X Encuentro de Economía Pública (Tenerife, 6 y 7 de febrero de 2003)

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "X Encuentro de Economía Pública (Tenerife, 6 y 7 de febrero de 2003)"

Transcripción

1 X Encuenro de Economía Pública (Tenerife, 6 y 7 de febrero de 2003) LA INCIDENCIA DE LAS AYUDAS POR DESCENDIENTES SOBRE LA FECUNDIDAD. UN ESTUDIO PARA ESPAÑA POR TRAMOS DE EDAD Jaime Vallés Giménez Anabel Zárae Marco Deparameno de Esrucura e Hisoria Económica y Economía Pública Universidad de Zaragoza 1

2 LA INCIDENCIA DE LAS AYUDAS POR DESCENDIENTES SOBRE LA FECUNDIDAD. UN ESTUDIO PARA ESPAÑA POR TRAMOS DE EDAD Jaime Vallés Giménez Anabel Zárae Marco Universidad de Zaragoza 1. INTRODUCCIÓN En nuesro país la fecundidad ha experimenado un agudo descenso desde la segunda miad de los años seena, y hoy esá por debajo ano del nivel necesario de reemplazo 1 como del nivel de hijos deseado. Además, acualmene enemos el menor nivel de fecundidad del mundo, y aunque exisen indicios de que la caída de la fecundidad esá ocando fondo, al empezar a maerializarse los nacimienos diferidos en el enorno de los reina años, eso no basa para susenar una recuperación duradera, sino que es necesario que aumene ambién la fecundidad de los más jóvenes. En el gráfico 1 puede verse la evolución dispar que han enido en España las asas generales de fecundidad por ramos de edades. Gráfico 1: Evolución de la fecundidad por ramos de edad Tasa General de Fecundidad 140,00 120,00 100,00 80,00 60,00 40,00 20,00 0, Años Fuene: Elaboración propia a parir del INE Además, como señala Delgado (1993: 201), juno al descenso en la fecundidad se ha apreciado un imporane reraso en la edad a la que se conrae marimonio y, en consecuencia, en la edad a la que se ienen los hijos, odo lo cual esá ligado a fenómenos esrucurales, como son el alargamieno de la escolaridad y la mayor paricipación de la mujer en el mercado de rabajo, que la lleva a ener a sus hijos más arde; y ambién a problemas coyunurales (paro, precariedad del 1 Véase Delgado (2000: 24). 2

3 empleo, caresía de la vivienda) que dificulan la inegración de los jóvenes y provocan una disminución de los marimonios, no compensada por uniones de hecho y nacimienos fuera del marimonio 2. En consecuencia, lo que se esá produciendo es una adapación profunda y duradera a la nueva siuación de las mujeres y de las familias, que se raduce en una disminución del número medio de hijos, y en un desplazamieno, de carácer permanene, de la fecundidad hacia edades más avanzadas. Aunque, en realidad, odo eso no son más que hipóesis que han de conrasarse en rabajos como el que aquí preendemos desarrollar. Según la eoría economíca sobre la fecundidad, desarrollada por Becker (1960), la demanda de hijos depende, enre oras, de una serie de variables que afecan a los beneficios y a los coses que generan los hijos, de forma que los padres endrán hijos mienras los beneficios que les genere un hijo adicional superen los coses que ese hijo adicional les ocasiona. Enre las variables que pueden afecar a la demanda de hijos se encuenran las ayudas que el Secor Público concede por descendiene. De hecho, los Impuesos sobre la Rena conienen habiualmene deducciones por descendienes, y las políicas sociales suelen esablecer presaciones por hijo a cargo, además de oras medidas que pueden implíciamene afecar a la decisión de ener hijos. Juno a dichas variables, oras como el valor del iempo de la mujer o el desempleo pueden ser facores relevanes con influencia en la naalidad. Disinos rabajos empíricos para diversos países han demosrado que dichas ayudas por descendienes influyen favorablemene en la decisión de ener hijos. En nuesro país, donde radicionalmene se han venido uilizando medidas fiscales y sociales de las señaladas, ambién se han obenido similares resulados, aunque con un análisis agregado -véase Zárae (2001a)-. En dicho rabajo demosramos, por primera vez para España, que la políica fiscal (en forma de deducciones por descendienes en el Impueso sobre la Rena de las Personas Físicas -en adelane IRPF-) y la políica social (en forma de presaciones por hijo a cargo, asignaciones por nacimieno, y bajas remuneradas por maernidad) han influido enre 1979 y 1999 en la decisión de ener hijos de las mujeres en edad feril. Por eso, lo que ahora preendemos es ver como influyen esas ayudas en la fecundidad de dichas mujeres pero agrupadas por ramos desagregados de edades, pueso que las medidas agregadas pueden verse disorsionadas por cambios según las pauas de comporamieno por edades. 2 En España, aunque ha aumenado, iene poca relevancia la fecundidad no marimonial. Según daos del INE, en el 2000 sólo el 17,5% de los nacimienos españoles enían lugar fuera del marimonio (en 1992 el 10,5%). En Francia y Suecia, en cambio, esos nacimienos suponen el 40 y el 50% del oal, respecivamene. 3

4 Concreamene, vamos a considerar res ramos de edades: enre 15 y 24, enre 25 y 34, y enre 35 y 44 años, con la idea de ver si enre los facores que deerminan la fecundidad hay comporamienos dispares por ramos de edades, eso es, si hay variables que afecan a la ferilidad de las mujeres más jóvenes pero no a las de más edad y viceversa, o si hay elemenos que influyen de una forma en la fecundidad de las mujeres jóvenes y de disina manera en la de las mayores. Podíamos haber planeado grupos de edad más pequeños, o haber considerado oros grupos de edad diferenes (20-29 y 30-39), pero no lo hemos hecho por simplificar el análisis, y por dividir a las mujeres en edad feril, que son las que consideramos en Zárae (2001a), en res grupos: las mujeres jóvenes (15-24), las de edad media (25-34) y las mayores (35-44). En adelane, el rabajo presena la siguiene esrucura. En la sección segunda, describimos brevemene el raamieno fiscal y social que han recibido los hijos en España desde 1979 hasa la acualidad. En la sección ercera formulamos las hipóesis a conrasar, deallando la consrucción de las variables y exponiendo algunas limiaciones de nuesro análisis. En la sección cuara, presenamos la esimación y los resulados obenidos. El arículo finaliza con una sección de consideraciones finales. 2. LAS AYUDAS POR DESCENDIENTES EN ESPAÑA BENEFICIOS FISCALES. La políica fiscal, a ravés de los impuesos que han gravado la rena, ha venido proegiendo a la familia, en mayor o menor medida, esableciendo beneficios fiscales en función de las circunsancias personales y familiares del sujeo pasivo. Hasa la Ley 50/1977 de Medidas Urgenes de Reforma Fiscal se reconocían cieras desgravaciones en la cuoa y exenciones por moivos familiares, pero su alcance era muy resringido por el número de personas obligadas a presenar declaración de la rena, por lo que no puede decirse que el sisema fiscal aendiese realmene y de manera generalizada a las cargas familiares hasa la Ley 44/1978, que regulaba el IRPF, y que enraría en vigor por primera vez en España en El IRPF se esablecía con esa Ley como un Impueso sinéico, personal y progresivo, que enía en cuena la menor capacidad económica que la exisencia de cargas familiares provoca mediane una serie de deducciones en la cuoa, enre las cuales, esaba la deducción por descendienes, de la que se podía disfruar siempre que el descendiene cumpliera una serie de requisios que hacen referencia al parenesco, a la edad y a los ingresos, y que pueden verse de forma resumida en Carpio e al (1999: 52), eniendo siempre en cuena que la 4

5 deerminación de las circunsancias familiares debe realizarse en la fecha de devengo del impueso y que las deducciones por descendienes las pracica siempre el progenior con el que conviven 3. En el cuadro 1 del anexo hemos recogido la evolución de la cuanía de las deducciones por descendienes, y puede verse como en los ejercicios 1983, 1984 y de 1995 a 2000, las canidades a deducir han sido diferenes según el número de descendienes. También hay que desacar que en 1999 cambia la concepción del Impueso (que ahora ya no grava la rena que obienen los sujeos, sino el resulado de disminuir la rena en la cuanía del mínimo personal y familiar), y los descendienes no dan derecho a una deducción fija en la cuoa sino a una reducción fija en la base (que se incremena con un complemeno para hijos menores de 3 años, y con oro en concepo de maerial escolar, para hijos enre 3 y 16 años), por lo que, el ahorro fiscal que generan los descendienes depende ahora del ipo marginal del conribuyene, siendo aquél mayor cuano más elevado sea ése y, por lo ano, la rena del sujeo 4. En el mismo cuadro hemos dejado reflejada la deducción por gasos de cusodia de hijos menores de res años que inrodujo la Ley 18/1991, y que esuvo vigene desde el ejercicio imposiivo 1992 hasa BENEFICIOS SOCIALES. Durane el franquismo se cenró la proección a la familia, sobre odo, en las presaciones direcas de la Seguridad Social, que concedía dos ipos de asignaciones de pago periódico (una asignación mensual por esposa a cargo, y una por hijo), y oras dos de pago único (al conraer marimonio, y al nacimieno de cada hijo), ninguna de las cuales se revalorizó desde Poseriormene, la Ley 26/1985 suprimió odas las presaciones familiares que no fueran por hijo a cargo, aunque el RD 2364/1985 esableció un complemeno mensual por hijo a cargo en razón de los menores ingresos de los beneficiarios (que serían los pensionisas percepores de 3 De esa forma, cuando en 1988 se esableció la posibilidad de que los miembros de la unidad familiar ribuasen por separado, se deerminó que cuando la ribuación fuera individual las deducciones familiares debían prorraearse enre los cónyuges de acuerdo con el crierio de convivencia (arículo 9 de la Ley 20/1989). 4 Puede verse una comparación de ambos méodos (deducciones en la cuoa versus en la base) en Zárae (2000a). 5 Además de esas deducciones, los descendienes con una minusvalía de, al menos, el 33%, han dado y dan derecho a deducciones adicionales. Esas, sin embargo, no vamos a enerlas en cuena en ese rabajo por no ser realmene deducciones por descendienes, sino por minusvalía, y por ello ser generalizables a cualquier miembro con discapacidad de la familia. También hay que ener en cuena que recienemene (a raíz de la Ley 14/1996, de 30 de diciembre, de cesión de ribuos del Esado a las Comunidades Auónomas en adelane CCAA- y de medidas fiscales y complemenarias, que es cuando se ceden ciera compeencias normaivas en maeria de IRPF a las CCAA) varias CCAA han implanado medidas en maeria fiscal para beneficiar a la familia en el ramo auonómico del IRPF, y que jusamene las deducciones más frecuenes que esablecen esas unidades de gobierno son por hijos y por gasos de cusodia y guardería de menores. No obsane, ampoco vamos a ener en cuena en nuesro análisis esas deducciones auonómicas, ya que, lo que aquí realizamos es un esudio agregado a nivel nacional, y, por lo ano, dejamos la consideración de los aspecos diferenciales auonómicos para fuuras invesigaciones. 5

6 pensiones mínimas, los beneficiarios del subsidio por desempleo, y los desempleados con derecho a presación de asisencia saniaria, odos ellos con cargas familiares). Mas arde, la Ley 26/1990, de Presaciones no Conribuivas, formalizó la concepción seleciva de las presaciones familiares de la Seguridad Social, pero con carácer universalisa, concediendo presaciones anuales por hijo a cargo a oda familia, afiliada o no a la Seguridad Social, pero únicamene si iene ingresos inferiores a deerminada rena, quedando las demás familias excluidas de la presación. La consecuencia de esa nueva orienación fue la asisencialización de la políica familiar, reconverida en proección social de algunas familias, pero no por sus circunsancias familiares sino por su carencia de recursos. Puede verse la evolución de esas ayudas en el cuadro 1 del anexo. Además, juno al proceso de asisencialización de la proección familiar se ha asisido, a parir de los años seena, al desarrollo de un nuevo ámbio de inervención pública en la dinámica familiar, que se esá consiuyendo en la principal dimensión de la políica familiar: la conciliación de la vida familiar y laboral, al hilo de la políica de lucha conra la discriminación por razón de sexo, y de las recomendaciones y direcivas de la Unión Europea. Así, se ha ido alargando la duración del permiso por maernidad y ampliando su coberura (puede verse su evolución en el cuadro 1 del anexo). Además, ahora dicho permiso lo puede uilizar ambién el padre si los dos cónyuges rabajan, se han mejorado las condiciones de excedencia por cuidados de los hijos con reserva del pueso de rabajo. También desde 1998, con el objeivo de eliminar los obsáculos de los empleadores a la políica de permisos y favorecer la creación de empleo, se exime a los empresarios de pagar las cuoas a la Seguridad Social por el rabajador conraado en susiución de la rabajadora en baja maernal ANÁLISIS ECONÓMICO DE LA DEMANDA DE HIJOS, OBJETIVO E HIPÓTESIS DEL MODELO TEORIA ECONOMICA SOBRE FECUNDIDAD Podemos disinguir dos eorías económicas disinas que sirven para explicar el descenso demográfico en los países desarrollados. La enmarcada denro del ámbio de la Nueva Economía de la Familia, y desarrollada por el premio Nobel Gary Becker, que es en la que nosoros vamos a basarnos; y la procedene de la Hipóesis de Easerlin, cuya variable fundamenal es la rena 6 Por ora pare, la Ley 42/1994 redujo el número de hijos necesarios para ener derecho a los disinos íulos de familia numerosa; y la Ley 8/1998 amplió el crierio de familia numerosa para dar un mejor raamieno a las familias con niños minusválidos, de forma que, la presencia de minusvalías implica el cómpuo de un hijo como dos hijos. Los principales beneficios a los que da derecho la condición de familia numerosa pueden verse en Iglesias de Ussel y Meil (2001: 148). 6

7 relaiva, eso es, el cociene enre los ingresos poenciales de los jóvenes y sus aspiraciones maeriales -véase Easerlin (1966)- En su análisis sobre la fecundidad, Becker (1960: ) ya apunaba que los hijos son para los padres, por una pare, una fuene de rena psíquica o de saisfacciones, por lo que pueden considerarse bienes de consumo y, por ora pare, una fuene de rena monearia, por lo que ambién ienen la consideración de bienes de producción. También explicaba que como ni los gasos provocados por los hijos ni la rena por ellos producida son fijos, sino que varían con la edad de los mismos, pueden raarse como bienes duraderos de producción y consumo, es decir, que la eoría de la demanda de bienes de consumo duraderos es un marco adecuado para analizar la demanda de hijos. Según la eoría económica de la fecundidad desarrollada por Becker, cada familia maximiza una función de uilidad, cuyos argumenos son los arículos que producen en el hogar empleando los bienes y servicios comprados en el mercado y el iempo de los padres. Esos arículos que les proporcionan uilidad son los hijos, H, y oros bienes como la salud, ocio, alimenos, ec., que combinamos en una única mercancía agregada Z 7. Max U = U (H, Z) Esa función de uilidad se maximiza sujea a una resricción presupuesaria I = p H H + π z Z. Z. donde I es la rena oal, p H el cose de la crianza y educación de los hijos, y π z el cose de La solución al problema de maximización de la uilidad de la familia sujea a esa resricción, genera la siguiene función de demanda de hijos: D H = D H (p H, π z, I, v) (1) donde v represena a oras variables que pueden influir en la demanda de hijos, como los gusos o la educación; y donde D H puede hacer referencia, en realidad, ano a la canidad como a la calidad de hijos, pueso que, como señala Becker (1960: 259), una familia no debe decidir sólo cuános hijos va a ener, sino ambién, cuáno se va a gasar en ellos, es decir, qué calidad van a ener (haciendo referencia ano a los recursos maeriales como al iempo dedicado a ellos), siendo ambas variables susiuivas 8. 7 Puede verse un análisis en profundidad de ese problema de maximización en Willis (1973) o Becker (1987). 8 En Becker y Lewis (1973) y Becker y Tomes (1976) se explica la ineracción enre la canidad y la calidad de los hijos. 7

8 Por ano, la demanda de hijos depende de una serie de variables que afecan a los beneficios y a los coses que generan los hijos, de forma que los padres endrán hijos mienras los beneficios que les genere un hijo adicional superen los coses que ese hijo adicional les ocasiona. Cuando se habla del cose de los hijos, p H, normalmene se piensa en los gasos monearios que su crianza y educación exigen, es decir, en odos aquellos gasos que son consecuencia de la adquisición en el mercado de los bienes y servicios necesarios para los hijos, como la alimenación, vivienda, ropa, educación, ec. Pero no son ésos los únicos coses que un hijo ocasiona, ya que hay que omar en consideración, al menos, oros dos. El primero, el cose físico que para una mujer supone el embarazo, el paro y la lacancia del niño, cose difícil de cuanificar en érminos económicos, si bien, como indica Cabrillo (1996: 149), de indudable relevancia en muchos casos; y el segundo, el cose de oporunidad que para una persona (fundamenalmene la madre, por ser ésa la que dedica más iempo a su crianza) supone ener hijos. Ese cose de oporunidad, viene deerminado por el salario que deja de obener la madre por ener que abandonar el mercado laboral para ener al hijo y criarlo, así como por las consecuencias laborales fuuras que se derivarán en su sueldo y pueso de rabajo, por haber renunciado al rabajo durane la crianza del hijo (ese cose será mayor cuanas más probabilidades enga la mujer de ocupar puesos bien remunerados en el mercado de rabajo, de forma que para una mujer sin cualificación profesional el cose de oporunidad de ener hijos será mucho más bajo que para ora con una capaciación écnica elevada) OBJETIVO E HIPÓTESIS DEL MODELO. VARIABLES: DESCRIPCIÓN Y FUENTE. En ese papel preendemos complear el rabajo de Zárae (2001a), en el que esimamos un modelo agregado sobre fecundidad en España para las mujeres en edad feril (15 y 44 años), cenrándonos fundamenalmene en las ayudas por descendienes que concede el Secor Público. En dicho rabajo obuvimos que las variables fundamenales que influían en la asa general agregada de fecundidad eran, los beneficios fiscales y sociales por descendienes, el valor del iempo de la mujer, y la asa de paro, aunque ambién la vivienda, y las variaciones en la rena generadas por los cambios en el IRPF influían ransioriamene en la naalidad. Lo que ahora preendemos es averiguar los deerminanes económicos de la fecundidad en España pero por ramos desagregados de edades, pueso que es de esperar que haya comporamienos dispares según el ramo de edad considerado. Así, por ejemplo, sería razonable Asimismo, la familia debe decidir cuándo va a ener a los hijos, es decir, cuándo va a ener el primer hijo y con qué frecuencia se van a suceder los demás, o lo que es lo mismo, si los va a espaciar mucho o poco. Véase Cigno y Ermisch (1989). 8

9 suponer que el cose de la vivienda influye negaivamene en la asa de naalidad de las mujeres más jóvenes, pero no en la de las de más edad. Y de la misma forma, podremos ver si las ayudas públicas por descendienes ienen efecos no deseados sobre algún ramo de población. Para dicho análisis vamos a dividir a las mujeres en edad feril en res grupos de edad: enre 15 y 24 años, enre 25 y 34, y enre 35 y 44 años. El período de iempo que vamos a considerar en el análisis comienza en 1979, que es cuando se inroduce por primera vez el IRPF en España, y ermina en el 2000, que es hasa donde disponemos de odos los daos necesarios. Y las variables que vamos a incluir en nuesro análisis son concreamene las de la siguiene función. Fecundidad = f (beneficios fiscales y sociales por hijo, impueso sobre la rena, valor iempo mujer, rena hombre, educación de los padres, cose vivienda, paro, asa de mujeres casadas) (2) Variable dependiene La variable dependiene puede medirse de diferenes formas, pero nosoros vamos a uilizar la asa general de fecundidad, que llamaremos TGF i, consruida como el número de nacimienos de mujeres en el ramo de edad i, dividido por el número de mujeres en ese grupo de edad, ya que es una medida sensible a los cambios en la composición por edad y sexo de la población 9, donde i = 15-24, 25-34, y años. Aunque en algunos casos los hijos nacidos, e incluidos en el numerador de la variable dependiene, son los segundos, erceros o poseriores en una familia, como en media la población española iene un solo hijo, podemos considerar que dicha variable endógena es una buena proxy de la fecundidad de las mujeres que ienen su primer hijo, pero no la de las que ienen su segundo y menos su ercer hijo. Una variable aun más refinada, y que uilizaremos como medida alernaiva, es la asa oal de fecundidad (TTF i ), definida como la suma de las asas de fecundidad de diferenes edades denro del ramo de edad i, siendo la asa de fecundidad de una edad x, el número de nacimienos de mujeres de edad x dividido por el número de mujeres en ese grupo de edad. La asa oal de fecundidad para el ramo de edad i es enonces igual al número oal de niños que una 9 La asa brua de fecundidad (número de nacimienos en un año dado dividido por la población oal de ese año) no presena, en cambio, esa caracerísica, por lo que no es considerada una variable dependiene adecuada, ya que una población envejecida presenaría una asa brua de fecundidad descendene, aunque las familias en sus años fériles esuviesen eniendo el mismo número de niños. Algunos esudios, como el de Gregory, Campbell y Cheng (1972), inenan miigar el problema que presena esa medida incluyendo una variable independiene que recoja la edad y el sexo, pero esa variable independiene puede ser realmene una proxy ininencionada de oras variables económicas o demográficas, por lo que no se cree sea la solución adecuada. 9

10 mujer endría si viviese enera la vida féril de ese ramo de edad y experimenara las asas de fecundidad de cada edad Variables explicaivas La selección de variables explicaivas a uilizar en nuesro modelo se ha hecho a parir del análisis eórico de la demanda de hijos que Becker (1960) planeó, y de las diversas aplicaciones empíricas que han explicado la fecundidad. En el cuadro 2 del anexo hemos recogido la descripción de odas y cada una de dichas variables, así como su signo esperado, es decir, el efeco que esperamos engan sobre la dependiene, odo lo cual va a ser a coninuación analizado en profundidad. Las fuenes que hemos uilizado para la elaboración de esas variables esán recogidas en el cuadro 3 del anexo. BENEFICIOS FISCALES Y SOCIALES POR HIJO. Tal como vimos en la sección segunda de ese rabajo, cada uno de los años de nuesro período objeo de esudio coexisen diversos beneficios fiscales y sociales por descendienes, aunque como la pareja no siempre va a ener derecho a disfruar de odos, ya que suelen esar condicionados al nivel de rena del beneficiario, para deerminar a qué beneficios van a ener derecho los sujeos cada uno de los años analizados, vamos a rabajar con sujeos medios. Los beneficios son los siguienes: Beneficios fiscales. Desde 1979, por el lado del ingreso, los padres han podido ener derecho en el IRPF a una deducción familiar por descendienes, y a una deducción por gasos de cusodia de hijos menores de res años Una cuesión imporane es si las asas de fecundidad uilizadas deben referirse al oal de mujeres o sólo a las casadas. Ya hemos señalado en la sección inroducoria que la fecundidad exramarimonial, aunque creciene, aún es muy pequeña en España, de forma que aquellas variables que explican la fecundidad denro del marimonio puede decirse que esán explicando en realidad oda la fecundidad, por lo que nosoros esimaremos para España las asas de fecundidad de las mujeres independienemene de su esaus marial. En cualquier caso, la inclusión como explicaiva de una variable que mida el porcenaje anual de mujeres casadas nos indicaría si el esaus marial es relevane a la hora de explicar la fecundidad. Además, como señala Ariza (2001: 15), un problema de las medidas que esamos empleando para analizar la fecundidad es que son medidas de período, de forma que cuando vemos la evolución de las asas específicas de fecundidad para un deerminado grupo de edad a lo largo del iempo esamos observando a las diferenes cohores de mujeres que van pasando por esa edad, por lo que las asas generales de fecundidad pueden ser una medida engañosa, pueso que no hay ningún grupo de mujeres que vaya a ener una paridad como indica la asa general de ferilidad en un año. Además, la TGF esá influida por cambios en la edad a la que las mujeres ienen sus hijos, de modo que puede ser inerpreada erroneamene. Una alernaiva sería esudiar la fecundidad por cohore, es decir, seguir durane oda su vida feril a las mujeres que han nacido un deerminado año, ya que el número de hijos así obenido será ezacamene la paridad que ha enido esa generación de mujeres, independienemene de que la haya alcanzado a una o a ora edad. El problema de esa medida es que sólo se consigue cuando las mujeres han acabado su vida feril, por lo que no pueden emplearse los daos más recienes para las generaciones más jóvenes. 11 En Zárae (1999 y 2000b) se analiza cómo si la pareja no esaba casada, hasa la úlima reforma del IRPF los hijos daban derecho no sólo a una deducción fiscal por descendienes (apare de la de cusodia de hijos menores, enre 1992 y 1998) sino que ambién permiían muliplicar las unidades familiares con odas las venajas que ello conllevaba. Sin embargo, en ese rabajo sólo vamos a ener en cuena la deducción por descendienes, pueso que los oros beneficios 10

11 Deducción familiar o ahorro fiscal por descendienes (AFi) Lo que queremos deerminar es la deducción fiscal de la que disfruarían los padres de cada ramo de edad si uvieran un hijo cada uno de los años de nuesro período objeo de esudio. Para calcular ese beneficio, hay que ener en cuena que los padres sólo pueden disfruar de la deducción fiscal por descendienes si presenan la declaración de la rena. Pero cada año ha habido un límie diferene de rena para quedar excluido de la obligación de presenar declaración, por lo que hemos de saber las renas obenidas por cada uno de los padres (sujeos medios) de edad i durane odo el período que esamos analizando , para saber si se van a beneficiar el año del nacimieno de ese ahorro fiscal por descendienes. Para ello, primero hemos omado como rena de la pareja de edad i para cada uno de los años analizados, siendo i = 15-24, 25-34, y años, el doble de la media ariméica simple de la rena nacional per capia a precios de mercado para sujeos de edad i, que hemos calculado a parir de la función de la evolución de la rena con la edad de Navarro (1998) y de la rena nacional per capia a precios de mercado del período En segundo lugar, como necesiamos saber la rena de cada sujeo, hemos reparido la rena de las parejas enre sus miembros, según las proporciones resulanes de muliplicar la raio salarial (mujeres/hombres) media del período por las asas de acividad relaivas (mujeres/hombres) i de cada año 13. Si uilizásemos como ponderación únicamene la proporción marcada por el salario relaivo, esaríamos repariendo la rena enre la pareja según el salario relaivo medio de las familias en las que la mujer rabaja, es decir, esaríamos represenando sólo a las familias en las que la mujer rabaja, mienras que haciéndolo de esa manera esamos omando una represenación media de la proporción relaiva media de los salarios en las asas relaivas de acividad por ramos de edades, represenándose así ambién a las personas que perenecen al mercado de rabajo, aunque no esén rabajando. En ercer lugar, y en función de esas renas asignadas a cada miembro de la pareja y de la legislación fiscal de cada año, vemos si los sujeos ienen obligación de declarar, y calculamos el impueso que deberían pagar (para simplificar los cálculos de la cuoa suponemos que las renas se obenían indirecamene en casos punuales (sólo si la pareja no esaba casada, que no es lo habiual en España) a causa de cómo esaba ariculado el IRPF. 12 Véase dicho cálculo en el anexo. 13 Como la información salarial desagregada por sexos y, por lo ano, la raio salarial, sólo exise desde 1989, no hemos podido emplear la raio salarial de cada año para calcular esa ponderación anual, por lo que hemos hecho una media ariméica simple de la raio salarial de 1989 a 2000, y es esa media la que hemos empleado para dicha ponderación. Concreamene, uilizamos las ganancias medias/mes en jornada normal y exraordinaria, correspondienes a pagos ordinarios. La raio salarial mujeres/hombres es la misma desagregada por edades que sin desagregar, por lo que da igual emplear una u ora, mienras que las asas de acividad sí las desagregamos por edades. 11

12 son del rabajo personal), para ver si van a poder disfruar de oda la deducción por descendienes a la que ienen derecho, o sólo a una pare de ella por no caberles más en la cuoa. Para ello, hay que ener en cuena la modalidad de declaración que ienen obligación de presenar o la que les resula más favorable, en caso de ener opción. De esa forma, nos enconramos con que hasa 1987 las unidades familiares enían obligación de hacer la declaración conjuna, mienras que desde 1988, según el ramo de edad (15 a 24, 25 a 34 o 35 a 44) y, por lo ano, el volumen de rena de las parejas medias consideradas y cómo se repare ésa enre sus miembros, en unos casos resulaba mejor ribuar conjunamene y en oros individualmene, pudiendo beneficiarse cada año, según la edad, de disina cuanía de la deducción por descendienes (puede verse en el cuadro 4 del anexo). Tenemos, enonces, que los sujeos más jóvenes, es decir, los sujeos de enre 15 y 24 años, pocos años ienen derecho a la deducción ínegra por el primer descendiene, porque generalmene les corresponde la miad de la deducción (por no ener la mujer que presenar declaración y perder, por lo ano, derecho a la miad de la misma), el impore de la cuoa ínegra (por no ser ésa lo suficienemene grande como para que quepa oda la deducción), o no ienen derecho a deducción alguna (por ser nula la cuoa). En cambio, los sujeos de edad media (24 a 35 años) y los mayores (35 a 44) van a disfruar de la deducción ínegra por el primer descendiene odos los años de nuesro período objeo de esudio. Además, hemos de ener en cuena que hasa 1998, como la deducción por descendienes se pracicaba en la cuoa, el ahorro fiscal que generaba era equivalene a la cuanía misma de la deducción, mienras que desde 1999, como la deducción es en la base, el ahorro fiscal que genera depende del ipo marginal de gravamen del conribuyene, o más concreamene, del que corresponde a su rena o base imponible, después de haberla reducido con el mínimo personal de pas. Es imporane desacar que ese ahorro fiscal por descendienes lo van a poder disfruar los padres durane odos los años en los que el hijo es considerado como dependiene según la legislación fiscal (cuando cumpla una serie de requisios, como ener menos de una deerminada edad, no ganar más de una rena deerminada, vivir con los padres, ec), por lo que, en realidad, la deducción por descendienes puede considerarse como un flujo de subvenciones fiscales al nacimieno y no un pago único. Por eso, nosoros vamos a considerar en nuesra esimación el valor presene, a una asa de descueno deerminada, de dicho flujo anual de subvenciones fiscales por hijo para las mujeres de cada ramo de edad. Para el cálculo de dicho valor acualizado (AFi), hemos de ener en cuena que los padres que ienen un hijo el año, conocen la legislación fiscal vigene ese año (por la cual les 12

13 corresponde según sus renas, af i peseas de ahorro/hijo, siendo, como hemos viso anes, af i unos años la deducción ínegra, oros la miad, oros una proporción de la misma, y oros nula), pero que no saben cómo va a evolucionar la deducción en el fuuro. Por ello, vamos a suponer que los sujeos consideran que la legislación exisene el año, y por lo ano la deducción de cuanía af i, va a permanecer consane los años fuuros, lo mismo que la rena media que les hemos asignado a los padres del ramo de renas i el año del nacimieno (es decir, ambién vamos a suponer que es la misma durane odo el período de dependencia del hijo, para que así engan derecho cada uno de esos años al mismo impore de deducción que el calculado para el año del paro) 14. Y si ese flujo de ahorros fiscales en érminos reales para el ramo de edad i (es decir, expresado en peseas de cada uno de los años de dependencia del hijo, mediane el IPC del año del paro 15 ) lo acualizamos al año del paro, según una asa de descueno deerminada 16, obendremos el valor presene del flujo anual de subvenciones fiscales: AF i i i ( 1+ IPC ) = = af + af ( 1+ do ) r + af i ( 1+ IPC ) ( 1+ do ) r af i LD ( 1+ IPC ) ( 1+ do ) LD r LD = af i (1 + IPC j j = 0 (1 + do r ) siendo, el año considerado y el año a su vez del nacimieno, con = 1979, ; j, la edad del hijo, con j = 0, 1,..., LD; LD, la edad límie para la deducción, con LD = 24 para 1989 y 1999 y LD = 29 para , e i el ramo de edad considerado, con i = 15-24, y Deducción por cusodia de hijos. Enre 1992 y 1998 se pudo disfruar de una deducción fiscal por la cusodia de los hijos menores de res años. Sin embargo, los requisios que se exigían para poder pracicar dicha deducción eran an resricivos (pueden verse en el cuadro 1) que realmene en muy pocas ) j 14 Hasa 1998 la cuanía de la deducción por descendienes era independiene de su edad, siendo únicamene relevane, algunos años, el pueso que ocupaba el descendiene, es decir, si era el primer, segundo hijo, ec., (nosoros vamos a rabajar con los beneficios que se conceden por el primer hijo, dado que ya hemos explicado que la variable dependiene es una buena proxy de la fecundidad de las mujeres que ienen su primer hijo), por lo que el impore de la deducción que nosoros consideramos será consane durane odo el período de dependencia. Sin embargo, desde 1999, la cuanía de la deducción y, por lo ano, el ahorro fiscal que genera el hijo es disino según su edad, pueso que además del mínimo familiar por descendienes de pas. al que da derecho hasa que cumpla 25 años, genera ambién el derecho a un complemeno de pas. hasa que cumpla 3 años, y a oro de pas. cuando enga enre 3 y 15 años (ambas edades inclusive), en concepo de maerial escolar. 15 Eso es, que el IPC ambién lo suponemos consane durane odo el período de dependencia del descendiene. 16 La asa de descueno real que aplicamos, y que ya uilizamos en López Laborda y Zárae (1999), es la renabilidad de las obligaciones elécricas. Esa asa de descueno la manenemos consane durane odo período de dependencia del hijo, es decir, que para obener el valor acualizado a 1979 del flujo de deducciones por descendienes hemos uilizado la renabilidad de las obligaciones elécricas en Deflacaremos esa serie, así como el reso de las que vengan medidas en unidades monearias, con el IPC en base 92, para expresarla en peseas consanes del año

14 ocasiones se enía derecho a ella 18, por lo que nosoros no la vamos a considerar en nuesro análisis. Beneficios sociales. Por el lado del gaso, los padres se han podido beneficiar desde 1979 de una presación social por hijo a cargo, un complemeno a ésa por menores ingresos del beneficiario, un pago único por nacimieno, y la baja remunerada por maernidad. Presación social por hijo a cargo (PS i ) Hasa 1990 esa presación social por hijo a cargo se concedía a quienes esaban afiliados a la Seguridad Social, mienras que desde 1991 iene carácer universalisa, si bien, como ya comenamos aneriormene, sólo se concede a las familias con renas inferiores a una deerminada cuanía. De esa forma, nos enconramos con que hasa 1990 odas las parejas de nuesro análisis, independienemene del ramo de edad considerado, ienen derecho a dicha presación social por hijo a cargo, por no depender ésa de su nivel de rena; mienras que, a parir de 1991 no se beneficiarán de la misma, por exceder su rena media, según los cálculos explicados anes, del límie máximo permiido para ener derecho a ella. La cuanía de la presación es, enonces, la misma para los res ramos de edad (puede verse en el cuadro 4). La presación social por hijo a cargo ps i, se concede, al igual que la deducción fiscal por descendienes, durane el iempo en que el hijo sea considerado como dependiene, en ese caso según la legislación de la Seguridad Social, por lo que puede considerarse ambién, suponiendo consane la rena media de las parejas y la cuanía de la presación, como un flujo anual de subvenciones sociales de cuanía ps i y no un pago único. Por ello, nosoros vamos a incluir en nuesra esimación, el valor presene, a la misma asa de descueno que anes, de dicho flujo anual de subvenciones sociales por hijo. PS = PS i = ps i + ps ( + IPC ) ( 1+ do ) r + ps ( 1+ IPC ) i 1 i i ( 1+ do ) r ps ( 1+ IPC ) ( 1+ do ) LP r LP LP = ps i (1 + IPC j j = 0 (1 + do r ) siendo LP la edad límie para ener derecho a la presación, con LP = 18 años para odo, e i el ramo de edad considerado. Complemeno por menores ingresos Enre 1985 y 1990 se podía obener un complemeno por hijo a cargo, aunque sólo cuando las renas de los padres eran muy pequeñas. Concreamene se esablecían como beneficiarios de dicho complemeno a los pensionisas percepores de pensiones mínimas, a los beneficiarios del ) j 18 Carpio e al (1999: 63) señalan que, en 1996 esa deducción sólo afecó al 0,79% de los conribuyenes, y que su cuanía media era la más baja de odas las deducciones de la cuoa, pas. 14

15 subsidio por desempleo, y a los desempleados con derecho a presación de asisencia saniaria (odos con cargas familiares), por lo que nosoros no vamos a ener en cuena dicho complemeno en nuesra esimación, por enender que el perfil de los sujeos medios de nuesro análisis no se corresponde con el de los beneficiarios de dicho complemeno. Pago único por nacimieno (PN) Hasa 1985 incluido se concedió, independienemene de la rena ganada por los padres, un pago único de pas. por el nacimieno de cada hijo, que nosoros vamos a considerar en nuesra esimación. Baja remunerada por maernidad (BMT) Hasa 1980 se concedía a la madre una baja remunerada por maernidad de 12 semanas, si bien, desde 1981 iene una duración de 14 semanas, y a parir de 1990 es de 16 semanas. Hasa 1994 esa remuneración fue del 75% de la base reguladora, pero desde 1995 es ya del 100% de dicha base. Esa baja remunerada por maernidad (BMT) la hemos incluido en la esimación mediane una variable cualiaiva que recoge los meses de remuneración complea, es decir, que oma el valor resulane de muliplicar el porcenaje de remuneración por las semanas de permiso divididas enre 4. Dada la disina nauraleza de los beneficios que hemos venido exponiendo, vamos a dividirlos en dos grupos, y a ener en cuena, por una pare, el efeco que iene sobre la fecundidad la baja remunerada por maernidad, que puede considerarse como un beneficio que reduce el cose de oporunidad de ener hijos; y, por ora pare, el reso de los beneficios sociales y fiscales, a los que denominaremos en adelane, de forma genérica, beneficios que reducen el cose direco de los hijos. A su vez, consideraremos cada uno de esos dos grupos de beneficios ano de forma agregada, como aislando cada uno de sus componenes. Es decir, que analizaremos el efeco que ienen sobre la fecundidad, ano los meses de baja con remuneración complea (BMT), como la duración de la baja por una pare (SBM) y la remuneración obenida durane ese período - expresado como un porcenaje del sueldo que se paga esando de baja- por ora (RBM); y, de la misma forma, esudiaremos el impaco que iene sobre la endógena la oalidad de los beneficios que reducen el cose direco de los hijos (BT), el ahorro fiscal (AF), y los beneficios sociales (BS) Como puede verse en el cuadro 2 del anexo, hemos denominado AF al ahorro fiscal que obiene el conribuyene con la deducción por descendienes, PS a la presación social por hijo a cargo, PN al pago único por nacimieno, BS a 15

16 Una mayor remuneración durane la baja (RBM) reduce el cose de oporunidad de la crianza de los hijos y, por lo ano, es probable que enga un efeco posiivo sobre la fecundidad. En cambio, el efeco esperado de la duración de la baja (SBM) puede esar menos claro, ya que, cuano mayor sea la baja más iempo endrá la mujer para recuperarse del paro, maneniendo su pueso de rabajo; mienras que, por ora pare, cuano más iempo esé la mujer alejada del mercado de rabajo, mayores serán sus pérdidas en érminos de depreciación de sus habilidades y de pérdida de oporunidades de promoción y formación (apare de la posible pérdida de sueldo), lo cual influirá negaivamene en la fecundidad. El efeco conjuno de ambos componenes (BMT) será ambién enonces a priori indeerminado, aunque es de esperar que acabe siendo posiivo. El efeco de los beneficios que reducen el cose direco de los hijos sobre la fecundidad es de esperar que sea posiivo (independienemene de si se considera el efeco aislado de cada uno de ellos, o de odos ellos en conjuno), ya que lo que cada uno de esos beneficios públicos hace es aumenar la rena de la pareja y, por lo ano, deberían elevar el amaño familiar. Barmby y Cigno (1990) explican que, como al aumenar el beneficio por un primer hijo se reduce el cose marginal de la canidad de hijos, dejando el cose marginal de la calidad consane, dicho aumeno en los beneficios por hijo endrá efecos rena posiivos sobre la canidad y calidad de los hijos, y un efeco susiución posiivo sobre la canidad, aunque ambién se producirá un efeco susiución cruzado negaivo sobre la calidad (al susiuir los padres calidad por canidad), siendo, en general, el efeco sobre la fecundidad posiivo, y dependiendo además la cuanía del efeco de la imporancia que enga el beneficio en relación al cose de un hijo 20. EL IMPUESTO SOBRE LA RENTA (IR i ) es una variable que creemos puede influir en la ferilidad, al medir el cambio que iene lugar de un año a oro en la rena nea de la pareja debido a modificaciones en la normaiva del Impueso sobre la Rena de las Personas Físicas. Esa variable la aproximamos mediane una dummy que oma valor 1 cuando la pareja paga, para una misma rena, menos impueso ese año que el año anerior, es decir, cuando aumena su rena nea gracias al cambio en el IRPF; y que oma valor 0 cuando no es así. El efeco esperado de esa variable será enonces posiivo, ya que cuano más favorablemene rae el IRPF a la pareja más rena endrá y, la suma de la presación social por descendienes y el pago único por nacimieno, y BT a la suma del ahorro fiscal, la presación social por descendienes y el pago único por nacimieno. 20 Véase Whiingon (1992) y Zhang, Quan y Van Meerbergen (1994: 186). Para hacernos una idea de la imporancia cuaniaiva que ienen los beneficios que reducen el cose direco de los hijos en España, podemos hacer un cálculo aproximado del cose anual de un hijo uilizando la Encuesa Coninua de Presupuesos Familiares de Según esa encuesa el cose de un primer hijo se siuaría en pas./año, por lo que podemos decir que los beneficios fiscales y sociales por descendienes apenas suponen un alivio en la economía domésica. 16

17 por lo ano, podrá ener más descendienes, aunque como veremos más adelane, esa mayor rena puede desinarse en realidad a elevar ano la canidad como la calidad de los hijos 21. Para dar valores a la dummy hemos de calcular los impuesos que paga la pareja, y para ello hemos omado como rena de la pareja de edad i, para cada uno de los años analizados, el doble de la media ariméica simple de la rena nacional per capia a precios de mercado para sujeos de ese ramo de edad, que hemos reparido enre sus miembros como explicamos al exponer la consrucción de la variable anerior. Y con esa rena hemos calculado, en primer lugar, para cada año de nuesro período objeo de esudio, el impueso ópimo que pagaría la pareja con la legislación vigene cada uno de esos años y, en segundo lugar, el impueso que hubiera pagado la pareja cada uno de los años aneriores si hubiera obenido la misma rena (para ello hemos llevado la rena de cada año al año anerior -1 uilizando el IPC del año ). Haciendo la diferencia enre esos impuesos obenemos si, para una misma rena, la pareja pagará más o menos impueso ese año que el año anerior, es decir, si la dummy oma valor 0 o 1. EL VALOR DEL TIEMPO DE LA MUJER O SU OPORTUNIDAD DE GANAR RENTA puede ener a priori un efeco ambiguo sobre la fecundidad, ya que, por una pare, cuano más rena gane la mujer más hijos podrá ener, vía efeco rena (aunque, en realidad, esa mayor rena puede desinarse a elevar ano la canidad como la calidad de los hijos); pero, por ora pare, como los hijos son unos bienes inensivos en iempo de la madre -véase Garrido (1993)-, y al ener un hijo la madre pierde la oporunidad de ganar rena adicional o de emprender oras acividades (y esa oporunidad, como ya vimos, es un componene muy imporane del cose de criar a los hijos), se produce ambién un efeco susiución negaivo sobre la fecundidad, que es de esperar que pese más que el posiivo, vía rena. En la prácica es difícil medir el valor del iempo de la mujer o las oporunidades que la mujer iene de ganar rena, ya que, como explica Schulz (1969), la asa salarial hace referencia sólo a las que rabajan en el mercado, lo cual no es represenaivo de oda la población y, en consecuencia, puede no ser represenaivo del cose de oporunidad del iempo de la mujer 22 ; y las ganancias anuales ampoco es una buena medida de dicha oporunidad, desde el momeno en que 21 Aunque ese rabajo no analiza, como ampoco lo hacen el reso de rabajos empíricos, el efeco de deerminadas variables sobre la calidad de los hijos, sino sobre la canidad, resula necesario hacer consanes referencias al efeco de las disinas variables sobre la calidad de los hijos, dada la esrecha conexión que exise enre canidad y calidad. De esa forma, cuana más rena gane la pareja más puede gasar en cada hijo (puede ener hijos de más calidad), lo cual significa que un hijo adicional cuesa más, y ello puede frenar la demanda de hijos, sin ello significar, como veremos más adelane, que los hijos sean bienes inferiores. 22 Aunque como Cain y Dooley (1976. s181-s184) indican y Cigno y Ermisch (1989) sugieren, una de las venajas de uilizar daos agregados es que la ofera laboral media de las mujeres puede relacionarse con un salario medio observado, cosa que no puede hacerse con daos individuales al ser la asa salarial sólo observable para las mujeres que rabajan. 17

18 muchas mujeres rabajan a iempo parcial o sólo pare del año. Por ello, quizás lo mejor sea uilizar como proxy de esa medida la asa femenina de paricipación en el mercado de rabajo, o incluso como hace Handa (2000) la educación. Si bien, eniendo en cuena que, como veremos más adelane, la educación puede capar oros efecos apare de los que pueda ener a ravés de la rena; y que, debido a la ala asa de paro femenino en España, la educación puede no ser una buena proxy de la oporunidad de la mujer de ganar rena, nosoros vamos a recoger el efeco del valor del iempo de la mujer de edad i a ravés de la asa de acividad de las mujeres del ramo de edad i (TACF i ). También uilizaremos como proxy del valor del iempo de la mujer pereneciene al ramo de edad i el resulado de muliplicar el salario real medio de los sujeos de edad i (SAL i ) 23 por la asa de ocupación femenina de esa misma edad, igual que hace Wacher (1975: 613), como una forma de medir el salario real muliplicado por la probabilidad de ener un rabajo, dado que pereneces al mercado de rabajo, a lo que llamaremos salario esperado femenino (SEF i ). LA RENTA DEL HOMBRE. iene ambién a priori un efeco indeerminado sobre la fecundidad, ya que, como apuna Becker (1965), si la rena proviene del rabajo, elevará el cose del iempo del marido, incremenándose por esa vía el cose de los hijos; aunque generará ambién un efeco rena, y como los hijos no parece que sean bienes inferiores, es probable que un aumeno en la rena del padre eleve la canidad gasada en los hijos, si bien, ese mayor gaso puede concenrarse en elevar ano la canidad como la calidad de los hijos. Además, la elasicidad rena respeco a la canidad demandada de hijos debería ser pequeña comparada con la elasicidad respeco a la calidad, igual que ocurre con los demás bienes de consumo duraderos. Es más, Becker y Lewis (1973), Ermisch (1980), y Okun 24 consideran que la elasicidad rena respeco a la calidad de los hijos puede ser an ala que conribuya a una negaiva elasicidad rena respeco a la canidad de hijos demandados, sin necesidad de que los hijos sean un bien inferior en el senido convencional, por lo que, el efeco de la rena sobre la canidad demandada de hijos puede ser negaivo 25. La rena del hombre es ambién difícil de medir en la realidad, por lo que hemos de uilizar nuevamene proxies de la misma. Una buena aproximación sería la rena media de los sujeos del ramo de edad i (RN i ). 23 Hemos calculado SAL igual que la media ariméica simple de la RNpc para sujeos enre 15 y 44 años, que describimos en el anexo, pero uilizando, en vez de la RNpc a precios de mercado, el salario medio/mes en jornada normal y exraordinaria, correspondiene a pagos ordinarios. 24 Véase en Becker (1960). 25 En esa misma línea de argumenación, Cigno y Ermisch (1989) consideran que las mujeres que esán casadas con hombres de mucha rena, es de esperar que engan a sus hijos prono, aunque no necesariamene que engan más hijos, porque gasarán más en cada hijo. 18

19 EDUCACION DE LOS PADRES. La educación de los padres esá ínimamene relacionada con su oporunidad de obener rena (pueso que eleva su capial humano) y, por lo ano, ambién con el cose de oporunidad que supone para los padres el iempo dedicado a la crianza de los hijos. Es decir, que la educación de los padres generaría, por una pare, efecos rena posiivos o negaivos (dependiendo de su efeco sobre la canidad y sobre la calidad de los hijos) pero, por ora, efecos susiución negaivos sobre la demanda de canidad y calidad de niños. Sin embargo, hay que ener en cuena que la educación de los padres puede recoger ambién oro ipo de efecos sobre la fecundidad. Concreamene, Schulz (1969: 156) y Michael (1973) explican que la educación permie que los padres engan mejor (o más barao) acceso a la información sobre el conrol de naalidad, haciendo más facible la limiación de la familia. La educación, de hecho, ayuda a ser recepivo a nuevas ideas, y como el conrol de la fecundidad comprende un amplio grupo de écnicas de producción que requiere diversos grados de precisión en su uso, se conviere en una acividad produciva en la que la educación puede ener mucho que ver. De esa forma, la educación puede reducir el cose relaivo del conrol de la fecundidad, al reducir además el cose de información. Además, la educación, como explican Michael (1973) y Handa (2000) puede influir perfecamene en la fecundidad alerando las preferencias de los sujeos, eso es, a ravés de la función de uilidad de los sujeos, incluso induciendo la susiución de canidad por calidad de los hijos, en la medida, en que es muy posible que cuano más educados sean los padres más eduquen a sus hijos y más se gasen en ellos. Tenemos enonces que, el efeco de la educación de los padres sobre la fecundidad, aunque indeerminado, es muy probable que sea negaivo. Sin embargo, hay que ener siempre presene que esa variable, que nosoros aproximamos a ravés de la asa de población pereneciene al ramo de edad i con educación superior (TPES i ), influye ambién en la fecundidad de forma indireca, a ravés de la rena de la mujer y del hombre, cuando nosoros ya esamos midiendo los efecos de las renas por sexos con las variables aneriores. EL COSTE DE LA VIVIENDA O LA DISPONIBILIDAD DE UNA VIVIENDA (VI) es una variable que ambién puede influir en la decisión de ener hijos, ya que, como indica Garrido (1993: 166, 172), para vivir como una familia independiene y ener hijos, es casi una condición acceder a una vivienda que pueda ser uilizada como domicilio auócono. Cuano mayor sea, enonces, el cose de una vivienda, más dificulades económicas o menos holgura económica endrá la pareja para hacer frene a los gasos que un hijo ocasiona. Sin embargo, ese rade-off enre vivienda e hijos será más imporane, como apuna Ermisch (1987), para los recién llegados al mercado de la vivienda, que jusamene son los que se planean formar una familia; y, más que reducir el número 19

20 de hijos, lo que probablemene haga esa variable sea rerasar la decisión de comenzar a ener descendencia. No obsane, como si se dispone de rena el alo precio de una vivienda nunca será un impedimeno para la procreación, y como para los que ya son propiearios de una vivienda el alo precio de las mismas no hace más que reforzar su riqueza (de hecho, De Tray (1973) uiliza el precio medio de la vivienda como proxy de la rena), el efeco esperado de esa variable, en realidad, es ambiguo a priori. Como en España la población iende a adquirir la vivienda más que a vivir de alquiler 26, la medida relevane para nosoros será el precio de la vivienda y no el precio de los alquileres, aunque, en cualquier caso, serán variables que evolucionarán más o menos a la par. Y como, por cuesiones económicas, resula prácicamene imposible adquirir una vivienda sin ayuda de financiación, la casi oalidad de los individuos adquiere su vivienda a ravés de présamos hipoecarios 27. Por ello, enendemos que será mejor uilizar como medida de la accesibilidad a la vivienda los ipos de inerés del mercado hipoecario, en vez del precio medio de la vivienda (que además no exise para odo el período que esudiamos). No obsane, ampoco resula sencillo disponer de una serie complea de ipos de inerés que reflejen adecuadamene la evolución de los precios de los présamos hipoecarios a los que se ha enido que enfrenar el individuo desde 1979, ya que las series más ineresanes y adecuadas para nuesro propósio, como el MIBOR a 1 año, o el Índice de la Asociación Hipoecaria, o cualquier ipo de referencia del mercado hipoecario, no exisen hasa bien enrados los años 80. Por ese moivo, hemos enido que recurrir al ipo real de inerés del mercado inerbancario a res meses, por considerarla la serie complea más similar a las ideales comenadas. LA TASA DE PARO (TP i ), puede considerarse como un indicador del grado de inceridumbre en la economía y ener un efeco ambiguo sobre la asa de fecundidad, ya que, por una pare, como el desempleo reduce el cose de oporunidad del iempo gasado en los hijos, influye posiivamene en la probabilidad de ener hijos; pero, como por ora pare, el desempleo genera ransioriamene una menor rena, si los hijos son un bien normal las alas asas de desempleo reducirán la naalidad, o por lo menos la rerasarán, siendo probablemene ese efeco rena el que pese más, pueso que, en realidad, desde un puno de visa económico, la asa de paro puede considerarse como la inversa de la rena. Además, la dificulad y la inceridumbre en el empleo disminuirá los 26 Según el INE, a principios de la década de los novena el 77,52% de las viviendas se enían en régimen de propiedad, mienras que sólo el 14,86% eran arrendadas. 27 Alberdi (1990, p. 67) afirma que más del 90% de los compradores de una vivienda lo hacen a ravés de un crédio hipoecario, aun cuando cuenen con el impore procedene de la vena de ora vivienda. 20

Análisis de inversiones y proyectos de inversión

Análisis de inversiones y proyectos de inversión Análisis de inversiones y proyecos de inversión Auora: Dra. Maie Seco Benedico Índice 5. Análisis de Inversiones 1. Inroducción. 2. Crierios para la valoración de un proyeco. 3. Técnicas de valoración

Más detalles

Estadística de Valor Tasado de Vivienda

Estadística de Valor Tasado de Vivienda Esadísica de Valor Tasado de Vivienda Meodología Subdirección General de Esudios y Esadísicas Madrid, enero de 2016 Índice 1 Inroducción 2 Objeivos 3 Ámbios de la esadísica 3.1 Ámbio poblacional 3.2 Ámbio

Más detalles

TEMA 3 EXPECTATIVAS, CONSUMO E INVERSIÓN

TEMA 3 EXPECTATIVAS, CONSUMO E INVERSIÓN TEMA 3 EXPECTATIVAS, CONSUMO E INVERSIÓN En el Tema 2 analizamos el papel de las expecaivas en los mercados financieros. En ése nos cenraremos en los de bienes y servicios. El papel que desempeñan las

Más detalles

4. INDICADORES DE RENTABILIDAD EN CERTIDUMBRE

4. INDICADORES DE RENTABILIDAD EN CERTIDUMBRE Evaluación de Proyecos de Inversión 4. INDICADORES DE RENTABILIDAD EN CERTIDUMBRE La generación de indicadores de renabilidad de los proyecos de inversión, surge como respuesa a la necesidad de disponer

Más detalles

DOCUMENTO DE TRABAJO. www.economia.puc.cl. Determinantes Económicos de la Fecundidad de Corto Plazo en Chile. Carla Castillo Laborde.

DOCUMENTO DE TRABAJO. www.economia.puc.cl. Determinantes Económicos de la Fecundidad de Corto Plazo en Chile. Carla Castillo Laborde. Insiuo I N S T Ide T Economía U T O D E E C O N O M Í A T E S I S d e M A G Í S T E R DOCUMENTO DE TRABAJO 2005 Deerminanes Económicos de la Fecundidad de Coro Plazo en Chile Carla Casillo Laborde. www.economia.puc.cl

Más detalles

Nota Técnica Índice de Tipo de Cambio Efectivo Real Multilateral con ponderadores móviles

Nota Técnica Índice de Tipo de Cambio Efectivo Real Multilateral con ponderadores móviles Noa Técnica Índice de Tipo de Cambio Efecivo Real Mulilaeral con ponderadores móviles 1. Inroducción: La presene noa écnica preende inroducir y explicar al público el Índice de Tipo de Cambio Efecivo Real

Más detalles

Modelo de regresión lineal simple

Modelo de regresión lineal simple Modelo de regresión lineal simple Inroducción Con frecuencia, nos enconramos en economía con modelos en los que el comporamieno de una variable,, se puede explicar a ravés de una variable X; lo que represenamos

Más detalles

Foundations of Financial Management Page 1

Foundations of Financial Management Page 1 Foundaions of Financial Managemen Page 1 Combinaciones empresarias: decisiones sobre absorciones y fusiones de empresas Adminisración financiera UNLPam Faculad de Ciencias Económicas y Jurídicas Profesor:

Más detalles

TEMA 9: LA TASA NATURAL DE DESEMPLEO Y LA CURVA DE PHILLIPS

TEMA 9: LA TASA NATURAL DE DESEMPLEO Y LA CURVA DE PHILLIPS TEMA 9: LA TASA NATURAL DE DESEMPLEO Y LA CURVA DE PHILLIPS 9.2 La asa naural de desempleo y la curva de Phillips La relación enre el desempleo y la inflación La curva de Phillips, basada en los daos aneriores

Más detalles

1 Introducción... 2. 2 Tiempo de vida... 3. 3 Función de fiabilidad... 4. 4 Vida media... 6. 5 Tasa de fallo... 9. 6 Relación entre conceptos...

1 Introducción... 2. 2 Tiempo de vida... 3. 3 Función de fiabilidad... 4. 4 Vida media... 6. 5 Tasa de fallo... 9. 6 Relación entre conceptos... Asignaura: Ingeniería Indusrial Índice de Conenidos 1 Inroducción... 2 2 Tiempo de vida... 3 3 Función de fiabilidad... 4 4 Vida media... 6 5 Tasa de fallo... 9 6 Relación enre concepos... 12 7 Observaciones

Más detalles

UNA APROXIMACION A LA SOSTENIBILIDAD FISCAL EN REPUBLICA DOMINICANA Juan Temístocles Montás

UNA APROXIMACION A LA SOSTENIBILIDAD FISCAL EN REPUBLICA DOMINICANA Juan Temístocles Montás UNA APROXIMACION A LA SOSTENIBILIDAD FISCAL EN REPUBLICA DOMINICANA Juan Temísocles Monás Puede el comporamieno acual de la políica fiscal sosenerse sin generar una deuda pública que crezca sin límie?

Más detalles

Y t = Y t Y t-1. Y t plantea problemas a la hora de efectuar comparaciones entre series de valores de distintas variables.

Y t = Y t Y t-1. Y t plantea problemas a la hora de efectuar comparaciones entre series de valores de distintas variables. ASAS DE VARIACIÓN ( véase Inroducción a la Esadísica Económica y Empresarial. eoría y Pácica. Pág. 513-551. Marín Pliego, F. J. Ed. homson. Madrid. 2004) Un aspeco del mundo económico que es de gran inerés

Más detalles

Tema 1: La autofinanciación

Tema 1: La autofinanciación Tema : La auofinanciación.. Concepo y ipos de auofinanciación..2. La amorización de los elemenos parimoniales.3. Los beneficios reenidos.4. Venajas e inconvenienes de la auofinanciación irección Financiera

Más detalles

MÉTODO DE DEFLACIÓN DE VARIABLES ECONÓMICAS: CUENTAS ECONÓMICAS Y TABLAS INPUT-OUTPUT CRISTINA PRADO

MÉTODO DE DEFLACIÓN DE VARIABLES ECONÓMICAS: CUENTAS ECONÓMICAS Y TABLAS INPUT-OUTPUT CRISTINA PRADO MÉTODO DE DEFLACIÓN DE VARIABLES ECONÓMICAS: CUENTAS ECONÓMICAS Y TABLAS INPUT-OUTPUT CRISTINA PRADO EUSKAL ESTATISTIKA ERAKUNDEA INSTITUTO VASCO DE ESTADISTICA Donosia-San Sebasián, 1 01010 VITORIA-GASTEIZ

Más detalles

BASES TÉCNICAS ACTUARIALES DEL SISTEMA PARA LA VALORACIÓN DE LOS DAÑOS Y PERJUICIOS CAUSADOS A LAS PERSONAS EN ACCIDENTES DE CIRCULACIÓN.

BASES TÉCNICAS ACTUARIALES DEL SISTEMA PARA LA VALORACIÓN DE LOS DAÑOS Y PERJUICIOS CAUSADOS A LAS PERSONAS EN ACCIDENTES DE CIRCULACIÓN. BASES TÉCNICAS ACTUARIALES DEL SISTEMA PARA LA VALORACIÓN DE LOS DAÑOS Y PERJUICIOS CAUSADOS A LAS PERSONAS EN ACCIDENTES DE CIRCULACIÓN. INSTITUTO DE ACTUARIOS ESPAÑOLES. 5 de junio de 2014. 0 Inroducción

Más detalles

Criterios de evaluación y selección de los proyectos de inversión en Cuba

Criterios de evaluación y selección de los proyectos de inversión en Cuba Crierios de evaluación y selección de los proyecos de inversión en Cuba Auor: Msc. Eliover Leiva Padrón E-Mail: eleyva@ucfinfo.ucf.edu.cu Insiución: Universidad de Cienfuegos Carlos Rafael Rodríguez Carreera

Más detalles

METODOLOGÍA PARA EL AJUSTE DE LAS TASAS DE ESCOLARIZACIÓN A PARTIR DE LA INFORMACIÓN DEL CENSO NACIONAL DE POBLACIÓN, HOGARES Y VIVIENDA DE 2001

METODOLOGÍA PARA EL AJUSTE DE LAS TASAS DE ESCOLARIZACIÓN A PARTIR DE LA INFORMACIÓN DEL CENSO NACIONAL DE POBLACIÓN, HOGARES Y VIVIENDA DE 2001 METODOLOGÍA PARA EL AJUSTE DE LAS TASAS DE ESCOLARIZACIÓN A PARTIR DE LA INFORMACIÓN DEL CENSO NACIONAL DE POBLACIÓN, HOGARES Y VIVIENDA DE 2001 Insiuo Nacional de Esadísica y Censos (INDEC) Dirección

Más detalles

La Conducción de la Política Monetaria del Banco de México a través del Régimen de Saldos Acumulados

La Conducción de la Política Monetaria del Banco de México a través del Régimen de Saldos Acumulados La Conducción de la Políica Monearia del Banco de México a ravés del Régimen de Saldos Acumulados INDICE I. INTRODUCCIÓN...2 II. LA OPERACIÓN DEL BANCO DE MÉXICO EN EL MERCADO DE DINERO...3 II.1. ETIVOS

Más detalles

Métodos de Previsión de la Demanda Datos

Métodos de Previsión de la Demanda Datos Daos Pronósico de la Demanda para Series Niveladas Esime la demanda a la que va a hacer frene la empresa "Don Pinzas". La información disponible para poder esablecer el pronósico de la demanda de ese produco

Más detalles

INSTITUTO NACIONAL DE PESCA

INSTITUTO NACIONAL DE PESCA INSTITUTO NACIONAL DE PESCA Dirección General de Invesigación Pesquera en el Pacífico Nore Subdirección de Tecnología en el Pacífico Nore. Indicadores económico-financieros para la capura de camarón y

Más detalles

Keywords: seguro de vida, provisión matemática, probabilidad, función de distribución, solvencia, value at risk, VAT, valor actual neto, VAN.

Keywords: seguro de vida, provisión matemática, probabilidad, función de distribución, solvencia, value at risk, VAT, valor actual neto, VAN. El seguro de vida como variable aleaoria. Cómo calcular su función de disribución. Nieo Ranero, Armando Universiy of Valencia, Spain Do. Maemáicas Económico Empresarial, Edificio Deparamenal Orienal, Av.

Más detalles

Técnicas cualitativas para las Ecuaciones diferenciales de primer orden: Campos de pendientes y líneas de fase

Técnicas cualitativas para las Ecuaciones diferenciales de primer orden: Campos de pendientes y líneas de fase Lección 5 Técnicas cualiaivas para las Ecuaciones diferenciales de primer orden: Campos de pendienes y líneas de fase 5.. Técnicas Cualiaivas Hasa ahora hemos esudiado écnicas analíicas para calcular,

Más detalles

PRÁCTICA 3: Sistemas de Orden Superior:

PRÁCTICA 3: Sistemas de Orden Superior: PRÁCTICA 3: Sisemas de Orden Superior: Idenificación de modelo de POMTM. Esabilidad y Régimen Permanene de Sisemas Realimenados Conrol e Insrumenación de Procesos Químicos. . INTRODUCCIÓN Esa prácica se

Más detalles

Cobertura de una cartera de bonos con forwards en tiempo continuo

Cobertura de una cartera de bonos con forwards en tiempo continuo Coberura de una carera de bonos con forwards en iempo coninuo Bàrbara Llacay Gilber Peffer Documeno de Trabajo IAFI No. 7/4 Marzo 23 Índice general Inroducción 2 Objeivos......................................

Más detalles

Metodología de cálculo del diferencial base

Metodología de cálculo del diferencial base Meodología de cálculo del diferencial base El diferencial base es el resulado de expresar los gasos generales promedio de operación de las insiuciones de seguros auorizadas para la prácica de los Seguros

Más detalles

Las derivadas de los instrumentos de renta fija

Las derivadas de los instrumentos de renta fija Las derivadas de los insrumenos de rena fija Esrella Peroi, MBA Ejecuivo a cargo Capaciación & Desarrollo Bolsa de Comercio de Rosario eperoi@bcr.com.ar Como viéramos en el arículo el dilema enre la asa

Más detalles

Master en Economía Macroeconomía II. 1 Problema de Ahorro-Consumo en Horizonte Finito

Master en Economía Macroeconomía II. 1 Problema de Ahorro-Consumo en Horizonte Finito Maser en Economía Macroeconomía II Profesor: Danilo Trupkin Se de Problemas 1 - Soluciones 1 Problema de Ahorro-Consumo en Horizone Finio Considere un problema de ahorro-consumo sobre un horizone finio

Más detalles

La Conducción de la Política Monetaria del Banco de México a través del Régimen de Saldos Diarios

La Conducción de la Política Monetaria del Banco de México a través del Régimen de Saldos Diarios La Conducción de la Políica Monearia del Banco de México a ravés del Régimen de Saldos Diarios INDICE I. INTRODUCCIÓN...2 II. LA OPERACIÓN DEL BANCO DE MÉXICO EN EL MERCADO DE DINERO...3 III. IV. II.1.

Más detalles

ECONOMÍA DE LA EMPRESA: INVERSIONES. Tema 1: Métodos de selección de inversiones en condiciones de certeza... 1

ECONOMÍA DE LA EMPRESA: INVERSIONES. Tema 1: Métodos de selección de inversiones en condiciones de certeza... 1 ECONOMÍA DE LA EMPRESA: INVERSIONES Tema 1: Méodos de selección de inversiones en condiciones de cereza.... 1 Tema : Cálculo de las variables de un proyeco de inversión.... 13 Tema 3: Valoración de las

Más detalles

IGEP Tema 2. Leyas financieras básicas: estudio usando aplicaciones informáticas.

IGEP Tema 2. Leyas financieras básicas: estudio usando aplicaciones informáticas. IGEP Tema 2. Leyas financieras básicas: esudio usando aplicaciones informáicas. onenido. apial financiero... 2. Leyes financieras: capialización y descueno...4 2. Leyes de capialización...4 2.2 Leyes de

Más detalles

El comportamiento del precio de las acciones

El comportamiento del precio de las acciones El comporamieno del precio de las acciones Esrella Peroi Invesigador enior Bolsa de Comercio de Rosario eperoi@bcr.com.ar Para comprender el funcionamieno de los modelos de valuación de opciones sobre

Más detalles

IGUALDAD DE OPORTUNIDADES: UNA APLICACIÓN AL SISTEMA TRIBUTARIO CHILENO*

IGUALDAD DE OPORTUNIDADES: UNA APLICACIÓN AL SISTEMA TRIBUTARIO CHILENO* Igualdad Esudios de Economía. Oporunidades: Vol. 32 /- Fernando Nº 1, Junio Cabrales, 2005. Págs. Ana 69-96 Fernández, Friz Grafe 69 IGUALDAD DE OPORTUNIDADES: UNA APLICACIÓN AL SISTEMA TRIBUTARIO CHILENO*

Más detalles

RESOLUCIÓN 34-03 SOBRE COMISIONES DE LAS ADMINISTRADORAS DE FONDOS DE PENSIONES

RESOLUCIÓN 34-03 SOBRE COMISIONES DE LAS ADMINISTRADORAS DE FONDOS DE PENSIONES RESOLUCIÓN 34-03 SOBRE COMISIONES DE LAS ADMINISTRADORAS DE FONDOS DE PENSIONES CONSIDERANDO: Que el arículo 86 de la Ley 87-01 de fecha 9 de mayo de 2001, que crea el Sisema Dominicano de Seguridad Social,

Más detalles

6 METODOLOGÍA PROPUESTA PARA VALORAR USOS IN SITU DEL AGUA

6 METODOLOGÍA PROPUESTA PARA VALORAR USOS IN SITU DEL AGUA 38 6 METODOLOGÍA PROPUESTA PARA VALORAR USOS IN SITU DEL AGUA 6.1 Méodo general Para valorar los usos recreacionales del agua, se propone una meodología por eapas que combina el uso de diferenes écnicas

Más detalles

TEMA 1 INTRODUCCIÓN A LA ELECTRÓNICA DIGITAL. 1. Sistemas analógicos y digitales.

TEMA 1 INTRODUCCIÓN A LA ELECTRÓNICA DIGITAL. 1. Sistemas analógicos y digitales. T-1 Inroducción a la elecrónica digial 1 TEMA 1 INTRODUCCIÓN A LA ELECTRÓNICA DIGITAL El raamieno de la información en elecrónica se puede realizar de dos formas, mediane écnicas analógicas o mediane écnicas

Más detalles

domótico Extras 2.1 Unidad de control 2.2 Dispositivos de entrada 2.4 Electrodomésticos domóticos 2.5 Medios de comunicación en redes domésticas

domótico Extras 2.1 Unidad de control 2.2 Dispositivos de entrada 2.4 Electrodomésticos domóticos 2.5 Medios de comunicación en redes domésticas 2 Elemenos de un sisema domóico Conenidos 2.1 Unidad de conrol 2.2 Disposiivos de enrada 2.3 Acuadores 2.4 Elecrodomésicos domóicos 2.5 Medios de comunicación en redes domésicas 2.6 Tecnologías aplicadas

Más detalles

ESTIMACIÓN DE LAS NECESIDADES DE VIVIENDA EN EL MUNICIPIO DE CORVERA DE ASTURIAS

ESTIMACIÓN DE LAS NECESIDADES DE VIVIENDA EN EL MUNICIPIO DE CORVERA DE ASTURIAS ESTIMACIÓN DE LAS NECESIDADES DE VIVIENDA EN EL MUNICIPIO DE CORVERA DE ASTURIAS Monserra Díaz Fernández Caedráica del Deparameno de Economía Cuaniaiva Mª Paz Méndez Rodríguez Prof. Asociada del Deparameno

Más detalles

COMPARACION DE PLANES DE PENSIONES DESDE LA PERSPECTIVA DEL INVERSOR

COMPARACION DE PLANES DE PENSIONES DESDE LA PERSPECTIVA DEL INVERSOR COMPARACION DE PLANES DE PENSIONES DESDE LA PERSPECTIVA DEL INVERSOR Monserra Guillén 1, Jens Perch Nielsen 2 y Ana M. Pérez-Marín 3 RESUMEN En ese rabajo se comparan res producos básicos de ahorro exisenes

Más detalles

MACROECONOMIA II. Grado Economía 2013-2014

MACROECONOMIA II. Grado Economía 2013-2014 MACROECONOMIA II Grado Economía 2013-2014 PARTE II: FUNDAMENTOS MICROECONÓMICOS DE LA MACROECONOMÍA 3 4 5 Tema 2 Las expecaivas: los insrumenos básicos De qué dependen las decisiones económicas? Tipo de

Más detalles

Tema 3. El modelo neoclásico de crecimiento: el modelo de Solow-Swan

Tema 3. El modelo neoclásico de crecimiento: el modelo de Solow-Swan Tema 3. El modelo neoclásico de crecimieno: el modelo de Solow-Swan Inroducción Esquema El modelo neoclásico SIN progreso ecnológico a ecuación fundamenal del modelo neoclásico El esado esacionario Transición

Más detalles

Sistemade indicadores compuestos coincidentey adelantado julio,2010

Sistemade indicadores compuestos coincidentey adelantado julio,2010 Sisemade indicadores compuesos coincideney adelanado julio,2010 Sisema de Indicadores Compuesos: Coincidene y Adelanado SI REQUIERE INFORMACIÓN MÁS DETALLADA DE ESTA OBRA, FAVOR DE COMUNICARSE A: Insiuo

Más detalles

Observatorio * EL AUMENTO DEL IVA EN ESPAÑA: UNA CUANTIFICACIÓN ANTICIPADA DE SUS EFECTOS **

Observatorio * EL AUMENTO DEL IVA EN ESPAÑA: UNA CUANTIFICACIÓN ANTICIPADA DE SUS EFECTOS ** Revisa de Economía Aplicada E Número 53 (vol. XVIII), 2010, págs. 163 a 183 A Observaorio * EL AUMENTO DEL IVA EN ESPAÑA: UNA CUANTIFICACIÓN ANTICIPADA DE SUS EFECTOS ** GONZALO FERNÁNDEZ-DE-CÓRDOBA Universidad

Más detalles

ESQUEMAS DE REESTRUCTURACION DE PASIVOS ANTE DIVERSOS ESCENARIOS DE TASAS DE INTERES Y DE INFLACION

ESQUEMAS DE REESTRUCTURACION DE PASIVOS ANTE DIVERSOS ESCENARIOS DE TASAS DE INTERES Y DE INFLACION ESQUEMAS DE REESTRUCTURACION DE PASIVOS ANTE DIVERSOS ESCENARIOS DE TASAS DE INTERES Y DE INFLACION Abdón Sánchez Arroyo Julio 995 Documeno de Invesigación No. 9503 El auor es Invesigador Económico en

Más detalles

Matemática financiera

Matemática financiera UNDAD 2 Maemáica financiera L a necesidad de efecuar numerosos y complicados cálculos dio origen a los logarimos. Los más usados son los logarimos neperianos, llamados así en honor de John Neper (156 1617),

Más detalles

Sus experiencias con el cáncer

Sus experiencias con el cáncer Número de OMB: 0935-0118 Fecha de vencimieno de la aprobación: 01/31/2013 Sus experiencias con el cáncer l Esa encuesa es acerca de las secuelas o efecos secundarios del cáncer y de los raamienos para

Más detalles

FERIAS DE GANADO DOCUMENTO METODOLÓGICO INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICAS

FERIAS DE GANADO DOCUMENTO METODOLÓGICO INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICAS FERIAS DE GANADO DOCUMENTO METODOLÓGICO INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICAS Marzo / 2016 SUBDEPARTAMENTO DE ESTADISTICAS AGROPECUARIAS DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS ECONOMICOS ESTRUCTURALES Meodología Encuesa

Más detalles

13.0 COSTOS Y VALORACIÓN ECONÓMICA

13.0 COSTOS Y VALORACIÓN ECONÓMICA 13.0 COSTOS Y VALORACIÓN ECONÓMICA 13.1 INTRODUCCIÓN En esa sección, se calcula el valor económico de los impacos ambienales que generará el Proyeco Cruce Aéreo de la Fibra Ópica en el Kp 184+900, el cual

Más detalles

ESTIMACION DE LA TASA DE DESEMPLEO NO ACELERADORA DE LA INFLACION PARA LA ECONOMIA ECUATORIANA RESUMEN

ESTIMACION DE LA TASA DE DESEMPLEO NO ACELERADORA DE LA INFLACION PARA LA ECONOMIA ECUATORIANA RESUMEN ESTIMACION DE LA TASA DE DESEMPLEO NO ACELERADORA DE LA INFLACION PARA LA ECONOMIA ECUATORIANA Segundo Fabián Vilema Escudero 1, Francisco Xavier Marrio García. 2 RESUMEN Esa esis esablece la uilización

Más detalles

MECANISMOS DE TRANSMISIÓN

MECANISMOS DE TRANSMISIÓN MECANISMOS DE TRANSMISIÓN DE LA POLÍTICA MONETARIA EN MÉXICO MIGUEL MESSMACHER LINARTAS* * Las opiniones expresadas en ese documeno son exclusivamene del auor y no necesariamene reflejan las del Banco

Más detalles

Macroeconomía II (2009) Universitat Autònoma de Barcelona Prof. Stefano Trento

Macroeconomía II (2009) Universitat Autònoma de Barcelona Prof. Stefano Trento Macroeconomía II (009) Universia Auònoma de Barcelona Prof. Sefano Treno Problemas del Tema 1: Microfundamenos reales. Los problemas más imporanes esán marcados con una esrellia (*). Los oros son problemas

Más detalles

NORMAS TÉCNICAS PARA EL CÁLCULO DE LOS ÍNDICES DE ESTRATEGIA SOBRE ACCIONES DE SOCIEDAD DE BOLSAS, S.A.

NORMAS TÉCNICAS PARA EL CÁLCULO DE LOS ÍNDICES DE ESTRATEGIA SOBRE ACCIONES DE SOCIEDAD DE BOLSAS, S.A. NORMAS TÉCNICAS PARA EL CÁLCULO DE LOS ÍNDICES DE ESTRATEGIA SOBRE ACCIONES DE SOCIEDAD DE BOLSAS, S.A. ÍNDICE BBVA INVERSO X3 ÍNDICE ITX INVERSO X3 ÍNDICE SAN INVERSO X3 ÍNDICE TEF INVERSO X3 ÍNDICE BBVA

Más detalles

MODELO PARA EL CÁLCULO DE TARIFAS DE EMPRESAS ELÉCTRICAS DE DISTRIBUCIÓN CONSIDERANDO ASPECTOS ECONÓMICO-FINANCIEROS

MODELO PARA EL CÁLCULO DE TARIFAS DE EMPRESAS ELÉCTRICAS DE DISTRIBUCIÓN CONSIDERANDO ASPECTOS ECONÓMICO-FINANCIEROS MODELO PARA EL CÁLCULO DE TARIFAS DE EMPRESAS ELÉCTRICAS DE DISTRIBUCIÓN CONSIDERANDO ASPECTOS ECONÓMICO-FINANCIEROS Marcos Facchini (*), Albero Andreoni (*), Andrés Koleda (**), Ángel Garay (**), María

Más detalles

Investigación y Técnicas de Mercado. Previsión de Ventas TÉCNICAS CUANTITATIVAS ELEMENTALES DE PREVISIÓN UNIVARIANTE.

Investigación y Técnicas de Mercado. Previsión de Ventas TÉCNICAS CUANTITATIVAS ELEMENTALES DE PREVISIÓN UNIVARIANTE. Invesigación y écnicas de Mercado Previsión de Venas ÉCNICAS CUANIAIVAS ELEMENALES DE PREVISIÓN UNIVARIANE. (II) écnicas elemenales: Modelos Naive y Medias Móviles. Medición del error de previsión. Profesor:

Más detalles

Tema 2. Análisis del Estado de Flujos de Efectivo

Tema 2. Análisis del Estado de Flujos de Efectivo Tema 2. Análisis del Esado de Flujos de Efecivo 1. Efecivo y Flujo de Efecivo 2. Relación enre el Flujo de Efecivo y el Resulado del Ejercicio 3. Función de los Ajuses por Devengo 4. El Esado de Flujos

Más detalles

Ecuaciones diferenciales, conceptos básicos y aplicaciones

Ecuaciones diferenciales, conceptos básicos y aplicaciones GUIA 1 Ecuaciones diferenciales, concepos básicos y aplicaciones Las ecuaciones diferenciales ordinarias son una herramiena básica en las ciencias y las ingenierías para el esudio de sisemas dinámicos

Más detalles

FÍSICA. PRUEBA ACCESO A UNIVERSIDAD +25 TEMA 8. Corriente eléctrica

FÍSICA. PRUEBA ACCESO A UNIVERSIDAD +25 TEMA 8. Corriente eléctrica FÍSC. PUEB CCESO UNESDD +5 TEM 8. Corriene elécrica Una corriene elécrica es el desplazamieno de las cargas elécricas. La eoría aómica acual supone ue la carga elécrica posiiva esá asociada a los proones

Más detalles

3 Aplicaciones de primer orden

3 Aplicaciones de primer orden CAÍTULO 3 Aplicaciones de primer orden 3.2. Modelo logísico El modelo de Malhus iene muchas limiaciones. or ejemplo, predice que una población crecerá exponencialmene con el iempo, que no ocurre en la

Más detalles

Conceptos teóricos. Revisión de la literatura sobre pobreza, desigualdad y crecimiento. Contexto económico.

Conceptos teóricos. Revisión de la literatura sobre pobreza, desigualdad y crecimiento. Contexto económico. Relación enre crecimieno, desigualdad y pobreza: Un análisis aplicado a las regiones españolas. CAPÍTULO Concepos eóricos. Revisión de la lieraura sobre pobreza, desigualdad y crecimieno. Conexo económico..

Más detalles

TEMA 2 LOS MODELOS ECONOMETRICOS Y SU PROBLEMATICA

TEMA 2 LOS MODELOS ECONOMETRICOS Y SU PROBLEMATICA TEMA 2 LOS MODELOS ECONOMETRICOS Y SU PROBLEMATICA 1. CONCEPTO DE MODELO El ermino modelo debe de idenificarse con un esquema menal ya que es una represenación de la realidad. En ese senido, Pulido (1983)

Más detalles

Un algoritmo para la Planificación de Producción en un Sistema en Red de Fabricación basada en Sistemas Multiagente 1

Un algoritmo para la Planificación de Producción en un Sistema en Red de Fabricación basada en Sistemas Multiagente 1 X Congreso de Ingeniería de Organización Valencia, 7 y 8 de sepiembre de 2006 Un algorimo para la Planificación de Producción en un Sisema en Red de Fabricación basada en Sisemas Muliagene 1 Julio J. García-Sabaer

Más detalles

Sustentabilidad de la Deuda Pública de la Provincia de Mendoza

Sustentabilidad de la Deuda Pública de la Provincia de Mendoza Susenabilidad de la Deuda Pública de la Provincia de Mendoza Mendoza, Argenina - 2011 Auores: Raúl Molina Rodolfo Correa Federico Morábio INDICE 1. Inroducción 03 2. Aspecos eóricos del Análisis de Solvencia

Más detalles

Unidad 3. Índice de contenidos (I) Unidades: Unidad 3. Índice de contenidos (II) Unidades:

Unidad 3. Índice de contenidos (I) Unidades: Unidad 3. Índice de contenidos (II) Unidades: Unidad 3. Índice de conenidos (I) Unidades: 1. Concepo y aspecos básicos del proyeco (4 h) 2. Teoría del proyeco (6 h) 3.1. Inroducción. 3.2. Esudios de mercado. 3.3. Evaluación de la viabilidad ecnológica.

Más detalles

Anexo SNIP 22 Lineamientos para PIP mediante APP cofinanciada

Anexo SNIP 22 Lineamientos para PIP mediante APP cofinanciada Lineamienos para PIP mediane APP cofinanciada Se provee el presene insrumeno meodológico con el objeo de conribuir a mejorar la oma de decisiones respeco a la modalidad de ejecución de un proyeco de inversión

Más detalles

EL AHORRO PRIVADO EN VENEZUELA: TENDENCIAS Y DETERMINANTES

EL AHORRO PRIVADO EN VENEZUELA: TENDENCIAS Y DETERMINANTES Banco Ineramericano de Desarrollo Oficina del Economisa Jefe Red de Cenros de Invesigación EL AHORRO PRIVADO EN VENEZUELA: TENDENCIAS Y DETERMINANTES Luis Zambrano Sequín Maías Riuor Rafael Muñoz Juan

Más detalles

UNA MODELIZACIÓN PARA LOS ACCIDENTES DE TRABAJO EN ESPAÑA Y ANDALUCÍA

UNA MODELIZACIÓN PARA LOS ACCIDENTES DE TRABAJO EN ESPAÑA Y ANDALUCÍA UNA MODELIZACIÓN PARA LOS ACCIDENTES DE TRABAJO EN ESPAÑA Y ANDALUCÍA Por Mónica Orega Moreno Profesora Esadísica. Deparameno Economía General y Esadísica RESUMEN El aumeno de la siniesralidad laboral

Más detalles

J.1. Análisis de la rentabilidad del proyecto... 3

J.1. Análisis de la rentabilidad del proyecto... 3 Esudio de la implanación de una unidad produciva dedicada a la Pág 1 abricación de conjunos soldados de aluminio J.1. Análisis de la renabilidad del proyeco... 3 J.1.1. Desglose del proyeco en coses ijos

Más detalles

UD: 3. ENERGÍA Y POTENCIA ELÉCTRICA.

UD: 3. ENERGÍA Y POTENCIA ELÉCTRICA. D: 3. ENEGÍA Y OENCA ELÉCCA. La energía es definida como la capacidad de realizar rabajo y relacionada con el calor (ransferencia de energía), se percibe fundamenalmene en forma de energía cinéica, asociada

Más detalles

EQUIVALENCIA Y SIGNIFICADO DE LAS FORMULAS PARA VALORAR EMPRESAS POR DESCUENTO DE FLUJOS Pablo Fernández 1 INDICE

EQUIVALENCIA Y SIGNIFICADO DE LAS FORMULAS PARA VALORAR EMPRESAS POR DESCUENTO DE FLUJOS Pablo Fernández 1 INDICE EQUIVALENCIA Y SIGNIFICADO DE LAS FORMULAS PARA VALORAR EMPRESAS POR DESCUENTO DE FLUJOS Pablo Fernández INDICE. Fórmulas de valoración. Definiciones de cash flow disponible para las acciones y de free

Más detalles

PROBLEMAS RESUELTOS DIRECCIÓN DE OPERACIONES. Federico Garriga Garzón

PROBLEMAS RESUELTOS DIRECCIÓN DE OPERACIONES. Federico Garriga Garzón PROBLEMAS RESUELTOS DE DIRECCIÓN DE OPERACIONES Federico Garriga Garzón Open Access Suppor Si encuenra ese libro ineresane le agradeceríamos que diera sopore a sus auores y a OmniaScience para coninuar

Más detalles

GRUPOS EDUARDO microeconomía, macroeconomía, economía de la empresa www.ecocirculo.com ; móvil: 695.424.932 ; emorerac@cemad.es

GRUPOS EDUARDO microeconomía, macroeconomía, economía de la empresa www.ecocirculo.com ; móvil: 695.424.932 ; emorerac@cemad.es Inflación y Crecimieno/Macroeconomía II Una pequeña muesra de los cuadernos de prácicas que uilizan nuesros alumnos. Manual de referencia: BLANCHARD, Olivier.: Macroeconomía, Ed. Pearson, 2ª edición. Del

Más detalles

Guías y tutoriales/compresores/winrar

Guías y tutoriales/compresores/winrar g coordinación de uoriales: Graciela Sosisky exo: Horacio Marínez Philipps edición: Gabriela Tenner diseño: CAFE Guías y uoriales/compresores/winrar Los orígenes de ese programa se remonan a las experiencias

Más detalles

Fundación Rotaria de Panamá (Asociación sin fines de lucro)

Fundación Rotaria de Panamá (Asociación sin fines de lucro) Fundación Roaria de Panamá Esados Financieros Audiados con el lnforme de los Audiores ndependienes 31 de diciembre 2012 (Cifras en Balboas) Fundación Roaria de Panamá Índice del conenido nforme de os Audiores

Más detalles

Práctica 20. CARGA Y DESCARGA DE UN CONDENSADOR ELÉCTRICO

Práctica 20. CARGA Y DESCARGA DE UN CONDENSADOR ELÉCTRICO Prácica 20. CARGA Y DESCARGA DE UN CONDENSADOR ELÉCTRICO OBJETIVOS Esudiar los procesos de carga y de descarga de un condensador. Medida de capacidades por el méodo de la consane de iempo. MATERIAL Generador

Más detalles

Solución: El sistema de referencia, la posición del cuerpo en cada instante respecto a dicha referencia, el tiempo empleado y la trayectoria seguida.

Solución: El sistema de referencia, la posición del cuerpo en cada instante respecto a dicha referencia, el tiempo empleado y la trayectoria seguida. 1 Qué es necesario señalar para describir correcamene el movimieno de un cuerpo? El sisema de referencia, la posición del cuerpo en cada insane respeco a dicha referencia, el iempo empleado y la rayecoria

Más detalles

MEDICIÓ N DEL VALOR ECONÓ MICO AGREGADO: INVERSIÓ N RECUPERADA Y VALOR AGREGADO IRVA

MEDICIÓ N DEL VALOR ECONÓ MICO AGREGADO: INVERSIÓ N RECUPERADA Y VALOR AGREGADO IRVA MEDICIÓ N DEL VALOR ECONÓ MICO AGREGADO: INVERSIÓ N RECUPERADA Y VALOR AGREGADO IRVA (Borrador) Ignacio Vélez-Pareja Deparameno de Adminisración Universidad Javeriana, Bogoá, Colombia Abril de 2000 Resumen

Más detalles

Solvencia II. Los Conceptos Básicos. Por: P. Aguilar. Febrero de 2008

Solvencia II. Los Conceptos Básicos. Por: P. Aguilar. Febrero de 2008 Solvencia II Los Concepos Básicos Por: P. Aguilar Febrero de 2008 El esquema regulaorio de Solvencia II planea un impaco relevane en el ejercicio de la prácica acuarial. Tal esquema se caraceriza por descansar

Más detalles

OPTIMIZACION DE PROYECTOS

OPTIMIZACION DE PROYECTOS OPTIMIZACION DE PROYECTOS Sección: 0 Profesores: Andrés Kelun Crisián Bargsed Conenido Objeivo Momeno ópimo para iniciar el proyeco Tamaño ópimo de la inversión Momeno ópimo para liquidar una inversión

Más detalles

Indicadores de la educación. Especificaciones técnicas

Indicadores de la educación. Especificaciones técnicas Indicadores de la educación Especificaciones écnicas Noviembre2009 1 SUMARIO Tasa de alfabeización de adulos o Tasa de analfabeismo...3 Número de adulos analfabeos...5 Tasa brua de ingreso en el primer

Más detalles

Fluctuaciones y crecimiento económico en España Jesús Rodríguez López y Mario Solís García

Fluctuaciones y crecimiento económico en España Jesús Rodríguez López y Mario Solís García Flucuaciones y crecimieno económico en España Jesús Rodríguez López y Mario Solís García Resumen: Usando daos rimesrales de la economía española desde 1976 hasa 2010, hacemos un análisis de los ciclos

Más detalles

Indicadores demográficos METODOLOGÍA

Indicadores demográficos METODOLOGÍA Indicadores demográicos METOOLOGÍA 1. Objeivos y uilidades El objeivo de esa operación esadísica es la obención de una serie de indicadores descripivos de la siuación demográica de Galicia, con la que

Más detalles

UNA PROPUESTA DE MODELO INMUNIZADOR PRÁCTICO PARA FONDOS DE PENSIONES DE EMPLEO Y PRESTACIÓN DEFINIDA EN EL MERCADO ESPAÑOL

UNA PROPUESTA DE MODELO INMUNIZADOR PRÁCTICO PARA FONDOS DE PENSIONES DE EMPLEO Y PRESTACIÓN DEFINIDA EN EL MERCADO ESPAÑOL UNA PROPUESTA DE MODELO INMUNIZADOR PRÁCTICO PARA FONDOS DE PENSIONES DE EMPLEO Y PRESTACIÓN DEFINIDA EN EL MERCADO ESPAÑOL Amancio Bezuen; J. Iñaki de La Peña; Rosalía E. Gómez y Ana Tª Herrera ( ) Universidad

Más detalles

Factores Cíclicos y Estructurales en la Evolución de la Tasa de Desempleo *

Factores Cíclicos y Estructurales en la Evolución de la Tasa de Desempleo * Facores Cíclicos y Esrucurales en la Evolución de la Tasa de Desempleo * Nikia Céspedes Reynaga 1. Inroducción El esudio de la relación enre los agregados económicos iene una imporancia vial para quienes

Más detalles

ESCUELA SUPERIOR POLITÉCNICA DEL LITORAL

ESCUELA SUPERIOR POLITÉCNICA DEL LITORAL ESCUELA SUPERIOR POLITÉCNICA DEL LITORAL Insiuo de Ciencias Humanísicas y Económicas EFECTOS DEL DÉFICIT PÚBLICO SOBRE EL CONSUMO PRIVADO: ANÁLISIS ECONOMÉTRICO DE LA HIPÓTESIS DE EQUIVALENCIA RICARDIANA

Más detalles

Macroeconomía: Economía Cerrada Grado en Administración y Dirección de Empresas

Macroeconomía: Economía Cerrada Grado en Administración y Dirección de Empresas Macroeconomía: Economía Cerrada Grado en Adminisración y Dirección de Empresas Tema 2 Agregados macroeconómicos: concepos y medición. La Conabilidad Nacional Prof. Ainhoa Herrare Sánchez Grupo 121 Curso

Más detalles

LOS RECURSOS AMBIENTALES:

LOS RECURSOS AMBIENTALES: LOS RECURSOS AMBIENTALES: Una reflexión sobre su gesión en el desarrollo del Fuuro Auor Dr. Robero Gómez López Deparameno de Economía Financiera y Conabilidad Universidad de Granada Deparameno de Economía

Más detalles

LÍNEAS DE FASES. Fig. 1. dx (1) dt se llama Ecuación Diferencial Ordinaria (E.D.O.) de Primer Orden definida en Ω.

LÍNEAS DE FASES. Fig. 1. dx (1) dt se llama Ecuación Diferencial Ordinaria (E.D.O.) de Primer Orden definida en Ω. LÍNEAS DE FASES E. SÁEZ Sea el dominio Ω R R y la función F : Ω R. F R Ω Una epresión de la forma Fig. 1 d (1) = F(,), o bien, ẋ = F(,) se llama Ecuación Diferencial Ordinaria (E.D.O.) de Primer Orden

Más detalles

PROCESOS ESTOCÁSTICOS PROCESOS ESTOCÁSTICOS INTEGRAL ESTOCÁSTICA ECUACIONES DIFERENCIALES ESTOCASTICAS: LEMA DE ITO

PROCESOS ESTOCÁSTICOS PROCESOS ESTOCÁSTICOS INTEGRAL ESTOCÁSTICA ECUACIONES DIFERENCIALES ESTOCASTICAS: LEMA DE ITO PROCESOS ESOCÁSICOS PROCESOS ESOCÁSICOS INEGRAL ESOCÁSICA ECUACIONES DIFERENCIALES ESOCASICAS: LEMA DE IO Procesos esocásicos Un proceso esocásico describe la evolución emporal de una variable aleaoria.

Más detalles

Dispositivos semiconductores

Dispositivos semiconductores Deparameno de Telecomunicaciones Disposiivos semiconducores 3 Inroduccion Veremos los disposiivos semiconducores más básicos: los diodos. Veremos las variables más comunes de esos semiconducores; El diodo

Más detalles

EL FUTURO DE LAS PENSIONES EN ESPAÑA: PERSPECTIVAS Y LECCIONES

EL FUTURO DE LAS PENSIONES EN ESPAÑA: PERSPECTIVAS Y LECCIONES J. Ignacio Conde-Ruiz* Javier Alonso Meseguer* EL FUTURO DE LAS PENSIONES EN ESPAÑA: PERSPECTIVAS Y LECCIONES La sosenibilidad financiera de los sisemas de pensiones en Europa, y ambién en España, esá

Más detalles

Condiciones Generales de Contratación de los Contratos de Futuro sobre Acciones (Liquidación en Especie)

Condiciones Generales de Contratación de los Contratos de Futuro sobre Acciones (Liquidación en Especie) Condiciones Generales de Conraación de los Conraos de Fuuro sobre Acciones (Liquidación en Especie) I. OBJETO. 1. Acivo Subyacene. Las Acciones, Cerificados de Paricipación Ordinarios emiidos sobre Acciones

Más detalles

Sostenibilidad y Vulnerabilidad de la Deuda Pública Uruguaya: 1988-2015

Sostenibilidad y Vulnerabilidad de la Deuda Pública Uruguaya: 1988-2015 Sosenibilidad y Vulnerabilidad de la Deuda Pública Uruguaya: 1988-2015 Isabel Rial 1 irial@bcu.gub.uy Leonardo Vicene 1 lvicene@bcu.gub.uy Noviembre 2003 1 Las opiniones de los auores represenan sus punos

Más detalles

LA BASE TÉCNICA FINANCIERA DEL MODELO INMUNIZADOR DE SEGUROS DE VIDA EN ESPAÑA. J. Iñaki de La Peña (1) Profesor Titular de Universidad

LA BASE TÉCNICA FINANCIERA DEL MODELO INMUNIZADOR DE SEGUROS DE VIDA EN ESPAÑA. J. Iñaki de La Peña (1) Profesor Titular de Universidad LA BASE TÉCNICA FINANCIERA DEL MODELO INMUNIZADOR DE SEGUROS DE VIDA EN ESPAÑA J. Iñaki de La Peña () Profesor Tiular de Universidad RESUMEN La exisencia de una normaiva amplia y específica, ano a nivel

Más detalles

PROYECCION Y ESTUDIO DE UNA POBLACION. EL PAPEL DE LA MORTALIDAD

PROYECCION Y ESTUDIO DE UNA POBLACION. EL PAPEL DE LA MORTALIDAD PROYECCION Y ESTUDIO DE UNA POBLACION. EL PAPEL DE LA MORTALIDAD Ana de Vicene Merino Julio Hernández March Irene Albarrán Lozano Cruz Ramírez Pérez 2 INDICE Página PRESENTACION DE AUTORES... 3 INTRODUCCION:

Más detalles

INDICADORES MODERNOS DE CREACIÓN DE VALOR EN LA EMPRESA

INDICADORES MODERNOS DE CREACIÓN DE VALOR EN LA EMPRESA INDICADORES MODERNOS DE CREACIÓN DE VALOR EN LA EMPRESA 1. INTRODUCCIÓN El presene arículo preende ser la coninuación del rabajo iulado Indicadores clásicos de creación de valor en la empresa que analizaba,

Más detalles

1.- ALGORITMOS RÁPIDOS PARA LA EJECUCIÓN DE FILTROS DE PILA

1.- ALGORITMOS RÁPIDOS PARA LA EJECUCIÓN DE FILTROS DE PILA hp://www.vinuesa.com 1.- ALGORITMOS RÁPIDOS PARA LA EJECUCIÓN DE FILTROS DE PILA 1.1.- INTRODUCCIÓN Los filros de pila consiuyen una clase de filros digiales no lineales. Un filro de pila que es usado

Más detalles

RE01 DIFERENCIA DEL LOGRO PROMEDIO EN COMPRENSIÓN LECTORA Y MATEMÁTICAS PARA 6 DE PRIMARIA Y 3 DE SECUNDARIA ENTRE 2000 Y 2005

RE01 DIFERENCIA DEL LOGRO PROMEDIO EN COMPRENSIÓN LECTORA Y MATEMÁTICAS PARA 6 DE PRIMARIA Y 3 DE SECUNDARIA ENTRE 2000 Y 2005 RESULTADOSEDUCATIVOS RE01 DIFERENCIA DEL LOGRO PROMEDIO EN COMPRENSIÓN LECTORA Y MATEMÁTICAS PARA 6 DE PRIMARIA Y 3 DE SECUNDARIA ENTRE 2000 Y 2005 FÓRMULA RE01 NOMBREdelINDICADOR Diferencia del loro promedio

Más detalles

Instituto Nacional de Estadísticas Departamento de Estudios Económicos Coyunturales METODOLOGÍA INDICADORES DE SEGUIMIENTOINACER, AÑO BASE 2003

Instituto Nacional de Estadísticas Departamento de Estudios Económicos Coyunturales METODOLOGÍA INDICADORES DE SEGUIMIENTOINACER, AÑO BASE 2003 Insiuo Nacional de Esadísicas Deparameno de Esudios Económicos Coyunurales METODOLOGÍA INDICADORES DE SEGUIMIENTOINACER, AÑO BASE 2003 Agoso, 2010 1 ÍNDICE INTRODUCCIÓN...7 1. INDICADORES DE SEGUIMIENTO

Más detalles

Daniel Hernández González daniel.hernandez@actuarios.org

Daniel Hernández González daniel.hernandez@actuarios.org LA SOLVENCIA, LA RENTABILIDAD, Y LA TRANSFERENCIA DE RIESGOS ENTRE ASEGURADOR Y TOMADOR DE LA OPERACIÓN DE SEGURO DE VIDA A TRAVÉS DE LAS ALTERNATIVAS AL ENTORNO CLÁSICO: LOS SEGUROS EN UNIDADES DE CUENTA.

Más detalles

LA VELOCIDAD DE CIRCULACION DE DINERO EN EL ECUADOR

LA VELOCIDAD DE CIRCULACION DE DINERO EN EL ECUADOR 1 LA VELOCIDAD DE CIRCULACION DE DINERO EN EL ECUADOR José Luis Moncayo Carrera 1 Ec. Manuel González 2 RESUMEN El presene documeno iene como objeivo, presenar la aplicación de écnicas economéricas en

Más detalles

INDICE MEDIO DE SALARIOS Ley No. 13.728 del 17/12/68 y Ley Nº 17.649 del 3/06/03

INDICE MEDIO DE SALARIOS Ley No. 13.728 del 17/12/68 y Ley Nº 17.649 del 3/06/03 INDICE MEDIO DE SALARIOS Ley No. 13.728 del 17/12/68 y Ley Nº 17.649 del 3/06/03 Meodología Base DICIEMBRE 2002 = 100 PRESENTACIÓN Esa publicación iene por objeo poner a disposición de los usuarios la

Más detalles