A Margarita le gustaba la ciudad Por: Purificación Gracia

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "A Margarita le gustaba la ciudad Por: Purificación Gracia"

Transcripción

1 A Margarita le gustaba la ciudad Por: Purificación Gracia Es una obra de ficción. Los personajes y hechos son producto de la imaginación de quien escribe. 1 Margarita se fue la mañana de un lunes sin decirme adiós. Yo sé que tuve la culpa: insistí una y otra vez en que me acompañara, que fuera conmigo, y aunque ella se negara, finalmente decidió ir. Margarita se enamoró de la ciudad, me dijo mi madre, pero la verdad es que la ciudad se la tragó, ese monstruo la devoró, para siempre. Conocimos Bogotá ese martes soleado después de que un funcionario de algún programa de la alcaldía viniera a las veredas del sur oriente buscando quiénes querían reunirse con el alcalde, tomarse fotos con él y participar de un recorrido por las principales atracciones de la ciudad. Según dijo, lo recuerdo perfectamente, se trataba de una política impulsada por la alcaldía que buscaba integrar a la ciudad urbana con la ciudad rural, con las veredas del sur y del sur oriente que también hacían parte de la gran ciudad. Yo nunca había sentido que pertenecía a algo como la ciudad, y jamás hubiera creído que nosotros también conformábamos aquella gran ciudad. Y por eso presté poca atención a los detalles, excepto por la parte que más me interesó: le imploré, casi lloré a Margarita para que nos apuntáramos, para que fuéramos y conociéramos por fin la ciudad, ese lienzo inmenso que aún hoy, todas las tardes, desde mi montaña veo. Gigante como siempre, gris como siempre; lleno de humo desde el día en que se tragó, para siempre, a mi Margarita querida. Me había casado con Margarita diez años antes de que abandonara la casita -de que me abandonara a mí- un sábado de agosto de 1975, en la misa de diez de la mañana. La había conocido aquí, en la vereda, mientras yo participaba de los talleres de las Juventudes Católicas Transformadoras lideradas por el padre Liceo. Qué días aquellos! Qué ganas de cambiar el mundo las que me embargaban! Y a Margarita también, y por eso la amé desde el primer día. Ella también me amaba. Yo la cortejaba y le prometía lo que entonces podía prometerle, ni más ni menos: la casita al lado de la casa de mis padres, las cuatro hectáreas cultivables que me correspondían como herencia y, sobre todo, esa vista hacia la ciudad. Esa vista desde debajo del frondoso árbol de roble, a unos tres minutos arriba de la casita, donde uno podía ver todo ese montón de luces titilando, allá a lo lejos, cuando la espesa niebla lo permitía. 1

2 Ella estaba enamorada de mí, es cierto, pero también de esa vista. Semanas después del matrimonio, Margarita pasaba mucho tiempo debajo de ese roble. Por eso le construí un asiento cómodo con un trozo de madera y le planté cayenos y azucenas para que se sintiera feliz, para que se supiera amada; para que mientras tejía, en silencio, echando más vistazos a la ciudad inmóvil que a la lana, pensara también en mí. Y por eso cuando llegaba la temporada de lluvias se entristecía y parecía morirse de frío en la casa; y yo me quería morir de tristeza. Así que le planté también azucenas y cayenos en el corredor de la casita, para que sonriera como en las tardes bajo el roble, para que la neblina no la abrumara tanto. Pero era poco lo que conseguía. Ella resplandecía, nuevamente, cuando desaparecía ese manto gris y podía, otra vez, sentarse a ver la ciudad. O a tejer. Fue por eso que me sorprendí tanto al escuchar la respuesta que me dio el día en que el funcionario nos comentó, en reunión en la escuela de la vereda, que estábamos invitados a la ciudad. Yo no la quise mirar para que no se sintiera señalada, pero ya todos estaban esperando a que ella se apuntara como la primera, a que asegurara su cupo de una vez y por todas. Pero eso no pasó, ni ella habló del tema cuando caminábamos juntos de vuelta a la casita. Fui yo el que, esa noche, le expresé mi interés por hacer parte del grupo de campesinos que iría a la ciudad, y el que le dije que me importaba poco que se tomaran fotos conmigo sólo para ponerlas en portadas de libros. Ella respondía con silencio. Siempre que algo le atemorizaba, mi Margarita se quedaba callada, no musitaba palabra, la devoraba el silencio. Siempre la entendí, hasta esa noche. Una y otra vez le repetí que quería ir a la ciudad, que quería conocer los edificios y las avenidas gigantes y las plazas y estatuas y las iglesias viejísimas y las plazas de mercado a las que llegaban las moras y granadillas que cultivábamos y que mañana mismo me iba a apuntar. Y ella por fin rompió el silencio, amenazada como se sentía por mi interés manifiesto: Yo no quiero ir, Arturo. Cuando la gente va a la ciudad se enamora de la ciudad y no regresa al campo. Yo respondí a carcajadas: Pero yo no me quiero ir y quedarme en la ciudad, Margarita! Mi lugar está aquí, a su lado, en esta cama fría que los dos sabemos cómo calentar todos los días. Ella se envolvió en las cobijas y me dio la espalda. Ya no recuerdo si fui yo o fue mi vecina, la señora Antonia, la que convenció a Margarita de que fuera con nosotros a la visita a la ciudad. Y esa visita fue más bonita de lo que esperé. Lo que más me sorprendió fue que la gente caminara más rápido que en el campo, y que todos llevaran una sombrilla en su morral, como quien lleva zapatos o reloj. Mi Margarita también estaba sorprendida. Me tomó la mano con fuerza cuando nos dijeron en la sala de espera que el alcalde ya nos recibiría, y me contó que sintió cierta decepción al verlo tan bajito y tan viejo y con los ojos tan cansados. El alcalde, con esa voz suavecita y pausada, sonaba exactamente igual que en el radio, donde solía hablar con frecuencia. Nos habló de la relación entre la Bogotá urbana y la Bogotá rural, y nos dijo que sin nosotros no habría legumbres en los supermercados. Yo de eso estaba convencido, pero me pareció molesto oírlo decir que en nuestras manos estaba la responsabilidad de 2

3 impedir que las veredas de la ciudad se convirtieran en la retaguardia de los violentos. Como si a nosotros nos gustara que nos intimidaran con las armas y nos sintiéramos tranquilos cuando oímos por la radio que vuelan edificios y matan a campesinos como uno! Nos comentó además que Bogotá, la ciudad, era también nuestra, y que nosotros éramos tan bogotanos como él; es decir, que esa que se veía por la ventana de su despacho era mi ciudad, que me pertenecía. Yo pronuncié en silencio, dos veces esta es mi ciudad, debajo del roble se ve mi ciudad, yo vivo en la ciudad, pero me sentí completamente extraño; había más distancia entre mis palabras, entre mi ciudad y la ciudad, que entre el roble frondoso y las luces titilantes que desde allí veíamos. Se lo comenté a Margarita después de la fotografía que tomó la secretaria del alcalde, y ella me respondió que no había oído esa parte; pero yo sé que estaba distraída hurgando a través de la ventana, esculcando a través de la persiana más rastros de la ciudad. Me contó, esa noche al volver, que lo que más le había gustado fue la vista de la ciudad desde el cerro de Monserrate, porque ya conozco la ciudad de frente y por detrás, me dijo riéndose. Mi Margarita no dejó ninguna nota para mí cuando se fue. Volví a la casita esa tarde de septiembre, la busqué por aquí y por allá, en el roble y en casa de mis padres y en la de la señora Antonia, pero ella no estaba. La esperé dos días, tres semanas, hasta que me convencí de que no volvería. Cuando el primer día de octubre llegó, recibí una nota dolorosamente corta escrita por ella, donde me decía: Ahora vivo y trabajo en la ciudad. Quiero conocerla desde abajo. Trabajo en la cafetería de ese edificio tan bonito y tan grande que vimos cuando vinimos a la Plaza de Bolívar. Todos los que toman tinto aquí son jueces y magistrados y hablan de leyes y códigos y procedimientos. Creo que ya estoy aprendiendo bastante sobre esos temas. Margarita. Yo estaba convencido de que había sido mi culpa, de que mi insistencia para que fuera a la ciudad conmigo, ese martes, era la causa de ese nudo que se me había incrustado en el alma. La confusión se apoderó de mis noches, de todos mis días en la huerta, en la casita, que estaba tan sola y maltratada como las flores de cayeno debajo del roble, ahora que Margarita no estaba. Me obsesioné con escuchar las noticias en el radio, buscando rastros de ella, aprendiéndome de memoria calles y plazas y pisos de edificios en caso que la noticia cerrara diciendo que Margarita estaba en esa dirección. Mi Margarita se me iba y yo no sabía dónde buscarla, a dónde ir por ella y no lograba recordar de qué edificio hablaba porque ese día vimos muchos edificios grandes y bonitos! Yo sólo la quería a ella, a sus flores de cayeno y a las azucenas y a nuestra cama fría, que era tan nuestra como ese amor; ese amor que yo sentía tan lejano aunque cada vez pasara horas y más horas 3

4 observando las luces titilantes de la ciudad gigante: allá, en algún rincón, Margarita no pensaba en mí; allá, en algún rincón, ella me cambiaba por la gran ciudad, ella no quería estar conmigo, quería estar con la ciudad, en la ciudad. Y yo no estaba celoso, yo no sentía rabia. A mí me embargaba el miedo, era miedo lo que me cortaba la respiración por las noches, lo que me hacía soñar y despertar angustiado. Llegué a la ciudad el primer miércoles de noviembre de ese oscuro 1985, con el único fin de encontrar a Margarita y llevarla de vuelta conmigo a la casita. La terminal de buses lucía como siempre: colmada de personas que a su vez estaban colmadas de historias; cajas y valijas por donde se quisiera pasar; las mismas voces de siempre que, por supuesto, gritaban las mismas palabras de siempre. Yo sabía que tenía que buscarla en alguno de los edificios que rodeaban la Plaza de Bolívar. Sin estar seguro de cuál, crucé avenidas y observé atento. Cuando sentí que estaba cerca, cuando corroboré que los techos eran de teja y que las calles se achicaban, corrí a la Plaza lleno de emoción. Pero atravesar la Plaza no fue posible, como quiera que nunca más volví a ver de frente el edificio en el cual trabajó Margarita por unos meses. Cientos, tal vez miles de militares ansiosos, desesperados, nos mandaban a todos hacia atrás, a sus casas y yo no entendía en principio lo que ocurría. Minutos más tarde el primer estruendo sacudió toda la zona, me removió los pulmones, me hizo gritar envuelto en pavor y nos mandó al suelo a todos los que caminábamos por esa calle, los vidrios de las ventanas rotos, hechos mil trozos, las sirenas de las ambulancias nítidas, cercanas. Los subversivos ( los violentos del alcalde) habían tomado alguno de esos edificios, tal vez todos, y yo no supe qué hacer. Corrí, corrí muy rápido, y asfixiado por las ráfagas de humo que aparecían en cada esquina, me escondí en una posada donde muchas personas, también, esperaban atónitas a que se restableciera la vida normal en el centro de la ciudad. Para muchos, tal vez para todos aquellos que esperaron conmigo en la posada, se restableció esa vida normal una vez que el presidente habló en la televisión y dio un parte de calma; pareciera como si la humareda que emanaba viva desde el edificio fuera un sinónimo de control, de orden. Para mí, en cambio, empezarían los años más tristes de mi vida, los meses más dolorosos, los más oscuros. De Margarita nadie sabía nada. Incluso llegué a pensar que se había cambiado el nombre, que había ocultado sus apellidos para que yo nunca la encontrara, ni viva ni muerta. En la televisión hablaron de subversivos y jueces muertos, nadie dijo nada de ella, de las mujeres del servicio, de la que estaba limpiando el baño, de la que estaba preparando el café. Y nadie me ha dicho nada hasta ahora. Que la ciudad devoró a Margarita, es la única explicación posible que yo encuentro. Que es cierto que la ciudad es tan grande y está tan viva que se traga a los débiles. Y ella era muy débil: estoy convencido de que nadie la conocía porque mi Margarita no hablaba, guardaba silencio, así como cuando tenía mucho miedo y yo, cariñoso, la envolvía en un abrazo. 4

5 Y pensar que Margarita y yo hubiéramos visto la humareda desde el roble, y cuando sintiéramos frío nos hubiéramos retirado a hacer el amor en la casita mientras unos y otros se mataban a tiros! Pero ella no quiso estar conmigo en ese momento. Como si la ciudad la quisiera más que yo, ella prefirió dejar de vivir momentos conmigo, para siempre. Hoy, esa gran ciudad es también mi ciudad, como lo sugirió el alcalde aquel martes. Margarita se encuentra en algún rincón de la que es para mí una masa gigante de luces que titilan, de calles que respiran humo y que yo espío todas las tardes, buscando todavía pistas de mi Margarita. Nadie ha dicho nada sobre ella. Pero tal vez, ahora sí, ella esté pensando en mí. 5

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons LA OLA Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Desde hace unos días cuando le tiro la pelota a Chispa, no sale corriendo a por ella para luego volver a traérmela. Los papás me han dicho

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

REFLEXIONES ESPECIALES MES DE FEBRERO Semana vocacional

REFLEXIONES ESPECIALES MES DE FEBRERO Semana vocacional REFLEXIONES ESPECIALES MES DE FEBRERO Semana vocacional 166 LUNES QUÉ REGALO - Darles a conocer la semana vocacional. - Descubrir que muchas de las cosas de las que disfrutamos, se nos dan gratuitamente.

Más detalles

EL SECRETO DE MI ABUELA

EL SECRETO DE MI ABUELA EL SECRETO DE MI ABUELA Esa noche no había podido dormir, me tocaba ir a casa de mi abuela. Con ella me pasaba horas y horas hablando, me contaba todas sus experiencias, todas sus historias y me ayudaba

Más detalles

Introducción. Soy Carmen, y soy una adolescente de tan sólo 14 años próximos a cumplir.

Introducción. Soy Carmen, y soy una adolescente de tan sólo 14 años próximos a cumplir. Introducción Soy Carmen, y soy una adolescente de tan sólo 14 años próximos a cumplir. Curso el 2 Grado de secundaria en la Escuela Secundaria Diurna No. 107 XOCHIMILCO. Este relato es como un tipo tragicomedia

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

Capítulo 1 Llevaba demasiadas horas despierta. Aunque mi cuerpo necesitaba descansar, mi mente no paraba de trabajar; imágenes de mi vida pasaban continuamente, estaba nerviosa, sentía miedo, tanto que

Más detalles

EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA

EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA 26 de Abril del 2015 (Ext. del Libro Entre el Cielo y la Tierra, Nosotros) www.regresaralorigen.com Descarga del

Más detalles

Memoria Pedagógica e Innovación Educativa en el Nivel Inicial

Memoria Pedagógica e Innovación Educativa en el Nivel Inicial Pequeños lectores y escritores. Descubriendo nuevos personajes de cuentos Mariana Castro Jardín de Infantes N 942, San Martín Coordinadora: Cristina D Amario Empezaré a contarles que esta experiencia se

Más detalles

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-el CUENTO ENCADENADO-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-el CUENTO ENCADENADO-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o- -o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-el CUENTO ENCADENADO-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o- 1. Al despertarme abrí la persiana y los rayos del sol me cegaron un momento. Luego miré por la ventana. Nublado pero con sol, y parecía que

Más detalles

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un La aparecida de la carretera vieja de La Guaira Venezuela A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar

Más detalles

Algar Editorial. La casona

Algar Editorial. La casona La casona Mi casa no era un castillo, pero se parecía mucho porque era de piedra, y tan grande que todos la llamaban «la casona». Entonces yo vivía en lo más alto, en el desván, y se estaba bien allí.

Más detalles

Sesión 1: Lo que los bautistas creen acerca de Dios. Dios hizo todas las cosas

Sesión 1: Lo que los bautistas creen acerca de Dios. Dios hizo todas las cosas Escolares menores Hoja del alumno Unidad 10: Exploremos creencias bautistas Sesión 1: Lo que los bautistas creen acerca de Dios Versículo bíblico: En el principio Dios creó los cielos y la tierra. Génesis

Más detalles

El día que cumplí ocho años todo cambió en mi habitación, en mi

El día que cumplí ocho años todo cambió en mi habitación, en mi Capítulo 1 EL MEJOR REGALO DE CUMPLEAÑOS El día que cumplí ocho años todo cambió en mi habitación, en mi cabeza y en mi vida. Qué día tan fantástico! Una de las personas más importantes y especiales de

Más detalles

Capítulo 1 La comunicación y los problemas de la audición

Capítulo 1 La comunicación y los problemas de la audición 1 Capítulo 1 La comunicación y los problemas de la audición En todo el mundo hay muchos niños que son sordos o que oyen muy poco. Muchas veces los padres nunca descubren por qué su hija o su hijo es sordo.

Más detalles

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE Todo comienza en un Hospital en el que acaba de nacer una bebé a quien le pusieron Matilde. Ella siempre fue diferente a los demás, por ejemplo cuando nació en vez de llorar,

Más detalles

DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL

DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL David Verdejo cuenta la vida de sus abuelos en España Yo, Faustina Verdejo Nabarrete nací en Carazejo, con mis nueve hermanos. España era muy diferente en

Más detalles

1º Premio del II Certamen Cuentos Infantiles del Ayuntamiento de Burlada

1º Premio del II Certamen Cuentos Infantiles del Ayuntamiento de Burlada MARCOS, EL PINTOR Marialuz Vicondoa 1º Premio del II Certamen Cuentos Infantiles del Ayuntamiento de Burlada Noviembre de 2014 1 Me llamo Marcos. Y soy pintor. Desde siempre he sido niño. Y, desde siempre,

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios La historia del conductor de autobús que quería ser Dios Ésta es la historia de un conductor de autobús que nunca se avenía a abrir la puerta a los que llegaban tarde. Este chófer no estaba dispuesto a

Más detalles

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír.

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír. El secreto má gico Quieres que te cuente un secreto? Existe una isla en el Océano Pacífico que es un lugar muy, muy especial. Allí, las personas tienen algo que todo el mundo desearía tener: Magia! Es

Más detalles

LAS EMPRESAS QUE JUGABAN CON LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MUNDO

LAS EMPRESAS QUE JUGABAN CON LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MUNDO LAS EMPRESAS QUE JUGABAN CON LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MUNDO Sólo faltaban 10 días para la víspera de Reyes magos y Alba estaba muy excitada. Se pasaba todo el día pensando qué les pediría. Todavía no

Más detalles

Conexión con el hogar

Conexión con el hogar Conexión con el hogar Ejercicio de palabras PALABRAS DE VOCABULARIO esperanza charcos mojarse lejano humo atrapado frágil Imaginemos. Vamos a escribir un cuento de ficción sobre el cuidado de los bosques.

Más detalles

Iniciamos nuestro viaje, primero Mauritania, después varias zonas de Kenia, y finalmente Ruanda.

Iniciamos nuestro viaje, primero Mauritania, después varias zonas de Kenia, y finalmente Ruanda. Recientemente he tenido la oportunidad de viajar por África para grabar un documental. Han sido varios los países por los que hemos pasado, cada uno con algo mágico, cada uno con un paisaje peculiar, con

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio Leyenda del otoño y el loro graciela repún (sélknam - tierra del fuego) En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio llamado Kamshout al que le gustaba hablar. Leyenda del otoño y el loro

Más detalles

EN LAS PATAS DEL VIENTO. Decir que la poesía está muerta, también es poesía.

EN LAS PATAS DEL VIENTO. Decir que la poesía está muerta, también es poesía. EN LAS PATAS DEL VIENTO Decir que la poesía está muerta, también es poesía. Te busqué tanto, que aún teniéndote te quise seguir buscando. Hay búsquedas que solo acaban muriendo. El tiempo sabe encontrar.

Más detalles

IMAGINA QUE YA NO ESTOY

IMAGINA QUE YA NO ESTOY IMAGINA QUE YA NO ESTOY MEG ROSOFF Traducción del inglés de Mireya Hernández Pozuelo Las Tres Edades Para Brenda 1 La primera Mila fue una perra. Una bedlington terrier. Está bien saber esas cosas. No

Más detalles

La Novena de Navidad, para hacer con los niños

La Novena de Navidad, para hacer con los niños La Novena de Navidad, para hacer con los niños Autor: P. Luis Martínez de Velasco Farinós Esta Novena de Navidad tiene por objeto acercar a las familias cristianas a la Sagrada Familia, es decir, a la

Más detalles

VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ.

VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ. VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ. De mi casa me fui un da destrozando la familia, yo pequé! Hoy me encuentro triste y roto; yo no quiero

Más detalles

Contenidos gramática funciones comunicativas cultura y sociedad

Contenidos gramática funciones comunicativas cultura y sociedad Contenidos gramática funciones comunicativas cultura y sociedad Contraste pretérito indefinido / imperfecto. Pretérito pluscuamperfecto. Hasta que + [indicativo] Oraciones comparativas: [verbo] + tanto

Más detalles

EL VIRUS RA. Decenas de fallos en consultas médicas

EL VIRUS RA. Decenas de fallos en consultas médicas EL VIRUS RA Era un día normal. Me levanté de la cama, fui al baño a asearme y después a la cocina a desayunar. Cogí el periódico, como siempre, me puse a hacer los crucigramas, los sudokus mientras tomaba

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº6 Planificación para la lectura en voz alta del cuento Rapunzel Hermanos Grimm Objetivos de Aprendizaje (OA) Comprender y disfrutar versiones completas de obras de literatura, leídas por un adulto.

Más detalles

UNA LARGA NOCHE. El señor Esteban había tomado la decisión de apartarse del mundo por unos quince

UNA LARGA NOCHE. El señor Esteban había tomado la decisión de apartarse del mundo por unos quince UNA LARGA NOCHE El señor Esteban había tomado la decisión de apartarse del mundo por unos quince días. Venía saliendo de un tormentoso matrimonio de varios años y atravesaba por un estrés laboral en una

Más detalles

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas RESPETO No sentirse respetado 1. Cuando intentaba usar ropa diferente, mis papás se burlaban de mí. 2. No podía decir

Más detalles

MUSEO CATEDRAL DE LA ALMUDENA

MUSEO CATEDRAL DE LA ALMUDENA Dentro de poco visitaréis el Museo de la Catedral de la Almudena! Vais a venir a la iglesia más grande y más importante de Madrid. La veréis por fuera y también pasaréis dentro a visitarla y a conocer

Más detalles

ÍA C LU A D N A E D TA N JU

ÍA C LU A D N A E D TA N JU JUNTA DE ANDALUCÍA Acompaña a Teresa, María y Marcos en su visita al Jardín Botánico, donde unos curiosos y simpáticos amigos les van a pedir ayuda y a contar cosas muy interesantes. Conoce también a su

Más detalles

superhéroe canino Troika: superhéroe canino www.readinga-z.com Visite www.readinga-z.com para obtener miles de libros y materiales.

superhéroe canino Troika: superhéroe canino www.readinga-z.com Visite www.readinga-z.com para obtener miles de libros y materiales. Troika: superhéroe canino Un libro de lectura de Reading A Z Nivel O Número de palabras: 1,125 L E C T U R A O superhéroe canino Escrito por Robert Charles y Elizabeth Austin Ilustrado por John Kastner

Más detalles

Cuento. «La Tierra está embrujada»

Cuento. «La Tierra está embrujada» Cuento «La Tierra está embrujada» La Tierra está embrujada Amanecía un espléndido día de primavera en el que como cada mañana el señor Sol, con sus magníficos rayos daba luz y calor al planeta Tierra.

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

1.INFORME DEL PROYECTO

1.INFORME DEL PROYECTO ÍNDICE 1. Informe del Proyecto.. 2. 2. Pitch... 2. 3. Sinopsis Argumental... 2. 4. Evolución de las Líneas Argumentales por Personaje.. 5. 5. Caracterización de Personajes 5. 6. Árbol de Relaciones 7.

Más detalles

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

1 / 5 PROPUESTA EDUCATIVA. Título: Infancias de Barro. Temática: Interculturalidad, trabajo infantil. Objetivo:

1 / 5 PROPUESTA EDUCATIVA. Título: Infancias de Barro. Temática: Interculturalidad, trabajo infantil. Objetivo: PROPUESTA EDUCATIVA Título: Infancias de Barro Temática: Interculturalidad, trabajo infantil. Objetivo: - Acercar a los alumnos a la realidad de los niños y niñas trabajadores de un barrio marginal en

Más detalles

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Extraído del libro Las Mujeres que Aman Demasiado Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Antes de la terapia yo

Más detalles

Unidad Didáctica 5. Derecho a circular libremente. Caperucita Verde. Nuestros Derechos en Juego Los Derechos Humanos en la Educación Infantil

Unidad Didáctica 5. Derecho a circular libremente. Caperucita Verde. Nuestros Derechos en Juego Los Derechos Humanos en la Educación Infantil Unidad Didáctica 5 Derecho a circular libremente Nuestros Derechos en Juego Los Derechos Humanos en la Educación Infantil Unidad Didáctica 5 Derecho a circular libremente CONTENIDOS: Mi barrio, mi ciudad,

Más detalles

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS A ur o ho do para tu f n a ut rr CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS TEMA III. CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS 1. CONTENIDOS EL AHORRO DA PODER Como aprendiste en el libro El dinero no crece en los árboles de

Más detalles

Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA

Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA Sucedió en un pueblo llamado Mogotes en donde vivía nuestro amigo Pancho, Pancho era un campesino de 38 años de edad que vivía con su esposa

Más detalles

Experiencia de Intercambio Antofagasta, Chile Universidad Católica del Norte en Chile

Experiencia de Intercambio Antofagasta, Chile Universidad Católica del Norte en Chile Experiencia de Intercambio Antofagasta, Chile Universidad Católica del Norte en Chile Comenzando la aventura Si bien, puedo comenzar relatando que mi experiencia de intercambio fue algo que veía tan lejano

Más detalles

Planes para los padres de la página uno de la lección 5. Siga los números.

Planes para los padres de la página uno de la lección 5. Siga los números. padres de la página uno de la 1 En esta lección su hijo comenzara el periodo final de preparación para su primera Comunión. 4 Asegúrese de que su hijo sepa y gradualmente comience a creer que Jesús está

Más detalles

Llámame pequeña y hazme sentir grande

Llámame pequeña y hazme sentir grande Llámame pequeña y hazme sentir grande Por Adriana Aparicio Sarmiento 7 de septiembre de 2012 Acabo de comenzar el instituto. Lleno de gritos, silbidos, deportistas, animadoras Todo tipo de personajes,

Más detalles

LOLA QUIERE IR A LA LUNA

LOLA QUIERE IR A LA LUNA LOLA QUIERE IR A LA LUNA Ficha del libro y justificación ARÀNEGA, Mercè. Lola quiere ir a la Luna. Eslabón. Barcelona. 2001 Hemos elegido este cuento por su temática relacionada con la luna y con los viajes.

Más detalles

A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión.

A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión. A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión. FRASES PARA ENAMORADOS 1.- Uno aprende a amar, no cuando encuentre a la persona perfecta, sino cuando aprenda a creer en la perfección de una persona

Más detalles

TE SIENTES DEPRIMIDO? 4 Técnicas Sencillas para dejar este estado atrás

TE SIENTES DEPRIMIDO? 4 Técnicas Sencillas para dejar este estado atrás TE SIENTES DEPRIMIDO? 4 Técnicas Sencillas para dejar este estado atrás Página 1 Contenido Introducción...4 Técnicas para dejar atrás la frustración y depresión...5 Técnica 1...5 Técnica 2...8 Técnica

Más detalles

"EL CHAT ENGAÑOSO" Autora: Eva Domingo. la fiesta de su cumpleaños que se celebraría al día siguiente. Tenía que ordenar su

EL CHAT ENGAÑOSO Autora: Eva Domingo. la fiesta de su cumpleaños que se celebraría al día siguiente. Tenía que ordenar su "EL CHAT ENGAÑOSO" Autora: Eva Domingo Aquella mañana Elisa, a la que todos llamaban Lis, se levantó muy activa e ilusionada. Tenía que hacer un montón de cosas para preparar la fiesta de su cumpleaños

Más detalles

EL NÚMERO. 1. Vamos a escuchar el comienzo de la película. Quién crees que habla?

EL NÚMERO. 1. Vamos a escuchar el comienzo de la película. Quién crees que habla? EL NÚMERO 1. Vamos a escuchar el comienzo de la película. Quién crees que habla? Este sitio tan bonito es donde nací yo: el hospital Cobo Calleja. Ay, qué buenos recuerdos me trae este lugar! Esta, esta

Más detalles

Comprensión de Lectura en Español

Comprensión de Lectura en Español LES 45 ESPAÑOL Comprensión de Lectura en Español Derechos Reservados Learn Aid of Puerto Rico, Inc. LES 45 ESPAÑOL 1 COMPRENSIÓN DE LECTURA EN ESPAÑOL Las portadas de todos los folletos, excepto el Raven

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar Lolita Bosch El niño q u e quería matar Para A.M. Uno Me llamo Max, tengo catorce años y paso mucho más miedo que los otros niños. Porque a veces se me ocurren unas cosas muy extrañas que no sé qué son,

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme!

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme! La historia de la flor de la Nochebuena Hace muchos años, vivía una chica en las montañas de México en un pueblo muy pequeño. Se llamaba Lucida. Un día antes de la Navidad, el Padre Álvarez vino a la casa

Más detalles

Cuando iba a nacer su hermano, a Bárbara se le nubló el mundo entero:

Cuando iba a nacer su hermano, a Bárbara se le nubló el mundo entero: 1 La Parejita de Eduardo Dayan El año en el que nació Bárbara fue muy importante para los Ramírez, Gerardo y Melina. Era la primera hija que tenían, la primogénita, la princesita, como decía la abuela!

Más detalles

Cuentos de Formula (para empezar a pensar)

Cuentos de Formula (para empezar a pensar) Cuentos de Formula (para empezar a pensar) Los abrazos dejaron de sentir, ahora le recordaban el llanto silencioso de su madre cada anochecer por lo que decidió salir corriendo en busca de la libertad

Más detalles

Ya se habían encargado de su equipaje que debía estar en el avión pues eran recordaría luego muy bien la hora las diez menos cuarto.

Ya se habían encargado de su equipaje que debía estar en el avión pues eran recordaría luego muy bien la hora las diez menos cuarto. Cuando llegaron al aeropuerto, fueron directamente al salón de protocolo. Estaba cerrado todavía y Franqui fue a buscar un empleado que lo abriera. Por fin abrieron el salón y todos entraron. Le hubiera

Más detalles

y con la sangre de mi propio barro se levanta.

y con la sangre de mi propio barro se levanta. Repetición El día termina envejeciendo y enterrándose, sin dejar nada como todos. Y nosotros, habitantes de ese mismo día lo recibimos en el mismo sitio, con el mismo traje y el saludo hecho de antemano.

Más detalles

La esperanza del pueblo

La esperanza del pueblo Jueves 21 mayo 2015 La esperanza del pueblo Amiel Bendavid y Lara Abdul Ghani 2nde7 Érase una vez, en las profundidades de África, un pequeño pueblo donde la gente era muy feliz. Este pueblo era poco conocido

Más detalles

El Arcángel Miguel Historia para niños durante el Servicio Dominical

El Arcángel Miguel Historia para niños durante el Servicio Dominical Materiales: Video en línea del Arcángel Miguel Foto o estatua del Arcángel Miguel OPCIONAL: Esta historia fue escrita para la celebración del Día de San Miguel, el 29 de septiembre. Puede utilizarse en

Más detalles

CORRIENDO POR LAS CALLES

CORRIENDO POR LAS CALLES CORRIENDO POR LAS CALLES Por: Leydi Rocío Silva Rangel Era tarde sin duda alguna, tuve que apagar el celular por que me canse de mirar una y otra vez la hora. El tiempo parecía haberse detenido, no avanzaba,

Más detalles

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén DOMINGO DE RAMOS Jesús va a Jerusalén Queridos niños y niñas, hoy recordamos un hecho muy importante en la vida de Jesús. Él va camino a Jerusalén a celebrar la fiesta de Pascua, que recuerda cuando el

Más detalles

Levemente hacia atrás Primer premio en el Concurso Internacional de Cuentos para Niños de Imaginaria y EducaRed Ilustrado por Pablo Fernández

Levemente hacia atrás Primer premio en el Concurso Internacional de Cuentos para Niños de Imaginaria y EducaRed Ilustrado por Pablo Fernández Ángeles Durini Levemente hacia atrás Primer premio en el Concurso Internacional de Cuentos para Niños de Imaginaria y EducaRed Ilustrado por Pablo Fernández Candelario Amante yacía en el cementerio de

Más detalles

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Los objetivos de esta sesión son: Repasar las emociones trabajadas a lo largo del curso. Definirse a sí mismo. Iniciar algunas técnicas de relajación

Más detalles

A MARGARITA RUBÉN DARÍO

A MARGARITA RUBÉN DARÍO Colegio de Fomento Aldeafuente A MARGARITA RUBÉN DARÍO Margarita está linda la mar, y el viento, lleva esencia sutil de azahar; yo siento en el alma una alondra cantar: tu acento: Margarita, te voy a contar

Más detalles

Estaba aún dormida, pero sentía que se

Estaba aún dormida, pero sentía que se Estaba aún dormida, pero sentía que se alzaba del sueño exactamente como un globo: como si fuera un pez de colores en una pecera de sueño, alzándose más y más a través de las tibias aguas del adormecimiento

Más detalles

Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas

Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas carreras entre gotas en el cristal, deslizándose delicadamente, sin pausa pero sin prisa, siguiendo su curso. Es increíble

Más detalles

SI VOLVIERAS. Compositor: Danys Cáceres

SI VOLVIERAS. Compositor: Danys Cáceres SI VOLVIERAS Quisiera tenerte siempre conmigo Es los que siempre he querido Ahí si volvieras te daría mi corazón Por toda la vida entera Ahí mi amor Si, quiero tener tu calor y que Me des tu pasión en

Más detalles

ZAQUEO OBEDECIÓ A DIOS (A.2.3.12)

ZAQUEO OBEDECIÓ A DIOS (A.2.3.12) ZAQUEO OBEDECIÓ A DIOS REFERENCIA BÍBLICA: Lucas 9:-9 VERSÍCULO CLAVE: CONCEPTO CLAVE: OBJETIVOS EDUCATIVOS: "... ahora obedezco tu palabra" (Salmo 9:67b, Dios Habla Hoy). La obediencia a Dios, trae bendición

Más detalles

El Antiguo Testamento

El Antiguo Testamento El Antiguo Testamento Jefté Ayuda al Pueblo de Dios Jueces 11:1-29, 32-33 El versículo para los niños menores El versículo para los niños mayores Así pues recíbanse los unos a los otros. Romanos 15:7 Así

Más detalles

Consultado en: http://desinformemonos.org/2012/04/mujeres/ Fecha de consulta: 21/05/2013.

Consultado en: http://desinformemonos.org/2012/04/mujeres/ Fecha de consulta: 21/05/2013. Salas Cassani, Marcela, "Hablan las mujeres de Cherán, protagonistas de la insurrección", Desinformémonos, Núm. 36, México, Desinformémonos, 16 de abril de 2012. Consultado en: http://desinformemonos.org/2012/04/mujeres/

Más detalles

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ Si algunos queremos ser constructores de paz es porque, justamente, somos aún más sensibles ante la importancia que tiene la paz. Se tiene el sentimiento de que la paz es como

Más detalles

Narcisos Negros. Por. Mary Coleman. Jorge me trajo una docena de narcisos, mi flor favorita. Él

Narcisos Negros. Por. Mary Coleman. Jorge me trajo una docena de narcisos, mi flor favorita. Él Narcisos Negros Por Mary Coleman Jorge me trajo una docena de narcisos, mi flor favorita. Él necesitaba pedir perdón por los eventos de anoche. Tuvimos una pelea, como siempre. Está bien, yo sé que tuve

Más detalles

Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los

Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los UN CUENTO AL DÍA Una verdadera maravilla Por Cecilia Beuchat. +4 Ilustración, Maya Hanisch años Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los árboles, los prados y los jardines se cubrieron

Más detalles

No se hagan cómo que no saben de lo que estoy hablando!

No se hagan cómo que no saben de lo que estoy hablando! Qué pasa? Para qué nos habrán reunido a todos? Parece que Daniel ha estado faltando a clases últimamente. Pero no se qué tenga que ver con nosotros. Todo! Todos nos hemos dado cuenta de cómo el bullying

Más detalles

1.ª edición: octubre 2010

1.ª edición: octubre 2010 1.ª edición: octubre 2010 Del texto: María Baranda, 2010 De la ilustración: Gabriel Pacheco, 2010 Grupo Anaya, S. A., Madrid, 2010 Juan Ignacio Luca de Tena, 15. 28027 Madrid www.anayainfantilyjuvenil.com

Más detalles

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento LA VIDA DE JESÚS Lección 2 El nacimiento de Jesús Lectura bíblica: Lucas 2:1-20; Mateo 2:1-12 Texto para memorizar: Pensamiento clave: El gran don de Dios es que Jesús vino al mundo para ser nuestro Salvador.

Más detalles

Dios es el mismo hoy y nos sigue llamando, aunque no con voz audible.

Dios es el mismo hoy y nos sigue llamando, aunque no con voz audible. Recuerde que nuestro propósito en estudiar la Biblia es conocer a Dios. Cómo es? Qué hace? Cómo trata al hombre? Hoy nos fijaremos en la respuesta de Dios al pecado del hombre. Dios habia creado al hombre

Más detalles

Para quienes están en centros de tratamiento

Para quienes están en centros de tratamiento Para quienes están en centros de tratamiento Traducción de literatura aprobada por la Confraternidad de NA. Copyright 2002 by Narcotics Anonymous World Services, Inc. Reservados todos los derechos. El

Más detalles

Había una vez un viejo de 87 años llamado Labón. Toda su vida

Había una vez un viejo de 87 años llamado Labón. Toda su vida Los Ratones Patas rriba por Roald ahl Había una vez un viejo de 87 años llamado Labón. Toda su vida había sido un hombre callado y tranquilo. Era muy pobre y muy feliz. uando Labón descubrió que había

Más detalles

El regalo de Navidad. Texto: Mireia Vidal. Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela

El regalo de Navidad. Texto: Mireia Vidal. Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela El regalo de Navidad Texto: Mireia Vidal Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela Si alguien le preguntara a la abuela Conchita cuál era el mejor regalo de

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

Propiedad intelectual del pastor y escritor Th. B. Samuel Que www.queministries.org COMO LA GALLINA.

Propiedad intelectual del pastor y escritor Th. B. Samuel Que www.queministries.org COMO LA GALLINA. COMO LA GALLINA. Mateo 23: 33 Serpientes, generación de víboras!, cómo escaparéis de la condenación del infierno? 34 Por tanto, yo os envío 1. profetas, 2. sabios 3. y escribas; de ellos, 1. a unos mataréis

Más detalles

LA MICROGUERRA DE TODOS LOS TIEMPOS

LA MICROGUERRA DE TODOS LOS TIEMPOS LA MICROGUERRA DE TODOS LOS TIEMPOS Andrés Barba Con ilustraciones de Rafa Vivas Las Tres Edades Índice El reloj de Gombronia 11 Este es Manuel 17 Esta es Mara 25 El reloj de la plaza se ha vuelto loco

Más detalles

MEDITAR ES REVOLUCIONARIO

MEDITAR ES REVOLUCIONARIO Aquellos que dicen Paren el mundo que yo me bajo saben que el mundo no se va a detener pero existe una posibilidad Meditar La meditación puede detener y transformar tu mundo porque MEDITAR ES REVOLUCIONARIO

Más detalles

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 El teléfono mágico Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 Había una vez un hombre en la calle. Se podía ver que estaba privado de todo. Su ropa estaba estropeada y sus zapatos estaban arruinados. El

Más detalles

Tenemos muchos pájaros y otros animales. Hace unos meses vi una tayra cerca de nuestra finca. Era bien temprano cuando fui a la quebrada a traer

Tenemos muchos pájaros y otros animales. Hace unos meses vi una tayra cerca de nuestra finca. Era bien temprano cuando fui a la quebrada a traer Hola. Soy Alex. Mi nombre es realmente Tito Alexander, pero todos me llaman Alex. Vivo en San Miguelito, en las montañas al occidente de El Salvador, junto al Parque Nacional El Imposible. El parque ha

Más detalles

La increíble historia de Kiki y Sabrina

La increíble historia de Kiki y Sabrina La increíble historia de Kiki y Sabrina Puede que pienses que la historia que voy a contarte es un cuento, pero no es así, porque los cuentos se inventan y no ocurren de verdad. Sin embargo, la historia

Más detalles

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO PERSONAJES: BRAIS MINIMOY: Protagonista del cuento. Es algo curioso y siente pánico cuando no hay adultos con el. MISORA: Habitante del misterioso lugar al que

Más detalles

EL HOMBRE QUE COMPRÓ UNA CASA

EL HOMBRE QUE COMPRÓ UNA CASA EL HOMBRE QUE COMPRÓ UNA CASA UNA PARÁBOLA Por Richard Packham En este pueblo vivía un hombre que había podido ahorrar suficiente dinero con su trabajo arduo, de modo que decidió que ahora podía darse

Más detalles

La Pastora de gansos

La Pastora de gansos La Pastora de gansos Hermanos Grimm Érase una vez una Reina, cuyo esposo había muerto hacía ya años, y sólo tenía una hija muy hermosa. Cuando fue mayor, la Princesa se prometió con un Príncipe de un país

Más detalles