Alforja XXXI invierno Poética del cuerpo enfermo Coordinadora: María Luisa Martínez Passarge Dibujos: Marisa Lara y Arturo Guerrero

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Alforja XXXI invierno 2004. Poética del cuerpo enfermo Coordinadora: María Luisa Martínez Passarge Dibujos: Marisa Lara y Arturo Guerrero"

Transcripción

1 Alforja XXXI invierno 2004 Poética del cuerpo enfermo Coordinadora: María Luisa Martínez Passarge Dibujos: Marisa Lara y Arturo Guerrero Grabado que acompaña a alforja XXXI Marisa Lara y Arturo Guerrero La voluntad de vivir, 2004 Aguafuerte y aguatinta sobre placa de cobre 44 x 50 cm (papel: 56 x 76 cm) MARÍA LUISA MARTÍNEZ PASSARGE Poética del cuerpo enfermo [A modo de presentación] El lenguaje del cuerpo no puede ser silenciado. El cuerpo tiene un lenguaje propio que se despliega en una elocuencia que no usa palabras. Enrique González Crussí Mors repentina El / Mi / Tu / Nuestro cuerpo es un misterio. Por sobre los increíbles avances científicos, médicos, tecnológicos, el cuerpo se impone y sorprende siempre. Mi cuerpo. Mi hermano. Sin principio ni fin. Alguien me lo dio, me lo hizo, y al mismo tiempo nadie me lo hizo ni me lo dio, porque nací con él, me presenté ante mí mismo y ante el mundo integrado en él y en la eternidad que es mía. El hombre no empieza, mi cuerpo no empezó; mi cuerpo no termina, porque cuando termine ya no será mi cuerpo, sino un poco de estiércol sin dueño. Compleja posibilidad de mi realización, en las manos, en los pies, en los ojos, en la boca, en el sexo; ha sido bueno haber nacido, cuerpo mío. Cuántas cosas me han pasado contigo; la vida es tan maravillosa. Cuántas cosas he llegado a saber desde la hora más lejana hasta esta hora grave del fin. Es el fin de la vida y del mundo, cuerpo mío; es la hora de recogerme en ti, en tu divina humildad, es la hora de agradecerte. [Vergílio Ferreira, Oda a mi cuerpo] En la disciplina zen la mente depende del cuerpo. En Occidente, el conocimiento y la mente racional se consideran la cima del desarrollo del ser humano. La escisión cuerpo-mente ha generado muchas dificultades al pretender que el alma es capaz de vivir

2 independientemente del cuerpo, haciéndonos olvidar nuestra inevitable mortalidad. En el zen no existe tal separación. Mente es cuerpo, cuerpo es mente. Charles V. W. Brooks dice, en su libro Sensory Awareness: The rediscovery of experiencing: El cuerpo físico representa una parte del mundo físico. La sabiduría que requerimos no se halla sencillamente en el cuerpo; está en la cooperación de éste con el mundo que le rodea. Diversos terapeutas han advertido con cuánta claridad el cuerpo de un paciente expresa algo antes de que su mente tome conciencia de tal hecho. Dice David Brazier: Nuestro ser físico instruye a nuestro ser mental. La sabiduría radica en el cuerpo. * El dolor del cuerpo exige una completa atención. Cuando el que habla es el cuerpo enfermo, cuando los dolores son recurrentes, cualquier equilibrio o armonía en nuestra vida cotidiana se ve irremediablemente trastocada, herida. Dice Cesare Pavese: Ningún carácter posee después de un dolor el temple que poseía antes. Al igual que ningún cuerpo después de una herida tiene la salud de antes, sino un endurecimiento exacerbado [Cesare Pavese, El oficio de vivir]. Y Thomas Mann, en La montaña mágica: Por regla general es el cuerpo lo que domina, lo que acapara toda la vida, toda la importancia, y se emancipa del modo más repugnante. Un hombre que vive enfermo no es más que un cuerpo. El dolor se impone sobre el cuerpo y el ánimo, y la expresión de ese sentir y su comprensión por parte de otras personas es algo muy difícil. Hay muchas maneras de vivir convivir con el cuerpo enfermo. Si el grito es la manifestación del dolor agudo, el silencio suele ser la respuesta más frecuente al dolor crónico, nos dice Enrique Ocaña. Recuerdo mi desesperación e impotencia ante el llanto de mi hijo recién nacido provocado por un dolor que yo no podía interpretar. Tengo en mi memoria también el rostro de mi madre poco antes de morir: sus gestos y su cuerpo entero gritaban constantemente no sé cuántos dolores, sin que de su garganta saliera una sola palabra sólo gemidos que nos pudiera guiar para acercarnos a su sufrimiento y tratar, en lo posible, de paliarlo. Cómo acercarnos al dolor de un ser querido? Cómo transmitir el dolor que sentimos? Ni la ciencia ni la medicina ni la filosofía o las religiones son suficientes para liberarnos de la ruina progresiva de nuestros cuerpos, aunque en su búsqueda por mitigar el dolor estas disciplinas han desarrollado diferentes modos de relacionarse con el sufrimiento. La forma de vivir y sentir lo corporal, en cualquier cultura, son aprendidas y reproducidas por las explicaciones que dan los médicos, los científicos, los guías religiosos, los brujos, los comerciantes y hasta los políticos. Pero la manera de concretarlo, de vivirlo cotidianamente en el cuerpo, es un acto de individualidad. * Los textos y poemas que integran este número de alforja dedicado al cuerpo enfermo son ejemplos de los sentimientos y reflexiones que diversos escritores y poetas han desarrollado sobre el dolor físico. En la parte gráfica, Marisa Lara y Arturo Guerrero, fenomenal pareja de artistas críticos e irónicos, pero sobre todo, lúdicos y optimistas, nos muestran a través de su obra interdisciplinaria su particular visión de la condición humana. Recorramos pues una muestra de la poética que genera el cuerpo enfermo.

3 ANTONIN ARTAUD Descripción de un estado físico Traducción de José Vicente Anaya sensación de ácido quemante sobre brazos y piernas, torcedura de músculos en llamas, sentimiento de que soy de vidrio quebradizo, pavor, un rictus ante cualquier sonido y movimiento. Inconsciencia de un desarreglo al caminar, en la gesticulación y en todo acto. Una voluntad perpetuamente tendida hacia los gestos más sencillos, renunciación al gesto simple, una fatiga rebosante y central, especie de fatiga que aspira. Movimientos para recomponer, fatiga como muerte, espíritu fatigado por aplicar la mínima tensión a la musculatura, al gesto de atrapar, de aferrarse inconscientemente a cualquier cosa, sostenerse por la aplicación de una voluntad. Fatiga que viene del comienzo del mundo, sensación de cargar sus cuerpos, sentimiento de increíble fragilidad que deviene en rompiente dolor, estado de un doloroso entumecimiento, especie de entumecimiento que se localiza en la piel, que no turba ninguna acción aunque cambia el sentimiento interno de un miembro y le otorga un premio por el esfuerzo victorioso de mantener una simple posición de verticalidad. Probablemente se localiza en la piel pero se siente como la radical extirpación de un miembro, y en el cerebro no se presentan más que imágenes de miembros filiformes ablandados, imágenes de miembros a lontananza y fuera de lugar. Una especie de interior ruptura de la correspondencia entre todos los nervios. Movimiento vertiginoso, especie de oblicua turbación que acompaña a todo esfuerzo, coagulación de un ardor que estrecha toda la extensión del cráneo o que se hace trizas, placas de ardor que se disloca. Exacerbado dolor en el cráneo, filosa presión sobre los nervios, la nuca descarnada sufre, las sienes se cristalizan o petrifican, cabeza pisoteada por caballos. Ahora debo hablar de la descorporización de la realidad, de esa especie de ruptura que se ocupa, se diría, de multiplicarse por sí misma entre las cosas y el sentimiento que produce sobre nuestro espíritu, el espacio atrapado. Esa instantánea clasificación de las cosas en las células del espíritu, no tanto por su orden lógico sino por su orden sentimental, efectivo (que ya no se hace): las cosas ya no tienen olor ni sexo. Pero algunas veces su orden lógico también se rompe por causa, justamente, de que le falta un mal olor efectivo. Las palabras se pudren en el llamado inconsciente del cerebro, todas las palabras sin importar por qué operación mental, y sobre todo aquellas que tocan las energías más habituales, las más activas del espíritu. HÉCTOR CARRETO

4 In memoriam Eduardo Arellano Al poeta y ensayista Eduardo Arellano le detectaron cáncer en noviembre de 2002, y a finales de ese mismo mes se internó en el Centro Médico Siglo XXI de la ciudad de México. Aunque nacido en Zacatecas en 1959, Arellano tuvo su mejor época como escritor en Tijuana y Mexicali, de donde es su inseparable Rebeca Noriega, y donde ambos radicaban últimamente. Ese fin de año lo operaron con éxito, aunque tuvo que regresar intermitentemente a chequeos y al tratamiento de la quimioterapia. Esas visitas obligadas al D. F. nos dieron la oportunidad de vernos para comer casi siempre que venían. Nuestra amistad no duró muchos años pero fue muy profunda. En la primavera de 2004 Arellano le comentó a María Luisa Martínez Passarge, durante el brindis de la presentación de un libro en Bellas Artes, que había escrito un poema sobre la enfermedad. Quedó en enviárselo, intención que no llegó a realizarse por su muerte en agosto de este año. Lo comenté con Rebeca y ella me mandó los poemas que Eduardo estaba trabajando en su laptop, entre los que encontré los Poemas del hospital. El conjunto (doce) se lee como el diario poético de un paciente internado, con sus dolores físicos y emocionales, su angustia, la contemplación de la rutina hospitalaria y una lúcida reflexión sobre lo frágil de la vida. Entrego a alforja algunos fragmentos que numeré para facilitar su lectura. Ignoro hasta qué punto fue corregido por el autor. Rebeca me confesó que su primera versión fue escrita en una libretita y de ahí pasó a la computadora portátil. Por eso pienso que al poema no le falta nada importante en su acabado; yo simplemente me limité a corregir un par de acentos. Otoño de 2004 EDUARDO ARELLANO Poemas del hospital 1 He caído en el silencio y más adentro Desde hace dos lunas y muchos turnos las enfermeras se abren paso por mis venas amantes que la morfina alínea en otros sueños, cuerpos que el pulso va presintiendo, que el ojo (ya bizco) se adjudica. Hasta dónde irá a ser capaz de llegar este tun-tun en su ya casi sorda lentitud sin que deje de presumir la vida detrás de la cortina o rumiarla en lo que ha sido. Vasta y sin término parece ser esta sábana con sus rostros de niebla y de naufragio,

5 y casi el silencio se prolonga como sobre una muerta a la que con esta parafernalia mía (ya parte de mí como mis miembros y casi de mi alma) daría, venga a dar vida artificialmente, si una pizca de deseo aún se apodera de mí. Porque la vida tiene que ser esa desgarradura que se une a un estar jadeando de regreso. 4 Aquí me han dejado desde hace tanto tiempo que no saben, me cuidan y me cuidan y nada más alcanza a cepillar el cuero mientras que, por ejemplo, la luz me dora el cráneo, me devora, me amorosamente reduce a polvo el alma. Nadie puede salvarme del silencio, el sonriente médico es un sacerdote en la piedra de los sacrificios y lo sabe, hay tanta verdad en su instrumento, tanta nada vestida de plata, novia última. Cómo respira de mí la amarilla, la renovada, la sabia finitud. 5 Me abstengo de abrir la boca a no ser que sea para respirar como pez para no ahogarme, también para hablar jalando las palabras desde un fondo que acumula las últimas reservas de mi aire. Es una sensación ya olvidada eso de pasar alimentos, su sabor, consistencia, calidez, frescura olvidados, el canal está seco pero no hay apetencia: la vena está llenita, por goteo se nutre todas las veinticuatro horas. Sólo hay ganas de llenarse la boca del color de una fruta, blanda jugosidad donde desembocar de todo a todo por la boca carente volver a probar eso que se llama absoluto, el pecho entero mundo, cielo y fuente sin palabras. 6 Dormir es intentar el suplicio, el que duerme es como aquel que afloja el cuerpo al cruzar a toda velocidad un camino empedrado. Los accidentes del sueño y los de la realidad abollan cuerpo y alma de ida y vuelta, doble estrago. A qué le llaman a pierna tendida y a qué esta otra: estirar la pata. Mi mujer aquí al lado navega, toda la noche rema y rema,

6 toda la noche son naves que tragan horas, luces, ruidos, voces, ayer, milagritos, una estrella que se asoma perdida como yo en el Universo. 11 Ir y venir, ir y venir por lenta que sea mi catadura ha recorrido todo el centro médico cien veces lo conoce y no dejará de conocerlo como un tejido de las propias manos figurado, una dos tres con dulce marco sin más fuerza que la de la luz del día en esos tragaluces donde el hueso brilla, en esos murales de incandescencia figurada, ah, mi madre, en esas alguras por donde cae y vuela la mirada. Pobre cuerpo que no soporta tanto tras del máximo horror. que le den su copa de transparencia, su bocado de vértigo derecho, vaya, sí, su vigilia completa. ARNOLDO KRAUS Las letras como cura El lenguaje del dolor es el lenguaje de la Tierra, del Universo, de los mares, de la memoria y del ser humano. El bosque talado, el cielo perforado, los peces asfixiados, el silencio cómplice, el alma amputada y la boca cercenada son fragmentos del dolor de la vida perdida, del deseo imaginado, del tiempo escurridizo. El lenguaje del dolor es también la voz de la melancolía y de las hojas secas, de las nubes muertas, de las espinas desperdigadas, de los olvidos voluntarios y de los cuerpos sin ánima. Sus palabras son el llanto de la vida y algunas de las caras del tiempo; son el dolor de las letras y evocación de lo inalcanzable, de lo perdido, del lamento del moribundo: Escribo recién asoma la mañana, escribo cuando la luz todavía no abre sus puertas. Escribo sumido en la bruma porque ver me da miedo, porque cuando me veo pienso que la muerte acecha, que el final se acerca. Esas palabras son las heridas que le recuerdan a la Tierra que el hombre es quien la habita y la deshabita y al hombremujer que la Tierra es origen y túmulo a la vez. El lenguaje del dolor es boca del tiempo y mirada de la sangre que mana cuando el cuerpo se sabe amenazado. Decir que somos lenguaje y dolor es inapropiado. Decir que el dolor da vida a las letras y las letras lenguaje al dolor es cierto: las intersecciones entre lenguaje y dolor nunca acaban. Introspección y consuelo son peldaños del mismo camino. No importa si las letras, la pintura, la música o la danza tienen la posibilidad o no de impedir el suicidio, de retardar o

7 no la llegada de la muerte o de aminorar o no el peso de la enfermedad. Lo que importa, lo que realmente importa, es el juego y el valor que le da quien las usa para aprehender su momento de vida, para entender lo que significa vivir enfermo, para impedir que la muerte triunfe sin que la vida se oponga, sin que la Tierra se inmute. Son demasiados los cuadernos enmohecidos y muchos los escritos borrados por el paso del tiempo. Abro un cuaderno de notas y releo lo que una paciente respondió cuando la instaba a retomar la vida, a rehacer su tiempo. Después de haber estado enferma durante varios años y recluida por largos periodos sentía temor e incertidumbre. Muchas veces escribió prefiero mantenerme en calma pues me dan miedo las emociones. Algunas personas, después de sanar, sobre todo cuando padecieron un mal crónico o alguna enfermedad que modificó la vida para siempre, suelen vivir atrapadas en una estela de incertidumbre y desasosiego. Para algunos enfermos, el temor le temo a mi temor, me decía un paciente, la soledad y la inseguridad son vivencias frecuentes y estados de ánimo que pueden paralizar. Otros encuentran consuelo y razones para vivir entre las letras: cuántas muertes habrán impedido los diarios o las memorias de los presos, de las víctimas de las guerras, de los enfermos abandonados? Leo en un cuaderno de notas: La vida no basta. La muerte es lejana. Sigue amaneciendo. Qué hacer? Escribir. Escribir para ahuyentar la muerte, escribir para tocar el día, escribir para mirar. La vida duele, no alcanza. Las letras curan un poco, consuelan, me abren, me escuchan. Abro el mismo cuaderno. La mirada interna aguza la mirada externa: La salud es sorda. No habla, no pregunta, no despierta. Es sorda, escribió una enferma cuando sintió que la enfermedad le había abandonado, cuando intuyó que la vida tendría que vivirse sin esa extraña presencia que es la enfermedad. Cuando el tiempo de convivencia fue prolongado, la enfermedad puede transformarse en compañera indispensable. El mal se convierte en cómplice perenne, en escucha, en diván, e incluso, en una forma de ser. Codependencia es un término duro. Recuerda la relación que se establece entre las parejas cuando el alcohol o las drogas son la enfermedad. Sin embargo, no pocos enfermos requieren alguna dosis de dolor que no incapacite, que no obnubile, que no impida el movimiento para seguir viviendo e incluso, para respirar. Para muchos, la enfermedad es forma de vida y vínculo con la vida. Tanto la literatura como las sogas han sido testigos de suicidios cuando el individuo se siente abandonado por su mal, cuando termina el diálogo con el cuerpo enfermo. La ausencia de la enfermedad es la presencia del vacío. Las huellas de la enfermedad, de la invalidez y de la idea de la muerte suelen rodear al individuo de incertidumbre y angustia, pero también de esperanza y de deseo. La incertidumbre asombra, pregunta e inquieta. Le permite al afectado comprender que la salud es fugaz. Le permite también reflexionar acerca del valor del momento y de su evanescencia que pronto se llama recuerdo y que muy pronto, como el ser humano, se transforma en pasado, en partículas intangibles, en soledad. Joan Margarit (Joana Hiperión, 2002), en un poemario lleno de amor y dolor, evoca la muerte de su pequeña hija: Y a mí me colma esta voluntad / de que me toques y de que me mires, / de que me digas qué hago con mi vida, / mientras los días van, con lluvia o cielo azul, / organizando ya la soledad. ( La espera ) Muchos enfermos conversan con ellos mismos. Para otros, escucharse se convierte en norma y en ocasiones en ritual. Para algunos, ese monólogo se transforma en diarios, ensayos, poemas, hojas sucias, cestos repletos. Muchas partes desconocidas se vuelven

8 conocidas y muchos lugares inexistentes se transforman en sitios cercanos. La realidad adquiere otros matices y la cotidianidad siembra preguntas. Realidad e irrealidad suelen sobreponerse e incluso confundirse: una es la otra y otra es una. Uno es Paul Celan: Herido de realidad y en busca de realidad. La enfermedad reinventa tiempo e introspección. La mirada viaja desde el pasado sano hasta el presente enfermo. El futuro se observa como un espacio lejano e incierto, como un tiempo en el cual no debe cavilarse. Por eso hay quienes conjugan el tiempo enfermedad sólo en presente. Otros aseveran que el lenguaje del dolor es el habla del tiempo y el lenguaje del tiempo es el de la enfermedad. Nada mejor para evocar el fruto de la salud y el sabor del tiempo sano que los versos de Garcilaso: Coged de vuestra alegre primavera / el dulce fruto, antes que el tiempo airado / cubra de nieve la hermosa cumbre. Abro otra vez mi cuaderno de notas. Leo. Leo y recuerdo la cara de una paciente ya fallecida. Cuántas muertes son necesarias para saberse vivo? Cierro el cuaderno. Lo abro días después: El lenguaje del dolor es la mirada del tiempo. De otro tiempo y de otros ojos. De un pasado que tocó y habló con las heridas para impedir que el silencio y la soledad acallasen el murmullo del papel. Las letras del tiempo son las caras del dolor, las escuchas de los otros yos. Los guiños, las arrugas y los gestos son las voces de esos seres internos que hablan cuando la enfermedad acecha. JORGE ENRIQUE ADOUM Elegía a uno mismo La edad se ha vuelto una enfermedad venérea y casi casi cobardía: años de años desperdiciados en durar, mucho tiempo bocabajo sobre la duda, ya gastados los dientes por los besos y hablar tanto. En los ojos un asno de frecuente alcohol. De pronto encuentras que para el último episodio, el único de este western salvaje y electrónico en que van a ganar por fin los pielesrojas, no basta la feroz dignidad de tus testículos si no estás con todos tus resortes vivos y no te basta, como antes o a los otros, ir recogiendo firmas con tu profecía ni el cobarde heroísmo de los solitarios en viciosas sesiones de principios, ni te consuela decirle al corazón que al fin y al cabo te protesta: Ve tú, músculo voluntario, vestido de hojarasca, sería broma lo demás: dirían que me envía el enemigo. Y te quedas, anacrónico e hijo de vecino, carajeando a James Bond en tu sillón de ruedas, con tu hígado malo y tu aspirina

9 conyugal inútil, y tu decoro tiene un dolor de cabeza respetable, urbano, incorruptible. En Curriculum mortis [1968] JOSÉ RAMÓN ENRÍQUEZ Supino rostro arriba [fragmento] A la memoria de Ramón Zabalegui Entrar en la contemplación, cuándo de rodillas, cuándo supino rostro arriba, cuándo asentado, cuándo de pie, andando siempre a buscar lo que quiero. Ignacio de Loyola, Ejercicios espirituales. Tiempo de signos. Todo. Inciertos signos. De tanto interpretarse se han pulido sus rostros: ríos de piedra los gritos en la calle y la muerte tan cerca. Con la más refinada indiferencia hacia el dolor del otro que suplica, montañas de eficaces analgésicos para el propio dolor. Es todo piedra. Sin compasión el tiempo. Sin descifrar los signos. Ya no hay ritmo. Y tu ritmo, Jesús, y tu golpe cordial en la memoria, con tu respiración en el presente y tu voz conocida que repite mi nombre cada día y me exige y me acuna y me refleja? Es tu ritmo, Jesús, el de mis procesiones? Es mi ritmo habitual de peregrino? Cuando he habitado el siglo de una modernidad que me acorrala

10 y define mi diálogo contigo como alucinaciones de cobarde que no se acepta solo y sin sentido, yo puedo hablar de ti? O, acorralado a golpes de pontífices, si escucho que es herético y fantástico mi diálogo contigo, y lo único aceptable es repetir los dogmas y consignas porque tú estás callado para siempre, yo puedo hablar de ti? Se puede hablar de ti al final de un milenio como éste? Se debe hablar de ti con quien te niega? No se puede, Jesús. No. Ni se debe. Pero sí hablar contigo. [ ] Hablamos, pues, Jesús, y hablamos mucho, pero surgen problemas de corporal postura que pueden ser muy serios y molestos. Si me quedo de pie, comienzan a vibrarme los dos muslos, un dolor en la espalda, puntiagudo, me hace volver el torso hacia la izquierda y la visión beatífica anhelada se me estrella en el suelo. Si asentado, me vuela la mirada hacia los cuatro puntos cardinales y el diálogo deseado con el cielo se me enreda en un caos de voces y de imágenes extrañas. Si de hinojos, las rodillas me duelen con tal impertinencia que contemplar se vuelve una quimera y sólo veo la hora de largarme. Son problemas de un cuerpo que es el mío, el único que tengo, el que me diste, y yo no creo, Jesús, que tú suscribas toda aquella doctrina de los caballos blancos y los negros con que Platón divide cuerpo y alma. Esa doctrina cruel, brutal, sangrienta,

11 que aprendieran tan bien los padres del desierto, la patrística entera y, sobre todo, ay!, que hiciera suya San Agustín de Hipona. Me rasco en la entrepierna y lo comprendo: mi cuerpo no está en guerra contigo ni conmigo, es Agustín de Hipona su enemigo. Yo no creo que me pidas que a mi caballo negro lo reduzca con las púas del cilicio pues soy tan poco atlético, y lo sabes; ni exijas lo reviente con no dormir, ayuno y disciplina pues soy tan flaco, pobre, y tan propenso a ataques de migraña que tú también conoces. Por eso te agradezco el gesto amable de permitir que Ignacio de Loyola tal vez por su dolor en la rodilla a aquellos siete modos que de orar nos dictara Petrus Cantor y nueve que después Santo Domingo propusiera al cristiano, añadiera, Señor, el que a mi pobre cuerpo le acomoda: supino rostro arriba. [Tomado con autorización de José Ramón Enríquez de su poemario Supino rostro arriba, Ediciones sin Nombre / Juan Pablos Editor, México, 1999.] ALEYDA QUEVEDO ROJAS Soy mi cuerpo hay miedo en el mudo de las palabras que designan el cuerpo, y se habla favorablemente de la ropa Pablo Neruda

12 Ustedes, océanos que han estado en calma dentro de mí, cómo los siento insondables, excitados, preparando oleajes y tormentas sin precedentes! Walt Whitman Siempre eres otro y misterioso conmigo y a tí más dócil cada día me entrego. Pero tu amor, oh mi severo amigo, es una prueba a hierro a fuego. Ana Ajmátova Libro 1 Blanca enfermedad Mi útero reposa en la bandeja de cirugía Se vuelve ceniza fértil en los basureros hospitalarios Ya no tengo por qué mantener mi compromiso con el misterio No adivino más la suerte he quemado el tarot Me abandono a la virgen que vi desde niña tomo sus manos de porcelana y las llevo suavemente hasta mi piel hasta quemar con su frío mi piel Ahora que ellos me tienen en sus tentáculos de acero reescribiendo mi destino Me abandono desnuda a ese manto acariciado Cuánto dolor tolera la suma del cuerpo Sus fronteras heladas terminan con los deseos Mi cuerpo delgado

13 cruza los límites con la espalda encorvada y el blanco camisón como un aviso llega a mi terrible vanidad Todavía escucho a los dragones afilados ingresando en mis entrañas Tejido quemado árbol de ladera yo Vi sombras de arena y horas abismales detenidas en mi cabeza Mas todo se esfumó por los besos de mi amado El cariño de los amigos se traduce en cartas besos bálsamos contra la enfermedad Las flores que dejaron me confortan en la madrugada áspera Ajena asustada me refugio cuando la enfermera regresa y creo ver caballos alados antiguos jinetes que me aguardan con una espada transparente Sobre los hemisferios el peso del dolor está en uno mismo Nada tiene que ver la cirugía experimento nuevas cicatrices y agrego sufrimientos pasados para alcanzar la condición de santa vaciada en la tierra Cada noche Sueño y me entrego sin control sola con mi corazón caigo y renazco al nuevo día Me deslizo entre camas metálicas y tanques de oxígeno

14 Estoy helada en el fondo marino de este hospicio ya mis deudos saben que las cenizas regresarán a las montañas de donde salí cuando las piedras se movieron por la fe de mis padres Todos los enfermos dicen antes de No más falsedades una segunda oportunidad corre entre el agua de la virtud Mi esposo con sus manos tibias baña mi cuerpo dolorido con raíces y hojas de menta Mientras duermo me mira respirar Si me alejo caminando entre las violetas él me sigue si estoy está conmigo Es el madero en alta mar al que me abrazo con amor El amor aprisiona al negro cielo y selecciona a los de corazón puro que se perdieron de la maldad Me tumbo al Sol y de las piernas y de la espalda salen latidos de fuego Ahora que regresé ningún lugar me es tan cercano como el mar JUAN DOMINGO ARGÜELLES Cinco poemas de enfermedad

15 Para Rosy 1. El abandonado Lo que arde en la noche no es su cuerpo. Sólo su corazón es una brasa. Tiembla, se desespera, se calcina en el frío. Y es grande su aflicción... Y no amanece. 2. Como una ola azul La oscuridad es inasible, pero su cuerpo tibio es buena compañía para aguantar la enfermedad. En la contemplación de la noche de todos los que duermen y sueñan, el día que se abre me sorprende como una ola azul en el filo del vértigo. Cierro entonces los ojos y el golpe más terrible me derriba. Es sabio este dolor: arde, quema, lacera, expone nuestra carne al fiero amanecer, y lo que nos enseña es lo que aún nos falta por saber. 3. Del aullido Eso que vino, el mal, para instalarse,

16 no en la piel ni en los huesos, sino en el corazón, no es dolor del mundo, es un dolor más grande: es mi dolor. Y le digo: maestro, enséñame un instante, lo que dura el más íntimo placer, cómo se vive aquello que los santos y místicos llaman resignación, pues es grande mi empeño, y la lección no aprendo: en silencio y a solas generosos demonios a aullar me enseñan. 4. Conciencia Estoy sufriendo y disfrutando como el que ya no puede más: confundo sueño con alivio, insensibilidad con bienestar. 5. El corazón en blanco Dime si acaso no has deseado tener, como una hoja, en blanco, el corazón. FRANCISCO GONZÁLEZ CRUSSÍ El dolor como enigma [fragmento]

17 El dolor, como todas las experiencias sensoriales, es un asunto privado. Es fundamentalmente enigmático y difícil de conocer. Aquí debemos hacer una distinción entre el mundo del sentido común y el reino de la especulación filosófica. La medicina, y apenas hay que decirlo, pertenece al primero. En un sentido práctico y cotidiano, todo el mundo sabe lo que es el dolor y todos los seres humanos saben cuándo se necesita alivio. Un hombre se revuelve incansablemente; tiene la cara pálida y la frente cubierta de sudor frío; mira al frente con ojos vidriosos y gime tristemente. Si excluimos la perversión, todos los seres humanos compadecen sinceramente al hombre que sufre en las garras del dolor. Y si no creyeran de verdad que su sufrimiento es real, no se llenarían de compasión sus corazones. Sería ridículo y tal vez hasta inmoral que las manos del médico se detuvieran a causa de cavilaciones epistemológicas. Pero una vez satisfecho el imperativo moral y las demandas del sentido común, es legítimo preguntarse e imaginar. Es más, es inevitable que lo hagamos. Aquello que queda preso en las redes de la medicina ya que éstas han sido tejidas para la pesca tosca del sentido común es la estofa de las adivinanzas y enigmas. Y necesitamos enigmas, de cualquier modo, tanto como necesitamos el sustento cotidiano. Dónde está el dolor? es una pregunta clínica de rutina. Pero dónde es un concepto de lugar que se aplica de forma diferente en distintos contextos. Wittgenstein nos muestra esta verdad con preguntas vestidas en una imaginería vívida: Conocemos el lugar del dolor en el espacio euclideano, de manera tal que cuando sepamos dónde tenemos el dolor sepamos también qué tan lejos está de las paredes de este cuarto o del piso? Cuando me duele la punta del dedo y me toco el diente con él, mi dolor se vuelve dolor de diente y dolor de dedo? Ciertamente, en un sentido se puede decir que el dolor está localizado en el diente. Ésta es la razón por la que en este caso es un error decir que tengo dolor de diente, y que para que el dolor esté en el diente, el dolor debe estar a un dieciseisavo de pulgada de distancia de la punta de mi dedo. Es obvio que hay un sentido en que el concepto de lugar no es el mismo: cuando tratamos de definir el lugar de un objeto físico en el espacio y cuando tratamos de definir cuál es el lugar que ocupa el dolor en nuestro cuerpo. La geometría del dolor es peculiar; su orientación y puntos de referencia son completamente sui generis. El uso de coordenadas, brújulas, o de una red de líneas entrecruzadas con letras y números en ellas, todo apropiado para localizar objetos en el espacio, resultaría de lo más extraño si quisiéramos aplicarlos al dolor. Ni se conciben de la misma manera las mediciones de la distancia. En cuanto a los objetos físicos, las distancias son asunto de medidas objetivas y corroboración, pero la percepción del dolor lo ignora todo acerca de la objetividad; por su naturaleza misma repele la idea de los observadores independientes. Las distancias del dolor no son métricas sino táctiles y kinestésicas. Uno no tiene un dolor de la misma forma en la que uno tiene un coche o un vestido nuevo. Para Wittgenstein, tener un dolor es correlacionar varias percepciones de orden táctil, sensorial y kinestésico. Imaginemos, para parafrasear su ejemplo, el dolor de un cólico renal. El que lo sufre está conciente de un foco de dolor lacerante. Se coloca la mano sobre el área adolorida y siente, alrededor de ella, un sordo espacio de insensibilidad. También tiene la sensación táctil que llega a través de la mano que aprieta. Y ese todo debe correlacionarse con otras percepciones, como las visuales; la imagen de la mano que llega a posarse sobre el costado, o mirarse a sí mismo haciendo esto frente al espejo. Si el dolor es horrible, como suele ser el cólico renal, habrá otras sensaciones que correlacionar: el cuerpo que se pone rígido, la mano que viene a posarse sobre el flanco, la boca que se seca, los movimientos respiratorios que se detienen y los músculos del área adolorida que se

18 contraen involuntariamente. Ahora, imaginemos por un momento que el paciente está sentado con otros hombres, en la oscuridad. El hombre experimenta un ataque de cólico, lo que quiere decir que experimenta las sensaciones táctiles, visuales y kinestésicas que hemos descrito antes, al mismo tiempo que siente el dolor, incluyendo aquellas que se asocian con mover la manos hacia el costado adolorido. En este momento, las luces del cuarto se encienden y él descubre que su mano no está apretada contra su propio costado, sino sobre el de su vecino. La conclusión sería que este hombre padece un cólico renal en el riñón de otra persona. Este ejemplo no es de ninguna manera ocioso. La vida real ofrece paradojas aún más asombrosas. Una de éstas es el ejemplo, muchas veces citado, de los miembros fantasma de los pacientes que han sufrido amputaciones. La extremidad ha sido cortada sobre la rodilla, pero el paciente siente claramente dolor bajo el lugar de la amputación, digamos en el pie. Pero dicho pie ya no existe. Así que se puede decir, sin exagerar, que el paciente tiene un dolor, cuya locación está en el espacio vacío. Y si yo estuviera sentado en la cercanía del muñón del paciente, es concebible que él dibujara el lugar de su dolor en mi rodilla o mi pie. Es pues correcto afirmar que él experimenta un dolor de rodilla en mi rodilla? Recordemos que si estamos de acuerdo con Wittgenstein, tener un dolor es correlacionar entre sí una serie de experiencias táctiles, visuales y kinestésicas, y lo menos que se puede decir es que estas experiencias presuponen la existencia de un sustrato anatómico que les corresponda: hay un riñón que duele, hay una mano que aprieta el costado; y así el resto. Aquel que siente un miembro fantasma nos habla de detalladas sensaciones de dolor, picazón, entumecimiento, resequedad, peso y demás. Los dedos de los pies o de las manos se sienten con aguda precisión. A veces el paciente tiene la clara impresión de que, efectivamente, puede mover el miembro fantasma, o de que la extremidad está doblada en una posición incómoda, con los dedos de la mano o el pie recogidos contra la carne. Aunque suene asombroso, este fenómeno ilustra el hecho de que la realidad no tiene que existir para ser percibida: la existencia no es una precondición para la percepción. La inclusión de factores psicológicos aumenta la complejidad de este fenómeno. Existe un acuerdo universal que afirma que la constitución psicológica del paciente tiene que ver mucho con la existencia del fantasma. Pero si nos tentara el deseo de atribuir el origen de este fenómeno en su totalidad a factores psicológicos, estaríamos casi seguramente equivocados, ya que varios procedimientos y manipulaciones quirúrgicas de los nervios pueden eliminar el dolor (aunque frecuentemente quede la sensación) del miembro fantasma. Es un cliché de la literatura médica, al referirse a enigmas como éste, decir que hay factores psicológicos y orgánicos que interactúan para producir los síntomas. Pero afirmaciones como la anterior, casi de libro de texto, no nos explican nada y satisfacen solamente a los complacientes o a quienes no desean pensar; puesto que es evidente que el nudo de la cuestión es, precisamente, saber con exactitud cómo se relacionan entre sí los factores psicológicos y los orgánicos o fisiológicos, cómo se ensamblan entre sí para producir el efecto observado. No me cuesta trabajo entender cómo una fuerza mecánica que trabaja en una dirección pueda ser modificada por otra fuerza ejercida en una dirección distinta, y que esto sea el origen de un vector que es, en un sentido concreto, el producto de la suma algebraica de las dos. Pero que me digan que factores emocionales y factores orgánicos se combinan o se suman para producir un resultado consistente es algo que rebasa completamente mi comprensión,

19 cómo es posible que elementos tan dispares se articulen en forma estable e inteligible? Cómo puede ser que los impulsos nerviosos, que son reacciones bioquímicas que tienen lugar en los nervios, se acoplen con los recuerdos de la infancia, el miedo a la muerte y toda clase de ansiedades e impulsos, que residen no sabemos dónde, y quizás en ninguna parte? Y si quisiéramos considerar sólo un aspecto del problema, no quedaríamos menos sorprendidos. Pues, cómo clasificar la psicología del miembro fantasma? Es un caso de memoria, ya que es una representación del cuerpo tal como era antes de la mutilación? O es un caso de olvido, ya que la representación es obviamente indiferente al nuevo estado corporal, que necesariamente debe suprimir una de sus partes? O es tal vez una forma de los deseos, ya que el cuerpo es representado tal y como el paciente desea que sea? No es ninguna de estas cosas. No es un recuerdo: el paciente no evoca esta presencia como lo haría con el recuerdo de un amigo ausente o la madre muerta. No es una imagen conjurada del pasado y rehecha con la agridulce idealización que los recuerdos tienden a añadir. Ni parece tampoco que sea un deseo, ya que el cuerpo no es representado como debe ser, o en un estado de salud prístina: la extremidad a menudo se experimenta como aplastada; mutilada, herida con fragmentos de metralla; o quemada, en el caso que condujo a su amputación. Un miembro fantasma es algo más, no descrito en los libros de texto de neurología. Es una experiencia profunda y vital que no comprendemos, como tampoco comprendemos el dolor. Es como un movimiento del alma, una trepidación tan poderosa, que abre las herméticas puertas del tiempo y rescata un inmóvil fragmento de vida que no es pasado ni presente; un acto de magia del cuerpo, tan portentoso que resucita una extremidad muerta o putrefacta, o la reconstituye de las cenizas, la guía a través del océano del tiempo, y la reimplanta en el torso de donde surgió, para desafiar a la catastrófica adversidad con una simple afirmación que dice: Estoy vivo. [Tomado con autorización de Francisco González Crussí de su libro Los cinco sentidos (trad. de Verónica Murguía), Verdehalago, Conaculta-INBA, 2002.] ROSA MARÍA BATEL Agonía de poeta Adiós gracias, adiós donaires, adiós regocijados amigos, que yo me voy muriendo, y deseando veros presto contentos en la otra vida! Cervantes Prólogo a Persiles y Segismunda Ya escucho que suenan las voces, Federico, y tan lejos del Guadalquivir! Dan las cinco en los relojes, Federico, de ese tiempo que tú ya cruzaste y yo no quiero recorrer. O tal vez sí quiero; el dolor me traspasa, me inunda, y yo ya no soy yo, grito, no me escuchan, dónde quedó mi voz? Clavan la aguja en mi vena, certera estocada, me calcina un bochorno

20 incierto, se me empañan la memoria y el dolor Desde dónde vienes, muerte, con tu danza? Danza la danza, tacones briosos sobre el tablado y cuerpos de fuego que retuercen su gracia en un arrebatado intento por aprehender lo efímero; los brazos fluyen como el agua y yo los miro con esos ojos que tuve para contemplar los volcanes de este valle y las horas blancas durmiendo bajo sus crestas. Hoy no me queda sino fijarlos en el iris de la remembranza. Se me reseca la garganta; otro pinchazo y este dolor que juega a mitigarse y no se marcha, me lacera, no me deja desprenderme de los recuerdos como yo querría Adiós gracias, adiós donaires! Mis deudos ya me lloran olvidándose del leve aliento que aún vive en mí, trémulo vínculo con el pasado y con los campos abiertos de las palabras. Ay muerte, cómo bailas y me rondas! Absuélveme en tus giros y permíteme volver a las tardes lluviosas y a los rincones tibios de los amores de antaño; templa de nuevo mis cuerdas para que vuelvan a gemir al viento de aquellos mares embravecidos Qué locura es ésta tan manifiesta, qué piensas tú, homne que el otro morrá, e tú quedarás, por ser bien compuesta la tu complision, e que durará? Y qué devendrán estos huesos, estos huesos que se clavan ya sin carne, sobre el burdo plástico del colchón de hospital, apenas cubierto por la sobada mortaja de los que murieron acostados en él antes que yo? Un ataúd con ruedas es la cama, Federico. Cántame, Pastora, Niña de los Peines, voz del duende, arrópame con tus manos de aguardiente entre sábanas de Holanda y colchas de carmesí. Soy tu amante, Pastora, pero no quiero dormir; sólo quiero que me arrulles para mantener abiertos estos desconsolados ojos que se me van cerrando sin remedio, para nunca despertar. Ay Federico! Este dolor pesa sobre mis años desgastados como a una catedral sus ruinas Soy un fue, y un será, y un es cansado. Y mi cuerpo? Qué harán con mi cuerpo? Lo volverán cenizas, cenizas mas tendrán sentido, polvo serán, mas polvo enamorado Ya escucho la voz de su silencio que me envuelve, Federico, no me dejen solo!, que no quiero verla!, dénme una mano!, vase mi corazón de mí, no me dejen!, que no quiero! EKIWAH ADLER BELÉNDEZ Ya!!!! Cuánto tiempo tendré que esperar? Soy de piedra inmóvil, rígido. Cuánto tiempo tendré que esperar? Acaso siempre seré estatua o tal vez algún día tendré piernas? Cuánto tiempo tendré que esperar? Quiero el rayo de Su luz iluminando la noche. Quiero la fuerza para volar. Cuánto tiempo tendré que esperar? Soy un pájaro en mi propia jaula. Ya no puedo más. Dame mi libertad!

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia.

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia. POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE También en plena noche la nieve se derrite blanca y la lluvia cae sin perder su transparencia. Es ella, la noche, la que nos libra de los reflejos, la que nos expande

Más detalles

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz AUTOR: Daby Andrés Gómez bejarano PROGRAMA: Finanzas y Negocios Internacionales. POEMARIO Hoja en blanco Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día con pulso tembloroso intentando

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

Letras de Sueña. 01 Sé Tú Mismo. 02 Sé Feliz. 03 Contigo. 04 Ven. 05 Un amigo como Tú. 06 Cuenta con mi Perdón. 07 Sueña. 08 Cantemos Paz.

Letras de Sueña. 01 Sé Tú Mismo. 02 Sé Feliz. 03 Contigo. 04 Ven. 05 Un amigo como Tú. 06 Cuenta con mi Perdón. 07 Sueña. 08 Cantemos Paz. Letras de Sueña 01 Sé Tú Mismo 02 Sé Feliz 03 Contigo. 04 Ven. 05 Un amigo como Tú. 06 Cuenta con mi Perdón. 07 Sueña. 08 Cantemos Paz. 09 Vale la pena Vivir. 10 Por Tí. 11 Eres Tú. 12 Siempre Estás. 01

Más detalles

POESÍA Y MÚSICA PARA LA PAZ

POESÍA Y MÚSICA PARA LA PAZ POESÍA Y MÚSICA PARA LA PAZ Ángeles Mora Fragoso Licenciada en Filología Hispánica Escritora Las hojas muertas Igual que me sostiene la tibia sensación de estar cayendo por la ladera dulce del otoño de

Más detalles

A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión.

A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión. A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión. FRASES PARA ENAMORADOS 1.- Uno aprende a amar, no cuando encuentre a la persona perfecta, sino cuando aprenda a creer en la perfección de una persona

Más detalles

Como sombras de barco

Como sombras de barco POEMARIO ISSN 1692-5858. No. 14 Diciembre de 2009 P. 141 Como sombras de barco Nora Carbonell Muelle de Puerto Colombia, abril de 2009 La herrumbre del desamparo entra por la ventana que forma la baranda

Más detalles

La enfermedad. Representar a un excluido

La enfermedad. Representar a un excluido La enfermedad Alemania, Noviembre de 2011 Muchos de los que llegan a Constelaciones Familiares buscan ante todo sanación y, a través de las Constelaciones Familiares, los trasfondos de las enfermedades

Más detalles

I Concurso de "TUITS" de amor

I Concurso de TUITS de amor I Concurso de "TUITS" de amor Por alumos y alumnas del IES Carmen y Severo Ochoa. Luarca 1 Creemos un pequeño infinito juntos. 2 3 4 5 Cuando no puedo dormir, mirarte dormida a mi lado es otra forma de

Más detalles

Localidad: C/Panaderos Nº4 6ºA Valladolid 47004

Localidad: C/Panaderos Nº4 6ºA Valladolid 47004 Nombre: Alberto Tejero Caballo Correo: a.tejero2001@gmail.com Localidad: C/Panaderos Nº4 6ºA Valladolid 47004 Teléfono: Móvil 616771609 Fijo: 983200375 La intención de este relato (además de crear buena

Más detalles

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ Si algunos queremos ser constructores de paz es porque, justamente, somos aún más sensibles ante la importancia que tiene la paz. Se tiene el sentimiento de que la paz es como

Más detalles

CORRIENDO POR LAS CALLES

CORRIENDO POR LAS CALLES CORRIENDO POR LAS CALLES Por: Leydi Rocío Silva Rangel Era tarde sin duda alguna, tuve que apagar el celular por que me canse de mirar una y otra vez la hora. El tiempo parecía haberse detenido, no avanzaba,

Más detalles

CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas)

CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas) CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas) Para crear desde la mente, hablamos de que había pensamientos, luego tenemos que poner

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

2. ABRÁZATE. Abrázate a la noche. si no alcanzan el suelo tus pies. Abrázate a la noche. si hasta el alma tienes del revés. Abrázate a la noche

2. ABRÁZATE. Abrázate a la noche. si no alcanzan el suelo tus pies. Abrázate a la noche. si hasta el alma tienes del revés. Abrázate a la noche 1.SALMO 151 Yo me decía, como en un mismo salmo: Cómo ver cuando ahora no hay más que noche en mi vida? Cómo seguir caminando con la garganta quebrada y el corazón roto? Cómo andar este tramo de desierto

Más detalles

CAMINO DE VIDA Ceg 1esp

CAMINO DE VIDA Ceg 1esp CAMINO DE VIDA Ceg 1esp Tu Amor es camino de vida, tu Amor disipa la niebla. m m Es tu luz la que al despertar se hace vida en mí y me invita a caminar. Tu Amor restaura mis ruinas y se alegra en mi arrepentimiento.

Más detalles

REPRESENTACIÓN. Música de fondo. (Una voz en off lee el Salmo 84) La Justicia y la Paz aparecen caminado lentamente una junto a la otra.

REPRESENTACIÓN. Música de fondo. (Una voz en off lee el Salmo 84) La Justicia y la Paz aparecen caminado lentamente una junto a la otra. REPRESENTACIÓN Música de fondo. (Una voz en off lee el Salmo 84) La Justicia y la Paz aparecen caminado lentamente una junto a la otra. JUSTICIA: Ahora que lo pienso... Paz, tú te has parado a pensar por

Más detalles

EL SÍMBOLO Objetivo: Recomendación: SÍMBOLO SÍMBLO

EL SÍMBOLO Objetivo: Recomendación: SÍMBOLO SÍMBLO Tarea: practicar cada vez que se tenga el menor indicio de que el dolor inicia. Lo ideal es que cada vez sea menos frecuente y menor la molestia hasta que desaparezca. Esto depende de cada persona y su

Más detalles

Óscar Hahn. Poemas. Bárbara azul

Óscar Hahn. Poemas. Bárbara azul Bárbara azul Aquella dulce muerte tu hermosísimo amor Me ha traído a la orilla de este río nevado De pronto en pleno invierno la descongelación Descubre rosas rojas y bárbaras azules Los pájaros helados

Más detalles

El Arcángel Miguel Historia para niños durante el Servicio Dominical

El Arcángel Miguel Historia para niños durante el Servicio Dominical Materiales: Video en línea del Arcángel Miguel Foto o estatua del Arcángel Miguel OPCIONAL: Esta historia fue escrita para la celebración del Día de San Miguel, el 29 de septiembre. Puede utilizarse en

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

Milagros Salvador. Poemas LA PRIMERA DIOSA

Milagros Salvador. Poemas LA PRIMERA DIOSA LA PRIMERA DIOSA ya nadie la recuerda, el tiempo ha desgastado su figura, una piedra disforme, como arcilla vencida, un corazón que ya no late oculto al lado de la sombra. Con sus ojos cegados por los

Más detalles

Poemas al olvido. Yusleidy Álvarez Ginarte (*) Arena, Sol, tú y el mar

Poemas al olvido. Yusleidy Álvarez Ginarte (*) Arena, Sol, tú y el mar Derecho y Cambio Social Poemas al olvido Yusleidy Álvarez Ginarte (*) Fecha de publicación: 09/10/2012 Arena, Sol, tú y el mar He estado sentado por siempre en esa playa Hundiendo mis ojos en el horizonte

Más detalles

Mi libro de oración 1

Mi libro de oración 1 Mi libro de oración 1 Una de las formas para prepararse para recibir a Jesús es rezar y pasar más tiempo con él. De esa manera puedo ser más amigo suyo como lo fueron los discípulos hace ya más de 2.000

Más detalles

MEDITAR ES REVOLUCIONARIO

MEDITAR ES REVOLUCIONARIO Aquellos que dicen Paren el mundo que yo me bajo saben que el mundo no se va a detener pero existe una posibilidad Meditar La meditación puede detener y transformar tu mundo porque MEDITAR ES REVOLUCIONARIO

Más detalles

POEMAS. Antonio Mochón

POEMAS. Antonio Mochón POEMAS Antonio Mochón A n t o n i o M o c h ó n nació en Armilla en 1980, estudió Traducción e Interpretación y de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Granada y actualmente

Más detalles

MARÍA, MADRE NUESTRA María Madre Nuestra Flor de juventud. Soy como un camino al anochecer, Que busca en el silencio Los pasos de tu ayer.

MARÍA, MADRE NUESTRA María Madre Nuestra Flor de juventud. Soy como un camino al anochecer, Que busca en el silencio Los pasos de tu ayer. MONICIÓN DE ENTRADA María en el instante del anuncio del Ángel recibió al Verbo de Dios en su alma y en su cuerpo. Dio la vida al mundo y la Iglesia la venera como madre amantísima. Ella es la humilde

Más detalles

Muñeco de serrín. Había pasado una mala noche, tenía el cuerpo bañado en sudor y el recuerdo de

Muñeco de serrín. Había pasado una mala noche, tenía el cuerpo bañado en sudor y el recuerdo de Había pasado una mala noche, tenía el cuerpo bañado en sudor y el recuerdo de algún sueño inquietante, que ahora ya despierto, aún me hacía ver el mundo con ojos extraños suerte que ella estaba a mi lado.

Más detalles

VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ.

VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ. VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ. De mi casa me fui un da destrozando la familia, yo pequé! Hoy me encuentro triste y roto; yo no quiero

Más detalles

Eduardo Salvador Cárcamo

Eduardo Salvador Cárcamo Un poema para Laura Tu cuerpo como la antinomia del lucero refracta colores vivos, relucientes como el collar más perfecto de legítimas perlas y corales marinos. Tus OJOS negros, brillantes y serenos como

Más detalles

2 EL ÚLTIMO SUEÑO DEL VIEJO ROBLE

2 EL ÚLTIMO SUEÑO DEL VIEJO ROBLE 2 EL ÚLTIMO SUEÑO DEL VIEJO ROBLE 1 Había una vez un roble que crecía al borde de la ladera. Era viejo, pues trescientos sesenta y cinco años llevaban sus raíces enterradas en esas tierras. Casi cuatro

Más detalles

Todas las sangres, de Italo Panfichi en colaboración con Manuel Bellisco 1ª residencia de creación en AZALA

Todas las sangres, de Italo Panfichi en colaboración con Manuel Bellisco 1ª residencia de creación en AZALA Todas las sangres, de Italo Panfichi en colaboración con Manuel Bellisco 1ª residencia de creación en AZALA Materiales Notas IMPROVISADAS en un ejercicio de escritura compulsiva. Escribir o dibujar el

Más detalles

Cantemos hoy, hermanos la Gloria de Cristo; sólo Él es Santo Y está vivo contigo.

Cantemos hoy, hermanos la Gloria de Cristo; sólo Él es Santo Y está vivo contigo. Animación Preforo PESCADOR Voy navegando sin timón, en mar abierto, me abandona la razón; apenas y sobrevivo como un niño perdido, busco algo que no hay en mi interior. Más de repente llegas tú, en tu

Más detalles

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva.

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva. 1. DAME DE BEBER Dame de beber del Agua viva del Agua viva. De esa que dice la gente que cuando la bebes no tienes más sed. De esa que te abre la mente, que te hace más fuerte y empuja tus pies. Dame de

Más detalles

JESÚS LÓPEZ. La Mar Serena

JESÚS LÓPEZ. La Mar Serena JESÚS LÓPEZ La Mar Serena El hombre llegaba a la Isla, esperando encontrar la calma. Al caminar hacia la casa frente al mar, escribía su historia en la arena, al son de la música del silencio. Volvía a

Más detalles

SPANISH PODCAST. Español Podcast. Tengo que ir al médico

SPANISH PODCAST. Español Podcast. Tengo que ir al médico Español Podcast 2 2 SPANISH PODCAST Español Podcast Tengo que ir al médico Breve Guía Didáctica Inicial. Qué tiempo hace Hace frío, hace calor, hace un tiempo variable, llueve, la temperatura, la ropa

Más detalles

No podrá resistirlo! Hazla GRITAR de placer!

No podrá resistirlo! Hazla GRITAR de placer! No podrá resistirlo! Hazla GRITAR de placer! Descubre los secretos de cómo hacerla gemir, sudar y GRITAR de placer utilizando este SENCILLO truco que la estimula justo donde ella quiere que lo hagas Imagínate

Más detalles

Cuénteme con confianza, qué le pasa?

Cuénteme con confianza, qué le pasa? Hola vecino Mario, cómo le va? Le veo preocupado. No, no me pasa nada. Cuénteme con confianza, qué le pasa? Desde hace varias semanas, tengo dolores del cuerpo, no duermo bien, me duele la cabeza, el estómago.

Más detalles

29 de Marzo. 5 de Abril

29 de Marzo. 5 de Abril 29 de Marzo Esta es la semana que Jesús vino a la existencia como un ser humano. A través de un misterio biológico que ninguna persona terrenal va a entender completamente, el poder del Espíritu Santo

Más detalles

Este es el primer año en que no puedo llamar a mi Padre para saludar lo en el día de los Padres. Mi Padre murió el 28 Abril, 2006.

Este es el primer año en que no puedo llamar a mi Padre para saludar lo en el día de los Padres. Mi Padre murió el 28 Abril, 2006. "Los Padres Pasivos 1 Sam 17:26-28 June 18, 2006 Este es el primer año en que no puedo llamar a mi Padre para saludar lo en el día de los Padres. Mi Padre murió el 28 Abril, 2006. Fui a visitar los varias

Más detalles

Una mujer muy fea va al médico y le dice: Doctor, tengo complejo de fea. El médico le contesta: tranquila, no tiene usted ningún complejo.

Una mujer muy fea va al médico y le dice: Doctor, tengo complejo de fea. El médico le contesta: tranquila, no tiene usted ningún complejo. CHISTES DE MÉDICOS Una vieja va al medico: - Doctor, doctor, tengo muchos gases; pero lo bueno es que no huelen, ni se oyen; si no mire usted, me acabo de tirar como veinte y usted ni cuenta se ha dado.

Más detalles

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA Era una vez un granjero sabio y bueno que gustaba de cuidar a las aves, subir a la montaña y contemplar el vuelo de las águilas. Un día, al bajar de la montaña, llegó a unas

Más detalles

Capítulo 1 Llevaba demasiadas horas despierta. Aunque mi cuerpo necesitaba descansar, mi mente no paraba de trabajar; imágenes de mi vida pasaban continuamente, estaba nerviosa, sentía miedo, tanto que

Más detalles

FICHA 14 CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD EN LOS EXÁMENES En la ficha 11 analizamos la forma de preparar los exámenes: una buena planificación a lo largo

FICHA 14 CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD EN LOS EXÁMENES En la ficha 11 analizamos la forma de preparar los exámenes: una buena planificación a lo largo FICHA 14 CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD EN LOS EXÁMENES En la ficha 11 analizamos la forma de preparar los exámenes: una buena planificación a lo largo del curso, repasos frecuentes, no dejar todo para última

Más detalles

Dios nos está esperando

Dios nos está esperando Posiblemente a tu edad vayas teniendo ya claro quiénes son tus amigos. Es algo que a veces cuesta discernir. Pero cuando lo tenemos claro, entonces actuamos de una manera u otra según una persona sea amiga

Más detalles

VIDA EN EL PARAISO. Yahveh Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara.

VIDA EN EL PARAISO. Yahveh Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara. VIDA EN EL PARAISO Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo de la tierra; luego sopló en sus narices UN aliento de vida, y existió el hombre con aliento y vida. Yahveh Dios plantó un jardín en un

Más detalles

EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA

EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA 26 de Abril del 2015 (Ext. del Libro Entre el Cielo y la Tierra, Nosotros) www.regresaralorigen.com Descarga del

Más detalles

Poesía. De poetas y locos

Poesía. De poetas y locos Poesía De poetas y locos Martha elena Moreno campus Morelia alumnos De posgrado, profesores y empleados segundo lugar Cortaz ar [bol] La tierra está dibujada de cortaza al desnudo,, silencios. El amor

Más detalles

ENTRENAMIENTO MENTAL. Claves para ser más Efectivos

ENTRENAMIENTO MENTAL. Claves para ser más Efectivos ENTRENAMIENTO MENTAL Claves para ser más Efectivos De todas las personas con las que te relacionas, hay una sola a la que puedes cambiar, y es a ti mismo. No importa lo que el otro haga, nuestras acciones

Más detalles

El diálogo como herramienta para la construcción de la paz. Folleto 1. Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad

El diálogo como herramienta para la construcción de la paz. Folleto 1. Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad El diálogo como herramienta para la construcción de la paz Folleto 1 Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad Queridos hermanos, a continuación te presentamos desde el Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad,

Más detalles

Crosby Lemus. Poemas. No es momento. Crosby Lemus Poemas www.artepoetica.net 1

Crosby Lemus. Poemas. No es momento. Crosby Lemus Poemas www.artepoetica.net 1 No es momento Sacudo la memoria de los que murieron, Recojo los cadáveres De los que aún están con vida. Pero no puedo apagar el sol Aun es muy temprano Para que llegue la noche Y embotelle los sueños

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

Se acerca la navidad, y por primera vez pienso en regalar algo a Alicia.

Se acerca la navidad, y por primera vez pienso en regalar algo a Alicia. Regalo de navidad Se acerca la navidad, y por primera vez pienso en regalar algo a Alicia. Nosotros nunca festejamos esas fiestas, no que yo recuerde. Nuestra casa esta alejada por más de veinte kilómetros

Más detalles

Las 273 razones más comunes para tener sexo

Las 273 razones más comunes para tener sexo Las 273 razones más comunes para tener sexo El presente artículo es una traducción del cuestionario realizado por la universidad de Texas. Desarrollado por Dr. Cindy Meston y Dr. David M. Buss. 1.- yo

Más detalles

Rompecabezas (Parte II: Reflexiones y asociaciones personales)

Rompecabezas (Parte II: Reflexiones y asociaciones personales) Rompecabezas (Parte II: Reflexiones y asociaciones personales) 1. Juego que consiste en componer determinada figura combinando cierto numero de pedacitos en cada uno de los cuales hay una parte de la misma.

Más detalles

EL INVERTIDO. Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo.

EL INVERTIDO. Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo. EL INVERTIDO Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo. Son las 7 de la tarde y Manu está a punto de llegar de las clases de baloncesto. Es un chaval guapo

Más detalles

Los Ataques de Ansiedad y sus Trastornos

Los Ataques de Ansiedad y sus Trastornos Los Ataques de Ansiedad y sus Trastornos Una guía para conocer los signos, síntomas y opciones de tratamiento Ataques de Ansiedad y sus Trastornos: Síntomas, Causas y Tratamiento Es normal sentir ansiedad

Más detalles

El Soldado de madera Enrique Pérez Díaz

El Soldado de madera Enrique Pérez Díaz El Soldado de madera Enrique Pérez Díaz Es el día de su cumpleaños y a Javi le regalan un soldado. Cuando pasaban cerca de las tiendas, le pidió a mamá alguno de los tantos que había en las vidrieras.

Más detalles

TIEMPOS DE AVIVAMIENTO Echa en Él tu ansiedad

TIEMPOS DE AVIVAMIENTO Echa en Él tu ansiedad TIEMPOS DE AVIVAMIENTO Echa en Él tu ansiedad 1 Pedro 5: 6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; 7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él

Más detalles

01 Misericordia (Salmo 50) 02 Enséñame a quererme. 03 Tú sabes quién soy No olvidemos, que Dios nunca se cansa de perdonarnos.

01 Misericordia (Salmo 50) 02 Enséñame a quererme. 03 Tú sabes quién soy No olvidemos, que Dios nunca se cansa de perdonarnos. Letras. Índice 01 Misericordia (Salmo 50) 02 Enséñame a quererme 0 Tú sabes quién soy 04 Tu bondad 05 Levantaos, está cerca 06 Ven a sanarme 07 Un Dios desmemoriado 08 El círculo del juicio (con Pablo

Más detalles

1-HOMBRE NUEVO Letra y Música: Manny Benito ManBen Music (ASCAP)

1-HOMBRE NUEVO Letra y Música: Manny Benito ManBen Music (ASCAP) 1-HOMBRE NUEVO Eres nueva vida Tu santidad Puedo alcanzar En tu presencia Eres Luz que brilla Eres Real Y la eternidad Es mi herencia Eres Majestuoso Dios eterno Todo en ti Señor lo puedo Toda mi alabanza

Más detalles

Concentración en afirmaciones y visualizaciones

Concentración en afirmaciones y visualizaciones Concentración en afirmaciones y visualizaciones Las afirmaciones son simplemente palabras o frases positivas que nos decimos a nosotros mismos. Una afirmación en forma de palabras consiste en decirme mentalmente

Más detalles

CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN

CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN 17 CANCIONES BUENOS DÍAS SEÑOR SOL Buenos días señor sol Como está usted este día Buenos días señor sol Amanece, buenos días. Buenos días, buenos días. Amanece: Buenos días.

Más detalles

A mis tres grandes tesoros; mis amados hijos, Josué David y Hellen Naomi Yanes Castañeda, a mi bella y amada esposa, Hellen Castañeda de Yanes.

A mis tres grandes tesoros; mis amados hijos, Josué David y Hellen Naomi Yanes Castañeda, a mi bella y amada esposa, Hellen Castañeda de Yanes. DEDICATORIA A mis tres grandes tesoros; mis amados hijos, Josué David y Hellen Naomi Yanes Castañeda, a mi bella y amada esposa, Hellen Castañeda de Yanes. A la mujer que me dio la vida, mi santa madre,

Más detalles

La cita con Carmen. Por. Paige Rowe. Escena. paz. Son las 6 de la mañana y la sala de yoga está callada con ventanas grandes donde se puede ver el

La cita con Carmen. Por. Paige Rowe. Escena. paz. Son las 6 de la mañana y la sala de yoga está callada con ventanas grandes donde se puede ver el La cita con Carmen Por Paige Rowe Tiempo Presente Personajes Carmen: Mujer de 23 años, desilusionada con su amor y triste del alma Ángel: Hombre de 23 años, novio de Carmen. Siempre trabajando. Maria:

Más detalles

La quina dorada. j h o n a t t a n c a m p o b a l c á z a r v a l l e d e l c a u c a

La quina dorada. j h o n a t t a n c a m p o b a l c á z a r v a l l e d e l c a u c a La quina dorada j h o n a t t a n c a m p o b a l c á z a r v a l l e d e l c a u c a Nací en la capital del Valle, la misma de la salsa, aunque como bailarín no soy un gran exponente. Crecí como la flor

Más detalles

COTI : Antes que ver el Sol

COTI : Antes que ver el Sol COTI : Antes que ver el Sol Si te vas, se me va a hacer muy tarde y además, sólo intento cuidarte ay cuando, mi vida cuando va a ser el día que tu pared desaparezca Fabriqué un millón de ilusiones prisioneras

Más detalles

El próximo sábado 1, en la misa vespertina, se sugiere hacer un rito especial para destacar la entrada del tiempo de Adviento.

El próximo sábado 1, en la misa vespertina, se sugiere hacer un rito especial para destacar la entrada del tiempo de Adviento. APERTURA DEL ADVIENTO El próximo sábado 1, en la misa vespertina, se sugiere hacer un rito especial para destacar la entrada del tiempo de Adviento. SE SUGIEREN VARIAS MODALIDADES: La primera: Incorporación

Más detalles

Jules Supervielle. Poemas

Jules Supervielle. Poemas Jules Supervielle Poemas Oloron - Sainte - Marie Como en el tiempo de mis padres los Pirineos escuchan a las puertas y me siento vigilado por sus falanges arrugadas. el río corre, ojos bajos, sin querer

Más detalles

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida?

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Personajes: Dolores Churrusco, una mosca que se quedó encerrada en una habitación Jengibre, una mosca demasiado culta Solamente la mitad del escenario

Más detalles

zambullirse en la vida

zambullirse en la vida conciencia n c i e n c i a planetariap l a n r i a zambullirse en la vida dejar de buscar y empezar a sentir Jeff Foster Astrofísico, escritor y conferenciante. Es autor de Más allá del despertar y Una

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

PRÓLOGO. Todo lo que tiene un principio, tiene un fin. Estoy seguro de haber escuchado esa frase

PRÓLOGO. Todo lo que tiene un principio, tiene un fin. Estoy seguro de haber escuchado esa frase PRÓLOGO Todo lo que tiene un principio, tiene un fin. Estoy seguro de haber escuchado esa frase en algún lado, más de una vez en mi vida. Todo lo que empieza, algún día debe terminar, no es más que una

Más detalles

Signos y síntomas de deficiencia No. Nunca No mucho. A veces Con moderación. En ocasiones. Tengo partes donde se nota caída de cabello.

Signos y síntomas de deficiencia No. Nunca No mucho. A veces Con moderación. En ocasiones. Tengo partes donde se nota caída de cabello. Tengo partes donde se nota caída de cabello Tengo una Tez muy pálida Me quemo muy fácilmente con el sol. Con frecuencia sufro perdida de memoria Estoy agotado/enfrentando muchas dificultades Mi presión

Más detalles

1. MIRA EN MIS OJOS Letra & Música: Niko Ruiz.

1. MIRA EN MIS OJOS Letra & Música: Niko Ruiz. 1. MIRA EN MIS OJOS DEJAME QUEDAR A TU LADO QUIERO QUE DESATES EL NUDO QUE HAY EN MI VOZ CREO QUE EL MOMENTO HA LLEGADO Y MI AMOR YA NO AGUANTA UN MINUTO CALLANDO. DEJAME MORIR EN TUS LABIOS LLEVATE CONTIGO

Más detalles

Capítulo 1 EL MUNDO QUE YO CREO

Capítulo 1 EL MUNDO QUE YO CREO Capítulo 1 EL MUNDO QUE YO CREO «Hubo un tiempo en que: pensé que no podía y no pude, creí que no sabía nada y nada supe. Pensé que no tendría fuerzas y flaqueé. Creí que era demasiada la carga y me caí.

Más detalles

Lo que más me gusta es volar dijo el sapo.

Lo que más me gusta es volar dijo el sapo. El vuelo del sapo Gustavo Roldán El vuelo del sapo de Gustavo Roldán. En El vuelo del sapo. Alfaguara juvenil. 2005. Gustavo Roldán Ilustraciones: Mónica Pironio Diseño de tapa y colección: Campaña Nacional

Más detalles

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños KidS adivinanzas! Ministerio para niños Disfruta de estas adivinanzas Dicen que soy rey y no tengo reino; dicen que soy rubio y no tengo pelo; afirman que ando y no me meneo; arreglo relojes sin ser relojero.

Más detalles

El silencio es dejar espacio entre mi yo y la realidad. La meditación. La gran aventura interna. Pàg 1 de 8

El silencio es dejar espacio entre mi yo y la realidad. La meditación. La gran aventura interna. Pàg 1 de 8 El silencio es dejar espacio entre mi yo y la realidad. La meditación. La gran aventura interna. Pàg 1 de 8 Cuántas veces has sentido que necesitas descansar del correr incesante de la vida moderna? Cuántas

Más detalles

El árbol. De modo que a la mitad de las casas, de las calles, de las huertas y de los jardines nunca les daba el sol.

El árbol. De modo que a la mitad de las casas, de las calles, de las huertas y de los jardines nunca les daba el sol. El árbol Érase una vez un árbol enorme que crecía en una isla muy pequeñita. La historia sucedió en un tiempo muy lejano, en el archipiélago del Japón. Los japoneses sienten un gran amor y respeto por

Más detalles

Los sueños como un espejo en El túnel de Ernesto Sábato por Kathleen Reber. Ernesto Sábato nació en Buenos Aires, Argentina en

Los sueños como un espejo en El túnel de Ernesto Sábato por Kathleen Reber. Ernesto Sábato nació en Buenos Aires, Argentina en Los sueños como un espejo en El túnel de Ernesto Sábato por Kathleen Reber Ernesto Sábato nació en Buenos Aires, Argentina en 1911. Por las dos Guerras Mundiales, creció en una época de violencia y desesperanza

Más detalles

VIA CRUCIS PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES. 1. Jesús, condenado a muerte 3-4-14

VIA CRUCIS PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES. 1. Jesús, condenado a muerte 3-4-14 VIA CRUCIS PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES Traducido y adaptado de una edición de Baltimore, USA, preparada por W.J. Mc Loughlin. Cada estación puede empezar con una jaculatoria ( Te adoramos, Cristo y te bendecimos

Más detalles

7 Errores FATALES frente a la Infidelidad

7 Errores FATALES frente a la Infidelidad www.comosuperarlainfidelidad.com 7 Errores FATALES frente a la Infidelidad Vivir una situación de Infidelidad es algo muy grave que desestabiliza emocionalmente a cualquiera. Sin embargo al ser algo que

Más detalles

"Dios tiene algo de abuelo"

Dios tiene algo de abuelo Portada - Testimonios - "Dios tiene algo de abuelo" "Dios tiene algo de abuelo" 3.12.2015 Eliana Palma es una abuela chilena que comparte en esta entrevista su visión acerca del papel que los abuelos tienen

Más detalles

Cuentos de Formula (para empezar a pensar)

Cuentos de Formula (para empezar a pensar) Cuentos de Formula (para empezar a pensar) Los abrazos dejaron de sentir, ahora le recordaban el llanto silencioso de su madre cada anochecer por lo que decidió salir corriendo en busca de la libertad

Más detalles

Oramos por la amistad

Oramos por la amistad Monición inicial: PARROQUIA DE LA ASUNCIÓN DE NTRA. SRA. MARTOS (JAÉN) Oración Joven 23 de febrero de 2008 Oramos por la amistad Esta tarde nos reunimos en torno al Señor para orar, para encontrarnos con

Más detalles

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el El violín mágico Había una vez un carbonero que vivía en un bosque y se llamaba Jeromir. Era alto como un árbol y muy fuerte. Y su hijo se llamaba Josa. Pero Josa era pequeñito y ni pizca fuerte. Esto

Más detalles

Aula de Poesia de Barcelona http://www.ub.es/aulapoesiabarcelona/auna

Aula de Poesia de Barcelona http://www.ub.es/aulapoesiabarcelona/auna Revista Electrònica de Poesia Aula de Poesia de Barcelona http://www.ub.es/aulapoesiabarcelona/auna SEGUEI ESENIN, SELECCIÓN DE POEMAS Selección i traducción Olga Starovoitova y José Jiménez. Estoy cansado

Más detalles

Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante

Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante ENTREVISTA A SU MAJESTAD EL REY EN TVE. EMISIÓN VIERNES 4. Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante Hay que afrontar los retos que tenemos por delante buscando el mayor

Más detalles

Nature Psycho Training Reflexión

Nature Psycho Training Reflexión Alumno: Fátima García Serrano Profesor: Juan Cruz! Nature Psycho Training Reflexión 19 de junio de 2015! Optimismo, buen humor, ambiente amistoso, naturaleza. el mejor de los marcos para ampliar nuestro

Más detalles

Ona Carbonell: Mis amigos no tienen trabajo y yo cobro por hacer lo que me gusta

Ona Carbonell: Mis amigos no tienen trabajo y yo cobro por hacer lo que me gusta Publicado: 27.10.2015 21:04 Diario Público Ona Carbonell: Mis amigos no tienen trabajo y yo cobro por hacer lo que me gusta La estrella de la natación sincronizada, con más de treinta medallas en su haber,

Más detalles

TE SIENTES DEPRIMIDO? 4 Técnicas Sencillas para dejar este estado atrás

TE SIENTES DEPRIMIDO? 4 Técnicas Sencillas para dejar este estado atrás TE SIENTES DEPRIMIDO? 4 Técnicas Sencillas para dejar este estado atrás Página 1 Contenido Introducción...4 Técnicas para dejar atrás la frustración y depresión...5 Técnica 1...5 Técnica 2...8 Técnica

Más detalles

Álbum Voz de Comunión 1999 Coro Voz de Comunión

Álbum Voz de Comunión 1999 Coro Voz de Comunión Álbum Voz de omunión 1999 oro Voz de omunión racias //:D A7:// D A racias por escoger esta tierra D Este monte de Alianza A Donde eres fuente de vida Bm F#m Desde aquí haces brotar m Aguas cristalinas

Más detalles

SI VOLVIERAS. Compositor: Danys Cáceres

SI VOLVIERAS. Compositor: Danys Cáceres SI VOLVIERAS Quisiera tenerte siempre conmigo Es los que siempre he querido Ahí si volvieras te daría mi corazón Por toda la vida entera Ahí mi amor Si, quiero tener tu calor y que Me des tu pasión en

Más detalles

ARBOLES EN EL UNIVERSO

ARBOLES EN EL UNIVERSO ARBOLES EN EL UNIVERSO Como todas las mañanas, Alejandro se dispone a desplazarse al Centro Integrado para la Dependencia de la calle Extremadura de Valladolid, lugar donde trabaja su padre. Es un día

Más detalles

PRIMERA SEMANA DE CUARESMA

PRIMERA SEMANA DE CUARESMA Cuaresma. Pág.1 PRIMERA SEMANA DE CUARESMA Jesús pasa cuarenta días en el desierto (Mateo 4, 1-11) Para pensar y trabajar: - Jesús también fue empujado por el diablo a hacer cosas para no agradar a Dios...

Más detalles