EL SEGURO DE VIDA OBRERO

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "EL SEGURO DE VIDA OBRERO"

Transcripción

1 Publicaciones del Instituto Nacional de Previsión EL SEGURO DE VIDA OBRERO POR D, FÉLIX BONA LINARES SEGUNDA EDICIÓN Macirld,1915.-Impren ta de la Sucesora de M. Minuesa de los Ríos, Miguel Servet, núm Teléfono 6 51.

2 1 La evolución en la vida humana. Es en la actualidad de mucho interés para todos los ceueac 1 Ian os en general, y para la clase obrera en particular, poseer una noción, aunque no sea más que ligera, de un sistema de ahorro conocido con la denominación de «seguro de vida».. El ahorro llamado directo, que consiste en hacer imposiciones en las Cajas destinadas a recogerlos para hacerlos producir un pequeño interés, no cabe duda que es muy útil, y, mediante él, la gente modesta experimenta un ligero bienestar, y, sobre todo, disfruta de la tranquilidad que proporciona la idea de poder disponer de algunos recursos cuando una de las muchas crisis que se presentan durante la existencia los hace necesarios. Pero este ahorro tiene el inconveniente de ser poco reproductivo, y, por lo tanto, no puede resolver grandes problemas económicos. Entre la clase obrera, sin embargo, esta clase de ahorro, además de ser, hasta hace poco tiempo, la única accesible a ella, es la más simpática, y esto por dos razones: la primera, porque los ahorros impuestos, más los intereses devengados por ellos, están siempre a la disposición del imponente, y la segunda, porque la técnica, por decirlo así, de este sistema de ahorro es sencillísima. Y la clase obrera, poco versada, por regla general, en cuestiones económicas, gusta de la sencillez. Pero al lado de estas ventajas que indudablemente lo son de este sistema de ahorro, ' existe un inconveniente, en el que no paran mientes generalmente la gente obrera y de modesta, posición económica. Y este inconveniente consiste en que, por este sistema, serán muy raros los casos si es que hay alguno en los que llegue para el imponente un día en que, merced a sus economías.

3 4 acumuladas a costa de privaciones, pueda descansar, viviendo a expensas de sus recursos propios, siquiera sean mezquinos. En efecto: si para lograr esto se supone que el imponente deberá disfrutar una renta de una peseta diaria, y si se tiene en cuenta que el interés del pequeño ahorro sólo devenga el 3 por 100, resulta que, para poder alcanzar la peseta diaria de renta por este sistema, es preciso acumular un capital de pesetas ,66. Pero aun suponiendo que este capital (ya de alguna consideración) no se coloque en una Caja de ahorros, sino en buenos valores, si éstos han de ofrecer la debida seguridad, no se le puede pedir a un capital bien colocado más que una renta diaria de diez céntimos de peseta (próximamente) por cada mil pesetas. Resulta, por lo tanto, que la obtención de una renta de una peseta diaria por este procedimiento, requiere de todos modos la formación de un capital que, en cifras redondas, puede estimarse en pesetas , es decir, unos dos mil duros. Y es muy curioso observar el asombro que experimenta la gente obrera poco aficionada a pensar en estas cosas cuando se le dice esto. No! El ahorro directo, aunque utilísimo, convenientísimo, y por todos conceptos recomendable, no hace rentistas. Para hacer rentistas es preciso recurrir a otro sistema, a otro mecanismo económico: es preciso socializar el ahorro, lo que únicamente se consigue recurriendo al seguro. Con el seguro (de vida) todos los ciudadanos, por modesta que sea su posición económica, pueden llegar a ser rentistas, con un esfuerzo económico moderado y compatible con sus escasos recursos. El seguro (de vida) no les proporciona capital, es verdad, pero sí les proporcionará renta, que es 91 fin que se persigue con la acumulación de capital, y que es, en definitiva, de lo que vive el capitalista. Poseyendo la renta, no es necesario poseer el capital que la produce. La posesión de este capital sólo trae consigo riesgos y preocupaciones para quien no sepa manejarlo, lo que no es tan fácil como generalmente se supone. Es, pues, una doble ventaja la que proporciona el seguro, permitiendo obtener rentas que se pueden disfrutar sin preocupaciones de niu-

4 5 gún género, y sin peligro de que, con pretexto que nunca falta de un apuro o de una necesidad más o menos apremiante y justificada, se pellizque el capital acumulado, y éste poco a poco desapárezca, y con él la renta que produce, llegándose así a la miseria y a la ruina, precisamente cuando más falta haga el capital y la renta (que es en la vejez), y cuando no haya tiempo ni energías para poder volver a rehacerlo. Con esto basta para que se aprecien a grandes rasgos las ventajas del seguro. Pero, al lado de ellas, el seguro tiene un inconveniente. Y este inconveniente consiste en que su técnica no es sencilla, como la del ahorro directo. Es, por el contrario, muy complicada. Su estudio constituye toda una ciencia. Sin embargo, creemos que no es imposible vulgarizarla, en términos que la clase obrera se dé cuenta del intríngulis del asunto, cosa que la conviene mucho. El fundamento de esta técnica estriba en el conocimiento de la evolución de la vida humana. Es sabido que la especie humana, corno todas las especies que pueblan la tierra, se renueva y evoluciona constantemente, obedeciendo a una lev que rige todas las evoluciones de la Naturaleza, y que es conocida con la denominación de ley de continuidad. Natura non facet saltum, decían los antiguos filósofos. La Naturaleza no hace saltos, no anda a saltos. Y, con efecto, todo el mundo. sabe que a las doce del día es día claro, y que a las doce de la noche es noche cerrada. Pero el momento en que termina el día y empieza la noche, o el en que termina la noche y empieza el día, es imposible de precisar. El paso de las tinieblas a la luz y de la luz a las tinieblas es tan gradual, tan continuo, que escapa a nuestra percepción. Y como este ejemplo pudieran citarse inmunerabies. Que la especie humana evoluciona y se renueva, obedeciendo también a esta ley de continuidad, es indudable. Pero la cuestión, la dificultad, consiste en averiguar, por decirlo así, el articulado de este ley, para conocer íntimamente la evolución. Una vez conocida, ya hay base para deducir de ella aplicaciones útiles a los usos de la vida. Y para llegar a este conocimiento, no hay más recurso que el de la observación, no de una vida humana, ni de un número reducido de vidas, sino de un gran número de ellas. A todas las edades hay seres humanos que mueren. Pero en qué número o proporción mueren a cada edad? Esta es la cuestión. Para averiguarlo, sigamos la pista a un millón de nacidos, por ejemplo, en un mismo año. Y en los años sucesivos, vayamos ano-

5 tando los que sobreviven y los que fallecen, cualquiera que sea la causa que produzca el fallecimiento. Y cuando todo ese millón de nacidos haya desaparecido, los datos recogidos nos darán idea de cómo se verifica la evolución de la especie. De este modo se han podido formar en el Extranjero las llamadas tablas de mortalidad, con arreglo a las cuales hacen sus cálculos las Compañías de Seguros de vida. En nuestro país no existen dichas tablas, y por esta razón, al tratar el Estado español de popularizar el seguro de vida, poniéndolo al alcance de las personas modestas por medio del Instituto Nacional de Previsión, ha habido necesidad de adoptar una de las más acreditadas en el Extranjero, que es la conocida con el nombre de R. F. (rentistas franceses), y que a continuación copiamos: Tabla de mortalidad E. P. 011n11MIZMWSIIIIM.M.511. LDAb Super- Fallecivivientes. mientas. Vida media. EDAD Años. Supervivientes. FaHecimientos. Vida media , , , , , , , , , , , , , , , , ; , , , , , , ,4073 : , , , , , , , , , , , , , , , , , , ; :38 43, , , , , , ,3864

6 7 - EDAD Años , Vida media. 20, , , , , , , , , , ,9745 EDAD Años Supervivientes. Fallecimientos. Supervivientes. Fallecimientos Vida media 5, , , ,5436:3 4, , , , ,LS4')4 2, , , , _PY , , , , , ' 2, , , , 10, ,1931 1, , , ' 9, ' 1, ,95505 ' ) , , ,00476, , , , , , , , , , , Es fácil ver, con arreglo a los datos de esta tabla, que la evolución de la vida humana se verifica, obedeciendo 1 como hemos dicho - a la ley de la continuidad. En efecto: si en un papel trazamos dos rectas perpendiculares OA, OB (fig. L a), o ejes coordenados 7 3 -que así se llaman-, y sobre el eje horizontal (o de abscisas) tornamos magnitudes convencionales que nos representen cada una de ellas cinco años, por ejemplo, y sobre el eje vertical (o de ordenadas) tomamos magnitudes igualmente convencionales que nos representen individuos-por ejemplo también-, y por los plintos 5, 10, 15, etc., años del eje horizontal elevamos perpendiculares como las a-5 : etc., cuya longitud sea igual a la que re- 1)-25,. presenta el número de supervivientes de la tabla a cada una de estas edades, podremos luego pasar un junquillo (cuya materia obedece también a la ley de continuidad) por todos los puntos así obtenidos. Si el junquillo pasa-sensiblemente-por todos los pun-

7 -8 tos, es prueba de que los datos recogidos por la obs ervación son exactos. Si hay algunos puntos, como el O, por ejemplo, que se resiste a pasar por el junquillo, esto indicaría que en esta regió n de la tabla las observaciones no se ajustaban a la verdad. Pero con la tabla R. F. no ocurre eso. Y la curva a, b, -7 d, e, que se obtiene, es perfectamente continua; lo que nos dice que podemos dar por arrancado a la Naturaleza el secreto de la evolución de la vida humana, que es lo que vamos buscando, y servirnos de él para lo que nos pueda ser útil en nuestra existencia. Porque, una vez en posesión de este secreto, las matemáticas se encargan de hacernos todos cuantos cálculos nos convengan. Veamos ahora el partido que podemos sacar de nuestra tabla y de nuestra curva.

8

9

10 11 Los retiros obreros. Planteo del problema. Entre las muchas y muy útiles enseñanzas que puede proporcionarnos la tabla de mortalidad; una de ellas quizá la más importante es la de ponernos al corriente de los términos en que se plantea la magna cuestión de los retiros obreros. El abandono a su propia suerte, o, por mejor decir, a su propia desgracia, del individuo que se encuentra inútil para el trabajo por razón de sus años, se presenta a nuestra imaginación con todos los caracteres de una monstruosa ingratitud social. Parece natural que la socie dad, que se ha aprovechado de los beneficios del trabajo rendido por un obrero durante el tiempo que ha sido útil para ejercerlo, le proteja y le ampare en su invalidez acarreada por los años. Todo esto está muy bien, es muy hermoso, muy humanitario y muy sublime. Pero tratemos de darle forma práctica. Para ello, lo primero que se ocurre es que el Estado, como representante de la sociedad o colectividad de individuos que constituyen la nación, se encargue de socorrer gratuitamente a los ancianos, que creemos fué Bismarck llamó económicamente débiles, o sea la mayoría, por no decir la totalidad de los que lleguen a alcanzar una larga vida. Porque es sabido que la mayoría de los ciudadanos de todos los países son pobres. Y como hemos visto en el párrafo anterior, serán muy contados los que durante su vida hayan podido hacer frente a las obligaciones económicas de la existencia y acumular además dos mil duros de capital para poder contar en los últimos años con una rentita de una peseta diaria para poder atender a sus necesidades más perentorias. Parta - mos, pues, del supuesto para no equivocarnos de que todos los ciudadanos necesiten en su vejez este socorro del Estado. Y par-

11 12 tiendo de este supuesto, procedamos a averiguar, ante todo, el nú_ mero de individuos a quienes el Estado tendría que socorrer. Para ello, empecemos por fijar la edad a la cual un individuo debe considerarse inútil para el trabajo por razón de los años. Aquí nos tropezamos con una gran dificultad. Esta edad variará según las profesiones y según la mayor o menor robustez de cada individuo. Mas como es imposible aquilatar todas las minuciosidades, habrá q ue tomar un prudente término medio general para todos. Si consultamos el gráfico de la figura 1. a, vemos que si prolongamos el primer tramo de la curva el correspondiente a las edades de uno a cuatro años, la línea recta que así se obtiene viene a parar a la división 50 del eje horizontal. La duración máxima de la vida humana sería, pues, de cincuenta años, de continuar la mortalidad en la misma proporción que en los cuatro primeros de la existencia. Y antes de esa edad sobrevendría la invalidez. Pero en a la curva hace una inflexión, continuando con un tramo sensiblemente récto, a, b, e, hasta los cincuenta años. Y si se prolongase este tramo sensiblemente recto, se encontraría que la recta a, b, c, d, cortaría al eje horizontal O B en un punto representativo de la edad de ciento cincuenta años. Pero la vida humana, aunque puede alcanzar esta duración, tampoco la alcanza. La curva nos dice que, a partir del punto c-50, la vitalidad empieza a bajar bastante rápidamente, acéntuándose esta bajada a partir del punto d-60 años, edad que nos parece muy razonable para considerarla como ya de franca vejez. Partiendo de este supuesto, procedamos a hacer un cálculo del número de ciudadanos que en nuestro país cuentan sesenta o más años de edad. Si en España nacieran anualmente un millón de individuos, la tabla de mortalidad R. F. nos resolvería inmediatamente la cuestión. Bastaría, en efecto, fijarse en el número de supervivientes a los sesenta años, y de ahí para abajo sumar todos los números de la columna de dichos supervivientes hasta el único y último, que figura con ciento cinco años. Si hacemos esta suma, obtendremos el número (1). Pero en España no nacen anualmente un millón de individuos. Las estadísticas señalan para nuestro país una población de unos (1) Ocho. millones seiscientos treinta v seis mil setecientos noventa v ocho. Ponemos esta cifra. en letra p' ara que se hagan cargo los obreros poco familiarizados con los grandes números.

12 13 veinte millones de habitantes, entre los cuales se registran, según las mismas estadísticas, una natalidad anual de treinta por mil, lo que supone anualmente una natalidad total de seiscientos mil individuos, o sea el 60 por 100 de un millón. Tomando, pues, el 60 por 100 de la suma antes encontrada, obtendremos el número que buscamos, o sea (1). Este será el número de viejos de sesenta o más años de edad que existen constantemente en nuestro país. Podemos suponer ahora que el pico, o sean los , son gente acomodada que no necesita socorro, quedando, por lo tanto, a socorrer la cifra redonda de , o sea próximamente la cuarta parte de la población total de España. Y claro está que para socorrer a estos cinco millones de individuos con una peseta diaria harán falta cinco millones de pesetas diarias también, o sea mil ochocientos veinticinco millones de pesetas anuales. Ahora bien: si no estamos mal informados, el presupuesto total de gastos de la Nación, que actualmente (2) se discute en las Cortes, suma unos mil cuatrocientos millones. De modo que, como se ve, si el Estado se propusiera socorrer con una peseta diaria a los obreros inválidos por razón de la edad, tendría que dedicar a esta atención todo el presupuesto de gastos completo, y, aun así, a fin de año se encontraría con un déficit de unos cuatrocientos millones. Reconozcamos, pues, que es una gran lástima que, en lo que a este punto se refiere, los sentimientos humanitarios y la economía nacional no estén de acuerdo. Pero como esto, por mucho que se lamente, no se puede remediar, es inútil pensar en soluciones que no es posible llevar a la práctica. El Estado no tiene más remedio que desentenderse de esta atención, sin perjuicio de hacer por su parte lo posible para que cada individuo pueda atenderla por sí mismo. A esto obedece la implantación del seguro de vida popular, mediante la creación del Instituto Nacional de Previsión. Digamos ahora que el seguro de vida no es ninguna cosa nue- (1) Cinco millones ciento (2) Diciembre de ochenta y seis mil noventa y ocho,

13 14 va ni exclusiva del Instituto Nacional de Previsión. Es una combinación económica que hace ya mucho tiempo explotan, como,ne_ bocio, varias grandes Empresas o Compañías. Pero estas entidades no hacen más que operaciones de cierta consideración o cuantía. Las operaciones del seguro en pequeña escala serían para ellas tan costosas en gastos de administración y demás, que, lejos de producirles ganancias, les resultarían ruinosas. Y de ahí que el seguro de vida, aunque beneficioso, fuera hasta aquí inaccesible al pequeño ahorro. Para hacerlo accesible, ha sido preciso que el Estado lo establezca en beneficio de las clases modestas, pagando por su cuenta los gastos de empleados, administración y demás, con lo cual, no sólo se consigue popularizar el seguro de vida, sino que el pequeño ahorro, invertido en esta colocación, no sufra ninguna merina para gastos y ganancias de la Empresa aseguradora. El Instituto Nacional de Previsión no se ha creado con ninguna idea de lucro, sino solamente con la de beneficiar a los humildes, permitiéndoles obtener ventajas y beneficios que, de otro modo, serian inaccesibles para ellos. Es una carga más qne el Estado echa sobre sí, en beneficio de los ciudadanos pobres, para darles como antes hemos dicho un medio de que hagan por sí lo que el Estado como hemos demostrado no puede hacer por ellos. Debe, pues, mirarse este Instituto con simpatía, y no inspirar recelo ni desconfianza de ningún género.

14 15 III Los retiros obreros. Resolución del problema. El seguro a renta inmediata. El número de combinaciones a que se presta. el seguro de vida, - una vez que se posee el secreto de la evolución de la vida humana, reflejado en la tabla de mortalidad, puede decirse que es ilimitado. Pero entre todas estas combinaciones, sólo son de interés para nosotros las que tiene establecidas el Instituto Nacional de Previsión en beneficio de la clase obrera y de los ciudadanos de modesta posición, en general, con el fin de que éstos puedan constituirse pensiones para su vejez (1). Y para dar una idea de ellas, fuerza es que empecemos por la combinación del seguro a renta inmediata, que pondremos de manifiesto del modo siguiente: La tabla de mortalidad nos dice que del millón de nacidos en el mismo afio que han servido para formarla, llegan vivos, a la edad de sesenta años, individuos. Supongamos ahora que estos individuos, viéndose inútiles para el trabajo y despedidos de las fábricas, talleres, etc., donde trabajaban, piensan asociarse para hacer frente lo mejor posible a su triste situación. Y supondremos también que cuentan todos con algunos ahorrillos acumulados durante la época en que han podido desarrollar su actividad. Para mayor facilidad en nuestra explicación, supongamos además que nuestros viejos empiezan por discutir cuál es la cantidad mínima que cada uno de ellos necesitaría para hacer frente a sus. necesidades, y que, después de la discusión, la fijan en una peseta ( 1 ) Recientemente se ha implantado también el seguro llamado de «dotes infantiles» para los niños; pero de éste no nos ocuparemos.

15 16 anual. Como son muchos los socios (más de medio millón), entre ellos no falta alguno entendido en cuestiones económicas, y éste echa en seguida la cuenta del capital que cada uno necesita imponer en una Caja de ahorros para obtener la renta de una peseta anual. El economista en cuestión dice a sus compañeros lo siguiente: «Señores: la cosa es bien sencilla. El dinero impuesto en una Caja de ahorros produce el tres por ciento, no es eso? Bien. Pues eso quiere decir que, para obtener una renta de una peseta, hace falta un capital igual a la tercera parte de cien pesetas, o sea un capital de pesetas 33,33». Pero el caso es que, aunque todos tienen ahorros, y no falta entre ellos quien posea esta cantidad, la mayoría no la poseen. No llegan a tanto. Y es preciso ver la manera de que todos disfruten de su pesetilla de renta anual, sin necesidad de que haya de aportar para conseguirlo ' b cada individuo una cantidad tan considerable. Y el economista antes mencionado les dice a sus compañeros: «El cálculo que yo he hecho ha sido el que corresponde a la obtención o disfrute de una renta propia de una peseta anual. Pero si no hay capital suficiente para obtener la renta propia de una peseta, habrá que renunciar a esta renta propia y ver si es posible la obtención de la misma renta, pero solamente vitalicia. Ahora bien: así como yo he hecho en seguida el sencillo cálculo del capital necesario para la renta propia, en lo que se refiere a la renta vitalicia ya no puedo hacer lo mismo. Es preciso que recurramos a un matemático, a un actuario, que nos lo haga. Y, a consecuencia de esto, nombran una comisión que, presidida por el economista, se entreviste con un actuario. Enterado éste de la pretensión de sus clientes, les dice: «Ustedes son actualmente socios vivos, de los cuales en el plazo de un año han de fallecer fatalmente Al año siguiente fallecerán de los que queden otros , y así sucesivamente hasta que transcurra un plazo de cuarenta y cinco años, en cuya época sólo quedará uno soló de ustedes, el cual fallecerá dentro de dicho año. Yo sé todo esto porque me lo dice la tabla de mortalidad, y, sabiéndolo, me es posible complacer a ustedes en lo que desean y manifestarles que, en el supuesto de que el dinero aportado por cada uno produzca (el no distribuido anualmente) el interés de 3,25 por 100 anual, la cantidad justa y precisa que cada uno de ustedes, contituídos en Asociación, tienen que aportar des-

16 17 de luego y de una sola vez, para tener la seguridad de disfrutar una renta anual de una peseta mientras viva, es la de pesetas 11,34. Claro está continúa el actuario que los que fallezcan antes de terminar el primer año, no cobrarán nada; los que fallezcan durante el segundo, sólo cobrarán una peseta, etc. Pero en cambio hay entre ustedes uno que sólo va a desembolsar pesetas 11,34 y que ha de llegar a cobrar pesetas 45. Es cuestión de vivir más o menos tiempo. Y yo, como actuario, sé cuántos van a morir cada año, pero no sé cuáles ni quiénes de ustedes son los que cada año han de sucumbir o han de sobrevivir. Mas como quiera que el que se muera, una vez muerto nada necesita, esto no debe inquietarles. La cuestión es que cada uno de ustedes, mientras viva - poco o mucho, sepa que tiene una pesetilla anual de renta, y esto, como ya les he dicho, supone por individuo un desembolso de pesetas 11,34. Por último les dice el actuario, tengan ustedes entendido que este desembolso está calculado en el supuesto de que el establecimiento, Banco, Compañía de seguros, etc., a quien ustedes confíen la administración de su capital, no les cobre nada por este servicio. Pero esto lo conseguirán ustedes sin más que recurrir al Instituto Nacional de Previsión, creado precisamente con este objeto.» Los comisionados salen de esta entrevista satisfechísimos. Porque saben que si bien es verdad que son muy pocos los socios que disponen de pesetas 33,33 para crearse una renta propia de una peseta anual, todos ellos en cambio poseen de sus ahorros la módica cantidad de pesetas 11,34,, con lo cual pueden adquirir una peseta de renta vitalicia. Y, por lo tanto, han resuelto su problema. Los socios disfrutarán mientras vivan de una renta o pensión anual de una peseta, que era lo que se proponían.

17 18 Con objeto de facilitar la explicación, hemos supuesto que con nuestros viejos resuelven el -problema económi. una peseta anual co de su vejez. Pero aun en este supuesto, si multiplicamos el nú - mero de socios ( ) por la cantidad que en concepto de prima única (11,34 pesetas) tiene que pagar cada uno, veremos que la cantidad total a que asciende el desembolse, de nuestros imaginarios socios es de pesetas ,36, es decir, seis millones y pico de pesetas. Vemos, pues, que cuando se trata de grandes Asociaciones en las cuales está fundado el seguro, aparecen en seguida los grandes números, aun en el supuesto de que los beneficios individualea sean como nosotros hemos supuesto verdaderamente irrisorios. Sin embargo, si se tiene en cuenta que de no recurrir al seguro nuestros viejos tendrían que desembolsar cada uno pesetas 33,33, y si multiplicamos esta cantidad por el número de socios, encontraríamos que el capital a aportar por el conjunto de los socios sería de pesetas ,32, es decir, de unos diez y ocho millones y pico de pesetas. Resulta, por lo tanto, que el seguro de vida, en este caso, haciendo bajar el coste de la renta de una peseta anual de 33,33 a 11,34, reportaría a cada socio una economía de al conjunto de socios, de pesetas 21,99,' pesetas ,96, esto es, de unos doce millones y pico de pesetas. Por lo demás, conocido el coste de la peseta anual de renta vitalicia, en el caso que estamos considerando (individuos de sesenta años de edad), fácil nos será conocer el coste de una pensión o renta anual vitalicia de cualquier cuantía: la pensión de una peseta diaria, por ejemplo. Bastará multiplicar el coste de la peseta de renta anual por trescientos sesenta y cinco días que tiene el año- La peseta diaria costaría, pues, en este caso, pesetas 11,34 X 365,

18 19 o sea pesetas 4.139,10. Y aunque esta cantidad, tratándose de gente modesta, no deje de ser considerable, ya no lo es tanto, ni mucho menos, como lo son las cantidades de ,66 que cuesta la misma renta, imponiendo el capital en una Caja de ahorros, o las que en cifras redondas hay que colocar en buenos valores. Se obtiene, en el primer caso, una economía de y en el segundo, de pesetas 8.027,56, pesetas 5.860,90. Creemos que, con lo poco que llevamos dicho, basta para que el modesto público para quien escribimos se vaya dando cuenta de las ventajas del seguro de vida y de los beneficios que por este medio puede obtener, una vez que el Estado, con Ja creación del Instituto Nacional de Previsión, lo ha puesto a su alcance. Pero es' de advertir que el caso particular que hemos considerado es el más desfavorable, y que los beneficios que se pueden obtener son mucho mayores, como verá el que leyere.

19 --:)0 Generalización del seguro a renta inmediata. Por exigirlo así nuestro método de exposición, hemos empezado por considerar el caso en que un obrero o obreros llegan a la edad de sesenta años sin haber cultivado el seguro, bien sea porque no lo hayan tenido por conveniente, o porque en la época que han vivido no estuviere a su alcance. Dicho caso representa la única solución posible para los obreros actualmente viejos, los cuales todavía pueden salvarse si, como hemos supuesto, disponen de ahorros. Para los que no se encuentren en este caso, hulla est redentio no hay redención posible. El ahorro es la base del bienestar humano. Y los refractarios a practicarlo nada pueden esperar. Al fin, la miseria o el vicio, o ambos, clavarán en ellos sus dolorosas,,arras. Volviendo ahora a nuestro asunto, diremos que del mismo modo que el actuario les ha calculado a nuestros imaginarios socios el coste en prima única de una peseta de renta anual vitalicia inmediata a la edad de sesenta años, se puede hacer el cálculo de esta misma renta a cualquier otra edad. Así, por ejemplo, a los cincuenta y cinco años el número de imaginarios socios sería (véase la tabla de mortalidad) Y si estos socios quisieran hacer la misma operación que han hecho los del párrafo anterior a los sesenta años de edad, podrían conseguirlo, pero desembolsando cada uno pesetas 13,16 en lugar de 11,34, lo que es natural, toda vez que nuestros socios son cinco años más jóvenes. Y del mismo modo puede saberse el coste en prima única a los cincuenta, cuarenta y cinco, cuarenta, treinta y cinco y treinta años de edad. Se puede formar así la siguiente pequeña tabla:

20 21 EDADES AÑOS Coste, en prima única, de una peseta de renta anual vitalicia a capital cedido , ,1( , , , , ,35 Y una. vez sabido esto, consideremos el caso de dos obreros, de treinta años de edad, que, convencidos de la necesidad de practicar el ahorro y de sus ventajas, se deciden a ahorrar todos los anos la cantidad necesaria para tener una peseta, de renta cada arto que vaya transcurriendo de su vida, hasta los sesenta anos, a cuya edad ya no podrán trabajar. Como tienen treinta años por delante, y en cada uno de ellos se van a crear una renta de una peseta. anual, ambos llegarán a viejos con una pensión o renta de 30 pesetas anuales, que supondremos, para mayor facilidad en nuestras explicaciones, suficiente para que dichos obreros, al llegar a viejos, puedan cubrir sus necesidades. Supongamos ahora que uno de nuestros obreros no es partidario del seguro de vida, y el otro sí. El primero de dichos obreros tendrá que imponer todos los años según sabemos en una Caja de ahorros, cualquiera que sea su edad, la cantidad de pesetas 33,33. Podemos representar gráficamente esta imposición anual por medio de 33 círculos y una porción de círculo, que representen otras tantas pesetas con la fracción de céntimos. Esto hemos hecho en la figura 2. a, en la columna AB. Y como, por el. sistema de ahorro directo, la imposición anual será siempre la misma, cualquiera que sea la edad del imponente, éste, al cabo de treinta años, habrá tenido que hacer treinta desembolsos iguales a AB, los cuales, puestos unos al lado de otros, nos darán el rectángulo AB CD, que nos representa el capital total impuesto, que será igual a pesetas 33,33 X 30, o bien a pesetas

Informe NARANJA. TENDENCIAS CLAVE de los españoles ante la jubilación

Informe NARANJA. TENDENCIAS CLAVE de los españoles ante la jubilación Informe NARANJA TENDENCIAS CLAVE de los españoles ante la jubilación El Informe NARANJA "Tendencias clave de los españoles ante la jubilación" recoge y analiza los principales resultados de un estudio

Más detalles

martilloatomico@gmail.com

martilloatomico@gmail.com Titulo: REGLA DE TRES CON BASE UNITARIA Año escolar: MATEMATICA 1 Autor: José Luis Albornoz Salazar Ocupación: Ing Civil. Docente Universitario País de residencia: Venezuela Correo electrónico: martilloatomico@gmail.com

Más detalles

Intervención de Mariano Rajoy

Intervención de Mariano Rajoy Intervención de Mariano Rajoy Reunión sobre la reforma fiscal Madrid, 21 de junio de 2014 1 Muy buenos días a todos y muchas gracias por vuestra asistencia a este acto. Quiero decir que esta es una de

Más detalles

CUANTO HACE FALTA AHORRAR?

CUANTO HACE FALTA AHORRAR? 3. CUANTO HACE FALTA AHORRAR? 3.1. Qué factores hay que considerar para calcular el ahorro que se necesita en la jubilación? 3.2. Qué factores personales hay que tener en cuenta? 3.3. Qué factores del

Más detalles

Aproximación local. Plano tangente. Derivadas parciales.

Aproximación local. Plano tangente. Derivadas parciales. Univ. de Alcalá de Henares Ingeniería de Telecomunicación Cálculo. Segundo parcial. Curso 004-005 Aproximación local. Plano tangente. Derivadas parciales. 1. Plano tangente 1.1. El problema de la aproximación

Más detalles

ARRIBA - ABAJO. Posiciones y Nociones espaciales: Pinto el animalito que está abajo y encierra al que está arriba. Pinto lápices:

ARRIBA - ABAJO. Posiciones y Nociones espaciales: Pinto el animalito que está abajo y encierra al que está arriba. Pinto lápices: 1 ARRIBA - ABAJO Posiciones y Nociones espaciales: Pinto el animalito que está abajo y encierra al que está arriba. Dentro y Fuera Pinto lápices: Rojo dentro del Azul fuera del Cerca y Lejos ESCUELA Pinto

Más detalles

PRESENTACIÓN DE RESULTADOS EN LÍNEA Y TELECONFERENCIA SEGUNDO TRIMESTRE DE 2014 SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

PRESENTACIÓN DE RESULTADOS EN LÍNEA Y TELECONFERENCIA SEGUNDO TRIMESTRE DE 2014 SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS FECHA: Julio 31 de 2014 PRESENTACIÓN DE RESULTADOS EN LÍNEA Y TELECONFERENCIA SEGUNDO TRIMESTRE DE 2014 SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS 1. Podríamos ver un segundo semestre similar al segundo trimestre,

Más detalles

PAUTAS SOBRE EL COMPORTAMIENTO QUE DEBEN ADOPTAR CON SU HIJO CON TDA O TDA-H

PAUTAS SOBRE EL COMPORTAMIENTO QUE DEBEN ADOPTAR CON SU HIJO CON TDA O TDA-H PAUTAS SOBRE EL COMPORTAMIENTO QUE DEBEN ADOPTAR CON SU HIJO CON TDA O TDA-H Estas pautas que a continuación describimos, son importantes llevarlas a cabo con su hijo, tanto si tiene solamente un trastorno

Más detalles

( BOE núm. 125, de 5 de mayo de 1947) * NOTA: norma de valor histórico. Aplicable sólo parcialmente para el reconocimiento de las pensiones SOVI.

( BOE núm. 125, de 5 de mayo de 1947) * NOTA: norma de valor histórico. Aplicable sólo parcialmente para el reconocimiento de las pensiones SOVI. Decreto de 18 de abril de 1947 por el que se crea la Caja Nacional del Seguro de Vejez e Invalidez, y preparando un sistema de protección para este último riesgo ( BOE núm. 125, de 5 de mayo de 1947) *

Más detalles

Gestión Financiera 2º AF 1

Gestión Financiera 2º AF 1 LEY FINANCIERA DE INTERÉS SIMPLE Gestión Financiera 2º AF 1 1.1 Concepto Operación financiera cuyo objeto es la sustitución de un capital presente por otro equivalente con vencimiento posterior, mediante

Más detalles

Micropíldora 3: Liquidez, Solvencia y Rentabilidad

Micropíldora 3: Liquidez, Solvencia y Rentabilidad Micropíldora 3: Liquidez, Solvencia y Rentabilidad ÍNDICE MC 03 LIQUIDEZ, SOLVENCIA Y REBTABILIDAD 1. El balance final. 2. Liquidez, solvencia y rentabilidad. 2 1.- El balance final Hasta ahora, en el

Más detalles

UNIDAD 1 LAS LEYES FINANCIERAS DE CAPITALIZACIÓN DESCUENTO

UNIDAD 1 LAS LEYES FINANCIERAS DE CAPITALIZACIÓN DESCUENTO - 1 - UNIDAD 1 LAS LEYES FINANCIERAS DE CAPITALIZACIÓN Y DESCUENTO Tema 1: Operaciones financieras: elementos Tema 2: Capitalización y descuento simple Tema 3: Capitalización y descuento compuesto Tema

Más detalles

**********************************************************************

********************************************************************** 1..- a) Dimensionar la sección de la viga sabiendo que está compuesta por dos tablones dispuestos como se indica en la figura (se trata de hallar a). Tensión admisible de la madera: σ adm, tracción = 50

Más detalles

Ejercicio de estadística para 3º de la ESO

Ejercicio de estadística para 3º de la ESO Ejercicio de estadística para 3º de la ESO Unibelia La estadística es una disciplina técnica que se apoya en las matemáticas y que tiene como objetivo la interpretación de la realidad de una población

Más detalles

Luis Eduardo Barón Álvaro Mendoza

Luis Eduardo Barón Álvaro Mendoza En este segmento vamos entonces a crear nuestra cuenta para poder tener el hospedaje de nuestro dominio. Para eso tenemos que buscar los sitios de hospedaje y vamos a hacer exactamente el mismo ejercicio

Más detalles

EL TEMA ES. Los suministros: electricidad y gas REVISTA KONTSUMOBIDE 2012 Nº 14

EL TEMA ES. Los suministros: electricidad y gas REVISTA KONTSUMOBIDE 2012 Nº 14 EL TEMA ES Los suministros: electricidad y gas Nº 14 Tras la liberalización del mercado, cada vez es más frecuente la presencia de comerciales en nuestros hogares o las llamadas telefónicas ofreciendo

Más detalles

7 ::''' SEGURO DE DOTE INFANTIL

7 ::''' SEGURO DE DOTE INFANTIL SEGURO DE DOTE INFANTIL El Seguro de Dote infantil, cuyas tarifas se insertan a continuación, tiene una eficacia económica muy grande y una trascendencia educativa que merece la atención de padres y maestros.

Más detalles

El toque humano (Parte 1)

El toque humano (Parte 1) El toque humano (Parte 1) Transcripción del vídeo En este vídeo me gustaría compartir una sencilla estrategia que permitió cerrar un 40% más de ventas... y que, efectivamente nació de una "casualidad"

Más detalles

ESTRATEGIAS DE CÁLCULO MENTAL

ESTRATEGIAS DE CÁLCULO MENTAL ESTRATEGIAS DE CÁLCULO MENTAL El cálculo mental consiste en realizar cálculos matemáticos utilizando sólo el cerebro sin ayudas de otros instrumentos como calculadoras o incluso lápiz y papel. Las operaciones

Más detalles

UNIDAD 10. PROPORCIONALIDAD GEOMÉTRICA. TEOREMA DE TALES.

UNIDAD 10. PROPORCIONALIDAD GEOMÉTRICA. TEOREMA DE TALES. UNIDAD 10. PROPORCIONALIDAD GEOMÉTRICA. TEOREMA DE TALES. Unidad 10: Proporcionalidad geométrica. Teorema de Tales. Al final deberás haber aprendido... El examen tratará sobre... Reconocer figuras semejantes.

Más detalles

Hacia una maternidad y paternidad compartidas

Hacia una maternidad y paternidad compartidas Ser padres Una experiencia compartida Unidad III Hacia una maternidad y paternidad compartidas 128 Ser padre o ser madre es una experiencia en la que hombres y mujeres estamos a cargo de la crianza, cuidado

Más detalles

C a r t i l l a Tr i b u t a r i a

C a r t i l l a Tr i b u t a r i a 5 j u l i o 2 0 0 7 C a r t i l l a Tr i b u t a r i a Introducción.. A continuación se dan a conocer las normas que regulan el otorgamiento del pago de la indemnización por años de servicio que rige en

Más detalles

Capitalización, asistencia y mayor ahorro son los pilares.

Capitalización, asistencia y mayor ahorro son los pilares. EL PAÍS Economía y Mercado Montevideo, 12 oct 2015 La FIAP propone un seguro a la longevidad para los pasivos mayores de 85 años. Capitalización, asistencia y mayor ahorro son los pilares. El abogado y

Más detalles

UNIDAD 1. LOS NÚMEROS ENTEROS.

UNIDAD 1. LOS NÚMEROS ENTEROS. UNIDAD 1. LOS NÚMEROS ENTEROS. Al final deberás haber aprendido... Interpretar y expresar números enteros. Representar números enteros en la recta numérica. Comparar y ordenar números enteros. Realizar

Más detalles

Crear una estrategia para la jubilación

Crear una estrategia para la jubilación Crear una estrategia para la jubilación La mayoría de nosotros quisiera jubilarse algún día con la tranquilidad de que podremos sostenernos financieramente. Debido a que la jubilación puede durar tanto

Más detalles

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes Preguntas frecuentes 1- Qué es day trading? Daytrading: Es el arte de comprar y vender una acción o varias acciones dentro de un día durante las horas de mercado. El horario de mercado es de 9.30 a 16.00hs

Más detalles

Lecturas previas Cuando llegue a su primera sesión de laboratorio debe haber estudiado el contenido de la lectura que aparece a continuación.

Lecturas previas Cuando llegue a su primera sesión de laboratorio debe haber estudiado el contenido de la lectura que aparece a continuación. Laboratorio 1 Medición e incertidumbre La descripción de los fenómenos naturales comienza con la observación; el siguiente paso consiste en asignar a cada cantidad observada un número, es decir en medir

Más detalles

HACER UN SEGUIMIENTO Y PONER LAS HERRAMIENTAS EN ACCIÓN.

HACER UN SEGUIMIENTO Y PONER LAS HERRAMIENTAS EN ACCIÓN. HACER UN SEGUIMIENTO Y PONER LAS HERRAMIENTAS EN ACCIÓN. Un seguimiento es una de las cosas más importantes en la construcción de este negocio. Muchos subestiman la importancia del seguimiento o no tienen

Más detalles

La población mundial

La población mundial Actividad 9 La población mundial El crecimiento de la población mundial es una preocupación actual de todos los gobiernos. En la siguiente tabla se le presenta la cantidad de habitantes por regiones. Región

Más detalles

La conveniencia de erradicar de nuestro sistema educativo las preguntas que restan en los exámenes tipo test

La conveniencia de erradicar de nuestro sistema educativo las preguntas que restan en los exámenes tipo test DESARROLLO Y EXPLICACIONES ADICIONALES DEL ARTÍCULO DE LA VANGUARDIA RESTAR NO SUMA Por Fernando Trias de Bes La conveniencia de erradicar de nuestro sistema educativo las preguntas que restan en los exámenes

Más detalles

Somos solidarios. 1.500 cuestionarios. 9 de cada 10 españoles tienen claro que donar es un gesto que puede salvar vidas

Somos solidarios. 1.500 cuestionarios. 9 de cada 10 españoles tienen claro que donar es un gesto que puede salvar vidas DONACIÓN DE ÓRGANOS NORMAL-CABEÇA Según nuestra encuesta, más de dos tercios de los españoles donarían sus órganos al morir. Una cifra en sintonía con el liderazgo mundial de España en trasplantes. Somos

Más detalles

ENTREVISTA A JUAN ROSELL, PRESIDENTE DE CEOE

ENTREVISTA A JUAN ROSELL, PRESIDENTE DE CEOE ENTREVISTA A JUAN ROSELL, PRESIDENTE DE Autor: L. Gancedo Publicación: LA NUEVA ESPAÑA Fecha: 13/7/2014 - Toca subir los salarios? -Cometimos un error gravísimo cuando en plena crisis seguimos haciendo

Más detalles

1.3 Números racionales

1.3 Números racionales 1.3 1.3.1 El concepto de número racional Figura 1.2: Un reparto no equitativo: 12 5 =?. Figura 1.3: Un quinto de la unidad. Con los números naturales y enteros es imposible resolver cuestiones tan simples

Más detalles

8.1.- ANÁLISIS DE LA FINANCIACIÓN DE COBROS Y PAGOS EN DIVISAS.

8.1.- ANÁLISIS DE LA FINANCIACIÓN DE COBROS Y PAGOS EN DIVISAS. Tema 8: Financiación en divisas 8.1.- ANÁLISIS DE LA FINANCIACIÓN DE COBROS Y PAGOS EN DIVISAS. En todo este análisis vamos a obviar la posibilidad del exportador o importador de mantener posiciones en

Más detalles

PRIMERA ENTREVISTA A YOLY- (EA-5) Junio de 2001. - Por qué elegiste estudiar Ciencias de la Educación?

PRIMERA ENTREVISTA A YOLY- (EA-5) Junio de 2001. - Por qué elegiste estudiar Ciencias de la Educación? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 PRIMERA ENTREVISTA A YOLY- (EA-5) Junio de 2001 - Por qué elegiste estudiar Ciencias de la Educación? -Una, porque me quedaba más cerca la Universidad

Más detalles

Son números enteros los números naturales y pueden ser de dos tipos: positivos (+) y negativos (-)

Son números enteros los números naturales y pueden ser de dos tipos: positivos (+) y negativos (-) CÁLCULO MATEMÁTICO BÁSICO LOS NUMEROS ENTEROS Son números enteros los números naturales y pueden ser de dos tipos: positivos (+) y negativos (-) Si un número aparece entre barras /5/, significa que su

Más detalles

Seguro de Vida. Nationwide y el Marco Nationwide son marcas federales de servicio registradas de Nationwide Mutual Insurance Company.

Seguro de Vida. Nationwide y el Marco Nationwide son marcas federales de servicio registradas de Nationwide Mutual Insurance Company. Seguro de Vida Nationwide y el Marco Nationwide son marcas federales de servicio registradas de Nationwide Mutual Insurance Company. Guía del Instructor Seguro de Vida Descripción de la sección: Si usted

Más detalles

Técnicos. REGUNTAS FACILITADORAS: ES MEJOR PREGUNTAR QUE INTENTAR PERSUADIR Gestión del cambio con agricultores

Técnicos. REGUNTAS FACILITADORAS: ES MEJOR PREGUNTAR QUE INTENTAR PERSUADIR Gestión del cambio con agricultores Técnicos P REGUNTAS FACILITADORAS: ES MEJOR PREGUNTAR QUE INTENTAR PERSUADIR Gestión del cambio con agricultores PREGUNTAS FACILITADORAS: ES MEJOR PREGUNTAR QUE INTENTAR PERSUADIR Gestión del cambio con

Más detalles

Regla Comercial y Descuento compuesto.

Regla Comercial y Descuento compuesto. Regla Comercial y Descuento compuesto. Regla comercial: consiste en calcular el monto que se acumula durante los periodos de capitalización completos, utilizando la fórmula de interés compuesto, para luego

Más detalles

1er TRIMESTRE. Parte de:

1er TRIMESTRE. Parte de: 1er TRIMESTRE 2 0 1 5 Parte de: 1er TRIMESTRE 2 0 1 5 www.qualitybrokers.es Parte de: En qué consiste y qué ventajas tiene el nuevo seguro Plan de Ahorro 5 que se puede contratar desde el 1 de enero gracias

Más detalles

Límites. Definición de derivada.

Límites. Definición de derivada. Capítulo 4 Límites. Definición de derivada. 4.1. Límites e indeterminaciones Hemos visto en el capítulo anterior que para resolver el problema de la recta tangente tenemos que enfrentarnos a expresiones

Más detalles

CadaEstudiante.com explorar cuestiones de la vida universitaria y Dios

CadaEstudiante.com explorar cuestiones de la vida universitaria y Dios CadaEstudiante.com explorar cuestiones de la vida universitaria y Dios Contesta Dios nuestras oraciones? Cuáles oraciones contesta Dios? Contestará tus oraciones? Has conocido a alguien que realmente confía

Más detalles

Una Historia de Pesca 14 de Diciembre, 2008. Juan 21:1-4

Una Historia de Pesca 14 de Diciembre, 2008. Juan 21:1-4 Una Historia de Pesca 14 de Diciembre, 2008 Juan 21:1-4 Cuánto control creen ustedes que tenemos sobre las circunstancias de nuestras vidas? Yo creo que la respuesta es que no tenemos control. Podemos

Más detalles

Cuadro comparativo Mayo 2014

Cuadro comparativo Mayo 2014 Cuadro comparativo Mayo 2014 "Ley del Seguro Social de 1973 Artículo 104. En caso de enfermedad no profesional, el asegurado tendrá derecho a un subsidio en dinero que se otorgará cuando la enfermedad

Más detalles

La Centena.- Continúa la serie de números: Nombre:... Fecha:... Mª C.Tabarés/L.A.Rojo

La Centena.- Continúa la serie de números: Nombre:... Fecha:... Mª C.Tabarés/L.A.Rojo La Centena.- Continúa la serie de números: 100 101 105 109 112 117 120 123 128 131 134 136 139 140 145 149 La Centena.- Continúa la serie de números: 150 153 157 161 166 170 173 178 182 185 189 190 194

Más detalles

FÉLIX ABÁNADES LÓPEZ PRESIDENTE DE AFIRMA GRUPO INMOBILIARIO

FÉLIX ABÁNADES LÓPEZ PRESIDENTE DE AFIRMA GRUPO INMOBILIARIO FÉLIX ABÁNADES LÓPEZ PRESIDENTE DE AFIRMA GRUPO INMOBILIARIO Señoras y Señores Accionistas. En primer lugar, quiero darles la bienvenida a esta Junta General Extraordinaria de Accionistas de AFIRMA, y

Más detalles

PROCEDIMIENTOS DE COBRO A CLIENTES

PROCEDIMIENTOS DE COBRO A CLIENTES PROCEDIMIENTOS DE COBRO A CLIENTES INTRODUCCIÓN Por qué hay que esperar tanto a que paguen los clientes? Alguien dijo que los clientes pagan: 1. Cuando están dispuestos a pagar, o 2. Cuando consideran

Más detalles

Verdades a medias sobre el coste de las energías renovables

Verdades a medias sobre el coste de las energías renovables Verdades a medias sobre el coste de las energías renovables Cómo se debe medir el coste de las energías renovables en el sistema eléctrico español Departamento de Estudios e Investigación de ecooo, junio

Más detalles

Fundamentos de negocio Mercadotecnia > La ubicación de tu negocio: clave para vender más y mejor > Saber vender

Fundamentos de negocio Mercadotecnia > La ubicación de tu negocio: clave para vender más y mejor > Saber vender Introducción La llave de oro de las ventas es precisamente el cierre del trato. Es muy importante conocer algunas técnicas sobre ventas, así como saber seleccionar y capacitar a vendedores, en caso de

Más detalles

Colaboración de Dinaru y Cuanto vale un euro.

Colaboración de Dinaru y Cuanto vale un euro. AHORRO para la JUBILACION Colaboración de Dinaru y Cuanto vale un euro. índice 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. Por qué es importante ahorrar para la jubilación? Qué productos financieros son más convenientes

Más detalles

Un juego de cartas: Las siete y media

Un juego de cartas: Las siete y media Un juego de cartas: Las siete y media Paula Lagares Federico Perea Justo Puerto * MaMaEuSch ** Management Mathematics for European Schools 94342 - CP - 1-2001 - DE - COMENIUS - C21 * Universidad de Sevilla

Más detalles

GUÍA PRÁCTICA PLANES DE PENSIONES PREGUNTAS CUYAS RESPUESTAS DEBERÍAS CONOCER BC%

GUÍA PRÁCTICA PLANES DE PENSIONES PREGUNTAS CUYAS RESPUESTAS DEBERÍAS CONOCER BC% GUÍA PRÁCTICA PLANES DE PENSIONES 12 PREGUNTAS CUYAS RESPUESTAS DEBERÍAS CONOCER BC% INTRODUCCIÓN Si cuando nos jubilemos deseamos mantener un nivel de vida parecido al que disfrutamos antes de ese acontecimiento,

Más detalles

Capítulo 4 MEDIDA DE MAGNITUDES. Autor: Santiago Ramírez de la Piscina Millán

Capítulo 4 MEDIDA DE MAGNITUDES. Autor: Santiago Ramírez de la Piscina Millán Capítulo 4 MEDIDA DE MAGNITUDES Autor: Santiago Ramírez de la Piscina Millán 4 MEDIDA DE MAGNITUDES 4.1 Introducción El hecho de hacer experimentos implica la determinación cuantitativa de las magnitudes

Más detalles

PRIMERA PARTE LAS PRIMERAS PLANILLAS

PRIMERA PARTE LAS PRIMERAS PLANILLAS PRIMERA PARTE LAS PRIMERAS PLANILLAS El objetivo de este capítulo es tener una primera aproximación al programa. Conocerle la cara: cómo se ve, para qué sirve, cuáles son y cómo se usan las principales

Más detalles

11 Selección de proyectos

11 Selección de proyectos Selección de proyectos de inversión Esta unidad didáctica persigue los siguientes objetivos: Esquema temporal de un proyecto de inversión. Comprender y operar con el factor de capitalización compuesta.

Más detalles

1. QUÉ SON LOS FUTUROS Y CÓMO FUNCIONAN?

1. QUÉ SON LOS FUTUROS Y CÓMO FUNCIONAN? 10 1. QUÉ SON LOS FUTUROS Y CÓMO FUNCIONAN? 1.1 Qué es un futuro? Un futuro es un contrato entre dos partes, una compradora y una vendedora. Lo que se compra, o se vende, es llamado subyacente y puede

Más detalles

Se crea para personas encargadas de la atención a familiares o cuidados del hogar a título gratuito

Se crea para personas encargadas de la atención a familiares o cuidados del hogar a título gratuito SECRETARÍA COMISIÓN DE SEGURIDAD SOCIAL REPARTIDO Nº 208 ABRIL DE 2010 CARPETA Nº 84 DE 2010 SISTEMA DE AHORRO ESPECIAL Se crea para personas encargadas de la atención a familiares o cuidados del hogar

Más detalles

Universidad de la Frontera

Universidad de la Frontera Universidad de la Frontera Facultad de Ingeniería, Ciencias y Admistración Departamento de Matemática Actividad Didáctica: El Abaco TALLER # 2 - Sistema Decimal El ábaco es uno de los recursos más antiguos

Más detalles

RESOLUCION Nº 39,389-2007-J.D. (De 8 de febrero de 2007)

RESOLUCION Nº 39,389-2007-J.D. (De 8 de febrero de 2007) 1 RESOLUCION Nº 39,389-2007-J.D. (De 8 de febrero de 2007) La Junta Directiva de la Caja de Seguro Social en uso de sus facultades legales y reglamentarias, y; CONSIDERANDO: Que conforme a lo previsto

Más detalles

https://www.casasendurango.com WWW.CASASENDURANGO.COM Página 1

https://www.casasendurango.com WWW.CASASENDURANGO.COM Página 1 WWW.CASASENDURANGO.COM Página 1 Los Secretos Mejor Guardados que debes saber antes de Comprar una Casa http//:www.casasendurango.com Con la recuperación económica, hay una pregunta cada vez más común entre

Más detalles

EXCEL 2007 PRIMARIA COLEGIO KENNEDY http://cknogales.cjb.net EXCEL 2007 CONCENTRADO EN USO DE FORMULAS Y FUNCIONES

EXCEL 2007 PRIMARIA COLEGIO KENNEDY http://cknogales.cjb.net EXCEL 2007 CONCENTRADO EN USO DE FORMULAS Y FUNCIONES EXCEL 2007 CONCENTRADO EN USO DE FORMULAS Y FUNCIONES Porque debo de usar Excel? La respuesta es fácil, Excel es un paquete especializado en cálculos de todo tipo y graficas, especialmente creado para

Más detalles

ESCUELA DE OTOÑO 2009 GPDM SAN CARLOS DE BARILOCHE

ESCUELA DE OTOÑO 2009 GPDM SAN CARLOS DE BARILOCHE ESCUELA DE OTOÑO 2009 GPDM SAN CARLOS DE BARILOCHE Escuela Woodville, 5º grado Docente observada: Ma. de los Ángeles Biedma (Nane) Docentes observadores: Azucena Riechert (Coordinadora) Teresa Antista

Más detalles

TEMA 5 Demanda agregada: Familias y Empresas

TEMA 5 Demanda agregada: Familias y Empresas TEMA 5 Demanda agregada: Familias y Empresas Índice 5.1.- Introducción 5.2.- Supuestos del modelo 5.3.- La condición de equilibrio 5.4.- La demanda de consumo 5.5.- Análisis gráfico de la función de consumo.

Más detalles

Estabilidad dinámica Introducción

Estabilidad dinámica Introducción Figura 127: Varada Si el momento de asiento unitario del barco, en las condiciones de desplazamiento en las que se encuentra, es M u, tendremos que la alteración producida al bajar la marea de forma que

Más detalles

Datos del autor. Nombres y apellido: Germán Andrés Paz. Lugar de nacimiento: Rosario (Código Postal 2000), Santa Fe, Argentina

Datos del autor. Nombres y apellido: Germán Andrés Paz. Lugar de nacimiento: Rosario (Código Postal 2000), Santa Fe, Argentina Datos del autor Nombres y apellido: Germán Andrés Paz Lugar de nacimiento: Rosario (Código Postal 2000), Santa Fe, Argentina Correo electrónico: germanpaz_ar@hotmail.com =========0========= Introducción

Más detalles

1. GRÁFICAS. Página 1

1. GRÁFICAS. Página 1 1. GRÁFICAS Página 1 Lectura, construcción e interpretación de gráficas Características globales y locales de las gráficas Página 2 1. LECTURA, CONSTRUCCIÓN E INTERPRETACIÓN DE GRÁFICAS. ETAPA CICLISTA

Más detalles

EXCEL 2007 NOTA: ESTA GUÍA NO MUESTRA EL USO DE BOTONES DE EXCEL, SI NO EL DESEMPEÑO DENTRO DEL MISMO. CONCENTRADO EN USO DE FORMULAS Y FUNCIONES

EXCEL 2007 NOTA: ESTA GUÍA NO MUESTRA EL USO DE BOTONES DE EXCEL, SI NO EL DESEMPEÑO DENTRO DEL MISMO. CONCENTRADO EN USO DE FORMULAS Y FUNCIONES 1 EXCEL 2007 CONCENTRADO EN USO DE FORMULAS Y FUNCIONES Por qué debo de usar Excel? La respuesta es fácil, Excel es un paquete especializado en cálculos de todo tipo y gráficas, especialmente creado para

Más detalles

PREGUNTA.- (Inaudible) por quién deberían estar integrados?

PREGUNTA.- (Inaudible) por quién deberían estar integrados? México, D.F., a 20 de Septiembre de 2010. Pedro Ordorica Leñero Presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) Entrevista concedida a los representantes de los medios

Más detalles

QUÉ TAN DIFÍCIL ES AHORRAR PARA LOS COLOMBIANOS?

QUÉ TAN DIFÍCIL ES AHORRAR PARA LOS COLOMBIANOS? 0 QUÉ TAN DIFÍCIL ES AHORRAR PARA LOS COLOMBIANOS? "El ahorro consiste en poner cuidado y escrúpulo al gastar los medios de que se dispone. No es una virtud y no requiere destreza ni talento Kant. Desde

Más detalles

Nuevo video Esteban Die nos cuenta cómo ganar dinero matando Zombies, bueno haciéndoles fotos y videos

Nuevo video Esteban Die nos cuenta cómo ganar dinero matando Zombies, bueno haciéndoles fotos y videos Nuevo video Esteban Die nos cuenta cómo ganar dinero matando Zombies, bueno haciéndoles fotos y videos -Muy buenas, aquí de nuevo Nacho Muñoz, de Márketing al Desnudo, y hoy con un caso emprendedor que

Más detalles

LAS OPCIONES COMO INSTRUMENTOS DE COBERTURA DE RIESGOS

LAS OPCIONES COMO INSTRUMENTOS DE COBERTURA DE RIESGOS LAS OPCIONES COMO INSTRUMENTOS DE COBERTURA DE RIESGOS Por: Manuel Blanca Arroyo (Profesor Titular de Economía de la Universidad Rey Juan Carlos) La opción quizá sea el mejor instrumento para cubrir cualquier

Más detalles

Tasa de reinversión 40%. Porcentaje de repartición de dividendos 60%. Porcentaje que se reinvierte 40%.

Tasa de reinversión 40%. Porcentaje de repartición de dividendos 60%. Porcentaje que se reinvierte 40%. 6. Relaciones con accionistas y acreedores Una de las funciones básicas del gerente Financiero es determinar y proponer la política de dividendos de la firma y la estructura de capital de la misma. Estas

Más detalles

REFLEXIONES ESPECIALES MES DE FEBRERO Semana vocacional

REFLEXIONES ESPECIALES MES DE FEBRERO Semana vocacional REFLEXIONES ESPECIALES MES DE FEBRERO Semana vocacional 166 LUNES QUÉ REGALO - Darles a conocer la semana vocacional. - Descubrir que muchas de las cosas de las que disfrutamos, se nos dan gratuitamente.

Más detalles

El Ábaco. Descripción. Para qué sirve?

El Ábaco. Descripción. Para qué sirve? El Ábaco El ábaco es un instrumento que sirve para facilitar al alumno el aprendizaje del concepto de sistema posicional de numeración (en cualquier base), cómo se forman las distintas unidades que lo

Más detalles

Múltiplos y divisores

Múltiplos y divisores 2 Múltiplos y divisores Objetivos En esta quincena aprenderás a: Saber si un número es múltiplo de otro. Reconocer las divisiones exactas. Hallar todos los divisores de un número. Reconocer los números

Más detalles

Ordena estos ordinales de mayor a menor y escribe su nombre:

Ordena estos ordinales de mayor a menor y escribe su nombre: Ordena estos ordinales de mayor a menor y escribe su nombre: 2º - 7º- 5º - 10º - 1º - 3º - 6º - 4º - 9º - 8º. 1º 2º.. 3º. 4º 5º.. 6º.. 7º. 8º.. 9º 10º Descomponer estos números en sumas. Pon su nombre.

Más detalles

Curso de Matemáticas Financieras. AulaFacil.com. Valor temporal del dinero

Curso de Matemáticas Financieras. AulaFacil.com. Valor temporal del dinero 2ª CLASE Capitalización Simple 3ª CLASE Capitalización Simple: Ejercicios 4ª CLASE Capitalización Compuesta 5ª CLASE Capitalización Compuesta Lección 1 Lección 2 Lección 3 Lección 4 Lección 5 Lección 6

Más detalles

HERRAMIENTAS Y TÉCNICAS DE MEDIACIÓN

HERRAMIENTAS Y TÉCNICAS DE MEDIACIÓN HERRAMIENTAS Y TÉCNICAS DE MEDIACIÓN (Se aclara que el objetivo de este apunte es facilitarle al alumno que no está familiarizado con la bibliografía, el acceso a información general sobre cada tema. No

Más detalles

Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante

Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante ENTREVISTA A SU MAJESTAD EL REY EN TVE. EMISIÓN VIERNES 4. Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante Hay que afrontar los retos que tenemos por delante buscando el mayor

Más detalles

DERECHO FINANCIERO Y TRIBUTARIO II

DERECHO FINANCIERO Y TRIBUTARIO II DERECHO FINANCIERO Y TRIBUTARIO II RENDIMIENTOS DE OPERACIONES DE CAPITALIZACIÓN Y DE CONTRATOS DE SEGURO. ANA CONSUELO GÓMEZ MOLLÁ GRUPO N CURSO 2004 / 2005 ÍNDICE PORTADA... 1 ÍNDICE....2 INTRODUCCIÓN...3

Más detalles

PGC Normas de elaboración de las cuentas anuales (NECA)

PGC Normas de elaboración de las cuentas anuales (NECA) PGC Normas de elaboración de las cuentas anuales (NECA) 1ª Documentos que integran las cuentas anuales. Las cuentas anuales comprenden el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias y la memoria. Estos

Más detalles

GESTION COLECTIVA DE LOS DERECHOS

GESTION COLECTIVA DE LOS DERECHOS GESTION COLECTIVA DE LOS DERECHOS por Dr. Carlos Guillermo Ocampo -Director General de SADAIC Una vez visto el esqueleto básico sobre el que transita el derecho de autor, el derecho de los titulares de

Más detalles

LA MENTE DE BENJA Cuadrados Mágicos de Orden Impar. Lic. William Aquino Ochoa

LA MENTE DE BENJA Cuadrados Mágicos de Orden Impar. Lic. William Aquino Ochoa LA MENTE DE Cuadrados Mágicos de Orden Impar Lic. William Aquino Ochoa LA MENTE DE CUADRADOS MÁGICOS DE ORDEN IMPAR Recuerdo que en las clases de Razonamiento Matemático, mi profesor dejó de tarea un problema;

Más detalles

4. QUÉ TIPOS DE ÓRDENES SE UTILIZAN AL OPERAR CON FUTUROS?

4. QUÉ TIPOS DE ÓRDENES SE UTILIZAN AL OPERAR CON FUTUROS? 39 4. QUÉ TIPOS DE ÓRDENES SE UTILIZAN AL OPERAR CON FUTUROS? 4.1 Se puede apostar a que el mercado sube o a que el mercado baja? Sí, se pueden realizar operaciones que busquen aprovechar tanto las subidas

Más detalles

Examen de Práctica para la Prueba de Razonamiento Global

Examen de Práctica para la Prueba de Razonamiento Global Examen de Práctica para la Prueba de Razonamiento Global COPYRIGHT 2008 PROCTER & GAMBLE CINCINNATI, OH 45202 U.S.A. ADVERTENCIA: Todos los derechos reservados. Se prohibe la reproducción parcial o total

Más detalles

Gaston Utrera. Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (FETAP)

Gaston Utrera. Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (FETAP) Gaston Utrera. Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (FETAP) Bueno buenas tardes a todos muchas gracias al Instituto Argentino del Transporte y a la Universidad Nacional de Córdoba

Más detalles

Guía de ForexMultiplicator

Guía de ForexMultiplicator Guía de ForexMultiplicator El sistema ForexMultiplicator es la automatización de un sistema de inversión basado en la detección en las gráficas de un patrón que siempre indica un cambio de tendencia. En

Más detalles

Norma Internacional de Contabilidad nº 26 (NIC 26) Contabilización e Información Financiera sobre Planes de Prestaciones por Retiro

Norma Internacional de Contabilidad nº 26 (NIC 26) Contabilización e Información Financiera sobre Planes de Prestaciones por Retiro Norma Internacional de Contabilidad nº 26 (NIC 26) Contabilización e Información Financiera sobre Planes de Prestaciones por Retiro Esta Norma Internacional de Contabilidad reordenada sustituye a la aprobada

Más detalles

QUE ESTRATEGIA DE INVERSION DEBO SEGUIR?

QUE ESTRATEGIA DE INVERSION DEBO SEGUIR? 9. QUE ESTRATEGIA DE INVERSION DEBO SEGUIR? 9.1. Cómo debo invertir? 9.2. Qué factores personales hay que tener en cuenta? 9.3. Qué perspectivas de rentabilidad ofrecen los distintos mercados? 9.4. Qué

Más detalles

DESGRABACION DISERTACION JORGE PELLEGRINELLI Y MARIANA ERQUICIA

DESGRABACION DISERTACION JORGE PELLEGRINELLI Y MARIANA ERQUICIA DESGRABACION DISERTACION JORGE PELLEGRINELLI Y MARIANA ERQUICIA Para tener una idea de cuan importante es dentro del ramo la reserva vamos a poner los números que muestran la producción anual de los años

Más detalles

Ofertas de aseguramiento de los planes de pensiones de empleo a las comisiones de control

Ofertas de aseguramiento de los planes de pensiones de empleo a las comisiones de control Nota Informativa, 29 de diciembre de 2011. A/AT: Secretario/a General, Secretario/a de Acción Sindical, Secretario/a de Seguridad Social y Responsables de Previsión Social Complementaria de CC.NN. / UU.RR.

Más detalles

Tablas y gráficas. Objetivos. Antes de empezar. 1.Sistema de ejes coordenados pág. 178 Ejes cartesianos Coordenadas de un punto

Tablas y gráficas. Objetivos. Antes de empezar. 1.Sistema de ejes coordenados pág. 178 Ejes cartesianos Coordenadas de un punto 11 Tablas y gráficas Objetivos En esta quincena aprenderás a: Representar puntos en el plano Calcular las coordenadas de un punto Construir e interpretar gráficas cartesianas Construir e interpretar tablas

Más detalles

Gas. y electricidad. Nos atienden mal. Estudio

Gas. y electricidad. Nos atienden mal. Estudio TEX_Author Estudio Nos atienden mal y electricidad Facturas incorrectas, información confusa, reclamaciones infructuosas... Eso sí, para exigir subidas en las tarifas, las compañías no pierden un segundo.

Más detalles

MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL Y DISPERSIÓN

MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL Y DISPERSIÓN MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL Y DISPERSIÓN Suponga que le pedimos a un grupo de estudiantes de la asignatura de estadística que registren su peso en kilogramos. Con los datos del peso de los estudiantes

Más detalles

Capítulo 7 Análisis de inversiones

Capítulo 7 Análisis de inversiones Capítulo 7 Análisis de inversiones Introducción La aceptación o el rechazo de un proyecto de inversión representa, quizá, la decisión más importante que pudieran tomar los administradores financieros porque

Más detalles

Unidad didáctica 1. Normalización. Formatos de papel, márgenes, cuadro de rotulación, unidades de medida, escalas y acotación.

Unidad didáctica 1. Normalización. Formatos de papel, márgenes, cuadro de rotulación, unidades de medida, escalas y acotación. Unidad didáctica 1. Normalización. Formatos de papel, márgenes, cuadro de rotulación, unidades de medida, escalas y acotación. 1.1 Tamaños normalizados de papel El interés para normalizar el tamaño del

Más detalles

1.. VALOR POSICIONAL DE CADA CIFRA EN UN NÚMERO DECIMAL.

1.. VALOR POSICIONAL DE CADA CIFRA EN UN NÚMERO DECIMAL. 1.. VALOR POSICIONAL DE CADA CIFRA EN UN NÚMERO DECIMAL. Un número decimal tiene dos partes: una parte entera, a la izquierda de la coma y una parte decimal a la derecha de la coma. Lectura y escritura.

Más detalles

IESE Universidad de Navarra Barcelona-Madrid

IESE Universidad de Navarra Barcelona-Madrid Barcelona-Madrid 2- APLICACIONES DE LOS DERIVADOS PARA CUBRIR LA GESTION DE CARTERAS Y PARA CUBRIR RIESGOS (*) En esta nota se presentan algunas de las aplicaciones más frecuentes de los derivados para

Más detalles

LECCION 1ª Curso de Matemáticas Financieras

LECCION 1ª Curso de Matemáticas Financieras LECCION 1ª Curso de Matemáticas Financieras Aula Fácil pone en marcha este nuevo curso de matemáticas financieras, dirigido tanto a estudiantes universitarios como a profesionales del sector financiero,

Más detalles

En términos generales existen dos maneras de atraer el dinero de los inversores: pidiendo préstamos o emitiendo más acciones ordinarias.

En términos generales existen dos maneras de atraer el dinero de los inversores: pidiendo préstamos o emitiendo más acciones ordinarias. LA VALORACIÓN DE LAS OBLIGACIONES. En términos generales existen dos maneras de atraer el dinero de los inversores: pidiendo préstamos o emitiendo más acciones ordinarias. Las empresas cuando tienen que

Más detalles