., " ," LA CONSTRUCCiÓN DEL OBJETO

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "., " ," 11. 2. LA CONSTRUCCiÓN DEL OBJETO"

Transcripción

1 2. LA CONSTRUCCiÓN DEL OBJETO EL M '.TODO DE LA ECONOM/ A POUTlCA Al resumir, en la ntroducción gen eral di' 1857, los principios de su método, Marx rechaza a la /lez "la ilusión de Hegel" que considera a "lo real como el resultado del pensamiento que se reabsorbe en si mismo", y la ingenuidad de los em piristas que toman por obieto científico el objeto " real" en su totalidad concreta, por ejemplo la población de una sociedad real; sin advrrtir que este procedim iento no hace más que asumir las abstracciones del sentido común negándose a realizar el trabajo de abstracción científica que implica siem pre una problemática histórica y socialmente constituida. Lo "concreto pensado", que la investigación reconstruye al término de su trabojo, es distinto del "s u jeto real que subsiste, tanto antes como después, en su autonomía fuera del espíritu". 20. K. MARX 1,," 11., " ",,. j, Cuando consideramos un país dado desde el punto de vista económi co-político come nzamos por su población, la división de ésta en clases, la ciuda d, el campo, el mar, la s diferentes r amas de la producción, la exportación y la importación, la produ cción y el consumo anuales, los precios de las mercancías, etcétera. Parece justo comenzar por lo real y lo concreto, por el supuesto efectivo; así, por ejemplo, en la economia, por la población que es la base y el sujeto del acto social de la producción en su conjunto. Sin embargo, si se exa mina con mayor atención, esto se revela [como] falso. La poblac ión es una abs tracción si dej o de lado, por ejemplo, las clases de que se compone. Estas clases son, a SU vez, una palabra vacía si desconozco los eleme ntos sobre los

2 206 E L OFC O DE SOC ÓLOGO LA C O N ST RU CCÓ N DE~ OBJETO 207 cuales reposan, por eje mplo, el trabajo a sala riado, el ca pita l etcétera.. Estos ljt!mos ~ upon~n el cambio, la div isión del tra bajo: los pr~no 'i, ~l c. El ca~ lta l, por ejemplo, no es nada sin trabaj o asalariado, sin va lor, (hilero, precios, etc. "Si comenzara, pues, por la JM!Llación, tend ría ~na r epresentación caó tica de l conj unto y, prcn S ~ld~ cada vez m as, llegaría analiticamonte a conceptos cada y~'z mu s sim ples: de lo conc re to representado llegaría a abstraeciones cada vez m ás sutiles hasta alcalizar la s detenninacion es l~ í? simples. Llegad o a este punto, habrí a que reemprender el \' 1él}P dt> n_' t () ~ lo, hasta dar de nuevo co n la pobl ación, pero es ta vez 110 tr-ndriu una r epresentaci ón caó tica de un co n ju nto, sino ulj.a r ica tot.ülidau con múltiples determinnciones y rel aciones. El pn~pr ca rm no es el qu e siguió h istóricamente la economía política l.an t'ltl'. Los eco nomis tas del siglo XV, por ejemplo, com ienza n srem p rn por el todo vivi ente, la población, la JW ión, el Esta do, va rios E~t é:l dos, etc., pero termin an siempre por descubrir, me diante el aná lisis, un cier to número de relacion es genera les abstractas uc ternlina n tes, tal es como la división del trabajo, el dinero, el valor, etc. Una vez que esos m om entos fueron m ás o m enos fij.ados )' a bstraídos, come n zaron [a surgir-] los sistemas eco n ó Jl.COS que se elevaron desde lo sim ple - trabajo, división del trabajo, necesida d, valor de cam bio--- hasta el Estado el cam bio entre las naciones y el m ercado mundial. Est e último es, m anifiestament o, f' m étodo cien tí fico correcto. Lo concreto es conc re to por <JU: p o;; la s í n r~s is de mlíltiples determinacion es, por lo tanto, ul,!acl de Jo diverso, Aparece en el pensamien to como pro ceso de 'slltesls, como resultad o, no como punto de partida, aunque sea el " ~'rd ad C' ro punto de partida, y, en consecuencia, el punto de partid a t am~i~ll de la intui ro'm y de la representación. En el primer ca m mo, la representació n plena es volatilizada en una deterrninnci én abstracta ; en el segundo, las det erminacion es ab s tractas conduce n a la reproducción de lo concreto por el cami no de l pen samiento. H e aq uí por qué H egel cayó en la ilusión de co ncebir lo real como resulta do del pensa miento qu e, pa rtiend o de sí mi vmo, se considera en sí m ismo, profun diza en sí m ismo y ~ e llc' C por sí m ismo, m ientras qu e el m étodo que con siste en,'leva rse de lo a l>stra clo a lo concre to es para el pe nsa miento sólo la m a nera de apropiarse de lo concreto, de reprod ucirlo com o un r-oncrr-to espiritual. Pero esto Ha es de nin gún modo el proceso de fo ~m a r i ó ll de lo concreto mi smo. Por ejemplo, la ca tegoría econónuca 111;:'15 simple, (OUlO, por ejemplo, el valor de cam bio, supone la población. una población q ~le prod';lce ~n de~r;ninadas eo~ ~ di ciones, y ta m bi én un cierto ti po de sistema ~a~.l ar ~ comurutar io o politico, etc. Dicho valo r no puede existir Jamas de otro modo que bajo la forma de relación unilateral. y abs tracta de.m todo concreto y viviente ya dado. Como categorra, por el contrario, el valor de ca m bio posee una existencia an t.ediluv iana. ~or lo tanto, a la conciencia, para la cua l el pe nsamiento concepuvo es el hombre real y, por cons iguien te, el mundo pensado es ~omo tal la única real idad - y la conc iencia filosófica está determinada de es te m odo-s-, el movimiento de las ca tegorías-se le ap arece como el verdadero acto de producción (el cua l, aunque sea. molesto re conocerlo, recibe ú ni camente un impulso d e sd ~ el exte rior) cuyo resultado es el mundo' esto es exac to en la med ida en que - pero aq uí ten emos de riuevo una tautologí a- la to talidad conc reta, corno totalidad del pensamiento, como un conc re to del pen sa ~ mi ent o, es in facta un producto del pensamiento y de la conce p ción, pero de ni ngu na manera es un producto del co n~e pto que piensa y se engendra a sí mi smo, desde fuera y por enclr.na de la intuición y de la representación, sino qu e, por el co ~ t ra r.l~, es un prod ucto del tra baj o de elaboración que transforma mtuiciones y representaciones en conce ptos. El todo, tal como aparece en la m ente como todo del pensamiento, es un producto de la m ~nte q ue piensa y que se apropia el mundo del único mod o posible, m odo que difiere de la apropi a ci ó~l de ese n u n ~ o en el arte, la religión, el espíritu prácti co. El sujeto real m antiene, an tes como después, su a utonomia fue ra de la mente,.)(): lo m enos durante el tiempo en que el cerebro se com porte únicam ente de manera especulativa, teórica. En consecuencia, tam bi én en el m étodo teóri co es ne cesario que el sujeto, la socieda d, esté siempre presente en la representación com o premisa. KARL MARX ntroducción general a la crítica de la economia política "-1.' " " " 1

3 LA CONST RUCCi ÓN DEL OBJETO 209 LA L US ON POSTVSTA DE UN A CENC A SN SUPUESTOS Si la concepción weberiana de la ccnstruccion del objeto de inoestigación se refiere a una representación de la función epistemológica de los valores, que da a su teoría del conocimiento de lo social un carácter r expectativas espcciiicos, la crítica de la ilusión según la cual el sabio podría determinar, independientemente de todo supues to teórico, lo que es "esencial" r lo que es "accidental" en un fenómeno, hace resaltar con vigor las contradicciones metodológicas de la imagen positivista del objeto científico: además de que el conocim iento de las regularidades, instrumento irremplazable, no suministra por sí mismo la explicación de las configuraciones históricas singulares consideradas en su especificidad, la aprehensión de las regularidades se realiza en función de una problem ática que determina lo "accidental" y lo "esencial" respecto a fas problemas planteados, sin que nunca se pueda dar una definición realista k estos dos términos. 21. M. WEBER Ahora bien, el derecho al análisis unilateral de la realidad cultu ral desde unas " perspectivas" específicas --en nuestro caso la de su condiciona lidad económic a- resulta en primer lu gar de forma puram ente metod ológica por el hecho de que el adi estramiento del ojo p ar-a una observación del efecto de unas categorías causales cunlitativamento semejantes, así como la constante utilización del mismo aparejo metodológico-con ceptual, ofrece todas las ventajas de la divisi ón del trabajo. Di cho análisis, mientr., vaya refreno dado por el éxito, no es "arbitrario". Esto es, mientras ofrezca un conoc im ien to de rela ciones qu e demuestren ser valiosas para la atribu ción ca usa l de unos acontecimientos hi stóricos concr etos. Sin em bargo, la " pa rci alidad" e irrealidad de la interpretación puramente económica de lo histórico sólo constituye un caso especial de u n principio que guarda una validez muy general para el conocimien to cie nti fico de la real idad cultural. [...] No existe ningún análisis cientifico "objetivo" de la vida cultural o bien de los " fenómenos sociales", que fuese independiente de unas perspectivas especiales y "parciales" que de forma ex p ~e s a o tácita conscien te o inconsciente, las eligiese, analizase y articula se pljsti camente. La razón se d~be al ca r~c te~ parti ~ul ar del fin del conocimiento de todo trabajo de la s ciencias SOCales que quiera ir más allá de un estudio meram~nte f~rmal. de las normas - legales o convencionales- de la convivencra s ~lal. La ciencia social que nosotros queremo s pra ctlc8~ a~ul es una ciencia de la realidad. Queremos com prender la peculiar-idad de.la realidad de la vida que nos rodea y en la cual nos hallamos Dmersos. Por una parte, el contexto y el significado cult ural de sus distintas manifestaciones en su forma actual, y por otra las causas de que históricamente se haya producido precisamente así y no de otra forma. Ahora bien, tan pronto como intentamos tener concienci~ del modo como se nos presenta la vida, ésta nos ofrece una cas r infinita diversidad de acontecimientos sucesivos y simultáneos, que aparecen y d esaparecen " en" y Ufuera d e" noso tros. Y la. infinidad absoluta de dicha diversidad subsiste de forma no ami Dorada, incluso cuando nos fijamos aisladamente en un único "objeto" -acaso una tran sacción concreta. A ~ber, tan p~nto como intentamos describir de forma exhaustva este objeto "ún ico" en todos sus elementos constitutivos individuales, y mucho m ás todavia cuando intentamos captar su condicionalidad causal. Debído a ello, todo conocimiento de la realidad infinita mediante el espiritu humano finito, está basado en la tá cita pre mi sa de que sólo un fragmento finito de dicha r ealidad puede constituir el objeto de la comprensión cientifica, y que sólo resulta "esencial" en el sentido de "digno de ser conocido". Según qué principios se selecciona dicho fr?~ento?!je continuo se ha crei do poder enco ntrar la caractenstca decisiva -incluso en el caso de las cien cias de la cultura- en la repetición regular de determinadas conexiones causa les. Según esta concepción, el contenido de tales "leyes", que somos capaces de reconocer en la inmensa diversidad del curso de los fenómenos, ha de ser lo único cien tificamente "esencial" en ellas. Tan pronto hayamos demostrado la total validez deja "regularidad de \:"n coneri6u an:mrl con tos medios de una amplia inducción histórica, o bien,.".'.,,,01 11'.;1 " 1!1

4 Lo\. CONST RUCCiÓN DEL OBJETO EL OFCO DE SOCiÓLOGO ) ~ < y am o " aportado la cv i?c nc.ia in tuitiva para la expe rie ncia in tuna, lodo'> los rasos semejantes "":"por muy numerosos que seanquedan -u bordiuados a la f órmul a así encon trada. T odo aquell o de la roulidnd individual qu e siga in comprendido despu és de subrayada ostn regul aridad", o se lo considera corno un remanente loda:'ía llo.f'la hora do cien tificamc n tc, qu e mediante con tinuos per ( f~ l T lon íl nu f' ~to s debe se r int egr ado en el sist ema de " leyes", o hu-u Sf' lo df'j n de lado. Est o. CS, se lo considera "casua l" y cien tifirnmcnte secu ndar io, precisam ente porque resulta "ininteli gible" rr-...pt {-to a las loyes.r 110 form a parte del proceso " típico". T odo tan sólo lo hace objeto de un a "c uriosi dad ociosa". En consecuencia, incl uso en tre los representantes de la escuela h i st ~; ri ca, a parece siem pre de nuevo la creenci a de que el ideal har ia ('1 cual confluyen todos los conocim ientos, incluso los culturules - a unque sea en un futuro lejano--, es un sistema de tesis del cua l pudiera "d edu cirse" la realidad. Como es sa bido, uno d('. lo" portavoces de las cienc ias de la naturaleza creyó poder a firma r que la meta ideal (prác ticame nte inalcanzable) de una tal d aborílfic)n de la real idad cultura l sería W1 conocimien to "astrouóm irn " de los procesos de la vida. Por muy debatida que sea 4 ~...la r-uo...tióu, 110 queremos esca timar esfuerzos en aportar nuevas ( "OJ sidr-rar iones. En prime r lugar salla a la vista qu e aquel conocim iento "astron óm ico' en p que se pien sa en dicho caso, no es en modo algu no U conocimien to de leyes, sino que más bien extrae de otras disciplinas - como la m ec ánica -e- aquellas "leyes" con las que trabaja a mudo de premisas para su empresa. En cuanto a la astronomía propiam ente dicha, se ocupo de la pregunta de qu é resultado individual produ ce el efecto de tales leyes sobre una cons telación individua l,dado qu e tales constelac iones tienen importancia para nosotros. Como es natural, toda constelac ión indivi 'ual qu e la astronomia 1100; "explica" o pred ice, sólo resulta expiicable causa l m r-nt c a rnodo de consecue ncia de otra constelación igualmente individual qu e le precede. Y por mucho qu e nosotros nos remontem os en lo oscuridad del más lejano pasado, la real idad para la cual ta les leyes son v álidas con ti núa siendo individual e imposible de dedu cir de leyes. Se com pre nde qu e un "estado original" cósm ico que no poseyera U carácter individual, o qu e lo tuviera en men or grado que la rea lidad cósmica pr esente, seri a un pensamiento sin sen tido alguno. Sin em bargo, no pervive en nuestra especial idad un resto de semejantes imaginaciones en las suposiciones de "estados prim it iv~ s Ol socioeconómicos sin " ca sualidad es" h istór icas, ya sea obteni das por el derecho natural, o bien verificad as m ediante la observación de los " pueblos primitivos"? Es el caso, por ejem plo, del."co mu nismo agrario primitivo" ' de la " prom iscuidad" sexual, etc étera, de los cuales na ce -mediante una especie de "pecadora caida" en lo concreto-- el desarrollo histórico individual, No cabe duda algu na de que el punto de partida del interés por las cie nci as socia les está "en la configu rac ión r eal, esto es: indi vidual, de la vida sociocultural qu e nos rodea. Y todo ello en su con texto un iversal, pero no por ello menos individual, y en su devenir a pa r tir de otros estados sociocultura les, naturalmen te también ind ividuales. Resulta evidente qu e la situac ión extrema que acabamos de expoller en el caso de la astronomía (y que los lógicos utilizan ha sta el fin ), está formulada aqui específicamente acentuada. Mientras que en el campo de la astronomía los cuer pos celestes sólo despiertan nuestro interés por sus relaciones cuan titati.vas, s l~sc(' p t i b les de mediciones exa cta s, en el cam po de las cieneras.so c~ al e s, por el con trar io, lo qu e no s interesa es el a specto cualita tivo de los hechos. A ello cabe a ñadir qu e en las ciencias sociales se tr a ta de la intervención de procesos mental es, cuya u ~om pren s i ón" reviviscente constituye una tarea específi camente diferente a la qu e pudiera n o quisieran soluciona r las fórmulas d ~l cono;imien to exacto de la naturaleza. A pesar de todo, tales dl~eren c l3 ~ no son tan fundamentales como pudiera parecer a prnnera vista, ~p~rtc de la mec~ni ca pura, ninguna cien cia exacta puede presc~j](!lr de las cua lidades. Por añadidura, en nuestro campo especializado topamos con la opinión --errónea- de que el fen ó meno fundamental de nuestra civilizac i ón del tráfi co financiero es susce ptib le de cuantificac ión y, por lo tanto, cognoscible mediante "leyes". Por úl timo, depende de la concepción amplia o conc reta del conce pto "ley" el '1ue se incl uya u en él las regularidades no s ~scep t 1b Jes de una expresión numérica, debido a no ser cuantificables, En lo que conci erne especialmente a la interven ción de mo tivos "men tal es", no excluye en m odo alguno el establecim ien to de reglas de un a actuación racional. Pero sobre todo en la actualid ad todav ía?oha desaparecido del todo la opin ión de qu e es tarea d~ l ~ psicología desempeñar, para los distintas " cien cias del espío rrtu, un papel compa ra ble con el de lasmatem áticas, Para ello, ,1.d : ' ) l :'1,'i'

5 LA CONSTRUCCÓN DEL OBJETO EL OFC O DE SOC ÓLOGO habría de descomponer las complicadas manifestaciones de la vida social segú n sus cond iciones y efectos psíquicos, y reducirlos a factores psiquicos lo más sencillos posibles, clasi ficar estos últimos por géneros y analizarlos según sus relaciones fun cionales. Con ello se habría logrado crear, si no una "mecánica", sí en cambio una especie de "química" de la vida social en sus base s psíqui cas. No podemos decidir aquí si tales análisis pueden aportar alguna vez unos re sultados parciales valiosos y - lo que es diferente-- útiles para las ciencias de la cu ltura. Sin embargo, ello no afecta en modo alguno al probl ema de si la n. eta del conocimiento socioeconómico, ta l como lo enten demos --conocimi en to de la realidad según su signi ficado cultu ral y su relación causal-, puede ser alca nzada media nte la búsqueda de la repetición regular. Suponiendo que alguna vez -ya sea mediante la psicología, ya sea de otro modo-- se lograra analizar segú n unos "factores" últimos y sencillos todas las cone xiones causales ima ginables de la coexistencia humana, tanto en el pasado como en el fut uro, y que se consiguiera abarcarlos de forma exhaustiva según un a inmensa casui stica de concep tos y de reglas de estricta validez, qué significaría dicho resultado pa ra el conocimie nto del mundo cultu r al históricamente dado o el de algún fenómeno particular, como el del capitalismo en su desa rrollo y su significación cultural? Como medio de conocimiento, no sign ifica ni más ni menos que aca so un di ccionario de las comb i iciones quiníico-orgánicas para el conocimie nto biogenético del reino animal y vegetal. Tanto en un caso como en otro, se habría realizado un importa n te y útil trabajo prelimi nar. Sin embar go, tanto en un caso como en el otro resulta ría imposible dedu cir jamás la realidad de la vida a pa rtir de aque llas " leyes" y " factores". Pero en modo alguno por el hech o de qu e en los fenóme nos vitales todavia habrían de subsistir unas " fuerzas" superiores y mi steriosas ("dominantes", "entelequias" o como se las quiera denominar), cosa que constituye u n problema aparte, sino sencillame n te por el hecho de que para el conocimiento de la realidad interesa la constelación en la que aquellos " factores" ( hipotéticos) se agrupan ormando fenómenos culturales de interés para nosotros. Y también porque si qu eremos "explicar causalmente" tales agrupaciones ind ividuales, tendríamos que remontarnos siempre a otras agrupaciones igualmente individuales, a partir de las cua les las "explicaríamos", aunque utilizando naturalmente aquellos (hipotéti cos) conceptos de "leyes". Por lo tanto, establecer tales " leyes" y " factores". (hipotétiros) sólo constituirá para nosotros la primera de vanas ta reas que nos cond uci rían al conocimiento al que aspiramos. La segunda tarea, comp letamente nu eva e independiente a pesar de basarse en esa tarea preliminar, sería el análisis y la 'exposición ordenada de la agrupación individual e históricamente da~a de tal es "~actores " y de su importancia y concreta colaboracié n, d~pend lente de aquélla. Pero, ante todo, consisti,,!a en ha cer inteligible ~a causa y la naturaleza de dicha importan c~. :a tercera.tarea. sena r:em?~. tar lo má s lejos en el pasado las distintas particularidades individuales de tal es agrupaciones, de importancia para el pre sente, y ofrecer una explicación histórica a partir de constelaciones ante- riores, igualmente individuales. Por últim.o, una posibl~ cuarta tarea consistiría en la evaluación de las posibles constelaciones en el futuro. Para todos estos fines sería muy útil, casi indispensable, la existencia de unos conce ptos claros y el conoc~ento de esa~ (hipotéticas) "leyes" a modo de medio de conoc!:,",ento, ma s urucamente como tal. Pero incluso en esta funci ón, ha y un punto decisivo en el que queda demostrado el limite de su alcance. Y con esta comprobación llegamos a la particul~r!dad dec~!v.a de.1 estudio de las ciencias de la cultura. Hemos calificado de ciencias de la cultura" a aquellas disciplinas que aspiran a con~er.l~ls fenómenos de la vida según su significado cul tural. El stgniflcad? d.e la estructuración de un fenómeno cultural y la causa de tal slgmficado no se pueden deducir, sin embargo, de ningút sistema de conceptos legales, por muy perfecto que éste sea, como tampoco pueden ser fundamentados ni explicados por ellos, puesto que aquéllos presuponen la relación de los fenómenos culturales con las ideas de valor. El concepto de cultura es un concepto de valor. Para nosotros, la realidad empírica es " cultura", porque mientras la rela cionamos con las ideas de valor ella abarca aquellos elementos de la realidad que a través de sus relaciones cobran importancia para nosotros. Una parte intima de la realidad individual observada cada vez se tiñe con el interés condicionado por tales ideas de valor. Sólo esa parte tiene importancia para nosotros, precisame nte porq ue revela unas relaciones que nos importan por su vinc ulación con ideas de valor. Sólo porque ocurre así y nuentras ocurra, nos interesa conocer su característica individual. Ahora bien, lo que para nosotros tiene importancia, no puede ser conocido mediante ningún análisis "incondiciona l" de lo empi- ~ i1 t,,' ; dlt :: t t ~! l,111. '1 r ' \ 1 ', ",1 :i l'

6 2H EL OFCO DE SOC Ó LOGO LA CONSTHUCCÓN DEL OBJETO 2 15 ri cann-nn- da do, sino que su com probación es la premisa para que a!go :'f' r onvier-tn en ob jeto del análisis. Como es natural, lo sig ui (l(-a11\"0. co mo tal, no coinc ide con ninguna ley co mo tal, y ello tanto.n ~ l ' ll o s nla~lto m ás gen eral es dicha rey. Porque el significado psf)('nfh o que c1e para n osotros un fr agmento de la realidad, no S' hall a pr ccisarnente en 'aquellas relaciones <:uya c;; qu e comparte ro n el nlayor número de otros elementos. 1...:1 r eferencia de la real idad a unas ideas de valor que le con fieren significado, así como el subray a r y ordenar los elementos de lo real así teñidos d ~sdc la perspectiva de su significado cu ltu ra l, es un punto de vista com pleta men te heterogéneo y di sparatado, con pa...ado con el an úlisis de la realidad para conoce r sus leyes y ordenarla según unos conceptos generales. Am bos tipo s de orden mental d.. lo real no guarda n entre sí ninguna relación lógica necesaria. Puede que en 1111 caso conc reto coincidan alguna vez, pero si esa coincidenc ia cas ua l nos oculta su discrepancia de principio, pu ede acarrear las rn ús funestas consecuencias. E l sig nificado cultu ral de un fenómeno - por ejemplo del com ercio fina nciero- puede consistir en que se manifieste como en ómono m asivo, elemento fun da menta l de la vida cultural (011 tempor.iuen. Pero, acto segu o, es el hecho histórico qu e desem pcr", dicho papel lo que debe hacerse comprensible desde el punto de vista de l significado cu ltura l y explicarse causalmen te desde el p unto de vista de su origen histórico. Tanto el an álisis de la esenc ia general del cambio como el de la t écn ica del trá fico comercial constituyen u na ta rea prelimina r, a unque en extremo importante e indispen sabl e. Pero con ello no queda contes tada la pregu n ta de com o el cam bio ha llegado a ten er h ist óricamente la importancia fundamenta l q ue posee hoy. Lo q ue en última in stancia nos inter esa, esto es, el significado cultural de la economía fin anciera --en aras de la cual nps in teresamos por la desc ri pción de la técnica de circulaci ón, en aras de la cual exi ste hoy una ciencia que se ocupa con di cha técnica-, no se deduce de ninguna de ta les " leyes". Los ca rac teres genéricos del cam bio, de la compra, et cétera, intere san al jurista, Pero )0 que nos in te resa a nosotros, es la tarea de analizar ;1 significado cultural del he cho histórico de que el cambio cons tituye en la actualidad un fenómeno de masa. Allí dond e Pse hecho ha de ser explicado, alli donde qu eremos com prender la,lifcrt'ncia entro nuestra ci vilizac ión socioecon ómica y la de la m ig ücdad --donoe el cam bio presentaba las mismas cualidades genéricas qu e hoy-, alli donde qu erenlos com prender en qué consiste el sign ificado de la "economía financiera", allí aparecen en el a nátisis unos princip ios lógicos de origen d aramente heterogéneo. C ier ta men te, mientras contenga n clerur-ntos signi fica tivos de nuestra cultu ra, utilizaremos los conce ptos qu e nos ofrece el an álisis de los elementos geuóricos de los fenó menos eco nóm icos de masa a mod o de med ios de descripción. Ahora bien, por mur exa cta qu e sea la descripción de tal es conceptos r ley es, Ha sólo no habremos alcanzado la m eta de nuestra ta rea, sino que la pregunta sobre cu ál debe ser el objeto de la formación de conceptos genéricos no está de sprovista de premisas, pu esto que ha sido decidida en vista s al sign ifica do que poseen para la cu lt ura determinad os ele ~ C~lt? S.~e esa inmensa div ersidad que nosotros denominamos tr úfico. Aspiramos al conocim iento de un en ómono h istórico. esto es, significa tivo en su ca rac terística. Y lo de cisivo de ello es tá e n que ún icam en te m ediante la premisa de que 5<>10 una parte finita de la infinita multitud de fenómenos está plen a de signi ficado, adquiere un sen tido lógico la idea de u n conocim iento de los fenóm enos in dividuales. ncl uso COl el m ás amplio conocimiento de todas las "leyes", que daríamos perplejos ante la pregunta de cómo es posible una exp licación causal de un hech o in dividual, ya que ni ta n sólo puede pensarse de manera exhaustiva la mera descripción del más m ínimo fragmento de la real idad. Porq ue el número y la natura leza de las causas que ha n determinado a lgún acon tecim ien to individu al, siem pre son infinitos, y no existe en las cosas mismas ningún rasgo qu e permita elegir en tre ellas aquellas que interesan. Lo único qu,e conseguirí a el intento de un conocimiento de la realidad " despro visto de premisas", sería un caos de " juicios existencia les" acerca de innumerables percep cion es particulares. E incluso este resultad o sólo sería posible en aparie ncia, ya qu e la realidad de cada una de las percepciones, ex puesta s a 1.n análisis detallado, ofrece un sinnúmero de elemen tos particulares, que no pueden ser expresados nunca de forma exhaustiva en juicios de percepción. Este caos sólo puede ser ordenado por la circunstancia de qu e en todo caso únicamente una parte de la realidad individual posee importancia para nosotros, puesto que sólo esa parte se halla en relación con las idea s de va lor cultural con las cuales abordarnos la realidad. Por lo tanto, sólo algunos a spectos de los fenómenos particulares in finitamente diversos, precisamente aquellos ",!', l.

7 2 16 EL OFCu DE SOCiÓLOGO a los qu e conferimos un significado cu ltural general, merecen ser conocidos, pu es sólo ellos son objeto de la explicación causa l. MAX W EB ER Sobre la teoria di!las ciencias socia/es " HA Y QUE TRATAR A ros /lechos SOCALES COMO COSAS" Protestando contra los errores de lectura cometidos a propésito de este precepto, Dur kheim demuestra que al enunciarlo no pretendía postular el primer principio de una filosofía social, sino la regla metodológica que es la condición sine qu a non de la construcción del objeto sociológico. Ése es el sentido de los análisis con los qu., trata de evitar que el análisis sociológico ceda a las tentaciones de la sociología espontánea, invitando al investigador a orient arse preferentemente hacia los aspectos m orfológicos o institucionales, es decir a las formas más objetivadas de la vida social. Si hay que tener presente este tezto, es porque desde el comienzo dio lugar a lecturas que, siendo contradictorias, eran igualmente inexactas y también porque, ya clásico, está expuesto a que se lo mire sin leerlo. 22. E. DURKHEM La primera regla y la más fundamental es considerar los hechos sociales como cosas. [... ] y sin embargo, los fenómenos sociales son cosas y deben ser t rat ados como cosas. Para dem ostrar esta proposición, no es preciso filosofar acerca de su naturaleza ni discutir las ana logías qu e presenta n con los fen ómen os de rein os in feriores. Es suficiente com proba r qu e son el único datum qu e se le ofrece al sociólogo. Efectivament e, es cosa todo la que está dado, todo lo que se ofrece 0, más bien, se impone a la observ ación. Tratar los fenómenos sociales como cosas, es trat arlos en calidad de data, qu e constituyen el punto de partida de la ciencia. Los fenómenos sociales presentan indiscutiblemente este carácter. Lo qu e nos es dado no es la idea que los hom bres se hacen del valor, ya qu e ésta es inaccesible: son los valores que se intercambian realmente en el curso de las relacienes económicas. No es tal o cual conce pción del ideal m oral,,,,; ~ 1.,,.' i 11 j

8 2 18 EL OFCO DE SOC ió LOGO l.a CONSTHUCCJÓN DEL OBJETO 2 19 sin o ol runjunto de regla s que determinan efectivaruente la condu cta. No es la idea de lo útil ~) de la riqueza, sino todo el detalle de la orguniznci ón económica. Es posib le q ue n "ida socia l sólo sea el desarrollo de cipr ia s no cio nes; pero, supon iendo que así sea, esta s 10 ~ ;OlPS 110 SOl dadas inmediatamente. Por lo tanto, n o se la,;; p l ' f ' c1 ~.i c : lz:1 r d.ro cta mcnto, sino sólo a través de la real idad f l'l tl J: H"' lj i l.-'il flu í' las ex pre sa. No sabernos a priori cuá les son las idea s < li t' p..:tú n P el origen de las di versas corrientes entre las que se di\'idl' la vici a social, ni 'si exis ten; sólo des pués de hab erl as remont ado h asta sus fu cntr-s sa bremos de dónde p ro vienen. No..; r-s prociso, pu es, co ns ide ra r los fen óm enos sociales en sí micm oc, a hstrnido s do loe; su je tos consc ien tes que E<; lo rep resentan ; hay qllp estu diarlos desde a fuera CO lo cosas exterior es; ya qu e es en r eal idad el e tilles corn o se nos presentan. Si es ta extcr ior i dad o-, <.;,,',10 a paren te, la ilu sión se disipar"l R m edi da qu e la cie ncia a vance y,>e ver.i, di gúmoslo así, lo ex terior volverse in terior; Per o la snluri ón no pu ede ser prejuzgada y, aunque fin almente no tu vieron todas loe; ca rac te res in trín secos de la cosa, hay que tratarlos a l pri nci piu CO UlO si Jos tuvieran. Esta ff'gla se aplica, pue s, a la f('"l idad social in tegra, sin qu e pu ed a r enl izar-se ningun a exce p ción. 1Ja.;la los fenóm en os que más pnrezca n cons istir en coordina ('jojh'-; arti ricia lf's d('b cn ser considera dos desde r-s te punto de vista. El rarártcr ro nrrncional de u na pr áctica o de una institución ol1u::; drl»: ser presumido, Si, por otra parte, se nos perm ito in voca r nu estra experiencia per sona l, creemos poder ase gurar que, prurr-d ic udo así, a m enudo se ob tondr.i la sa ti sfacci ón de ve!" a los hech os apnn-n tcmcn te m ás a rbitrar io:'! presentar, despu és de un a Olh.,r Vélciúll m :S at enta, caracteres de constancia y de f('gu lat-idnd, síjllom<ls de su objetivi da d. [.. "] E" f'stp mi smo progr eso el qu e debe efer tua r la sociología. Es fll'('('sario qu e ' <l SC del esta do subjet ivo, q ue film no ha su perado. a d fa "l' objorivu. Po r ot r-a pnrt r-, estp pa saje puedo cfec tuarse mucho néís áriln u-nt e qul' ('11 ps:,o!ogía, En decto. los hechos psíquicos SP da n nut urnlmen te ro mo estados del su jeto, del qu e ni si,'q icra parecen Sf'pilrilhll's. l ut or iorr«por dcfin iri ón, pare;'c quc soro podría trat lrsplos como exte r iores violen tando su natu ral eza. No sólo se!h~( 'f'...ita Ul t'sfllf'rzo el e abstra cr ióu, silla todo un conj un to de pro ('eciimiplltos'y artificios para lcgar a cons ide ra rlos desde este punto ch' vista. Por rl cont rario, los hech os socia les tienen más natural c irunediatn mente todos los cnracteres de la cosa, El derecho exis te e n los códigos, los mov imien tos de la vida cot idiana se in scriben en las cifras estad ísticas, en los m onumentos hi stóri cos, las m odas en los traj es, Jos gu stos en las obras de a rte. E n virtud de su índole m ism a, tienden a cons tituirse fuera de las conciencias individ uales, pu esto que la s dominan. Para verlos bajo su aspe cto de cosas, no es necesario, pues, tortura rlos in geniosamente. E M J.O DURKHEM Las reglas del m étodo sociológico La proposición segú n la cual los hech os socia les deben ser tratados com o cosas - a finnac ión fundamental ele nuestro m étodo-s- es quizá la qu e ha sido más discutida. Se encontró paradojnl y escandaloso que asimiláramos las realidades de la vida social a las del mundo exterior. Singular equivocación acerca del sentido y a lcance de esta asim ilación, cuy o objeto no es rebajar la s fonnas superiores del ser a sus formas inferiores, sino por el contrario, reivindi car para la s primeras un grado de realidad por lo menos irual al que todo el mundo reconoce a la s segu ndas. En efecto, no decim os que los he ch os sociales sean cosas m at eriales, sino que son f osas, tanto com o lo son la s cosas m aterial es, aunque de otra m anera. En efecto: qué es una cosa? La cosa se opone a la idea corno ]0 qu e se conoce desde a fuera a lo que se conoce desde adentro. Es u na cosa todo obj eto de conocim ien to qu e no sea naturalmente apre hensible poc la inteligencia, todo aquell o de lo qu e no podernos tener una noción ad ecuada por un sim ple procedimiento de aná lisis m ental, todo lo que el espír itu sólo puede lle gar a cornprender a condición dc salir de sí mi smo a través de obser vaciones y experi men tac iones, pa sando progresivamen te desde los caracteres m ás exter iores e inmed iatamente accesibles hasta los monos vis ibles y más profundos. Tratar como cosas a los he chos de un cier to or den, no significa clasifi carlos en cier ta ca togor ia de la realidad, sino enfren ta rlos con cier ta ac titud mental. Es aborda r su estudio tom ando por principio que se las ignora absoluta men te y que tanto sus propied ades caracteristicas com o la s ca usas deseo- 1 ": 1,.1 " 1 ',:"1: 1, :' ~ ti l' ~, t 11

9 220 El. OFCO DE SOC ÓLOGO nocidas de las que dependen, no podrían ser dosci.oiertas aun por la más atenta introspección.. EMLO DURKHEM. lbid, prefacio a la segun da edición 2.1. LAS ABDCACONES DEL EMPRSMO EL VECTOR EPSTEMOLóGCO nvirtiendo el proyecto de la filosofía clásica de las ciencias que tendía a hacer en trar obligátoriamente el trabajo del in vestigador en un juego de alte rna tivas pre-formadas, Bachelard impone al filósofo la necesidad de "matizar su lenguaje para traducir el pensamiento contemporáneo en su fineza r movilidad". De esta manera, en lugar de ver en el "apacible eclecticismo" de los sabios un indice de la inconsciencia filosófica de la ciencia, lachelard toma como objeto de rejlex ion epis temológica la "impureza meta física" de la actividad científica r por este camino rechaza la pretensió n de los " meta lisicos intuitivos" de su perar el racionalismo científico. El " racionalismo rectificado" de la ciencia testimo nia que un "racio nalismo que corrigió juicios a priori, como ocurrió can las nuevas extensiones de la geometría, ya no puede ser un racionalism o cerrado". 23. G. BACELA RD 1 1 j Desde William Jam es se ha repetid o con frecuencia que todo hombre cultiva do sigue fatalm ent e una metafísica. Creernos más exac to decir que todo hombre, en su es fuerzo de cultura científica, no se apoya en una sino en dos metafísicas y estas dos mota fisicus, na turales y convincentes, implícitas y ten aces, son contradictorias. Para otorga rles rápidamente un nombre provisorio, designamos estas dos actitudes filosóficas fun damentales, asociadas sin dificultad en un espíritu científico moderno, con las etiquetas clásicas de racionalismo y realismo. Queremos una prueba inmediata de este amable eclecticismo? Meditemos el siguiente postulado de filosofía cien tífica: "La ciencia es un producto del espíritu humano, producida de acuerdo con las leyes de nu estro pensamiento y adaptada al mundo exterior. Ofrece, pues, dos aspectos: un o subjetivo, otro

10 222 El. OFCO DE SOCiÓLOGO LA. CONST HUCCfÓN DEL OBJET O 22 3 objetivo. a m bos igualmente n ece sarios, pues ca m bia r r unlqujer a sppclo de la '> f'ycs de nucstroespir-itu resulta tan irnposihle com o cn n rhia r las f'yes dpi mundo.ylvxtrañn declaración m et a física que JHH'd p con d uci r, tanto a una especie de racionalism o redoblado q u P "l colltr~ría P lns..yes del Mundo la s leyes de nuestro espí r it u. n HlJO a un realism o universal que impone la invariabilidad ah "oluta "a las leyes de nu estro espíritu", con cebid as como una pa rt.. de las leye s del Mundo.. ~ filosofía cien tífica, en realidad, no se ha depurado desde la clpd a ra cit'lll de Routy. No ser ía demasiado difícil mostrar que, por lla parte, pi ra cionalista más determinado acepta cotidianam ente, ell sus juicios cien tíficos, las enseñ anzas de una realidad qup 110 conoce él fondo )", por otra, el rea lista más intransigente procr-dr- a simplificaci ones inmecliatas, exa ctamente como si admit ~('ra los principios que in forman el racionalismo. Todo esto signifirn que para la filo sofía cien tí fica no existe ni realismo ni racional isrno a bsolutos y que no se puede partir de una acti tud filosófi ca genera l para juzgar el pensamiento cie ntífi co. Tarde o temprano, el tema fundamen ta l de la polémica filosófica será el pen samiento cien tífi co; este pensam iento llevará a sustituir las metnfísicas in tuitivas e inmediatas por las metafí sicas discursivas, olljt ti,"alllcnte rectificadas. Siguiendo estas rectificaci ones, uno se ("011 \,('11((', por ej em plo, de que un realismo que ha encontrado la duda cien tífica ya no per tenece a la m isma especie que el real is 1110 inmediato. Dc la m isma m anera, uno se con vence de que u n r acional ism o que cor rigió juicios a priori, como ocurrió con las n uevas exte nsiones de la geometría, ya no puede ser un ra ciona l isrno cerrado. Creemos que sería interesante tom a r la fil osofía ~ien tí fi ca en sí mi sma, juzgarla sin ideas preconcebidas, al margen in clu so de las obligaciones demasiado estrictas del voca bula rio Jilos ófiro tradicional. En realidad, la ciencia crea la filosofía. La fi losofin, por lo ta n to, de be m atizar su lenguaj e para traducir el ]H'nSfllJlicnto con tcm po rá nso en su fin eza y movilidad. Debe, igualm ento, respetar esa sorp renden te ambigüedad por la cu al todo pell ~flmi ent o cion tifico tiende a interpretarse a la vez en lenguaje n"ah ~ta )" r-n lengu aje ra cionalista. Es posible, pues, que debamos tornar, corno primera lección a meditar, COlJ10 hecho que merece f"xpj il-acitm, f'+'ta impureza metafísica arrastrada por el doble sen. tid o de la prueba cien tíf ica, que se afirma tanto en la experienc ia romo en el razon amiento, en conla cto con la realidad tanto rom o ('1 referencia a la razón. Por otra parte, par eciera qu e se pu ed e ~ f~c ce r sin de ln~s i a d?s in conv en ientes una razón de esta ba se du ali sta ele t o ( ~a f, los~fla cie ntífica : por,,1 hecho de ser una fil osof ía qu e se aplica, la ilo sofía de la ciencia no puede mantener la pureza y la unllt a~ de una filosofía especu lativa. Cualquiera que sea el punto de paf ~H! a de la actividad cie n tífica, esta actividad puede con vence r lotalmcny! sólo si ab andona el dominio de base: si CJ.pcrilnCnJa, (:5 p:~c JO razonar; si razona, es necesario experim e,!ja~. T oda apl!cacl0! es trascenden cia. Mostraremos cómo en la m a ~ Sim ple ac ~ l v H ~~ d n e~tífica se puede re scatar una dualidad, especie ~ p~l anz? Cl un e pstemológica que tiende a clasificar la fellom e!, olog.a ha)? ~ dobl e categoría de lo pintoresco y de lo c~mpr7" s1b le,. es decir: bajo la doble etiqueta del realismo y del ra cionalismo. S" en realidad con la psicología del espí ritu científico, sa~no s ~o loca rllos en la. frol.l. tera mi sma del conocimiento cientiíico, vertamos que.a c~n Cl a contemporánea se encuentra abocada a una verd ad era sm t.esls de las con tradicciones metafísicas. De todas maneras, el se r,lt.hlu de l vector epi stemológico lo consideramos perfe~l.111u'nte mildo. Se mueve sin duda de lo racion al a lo real.r, de nmguna manera, a la inversa, de la realidad a lo genera l, com~ lo soste nían todos los filósofos desde Aristóteles hasta Bacon, D cho de otra ma nera, la aplica ción del pensamien to científic? nos pa re ce esen cialmente " realizante". A lo largo de esta obra ntentaremos mostrar lo que Barna remo s la realización de lo racional o, m ás gcn ór-icnmcnte, la real ización ele lo matemático. GASTON BAC ELAUD Le nourel esprit scicntifiquc ' 1 "

11 la CONSTRUCCÓN DEL OBJETO PóTESS O PRES UP UESTOS rt. NSTRUMENTO ES UNA TEORA EN ACTO T omada al pi(' d,' la letra, la comparacton de las t écnicas con herramientas podría llevar a una crítica puramente técnica de las trcrnras El análisis que hace E. Katz de la elaboració n progresiva dl" la hipátesis, srgún la cual la transmisión de las informaciones diíundidns JXJr los medios de comunicacion m odernos se efectúa en dos tiempos, muestra, en cambio, que las limitaciones de las técnicas constituyen otras tantas incitaciones clm.lestinas a orientar id an álisis en un sentido determinado r que las omisiones son al mismo tiempo indicaciones. Por eso, el hecho de que el mues reo al azar r el sondeo de opinio nes aprehenden sujetos separados de la red de relaciones en que act úan r se com unican hace que ('sas técnicas lleven a hipostasiar un artefacto obtenido por abstraeción: al traba jar corl individuos de algún modo "desocializados" la autoridad de los lideres sólo puede explicarse por cualidades psirologicas. Para onu/tu las indicaciones subre pticias que sugiere n los pre -supuestos de una técnica, no es suficiente el refinamiento trcnologico. los estudios qu e se proponen recuperar la red total de comunicaciones. a partir de las relaciones que unen a los su jetos df? dos l' n dos, siguen siendo prisioneras de la obstrucción inicial. Sólo una ruptura con los automatismos mctodo l ágicos pudo llevar a estudia r en una comunidru. com pleta el con junto de las relacion", sociales, del que se ded uce tan c émodamente la red de influencias que ra tia es necesario pedir a los su jetos que la determinen en lugar del sueiólogo. 24. E. KATZ El análi sis del proceso de la toma de decisiones en el transcu rso de una cam pa ña electoral condujo a los autores de The People's Choice a la hipótesis de que las in formaciones difundidas por los m edios de comu nicación de m asa se transmi ten quizá menos directamente de lo qu e habitualmente se supone. Se pue de pensar qu e la influencia de los medios de comunicación ma sivos llega primero a los líderes de opin ión, quienes, a su vez, transmiten lo que han leído y escucha do a aquel sector de su medio sobre el que ejercen in fluencia : ta l es la hipótesis de la "comunicación en dos tiem pos", Teniendo en cue nta el fun cionam ient o de la sociedad moderna, la hipótesis implica en particular que los in tercambios cotidianos en tre los individ uos eran los qut" nh' S influlan y que la influencia de los medios de comunica ción de masa, por su parte, era menos automática y menos fuerte de lo que se suponía. En cuanto a la teoría social y a la orien tación de la inve stigación sobre la com unicación, la hi pótesis suge ría q ue la im agen de la sociedad ur ba na moderna requería una revisión. La im agen del público como m asa de individuos sepa ra dos, ligados solamente a los dive rsos medios de comunicación y sin relaciones entre sí, se contradecía con la idea de un fluj o de comu nicación en dos ti em pos, pues ésta im plicaba que los medios de comu nicación de masa difu ndían sus infonnaciones a través de redes de individuos vin culados entre sí. Si, entre todas la s ideas que se encuentran en The People's Choice, la del fluj o en dos tiempos es probablem ente la men os confirmada por hechos exp erim ental es, es porque el estudio no preveía a impo rtancia que adquirían las relaciones interper sonal cs en el análisis de los datos. Lo sorprendente, cua ndo se conoce la imagen de un público atomizado que inspiraba tanta s investigaciones sobre los medios de com unicación, es que la influencia interpersonal hay a logrado atraer la atención de los sociólogos. [... ] Los descubrimientos principales de T he People's Choice se referían a: a ) "l a acción de la influen cia personal, [... ] que se ejerce más frecuentemente y es más efi caz que los medios de com u n icación de masa en la determinaci ón de los comportamientos electorales" ; b) el flu jo de la influencia personal: " los lide res de opio n ión se en cuentran en todos los niveles de la sociedad y son sin ninguna duda, muy semejantes a las persona s en quienes in fluyen"; e) los líderes de opinión y los medios de com u nicac ión de 1 P. Laaarsfeld, B. Berelson, H. Gaudet, El pueblo eligr. Cómo decide ~ l pueblo,n una cam paña ekctoral, Ediciones Trr.., Rupnnc: Aires,.,, 11 11

12 226 U CONSTRUCCON DEL OBJETO EL OF C O DE SOCÓLOGO 227 m asa : aqué llos parecen m ás -receptivos a la radi o, los diari os, las revi... tu... t ~ J Hila palabra, a los medios de comunicación corno tales. A, pues. la hipótesis que se prese ñtaba era que "las ideas Jla~illl él menudo de la radio y los im presos a los lideres de opi nión, quienes las re tran sm iten ha cia grupos m enos activos de la pobl a r i ón".. El métod o adopta do por el estud io de The Pcoplc's Choice presr-ntaha va rias ve n ta jas para observar por qué ca nales sufrían influencia la s decisiones en curso de elaboración. M ás particul armento, el mét odo del panel permití a localizar los ca mbios desde Sil apa rición y ponerlos en correlac ión con las influencias que se ejercían sobre el e ue tomaba las decision es. Por otro lado, el re sultado (la decisión ) era un indicador tangible de cam bio, fácilmente n~g ist ra h le. Pero, para estudiar lo s cana les de influencia que son Jos con tartos individuales, el método se mostraba in sufi ciente porque 5(' basaba en una muestra recogida al a zar de in dividuos desvincul ados de su entorno social: ésa fue la raz ón por la cua l hizo falta u na ruptura para pasar de los datos disponibles a la h ipót esis dl' una comunicación en dos tiempos. Como n ula su jeto, en una muestra recogida al azar, no puede hablar sino de sí mi smo, en el es tudio de los com portamientos electora les. real izado (' ~ O. 10 '0 lideres de opi nión debían design arse a sí m ismos, PS deci r por sus prop ias resp ues tas a las dos preguntas en las que se los consulta ba si a veces daban consejos. En realidad. se les pedía sim pleme nte a los encues tados e ue se dec la rara n a sí mi sm os líderes de opinión o no, Ad emás de que esa técnica de nu torlesi gnación es de validez dud osa, también impide comparar a los líderes con sus respectivos partidari os y sólo autoriza una confrontación en tre líd eres y no líderes en ge ne ral. En otros t érminos. los datos cons isten solamente en dos ca tegorías t'stadís ticas: individuos que declaran dar consejos e individuo que d r-claran lo cnn trm-io. Por cons iguie nte, el in terés m ás m arcado quc' los lldoros tenlan P la clerr-ion no prueba que n com unicnci ón vn)'a de lus individuos m ás int eresados a los indi viduos menos in tr-n-sa dos, \,01 quí'o con todo rigor, podría oc ur rir in cl u so que los l idr-res sólo ojr-rzen influencia entre ellos mismos, mientras los no lídí"res no ijlt'rt "ndos se hall an completa mente fuera del ca mpo de in fluencia. Sin embargo es Jl1 U Y grande la te n tación -y el es tudio, 01 pesar de m uchas precau cion os, ('( de a ella- de presumir que los no lideres siguen a los lideres. [... ] Los mi smos a utores observa n que hubiera valido m ás pregunta r a rada uno de quié n tomab a conse jo para lu ego estudia r las relacion es en tre los que da ba n consejos.v los qu e los recibian. Pero este procedimiento presenta muchas dificu ltades, dada la improbabilidad de que líderes y "seguido res" r-stén incluidos a l mi sm o tiem po en la muestra: tal es el problema inicia l que los es tudios siguientes trat aron de resolver. [El autor presenta a co ntin uac ión o tros tres es tu dios qu e permitieron tratar los problemas que hahi a susc itado la encuesta de The Pcople' s Choice, La primera encuesta, realizada en una pequeñ a ciu dad, cons ideraba lideres de opinión a las personas m enciona das vari as veces en las respu estas de los-sujetos interrogados, "remontándose as i de las personas influidas a la s personas influyentes", locali zando de esta manera mej or que el estudio de los comportamien tos electorales " que cons ideraba lider es de opinión a personas definidas solamente por el hech o de dar consejos, líderes efec tivos", El segun do estudio versaba precisamente sobre la pareja líder "seguidor" e ue el estudio precedente no había determinado, y a e ue la muestra inicia l de persona s entrevistadas servia solamente pala localizar a los lideres.] Si la pareja consejero-aco nsejado podía recon stituirse, yendo del acons ejado a su consejero, también era posible com enzar por el otro extremo, interrogando primero a una persona que pretendía ha ber actua do como consejero y luego ubi cando a la persona sobre la que éste pre tendia haber influido. El segu ndo estudio trató de proceder de esa manera, Como en el estudio de los com port am ientos electora les, se pidió a los en cuestados que se designaran a si mism os como líderes y se pidió a las personas que se consideraban influyentes e ue indicara», llegado el caso, el nombre de ae uellos sobre los e ue habian ínfluído. Fue posibl e entonces no sólo estudiar la interacc ión entre conse jero y aconsejado, sino también confrontar la a utoridad e ue pretendían poseer los su jetos con la que les reconocían los que ellos decían haber influido. Los investigadores es pe raban de es ta m anera contro lar esa t écnica de "autodesignaci ón". Como lo temían los autores de The Peoplc's Choice, fue l11u)' difícil preguntar a las personns de quién tornaban conse jos pa ra luego estudia r la int eracción entre consejeros y aconsejados. Si, a causa de los problemas encontrados en el campo, no se pu do interrogar a todas las personas a quienes los líderes decían haber influen ciado, y si, por cons iguiente, fuc a m enudo necesario, en el transcu rso del a ná lisis, volv er a la s com pa rac iones globales entre líderes y no lideres --considerándose como más influyen-,1 " '1 "ti

13 228 EL OFCO DE SOCÓLOGO LA CONSTRU CC ÓN DE L OBJ ETO 229 l e ~ a los grupos qu e conta ba n Con una mayor concentración de su jetos que se declaraban lid eres-, quedó demostrad o, por lo menos en prmcipio, que un m étodo que tome en cuenta las rela crones person ales es a la vez posible y fructífero. Pero en el m om ento e? que resultó eviden te qu e ese obj etivo era ~cccs l h le, el objetivo m ismo comenzó a tran sfonnarse. Se em pc zo a ~ llcoj ~ tra r preferible tomar en cons idera..ón cade nas de influencia m as largas que las implicad as en la sim ple pareja; y por tan to, a considerar a la- pareja conse jero-aconscjado como una componen te de un gru po social m ás es truc tura do. En prirnt'.r Jugar,,los descubrimientos real iza dos a partir del seg~jj.ldo es tur..h?, y m as ta~d.~ del tercero, rev elaron qu e e n sus decisiones los lujeres de op n uo n, por propia confesión recibieron a su,vez la i n fj~je llc ia de otras persona s, sugiriendo así l ~ existenci a de de;"s de lideres. Luego, re sultó claro que ser líder de opinión no poo,l a considerarse un "rasgo" psicológico que ciertos individuos poseorran )~ o tr~s no, au nq ue el es tudio de los eorn portam ien tos electoral es implicara a menudo esa hipótesis. Pareció evidente en camhio: que : 1Í<~ er de opin i ón es influyente en ciertos mome~tos y.ell c-ierto ám bito, porqu e es tá habilitado para serlo por otros m iembros de su grupo. Las. -zones de la autoridad conferida a Certas personas deh ían bu scarse no sólo e n base a datos dem o grá ficos (sta tus socia l. sexo, eda d, ete.) sino también a la estruct ~ra y a ~ o s \'alor; s de los grupos a los que perte nec ían conse jero ) aeon,selado. A Sl,. ~~ es, la sorprenden te promoción de jóvenes como lideres de O ~ ~ 1 en grupos tradi cionales, cua ndo esos grupo~ el1fr er~ta~mn. ~1tUa ~lolle s nuevas creadas por la urbani zación y la Jndust.nahzacJOn, solo puede com pren derse por un a referencia a los anugu os y a los nuevos modelos de relaciones sociales dentro del grupo y a los a n tiguos y a los nuevos modelo s de actitud respecto al mundo exterior al grupo.. Por,otro lud?, al criticar el seg undo estudio, result ó cla ro que, 's S" pod ía estucha r el peso de las diferen tes influen cias sobre las deci siones individuales en.materia de moda, e l mé todo adoptado no era a d('('u~do para estudia r la evolución de la moda en el grupo - p.ara segu u- la moda ce rno proceso de difusión- m ie ntra s no tuvera,c,n cuenta el con tenido de la decisión y el factor temporal : las decisiones de los "a ltera do res de moda" estudiadas en e l se. gu ndo estud io pod ían equilibrnrsc: la señora Y pod ía pa sar de la m oda B a la moda A, nuentras que la señora X pasaba de la moda A a la B. Lo qu e es cier to en cua nto a la moda es válido también para cualquier otro fenóm en o de di fusión: pa ra estudiarlo hav que reconstruir la propagación de un " rasgo" especí fico en el tiem po, Est e interés por la difusión, al mismo tiempo qu e por el estudio de redes de comunicac ión más com plejas, dio origen a un nuevo estudio que se concentró en un "rasgo" especí fico, estudiando su difusión en el tiempo y a través de la estruc tura socia l de toda una comunidad. [Este tercer estudio, que an álizaba, a partir de ín dices objetiv os (rele vamiento de las receta s de los médicos según listas en poder de los farmacéuticos), la rapidez de adopción de un rem edio nu evo por los m édi cos de una peque ña ciudad, situaba preci sam ente a los sujetos interrogados dentro de su red de rela ciones... ] De una manera general y com pa rado con los estudios precedentes, el estudio de la adopción de un m edicamento hizo de la deci sión un fenómeno más obje tivo, a la vez psicológi co y 'sociológico. Ante todo, el que decide no es la única fuente de información concernien te a su propia decisión. Datos objetivos provenientes de las recetas son utilizados conc urrentem en te. Luego, el papel de la s diferentes influencias es evaluado no sólo a partir de la recon strucción qu e ha ce de ellas el sujeto sino también a partir de correlaciones objetivas, las que autorizan concl usiones en cuanto a los ca na les por los que se transmite esa influencia. Por ejem plo, los m édicos qu e primero adoptaron el nuevo medicamento tenían más oportun idades de participar en coloqu ios médicos especializad os, lejos de su residencia, que los que lo adoptaron más tard e. Del mi smo modo, se puede ded ucir el papel que desempeñan las relaciones sociales en la elaboración de la decisión en un m é dico, no sólo del testimonio del mi smo médico sino también de la posición del médico en las redes interperson ales reveladas por las respuestas a las preguntas sociom étricas: de es ta manera, se puede clasif icar a los médicos según su grado de int egración a la corn u nid ad méd ica, o seg ún su grad o de in fluencia, medido p U l' el 01.'1 m ero de vec es que sus colegas los des ignan como am igos, como colabora dores de discu sión y como colegas de deliberación. Pu eden, así, clasificarse según su pertenen cia a talo cual red o a tal o cual camarilla, según la identidad de quien o quienes lo nombran. El primer procedimiento permite ver si la rapidez de adopción del medi camento está vincul ada a la influencia de los m édicos. El segu ndo procedimi ento permite aprender, por ejem plo, si la pertenen cia a un mismo subgrupo implica una identidad en el modo de ut ilización de los medicamentos. Resulta asi posible con fron ta r el testi- 11,1'1 \ ', 1,

14 230 Este documento es proporcionado al estudiante con fines educativos, para la crítica y la investigación respetando la reglamentación en materia de derechos de autor. Este documento no tiene costo alguno. El uso indebido de este documento es responsabilidad LA del C ()~~T estudiante. HUCC ÓN mcr. OOJETO m onio l ~" l m édico sobre SUS propias de cisiones y ltl ~ infh u-nrins que ha su frido, con p registro JÚt S objetivo de sus de cisiouos l,f l'cti,"a c: y de la.. influencias a las que estuvo cxp.uesto. Ob..e rvemos 'l1l(', en este estudio, la s redes de relaciones socia le s Sp r-stabh-con ron anterioridad a la in troducción del nuevo m ec lil a men to, ya que las relaciones de a mistad o de colaborac i ón prof... iuna l. et r., ' C rf' gi ~t rnll independientemente de toda df'cisión particul ur tom ada por el médi co. El estudio se preocupn del papel que plh'df'l d('st'nlpeflar esos diferentes elementos de estructuras SO( iojjh"'tric." s en la transmisión de la influencia. Por ojomplo, se PUf'e1.. eoll ' lllf'ra r que los elcmentoc de la es tr'uctu ra son "sr- nvihlev" él la introdurrión del llu evo medicamento y de scribir el p roceso de difu-oón dt'l medicamento a medida que es aceptado por los in d i vjduuc y los grupus de la r-om uu idnd. Mientras quf> el segu ndo estudio - ólo podia aspi rar a t. rmiuar n r ela ci ón cara [1 ca ra ent re dos individuos sobre quienes hab ía in fluido en una de cisi ón dada, el estudio de la di fusión de u n m edi camento puede situa r esa relación en tre EL OF C O OE ~()ClÚ.Or. O la red de r elaciones e n las que está inmerso el m édico. toda s la s cuales pueden desem peñar un papel. l...] Esos cam bios sucesivos en el método de investigación permitieron llegar a resultados que precisan y completan la hipótesis inicial, esta blecie ndo en particular: _ q ue la influ oncia personal desempe ña u n pa pel m ayor que la inílueu cin directa de los m edios de com u nicación de m asa; por ejc' m plo. la in teg ración de los m édicos a la com unida d m édi ca apa rcci an en el tercer estudio COll10 un factor muy im por tan te, _ que los grupos primarios presentan una gran hom ogeueidad eu la <; opiniones; _ q U l' e l papel de los medi os de com u nicación de masa no es simple. ya qu e pu ede ir desde la "información " hasta la " leg itim a ri ón" ele la s opi niones; _ que los lideres no tien en u na a utorida d gloha l y válida para todo s los ca m pos, sino que la au toridad que se les reconoce estú limitada a ciert os ca mpos deterrn jnados; _ que, por collsiguiente, no presentan ca rn r tr-ristirn s susta n cia lcs que los sepa raría n oc aquellos a q uieuos influyen, sino qw'.' e distinguen por las cua lidades que se les reconoce (co rnpeterura. etc. ) y por su posición social; _ que los líderes de opinión están a la vez más expuestos a la a cción de los medios de comunicación de masa r SOll m ás sensibles a su influencia.] El {'<lela uno d' los pstudio'. qw' 11' nlo" nua lizndo. pi prohlema metodológ ico ce ntra l fu e sa ber c ómo tomar en cueutn las rola r iones interpcrsonales, prpservdndo a l lu ismo tiempo la oconomla y la fl'prl'''plltuti\ dad qu e otorga la muestra recogida a l il/.ar P1 un l' lto dado dpl tiempo. La s respuesta, a ese prohlema Fueron diver..a... de sde un cuestionar:o que ppdia a los individuos ele la m ur-ara que moncionnran a aquellas person as con la s que ma n tie nen relaciones de intera cción (o studio ini cial) ha sta un estudio por entrevistas que se romont aba de sde la s personas in fluidas hasta los sujetos que h ab ian ejercido la influencia (segunj o estu d io) y inalmente a entrevistas que a bttrcaban a toda u n a comunidnd ( tercer l...lud io). Los estudio... fu turos se situarán probablemen te entre esos extremos. D<' todas mnuerns, pnra la m a yoria de ellos, al pa recer, el principio central debt~r:1 ser construir en torno a cada átom o individual de la m uestrn rnol é culas m ás o m en os gra ndes. ELfU ~3 1 K..\ T Z "The Two-Step Fl ow of Conlmunicatioll: an U p-to-date \eport 0 11 an H y pothesis". 11, 1,: " 1ji.11

Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Estimar el tiempo que necesitas para resolverlo.

Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Estimar el tiempo que necesitas para resolverlo. Examen muestra Ob je ti vo Responder preguntas parecidas a las del examen de selección. Im por tan cia Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Saber cuántas

Más detalles

DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO

DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO Resultado fiscal El ar tícu lo 10 de la LISR in di ca que las per so nas mo ra les de be rán pa gar el im pues to apli can do al re sul ta do fis cal la tasa del

Más detalles

Programa. COLEGIO DE BIBLIOTECARIOS DE CHILE A.G. Diagonal Paraguay 383 of. 122 Santiago Telefono: 56 2 222 56 52 Mail: cbc@bibliotecarios.

Programa. COLEGIO DE BIBLIOTECARIOS DE CHILE A.G. Diagonal Paraguay 383 of. 122 Santiago Telefono: 56 2 222 56 52 Mail: cbc@bibliotecarios. Programa COLEGIO DE BIBLIOTECARIOS DE CHILE A.G. Diagonal Paraguay 383 of. 122 Santiago Telefono: 56 2 222 56 52 Mail: cbc@bibliotecarios.cl Programa XVI Conferencia Internacional de Bibliotecología Buenas

Más detalles

- S o b r e los m o d e l o s de ge s t i ó n y pri v a t i z a c i o n e s.

- S o b r e los m o d e l o s de ge s t i ó n y pri v a t i z a c i o n e s. ACTO DE SALUD EN VILADECA N S, 4 DE MARZO DE 2010. B u e n a s tar d e s : E s t a m o s aq u í p a r a h a b l a r de sal u d y d e at e n c i ó n sa n i t a r i a pú b l i c a en el B a i x Ll o b r

Más detalles

MANUAL DE FUNCIONES Y COMPETENCIAS. COMO?

MANUAL DE FUNCIONES Y COMPETENCIAS. COMO? MANUAL DE FUNCIONES Y COMPETENCIAS. QUE ES? Herramienta que indica el papel de cada cargo dentro de la organización a través de las funciones que le son propias. COMO? Con información explicitaordenada

Más detalles

P A R T E I I C r í t i c a r y j u s t i f i c a r s e CAPITULO 5 El imperio de la crítica S o b r e l a s o c i o l ó g i c a d e l r i e s g o y e l d e l i t o t e c n o l ó g i c o s Si el científico,

Más detalles

JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS

JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS Con este material se pretende reforzar el reconocimiento de las letras trabajadas en el aula a través del método letrilandia ; este es un paso posterior al conocimiento

Más detalles

BLOQUE III: INDICADORES Y RESULTADOS CERTIFICACIÓN N ISO Y OBJETIVOS DEL SEGUIMIENTO ERCA. Dr. Juan Manuel Buades Fuster

BLOQUE III: INDICADORES Y RESULTADOS CERTIFICACIÓN N ISO Y OBJETIVOS DEL SEGUIMIENTO ERCA. Dr. Juan Manuel Buades Fuster BLOQUE III: INDICADORES Y RESULTADOS CERTIFICACIÓN N ISO Y OBJETIVOS DEL SEGUIMIENTO ERCA Dr. Juan Manuel Buades Fuster Servicio de Nefrología del Hospital Son Llàtzer Palma de Mallorca Acudir a una consulta

Más detalles

Ca pí tu lo X: De la Bi blio te ca y Cen tro de Re cur sos pa ra el Apren di za je

Ca pí tu lo X: De la Bi blio te ca y Cen tro de Re cur sos pa ra el Apren di za je Ca pí tu lo X: De la Bi blio te ca y Cen tro de Re cur sos pa ra el Apren di za je Ar tí cu lo 10.1 Los es tu dian tes tie nen el de re cho a usar li bre men te la Bi blio te ca de la Uni ver si dad y

Más detalles

POR LOS CAMINOS DE LA FE Serie de programas para crecer en la fe. TEMA: Principales aspectos de la doctrina de los fariseos.

POR LOS CAMINOS DE LA FE Serie de programas para crecer en la fe. TEMA: Principales aspectos de la doctrina de los fariseos. POR LOS CAMINOS DE LA FE FICHA 11-61 1.- PRE SEN TA CIÓN DEL TE MA Los fa ri seos eran un gru po muy ape ga do a la Ley ju día. Eran gen tes de la cla se me dia, ar te sa nos o co mer cian tes, o gen te

Más detalles

Reglamento de D i v er s i ones y E s p ec tá c u los P ú b li c os Ayuntamiento Constitucional de Zapotlanejo 2007-2009 e n t e M u n i c i Z a t n e j o, J a o, a h a t a n t e m u n i c i o h a g o

Más detalles

LOS RECURSOS NATURALES EN EL DESARROLLO ECONOMICO

LOS RECURSOS NATURALES EN EL DESARROLLO ECONOMICO LOS RECURSOS NATURALES EN EL DESARROLLO ECONOMICO E d i t o r i a l U n i v e r s i t a r i a, S. A., 1 9 7 0 In s c r i p c i ó n N 3 8. 5 3 5 D e r e c h o s e x c lu s iv o s r e s e r v a d o s p a

Más detalles

EPÍLOGO Accidente y mentira Aquí no nos ocupamos de la maldad, a la que la religión y la literatura han intentado pasar cuentas, sino del mal; no del pecado y los grandes v illanos, que se conv irtieron

Más detalles

wave wall MANUAL TECNICO WAVE WALL WAVE WALL L 1-19

wave wall MANUAL TECNICO WAVE WALL WAVE WALL L 1-19 WAVE WALL M A N U A L T E C N I C O L 1-19 Wave Wall es un atractivo y elegante sistema de enlace de tiles de 3form, que forman un revestimiento a modo de ola con llamativas alternativas de tiles. El sistema

Más detalles

Guía promocional de tarifas

Guía promocional de tarifas Guía promocional de tarifas P a q u e te s E s p e c ia les P a q u e te D e s c r ip c ión T a r if a p o r p a q u e t e 1 Ocu la r E x p r e s s A p e r tu r a d e l c o n ten e d o r p o r I P M s

Más detalles

COSTO DE LO VENDIDO. Generalidades

COSTO DE LO VENDIDO. Generalidades COSTO DE LO VENDIDO Generalidades De acuer do con el ar tícu lo 29, frac ción II, de la LISR, las per so nas mo ra les del ré gi men ge ne ral de ley po drán efec tuar la de duc ción del cos to de lo ven

Más detalles

MANUAL PRACTICO DE SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES

MANUAL PRACTICO DE SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES MANUAL PRACTICO DE SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES Pérez Chávez - Fol Olguín - Campero Guerrero Actualmente, un número importante de personas morales se encuentran constituidas legalmente como sociedades

Más detalles

Dimensión económica de la familia

Dimensión económica de la familia Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Dimensión económica de la familia GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2015-2016 Ficha Técnica Asignatura: Dimensión Económica de la Familia

Más detalles

LA FRUSTRACIÓN DE UN PROYECTO ECONÓMICO

LA FRUSTRACIÓN DE UN PROYECTO ECONÓMICO LA FRUSTRACIÓN DE UN PROYECTO ECONÓMICO MARCELO ROUGIER MARTÍN FISZBEIN LA FRUSTRACIÓN DE UN PROYECTO ECONÓMICO El gobierno peronista de 1973-1976 MANANTIAL Buenos Aires Diseño de tapa: Eduardo Ruiz Rougier,

Más detalles

LEY DE MEMORIA HISTÓRICA. EL DERECHO DE OPCIÓN A LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA* LAW OF THE HISTORICAL MEMORY. ACQUIRE THE SPANISH CITIZENSHIP

LEY DE MEMORIA HISTÓRICA. EL DERECHO DE OPCIÓN A LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA* LAW OF THE HISTORICAL MEMORY. ACQUIRE THE SPANISH CITIZENSHIP LEY DE MEMORIA HISTÓRICA. EL DERECHO DE OPCIÓN A LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA* LAW OF THE HISTORICAL MEMORY. ACQUIRE THE SPANISH CITIZENSHIP Ma ría Ánge les SÁNCHEZ JIMÉNEZ** RESUMEN: Este trabajo tiene como

Más detalles

JUGAR, APRENDER Y ENSEÑAR

JUGAR, APRENDER Y ENSEÑAR JUGAR, APRENDER Y ENSEÑAR NOEMI AIZENCANG JUGAR, APRENDER Y ENSEÑAR Relaciones que potencian los aprendizajes escolares MANANTIAL Buenos Aires Diseño de tapa: Eduardo Ruiz Aizencang, Noemí. Jugar, aprender

Más detalles

GUÍA DIDÁCTICA. Unidad didáctica 03: El quiosco

GUÍA DIDÁCTICA. Unidad didáctica 03: El quiosco GUÍA DIDÁCTICA Unidad didáctica 03: El quiosco 1 ÍNDICE JUSTIFICACIÓN Página 3. APROVECHAMIENTO DE LA UNIDAD Página 3. CÓMO FUNCIONA LA UNIDAD? Página 4. EVALUACIÓN Página 8. 2 JUSTIFICACIÓN Las activi

Más detalles

Alcances y retos de la reforma constitucional en materia de derechos humanos y su relación con la reforma constitucional de amparo

Alcances y retos de la reforma constitucional en materia de derechos humanos y su relación con la reforma constitucional de amparo Alcances y retos de la reforma constitucional en materia de derechos humanos y su relación con la reforma constitucional de amparo 1) Introducción Geiser Manuel Caso Mo li na ri El pre sen te tra ba jo

Más detalles

Me pregunto si alguna gente crea y publica sitios de internet con el único propósito de atormentar a sus visitantes.

Me pregunto si alguna gente crea y publica sitios de internet con el único propósito de atormentar a sus visitantes. DIIEZ COSAS QUE ODIIO EN UN WEBSIITE Por Jason Oconnor Traducción libre del artículo aparecido el 5 de octubre 2004 en marketingprofs.com ( Ten things I hate in a website ) Me pregunto si alguna gente

Más detalles

Implantación de la Estrategia y el. Prof. Luis Hevia. Control de Gestión

Implantación de la Estrategia y el. Prof. Luis Hevia. Control de Gestión Implantación de la Estrategia y el Prof. Luis Hevia Control de Gestión Dificultades del proceso Luis Hevia R Recordemos: Con Frecuencia: formular la misión es un paso único, una vez redactada se asume

Más detalles

MONEDA. ommodities: fundamentos o. burbuja especulativa? MONEDA

MONEDA. ommodities: fundamentos o. burbuja especulativa? MONEDA ommodities: fundamentos o burbuja especulativa? Los precios de los com m od i ti e s, en especial de a qu ellos que afectan direct a m en te a nu e s tros térm i- nos de interc a m bi o, tuvi eron una

Más detalles

EL SALMO VESPERTINO Tono 8

EL SALMO VESPERTINO Tono 8 EL SALMO VESPERTNO Tono 8 Oh Se- ñor, cla- mo a Ti: es- cú- cha- me; es- cú- cha- me, oh Se- ñor. Oh Se- ñor, cla- mo a Ti: es- cú- cha- me, a- tien- de la voz de mi sú- pli- ca. Cuan- do cla- mo a Ti,

Más detalles

Ín d i c e. De c u o ta. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o... 662. Limitación d e g a r a n t í a. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o...

Ín d i c e. De c u o ta. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o... 662. Limitación d e g a r a n t í a. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o... Ín d i c e TOMO IV Contrato de Hipoteca Co n t r at o s Hi p o t e c a. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o 1... 649 Hi p o t e c a. Es c r i t u r a. Fo r m u l a r i o 2... 653 Hi p o t e c a. Es c

Más detalles

C- IN FOR MA CION DE IN GRE SO A 1 ER AÑO

C- IN FOR MA CION DE IN GRE SO A 1 ER AÑO To do as pi ran te a in gre sar a la Nue va Es - cue la Se cun da ria Orien ta da (NES), de be rá cum pli men tar con to da la do cu men ta ción re - que ri da que se de ta lla más aba jo y con los dos

Más detalles

Expresión: Gramática: La comunicación

Expresión: Gramática: La comunicación COLEGIO SALESIANO SAN JUAN BOSCO AYACUCHO Unidad 1 Semana del 17 al 21 de marzo SESIÓN DE APRENDIZAJE N 01 del ÁREA DE COMUNICACIÓN del 3 - PRIMARIA 2 014 Nombre y apellidos del estudiante: EVALUACIÓN

Más detalles

ClubGrandes 2013 AMIGOS

ClubGrandes 2013 AMIGOS AMIGOS 2013 El Amigos de H alconviajes.com lo integran todos aquellos G randes Colectivos (Em presas, Instituciones Públicas y Privadas, Asociaciones, etc.) que establecen un acuerdo de colaboración con

Más detalles

Consulta, asesoramiento y mediación familiar

Consulta, asesoramiento y mediación familiar Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Consulta, asesoramiento y mediación familiar GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13, 2015

Más detalles

DEDUCCION DE INVERSIONES

DEDUCCION DE INVERSIONES DEDUCCION DE INVERSIONES Generalidades De acuer do con el ar tícu lo 37 de la LISR, las in ver sio nes sólo se po drán de du cir, en cada ejer ci cio, si guien do la me cá ni ca si guien te, con las li

Más detalles

DECLARACIÓN DE SAN JUAN, PUERTO RICO. XIV REUNIÓN DE CORTES SUPREMAS DE JUSTICIA DE CENTROAMÉRICA, EL CARIBE Y MÉXICO *

DECLARACIÓN DE SAN JUAN, PUERTO RICO. XIV REUNIÓN DE CORTES SUPREMAS DE JUSTICIA DE CENTROAMÉRICA, EL CARIBE Y MÉXICO * DECLARACIÓN DE SAN JUAN, PUERTO RICO. XIV REUNIÓN DE CORTES SUPREMAS DE JUSTICIA DE CENTROAMÉRICA, EL CARIBE Y MÉXICO * Reu ni dos en el Sa lón Fran cis co Oller del Ho tel El Con ven to, en San Juan,

Más detalles

Có mo ha cer escuelas democráticas?

Có mo ha cer escuelas democráticas? Có mo ha cer escuelas democráticas? Josep Ma Puig Rovira Uni ver si tat de Bar ce lo na Resumen Para res pon der a la pre gun ta que ti tu la el pre sen te ar tí cu lo, Có mo ha cer es cu e las de mo crá

Más detalles

ESTADOS FINANCIEROS INTERMEDIOS

ESTADOS FINANCIEROS INTERMEDIOS PASUR Forestal, Constructora y Comercial del Pacifico Sur S.A. ESTADOS FINANCIEROS INTERMEDIOS Correspondientes al periodo terminado al 30 de Septiembre de 2015 - Estados Financieros - Notas a los Estados

Más detalles

I N N O V A C I Ó N E N FO R M A C I Ó N E N M A T E R I A D E

I N N O V A C I Ó N E N FO R M A C I Ó N E N M A T E R I A D E JOR N A DA : C R E A TIV IDA D Y TE C N OLOG ÍA E N L A FO R M A C I Ó N D E P R E V E N C I Ó N I N N O V A C I Ó N E N FO R M A C I Ó N E N M A T E R I A D E P R E Haga VEN I Ómodificar N D E elrestilo

Más detalles

INGENIERÍA AUTOMOTRIZ

INGENIERÍA AUTOMOTRIZ Para nosot ros la seg urida d d e u s t e d, s u familia y em pl e a d os, s on l o má s im p or t a n t e. FUNDADORES FELIPE ISAAC JUAREZ LUNA Y DAVID JACIM JUAREZ LUNA MISIÓN OBJETIVO Br i n d a r un

Más detalles

Buda predicó el S ut ra de la P ro f un da Bo n dad de lo s padres y la D if icult ad en R et rib uirla T r a d u cci ó n a l es p a ñ o l d e l a v er s i ó n ch i n a d e K u m a r a j i v a Plegaria

Más detalles

NFPA (National Fire Protection Association) Elaborado Por: Maria Fernanda Serna - Estudiante Fisioterapia

NFPA (National Fire Protection Association) Elaborado Por: Maria Fernanda Serna - Estudiante Fisioterapia NFPA (National Fire Protection Association) Elaborado Por: Maria Fernanda Serna - Estudiante Fisioterapia Ac c iones rac ionales y c oherent es m ediant e las c uales las personas que est án o se sient

Más detalles

P rés ta m o s s in A va l E N I S A 2013

P rés ta m o s s in A va l E N I S A 2013 P rés ta m o s s in A va l E N I S A 2013 ENI SA C o m enza m o s pres entá ndo no s QU IÉ N E S S ON? ENI SA QU IÉ N E S E N IS A? ENI SA E N IS A Empresa Nacional de Innovación S.A. Es una empresa de

Más detalles

ÍNDICE GENERAL. Pró l o g o s Hernán Fabio López Blanco... xvii Fernando Palacios Sánchez... xxi Efrén Ossa G... xxiii. CAPÍTULO I Nociones generales

ÍNDICE GENERAL. Pró l o g o s Hernán Fabio López Blanco... xvii Fernando Palacios Sánchez... xxi Efrén Ossa G... xxiii. CAPÍTULO I Nociones generales Pró l o g o s Hernán Fabio López Blanco... xvii Fernando Palacios Sánchez... xxi Efrén Ossa G... xxiii CAPÍTULO I Nociones generales 1. Re s e ñ a hi s t ó r i c a... 1 2. De n o m i n a c i ó n... 3 3.

Más detalles

Derecho civil del matrimonio y de la familia

Derecho civil del matrimonio y de la familia Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Derecho civil del matrimonio y de la familia GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13, 2015

Más detalles

PARAKLISIS CANON DE SÚPLICAS A LA VIRGEN MADRE DE DIOS. Dios, el se- ñor, se nos ha ma- ni- fes- ta- do ben- di- to

PARAKLISIS CANON DE SÚPLICAS A LA VIRGEN MADRE DE DIOS. Dios, el se- ñor, se nos ha ma- ni- fes- ta- do ben- di- to PARAKLISIS CANON DE SÚPLICAS A LA VIRGEN MADRE DE DIOS Dios, el se- ñor, se nos ha ma- ni- fes- ta- do ben- di- to el que vie- ne en el nom- bre del se- ñor A la Pu- rí- si- ma a- cu- da- mos con á- ni-

Más detalles

webscolar12447 CRONOGRAMA: MES DE OCTUBRE Segunda Semana # Actividades Primera Semana Tercera Semana Cuarto Semana Quinta Semana

webscolar12447 CRONOGRAMA: MES DE OCTUBRE Segunda Semana # Actividades Primera Semana Tercera Semana Cuarto Semana Quinta Semana Portal recuro educativo, tarea, apunte, monografía, enayo webcolar12447? CRONOGRAMA: MES DE OCTUBRE # Activida Primera Segunda Tercera Cuarto Quinta 1 2 3 4 5 8 9 10 11 12 15 16 17 18 19 22 23 24 25 26

Más detalles

Contratación. Propuesta de procedimiento (2/3).

Contratación. Propuesta de procedimiento (2/3). Contratación. Propuesta de procedimiento (2/3). D to. A d m ó n F. L e s m e s T r a b a ja d o r e n In s e rc ió n E m p re s a s In se r c ió n F u n d a c ió n L e sm e s Servicios Sociales S e rv

Más detalles

Desarrollo Emocional

Desarrollo Emocional Desarrollo Emocional Universidad Politécnica Salesiana Área de Ciencias Sociales, Humanas y de la Educación Carrera de Pedagogía Qui to Desarrollo Emocional ROSA ARMAS 2010 DESARROLLO EMOCIONAL Rosa Armas

Más detalles

Una revelación de Dios del edificio de Dios como la meta de Su salvación, provisión y revelación

Una revelación de Dios del edificio de Dios como la meta de Su salvación, provisión y revelación Mensaje uno Una revelación de Dios y del edificio de Dios como la meta de Su salvación, provisión y revelación Lectura bíblica: Éx. 3:6, 14-16, 18; 5:1; 24:8; 17:6; 25:8-9; 40:1-2, 34-38 I. En Éxodo encon

Más detalles

Sociología de la familia

Sociología de la familia Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Sociología de la familia GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13, 2015 Sociología de la Familia

Más detalles

Ín d i c e. In m u e b l e. Of e rta d e c o m p r a. Fo r m u l a r i o d o s... 5

Ín d i c e. In m u e b l e. Of e rta d e c o m p r a. Fo r m u l a r i o d o s... 5 Ín d i c e Contrato de Compraventa Bienes Inmuebles In m u e b l e. Ofe rta d e co m p r a. Fo r m u l a r i o u n o... 3 In m u e b l e. Of e rta d e c o m p r a. Fo r m u l a r i o d o s... 5 In m u

Más detalles

Manual para la homologación de proveedores de soluciones tecnológicas EDI

Manual para la homologación de proveedores de soluciones tecnológicas EDI Manual para la homologación de proveedores de soluciones tecnológicas EDI Anexo 1 1 /// Manual para la Homologación de proveedores de soluciones tecnológicas EDI Indice A. Introducción....................................................................

Más detalles

Relaciones Cuba-África: Marco para un Bojeo Bibliográfico

Relaciones Cuba-África: Marco para un Bojeo Bibliográfico Relaciones Cuba-África: Marco para un Bojeo Bibliográfico David González López Resumo O au tor pro põe um mar co bi bli o grá fi co para o es tu do das re la ções de Cuba com a Áfri ca, pas san do em re

Más detalles

Modelos de orientación en psicopedagogía familiar

Modelos de orientación en psicopedagogía familiar Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Modelos de orientación en psicopedagogía familiar GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13,

Más detalles

ANÁLISIS DE BUENAS PRÁCTICAS : APORTACIONES PARA EL E-LEARNING EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR (1)

ANÁLISIS DE BUENAS PRÁCTICAS : APORTACIONES PARA EL E-LEARNING EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR (1) Revista de Tecnología de Información y Comunicación en Educación Vol. 4, No. 1, Ene ro-ju nio 2010 ANÁLISIS DE BUENAS PRÁCTICAS : APORTACIONES PARA EL E-LEARNING EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR (1) Julio Cabero

Más detalles

ÍNDICE GENeRAL. CAPÍTULO I El contrato de suministro

ÍNDICE GENeRAL. CAPÍTULO I El contrato de suministro ÍNDICE GENeRAL CAPÍTULO I El contrato de suministro 1. In t r o d u c c i ó n... 1 2. Fun c i ó n Ec o n ó m i c a... 2 3. Nat u r a l e z a ju r í d i c a y ca r a c t e r í s t i c a s... 4 4. Dif e

Más detalles

LA GESTIÓN DOCUMENTAL DIGITAL, LA NUEVA ERA Como Definir un Proyecto de Gestión Documental Digital con los Elementos de la Archivística?

LA GESTIÓN DOCUMENTAL DIGITAL, LA NUEVA ERA Como Definir un Proyecto de Gestión Documental Digital con los Elementos de la Archivística? LA GESTIÓN DOCUMENTAL DIGITAL, LA NUEVA ERA Como Definir un Proyecto de Gestión Documental Digital con los Elementos de la Archivística? Ing. Carlos J. Landa (carlos.landa@apointmexico.com) INDICE. 1)

Más detalles

La nueva era de las desigualdades

La nueva era de las desigualdades JEAN-PAUL FITOUSSI PIERRE ROSANVALLON La nueva era de las desigualdades MANANTIAL Título original:??? Éditions du Seuil, París Éditions du Seuil, 1996 Traducción: Horacio Pons Diseño de tapa: Estudio R

Más detalles

Familia y medios de comunicación

Familia y medios de comunicación Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Familia y medios de comunicación GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Mayo 6, 2015 Familia y Medios

Más detalles

Ín d i c e. 1. Di v o r c i o

Ín d i c e. 1. Di v o r c i o Ín d i c e Ca p í t u l o I Relaciones matrimoniales 1. Di v o r c i o 1. Di v o r c i o d e c o m ú n a c u e r d o... 1 2. Ac u e r d o c o m p l e to y s u f i c i e n t e... 6 3. Di v o r c i o u n

Más detalles

SERVICIO MILITAR DE CONSTRUCCIONES

SERVICIO MILITAR DE CONSTRUCCIONES C URRÍCULUM Demoliciones ejecuta da s más recientes INGENIEROS Demoliciones y retirada de escombros del antiguo Cuartel de Ingenieros Calle San Dalmacio. Ma drid PRO PIEDAD: SERVICIO MILITAR DE CONSTRUCCIONES

Más detalles

Trabajo Fin de Máster

Trabajo Fin de Máster Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Trabajo Fin de Máster GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2015-2016 Presentación Bien ve ni dos a la asig na tu ra "Tra ba jo Fin de Más ter"

Más detalles

Boletín Impositvo Mayo 2011

Boletín Impositvo Mayo 2011 J u ris d ic ció n N a c io n a l-a F IP - R e s o lu c ió n G e n e ra l N º 3 0 9 4 -Im p u e s to a la s g a n a n c ia s. A n tic ip o s im p u ta b le s a l p e río d o fis c a l 2 0 1 1.M o d ific

Más detalles

EPÍLOGO. 1207 Yet man, Nor man R., Exsle ve Inter views and the His to rio graphy of Sla very,

EPÍLOGO. 1207 Yet man, Nor man R., Exsle ve Inter views and the His to rio graphy of Sla very, 357 EPÍLOGO Los tes ti mo nios de los pri me ros ne gros que pi sa ron tie rras nor tea me ri ca nas co mo ma no de obra es cla va son des ga rra do res. 1207 Con esas mi les de dramáticas historias particulares

Más detalles

d e l a L e y 1 8. 3 8 4.

d e l a L e y 1 8. 3 8 4. D I A G N Ó S T I C O D E L A S I T U A C I Ó N E N E L S I S T E M A T E A T R A L E n e l c a m i n o d e p r o f u n d i z al r a c o n s o l i d a c i ó n d e l s e c t o r t e a t rsae l, r e s u

Más detalles

LAS REFORMAS A LA LEY DE EXPROPIACIÓN RELACIONADAS CON LA GARANTÍA DE AUDIENCIA PREVIA I. INTRODUCCIÓN

LAS REFORMAS A LA LEY DE EXPROPIACIÓN RELACIONADAS CON LA GARANTÍA DE AUDIENCIA PREVIA I. INTRODUCCIÓN Revista Mexicana de Derecho Constitucional Núm. 21, julio-diciembre 2009 LAS REFORMAS A LA LEY DE EXPROPIACIÓN RELACIONADAS CON LA GARANTÍA DE AUDIENCIA PREVIA Marat PAREDES MONTIEL José Ma ría SOBERANES

Más detalles

La V i r t u al i z ac i ón f r e nt e a l o s d e s af ío s d e l N e g o c i o d e 2 0 0 9 Alfonso Ramír e z D i r e c t or G e ne r al V M w ar e E sp aña y P or t u g al Ab r i l 2 0 0 9 G El Problema

Más detalles

RESUMEN INTRODUCCIÓN ABSTRACT. nar opciones de intervención en estas empresas. Herramientas Motivacionales), correlacionan signi

RESUMEN INTRODUCCIÓN ABSTRACT. nar opciones de intervención en estas empresas. Herramientas Motivacionales), correlacionan signi 1, RSUMN nar opciones de intervención en estas empresas Herramientas Motivacionales), correlacionan signi variaciones en la productividad están explicados ABSTRACT Palabras clave: modelo, correlación,

Más detalles

Extracted from Constitutional Culture in Costa Rica (Spanish) International Institute for Democracy and Electoral Assistance 2009.

Extracted from Constitutional Culture in Costa Rica (Spanish) International Institute for Democracy and Electoral Assistance 2009. Extracted from Constitutional Culture in Costa Rica (Spanish) International Institute for Democracy and Electoral Assistance 2009. International IDEA, Strömsborg, 103 34 Stockholm, Sweden Phone +46-8-698

Más detalles

Aprendiendo e innovando sobre la comercialización del cacao

Aprendiendo e innovando sobre la comercialización del cacao Aprendiendo e innovando sobre la comercialización del cacao 10 GUÍA Aprendiendo e innovando sobre la comercialización del cacao 10 GUÍA Estimados productores y productoras de cacao. La guía que tiene

Más detalles

Problemas de ecuaciones de primer grado

Problemas de ecuaciones de primer grado Problemas de ecuaciones de primer grado Roberto, un compañero de clase, asegura que podrá descifrar el número que cualquiera piense. El método se basa en los siguientes pasos Piense un numero Multiplícalo

Más detalles

GRADO EN FINANZAS Y CONTABILIDAD

GRADO EN FINANZAS Y CONTABILIDAD GRADO EN FINANZAS Y CONTABILIDAD CENTRO RAMA CRÉDITOS CURS OS Nº ES TUDIANTES Facultat d Eco no mía Ciencias Sociales y Jurídicas 240 4 210 El Grado e n Finanzas y Co ntabilidad re pres e nta una nov ad

Más detalles

ACCIÓN FORMATIVA: INGLÉS AVANZADO MODALIDAD: DISTANCIA DU R AC IÓ N : 2 5 0 h o r a s Nº h o r a s t e ó r i ca s : 1 1 6 h o r a s Nº h o r a s p r á ct i ca s : 1 3 4 h o r a s DE S T IN AT AR IOS :

Más detalles

La doctrina del disregard en materia de asociaciones y fundaciones. Estado ac tual de la cuestión. I. Introducción

La doctrina del disregard en materia de asociaciones y fundaciones. Estado ac tual de la cuestión. I. Introducción La doctrina del disregard en materia de asociaciones y fundaciones. Estado ac tual de la cuestión Guillermo J. BORDA SUMARIO: I. Introducción. II. Pri me ra apro xi ma ción al tema: la cri sis de la per

Más detalles

Segundo ciclo. Cálculo mental con números naturales. Aportes para la enseñanza. Ministerio de Educación

Segundo ciclo. Cálculo mental con números naturales. Aportes para la enseñanza. Ministerio de Educación Segundo ciclo Cálculo mental con números naturales Aportes para la enseñanza Escuela Primaria Ministerio de Educación Segundo ciclo Cálculo mental con números naturales Aportes para la enseñanza ESCUELA

Más detalles

La metodología de realización de auditoría interna se genera a través de la realización de las siguientes etapas:

La metodología de realización de auditoría interna se genera a través de la realización de las siguientes etapas: PROCEDIMIENTO DE AUDITORIA INTERNA I.- OBJETIVO: El objetivo de este procedimiento es identificar las actividades y plazos comprometidos para el desarrollo de las auditorias internas, con el objeto de

Más detalles

B. Balanc e G eneral. Para conoc er e l resultad o d e la s a c ti vidades prevrtas e n e l presupuesto.

B. Balanc e G eneral. Para conoc er e l resultad o d e la s a c ti vidades prevrtas e n e l presupuesto. B. Balanc e G eneral Para conoc er e l resultad o d e la s a c ti vidades prevrtas e n e l presupuesto. el c ontador de la c oo pe ra tiva de be elabora r u n Balanc e General El Balanc e es ento nces

Más detalles

Quien tiene un Galaxy antiguo. tiene un tesoro! Con tu antiguo Galaxy tienes hasta 145 de descuento para comprar el nuevo Samsung Galaxy S5

Quien tiene un Galaxy antiguo. tiene un tesoro! Con tu antiguo Galaxy tienes hasta 145 de descuento para comprar el nuevo Samsung Galaxy S5 Desde44 Oportunidades MAYO 2014 Quien tiene un Galaxy antiguo tiene un tesoro! Con tu antiguo Galaxy tienes hasta 14 de descuento para comprar el nuevo Samsung Galaxy S PVP para nuevas altas, portabilidades,

Más detalles

Protección jurídica de la familia

Protección jurídica de la familia Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Protección jurídica de la familia GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13, 2015 Protección

Más detalles

Sentido y efectos del vínculo fraterno

Sentido y efectos del vínculo fraterno Compiladores CZERNIKOWSKI, ESTHER; GASPARI, RICARDO; MATUS, SUSANA MOSCONA, SARA Autores BERLFEIN, ELENA; CZERNIKOWSKI, ESTHER; GASPARI, RICARDO; GOMEL, SILVIA; MATUS, SUSANA; MOSCONA, SARA; STERNBACH,

Más detalles

Bo le tín Infor ma ti vo para Alum nos

Bo le tín Infor ma ti vo para Alum nos ISSN 1405-6836 Bo le tín Infor ma ti vo para Alum nos Año XX Vo lu men 20 Nú me ro 265 Bien ve ni dos alum nos del se mes tre 2015/2 En es te nue vo pe río do en el que ini cian tus ac ti vi da des académicas,

Más detalles

EL CASO CASTAÑEDA ANTE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS I. INTRODUCCIÓN

EL CASO CASTAÑEDA ANTE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS I. INTRODUCCIÓN EL CASO CASTAÑEDA ANTE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS Carlos María PELAYO MÖLLER* San tia go J. VÁZQUEZ CAMACHO** SUMARIO: I. Intro duc ción. II. Pro ce di mien to a ni vel na cio nal y en

Más detalles

Pontificia Universidad Católica del Ecuador

Pontificia Universidad Católica del Ecuador 1. DATOS INFORMATIVOS: MATERIA O MÓDULO: RECLUTAMIENTO Y SELECCIÓN CÓDIGO: CARRERA: PSICOLOGIA INDUSTRIAL NIVEL: SEPTIMO No. CRÉDITOS: SEIS CRÉDITOS TEORÍA: SEMESTRE/AÑO ACADÉMICO: PRIMER SEMESTRE 2008-2009

Más detalles

Normas de publicación de la Revista Médica del Uruguay

Normas de publicación de la Revista Médica del Uruguay NORMAS Rev Méd Urug 2015; 31(1):79-84 Normas de publicación de la Revista Médica del Uruguay La Re vis ta Mé di ca del Uru guay (RMU) es la pu bli ca - ción cien tí fi ca ofi cial del Sin di ca to Mé di

Más detalles

DENGUE UNA ENFERMEDAD MORTAL

DENGUE UNA ENFERMEDAD MORTAL DENGUE UNA ENFERMEDAD MORTAL Dengue: Enfermedad infecciosa producida por un virus y transmitida por un mosquito AEDES AEGYTI. E l m osquito que contagia el dengue es peque ño, negro con m anchas blancas,

Más detalles

PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO AL POSGRADO. RESPONSABLE DEL PROGRAMA: Dirección de Investigación y Posgrado

PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO AL POSGRADO. RESPONSABLE DEL PROGRAMA: Dirección de Investigación y Posgrado PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO AL POSGRADO RESPONSABLE DEL PROGRAMA: Dirección de Investigación y Posgrado El nacimiento de los programas de Posgrado de la Universidad de Sonora se inicia de manera formal

Más detalles

LAS INUNDACIONES Y SU IMPACTO EN LA ECONOMÍA SECTORIAL. Dr. Roberto Pizarro Ing. Mauricio Vera Ing. Rodrigo Valdés Universidad de Talca

LAS INUNDACIONES Y SU IMPACTO EN LA ECONOMÍA SECTORIAL. Dr. Roberto Pizarro Ing. Mauricio Vera Ing. Rodrigo Valdés Universidad de Talca LAS INUNDACIONES Y SU IMPACTO EN LA ECONOMÍA SECTORIAL Dr. Roberto Pizarro Ing. Mauricio Vera Ing. Rodrigo Valdés Universidad de Talca Santiago, 10 de noviembre de 2011 cambio Climático EVIDENCIAS Kasser

Más detalles

Ecoart. Revestimientos Naturales. Paneles ecológicos

Ecoart. Revestimientos Naturales. Paneles ecológicos Ecoart Paneles ecológicos E coart Pr es e nt aci ó n C AS A S ECO ART.COM pr es e n ta u n a se l e ccion de n atua rle s, r eali zado s con n u e sv as te cn ol ogias, el re ve st i m i ento de par e

Más detalles

IV-448. y el tra ta mien to de la li tia sis co le do cia na por vía abier ta.

IV-448. y el tra ta mien to de la li tia sis co le do cia na por vía abier ta. ExploracIón de la Vía biliar y tratamiento de la litiasis coledociana por Vía convencional fernando galindo Profesor Titular Cirugía Gastroenterológica, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Católica

Más detalles

DOCUMENTACIÓN TÉCNICA DEL CONJUNTO DE NORIAS, ACEÑAS Y MOLINOS FLUVIALES DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA PARA SU INCLUSIÓN EN EL C.G.P.

DOCUMENTACIÓN TÉCNICA DEL CONJUNTO DE NORIAS, ACEÑAS Y MOLINOS FLUVIALES DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA PARA SU INCLUSIÓN EN EL C.G.P. DOCUMENTACIÓN TÉCNICA DEL CONJUNTO DE NORIAS, ACEÑAS Y MOLINOS FLUVIALES DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA PARA SU INCLUSIÓN EN EL C.G.P.H. ANDALUZ JUNTA DE ANDALUCÍA. CONSEJERÍA DE CULTURA. P LA NO CA TA ST

Más detalles

Preguntas frecuentes sobre DATA.COD:

Preguntas frecuentes sobre DATA.COD: Preguntas frecuentes sobre DATA.COD: 1. Quién es GS1 Ar gen ti na y qué rol de sem pe ña? 2. Quién es E-Way y qué rol de sem pe ña? 3. Qué es DA TA.COD? Qué información se puede encontrar? 4. Qué requerimientos

Más detalles

D o n o s tia -S a n S e b a s tiá n. Za ra g o z a 14-02-2011

D o n o s tia -S a n S e b a s tiá n. Za ra g o z a 14-02-2011 D o n o s tia -S a n S e b a s tiá n Za ra g o z a 14-02-2011 1 2 Plan E stratégico 2010 Plan E stratégico 2010 3 Plan E stratégico 2010 E je E s tratég ico A : C iudad G loc al 4 Plan E s tratég ic o

Más detalles

Madera Hormigón. ca m biar las id eas preco n ce bida s. naves logísticas e industriales LA DIVISION MADERA DE GTM C O NSTRUCTION

Madera Hormigón. ca m biar las id eas preco n ce bida s. naves logísticas e industriales LA DIVISION MADERA DE GTM C O NSTRUCTION Madera Hormigón ca m biar las id eas preco n ce bida s naves logísticas e industriales LA DIVISION MADERA DE GTM C O NSTRUCTION Combinación Madera Hormigón Superar los desafíos, esta es la cultura de la

Más detalles

Ín d i c e. 1. Ge s t i o n e s p r e pa r at o r i a s d e l a v í a e j e c u t i va n o l i b e r a n a l

Ín d i c e. 1. Ge s t i o n e s p r e pa r at o r i a s d e l a v í a e j e c u t i va n o l i b e r a n a l Ín d i c e In t r o d u c c i ó n... 1 Ca p í t u l o I Autonomía del título ejecutivo 1. Ge s t i o n e s p r e pa r at o r i a s d e l a v í a e j e c u t i va n o l i b e r a n a l t í t u l o d e l

Más detalles

P EC H A KU C H A 5 D E A B R I L P R I MER D E D I BUJA N T ES S O B R E C UA D E R N O E N M A D R I D D E 1 0 A 21 H O RAS

P EC H A KU C H A 5 D E A B R I L P R I MER D E D I BUJA N T ES S O B R E C UA D E R N O E N M A D R I D D E 1 0 A 21 H O RAS A P R I MER P EC H A KU C H A D E D I BUJA N T ES S O B R E C UA D E R N O E N M A D R I D 201 4 5 D E A B R I L D E 1 0 A 21 H O RAS O R GA N I ZA: DE C O N E L C U A D E R N O CO L A B O RA N: Escuela

Más detalles

Manual del Propietario

Manual del Propietario Manual del Propietario Las ilus tra cio nes, in for ma ción téc ni ca, los da tos y des crip cio nes con te ni dos en es ta pu bli ca ción es ta ban apro ba dos en el mo men to de su im pre sión. Ford

Más detalles

Autoridades Nacionales

Autoridades Nacionales Autoridades Nacionales Presidenta de la Nación Dra. Cristina Fernández de Kirchner Presidenta Honoraria del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales Dra. Alicia Margarita Kirchner Ministro

Más detalles

TLS - ZGZ en cinco etapas

TLS - ZGZ en cinco etapas TLS - ZGZ en cinco etapas Situ a d a s cerc a de los Pirin e o s e ínti m a m e n t e unid a s a un río, Toul o u s e y Zara g o z a son dos capital e s region a l e s y centr o s univ er sit a ri o s.

Más detalles

CÓMO SE HACE Y ESTRUCTURA UN ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN PUBLICABLE?

CÓMO SE HACE Y ESTRUCTURA UN ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN PUBLICABLE? CÓMO SE HACE Y ESTRUCTURA UN ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN PUBLICABLE? José Antonio Segrelles Serrano Departamento de Geografía Humana Universidad de Alicante (España) Correo electrónico: ja.segrelles@ua.es

Más detalles

Ética de los valores matrimoniales y familiares

Ética de los valores matrimoniales y familiares Instituto de Ciencias para la Familia Universidad de Navarra Ética de los valores matrimoniales y familiares GUÍA DE LA ASIGNATURA Curso Académico 2014-2015 I. CONTEXTO DE LA ASIGNATURA ICF Abril 13, 2015

Más detalles