MASCULINIDADES Y CIUDADANÍA : Los hombres también tenemos género

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "MASCULINIDADES Y CIUDADANÍA : Los hombres también tenemos género"

Transcripción

1 MASCULINIDADES Y CIUDADANÍA : Los hombres también tenemos género Editorial DYKINSON, OCTAVIO SALAZAR BENÍTEZ Universidad de Córdoba

2 Virilidad: no era una redundancia? Aunque aún no había llegado el tiempo de aprender latín, tenía la sensación de que algo no encajaba. Había que demostrar que éramos lo que éramos? Aprendiendo a ser hombres, en la escuela matábamos hormonas como mejor podíamos. Un gol era señal de liderazgo; un golpe, una prueba de valentía ( ) Virilidad: era forzoso confirmar que nuestro sexo era aguerrido, valiente, destructor. Nos exigíamos no flaquear nunca. Ser impermeables al miedo, a la duda, al temblor. Andrés Neuman, Una vez Argentina

3 INTRODUCCIÓN LOS HOMBRES ANTE EL ESPEJO I. Los hombres de verdad no bailan. Aún recuerdo su voz seca, punzante, como si fuera un arma capaz de doblegar hasta la voluntad del más rebelde. Lo escuchaba y un escalofrío me rompía en dos, aunque debía hacer un esfuerzo para que no se me notara. Yo no era más que un adolescente algo perdido, con la debilidad propia de quién aún no se ha atrevido a mirarse en el espejo. Me sentía ridículo con las zapatillas de deporte y el pantalón corto. Su voz de ogro infeliz nos trataba como si fuéramos soldados de un ejército a los que él guiaba por las sendas de la victoria. Bastaba con escuchar su silbato para que todos nos pusiéramos en fila, perfectamente ordenados, como si de manera inmediata tuviéramos que demostrarle al mundo que éramos invencibles. Adolescentes que debíamos ser como los Geyperman de nuestra infancia. Pero eso era sólo el principio. Luego venían más gritos, más órdenes, más silbato. No bastaba con apurar al máximo las posibilidades de nuestro cuerpo: había que llevarlo al límite. Aunque eso nos costara incluso l ágrimas que nadie debía ver. Las tardes más terribles eran las del gimnasio. Allí no había escapatoria posible. Allí había que demostrar de manera permanente que todos éramos héroes. En las espalderas había que dejarse las tiras de piel y subir bien el culo hacia arriba. Quien no lo hacía recibía la condecoración inmediata: no seáis unos maricones. Todos los chicos del Bachillerato ellas no hacían Educación Física con nosotros teníamos que demostrar que éramos machos ante un profesor empeñado en hacernos hombres de provecho. El señalaba las marcas y todos teníamos que superarlas. No hace falta decir que suspendí aquella asignatura y tuve que ir a la recuperación. Entonces conseguí un notable, y no porque fuera un gran atleta, ni siquiera porque hubiera demostrado que conseguía subir el culo en las espalderas. Parece ser que había demostrado un gran pundonor y ansias de superación. Que estaba preparado para ser un hombre de verdad. Me imagino que todos los hombres de mi generación, crecidos en democracia pero todavía educados en un modelo convivencia autoritario y machista, tendrán recuerdos similares al de mi odiado profesor de Gimnasia. Seguro que muchos podrán rescatar batallitas de su servicio militar del que yo objeté, para lo que el Estado me obligó a declarar expresamente que mi filosofía de vida chocaba radicalmente con la misma idea de un ejército obligatorio, o lo que es lo mismo, tuve que declarar expresamente que no comulgaba con la conexión masculinidad-violencia 1 1 Es curioso cómo frente a la garantía constitucional de nuestra libertad de conciencia, la cual prohíbe la obligación de que declaremos sobre nuestras creencias o convicciones (art. 16 CE), para poder ejercitar el derecho a la objeción de conciencia al servicio militar hubiera que hacer por escrito una declaración de la posición ideológica, moral o filosófica que nos llevaba a rechazar una obligación, recordemos, exclusiva de los varones. Es decir, para esquivar una obligación vinculada a la masculinidad, y en la que estaba muy presente la conexión hombres-poder-violencia, los hombres debíamos justificar nuestro desacuerdo, en clara contradicción con el derecho a no declarar sobre nuestras convicciones, mediante el que, tal vez sin ser conscientes, estábamos apuntando otro modelo de masculinidad (Compairé, 2011). Paralelamente, los objetores de conciencia estábamos obligados a realizar la denomina prestación social sustitutoria, la cual consistía, al menos en sus

4 -, tensiones en las relaciones con unos padres forjados en el autoritarismo o perplejidades en nuestras relaciones con un sexo opuesto que empezaba a mostrarse libre de las ataduras que no nos habíamos atrevido a descubrir en nuestras madres. Todo ello acompañado de la ausencia, o en el mejor de los casos poca visibilidad, de alternativas. Me educaron además para no escuchar los latidos de mi corazón. Es decir, nadie se preocupó de mostrarme los complicados vericuetos de las emociones y los sentimientos, a no ser que fuera para reprimirlas y nunca exteriorizarlas. Ser un hombre me obligaba a ser duro, fuerte y batallador. El guerrero que debía buscar su princesa con la que crear un hogar en el que lo de menos era si finalmente se representaba una farsa. A pesar de que la mayor parte de mi educación la recibí después de la muerte de Franco, yo fui socializado bajo los dictados del patriarcado. Ese orden cultural y simbólico que, en el caso concreto de nuestro país, fue reforzado y consolidado por el régimen franquista. Éste, con la ayuda inestimable de la Iglesia Católica, prorrogó durante décadas un modelo de hombre que debía responder a las características del patriarca, es decir, del detentador del poder y la autoridad, del sujeto activo y peligroso, del dueño de las reglas y el deseo. En paralelo, la mujer ideal venía marcada por su dedicación al ámbito doméstico, por su papel de reproductora, por su posición siempre dependiente de un varón. Es innegable que las cosas han cambiado mucho en estos más de 30 años de democracia. A pesar de que la Constitución de 1978 no dedicó ni un solo artículo a la situación de las mujeres, los cambios jurídicos, políticos, sociales y culturales han provocado una transformación radical de un modelo de sociedad basado en la diferenciación jerárquica entre nosotros y ellas. Las mujeres, no sin grandes dificultades, han ido accediendo al ámbito público, se han ido convirtiendo en ciudadanas de pleno derecho y, de esta manera, han ido erosionando un contrato orígenes, en la realización de trabajos en beneficio de la comunidad. Es decir, los hombres que nos apartábamos del ejército estábamos obligados a desarrollar tareas que tenían que ver más con la solidaridad, la atención a los demás, los servicios sociales o, lo que es lo mismo, tareas estrechamente vinculadas al universo de lo femenino. Por lo tanto, la objeción a la masculinidad normativa - representada por el servicio militar obligatorio nos llevaba, sin saberlo, a una masculinidad cuidadora. De ahí, como más adelante subrayaré, la oportunidad de rescatar la vieja idea de la prestación social como una obligación dirigida a que hombres y mujeres desarrollen virtudes cívicas y, muy especialmente, las relacionadas con el cuidado de los demás.

5 sexual que durante siglos las mantuvo en una posición subordinada. No obstante, la igualdad plena y efectiva de mujeres y hombres sigue siendo un objetivo a conseguir. Basta con repasar datos como los del acceso de las mujeres al ámbito laboral o los relativos a su presencia en las instancias de poder para detectar que todavía nos queda un largo camino por recorrer 2. Todo ello por no hablar de los dolorosos datos de la violencia de género que muestran cómo los instrumentos legislativos no bastan para cambiar una cultura basada en la violencia estructural y simbólica que deriva del patriarcado 3. Una violencia que, mucho me temo, se verá reforzada en esta época de crisis. En las últimas décadas el compromiso de los poderes públicos españoles con la remoción de obstáculos que impiden que las mujeres puedan ejercer con plenitud sus derechos ha sido evidente. Todas las Administraciones se han comprometido con acciones que han ido transformando lentamente pero sin pausa la sociedad española. Gracias a la presión del movimiento feminista, a la complicidad de algunas fuerzas políticas con sus reivindicaciones, a la internacionalización de las cuestiones de género y a la implicación de la mayoría de los actores sociales, nuestro ordenamiento ha ido evolucionado desde los años 80 del pasado siglo hasta convertirse en uno de los más avanzados en materia de igualdad. Sin embargo, la realidad sigue siendo tozuda y es fácil detectar la supervivencia de muchos elementos de un orden cultural en el que mujeres y hombres seguimos socializándonos. No es que las cosas sean comparables a aquellas clases de gimnasia de principios de los 80, pero sí que podemos detectar la pervivencia de rasgos del viejo 2 3 En este sentido, podemos señalar cómo la Eurocámara pidió a la Comisión Europea el pasado 13 de marzo de 2012 que presentara en el presente año propuestas legislativas que incluyan la introducción de cuotas en los Consejos de administración de las empresas. El objetivo es que las mujeres constituyan el 30% de los consejos de administración en 2015 y el 40% en Un objetivo muy ambicioso si tenemos en cuenta que las consejeras no suponen ni un 14% del total. En la misma línea, el informe aprobado pide que los Estados miembros introduzcan cuotas electorales para incrementar la presencia de las mujeres en los Parlamentos, así como que acorten en un 10% la brecha salarial entre mujeres y hombres que, según datos de Eurostat, es de un 17,5%. Todo ello, además, en el contexto privilegiado de un país democrático y desarrollado como el nuestro. En otros ámbitos, la pervivencia del patriarcado es más acentuada y las dificultades de las mujeres son mucho mayores. Para constatar esta situación basta con repasar los datos que nos ofrece el primer informe elaborado por la Entidad de Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, correspondiente a los años (http://www.unwomen.org/es/resources/annual-report/, consultada ; en adelante, Informe ONU Mujeres 2011).

6 orden, en algunos casos de manera muy sutil 4, de forma que podemos afirmar que bajo la apariencia políticamente correcta de una sociedad igualitaria seguimos manteniendo determinados roles y valores que nos demuestran que el patriarca se resiste a desaparecer. Incluso desde ciertas perspectivas podemos contemplar cómo determinados patrones tienden a reforzase, en muchos casos como una actitud defensiva de los hombres que temen perder privilegios ante unas mujeres que progresivamente van ocupando espacios tradicionalmente reservados a ellos 5. En este sentido se ha llegado a hablar incluso de era posmachista (Lorente, 2009:51) 6. De ella encontramos constantes manifestaciones por ejemplo en las valoraciones que se siguen haciendo de las mujeres con poder. En estos casos, como señalaba Fernando Vallespín, no se ha logrado exorcizar al macho irremediable de nuestro inconsciente colectivo. Ahí sigue, agazapado, esperando la menor ocasión para hacerse presente. Subordinadas, floreros, inseguras, volubles, objetos del deseo De modo consciente o inconsciente siguen funcionando los estereotipos, que se trasladan con facilidad al espacio de la política. Con el agravante en este caso de que a aquellos que osamos elevar la voz en su defensa enseguida se nos tapa la boca acusándonos de ceder ante lo políticamente correcto, como si lo normal, lo correcto de verdad, fuera tener que pensar en la línea de lo dominante (www.elpais.com, 2/11/2010). Es el patriarca que vuelve a aparecer incluso en voces normalmente tan lúcidas y sensatas como la de Vicente Verdú: nunca se llegó tan lejos, en aras de <<la igualdad>>, a rebajar el ser de los hombres. Hombres borrados del lenguaje a través de lo políticamente correcto, difamados en el sistema familiar, desacreditados en sus formas de amar, lacerados en las sentencias de divorcio, envilecidos en la violencia de género, descartados, en fin, como portadores de algún don significante que En este sentido Luis Bonino (2004) acuñó hace unos años un término que describe a la perfección esa pervivencia sutil del patriarcado. Me refiero a los denominados micromachismos, definidos como actitudes de dominación <<suave>> o de <<bajísima intensidad>>, formas y modos larvados y negados de abuso e imposición en la vida cotidiana. Son, específicamente, hábiles artes de dominio, comportamientos sutiles o insidiosos, reiterativos y casi invisibles que los varones ejecutan permanentemente. A ello habría que sumar las posiciones que se manifiestan críticas con el uso del género como categoría de análisis y que llegan a hablar, con una evidente carga peyorativa de teoría postfeminista o de ideología de género, de la que se censura por ejemplo la separación entre los conceptos de sexo y género, o la deslegitimación jurídica de la familia heterosexual tradicional (Aparisi, 2011). Miguel Lorente sistematiza como elementos que hacen posible ese posmachismo los siguientes: la consolidación del feminismo y su incorporación a la estructura de las administraciones; la ruptura de la delimitación entre el espacio público y el privado; la incorporación de las mujeres a la vida pública; la transformación de las instituciones y desarrollo de normas y estructuras organizativas adaptadas a la realidad social; modificaciones sociales en cuestiones que afectan de manera fundamental a las mujeres, como el control de la sexualidad, el aborto o los métodos anticonceptivos; la incorporación del género a los principales debates de la sociedad y un contexto sociopolítico que permite interpretar esos elementos como una amenaza al orden establecido. A su vez, entendemos por machismo la estrategia radical de género que algunos varones emplean para definir sus identidades sociales y personales (Guasch, 2006: 24).

7 convenga al futuro. Pocas campañas contra un grupo social fueron tan duras y generalizadas 7. Basta con repasar los medios de comunicación para encontrar frecuentes ejemplos de cómo pervive un determinado modelo de varón y, paralelamente, uno de mujer que se impone como el mayoritario, como el heroico, como el prototipo que hay que seguir para conseguir unas determinadas cuotas de felicidad. La publicidad nos ofrece todos los días un buen puñado de escenas, fotografías, eslóganes y consejos que siguen considerando al hombre como sujeto activo, detentador del poder, poseedor de fuerza y heroísmo 8. El guerrero, el competidor, el triunfador. Tal vez no haya publicidad donde con más evidencia podemos constatar esta conexión que en aquella que trata de vendernos un automóvil. En raras ocasiones vemos a una mujer conduciendo o dueña del coche. Por el contrario, el hombre es siempre el sujeto y la mujer un objeto, lo mismo que lo es el coche, el apartamento o el móvil. Gracias a la posesión del modelo más avanzado y rápido, el dueño tendrá a sus pies a las más bellas mujeres que, como Claudia Schiffer en un famoso spot de hace unos años, no dudarán en ir desnudándose hasta llegar junto al conductor que las conquista 9. Y si repasamos la publicidad de juguetes que los grandes almacenes difunden cuando llega Navidad, también será fácil comprobar cómo en las páginas dedicadas a los vehículos para los más pequeños, son casi siempre ellos los que conducen y ellas las conducidas. Todo ello por no hablar de los numerosos ejemplos que siguen prorrogando los estereotipos del niño héroe frente a la niña madre y cuidadora. Si a la publicidad de automóviles le sumamos el mundo del deporte, tendremos la suma perfecta en la que se condensan todos los estereotipos de una masculinidad Y continúa Vicente Verdú el artículo titulado Los calzoncillos como pieza clave, con un comentario en el que late además un rastro de la homofobia tan presente en la masculinidad hegemónica: Todo el apoyo recibido últimamente por la masculinidad, estética o no, debe agradecerse casi en exclusiva al denuedo de algunos creadores homosexuales en cuya tarea, el nuevo diseño de calzoncillos puede considerarse clave (www.elpais.com, 10/4/2010) A la presencia de esos estereotipos, habría que sumar elementos tan poco sutiles como la presencia mayoritaria de voces masculinas en los anuncios. Normalmente es la voz de un hombre la que conduce la publicidad y asume el contenido del mensaje. Además, en los anuncios para niñas el lenguaje suele ser cursi y acaramelado, mientras que para los niños se emplean expresiones de competitividad y poder (Núñez, 2011: 928). La publicidad establece cánones de belleza inalcanzables para la mayor parte de las mujeres, que conducen a un callejón sin salida. Se enseña a las mujeres ya desde pequeñas, a atraer a los hombres con su belleza, obligándolas a responder a las necesidades de éstos. Las mujeres, influidas por el mito de la belleza tratan complacer a los hombres y evitan enfrentarse al poder masculino. Quedando reducidas a meros objetos, motivándose a los hombres a tratar de poseerlas como si fueran muñecas y no seres humanos (Núñez, 2011: 929).

8 tradicional 10. Como bien afirma Oscar Guasch (2006: 36), la prensa deportiva es un excelente observatorio de la masculinidad prescrita. Por ejemplo, un anuncio de la casa Chevrolet difundido en 2008 jugaba con una imagen de la selección española de fútbol y titulaba Lo que nos emociona les hace más fuertes. En letra más pequeña se hacía además apelación a dos ámbitos tradicionalmente masculinos: el triunfo y el sufrimiento. Como los buenos deportistas, el hombre debe ser fuerte y competitivo, luchar por el triunfo. Como decía el anuncio, la Selección es un sentimiento único, pero compartido. Es decir, el deporte, el fútbol más en concreto, genera una fratría, una complicidad viril, vinculada al esfuerzo, al triunfo, a la derrota del adversario. Encontramos la muestra más evidente de la pervivencia de la masculinidad tradicional en las revistas dirigidas especialmente a los lectores masculinos o en aquellos números especiales que otro tipo de publicaciones dedican a ellos. Nos puede servir de ejemplo el número extra dedicado a los Hombres y editado por EL PAÍS SEMANAL el domingo 9 de octubre de De entrada, en la portada aparecen dos actores, Alberto Ammann y Daniel Brühl, que protagonizan un reportaje de moda en el que aparecen luciendo ropas retro, que nos remiten a los años 50-60, y bajo títulos de películas tan masculinas como Dos hombres y un destino, El padrino, Infiltrados o El precio del poder, título éste que difícilmente aparecería como marco de un retrato de mujeres. Son imágenes que nos remiten al pasado y a un modelo tradicional de virilidad. El primer reportaje de la revista está dedicado al futbolista Cesc Fábregas y se ilustra con una fotografía a toda página en la que aparece con gesto desafiante, agresivo incluso, y mostrando sus brazos musculosos y tatuados. Como no podía ser de otra manera, y como se indica en los titulares, Cesc habla de competitividad, fútbol, vida y sueños. En el reportaje se alude a que el futbolista es imagen de un perfume de Ángel Schlesser, el cual explica que el jugador nació en el Mediterráneo que nos remite de forma directa a los héroes clásicos, gimnastas, deportistas y gentes con fuerza. A continuación, Jesús Ruiz Mantilla imagina un futuro en el que los automóviles son eléctricos y ecológicos: El coche que te conduce. Dirigiéndose a los hombres, no podía faltar, claro está, una referencia a uno de los símbolos clásicos del poder masculino. Y, por supuesto, el autor habla de la conducción como una experiencia 10 Conducir un automóvil con frecuencia promueve el machismo, pues el vehículo fácilmente se convierte en un símbolo del cuerpo (Reinicke, 2002: 272)

9 espiritual, casi zen. Para no romper con esta continuidad, la revista entrevista al diseñador Dirk Bikkembergs que, al parecer, llevó la moda a los estadios de fútbol. Con un título tan masculino como Vestir el deporte, el diseñador nos da toda una lección de neo-machismo con declaraciones como la que sigue: Siento que un tío de verdad debe comportarse y tener aspecto de tío. Jamás he comulgado con la idea de que un hombre debe suavizarse para ser sexi. Creo que todo lo contrario, que debe potenciar sus atributos masculinos y eso es lo que lo convierte en sexi No hay nada menos sexi que un hombre que parece preocuparse demasiado por su aspecto. Es algo horrible. El hombre que fuerza en exceso su estética resulta grotesco. Y tras el desfile de un Jon Kortajarena que parece escapado de la serie televisiva Mad Men, incitándonos a Incorporar lo rústico y a subrayar El valor de lo clásico, y de referencias a estereotipos como Tony Manero, Sherlock Holmes o James Bond, qué mejor que cerrar con una contraportada que pretende romper moldes. En ella, un impoluto Fernando Alonso, juega con una manzana en una cocina descaradamente limpia, ordenada, en la que obviamente parece que él no está llamado a desempeñar ninguna función. Salvo la de, claro está, exhibirla como símbolo de un estatus en el que, mucho me temo, las mujeres son las que continúan mayoritariamente ensuciando y ensuciándose en las cocinas. No obstante, también es cierto que lentamente van apareciendo otros modelos que, con timidez y cautela, van mostrándonos nuevos rostros del varón. Y no me refiero sólo a esa nueva imagen del padre tipo Brad Pitt que, mucho me temo, acaba siendo un estereotipo más de corte publicitario 11, sino que pienso en gestos, en actitudes, en momentos incluso televisados que empiezan a mostrarnos que el héroe también llora. Baste con recordar la llantina del tenista Roger Federer junto a un Rafa Nadal que, cómplice, y de manera muy femenina, no dejaba de consolarlo y de acompañarle en la 11 Las apariciones de <<metrosexuales>> o los denominados <<nuevos hombres>> pueden ser una estrategia cosmética de aparente cambio externo sin cambiar el núcleo interno de la identidad masculina (Leal, 2008: 16). En este sentido, Carlos Lomas (2008b) sostiene que el hombre en la publicidad es ahora más consumidor, no más femenino. Ha aumentado su voluntad de comprar, no su voluntad de librarse de las ataduras de arquetipo tradicional de la masculinidad dominante ni de compartir de una manera equitativa las tareas domésticas en el hogar y esforzarse en la educación sentimental y afectiva de sus hijos e hijas ( ) hoy los hombres son más visibles que nunca en los anuncios al ser consumidores no sólo de los objetos asociados convencionalmente a la masculinidad tradicional sino también de ese otros objetos que antes no se le ofrecían por asociarse a la feminidad. Es entonces cuando aparece el homo cosmeticus en una retahíla de anuncios que subrayan la obsesión masculina por el cuerpo, por la salud, por el éxito y por la moda.

10 derrota. O la de Moratinos cuando abandonó el Ministerio de Asuntos Exteriores. Dos hombres en espacios tradicionalmente masculinos el deporte y la política que mostraban sus sentimientos ante las cámaras y traicionaban así la masculinidad obligatoria. La que, pese a todos los avances, trata de sobrevivir mediante un machismo, a veces refinado y sutil, y otras mucho más descarado y grosero como el que dejaron ver las palabras de Arturo Pérez-Reverte en su Twitter al hilo de la despedida de Moratinos: Vi llorar a Moratinos. Ni para irse tuvo huevos, A la política y a los ministerios se va llorado de casa, Moratinos, gimoteando en público, se fue como un perfecto mierda 12. Menos mal que otro tipo de referentes van ganando terreno, como los que bien pueden simbolizar las reacciones emocionadas del periodista Carles Francino o del Lehendakari Patxi López tras el anuncio de ETA de su abandono de las armas. Aunque, preciso es reconocerlo, la mayoría de las masculinidades alternativas y disidentes son todavía poco visibles y carecen del reconocimiento social que todavía mantiene el hombre que se ajusta al canon. Todavía carecen de audiencias mayoritarias películas como Hombres sincronizados (Dylan Williams, Reino Unido y Suecia, 2010), en la cual se nos cuenta en forma de documental la historia real de un grupo de hombres suecos, que forman un equipo de natación sincronizada. Un grupo formado por conductores de trenes, carniceros, archiveros y profesores que pronto descubren que no son el único equipo masculino del mundo y que, por primera vez, está a punto de celebrarse un campeonato mundial que tendrá lugar cuando muchos de ellos cumplen No cabe duda de que la movilización social contra la violencia de género que se ha ido creciendo en la última década hay unanimidad en señalar que en nuestro país se produce un cambio a partir del asesinato de Ana Orantes en 1997, el cual provoca la reforma del Código Penal y llevaría finalmente a la aprobación de la LO 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas integrales contra la violencia de género (en adelante, LOVG) 12 En este sentido, deberíamos tener presente que la masculinidad es frágil porque es una ilusión, no es un núcleo anatómico y biológico como muchos hombres (y también muchas mujeres) desearían que fuera. Hay un universalismo falso que actúa como fuerza centrífuga de los mitos masculinos y genera una traición emocional colectiva (Reinicke, 2002: 282). 13 Junto a estos referentes, no podemos olvidar que también han ido proliferando en los últimos años lo que Lorente (2009: 73) denomina nuevos hombres nuevos, es decir, hombres que han incorporado sólo formalmente unas posiciones alejadas del androcentrismo, pero que siguen siendo igual de patriarcales en sus planteamientos y manera de percibir la realidad. Es decir, se trata de una adaptación continuista al cambio para garantizar el recambio sobre la idea de la masculinidad y no sobre su crítica o rechazo.

11 ha incidido de manera determinante en la militancia de algunos hombres y, paralelamente, en el inicio de una reflexión sobre la masculinidad hegemónica 14. De hecho, en los últimos años no sólo se han promovido campañas protagonizadas por hombres como la del lazo blanco (Kaufman, 2002) - sino que también ha ido surgiendo diferentes iniciativas de grupos, encuentros, foros, en los que hemos empezando a reflexionar sobre nuestro género 15. Algunos nos hemos dado cuenta de que no nos sentimos a gusto con los mandatos del canon tiránico (Lomas, 2008) 16, los cuales acaban siendo una especie de jaula que nos impide vivir de manera más plena, al tiempo que nos hemos ido concienciando de la injusticia que supone el mantenimiento de múltiples situaciones de discriminación de las mujeres 17. Es decir, algunos nos resistimos a seguir prorrogando el arquetipo que, por ejemplo, Norman Mailer dibujó en una novela de título bien significativo: Los tipos duros (en algunas traducciones, los hombres duros) no bailan. Todo un retrato sobre los caracteres de la masculinidad hegemónica a través de la vida de un escritor y de sus relaciones con otros hombres su padre, sus amigos y con las mujeres. Una novela en la que los hombres llevan pistola - "Siempre la llevaba. Esto le hacía sentirse hombre, Tim" y en el que la homofobia los define - Me gustaría matar a esos maricones. Hasta el último de ellos. Estas iniciativas han sido vistas con cierta desconfianza por parte de algunos sectores feministas. Tal vez porque hayan podido ver en ellas una propuesta superficial, políticamente correcta, pero sin hondura. Quizás porque hayan temido que 14 Aunque también hemos de tener en cuenta que la reacción posmachista ante las conquistas de las mujeres está provocando una estrategia crítica contra la violencia de género, apoyada en tres ideas fundamentales (Lorente,2009: ): se intenta genera una cierta sensación de caso en la que se pueda confundir cualquier tipo de conducta, justificación o explicación de lo que está ocurriendo, siempre que conlleve un elemento crítico respecto a la denuncia de la violencia contra las mujeres; la responsabilización de las mujeres y la negación de la violencia de género, no como realidad o sucesos aislados, algo que no puede hacerse ante su objetividad, sino como problema social de raíces culturales. 15 A ella habría que sumar, desde finales de los años 80 del pasado siglo, la aparición primero en Norteamérica y luego en Europa de los llamados men`s studies, que llevan a cabo una reflexión crítica sobre la masculinidad hegemónica (Fernández-Llebrez, 2004: 16). Un completo listado de personas, entidades y colectivos dedicados al análisis crítico de la masculinidad hegemónica puede verse en Carlos Lomas (2004: ). 16 Partimos de que el género es una norma y, como tal, opera dentro de las prácticas sociales como el estándar implícito de la normalización (Butler, 2010: 69). 17 En paralelo, existen diferentes posicionamientos de los hombres frente a los cambios de las mujeres (Luis Bonino, 2002: 33-34): los contrarios a los cambios de las mujeres; los favorables a dichos cambios y los que se muestran ambivalentes frente a ellos.

12 esos grupos de hombres reclamaran de los poderes públicos un apoyo también económico que podría ir en detrimento de las acciones dirigidas a las mujeres. Y en última instancia porque algunas mujeres pueden haber pensado que, detrás de estos movimientos, lo que latía era la resistencia de los varones a perder espacios de poder y protagonismo. Al margen de las múltiples motivaciones que pueden estar detrás de la aparición de cualquier colectivo, y de la dificultad que entraña extraer unas conclusiones genéricas, creo que es muy positivo que los hombres hayamos empezado esta andadura porque, sin nosotros, o mejor dicho, sin nuestra transformación, no será posible alcanzar una democracia realmente paritaria. Por eso creo que la estrategia debería ser la de establecer diálogos y alianzas con las mujeres y, por supuesto, utilizar el feminismo como programa político transformador, como una mirada revulsiva sobre nuestras democracias. La clave está, como bien señaló el Secretario General de las Naciones Unidas, en su mensaje del día internacional de la violencia contra las mujeres, en transformar radicalmente las actitudes y los comportamientos de los hombres, para que las mujeres sean vistas como iguales. De manera similar, en las recomendaciones presentadas en el 48º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de Naciones Unidas, que tuvo lugar en Nueva York en marzo de 2004, se insistió en el papel de los hombres y los niños en la lucha por la igualdad. Cuatro año después desde Naciones Unidas se volvía a subrayar la necesidad de elaborar políticas integradas que se centren tanto en las mujeres como en los hombres, en lugar de políticas independientes y paralelas para mujeres o para hombres, así como en la participación en pie de igualdad de mujeres y hombres en todos los esfuerzos dirigidos a lograr el objetivo de igualdad 18. En el ámbito europeo, han sido varios los documentos que han insistido en la necesidad de implicar a los hombres en la lucha contra la violencia de género. Entre ellos cabe destacar dos (Bonino, 2008b: 27-35). En primer lugar, el informe presentado en 2004 por el Ministerio de Democracia, integración e igualdad de género del Gobierno de Suecia, con el título Poniendo fin a la violencia de género. Una llamada a la acción global para involucrar a los hombres. En él se insiste en que los hombres 18 El papel de los hombres y los niños en el logro de la igualdad entre los géneros, La mujer en el 2000 y después, División para el Adelanto de la Mujer, Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, Naciones Unidas (2008).

13 continuamos socializándose en el ejercicio de la violencia, de ahí la necesidad de transformar las relaciones de género y de redefinir lo que significa ser hombre. Entre las propuestas concretas que se realizan cabe destacar las tres siguientes: La realización de un trabajo crítico y autocrítico sobre los modelos dominantes de género para los hombres que se transmiten por la socialización tradicional que promueve la superioridad masculina, la misoginia, la homofobia y el uso de la violencia. La transformación de los modos de relación alejándose de las jerarquías y la subordinación. La promoción de la implicación de los hombres en el cuidado de los niños y niñas, así como de las personas adultas cercanas, y tanto en lo doméstico como en lo público, lo cual es un factor esencial para la construcción de un modelo de masculinidad sostenido en el afecto y respeto y no en la violencia y el control. Las primeras conclusiones convenidas internacionalmente sobre el papel de los hombres en materia de igualdad se contienen en las Recomendaciones realizadas como conclusión de la Reunión de personas expertas de la División para el Avance de la Mujer de las Naciones Unidas, que bajo el título El papel de los hombres y jóvenes en el logro de la igualdad de género tuvo lugar en Brasilia en octubre de 2003 (Bonino, 2008b: 22-25). En dichas Recomendaciones se insiste en que las políticas de género deben incluir intervenciones con los hombres 19, para lo cual: Debe apostarse por incrementar el aumento de los hombres responsabilizados por la igualdad, aliados y no adversarios de las mujeres, así como aprovechar a los varones ya implicados en esa tarea. Es necesario trabajar con los hombres con poder social y cultural, para que estimulen la responsabilización masculina en el logro de la igualdad, desafiándoles a utilizar para ello las radicionales «habilidades masculinas» para implicarse (liderazgo, valentía, uso del poder). Las políticas gubernamentales deben considerar cambios legislativos y educacionales para responsabilizar a los hombres de su papel en el mantenimiento de la desigualdad, para que vean 19 Estas intervenciones deberían desarrollarse en cinco áreas: salud y sexualidad, vida familiar, trabajo doméstico y conciliación de la vida familiar, doméstica y personal, socialización y violencia de género (que incluye entre otras, la violencia de pareja, la violencia sexual, el acoso laboral a las mujeres, o la prostitución y la pornografía ).

14 sus efectos en las mujeres y en ellos mismos, y para que asuman su deber de implicarse en la promoción de la igualdad. Deben promocionarse los nuevos valores y comportamientos que los hombres deberían incorporar para que las relaciones de género fueran igualitarias, saludables y pacíficas. Por ello es necesario priorizar la prevención, la sensibilización y la formación, pues son la llave para el cambio de mentalidad y comportamiento. * Hay que promover el desarrollo de nuevas identidades masculinas, superando obstáculos y resistencias, apoyándose entre otros factores en las historias y culturas donde los hombres igualitarios existan. Es necesario movilizar a los hombres contra la violencia de género. Debe fomentarse la acción educativa para erradicar el comportamiento masculino la misoginia, la homofobia y la sexualidad como mercancía. Hay que reconocer la diversidad masculina en cuanto a comportamientos y privilegios sociales, atendiendo especialmente a los inmigrantes, los de culturas muy misóginas, desempleados y de etnias no hegemónicas. La financiación para impulsar estas acciones no debe hacerse a costa de los presupuestos para las mujeres. La consecución de estos objetivos no será posible sin las debidas alianzas con las mujeres. La suma de esfuerzos es más necesaria que nunca en unas sociedades en las que comprobamos cómo el patriarcado se resiste a desaparecer. Los medios de comunicación de manera muy especial la televisión, pero también la prensa escrita y las múltiples ventanas que abre la red continúan prorrogando imágenes y mensajes que insisten en mantener la división entre lo masculino y lo femenino, entre el espacio público y el privado, es decir, insisten en mantener las esencias de un patriarcado que, como estamos comprobando, no podemos erosionar sólo con leyes o compromisos políticos. Es necesario darle la vuelta a toda una cultura, con sus elementos simbólicos y estructurales, lo cual supone una tarea de largo recorrido y exige una implicación de todos y de todas, de hombres y mujeres, de los poderes públicos y de todos los actores sociales, y muy especialmente de todas las instancias que inciden en nuestro proceso de socialización. De momento, y aunque haya mecanismos para combatir por ejemplo la publicidad sexista, o aunque determinados medios de comunicación incluyan periódicamente apartados específicos sobre los derechos de las mujeres al tiempo

15 que, esquizofrénicamente, mantienen los anuncios de contactos 20 -, o aunque muchas mujeres y algunos hombres intentemos romper con los patrones caducos, es fácil seguir el rastro de patriarcado a través de los múltiples instrumentos que nos socializan. Bastaría con pasar el filtro del género por las páginas de los periódicos, o por la parrilla de cualquier canal de televisión, para constatar como el lenguaje moral que se sigue usando dista mucho del que el legislador usa en instrumentos tan revolucionarios como la LO 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres (en adelante, LOIMH). El resultado de esa prueba del algodón nos provoca conclusiones tan dolorosas cómo la coexistencia de unas políticas de género pretendidamente transformadoras y traducidas en leyes, Planes de Igualdad, Observatorios y unas televisiones públicas en las que persisten modelos a superar esos culebrones vespertinos... Incluso un periódico tan riguroso, y aparentemente tan comprometido con la igualdad como El País - hasta el punto que en su edición digital tiene un blog específicamente dedicado a las mujeres -, nos sorprende con asiduidad con imágenes tan lamentables como aquella portada en la que aparecían la Princesa Letizia y Carla Bruni, de espaldas, subiendo unas escaleras, y en la que se resaltaba su feminidad sin rostro. O incluso con anuncios a toda página, como el publicado el jueves 28 de abril de 2011 (pág. 37), en el que la Cadena Ser informaba que el equipo de Angels Barceló estaría en Londres para contar todos los detalles de la boda del príncipe Guillermo, todo ello bajo un titular de letras enormes que nos recordaban que Las niñas todavían quieren ser princesas. La Monarquía que recordemos sigue amparando en nuestro sistema constitucional una flagrante contradicción con el principio de igualdad en el orden sucesorio es un campo abonado para la transmisión de estereotipos y la prórroga de identidades tradicionales. De manera muy especial, todo el imaginario que propicia la Monarquía incide en un determinado rol de las mujeres las consortes que, al mismo tiempo, legitima el papel protagonista del varón que las acompaña. Podríamos poner 20 El 12 de mayo de 2011 la entonces Ministra de Igualdad solicitó un informe al Consejo de Estado en torno a las posibilidades de actuación contra los anuncios de contenido sexual y prostitución publicados en la prensa escrita. El Informe, adoptado el 9 de marzo de 2011, concluye que, ante el fracaso de la autorregulación y de otros medios de fomento negativo, sería necesario adoptar una Ley que prohibiese tal actividad. Una ley que, entiende el Consejo de Estado, no sería lesiva de la libertad de información, cuyas limitaciones en todo caso entiende proporcionales y responderían a un fin legítimo.

16 muchos ejemplos de este tipo de material. Cito una página de nuevo de EL PAÍS (jueves 14 de abril de 2011) en la que en sus dos noticias centrales encontramos el reflejo exacto de la feminidad y la masculinidad tradicionales. Con el titular Rizos, trajes y tacones de vértigo se hacía una crónica del encuentro en Ammán de la princesa Letizia con Rania de Jordania. Aunque el acto que motivó el encuentro fue un almuerzo oficial en el palacio real que, según el mismo periódico, tenía una gran importancia empresarial e institucional, lo relevante acaba siendo el encuentro entre ambas damas y sus estilismos cada vez más coincidentes. De esta manera, la crónica que tiene a estas dos mujeres como protagonistas es la crónica del color de sus vestidos, la altura de sus tacones y la competición entre sus cinturas entalladas. Justo al lado, el protagonista es el jugador de fútbol Leo Messi. Bajo el titular Un superhéroe corriente que ya triunfa en Italia se cuenta la entrevista concedida por el jugador azulgrana a una revista italiana, en cuya portada aparece Messi con actitud desafiante, agarrándose el nudo de la corbata sobre unos letras enormes que dicen Il più grande. Comprobamos pues como, en la misma página, coexisten las dos partes del contrato sexual que casi parecen seguir escrupulosamente los criterios que Rousseau dictara para la educación de los hombres y las mujeres. Ellas siguen siendo el objeto, el sexo que debe agradar, las que carecen de discurso propio en la escena pública, las que se muestran como útiles compañeras del varón que triunfa, mientras que ellos continúan representando el heroísmo, el éxito profesional, el reconocimiento público y, como bien dejaba claro la foto de Messi en el GQ italiano, el poder. Su mano apretando un símbolo tan viril como la corbata lo deja muy claro. Obviamente, junto a la pervivencia de esos modelos tradicionales que prorrogan la mística de la feminidad... y de la masculinidad, cada vez encontramos más referentes que nos apuntan a un cambio social y cultural. Es el caso de las mujeres que, no sin dificultades, acceden a posiciones de poder y van teniendo protagonismo en el espacio público. Como también el de aquellos hombres que muestran una manera distinta de entender la masculinidad. En este sentido, el progresivo reconocimiento de la diversidad sexual ha favorecido una progresiva ruptura de la masculinidad monolítica, si bien, como comentaré más adelante, corremos el riesgo de caer de nuevo en los estereotipos. Lo que sí parece fuera de toda duda es que los cambios provocados por el

17 acceso de la mujer a la vida pública y con ellos las transformaciones en ámbitos privados como las relaciones de pareja, la sexualidad, las familias o la maternidad y la paternidad 21 - están generando, al menos, dos efectos. En primer lugar, están produciendo un refuerzo de las posiciones patriarcales, con la aparición de nuevos machismos - macros y micros y una larvada extensión de posiciones reaccionarias que, en lo externo y público, tratan de mantenerse en un discurso políticamente correcto 22. Asistimos así a la aparición de un sexismo benévolo, cuyos componentes son el paternalismo protector, la diferenciación de género complementaria y la intimidad heterosexual (De la Peña y otros, 2011: 11-12). En segundo lugar, estas transformaciones están provocando que algunos de nosotros estemos desorientados, algo perdidos, ante un panorama en el que vemos como se resquebrajan los cimientos en que fuimos educados para ser hombres y ante el que en muchas ocasiones nos faltan estrategias para adaptarnos. Formamos parte de una generación de transición en la que faltan modelos que representen públicamente esas nuevas masculinidades y que puedan ir sustituyendo a los que siguen siendo mayoritarios. Es decir, los que se siguen empeñando en mostrar la cadena masculinidad-triunfo-poder, como se desprender por ejemplo del titular que calificaba al jugador de fútbol Leo Messi como El puto amo (Diario Sport, ). A estas alturas, algunos hombres estamos descubriendo que también nosotros tenemos género, es decir, que hemos llegado a ser como somo no porque la Naturaleza imprimiera en nosotros un determinado carácter sino porque hemos sido socializados bajo una cultura patriarcal que nos marcaba con claridad el camino a seguir. Durante siglos hemos sido los beneficiados de un contrato sexual que nos convertía en protagonistas y en sujetos activos de los derechos y del poder, de ahí que obviamente apenas ninguno se cuestionara su lugar en la sociedad 23. Algo que sí que 21 Hay que tener en cuenta que la incorporación de las mujeres a lo público ha ido suponiendo una progresiva crisis de uno de los ejes de las subjetividad masculinidad a partir de la modernidad: el ejercicio del rol de género como proveedor económico dentro del contexto de la familia nuclear, y sus efectos concomitantes, la pérdida de un área significativa de poder del género masculino, y las nuevas configuraciones de las relaciones de poder entre los géneros (Burin, 2003: 84). 22 En este sentido, asistimos a la pervivencia de un discurso tradicional que se manifiesta en el lenguaje a través del uso de términos que implican invasión o amenaza, o incluso metáforas de guerras, además de verbos de movimiento que connotan invasión territorial en el espacio sexual propio: <<ellas se meten>>, <<irrumpen>>, <<vienen avasallando>> (Martín y Gómez, 2004: 96-97). 23 La masculinidad no ha existido, no ha sido planteada como algo diferente a lo que es la propia sociedad o la cultura, era ese todo que abarcaba a todos, no tenía un espacio diferente. Los hombres

18 las mujeres llevan haciendo, como mínimo, más de dos siglos, y que ha generado no sólo un movimiento político y social, sino todo un marco teórico el feminismo que es una propuesta crítica y de emancipación. Es decir, los hombres debemos de empezar a mirarnos en el espejo, desnudándonos de las sucesivas máscaras que el patriarcado nos ha ido colocando encima, mientras que dejamos de mirar a las mujeres reflejadas en el espejo que la masculinidad ha sostenido para ellas. Asumiendo que la mayoría de los hombres viven aparejados a un yugo (Goldberg, 2005: 23). 46): Este proceso no será fácil para muchos hombres. Lo advierte Luis Bonino (2002: Cambiar hacia la igualdad supone un tremendo esfuerzo que puede llevar a muchos varones a pensar que el cambio no compensa: no sólo implica renunciar a derechos adquiridos con la vivencia de pérdida consiguiente -, sino poner en cuestión sus propios hábitos, su propia identidad, su imagen de la mujer y la base de su sentido de autoestima. Significa modificar comportamientos, pero también la propia mente para aceptar la igualdad con la mujer y no verla sólo como amenazante o subordinada. Cambiar es transformar, dentro de sí y en lo social, la posición existencial sostenida por los mitos masculinos patriarcales que actúan como poderosas resistencias al cambio y generan habilidades en estrategias de resistencia, e incorporar nuevos ideales, realizando para ello el duelo por aquellos viejos ideales y las viejas ventajas, con el dolor consiguiente. Por ello, creo que las propuestas feministas, mediante las cuales se pretende llevar a cabo una deconstrucción del modelo político, jurídico y cultural que habitamos, pero también una construcción diversa de las identidades y la convivencia, nos pueden servir a los hombres para cuestionarnos críticamente y para encontrar herramientas que nos facilitarán a todos, mujeres y hombres, la firma de un nuevo pacto social que ya no estará precedido por un contrato sexual generador de desigualdades. no han necesitado cuestionarse su papel ni su posición dentro de la sociedad porque podía ser cualquiera... (Lorente, 2008:1).

19 2. Revisando el binomio masculinidad-ciudadanía. Islandia, un país arruinado por la excesiva testosterona de sus banqueros 24 En estos momentos de crisis no sólo económica, sino política, global, me atrevería a decir que incluso ética -, deberíamos empezar por revisar las bases de un modelo de convivencia que se asienta sobre el patriarcado y que todavía hoy es deudor de una división jerárquica entre la Naturaleza y la Cultura, entre el espacio público y el privado, entre lo masculino y lo femenino. Ello tiene evidentes repercusiones en el ámbito estrictamente político. El ejercicio de nuestros derechos y responsabilidades - o lo que es lo mismo, la configuración de la ciudadanía democrática está condicionado por unas reglas patriarcales que ya no sirven en una sociedad en la que hombres y mujeres debemos asumir la corresponsabilidad tanto en lo público como en lo privado. De esta manera, cuestiones como la conciliación de la vida personal, familiar y laboral están estrechamente conectadas con el ejercicio de la ciudadanía y, por supuesto, con la efectividad de un Estado Social que tiene como guía al principio de igualdad 25. En este sentido habría que apurar al máximo las posibilidades que encierra un concepto tan sugerente como el de ciudadanía íntima (Plummer, 2003:26), bajo el que deberíamos entender la pluralidad de opciones de vida personal, las cuales hunden sus raíces en lo íntimo pero tienen una indudable proyección en lo público. De acuerdo con este planteamiento, debemos asumir una de las enseñanzas principales del feminismo: hay que partir de la vida privada para transformar el espacio público (Touraine, 2007: 104). Pero, al mismo tiempo, esa transformación que muchos pedimos debería tener raíces más profundas e incidir en los pilares de un sistema económico y organizativo 24 Así comenzaba un reportaje firmado por John Carlin que con el título Aurora boreal se publicó en el periódico EL PAÍS el 11 de marzo de En él se relata cómo Islandia ha conseguido salir de la crisis económica gracias que las mujeres se han hecho cargo del país y lo han arreglado. Es decir, desde que se produjo la crisis, y como reacción directa y deliberada ante ella, las mujeres se han adueñado de las palancas del poder, y lo han hecho en los ámbitos que más importan, en los que más influencia se ejerce sobre el destino nacional: el Gobierno, la banca y, en creciente medida, la empresa. 25 Uno de los efectos colaterales de la crisis económica está siendo el aumento de hombres desempleados, lo cual conlleva que pasen más tiempo en el hogar y que, por tanto, haya más posibilidades de que se dediquen a las tareas de cuidado. Estas nuevas circunstancias están poniendo en duda la centralidad en el tiempo de trabajo de los hombres y pueden llevar a un reequibrio en las negociaciones de las prácticas de género en la familia (Abril y Romero, 2011: 17).

20 que ha exacerbado en las últimas décadas sus caracteres patriarcales. Es decir, la crisis económica que estamos viviendo es consecuencia de un modelo basado en las ideas-fuerza del patriarcado: la competitividad, la violencia, la desigualdad. El proceso de globalización se ha apoyado en esas dinámicas depredadoras e imperialistas y, por ello, es necesario también cuestionar nuestro modelo productivo. De la misma manera, los métodos y procedimientos de gestión de lo público son también deudores de un modelo masculinizado que deberíamos someter a crítica, lo cual nos debería llevar a asumir nuevos paradigmas que nos permitan construir unos mejores sistemas democráticos. En este sentido, cuando el preámbulo de nuestra Constitución traza como objetivo una sociedad democrática avanzada, es necesario conectar dicha meta con la efectividad de los derechos y libertades, con el pleno ejercicio de la ciudadanía, lo cual, en última instancia, nos remite a cómo hombres y mujeres nos situamos en el espacio público y, correlativamente, en el privado. O, dicho de otra manera, deconstruir el género requiere, en concreto, que desplacemos nuestra atención hacia la definición de un nuevo modelo de ciudadanía, de un nuevo modelo de pertenencia a una comunidad política, jurídica y social (Rodríguez, 2010: 90). Lo expresa con rotundidad el Primer Plan Nacional de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género, aprobado por el gobierno español en 2006, al establecer como objetivo estratégico a largo plazo conseguir un cambio en el modelo social avanzando en el derecho de ciudadanía. Ello implica conseguir un cambio en el modelo de relaciones entre hombres y mujeres, lo cual a su vez supone incidir en tres nociones fundamentales: ciudadanía, autonomía y empoderamiento. Cabe destacar como dicho Plan subraya los cambios que deben darse en la construcción de la masculinidad. Así, cuando se explica de qué manera la noción de autonomía debe ser un eje esencial en esa perspectiva de cambio, se insiste en la necesidad de replantear el binomio masculinidad y ciudadanía, impugnando activamente el modelo dominio-sumisión y promoviendo la relación entre los sexos como iguales, lo cual supone una liberación para el hombre de su carga identitaria en torno a <<lo masculino>>. En esta línea, el empoderamiento de las mujeres debe ir acompañado de una revisión del concepto de masculinidad basada en la renuncia por parte de los hombres del poder, entendido como supremacía o capacidad de imponer o mandar. Es preciso apoyar nuevas formas de poder basadas en la capacidad de liderar,

La Masculinidad Tradicional Como Forma De Perpetuación De La Desigualdad De Género

La Masculinidad Tradicional Como Forma De Perpetuación De La Desigualdad De Género La Masculinidad Tradicional Como Forma De Perpetuación De La Desigualdad De Género Resumen: El patriarcado es una forma de organización política, económica, religiosa y social basada en la idea de autoridad

Más detalles

Queremos cambiar de raíz la situación y pensar que se puede ser outro

Queremos cambiar de raíz la situación y pensar que se puede ser outro NUEVAS FORMAS DE SER HOMBRES. Website: Aecos. Fonte: http://aecosextremadura.wordpress.com/ Queremos cambiar de raíz la situación y pensar que se puede ser outro tipo de hombre Arkaitz López Gorritxo integra

Más detalles

Mitos respecto a la violencia de género

Mitos respecto a la violencia de género Mitos respecto a la violencia de género Mitos respectos a la violencia de género El género es lo que nos ayuda a conceptualizar la violencia en términos más amplios, toda vez que las causas y posibles

Más detalles

POR UNA IGUALDAD INCLUSIVA. La perspectiva integral de género.

POR UNA IGUALDAD INCLUSIVA. La perspectiva integral de género. POR UNA IGUALDAD INCLUSIVA. La perspectiva integral de género. 1.- Introducción. La igualdad, un lugar común. Históricamente, la sociedad ha dividido a las personas según el sexo con que nacían, asignándoles

Más detalles

POR UNA VIA IGUALITARIA HACIA LA CUSTODIA COMPARTIDA (Aprobado en Asamblea General de AHIGE, celebrada el día 27 de junio de 2009)

POR UNA VIA IGUALITARIA HACIA LA CUSTODIA COMPARTIDA (Aprobado en Asamblea General de AHIGE, celebrada el día 27 de junio de 2009) POR UNA VIA IGUALITARIA HACIA LA CUSTODIA COMPARTIDA (Aprobado en Asamblea General de AHIGE, celebrada el día 27 de junio de 2009) Custodia compartida e igualdad En los últimos años, en España y resto

Más detalles

Igualdad y Violencia de Género. Publicidad institucional e imagen pública no sexista. 1. NORMATIVA SOBRE IGUALDAD Y DE GÉNERO.

Igualdad y Violencia de Género. Publicidad institucional e imagen pública no sexista. 1. NORMATIVA SOBRE IGUALDAD Y DE GÉNERO. TEM A 6 - Normativa sobre Igualdad y de Género. - Igualdad de Género: conceptos generales. - Violencia de Género: conceptos generales. - Publicidad institucional e imagen pública no sexista. TEMA 6 Normativa

Más detalles

Plan de formación del profesorado. en Educación para la Igualdad de. Género y el Desarrollo

Plan de formación del profesorado. en Educación para la Igualdad de. Género y el Desarrollo Plan de formación del profesorado en Educación para la Igualdad de Género y el Desarrollo Este plan se desarrolla en el marco de la campaña Muévete por la Igualdad. Es de Justicia, financiada por la AECI

Más detalles

Mujeres cuidadoras: entre la obligación y la satisfacción

Mujeres cuidadoras: entre la obligación y la satisfacción Mujeres cuidadoras: entre la obligación y la satisfacción 1 de 5 Cuidar es en el momento actual, el verbo más necesario frente al neoliberalismo patriarcal y la globalización inequitativa. Y, sin embargo,

Más detalles

En este eje abordaremos la relación entre la Educación Sexual Integral y una perspectiva basada en los derechos de niñas, niños y adolescentes.

En este eje abordaremos la relación entre la Educación Sexual Integral y una perspectiva basada en los derechos de niñas, niños y adolescentes. EJE: EJERCER NUESTROSDERECHOS En este eje abordaremos la relación entre la Educación Sexual Integral y una perspectiva basada en los derechos de niñas, niños y adolescentes. La ley 26.150 comienza su articulado

Más detalles

Vicerrectorado de Proyección Social y Cultural

Vicerrectorado de Proyección Social y Cultural Vicerrectorado de Proyección Social y Cultural PRESENTACIÓN 3 PRINCIPIOS RECTORES 4 II PLAN DE ACCIÓN 09/10, CONTINUACIÓN DEL I PLAN 08/09 5 FUNDAMENTOS LEGALES 7 LÍNEAS ESTRATÉGICAS 11 MEDIDAS OPERATIVAS

Más detalles

Género y educación ciudadana: Reflexiones sobre los retos para la educación democrática

Género y educación ciudadana: Reflexiones sobre los retos para la educación democrática Género y educación ciudadana: Reflexiones sobre los retos para la educación democrática 15 Luz Maceira Ochoa CONSULTORA INDEPENDIENTE / MÉXICO lmaceira@iteso.mx Foto: CB Introducción La reflexión desde

Más detalles

SITUACIÓN DE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES Y EL PAPEL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

SITUACIÓN DE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES Y EL PAPEL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SITUACIÓN DE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES Y EL PAPEL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Presentación del Defensor del Pueblo Rolando Villena, en el encuentro con periodistas Sucre, Noviembre de 2013 En Bolivia

Más detalles

Decisión 37/2015 del Consejo Audiovisual de Andalucía sobre Estereotipos de Género en la Publicidad.

Decisión 37/2015 del Consejo Audiovisual de Andalucía sobre Estereotipos de Género en la Publicidad. Decisión 37/2015 del Consejo Audiovisual de Andalucía sobre Estereotipos de Género en la Publicidad. 1.- El Consejo Audiovisual de Andalucía ha participado en el estudio Los estereotipos sexistas en los

Más detalles

OBSERVATORIO ANDALUZ DE LA PUBLICIDAD NO SEXISTA

OBSERVATORIO ANDALUZ DE LA PUBLICIDAD NO SEXISTA OBSERVATORIO ANDALUZ DE LA PUBLICIDAD NO SEXISTA RECURSOS DIDÁCTICOS AMPAS INTRODUCCIÓN La consecución efectiva y real del derecho a la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres para seguir

Más detalles

LA IGUALDAD EN EL DEPORTE EN LA EDAD ESCOLAR PILAR RODRIGO RUIZ TÉCNICA DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

LA IGUALDAD EN EL DEPORTE EN LA EDAD ESCOLAR PILAR RODRIGO RUIZ TÉCNICA DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES LA IGUALDAD EN EL DEPORTE EN LA EDAD ESCOLAR PILAR RODRIGO RUIZ TÉCNICA DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES EL PRINCIPIO DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES Y LA PERSPECTIVA DE GÉNERO: La Igualdad constituye uno de

Más detalles

LA S. ACTUAL: IMPOSICIÓN DE M. 78686178-G LA INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN LA SOCIEDAD ACTUAL: IMPOSICIÓN DE MODELOS

LA S. ACTUAL: IMPOSICIÓN DE M. 78686178-G LA INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN LA SOCIEDAD ACTUAL: IMPOSICIÓN DE MODELOS LA INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN LA SOCIEDAD ACTUAL: IMPOSICIÓN DE MODELOS Licenciado en Biología 78686178-G 1.- INTRODUCCIÓN Una de las características de la publicidad es la apelación a

Más detalles

PONENCIA SITUACIÓN DE LA MUJER EN EL MERCADO LABORAL DE ESPAÑA

PONENCIA SITUACIÓN DE LA MUJER EN EL MERCADO LABORAL DE ESPAÑA 1 PONENCIA SITUACIÓN DE LA MUJER EN EL MERCADO LABORAL DE ESPAÑA Ponente: DIONIS OÑA I MARTIN Consejero del CES Grupo I Luxemburgo 26 y 27 de marzo 2012 Página 1 2 Buenos dias, en primer lugar quisiera

Más detalles

damos determinadas cosas por supuestas y a la vez que las damos, asumimos un papel que es el género que nos vienen marcando.

damos determinadas cosas por supuestas y a la vez que las damos, asumimos un papel que es el género que nos vienen marcando. LAS GAFAS VIOLETAS Al margen es como hemos estado y han querido que estemos al relatar lo que ha sido la historia, la historia de hombres y mujeres; pero no hace falta más que coger un libro de historia

Más detalles

Las desigualdades de género en los medios de comunicación. La violencia contra la mujer en los medios

Las desigualdades de género en los medios de comunicación. La violencia contra la mujer en los medios Las desigualdades de género en los medios de comunicación La violencia contra la mujer en los medios Los medios de comunicación suponen un instrumento eficaz para luchar contra la violencia de género Las

Más detalles

JORNADAS EUROPEAS ECD/DH Propuesta del gobierno andaluz para la incorporación de la ECD/DH en el currículo escolar 27 de junio de 2014

JORNADAS EUROPEAS ECD/DH Propuesta del gobierno andaluz para la incorporación de la ECD/DH en el currículo escolar 27 de junio de 2014 JORNADAS EUROPEAS ECD/DH Propuesta del gobierno andaluz para la incorporación de la ECD/DH en el currículo escolar 27 de junio de 2014 Presidente del Parlamento de Andalucía, Presidente de la Fundación

Más detalles

Dios nos pensó diferentes, pero nuestras diferencias van

Dios nos pensó diferentes, pero nuestras diferencias van C O N O C É N D O N O S TEMA Nº Hombre versus mujer (Se puede comenzar con la Dinámica y luego comentar algunos puntos de lo más temático en esta reunión o en la siguiente, o bien mandar por mail a los

Más detalles

PARA UNA BUENA RELACIÓN DE LOS MENORES CON LA TELEVISIÓN Y LAS OTRAS PANTALLAS CAMPAÑA FAMILIA, TELEVISIÓN Y OTRAS PANTALLAS

PARA UNA BUENA RELACIÓN DE LOS MENORES CON LA TELEVISIÓN Y LAS OTRAS PANTALLAS CAMPAÑA FAMILIA, TELEVISIÓN Y OTRAS PANTALLAS GUÍA PARA UNA BUENA RELACIÓN DE LOS MENORES CON LA TELEVISIÓN Y LAS OTRAS PANTALLAS CAMPAÑA FAMILIA, TELEVISIÓN Y OTRAS PANTALLAS Potencialidades y riesgos de la televisión y las nuevas tecnologías La

Más detalles

EJE: RESPETAR LA DIVERSIDAD SEXUAL. Introducción

EJE: RESPETAR LA DIVERSIDAD SEXUAL. Introducción EJE: RESPETAR LA DIVERSIDAD SEXUAL Introducción Pensar y trabajar con la diversidad sexual en la escuela trae la posibilidad de encontrarnos con lo singular, con historias y trayectorias distintas a las

Más detalles

Sexualidad y Discapacidad Intelectual. Atender, Educar y prestar Apoyos a la Sexualidad de las Personas con Discapacidad Intelectual

Sexualidad y Discapacidad Intelectual. Atender, Educar y prestar Apoyos a la Sexualidad de las Personas con Discapacidad Intelectual (Dis) Capacidades y Posibilidades. Como Atender, Educar y Apoyar la Sexualidad de las Personas con Discapacidad Por Carlos de la Cruz 1 y Natalia Rubio 2 "Todos somos iguales en la diferencia. Cada hombre,

Más detalles

IV. Obstáculos para la equidad

IV. Obstáculos para la equidad IV. Obstáculos para la equidad Hay una serie de obstáculos que impiden la equidad porque impiden o limitan la participación de las mujeres en la construcción de formas distintas de relaciones. Estos son:

Más detalles

VIOLENCIA DE GÉNERO Y VIOLENCIA FAMILIAR ABORDAJE EN EL ÁMBITO EDUCATIVO

VIOLENCIA DE GÉNERO Y VIOLENCIA FAMILIAR ABORDAJE EN EL ÁMBITO EDUCATIVO VIOLENCIA DE GÉNERO Y VIOLENCIA FAMILIAR ABORDAJE EN EL ÁMBITO EDUCATIVO VIOLENCIA EN EL ÁMBITO EDUCATIVO El concepto de violencia es tema de debate tanto en los ámbitos académicos como a nivel social

Más detalles

PLAN DE IGUALDAD EFECTIVA ENTRE HOMBRES Y MUJERES

PLAN DE IGUALDAD EFECTIVA ENTRE HOMBRES Y MUJERES PLAN DE IGUALDAD EFECTIVA ENTRE HOMBRES Y MUJERES JUSTIFICACIÓN Los maestros y maestras de todo el mundo, como formadores de la futura sociedad, debemos tener en cuenta que el principio básico para desarrollar

Más detalles

WEB LIBRO que se puede encontrar en este libro

WEB LIBRO que se puede encontrar en este libro WEB LIBRO que se puede encontrar en este libro Qué es la Psicoterapia de Equidad Feminista La Psicoterapia de Equidad Feminista (PEF), es un tratamiento psicológico que hemos diseñado y desarrollado en

Más detalles

4. El motor y la fuerza del feminismo están en la recuperación de las mujeres y no en las expectativas de la sociedad o las instituciones.

4. El motor y la fuerza del feminismo están en la recuperación de las mujeres y no en las expectativas de la sociedad o las instituciones. CONTRA LAS VIOLENCIAS DESDE /HACIA LA LIBERTAD Xarxa/Red de mujeres feministas contra la violencia (Tamaia, Dones Juristes, Dones x Dones...) tamaia@tamaia.org Debate-taller abierto en especial a todas

Más detalles

PROPUESTA SINDICAL PARA LA ELABORACIÓN DEL PLAN DE IGUALDAD Y CONCILIACIÓN DE LA VIDA LABORAL, FAMILIAR Y PERSONAL

PROPUESTA SINDICAL PARA LA ELABORACIÓN DEL PLAN DE IGUALDAD Y CONCILIACIÓN DE LA VIDA LABORAL, FAMILIAR Y PERSONAL MESA CONVENIO CRTVE PROPUESTA SINDICAL PARA LA ELABORACIÓN DEL PLAN DE IGUALDAD Y CONCILIACIÓN DE LA VIDA LABORAL, FAMILIAR Y PERSONAL Por qué la igualdad de oportunidades es un buen negocio? La igualdad

Más detalles

LAS RELACIONES DE PAREJA, SON POSIBLES O IMPOSIBLES?

LAS RELACIONES DE PAREJA, SON POSIBLES O IMPOSIBLES? LAS RELACIONES DE PAREJA, SON POSIBLES O IMPOSIBLES? Asociación de Sordos de Madrid. 9 de Marzo de 2012 Laura Hernando Gil Psicóloga Relaciones de pareja, posibles o imposibles? 1 Una mujer y un hombre

Más detalles

Diciembre 2011 PROPUESTAS EN MATERIA DE IGUALDAD ELABORADAS EN EL III FORODEBATE DE FADAE HABLEMOS DE IGUALDAD. FADAE Castilla y León

Diciembre 2011 PROPUESTAS EN MATERIA DE IGUALDAD ELABORADAS EN EL III FORODEBATE DE FADAE HABLEMOS DE IGUALDAD. FADAE Castilla y León Diciembre 2011 PROPUESTAS EN MATERIA DE IGUALDAD ELABORADAS EN EL III FORODEBATE DE FADAE HABLEMOS DE IGUALDAD FADAE Castilla y León Índice 1. Introducción 2. Propuestas para la Administración Educativa

Más detalles

Esta guía está disponible de forma gratuita hasta agotar el número de ejemplares o en formato digital.

Esta guía está disponible de forma gratuita hasta agotar el número de ejemplares o en formato digital. Ficha técnica: Ilustraciones: "Anima fragile" de Aniel Web: http://aniel-animafragile.blogspot.com/ Textos: Lola Martín Coordinación: Elena Vergara Maquetación y diseño: Carlos Payá Brioso La "Guía didáctica

Más detalles

CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA

CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA 1. Identificar y rechazar, a partir del análisis de hechos reales y figurados, las situaciones de discriminación hacia personas de diferente origen,

Más detalles

AULA DE FAMILIA CPEEE SANTA ROSA DE LIMA

AULA DE FAMILIA CPEEE SANTA ROSA DE LIMA SEXUALIDAD Y DISCAPACIDAD 1.- INTRODUCCIÓN Existen aspectos diferenciales que influyen en las manifestaciones sexuales de las personas con discapacidad psíquica respecto a las personas que no la tienen.

Más detalles

El machismo femenino o femichismo

El machismo femenino o femichismo El machismo femenino o femichismo Por Elsa Mireya Álvarez Cruz Se puede asegurar que el machismo no es sólo un concepto que se aplica a los hombres, hay cada vez más mujeres que presentan las mismas actitudes

Más detalles

Índice. Prólogo de Jordi Caïs y Oscar Guasch, 11. Introducción, 15. 1. Definiciones y conceptos, 25. 2. El varón como víctima, 37

Índice. Prólogo de Jordi Caïs y Oscar Guasch, 11. Introducción, 15. 1. Definiciones y conceptos, 25. 2. El varón como víctima, 37 Índice Prólogo de Jordi Caïs y Oscar Guasch, 11 Introducción, 15 Metodología, técnicas y enfoque del libro, 18 1. Definiciones y conceptos, 25 Violencia, 25 Violencia y género: correlatos terminológicos,

Más detalles

OBSERVATORIO ANDALUZ DE LA PUBLICIDAD NO SEXISTA

OBSERVATORIO ANDALUZ DE LA PUBLICIDAD NO SEXISTA OBSERVATORIO ANDALUZ DE LA PUBLICIDAD NO SEXISTA RECURSOS DIDÁCTICOS INFANCIA INTRODUCCIÓN La consecución efectiva y real del derecho a la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres para

Más detalles

LA ESCUELA ESCENARIO DE MULTIPLES DISCRIMINACIONES Y DE HOMOGENIZACIÓN CULTURAL

LA ESCUELA ESCENARIO DE MULTIPLES DISCRIMINACIONES Y DE HOMOGENIZACIÓN CULTURAL LA ESCUELA ESCENARIO DE MULTIPLES DISCRIMINACIONES Y DE HOMOGENIZACIÓN CULTURAL En la actualidad con el afianzamiento del proyecto homogenizador de la globalización, las inequidades históricas y la discriminación

Más detalles

Maleta Pedagógica Un equipaje para la interculturalidad

Maleta Pedagógica Un equipaje para la interculturalidad Maleta Pedagógica Un equipaje para la interculturalidad ///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Módulo 1: Equidad de género /////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Más detalles

POR EL DESARROLLO DE POLÍTICAS DE IGUALDAD DIRIGIDAS A HOMBRES

POR EL DESARROLLO DE POLÍTICAS DE IGUALDAD DIRIGIDAS A HOMBRES MANIFIESTO POR EL DESARROLLO DE POLÍTICAS DE IGUALDAD DIRIGIDAS A HOMBRES El modelo tradicional de masculinidad y sus consecuencias Históricamente, la sociedad ha dividido a las personas según su sexo,

Más detalles

EL VERDADERO IMPACTO DEL COACHING. cambiar mi vida? Mucho se habla del Coaching y cada vez es más popular pero cuidado!

EL VERDADERO IMPACTO DEL COACHING. cambiar mi vida? Mucho se habla del Coaching y cada vez es más popular pero cuidado! EL VERDADERO IMPACTO DEL COACHING EN Es cierto NUESTRA que el Coaching VIDA puede cambiar mi vida? CÓMO&USAR&EL&COACHING&PARA&CREAR&LO&QUE&QUEREMOS& Mucho se habla del Coaching y cada vez es más popular

Más detalles

SEGURIDAD CIUDADANA - CIUDADES SEGURAS PARA LAS MUJERES. Cono Sur: Argentina Paraguay Uruguay

SEGURIDAD CIUDADANA - CIUDADES SEGURAS PARA LAS MUJERES. Cono Sur: Argentina Paraguay Uruguay SEGURIDAD CIUDADANA - CIUDADES SEGURAS PARA LAS MUJERES Cono Sur: Argentina Paraguay Uruguay Reunión de la Red de Mujeres de la FIO, Cartagena de Indias, Colombia, 26 de octubre de 2010 La violencia de

Más detalles

UN REPTE DE L EDUCACIÓ EN VALORS !"#$$!

UN REPTE DE L EDUCACIÓ EN VALORS !#$$! UN REPTE DE L EDUCACIÓ EN VALORS!"#$$! EDUCACION VIAL: CONTRADICCION ENTRE LOS MODELOS SOCIALES Y VALORES QUE NOS TRANSMITEN LA FAMILIA, LA ESCUELA, LA PUBLICIDAD Y LA SOCIEDAD (RESUMEN DE LA PONENCIA)

Más detalles

SEMINARIO MASCULINIDADES PRO-FEMINISTAS

SEMINARIO MASCULINIDADES PRO-FEMINISTAS Red Ciudadana de Voluntariado para la Detección y Apoyo a las Víctimas de Violencia de Género en la Universidad de Sevilla SEMINARIO MASCULINIDADES PRO-FEMINISTAS ORGANIZAN: Lobato Escalante, Mª del Carmen

Más detalles

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ Si algunos queremos ser constructores de paz es porque, justamente, somos aún más sensibles ante la importancia que tiene la paz. Se tiene el sentimiento de que la paz es como

Más detalles

Derechos humanos universales y reivindicaciones locales

Derechos humanos universales y reivindicaciones locales Derechos humanos universales y reivindicaciones locales Luis Arriaga, S.J. Abstract El discurso de derechos humanos ocupa actualmente un lugar relevante en las proclamas de los actores políticos, de numerosas

Más detalles

Derechos humanos universales y reivindicaciones locales Luis Arriaga Valenzuela. Abstract

Derechos humanos universales y reivindicaciones locales Luis Arriaga Valenzuela. Abstract Derechos humanos universales y reivindicaciones locales Luis Arriaga Valenzuela Abstract El discurso de derechos humanos ocupa actualmente un lugar relevante en las proclamas de los actores políticos,

Más detalles

EDUCACIÓN NO SEXISTA EN LAS AULAS DE INFANTIL. Mª José Peña Fernández.

EDUCACIÓN NO SEXISTA EN LAS AULAS DE INFANTIL. Mª José Peña Fernández. EDUCACIÓN NO SEXISTA EN LAS AULAS DE INFANTIL. Mª José Peña Fernández. Presentación: Qué estereotipos sociales promovemos en el aula? Damos un uso no sexista al material escolar? Usamos un material de

Más detalles

Ciudadanos (C s) es el fruto maduro de una reacción ciudadana que tiene su origen en Cataluña y que posteriormente se proyecta a toda España.

Ciudadanos (C s) es el fruto maduro de una reacción ciudadana que tiene su origen en Cataluña y que posteriormente se proyecta a toda España. Ideario IDEARIO Ciudadanos (C s) es el fruto maduro de una reacción ciudadana que tiene su origen en Cataluña y que posteriormente se proyecta a toda España. Esta reacción, nacida al hilo del Primer y

Más detalles

ENCUESTA A LAS ALUMNAS SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

ENCUESTA A LAS ALUMNAS SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO ISSN 1988-6047 DEP. LEGAL: GR 2922/2007 Nº 16 MARZO DE 2009 ENCUESTA A LAS ALUMNAS SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO AUTORIA CARMEN MARÍA GUTIERREZ RAVÉ CABALLERO TEMÁTICA COEDUCACIÓN ETAPA SECUNDARIA POSTOBLIGATORIA

Más detalles

Coleccionables digitales

Coleccionables digitales Coleccionables digitales Te marchas, amor, pero yo seguiré adelante. Cómo afrontar la ruptura de pareja. Coleccionables digitales Te marchas, amor, pero yo seguiré adelante. Cómo afrontar la ruptura de

Más detalles

Estructura. 1. Construcción social y cultural del género. 2. Género y violencia contra la mujer. 3. Prevención de la violencia contra las mujeres

Estructura. 1. Construcción social y cultural del género. 2. Género y violencia contra la mujer. 3. Prevención de la violencia contra las mujeres LA CONSTRUCCIÓN SOCIAL Y CULTURAL DEL GÉNERO Y LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER Agosto, 2014 Estructura 1. Construcción social y cultural del género 1.1. Qué es género? 1.2. Sistema de género: lo femenino/lo

Más detalles

La discriminación empieza en ti

La discriminación empieza en ti La discriminación empieza en ti foro 2011 para la Igualdad y la no discriminación MINISTERIO DE SANIDAD, POLÍTICA SOCIAL E IGUALDAD SECRETARÍA DE ESTADO DE IGUALDAD DIRECCIÓN GENERAL PARA LA IGUALDAD EN

Más detalles

Recomendaciones y principios de actuación para el abordaje de la violencia machista en el seno de las comunidades gitanas. Actividades de prevención

Recomendaciones y principios de actuación para el abordaje de la violencia machista en el seno de las comunidades gitanas. Actividades de prevención Recomendaciones y principios de actuación para el abordaje de la violencia machista en el seno de las comunidades gitanas. Actividades de prevención PROPUESTA DE ACTIVIDADES DE PREVENCIÓN A continuación

Más detalles

Entrevista a Javier Romañach, miembro del Foro de Vida Independiente *

Entrevista a Javier Romañach, miembro del Foro de Vida Independiente * Entrevista a Javier Romañach, miembro del Foro de Vida Independiente * La Convención de la ONU - Por qué se consideró necesario elaborar una Convención específica sobre los derechos de las personas con

Más detalles

1 En el año 1974 se sancionó el Decreto 659/74 del tercer gobierno peronista que regulaba la comercialización, venta y

1 En el año 1974 se sancionó el Decreto 659/74 del tercer gobierno peronista que regulaba la comercialización, venta y La salud y los derechos sexuales y reproductivos: 30 años de democracia y una historia de leyes y políticas públicas para celebrar y continuar exigiendo En vísperas de celebrarse los 30 años de democracia

Más detalles

ECONOMÍA FEMINISTA: GÉNESIS Y APROXIMACIÓN CONCEPTUAL. La razón para estudiar economía es evitar ser engañado por los economistas Joan Robinson

ECONOMÍA FEMINISTA: GÉNESIS Y APROXIMACIÓN CONCEPTUAL. La razón para estudiar economía es evitar ser engañado por los economistas Joan Robinson ECONOMÍA FEMINISTA: GÉNESIS Y APROXIMACIÓN CONCEPTUAL La razón para estudiar economía es evitar ser engañado por los economistas Joan Robinson Economía feminista Cuando hablamos de economía feminista nos

Más detalles

INSTITUTO INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS PROGRAMA MUJER Y DERECHOS HUMANOS ROLES SEXUALES, ROLES DE GÉNERO Y PODER. Dra. Laura Guzmán Stein

INSTITUTO INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS PROGRAMA MUJER Y DERECHOS HUMANOS ROLES SEXUALES, ROLES DE GÉNERO Y PODER. Dra. Laura Guzmán Stein INSTITUTO INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS PROGRAMA MUJER Y DERECHOS HUMANOS ROLES SEXUALES, ROLES DE GÉNERO Y PODER Dra. Laura Guzmán Stein Roles sexuales y roles de género: Significan lo mismo? La

Más detalles

Cultura y medios de comunicación. Área 1

Cultura y medios de comunicación. Área 1 Cultura y medios de comunicación Área 1 Área 1. Cultura y medios de comunicación Cultura y medios de comunicación La sociedad se encuentra en permanente cambio. En los últimos años el mundo viene experimentando

Más detalles

Educación para la Ciudadanía ya está en Primaria Claves distintivas

Educación para la Ciudadanía ya está en Primaria Claves distintivas Diario de un Padre Objetor Educación para la Ciudadanía ya está en Primaria Claves distintivas I: Introducción y objetivos de la Educación primaria Le han informado en el centro escolar de sus hijos que

Más detalles

Violencia de Género y Responsabilidad de los Medios de Comunicación

Violencia de Género y Responsabilidad de los Medios de Comunicación Violencia de Género y Responsabilidad de los Medios de Comunicación Romy García Orbegoso https://www.youtube.com/watch?v=zvyncngxymu La violencia contra las mujeres es todo acto de violencia basada en

Más detalles

Retos de la integración en la primaria para la persona con discapacidad

Retos de la integración en la primaria para la persona con discapacidad Retos de la integración en la primaria para la persona con discapacidad por Carmenza Salazar (Colombia) Sobre la autora: Psicopedagoga, Corporación Síndrome de Down de Colombia. (Versión resumida). Fuente

Más detalles

Educar en IGUALDAD. Fichas de Trabajo. para el Alumnado. Cuadernillo de Prevención de la Violencia de Género en el Alumnado

Educar en IGUALDAD. Fichas de Trabajo. para el Alumnado. Cuadernillo de Prevención de la Violencia de Género en el Alumnado Educar en IGUALDAD Cuadernillo de Prevención de la Violencia de Género en el Alumnado Fichas de Trabajo para el Alumnado Edición Excmo. Ayuntamiento de Sevilla Delegación de la Mujer Equipo Técnico Ayuntamiento

Más detalles

Estrategias en el aula

Estrategias en el aula TEMA DEL MES Estrategias en el aula Autores varios* educación afectiva, Educación Secundaria Obligatoria, empatía, personalidad JOSÉ CARLOS PÉREZ DÍAZ. Somos muchas las personas que compartimos la idea

Más detalles

El rol del entrenador de tenis en el trabajo psicológico con los jugadores

El rol del entrenador de tenis en el trabajo psicológico con los jugadores El rol del entrenador de tenis en el trabajo psicológico con los jugadores Por Miguel Crespo Doctor en Psicología. Profesor de Tenis. Responsable de Investigación, Federación Internacional de Tenis. 1

Más detalles

DE QUÉ HABLAMOS HOY CUANDO HABLAMOS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES?

DE QUÉ HABLAMOS HOY CUANDO HABLAMOS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES? DE QUÉ HABLAMOS HOY CUANDO HABLAMOS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES? NORMA VÁZQUEZ GARCÍA Mucho y bien hemos hablado, debatido, escrito y actuado en el movimiento feminista sobre la violencia contra las

Más detalles

LA VIOLENCIA NUESTRA DE CADA DÍA

LA VIOLENCIA NUESTRA DE CADA DÍA 302 de no discriminación. No obstante los avances, se impone reconocer también que incluir a las mujeres en lo humano trastoca la concepción tradicional de humanidad y la experiencia histórica misma, lo

Más detalles

televisivos se limitan a presentar al sexo femenino no sólo como ama de casa, sino como mujer

televisivos se limitan a presentar al sexo femenino no sólo como ama de casa, sino como mujer CAPITULO 5 Conclusiones lo largo de la investigación se notó que la imagen de la mujer en la televisión resulta engañosa ya que denigran la imagen de la mujer actual. Esto hace pensar que los anuncios

Más detalles

Los valores, aquello que es importante para cada cual, se van formando gracias a las experiencias personales y sociales.

Los valores, aquello que es importante para cada cual, se van formando gracias a las experiencias personales y sociales. Introducción No todas las personas piensan igual sobre aquello que es valioso, aquello que merece la pena. Hay quien piensa que lo importante es tener muchas cosas, hay quienes piensan que lo importante

Más detalles

APUNTES PARA LA FORMACIÓN

APUNTES PARA LA FORMACIÓN APUNTES PARA LA FORMACIÓN Comprender los medios de comunicación CONTENIDOS >> Cuáles son las funciones de los medios de comunicación? >> Cómo se financian? >> Cómo llega la información a la redacción?

Más detalles

Ciudadan@s por la Educación Pública

Ciudadan@s por la Educación Pública TRABAJAR LA CONVIVENCIA EN LOS CENTROS EDUCATIVOS Pedro Mª Uruñuela Nájera Este curso ha comenzado la puesta en práctica de una nueva ley educativa, la LOMCE, que marca nuevas prioridades y objetivos para

Más detalles

LOS VALORES Y LA FORMACIÓN CIUDADANA

LOS VALORES Y LA FORMACIÓN CIUDADANA LOS VALORES Y LA FORMACIÓN CIUDADANA 9. QUÉ VALORES Y CÓMO EDUCAR EN ELLOS LA EDUCACIÓN EN VALORES, UNA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA En la sociedad actual, la educación debe contribuir a formar personas

Más detalles

VIOLENCIA DE GÉNERO ENTRE

VIOLENCIA DE GÉNERO ENTRE VIOLENCIA DE GÉNERO ENTRE ADOLESCENTES Conferencia de: María José Díaz-Aguado http://mariajosediaz-aguado.blogspot.com Catedrática de Psicología de la Educación Directora de la Unidad de Psicología Preventiva

Más detalles

Entrevista de Eduard Punset con Robert Roeser, psicólogo, Universidad de Portland, EEUU. Washington, octubre de 2009.

Entrevista de Eduard Punset con Robert Roeser, psicólogo, Universidad de Portland, EEUU. Washington, octubre de 2009. Entrevista de Eduard Punset con Robert Roeser, psicólogo, Universidad de Portland, EEUU. Washington, octubre de 2009. Vídeo del programa: http://www.redesparalaciencia.com/3181/redes/2010/redes-64-larevolucion-educativa

Más detalles

LA EDUCACIÓN EN VALORES CARLOS FERNÁNDEZ-ESPADA RUIZ - DNI 28796509 A

LA EDUCACIÓN EN VALORES CARLOS FERNÁNDEZ-ESPADA RUIZ - DNI 28796509 A LA EDUCACIÓN EN VALORES CARLOS FERNÁNDEZ-ESPADA RUIZ - DNI 28796509 A Los diferentes puntos de vista acerca de la Educación en valores están relacionados a interrogantes como: qué son los valores?, qué

Más detalles

BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO

BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO Núm. 14 Miércoles 16 de enero de 2013 Sec. I. Pág. 1927 I. DISPOSICIONES GENERALES MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE 435 Orden ECD/7/2013, de 9 de enero, por la que se modifica la Orden ECI/2211/2007,

Más detalles

INFORME DE DERECHOS HUMANOS PARA ESTUDIANTES

INFORME DE DERECHOS HUMANOS PARA ESTUDIANTES I. QUÉ SON LOS DERECHOS HUMANOS? 9 INFORME DE DERECHOS HUMANOS PARA ESTUDIANTES 10 Capítulo I Qué son los derechos humanos? Introducción Seguramente hemos escuchado muchas veces que todas y todos tenemos

Más detalles

Mensajes Claves Globales por Tema Estratégico 25 de noviembre de 2014 y los 16 días de activismo.

Mensajes Claves Globales por Tema Estratégico 25 de noviembre de 2014 y los 16 días de activismo. Mensajes Claves Globales por Tema Estratégico 25 de noviembre de 2014 y los 16 días de activismo. Violencia contra las mujeres: La violencia contra las mujeres y las niñas es una violación de los derechos

Más detalles

PLAN DE IGUALDAD INTRODUCCIÓN

PLAN DE IGUALDAD INTRODUCCIÓN PLAN DE IGUALDAD INTRODUCCIÓN La familia y la escuela son los primeros ámbitos de socialización y de construcción de una cultura que puede cambiar o perpetuar formas de pensamiento y de acción social.

Más detalles

Código Ético de Fundación Cruz Blanca. Cruz Blanca: familia que acoge, acompaña y transforma

Código Ético de Fundación Cruz Blanca. Cruz Blanca: familia que acoge, acompaña y transforma Código Ético de Fundación Cruz Blanca Cruz Blanca: familia que acoge, acompaña y transforma I. Qué es Fundación Cruz Blanca? La Fundación Cruz Blanca fue creada por los HH. Franciscanos de Cruz Blanca

Más detalles

FACTORES DE EXCLUSIÓN

FACTORES DE EXCLUSIÓN FACTORES DE EXCLUSIÓN Las diferentes tareas llevadas a cabo durante el proyecto nos han permitido contrastar las tres hipótesis a partir de las cuales se formuló este trabajo. El acceso a la bibliografía

Más detalles

Las 5 causas más comunes de porque la gente. no se arregla

Las 5 causas más comunes de porque la gente. no se arregla Las 5 causas más comunes de porque la gente no se arregla En algún momento de nuestras vidas nos hemos preocupado por la imagen, sea por interés propio o porque alguien nos haya dicho algo acerca de ella.

Más detalles

Había una vez un mundo donde las personas de raza negra no podían

Había una vez un mundo donde las personas de raza negra no podían MIRADAS SOBRE LA IGUALDAD DE GÉNERO Alma Luz Beltrán y Puga * Había una vez un mundo donde las personas de raza negra no podían subirse en los mismos autobuses que las personas de raza blanca, ni estudiar

Más detalles

FEMINICIDIO Y HOMBRES AGRESORES. Dr. Santiago Boira Sarto. Universidad de Zaragoza, España.

FEMINICIDIO Y HOMBRES AGRESORES. Dr. Santiago Boira Sarto. Universidad de Zaragoza, España. FEMINICIDIO Y HOMBRES AGRESORES Dr. Santiago Boira Sarto. Universidad de Zaragoza, España. Mi nombre es Santiago Boira Sarto, soy profesor de la Universidad de Zaragoza, en concreto trabajo en la Facultad

Más detalles

MASCULINIDAD, COEDUCACIÓN Y FRACASO ESCOLAR. ORIENTACIONES PEDAGÒGICAS.

MASCULINIDAD, COEDUCACIÓN Y FRACASO ESCOLAR. ORIENTACIONES PEDAGÒGICAS. MASCULINIDAD, COEDUCACIÓN Y FRACASO ESCOLAR. ORIENTACIONES PEDAGÒGICAS. DANIEL GABARRÓ MAESTRO, PSICOPEDAGOGO, LICENCIADO EN HUMANIDADES, DIPLOMADO EN DIRECCIÓN Y ORGANIZACIÓN DE EMPRESAS, INVESTIGADOR

Más detalles

LA FAMILIA EN EL ARTE INFANTIL

LA FAMILIA EN EL ARTE INFANTIL LA FAMILIA EN EL ARTE INFANTIL Resumen: a través de este artículo quiero reflejar la importancia que tiene el dibujo de la familia en el entorno social y estados emocionales del propio niño/a. El cómo

Más detalles

Enfoque de género en la educación afectivo sexual. Experiencia de formación coordinada Madrid Salud y Dirección General de Igualdad de Oportunidades

Enfoque de género en la educación afectivo sexual. Experiencia de formación coordinada Madrid Salud y Dirección General de Igualdad de Oportunidades Enfoque de género en la educación afectivo sexual. Experiencia de formación coordinada Madrid Salud y Dirección General de Igualdad de Oportunidades Mensajes clave que se desprenden de los titulares

Más detalles

EDUCACION PARA EL DESARROLLO, ESTRATEGIA IMPRESCINDIBLE PARA LAS ONGD

EDUCACION PARA EL DESARROLLO, ESTRATEGIA IMPRESCINDIBLE PARA LAS ONGD EDUCACION PARA EL DESARROLLO, ESTRATEGIA IMPRESCINDIBLE PARA LAS ONGD Grupo de trabajo de Educación para el Desarrollo Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España La Educación para el Desarrollo (en

Más detalles

Las mujeres fueron objeto de violencia sexual por parte de agentes del Estado el día de la masacre y que sobrevivieron a la misma, continúan padeciendo por dicha agresión. La Violación sexual fue una práctica

Más detalles

te suena familiar? TALLERES PARA TRABAJAR CON FAMILIAS

te suena familiar? TALLERES PARA TRABAJAR CON FAMILIAS Te suena familiar? TALLERES PARA TRABAJAR CON FAMILIAS te suena familiar? Cuaderno 1 Cuaderno 2 Cuaderno 3 Cuaderno 4 Cuaderno 5 Cuaderno 6 Cuaderno 7 Cuaderno 8 ÍNDICE DE TEMAS Cartilla para los Facilitadores

Más detalles

Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante

Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante ENTREVISTA A SU MAJESTAD EL REY EN TVE. EMISIÓN VIERNES 4. Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante Hay que afrontar los retos que tenemos por delante buscando el mayor

Más detalles

Ser mujer y tener pareja en un contexto patriarcal. Elisabeth Rapela

Ser mujer y tener pareja en un contexto patriarcal. Elisabeth Rapela Ser mujer y tener pareja en un contexto patriarcal Elisabeth Rapela Por que hablar de contexto patriarcal? Me refiero al patriarcado en el sentido que explica las jerarquías sociales entre los sexos y

Más detalles

LA RELACIÓN PROFESOR-ALUMNO

LA RELACIÓN PROFESOR-ALUMNO LA RELACIÓN PROFESOR-ALUMNO AUTORÍA ANTONIA MARÍA MOYA MARTÍNEZ TEMÁTICA RELACIÓN PROFESOR-ALUMNO ETAPA EI, EP, ESO Resumen La relación que tiene el profesor con los alumnos y alumnas puede depender de

Más detalles

DISCURSO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER LA RIOJA

DISCURSO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER LA RIOJA DISCURSO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER LA RIOJA Cuando se celebró el primer Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en 1911, más de un millón de mujeres participaron públicamente en este acto. Además

Más detalles

Capítulo 2. Las múltiples causas y consecuencias de la violencia. Las múltiples causas y consecuencias de la violencia

Capítulo 2. Las múltiples causas y consecuencias de la violencia. Las múltiples causas y consecuencias de la violencia Capítulo 2 Las múltiples causas y consecuencias de la violencia Mediante una dinámica que se realizó posteriormente, los participantes identificaron las causas y consecuencias de cada uno de los problemas

Más detalles

Guanyem. Eje igualdad de género y la diversidad sexual en Barcelona. Barcelona

Guanyem. Eje igualdad de género y la diversidad sexual en Barcelona. Barcelona género y derechos LGTB Eje igualdad de género y la diversidad sexual en Los movimientos sociales en han sido históricamente pioneros en la reivindicación de las libertades sexuales y la igualdad de género.

Más detalles

Proyecto para la prevención de la violencia de género en adolescentes. Ana Carmona. Rafa Garrido

Proyecto para la prevención de la violencia de género en adolescentes. Ana Carmona. Rafa Garrido Proyecto para la prevención de la violencia de género en adolescentes Ana Carmona Rafa Garrido ÍNDICE Resumen... 2 Diagnóstico de la realidad Aclaración de conceptos... 3 Marco normativo... 4 Formulación

Más detalles