ANÁLISIS DE MODELOS COMPARADOS DE CONTROL DE ABSENTISMO O ENFERMEDAD POR CUALQUIER NATURALEZA Y SU IMPACTO SOBRE LA PRODUCTIVIDAD EN ESPAÑA

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "ANÁLISIS DE MODELOS COMPARADOS DE CONTROL DE ABSENTISMO O ENFERMEDAD POR CUALQUIER NATURALEZA Y SU IMPACTO SOBRE LA PRODUCTIVIDAD EN ESPAÑA"

Transcripción

1 ANÁLISIS DE MODELOS COMPARADOS DE CONTROL DE ABSENTISMO O ENFERMEDAD POR CUALQUIER NATURALEZA Y SU IMPACTO SOBRE LA PRODUCTIVIDAD EN ESPAÑA Juni 2011

2 1. Índice 1. Índice Abstract / Resumen y cnclusines Intrducción Definición de absentism La dimensión real del fenómen del absentism Análisis ecnómic del absentism Prductividad, cntrl del absentism y mercad de trabaj Mercad de Trabaj Marc cnceptual ecnómic La demanda de trabaj y el absentism labral Oferta de trabaj El equilibri en el mercad de trabaj La Incapacidad Tempral desde la perspectiva de la Hacienda Pública Cmpnentes y causas del absentism Factres que afectan al absentism labral: Cmpnentes del absentism Tips de absentism Regulación relacinada cn el absentism en España Negciación clectiva y absentism en España Institucines y agentes en el mercad de trabaj relacinads cn el absentism en España La experiencia de Ibermutuamur: el Plan de Gestión de Absentism Prpuestas de mejra para la gestión del absentism en España Bibligrafía

3 2. Abstract / Resumen y cnclusines A pesar de su relevancia, el prblema del absentism n ha sid excesivamente estudiad desde la perspectiva de la ecnmía, salv en l que se refiere a la estimación de ls cstes que supne para la empresa para el sistema de prtección. En muchs cass, dichs estudis sn puramente presupuestaris, sin tener en cuenta las dinámicas existentes y su influencia en el mercad de trabaj, ni ls efects ecnómics asciads y, además, el nivel de cnsens es limitad sbre ls cstes incluids y las frmas asciadas a su registr y cuantificación, existiend divergencias sustanciales al respect. Pr tant, el análisis ecnómic del absentism desde la perspectiva del mercad de trabaj prprcina una metdlgía nvedsa que ns arrja cnclusines especialmente relevantes, que afectan n sól a ls cstes sciales y a ls cstes públics, sin al cnjunt de elements que definen el equilibri en el mercad de trabaj, entendid cm nivel de salaris y nivel de emple. La elección de esta metdlgía a la hra de estudiar el absentism, cm fenómen tant scial cm ecnómic, frece un mdel explicativ estructural que permite también extraer las siguientes cnclusines: El absentism es un fenómen ecnómic, que tiene muchs cmpnentes, entre ells la incapacidad tempral, que cm se enuncia psterirmente en este estudi, supne al mens el 70% del prblema. En td cas, el absentism frma parte de ls cstes labrales, en el que influyen muchs factres, y existen estudis que determinan la eficiencia cmparada de la actuación sbre ls misms. El hech de que el absentism sea un cste labral para las empresas, afecta tant a la ferta cm a la demanda de trabaj. El análisis ecnómic basad en ls mdels de la ecnmía del cmprtamient frece un marc cnceptual útil y cnsistente para estudiar el absentism y ls mdels de decisión de ls trabajadres referida a su elección respect del absentism labral y de la ferta de trabaj. Pr tant, se trata de analizar la cuestión desde el punt de vista de ls incentivs que pseen ls trabajadres para 3

4 ausentarse de sus puests, de frma que se pueda cntribuir a entender mejr el fenómen del absentism y a frecer, tant a la empresa cm a ls pderes públics, pautas sbre las actuacines que deben seguirse para hacer frente a este prblema, freciend slucines y mecanisms asciads. El absentism afecta a ls cstes labrales, en la medida que frma parte de ls misms. El cste del absentism para la empresa será mayr cuand las tareas que realicen ls individus sean prpias, puest que en ests cass será más difícil que ls sustituts realicen las tareas cn la misma destreza que ls trabajadres ausentes. El aument de ls cstes labrales derivads de un mayr absentism incide en la demanda de trabaj de ls empresaris, cn independencia de que ls trabajadres actuales garanticen sus ingress mediante la percepción de sus prestacines. En definitiva, de la interacción de la elevación de ls cstes labrales, de la disminución de la prductividad y de la sustitución de ls factres prductivs en un mercad de trabaj cncret, existiría una crrelación en la misma línea entre desemple y absentism. El absentism afecta al mercad de trabaj y su efect se determina pr su efect en la reslución del equilibri en la tensión en el mercad de trabaj entre ferta y demanda. En este sentid, en términs ecnómics y pr cnsens, se entiende cm demanda de trabaj la que realizan las empresas, cm el númer de hras de trabaj que requieren las mismas para atender un determinad nivel de demanda de prducción de prducts, bienes servicis. En l que se refiere a la ferta de trabaj, la gestión del absentism también incrpra cuestines relativas al cmprtamient de ls trabajadres relativas a la estructura de incentivs al mism, de frma que ls trabajadres reducen la ferta de hras labrales, en la medida que pseen capacidad para utilizar las prestacines ecnómicas del sistema de cbertura (si esta capacidad, n existe es limitada) esta reducción, primer es menr en su cuantía, y segunda parte, se desvincula de su capacidad de elección. Si la prductividad desciende pr aument del absentism labral que sprtan las empresas, la demanda de trabaj se reducirá. Es decir, las expectativas de 4

5 cntratación de ls empresaris incrprarán el cste del absentism dentr de sus Cstes Labrales Unitaris Reales. Del mism md que si aumentan ls cstes labrales cnjunts (bien pr aument de ls cstes de la incapacidad, directs derivads pr aument de las cntribucines que deben pagar las mismas para atender su cbertura). La actitud de ls empleads ante el absentism puede verse influida pr la situación general de la ecnmía, ya que ésta va a afectar a ls cstes que puede percibir el individu derivad de la psibilidad de la pérdida de su emple. Alcanzar elevads niveles de absentism genera un mayr riesg para el trabajadr en entrns ecnómics de recesión, puest que la psibilidad de permanecer desemplead en cas de despid es superir a la que existiría en fases de auge y crecimient ecnómic. El trabajadr, pr tant, reaccina y tma sus decisines respect a su esfuerz en función de ls indicadres de cyuntura ecnómica. Pr ell, a priri parece crrect pensar que la crrelación entre la tasa de absentism y la marcha de la ecnmía tendrá sign psitiv. Teniend en cuenta que la reducción de la demanda de trabaj pr un increment de ls cstes labrales es de un 1%, una reducción del cste del absentism labral del 1%, se traduciría en un aument de la demanda de trabaj de las empresas del 0,1%. Del mism md si se prdujeran reduccines de las cntribucines dirigidas al pag de estas prestacines se pdría cnseguir auments adicinales de la demanda de trabaj que realizan ls empresaris. A la hra de abrdar la descripción y cuantificación de este fenómen, se puede afirmar que se trata de una cuestión en la que existen evidentes incnsistencias y carencias infrmativas, estadísticas y metdlógicas en l que respecta a la infrmación n sól en el plan nacinal sin también a nivel internacinal. Dichs prblemas se pdrían agrupar en ds tips de limitacines: las primeras de crte metdlógic: cntar cn una definición unifrme, cincidente y hmgénea sbre este fenómen. El segund grup se refiere a l que sn prpiamente ls instruments, frmas de medición, tips de prcess estadístics: encuestas, paneles, infrmación btenida mediante registrs, etc. Td ell, partiend de definicines y figuras prpias sbre absentism, e incapacidad tempral n armnizadas, diferencias más extensivas si cabe cuand se llega al plan de ls cstes indirects y su estimación. En cnsecuencia, n se dispne de dats 5

6 cmparativs sbre tasas de absentism en términs de hras y jrnadas perdidas, así cm de ls cstes asciads al mism. Es primrdial la existencia y puesta en marcha de sistemas regulatris eficientes que permitan una gestión adecuada del absentism y n generen sistemas de incentivs al mism, ni a la utilización excesiva de las prestacines de Incapacidad Tempral. Del mism md, sn necesaris prgramas destinads a la mejra de la gestión de ls prcess de incapacidad tempral derivads de cualquier tip de prces. Ests planes deben ir rientads a la ptimización del tiemp de duración de ls prcess, dad que ls misms afectan al absentism en términs de cstes, ferta, demanda y prductividad. Pr tant, la incidencia de dichs prgramas debe redundar en un efect psitiv de cara a la prductividad. El Plan de Gestión de Absentism de Ibermutuamur, cm entidad clabradra de la Seguridad Scial en España, es una iniciativa rientada en esta línea: sus bjetivs sn la reducción del númer de prcess mediante actuacines sanitarias cncentradas en las principales patlgías, análisis prmenrizad del absentism y sus causas, seguimient de ls prcess, identificación de medidas y seguimient de las mismas. El Plan de Gestión del Absentism Labral de Ibermutuamur cntinúa la línea de iniciativas en este ámbit realizads pr la Mutua, desde la estimación de tiemps estándar pr patlgías a ls estudis de las principales patlgías, e iniciativas pilt cn grups de empresas, que han frecid niveles de reducción del mism del 8-10%. 6

7 3. Intrducción El absentism labral es una cuestión de plena actualidad para las sciedades avanzadas, pr las graves cnsecuencias que tiene para la ecnmía y las empresas en términs de prductividad y cmpetitividad. En el cas españl, además, se ha cnstituid cm un de ls principales ejes en las negciacines y agendas plíticas en el ámbit del diálg scial, ya que la magnitud que ha tmad este fenómen ha prvcad, además, que la precupación pr el mism haya crecid de manera expnencial en ls últims añs, en ls que se ha vivid un imprtante aument de este prblema. En este cntext se enmarca el presente Estudi que, desde la pura acepción y significad de la palabra absentism a su tratamient y estudi cm fenómen ecnómic, abrda el enfque scilógic del términ para llegar al análisis ecnómic de ls cstes que éste genera. Pr tant, su nvedad radica en la finalidad de efectuar un análisis micrecnómic y macrecnómic de ls efects de la elevación de ls cstes pr absentism labral, así cm de ls efects sbre la prductividad empresarial, y l lleva a cab partiend de la descripción básica del mdel micrecnómic de mercad de trabaj, en términs de ferta, demanda y equilibri del mism. El estudi parte de una triple premisa que, si bien puede parecerns exclusivamente ecnómica, abarca tant aspects ecnómics cm scilógics y se cncentra en tres cuestines fundamentales: El absentism afecta a ls cstes labrales. El absentism afecta al nivel de emple. El absentism reduce la prductividad. El términ absentism se deriva del vcabl latin Absentis y, cm más tarde se explica, se aplicaba inicialmente para hacer referencia a ls terratenientes irlandeses que en el sigl XVIII vivían en Inglaterra y abandnarn sus tierras para gestinarlas desde la distancia. Esta relación se mantiene en la actualidad en España, pues sigue estand presente en la definición que cntempla la 22ª edición del Diccinari de la Real Academia Españla de la Lengua, que en su tercera acepción l define cm la Cstumbre de residir el prpietari fuera de la lcalidad en que radican sus bienes. 7

8 Per en España, quizás la definición más aceptada y sbre la que existe un mayr cnsens entre la cmunidad científica sea la que cnsidera el absentism cm la n presencia del trabajadr en el puest de trabaj cuand así estaba prevista. De esta manera, n sól se intrduce el factr de ausencia del puest de trabaj, sin que se cmplementa cn el cuand n estaba prevista, l cual excluye de la cnsideración a cmpnentes cm las vacacines ls permiss legales. Es decir, hay que entender este fenómen cm alg más ampli e integral que la simple enfermedad que deriva en la incapacidad para trabajar, y cm alg que va más allá de la cnntacines negativas cn las que este prblema siempre ha cnvivid, ya que de tr md estarems limitand la bservación de este fenómen a una pequeña parte del mism, cn l que las medidas de cntrl y reducción serán igualmente limitadas. Pr tant, desde el punt de vista scilógic, el estudi presenta un análisis de ls mdels cmparads de cntrl de absentism enfermedad pr cualquier naturaleza. Y, pr tr lad, realiza un estudi teóric partiend de ls mdels ecnómics de mercad de trabaj y ecnmía de cmprtamient, para analizar el impact del absentism sbre la prductividad, y se cntempla según factres relacinads cn el puest de trabaj, y también cn el nivel de emple (cuant más seguridad en el puest, mayr absentism), el nivel salarial (a menr salari, mayr absentism), el géner, la situación familiar (las mujeres cn cargas familiares se ausentan más) y la edad (el absentism se encuentra más entre ls trabajadres más jóvenes y entre ls de mayr edad). Pr tra parte, td mdel de análisis ecnómic de un fenómen cncret, cm es el cas del absentism labral, parte de la base de analizar ls efects macrecnómics y micrecnómics del mism en sus distints ámbits. En ecnmía, existen tres niveles de análisis: primer, el que parte de la prpia empresa cm unidad (empresarial); segund, el micrecnómic, que se refiere al mercad de bienes factres de referencia (que en el cas del absentism se circunscribe al mercad de trabaj en la medida que el absentism es una reducción de las hras de trabaj fertada y/ un cste labral); y en tercer lugar, el ámbit macrecnómic, cuy estudi se circunscribe a las macrmagnitudes prpias de una ecnmía (prduct interir brut, nivel general de emple, balanza de pags. Tmad, pr tant, cm fenómen ecnómic, el absentism presenta muchs cmpnentes, entre ells, la incapacidad tempral, teniend en cuanta el hech de que la incapacidad tempral sea una cbertura realizada pr ls Sistemas de Prtección Scial n implica que ésta deje de ser un cste, aunque pueda ser sindicada recgida pr el 8

9 cnjunt del sistema de Seguridad Scial. Partiend de ls resultads empírics la incapacidad tempral alcanza el 80% del cste del absentism. En el cas de la incapacidad tempral, el cntrl del absentism se debe realizar n sól durante ls prcess de baja durante el pag de la prestación, sin intrduciend mecanisms regulatris de crrespnsabilización entre sistema sanitari, empresa y perceptr/titular de la prestación. De l anterir pueden derivarse, entnces, ds imprtantes cnsecuencias: En primer lugar, la aparición de pliznes, es decir empresas cn peres resultads en materia de absentism (y cn mens intereses en su la prevención de sus causas) que se benefician de que se trata de una prtección pública, así cm trabajadres que puedan utilizar esas prestacines de frma abusiva para el sistema. En segund lugar, ls sistemas pueden acabar elevand ls cstes de su aseguramient mediante la elevación de sus cntribucines a ls agentes si quieren garantizar su equilibri ecnómic financier, cuestión que este estudi abrda más adelante en el apartad dedicad a la Hacienda Pública. Es pr ell pr l que el absentism labral, desde tal punt de vista ecnómic, debe ser tratad cm una cmpnente más de ls cstes labrales, en una parte directa, y también, en una parte asegurada cubierta, bien pr una entidad pública privada de prtección, per sin lvidar que las cnsecuencias del absentism que exceden ls cstes directs, cm sn las sustitucines, búsqueda de trabajadres, retribucines adicinales pr dispnibilidad etc superan el marc básic del sistema de prtección scial. Si bien la existencia de cstes derivads del absentism frece escasas dudas, sí es verdad que plantea más interrgantes el hech de que tdas las empresas sprten el mism cste ante un aument del absentism y de la incapacidad tempral. Esta diferencia de cstes influirá sbre la repercusión del absentism en las decisines que tma la empresa en relación cn sus empleads. Cuand el absentism sea especialmente csts para la empresa, la penalización del mism será mayr, l que prvcará que ls trabajadres se precupen más pr esta cuestión y, pr ende, la empresa presente un menr nivel de absentism. 9

10 Per el absentism también se puede abrdar, sin salirns del análisis ecnómic, cm una reducción de las hras trabajadas (en la medida que ls trabajadres deciden reducir, en parte el númer de hras que pueden trabajar), de frma que se trate de una restricción disminución de las hras de trabaj fertadas. Esa reducción será tant más intensa cuant ls mecanisms institucinales permitan en mayr medida la utilización de ls misms cn discrecinalidad cn menres cstes derivads de su regulación de sus efects. L que parece clar es que el prblema del absentism n ha sid excesivamente estudiad desde la perspectiva de la ecnmía, salv en l que se refiere a la estimación de ls cstes que supne para la empresa para el sistema de prtección. Existen, es sí, estudis puramente presupuestaris, sin incurrir en las dinámicas de ls mercads, ni en ls efects ecnómics y, además, el nivel de cnsens, es limitad sbre ls cstes incluids y las frmas asciadas a su registr y cuantificación. Pr ell, la nvedad de este estudi, en el plan teóric y creems que ahí radica su imprtancia, es que abrde el absentism cm factr scilógic desde un punt de vista ecnómic, es decir de ls efects sbre la prductividad empresarial, y l lleva a cab partiend de la descripción básica del mdel micrecnómic de mercad de trabaj, en términs de ferta, demanda y equilibri del mism. A partir de este marc teóric-ecnómic, se realiza la descripción del fenómen del absentism labral en España, cn especial atención en la gestión de la incapacidad tempral, incluyend la definición de un cnjunt de medidas que evlucinen el marc legal y regulatri para cnseguir mayr eficiencia en la gestión de este fenómen. En especial, se hace especial hincapié en la regulación asciada al absentism, al tripartism y en la negciación clectiva, a la hra de valrar cóm se recge en la misma el fenómen del absentism. En realidad, tds ests aspects recgen la virtualidad de que las prestacines de incapacidad tempral sn las grandes prtagnistas. En particular se hace un estudi de ls prblemas de incnsistencia referida a ls dats existentes a nivel internacinal para lgrar perspectivas cmparadas que permitan cntar cn una visión fiel del prblema del absentism labral. Finalmente, se describe el Plan de Gestión del Absentism Labral de Ibermutamur, cm una herramienta dirigida a sus empresas asciadas, cn el bjetiv de que éstas puedan 10

11 mejrar y ptimizar ls prcess de incapacidad, tant en su númer (cn accines sanitarias rientadas a evitar la frecuentación de patlgías más prevalentes) cm en su duración, sbre la base de la agilidad gestra. La expsición del mism, permite la difusión de una best practice en este camp, cuyas primeras experiencias pilt freciern resultads esperanzadres en las psibilidades de la reducción del absentism derivad de incapacidad, y pr tant, en materia de reducción de cstes. 11

12 4. Definición de absentism El términ absentism se deriva del vcabl latin Absentis, e inicialmente se aplicaba para hacer referencia a ls terratenientes irlandeses que en el sigl XVIII vivían en Inglaterra y abandnarn sus tierras para gestinarlas desde la distancia. Y esta relación sigue estand presente en la actualidad, al mens en España, de frma que la definición que cntempla la 22ª edición del Diccinari de la Real Academia Españla de la Lengua, en su tercera acepción, l cnsidera cm la Cstumbre de residir el prpietari fuera de la lcalidad en que radican sus bienes. Per la cncepción del términ tal y cm hy la entendems fue psterir, utilizándse para hacer referencia a la pérdida de tiemp de la jrnada labral pr parte del trabajadr. Así, Dubis l relacinó, en 1977, cn el tiemp de trabaj perdid en el sigl XIX debid a las largas jrnadas de trabaj, en las que se incluían ls días de fiesta. A partir de este rigen, hems asistid en las últimas décadas a múltiples debates, hipótesis y la publicación de infinidad de estudis, muchs de ells elabrads cn el bjetiv de llegar a definir el cncept de absentism. Y, en este sentid, hay que advertir que llegar a una única definición es una labr cmpleja, dad que se trata de una magnitud multifactrial que debe ser bservada y analizada desde múltiples punts de vista para cncluir cn una crrecta acepción. Y quizás esta cncepción pliédrica y la pluralidad de factres es l que prvca un ciert clima de cnfusión al hablar del prblema, habiend inclus autres que rehúsan utilizar el términ baj el argument de que n existe realmente el absentism sin que l que se prduce sn ausencias justificadas del puest de trabaj. Pr tant, baj el nmbre genéric de absentism encntrams muy diversas definicines, ya que sól en el entrn eurpe están aquellas que se centran en la ausencia del puest de trabaj, en la ausencia n justificada del puest de trabaj, en la ausencia cntinuada del puest de trabaj, en la ausencia pr accidente enfermedad labral. Y a esta cuestión hay que añadirle además un element subjetiv tenid en cuenta pr numerss autres que han asciad el términ a la vluntariedad del trabajadr para ausentarse de su puest, equiparándl de alguna manera a una frma de resistencia acción frente a una situación labral cn la que se está en desacuerd que se cnsidera injusta. 12

13 Este element subjetiv se empieza a tener en cnsideración a principis del sigl XX, cuand cmienzan a tenerse en cuenta ls accidentes de trabaj vluntaris prducids en actividades labrales cn una alt nivel de riesg, para tener así una vía de escape y pder cntinuar cn el puest de trabaj. A ests accidentes sn a ls que se les cmenzó a incluir dentr del cncept de absentism. Expnentes de esta crriente sn autres cm Simn, quien en 1978 manifestaba que esta situación era una frma de resistencia de ls campesins hacia la frma de prducción capitalista; Dubis, que ascia al absentism cm una frma de acción brera que se manifiesta para expresar el rechaz hacia la situación labral bien para pder btener la remuneración sin trabajar y emplear el tiemp en tras actividades. Y psiblemente cm cnsecuencia de esta cncepción ns encntrams ante un cncept al que históricamente se le ha dtad de cnntacines negativas, de frma que al hablar de un trabajadr absentista, muchas persnas l entenderían, inclus en la actualidad, cm un mal trabajadr, asciand sus cmprtamients cn la simulación de una enfermedad, cn el fraude cn el us inadecuad de las prestacines de la Seguridad Scial. En este sentid se prnunciarn ya en 1951 autres cm Pedr Sangr y Trres y Jsé Luís de Villalbs, en su trabaj Influencia del médic de empresa sbre el absentism en el trabaj, e igualmente significativa es la definición recgida en el Diccinari de la Real Academia Españla en el añ 1995, en su 21ª edición y en la vigente 22ª edición, que cnsidera el absentism cm la abstención deliberada de acudir al trabaj, incluyend pr tant el element subjetiv y la vluntariedad cm cndición sine qua nn a la hra de hablar de este cncept: Absentism bsentism: (Del ingl. absenteeism, y este del lat. absens, -entis, ausente). 1. m. Abstención deliberada de acudir al trabaj. 2. m. Cstumbre de abandnar el desempeñ de funcines y deberes anejs a un carg. 3. m. Cstumbre de residir el prpietari fuera de la lcalidad en que radican sus bienes. Per en España, quizás la definición más aceptada y sbre la que existe un mayr cnsens entre la cmunidad científica es la que cnsidera el absentism cm la n presencia del trabajadr en el puest de trabaj cuand así estaba prevista. De esta manera, n sól se intrduce el factr de ausencia del puest de trabaj, sin que se cmplementa cn el cuand n estaba prevista, l cual excluye de la cnsideración a cmpnentes cm las vacacines ls permiss legales. 13

14 Así, encntrams la definición dada pr el antigu Institut Nacinal de Previsión de España, que l definió cm tda ausencia al trabaj, sea justificada n, cmputable pr la diferencia crnlógica existente entre ls tiemps de trabaj cntratads y ls efectivamente realizads. También, en esta misma línea, ns encntrams la definición prprcinada pr el Acuerd Marc Intercnfederal sbre negciación clectiva, que más tarde será tratad en este trabaj en la parte referente a la negciación clectiva, firmad pr la Unión General de Trabajadres (UGT) y la Cnfederación Españla de Organizacines Empresariales (CEOE) en 1980, que entre trs aspects relacinads cn la negciación clectiva define el absentism cm la n presencia del trabajadr en el puest de trabaj. Siend en sí misma una definición amplia y extensiva, el mism Acuerd Marc se encarga psterirmente de cmpletarla, mediante la inclusión de un listad de circunstancias que n deben ser cnsideradas ni cmputables a efects de cuantificar el absentism, cm sn las ausencias justificadas, ls días de permis pr matrimni, ls permiss legales, el desempeñ de funcines sindicales, el tiemp dedicad a la lactancia materna las ausencias pr enfermedad accidente labral. Del mism md, en esta línea se han prnunciad institucines cm la Organización Internacinal del Trabaj, que en la Enciclpedia de Salud, Seguridad e Higiene define el absentism cm la n asistencia al trabaj pr parte de un emplead del que se pensaba que iba a asistir, quedand excluids ls perids de vacacines y huelgas. O la Fundación Eurpea para la mejra de las cndicines de vida y de trabaj, que en el estudi Absence frm Wrk (Absentism labral) publicad en Juli de 2010, l define cm la ausencia del trabaj cuand se da pr hecha está fijada la presencia. Pr su parte, diverss autres también se han prnunciad en esta misma línea, cm F.J Ribaya Mallada, que definió este cncept cm el incumplimient pr parte del trabajadr de la jrnada labral, bien pr retrasar su incrpración adelantar su salida diaria, bien pr n acudir al trabaj en una jrnada cmpleta en varias; Chadwick-Jnes, que en 1982 l definió cm la n asistencia de ls empleads al trabaj en ls hraris establecids, distinguiéndl de tras frmas de ausencia cm las vacacines y ls permiss que han sid prevists. Otrs autres que han seguid esta línea fuern Adalbert Chiavenat Daniel Danatr, quien además intrduj en su definición la diferencia entre el tiemp de trabaj cntad individualmente y el realizad, de tal manera que el absentism n debe hacer referencia 14

15 en exclusiva a jrnadas cmpletas, sin al tiemp de trabaj perdid cuand se supnía que el trabajadr debería estar en su puest de trabaj. Y también J.F Mlinera Mates, quien recgió que el absentism labral es el act individual de ausencia del trabaj cnsecuencia de una elección entre actividades alternativas que implican en casines el abandn de sus bligacines. En suma, es el incumplimient pr parte del emplead de sus bligacines labrales, faltand al trabaj, de manera justificada injustificada, n desarrlland su cmetid de frma vluntaria durante una parte la ttalidad de la jrnada. Pr tr lad, en el rest de países del entrn de la Unión Eurpea, sól Italia tiene una definición del absentism similar a la nuestra, que incluye tdas las causas que impiden la presencia en el trabaj cuand así estaba establecid. Pr el cntrari, trs países cm Francia Gran Bretaña aplican una definición mens extensiva dnde sól se cuentan las ausencias asciadas a enfermedad accidente de trabaj, centrand la cuestión en las cndicines de salud labral del puest de trabaj y entendiend pr absentism sól la ausencia pr enfermedad. En este mism sentid se prnuncia el Estudi La prevención del absentism en el lugar de trabaj, publicad en 1997 pr la Fundación Eurpea para la Mejra de las Cndicines de Vida y de Trabaj, que define el absentism cm la Incapacidad tempral, prlngada permanente, para trabajar, cm resultad de una enfermedad dlencia. Y la Asciación Internacinal de la Medicina del Trabaj, que en 1957 relacinó el absentism cn las ausencias al trabaj que se cnsideran debidas a enfermedades y accidentes. Pr tant, esta definición incluía las ausencias médicamente certificadas y también aquellas ausencias pr patlgías sin certificad médic per que en la práctica se cnsideran atribuibles a enfermedad accidentes. En definitiva, y siempre teniend presente que n existe una definición única del términ absentism, en España parece que sí se ha llegad a un cnsens generalizad que, cm hems vist, define este fenómen cm la ausencia al trabaj cuand se da pr hecha está fijada la presencia en el puest de trabaj. Pr tant, hay que entender este fenómen cm alg más ampli e integral que la simple enfermedad que deriva en la incapacidad para trabajar, y cm alg que va más allá de la cnntacines negativas cn las que este prblema siempre ha cnvivid, ya que de tr md estarems limitand la bservación de este fenómen a una pequeña parte del mism, cn l que las medidas de cntrl y reducción serán igualmente limitadas. 15

16 Partiend de esta definición, habrá que ver si estas ausencias serán justificada n, y entre tras cuestines pdems estar ante una ausencia cmpleta parcial durante la jrnada labral En ese cas, estarems habland de distints tips de absentism (previsible, justificad, n previsible ), per tda esta casuística estará dentr del términ glbal de Absentism labral. La dimensión real del fenómen del absentism El absentism labral, tal y cm se ha mencinad en la intrducción, es una cuestión de plena actualidad en España, pr las graves cnsecuencias que tiene para la ecnmía y las empresas en términs de prductividad y cmpetitividad. La magnitud que ha tmad este fenómen ha prvcad, además, que la precupación pr el mism haya crecid de manera expnencial en ls últims añs, en ls que una mayr actividad ecnómica prvcó un aument incntrlad de este prblema, especialmente en España, dad que ls dats aprtads pr las principales institucines muestran, en general, uns niveles de absentism que se sitúan en la banda media-alta en el cnjunt de la Unión Eurpea. Un ejempl significativ de su cntribución negativa respect de la prductividad l encntrams en el cas españl, si bien es ciert que en la pérdida de prductividad n es el absentism el únic factr a tener en cuenta. Per sí es necesari destacar aquí que, según dats de Eurstat, la prductividad avanzó en España entre 1997 y 2007 un 0,1%, cuand en el cnjunt de la Unión Eurpea l hiz un 1%, l cual supne diez veces más. Y en este sentid, además, destacar que de acuerd cn el ranking de prductividad elabrad pr el Fr Ecnómic Mundial en su Infrme de Cmpetitividad Glbal , España se situaba en el puest 33 en 2009, mientras que en 2010 pasó al puest 42º. En td cas, y a la hra de abrdar su descripción y cuantificación, se puede afirmar que se trata de una cuestión en la que existen evidentes incnsistencias y carencias infrmativas, estadísticas y metdlógicas en l que respecta a la infrmación, n sól en el plan nacinal sin también a nivel internacinal. Dichs prblemas se pdrían agrupar en ds tips de limitacines: las primeras de crte metdlógic, pues n cntams cn una definición unifrme, cincidente y hmgénea sbre este fenómen, tal y cm hems vist en el apartad anterir. Y un segund grup de limitacines que se refiere a l que sn prpiamente ls instruments, frmas de medición, tips de prcess estadístics: encuestas, paneles, infrmación btenida mediante registrs, etc. 16

17 Td ell, partiend de definicines y figuras prpias sbre absentism e incapacidad tempral n armnizadas, diferencias más extensivas si cabe cuand se llega al plan de ls cstes indirects y su estimación. En cnsecuencia, n se dispne de dats cmparativs sbre tasas de absentism en términs de hras y jrnadas perdidas, así cm de ls cstes asciads al mism. Además, la infrmación dispnible en la actualidad ns aprta dats sbre aquell que ya ha pasad, per n predice nada sbre l que puede llegar a pasar, que sería l realmente útil para pder reducir este fenómen. De hech, actualmente la infrmación dispnible en ests estudis se btiene pr prcedimient de encuesta, nunca de registr, y en l que se refiere a cstes indirects mediante prcess estimatris. Ls estudis realizads a partir de Encuesta sn ls más frecuentes en el sectr, siend la cmbinación de Encuestas elabradas pr metdlgía y pr rganisms ficiales (Institut Nacinal de Estadística), cn criteris estadístics armnizads pr EUROSTAT pdrían cntar cn la mayr fiabilidad, a priri, sin embarg, diversas entidades privadas han elabrad encuestas cn metdlgías prpias, freciend resultads que evidencian hrquillas de variación excesivamente elevadas. Pr tant, estas diferencias materializan ls divergentes y frmas de cmputar ls cstes directs e indirects, ls distints perids de tiemp bservads, así cm la frma en la que se btienen ls dats. Td ell implica que las cmparativas que se realicen sean divergentes, entrpeciend un diagnóstic fiable de esta prblemática para nuestra ecnmía. En este sentid, se enuncian ls siguientes estudis, publicads recientemente, y se cmparan ls principales dats que en ells se frecen: España Unión Eurpea Tasa de Cste (% Tasa Cste absentism sbre el PIB) absentism (%sbre PIB) Adecc (2009) 5,35% 1,2% - - Price Waterhuse (2010) 3,9% - 4,2% - Pimec (2010) 5,07% 1,15% - - Fundación para la Calidad de vida en el trabaj (2010) 5,35% 1% 3 a 6% según país 2,5% 17

18 Una vez analizads en prfundidad ls dats aprtads pr ests estudis, ns encntrams cn situacines tan dispares cm que mientras Adecc muestra a España cm un de ls Estads cn mayr absentism de la Unión Eurpea (5,35% frente a una media del 4%), un reciente estudi publicad pr Price Waterhuse en febrer de este añ, Absentism labral: una precupación creciente, sitúa el absentism españl aprximadamente en la media eurpea, situada sbre el 4%. Cnsecuentemente, y al igual que pasaba en el cas de la definición del prblema, es imprescindible abrdar priritariamente la disparidad de criteris y la carencia de recurss, que redundan en una baja calidad estadística, cn el fin de dispner de infrmación rigursa, fiable y cmparada cn ls países de nuestr entrn. Sin duda, y en este sentid, la creación de un Observatri de Absentism Labral pdría cnvertirse en un primer pas imprtante para slucinar esta situación, tal y cm se recge en el apartad final de prpuestas para mejrar la gestión del absentism. En td cas, es precis destacar que para cmbatir cn éxit el absentism labral n sól debems saber de qué hablams y cntar cn infrmación estadística de calidad que ns permitan medirl y valrarl, sin que también debems definir crrectamente el tip de absentism ante el que ns encntrams y cncer bien las causas que l prvcan y sus cmpnentes. Per ests sn aspects del absentism que serán tratads más adelante en este estudi. 18

19 5. Análisis ecnómic del absentism Prductividad, cntrl del absentism y mercad de trabaj Cualquier mdel de análisis ecnómic de un fenómen cncret parte del hech de analizar ls efects macrecnómics y micrecnómics del mism en sus distints ámbits. En este sentid, en ecnmía existen tres niveles de análisis: en primer lugar, el que parte de la prpia empresa cm unidad (empresarial). En segund lugar, el micrecnómic, que se refiere al mercad de bienes factres de referencia (en el cas del absentism, éste se circunscribe, pr tant, al mercad de trabaj, en la medida que supne una reducción de las hras de trabaj fertada y/ un cste labral). Y, finalmente, el ámbit macrecnómic, en cuy estudi se circunscriben las macrmagnitudes de una ecnmía: prduct interir brut, nivel general de emple balanza de pags, entre trs. Dad que el absentism que se trata dentr de este estudi se centra en la incapacidad tempral, pues cm más tarde verems en el apartad de cmpnentes del absentism supne al mens el 70% del prblema en España, es precis añadir además un adicinal en el ámbit ecnómic, que es el que se refiere a la Hacienda Pública, en la medida que el absentism pr causa derivad de la incapacidad tempral es también una cbertura scial (incluida dentr ls sistemas de Seguridad Scial) y, pr tant, es un cas en el mund ecnómic de tratamient de subsidis. Pr ell y dad que este estudi se refiere al cntrl del absentism y al análisis ecnómic del mism, es precis tener en cuenta la crrelación existe entre este fenómen y ls cstes labrales y, en segund lugar, que frma parte cm element que participa en la prductividad, tant a nivel empresarial y glbal de una ecnmía cm en el mercad de trabaj. Cnsecuentemente, su traslación agregada se traslada al mdel de equilibri general de la ecnmía en su cnjunt, en términs macrecnómics. El absentism es un fenómen ecnómic, que tiene muchs cmpnentes y, al mism tiemp, cntiene muchs factres y existen estudis que determinan la eficiencia cmparada de la actuación sbre ls misms, afectand en un cas u tr a la ferta la demanda de trabaj. Cn el fin de efectuar un análisis micrecnómic y macrecnómic de ls efects de la elevación de ls cstes pr absentism labral y de ls efects sbre la prductividad empresarial, se realiza este análisis partiend de la descripción básica del mdel 19

20 micrecnómic de mercad de trabaj, en términ de ferta, demanda y equilibri del mism. Mercad de Trabaj Cm punt de partida cabe destacar que, las aprximacines jurídicas y sciales han servid para que n se cntemplara la dinámica del mercad de trabaj, cm un mercad más, de frma que se desvirtúan l prcess ecnómics asciads al mism, pr cuestines de carácter idelógic jurídic. Mientras que existe una aceptación más mens implícita de que ls mercads de bienes, servicis y factres sn explicativs de relacines ecnómicas cncretas, el mercad de trabaj ha sid tradicinalmente muy pc explicad desde aprximacines que sn usuales y cmpartidas en la tería ecnómica. Existen así, pcs autres que describen la mecánica del mercad de trabaj en una sciedad mderna. Sin embarg, existe cnsens en el mund ecnómic para explicar las relacines labrales dentr de un mercad. Pr tra parte, la cnstrucción institucinal de ls mercads de trabaj y de ls mecanisms de prtección asciads al mism, incrpra factres de distrsión y cnfusión al análisis ecnómic que tratarems de explicar cn mtiv del absentism y del absentism derivad de incapacidad tempral. El hech de que determinadas situacines puedan ser cubiertas pr el Sistema de Prtección Scial puedan ser aseguradas hacia tercers, revierte en que ls cstes labrales n se perciban, n sean transparentes que su traslación impida un crrect análisis de sus efects ecnómics. En definitiva, que la incapacidad tempral sea una cbertura realizada pr ls Sistemas de Prtección Scial n implica que, en definitiva, ésta deje de ser un cste, aunque pueda ser sindicada recgida pr el cnjunt del sistema de Seguridad Scial. Las cnsecuencias de esa traslación sn ds: primer la psibilidad de la aparición de pliznes, empresas cn peres resultads en materia de absentism (y cn mens intereses en la prevención de sus causas) que se benefician de que se trata de una prtección pública. Y, también, en el mism sentid, de trabajadres que puedan utilizar esas prestacines de frma abusiva para el sistema. En segund lugar, n es mens ciert, que ls sistemas pueden acabar elevand ls cstes de su aseguramient mediante la elevación de sus cntribucines a ls agentes si quieren garantizar su equilibri ecnómic financier. Esta cuestión se abrdará cn mayr prfundidad en el apartad relativ a la Hacienda Pública. 20

21 Pr tant, y cm punt de partida, situarems que el absentism labral, desde el punt de vista ecnómic, debe ser tratad cm una cmpnente más de ls cstes labrales, en una parte directa y en una parte asegurada cubierta bien pr una entidad pública privada de prtección. En td cas, de hech, ls sistemas de prtección mantienen mecanisms de franquiciamient que impiden un aseguramient ttal del mism de cpag cm fórmula de crrespnsabilización entre agentes causantes y agentes que sprtan el cste de la prestación. Asimism, las cnsecuencias del absentism que exceden ls cstes directs, cm sn las sustitucines, búsqueda de trabajadres, retribucines adicinales pr dispnibilidad etc superan el marc básic del sistema de prtección scial. Otra de las alternativas de análisis ecnómic al absentism labral es tmarl en cnsideración cm una reducción de las hras trabajadas, de frma que se trate de una restricción disminución de las hras de trabaj fertadas. Dich análisis cabe incrprarse cuand el acces la psibilidad de decidir sbre la utilización de fórmulas de absentism, y en el cas de la incapacidad tempral, de acces a la prestación, recaiga en parte en el titular del derech a la prestación. Del mism md, y a pesar de su relevancia, el prblema del absentism n ha sid excesivamente estudiad desde la perspectiva de la ecnmía, salv en l que se refiere a la estimación de ls cstes que supne para la empresa para el sistema de prtección. En muchs cass, dichs estudis sn puramente presupuestaris, sin incurrir en las dinámicas de ls mercads, ni en ls efects ecnómics y, además, el nivel de cnsens, es limitad sbre ls cstes incluids y las frmas asciadas a su registr y cuantificación. De hech, el que exista una frma de regular el absentism u tra, n es alg neutral, sin que incide en la psibilidad de su utilización activa. Pr tant, el cntrl de absentism en el cas de la incapacidad tempral, se debe realizar n sól durante ls prcess de baja durante el pag de la prestación, sin intrduciend mecanisms regulatris de crrespnsabilización entre sistema sanitari, empresa y perceptr/titular de la prestación. Si bien es ciert, que las cberturas de incapacidad tempral, respnden a la incursión en una cntingencia que es precis prteger, n es mens ciert el cnsens existente en la utilización indebida de las prestacines, cn independencia del nivel existente en cada sistema de prtección. Dicha utilización de la acción prtectra se revela tant más llamativa en el mment en que la misma refleja su utilización diferenciada en mments de crisis ecnómica en mments de auge, que 21

22 determinads prcess, al ampar de la cadena burcrática gestra puedan ser prlngads de manera artificial a l que es la duración habitual de un prces de acuerd cn su patlgía. N bstante, además, el análisis ecnómic del absentism desde la perspectiva del mercad de trabaj, prprcina una metdlgía nvedsa que ns puede arrjar cnclusines especialmente relevantes, que afectan n sól a ls cstes sciales, a ls cstes públics, sin al cnjunt de elements que definen el equilibri en el mercad de trabaj, entendid cm nivel de salaris y nivel de emple. Si el cncept incapacidad tempral es la parte más relevante del absentism, su impact en el mercad de trabaj tiene especial relevancia, en términs de participar en su equilibri. Cbra aquí, especial imprtancia, una cmpnente slidaria de la utilización indebida del absentism, puest que la elevación del mism, tiene resultads cnjunts para ls trabajadres y el nivel de emple. Inclus puede aparecer la existencia de efects de percepción redistributiva asimétrica: quien hace us de las prestacines: empresa y trabajadr, puede cnsiderar que ls cstes derivads de la misma, n van a tener retrn en frma de elevación de las cntribucines que se crrespnden a su cbertura, l cual también incide en una cierta laxitud en el cmprmis cnjunt de atención sbre la prestación. En efect, hasta hace pc tiemp, esta perspectiva ecnómica relativa al absentism era prácticamente inexistente cn independencia de ls métds cntables de registr de su evaluación. En realidad, la mayr parte de estudis realizads se habían efectuad desde la psiclgía aplicada (Dunn y Yungbld, 1986), que l ha cnsiderad cm un intent del trabajadr pr evadirse de un ambiente de trabaj negativ que genera en él alts niveles de insatisfacción (Steers y Rhdes, 1978). El absentism, en ests estudis y en ests enfques es una respuesta al clima de trabaj, cn independencia de que su materialización práctica se realice a través del us de la incapacidad tempral. De frma cmplementaria, el análisis ecnómic basad en la ecnmía del cmprtamient, frece un marc cnceptual útil para estudiar el absentism, ya que ls mdels que emplea permiten realizar prediccines sbre el cmprtamient de ls individus ante un determinad mdel de relacines labrales y de capacidad de acces y utilización de las prestacines y de las cberturas. Pr tant, se trata de analizar la cuestión desde el punt de vista de ls incentivs que pseen ls trabajadres para ausentarse de sus puests, de frma que se pueda cntribuir a entender mejr el fenómen del absentism y a frecer, tant a la empresa cm a ls pderes públics, pautas sbre las actuacines que deben seguirse para hacer frente a este prblema, freciend slucines y 22

23 mecanisms asciads. Situación que, en el cas de la incapacidad tempral, cm principal instrument individual para incurrir en la ausencia del puest de trabaj (y además, en general, cn una cbertura legal que impide que puedan derivarse cnsecuencias para el cntrat de trabaj), es especialmente significativa. Marc cnceptual ecnómic El prblema del absentism ha sid cntemplad en la ecnmía fundamentalmente desde el punt de vista de la ferta de trabaj (Brwn y Sessins, 1996). Las necesidades de las empresas en cuant al nivel de utilización de ls equips prductivs, la realización de peracines específicas que precisan ser realizadas cnsecutiva simultáneamente, el intercambi de infrmación hacen que en general ls cntrats de trabaj n sean cmplets. A pesar de ell, el emplead y el empleadr nrmalmente acuerdan un númer fij de hras de trabaj y en el cntrat se especifican cn exactitud ls mments en ls que el trabajadr debe estar presente en su puest (Kenyn y Dawkins, 1989; Drag y Wden, 1992). El efect en el mercad de trabaj del absentism, se determina pr su efect en la reslución del equilibri en la tensión en el mercad de trabaj entre ferta y demanda. En este sentid, en términs ecnómics y pr cnsens, se entiende cm demanda de trabaj la que realizan las empresas. Es decir, el númer de hras de trabaj que requieren las mismas para atender un determinad nivel de demanda de prducción de prducts, bienes servicis. Y, ferta de trabaj, la que realizan ls individus en frma de hras de trabaj ttales fertadas para un salari real (est es para un determinad salari mnetari sin inflación) esperad. Esta aprximación terminlógica, en ls ds sentids, ferta y demanda, es muy relevante, puest que funcina en sentid cntrari a la utilización de ests términs fuera del camp ecnómic, dnde ferta y demanda se emplean en sentids diferentes. Ls efects en la demanda de trabaj que realizan las empresas dependen de la prductividad y de ls cstes labrales, cm verems, así cm decisines basadas en la ecnmía del cmprtamient de ls agentes demandantes, es decir las empresas psterirmente, si perciben que el absentism la capacidad de absrber cstes derivads 23

24 de ls prcess de incapacidad de baja se añaden a su curva de cstes labrales. Y, en l que se refiere a la ferta de trabaj, la gestión del absentism también incrpra cuestines relativas al cmprtamient de ls trabajadres relativas a la estructura de incentivs al mism, de frma que ls trabajadres reducen la ferta de hras labrales en la medida que pseen capacidad de utilizar las prestacines ecnómicas (si esta capacidad, n existe es limitada) esta reducción, primer es menr en su cuantía, y segunda parte, se desvincula de su capacidad de elección. La demanda de trabaj y el absentism labral Centrémns ahra en el análisis de la demanda de trabaj. La demanda de trabaj es una demanda derivada, de frma que se deriva de la cantidad del factr trabaj necesaria para prducir un determinad nivel de bienes, prducts servicis. En cnsecuencia, si crece la demanda de vivienda nueva est cnduce al aument de la demanda de albañiles para su cnstrucción. La demanda de emple depende en términs ecnómics de la prductividad de ls trabajadres y del preci del prduct que ls trabajadres ayudan a prducir, así cm de la capacidad de sustitución de la misma pr utilización de bienes de inversión y de capital. Est es, si en una ecnmía cae la prductividad de ls trabajadres, la demanda de emple será menr pr parte de ls agentes empresariales. Y, del mism md, si existe una alta capacidad de que ésts sean sustituids pr prcess tecnlógics (es decir cn mayr prductividad) la situación también se traducirá en una mayr reducción de la demanda que realizan las empresas. Cuand se efectúa una expresión de ls prcess ecnómics asciads a la demanda de trabaj, n se está pretendiend efectuar una visión idelgizada de las misma, simplemente se realiza la descripción de ls prcess de decisión de sus agentes. A nivel ecnómic, la definición de prductividad, es clara, en términs de cuál es el nivel de prduct ttal (utput) resultante para una utilización de uns factres determinads. Si simplificams dichs factres, en términs capital y trabaj pdems identificar la naturaleza de ls misms y se puede btener l que sería una prductividad cruzada de ests factres, que van a determinar las relacines prductivas en un mercad de trabaj determinad, en función de la aprtación al prduct de ls misms. 24

25 Así, mediante la función de prducción, prduct medi y prduct marginal, se traza la curva de la demanda de trabaj, que dibuja la cantidad de trabaj demanda pr ls empresaris para cada nivel de cste labral. Prduct Ttal (PT) es el prduct ttal btenid para cada cmbinación de trabaj y una cantidad fija de capital. Prduct Marginal (PMg) es el cambi en el prduct ttal causad pr la adición de una unidad más de trabaj. Prduct Medi (PMe) es el prduct ttal dividid pr el númer de unidades de trabaj. La frntera que se describe en la curva de demanda es la igualdad existente entre el salari mnetari y el prduct marginal para cada nivel de prduct marginal. Psterirmente, pr agregación de las curvas de demanda de trabaj de cada un de ls agentes, se btiene la curva de demanda del mercad agregada. La curva de demanda de trabaj, tiene una frma decreciente y, en su análisis es especialmente relevante, el cncept de elasticidad (cuant varía la demanda de trabaj cuand se prducen bajadas en ls cstes labrales). En este sentid, la elasticidad de la curva de demanda viene descrita pr la pendiente de dicha curva. La curva de demanda de trabaj dependerá: La demanda de bienes, prducts servicis: una variación de la demanda agregada desplaza la curva de demanda de trabaj en el mism sentid si se mantiene td l demás cnstante. Si aumenta la demanda de bienes, prducts y servicis, aumenta su preci, pr l tant aumenta el INGRESO MEDIO. En este sentid, la curva de demanda de trabaj se desplaza a la derecha. La prductividad: una variación del PM del trabaj desplaza la curva de demanda de trabaj en el mism sentid (supniend que n prvca una variación ttalmente cmpensatria del preci del prduct). Pr ejempl, si mejra la tecnlgía duplicándse el prduct ttal generad pr cada trabajadr en cmbinación cn la cantidad de capital fij. En este cas, el PM aumenta y el IPM también. La demanda de trabaj aumenta y se desplaza hacia la derecha. 25

26 Es en este apartad dnde es especialmente relevante el efect del estudi de ls cmpnentes del absentism y, pr derivación de la incapacidad tempral. Si la prductividad desciende pr aument del absentism labral que sprtan las empresas, la demanda se desplazará hacia la izquierda, es decir se reducirá. Del mism md, si aumentan ls cstes labrales cnjunts (bien pr aument de ls cstes de la incapacidad, directs derivads pr aument de las cntribucines que deben pagar las mismas para atender su cbertura). El númer de empresaris: un aument en el númer de empresaris que emplean trabajadres prvca un desplazamient de la demanda de trabaj a la derecha. Ls precis de trs recurss sustitutivs, cnsiderándse que sustitutivs bruts: si el trabaj y el capital sn sustitutivs bruts, la reducción del preci del capital prvca un descens de la demanda de trabaj. El efect sustitución es mayr que el efect prducción. (El efect prducción implica que al caer el preci del capital se prduce más y se demanda más trabaj). Existe una situación adicinal referida a que existan factres prductivs que tengan la cnsideración de cmplementaris bruts: si el trabaj y el capital sn cmplementaris bruts, una reducción del preci del capital aumenta la demanda de trabaj. Es decir la inversión prductiva puede influir en la demanda de trabaj y n tendría un efect cntractiv cm antes se enunciaba. Determinantes de la elasticidad La elasticidad de la demanda de bienes, prducts y servicis de las empresas: dad que la demanda de trabaj es una demanda derivada, la elasticidad de la demanda del bien prducid cn él influye en la elasticidad de la demanda del trabaj. Cuant mayr sea la elasticidad de la demanda del prduct cn respect al preci, mayr es la elasticidad de la demanda de trabaj. Pr tra parte, si bajan ls cstes labrales disminuye el cst de prducir el prduct, pr l cual baja el preci y aumenta la demanda del prduct. Si la elasticidad de la demanda del prduct es alta, el aument de la demanda del prduct es grande y también el aument de la demanda de trabaj. Pr l tant, la demanda de trabaj sería muy elástica. En cnsecuencia, un aument de ls cstes de la incapacidad y del absentism para la empresa, tiene un efect de 26

27 reducción de la demanda y de aument de sus precis y hacen más inelástica la demanda de trabaj de la empresa, en la medida que reducen la capacidad de la misma. A larg plaz, la demanda del prduct es más elástica que en el crt plaz prque existen mayres psibilidades de sustituir un factr prductiv pr tr (emple pr tecnlgía pr ejempl). Ell incide especialmente en l que se refiere al absentism, tda vez que la sustitución de las hras de trabaj fertadas pr esta causa se debe realizar en el crt plaz, pr l que la capacidad de actuación de las empresas es muy reducida y se absrbe en las curvas de cstes de manera directa. Sin embarg, en el larg plaz, las empresas pueden respnder a las cndicines derivadas de la existencia de mayres niveles de absentism cn una planificación diferente de su prductividad. En segund lugar, en est también influyen las psibilidades de sustitución de trs factres: cuant mayres sn las psibilidades de sustitución de trabaj pr trs factres, mayr es la elasticidad de la demanda de trabaj. Si el trabaj es fácilmente sustituible pr capital, una pequeña subida de ls cstes labrales prvca un aument significativ de la cantidad usada de maquinaria y una reducción del emple. Y a la inversa, una pequeña reducción del salari prvca una gran sustitución de capital pr trabaj. Pr tant, si se prduce una elevación de ls cstes salariales pr elevación del absentism y la incapacidad, se puede prducir una reducción de emple. La elasticidad de la ferta de trs factres: cuant mayr es la elasticidad de la ferta de trs factres, mayr es la elasticidad de la demanda de trabaj. Una subida de ls cstes labrales induce a las empresas a sustituir trabaj pr capital. Al aumentar la demanda de capital, sube el preci del mism preci (si la curva de ferta de capital tiene pendiente psitiva, sea, n es perfectamente elástica). Cuant mens elástica sea la ferta de capital, mayr será el aument del preci en respuesta al aument de demanda. Est retrasa el prces de sustitución de trabaj pr capital. En este sentid, se cnfirma que la demanda de trabaj es inelástica. Una cnclusión de este apartad es que el aument de ls cstes labrales derivads de un mayr absentism, incide en la demanda de trabaj de ls 27

28 empresaris, cn independencia de que ls trabajadres actuales garanticen sus ingress, perciban sus prestacines. En definitiva, de la interacción de la elevación de ls cstes labrales, de la disminución de la prductividad y de la sustitución de ls factres prductivs en un mercad de trabaj cncret, existiría una crrelación en la misma línea entre desemple y absentism. Oferta de trabaj La ferta de trabaj la frman el númer de hras que frecen ls trabajadres para un salari real dad, frmand una curva creciente cn pendiente psitiva. Ls trabajadres en sus decisines ecnómicas racinales establecen su ferta de trabaj en función de la sustitución entre renta y ci. Pr tant, cuand el númer de hras que establece el cntrat de trabaj es superir al desead pr el trabajadr, es decir, cuand el salari percibid pr el emplead es inferir a la relación marginal de sustitución entre renta y ci, el trabajadr puede reaccinar intentand reducir la cantidad de tiemp durante la cual va a estar presente en la empresa, para intentar acercarse al númer de hras de trabaj que, para el salari para el que está trabajand, maximizarían su utilidad. De este mdel se deducen una serie de cuestines: El efect del salari sbre el absentism es ambigu ya que, si cnsiderams el absentism cm un bien nrmal, ls efects renta y sustitución actúan en sentid cntrari. El efect renta favrece una relación psitiva entre salari y absentism (es decir, cuant más salari percibid, más absentism, en tería se pdría permitir), mientras que el efect sustitución prvca que un mayr nivel salarial haga disminuir el númer de hras que el trabajadr se ausenta de su trabaj. En este sentid, la disminución de ingress que puede derivarse de la reducción de su ferta de trabaj, actúa en sentid cntrari. En esta línea teórica de pensamient ecnómic, es en la que se sitúa que las prestacines de incapacidad tempral n cubran la ttalidad del salari percibid pr el trabajadr. 28

29 Un increment en las rentas n salariales genera una mayr demanda de tds aquells bienes n inferires, entre ls que hay que incluir el absentism, cm tiemp de ci que es para el trabajadr. Una alteración en el númer de hras establecidas en el cntrat da lugar a una variación en el mism sentid en la cantidad de tiemp que el trabajadr se ausenta de su puest de trabaj. El aument de la penalización que va a sufrir el trabajadr pr incurrir en absentism reduce el númer de días que perderá pr esta causa. Ecnmía del cmprtamient y absentism labral La ecnmía del cmprtamient se dedica a estudiar cóm tman sus decisines ls agentes ecnómics, incluyend análisis psiclógic de las mismas, superand el punt de vista ecnómic básic cnsistente en que las decisines de ls cnsumidres sn tmadas de frma racinal, maximizand sus beneficis. Generalmente ls trabajs empírics sbre ls determinantes del absentism se han centrad en ls perjuicis ecnómics inmediats que genera al trabajadr el n acudir a su puest de trabaj. Éste se vería reducid simplemente a la cantidad de salari que se deja de percibir, alg que vendría determinad pr el nivel de retribución que existe en la empresa, pr las restriccines que establecen la legislación y la negciación clectiva y pr las plíticas de la empresa en cuant a permiss y remuneración de las jrnadas n trabajadas. Sin embarg, el absentism, incluyend el derivad de la incapacidad, puede prvcar en el trabajadr una serie de pérdidas indirectamente relacinadas cn su cmprtamient que se prlnguen a l larg de su carrera prfesinal. En primer lugar, la medida disciplinaria más extrema que una empresa puede impner ante elevads niveles de absentism pr parte de un trabajadr es su despid. El temr que este mecanism prvque en el individu, y cn él su efect sbre una psible rectificación en su cmprtamient, van a depender de la prbabilidad de que el despid pueda ser realizad y de la magnitud de las cnsecuencias negativas que el despid tiene sbre el trabajadr. Si bien es ciert que en el cas del absentism derivad de incapacidad tempral, suele tener mecanisms prtectres de la relación labral diferenciales cn respect a cuand el absentism de prduce pr tras raznes, n es mens ciert que dichas prteccines diferenciales están siend sustituidas. Inclus hay legislacines, cm la españla que ha cnsiderad la 29

30 existencia de determinads niveles de absentism, incluyend el derivad de incapacidad tempral para la justificación de determinadas frmas de despid bjetiv pr parte de la empresa, cuestión recgida en la última refrma labral. En relación cn la prbabilidad de que el despid tenga lugar en estas circunstancias, un de ls factres que influye de frma pdersa en la facilidad que tiene el empresari para prescindir de aquells trabajadres que se ausentan de manera excesiva, es el tip de cntrat de trabaj cn el que están vinculads a la empresa. En principi, parece evidente que aquells empleads que están cn un cntrat de carácter tempral, puedan temer más pr su cntinuidad en la empresa que aquells que disfrutan de un cntrat fij. El mantenimient del puest de trabaj se presenta de esta frma cm un mecanism incentivadr que animará a ls empleads eventuales a esfrzarse más que ls que n l sn, l que en nuestr cntext se traduce en una reducción en el númer de jrnadas de trabaj perdidas (Jimen y Tharia, 1996). Dicha tería parece cnfirmar la descripción de la distribución de la incapacidad tempral pr tips de cntrat, según su relación labral que enunciábams en el capítul anterir. Otr aspect que puede afectar a las limitacines cn las que se encuentra la dirección de la empresa a la hra de despedir a un emplead pr incurrir en alts niveles de absentism es el pder sindical el grad de sindicalización. Ésts pueden impner a ls empresaris imprtantes trabas en cuant a la realización de despids, y actuar cm institucines de prtección de ls trabajadres, inclus cuand ésts n se cmprtan de frma adecuada e incumplen las bligacines y cmprmiss negciads cn la rganización en la que están empleads, cuestión que a veces también se aprecia especialmente en el cas de la incapacidad tempral. En td cas, n existe cnsens sbre la relación entre absentism y nivel de sindicalización en la empresa, según estudis y crrientes de pensamient ecnómic. Pr ejempl, Allen (1981b; 1984), Leigh (1981) y Chaudhury y Ng (1992) encuentran apy empíric para esta predicción, ya que las plantas sindicalizadas presentan una tasa de absentism superir, inclus cntrland tras variables relevantes. Sin embarg, ls resultads btenids en Wilsn y Peel (1991) apuntan en la dirección cntraria. N bstante, existen psturas que cntradicen abiertamente ests pstulads. En este sentid, ls mdels de salida-vz (Freeman, 1976) pstulan la relación cntraria entre 30

31 sindicats y absentism. La presencia sindical puede permitir que ls empleads dispngan de rganizacines y vías frmales a través de las cuales sus derechs sn defendids ante la empresa y se vean recgidas sus sugerencias y prtestas, l que puede hacer más cómd el desempeñ y mayr la satisfacción en el trabaj, sin necesidad de recurrir a vías de escape cm el absentism. Tampc habría que ignrar la relación asciada entre pder sindical y salaris. Varias sn las cuestines que se deben sbre las psibles cnsecuencias para ls trabajadres derivadas del absentism labral y su crrelación cn ls salaris. Ls mdels de salaris de eficiencia (Shapir y Stiglitz, 1984) se refieren al nivel salarial cn el que la empresa ha ptad pr retribuir a sus trabajadres. Si la rganización está remunerand a sus empleads cn una cmpensación ecnómica superir a la media del mercad, el perjuici que puede tener para el mism derivad de incurrir en un prces de absentism es mayr que si la empresa mantuviese una plítica de paridad cn el mercad en cuant a nivel salarial. Este mism análisis es cnvergente cn la existencia de cmplements salariales a la incapacidad tempral para mantener el nivel retributiv de ls trabajadres. En cnsecuencia, est hace que se espere una relación negativa entre el nivel salarial y la tasa de absentism, hipótesis crrbrada pr ls resultads btenids pr Allen (1984), Chaudhury y Ng (1992), Leigh (1981) y Brwn et al. (1999). Ls mdels de salaris de eficiencia de selección (Weiss, 1980) aprtan una razón adicinal para la relación negativa entre salaris y absentism. Un nivel retributiv pr encima de la media del mercad facilita la incrpración a la empresa de empleads más prductivs, de ls que se puede esperar que respndan a esta cndición ausentándse cn menr frecuencia de su puest de trabaj. De igual frma, si se cnsidera que parte del tiemp perdid prque el emplead n acude a su trabaj, l puede dedicar realmente a encntrar un emple mejr, también se btiene una razón más para esperar una relación negativa entre absentism y salari. Cuand éste es elevad, la prbabilidad de que la búsqueda sea fructífera disminuye, cn l que habrá un interés menr en emprender esta clase de actuacines. Estas cnsideracines sn cincidentes cn la verificación de que en las fases cntractivas del cicl ecnómic el absentism y la incapacidad tempral reducen su impact. 31

32 De hech, si vlvems a cnsiderar, cm en el cas del nivel salarial, el cmprtamient del emplead en materia de búsqueda de emples mejres, hay un respald añadid a la asciación negativa entre la tasa de desemple en el mercad y absentism, incluid pr incapacidad tempral. Cuand la ecnmía n se encuentra en una fase de auge, ls intents de cnseguir un trabaj mejr tienen una menr prbabilidad de éxit, l que mueve al individu a n dedicar tiemp a estas actividades y acudir de frma más regular a la empresa en la que trabaja, evitand la utilización de la cbertura para este fin. A este raznamient, n bstante, se le puede bjetar que en las fases de crecimient en el cicl ecnómic es mens necesari buscar un nuev emple, prque la prbabilidad de mantener el actual es superir. Se puede btener un argument adicinal a la relación entre absentism y cicl ecnómic si cnsiderams la selección de ls trabajadres. Cuand la ecnmía atraviesa pr una fase de recesión, el númer de individus empleads será menr y cabe esperar que sean ls individus mens prclives al absentism ls que hayan lgrad mantener su emple (Leigh, 1985). En referencia a l que sería la plítica retributiva, la vinculación de la remuneración del individu pr antigüedad en la empresa puede actuar cm mecanism disciplinadr de ls trabajadres (Lazear, 1979, 1981). Si ls individus sn retribuids al inici de sus carreras prfesinales pr debaj del valr de su prductividad y pr encima de ella cuand están próxims a la jubilación, harán td l psible para permanecer en la empresa, ya que en cas de n ser así, perderían aquell a l que han renunciad al principi de su vida labral. Pr esta razón, pdems establecer que en aquellas empresas en las que esté presente el pag pr antigüedad, menres serán ls niveles de absentism, ya que per es el alcance de las cnsecuencias negativas derivadas de las cnsecuencias de un nivel elevad de absentism. Del mism md, trs sistemas prpuests dentr de ls mdels de cmprtamient sn ls incentivs a la puntualidad y a la permanencia. La actitud de ls empleads ante el absentism puede verse influida pr la situación general de la ecnmía, ya que ésta va a afectar a ls cstes que puede percibir el individu derivad de la psibilidad de la pérdida de su emple. Alcanzar elevads niveles de absentism genera un mayr riesg para el trabajadr en entrns ecnómics de recesión, puest que la psibilidad de permanecer desemplead en cas de despid es superir a la que existiría en fases de auge y crecimient ecnómic. El trabajadr, pr tant, reaccina y tma sus decisines respect a su 32

33 esfuerz en función de ls indicadres de cyuntura ecnómica. Pr ell, a priri parece crrect pensar que la crrelación entre la tasa de absentism y la marcha de la ecnmía tendrá sign psitiv. Ls resultads btenids pr Markham (1985), Leigh (1985), Markham y McKee (1991), Brwn et al. (1999) y Jhanssn y Palme (1996) cnfirman la predicción teórica tant a nivel micr cm macrecnómic, ya que en las industrias y en las épcas cn mayr nivel de desemple, ls trabajadres sn mens prpenss a ausentarse de su puest de trabaj. El hech de que se haya prducid una imprtante reducción de ls cnsums de las prestacines de incapacidad tempral durante la fase de crisis ecnómica parce cmplementar y cnfirmar este análisis, en términs de prestacines ecnómicas. N sól la situación del cnjunt de la ecnmía es relevante a la hra de discutir esta cuestión, también la slvencia financiera de la prpia empresa puede afectar a la actitud de ls trabajadres. Al igual que en el cas del entrn, es de esperar que cuand las rganizacines tienen una situación ecnómica saneada y unas buenas cndicines ecnómicas internas, que se pueden traducir en auments en el nivel de emple, ls empleads se muestren mens precupads y cuidadss cn su asistencia diaria al puest de trabaj, ya que su prbabilidad de perder el emple es menr que si la empresa estuviese en un prces de reducción de su plantilla, l que haría a aquells individus más absentistas candidats idónes para cnvertirse en ls siguientes en abandnar invluntariamente la rganización. Pr ejempl, ls estudis de Markham y McKee (1991) cn dats lngitudinales, hallan que en las épcas de mayr crecimient del emple en la empresa, mayres sn las tasas de absentism de ls individus y también más alts ls cnsums de incapacidad tempral. Cuand ls trabajadres pseen habilidades específicas de la empresa en que trabajan, ls cstes casinads para las ds partes pr una ruptura de la relación de emple sn mayres. Desde la perspectiva de ls empleads, si ls cncimients que acumulan sn específics, n es cnveniente para ells alcanzar elevads niveles de absentism, ya que ls efects de un psible despid cm cnsecuencia de ls misms, sn más perniciss que si el capital human es general. La acumulación de habilidades específicas a la prpia empresa pr ls trabajadres deja a ésts en per situación en cas de perder el emple que si ls cncimients acumulads hubiesen tenid un carácter general, ya que n pdrían rentabilizar en tras empresas una parte de sus cncimients habilidades adquirids. Pr cnsiguiente, ls trabajadres 33

34 tendrán una menr tendencia al absentism. N bstante, desde la perspectiva del empresari, la dificultad de cnseguir trabajadres aprpiads en el mercad exterir puede ampliar ls márgenes de tlerancia del absentism. Pr ell, la relación entre especificidad de ls activs humans y absentism se presenta cn sign indeterminad. Las cnsecuencias del absentism labral, incluyend la utilización de las prestacines ecnómicas pr incapacidad tempral en exces, puede ser diferentes para ls trabajadres tant a efects de psibilidad de extinción de la relación labral, cm de tras psibles cnsecuencias. Cuand en la empresa están desarrllads mercads labrales interns en ls que ls puests que quedan vacantes en ls escalnes superires se cubren cn trabajadres ya empleads en la empresa, ls absentistas pueden ser penalizads cn una disminución en sus prbabilidades de prmción y, pr tant, cn una reducción de sus pcines para alcanzar puests y niveles retributivs superires. En cnsecuencia, cabría esperar que la presencia de prmcines internas actuase cm desincentivadra del absentism y que éste fuese inferir en aquellas empresas que n cntratasen externamente para cupar vacantes internas. En este sentid, una plítica de recurss humans articulada y que desarrlle cn transparencia ls mecanisms de cbertura de psicines y de ascenss puede cntribuir a que el absentism y la utilización de la incapacidad tempral cm sustitutiva se vean reducids. En ls anterires enunciads de l que se puede denminar ecnmía del cmprtamient de ls trabajadres, hems estad trabajand tácitamente baj el supuest de que la empresa está interesada en ejercer un cntrl sbre el absentism de sus empleads. Est implica supner que la empresa sprta uns cstes pr el absentism de sus trabajadres. Esta afirmación parece versímil prque la empresa puede sufrir distrsines en sus planes de prducción y prque n es indiferente ante el númer de hras trabajadas pr un trabajadr cncret, dad que ls trabajadres n pueden ser perfectamente sustituids a un cste nul, ya que es previsible que ls sustituts sean mens eficientes que aquells a ls que reemplazan (Allen, 1981a). N bstante, cuand hay capacidad excedentaria de trabajadres cuand el traslad de ls cstes ttales se puedan externalizar, existe desincentiv al cntrl de cstes pr parte de la empresa. 34

35 Aunque la existencia de cstes derivads del absentism frece escasas dudas, sí que plantea más interrgantes el hech de que tdas las empresas sprten el mism cste ante un aument del absentism y de la incapacidad tempral. Esta diferencia de cstes influirá sbre la repercusión del absentism en las decisines que tma la empresa en relación cn sus empleads. Cuand el absentism sea especialmente csts para la empresa, la penalización del mism será mayr, l que prvcará que ls trabajadres se precupen más pr esta cuestión y, pr ende, la empresa presente un menr nivel de absentism. El cste del absentism para la empresa será, tal y cm hems cmentad anterirmente, mayr cuand las tareas que realicen ls individus sean idisincráticas, puest que en ests cass será más difícil que ls sustituts realicen las tareas cn la misma destreza que ls trabajadres ausentes (Allen, 1981b). Brwn et al. (1999) miden la presencia de capital human específic a través del gast de frmación pr emplead y encuentran que éste está asciad a mayres niveles de absentism. También es prbable que ls cstes del absentism sean mayres en las plantas que utilizan tecnlgías intensivas en capital (Allen 1981b). A este respect y en cnsnancia cn esta hipótesis, Wilsn y Peel (1991) bservan que las plantas en las que la prducción se lleva a cab a través de prcess de fluj cntinu, ls niveles de absentism alcanzan ctas inferires a ls que muestran las plantas en las que sn trs ls sistemas de rganización de la prducción. El cste que debe sprtarse pr el absentism de ls empleads prbablemente sea inferir en aquellas plantas de mayr dimensión, ya que les resulta mens car mantener un grup de trabajadres suplentes (Allen, 1981a)8. Wilsn y Peel (1991), Leigh (1984), Allen (1981a) y Brwn et al. (1999) encuentran que el tamañ de la planta afecta psitivamente a ls niveles de absentism que en ella se presenten. El trabaj realizad pr Bay Mrines y Emili Huerta, de la Universidad Pública de Navarra, a través de un estudi empíric sbre las empresas industriales españlas, cnfirman ls siguientes extrems académics. La primera de ellas es que la seguridad labral en el puest de trabaj psee una influencia destacada sbre el absentism labral. Un elevad nivel de accidentes en el puest incrementa stensiblemente el absentism de ls trabajadres. 35

36 La percepción de la amenaza del despid para ls empleads que n disfrutan de un cntrat estable de trabaj aparece cm una frma especialmente efectiva de mejrar ls índices de asistencia al trabaj del persnal de la empresa. N sucede l mism cn ls instruments de mtivación al alcance de la empresa cuand la relación de emple es a larg plaz, cm pueden ser el pag de un salari pr encima del de mercad, la retribución en función de la antigüedad en la empresa la presencia de prmcines internas para cubrir vacantes. Dichs mecanisms tienen escas impact sbre el cmprtamient en materia de utilización del absentism. En el cas españl, es de especial interés el resultad btenid para la variable que medía la influencia del pder de ls sindicats en el interir de la planta. Aquells establecimients en ls que las rganizacines sindicales disfrutan de un mayr pder se presentan cm más prpenss a padecer mayres valres del absentism. Este descubrimient merece mayr estudi en cuant a la aclaración de cuáles sn ls mtivs que psibilitan esta relación psitiva entre pder sindical y absentism. Otrs resultad que merece la pena destacar es que la participación financiera de ls trabajadres en la empresa reduce su nivel de ausencia del puest. También se detecta que la existencia de cncimients específics en la relación de emple, medida a través del esfuerz efectuad pr la empresa para frmar a sus empleads, cntribuye a incrementar el cmprtamient absentista de ésts. Pr últim, la intensidad de la supervisión tiene cnsecuencias psitivas para la empresa en cuant a ls intents de reducir el absentism de sus trabajadres. El equilibri en el mercad de trabaj Cm se señalaba inicialmente, el bjet de este gran apartad de este Estudi es determinar, sbre bases cntrastadas desde la tería macrecnómica y micrecnómica, ls efects sbre el mercad de trabaj y su equilibri general, en términs de prductividad marginal y cste labral. Una vez cncida la descripción del mdel del mercad de trabaj cncluirems cn la expresión de tdas sus interrelacines. 36

37 En el cas del mdel neclásic, la demanda de trabaj viene expresada pr la cndición de la maximización de beneficis que significa la igualdad entre el salari real (cciente entre el salari mnetari w y el nivel general de precis p) y la prductividad marginal del trabaj (est es la prductividad adicinal de una hra de trabaj más). Dich de tra frma, ls empresaris están dispuests a emplear a tdas las persnas que estén dispuests a aceptar cm salari real su prductividad marginal. Dich funcinamient tiene uns límites derivads de la regulación de ls salaris mínims y de desajustes en demanda de trabaj, desajustes que tienen que ver cn niveles frmativs cn la existencia de trabas cncretas a la entrada y salida del mercad de trabaj. La ferta y la demanda de trabaj determinan el vlumen de emple, entendid éste cm la mayr cantidad de emple que se puede btener a un salari real determinad. Según esta tería una reducción en ls salaris reales afectaría a ls vlúmenes de emple, de frma que si bajan ls salaris reales sería psible el increment del nivel de emple ptencial. Las empresas maximizan sus beneficis y seguirán cntratand trabajadres adicinales mientras ls ingress que aprta cada trabajadr sean mayres que su cste. En este sentid, es clave la definición Ingres del Prduct Marginal (IPMg) cm la variación en el ingres ttal de la empresa que se prduce al cntratar a un trabajadr adicinal. En cnsecuencia se debe cumplir la siguiente ecuación: IPMg= Ingres Marginal (IMg) * PMg Pr su parte, en la cntraparte, en l que se denminan cstes salariales unitaris (CLUR) el Cste salarial marginal (CSMg) es la variación del cste salarial ttal prvcada pr la cntratación de un trabajadr adicinal. Pr tant, se prducirá la cntratación de un númer de trabajadres adicinales hasta que: IPMg = CSMg El ceficiente de elasticidad salarial mide la respuesta de la cantidad demandada de trabaj en relación al salari, es decir, esta elasticidad medirá el grad e intensidad en que se prducirán ls mvimients. En el equilibri general de un mercad se fijan siempre preci 37

38 y cantidad de equilibri (pr tant, en el mercad de trabaj, se fija el preci salari- y la cantidad el emple). En este sentid, es clave cncer el cciente entre ls cstes labrales y ls cstes ttales, es decir la prprción en la que participan ls cstes labrales en ls cstes ttales de la empresa. En este sentid, cuant mayr sea la prprción de ls cstes de trabaj en relación a ls cstes ttales, mayr será la elasticidad de la demanda de trabaj. La mayría de las estimacines de la elasticidad indican que la elasticidad ttal de larg plaz de la demanda de trabaj es aprximadamente del -1,00. Cnsecuentemente, un increment del 1% en ls cstes salariales, reducirá la cantidad demandada de trabaj en un 1% (En el cas españl este estudi está elabrad en el añ 2007 pr la Universidad de Valencia). 38

39 Si trasladams este mdel al absentism tiene ls siguientes efects sbre el equilibri general del mercad de trabaj: Supne una caída de la Prductividad Marginal del Trabaj, l que cnlleva una retracción en la demanda de emple. Supne una elevación de ls Cstes Labrales que sn ls que determinan la curva de demanda de trabaj. Supne una reducción de la ferta de trabaj, al disminuir las hras fertadas pr ls trabajadres para un salari dad, al elegir entre salari y absentism. En cnsecuencia, el efect sbre el equilibri general es la reducción de la cantidad de emple, determinand que cn ls estudis relativs a la demanda de trabaj, si ests cstes se elevan en un 1%, la demanda de trabaj se reducirá en esa cuantía. De la elasticidad de la demanda y de la ferta de trabaj, se materializará su efect reductr sbre el equilibri en el mercad de trabaj. 39

40 La Incapacidad Tempral desde la perspectiva de la Hacienda Pública La Incapacidad Tempral es un de ls cmpnentes del absentism cuy tratamient esencialmente se debe efectuar desde el punt de vista de la Hacienda Pública cm disciplina incrprada dentr de la Ecnmía y cuy enfque metdlógic trata de ls ingress y del gast públic. De hech, la incapacidad tempral sí que es la única cuestión, que dentr del absentism labral, tiene un tratamient desde el sistema fiscal asciad al Sistema de Prtección Scial. En general, en la mayr parte de ls sistemas fiscales cmparads, las ctizacines asciadas a las cberturas se integran dentr de l que es la Presupuestación Cntabilidad Pública, cn arregl a sus prcedimients y a su inclusión en ls sistemas de prtección scial. Pr tant, pdems cncretar ests ds niveles en el ámbit hacendístic. Un primer relativ a ls ingress públics que tiene que ver cn la cntribución para la atención de la cbertura. Dicha cntribución tiene la frma de prima de ctización, dependiend del mecanism financier asciad, y se cnsidera un cste incrprad dentr de ls cstes labrales. La primera cuestión que se deriva de la fijación de esta cntribución es la suficiencia de la misma para la atención de las prestacines ecnómicas y asistenciales, así cm ls mecanisms de actualización de ls cstes para sus beneficiaris. La segunda cuestión es la respnsabilidad del sujet pasiv sbre el que recae el pag de la cbertura, la naturaleza del ingres fiscal (desde el punt de vista de su ejecutividad) y su capacidad de elusión que puedan tener ls agentes pr la declaración de bases parciales utilización de ls tips de ctización. La tercera es la existencia de tips ( primas) de ctización diferenciales prgresivas a la base que determinan el pag de la cbertura y la frma de agregación límites que se puedan establecer la base de la cbertura. Desde el punt de vista del gast públic, la prestación tiene la cndición de un subsidi en términs ecnómics que percibe un trabajadr cuand se encuentra en la situación de incapacidad. Se trata de una transferencia de renta que permite la cbertura de la misma, hasta un nivel determinad. Elements cmunes a este subsidi sn: La fijación de un tpe a su duración máxima. 40

41 La diferenciación de las cndicines y elements bjetivs de la prestación según el rigen de la misma (prfesinal cmún). La fijación de un tpe al prcentaje de cbertura de su salari mediante la prestación, que puede ser variable. La fijación de un períd de días inicial dnde n se percibe la prestación para evitar ls períds de n asistencia pr patlgías de crta duración. La existencia de un períd previ de ctización para que el trabajadr tenga derech a la percepción de la prestación. La distribución de la respnsabilidad del cste de la prestación entre empresa y entidad que realice el aseguramient de la cbertura. La capacidad de cmbinación sustitución cn tras prestacines alternativas cm el segur de desemple. La existencia de cntrles de acces a la prestación la existencia de entidades públicas que verifican y cnfirman la cntinuidad en el derech a la misma. Existencia de mecanisms inspectres y de cntrl que permitan determinar la extinción de la prestación. El númer de agentes sanitaris e institucinales en la administración de la prestación y en la prvisión de ls servicis sanitaris asciads a la misma, de frma que su crdinación influya en la prlngación del tiemp ( se vea influida pr la existencia de listas de espera para la atención sanitaria y tratamients). Pr tant, desde el punt de vista del ingres, es clave la cmparación en ls sistemas de prtección de la incapacidad tempral, de un element clave es la cntributividad del sistema desde el punt de vista de ls ingress y su equilibri financier. Para ell es precis, que estén diferenciads claramente ls ingress y ls gasts asciads a esta prestación, qué lógicamente estará unid al nivel de cbertura final. Evidentemente, si las cntribucines sn insuficientes para atender ls cstes de la misma se prduciría déficit públic y presupuestari. Desde el punt de vista del gast, es precis valrar la existencia de utilización indebida de las prestacines ecnómicas de incapacidad tempral, en la medida que la definición institucinal y regulatria, l permita l prpicie. En este sentid, la existencia de franquicias de días n incluids en el ámbit de la cbertura de la prestación, la crdinación de ls agentes la existencia de un cpag de una parte de la prestación pr parte de la empresa (en días de incapacidad en prcentaje), facilita la implicación de la 41

42 empresa en el cntrl del absentism, inclus en su prevención, tant en términs de salud y seguridad labral, cm en la referencia al clima de trabaj. En definitiva, la perspectiva de la Hacienda Pública es clave para cmprender ls mecanisms ecnómic-presupuestaris derivads de su cnfrmación cm una cbertura integrada en ls sistemas de prtección scial. Su tratamient desde esta rama de la Ecnmía determina, el cmprtamient y balance fiscal de la prestación. 42

43 6. Cmpnentes y causas del absentism Factres que afectan al absentism labral: En este apartad se efectúa un análisis que recge las terías clásicas en materia de absentism labral y sus cmpnentes, más allá del mdel ecnómic anterirmente expuest cm métd de análisis glbal que explique el fenómen desde el punt de vista del mercad de trabaj, ls cstes labrales y la prductividad. Del mism md este análisis se va a aterrizar a la realidad de la empresa y de la ecnmía españla, cnfrme al enunciad y términs de este Estudi. Cuand se habla de absentism y cm ya se ha mencinad, hay que pensar que ns encntrams ante un fenómen multifactrial en el que se presentan a la vez varis factres cmbinads, que se manifestarán de manera distinta según el trabajadr. Así, según Steers y Rhdes, existen hasta 209 variables que pueden causar absentism, que pueden ser agrupads en 8 grandes categrías que van desde las actitudes de trabaj al cambi rganizacinal, pasand pr factres ecnómics y de mercad, factres rganizacinales, factres del medi labral, satisfacción labral, factres persnales y factres externs. Y en este mism sentid, aunque n de una manera tan exhaustiva, se han prnunciad trs muchs autres nacinales e internacinales. Después de un análisis de ls misms, pdems cncluir que, en definitiva, ls factres causantes del absentism se agrupan en tres grandes grups categrías: En primer lugar, ls que están relacinads cn el prpi trabajadr, sus características persnales, sus actitudes, inquietudes, expectativas, necesidades, valres, habilidades, cncimients, etc. Pr supuest, tdas estas circunstancias afectan en el resultad final del cmprtamient absentista, además de trs factres cm la edad, el géner, las cargas familiares, el estad de salud el estad civil de la persna. Así, pr ejempl, el siguiente gráfic muestra las diferencias entre hmbres y mujeres en España, según indica una Encuesta nacinal realizada en 2009 pr la cnsultra Adecc entre 720 empresas: 43

44 Indistint; 35,3 Absentism labral según Géner Hmbres; 19,6 Indiferente; 44,4 Según situación familiar del hmbre Cn cargas familiares; 40,7 Sin cargas familiares; 14,8 Mujeres; 45,1 Indiferente; 31,5 Según situación familiar de la Cn cargas familiares; 59,3 Sin cargas familiares; 9,3 Según ls dats del gráfic, las mujeres se ausentan de su trabaj más que ls hmbres (así l creen el 45,1% de las empresas encuestadas), destacand igualmente el prcentaje de empresas que piensan que el factr del géner n afecta directamente al absentism (35,3%). Per cuand se prfundiza en las cargas familiares, bservams en ls gráfics de la parte derecha que ls hmbres sin cargas de este tip se ausentan más que las mujeres que se encuentran en esa misma situación (14,8% frente al 9,3%). Pr tant, el géner es un factr imprtante al hablar de absentism, per más imprtante aún sn las cargas familiares que, al mens en España, siguen siend sprtadas en mayr medida pr las mujeres. En segund lugar, ns encntrams cn ls factres relacinads cn el puest de trabaj cncret en que desarrlla su actividad el trabajadr, que se relacinan cn las cndicines y el medi ambiente del trabaj. En este grup están pr ejempl el nivel salarial, la autnmía, la respnsabilidad, la relación cn ls cmpañers, el papel de ls supervisres mands superires, la satisfacción labral además de trs cm el sectr dnde pera la empresa, el tamañ de la misma, etc. 44

45 En este sentid se manifestó, pr ejempl, Gerge Bhlander, para el que el absentism injustificad se ubica fundamentalmente en la falta de bienestar que existe en ls mderns sistemas de trabaj, al separar demasiad la labr efectuada de ls resultads que a través de ella se cnsiguen. Según este autr, las ausencias repetidas sn riginadas pr la neursis resultante de la falta de adaptación en el trabaj, y así pr ejempl se ha sabid que las ausencias n mayres de tres días (incapacidades crtas) crrespnden casi exclusivamente a desadaptacines del trabajadr e insatisfacción de sus necesidades psiclógicas en el trabaj, llegand a presentarse situacines de simulación más mens incnscientes de incapacidad física. Pr su parte, Mrgan William destacó determinads alguns factres intrínsecs del absentism y la relación directa que existe entre ells. Ests factres sn, entre trs, el nivel de emple (cuant más seguridad en el puest, mayr absentism), el nivel salarial (a menr salari, mayr absentism), el géner, la situación familiar (las mujeres cn cargas familiares se ausentan más) y la edad (el absentism se encuentra más entre ls trabajadres más jóvenes y entre ls de mayr edad). Un ejempl de ests factres l encntrams en el siguiente gráfic, dnde se detalla las tasas de absentism de acuerd cn el tamañ de la empresa, en el que se puede bservar, de acuerd cn ls resultads frecids en la Encuesta de Adecc anterirmente citada, que es en las grandes empresas en las que se prducen mayres tasas de absentism, frente a las PYMES en las que las tasas sn sensiblemente inferires (4% frente al 6,47% de las grandes empresas): 6,47 5,54 5,54 4 Grandes empresas Multinacinales Tamañ medi PYMES Del mism md encntrams también dats en la Encuesta de Adecc sbre el absentism según puest en la empresa. El siguiente gráfic pne de manifiest que la mayr parte del absentism se prduce entre ls peraris de persnal y de base (86,5%), si bien este dat requeriría de ciertas matizacines, puest que además de ser mayr el 45

46 númer de trabajadres de base que directivs, ests últims suelen dispner de una mayr flexibilidad y un menr cntrl sbre su estancia en el puest de trabaj. Directivs; 1,9 Indistint; 7,7 Mands intermedis; 3,8 Operaris y persnal de base; 86,5 Y tr factr destacable dentr de la empresa es el sectr de actividad dnde ésta desarrlla su actividad. Así, según dats de la Encuesta trimestral de cstes labrales 4º trimestre 2010 (INE), las hras de trabaj perdidas según el sectr de actividad en España serían ls siguientes, destacand en primer lugar la industria, cn 26,2 hras perdidas en un trimestre, l que equivale aprximadamente a 3,5 jrnadas cmpletas de trabaj: 22,3 26,2 24,4 21,2 TOTAL Industria Cnstrucción Servicis Y en tercer lugar están ls llamads factres externs, ambientales extralabrales, que vienen determinads pr el medi scial y el entrn en el que peran las empresas u rganizacines. En este grup estarían pr ejempl variables cm las circunstancias climáticas, las culturales la variación el crecimient de la actividad ecnómica. Este últim factr, la variación de la actividad ecnómica, se han cnvertid en circunstancia de plena actualidad dada la crisis ecnómica y financiera que estams atravesand en ls últims añs. Y es que, aunque más adelante será nuevamente tratad, 46

47 la actitud de ls empleads ante el absentism puede verse influida pr la situación general de la ecnmía, ya que ésta va a afectar a ls cstes que va a sufrir el individu en cas de ser despedid. Así l han manifestad autres cm Markham, leigh, Markham y McKee, Brwn y Jhanssn y Palme, que han establecid una relación directa y psitiva entre la tasa de absentism y la marcha de la ecnmía. Pr tant, en las épcas de mayr crecimient del emple en la empresa, mayres sn las tasas de absentism de ls individus. Así l demuestran ls dats de Adecc, estableciend que la tasa de absentism labral se duplicó en España entre 2003 y 2006, añs que pr tr lad fuern especialmente buens desde el punt de vista del crecimient ecnómic (la tasa pasó de un 3% a un 6%). Y tr factr a tener muy en cuenta en España sn las diferencias en el absentism y en el númer de hras perdidas en el trabaj en función de las regines Cmunidad Autónma dnde se trabaje. Así l muestran ls dats de la Encuesta trimestral de cstes labrales, del 4º trimestre de 2010, que señala imprtantes diferencias entre Cmunidades cm Galicia y Asturias (sbre 25,5 hras perdidas) frente a Castilla la Mancha, dnde el númer de hras n trabajadas se queda en 20,7 (prácticamente un 20% mens): Ttal nacinal: 22,3 20,7 21,0 21,2 21,4 21,6 22,3 22,3 23,0 23,1 23,3 24,0 24,0 24,1 24,2 24,2 25,2 25,5 Castilla-La Mancha Andalucía Extremadura Cataluña Cmpnentes del absentism Madrid En función de la situación particular de cada trabajadr, y de acuerd cn la manifestación de ls factres anterires, se prvcan determinadas situacines que se cncen cm ls cmpnentes del absentism. Cm Valenciana Murcia Así, según señala F.J Ribaya Mallada, existen las siguientes manifestacines: Canarias Baleares País Vasc Aragón Navarra Cantabria Castilla y León La Rija Asturias Galicia Maternidad y adpción. 47

48 Enfermedad nrmal. Accidente labral. Licencias legales. Permiss particulares. Ausencias n autrizadas. Cnflicts labrales. Enfermedad Prfesinal. Otrs Ls prblemas de salud, que derivan en la Incapacidad tempral, ya sea pr cntingencias prfesinales cmunes, sn la causa más frecuente de absentism, tal y cm hems enunciad en apartads anterires, cn mucha diferencia respect al rest de cmpnentes, ya que se estima que la incapacidad tempral es la culpable de al mens el 70% del ttal de este fenómen. De hech, según la Guía Práctica para la Gestión del Absentism, este prcentaje asciende inclus hasta el 80% del absentism labral. Esta misma afirmación se desprende del siguiente gráfic, elabrad para el perid pr la rganización empresarial de la pequeña y mediana empresa catalana, PIMEC, en el que se aprecia nuevamente que la mayr parte del absentism labral prviene de la Incapacidad Tempral, seguid a mucha distancia pr trs cmpnentes cm la maternidad y ls permiss retribuids. En el prpi gráfic se muestran las hras perdidas pr cada una de estas causas: Nº de hras de trabaj perdidas

49 En cncret, en términs prcentuales, un escandall de la distribución del absentism labral según cmpnentes en 2010 sería: Incapacidad Tempral Maternidad Raznes Técnicas Permiss remunerads Otrs aspects 65,5% 14,2% 5,1% 4,9% 10,3% Pr su parte, el gráfic siguiente muestra la evlución en el perid , en el que además del pes que sbre el absentism tiene la incapacidad tempral, puede verse cm en ls últims añs, cincidentes cn la crisis ecnómica, se ha ralentizad el increment del absentism que sí se prduj en ls añs de mayr actividad ecnómica (2002 a 2007): Y dentr de la Incapacidad tempral, ls principales mtivs de baja sn, según el mism estudi de PIMEC, las patlgías de rigen stemuscular (21% del ttal), seguidas de las 49

50 respiratrias y las infeccisas. N cntempla específicamente las patlgías mentales, l cual es significativ si tenems en cuenta ls dats de la Agencia Eurpea sbre Seguridad y Salud en el Trabaj, que estima que entre un 50 y un 60% de las bajas labrales están relacinadas cn el estrés labral, afectand a casi el 25% de ls trabajadres del cnjunt de la Unión Eurpea, y cuy cste anual se calcula, para el cnjunt de la UE-15, en millnes de eurs. Además, el mism estudi de PIMEC muestra que el 75% de las bajas duran mens de 1 mes, y que el 65% dura mens de 15 días. En el cas de Ibermutuamur, cn dats 2010, este prcentaje es similar, aunque baja hasta el 59%. Esta es un cuestión imprtante, que verems más adelante al hablar de la gestión del absentism, dads ls prblemas que crea para el cntrl y reducción del mism que la duración sea tan breve en la mayría de ls cass. Pr últim, per n pr ell mens imprtante, hay que destacar el cmpnente scial que tiene la incapacidad tempral, calificada pr muchs autres cm una prestación refugi que prprcina el Sistema de Prtección scial. En este sentid, según la literatura científica al respect, existen trs factres que influyen en la duración de ls prcess de incapacidad tempral además del diagnóstic y la severidad del cuadr clínic, tal y cm se indica en el Estudi elabrad pr Ibermutuamur sbre la Prestación de Incapacidad Tempral pr Cntingencias Cmunes, ganadr del Premi FIPROS del Ministeri de Sanidad. Entre ests factres están ls de carácter scidemgráfic, ls scilabrales ls scisanitaris. Y tds ells prvcan diferencias tan dispares en ls prcess de baja pr incapacidad tempral que pnen de manifiest el cmpnente scial al que anterirmente ns referíams. Y en l que respecta a ls factres scisanitaris, destacar algunas cnclusines extraídas del estudi Cmpnentes de las bajas labrales pr ITCC, realizad pr Ibermutuamur en 2011, que muestran 3 perids de tiemp distints en ls prcess de Incapacidad Tempral. Entre ests perids, destacan ls denminads Listas de espera y la Prlngación de la Incapacidad Tempral, cm perids de tiemp que se pierden pr mtivs administrativs de tra índle. Así, el perid denminad Lista de espera se crrespnde cn el tiemp que el paciente está esperand a que se inicie el tratamient que se le ha prescrit. Y el que denminams Prlngación de la IT se crrespndería cn el tiemp en que el paciente se mantiene de baja a pesar de que ya se encuentra capacitad para realizar las labres que sn prpias de su puest de trabaj y, pr l tant, puede reincrprarse de frma inmediata. 50

51 Ests ds perids cnllevan un cste ecnómic elevad y también cstes sciales, labrales y persnales asciads. Pdríams resaltar que se trata de ds perids cstss e innecesaris, que n añadirían benefici algun para lgrar la curación mejría del paciente y, pr l tant, se debieran minimizar evitar siempre que fuera psible. El tr perid de tiemp, denminad Duración, se crrespndería cn la duración de la IT asciada directamente al prces patlógic. Ls perids de Lista de espera y Prlngación supnen un exces de días y un gast innecesari y, pr l tant, indeseable. Dichs perids, en valres absluts y de acuerd cn dats de Ibermutuamur supusiern días sbre un ttal de días de baja, cm puede apreciarse en la siguiente tabla: Análisis descriptiv de las duracines de las bajas labrales pr ITCC. N % válids Media DE Mediana Días IT % Duración Lista espera 562 3,7 % 38,3 72,7 7, ,3% Duración Ibermutuamur ,0 % 105,1 111,4 64, ,6% Duración prlngación ,5 % 23,6 49,2 8, ,4% Ttal días Exces de días ,7% Y cuand se calcula el cste de dichs perids resalta tdavía más su imprtancia, ya que el cste ttal de ambs perids asciende a , que supne el 5,5% del cste ttal de las IT en el citad estudi de Ibermutuamur ( ). En td cas, hay que destacar la magnitud de esta prestación de nuestr sistema de Prtección scial ya que, de acuerd cn el mism estudi de Ibermutuamur, en España se prducen cada añ 5 millnes de bajas pr enfermedad accidente, cnsumiend alrededr de 300 millnes de jrnadas de trabaj pr este cncept. En esta misma línea, el estudi de PIMEC anterirmente citad recge que la incapacidad tempral cnsumió, entre 2000 y 2009, el 3,5% del ttal de hras pactadas en ls cntrats en España. Y el cste aprximad de esta prestación supne aprximadamente el 1% de nuestr Prduct Interir Brut, sbre ls millnes de eurs. Y junt a la incapacidad tempral, encntrams que el segund cmpnente que más cntribuye al absentism es la maternidad, que supne el 14% del ttal, tal y cm recgía el gráfic elabrad pr PIMEC. Ambs cmpnentes, incapacidad tempral y maternidad, 51

52 sn ds situacines prtegidas pr nuestr Sistema de Prtección Scial, a través de la percepción de una prestación ecnómica a favr del trabajadr. Y entre ls ds supnen alrededr del 80% del ttal del absentism que se prduce en España. Aparece así un factr que pdría ser relevante a la hra de cnsiderar el absentism en un país, que es el denminad factr de genersidad, que refleja el nivel de sencillez rentabilidad que tiene el acgerse a la Prtección Scial. Cm se indica más adelante, en el apartad regulatri, el marc regulatri de ls distints países de la Unión Eurpea es muy divers, y además se ve cmplementad cn acuerds sectriales de empresa que puedan celebrarse cn ls trabajadres. En este sentid, ls siguientes cuadrs muestran las principales características sbre la nrmativa relativa a la incapacidad tempral en ls Estads de la Unión Eurpea, así cm ls índices de absentism en ls Estads de la Unión Eurpea, según dats de la Fundación Eurpea para la mejra de las cndicines de vida y de trabaj. Relacinand ambs gráfics, se aprecian de un lad las bndades que en l referente a esta prestación se da en países cm Nruega, suecia Alemania y, de tr lad, que ests países suelen estar entre ls primers al hablar de tasas de absentism, dnde destaca el índice de Nruega pr encima del rest de Estads eurpes: 52

53 Pr ejempl, mientras que en Italia y España se cntempla dentr del absentism cualquier tip de ausencia al trabaj cuand estaba prevista su presencia, en países cm Rein Unid y Francia las ausencias cnsideradas sn las que están relacinadas cn la enfermedad el accidente labral. El indicadr que se recge a cntinuación refleja ls cstes para empresa y trabajadr absrbids pr el Estad, y ha sid utilizad pr institucines cm la Organización Internacinal de Trabaj. En td cas, es necesari aclarar que ls niveles sciales avanzads n implican, necesariamente, un mayr nivel de absentism labral: 53

54 Cm puede apreciarse en el cuadr, ls países más generss cn el absentism desde el punt de vista regulatri y de prtección scial, sn ls países nórdics, que a la vez figuran en ls primers puests de ls rankings de países que sufren las mayres tasas de absentism labral. Pr tant, puede relacinarse ls niveles de absentism que tiene un país cn el llamad índice de genersidad de su sistema de prtección scial, aunque tal y cm se ha mencinad n es una relación indiscutible en tds ls cass. En definitiva, en España ls cmpnentes del absentism que se incluyen dentr del sistema de prtección scial supnen el 80% del mism, l cual nuevamente invita a pensar que las tasas de absentism se verían directamente afectadas si se afrntaran determinadas refrmas en el ámbit de las prestacines, fundamentalmente en el cas de la gestión de la Incapacidad tempral, y dentr de esta especialmente en el ámbit de las cntingencia cmún, respnsable cm ya se ha mencinad de aprximadamente el 65% del absentism labral españl. El rest de cmpnentes que cnfrman este fenómen supnen sól el 20% del ttal del absentism, y entre ells estarían las ausencias debidas a cnflicts labrales, permiss particulares, raznes técnicas, sencillamente, ausencias n autrizadas Tips de absentism En función de la causa que l prvque, estarems entre un u tr tip de absentism labral. En este cas, al igual que en el cas de la definición, existen múltiples clasificacines de ls tips de absentism, aunque en general estaríams habland de una similar a la siguiente: Absentism previsible y justificad: es aquel que puede ser cntrlad prque la empresa está infrmada previamente de la ausencia. Absentism n previsible y sin justificación: cuand se prduce el abandn del puest de trabaj sin autrización de la empresa. Absentism presencial: es aquella frma de absentism en la que el emplead acude a su trabaj, per dedica una parte del tiemp a tareas que n sn prpias de la actividad labral. 54

55 Existe tra frma de absentism labral, que alguns estudis denminan presentism labral, que hace referencia al trabajadr que acude a su trabaj a pesar de estar enferm, afectand esta situación a su rendimient labral. De frma parecida, FJ Ribaya Mallada l clasifica en absentism legal invluntari, entre el que se encuentra la Incapacidad tempral (pr cntingencias prfesinales cmunes), las licencias legales la maternidad, y el absentism persnal vluntari, en el que se englban ls permiss particulares, las ausencias n autrizadas y ls cnflicts labrales. 55

56 7. Regulación relacinada cn el absentism en España En España existen tdavía imprtantes lagunas en l respecta a la regulación nrmativa de este fenómen que es el absentism labral. Y, además de n estar desarrllada en prfundidad, la mayr parte de la nrmativa que cntempla nuestr rdenamient es de carácter cercitiv, centrada en las medidas disciplinarias y punitivas. A diferencia de trs Estads eurpes, en ls que pdems encntrar mayr vlumen de legislación, la nrmativa en España está principalmente dirigida a limitar el gast públic en cncept de incapacidad tempral. Y es que, en general, pueden distinguirse ds grandes crrientes en el entrn eurpe. Pr un lad, en alguns países se acentúa la prmción del bienestar y de la salud en el trabaj, cm en Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia y Nruega. Y, pr tr lad, existe tra tendencia más prpia de la Eurpa riental, que pne el acent en el cntrl del gast, dada la creciente precupación pr ls cstes del absentism y de las medidas destinadas a su cntrl, reduciend el grad de cbertura y de la cuantía de ls subsidis que prtegen esta situación. Esta precupación es lógica, dads ls crecientes índices de absentism que se prducen en ests Estads, ya que según el Estudi de Price Waterhuse para , el absentism ha aumentad cnsiderablemente en ests países, mientas que en el rest ha descendid, quizás en parte debid a la caída de la actividad ecnómica. El rest de ls Estads se encuentran entre ambs mdels, y en el cas de España, cm se ha indicad, estaríams más próxims a la línea de la Eurpa Oriental. En el siguiente cuadr puede verse el grad de desarrll de las plíticas de gestión del absentism en ls Estads de la Unión Eurpea, y en él puede apreciarse que sól nueve países tienen desarrlladas en su mayr grad estas plíticas, frente a una mayría dnde el nivel de desarrll es emergente en ls que simplemente n han desarrllad ninguna plítica al respect: 56

57 En España, la mayr parte de esta regulación se encuentra recgida en el Text Refundid del Estatut de ls Trabajadres, aprbad en el Real Decret 1/1995, de 24 de marz, aunque existen tras dispsicines cm el Real Decret Ley 5/1992, de 21 de juli, de Medidas Presupuestarias Urgentes, el Real Decret 53/1980, de 11 de ener, pr el que se mdifica el artícul 2º del Reglament General que determina la cuantía de las prestacines ecnómicas del Régimen General de la Seguridad Scial, respect a la prestación de incapacidad tempral. Recientemente, además, se ha aprbad, a través de la Ley 35/2010, el establecimient de un sistema de incentivs bnus a las empresas que reduzcan sus niveles de absentism. Per veams en primer lugar l recgid en el Text Refundid del Estatut de ls trabajadres, que se refiere a esta materia en ls artículs 20.4; 23.1.a); 34.1; 37.3; 45.1; 48.1; 52.d); 54.1; 54.2 y 64.2.d). Entre tds ells, pueden destacarse ls siguientes, en rden numéric: El artícul 20.4 establece la autrización para que el empresari cnstate la certeza de la baja médica del trabajadr, de manera que el mism pdrá verificar el estad de enfermedad accidente del trabajadr que sea alegad pr éste para justificar sus faltas de asistencia al trabaj, mediante recncimient a carg de persnal médic. La negativa del trabajadr a dichs recncimients pdrá determinar la suspensión de ls derechs ecnómics que pudieran existir a carg del empresari pr dichas situacines. 57

58 Pr su parte, el artícul 52.d) establece la psibilidad de extinguir el cntrat de trabaj pr faltas de asistencia al trabaj, aun justificadas per intermitentes, que alcancen el 20 pr 100 de las jrnadas hábiles en ds meses cnsecutivs, el 25 pr 100 en cuatr meses discntinus dentr de un períd de dce meses, siempre que el índice de absentism ttal de la plantilla del centr de trabaj supere el 2,5 pr 100 en ls misms períds de tiemp. Este prcentaje del 2,5% ha sid incluid recientemente, a través de la Dispsición Adicinal vigésima de la Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la refrma del mercad de trabaj, ya que anterirmente se situaba en el 5%. Además, el artícul establece que n se cmputarán cm faltas de asistencia, a ls efects del párraf anterir, las ausencias debidas a huelga legal pr el tiemp de duración de la misma, el ejercici de actividades de representación legal de ls trabajadres, accidente de trabaj, maternidad, riesg durante el embaraz y la lactancia, enfermedades causadas pr embaraz, part lactancia, paternidad, licencias y vacacines, enfermedad accidente n labral cuand la baja haya sid acrdada pr ls servicis sanitaris ficiales y tenga una duración de más de veinte días cnsecutivs, ni las mtivadas pr la situación física psiclógica derivada de vilencia de géner, acreditada pr ls servicis sciales de atención servicis de Salud, según prceda. Ls artícul 54.1 y 54.2 establecen las faltas repetidas e injustificadas cm incumplimient grave del cntrat de trabaj. En el cas del apartad 1, establece que el cntrat de trabaj pdrá extinguirse pr decisión del empresari, mediante despid basad en un incumplimient grave y culpable del trabajadr. Pr su parte, el apartad 2 recge que se cnsideran incumplimients cntractuales, las faltas repetidas e injustificadas de asistencia puntualidad al trabaj. Pr últim, el últim artícul que el Estatut dedica a esta materia es el 64.2.d), que establece que El cmité de empresa tendrá derech a ser infrmad trimestralmente: De las estadísticas sbre el índice de absentism y las causas, ls accidentes de trabaj y enfermedades prfesinales y sus cnsecuencias, ls índices de siniestralidad, ls estudis periódics especiales del medi ambiente labral y ls mecanisms de prevención que se utilicen. De este md, y de acuerd cn el principi de que el absentism es una situación negativa para la ecnmía de la empresa, y que pr cnsiguiente para el cnjunt de ls trabajadres, se establece la bligatriedad de ser cncid pr la representación del persnal, cn el bjetiv de cnseguir su clabración en la reducción del mism. Pr tra parte, cn la entrada en vigr del Real Decret Ley 5/1992, de 21 de juli, de Medidas Presupuestarias Urgentes, se mdificó el númer un del artícul 129 del text 58

59 refundid de la Ley General de la Seguridad Scial, aprbad pr Decret 2065/1974, de 30 de may, que pasó a tener la siguiente redacción: El subsidi se abnará en cas de accidente de trabaj enfermedad prfesinal, desde el día siguiente al de la baja en el trabaj, estand a carg del empresari el salari íntegr crrespndiente al día de la baja. En cas de enfermedad cmún accidente n labral, el subsidi se abnará, respectivamente, a partir del decimsext día de baja en el trabaj casinada pr la enfermedad el accidente, estand a carg del empresari el abn de la prestación al trabajadr desde ls días cuart al decimquint de la baja, ambs inclusive. En cnsecuencia, se reduce la prestación ecnómica pr incapacidad tempral, derivada de enfermedad cmún accidente n labral, durante ls días 4 al 15, trasladand el abn de la misma al ámbit de la empresa, y teniend cm principal mtivación reducir el actual nivel de absentism. N bstante, múltiples cnvenis clectivs establecen cndicines favrables en el sentid de que la empresa debe cmpletar al trabajadr la prestación ecnómica de la Seguridad Scial hasta alcanzar el imprte del 100% del salari durante el períd de baja pr enfermedad, cn l que ésta sufre un efect traslativ de la nrma pagand más car el absentism, de manera que el efect perseguid pr la nrma queda desvirtuad y carente de la eficacia esperada. Pr tant, únicamente en aquellas empresas en que el Cnveni Clectiv n bligue a cmpletar cn carg a aquéllas la prestación ecnómica hasta el 100 pr 100 de ls salaris, puede en parte resultar la nrma cmentada l suficientemente punitiva cm para reducir el absentism. Pr tr lad, el RD 53/1980, de 11 de ener, recge en su artícul únic que la cuantía de la prestación ecnómica pr incapacidad tempral derivada de enfermedad cmún accidente n labral a que se refiere el artícul 2º del Decret 3158/1966, de 23 de diciembre, será, durante el períd cmprendid entre el cuart día a partir del de la baja en el trabaj casinada pr la enfermedad el accidente y hasta el vigésim día, inclusive, de permanencia en tal situación, de un subsidi equivalente al 60 pr 100 de la base reguladra crrespndiente. De esta manera se reduce el imprte de la prestación ecnómica, cn el mism fin de tratar de reducir el absentism, ya que en el perid cmprendid entre el día 4º y el 21º anterirmente se percibía el 75% de la Base Reguladra. Además, la Ley 35/2010, de Medidas Urgentes para la Refrma del Mercad de Trabaj, en su dispsición adicinal decimnvena intrduj una serie de punts que afectan al absentism labral. Entre ells debe destacarse especialmente el recgid en su apartad 59

60 primer, que permite a las Mutuas destinar una parte de ls excedentes btenids en la gestión de las cntingencias prfesinales de la incapacidad tempral pr enfermedad cmún al establecimient de sistema de reducción de las ctizacines pr cntingencias cmunes de las empresas, en ls términs que se establezcan reglamentariamente, siempre que hayan reducid ls cstes de la incapacidad tempral, pr debaj de ls límites establecids, que hayan btenid una reducción significativa de ests cstes cm cnsecuencia de la aplicación de planes pactads en el ámbit de la empresa cn la representación de ls trabajadres que mdifiquen las cndicines de trabaj, flexibilicen el cambi de puest de trabaj de ls trabajadres afectads pr enfermedad cmún y mejren el cntrl del absentism injustificad. Las reduccines de ctización serán prprcinales a ls ahrrs de cstes generads al sistema a través de ests prcess de clabración (esta Dispsición mdifica el artícul 73.4 de la LGSS). Y mencinar, pr tr lad, que existe también abundante jurisprudencia sbre este asunt, fundamentalmente en materia de despids causads pr el supuest absentism de un trabajadr en el sen de la empresa. Alguns ejempls sn ls siguientes: 1. El Tribunal Suprem en Sentencia de 29 de ener de 2001, Rec. 1566/2000, entendió que una cnducta repetida e injustificada, n sól de faltas de asistencia sin también de puntualidad al trabaj, permitía al empresari extinguir el cntrat de trabaj. 2. El Tribunal Superir de Justicia de Extremadura, en Sentencia de 20 de ener de 1999, reslvió que las faltas deberán ser prbadas, de frma que si el empresari n prueba las faltas de asistencia n pdrá reslver el cntrat de trabaj. 3. El cese del trabajadr basad en bajas reiteradas al trabaj que prvcan una disminución de su rendimient cnstituye un despid imprcedente, per n un despid nul pr vilación de derechs fundamentales. (Sentencia del TS de 22 de septiembre de 2008, Rec. 3591/2006). En td cas, para cncluir cn este apartad, existe un acuerd unánime respect a que la gestión del absentism n puede llevarse a cab exclusivamente desde el punt de vista jurídic, ni punitiv, sin que esta debe llevarse a cab de manera integral, existiend múltiples enfques para cmbatir este fenómen. Así, es cnsens internacinal que este fenómen debe enfrentarse desde, al mens, 3 punts de vista: el médic, el jurídic y el de la psiclgía del trabaj y de las rganizacines. 60

61 Pr es, la mejr manera de evitar el absentism es ptenciar una adecuada calidad de vida labral y estimular el cmprmis y la implicación de ls trabajadres cn la rganización y cn sus bjetivs, td ell unid pr supuest a medidas de cntrl y sanción en cas de que el trabajadr actúe de manera negligente fraudulenta. Pr ell, una adecuada plítica de recurss humans y una dirección de persnas cmpetente en tds ls niveles cntribuiría sin duda a cmbatir la cultura del absentism. 61

62 8. Negciación clectiva y absentism en España Sin lugar a duda, para llevar a cab una plítica efectiva de lucha cntra el absentism labral, es necesari que esta materia sea tratada n sól desde el punt de vista regulatri, sin también en el ámbit de la negciación clectiva, evitand en td cas que este fenómen sea cntemplad en la prpia empresa cm alg nrmal y asumid desde la prpia gerencia. Y para ell es necesari que ls trabajadres tengan cnciencia del prblema y de las cnsecuencias del mism para la empresa y, cnsecuentemente, para su bienestar en el trabaj. Siend psiblemente la negciación clectiva el ámbit en el que se pueden instrumentar las medidas más eficaces para reducir y cntrlar el absentism, dada su cercanía al prblema, esta materia n está ampliamente desarrllada en el rdenamient españl. Sí hay que recncer que, en td cas, dada la creciente imprtancia que ha tmad este fenómen en ls últims añs, hems asistid a una paulatina incrpración de esta materia a ls cnvenis clectivs, habiéndse incrprad en muchs de ells instruments de seguimient, cntrl y medidas de desincentivación de las prácticas absentistas. Y además, en el marc del diálg scial, estas prácticas se han refrzad cn la puesta en marcha de prgramas y plíticas de sensibilización y cncienciación desarrlladas pr la Administración, las rganizacines empresariales y las centrales sindicales. Cn carácter general, el Acuerd Marc Intercnfederal (AMI) de 1980 y el Acuerd Ecnómic Scial (AES) de 1984, vienen a cnstituir el primer pas imprtante dad pr ls agentes sciales en España en esta materia. Per, en td cas, la realidad ns indica que ambs pacts han tenid escasa eficacia práctica ya que fundamentalmente se trataba de acuerds y declaracines de vluntades más que de instruments de plena aplicación directa en las empresas. Así, el acuerd Marc Intercnfederal, firmad pr la Cnfederación Españla de Organizacines Empresariales (CEOE) y la Unión General de Trabajadres (UGT) en ener de 1980, recge ya en su intrducción el absentism labral, que hasta entnces había sid un asunt tabú en material labral en España. Además, en su apartad VIII, B se recnce pr ls firmantes el grave prblema que para nuestra sciedad supne, incrprand que su reducción implica, tant un aument de la presencia del trabajadr en el puest de trabaj cm la crrecta rganización de la medicina de empresa y de la Seguridad Scial 62

63 junt cn las adecuadas cndicines de seguridad, higiene y ambiente de trabaj, en rden a una efectiva prtección de la salud física y mental de ls trabajadres, recnciend las graves cnsecuencias que prduce el absentism cuand se superan determinads niveles, que inciden directa y negativamente en la prductividad y la cmpetitividad empresarial. El Acuerd cntempla ds circunstancias en el absentism: Pr un lad, las externas a la empresa, en las que tant empresa cm trabajadres n pueden hacer nada, y pr ell se remite para su slución a las autridades cmpetentes. Y pr tr, las de rigen intern, las prpias de la empresa, que están relacinadas cn la mejra de las cndicines de trabaj. Una vez eliminadas las externas, quedan estas causas internas, que pueden ser eliminadas entre las partes, estableciéndse en el AMI que en las unidades de cntratación se negciarán medidas crrectras del absentism en función de circunstancias sectriales, territriales de empresa. Cm criteris básics para avanzar en este sentid, el Acuerd recge la reducción de las causas, la realización de campañas explicativas sbre ls efects del absentism, y la renegciación de ls cmplements ecnómics en situación de Incapacidad Tempral. Pr tant, a pesar del carácter declarativ del AMI, sí que es clar que, de haberse aplicad crrectamente, hubiera dad uns resultads de indudable trascendencia ecnómica, al mens hubiera prprcinad más retrns y beneficis que ls que ha frecid. Además, tra circunstancia a añadir es que el desarrll del Acuerd n se ha llevad a la práctica de manera eficiente en ls cnvenis clectivs sectriales, territriales y de empresa, l que ha disminuid significativamente el imprtante impuls que inicialmente supus su firma. En td cas, la firma de este Acuerd es relevante prque puede cnstituirse cm el desblque del tratamient del absentism labral en el ámbit empresarial, cuestión que hasta entnces era tabú, cm se ha mencinad anterirmente. En este sentid, además, su carácter declarativ n ha sid bstácul para que n hayan btenid determinads fruts derivads del Acuerd, así cm su paulatina inclusión en ls cnvenis clectivs. Y en este ámbit de ls cnvenis clectivs, en el cas españl, en general n establecen de frma cncreta cláusulas eficaces que redunden de manera directa en la reducción del Absentism Labral, limitándse a repetir l ya expuest en el Acuerd Marc Intercnfederal y en el Acuerd Ecnómic y Scial. De cualquier frma, n puede dejar de recncerse la trascendencia que tiene el simple hech de que se cmience a tmar 63

64 cnciencia del prblema, estableciéndse las primeras bases para que en un futur puede afrntarse el prblema desde este ámbit de la negciación clectiva, cn el acuerd de ls agentes sciales. Institucines y agentes en el mercad de trabaj relacinads cn el absentism en España Tal y cm se ha cmentad en el capítul dedicad a ls cmpnentes del absentism, la mayr parte de este prblema está causad pr la Incapacidad tempral, y en ésta se incluye tant aquella que prviene de las cntingencias prfesinales cm la crrespndiente a las cntingencias cmunes (n labrales). Se recge a cntinuación, de frma sintética, el marc regulatri de las principales diferencias que en el sistema españl tiene esta prestación a nivel ecnómic y de su acción prtectra, en función de la cntingencia que l rigine: Cntingencias prfesinales Cntingencias cmunes Quién gestina la Entidades Gestras (5% Entidades Gestras prestación? de las empresas) Mutuas (38,8% de las empresas) (95% de empresas) Mutuas (61,2% de las empresas) Nacimient de la Desde el día siguiente a la 1º a 3º día crrespnden prestación baja al trabajadr. Del 4º al 15º a la empresa. A partir del 16º a la Mutua Entidad Gestra Cuantía (% sbre la base reguladra) 75% 60% del 4º al 20º día y el 75% en adelante Perid de carencia N es necesari 180 días Duración Máxim 12 meses, prrrgables trs 6 Máxim 12 meses, prrrgables trs 6 64

65 Pr tr lad, hay que destacar el elevadísim prcentaje que supne sbre el ttal la Incapacidad Tempral pr Cntingencias Cmunes, que en el añ 2010, según las cuentas frmuladas del Sectr de Mutuas, remitidas a las mismas pr la Asciación de Mutuas de Accidentes de Trabaj (AMAT) supus el 80% del ttal del gast en incapacidad tempral para el Sectr. Pr tant, es evidente que la gestión del absentism está muy relacinada cn la incapacidad tempral, en general, y cn la riginada pr las cntingencias n labrales en particular. Y en esta incapacidad pr cntingencias cmunes, un de ls principales prblemas que ns encntrams cuand hablams de lucha cntra el absentism es el actual mdel de gestión de esta prestación, dada la multiplicidad de agentes que intervienen en la misma. Así, pr un lad, ns encntrams a ls Servicis Públics de Salud de las Cmunidades Autónmas, que prestan la asistencia sanitaria y sn respnsables de tramitar ls partes de baja y alta, per que en ningún cas tienen cmpetencias sbre el abn de la prestación ecnómica. En la esfera de ests Servicis Públics está además la sspecha acerca de la facilidad cn que, de fact, se btienen ls partes de baja, expedids pr médics que se ven desbrdads para realizar su cmetid dentr de unas crdenadas de garantía y eficacia. Y, pr tr lad, ns encntrams a las Entidades Gestras de la Seguridad Scial y a las entidades clabradras, las Mutuas de Accidentes de Trabaj y Enfermedades Prfesinales, que gestinan el pag per que n tienen cmpetencias en las actuacines determinantes de ls prcess de baja pr esta prestación. La separación en cuant a cmpetencias y facultades es tdavía más acentuada en el cas de las Mutuas, ya que al mens el Institut Nacinal de la Seguridad Scial sí puede tramitar el alta de un trabajadr a través de sus inspectres. En el cuadr siguiente se explican, a grandes rasgs, las facultades que tienen cada un de ests tres agentes dentr de esta prestación: 65

66 SPS INSS MUTUAS Asistencia Sanitaria Recncimient Médic Recncimient Médic Baja y Alta médica Alta de Inspección INSS Prpuesta de Alta Médica a ls SPS Partes de Cnfirmación IT Prórrga de IT Iniciativa de Alta de Inspección INSS Alta de Inspección Médica Reslución de igual similar patlgía en recaídas Nueva baja médica sól en cas de alta médica de ls Servicis Médics del INSS Readaptación de ls trabajadres adelantand pruebas y tratamients médics, quirúrgics rehabilitadres (siempre de acuerd cn la existencia de Cnvenis cn las CCAA en materia de cmpensación de gasts (desarrll insuficiente). En este mdel de gestión de la prestación, sn las Mutuas las entidades que demuestran una mayr eficiencia en la gestión de la prestación y, pr tant, en la gestión del absentism labral, en cmparación cn ls Servicis Públics de Salud y las Entidades Gestras de la Seguridad Scial, que tienen trgadas mayres facultades gestras. Así las Mutuas desarrllan una gestión más eficiente y especializada de l que sn muestra ls siguientes ejempls: De acuerd al últim estudi realizad pr la Asciación de Mutuas de Accidentes de Trabaj (AMAT) referente a 2008, el cste pr afiliad en las Entidades Gestras de la Seguridad Scial es 2,6 veces superir al de las Mutuas (652 eurs frente a 250). Pr su parte, es destacable que la duración de ls prcess de baja para las mismas patlgías duren entre 3 y 5 veces mens en las Mutuas que en ls Servicis Públics de Salud, según se recge en la tabla siguiente, que es resumen del estudi elabrad sbre ds millnes de prcess de ambas cntingencias que se aprtó a las sesines preparatrias de la mesa de diálg scial crdinadas pr el INSS en 2008 (Anex I). En el mism sentid, este diferencial psitiv a favr de la gestión efectuada pr las Mutuas se cnfirma en un estudi publicad en 2010 en la Revista Españla de 66

67 Salud Publica, sbre duración de ls episdis de ITCC realizad en Cataluña. En dich estudi se han analizad episdis, cn un ttal de días de baja, y entre sus principales cnclusines se recge que el diferencial para la reslución de ls prcess de mayr duración entre el clectiv prtegid pr el INSS y el prtegid pr Mutuas es de un 30% superir en el INSS (29 días frente a 21). Y, cuand pudiera pensarse que la eficiencia descrita necesariamente cnlleva mayr descntent y litigisidad pr parte de ls usuaris de ls servicis de las Mutuas, hay que destacar ls bajs índices de litigisidad del Sectr, que en 2009 y según dats de AMAT se sitúan en el 0,17% en la ITCP y en el 0,06% en el cas de la ITCC. De acuerd cn la infrmación frecida pr el INSS en su memria anual para el mism ejercici, el índice de litigisidad de esta Entidad Gestra sería sensiblemente superir. Finalmente, según la infrmación que se recge en las siguientes tablas, las duracines de ls prcess de baja en las Mutuas sn sensiblemente inferires a las gestinadas pr el INSS, de acuerd cn ls dats btenids del Estudi realizad pr PIMEC a partir de ls dats de la página Web de la Seguridad Scial. Así, para el añ 2010 la diferencia de ls prcess en Cntingencias Cmunes es de 12,5 días a favr de las Mutuas, y de 35 en el cas de ls Accidentes de Trabaj y Enfermedades Prfesinales: Cmparativa respect a las duracines medias de ls prcess gestinads pr las Mutuas y el INSS La necesidad de mejrar la prestación pr Incapacidad Tempral pr Cntingencias Cmunes es, pr tant, el eje sbre el que avanzar en la gestión del absentism labral dad que es aún dnde se registran mayres índices de absentism. Pr es, debems 67

68 valrar la realización de cambis nrmativs en este ámbit, trgand mayres facultades de cntrl a las Mutuas, de manera que sus facultades queden equiparadas a las de las Entidades Gestras de la Seguridad Scial en el ámbit de esta prestación. En este mism sentid, según una encuesta del Institut de la Empresa Familia realizada en marz de 2008 y cuys resultads se muestran en el siguiente gráfic, las empresas españlas pinan que la mejr manera de luchar cntra el absentism es mdificar el régimen de cncesión de las bajas labrales de frma que las mismas sean gestinadas pr las Mutuas, medida que pdría ayudar a reducir el fraude: El mism infrme del Institut de Empresa Familiar recge entre sus principales prpuestas la de Autrizar a las empresas que tengan niveles de absentism superires al 3% a que puedan cntratar a las Mutuas cm entidades respnsables de financiar y gestinar las altas y las bajas labrales. Del mism md se ha prnunciad la Patrnal Anfac (del Sectr de la autmción), pues dad el alt prcentaje existente de absentism amparad en bajas médicas injustificadas (inclus se refieren al 80%), ha prpuest al gbiern la mejra de la gestión de la Incapacidad tempral pr parte de la Administración, facilitand la participación de las empresas en la gestión de la misma. En este sentid, cnsidera adecuad que ls médics de empresa y de las Mutuas estén facultads para trgar el alta y la baja médica, y slicita también una mayr clabración entre la seguridad scial, las mutuas y las empresas para reducir la duración de las bajas. 68

Política del Sistema de Gestión Integrado

Política del Sistema de Gestión Integrado Plítica del Sistema de Gestión Integrad Ámbar Seguridad y Energía S.L 17/01/2014 La Dirección de ÁMBAR SEGURIDAD Y ENERGÍA S.L., asume, lidera e impulsa la Excelencia en la Gestión a través de su cmprmis

Más detalles

La información no es de valor hasta que un número es asociado con ella. o Benjamín Franklin.

La información no es de valor hasta que un número es asociado con ella. o Benjamín Franklin. Histria de la Medición en el Sftware La infrmación n es de valr hasta que un númer es asciad cn ella. Benjamín Franklin. N puedes cntrlar l que n puedes medir. Si crees que el cst de la medición es alt,

Más detalles

BREVE GUÍA METODOLÓGICA DEL EMPLEO CON APOYO

BREVE GUÍA METODOLÓGICA DEL EMPLEO CON APOYO BREVE GUÍA METODOLÓGICA DEL EMPLEO CON APOYO INTRODUCCIÓN Se entiende pr emple cn apy (E.C.A.) el emple integrad en la cmunidad dentr de empresas nrmalizadas, para persnas cn discapacidad en riesg de exclusión

Más detalles

La póliza de seguro de RCP contratada por el ICOG tienen las siguientes características fundamentales:

La póliza de seguro de RCP contratada por el ICOG tienen las siguientes características fundamentales: VENTAJAS COMPETITIVAS DE LA PÓLIZA DE SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL PROFESIONAL (RCP) DEL ICOG ASOCIADO AL VISADO O SUPERVISADO DE ESTUDIOS Y PROYECTO. 1. INTRODUCCIÓN. Cn la entrada en vigr el pasad

Más detalles

PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA DE LA INTERVENCIÓN PARA EL DESARROLLO LOCAL, HUMANO Y SOSTENIBLE

PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA DE LA INTERVENCIÓN PARA EL DESARROLLO LOCAL, HUMANO Y SOSTENIBLE PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA DE LA INTERVENCIÓN PARA EL DESARROLLO LOCAL, HUMANO Y SOSTENIBLE INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS DEL CURSO En un mment cm el actual parece ineludible realizar un análisis prfund de las

Más detalles

LA MEDICIÓN DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN EN CAPACITACIÓN, ES ALGO TANGIBLE? Una Pregunta de Difícil Respuesta. Pablo Bastide

LA MEDICIÓN DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN EN CAPACITACIÓN, ES ALGO TANGIBLE? Una Pregunta de Difícil Respuesta. Pablo Bastide LA MEDICIÓN DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN EN CAPACITACIÓN, ES ALGO TANGIBLE? Una Pregunta de Difícil Respuesta Pabl Bastide El presente artícul ha sid publicad pr GESTION.ar en la 13 Edición Anual del Reprte

Más detalles

Unidad 2 Empresa Empresario

Unidad 2 Empresa Empresario Unidad 2 Empresa Empresari 2.1 Empresa - Organización cm institución. Empresa- Organización: Cncept. Diferencias Una institución es un sistema de nrmas, reglas de cnducta cn la finalidad de satisfacer

Más detalles

DIRECCIÓN DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN SOCIAL

DIRECCIÓN DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN SOCIAL COMUNICADO DE PRENSA N. 004 Distrit Federal, 18 de marz de 2014 CONEVAL EVALÚA EL SISTEMA DE PROTECCIÓN SOCIAL MEXICANO El Cnsej realizó un diagnóstic de ls riesgs ecnómics asciads a la prtección scial

Más detalles

También. os. de formación. tendencias. Explica cómo se y la función de. Pág.1

También. os. de formación. tendencias. Explica cómo se y la función de. Pág.1 E-learning Técnic de frmación 110 HORAS ON-LINE CONTENIDOS Fundaments de la frmación a distancia Bases cnceptuales. Características de la frmación a distancia Se realiza una aprximación histórica al fenómen

Más detalles

Orientación familiar: fundamentos, principios, funciones y perfil profesional

Orientación familiar: fundamentos, principios, funciones y perfil profesional TEMA 2 Orientación familiar: fundaments, principis, funcines y perfil prfesinal O.F. Educativa = Ed. para la vida familiar, es un prces sistemátic de ayuda cuy fin últim es facilitar la dinámica familiar

Más detalles

ATENCIÓN AL MENOR CON DISCAPACIDAD

ATENCIÓN AL MENOR CON DISCAPACIDAD Prgrama de y Adlescente Actividades en grups específics ATCIÓN AL MOR CON DISCAPACIDAD 0 Prgrama de y Adlescente Actividades en grups específics ATCION AL MOR CON DISCAPACIDAD INTRODUCCION: La Encuesta

Más detalles

Doble Grado en Finanzas y Contabilidad Relaciones Laborales y Recursos Humanos

Doble Grado en Finanzas y Contabilidad Relaciones Laborales y Recursos Humanos Dble Grad en Finanzas y Cntabilidad Relacines Labrales y Recurss Humans Facultad de Ciencias Ecnómicas y Empresariales Facultad de Ciencias del Trabaj Dirección: Duque de Nájera, 8 Dirección: Duque de

Más detalles

PLATAFORMA TECNOLOGICA EN LINEA DE GESTION DE PROYECTOS DE LA INGENIERÍA INDUSTRIAL

PLATAFORMA TECNOLOGICA EN LINEA DE GESTION DE PROYECTOS DE LA INGENIERÍA INDUSTRIAL Platafrma en línea de Gestión de Pryects PLATAFORMA TECNOLOGICA EN LINEA DE GESTION DE PROYECTOS DE LA INGENIERÍA INDUSTRIAL Para que la realización de un pryect tenga éxit en sus tres bjetivs (calidad,

Más detalles

Cómo ofrecer microseguros a las poblaciones pobres. 29 / septiembre / 2013

Cómo ofrecer microseguros a las poblaciones pobres. 29 / septiembre / 2013 Cóm frecer micrsegurs a las pblacines pbres 29 / septiembre / 2013 Nuestr clientes En Cmpartams estams trabajand para pder cntar cn ciertas medicines, que prprcinen elements claves para cncer el estad

Más detalles

TEMARIO 5 Proceso contable. Sesión 5. Sistematización de la Contabilidad

TEMARIO 5 Proceso contable. Sesión 5. Sistematización de la Contabilidad TEMARIO 5 Prces cntable Sesión 5. Sistematización de la Cntabilidad 5. Sistematización de la Cntabilidad. INTRODUCCION: El papel de la cntabilidad en la ecnmía mderna es la presentación de estads financiers

Más detalles

INDEP 2011 Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales 2011 Resumen Ejecutivo (INDEP 2011)

INDEP 2011 Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales 2011 Resumen Ejecutivo (INDEP 2011) INDEP 2011 Índice de Desempeñ de ls Prgramas Públics Federales 2011 Resumen Ejecutiv Creada en 2006, GESOC, Gestión Scial y Cperación, A. C. es una rganización de la sciedad civil (OSC) integrada pr un

Más detalles

RESUMEN DE LA MEMORIA DE 2007 TRIBUNAL ECONOMICO-ADMINISTRATIVO DEL AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

RESUMEN DE LA MEMORIA DE 2007 TRIBUNAL ECONOMICO-ADMINISTRATIVO DEL AYUNTAMIENTO DE SEVILLA RESUMEN DE LA MEMORIA DE 2007 TRIBUNAL ECONOMICO-ADMINISTRATIVO DEL AYUNTAMIENTO DE SEVILLA 1 1.- Intrducción. Presentación El Tribunal Ecnómic-Administrativ del Ayuntamient de Sevilla es el órgan especializad

Más detalles

Evaluación EVALUACIÓN DE LA RENTABILIDAD E IMPACTO ECONÓMICO GENERADO POR EL PROGRAMA TURISMO SENIOR EUROPA - RESUMEN EJECUTIVO-

Evaluación EVALUACIÓN DE LA RENTABILIDAD E IMPACTO ECONÓMICO GENERADO POR EL PROGRAMA TURISMO SENIOR EUROPA - RESUMEN EJECUTIVO- Evaluación EVALUACIÓN DE LA RENTABILIDAD E IMPACTO ECONÓMICO GENERADO POR EL PROGRAMA TURISMO SENIOR EUROPA - RESUMEN EJECUTIVO- 1 Evaluación de la Rentabilidad e Impact Ecnómic generad pr el Prgrama Turism

Más detalles

Circular Específica Mayo 2015

Circular Específica Mayo 2015 Circular Específica May 2015 www.eclabcnsulting.cm "Imagen de nuestras nuevas ficinas en Plígn Industrial Salinas de Pniente, calle Alfred Nbel, nave 7" May 2015 Circular Específica May 2015 * La «cultura

Más detalles

Miembro de Global Compact de las Naciones Unidas - Member United Nations Global Compact SEMINARIOS HERRAMIENTAS COMERCIALES, TEMA:

Miembro de Global Compact de las Naciones Unidas - Member United Nations Global Compact SEMINARIOS HERRAMIENTAS COMERCIALES, TEMA: LAS "REDES SOCIALES" EL NUEVO MODELO DE NEGOCIO ONLINE N. De hras: 8 hras Intrducción Muchas empresas han encntrad en estas cmunidades un canal idóne para cnseguir l que siempre han estad buscand: ser

Más detalles

Summits ITSM. Buscando problemas: Técnicas para detección y análisis. José Luis Fernández. Alejandro Castro

Summits ITSM. Buscando problemas: Técnicas para detección y análisis. José Luis Fernández. Alejandro Castro Summits ITSM Buscand prblemas: Técnicas para detección y análisis Jsé Luis Fernández Alejandr Castr Buscand prblemas: Técnicas para detección y análisis Speaker Bi & Cmpany Infrmatin Jsé Luis Fernández

Más detalles

Afiliados a la Seguridad Social en alta laboral que trabajan en Andalucía

Afiliados a la Seguridad Social en alta laboral que trabajan en Andalucía Afiliads a la Seguridad Scial en alta labral que trabajan en Andalucía Metdlgía 1. Intrducción La estadística de Afiliads a la Seguridad Scial en alta labral que trabajan en Andalucía se realiza pr el

Más detalles

Foco en el Cliente - Modelo SIGO (Sistema Integrado de Gestión Organizacional)

Foco en el Cliente - Modelo SIGO (Sistema Integrado de Gestión Organizacional) Fc en el Cliente - Mdel SIGO (Sistema Integrad de Gestión Organizacinal) En la actualidad, satisfacer las necesidades del cliente n es suficiente, es necesari exceder sus expectativas, deleitarls, e inclus

Más detalles

Gestión de la prevención de riesgos laborales en la pequeña y mediana empresa

Gestión de la prevención de riesgos laborales en la pequeña y mediana empresa Gestión de la prevención de riesgs labrales en la pequeña y mediana empresa 3. Plan de prevención de riesgs labrales. Evaluación de riesgs Tras su revisión, el apartad 1 del artícul 16 de la Ley de Prevención

Más detalles

NUEVOS RETOS EN LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LAS UNIVERSIDADES

NUEVOS RETOS EN LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LAS UNIVERSIDADES NUEVOS RETOS EN LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LAS UNIVERSIDADES INTERNACIONALIZACIÓN DE LAS UNIVERSIDADES DE MADRID 13 DE MARZO DE 2014 Es la mvilidad una meta cnseguida? Cuáles serían las priridades de mvilidad

Más detalles

TdR PROGRAMA DE EMPRENDIMIENTO SOCIAL PARA ENTIDADES. Proceso de Licitación

TdR PROGRAMA DE EMPRENDIMIENTO SOCIAL PARA ENTIDADES. Proceso de Licitación ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE. VIVES PROYECTO TdR PROGRAMA DE EMPRENDIMIENTO SOCIAL PARA ENTIDADES ANDALUCÍA Prces de Licitación ÍNDICE 1 A. INTRODUCCIÓN... 2 B. OBJETIVO DEL PROGRAMA DE EMPRENDIMIENTO SOCIAL....

Más detalles

UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER PROGRAMA DE INGENEIRIA DE SISTEMAS ANÁLISIS Y DISEÑO DE SISTEMAS. Enfoques para Modelado del Negocio

UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER PROGRAMA DE INGENEIRIA DE SISTEMAS ANÁLISIS Y DISEÑO DE SISTEMAS. Enfoques para Modelado del Negocio MODELO DEL NEGOCIO Intrducción Las Organizacines intentan cnjuntar ds visines para realizar su negci: Visión del negci: Especificar y mejrar sus prcess (análisis del negci) Visión de TI: Infrmatizarls

Más detalles

Posición de la CES sobre las empresas unipersonales privadas con responsabilidad limitada

Posición de la CES sobre las empresas unipersonales privadas con responsabilidad limitada Psición de la CES sbre las empresas unipersnales privadas cn respnsabilidad limitada Adptada pr el Cmité ejecutiv el 11-12 de juni 2014 Síntesis: La prpuesta de Directiva SUP (Sciedades unipersnales) plantea

Más detalles

ÍNDICE COLECTIVOS CON LOS QUE SE TRABAJA EN MATERIA DE ORIENTACIÓN LABORAL.

ÍNDICE COLECTIVOS CON LOS QUE SE TRABAJA EN MATERIA DE ORIENTACIÓN LABORAL. ÍNDICE INTRODUCCIÓN. BENEFICIOS PARA LA EMPRESA. ÁMBITO DE ACTUACIÓN. COLECTIVOS CON LOS QUE SE TRABAJA EN MATERIA DE ORIENTACIÓN LABORAL. JUSTIFICACIÓN DE LA NECESIDAD DEL SERVICIO PARA LOS COLECTIVOS

Más detalles

SEGUNDO.- DUDAS CON RESPECTO AL PLIEGO TECNICO

SEGUNDO.- DUDAS CON RESPECTO AL PLIEGO TECNICO Expte. 112218000200 Asunt: Aclaracines MANTENIMIENTO INFORMATICO DEL SISTEMA INTEGRAL DE RECUSRSOS HUMANOS DEL AYUNTAMINETO DE BILBAO ACLARACIONES Ante las dudas que plantean alguns licitadres, al bjet

Más detalles

RECOMENDACIONES DE PARTICIPACIÓN EN LA CONVOCATORIA DIRIGIDA A ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL Y CENTROS DE INVESTIGACIÓN

RECOMENDACIONES DE PARTICIPACIÓN EN LA CONVOCATORIA DIRIGIDA A ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL Y CENTROS DE INVESTIGACIÓN RECOMENDACIONES DE PARTICIPACIÓN EN LA CONVOCATORIA DIRIGIDA A ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL Y CENTROS DE INVESTIGACIÓN 1.- Cntar cn tds ls requisits que la cnvcatria expresa en su apartad V. Características

Más detalles

LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO PARA LA VIOLENCIA DE GÉNERO. Informa:

LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO PARA LA VIOLENCIA DE GÉNERO. Informa: LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO PARA LA VIOLENCIA DE GÉNERO Infrma: APROBACIÓN DEL PLAN INTEGRAL DE LUCHA CONTRA LA TRATA DE MUJERES Y NIÑAS CON FINES DE EXPLOTACIÓN SEXUAL El Plan Integral de Lucha cntra la

Más detalles

Estudios de mercado laboral. Otros servicios como Agencia de Colocación y de Recolocación Pág. 2

Estudios de mercado laboral. Otros servicios como Agencia de Colocación y de Recolocación Pág. 2 Unid a las accines realizadas cm Agencia de Clcación, desde CARAC prestams un cmplet servici de cnsultría que abarca desde el análisis de la situación de partida, hasta las más cmpletas prpuestas de recurss

Más detalles

EXPERTO UNIVERSITARIO EN PEDAGOGÍA UNIVERSITARIA

EXPERTO UNIVERSITARIO EN PEDAGOGÍA UNIVERSITARIA TÍTULO PROPIO de EXPERTO UNIVERSITARIO EN PEDAGOGÍA UNIVERSITARIA (ExUPU) Curs 2015-17 QUÉ ES EL TÍTULO DE EXPERTO UNIVERSITARIO EN PEDAGOGÍA UNIVERSITARIA? Es un títul prpi fertad pr la Universitat Plitècnica

Más detalles

PLIEGO DE CLAUSULAS ADMINISTRATIVAS PARTICULARES PARA LA CONTRATACION DE LOS SERVICIOS DE TELEFONIA FIJA Y MOVIL DEL CONSEJO ECONOMICO Y SOCIAL VASCO

PLIEGO DE CLAUSULAS ADMINISTRATIVAS PARTICULARES PARA LA CONTRATACION DE LOS SERVICIOS DE TELEFONIA FIJA Y MOVIL DEL CONSEJO ECONOMICO Y SOCIAL VASCO PLIEGO DE CLAUSULAS ADMINISTRATIVAS PARTICULARES PARA LA CONTRATACION DE LOS SERVICIOS DE TELEFONIA FIJA Y MOVIL DEL CONSEJO ECONOMICO Y SOCIAL VASCO 1.- OBJETO DEL CONTRATO Será bjet del cntrat a que

Más detalles

Contenido. Lineamientos para la gestión de proyectos Versión: 0. 1/oct/2012 Pág. 7

Contenido. Lineamientos para la gestión de proyectos Versión: 0. 1/oct/2012 Pág. 7 Cntenid Intrducción... 2 1. Objetivs... 2 2. Audiencia... 2 3. Lineamients Generales para la creación y administración de crngramas... 3 3.1 Alcance del crngrama... 3 3.3 Marc cnceptual de ls y de ls crngramas...

Más detalles

Universidad Nacional de Tucumán

Universidad Nacional de Tucumán Universidad Nacinal de Tucumán Licenciatura en Gestión Universitaria Asignatura: Taller de Infrmática Aplicada a la Gestión Índice. Ncines Generales. (sistemas, pensamient sistémic, sistemas de infrmación).

Más detalles

CARACTERÍSTICAS DEL CONTRATO PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE

CARACTERÍSTICAS DEL CONTRATO PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE Página1 CARACTERÍSTICAS DEL CONTRATO PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE Requisits para celebrar un cntrat de Frmación y Aprendizaje Ser mayr de 16 añs y n haber cumplid ls 25. Según Ley 3/2012 hasta que

Más detalles

LAS CUENTAS ANUALES EN EL NUEVO P.G.C.

LAS CUENTAS ANUALES EN EL NUEVO P.G.C. http://www.ecgaray.es LAS CUENTAS ANUALES EN EL NUEVO P.G.C. Índice 1.- Dcuments que integran las cuentas anuales....2 2.- Balance...2 3.- Cuenta de Pérdidas y Ganancias....3 4.- Estad de cambis en el

Más detalles

Plan de Seguridad Informática para una Entidad Financiera. Córdova Rodríguez, Norma Edith. INTRODUCCIÓN

Plan de Seguridad Informática para una Entidad Financiera. Córdova Rodríguez, Norma Edith. INTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN Ls events mundiales recientes han generad un mayr sentid de urgencia que antes cn respect a la necesidad de tener mayr seguridad - física y de tr tip. Las empresas pueden haber refrzad las

Más detalles

INFORME DEL COMITÉ SVN-ADELA SOBRE LA ASISTENCIA A LA ELA EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

INFORME DEL COMITÉ SVN-ADELA SOBRE LA ASISTENCIA A LA ELA EN LA COMUNIDAD VALENCIANA INFORME DEL COMITÉ SVN-ADELA SOBRE LA ASISTENCIA A LA ELA EN LA COMUNIDAD VALENCIANA Nta: Este infrme debe cnsiderarse prvisinal e incmplet, puest que el cmité aún n ha terminad su trabaj y está pendiente

Más detalles

Evaluación de impacto Fondo de Protección Ambiental. Comisión Nacional del Medio Ambiente -- SUR Profesionales Consultores S.A.

Evaluación de impacto Fondo de Protección Ambiental. Comisión Nacional del Medio Ambiente -- SUR Profesionales Consultores S.A. Evaluación de impact Fnd de Prtección Ambiental Cmisión Nacinal del Medi Ambiente -- SUR Prfesinales Cnsultres S.A. Cadena de resultads Insum Prduct Resultad crt plaz efect direct Resultad median plaz

Más detalles

TRANSANTIAGO y SISTEMAS DE TRANSPORTE PUBLICO URBANO. Congreso Chileno de Ing. de Transporte 2007

TRANSANTIAGO y SISTEMAS DE TRANSPORTE PUBLICO URBANO. Congreso Chileno de Ing. de Transporte 2007 1 TRANSANTIAGO y SISTEMAS DE TRANSPORTE PUBLICO URBANO Cngres Chilen de Ing. de Transprte 2007 Cntenid Expsición 1. Características de ls STPU 2. Experiencia mundial de ls STPU 3. Experiencia Chilena.

Más detalles

Reunión temática I+D+i y TIC PO 2014-2020

Reunión temática I+D+i y TIC PO 2014-2020 Reunión temática I+D+i y TIC PO 2014-2020 Madrid, 15 de Marz de 2013 Cntenid La Agenda Digital para España Medidas para prmver la innvación en el sectr TIC Plan de desarrll e innvación del Sectr TIC Acción

Más detalles

CRITERIOS DE EVALUACIÓN

CRITERIOS DE EVALUACIÓN CRITERIOS DE EVALUACIÓN PROGRAMA DE APOYO A PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN DE LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN MODALIDAD B: Grups de investigación nveles LÍNEA 1: Pryects de investigación

Más detalles

Curso on-line. Manejo de la Depresión en el Adulto. Formación basada en la Guía de Práctica Clínica (GPC) del Programa de GPC en el SNS

Curso on-line. Manejo de la Depresión en el Adulto. Formación basada en la Guía de Práctica Clínica (GPC) del Programa de GPC en el SNS Curs n-line Manej de la Depresión en el Adult. Frmación basada en la Guía de Práctica Clínica (GPC) del Prgrama de GPC en el SNS Prgrama frmativ 1 Manej de la Depresión en el Adult. Frmación basada en

Más detalles

DOCUMENTO DE SÍNTESIS:

DOCUMENTO DE SÍNTESIS: DOCUMENTO DE SÍNTESIS: LA AMBIENTALIZACIÓN DE EVENTOS FESTIVOS Gestión y Prgrama de Educación Ambiental en las Fiestas de la Universidad Autónma de Madrid LAURA PABLOS MARTÍN Licenciatura en Ciencias Ambientales.

Más detalles

CALIDAD Y NORMAS ISO

CALIDAD Y NORMAS ISO CALIDAD Y NORMAS ISO Deust Frmación es una iniciativa de Grup Planeta para desarrllar un nuev cncept: curss de frmación cntinua especializads, cn servici de cnsulta n-line. El bjetiv de Deust Frmación

Más detalles

Seminario Desarrollo Social: Cuatro pilares para una política de Estado 25/11/14

Seminario Desarrollo Social: Cuatro pilares para una política de Estado 25/11/14 Seminari Desarrll Scial: Cuatr pilares para una plítica de Estad 25/11/14 Prpuesta para una nueva plítica educativa. Resumen de ls principales punts abrdads pr Gustav Iaies. LA REGIÓN Y SUS CLAVES DE MEJORA

Más detalles

Observatorio Estatal de la Igualdad en el Emprendimiento. Indicadores para la igualdad en el emprendimiento

Observatorio Estatal de la Igualdad en el Emprendimiento. Indicadores para la igualdad en el emprendimiento Observatri Estatal de la Igualdad en el Emprendimient Indicadres para la igualdad en el emprendimient Diciembre de 2011 Cntenid 1. Presentación... 3 2. Cnsideracines previas... 4 a.objetivs y enfque...

Más detalles

PERMISO DE PATERNIDAD POR NACIMIENTO DE HIJO, ADOPCIÓN O ACOGIMIENTO CUÁL ES SU DURACIÓN Y CÓMO SE COMPUTA?

PERMISO DE PATERNIDAD POR NACIMIENTO DE HIJO, ADOPCIÓN O ACOGIMIENTO CUÁL ES SU DURACIÓN Y CÓMO SE COMPUTA? PERMISO DE PATERNIDAD POR NACIMIENTO DE HIJO, ADOPCIÓN O ACOGIMIENTO CUÁL ES SU DURACIÓN Y CÓMO SE COMPUTA? Ls 13 días del permis de paternidad, pueden ser disfrutads durante el perid cmprendid desde la

Más detalles

CURSO SEMIPRESENCIAL EN GESTIÓN DE ETP

CURSO SEMIPRESENCIAL EN GESTIÓN DE ETP Organización de Estads Iberamericans para la Educación, la Ciencia y la Cultura CURSO SEMIPRESENCIAL EN GESTIÓN DE ETP PRESENTACIÓN La Dirección de Educación Superir de la prvincia de Buens Aires en el

Más detalles

REGULADOS LOS REQUISITOS FORMATIVOS DEL CONTRATO PARA LA

REGULADOS LOS REQUISITOS FORMATIVOS DEL CONTRATO PARA LA REGULADOS LOS REQUISITOS FORMATIVOS DEL CONTRATO PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE El tiemp dedicad a la actividad frmativa n pdrá ser inferir al 25% durante el primer añ, al 15% durante el segund y tercer

Más detalles

INFORMACION SOBRE EL CONTRATO DE TRABAJO DEL SERVICIO DEL HOGAR FAMILIAR:

INFORMACION SOBRE EL CONTRATO DE TRABAJO DEL SERVICIO DEL HOGAR FAMILIAR: INFORMACION SOBRE EL CONTRATO DE TRABAJO DEL SERVICIO DEL HOGAR FAMILIAR: CONTRATACION: De palabra. Pr escrit. En td cas en ls cntrats de duración determinada, cuya duración sea igual superir a cuatr semanas.

Más detalles

ACTA SEGUNDA DEL PROCEDIMIENTO DE EXTERNALIZACIÓN DE PROCESOS PRODUCTIVOS Y MODIFICACIÓN DE CONDICIONES REUNIDOS MANIFESTACIONES

ACTA SEGUNDA DEL PROCEDIMIENTO DE EXTERNALIZACIÓN DE PROCESOS PRODUCTIVOS Y MODIFICACIÓN DE CONDICIONES REUNIDOS MANIFESTACIONES En Madrid, a 5 de marz de 2014. ACTA SEGUNDA DEL PROCEDIMIENTO DE EXTERNALIZACIÓN DE PROCESOS PRODUCTIVOS Y MODIFICACIÓN DE CONDICIONES REUNIDOS En representación de la empresa Banc Mare Nstrum: En representación

Más detalles

PAGO ÚNICO PARA MONTAR TU EMPRESA

PAGO ÚNICO PARA MONTAR TU EMPRESA PAGO ÚNICO PARA MONTAR TU EMPRESA QUÉ ES? Es una medida para fmentar y facilitar iniciativas de emple autónm, a través del abn del valr actual del imprte de la prestación pr desemple de nivel cntributiv,

Más detalles

Equipos de respaldo de energía eléctrica UPS, SPS

Equipos de respaldo de energía eléctrica UPS, SPS Equips de respald de energía eléctrica UPS, SPS Intrducción Pág. 1 Sistema UPS Pág. 2 Funcinamient Pág. 2 Sistema SPS Pág. 2 Funcinamient Pág. 3 Diferencias Técnicas Principales Pág. 3 Cnclusión Pág. 4

Más detalles

PROCEDIMIENTO DE FORMACION EN PREVENCION DE RIESGOS LABORALES

PROCEDIMIENTO DE FORMACION EN PREVENCION DE RIESGOS LABORALES 1 www.larija.rg Gbiern de La Rija 0 Página 1 de 5 PROCEDIMIENTO DE FORMACION EN PREVENCION DE RIESGOS Realizad pr: Servici de Prevención de Prevención de Riesgs Labrales del SERIS Fecha y firma: Abril

Más detalles

LOS CERTIFICADOS DE PROFESIONALIDAD

LOS CERTIFICADOS DE PROFESIONALIDAD LOS CERTIFICADOS DE PROFESIONALIDAD Y EL SISTEMA DE RECONOCIMIENTO DE LA COMPETENCIA PROFESIONAL EL ESPAZIO Anaka, 27 Irun 943-633160 www.elespazi.cm Sn el instrument de acreditación ficial de las cualificacines

Más detalles

Borrador de Posicionamiento de UNAD en materia de inclusión y empleo

Borrador de Posicionamiento de UNAD en materia de inclusión y empleo Unión de Asciacines y Entidades de Atención al Drgdependiente Brradr de Psicinamient de UNAD en materia de inclusión y emple POSICIONAMIENTO SOBRE INCLUSIÓN Y EMPLEO Hay varis elements que se cnsideran

Más detalles

Procedimiento Operativo: Control de Presencia del Personal de Administración y Servicios

Procedimiento Operativo: Control de Presencia del Personal de Administración y Servicios OBJETO Este prcedimient perativ tiene cm finalidad la regulación del sistema de cntrl de presencia del Persnal de de la, de Sevilla. ALCANCE Este prcedimient perativ será de bligad cumplimient para el

Más detalles

BASES REGULADORAS PARA PROYECTO CROWDFUNDING MALAGA

BASES REGULADORAS PARA PROYECTO CROWDFUNDING MALAGA BASES REGULADORAS PARA PROYECTO CROWDFUNDING MALAGA 1. ANTECENTES La ciudad de Málaga destaca pr su carácter emprendedr e innvadr. Sn múltiples ls pryects tecnlógics que se desarrllan en esta capital.

Más detalles

RESUMEN LEY 36/2014 de 30 de diciembre, de. Presupuestos Generales del Estado para el año 2015

RESUMEN LEY 36/2014 de 30 de diciembre, de. Presupuestos Generales del Estado para el año 2015 RESUMEN LEY 36/2014 de 30 de diciembre, de Presupuests Generales del Estad para el añ 2015 Dentr del ámbit Labral dicha Ley determina ls siguientes punts: PENSIONES Art 40: Limite del imprte del increment

Más detalles

Estadísticas del Sistema Financiero en Andalucía. Entidades de seguros. 1. Introducción... 2. 2. Objetivo... 2. 3. Ámbito territorial...

Estadísticas del Sistema Financiero en Andalucía. Entidades de seguros. 1. Introducción... 2. 2. Objetivo... 2. 3. Ámbito territorial... Estadísticas del Sistema Financier en Andalucía Entidades de segurs Índice 1. Intrducción... 2 2. Objetiv... 2 3. Ámbit territrial... 2 4. Pblación bjetiv... 2 5. Metdlgía y fuentes estadísticas... 3 6.

Más detalles

Infraestructuras y equipamientos disponibles para el programa:

Infraestructuras y equipamientos disponibles para el programa: JUSTIFICACIÓN DE LOS MEDIOS MATERIALES Infraestructuras y equipamients dispnibles para el prgrama: Básicamente las infraestructuras y equipamients dispnibles sn ls existentes en ls distints departaments

Más detalles

SISTEMA DE CALIDAD DE LA FORMACIÓN PROFESIONAL PARA EL EMPLEO DE CASTILLA LA MANCHA QCLM.

SISTEMA DE CALIDAD DE LA FORMACIÓN PROFESIONAL PARA EL EMPLEO DE CASTILLA LA MANCHA QCLM. SISTEMA DE CALIDAD DE LA FORMACIÓN PROFESIONAL PARA EL EMPLEO DE CASTILLA LA MANCHA QCLM. El desarrll de la frmación prfesinal en Castilla La Mancha cnlleva varias actuacines de planificación, cntrl y

Más detalles

BRC (BRITISH RETAIL CONSORTIUM)

BRC (BRITISH RETAIL CONSORTIUM) (BRITISH RETAIL CONSORTIUM) Intrducción La nrma (British Retail Cnsrtium) es un sistema de seguridad alimentaria desarrllad pr la distribución minrista británica y surgió cm necesidad de una nrma unifrme

Más detalles

Red de Cooperación Internacional

Red de Cooperación Internacional Red de Cperación Internacinal PAQUETE DE PRIMAVERA : EL MARCO FUTURO DE LA POLÍTICA DE DESARROLLO DE LA UNIÓN EUROPEA El 21 de abril la Cmisión Eurpea publicó el esperad Paquete de Primavera que recge

Más detalles

Asamblea de los Estados Partes

Asamblea de los Estados Partes Crte Penal Internacinal Asamblea de ls Estads Partes Distr.: general 30 de juli de 2010 ESPAÑOL Original: inglés ICC-ASP/9/9 Nven períd de sesines Nueva Yrk, 6 a 10 de diciembre de 2010 Infrme actualizad

Más detalles

5. PROPUESTA DEL PLAN DE ACCIÓN

5. PROPUESTA DEL PLAN DE ACCIÓN 5. PROPUESTA DEL PLAN DE ACCIÓN LÍNEA ESTRATÉGICA I. GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL DE LA UA Un de ls principales bjetivs de esta línea estratégica es fmentar la intrducción de prcess de calidad ambiental en la

Más detalles

MEMORIA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL 2013

MEMORIA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL 2013 MEMORIA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL 2013 CELER SOLUCIONES S.L. ESTRATEGIA Y ANÁLISIS... 2 CARACTERÍSTICAS DE LA MEMORIA Y PERFIL DE LA EMPRESA... 3 COMPROMISOS Y PARTICIPACIÓN DE LOS GRUPOS DE INTERÉS...

Más detalles

AYUNTAMIENTO DE RIVAS-VACIAMADRID

AYUNTAMIENTO DE RIVAS-VACIAMADRID CONVOCATORIA DEL PROGRAMA DE BECAS DE MEJORA DE LA EMPLEABILIDAD PARA PERSONAS JOVENES DE RIVAS 2014 El prgrama de Becas de Mejra de la Empleabillidad para Persnas Jóvenes de Rivas cnstituye una línea

Más detalles

CONTRATOS, NOMINAS Y SEGURIDAD SOCIAL

CONTRATOS, NOMINAS Y SEGURIDAD SOCIAL CONTRATOS, NOMINAS Y SEGURIDAD SOCIAL DURACION: 40 HORAS Al finalizar el curs ls participantes serán capaces de realizar la gestión administrativa de persnal mediante el mantenimient actualizad del cnjunt

Más detalles

Estudio ICANN sobre la prevalencia de los nombres de dominio registrados con un servicio proxy o de privacidad entre los 5 gtlds más destacados

Estudio ICANN sobre la prevalencia de los nombres de dominio registrados con un servicio proxy o de privacidad entre los 5 gtlds más destacados Estudi ICANN sbre la prevalencia de ls nmbres de dmini registrads cn un servici prxy de privacidad entre ls 5 gtlds más destacads RESUMEN EJECUTIVO: Ls titulares de nmbres registrads tienen la psibilidad

Más detalles

Intervención socioeducativa con niños, niñas y adolescentes en situaciones de riesgo social.

Intervención socioeducativa con niños, niñas y adolescentes en situaciones de riesgo social. Intervención scieducativa cn niñs, niñas y adlescentes en situacines de riesg scial. NOMBRE DE ORGANIZACIÓN: ASOCIACIÓN CIVIL PASA LA VOZ (Cusc Perú) DESCRIPCION: Fundada en el 2005, la Asciación Civil

Más detalles

AYUNTAMIENTO DE CASTRILLÓN

AYUNTAMIENTO DE CASTRILLÓN Dats Del Expediente: CONTRATOS NEGOCIADO SIN PUBLICIDAD Unidad Tramitadra: SERVICIOS INFORMATICOS - JCG Numer expediente: Dcument: Fecha: 2607/2015 SINZI01B 02-12-2015 ²1J3S4M5J5Q3A5G6913BTs» ²1J3S4M5J5Q3A5G6913BTs»

Más detalles

SEGUIMIENTO Y MEJORA CONTINUA - SGC Títulos -

SEGUIMIENTO Y MEJORA CONTINUA - SGC Títulos - - SGC Títuls - Códig: SGC Seguimient y Mejra Cntinua Índice 1. PRESENTACION... 2 2. OBJETO... 3 3. ALCANCE... 3 4. NORMATIVA / DOCUMENTOS BASICOS DE REFERENCIA... 3 5. SISTEMA DE SEGUIMIENTO Y MEJORA CONTINUA...

Más detalles

LÍNEA ESTRATÉGICA X: FOMENTO DE LA EDUCACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN AMBIENTAL

LÍNEA ESTRATÉGICA X: FOMENTO DE LA EDUCACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN AMBIENTAL LÍNEA ESTRATÉGICA X: FOMENTO DE LA EDUCACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN AMBIENTAL La divulgación y la infrmación sn instruments que permiten fmentar entre la pblación la cncienciación scial y ambiental, ls cmprtamients

Más detalles

Más de 20 años al servicio de la CONSULTORIA EMPRESARIAL para PYME.

Más de 20 años al servicio de la CONSULTORIA EMPRESARIAL para PYME. Más de 20 añs al servici de la CONSULTORIA EMPRESARIAL para PYME. Nuestr bjetiv es encntrar una slución a cada necesidad. A través de GESTI-GRUP más de 75 prfesinales a dispsición de la PYME. A través

Más detalles

NOTICIAS RED. Boletín 2009/17 30 de noviembre de 2009 ANULACIÓN DE RECIBOS DE LIQUIDACIÓN DE COTIZACIONES CON CABECERA DE PAGO ELECTRÓNICO EMITIDA.

NOTICIAS RED. Boletín 2009/17 30 de noviembre de 2009 ANULACIÓN DE RECIBOS DE LIQUIDACIÓN DE COTIZACIONES CON CABECERA DE PAGO ELECTRÓNICO EMITIDA. NOTICIAS RED R e m i s i ó n E l e c t r ó n i c a d e D c u m e n t s Bletín 2009/17 30 de nviembre de 2009 ANULACIÓN DE RECIBOS DE LIQUIDACIÓN DE COTIZACIONES CON CABECERA DE PAGO ELECTRÓNICO EMITIDA.

Más detalles

Programa de Apoyo a Iniciativas Sociales

Programa de Apoyo a Iniciativas Sociales Prgrama de Apy a Iniciativas Sciales Bases de la cnvcatria para 2014 La Fundación Diari de Navarra es la institución en que el Grup La Infrmación ha depsitad sus principis y a la que ha encmendad la tarea

Más detalles

ELABORACIÓN DE MEMORIAS EN ONG PLATAFORMA DEL VOLUNTARIADO DE ESPAÑA

ELABORACIÓN DE MEMORIAS EN ONG PLATAFORMA DEL VOLUNTARIADO DE ESPAÑA Algunas ntas sbre ELABORACIÓN DE MEMORIAS EN ONG PLATAFORMA DEL VOLUNTARIADO DE ESPAÑA Juni de 2009 INTRODUCCIÓN Existen muchas frmas de presentar ls cntenids de las memrias de cada rganización. En esta

Más detalles

Cursos presenciales dirigidos a emprendedores y trabajadores de PYMEs

Cursos presenciales dirigidos a emprendedores y trabajadores de PYMEs Curss presenciales dirigids a emprendedres y trabajadres de PYMEs Nóminas y Segurs Sciales 1 Ficha del Curs: Nóminas y Segurs Sciales Nmbre del Curs Nóminas y Segurs Sciales Mdalidad de Impartición Presencial

Más detalles

Medicina Accesible y de Calidad.

Medicina Accesible y de Calidad. Prpuesta Indicadres SAPU Cncept SAPU. Medicina Accesible y de Calidad. El cmpnente SAPU se establece en 1990, inicialmente cn el prpósit de mejrar la accesibilidad y la capacidad reslutiva del nivel primari

Más detalles

A continuación presentamos un posible modelo del contenido de un plan de mercadeo:

A continuación presentamos un posible modelo del contenido de un plan de mercadeo: Mdel del cntenid del plan de mercade Existe una gran variedad de mdels de planes de mercade que reflejan n slamente la rientación y las perspectivas que tienen las empresas de vender en diferentes mercads,

Más detalles

La gestión gira en torno a dos procesos básicos: LA PLANIFICACIÓN Y EL CONTROL.

La gestión gira en torno a dos procesos básicos: LA PLANIFICACIÓN Y EL CONTROL. CAPITULO 1. ANALISIS Y CONTROL DE GESTIÓN 1.1.- PLANIFICACIÓN Y CONTROL DE GESTIÓN Tda empresa necesita ser dirigida, piltada; es precis cntrlar su rumb, es decir, a dónde querems ir, así cm el tiemp:

Más detalles

PROYECTO ECO-BICI. Universidad de Cádiz

PROYECTO ECO-BICI. Universidad de Cádiz PROYECTO ECO-BICI Universidad de Cádiz 1 2 3 Pryect ECO BICI Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía. Cnsejería Fment y Vivienda. Junta de Andalucía. 2013 Universidad de Cádiz, Puert Real (Cádiz).

Más detalles

Pliego de Bases Técnicas

Pliego de Bases Técnicas Plieg de Bases Técnicas Oficina Técnica ITIL Fecha: Abril 2008 Referencia: 010/2008 EJIE S.A. Mediterráne, 14 Tel. 945 01 73 00* Fax. 945 01 73 01 01010 Vitria-Gasteiz Psta-kutxatila / Apartad: 809 01080

Más detalles

CONDICIONES PARTICULARES PARA LA CONTRATACION DE UN SERVICIO DE ASESORIA FISCAL A EXPATRIADOS Y APOYO EN LA DECLARACIÓN DE IMPUESTOS AÑO 2012

CONDICIONES PARTICULARES PARA LA CONTRATACION DE UN SERVICIO DE ASESORIA FISCAL A EXPATRIADOS Y APOYO EN LA DECLARACIÓN DE IMPUESTOS AÑO 2012 Expediente 20130402-00213 CONDICIONES PARTICULARES PARA LA CONTRATACION DE UN SERVICIO DE ASESORIA FISCAL A EXPATRIADOS Y APOYO EN LA Pase de la Habana, 138 28036 Madrid. España Tel.: +34 91 452 12 00

Más detalles

CPR010. SISTEMA DE GESTIÓN DE CALIDAD ISO 9001:2000

CPR010. SISTEMA DE GESTIÓN DE CALIDAD ISO 9001:2000 CPR010. SISTEMA DE GESTIÓN DE CALIDAD ISO 9001:2000 DESTINATARIOS El Curs está dirigid a tdas aquellas persnas que desean adquirir ls cncimients necesaris para la implantación del Sistema de Calidad ISO

Más detalles

Resumen de la Presidencia. Consulta regional para Europa y Asia central sobre los Principios del CSA para la inversión agrícola responsable

Resumen de la Presidencia. Consulta regional para Europa y Asia central sobre los Principios del CSA para la inversión agrícola responsable Resumen de la Presidencia Cnsulta reginal para Eurpa y Asia central sbre ls Principis del CSA para la inversión agrícla respnsable Rma (Italia) 9 y 10 de diciembre de 2013 Declaracines generales: Ls Principis

Más detalles

PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TÉCNICAS PARA LA CONTRATACIÓN DE UN SERVICIO PARA EL DESARROLLO DE NUEVAS FUNCIONALIDADES EN LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN DE

PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TÉCNICAS PARA LA CONTRATACIÓN DE UN SERVICIO PARA EL DESARROLLO DE NUEVAS FUNCIONALIDADES EN LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN DE PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TÉCNICAS PARA LA CONTRATACIÓN DE UN SERVICIO PARA EL DESARROLLO DE NUEVAS FUNCIONALIDADES EN LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN DE APOYO A LA GESTIÓN ADMINISTRATIVA, ASESORÍA JURÍDICA,

Más detalles

La gestión de inventarios con algoritmos genéticos

La gestión de inventarios con algoritmos genéticos La gestión de inventaris cn algritms genétics E. López, C. Mendaña y M.A. Rdríguez Departament de Dirección y Ecnmía de la Empresa Universidad de León Campus de Vegazana 24071 LEÓN (ESPAÑA) dde{elg/cmc/mrf}@unilen.es

Más detalles

PRESENTACIÓN PROYECTO

PRESENTACIÓN PROYECTO PRESENTACIÓN PROYECTO Jsé León Gómez Rsari, 10-1º 06490 - Puebla de la Calzada (Badajz) E-mail: jselen@extremaduraregin.cm Tfn.: 629.41.04.93 EL PROBLEMA En la actualidad ls niveles de exigencia de ls

Más detalles

Afiliaciones a la Seguridad Social por municipio de residencia del afiliado METODOLOGÍA

Afiliaciones a la Seguridad Social por municipio de residencia del afiliado METODOLOGÍA Afiliacines a la Seguridad Scial pr municipi de residencia del afiliad METODOLOGÍA 1. Objetivs y utilidades El principal bjetiv de esta peración estadística es cncer el númer de trabajadres afiliads a

Más detalles

Gestión del cambio. Requisitos y estrategias de incorporación de las TIC

Gestión del cambio. Requisitos y estrategias de incorporación de las TIC PRESENTACIÓN Cm ya hems id viend, las TIC abren psibilidades y camins para un Centr un cnjunt de Centrs que de tra manera serian abslutamente inaccesibles. Una de estas psibilidades tiene que ver cn la

Más detalles

ASOCIACIÓN DE CENTROS DE ENSEÑANZA DE IDIOMAS DE ANDALUCÍA (ACEIA)

ASOCIACIÓN DE CENTROS DE ENSEÑANZA DE IDIOMAS DE ANDALUCÍA (ACEIA) ASOCIACIÓN DE CENTROS DE ENSEÑANZA DE IDIOMAS DE ANDALUCÍA (ACEIA) CAMPAÑA INFORMATIVA ACEIA-UCE AL CONSUMIDOR. CÓMO ELEGIR UNA ACADEMIA DE IDIOMAS CON GARANTÍAS? Sevilla, May 2014 ACEIA C/Asunción 52.

Más detalles

ESTRATEGIA NACIONAL DE SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO

ESTRATEGIA NACIONAL DE SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO ESTRATEGIA NACIONAL DE SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO HUNGRÍA ESTRATEGIA NACIONAL DE SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO Página 1 ÍNDICE 1. ANTECEDENTES DE LA POLÍTICA NACIONAL DE SEGURIDAD Y SALUD EN EL

Más detalles

Apartados de la Memoria de Impacto Económico de la LOMCE

Apartados de la Memoria de Impacto Económico de la LOMCE de cmisines breras secretaría de cmunicación CC.OO. infrma CC.OO. infrma CC.OO. infrma CC.OO. infrma CC.OO. infrma Apartads de la Memria de Impact Ecnómic de la LOMCE 27 de nviembre de 2014 3.2.1.8. LA

Más detalles

FACe - Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas de la AGE

FACe - Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas de la AGE FACe - Punt General de Entrada de Facturas Electrónicas de la AGE ANTECEDENTES/PROBLEMÁTICA Las Administracines Públicas (AA.PP.) han perad durante tda su existencia cn facturación en papel, sn escass

Más detalles