Pseudónimo: Amy Salinger. Titulo: Decadencia 9/7/1995

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Pseudónimo: Amy Salinger. Titulo: Decadencia 9/7/1995"

Transcripción

1 Pseudónimo: Amy Salinger Titulo: Decadencia 9/7/1995 Llegados a este punto, Frank levantó la vista al cielo y emitió un sonoro gruñido. Llevaba horas sentado en la misma postura y se le había dormido el trasero. Se removió malhumorado y siguió dándole largas caladas a su cigarrillo, con parsimonia. Ciertamente, el paisaje era una maravilla. Le gustaba el campo y su inmensidad, sentir el viento despeinándolo, susurrándole al oído; tal y como lo haría una mujer enamorada. No era tarde, no más de las cinco y media, pero ya se estaba poniendo el Sol. Allí, debajo de aquel olivo ancestral, tan carcomido, tan desnudo y acusado por la huella del otoño, se podía saborear la vida y la nicotina-, sin prisas. Sin ataduras, sin una voz tintineante que le parase los pies o se los pusiera en marcha. No era un chico complicado, como se empeñaban en hacerle creer. Más bien, era todo lo simple que las personas habíamos dejado de ser; una vez la sociedad, la rápida industrialización y quién sabe qué más factores opresores, habían hecho mella en nosotros. Le bastaba con rumiar bajo un árbol y sentir la hierba fresca acariciando sus piernas morenas. No buscaba encontrarle el sentido a nada, como solían hacer todos, ni tan siquiera buscaba cambiar aquel método de vida impuesto. No buscaba nada. Simplemente vivía. Y aquello parecía enfurecer a todos cuanto le rodeaban. Cinco y treinta y siete minutos de aquel domingo de Diciembre. Era la víspera de Navidad, se suponía que debía estar con su familia, pulcramente vestido y acicalado, en algún centro comercial, comprando regalos insulsos a personas desagradecidas y comentando lo maravilloso que era compartir esos momentos todos juntos. En cambio, estaba ahí, malgastando su tiempo debajo de un olivo, pudriendo sus pulmones y su alma- poco a poco, haciéndose preguntas sin cerciorarse de que éstas pudieran tener respuesta, y observando la magna sombra que proyectaba en la corteza del árbol aquel ocaso inmenso. Esto era lo bueno de Frank; cualquier otro habría sentido remordimientos por pasar las horas así, sin invertir su tiempo en algo productivo o fructífero. En cambio, él era ajeno a todo aquello. A ese ruido ensordecedor, a esas turbinas trucadas y esos coches derrapando; a ese ajetreo, ese vaivén de personas ocupadas de no olvidarse nunca de nada excepto de sí mismas; ese consumismo, a esas ansias de éxito y aprobación, a esa mediocridad disfrazada, a esa educación malgastada, a esas calles con olor a desigualdad social, a ese entorno cruel y elitista llamado mundo del cual se negaba a formar parte. Si eso que hacía era malgastar su tiempo y no dar un palo al agua le era atribuida mucho esa expresión-, lo haría toda su vida, antes que convertirse en un autómata con los bolsillos llenos y el criterio vacío. Sin embargo, y muy a su pesar, se levantó, desperezándose, y se sacudió la hierba y las ramitas de encima. Se había ido de casa la noche anterior, pero no estaba preocupado por sus padres simplemente, no podía estarlo-. Rara vez dormía en casa, y sí lo hacía, no era por iniciativa

2 propia. Así que se levantó y se dispuso a hacer algo para matar ese aburrimiento y dar utilidad a sus energías. Pero se dio cuenta de que no tenía adónde ir, ni a quién acudir, ni nada en lo que invertir su tiempo. El ambiente en casa no le otorgaba a ésta el término de hogar no al menos en el sentido más estricto de la palabra-, y lo que menos deseaba en aquel momento era otra charla supuestamente motivadora sobre los valores morales y éticos de una persona, sus deberes civiles, sus obligaciones como estudiante No. Eso se había acabado, y era decisión suya. Quizás no la más acertada, pero sí suya, y eso le reconfortaba, pues no poseía nada más que sus ideas (raramente aceptadas). Frank había nacido en el seno de una familia acomodada de Nueva York, y como chico de la clase alta de los años 90 que era, disfrutaba de todos los gustos y caprichos con los que podía soñar un chaval de su edad. O al menos lo hizo hasta su padre se echó a la bebida y arruinó su matrimonio: una fértil alianza de diecisiete años basada en la confianza y la lealtad. Basada, sí. Porque en la práctica aquella casa siempre había sido un estercolero de infidelidades, abusos y maltratos tanto físicos como psicológicos hacia su madre y sus hermanos. Frank jamás había sido víctima del alcoholismo de su padre, simplemente era invisible a sus ojos. Y quizás así mejor. Su infancia podría haber sido un infierno, pero sabía cómo actuar y como sobrellevar los dramas, era un tío con agallas. Y sabía cómo pararle los pies si alguna vez la situación comenzaba a resultar más violenta de lo habitual. Hasta que un día, explotó. Frank volvía del instituto a la hora de siempre, puntual como un reloj, y aplicado como era entonces. La situación en casa comenzaba a hacer mella en él, y sus constantes pesadillas y sus trastornos se veían implícitos en su rendimiento académico. Pero él mantenía la calma, o al menos ese era su objetivo. Siempre había sido un chico diez, atleta y buen estudiante; templado, tranquilo, sereno. Era el vivo retrato del sueño americano: joven, rico, atractivo, capitán de su equipo de fútbol y con un brillante y prominente futuro por delante. Se quería dedicar a las finanzas, como su padre, ser un pez gordo y ganar mucho dinero a costa de los peor desavenidos. Tenía una novia preciosa y muchos colegas que lo adoraban; más bien lo suyo era un club de fans el trabajo del cual era lamerle el culo constantemente. Pero él estaba a gusto, no se planteaba nada, sólo acataba normas y directrices y sonreía y hacía ver que todo era perfecto y puro a su alrededor; no tengo nada que ocultar se decía-, todo va bien. Hasta aquel día. Por entonces contaba dieciséis años y sentía como algo dentro de él estaba cambiando. Ya no quería ser un pez gordo, ya no disfrutaba placando a los adversarios en el campo de fútbol americano, ni se sentía pleno con los vítores de las gradas y la admiración de las chicas, ya no se contentaba con tener por novia a la más guapa y arrogante- del instituto, ya no soportaba más llegar cada día casa y encontrar a su madre en el sofá hecha un ovillo a base de antidepresivos, ocultando un ojo morado y con las manos temblándole. Ya no podía tolerar arrastrar a su padre hasta el dormitorio, cada madrugada, cuando llegaba borracho

3 como una cuba aporreando la puerta y pronunciando improperios. Ya no quería tener que cuidar de su pequeña hermana y del bastardo de su hermano cada vez que las paredes temblaban y los portazos se sucedían; y aquel hombre que le había dado la vida se presentaba delante de su propia mujer con cualquier ramera con olor a degradación humana y silicona en cada milímetro de su cuerpo vendido. Ya no. A él jamás le había tocado un pelo, jamás le había sido infiel, jamás le había levantado la voz. Su relación con su padre, al llegar a la adolescencia, se basaba en miradas cargadas de agresividad y gestos violentos, pero sin nunca llegar a las manos ni a los insultos. Con él no, sabía que tendría la batalla perdida. Y Frank estaba deseando partirle los dientes a ese degenerado que estaba acabando poco a poco con su madre, con su frágil y dulce progenitora. Sabía que estaba inculcando unos valores nefastos en las ideas y el comportamiento y actitud de sus hermanos; sobre todo en las maneras de su hermano, que cada día era más violento y malhablado, más soez e imprudente, a imagen y semejanza de su padre. Nunca había hecho nada porque su padre, aún entonces, estaba montado en el dólar, y tenía contactos. Dijera lo dijera, hiciera lo que hiciera, saldría él perdiendo, y nadie le creería. Su madre no tenía el valor de denunciar; lo único que tenía era miedo, el terror era su constante y su forma de vida. Así pues, entró en casa después de un duro día de fútbol y álgebra y se encontró a su madre tendida en el suelo, rodeada, literalmente, de un enorme charco de sangre. Tenía la cara desfigurada y la nariz rota, diversos hematomas por todo el cuerpo y estaba semidesnuda. Frank se quedó paralizado, con los ojos clavados en esa imagen grotesca e inhumana, sintiendo como le hervía la sangre y algo dentro de él se activaba. Fuera quién fuera que hubiera hecho eso iba a pagarlo, de la manera más brutal posible. La diferencia en este caso la marcaron dos factores: el hecho de que él sabía perfectamente quién había sido el autor de tal infamia, y que el autor era su padre. Con una tranquilidad inusual para la situación que se estaba dando, dejó la mochila en el suelo del recibidor y subió las escaleras de su casa, sin prisas, sin dar aparentes muestras de violencia o enojo. Abrió la puerta del dormitorio de sus padres y se encontró a su progenitor haciéndole el amor a la mujer de la silicona por todos lados que tantas otras veces había visto. La mujer hizo un gesto de sorpresa y se tapó rápidamente con la sábana; en cambio, su padre ni se inmutó al verlo. Simplemente le dijo con voz neutra y con la mirada cargada de ira que cerrase la puerta y se largara. Sin mediar palabra, Frank se acercó al lecho matrimonial y estampó su puño contra la cara de su padre. Éste cayó al suelo, con la nariz sangrando y con el semblante enfurecido, y se dirigió a su hijo para contraatacar. Pero algo dentro de Frank había cambiado, ya nunca sería el mismo, ya nunca volvería a ver en los ojos de su padre la más mínima muestra de afecto, ni a acatar normas, ni a tolerar abusos, ni a cerrar la boca si sabía que lo correcto era gritar. Algo se había desatado en su interior, y no podía parar de atizarle a su padre, mientras le gritaba todo lo que nunca había tenido valor, mientras las lágrimas le recorrían el rostro, lleno de rabia e ira, de frustración, tristeza y pena al pensar en su madre y el estado en que se encontraba. No podía parar aunque él pidiera clemencia y la mujer desnuda chillara que parara, que lo acabaría matando. Tantos años sufriendo en la intimidad los efectos del alcoholismo y la violencia doméstica y sonriendo en cada foto de Acción de Gracias todos juntos en el salón, como una familia unida y bien avenida; habían acabado por convertir a un chico con talento y un futuro prometedor en un monstruo.

4 Frank contempló a su padre en un punto en el que apenas se movía, y paró en seco. Sufrió una crisis nerviosa al darse cuenta de lo que acababa de hacer, él jamás se había visto involucrado en una pelea, jamás había perdido las formas. Y ahora por poco acababa con la vida de su padre. No podía creer lo que estaba pasando, no podía estar pasándole a él, había tirado todo su futuro por la borda. Estaba acabado. Su padre le dirigió una gélida mirada, clavando sus casi inertes y fríos ojos en él. Eso bastó para hacer entender a Frank que las cosas no volverían nunca a ser lo que eran. Exhaló por última vez y se desplomó por completo, desvanecido. Frank se acabó el cigarrillo y lo tiró al suelo, aplastándolo con la punta del zapato. Los domingos solía ponerse nostálgico y recordar cómo todo había acabado: cómo su padre había estado a punto de morir y cómo éste había denunciado a su propio hijo por maltrato; cómo su madre había negado toda muestra de violencia por parte de su marido (cosa que hizo que Frank fuera acusado también por malos tratos hacia su madre); el juicio y la represión y humillación pública, y su posterior entrada en el centro de menores. Era considerado un monstruo, un auténtico sádico. Nadie había creído su versión de los hechos, todos lo miraban con temor por la calle, señalándolo con un dedo y murmurando; insultándolo y poniendo gestos de consabido disgusto. Frank pasó por una época de búsqueda de desesperada aprobación, estaba empeñado en que lo creyeran, en encontrar un apoyo, alguien que secundara su palabra. Ninguno de sus amigos lo hizo, y su novia no quiso saber nada más él. Era un paria; no tenía a nadie, como nadie quería tenerlo a él. Pero había pasado mucho tiempo de esto, y ahora Frank contaba casi dieciocho años. Llevaba dos internado en aquel centro de reclusos, destinado a jóvenes problemáticos. Pero él no lo era, desde aquel día jamás había vuelto a pelear con nadie, aunque quizás también influyera el hecho de que tampoco tenía contacto con nadie. Se había vuelto asocial y muy escéptico hacia aquel sistema político y social en que se veía apresado, y por lo tanto, hacía siempre lo que quería en el momento en que quería. Lo consideraban un bicho raro, un marginado, pero esto no le suponía la menor de las molestias, su indiferencia era su mejor arma. Se cultivaba por él mismo, devoraba libros y leía el periódico cada día, por curiosidad y para constatar con una amarga sonrisa en los labios, que el mundo se iba progresivamente a pique. Todo lo que necesitaba saber lo sabía, y no daba explicaciones a nadie. En un principio, su condena duraba hasta que cumpliera los dieciocho años, pero sus continuas salidas pero no vueltas- del centro habían alargado ésta unos meses más. El sistema lo había ignorado cuando defendió una y mil veces su inocencia; por tanto, ahora él ignoraba al sistema. Aunque por mucho que se lo negara a él mismo, lo que más había ahondando en su dolor y su resentimiento había sido la actitud de su madre, al dejarlo declarar culpable sin pronunciar palabra, aún siendo conocedora de los hechos. Si estaba dónde estaba era por ella, por defenderla, por vengar su sufrimiento, y lo único de lo cual fue ella capaz fue de mirarlo con profundo dolor y pesar al verlo esposado siendo conducido hacía el correccional. Él ni se

5 inmutó, y aquel fue el fin para Frank y sus sentimientos. Sería un chico independiente, duro, falto de tacto y parco en palabras y afectos, sería lo que la vida le había hecho ser. Y no volvería a preocuparse por nada ni nadie, y odiaría todo lo establecido y todo lo impuesto. Y jamás volvería a abrir un libro de texto, ni a ganar un partido, ni sería agente de bolsa y mucho menos un pez gordo como su padre. Simplemente sería Frank, y viviría como tal. Por eso aquel domingo de vísperas de Navidad en el que, sentado en esa colina, contemplaba la gran ciudad, allá abajo, con su traqueteo infinito y sus luces y su despilfarro y aquella hipocresía disfrazada de conformidad, sintió una punzada de nostalgia. Hacía casi dos años de aquel fatídico día, y algo se removió dentro de su interior. De pronto se echó a llorar, tal y como hizo aquel día, y como nunca lo había vuelto a hacer. Lloró como un niño, como lo solía hacer en las faldas de su madre, cuando todo era bello y puro, y los problemas eran una utopía. Lloró mientras tosía por culpa de la nicotina, lloró a lágrima viva, por todo lo que había callado, y por todo lo que había sufrido, y por todas las personas que le habían negado su ayuda y su apoyo. Lloró porque, como él, miles de chicos y chicas sufrían la violencia en casa, y esos miles callaban y aguantaban y asentían en silencio, mientras se iban pudriendo por dentro. Lloró porque tal vez, esos jóvenes no habían tenido tanta suerte como él, y también era víctimas de aquella agresividad física, no sólo espectadores. Lloró porque aquello era un infierno, y porque no era tan fuerte como podía llegar a aparentar. Lloró por no tener adónde ir, por no saber cómo seguir, por no poseer un hombro amigo en el que poder llorar y por todo lo que nunca había llorado. Lloró por última vez, y por última vez se dirigió a su hogar, dónde un catre maltrecho y la soledad le esperaban, como de costumbre, para darle las buenas noches.

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un La aparecida de la carretera vieja de La Guaira Venezuela A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar

Más detalles

UNA LARGA NOCHE. El señor Esteban había tomado la decisión de apartarse del mundo por unos quince

UNA LARGA NOCHE. El señor Esteban había tomado la decisión de apartarse del mundo por unos quince UNA LARGA NOCHE El señor Esteban había tomado la decisión de apartarse del mundo por unos quince días. Venía saliendo de un tormentoso matrimonio de varios años y atravesaba por un estrés laboral en una

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 El teléfono mágico Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 Había una vez un hombre en la calle. Se podía ver que estaba privado de todo. Su ropa estaba estropeada y sus zapatos estaban arruinados. El

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

La Bella y La Bestia por Kendra Host. En un día nevado y muy frío en enero del año 1990, la vida de Juan

La Bella y La Bestia por Kendra Host. En un día nevado y muy frío en enero del año 1990, la vida de Juan La Bella y La Bestia por Kendra Host \ En un día nevado y muy frío en enero del año 1990, la vida de Juan cambió para siempre. Sus padres murieron en un trágico accidente de automóvil. Antes de ese día

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

Localidad: C/Panaderos Nº4 6ºA Valladolid 47004

Localidad: C/Panaderos Nº4 6ºA Valladolid 47004 Nombre: Alberto Tejero Caballo Correo: a.tejero2001@gmail.com Localidad: C/Panaderos Nº4 6ºA Valladolid 47004 Teléfono: Móvil 616771609 Fijo: 983200375 La intención de este relato (además de crear buena

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

www.globalhumanitaria.org

www.globalhumanitaria.org www.globalhumanitaria.org A Kukuri le gustaba soñar despierto. Le gustaba soñar mirando el cielo. Imaginaba que detrás de aquella niebla blanquecina había montañas altas y llenas de árboles. Montañas preciosas

Más detalles

El Juego Macabro Del Amor

El Juego Macabro Del Amor Nivel: Octavo Autor: Felipe Londoño Henao Clase de cuento: urbano Ilustraciones: Jacobo Pinto Curso: Octavo A El Juego Macabro Del Amor Era la 1:30 AM madrugada del día martes 13 de un mes no conocido,

Más detalles

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Extraído del libro Las Mujeres que Aman Demasiado Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Antes de la terapia yo

Más detalles

Capítulo 1 Llevaba demasiadas horas despierta. Aunque mi cuerpo necesitaba descansar, mi mente no paraba de trabajar; imágenes de mi vida pasaban continuamente, estaba nerviosa, sentía miedo, tanto que

Más detalles

EN SU BANCO DEL PARQUE

EN SU BANCO DEL PARQUE EN SU BANCO DEL PARQUE Era su primer día. Estaba muy emocionado. Sabía que iba a pasar allí mucho tiempo, posiblemente el resto de sus días, pero estaba en un parque y eso le alegraba, pues había oído

Más detalles

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS Nuestro corazón es el lugar donde habitan los recuerdos, y hoy me toca desempolvar unos cuantos. Recuerdo con nitidez, a pesar de mi corta edad, mi primer día

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

Cuando iba a nacer su hermano, a Bárbara se le nubló el mundo entero:

Cuando iba a nacer su hermano, a Bárbara se le nubló el mundo entero: 1 La Parejita de Eduardo Dayan El año en el que nació Bárbara fue muy importante para los Ramírez, Gerardo y Melina. Era la primera hija que tenían, la primogénita, la princesita, como decía la abuela!

Más detalles

El regalo de Navidad. Texto: Mireia Vidal. Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela

El regalo de Navidad. Texto: Mireia Vidal. Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela El regalo de Navidad Texto: Mireia Vidal Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela Si alguien le preguntara a la abuela Conchita cuál era el mejor regalo de

Más detalles

ELOY MORENO. Lo que encontré bajo el sofá

ELOY MORENO. Lo que encontré bajo el sofá ELOY MORENO Lo que encontré bajo el sofá ELOY MORENO Lo que encontre.indd 5 17/07/13 11:41 1986, TOLEDO Lo que encontre.indd 19 17/07/13 11:41 Hay en Toledo una calle estrecha, torcida y oscura que guarda

Más detalles

Un milagro inesperado

Un milagro inesperado Un milagro inesperado El toque de Jesús. Una ocasión Jesús iba a una ciudad llamada Naín, y al llegar a la entrada de la ciudad se topó con un grupo de personas que llevaban a un joven a enterrar; este

Más detalles

Miraba ansioso su móvil, había quedado a las diez y media con sus amigos y no llamaban. A qué están esperando? pensó nervioso, saben lo importante

Miraba ansioso su móvil, había quedado a las diez y media con sus amigos y no llamaban. A qué están esperando? pensó nervioso, saben lo importante 1 Miraba ansioso su móvil, había quedado a las diez y media con sus amigos y no llamaban. A qué están esperando? pensó nervioso, saben lo importante que es la puntualidad si queremos encontrar a «nuestros

Más detalles

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír.

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír. El secreto má gico Quieres que te cuente un secreto? Existe una isla en el Océano Pacífico que es un lugar muy, muy especial. Allí, las personas tienen algo que todo el mundo desearía tener: Magia! Es

Más detalles

MANIFIESTO DE CAMPAÑA

MANIFIESTO DE CAMPAÑA MANIFIESTO DE CAMPAÑA Cáritas Diocesana de Burgos Programa de Personas sin hogar 1 Han pasado muchas cosas por nuestras vidas. Hoy me vuelvo, miro a mis compañeros y revivo en las miradas sus historias

Más detalles

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios La historia del conductor de autobús que quería ser Dios Ésta es la historia de un conductor de autobús que nunca se avenía a abrir la puerta a los que llegaban tarde. Este chófer no estaba dispuesto a

Más detalles

Tema 1 LA HIGIENE PERSONAL

Tema 1 LA HIGIENE PERSONAL Tema 1 LA HIGIENE PERSONAL 1 Objetivo: Fomentar la autonomía en los hábitos de higiene, vestimenta y alimentación. Materiales: Fichas 1 y 2 Debemos educar a los alumnos, desde los primeros años de vida,

Más detalles

7 Errores FATALES frente a la Infidelidad

7 Errores FATALES frente a la Infidelidad www.comosuperarlainfidelidad.com 7 Errores FATALES frente a la Infidelidad Vivir una situación de Infidelidad es algo muy grave que desestabiliza emocionalmente a cualquiera. Sin embargo al ser algo que

Más detalles

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio Leyenda del otoño y el loro graciela repún (sélknam - tierra del fuego) En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio llamado Kamshout al que le gustaba hablar. Leyenda del otoño y el loro

Más detalles

EL INVERTIDO. Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo.

EL INVERTIDO. Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo. EL INVERTIDO Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo. Son las 7 de la tarde y Manu está a punto de llegar de las clases de baloncesto. Es un chaval guapo

Más detalles

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas RESPETO No sentirse respetado 1. Cuando intentaba usar ropa diferente, mis papás se burlaban de mí. 2. No podía decir

Más detalles

«MACROENCUESTA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER 2015» Avance de Resultados

«MACROENCUESTA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER 2015» Avance de Resultados «MACROENCUESTA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER 2015» Avance de Resultados Características de la encuesta y mejoras en el cuestionario Principal objetivo: conocer el porcentaje de mujeres residentes en España

Más detalles

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons LA OLA Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Desde hace unos días cuando le tiro la pelota a Chispa, no sale corriendo a por ella para luego volver a traérmela. Los papás me han dicho

Más detalles

Introducción. Soy Carmen, y soy una adolescente de tan sólo 14 años próximos a cumplir.

Introducción. Soy Carmen, y soy una adolescente de tan sólo 14 años próximos a cumplir. Introducción Soy Carmen, y soy una adolescente de tan sólo 14 años próximos a cumplir. Curso el 2 Grado de secundaria en la Escuela Secundaria Diurna No. 107 XOCHIMILCO. Este relato es como un tipo tragicomedia

Más detalles

Experiencias adulteradas

Experiencias adulteradas Experiencias adulteradas Las tres fases de un camino construido sobre polvo químico La edad de la curiosidad, del vivir al límite y al momento. Esta es la época que las personas eligen para empezar a explorar

Más detalles

La increíble historia de Kiki y Sabrina

La increíble historia de Kiki y Sabrina La increíble historia de Kiki y Sabrina Puede que pienses que la historia que voy a contarte es un cuento, pero no es así, porque los cuentos se inventan y no ocurren de verdad. Sin embargo, la historia

Más detalles

I Concurso de "TUITS" de amor

I Concurso de TUITS de amor I Concurso de "TUITS" de amor Por alumos y alumnas del IES Carmen y Severo Ochoa. Luarca 1 Creemos un pequeño infinito juntos. 2 3 4 5 Cuando no puedo dormir, mirarte dormida a mi lado es otra forma de

Más detalles

2 EL ÚLTIMO SUEÑO DEL VIEJO ROBLE

2 EL ÚLTIMO SUEÑO DEL VIEJO ROBLE 2 EL ÚLTIMO SUEÑO DEL VIEJO ROBLE 1 Había una vez un roble que crecía al borde de la ladera. Era viejo, pues trescientos sesenta y cinco años llevaban sus raíces enterradas en esas tierras. Casi cuatro

Más detalles

CORRIENDO POR LAS CALLES

CORRIENDO POR LAS CALLES CORRIENDO POR LAS CALLES Por: Leydi Rocío Silva Rangel Era tarde sin duda alguna, tuve que apagar el celular por que me canse de mirar una y otra vez la hora. El tiempo parecía haberse detenido, no avanzaba,

Más detalles

REUNIÓN 4 CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS A FORMAR LAZOS AFECTIVOS

REUNIÓN 4 CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS A FORMAR LAZOS AFECTIVOS Folleto 1/Página 1 REUNIÓN 4 CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS A FORMAR LAZOS AFECTIVOS Agenda de la Reunión Duración Tema (15 minutos) D-1 INTRODUCCIÓN A LA REUNIÓN 4 Bienvenida Aspectos de la selección mutua Enlace

Más detalles

Qué hace Alberto para calmar sus frustraciones?

Qué hace Alberto para calmar sus frustraciones? 24. Una cita con María Los peores años de nuestra vida. Qué hace Alberto para calmar sus frustraciones? a) graba sus canciones en una grabadora b) graba sus pensamientos en una grabadora c) prepara entrevistas

Más detalles

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS Ariane Percque Nolwenn Pelwen Erase una vez, une chica muy normal, de 22 años. Era rubia, tenía los ojos azules, era alta, delgada y vivía sola en un apartamento en Nueva

Más detalles

"FALADA", EL CABALLO PRODIGIOSO

FALADA, EL CABALLO PRODIGIOSO Tesoro de la Juventud "FALADA", EL CABALLO PRODIGIOSO 2003 - Reservados todos los derechos Permitido el uso sin fines comerciales Tesoro de la juventud "FALADA", EL CABALLO PRODIGIOSO Del libro de las

Más detalles

LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS

LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS José acaba de entrar con el coche en el pueblo, donde viven sus padres, le acompaña su mujer María, y sus hijos Jesús y Olga, que iban dormidos, en el asiento trasero. Vamos!,

Más detalles

Prologo. Londres, 1810

Prologo. Londres, 1810 Prologo Londres, 1810 Lord Devlin St. James, cuarto conde de Selford, estaba decidido a declararse esa misma tarde a lady Clarissa Blackwood. En ese mismo momento Devlin se encontraba en la biblioteca

Más detalles

www.sindromedeklinefelter.info

www.sindromedeklinefelter.info Mi padre siempre decía que éstos serían los mejores años de mi vida... Si hubiera sido simplemente gordo, hubiera sido tolerable, pero yo era algo más que gordo, tenía pecho. Todos parecían saberlo, todos,

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

Narcisos Negros. Por. Mary Coleman. Jorge me trajo una docena de narcisos, mi flor favorita. Él

Narcisos Negros. Por. Mary Coleman. Jorge me trajo una docena de narcisos, mi flor favorita. Él Narcisos Negros Por Mary Coleman Jorge me trajo una docena de narcisos, mi flor favorita. Él necesitaba pedir perdón por los eventos de anoche. Tuvimos una pelea, como siempre. Está bien, yo sé que tuve

Más detalles

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE Todo comienza en un Hospital en el que acaba de nacer una bebé a quien le pusieron Matilde. Ella siempre fue diferente a los demás, por ejemplo cuando nació en vez de llorar,

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

La mayoría de nosotros somos actores sin saberlo. No cobramos, no estamos metidos en

La mayoría de nosotros somos actores sin saberlo. No cobramos, no estamos metidos en OBRA DE LUCIA GARCÍA FERNÁNDEZ EMPIEZO A OLVIDAR LA ESPERANZA DE QUE ME OIGAS. La mayoría de nosotros somos actores sin saberlo. No cobramos, no estamos metidos en el show bussines, pero somos mejores

Más detalles

VÍCTOR GARCÍA Y JAVIER SERRANO CORRER PARA VIVIR DEL BUEN CORREDOR. Así se prepara un campeón. Prólogo: JESÚS ESPAÑA. La esfera de los libros

VÍCTOR GARCÍA Y JAVIER SERRANO CORRER PARA VIVIR DEL BUEN CORREDOR. Así se prepara un campeón. Prólogo: JESÚS ESPAÑA. La esfera de los libros VÍCTOR GARCÍA Y JAVIER SERRANO CORRER PARA VIVIR DEL BUEN CORREDOR Así se prepara un campeón Prólogo: JESÚS ESPAÑA 1 DEJAR EL FÚTBOL, ELEGIR EL ATLETISMO. LA DECISIÓN Para que una persona se convierta

Más detalles

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO PERSONAJES: BRAIS MINIMOY: Protagonista del cuento. Es algo curioso y siente pánico cuando no hay adultos con el. MISORA: Habitante del misterioso lugar al que

Más detalles

Comisión Nacional de los Derechos Humanos GUIONES PARA EL ESPACIO DE LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ. Cuarto a sexto de Primaria

Comisión Nacional de los Derechos Humanos GUIONES PARA EL ESPACIO DE LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ. Cuarto a sexto de Primaria Comisión Nacional de los Derechos Humanos GUIONES PARA EL ESPACIO DE LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ Cuarto a sexto de Primaria TEXTO NUMERO 1 Todos hemos podido ver cómo va cambiando la vida. Vamos creciendo

Más detalles

Propiedad intelectual del pastor y escritor Th. B. Samuel Que www.queministries.org COMO LA GALLINA.

Propiedad intelectual del pastor y escritor Th. B. Samuel Que www.queministries.org COMO LA GALLINA. COMO LA GALLINA. Mateo 23: 33 Serpientes, generación de víboras!, cómo escaparéis de la condenación del infierno? 34 Por tanto, yo os envío 1. profetas, 2. sabios 3. y escribas; de ellos, 1. a unos mataréis

Más detalles

MANTIENES UNA RELACIÓN CON UNA PERSONA CON TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD?

MANTIENES UNA RELACIÓN CON UNA PERSONA CON TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD? MANTIENES UNA RELACIÓN CON UNA PERSONA CON TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD? 1. Ocultas lo que realmente piensas o sientes porque tienes miedo de la reacción de esa persona? 2. Crees que no merece que

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº2 Planificación para la lectura en voz alta del cuento Juan sin miedo Hermanos Grimm Objetivos de Aprendizaje (OA) Comprender y disfrutar versiones completas de obras de literatura, leídas por

Más detalles

La Novena de Navidad, para hacer con los niños

La Novena de Navidad, para hacer con los niños La Novena de Navidad, para hacer con los niños Autor: P. Luis Martínez de Velasco Farinós Esta Novena de Navidad tiene por objeto acercar a las familias cristianas a la Sagrada Familia, es decir, a la

Más detalles

Prevención del abuso sexual

Prevención del abuso sexual 115 Capítulo 12 Prevención del abuso sexual A medida que los niños se vuelven más independientes, conocen a más personas y se llevan con ellas de diferentes maneras. Al igual que aprenden a ir y venir

Más detalles

Shen, Ejecutor el Este

Shen, Ejecutor el Este Resumen: Todo podría haber sido distinto. Shen, Ejecutor el Este Por Neran En su mente no paraba de repetirse a sí mismo esa frase fatídica, cada día, cada hora. Cada segundo que pasaba la sentía latir

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

Los malos tratos en la infancia

Los malos tratos en la infancia Los malos tratos en la infancia Belén Camacho Pérez Psicóloga. Especialista en Violencia de Género. La violencia familiar es un fenómeno que está de actualidad, y no por su novedad, ya que a lo largo de

Más detalles

Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante

Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante ENTREVISTA A SU MAJESTAD EL REY EN TVE. EMISIÓN VIERNES 4. Me encuentro en buena forma, con energía y con ilusión para seguir adelante Hay que afrontar los retos que tenemos por delante buscando el mayor

Más detalles

1. LECTURA DEL CUENTO 2. DIALOGO CON LOS NIÑOS. El educador lee el cuento Qué has hecho con tu hermano?

1. LECTURA DEL CUENTO 2. DIALOGO CON LOS NIÑOS. El educador lee el cuento Qué has hecho con tu hermano? 1. LECTURA DEL CUENTO El educador lee el cuento Qué has hecho con tu hermano? 2. DIALOGO CON LOS NIÑOS En primer lugar se establece un diálogo para asegurar que ha habido una buena comprensión del cuento

Más detalles

Aladino y la lampara maravillosa Autor: De Las mil y una noche

Aladino y la lampara maravillosa Autor: De Las mil y una noche www.soncuentosinfantiles.com Aladino y la lampara maravillosa Autor: De Las mil y una noche Erase una vez una viuda que vivía con su hijo, Aladino. Un día, un misterioso extranjero ofreció al muchacho

Más detalles

La ciencia mágica. [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev

La ciencia mágica. [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev La ciencia mágica [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev En una aldea vivía un campesino con su mujer y su único hijo. Eran muy pobres, y, sin embargo, el marido deseaba que su hijo estudiase

Más detalles

Para Tete, que es todo un artista.

Para Tete, que es todo un artista. Para Tete, que es todo un artista. 1 Pamela Greenwood tenía cincuenta y siete años largos, treinta y dos dientes amarillos, diez uñas pintadas de rojo sangre y tres juanetes aprisionados en unos viejos

Más detalles

Educar en IGUALDAD. Fichas de Trabajo. para el Alumnado. Cuadernillo de Prevención de la Violencia de Género en el Alumnado

Educar en IGUALDAD. Fichas de Trabajo. para el Alumnado. Cuadernillo de Prevención de la Violencia de Género en el Alumnado Educar en IGUALDAD Cuadernillo de Prevención de la Violencia de Género en el Alumnado Fichas de Trabajo para el Alumnado Edición Excmo. Ayuntamiento de Sevilla Delegación de la Mujer Equipo Técnico Ayuntamiento

Más detalles

"Amarte como me amo a mi mismo es buscar oirte como quisiera ser escuchado al igual que comprenderte como quisiera ser comprendido.

Amarte como me amo a mi mismo es buscar oirte como quisiera ser escuchado al igual que comprenderte como quisiera ser comprendido. "Amarte como me amo a mi mismo es buscar oirte como quisiera ser escuchado al igual que comprenderte como quisiera ser comprendido." David Augsburger Sonido: Ernesto Cortazar - Eternity LA MAESTRA RODRIGUEZ

Más detalles

Mi ángel de la guarda

Mi ángel de la guarda Mi ángel de la guarda Victoria Eugenia Carolina Martínez Cardona Era la navidad del año 2000, cuando la familia atravesaba por una etapa difícil. Pero no una cualquiera, sino una dolorosa y fuerte. Unas

Más detalles

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme!

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme! La historia de la flor de la Nochebuena Hace muchos años, vivía una chica en las montañas de México en un pueblo muy pequeño. Se llamaba Lucida. Un día antes de la Navidad, el Padre Álvarez vino a la casa

Más detalles

La bicicleta de. Izel. www.globalhumanitaria.org

La bicicleta de. Izel. www.globalhumanitaria.org La bicicleta de Izel www.globalhumanitaria.org LA BICICLETA DE IZEL Su madre siempre le decía: Aprovecha el tiempo, Izel. Que no te pase como a mí. Tú harás muchas cosas. Y ella pensaba que su madre ya

Más detalles

Damián González Bertolino Los trabajos del amor Novela Cosecha Roja. Estuario editora 1ª edición: 2015 ISBN: 978 9974 720 14 5 12 x 19 cm. / 288 pp.

Damián González Bertolino Los trabajos del amor Novela Cosecha Roja. Estuario editora 1ª edición: 2015 ISBN: 978 9974 720 14 5 12 x 19 cm. / 288 pp. Damián González Bertolino Los trabajos del amor Novela Cosecha Roja. Estuario editora 1ª edición: 2015 ISBN: 978 9974 720 14 5 12 x 19 cm. / 288 pp. I Morales y el Toto entraban por la puerta de los empleados

Más detalles

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás PAPA NOEL DUERME EN CASA Samanta Schweblin La navidad en que Papá Noel pasó la noche en casa fue la última vez que estuvimos todos juntos, después de esa noche papá y mamá terminaron de pelearse, aunque

Más detalles

Juan el de la vaca. Esto había de ser un hombre que tenía un hijo y una vaca. La vaca era muy hermosa y el hijo algo tonto.

Juan el de la vaca. Esto había de ser un hombre que tenía un hijo y una vaca. La vaca era muy hermosa y el hijo algo tonto. Cuentos populares Juan el de la vaca Esto había de ser un hombre que tenía un hijo y una vaca. La vaca era muy hermosa y el hijo algo tonto. El padre lo mandó un día a vender la vaca, porque les hacía

Más detalles

BY NC SA. Historia dental

BY NC SA. Historia dental Sí, ya, ya lo sé, que hay que cuidarse más la boca y no sólo venir al dentista cuando duele. Pero es que nunca he tenido problemas con los dientes a pesar de tenerlos por completo descuidados. Vamos, que

Más detalles

Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no

Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no Cuando el campo se vuelve rojo Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no podía quedarme dormida. Comienza una madrugada, en la isla de Calbuco, en la Región de Los Lagos, cuando sus

Más detalles

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ALEGRÍA TRISTEZA ENFADO MIEDO ANEXO 2 CUENTO: EL MONSTRUO DE COLORES 2 ANEXO 3 - DIBUJOS: EMOCIONES VIVIDAS 3 ANEXO 4 - RECONOCEMOS LAS EMOCIONES

Más detalles

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz AUTOR: Daby Andrés Gómez bejarano PROGRAMA: Finanzas y Negocios Internacionales. POEMARIO Hoja en blanco Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día con pulso tembloroso intentando

Más detalles

REFLEXIONES EN TERAPIA DE PAREJA

REFLEXIONES EN TERAPIA DE PAREJA REFLEXIONES EN TERAPIA DE PAREJA Las experiencias que solemos tener en la Terapia de Pareja nos conduce a plantearnos una serie de cuestionamientos. Una noche de reflexión analizando un caso que tengo

Más detalles

Qué sucede ahí! A ver, sepárense! Bueno, ahora ahora no me importa. Vengan a casa y sin decir nada.

Qué sucede ahí! A ver, sepárense! Bueno, ahora ahora no me importa. Vengan a casa y sin decir nada. Lección 32 Homosexualidad Jorge y Edi se despertaron a media mañana. Al fin y al cabo eran vacaciones y podían hacerlo. Además la noche anterior se habían quedado hasta muy tarde leyendo el libro y conversando.

Más detalles

Estaba aún dormida, pero sentía que se

Estaba aún dormida, pero sentía que se Estaba aún dormida, pero sentía que se alzaba del sueño exactamente como un globo: como si fuera un pez de colores en una pecera de sueño, alzándose más y más a través de las tibias aguas del adormecimiento

Más detalles

SCID-II CUESTIONARIO DE PERSONALIDAD

SCID-II CUESTIONARIO DE PERSONALIDAD SCID-II CUESTIONARIO DE PERSONALIDAD Estas preguntas son acerca del tipo de persona que es Vd. en general (es decir cómo se ha sentido comportado normalmente durante muchos años).. Rodee con un círculo

Más detalles

Con PIE, CABEZA 1. Estoy tan cansada que YA NI ME TENGO EN PIE estar cansada 2. He andado de cabeza, estos díasestar

Con PIE, CABEZA 1. Estoy tan cansada que YA NI ME TENGO EN PIE estar cansada 2. He andado de cabeza, estos díasestar Frases hechas 3 Con PIE, CABEZA 1. Estoy tan cansada que YA NI ME TENGO EN PIE estar cansada 2. He andado de cabeza, estos díasestar ocupado 3. A ese se le ha subido el éxito a la cabeza. perder el sentido

Más detalles

UN PUENTE QUE UNIÓ DOS VIDAS. estaba conociendo Italia y le había pedido que fuese ella también a la reunión.

UN PUENTE QUE UNIÓ DOS VIDAS. estaba conociendo Italia y le había pedido que fuese ella también a la reunión. UN PUENTE QUE UNIÓ DOS VIDAS Corría una fría tarde de invierno de noviembre de 1957. Nadia había quedado con Francesco en el piso de arriba de su casa, ya que Fran era un inquilino de una de las casas

Más detalles

BUDA: El Perfecto Iluminado

BUDA: El Perfecto Iluminado Sidarta Buda es considerado el sabio más grandioso que haya pisado el planeta Tierra Capítulo 16 del libro Qué fue lo que el Buda descubrió Por Mágnum Astron BUDA: El Perfecto Iluminado El Sol, como de

Más detalles

Las Hadas. Charles Perrault

Las Hadas. Charles Perrault Las Hadas Charles Perrault Hace muchos años vivía en una lejana ciudad una viuda que tenía dos hijas. Era la mayor el vivo retrato de su madre, a tal punto que, conociendo a una podía decirse que se conocía

Más detalles

TEXTOS PARA MEDITAR- 4. Felipe Santos, SDB 6-noviembre-2008 (AMOR MATERNAL) cada niño aprende por el ejemplo

TEXTOS PARA MEDITAR- 4. Felipe Santos, SDB 6-noviembre-2008 (AMOR MATERNAL) cada niño aprende por el ejemplo 1 TEXTOS PARA MEDITAR- 4 Felipe Santos, SDB 6-noviembre-2008 (AMOR MATERNAL) cada niño aprende por el ejemplo Si vive rodeado de críticas,... aprende a censurar. Si vive rodeado de hostilidad,... aprende

Más detalles

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia.

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia. POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE También en plena noche la nieve se derrite blanca y la lluvia cae sin perder su transparencia. Es ella, la noche, la que nos libra de los reflejos, la que nos expande

Más detalles

Gracias, mamá. Por Eduardo y Gisela, Bilbao.

Gracias, mamá. Por Eduardo y Gisela, Bilbao. Gracias, mamá Por Eduardo y Gisela, Bilbao. El tres de septiembre de 2003 nace Manuel, nuestro hijo. Crece con total normalidad, a los dos añitos va a la guardería, a los tres comienza su andadura escolar

Más detalles

METODO LE BRUN PARA LA FELICIDAD

METODO LE BRUN PARA LA FELICIDAD 1 CELCIT. Dramática Latinoamericana 286 METODO LE BRUN PARA LA FELICIDAD Juan Mayorga PERSONAJES: 2 Le Brun- Mi nombre no es Le Brun. Le Brun era un hombre del siglo diecisiete y yo soy un hombre de este

Más detalles

LOS DISCÍPULOS DEL COLT

LOS DISCÍPULOS DEL COLT 1 Colección Silver Kane LOS DISCÍPULOS DEL COLT Serie Oeste ISBN-13 978-84-613-4178-8 2 DISCÍPULO PRIMERO: EL DESENGAÑADO CAPÍTULO PRIMERO LLEGADO DE LAS SOMBRAS Harry Belter tiró de las riendas de su

Más detalles

EL DESARROLLO SEXUAL DE NUESTROS HIJOS

EL DESARROLLO SEXUAL DE NUESTROS HIJOS Todos nos preguntamos de vez en cuando si lo que hacen o dicen nuestros hijos es normal. Es normal que a esta edad ya sepan utilizar estas palabras? Mi hijo de apenas 6 meses ya tiene una erección, eso

Más detalles

Muchas veces, cuando leemos un libro, pensamos; esta historia sería una gran película. Cuando encontré el primer ejemplar español de Ways to live

Muchas veces, cuando leemos un libro, pensamos; esta historia sería una gran película. Cuando encontré el primer ejemplar español de Ways to live Muchas veces, cuando leemos un libro, pensamos; esta historia sería una gran película. Cuando encontré el primer ejemplar español de Ways to live forever (Esto no es Justo) lo tuve clarísimo. Al principio

Más detalles

RICARDITO EL COPETUDO

RICARDITO EL COPETUDO UN TESORO DE CUENTO DE HADAS Charles Perrault RICARDITO EL COPETUDO Uso exclusivo VITANET, Biblioteca Virtual 2003 Ricardito el Copetudo Había una vez una reina que dio a luz un niño, tan feo que se dudaba

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

Igual que el día en que murió abuelita Narda Cecilia Marizán Méndez

Igual que el día en que murió abuelita Narda Cecilia Marizán Méndez MENCIÓN DE HONOR Igual que el día en que murió abuelita Narda Cecilia Marizán Méndez Andrea presentía que algo andaba mal aquel día, sentada en un rincón a media mañana, en la oficina de la directora del

Más detalles

LA VIUDA QUIEN AYUDÓ POR ACEPTAR AYUDA (B.6.4.9)

LA VIUDA QUIEN AYUDÓ POR ACEPTAR AYUDA (B.6.4.9) LA VIUDA QUIEN AYUDÓ POR ACEPTAR AYUDA REFERENCIA BÍBLICA: Lucas 11-17 VERSÍCULO CLAVE: CONCEPTO CLAVE: OBJETIVOS EDUCATIVOS: "Y todos glorificaban a Dios, diciendo Dios ha visitado a su pueblo" (Lucas

Más detalles