Depresión mayor y distimia: bases relacionales y guías para la intervención

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Depresión mayor y distimia: bases relacionales y guías para la intervención"

Transcripción

1 Depresión mayor y distimia: bases relacionales y guías para la intervención Juan Luis Linares (*) (*) Profesor Titular de Psiquiatría. Universidad Autónoma de Barcelona. Resumen Se destaca la importancia de distinguir dos modalidades fundamentales de depresión: una más grave, heredera de la antigua psicosis maniaco-depresiva (la depresión mayor) y otra más leve, de estirpe neurótica (la distimia). En la familia de origen del depresivo mayor se encuentra generalmente una pareja parental bien avenida, con una relación complementaria, y un fracaso de las funciones parentales bajo el signo de una fuerte exigencia sin valoración. Descalificado, el paciente tiende a construir a su vez una pareja complementaria, que se rigidifica cuando, tras verse frustradas sus expectativas de protección y valoración, intervienen los síntomas cerrando el círculo de la descalificación. El distímico, en cambio, procede de una familia con padres mal avenidos, que lo triangulan decantándolo por la coalición con uno de ellos y el antagonismo con el otro. Imitando el modelo parental, el paciente tiende a construir una pareja simétrica, en la que los síntomas se integran participando en los juegos de poder. La intervención terapéutica focalizará fundamentalmente a la pareja, aunque, en el caso de la depresión mayor, beneficiándose mucho de un abordaje a la familia de origen y también de un trabajo individual con el propio paciente. Palabras clave: depresión mayor; distimia; familia de origen; pareja; mitología; organización.

2 Introducción Las depresiones son el territorio donde, desde hace unos años, se libra la más importante batalla en el campo de la salud mental. La psiquiatría de ideología biologicista y su poderoso sponsor, la industria farmacéutica, apuestan fuerte por unos trastornos que, además de estar muy extendidos, representan la cara más respetable de los trastornos mentales. Los depresivos, en efecto, encarnan a la perfección el viejo sueño de la psiquiatría de ser una especialidad médica como las otras, puesto que ellos se avienen sin dificultades a ser considerados enfermos como los otros. No deliran diciendo cosas extrañas ni adoptan comportamientos provocativos, sino que se limitan a estar tristes y a sufrir en silencio. Aceptan de mil amores la medicación que se les ofrece y, en el colmo de la delicadeza, lejos de protestar si no se curan, se auto-culpabilizan. Sumamente apegados a la respetabilidad de las apariencias, no se rebelan contra las metáforas biológicas que les interpretan sus sufrimientos en términos de problemas bioquímicos del cerebro. Al fin y al cabo, ellos han crecido en ambientes que desaconsejan la crítica y la expresión de emociones hostiles, por lo que se sienten más seguros en medios médicos que psicoterapéuticos. Por otra parte, respecto de la capacidad de consumo de fármacos de los depresivos (de unos fármacos antidepresivos con precios escandalosos), no cabe la menor duda. Baste con recordar el fenómeno Prozac, que, aunque superado por otros productos más modernos ya casi no se estudia en las facultades de medicina, sigue estudiándose en las escuelas de bussiness administration. Y, sin embargo, si hay un trastorno psicológico capaz de expresar sin la menor ambigüedad la realidad relacional subyacente, es la depresión, con un argumento tan sencillo como que la gente se entristece cuando tiene motivos para ello. Sólo que los motivos no son siempre aparentes ni existe autorización para hablar de ellos. Por eso es una responsabilidad social, ética y hasta política, además por supuesto de profesional, liberar a los depresivos de la inmensa mistificación que los presenta, ante los demás y ante ellos mismos, como simples consecuencias casuales de una disfunción fisiológica. Pero, antes de avanzar en una propuesta de comprensión de los fenómenos depresivos, se hacen necesarias dos puntualizaciones. Cuando denunciamos la biologización de las depresiones no estamos negando la importancia del substrato biológico. Es obvio que el cerebro les brinda un hardware imprescindible, como a todos los procesos mentales. Y, como en todos los procesos mentales, el software entra por los órganos de los sentidos, que

3 vehiculizan la comunicación y la relación. Focalizar sólo la bioquímica cerebral del depresivo es tan absurdo como llamar al electricista cuando nuestra computadora se desprograma, pero nadie en su sano juicio pretenderá hacerla funcionar sin fluido eléctrico. Por otra parte, hablar de depresiones en general supone incurrir en una importante simplificación, porque existen muchas modalidades de depresión correspondientes a contextos relacionales muy diversos (Linares y Campo, 2000). En lo sucesivo, usaremos el término depresión para referirnos a la depresión mayor, heredera de la vieja psicosis maníaco-depresiva y representante de la gama alta de la serie en lo que a gravedad se refiere. Reservaremos, en cambio, el término distimia para denominar a las formas menos graves de los trastornos depresivos, correspondientes a la esfera neurótica. La familia de origen El futuro depresivo viene al mundo en una familia definida relacionalmente por una relación conyugal de la pareja parental de signo complementario, es decir, no generadora de grandes confrontaciones o conflictos y tendente a funcionar de forma razonablemente armoniosa. Priorizando la conyugalidad sobre la parentalidad, dicha pareja experimenta dificultades en el ejercicio de las funciones parentales. Tales dificultades suelen traducirse en altos niveles de exigencia y escasa valoración de los esfuerzos realizados para responder a ésta. Se trata desde luego de condiciones coyunturales, que pueden durar más o menos tiempo dependiendo de las circunstancias y que suelen personalizarse en el trato que recibe un hijo, y no el resto. Un ejemplo típico sería la hija que, en otros tiempos, se quedaba soltera para cuidar de los padres en su ancianidad, o simplemente la que, con independencia de su estado civil, era más exigida que valorada en sus servicios a la familia. No es que los padres fueran exigentes y poco valoradores en general, sino que a ella en concreto le tocaba someterse a esa pauta relacional. Y también le tocaba cierta predisposición a la depresión. La organización de la familia de origen del depresivo mayor presenta generalmente una apariencia aglutinada, bajo la cual subyace un fondo desligado y hasta expulsivo. Se habla mucho de unidad, pero el paciente puede tener la impresión de que su presencia es, en realidad, superflua. La pareja parental se muestra, como hemos dicho, cohesionada, en contraste con la mayor distancia emocional que evidencia con respecto a los hijos y, particularmente, con el paciente. Ello se corresponde, en consecuencia, con importantes diferencias en el seno de la fratría, donde el paciente puede reproducir la historia de la Cenicienta: explotación y marginación cruelmente combinadas aunque, desde luego, explícitamente negadas. La jerarquía familiar suele mostrar un panorama autoritario, aunque no necesariamente con formas despóticas. El progenitor que ocupa la posición complementaria superior ( one up ) suele

4 ejercer la autoridad y también desempeñar el papel más activo en la pauta relacional depresógena: más exigente, rechazante y descalificador. Y no sirve de mucho para neutralizar dicha pauta que el progenitor one down sea formalmente más afectuoso y aceptador si, en cualquier caso, se respetan las reglas del juego complementario. La adaptabilidad muestra familias tendentes a la rigidez, que cambian poco con la modificación de las circunstancias externas y con el desarrollo del ciclo vital. En la mitología (Linares, 1996) de la familia del depresivo se distinguen unos valores y creencias presididos por la descalificación del paciente. Se valora sobre todo dar la talla en el cumplimiento de los criterios de éxito social: lo que está bien, lo que debe ser, el qué dirán... En definitiva, el culto a las apariencias y a la honorabilidad de la fachada. Como todo ello se traduce en un alto nivel de exigencia y en unos objetivos imposibles de alcanzar, el fracaso, y la subsiguiente descalificación, están casi garantizados. El clima emocional muestra el contraste entre una apariencia de calidez solidaria y un fondo de gran frialdad e hipercrítica. Se da por sentado el fracaso del paciente, dadas su incapacidad, su insignificancia y sus escasos recursos. Por ello no hay que dramatizar si las cosas le van mal: es lo más natural. En cuanto a los rituales, presididos por la alta exigencia, son rígidos y de obligado cumplimiento, con asignación de roles no intercambiables de los que, ciertamente, corresponden al paciente los más ingratos. Crecer en un ambiente de hiperexigencia, donde está prohibido rebelarse, conduce a construir una identidad que incorpora narrativas coherentes con ese contexto. En ellas ocupan lugares preferentes la responsabilidad, el deseo de quedar bien con los demás, la necesidad de preservar la respetabilidad de las apariencias y de comportarse por encima de cualquier sospecha. Ello explica que, como decíamos antes, el depresivo sea el principal cómplice de la biologización de su trastorno, que lo absuelve de cualquier participación en turbios juegos relacionales. Y también explica que, si sucumbe a la desesperación, busque en el supremo acto depresivo que es el suicidio la solución a su situación. Suicidándose se castiga por una parte por no haber sido capaz de estar a la altura de las circunstancias respondiendo a lo que se le exigía, pero también se venga del injusto trato de que ha sido objeto dejando un amargo legado de culpa a los que le sobreviven. Una perspectiva evolutiva ayuda a contextualizar las depresiones en una dimensión de ciclo vital. Puede ocurrir, efectivamente, que, ya en la infancia, sea tanto el peso de la exigencia y tan dura la falta de valoración, que el niño sucumba en un proceso que, probablemente, no evidenciará los síntomas característicos de la depresión pero podrá desembocar en un suicidio. Si el sujeto consigue superar la adolescencia, es posible que el desencadenamiento del trastorno se produzca en la edad adulta, cuando, como veremos, una relación de pareja que frustre las expectativas de recibir, por fin, ayuda y apoyo, puede constituirse en factor decisivo. Pero, incluso si la pareja no basta para poner en marcha la depresión, ésta puede precipitarse en la vejez, cuando no faltan las pérdidas relevantes ni las ocasiones de trasladar a la relación con los hijos el frente conflictual más significativo.

5 Lucía, la hija mayor de Raquel, solicita terapia familiar para ella, su madre y sus hermanos, con el objetivo de superar el duelo por la muerte del menor de éstos, Luis, acaecida hace seis meses. Raquel, de 72 años y viuda desde hace tres, tiene cuatro hijos vivos: Lucía, de 39, Juan Pedro, de 37, Lucas, de 35 y Ernesto, de 33. Luis tenía 31 años y murió de AIDS, tras haberse contagiado en prácticas homosexuales en un contexto personal y relacional altamente caótico. Iniciada la terapia, destaca sobre todo el estado depresivo de la madre, que no responde a psicofármacos y que empeora con las constantes provocaciones de Lucas, quien vive con ella desde su reciente separación. La historia de Raquel es sobrecogedora. De niña, ella quería estudiar pero sus padres no se lo permitían, exigiéndole que trabajara para colaborar en la economía familiar. Incluso la lectura le estaba prohibida para no gastar electricidad, debiendo practicarla clandestinamente con la ayuda de velas y de su abuela, que se apiadaba de ella y la apoyaba. Apenas llegada a la edad núbil, Raquel se casó con Enrique, un buen chico que la conocía desde niña y que también le ofrecía apoyo y seguridad. Sólo que, al poco tiempo, la madre de Enrique enviudó y fue a vivir con la joven pareja. Raquel intentó resistirse, pero Enrique se lo impuso sin posibilidad de alternativas. La única compensación de Raquel fue, poco tiempo después, llevar a su propia madre, igualmente recién enviudada, a vivir con ellos. Pero fue una triste compensación, porque las dos ancianas se odiaban y desarrollaron una guerra que desgarró a la familia y parceló la casa. En efecto, el pequeño apartamento estaba dividido en dos territorios impenetrables por el enemigo, y la cocina y el cuarto de baño debían ser usados por turnos por cada abuela, que acusaba a la otra (y, probablemente, no sin razón) de querer envenenarla. La terapia destacó la heroicidad de Raquel, quien, en circunstancias tan adversas, consiguió mantenerse a flote y sacar adelante a sus hijos, y, a medida que se desarrollaba esta argumentación, ella mejoró espectacularmente, desapareciendo totalmente los síntomas depresivos. Sin embargo, de forma paralela, los hijos parecían encontrarse incómodos y Lucas incrementó sus conductas provocadoras con la madre. Se abría paso un discurso en el que ellos aparecían como damnificados de una situación que la madre no había sido capaz de controlar; todos habían debido abandonar la familia demasiado pronto y en condiciones precarias, ninguno había podido realizar estudios y, aún ahora, sus vidas carecían de estabilidad emocional y económica. Por no hablar de Luis, que, en cierto sentido, había muerto a causa de la debilidad de su madre. A medida que se legitimaba esta mitología emergente, que reconocía el sufrimiento de los hijos y en la que los comportamientos agresivos de Lucas adquirían una cierta dimensión vindicativa, la madre se volvió a deprimir mientras los hijos se tranquilizaban. Era como si intentaran abrigarse con una manta demasiado pequeña para todos que, cuando era estirada para cubrir a los hijos, destapaba a la madre y viceversa. La trayectoria del paciente distímico es radicalmente diferente, aunque, en la práctica, existen múltiples vías de paso o variedades mixtas con la depresión. En principio, el distímico

6 procede de una familia definida por una conyugalidad disarmónica de la pareja parental, que no duda en utilizar a sus hijos como aliados para intentar resolver sus conflictos. Triangulado en ese juego disfuncional, el futuro distímico experimenta una ansiedad ligada a su conflicto de lealtades, que, al decantarse por la alianza con uno de los progenitores, se asocia pronto a la pérdida de la relación con el otro. Dicha pérdida provoca tristeza, que será evocada más adelante, cuando la vida genere nuevas pérdidas relacionalmente significativas, traduciéndose en el conglomerado de síntomas ansioso-depresivos, típicamente neuróticos, que caracterizan a la distimia. La organización de la familia de origen del distímico se basa en una pareja parental simétrica, en la que la disarmonía conyugal coexiste con una razonablemente bien conservada parentalidad. El interés inicial por el bienestar de los hijos se ve interferido por la dificultad para resolver los conflictos, lo cual conduce a la búsqueda desesperada de aliados. El hijo que queda enganchado en una coalición transgeneracional con uno de los progenitores, sufre la pérdida relacional del otro, que se retira negándole el acceso en lo que constituye la modalidad de triangulación manipulatoria típica de la distimia. En cuanto a la mitología, los valores y creencias se presentan presididos por la alta polarización que caracteriza a la familia del distímico. Se trata de una atmósfera relacional hiperpolítica, en la que los juegos de alianzas y coaliciones se corresponden con contínuas rivalidades. Si el primer hijo cae en el campo de la madre, lo más probable es que el segundo (o la segunda, y las leyes edípicas favorecerán el juego) lo haga en el del padre. Competitividad y lealtad, castigo y recompensa, estarán muy presentes. El clima emocional es tenso y, a menudo, explosivo, con un alto nivel de explicitación de los conflictos. La irrupción de los síntomas rebaja la tensión al principio, si bien este efecto tiende a disminuir con el paso del tiempo. Los rituales, por su parte, están definidos por la división en bandos o partidos, que incluyen a los propios y excluyen a los otros. Se hacen cosas con los aliados, pero puede haber una extrema incomunicación con los antagonistas. La pareja y la familia creada Mientras le queda capacidad de resistencia, el futuro depresivo mayor busca protección intentando escapar cuanto antes y con indisimulable urgencia a los lazos que lo aprisionan en la descalificación. Por eso su elección de pareja viene definida por la premura y por la necesidad de obtener aquello de lo que carece: una relación más protectora y valorizadora que exigente. Si la encuentra, es probable que ahí se acaben sus problemas, pero la urgencia es mala consejera, y también es posible que, en las prisas, se deje engañar por una oferta relacional sólo superficialmente adecuada a sus demandas.

7 CÓNYUGE PACIENTE El típico cónyuge del depresivo (o esposo de la depresiva, para hacer justicia a la estadística) es alguien que necesita demostrarse a sí mismo y demostrarle al mundo que es capaz de proteger y apoyar generosamente a quien pueda requerir su ayuda. El problema surge porque esa ayuda que brinda y que, inicialmente, beneficia a la persona potencialmente depresiva que la recibe, es ejercida menos por las necesidades de ésta que por las propias del dispensador, por lo que no existen garantías razonables de la continuidad ni de la adecuación de dicha ayuda. Cuando el futuro paciente se siente objeto de un nuevo engaño (no olvidemos que procede de una familia en la que las respetables apariencias encubren graves carencias relacionales), puede darse por vencido, sucumbiendo definitivamente a la depresión. La pareja así construida, evoluciona dominada por una complementariedad rígida, en la que el paciente se abandona progresivamente a los síntomas y a la descalificación, mientras que el cónyuge acumula siempre más responsabilidades y prestigio. Y no es raro que, de nuevo, esta fachada sirva para que se oculten los puntos débiles del cónyuge, que lucirá en su esplendidez llena de abnegación de forma paralela al hundimiento del depresivo en la miseria de la cronicidad. Demanda masiva Frustración de expectativas Síntomas: depresión y hostilidad negada Respuesta descalificadora Sobreimplicación y abnegación Compromiso de apoyo Figura nº 1 La Figura nº 1 muestra esquemáticamente algunos circuitos relacionales viciosos de la pareja del depresivo. El futuro paciente, acuciado por sus carencias y necesidades, plantea unas demandas de protección y atención masivas, que despiertan el interés del candidato a cónyuge. La relación se consolida y formaliza sobre la base de un compromiso de apoyo incondicional,

8 que más tarde fracasa, tanto por la intensidad de la demanda como por las limitaciones del propio cónyuge. La frustración de las expectativas del paciente provoca una primera respuesta descalificadora por parte del cónyuge ( Nunca tiene bastante! ), que se une al coro descalificador ya existente en la familia de origen de aquél ( Qué nos vas a decir, ya sabemos cómo es! ). Ese el contexto en el que suelen aparecer los síntomas: depresión manifiesta y hostilidad negada subyacente. El cónyuge tiende a reaccionar sobreimplicándose y desarrollando una conducta abnegada, dispensadora de cuidados (respuesta al célebre care eliciting behavior (Henderson, 1974), comportamiento provocador de cuidados). Se cierra así el círculo con la confirmación de un compromiso de ayuda inexorablemente condenado al fracaso, en una atmósfera de creciente descalificación (Loriedo, 2004) que no hace sino aumentar la desmesura de las demandas, progresivamente centradas en la enfermedad y la invalidez. La pareja del distímico se construye en términos distintos de la del depresivo mayor, puesto que lo hace en base a la igualdad. En efecto, el futuro distímico elige a alguien con un patrimonio relacional parecido al suyo, estableciendo una pareja de corte simétrico. Cuando una nueva pérdida (v.g., muerte del progenitor aliado, marcha de los hijos a la escuela, desempleo, etc.) es procesada de modo sintomático, la igualdad se rompe, aunque los síntomas restablecen un nuevo equilibrio que, por la precariedad que le confiere la cambiante participación de éstos, será una simetría inestable. En la Figura nº 2 se aprecian algunos circuitos relacionales viciosos de la pareja del distímico. Ante el impacto de eventuales pérdidas significativas, el futuro paciente expresa quejas que son percibidas por el cónyuge como exigencias, lo cual le impide atenderlas con respuestas adecuadas de apoyo solidario. Su actitud crítica es percibida por aquél, que responde con retiro y hostilidad. En una dinámica de ataque y defensa, el cónyuge responde con más de lo mismo: retiro y hostilidad. Los síntomas hacen irrupción y el paciente se muestra triste y ansioso, lo cual genera en el cónyuge, ahora sí, una reacción de acercamiento y afecto que induce una mejoría. Pero este efecto benéfico es interpretado en términos de manipulación, lo cual evoca en el cónyuge la exigencia y el ataque ya experimentados y le provoca un reflejo de rechazo. Ello cierra el círculo de la simetría inestable, alimentado por los síntomas. Con el tiempo se instaura el cansancio, que abrevia el circuito generando un by pass directo entre el rechazo y los síntomas: es la cronicidad. Maribel y José Luis se conocieron cuando los dos eran jóvenes y activos, trabajando exitosamente como administrativos en reconocidas empresas. Maribel era la mayor de dos hermanas y, desde pequeña, había tenido una relación privilegiada con su padre, hombre tradicional y autoritario pero justo y muy trabajador. La hermana menor, Marisa, era, en cambio, la aliada de la madre, y siempre había mantenido con Maribel relaciones de rivalidad. José Luis era hijo único y, aunque de pequeño fue el apoyo incondicional de la madre, con el paso del tiempo extendió esa función también a su padre, convirtiéndose en el báculo de la vejez de la pareja parental.

9 CÓNYUGE PACIENTE Pérdida y queja Percibe crítica : retiro y hostilidad Síntomas: tristeza y ansiedad Mejoría Percibe ataque: retiro y hostilidad Acercamiento y afecto Rechazo y cansancio Percibe exigencia Figura nº 2 La joven pareja tuvo tres hijos muy seguidos, motivo por el que Maribel debió dejar de trabajar para dedicarse al cuidado de los niños. Mientras tanto, José Luis creó una empresa propia con notable éxito. Pero, a pesar de la boyante situación económica, los problemas no tardaron en presentarse. El padre de Maribel murió, dejándola en una situación de cierto desamparo frente al tándem constituido por su madre y su hermana. Simultáneamente, la progresiva dedicación de José Luis al cuidado de sus padres la sacaba de quicio, provocando continuas discusiones entre ambos. Maribel ya había tenido algunas dificultades en la adolescencia, pero ahora los síntomas reaparecieron con más intensidad: la angustia y la tristeza la obligaban a permanecer en la cama descuidando las tareas domésticas y la pareja alternaba períodos de alta conflictividad con otros de relativa reconciliación, desgraciadamente cada vez más raros. Cuando, ya sesentones, acudieron a terapia, Maribel estaba diagnósticada de distímica desde mucho tiempo atrás y la pareja llevaba más de diez años sin apenas hablarse.

10 La intervención terapéutica en la depresión mayor Una terapia relacional de un paciente afecto de depresión mayor y su familia debe plantearse, desde el inicio, la neutralización de mitos yatrógenos del tipo es una enfermedad biológica y hereditaria. Si se acepta sin discusión un planteamiento de ese tipo, se cierran las puertas a cualquier cambio que pueda proceder del territorio relacional, que queda inevitablemente descalificado. Además, la terapia y el terapeuta se desvalorizan a los ojos de un paciente que, en el fondo de su narrativa, sabe que ha sido objeto de un trato injusto que algo tiene que ver con sus males. Sin embargo, el desmantelamiento de los groseros prejuicios biologicistas no está exento de dificultad, ya que cuentan con la complicidad del propio paciente, educado en la evitación de la confrontación y de la explicitación de emociones negativas. Habrá que proceder a una delicada negociación epistemológica, en la que los conflictos y las problemáticas relacionales vayan ganando legitimidad progresivamente, a medida que la pierden los burdos lugares comunes biológicos. En este sentido, resulta de gran utilidad incluir el control de la medicación como un recurso más dentro de la estrategia psicoterapéutica. Expresar escepticismo o manifiesto rechazo de la medicación antidepresiva es un error que se puede pagar caro, pero tampoco ayuda mucho delegar el control farmacológico en alguien totalmente ajeno a la terapia, puesto que, en tal caso, lo más probable es que ambos espacios compitan en posición simétrica, con ventaja para los mensajes favorables a la medicación y críticos con la psicoterapia. Será más útil que sea un miembro del equipo, o alguien que comparta el modelo y que esté en estrecha relación con el terapeuta, quien se encargue de la medicación, emitiendo mensajes coherentes, del tipo: se trata de unas muletas necesarias mientras usted no gestione su vida de forma diferente. La terapia se construirá con distintos sistemas familiares dependiendo del momento del ciclo vital del paciente. Las cada vez más frecuentes depresiones del niño y el adolescente serán, obviamente, tributarias preferentes de la familia de origen, y las de ancianos deberán implicar a los hijos y nietos. Sin embargo, siendo la depresión mayor un trastorno que afecta mayoritariamente a adultos en edades medias, la involucración más directa será la de la pareja. No es casual que la escasa bibliografía sistémica existente sobre terapia de depresiones se refiera, casi exclusivamente, a terapia de pareja (Jones y Asen, 2000; Clarkin et al., 1996; Coyne, 1984). Sin embargo, siempre que sea posible, el proceso se verá beneficiado de la participación de la familia de origen en una etapa inicial de la terapia, tras unas cuantas sesiones con la pareja. Y también ayudará, a partir de un cierto momento, la alternancia de sesiones individuales con el paciente. En el universo relacional deprivado, cargado de exigencia y descalificación, que caracteriza al background del depresivo, la terapia se puede construir sobre lo que llamamos una triangulación recalificadora, como muestra la Figura nº 3. El terapeuta tratará de establecer

11 Paciente Terapeuta Familia Figura nº 3 una alianza terapéutica con el paciente, pero negociándola con el cónyuge y con la familia de origen de forma que éstos, lejos de sentirse amenazados, comprendan que ellos serán los principales beneficiarios. El mensaje puede parecerse al que encuentran los usuarios en las carreteras en obras: perdonen las molestias, trabajamos para ustedes. La intervención terapéutica sobre la mitología familiar del depresivo ha de prestar especial atención a los mitos descalificadores, fuertemente arraigados y sostenidos por la narrativa del propio paciente ( no valgo para nada ; toda la culpa es mía ). La alternativa buscada debe ser construir nuevos mitos recalificadores y reparadores. Ana María se enamoró de Enrique impresionada por la delicadeza y generosidad de éste, que contrastaba fuertemente con la explotación y el descuido a que estaba dolorosamente acostumbrada en su familia de origen. Sin embargo, ya casados y con el paso del tiempo, Enrique puso de manifiesto su tendencia a mostrarse delicado y generoso con todo el mundo, especialmente con los muchos hermanos, tíos y primos que componían su propia familia. Ana María desarrolló su primer episodio depresivo a raíz de descubrir que todo su patrimonio había sido hipotecado para capitalizar una empresa económicamente ruinosa en la que todos los empleados eran parientes de Enrique. A pesar de esa evidencia, años después Ana María era considerada en la familia de su marido una mujer incomprensiblemente enferma, incapaz de gestionar su propio hogar, esposa y madre irresponsable, etc. La terapia fue un laborioso proceso reconstructivo, uno de cuyos hitos consistió en pedirle a Enrique que reuniera a los miembros más destacados e influyentes de su familia de origen y, ante ellos, revelara la historia secreta de los sufrimientos de Ana María, denunciando de una vez por todas el trato injusto de que había sido objeto y definiéndola en positivo como una mujer víctima de unas circunstancias que ya no se repetirían nunca más.

12 El culto a las apariencias y a la honorabilidad de la fachada forma parte del núcleo duro de los valores y creencias de la familia del depresivo. Desafiarlos frontalmente puede generar reacciones de rechazo a la terapia, pero es necesario relativizarlos para provocar su progresiva desaparición. Los rituales, tendentes a la rigidez, deben ser sustituidos por otros más flexibles, en los que desaparezcan los altos niveles de exigencia para con el paciente. Por su parte, el clima emocional, de cálida apariencia y frío fondo, debe transformarse en el sentido de una generalización de la calidez. Berta describía las reuniones familiares con motivo de las fiestas de Navidad como una pesadilla recurrente cuya sola evocación le hacía temer la recaída en su trastorno depresivo. En tales ocasiones, mientras se recogían los regalos del árbol y se cantaban villancicos, ella sentía más que nunca el peso de la fría mirada descalificadora de su madre, que parecía recordarle constantemente su torpeza, la falta de adecuación de sus regalos y, en definitiva, su insignificancia frente a la magnificencia de sus dos hermanos y sus respectivas familias. Además, ella era la encargada tradicional de recoger la vajilla y de quedarse hasta la madrugada fregando y ordenando toda la casa. Y ese horror se repetía con exactitud cuatro veces precisas: la cena de Navidad, la comida de San Esteban, la cena de Año Nuevo y la comida de Reyes! La sede de la celebración rotaba entre las casas de los diferentes miembros de la familia, pero su rol de cenicienta permanecía inalterable. Y ella no se sentía con fuerzas de resistirse. Hasta que la terapia propició un desafío bien planificado: Berta, su marido y su hijo se irían de vacaciones a la montaña y, una vez allí, telefonearían diciendo que este año no contaran con ellos para las fiestas familiares, porque habían optado por celebrarlas por su cuenta. Y en el abrigo de su familia creada, Berta consiguió la fuerza necesaria para transformar la mitología familiar. La organización de la familia del depresivo debe ser también objeto de intervención terapéutica. De entrada, en el dominio de la pareja, el objetivo fundamental será combatir la complementariedad rígida dando poder al paciente. El término empowering, del que tanto se ha abusado, tiene en este terreno su mejor aplicación. Enfocando la familia de origen, también será útil disminuir las distancias intergeneracionales, a diferencia de lo que constituye la práctica habitual de los terapeutas sistémicos en tantas otras situaciones disfuncionales. Hay que tener en cuenta que, en las familias a transacción depresiva, es frecuente que el frente parental, unido en su actitud descalificadora, constituya uno de los más sólidos baluartes de disfuncionalidad, por lo que disminuir las distancias equivale a suavizar las relaciones jerárquicas y, en definitiva, a flexibilizar el sistema. Por eso también tiene sentido trabajar para que uno de los progenitores asuma funciones nutricias renunciando a las actitudes descalificadoras. Esta maniobra será

13 doblemente eficaz si el que cambia es el progenitor que ocupa la posición de superioridad en la relación complementaria que suele presidir la pareja parental. En cuanto a la fratría, conviene ayudarla a cohesionarse y hacerse más solidaria. No es raro que, si fracasan los intentos por modificar a los padres, los hermanos puedan tomar el relevo y actuar como frente reparador y facilitador del cambio. Ya hemos hablado de la conveniencia de introducir, a partir de un momento dado, sesiones individuales alternando con las familiares o de pareja. La elección del momento es importante, y debe contar con haberse ganado previamente la confianza del paciente para con el proceso terapéutico. En caso contrario, el mensaje puede ser malinterpretado por éste como un retorno al abordaje tradicional y, por tanto, al más de lo mismo carente de interés. Neutralizar los sentimientos de culpa y legitimar, en cierta medida, la hostilidad latente del paciente serán dos de los primeros empeños de este trabajo sobre la narrativa individual del depresivo. La culpa es tremendamente injusta, puesto que nace de la convicción de no poder responder satisfactoriamente a las desmesuradas exigencias de que ha sido objeto. El paciente lo sabe en el fondo, pero no puede evitar adherir a la hiperexigencia. Por eso termina acogiendo con alivio una legitimación de su rechazo de la culpa y de su enfado, en cierto sentido justiciero. En este plano individual, la medicación también puede ser usada estratégicamente para, más allá de sus efectos neurofisiológicos, reforzar la adhesión del paciente al tratamiento en la negociación epistemológica a que ya hemos hecho referencia. No olvidemos que uno de los constructos más hondamente enraizados en la identidad del depresivo es el deseo de ser considerado un enfermo como los demás. La intervención terapéutica en la distimia La intervención terapéutica en la distimia presenta diferencias notorias con respecto a la de la depresión mayor. De entrada, la trascendencia de la implicación de la familia de origen es mucho menor, no porque no la haya, sino porque, por regla general, ha producido mucho menos sufrimiento. En consecuencia, la terapia gravitará en la mayoría de los casos sobre la pareja, que deberá constituir una suficiente plataforma para el cambio. Dada la relación simétrica que caracteriza a la pareja distímica, habrá que evitar alianzas unilaterales con el paciente, cuidando que la relación con ambos cónyuges sea exquisitamente neutral. En las terapias individuales es aún mayor el riesgo de triangulación, quedando atrapado el/la terapeuta en una relación pseudo-conyugal con la/el paciente.

14 Por otra parte, la importancia de la medicación en la narrativa del paciente distímico es incomparablemente menor que en la del depresivo, por lo que no habrá que preocuparse tanto por su inclusión en el espacio psicoterapéutico. Por el contrario, el escepticismo respecto de la ayuda que los fármacos puedan aportarle constituye una facilidad para el desarrollo de la terapia. La intervención sobre la mitología en la familia a transacción distímica debe fomentar nuevos valores y creencias basados en la cooperación y la armonía. Para ello será de gran utilidad ayudar a los cónyuges a negociar sobre sus respectivas demandas y reproches. Los rituales excluyentes, basados en la división en bandos opuestos, deberán ceder el paso a otros integradores y orientados a la reconciliación. Y todo ello en un clima emocional renovado, más fresco y menos explosivo. Antonio se jubiló a los sesenta años, gozando de muy buena salud, coincidiendo con la muerte de la madre de Asunción, su esposa. Ésta, rota la relación privilegiada con su progenitor aliado, quedó en manifiesta desventaja con respecto al tándem constituido por su padre y su hermana rival, y empezó a hacer síntomas distímicos. Abatida y angustiada, pasaba largo períodos de tiempo en la cama, descuidando sus tareas domésticas ante la mirada crítica de Antonio, que ahora tenía todo el tiempo del mundo para inmiscuirse en un territorio de tradicional responsabilidad de Asunción. Cuando la pareja acudió a terapia, Asunción era una enferma crónica que, refugiándose en ese rol, negaba a Antonio cualquier contacto sexual. Éste, a su vez, la había despojado de la administración de la economía doméstica y la humillaba dándole pequeñas cantidades de dinero para la compra diaria, so pretexto de que era una malgastadora. Una de las primeras maniobras terapéuticas consistió en convencerlos de que con su obstinación se estaban perdiendo cosas muy importantes de la vida y de que era preciso que negociaran una nueva aproximación sexual (objetivo muy deseado por Antonio) y una nueva distribución de responsabilidades domésticas (meta exigida por Asunción), en la que Antonio pudiera dedicarse a su hobby, que era la fotografía. De esta forma se está ya entrando en la intervención sobre la organización de la familia distímica, donde se deberá intentar sustituir la simetría inestable, pivotando sobre el síntoma, por una complementariedad flexible, basada en las competencias de cada uno. Se intentará proceder a una destriangulación, ayudando a deconstruir las coaliciones transgeneracionales, que, además de confirmar las disfunciones actuales, tienden puentes para transmitirlas a generaciones venideras. Aunque pueda parecer paradójico, una excelente manera de combatir las triangulaciones es ayudar a construir múltiples relaciones diádicas: si en una familia todos se relacionan fluidamente entre sí de dos en dos, sin despertar suspicacias en terceros, la atmósfera relacional está razonablemente protegida contra veleidades trianguladoras. También serán de gran utilidad las maniobras clásicas en terapia familiar tendentes a realinear los

15 subsistemas parental y filial, reforzando los vínculos solidarios entre cónyuges y entre hermanos. Bibliografía Clarkin, J.F., Pilkonis, P.A. y Mcgruder, K.M. (1996) Psychotherapy of Depression. Implications for Reform of the Health Care System. Archives of General Psychiatry, 53, pg Coyne, J.C. (1984) Strategic Therapy with Depressed Married Personal Agenda, Themes and Intervention. Journal of Marital and Family Therapy, 10, pg Jones, E. y Asen, E. (2000) Systemic Couple Therapy and Depression. Karnak, London. Henderson, S. (1974) Care-Eliciting Behavior in Man. The Journal of Nervous and Mental Disease, 159 (3), pg Linares, J.L. (1996) Identidad y narrativa. La terapia familiar en la práctica clínica. Paidós, Barcelona.

16 Linares, J.L. y Campo, C. (2000) Tras la honorable fachada. Los trastornos depresivos desde una perspectiva relacional. Paidós, Barcelona. (Trad. Italiana: Dietro le rispettabili apparenze.??) Loriedo, C. (2004) Relazioni familiari e intervento sistemico nella depressione. Rivista Europea di Terapia Breve Strategica e Sistemica, nº 1 pg

INTERVENCIONES EFECTIVAS PARA PROMOVER UNA PARENTALIDAD FUNCIONAL. Dra Lliliana Zanuso Barcelona, 2013

INTERVENCIONES EFECTIVAS PARA PROMOVER UNA PARENTALIDAD FUNCIONAL. Dra Lliliana Zanuso Barcelona, 2013 INTERVENCIONES EFECTIVAS PARA PROMOVER UNA PARENTALIDAD FUNCIONAL Dra Lliliana Zanuso Barcelona, 2013 Funciones que deben asumir los Nutricias padres - alimento - sostén - vivienda Normativas - educación

Más detalles

44. TERAPIAS MATRIMONIALES Y FAMILIARES Margaret Roath, M.S.W., LSCW

44. TERAPIAS MATRIMONIALES Y FAMILIARES Margaret Roath, M.S.W., LSCW 44. TERAPIAS MATRIMONIALES Y FAMILIARES Margaret Roath, M.S.W., LSCW 1. QUÉ SÓN LAS TERAPIAS MATRIMONIALES Y FAMILIARES? Son modalidades terapéuticas cuyo tratamiento y valoración están basados en las

Más detalles

FAMILIAS MALTRATANTES. Lucía Bringas Macarena Cossio Micaela Plaza Daniela Yaipen

FAMILIAS MALTRATANTES. Lucía Bringas Macarena Cossio Micaela Plaza Daniela Yaipen FAMILIAS MALTRATANTES Lucía Bringas Macarena Cossio Micaela Plaza Daniela Yaipen 1. Maltrato infantil Dos dimensiones El maltrato psicológico El maltrato físico El maltrato parento-filial según Linares

Más detalles

Curso de Agentes de Pastoral Familiar RELACIÓN CON LA FAMILIA DE ORIGEN Conferencia Episcopal Española Julio 2012

Curso de Agentes de Pastoral Familiar RELACIÓN CON LA FAMILIA DE ORIGEN Conferencia Episcopal Española Julio 2012 Curso de Agentes de Pastoral Familiar RELACIÓN CON LA FAMILIA DE ORIGEN Conferencia Episcopal Española Julio 2012 Virginia Cagigal de Gregorio Dra. en Psicología Terapeuta de familia y de Universidad Pontificia

Más detalles

Definición. T. 21.- Aspectos psicológicos de la familia. Ambiente familiar y enfermedad. Tipos de estructura familiar. 2013. Dr.

Definición. T. 21.- Aspectos psicológicos de la familia. Ambiente familiar y enfermedad. Tipos de estructura familiar. 2013. Dr. T. 21.- Aspectos psicológicos de la familia. Ambiente familiar y enfermedad. Tipos de estructura familiar. 2013 Dr. Celso Iglesias Definición El Diccionario de la Lengua Española señala que, por familia,

Más detalles

T. 21.- Aspectos psicológicos de la familia. Ambiente familiar y enfermedad. Tipos de estructura familiar. Dr. Celso Iglesias

T. 21.- Aspectos psicológicos de la familia. Ambiente familiar y enfermedad. Tipos de estructura familiar. Dr. Celso Iglesias T. 21.- Aspectos psicológicos de la familia. Ambiente familiar y enfermedad. Tipos de estructura familiar. 2014 Dr. Celso Iglesias Definición El Diccionario de la Lengua Española señala que, por familia,

Más detalles

TERAPIA FAMILIAR ULTRAMODERNA LA INTELIGENCIA TERAPÉUTICA

TERAPIA FAMILIAR ULTRAMODERNA LA INTELIGENCIA TERAPÉUTICA TERAPIA FAMILIAR ULTRAMODERNA LA INTELIGENCIA TERAPÉUTICA JUAN LUIS LINARES INDICE 1.- Introducción. 1.1.- Entre el objetivismo y el subjetivismo. 1.2.- El postmodernismo y la terapia familiar. 1.3.- La

Más detalles

MATERIAL PSICOEDUCATIVO SOBRE TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

MATERIAL PSICOEDUCATIVO SOBRE TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO MATERIAL PSICOEDUCATIVO SOBRE TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo? Todos tenemos pensamientos que se nos presentan y parecen venir de la nada, son ideas o imágenes que

Más detalles

Peter Bourquin: Constelaciones Familiares versus Anorexia y Bulimia. - una experiencia en el Centro ABB (2007-2010)

Peter Bourquin: Constelaciones Familiares versus Anorexia y Bulimia. - una experiencia en el Centro ABB (2007-2010) 1 ECOS-boletín No 34, marzo de 2011 Peter Bourquin: Constelaciones Familiares versus Anorexia y Bulimia - una experiencia en el Centro ABB (2007-2010) Durante tres años he colaborado con el Centro ABB

Más detalles

CELOS Y RIVALIDADES ENTRE HERMANOS

CELOS Y RIVALIDADES ENTRE HERMANOS CELOS Y RIVALIDADES ENTRE HERMANOS A veces, a nuestro pesar la realidad es diferente a lo que solemos soñar, se idealizan las relaciones entre hermanos, serán muy amigos, se apoyarán mutuamente y se contarán

Más detalles

LA RELACION DE PAREJA EN LA FIBROMIALGIA Y EL SINDROME DE FATIGA CRÓNICA

LA RELACION DE PAREJA EN LA FIBROMIALGIA Y EL SINDROME DE FATIGA CRÓNICA LA RELACION DE PAREJA EN LA FIBROMIALGIA Y EL SINDROME DE FATIGA CRÓNICA Autora: Teresa Moratalla Gellida Psicóloga Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona 2.009 INTRODUCCIÓN Si bien la fibromialgia

Más detalles

LA ALTERACION EMOCIONAL EN DIÁLISIS

LA ALTERACION EMOCIONAL EN DIÁLISIS 1 LA ALTERACION EMOCIONAL EN DIÁLISIS Aunque la Insuficiencia Renal Crónica (IRC) es un trastorno orgánico, encontrarse en un programa de diálisis, especialmente en el caso de la hemodiálisis (HD), afecta

Más detalles

Según el DSM-IV, la característica esencial del trastorno límite de la personalidad es un

Según el DSM-IV, la característica esencial del trastorno límite de la personalidad es un TRASTORNO LÍMITE DE PERSONALIDAD Según el DSM-IV, la característica esencial del trastorno límite de la personalidad es un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la auto-imagen

Más detalles

MITOS SOBRE LOS MENORES Y LOS CENTROS DE MENORES

MITOS SOBRE LOS MENORES Y LOS CENTROS DE MENORES MITOS SOBRE LOS MENORES Y LOS CENTROS DE MENORES Hace escasos días, algunos de los compañeros de 6º de primaria de clase de mi hija, vinieron a casa a hacer un trabajo de lengua. De fondo los escuchaba

Más detalles

Por una mejor atención a la salud mental de los niños y adolescentes

Por una mejor atención a la salud mental de los niños y adolescentes Por una mejor atención a la salud mental de los niños y adolescentes En la última semana nos hemos visto conmocionados como ciudadanos, y también como profesionales de la Salud Mental, por la desgraciada

Más detalles

SUPERAR FRUSTRACIONES

SUPERAR FRUSTRACIONES SUPERAR FRUSTRACIONES PROGRAMA DE INFORMACIÓN A LAS FAMILIAS Entendemos por frustración el estado de decepción creado emocionalmente cuando alguien espera realizar su deseo y se ve impedido de hacerlo.

Más detalles

REUNIÓN 4 CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS A FORMAR LAZOS AFECTIVOS

REUNIÓN 4 CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS A FORMAR LAZOS AFECTIVOS Folleto 1/Página 1 REUNIÓN 4 CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS A FORMAR LAZOS AFECTIVOS Agenda de la Reunión Duración Tema (15 minutos) D-1 INTRODUCCIÓN A LA REUNIÓN 4 Bienvenida Aspectos de la selección mutua Enlace

Más detalles

La familia debe ser un apoyo, un soporte, un lugar seguro pero no puede solucionar por si sola los problemas de su familiar.

La familia debe ser un apoyo, un soporte, un lugar seguro pero no puede solucionar por si sola los problemas de su familiar. La familia debe ser un apoyo, un soporte, un lugar seguro pero no puede solucionar por si sola los problemas de su familiar. La familia de Luis tiene que tener también sus propios apoyos. Es aconsejable

Más detalles

LA FAMILIA. Tipos de estructura familiar. Ambiente familiar y enfermedad.

LA FAMILIA. Tipos de estructura familiar. Ambiente familiar y enfermedad. LA FAMILIA Tipos de estructura familiar. Ambiente familiar y enfermedad. DEFINICION: La familia o núcleo familiar es el grupo de personas unidas por lazos consanguíneos La Organización Mundial de la Salud

Más detalles

TERAPIA ESTRUCTURAL. Autor: Gustavo Maldonado Abascal gustavoma16@hotmail.com Ciudad de Puebla. México ANTECEDENTES HISTÓRICOS

TERAPIA ESTRUCTURAL. Autor: Gustavo Maldonado Abascal gustavoma16@hotmail.com Ciudad de Puebla. México ANTECEDENTES HISTÓRICOS TERAPIA ESTRUCTURAL Autor: Gustavo Maldonado Abascal gustavoma16@hotmail.com Ciudad de Puebla. México ANTECEDENTES HISTÓRICOS La terapia familiar ha surgido en un campo que tradicionalmente ve a la familia

Más detalles

Este artículo médico salió de la página web de Médicos de El Salvador. http://www.medicosdeelsalvador.com Realizado por: Dra. Claudina Padilla de Campos http:/ / w w w.medicosdeelsalvador.com/ doctora/

Más detalles

Sexualidad y comunicación familiar 1

Sexualidad y comunicación familiar 1 Sexualidad y comunicación familiar 1 José Ángel Aguilar Gil El ser humano desarrolla la capacidad de comunicarse dentro de su núcleo familiar. Es ahí donde puede aprender a entender los mensajes emitidos

Más detalles

LA MATERNIDAD EN LA ADOLESCENCIA

LA MATERNIDAD EN LA ADOLESCENCIA Noviembre 2009 LA MATERNIDAD EN LA ADOLESCENCIA Psicóloga Cristina Masiel Nava Flores. Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato: Nava Flores, C.M.: La maternidad en la adolescencia,

Más detalles

La pareja: Cómo crear y mantener una relación

La pareja: Cómo crear y mantener una relación La pareja: Cómo crear y mantener una relación La mayor parte de las personas se preguntan por qué es tan difícil mantener una relación de pareja cuando parece un camino de rosas. Todos creemos manejar

Más detalles

xxxxcausas del pensamiento suicida en la Infancia

xxxxcausas del pensamiento suicida en la Infancia xxxxcausas del pensamiento suicida en la Infancia 99 Drogas y Familia D. José María Salgado Cacho. Psicólogo del Centro Especializado en Intervención Familiar-Hogar Abierto. Director Técnico del centro

Más detalles

Taller de metodología enfermera

Taller de metodología enfermera Taller de metodología enfermera VALIDACIÓN DEL TRATAMIENTO ENFERMERO: Intervenciones y Actividades. Diagnósticos del patrón "Autopercepcion II" Desesperanza. Impotencia. Ansiedad. Ansiedad ante la muerte.

Más detalles

LAS CONSECUENCIAS DEL NIÑO Y EL DIVORCIO.

LAS CONSECUENCIAS DEL NIÑO Y EL DIVORCIO. LAS CONSECUENCIAS DEL NIÑO Y EL DIVORCIO. El divorcio, no es un evento que ocurre y pase en unos cuantos días es un proceso que deja diversos efectos en aquellos que lo viven y, generalmente, se requiere

Más detalles

Soy bipolar. No quiero tomar pastillas. Universidad del Mar, Julio 2012.

Soy bipolar. No quiero tomar pastillas. Universidad del Mar, Julio 2012. Soy bipolar. No quiero tomar pastillas Universidad del Mar, Julio 2012. INDICE 1.Algunas ideas sobre el trastorno bipolar. Tratamiento psicológico: psicoeducación. 2. Adherencia terapéutica. 3.Estigma

Más detalles

DEPRESIÒN. Usted ha creado su depresión, nadie se la regalo. Por lo tanto destruya su depresión. - Alber Ellis

DEPRESIÒN. Usted ha creado su depresión, nadie se la regalo. Por lo tanto destruya su depresión. - Alber Ellis DEPRESIÒN Usted ha creado su depresión, nadie se la regalo. Por lo tanto destruya su depresión. - Alber Ellis DEFINICIÓN La depresión es un trastorno de tipo emocional que se muestra como un estado de

Más detalles

VIOLENCIA FILIO PARENTAL EN LOS PROCESOS DE DIVORCIO

VIOLENCIA FILIO PARENTAL EN LOS PROCESOS DE DIVORCIO VIOLENCIA FILIO PARENTAL EN LOS Mª Cruz García Jiménez Psicóloga APROME CAF-3 Asociación para la Protección del Menor en los Procesos de Separación de sus Progenitores 1 Programa de Atención Especializada

Más detalles

Su Doctor y Su Salud

Su Doctor y Su Salud Su Doctor y Su Salud Un planteamiento integral del cuidado de la salud física y mental Por County of San Diego Mental Health Services 1 Su Doctor y Su Salud Un planteamiento integral del cuidado de la

Más detalles

POR QUÉ CREER QUE ESTAMOS ENCERRADOS, CUANDO LA PUERTA ESTÁ ABIERTA?

POR QUÉ CREER QUE ESTAMOS ENCERRADOS, CUANDO LA PUERTA ESTÁ ABIERTA? POR QUÉ CREER QUE ESTAMOS ENCERRADOS, CUANDO LA PUERTA ESTÁ ABIERTA? Sufres de depresión? La depresión es ese estado de abatimiento, desesperanza infelicidad que tiene una persona que puede ser rápido

Más detalles

Peter Bourquin: Adopción desde la perspectiva sistémica

Peter Bourquin: Adopción desde la perspectiva sistémica 1 ECOS-boletín No 8, noviembre de 2006 Peter Bourquin: Adopción desde la perspectiva sistémica Desconozco el número absoluto de adopciones que se producen anualmente en el mundo, pues la gran mayoría se

Más detalles

- DSM-IV-TR: reacción a la muerte de una persona querida acompañada de síntomas característicos de un episodio de depresión mayor (tristeza,

- DSM-IV-TR: reacción a la muerte de una persona querida acompañada de síntomas característicos de un episodio de depresión mayor (tristeza, - DSM-IV-TR: reacción a la muerte de una persona querida acompañada de síntomas característicos de un episodio de depresión mayor (tristeza, insomnio, pérdida del apetito ) considerado como normal. conjunto

Más detalles

MANEJO DEL PROCESO DE PÉRDIDA

MANEJO DEL PROCESO DE PÉRDIDA Mari Gloria Hamilton, Ph.D. Psicóloga Clínica Belaval 608, 1B, Pda.22, Santurce (787) 763-0940 (787) 309-4756 Ψ "La muerte no está más cerca del anciano que del recién nacido ; tampoco la vida." Kahlil

Más detalles

Centro Especializado en Intervención Familiar - Hogar Abierto www.hogarabierto.org Tlf: 952 216 615

Centro Especializado en Intervención Familiar - Hogar Abierto www.hogarabierto.org Tlf: 952 216 615 Los celos entre hermanos Dra. Dª María Jesús Fuentes Rebollo. Catedrática de Psicología Evolutiva y de la Educación. Universidad de Málaga 1. Es normal que nuestro hijo tenga celos de sus hermanos? Los

Más detalles

CONCEPTO DE FAMILIA La familia: un sistema

CONCEPTO DE FAMILIA La familia: un sistema CONCEPTO DE FAMILIA La familia: un sistema Es un conjunto de personas que conviven bajo el mismo techo, organizadas en roles fijos (padre, madre, hermanos, etc.) con vínculos consanguíneos o no, con un

Más detalles

Zaintzea Senide zaintzaileei laguntzeko udal zentroa Centro municipal de apoyo a familiares cuidadores

Zaintzea Senide zaintzaileei laguntzeko udal zentroa Centro municipal de apoyo a familiares cuidadores Los y las cuidadoras familiares de personas dependientes son aquellas personas que, por diferentes motivos, coinciden en la labor a la que dedican gran parte de su tiempo y esfuerzo: permitir que otras

Más detalles

Evaluación del riesgo suicida. Prof. Dr. Sergio A. Pérez Barrero Miembro de la Sección de Suicidiología de la Sociedad Cubana de Psiquiatría

Evaluación del riesgo suicida. Prof. Dr. Sergio A. Pérez Barrero Miembro de la Sección de Suicidiología de la Sociedad Cubana de Psiquiatría Evaluación del riesgo suicida Prof. Dr. Sergio A. Pérez Barrero Miembro de la Sección de Suicidiología de la Sociedad Cubana de Psiquiatría Evaluación del riesgo suicida Comunidad : Si ocurre un suicidio

Más detalles

SI TU HIJO TIENE PROBLEMAS CON LAS COMIDAS

SI TU HIJO TIENE PROBLEMAS CON LAS COMIDAS SI TU HIJO TIENE PROBLEMAS CON LAS COMIDAS INTRODUCCIÓN. Son muy frecuentes las consultas efectuadas al pediatra y al médico de cabecera para solucionar problemas relacionados con la comida: Mi hijo no

Más detalles

GUÍAS DE AUTOAYUDA. En qué consiste la

GUÍAS DE AUTOAYUDA. En qué consiste la GUÍAS DE AUTOAYUDA En qué consiste la depresión? 2013. Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud y Bienestar Social. Junta de Andalucía. Edita: Servicio Andaluz de Salud www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud

Más detalles

Estilo de negociación del directivo según la personalidad y estilo de dirección lunes, 19 de abril de 2004

Estilo de negociación del directivo según la personalidad y estilo de dirección lunes, 19 de abril de 2004 Estilo de negociación del directivo según la personalidad y estilo de dirección lunes, 19 de abril de 2004 Si atendemos a los estudios sobre la personalidad y sus estados del YO, sabemos que toda persona

Más detalles

Seminario de valores en lo común

Seminario de valores en lo común Seminario de valores en lo común 1 Sesión No. 10 Nombre: Ecuanimidad y Decisión Contextualización La ecuanimidad es llegar a conocer una paz y quietud mental que nos permita estar plenamente presentes

Más detalles

POR QUÉ LA POBREZA PROVOCA MÁS DAÑOS EN LA INFANCIA. UNA PROPUESTA PARA CONSIDERAR SUS IMPACTOS

POR QUÉ LA POBREZA PROVOCA MÁS DAÑOS EN LA INFANCIA. UNA PROPUESTA PARA CONSIDERAR SUS IMPACTOS POR QUÉ LA POBREZA PROVOCA MÁS DAÑOS EN LA INFANCIA. UNA PROPUESTA PARA CONSIDERAR SUS IMPACTOS POR QUÉ LA POBREZA PROVOCA MÁS DAÑOS EN LA INFANCIA. UNA PROPUESTA PARA CONSIDERAR SUS IMPACTOS 1 Perspectivas

Más detalles

QUÉ ES EL TRASTORNO BIPOLAR (TBP)?

QUÉ ES EL TRASTORNO BIPOLAR (TBP)? QUÉ ES EL TRASTORNO BIPOLAR (TBP)? El trastorno Bipolar se caracteriza por cambios en el humor, pasando de la depresión a la euforia y por periodos de estabilidad, en los cuales el sujeto se encuentra

Más detalles

GUIA DE MANEJO PROBLEMAS DE RELACIÓN

GUIA DE MANEJO PROBLEMAS DE RELACIÓN Página 1 de 11 CDS-IDM 2P-08 GUIA DE MANEJO CIE 10- Z 63.0 FEBRERO 2009 Página 2 de 11 CDS-IDM 2P-08 PRESENTACIÓN En la actualidad existe un extenso número de técnicas psicológicas y enfoques teóricos

Más detalles

Guía para cuidadores

Guía para cuidadores Guía para cuidadores Introducción Índice 1. Las decisiones prácticas a. Planificación económica b. Qué grado de cuidado se requiere? c. Cuidando en casa a una persona con EM Adaptar el hogar Flexibilidad

Más detalles

Síntomas más comunes de cada Enfermedad

Síntomas más comunes de cada Enfermedad Síntomas más comunes de cada Enfermedad DEPRESIÓN MAYOR Ocasionalmente, todos nos sentimos melancólicos o tristes, pero estos sentimientos, por lo general, son pasajeros y desaparecen en unos días. Cuando

Más detalles

Colaboración vs. Rivalidad entre hermanos en la empresa familiar

Colaboración vs. Rivalidad entre hermanos en la empresa familiar Colaboración vs. Rivalidad entre hermanos en la empresa familiar Cristina Alvarado Psicóloga. Terapeuta Familiar Barcelona, 16 de marzo de 2010 Societat Catalana de Terapia Familiar Índice Terapia familiar

Más detalles

GUÍAS DE EDUCACIÓN SANITARIA 7

GUÍAS DE EDUCACIÓN SANITARIA 7 GUÍAS DE EDUCACIÓN SANITARIA 7 J u g a n d o a p e r d e r L a l u d o p a t í a OSASUN SAILA DEPARTAMENTO DE SANIDAD La edición de esta Guía ha sido posible gracias a la Dra. Kontxi Báez Gallo, con la

Más detalles

La familia es el pilar fundamental en el que descansan las bases de una. sociedad así es lógico pensar que existe una interacción en ambas

La familia es el pilar fundamental en el que descansan las bases de una. sociedad así es lógico pensar que existe una interacción en ambas CAPITULO I 1.1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA La familia es el pilar fundamental en el que descansan las bases de una sociedad así es lógico pensar que existe una interacción en ambas direcciones. Lo que

Más detalles

AYUDARTE A AYUDAR. www.gmotivar.com

AYUDARTE A AYUDAR. www.gmotivar.com AYUDARTE A AYUDAR Esta es una breve guía que nos ha servido a mucho de nosotros para informarnos y comenzar a entender cómo podemos ayudar a nuestro ser querido que padece de adicciones. No existe una

Más detalles

CAPITULO III APORTES TEÓRICOS DEL MODELO ESTRUCTURAL AL ENTENDIMIENTO DE LA ESTRUCTURA FAMILIAR

CAPITULO III APORTES TEÓRICOS DEL MODELO ESTRUCTURAL AL ENTENDIMIENTO DE LA ESTRUCTURA FAMILIAR CAPITULO III APORTES TEÓRICOS DEL MODELO ESTRUCTURAL AL ENTENDIMIENTO DE LA ESTRUCTURA FAMILIAR En éste capítulo se da a conocer los fundamentos del modelo estructural para su mejor comprensión de las

Más detalles

Centro Especializado en Intervención Familiar - Hogar Abierto www.hogarabierto.org Tlf: 952 216 615

Centro Especializado en Intervención Familiar - Hogar Abierto www.hogarabierto.org Tlf: 952 216 615 Los niños acogidos/adoptados y la escuela Dª Helena Lumbreras Salazar. Psicóloga del Programa de Acogimiento Familiar y del CEIF Hogar Abierto. Máster en Psicología jurídica. Un elevado número de niños

Más detalles

Trastorno Bipolar. en Niños y Adolescentes

Trastorno Bipolar. en Niños y Adolescentes Trastorno Bipolar en Niños y Adolescentes Experimenta su hijo cambios intensos de estado de ánimo? Tiene también cambios extremos de comportamiento? A veces se entusiasma demasiado o hace tonterías? Observa

Más detalles

3. Perspectivas y experiencias de los pacientes con depresión y sus familiares

3. Perspectivas y experiencias de los pacientes con depresión y sus familiares 3. Perspectivas y experiencias de los pacientes con depresión y sus familiares Existen diferentes estudios que han señalado aspectos importantes sobre cómo los pacientes entienden la depresión y cómo valoran

Más detalles

Se trata de vivir con la enfermedad, no de vivir para ella.

Se trata de vivir con la enfermedad, no de vivir para ella. 5.6 Apoyo psicológico y social. En la Diabetes no nos podemos olvidar de los aspectos psicológicos, de comportamiento, emocionales y sociales. Es un trastorno crónico donde la forma de pensar de la persona,

Más detalles

GUÍAS DE AUTOAYUDA. Cómo afrontar el duelo?

GUÍAS DE AUTOAYUDA. Cómo afrontar el duelo? GUÍAS DE AUTOAYUDA Cómo afrontar el duelo? 2013. Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud y Bienestar Social. Junta de Andalucía. Edita: Servicio Andaluz de Salud www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud

Más detalles

Relaciones Padres-Hijos en la Empresa Familiar

Relaciones Padres-Hijos en la Empresa Familiar Relaciones Padres-Hijos en la Empresa Familiar Manuel Pavón Sáez Socio Responsable de Consultoría de Empresa Familiar Pamplona, 6 de abril de 2006 Nuestra visión de la situación Sucesión Directivos Orden

Más detalles

TRUCOS PARA REGALAR ROSAS SIN QUE TE HAGAN DAÑO LAS ESPINAS

TRUCOS PARA REGALAR ROSAS SIN QUE TE HAGAN DAÑO LAS ESPINAS TRUCOS PARA REGALAR ROSAS SIN QUE TE HAGAN DAÑO LAS ESPINAS Es Navidad. Todos tenemos en nuestras mentes recuerdos de lo que fueron las Navidades en nuestra infancia. Para muchos, la Navidad no es un tiempo

Más detalles

Violencia intrafamiliar Autor: Gladys Vidal Hermosilla

Violencia intrafamiliar Autor: Gladys Vidal Hermosilla Violencia intrafamiliar Autor: Gladys Vidal Hermosilla 1 Presentación del curso La violencia doméstica o violencia intrafamiliar comprende todos aquellos actos violentos, desde el empleo de la fuerza física

Más detalles

RICOS EN DIAGNÓSTICOS Y POBRES EN ATENCIÓN

RICOS EN DIAGNÓSTICOS Y POBRES EN ATENCIÓN RICOS EN DIAGNÓSTICOS Y POBRES EN ATENCIÓN RICOS EN DIAGNÓSTICOS Y POBRES EN ATENCIÓN 1 Empecemos activando algunas prevenciones 3 2 Vivir en un cajón de desastres. El grado mínimo de felicidad 5 3 Parece

Más detalles

TALLER: Mejorar la Autoestima del niño, desde la afectividad y el desarrollo emocional

TALLER: Mejorar la Autoestima del niño, desde la afectividad y el desarrollo emocional TALLER: Mejorar la Autoestima del niño, desde la afectividad y el desarrollo emocional QUÉ ES LA AUTOESTIMA? La autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias

Más detalles

SABER ESCUCHAR (SE), UNA HERRAMIENTA PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN LA PAREJA

SABER ESCUCHAR (SE), UNA HERRAMIENTA PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN LA PAREJA SABER ESCUCHAR (SE), UNA HERRAMIENTA PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN LA PAREJA Mireia Simó Rel Psicóloga. Terapeuta Gestalt Especializada en Intervención Familiar e Infantil Co-directora formación

Más detalles

Mitos respecto a la violencia de género

Mitos respecto a la violencia de género Mitos respecto a la violencia de género Mitos respectos a la violencia de género El género es lo que nos ayuda a conceptualizar la violencia en términos más amplios, toda vez que las causas y posibles

Más detalles

El Modelo Cognitivo de la Depresión

El Modelo Cognitivo de la Depresión Nuestro modo de pensar puede enfermarnos. Esta es una de las ideas claves de los Modelos Cognitivos de la Depresión. Afortunadamente, allí radica también parte de su curación pues, tal como lo han demostrado

Más detalles

ASPECTOS PSICOSOCIALES DEL VIH EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

ASPECTOS PSICOSOCIALES DEL VIH EN NIÑOS Y ADOLESCENTES MASTER EN PAIDOPSIQUIATRIA BIENIO ASPECTOS PSICOSOCIALES DEL VIH EN NIÑOS Y ADOLESCENTES N. Bassas Psicóloga clínica Unitat Psiquiatría Infanto-Juvenil Hospital Vall d Hebron VIH / SIDA Epidemia SIDA Crisis

Más detalles

La entrevista con las familias desde el enfoque de la pedagogía sistémica

La entrevista con las familias desde el enfoque de la pedagogía sistémica La entrevista con las familias desde el enfoque de la pedagogía sistémica Principios 1º Los objetivos básicos de toda entrevista son: Establecer un puente entre dos sistemas diferentes, con objetivos comunes,

Más detalles

CENTRO SAN CAMILO VIDA Y SALUD NO. 18 (2005) Salud y Familia Adolescentes en casa Lic. Tere Lozano Ramírez

CENTRO SAN CAMILO VIDA Y SALUD NO. 18 (2005) Salud y Familia Adolescentes en casa Lic. Tere Lozano Ramírez Salud y Familia Adolescentes en casa Lic. Tere Lozano Ramírez Frecuentemente, al tener un adolescente en casa, surgen problemas familiares, ya que, las diferencias entre padres e hijos se hacen más notorias,

Más detalles

CAPITULO III LA MEDIACION FAMILIAR Y EL DIVORCIO

CAPITULO III LA MEDIACION FAMILIAR Y EL DIVORCIO CAPITULO III LA MEDIACION FAMILIAR Y EL DIVORCIO 3.1 LOS DIVORCIOS, GENERALIDADES. Las leyes son una obra humana, sólo los hombres y las comunidades legítimamente establecidas son responsables de las normas

Más detalles

Aportes para la inclusión escolar desde el campo de la Psicología

Aportes para la inclusión escolar desde el campo de la Psicología Aportes para la inclusión escolar desde el campo de la Psicología Lic. Maria Adela Bertella 1. Modificación de las representaciones sociales: Para que la discapacidad pueda ser pensada como una forma más

Más detalles

ECOS-boletín No 39, enero de 2012

ECOS-boletín No 39, enero de 2012 ECOS-boletín No 39, enero de 2012 Wilfried Nelles: VER LO QUE ES O APRENDER DE LA VIDA En las constelaciones familiares se trata de contemplar, de ver la realidad. Hellinger sintetiza a menudo esta realidad

Más detalles

JUEGO PATOLÓGICO O LUDOPATÍA. Ángela Carmona Alba Psicóloga AJUTER

JUEGO PATOLÓGICO O LUDOPATÍA. Ángela Carmona Alba Psicóloga AJUTER JUEGO PATOLÓGICO O LUDOPATÍA Ángela Carmona Alba Psicóloga AJUTER La ludopatía o juego patológico es una enfermedad crónica, que se traduce en una conducta de juego mal adaptativa, que es persistente y

Más detalles

TEMA 10. QUÉ SUCEDE CUANDO LAS COSAS VAN MAL? LA PSICOLOGÍA ANORMAL LICENCIATURA DE HUMANIDADES UNIVERSIDAD DE ALICANTE PSICOLOGÍA BÁSICA

TEMA 10. QUÉ SUCEDE CUANDO LAS COSAS VAN MAL? LA PSICOLOGÍA ANORMAL LICENCIATURA DE HUMANIDADES UNIVERSIDAD DE ALICANTE PSICOLOGÍA BÁSICA TEMA 10. QUÉ SUCEDE CUANDO LAS COSAS VAN MAL? LA PSICOLOGÍA ANORMAL LICENCIATURA DE HUMANIDADES UNIVERSIDAD DE ALICANTE 1 PRESENTACIÓN - OBJETIVOS QUE EL ESTUDIANTE CONOZCA: QUÉ SE CONSIDERA CONDUCTA ANORMAL.

Más detalles

TEMA:TRASTORNOS DEPRESIVOS ALUMNA :ROJAS QUISPE SAYDA

TEMA:TRASTORNOS DEPRESIVOS ALUMNA :ROJAS QUISPE SAYDA TEMA:TRASTORNOS DEPRESIVOS ALUMNA :ROJAS QUISPE SAYDA LA DEPRESION La depresión es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por

Más detalles

Las características básicas de la persona asertiva son: Comunicación directa, adecuada, abierta y franca

Las características básicas de la persona asertiva son: Comunicación directa, adecuada, abierta y franca Comportamiento asertivo Las personas que tienen una buena competencia social, suelen mostrar un comportamiento asertivo. Hay quien considera que asertividad y habilidades sociales son términos sinónimos.

Más detalles

Estos cambios de ánimo afectan el funcionamiento general de la persona: sus pensamientos, sentimientos, salud física y comportamiento.

Estos cambios de ánimo afectan el funcionamiento general de la persona: sus pensamientos, sentimientos, salud física y comportamiento. El Trastorno Afectivo Bipolar Autores: Dra. Claudia Barrera Renault, Dr. Jorge Ochoa Muñoz. Todos tenemos cambios de ánimo; la felicidad y la tristeza forman parte de la vida diaria.sin embargo, en el

Más detalles

COTERAPIA EN EL TRABAJO DE PACIENTES CON TRASTORNOS DE PERSONALIDAD SEVERO

COTERAPIA EN EL TRABAJO DE PACIENTES CON TRASTORNOS DE PERSONALIDAD SEVERO COTERAPIA EN EL TRABAJO DE PACIENTES CON TRASTORNOS DE PERSONALIDAD SEVERO (Desde el punto del vista del psicólogo) Javiera Somavía con Ana Maria Balbontín Andrea Isaac Esta presentación tiene por objeto

Más detalles

Parte III - Conclusiones y Recomendaciones

Parte III - Conclusiones y Recomendaciones Parte III - Conclusiones y Recomendaciones Capítulo 8 Conclusiones El presente estudio se orientó al análisis de la relación entre estructura familiar y psoriasis, como un aporte al abordaje integral de

Más detalles

65 Messimer Dr. Newark, OH 43055 Phone: 740-522-1341 Fax: 740.522.4464 mhalc@alink.com www.mhalc.org

65 Messimer Dr. Newark, OH 43055 Phone: 740-522-1341 Fax: 740.522.4464 mhalc@alink.com www.mhalc.org 65 Messimer Dr. Newark, OH 43055 Phone: 740-522-1341 Fax: 740.522.4464 mhalc@alink.com www.mhalc.org Qué es la depresión? La depresión clínica, es una enfermedad grave y común que nos afecta física y mentalmente

Más detalles

LA AYUDA PSICOLOGÍA EN EMERGENCIAS

LA AYUDA PSICOLOGÍA EN EMERGENCIAS LA AYUDA PSICOLOGÍA EN EMERGENCIAS ES IMPORTANTE QUE LAS VÍCTIMAS TENGAN AYUDA PSICOLÓGICA EN EL LUGAR DONDE SE HA PRODUCIDO EL ACCIDENTE Porque si desde el primer momento la víctima recibe una primera

Más detalles

Es efectivo algún tipo de psicoterapia en los pacientes con depresión mayor?

Es efectivo algún tipo de psicoterapia en los pacientes con depresión mayor? 6. Psicoterapia Es efectivo algún tipo de psicoterapia en los pacientes con depresión mayor? Existen diferentes tipos de tratamientos psicológicos para una gran variedad de problemas de salud, incluida

Más detalles

PERFIL DEL NIÑO (A), ADOLESCENTE FORMAS DE DETECCION DEL MALTRATO INFANTIL. Ps. DANTE MARIO CAHUANA CALVO DIVISION MEDICO LEGAL II MOQUEGUA

PERFIL DEL NIÑO (A), ADOLESCENTE FORMAS DE DETECCION DEL MALTRATO INFANTIL. Ps. DANTE MARIO CAHUANA CALVO DIVISION MEDICO LEGAL II MOQUEGUA PERFIL DEL NIÑO (A), ADOLESCENTE MALTRATADO Y DEL AGRESOR FORMAS DE DETECCION DEL MALTRATO INFANTIL Ps. DANTE MARIO CAHUANA CALVO DIVISION MEDICO LEGAL II MOQUEGUA BASES BIOLÓGICAS DE LAS EMOCIONES MALTRATO

Más detalles

Aportes de la Psicoterapia Cognitivo-Conductual en Tratamiento de Pacientes con Cáncer

Aportes de la Psicoterapia Cognitivo-Conductual en Tratamiento de Pacientes con Cáncer IV Congreso Mundial de Psicoterapias - La psicoterapia como puente entre culturas Buenos Aires - 27-30 de agosto de 2005 Aportes de la Psicoterapia Cognitivo-Conductual en Tratamiento de Pacientes con

Más detalles

X-Plain Depresión Sumario

X-Plain Depresión Sumario X-Plain Depresión Sumario Introducción La depresión es una condición común que afecta cada año, a aproximadamente 19 millones de adultos en Norteamérica. La depresión afecta casi todas las áreas del diario

Más detalles

Cómo ejercer la autoridad en niños de 6 a 12 años

Cómo ejercer la autoridad en niños de 6 a 12 años Mgtr. Juliana Jiménez Casada, madre de dos niñas. Ha participado en diversos cursos de perfeccionamiento pedagógico y formación en valores dados por la Universidad de Piura y por la Escuela de Capacitación

Más detalles

Quién es y qué hace el Cuidador?

Quién es y qué hace el Cuidador? Quién es y qué hace el Cuidador? Los cuidadores generalmente son familiares o amigos que brindan un importante apoyo físico, práctico y emocional al enfermo. Sus responsabilidades diarias pueden incluir

Más detalles

PARA UNA MEJOR COMPRENSIÓN DE LA ORIENTACIÓN SEXUAL Y LA HOMOSEXUALIDAD

PARA UNA MEJOR COMPRENSIÓN DE LA ORIENTACIÓN SEXUAL Y LA HOMOSEXUALIDAD PARA UNA MEJOR COMPRENSIÓN DE LA ORIENTACIÓN SEXUAL Y LA HOMOSEXUALIDAD Traducción adaptada al español por Psicocloud de la guía publicada en inglés por el Asociación Americana de Psicología Desde 1975,

Más detalles

Caso clínico: trastorno afectivo (8 años)

Caso clínico: trastorno afectivo (8 años) Caso clínico: trastorno afectivo (8 años) Filiación Niño de 8 años, el menor de dos hermanos. Su hermano mayor tiene 25 años y recientemente se ha independizado del núcleo familiar, la madre señala que

Más detalles

Laboratorios de Psicología: El bienestar a tu alcance

Laboratorios de Psicología: El bienestar a tu alcance Laboratorios de Psicología: El bienestar a tu alcance Hylé Psicología es un proyecto de unos terapeutas profesionales y certificados con mucha vocación por ofrecer soporte psicológico y psicoterapia a

Más detalles

LA PAREJA DEL VARÓ CO EYACULACIÓ PRECOZ

LA PAREJA DEL VARÓ CO EYACULACIÓ PRECOZ LA PAREJA DEL VARÓ CO EYACULACIÓ PRECOZ Lic. Rosana Pombo Psicóloga Sexóloga Clínica Terapeuta de parejas Los últimos datos que han arrojado la reciente investigación que ha realizado el Centro Médico

Más detalles

Depresión. Introducción La depresión es una condición médica común que padecen millones de personas cada año.

Depresión. Introducción La depresión es una condición médica común que padecen millones de personas cada año. Depresión Introducción La depresión es una condición médica común que padecen millones de personas cada año. La depresión tiene impacto en la mayoría de los aspectos de la vida cotidiana. Afecta los hábitos

Más detalles

FAMILIA, ESCUELA Y NIÑOS CON TDAH. RELACIONES FUNCIONALES*. D. Jesús Bernal Hernández.

FAMILIA, ESCUELA Y NIÑOS CON TDAH. RELACIONES FUNCIONALES*. D. Jesús Bernal Hernández. FAMILIA, ESCUELA Y NIÑOS CON TDAH. RELACIONES FUNCIONALES*. D. Jesús Bernal Hernández. 1. PLANTEAMIENTOS INICIALES. Teniendo en cuenta que el TDAH es un trastorno, con frecuencia crónico, muy importante

Más detalles

CUANDO LO FAMILIAR ES LO QUE ANGUSTIA

CUANDO LO FAMILIAR ES LO QUE ANGUSTIA CUANDO LO FAMILIAR ES LO QUE ANGUSTIA Leonora C. Hardmeier leonorahardmeier@yahoo.com.ar UNIDAD DOCENTE: Centro de Salud Mental N 3 (Dr. A. Ameghino) Departamento de Psiquiatría y Salud Mental RESUMEN:

Más detalles

FUNDAMENTACIÓN DEL PROGRAMA

FUNDAMENTACIÓN DEL PROGRAMA La importancia de la formación de Madres y Padres Los programas de formación de madres y padres constituyen un campo de intervención familiar que ocupa en la actualidad un lugar preferente en las políticas

Más detalles

Los malos tratos en la infancia

Los malos tratos en la infancia Los malos tratos en la infancia Belén Camacho Pérez Psicóloga. Especialista en Violencia de Género. La violencia familiar es un fenómeno que está de actualidad, y no por su novedad, ya que a lo largo de

Más detalles

P r e g u n t a s F r e c u e n t e s http://www.womenshealth.gov 1-800-994-9662 TDD: 1-888-220-5446 P: Qué es la depresión? R:

P r e g u n t a s F r e c u e n t e s http://www.womenshealth.gov 1-800-994-9662 TDD: 1-888-220-5446 P: Qué es la depresión? R: página 1 Depresión durante y después del embarazo P: Qué es la depresión? R: La depresión es más que sentirse nostálgica o con un bajón anímico durante unos días. Es una enfermedad grave que involucra

Más detalles

Empezar mal en la vida no determina que tu vida tenga que ser desgraciada. Boris Cyrulnik

Empezar mal en la vida no determina que tu vida tenga que ser desgraciada. Boris Cyrulnik Empezar mal en la vida no determina que tu vida tenga que ser desgraciada. Boris Cyrulnik No existe resiliencia si no se metamorfosea el dolor y se le dota de significado. Había una vez dos ranas que cayeron

Más detalles

Trastorno de personalidad paranoide DIFERENTES TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD.

Trastorno de personalidad paranoide DIFERENTES TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD. DIFERENTES TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD. Los trastornos de la personalidad se caracterizan por patrones de percepción, reacción y relación que son relativamente fijos, inflexibles y socialmente desadaptados,

Más detalles

No.31 _ Junio 13 de 2011

No.31 _ Junio 13 de 2011 Web de la OMS La salud mental más allá de las crisis En algunas partes del mundo, las personas con trastornos mentales solo reciben alguna forma de tratamiento en ocasión de una emergencia o a raíz de

Más detalles