DISEÑO, CÁLCULO Y EJECUCIÓN, TRES INTERESES CONDENADOS A ENTENDERSE

Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "DISEÑO, CÁLCULO Y EJECUCIÓN, TRES INTERESES CONDENADOS A ENTENDERSE"

Transcripción

1 XI CONGRESO INTERNACIONAL DE INGENIERIA DE PROYECTOS LUGO, Septiembre, 2007 DISEÑO, CÁLCULO Y EJECUCIÓN, TRES INTERESES CONDENADOS A ENTENDERSE Á. Ruiz López (p) Abstract The analysis of an structural model and it s complex knowledge, as well as the construction procedure which is taken to achieve the objective, are two aspects which have always been treated in a separate way. However, all the structures of today might be projected analyzing both of them, because this is essential to the later use on the economic, productive and temporal setting in which the construction of today is taken. The construction of an underground passage with an approximate length of 350 meters and a car park with square meters, distributed on two stores, as well as it s location into the city centre and ground s nature in the location, make it a special construction where we can analyse all these aspects. On this report will be analysed the problems presented on the design, calculation and construction. The construction procedures will be specially examined, including them with the difficulties found during the excavation in the site, using as an example a real construction, in execution today, and named: "Diseño y Construcción del Proyecto de Obra Pública para la Construcción de un Aparcamiento y de un Paso Subterráneo y Reforma del Entorno de la Calle Honorio Lozano entre las Calles Real y la Calle Virgen del Pilar y las correspondientes al nuevo Diseño Urbano entre la Plaza de España y la Plaza de la Sierra en Collado Villalba, Madrid". Keywords: Underground passage, calculation, construction Resumen El análisis de un modelo estructural y su completo conocimiento, así como el procedimiento constructivo que se lleva acabo para la ejecución del mismo, son dos aspectos que tradicionalmente han sido objeto de un tratamiento separado durante la fase de proyecto. Sin embargo, cualquier estructura en su concepción actual, debiera ser proyectada mediante un análisis conjunto de ambas, siendo esto fundamental para su posterior aplicación en el marco económico, productivo y temporal en el que se desarrollan las obras actualmente. La construcción de un paso subterráneo y un aparcamiento de aproximadamente 350 m de longitud y m 2 de superficie aproximada (distribuida en dos plantas), respectivamente, junto a su ubicación dentro de casco urbano y la naturaleza del terreno en el que se va a ejecutar, constituyen una obra singular donde poder analizar todos estos aspectos. En el presente artículo se analizará la problemática presente en el diseño, cálculo y ejecución. Se examinará especialmente los procedimientos constructivos empleados, englobando estos las dificultades encontradas durante las fases de excavación a través de una obra que se encuentra actualmente en construcción y que se denomina: "Diseño y Construcción del Proyecto de Obra Pública para la Construcción de un Aparcamiento y de un Paso Subterráneo y Reforma del Entorno de la Calle Honorio Lozano entre las Calles 364

2 Real y la Calle Virgen del Pilar y las correspondientes al nuevo Diseño Urbano entre la Plaza de España y la Plaza de la Sierra en Collado Villalba, Madrid". Palabras clave: Paso subterráneo, cálculo, ejecución 1. Introducción. El ayuntamiento del municipio madrileño de Collado Villalba está acometiendo en la actualidad la reforma de las calles Honorio Lozano y Batalla de Bailen (ver figura 1) con el fin de paliar los efectos del elevado tráfico y la carencia de aparcamientos además de urbanizarlas de una forma moderna y funcional. Las actuaciones que se van a realizar para alcanzar estos objetivos serán; construcción de un paso subterráneo que absorba el elevado volumen de tráfico rodado que hasta el momento soportaba la intersección entre la C/ Real y las dos anteriormente citadas agilizándolo en gran medida; el diseño de un nuevo viario en el que se reduzca la presencia de vehículos a motor y permita recuperar un mayor uso peatonal para estas calles, y por último la construcción de un aparcamiento subterráneo bajo la C/ Honorio Lozano con el fin de aumentar el número de plazas de aparcamiento de la zona, las cuales resultaban insuficientes en cuanto a cantidad (ver figura 2). Figura 1. Foto aérea del municipio de Collado Villalba y ámbito de actuación de la obra Las dos calles a urbanizar conforman el eje social, comercial y cultural del municipio, debido a la presencia de numerosos locales comerciales y de hostelería, la biblioteca municipal y la próxima construcción de un teatro, lo que supone actuar sobre una de las zonas con mayor presencia ciudadana y posiblemente el polo de atracción socio-cultural de la ciudad, además de ser atravesadas estas dos calles en su punto de confluencia, la plaza de España, por la calle Real, calle que representa el eje de comunicación entre el antiguo núcleo urbano y la estación de ferrocarril por lo que también soporta un nivel de tráfico denso (ver figura 1). Por todas estas razones; la importancia como referente comercial y cultural de estas calles así como el hecho de que junto a la calle Real conformen un importante nudo de comunicaciones y la escasez de plazas de aparcamiento en dicha zona, es necesario acometer un proyecto que permita compatibilizar el uso social y peatonal de estas calles con 365

3 A B C D E N F M L G K J I H el volumen de tráfico rodado existente y la necesidad de dotar a esta zona con un mayor número de plazas de aparcamiento. Figura 2. Ámbito de actuación de la obra, paso subterráneo y aparcamiento de dos niveles. 2. Reconocimiento del terreno. No es objeto del presente artículo una profunda caracterización geotécnica, pero no debemos olvidar que la cimentación es la transición de la estructura y el terreno, y en este caso concreto cobra una especial relevancia por tratarse de una estructura enterrada. 2.1 Paso subterráneo. 366

4 El ámbito de actuación de la obra para la construcción del paso subterráneo se encuentra situado en la calle Batalla de Bailen entre Plaza de España y Plaza de la Sierra. (Ver figura 2). Para la construcción del mismo hay que realizar un vaciado de unos 345 m. de longitud por 7,50 m. de profundidad con un ancho variable entre 14,00-19,00 m. según la zona (ver figura 3), además de las rampas de acceso para tráfico pesado que se prolongan en unos 80,00 m. la situada en la calle Batalla de Bailen y unos 110 m. la situada en la calle Honorio Lozano en la zona de transición entre el paso subterráneo y el aparcamiento sobre el que discurre la misma. Dado que las obras se desarrollan sobre dos calles urbanas existentes la excavación se efectúa mediante medios mecánicos y con taludes de excavación subverticales (dada la proximidad de los edificios a los límites del vaciado variable entre 5,00-10,00 m., espacio destinado a concentrar los servicios afectados tras ser desviados) que posteriormente quedaran protegidos por muros de sótano arriostrados horizontalmente por el forjado. Para definir el terreno a contener y el de cimentación se parte del informe geotécnico que fue tomado como base para la redacción del proyecto, que consistía en un reconocimiento convencional mediante sondeos y ensayos de penetración estática, además de realizarse una campaña de reconocimiento del terreno por asistencia geotécnica especializada con el fin de obtener las características del terreno, estimar las medidas de estabilización de los taludes del vaciado y determinar el tipo de las que puedan resultar necesarias. De acuerdo con toda la información geológica disponible cabe destacar: Desde el punto de vista litológico toda el área está ubicada en el dominio de las rocas graníticas, que se encuentran bajo un recubrimiento superficial y prácticamente continuo de suelos y rellenos de hasta 2,00 m. de espesor. Desde el punto de vista hidrogeológico se detecta la presencia de agua en el talud de la margen derecha en zonas puntuales en el entorno de las principales fracturas, donde se disponen taladros de drenaje con el fin de facilitar la salida de esta, desde el punto de vista de fracturación cabe destacar la presencia de tres familias principales de discontinuidad con diferentes rumbos y buzamientos, al margen de estas existen otras de menores dimensiones, distribuidas erráticamente o pertenecientes a familias secundarias, con una mayor disposición, siendo las primeras las causantes de las diversas roturas de apreciable volumen que se fueron sucediendo en el tiempo, por lo que se llevan acabo las medidas de estabilización recomendadas, consistiendo estas en el reperfilado de suelos y rellenos y ejecución de un elemento temporal de estabilización de los taludes en base al empleo de malla de triple torsión, gunita y bulones, para de esta forma poder dar comienzo a los trabajos de ejecución de la estructura. 2.2 Aparcamiento. El ámbito de actuación de la obra para la construcción del aparcamiento de dos niveles se encuentra situado en la calle Honorio Lozano entre la calle Virgen del Pilar y Plaza de España. (Ver figura 2). De acuerdo con toda la información geotécnica disponible y de la experiencia adquirida en las fases de excavación del paso subterráneo, dado que las características del terreno en ambos emplazamientos son muy similares para la posterior ejecución de la estructura del aparcamiento, hay que realizar un vaciado de unos 317 m. de longitud por 31,00 m. de anchura (ver figura 4) y unos 8,00-10,00 m. de profundidad variable desde la zona de transición donde conecta el paso subterráneo con el aparcamiento. Dadas las dimensiones de la futura instalación el vaciado se ha previsto efectuarlo con taludes verticales y muy próximos a las fachadas de los edificios, a distancias que en muchos casos no llegan a sobrepasar con frecuencia los 3,00 a 3,50 m., donde quedan 367

5 confinados los servicios afectados desviados. En ambos taludes de la excavación y donde el espacio lo permite se dispone un muro de hormigón armado prefabricado o in situ de aproximadamente unos 2,00 m. de altura con el fin de contener dichos servicios, para posteriormente proceder al vaciado. La importancia y complejidad de la obra y la presencia de edificios en sus cercanías aconsejan la ejecución de una amplia campaña de reconocimiento, así como la instalación de un sistema de instrumentación para la medición de los movimientos causados por la excavación. El programa de trabajos de reconocimiento que fue planificado por la asistencia geotécnica permanente en obra tenía como objetivos: Estimar las condiciones de estabilidad previsibles en los taludes del vaciado, determinar el tipo y características de las medidas de estabilización que pudieran resultar necesarias, y plantear un procedimiento constructivo en el que se integrara la puesta en marcha de tales medidas. Se realiza también un estudio detallado de reconocimiento del terreno mediante el método geofísico de la Sísmica Pasiva por tratarse de un medio urbano, con el fin de determinar las características geotécnicas del terreno y localizar puntos singulares como zonas de rellenos y/o zonas alteradas. Además se procede a la instalación de bases de medida para clinómetro en los edificios colindantes al perímetro de la excavación, con el fin de controlar el giro con respecto a los ejes longitudinal y transversal de los mismos, debidos a los trabajos de excavación. Cabe destacar las siguientes conclusiones en base a todos estos estudios y a la presencia de asistencia geotécnica permanente en obra: Desde el punto de vista litológico ante la presencia en diversos sectores del vaciado de granito alterado donde la estabilidad se ve condicionada a través de discontinuidades del propio material, y la proximidad de los edificios al perímetro de la excavación, dado que conlleva un elevado grado de inestabilidad, se dispone un sostenimiento tipo de pantalla de micropilotes que será complementada con bulones. Desde el punto de vista hidrogeológico se hace patente la presencia y circulación de agua a escasos metros de profundidad, incluso durante el estiaje, motivo por el cual numerosos edificios situados a ambos lados de la calle disponen de instalaciones de bombeo permanente para evacuar el agua de sótanos y garajes, por lo que se estima necesario comprobar que la estructura finalmente proyectada y ejecutada sea válida frente a los efectos de un posible empuje hidrostático, además de la disposición de un sistema de impermeabilización y drenaje similar a los instalados habitualmente en túneles, se recomienda también considerar que el empuje activo del terreno podría ser más adecuado representarlo según una ley rectangular en lugar de la clásica triangular, frente a las nuevas hipótesis de empuje del terreno. Desde el punto de vista de la fracturación se determina la existencia de tres familias de discontinuidades con diferentes rumbos y buzamientos, la familia de discontinuidades con rumbos próximos a la vertical es la que impide, en la práctica, la ejecución de taludes verticales y la familia de discontinuidades con buzamientos en torno a unos 45 grados, posibilita roturas de apreciable volumen (como las sucedidas en el paso subterráneo), por lo que se llevan acabo las medidas de estabilización y de procedimiento constructivo recomendadas, estas consisten en la ejecución del vaciado por bataches y la ejecución de elementos temporales de estabilización de los taludes en base al empleo de gunita, mallazo y bulones, para de esta forma dar comienzo a los trabajos de ejecución de la estructura. 3. Diseño y cálculo. 3.1 Paso subterráneo. 368

6 El paso subterráneo presenta unas dimensiones de 343 m. de longitud (formado por módulos separados entre sí por juntas de dilatación cada 25,00-30,00 m.), mas dos rampas para tráfico pesado con dos carriles cada una de ascenso-descenso al nivel de la calle, la primera de ellas localizada en la calle Batalla de Bailen (a la altura de Plaza de la Sierra) de una longitud de 80,00 m. y la segunda de 110 m. en la calle Honorio Lozano, estas se resuelven mediante aletas formadas por muros ménsula paralelos con el eje del vial inferior ya que se trata de un paso subterráneo diáfano que no produce sensación de encajonamiento. El paso subterráneo presenta anchos variables dadas las diferentes secciones que lo forman, definidas por el número de carriles, arcenes, aceras y la mediana que lo componen en todo su recorrido (ver figura 3). La solución empleada para las diferentes secciones del paso subterráneo en todo su recorrido es del tipo pórtico de 2 y/o 3 vanos según la sección, dado que es la solución más razonable y viene condicionada por el ancho del tipo de vía, es decir, por el gálibo horizontal, lo que condiciona la luz de la estructura, según las diferentes secciones, con luces variables que van desde aproximadamente los 14,00 m. de la sección tipo hasta los aproximadamente 19,00 m. en la zona de transición con el aparcamiento, ya que las soluciones tipo marco o pórtico de un solo vano están recomendadas para intervalos de luces del orden de los 10,00-15,00 m. respectivamente y por las características geotécnicas aunque en menor medida, ya que se recomienda para terrenos poco competentes el empleo de marcos, mientras que para terrenos competentes la solución recomendada es del tipo pórtico. Empleando para su formación tablero hiperestático de tipo losa aligerada de hormigón armado in situ y placa alveolar con capa de compresión variable según la zona. El paso subterráneo se configura en todo su trazado de techo plano, dado que la montera de tierras, aunque variable, tiene una sección media de 1,50 m. dado que esta viene condicionada por la distancia vertical entre rasantes de los viales que se cruzan y el gálibo vertical, oscilando este de 4,50-5,00 m., siendo lógicamente el primero el que lo limite, teniendo en cuenta que se trata de un paso subterráneo urbano y para alturas inferiores de la montera de tierras a los 8,00 m. es la solución más económica y de más fácil ejecución, ya que las soluciones del tipo abovedadas están recomendadas para alturas de monteras de tierras mayores a los 20,00 metros, y para alturas del doble de la anterior se recomiendan soluciones del tipo abovedadas de espesores reducidos del tipo articulado o biarticulado. El pórtico de dos y tres vanos se forma con muros de sótano cimentados sobre zapata corrida, disponiendo un pórtico central o dos según la zona, formado por pilas cilíndricas cimentadas sobre zapatas aisladas en cuyo fuste se dispone una sección de viga en T invertida de dimensiones variables para recibir el tablero del mismo, todo ello de hormigón armado in situ, para la formación del tablero se dispone placa alveolar de canto 0,50 m. con capa de compresión de espesor variable entre 0,10 y 0,20 m. según la zona, dado que por tratarse de una estructura enterrada el peso de la montera de tierras sobre su techo constituye la acción predominante. En las zonas donde las luces están próximas a los 10,50 m. y la montera de tierras sobre la estructura es máxima se disponen losas aligeradas de hormigón armado in situ de canto 0,70 m., recibidas sobre una viga de sección cuadrada para evitar tener que disponer refuerzos de punzonamiento en la losa. 369

7 Figura 3. Secciones transversales del paso subterráneo en diferentes puntos kilométricos. 3.2 Aparcamiento El aparcamiento de dos niveles presenta unas dimensiones de 317 metros de longitud con un ancho constante de 30,10 m (formado por módulos separados entre sí por juntas de dilatación cada 25,00-30,00 m.). La solución empleada consiste también en una sección transversal de tipo pórtico de cinco vanos, definido por las dos secciones transversales tipo, la primera viene condicionada por la zona de transición con el paso subterráneo, es decir, por la rampa para tráfico pesado de este y los carriles de transición a la planta baja del aparcamiento y la segunda viene condicionada también por la posición de estos carriles y la distribución de las plazas de aparcamiento. Figura 6. Sección transversales tipo 1 y tipo 2, izquierda y derecha, respectivamente. Los dos pórticos de cinco vanos se forman con muros de sótano cimentados sobre zapata corrida, disponiendo cuatro pórticos longitudinales, formados por pilares cuadrados de diferentes escuadrias, para todo el aparcamiento, excepto en las zonas de rampa para tráfico ligero que se disponen pilares rectangulares, cimentados todos ellos sobre zapatas aisladas, para el techo de la planta sótano se dispone un forjado de placa alveolar de 0,20 m. de canto y 0,05 m. de capa de compresión que se recibe mediante una sección de viga en T invertida, para el techo de la planta baja se dispone también forjado de placa alveolar 370

8 de canto 0,50 m. de canto y 0,10 m. de capa de compresión, que también se recibe mediante una sección de viga en T invertida. Como sucedía en el paso subterráneo al tratarse de una estructura enterrada el peso de la montera de tierras sobre este techo constituye la acción predominante, aunque en este caso dado que las luces son más pequeñas no se precisa disponer de losas aligeradas de hormigón armado in situ. Las dos rampas de entrada que se localizan en la calle Honorio Lozano se resuelven mediante losas de hormigón armado in situ recibidas sobre vigas transversales a estas, la rampa que se localiza al final del aparcamiento se resuelve con muros de sótano y placa alveolar de canto 0,50 m. y 0,10 m. de capa de compresión para la zona cubierta por la montera y muros ménsula para el tramo final de salida a superficie. La rampa para tráfico pesado que viene del paso subterráneo y gravita sobre la estructura del aparcamiento se resuelve con placa alveolar de canto 0,50 m. y capa de compresión de 0,10 m. esta placa es recibida de forma longitudinal sobre vigas de sección en T invertida o en L (según al nivel que intercepta con los forjados de los techos de planta sótano -1 y planta baja del aparcamiento) sobre los pilares del aparcamiento. 4. Procedimiento constructivo. 4.1 Paso subterráneo. Procedimiento constructivo zonas con placa alveolar (ver figura 7). Fase -1, 2, 3: Localización y desvío de servicios afectados, retranqueo en los laterales del perímetro de excavación. Fase-4: Vaciado mediante medios mecánicos. Fase-5: Ejecución de los elementos temporales de estabilización de los taludes en base al empleo de malla de triple torsión, gunita y bulones. Fase-6: Excavación de huecos y zanjas para las zapatas perimetrales y aisladas, respectivamente. Fase-7: Ejecución de zapata corrida, alzados de muros zapatas aisladas y pilares del pórtico central, cimbrado y ejecución del ala de la sección de la viga en T invertida. Fase-8: Colocación de placa alveolar. Fase-9: Hormigonado de la capa de compresión y alma de la viga. Fase- 10: Obtenida la resistencia de proyecto, retirada de la cimbra, relleno del trasdós y montera de tierras, entrada en carga de la estructura, comienzo de los trabajos de urbanización en superficie. Procedimiento constructivo zonas con losa aligerada de hormigón armado in situ (ver figura 7). Fase -1, 2, 3: Localización y desvío de servicios afectados, retranqueo en los laterales del perímetro de excavación. Fase-4: Vaciado mediante medios mecánicos. Fase-5: Ejecución de los elementos temporales de estabilización de los taludes en base al empleo de malla de triple torsión, gunita y bulones. 371

9 Fase-6: Excavación de huecos y zanjas para las zapatas perimetrales y aisladas, respectivamente. Fase-7: Ejecución de zapata corrida, alzados de muros zapatas aisladas y pilares del pórtico central, cimbrado y encofrado. Fase-8: Colocación de la armadura y los aligeramientos, hormigonado de la losa. Fase- 9: Obtenida la resistencia de proyecto, retirada de la cimbra, relleno del trasdós y montera de tierras, entrada en carga de la estructura, comienzo de los trabajos de urbanización en superficie. 4.2 Aparcamiento. Procedimiento constructivo tipo 1 (ver figura 8). Fase -1, 2, 3: Localización y desvío de servicios afectados, retranqueo en los laterales del perímetro de excavación, colocación de muro prefabricado de hormigón armado o ejecución in situ, para contener estos servicios. Fase-4: Excavación de batache cero. Fase-5: Reperfilado y sostenimiento del batache cero, ejecución de los elementos temporales de estabilización en base al empleo de mallazo, gunita y bulones. Fase-6: Excavación de batache superior, ejecución de los elementos temporales de estabilización en base al empleo de mallazo, gunita y bulones.. Fase-7: Sostenimiento del batache superior, ejecución de los elementos temporales de estabilización en base al empleo de mallazo, gunita y bulones. Fase-8: Excavación y sostenimiento del batache inferior, ejecución de los elementos temporales de estabilización en base al empleo de mallazo, gunita y bulones. Fase-9: Excavación de huecos y zanjas para las zapatas. Fase- 10: Ejecución de zapata corrida, alzados de muros, zapatas aisladas y pilares de los pórticos longitudinales, cimbrado, encofrado y ejecución del ala de la viga de la sección en T invertida de la planta sótano -1. Fase-11: Colocación de placa alveolar del techo de la planta sótano -1. Fase-12: Hormigonado de la capa de compresión y alma de la viga de la sección en T invertida del techo de la planta sótano -1. Fase-13: Obtenida la resistencia de proyecto, recimbrado. Fase-14: Ejecución de pilares de los pórticos longitudinales, cimbrado, encofrado y ejecución del ala de la viga de la sección en T invertida de planta baja. Fase-15: Colocación de placa alveolar del techo de planta baja. Fase-16: Hormigonado de la capa de compresión y alma de la viga de sección en T invertida de planta baja, obtenida la resistencia de proyecto retirada de los puntales. Fase-17: Colocación de placa alveolar de vano intermedio de techo de planta sótano -1. Fase-18: Hormigonado del resto de la capa de compresión de techo de planta sótano -1. Fase- 19: Obtenida la resistencia de proyecto, relleno del trasdós y montera de tierras, entrada en carga de la estructura, comienzo de los trabajos de urbanización en superficie. 372

10 Procedimiento constructivo tipo 2 (ver figura 9). Fase -1, 2, 3: Localización y desvío de servicios afectados, retranqueo en los laterales del perímetro de excavación, colocación de muro prefabricado de hormigón armado o ejecución in situ, para contener estos servicios. Fase-4: Ejecución de los micropilotes Fase-5: Excavación por debajo del primer nivel de anclajes y viga de atado. Fase-6: Ejecución de la viga de atado y anclajes, tesado de estos cuando la viga de atado tenga la resistencia de proyecto. Fase-7: Excavación por debajo del segundo nivel de anclajes y viga de atado. Fase-8: Ejecución de la viga de atado y anclajes, tesado de estos cuando la viga de atado tenga la resistencia de proyecto. Fase-9: Excavación hasta la cota definitiva. Fase- 10: Ejecución de zapata corrida, alzados de muros, zapatas aisladas y pilares de los pórticos longitudinales, cimbrado, encofrado y ejecución del ala de la viga de la sección en T invertida de la planta sótano -1. Fase-11: Colocación de placa alveolar del techo de la planta sótano -1. Fase-12: Hormigonado de la capa de compresión y alma de la viga del techo de la planta sótano -1. Fase-13: Obtenida la resistencia de proyecto, recimbrado. Fase-14: Ejecución de pilares de planta baja, cimbrado, encofrado y ejecución del ala de la viga de la sección en T invertida de planta baja. Fase-15: Colocación de placa alveolar del techo de planta baja. Fase-16: Hormigonado de la capa de compresión y alma de la viga, obtenida la resistencia de proyecto retirada de los puntales. Fase-17: Colocación de placa alveolar de vano intermedio de techo de planta sótano -1. Fase-18: Hormigonado del resto de la capa de compresión de techo de planta sótano -1. Fase- 19: Obtenida la resistencia de proyecto, relleno del trasdós y montera de tierras, entrada en carga de la estructura, comienzo de los trabajos de urbanización en superficie. Procedimiento constructivo tipo 3 (ver figura 9). Fase -1, 2, 3: Localización y desvío de servicios afectados, retranqueo en los laterales del perímetro de excavación, en este caso el espacio existente no permite la colocación de muro prefabricado de hormigón armado o su ejecución in situ, para contener estos servicios. Fase-4: Ejecución de los micropilotes. Fase-5: Excavación por debajo del primer nivel de anclajes y vigas de atado. Fase-6: Ejecución de la viga de atado y anclajes, tesado de estos cuando la viga de atado tenga la resistencia de proyecto. Fase-7: Excavación por debajo del segundo nivel de anclajes y viga de atado. 373

11 Fase-8: Ejecución de la viga de atado y anclajes, tesado de estos cuando la viga de atado tenga la resistencia de proyecto. Fase-9: Excavación hasta la cota definitiva. Fase- 10: Ejecución de zapata corrida, alzados de muros reforzados por debajo del segundo nivel de anclajes, anclado de este, zapatas aisladas, pilares de los pórticos longitudinales, cimbrado, encofrado y ejecución de la viga de sección en T invertida de la planta sótano -1, cuando el alzado del muro tenga la resistencia de proyecto tesado de los anclajes, picado y retirada de viga de atado existente. Fase-11: Ejecución del resto del alzado del muro reforzado por debajo del primer nivel de anclajes y anclado de este, cuando haya adquirido la resistencia de proyecto tesado de los anclajes, picado y retirada de la viga de atado existente, colocación de la placa alveolar del techo de sótano -1. Fase-12: Hormigonado de la capa de compresión y alma de la viga del techo de la planta de sótano -1. Fase-13: Obtenida la resistencia de proyecto, recimbrado. Fase-14: Ejecución de pilares de los pórticos longitudinales de planta baja, cimbrado, encofrado y ejecución del ala de la viga de la sección en T invertida de planta baja. Fase-15: Colocación de placa alveolar del techo de planta baja. Fase-16: Hormigonado de la capa de compresión y el alma de la viga de sección en T invertida del techo de planta baja, obtenida la resistencia de proyecto retirada de los puntales. Fase-17: Colocación de placa alveolar de vano intermedio de techo de planta sótano -1. Fase-18: Hormigonado del resto de la capa de compresión de techo de planta sótano -1. Fase-19: Obtenida la resistencia de proyecto, relleno del trasdós y montera de tierras, entrada en carga de la estructura, comienzo de los trabajos de urbanización en superficie Fase-20: Eliminación de las cabezas de los anclajes del muro perimetral de la planta sótano

12 Figura 7. Procedimientos constructivos, paso subterráneo, zonas con placa alveolar y zonas con losa aligerada de hormigón armado in situ, izquierda y derecha respectivamente. 375

13 FASE - 1 FASE - 11 FASE - 2 FASE - 12 FASE - 3 FASE - 13 FASE - 4 FASE - 14 FASE - 5 FASE - 15 FASE - 6 FASE - 16 FASE - 7 FASE - 17 FASE - 8 FASE - 18 FASE - 9 FASE - 19 FASE - 10 Figura 8. Procedimiento constructivo tipo 1, aparcamiento de dos niveles. 376

14 Figura 9. Procedimiento constructivo tipo 2, aparcamiento de dos niveles. 377

15 Figura 10. Procedimiento constructivo tipo 3, aparcamiento de dos niveles. 378

16 Referencias. Calavera J., (1992), Cálculo de flechas en estructuras de hormigón armado, pp , pp Calavera J., (2002), Cálculo, construcción, patología y rehabilitación de forjados de edificación, pp , pp Rodríguez L.F., (2005), Forjados, pp Montoya P., Meseguer Á., Moran F., (2001) Hormigón armado, pp Montoya P., Meseguer Á., Moran F., (2001) Hormigón armado, pp Ministerio de Fomento, (2004) Guía de cimentaciones en obras de carretera, pp Ministerio de Fomento, (2005) Obras de paso de nueva construcción, pp. 9-27, pp Agradecimientos. El autor del presente artículo agradece la colaboración prestada por SILGA S.L., en la persona de D. Eduardo Ceballos Gorostiza que ha llevado acabo todo el recálculo y redefinición de la estructura, GEOESTUDIOS S.A. en las personas de D. Santiago Veyrat Marqués, D. Enrique Lancha Martí, D. Adriano Cortel Forcat, EXTREMADURA 2000 DE ESTRUCTURAS S.A. en la persona de D. Jorge Franco Rey. Así mismo, agradezco la inestimable colaboración prestada en obra por COVER S.L., en las personas de D. Carlos Grande Ayuso, D. Senen Belinchón Blanco, D. Miguel Montero Larizgoitia, D. Antioco Barbero Ruano, D. Jaime Fuentes Lorenzo, D. José María Ruiz Martín, D. Jaime Pérez Villa, D. Abraham Marcos García, ORTIZ CONSTRUCCIONES Y PROYECTOS S.A. en las personas de D. Javier Valero Lapetra, D. Miguel Ángel Galván Laborda, TECNIA INGENIEROS S.A., en las personas de Dña. Lissette Navarro Campillo, D. Beltrán Sarro Cañizares. El autor agradece también la colaboración que ha recibido de D. Carlos L. Álvarez Gómez y D. Enrique de la Parte del Río durante la preparación y redacción de este artículo. Correspondencia (Para más información contacte con): Destinatario: Álvaro Ruiz López. C/ Cisneros nº 47, 6ºC, Alcorcón (Madrid) Teléfono: