Institución: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales-Sede México

Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Institución: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales-Sede México"

Transcripción

1 Nombre: Martha Rocío Estrada Rivera País: México Institución: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales-Sede México Título de ponencia: La calidad de vida de los adultos mayores de 50 años en México. Resumen. Este estudio analiza la calidad de vida del envejecimiento en México por medio de un Índice de Calidad de Vida para Adultos Mayores de 50 años (ICVAM50+), que incluye variables demográficas, sociales, económicas y de salud y funcionalidad, considerando una perspectiva territorial (rural/urbana) y de migración (alta/ baja) hacia Estados Unidos. Al centrar la atención en la combinación entre las categorías espaciales (urbano/rural) y de migración (alta/baja), se observa una disminución en la calidad de vida en zonas rurales con alta migración y un aumento en la calidad de vida en zonas urbanas con alta migración. Este comportamiento es probable que se deba al tipo de actividad espacial de los individuos, la cual es diferencial por zonas y nivel de migración, tanto por las oportunidades y accesos a servicios e infraestructura que se tiene dentro del territorio, como por la composición misma de la población (por la edad o el sexo). La base de datos utilizada en esta investigación es el Estudio Nacional de Salud y Envejecimiento en México (ENASEM), El estudio se realizó con la colaboración de investigadores de las Universidades de Pennsylvania, Maryland y Wisconsin en los EE.UU., y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en México. Descriptores de la ponencia. Envejecimiento, Calidad de Vida, Territorio, Migración. Introducción. El siglo XXI es el siglo del envejecimiento. Esto se debe a que la mayoría de los países en el mundo entrarán en etapas avanzadas de la transición demográfica. En México, se

2 estima que en el año 2050 se presentarán las proporciones más altas de población con 60 o más años que se han tenido registradas para el país. En México, el envejecimiento de la población se ha estudiado desde diversas perspectivas, principalmente como resultado de la transición demográfica que a la vez, conlleva cambios en la salud y funcionalidad y, ello repercute en la calidad de vida de los individuos; asimismo, se han observado y documentado las diferencias en el envejecimiento y en el desarrollo social, de acuerdo con: las divisiones territoriales entre urbano y rural, o bien, a nivel nacional, estatal o municipal; también, conforme los efectos de la migración en las comunidades de origen de los migrantes, en los cambios en las familias y en las redes de apoyos de los adultos mayores. Dentro de este contexto el objetivo general de este estudio, ya concluido, fue analizar la calidad de vida de los adultos mayores de 50 años y más en México mediante la elaboración de un índice utilizado variables relacionadas con la calidad de vida de los adultos mayores poniendo énfasis en los efectos de los diferenciales territoriales y de la migración internacional sobre las localidades de origen de los migrantes, las familias y los sistemas de apoyo de los adultos mayores. Para estudiar la calidad de vida de los adultos mayores de 50 años y más en México se utilizó las bases de datos de la ENASEM 2001 y 2003 y para la elaboración del índice de calidad de vida de los adultos mayores de 50 años y más (ICVAM50+) se amplió el número de dimensiones incluidas en el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo al incluir variables demográficas, sociales, económicas, así como, de salud (tanto objetivas como subjetivas) y funcionalidad, de acuerdo con el tipo de zona en la que el adulto mayor vive, es decir, zona rural o urbana y zona de alta o baja migración hacia Estados Unidos. Se planteó la hipótesis de que la calidad de vida de los adultos mayores de 50 años y más será mayor en aquellos que (i) cuentan con mejor estado de salud y funcionalidad (menos enfermedades crónico-degenerativas o disfuncionalidad para realizar las actividades básicas de la vida diaria), (ii) sean de menor edad, (iii) sean hombres y (iv) aquellos que viven en zonas urbanas y de baja migración.

3 Así mismo se esperó encontrar un ICVAM50+ en zonas urbanas, comparadas con las rurales y en las zonas de baja migración, en donde se cuenta con redes de apoyo más fuertes, comparadas con aquellas zonas de alta migración. Finalmente, al combinar ambos componentes, es decir, urbano/rural y alta/baja migración, se esperó observar una mayor calidad de vida producto del mejor estado de salud y funcionalidad en zonas urbanas de baja migración, donde se combinan una mayor disponibilidad de servicios (urbano) y más redes de apoyos familiares (baja migración). Desarrollo. Transición demográfica y epidemiológica La transición demográfica es el paso de un régimen demográfico con altas tasas de fecundidad y altas tasas de mortalidad a uno con bajas tasas de fecundidad y mortalidad. Hay un periodo intermedio en el cual el descenso de la mortalidad antecede al de la fecundidad, provocando un desfase en ambos fenómenos, que a su vez induce el crecimiento de la población (THOMPSON, 1929; NOTESTEIN, 1950; NOTESTEIN, 1953, OVERBEEK, 1984). Si bien el envejecimiento poblacional es producto de los cambios en la dinámica poblacional, este proceso de cambio demográfico lleva inmersos cambios en la esfera socioeconómica de las poblaciones, cuyos efectos repercuten en las condiciones de vida y de salud de la población, a través de una transición epidemiológica (OMRAN, 1971) que describe el proceso dinámico de cambios en el patrón de salud, enfermedades y causas de muerte de las poblaciones. Estos cambios tienen una fuerte relación con el envejecimiento pues implica el incremento en la supervivencia de los individuos conforme se reduce el riesgo de mortalidad (HAM, 1999; GOMES, 2001B; HAM, 2003; WONG, 2003; ALARCÓN, 2005; RICO, 2008). Por lo que a edades avanzadas se espera que entre los individuos se observe una predominancia de tasas de morbi-mortalidad por enfermedades crónicodegenerativas, de larga duración y propensas a las discapacidades, además de las

4 lesiones o causas externas (OMRAN, 1971; FRENK, 1991; GOMES, 2001; HAM, 2003; ALARCÓN, 2005; RICO, 2008). La calidad de vida A través de los estudios sobre calidad de vida, se han expuesto diversas especificaciones sobre el término y la forma más adecuada de medirlo, generalmente se enfoca en condiciones de vida (BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO, 2008) o bien como una medida de bienestar. esto no se centra únicamente en los recursos disponibles para los individuos sino también en las circunstancias en que se desarrolla la vida de las personas (BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO, 2008) y también las características y condiciones de las personas para el aprovechamiento de los recursos desde estar bien nutrido y libre de enfermedades, hasta quehaceres y seres más complejos, como el respeto propio, la preservación de la dignidad humana, tomar parte en la vida de la comunidad y otros (NUSSBAUM; SEN, 1993, p. 18). En el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento de 2002, se establece que la calidad de vida en la vejez depende de los progresos que se logren en tres áreas prioritarias: las personas de edad y el desarrollo, el fomento de la salud y el bienestar y la creación de entornos propicios y favorables (COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE, 2006, p. 11). Este estudio no propone una discusión teórica sobre la calidad de vida ni sobre la mejor medición de la misma, sin embargo, considera que el análisis de la calidad de vida de los individuos debe realizarse conforme la etapa del ciclo de vida pues ésta determina las necesidades específicas, los recursos y características de los individuos. Además, el entorno en que viven influye en la calidad de vida de los individuos como el territorio y las dinámicas sociales que en éste ocurran (en particular la migración) y por ello ninguna de éstas debe estar exenta en una política pública sobre calidad de vida. Un índice utilizado para medir y comparar la calidad de vida entre países es el Índice de Desarrollo Humano, IDH, el cual tiene como objetivo medir el desarrollo humano de acuerdo con la definición del PNUD, organismo que define al desarrollo humano cómo el proceso de incrementar las posibilidades de los individuos para elegir (PROGRAMA

5 DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO, 1990). Sin embargo, las críticas sobre las limitaciones que se le han hecho al IDH están enfocadas en la medición de un fenómeno multidimensional a través de un número limitado de indicadores (una vida larga y saludable, un nivel educativo y un nivel de vida aceptable). En este estudio los componentes de la calidad de vida partieron de las condiciones específicas y características de los adultos mayores clasificándolas en tres grandes grupos: (i) las condiciones de salud y funcionalidad tanto objetiva como subjetiva; (ii) la inclusión social, medida como nivel de educación, de ingresos y condiciones de la vivienda; (iii) las redes de protección social, incluidas: las redes formales, como son el acceso a los servicios de salud y pensiones y, las redes informales, particularmente la familia y vecinos. Diferencias en las condiciones de los hogares en México En otras palabras, la inversión de los recursos, el ingreso per cápita y su forma de aplicarlos (GRAIZBORD Y AGUILAR, 2006) acentúan las diferencias en las regiones del país, lo que repercute claramente en la movilidad, acceso a servicios y con ello en la calidad de vida del adulto mayor (ESTRADA, 2013). En el caso de los adultos mayores, la pobreza en zonas urbana y rural, promueve diferencias notorias a nivel de los hogares y de los ingresos familiares. Por ejemplo, en los hogares de zonas rurales, a pesar de la falta de ingresos (ya sea por trabajo o por ingresos sociales de seguridad o remesas), los adultos mayores son frecuentemente los jefes de familia. Los hogares de adultos mayores sin pensiones tienen el doble de probabilidad de ser extremadamente pobres en las zonas urbanas, y el triple en las zonas rurales (ESTRADA, 2013). Vivienda, Calidad de vida y Migración En México, los estudios de Landázuri, Terán, Mercado, Gomes, Sánchez, Alarcón, entre otros, refieren a la vivienda como factor que incide directamente en la calidad de modo de vida de sus habitantes (ESTRADA, 2013).

6 De acuerdo con las investigaciones de Sánchez 2006, 2009, las actividades económicas y comunitarias afectan a la vivienda, en el caso de esta investigación, se considera el fenómeno de la migración como dichas actividades. La migración internacional de México a Estados Unidos, permiten que las familias, a través de las remesas hagan inversiones para mejorar la infraestructura de la vivienda, sin embargo se utilizan las remesas principalmente para mejorar la calidad (ÁVILA Y TUIRÁN, 2000; CASTRO Y TUIRÁN, 2000; GÓMEZ DE LEÓN Y TUIRÁN, 2000). Las remesas no sólo son indicador de un cambio de patrón de consumo y gasto, sino también a partir de su estudio se puede identificar el cambio en composición de las familias de migrantes que se quedan en las comunidades de origen. La migración de los hijos jóvenes refuerza el incremento de los hogares unipersonales y de parejas de adultos mayores, que son producto del aumento de la esperanza de vida y de la salida de los hijos del hogar paterno. En especial, gran parte de los matrimonios se posterga hasta edades avanzadas, y terminan en la viudez femenina (GOMES, 2001b; p. 359) por una mayor esperanza de vida de las mujeres (GOMES 1995; 2001b; 2006; MENDOZA, 2003). En estas etapas del curso de vida de la vejez los hijos salen del hogar paterno, por matrimonio, trabajo o migración. Además, la composición etaria de la población en dichas comunidades también se modifica, puesto que la mayor parte de la población migrante se encuentra en edad de trabajar, las comunidades presentan un crecimiento de la población envejecida como efectos demográficos de la migración internacional y, afectando directamente la calidad de vida de los integrantes de las familias (ÁVILA; TUIRÁN, 2000; CASTRO; TUIRÁN, 2000) en particular la de los adultos mayores. Los migrantes temporales que van de México a Estados Unidos, en general son hombres con poca escolaridad, su empleo, de tener uno en el país vecino, es de corta duración con salario bajo y cuyas familias tienen ingresos por debajo del umbral de pobreza (ÁVILA; TUIRÁN, 2000). A medida que su estancia se prolonga, los migrantes deciden establecerse en Estados Unidos ya con experiencia, desarrollan sus capacidades e incrementan sus recursos para adaptarse. Por tanto, muchas veces deciden quedarse, en

7 cualquier patrón observado, es diferencial la forma en la que la migración afecta las comunidades de origen rural que urbano (ÁVILA; TUIRÁN, 2000). La interacción entre el territorio, la migración y la dinámica poblacional tienen un efecto en la calidad de vida de los adultos mayores, es por eso que este estudio plantea un análisis integral en la medición de la calidad de vida de los adultos mayores considerando los efectos de la migración y el territorio. Metodología Para el análisis de la calidad de vida se consideró (i) el contexto urbano y rural que marca diferencia en las condiciones de vida de las poblaciones en cuanto a acceso y cobertura de servicios y, (ii) la migración internacional, clasificando en dos categorías los estados de la República Mexicana, aquellos con mayor migración a Estados Unidos en 1995 (es decir, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Zacatecas) y el resto de los estados. De acuerdo con los conceptos desarrollados en el marco conceptual de este estudio, se construyó el ICVAM50+ con las siguientes variables: Para evaluar el estado de salud individual, se consideraron las variables: Salud por autopercepción / Salud por diagnóstico médico (ninguna enfermedad crónico-degenerativa) / Funcionalidad (capacidad para realizar todas las ABVD según el índice de Katz). Para considerar el capital social informal/redes y formal/acceso a instituciones se eligieron las variables: Redes informales de ayuda diaria por parte de la pareja / Redes informales de ayuda diaria por parte de familiares o vecinos / Recibe jubilación o algún tipo de pensión / Derecho a servicio de salud. Finalmente, para considerar el bienestar socio-económico del adulto mayor, se utilizaron las variables: Logro educativo (6 o más años de educación) / Condiciones de la vivienda digna que incluye: servicio eléctrico, conexión a agua dentro de la vivienda y servicio sanitario con conexión de agua / Ingreso con respecto a la segunda línea de pobreza de capacidades.

8 Asimismo, debe señalarse que la construcción del ICVAM50+ fue realizado para ocho zonas dependiendo del nivel de urbanización y el nivel de migración hacia Estados Unidos y, ocho categorías para diferenciar edad y sexo; estas zonas son las siguientes: Baja migración / Alta migración Rural / Urbano Rural, Baja migración / Rural, Alta migración Urbano, Baja migración / Urbano, Alta migración Menos de 65 años / Más de 65 años Hombres / Mujeres 50 a 59 años / 60 a 64 años / 65 a 75 años / 75 y más años. Para la construcción de los indicadores y del ICVAM50+, se utilizó la metodología que establece el índice de Desarrollo Humano para su cálculo, trabajado por el PNUD; en la cual: (i) El cálculo de las proporciones de los indicadores es de la siguiente forma: Valor observado-valor Mínimo Valor máximo-valor mínimo (ii) El cálculo del índice es la suma igualmente ponderada de todos los indicadores utilizados es decir: donde el valor de n es igual a 10.

9 Cuadro 1. Índice de calidad de vida para adultos mayores de 50 años y más por zonas, grupo de edades y sexo Zona/Indicador población que tiene derecho a servicio médico (IMSS o ISSSTE o PEMEX o Defensa Nacional) población con buena salud por diagnóstico médico (ninguna enfermedad crónico degenerativa diagnosticada) población con funcionalidad de acuerdo con el Índice de funcionalidad de Katz población que tiene una pareja dentro del hogar población que tiene vecinos o amigos con los que puede contar para cosas del diario población que tiene jubilación o algún tipo de pensión población con buena salud por autopercepción población con más de seis años de educación población que tiene vivienda digna (Incluye servicio de agua dentro de la vivienda, drenaje con conexión de agua y energía eléctrica) población con un ingreso mayor a la segunda línea de pobreza: Capacidades [CONEVAL, promedio de 2002 y 2004] Baja migración Alta migración Rural Urbano Rural, Baja migración Rural, Alta migración Urbano, Baja migración Urbano, Alta migración Hombres Mujeres Menos de 65 años Más de 65 años a 59 años a 64 años a 75 años y más años Fuente: Elaboración propia con previo procesamiento de datos de la ENASEM 2001 y 2003 ICVAM50 Gráfica 1. Índice de Calidad de Vida para Adultos Mayores de 50 años y más por zonas, grupo de edad y sexo Fuente: Elaboración propia con previo procesamiento de datos de la ENASEM 2001 y 2003.

10 Conclusiones. Los resultados del ICVAM50+ son consistentes con el marco conceptual respecto a la edad, sexo, diferencia rural/ urbano y alta/baja migración pues el índice: 1. Disminuye conforme la edad aumenta, ya que a mayor edad mayor pérdida de funcionalidad más riesgo de padecer enfermedades crónico degenerativas. 2. Es menor para las mujeres con respecto a los hombres, pues son las mujeres que tienen más riesgo de padecer co-morbilidad en edades avanzadas y generalmente son quienes quedan viudas, además, tienen menor acceso a la educación y es difícil que cuenten con derecho a servicios de salud. 3. Es significativamente mayor en zonas urbanas con respecto a las zonas rurales probablemente se deba a que la infraestructura y equipamiento de las zonas urbanas es por mucho superior a la de las zonas rurales. 4. Es similar entre zonas de alta y baja migración probablemente porque las ventajas del envío de remesas en las zonas con alta migración, se compensan con la desventaja de contar con pocas redes de apoyo (puesto que de acuerdo con el análisis, las redes informales son fundamentales al considerar la calidad de vida). Por otro lado, al observar la combinación entre las categorías espaciales (urbano/rural) y (alta/baja migración), el efecto de la migración afecta diferente la calidad de vida dependiendo de la zona (urbano/rural); es decir, se observa una disminución en la calidad de vida en zonas rurales con alta migración y un aumento en la calidad de vida de en zonas urbanas con alta migración. Este comportamiento es probable que se deba al tipo de actividad de los individuos, la cual es diferencial por zonas y nivel de migración, tanto por las oportunidades y accesos a servicios e infraestructura, considerando la infraestructura de las comunidades como de las viviendas de los adultos mayores y también por la composición misma de la población (por la edad o el sexo). Desde esta perspectiva las zonas de alta migración a través de los programas de aprovechamiento de las remesas, que vinculan la comunidad de origen con los migrantes,

11 logran modificaciones considerables para las comunidades, pero en el caso de que éstas sean de tipo rural, apenas se suplen las necesidades básicas tanto de las familias como de la comunidad; mientras que en las zonas urbanas, incluso se puede lograr hacer inversiones para generar empleos. Sin embargo, la base de datos no permitió una desagregación a nivel estatal para realizar un análisis a profundidad de este comportamiento. Por tanto, el enfoque territorial y de migración permite orientar políticas públicas diferenciadas según las necesidades de los adultos mayores y no sólo por las características de salud y funcionalidad, acceso a servicios médicos y seguridad social, pues dentro de la política pública dependiendo de la zona en la que habitan los adultos mayores, pues no es adecuado homogeneizar los territorios cuando las diferencias en éstos genera prioridades diferentes para satisfacer. REFERÊNCIAS AGUILAR, A. La Ciudad de México y su Estructura Policéntrica Regional. En AGUILAR, A. coord. Las grandes aglomeraciones metropolitanas y su periferia regional: Experiencias en Latinoamérica y España. México: Cámara de Diputados, Instituto de Geografía-Universidad Nacional Autónoma de México, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Miguel Ángel Porrúa, AGUILAR, A; GRAIZBORD, B. Diferencias regionales y la Geografía Económica y Social de México a principios del Siglo XXI. En RANDALL, L. ed. Reinventar México: Estructuras en proceso, 2ªed. México, 2006, pp ALARCÓN, M. Envejecimiento, salud y arreglos residenciales en México. Tesis presentada para optar por el grado de Maestra en Población y Desarrollo. México: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, ÁVILA, J; TUIRÁN, R. Resultados del Estudio Binacional México-Estados Unidos sobre Migración. En TUIRÁN, R. (Coord.). Migración México-Estados Unidos. Presente y futuro. México: Consejo Nacional de Población, 2000, pp

12 BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (BID). Calidad de vida: más allá de los hechos. En: LORA, E. (Coord.). México: Banco Interamericano de Desarrollo/Fondo de Cultura Económica, p BUSTAMANTE, J. Migración irregular de México a Estados Unidos: 10 años de investigación del Proyecto Cañón Zapata. Revista Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Norte, enero-junio, Vol.12, número 23; CASTILLO, M. Fronteras, Migración y Seguridad en México. Alteridades, julio-diciembre, 15 (030), 2005, pp CASTRO, J; TUIRÁN, R. Importancia de las remesas en el ingreso de los hogares. En R. Tuirán coord Migración México-Estados Unidos. Presente y futuro. México: Consejo Nacional de Población, pp COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE. Manual sobre indicadores de calidad de vida en la vejez. Santiago de Chile: CELADE/CEPAL/COOPERAZIONE ITALIANA/UNFPA, CORONA, R. Modificaciones de las características del flujo migratorio laboral de México a Estados Unidos. En M. Castillo, A. Lattes y J. Santibáñez, (Coords.), Migración y fronteras, Tijuana B.C: El colegio de la Frontera Norte, Asociación Latinoamericana de Sociología y El Colegio de México, 1998, pp DURAND, J. Más allá de la línea. Patrones migratorios entre México y Estados Unidos. México, Conaculta, Col. Regiones ESTUDIO NACIONAL DE SALUD Y ENVEJECIMIENTO EN MÉXICO (ENASEM). México: University of Pensilvania/University of Maryland/University of Wisconsin/Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, Disponible en: < Acesso en: 12 jul México: University of Pensilvania/University of Maryland/University of Wisconsin/Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, Disponible en: < Acesso en: 12 jul

13 FRENK, J. Elementos para una teoría de la transición en salud. Salud Pública de México, v. 33, n. 5, p , GOMES, C. Seguridad social y envejecimiento: la crisis vecina. Tesis presentada para optar por el grado de Maestra en Población. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales - Sede México, Dinámica demográfica, familia e instituciones. Envejecimiento poblacional en Brasil y México. Tesis presentada para optar por el grado de Doctor en Estudios de Población. El Colegio de México, 2001b.. Poverty, ageing and family in Mexico. (Coord). Social developmentand family changes. Cambridge: Cambridge Scholar Press, GÓMEZ DE LEÓN, J; TUIRÁN, R., Patrones de continuidad y cambio de la migración hacia Estados Unidos. En R. Tuirán coord.,2000. Migración México-Estados Unidos. Presente y futuro. México: Consejo Nacional de Población, pp HAM, R. Conceptos y significados del envejecimiento en las políticas de población. En: CONSEJO NACIONAL DE POBLACIÓN, Envejecimiento demográfico en México: retos y perspectivas. México: Consejo Nacional de Población, p El envejecimiento en México: el siguiente reto de la transición demográfica. México: El Colegio de la Frontera Norte/Editorial Porrúa, MENDOZA, C. La migración internacional México-Estados Unidos en los noventa: cambio o persistencia de los patrones migratorios? En M. Castillo, R. Cruz, J. Santibañez, coords., Nuevas tendencias ay nuevos desafíos de la migración internacional. Memorias del seminario permanente sobre migración internacional. III pp MONTAÑEZ G; DELGADO, O. Espacio, territorio y región: Conceptos básicos para un proyecto nacional. Cuadernos de Geografía. Colombia: Departamento de Geografía de la Universidad de Colombia, Diciembre, VII (No. 1-2), pp

14 NOTESTEIN, F. The population of the world in the year Journal of the American Statistical Association, v. 45, n. 251, p , Sep Economic problems of population change. In: International Conference of Agricultural Economics, 8., London, Proceedings. London: Oxford University Press, p NUSSBAUM, M; A. SEN, La calidad de vida. México: Fondo de Cultura Económica, pp OMRAN, A. The epidemiologic transition: a theory of the epidemiology of population change. Milbank Memorial Fund Quaterly, ano XLIX, v. 4, n. 1, p , Oct OVERBEEK, J. Del maltusianismo clásico al moderno. Historia de las teorías demográficas. México: Fondo de Cultura Económica, PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO (PNUD). Informe sobre desarrollo humano Disponible en: < Acesso en: 20 jun RICO, M. Factores asociados a la autopercepción del estado de salud de los adultos mayores en México Tesis presentada para optar por el grado de Maestra en Población y Desarrollo. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales Sede México, SANTOS, M. La naturaleza del espacio.barcelona: Ariel,1996. pp SANTOS, M. Técnica, Espaco, Tempo. Globalizacao e meio técnico-cientifico informacional. Sao Paulo: Editora Hucitec SÁNCHEZ, C Cambios operativos y funcionales en la vivienda rural en zona de expansión demográfica. Psicología para América Latina, Número 7 Agosto p 1-18.

15 SÁNCHEZ, C. Y E. ORLANDO La vivienda rural, su complejidad y estudio desde diversas disciplinas.revista Científica de la Universidad de Caldas. THOMPSON, W. Population. The American Journal of Sociology, v. 34, n. 6, p , May TUIRÁN, R., Introducción. En R. Tuirán coord.,2000. Migración México-Estados Unidos. Presente y futuro. México: Consejo Nacional de Población, pp TUIRÁN, R. La migración de mexicanos a Estados Unidos: Patrones de continuidad y cambio. Demos, Cartas de Población Disponible en: WONG, R.; LASTRA, M. Envejecimiento y salud en México: un enfoque integrado. Estudios Demográficos y Urbanos, v. 16, n. 3, p , Sep./Dic