Gestión de riesgos de desastres

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Gestión de riesgos de desastres"

Transcripción

1 Experiencias Compartidas Ayuda en Acción Nº 3 Gestión de riesgos de desastres 2008

2 Presentación En los últimos años la gestión de riesgos de desastres se ha ido consolidando en Ayuda en Acción como uno de los enfoques y líneas estratégicas de actuación, tanto en la intervención directa en las Áreas de Desarrollo, como en las acciones de sensibilización e incidencia política en América Latina y España. En base a la experiencia y a una profunda reflexión institucional sobre nuestras propias prácticas, Ayuda en Acción elaboró en 2004 su Política de Acción Humanitaria desde un enfoque basado en la reducción de riesgos. Superamos la tradicional visión emergencista que consideraba las emergencias como hechos excepcionales a nuestro trabajo en desarrollo y que no permite concebir más solución que la respuesta a posteriori, centrando la mayor parte de los esfuerzos en paliar las consecuencias. Aprendimos que la ayuda humanitaria era necesaria pero insuficiente. Nos afirmamos en nuestro compromiso y responsabilidad en la respuesta humanitaria, pero también aprendimos a reconocer y desarrollar nuestras potencialidades institucionales para trabajar en la reducción de riesgos de desastres, incidiendo en las causas y las condiciones que generan los riesgos y desastres. A partir de 2005, con el apoyo de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD) y de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), cuatro de nuestros Programas Nacionales comenzaron a aplicar la gestión de riesgos en la región de América Latina. Hoy ya son ocho de nuestros Programas en la región - México, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Bolivia, Ecuador, Perú y Guatemala (este último con Action Aid International) los que han incorporado ya la gestión de riesgos en sus programas de actuación. Al mismo tiempo, a nivel regional, desde la Unidad Temática de Dinamización Social de las Economías Locales, estamos vinculando la seguridad alimentaria y la gestión de riesgos. Estas son las razones por las que hemos querido convertir el numero 3 de Experiencias Compartidas en un monográfico sobre la temática, que nos permita intercambiar experiencias, poner en contacto a los/as diversos especialistas que han colaborado en este número -entre ellos/as y con otras posibles personas y organizaciones interesadas- para seguir reflexionando y aprendiendo juntos/as. Si miramos hacia atrás, podemos ver un largo camino recorrido, si bien, todavía queda mucho por hacer. Animamos desde aquí a nuestros compañeros/as de Ayuda en Acción y de otras organizaciones a seguir integrando la reducción de riesgos de desastres en los programas de desarrollo y de actuación humanitaria. Creemos que articulando la gestión de riesgos con las diferentes líneas y estrategias de trabajo, podremos apoyar en el fortalecimiento de las capacidades de personas y comunidades para ser protagonistas y gestoras de procesos de desarrollo seguros y sostenibles. Gracias a todos/as los que han colaborado, directa o indirectamente, para poder hacer posible este número de Experiencias Compartidas. Foto Portada: Lole García. Edita: Ayuda en Acción. C/ Enrique Jardiel Poncela, Madrid. Tlfno: Coordinación: Alberto Gómez (Unidad de Aprendizajes Compartidos) y María Jesús Izquierdo (Responsable Gestión de Riesgos de Desastres). Diseño y Edición: Alberto Gómez. Dirección correo electrónico: Impresión: Dirección Página web: En este número han colaborado: Nelson Guillén, Manuel Vides, Xavier Moya, Marla Meléndez, José Llanes Guerra, María Jesús Izquierdo, Denisse Hanna, Eva María Vicente, John Abuya (traducido por Anayara Cabrera) y Camino Villanueva; Fotografías de Ayuda en Acción y ActioAid Internacional; Depósito Legal:

3 En este número: La reducción de riesgos de desastres: enfoque integral de actuación para impulsar procesos de desarrollo más seguros y sostenibles María Jesús Izquierdo Carballo. Ayuda en Acción Impulsar el derecho a la alimentación en la región latinoamericana: Una lectura desde la gestión de riesgos. Camino Villanueva. Ayuda en Acción La reducción del riesgo de desastres en Cuba. Jose Llanes Guerra. Fundación FUCADHU. Fortalecimiento de las Capacidades Locales para reducción del Riesgo a Desastres en once municipios de Honduras Marla Meléndez. Ayuda en Acción Honduras Fortalecimiento de la gestión municipal, para la reducción de riesgos en 3 municipios del Departamento de León Nicaragua, Nelson Guillén. Ayuda en Acción Nicaragua Organización comunitaria para la gestión del riesgo: Una vereda para el desarrollo local en El Salvador Manuel Vides. Ayuda en Acción El Salvador Los aprendizajes del huracán Dean para el Programa conjunto de Manejo de Riesgos de Desastre en el Sureste de México. Xavier Moya. PNUD México Hospitales seguros frente a los desastres Campaña Mundial María Jesús Izquierdo. Ayuda en Acción El reto de enseñar sobre riesgos y desastres en Bolivia Denisse Hanna. Ayuda en Acción Bolivia Adaptación española del juego Riesgolandia Eva María Vicente. Ayuda en Acción Reducción del Riesgo de Desastres a través de las escuelas John Abuya. Action Aid International

4 La reducción de riesgos de desastres: Enfoque integral de actuación para impulsar procesos de desarrollo más seguros y sostenibles 1 María Jesús Izquierdo Carballo Responsable de gestión de riesgos y acción humanitaria. Ayuda en Acción El debate sobre la vinculación emergencia rehabilitación - desarrollo En las últimas décadas ha habido una reflexión sobre la relación entre las emergencias y el desarrollo 2 que ha llevado también a debatir sobre la necesidad de vincular la ayuda humanitaria y la cooperación al desarrollo, de forma que sus objetivos se complementen y refuercen mutuamente. La expresión que ha dado nombre a estos debates ha sido la de Vinculación Ayuda humanitaria - Rehabilitación - Desarrollo (VARD), y sobre ella se han desarrollado dos enfoques o formas de entender esta vinculación: el continuum y el contiguum humanitario. El enfoque del continuum humanitario surge en la década de los ochenta, cuando domina la visión de que los procesos de desarrollo responden a pautas relativamente uniformes, lineales, ordenadas y predecibles. Los desastres -sobretodo los referidos a los de origen natural- se entendían como sucesos excepcionales que interrumpían momentáneamente los caminos del desarrollo. Como no se podían 1 Artículo publicado en la Revista Española de Desarrollo y Cooperación del Instituto Universitario de Desarrollo y Cooperación de la Universidad Complutense de Madrid. Evolución en el debate sobre la vinculación emergenciarehabilitación-desarrollo. La gestión de riesgos de desastres. Revista Española de Desarrollo y Cooperación. IUDC-UCM. Madrid, evitar, prevenir y/o controlar no quedaba más remedio que focalizar la atención en la respuesta a posteriori para reducir sus consecuencias adversas en el corto plazo, a través de la respuesta humanitaria, a lo que continuaban programas de rehabilitación y reconstrucción que permitieran el retorno a una situación estable o de normalidad. Se consideraba que volver a la normalidad era conseguir reestablecer las condiciones de desarrollo que existían con antelación al desastre. Bajo esta explicación, el enfoque del continuum humanitario se basaba en un modelo que vinculaba, de una manera secuencial la ayuda humanitaria, la rehabilitación y el desarrollo. Se entendía que cada uno de estos ámbitos de actuación eran espacios bien diferenciados de un proceso lineal, que responden a objetivos y lógicas de intervención diferentes, con actores, procedimientos, mecanismos y plazos de tiempo específicos. Lo que se buscaba era una transición, lo más armónica posible, entre las distintas etapas del proceso, principalmente entre la fase de emergencia y de desarrollo, donde la rehabilitación ejercía de puente para vincular la respuesta humanitaria y los programas de desarrollo. Los escenarios de crisis que tuvieron lugar en los ochenta y principios de los noventa demostraron que no era útil esta manera de plantear la relación entre la ayuda humanitaria y la cooperación al desarrollo. La ayuda humanitaria debía aspirar, no sólo a salvar vidas y aliviar el sufrimiento de las personas afectadas, sino también establecer bases que posibilitaran continuar con procesos de desarrollo. Asimismo, la cooperación para el desarrollo podía sentar bases para reducir las condiciones generadoras de desastres antes de que estos ocurrieran. Como señala Sanahuja, 3 el reto era superar las distinciones e integrar, más que simplemente coordinar, las acciones de respuesta humanitaria, rehabilitación y desarrollo en un marco estratégico, integrado, de largo plazo y centrado en el ser humano. Así, en la década de los noventa surge un nuevo enfoque, el contiguum humanitario, que da un salto cualitativo y plantea otras formas de relación basado en que las diferentes líneas de actuación no son fases encadenadas de un proceso lineal, sino que al mismo tiempo se puede dar una combinación, siendo el propio contexto y su evolución lo que determina el peso que hay que dar 2 El debate cobra fuerza a raíz del trabajo de Fred Cuny (1983) sobre Desastres y Desarrollo, que analiza cómo los desastres interrumpen los procesos de desarrollo mientras, a la vez, ofrecen oportunidades para el desarrollo futuro. A su vez, los propios procesos de desarrollo pueden crear condiciones de vulnerabilidad que contribuirán a la concreción de desastres futuros. Véase: CUNY, Fred. Disasters and Development. Oxford University Press, SANAHUJA, José Antonio: La vinculación entre los socorros, la rehabilitación y el desarrollo: más allá del continuum humanitario. Documento de discusión preparado para la Comisión de Desarrollo de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Madrid, Véase también: PÉREZ DE ARMIÑO, Karlos: La vinculación emergencia-desarrollo en el marco del nuevo humanitarismo. Temas de cooperación, nº 13. CONGDE. Madrid, 2002.

5 a los diferentes instrumentos y actuaciones. En el marco de este enfoque, Roche 4 plantea una visión estratégica de actuación, donde la composición de la respuesta e instrumentos de apoyo, en el corto y largo plazo, va a variar en función de cada contexto particular. Establece una clasificación de los grados de crisis que varía de: 1) situaciones en las que existe amenaza de crisis, 2) situaciones en que la comunidad está sumida en un estado de crisis severa, 3) situaciones en las que la comunidad está recuperándose o en proceso de reconstrucción; y, 4) situaciones en las que la comunidad está enfrentándose a tendencias de largo plazo, o a cambios paulatinos, y las organizaciones pueden apoyar la capacidad de la gente para enfrentarse con el cambio y promoverlo. En su observación demuestra que aunque es probable que el grueso del apoyo a una situación de crisis se dirija a satisfacer necesidades inmediatas, también existen necesidades relacionadas con el fortalecimiento de las capacidades, la generación de ingresos y el desarrollo institucional. Su análisis determina que la división convencional de los programas dentro de las categorías de socorro (ayuda humanitaria), rehabilitación o desarrollo, no solo no es útil, sino que tampoco refleja la realidad local, y que las funciones normalmente asociadas con el desarrollo son posibles en situaciones de socorros, y viceversa. Ahora bien, haciendo eco de las palabras de Lavell 5, ha habido una tendencia en focalizar el debate en lo instrumental y lo metodológico; es decir, el cómo hacer, sin tener del todo claro por qué o para qué hacer y con qué fundamento, niveles y tipos de integración social y política podemos alcanzar los fines propuestos para construir una opción de actuación más integral, que contribuya a procesos más sostenibles. A inicios de los noventa, coincidiendo con la declaración del Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales 6 (DIRDN) se va tejiendo un nuevo modelo conceptual que trata de explicar los desastres en su relación con el desarrollo, poniendo el énfasis, no tanto en los diferentes instrumentos y su relación, sino en el proceso social de configuración de los riesgos. 4 ROCHE, Chris: "Operacionalidad en la turbulencia. La necesidad de un cambio. Desarrollo en Estados de guerra. EADE, Deborah (ed.). Oxfam-CIP-Intermón, Madrid, 1996, pp LAVELL, Allan: La gestión local del riesgo: nociones y precisiones en torno al concepto y la práctica. CEPREDENAC-PNUD. Panamá, La Asamblea General, en su resolución 44/236 proclamó el Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales a partir del 1 de enero de 1990 y aprobó el Marco Internacional de Acción del Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales. Lo más simple pudiera ser su aspecto instrumental, saber qué hacer en entornos de riesgo determinados, qué intervenciones concretas, qué métodos y herramientas concretas hay que emplear, cuyo quehacer es, sin duda, tarea de múltiples actores. Sin embargo, esta nueva conceptualización trata de abordarlo como un todo, como un proceso social integral y permanente, que supera la división en plazos de tiempo, proyectos concretos y particulares de cada ámbito de actuación. Hablamos de la gestión de riesgos, como proceso que tiene como fin la previsión, reducción y control del riesgo de desastres. Las primeras reflexiones sobre gestión de riesgos surgen en América Latina, en la década de los noventa, a partir de los desarrollos teóricos de La Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América Latina -LA RED 7. Sin embargo, en los últimos años el desarrollo conceptual y metodológico de la gestión del riesgo ha tenido un empuje importante, al que se han unido múltiples instancias internacionales y organizaciones no gubernamentales para continuar profundizando en sus implicaciones conceptuales y prácticas. Lo cierto es que la diversidad de interpretaciones y prácticas sugiere que todavía no hay la suficiente claridad y consenso en cuanto a su significado e implicación, o dicho de otro modo, que no es oro todo lo que reluce y no es gestión del riesgo todo lo que se dice hacer. Vayamos precisando sobre este concepto, su evolución y sus características particulares, para lo que previamente conviene conocer cuál es el contexto en el que se ha ido construyendo la gestión de riesgos como marco conceptual en la relación desastres-desarrollo y como una opción integral de actuación en la que participan múltiples actores para posibilitar procesos de desarrollo más seguros y sostenibles. Evolución en la reflexión y el debate sobre los desastres Las concepciones tradicionales de los desastres, como sucesos ajenos, impredecibles, fruto de la mala suerte o el castigo divino, conllevaron políticas y acciones dirigidas principalmente a la gestión de las emergencias, de acuerdo con la idea de que no quedaba más solución que resignarse, y en el mejor de los casos, estar preparados para enfrentarlo y atender sus consecuencias, una vez que estos hacían mella en las poblaciones vulnerables. Los 7 La Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América Latina (LA RED) se constituyó en 1992 por diversas instituciones y profesionales de la región latinoamericana como respuesta a la necesidad de estimular y fortalecer el estudio social de la problemática del riesgo y definir, a partir de ello, nuevas formas de intervención y de gestión. Para más información véase:

6 desastres se percibían como acontecimientos impredecibles, que escapaban del control de las sociedades. Bajo esta concepción, las medidas y acciones para prevenir o mitigar los desastres no eran objeto de atención o se circunscribían a medidas estructurales para reducir y controlar los efectos de la naturaleza a través de obras de ingeniería como la construcción de diques y muros de contención o la reubicación de asentamientos humanos. A partir de la década de los noventa, el debate sobre la relación entre los desastres y desarrollo, y viceversa, dirige su atención hacia los procesos sociales como generadores de riesgo, donde las amenazas no definen el problema por sí solos. Se reconoce que los desastres sí son predecibles y no son tan naturales como frecuentemente se señala. Efectivamente se producen por la incidencia de procesos ambientales como pueden ser los terremotos y los tsunamis, los huracanes o las sequías; pero es a consecuencia de su interacción con determinadas intervenciones humanas lo que determina que finalmente se desencadene un desastre. 8 Por tanto, el aumento continuado en la incidencia e impacto de los desastres en las últimas décadas, no es tanto una consecuencia del mayor número de eventos naturales extremos aunque también-, sino más bien resultado del aumento de las condiciones de vulnerabilidad; es decir, del número de personas, infraestructura y producción, ubicados en zonas propensas a peligros naturales, bajo unas condiciones que les hacen ser susceptibles de sufrir daños y pérdidas de tal dimensión que no puedan afrontar su impacto. Se reconoce que los desastres y los factores que construyen el riesgo son un componente inherente que atraviesa la ecuación del desarrollo. Son factores como la degradación ambiental, la creciente urbanización, la densidad de población, la situación de pobreza y de exclusión en que están sumidas millones de personas en el mundo, que ha forzado a importantes grupos de población a vivir con una alta vulnerabilidad y por ende, un alto riesgo a sufrir desastres. Naciones Unidas, en su Informe mundial sobre la reducción de riesgos de desastres 9, llama la atención acerca de que el 75 por ciento de la población mundial vive en zonas que han sido sacudidas, al menos una vez entre 1980 y 2000, por un terremoto, un ciclón tropical, una inundación o 8 IZQUIERDO CARBALLO, María Jesús. Sí se podía haber evitado. El País, 30 de diciembre de PNUD: Informe Mundial: La reducción de riesgos de desastres. Un desafío para el desarrollo. Dirección de Prevención de Crisis y de Recuperación, Nueva York, una sequía. Y aunque solo un 11 por ciento de estas personas vive en países con un bajo índice de desarrollo humano, representan más del 53 por ciento de la mortalidad registrada. La constatación de que un mismo fenómeno natural afecta de modo diverso a diferentes personas y comunidades ha hecho que, en la explicación de los desastres, se busque cual es el papel que los procesos de desarrollo tienen en la generación o no- de riesgos. Los procesos sociales, políticos, económicos, ambientales tienen una gran influencia en generar condiciones de vulnerabilidad. Sin embargo, la relación no tiene porqué ser negativa. Si bien la mayoría de las islas del Pacífico o el Caribe están altamente expuestas a los huracanes, Cuba es un ejemplo de cómo reducir desastres. El sistema cubano está basado en una estructura nacional vinculada con la organización de base, lo que permite aprovechar los conocimientos y recursos locales, fortaleciendo la cohesión social y la participación comunitaria. Se invierte en el desarrollo de capacidades para la preparación para caso de desastre y la población participa en los procesos de planificación, identificación de amenazas, vulnerabilidades y riesgos. En definitiva, el caso cubano demuestra que, la solución no está tanto en el plano económico, sino en el compromiso de los gobiernos que debe traducirse en políticas, estrategias y planes de acción determinados. También demuestra como muchos desastres se podían haber evitado o, cuando menos, anticiparnos a ellos para reducir sus consecuencias a través de iniciativas para la reducción del riesgo de desastres. Como señala Jan Egeland, Ex-Subsecretario General de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, si hubiéramos tenido buenos sistemas de alerta temprana, menos personas hubieran muerto en el tsunami del océano Indico. Si hubiéramos tenido escuelas, viviendas y hospitales más seguros en el norte de Pakistán, decenas de miles no hubieran perdido la vida. Si hubiéramos tenido mejores diques en Nueva Orleáns, los que vivían en las partes bajas de la ciudad no hubieran visto sus vidas devastadas. El contexto internacional de la gestión del riesgo El aumento de los desastres ha suscitado la preocupación de los organismos internacionales, los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, por su creciente impacto negativo en coste de vidas humanas y consecuencias negativas en el ámbito social, económico y ambiental a mediano y largo plazo de aquellas sociedades vulnerables, y en particular de los países en desarrollo. La Asamblea General de Naciones Unidas declaró los noventa como el Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales (DIRDN, ), con el propósito de concienciar sobre la importancia que representa la

7 reducción de los desastres. Fue crucial de cara a promover un cambio de enfoque, que dejaba de enfatizar la respuesta ante los desastres para centrar la atención en la reducción de los mismos. Uno de los principales resultados de la DIRDN fue la Estrategia y Plan de Acción de Yokohama, adoptados en la I Conferencia Mundial sobre Reducción de Desastres Naturales, realizada en Yokohama, La Estrategia estableció directrices para la acción de prevención, preparación y mitigación del riesgo de desastres, insistiendo también en la reducción de la vulnerabilidad a través de la aplicación de diseños apropiados y modelos de desarrollo orientados a determinados grupos. El Decenio Internacional dio paso en el año 2000 a la Estrategia Internacional de Naciones Unidas para la Reducción de Desastres (EIRD/ONU) 10, punto focal dentro del sistema de las Naciones Unidas para la coordinación de las estrategias y actividades dirigidas a reducir los riesgos de desastres. En la Conferencia Mundial para la Reducción de Desastres (CMRD), celebrada a principios del 2005, se aprobó la Declaración y el Marco de Acción de Hyogo para el aumento de la resiliencia de las naciones y las comunidades ante los desastre 11 que enfatiza el carácter central de la integración de la reducción de riesgos de desastres en las políticas, programas y estrategias de desarrollo sostenible y reducción de la pobreza e incluye un conjunto de directrices para que los países estén preparados para enfrentar el incremento de los desastres. En este sentido, la voluntad política parece ser la condición más importante para que los compromisos se traduzcan en acciones. Una de las críticas de la sociedad civil que participó en Kobe fue la ausencia de un compromiso claro expresado 10 La Estrategia Internacional de Reducción de Desastres de Naciones Unidas (ISDR, por sus siglas en inglés) es el punto de enlace dentro del Sistema de la ONU para promover sinergias y la coordinación entre las diversas actividades para la reducción de desastres en los campos socioeconómico, humanitario y de desarrollo, así como apoyar la integración de las diversas políticas afines. Véase 11 Por resiliencia se entiende la capacidad de un sistema, comunidad o sociedad potencialmente expuestas a amenazas a adaptarse, resistiendo o cambiando con el fin de alcanzar y mantener un nivel aceptable en su funcionamiento y estructura. Se determina por el grado en el cual el sistema social es capaz de auto-organizarse para incrementar su capacidad de aprendizaje sobre desastres pasados con el fin de lograr una mejor protección futura y mejorar las medidas de reducción de riesgo de desastres. Véase: EIRD/ONU: Vivir con el riesgo. Informe mundial sobre iniciativas para la reducción de desastres. Naciones Unidas. Nueva York, en metas e indicadores y plazos para cumplirlos. Las organizaciones de la sociedad civil presentes en la CMRD pidieron la formulación explícita de metas e indicadores y la asignación de fondos especialmente dedicados para una acción responsable y transparente. Asimismo se pidió que se reconociera la reducción del riesgo de desastres como un elemento esencial del desarrollo y se incorporara dentro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). La construcción social del riesgo 12 Factores del riesgo: amenazas y vulnerabilidades. El riesgo es el resultado de la interrelación dinámica y dialéctica entre las amenazas y las vulnerabilidades de una sociedad o un componente en particular de la misma. Se puede expresar mediante la siguiente ecuación. Riesgo = Amenaza x Vulnerabilidad El riesgo depende de la probabilidad de que ocurran fenómenos peligrosos y de que exista una población vulnerable expuesta a la amenaza. Esto significa que si no hubiese amenaza no habría riesgo. O que si la población no fuese vulnerable, el riesgo sería igualmente cero. Por ejemplo, la ubicación de un asentamiento humano junto a las riberas de un río o una quebrada lo hace vulnerable ante posibles inundaciones en períodos de lluvias intensas; es decir, podría ocasionar un desastre, si ese riesgo no se gestiona adecuadamente. Veamos cada uno de los factores que intervienen en el riesgo. a) Las amenazas. Son la probabilidad de que un evento dañino se produzca en el futuro, en un determinado tiempo y lugar no adaptado para afrontarlo. De acuerdo con su origen pueden clasificarse en naturales, antropogénicos y socio-naturales. Las amenazas naturales tienen su origen en procesos de la misma naturaleza, y comprende fenómenos como terremotos, tsunamis, tormentas, erupciones volcánicas, fuertes granizadas. Las antropogénicas son atribuibles por completo a la acción humana, como los derrames de sustancias peligrosas, accidentes tecnológicos, incendios provocados, explosiones. Las amenazas socionaturales son resultado de la interacción entre una sociedad con su ambiente natural, normalmente en condiciones tipificadas de degradación ambiental o de inadaptabilidad al entorno. Por ejemplo, un 12 Para profundizar sobre los términos que se manejan para explicar el riesgo de desastres, nos hemos basado en la terminología más internacionalmente aceptada, basada en la EIRD y el PNUD véase: EIRD/ONU, 2004; PNUD, 2001; LAVELL, Véase también. ZILBERT SOTO, Linda. Guía de LA RED para la Gestión Local del Riesgo en América Latina. LA RED-ITDG. Quito, 1998.

8 deslizamiento puede estar provocado por la deforestación, el monocultivo y/o la inadecuada conservación de los suelos. Como ya hemos indicado, para que un evento se transforme en una amenaza tiene que existir una sociedad vulnerable. Una inundación se convierte en un peligro natural cuando existe una sociedad que presenta condiciones de vulnerabilidad frente a las inundaciones. Por ejemplo, la inundación anual a lo largo del río Nilo no constituye una amenaza para la población y, por el contrario, es esencial para el desarrollo de la región. Ahora bien, las amenazas se presentan de manera compleja y concatenada, lo que provoca que las poblaciones expuestas se enfrenten a una amenaza múltiple o amenazas complejas. Como explica Lavell, la amenaza múltiple ocurre cuando una comunidad se enfrenta simultáneamente a la existencia de diferentes tipos de amenaza (sísmica, volcánica, inundación, sequías,) que pueden desencadenarse en momentos distintos o a la vez. Las emergencias complejas contienen muchos factores de riesgo, siendo las amenazas naturales una de las posibles que ciernen sobre la vida de las personas y sus medios de subsistencia: Las enfermedades como el VIH/Sida, el paludismo, la tuberculosis, las minas antipersonales, la proliferación de armas de bajo calibre, el terrorismo, la delincuencia, son elementos de riesgo que agravan la vulnerabilidad a las amenazas naturales. Por ejemplo, la crisis alimentaria de 2002 en Africa pudo haber sido desencadenada por una sequía, pero en países como Zimbabwe y Angola, los efectos de la sequía deben comprenderse y abordar su solución, en el contexto de la inestabilidad política y los conflictos. Desde el punto de vista de la reducción del riesgo de desastre, no son frecuentes los enfoques que contemplan múltiples amenazas. Como señala el PNUD 13, tal vez la excepción sean los trabajos sobre las sequías y las crisis rurales que tienen en cuenta las emergencias políticas y las enfermedades como el VIH/Sida. En este sentido, es necesario explorar la relación entre las amenazas naturales y otras amenazas en la acumulación de los riesgos, como primer paso para elaborar un enfoque integrado de reducción de riesgo. Por otro lado, están las amenazas complejas. Cuando una amenaza particular puede desencadenar otras amenazas hablamos de amenaza compleja, donde es muy difícil establecer cuáles son los límites entre las amenazas naturales y las socio-naturales. El crecimiento descontrolado de los asentamientos humanos hacia zonas propensas a desastres - tales como planicies inundables, laderas inestables, áreas 13. PNUD: 2004, p.92 deforestadas - unido a prácticas que aumentan la degradación ambiental, disminuye la capacidad de resistencia de las comunidades ante el impacto de amenazas naturales, como ocurrió en la destrucción parcial del barrio La Colina en Santa Tecla, en la Gran Área Metropolitana de San Salvador. El desastre fue consecuencia de un deslizamiento detonado por el terremoto de enero de 2001 y no por el sismo como tal. Esto sería un ejemplo de amenaza compleja. b) Las vulnerabilidades. Son las características internas de las poblaciones expuestas a las amenazas, que les hacen propensos de sufrir daños al ser impactadas por distintos eventos físicos. Se entiende como la incapacidad de resistencia y la dificultad para la recuperación autónoma de las poblaciones afectadas. Como señala Wilches- Chaus 14, la vulnerabilidad constituye un sistema dinámico en sí mismo, que surge de la interacción de una serie de factores y características que convergen en una comunidad particular y que denomina vulnerabilidad global. Para comprender sus dinámicas, ésta se divide en distintas "vulnerabilidades", que constituyen ángulos particulares vulnerabilidad física, ambiental, social, institucional, política, económica- pero interrelacionadas entre sí, lo que le da un carácter de globalidad. Por ejemplo, difícilmente podríamos entender la vulnerabilidad física, sin considerarla una función de la vulnerabilidad económica y de la política; o ésta última sin tomar en cuenta la vulnerabilidad social, la cultural y nuevamente la económica. 15 La vulnerabilidad se debe evaluar específicamente frente a cada amenaza en particular. Quiere esto decir que no existen vulnerabilidades generales, sino que existen con referencia a una amenaza determinada. Una población presenta diferentes vulnerabilidades ante un terremoto que ante un huracán. Y también habría que especificar que no se puede tomar una población en general, sino que habría de diferencia las condiciones de vulnerabilidad en función de diferentes categorías de género, grupo étnico, grupo etáreo, por poner algún ejemplo. C) Capacidades. Ahora bien, las personas, comunidades, sociedades expuestas al riesgo de desastres, no son víctimas pasivas, dependientes 14. WILCHES-CHAUS, Gustavo: La vulnerabilidad global. En Maskrey, A. (ed). Los desastres no son naturales. La Red. Tercer Mundo Editores, Colombia, Véase también: DARIO CARDONA, Omar: La necesidad de repensar de manera holística los conceptos de vulnerabilidad y riesgo. Una crítica y una revisión necesaria para la gestión. Centro de estudios sobre desastres y riesgos CEDERI. Universidad de los Andes, Bogotá, WILCHES-CHAUS, 1993.

9 e impotentes. Considerar a las personas afectadas de tal manera agrava sus vulnerabilidades. Las personas, aunque afectadas por un desastre, son agentes activos de su propio desarrollo, con capacidades para reducir riesgos y en caso de que se transformen en desastres, afrontar las crisis, recuperarse y continuar con sus proyectos de vida. Por tanto, en la ecuación del riesgo habría que integrar las capacidades, entendidas como la combinación de todas las fortalezas, medios, habilidades, recursos con que cuentan las personas, disponibles dentro de una comunidad, organización o institución, y que puedan reducir el nivel de riesgo o afrontar los efectos de un evento. Al igual que la clasificación de las vulnerabilidades, las capacidades pueden ser físicas, institucionales, sociales, económicas, así como cualidades personales o colectivas, tales como el liderazgo y la capacidad de gestión. La ecuación del riesgo será más completa si, además de las vulnerabilidades, incorporamos las capacidades de las personas, familias, comunidades e instituciones locales. La gestión de riesgos como opción integral de actuación El riesgo anuncia la probabilidad de que en el futuro se pueda producir un desastre; es decir, es la probabilidad de daños y pérdidas futuras, asociadas con el impacto de un evento físico externo sobre una sociedad vulnerable, donde la magnitud y extensión de estos son tales que exceden la capacidad de la sociedad afectada para recibir el impacto y sus efectos y recuperarse autónomamente de ellos. Lavell establece una clasificación del riesgo en tres grandes grupos que, a su vez van a conllevar distintos tipos de gestión: 16 Riesgo primario o estructural. Se refiere a las condiciones de riesgo existentes en la sociedad, derivados de los mismos procesos del desarrollo y agravados por la incidencia de impactos sucesivos. Es objeto de medidas y acciones de reducción o mitigación. Por ejemplo, se puede actuar en el riesgo existente a través de medidas de preparación como los sistemas de alerta temprana (SAT). En el Océano Pacífico existe una Red de SAT que a través de la recogida, análisis y procesamiento de los datos relativos a tsunamis, alertan a los organismos responsables para que a tiempo tomen medidas que, sin evitar la amenaza (el tsunami) reduzcan las consecuencias de un desastre (muertes, lesiones, destrucción de propiedades y medios de vida, trastornos de la actividad económica o daños al medio ambiente). Las comunidades costeras del Pacífico conocen las medidas inmediatas que hay 16 LAVELL, A: 2003, p.23 que tomar si el mar retrocede después de un maremoto y alertan a su población de los riesgos de tsunamis. No así en los países del Índico. En el desastre del Sureste Asiático de finales de 2004, un SAT no hubiera evitado el maremoto y los tsunamis consiguientes, pero si hubiera alertado a la población para evacuar la costa y salvar miles de vidas. Riesgo secundario, derivado o coyuntural. Comprende las condiciones específicas del riesgo que surgen a raíz del desastre, pero se fraguan en las condiciones previas que ya existían. Es objeto de las actuaciones de respuesta humanitaria y recuperación. Durante los primeros días de respuesta en el Sureste Asiático, la actuación humanitaria fue crucial para evitar la proliferación de epidemias, que de no haberse gestionado de manera ágil y eficaz, podría haber conducido a un segundo desastre con graves consecuencias para las poblaciones que habían sobrevivido al tsunami. Riesgo futuro se refiere al riesgo aun no existente. Es objeto de procesos de recuperación (rehabilitación y reconstrucción) con transformación; es decir, las actuaciones que se llevan a cabo deben ser consciente que pueden contribuir a la construcción de nuevas condiciones de riesgo, o no, si la recuperación se plantea como una oportunidad para controlar y prevenir la configuración de futuros riesgos. Pero también es objeto de las actuaciones de desarrollo, que tienen que tener en consideración las amenazas y vulnerabilidades, y no configurar riesgos futuros. Por tanto, la configuración y acumulación del riesgo es un proceso continuo, en la medida que sus factores -las amenazas y vulnerabilidades- son dinámicas y cambiantes en términos sociales, ambientales y temporales. Esto es importante de cara a tener presente que su gestión, será asimismo, un proceso permanente. Exige una actuación transversal e integral, con la participación de todos los actores implicados, incluidos también los actores de la cooperación internacional. En función del riesgo, existen diferentes tipos de gestión: La gestión correctiva del riesgo se dirige a actuar en las condiciones de riesgo ya existentes; es decir, en reducir los riesgos estructurales que se han acumulado a raíz de las prácticas de desarrollo del pasado. Y la gestión prospectiva del riesgo se desarrolla en función del riesgo aún no existente. Se refiere a un proceso a través del cual se prevé un riesgo que podría construirse y se toman las medidas necesarias para evitar, reducir y controlar la formación de nuevos riesgos Luis Enrique Eguren hace un interesante análisis sobre la aplicación de la gestión de la seguridad (versus gestión del riesgo) en el ámbito de la seguridad y protección del

10 Ahora bien, hasta ahora nos hemos limitado a centrar la explicación en los riesgos de desastres de origen natural, si bien hemos llamado la atención sobre su relación con otras amenazas. Por ejemplo, ante una situación de ausencia de precipitaciones, factores como la violencia y los conflictos armados, las enfermedades y epidemias como el VIH/Sida, la calidad de la gobernabilidad y/o la extrema pobreza ayudan a que una sequía pueda derivar en una situación de hambruna. Tampoco se ha prestado atención al potencial que tienen los procesos de gestión de riesgos de desastres como instrumento para prevenir los conflictos o apoyar procesos de construcción de paz. Desde Naciones Unidas 18 se ha insistido en incorporar un enfoque integrado de la reducción de los riesgos de desastre, que tenga en cuenta las múltiples amenazas en las políticas, los planes y programas relacionados con el desarrollo sostenible y las actividades de ayuda humanitaria, rehabilitación y recuperación posteriores a los desastres y a los conflictos. Más allá de la acción humanitaria: la reducción de riesgos y desastres La acción humanitaria, aunque imprescindible para aliviar el sufrimiento de las personas afectadas por desastres y cubrir sus necesidades humanitarias, ha sido insuficiente para hacer frente a las causas de estas crisis y frenar su ocurrencia y las pérdidas asociadas. Como alude Rey Marcos 19 hasta ahora la respuesta humanitaria ha sido fundamentalmente eso: una respuesta, necesaria pero insuficiente. El componente asistencia ha primado y sólo recientemente se ha ido incorporando el aspecto preventivo. El Marco de Acción de Hyogo, adoptado en la CMRD, insiste en la importancia de incorporar medidas de reducción de los riesgos, no solo antes de los desastres, sino también en los procesos de respuesta y recuperación posteriores a los mismos. Sin embargo, todavía quedan muchos retos para conseguir integrar criterios de reducción de riesgos en las primeras etapas de la respuesta humanitaria y la recuperación. La Coalición para la Evaluación del Tsunami señaló en su informe de síntesis de personal humanitario en contextos de violencia y conflictos armados. Véase: EGUREN, Luis Enrique: La seguridad y la protección en las operaciones humanitarias, Revista Española de Desarrollo y Cooperación, nº 8, primavera / verano julio de 2006 que, a pesar de los llamamientos de alto nivel a reconstruir mejor, no se estaba tomando en consideración la reducción de los riesgos a la hora de dirigir la reconstrucción de los hogares, el reestablecimiento de los medios de subsistencia y del medio ambiente, debido a la falta de un análisis de los riesgos y a la urgencia de conseguir resultados. 20 Desde Naciones Unidas se ha insistido en invertir sistemáticamente en la reducción de los desastres como componente integrante y con metas definidas, no solo en la cooperación al desarrollo, sino también en la actuación humanitaria. En la CMRD, el subsecretario General para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Jan Egeland, 21 propuso que un porcentaje de la ayuda humanitaria se destinara a la reducción del riesgo de desastres. Por cada dólar que se invierta en prevención de desastres, se ahorran 7 dólares en asistencia humanitaria. Aunque en términos económicos la inversión ya estaría justificada, la reducción de riesgos constituye un imperativo moral si tomamos en consideración la pérdida de vidas de seres humanos, el gran sufrimiento humano y las repercusiones a largo plazo que los desastres tienen en materia de desarrollo, lo que no siempre es fácil de cuantificar. En un contexto donde ha prevalecido la división entre actores humanitarios y de desarrollo, no se ha prestado la suficiente atención a la fundamentación conceptual que es lo que debe dar sentido y contenido a la práctica en que interactúan y se integran las diferentes actuaciones. Estas divisiones han obstaculizado el camino para abordar estos procesos y ofrecer soluciones más seguras y sostenibles. Y como señala Sanahuja 22, el reto está en superar esas distinciones e integrar, más que simplemente coordinar, las acciones humanitarias y de desarrollo en un marco estratégico, integrado, de largo plazo y centrado en el ser humano. En este sentido, la reducción de riesgos de desastres se presenta como un opción integral de actuación, para incluir en las políticas, planes y programas, no solo de la actuación humanitaria, sino también de desarrollo, de manera que construyamos modelos de desarrollo más seguros y sostenibles, a los que contribuyamos todos. Para más información: Mª Jesús Izquierdo: 18 Plan de Aplicación de las Decisiones de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, Johannesburgo. párr. 37 y 65. Véase también: Marco de Acción de Hyogo, párr. 13c) 19. REY, Francisco. Nueve reflexiones y algunas tesis sobre acción humanitaria en el siglo XXI. Revista Española de Desarrollo y Cooperación, nº 8, primavera / verano Véase: Informe del Secretario General de Naciones Unidas sobre la aplicación de la Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres. A/61/ Discurso de apertura del Subsecretario General de UN en Asuntos Humanitarios. Sesión inaugural de la CMRD. Kobe, Hyogo, 18 de enero de SANAHUJA, J.A. 1999, p.21

11 Impulsar el derecho a la alimentación en la región latinoamericana: Una lectura desde la gestión de riesgos Camino Villanueva Responsable Unidad Temática Regional de dinamización social de las economías locales. Ayuda en Acción Seguridad alimentaria, soberanía alimentaria, derecho a la alimentación, economía solidaria Son conceptos que difícilmente relacionamos con la gestión de riesgos. La intención de este artículo es expresar la integración de la gestión de riesgos en los programas de seguridad y soberanía alimentaria impulsados por Ayuda en Acción y sus socios estratégicos en América Latina. Para ello, el documento está dividido en tres partes: la primera presenta algunos datos sobre el contexto de la inseguridad alimentaria en América Latina. A continuación se analiza la estrategia de acción de Ayuda en Acción para impulsar el ejercicio pleno del Derecho Humano a la Alimentación en la región latinoamericana desde la óptica de la Gestión del Riesgo. Y, finalmente se ilustra esta propuesta con un ejemplo concreto en la Centroamérica, especialmente vulnerable a desastres de origen natural que ponen en riesgo permanente la seguridad alimentaria de gran parte de su población, afectando especialmente a los niños. El contexto de la inseguridad alimentaria en América Latina El consumo de alimentos medidos en calorías que proporcionan la energía y nutrientes suficientes para desarrollar una vida sana es una de las necesidades fisiológicas mas básicas -si no la más básica- del ser humano. LA FAO estima que 854 millones de personas en el mundo padecieron subnutrición en el periodo Esta cifra corresponde a 820 millones en los países en desarrollo, 25 en los países en transición y 9 millones en los países industrializados. América Latina y el Caribe alberga al 6 por ciento aproximadamente de las personas subnutridas del mundo en desarrollo y al 11 por ciento de su población total. La prevalencia de la subnutrición, que asciende al 10 por ciento de la población de la región, es la segunda más baja entre las regiones en desarrollo. La desnutrición infantil A nivel regional, el porcentaje de niños que presentan niveles moderados o graves de desnutrición global (insuficiencia de peso) ha registrado una mejora significativa entre 1990 y 2005, pero alcanza todavía el 7.5%, lo que equivale a cerca de 4.2 millones de menores de 5 años de edad. El 44% de éstos se concentran en Brasil y México. De la misma manera que la subnutrición, la desnutrición global infantil es particularmente grave en Centroamérica (El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua), en algunos países del Caribe y en Ecuador, en los que el 10% o más de los niños menores de 5 años de edad presentan bajo peso para su edad. De acuerdo con estimaciones basadas en estudios nutricionales de las ultimas dos décadas, la mayoría de los países de la región muestran un importante avance hacia el cumplimiento de la meta en materia de desnutrición global, de modo que se aspira a que en el año 2015 este problema afecta a algo menos de 2.9 millones de menores de 5 años d edad, es decir, a 1.4 millones menos de niños que hoy. Por sus consecuencias, la desnutrición crónica (retardo en el crecimiento) constituye la manifestación mas grave del hambre en la región, y en la década de los noventa disminuyó de un 19.1% al 15.8% en la región. Los países mas afectados por desnutrición crónica son los de Centroamérica, Caribe y Bolivia. En toda la región, la insuficiencia persistente de alimentos en cantidad y calidad adecuadas afecta a la estatura de alrededor 8.8 millones de niños. 11

12 Prevalencia de la subnutrición en los países en desarrollo y en transición Población total (millones personas) Numero personas subnutridas Proporción de personas subnutridas América Latina y Caribe América del Norte México América Central Costa Rica El Salvador Guatemala Honduras Nicaragua Panamá El Caribe Cuba Republica Dominicana Haití Jamaica Trinidad y Tobago América del Sur Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia Ecuador Guyana Paraguay Perú Suriname Uruguay Venezuela Países con cooperación de Ayuda en Acción Desigualdad y Seguridad Alimentaria De acuerdo a la CEPAL (2005), en la región latinoamericana se producen alimentos suficientes para satisfacer los requerimientos nutricionales de una población triple de la que presenta. Por lo tanto, la causa principal de la inseguridad alimentaria y del hambre en América Latina y el Caribe no es la producción de alimentos sino el muy bajo ingreso de amplios sectores de la población, y la consecuente falta de acceso al consumo de alimentos en cantidad y calidad adecuadas. En América Latina y el Caribe, la región menos equitativa del mundo, el 10% de los hogares más ricos reciben en la mayoría de los países más del 30% de los ingresos, en tanto la fracción de ingresos recibida por el 40% de los hogares más pobres se ubica, en casi todos los países, entre un 9% y un 15%. 12

13 Paradójicamente, la mayoría de las personas que padecen hambre en el mundo viven en zonas rurales (80%) y tanto sus ingresos como su alimentación dependen del consumo y la venta de productos naturales. Suelen padecer hambre los que no tienen tierras o los agricultores cuyos terrenos son demasiado pequeños para cubrir sus necesidades. No obstante, el número de habitantes que padecen hambre y pobreza en las ciudades está aumentando rápidamente, a la par que la población urbana. Las dificultades de acceso se tornan más complejas en la medida que la desigualdad entre los habitantes de un país se acrecienta en virtud de su localización y aislamiento geográfico, factores étnicos, familiares y de género. La probabilidad de que los niños en situación de pobreza extrema sufran desnutrición es entre dos y seis veces superior a la de los niños no pobres y llega a duplicar la de los niños pobres que no se encuentran en situación de pobreza extrema. La gestión del riesgo de inseguridad alimentaria en la intervención de Ayuda en Acción Incluir la perspectiva de la gestión del riesgo en procesos de desarrollo supone, entre otros aspectos, abordar los riesgos de que la población más vulnerable de una región resulte afectada por una crisis alimentaria, ya sea como consecuencia de una catástrofe natural o de eventos económicos, sociales y políticos. Y nos referimos tanto a una crisis puntual -hambruna- como a la crisis crónica de desnutrición y malnutrición, especialmente infantil y femenina, que existe en la región Para esto, la apuesta estratégica de Ayuda en Acción reside en el fortalecimiento de las capacidades locales para hacer frente al permanente riesgo de inseguridad alimentaria que afecta a la mayoría de las comunidades donde trabajamos. El enfoque basado en los derechos nos aporta elementos jurídicos basados en el derecho internacional (Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales) para enfrentar los factores políticos que influyen de manera fundamental en la inseguridad alimentaria. Con una mirada amplia de este concepto, podemos decir que en Ayuda en Acción enfocamos los riesgos de inseguridad alimentaria principalmente a través de dos ejes: a. riesgo en el acceso al alimento: la seguridad alimentaria con la lógica de la Economía Social y Solidaria "reforzar sistemas de sustento familiares, mediante la diversificación de las fuentes de ingresos u otras vías, que garanticen la seguridad alimentaria de las familias". Criterio de intervención en Dinamización Social de las Economías Locales En las Áreas de Desarrollo impulsadas por AeA, muchas de las familias viven en situaciones de subsistencia en las que ni siquiera alcanzan para cubrir el coste de canasta básica y se encuentran en una situación económica muy precaria que les impide satisfacer sus necesidades más elementales, incluyendo la seguridad alimentaria. El refuerzo de los sistemas de sustento familiares desde la lógica de la economía social representa una orientación estratégica para las diferentes acciones de consolidación del tejido económico. La metodología de la Dinamización Social de las Economías Locales se centra en el fortalecimiento de capacidades de las personas y colectivos mas empobrecidos y excluidos para acceder a los mercados (locales, nacionales, internacionales) en mejores condiciones: comercio justo y solidario utilizar tecnologías apropiadas que aseguren su sostenibilidad sistémica (económica ambiental, social y cultural) a largo plazo: agroecología, turismo ecológico y solidario, acceder a fondos financieros: finanzas solidarias, gestionar y administrar eficazmente iniciativas económicas en el marco de la economía social. Fortalecimiento institucional, formación ejercer una ciudadanía activa para garantizar las condiciones políticas, sociales y económicas que permitan el desarrollo de esas capacidades En la práctica, en todos los Programas Nacionales de Ayuda en Acción en América Latina se impulsan proyectos, actividades específicas de seguridad alimentaria, clasificadas indistintamente en Satisfacción de Necesidades Básicas y Dinamización Social de Economías Locales. En general, la tipología de actividades se relaciona con: Redes de agentes intercomunales, apoyo para insumos de producción, crianza de aves y piscicultivo, huertos familiares y escolares, fincas integrales con diversificación productiva, apoyo a la producción de granos básicos, hortalizas, fruta y artesanía, centros de acopio y almacenaje, apoyo a cooperativas y sistemas ahorro y crédito 24. Además, con el criterio de asegurar la correcta utilización biológica del alimento, la seguridad alimentaria aparece muchas otras acciones relacionadas con la línea de intervención de Apoyo a la Satisfacción de las Necesidades Básicas: sistemas de agua potable, canalización de aguas negras, complementos nutricionales, salud materno-infantil, desayunos escolares, etc. 24 Ayuda en Accion y la Seguridad Alimentaria. Oficina Regional

14 De una manera más explícita, el enfoque de gestión de riesgos en la Política de Acción Humanitaria también incorpora mecanismos basados en el fortalecimiento de las capacidades locales con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria de las poblaciones afectadas por desastres (no sólo naturales) de una manera digna y autosostenible, incluyendo la ayuda alimentaria en caso de necesidad. b. riesgo político y social: la seguridad y la soberanía alimentaria como espacios de exigibilidad de los derechos humanos y de ejercicio de ciudadanía 25 En América Latina, la Seguridad y la Soberanía Alimentaria forma ya parte de las agendas políticas nacionales: Guatemala, Nicaragua, Bolivia, Venezuela y otros países están incorporando la seguridad alimentaria en sus legislaciones, reafirmando el compromiso y la obligación de los gobiernos de garantizarla a todos sus ciudadanos/as. De manera coincidente, los procesos de descentralización del estado que se están desarrollando en toda la región están abriendo nuevos espacios de participación ciudadana. En este contexto, la sociedad civil latinoamericana está reclamando desde varios ámbitos, pero de manera cada vez más contundente, el establecimiento de marcos jurídicos estables que garanticen la seguridad y la soberanía alimentaría nacional por encima de las políticas internacionales de libre comercio que amenazan con desmantelar los sistemas nacionales de producción agraria. La sociedad civil está encontrando apoyo e incluso impulso a sus demandas por parte de las grandes agencias internacionales de desarrollo, incluyendo a la Organización Mundial de la Alimentación y la Agricultura (FAO, la propia Unión Europea y el propio Gobierno de España). Ayuda en Acción también responde a esta coyuntura, apoyando cada vez más decididamente a distintas redes nacionales de organizaciones de la sociedad civil en sus demandas relacionadas con la legislación sobre seguridad y soberanía alimentaria, el control de los alimentos transgénicos, el acceso al agua, a la tierra, etc. A través de los convenios de Soberanía Alimentaria en Centroamérica (Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala) y Sudamérica (Ecuador y Perú), Ayuda en Acción y sus socios están impulsando el 25 "fortalecer las capacidades de la sociedad civil y de los gobiernos locales para participar en el diseño e implementación de políticas públicas que posibiliten el ejercicio del Derecho Humano a la Alimentación en los ámbitos local, nacional e internacional Soberanía Alimentaria en Centroamérica. Convenio AECI073 fortalecimiento de la capacidad de los actores locales - organizaciones sociales y gobiernos municipales- y nacionales redes- para la gestión de riesgos en materia de seguridad alimentaria, así como para el diseño e implementación de políticas públicas que posibiliten el ejercicio del derecho a la alimentación. En Bolivia, se trabaja desde hace años con una red nacional (AIPE) que promueve el reconocimiento del derecho a la alimentación en la nueva constitución nacional. Además, Ayuda en Acción participa en el proyecto "Red Global de Seguridad Alimentaria" impulsado por Action Aid con financiación de la Comisión Europea con el objetivo de fortalecer la capacidad de la sociedad civil en el Sur para impulsar el dialogo e influir en los temas relacionados con Seguridad y Soberanía Alimentaria en los niveles local, nacional e internacional. Un ejemplo concreto: Soberanía Alimentaria en Centroamérica en zonas afectadas por catástrofes naturales En América Central, Ayuda en Acción Nicaragua, Honduras y El Salvador, junto con Action Aid Guatemala, impulsan un programa especifico denominado Soberanía Alimentaria en Centroamérica en zonas afectadas por catástrofes naturales, con el apoyo financiero de la AECI y en colaboración con aproximadamente una decena de organizaciones sociales centroamericanas. Uno de los objetivos -el principal- del programa, de tres años de duración, es incrementar las capacidades de las familias y hogares rurales para disminuir la vulnerabilidad a factores externos e internos que provocan persistentes crisis de inseguridad alimentaria. La principal acción propuesta en los cuatro países para enfrentar este riesgo es el fortalecimiento de los sistemas de sustento familiares, tanto en términos de producción para el autoconsumo como de incremento de los ingresos familiares, que les permitan acceder al alimento vía mercado. Esta acción se complementa con aspectos de nutrición, fundamentalmente infantil, para intentar incidir en los indicadores de desnutrición crónica de las familias participantes. Asimismo, y abordando el factor político y social de la soberanía alimentaria, otro eje fundamental del convenio reside en el apoyo a redes nacionales y regionales de la sociedad civil para su participación en espacios públicos y de incidencia política para la puesta en marcha de políticas nacionales e internacionales (en el espacio político de la Integración Centroamericana), que promuevan de manera específica la efectiva realización del derecho a la alimentación en la región. En esta línea apoyamos a la Red Centroamericana de Soberanía y Seguridad Alimentaría y Nutricional (Redcassan) y sus 14

15 delegaciones nacionales, así como a la red Centroamérica Unida y Solidaria (CAUSA) perteneciente a su vez a la Red Latinoamérica de Comercio Comunitario (Relacc). En el Salvador, Ayuda en Acción se ha aliado con el Centro de Defensa del Consumidor para impulsar una campaña nacional en torno al derecho al agua en el país. Además, desde la mirada concreta de la gestión del riesgo, en Nicaragua, Honduras y Guatemala el proyecto incorpora de manera complementaria una preocupación explícita por la gestión de riesgos de inseguridad alimentaria debidos a desastres origen natural, especialmente los relacionados con los huracanes, característicos en la región entre los meses de noviembre a marzo. Considerando las posibilidades que ofrece el proceso de descentralización política y administrativa, similar en estos tres países-, las organizaciones participantes en el proyecto plantean una línea de trabajo en el ámbito municipal para impulsar la elaboración de planes y sistemas para la gestión de riesgos de seguridad alimentaria con la participación de las organizaciones de la sociedad civil. Así, en Nicaragua, la propuesta de Ayuda en Acción es apoyar a una red nacional de organizaciones sociales, el Grupo de Interés por la Seguridad y Soberanía Alimentaria y Nutricional (GISSAN) formada por 73 organizaciones sociales, en torno a tres acciones: Establecer un Observatorio y un Centro de Documentación sobre Seguridad y Sobrania Alimentaria y Nutricional Capacitar a los miembros del los Centros de Desarrollo Municipales integrados por representantes de los gobiernos locales y de las organizaciones sociales locales- en materia de gestión del riesgo por inseguridad alimentaria, en al menos 16 municipios establecer sistemas de producción amigables con el medio ambiente. En Guatemala, Action Aid y sus socios locales 27 trabajan en torno a las siguientes lineas: la elaboración de cinco planes municipales de gestión de riesgos, con la participación de los Consejos Municipales de Desarrollo (COMUDES), Consejos Comunitarios de Desarrollo (COCODES) y las organizaciones sociales. la conformación de cinco comisiones Municipales de Seguridad y Soberania Alimentaria (COMSSA). La capacitación, junto con campañas de comunicación y planes de alerta temprana para la seguridad alimentaria, constituye el eje principal de este objetivo. En definitiva, este enfoque amplio de la gestión de riesgos en el proyecto de Soberanía Alimentaria y en las diferentes prácticas institucionales nos permite realizar el análisis de los distintos factores de vulnerabilidad de los distintos actores sociales (personas, familias, organizaciones sociales y gobiernos) que dificultan el pleno cumplimiento del Derecho a la Alimentación en la región. Asimismo, orienta una clara estrategia y apuesta institucional por el fortalecimiento de las capacidades (físicas, políticas, sociales ) de las personas y colectivos organizados, especialmente en el ámbito municipal, para hacer frente al fantasma del hambre en Centroamérica, una de las caras más terribles de la pobreza y de la exclusión. Para más información: Camino Villanueva: Lograr que los Planes Municipales de al menos 18 municipios incluyan la gestión del riesgo por inseguridad alimentaria En Honduras, Ayuda en Acción implementa una doble estrategia en sus 5 áreas de desarrollo 26 : por un lado, la conformación de Mesas comunitarias de seguridad alimentaria en 11 municipios para la elaboración de planes de contingencia comunitarios con la participación de la sociedad civil rural; por otro lado, el apoyo a las familias campesinas de los mismos municipios para 26 Choluteca, El Paraíso, Comayagua, Humuya y Yoro 27 Comité de Unidad Campesina (CUC), Asociación de Comunidades en Desarrollo (COMSCAL), ADECUC-Save the Children, Red de Seguridad y Soberanía Alimentaria y Nutricional-Guatemala) 15

16 La reducción del riesgo de desastres en Cuba. José Llanes Guerra Director de Fundación FUCADHU. Desarrollo humano para América y el Caribe Marco Legal de reducción de riesgo en Cuba La reducción de riesgo de desastres naturales en Cuba es una prioridad. Su estrategia se sustentan en un marco legal que comprende leyes, decretos leyes, decretos, resoluciones ministeriales, entre otras, y cuenta con una sólida base institucional para su implementación y el control de su cumplimiento. En 1962 surge la Defensa Popular, la cual se transforma en Sistema de Medidas de Defensa Civil, mediante la Ley 1194, de julio de El Sistema se iría perfeccionando con nuevas experiencias y leyes, una de estas últimas es el Decreto Ley 170 del Sistema de Medidas de Defensa Civil, de mayo de Treinta años después de su creación, en 1996, la experiencia desarrollada por el Sistema de Defensa Civil Cubano fue seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (Habitat), patrocinado por la ciudad de Dubai, Emiratos Árabes Unidos y catalogada como «Buena». Esta selección consideró la eficacia del Sistema considerando la sostenibilidad de la base legal creada en el país, en lo que se refiere a la reducción de riesgo de desastres (3 Leyes, Decretos Leyes, 13 Decretos, 21 Resoluciones Ministeriales y 1 Directiva). Las más importantes: La Ley 75 de la Defensa Nacional, del 21 de diciembre de Esta Ley en su Capítulo XIV, define el Sistema de Medidas de Defensa Civil y le otorga responsabilidades a los Presidentes de las Asambleas Provinciales y Municipales del Poder Popular como líderes de Defensa Civil en sus respectivos territorios. Establece también que las medidas de defensa civil sean coordinadas y ejecutadas por los organismos estatales, las entidades económicas y las instituciones sociales. En esta ley se establecen además las principales medidas que deben cumplirse para la protección de la población y la economía para reducir el riesgo de desastres. El Decreto Ley No. 170, del Sistema de Medidas de Defensa Civil. Como cuerpo legal específico referente a la Defensa Civil, este Decreto define ampliamente todos los aspectos relacionados con la reducción de riesgo de desastres en la República de Cuba. En su fundamentación expresa: «Es necesario desarrollar un sistema de medidas de defensa civil que permita prever y minimizar las afectaciones por la ocurrencia de desastres naturales u otros tipos de catástrofes que ocasionan al país cuantiosas pérdidas humanas, materiales y otros trastornos sociales, económicos y ambientales, que inciden negativamente en el desarrollo y requieren para su reducción de la acción coordinada de las fuerzas y recursos existentes en el territorio nacional, así como de la ayuda y cooperación internacional» De manera sistemática la Defensa Civil Cubana realiza un análisis objetivo de las situaciones de desastres que afectan al territorio nacional, con la finalidad de evaluar los diferentes elementos que reducen los riesgos de desastres y adoptar las decisiones pertinentes para perfeccionar los mismos. Como resultado de estos análisis, en particular de la temporada ciclónica de 2004, el Gobierno reafirmó la importancia que para el desarrollo y bienestar de la población cubana tiene la reducción de riesgo de desastres. Por tal motivo se aprobó por el Vicepresidente del Consejo de Defensa Nacional, y Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), la Directiva No.1 para la planificación, organización y preparación del país para situaciones de desastre, puesta en vigor el 20 de junio de Ello ha permitido perfeccionar los mecanismos establecidos, para incluir el peligro y la reducción del riesgo de desastres en el proceso de desarrollo integral del país y en los proyectos de inversión, el aseguramiento financiero y material de las medidas de Reducción de Desastres, con énfasis en el nivel local; así como determinar con objetividad el rol de cada órgano, organismo, entidades e instituciones sociales en el proceso de reducción de riesgo de desastres. 16

17 Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil Desde su creación, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil ha sido el principal órgano de dirección, encargado de velar por el cumplimiento de las medidas de defensa civil, las normas y convenios internacionales relativos a la protección civil de los que Cuba sea parte, y de coordinar los programas de cooperación y ayuda internacional en caso de desastres. Mantiene estrechas y fluidas relaciones de trabajo y colaboración con las instituciones nacionales que laboran por la protección de la vida humana y el medio ambiente, y con los diferentes medios de difusión masiva. Igualmente coordina sus acciones y colabora estrechamente con las agencias del Sistema de Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales, como la Cruz Roja de Cubana. La Defensa Civil tiene además como atribuciones y funciones para la reducción de riesgo de desastres, las de organizar, coordinar y controlar el trabajo de los órganos y organismos estatales, las entidades económicas e instituciones sociales en interés de proteger a la población y la economía, en condiciones normales y situaciones excepcionales. Todo ello ha garantizado a Cuba una plataforma nacional multisectorial y efectiva, que le permite orientar los procesos de formulación de políticas y coordinar los planes, programas, proyectos y las diversas actividades requeridas, con el propósito de integrar la reducción del riesgo de desastres en los procesos de desarrollo del país. Otras funciones dadas por Ley, del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil Cubana son: ENTRE LOS ASPECTOS QUE ESTABLECE LA DIRECTIVA NO. 1, SE ENCUENTRAN: Identificar y evaluar, en coordinación con los órganos y organismos estatales, las entidades económicas e instituciones sociales, los factores de peligro, vulnerabilidad y riesgo, así como determinar los elementos de planificación, preparación y respuesta necesarios para la protección de la población y la economía. Exigir el cumplimiento del proceso de compatibilización del desarrollo económico- social del país con los intereses de la Defensa Civil, establecidos en la legislación vigente. Establecer los principios de preparación y equipamiento y las formas de actuación de las fuerzas que participan en el cumplimiento de las medidas de la defensa civil. Crear grupos de expertos para asesorar al Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil en el estudio y análisis de medidas y tareas específicas de la Defensa Civil. Aprobar, en primera instancia, los programas, proyectos y planes para la reducción de desastres y en coordinación con el Ministerio para la Inversión Extranjera y la Colaboración Económica, los relacionados con la cooperación internacional. Transmitir el aviso sobre el establecimiento de las distintas fases a los organismos de la Administración Central del Estado, a los gobiernos provinciales y a las organizaciones sociales y de masas. Gobiernos locales y población Las Asambleas del Poder Popular son los órganos superiores locales del poder del Estado. Tienen la más alta autoridad para el ejercicio de las funciones estatales y para ello, dentro del marco de su competencia, ejercen gobierno. Los Consejos de Administración locales que estas Asambleas constituyen, dirigen las entidades económicas, de producción y de servicios de subordinación local, con el propósito de satisfacer las necesidades económicas, de salud y otras de carácter asistencial, educacionales, culturales, deportivas y recreativas de la colectividad del territorio a que se extiende la jurisdicción de cada una. Para el ejercicio de sus funciones, las Asambleas del Poder Popular se apoyan en los Consejos Populares, en la iniciativa y amplia participación de la población, y actúan en coordinación con las organizaciones sociales. La legislación cubana vigente en materia de reducción de riesgo de desastres designa a los presidentes de las Asambleas Provinciales y Municipales del Poder Popular como los jefes de la Defensa Civil en los territorios correspondientes. Ellos tienen la responsabilidad de elaborar los planes de reducción de desastres territoriales, para lo cual se apoyan en los órganos de la Defensa Civil creados al efecto. Esta descentralización de responsabilidades, unida a la participación plena y activa de la población en los procesos de desarrollo y de reducción de riesgo de desastres a nivel local, contribuye en gran medida a la reducción de pérdidas de vidas humanas y económicas, considerando que es a este nivel donde se manifiestan las causas y tienen lugar las consecuencias del impacto de los peligros de desastres. La mayoría de los cubanos son miembros de diferentes organizaciones sociales como los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) entre otras. 17

18 En sus frecuentes convocatorias, estas organizaciones sirven para que la población exprese y busque soluciones conjuntas a los problemas de sus comunidades, reciban información sobre las situaciones de su territorio y los problemas que les atañen. Estas organizaciones son las células para asumir acciones locales de prevención y preparativos, como han sido las sistemáticas campañas de lucha contra vectores y de saneamiento e higienización, así como de las evacuaciones ante el impacto inminente de los peligros naturales y durante las labores de recuperación. Estudios de riesgo de desastres Cuba, a través del Sistema de Defensa Civil, ha desarrollado instrumentos y herramientas que permiten no solo determinar el riesgo de desastres, sino elaborar un conjunto de acciones para prevenirlas, estar preparados y dar una respuesta eficaz ante los peligros naturales. La Directiva No.1, para la planificación, organización y preparación del país para situaciones de desastre, de junio de 2005, establece el carácter obligatorio de los estudios de reducción de riesgo de desastres como uno de los elementos de partida para la elaboración de los planes de reducción de desastres territoriales. Como documentos rectores están la «Guía para la realización de los estudios de riesgos», elaborada por el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, y la «Metodología para la estimación del riesgo», confeccionada por el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente con la participación de varias instituciones científicas del país. Con ellas, cada territorio, organismo, empresa e institución determinan su riesgo de desastres y elaboran su plan de reducción. La novedad en Cuba es, por ejemplo, que un territorio conforma de manera permanente, basado en sus capacidades, un grupo multidisciplinario e intersectorial para realizar estos estudios. Esto hace que no dependan absolutamente de recursos humanos externos, bien provenientes de instituciones de carácter nacional o de consultores temporales. Este grupo, integrado por investigadores, técnicos y funcionarios competentes aportan a los estudios y propuestas, sus conocimientos y vivencias sobre los problemas que atañen a su comunidad, fortalezas y debilidades de su territorio, e interactúan con las instituciones, organizaciones existentes y la población en general, contribuyendo a mejorar las capacidades locales mediante la difusión del conocimiento en materia de reducción de riesgo de desastres. El resultado constituye la base para la elaboración y actualización de los planes de reducción de desastres, proceso que lidera el Presidente de la Asamblea (Gobernador o Alcalde). Estas conclusiones también son tenidos en cuenta en la planificación del desarrollo integral y los proyectos de inversión. Los Centros de Gestión para la Reducción de Riesgo de Desastres Este reconocimiento al rol que juegan los Gobiernos Locales en el proceso de la gestión para la reducción del riesgo de desastre, es otra de las fortalezas del caso cubano. Es a este nivel donde la autoridad tiene más capacidad para influir y actuar sobre las decisiones que afectan a sus habitantes y su agenda de desarrollo local. Para facilitar esta actividad la Defensa Civil Cubana tiene entre sus estrategias de trabajo la creación de centros de gestión para la reducción de riesgos, donde ha venido priorizando los municipios que como resultado de un estudio nacional, se han identificado como los más vulnerables. Estos centros tienen como principio la gestión de la información, mediante un mejor acceso, fácil de usar, a información relevante y adecuada que apoye la toma de decisiones de los gobiernos locales. Su ubicación, generalmente está en la propia sede de los gobiernos. Los centros tienen además la responsabilidad de convertir la información en un insumo indispensable para conocer, aprender, retroalimentar e intercambiar conocimientos y herramientas entre las diferentes instituciones y organizaciones locales con la finalidad de coadyuvar en la toma de decisión en los procesos de desarrollo y de reducción de riesgo de desastres en los territorios. Los Centros de Gestión para la Reducción de Riesgos tienen como funciones principales: Facilitar la evaluación y reducción del riesgo de desastres en el territorio con la participación de los especialistas de los diferentes sectores, mediante la evaluación periódica de los indicadores de peligro, vulnerabilidad y riesgo. Apoyar con el equipamiento y la información disponible a los puestos de Dirección para caso de desastres durante las etapas de respuesta y recuperación. Documentar gráficamente las acciones de reducción de desastres que se realicen en el territorio. Contribuir con la preparación de las diferentes categorías de personal y para la divulgación de las medidas de reducción de desastres. 18

19 Sistema de Alerta Temprana (Sat) en Cuba. Los Sistemas de Alerta Temprana (SAT) en Cuba, son uno de los elementos de mayor efectividad en la estrategia nacional de reducción de riesgo de desastres. Ellos juegan un papel importante al minimizar pérdidas de vidas humanas y económicas ante el impacto de peligros naturales predecibles. Es un proceso integrado de vigilancia, monitoreo y análisis de variables naturales y tecnológicas que pueden constituir un peligro para la población y la economía, cuya evaluación por las autoridades de la Defensa Civil (Centro de Dirección del Consejo de Defensa Nacional para Caso de Desastres), permiten una toma de decisión, la elaboración de disposiciones y el establecimiento de fases a los órganos, organismos, entidades económicas, instituciones sociales y la población del territorio o parte de su territorio nacional, así como la adopción y ejecución de medidas de protección que reducen el impacto de los peligros. Todo ello mediante los sistemas y redes de infocomunicación y difusión masiva del país. Un análisis de la experiencia cubana en materia de SAT nos permite ver que estos están adecuados a las características socioeconómicas, fortalezas institucionales, organización social y nivel de educación y preparación de la población. Los SAT en Cuba son de dos tipos: SAT centralizados, donde los organismos de la Administración Central del Estado, sus instituciones y dependencias nacionales realizan la vigilancia, el monitoreo y pronóstico sobre la base de la informaciones y observaciones de los diferentes subsistemas, emitiendo un aviso o alerta a las autoridades nacionales que integran el Sistema de Defensa Civil. LO SAT EN A LO INTEGRAN CUATRO ELEMENTOS BÁSICOS: SAT descentralizados, en los que las provincias, con las direcciones, instituciones y dependencias a ese nivel realizan la vigilancia, el monitoreo y pronóstico sobre la base de las informaciones y observaciones de los diferentes subsistemas, emitiendo un aviso o alerta a las autoridades provinciales y municipales de Defensa Civil, además las comunidades a nivel de consejo popular, mediante la participación de la población, establecen sistemas de vigilancia y monitoreo a variables que pueden constituir un peligro para la comunidad u otras, emitiendo un aviso o alerta a la población y comunidades en riesgo. Los SAT en Cuba están integrados por: Las instituciones científicas y técnicas que tienen la capacidad de prestar servicios de vigilancia, monitoreo y análisis de variables naturales y tecnológicas que puedan constituir un peligro para la población y la economía y de brindar información especializada de carácter internacional y nacional. Los Centros de Dirección de los Consejos de Defensa para Caso de Desastres en los diferentes niveles territoriales y sectores de la economía, que evalúan la información contentiva de las alertas y toman la decisión de emitir disposiciones y fases a los órganos, organismos, entidades económicas e instituciones sociales y a la población en general. Los medios de infocomunicación y difusión masiva que garantizan a través de las emisoras de radio y televisión, prensa escrita y redes de comunicación en los diferentes niveles, que las referidas alertas, disposiciones, fases e información llegue a todos los que la requieren. Las organizaciones sociales, que son quienes preservan con su participación en las medidas que le son orientadas y que se han previsto con anterioridad para cada situación de peligro, las vidas humanas y las bienes sociales y económicos de nuestro país. Entre las ventajas de este sistema se encuentran: Constituyen el único mecanismo de alerta a los órganos, organismos, entidades económicas, instituciones sociales y población en general, lo cual permite un reconocimiento de las autoridades, competencias y roles de los participantes en el SAT y una cohesión en la ejecución de políticas, estrategias y medidas de defensa civil para la protección de la población y la economía. La comunicación, difusión y socialización de información pertinente, resultado de la vigilancia, monitoreo, pronósticos y toma de decisión, como un proceso único, eficiente y eficaz, que permite reducir considerablemente las afectaciones a la población y la economía. Socialización de los conocimientos sobre el peligro y las medidas de Defensa Civil, lo cual contribuye a la educación y construcción de una cultura de prevención. Beneficio para los órganos, organismos, entidades económicas, instituciones sociales y población en general, mediante el aprovechamiento integral de los recursos tecnológicos y medios de comunicación y difusión masiva empleados en los SAT. La educación para la reducción de riesgo de desastres. La población cubana ha adquirido en los últimos 40 años, una cultura de seguridad y capacidad de respuesta a los peligros naturales, en particular a 19

20 los ciclones tropicales y sus factores destructivos (fuertes vientos, las lluvias intensas y las mareas de tormenta), peligro de mayor frecuencia de incidencia que afecta a todo el territorio nacional. Ello no se debe solamente al proceso de aprendizaje empírico, a partir de las experiencias vividas por la población. Una efectiva combinación de actividades dirigidas a desarrollar una mayor comprensión y concientización sobre la prevención de desastres a nivel de territorios, sectores de la economía y la población en general es avalada por los resultados que Cuba obtiene en la respuesta a peligros naturales. En Cuba anualmente se elaboran las Indicaciones Metodológicas y de Organización del Jefe del Estado Mayor Nacional de Defensa Civil, que establecen la cantidad de horas y los temas de la preparación de la población y de los directivos de organismos, entidades e instituciones sociales. Se realiza además de manera sistemática, la inclusión y actualización de temas de reducción de riesgo de desastres en los programas de estudios, sobre la base de las experiencias y los conocimientos adquiridos por el país. Ello abarca todos los niveles de enseñanza, incluyendo el universitario, en particular en las carreras de los arquitectos, ingenieros civiles, médicos y veterinarios entre otros. En la educación postgrado el tema también es tenido en cuenta. Se han diseñado e impartido cursos, maestrías y diplomados con el correspondiente otorgamiento de créditos académicos y grados científicos. Pero al referirse a Cuba, lo más llamativo es como se han incorporado los temas de reducción de riesgo de desastres en los programas de estudio de la enseñanza primaria. Durante las clases de las asignaturas de ciencias y humanidades se incorporan temas de defensa civil, los cuales se enfocan en las causas y efectos de los peligros de desastres, la vulnerabilidad y el riesgo de la escuela y su comunidad. Los alumnos participan de forma protagónica. La identificación y realización de acciones de prevención, preparativos y respuesta a los peligros de desastres se realiza con la participación directa de ellos. La labor durante clases se complementa y se interrelaciona con los trabajos extradocentes y extraescolares. Ellos hacen sus propuestas mediante trabajos y juegos para demostrar cómo perciben y reducen el impacto de los peligros de desastres. Tienen una participación directa en congresos y eventos sobre estos temas en el país, donde exponen los resultados de sus trabajos. Es importante mencionar que los alumnos, hacen propuestas que son tenidas en cuenta, para el mejoramiento de los planes de reducción de desastres en sus escuelas. De cierta forma no solo se prepara a los más pequeños para preservar sus valiosas vidas ante peligros de desastres, también el país invierte en el desarrollo futuro, pues ellos serán los técnicos, profesionales y políticos en unos años, responsables de dar continuidad a lo hecho en este campo, con mayor conocimiento y percepción de los riesgos de desastres, que pueden comprometer la seguridad y bienestar de sus comunidades y del país en general. Cuba cuenta con un Programa de Comunicación Social para la Reducción de Desastres, que contiene estrategias para la información sobre cada peligro que afecta al territorio nacional, lo cual facilita el trabajo de los medios de difusión masiva en la preparación e instrucción de la población. La creación de tele centros y emisoras de radios municipales, así como la instalación de receptores satelitales de televisión, en comunidades ubicadas en zonas de silencio, permite difundir entre otras informaciones, programas educativos e información a la población local y a las comunidades de difícil acceso. Un ejemplo de ello lo constituye, «Universidad para Todos». El 2 de octubre de 2000 comenzaron a impartirse en todo el país a través de la televisión, cursos para la superación de todo el pueblo. El objetivo es elevar la cultura general integral de los cubanos, mediante diversos cursos que se trasmiten por la televisión nacional (Cuba tiene cuatro canales, dos de ellos dedicados a fines educativos), tal como ha sido el curso: «Los Ciclones Tropicales», impartido por investigadores y especialistas del Instituto de Meteorología del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil. Este curso tuvo la finalidad de que la población adquiriera los conocimientos que le permitan una mejor comprensión de las informaciones emitidas al respecto y adopten las medidas de prevención necesarias con mayor conciencia y celeridad para salvaguardar vidas humanas y sus riquezas materiales. Un nuevo curso Cambio Climático: Un reto global, se comenzó a impartir el 22 de enero de El estudio del clima, su variabilidad natural, los impactos que se derivan de ella y algunas medidas de adaptación y mitigación son parte de los temas que se abordan con el objetivo de contribuir a elevar los conocimientos de la población acerca de estas problemáticas. También este medio de difusión masiva, unido a la radio, internet y la prensa es ampliamente utilizado por las autoridades del país para informar sobre el impacto y los procesos de recuperación en las zonas afectadas por los peligros naturales. Cuba también muestra sus esfuerzos en contribuir con el fortalecimiento de las redes y promover el 20

Pobreza, hambre y salud en América Latina y el Caribe: Objetivos de desarrollo del Milenio

Pobreza, hambre y salud en América Latina y el Caribe: Objetivos de desarrollo del Milenio Pobreza, hambre y salud en América Latina y el Caribe: avances y desafíos en relación n con los Objetivos de desarrollo del Milenio José Luis Machinea SECRETARIO EJECUTIVO Comisión n Económica para América

Más detalles

AGUA Y SANEAMIENTO UN RETO COPARTIDO EN AMERICA LATINA Madrid, 8 de junio 2015

AGUA Y SANEAMIENTO UN RETO COPARTIDO EN AMERICA LATINA Madrid, 8 de junio 2015 AGUA Y SANEAMIENTO UN RETO COPARTIDO EN AMERICA LATINA Madrid, 8 de junio 2015 UNA MIRADA AL FUTURO. EL COMPROMISO MÁS ALLÁ DE 2015 El Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) es un instrumento

Más detalles

Indice de Seguridad Hospitalaria. Dr. Ciro Ugarte Asesor Regional Area de Preparativos para Emergencias Y Socorro en Casos de Desastre 1

Indice de Seguridad Hospitalaria. Dr. Ciro Ugarte Asesor Regional Area de Preparativos para Emergencias Y Socorro en Casos de Desastre 1 Indice de Seguridad Hospitalaria Dr. Ciro Ugarte Asesor Regional Area de Preparativos para Emergencias Y Socorro en Casos de Desastre 1 Retos de la Gestión de Riesgos Se puede considerar que prácticamente

Más detalles

SANEAMIENTO PARA EL DESARROLLO Cómo estamos en América Latina y el Caribe?

SANEAMIENTO PARA EL DESARROLLO Cómo estamos en América Latina y el Caribe? SANEAMIENTO PARA EL DESARROLLO Cómo estamos en América Latina y el Caribe? El saneamiento en la agenda regional Un esfuerzo innovador que debe continuar Iniciativa para motivar a los países para el 2008,

Más detalles

Documento de resultados finales: Resumen del Presidente sobre la segunda sesión de la Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres

Documento de resultados finales: Resumen del Presidente sobre la segunda sesión de la Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres Documento de resultados finales: Resumen del Presidente sobre la segunda sesión de la Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres Este resumen incluye la evaluación del Presidente sobre

Más detalles

Los países en crisis prolongada se caracterizan por

Los países en crisis prolongada se caracterizan por Hacia la garantía de la seguridad alimentaria en crisis prolongadas: medidas recomendadas Los países en crisis prolongada se caracterizan por crisis y conflictos duraderos o recurrentes, el fracaso extensivo

Más detalles

RED REGIONAL DE VOLUNTARIADO HUMANITARIO INICIATIVA CASCOS BLANCOS

RED REGIONAL DE VOLUNTARIADO HUMANITARIO INICIATIVA CASCOS BLANCOS RED REGIONAL DE VOLUNTARIADO HUMANITARIO INICIATIVA CASCOS BLANCOS D. RED REGIONAL DE VOLUNTARIADO HUMANITARIO Fortalecimiento local Marco General Cascos Blancos es un mecanismo de voluntariado que tiene

Más detalles

HAMBRE Y DESIGUALDAD EN LOS PAISES ANDINOS La desnutrición y la vulnerabilidad alimentaria en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú

HAMBRE Y DESIGUALDAD EN LOS PAISES ANDINOS La desnutrición y la vulnerabilidad alimentaria en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú FORO DEL HAMBRE DE LOS PAISES DE LA REGIÓN ANDINA Quito, Noviembre 22-23 de 2004 HAMBRE Y DESIGUALDAD EN LOS PAISES ANDINOS La desnutrición y la vulnerabilidad alimentaria en Bolivia, Colombia, Ecuador

Más detalles

Agua y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)

Agua y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) Programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo Agua y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) Leida Mercado, Ph.D. Asesora en Economía Ambiental América Latina y el Caribe E-Mail: leida.mercado@undp.org

Más detalles

La Lucha Contra el Hambre Crónica en la República Bolivariana de Venezuela

La Lucha Contra el Hambre Crónica en la República Bolivariana de Venezuela Lílido N. Ramírez I.* lilidor@ula.ve RESUMEN De Acuerdo al informe 2010 de la FAO (Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), se encuentra que en la República Bolivariana

Más detalles

Intervención del GRULAC en la Segunda PrepCom de la Conferencia

Intervención del GRULAC en la Segunda PrepCom de la Conferencia Intervención del GRULAC en la Segunda PrepCom de la Conferencia Hábitat III 14 de abril de 2015 Señor presidente, Tengo el honor de hacer esta intervención en nombre de las delegaciones de América Latina

Más detalles

Gestión de Riesgos y acciones frente a la posible ocurrencia del Fenómeno El Niño. Apuntes sobre: DESASTRES SOCIONATURALES

Gestión de Riesgos y acciones frente a la posible ocurrencia del Fenómeno El Niño. Apuntes sobre: DESASTRES SOCIONATURALES Gestión de Riesgos y acciones frente a la posible ocurrencia del Fenómeno El Niño Apuntes sobre: DESASTRES SOCIONATURALES Una concepción comprensiva de la vulnerabilidad de nuestra gente El impulso del

Más detalles

PROYECTOS QUE REQUIEREN LA APROBACIÓN DE LA JUNTA EJECUTIVA

PROYECTOS QUE REQUIEREN LA APROBACIÓN DE LA JUNTA EJECUTIVA Segundo período de sesiones ordinario de la Junta Ejecutiva Roma, 9-13 de noviembre de 2015 PROYECTOS QUE REQUIEREN LA APROBACIÓN DE LA JUNTA EJECUTIVA Tema 8 del programa AUMENTOS DE PRESUPUESTO DE OPERACIONES

Más detalles

Tres días para explorar las soluciones que las ciudades están implementando para asegurar su sostenibilidad

Tres días para explorar las soluciones que las ciudades están implementando para asegurar su sostenibilidad Tres días para explorar las soluciones que las ciudades están implementando para asegurar su sostenibilidad Nos encontramos ante un momento histórico en el que las estimaciones calculan que un 60% de la

Más detalles

La Declaración de la Conferencia:

La Declaración de la Conferencia: La Declaración de la Conferencia: Refuerzo de la Recuperación y la Reconstrucción con Resiliencia en el Marco para la Reducción del Riesgo de Desastres después del 2015 Preámbulo: Las crecientes incidencias

Más detalles

Prevenció n de cónflictós y cónsólidació n de la paz

Prevenció n de cónflictós y cónsólidació n de la paz Prevenció n de cónflictós y cónsólidació n de la paz Estudio temático del F-ODM: Conclusiones y logros principales. Antecedentes Resumen Ejecutivo El desafío de la prevención de conflictos y la consolidación

Más detalles

Desastres. en la Región. Desastres en la Region. Informa No. 17

Desastres. en la Región. Desastres en la Region. Informa No. 17 16 Es por esto que la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de las Naciones Unidas (UNISDR), conjuntamente con sus socios, lanza la Campaña Mundial para la Reducción de Desastres 2010-2011

Más detalles

SEMINARIOS FONDO DOCUMENTAL

SEMINARIOS FONDO DOCUMENTAL A continuación les recomendamos una serie de documentos que pueden serles útiles para desarrollar o complementar su formación derivada del Curso: Gestión integral de los riesgos naturales desde una perspectiva

Más detalles

El enfoque de desarrollo local sostenible y la reducción del riesgo de desastres como estrategia de desarrollo territorial Delnet CIF/OIT

El enfoque de desarrollo local sostenible y la reducción del riesgo de desastres como estrategia de desarrollo territorial Delnet CIF/OIT El enfoque de desarrollo local sostenible y la reducción del riesgo de desastres como estrategia de desarrollo territorial Delnet CIF/OIT Temas de la sesión Temas y conceptos clave referidos al desarrollo

Más detalles

Introducción: Normas mínimas para la educación en situaciones de emergencia

Introducción: Normas mínimas para la educación en situaciones de emergencia Normas mínimas para la educación en situaciones de emergencia 5 Introducción: Normas mínimas para la educación en situaciones de emergencia Las Normas Mínimas para la Educación en Situaciones de Emergencia

Más detalles

La globalización del hambre

La globalización del hambre Globalizar el hambre Autor: Thomas Fritz Edita: Ecologistas en Acción, ACSUR, Plataforma 2015 y Más, Plataforma Rural Segovia 2012 La globalización del hambre Algunos datos para globalizar el hambre Terminar

Más detalles

Asunto: Exposición de Organización por parte del Programa Mundial de Alimentos (PMA)

Asunto: Exposición de Organización por parte del Programa Mundial de Alimentos (PMA) Asunto: Exposición de Organización por parte del Programa Mundial de Alimentos (PMA) Buenas tardes a tod@s, En primer lugar deseo agradecer la hospitalidad del Pueblo y Gobierno de Chile, así como también

Más detalles

El Sistema de Compensación Familiar como iniciativa contra la pobreza en Colombia

El Sistema de Compensación Familiar como iniciativa contra la pobreza en Colombia El Sistema de Compensación Familiar como iniciativa contra la pobreza en Colombia 1. Apartes del Informe de la CEPAL sobre situación social de América latina en la década de los 90. La evolución de la

Más detalles

La tendencia de los desastres en las zonas urbanas

La tendencia de los desastres en las zonas urbanas La tendencia de los desastres en las zonas urbanas La mayoría de la población urbana y de las grandes ciudades del mundo se concentra en los países de bajos y medianos ingresos, donde viven cerca de 2.800

Más detalles

INTRODUCCION Desastres en contexto IDH, IPH e índice TI de corrupción

INTRODUCCION Desastres en contexto IDH, IPH e índice TI de corrupción I INTRODUCCION Desastres en contexto Un importante supuesto sobre el que se basa este estudio se centra en lo que los académicos llaman la interacción sucesocontexto, que es una manera compleja de decir

Más detalles

PROPUESTA DE DECLARACIÓN INSTITUCIONAL Canarias Resiliente Islas Canarias, a 30 de abril de 2014

PROPUESTA DE DECLARACIÓN INSTITUCIONAL Canarias Resiliente Islas Canarias, a 30 de abril de 2014 PROPUESTA DE DECLARACIÓN INSTITUCIONAL Canarias Resiliente Islas Canarias, a 30 de abril de 2014 El desarrollo experimentado en las Islas Canarias en los últimos decenios, el aumento de su población y

Más detalles

Estrategia de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Cooperación Española. Resumen ejecutivo

Estrategia de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Cooperación Española. Resumen ejecutivo Estrategia de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Cooperación Española Resumen ejecutivo 1. Presentación de la Estrategia La Estrategia de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Cooperación

Más detalles

Criterios para la priorización de acciones de reducción del riesgo de desastres (RRD) a nivel nacional en América Latina y el Caribe

Criterios para la priorización de acciones de reducción del riesgo de desastres (RRD) a nivel nacional en América Latina y el Caribe Criterios para la priorización de acciones de reducción del riesgo de desastres (RRD) a nivel nacional OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES UNISDR PANAMÁ Noviembre 2012

Más detalles

PANEL 1. Para ello, Allikay, nuestra protagonista en esta historia, nos acompañará en el viaje. Es promotora de salud en su comunidad

PANEL 1. Para ello, Allikay, nuestra protagonista en esta historia, nos acompañará en el viaje. Es promotora de salud en su comunidad PANEL 1 Qué es la salud? Existe el derecho a estar sano? La salud es mucho más que ausencia de enfermedades o tener acceso a la atención médica; es un derecho fundamental que toca todos los aspectos de

Más detalles

Aguascalientes, México 5, 6 y 7 de octubre de 2011

Aguascalientes, México 5, 6 y 7 de octubre de 2011 XII Encuentro Internacional de Estadísticas de Género: empoderamiento, autonomía económica y políticas públicas Aguascalientes, México 5, 6 y 7 de octubre de 2011 TRABAJO NO REMUNERADO: AVANCES, INFORMACIÓN

Más detalles

RESULTADOS DEL PRIMER CICLO DE REVISIÓN Y EVALUACIÓN DEL PLAN DE ACCIÓN INTERNACIONAL DE MADRID SOBRE EL ENVEJECIMIENTO

RESULTADOS DEL PRIMER CICLO DE REVISIÓN Y EVALUACIÓN DEL PLAN DE ACCIÓN INTERNACIONAL DE MADRID SOBRE EL ENVEJECIMIENTO RESULTADOS DEL PRIMER CICLO DE REVISIÓN Y EVALUACIÓN DEL PLAN DE ACCIÓN INTERNACIONAL DE MADRID SOBRE EL ENVEJECIMIENTO CELADE-División de Población CEPAL En América Latina y el Caribe la población n está

Más detalles

COLOMBIA VENEZUELA PERÚ ECUADOR CHILE BOLIVIA

COLOMBIA VENEZUELA PERÚ ECUADOR CHILE BOLIVIA COLOMBIA PERÚ VENEZUELA CHILE ECUADOR BOLIVIA 1 CONTENIDO I. INTRODUCCIÓN II. ANTECEDENTES III. VULNERABILIDAD DEL ÁREA ANDINA IV. NIVEL ESTRATEGICO: 1. La Visión 2. La Misión 3. Líneas estratégicas y

Más detalles

Los países ricos deben ayudar a resolver la pobreza

Los países ricos deben ayudar a resolver la pobreza Ana Angarita Representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Bolivia (UNFPA) Los países ricos deben ayudar a resolver la pobreza La pobreza extrema caerá por primera vez este año para alcanzar

Más detalles

Programa de fortalecimiento de la resiliencia ante el riesgo de desastres en el Corredor Seco Centroamericano

Programa de fortalecimiento de la resiliencia ante el riesgo de desastres en el Corredor Seco Centroamericano Programa de fortalecimiento de la resiliencia ante el riesgo de desastres en el Corredor Seco Centroamericano El Salvador-Guatemala Honduras-Nicaragua 2015-2018 FAO/Orlando Sierra CONTEXTO Centroamérica

Más detalles

OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO

OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO Dª. Mayte Robles Llamazares RESUMEN La Declaración del Milenio recoge los aspectos relacionados con el desarrollo sustentable y la erradicación de la pobreza; representa

Más detalles

27. a CONFERENCIA SANITARIA PANAMERICANA 59. a SESIÓN DEL COMITÉ REGIONAL

27. a CONFERENCIA SANITARIA PANAMERICANA 59. a SESIÓN DEL COMITÉ REGIONAL ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD 27. a CONFERENCIA SANITARIA PANAMERICANA 59. a SESIÓN DEL COMITÉ REGIONAL Washington, D.C., EUA, 1-5 de octubre del 2007 Punto 4.8

Más detalles

HÁBITAT PARA LA HUMANIDAD EL SALVADOR (Hábitat El Salvador)

HÁBITAT PARA LA HUMANIDAD EL SALVADOR (Hábitat El Salvador) 4.7 EL SALVADOR HÁBITAT PARA LA HUMANIDAD EL SALVADOR (Hábitat El Salvador) 1.1 DATOS DE CONTACTO Punto focal RRyRD: Ana Cristina Pérez (Coordinadora de proyectos de Vivienda y Gestión de Riesgos) Correo

Más detalles

PROGRAMA IBEROAMERICANO DE FORMACIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA (PIFTE ESPAÑA) I Convocatoria 2015

PROGRAMA IBEROAMERICANO DE FORMACIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA (PIFTE ESPAÑA) I Convocatoria 2015 Programa Iberoamericano de Formación Técnica Especializada PIFTE-ESPAÑA PROGRAMA IBEROAMERICANO DE FORMACIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA (PIFTE ESPAÑA) I Convocatoria 2015 1. NOMBRE DEL CURSO: CURSO SOBRE PRESUPUESTACIÓN,

Más detalles

EDUCACION PARA EL DESARROLLO, ESTRATEGIA IMPRESCINDIBLE PARA LAS ONGD

EDUCACION PARA EL DESARROLLO, ESTRATEGIA IMPRESCINDIBLE PARA LAS ONGD EDUCACION PARA EL DESARROLLO, ESTRATEGIA IMPRESCINDIBLE PARA LAS ONGD Grupo de trabajo de Educación para el Desarrollo Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España La Educación para el Desarrollo (en

Más detalles

Paquete de prensa para la Cumbre del Desarrollo Sostenible 2015: El momento de la acción global para las personas y el planeta PREGUNTAS FRECUENTES

Paquete de prensa para la Cumbre del Desarrollo Sostenible 2015: El momento de la acción global para las personas y el planeta PREGUNTAS FRECUENTES Paquete de prensa para la Cumbre del Desarrollo Sostenible 2015: El momento de la acción global para las personas y el planeta PREGUNTAS FRECUENTES Qué es el desarrollo sostenible? Se ha definido el desarrollo

Más detalles

Fortalecimiento de los Programas de Alimentación Escolar en el marco de la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025

Fortalecimiento de los Programas de Alimentación Escolar en el marco de la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025 PROGRAMA DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL BRASIL-FAO Fortalecimiento de los Programas de Alimentación Escolar en el marco de la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025 La alimentación escolar como

Más detalles

PROYECTO DE PROPUESTA DE RESOLUCIÓN

PROYECTO DE PROPUESTA DE RESOLUCIÓN PARLAMENTO EUROPEO 2014-2019 Documento de sesión 17.9.2014 B8-0000/2014 PROYECTO DE PROPUTA DE ROLUCIÓN tras la pregunta con solicitud de respuesta oral B8-0000/2014 presentada de conformidad con el artículo

Más detalles

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE, LA REGIÓN DE MAYORES DISPARIDADES

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE, LA REGIÓN DE MAYORES DISPARIDADES La Pobreza en América Latina y el Caribe aún Tiene Nombre de Infancia 21 Sección II AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE, LA REGIÓN DE MAYORES DISPARIDADES 1. La desigualdad, factor subyacente de la pobreza La región

Más detalles

INDICE BREVE PRESENTACIÓN DE LA AECID. El PLAN DE ACTUACIÓN SECTORIAL DE AGUA Y SANEAMIENTO DE LA AECID FONDO DE COOPERACIÓN DE AGUA Y SANEAMIENTO

INDICE BREVE PRESENTACIÓN DE LA AECID. El PLAN DE ACTUACIÓN SECTORIAL DE AGUA Y SANEAMIENTO DE LA AECID FONDO DE COOPERACIÓN DE AGUA Y SANEAMIENTO 1 de 22 INDICE BREVE PRESENTACIÓN DE LA AECID El PLAN DE ACTUACIÓN SECTORIAL DE AGUA Y SANEAMIENTO DE LA AECID FONDO DE COOPERACIÓN DE AGUA Y SANEAMIENTO 2 La AECID La AECID es el órgano de fomento, gestión

Más detalles

Seminario Internacional Inversión en la Niñez en América Latina y el Caribe: Una apuesta por la Equidad a los 25 años de la CDN

Seminario Internacional Inversión en la Niñez en América Latina y el Caribe: Una apuesta por la Equidad a los 25 años de la CDN Seminario Internacional Inversión en la Niñez en América Latina y el Caribe: Una apuesta por la Equidad a los 25 años de la CDN 2-3 octubre 2014 Lima, Perú Nota Conceptual Finalidad El Seminario Internacional

Más detalles

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI)

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) PRIMERA REUNIÓN INTERAMERICANA DE MINISTROS OEA/Ser.K Y ALTAS AUTORIDADES DE DESARROLLO SOSTENIBLE CIDI/RIMDS/DEC.1/06

Más detalles

Servicios de agua y saneamiento seguros: un reto posible

Servicios de agua y saneamiento seguros: un reto posible 3 Servicios de agua y saneamiento seguros: un reto posible Cada año los desastres naturales se suscitan con mayor frecuencia, sus impactos son cada vez mayores y las pérdidas asociadas siguen en aumento.

Más detalles

EL ROL DEL INGENIERO EN LA REDUCCIÓN DE LA VULNERABILIDAD ANTE DESASTRES NATURALES: OPORTUNIDAD PARA EL CAMBIO Por Ing. Marco A.

EL ROL DEL INGENIERO EN LA REDUCCIÓN DE LA VULNERABILIDAD ANTE DESASTRES NATURALES: OPORTUNIDAD PARA EL CAMBIO Por Ing. Marco A. EL ROL DEL INGENIERO EN LA REDUCCIÓN DE LA VULNERABILIDAD ANTE DESASTRES NATURALES: OPORTUNIDAD PARA EL CAMBIO Por Ing. Marco A. Chen Por lo general relacionamos la ingeniería con el desarrollo tecnológico

Más detalles

Conclusiones y recomendaciones

Conclusiones y recomendaciones Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe Latin American and Caribbean Economic System Sistema Econômico Latino-Americano e do Caribe Système Economique Latinoaméricain et Caribéen Conclusiones y

Más detalles

PROGRAMA IBEROAMERICANO DE FORMACIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA (PIFTE ESPAÑA) I Convocatoria 2014

PROGRAMA IBEROAMERICANO DE FORMACIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA (PIFTE ESPAÑA) I Convocatoria 2014 Programa Iberoamericano de Formación Técnica Especializada PIFTE-ESPAÑA PROGRAMA IBEROAMERICANO DE FORMACIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA (PIFTE ESPAÑA) I Convocatoria 2014 1. NOMBRE DEL CURSO: CURSO SOBRE PRESUPUESTACIÓN,

Más detalles

CONFERENCIA MAGISTRAL AGUA PARA EL CRECIMIENTO Y DESARROLLO RESPONSABLE

CONFERENCIA MAGISTRAL AGUA PARA EL CRECIMIENTO Y DESARROLLO RESPONSABLE CONFERENCIA MAGISTRAL AGUA PARA EL CRECIMIENTO Y DESARROLLO RESPONSABLE Katherine Sierra Vice Presidenta para Infraestructura El Banco Mundial IV Foro Mundial del Agua Ciudad de México, México, 16 a 22

Más detalles

La atención primaria a la salud y su importancia en los determinantes sociales en salud

La atención primaria a la salud y su importancia en los determinantes sociales en salud Conferencias magistrales La atención primaria a la salud y su importancia en los determinantes sociales en salud Jacques Girard/Philippe Lamy* Panorama socioeconómico de la región en comparación con el

Más detalles

Promover la Sostenibilidad Ambiental 1

Promover la Sostenibilidad Ambiental 1 La OEA ha iniciado esfuerzos para mejorar la cooperación regional y fortalecer la capacidad técnica e institucional nacional para la reducción de desastres, la prevención, preparación y respuesta, rehabilitación,

Más detalles

TRANSVERSALIZACIÓN DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN EL DESARROLLO REGIONAL: ACTIVIDADES DE LA SECRETARÍA DE LA CEPAL 2010-2013

TRANSVERSALIZACIÓN DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN EL DESARROLLO REGIONAL: ACTIVIDADES DE LA SECRETARÍA DE LA CEPAL 2010-2013 Distr. LIMITADA LC/L.3676(CRM.12/5) 10 de septiembre de 2013 ORIGINAL: ESPAÑOL Duodécima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe Santo Domingo, 15 a 18 de octubre de 2013 TRANSVERSALIZACIÓN

Más detalles

La Calidad en los Proyectos Humanitarios

La Calidad en los Proyectos Humanitarios La Calidad en los Proyectos Humanitarios Apoyo a la capitalización de experiencias de intervención vinculadas con los desastres naturales El Salvador después de los terremotos del 2001 1. Objetivo de la

Más detalles

Sistema de gestión de hospitales seguros frente a desastres

Sistema de gestión de hospitales seguros frente a desastres Sistema de gestión de hospitales seguros frente a desastres Victoria Eugenia Castellanos Pardo y col. Ayudas a la investigación 2010 Investigador Principal Victoria Eugenia Castellanos Pardo Lda. Especialista

Más detalles

1. NOMBRE DEL CURSO: CURSO DE PREVENCIÓN Y PLANIFICACIÓN DE RIESGOS NATURALES Y TECNOLÓGICOS

1. NOMBRE DEL CURSO: CURSO DE PREVENCIÓN Y PLANIFICACIÓN DE RIESGOS NATURALES Y TECNOLÓGICOS Programa Iberoamericano de Formación Técnica Especializada PIFTE-ESPAÑA 1. NOMBRE DEL CURSO: CURSO DE PREVENCIÓN Y PLANIFICACIÓN DE RIESGOS NATURALES Y TECNOLÓGICOS 2. DATOS PRINCIPALES DEL CURSO: Fechas

Más detalles

El Programa Mundial de Alimentos en la Alianza Panamericana por la Nutrición y el Desarrollo

El Programa Mundial de Alimentos en la Alianza Panamericana por la Nutrición y el Desarrollo El Programa Mundial de Alimentos en la Alianza Panamericana por la Nutrición y el Desarrollo Rachel Francischi Angela Céspedes Programa Mundial de Alimentos Oficina Regional para América Latina y el Caribe

Más detalles

Inseguridad Económica por Vejez: Dimensión, Determinantes y Dinámica: Una Síntesis Diagnóstica. José M. Guzmán y Tomás Engler

Inseguridad Económica por Vejez: Dimensión, Determinantes y Dinámica: Una Síntesis Diagnóstica. José M. Guzmán y Tomás Engler Inseguridad Económica por Vejez: Dimensión, Determinantes y Dinámica: Una Síntesis Diagnóstica José M. Guzmán y Tomás Engler Comisión Económica para Banco Interamericano América Latina y el Caribe de Desarrollo

Más detalles

NACIONES UNIDAS DECLARA LA HAMBRUNA EN SOMALIA Y SOLICITA FONDOS PARA ASISTENCIA

NACIONES UNIDAS DECLARA LA HAMBRUNA EN SOMALIA Y SOLICITA FONDOS PARA ASISTENCIA La ONU pide 300 millones de dólares a la comunidad internacional de donantes NACIONES UNIDAS DECLARA LA HAMBRUNA EN SOMALIA Y SOLICITA FONDOS PARA ASISTENCIA ONGs socias de la AEFr ponen en marcha campañas

Más detalles

Metodología para la Medición de la Pobreza en el Perú

Metodología para la Medición de la Pobreza en el Perú Año 1 - Nº 02 ENERO 2000 Metodología para la Medición de la Pobreza en el Perú El objetivo de la presente publicación es divulgar los conceptos y métodos de medición de la pobreza en el Perú y en la región,

Más detalles

Alimentación escolar sustentable en América Latina. http://alimescolar.sistematizacion.org/

Alimentación escolar sustentable en América Latina. http://alimescolar.sistematizacion.org/ Alimentación escolar sustentable en América Latina http://alimescolar.sistematizacion.org/ Colecta de experiencias en alimentación escolar y movilización de los actores en torno a los retos que impone

Más detalles

Pronóstico Climatico Regional para las Americas

Pronóstico Climatico Regional para las Americas Pronóstico Climatico Regional para las Americas Estado del Clima en las Americas Durante el mes de octubre de 2015, en el Pacífico tropical la temperatura superficial del mar (TSM) mostro un nivel de El

Más detalles

Plan Comunitario de Gestión del Riesgos Comunidad 12 Marzo

Plan Comunitario de Gestión del Riesgos Comunidad 12 Marzo 2 PRESENTACIÓN Cada vez son más los eventos adversos que han afectado nuestra comunidad causando daños a nuestras viviendas y en ocasiones comprometiendo la vida de algunas personas; esto nos ha hecho

Más detalles

Guatemala, 26 al 28 de noviembre de 2014. Jorge Ulises González Briones Consultor Regional Cooperación Técnica Brasil - FAO

Guatemala, 26 al 28 de noviembre de 2014. Jorge Ulises González Briones Consultor Regional Cooperación Técnica Brasil - FAO Guatemala, 26 al 28 de noviembre de 2014 Jorge Ulises González Briones Consultor Regional Cooperación Técnica Brasil - FAO FAOSTAT. OMS establece que el consumo de vegetales diario es de 400 g/cápita/día.

Más detalles

PLAN DE CAPACITACIÓN INSTITUCIONAL EN GESTIÓN DE RIESGOS

PLAN DE CAPACITACIÓN INSTITUCIONAL EN GESTIÓN DE RIESGOS República Dominicana Secretariado Técnico de la Presidencia Banco Interamericano de Desarrollo Préstamo 1152/OC-DR UNIDAD EJECUTORA SECTORIAL DEL SUBPROGRAMA DE PREVENCIÓN DE DESASTRES COMPONENTE 4: INSTITUCIONES

Más detalles

PROGRAMA DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL MISIÓN

PROGRAMA DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL MISIÓN PROGRAMA DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL MISIÓN Contribuir a una cooperación de calidad que sea transformadora y que haga posible un desarrollo sostenible en los países del Sur, fomentando en España la cultura

Más detalles

El empoderamiento económico de la mujer en el contexto de la crisis económica y financiera mundial

El empoderamiento económico de la mujer en el contexto de la crisis económica y financiera mundial Distr. limitada 11 de marzo de 2010 Español Original: inglés Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer 54 período de sesiones 1 a 12 de marzo de 2010 Tema 3 a) del programa provisional Seguimiento

Más detalles

DECISIÓN DE SANTIAGO

DECISIÓN DE SANTIAGO 10 de noviembre de 2014 ORIGINAL: ESPAÑOL Cuarta Reunión de los Puntos Focales Designados por los Gobiernos de los Países Signatarios de la Declaración sobre la Aplicación del Principio 10 de la Declaración

Más detalles

LINEAMIENTOS DE AIETI PARA UNA ESTRATEGIA EN EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO

LINEAMIENTOS DE AIETI PARA UNA ESTRATEGIA EN EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO LINEAMIENTOS DE AIETI PARA UNA ESTRATEGIA EN EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO INTRODUCCIÓN AIETI fue creada en 1981 por un grupo de profesionales de diversas especialidades interesados en fortalecer las relaciones

Más detalles

El TÉRMINOS DE REFERENCIA

El TÉRMINOS DE REFERENCIA El TÉRMINOS DE REFERENCIA Consultoría de apoyo logístico y administrativo para el Taller Regional DIPECHO y III sesión de la Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas

Más detalles

Estrategia Ambiental-Urbana para América Latina y el Caribe PNUMA/UN-HABITAT

Estrategia Ambiental-Urbana para América Latina y el Caribe PNUMA/UN-HABITAT Estrategia Ambiental-Urbana para América Latina y el Caribe PNUMA/UN-HABITAT Urbanización en la región Contexto Regional La concentración de la población de América Latina y el Caribe en áreas urbanas

Más detalles

CARTA DEL TURISMO SOSTENIBLE. CONFERENCIA MUNDIAL DE TURISMO SOSTENIBLE.

CARTA DEL TURISMO SOSTENIBLE. CONFERENCIA MUNDIAL DE TURISMO SOSTENIBLE. CARTA DEL TURISMO SOSTENIBLE. CONFERENCIA MUNDIAL DE TURISMO SOSTENIBLE. Realizada en Lanzarote, Islas Canarias, España, en Abril de 1995. Conscientes de la realidad del turismo como fenómeno de alcance

Más detalles

Proyectos en apoyo a la Iniciativa América Latina y Caribe sin Hambre

Proyectos en apoyo a la Iniciativa América Latina y Caribe sin Hambre ÁREA SEGURIDAD ALIMENTARIA Regional Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre IALCSH 2025. GCP/RLA/160/SPA. América Latina y el Caribe. El proyecto de apoyo a la IALCSH se propone apoyar el desarrollo

Más detalles

Hacia un mundo ecológico, limpio y con capacidad de adaptación para todos

Hacia un mundo ecológico, limpio y con capacidad de adaptación para todos Hacia un mundo ecológico, limpio y con capacidad de adaptación para todos Estrategia ambiental del Grupo del Banco Mundial 2012 2022 THE WORLD BANK ii Hacia un mundo ecológico, limpio y con capacidad de

Más detalles

Guías para la Mitigación de Riesgos Naturales en las Instalaciones de la Salud de los Países de América Latina

Guías para la Mitigación de Riesgos Naturales en las Instalaciones de la Salud de los Países de América Latina Títulos en esta serie: Guías para la Mitigación de Riesgos Naturales en las Instalaciones de la Salud de los Países de América Latina Mitigación de Desastres en las Instalaciones de la Salud. Evaluación

Más detalles

PROGRAMA IBEROAMERICANO DE FORMACIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA (PIFTE ESPAÑA) I Convocatoria 2015

PROGRAMA IBEROAMERICANO DE FORMACIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA (PIFTE ESPAÑA) I Convocatoria 2015 Programa Iberoamericano de Formación Técnica Especializada PIFTE-ESPAÑA PROGRAMA IBEROAMERICANO DE FORMACIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA (PIFTE ESPAÑA) I Convocatoria 2015 1. NOMBRE DEL CURSO: XXXIII CURSO DE

Más detalles

LA REDUCCIÓN DE DESASTRES EMPIEZA EN LA ESCUELA. D o c u m e n t o II APRENDIENDO A PREVENIR - CAPRADE

LA REDUCCIÓN DE DESASTRES EMPIEZA EN LA ESCUELA. D o c u m e n t o II APRENDIENDO A PREVENIR - CAPRADE LA REDUCCIÓN DE DESASTRES EMPIEZA EN LA ESCUELA 37 D o c u m e n t o II APRENDIENDO A PREVENIR - CAPRADE 38 LA REDUCCIÓN DE DESASTRES EMPIEZA EN LA ESCUELA LA REDUCCIÓN DE DESASTRES EMPIEZA EN LA ESCUELA

Más detalles

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS COMISIÓN INTERAMERICANA PARA EL CONTROL DEL ABUSO DE DROGAS PANORAMA GLOBAL SOBRE EL CONSUMO DE DROGAS EN EL MUNDO Y EN LAS AMERICAS 1.- CONTEXTO MUNDIAL ESTIMACIONES

Más detalles

COMPROMISOS DE VERACRUZ

COMPROMISOS DE VERACRUZ COMPROMISOS DE VERACRUZ Antecedentes La Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), con apoyo de sus socios regionales (PNUD, UNFPA y CAF, entre otros) y el soporte de los países iberoamericanos, ha

Más detalles

Desastres y conflictos. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

Desastres y conflictos. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Desastres y conflictos Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Reseña Desde comienzos del nuevo milenio, más de 35 grandes conflictos y unos 2.500 desastres han afectado a miles de millones

Más detalles

Impacto social y económico de la desnutrición infantil

Impacto social y económico de la desnutrición infantil Impacto social y económico de la desnutrición infantil Rodrigo Martínez Asesor Regional de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) La desnutrición

Más detalles

ANEXO IV FICHA-RESUMEN CAD/OCDE

ANEXO IV FICHA-RESUMEN CAD/OCDE ANEXO IV FICHA-RESUMEN CAD/OCDE Página 141 FICHA EVALUACIÓN EXTERNA DEL CAD Título EVALUACIÓN INTERMEDIA del BLOQUE DE GÉNERO del Convenio Mejora de la calidad educativa para la inserción de poblaciones

Más detalles

TÉRMINOS DE REFERENCIA

TÉRMINOS DE REFERENCIA TÉRMINOS DE REFERENCIA TITULO DE LA CONSULTORIA: SEDE DE TRABAJO: PROFESIONAL ESPECIALIZADO EN CAPACITACION Y CONTENIDOS PARA EL PROYECTO FORTALECIMIENTO AL SISTEMA NACIONAL DE BIENESTAR FAMILIAR. BOGOTÁ

Más detalles

ERRADICAR LA POBREZA: EL GRAN DILEMA ESTRATEGICO DEL PRESENTE Y FUTURO

ERRADICAR LA POBREZA: EL GRAN DILEMA ESTRATEGICO DEL PRESENTE Y FUTURO ERRADICAR LA POBREZA: EL GRAN DILEMA ESTRATEGICO DEL PRESENTE Y FUTURO Virginia Murillo, Defensa de Niñas y Niños Internacional, DNI garantizar derechos humanos sigue siendo una prioridad 6 emergencias

Más detalles

Plan Integral de Gestión de Riesgos Municipio de Acapulco,Estado de Guerrero

Plan Integral de Gestión de Riesgos Municipio de Acapulco,Estado de Guerrero Plan Integral de Gestión de Riesgos Municipio de Acapulco,Estado de Guerrero Contenido Introducción... 3 Contexto... 5 Antecedentes... 6 Objetivos... 7 Alcances... 8 Productos... 9 Duración del proyecto...

Más detalles

Las Organizaciones no gubernamentales en la Unión Europea. La cooperación para el desarrollo y los retos de la ampliación.

Las Organizaciones no gubernamentales en la Unión Europea. La cooperación para el desarrollo y los retos de la ampliación. 1 Las Organizaciones no gubernamentales en la Unión Europea. La cooperación para el desarrollo y los retos de la ampliación. "Conferencia de Presidentes de las Comisiones de Cooperación Internacional para

Más detalles

INAUGURACIÓN DE LA BASE LOGÍSTICA DEL PROGRAMA MUNDIAL DE ALIMENTOS EN LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

INAUGURACIÓN DE LA BASE LOGÍSTICA DEL PROGRAMA MUNDIAL DE ALIMENTOS EN LAS PALMAS DE GRAN CANARIA INAUGURACIÓN DE LA BASE LOGÍSTICA DEL PROGRAMA MUNDIAL DE ALIMENTOS EN LAS PALMAS DE GRAN CANARIA DOSSIER DE PRENSA. PUERTO DE LA LUZ. LAS PALMAS. 8 DE JULIO 2014 ÍNDICE ESPAÑA Y EL PROGRAMA MUNDIAL DE

Más detalles

Lineamientos de la Política Exterior de Colombia

Lineamientos de la Política Exterior de Colombia Lineamientos de la Política Exterior de Colombia Ministerio de Relaciones Exteriores Para avanzar hacia la prosperidad democrática, será necesaria una mayor diversificación de las relaciones internacionales

Más detalles

Texto de la Iniciativa:

Texto de la Iniciativa: Iniciativa: Comisión: DECRETO DE APROBACION DE LA ADHESION AL PROTOCOLO CONTRA LA FABRICACION Y EL TRAFICO DE ARMAS DE FUEGO, SUS PIEZAS Y COMPONENTES Y MUNICIONES, QUE COMPLEMENTA LA CONVENCION DE LAS

Más detalles

INICIATIVA CASCOS BLANCOS

INICIATIVA CASCOS BLANCOS INICIATIVA CASCOS BLANCOS MARCO GENERAL AYUDA HUMANITARIA HORIZONTAL A. LUCHA CONTRA EL HAMBRE Y LA POBREZA. PROYECTOS DE DESARROLLO B. RAPIDA RESPUESTA ANTE DESASTRES NATURALES O GENERADOS POR EL HOMBRE

Más detalles

Fuerza de trabajo: características demográficas y condiciones de trabajo en países del Cono Sur Latinoamericano *

Fuerza de trabajo: características demográficas y condiciones de trabajo en países del Cono Sur Latinoamericano * Fuerza de trabajo: características demográficas y condiciones de trabajo en países del Cono Sur Latinoamericano * Guiomar Bay Palavras-chave: población económicamente activa; fuerza de trabajo; mercado

Más detalles

Reducir la Pobreza es un Hecho y un Derecho!

Reducir la Pobreza es un Hecho y un Derecho! Reducir la Pobreza es un Hecho y un Derecho! Encuentro Latinoamericano: Nuevas Estrategias para Reducir la Pobreza Extrema Guatemala, marzo 2009 Construyamos una Región sin Pobreza Objetivo del Encuentro

Más detalles

CUMPLIMIENTO DE LAS METAS ACORDADAS

CUMPLIMIENTO DE LAS METAS ACORDADAS La Pobreza en América Latina y el Caribe aún Tiene Nombre de Infancia 37 Sección IV CUMPLIMIENTO DE LAS METAS ACORDADAS 1. Logros regionales en materia de infancia durante la pasada década Dentro del panorama

Más detalles

EL CONOCIMIENTO GEOGRÁFICO COMO CLAVE DE LA GESTIÓN DE RIESGO Sucesos cercanos o lejanos, muy divulgados o apenas nombrados, que abarcan extensos

EL CONOCIMIENTO GEOGRÁFICO COMO CLAVE DE LA GESTIÓN DE RIESGO Sucesos cercanos o lejanos, muy divulgados o apenas nombrados, que abarcan extensos EL CONOCIMIENTO GEOGRÁFICO COMO CLAVE DE LA GESTIÓN DE RIESGO Sucesos cercanos o lejanos, muy divulgados o apenas nombrados, que abarcan extensos territorios o pequeños, predecibles o no, con orígenes

Más detalles

La reducción de riesgos de desastres Un desafío para el desarrollo

La reducción de riesgos de desastres Un desafío para el desarrollo La reducción de riesgos de desastres Un desafío para el desarrollo Un Informe Mundial Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo Dirección de Prevención de Crisis y de Recuperación http://www.undp.org/bcpr/disred/rdr.htm

Más detalles

PROYECTO DE APOYO A LA INICIATIVA AMÉRICA LATINA Y CARIBE SIN HAMBRE 2025

PROYECTO DE APOYO A LA INICIATIVA AMÉRICA LATINA Y CARIBE SIN HAMBRE 2025 INFORME DE AVANCE SEGUNDO SEMESTRE 2012 [Resumen Ejecutivo] PROYECTO DE APOYO A LA INICIATIVA AMÉRICA LATINA Y CARIBE SIN HAMBRE 2025 Contenidos 1. Introducción: El contexto regional en el que se ejecuta

Más detalles

Programas de Sociales para el Combate a la pobreza, su evaluación y monitoreo.

Programas de Sociales para el Combate a la pobreza, su evaluación y monitoreo. Programas de Sociales para el Combate a la pobreza, su evaluación y monitoreo. Es necesario discutir seriamente el tema de la pobreza para comprenderla integralmente y combatirla, para disminuir sus efectos

Más detalles

CAMBIO CLIMATICO Y POBREZA

CAMBIO CLIMATICO Y POBREZA CAMBIO CLIMATICO Y POBREZA Existen muchas incertidumbres sobre los impactos futuros del cambio climático, sin embargo hay algunos puntos sobre los cuales se tiene suficiente seguridad. El cambio climático

Más detalles

FRENTE PARLAMENTARIO CONTRA EL HAMBRE DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

FRENTE PARLAMENTARIO CONTRA EL HAMBRE DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE FRENTE PARLAMENTARIO CONTRA EL HAMBRE DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE El Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe (FPH) es un espacio de diálogo y debate que agrupa a parlamentarios

Más detalles