CAPERUCITA ROJA Capítulo 1 Capítulo 2

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "CAPERUCITA ROJA Capítulo 1 Capítulo 2"

Transcripción

1 CAPERUCITA ROJA Capítulo 1 Había una vez una niña muy buena y muy lista que se llamaba Caperucita Roja. La llamaban así porque siempre llevaba un abrigo rojo con capucha. La abuela de Caperucita quería mucho a su nieta porque era cariñosa y educada. Un día la abuelita no fue a ver a Caperucita como hacía todos los días. La mamá de la niña la mandó ir a visitar a la abuela que vivía en el bosque para ver si estaba enferma. Caperucita se fue cantando hacia el bosque y, al verla llegar el Lobo, se relamió. Capítulo 2 Era un bosque muy bonito. Tenía árboles altos y frondosos donde habitaban muchos pájaros y ardillas. Caperucita vio unas flores preciosas, se agachó y dijo: «Voy a llevar un ramo a mi abuelita». Entonces, se acercó el Lobo por detrás sin hacer ruido y abrió su bocaza para devorarla. En ese momento, Caperucita se alzó después de tomar la última flor y, al verlo, le saludó muy educada. - Hola, Lobito, qué tal te va? - Hola, Caperucita -respondió el Lobo sorprendido. Adónde vas? - Voy a ver a mi abuelita, que está sola y enferma. Al Lobo se le hizo la boca agua pensando en la comida.

2 Capítulo 3. De buena gana habría salido corriendo el Lobo en busca de la casa de la abuela para comérsela, pero tenía que preguntar a Caperucita dónde vivía sin que sospechara para qué quería saberlo. - Qué llevas en la cesta? -preguntó para disimular. - Llevo pan, leche y pasteles de crema por si está enferma. Uf! Qué asco! -pensó el Lobo. - No llevas nada de carne? - No. - Ni un bocadillo de chorizo? - No -contestó Caperucita. Mi abuela sólo come cosas suaves: puré de verdura, sopa, queso blando y fruta. - Pues a mí me encanta la carne -dijo el Lobo, pensando en lo rica que debía de estar la niña. Capítulo 4 - Oye, Caperucita, dónde dices que vive tu abuela? -preguntó el Lobo Feroz. - A la orilla del río. No has visto una casita blanca en medio de un bosquecillo de pinos? - Sí, por allí devoré una vez, digo... merendé una vez carne de conejo. Estaba riquísima, aunque un poco dura. - A mí también me gusta el conejo con arroz. Bueno, adiós, Lobito, que se me hace muy tarde. - Adiós, Caperucita. Allá nos veremos, digo, ya nos veremos otro día si Dios quiere. Saludos para tu abuela. - De tu parte. Ten cuidado que no te vean los cazadores. Escóndete bien y sé bueno, cariño. Adiós.

3 Capítulo 5 Casi se le saltan las lágrimas al Lobo. Sólo su mamá le había dicho palabras tan tiernas hacía mucho tiempo. - Me va a dar pena comerme a la niña -pensó. Me comeré sólo a la abuela. Con esa idea, se fue corriendo. Pero, como la abuela no estaba en casa, se puso su camisón y su gorro de dormir y se metió en la cama para engañar a la niña. Caperucita se extrañó al ver la puerta abierta. Entró y encontró a la abuela acostada y con mala cara. - Abuelita! Qué ojos más grandes tienes! - Para verte mejor. - Qué orejas más grandes tienes! - Para oírte mejor! - Abuelita, qué boca tan grande tienes! - Para comerte mejor -aulló el Lobo dando un salto para devorarla. Pero, entonces, se oyó un disparo. El Lobo, herido en una oreja, aulló de dolor y huyó por la ventana. Por la puerta entró un cazador con la abuela, que abrazó a Caperucita Roja llorando de emoción y de alegría.

4 EL PINCEL MÁGICO. Cuento chino. Capítulo 1 Érase una vez un joven chino más pobre que la ratita presumida antes de encontrar la moneda cuando barría la cocina. Se llamaba Li, un nombre tan corto como la comida que podía llevarse a la boca a diario con mucho esfuerzo. A Li le encantaba la pintura. Si veía un pájaro, una flor, una persona o un perro, lo dibujaba tan bien que parecía real. Como no tenía dinero para comprar pintura, dibujaba con la punta de un palo que quemaba en el fuego de su hogar. En los ratos libres, se le veía dibujar así sobre las piedras de la calle y la gente le decía: - Li, eres un gran dibujante. Pero él no estaba contento, pues no podía dar color a sus dibujos ni dedicarse sólo a la pintura como quería. Capítulo 2 Una noche soñó con un anciano de barba blanca y larga, que le entregó un pincel al mismo tiempo que le decía con una sonrisa: - Éste es un pincel mágico. Con él podrás pintar lo que quieras y todo lo que pintes se volverá real. Cuando los rayos del sol le despertaron por la mañana, encontró a su lado un pincel igual que el del sueño. - No lo he soñado!, -exclamó muy emocionado, tomó el pincel y pintó un plato con un trozo de pan, queso y una naranja. Cuando acabó de pintar, desapareció la pintura y, en su lugar, quedó un plato de verdad con el desayuno. Qué feliz se sintió Li! Ya no pasaría hambre! Se haría rico y podría estar pintando todo el día sin tener que trabajar.

5 Capítulo 3 Salió de casa muy contento con el pincel en la mano decidido a mostrar su arte. Cuando llegó a la plaza, se puso a gritar. - Soy un genio. Puedo pintar cualquier cosa con este pincel mágico. Venid a ver cómo pinto sin pintura. Estaba impaciente por hacer la demostración, pero no empezó hasta que no se vio rodeado de todo el pueblo. Cuando ya no faltaba nadie, ni siquiera el ciego Chu, dijo: - Lo primero que voy a pintar es a un ave del paraíso. La gente no creía lo que veían sus ojos. El pincel permanecía limpio, pero, por donde pasaba, aparecían plumas muy bellas. Luego, vieron aparecer las patas, el pico y, por último las alas. Entonces, qué maravilla, el ave del paraíso se fue volando. Capítulo 4 La gente aplaudió emocionada. El pájaro dio unas vueltas sobre sus cabezas y luego desapareció en el bosque. - Pinta otra cosa! -gritaron todos a coro. Li, muy satisfecho de su éxito, pintó una manzana para cada uno en un periquete. Después pintó un precioso jardín con flores de mil colores alrededor de la plaza, que se convirtió en la más bella de China. Como Li tenía un corazón de oro, se puso a pintar comida, ropa y casitas para que los más pobres del pueblo no pasaran más hambre ni frío. Su fama se extendió como el viento y llegó a los oídos del malvado rey Fu. La increíble noticia le puso muy contento, pues pensó: - Con ese chico llegaré a ser el más poderoso del mundo. Traedme a Li antes de que se ponga el sol -ordenó a sus soldados.

6 Capítulo 5. El rey Fu se frotó las manos cuando vio aparecer en el palacio a Li con su pincel. - Desde hoy serás el pintor de la corte real -le dijo. - No puedo -contestó el chico- sólo pinto para los pobres. El rey ordenó hacerle pasar hambre y frío para convencerle. Pero Li pintó una chimenea y, calentito junto a ella se dio un banquete con el pan, la carne, el queso, la fruta y la tarta que pintó. Cuando se enteró el rey de lo ocurrido, montó en cólera y se fue al calabozo con sus guardias a ver al terco muchacho. - O pintas sólo para mí, o te quito el pincel -le dijo. Entonces, Li pintó en el aire unos mosquitos que picaron al rey y a los guardias, mientras él escapaba por una ventana gracias a una escalera que había pintado. Luego, al ver que le perseguían los soldados, pintó ante ellos un gran torrente de agua y él se fue pintando mariposas y pajarillos que revoloteaban felices sobre su cabeza.

7 EL PÍCARO PAJARILLO. Capítulo 1. Había una vez un pajarito, que se fue a un sastre, y le mandó que le hiciera un vestido de lana. El sastre le tomó medidas, y le dijo que a los tres días lo tendría acabado. Fue enseguida a un sombrerero y le mandó hacer un sombrerito, y sucedió lo mismo que con el sastre. Por último, fue a un zapatero a encargar unos zapatos y el zapatero le tomó medida y le dijo como los otros, que volviera a buscarlos el tercer día, que, entonces, estarían listos. Capítulo 2 Cuando llegó el plazo señalado, se fue al sastre y le preguntó si había acabado su traje de lana. El sastrecillo le respondió que sí y que nunca había hecho un traje más bonito. - Póngamelo usted sobre el piquito y le pagaré -le dijo el pájaro con voz muy dulce. Pero, apenas terminó el sastre de colocárselo con cuidado, el pajarillo se fue volando sin pagar. Luego se fue a buscar el sombrero, se lo probó, se miró en el espejo y se echó a volar sin pagar. La misma jugarreta le hizo al viejo zapatero que se enfadó mucho y le tiró el martillo demasiado tarde.

8 Capítulo 3 Se vistió el pajarito con su ropa nueva y se fue al jardín del Rey; se posó sobre un árbol que había delante del comedor y se puso a cantar: «Más bonito estoy yo con mi vestido de lana, que no el Rey con su manto grana». Y tanto cantó y cantó lo mismo, que el Rey se enfadó y mandó que lo cogiesen y se lo trajesen frito. Después de desplumarlo y frito, se quedó tan chico, que el Rey se lo tragó enterito. Cuando se vio el pajarito en el estómago del Rey, que parecía una cueva más oscura que la media noche, se puso a dar picotazos a derecha y a izquierda sin parar tratando de buscar una salida para escapar. Capítulo 4. El Rey empezó a quejarse y a decir que le había sentado mal la comida, y que le dolía el estómago. Vinieron los médicos y dieron a su Majestad un mejunje de la botica para que vomitase. Cuando se puso a vomitar, lo primero que salió fue el pajarito enterito, que se fue volando en un suspiro. Fue y se zambulló en la fuente, y enseguida se fue a una carpintería, y se untó todo el cuerpo con cola; después fue a contar a todos los pájaros lo que le había pasado, y le pidió a cada uno una plumita y se la iban dando; y como estaba todo untado de cola, se las iban pegando.

9 Capítulo 5 Quedó más bonito que antes con plumas de tantos colores como un precioso ramillete de flores. Entonces, se fue muy contento al jardín del Rey y se puso a volar como loco en el árbol cercano al comedor, cantando que se las pelaba: «A quién pasó lo que a mí? En el Rey entré, del Rey me salí». El rey montó en cólera y mandó apresar al insolente pajarillo para darle su merecido. Salieron los soldados de palacio a cumplir la orden del Rey y se acercaron al árbol con sigilo. Pero el pájaro los vio acercarse y echó a volar tan asustado que no paró hasta posarse en las narices de la luna.

10 EL RUISEÑOR Y LA ROSA. Oscar Wilde. Capítulo 1 Érase una joven hermosa y caprichosa. Un estudiante enamorado la invitó a ir con él al baile que daba el príncipe al día siguiente. Pero ella contestó que sólo bailaría con él si le traía una rosa roja, aunque sabía que en invierno no hay rosas en los rosales. El joven estaba desesperado. - Qué desgraciado soy! -se lamentaba asomado a la ventana de su habitación. Desde un roble escuchó sus lamentos un ruiseñor. - Qué joven tan romántico! -se dijo. Tiene el amor que yo he cantado siempre. El amor es maravilloso, más precioso que las esmeraldas, y no se puede comprar con perlas ni con todo el oro del mundo. - Qué pena! No hay rosas en mi jardín. Bailará con otro y yo estaré solo y triste viendo con qué gracia baila al son de los violines. Capítulo 2 - Por qué llorará? -se preguntó una lagartija. - Por qué? -dijo una mariposa que revoloteaba por allí. - Eso me pregunto yo -susurró una margarita. - Llora por una rosa roja -respondió el ruiseñor. - Qué tontería! -exclamaron. Y la lagartija soltó una cómica carcajada. Sólo el ruiseñor comprendía la razón de su pena. Abrió las alas, voló por todo el jardín y se posó junto a un esbelto rosal. - Dame una rosa roja -le dijo. - No puedo. Mis rosas son blancas. Pídesela al rosal que crece junto al reloj de sol.

11 Allá se fue volando. - No, mis rosas son amarillas, más amarillas que el pelo de las sirenas. Pídesela al rosal que está bajo la ventana del estudiante. - Dame una rosa roja y te cantaré mi más bella canción -suplicó el ruiseñor al rosal que estaba junto a la ventana. Capítulo 3 El rosal le contestó: - Mis rosas son rojas como los pies de las palomas y más que los corales del mar. Pero no tendré rosas en todo el año, pues el invierno ha helado mis venas y las tormentas han roto mis ramas. - Sólo quiero una rosa roja -le suplicó el ruiseñor- sólo una rosa roja. No la puedo conseguir de ninguna forma? - Sí, hay una, pero es tan terrible que no me atrevo a decírtela. - Dímela -dijo el ruiseñor. No tengo miedo. - Si quieres una rosa roja -respondió el rosal, tienes que hacerla con tu música a la luz de la luna y teñirla con tu sangre. Tienes que cantarme toda la noche con el pecho apoyado en una de mis espinas hasta que la sangre de tu corazón corra por mis venas. Capítulo 4 - La vida es un precio muy alto por una rosa -replicó el ruiseñor. Me encanta contemplar la luna y aspirar el aroma de las flores. Pero el amor es mejor que la vida y qué valor tiene el corazón de un pajarillo comparado con el corazón de un hombre? Extendió sus alas y se puso a volar como una sombra por todo el jardín hasta llegar cerca de la ventana del estudiante. Le encontró echado sobre la húmeda hierba con sus bellos ojos todavía llenos de lágrimas y le dijo:

12 - Alégrate, tendrás tu rosa roja. Te la haré con mi música a la luz de la luna y la teñiré con mi sangre. Lo único que te pido es que tengas un amor auténtico, pues el amor es sabio y fuerte; sus alas y su cuerpo son del color del fuego, y sus labios son dulces como la miel. Capítulo 5 El estudiante levantó la vista y escuchó sin entender lo que le decía el ruiseñor. El roble donde tenía su nido sí, y sintió pena y orgullo. El joven no quiso cenar y tardó mucho en dormirse. Su pena era tan negra como aquella noche oscura. Pero, de pronto, salió la luna llena. Entonces, el ruiseñor voló hasta el rosal, apoyó su pecho contra una espina y se puso a cantar tan bien, que hasta la luna le escuchaba embelesada. Una rosa empezó a brotar del seco rosal. Era pálida como la sombra de una flor en el espejo o en el estanque. Pero el ruiseñor apretó el pecho contra la espina y cantó toda la noche. Al salir el sol, brillaba en el rosal una rosa muy roja. El joven la vio por la ventana y corrió a cortarla muy contento para llevársela a su amada. Junto a la rosa halló muerto al ruiseñor.

13 GUILLERMO TELL. Friedrich Schiller. Capítulo 1 Hace mucho tiempo, en un precioso valle de Suiza, vivía Guillermo con su esposa y sus tres hijos, todos ellos chicos. Era un hombre culto, todavía joven y fuerte, que había dejado la vida de la ciudad para educar a los niños en el campo. Cultivaba uvas, manzanas y ciruelas y a los niños les encantaba cuidar a sus caballos, vacas, cerdos y gallinas. Pero lo que más les gustaba era pasear con sus padres por la orilla del río y por el bosque, a pesar de las fieras que había por allí. Eran valientes como su padre, que les había enseñado muy pronto a encender fuego, a trepar a los árboles y a manejar el arco. Les gustaba leer las historias de Sansón, de Ulises, de Alejandro Magno y de Jesús, y no se cansaban de escuchar cuentos por la noche. Capítulo 2 Guillermo era famoso en toda la región por su destreza con la ballesta. Siempre la llevaba al hombro en el campo. No era raro tropezarse con un oso o un lobo hambriento y había que saber defenderse en caso de necesidad. También era bueno saber disparar a los ciervos, pues proporcionaban rica carne y pellizas para el crudo invierno. Un día, iba por el bosque con el hijo más pequeño y vio asomar por entre el follaje los cuernos de un ciervo muy grande. De inmediato, tomó una flecha de su carcaj, armó la ballesta y se disponía a disparar, cuando su hijo le tiró de la manga y le indicó con el dedo a otro par de animales: un cervatillo chiquitín junto a su madre. Guillermo sonrió al niño y bajó el arma.

14 Capítulo 3 Una noche estaban todos bien dormidos, cuando Guillermo oyó unos golpes en la puerta y voces de auxilio. Medio dormido fue a ver de qué se trataba con un grueso cuchillo en la mano. Abrió con cuidado y reconoció a su viejo amigo Juan. Él también había vivido en el campo, donde se había hecho respetar por su fuerza, su nobleza y su puntería con el arco. Había tomado parte en muchos concursos de tiro junto a Guillermo como compañero y como contrincante. Juan venía en busca de refugio para escapar de las garras del malvado gobernador, que se había encaprichado de su hacienda, y le había mandado matar. Un vecino le avisó de que los soldados le esperaban en su casa y pudo huir a caballo. Capítulo 4 Guillermo recibió a su amigo con los brazos abiertos y comentó con él que habría que hacer algo para acabar con el tirano. Representaba a los invasores de su pueblo y se había mostrado cruel y codicioso. Mucha gente estaba dispuesta a luchar contra él. Guillermo era uno de los cabecillas, partió para reunirse con otros jefes y se llevó consigo al hijo pequeño para no llamar la atención. Se encontró primero con los que vivían en las granjas y los pueblos, y, luego, fue a la ciudad donde residía el gobernador. Al pasar por la plaza, unos soldados le echaron el alto y le ordenaron inclinarse ante el sombrero que el gobernador había hecho colocar en alto. Como se negó, le condujeron con el niño al palacio del tirano. Éste, sabiendo que era un héroe popular, decidió darle un castigo público.

15 Capítulo 5 Mandó llevar a los prisioneros a la plaza donde se había reunido una gran muchedumbre, que enmudeció al verlos llegar. El gobernador en persona colocó a padre e hijo uno frente a otro pero muy alejados. Colocó una manzana sobre la cabeza del niño y gritó: - Guillermo, te dejaré libre sin castigo si atraviesas desde ahí con una flecha esta manzana. La gente esperó horrorizada la respuesta. El padre se puso pálido, pero el niño le gritó: - Dispara, padre, dispara, que no me moveré! Guillermo apuntó. Nadie se atrevía a respirar. Muchos cerraron los ojos. La flecha partió veloz y atravesó el corazón de la manzana provocando gran júbilo entre los presentes. - Para qué cogiste dos flechas? -preguntó el tirano. - Para matarte si hería a mi hijo. El gobernador, furioso, mandó prenderle. Entonces, el pueblo se lanzó contra los soldados y, tras una lucha feroz, todos proclamaron gobernador a Guillermo y pasearon en triunfo a su valiente hijo.

No me gusta que seas tan golosa. Es de muy mala educación comer con los dedos. Además, tenemos que esperar a la abuelita.

No me gusta que seas tan golosa. Es de muy mala educación comer con los dedos. Además, tenemos que esperar a la abuelita. 1 CAPERUCITA ROJA El escenario representa: a la derecha la casa de Caperucita, en la que se ven una mesa y tres sillas, dispuestas de modo que ninguna da la espalda a los espectadores, sobre la mesa, una

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

Un hombre rico tenía a su mujer muy enferma, y cuando vio que se acercaba. La Cenicienta. Hermanos Grimm

Un hombre rico tenía a su mujer muy enferma, y cuando vio que se acercaba. La Cenicienta. Hermanos Grimm La Cenicienta Hermanos Grimm Un hombre rico tenía a su mujer muy enferma, y cuando vio que se acercaba su fin, llamó a su hija única y le dijo: -Querida hija, sé piadosa y buena, Dios te protegerá desde

Más detalles

Los hijos del leñador o El mago, el sastre y el cazador

Los hijos del leñador o El mago, el sastre y el cazador Cuentos populares Los hijos del leñador o El mago, el sastre y el cazador En un tiempo muy, muy, muy remoto vivía una familia de leñadores tan pobre que tenía que compartir el hacha. Como talaban los árboles

Más detalles

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE Todo comienza en un Hospital en el que acaba de nacer una bebé a quien le pusieron Matilde. Ella siempre fue diferente a los demás, por ejemplo cuando nació en vez de llorar,

Más detalles

Aladino y la lampara maravillosa Autor: De Las mil y una noche

Aladino y la lampara maravillosa Autor: De Las mil y una noche www.soncuentosinfantiles.com Aladino y la lampara maravillosa Autor: De Las mil y una noche Erase una vez una viuda que vivía con su hijo, Aladino. Un día, un misterioso extranjero ofreció al muchacho

Más detalles

La caperucita roja. Cuentos para contar en el Pequeño Teatro de Sombras

La caperucita roja. Cuentos para contar en el Pequeño Teatro de Sombras Cuentos para contar en el Pequeño Teatro de Sombras La caperucita roja Adaptación del cuento en formato de texto teatral, puedes añadir todas las variaciones y ampliaciones que te gusten. El Pequeño Teatro

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS Ariane Percque Nolwenn Pelwen Erase una vez, une chica muy normal, de 22 años. Era rubia, tenía los ojos azules, era alta, delgada y vivía sola en un apartamento en Nueva

Más detalles

Cuando Caperucita llegó, encontró a su abuela distinta y entonces le pregunto:

Cuando Caperucita llegó, encontró a su abuela distinta y entonces le pregunto: Érase una vez una niña muy buena. siempre un abrigo rojo, por lo que en el pueblo la Caperucita Roja. Vivía con su madre en un pueblecito muy pequeño, y tenía una abuelita que en un bosque que cerca de

Más detalles

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme!

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme! La historia de la flor de la Nochebuena Hace muchos años, vivía una chica en las montañas de México en un pueblo muy pequeño. Se llamaba Lucida. Un día antes de la Navidad, el Padre Álvarez vino a la casa

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº3 Planificación para la lectura en voz alta del cuento La Caperucita Roja Charles Perrault Objetivos de Aprendizaje (OA) Disfrutar de obras de literatura infantil mediante la audición atenta de

Más detalles

La ciencia mágica. [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev

La ciencia mágica. [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev La ciencia mágica [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev En una aldea vivía un campesino con su mujer y su único hijo. Eran muy pobres, y, sin embargo, el marido deseaba que su hijo estudiase

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº2 Planificación para la lectura en voz alta del cuento Juan sin miedo Hermanos Grimm Objetivos de Aprendizaje (OA) Comprender y disfrutar versiones completas de obras de literatura, leídas por

Más detalles

Un día su madre le dijo: "Ven Caperucita Roja, siéntate. Se sentaron cómodamente, una enfrente de la otra. Mirándola a los ojos, la madre le dijo:

Un día su madre le dijo: Ven Caperucita Roja, siéntate. Se sentaron cómodamente, una enfrente de la otra. Mirándola a los ojos, la madre le dijo: Un cuento de los Hermanos Grimm 1 Adaptación de Julián Palomo Yuste - Herramientas conversacionales en el proceso de Coaching - Caperucita Roja Había una vez una adorable niña que era querida por todos,

Más detalles

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el El violín mágico Había una vez un carbonero que vivía en un bosque y se llamaba Jeromir. Era alto como un árbol y muy fuerte. Y su hijo se llamaba Josa. Pero Josa era pequeñito y ni pizca fuerte. Esto

Más detalles

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

Hermanos Grimm RAPUNZEL

Hermanos Grimm RAPUNZEL UN TESORO DE CUENTO DE HADAS Hermanos Grimm RAPUNZEL Uso exclusivo VITANET, Biblioteca Virtual 2003 Rapunzel Había una vez un hombre y una mujer que hacía mucho tiempo deseaban tener un niño. Entonces,

Más detalles

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños.

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. BLOQUE 1 1. * De dónde? - de Francia. a) vives / estoy b) estás / soy c) eres / soy 2. habitación de Juan

Más detalles

LAS EMPRESAS QUE JUGABAN CON LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MUNDO

LAS EMPRESAS QUE JUGABAN CON LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MUNDO LAS EMPRESAS QUE JUGABAN CON LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MUNDO Sólo faltaban 10 días para la víspera de Reyes magos y Alba estaba muy excitada. Se pasaba todo el día pensando qué les pediría. Todavía no

Más detalles

Rosa silvestre. Hans Christian Andersen

Rosa silvestre. Hans Christian Andersen Rosa silvestre Hans Christian Andersen Hace ya mucho tiempo vivían un rey y una reina que cada día exclamaban: " Qué felicidad si tuviéramos una hijita!"; pero pasaron años desde su casamiento sin que

Más detalles

Las Hadas. Charles Perrault

Las Hadas. Charles Perrault Las Hadas Charles Perrault Hace muchos años vivía en una lejana ciudad una viuda que tenía dos hijas. Era la mayor el vivo retrato de su madre, a tal punto que, conociendo a una podía decirse que se conocía

Más detalles

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 1 CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 2 Para Moroiá no había peor compromiso que ser hijo del cacique. Todos estaban pendientes de él, de sus buenas o malas acciones. Sobre todo de las malas, porque

Más detalles

Me llamo Adolfo, y soy un lobo. Nací en el bosque que se ve a mis espaldas. El bosque es mi casa. En él hay de todo lo que necesito para vivir: gansos, cerditos, conejos y otros manjares. Muchos dicen

Más detalles

Jorge el valeroso. - Y tú qué quieres. - Verá respondió Jorge -, me gustaría que alguno de ustedes me ayudase a conocer lo que es el miedo.

Jorge el valeroso. - Y tú qué quieres. - Verá respondió Jorge -, me gustaría que alguno de ustedes me ayudase a conocer lo que es el miedo. Jorge el valeroso En una pequeña ciudad no muy lejana, vivía un hombre junto a su hijo, al que todos llamaban Jorge el tonto, porque no sabía lo que era el miedo. Tenía muchas ganas de saberlo, pero nadie

Más detalles

Mara cogió su vieja cesta y fue a coger las manzanas. Y cuándo había subido al (PASAR A LA PÁGINA SIGUIENTE)

Mara cogió su vieja cesta y fue a coger las manzanas. Y cuándo había subido al (PASAR A LA PÁGINA SIGUIENTE) 2 Un día el padre de Mara le dijo: PADRE: - Ve a coger manzanas. MARA: - Vale ya voy! -le contestó Mara. Mara cogió su vieja cesta y fue a coger las manzanas. Y cuándo había subido al árbol (PASAR A LA

Más detalles

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO.

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. 1 Puente la reina es un pueblo montañoso de Navarra. En éste pueblecito precioso y lleno de vegetación, el aire que se respira es sano. Hay un

Más detalles

La increíble historia de Kiki y Sabrina

La increíble historia de Kiki y Sabrina La increíble historia de Kiki y Sabrina Puede que pienses que la historia que voy a contarte es un cuento, pero no es así, porque los cuentos se inventan y no ocurren de verdad. Sin embargo, la historia

Más detalles

Goya, un pintor muy importante

Goya, un pintor muy importante Capítulo 2 Goya, un pintor muy importante Goya trabajaba en su estudio. Era un hombre alto y gordo, de cara redonda y brazos ágiles. Su estudio era una habitación enorme, de techos altos. Estaba llena

Más detalles

El tigre blanco y el joven leñador. En un lugar de China, en una pequeña aldea, vivía un joven leñador con su anciana madre.

El tigre blanco y el joven leñador. En un lugar de China, en una pequeña aldea, vivía un joven leñador con su anciana madre. El tigre blanco y el joven leñador En un lugar de China, en una pequeña aldea, vivía un joven leñador con su anciana madre. Un buen día el joven, llamado Fu-Ying, le dijo a su madre: Ya casi no quedan

Más detalles

CUENTOS PARA EL HOSPITAL. Textos de Ana Mª García de Motiloa Gámiz. Ilustraciones de Patricia Nagashiro Vaca

CUENTOS PARA EL HOSPITAL. Textos de Ana Mª García de Motiloa Gámiz. Ilustraciones de Patricia Nagashiro Vaca CUENTOS PARA EL HOSPITAL Textos de Ana Mª García de Motiloa Gámiz Ilustraciones de Patricia Nagashiro Vaca Para todos los niños y niñas que atraviesan por una enfermedad oncológica. Textos de Ana Mª García

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

Una mañana bajó al río con un puchero de cobre para llenarlo de agua, mezclarla con la harina y así poder hacerse un pan.

Una mañana bajó al río con un puchero de cobre para llenarlo de agua, mezclarla con la harina y así poder hacerse un pan. El Príncipe Serpiente Hace muchos años en una pequeña ciudad de la India, vivía una mujer viejecita tan pobre, que sólo tenía harina seca para poder comer. Una mañana bajó al río con un puchero de cobre

Más detalles

1º Premio del II Certamen Cuentos Infantiles del Ayuntamiento de Burlada

1º Premio del II Certamen Cuentos Infantiles del Ayuntamiento de Burlada MARCOS, EL PINTOR Marialuz Vicondoa 1º Premio del II Certamen Cuentos Infantiles del Ayuntamiento de Burlada Noviembre de 2014 1 Me llamo Marcos. Y soy pintor. Desde siempre he sido niño. Y, desde siempre,

Más detalles

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas 1 Palabras nuevas El domingo por la mañana, al abrocharse su capota azul marino, la bruja vio que le faltaba un botón. Se la puso, de todos modos, y se fue a dar un paseo por el parque. Roque Bodoque y

Más detalles

Canta, canta, cantarín

Canta, canta, cantarín Canta, canta, cantarín Cuento realizado por las familias Actividades para trabajar el cuento Érase una vez una sirena que se llamaba Rapunzel y que tocaba el violín en lo alto de una roca, rodeada de agua

Más detalles

Las Medias de los Flamencos

Las Medias de los Flamencos Las Medias de los Flamencos (Horacio Quiroga) Cierta vez las víboras dieron un gran baile. Invitaron a las ranas y a los sapos, a los flamencos y a los yacarés y a los pescados. Los pescados, como no caminan,

Más detalles

Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los

Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los UN CUENTO AL DÍA Una verdadera maravilla Por Cecilia Beuchat. +4 Ilustración, Maya Hanisch años Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los árboles, los prados y los jardines se cubrieron

Más detalles

OSCAR WILDE EL RUISEÑOR Y LA ROSA

OSCAR WILDE EL RUISEÑOR Y LA ROSA OSCAR WILDE EL RUISEÑOR Y LA ROSA 1 Gentileza de El Trauko 2 El Ruiseñor y la Rosa Oscar Wilde EL RUISEÑOR Y LA ROSA Oscar Wilde Ella me prometió que bailaría conmigo si le llevaba rosas rojas murmuró

Más detalles

Yara Jabre - Eva Peacock. 2nde7. El tesoro maldito

Yara Jabre - Eva Peacock. 2nde7. El tesoro maldito Yara Jabre - Eva Peacock 2nde7 El tesoro maldito Jueves 28 de mayo de 2015 Érase una vez, en un reino mágico donde vivían criaturas mágicas, un hombre sencillo que viviá solo en el bosque y que se llamaba

Más detalles

El pandero de piojo. Así lo hicieron, y el piojo creció tanto que el rey pudo al fin hacer el pandero.

El pandero de piojo. Así lo hicieron, y el piojo creció tanto que el rey pudo al fin hacer el pandero. El pandero de piojo Había una vez un rey que tenía una hija.un día, la muchacha sintió que tenía un extraño picor en la cabeza. El rey apartó su hermoso cabello rubio y descubrió un pequeño piojo. - Qué

Más detalles

llover leyenda hórreo gaita dudoso

llover leyenda hórreo gaita dudoso SINOPSIS Un grupo de cinco jóvenes franceses, dos parejas y un soltero, va de viaje a Galicia. En el camino, se lo pasan bien. Una noche, llegan en autobús a Portas, un pueblo a orillas del mar, en el

Más detalles

Estaba aún dormida, pero sentía que se

Estaba aún dormida, pero sentía que se Estaba aún dormida, pero sentía que se alzaba del sueño exactamente como un globo: como si fuera un pez de colores en una pecera de sueño, alzándose más y más a través de las tibias aguas del adormecimiento

Más detalles

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons LA OLA Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Desde hace unos días cuando le tiro la pelota a Chispa, no sale corriendo a por ella para luego volver a traérmela. Los papás me han dicho

Más detalles

Redes de Convivencia Proyecto Sociocomunitario de los IES de El Puerto de Santa María

Redes de Convivencia Proyecto Sociocomunitario de los IES de El Puerto de Santa María Redes de Convivencia Redes de Convivencia Proyecto Sociocomunitario de los IES de El Puerto de Santa María Manuel Caño Delgado Isabel Moncosí Gómez Proyecto Sociocomunitario de los IES de El Puerto de

Más detalles

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír.

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír. El secreto má gico Quieres que te cuente un secreto? Existe una isla en el Océano Pacífico que es un lugar muy, muy especial. Allí, las personas tienen algo que todo el mundo desearía tener: Magia! Es

Más detalles

Oso perezoso CANTANDO APRENDO A HABLAR 4 14 CANCIONES

Oso perezoso CANTANDO APRENDO A HABLAR 4 14 CANCIONES CANTANDO APRENDO A HABLAR 4 14 CANCIONES Oso perezoso Oso perezoso mueve tu cabeza Y yo voy a darte rica miel espesa Mueve tu cabeza, mueve tu cabeza Mueve tu cabeza, toma miel espesa Oso perezoso levanta

Más detalles

CARTÚNEZ, PLASTICHÍN, VIDRIOLO Y AMORSOLO AYUDAN A GEA, LA MADRE TIERRA. Escrito por: REMEDIOS TORRES FERNÁNDEZ

CARTÚNEZ, PLASTICHÍN, VIDRIOLO Y AMORSOLO AYUDAN A GEA, LA MADRE TIERRA. Escrito por: REMEDIOS TORRES FERNÁNDEZ CARTÚNEZ, PLASTICHÍN, VIDRIOLO Y AMORSOLO AYUDAN A GEA, LA MADRE TIERRA. Escrito por: REMEDIOS TORRES FERNÁNDEZ CEIP CAPITULACIONES. Santa Fe (Granada) Por el aire vuelan los pajarillos, las palomas y

Más detalles

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás PAPA NOEL DUERME EN CASA Samanta Schweblin La navidad en que Papá Noel pasó la noche en casa fue la última vez que estuvimos todos juntos, después de esa noche papá y mamá terminaron de pelearse, aunque

Más detalles

LA MICROGUERRA DE TODOS LOS TIEMPOS

LA MICROGUERRA DE TODOS LOS TIEMPOS LA MICROGUERRA DE TODOS LOS TIEMPOS Andrés Barba Con ilustraciones de Rafa Vivas Las Tres Edades Índice El reloj de Gombronia 11 Este es Manuel 17 Esta es Mara 25 El reloj de la plaza se ha vuelto loco

Más detalles

EN SU BANCO DEL PARQUE

EN SU BANCO DEL PARQUE EN SU BANCO DEL PARQUE Era su primer día. Estaba muy emocionado. Sabía que iba a pasar allí mucho tiempo, posiblemente el resto de sus días, pero estaba en un parque y eso le alegraba, pues había oído

Más detalles

LAS VOCES DEL BARRANCO

LAS VOCES DEL BARRANCO LAS VOCES DEL BARRANCO Todos los días, a la salida de la es - cuela, Roberto iba a casa de sus abuelos dispuesto a colaborar en las tareas de su pequeña granja. Abuelita, qué tengo que hacer? le preguntaba

Más detalles

El APLAUSO. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

El APLAUSO. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons El APLAUSO Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Mamá me despertó como todas las mañanas para ir al cole. A mí no me gusta que me despierte dándome golpecitos en el hombro, pero ella

Más detalles

La Pastora de gansos

La Pastora de gansos La Pastora de gansos Hermanos Grimm Érase una vez una Reina, cuyo esposo había muerto hacía ya años, y sólo tenía una hija muy hermosa. Cuando fue mayor, la Princesa se prometió con un Príncipe de un país

Más detalles

Los Tres lenguajes. Cuando concluyó el año, el chico volvió a su casa y el padre le preguntó:

Los Tres lenguajes. Cuando concluyó el año, el chico volvió a su casa y el padre le preguntó: Los Tres lenguajes Hermanos Grimm Vivía en Suiza un viejo Conde que tenía un hijo único; pero era el pobre tan tonto, que no podía aprender nada. Su padre le dijo cierto día: Escúchame, hijo mío. Me ha

Más detalles

JOSÉ, EL HIJO AMADO (A.1.3.7)

JOSÉ, EL HIJO AMADO (A.1.3.7) JOSÉ, EL HIJO AMADO REFERENCIA BÍBLICA: Génesis 37:1-11 VERSÍCULO CLAVE: CONCEPTO CLAVE: OBJETIVOS EDUCATIVOS: " fue Dios quien me mandó a este lugar, y no ustedes " (Génesis 45:8a, Dios Habla Hoy). Dios

Más detalles

Mi libro de oración 1

Mi libro de oración 1 Mi libro de oración 1 Una de las formas para prepararse para recibir a Jesús es rezar y pasar más tiempo con él. De esa manera puedo ser más amigo suyo como lo fueron los discípulos hace ya más de 2.000

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

El bosque enfadado. Así fue por mucho tiempo, tanto que ni siquiera el abuelito más viejo recuerda.

El bosque enfadado. Así fue por mucho tiempo, tanto que ni siquiera el abuelito más viejo recuerda. A) COMPRENSIÓN LECTORA E INTERPRETACIÓN: Leer atentamente el texto. Si alguna palabra resulta desconocida, dudosa o imprecisa, recurrir al diccionario común y al de sinónimos. El bosque enfadado. Hace

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº6 Planificación para la lectura en voz alta del cuento Rapunzel Hermanos Grimm Objetivos de Aprendizaje (OA) Comprender y disfrutar versiones completas de obras de literatura, leídas por un adulto.

Más detalles

Blancanieves Autor: Hermanos Grimm

Blancanieves Autor: Hermanos Grimm www.soncuentosinfantiles.com Blancanieves Autor: Hermanos Grimm Érase una vez una reina que, cosiendo junto a su ventana, se pinchó en el dedo y vio como la sangre cayó en la nieve. Fue entonces cuando

Más detalles

Encuesta Escolar Niños del Milenio - Perú Ejercicios de Comprensión Lectora 3º de primaria

Encuesta Escolar Niños del Milenio - Perú Ejercicios de Comprensión Lectora 3º de primaria Encuesta Escolar Niños del Milenio - Perú Ejercicios de Comprensión Lectora 3º de primaria DATOS DE LA I.E. Y EL ESTUDIANTE 0.1 Nombre y/o Nº de la I.E. 0.2 Código de la I.E. [ ] 0.3 Turno de la I.E. [

Más detalles

Juan el de la vaca. Esto había de ser un hombre que tenía un hijo y una vaca. La vaca era muy hermosa y el hijo algo tonto.

Juan el de la vaca. Esto había de ser un hombre que tenía un hijo y una vaca. La vaca era muy hermosa y el hijo algo tonto. Cuentos populares Juan el de la vaca Esto había de ser un hombre que tenía un hijo y una vaca. La vaca era muy hermosa y el hijo algo tonto. El padre lo mandó un día a vender la vaca, porque les hacía

Más detalles

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 El teléfono mágico Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 Había una vez un hombre en la calle. Se podía ver que estaba privado de todo. Su ropa estaba estropeada y sus zapatos estaban arruinados. El

Más detalles

A MARGARITA RUBÉN DARÍO

A MARGARITA RUBÉN DARÍO Colegio de Fomento Aldeafuente A MARGARITA RUBÉN DARÍO Margarita está linda la mar, y el viento, lleva esencia sutil de azahar; yo siento en el alma una alondra cantar: tu acento: Margarita, te voy a contar

Más detalles

Hola! Hola a todo el mundo que me está leyendo, especialmente a ti. Sí, sí, a ti. No sé tu nombre, pero quiero que me lo digas. Más alto, que no te

Hola! Hola a todo el mundo que me está leyendo, especialmente a ti. Sí, sí, a ti. No sé tu nombre, pero quiero que me lo digas. Más alto, que no te 1 Hola! Hola a todo el mundo que me está leyendo, especialmente a ti. Sí, sí, a ti. No sé tu nombre, pero quiero que me lo digas. Más alto, que no te oigo. Estupendo! Tienes un nombre precioso. Yo me llamo

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

PROVINCIA DE BUENOS AIRES 1 CAPERUCITA ROJA PROVINCIA DE BUENOS AIRES GOBERNADOR Dn. Daniel Scioli VICEGOBERNADOR Lic. Juan Gabriel Mariotto DIRECTORA GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN Dra. Silvina Gvirtz VICEPRESIDENTE 1 DEL CONSEJO

Más detalles

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un La aparecida de la carretera vieja de La Guaira Venezuela A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar

Más detalles

Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA

Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA Sucedió en un pueblo llamado Mogotes en donde vivía nuestro amigo Pancho, Pancho era un campesino de 38 años de edad que vivía con su esposa

Más detalles

"FALADA", EL CABALLO PRODIGIOSO

FALADA, EL CABALLO PRODIGIOSO Tesoro de la Juventud "FALADA", EL CABALLO PRODIGIOSO 2003 - Reservados todos los derechos Permitido el uso sin fines comerciales Tesoro de la juventud "FALADA", EL CABALLO PRODIGIOSO Del libro de las

Más detalles

ficha introductoria www.rutaele.es nombre de la actividad autor/es nivel y destinatarios duración objetivos destrezas

ficha introductoria www.rutaele.es nombre de la actividad autor/es nivel y destinatarios duración objetivos destrezas ficha introductoria nombre de la actividad autor/es nivel y destinatarios duración objetivos destrezas contenidos funcionales, léxicos y gramaticales dinámica material y recursos secuenciación secuenciación

Más detalles

Cuentos de Formula (para empezar a pensar)

Cuentos de Formula (para empezar a pensar) Cuentos de Formula (para empezar a pensar) Los abrazos dejaron de sentir, ahora le recordaban el llanto silencioso de su madre cada anochecer por lo que decidió salir corriendo en busca de la libertad

Más detalles

Meñique. Nuestros Derechos en Juego Los Derechos Humanos en la Educación Infantil. Derecho a dar nuestras opiniones y que éstas sean tenidas en cuenta

Meñique. Nuestros Derechos en Juego Los Derechos Humanos en la Educación Infantil. Derecho a dar nuestras opiniones y que éstas sean tenidas en cuenta Unidad Didáctica 4 Derecho a dar nuestras opiniones y que éstas sean tenidas en cuenta Meñique Nuestros Derechos en Juego Los Derechos Humanos en la Educación Infantil Unidad Didáctica 4 Meñique Derecho

Más detalles

La cita con Carmen. Por. Paige Rowe. Escena. paz. Son las 6 de la mañana y la sala de yoga está callada con ventanas grandes donde se puede ver el

La cita con Carmen. Por. Paige Rowe. Escena. paz. Son las 6 de la mañana y la sala de yoga está callada con ventanas grandes donde se puede ver el La cita con Carmen Por Paige Rowe Tiempo Presente Personajes Carmen: Mujer de 23 años, desilusionada con su amor y triste del alma Ángel: Hombre de 23 años, novio de Carmen. Siempre trabajando. Maria:

Más detalles

Brujas, princesas y pícaros. Cuentos clásicos infantiles

Brujas, princesas y pícaros. Cuentos clásicos infantiles Brujas, princesas y pícaros Cuentos clásicos infantiles Origen: España Este cuento creció de tantas personas a las que les gustó prestar sus bocas y orejas para compartirlo. Así ha viajado primero por

Más detalles

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS A ur o ho do para tu f n a ut rr CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS TEMA III. CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS 1. CONTENIDOS EL AHORRO DA PODER Como aprendiste en el libro El dinero no crece en los árboles de

Más detalles

EL ELEFANTE APUESTA CON EL TIGRE

EL ELEFANTE APUESTA CON EL TIGRE EL ELEFANTE APUESTA CON EL TIGRE E n tiempos muy lejanos, Ejayah, el elefante, y Rimeu, el tigre, eran excelentes amigos. Un día llegaron a un calvero y encontraron allí a Lotong, el mono de anteojos y

Más detalles

El álbum de mamá. Con el aval de:

El álbum de mamá. Con el aval de: El álbum de mamá Este cuento es más que un cuento, es un compañero que ayudará a las mamás con cáncer de mama metastásico y a sus familiares a explicar a sus hijos cómo afrontar juntos el viaje por la

Más detalles

Iniciamos nuestro viaje, primero Mauritania, después varias zonas de Kenia, y finalmente Ruanda.

Iniciamos nuestro viaje, primero Mauritania, después varias zonas de Kenia, y finalmente Ruanda. Recientemente he tenido la oportunidad de viajar por África para grabar un documental. Han sido varios los países por los que hemos pasado, cada uno con algo mágico, cada uno con un paisaje peculiar, con

Más detalles

El circulo del 99. Cuento de Jorge Bucay

El circulo del 99. Cuento de Jorge Bucay El circulo del 99 Cuento de Jorge Bucay Había una vez un rey muy triste que tenía un sirviente, que como todo sirviente de rey triste, era muy feliz. Todas las mañanas llegaba a traer el desayuno y despertar

Más detalles

ahorcado. De modo que la reina, para librarse de problemas, metió la llave en el bolsillo de su vestido. Sucedió que al niño, que estaba jugando a la

ahorcado. De modo que la reina, para librarse de problemas, metió la llave en el bolsillo de su vestido. Sucedió que al niño, que estaba jugando a la EL BICHO VERDE Había en una tierra un rey, y aquel rey tenía un hijo y una mujer, que era la reina, y el hijo tenía nueve años. El padre se fue de cacería con todos sus nobles; de tal modo que unos se

Más detalles

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños KidS adivinanzas! Ministerio para niños Disfruta de estas adivinanzas Dicen que soy rey y no tengo reino; dicen que soy rubio y no tengo pelo; afirman que ando y no me meneo; arreglo relojes sin ser relojero.

Más detalles

Mi extraña familia y yo

Mi extraña familia y yo Mi extraña familia y yo Capítulo 1 Mi familia es un poco extraña. Mi padre tiene 20 años, se llama José Benito Rodríguez Rodríguez Alensio Roma. Tiene una barba tan larga que le llega a los tobillos. Como

Más detalles

SAN MATEO (Domingo de Ramos)

SAN MATEO (Domingo de Ramos) Somos cuatro amigos de Jesús de Nazaret. Nos llamamos Marcos, Mateo, Lucas y Juan. Y nos gustaría contaros una historia, que sucedió hace casi dos mil años. Aunque haya pasado el tiempo nos acordamos muy

Más detalles

La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937)

La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937) La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937) HABÍA UNA VEZ en una colmena una abeja que no quería trabajar, es decir, recorría los árboles uno por uno para tomar el jugo

Más detalles

El pastor y el hada. El pastor y el hada. www.readinga-z.com www.readinga-z.com. Un libro de lectura de Reading A Z, Nivel N Número de palabras: 870

El pastor y el hada. El pastor y el hada. www.readinga-z.com www.readinga-z.com. Un libro de lectura de Reading A Z, Nivel N Número de palabras: 870 El pastor y el hada Un libro de lectura de Reading A Z, Nivel N Número de palabras: 870 L E C T U R A N El pastor y el hada Un cuento tradicional corso recontado por William Harryman Ilustrado por Sandra

Más detalles

MORENA RESALADA. Yo tengo un duro, y medio duro, y una peseta para gastar, y ando buscando mujer bonita, resaladita y no me la dan.

MORENA RESALADA. Yo tengo un duro, y medio duro, y una peseta para gastar, y ando buscando mujer bonita, resaladita y no me la dan. MORENA RESALADA Yo tengo un duro, y medio duro, y una peseta para gastar, y ando buscando mujer bonita, resaladita y no me la dan. Morena resalada y a como das la sal: a peseta la libra y el cuarterón:

Más detalles

Digitalizado y traducido por +Thelarbus para F.G.A. : F.G.A :

Digitalizado y traducido por +Thelarbus para F.G.A. : F.G.A : Digitalizado y traducido por +Thelarbus para F.G.A. : F.G.A : 2 Descubriendo el Poder del Ahora Milton tiene un maravilloso secreto, y ahora tú lo puedes descubrir también! Milton era un niño feliz, hasta

Más detalles

BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL DE RIBADESELLA LA GOTA QUE COLMÓ EL VASO

BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL DE RIBADESELLA LA GOTA QUE COLMÓ EL VASO BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL DE RIBADESELLA LA GOTA QUE COLMÓ EL VASO Beatriz Rosete Álvarez Nerea se levantó en plena noche a la cocina. Tenía muchísima sed. Dejó el grifo corriendo para que se enfriara,

Más detalles

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas RESPETO No sentirse respetado 1. Cuando intentaba usar ropa diferente, mis papás se burlaban de mí. 2. No podía decir

Más detalles

El árbol. De modo que a la mitad de las casas, de las calles, de las huertas y de los jardines nunca les daba el sol.

El árbol. De modo que a la mitad de las casas, de las calles, de las huertas y de los jardines nunca les daba el sol. El árbol Érase una vez un árbol enorme que crecía en una isla muy pequeñita. La historia sucedió en un tiempo muy lejano, en el archipiélago del Japón. Los japoneses sienten un gran amor y respeto por

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

Pues bien, la brujita de nuestra historia se llamaba Malapata y, sabéis por qué? pues porque tenía muy mala pata y siempre le salía todo al revés.

Pues bien, la brujita de nuestra historia se llamaba Malapata y, sabéis por qué? pues porque tenía muy mala pata y siempre le salía todo al revés. -1- Érase una vez una bruja que, como todas las brujas, era muy mala; en realidad todavía no era bruja, sino aprendiza de bruja, y por eso no era tampoco muy mala, sino aprendiza de mala. Su maestra era

Más detalles

El primer día de colegio

El primer día de colegio El primer día de colegio Texto: Mireia Vidal Ilustraciones: Carles Salas Los cuentos de la abuela Esa mañana, el señor Cabezagacha se levantó nervioso. El sol no brillaba tan fuerte como lo había hecho

Más detalles