Algún amor que no mate

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Algún amor que no mate"

Transcripción

1 DULCE CHACÓN Algún amor que no mate

2 Dulce Chacón (Zafra, 1954-Madrid, 2003), poeta y novelista, publicó los libros de poemas Querrán ponerle nombre (1992), Las palabras de la piedra (1993), Contra el desprestigio de la altura (Premio de Poesía Ciudad de Irún 1995) y Matar al ángel (1999), todos ellos recogidos en el volumen Cuatro gotas (2003). Como narradora publicó las novelas Algún amor que no mate (1996), Blanca vuela mañana (1997), Háblame, musa, de aquel varón (1998) que componen la Trilogía de la huida, Cielos de barro (Premio Azorín 2000) y La voz dormida (2002), Premio al Libro del Año 2002 del Gremio de Libreros de Madrid. También es autora de la obra de teatro Segunda mano (1998) y de la versión para la escena de Algún amor que no mate (2002). Su obra se ha traducido a varios idiomas.

3 DULCE CHACÓN Algún amor que no mate

4 Título: Algún amor que no mate Herederos de Dulce Chacón Santillana Ediciones Generales, S.L. De esta edición: septiembre 2007, Punto de Lectura, S.L. Torrelaguna, Madrid (España) ISBN: Depósito legal: B Impreso en España Printed in Spain Diseño de portada: Ordaks Fotografía de portada: Hannah Dennis / Trevillion Images Diseño de colección: Punto de Lectura Impreso por Litografía Rosés, S.A. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, ni registrada en o transmitida por, un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia, o cualquier otro, sin el permiso previo por escrito de la editorial. 21 / 2

5 Este libro está dedicado a Ellos.

6

7 Y a: Inma, Blanca, Sara, Alessandra, Aurora, Angelika, Juana, Gloria, Montserrat, Piedad, Montse, Gloria, Ida, Ruth, Berta, Delia, Maite, Luisa, Mía, Luzma, Mariam, Itziar, Cristina, María, Dolores, Marta, Guiomar, Carmela, Eva, Rocky, Zazo, Melania, Julia, Alicia, Eva, Aurora, Sonsoles, Charo, Maite, Pachy, Cheché, Clara, Concha, Mercedes, Marga, Lucía, Mar, Lourdes, María, Piedad, Elvira, Francisca, Katja, Utah, Lola, Marta, Olivia, Amaya, María, Elena, Carmen, Ana, Pili, Maite, Marigliana, Nuria, Marisol, Pilar, Esperanza, Susana, M.ª Jesús, M.ª Elena, M.ª Dolores, Piedad, Lourdes, Ida, Pachy, Mamerta, M.ª Antonia, Pureza, Isla, Almudena, Aleja, Pirusca, Arantxa, Sigrid, M.ª Laura, Ailine, Ángeles, María, Clara, Ana, Lolita, Angelita, Carmen, Isabel, Carmina, Mari Carmen, M.ª Cruz, Paz, Magüi, Dina, Antonia, Carmen, Aurora, M.ª José, Dachmar, Paquita, Fanny, Graciela, Um, Lucía, Margarita, Josefa, Chamaca, Rosa, Isabel, Luisa, Liliana, Charo, Mirella, M.ª Carmen, Maribela, Kitty,

8 Blanca, Faci, Yolanda, Chon, Rosa, Nuria, Marta, Cristina, Dulce, Pilar, Laura, Gabriela, Cuqui, Laura, Ulrike, M.ª Eugenia, Luna, Sharon, Rosario, Ana, Renate, Isabel, Izaskun, Helen, Donatella, Anna Lisa, Rita, M.ª Jesús, Olga, Ruth, Eva, Pili, Mercedes, Paca, Lupe, Victoria, Ana, Fátima, Chus, Mamen, M.ª Carmen, Paloma, Alicia, Maite, Mirta, Teresa, M.ª Jesús, María, Concha, Gloria, Julia, Alicia, Inma, Conchi, M.ª José, Soledad, Leonor, Mar, Ana, Rosario, Cristina, Mar, Ester, Paz, Cora, Paca, Elisa, Laura, Reyes, Juncal, Marta y Rosa.

9 Porque todos los hombres matan lo que aman pero no todos mueren por ello. OSCAR WILDE

10

11 Hace muchos años que no hago el amor. No es una queja. Vivo muy bien así. Sin la obligada costumbre. Mi marido y yo nos echábamos juntos la siesta. Él era muy cumplidor, y cumplía. Pero cuando murió su padre decidió ir a comer todos los días a casa de su madre. La viudez le afectó mucho a mi suegra, por eso su hijo decidió sacrificar nuestras siestas, en aras del amor materno. En realidad siempre fue así, muy sacrificado en aras del amor materno. Y digo que no hicimos el amor nunca más, no porque no tuviéramos tiempo, sino porque se nos fueron pasando las ganas de coincidir. De recién casados hacíamos el amor también por las noches. Con el paso del tiempo me empezaron a dar dolores de cabeza a la hora de cenar y me iba a la cama un poco antes que él. Me ponía a leer y, cuando le oía acercarse a la habitación, dejaba caer la revista y me quedaba dormida. Él intentó muchas veces despertarme, me acariciaba y me besaba, pero yo seguía durmiendo. Al principio se enfadaba. Decía que no entendía cómo podía leer con dolor de cabeza y quedarme tan profundamente dormida en un segundo. Se daba la vuelta, de muy mal humor, y refunfuñaba. Luego se ponía a roncar y a 13

12 mí se me pasaba el dolor. Si alguna vez tardaba en roncar era porque, en lugar de enfadarse, se había quedado muy triste. Entonces yo me despertaba y le decía que tenía la regla, le acariciaba el pelo y él se dormía tranquilo. Poco a poco se fue acostumbrando a que la noche es para dormir. En la siesta era otra cosa. Se tendía a mi lado sin esperar nada y poco a poco nos deseábamos los dos. Yo nunca sentí que forzáramos el deseo. Pero por la noche era distinto, parecía una obligación. Desde que mi marido empezó a comer en casa de su madre ya no dormimos la siesta. Quince años para mayo que murió mi suegro, el pobre. 14

13 Mi suegra se quedó muy triste cuando murió mi suegro, ésa es la verdad. Llevaban varios años separados pero seguían queriéndose mucho. Comían juntos todos los días, aunque mi suegra había vuelto a casarse. Al segundo marido no le gustaban esas confianzas. En realidad no le gustaba nada mi suegro, por eso comía siempre fuera de casa, para no encontrárselo. Y también por eso, cuando mi suegro murió, no le sirvió a mi suegra de consuelo. Ni siquiera en el entierro supo qué hacer. Mi suegra seguía el féretro llorando, del brazo de su hijo. Y el segundo marido venía conmigo detrás. Cuando los enterradores hundieron la caja en la fosa y tiraron de las sogas, ella se arrodilló en el suelo gritando: Qué te he hecho yo? Dios mío! Dios mío! Qué es lo que te hemos hecho? Su marido intentó levantarla cogiéndola de los hombros pero ella no consintió. Sólo su hijo pudo arrancarla de allí. El rechazado se acercó a mí. Uno de nosotros dos será el siguiente!, me susurró al oído, mirando alejarse al hijo y a la madre. Cómo se abrazaban. Cómo lloraban. Me dejó con un qué? colgando de los labios y se fue, después de arrojar a la fosa un ramo de claveles. 15

14 Yo me quedé sola sin saber qué hacer. Sin saber adónde mirar, el sonido de la tierra golpeando el ataúd me asustaba. No sabía si quedarme hasta que lo cubrieran del todo, o marcharme. Fue mi prima quien me rescató del desconcierto. Me tomó del brazo y me dijo: Vamos! Mientras caminábamos hacia la salida, donde mi suegra y mi marido recibían las condolencias de una vecina, demasiado efusivas por cierto, mi prima me advirtió: Hay que decir a todo el mundo que ha sido un ataque al corazón! 16

15 La facilidad que tienen los hombres para dormirse es algo que molesta muchas veces a las mujeres. Y digo a las mujeres porque no me molesta sólo a mí, lo he hablado con otras y también les pasa. Sin ir más lejos, hace poco Prudencia me contó que discutió en la cama con su marido. Ella estaba muy afligida y lloró un ratito, para ver si él se acercaba y le hacía un arrumaco, pero el muy simple se puso a roncar como los de San Martín. Me la imagino a la pobre levantándose para llorar a gusto y no despertarlo, porque encima somos así de generosas, y acercándose a la ventana para mirar a la calle y comparar la soledad con la tristeza. Hay que ver qué sola puedes llegar a estar de madrugada, llorando sin poderte contener, mirando por la ventana como si por la calle fuera a pasar la solución. La pobre Prudencia estuvo así hasta las seis, se tomó una tila y volvió al lado del simple con los ojos como sandías. Y luego aguanta que por la mañana te digan: Qué mala cara tienes, qué te ha pasado en los ojos? Y no quieres decir que no has dormido en toda la noche, porque te sientes hasta ridícula. Lo miras de abajo arriba y te dan ganas de contestar que has estado ensayando el himno nacional de Australia. Tan ricamente. 17

16 A Prudencia le molesta mucho que su marido la trate de ignorante. Porque una, aunque no tenga estudios, ignorante ignorante no es. Él se cree muy instruido porque escucha la radio todo el día y lo que pasa es que tiene la cabeza llena de ideas de otros. Todo va bien si oye siempre los mismos programas, pero cuando los cambian menudo lío se hace el pobre. Y también piensa que es más ilustrado que ella porque lee siempre el periódico mientras cenan. Se sonríe si Prudencia le hace un comentario, con aires de superioridad y casi con desprecio. Qué entenderás tú? Y digo yo, como de sus cosas no habla con ella, para qué querrá que entienda. Sin embargo, si Prudencia le explica algo que él no comprende, le contesta: Es que tú eres muy lista. Con un tono... Y es que una mujer no debe enmendarle la plana a su marido. Nunca. Llevan muy mal esa humillación de que su señora esté por encima de ellos en cualquier cosa. Pero es verdad que Prudencia es muy lista. Sus amigas sí lo saben, porque con las mujeres es distinto, se puede ser lista y no pasa nada. Sus amigas saben lo que es un caldo de cultivo gracias a ella. Una tarde les 18

17 explicó que la relación con su marido es un caldo de cultivo. Que llegará un día en que recoja la cosecha y entonces se va a enterar, que en el fondo él no se entera de nada porque es un insustancial. Y Prudencia de sustancias sabe mucho. 19

18 Desde que dejamos de hacer el amor, mi marido y yo hablamos menos. Durante el acto yo le preguntaba cosas y él me decía: Sí, cariño; sí, cariño. O sea, que me escuchaba. Pero desde que murió su padre debe de ser que lo habla todo con su madre. Mi suegra nunca me ha tenido mucho aprecio. Me decía, de novios, que yo le iba a robar a su niño. Medía casi dos metros y le seguía llamando su niño. A mí, la verdad, no me hacía mucha gracia, pero no decía nada porque a él no le molestaba. Qué iba a decir yo. Un día me enfadé. Faltaban dos meses para la boda y me dijo mi novio que la teníamos que retrasar. Su padre se había ido de casa y no podía dejar sola a su madre. Mi niño, mi niño, decía ella. Entonces sí solté por esta boquita que ya estaba bien de tanto niño. Pero me convencieron a base de lástima. Pobrecita, decía mi novio, ha sido una separación muy dolorosa! Nadie se lo esperaba! Y mucho menos ella! Mi padre no está bien, quizá cuando mejore regrese! Y así, con la esperanza de que mi suegro se lo pensara mejor, pasaron dos años. Pero mi suegro no regresó nunca con mi suegra, sólo iba a comer con ella. 20

19 Después de dos años mi suegra conoció a un representante de comercio. Él se enamoró como un colegial y le propuso casarse. Ella desde el principio le puso claro el estado de las cosas: su primer marido seguiría comiendo en su casa. El representante aceptó la condición y mi suegra se dejó querer y consintió en pensar en boda. Por fin mi novio y yo podíamos casarnos. 21

20 El marido de mi suegra le regala todos los días un clavel. Al principio ella los iba acumulando hasta que tuvo un gran ramo, la mitad estaban mustios pero ella no quería tirarlos. Cuando se dio cuenta de que tendría clavel diario, tiraba uno y reponía. Pero eso era en los comienzos, después de los años es él quien pone y quita. Yo no he visto un amor tan grande. Porque es que hay que ver lo que debe de ser llegar con el clavel, un día y otro y otro, y que ella ni siquiera los mire. No sé qué tendrá mi suegra con los hombres, porque al primer marido también lo tenía así, embobaíto, hasta que se marchó, nunca supe el porqué. Fue mi prima la que me dijo que mi suegro se había ido de casa. Siempre hemos sido muy buenas amigas y en cuanto se enteró vino a contármelo. Resulta que vio salir a mi suegro llorando con dos maletas, eso me extrañó y fui a ver qué pasaba. Entonces fue cuando mi suegra y mi novio me dijeron que de momento no podíamos casarnos. Abrazados, llorando los dos, me lo dijeron. Pero sin ninguna explicación de por qué se había ido mi suegro. Cada vez que preguntaba me decían que eran cosas suyas, hasta que me cansé de preguntar. 22

21 Nadie sabe de dónde salió el representante, sólo se sabe que apareció un día del brazo de mi suegra con un clavel en la solapa. Era un hombre muy educado, nunca interrumpía a mi suegra cuando ella estaba hablando, y si era él quien hablaba y mi suegra le interrumpía, él siempre le pedía perdón. Mi suegra lo llevaba a todas partes y se decían los dos cariño mío, por eso no nos extrañó a nadie cuando dijeron que iban a casarse. A mi novio y a mí nos vino muy bien, aunque a él no le gustara nada que su madre se volviera a casar. Pero menos le gustó la idea de mi suegra de que celebráramos una doble boda. Menos mal que se negó, porque menudo lío que la madrina fuera también una novia. Además, mi marido no quería saber nada de la boda de su madre, así es que como nosotros ya habíamos esperado bastante nos casamos los primeros, los dos solos, y su madre en nuestra boda fue únicamente la madrina. 23

Cuando Hitler robó el conejo rosa

Cuando Hitler robó el conejo rosa Cuando Hitler robó el conejo rosa Judith Kerr Traducción de Mana Luisa Balseiro Ilustraciones de Judith Kerr Cuando Hitler robó el conejo rosa TÍTULO ORIGINAL: WHEN HITLER STOLE PINK RABBIT D.R. Del texto:

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

MANUSCRITOS AUTOBIOGRÁFICOS (HISTORIA DE UN ALMA) MANUSCRITO DEDICADO A LA REVERENDA MADRE INÉS DE JESÚS

MANUSCRITOS AUTOBIOGRÁFICOS (HISTORIA DE UN ALMA) MANUSCRITO DEDICADO A LA REVERENDA MADRE INÉS DE JESÚS MANUSCRITOS AUTOBIOGRÁFICOS (HISTORIA DE UN ALMA) MANUSCRITO DEDICADO A LA REVERENDA MADRE INÉS DE JESÚS Manuscrito «A» ------------------------------------------------------------------------ CAPÍTULO

Más detalles

La trilogía de Nueva York

La trilogía de Nueva York PAUL AUSTER La trilogía de Nueva York Paul Auster nació en 1947 en Nueva Jersey y estudió en la Universidad de Columbia. Tras un breve período como marino en un petrolero, vivió tres años en Francia, donde

Más detalles

Escrito durante el verano de 2012 en... Menorca, l Escala, Barcelona, Las Pungolas, Buenos Aires, París, Londres, Fuenlabrada, Córdoba y A Coruña.

Escrito durante el verano de 2012 en... Menorca, l Escala, Barcelona, Las Pungolas, Buenos Aires, París, Londres, Fuenlabrada, Córdoba y A Coruña. Annotation El amor verdadero, la familia, la venganza, las segundas oportunidades, la sinceridad... En su nueva novela, Albert Espinosa nos sumerge en una emocionante historia protagonizada por unos personajes

Más detalles

Albert Espinosa Si tu me dices ven

Albert Espinosa Si tu me dices ven 1 ALBERT ESPINOSA SI TÚ ME DICES VEN LO DEJO TODO PERO DIME VEN 2 2011, Albert Espinosa Puig 2011, Random House Mondadori, S. A. Diseño de la cubierta: Random House Mondadori, S.A. ISBN: 978-84-253-4679-8

Más detalles

SABES? VOY A TENER UN HIJO

SABES? VOY A TENER UN HIJO - SABES? VOY A TENER UN HIJO Programa de fomento a la Salud. Planificación familiar. TOMÁS URTUSÁSTEGUI Esta obra está pensada para que se escenifique con elementos que pueden conseguirse en prácticamente

Más detalles

Querer curarse no depende del adicto sino de que aprendas a ayudarlo.

Querer curarse no depende del adicto sino de que aprendas a ayudarlo. Querer curarse no depende del adicto sino de que aprendas a ayudarlo. 2010 Pablo Rossi I.S.B.N.: 987-1059-Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723. Hay un viejo mito que dice que si el adicto no

Más detalles

DONDE SE DESCOMPONEN LAS COLAS DE LOS BURROS

DONDE SE DESCOMPONEN LAS COLAS DE LOS BURROS 1 DONDE SE DESCOMPONEN LAS COLAS DE LOS BURROS Por: Carolina Vivas Ferreira Un rumor de pensamientos se agolpa en mis ojos untados de miedo La sevicia agobia el sentido y se riega la rabia savia de mi

Más detalles

Copyright 1993, 2011 Alcoholics Anonymous World Services, Inc. 475 Riverside Drive New York, NY 10115

Copyright 1993, 2011 Alcoholics Anonymous World Services, Inc. 475 Riverside Drive New York, NY 10115 Alcohólicos Anónimos es una comunidad de hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo. El único

Más detalles

José Luis Olaizola Bibiana y su mundo ~1~

José Luis Olaizola Bibiana y su mundo ~1~ ~1~ JOSÉ LUIS OLAIZOLA BIBIANA Y SU MUNDO ~2~ A mi hija Fátima, que fue la que mejor conoció a Bibiana ~3~ ARGUMENTO De pequeña, todos la conocían por Bibi. Entraba y salía por las casas de la urbanización

Más detalles

UNA Y MIL NOCHES.indd 3 22/04/14 11:47

UNA Y MIL NOCHES.indd 3 22/04/14 11:47 2014, ANA MARÍA SHUA De esta edición: 2014, EDICIONES SANTILLANA S.A. Av. Leandro N. Alem 720 (C1001AAP) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina ISBN: 978-950-46-3756-1 Hecho el depósito que marca la

Más detalles

28 QUIÉN ES ESTE HOMBRE?

28 QUIÉN ES ESTE HOMBRE? QUIÉN ES ESTE HOMBRE? por Juan Blanch www.losnavegantes.net 28 QUIÉN ES ESTE HOMBRE? QUIÉN ES ESTE HOMBRE? 1 ACERCA DEL AUTOR Juan Blanch es licenciado en Relaciones Industriales de la Universidad de San

Más detalles

JORDI SURÍS. Dónde está Sonia? Centro de Investigación y Publicaciones de Idiomas, S.L. C/ Trafalgar, 10, entlo. 1. a 08010 Barcelona www.difusion.

JORDI SURÍS. Dónde está Sonia? Centro de Investigación y Publicaciones de Idiomas, S.L. C/ Trafalgar, 10, entlo. 1. a 08010 Barcelona www.difusion. JORDI SURÍS Dónde está Sonia? d D I F U S I Ó N Centro de Investigación y Publicaciones de Idiomas, S.L. C/ Trafalgar, 10, entlo. 1. a 08010 Barcelona www.difusion.com Colección "Venga a leer" Serie "El

Más detalles

LA REV CUIDADOS. Ilustraciones: Leticia Navarro. Textos: Ivana Mollo

LA REV CUIDADOS. Ilustraciones: Leticia Navarro. Textos: Ivana Mollo CU CIÓN LA REVOLUCIÓN OS DE LOS LA REV CUIDADOS D Textos: Ivana Mollo 1 Ilustraciones: Leticia Navarro LA REVOLUCIÓN DE LOS CUIDADOS Textos: Ilustraciones: Propuesta didáctica: Ivana Mollo Leticia Navarro

Más detalles

Jane Austen. Orgullo y Prejuicio

Jane Austen. Orgullo y Prejuicio Jane Austen Orgullo y Prejuicio CAPÍTULO I Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa. Sin embargo, poco se sabe de los sentimientos

Más detalles

La dama del perrito. Anton Chejov

La dama del perrito. Anton Chejov La dama del perrito. Anton Chejov UNO Un nuevo personaje había aparecido en la localidad: una señora con un perrito. Dmitri Dmitrich Gurov, que por entonces pasaba una temporada en Yalta, empezó a tomar

Más detalles

La Buena Suerte Claves de la prosperidad

La Buena Suerte Claves de la prosperidad Fernando Trías de Bes Mingot Álex Rovira Celma La Buena Suerte Claves de la prosperidad EMPRESA ACTIVA Argentina - Chile - Colombia - España Estados Unidos - México - Uruguay - Venezuela Para Guillermo

Más detalles

Cómo ser buen padre o madre?

Cómo ser buen padre o madre? nº 2: Los secretos de una buena relación Cómo ser buen padre o madre? Poniendo límites Cuando se protege en exceso La buena educación: cómo utilizar premios y castigos ADOLESCENTES : cómo ser buen padre

Más detalles

Prólogo de Pedro Piqueras...13

Prólogo de Pedro Piqueras...13 Índice Prólogo de Pedro Piqueras...13 1. Houston, tenemos un predictor...21 2. La metamorfosis. Ahora vas y lo kafkas...29 3. Que viene, que viene......39 4. Me parto!...45 5. La leche que te han dado...59

Más detalles

18 Cuentos escritos por niños, niñas y adolescentes

18 Cuentos escritos por niños, niñas y adolescentes 18 Cuentos escritos por niños, niñas y adolescentes Del dicho al hecho Derecho 18 Cuentos escritos por Niños, Niñas y Adolescentes Concurso Nacional de Cuentos convocado por el INAU Año 2009 Autoridades

Más detalles

Con Jimmy, en Paracas*

Con Jimmy, en Paracas* Con Jimmy, en Paracas* Alfredo Bryce Echenique Lo estoy viendo; realmente es como si lo estuviera viendo; allí está sentado, en el amplio comedor veraniego, de espaldas a ese mar donde había rayas, tal

Más detalles

Jesús Está Vivo Imprimatur

Jesús Está Vivo Imprimatur Jesús Está Vivo Imprimatur + Nicolás de Jesús López Arzobispo de Santo Domingo 30 de mayo de 1984 1 CONTENIDO PRESENTACIÓN 6 1.- TUBERCULOSIS PULMONAR 7 2.- NAGUA Y PIMENTEL 10 A. NAGUA 10 B. PIMENTEL

Más detalles

Dónde está Dios cuando sufrimos?

Dónde está Dios cuando sufrimos? Dónde está Dios cuando sufrimos? Dónde está Dios cuando sufrimos? Joe Burnham Joe Burnham está haciendo trabajo misional en la ciudad de Denver, Colorado, donde vive con su esposa, aprendiendo de lo que

Más detalles

primera nieve, último sol

primera nieve, último sol Proyecto de lectura E L D U E N D E V E R D E primera nieve, último sol Manuel L. Alonso Ilustraciones de Eugenia Ábalos A partir de 10 años Grupo Anaya, S.A., Madrid, 2011 Proyecto realizado por: Rocío

Más detalles

MARIO BENEDETTI LA TREGUA EDITORIAL SUDAMERICANA BUENOS AIRES Pocket La tregua.p65 5 2/6/00, 15:02

MARIO BENEDETTI LA TREGUA EDITORIAL SUDAMERICANA BUENOS AIRES Pocket La tregua.p65 5 2/6/00, 15:02 MARIO BENEDETTI LA TREGUA EDITORIAL SUDAMERICANA BUENOS AIRES Mi mano derecha es una golondrina Mi mano izquierda es un ciprés Mi cabeza por delante es un señor vivo Y por detrás es un señor muerto VICENTE

Más detalles

Cuentos de jóvenes sobre personas refugiadas. Y si yo fuera una persona refugiada?

Cuentos de jóvenes sobre personas refugiadas. Y si yo fuera una persona refugiada? Cuentos de jóvenes sobre personas refugiadas Y si yo fuera una persona refugiada? Cuentos de jóvenes sobre personas refugiadas Y si yo fuera una persona refugiada? Co e d i c i ó n: Comisión de Derechos

Más detalles

SUS MÁS HERMOSOS ESCRITOS AMALIA DOMINGO SOLER

SUS MÁS HERMOSOS ESCRITOS AMALIA DOMINGO SOLER SUS MÁS HERMOSOS ESCRITOS AMALIA DOMINGO SOLER FEE Sus más hermosos escritos Amalia Domingo Soler 2 EL SUEÑO DE LOS DOS NIÑOS Estábamos, una noche del mes de julio, en que el calor dejaba sentir su fastidiosa

Más detalles

Primera edición, 1989. Título en inglés The Chronicles of Narnia Book 6 The Magician's nephew. Traducción de: MARIA ROSA DUHART SILVA

Primera edición, 1989. Título en inglés The Chronicles of Narnia Book 6 The Magician's nephew. Traducción de: MARIA ROSA DUHART SILVA Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de la cubierta, puede ser reproducida, almacenada o transmitida en manera alguna ni por ningún medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico,

Más detalles