BASES PARA LA PLANIFICACIÓN DEL USO DE LA TIERRA A NIVEL PREDIAL

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "BASES PARA LA PLANIFICACIÓN DEL USO DE LA TIERRA A NIVEL PREDIAL"

Transcripción

1 BASES PARA LA PLANIFICACIÓN DEL USO DE LA TIERRA A NIVEL PREDIAL RELEVAMIENTO DE SUELOS EVALUACIÓN DE TIERRAS Alvaro Califra Setiembre,

2 Contenido 1 RELEVAMIENTO DE SUELOS Introducción Problemáticas que deben responder los relevamientos de suelos Objetivos y propósitos del RS y la Evaluación de tierras Productos principales del relevamiento de suelos Orden y Escala Algunas propiedades del suelo a tener en cuenta Diferencias entre entidades de clasificación (taxonómicas) y unidades cartográficas Tipos de relevamiento de suelos COMPILACIONES o COMPILADOS o ESQUEMÁTICOS: LEVANTAMIENTO DE RECONOCIMIENTO LEVANTAMIENTO SEMIDETALLADO LEVANTAMIENTO DETALLADO Tipos de unidades cartográficas SIMPLES La serie El tipo de suelos La fase de suelos COMPLEJAS El Complejo La Asociación Etapas comunes a todos los relevamientos Etapa preparatoria Revisión y estudio de antecedentes Selección de documentos de telepercepción Fotolectura, análisis y fotointerpretación Etapa de campo, verificación o estudio in situ Dónde comenzar a verificar, rechazar o adecuar la hipótesis de trabajo? Dónde describir y muestrear?

3 Cuánta y cómo reunir la información? Cómo obtener datos y generar información? ETAPA DE LABORATORIO Etapa de gabinete (Post-campo) INFORME EXPLICATIVO - SUGERENCIAS Ubicación Antecedentes Metodología Memoria descriptiva Resultados Recomendaciones Evaluación de Tierras Métodos de evaluación de tierras Aproximaciones cualitativas Sistemas basados en un solo factor Métodos aritméticos Sistemas paramétricos Algunos sistemas de evaluación de tierras Clasificacion por capacidad de uso de las tierras - USDA Clases de capacidad Subclases de capacidad Unidades de capacidad APTITUD GENERAL DE USO DE LA TIERRA (ROU) LAS TIERRAS CULTIVABLES LAS TIERRAS NO CULTIVABLES CLASIFICACION POR CAPACIDAD DE USO DE LAS TIERRAS FAO 87 3 Futuro de la cartografía de Suelos y Evaluación de tierras GLOSARIO BIBLIOGRAFÍA Anexo Planilla de datos analíticos de perfil de suelo Planilla de descripción de suelo

4 Este trabajo pretende constituir una versión actualizada de la publicación Cartografía de Suelos que el Profesor Abraham Kaplán realizara hace ya muchos años. Ese valioso material, en el que muchísimas generaciones estudiáramos, reunía los conceptos básicos necesarios para efectuar e interpretar mapas de suelo. Sin embargo a nuestro humilde entender, necesitaba una fisonomía acorde a los nuevos tiempos. Además de la lógica aspiración de convertirse en una ayuda, guía o manual para los lectores, constituye una suerte de tributo a quien supo ganarse el respeto, la admiración y por sobre todo la amistad de la mayoría de sus alumnos. Alvaro Califra, junio,

5 1 RELEVAMIENTO DE SUELOS 1.1 Introducción El propósito de este trabajo, es brindar en forma sintética, un conjunto de conceptos y algunos consejos, referidos a la cartografía de suelos, inventario 1 y evaluación 2 de tierras. Muchos de los primeros, provienen de la bibliografía pero mayoría de los consejos surgen de la experiencia. Se estima que serán de utilidad y se los considera necesarios para la formación de estudiantes universitarios a nivel de grado. Sin embargo, aspira ser entendido por un público más vasto, sin que no por ello resulte insuficiente para niveles de enseñanza superior. Para su más completo e integral aprovechamiento, se recomienda consultar previamente, toda la bibliografía del curso de Edafología de la Facultad de Agronomía. Sin perjuicio de lo expuesto en el Capítulo GLOSARIO se sintetizan y recuerdan algunas definiciones y conceptos para la mejor comprensión de este trabajo. A su vez, persigue facilitar el aprendizaje metodológico del inventario de suelos y motivar la práctica de esta actividad así como el relevamiento integrado de recursos naturales. Busca capacitar al alumnado en la lectura e interpretación de cartografías pre-existentes. Además, ambiciona jerarquizar este conjunto de herramientas, tanto porque las actividades inherentes conducen a conocer y valorar mejor la naturaleza, como por entender que sus resultados son imprescindibles, siempre que se pretenda realizar un uso sostenible de nuestro planeta PROBLEMÁTICAS QUE DEBEN RESPONDER LOS RELEVAMIENTOS DE SUELOS Una de las preguntas que nos debemos realizar antes de efectuar, encargar realizar un relevamiento de suelos (RS), o bien utilizar un mapa pre-existente es: para qué propósito?, 1 Asiento ordenado de los bienes (suelo) y efectos de una persona o comunidad (predio, país, etc.).documento en que constan dichos bienes (suelos). 2 Valuar. Estimar el valor de las cosas no materiales 5

6 con qué fin? y Quién o quiénes serán sus usuarios potenciales? Puede que ellos sean: niños de nivel escolar, políticos, planificadores a nivel nacional, departamental, predial o técnicos como Ingenieros civiles, agrícolas, agrónomos, etc. Cada uno de estos tiene necesidades de conocer el suelo, o en forma más general las tierras, a un nivel diferente. Así, por ejemplo, al niño se le exige que posea conocimientos generales del medio dónde vive y tendría que saber, en sus aspectos más generales: cómo es el clima del país?, cómo es la vegetación, la geología? y también, por qué no?, los suelos. Bastaría que conociese como se los clasifica a un nivel muy general. Inclusive puede que no sea necesario que conozca cómo se los denomina, sino para qué son más útiles? o cuál o cuáles pueden ser sus utilizaciones más provechosas?. Varios de los actores sociales mencionados, pueden tener interés de conocer los suelos con un grado distinto de profundidad. En definitiva, el modelo de representación de la realidad edáfica que se construirá debe satisfacer distintos niveles de comprensión y conocimiento. De esta forma cada uno de estos niveles podrá abarcar los conocimientos en forma suficiente para interpretarlos correctamente y serán capaces de comprender, respetar, disfrutar y gestionar los suelos en forma sostenible. Seguramente a un productor rural de un predio de 5 ha situado en el Departamento de Canelones, o mejor aún a su técnico asesor, le interesará conocer en detalle y profundidad la distribución y propiedades de los diferentes tipos de suelo del predio. La precisión de los límites entre los diferentes suelos es de suma utilidad en este caso. El nivel de conocimiento de cada suelo y el grado de clasificación asociado, cobran mucha jerarquía. Al productor de ese predio, un mapa de suelos de escala pequeña, con categorías taxonómicas muy generales, definido quizás por una sola unidad de suelo, abarcando toda la superficie del predio, no le reportaría mucha utilidad para realizar la gestión del mismo. Por simple probabilidad, la variación de suelos de un establecimiento suele ser menor que la existente dentro en un país. Las diferencias entre los suelos dentro de un predio, por lo común son mucho más sutiles que las que se dan a escala nacional, donde puede cambiar la: geología, relieve, vegetación, e incluso hasta el mismo clima. Pero las variaciones que se pueden dar en u espacio más reducido, en una extensión menor a veces no ser menores, e independientemente de la magnitud de la superficie que se trate: sea un país o un predio, etc., en el momento de planificar su utilización, deben ser necesariamente consideradas, para intentar su aprovechamiento sostenible OBJETIVOS Y PROPÓSITOS DEL RS Y LA EVALUACIÓN DE TIERRAS Para entender, conocerse a sí mismo y todo lo que lo rodea, el hombre suele descomponer 6

7 la naturaleza dividiéndola según sus necesidades en reinos u otras categorías. A su vez, desarrolla tantas ciencias como entienda pertinentes en su estudio. La Edafología es una de ellas, en tanto que la cartografía de suelos y la evaluación de tierras pueden entenderse como "ramas" de aquella. El relevamiento de recursos naturales y la evaluación de tierras en general, buscan conocer cada vez más y mejor: cada uno de los componentes particulares o específicos: clima, vegetación, agua, geología, relieve, suelo, fauna, etc., su ubicación y distribución en el paisaje así como, el grado de asociación e interrelación entre ellos, y su utilidad, basándose fundamentalmente en términos de eficiencia, para producir bienes y servicios para el hombre y la sociedad. Estos tres puntos intentan contestar respectivamente el cómo?, dónde? y para qué? Específicamente, la cartografía o relevamiento de suelos fue definida por Simonson (1959) como el proceso de que implica realizar su inventario en una zona determinada, incluyendo: 1. determinación de las características y propiedades edáficas importantes, 2. clasificación de los suelos en categorías establecidas sistemáticamente, 3. localización y trazado de sus límites sobre mapas y 4. predicción de su aptitud para diversos usos. En definitiva, RS sería el conjunto de actividades necesarias para estudiar y describir sistemáticamente al recurso, hasta construir un modelo de aproximación a la realidad, que resulte de utilidad para el usuario. El RS, se encuadra dentro de lo que se concibe como cartografía temática (otros ejemplos: carta de vegetación, geológica, uso actual, erosión actual. Todas ellas, se apoyan inexorablemente en la cartografía geográfica, en la geodesia. La cartografía temática, en alguna medida puede llegar a colaborar en la actualización de cartografía geográfica, descubriendo nuevos hechos y accidentes (cañadas, cerros, pantanos, etc.), pero no es la encargada y menos aún la responsable de generar la cartografía básica. Los especialistas que se encargan de crear modelos de la tierra, medir distancias en las tres dimensiones, adjudicando coordenadas geográficas precisas: latitud, longitud y altitud) y así georreferenciar diferentes hechos hasta construir cartas, mapas, etc. son otros técnicos. 7

8 Los mapas y cartas de suelos, por lo común son elaborados por científicos de suelos llamados edafólogos, especializados en esta rama de la ciencia del suelo. En nuestro país, las actividades agrícolas, forestales, pecuarias y los intentos por orientarlas, así como la colaboración en la planificación de la investigación aplicada respectiva, han sido los mayores demandantes de información edáfica. Sin perjuicio de ello, aunque en muy menor medida, se han requerido estudios de suelo para auxiliar obras de ingeniería de diversa magnitud e importancia. La fuerte cultura pecuaria y agrícola - que en forma gradual y natural fue originándose a partir de la época colonial, en el aprovechamiento integral del territorio - ha propiciado que fuese en la Facultad de Agronomía, el lugar donde en principio, se brindaran cursos de Edafología y ciencias conexas. Sin duda, las circunstancias han colaborado a que la evaluación de suelos y tierras se desarrollara en ese mismo sentido. No obstante, los servicios del conocimiento del suelo y su evaluación pueden ser utilizados y requeridos por estudios, planes y proyectos de: impacto ambiental, obras sanitarias, riego y drenaje, vialidad, reservas de agua, urbanismo, etc. Según Kellog (1973), los propósitos del relevamiento de suelos son varios, entre ellos pueden citarse: 1. La aplicación rápida de la experimentación y los nuevos descubrimientos en el manejo de suelos y cultivos. 2. La planificación de la investigación agrícola, así como la aplicación, divulgación y extrapolación de sus resultados. 3. La determinación de la distribución potencial y la adaptabilidad de cultivos específicos y prácticas de manejo de suelos, que es lo que interesa a los fines agronómicos. 4. El desarrollo y la regionalización rural, el manejo público de la propiedad. 5. El avalúo de los terrenos para la aplicación de impuestos. 6. La planificación de trabajos de ingeniería (rutas, puentes, vías férreas, etc.). En definitiva, los estudios de suelos son requeridos para intentar comprender mejor todo aquello que nos rodea. El suelo es un singular integrante del ambiente: la biosfera que sustenta y hace posible la vida. 8

9 1.1.3 PRODUCTOS PRINCIPALES DEL RELEVAMIENTO DE SUELOS El RS es una actividad que supone la generación de por lo menos cuatro productos principales, que complementándose le dan sentido y utilidad: 1) un mapa que muestra las relaciones geográficas de cada unidad cartográfica de suelo (UCS), 2) un informe, texto que describe: propósitos, antecedentes y composición de las UCS, 3) tablas, gráficos, etc., conteniendo datos físicos, químicos, mineralógicos y, biológicos. 4) interpretaciones y recomendaciones de uso y manejo de las tierras ORDEN Y ESCALA Los mapas de suelos son de diferentes escalas. El mapa de suelos de un Estado de los EEUU - de dimensiones comparables a la de un país como el nuestro - según el Servicio de Relevamiento de Suelos del Departamento de Agricultura (Soil Survey Staff - USDA), sería considerado de quinto orden. Cuadro 1 - Órdenes escala y propósitos de mapas" según el USDA ORDEN DE MAPA ESCALA PROPÓSITOS Investigación o usos muy intensivos específicos Usos muy intensivos y más pequeña Uso extensivos, como bosques y manejo de cuencas 4 1: : Planificación de uso de la tierra a nivel general 5 1: : y más pequeña Planificación de uso de la tierra a nivel general (regiones, países). Potencial para cultivos, bosques, uso urbano Según los criterios del cuadro previo, un RS adecuado para planificar las actividades de un predio de tamaño mediano a grande de nuestro país ( y más ha), estaría comprendido en el segundo orden. Un mapa de orden cinco, apropiado para un continente o país de extensa superficie, tendría una escala pequeña (1: : ). En nuestro país, los mapas de suelo más utilizados a nivel predial son de escala grande (1: o 1:25.000) y serían de orden dos. Los de orden 1, la mayor escala (1:1000-1:20.000), son utilizados en inventarios sumamente detallados, a nivel de campos experimentales y parcelas donde se realizan 9

10 ensayos. Estos pueden ser útiles en campos o estaciones de investigación o para apoyar la más adecuada ubicación y desarrollo de obras civiles: carreteras, aeropuertos, saneamiento, etc. La escala se usa para indicar cuan más pequeño o grande es el modelo respecto a la realidad Algunas propiedades del suelo a tener en cuenta De acuerdo a alguna de las definiciones de suelo, éste es un conjunto de cuerpos que cubren la superficie de la tierra. Pero, los límites entre ellos, son siempre fáciles de distinguir? La respuesta, un tanto evidente, es que no. Pero, por qué es así? Porque a diferencia de otros entes, como los animales o vegetales, gran parte de las propiedades y características de los individuos-suelo o edafones, son cuantitativas y no cualitativas. Un individuo-suelo o edafón, es la unidad más pequeña e indivisible del suelo. Puede tener una expresión espacial de 1 a 10 m 2. Se considera que en esa superficie sus propiedades son relativamente constantes (Ver Fig. Nº 1). Figura 1 - "Representación esquemática de individuo-suelo El cuerpo tridimensional más pequeño que describimos y muestreamos (1 10 m 2 ) se denomina EDAFON o individuo- suelo PAISAJE GEOFORMAS Valle aluvial - Ladera escarpada Intefluvio aplanado Cuando se realiza una observación del perfil de suelo utilizando un taladro (ver Fig Nº 13), se tiene una visión muy parcial, muy limitada. Apenas estamos estudiando un punto en el paisaje. De lo que se desprende, que deberán realizarse muchas perforaciones de este tipo, para tener una idea más aproximada de la realidad: cómo varía el perfil del suelo con el paisaje, tanto en la dimensión horizontal como en la vertical. El número de observaciones necesario para conocer el suelo a través de perforaciones con taladro, es variable de situación en situación. Pero lógicamente, cuanto más homogéneos o constantes sean los factores de formación (ver Formación del suelo, Durán, A.), en un espacio dado, menos variables resultarán sus combinaciones y por lo tanto los suelos que se formen. En contraposición, el mayor número de observaciones debería realizarse cuando las situaciones de formación de suelo resulten más complejas y variables: variaciones a 10

11 corta distancia del relieve, geología, etc.). Cuando el edafólogo está haciendo un mapa de suelos, intenta establecer límites entre ellos. Para ello se basa en los factores de formación (clima, organismos vivos, geología, relieve, tiempo y hombre) y en las diferentes combinaciones de intensidad de los procesos de formación y evolución de los suelos. El trabajo del relevador de suelos, es diferenciar o distinguir dentro de distintos paisajes los diversos componentes: formas de la tierra o geoformas, ver Fig. Nº 2. Se procura establecer un patrón de asociación entre las geo-formas del paisaje y la distribución de los suelos asociados a cada una de ellas respetivamente. Se toma en consideración como influyen en el desarrollo del suelo las distintas formas del paisaje así como otros elementos como tipos de vegetación: abundancia, características, de rocosidad, pedregosidad, etc. La meta o el objetivo del relevador es marcar una línea alrededor de todos los suelos similares, hasta conformar una UCS. Figura 2 - Representación esquemática de algunas geoformas Lomadas suaves Lomadas fuertes Albardones Terrazas o planicies escarpas Altiplanicies y valles con Cada perfil de suelo (individuo-suelo, pedón o edafón) tiene horizontes comparables en tipo (secuencia de horizontes) y cantidad (espesor y composición), se dice que pertenece al mismo "suelo" (la misma serie de suelo). El conjunto de individuos-suelo, con propiedades y características similares, pertenecerán y constituirán una unidad de mapeo de suelos (Unidad Cartográfica de Suelo). Inspeccionando varios edafones, el relevador de suelos puede determinar donde se deben dibujar las líneas entre diferentes unidades de mapeo. Un edafón dado, no es más que uno de los miembros del conjunto de poli-edafones que conforman la unidad de mapeo de suelos. Sin embargo, dibujar una línea alrededor de todos los edafones similares basándose en su aspecto, es difícil, costoso y por lo tanto, en la mayoría de los casos, inútil desde un punto de vista pragmático. 11

12 Las UCS que el científico en suelos utiliza para representar en un mapa también se pueden denominar unidades de mapeo y pueden consistir en una o más series (por lo general, varias). Las unidades de mapeo se identifican por: nombres, símbolos (letras, colores, tramas, etc.). Cada unidad de mapeo va a contener suelos que son ejemplos idealizados por el experto que realiza el relevamiento: edafones centrales o modales (A) y unos pocos suelos que son similares al edafon central pero que tienen algunas pequeñas diferencias con aquel, edafones no modales (a). Se admite que pueden existir algunas inclusiones (B) similares pero no idénticas a las categorías anteriores, así como inclusiones distintas (Z) que no superan el 15% de la superficie de la UCS. Figura 3 - "Representación esquemática de Unidad de mapeo de Suelos La forma de ir construyendo la teoría que se expone en la figura anterior, es practicando perforaciones en las diversas geoformas. Esto supone un gran esfuerzo. Porque lo que deseamos descubrir, conocer: el ordenamiento de los suelos de acuerdo a algún padrón o comportamiento lógico, que se reitera en el paisaje bajo determinadas circunstancias: se encuentra debajo de la vegetación y varía en profundidad. Para realizar esta tarea que implica efectuar un número importante de perforaciones exploratorias, rápidas nos ayudamos de una herramienta: el taladro (Ver Fig. Nº 4 y 10). Esa herramienta permite ir extrayendo muestras de suelo de diferentes profundidades conforme se avanza en la perforación. De cada una de las evoluciones se extrae una muestra. Esas se van disponiendo horizontalmente en la superficie. Así se obtiene un perfil de cómo es el suelo en profundidad. Se van anotando las características y propiedades de las diversas capas u horizontes de los perfiles de suelos asociados a las formas del paisaje y se verifica la 12

13 falsedad, veracidad de la teoría inicial o se la modifica de acuerdo a lo observado en el campo. Conforme se progresa en desarrollo de estas tareas, teniendo muy presentes los resultados de las actividades exploratorias, se planifica una perforación de mayor porte. Esta, es un pozo o calicata, cuyas dimensiones son muy variables. Pero, para facilitar la: descripción morfológica, obtención de fotografías y muestras, no puede ser muy pequeña y suele tener un tamaño suficientemente grande como para albergar una o dos personas en su interior (1 m x 1m x 1m). Figura 4 - "Herramientas y adminículos para el relevamiento de suelos" Allí surge uno de los mayores problemas de la cartografía de suelos. Cuál es el sitio más apropiado, más representativo entre todas las observaciones realizadas? Debe tenerse presente que el lugar elegido, apenas un punto en el paisaje, representará a una porción de terreno relativamente extensa. El perfil descrito y muestreado allí (edafón modal), será el que le dará contenido a toda una unidad cartográfica de suelo. Quizás sea solamente éste quien la defina. Esta decisión puede ser asistida por herramientas que obvien o minimicen la subjetividad. Tal es el caso de la estadística. Pero la mayoría de las veces, esta decisión tiene algo de arte. Es el relevador de suelos quien determina el lugar que a su juicio representa mejor al "suelo promedio" o edafón modal. En el proceso de selección debe integrar un importante número de propiedades y características sumamente Interrelacionadas, por ejemplo: datos de pendiente, secuencia de horizontes, así como cualidades distintivas de los mismos, etc. Una vez procesados los análisis físicos, químicos, mineralógicos y biológicos pertinentes en las muestras respectivas, se está en condiciones de reunirlos con los descriptivos, analizándolos en forma conjunta. 13

14 En este proceso, puede que un individuo-suelo en cuestión, resulte muy diferente o bien similar a otro, pero nunca idéntico. Dado que como fuera mencionado, es muy poco probable que propiedades cuantitativas tales como: pendiente, espesor de horizontes o sus respectivos contenidos de arena, limo, arcilla, calcio, magnesio, potasio, carbono, ph, etc., resulten idénticos entre individuos.aún en las "caras" de un mismo pozo, suelen apreciarse variaciones en la morofología de un individuo suelo. Figura 5 - Calicata o pozo para descripción morfológica y muestreo del perfil de suelo Para dar respuesta a esta nueva necesidad de ordenar, sistematizar y analizar el conocimiento de los suelos se desarrolló otra rama de la edafología que es la taxonomía de suelos. Los Sistemas de Clasificación de Suelos (SCA), pretenden colocar en una misma clase o categoría a suelos con propiedades comunes. Fueron desarrollados luego de tener muchas observaciones y datos de suelos, con el propósito de clasificarlos. Colocarlos en un taxa o casillero y darles un nombre. Esta metodología no es fruto de la casualidad, sino de estudios concienzudos que tratan de establecer relaciones entre combinaciones de procesos que se dan en la naturaleza con diferente intensidad y resultantes tipos de suelo diferentes. Los SCS, tienen taxas o categorías de clases muy generales: que agrupan a los suelos que presumiblemente se formaron por una combinación de factores y procesos asociados también muy generales. Por ejemplo que se formaron bajo un mismo clima. Pero esas categorías muy amplias se van subdividiendo en otras más específicas que procuran establecer límites que agrupan los suelos que han sufrido una combinación más específica o particular de los procesos. Estos procesos son inferidos a través de propiedades observables en los suelos. Por ejemplo la acumulación de arcilla en forma de películas sobre las caras de agregados y poros por efecto de su translocación mecánica por la circulación descendente de los excesos de agua a través del perfil. Otro aún más específico sería que esa acumulación de arcilla fuese predominantemente de una especie mineral específica, por ejemplo Caolinta; de tal suerte que a cada uno de los taxa se les dan nombres y el conjunto de taxas jerárquicamente relacionados van definiendo los nombres 14

15 que van a recibir los individuos suelo que cumplen con las requisitos de cada taxa respectivo. De esta manera se facilita, no el conocimiento de todos y cada uno de los entes individualmente, sino la pertenencia a esa clase artificialmente creada e idealizada por el hombre. Este esquema fue obtenido de otras ciencias como la botánica o la zoología. Si a una persona se le da el nombre que recibiría un suelo por haber cumplido con los diferentes requisitos de cada uno de los taxas subordinados jerárquicamente en un sistema de clasificación, entonces aún sin ver, tocar u observar sus datos, tendrá una idea clara de que tipo de suelo se trata. Inclusive, no habiendo observado directamente un perfil, si cumple con los requisitos de clasificación discutidos y se le coloca un nombre que indica su pertenencia a ese grupo, por analogía y conocimiento de suelos semejantes al que nunca se observó, podría tenerse una idea de su comportamiento productivo, o para que puede utilizarse. Obviamente cuanto más universal sea el sistema de clasificación, más gente podrá entender el lenguaje, propiedades y conceptos que entraña. Lamentablemente, todavía no se ha generalizado un sistema de clasificación universal. Existe la Base Referencial Mundial del Recurso Suelo (WRB) desarrollada por la FAO, pero muchos países han adoptado como sistema de clasificación el desarrollado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) bajo el nombre de Soil Taxonomy (ST). Otros países utilizan el SCS propio, pero en la hora de publicar un trabajo deben ajustarse inexorablemente a las exigencias de clasificación de la revista internacional. La mayoría de este tipo de publicaciones reclama la utilización del Soil Taxonomy más que el WRB. Siempre debe tenerse presente que los límites para diferenciar dos o más individuos suelo no son naturales, sino creados por el hombre. Figura 6 - Algunas categorías de un Sistema de Clasificación de Suelos Sin un horizonte con un 20% más de arcilla que los que se encuentran por encima de él. Suelos con un horizonte superficial que posee un elevado contenido de humus íntimamente ligado a la fracción mineral. Con un horizonte de un 20% más de arcilla que los que se encuentran por encima de él. Con un horizonte de un 20% más de arcilla que los que se encuentran por encima de él y evidencias marcadas de iluviación. 15

16 Diferencias entre entidades de clasificación (taxonómicas) y unidades cartográficas Una entidad de clasificación (taxonómica) es una creación de la mente del hombre, que sirve para comprender las cosas que se encuentran en un número tan grande de individuos, que le sería prácticamente imposible estudiarlos uno a uno. En relación al suelo, cada observación es un punto que es examinado vertical (perfil) y horizontalmente (sitio). En un área dada, el número de observaciones de suelos podrían ser infinitas, pero el relevador por razones económicas y de tiempo, agrupará a una selección examinada de ellos, en unidades de clasificación que tienen límites específicos de variación. En dicha área, existiría un núcleo o perfil modal, que representa la condición más usual, promedio de todos los perfiles de suelo observados. Ellos se encuentran relacionados muy íntimamente, varían respecto al núcleo central, dentro de límites bien definidos. Dentro del grupo, en todos sus perfiles, se deben encontrar siempre las mismas clases de horizontes, en la misma secuencia. Algunas propiedades de ellos como: espesor, textura, estructura, color, consistencia y ph podrían variar dentro de límites estrechos. En tanto que una unidad cartográfica, es una porción de paisaje-suelo que está definida, constituida, por una o más entidades de clasificación (taxonómicas) creadas por el hombre. En los mapas más generales, de escala muy pequeña, las unidades cartográficas suelen estar definidas por complejos de asociaciones de series de suelo. A aquellos perfiles que una vez clasificados que ocupan el mayor porcentaje del área, se les denomina suelos "Dominantes" (más del 50% de la superficie), a los que ocupan áreas menores se les llama "Asociados" (más del 10% y menos del 50%) y a los que se prevé tienen la menor probabilidad de ocurrencia (menos del 10%) se les denomina Accesorios" (Ver, Tomo III de la CRS, 1976). Tabla 2 - Composición de suelos de la Unidad Cartográfica 1: millón Bañado del Oro en términos de abundancia relativa Dominantes Asociados Accesorios Argisoles Subéutricos Melánicos/Ócricos Tíipicos (abrúpticos), Fr, hidromórficos (húmicos) Planosoles Subéutricos Melánicos/Ócricos, Fr, hidromórficos (húmicos). Argisoles Subéutricos Dístricos Melánicos /Ócricos Típicos, ArFr, (húmicos) Brunosoles Subéutricos Lúvicos, ArFR, moderadamente profundos/ profundos Ródicos. Pero puede darse el caso, que un establecimiento dado aún perteneciendo a esa Unidad Cartográfica, todos sus suelos sean del tipo de los Accesorios. Litosoles Subéutricos Ócricos, Fr Inceptisoles Dístricos Úmbricos, Abrúpticos, Fr. Luvisoles Úmbricos Abrúpticos, Ar, Ródicos, Planosoles D siticos Ócricos, ArFr 16

17 Figura 7 - Carta de Reconocimiento de Suelos del Uruguay (escala 1:1 millón), DSA-MGAP, Tipos de relevamiento de suelos Los parámetros para caracterizar un RS son: escala del mapa de suelos material cartográfico básico unidades cartográficas unidades de clasificación (taxonómicas) método de elaboración Cada uno de ellos tiene varias posibilidades y la selección más adecuada está en función del PROPOSITO para el cual se realiza el relevamiento y el DETALLE requerido. Young (1976) menciona que existe una jerarquía de mapas de suelos y levantamientos a diferentes escalas, en los que se emplean distintos métodos e intensidades de muestreo y que cada uno de ellos tiene diferentes propósitos, proponiendo la clasificación que se cita a continuación: 17

18 Tabla 3 - Propósitos, escalas y tipos de relevamiento COMPILACIONES O COMPILADOS O ESQUEMÁTICOS: Son mapas de suelos basados en abstracciones de otros levantamientos y donde quedan áreas por cubrir o conocer, se realizan inferencias. Las escalas usualmente son de 1: o más pequeñas dependiendo del material a compilar y de los objetivos LEVANTAMIENTO DE RECONOCIMIENTO Son los levantamientos que, aunque a escala muy pequeña, cubrieron (se recorrió y/o obtuvo información) toda el área de estudio. Las escalas varían desde 1: a 1: Se realizan con mayor énfasis en el trabajo de fotointerpretación y escasa verificación de campo LEVANTAMIENTO SEMIDETALLADO Cubren un amplio rango de escalas, desde 1: a 1:30.000, siendo lo más común 1: Se realiza por fotointerpretación, combinada con una cantidad importante de trabajo de campo LEVANTAMIENTO DETALLADO Sus escalas varían de 1: a mayores. Son producidos con mayor énfasis en el trabajo de campo que en la fotointerpretación. 18

19 Porta, J. et al (2003), sintetizan en el siguiente cuadro 2, los diferentes tipos de mapeo de suelos, con sus respectivas escalas, propósitos y metodologías de trabajo. Cuadro 2 - Distintos propósitos, documentos de telepercepción, escalas y especificaciones de acuerdo a diferentes mapas de suelo, según Porta, J. et al (2003). Grado de actuación Tipo de mapa _ Intensidad (FAO ) Finalidad Metodología de Trabajo Escala de mapa a elaborar (orientativo) Esquemático _ Síntesis Inventario muy general. Información preliminar. Compilación información.información indirecta. Inferencia. de 1: Fundamental Exploratorio _ Síntesis Inventario general de recursos. Determinar las posibilidades de desarrollo, estudios posteriores requeridos o áreas idóneas para su desarrollo específico Examen de grandes áreas en poco tiempo. Información preexistente. Transectas rápidas. Detección de condicionantes para el desarrollo crítico y relevante 1: a 1: Generalizado _ Síntesis Planificación regional. Localización de proyectos de desarrollo. Transectas rápidas. 1: a 1: Estudio Reconocimiento _ Baja Estudios de pre viabilidad. Localización de proyectos. Estudios integrados. Determinación de áreas de desarrollo prioritario y aquellas solo adecuadas para agricultura no intensiva o pastos. Teledetección, principalmente, cubriendo toda el área. Fisiografía. Prospección en campo, si es posible mediante transectas. Información pre-existente. Identificar los principales condicionantes y áreas con riesgos o baja potencialidad. 1: a 1: Semi-detallado mediana Evaluación económica. Estudios de viabilidad de alternativas. Implementar programas de desarrollo. Teledetección combinada con una prospección de campo importante. 1: a 1: Ejecución Detallado _ alta Diseño y redacción de proyectos concretos. Planes de conservación de suelos. Estudios a nivel de establecimientos o predios. Prospección de campo, principalmente. Apoyo limitado de foto-interpretación. 1: a 1: Muy detallado _ Muy baja Estudios especiales para planificación. Estaciones de investigación. Establecimiento de una malla para prospección sistemática; o transectas sistemáticas. 1: a < 1:

20 Cuadro 3 Especificaciones que deberían reunir los diferentes tipos de mapa según Porta J. et al (2003) Unidad Tolerancia Tipo de Escala aproximada Especificaciones sobre densidad de datos por 100 ha cartográfica de base (ha) situación de límite(m) mapa Teledetección Calicata Sondeo Totales Análisis completos Esquemático Imágenes satélite Exploratorio Imágenes satélite Generalizado Imág. satélite a a Reconocimien a 500 to a a Semidetallado a ,5 2 2, a a Detallado ,5 20 Ortofoto y apoyo fotointerpretación. Muy detallado 2000 a a a , Las escalas pequeñas se deben reservar para los mapas de conjunto, que tienen un objetivo científico y didáctico; permiten mostrar la influencia de los factores fundamentales del medio sobre la edafogénesis: clima general, relieve y grandes tipos de materiales parentales. Las escalas grandes se destinan a resolver problemas prácticos bien precisos, permiten informar al agrónomo sobre las mejores técnicas que deben emplearse en cada tipo de suelo. La unidad cartográfica adoptada es, en este caso: la SERIE, el TIPO o la FASE, que serán descritas en los párrafos siguientes. En el caso de relevamientos detallados y en algunos semi-detallados, la unidad cartográfica coincide prácticamente con la o las entidades taxonómicas representadas por el perfil modal; esto no significa que no existan inclusiones de otras categorías taxonómicas que por razones de índole práctico no es posible separar. 20

21 1.3 Tipos de unidades cartográficas Las unidades cartográficas que se emplean en los levantamientos de suelos, pueden agruparse en SIMPLES, cuando se cartografía prácticamente individuos suelo o poliedafones individuales (un grado de pureza alto). Las unidades cartográficas SIMPLES se constituyen o conforman por series, tipos y fases. Mientras que las unidades cartográficas se denominan COMPUESTAS, cuando se cartografían suelos asociados geográficamente (grado de pureza bajo). En este caso, se encuentran integradas por complejos o asociaciones de series. Se hará énfasis en el estudio de las unidades simples, por ser las utilizadas en los relevamientos de escalas mayores SIMPLES La serie Se denomina de esta forma, a un grupo de suelos con horizontes similares tanto en su naturaleza como en su arreglo y desarrollados a partir de un mismo material litológico. Los suelos comprendidos dentro de una serie son esencialmente homogéneos en muchas características y en otras como: pendiente, pedregosidad, grado de erosión, posición topográfica y profundidad a la roca, pueden presentar heterogeneidad mientras no modifiquen grandemente la naturaleza y disposición de los horizontes. Las series de suelos se diferencian principalmente tomando como base, las variaciones significativas de los rasgos morfológicos del perfil. Estos rasgos son principalmente la clase, espesor y disposición de los horizontes y su estructura, color, textura, reacción, consistencia, contenido de carbonatos y otras sales, contenido de humus y composición mineralógica. Una diferencia significativa en cualquiera de estas propiedades, en cualquiera de los horizontes, puede ser la base para el reconocimiento de una serie diferente. Sin embargo es muy raro que la diferenciación entre serie se deba a una sola característica; usualmente cambian varias al mismo tiempo. En suelos, no es fácil establecer una regla que cubra razonablemente las variaciones en las propiedades dentro de los límites de una serie, sin excepciones. Si cada una de las características observadas en los perfiles de suelo tuvieran que ser idénticas para colocarlos en la misma serie, cada perfil examinado constituiría una serie diferente; ya que no se encuentran dos perfiles idénticos en todos sus aspectos. Se deben esperar pequeñas variaciones en el espesor de los horizontes individuales. Se deben permitir pequeñas variaciones en cada propiedad. Desde el punto de vista de la ciencia de suelos aplicada, tal vez lo más importante es reconocer todas aquellas diferencias pasibles de ser cartografiadas, que explican o son responsables de variaciones en el crecimiento de la vegetación nativa o de cultivos. Una restricción adicional en la cartografía de suelos es que las diferentes series de suelos deben 21

22 tener características o propiedades claramente diferenciables u observadas a nivel de campo. La serie se identifica con el concepto de poliedafón definido por Johnson (1963), como» uno o más edafones contiguos que se encuentran dentro de la gama definida para una sola serie de suelos». Es un cuerpo de suelos real, físico y limitado ya sea por no suelo o por edafones de carácter diferente respecto a los criterios utilizados para definir la serie; su tamaño mínimo es de 1 m 2, (ver Figura Nº 1) El tipo de suelos Ha sido conceptualizado como una subdivisión de la serie en base a la textura del horizonte superficial. Después del nombre de la serie, se agrega, por costumbre, el nombre de la clase textural del horizonte superficial La fase de suelos Es una subdivisión de la serie en base a características que afectan el uso y manejo de los suelos, pero la variación de los suelos no es suficientemente grande como para separarlos en series diferentes; las fases pueden diferenciarse en base al grado de pendiente, grado de erosión, contenido de piedras, salinidad, drenaje, etc. La denominación de fases se hace agregando al nombre de la serie y tipo, un nombre connotativo a la característica más crítica o significativa para el uso y manejo de los suelos comprendidos en ella. Las fases de series de suelos son las principales unidades cartográficas que se presentan en los mapas de levantamientos detallados COMPLEJAS Aún en levantamientos detallados, pueden presentarse casos en que es imposible indicar separadamente, en el mapa, todas las unidades taxonómicas. En mapas de menor escala como son los levantamientos de reconocimiento, tal situación es la norma. En tales casos, el mapa es más fácil de leer e interpretar si en él se indican agrupamientos de suelos individuales bien definidos en lugar de un patrón intrincado y difícilmente legible de unidades taxonómicas. Independientemente del nivel al que se esté cartografiando suelos, sea país, región o establecimiento, es un objetivo muy deseable establecer su padrón de distribución. Así podrá ser más comprensible el modelo tanto para quién lo realiza, como para los potenciales usuarios. 22

23 El Complejo Los agrupamientos se hacen en base a asociaciones geográficas de unidades taxonómicas, definiéndose cada uno por las propiedades y características de las unidades taxonómicas que los integran y su padrón de distribución. Los grupos citados son principalmente el complejo y la asociación de series de suelos. Las unidades taxonómicas que lo integran no se pueden separar en levantamientos detallados porque aparecen en un padrón muy intrincado. Son mezclas de suelos y no pueden ser definidos en términos de un perfil modal y variaciones de él Soil Survey Staff, (1951) La Asociación Es un grupo de unidades taxonómicas, asociadas con regularidad geográfica según un padrón determinado, o sea que dos o más suelos pueden estar presentes, asociados geográficamente según pautas más o menos entendibles. Para dar un ejemplo, es muy factible que asociados a una posición del paisaje (ladera alta) se encuentran tal o tales series, mientras que en otra posición (ladera baja) por lo común se desarrollan otras. En los mapas de escala pequeña, muchas veces no se pueden separar los suelos asociados por problemas de escala. Se dice entonces que a esa escala son Asociados; si se estudiasen a escalas mayores, cada uno respectivamente, podría ser dominante en su UCS. Otras veces, aún en mapas de escala grande, a veces no se puede establecer el padrón que explique la forma en que se encuentran asociados dos o más suelos;, entonces se los llama suelos Asociados. La UCS en este caso estaría formada por una asociación de suelos, compleja indivisible. Legros (1973) citado por Porta et. al (2003) propone criterios para evaluar la precisión de mapas de suelo a través del siguiente índice o Factor de Calidad (FC): 1.4 Etapas comunes a todos los relevamientos El arte de combinar estrategias y metodologías para elaborar una carta de suelos se desarrolla en diferentes ámbitos. En el gabinete o escritorio, por lo común, se realiza la 23

24 revisión de antecedentes, la interpretación de documentos de telepercepción (fotointerpretación, interpretación visual o digital de imágenes) y la elaboración del informe escrito y gráfico o mapa. Más recientemente, la computadora también asiste y facilita muchas de las tareas mencionadas. En el campo, se desarrollan las tareas conducentes a obtener una descripción del suelo lo más completa posible. Esta última, facilita y organiza la obtención de muestras para su posterior análisis. La etapa mencionada etapa es sin duda la más trascendente. Porque es en ella dónde se obtiene información a través de la observación directa y se gesta la calidad de datos e interpretaciones que de ellos se realicen más tarde. Tiene por objeto reunir además de datos de suelo, otros de ciencias conexas a la Edafología (ver de planilla de campo en el Anexo adjunto). Finalmente, pero no por ello menos importante, existe una etapa que se efectúa en el laboratorio. Este medio está particularmente adaptado para recibir, preparar y realizar todos los tipos de análisis necesarios para conocer lo mejor posible las propiedades, químicas, físicas, biológicas y mineralógicas de los suelos (ver ejemplo de planilla de laboratorio). Las tareas mencionadas y los datos obtenidos de cada una se complementan e interactúan para que el modelo de aproximación a la realidad, de acuerdo al dinero y tiempo invertido, sea lo más fiel y exacto posible. La calidad de los resultados del relevamiento inciden directamente en las interpretaciones y evaluaciones predictivas, que se realicen con los más variados propósitos. Figura 8 - Etapas y procedimientos del RS Escritorio Revisión de antecedentes Foto- interpretación Redacción del Informe Elaboración de mapas Análisis Químicos, Físicos, Mineralógicos y Biológicos Campo Laboratorio Descripción morfológica Verificación de límites Muestreo 24

25 Este ciclo puede seguirse y repetirse una o varias veces hasta alcanzar el o los resultados buscados. Entre estos podrían figurar inclusive, mapas de diferente escala y grado de detalle, de una misma área o territorio, hechos en etapas progresivas sucesivamente ETAPA PREPARATORIA Revisión y estudio de antecedentes. Consiste en el examen y análisis de documentos y mapas relativos a: clima, geología, geomorfología, topografía, vegetación y utilización de la tierra, etc. Además, naturalmente, de todo antecedente edafológico que auxilie a comprender la zona, región u área objeto de estudio. La información relacionada al suelo suele constituir una ayuda para confeccionar un mapa. A veces son mapas que directamente constituyen los clásicos factores de formación. En otras ocasiones, ayudas un tanto encubiertas o no directas, pueden figurar en los mapas geográficos. Tas es el caso de la toponimia de ríos, arroyos, lugares y cerros. Allí existen nombres de arroyos p.ej.: Colorado que nos dice o nos da indicios de la geología del lugar, a través del color de sus barrancas. Hay más ejemplos de nombres de lugares en la lengua guaraní. Obviamente, el servicio que nos puede prestar este tipo de información es de menos valor, cuando se emprende un mapa detallado de un predio que, cuando el objetivo es generar un mapa a nivel exploratorio de un país. Afortunadamente, existen antecedentes realizados en diferentes momentos y a diferentes escalas que constituyen una contribución invalorable, al momento de emprender un RS de escala predial. Los siguientes son algunos ejemplos: Carta de uso y manejo de suelos, Escala aproximada: 1: , (CIDE, 1967); Carta de Reconocimiento de Suelos del Uruguay, escala 1: (MGAP- DSA, 1976), Cartas de los departamentos: Montevideo, Canelones, sur de San José, Cuenca del Cuareim, Tacuarembó, parte de Río Negro y áreas aisladas de: Cerro Largo,, Paysandú, Treinta y Tres y Maldonado, a escala 1: (MGAP-DSA). Cuenca Alta del Río Negro, escala 1: (MGAP-DSA) Carta de Suelos de la Cuenca de la Laguna Merín, escala 1: PNUD/ FAO, 1967 Cartas de los departamentos: Colonia, Soriano y Río Negro, escala 1: , (MGAP-DSA) y Unidades de fotointerpretación, conocidas como grupos de productividad CONEAT. Esta información está disponible, en forma gratuita, para todo el territorio. Sólo es necesario consultar la página WEB del MGAP 25

26 AT.htm y en ella buscar por el o los número(s) de padrón(es) en el departamento correspondiente. Así mismo, se recomienda consultar otras informaciones relativas al recurso o al relieve, etc. en ese sitio o bajo en general. Allí, (Ver Fig. 9), es posible visualizar las áreas de nuestro país cartografiadas con diferente nivel de detalle, más allá del millón. Figura 9 - Antecedentes cartográficos de suelos realizados a nivel estatal En verde figuran las áreas con relevamiento de suelos a escala 1: ; en rosado las de escala 1: y con borde morado a escala 1: 200 y Oprimiendo las flechas azules pueden visualizarse los mapas respectivos Selección de documentos de telepercepción Paralelamente, en esta etapa también se seleccionan los materiales o documentos de telepercepción tales como: fotografías aéreas (FA), imágenes obtenidas desde plataformas espaciales, etc. que sirvan para facilitar y economizar tiempo o dinero en las etapas sucesivas. Las FA que cubren toda la superficie de nuestro territorio, fueron obtenidas en el año A pesar de su previsible obsolescencia, nos brindan un gran servicio ya que algunos de los factores que contribuyen a su formación: geología, relieve y el mismo suelo, no varían demasiado con el tiempo. Sin embargo, si se pretende obtener información del uso de la tierra y el grado de erosión asociado, no nos resultarían demasiado útiles. Habría que buscar documentos más actuales. Los relevamientos referidos, dieron lugar a colecciones fotográficas en blanco y negro, pancromáticas (todo el espectro visible simultáneamente) de 26

27 escala 1: y 1: Más tarde, entre , se realizó otro relevamiento aerofotográfico que lamentablemente no alcanzó a cubrir todo el territorio. En este caso, de las áreas de mayor intensidad de uso agrícola se obtuvieron FA de similares características y escala a las citadas previamente. En el resto del país, la escala de las FA fue 1: Obviamente son más actuales que las de la década de los 60 s. Sin embargo se prefiere estas últimas, siempre que se las utilice para interpretar suelos, geología, dado que estos hechos no son tan dinámicos, si se los compara con el uso de la tierra, la cobertura del suelo, el grado de afectación por erosión, etc. La interpretación de suelos sobre FA Blanco y Negro, se vale y utiliza mucho la tonalidad de gris. En nuestro país, con grandes extensiones dedicadas a la ganadería en condiciones naturales (pastizales), con una baja intervención humana en términos relativos, lo que se ha fotografiado es la vegetación. En base a elementos de fotointerpretación como: la gama de tonos mencionada, textura fotográfica (lisa, rugosa, etc.), el relieve, tipo de drenaje, etc. se realiza la inferencia del paisaje y los suelos que pueden estar asociados al mismo. En general, cuanto menos intervenida por el hombre sea la realidad, más eficiente es el proceso.; menos ruido se interpone entre la fotografía aérea que representa esa realidad en un instante dado y quien la interpreta. La fotografía aérea no es más que un trozo de papel, que obtenida desde una cierta altura y en forma más o menos ortogonal a la superficie de la tierra, representa como era o en que condición se encontraba ésta en el momento de su obtención. Esa imagen es el reflejo de las señales que captó un sensor: cámara fotográfica (con película o digital),, luego que la luz del sol, (después de haber atravesado la atmósfera) interactuase con la superficie de la tierra, en un instante dado. El proceso de asociación de hechos de la realidad, con el aspecto que tienen ellos en la fotografía aérea, es tanto más perfecto, cuanto más se conozca de la especialidad que se trate: Geología, Edafología, Vegetación y sus interacciones. También resultará más fácil y probablemente más certera la interpretación cuanto menos perturbado o modificado sea la apariencia del hecho que aparece en el documento de telepercepción. Esto resulta así siempre y cuando el estudio que se realiza tenga como objetivo el reconocimiento, evaluación, condición de hechos naturales. Los especialistas, como urbanistas, que trabajan con las modificaciones del hombre sobre la naturaleza, seguramente que no compartan esto último. Esta etapa o fase, tiene como objetivos: facilitar la comprensión de la asociación de los suelos a factores y procesos de formación además de prever los diferentes suelos que se pueden encontrar, bosquejar su probable distribución y predecir la posición de los límites. 27

28 Este trabajo preliminar permite realizar economías en el momento del trabajo de campo, reflejándose en la eficacia y eficiencia del edafólogo. En la figura Nº 10, se muestran algunos elementos de suma utilidad para asistir la cartografía de suelos: pares de FA aéreas (con superposición), estereoscopios ( bolsillo y espejos ), pantógrafo, etc. Figura 10 - Equipo y elementos utilizados en el trabajo preparatorio y edición del RS Todo tiempo que se estudie el documento de telepercepción seleccionado adecuadamente, previo a el trabajo de campo, será tiempo y dinero ganado. Cabe acotar, que cuanto mayor sea la superficie a relevar y cuanto más pequeña sea la escala, comparativamente más ayuda reportan estos documentos y estudios, en relación al trabajo de campo (ver cuadro 3) El trabajo de campo además de aportarle vivencias enriquecedoras al hombre, afortunadamente por ahora es insustituible. Para realizar un trabajo, a veces puede resultar conveniente utilizar diferentes documentos en forma complementaria. Por ejemplo, estudiar una imagen multiespectral obtenida desde una plataforma espacial, de escala media, para tener una visión general del conjunto y luego, en áreas seleccionadas a partir del estudio efectuado, realizar la interpretación de FA de mayor escala. Otros trabajos, pueden requerir documentos obtenidos en diferentes momentos y fechas. Tal el caso del estudio de evolución de fenómenos dinámicos o catastróficos como: uso de la tierra, desarrollo ciclo y secuencia de cultivos, erosión, terremotos, sequías, incendios, inundaciones, derrumbes, erupciones, tsunamis, etc. Siempre deberá tenerse presente que los costos de los materiales a utilizar guarden relación con los objetivos del trabajo y el servicio o facilidades que éste nos brinde. Hasta el presente, para la ejecución de cartas de suelos detalladas a nivel predial, ha sido suficiente la sola utilización de FA aéreas de escala igual o mayor a 1:20.000, pancromáticas, blanco y negro. Sin embargo, para instituciones que se dedican a realizar relevamientos o seguimiento (monitoreo), de extensiones considerables como 28

29 departamentos, cuencas, regiones y con más razón para la totalidad del territorio nacional, evidentemente el servicio que pueden reportarle las imágenes obtenidas desde el espacio son mayores que a un productor rural particular. Sin perjuicio de lo expuesto, se prevé que en un tiempo no muy lejano serán más accesibles los documentos obtenidos de esa forma, así como la capacidad de análisis de los mismos (software). La información que nos brinda el programa Google-Earth es un buen ejemplo de la facilidad de acceso a datos hasta hace poco inaccesibles. Este programa viene proporcionándonos información de mayor calidad y actualidad cubriendo superficies cada vez mayores, inclusive emulando la sensación tridimensional del terreno. Figura 11 "Nuevas tecnologías que asisten el RS" Fotolectura, análisis y fotointerpretación La fotointerpretación aporta una valiosa ayuda en esta etapa de preparación ya que permite distinguir, en líneas generales, la naturaleza del tapiz vegetal, da indicaciones sobre formaciones superficiales, permite delimitar áreas hidromórficas, los tipos de drenaje asociados. Se recomienda comenzar por leer o reconocer en las en las FA los hechos más fácilmente distinguibles: vías de drenaje (en orden jerárquico ríos, arroyos, cañadas, desagües, concavidades, etc.), carreteras, caminos, trillos y senderos. Luego, construcciones, montes, chacras o áreas de cultivo, cercas o alambrados. Esta simple operación puede arrojar resultados tales como conocer a priori: cuál es el área más alta, cuál es la más baja, en qué dirección se mueve el agua en las diferentes vías de drenaje, cuales son las áreas más planas, cuales son las laderas, cuáles de ellas tienen caídas más pronunciadas, cuales tienen un largo mayor, como son las riberas de los ríos y arroyos: tienen barrancas, o pendientes más suaves, el relieve es cóncavo o convexo. Cuáles son las áreas que parecen tener más afloramientos rocosos. Cuáles parecen tener más arena, cuáles parecen tener más erosión, cuáles vegetación de tipo: arbóreo, 29

30 arbustivas, pajonales, pradera, etc. Más tarde, continuando el examen estereoscópico, se analizan e integran todos los elementos y conocimientos trazando los límites tentativos (no definitivos) de los diferentes paisajes (fisiografía) que se espera reconocer en le campo: sierras, colinas, altiplanicies o mesetas, lomadas (fuertes, medias, suaves), valles escarpados o no, de forma cóncava o convexa, con diversos grados de pendientes asociados. Dentro de estas grandes líneas y áreas delimitadas, se hace una nueva división para definir geoformas cada vez más precisas y detalladas: escarpas, altos planos (no disectados por concavidades o desagües) laderas altas, medias y bajas; diferentes planos de inundación a lo largo de ríos, arroyos y cañadas. Meandros y áreas de acumulación de sedimentos, áreas singularmente afectadas por procesos erosivos, etc. El procedimiento sugerido es realizar una división sucesiva, un ordenamiento de la FA que va de lo general a lo particular, basada principalmente en la forma del terreno, aunque puede estar complementado con características de vegetación, erosión, etc. Con las divisiones obtenidas, se recomienda hacer un bosquejo o croquis de lo que se espera reconocer en el terreno. Sobre ese borrador, se planificará el trabajo de campo. Este documento es de gran ayuda para: Determinar y proyectar: recorrido a realizar, sitios a observar con mayor intensidad o que lugares no es necesario estudiar pormenorizadamente con detalle o profundidad, prever donde debería efectuarse el muestreo, por ejemplo si el propósito del levantamiento es definir áreas susceptibles de regar, no se estudiará con la misma intensidad las áreas escarpadas que las planas, etc. 30

31 Figura 12 - Resultado de la fotointerpretación - Separción de UFI S Las unidades representadas en este esquema provisorio no son unidades de suelo, sino unidades de fotointerpretación (UFI). Hasta ahora, no dejan de ser una teoría una hipótesis a confirmar en oportunidad que se vaya al campo. Las áreas coloreadas en la Figura 11, son UFI de una pequeña cuenca. Existen cuatro posibilidades respecto a las relaciones entre las UFI y las que se conviertan más tarde en unidades de suelos: exista una correspondencia total entre UFI y unidad de suelo, la unión de varias UFI corresponda a una unidad de suelos, una UFI dada, contenga dos o más unidades de suelos, no exista correspondencia alguna entre la UFI y unidades de suelo. De los cuatro casos los más problemáticos son sin duda los dos últimos. En el tercer caso se tendrá un mayor trabajo de campo, buscando los límites de suelos dentro de las UFI. La fotointerpretación no aportó información suficiente para realizar un trabajo satisfactorio. Y el cuarto caso, significa que toda la hipótesis de trabajo realizada sobre las FA aéreas fue en vano, no sirvió de nada. Afortunadamente, rara vez ocurre esto. Pero sería cuando se creen haber visto en la foto, hechos que no existen en la realidad. Después y durante el trabajo de campo, por lo general, se hace una revisión de la fotointerpretación y se ajustan los límites entre unidades de suelo. Los límites entre dos unidades cartográficas de suelo no suelen ser tan nítidos y contrastantes como los representamos en el papel. Entre una unidad de suelo y otra generalmente se da una gradación de individuos-suelo o edafones que pertenecen a una 31

32 población sin reunir las características modales, más representativas de los individuos que la definen, ver Figura 3. Estrictamente, los límites entre UCS tendrían que estar representados por líneas anchas y sombreadas, para dar la idea de la transición gradual entre dos unidades contiguas. Ello sería más necesario conforme el mapa es de escala más pequeña. Cuando se realizan mapas más detallados, se conocen mejor las variaciones entre suelos muy poco distantes entre sí y sus límites podrían ser representados por líneas más finas ETAPA DE CAMPO, VERIFICACIÓN O ESTUDIO IN SITU Esta, sin duda es la instancia más provechosa y fructífera del estudio. Aquí se procede a efectuar el recorrido del campo de acuerdo al plan elaborado a partir del estudio de los documentos de percepción remota. Por cierto, este plan puede modificarse, pero en el transcurso de las etapas previas (revisión de antecedentes, fotointerpretación), casi sin querer se fue elaborando una idea, con un carácter predictivo de lo que podríamos llegar a encontrar una vez enfrentados a la realidad. Si hasta ahora fueron bien ejecutadas y cumplidas las tareas, se habrá alcanzado un estadio tal que permitirá minimizar el tiempo y esfuerzo necesario para cumplir las labores correspondientes a la nueva etapa Dónde comenzar a verificar, rechazar o adecuar la hipótesis de trabajo? Es recomendable iniciar el trabajo de campo por los lugares más altos del paisaje. En ellos se logra tener una mejor perspectiva y reconocer hechos que previamente se habían visto en la foto. En todo momento es necesario estar correctamente ubicado. Es decir, identificar en qué lugar del predio se está parado, reconociéndolo en la foto o documento de telepercepción. Es imprescindible dedicarle tiempo suficiente a esta actividad. Es natural que dos personas tengan opiniones encontradas respecto a la identificación del lugar. No importa cuántas veces se discuta, vale la pena hacerlo hasta lograr un consenso, una aceptación convincente y razonada de la verdadera ubicación. A veces es conveniente retroceder hasta lograr ubicar un punto fácilmente identificable en la realidad y en la foto como por ejemplo: la intersección de dos caminos, o la intersección del camino con un arroyo o cañada. Si no se logra la meta de ubicar perfectamente el punto donde nos encontramos en la realidad y reconocerlo en el documento de telepercepción, toda la información que se recabe no se sabrá a qué lugares o sitios asignársela en el futuro mapa. Recordar que el mapa en gran parte surge de teorías, suposiciones y elaboraciones hechas sobre las FA. Entonces, una vez perfectamente ubicados, se visitaran los sitios que constituirán los lugares más representativos de las UFI s. Es aconsejable ubicarse en el centro, en el medio del área de una UFI y verificar la correspondencia con la idea que 32

33 teníamos de ese paisaje previo a su visita. Conviene observar detenidamente la vegetación. Esta, cuando no ha sido modificada, es un buen indicador de cambios en tipos o el espesor de suelos. Cuando se vuelve más rala o escasa, puede ser un indicio de menos agua disponible para las plantas. Será debido a una pendiente más pronunciada? Será debido a un suelo menos espeso? O acaso consecuencia de una combinación de las dos razones expuestas? Inversamente, cuando la vegetación se torna más exuberante, frondosa o vigorosa es motivado por un suelo más profundo?, acaso ha cambiado el sustrato, el material parental y se ha generado un suelo diferente?... tal cambio será consecuencia de mejores propiedades químicas? Tal menor crecimiento, será debido a una concentración de sales fuera de lo común? ello puede haber provocado un cambio en el ph? Será debido a un cambio en la textura del horizonte superficial? O, tal vez el origen del cambio es la vegetación?... lo debemos buscar en horizontes más profundos? Las variaciones son debidas a causas naturales o fueron provocadas por un uso pretérito, diferente entre potreros distintos o entre chacras disímiles Esas y otras manifestaciones de diferentes fenómenos, son las cosas que se tienen que estudiar, analizar y asociar al aspecto que presentan en las FA. Naturalmente, además es necesario indagar en las causas de los efectos, tanto percibidos en los documentos de percepción remota, como observados, descritos, y analizados a través de sus respectivos datos analíticos. Fig. 13 Ing. Agr. J. Sawchik (INIA), realizando perforación con taladro Dónde describir y muestrear? En principio, se aconseja evitar describir lugares transicionales, ubicados cerca de los límites entre dos UFI s contiguas. Se aconseja comenzar por los sitios más altos del terreno, e ir desarrollando toposecuencias que abarquen diferentes UFI s en su trayecto. Tampoco es conveniente realizar descripciones en sitios perturbados como caminos, trillos de ganado, dormideros de ganado, áreas erosionadas, o donde se encharca agua, en definitiva en 33

34 situaciones que se alejen de lo común, lo general, lo representativo. Los cortes en caminos son sitios muy tentadores ya que hacen posible la observación del suelo en una extensión considerable sin necesidad de cavar. Sin embargo no es aconsejable obtener muestras en tales situaciones. Allí es muy probable que el suelo esté: más seco, más alterado por una actividad biológica fuera de lo común (abundancia de hormigueros, nidos y cuevas, etc.) o por la misma exposición a agentes meteorológicos (lluvia, temperatura, viento) y del mismo hombre. Figura 14 - Estudiantes del curso de Edafología, describiendo un perfil de suelo en un "corte" de camino Actualmente, existe la posibilidad de ubicarse precisamente con la ayuda de dispositivos que captan señales de Sistemas de Posicionamiento Global (GPS). Con ellos no sólo es posible la constante ubicación, sino que además también es posible dejar un rastro o huella (track), de todos y cada uno de los lugares en que se visitó, almacenándolos. Posteriormente puede editárselos en un computador con un software adecuado. De esta forma se puede reconstruir el trayecto realizado e identificar los sitios donde se realizaron: descripciones, obtuvieron muestras o se obtuvieron fotografías, por ejemplo. Inclusive sería factible caminar por donde se juzga que se ubican los límites entre dos unidades de paisaje-suelo. De esta forma se facilita la ulterior generación del mapa de suelos. En todas y cada una cada una de las UFI s, se deben realizar observaciones rápidas, a partir de perfiles obtenidos con perforaciones de taladro. Las descripciones basadas en este tipo de sondeos, no pueden lograr la calidad de las que se practican en pozos o "calicatas". Cuando el taladro penetra el suelo, hace girar el material, lo mezcla, lo perturba. Por ese motivo no pueden observarse claramente transiciones entre dos horizontes. También se dificulta la visualización de películas de arcilla sobre las caras de los agregados o caras de presión. Este tipo de observación también impide distinguir propiedades y características de la estructura, ya que los materiales del suelo, en el transcurso del sondeo fueron sometidos a fuerzas y mezclas. Se aconseja controlar la extensión del perfil que se va construyendo a 34

35 través de sucesivas "taladradas", con la profundidad que alcanza el taladro luego de dos extracciones sucesivas. Si no se tiene este cuidado, los perfiles armados con las sucesivas muestras de suelo resultan de una longitud que no guarda relación con la profundidad del pozo. Por lo general resultan perfiles "estirados". Tienen una longitud mayor que la profundidad alcanzada en la perforación. Figura 15 - Representación de perforación con taladro a A b E Bt El perfil obtenido en a tiene la longitud correcta. El perfil b se encuentra estirado C k La información de campo, se almacena en planillas adecuadas a este propósito (ver anexo). Allí se anotan todos los datos posibles. Se debe registrar todo lo que pueda contribuir a tener una idea más cabal de la realidad y así recordarla y/o transmitirla lo más fehacientemente posible. Para cada punto de sondeo o sitio observado, se completa una planilla de descripción del perfil así como del ambiente circundante (geología, vegetación, altitud, pendientes, etc.) y condiciones en que se encuentra. Como se mencionara anteriormente, en esta etapa se seleccionan los sitios donde realizar pozos o calicatas y en ellos se describirán los perfiles más representativos, los perfiles modales respectivos de cada unidad cartográfica. Pero no hay que apresurarse para alcanzar tal determinación. Haciendo un paralelismo: siempre es mejor ver el bosque y todos los rodales semejantes, antes de decidir cuál árbol los representará. Es importante 35

36 que estos sitios sean muy bien elegidos, no sólo por lo que tienen que representar, sino además, por los costos que supone. De acuerdo a los objetivos, se planificará el muestreo para satisfacer las necesidades de información (ver planilla de datos de laboratorio en Anexo). En las cartas o mapas para establecimientos dedicados a rubros con baja inversión por unidad de superficie, no debería practicarse un muestreo tan intenso y exhaustivo como el necesario para una estación de investigación agropecuaria. En esta última, un pequeño error o falta de estimación precisa y detallada de los suelos puede provocar y arrastrar a generar juicios equívocos de: variedades, fertilizantes, dosis, plaguicidas, manejos (riego, laboreo, etc.), que se estén evaluando. Deberán planificarse cuidadosamente los sitios a describir y muestrear procurando realizar el menor número posible (para no generar gastos superfluos o excesivos). Lógicamente, lograr el compromiso de que las muestras y sus respectivos datos analíticos, representen lo más completa y exactamente la realidad, con el menor costo posible constituye todo un desafío. Los mapas de suelos, que no se utilicen con fines de investigación, tendrán exigencias de precisión y definición menores, por lo que pueden ahorrarse muestras y análisis de suelos. Si el material parental de los suelos de dos UCS es el mismo, también podría ahorrarse trabajo de muestreo y los respectivos análisis. Este criterio no será válido en predios destinados a cultivos de arraigamiento profundo: árboles frutales, especies forestales, olivares, viñedos, etc. Se deben demandar los análisis estrictamente necesarios para efectuar la cartografía de suelos y evaluación de tierras, evitando transferir costos superfluos. Si a priori se diagnostica que una porción de terreno no tiene un potencial de utilización aceptable, en esa zona se disminuirá la densidad de descripción y muestreo para favorecer los sitios de mayor potencial productivo. Sin embargo vale recordar que este tipo de trabajo, por razones económicas y de eficiencia, suele efectuarse en una sola oportunidad. Sus resultados contribuirán a planificar el más eficiente y lógico aprovechamiento de la unidad física del predio. Su costo es insignificante frente al costo de la tierra, del capital y la mano de obra que suele aplicarse en el proceso productivo, por lo cual un ahorro excesivo no debería comprometer toda la inversión. Los documentos e información complementaria logrados en esta etapa, facilitarán el seguimiento del estado o condición de las tierras y ello habilita una gestión más efectiva y sostenible de la empresa agregándole valor. La instancia del trabajo de campo, debe aprovecharse al máximo. En ella es conveniente, efectuar todos los muestreos, test y ensayos que se juzguen pertinentes. Según el caso, además de los análisis convencionales, puede ser necesario obtener: muestras 36

37 imperturbadas (densidad aparente porosidad total), ph, infiltración, penetrometría, contenido de agua actual, temperatura de suelo, simulación de lluvia (erosión escurrimiento), conductividad eléctrica, etc. No se debe desperdiciar la oportunidad de colectar: hierbas, insectos, artrópodos, etc., Si es posible documentar la flora, fauna con fotografías y en general registrar todos los datos que se consideren necesarios: cotas máximas de creciente de ríos y arroyos, duración y frecuencia, caudales, profundidad de pozos de agua, calidad con fines de riego y consumo, etc. Sin perjuicio de ello, también es útil recoger información relativa a: servicios, comunicaciones, horarios de trenes, ómnibus, centros de acopio, compra-venta, etc. Inclusive, vale la pena conocer la historia de la región, hábitos, costumbres, tradiciones de sus habitantes, procurando reunir el máximo de información y de la mayor calidad posible. Cabe señalar que esta es la etapa que más horas-hombre demanda, la que tiene el mayor costo asociado, sea por: el traslado hasta el campo, las dificultades para recorrer el terreno, etc. pero es la que aporta más información. No resulta fácil ni económico regresar al campo y reiterar las operaciones pertinentes debido a un simple olvido. Siempre es recomendable planificarla cuidadosamente, así como efectuarla en forma integral, ya que resulta más provechosa y económica. Puede resultar problemático compartir un viaje con otros especialistas: topógrafos, geólogos, biólogos, hidrólogos, botánicos, etc. Sin embargo, esta forma de trabajo, además de provocar un ahorro considerable de recursos, favorecerá un intercambio de visiones de la realidad desde diferentes ángulos, lo cual suele generar un enriquecimiento de los resultados así como de los mismos participantes Cuánta y cómo reunir la información? La densidad de observaciones depende de la escala. Existen recomendaciones en cuanto al número de observaciones a realizar por hectárea, aunque son indicaciones dadas a título muy general. En la naturaleza difícilmente pueden existir dos situaciones idénticas. Por lo que la densidad de observaciones dependerá de la complejidad del terreno y de la necesidad de información del marco económico y social productivo particular Cómo obtener datos y generar información? Ortíz et. al. (1981), señalan que la forma de describir y efectuar el muestreo puede realizarse por: MUESTREO LIBRE o por MUESTREO SISTEMATICO. En el muestreo libre, los sitios de observación no están regularmente espaciados sino que son seleccionados como representativos de áreas identificadas en base a los resultados de haber aplicado la metodología que viene proponiéndose: revisión de antecedentes y fotointerpretación. De ésta última, como fuera mencionado, surge una hipótesis que determina cuales son los lugares que preferentemente serán visitados. Conforme progresa el trabajo de campo, se 37

38 puede plantear la necesidad de elegir sitios adicionales a los previamente planificados, según el grado de complejidad que surge del patrón de distribución de los suelos. Por lo que no es tan libre como puede sospecharse, pero tampoco, tan inflexible y rígido, como la que supone la descripción y muestreo sistemático: cada tantos metros de acuerdo a una grilla de puntos pre-establecida. Esta metodología se reserva para estaciones y campos de investigación u estudios de predios que requieran una información sumamente detallada. Figura 16 "Representación del muestreo sistemático" Por su parte, Vicente D. y Gómez, M. (2000), en los relevamientos realizados para la macro zonificación del cultivo de la vid (escala 1: o menor), proponen la utilización del método que venimos desarrollando: revisión de antecedentes, fotointerpretación, descripción y muestreo libre. Mientras que cuando se aborda la microzonificación de los viñedos (escala superior a , preferentemente mayor a 1:10.000), plantean la complementación de los dos métodos: libre y sistemático. Al respecto estos autores sugieren los criterios expuestos en la tabla siguiente: Cuadro 4 - Características Técnicas del Estudio de Suelos Detallado y Muy Detallado Escala 1: :2.000 Unidades Taxonómicas y Cartográficas Series y fases (Soil Taxonomy, USDA,1999) Superficie (Km 2 ) Número de Observaciones Relación entre calicatas y sondeos 0,15 0,05 Calicatas Sondeos y otras observaciones Una vez obtenidas las muestras, deben identificarse adecuadamente para mantener clara su 38

39 procedencia: sitio, perfil, horizonte, profundidad, etc. Además deben ser acondicionadas convenientemente, para que no se contaminen entre sí y lleguen al laboratorio en el estado y condición que exigen las diversas técnicas de análisis. Los elementos generalmente utilizados a estos efectos son: bolsas de polietileno con una capacidad de medio a un kilogramo, etiquetas en el interior y exterior, cápsulas de aluminio, recipientes herméticos, etc. En algunos casos: muestras de agua, tierra para análisis bacteriológico, p.ej. debe preverse inclusive la necesidad de refrigerarlas. En definitiva, la manipulación y transporte no deben afectar la integridad y propiedades de las muestras, previo a los estudios, físicos, químicos, biológicos y mineralógicos a las que serán sometidas ETAPA DE LABORATORIO Éste es un ámbito especialmente diseñado y equipado para recibir muestras y procesar todos y cada uno de los posibles tipos de análisis requeridos. Se debe seleccionar un laboratorio que posea personal idóneo y con experiencia en el desarrollo e interpretación de análisis específicos de tierras y aguas con fines agrícolas. Siempre bajo el principio de ser eficientes y lograr el máximo de información, de mayor calidad y al más bajo costo, se solicitarán los análisis pertinentes para cada una de las muestras. Como fuese mencionado previamente, las propiedades del suelo resultan relativamente constantes y permanentes en los horizontes más alejados de la superficie. Tanto por razones naturales debidas a su génesis, como a la influencia antrópica, las propiedades de los suelos suelen variar más en superficie. Por tal motivo, se debe procurar obtener más y mejor información esa variabilidad. Por otra parte, es en la tenemos más chance de intervenir con el cultivo y las extracciones de nutrientes, agua así como modificaciones físicas y biológicas asociadas. En definitiva, si podemos ahorrar de alguna forma, será a partir de obtener el menor número de muestras y practicarle el menor número de tipos de análisis a las muestras más profundas de los perfiles de suelo. Otro criterio complementario, para disminuir el número de análisis, será aprovechar la alta correlación entre diferentes propiedades. Así por ejemplo si se conocen los contenidos de arena, limo y arcilla a través de ecuaciones obtenidas por correlación:; pueden estimarse: densidad aparente - Fernández, J.C. (1979). los contenidos de agua en peso y capacidad de campo y marchitez permanente - Fernández, J.C. (1979); Silva, A.(1988), límite inferior y superior de plasticidad - Ordoqui, (1980) Sin perjuicio de lo expuesto, siempre es preferible un dato obtenido en forma directa que uno estimado a través de un modelo general. 39

40 Contar con los datos de análisis preliminares, realizados en forma estándar: ph (al agua y cloruro de potasio), materia orgánica, fósforo, además de contenido cationes intercambiables: calcio, magnesio, potasio y sodio, puede ayudarnos a seleccionar las muestras a las cuáles se le practicarán otros estudios complementarios que insumen más tiempo y dinero: aluminio intercambiable, capacidad de intercambio catiónico (a ph 7,0 y 8,2), conductividad eléctrica, óxidos de hierro, rayos equis (identificación de minerales arcillosos), composición mineralógica de las fracciones gruesas, micromorfología, etc. Siempre es necesario contar con análisis granulométricos que permiten asignarle clase textural a las muestras. Sin embargo, se puede ahorrar dinero si no se le practica a todas. Esto quiere decir que si tenemos un suelo con una secuencia de horizontes: A1, A2, AB, Bt1, Bt2, BC, BCk y Ck se podría ahorrar el análisis de subhorizontes transicionales (AB y BC, BCk) y aún subdivisiones de los horizontes mayores (A2 y Bt1). Esta decisión estará fuertemente influida por: grado de detalle exigido por el tipo de uso de la tierra; nivel de inversiones asociado así como el tamaño, escala y poderío de la empresa que demanda el trabajo de relevamiento. También conviene tener presente que se está procurando obtener datos analíticos de perfiles de suelo representativos de unidades cartográficas y no de chacras, potreros u otra subdivisión artificial de la tierra. Si se desea información específica de tales situaciones deberán tomarse nuevas muestras que complementarán los datos necesarios para hacer el mapa de suelos, pero de ninguna forma sustituirá la información pertinente para ese fin. De lo contrario, se estarán mapeando manejos previos a los que estuvieron sometidas subdivisiones del predio realizadas por el hombre y no cuerpos naturales. Finalmente, se recomienda encargar esta tarea a laboratorios de comprobada idoneidad en la materia. En forma complementaria también es conveniente iniciar una base de datos con los datos analíticos especificando: 1) Lugar donde se extrajo la muestra: potrero, chacra y hasta coordenadas geográficas si es posible. 2) Año, fecha, 3) Condición de la superficie del terreno (pradera natural, pradera regenerada, rastrojo de tal o cual cultivo, etc.), 4) Laboreo (excéntrica, cincel, rastra, subsolado, etc.), ausencia de laboreo, 5) Fertilizantes, herbicidas y agroquímicos empleados (dosis por ha). 6) Riego (inundación, aspersión gotero, otro), Ferti-riego, ausencia de riego, 7) Enmiendas (encalado, compost, estiércol, etc), 8) Cultivos enterrados, inoculados, etc. 40

41 9) Área drenada, nivelada, sistematizada, etc. 10) Área afectada por erosión (extensión, tipo y grado), 11) Área afectada por salinidad, sodicidad, alcalinidad, etc. 12) Área afectada por quemado, etc., Obviamente esto no es parte del RS, pero su preparación ayudará en la gestión del predio. Una vez que se cuente con la información proveniente del laboratorio, se discutirá su coherencia y validez; indiscutiblemente, analizándola en forma conjunta con los datos morfológicos respectivos. Eventualmente, si se considerara necesario, inclusive se recomendará repetir el análisis de alguno de ellos. A su vez, si la denominación de algún horizonte en el campo era dudosa, con el aporte y la asistencia de la información proveniente del laboratorio se facilitará la conclusión. Sólo, después de tener el modelo, razonablemente coherente y consistente, de cómo resultaría el mapa en nuestra mente, nos encontraremos en condiciones de abordar la meta siguiente: elaboración del informe final y confección gráfica del mapa de suelos y sus respectivas interpretaciones ETAPA DE GABINETE (POST-CAMPO) Luego de haber reunido, corregido, analizado las informaciones de campo y laboratorio y una vez despejadas, razonablemente, las dudas respecto a perfiles y unidades de mapeo se puede comenzar el informe final INFORME EXPLICATIVO - SUGERENCIAS Con el fin de estandarizar el formato y contribuir a facilitar la comprensión del informe se realiza las siguientes sugerencias: es conveniente ir de lo general a lo particular por lo cual se considera oportuno ubicar al lector en la geografía del entorno correspondiente al informe. Dependiendo del grado de conocimiento del lector o de su familiarización con el entorno, se puede ubicar el sitio donde se desarrolló el estudio en el: continente, país o región. Esto puede lograrse proveyendo un mapa de pequeña escala en el cual se ubica el predio o sitio del estudio, resaltándolo con una flecha o de otro modo (letras en negrita o de mayor tamaño). Sin perjuicio de ello, puede complementarse en forma de texto como sigue: Ubicación En forma clara y concisa se aportarán datos descriptivos de la ubicación del predio estudiado. Suele proporcionarse los siguientes datos: padrón (es) catastral (es) que lo conforman, Departamento, Sección policial, judicial y área de enumeración censal. 41

42 Localización respecto a referencias de importancia significativa: ruta(s) nacional(es), ciudades, pueblos, ríos u arroyos. Indicando, además la distancia y puntos cardinales respecto a los mismos. Hoy en día, resulta fácil suministrar coordenadas geográficas obtenidas con GPS Antecedentes Realizar una reseña sintética de los estudios de suelo previos a la realización del trabajo presente. Así como de la geología general del área y particular si estuviese disponible. Mencionar las características más relevantes del clima, aquellas que permiten su clasificación en términos muy generales tal como: Húmedo sub-húmedo, templado, con diferencias marcadas en las estaciones pero con temperatura media anual C, con un período libre de heladas de... días. En este sentido se puede consultar páginas WEB especializadas en este tipo de información: Dirección Nacional de Meteorología, GRAS del INIA, etc. Se procurará transmitir una idea muy general de la región en que se inscribe el predio, comentando brevemente: la forma de utilización de la tierra, la vegetación, el relieve, algunos datos en relación a la densidad de vías de drenaje así como la historia de aprovechamiento de los recursos en la zona Metodología Aquí se describe muy sucintamente como se procedió en la realización del trabajo. Se tiene que ser muy conciso dado que es un informe técnico y no un trabajo científico Memoria descriptiva En esta se proporcionará una descripción detallada de las unidades cartográficas. En cada una de ellas se procurará mantener un esquema de presentación común explicando: como se las reconocerá en el mapa (color, trama, etc.), su ubicación en el predio respecto a puntos cardinales, altitud relativa, asociación con formas fisiográficas y geoformas, pendientes promedio, rango (máximas y mínima), información análoga para el largo, grado de rocosidad, pedregosidad, características de la cobertura vegetal o uso de la tierra, grados de erosión asociados. Con el propósito de que sea más fácilmente comprensible y que de alguna manera, quien lee el informe se vaya introduciendo en forma gradual, es aconsejable comenzar a describir las unidades de acuerdo a un ordenamiento del paisaje. Así mismo, el orden de presentación de cada UCS, debería mantenerse en la leyenda del mapa. Se propone iniciarlo por las partes altas del paisaje e ir descendiendo hasta alcanzar las más bajas. Una vez descrita la primera, es aconsejable citar la posición relativa de la segunda UCS, 42

43 continuando de la misma forma en forma sucesiva. De esta manera se pretende que el lector vaya haciendo una excursión, un viaje guiado y consiga comprender el mapa. En las diversas unidades se proporcionarán ejemplos de perfiles representativos. Estos constarán de la descripción(es) del o los perfil(es) modal(es) y sus respectivos datos analíticos. Otras descripciones y datos complementarios se suministrarán en forma anexa Resultados CARTA BÁSICA DE SUELOS El modelo de representación de la realidad tradicionalmente es un mapa, en el que se representa por un lado: Unidades de suelo o unidades básicas de mapeo de suelos o unidades cartográficas de suelos. Estas consisten en áreas representadas en el mapa con diversos colores o tramas etc. que simbolizan la distribución y existencia de suelos o paisajes diferentes. Según la forma del predio y su representación, se ubicará la leyenda (a veces a un lado, otras debajo de éste, más raramente arriba). Esta constará de las referencias utilizadas a tales propósitos: colores, tramas, etc y a un lado, por lo general, las categorías taxonómicas que le dan sentido. En los mapas generales de escala pequeña, las categorías empleadas suelen ser también del mismo tipo: Orden, Gran Grupo, Sub-Grupo y Clase. Pero en los mapas detallados se deben clasificar los suelos hasta las últimas consecuencias. Es decir, que se incluirán, además de las categorías citadas previamente, aquellas que permitan su más precisa clasificación (familia, fase). Ver Clasificación de Suelos del Uruguay, DSA-MGAP, 1976 y MAPAS en página WEB de Edafología. Complementará, tal información la clase de pendiente y el grado de erosión actual. Completando el esquema, además, suelen representarse algunos hechos geográficos que facilitan la ubicación y orientación del usuario en forma relativa. Estos se conocen como referencias. Este tipo de datos por lo común son provistos por la rama de la geografía física básica y consiste en representaciones de: puntos cardinales, escala gráfica, ciudades, pueblos, poblados, carreteras de diferente importancia, red hidrográfica, escala gráfica, latitud y longitud, puntos cardinales, etc. En los mapas de escala mayor, de mayor detalle, útiles para el medio rural, suelen representarse caminos secundarios, trillos, cascos de estancias, cañadas y represamientos de agua artificiales, montes, afloramientos rocosos, molinos de agua, redes de distribución de energía eléctrica, etc. 43

44 En algunos casos se proveen también: topo-secuencias, catenas o bloques-diagrama, estos complementos buscan aclarar y facilitar la comprensión. Por lo común, consisten en esquemas que pretenden ejemplificar la asociación y relación de unidades de suelo o perfiles representativos de ellas, al paisaje (ver ejemplos). El mapa de la Figura 17, constituye un a representación del grado de conocimiento de los suelos de nuestro país en Su escala aproximada se encuentra en torno a 1:3.5 millones. Allí se mostraban 13 grandes zonas de suelo. Esas zonas tenían una marcada influencia de la geología y el relieve. Además, su leyenda era muy poco desarrollada: Figura 17 Carta esquemática de Suelos de la CIDE ZONA 1: Suelos superficiales, con suelos profundos pesados y fértiles. ZONA 2: Suelos superficiales, con suelos profundos de texturas medias. ZONA 3: Suelos de texturas medias y drenaje imperfecto y pobre. ZONA 4: Suelos de textura media, muy diferenciados. ZONA 5: Suelos de textura media a pesada, con grado variable de diferenciación, asociados a suelos superficiales ZONA 6: Suelos de textura media a pesada, con grado variable de diferenciación. ZONA 7: Suelos muy profundos, ácidos y de textura muy liviana. ZONA 8: Suelos profundos, de texturas livianas y medias y saturación media de bases. ZONA 9: Suelos de textura media y liviana, bien diferenciados y suelos pesados, poco diferenciados. ZONA 10: Suelos oscuros de texturas medio pesadas a pesadas. ZONA 11: Suelos muy oscuros, de texturas medio pesadas. ZONA 12: Suelos negros, muy pesados y poco diferenciados ZONA 13: Suelos de textura media a pesada y grado de diferenciación variable, con suelos alcalinos asociados. Algunos ejemplos de cartas con distintos propósitos y escalas asociadas En la superficie abarcada por el cuadrado en torno a la ciudad de Colonia, los suelos corresponden a la zona 10. En 1976, se publicó la Carta de Reconocimiento de Suelos del Uruguay, DSA-MGAP, donde se distinguen 99 Unidades Cartográficas de Suelo (UCS) diferentes (ver Fig 17). En ese mismo cuadrado, ahora visto con un mayor detalle: escala 44

45 mayor, es posible distinguir por lo menos cuatro UCS: Kiyú (en azul violáceo, sobre la costa), Ecilda Paullier - Las Brujas (en verde oscuro, que ocupa la mayor proporción); La Carolina (en marrón), 2 manchas alternándose con la siguiente; San Gabriel - Guaycurú (en marrón claro o mostaza), Risso (en celeste) al Oeste de las anteriores, y Libertad (en azul eléctrico, en el extremo oeste). Nótese, que ahora la nomenclatura de las unidades cartográficas de suelo utiliza nombres y no números como en el caso del mapa de la CIDE. Figura 18- a) Zona de Colonia recorte de la CRS (1:1 millón) b) Zona de Colonia - Carta 1: a) b) En la misma superficie del cuadrado de la Fig. 18 a), la Carta de suelos del Departamento de Colonia de escala 1: (]Fig. 18 b), permite distinguir un número mayor de UCS: Ky1, Ky3, Ky5, VS2, VS4, EP-LB1, EP-LB2, SGG4, Li1, Li2. En esta ocasión, la nomenclatura de las UCS, está dada por la abreviatura de los nombres utilizados en la Carta Millón, seguida de números. En esta oportunidad se quiso señalar el origen, son unidades "hijas" de las utilizadas en la cartografía de menor detalle. Figura 19 -Información "CONEAT" (original 1:40.000) En esta zona del país existen diferentes niveles de información de suelos. En todo el territorio nacional se dispone de una información conocida como Grupos CONEAT (ver figura 19). Además de información del paisaje y suelos incluye: padrones catastrales, arroyos y caminería. Finalmente, los mapas de suelo para predios utilizados en algunos rubros agropecuarios requieren una escala 1: o mayor. En la figura anterior, se puede apreciar un círculo en rojo que ubica el predio donde se planteó la producción de vid con fines viti - vinícolas. Ello exigió un mapa de suelos detallado. Ver figura 20 y Foto aérea contigua. 45

46 La leyenda utilizada se adecua a mapas de escala grande y es el que sigue: Figura 20 - Foto aérea y predio con mapa detallado (1:20.000) Leyenda Argisoles y Planosoles Subéutricos Melánicos, LAc s Brunosoles Eutricos Típicos LAc Brunosoles Eutrico Típicos LAc, c, h Vertisoles Rúpticos Típicos LAc Como fuera mencionado, los bloque-diagrama pretenden expresar en forma más clara como se asocian los suelos al paisaje. Un buen ejemplo es el realizado en el predio de la Escuela Agraria de Trinidad, Flores por el Ing. Agr. Carlos Víctora. Figura 21 Block - diagrama de la Escuela Trinidad (UTU) Otro ejemplo del Soil Survey Manual, relaciona las series de suelos con las formas del paisaje y la geología. 46

47 Figura 22 Block diagrama mostrando diferentes materiales parentales, paisajes asociaciones de series de suelo en Nebraska La comprensión del mapa, tanto para quien lo construye como para quienes lo leen e interpretan, se ve sumamente favorecida con cortes como los que ilustra la Figura siguiente. Figura 23 Toposecuencia - Asociación Geología Geomorfología - Suelos S 1 S 2 S 4 S 3 Elementos que siempre tienen que estar presentes en la carta o mapa básico de suelos: Polígonos que representan las diversas UCS, fases de erosión y pendiente o con diferentes colores, tramas, etc. Orientación del mapa respecto a un punto cardinal, o bien la ubicación del mapa en relación a: carretera, centro poblado, estación de ferrocarril, etc. Ésta debe constituir una clara y conocida referencia de localización para los potenciales usuarios., Leyenda, que por lo general consiste en pequeñas áreas con las mismos colores, tramas utilizados para representar las UCS y respectivamente, a un lado la aclaración de su significado. Por ejemplo, en la Fig. 16 correspondiente a la carta de suelos de la CIDE se colocaron simplemente números. Más abajo, el lector tiene la posibilidad de leer el significado de los números correspondientes con las Zonas respectivas: 1, 2, 3, Según la disponibilidad 47

48 de espacio, existen varias posibilidades de presentar la leyenda. Cuando el tamaño y / o la forma de las UCS representadas, es suficientemente grande, en su interior puede colocarse una simbología apropiada (abreviatura de unidades taxonómicas, seguida de fases de rocosidad, erosión, etc.). De no tener suficiente espacio, se ubica al costado del mapa o donde se considere conveniente (arruba o abajo). En el caso de la Carta de Reconocimiento de Suelos (1: ), se optó por colocar dentro del mapa una abreviatura del nombre de las UCS. Así para representar la UCS La Carolina dentro de las respectivas áreas dónde se desarrolla esa UCS se colocaron abreviaturas correspondientes: LC. En la leyenda, se colocaron áreas coloreadas de la misma forma y a su lado los suelos que podrían encontrarse con mayor probabilidad Dominantes: Vertisoles Rústicos Típicos/Lúvicos LAc; Asociados: Brunosoles Eutricos (Subéutricos) Típicos (Lúvicos), Fr y LAc y Accesorios: Brunosoles Háplicos, Inceptisoles Melánicos FrGv y Litosoles Eutricos Melánicos FAc(Gv). De esta forma, en grado decreciente de probabilidad, se le presenta al lector los suelos que podría encontrar en las áreas que representan en el mapa las diferentes manchas de colores. En el mapa de la Fig. 18 correspondiente a la Carta de Suelos (1: ), se optó por un sistema de representación similar al mencionado previamente. En éste, Ky3, Ky5, VS2, VS4, EP-LB1 son los nombres que adquieren las UCS son las abreviaturas del nombre de las UCS escala 1:1 millón, seguidas de un número. Así, por ejemplo, una UCS 1:1 millón pudo haberse dividido en cuatro sub-unidades; tal es el caso de la Unidad Cartográfica de suelos Villa Soriano de escala 1: (CRSU, 1976), en: VS1, VS2, VS4 en el mapa 1: En el caso de la Información de los Grupos CONEAT, en su nomenclatura o denominación, se utilizaron números seguidos de otros luego de un punto. Por ejemplo: 11.2, 11.3 y así sucesivamente. En este caso, el primer número indica la correspondencia de tal grupo con suelos de la Zona CIDE respectiva. Cuando están precedidos por un cero significa que son similares a los de la zona CIDE que precede al cero. Así por ejemplo, un grupo CONEAT: indica que es similar a los de la Zona 3. En otros casos además del cero, ya comentado, se le colocó una letra que indica la relación con un material geológico sedimentado en un antiquísimo continente. Así los Grupos CONEAT con radical G03. Indican la semejanza con suelos de la Zona 3, pero con influencia de sedimentos Gondwánicos. Para representar lo mismo que en la Figura 20, pero dentro de las mismas UCS, se pueden colocar abreviaturas como las que siguientes: A - Ag y PlSM LAc V h e 1 48

49 B BrET LAc III e e 2 B BrET LAc, c, h IV h e 0 A VRT LAc II T e 0 Donde la primer letra del quebrado o fracción significa la clase de pendiente: A ( 0 1,5%), B (1,5 3%), C ( 3 6%) y D > 6%, mientras que Ag: Argisol, Pl: Planosol, Br: Brunosol y V: Vertisol, y S: Subéutrico, E: Eutrico, M: Melánco, T: Típico, L: Lúvico, LAc: Limo Arcilloso y II, III, IV son las Clases de Capacidad de Uso del USDA con las respectivas subclases: e, h, T erosión, hidromorfísmo y textura inapropiada para el laboreo. Finalmente, se colocan Referencias que sirven tanto para la ubicación como para tener una idea más cabal del terreno y la escala del trabajo. Así se suelen complementar los mapas con: líneas en color azul que representar corrientes de agua de diferente importancia: ríos, cañadas, arroyos, cañadas con trazos continuos o entre cortados, si no tienen un caudal y curso más o menos continuo a través del año, líneas en color rojo, para representar carreteras, caminos, trillos, senderos, etc., líneas con trazos atravesados para representar vías férreas, zonas con un tramado o simbología especial para denotar la presencia de: pedregosidad, rocosidad, erosión (tipo y grado), vegetación particular (bosques naturales, artificiales, viñedos, pantanos, cañaverales, palmares, etc. Símbolos e íconos adecuados para representar construcciones: casas, galpones, pozos de agua, canteras, represas, etc. En fin toda la simbología que contribuya a que el lector tenga una idea lo más aproximada posible de la realidad sin estar en contacto con ella. Escala gráfica con barras o numérica: 50 km 1: Uno de los problemas a resolver es el de la representación del mapa. Es frecuente que se utilicen las fotografías aéreas como base del mapa de suelos. Sin embargo, es justo 49

50 reconocer que éstas no guarden una relación estrecha con la realidad. Las FA fueron obtenidas utilizando un avión como plataforma y una cámara fotográfica como sensor. Se programó el vuelo para obtener una secuencia de FA de una escala determinada fijando la altura de vuelo a tales efectos. Pero resulta muy difícil mantener tal altura constante. Además, el viento y otros factores afectan la trayectoria del avión. Por otra parte, la altura de la superficie del terreno sobre el nivel del mar, no siempre es la misma. Esto provocará que la escala de dos FA consecutivas no siempre se la misma; e inclusive cambie dentro de la misma FA. Por los motivos expuestos, no es correcto utilizar la FA como un mapa base. La altura de los conos que la apertura del objetivo de la cámara fotográfica generaría, no sería constante. Por lo que tampoco resultaría uniforme la escala en las FA. Además del problema representado en la figura adjunta, se presentan otros: el avión puede cabecear (subir de nariz), rolar sobre su eje de vuelo (bajar un ala y subir la otra) y hasta derivar (apartarse hacia un lado de la dirección de vuelo). Todo ello provoca que difícilmente se puedan obtener, como se pretende, FA normales a la superficie y de escala uniforme. Sin embargo, cuánto más pequeña sea la superficie a relevar, cuanto más central sea la posición del área a relevar en la FA, y cuanto más plano sea el relieve, probablemente los errores asociados sean menores. Figura 24 Variaciones en la altura de vuelo y en elevaciones del terreno Por las dificultades planteadas es conveniente transferir los resultados de la fotointerpretación y el mapa de suelos a un mapa con escala y geometría controlada por puntos de coordenadas conocida. En tal sentido es conveniente tomar las coordenadas de todos los puntos notables del terreno con un GPS. 50

51 Figura 25 -Constelación de satélites que orbitan la tierra para suministrar coordenadas precisas de cualquier punto próximo a la superficie y receptores de señales para lograr geo-posicionamiento En la figura siguiente, se muestra una carta de suelo elaborada sobre fotografías aéreas que fue transferida a una base geográfica. En esa operación se le dieron coordenadas a puntos reconocibles en la FA a través de las coordenadas que tienen esos mismos puntos la carta geográfica 1: Una vez georreferenciada la FA a la carta, la primera giró adquiriendo las coordenadas de la carta. Fig. 26 Georreferenciación de foto aérea a carta geográfica El mapa de la Figura 27, reúne casi todas las especificaciones mencionadas y otras complementarias. 51

52 Figura 27 Carta detallada de suelos del campo experimental del INIA Tacuarembó GLENCOE - Elaborado por los Ing. Agrs. Álvarez, C, Mofino, J.H. y May, H. En el mapa de suelos además de las UCS, deben incluirse fases de pendiente, rocosidad, pedregosidad, sodicidad, erosión actual, etc.; además de realizar uno o varios mapas interpretativos. CARTAS INTERPRETATIVAS Como lo dice su nombre, este tipo de mapas proveen información interpretada. Para poder realizarlos es necesario contar con información básica de suelos y tierras. Si logramos reunir información para clasificar los suelos, tendremos datos tal como: contenido de humus de los diferentes horizontes, espesor de los mismos, composición textural, etc. Pero para hacer una interpretación más cabal y utilitaria - seguramente será necesario contar con información tal como: precipitación cantidad, distribución a lo largo del tiempo, temperatura, viento, humedad relativa, período libre de heladas, etc. Sumamente útiles resultarán datos de producción como: cantidad y calidad de forraje por unidad de superficie y tiempo, granos por ha/año, leche ha/año, lana ha/año, carne ha/año, frutos, fibras, energía, etc. Todo dato o información relativa al comportamiento de la tierra bajo diferentes condiciones de manejo: laboreo, aplicación de tecnologías como fertilización, riego, etc. contribuyen al logro de una evaluación más justa de la tierra así como para tentar predecir su comportamiento futuro bajo determinadas circunstancias. Este tipo de mapas son los que resumen el propósito del estudio. En ellos no constan nombres complejos, producto de clasificaciones académicas, en un lenguaje excesivamente técnico. En cambio, se coloca una leyenda clara, fácilmente comprensible por diversos tipos 52

53 de usuarios: productores agrícolas, forestales, frutícolas, pecuarios, etc. así como técnicos de diferentes disciplinas: geografía, paisajismo, arquitectura, ingeniería civil, hidrólogos, agrónomos, etc. Las interpretaciones intentan resumir: para que sirve, que utilidad pueden prestar cada una de las unidades de suelo o las áreas que las representan en los mapas. Un buen ejemplo de este tipo de mapa es la interpretación de la capacidad para retener agua en forma disponible que tendrían las UCS 1: Mofino, J.H y Califra, A. (2001). Figura 28 - Agua potencialmente disponible de los suelos del Uruguay La Figura 29 es una carta interpretativa, producto de simular con el modelo ecuación Universal de Pérdidas de Suelo (USLE), las pérdidas que sufrirían las tierras de la Cuenca del Cuareim, si se las utilizara bajo un sistema de producción (arrocero-pecuario) que suponía la práctica de siembra directa. En verde aparecen las que tendrían pérdidas menores a las tolerables y en rosa las que superan el valor tolerable. 53

54 Figura 29 - Zonificación agro-ecológica, fundamentalmente en base a simulación USLE como forma de evaluar sistemas de producción (Fuente: MGAP-DSA/FAO-JICA, 2000). CARTA Nro. 7 RIESG O DE EROSION, SISTEMA 2 ARGENTINA Bella Unión RíoCuareim N BRASIL PERDIDAS DE TIERRA < TOLERABLE > TOLERABLE RíoUruguay Tomás Gomensoro R30 B.Rivera Artigas Km Ref erencias Rut as Ri os Li mi te cuenca Localidades ARTIGAS DSA -DGRNR- MGAPPRENADER Pro yecto F AO GCP/RLA/1 26/JPN Ag osto, R3 Río Arapey R4 SALTO R30 Otro ejemplo puede ser la interpretación de la fertilidad natural de los Grupos CONEAT. Figura 29 Interpretación de la Fertilidad Natural de los Grupos CONEAT a través de un INDICE DE FERTILIDAD NATURAL construido por Califra, 2005, detalle del Departamento de Colonia. Resumen En el informe, constarán todos los datos descriptivos, analíticos y las informaciones complementarias que los elaboradores juzguen necesarios para la mejor comprensión del mapa de suelos, así como de las múltiples interpretaciones que de él puedan realizarse. Para lograr una rápida y eficaz comprensión de los resultados de los trabajos realizados, es 54

55 conveniente presentar un cuadro resumiendo la información como el que sigue a continuación: Cuadro 11 - Resumen de Información de las Unidades de Suelos Unidad de Suelo Superficie ha % Clase de pendiente Grado de Erosión actual Clase de Capacidad de uso Sub-clase BET LAc,v 37 25,2 A e 1 II e BET LAc,v 17 11,6 B e 2 III e VRT 16 10,9 A e 1 II t VRT 10 6,8 B e 2 III t,e BEH Fr, mp 20 13,6 B e1 III e, (s) BEH Fr, mp 30 20,4 C e 1 IV e,s PEM LAc 9 6,1 A - V h GLMT LAc 6 4,1 A - V h Sz L 2 1,4 A - VII s Total ,0 Clase de Capacidad de uso Superficie ha % II 36,1 24,5 III 32,0 21,8 IV 20,4 13,9 V 10,2 6,9 VII 1,4 0,9 Total ,0 Nota - las correspondientes abreviaturas tienen los siguientes significados: BET : Brunosol Eutrico Típico VRT : Vertisol Rúptico Típico BEH : Brunosol Eutrico Háplico PEM : Planosol Eutrico Melánico GLMT : Gleysol Luvico Melánico Típico Sz : Solonetz Familias Texturales - LAc : Limo Arcilloso, Fr : Franco y L : Limoso; Fases - v: vértico. mp : moderadamente profundo Grados de erosión actual: e1: ligera (hasta ¼ del espesor del Horizonte A), e2 : moderada (hasta ¾ del espesor del Horizonte A y surcos de hasta 15 cm de profundidad, espaciados menos de 1m). Subclases - e : erosión, t : problemas de laborabilidad (textura muy pesada ), s : limitaciones al arraigamiento, h: hidromorfismo, 55

56 Recomendaciones Finalmente, se concluye el informe realizando algunas recomendaciones de prácticas agronómicas amigables con el ambiente o buenas prácticas. A modo de ejemplo se brinda un ejemplo siguiendo la interpretación de las Unidades de mapeo de suelo, ya vistas. Las Unidades de mapeo clasificadas como II y III están constituidas por suelos y paisaje de excelente aptitud para realizar cultivos cerealeros de secano y forrajeros tanto de ciclo invernal como estival. En aquellas unidades que resultaron así clasificadas por el grado de erosión actual, debería: suavizarse la superficie para que resultase lisa y homogénea. A tales efectos, luego de realizar un laboreo primario, no excesivamente profundo, podría utilizarse un rastrón o Land-plain. Estas tierras sería conveniente fertilizarlas con dosis más altas e implantar praderas con una alta proporción de gramíneas respecto a leguminosas o bien una mezcla pura de las primeras. Así mismo, debería dilatarse su pastoreo en forma directa, procurando su efectiva instalación. En caso de optar por el pastoreo directo, deberían escogerse las categorías de menor edad y peso. Las tierras de Capacidad de uso IV, deberían destinarse a pastos cultivados de ciclo estival o invernal. Sólo ocasionalmente (1 de cada 5 años), podría cultivárselas con el fin de instalar cultivos anuales. En tal caso sería conveniente realizar siembras consociadas del cultivo y pasturas. De forma tal que cuando se cosecha el primero, continúan creciendo y desarrollándose los pastos, que a su vez protegen el suelo de la erosión hídrica. En algunos casos debería considerarse la conveniencia de realizar prácticas: - mecánicas de conservación de suelo como: laboreo reducido siguiendo curvas a nivel y/o terrazas, - cultivos alternados: fajas de vegetación densa alternándose con fajas de cultivos en surcos o hileras. - o siembra directa, si se cuenta con sembradora y asperjador adecuados. Las tierras clasificadas como de clase V, no sería conveniente drenarlas; es recomendable mantener su vegetación natural (sumamente valiosa en términos de riqueza florística y seguramente capaz de albergar ejemplares de la fauna autóctona). Por otra parte además, su vegetación protege las terrazas aluviales de la principal vía de drenaje que atraviesa el predio y constituyen áreas del paisaje muy vulnerables. Afortunadamente las áreas de tierras de menor potencial productivo, pertenecientes a la Clase VII, son escasas, representando una pequeña proporción de la superficie del predio. No se ha encontrado una práctica económicamente viable para mejorar estas tierras. La bibliografía cita: realizar canales para evacuar los excesos de agua que puedan verificarse en el invierno y regar con abundante agua dulce procurando eliminar gradualmente las sales de sodio acumuladas. Agregar carbonato de calcio y yeso, con el mismo propósito. 56

57 Finalmente, plantar especies especialmente adaptadas a las condiciones de excesos de sodio y ph elevado. Luego de varios años de monitoreo o seguimiento de la evolución química de estas tierras, intentar instalar cultivos comunes. Nosotros nos inclinamos por no realizar inversiones en mejoras de dudosa eficacia para la producción directa, sino asignarles funciones complementarias: servicios tales como mangueras, playa de estacionamiento de maquinaria, construcciones, etc. En el caso de efectuar reservas de agua superficial, o bien en el caso de pretender alumbrar profundas, parece lógico sospechar que la calidad de las mismas no sería elevada. Por tal motivo, siempre es recomendable analizarlas previamente a su utilización, particularmente cuando se piensa usarlas para riego o consumo directo. Los consejos a realizar serían de este estilo. No se puede alcanzar tipos de apoyo más específicos si no se participa activamente de los programas de producción del predio en cuestión. Cuando coincide en la misma persona: quien realiza el relevamiento de tierras y su evaluación, con el que orienta y conduce las tareas inherentes a la planificación del uso de los recursos para producir, la situación es inmejorable. El técnico asesor va a ir percibiendo cambios en la forma de producir planificada, de acuerdo a bases racionales y científicas que él mismo sugirió. Luego, sobre la marcha del proceso productivo, podrá ir ajustando cambios de menor importancia, que contribuyan a efectuar el mejor uso y manejo de los recursos en forma sostenible. Se presume que actuando de esta forma, se incidirá en la calidad de vida de quienes ejercen la producción de bienes y servicios habitando en el predio concreto. 2 Evaluación de Tierras Conforme se van reuniendo datos de diferentes temas asociados al suelo y particularmente en la misma obtención de los propios, vamos integrando y procesándolos, a veces sin darnos cuenta, realizamos su evaluación. Sin embargo, quien realiza el inventario y distribución de los suelos tiene una especialización que consiste en realizar esa actividad. Esta es su mayor fortaleza. Pero obviamente no reúne todos y cada uno de los conocimientos necesarios para evaluar los más variados y diversos usos. Para tentar alcanzar la más justa y correcta evaluación debería integrar al técnico o el equipo de técnicos especialistas en cada uno de los rubros o utilizaciones específicas. Si el relevador de suelos proviene de una escuela agronómica, podrá integrar sus conocimientos y evaluar mejor su utilización con tales propósitos, que otro que provenga de la escuela de la ingeniería civil o la geología. En forma análoga, ese técnico, seguramente tendrá mayores dificultades, o no se verá tan cómodo, evaluando tierras para obras de ingeniería, como carreteras, represas, disposición de residuos u obras de saneamiento. A su vez, aún dentro de un mismo rubro o especialización, es necesario integrar 57

58 conocimientos de distintas disciplinas (clima, drenaje, hidrología, sanidad, economía, etc.). Además, no todos los ingenieros agrónomos, por ejemplo, reúnen conocimientos de todos los cultivos por igual. Hay quienes conocen mejor los cultivos frutícolas que los hortícolas, cerealeros, forestales, pastoriles, ornamentales y florales. Hay diferentes especialidades aún dentro de los grandes tipos de cultivos. Así por ejemplo existen expertos en cítricos y otros en frutales de hoja caduca. Otros lo pueden ser en frutos tropicales y así puede ir abriendo sucesivamente, cada vez más, dentro de cada especialidad. Quienes realizan la evaluación de las tierras deben reunir conocimientos de otros factores físicos que intervienen en el proceso productivo, sin perjuicio de factores sociales, culturales y económicos. Los suelos forman parte del paisaje y el medio que los rodea. Son un producto en permanente cambio, aunque a tasas o ritmos muy lentos, para que sean fácilmente perceptibles. Tales entidades, no pueden ni deben ser interpretados u evaluados fuera de su contexto. Por tal motivo se recurre a un concepto más amplio y abarcativo que el de suelo. Este es el de tierra, y para la FAO, comprende a todo ambiente físico incluyendo clima, relieve, suelos, hidrología, vegetación, localización y tamaño, en la medida que ellos influyen en el potencial uso de la misma, Sganga, J.C. y Terzaghi, A. (1989 Manual para la Evaluación de Tierras DSA-MGAP). Estos autores, citan que, más modernamente la FAO propone evaluar sitios u ecotopos : unidades mínimas del paisaje en las cuales sus constituyentes esenciales no presentan variaciones significativas. Nótese que el concepto de serie de suelo se le aproxima en buena medida. Como fuese mencionado en un comienzo, aquí se pone énfasis en los mapas de gran escala y detalle, por lo que la definición y lo se trataría de interpretar y evaluar serían ecotopos. Algunas de las interpretaciones que pueden realizarse a partir del mapa básico de suelos, considerándolo como una aproximación a un mapa de ecotopos, son las siguientes: Capacidad de uso de la tierra. Productividad de la tierra (CONEAT). Aptitud para el desarrollo del riego. Mejoramiento y recuperación de tierras a través de drenaje u otras prácticas. Peligros de erosión y métodos para combatirla. Localización de carreteras, aeropuertos y otros desarrollos urbanos. El primer punto merece un tratamiento particular, por lo que se considera necesario discutir, aunque sea en forma breve, en qué consisten las clasificaciones de capacidad de uso, aptitud y evaluación de tierras. Los sistemas de clasificación natural de suelos utilizan sus características y propiedades para generar los diferentes taxas o categorías que los componen tales como orden, gran 58

59 grupo, subgrupo, clase familia, etc. En forma similar, existen sistemas que pretenden ordenar o separar a los suelos y tierras en base a su potencial productivo, o aptitud para desarrollar y diferentes usos alternativos. A nivel internacional así como a nivel nacional existen varios sistemas con diferente alcance y grado de desarrollo asociado (3), (4), (5), (6) así como el Sistema de Capacidad de Uso de la Tierra Británico (1969), el Esquema de Capacidad Canadiense (1970) y el Sistema Holandés (1975). D. de la Rosa 7 clasifica los sistemas de evaluación de la tierra tradicionales en: Aproximaciones cualitativas, Sistemas basados en un solo factor, Métodos aritméticos, Sistemas estadísticos Sin perjuicio de qué sistema o tipo se trate, se entiende que debería satisfacer algunos requisitos principales: 1) apto para evaluar la tierra para formas de uso definidas tan ajustadamente como lo requiera la escala del proyecto; 2) las alternativas de uso deberían ser aquellas físicamente posibles y además económicamente relevantes; 3) considere los impactos sobre el ambiente; 4) ser lo suficientemente flexible como para incorporar los cambios tecnológicos Así mismo, también sería deseable que un sistema de capacidad de uso pueda ser aplicado a cualquier escala. Parece desprenderse de la definición de ecotopo que ello no sería posible en los mapas de pequeña escala. Un buen ejemplo de la dificultad citada es el que sigue: en la interpretación de la capacidad de uso de las Unidades del Mapa de Reconocimiento de Suelos del Uruguay, definidas por complejos de asociaciones de suelos en términos de frecuencia (Dominantes, Asociados y Accesorios), Cayssials, R., Alvarez, C. (1983), se vieron en la necesidad de generar categorías jerárquicas: Ordenes: en base al similar porcentaje de superficie con tierras arables (mayor a 75%, alrededor de 50%, entre 50 y 75%, 25% e inferior a este valor ), Clases: en base a la intensidad de uso admisible o bien la productividad o estacionalidad de las pasturas. 3 Klingebiel y Montgomery, Departamento de Agricultura de EEUU, Terzaghi,A.; Sganga J.C.; Manual para evaluar la aptitud de las tierras siguiendo procedimientos sugeridos por FAO, DSA-MGAP Normas Técnicas para el uso y manejo del suelo y el agua 6 Storie, Multiplicative criteria for rating soil productivity inductively (1933) 7 In;Conceptual Framework, Agro-ecological Land Evaluation, MicroLEIS,

60 2.1 Métodos de evaluación de tierras APROXIMACIONES CUALITATIVAS La mayoría de los sistemas citados en los párrafos previos, pertenecen al grupo de Aproximaciones cualitativas. Este tipo de evaluaciones puede ser tan simple como la narración de algunos principios de aptitud de la tierra, para usos particulares o específicos, o pueden agrupar subjetivamente a tierras en un pequeño número de clases o grados de aptitud. En muchas aproximaciones cualitativas se alcanza una cuantificación formal por la aplicación de la ley que la cualidad de la tierra más limitante, determina el grado de aptitud. Esto asume el conocimiento de condiciones de la tierra óptimas y en las consecuencias de desviarse de ese óptimo. Estos sistemas relativamente simples de evaluación de la tierra, son muy dependientes de la experiencia y juicio intuitivo, son verdaderamente sistemas empíricos. No se brindan o suministran expresiones cuantitativas de entrada o salida. Figura 30 Representación esquemática de la Ley del factor más limitante En aproximaciones para expresar clases de aptitud cualitativas par un uso dado de la tierra, de acuerdo al principio del máximo factor limitante, se usan tablas simples de coincidencias como la siguiente: Cuadro 5: Características de la tierra para evaluar riesgo de sequía CARACTERÍSTICAS DE LA TIERRA Clase de Aptitud Espesor (cm) Textura Salinidad ms.cm -1 Pendiente, % Muy alta Más de 120 Media Alta Media a pesada Media Media a gruesa Baja Gruesa No apta Menos de 15 Pesada Más de 10 Más de 18 60

61 Se pueden desarrollar aproximaciones más refinadas haciendo que la clase de aptitud dependa de valoraciones dependientes de más de una característica. Esto lleva o conduce a complejas tablas de índices o diagramas. En nuestro país, la Clasificación de Capacidad de Uso, de utilización más generalizada, es la del Departamento de Agricultura de EEUU (Klingebiel y Montgomery, 1961). Ésta se presentará en detalle páginas siguientes. Consta de ocho clases (I VIII). Este Sistema de clasificación utilitario o pragmático, ya que interpreta las tierras con un fin utilitario y establece Clases de Capacidad de Uso, considera el laboreo con herramientas convencionales (arado, rastras de disco, etc.). En función de ello establece que las cuatro primeras clases son arables y las siguiente cuatro no arables. También posee 4 Subclases, que colocadas a manera de subíndice de las Clases, representan la o las limitantes que motivaron la adjudicación o pertenencia a la Clase en cuestión. Este tipo de evaluación, en general son muy fácilmente comprensibles y seguramente se ajustan o puede aplicarse a un sinnúmero de situaciones o circunstancias. Sin embargo es necesario tener presente algunos detalles que pueden contribuir a explicarnos su alcance y limitaciones. Como fuese mencionado, fue desarrollada en USA, más concretamente en un estado considerado fuertemente agrícola-cerealero de ese país. Con el claro propósito de constituir una guía, una herramienta para conservar las tierras, previniendo su erosión y degradación, fundamentalmente por la acción del agente hídrico. Es de carácter general, es decir que propone por ejemplo: Apta para cultivos, sin especificarlos, sin mencionar las exigencias eco-fisiológicas de sus variedades y biotipos. Supone una intensidad de utilización creciente desde lo forestal, lo pecuario, lo agrícola cerealero, hasta los cultivos intensivos frutales y hortícolas. Además supone que el laboreo de la tierra fue realizado con herramientas convencionales: arado de "rejas" o vertedera o bien con arado de discos. No ha incorporado el cambio tecnológico del uso de herbecidas y la consiguiente Siembra Directa (SD). Tampoco cumple o tiene demasiado en cuenta los requisitos principales enumerados como: 1), 2), 3) y 4) más arriba SISTEMAS BASADOS EN UN SOLO FACTOR Constituyen un primer paso en la tendencia de la evaluación cuantitativa de la tierra, los sistemas basados en un solo factor tratan de expresar la influencia individual de características de la tierra en la performance de un uso dado. Esto esquemas son mejores o dan mejores resultados cuando una sola característica tiene un efecto extremo, una marcada influencia, positiva o negativa en el uso propuesto, tal como por ejemplo espesor de suelo en la productividad de un cultivo. La profundidad del suelo está positivamente 61

62 correlacionada con la producción de cultivos, tan fuertemente cuando el suelo es superficial y tendiendo a una asíntota cuando el espesor se aproxima a la profundidad de arraigamiento del cultivo. Una curva de respuesta interpretativa expresa la suficiencia del factor individual espesor de suelo en la producción de un cultivo puede verse en la figura siguiente: Figura 31 Evolución de la Aptitud del suelo en función del espesor aprovechable Índice aptitud del suelo Si Espesor de suelo (cm), S Típica curva de respuesta para sistemas basados en un solo factor. En este ejemplo, la curva transforma valores de la característica de la tierra: espesor de suelo aprovechable en índice de aptitud de suelo para un cultivo dado. En este caso, Si = 1 e -xs (1a) Donde, Si es el índice de espesor, en una escala de 0 a 1; x es un coeficiente de cultivo específico, en cm -1 ; y S es espesor de suelo en, cm. El valor del coeficiente x ha sido 0.02 cm -1 el cual puede ser específico para un monte de árboles. Todas las relaciones y valores de todos los coeficientes utilizados han de ser establecidos y validados por experimentos de campo. Un refinamiento lógico de esta curva de respuesta puede ser formulada sobre la base de asumir, que se requiere un mínimo de espesor de suelo, antes que la producción tenga lugar. Si el valor umbral de 20 cm, es considerado como el mínimo, la ecuación (1a) puede ser modificada a: Si =1 e -x(s-20) (1b) Válida para S>20 cm y Si =0 para S<20 cm 62

PRACTICO 7: FOTO AÉREA FOTOLECTURA FOTOINTERPRETACIÓN

PRACTICO 7: FOTO AÉREA FOTOLECTURA FOTOINTERPRETACIÓN PRACTICO 7: FOTO AÉREA FOTOLECTURA FOTOINTERPRETACIÓN Docente: Alicia Crosara crosara@fcien.edu.uy La fotografía aérea es un caso particular de la teledetección, en la que se utilizan aviones en lugar

Más detalles

Los suelos de Uruguay

Los suelos de Uruguay Ficha temática 6 Los suelos de Uruguay El suelo: constitución e importancia El suelo es la capa superficial de la corteza terrestre, resultante de la transformación de los materiales geológicos subyacentes

Más detalles

Introducción a Sistemas de Información Geográfica (Resumen)

Introducción a Sistemas de Información Geográfica (Resumen) Introducción a Sistemas de Información Geográfica (Resumen) Existen términos que creemos exclusivos de los sistemas GIS, pero que anteriormente han sido acuñados por grandes personajes, como es el caso

Más detalles

PROCESOS DE FORMACION DEL SUELO. Introducción Extractado de Durán et al. 1997. Código 420. Facultad de Agronomía.

PROCESOS DE FORMACION DEL SUELO. Introducción Extractado de Durán et al. 1997. Código 420. Facultad de Agronomía. PROCESOS DE FORMACION DEL SUELO. Introducción Extractado de Durán et al. 1997. Código 420. Facultad de Agronomía. INTRODUCCION Las teorías sobre la génesis del suelo reflejan el nivel alcanzado en el conocimiento

Más detalles

PDF created with pdffactory Pro trial version www.pdffactory.com

PDF created with pdffactory Pro trial version www.pdffactory.com Universidad de Los Andes Facultad de Humanidades y Educación Escuela de Educación Departamento de Educación Física Cátedra Didáctica de la Educación Física RESUMEN DE LA TAXONOMIA DE LOS OBJETIVOS DE LA

Más detalles

Tabla de especificaciones y Taxonomía de Bloom

Tabla de especificaciones y Taxonomía de Bloom Tabla de especificaciones y Taxonomía de Bloom Objetivo: El construir esta tabla de especificaciones ayuda a ordenar la manera en que se construirá el banco de reactivos que evalúe cada uno de los temas

Más detalles

INTRODUCCIÓN A LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA

INTRODUCCIÓN A LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA INTRODUCCIÓN A LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA MASTER EN RESTAURACIÓN DE ECOSISTEMAS (noviembre 2007) María Jesús Salado García mariaj.salado@uah.es Departamento de Geografía Universidad de Alcalá

Más detalles

Ciencia de la crecida repentina

Ciencia de la crecida repentina Capítulo 2 Ciencia de la crecida repentina Una crecida repentina generalmente se define como una inundación de corta duración que alcanza un caudal máximo relativamente alto (Organización Meteorológica

Más detalles

Conceptos básicos, modelos y simulación

Conceptos básicos, modelos y simulación Capítulo 1 Conceptos básicos, modelos y simulación por Angel Manuel Felicísimo, biólogo http://www.etsimo.uniovi.es/~feli/ Introducción Los sistemas de información geográfica manejan información territorial

Más detalles

EL MODELO DE DATOS RASTER

EL MODELO DE DATOS RASTER EL MODELO DE DATOS RASTER El modelo de datos raster, como señala Bosque (1992), es el modelo de datos complementario al modelo vectorial presentado anteriormente. Tiene como principal característica el

Más detalles

Bases de Datos Geográficas

Bases de Datos Geográficas 2 Bases de Datos Geográficas El secreto del éxito es la constancia en el propósito Benjamín Disraeli Cuántas manzanas habrán caído sobre la cabeza de Newton antes que comprendiera lo que le estaban sugiriendo

Más detalles

CLASES DE CAPACIDAD DE USO DEL USDA

CLASES DE CAPACIDAD DE USO DEL USDA CLASES DE CAPACIDAD DE USO DEL USDA KLINGEBIEL Y MONTGOMERY, 1961 A continuación se presentan las Clases de Capacidad, tales como las definieran sus autores. Clases de capacidad Clase I. Terrenos adecuados

Más detalles

Sistema de Información Geográfica

Sistema de Información Geográfica 2014 Sistema de Información Geográfica INSTITUTO NACIOLA DE ESTADÍSTICA Y GEOGRAFÍA Objetivo del curso... 3 Unidad I. Introducción... 4 Definición SIG... 4 Objetivos... 4 Componentes... 4 Diagrama de un

Más detalles

Taxonomía de los objetivos de la educación La clasificación de las metas educacionales Manuales I y II

Taxonomía de los objetivos de la educación La clasificación de las metas educacionales Manuales I y II Taxonomía de los objetivos de la educación La clasificación de las metas educacionales Manuales I y II Benjamin S. Bloom y colaboradores LIBRERÍA EL ATENEO EDITORIAL Octava edición Este material se utiliza

Más detalles

Asignatura (E): Jornada de Formación Permanente: Proyecto de Trabajo Especial de Grado. ESTRUCTURA DEL PROYECTO DE TEG.

Asignatura (E): Jornada de Formación Permanente: Proyecto de Trabajo Especial de Grado. ESTRUCTURA DEL PROYECTO DE TEG. Portada (Ver anexo J) * Página de Presentación (Ver anexo H) * Dedicatoria (opcional) * Agradecimiento (opcional) * Índice General (Ver anexo K) * Lista de Cuadros (Ver anexo F) * Lista de Gráficos (Ver

Más detalles

ANTEPROYECTO DE NORMA ESTUDIO GEOTÉCNICO (VERSIÓN 0)

ANTEPROYECTO DE NORMA ESTUDIO GEOTÉCNICO (VERSIÓN 0) ANTEPROYECTO DE NORMA ESTUDIO GEOTÉCNICO (VERSIÓN 0) 1.- OBJETIVO DE LA DE NORMA 2.- DEFINICIONES 3.- OBJETIVO DE UN ESTUDIO GEOTÉCNICO 4.- TIPOS DE ESTUDIOS GEOTÉCNICOS 4.1.- Estudio Geotécnico Preliminar

Más detalles

Simulación ISC. Profr. Pedro Pablo Mayorga

Simulación ISC. Profr. Pedro Pablo Mayorga Simulación ISC Profr. Pedro Pablo Mayorga Ventajas 1. Es un proceso relativamente eficiente y flexible. 2. Puede ser usada para analizar y sintetizar una compleja y extensa situación real, pero no puede

Más detalles

EDUCACIÓN INFANTIL: REQUERIMIENTOS DE ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN

EDUCACIÓN INFANTIL: REQUERIMIENTOS DE ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EDUCACIÓN INFANTIL: REQUERIMIENTOS DE ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN Para que el proceso educativo cumpla con estos objetivos; es decir, para que la enseñanza y la educación sean realmente desarrolladoras y educativas,

Más detalles

Metodología ESPAC 2014

Metodología ESPAC 2014 Metodología ESPAC 2014 1 Metodología de la Encuesta de Superficie y Producción Agropecuaria Continua 2014 Dirección responsable de la información estadística y contenidos: DIRECCIÓN DE ESTADÍSTICAS AGROPECUARIAS

Más detalles

Nuevas técnicas de obtención de información topográfica. Fotogrametría digital. GPS

Nuevas técnicas de obtención de información topográfica. Fotogrametría digital. GPS UNIVERSIDAD DIEGO PORTALES Escuela de Ingeniería en Obras Civiles Carlos Rodolfo Marín Uribe Magister en Ingeniería de Vías Terrestres Estudiante Doctorado en Ciencias de la Ingeniería crmarin@uc.cl Nuevas

Más detalles

CONCEPTO DE ORIENTACION.

CONCEPTO DE ORIENTACION. CONCEPTO DE ORIENTACION. Saber orientarse significa: Conocer de forma bastante precisa dónde estamos situados y escoger correctamente la dirección para llegar a un sitio. Las técnicas de orientación se

Más detalles

7. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES GENERALES

7. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES GENERALES 7. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES GENERALES 7.1. CONCLUSIONES En primer lugar se ha realizado una descripción geográfica, geológica y sísmica de la zona de estudio que comprende los núcleos urbanos de

Más detalles

Escurrimientos superficiales

Escurrimientos superficiales Escurrimientos superficiales El cálculo de los escurrimientos superficiales se considera para dos objetivos: 1) el escurrimiento medio, para estimar el volumen de agua por almacenar o retener, y 2) los

Más detalles

liilimill www.inegi.gob.mx

liilimill www.inegi.gob.mx 1 'o 112.014 ;859 :005 liilimill www.inegi.gob.mx DR 2005, Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática Edificio Sede Av. Héroe de Nacozari Sur Núm. 2301 Fracc. Jardines del Parque, CP 20270

Más detalles

Estructura, planificación y organización de la empresa

Estructura, planificación y organización de la empresa ADMINISTRACIÓN Y GESTIÓN DE EMPRESAS 2º Semestre Curso 2011-2012 Estructura, planificación y organización de la empresa Grupo 3 Javier Garmón Puñal Jaime Merlín López Álvaro del Moral Martínez Fernando

Más detalles

ANEXO 5- LEYENDA DE CLASIFICACIÓN FINAL LEYENDA DE COBERTURAS

ANEXO 5- LEYENDA DE CLASIFICACIÓN FINAL LEYENDA DE COBERTURAS ANEXO 5- LEYENDA DE CLASIFICACIÓN FINAL LEYENDA DE COBERTURAS CLASE 2: BOSQUE PRIMARIO Y SELVA Pertenecen a esta categoría los bosques naturales que se caracterizan principalmente por su heterogeneidad

Más detalles

NAVEGANDO ENTRE BRUMAS. Editor LA APLICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA AL ANÁLISIS DE RIESGO EN AMÉRICA LATINA

NAVEGANDO ENTRE BRUMAS. Editor LA APLICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA AL ANÁLISIS DE RIESGO EN AMÉRICA LATINA ANDREW MASKREY Editor NAVEGANDO ENTRE BRUMAS LA APLICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA AL ANÁLISIS DE RIESGO EN AMÉRICA LATINA Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América

Más detalles

Pontificia Universidad Católica del Ecuador

Pontificia Universidad Católica del Ecuador 1. DATOS INFORMATIVOS MATERIA: CARTOGRAFÍA Y GEODESIA CODIGO: 10651 CARRERA: INGENIERÍA GEOGRÁFICA Y DESARROLLO SUSTENTABLE, CON MENCIÓN EN ORDENAMIENTO TERRITORIAL. NIVEL: PRIMERO No. CRÉDITOS: CINCO

Más detalles

TIMSS 11.2 DESCRIPCIÓN DE LO EVALUADO EN LOS DOMINIOS DE CONTENIDO MATEMÁTICA Números Incluye la comprensión del proceso de contar, de las maneras de representar los números, de las relaciones entre éstos

Más detalles

Universidad de los Andes. Facultad de Ingeniería. Escuela de Ingeniería Geológica. Mérida Edo. Mérida. Mapas Geotécnicos

Universidad de los Andes. Facultad de Ingeniería. Escuela de Ingeniería Geológica. Mérida Edo. Mérida. Mapas Geotécnicos Universidad de los Andes Facultad de Ingeniería Escuela de Ingeniería Geológica Mérida Edo. Mérida Mapas Geotécnicos Integrantes: Nohely Angulo Hurtado. C.I:18.125.202 Juan Manuel Martos Oviedo. C.I: 15.296.861

Más detalles

Geología PERFIL PROFESIONAL

Geología PERFIL PROFESIONAL Geología PERFIL PROFESIONAL El Geólogo es un Profesional habilitado para investigar la Constitución Física del Planeta Tierra, al igual que su dinámica y evolución a través del tiempo, y aptitud de programar,

Más detalles

INFORMACION TECNICA ENVI APLICACIONES

INFORMACION TECNICA ENVI APLICACIONES Pág.: 1 / 5 INFORMACION TECNICA ENVI APLICACIONES APLICACIONES ENVI es empleado por numerosas organizaciones y sociedades en todo el mundo. A continuación se muestran algunos ejemplos de diferentes aplicaciones.

Más detalles

El Trabajo de Campo. por Beatriz Dubost, directora de Campo y Preproceso, Gallup México

El Trabajo de Campo. por Beatriz Dubost, directora de Campo y Preproceso, Gallup México El Trabajo de Campo por Beatriz Dubost, directora de Campo y Preproceso, Gallup México QUÉ ES? Una frase sencilla, un concepto familiar que todos creemos conocer, entendido como la talacha de recorrer

Más detalles

Orientaciones para la planificación escolar 2010

Orientaciones para la planificación escolar 2010 Presentación Orientaciones para la planificación escolar 2010 El documento que se presenta a continuación proporciona orientaciones y sugerencias para llevar a cabo la importante labor de planificación

Más detalles

Monitoreo de pasturas y vegetación natural Planilla final La planilla final se utiliza para juntar la información de todos los meses. Esta forma de presentar la información brinda un panorama amplio de

Más detalles

Tecnologías de la Información Geográfica: SIG y Teledetección

Tecnologías de la Información Geográfica: SIG y Teledetección (3 ó 4 y Aprendizaje Avanzado en SIG Vectoriales Accesibilidad y adecuación de equipamientos socio-sosanitarios mediante técnicas SIG en Extremadura (Residencias) Ana Nieto Masot Se revisará la accesibilidad

Más detalles

Geología, y Movimientos de Laderas

Geología, y Movimientos de Laderas Proyecto: Estudio de la Subcuenca Hidrográfica de Río Mayales (Chontales, Nicaragua) Geología, y Movimientos de Laderas Por: Tupak Obando R. Geólogo Dirección General de Geofísica, Ineter Managua, Diciembre

Más detalles

ANÁLISIS DE LOS DATOS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS.

ANÁLISIS DE LOS DATOS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS. ANÁLISIS DE LOS DATOS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS. Si bien el análisis e interpretación de los resultados es la última etapa del proceso de investigación, todas Ias anteriores, comprendidas en el

Más detalles

8.4 CLASIFICACIÓN DE LOS INCENDIOS FORESTALES EN FUNCIÓN DE SU NIVEL DE GRAVEDAD POTENCIAL

8.4 CLASIFICACIÓN DE LOS INCENDIOS FORESTALES EN FUNCIÓN DE SU NIVEL DE GRAVEDAD POTENCIAL 8.4 CLASIFICACIÓN DE LOS INCENDIOS FORESTALES EN FUNCIÓN DE SU NIVEL DE GRAVEDAD POTENCIAL La evaluación de los medios humanos y materiales necesarios para la extinción y, en todo caso, la protección de

Más detalles

Grupo de Evaluación de la Educación Superior

Grupo de Evaluación de la Educación Superior TALLER DE INDUCCIÓN Subdirección Académica Grupo de Evaluación de la Educación Superior Bogotá, D.C. Septiembre 30 de 2009 Contenido Evaluación Prueba Modelo de diseño basado en evidencias Ejemplos Taller

Más detalles

Dirección General Adjunta de Recursos Naturales

Dirección General Adjunta de Recursos Naturales Dirección General Adjunta de Recursos Naturales CARTOGRAFÍA DE HUMEDALES POTENCIALES Introducción Grupo de trabajo Objetivos Definición de humedal Metodología Tipos de Humedales Componentes del humedal

Más detalles

DOCUMENTOS DEL CATASTRO

DOCUMENTOS DEL CATASTRO Esta Sección de la revista bajo la denominación de DOCUMENTOS DEL CATASTRO, pretende cubrir un aspecto con escasa presencia en sus páginas hasta ahora como es la reproducción y análisis de documentos catastrales.

Más detalles

Taller Regional de capacitación sobre Zonificación y planeamiento territorial para integrar la biodiversidad en el OT

Taller Regional de capacitación sobre Zonificación y planeamiento territorial para integrar la biodiversidad en el OT Taller Regional de capacitación sobre Zonificación y planeamiento territorial para integrar la biodiversidad en el OT Módulo 3. Simposio sobre metodologías de integración de información y zonificación

Más detalles

CAPITULO 3: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

CAPITULO 3: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES CAPITULO 3: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES Tal como se expresó en la Introducción, el propósito de este documento es presentar información proveniente de los estudios nacionales sobre los tramos vulnerables

Más detalles

GERENCIA DE VIA Y OBRAS INSTRUCCION TECNICA SOBRE ESTUDIOS GEOTECNICOS PARA FUNDACIONES DE OBRAS DE ARTE MAYO DE 1990 I GVO(OA) 006

GERENCIA DE VIA Y OBRAS INSTRUCCION TECNICA SOBRE ESTUDIOS GEOTECNICOS PARA FUNDACIONES DE OBRAS DE ARTE MAYO DE 1990 I GVO(OA) 006 GERENCIA DE VIA Y OBRAS INSTRUCCION TECNICA SOBRE ESTUDIOS GEOTECNICOS PARA FUNDACIONES DE OBRAS DE ARTE MAYO DE 1990 I GVO(OA) 006 INSTRUCCION TECNICA PARA ESTUDIOS GEOTECNICOS PARA FUNDACIONES DE OBRAS

Más detalles

Director del Departamento de Firmes y Pavimentos de Eptisa

Director del Departamento de Firmes y Pavimentos de Eptisa SISTEMAS DE GESTIÓN DE FIRMES: ROAD MANAGEMENT SYSTEM Autor DAVID ALMAZÁN CRUZADO Director del Departamento de Firmes y Pavimentos de Eptisa GIANNI ROVITO SCANDIFFIO Consultor Independiente RESUMEN La

Más detalles

www.fundibeq.org Además, se recomienda su uso como herramienta de trabajo dentro de las actividades habituales de gestión.

www.fundibeq.org Además, se recomienda su uso como herramienta de trabajo dentro de las actividades habituales de gestión. HISTOGRAMAS 1.- INTRODUCCIÓN Este documento sirve de guía para la construcción de Histogramas y permite profundizar, más allá de su propia significación matemática, en el análisis del funcionamiento y

Más detalles

DIRECTRICES Y ORIENTACIONES GENERALES PARA LAS PRUEBAS DE ACCESO A LA UNIVERSIDAD

DIRECTRICES Y ORIENTACIONES GENERALES PARA LAS PRUEBAS DE ACCESO A LA UNIVERSIDAD Curso Asignatura 2013/2014 GEOGRAFÍA 1º Comentarios acerca del programa del segundo curso del Bachillerato, en relación con la Prueba de Acceso a la Universidad El REAL DECRETO 1467/2007, de 7 de Noviembre,

Más detalles

C O B E R T U R A V E G E TA L L L U V I A S U E L O S T O P O G R A F Í A FACTORES EN LA EROSION. Lluvia. Cobertura Vegetal.

C O B E R T U R A V E G E TA L L L U V I A S U E L O S T O P O G R A F Í A FACTORES EN LA EROSION. Lluvia. Cobertura Vegetal. FACTORES EN LA EROSION Lluvia Cobertura Vegetal Topografia Prof. Dr. César Goso Aguilar Curso Geología Ambiental Dpto. Evolución de Cuencas Sección Geología Regional y Ambiental Suelos y substrato rocoso

Más detalles

DEPORTE DE ORIENTACIÓN

DEPORTE DE ORIENTACIÓN DEPORTE DE ORIENTACIÓN Eres capaz de recorrer el bosque y saber dónde te encuentras? La orientación es una atractiva e interesante actividad de aire libre. El conocimiento básico de su técnica abre de

Más detalles

Estudio comparativo de los currículos de probabilidad y estadística español y americano

Estudio comparativo de los currículos de probabilidad y estadística español y americano Estudio comparativo de los currículos de probabilidad y estadística español y americano Jaldo Ruiz, Pilar Universidad de Granada Resumen Adquiere las mismas capacidades en Probabilidad y Estadística un

Más detalles

CONTENIDO TABLAS. 54250/R1 11 de Julio de 2014

CONTENIDO TABLAS. 54250/R1 11 de Julio de 2014 0000473 CONTENIDO 7 IMPACTOS Y RIESGOS DE LAS ACTIVIDADES A REALIZAR 7-1 7.1 Impactos y riesgos al ambiente físico 7-7 7.1.1 Suelos 7-7 7.1.2 Calidad del agua 7-7 7.1.3 Calidad de aire 7-8 7.1.4 Ruidos

Más detalles

PAUTAS PARA LA PRESENTACIÓN DEL INFORME DE AUTO-EVALUACIÓN

PAUTAS PARA LA PRESENTACIÓN DEL INFORME DE AUTO-EVALUACIÓN 1 UNIVERSIDAD DE LA REPUBLICA COMISION CENTRAL DE EVALUACION INSTITUCIONAL PAUTAS PARA LA PRESENTACIÓN DEL INFORME DE AUTO-EVALUACIÓN Serie Documentos de Evaluación Institucional Nº 2 Setiembre, 2000 1

Más detalles

DIRECCIÓN DE PROTECCION DEL MEDIO AMBIENTE

DIRECCIÓN DE PROTECCION DEL MEDIO AMBIENTE DIRECCIÓN DE PROTECCION DEL MEDIO AMBIENTE GUÍA PARA LA PRESENTACIÓN DEL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL, MODALIDAD MANIFESTACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL DE EXPLOTACIÓN, EXTRACCIÓN Y PROCESAMIENTO DE MATERIALES

Más detalles

Facultad de Ingeniería Civil

Facultad de Ingeniería Civil Facultad de Ingeniería Civil SÍLABO ASIGNATURA: GEOGRAFIA Y RECURSOS NATURALES CODIGO: 9F0031 I. DATOS GENERALES 1.1. Escuela Profesional : Ingeniería Civil 1.2. Departamento Académico : Ingeniería Civil

Más detalles

EN TORNO A LA PREVENCIÓN

EN TORNO A LA PREVENCIÓN COS TA RIC A ON NACI AL DE PR ÓN I E IS ISSN: 1659-3057 Revista N 9 / DIC.2012 S IA C.N.E. N DE EMER GE CIÓ NC EN AT N DE RIESGO S CIÓ N Y VE C OM EN TORNO A LA PREVENCIÓN ENTORNO A LA PREVENCIÓN N 9 2.

Más detalles

CUESTIONARIO PARA LA AUTOEVALUACIÓN

CUESTIONARIO PARA LA AUTOEVALUACIÓN MODELO EUROPEO DE GESTIÓN DE CALIDAD b CUESTIONARIO PARA LA AUTOEVALUACIÓN ÍNDICE 1. Introducción 6 2. Objetivos de la autoevaluación mediante el cuestionario 10 3. Autoevaluación 14 4. Cómo se debe rellenar

Más detalles

ESTUDIO SOBRE USO DE TEXTOS ESCOLARES EN ENSEÑANZA MEDIA RESUMEN EJECUTIVO

ESTUDIO SOBRE USO DE TEXTOS ESCOLARES EN ENSEÑANZA MEDIA RESUMEN EJECUTIVO Ministerio de Educación Equipo de Seguimiento a la Implementación Curricular Unidad de Currículum y Evaluación ESTUDIO SOBRE USO DE TEXTOS ESCOLARES EN ENSEÑANZA MEDIA RESUMEN EJECUTIVO En septiembre de

Más detalles

EL ESTUDIO GEOTÉCNICO EN EL AULA

EL ESTUDIO GEOTÉCNICO EN EL AULA EL ESTUDIO GEOTÉCNICO EN EL AULA AUTORÍA CARMEN MARIA REINOSO MAROTO TEMÁTICA ARQUITECTURA ETAPA FORMACIÓN PROFESIONAL GRADO SUPERIOR OBRA CIVIL Y EDIFICACIÓN Resumen El estudio geotécnico es un documento

Más detalles

DIRECTRICES Y ORIENTACIONES GENERALES PARA LAS PRUEBAS DE ACCESO A LA UNIVERSIDAD

DIRECTRICES Y ORIENTACIONES GENERALES PARA LAS PRUEBAS DE ACCESO A LA UNIVERSIDAD Curso Asignatura 2014/2015 GEOGRAFÍA 1º Comentarios acerca del programa del segundo curso del Bachillerato, en relación con la Prueba de Acceso a la Universidad El REAL DECRETO 1467/2007, de 7 de Noviembre,

Más detalles

MINISTERIO DE EDUCACIÓN DIVISIÓN DE PLANIFICACIÓN Y PRESUPUESTO NOTA TÉCNICA MATRIZ DE MARCO LÓGICO

MINISTERIO DE EDUCACIÓN DIVISIÓN DE PLANIFICACIÓN Y PRESUPUESTO NOTA TÉCNICA MATRIZ DE MARCO LÓGICO MINISTERIO DE EDUCACIÓN DIVISIÓN DE PLANIFICACIÓN Y PRESUPUESTO NOTA TÉCNICA MATRIZ DE MARCO LÓGICO Departamento de Estudios y Estadísticas Enero 2001 MATRIZ DE MARCO LÓGICO 1 1. Introducción El método

Más detalles

SENSORES REMOTOS. En el Plan de Estudios 2000 se plantea como objetivo general de la asignatura el siguiente:

SENSORES REMOTOS. En el Plan de Estudios 2000 se plantea como objetivo general de la asignatura el siguiente: SENSORES REMOTOS PRESENTACION La cátedra de SENSORES REMOTOS forma parte de las asignaturas obligatorias del ciclo instrumental del tercer nivel del Profesorado y Licenciatura en Geografía. Las posibilidades

Más detalles

Potencial Agrícola, algunos cálculos para agricultura en secano

Potencial Agrícola, algunos cálculos para agricultura en secano Potencial Agrícola, algunos cálculos para agricultura en secano NOTA TECNICA Juan Horacio Molfino* Los estudios sistemáticos de suelos realizados en el Uruguay desde 1967 (fundamentalmente el informe de

Más detalles

ORIENTACIONES GENERALES PARA EL DISEÑO Y DESARROLLO DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

ORIENTACIONES GENERALES PARA EL DISEÑO Y DESARROLLO DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN ORIENTACIONES GENERALES PARA EL DISEÑO Y DESARROLLO DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN Qué es un proyecto de investigación? Un proyecto de investigación consiste en el estudio de un tema en profundidad y

Más detalles

COMPETENCIA PARA MANEJAR INFORMACIÓN (CMI) GLOSARIO

COMPETENCIA PARA MANEJAR INFORMACIÓN (CMI) GLOSARIO COMPETENCIA PARA MANEJAR INFORMACIÓN (CMI) GLOSARIO Descargue este documento en formato PDF (610KB; 10 páginas) (http://www.eduteka.org/pdfdir/glosariocmi.pdf) Definiciones que tienen como propósito facilitar

Más detalles

NORMA INTERNACIONAL DE AUDITORÍA 500 EVIDENCIA DE AUDITORÍA

NORMA INTERNACIONAL DE AUDITORÍA 500 EVIDENCIA DE AUDITORÍA NORMA INTERNACIONAL DE AUDITORÍA 500 EVIDENCIA DE AUDITORÍA (NIA-ES 500) (adaptada para su aplicación en España mediante Resolución del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, de 15 de octubre

Más detalles

Guía de diseño de objetivos y estrategias didácticas

Guía de diseño de objetivos y estrategias didácticas Guía de diseño de objetivos y estrategias didácticas Las habilidades cognitivas se pueden clasificar de acuerdo a los niveles de Bloom (1956): 1. Conocimiento: Recordar o reconocer hechos o información

Más detalles

MATEMÁTICAS ESO EVALUACIÓN: CRITERIOS E INSTRUMENTOS CURSO 2014-2015 Colegio B. V. María (Irlandesas) Castilleja de la Cuesta (Sevilla) Página 1 de 7

MATEMÁTICAS ESO EVALUACIÓN: CRITERIOS E INSTRUMENTOS CURSO 2014-2015 Colegio B. V. María (Irlandesas) Castilleja de la Cuesta (Sevilla) Página 1 de 7 Página 1 de 7 1 CRITERIOS DE EVALUACIÓN 1.1 SECUENCIA POR CURSOS DE LOS CRITERIOS DE EVALUACION PRIMER CURSO 1. Utilizar números naturales y enteros y fracciones y decimales sencillos, sus operaciones

Más detalles

INVESTIGACIÓN DE SUELOS Y ROCAS PARA PROPÓSITOS DE INGENIERIA I.N.V. E 101 07

INVESTIGACIÓN DE SUELOS Y ROCAS PARA PROPÓSITOS DE INGENIERIA I.N.V. E 101 07 INVESTIGACIÓN DE SUELOS Y ROCAS PARA PROPÓSITOS DE INGENIERIA I.N.V. E 101 07 1. INTRODUCCIÓN 1.1 El muestreo e identificación de materiales del subsuelo implica técnicas simples y complejas acompañadas

Más detalles

UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA Escuela de Post-Grado. Estadistica Aplicada a la FORESTERIA II INDICE DE TEMAS

UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA Escuela de Post-Grado. Estadistica Aplicada a la FORESTERIA II INDICE DE TEMAS UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA Escuela de Post-Grado Estadistica Aplicada a la FORESTERIA II 2007 INDICE DE TEMAS Metodos Generales: 1. Principios basicos del diseño experimental 2. Tipos de experimentos

Más detalles

PAISAJE SONORO EN URUGUAY. introducción

PAISAJE SONORO EN URUGUAY. introducción PAISAJE SONORO EN URUGUAY Presentación del proyecto por Daniel Maggiolo Julio del 2001 introducción es un proyecto que ha comenzado a desarrollarse dentro del estudio de Música electroacústica de la Escuela

Más detalles

Colección ordenada de mapas proyectada como conjunto.

Colección ordenada de mapas proyectada como conjunto. Febrero, 2015 Asentamiento humano Atlas Base de datos Carta Clarke 1866 Cónica conforme de Lambert Conjunto de datos Continuo Coordenadas geográficas Coordenadas planas Croquis Datos catastrales Establecimiento

Más detalles

CIENCIAS DE LA TIERRA Y MEDIOAMBIENTALES

CIENCIAS DE LA TIERRA Y MEDIOAMBIENTALES UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA - PRUEBA DE ACCESO A LAS ENSEÑANZAS UNIVERSITARIAS OFICIALES DE GRADO - CURSO 2015-2016 CIENCIAS DE LA TIERRA Y MEDIOAMBIENTALES Plan de Estudios del Real Decreto 1467/2007, de

Más detalles

La Teledetección y los Sistemas de Información Geográfica, algunas aplicaciones en el Uruguay *

La Teledetección y los Sistemas de Información Geográfica, algunas aplicaciones en el Uruguay * La Teledetección y los Sistemas de Información Geográfica, algunas aplicaciones en el Uruguay * La teledetección o sensoramiento remoto se puede definir como "La utilización de sensores para la adquisición

Más detalles

Calle Cobre No. 433 Fraccionamiento Bonanza Saltillo Coahuila. 8444310785 Aarmas433@hotmail.com

Calle Cobre No. 433 Fraccionamiento Bonanza Saltillo Coahuila. 8444310785 Aarmas433@hotmail.com Calle Cobre No. 433 Fraccionamiento Bonanza Saltillo Coahuila. 84443108 Aarmas433@hotmail.com Introducción. El constante avance tecnológico hace cada día más exigente la actualización y el uso de herramientas

Más detalles

11-23- 93 CARACTERIZACION DE LAS MICROCUENCAS DE CABUYAL I. INTRODUCCION

11-23- 93 CARACTERIZACION DE LAS MICROCUENCAS DE CABUYAL I. INTRODUCCION 11-23- 93 CARACTERIZACION DE LAS MICROCUENCAS DE CABUYAL I. INTRODUCCION El presente informe se deriva de la base de datos generada hasta el momento con la sistematización de la información geográfica

Más detalles

RESUMEN INFORMATIVO PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA CURSO 2015 /2016

RESUMEN INFORMATIVO PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA CURSO 2015 /2016 RESUMEN INFORMATIVO PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA CURSO 2015 /2016 DEPARTAMENTO: MATEMÁTICAS MATERIA: MATEMÁTICAS ACADÉMICAS CURSO: 3º ESO OBJETIVOS DEL ÁREA DE MATEMÁTICAS A LAS ENSEÑANZAS ACADÉMICAS 3º ESO

Más detalles

TEMA II PROCESO DE DISEÑO

TEMA II PROCESO DE DISEÑO TEMA II PROCESO DE DISEÑO El diseño como proceso. Problemas. Definición. Sub-problemas. Solución del problema. Objetivos. Dificultades del diseño. Gestión de proyecto y Proceso de concepción del diseño.

Más detalles

PODER LEGISLATIVO LEY 294/93 EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

PODER LEGISLATIVO LEY 294/93 EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL PODER LEGISLATIVO LEY 294/93 EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL Articulo Nº 1: Declárese Obligatoria la Evaluación de Impacto Ambiental. Se entenderá por Impacto Ambiental, a los efectos legales, toda modificación

Más detalles

1.1. Primer Curso. 1.1.1. Contenidos y distribución temporal. Bloque 1. Contenidos comunes (se trabajan a lo largo de todo el curso)

1.1. Primer Curso. 1.1.1. Contenidos y distribución temporal. Bloque 1. Contenidos comunes (se trabajan a lo largo de todo el curso) 1.1. Primer Curso 1.1.1. Contenidos y distribución temporal Bloque 1. Contenidos comunes (se trabajan a lo largo de todo el curso) Lectura e interpretación de imágenes y mapas de diferentes escalas y características.

Más detalles

ARQUEOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE: ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DEL IMPACTO SOCIO-AMBIENTAL EN EL REMANENTE ARQUEOLÓGICO

ARQUEOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE: ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DEL IMPACTO SOCIO-AMBIENTAL EN EL REMANENTE ARQUEOLÓGICO Martínez Hidalgo, Gustavo 2000 Arqueología y medio ambiente: Algunas características del impacto socio-ambiental en el remanente arqueológico. En XIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala,

Más detalles

OBJETIVOS DEL NIVEL DE 4 AÑOS

OBJETIVOS DEL NIVEL DE 4 AÑOS OBJETIVOS DEL NIVEL DE 4 AÑOS Objetivos: CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO/A Y AUTONOMÍA PERSONAL Vivir con placer la actividad sensomotriz de forma que le permita conocer y representar su cuerpo, sus elementos

Más detalles

Máster Universitario en Comunicación Corporativa

Máster Universitario en Comunicación Corporativa Máster Universitario en Comunicación Corporativa PRIMER SEMESTRE (29 ) MÓDULO I INDUSTRIA DE LA COMUNICACIÓN. : 3 PRIMER SEMESTRE: 3 MATERIA: Análisis de la Industria de la Comunicación. NÚMERO NÚMERO

Más detalles

Suelos. Qué son? Cómo se forman? Su importancia. De qué está compuesto? Capítulo 1. EL SUELO: de la superficie hacia abajo.

Suelos. Qué son? Cómo se forman? Su importancia. De qué está compuesto? Capítulo 1. EL SUELO: de la superficie hacia abajo. Capítulo 1 EL SUELO: de la superficie hacia abajo Suelos Objetivos: 1. Conocer que son los suelos, 2. Entender cual es su importancia, y 3. Enumerar (3) componentes del suelo y poder identificarlos. Hay

Más detalles

GEOTECNIA I Guías de Trabajos Prácticos (1) Laboratorio Area Geotecnia - www.fotomap-geo.com

GEOTECNIA I Guías de Trabajos Prácticos (1) Laboratorio Area Geotecnia - www.fotomap-geo.com GEOTECNIA I Guías de Trabajos Prácticos () Laboratorio Area Geotecnia - www.fotomap-geo.com Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales UNIVERSIDAD NACIONAL DE CORDOBA Abril, E.G., 00. Mapas Geotécnicos.

Más detalles

INDICADORES DE GESTION

INDICADORES DE GESTION INDICADORES DE GESTION Un indicador se define como la relación entre las variables cuantitativas o cualitativas, que permite observar la situación y las tendencias de cambio generadas en el objeto o fenómeno

Más detalles

Institución Educativa Privada El Carmelo

Institución Educativa Privada El Carmelo INTRODUCCIÓN A LA GEOGRAFÍA NEVADO DEL HUASCARÁN BOSQUE AMAZÓNICO RESERVA DE PARACAS VALLE DEL URUBAMBA DEFINICIÓN ETIMOLÓGICA Del griego geo que significa Tierra y graphein que significa describir. Así

Más detalles

El Senado Académico de la UPRH aprobó mediante la Certificación. Número 2005-06-46 las competencias de Educación General para los egresados

El Senado Académico de la UPRH aprobó mediante la Certificación. Número 2005-06-46 las competencias de Educación General para los egresados El Senado Académico de la UPRH aprobó mediante la Certificación Número 2005-06-46 las competencias de Educación General para los egresados de esta Institución. A continuación aparecen las mismas con una

Más detalles

Tema 7. Periodismo digital

Tema 7. Periodismo digital Tema 7. Periodismo digital Katholische Universität Eichstätt-Ingolstadt. KU. Periodismo online. La Prensa. 1 ÍNDICE Tema 7. Periodismo digital Introducción Periódico digital Estructura de una página Características

Más detalles

3. Principios de medición de la calidad del aire

3. Principios de medición de la calidad del aire 3. Principios de medición de la calidad del aire 3.1. Medición. Medir es contar, comparar una unidad con otra, dar una valoración numérica, asignar un valor, asignar números a los objetos. Todo lo que

Más detalles

Análisis de Estados Financieros

Análisis de Estados Financieros Análisis de Estados Financieros ANÁLISIS DE ESTADOS FINANCIEROS 1 Sesión No. 1 Nombre: Reconstrucción y técnicas de análisis de estados financieros Contextualización Toda a la información financiera producida

Más detalles

CIENCIAS DE LA TIERRA Y MEDIOAMBIENTALES

CIENCIAS DE LA TIERRA Y MEDIOAMBIENTALES CIENCIAS DE LA TIERRA Y MEDIOAMBIENTALES INTRODUCCIÓN El ámbito propio de estudio de las Ciencias de la Tierra y medioambientales se configura en torno a los dos grandes aspectos señalados en su título:

Más detalles

www.bvbusiness-school.com

www.bvbusiness-school.com Gráficos de Control de Shewart www.bvbusiness-school.com GRÁFICOS DE CONTROL DE SHEWART Una de las herramientas estadísticas más importantes en el Control Estadístico de Procesos son los Gráficos de Control.

Más detalles

Tema 4 Aseguramiento de la calidad, los procesos y su mejora

Tema 4 Aseguramiento de la calidad, los procesos y su mejora Tema 4 Aseguramiento de la calidad, los procesos y su mejora 4.1.- Surgimiento y consolidación del aseguramiento de la calidad 4.2.- Características básicas y definición del aseguramiento de la calidad

Más detalles

EVOLUCIÓN DEL CARBONO ALMACENADO EN EL SUELO DEL CAMPO DE ENSAYO EN LA ETSIA DE ALBACETE

EVOLUCIÓN DEL CARBONO ALMACENADO EN EL SUELO DEL CAMPO DE ENSAYO EN LA ETSIA DE ALBACETE EVOLUCIÓN DEL CARBONO ALMACENADO EN EL SUELO DEL CAMPO DE ENSAYO EN LA ETSIA DE ALBACETE R Guardado López, C Fabeiro Cortés Departamento de Producción Vegetal y Tecnología Agraria. E.T.S.I.A. UCLM, Campus

Más detalles

EVALUACIÓN CIENCIAS DE LA NATURALEZA 1º CURSO ESO

EVALUACIÓN CIENCIAS DE LA NATURALEZA 1º CURSO ESO EVALUACIÓN CIENCIAS DE LA NATURALEZA 1º CURSO ESO I.E.S. UNIVERSIDAD LABORAL DE ALBACETE 1. CRITERIOS DE EVALUACIÓN ESTABLECIDOS PARA LA MATERIA 1. Interpretar algunos fenómenos naturales mediante la elaboración

Más detalles

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y GANADERÍA PROGRAMA DE FOMENTO DE LA PRODUCCIÓN AGROPECUARIA SOSTENIBLE Versión 24-04-08 FINCAS INTEGRALES DIDÁCTICAS

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y GANADERÍA PROGRAMA DE FOMENTO DE LA PRODUCCIÓN AGROPECUARIA SOSTENIBLE Versión 24-04-08 FINCAS INTEGRALES DIDÁCTICAS MINISTERIO DE AGRICULTURA Y GANADERÍA PROGRAMA DE FOMENTO DE LA PRODUCCIÓN AGROPECUARIA SOSTENIBLE Versión 24-04-08 FINCAS INTEGRALES DIDÁCTICAS MANUAL TÉCNICO Y OPERATIVO INTRODUCCIÓN En el marco de la

Más detalles

INFOGRAFÍA PRINCIPALES RECURSOS GRÁFICOS

INFOGRAFÍA PRINCIPALES RECURSOS GRÁFICOS INFOGRAFÍA PRINCIPALES RECURSOS GRÁFICOS Heber Longás Crespo Tel: 649 555 221 heberlongas@yahoo.es Twitter: @HeberLongas También en Linkedin y Flikr 1 Representan las partes de un total. Sólo se puede

Más detalles

CURSO MANEJO Y CONSERVACION DE SUELOS Y AGUAS OPCION PLANIFICACION DEL USO DE LA TIERRA A NIVEL PREDIAL TEMA 10 CAPACIDAD DE USO

CURSO MANEJO Y CONSERVACION DE SUELOS Y AGUAS OPCION PLANIFICACION DEL USO DE LA TIERRA A NIVEL PREDIAL TEMA 10 CAPACIDAD DE USO CURSO MANEJO Y CONSERVACION DE SUELOS Y AGUAS OPCION PLANIFICACION DEL USO DE LA TIERRA A NIVEL PREDIAL TEMA 10 CAPACIDAD DE USO Ing.Agr. CARLOS CLERICI Bibliografía Hudson N., capítulo 9 Kaplán. A.,1986

Más detalles

CAPITULO 7. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS

CAPITULO 7. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS CAPITULO 7. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS 7.1 EFECTO DEL FRACTURAMIENTO EN LAS PROPIEDADES DE PROPAGACIÓN DE ONDAS COMPRESIONALES Como se describió en el Capítulo 6, por medio de clasificación visual,

Más detalles