que reflejaría el incumplimiento de los derechos laborales, en particular la afiliación a un seguro de salud. Entretanto, el 39.4% de los asalariados informales tiene seguro de salud. Gráfico N 13 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Cabe resaltar que el 35.9% de los trabajadores informales está afiliado, fundamentalmente, al Sistema Integral de Salud (SIS) y el 9.3% al Sistema de Seguridad Social en Salud (ESSALUD). Mientras que la gran mayoría (70.5%) de trabajadores formales está afiliado a ESSALUD. El 13.7% de los trabajadores independientes informales aporta al fondo de pensiones, frente al 38.6% de los independientes formales. Entre los trabajadores asalariados formales, solamente el 78.9% está afiliado a un sistema de pensiones. Igualmente, el 17.6% de los asalariados informales aporta al sistema de pensiones.

38 Gráfico N 14 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Los grupos que tienen un mayor acceso relativo al sistema de pensiones (empleador en primer lugar y asalariado en segundo lugar) son también los que muestran un menor acceso a seguros de salud. Las variaciones en el grado de acceso a seguro de salud y pensiones son inversamente proporcionales, como lo evidencia también que los TFNR son los que, más ampliamente, cuentan con seguro de salud y con una menor tasa de afiliación al sistema de pensiones. Ello se debe a la existencia del Seguro Integral de Salud (SIS), que asegura a la población en condición de pobreza bajo la modalidad de Seguro Subsidiado, al cual está afiliado un fuerte contingente de trabajadores informales que vive en condición de pobreza. Es posible concluir, entonces, que no hay una política de acceso a sistemas de protección social para quienes integran la economía informal, pero sí de acceso al seguro de salud como una política antipobreza. Si bien el SIS tiene una modalidad (Seguro Semisubsididado) para afiliar a la población que trabaja de modo independiente pero con ingresos que oscilan entre los S/.700 y S/.1000 Nuevos Soles 26, esta modalidad sólo cuenta con 50,000 afiliados en promedio 27 y otra (Seguro Semicontributivo MYPE) para la población trabajadora que se encuentra en las MYPES en la que el conductor cotiza S/. 15 Nuevos Soles y el Estado el mismo monto para cada trabajador, en esta modalidad el conductor cuenta a la fecha con aproximadamente 1500 personas afiliadas, ya que los requisitos de registro incluyen algunos requisitos hacia la formalización que podría estar disuadiendo a la afiliación del seguro de salud. El empleo informal se encuentra, principalmente, en sectores económicos como la agricultura (40,0%), comercio (19.0%) y servicios (22.7%). Dentro de comercio, la gran mayoría se desempeña en el comercio al por menor; mientras que en el de 26 Cada persona paga S/.10 mensuales y si se afilia una familia con hijos menores de edad paga S/.30 al mes por toda la familia. 27 La tasa de ingreso es muy similar a la tasa de deserción.

39 servicios, son las ramas transporte, almacenamiento y comunicaciones (7.1%), junto a restaurantes y hoteles (6.7%) las que tienen el mayor peso. Cuadro N 8 Perú: PEA ocupada con empleo informal por sexo, ámbito y pobreza según actividad económica, 2009 Actividad económica Sexo Pobreza Ámbito Lima Metropolitan Resto del Hombre Mujer No pobre Pobre a país Total Agrícola Minería Industria Comercio Construcción Electricidad y agua Restaurantes y hoteles Transporte, almacenamient o y comunicacione s Otros servicios Hogares Total absoluto 6,501,45 3 5,854,29 0 7,766,74 9 4,588,99 4 2,840,875 9,514, ,355,74 3 Total relativo Nota: La rama otros servicios comprende: establecimientos financieros, seguros, bienes inmuebles; servicios prestados a empresas; servicios comunitarios sociales y recreativos; y servicios personales. Fuente: ENAHO-INEI. / Elaboración: Propia. Los trabajadores informales en el resto del país se concentran en la agricultura (51.7%) y comercio (16.7%); en Lima Metropolitana la informalidad tiene mayor incidencia en comercio (26.6%) y otros servicios (18.6%). Tanto los trabajadores hombres como las trabajadoras mujeres informales laboran, básicamente, en la actividad agrícola, 44.2% y 35.4%, respectivamente. En el caso de los hombres, le sigue en importancia las actividades de comercio (13.0%) y transporte, almacenamiento y comunicaciones (12.2%). Por su parte, las trabajadoras mujeres se encuentran mayoritariamente dentro del comercio (25.7%), y restaurantes y hoteles (11.2%). Más de la mitad de los trabajadores informales pobres pertenecen al sector agrícola (64.0%), otro tanto se desempeña en el comercio (10.9%) y la industria (7.2%). Entre los trabajadores informales no pobres, cerca de la mitad de ellos están distribuidos más homogéneamente entre la actividad agrícola (25.8%) y comercio (23.8%). En el Gráfico N 15 se examinan la distribución por sexo al

40 interior de cada actividad económica diferenciando por condición de formalidad. En el sector agrícola, el empleo formal está constituido básicamente por trabajadores hombres (84.7%) y las mujeres apenas representan el 15.3%, mientras que al interior del empleo informal la brecha es menor, alrededor de 16%. De la misma manera, en el sector comercio, el empleo formal está constituido principalmente por mano de obra masculina (62.6%), en cambio dentro del empleo informal la mayoría lo conforman las mujeres (64.1%). En la rama restaurantes y hoteles, el empleo formal está constituido por los hombres (70.1%), entre tanto el empleo informal tiene un rostro femenino (95.4%). En la industria, la situación es muy similar, el 72.4% del empleo formal pertenece a los trabajadores hombres y 79.3% del empleo informal está conformado por mujeres. Gráfico N 15 Informal Formal Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Por otro lado, la actividad otros servicios se caracteriza por ser la única en albergar a un mayor número de mujeres dentro del empleo formal (58.4%) y menor dentro del empleo informal (9.5%). Por su parte, en el sector transporte, almacenamiento y comunicaciones se observa una mayor presencia de hombres (54%), sin embargo dicha distribución se mantiene tanto en el caso del empleo formal como informal. La construcción se caracteriza por ser una actividad típicamente desempeñada por hombres, en ese sentido, es de esperar un mayor peso de los hombres; no obstante, se observa una elevada proporción de mujeres en el empleo formal (9.4%) respecto al informal (2.3%). La informalidad se concentra más en los siguientes grupos ocupacionales: agricultores, ganaderos y pescadores (39.8%); vendedores (18.1%);

41 trabajadores de los servicios (11.6%) y artesanos y operarios (10.6%). Asimismo, resaltar que la participación de las mujeres es contundente en los colectivos: trabajadores del hogar y vendedores (ver Gráfico N 16). Entre los vendedores, destacan los comerciantes vendedores (no ambulatorio) al por menor, de kioscos y puestos de mercado; vendedores ambulantes de productos comestibles y de productos de tocador e higiene para el hogar. Dentro del grupo ocupacional artesanos y operarios, los más representativos son los obreros de calzado, sastres, modistos y ebanistas; obreros, mecánicos de vehículos de motor, electricistas, fontaneros, soldadores, chapistas; tejedores de punta a mano, tejedores a mano en telar e hilanderos; y obreros de la preparación de alimentos y bebidas (como pasteleros, panaderos, cerveceros, etc.) Gráfico N 16 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Los trabajadores de los servicios están integrados fundamentalmente por limpiadores; cocineros calificados; y personal de servicios diversos (por ejemplo, mozos, cobradores, empaquetador, ayudante, etc.). Como se constató líneas arriba, los trabajadores informales pobres se congregan en la actividad agrícola. De la misma forma, pertenecen esencialmente al grupo ocupacional agricultores, ganaderos y pescadores (63.8%), desempeñándose como peones de labranza, peones agropecuarios; y explotadores agrícolas. Examinando la estructura ocupacional para cada género, observamos que los agricultores, ganaderos y pescadores son los más representativos al interior del grupo de trabajadores informales hombres (43.8%) y mujeres (35.3%). Sin embargo, hay notables diferencias en relación a los otros grupos ocupacionales.

42 Así, los hombres se caracterizan por ser artesanos y operarios (12.9%), y conductores (10.0%); y las mujeres por trabajar como vendedoras (27.2%) y trabajadoras de los servicios (15.7%). Cuadro N 9 Perú: PEA ocupada con empleo informal por sexo, ámbito y pobreza según grupo ocupacional, 2009 Sexo Pobreza Grupo ocupacional Hombre Mujer No pobre Pobre Total Profesionales, técnicos, afines Gerente, administradores y funcionarios Empleados oficina Vendedores Agricultores, ganaderos y pescadores Mineros y canteros Artesanos y operarios Obreros y jornaleros Conductores Trabajadores de los servicios Trabajador del hogar Total relativo Total absoluto 6,501,453 5,854,290 7,766,749 4,588,994 12,355,743 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia El ingreso promedio de la PEA ocupada es de S/ Los trabajadores con empleos informales perciben ingresos por debajo de este monto (S/. 623) y menores al de los trabajadores formales (S/. 1840) 28. Si comparamos los niveles de ingresos por categoría ocupacional entre estos dos segmentos, observamos que las mayores brechas se dan entre los trabajadores independientes no calificados (4.6 veces mayor) y empleadores de empresas de 10 y más trabajadores (4.0 veces mayor) a favor de los formales. Sin embargo, dicha brecha se reduce cuando se trata de los trabajadores independientes calificados (2.3 veces). Asimismo, el empleo informal está estrechamente relacionado con bajos niveles educativos. Así se puede ver que solamente el 15.8% de los trabajadores informales tiene nivel educativo superior, frente al 64.2% de los trabajadores formales. De la misma forma, dentro del grupo de trabajadores informales, predominan aquellos que han alcanzado a lo sumo el nivel primario o no poseen ningún tipo de estudios (42.8%). En el caso de los trabajadores formales, la presencia de trabajadores con estudios superiores universitarios es alta (37.8%) inclusive superior a la media nacional. En general, la evidencia empírica indica que hay una relación directa entre nivel educativo e ingresos. Pero si comparamos los ingresos laborales para un mismo 28 En el cálculo del ingreso promedio se excluye a los TFNR.

43 nivel educativo según la condición de formalidad, notaremos que dichas diferencias persisten. Así, un trabajador calificado con estudios universitarios percibirá un ingreso promedio mayor si tiene un empleo formal (S/. 2,581) frente a uno informal (S/ ). De la misma forma la brecha se mantiene en el caso de un trabajador que no tiene ningún nivel educativo. Por otro lado, también se ha observado que a mayor nivel educativo, el empleo informal disminuye y aumenta el empleo formal. Así los trabajadores sin ningun nivel de estudios y con estudios primarios son casi en su totalidad informales. Gráfico N 17 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia Cuadro N 10 Perú: PEA ocupada con empleo formal e informal e ingreso laboral según nivel educativo, 2009 Nivel educativo Empleo formal Empleo informal Total Sin nivel Primaria Secundaria Superior no universitaria Superior universitaria Total Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia Empleo informal Empleo formal 2581

44 La informalidad está asociada indirectamente con la dimensión de la unidad productiva (medida en términos del volumen de trabajadores). En las empresas que tienen 2 a 9 trabajadores, el empleo informal representa más del 90%. Dicha proporción disminuye hasta un 60% en las empresas pequeñas y alcanza al 12.5% en el caso de las empresas grandes. Cabe resaltar que el empleo informal existe en las MYPES como en las empresas grandes, la diferencia está en su incidencia. Gráfico N 18 Perú:Distribución de la PEA ocupada por situación de formalidad según nivel educativo, 2009 (En %) Sin nivel Primaria Secundaria Superior no universitaria Fuente: ENAHO-INEI Empleo formal Empleo informal Elaboración: Propia Superior universitari Gráfico N 19 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. 4. Características del trabajador independiente y empleador informal En esta sección se examinan las características de los trabajadores independientes y de los conductores informales, así también, se explota la información contenida en el módulo del trabajador independiente. Dicho módulo, está dirigido a aquellos trabajadores cuyo negocio o actividad no tiene personería jurídica. En este sentido, los trabajadores independientes y los conductores de

45 empresas que responden el presente módulo son informales. A continuación describimos las características de este grupo de trabajadores. De acuerdo a los datos de la ENAHO 2009, el 88% de los trabajadores son independientes y el 12% son conductores, de los cuales, 5% son conductores que emplean TFNR y 42% son trabajadores independientes que emplean a TFNR. En términos absolutos, son 5 millones 615 mil 680 los independientes informales y 784 mil 568 los empleadores informales. Gráfico N 20 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Durante el periodo , se observa una ligera tendencia creciente del empleo informal entre los empleadores con TFNR, empleadores sin TFNR, y en los independientes con TFNR. Por el contrario, el empleo informal de trabajadores independientes sin TNFR ha presentado una tendencia decreciente.

46 Gráfico N 21 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. El 85,9% de los conductores y de los trabajadores independientes informales no tiene registrado su negocio o actividad, por lo menos, como persona natural. Siendo esta proporción bastante alta entre los trabajadores independientes (más del 80%). La situación es un poco diferente entre los empleadores, ya que alrededor del 40% están registrados en la SUNAT como persona natural. Gráfico N 22 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia.

47 En Lima Metropolitana, la proporción de trabajadores independientes y de conductores informales que no están registrados como persona natural es menor al promedio nacional (78,5%) y mayor en el resto del país (89,7%). Gráfico N 23 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. En Lima Metropolitana existe una mayor proporción de trabajadores independientes sin TFNR (67,3%) en comparacion al resto del país, en donde es marcada la presencia de trabajadores independientes que emplean a TFNR (48,9%). La cobertura de salud entre los independientes o los conductores informales ha mejorado significativamente desde el 2008 y más aún en el 2009 en comparación a los otros años, en donde no superaban el 20%. En el 2002, solamente el 9,5% de los trabajadores independientes que emplean TFNR contaba con algún seguro de salud, al año 2009 dicha porcentaje alcanzó el 54.6%. Gráfico N 24 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia.

48 Gráfico N 25 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Gráfico N 26 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Condiciones laborales y de vida del trabajador independiente y del empleador informal Los trabajadores independientes y los conductores informales se caracterizan por ser principalmente hombres (57,0%). La proporción de mujeres varía dependiendo de la subcategoría analizada. Así podemos observar que la participación de las mujeres como conductores de negocios es baja, alrededor de

49 un tercio del total; entre los trabajadores independientes, la distribución por sexo es más homogenea. Gráfico N 27 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia La gran mayoría de trabajadores independientes y de conductores informales tiene 30 ó más años de edad (82,9%). Esta estructura es un poco diferente entre los trabajadores independientes sin TFNR en donde la presencia de jóvenes (14 a 29 años) es de 25,6%, cifra alta en comparación con el resto de subcategorías. El nivel educativo de este segmento de trabajadores informales es en general bajo. Así, el 75,6% de los independientes y de empleadores informales tiene nivel educativo básico y 8,5% de ellos nunca asistió a la escuela, lo que significa que solamente el 15.9% es trabajador calificado. Sin embargo, al interior de cada subcategoría dicha distribucion varía. Tanto los conductores de negocios como los trabajadores independiente que emplean a TFNR, se caracterizan por tener como máximo estudios primarios (51.5% y 63,3% respectivamente). Por el contrario, una proporción considerable de empleadores sin TFNR (29.9%) e independientes sin TFNR (21.5%) tienen estudios universitarios o técnicos.

50 Gráfico N 28 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia El 35,6% de los trabajadores independientes y de los empleadores informales es pobre, siendo el 11,9% pobres extremos. La pobreza afecta más a los independientes que emplean TFNR (49.4%), en donde la pobreza extrema alcanza al 19,9% de ellos. En el otro extremo, se tiene a los empleadores sin TFNR, en donde se evidencia una menor concentración de empleadores pobres (14.1%). Aproximadamente, 9 de cada 100 trabajadores independientes y empleadores informales habitan en viviendas con características físicas inadecuadas y con hacinamiento. En cambio, entre los formales dicha proporción no supera el 2%. Así también, se constata que en el 9,2% de los hogares existen niños que no asisten a la escuela. Gráfico N 29 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia

51 Cuadro N 11 Perú: Distribución de los trabajadores independientes o conductores informales según diversas variables, 2009 (En %) Variables Empleador sin TFNR Empleador con TFNR Independiente sin TFNR Independiente con TFNR Sexo Hombre Mujer Edad 14 a 24 años a 29 años a 44 años a 59 años a más años Nivel educativo Sin nivel Primaria Secundaria Superior no universitaria Superior universitaria Pobreza Pobre extremo Pobre no extremo No pobre Desempeño del negocio o actividad Ambulante En domicilio de los clientes Vehículo de transporte personas o mercaderías Puesto improvisado en vía pública Puesto improvisado en mercado público Puesto fijo en la vía pública Local fijo en mercado público (tienda, stand) Taller, tienda, restaurante, hotel, oficina, consultorio Taller comercial dentro de su vivienda y en una habitación de uso exclusivo Dentro de las habitaciones de su vivienda Otro Tipo de local Propio Alquilado Prestado Otro Total

52 Variables Empleador sin TFNR Empleador con TFNR Independiente sin TFNR Independiente con TFNR Antigüedad 1 año a 4 años a 10 años a 15 años a más años Título de propiedad Si No En trámite Vivienda Adecuada Inadecuada Hacinamiento Sin hacinamiento Con hacinamiento Asisten a la escuela Hogares con niños que si asisten Hogares con niños no asisten Agua potable en el local Si No Desagüe en el local Si No Electricidad del local Si No Total Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. Total El 54.9% de los trabajadores independientes y de los conductores informales tiene 16 años o más de antigüedad desempeñando su negocio. Igualmente, un poco más del 70% de los empleadores e independientes que emplean a TFNR tiene similar antigüedad en el negocio. Dicha proporción es mucho menor entre los trabajadores independientes e empleadores que no cuentan con TFNR.

53 Gráfico N 30 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. En relación al motivo por el cual decidió iniciar el negocio, el 54.2% de los trabajadores independientes y de los empleadores informales lo hizo por necesidad económica o porque no encontró trabajo como asalariado. No obstante, una proporción nada despreciable (37.2%) incursionó en el negocio porque obtiene mayores ingresos o porque desea ser independiente. Entre los empleadores, la decisión voluntaria de emprender un negocio es la más representativa (48.3%). La mayoría de trabajadores independientes y de empleadores informales desarrolla sus actividades económicas, esencialmente, dentro de las habitaciones de su vivienda (24.0%), como ambulante (16.4%) y en vehículo de transporte personas o mercaderías (13.5%). Los independientes trabajan fundamentalmente dentro de las habitaciones de su vivienda (25.4%), de manera ambulatoria (18.0%) y en los vehículos de transporte de personas o mercancías (14.5%). Por su parte los empleadores realizan su actividad básicamente en un taller, tienda restaurante, hotel oficina o consultorio (23.5%), domicilio de los clientes (17.3%) y taller comercial dentro de su vivienda y en una habitación de uso exclusivo (16.5%). El establecimiento o local del 60,8% de los trabajadores independientes y de los conductores informales es propio, siendo más representativo entre los independientes con TFNR (70%); y el 20% tiene local alquilado. Entre los empleadores se observa una distribución relativa más equitativa entre los que poseen local propio y alquilado.

54 Gráfico N 31 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia. En general, el establecimiento en donde desarrollan sus actividades, no cuenta con los servicios básicos como es el servicio de agua (73.6%) y desagüe (86.4%). Mientras que la carencia del servicio de electricidad afecta en menor proporción (37.8%). Como puede observarse, las condiciones en las que realizan sus actividades son bastante precarias. Los empleadores son los que se encuentran en mejor situación respecto a los independientes. Gráfico N 32 Fuente: ENAHO-INEI Elaboración: Propia.

55 II. POLÍTICAS SOCIALES Y LABORALES En este capítulo se desarrollarán los siguientes aspectos. En primer lugar se dará cuenta del contexto económico que dio la cobertura al sentido, a los cambios y a la naturaleza de la política social vigente en los últimos treinta años. Se presenta la evolución del PBI per cápita, los ingresos fiscales y el gasto social invertido en el país. Segundo, se presentará una discusión inicial sobre las políticas sociales en los últimos 20 años, que son el marco de referencia para el abordaje posterior de las políticas públicas relacionadas con la protección social del trabajo informal, en un sentido amplio. Al respecto, junto con la presentación de un marco conceptual general se presenta una periodización de los cambios en la orientación de las políticas sociales, en su contenido y en los programas de empleo y laborales implementados, tanto para el sector formal como el denominado sector informal. 1. Ajuste y recuperación de las finanzas públicas y de la economía: el contexto de las políticas sociales y laborales Sin duda que el sustento de las políticas sociales, la capacidad de gasto e inversión del Estado en términos de la provisión de servicios sociales básicos para la población, está en función directa con el nivel de recaudación, con la presión tributaria. Si bien es cierto que la disponibilidad de financiamiento público es una condición necesaria para la implementación de una política social, el paradigma o concepción de ella se convierte en el filtro a través del cual se orquesta la misma en términos de los programas, modalidades y población objetivo. Gráfico N 33 Fuente: BCRP

56 En el caso del Perú, en las últimas cuatro décadas se puede distinguir 3 etapas en relación con la disponibilidad de recursos públicos. Una primera que viene de los sesenta y culmina a fines de los setenta tras los efectos del shock del petróleo de entonces y que se caracteriza por cierta estabilidad en los niveles de recaudación fiscal (alrededor del 14% del PBI). Una segunda fase que coincide con el retorno a la democracia en los ochenta y que se prolongará hasta inicios de los noventa. Esta etapa está marcada por la hiperinflación y la recesión que redujeron la capacidad de actuación del Estado a niveles mínimos. A fines de los ochenta, la presión tributaria caería a niveles del 8% del PBI (ver Gráfico 1). Con ello, las políticas sociales y la versión minimalista del Estado de bienestar de entonces se encontrarían frente a una situación de colapso en la que hallaría sustento la política social de corte más focalizada y selectiva. Desde inicios de los noventa, en el marco del ajuste estructural y de la redefinición del rol del Estado, la presión tributaria empezaría a recuperarse. Si bien entre 1997 y el 2002 ella se vio afectada por las secuelas de la crisis asiática/ rusa/ brasileña, la tendencia de largo plazo la recuperación de los recursos fiscales- no se vería alterada aunque la volatilidad de la presión tributaria, dada la estructura impositiva, aún se estaría manteniendo. Los mayores recursos a disponibilidad del Estado ayudaron a la extensión de programas sociales, aumento de la cobertura en salud y, hoy día, la realidad del país estaría conduciendo a un esquema que podría ubicarse dentro de la familia del llamado universalismo básico. Gráfico N 34 Fuente: PBI per cápita proviene de la Memoria 2009 del BCRP (disponible en Los porcentajes de pobreza provienen la CEPAL (1970 a 1980), de Cuánto S.A. ( ); Herrera, Javier ( ) e INEI (2001 en adelante). Los datos del gasto social per cápita provienen de Lavado, 2007(http://cies.org.pe/files/DyP/DyP34.pdf) y actualización propia (2005 en adelante) en base a INEI. Elaboración: Propia

57 Si bien el PBI per cápita ha remontado el nivel más alto que tuvo en los setenta y desde el 2006 lo viene superando (Ver Gráfico 2), no se puede decir lo mismo del gasto social per cápita. Si bien este, también, ha continuado recuperándose desde el nivel más bajo, 1991, aún está a un 1/3 de su mejor referente, en la primera mitad de los setenta. La relación entre PBI, gasto social per cápita y pobreza sugieren los siguientes comentarios. Primero, que entre 1970 y la primera mitad de los ochenta, el PBI y el gasto social per cápita mostraban un comportamiento en paralelo y ello resultó coincidente con la disminución de la pobreza de 50% a 38% de la población. Un segundo momento, coincidente con la crisis económica, la hiperinflación y el derrumbe de las cuentas fiscales, En dicha etapa el gasto social retrocedió mucho más que el producto aunque, inicialmente, mostró una recuperación más acentuada. Posteriormente, luego de la inicial recuperación en el gasto social per cápita, permanecería estancado entre 1995 y el 2001, no obstante el crecimiento de la economía y de las finanzas públicas. A partir del 2003 en adelante retomaría una senda de mejora pero que, a la fecha, aún dista de los mejores niveles que le cupo hace cuarenta años. Gráfico N 35 Fuente: Los datos del gasto social per cápita provienen de Lavado, 2007 (http://cies.org.pe/files/dyp/dyp34.pdf) Elaboración: Propia Otro comentario viene en relación a si la disminución de la pobreza está más asociada al gasto social o al crecimiento de la economía. Lo que parece claro es que hay una asociación negativa entre crecimiento económico con pobreza y de esta última con el gasto social, también, negativa. Lo cual revela un comportamiento

58 esperado. Así, la disminución de la pobreza ha sido coincidente con la mejora en el PBI per cápita y con el aumento en el gasto social. La teoría indicaría que en un primer momento la disminución de la pobreza estaría más asociada al crecimiento del PBI per cápita, que se expresa en mayores empleos e ingresos familiares lo cual genera un bienestar de corto plazo. En un segundo tramo, la sostenibilidad del proceso de disminución de la pobreza y un impulso más cualitativo a la continuidad en su tendencia declinante estaría más asociado con una mejora sustantiva en el gasto social, particularmente en el fortalecimiento del capital humano (Stewart y Ranis, 2000). Un cambio en la composición de la política social, lo constituye la emergencia y consolidación de los programas de asistencia social o de alivio a la pobreza. Aparecieron con el ajuste estructural y, de ahí en adelante, aparentemente vienen manteniendo el espacio presupuestal que adquirieron en ese entonces (Ver Gráficos 3 y 4). Si el PBI per cápita ya remontó el nivel previo más alto (mediados de los setenta) y si la pobreza ha vuelto por los menores niveles registrados en los últimos cuarenta años, es pertinente seguir destinando recursos hacia dichos programas? No sería más sinérgico con el crecimiento de la economía, orientar dichos fondos a políticas sectoriales que promuevan con mecanismos de mercado- una mejor inserción en el mercado de las microempresas urbanas y rurales? Y por esa vía, aportar a que el empleo y los ingresos del trabajo tengan mayor relevancia como medios de superación de la pobreza? Gráfico N 36 Fuente: Los datos del gasto social per cápita provienen de Lavado, 2007 (http://cies.org.pe/files/dyp/dyp34.pdf) Elaboración: Propia 2. De los noventa en adelante: una comparación del gasto social del Perú con la región Como se ha mencionado, desde inicios de los noventa empieza un proceso de reconstitución de las finanzas públicas que fue acompañado de la implementación

59 de una política social de orientación focalizada, selectiva y que se encargó de ir generando un mercado de provisión de los servicios de salud y de pensiones, que antes eran monopolio del Estado. El proceso de recomposición de la presión tributaria, su aumento tras el fin de la hiperinflación y la recuperación del nivel de actividad económica, coincidió con el cambio en la política social y por ello se observa un aumento en el gasto público social per cápita desde ese momento hasta la actualidad pero que no ha llegado a modificar su posición relativa cuando se le compara con el promedio de América Latina (ver Gráfico 37). Una continuidad que se observaría es la tendencia al aumento en dicho indicador aunque, como se ha señalado en páginas anteriores, aún no ha recuperado el nivel de gasto social per cápita que tuvo el país en los setenta (ver Gráfico 37). Gráfico N 37 Fuente: CEPAL, CepalStat, Si bien desde los noventa el gasto social per cápita mantiene una tendencia favorable, no menos cierto es que el Perú continúa en el tercio inferior en términos de una comparación con los países de América Latina (ver Gráfico 38). El colapso de las finanzas públicas de fines de los ochenta condujo al país a niveles de gasto social per cápita similares e inferiores a los de los países de menor desarrollo relativo de Centro América (Honduras, Guatemala, por ejemplo). Si bien dicho indicador ha pasado de casi USD 50 en 1990 a USD 219 en el 2007, ello no ha bastado para mejorar la posición relativa que tiene el país en términos de sus similares de la región. En términos de la comparación internacional, con la región en su conjunto, se observa lo siguiente: El país no se aparta de la tendencia regional signada por la presencia de una protección social en salud mayor que la de pensiones. Y esta es una situación que es transversal al conjunto de categorías ocupacionales identificadas (asalariados del sector formal, trabajadores de la microempresa, auto empleados, etc.).

60 Una segunda constatación es que tanto en salud como en pensiones, el Perú se encuentra con indicadores de cobertura poblacional por debajo del promedio regional. Gráfico N 38 Fuente: CEPAL, CepalStat,

61 Gráfico N 39 América Latina y Perú: Población ocupada urbana con protección social en salud (%) Fuente: OIT, Panorama Laboral 2009 Gráfico N 40 Fuente: OIT, Panorama Laboral 2009 Tercero, que la distancia, la brecha, entre el promedio nacional y el promedio regional es más notoria en el caso de las pensiones que en salud (ver Gráficos 39 al 44). Cuarto, que las brechas de cobertura de las categorías ocupacionales más vulnerables trabajadores de microempresas de menos de 5 trabajadores y los independientes y trabajadores familiares no remunerados (TFNR)- son mucho más elevadas en el caso de nuestros promedios nacionales. La mayor cobertura que se observa en términos de protección social en salud que en pensiones es resultado de la ampliación en la provisión de dicho servicio por parte del Estado, en tanto política hacia la población en situación de pobreza pero no por su condición de trabajadores del sector informal. Al respecto destaca el comportamiento de la cobertura para los trabajadores independientes y TFNR, en razón de la política referida. El país habría alcanzado el promedio de la región (ver

62 Gráfico). Ello estaría siendo explicado por la extensión del seguro integral de salud (SIS). Gráfico N 41 Fuente: OIT, Panorama Laboral 2009 En materia de pensiones no se observa un comportamiento similar. En el caso de los trabajadores de microempresas (ver Gráfico 10) la tasa de cobertura no ha mejorado en la presente década y, más bien, ella ha decrecido para el caso de los trabajadores independientes y TFNR (ver Gráfico 12). Esto podría estar indicando que el mercado no habría encontrado mecanismos que rentabilicen su presencia en dichos sectores dada su precariedad laboral (y de ingresos) a lo que no estaría ayudando la debilidad en la cultura previsional y de ahorro de parte de la PEA local. Gráfico N 42 Fuente: OIT, Panorama Laboral 2009 Se esperaría que el fondo de pensiones sociales (FPS), modalidad de cofinanciamiento entre el trabajador de la microempresa y el Estado, generado bajo el DL 1086, ayude en acortar la brecha señalada en la materia. Quizás, habría que pensar en una asignación pensionaria tipo SIS para estos segmentos poblacionales los trabajadores independientes no calificados- que son los de

63 mayor magnitud y que por su estructura de edad van a requerir de alguna respuesta estatal en un breve lapso. En América Latina, el promedio de aseguramiento en materia de pensiones ronda el 18% para los trabajadores independientes y TFNR (ver Gráfico 12). Los países que cuentan con una cobertura superior a dicho promedio (OIT, Panorama Laboral 2009) son: Brasil (28,7%), Uruguay (25,4%) y Chile (21,7%). En los dos primeros la seguridad social es el esquema de cobertura dominante, basado en el reparto, mientras que en Chile el esquema se basa en las cuentas de capitalización individual. Gráfico N 43 Fuente: OIT, Panorama Laboral 2009 Gráfico N 44 Fuente: OIT, Panorama Laboral 2009 Bajo ambos esquemas la cobertura ni se acerca al tercio de la población objetivo, lo cual indica que el problema va más allá de la vigencia de uno u otro esquema de cobertura adoptado y, segundo, parece ser que la historia, la cultura y la estructura del mercado laboral si cuentan. Aquellos países con tiempo prolongado de la

64 seguridad social 29 o de mecanismos similares (como las mutuales, las obras sociales, etc.) ayudan a la configuración de una cultura por el ahorro previsional que disciplina a los individuos y dicha característica sumada a la percepción de ingresos adecuados estarían explicando una mayor cobertura pensionaria entre este segmento de trabajadores. 3. Perú: Itinerario de la Política social y de las políticas laborales y de empleo En los últimos sesenta años el rol del Estado ha sufrido cambios importantes en el país y ello ha generado modificaciones sustantivas en las políticas sociales y de empleo implementadas. Hasta los años cincuenta, se caracterizaba al estado peruano como estado oligárquico. En concordancia con dicha tipología se encontraba que la acción social del Estado se acercaba más a una condición de filantropía, caridad. La política social entendida como un derecho ciudadano estaba ausente. El énfasis de la inversión del Estado en sectores como educación y salud se concentró en la obra física: grandes unidades escolares, locales de los Ministerios, construcción de hospitales. Con la incorporación del modelo de sustitución de importaciones -segunda mitad de los cincuenta en adelante, hasta fines de los ochenta- el Estado peruano se alinearía con la tipología de los Estados de bienestar de Europa central. En ellos, el acceso a la cobertura de los riesgos sociales: desempleo, incapacidad física por razones de salud y retiro por edad está asociado a la condición de asalariado. La seguridad social se convierte, así, en la forma principal de concreción de la política social de entonces (Ver Tabla 1). Dada la particularidad del mercado de trabajo peruano, bajo nivel de trabajadores asalariados en razón de la debilidad en la expansión del mercado interno (Verdera, 1983), el paradigma de un Estado de bienestar pleno acabaría quedando en el enunciado. Por ello algunos autores caracterizan este proceso inconcluso afirmando que El universalismo por lo tanto tuvo un carácter segmentado, de contenido más jurídico formal que de aplicación real; en algunos casos, se expresó en cobertura efectiva para un conjunto creciente de sectores medios y medio-bajos urbanos y asalariados, es decir «los incluidos» en el sistema (Arriagada, 1996). Sojo, por su parte, al compartir la calificación de universalismo segmentado 30 al periodo de hegemonía de los símiles de Estado de bienestar que tomaron lugar en la región distingue entre sus rasgos básicos el ordenamiento corporativo de la provisión de las prestaciones sociales. Los trabajadores organizados del sector moderno acabarían monopolizando la cobertura de la seguridad social. 29 Ver al respecto Indermit Singh Gill, Truman Packard, Juan Yermo, Keeping the promise of social security in Latin America, World Bank Publications, páginas, disponible parcialmente en 2389&vid=LCCN #v=onepage&q&f=false 30 Ver al respecto Es posible lo necesario? Viabilidad política del universalismo básico, disponible en

65 Los sectores sociales que fueron el soporte de dichas políticas, como se señala, acabaron siendo los sectores medios tradicionales, con empleo en el Estado y en la mediana y gran empresa privada, la clase obrera industrial y los sectores más modernos del mundo rural. Ellos encontrarían una comunión de intereses con el sector empresarial orientado al mercado interno. Si el soporte conceptual de dicha política social, la de la sustitución de importaciones, fue el Estado de bienestar de Europa central, la base de la política social que acompañó la implantación de las políticas del llamado Consenso de Washington se puede encontrar en la teoría de la justicia distributiva. En resumen según dicha concepción, el Estado debe preocuparse en propiciar la igualdad de oportunidades (equidad, así entendida) en tanto se reconoce la existencia de dos tipos de desigualdad: una positiva en razón del esfuerzo individual de las personas, la meritocracia, y otra, negativa, relacionada con la presencia de elementos exógenos (razones de nacimiento, clientelaje) detrás de la posición relativa alcanzada por las personas. Por ello, el Estado debe concentrar sus recursos en aquellos sectores, que en razón de la lotería del nacimiento se encuentran en una situación de desventaja frente a otros (selectividad y focalización). Tabla N 1 Período Político, paradigma de desarrollo y política social en el Perú contemporáneo Paradigma de desarrollo Paradigma de política social Contenido del paradigma Antes de Bretton Woods Crecimiento económico = Bienestar Economicismo Unidimensionalidad en política económica Post Segunda Guerra Mundial (post Bretton Woods) Estados de Bienestar Consenso de Washington Post Consenso de Washington/ Crisis de la autorregulación financiera ( ) Crecimiento económico + redistribución = Bienestar Universalismo segmentado Equidad: Redistribución en resultados Focalización/ Selectividad Desigualdad positiva y negativa Políticas sociales incorporándose a la familia del universalismo básico? Eficiencia vs. Equidad? Rasgos distintivos Filantropía, caridad Política económica + Política social Meritocracia Focalización vs. Universalismo? Cobertura de los riesgos sociales Comprensión de la equidad Seguridad social Equidad de resultados Justicia Distributiva Equidad: Igual de oportunidades Contraprestación vs. Renta Ciudadana? (No contributiva) Universalismo básico?

66 Paradigma de desarrollo Paradigma de política social Antes de Bretton Woods Crecimiento económico = Bienestar Economicismo Post Segunda Guerra Mundial (post Bretton Woods) Estados de Bienestar Consenso de Washington Post Consenso de Washington/ Crisis de la autorregulación financiera ( ) Crecimiento económico + redistribución = Bienestar Universalismo segmentado Focalización/ Selectividad Políticas sociales incorporándose a la familia del universalismo básico? Indicadores más relevantes Período político Elaboración: Propia PBI per cápita como indicador de bienestar Hasta el Gobierno de M. Odría (primera mitad de los cincuenta, con breve interregno ) PBI per cápita, Pobreza, Desigualdad, Índice de Desarrollo Humano (PNUD), Índice de Oportunidad Económica (Banco Mundial), Índice de Sentimiento Económico (Cepal) Gobiernos de M. Prado, F. Belaúnde (I y II), J. Velasco, F. Morales Bermúdez, A. García I Gobierno de A. Fujimori (I y II) Gobiernos de V. Paniagua. A.Toledo, A. García II 1990 en adelante Las políticas económicas del Consenso de Washington encontrarían sustento en la crisis de los llamados gobiernos populistas, impulsores de la sustitución de importaciones. La crisis política de dichos modelos sería un efecto de la crisis económica a la que condujeron las políticas económicas implementadas. La hiperinflación, la recesión acabaron reduciendo el nivel de vida de la población al igual que la capacidad de acción del Estado (Ver el Gráfico 1). Dicho contexto sería propicio para una extensión sin precedentes de la pobreza, el surgimiento de nuevas categorías como los pobres recientes y un aumento de la informalidad. Emergerían, así los beneficiarios de las nuevas políticas sociales, focalizadas y selectivas en función al grado de pobreza de la población. Si el soporte societal de las políticas sociales del universalismo segmentado tuvo actores y clases sociales definidas (y por ello, partidos políticos organizados), durante las políticas sociales de corte selectivo y focalizado no hubo un actor definido. La categoría de pobre no ayudaría a su delineación y ello facilitaba la relación directa entre el gobernante y la masa no organizada. Entre los actores propiciadores de este nuevo paradigma se suele identificar el rol que jugaron las multilaterales. Así se menciona, por ejemplo, que organismos como el Banco Mundial inicialmente abogaron por medidas tendientes a concentrar el gasto público social en los grupos más vulnerables» mediante programas focalizados, y por desmantelar los servicios universales, evaluados negativamente en razón de sus efectos regresivos (Arriagada, 1996). De igual

67 modo, se hacía referencia a que Según el BM la política social del Estado debe concentrarse principalmente en programas de asistencia social o «amortiguación» dirigidos a los pobres, mientras que el sistema estatal de seguridad social, así como el sistema educativo y el de salud pública, podrían ser privatizados en gran medida (Stahl, 1994). La política social de corte selectiva y focalizada canalizó recursos hacia los sectores que, históricamente, habían estado fuera del presupuesto del Estado. El esquema adoptado, sin embargo, ha encontrado cuestionamientos serios relacionados con el manejo clientelar de dichos recursos (Schady, 1999; Arce, 2010). En perspectiva, bajo dicho modelo no se ha logrado avances significativos en términos de cobertura de salud y de pensiones (ver Gráficos 7 al 12). Más bien, en el último quinquenio, en el marco de mayor disponibilidad fiscal se ha ido ampliando la cobertura del seguro de salud básico, el SIS, lo cual relajaría la connotación de las políticas sociales de los noventa en términos de su selectividad. En general, hay un cuestionamiento a la efectividad de las políticas sociales que acompañaron el ajuste estructural. Por ello, frente a la necesidad de desbloquear ese corsé, en el BID se ha acuñado el concepto de universalismo básico (Molina, 2005), entendido como un nuevo marco de referencia para el diseño y aplicación de las políticas sociales, el mismo que tiene una orientación simple: promueve la cobertura universal de prestaciones esenciales que cumplan con estándares de calidad, ofrecidas sobre la base de principios de ciudadanía [ ] cuyo alcance variará según las posibilidades y decisiones propias de cada país Dese otra perspectiva, se señala que el Universalismo Básico (UB) significa que cada país garantice la cobertura universal de prestaciones y riesgos esenciales, que asegure el acceso a transferencias, servicios y productos que cumplan con estándares de calidad homogéneos otorgados sobre la base de los principios de ciudadanía (Sojo, 2008) En otras palabras, ambas connotaciones están enfatizando en la necesidad que se recomponga un cierto nivel de cobertura básica para todos los ciudadanos. Su contenido será definido en cada sociedad atendiendo a las consideraciones fiscales específicas y al acuerdo social que prime en ella. En ese sentido, puede entenderse como una reacción a la pérdida de condición ciudadana de las políticas sociales que acompañaron al ajuste estructural. 3.1 La redefinición en el rol del Estado y de las políticas laborales y de empleo En los noventa, con el ajuste estructural se redefinió el rol del Estado. Por ello se decía que el ajuste estructural debe ser entendido, primeramente, como un cambio en el modo de regulación estatal, expresado en programas macroeconómicos que se concentran en estabilizar, desregular, privatizar y abrir las economías (Díaz, 1993). El ajuste estructural buscaba cambios en la relación del Estado con la sociedad y la economía. En este último caso, se trataba de una reforma a tres niveles: del gobierno central, de su actividad empresarial y de las

68 instituciones descentralizadas (Gonzales de Olarte, 1994). Asimismo, estos cambios implican el desarrollo de la gestión macroeconómica, el abandono de políticas industriales y la disminución y focalización del gasto público (Díaz, 1993). En América Latina y el Perú, el Estado se desarrolló mediante la expansión de los servicios sociales que proveía: salud, educación, vivienda, previsión, servicios básicos (electricidad, redes de agua y saneamiento) hacia los sectores medios urbanos y clase obra manufacturera. En los ochenta, la agudización de la crisis y el empobrecimiento de la población, lo obligó a ampliar amplió su incursión al rubro de la alimentación (mercados del pueblo, ferias de la chacra a la olla, etc). En medio de la crisis los sectores populares que crecieron y se hicieron de mayor visibilidad política fueron sus principales demandantes: empleos temporales, comedores populares, vaso de leche. En el contexto del ajuste estructural, uno de los cambios más drásticos en la relación Estado/ sociedad es que se ha redefinido la responsabilidad de aquel respecto a la sociedad: ésta ya no se concebía como universal. La lógica de las políticas sociales se tornó selectiva (Sojo, 1990; Rodríguez Noboa, 1991). Como tendencia general -siendo el Perú una excepción por la salida a la crisis de entonces- el gasto público no sólo se reducía sino que se focalizaba en los grupos más necesitados. Junto con dicho proceso, los servicios estatales se privatizaron. Con ello se generó un mercado para los sectores de mayores ingresos al tiempo que se liberaron fondos públicos para convertirlos en capital (Díaz, 1993). En la literatura de la época se precisaba que las políticas sociales focalizadas no eran nuevas en sí; lo nuevo es que dichas políticas selectivas devinieron en la nueva política social del Estado, subordinada a las políticas del ajuste estructural (Stahl, 1994). En el Perú, la nueva orientación de la política social no fue acompañada de una reducción del gasto social si no, por el contrario, de un aumento en dicho indicador. Ello se explica, en primer lugar, que tras el abatimiento de la hiperinflación y recuperado cierto nivel de actividad económica las finanzas públicas se reconstituyeron lo que permitió dicho aumento y, segundo, por la atención instrumental que el gobierno de entonces confirió a la política social. En 1995, por ejemplo, el gasto social anual recuperaría los niveles de 1980 (INEI, 1999). En términos de las instituciones de la nueva política social, la figura de los fondos de inversión social modalidad auspiciada por el Banco Mundial en otros países de la región- se concretó en FONCODES. Este fue concebido como un fondo social de emergencia cuyo objetivo se concentraba en el alivio a la pobreza, sin pretensiones redistributivas. Desde la esfera oficial se le presentaba como una herramienta innovadora y muy eficiente en canalizar recursos hacia los sectores más vulnerables ya que respondía a la demanda de los beneficiarios, organizados bajo el esquema de Núcleos ejecutores. Desde otra perspectiva se señalaba, más bien, que el modelo FONCODES era incluso desintegrador de la política social, al atomizar geográfica y temáticamente

69 sus recursos en pequeñas obras productivas, de asistencia e infraestructura (Stahl, 1994). También, se señalaba que si bien los núcleos ejecutores expresaban una demanda organizada, en la práctica dicho modelo significaba una superposición sobre la organización social ya existente. 3.2 Las políticas sociales en el Perú: de universales y selectivas al universalismo básico? De una concepción de universalismo segmentado 31 se pasó, a comienzos de los noventa, a la focalización y selectividad de la inversión social. Los cambios en la definición de los alcances de la política social se encuentran relacionados con los proceso de estabilización y ajuste implementados en la región desde mediados de los ochenta. Estos procesos implicaron el desmantelamiento de la política social anterior. Las políticas de corte universal pasaron a ser consideradas como ineficientes y de corte regresivo y, por el contrario, se abogó porque el Estado concentrara los escasos recursos destinados al gasto social hacia la población más vulnerable, a un grupo meta, a una población objetivo. El pretendido carácter universal de la política social de la época de la sustitución de importaciones ha sido cuestionado por diversos autores debido a la fuerte segmentación existente en nuestras sociedades. En rigor, el universalismo alcanzó tan sólo a los incluídos de entonces en el sistema (obreros del sector moderno, clases medias y bajas de las ciudades), es decir a aquellos que lograron presionar al Estado (CEPAL, 1995). En realidad, nunca existió una política social universal; fue también una política selectiva, en la que los grupos focalizados fueron los, entonces, sectores incluidos La época de la política del universalismo segmentado Durante los años setenta, en el marco del denominado universalismo segmentado de la política social, se pueden distinguir tres áreas de actuación: a) la de los llamados sectores sociales (salud, educación, trabajo y vivienda); b) la de la política fiscal y c) la del esfuerzo redistributivo de los activos de la sociedad (equidad de resultados). En Salud y en Educación se mantuvo el principio de la gratuidad del servicio prestado por el Estado para los sectores pobres. Las asignaciones presupuestarias de entonces reflejarían adecuadamente la situación de las cuentas fiscales, que en un contexto de baja inflación permitían la programación oportuna del gasto. En Educación se buscó reformar la educación tradicional 31 Como ya se ha hecho mención el universalismo segmentado se entiende a la implementación en el Perú de políticas símiles al Estado de bienestar europeo pero que acabaron concentrándose en sectores organizados de la población, configurándose un ordenamiento corporativo de las prestaciones sociales. Ver al respecto Arriagada (1996) y Sojo (2005).

70 tanto en el aspecto de sus valores como en la necesidad de vincularla al mundo del trabajo (Reforma Educativa de 1972). En el caso del sector Vivienda, no se orquestó una política pública de construcción masiva de viviendas. Lo que hizo el Estado fue proveer de recursos financieros para que tanto el sistema de las mutuales como el Banco Hipotecario pudieran financiar la construcción, básicamente de los sectores medios urbanos. Respecto a los sectores de menores ingresos, se fue tolerante frente a las invasiones de terrenos eriazos llegando, incluso, a impulsarlas. El nacimiento de la Comunidad Urbana Autogestionaria de Villa El Salvador (CUAVES) fue promovida desde el propio gobierno (Riofrío, 1978). Se expidieron, también, decretos leyes que normaron la organización de los pueblos jóvenes. Recién en la segunda mitad de los setenta se instituye, al igual que en otros países de la región, la contribución al Fondo Nacional de la Vivienda (FONAVI) que gravaba la planilla de los asalariados formales. Después de cierto tiempo, dicha contribución permitiría a sus aportantes acceder a créditos para la compra o construcción de viviendas. En la década de los ochenta, con los recursos de dicho fondo se edificaron agrupaciones de vivienda que se adjudicaron mediante sorteo público. La vivienda así adquirida se cancelaba en 10 años y estaba subsidiada. En forma paralela se creó el Banco de Materiales con el objetivo de incentivar la autoconstrucción. En el área del Empleo, la acción del Estado se orientó en la expedición de una serie de normativas, con implicancias en la demanda de trabajo, que mejorarían la capacidad de negociación de las organizaciones sindicales. Así se expedirían un conjunto de leyes laborales que reforzaron la permanencia y estabilidad en los puestos de trabajo. Dicha tendencia sería retomada durante el primer gobierno de A. García pero, también, la contrapartida de dichas leyes, que fueron los regímenes de contratación temporal sumamente flexibles 32. Otro cambio en dicho terreno, y que tendría implicancias redistributivas al interior del denominado sector moderno fue la implementación de la denominada Comunidad Laboral, a través de la cual el trabajador accedía a parte del patrimonio de la llamada empresa privada reformada. Ello ocurría a través de la emisión de acciones laborales y de los dividendos correspondientes, en efectivo o en acciones. La política fiscal, también, jugó un papel relevante en esa época. Tanto la política impositiva como la de subsidios y transferencias tenían por objetivo incidir positivamente en la distribución funcional del ingreso. Por ejemplo, los impuestos directos llegaron a representar cerca del 40% de los ingresos tributarios. A su vez, la política de subsidios generalizados aumentó el denominado salario social, aunque después se haya comprobado que la población de menores recursos no fue la principal beneficiada de dicha orientación (Pascó Font y Briceño, 1992). 32 En el caso del primer gobierno de A. García se dictaría el Programa ocupacional de emergencia (PROEM). Ver al respecto Lago, Ricardo, The Illusion of Pursuing Redistribution through Macropolicy: Peru s Heterodox Experience, , p. 275, disponible en

71 El esfuerzo redistributivo de dicha época, primera mitad de los setenta, enfatizó la afectación de activos como un mecanismo de superación de la pobreza estructural. De ahí, por ejemplo, que la Reforma Agraria incluyera no sólo la cooperativización de los ingenios azucareros sino, de manera especial, la cancelación del latifundio serrano. Por su parte, la reforma de la empresa privada con la incorporación de la Comunidad Laboral- devenía también en un mecanismo de redistribución de ingresos. En ese sentido se orientaba, igualmente, la promoción del llamado sector social de la economía, el autogestionario, o de las empresas de propiedad social. Este conjunto de reformas y medidas de política social irían perdiendo efectividad conforme se iba deteriorando la situación de la caja fiscal y los modelos empresariales alentados mostraban su ineficiencia. La quiebra de las finanzas públicas a fines de los ochenta marcaría el final de las llamadas políticas sociales de corte universal y el inicio de la focalización y selectividad del gasto social. Tabla N 2 Universalismo segmentado (A. García I) Focalización, Selectividad (A. Fujimori I y II) Políticas sociales Políticas sociales incorporándose a la familia del universalismo básico? (V. Paniagua, A. Toledo y A. García II) Seguridad social La extensión del empleo asalariado aumentaría su cobertura. Sin embargo los contratos PROEM acabarían debilitando una mayor cobertura a lo que se sumaría el debilitamiento de la base tributaria Política social con base en principios de justicia distributiva: subsidiaridad, focalización y equidad entendida como igualdad de oportunidades Cambios en el concepto, diseño e implementación de la política social. Aparece disociada la política económica de la política social. Se asigna responsabilidad al gasto social de la variación de la pobreza Inicialmente se diseña el PES (1991), que no llega a implementar se por ausencia de recursos Se privilegia Gobierno de A. Toledo ( ) Extensión del Seguro Integral de Salud a independientes no profesionales ni técnicos, urbanos y rurales Incorporación de programa de Transferencia condicionada (JUNTOS)

72 Universalismo segmentado (A. García I) Programas surgidos del gobierno municipal (A. Barrantes, ) Vaso de Leche Comedores populares Focalización, Selectividad (A. Fujimori I y II) el Fondo Social (FONCODES) concentrado, inicialmente, en el alivio a la pobreza Dos tendencias: Programa de mejoramient o del gasto social básico (PMGSB) y los programas de alivio a la pobreza (compensato rios) Programas implementados (alivio a la pobreza, fortalecimiento de capacidades y del capital humano, infraestructura básica) Asistencia Alimentaria 33 : Vaso de leche PANFAR Papilla para menores Alimentos para ancianos o enfermos Comedor Popular Educación: Desayuno o alimentación escolar Uniformes, buzos, calzado Políticas sociales Políticas sociales incorporándose a la familia del universalismo básico? (V. Paniagua, A. Toledo y A. García II) Gobierno de A. García ( ) Cofinanciamiento de la protección social en salud a microempresarios (DL 1086) Estrategia CRECER incorpora JUNTOS Núcleos Ejecutores (invirtiendo parte de los recursos no ejecutados de gobiernos sub nacionales) FONCODES descentralizado pero recompuesto ( ) a partir de Núcleos Ejecutores y Programa de compras estatales a Mypes De acuerdo con el MMM se identifica el conjunto de programas sociales focalizados (p. 50 de De ellos se detalla más adelante, en el acápite Programas de protección social y programas sociales focalizados. Punto de partida de la nueva política social?(p.23 en adelante) 33 Fuente: INEI, Impacto de los Programas de Apoyo Social El valor de las necesidades básicas. Disponible en

73 Universalismo segmentado (A. García I) Focalización, Selectividad (A. Fujimori I y II) escolar Textos y útiles escolares Seguro escolar Capacitación laboral juvenil Capacitación laboral para mujeres Políticas sociales Políticas sociales incorporándose a la familia del universalismo básico? (V. Paniagua, A. Toledo y A. García II) Salud : Control de crecimiento del niño Planificación familiar Control de tuberculosis Programa de vacunación Infraestructura: Const., equipamien. de C. Educativo Construc, equipam. de C. de Salud Agua, desagüe, luz Caminos y puentes Sistemas de riego De la emergencia a las políticas selectivas y focalizadas En setiembre de 1988 se comenzaría a hablar de emergencia. El fallido paquete de estabilización de entonces, exacerbó las presiones inflacionarias que ya habían sido alimentadas tras el intento de estatización de la banca en El tránsito a la hiperinflación se iniciaba y con ello la caída del salario real, el aumento de la informalidad y la quiebra de las finanzas públicas. Desde ese entonces, la política social pasaría a definirse como un programa de emergencia destinado al combate de la pobreza extrema (Barrig, 1992). Hasta ese momento, se habían ido creando oficinas especiales encargadas de los programas destinados a la atención de los sectores empobrecidos, como por ejemplo, el Instituto Nacional de Bienestar Familiar (INABIF), el sistema nacional de cooperación popular (COOPOP), la Oficina nacional de apoyo alimentario (ONAA). A finales de los ochenta se diseñaron los Programas de emergencia o

74 compensación social, de resultados poco exitosos: el Programa alimentario nutricional en 1998; los programas de compensación social y el programa social de emergencia en 1989 y el PES (programa de emergencia social) en (Zimmermann, 1994). Al iniciarse el primer gobierno de Fujimori, se percibía el riesgo de continuar identificando política social con programas de emergencia. Se mencionaba, por ejemplo que es necesario no perder de vista que estos son programas sociales de compensación o de emergencia para ayudar a la población de menores recursos a hacer frente a los efectos del ajuste, pero que en modo alguno pueden elevar sustantivamente los niveles de bienestar de estos sectores. En este marco se hace evidente la necesidad de repensar lo que se entiende por política social, en tanto instrumento de generación y adquisición de capacidades que posibiliten y promuevan igualdad de acceso a los diversos recursos para el conjunto de la población (Barrig, 1992) La focalización y selectividad del gasto social A inicios de los noventa, el gasto social en el Perú era de los más bajos en la región (CEPAL, 1995). De ahí subiría conforme las finanzas públicas se fueron recomponiendo pero no dejaría de estar en el tercio inferior en comparación con el gasto social per cápita de los países de la región (Ver Gráfico 6). La nueva institucionalidad de la política social de entonces tuvo el siguiente recorrido. o En 1991 se creó el Fondo Nacional de Compensación y Desarrollo Social (FONCODES), como un organismo descentralizado y autónomo de la Presidencia de la República. Tenía el objetivo de atender a la población en extrema pobreza mediante el desarrollo de proyectos de apoyo social, infraestructura y desarrollo productivo. Seguía las orientaciones de los fondos de inversión social que fueron promovidos en la región. o En 1992 se creó el Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (PRONAA) con el objetivo de otorgar asistencia alimentarias en zonas rurales y urbano-marginales. o Igualmente, en 1992, fue el punto de partida del Instituto Nacional de Infraestructura Educativa y de Salud (INFES). Orientado a la construcción y rehabilitación de locales escolares. o El Ministerio de la Presidencia fue reactivado, con el objetivo de atender a la población en pobreza extrema, contando con las siguientes orientaciones: apoyo asistencial, infraestructura social, e infraestructura económica. Este sector se encargaría de la administración de un número 34 De la discusión de entonces, se fue generando un mayor consenso sobre un par de temas: la política social debía ser entendida como inversión en recursos humanos y era necesario diseñar una estrategia de intervención integral, no sectorial. La asistencia social, a su vez, tenía que distinguirse del asistencialismo. Así se señalaba que cuando la asistencia social no llega sino a una fracción de quienes la necesitan, se convierte en asistencialismo. Lo demás es bien conocido, si se tiene que repartir entre unos pocos lo que debiera llegar a todos, se cae inevitablemente en la corrupción o en el clientelismo religioso o político (Riofrío, 1990).

75 importante de programas de lucha contra la pobreza (ver Tabla 2). Bajo su ámbito se encontraban los Comités Transitorios de Administración Regional (CTAR). o En 1994, en la Ley de Presupuesto, se incluyó el Programa Presupuestario de Focalización del Gasto Social Básico. o En 1995, en la Ley de Presupuesto, se incorporó el Plan de Mejora del Gasto Social Básico. Este daba prioridad a los siguientes programas: (i) educación básica para todos, (ii) salud básica para todos, (iii) control de daños por causas nutricionales en menores de tres años y otros grupos de mayor riesgo, y (iv) mecanismos de solución de conflictos. o En 1996 se creó el Ministerio de Promoción de la Mujer y el Desarrollo Humano (PROMUDEH). o En 1997, se inició el Programa de Focalización del Gasto Social Básico. o Igualmente, en dicho año, se normó que la Comisión Interministerial de Asuntos Sociales (CIAS), adscrita a la PCM, sería la responsable de la coordinación de la política social. o También, en 1997, fue aprobada la denominada Estrategia Focalizada de Lucha Contra la Pobreza Extrema (EFLCPE), a cargo del Ministerio de la Presidencia, como instrumento para orientar la inversión pública en términos geográficos y de líneas de acción con la meta de reducir la pobreza extrema. o En 1999 se diseñó el Plan de Contingencia sobre Protección Social, a cargo del CIAS. Su objetivo era apoyar las zonas más afectadas ante la eventualidad de una desaceleración o crisis económica. Asimismo, se empezó a elaborar una lista de programas protegidos, cuyo nivel de ejecución debería de ser independiente del ciclo económico. En la primera mitad de los noventa, el gobierno de entonces distinguía dos tipos de intervenciones en el área social: los programas de alivio a la pobreza (FONCODES, PRONAA, PANFAR) y los programas de superación de la pobreza (Programa de mejora del gasto social básico, Educación para la vida, Wawawasi, Salud Básica para todos y PROANDES (Apoyo UNICEF, 1995). En correspondencia con el cambio de concepción de la política social, la inversión en programas de alivio a la pobreza aumentaría progresivamente. En 1993 representaron entre el 2% y 3% del presupuesto de la República. En 1996 dichos programas constituyeron el 7,5% de él y con ello el 21% del gasto social (Boletín de cooperación 12, desco, 1996). Los programas de alivio a la pobreza distribuían alimentos, medicamentos esenciales, útiles y mobiliario escolar. Por su parte, FONCODES, que concentra una parte importante del gasto social, orientaría su mayor inversión hacia la infraestructura social El modelo FONCODES Inspirado bajo el modelo de los fondos de inversión social (FIS), el Fondo de Compensación y Desarrollo Social (FONCODES) se creó en Se le asignó la misión de mejorar las condiciones de vida de los más pobres, atendiendo las

76 necesidades básicas de la población, con énfasis en nutrición, salud, educación, saneamiento e infraestructura económica y desarrollo productivo. En su diseño inicial, su modelo de ejecución daba énfasis a las siguientes características: o Focalización: Sus criterios de focalización estaban basados en un índice a nivel distrital, constituido por indicadores de desnutrición, educación, vivienda y servicios básicos. o Orientación por demanda: Seleccionaba sus proyectos a partir de propuestas diseñadas por la población, organizada en Núcleos Ejecutores. o Participación activa de la población: Desde la conformación del núcleo ejecutor, pasando por el diseño, monitoreo y evaluación de resultados. FONCODES facilitaba recursos a la población para que ejecute proyectos, operando sobre la base de lo que ésta solicita (demand driven). Para ello la población debía organizarse en Núcleos ejecutores conformados por cuatro personas. Estos debían cumplir algunos requisitos: i) de legitimidad, no constituir un grupo en conflicto al interior de la comunidad; ii) de representatividad, que el proyecto y el núcleo ejecutor hayan obtenido el respaldo de la población mediante una asamblea. Sin embargo el problema se encontraba en cómo se definía a la comunidad y, segundo, que su operación se acababa superponiendo con el tejido social existente en cada localidad. Otra debilidad del esquema de demanda organizada se encontraba en que los más pobres no postulaban proyectos. No contaban con el mínimo de capital social necesario para ello. En términos de la pertinencia de las obras realizadas, se encontraba cierto conflicto en que si bien la construcción de infraestructura favorece el acceso de los pobladores a ingresos temporales, estas obras no eran necesariamente las más pertinentes para cada localidad (Beltrán, 1995). La discrecionalidad del gasto en manos de FONCODES y la operación de los programas de alivio a la pobreza -en un contexto de politización de las decisiones presupuestales, de ausencia de transparencia en la gestión y de inoperancia de los controles intra Estado- jugó en contra de un manejo eficiente y de mayor efectividad de la política social de los noventa. Algunos autores señalan su transformación en un efectivo instrumento con fines proselitistas (Schady, 1999; Arce, 2010) Las políticas sociales del nuevo siglo, hacia la familia del universalismo básico? La selectividad de las políticas sociales, en la que la condición de pobreza se convirtió en el foco de la atención del gasto social, acabaría justificando bajos niveles de gasto/inversión social, además que resultaba funcional a un Estado poco dispuesto a aumentar la presión tributaria para ampliar la cobertura de las

77 políticas sociales, particularmente en la fase de ajuste y en la que antecediera al ciclo económico expansivo. Más bien, el reciente ciclo económico expansivo y el aumento de las finanzas públicas configurarían un entorno de expectativas de mejora en el bienestar de los hogares que ha buscado de ser satisfecho, parcialmente, a través de una expansión del gasto social (segunda ronda distributiva). En esa línea se encuentra la ampliación en la cobertura del SIS, del programa de transferencias monetarias, JUNTOS, y el aumento en los recursos destinados a los denominados programas sociales focalizados (Ver Tabla 2). El BID ha acuñado el concepto de universalismo básico (Molina, 2005), entendido como un nuevo marco de referencia para el diseño y aplicación de las políticas sociales, el mismo que tiene una orientación simple: promueve la cobertura universal de prestaciones esenciales que cumplan con estándares de calidad, ofrecidas sobre la base de principios de ciudadanía [ ] cuyo alcance variará según las posibilidades y decisiones propias de cada país Los principios que guían dicha propuesta son los siguientes: El carácter universal de la cobertura del conjunto de prestaciones esenciales (bienes, rentas, servicios, etc.) y con alcance a las categorías de población definidas a partir de atributos que todas las personas cumplan. Cumplimiento de estándares de calidad garantizados para todos. El usufructo de este conjunto de prestaciones debe estar garantizado para todos, y esa garantía debe ser brindada por el Estado. El universalismo básico ofrecerá un conjunto limitado de prestaciones llamadas esenciales, conjunto que responderá a las particularidades y niveles de desarrollo propios de cada país. En otras palabras, dicha propuesta buscaría que se recomponga un cierto nivel de cobertura básica para todos los ciudadanos. Su contenido será definido en cada sociedad atendiendo a las consideraciones fiscales específicas y al acuerdo social que prime en ella. En ese sentido, puede entenderse como una reacción a la pérdida de condición ciudadana de las políticas sociales que acompañaron al ajuste estructural Programas de protección social y programas sociales focalizados. Punto de partida de la nueva política social? En lo que se viene denominado universalismo básico, los denominados programas de protección social juegan un rol sustantivo en tanto que amplían la cobertura de las prestaciones sociales más allá de las fronteras de la seguridad social. Cómo se define la protección social? Qué acciones estatales se identifican bajo dicho concepto? Todos los programas sociales focalizados son parte de la red de protección social?

78 Una definición laxa de protección social 35 la identifica con el conjunto de instrumentos utilizados por el Estado con objetivo de promover y mejorar este bienestar. La protección social constituye, de esta forma, un mecanismo de redistribución El Sistema Europeo de Estadísticas de Protección Social (SEEPROS) define la protección social como todas las actividades de organismos destinadas a aligerar las cargas que representa para los hogares e individuos una serie determinada de riesgos o necesidades, siempre que no haya un acuerdo simultáneo ni recíproco, ni individual Dicha definición del SEEPROS implicaría considerar las siguientes funciones de la protección social (Ibid): Enfermedad y atención sanitaria: actividades relacionadas al mantenimiento de la salud y al tratamiento de enfermedades. Invalidez: prestaciones de mantenimiento de la renta y las ayudas en efectivos o en servicios relacionados a atención de las personas con disminución de sus capacidades físicas o psíquicas. Vejez: prestaciones de jubilación y ayudas dinerarias o en servicios relacionados con la vejez. Supervivencia: incluye las prestaciones por viudez y orfandad y las ayudas en efectivo o en servicios relacionados con la muerte de un miembro de la familia. Familia e hijos: prestaciones en efectivo o servicios de atención al embarazo, nacimiento, adopción y maternidad. Paro: mantenimiento de una renta mínima para los parados y servicios relacionados con la situación de paro. Vivienda: financiación de la vivienda. Exclusión social no clasificada en otros apartados: mantenimiento de renta y otros servicios relacionados con la lucha contra la exclusión social. Junto con dicha operacionalización del concepto de protección social se encuentran otras aproximaciones. Así 36 para la OIT la protección social comprendería no solamente los regímenes de seguridad social sino también los planes privados o no obligatorios que persiguen un objetivo similar, por ejemplo las mutuas y los planes profesionales de pensiones. Se entiende también todo tipo de planes no obligatorios, estructurados o no, a condición de que las cotizaciones a los mismos no vengan determinadas exclusivamente por las fuerzas del mercado. Puede tratarse de un dispositivo de solidaridad colectiva o de un subsidio del patrón, o quizá del Estado 35 La protección social en la Unión Europea, disponible en rsonal_pdi%2feconomicas%2fdfernand%2ftrabajo%2520prot%2520social% doc&rct=j&q=definici%c3 %B3n%20de%20protecci%C3%B3n%20social&ei=nz8_TL6eNcH98AaHoYDwCw&usg=AFQjCNEBfmOleXzDRjqZZ 6_PyFgpZOorHg&sig2=lITTf2uDwslzEZGvQb3EGA 36 Morales Ramírez, María Ascensión, Protección social; concepto dinámico? En Revista Latinoamericana de Derecho Social, ISSN , Nº. 2, 2006, págs , disponible en

79 Igualmente se señala que la protección social es aquella que responde al concepto moderno de riesgo social, entendido como todo acontecimiento de realización incierta que afecta la plenitud de las facultades físicas y mentales de una persona, disminuye sus recursos económicos o determina su desaparición. Las contingencias reconocidas actualmente como riesgos sociales por la doctrina, las legislaciones nacionales y las normas internacionales son las siguientes: enfermedad, invalidez, accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, maternidad, desempleo, cargas familiares, vejez y muerte. Son también las que dieron origen a las prestaciones mínimas contenidas en el Convenio Nº 102 de la OIT (1952). En este marco y en su sentido más amplio, la protección social formal abarca desde la legislación laboral, hasta los seguros sociales, la atención a la salud pública y la asistencia social 37. El Banco Mundial, por su parte, entiende la protección social a una gama de medidas públicas que apoya a los miembros más pobres y vulnerables de una sociedad, y que ayuda a individuos, familias y comunidades a manejar mejor los factores de riesgo La conceptualización de la OIT enmarca los siguientes elementos integrantes de la protección social (Ibid): La seguridad del ingreso Seguridad y salud en el trabajo y el medio ambiente Condiciones de trabajo y cuestiones de familia Pensiones y jubilaciones Igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres Migración internacional y la pandemia del VIH/ Sida Exclusión social Para el Banco Mundial, la protección social estaría incorporando: Programas de seguridad social: pensiones y seguro de salud Programas de asistencia social: empleos de emergencia, asistencia a indigentes y transferencias en efectivo Programas y políticas del mercado laboral Lo que estaría quedando claro es que la protección social es un concepto más amplio que el de seguridad social y que incorporaría al conjunto de políticas e intervenciones que encara la diversidad de riesgos sociales que enfrenta la persona. En ese sentido, en su diseño, estaría incorporando tanto políticas contributivas como no contributivas. La condición de ciudadanía, característica del universalismo básico, estaría en la base de dicho concepto. Para el 2010, el gobierno venía destinando recursos para los programas sociales focalizados (ver Cuadro 12) en un monto de S/ 6,768 millones de soles. 37 Ver al respecto

80 Cuadro N 12 Programas sociales focalizados: Marco Macroeconómico Multianual, (Millones de nuevos soles, PIA 2010) Programa Agua para Todos 1,228 Programa de apoyo directo a los mas pobres - JUNTOS 626 Programa Integral Nutricional-PIN 606 Seguro Integral de Salud 464 Programa Vaso de Leche 363 Programa Techo Propio 300 Programa de movilización nacional para la alfabetización - PRONAMA 230 Programas de Complementación alimentaria - PCA 128 Infraestructura educativa-pronied 848 Electrificación rural 420 Provías Descentralizado 375 Proyectos de infraestructura social y productiva 317 Agrorural 179 Construyendo Perú 150 Fondo de inversión en telecomunicaciones - FITEL 117 Programa integral nacional para el bienestar familiar - INABIF 129 Otros programas 288 TOTAL GENERAL 6,768 Fuente: MMM , Una aplicación propia de la metodología del Banco Mundial en clasificar a los programas de protección social, estaría encontrando que del total del gasto social focalizado un 37,4% correspondería a dicha categoría, distribuida de la siguiente manera. Cuadro N 13 Programas de protección social (millones de soles, PIA 2010) Programas de seguridad social: pensiones y seguro de salud Seguro Integral de Salud 464 Programas de asistencia social: empleos de emergencia, asistencia a indigentes y transferencias en efectivo Programa Integral Nutricional-PIN 606 Programa Vaso de Leche 363 Programas de Complementación alimentaria - PCA 128 Programa integral nacional para el bienestar familiar - INABIF 129 Construyendo Perú 150 Programa de apoyo directo a los más pobres - JUNTOS 626 Programas y políticas del mercado laboral REVALORA 30 ProJoven 32

81 Gráfico N 45 Perú: Distribución de los programas de protección social (2010) Fuente: MEF, MMM Elaboración: Propia Aplicando, de manera singular, los criterios de clasificación de la Unión Europea sobre el contenido de la protección social estaríamos ante la siguiente distribución de los programas sociales focalizados para el Cuadro N 14 Programas de protección social (millones de soles, PIA 2010) Enfermedad y atención sanitaria Seguro Integral de Salud 464 Familia e hijos Programa Integral Nutricional-PIN 606 Programa Vaso de Leche 363 Programa integral nacional para el bienestar familiar - INABIF 129 Programas de Complementación alimentaria - PCA 128 Programa de apoyo directo a los más pobres - JUNTOS 626 Paro Construyendo Perú 150 REVALORA 30 ProJoven 32

82 Vivienda Programa Techo Propio 300 Exclusión social Programa de movilización nacional para la 230 alfabetización - PRONAMA Programa Agua para Todos 1,228 Gráfico N 46 Perú: Distribución de los programas de protección social (2010) 3.3 Las políticas laborales y de empleo Tradicionalmente, la orientación de las políticas públicas de empleo y laborales han estado concentradas en el denominado sector formal de la economía: ámbito urbano gran y mediana empresa privada Estado. Por ello hasta fines de los ochenta, las políticas se agotaban en el sector formal asalariado, echando mano a instrumentos de reintegro tributario como de flexibilización en la modalidad de contratación temporal (ver Tabla 4). Un antecedente de los programas de empleo temporal más recientes se hallaría en el PAIT, cuyo objetivo era dotar de ingresos temporales a mujeres de los pueblos jóvenes de Lima en obras de limpieza, ordenamiento vial y de pequeña obra barrial. La justificación de dicho programa se hallaba tanto por el lado de dinamizar la economía local y la demanda interna como de proveer un ingreso a la población más vulnerable mientras la recuperación de la actividad económica generaba los empleos suficientes para que dicha población se llegue a asalariar.

83 En ese sentido, la extensión de la seguridad social en razón del aumento del empleo asalariado se convertía en el instrumento para aumentar la cobertura en salud y pensiones de los trabajadores en planilla y de sus familiares directos. Tabla N 3 Políticas laborales y de empleo Rol del Ministerio de Trabajo Programas integrantes de políticas activas de empleo Universalismo segmentado (A. García I) Rol histórico del MTPS: relaciones laborales, intervención en negociaciones colectivas, profuso esquema regulatorio Programa de apoyo al ingreso temporal: PAIT PROEM (Programa ocupacional de emergencia. Contratos temporales en empresas formales) CERTEM (reintegro tributario a la empresa en caso que genere puestos de trabajo permanentes) Focalización (A. Fujimori I y II) Desregulación del mercado de trabajo. Pérdida de atribuciones del MTPS. Reducción sustantiva en su presupuesto. Debilitamiento de su rol fiscalizador. Inicio de acciones de programas de promoción del empleo Programa de reconversión laboral (PRL, BID ESAN) por fuera del MTPS Programa de compras estatales a microempresas (millón de buzos, carpetas, zapatos..) Programa de capacitación laboral a jóvenes (ProJoven) (1998 en adelante) Programa de capacitación en gestión de negocios mype para mujeres (PROFECE) Políticas sociales incorporándose a la familia del universalismo básico? (V. Paniagua, A. Toledo y A. García II) Ley 28015, rectoría sectorial de la mype en MTPE, consolida programas. Foco en la formalización de la microempresa Recuperación parcial del rol promotor del MTPE. Aún con presupuesto de 0,5% del PGR. D L 1086, énfasis en extensión de la protección social, co financiamiento en salud y en pensiones. Transferencia de la rectoría MTPE a PRODUCE TLC con EEUU condicionaría reforzamiento de rol fiscalizador Programas de empleo temporal: A Trabajar Rural, Construyendo Perú (ex A Trabajar Urbano), Programa de capacitación laboral a jóvenes (ProJoven). Pilotos de extensión al área rural Programa de Reconversión laboral (REVALORA). Inicialmente para los cesantes de la crisis. Implementación de FONDOEMPLEO

84 Políticas laborales y de empleo Políticas específicas hacia la microempresa y la informalidad Universalismo segmentado (A. García I) Políticas concentradas en el sector formal urbano. Visión del SIU bajo el enfoque del excedente estructural de mano de obra Focalización (A. Fujimori I y II) Políticas de compensación a los cesados de los procesos de privatización de las empresas públicas Programas pioneros de apoyo a la microempresa (micro crédito, compras estatales) bajo enfoque de sector económico y de compensación al ajuste Subsidios parciales a los SDE (Bonopyme) Creación de PROMPYME y de PRODAME (encargado de formalización a mypes) Programa inicial de fortalecimiento de la empleabilidad de los jóvenes y mujeres en situación vulnerable, énfasis en trabajo asalariado y autoempleo, respectivamente. Políticas sociales incorporándose a la familia del universalismo básico? (V. Paniagua, A. Toledo y A. García II) Políticas de empleo concentradas en la microempresa y el sector informal urbano Fortalecimiento inicial de PROMPYME y luego extinción en MiEmpresa Políticas de apoyo a la mype concentradas en aspectos microeconómicos, sin políticas sectoriales Políticas de extensión de la protección social en aseguramiento de salud, a través de co financiamiento del SIS entre Estado y conductor mype. Propuesta de Fondo de Pensiones Sociales (FPS) más complicada de operar (co financiamiento activado con aporte de trabajador, que es de carácter voluntario) Propuesta de ley del trabajador autónomo en elaboración. Elaboración: Propia Conforme se hacía evidente la restricción de la inversión en ampliar las oportunidades de trabajo en el sector formal/ moderno de la economía, la nueva PEA tuvo que generarse su puesto de trabajo en el naciente sector informal/ no estructurado de la economía. Tras la crisis de la deuda externa (primera mitad de los ochenta) empezaría a hacerse visible en las cifras de las encuestas de hogares. El enfoque, entonces dominante, era el del excedente estructural de mano de obra. Se asumía que los empleos en el sector informal eran de segunda y que si se recalaba en ellos era porque la demanda de trabajo formal era insuficiente para asalariar a la oferta de mano de obra. La preocupación por los empleos en el sector informal urbano, en un inicio, fue una respuesta a la crisis económica de fines de los ochenta y, luego, a los efectos de la reestructuración de la economía tras el ajuste estructural y la privatización de las empresas públicas. En ese sentido, se podría esquematizar que dichas políticas

85 fueron reactivas, esperando que la recuperación de la actividad económica del sector moderno absorba el empleo refugiado en dicho sector. Para otros, sin embargo, el crecimiento del empleo en dicho sector obedecía a las barreras de acceso y los costos de la formalidad (De Soto, 1991). Conforme la economía se recuperó ( ) se observaba, por el contrario, que el sector informal urbano continuaba creciendo, llegando a explicar casi 2/3 de todo el empleo de Lima Metropolitana, por ejemplo. En ese marco, aparecieron interpretaciones más bien proactivas, en el sentido de identificar que para una parte de la PEA su incursión en el sector informal era una primera opción (Yamada, 1996). Las políticas para el sector informal urbano se acabaron concentrando en la microempresa en tanto unidad económica con potencial de crecimiento y de absorción de mano de obra, aunque la mayoría de dicho universo era más bien de sobrevivencia. Ese enfoque conllevó a que el set de las iniciales políticas hacia la microempresa estuvo orientado en la temática del micro crédito y, secundariamente, en aspectos de gestión empresarial, asistencia técnica, fomento de asociatividad, etc. La microempresa acabó siendo sinónimo de sector informal y de las políticas hacia ella. El trabajo independiente, siendo el mayoritario al interior de la PEA calificada como informal, no fue objeto de políticas en sentido alguno. Su dispersión y trabajo individual afectaron su visibilidad política. Aspectos relacionados con la protección social de quienes laboraban en la microempresa no tenían cabida en la agenda pública de entonces, ni de las ONGs y la cooperación que apoyaban con creces a dicho sector. Quizás, la concentración en la informalidad como sector económico, con focalización en la microempresa y, por ello, en el conductor de ella (el microempresario) acabó por dejar de lado el espacio de quienes laboraban en ella, en la microempresa, y más allá de ella. Hasta iniciado el 2000, como secuela de la crisis financiera internacional de entonces, el empleo en el llamado sector formal no mostraba mejora alguna. Recién, en el marco del último ciclo expansivo, empezaría a revertirse dicha situación. Si bien del 2003 en adelante, el empleo ha aumentado en forma importante en las empresas de más de 51 trabajadores (INEI, EPE enero 2010) en comparación con los otros tamaños de empresa y con ello ha disminuido la participación del sector informal urbano (midiéndose bajo la metodología pre XVII CIET), este continúa explicando, para el caso de Lima Metropolitana, a más de la mitad de la PEA ocupada. Lo importante, en todo caso, es la tendencia a la disminución del sector informal y que la categoría ocupacional de mayor vulnerabilidad trabajador independiente no profesional ni técnico- haya venido siendo absorbida por el sector de las empresas formales. Hacia el 2008, a nivel de todo el país, la participación del sector formal ascendía a 25,6% de la PEA ocupada. En comparación con el año 2001, dicho porcentaje había

86 mejorado en 2 puntos. El empleo generado en las empresas de mayor tamaño relativo ha impactado positivamente en dicha tendencia. Gráfico N 47 Fuente: MTPE, Encuesta de Niveles de Empleo ; Convenio MTPE-INEI, Encuesta Nacional de Hogares III Trim ; MTPE, Encuesta de Hogares Especializada de Niveles de Empleo 2002 y Para el año 2008 se toma como referencia el Informe Anual de la ENAHO 2008 denominado El empleo en Lima Metropolitana Para el 2009 se ha tomado la información contenida en el Informe Estadístico Mensual del MTPE de enero Elaboración: MTPE - Programa de Estadísticas y Estudios Laborales y Propia. Notas técnicas: (1) Comprende al sector público, la pequeña empresa de 10 a 49 trabajadores, la mediana y la gran empresa privada de 50 y más trabajadores y los independientes profesionales (2) Comprende a la microempresa (de 2 a 9 trabajadores), al independiente no profesional, al trabajador familiar no remunerado y al resto (práctica pre profesional, contrato de aprendizaje, convenio de formación laboral juvenil y otros). Si bien hasta el 2008, los resultados se mostraban favorables en términos de una disminución del sector informal, los resultados de la ENAHO 2009 para Lima Metropolitana (MTPE, 2010) 38, clarifican el comportamiento del mercado de trabajo ante la crisis económica del Una primera constatación es que la crisis, si bien no se reflejó en un aumento del desempleo abierto 39 acabó concentrando el ajuste en detrimento de la calidad del empleo. El sector informal absorbió el impacto de la crisis y, como lo evidencia el gráfico adjunto, un mayor porcentaje de la PEA ocupada se incorporó a dicho sector. Por el contrario, el sector formal urbano luego de haber concentrado al 44% de la PEA en el 2008, reduciría su participación al 40,3% al año siguiente. Una segunda constatación, es que la fuerte desaceleración de la economía en el 2009 infringió un duro traspiés al proceso, ya iniciado, de recuperación del sector 38 Ver al respecto 39 Ver al respecto el Panorama Laboral de la OIT, Cuadro 1 del anexo correspondiente, página 87.

87 formal como demandante de mano de obra. Al interior del sector formal, la mediana y gran empresa disminuyeron en 2,7% su participación dentro de la PEA ocupada. Ello supuso cerca de 120 mil empleos afectados. El sector público, también, acabaría reduciendo puestos de trabajo. Su participación se redujo del 7,5% al 6,6%. Una tercera constatación es que dentro del sector informal aumentó la participación de la microempresa (+2,9 puntos) y del trabajo independiente no calificado (+1 punto) dentro de la PEA ocupada. Ello refuerza el papel del sector informal como amortiguador de la crisis y como refugio de ingresos para una parte importante del empleo que se desplazó desde el sector formal. Esto último pone de relieve la importancia de incorporar en la agenda pública políticas de protección social y de mejoramiento de la productividad para el sector informal. Ello no sólo permitiría proteger la calidad del empleo y sus ingresos en épocas de crisis sino, además, impulsaría un proceso de formalización del empleo que acompañe la generación de un mayor excedente, una vez retomado el crecimiento económico Las políticas del 2000 en adelante En los últimos años las políticas orientadas hacia el sector informal de la economía han ganado visibilidad presupuestaria y orientaciones más precisas. Del énfasis inicial en el microcrédito, los programas y las políticas pasaron a poner el acento en la asistencia técnica, la asociatividad, la aglomeración, las cadenas productivas. Un aporte en el proceso de generación de políticas más integrales e inclusivas hacia lo que se conoce como informalidad es, sin duda, el cambio de óptica de la OIT en relación con el dimensionamiento de ella. Haber cambiado el énfasis en su aproximación: de sector económico al puesto de trabajo, al empleo, abre una oportunidad para hacer visibles áreas, tradicionalmente, en gris: el empleo informal en las empresas formales, el empleo informal en el sector informal, el trabajo independiente no calificado, etc. En ese contexto, de cambios en los enfoques, de emergencia del paradigma del trabajo decente, en el país se produjeron cambios institucionales en relación con el abordaje del sector microempresarial. o El nuevo rol y denominación del MTPE, contenido en una modificatoria de la Ley de Organización y Funciones del MTPE, que se dio en mayo del El Ministerio pasó de llamarse Ministerio de Trabajo y promoción social a promoción del empleo 40 (MTPE). Este cambio en la denominación vino acorde con la asignación y reforzamiento de competencias más vinculadas a la dinámica del empleo 40 Nótese el acento puesto en la microempresa: ella como aproximación más tangible al universo de la informalidad.

88 o En el 2003, se expide la Ley N Ley de Promoción y Formalización de la Micro y Pequeña Empresa que incorpora un nuevo rol para el MTPE: Como entidad rectora en la política de la microempresa: el MTPE pasó a concentrar las funciones estatales asignadas para su promoción, contando para ello con: o La naciente Dirección nacional MYPE, con los programas Perú Emprendedor, Mujeres Emprendedoras y PRODAME. o PROMPYME 41, OPD vinculada con facilitar el acceso de las microempresas a las compras estatales y a la generación de mecanismos de acceso al mercado. o La constitución del Consejo nacional de desarrollo de la micro y pequeña empresa (CODEMYPE): Órgano consultivo adscrito al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo. Encargado de formular el Plan Nacional de la Micro y Pequeña empresa. Cuenta con comisiones de Trabajo: Mercado y Comercialización; Asociatividad; Tecnología y Servicios de Desarrollo Empresarial; Políticas y marco Legal; Educación, cultura, Liderazgo y Emprendimientos. En línea a lograr la formalización de la microempresa, se implementó por primera vez un régimen laboral especial (RLE) de carácter temporal 42 para los trabajadores nuevos o recién incorporados a la planilla de estas unidades empresariales 43, que contemplaba los siguientes beneficios: el pago de la remuneración mínima vital; jornada y horario de trabajo pero sin sobretasa de 35% por horario nocturno; descanso semanal y en feriados, vacaciones anuales de 15 días; indemnización por despido injustificado equivalente a 15 remuneraciones diarias por cada año completo de servicios y con un tope de 180 remuneraciones diarias; afiliación obligatoria a ESSALUD y facultativa a un régimen previsional 44. Los derechos colectivos se regulaban por las normas del régimen laboral general. Si bien en los dos primeros años de vigencia de la ley la cantidad de mypes inscritas fue notoriamente reducida (no superaba las dos mil), a octubre de 2007 el número de empresas registradas ascendió a 30 mil. Sin embargo, el total de empresas registradas resulta aún mínimo pues representa solo al 4% de las mypes con asalariados y al 0.6% del total de mypes, incluyendo microempresas familiares y unipersonales (Chacaltana, 2008). Garavito señala que la poca cantidad de 41 Lamentablemente en el proceso de fusión de organismos públicos llevado a cabo a comienzos del actual gobierno, esta entidad fue absorbida por la Dirección de microempresa y devino en un órgano de línea perdiendo la flexibilidad y cercanía con los procesos más dinámicos de la actividad de la microempresa. En su lugar se constituyó MiEmpresa. 42 Inicialmente, la vigencia del RLE se fijó en cinco años (hasta julio de 2008), pero en julio de 2006 mediante Ley N se extiende la vigencia del RLE un periodo de 10 años, con lo que esta se extendía hasta el mes de julio del La norma prohibía el despido de un trabajador con el objeto de recontratarlo bajo el nuevo régimen laboral especial, en cuyo caso sancionaban este hecho con una indemnización por despido de dos remuneraciones mensuales por año de servicios. 44 No resultaban aplicables al Régimen Laboral Especial de la Mype la CTS, las gratificaciones legales, la participación en las utilidades por tener menos de 20 trabajadores, el seguro de vida, la asignación familiar y sobretasa en trabajo nocturno.

89 microempresas inscritas al 2005 indica que los beneficios esperados de la Ley eran demasiados bajos con relación a los costos que implica la formalidad (Garavito, 2005). Con relación a los efectos de la Ley, Chacaltana señala que las microempresas que se acogieron al régimen especial tenían mayores ventas que las que no se registraron y, a su vez, registraban más a sus trabajadores en la seguridad social en salud, pero su margen de ganancia era menor que aquellas que no formalizan el empleo. Para el autor, el registro se incrementaría si se implementan dirigidas al fomento de la competitividad o incentivos tributarios que fomenten también la formalización laboral. Otros datos relevantes que dan cuenta de los efectos de la ley son los siguientes: al menos la mitad de las microempresas inscritas pertenecen a los sectores servicios y comercio (Lévano, 2007), el 55% de las empresas registrados ya tenían personería jurídica al momento de su registro y el 91% contaba entre 1 y 5 trabajadores. Asimismo, los índices de incumplimiento de la afiliación de los trabajadores al seguro social en salud, indicarían que los problemas de no reconocimiento de los derechos laborales persistirían en las empresas inscritas (Chacaltana, 2008). o En 2008 se promulga el Decreto Legislativo 1086 y junto con ello se cambia la rectoría del tema mype del MTPE a PRODUCE Como parte de un amplio paquete de medidas legislativas, el 28 de junio de 2008 fue publicado el Decreto Legislativo N 1086 que reformaba diversos aspectos de la Ley 28015, entre ellos los alcances y el contenido del RLE. Si bien, el nuevo RLE de la mype ha sido presentado como muy favorable para la microempresa, en la práctica su ámbito de referencia más sustantivo es el sector de la ahora denominada pequeña empresa, que ha sufrido una alteración notoria en su definición: por obra de la nueva norma la pequeña empresa ha extendido su alcance a la unidades de hasta 100 trabajadores, con un volumen de ventas anuales de hasta 1700 UITs. A continuación se reseña los cambios centrales operados por el Decreto Legislativo N 1086: Cambios en la definición de pequeña empresa: el Decreto Legislativo no altera los criterios para determinar cuando estamos frente a una micro empresa pero si cambia la definición de la pequeña empresa: Ley N 28015: de 1 a 50 trabajadores y ventas anuales hasta 850 UITs; D.L. N 1086: de 1 a 100 trabajadores y ventas anuales hasta 1700 UITs. Además, señala la norma que cada 2 años el MEF en base a las variaciones acumuladas del PBI nominal actualizará el monto máximo de 1,700 UITs. Cabe agregar que sólo 1,700 empresas en el Perú (Perú Report, 2007) tienen ingresos superiores a USD 2 millones (aproximadamente 1,700 UIT).

90 Medidas promocionales: La norma establece nuevas medidas en materia tributaria, de costos administrativos, financieros y de investigación que serán aprovechados sobre todo por la pequeña empresa, dada su inserción más dinámica en el mercado. Estas medidas son las siguientes: Se restablece la exoneración del 70% a nivel nacional, de los derechos de pago previstos en el TUPA del MTPE. Se reduce en 40% el impuesto a la renta (RER). Incorpora el mecanismo de la depreciación acelerada en tres años, con vigencia a partir del año Incorpora la noción de cesión de derechos de acreedor a entidades financieras del Estado, en las contrataciones públicas. Se admite que la microempresa acceda al Fondo de Investigación y Desarrollo para la Competitividad (FIDECOM), a través de los fondos concursables. Se señala que COFIDE creará y administra un Fondo para el financiamiento del descuento de facturas (factoring). Marco institucional: Se crea un grupo de trabajo interinstitucional para el monitoreo y la actualización del conocimiento sobre las mejores prácticas en materia de política para las MYPE, lo cual puede constituir una acción relevante. Esta función puede ser ejecutada en el seno del CODEMYPE reforzando de esta forma la institucionalidad vigente. RLE: Es en materia laboral y de seguridad social que se producen los cambios más importantes: La Ley N establecía un RLE aplicable exclusivamente a la microempresa. El Decreto Legislativo N 1086 amplía el alcance del RLE a los trabajadores de la pequeña empresa. La Ley N establecía que el RLE tendría carácter temporal (5 años). El Decreto Legislativo precisa que el RLE será de carácter permanente. Se garantiza el pago de la Remuneración Mínima Vital pero para el caso de las microempresas, previo acuerdo del Consejo Nacional de Trabajo, podrá establecerse una remuneración mensual menor a la RMV. Se mantiene en 15 días el descanso vacacional anual, pero previo acuerdo individual escrito, el descanso se puede reducir a siete (7) días calendario por cada año completo de servicios, recibiendo la respectiva compensación económica. El importe de la indemnización por despido injustificado para el trabajador de la microempresa se reduce a 10 remuneraciones diarias por cada año completo de servicios con un máximo de 90 remuneraciones diarias. Con la Ley N la indemnización era de 15 días por año competo de servicios con un máximo de 180 remuneraciones diarias. En el caso del trabajador de la pequeña empresa, la indemnización por despido injustificado es equivalente a 20 remuneraciones diarias por cada año completo de servicios con un máximo de 120 remuneraciones diarias.

91 La incorporación de modificaciones a los sistemas previsionales: se crea el Fondo de Pensiones Sociales (FPS) e incorporación de los bancos a la captación de fondos de pensiones. Este aspecto, de concretarse, en la práctica supondría una reforma en el sistema de pensiones. Esta cobertura es opcional para el trabajador. Si opta por aportar al FPS, el Estado lo cofinanciará. El reglamento de esta norma aún no se ha elaborado. En el caso del seguro de salud, se le estaría adicionando más exigencias al SIS al incorporarse a los conductores y trabajadores de la microempresa (junto con sus dependientes) en su ámbito de cobertura. El Estado, a través del SIS, cofinanciará el aporte que realice la microempresa. Esta norma se reglamentó a comienzos de abril pero a la fecha la cantidad de registros activados es bastante reducida. o En 2010 estuvo en elaboración un Proyecto de Ley del Trabajador Autónomo Lo importante es que el Estado estaría incorporando en la agenda pública su preocupación por el sector más numeroso de la PEA y del sector informal. A grandes rasgos, el proyecto en cuestión contiene los siguientes aspectos: Si bien la población objetivo es el trabajador independiente no calificado con o sin TFNR, de la lectura del articulado se encuentra con que acaba siendo una propuesta dirigida al trabajador autónomo que ya es formal: es decir que tiene RUC y que cotiza a algún seguro privado de salud y a un fondo de pensiones. Este segmento es claramente minoría. Para el sector mayoritario de los trabajadores independientes no calificados, que puede contar con RUC pero que no aporta a algún seguro o pensiones (o que a lo mejor ni cuenta con RUC), el costo de formalizarse es mayor que los beneficios que señala la ley. Los costos inmediatos son erogaciones monetarias para el trabajador autónomo: los aportes al seguro y pensiones (son desembolsos en efectivo) mientras que los beneficios son posibilidades en el futuro: acceso a capacitaciones, a la bolsa de trabajo, etc. Para los beneficios hay que registrarse y para ello hay que contar con RUC y seguros, si no se activa el registro. El beneficio tributario que puede ser el principal incentivo es el que está señalado en el artículo 21 de la propuesta analizada. Lo que habría que tener claridad es qué se entiende por "... el trabajador autónomo podrá deducir de la renta bruta del trabajo que perciba en un año los gastos necesarios para producirlo y mantenerlo..." y que siga "... el procedimiento a ser establecido por la autoridad tributaria". Eso significa que la SUNAT aún no conoce de esta propuesta? Si desde el comienzo no está claro el incentivo, la propuesta no tendrá mayor efecto. Si el trabajador autónomo registrado, y por ello bajo el ámbito de la ley, tiene que estar cotizando al seguro y pensiones, para qué se incorpora el procedimiento de qué la persona jurídica que lo contrate tenga que hacer esas deducciones? El Estado lo hará? Ello podría generar reticencias de contratar bajo dicha modalidad a las empresas y acabar afectando, más

92 bien, al trabajador autónomo. Tal como está formulada la norma estaría operando, más bien, como un desincentivo para que se acoja a esta ley. Además si el trabajador autónomo cuenta con un seguro de pago trimestral o anual, cómo se calcularía el aporte de la empresa contratante?

93 III. POLITICAS Y PROGRAMAS PARA EL EMPLEO INFORMAL En el Perú de hoy, una política pública orientada al trabajador pobre en condición de empleo informal no existe como tal. Se podría conceder en que hay segmentos de política bajo los cuales hay un conjunto de programas que no se reconocen como parte de un todo y que, más bien, tenderían a gestarse en razón de la demanda específica de un grupo ocupacional acotado con capacidad organizativa y de presión hacia el Estado 45. Dichos programas resultan bastante diversos. Se encuentran desde aquellos concentrados en atender las necesidades básicas de la población, en extender un esquema muy básico de protección social, en otorgar empleos temporales, en favorecer la formalización de las pequeñas unidades productivas, en facilitar la generación de nuevos emprendimientos y en brindar capacitaciones en ocupaciones específicas. En términos de secuencia temporal, el surgimiento de los programas data del último cuarto de siglo, cuando la crisis del modelo de sustitución de importaciones acompañó el fin del ciclo de las denominadas políticas sociales universales. Antes de la emergencia de dichos programas se encontraban regímenes ad hoc para grupos específicos que por la naturaleza de su trabajo- se encontraban por fuera del esquema de seguridad social clásico, es decir de aquel que giraba alrededor de la condición del trabajo asalariado y, por extensión, su núcleo familiar. Entre las experiencias más destacadas se encuentran: las leyes en beneficio de los canillitas46, lustradores de calzado, chóferes de colectivos y taxis y más, recientemente, recicladores. Los dos primeros, a diferencia de los siguientes, lograron hacerse de un espacio en el presupuesto nacional 47. La legislación hacia dichos sectores se concentró, prioritariamente, en resolver la atención del riesgo vinculado con la salud. Bien, buscando insertarlos en la seguridad social o, en los últimos años, incorporándolos al seguro integral de salud, ya sea bajo el régimen subsidiado o el semi contributivo. La lógica de los programas, con sus propios objetivos, metas y población beneficiaria contribuiría a una mirada segmentada de la cobertura de los riesgos sociales, reforzándose lo particular antes que la configuración de una política social o de protección social hacia el sector no asalariado de la PEA o de aquel que trabaja bajo condiciones de empleo informal. 45 Particularmente para el caso de los grupos ocupacionales que forman parte del conglomerado del trabajador independiente no calificado. 46 Ver al respecto, 47 Para el presupuesto del 2010 mientras los canillitas tenían una partida ascendente a S/ 1,033 millones, los lustradores de calzado contaron con una asignación presupuestas de S/ 500 mil (Ver al respecto

94 Esta situación, en parte, se explica por el rezago con el que suele diseñarse la respuesta del Estado. Primero, aparece la demanda social y luego la política pública. En este caso, en los ochenta, el fenómeno de la informalidad y de la pobreza empezarían a hacerse visibles tras la sucesión de situaciones de crisis que se expresaron en el estancamiento y caída de los niveles de inversión y de producción, los que contrajeron las posibilidades de generación de empleo asalariado formal y de que este, bajo dicha condición, accediera a la seguridad social. 1. Las Políticas La visibilidad de la condición de empleo informal como situación mayoritaria de la PEA, en tanto fenómeno de las últimas dos décadas, aún no ha merecido una respuesta del Estado expresada en la configuración de una política para este sector. La condición de pobreza es aún el objetivo central de la política social. Si se buscara un ordenamiento al accionar del Estado hacia dicho sector, se podría tomar como referencia el Plan nacional para la superación de la pobreza (PNSP) (ver Tabla 1) Tabla N 4 Ejes del Plan Nacional para la superación de la Pobreza: Fuente: Decreto Supremo N PCM. Plan Nacional para la Superación de la Pobreza,

95 Dicho Plan contenía tres ejes de actuación, los mismos que buscaban: a) el aseguramiento de condiciones básicas para el desarrollo de las personas, b) el mejoramiento de las condiciones de generación de ingresos de las familias y c) la minimización de los riesgos sociales de las personas y sus familias. En términos del enfrentamiento o superación de la condición de empleo informal y de pobreza revisten particular relevancia los ejes del PNSP referidos a la promoción de oportunidades y capacidades económicas y el establecimiento de una red de protección social. La promoción de oportunidades y capacidades económicas es la dimensión que enmarca el accionar de las personas y familias en términos de sus empleos en situación de formalidad, informalidad, asalariado, no asalariado- y de los ingresos que se derivan en razón de su inserción en el mercado de trabajo. Pero dicha dimensión, en los términos del PNSP, no se reduce tan sólo a empleo e ingresos sino a las condiciones necesarias para su reforzamiento en términos de mejoramiento de la empleabilidad y de facilitar el acceso al conjunto de activos que están en la base de una inserción vulnerable, frágil o más equitativa al mercado laboral (ver Tabla 2). Tabla N 5 Ejes y áreas de intervención del PNSP EJES ÁREAS DE INTERVENCIÓN LINEAMIENTOS PRIORIDADES Promoción de oportunidad es Económicas para las personas y familias en situación de pobreza: Mejora del acceso de estas poblaciones a mercados de trabajo, de crédito, de bienes o servicios, incrementan do su acceso a infraestructu ra socio económica básica (vivienda social, Capacitación Técnica Desarrollo Rural Garantizar la inserción o reinserción laboral a través de capacitación acorde con las demandas del mercado Impulsar el desarrollo de las comunidades en zonas de pobreza y extrema pobreza, potenciando sus iniciativas y habilidades empresariales Promover una economía rural competitiva, diversificada y sostenible, así como la inclusión y protección social de la población Implementar programas masivos de capacitación en el trabajo de jóvenes que no estudian ni trabajan, con el apoyo del sector privado y de la cooperación internacional Identificar las potencialidades necesidades de las poblaciones de menores ingresos y vulnerables, a fin de proponer e implementar alternativas viables para el emprendimiento económico Capacitación y asistencia técnica a proyectos con visión empresarial Difusión de experiencia innovadoras en gestión empresarial comunitaria Impulsar al desarrollo de mercados rurales a través de la articulación de los pequeños productores rurales con el sector privado en el ámbito urbanorural, producir con valor agregado hacia mercados externos e internos y promover la inversión privada con alta capacidad de generación de

96 EJES ÁREAS DE INTERVENCIÓN LINEAMIENTOS PRIORIDADES caminos rurales, acceso al agua, etc.) ó activos productivos, propiciando el desarrollo de sus capacidades laborales, empleabilida d, propiedad, capital de trabajo, etc. Asimismo, asegurar un conjunto de infraestructu ra básica para el desarrollo de oportunidad es productivas que contribuyan a reducir los niveles de desempleo y mejorar los ingresos, y generar condiciones para la inversión, producción y productivida d del sector privado Mejoramiento del ingreso vulnerable o situación de riesgo social y comunidades campesinas y nativas. Desarrollar cadenas productivas y de servicios con acceso al mercado y fomentar el acceso a los mercados por parte de las poblaciones especialmente el acceso a la información sobre oportunidades económicas. Empleo temporal y, sobre todo, aplicación de una política permanente de mantenimiento preventivo de los activos haciendo uso intensivo de mano de obra. Ampliar la cobertura del sistema de encadenamientos Desarrollar áreas con ventajas comparativas para el desarrollo pecuario, productos de nichos de mercado, circuitos turísticos, transformación agroindustrial, creando alianzas estratégicas con el sector privado, organizaciones de productores y de micro-empresas para el acceso a mercados Fortalecer instituciones y proveedores de servicios locales, y provisión adecuada y suficiente de infraestructura física y de servicios Promover el acceso a activos productivos para los productores rurales Promover y fomentar el manejo sostenible y conservación de los recursos naturales y proteger el patrimonio ambiental y cultural. Impulsar una gestión integral de riesgos para la producción e infraestructura rural Establecer el enfoque de desarrollo territorial a través de cuencas y corredores socioeconómicos Promoción productiva: Organizar e incorporar al mercado a pequeños agricultores Promover actividades productivas rurales como la artesanía, pequeña agroindustria, turismo, agricultura, minería artesanal, etc. Promover que los sectores de producción y de trabajo y promoción del empleo inviertan en la formación de centros de promoción empresarial en las ciudades intermedias de las zonas de menores ingresos Apoyar a instituciones de microfinanzas en zonas de menores ingresos Promoción productiva rural: Organización e incorporación al mercado de los agricultores, así como promoción de la artesanía, pequeña agroindustria, turismo, acuicultura, minería artesanal, entre otras actividades productivas rurales. Derechos laborales: Ampliar el acceso a los derechos laborales y previsionales, y promover mecanismos de concertación entre empleadores y trabajadores.

97 EJES ÁREAS DE INTERVENCIÓN LINEAMIENTOS PRIORIDADES previsión social y homogenizar los diferentes regímenes a cargo del Estado, a fin de mejorar la calidad de vida de las capas más pobres de la población de edad avanzada. Empleo temporal: Ejecutar programas de generación de empleo temporal y otros que mejoren el acceso de las personas en situación de pobreza a mercados de trabajo, dentro de un enfoque contra cíclico de protección social y de mantenimiento preventivo de infraestructura. Vivienda básica Electrificación Infraestructura vial rural Comunicaciones Facilitar el acceso habitacional a poblaciones de menores ingresos y mejorar integralmente barrios ubicados en zonas urbano marginales Ampliar el acceso al uso de la electricidad a las familias de escasos recursos, en particular en el medio rural y en los distritos con niveles elevados de pobreza Asegurar la comunicación física entre poblaciones, en particular en el medio rural, contribuyendo a reducir los costos de producción y acceso a mercados Ampliar el acceso a servicios de comunicaciones y postales, en áreas rurales y zonas consideradas de preferente interés social Facilitar la construcción y financiamiento de módulos básicos de vivienda para las familias de escasos recursos, siguiendo estándares de seguridad y confortabilidad Promover la creación de un sistema integral de financiamiento habitacional que contemple mecanismos de crédito dirigido a los sectores más pobres del país, evaluando paralelamente, la posible utilización de terrenos no productivos de propiedad estatal y privada Promover el uso de energía renovable en los proyectos de electrificación rural Promover proyectos de electrificación en zonas rurales aisladas para beneficio de su población, orientados a mejorar su calidad de vida y el uso productivo Priorizar los caminos interdistritales y vecinales en el ámbito rural Realizar recuperación y mantenimiento de la infraestructura vial rural existente con un enfoque de sostenibilidad y participación local Desarrollar servicios básicos de comunicaciones en áreas rurales y zonas más aisladas Incorporar a las poblaciones a las oportunidades de las TICs Fuente: Decreto Supremo N PCM. Plan Nacional para la Superación de la Pobreza,

98 Una ilustración del PNSP en términos de los programas actualmente vigentes permite diferenciarlos en dos niveles. Por un lado se encuentran: i) aquellos vinculados con el mejoramiento de los ingresos y la empleabilidad de la población bajo condiciones de empleo informal y de pobreza, y ii) aquellos referidos con las necesidades e infraestructura básicas que requieren de cubrir y que facilitan se supere la vulnerabilidad en la que se encuentran (ver Tabla 3). Tabla N 6 Programas por Ejes y áreas de intervención del PNSP: Promoción de oportunidades económicas EJE Promoción de oportunidades Económicas para las personas y familias en situación de pobreza ÁREAS DE INTERVENCIÓN Capacitación Técnica Desarrollo Rural Mejoramiento del ingreso ProJoven REVALORA Mi Chacra Productiva PROGRAMAS PAME Rural RED Rural Micro Corredores Socio Económicos / MCSE AgroRural (Marenass) Construyendo Perú Capitalizando Programa Nuevas Iniciativas Empresariales PAME ProJoven Infraestructura Económica Productiva Programa Empresa Solidaria Programas que se concentran en los trabajadores pobres en condiciones de Empleo Informal (urbano y rural) Vivienda básica Programa Techo Propio Programas vinculados con Electrificación Programa de Electrificación Rural Necesidades e Infraestructura Básicas Infraestructura vial Provías descentralizado rural Comunicaciones Fondo de inversiones en telecomunicaciones (FITEL) Fuente: Decreto Supremo N PCM. Plan Nacional para la Superación de la Pobreza, y MEF, Marco Macroeconómico Multianual En términos del eje vinculado con la protección social, el aspecto que cuenta con más desarrollo es el vinculado con la cobertura no, necesariamente, plena- de la salud (ver Tabla 4). En él se encontrarían, por ejemplo los programas sociales como JUNTOS, el Seguro Integral de Salud con todas sus variantes y modalidades,

99 la cobertura semi contributiva 48 de los Hospitales de la Solidaridad del Municipio Metropolitano, el acceso para el trabajo independiente a la cobertura de salud de ESSALUD, el acceso a los hospitales MINSA bajo la ley de aseguramiento universal para los recicladores, canillitas. Tabla N 7 Programas y normativa vinculados con el eje de Protección social Salud JUNTOS Régimen subsidiado del Seguro Integral de Salud Régimen semicontributivo MYPE SIS ESSALUD Trabajador independiente Solidaridad 49 (MLM) Ley de aseguramiento universal para regímenes específicos: recicladores50 (DS Nº MINAM que aprueba Reglamento de la Ley Nº 29419), canillitas (Caja de Protección y Asistencia Social-Ley 10674) Pensiones Régimen cofinanciado MYPE FPS Bono Gratitud 51 En el caso de la cobertura de las pensiones, aún no se reglamenta la parte del DL 1086 que incorpora el co financiamiento de las pensiones para los trabajadores de las microempresas que opten por ello. Mientras no se expida el reglamento correspondiente no se activará el denominado Fondo de Pensiones Sociales (FPS). Sin embargo, en agosto de 2010 se publicó un decreto de urgencia, el , que estableció una pensión, de S/ 100 mensuales, para los adultos mayores de 75 años en situación de pobreza extrema. Dicha pensión se ha denominado el Bono Gratitud y se espera que se pueda otorgar a unas 5 mil personas, de acá a diciembre Para tal efecto se ha liberado un presupuesto equivalente a S/ 2 millones. 2. Cobertura del SIS y de programas de ayuda alimentaria De acuerdo con la información disponible en la ENAHO 2009 se encuentra que la cobertura del SIS se extiende al 29,6% de la PEA ocupada (ver Cuadro 1). Ella se asienta más entre los trabajadores en condiciones de empleo informal. En dicho segmento, su cobertura llega al 35,5%. 48 Asumiendo como contribución estatal la infraestructura que el Municipio Metropolitano pone a disposición de los colectivos de médicos que brindan el servicio propio de un policlínico y que cobran por él. 49 Ver el Anexo N 2 50 El Reglamento de la mencionada Ley incorpora, en los aspectos de salud, para los recicladores registrados la disposición de 2 vacunas (tétano y hepatitis B) y en los aspectos vinculados con la promoción de actividades económicas, el acceso a cursos de capacitación y a un Fondo de garantía, aún no constituido, para que respalde su acceso a créditos. 51 Ver al respecto

100 Se aprecia, también, que un 5,5% de los trabajadores en condiciones de empleo formal está accediendo al SIS (ver Cuadro adjunto), lo cual podría parecer un contrasentido ya que dicho sector laboral está en mejores condiciones de acceder a la seguridad social. Dado que recién en el 2010 se reglamentó el acceso de los trabajadores de las microempresas al componente semi subsidiado del SIS, este segmento no está explicando dicha constatación. Ella, en todo caso, podría estar indicando que hay filtraciones al esquema del SIS. Esto acontece cuando sectores que no deberían acceder a dicho programa, acaban incorporándose. Cuadro N 15 Cobertura de SIS y programas de ayuda alimentaria: Perú, PEA ocupada 2009 PEA ocupada SIS % SIS Programa social: ayuda alimentaria % Ayuda alimentaria Empleo formal 3,200, , , Empleo informal 12,355,743 4,429, ,945, Total 15,556,515 4,604, ,573, Fuente. ENAHO 2009 Elaboración: Propia En relación con los programas de ayuda alimentaria, se encuentra que la cobertura de ellos involucra a un mayor porcentaje de la PEA ocupada. Un 35, 8% participa de ellos. Si bien un mayor porcentaje resulta explicado por la participación de los trabajadores en condiciones de empleo informal, que accedieron en un 40% a ellos durante el 2009 (ver Cuadro referido). Sin embargo, los trabajadores en situación de empleo formal participaron en un 19,6% de la oferta de los programas de ayuda alimentaria. Distinguiendo lo urbano de lo rural Distinguiendo por la localización geográfica, la cobertura del SIS y de los programas de ayuda alimentaria se encuentra lo siguiente. En conjunto, ambos tienen una mayor presencia en el área rural pero con particularidades (ver Cuadros a continuación). El SIS, por ejemplo tiene mayor concentración en las zonas rurales (68,3%) que los programas de ayuda alimentaria (58,2%) Sin embargo cuando se distingue entre los trabajadores en condiciones de empleo informal con el formal, se encuentra una distinción muy importante. Así, tanto para el caso del SIS como de los programas de ayuda alimentaria, la participación de los segundos está más concentrada en el área urbana. En el caso del SIS, por ejemplo, se encuentra que un 60% de su cobertura está localizada entre los trabajadores con empleo formal en zonas urbanas. Este porcentaje desciende al 31,7% para el caso del empleo informal.

101 Cuadro N 16 Perceptores del Seguro integral de salud: por condición de empleo y área geográfica Empleo formal Empleo informal Total % Rural 69,570 3,074,051 3,143,621 68,3 Urbano 106,096 1,354,965 1,461,061 31,7 Total 175,666 4,429,016 4,604, ,0 Fuente. ENAHO 2009 Elaboración: Propia Tratándose de los programas de ayuda alimentaria se encuentra una distribución, aún más urbana para el caso del empleo formal. En este caso, acaba explicando el 75% del destino de dichos programas. Por su parte, entre los trabajadores en condiciones de empleo informal, el área urbana acaba explicando el 37,6% de su presencia. Cuadro N 17 Perceptores de los Programas de Ayuda alimentaria: por condición de empleo y área geográfica Rural Urbano Total Fuente. ENAHO 2009 Elaboración: Propia Empleo formal Empleo informal Total % 156,887 3,085,529 3,242,416 58,2 471,417 1,860,022 2,331,439 41,8 628,304 4,945,551 5,573, ,0 3. Los Regímenes particulares La atención del Estado hacia los grupos ocupacionales comprendidos entre los trabajadores en condición de empleo informal ha ido mereciendo una normativa específica, leyes ad hoc para los canillitas, lustradores de calzado 52, chóferes, recicladores. Todos ellos, ejerciendo su trabajo en forma independiente o autónoma. 3.1 Canillitas, lustradores de calzado y recicladores El marco legal correspondiente a dichos regímenes junto con poner énfasis en los mecanismos de acceso de alguna cobertura en salud, suele incorporar aspectos relacionados con la formación ocupacional del grupo beneficiario y, en algunos casos, se avanza en promover algún esquema de acceso al financiamiento. El 52 Ver al respecto y su reglamento en la p. 29 de

102 campo previsional es el ausente, en razón de su mayor complejidad en términos de los recursos necesarios para su financiamiento. Tabla N 8 Grupo ocupacional Normativa Protección Social Canillitas Ley Incorporación al Aseguramiento Universal en Salud (AUS) Lustradores de calzado Ley y Reglamento en DS TR Recicladores Ley y Vacunación contra Tétano Reglamento en DS MINAM y Hepatitis B Incorporación al Aseguramiento Universal en Salud (AUS) Fuente: Normas legales Promoción de capacidades económicas - Capacitación a cargo de Municipios y - Posibilidad de financiamiento de sus módulos de servicio - Programa de capacitación a cargo de SENATI y - Acceso a Fondo de Garantía Cubriendo otra dimensión del empleo informal, la Ley y el DL 1086 al concentrarse en las microempresas, incorporarían a un gran sector de asalariados y conductores del negocio que hasta ese momento no contaban con alguna normativa que les facilitara el acceso a alguno de los esquemas de protección social. Junto con ello, introducirían algunos elementos relacionados con la promoción de las capacidades económicas, como el reforzamiento de las nociones de gestión empresarial, de fomento a la asociatividad y de participación en espacios de discusión de las políticas estatales relacionadas con dicho sector. Así el DL 1086 (2008) se puede entender como una primera iniciativa tendiente a orientar el SIS en función del trabajador pobre en condiciones de empleo informal. A ello, dicho DL, adiciona una propuesta de co financiamiento de pensiones que ayudaría, al implementarse, a amortiguar dos de los riesgos sociales aún no cubiertos mayoritariamente- por dicha porción de la PEA: seguro de salud y previsión social. A continuación se hace un análisis del proceso de implementación de un sistema de salud y pensiones aplicables para las micro y pequeñas empresas, a partir de la vigencia del Decreto Legislativo Nº 1086, Ley de Promoción de la Competitividad, Formalización y Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa y del Acceso al Empleo Decente Ver al respecto, y su Reglamento en 54 De conformidad a la Décima Disposición Complementaria y Final del Decreto Legislativo Nº 1086, entraba en vigencia al día siguiente de la publicación de su Reglamento. Habiéndose publicado el 31 de setiembre de 2008 el Texto Único Ordenado de la Ley (Nº 28015) de Promoción de la Competitividad, Formalización y Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa y del Acceso al Empleo Decente, Ley MYPE y su Reglamento, el Decreto Legislativo Nº 1086 entro en vigencia a partir del 01 de octubre de 2008.

103 3.2 El Decreto Legislativo 1086 Antecedentes A partir del 04 de julio de 2003, entra en vigencia la Ley Nº 28015, Ley de Promoción y Formalización de las Micro y Pequeña Empresa, conocida como Ley MYPE, a través de la cual se establecieron beneficios aplicables para las Micro y Pequeña Empresa MYPE 55, así como el establecimiento de un régimen laboral especial y de vigencia temporal de cinco (5) años aplicable a las microempresas 56. En dicho régimen laboral, los trabajadores de las microempresas contratados a partir de la vigencia de la Ley MYPE, en materia de salud accedían al Seguro Social en Salud - ESSALUD de manera obligatoria, para lo cual el empleador de la microempresa debía asumir el pago del aporte ascendente al 9% de la remuneración del trabajador. De otro lado, en materia previsional, dichos trabajadores tenían las siguientes opciones57 a) afiliarse al Sistema Nacional de Pensiones SNP, administrado por la Oficina de Normalización Previsional -ONP, b) afiliarse al Sistema Privado de Pensiones - SPP, a cargo de las Administradoras de Fondos de Pensiones AFP, c) suspender la retención del aporte a cargo del trabajador y d) optar por no afiliarse al sistema previsional vigente (SNP o SPP), en los casos de aquellos trabajadores aún no afiliados al sistema previsional. Posteriormente, mediante la Ley Nº 28851, publicada el 27 de julio de 2006, se amplió el período de vigencia del régimen laboral especial de la microempresa a 10 años, con lo que su vigencia fue extendido hasta el 04 de julio del Con fecha 28 de junio de 2008, se publica el Decreto Legislativo Nº 1086, Ley de Promoción de la Competitividad, Formalización y Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa y del Acceso al Empleo Decente, la misma que entra en vigencia a partir del 01 de octubre de 2008, modificando parcialmente la Ley Nº 28015, Ley de Promoción y Formalización de la Micro y Pequeña Empresa, bajo una nueva y denominación, el Texto Único Ordenado de la Ley de Promoción de la Competitividad, Formalización y Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa y del Acceso al Empleo Decente, Ley MYPE, aprobado mediante Decreto Supremo Nº TR, en adelante TUO de la Ley MYPE. A partir de la entrada en vigencia del TUO de la Ley MYPE, se crean dos regímenes laborales permanentes para las MYPE, el primero dirigido hacia las microempresas y que mantiene algunos de los derechos del régimen anterior -pero como se 55 Entre los beneficios establecidos para las MYPE se encontraban la reserva del 40% de las compras estatales, la preferencia de la MYPE local y regional, así como el sistema de retención del 10% del valor del contrato en sustitución de la entrega de carta de garantía de fiel cumplimiento, el otorgamiento de una licencia provisional derogado por la Ley Marco de Licencias de Funcionamiento y el régimen laboral especial de uso exclusivo para las microempresas. En el caso de las pequeñas empresas les era aplicable el régimen laboral general. 56 Artículo 43 de la Ley Nº 28015, Ley de Promoción y Formalización de la Micro y Pequeña Empresa. 57 En el artículo 51 de la Ley Nº 28015, sobre el régimen pensionario, se establecía que Los trabajadores y los conductores de las Microempresas comprendidas en el presente régimen podrán afiliarse a cualquiera de los regímenes previsionales, siendo opción del trabajador y del conductor su incorporación o permanencia en los mismos.

104 observará más adelante con algunas variaciones y limitaciones- además del establecimiento de dos beneficios nuevos en materia de salud y pensiones en los que la participación del Estado se da a través de subsidios directos al empleo. De otro lado, se encuentra a la pequeña empresa para las que el TUO de la Ley MYPE ha creado un régimen laboral que se presenta como un régimen intermedio en cuanto al contenido de derechos laborales, que a su vez incorpora cambios que se dirigen a reducir aún más en el corto plazo los costos iniciales de la contratación laboral en este sector empresarial. 58 Del sistema de salud Cobertura en Salud con la Ley Nº Ley MYPE Antes de la modificatoria de la Ley Nº 28015, las microempresas no sólo se encontraban obligadas, al igual que todas las empresas, a afiliar a sus trabajadores en el Seguro Social de Salud (ESSALUD), sino que además a partir de ella se dio la oportunidad para que los conductores pudieran acceder al seguro social en salud como asegurados regulares. De esta forma, la Ley Nº se promovía no sólo como una norma que facilitaba el acceso de los trabajadores de la microempresa a la seguridad social en salud, sino que además, permitía que los conductores en los casos que estos fueran personas naturales propietarias de una unidad económica pudieran acceder como asegurados regulares. 59 Esta limitación que se presentaba en los casos de los conductores conocidos también como personas naturales con negocio o empresas unipersonales 60, no se presenta en el caso de las empresas constituidas como personas jurídicas, en tanto la personería jurídica que adquieren las empresas con la inscripción en los registros públicos, genera una separación respecto a las personas que la constituyen. Cobertura en Salud a partir del TUO de la Ley MYPE A partir de la vigencia del TUO de la Ley MYPE, se incorpora como una opción adicional para el aseguramiento en salud de los trabajadores de las microempresas, el Componente Semisubsidiado del SIS, en delante SIS, mientras que para el caso de los trabajadores de las pequeñas empresas se mantiene el 58 De conformidad al artículo 41 del TUO de la Ley MYPE, Los trabajadores de la pequeña empresa tendrán derecho, además, a la compensación por tiempo de servicios, con arreglo a las normas del régimen común, computada a razón de quince (15) remuneraciones diarias por año completo de servicios, hasta alcanzar un máximo de noventa (90) remuneraciones diarias. De esta forma, no sólo se reduce el costo de la contratación laboral al momento del inicio de la relación laboral, sino que posteriormente al momento de alcanzarse el tope establecido al término del tercer año de servicios, al cesar la obligación a cargo del empleador respecto al pago de la compensación por tiempo de servicios, se origina una reducción adicional del 3.58% respecto al costo del régimen laboral de la pequeña empresa y del 2.85% respecto del régimen laboral general. 59 En aplicación del artículo 50 de la Ley Nº y 47 de su Reglamento, el Decreto Supremo Nº TR, ESSALUD previo acogimiento de las microempresas al régimen laboral especial de las microempresas, permitió el acceso de los conductores como asegurados regulares. 60 En el Reglamento del TUO de la Ley MYPE, el término conductor comprende además al titular de las Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada (EIRL).

105 aseguramiento en salud a través de ESSALUD o de las Empresas Prestadoras de Servicios - EPS de manera obligatoria. Así se tiene que en el caso de las microempresas tanto los conductores como sus trabajadores y derechohabientes, 61 podrán afiliarse a ESSALUD (incluye a las EPS) o al SIS 62. En el primer caso, corresponderá a la microempresa asumir el costo de la afiliación ascendente al 9% de la remuneración de cada trabajador. En el segundo caso, corresponderá a la microempresa asumir el 50% del costo de la afiliación al SIS y al Estado la diferencia. Es decir, el empleador asumiría el costo de S/ nuevos soles, y el Estado la diferencia de S/ nuevos soles por cada trabajador, ello en tanto la afiliación en el caso de las microempresas corresponde al plan de microempresas de S/ nuevos soles. No obstante lo expresado en el párrafo anterior, en la afiliación de los trabajadores de las microempresas, puede presentarse los siguientes supuestos: a) Un trabajador bajo el régimen laboral de la microempresa, inicialmente afiliado por su empleador en ESSALUD, no podría ser trasladado posteriormente por el mismo empleador al SIS63, en tanto ello importa una disminución de las condiciones de su contrato de trabajo (Cuadro Nº 1). b) Un trabajador afiliado en ESSALUD por su anterior empleador, no limita a la nueva empresa en su opción de poder afiliarlo en ESSALUD o en el SIS. Ello sería posible en tanto nos encontramos frente a dos empresas diferentes, en donde las condiciones laborales alcanzadas en la primera empresa, no resultarían exigibles en la segunda, en tanto el derecho de opción corresponde a empleadores diferentes. 64 A continuación se puede observar en la Tabla 6, las diferencias que existen en las coberturas en salud que brindan tanto ESSALUD como el SIS. Entre las principales diferencias encontramos la ausencia de las prestaciones económicas a favor de los conductores y trabajadores afiliados al SIS, que normalmente cubre a los trabajadores asegurados en ESSALUD. 61 En el caso de los derechohabientes se considera a la cónyuge, a la conviviente, a los hijos menores de 18 años y a los mayores de edad incapacitados. 62 Artículo 57 del TUO de la Ley MYPE. Artículos 39 y del Reglamento, el Decreto Supremo Nº TR. 63 Este componente Semisubsidiado del SIS e el marco de la Ley Nº 29344, Ley Marco de Aseguramiento Universal en Salud, dicho componente es parte de los regímenes semicontributivos, que comprenden a las personas que están afiliadas a las instituciones administradoras de fondos de aseguramiento en salud, por medio del financiamiento público parcial y aportes de los aseguradores y empleadores. 64 En el caso del sistema de salud, no encontramos ninguna disposición que limite la opción de cambio o traslado tal como expresamente se ha considerado para el caso del sistema previsional, en donde el artículo 58 del TUO de la Ley MYPE que excluye del Sistema de Pensiones Sociales a los trabajadores y conductotes de la microempresa que se encuentren afiliados a sean beneficiarios de otro régimen previsional.

106 Tabla N 9 PRESTACIONES ECONÓMICAS BENEFICIOS SEGÚN SISTEMA DE SALUD BENEFICIOS SIS ESSALUD Componente semisubsidiado POR INCAPACIDAD TEMPORAL SI NO POR MATERNIDAD (pre y post SI NO natal) POR LACTANCIA SI NO POR SEPELIO SI SI INDEMNIZACIONES ESSALUD Vida SI NO BENEFICIARIOS COBERTURA EN SALUD PRESTACIONES DE RECUPERACION APORTES PERÍODO DE LATENCIA PERÍODO DE CARENCIA Asegurado y derechohabientes (cónyuge, conviviente, hijos menores de edad o mayor de edad incapacitado) SI SI Capa simple: intervenciones de SI SI salud de mayor frecuencia y menor complejidad. Reemplazado por el Plan Esencial de Aseguramiento en Salud PEAS aprobado mediante D.S. Nº SA. Capa compleja: conjunto SI NO intervenciones de salud de menor frecuencia y mayor complejidad. Atención médica (ambulatoria y SI SI hospitalización) Medicinas e insumos, SI NO Prótesis y aparatos ortopédicos SI NO imprescindibles Servicios de rehabilitación SI NO Empresa: Aporta el 9% de la remuneración de cada trabajador. En caso de desempleo o suspensión perfecta de labores (licencia sin goce por ejemplo), el trabajador y su derechohabiente acceden a las coberturas en salud. Período comprendido entre la inscripción y el inicio de la atención en salud 2 meses de latencia por cada 5 meses de aportación. TOPE 12 meses Luego de contar con 3 meses de aportación consecutivos o 4 no consecutivos SEGURO Cobertura adicional por SI NO Empresa: S/ por c/trabajador. Estado: S/ c/trabajador 3 meses a partir del último aporte. Consultas: 30 días Cirugías menores: 3 meses Cirugías mayores: 6 meses. Gestación/parto: 3 meses

107 COMPLEMENTARIO DE TRABAJO DE RIESGO SCTR BENEFICIOS SEGÚN SISTEMA DE SALUD BENEFICIOS accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Coberturas de salud, invalidez y sepelio por trabajo de riesgo. ESSALUD SIS Componente semisubsidiado La falta de una normatividad complementaria que reconozca este tipo de prestaciones económicas en el SIS, expone los afiliados a este sistema a una desprotección económica ante la ocurrencia de contingencias tales como: accidentes de trabajo, descansos médicos con ocasión de enfermedades, pre y post natal, etc. En estos casos, los trabajadores afiliados al SIS que tengan que hacer uso de días descansos médicos, sólo accederían al descanso físico reconocido como una inasistencia justificada, pero sin que por ello se les reconozca el pago de una retribución económica. 65 Otra diferencia que se puede observar de la Tabla 6, es el acogimiento opcional que ahora pueden hacer las microempresas que desarrollen actividades de riesgo, 66 al Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo SCTR. Esta medida sin lugar a dudas excluye injustificadamente a los trabajadores de las microempresas a la cobertura adicional consistente en: a) asistencia y asesoramiento preventivo, promocional en salud ocupacional a la entidad empleadora y a sus trabajadores; b) atención médica, farmacológica, hospitalaria y quirúrgica, cualquiera que fuere el nivel de complejidad hasta la recuperación total del asegurado o la declaración de una invalidez permanente total o parcial o fallecimiento. El asegurado conserva su derecho a ser atendido por el ESSALUD con posterioridad al alta o a la declaración de invalidez permanente; c) rehabilitación y readaptación laboral al asegurado invalido bajo este seguro y; d) Aparatos de prótesis y ortopédicos necesarios al asegurado invalido bajo este seguro. Lamentablemente, no se encuentra justificación para esta exclusión, sobre todo si en el caso de las microempresas la atención en cobertura de salud puede ser direccionada por el empleador hacia el SIS, con lo que se precarizaría aún más la cobertura en salud, a pesar que la microempresa desarrolle algunas de las actividades de riesgo consideradas en el Anexo 5 del D.S. Nº SA Para el caso de los trabajadores afiliados en ESSALUD, los primeros 20 días de descanso médico son asumidos por el empleador y a partir del día 21 corresponde el pago de subsidios a cargo de ESSALUD. 66 De conformidad al artículo 1 del D.S. Nº SA, que Aprueba Normas Técnicas del Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo - SCTR, los trabajadores empleados y obreros que laboran en un centro de trabajo que desarrolla actividades descritas en el Anexo 5 del D.S. Nº SA, se encuentran comprendidos en el SCTR, que otorga una cobertura adicional en el caso de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Entre las principales actividades consideradas dentro del SCTR encontramos a: extracción de madera, explotación de minerales metálicos y otros materiales, industria del tabaco, fabricación de textiles, industria del cuero y productos de cuero sucedáneos, industria de la madera, productos de madera y corcho, fabricación de sustancias químicas industriales, fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón, fabricación de productos plásticos, industria básica de hierro y acero, etc. 67 Es de libre contratación con la ONP o con empresas de seguros debidamente acreditadas a elección de la entidad empleadora. Es obligatorio y por cuenta de las Entidades Empleadoras que desarrollan las siguientes actividades:

108 Avances y problemas en la afiliación al SIS El 9 de abril de 2010 se puso en funcionamiento el proceso de afiliación al SIS, en esta fecha se envío el primer paquete de datos remitidos al SIS por el REMYPE. Con fecha 14 de abril de 2010, el SIS previo proceso de registro, remitió a 65 microempresas los comunicados correspondientes para la afiliación de los conductores, trabajadores y derechohabientes. Actualmente el proceso de afiliación se inicia con la remisión de datos por parte de REMYPE los días viernes de cada semana, a su vez el SIS los días lunes, previo proceso de registro, remite un comunicado a las microempresas para que accedan al cronograma de pagos de sus conductores y trabajadores, así como al posterior pago de las primas. Tabla N 10 Asegurados al Componente Semisubsidiado del SIS ASEGURADOS POR MICROEMPRESAS AL SIS POR REGIONES REGION TITULARES DERECHO HABIENTES TOTAL Lima Tumbes Piura La Libertad 6 6 Ayacucho 5 5 Madre de Dios 5 5 Amazonas 4 4 Apurimac 3 3 Loreto 2 2 San Martín 2 2 Ancash 1 1 Callao 1 1 Cusco 1 1 Huánuco 1 1 Ica 1 1 Lambayeque 1 1 Puno 1 1 TOTAL GENERAL Fuente: SIS, Informe N SIS GM Actividad 130: Pesca; Actividad 220: Producción de petróleo crudo y gas natural; Actividad 230: Extracción de minerales metálicos; Actividad 290: Extracción de otros materiales; Actividad 314: Industria del tabaco; Actividad 321: Fabricación de textiles; Actividad 323: Industria del cuero y productos de cuero y sucedáneos de cuero; Actividad 331: Industria de la madera y productos de la madera y corcho; Actividad 351: Fabricación de sustancias químicas industriales; Actividad 352: Fabricación de otros productos químicos; Actividad 353: Refinerías de petróleo; Actividad 354: Fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón; Actividad 356: Fabricación de productos plásticos; Actividad 362: Fabricación de vidrios y productos de vidrio; Actividad 369: Fabricación de otros productos minerales no metales; Actividad 371: Industria básica de hierro y acero; Actividad 381: Fabricación de productos metálicos; Actividad 382: Construcción de maquinarias; Actividad 410: Electricidad, gas y vapor; Actividad 500: Construcción; Actividad 713: Transporte Aéreo; Actividad 933: Servicio médico y odontológicos, otros servicios de sanidad y veterinaria. Las tasas de aportación al SCTR se determinan de acuerdo con el aporte que efectuaban las entidades empleadoras por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales actualizado de la siguiente manera: Nivel de riesgo I.- Actividades inmobiliarias y de alquiler; Servicios sociales de salud. Otras actividades Tasa básica: 0-53 % ; Nivel de riesgo II.- Industrias manufactureras, suministro de electricidad, gas y agua. Tasa básica: 0.53 % mas tasa adicional 0.51 %; Nivel de riesgo III.- Extracción de madera, pesca y construcción. Tasa básica: 0.53 % mas tasa adicional 0.77 %; Nivel de riesgo IV.- Explotación de minas y canteras. Tasa básica: 0.53 % mas tasa adicional 1.02 %

109 Asimismo, el SIS ha implementado un servicio de consultas en su página Web para la verificación de la condición del asegurado. Este link, permite al asegurado verificar si se encuentra al día en sus pagos, y al establecimiento de salud confirmar que el asegurado se encuentra activo y le corresponde recibir la atención. (htpp://www.sis.gob.pe/siserp/sisconsultaenlinea/consulta/frmconsultaen Linea.aspx) Al 16 de julio de 2010, se encontraban inscritas en el Registro nacional de la Micro y Pequeña Empresa REMYPE, alrededor de 91,798 MYPE inscritas (77,421 microempresas y 14,377 pequeñas empresas) y 81,670 MYPE validadas por la SUNAT (66,656 microempresas y 8,474 pequeñas empresas). Asimismo, encontramos que al 19 de julio de 2010, los afiliados al SIS ascendían a 151, de los cuales 133 corresponden a titulares y 18 a derechohabientes, los cuales corresponden a 63 microempresas. Entre los principales problemas que actualmente presenta el proceso de afiliación de los conductores y trabajadores de las microempresas al SIS se encuentran los siguientes: 68 a) El aplicativo del REMYPE, no permite ingresar a nuevos trabajadores en las microempresas ya registradas. b) El REMYPE no permite actualizar datos de los trabajadores registrados, ni de sus derechohabientes. c) Las microempresas registradas antes del 24 de marzo de 2010 no pueden acceder al SIS a pesar haber optado por el SIS. Falta implementar un proceso de actualización de datos a estas microempresas en el aplicativo del REMYPE. d) Los correos electrónicos y números telefónicos consignados por las microempresas en algunos casos no son válidos. e) No se maneja un mensaje único para los interesados. De las consultas formuladas al SIS, se conoce que SUNAT informa que el PDT no permite registrar la afiliación al SIS, por lo que incentivan a pagar el monto que corresponde a ESSALUD (9%) y por ende desisten de realizar el pago al SIS; de otro lado el MTPE informa que ante la imposibilidad de actualizar datos en el REMYPE se apersonen al local del SIS y se afilien, lo que distorsiona el procedimiento. f) La capacidad limitada de consultas diarias a RENIEC, lo que impide el registro óptimo de los conductores y trabajadores de las microempresas al REMYPE. Costos laborales de las MYPE Teniendo en consideración el subsidio del Estado sobre parte del aporte que en materia de salud le corresponde a las microempresas, así como la inaplicación del seguro complementario de trabajo de riesgo, encontramos que el costo se reduce 68 Información del SIS sobre el Estado del Proceso de Afiliación de Microempresas.

110 en un % para las microempresas acogidas al SIS, en un % para las microempresas acogidas a ESSALUD, y en % para las pequeñas empresas. Tabla 11 Costos laborales de las MYPE provisionados 69 según régimen laboral CONCEPTO REGIMEN LABORAL REMUNERATIVO PEQUEÑA MICROEMPRESA EMPRESA GENERAL Remuneración Mínima Vital Asignación familiar Gratificación Julio / 0.00 (1/2 Grati.) Diciembre CTS 8.33% 0.00 (1/2 CTS) Vacaciones (15 días) (15 días) (30 días) ESSALUD 9% (a) ó SIS Bonif. Ext. Ley (b) SCTR (c) TOTALES Costo laboral % % % % % NOTA: a) De conformidad a la Ley Nº 29351, el 9% de ESSALUD no se aplica sobre las gratificaciones de julio y diciembre. Esta inafectación rige hasta el 31 de diciembre de b) Corresponde al 9% del monto de las gratificaciones de julio y diciembre y de conformidad a la Ley Nº se adiciona a la remuneración mensual del trabajador en columna aparte como bonificación extraordinaria. c) La tasa básica del SCTR es de 0.53% sobre el monto de las remuneraciones (ver Nota 14) Del Sistema Previsional Del aseguramiento en el sistema previsional con la Ley Nº Ley MYPE A diferencia del sistema en salud, el sistema previsional a partir de la reforma laboral de 1991, el pago del aporte es de cargo exclusivo del trabajador. A partir de dicha reforma se crea a su vez el Sistema Privado de Pensiones administrado por las Administradora de Fondos Previsionales AFP, manteniéndose además el Sistema Nacional de Pensiones SNP administrado por la Oficina de Normalización Previsional. Con la promulgación de la Ley MYPE, se establecieron entre las disposiciones del nuevo régimen laboral de la microempresa nuevas reglas para la afiliación al sistema previsional por parte de los conductores y trabajadores de las 69 Los montos anuales de CTS, gratificaciones de julio y diciembre, vacaciones han sido divididos entre los 12 meses del año. 70 La microempresa asume el 50% del costo del aporte al SIS (S/ nuevos soles), por cada trabajador. El Estado asume el otro 50%.

111 microempresas. La propuesta del nuevo régimen con la finalidad de promover la formalización de los trabajadores no sólo contemplaba la reducción del costo laboral de cargo de los empleadores, sino también la posibilidad que los trabajadores de las microempresas pudieran optar por afiliarse a algunos de los dos sistemas previsionales, o por no afiliarse o suspender su aporte en caso ya se hubiera afiliado con anterioridad. El cuestionamiento de esta medida, se centraba en la opción que podían ejercer los trabajadores de no aportar o suspender su aporte al sistema previsional con la finalidad de proveerse del integro de su remuneración, con el perjuicio que en el largo plazo ello podía generar en cuanto a su derecho y/o monto de la pensión de jubilación. Esta medida temporal, al igual que el régimen laboral especial de la microempresa de la cual forma parte, tenía prevista una vigencia de cinco (5) años, es decir, debería haber regido hasta el 04 de julio de No obstante ello, esta situación se ha ido modificando con el transcurso del tiempo, en un primer momento, con la publicación de la Ley Nº publicada el 27 de julio de 2007, el plazo inicial de vigencia se extendió hasta los diez (10) años, con lo que a la fecha y hasta el 04 de julio de 2013, 71 dicho régimen laboral aún se encuentra vigente aunque con restricciones en cuanto a la incorporación de nuevos trabajadores. Un segundo momento, lo constituye la entrada en vigencia del Decreto Legislativo Nº 1086, a partir del 01 de octubre de 2008, con la publicación del TUO de la Ley MYPE. Esta norma, precisamente, es aquella que incorpora un nuevo régimen previsional para las microempresas que es materia del siguiente comentario. El nuevo sistema previsional a partir de la vigencia del TUO de la Ley MYPE A partir de la vigencia del TUO de la Ley MYPE, se crea un nuevo régimen previsional denominado Sistema de Pensiones Sociales SPS, dirigido a facilitar el acceso de los conductores y trabajadores de las microempresas al sistema de pensiones, y para ello el Estado se obliga a contribuir con parte del aporte del afiliado (subsidio), depositando en la cuenta individual del trabajo un aporte igual al realizado por el trabajador. El aporte del Estado se realiza hasta un máximo del 4% de la remuneración mínima vital, el mismo que a la fecha ascendería a la suma de S/ nuevos soles. 72 Asimismo, en relación al SPS se han dirigido diversos comentarios señalando lo insuficiente que resultaría bajo este nuevo régimen la pensión de jubilación del trabajador o conductor de la microempresa. Sin embargo, consideramos que si bien los aportes a cargo de los afiliados pueden considerarse bajos en relación a los 71 El artículo 5 del Decreto Legislativo Nº 1086, dispuso que los contratos de trabajo suscritos con anterioridad a la entrada de su vigencia, continuarían rigiéndose bajo sus mismos términos y condiciones, y bajo el imperio de las leyes que rigieron su celebración. 72 Mediante el artículo 58 del TUO de la Ley MYPE, que se crea el Sistema de Pensiones Sociales.

112 del SNP 73 o del SPP, ellos se complementarían con el aporte (subsidio) del Estado, a lo que debería sumarse el aporte voluntario que los afiliados acuerden realizar con la finalidad de incrementar su cuenta individual y con ello la pensión de jubilación. De esta reforma en el sistema previsional, lo más novedoso es la intervención del Estado con el aporte (subsidio) a favor de cada afiliado con la finalidad de promover la formalización laboral previsional. Este es sin duda, esperamos un punto de partida para el análisis y formulación de propuestas para el sistema previsional sobre la base de esta experiencia, que esperamos se implemente de manera coordinada y ordenada en el corto plazo. De esta forma, a partir del 01 de octubre de 2008, el sistema previsional peruano comprende a tres regímenes previsionales: el Sistema Nacional de Pensiones SNP, al Sistema Privado de Pensiones SPP y al Sistema de Pensiones Sociales - SPS. Condiciones de acceso al sistema previsional (SNP SPP SPS) En el artículo 49 del TUO de la Ley MYPE se establece que los trabajadores y conductores de las microempresas podrán afiliarse al Sistema Nacional de Pensiones o al Sistema Privado de Pensiones. De esta forma, la citada norma nos remite en cuanto a los requisitos y condiciones a lo previsto tanto en el Decreto Ley Nº 19990, como en el TUO de la Ley del Sistema Privado de Pensiones, aprobado mediante el Decreto Supremo Nº EF. Asimismo, para el caso del acceso al nuevo Sistema de Pensiones Sociales, el trabajador (incluido el conductor) no deber encontrarse afiliado o sea beneficiario de algún otro régimen previsional. Además, en el caso de los trabajadores de las pequeñas empresas se establece que sus trabajadores deberán obligatoriamente afiliarse al SNP o al SPP. De esta forma, si bien se mantiene la opcionalidad de la incorporación o afiliación al sistema previsional, también encontramos diferencias importantes entre la afiliación opcional de la Ley MYPE y la del TUO de la Ley MYPE. Así tenemos que dependiendo de la condición de MYPE que acrediten las empresas, podrían concurrir en su momento no sólo los tres (3) regímenes previsionales, sino también los tres (3) regímenes laborales aplicables a las microempresas. Así tenemos que durante la vigencia de la Ley MYPE, y en los casos en los que corresponda la aplicación ultractiva de la citada Ley73F74, el trabajador y el conductor 73 En promedio el aporte en el SNP y en el SPP son del 13% sobre la remuneración del afiliado, el mismo que considerando una remuneración equivalente a S/ nuevos soles, el aporte por afiliado ascendería a la suma de S/ nuevos soles, frente a los S/ nuevos soles del SPS (afiliado S/ y el Estado: S/ ) 74 El artículo 5 del Decreto Legislativo Nº 1086, prevé la aplicación ultractiva de la Ley MYPE (más allá de la derogatoria del artículo 51), al disponer que los contratos laborales celebrados con anterioridad a la entrada en vigencia de la citada norma, continuaran rigiéndose bajo sus mismos términos y condiciones, y bajo el imperio de las leyes que rigieron su celebración.

113 tenían una doble opción 75. La primera opción, correspondería a aquella facultad para incorporarse (o afiliarse) o no a alguno de los regimenes previsionales (SNP o SPP). La segunda opción, correspondería a la facultad de decidir sobre la permanencia o no en el sistema previsional. Es decir, aquel trabajador o conductor ya afiliado al sistema previsional podía optar por suspender o continuar con el pago (retención a cargo del empleador) del aporte a su cargo. Tal como se observa, en ambos casos el derecho de opción lo podían ejercer tantos los trabajadores afiliados o no al sistema previsional. En el caso del TUO de la Ley MYPE, encontramos que el derecho de opción sólo comprendería al trabajador o conductor que no se encuentre afiliado al sistema previsional. Así tenemos, que a diferencia de la Ley MYPE que en su artículo 51 reconoce el derecho de opción del trabajador y del conductor para decidir sobre la incorporación (o afiliación) o permanencia (continuar con el pago de aporte o suspenderlo), en el artículo 49 del TUO de la Ley MYPE, solo se reconoce el derecho de opción en la afiliación y no para la permanencia. 76 De esta forma, todo trabajador (y conductor) que en algún otro momento hubiera optado por afiliarse al sistema previsional (SNP SPP SPS), ya no podría optar nuevamente por afiliarse, pues dicha opción ya ha sido ejercida con anterioridad. Principales características del Sistema de Pensiones Sociales (SPS) Entre las principales características del Sistema de Pensiones Sociales encontramos los siguientes: a) Sólo acceden los trabajadores y conductores de las microempresas no afiliados a ningún otro régimen previsional (art. 58 TUO Ley MYPE). b) Por cada afiliado al SPS se abrirá una Cuenta Individual del Afiliado (art. 59 TUO Ley MYPE). c) El aporte mensual del trabajador y conductores comprende el aporte mensual mínimo a la Cuenta Individual del Afiliado y la comisión por administración del Fondo de Pensiones Sociales (art. 47 Reglamento). 75 Ley Nº (Ley MYPE): Artículo 51.- El régimen pensionario.- Los trabajadores y los conductores de las microempresas comprendidas en el presente régimen podrán afiliarse a cualquiera de los regímenes previsionales, siendo opción del trabajador y del conductor su incorporación o permanencia en los mismos. 76 TUO de la Ley MYPE: Artículo 49.- Régimen de Pensiones.- Los trabajadores y conductores de la Microempresa comprendidos en la presente Ley podrán afiliarse a cualquiera de los regímenes previsionales contemplados en el Decreto Ley Nº 19990, Ley que crea el Sistema Nacional de Pensiones de la Seguridad Social, y en el Decreto Supremo Nº EF, Texto Único Ordenado de la Ley del Sistema Privado de Administración de Fondos de Pensiones. Los trabajadores y conductores de la Microempresa comprendidos en la presente Ley, que no se encuentren afiliados o sean beneficiarios de algún régimen previsional, podrán optar por el Sistema de Pensiones Sociales contemplado en el Título VII de la presente Ley. Ello se aplica, asimismo, para los conductores de la Microempresa. Los trabajadores de la Pequeña Empresa deberán obligatoriamente afiliarse a cualquiera de los regímenes previsionales contemplados en el Decreto Ley Nº 19990, Ley que crea el Sistema Nacional de Pensiones de la Seguridad Social, y en el Decreto Supremo Nº EF, Texto Único Ordenado de la Ley del Sistema Privado de Administración de Fondo de Pensiones (Lo resaltado en cursivas es nuestro).

114 d) El aporte mensual de cada afiliado será como máximo del 4% (S/ nuevos soles) de la RMV. El afiliado puede hacer aportes voluntarios (art. 58 TUO Ley MYPE). e) El aporte del Estado se efectuara anualmente el último día hábil del mes de enero, hasta por la suma equivalente de los aportes mínimos mensuales que realice efectivamente el afiliado (art. 60). f) Se crea el Registro Individual de Afiliados cuya implementación es de cargo de la ONP (art. 61). g) Se otorgarán pensiones de jubilación, invalidez, viudez y orfandad (art. 62, 63, 66, 67 y 68). h) El afiliado que cumpla 65 años y 300 aportaciones efectivas, podrá solicitar el reintegro del monto acumulado más la rentabilidad que haya generado. Los herederos podrán solicitar el reintegro respecto a los aportes de su causante (art. 65). i) El afiliado al SPS podrá trasladarse al SNP o al SPP con los recursos acumulados en su cuenta individual, el aporte del Estado y la rentabilidad de los mismos (art. 70). j) El Fondo de Pensiones Sociales es de carácter intangible e inembargable y administrado por una Administradora de Fondos de Pensiones, compañía de Seguros o Entidad Bancaria (art. 71). Situación actual 77 A la fecha no se ha implementado el SPS, encontrándose pendientes las siguientes acciones para el inicio de la afiliación bajo dicho sistema: a) La convocatoria para la selección de la entidad (Banco, AFP o Compañía de Seguros) que administraría el fondo del sistema. b) Normas complementarias a cargo del MEF para la mejor aplicación del Fondo. c) Autorización de funcionamiento de entidad administradora de las cuentas individuales de los afiliados al SPS expedida por la Superintendencia de Banca y Seguros SBS. d) Inicio de la afiliación y pago de aportes al SPS. e) Provisión en el presupuesto del sector público de los recursos para las transferencias al SPS para cubrir el aporte a cargo del Estado. De otro lado, la falta de una adecuada difusión sobre la implementación del SPS viene restringiendo aún más el ámbito de aplicación de este nuevo régimen. Tal como viene sucediendo en la implementación del Componente Semisubsidiado del SIS, se observa que las entidades del Estado no han coordinado la información que se brinda a los microempresarios. En ese sentido, a pesar de haber transcurrido más de 22 meses desde la entrada en vigencia del TUO de la Ley MYPE (01 de octubre de 2008), aún no se ha dado inicio un programa integral de difusión sobre las condiciones de acceso al SPS. Esta falta de difusión, ha originado que tanto trabajadores como conductores ante la no implementación del SPS se ven obligados a afiliarse al SNP o al SPP, ante la 77 Al mes de mayo de 2011.

115 falta de información o por la entrega de una información distorsionada, cerrándose de esta forma la posibilidad de afiliarse más adelante el SPS. 3.3 El Bono Gratitud 78 El Decreto de Urgencia precisa que el programa Gratitud entregará una subvención de 100 soles para los adultos a partir de los 75 años que se encuentren en condición de extrema pobreza y cumplan las condiciones establecidas en la norma promulgada. Se considera beneficiarios de dicho programa a los adultos a partir de los 75 años de edad que se encuentren en extrema pobreza de acuerdo a los criterios del Sistema de Focalización de Hogares 79 (SISFOH). Inicialmente se considera a los hogares beneficiarios del Programa Nacional de Apoyo Directo a los Más Pobres (JUNTOS) de los departamentos de Huancavelica, Apurímac y Ayacucho. También a los de Lima Metropolitana. En ambos casos deberán ser acreditados con su Documento Nacional de Identidad Nacional (DNI). La norma tiene vigencia hasta el próximo 31 de diciembre Características La subvención económica mensual que se otorga bajo dicho Programa, no es heredable, ni está sujeta al pago de devengado. Igualmente, es incompatible con la percepción de pensión de jubilación bajo algún régimen previsional u otro que otorgue prestación económica por parte del estado, incluyendo ESSalud, así como ser beneficiario de algún programa social a excepción del Seguro Integral de Salud (SIS). El programa "Gratitud" será administrado por el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (MIMDES) para lo cual el SISFOH le debe comunicar el padrón de beneficiarios elegibles para la verificación de su estado de supervivencia. Efectuada la verificación el MIMDES aprueba la relación de beneficiarios de dicho programa mediante Resolución Ministerial. Luego, autoriza al Banco de la Nación la apertura de las cuentas bancarias individuales de los beneficiarios de acuerdo a la relación aprobada. Los recursos transferidos no podrán ser destinados, bajo responsabilidad, a fines distintos para los cuales son autorizados. Beneficiarios En relación con el número de beneficiarios se indica que el programa Piloto de dicho programa se focalizará, inicialmente, entre 5 mil personas identificadas por el Sistema de Focalización de Hogares en Lima y los departamentos de Apurímac, Ver otras opiniones al respecto en

116 Ayacucho y Huancavelica, pero que el próximo año atenderá a por lo menos 10 mil beneficiarios 80. No obstante, también se había señalado que En el 2011 lo extenderemos a más regiones a nivel nacional con 35 millones de nuevos soles que tenemos en la Ley de Presupuesto81 y ello permitiría beneficiar a unas 27 mil personas mayores de 75 años con este bono, con miras al año Los programas (para la superación de la condición de empleo informal) Los programas para la superación del empleo informal, siguiendo el ordenamiento del PNSP, se pueden dividir en tres categorías (ver Tabla 12): i) de capacitación técnica, ii) de desarrollo rural y iii) de mejoramiento del ingreso. De dichos programas ProJoven estaría compartiendo la categoría de capacitación técnica y de mejoramiento del ingreso. Tabla N 12 ÁREAS DE INTERVENCIÓN Capacitación Técnica Desarrollo Rural Mejoramiento del ingreso PROGRAMAS ProJoven (componente a emprendedores) REVALORA Mi Chacra Productiva PAME Rural RED Rural Micro Corredores Socio Económicos / MCSE AgroRural (Marenass) Construyendo Perú Capitalizando Programa Nuevas Iniciativas Empresariales PAME ProJoven Infraestructura Económica Productiva Programa Empresa Solidaria 4.1 Programas de capacitación técnica Orientados al fortalecimiento del capital humano de la población beneficiaria. ProJoven y REVALORA compartirían un ámbito de intervención mayormente urbano mientras que Mi Chacra Productiva se dirige al área rural. En el primer caso su población meta es el público juvenil. 80 Ver declaraciones de la Ministra Borra, 81 Leer declaraciones de la ex Ministra Vilchez, 82 Ver al respecto

117 4.1.1 ProJoven (componente a emprendedores) ProJoven es un programa del MTPE tradicionalmente orientado a la formación de jóvenes en ocupaciones específicas que se capacitan de acuerdo con las demandas del mercado buscando insertarse en calidad de asalariados. Cambios en su estrategia: Incorporando autoempleo y ruralidad En el último año, dicho Programa viene haciendo cambios en su estrategia de intervención. Así, por ejemplo, señalaba 83 que entre los resultados que esperan en el 2010 se encuentra: El autoempleo como una posibilidad manifiesta y Una mayor performance de ProJoven en ámbitos andinos rurales. ProJoven Emprendedor En el primer caso, y en alianza con el Programa conjunto PNUD OIM UNFPA y OIT se llevó a cabo una experiencia inicial. Así se señala que Un total de 600 jóvenes se formaron como emprendedores al concluir satisfactoriamente el curso Generación de Ideas de Negocios que desarrolló Projoven en las ciudades de Arequipa, Huancayo y Lima a través del Plan Piloto Joven Emprendedor Se ha señalado, igualmente, que al concluir el Plan Piloto Joven Emprendedor 84 se iniciaría una nueva etapa con el denominado Projoven Emprendedor, iniciándose la capacitación en Gestión Empresarial de 1,750 jóvenes. Asimismo se ha indicado que a la conclusión de dicho curso de capacitación, hacia fin de año se hará entrega de un capital semilla a los mejores alumnos para que puedan iniciar de manera efectiva sus negocios85. ProJoven rural andino Se ha identificado una experiencia piloto en Cajamarca denominado ProJoven Forestal, iniciativa que ha dispuesto de un presupuesto superior a los S/ 5 millones 86. En uno de sus componentes se destaca que 361 jóvenes recibieron el taller Desarrollo de Competencias Personales y Empresariales en los meses de agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre del 2009 y a marzo del Y, como secuela del referido Taller, se logró constituir 10 PyMes hasta el momento, en diferentes espacios de operación de dicha iniciativa. 83 Ver al respecto 84 Ver más detalle en 85 Ibid. 86 Ver más detalles en

118 4.1.2 REVALORA En el marco del Plan de Estímulo Económico, se emitió el Decreto de Urgencia N ( ) mediante el cual se autoriza al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) la creación del Programa Especial de Reconversión Laboral (PERLAB) con el objeto de desarrollar acciones destinada a la promoción del empleo y protección de la empleabilidad de los trabajadores afectados por la crisis internacional. Con el Decreto Supremo N TR ( ) se crea el Programa Especial de Reconversión Laboral-PERLAB denominado también Revalora Perú, cuyos objetivos específicos son el desarrollo de una estrategia preventiva de protección de la empleabilidad de los trabajadores de aquellas empresas que puedan ser afectadas por el impacto de la crisis económica internacional y brindar servicios de capacitación, intermediación, asistencia técnica y reinserción laboral a trabajadores afectados por el impacto de la crisis económica internacional. Con el Decreto Supremo N EF, se autorizó un crédito suplementario en el presupuesto del sector público para el año fiscal 2009, hasta por la suma de S/ ,000 a favor del pliego MTPE, destinado a la atención del Programa Revalora Perú con cargo a los recursos referidos en el Decreto de urgencia N A inicios del año 2010, por Decreto Supremo N EF ( ) se autorizó la transferencia de partidas en el Presupuesto del Sector Público para el año fiscal 2010 a favor del MTPE hasta por la suma de S/ ,192. El Programa cuenta con tres componentes: o Intermediación Laboral: información sobre oportunidades laborales y promoción empresarial o Asistencia Técnica: acompañamiento a emprendedores. o Capacitación Laboral: recalificación, reentrenamiento de trabajadores y certificación de competencias laborales. Focalización De acuerdo a lo establecido en el DS N TR, los criterios de focalización y prioridad de intervención del programa, se priorizará la atención de: los trabajadores de ámbitos geográficos en donde se concentran los mayores efectos de la crisis económica internacional; los trabajadores de los sectores productivos de bienes y servicios que presten reducciones significativas en la generación de empleo por efecto de la crisis económica internacional; y los trabajadores jefes del hogar. En este sentido durante el año 2009, el programa Revalora Perú focalizó su atención a 13 departamentos del país: Lima, Lambayeque, Cajamarca, Piura, La Libertad, Ancash, Loreto, Ucayali, Junín, Ica, Pasco, Arequipa y Cusco.

119 Por otra parte, inicialmente se priorizó la atención de los trabajadores que perdieron su empleo que se desempeñaron en los sectores extractivo e industria, los cuales fueron los más afectados por la crisis económica internacional. Sin embargo, Revalora Perú amplió la atención a los trabajadores dependientes de todos los sectores y a los trabajadores independientes cuyos ingresos se hayan visto reducidos a raíz de la crisis (Ver el Anexo N 1). Beneficiarios Revalora Perú diseñó dos líneas de intervención: Revalora Trabajador y Revalora Empresa 87. En la línea de intervención Revalora Trabajador, los beneficiarios son todos los trabajadores afectados en su empleo o en sus ingresos como consecuencia de la crisis económica internacional: Trabajadores dependientes: Aquellas personas que hayan perdido su empleo como consecuencia de la crisis económica internacional; es decir, 1 de enero del Trabajadores independientes: Aquellas personas cuyos ingresos se hubieran reducido como consecuencia de la crisis económica internacional; es decir, 1 de enero del Servicios El programa ofrece los servicios gratuitos de capacitación laboral, intermediación laboral y certificación laboral. La capacitación se da en instituciones educativas tanto públicas como privadas. En el año 2009, las entidades que formaron parte de la oferta formativa fueron: Senati, Sencico, Cenfotur, Instituto de Formación Bancaria, UNMSM, UNI, Universidad San Antonio Abad del Cusco, Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, Universidad Nacional de Piura, Universidad Nacional del Centro y Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle. Los cursos de capacitación brindados fueron en las áreas siguientes: electricidad, mecánica, metalmecánica, hotelería, administración, informática, maquinaria pesada, construcción, industrias alimentarias, cuero y calzado, entre otros. En el 2010, el programa incorpora a ESAN y a la USIL dentro de su oferta formativa para brindar capacitación en emprendimiento y en gastronomía, respectivamente Línea de intervención menos desarrollada. A la fecha, la página web del programa no muestra información sobre Revalora Empresa. 88 Diplomado en Emprendimiento de Negocios en ESAN y actualmente se ha convocado para el Diplomado en Gastronomía en USIL.

120 Meta física 2009 En el año 2009, el programa logró capacitar, aproximadamente, a 15 mil personas a nivel nacional superando su meta física de 14 mil beneficiarios. Perfil del beneficiario 2009 Los beneficiarios del programa Revalora Perú se caracterizan por ser principalmente hombres, menores de 40 años, trabajadores independientes, contar con estudios superiores, jefes de hogar con carga familiar y sus ingresos no superan los 2 mil nuevos soles. La capacitación en el 2009 Cerca de la mitad de beneficiarios pertenecen a Lima y Callao, el 50% restante se encuentra distribuido entre los 12 departamentos del interior del país. Las áreas en las que se capacitaron fueron principalmente electricidad y electrotecnia, computación e informática, hotelería y turismo y construcción Mi Chacra Productiva Este Programa se constituye mediante el Decreto Supremo N MIMDES 89 (13 de mayo del 2009). Por dicha norma, el Estado le transfiere 10 millones de nuevos soles. El objetivo de dicha iniciativa era la implementación de 10 tecnologías validadas, a fin de potenciar las capacidades productivas de las familias rurales en extrema pobreza, preferentemente a las familias beneficiarias del programa JUNTOS. Con ello se pretendía contribuir a superar su situación de inseguridad alimentaria, incrementar sus ingresos y facilitar su inclusión progresiva al mercado. Se identificaron las siguientes tecnologías a implementar: Infraestructura de riego presurizado. Huerto fijo de hortalizas a campo abierto. Parcela de pastos asociados. Mini parcelas para la producción de granos y tubérculos. Agroforesteria. Módulo de abonos orgánicos. Módulo de crianza de gallinas. Módulo de crianza de cuyes. Cocina mejorada. Agua Segura. 89 Ver la referencia en

121 Ámbito de intervención El ámbito de intervención del referido proyecto comprende las regiones de Apurímac, Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Junín. Beneficiarios Se estima un número de 6,592 familias beneficiarias de este proyecto (ver Tabla 10). Tabla N 13 Número de beneficiarios y monto de inversión Fuente: Ver Mapa de intervención del Proyecto Líneas de inversión Se tienen las siguientes: - Desarrollo de capacidades productivas de las familias rurales. Comprende el desarrollo de las capacidades productivas de las familias rurales en extrema pobreza. Ello se realizará mediante la implantación de tecnologías productivas que les permita incrementar sus áreas cultivables bajo riego, desarrollar habilidades y destrezas en el manejo de módulos productivos y gestionar eficientemente los recursos productivos de sus predios. - Mejora de la seguridad alimentaria. Consiste en la incorporación de prácticas saludables de consumo y preparación de alimentos en las unidades familiares, mediante la implantación de las tecnologías de Cocinas mejoradas y de Agua segura

122 4.2 Programas de desarrollo rural PAME Rural Consiste en el diseño de mecanismos de financiamiento, que permite la inclusión económica sostenible de los pequeños productores rurales en el marco del Programa PAME, con el apoyo del Fideicomiso con el Banco de la Nación. Sus activos están sumando S/ ,638 de nuevos soles sin considerar el Fondo de Capacitación que es de S/ 2 232, Durante el 2009 reportó utilidades de S/ 2 172,804. Dicho Fideicomiso opera a través de las instituciones financieras intermediarias (IFIS), que desarrollan servicios financieros rurales, en el ámbito de los Micro corredores Socio económicos (MCSE), considerando las necesidades de financiamiento identificadas por la propia demanda. Beneficiarios La población objetivo son los pequeños productores rurales asociados o no en cadenas productivas de los MCSE de áreas rurales, que son personas y familias de bajos ingresos, población desatendida y excluida del sistema financiero, y emprendedores de actividades productivas y con gran potencial de desarrollo empresarial. El programa se localiza en 22 departamentos, 74 provincias y 82 distritos. Gráfico N 48 Ámbito de Intervención Número de IFIS por Departamento Fuente: FONCODES

123 Características El Fideicomiso MIMDES FONCODES - BN, viene atendiendo a la población objetivo, de los Micro corredores socio económicos (Rurales), y de las áreas urbano marginales a través del PAME Productivo Rural y Urbano Marginal del país (PAME), mediante convenios de administración de recursos suscritos con 27 IFIS conformadas por 3 Cajas Municipales de Ahorro y Crédito - CMAC, 9 Entidades de desarrollo de la pequeña y microempresa EDPYME, 08 Cooperativas de ahorro y crédito, y 7 ONGs, todos con amplia experiencia en micro créditos. Esta estrategia financiera mejora la limitada cobertura en el segmento de la Microempresa rural, que registra un menor acceso al crédito por su precaria rentabilidad, dispersión geográfica y mayor exposición a los riesgos naturales y de Mercado. Se señala que las líneas de crédito y tasas tienen un costo de fondeo más bajo que en las áreas urbano marginales RED Rural 90 Los RED Rural son una agrupación de beneficiarios reunidos - alrededor de núcleos ejecutores centrales (NEC) - con el objeto de realizar una intervención en materia de desarrollo de capacidades en negocios, producción alimentaria, infraestructura o servicios financieros. El objetivo general de esta iniciativa es el de mejorar las condiciones de vida de la población objetivo (productores agrícolas y microempresarios rurales y urbanos) promoviendo el desarrollo de actividades productivas en zonas de pobreza y extrema pobreza; mediante el otorgamiento de créditos directos para financiar bienes de capital y capital de trabajo. La población beneficiaria corresponde prioritariamente a los quintiles 3, 2 y 1. El proyecto cuenta, en adición, con los siguientes objetivos específicos: Fortalecer las capacidades productivas de la población objetivo con un programa de capacitación permanente. Mejorar el funcionamiento de los sistemas de comercialización. Reducir las tendencias migratorias con la generación de empleo productivo. Promover la participación de la mujer en los diferentes niveles del RED Rural. 90 Ver mayores referencias en

124 Ámbito de operación El ámbito de intervención de 8 de los 15 RED Rural operativos está localizado en los departamentos de Lambayeque (RED Rural Inkawasi), San Martín (RED Rural Chazuta y Bajo Mayo Lamas), Lima (RED Picoy Huancahuasi) y Puno (RED Rural Macusani, Cojata, Putina Muñani y Cabanillas Mañazo). Características El otorgamiento de créditos opera a través de los RED Rural conformados por un NEC y un Equipo Técnico, los cuales previa evaluación otorgan los créditos. Estos tienen las siguientes particularidades: i) son créditos directos dirigidos a pobres y/o pobres extremos ubicados en las zonas de sierra y selva del país; ii) se dirigen hacia aquellos que no tienen acceso al sistema financiero formal y iii) se prioriza en función al género y la actividad productiva Micro Corredores Socio Económicos 91 (MCSE ) El objetivo central de los proyectos productivos es, mejorar los ingresos familiares de los usuarios en forma sostenible, lo que se promueve a través de tres líneas de actuación: i. Tecnología productiva, que consiste en servicios para mejorar las técnicas de manejo en el proceso productivo e incentivar la diversificación productiva, su procesamiento y el mejoramiento de la productividad. ii. Gestión empresarial. Consistente en servicios de desarrollo orientados al fortalecimiento de las organizaciones de productores como unidades empresariales con participación en el mercado, así como al fortalecimiento de las capacidades de gestión en la conducción de los negocios rurales en forma competitiva. iii. Articulación al mercado. Incorpora servicios que permitan el acceso de los productores a la información especializada requerida para identificar oportunidades de negocios y articularse de mejor manera al mercado. Beneficiarios En las zonas priorizadas, FONCODES financió un total de 506 proyectos en el periodo , beneficiando a 19,812 familias en situación de pobreza, así como a una población estimada en 99,060 habitantes. La inversión total dirigida a los proyectos fue de US $ 14.3 millones, con una inversión promedio de US$ 800 dólares por familia, destinada al financiamiento de planes de negocios ejecutados por NE y con la participación de NEC. 91 Más referencias en

125 Características La experiencia tradicional del FONCODES, en la intervención de infraestructura social y productiva habría demostrado que resulta altamente beneficioso para los productores rurales, mejorar y desarrollar sus capacidades productivas y de gestión, mediante servicios de capacitación, asistencia técnica e información especializada, para lo cual este Programa proporciona recursos para financiar servicios de desarrollo de capacidades en los ejes temáticos de: articulación al mercado, gestión empresarial y tecnología productiva y como contrapartida los usuarios organizados a través de los Núcleos Ejecutores(NE) y Núcleo Ejecutor Central(NEC), aportan recursos económicos, por un monto del 8 % del costo total de cada proyecto, que es preferentemente destinado a la adquisición de pequeños bienes de capital. Ámbito de Operación Los proyectos productivos del Programa FONCODES III se señala que se localizan en zonas rurales de la sierra y selva del país, en espacios territoriales con potencialidades productivas, denominados Micro Corredores Socio Económicos - MCSE. Se identificaron los siguientes: Amazónico (Loreto), El Llaucano (Cajamarca), Huamanga (Ayacucho), Huancané-Putina (Puno), Huascarán (Huaraz), Kuelap (Amazonas), San Martín (San Martín), Sierra Lima (Lima), Sierra Piura (Piura), Tahuamanú (Puerto Maldonado) y Tayacaja (Junín y Huancavelica), haciendo un total de 11 Microcorredores Socio Económicos. Dicha priorización conglomeró 12 regiones del país, 37 provincias y 151 distritos. Tabla N 14 Ámbito de Intervención Por Número de Provincias y Distritos Atendidos Fuente: FONCODES

126 4.2.4 AgroRural (Marenass) Mediante Decreto Legislativo Nº 997, del 13 de Marzo del 2008, (Segunda Disposición Complementaria Final), se creó el Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural - AGRO RURAL 92. Este nace como consecuencia de la fusión y sinergia de OPDs y Programas activos del MINAG tales como Pronamachs, Proabonos, Marenass, Aliados Corredor Puno Cuzco, Proyecto Sierra Norte y Proyecto Sierra Sur. En razón de dicha conglomeración, inicialmente comprendía 1,000 distritos del ámbito Rural del Perú La misión de AGRORURAL señala que es el brazo del MINAG especializado en combatir la pobreza rural, impulsando estrategias, actividades y mecanismos que permitan mejorar los ingresos y la calidad de vida de las familias rurales. Se indica que las funciones generales de AGRORURAL, son: Formular e implementar políticas y estrategias para la gestión del desarrollo rural en zonas de pobreza. Desarrollar el capital humano de las personas en condición de pobreza. Mejorar el acceso de los productores rurales a mercados de bienes y servicios, nacionales e internacionales, a partir de asistencia técnica, capacitación y gestión de información. Fortalecer capacidades de las familias y organizaciones de las comunidades, mediante capacitación, entrenamiento y comunicación. Promover el establecimiento de alianzas estratégicas en todos los niveles, con la finalidad de optimizar recursos. Un programa emblemático fue Marenass 93. Este tenía como objetivo general el fortalecer y consolidar la capacidad de gestión de las familias campesinas y sus organizaciones comunales para que manejen en forma sostenible sus recursos naturales y se inserten adecuadamente en los mercados, con equidad de género. Por ello contaba con los siguientes objetivos específicos: Promoción y asesoramiento de la mujer campesina de la sierra para insertarse en los mercados Fortalecimiento del capital social y humano de las comunidades campesinas de la sierra y Gestión institucional para el desarrollo de familias y organizaciones de comunidades campesinas Del proyecto Fortalecimiento y consolidación de los servicios brindados por Marenass en comunidades campesinas de Apurímac, Ayacucho y Cusco se destaca la estrategia seguida, en tanto precisaba que se basaba en los siguientes ítems: La transferencia de decisiones, responsabilidades y recursos a las comunidades y las familias integrantes, 92 Mayores referencias en 93 Ver al respecto

127 Servicios privatizados de asistencia técnica y capacitación práctica en su terreno, de campesino a campesino y con sus propios recursos, La metodología de concursos Pacha Mama Raymi con incentivo monetario, la que se accede mediante concursos y por resultados, sin el deterioro de los lazos de solidaridad comunal, La oferta de tecnología de bajos insumos externos, conjugando tecnologías tradicionales y modernas, Acciones destinadas a fortalecer la estructura social de la comunidad y de las familias: enfoque de género y revaloración de la cultura y fortalecimiento de las etnias comunales El proyecto otorgaba incentivos económicos por cuatro años consecutivos, al cabo de los cuales se esperaba que las familias campesinas lograran dar un salto tecnológico 94 y, en consecuencia, iniciar la recuperación de sus recursos que les permitiera incrementar el valor de sus productos, mejorar sus condiciones de negociación y aumentar ingresos. 4.3 Programas de mejoramiento del ingreso Construyendo Perú Desde su creación mediante Ley Nº del 10 de junio de 2007, el Programa Nacional "Construyendo Perú", heredero de A Trabajar Urbano, se gestó con el objetivo de: i) generar empleos temporales y ii) el desarrollo de capacidades para la población desempleada de las áreas urbanas y rurales en situación de pobreza y pobreza extrema 95 Así, el Programa Construyendo Perú, organismo ejecutor del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, se señala que favorecerá con prioridad a la PEA en desempleo, a través del financiamiento de proyectos intensivos en mano de obra no calificada, presentados por los propios pobladores a través de diversas instituciones. Tabla N 15 INDICADOR Nº de participantes que reciben una compensación económica. PARTICIPANTES CAPACITADOS ENERO DICIEMBRE 2006 ENERO DICIEMBRE 2007 ENERO DICIEMBRE 2008 ENERO OCTUBRE 2009 TOTAL 93, , , , , Se señalaba que Marenass no promueve tecnologías que impliquen costos recurrentes. Se trataría de tecnologías adecuadas a las realidades campesinas y a ser ejecutadas con recursos del propio medio. 95 Ver al respecto

128 INDICADOR Nº de participantes certificados en Capacitación General. Nº de participantes certificados en Capacitación Específica PARTICIPANTES CAPACITADOS ENERO DICIEMBRE 2006 ENERO DICIEMBRE 2007 ENERO DICIEMBRE 2008 ENERO OCTUBRE 2009 TOTAL No ejecutado 36,988 55,840 47, ,724 No ejecutado 14,087 12, ,043 Nº de personas No ejecutado 1,303 1,890 1,200 4,393 insertadas laboralmente con empleo dependiente o independiente. Fuente: Construyendo Perú, además de la obra física que realiza a través de los proyectos, brinda capacitación (general y específica) a los participantes 96, quienes luego del entrenamiento, muestran sus trabajos en expoferias que el programa organiza en todo el país a través de sus oficinas zonales. Las capacitaciones que realiza dicho Programa se orientan, también, a que los participantes eleven su autoestima y descubran alguna actividad que ellos creían desconocida. Con tales capacitaciones se facilita la reinserción laboral y autoempleo. Cabe destacar la presencia importante de la mujer en la mano de obra, quien a partir de su participación en el Programa aumenta su probabilidad de emplearse, entrenarse y reinsertarse en el mercado laboral. El Programa ha venido incorporando cuotas de participación orientadas: los jóvenes en riesgo, las madres solteras, las personas con discapacidad o habilidades diferentes y las personas de la tercera edad. Complementariamente a la generación de empleos temporales y capacitaciones, el Programa, también, aporta con otros beneficios como: El desarrollo de economías locales, La construcción de infraestructura social, económica y productiva que permite mejorar las condiciones de vida de la población generando valor agregado a los activos sociales (veredas, muros de contención, escaleras, conexiones de agua, etc.), El empoderamiento de estructuras sociales, las mismas que se organizan para gestionar los proyectos y la búsqueda de cofinanciamiento, La articulación intersectorial, financiando obras conjuntas con los sectores, Vivienda, Salud, Agricultura, Defensa (Plan VRAE), MIMDES (Wawa Wasi), estrategia CRECER, etc. y 96 Se adiciona, identificando al participante/ beneficiario como sinónimo de poblador desempleado con carga familiar que participa dentro de una estrategia de apoyo a su inserción laboral (ver al respecto

129 La atención de necesidades inmediatas ya que el gasto de la compensación del beneficio económico se dirige a alimentación (70%), educación (10%) y pago de servicios (6%). De otro lado, en el marco de la iniciativa de los Núcleos Ejecutores Juveniles, Construyendo Perú, incorporó una metodología de capacitación general, básicamente de carácter vivencial, utilizando técnicas de animación socio cultural como el teatro, dinámicas grupales para tratar los temas de la guía didáctica referentes a autoestima y plan de vida, vigilancia ciudadana, estilos de vida saludable, resolución de conflictos y cultura de paz. Junto con dicha capacitación se implementaron los talleres técnicos productivos (capacitación específica), se desarrollaron utilizando la metodología ilustrativa, demostrativa y de aplicación práctica. Se llevaron a cabo, talleres de reciclado de basura para la elaboración de ladrillos ecológicos hechos por ellos mismos, confección de polos, entre otras actividades. Programa Nuevas Iniciativas Empresariales (NIE) El apoyo a las/los emprendedores se inicia en el año 2003 en el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo MTPE con el componente Bono Emprende del Programa Perú Emprendedor a través del cual se brindó capacitación y asesoría para la puesta en marcha de nuevos negocios. La Dirección Nacional de la MYPE del MTPE con el apoyo de la ONG italiana CESVI presentó a la Región Lombardía un proyecto denominado Maratona Imprenditoriale ( Maratón Emprendedora ) el cual planteaba la necesidad de aportar CAPITAL SEMILLA a las mejores iniciativas de negocios. Este proyecto fue aprobado el 26 de octubre del 2006, en él, la región de Lombardía (Italia) se comprometía a aportar S/. 260, nuevos soles en capital semilla para los 60 mejores planes de negocios. El Proyecto Maratón Emprendedora a partir del 2007 se inserta en el Programa MI EMPRESA del mismo ministerio a través de su componente Nuevas Iniciativas Empresariales NIE, el cual busca alcanzar resultados de impacto al enfatizar su intervención en la generación de emprendimientos por oportunidad, considerando para ello las potencialidades regionales en el ámbito de acción del componente: Arequipa, La Libertad, Lima y Puno; el 2008 se amplía la cobertura a Junín, Ancash, Lambayeque y Tacna. El proyecto establece un modelo de intervención que se divide en tres etapas: 1) Inscripción de Ideas de Negocio, 2) Elaboración de Planes de Negocio y Fortalecimiento de Capacidades Emprendedoras Personales CEP y 3) Elaboración de planes de implementación. Paralelamente, MI EMPRESA también promovió dos concursos para emprendedores en la región Ayacucho, denominado Ayacucho Avanza, durantes los años , el mismo que se realizó con Apoyo del Servicio Alemán de

130 Cooperación Social - Técnica DED, de la Fundación Schmitz y el Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas CEDRO, el modelo de intervención de este concurso desarrolló las siguientes etapas: 1) Identificación y Selección de Ideas de Negocio - ISIN 2) Fortalecimiento de Capacidades Emprendedoras Personales CEP, 3) Elaboración de Planes de Negocio - PN y 4) Elaboración de Planes de implementación. Luego del proceso de competencias y funciones den materia de MYPE, del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo al Ministerio de la Producción 97, este último asume las funciones para promover un entorno favorable y actuar como facilitador para el desarrollo de las iniciativas empresariales, en donde la Dirección Mi Empresa realiza acciones permanentes en el ámbito nacional para promover las iniciativas empresariales, de forma articulada con los gobiernos regionales y locales e instituciones públicas o privadas. 98 Esta función se refuerza con lo señalado en la Ley de Promoción de la Competitividad, Formalización y Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa y del Acceso al Empleo Decente - Ley MYPE y su reglamento, donde se señala que el Estado debe promover instrumentos de promoción para facilitar el acceso a los nuevos emprendimientos con el fin de crear un entorno favorable para su desarrollo. En esta misma línea, la Ley (Art del Reglamento), establece las medidas de promoción para la iniciativa privada. En el caso de las iniciativas empresariales, las medidas de promoción más adecuadas son: a. Formación y acreditación de consultores y capacitadores y b. Transferencia de metodologías. En ambas medidas se enmarca la concepción del Programa Capacitación para Creación de Empresa Nuevas Iniciativas Empresariales (NIE). Durante los años de ejecución de los concursos Maratón Emprendedora y Ayacucho Avanza, se ha desarrollado y validado una estrategia de intervención para motivar, preparar y darles seguridad a las personas interesadas en crear una empresa. Sin embargo, una de las debilidades del proceso es que en el país se cuenta con un número muy reducido de profesionales especialistas, metodológicamente y técnicamente, en la atención a emprendedores, el mismo que requiere de una dinámica distinta a fin de lograr motivar y preparar a quienes serán futuros empresarios, motivo por el cual se capacitó a un pequeño grupo de profesionales en metodologías participativas y contenidos técnicos con el fin de brindar servicios a emprendedores en las regiones donde se desarrollaron los concursos, con énfasis en la región Ayacucho. Para cubrir las regiones de atención por Mi Empresa con expertos que manejan en forma integral (metodológicamente y técnicamente) 97 Ley Nº Ley que establece que el Ministerio de la Producción es el sector competente en materia de promoción y desarrollo de las MYPE y Cooperativas. 98 Artículo 67 del Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de la Producción 99 Reglamento de la Ley MYPE (D.S. Nº TR) Título III Instrumentos de promoción para el desarrollo y la competitividad, en el Capítulo II Capacitación y Asistencia técnica

131 capacitaciones de formación a emprendedores, se continua con la formación de profesionales expertos en el servicio de atención a emprendedores. Producto de este impacto positivo, la Dirección MI EMPRESA con apoyo del Servicio Alemán Social de Cooperación Técnica DED y la fundación Schmitz, ha desarrollando un manual integral (conceptual, metodológico y operacional) sobre cómo formar nuevos emprendedores, éste manual considera las buenas prácticas y aprendizajes (ajustes metodológicos) logrados en los concursos Ayacucho Avanza y Maratón Emprendedora en los últimos años, el mismo se que denomina Programa Capacitación para Creación de Empresa Nuevas Iniciativas Empresariales (NIE) - DIRECCION MI EMPRESA que recoge la experiencia de cómo formar nuevos emprendedores con enfoque de oportunidad, como una opción de crecimiento, realización y generación de ingresos sostenibles. Cabe precisar, que en el Perú el índice de mortalidad de las empresas aún es muy elevado. Según información de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria - SUNAT, se registran 300,000 nuevas empresas cada año, de las cuales 2 de cada 3 empresas cierran antes de cumplir el primer aniversario. En general las empresas son conducidas por emprendedores, y en específico las micro y pequeñas empresas constituyen en la actualidad uno de los elementos más dinamizadores de la economía del país. Sin embargo existen diversos problemas que vienen ocasionando el cese de muchos de ellos. Las razones del cese de los negocios demuestran un elemento fundamental, la precaria condición de capacidades empresariales con que inician un negocio o empresa, sin duda esta poca preparación va de la mano con la oferta educativa nacional, el 78.5% de los creadores de microempresas (empresas de 1 a 10 trabajadores) en el país tienen hasta secundaria completa 100. Sumado a esto, el sistema educativo (básico y superior) no está alentando la formación de líderes emprendedores, está concentrado en formar empleados capaces de administrar empresas, de contribuir al sector público y privado con profesionales dispuestos a recibir órdenes de un superior. En este contexto, lo que resulta fundamental es tener clara la idea que los empleados buscan trabajo después que se construye el negocio y que el trabajo del emprendedor comienza antes del negocio por lo tanto es urgente empezar a formar emprendedores que contribuyan al desarrollo económico y social a nivel local, regional y nacional, a través de la creación de nuevas empresas. No Obstante, los resultados son alentadores, en la actualidad Mi Empresa ha promovido la elaboración de 455 planes de negocios, de los cuales 73 han recibido capital semilla ascendente a S/ nuevos soles cada uno y 82 emprendedores han recibido S/ nuevos soles de capital semilla. De ellos a la fecha se tiene 95 negocios creados, formalizados y en funcionamiento a través de la Maratón Emprendedora y Ayacucho Avanza respectivamente. 100 Fuente: INEI ENAHO IV Trim. 2006, Elaboración Programa de Estadísticas y Estudios Laborales PEEL del MPTE 2006.

132 Con estas premisas, observamos que el Programa NIE está formulado en base a la condición de emprendedor/a, definido como la persona que sueña y busca transformar su sueño en realidad. Son aquellas personas capaces de producir el cambio en la sociedad, gestionan la oportunidad, perciben y ejecutan una innovación con energía y convicción (MTPE, 2007). Esta definición clasifica a los emprendedores por necesidad o reclutados a la fuerza en los cuales el motivo de creación de las micro y pequeñas empresas es la sobrevivencia o subsistencia, como un mecanismo de refugio o protección ante la falta de fuentes de trabajo. Por otra parte, están los emprendedores por oportunidad o voluntarios, caracterizados por iniciar un negocio libre y espontáneamente para aprovechar oportunidades que le proporciona el entorno, parte de la misma persona como una opción de empleo superior, de autorrealización, como una opción de vida, de generación de mayores ingresos, de desarrollo profesional, como una manera de poner a prueba su capacidad de trabajar, de competir, de innovar, de ganar, de lograr objetivos y sueños, una forma de progresar y aportar al país (Id). El modelo para la implementación del componente NIE se basa en un concurso que desde una visión descentralizada representa una opción eficaz, para promover los nuevos emprendimientos en las regiones, avanzando hacia la capacitación en actitudes y capacidades productivas, emprendedoras y empresariales necesarias para lograr un desarrollo integral en cada una de ellas, preparando a los emprendedores para las nuevas iniciativas empresariales, brindándoles para ello, las herramientas y los recursos necesarios para la generación de nuevos negocios sostenibles. El esquema del Concurso, puede verse en el siguiente gráfico: Gráfico N 49 Fuente: Directiva Nº MTPE/3/ 11.3 Considerando que la condición de pobreza alcanza a los emprendedores /as de la economía informal, el Programa está concebido especialmente para atender este segmento de la población y actualmente actúa como instancia de segundo piso, articulándose de manera directa con las instituciones que implementen el programa de capacitación para creación de empresas, haciendo el seguimiento y

133 monitoreo de estas instituciones en 14 regiones donde opera la Dirección MI EMPRESA además de Lima a través de sus 6 ventanillas de atención Capitalizando Este programa, de la Municipalidad de Lima, fue creado en el Permite a las asociaciones de comerciantes informales que ocupan espacios públicos abrir una cuenta de ahorros en la que deben hacer un aporte mensual o semanal establecido y, tras seis meses o un año, reunir la cuota inicial para la compra de un local, así como el aval del banco en el que ahorran. Se trata de un Sistema que fomenta la asociatividad mediante el ahorro individual 103, controlado e intangible con el fin de desarrollar proyectos para el ejercicio formal de su actividad económica en el mediano plazo dejando las calles. Características i) Apertura de una cuenta de ahorro individual ii) Intangibilidad voluntaria de sus cuentas de ahorro iii) Ahorro semanal supervisado trimestralmente iv) El comerciante informal se convierte en sujeto de crédito para lograr el financiamiento de su proyecto v) Incentiva la asociatividad de comerciantes informales bajo la modalidad societaria que les permita la formación de microempresas vi) Identificación mediante un carnet de formalización En buena cuenta la base del Programa Capitalizando descansa, según el Municipio, en la existencia de organización, sobre la cual se incorpora el ahorro que denota el compromiso de los comerciantes informales. Focalización El Programa está priorizado entre las personas con discapacidad, madres en estado de abandono, personas de la tercera edad y población en extrema pobreza. Un requisito para la operación del Programa es que los comerciantes cuenten con un proyecto aprobado en asamblea, además, del acta de compromiso correspondiente. Con el programa "Capitalizando" la Municipalidad de Lima intenta promover y consolidar empresarialmente a las asociaciones de los comerciantes informales La Dirección Mi Empresa cuenta con 6 ventanillas de atención en Lima Metropolitana en los distritos de: San Juan de Miraflores, Villa El Salvador, La Victoria, Independencia, Comas y El Rímac. 102 Ver al respecto 103 Más detalles en ca/ponencias/luis_gayoso.pptx 104 Ver al respecto

134 Tabla N 16 Comerciantes autorizados BASE LEGAL AUTORIZADOS R.A D.A 2003 TE ATIENDO TE CUIDO 341 R.D PERSONAS CON DISCAPACIDAD 39 Independientes y otras Organizaciones 560 SUB TOTAL I 1,627 Capitalizando (x) SUB TOTAL II 2,247 Capitalizando TOTAL 2,575 Fuente: mercioenlascallesdesuramerica/ponencias/luis_gayoso.pptx Infraestructura económica productiva 105 Los proyectos de infraestructura económica se orientan a incrementar la base productiva, facilitando la producción, transformación y comercialización de productos alimentarios y agroindustriales y los negocios rurales en forma sostenible, bajo un enfoque territorial. Desde agosto del 2006 a junio 2010, se han financiado 292 proyectos de infraestructura económica productiva, a través de RO- GL, DU-064, PISP, Fondo para la Igualdad, entre otros. Pero, como sub componente del programa FONCODES III (Contrato de préstamo Nº 1421/OC-PE), se han financiado 260 proyectos de infraestructura económica productiva, estando 258 con liquidación aprobada y 02 convenios en rendición de cuenta para la liquidación. La inversión total del programa ascendió a USD 4.7 millones. Los objetivos específicos se vinculan con: i) Apoyar directamente a las familias en la generación de ingresos, a través de la ejecución de los proyectos de infraestructura de riego, post cosecha, conservación de suelos y reforestación. ii) Garantizar la seguridad alimentaria de las familias campesinas a través de proyectos de riego. 105 Ver mayores referencias en

135 iii) iv) La sostenibilidad de los proyectos productivos. La conservación y manejo de los recursos naturales, mediante el uso eficiente del agua, la conservación de suelos y la reforestación, para un aprovechamiento sostenido. Beneficiarios Constituidos por los productores en situación de pobreza específicamente de la sierra y selva, priorizando las zonas donde se están desarrollando proyectos productivos Microcorredores Socio Económicos (Amazonas, Cajamarca, Piura, San Martin, Ancash, Sierra Lima, La Merced, Huancavelica Ayacucho, Puno, Puerto. Maldonado). La población beneficiaria corresponde prioritariamente a los quintiles 2 y 1. Características Los proyectos de infraestructura económica están constituidos por tres líneas de financiamiento: i) Pequeños sistemas de riego y drenaje: riego superficial por gravedad, presurizado y drenaje, cuyas principales obras son: canales, reservorios, otros. ii) Infraestructura de apoyo a la comercialización, post cosecha y servicios: centros de comercialización (pequeños mercados, ferias artesanales), centros de acopio, plantas de transformación; centros de producción y servicios (camales, albergues turísticos, etc.). iii) Conservación de suelos y reforestación: construcción de obras mecánico estructurales (terrazas, andenes, zanjas de infiltración, etc.), y reforestación (producción, plantación, manejo y aprovechamiento forestal) Programa Empresa Solidaria 106 El Programa Empresa Solidaria se ejecutó a través del Convenio FONCODES Swisscontact los años Tuvo como objetivo fortalecer las capacidades de los beneficiarios para favorecer su articulación a los mercados, interrelacionando la oferta de productos y servicios de la población con las oportunidades económicas que brindan las empresas y la demanda local, regional, nacional e internacional. Desde el 2007 al primer semestre del 2009 se ejecutaron 378 proyectos productivos beneficiando a mas de 15,000 familias con una inversión de S/. 9.6 millones. En el 2009 se ejecutaron 86 proyectos (46 proyectos de Reforzamiento Micro corredores socio económicos -MCSE, 32 proyectos productivos de Creando Oportunidades y 8 proyectos especiales), beneficiando a más de 3,000 familias en 17 regiones. 106 Más referencias en

136 Beneficiarios El programa dirigió su atención a apoyar a la población de pobreza extrema (quintil 1) con perspectiva de emprendimiento económico. Asimismo a los principales usuarios (productores rurales) de las organizaciones constituidas en el Programa MCSE y así como a la población vulnerable: mujeres, personas con discapacidad, adolescentes, que cuenten con potencial emprendedor para desarrollar sus capacidades con pequeños negocios productivos que los orienten al mercado. Características El Programa financió proyectos productivos agrarios (agrícolas, pecuarios, agro transformación y reforestación) y no agrarios (acuicultura, artesanía, turismo, gastronomía, comercialización, entre otros), bajo la modalidad de recursos no reembolsable. Se concentró en las siguientes líneas: i) Reforzamiento de las capacidades y competencias y el acceso a servicios de desarrollo empresarial de las organizaciones empresariales de los MCSE. ii) Desarrollo de pequeñas líneas de negocios en la población del quintil 1. iii) La promoción y articulación comercial de los productos y servicios a las oportunidades del mercado de bienes y servicios local, regional y nacional. 5. Iniciativas con potencial en extender la protección social al empleo en informalidad El predominio que todavía mantiene la pobreza como objetivo de las políticas sociales ha dejado en segundo plano la concepción y diseño de políticas enfocadas en la calidad del empleo y preservación del capital humano. En el tema de la informalidad, por su parte, los esfuerzos y los escasos recursos estatales asignados se concentraron, inicialmente, en los aspectos de la formalización, acceso y de ir cimentando una plataforma de servicios de desarrollo empresarial. Por tanto, así como no existe, aún, una política que prioriza la extensión de la protección social al empleo en situación de informalidad, se dificulta encontrar buenas prácticas en políticas de protección social. No obstante se han seleccionado algunas con potencial en dicha orientación. En el nivel nacional se han identificado los esfuerzos relacionados con el SIS semisubsidiado y, más recientemente, ESSALUD independiente. Por su parte a nivel municipal se encuentran experiencias como la del FOMA y el Complejo Parada Plaza-La Victoria).

137 5.1 Seguros de salud semicontributivos e independientes para trabajadores en condición de informalidad. En el año 2003, la ley incorpora un régimen laboral especial con menores derechos laborales que el régimen general- pero con un acceso a la seguridad social en las mismas condiciones que todos los trabajadores. No obstante, el DL 1086, promulgado en el 2008, modifica la cobertura de salud y de pensiones incorporando un esquema de co financiamiento estatal, con acceso al SIS en salud y a un FPS en pensiones. El mecanismo de cofinanciamiento aludido en dicho decreto da acceso en salud al Seguro Integral de Salud (SIS) 107. EsSalud y en pensiones al Fondo de Pensiones Sociales (FPS), a los trabajadores autoempleados y sys derechos habientes, así como a los trabajadores y conductores de empresas con menos de 10 trabajadores (Microempresa). Ambos representan un porcentaje importante del empleo en condiciones de informalidad: 29%. Para quienes se encuentren en microempresa, le corresponderá al conductor asumir el 50% del costo de la afiliación al SIS (S/15.00) y al Estado la diferencia (S/15). Este es el mecanismo bajo el cual se vienen concentrando los esfuerzos del Estado para formalizar y extender la protección social a trabajadores y conductores de las microempresas. En cuanto al denominado ESSALUD Independiente, éste no está dirigido a la población informal de bajo ingresos, sino a la de ingresos medios. Además, dichos esfuerzos no comprenden las prestaciones económicas que contempla ESSALUD para el caso de sus asalariados afiliados. Tabla N 17 Empleo en informalidad: iniciativas de protección social Población objetivo Asalariados y conductores en empresas de menos de 10 trabajadores Trabajadores independientes Elaboración: Propia Iniciativa de protección social D.L Cofinanciamiento en salud (SIS) y pensiones (FPS) Componente semisubsidiado del SIS ESSALUD independiente Como se observa en el Gráfico 2, hasta el 10 de diciembre de 2010, se habían registrado en el REMYPE 108 poco más de 88 mil microempresas que comprendían a 136 mil trabajadores. Estas cifras indican que el tamaño promedio de la microempresa que se viene inscribiendo en dicho registro es de 1,5 trabajadores. 107 Artículo 57 del TUO de la Ley MYPE. Artículos 39 y del Reglamento, el Decreto Supremo Nº TR. 108 El REMYPE es el Registro Nacional de micro y pequeña empresa Según el DL 1086, quienes figuren en el podrán participar de las compras estatales y acceder al 40% reservado a las mypes, a capacitaciones y financiamientos, reducción de tasas y multas laborales, además de poder elegir el régimen laboral especial (que implica el pago de salarios y beneficios sociales de acuerdo con el tamaño de la empresa) y a un sistema de salud y pensiones que será subsidiado por el Estado (Servicio Integral de Salud - S.I.S.).

138 En términos del número total de asalariados que se encuentran laborando en las empresas de menos de 9 trabajadores, la cifra registrada en el REMYPE significa el 6% del dicho total (Ver Gráfico 50). Se está frente a un criterio de segmentación por niveles de ingresos. La iniciativa del SIS semi subsidiado contempla, como público objetivo, a personas con menores ingresos (no mayores a 1,000 soles 109 ). Si bien tienen acceso a esta modalidad aquellos trabajadores asalariados con ingresos menores a S/1,600 mensuales, es más probable que estos últimos se afilien a ESSALUD independiente si es que no cuentan con otra modalidad privada de seguro médico 110. En el caso de ESSALUD independiente, esta modalidad de seguro se incorporó dentro de la oferta existente a mediados del Gráfico N 50 REMYPE: empresas registradas y número de trabajadores (al 10 de diciembre de 2010) Fuente: REMYPE Gráfico N 51 Trabajadores de las Mypes y N de registrados en el REMYPE Fuente: REMYPE y ENAHO 2009 Elaboración: Propia 109 Para mayores detalles, ver al respecto 110 Se está refiriendo con algunas modalidades de afiliación con alguna clínica o centro médico. Por ejemplo con la Maison de Sante, servicios de salud de Cooperativas de ahorro y crédito y esquemas similares. 111 En cumplimiento de lo establecido en la Ley Nº 29344; Ley Marco de Aseguramiento Universal en Salud y su Reglamento aprobado por Decreto Supremo Nº SA

139 Su público objetivo es el de los trabajadores independientes 112 con 4 paquetes de salud disponibles, que comprende atención en consulta externa, hospitalización, cirugías, emergencias y provisión de medicamentos, cubriendo así, se mencionael 80 % de las enfermedades más frecuentes. Es sin límite de edad y disponible para cualquier residente en el Perú 113. Este seguro cuenta con los siguientes costos de afiliación 114 : Titular Titular y 1 dependiente Titular y 2 dependientes Titular y 3 dependientes ó más Afiliación individual S/. 65 S/. 115 S/. 170 S/. 230 Afiliación colectiva (100 ó más titulares) S/. 55 S/. 95 S/. 140 S/. 190 En cuanto a los resultados expresados en afiliaciones, ambos seguros (SSIS y EsSalud) no demuestran resultados promisorios hasta el momento. Existe una disminución en el número afiliaciones al régimen subsidiado del SIS (Ver Gráfico 4), comportamiento que merece ser analizado. En cuanto a EsSalud se encuentra que el Seguro Potestativo una modalidad similar al independiente no es, sin embargo, muy demandando por los trabajadores. Así, del total de asegurados en ESSALUD, apenas el 0,38% correspondía a dicha categoría Así señala que está orientado hacia: profesionales independientes (abogados, médicos, ingenieros etc); trabajadores independientes (artesanos, carpinteros, taxistas, transportistas, electricistas, etc). y todas las personas independientes que deseen contar con un seguro en salud. También comprende a los dependientes (cónyuge, concubino, hijos menores de edad y mayor incapacitado para el trabajo de manera permanente). 113 Para mayor detalle, revisar 114 Los costos señalados son flat, independientemente del lugar de localización del trabajador independiente. Esta característica del seguro podría incorporar un criterio más equitativo si se adecúa a los costos de vida regionales donde se tienen ingresos menores a los de Lima, por ejemplo. Ello equipararía esta modalidad con la del asalariado afiliado a ESSALUD ya que, en este caso, a su plaza se le carga un mismo porcentaje de la remuneración. Así, si ella contempla un menor salario en Huancavelica que en Lima, en el primer caso siendo el mismo porcentaje, 9%- se termina aportando una cantidad en soles menor. 115 Este seguro podría mejorarse, en términos de progresividad, si se vincularan sus costos de afiliación con los ingresos promedio en las regiones. Por ejemplo, si el monto estándar de S/ 65 se compara con las remuneraciones promedio en estas regiones

140 Gráfico N 52 Fuente: SIS, y Elaboración: Propia Gráfico N 53 ESSALUD: Asegurados por tipo de seguro (a setiembre 2010) Fuente: Elaboración: Propia 5.2 Identificación de espacios de toma de decisiones La identificación de espacios para la toma de decisiones en protección social requiere de la participación y/o representación de los trabajadores pobres en condición de empleo informal

La decimoquinta Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo: ...

La decimoquinta Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo: ... Resolución sobre las estadísticas del empleo en el sector informal, adoptada por la decimoquinta Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo (enero de 1993) La decimoquinta Conferencia Internacional

Más detalles

Cifras básicas sobre fuerza de trabajo, pobreza e ingresos

Cifras básicas sobre fuerza de trabajo, pobreza e ingresos AÑO 1 ÁREA DE CENSOS Y ENCUESTAS UNIDAD DE DISEÑO, ANÁLISIS Y OPERACIONES NUEVA ENCUESTA NACIONAL DE HOGARES Cifras básicas sobre fuerza de trabajo, pobreza e ingresos Julio 2010 San José, Costa Rica DICIEMBRE

Más detalles

ECONOMÍA INFORMAL Y CONTABILIDAD NACIONAL. Introducción

ECONOMÍA INFORMAL Y CONTABILIDAD NACIONAL. Introducción ECONOMÍA INFORMAL Y CONTABILIDAD NACIONAL Para una contribución de las Cuentas Nacionales a la medición de la economía informal Michel Séruzier Lima, 12 de noviembre de 2010 Introducción La contribución

Más detalles

ERSPECTIVAS OCIALES MPLEO UNDO

ERSPECTIVAS OCIALES MPLEO UNDO RESUMEN P S E M Y DEL EN EL ERSPECTIVAS OCIALES MPLEO UNDO El empleo en plena mutación avant h1 GMT ai) 215 perspectivas sociales y del empleo en el mundo El empleo en plena mutación resumen ejecutivo

Más detalles

La brecha digital en el mercado de trabajo: el aprovechamiento de Internet como determinante de la desigualdad salarial 1

La brecha digital en el mercado de trabajo: el aprovechamiento de Internet como determinante de la desigualdad salarial 1 La brecha digital en el mercado de trabajo: el aprovechamiento de Internet como determinante de la desigualdad salarial 1 Efraín Rodríguez L. - Grade El creciente acceso a diferentes servicios de telecomunicaciones

Más detalles

Elementos para una Metodología de Medición del Sector Informal en las Cuentas Nacionales Documento de Trabajo

Elementos para una Metodología de Medición del Sector Informal en las Cuentas Nacionales Documento de Trabajo Elementos para una Metodología de Medición del Sector Informal en las Cuentas Nacionales Documento de Trabajo Grupo Técnico de Trabajo sobre el Sector Informal Grupo de Trabajo de Cuentas Nacionales CEPAL

Más detalles

Departamento Administrativo Nacional de Estadística

Departamento Administrativo Nacional de Estadística Departamento Administrativo Nacional de Estadística Dirección de Metodología y Producción Estadística DIMPE METODOLOGIA INFORMALIDAD GRAN ENCUESTA INTEGRADA DE HOGARES - GEIH Diciembre 30 de 2009 TABLA

Más detalles

Encuesta Continua de Empleo. El empleo informal en Costa Rica Caracterización al IV trimestre 2013

Encuesta Continua de Empleo. El empleo informal en Costa Rica Caracterización al IV trimestre 2013 Encuesta Continua de Empleo El empleo informal en Costa Rica Caracterización al IV trimestre 2013 SAN JOSÉ, COSTA RICA AGOSTO 2014 Contenido Introducción... 3 1. Marco conceptual de la informalidad...

Más detalles

Evolución del empleo informal en Perú: 2004 2012

Evolución del empleo informal en Perú: 2004 2012 NOTAS SOBRE FORMALIZACIÓN Evolución del empleo informal en Perú: 2004 2012 El empleo informal no agrícola en el Perú ha disminuido de 75% en 2004 a 68,6% en 2012. A ello ha contribuido un favorable ciclo

Más detalles

La Protección Social para Trabajadores Informales en el Perú: Estimación de su cobertura a partir de la ENAHO-2002 1. Lima, Diciembre 2004

La Protección Social para Trabajadores Informales en el Perú: Estimación de su cobertura a partir de la ENAHO-2002 1. Lima, Diciembre 2004 La Protección Social para Trabajadores Informales en el Perú: Estimación de su cobertura a partir de la ENAHO-2002 1 Lima, Diciembre 2004 Jackeline Velazco Departamento de Economía Pontificia Universidad

Más detalles

CUENTAS POR SECTORES INSTITUCIONALES: CASO MÉXICO

CUENTAS POR SECTORES INSTITUCIONALES: CASO MÉXICO CUENTAS POR SECTORES INSTITUCIONALES: CASO MÉXICO Abril 2010 Sistema de Cuentas Nacionales Sistema de Cuentas Nacionales El enfoque de Sistema Consiste en un conjunto coherente, sistemático e integrado

Más detalles

ECONOMÍA INFORMAL Y CONTABILIDAD NACIONAL

ECONOMÍA INFORMAL Y CONTABILIDAD NACIONAL CEMLA Seminario: Economía Informal ECONOMÍA INFORMAL Y CONTABILIDAD NACIONAL Convergencias y preguntas entre dfiii definiciones OIT y punto de vista it del dl SCN 2008 Michel Séruzier Caracas, 4 5 de Agosto

Más detalles

PROTECCIÓN SOCIAL EN EL SECTOR AGRARIO PERUANO: PERSPECTIVAS Y ESTRATEGIAS TEMÁTICA

PROTECCIÓN SOCIAL EN EL SECTOR AGRARIO PERUANO: PERSPECTIVAS Y ESTRATEGIAS TEMÁTICA PROTECCIÓN SOCIAL EN EL SECTOR AGRARIO PERUANO: PERSPECTIVAS Y ESTRATEGIAS Setiembre de 2005 TEMÁTICA 1. Contexto económico social del Sector Agrario 2. Nivel de aseguramiento de la PEAO Agraria en el

Más detalles

El empleo informal en el Perú

El empleo informal en el Perú Oficina Sub Regional Andina El empleo informal en el Perú Julio Gamero R. Especialista de Empleo y Mercado Laboral de la Oficina Andina de OIT Lima, julio 2 de 2015 Índice 1) El empleo informal: conceptos

Más detalles

INDICADORES LABORALES Marzo 2015

INDICADORES LABORALES Marzo 2015 INDICADORES LABORALES Marzo 2015 Reporte de Economía Laboral - Marzo 2015 Dirección responsable de la información estadística y contenidos: DIRECCIÓN DE ESTUDIOS LABORALES Y ECONÓMICOS Realizadores: Carmen

Más detalles

ASPECTOS METODOLÓGICOS

ASPECTOS METODOLÓGICOS ASPECTOS METODOLÓGICOS I. COBERTURA Y ALCANCE Para una mejor interpretación de los datos que se presentan en este boletín, se detallan a continuación las definiciones aplicadas a los conceptos investigados

Más detalles

DIRECCIÓN GENERAL DE TRABAJO DESPACHO VICEMINISTERIAL DE TRABAJO

DIRECCIÓN GENERAL DE TRABAJO DESPACHO VICEMINISTERIAL DE TRABAJO DIRECCIÓN GENERAL DE TRABAJO DESPACHO VICEMINISTERIAL DE TRABAJO Hacia una Ley del trabajador autoempleado Luis Mendoza Legoas DIRECCIÓN GENERAL DE TRABAJO Lima, 30 de noviembre de 2011 Primera parte:

Más detalles

Anexo del capítulo 2: Protección social

Anexo del capítulo 2: Protección social Anexo del capítulo 2: Protección social En este anexo se describen las diferentes estructuras de organización usadas por las unidades del gobierno para proveer prestaciones sociales, así como los efectos

Más detalles

INDICADORES LABORALES Junio 2015

INDICADORES LABORALES Junio 2015 INDICADORES LABORALES Junio 2015 Reporte de Economía Laboral - Junio 2015 Dirección responsable de la información estadística y contenidos: Dirección de Estudios y Análisis de la Información Realizadores:

Más detalles

Perú: Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingreso por Departamento 2004-2012

Perú: Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingreso por Departamento 2004-2012 Perú: Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingreso por Departamento 2004-2012 Lima, Noviembre 2013 Instituto Nacional de Estadística e Informática Av. General Garzón N 658, Jesús María, Lima 11 PERÚ

Más detalles

Encuesta Trimestral de Coste Laboral. Notas metodológicas.

Encuesta Trimestral de Coste Laboral. Notas metodológicas. www.aragon.es/iaest Instituto Aragonés de Estadística / Trabajo, Salarios y Relaciones Laborales / Costes Laborales /.. Fecha de la última actualización: junio 2015. Contenido: Introducción Antecedentes

Más detalles

SEGUROS DE DESEMPLEO Características, cambios recientes y recomendaciones Mario D. Velásquez Pinto

SEGUROS DE DESEMPLEO Características, cambios recientes y recomendaciones Mario D. Velásquez Pinto Taller CEPAL Los retos que enfrenta la institucionalidad laboral Santiago 13 y 14 de abril de 2009 SEGUROS DE DESEMPLEO Características, cambios recientes y recomendaciones Mario D. Velásquez Pinto 1.

Más detalles

RECOMENDACIÓN SOBRE LA TRANSICIÓN DE LA ECONOMÍA INFORMAL A LA ECONOMÍA FORMAL

RECOMENDACIÓN SOBRE LA TRANSICIÓN DE LA ECONOMÍA INFORMAL A LA ECONOMÍA FORMAL CONFERENCIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO Recomendación 204 RECOMENDACIÓN SOBRE LA TRANSICIÓN DE LA ECONOMÍA INFORMAL A LA ECONOMÍA FORMAL La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Más detalles

Los trabajadores por cuenta propia. Incentivos para su afiliación

Los trabajadores por cuenta propia. Incentivos para su afiliación Asociación Internacional de la Seguridad Social Seminario Internacional sobre Afiliación y Cobranza de Cotizaciones Sostenibilidad: Una responsabilidad de todos Montevideo, Uruguay, 16-18 de noviembre

Más detalles

ANEXO A de la. propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO

ANEXO A de la. propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO ES ES ES COMISIÓN EUROPEA Bruselas, 20.12.2010 COM(2010) 774 final Anexo A / Capítulo 21 ANEXO A de la propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO relativo al Sistema Europeo de Cuentas

Más detalles

Capítulo 5. Acceso a Seguro de Salud y Previsión Social

Capítulo 5. Acceso a Seguro de Salud y Previsión Social Capítulo 5 Acceso a Seguro de Salud y Previsión Social 5. Acceso a Seguro de Salud y Previsión Social El mercado laboral peruano se caracteriza por su heterogeneidad estructural. Uno de los indicadores

Más detalles

Unidad de Coordinación de Préstamos Sectoriales UCPS Ministerio de Economía y Finanzas MEF

Unidad de Coordinación de Préstamos Sectoriales UCPS Ministerio de Economía y Finanzas MEF Unidad de Coordinación de Préstamos Sectoriales UCPS Ministerio de Economía y Finanzas MEF Banco Mundial Fortalecimiento Institucional del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de

Más detalles

SITUACIÓN FINANCIERA DE LA PEQUEÑA EMPRESA

SITUACIÓN FINANCIERA DE LA PEQUEÑA EMPRESA II SITUACIÓN FINANCIERA DE LA PEQUEÑA EMPRESA 42 David Wong Cam En este capítulo consideraremos las características típicas de una empresa en su etapa inicial. Conoceremos los problemas de liquidez, los

Más detalles

Estudio Línea de Base sobre las organizaciones de trabajadores y empresarios de la economía informal en Desamparados COSTA RICA

Estudio Línea de Base sobre las organizaciones de trabajadores y empresarios de la economía informal en Desamparados COSTA RICA Estudio Línea de Base sobre las organizaciones de trabajadores y empresarios de la economía informal en Desamparados COSTA RICA Proyecto Promoviendo el respeto a los derechos laborales de los trabajadores

Más detalles

REMESAS INTERNACIONALES EN GUANAJUATO: IMPLICACIONES EN LO URBANO Y LO RURAL

REMESAS INTERNACIONALES EN GUANAJUATO: IMPLICACIONES EN LO URBANO Y LO RURAL REMESAS INTERNACIONALES EN GUANAJUATO: IMPLICACIONES EN LO URBANO Y LO RURAL R. Corona-Vazquez, R. Cruz-Piñeiro, M.A. Reyes-Cortés El Colegio de la Frontera Norte Departamento de Población INTRODUCCIÓN.

Más detalles

Conceptos y definiciones: Población Económicamente Activa Empleo

Conceptos y definiciones: Población Económicamente Activa Empleo CENTRO INTERNACIONAL DE FORMACIÓN Programa de Análisis, Investigación y Estadísticas de Empleo Conceptos y definiciones: Población Económicamente Activa Empleo David Glejberman Turín, 8 al 12 de octubre

Más detalles

Iniciativa europea para el desarrollo del microcrédito en apoyo del crecimiento y del empleo

Iniciativa europea para el desarrollo del microcrédito en apoyo del crecimiento y del empleo 6.5.2010 Diario Oficial de la Unión Europea C 117 E/85 Iniciativa europea para el desarrollo del microcrédito en apoyo del crecimiento y del empleo P6_TA(2009)0166 Resolución del Parlamento Europeo, de

Más detalles

El distanciamiento existente entre la pequeña empresa y los servicios bancarios se debe, principalmente:

El distanciamiento existente entre la pequeña empresa y los servicios bancarios se debe, principalmente: Conclusiones 1.- La PYME, con sus características de gran flexibilidad ante los cambios externos e internos, baja inversión por puesto de trabajo productivo e intensidad en la utilización de mano de obra,

Más detalles

PROGRAMA DE ESTADISTICAS Y ESTUDIOS LABORALES (PEEL) OBSERVATORIOS SOCIO ECONÓMICOS LABORALES (OSEL) PERÚ. www.mintra.gob.pe/peel/index.

PROGRAMA DE ESTADISTICAS Y ESTUDIOS LABORALES (PEEL) OBSERVATORIOS SOCIO ECONÓMICOS LABORALES (OSEL) PERÚ. www.mintra.gob.pe/peel/index. PROGRAMA DE ESTADISTICAS Y ESTUDIOS LABORALES (PEEL) OBSERVATORIOS SOCIO ECONÓMICOS LABORALES (OSEL) PERÚ Institución o agencia gubernamental que presenta la experiencia Web site Ministerio de Trabajo

Más detalles

Instrumentos internacionales que consagran el derecho a la previsión social 1

Instrumentos internacionales que consagran el derecho a la previsión social 1 NACIONES UNIDAS COMISION ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE ORIGINAL: ESPAÑOL Instrumentos internacionales que consagran el derecho a la previsión social 1 Santiago de Chile, julio de 2002 Este

Más detalles

Apéndice 3: El sistema de estadísticas de finanzas públicas y el sistema de cuentas nacionales

Apéndice 3: El sistema de estadísticas de finanzas públicas y el sistema de cuentas nacionales Apéndice 3: El sistema de estadísticas de finanzas públicas y el sistema de cuentas nacionales En este apéndice se describe la relación entre el sistema de EFP y el sistema de cuentas nacionales. A. Introducción

Más detalles

Ciclo Propedéutico Posgrado en Administración Financiera

Ciclo Propedéutico Posgrado en Administración Financiera Ciclo Propedéutico Posgrado en Administración Financiera Matemática Financiera Elementos generales de matemática y desarrollos básicos de matemática financiera. Aplicaciones financieras a proyectos. Contabilidad

Más detalles

ESTADO DE FLUJO DE EFECTIVO

ESTADO DE FLUJO DE EFECTIVO Norma Internacional de Contabilidad Nº 7 ESTADO DE FLUJO DE EFECTIVO Esta versión incluye las modificaciones resultantes de las NIIF nuevas y modificadas emitidas hasta el 31 de marzo de 2004. La sección

Más detalles

ENDEUDAMIENTO Y POBREZA EN CHILE

ENDEUDAMIENTO Y POBREZA EN CHILE ENDEUDAMIENTO Y POBREZA EN CHILE Informe Social Nº1, 2014 1.-Introducción En la opinión pública y en el debate político se ha planteado la preocupación sobre el nivel de endeudamiento de las familias,

Más detalles

Norma Internacional de Información Financiera 13 Valoración del valor razonable

Norma Internacional de Información Financiera 13 Valoración del valor razonable Norma Internacional de Información Financiera 13 Valoración del valor razonable Objetivo 1 Esta NIIF: define valor razonable, establece en una única NIIF un marco para la valoración del valor razonable,

Más detalles

Norma Internacional de Contabilidad nº 7 (NIC 7) Estado de Flujos de Efectivo

Norma Internacional de Contabilidad nº 7 (NIC 7) Estado de Flujos de Efectivo Norma Internacional de Contabilidad nº 7 (NIC 7) Estado de Flujos de Efectivo La presente Norma, revisada en 1992, estará vigente para los estados financieros que abarquen ejercicios que comiencen a partir

Más detalles

Capítulo 2. Características de la Población Económicamente Activa Ocupada

Capítulo 2. Características de la Población Económicamente Activa Ocupada Capítulo 2 Características de la Población Económicamente Activa Ocupada 2. Características de la Población Económicamente Activa Ocupada 2.1 Población económicamente activa ocupada Al examinar los componentes

Más detalles

29.12.2012 Diario Oficial de la Unión Europea L 360/35

29.12.2012 Diario Oficial de la Unión Europea L 360/35 29.12.2012 Diario Oficial de la Unión Europea L 360/35 NORMA INTERNACIONAL DE INFORMACIÓN FINANCIERA 11 Acuerdos conjuntos OBJETIVO 1 El objetivo de esta NIIF es establecer una serie de principios para

Más detalles

A. Definiciones sobre informante, vivienda, residencia habitual y hogar

A. Definiciones sobre informante, vivienda, residencia habitual y hogar A. Definiciones sobre informante, vivienda, residencia habitual y hogar Informante: Debe ser una persona miembro del hogar mayor de 15 años, que conozca suficientemente las características investigadas

Más detalles

ENCUESTA CONTINUA DE HOGARES

ENCUESTA CONTINUA DE HOGARES ENCUESTA CONTINUA DE HOGARES Uruguay Superficie terrestre 176.215 Km2 Población Censo 2011: 3.286.314 personas * Hombres: 1.577.725 * Mujeres: 1.708.481 Proporción de mujeres: 52 por ciento Personas por

Más detalles

CARACTERÍSTICAS E IMPORTANCIA DE LA PYME EN NUESTRA ECONOMÍA. Profesor del Área de Dirección Financiera jarbulu@pad.edu.

CARACTERÍSTICAS E IMPORTANCIA DE LA PYME EN NUESTRA ECONOMÍA. Profesor del Área de Dirección Financiera jarbulu@pad.edu. CARACTERÍSTICAS E IMPORTANCIA DE LA PYME EN NUESTRA ECONOMÍA Las Pequeñas y Micro Empresas producen el 49% del PBI nacional y emplean al 88% de la PEA del sector privado, importantes datos que ameritan

Más detalles

Revisión de la Clasificación Internacional de la Situación en el Empleo (CISE-93) Documento: 8

Revisión de la Clasificación Internacional de la Situación en el Empleo (CISE-93) Documento: 8 OFICINA INTERNACIONAL DEL TRABAJO 19a. Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo Ginebra, 2-11 de octubre de 2013 Documento: 8 Revisión de la Clasificación Internacional de la Situación en

Más detalles

Instituto de Seguridad Laboral Ministerio del Trabajo y Previsión Social

Instituto de Seguridad Laboral Ministerio del Trabajo y Previsión Social Resumen Ejecutivo Cuenta Pública 2015 Instituto de Seguridad Laboral Ministerio del Trabajo y Previsión Social ABRIL 2015 2 I. Introducción El siguiente es un resumen ejecutivo de la cuenta pública del

Más detalles

Objetivo del estudio Qué es el piso de protección social? Por qué es importante el análisis de género?

Objetivo del estudio Qué es el piso de protección social? Por qué es importante el análisis de género? Aguascalientes, Septiembre 2013 Presentación Objetivo del estudio Qué es el piso de protección social? Por qué es importante el análisis de género? Lo que nos encontramos en la región La propuesta : conceptual

Más detalles

REMUNERACIONES Y COMPENSACIONES SEMANA 4 ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA SEMANA 4

REMUNERACIONES Y COMPENSACIONES SEMANA 4 ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA SEMANA 4 REMUNERACIONES Y COMPENSACIONES SEMANA 4 1 ÍNDICE UNIDAD 4... 3 COSTO DE PERSONAL PARA LA EMPRESA... 3 COMPOSICIÓN DEL COSTO... 4 Cuadro de costos de personal... 4 Remuneraciones... 5 Beneficios al personal...

Más detalles

Perú. Bertolotto Yecguanchuy, Juan Arrendamiento financiero: ventajas y desventajas Contabilidad y Negocios, vol. 1, núm. 1, julio, 2006, pp.

Perú. Bertolotto Yecguanchuy, Juan Arrendamiento financiero: ventajas y desventajas Contabilidad y Negocios, vol. 1, núm. 1, julio, 2006, pp. Contabilidad y Negocios ISSN: 1992-1896 revistacontabilidadynegocios@pucp.edu.pe Departamento Académico de Ciencias Administrativas Perú Bertolotto Yecguanchuy, Juan Arrendamiento financiero: ventajas

Más detalles

Resolución I (revisada) Resolución sobre la medición del tiempo de trabajo. Objetivos

Resolución I (revisada) Resolución sobre la medición del tiempo de trabajo. Objetivos Resolución I (revisada) Resolución sobre la medición del tiempo de trabajo La decimoctava Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo: Habiendo examinado los textos pertinentes de la Resolución

Más detalles

Las Cuentas integradas de la Actividad. Financieras y de seguros

Las Cuentas integradas de la Actividad. Financieras y de seguros Las Cuentas integradas de la Actividad Financiera y de Seguros y del Sector Sociedades Financieras, en el Marco de la Adopción del Sistema de Cuentas Nacionales 1993: Procedimiento de Cálculo Yudis Yanette

Más detalles

Los trabajadores por cuenta propia. Incentivos para su afiliación

Los trabajadores por cuenta propia. Incentivos para su afiliación Asociación Internacional de la Seguridad Social Seminario Internacional sobre Afiliación y Cobranza de Cotizaciones Sostenibilidad: Una responsabilidad de todos Montevideo, Uruguay, 16-18 de noviembre

Más detalles

Metodología para la Medición de la Pobreza en el Perú

Metodología para la Medición de la Pobreza en el Perú Año 1 - Nº 02 ENERO 2000 Metodología para la Medición de la Pobreza en el Perú El objetivo de la presente publicación es divulgar los conceptos y métodos de medición de la pobreza en el Perú y en la región,

Más detalles

Análisis sobre la documentación y requisitos de los préstamos entre partes relacionadas

Análisis sobre la documentación y requisitos de los préstamos entre partes relacionadas ANÁLISIS Y OPINIÓN Análisis sobre la documentación y requisitos de los préstamos entre partes relacionadas Consideraciones prácticas en el ámbito de este tipo de operaciones, y de su revisión concreta

Más detalles

FINANCIAMIENTO DE LA PROTECCIÓN Y DEL SEGURO DE SALUD

FINANCIAMIENTO DE LA PROTECCIÓN Y DEL SEGURO DE SALUD FINANCIAMIENTO DE LA PROTECCIÓN Y DEL SEGURO DE SALUD 156 En la literatura básica sobre el tema, la financiación de la salud se concibe como una función que articula tres elementos o fases: i. la recaudación

Más detalles

PRINCIPALES USOS DE LA INFORMACIÓN CENSAL EN EL ANÁLISIS DE LA COBERTURA DE LOS SERVICIOS DE SALUD Y SEGURIDAD SOCIAL EN COSTA RICA

PRINCIPALES USOS DE LA INFORMACIÓN CENSAL EN EL ANÁLISIS DE LA COBERTURA DE LOS SERVICIOS DE SALUD Y SEGURIDAD SOCIAL EN COSTA RICA SOLO PARTICIPANTES DOCUMENTO DE REFERENCIA Noviembre de 2009 SOLO ESPAÑOL PRINCIPALES USOS DE LA INFORMACIÓN CENSAL EN EL ANÁLISIS DE LA COBERTURA DE LOS SERVICIOS DE SALUD Y SEGURIDAD SOCIAL EN COSTA

Más detalles

CAPITULO IV: LAS NECESIDADES DE LOS MICROEMPRESARIOS. IV.1.- Encuesta a los microempresarios en el Departamento de Piura

CAPITULO IV: LAS NECESIDADES DE LOS MICROEMPRESARIOS. IV.1.- Encuesta a los microempresarios en el Departamento de Piura CAPITULO IV: LAS NECESIDADES DE LOS MICROEMPRESARIOS IV.1.- Encuesta a los microempresarios en el Departamento de Piura a) Determinación del Universo El universo o población es la cantidad total de elementos

Más detalles

Estructura de la Oferta y el Acceso al Financiamiento de las MIPYME s en El Salvador: una revisión preliminar

Estructura de la Oferta y el Acceso al Financiamiento de las MIPYME s en El Salvador: una revisión preliminar Estructura de la Oferta y el Acceso al Financiamiento de las MIPYME s en El Salvador: una revisión preliminar Juan Carlos Sánchez 1 Introducción En El Salvador, así como en muchos países de Latinoamérica,

Más detalles

PROYECTO REGIONAL DE ARMONIZACIÓN DE ESTADÍSTICAS MONETARIAS Y FINANCIERAS PARA CENTROAMÉRICA, REPUBLICA DOMINICANA Y PANAMA

PROYECTO REGIONAL DE ARMONIZACIÓN DE ESTADÍSTICAS MONETARIAS Y FINANCIERAS PARA CENTROAMÉRICA, REPUBLICA DOMINICANA Y PANAMA - 1 - PROYECTO REGIONAL DE ARMONIZACIÓN DE ESTADÍSTICAS MONETARIAS Y FINANCIERAS PARA CENTROAMÉRICA, REPUBLICA DOMINICANA Y PANAMA ( Resumen del PAEMF ) Preparado por José Carlos Moreno y David Franco.

Más detalles

Gestión de los recursos humanos

Gestión de los recursos humanos Módulo: Gestión de los recursos humanos (75 horas) Área competencial ADMINISTRACIÓN Subárea competencial ADMINISTRACIÓN EMPRESARIAL Cualificación profesional Administración de recursos humanos Nivel 3

Más detalles

Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. La mujer y la economía

Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. La mujer y la economía Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer La mujer y la economía CSW41 Conclusiones convenidas (1997/3) Naciones Unidas, marzo 1997 La mujer y la economía Los gobiernos, las organizaciones

Más detalles

Realizar una Revisión de la Metodología Utilizada por el Sistema de Cuentas Nacionales de la ONU para la asignación del CIIIU y adaptarla al Sistema

Realizar una Revisión de la Metodología Utilizada por el Sistema de Cuentas Nacionales de la ONU para la asignación del CIIIU y adaptarla al Sistema Realizar una Revisión de la Metodología Utilizada por el Sistema de Cuentas Nacionales de la ONU para la asignación del CIIIU y adaptarla al Sistema SIGESIC Introducción En el marco del proyecto POA Sistema

Más detalles

LAS NUEVAS MODALIDADES DE EMPLEO

LAS NUEVAS MODALIDADES DE EMPLEO 181 LAS NUEVAS MODALIDADES DE EMPLEO THELMA GÁLVEZ (CONSULTORA) CEPAL - BID 182 Las nuevas modalidades de empleo ÍNDICE Página 1. A Qué Nos Referimos... 183 2. El Contexto... 183 3. Enumeración de Hechos

Más detalles

LA FUNCIÓN RECTORA EN EL MARCO DE LOS SISTEMAS DE SALUD EN ALC

LA FUNCIÓN RECTORA EN EL MARCO DE LOS SISTEMAS DE SALUD EN ALC ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD Oficina Regional de la Organización Mundial de Salud AREA DE DESARROLLO ESTRATEGICO DE LA SALUD LA FUNCIÓN RECTORA EN EL MARCO DE LOS SISTEMAS DE SALUD EN ALC Eduardo

Más detalles

CEPAL Comisión Económica para América Latina y el Caribe - CEPAL. María Nieves Rico Unidad Mujer y Desarrollo CEPAL

CEPAL Comisión Económica para América Latina y el Caribe - CEPAL. María Nieves Rico Unidad Mujer y Desarrollo CEPAL 1 CEPAL Comisión Económica para América Latina y el Caribe - CEPAL ORIGINAL: ESPAÑOL Conferencia Regional Intergubernamental sobre Envejecimiento: Hacia una estrategia regional de implementación para América

Más detalles

E-CONTABILIDAD FINANCIERA: NIVEL I

E-CONTABILIDAD FINANCIERA: NIVEL I E-CONTABILIDAD FINANCIERA: NIVEL I MÓDULO 5: EL PLAN GENERAL DE CONTABILIDAD (25 Horas) OBJETIVOS DEL MÓDULO: 1. Introducir el concepto de Planificación contable. 2. Concienciar de la necesidad de la Planificación

Más detalles

LA INSPECCION DEL TRABAJO Y LA ECONOMIA INFORMAL

LA INSPECCION DEL TRABAJO Y LA ECONOMIA INFORMAL I. LA INSPECCION DEL TRABAJO Y LA ECONOMIA INFORMAL OSRA/Lima JLDaza 1. Las empresas y los trabajadores de la economía informal Las leyes laborales tienen disposiciones describiendo su ámbito de aplicación.

Más detalles

Encuesta Permanente de Hogares Conceptos de Condición de Actividad, Subocupación Horaria y Categoría Ocupacional

Encuesta Permanente de Hogares Conceptos de Condición de Actividad, Subocupación Horaria y Categoría Ocupacional Encuesta Permanente de Hogares Conceptos de Condición de Actividad, Subocupación Horaria y Categoría Ocupacional La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) es una encuesta de propósitos múltiples que releva

Más detalles

ECONOMÍA LABORAL CURSO

ECONOMÍA LABORAL CURSO Departament d Economia Aplicada FACULTAT DE CIÈNCIES SOCIALS DIPLOMATURA EN RELACIONES LABORALES ECONOMÍA LABORAL CURSO 2008-2009 GUIÓN TEMAS 5 Y 6 (GRUPO F) Profesor: Josep Banyuls 1 TEMA 5. PARO Y POLÍTICAS

Más detalles

http://pg.dofiscal.com/nxt/gateway.dll/aud_pro_s/aud_nif/aud_aunif2014_v91/aud_au...

http://pg.dofiscal.com/nxt/gateway.dll/aud_pro_s/aud_nif/aud_aunif2014_v91/aud_au... Página 1 de 12 NIF 2014- BOLETÍN D-5 ARRENDAMIENTOS Boletín D-5 Arrendamientos Este Boletín tiene como objetivos a) definir y clasificar por sus atributos económicos a los contratos de arrendamiento y

Más detalles

Nuevas estrategias para extender la protección en salud

Nuevas estrategias para extender la protección en salud Asociación Internacional de la Seguridad Social Conferencia Regional Americana Belize City, Belice, 28-31 de mayo de 2006 Nuevas estrategias para extender la protección en salud Desafíos de la protección

Más detalles

Mercado Financiero y de Seguros Sector Financiero y Seguros Estructura del Sector de Cooperativas y la Competencia en el Ecuador

Mercado Financiero y de Seguros Sector Financiero y Seguros Estructura del Sector de Cooperativas y la Competencia en el Ecuador Mercado Financiero y de Seguros Sector Financiero y Seguros Estructura del Sector de Cooperativas y la Competencia en el Ecuador Guayaquil, 02 de Julio del 2014 Contenido: I. El Sector Financiero Popular

Más detalles

6 Los términos siguientes se usan, en esta Norma, con los significados que a continuación se especifican:

6 Los términos siguientes se usan, en esta Norma, con los significados que a continuación se especifican: La Norma Internacional de Contabilidad 7 Estado de Flujos de Efectivo 1 Objetivo La información acerca de los flujos de efectivo de una entidad es útil porque suministra a los usuarios de los estados financieros

Más detalles

EL AHORRO Y SUS DETERMINANTES.

EL AHORRO Y SUS DETERMINANTES. EL AHORRO Y SUS DETERMINANTES. En este trabajo se expone las diferentes teorías del ahorro que han existido, los efectos del ahorro y hemos llevado acabo una regresión para comprobar si el ahorro depende

Más detalles

1-79 Elementos que se registran en el Balance PGC y PGC PYMES

1-79 Elementos que se registran en el Balance PGC y PGC PYMES MARCO CONCEPTUAL DE LA CONTABILIDAD 1-79 1 de la forma más simple para la empresa y, consecuentemente, al menor coste posible, siempre que estos hechos tengan una escasa relevancia en el conjunto de las

Más detalles

Desafíos de las Microfinanzas

Desafíos de las Microfinanzas Seminario de Economía N 104 7 de mayo de 2009 Desafíos de las Microfinanzas Gastón Repetto (Banco Central de la República Argentina) Raquel Marbán Flores (Fundación Microfinanzas BBVA) Javier Penna Girard

Más detalles

Conceptos, teorías y paradigmas de la protección social y la seguridad social

Conceptos, teorías y paradigmas de la protección social y la seguridad social Conceptos, teorías y paradigmas de la protección social y la seguridad social Desarrollo histórico de la seguridad social en América Latina Fabio M. Bertranou Especialista Principal en Seguridad Social

Más detalles

Banca de Desarrollo. Resumen Ejecutivo. Resumen Ejecutivo

Banca de Desarrollo. Resumen Ejecutivo. Resumen Ejecutivo En este artículo presentamos en primer término una descripción de en qué consiste la banca de desarrollo, cuáles son sus funciones, los motivos de su surgimiento y las principales características que ha

Más detalles

Conferencia Internacional del Trabajo. Actas Provisionales Nonagésima segunda reunión, Ginebra, 2004

Conferencia Internacional del Trabajo. Actas Provisionales Nonagésima segunda reunión, Ginebra, 2004 Conferencia Internacional del Trabajo Actas Provisionales Nonagésima segunda reunión, Ginebra, 2004 20A TEXTO DE LA RECOMENDACION SOBRE EL DESARROLLO DE LOS RECURSOS HUMANOS: EDUCACION, FORMACION Y APRENDIZAJE

Más detalles

NUEVA ENCUESTA SUPLEMENTARIA DE INGRESOS (NESI) 2013 Región de Coquimbo

NUEVA ENCUESTA SUPLEMENTARIA DE INGRESOS (NESI) 2013 Región de Coquimbo NUEVA ENCUESTA SUPLEMENTARIA DE INGRESOS (NESI) 2013 Región de Coquimbo Noviembre 2014 Presentación En esta publicación se presentan los principales resultados de la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos

Más detalles

emprendedores Sr. Felipe Tam Fox Superintendente de Banca, Seguros y AFP P erú Emprendedor: Estableciendo las Estrategias Globalizantes

emprendedores Sr. Felipe Tam Fox Superintendente de Banca, Seguros y AFP P erú Emprendedor: Estableciendo las Estrategias Globalizantes Acceso al crédito para emprendedores Sr. Felipe Tam Fox Superintendente de Banca, Seguros y AFP 2da Cumbre Internacional P erú Emprendedor: Estableciendo las Estrategias Globalizantes 14 Noviembre 2007

Más detalles

Crecimiento y segmentación del empleo en el Perú, 2001-2011 1

Crecimiento y segmentación del empleo en el Perú, 2001-2011 1 Documento de Investigación 72 Crecimiento y segmentación del empleo en el Perú, 2001-2011 1 Miguel Jaramillo Baanante 2 Bárbara Sparrow Alcázar 3 1 Este estudio fue encargado por la Unidad de Análisis

Más detalles

PROGRAMA DE ACTUALIZACIÓN DE LAS ESTIMACIONES MACROECONÓMICAS (PRACEM) SISTEMA DE CUENTAS NACIONALES DE VENEZUELA

PROGRAMA DE ACTUALIZACIÓN DE LAS ESTIMACIONES MACROECONÓMICAS (PRACEM) SISTEMA DE CUENTAS NACIONALES DE VENEZUELA PROGRAMA DE ACTUALIZACIÓN DE LAS ESTIMACIONES MACROECONÓMICAS (PRACEM) SISTEMA DE CUENTAS NACIONALES DE VENEZUELA AÑO BASE 1997 CONTENIDO Presentación Parte A: Introducción El Programa de Actualización

Más detalles

CONOZCA DE EMPRESA. Educación empresarial en Instituciones de Formación Profesional y de Educación Media y Superior

CONOZCA DE EMPRESA. Educación empresarial en Instituciones de Formación Profesional y de Educación Media y Superior CONOZCA DE EMPRESA Educación empresarial en Instituciones de Formación Profesional y de Educación Media y Superior MÓDULO 9 Cómo elaborar mi plan de negocios? Autores: George Manu Robert Nelson John Thiongo

Más detalles

Medición del tiempo de trabajo

Medición del tiempo de trabajo MELS/2008/II ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO Programa de Actividades Sectoriales Informe II Medición del tiempo de trabajo Reunión de expertos en estadísticas del trabajo Ginebra, 1.º-10 de abril

Más detalles

JUNTA DIRECTIVA Ginebra, noviembre de 2006. El Programa de Educación del Instituto SEGUNDO PUNTO DEL ORDEN DEL DIA

JUNTA DIRECTIVA Ginebra, noviembre de 2006. El Programa de Educación del Instituto SEGUNDO PUNTO DEL ORDEN DEL DIA 48. a reunión JUNTA DIRECTIVA Ginebra, noviembre de 2006 SEGUNDO PUNTO DEL ORDEN DEL DIA El Programa de Educación del Instituto 1. Cuando se creó el Instituto Internacional de Estudios Laborales en 1960,

Más detalles

CUENTAS ECONÓMICAS DE LAS ADMINISTRACIONES VASCAS

CUENTAS ECONÓMICAS DE LAS ADMINISTRACIONES VASCAS Definiciones Estatistika Organoa Órgano Estadístico CUENTAS ECONOMICAS DE LAS ADMINISTRACIONES VASCAS: DEFINICIONES. Administraciones Públicas (S.13) El sector "administraciones públicas" (S.13) incluye

Más detalles

DESEMPEÑO DEL EMPLEO FORMAL Y REMUNERACIONES: LUCES Y SOMBRAS*

DESEMPEÑO DEL EMPLEO FORMAL Y REMUNERACIONES: LUCES Y SOMBRAS* DESEMPEÑO DEL EMPLEO FORMAL Y REMUNERACIONES: LUCES Y SOMBRAS* Fernando Cuadros Luque** Edwin Poquioma Chuquizuta*** I) Contexto económico En el período 2004 2008 se registró una significativa fase de

Más detalles

Conceptos y definiciones

Conceptos y definiciones Conceptos y definiciones A. Definiciones sobre informante, vivienda, residencia habitual y hogar Informante: Debe ser una persona miembro del hogar mayor de 15 años, que conozca suficientemente las características

Más detalles

Norma Internacional de Contabilidad 26 Contabilización e Información Financiera sobre Planes de Beneficio por Retiro

Norma Internacional de Contabilidad 26 Contabilización e Información Financiera sobre Planes de Beneficio por Retiro Norma Internacional de Contabilidad 26 Contabilización e Información Financiera sobre Planes de Beneficio por Retiro Alcance 1 Esta Norma se aplica a los estados financieros de planes de beneficio por

Más detalles

Norma Internacional de Contabilidad nº 26 (NIC 26) Contabilización e Información Financiera sobre Planes de Prestaciones por Retiro

Norma Internacional de Contabilidad nº 26 (NIC 26) Contabilización e Información Financiera sobre Planes de Prestaciones por Retiro Norma Internacional de Contabilidad nº 26 (NIC 26) Contabilización e Información Financiera sobre Planes de Prestaciones por Retiro Esta Norma Internacional de Contabilidad reordenada sustituye a la aprobada

Más detalles

PARTICIPACIÓN DE MUJERES Y HOMBRES EN LA INDUSTRIA CHILENA. Análisis de la Encuesta Nacional de Industria Anual (2012) con enfoque de género.

PARTICIPACIÓN DE MUJERES Y HOMBRES EN LA INDUSTRIA CHILENA. Análisis de la Encuesta Nacional de Industria Anual (2012) con enfoque de género. DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS SOCIALES SUBDIRECCIÓN TÉCNICA PARTICIPACIÓN DE MUJERES Y HOMBRES EN LA INDUSTRIA CHILENA. Análisis de la Encuesta Nacional de Industria Anual (2012) con enfoque de género. Departamento

Más detalles

Clase 1 Introducción a la Seguridad Social

Clase 1 Introducción a la Seguridad Social DIPLOMADO BPS CEPAL SEGUNDA VERSION MONTEVIDEO SEPTIEMBRE 2012 Clase 1 Introducción a la Seguridad Social Andras Uthoff Consultor Internacional SEGURIDAD SOCIAL La seguridad social es un derecho humano

Más detalles

TEMARIO DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS.

TEMARIO DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS. TEMARIO DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS. 1. LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL. 1.1. Funciones y objetivos. Tipología. 1.2. El empresario. La organización empresarial y su entorno. 1.3. La responsabilidad social de

Más detalles

MINUTA EJECUTIVA PROGRAMA DE CAPACITACIÓN PARA MICROEMPRESARIOS Y TRABAJADORES INDEPENDIENTES

MINUTA EJECUTIVA PROGRAMA DE CAPACITACIÓN PARA MICROEMPRESARIOS Y TRABAJADORES INDEPENDIENTES GOBIERNO DE CHILE MINISTERIO DE HACIENDA Dirección de Presupuestos MINUTA EJECUTIVA PROGRAMA DE CAPACITACIÓN PARA MICROEMPRESARIOS Y TRABAJADORES INDEPENDIENTES ELABORADA POR LA DIRECCIÓN DE PRESUPUESTOS

Más detalles