DE MIS DOMINIOS. Para Cristina y Juan Manuel

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "DE MIS DOMINIOS. Para Cristina y Juan Manuel"

Transcripción

1 DE MIS DOMINIOS Para Cristina y Juan Manuel

2 El jardín Dispuesto estoy a cambiar varios años de mi vida por un jardín. O este lápiz cargado de sueños, astucias y ocurrencias de plomo, dueño además de una goma que monta guardia a la orilla del papel con un dedo sobre el labio, por unas tijeras de jardinero que le sepan decir al paraíso su tamaño. Pero para eso necesito un jardín. Un plantío de vivencias. Un vergel que rodee mi casa como el perfume lo hace con la flor que da hospedaje a un insecto tristísimo cualquiera. No importa que las flores se marchiten y que haya plañideras en su entorno interpretando los compases dedicados a la lástima, porque frente a cada flor que, deshojada de tiempo, sabe perfumar el hueco de su ausencia, hay un sinfín de botones, renuevos, capullos fecundados por gotas de rocío, y porque en el diccionario del olfato jardín es sinónimo de vida, de oxígeno que pasa por los campos su jadeo amoroso. Pero mi hogar no está circundado del jardín que especulan mis nostalgias y que, hincado de rodillas, enamora mi tinta. Cuando le tomo el pulso a la intemperie, cuando vengo desde la calle, desde el smog y el ozono, desde estos perros de presa 1

3 y su jauría de espumas y de dientes, desde la corriente de aire impuro, insolentada, que busca por doquier su tibia madriguera de pulmones, no atravieso un jardín para acceder a mi casa, no me tiende el oxígeno la mano para saludarme, sino que voy del cemento al cemento, directamente, sin respiro, porque no hay necesidad de pasaporte al transitar de un círculo del infierno hasta el siguiente. Ah, si las piedras recibieran una transfusión de sangre o si el viento meciera las paredes. Pero vivo en las entrañas de una urbe que sufre amnesia de los días de campo, del abejorro que al centro del oído se encuentra mordisqueando el firmamento o del colibrí y su jeroglífico motorizado que se empecina, pecho al aire, en succionar la miel insospechada de un punto del espacio. Cuando salgo de mi hogar, o cuando llego de la calle, aún con la bocina de los automóviles atropellándome el cerebro, no sé qué diera por un jardín, un bosque invasor o una selva amaestrada. Años de vida? Alguno de mis cinco sentidos? El poema que me elogiaron los dioses? No sé. Pero mi plegaria. mi poema recitado a manos juntas, 2

4 fracasa en su propósito de materializar a su divinidad o de espigar el de repente de un milagro. Y el jardín se me va quedando en sueño, añoranza, más allá. Otro nombre que toma lo imposible. 3

5 La puerta Tu queja, tu movimiento perpetuo, tu chirrido que es la voz del primer fantasma de la casa, se vive tarareando todo el día como los párpados dónde se halla el adentro y dónde está el afuera. Dónde se esconden el individuo, sus lentes, sus pantuflas o la cometa que echa a volar en toda la recámara, y dónde está lo externo, la época, el mitin en el hemiciclo del coraje, el vendedor al menudeo de noticias, la cita con la gota de rocío (y su charco de puntualidad a medio pétalo), o el vendaval que llega pastoreando su majada de sílabas feroces. Tu voz es la voz de una frontera. La chispa que dos límites producen al rozarse. Acá dice se oculta lo privado, el hablar solo, el rasguñar las paredes, el llorar con impudor salvaje; allá, el comedimiento, el saludo prendido de alfileres, el aullido que emite el cuerpo humano cuando se le fracturan las entrañas, la Torre de Babel y su diálogo de sordos con el cielo. 4

6 En complicidad con la cerradura, te entusiasmas en decir prisiones, en agusanar odiseas, en impedir el paso al que sufre delirio de aire fresco, en embarnecer grilletes, o en permitir que la soledad pase la yema de su dedo sobre la carne viva. Pero también, en alianza con la llave, levantas prohibiciones, le lees al marasmo su cartilla de oxígeno, le quitas aranceles a la atmósfera, te arrojas a los pies del presidiario pidiéndole perdón con un indulto, dejas que al fin la sombra el hombre embadurnado de penumbras corra al espacio abierto, con su cuadriga de puntos cardinales, a comulgar con hostias de intemperie. Todo depende entonces de tus estados de ánimo, tus anuencias de cedro, tu voluntad chirriante. Se diría que tienes en tus goznes la urdimbre que el destino está tejiendo para volcar sus fauces en la mosca de las horas contadas. Por ti, desde la calle, desde el asombro vuelto zona erógena, llega el primer amor, con su álbum de suspiros y de ojeras, sus pañuelos salados, su corazón hincado de latidos y comulgando trozos del nombre de la amada. Y después, cuando el tacto le gana la partida a los prejuicios (con la carta marcada por una de las huellas dactilares del deseo), 5

7 llega el primer abrazo, oloroso a manzanas y pezones, con oídos que sufren todavía timideces de cera para escuchar el canto de las sábanas. Por ti cuando entreabierta, dejas que entren y salgan los descuidos, quizás atraviese también el amor último, el cuerpo que se va transfigurando hasta volverse espalda, desdén en polvorosa, mujer que se hace ausencia con un portazo tal que deja retumbando, temblorosos, la sala, el comedor y la escalera, la alcoba, el escritorio, los testículos... 6

8 La sala Eso ocurre. Aunque la regla, autoritaria, tiende a inhibir a la infracción y su cerebro frigio, a veces, arrepentida, se oculta de todos para romper en secreto su alcancía de excepciones y hacerse de lo distinto, lo único, lo irrepetible, la gota que prefiere evaporarse a conservar la analogía lacrimosa con sus congéneres. La sala de mi hogar no se parecía a ninguna. Se diría una copia, pero una copia remendada, y en no pocos lugares polvorienta, del paraíso. Pieza que amueblaron los mejores ademanes de la abuela, la histeria almidonada de la madre, el nubarrón de estrellas de la tía, la lujuria hacendosa, indoblegable casi al delantal, de la sirvienta. Lugar donde el silencio, a la hora del te, renunciaba a su colección de jilgueros distraídos o de lenguas enjauladas por labios que se esfuerzan en borrar su línea divisoria. Sitio en que cada quien, cabalgando en su silla, en su goce privado, en su sillón con alas invisibles como las del pegaso que en su día desplegó Clavileño, laza con la cuerda de la rienda 7

9 los espacios distantes de su fantasía. Cuando alguien llega de la calle, atraviesa el umbral y advierte que la aldaba es aleación de entradas y salidas, caja fuerte de adioses y saludos, da de pies a boca con muebles ateridos de ternura, con el gato inmemorial convertido en madeja de ronrones, con el fuego del hogar entregado a extraer y extraer de la madera disonancias humeantes y falsetes de gargantas efímeras. Al salir todos de la sala, ésta torna a su estado habitual de museo de espectros. Hay, sí, un decrépito aparato de radio, aún pegajoso de viejas melodías, pero se muerde la lengua y prosigue masticando y masticando sus algodones. El piano solfea una de sus partituras bajo la sábana del pianísimo, mientras no sé cuántas piezas de música antigua, con sus notas musicales enmohecidas por la pátina de los siglos, son ejecutadas, en pretérito perfecto, y con una ráfaga de becuadros que destruye las alteraciones que trajo consigo el discurrir del tiempo, por un viejo fantasma o un pianista de eternidad completa que, desde el teclado de su misterio insondable, o desde la cabina de su enigma de cola, reconcilia el yunque y el martillo del herrero armonioso y levanta a cada golpe 8

10 las chispas artificiales de sus más deslumbrantes sonidos armónicos. Mas allá, en la pared, cabe el retrato, el péndulo confiesa, ante los oídos de la propia eternidad, sus pecados de tiempo. La alfombra se dedica a la masacre permanente de todo ruido. La alfombra es la estrategia de la sala para que todo en ella esté en sordina, hasta los viejos lloros y alaridos que fueron en sus años cataclismos de entraña. No obstante, si el tímpano se arroja a sus últimas migajas de ambrosía, es posible oír aún en cada uno de los rincones un diverso dialecto del silencio. En el muro, como rama del árbol, mecido por el aire de familia, y en donde el ave fénix encarna una versión musical del eterno retorno, se mira, centinela del silencio, el retrato de los tres poetas. Fotografía que pretende captar, en perpetua instantánea, el centenar de años que requiere el deambular del visionario por los senderos ocultos para dar con el estudio en cristal que nos permita deletrear el infinito. Un entero siglo de cetrería. Aves que son plumas que son trinos. Sangre idéntica que sirve de pila bautismal sucesiva 9

11 para la resurrección del nombre y apellido y para la reencarnación del alma o, por lo menos, de la porción de ella que no puede vivir sin saborear cada una de sus palabras. Costumbre inveterada de incluir una musa para armar en cada testamento... 10

12 La escalera Naciste el día en que los hombres sospecharon que las cometas carecen de tren de aterrizaje. Día en que el recuerdo congregó a los humanos para explicarles el relámpago del orgullo y la avería del ángel. Día en que los individuos sometieron a su capacidad de salto a severa autocrítica. Naciste para hacer que el paso no sólo avanzara o retrocediera, como siervo de una sola manía, ciega, sectaria, sino que ascendiera o bajara de acuerdo con el grado de su vocación estratosférica. Para ir de la sala a la alcoba, que se halla en vuelo aéreo permanente, es preciso asaltarte, deslizar las yemas dactilares por el pasamanos, soltar la crin del impulso, ir por tus escalones al safari de la altura, del titilar de lo inaccesible, de la luz parada de puntas del deslumbramiento, al aire en su vivencia de frescura. Por tus peldaños, mis pies, flechadores de su propio delirio de grandezas, ascienden aleteando, deshaciéndose del lastre de la desidia y la pasividad. El vuelo no es iluso y fantasioso, la proyección astral de los deseos. 11

13 Es un vuelo emprendido con los pies en la tierra y las bolsas de mi traje rellenas de guijarros. No existe una sola utopía que haya nacido en la planta baja de un edificio. Ninguna. Los ideales no se atisban con claridad desde los sótanos o desde el polvo que conjuga el cuarto de trebejos en pasado inexorable. Se necesita tenerlos a mano, a golpe de pupilas, a desenfundamiento de decisión. Por eso hay que subir a la montaña, a la cima doméstica, a la ventisca de oxígeno del segundo piso, que nos golpea las sienes. No eres, a decir verdad, como la escalera eléctrica, y su oleaje de escalones, el camino alado que, ahorrando esfuerzos, nos ponga de golpe bajo el signo de la abulia y su asoleada frente que, como cualquier pedazo del desierto, ha escuchado sólo hablar del agua al viejo contador de mentiras del espejismo. Por ti hay que ascender con ímpetu, con agilidad de músculos, con el complejo aéreo del alpinista, para subir al piso alto del ahínco, acceder al vendaval y encaramarnos a las pupilas de águila que saborean su visión de conjunto... El orgasmo es el premio que los dioses otorgan al esfuerzo. 12

14 La alcoba Recinto donde los amores de mi inconsciente con la cama engendran otro mundo. Otro. Poesía desatada. Música que tararea su descuido. Escenario en que el tiempo descarrila el convoy de su secuencia y padece un infarto en su cotidianidad irreversible, lo mismo si, en una exhalación de instantes, se pierde a la visión en menos de lo que canta el segundero, que si se halla ensartando eternidades y arrojando, como cáscaras, al cesto, los relojes, las citas, la angustia que suele ser un péndulo en mi entraña. Lugar donde los espectros se abotonan el ropaje de la carne, se exilan de la fantasía y contraen la epidemia del bautizo. Mundo en que el corazón de lo imposible, el cuadrado que busca acurrucarse al interior de un círculo, organiza un museo de milagros cuerpo adentro. Caldera de famélicos impulsos que vuelan en parvadas hasta dar en el blanco de sus picos... La sorpresa se viste de rutina, de manos pastoreadas por los mismos ademanes, el escándalo baja la cerviz y retorna a la cruz de su obediencia. 13

15 Cosmos embarazado por el caos, por el semen cubista. Cuna del desorden, segundo vientre de los cuatro jinetes cardinales. La alfombra y el buró, los cuadros y la lámpara (que hojea tras de mí, con sus luces, lo que leo) oyen, con atención, mi respirar profundo, mi incesante llevar a los pulmones bocanadas de oxígeno para hacerle una atmósfera a los sueños. Al recorrer el inventario de los seres, fantasmas y vestiglos que campean sobre el telón de fondo de la almohada (lo eterno agazapado en un segundo; la incongruencia que yergue, frente al caos, su cabaña de pobre; el incesto encerrado, como un ave, en la jaula del seno; lo imposible tejiendo la calceta de la perpetua acción de destejerla), veo que todos lucen, como sello de fábrica, mis sienes, mi cerebro acostado en la fatiga, mi mente hipnotizada por los negocios de Ícaro y el cielo, mi pretensión, en fin, de ser un día ya no el pobre poeta que deletrea su propia nadería en el mayor de todos los vocablos, sino alguien que por fin puede leer, seguro, sin tropiezos, la palabra finito y no la otra. 14

16 Aquí, sobre mi lecho, en mi recámara, en el tronar de instantes del "ya pronto", inexorablemente me hallaré luchando cuerpo a cuerpo con mi punto final. Jugaré a las vencidas con la asfixia hasta perder la apuesta de mi cuerpo. Y cerraré los ojos lagrimeando la destrucción del mundo. Pero si así ha de ser qué objeto tiene seguir enarbolando los delirios de la musa azulnegra de mi tinta empeñada en mostrar la fatuidad de todos los ocasos, los grotescos sofismas de la muerte? Qué objeto tiene el pretendido consuelo de encontrarse imaginando que todos los gusanos del futuro un día se hallarán con el amén rotundo y exquisito del hambre satisfecha? 15

17 La biblioteca Pesadillas. Delirios a la rústica. Alucinaciones empastadas. Ensueños que transcurren en lujosos volúmenes forjados como objetos artísticos, como templos que acaban por aplastar, con su belleza toda, a los dioses olvidados en su entraña. Camposantos de tinta. Rincón en mis dominios donde nunca falta quorum de fantasmas. La lámpara imagina un fogonazo de luciérnagas que se sueltan voraces a comer la noche analfabeta de la estancia. Es hora de tomar los lentes. Instalar en la nariz y en las orejas el mundo entero. Y sentir los cristales empañados por alguno de los espectros vaporosos que deambulan en el aire. Momento de sintonizar voces. De hacer un recorrido minucioso por mi jardín de títulos, para oír las campanadas de letras que llaman a los ojos. De leer en voz alta. De desterrar el silencio que se evapora de tantos libros que tienen pastas y labios cerrados, interrumpido sólo por el rumor que engendran las polillas manducando palabras, limpiando de adjetivos y retórica al sustantivo austero que rechaza afeites lacrimógenos, o transformando a la oración (que tenía hasta ayer al movimiento como su más inquieto tripulante) en párrafo paralítico, congelado, 16

18 sin el motor del verbo... En los libreros reposan un sinfín de autores lo mismo los que se tutean con las deidades, que los otros, los arrojados al lago del olvido sin que sepan nadar como padres que encabezan, orgullosos, a sus hijos paridos una noche en la árida inventiva. En vecindad se encuentran, codo con codo, nombres y apellidos, organizados en orden alfabético de manera arbitraria, sorpresiva, por la intangible mezcla de unos genes y la fe de bautismo. Aquí están, a los ojos y a la mano, los hombres y las plumas más famosos. Biblioteca: rotonda de vivencias ilustres. De poetas creadores de lo bello, lo inolvidable, lo sublime, o, por lo menos, del verso insospechado que busca introducirse en la memoria de los dioses para triunfar, así, sobre la muerte. Aquí se halla el poeta que le dio recetas a la flor para ensayar novísimos e insólitos aromas; el que encomendó a su nostalgia la tarea de brindarle lecciones a la orquídea, o el que fabricó, a golpe de eternidad, los nomeolvides. En medio de este mitin silencioso de palabras, anécdotas y crónicas, mis entrañas acucian a mi lengua: yo tengo algo que decir, y publicarlo, y verlo rellenando este sitio en el estante donde mis ansias de sobrevivencias 17

19 no ocuparán, quiero aclararlo, demasiados centímetros porque en ocasiones mi musa es el silencio. Yo, que me siento por horas al borde de mi frasco de tinta a la espera del algo burbujeante que a veces sale a flote. Yo, que disfruto de saborear la palabra, el gusto diferente que carga cada letra, el sabor condimentado de la rima. Yo, que quiero soltar una frase una sola! que sea el epicentro de un temblor colectivo. No me importa que el parnaso en su conjunto parece haber dejado a la belleza pálida, exangüe, muda, mordiéndose, en la punta de su lengua, ignoro qué vocablos, frases, tropos que desean ponerse a respirar a lo largo y a lo ancho de una hoja, si tengo algo que decir, y decirlo a manotazos y en voz alta con un diluvio de acentos en la vocal del grito. Qué le importa el barullo de los otros o el embotellamiento de discursos a quien siente en la boca el impulso imperioso, irrefrenable de dar a luz su lengua. 18

20 El poeta, su palabra El poeta, merodeando a su palabra, descubre en el candil el primero y más fiel de sus lectores. Desempolva su radar de musas. Rodea todo su mundo de pequeñas trampas destinadas a apresar la belleza. Coge al vuelo algunas sílabas que revolotean en el aire y sopesa en una mano y otra la gravedad de los vocablos. Sacude la pluma y derrama una gota de tinta: en ella entrevé el poema que duerme en posición fetal, dentro de ese vientre mínimo y azul. Se queda viéndola, hipnotizado, como si tuviera ante sí un átomo de serpiente. Y poco a poco, en el interior de la gota, después de arrojar la pregunta del anzuelo, se mira a sí mismo, frente a su vocablo, con toda su imaginación comprimida en la punta del impulso. Pero no se acerca al laúd, a ese instrumento con afinación de rimas; no quiere volver a despertar las consonancias, las avecillas que de una rama a la otra intercambian sus órganos 19

21 internos. No pretende otra vez que el metrónomo se instale a la orilla del frasco de tinta parta que los poemas nazcan bien medidos, hilados por el telar minúsculo de los dedos... La sordina, de pronto, alza la mano. El ruido se desdice. La palabra sufre un asalto a mano armada y se queda sin letras. Por todo el cuarto se esparce un olor a exequias, a campanario de silencios, a vísperas de colofón. Ante el verbo agonizante, los puntos suspensivos en coma y la fatiga de todas las articulaciones del prodigio, el poeta estudia la manera de bajar el telón. O ayudar a nacer al suspiro final. O volver al origen: al silencio a la música de la nada. Él se ve, en la gota de tinta, corriendo hacia el desmayo de sus ímpetus, hacia la punta de una inspiración amordazada por los dientes, a las variaciones sobre el tema del punto final. Quiere callar. Encontrarle la espalda a las palabras. Quiere blandir el borrador, en la conciencia de que oculta en sus entrañas el gesto imperativo de un dedo sobre el labio. Quiere callar. Pero para volver de nueva cuenta a la clave de sol con que se inician 20

22 sus alaridos. Cierra la boca. Mas los aplausos que estallan pecho adentro (festejando excitados su vocación creativa), obligan a su lengua a salir otra vez al escenario. Las letras poco a poco se le vuelven el material con que está construida su alma. En loor de la lengua, abre la boca para dejar que emerja el esperanto de sus entresijos. Desempolva su plectro. Busca papel pautado para escribir sus últimas metáforas. Escribe. Rasguña las paredes. Escribe. La mano desmayada vuelve en sí. Es poeta. Cartógrafo del infinito. Evangelista de la nada. Cronista de gerundios. 21

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia.

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia. POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE También en plena noche la nieve se derrite blanca y la lluvia cae sin perder su transparencia. Es ella, la noche, la que nos libra de los reflejos, la que nos expande

Más detalles

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva.

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva. 1. DAME DE BEBER Dame de beber del Agua viva del Agua viva. De esa que dice la gente que cuando la bebes no tienes más sed. De esa que te abre la mente, que te hace más fuerte y empuja tus pies. Dame de

Más detalles

Y el Cielo es Nuestra Casa

Y el Cielo es Nuestra Casa SUB Hamburg ELISEO BAYO Y el Cielo es Nuestra Casa Prólogo de Andrés Sánchez Magro unomasuno e d ito r e s ÍNDICE LA POESÍA SECA DE ELISEO BAYO 7 Cuentan que cuando los Sabios 11 I En la celda donde me

Más detalles

Letras de Sueña. 01 Sé Tú Mismo. 02 Sé Feliz. 03 Contigo. 04 Ven. 05 Un amigo como Tú. 06 Cuenta con mi Perdón. 07 Sueña. 08 Cantemos Paz.

Letras de Sueña. 01 Sé Tú Mismo. 02 Sé Feliz. 03 Contigo. 04 Ven. 05 Un amigo como Tú. 06 Cuenta con mi Perdón. 07 Sueña. 08 Cantemos Paz. Letras de Sueña 01 Sé Tú Mismo 02 Sé Feliz 03 Contigo. 04 Ven. 05 Un amigo como Tú. 06 Cuenta con mi Perdón. 07 Sueña. 08 Cantemos Paz. 09 Vale la pena Vivir. 10 Por Tí. 11 Eres Tú. 12 Siempre Estás. 01

Más detalles

Crosby Lemus. Poemas. No es momento. Crosby Lemus Poemas www.artepoetica.net 1

Crosby Lemus. Poemas. No es momento. Crosby Lemus Poemas www.artepoetica.net 1 No es momento Sacudo la memoria de los que murieron, Recojo los cadáveres De los que aún están con vida. Pero no puedo apagar el sol Aun es muy temprano Para que llegue la noche Y embotelle los sueños

Más detalles

POESÍA Y MÚSICA PARA LA PAZ

POESÍA Y MÚSICA PARA LA PAZ POESÍA Y MÚSICA PARA LA PAZ Ángeles Mora Fragoso Licenciada en Filología Hispánica Escritora Las hojas muertas Igual que me sostiene la tibia sensación de estar cayendo por la ladera dulce del otoño de

Más detalles

POEMAS. Antonio Mochón

POEMAS. Antonio Mochón POEMAS Antonio Mochón A n t o n i o M o c h ó n nació en Armilla en 1980, estudió Traducción e Interpretación y de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Granada y actualmente

Más detalles

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA Era una vez un granjero sabio y bueno que gustaba de cuidar a las aves, subir a la montaña y contemplar el vuelo de las águilas. Un día, al bajar de la montaña, llegó a unas

Más detalles

ARBOLES EN EL UNIVERSO

ARBOLES EN EL UNIVERSO ARBOLES EN EL UNIVERSO Como todas las mañanas, Alejandro se dispone a desplazarse al Centro Integrado para la Dependencia de la calle Extremadura de Valladolid, lugar donde trabaja su padre. Es un día

Más detalles

Jules Supervielle. Poemas

Jules Supervielle. Poemas Jules Supervielle Poemas Oloron - Sainte - Marie Como en el tiempo de mis padres los Pirineos escuchan a las puertas y me siento vigilado por sus falanges arrugadas. el río corre, ojos bajos, sin querer

Más detalles

I Concurso de "TUITS" de amor

I Concurso de TUITS de amor I Concurso de "TUITS" de amor Por alumos y alumnas del IES Carmen y Severo Ochoa. Luarca 1 Creemos un pequeño infinito juntos. 2 3 4 5 Cuando no puedo dormir, mirarte dormida a mi lado es otra forma de

Más detalles

Roberto Palencia. Poesía

Roberto Palencia. Poesía Eclipse Cómo el Sol y la Luna nos vimos en un eclipse, tu belleza tenía ese misterio del amor mismo El secreto tan guardado del enigma, nos acercamos y entendimos la magia del momento; tú sonreíste, yo

Más detalles

Poemas (de El beso de los dementes)

Poemas (de El beso de los dementes) Poemas (de El beso de los dementes) augusto rodríguez I En el inicio éramos mi padre y yo, tomados de la mano, en la infancia de nuestro apellido, en la prehistoria de nuestros abrazos y besos, de los

Más detalles

VIDA EN EL PARAISO. Yahveh Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara.

VIDA EN EL PARAISO. Yahveh Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara. VIDA EN EL PARAISO Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo de la tierra; luego sopló en sus narices UN aliento de vida, y existió el hombre con aliento y vida. Yahveh Dios plantó un jardín en un

Más detalles

Introducción...26 Yo no fumo! No necesito fumar. Respiro y vivo.

Introducción...26 Yo no fumo! No necesito fumar. Respiro y vivo. INDICE Introducción...26 Yo no fumo! No necesito fumar. Respiro y vivo. Yo también fumé!... Y Dejé de Fumar!...30 Ya sabía hacer lo que los hombres! Este libro está concebido para ayudarle...34 A Dejar

Más detalles

Concha Lagos. Concha Lagos

Concha Lagos. Concha Lagos Concha Lagos Concha Lagos Nació en Córdoba en el año 1907, y aunque su nombre verdadero fue Concepción Gutirrez Torrezo; se dio a conocer con el seudónimo de Concha Lagos tomado del primer apellido de

Más detalles

JESÚS LÓPEZ. La Mar Serena

JESÚS LÓPEZ. La Mar Serena JESÚS LÓPEZ La Mar Serena El hombre llegaba a la Isla, esperando encontrar la calma. Al caminar hacia la casa frente al mar, escribía su historia en la arena, al son de la música del silencio. Volvía a

Más detalles

Álbum Voz de Comunión 1999 Coro Voz de Comunión

Álbum Voz de Comunión 1999 Coro Voz de Comunión Álbum Voz de omunión 1999 oro Voz de omunión racias //:D A7:// D A racias por escoger esta tierra D Este monte de Alianza A Donde eres fuente de vida Bm F#m Desde aquí haces brotar m Aguas cristalinas

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida?

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Personajes: Dolores Churrusco, una mosca que se quedó encerrada en una habitación Jengibre, una mosca demasiado culta Solamente la mitad del escenario

Más detalles

Se acerca la navidad, y por primera vez pienso en regalar algo a Alicia.

Se acerca la navidad, y por primera vez pienso en regalar algo a Alicia. Regalo de navidad Se acerca la navidad, y por primera vez pienso en regalar algo a Alicia. Nosotros nunca festejamos esas fiestas, no que yo recuerde. Nuestra casa esta alejada por más de veinte kilómetros

Más detalles

1. MIRA EN MIS OJOS Letra & Música: Niko Ruiz.

1. MIRA EN MIS OJOS Letra & Música: Niko Ruiz. 1. MIRA EN MIS OJOS DEJAME QUEDAR A TU LADO QUIERO QUE DESATES EL NUDO QUE HAY EN MI VOZ CREO QUE EL MOMENTO HA LLEGADO Y MI AMOR YA NO AGUANTA UN MINUTO CALLANDO. DEJAME MORIR EN TUS LABIOS LLEVATE CONTIGO

Más detalles

Eva...sivas cotidianas

Eva...sivas cotidianas Eva...sivas cotidianas Norma Esther García I Eva y los instintos Eva exprime naranjas Bebe el jugo de las almendras Se nutre con ciruelas y manzanas Su cuerpo huele a durazno A níspero A fresca sandía

Más detalles

GUIA DEL DESARROLLO 1 A 3 MESES

GUIA DEL DESARROLLO 1 A 3 MESES GUIA DEL DESARROLLO 1 A 3 MESES MOVIMIENTO LEVANTA LA CABEZA CUANDO ESTA BOCA ABAJO (3 APOYA EL CUERPO CON LOS BRAZOS CUANDO ESTA BOCA ABAJO (3 ESTIRA LAS PIERNAS CUANDO ESTA BOCA ABAJO O ARRIBA (2-3 ABRE

Más detalles

FRUTOS DE ORACIÓN Retazos de un Diario

FRUTOS DE ORACIÓN Retazos de un Diario MADRE TRINIDAD DE LA SANTA MADRE IGLESIA Fundadora de La Obra de la Iglesia MARÍA EN LOS PLANES DE DIOS Separata del libro: FRUTOS DE ORACIÓN Retazos de un Diario MADRE DE DIOS Con licencia del Obispado

Más detalles

Carta del Gran Jefe Seattle, de la tribu de los Swamish, a Franklin Pierce Presidente de los Estados Unidos de América.

Carta del Gran Jefe Seattle, de la tribu de los Swamish, a Franklin Pierce Presidente de los Estados Unidos de América. Carta del Gran Jefe Seattle, de la tribu de los Swamish, a Franklin Pierce Presidente de los Estados Unidos de América. En 1854, el Presidente de los Estados Unidos de América, Franklin Pierce, hizo una

Más detalles

Humberto Costantini. Lección de inglés

Humberto Costantini. Lección de inglés Humberto Costantini Lección de inglés De Cuentos completos 1945-1987, Buenos Aires, Ediciones ryr, 2010. La puerta de la habitación está abierta? No, señor, la puerta de la habitación está cerrada. La

Más detalles

TECNICAS DE PRESENTACIÓN

TECNICAS DE PRESENTACIÓN TECNICAS DE PRESENTACIÓN El objetivo de las dinámicas de animación, aplicadas a la Educación es: desarrollar la participación al máximo y crear un ambiente fraterno y de confianza. Pueden utilizarse en

Más detalles

De Del agua, de los pájaros y de los quehaceres terrestres (parcialmente editado en Premio Argos de Poesía 1991-1992. Ediciones Argos, Córdoba, 1993)

De Del agua, de los pájaros y de los quehaceres terrestres (parcialmente editado en Premio Argos de Poesía 1991-1992. Ediciones Argos, Córdoba, 1993) Poemas Edith Vera Una vez que se ha pronunciado la palabra amapola hay que dejar pasar algo de tiempo para que se recompongan el aire y nuestro corazón. Desde hace largo rato Miro pastar a una oveja. Olfatea,

Más detalles

La pequeña bruja. Guía de lectura

La pequeña bruja. Guía de lectura La pequeña bruja Guía de lectura 1 PARTE I: donde se advierte a los lectores antes de comenzar la lectura. Atención! Si abres el libro te encontrarás con una pequeña bruja de 127 años. Cuidado! Practica

Más detalles

MANUAL DE LECTIO DIVINA PARA SER VIVIDA CON LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS

MANUAL DE LECTIO DIVINA PARA SER VIVIDA CON LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS MANUAL DE LECTIO DIVINA PARA SER VIVIDA CON LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS 1 FICHA 1 PARA ANIMADORES Querido discipulito que inicias esta travesía, es decir, este camino que te llevará al encuentro con Dios por

Más detalles

Abrazo en familia 2015. Encuentro 1: EN FAMILIA APRENDES A COMPRENDER LAS DIFERENCIAS

Abrazo en familia 2015. Encuentro 1: EN FAMILIA APRENDES A COMPRENDER LAS DIFERENCIAS Abrazo en familia 2015 Encuentro 1: EN FAMILIA APRENDES A COMPRENDER LAS DIFERENCIAS EN FAMILIA APRENDES A COMPRENDER LAS DIFERENCIAS OBJETIVO Brindar un espacio de reflexión para que las familias descubran

Más detalles

Pensamiento abstracto y metafórico Cómo se desarrolla?

Pensamiento abstracto y metafórico Cómo se desarrolla? Introducción Descripción Explicaciones Análisis crítico Interpretación Conclusiones Autoevaluación Facultad de Estudios Superiores Zaragoza, UNAM Carrera de psicología Clase: Modelos en psicología Grupo

Más detalles

Mi libro de oración 1

Mi libro de oración 1 Mi libro de oración 1 Una de las formas para prepararse para recibir a Jesús es rezar y pasar más tiempo con él. De esa manera puedo ser más amigo suyo como lo fueron los discípulos hace ya más de 2.000

Más detalles

El ritual matutino. Domingo, 2 de enero

El ritual matutino. Domingo, 2 de enero El ritual matutino Domingo, 2 de enero Me desperté sin alarma. El reloj marcaba las cinco en punto. Me sentía rebosante de energía y entusiasmada por un nuevo día. Como cada mañana, di las gracias antes

Más detalles

Óscar Hahn. Poemas. Bárbara azul

Óscar Hahn. Poemas. Bárbara azul Bárbara azul Aquella dulce muerte tu hermosísimo amor Me ha traído a la orilla de este río nevado De pronto en pleno invierno la descongelación Descubre rosas rojas y bárbaras azules Los pájaros helados

Más detalles

LENGUA CASTELLANA 2º ESO

LENGUA CASTELLANA 2º ESO LENGUA CASTELLANA 2º ESO Nombre y apellidos: Grupo: Fecha: Lee el siguiente texto y responde a las preguntas: Todavía recuerdo aquel amanecer en que mi padre me llevó por primera vez a visitar el Cementerio

Más detalles

CINCO POEMAS DE PERROS MUY AZULES*

CINCO POEMAS DE PERROS MUY AZULES* DIÁLOGO DE POETAS CINCO POEMAS DE PERROS MUY AZULES* Claudia Hernández de Valle Arizpe I. (DE SOLO ) Ayer recorrí Tebas. Al final de una larga pared había una pileta. Aguardé mi turno. Me unté el agua

Más detalles

Escenografía: Un cielo con estrellas. Meteorito: Una pelota forrada de papel

Escenografía: Un cielo con estrellas. Meteorito: Una pelota forrada de papel El visitante Escenografía: Un cielo con estrellas. Meteorito: Una pelota forrada de papel dorado o la luz de una lámpara moviéndose rápidamente y proyectada sobre la escenografía. Extraterrestre: Un chico

Más detalles

«La confusión», Babel

«La confusión», Babel 1 «La confusión», Babel Queremos Aprender a saber lo que quiero y a comprometerme con ello asumiendo las consecuencias. Reconocer cómo el deseo de fama y poder lleva a las personas a no entenderse entre

Más detalles

Predicando al aire libre parte 3

Predicando al aire libre parte 3 Lección 14 Predicando al aire libre parte 3 Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. Lucas 14:23 Pensamiento Clave: No se necesita ningún tipo de defensa

Más detalles

El silencio es dejar espacio entre mi yo y la realidad. La meditación. La gran aventura interna. Pàg 1 de 8

El silencio es dejar espacio entre mi yo y la realidad. La meditación. La gran aventura interna. Pàg 1 de 8 El silencio es dejar espacio entre mi yo y la realidad. La meditación. La gran aventura interna. Pàg 1 de 8 Cuántas veces has sentido que necesitas descansar del correr incesante de la vida moderna? Cuántas

Más detalles

www.yeshicayanes.com

www.yeshicayanes.com A-L-E-L-U-Y-A Letra y música: Yeshica Yanes ((Referencia: Salmo 148) A-L-E-L-U-Y-A Si el sol con sus rayos te alaba, si la brisa canta por Ti, si un ave extendiendo sus alas eleva hacia el cielo una oración

Más detalles

Historia de un bombillo

Historia de un bombillo Historia de un bombillo Había una vez, perdido entre esos millares de estrellitas diminutas que chispean en las noches heladas de diciembre, un pequeño asteroide brillante y travieso que saltaba y bailaba

Más detalles

CAMINO DE VIDA Ceg 1esp

CAMINO DE VIDA Ceg 1esp CAMINO DE VIDA Ceg 1esp Tu Amor es camino de vida, tu Amor disipa la niebla. m m Es tu luz la que al despertar se hace vida en mí y me invita a caminar. Tu Amor restaura mis ruinas y se alegra en mi arrepentimiento.

Más detalles

Se escuchaba un poco mal, entrecortado, alejados. Era febrero del 2006, una voz en la ciudad de Buenos Aires, la otra en el Tigre

Se escuchaba un poco mal, entrecortado, alejados. Era febrero del 2006, una voz en la ciudad de Buenos Aires, la otra en el Tigre Presentación del libro Variaciones de la luz de Diana Bellessi, editorial Cien Volando, el jueves 4 de septiembre de 2014 en La Casa de la Lectura, Ciudad de Buenos Aires. Tres variaciones del oro Uno

Más detalles

Tu pueblo lo ofrece en su altar, conviértelos oh Dios Son fruto de tu amor En tu cuerpo y sangre Señor. 1. TUYO SOY

Tu pueblo lo ofrece en su altar, conviértelos oh Dios Son fruto de tu amor En tu cuerpo y sangre Señor. 1. TUYO SOY 1. TUYO SOY Yo no soy nada y del polvo nací Pero tu me amas y moriste por mi Ante la cruz sólo puedo exclamar Tuyo soy, tuyo soy Tu pueblo lo ofrece en su altar, conviértelos oh Dios Son fruto de tu amor

Más detalles

A mis tres grandes tesoros; mis amados hijos, Josué David y Hellen Naomi Yanes Castañeda, a mi bella y amada esposa, Hellen Castañeda de Yanes.

A mis tres grandes tesoros; mis amados hijos, Josué David y Hellen Naomi Yanes Castañeda, a mi bella y amada esposa, Hellen Castañeda de Yanes. DEDICATORIA A mis tres grandes tesoros; mis amados hijos, Josué David y Hellen Naomi Yanes Castañeda, a mi bella y amada esposa, Hellen Castañeda de Yanes. A la mujer que me dio la vida, mi santa madre,

Más detalles

Adivinanzas Para Iniciados. (Soluciones al final del documento)

Adivinanzas Para Iniciados. (Soluciones al final del documento) Adivinanzas Para Iniciados (Soluciones al final del documento) Uso exclusivo Vitanet, Biblioteca virtual 2005 111 Quién es esa señora que tiene la propiedad de estirar bien lo arrugado y de arrugar lo

Más detalles

Contenido. Tip. Tip. Usted necesita. Año 1: Semana 1

Contenido. Tip. Tip. Usted necesita. Año 1: Semana 1 Año 1: Semana 1 Contenido Materias Actividad 1: Literatura...2 Actividad 2: Matemáticas...6 Actividad 3: Ciencias... 11 Actividad 4: Control Motor...13 Actividad 5: Lenguaje...15 Tip Escoja un momento

Más detalles

2. ABRÁZATE. Abrázate a la noche. si no alcanzan el suelo tus pies. Abrázate a la noche. si hasta el alma tienes del revés. Abrázate a la noche

2. ABRÁZATE. Abrázate a la noche. si no alcanzan el suelo tus pies. Abrázate a la noche. si hasta el alma tienes del revés. Abrázate a la noche 1.SALMO 151 Yo me decía, como en un mismo salmo: Cómo ver cuando ahora no hay más que noche en mi vida? Cómo seguir caminando con la garganta quebrada y el corazón roto? Cómo andar este tramo de desierto

Más detalles

Rebeca, el hada de la biblioteca

Rebeca, el hada de la biblioteca Rebeca, el hada de la biblioteca María Jesús Cano B i b l i o t e c a C o l e g i o C a m i n o L a r g o Todo empezó el día en que un niño que visitaba con su familia el Parque Rural de Anaga, en la isla

Más detalles

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz AUTOR: Daby Andrés Gómez bejarano PROGRAMA: Finanzas y Negocios Internacionales. POEMARIO Hoja en blanco Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día con pulso tembloroso intentando

Más detalles

MARÍA, MADRE NUESTRA María Madre Nuestra Flor de juventud. Soy como un camino al anochecer, Que busca en el silencio Los pasos de tu ayer.

MARÍA, MADRE NUESTRA María Madre Nuestra Flor de juventud. Soy como un camino al anochecer, Que busca en el silencio Los pasos de tu ayer. MONICIÓN DE ENTRADA María en el instante del anuncio del Ángel recibió al Verbo de Dios en su alma y en su cuerpo. Dio la vida al mundo y la Iglesia la venera como madre amantísima. Ella es la humilde

Más detalles

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños KidS adivinanzas! Ministerio para niños Disfruta de estas adivinanzas Dicen que soy rey y no tengo reino; dicen que soy rubio y no tengo pelo; afirman que ando y no me meneo; arreglo relojes sin ser relojero.

Más detalles

Como sombras de barco

Como sombras de barco POEMARIO ISSN 1692-5858. No. 14 Diciembre de 2009 P. 141 Como sombras de barco Nora Carbonell Muelle de Puerto Colombia, abril de 2009 La herrumbre del desamparo entra por la ventana que forma la baranda

Más detalles

El diecisiete de mayo de 1824, dos días antes de cumplirse el primer mes de la muerte de Byron, Thomas Moore y John Murray representante literario y

El diecisiete de mayo de 1824, dos días antes de cumplirse el primer mes de la muerte de Byron, Thomas Moore y John Murray representante literario y I El diecisiete de mayo de 1824, dos días antes de cumplirse el primer mes de la muerte de Byron, Thomas Moore y John Murray representante literario y editor respectivamente del poeta cruzaban en silencio

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

El Juego Macabro Del Amor

El Juego Macabro Del Amor Nivel: Octavo Autor: Felipe Londoño Henao Clase de cuento: urbano Ilustraciones: Jacobo Pinto Curso: Octavo A El Juego Macabro Del Amor Era la 1:30 AM madrugada del día martes 13 de un mes no conocido,

Más detalles

III Certamen de Poesía Conmemorativa A Los Mártires De La UCA. Poemas Para Los Mártires. El fantasma de un mártir

III Certamen de Poesía Conmemorativa A Los Mártires De La UCA. Poemas Para Los Mártires. El fantasma de un mártir III Certamen de Poesía Conmemorativa A Los Mártires De La UCA. Poemas Para Los Mártires. Autor: David Segundo Montesino González El fantasma de un mártir Tenía un par de cartas viejas para mandar. Con

Más detalles

Lo que más me gusta es volar dijo el sapo.

Lo que más me gusta es volar dijo el sapo. El vuelo del sapo Gustavo Roldán El vuelo del sapo de Gustavo Roldán. En El vuelo del sapo. Alfaguara juvenil. 2005. Gustavo Roldán Ilustraciones: Mónica Pironio Diseño de tapa y colección: Campaña Nacional

Más detalles

NOÉ OBEDECIO A DIOS (A.2.3.3)

NOÉ OBEDECIO A DIOS (A.2.3.3) NOÉ OBEDECIO A DIOS REFERENCIA BÍBLICA: Génesis 6:9-22 VERSÍCULO CLAVE: CONCEPTO CLAVE: OBJETIVOS EDUCATIVOS: " obedeceremos al Señor nuestro Dios" (Jeremías 42:6b, Dios Habla Hoy). Dios quiere que yo

Más detalles

GUÍA DE LENGUAJE Y COMUNICACIÓN 2º año Género Lírico: Poesía

GUÍA DE LENGUAJE Y COMUNICACIÓN 2º año Género Lírico: Poesía GUÍA DE LENGUAJE Y COMUNICACIÓN 2º año Género Lírico: Poesía NOMBRE: CURSO FECHA I.- Realiza la lectura de esta guía teórica. Recuerda que este tipo de guías te sirven para ESTUDIAR y preparar tus clases

Más detalles

29. JESÚS EN CASA DEL FARISEO

29. JESÚS EN CASA DEL FARISEO 29. JESÚS EN CASA DEL FARISEO 103 Josep Maria Torras 104 Uno de los fariseos le rogaba que comiera con él; y entrando en casa del fariseo se recostó en la mesa. (Lc 7,36) Hace tiempo que quiere salir del

Más detalles

Dario Chioli entrevistado por Roberto Camatel

Dario Chioli entrevistado por Roberto Camatel Dario Chioli entrevistado por Roberto Camatel Turín 25/6/2005 [Versión de Ricardo R. Laudato] * 1. En qué lugar te sientes más a tus anchas, además de en tu casa? En medio de la naturaleza. 2. Qué es el

Más detalles

María en el camino del Adviento

María en el camino del Adviento María en el camino del Adviento Vigilia de oración por las vocaciones. Parroquia Ntra. Sra. del Espino. Dic. 2012 La Virgen lo esperó con inefable amor de madre (Prefacio II de Adviento). El lugar de la

Más detalles

DE LAS PALABRAS, LAS CANCIONES Y LOS CAMINOS

DE LAS PALABRAS, LAS CANCIONES Y LOS CAMINOS DE LAS PALABRAS, LAS CANCIONES Y LOS CAMINOS Estos poemas nacieron con la clara vocación de volar como cocuyos* encendidos en todos los rincones donde hubiese oscuridad: la noche, el miedo, la soledad,

Más detalles

Poemas a Madrid. Amada libertad (Escrito en Madrid) Primavera en Madrid

Poemas a Madrid. Amada libertad (Escrito en Madrid) Primavera en Madrid Poemas a Madrid Amada libertad (Escrito en Madrid) Busqué y encontré lo que no buscaba, quería rehacer y logré comenzar de nuevo, deseaba hacer historia y puse punto final a una parte de ella. Amada libertad,

Más detalles

TIEMPOS DE AVIVAMIENTO Haciendo crecer la semilla del Reino

TIEMPOS DE AVIVAMIENTO Haciendo crecer la semilla del Reino TIEMPOS DE AVIVAMIENTO Haciendo crecer la semilla del Reino Mateo 13: 31 Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº6 Planificación para la lectura en voz alta del cuento Rapunzel Hermanos Grimm Objetivos de Aprendizaje (OA) Comprender y disfrutar versiones completas de obras de literatura, leídas por un adulto.

Más detalles

A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión.

A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión. A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión. FRASES PARA ENAMORADOS 1.- Uno aprende a amar, no cuando encuentre a la persona perfecta, sino cuando aprenda a creer en la perfección de una persona

Más detalles

TOCARÉ PARA TI (Kairoi)

TOCARÉ PARA TI (Kairoi) TOCARÉ PARA TI (Kairoi) /Dios mío, yo te cantaré un canto nuevo, sólo tocaré para Ti./ porque Tú has inspirado mi canto, tocaré para Ti. Tu haz abierto mis voces calladas cantaré para Ti. /yo siento que

Más detalles

Arquidiócesis de Galveston-Houston Ambiente Seguro Plan de Lección - Kinder

Arquidiócesis de Galveston-Houston Ambiente Seguro Plan de Lección - Kinder Arquidiócesis de Galveston-Houston Ambiente Seguro Plan de Lección - Kinder Objetivos: Ayudar a los niños a apreciar la bondad de sus cuerpos y cómo Dios quiere que se cuiden y protejan a sí mismos. Afirmar

Más detalles

Historias. Escucha el principio de cinco historias y elige la reacción que crees que tendrías tú. Hay varias posibilidades. Qué fuerte!

Historias. Escucha el principio de cinco historias y elige la reacción que crees que tendrías tú. Hay varias posibilidades. Qué fuerte! Unidad Historias Comunicación 1a 3 Escucha el principio de cinco historias y elige la reacción que crees que tendrías tú. Hay varias posibilidades. Sí! Y qué pasó? De verdad? Qué fuerte! Qué suerte! Qué

Más detalles

Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS

Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS 1. FÓSFOROS encender patinar quemar 2. ZAPATO caminar sonarse correr 3. VASO beber encender derramar 4. CLAVEL telefonear oler marchitar 5. ROPA

Más detalles

JESÚS CON NICODEMO (C.9.1.7)

JESÚS CON NICODEMO (C.9.1.7) JESÚS CON NICODEMO REFERENCIA BÍBLICA: Juan 3:1-21 VERSÍCULO CLAVE: CONCEPTO CLAVE: OBJETIVOS EDUCATIVOS: "Y así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así también el Hijo del hombre tiene que

Más detalles

Asociación Mundial de Educadores Infantiles

Asociación Mundial de Educadores Infantiles 1 Como parte de la buena formación de los niños de 0 a 6 años, es necesario enseñarlos a tener confianza en los demás. Los niños aprenden de sus interrelaciones con los demás. El destacado científico S.L.

Más detalles

yo sería borincano aunque naciera en la luna. Martiana

yo sería borincano aunque naciera en la luna. Martiana Agüeybaná Agüeybaná monte aborigen- Tronco de ausubo Rio suelto era su corazón; Bajo las noches claveteadas de estrellas, Sus labios ponían besos de canción en los encajes De luna del taparrabo de Borinquén-novia

Más detalles

EJERCICIO 1: EJERCICIO 2: Aquí se ofrecen comienzos de posibles narraciones y ellos deberán continuarlos:

EJERCICIO 1: EJERCICIO 2: Aquí se ofrecen comienzos de posibles narraciones y ellos deberán continuarlos: EJERCICIO 1: Sirviéndonos de algún fragmento de Caperucita en Manhattan o del cuento La bella durmiente de Quim Monzó, los alumnos deberán escribir un cuento tradicional adaptándolo a la actualidad, cambiándolo

Más detalles

Vamos andando en las pisadas del Maestro, y

Vamos andando en las pisadas del Maestro, y EN LAS PISADAS DE JESUCRISTO EL HIJO DE DIOS Lección 2 Jesús vence la tentación Lectura bíblica: Mateo 3:13-17; 4:1-11 Texto para memorizar: Hebreos 4:15 Objetivo: Mostrar que así como Jesús venció las

Más detalles

JUEGOS PARA LOS PRIMEROS DÍAS DE CLASE

JUEGOS PARA LOS PRIMEROS DÍAS DE CLASE JUEGOS PARA LOS PRIMEROS DÍAS DE CLASE JUEGOS DE PRESENTACIÓN Me llamo... y me gusta... Lo primero que tendrá que hacer el profesor es presentarse diciendo su nombre y algo que le gusta. Por ejemplo: Me

Más detalles

Los sentidos. Escribe lo que podemos percibir con nuestros sentidos. Nombre:... Fecha:... Mª Carmen Tabarés. L.A. Rojo

Los sentidos. Escribe lo que podemos percibir con nuestros sentidos. Nombre:... Fecha:... Mª Carmen Tabarés. L.A. Rojo Los sentidos Escribe lo que podemos percibir con nuestros sentidos ÓRGANO SENTIDO Separa las palabras de estas frases. Escríbelas correctamente. Lajirafaestáenlaselva... Laranaviveenunacharca... Elcazadorveunzorroenelbosque...

Más detalles

Arnaldo Antunes, Nome

Arnaldo Antunes, Nome Arnaldo Antunes, Nome Traducción de José Ángel Cilleruelo Nombre algo es el nombre del hombre cosa es el nombre del hombre hombre es el nombre del tipo eso es el nombre de la cosa cara es el nombre del

Más detalles

Los pétalos de la rosa amarilla Tiemblan y caen al ruido de los torrentes de agua?

Los pétalos de la rosa amarilla Tiemblan y caen al ruido de los torrentes de agua? 1 Los pétalos de la rosa amarilla Tiemblan y caen al ruido de los torrentes de agua? HAIKU Sugerencia: objetos evocadores 2 Espejo de rosas amarillas. El manantial dorado. HAIKU Sugerencia: objetos evocadores

Más detalles

Juegos de teatro, baile y canto

Juegos de teatro, baile y canto N Nombre Tipo de juego Lugar // cantidad de personas 74 Hablar y hacer lo contrario Precalentamiento Interior hasta 25 75 Obstáculo de sillas Precalentamiento Interior - hasta 25 76 Imanes que repelen

Más detalles

Yo soy como el fracaso total del mundo, oh Pueblos! El canto frente a frente al mismo Satanás, dialoga con la ciencia tremenda de los muertos y mi dolor chorrea de sangre la ciudad. Aún mis días son restos

Más detalles

Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los

Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los UN CUENTO AL DÍA Una verdadera maravilla Por Cecilia Beuchat. +4 Ilustración, Maya Hanisch años Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los árboles, los prados y los jardines se cubrieron

Más detalles

La mariposa Juan Pablo Silvestre, artista, comunicador y generador de tendencias

La mariposa Juan Pablo Silvestre, artista, comunicador y generador de tendencias La mariposa Juan Pablo Silvestre, artista, comunicador y generador de tendencias Su deseo: Mi deseo para la Tierra hoy es: Vuela! Juan Pablo Silvestre es artista, comunicador y generador de tendencias.

Más detalles

Poesía. De poetas y locos

Poesía. De poetas y locos Poesía De poetas y locos Martha elena Moreno campus Morelia alumnos De posgrado, profesores y empleados segundo lugar Cortaz ar [bol] La tierra está dibujada de cortaza al desnudo,, silencios. El amor

Más detalles

Vida de Cristo Del Evangelio de. Lucas. Lección 3. Jesús es Bautizado. Lucas 3:1-22

Vida de Cristo Del Evangelio de. Lucas. Lección 3. Jesús es Bautizado. Lucas 3:1-22 Vida de Cristo Del Evangelio de Lucas Lección 3 Jesús es Bautizado Lucas 3:1-22 Mission Arlington/Mission Metroplex Currículo/Vida de Cristo/Evangelio de Lucas Created for use with young, unchurched learners

Más detalles

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 1 CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 2 Para Moroiá no había peor compromiso que ser hijo del cacique. Todos estaban pendientes de él, de sus buenas o malas acciones. Sobre todo de las malas, porque

Más detalles

PRIMERA SEMANA DE CUARESMA

PRIMERA SEMANA DE CUARESMA Cuaresma. Pág.1 PRIMERA SEMANA DE CUARESMA Jesús pasa cuarenta días en el desierto (Mateo 4, 1-11) Para pensar y trabajar: - Jesús también fue empujado por el diablo a hacer cosas para no agradar a Dios...

Más detalles

EN LAS PATAS DEL VIENTO. Decir que la poesía está muerta, también es poesía.

EN LAS PATAS DEL VIENTO. Decir que la poesía está muerta, también es poesía. EN LAS PATAS DEL VIENTO Decir que la poesía está muerta, también es poesía. Te busqué tanto, que aún teniéndote te quise seguir buscando. Hay búsquedas que solo acaban muriendo. El tiempo sabe encontrar.

Más detalles

El extraño caso del amigo invisible

El extraño caso del amigo invisible El extraño caso del amigo invisible Adela Basch Una vez, en un mes de noviembre, cuando faltaba poco para que terminaran las clases, se vio salir de cierta escuela a un chico y una chica tomados de la

Más detalles

MENSAJES DEL MAESTRO CHUAN-LU

MENSAJES DEL MAESTRO CHUAN-LU MENSAJES DEL MAESTRO CHUAN-LU 1. INTRODUCCIÓN Hermanos, CHUAN LU los saluda, soy el portador de las enseñanzas de símbolos, formo parte de los instructores del mundo y trabajo con ciertos grupos de ascendencia

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

PINTURA ESPAÑOLA EN SUECIA 1

PINTURA ESPAÑOLA EN SUECIA 1 Pintura española en Suecia 1 Luis Meléndez: Bodegón con fresas Programnr: 99987/tv PINTURA ESPAÑOLA EN SUECIA 1 Luis Meléndez: Bodegón con fresas (1716-1780) Quién diría que este cuadro, con ese brillo

Más detalles

FICHA 14 CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD EN LOS EXÁMENES En la ficha 11 analizamos la forma de preparar los exámenes: una buena planificación a lo largo

FICHA 14 CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD EN LOS EXÁMENES En la ficha 11 analizamos la forma de preparar los exámenes: una buena planificación a lo largo FICHA 14 CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD EN LOS EXÁMENES En la ficha 11 analizamos la forma de preparar los exámenes: una buena planificación a lo largo del curso, repasos frecuentes, no dejar todo para última

Más detalles

Dame Fuego. Fue mi iniciación en la banda. Javier, el jefe, se había fijado en mis destrezas. Anda al

Dame Fuego. Fue mi iniciación en la banda. Javier, el jefe, se había fijado en mis destrezas. Anda al Dame Fuego Fue mi iniciación en la banda. Javier, el jefe, se había fijado en mis destrezas. Anda al bar Mephisto y habla con Arturo, fue su recomendación. En la barra, un petizo achinado de incipiente

Más detalles

La Vida de Cristo. del evangelio de Juan. Lección 8 Nicodemo Juan 3:1-21. Currículo 2010 Misión Arlington Misión Metroplex

La Vida de Cristo. del evangelio de Juan. Lección 8 Nicodemo Juan 3:1-21. Currículo 2010 Misión Arlington Misión Metroplex La Vida de Cristo del evangelio de Juan Lección 8 Nicodemo Juan 3:1-21 Currículo 2010 Misión Arlington Misión Metroplex Creada para uso con niños principiantes, y principiantes que no asisten a una iglesia

Más detalles