Eden Maguire. (c) Random House Mondadori, S. A.

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Eden Maguire. www.megustaleer.com (c) Random House Mondadori, S. A."

Transcripción

1

2 Eden Maguire

3 El papel utilizado para la impresión de este libro ha sido fabricado a partir de madera procedente de bosques y plantaciones gestionadas con los más altos estándares ambientales, garantizando una explotación de los recursos sostenible con el medio ambiente y beneficiosa para las personas. Por este motivo, Greenpeace acredita que este libro cumple los requisitos ambientales y sociales necesarios para ser considerado un libro «amigo de los bosques». El proyecto «Libros amigos de los bosques» promueve la conservación y el uso sostenible de los bosques, en especial de los Bosques Primarios, los últimos bosques vírgenes del planeta. Título original: Beautiful Dead. Book 2. Arizona Diseño de la cubierta: David McDougal Adaptación de la cubierta: Random House Mondadori / Judith Sendra Fotografía de la cubierta: Julia Star / Deviantart Primera edición: octubre de , Eden Maguire 2010, Random House Mondadori, S. A. Travessera de Gràcia, Barcelona 2010, Teresa Camprodón, por la traducción Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos en la ley y bajo los apercibimientos legalmente previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra. Printed in Spain Impreso en España ISBN: Depósito legal: B Compuesto en Fotocomposición 2000, S. A. Impreso en Limpergraf Pol. Ind. Can Salvatella c/ Mogoda, Barberà del Vallès Encuadernado en Encuadernaciones Bronco GT

4 Para mis dos hermosas hijas

5 Phoenix Rohr me cambió. Irrumpió en mi vida como una estrella fugaz en un vasto y oscuro cielo iluminando mi mundo. Antes de conocer a Phoenix yo era una persona a medias, inacabada y temerosa. Después, por unas breves semanas, fui una persona completa. Cuidamos el uno del otro. Nos mantuvimos siempre unidos contra el mundo hostil, mi mano asiendo la suya y sus brazos rodeando mis hombros. Lo cierto es que las personas de mi mundo tienen la mala costumbre de perder la vida: cuatro chicos de nuestro instituto en un año. Eso da cierta intensidad a tu existencia: cada día te agarras a lo que tienes viviéndolo al máximo. Amor y sexo, compartir cada momento. Me agarré a Phoenix como si fuera mi salvador. Y entonces todo se hizo añicos. Lo perdí, en pocas palabras. Se enzarzó en una pelea y murió. Lo busqué por todas partes. Salí de la ciudad en coche, a través de los temblorosos álamos y las altas secuoyas, hasta donde las recortadas colinas se unen con el cielo. «Phoenix», susurré mil veces. Su nombre era todo lo que me quedaba. 9

6 Phoenix, el cuarto de una lista de estudiantes que nunca regresarían. Uno, dos, tres, cuatro golpes en el corazón, pero el último fue un millón de veces peor. «Phoenix.» Me aferré a los recuerdos. Sus besos, sus caricias los días de pleno verano en que nadábamos en el río Deer, las noches en que él subía el volumen del equipo de música de mi coche y conducía hasta el lago Hartmann, mientras yo descansaba la cabeza en su hombro e intentaba contar las estrellas. Durante un tiempo temí olvidarlo. Entonces las alas de los ángeles, los fantasmas, los espíritus del limbo como se quiera llamarlos empezaron a batir. Y Phoenix volvió.

7 1 No quiero hablar con nadie. Necesito estar sola. De acuerdo, es cierto que todo ha salido bien para Jonas, y eso en parte me ha fastidiado. Pero aún tengo en mis manos el destino de tres Almas Elegidas. Es cierto, aún lo tengo. Arizona, Summer y Phoenix. Arizona, Summer, Phoenix. En ese orden; los nombres se repiten en mi mente como un mantra. «Darina, me gustaría que pudieras quedarte en casa más tiempo. Podríamos hacer cosas, como hacernos la pedicura o ir de compras.» Esa es Laura, mi madre. «Darina, tienes que dejar de conducir el descapotable. Gasta mucha gasolina.» Ese es mi padre adoptivo, Jim. Es fácil hacerse una idea. «Quedamos en el centro comercial. Irán Lucas y Christian.» Estos son Jordan y Hannah. Pajaritos por aquí pajaritos por allá Y Logan Lavelle. «Darina, por qué no te pasas por mi casa como antes? Podemos ver un DVD nuevo que tengo que mola mazo». Fuera todos. Dejadme en paz. Mi lenguaje corporal debería haber bastado, pero son demasiado insensibles para interpretarlo. O tal vez se preocupan por mí. 11

8 Da igual, conduzco mi coche por Centennial, siempre en la misma dirección, hacia Foxton. Me interno en las montañas que se alzan cortadas a pico a cada lado de la autopista tapando el cielo azul. La música estalla en el aire silencioso. La velocidad es la clave para quitar el peso de mis hombros, mientras voy dejando todo atrás. «Conduce, nena, conduce!» Paso por la zona quemada. Un incendio kilométrico ha dejado tocones negros y retorcidos, troncos caídos, tierra gris Tal vez en diez años la vegetación vuelva a crecer. Dejo atrás la matanza de árboles, sigo subiendo entre las montañas y las secuoyas que se alzan verdes contra la roca rosada, y me libero del pesado secreto, resbala por mis hombros porque no hay nadie que pueda presionarme. Estoy a salvo. El ritmo de la música me golpea los tímpanos. Los gemidos de las guitarras. Canto a voz en grito mientras doy saltos en el asiento agarrada al volante. Carrocería roja como brillo de labios y tapicería de piel beige, con pespuntes plateados. Brandon Rohr demostró tener gustos caros cuando me encontró este coche. Paso la cresta de Turkey Shoot, que está a diez minutos de Foxton. A media hora de las Almas Elegidas. Supongo que estoy obsesionada. Sé que lo estoy. A cada instante de mi vida, anhelo a Phoenix, anhelo sus ojos que saben leer lo que tengo en mente y en el corazón mientras me abraza. Quiero saber por qué no puedo estar con él todo el tiempo. Aquí está Foxton: una extensión desordenada de casas de madera, una tienda, un cruce sin ninguna señal de tráfico. Tomo la carretera lateral, paso las cabañas de pescadores que dan a las aguas bravas donde Bob Jonson por fin se vengó de la muerte de Jonas; sacó a Matt Fortune de la carretera y los dos se estrellaron contras las rocas 12

9 y se ahogaron. Le entregaron la Harley de Matt a Charlie Fortune y este se la arregló para él. Me estremezco solo de pensarlo. No pienses en ello, Darina. Sigo conduciendo. Ya he pasado las casas y la carretera se ha convertido en un camino de tierra. Más allá no hay nada, así que me veo obligada a salir del coche y seguir andando por el camino que los ciervos han trazado al dirigirse hacia la alameda de la cresta de la colina. Es la quinta o la sexta vez que subo aquí desde que murió Jonas y siempre encuentro silencio y vacío. El viento sopla a través de los álamos, pero no hay batir de alas, ni campo de fuerza que diga a los del otro lado, como yo, que se alejen. «Phoenix, soy yo. Dónde estás? Tengo que verte.» Cuando me abraza se me acelera el corazón. Es el único momento en que me siento en casa. «Si sigo guardando tu secreto mucho más tiempo, me vendré abajo. Cuéntaselo a Hunter, cuéntaselo a los otros, no puedo hacer esto sola.» Subo a la cresta de la colina y, sin resuello, me quedo a la sombra del herrumbroso depósito de agua. A través de los árboles se puede ver el siguiente valle sin que se vislumbre el viejo establo. Las hojas de los álamos tiemblan y crepitan como alas? Es hermoso de verdad: los álamos y la pendiente de la ladera de la colina, espigas amarillas de tabaco indio que se yerguen orgullosas entre la plateada hierba de los prados. Y el gran, gran cielo. Pero no, aún no oigo el batir de alas, solo el latido de mi propio corazón y mi respiración jadeante, y no noto ni a Phoenix ni a las Almas Elegidas. Lo busco mientras bajo a grandes zancadas la pendiente, con tantas ganas que tal vez se me escape lo más obvio y no consiga divisar esa alta e inmóvil figura junto a la puerta del establo, 13

10 que se vuelve hacia mí y me espera. Estará allí, si bastara con desearlo y anhelarlo. Mis piernas se deslizan sobre la hierba. Me agacho y me arrastro por debajo de la verja de alambre de espino. Y miro directamente dentro del establo porque la puerta se balancea abierta como siempre. Phoenix? pregunto en voz alta mientras me adentro en la oscuridad. Se me llena la nariz de olor a polvo y a los tabiques podridos del establo e inclinados en ángulos delirantes. Unas viejas riendas de caballo cuelgan de los ganchos, y las telarañas tienden puentes de una viga a otra. Por favor! Aclaremos algo. Aquí es donde pasan el rato las Almas Elegidas. No se dejan ver si no quieren. En realidad, necesitan guardar el secreto, ahuyentar a la gente del otro lado eso quiere decir a nosotros o a quienes no están Iba a decir «muertos», pero eso suena un poco raro. Phoenix, Hunter, Arizona, Summer y el resto ya son historia. Son aparecidos, que regresan de entre los muertos. El establo estaba vacío, comprobé cada milímetro, incluso el granero, donde exiguos haces de luz se proyectaban sobre el suelo putrefacto. Ahí fue donde vi por primera vez a Phoenix, en el centro de un círculo formado por un grupo de gente que entonaba cánticos; las Almas Elegidas y su señor le daban la bienvenida del limbo. Pam!, mi mente explotó. Cuando logré reunir los añicos, mi novio muerto formaba parte del grupo de Hunter y la marca de la muerte lo de- 14

11 mostraba: un ala de ángel tatuada entre las escápulas, en el lugar donde le atravesó la navaja. «Phoenix, vuelve!», le supliqué. Salí del establo y crucé el patio, mientras iba perdiendo la esperanza. Hunter! grité. Eres tú el que hace esto. Te odio! El señor de los zombis los mantuvo invisibles. No estaba preparado para que volviera a ver a las Almas Elegidas otra vez. Se tomaría su tiempo, dejaría que hicieran acopio de fuerzas después de lo de Jonas. Y también tenéis que saber que no tienen libre albedrío y que Hunter domina cada cosa que hacen. Aunque permaneciera invisible, me oyó decir que lo odiaba, en aquel mismo momento. Ese es otro de los útiles superpoderes que tiene. Decidí apelar a su lado tierno, aunque sabía que no lo tenía. Hunter, por favor. Echo de menos a Phoenix. Esto me duele mucho. Aguardé junto al remolque de la camioneta oxidada, pero no obtuve ninguna respuesta. Y, como seguía buscándola, entré en el porche de la casona y me asomé por la ventana mugrienta. Alcancé a distinguir la mecedora junto a los fogones de la cocina, la mesa cubierta de polvo centenario. Giré la manija y empujé con el hombro la puerta cerrada. Hunter, te odio murmuré. Un mes atrás me habría alejado y me habría dicho a mí misma que todo eso de los zombis era una locura. No era más que el efecto de la pena en mi mente febril, que me hacía ver cosas donde no las había. Qué otra cosa puedes hacer cuando la persona que más quieres en el mundo muere apuñalada? La pérdida no cubre ese senti- 15

12 miento. Necesitas llorar y contraatacar al mismo tiempo, caes en un agujero muy negro y profundo, de paredes lisas, donde no puedes agarrarte a nada. Según Kim Reiss, la terapeuta a la que Laura me mandó, es entonces cuando hay más probabilidades de que la mente te juegue una mala pasada. Pero de aquello hacía cuatro semanas. Desde entonces, había viajado en el tiempo y regresado con la respuesta del misterio de la muerte de Jonas Johnson, y me había convertido en toda una creyente. Así que sabía que Hunter, el señor de los zombis, se me estaba resistiendo y me impedía ver a Phoenix. Él prefería mantenerse alejado. Si sigues con estas, no voy a volver le amenacé. Sonó tan blandengue que hasta a mí me lo pareció. Me necesitas. Soy tu vínculo con el otro lado. Silencio y, nada más. Arizona me necesita insistí. Hacía casi un año desde que se había ahogado en el lago Hartmann. Se le empieza a agotar el tiempo. El viento soplaba en el porche levantando una de las tablas sueltas del tejado. Probé sin éxito todos los trucos que sabía para hacer que las Almas Elegidas volvieran. Aun así, me quedé toda la mañana sentada en la cabina de la vieja camioneta, mirando hacia la Roca del Ángel. Al final bajé de la camioneta. De acuerdo, tú ganas murmuré echando a andar colina arriba. Además, tengo que ir a un funeral. 16

13 No era el auténtico funeral de Bob Jonson. Después de cuatro en un año, he decidido no ir a ninguno más. Así que me pasé más tarde por el velatorio. Todos los viejos moteros estaban allí presentes, con sus trajes de cuero y flecos, sus barbas de chivo y su despeinado cabello gris. Las Harley estaban aparcadas en semicírculo fuera del bar favorito de Bob. Yo era menor de edad, así que esperé en el aparcamiento con Jordan, Lucas y Logan. Me da mucha pena. Jordan tenía lágrimas en los ojos. Un rizo ondulado negro caía sobre su rostro. Yo esperaba que el tímido de Lucas le pasara el brazo alrededor de los hombros y la consolara. El tipo ni se movió, así que avancé un paso y le di a Jordan un pañuelo de papel. Estabas aquí, Darina dijo. Lo viste volar por encima del precipicio. Asentí. No fue un accidente. Bob obligó a Matt a resbalar por el borde, entonces él aceleró y salió a perseguirlo. Estaba decidido a poner fin a aquello. Sin embargo, es muy trágico insistió Jordan. El tipo ya se había vengado. No tenía por qué morir. Sí, tenía que morir. Logan habló sin mirar a Jordan, sino directamente a mí. A Bob ya no le quedaba nada, nada, después de que Jonas fuera asesinado. La vida no tenía ningún sentido para él. Andaba siempre por casa bebiendo con mi padre. Yo fui testigo de cómo se derrumbó. A que sí, Darina? Volví a asentir. 17

14 La madre de Jonas ha hecho el viaje desde Chicago? indagué. Sí, ha venido en avión con su hermana. Están dentro con los chicos. Qué aspecto tenía? preguntó Jordan. Puedes perder a un hijo y luego separarte de tu marido porque está roto de dolor, pero te sigue importando. Y la prueba es que había acudido al velatorio. Qué aspecto creías que tendría? repliqué. Empezaron a aparecer otros compañeros del instituto Ellerton. Alguien encendió el reproductor de CD de su coche y, desde muy al fondo, empezó a sonar una canción de Bob Dylan titulada «Knocking on Heaven s Door». A Bob Jonson le habría gustado dijo Logan. La triste letra de la canción me dio ganas de llorar, pero le había ofrecido a Jordan mi último pañuelo de papel. En lugar de llorar, me quedé mirando los brillantes tubos de escape y los depósitos metálicos de las motos e intenté recordar lo completamente felices que habían sido Jonas y Zoey. Por qué sonríes? preguntó Jordan con impaciencia. Eres un bicho raro, Darina. Jordan se alejó seguida por Lucas. No, no lo eres me reconfortó Logan con la intención de ponerme una tirita donde suponía que debía de estar mi amor propio herido. Ya sé de dónde vienes. Le miré fijamente. Crees que lo sabes, Logan, pero no tienes ni idea! Entre Logan y yo existe una larga historia, que me impulsa a apartarlo de un empujón cada vez que intenta acercarse. Aunque, para ser 18

15 justa, explota el hecho de que lo conozco desde parvulario, vivía en la calle de al lado y me compró un ramillete de orquídeas blancas y me llevó a nuestro primer baile de instituto como si siempre fuéramos a estar así de cerca, con pajarillos de Disney piando en los árboles y campanas de boda repiqueteando a lo lejos. No! Capté la expresión herida de sus ojos, mientras se pasaba una mano insegura por su rizado cabello castaño. Luego procedió a valorar los daños. Bueno, nadie sabe con exactitud lo que la otra persona siente Es obvio, pero en ningún caso eres un bicho raro. Gracias murmuré, mientras divisaba a la madre de Zoey, que la dejaba en el aparcamiento. Zoey aún iba en sillas de ruedas, pero se había peinado y teñido el pelo y tenía buen aspecto. Fui directamente a hablar con ella. Hola dijo en voz baja. Intenté precisar con exactitud el modo en que me sonreía y descartaba la palabra «pálido». Debí de haberla leído en algún sitio. Hola, Zoey respondí. Parecía pequeña y frágil en la silla de ruedas junto a las monstruosas Dyna y Softail. Supongo que esto es duro para ti, no? Zoey asintió. He venido por Jonas. Aún tienes la insignia de su Harley? le pregunté. Con Zoey no tenía que romper el hielo. Íbamos directas al grano. Se levantó la sudadera y me enseñó que la llevaba en el cinturón. Tú qué crees, Darina? Jonas y su padre están juntos ahora? Buena pregunta! Me encogí de hombros. Depende de lo que quieras creer. 19

16 Hubo un largo silencio. Un par de tipos de cabellos largos con insignias y acarreando unas birras salieron del bar y se montaron en sus motos. Dos mujeres con traje sastre negro, americana y pantalón, estaban de pie justo al otro lado de la puerta. Reconocí a la rubia y menuda, era la madre de Jonas. Tú qué crees? quiso saber Zoey. Qué podía hacer ante aquella pregunta? Encogerme de hombros para librarme de la pregunta o decirle lo que quería oír? Supongo que sí lo están murmuré. Juntos repitió con un suspiro. No has dicho precisamente eso? Intentaba disimular. Sabía seguro que Jonas se había separado del grupo de las Almas Elegidas el día que su padre murió, próxima parada: la libertad y la paz para ambos. Phoenix me lo había explicado de ese modo, pero no podía contarle a Zoey ni una palabra. Sí, lo creo dije con los dientes apretados. Alguna vez has guardado un secreto tan grande que te da miedo que se te escape cada vez que abres la boca? Me imaginaba a mí misma poniéndome de pie en el sillín de una de las Harley, y gritando con los brazos extendidos: «Todos vosotros: escuchad esto! Jonas y su padre están bien. Son libres. Tienen la paz que deseaban. Tenéis que alegraros por ellos!». Darina, estás bien? me preguntó Zoey. Estoy bien le mentí. Por suerte, siguió adelante. Allí está la señora Jonson. Debería ir a hablar con ella? Tú qué opinas, Darina? 20

17 Creo que sí. Quieres que vaya a saludarla para que venga aquí? Zoey sacudió la cabeza. A pesar de todas las operaciones que le habían hecho para soldarle la columna por donde se la había roto en el accidente de Jonas, tuvo que hacer un gran esfuerzo para levantarse de la silla de ruedas y dar unos pasos lentos e inseguros hacia la puerta del bar. Los muchachos del aparcamiento se comportaron de un modo correcto e intentaron no mirar. Uno de los moteros de cabello entrecano que se sentaba a horcajadas en su Dyna dejó la cerveza, se acercó a ella y le dijo: «Hola, deja que te ayude». Juntos subieron el único escalón de la entrada. Haley Jonson dio un respingo cuando vio a Zoey, pero luego se esbozó una sonrisa en su cara. Zoey, mírate! Zoey separó las manos como si estuviera haciendo un truco de magia. Tachán! Oye, esto es genial dijo Haley con voz ahogada y los ojos anegados en lágrimas. Se quedó mirando a Zoey un buen rato, tal vez pensando: «Si alguien tenía que sobrevivir al accidente, por qué no podía ser mi Jonas?». Una ráfaga de emociones atravesaron su cara pálida, antes de coger la mano de Zoey. Me alegro de verte susurró por fin. Lo has oído? murmuró Zoey. Darina por fin me ayudó a recordar exactamente lo que pasó. Cariño, basta! 21

18 Zoey bajó la mirada. Era como si todo el mundo en el bar y en el aparcamiento estuviera conteniendo la respiración, esperando una pausa en la insoportable tensión que se había creado entre la madre de Jonas y la novia de este. No quiero conocer los detalles dijo Haley. El pasado pasado está. No podemos volver atrás por mucho que lo intentemos. Me habría gustado empezó a decir Zoey, pero la frase se fue apagando como un muñeco de cuerda, y nadie sabría nunca qué era lo que le habría gustado. Escúchame susurró Haley poniéndole con cariño la mano bajo la barbilla y levantándole la cabeza ; mira hacia delante, no mires atrás. Llamé a la señora Bishop para decirle que ya acompañaría yo a Zoey a casa. Pasamos junto al Hartmann, la mayor parte del tiempo en silencio hasta que aparcamos el coche en un mirador desde el que se divisaba todo el lago, que destellaba bajo el sol. Me gustaría que hubiera alguna razón empezó Zoey. Reclinó la cabeza contra el cálido cuero del reposacabezas con los ojos entornados. De qué? Saqué las gafas de la guantera, me las puse, y adopté la misma postura que Zoey. De todo esto. Jonas, Arizona Summer y Phoenix añadí. Cuatro en un año. Qué casualidad! Zoey suspiró. 22

19 Si al menos supiéramos por qué. El sol calentaba, reflejando la luz desde su capucha roja. Lo sé. Todos desearíamos que tuviera algún sentido, pero tal vez sea producto del azar. Me da mucho miedo. Zoey contemplaba el lago a lo lejos. Cómo pudo Arizona ahogarse en algo tan hermoso? Preguntas y más preguntas! me quejé. Ya era hora de volver a encauzar el tema. Mira, allí arriba hay un águila! El ave planeaba en una corriente de aire caliente, con las puntas de las alas muy abiertas. Luego se inclinó y descendió desde la térmica, se detuvo en el aire sobre un punto, preparada para lanzarse en picado. No creo que lo hiciera. Zoey giró la cabeza hacia mí. Volvíamos a pisar un terreno delicado. Oculté mi inquietud tras las gafas oscuras. Arizona no se suicidó para nada! Ellos dicen que sí. Quiénes son «ellos»? La gente de la ciudad. Los periodistas Qué sabrán ellos! Había salido en la tele y en los periódicos: segunda defunción en el instituto Ellerton. Esta vez, una ahogada, y parecía un suicidio. Aquello era lo que había insinuado el informe forense. Ellos no conocían a Arizona tan bien como yo. Zoey observó cómo el águila descendía hasta el suelo y volvía a alzar el vuelo con un pequeño animal colgando del pico. Para empezar, de haber querido matarse, no lo habría hecho en el agua. Aquello no era bueno, intentaba resistirme, pero no podía especular. 23

20 Te escucho. Estás diciendo que Arizona era una gran nadadora, hacía buceo a pulmón libre y con botellas No, no es eso. Lo que quiero decir es que Arizona tenía muchas manías con su pelo y su maquillaje, te acuerdas? Con su aspecto en general, y montaba un drama a la más mínima. De haber sabido que la iban a encontrar muerta, se habría esmerado en tener buen aspecto. Zoey hizo una pausa y se sonrojó. Soy tan cutre como parezco al hacer este tipo de comentarios? Sí sonreí, pero estoy totalmente de acuerdo. «Y no ha cambiado nada», quise añadir. «La última vez que la vi, entre las Almas Elegidas en la cresta de Foxton, seguía teniendo el mismo aire de diva egocéntrica.» Pero me mordí la lengua. «No hables de ello, ni se te ocurra.» Y, para recordármelo, Hunter me envió el millón de almas aladas que revolotearon alrededor de mi cabeza, hasta que me dio un mareo y me vi obligada a sentarme erguida en el asiento del conductor. Entonces estás de acuerdo Arizona no planeaba hacerlo? La teoría de Zoey la había puesto también muy tensa. Me encogí de hombros. Las alas aún estaban conmigo. Ya no me asustaban, pero me obligaban a prestarles atención. Tú crees que yo leo el pensamiento? protesté. Piénsalo bien, Darina. Supones que alguien en su sano juicio vendría hasta aquí, sabiendo que no tenía coche porque estaba en el garaje esperando a que lo reparasen, y caminaría una distancia de cuánto habrá?, casi un kilómetro, que es más de lo que Arizona debe de haber andado en toda su vida? De acuerdo, está bien. Levanté las dos manos en señal de rendición. Las alas de Hunter que me advertían que no debía trai- 24

21 cionar a las Almas Elegidas casi me ensordecían. No quiero hablar de ello. Darina! Zoey me hizo saber que la estaba decepcionando. Sacudí la cabeza y giré la llave de contacto. Como dijo la señora Jonson, el pasado pasado está. «No podemos volver atrás», había añadido. Pero yo sabía que sí podíamos o al menos las Almas Elegidas podían, y lo hacían. Las alas batían enloquecidas mientras salíamos del mirador y girábamos hacia la carretera. «Hola, me alegro de volver a oíros otra vez le dije a las alas. Había dejado a Zoey en su casa y me dirigía hacia la mía. Me estaba volviendo loca al pensar que no ibais a volver nunca más.» Conducía con la capota bajada y las alas revolotearon alrededor de mi cabeza como un remolino de plumas, de un modo que parecía más un recordatorio que una advertencia. «Sabéis cuántas veces me han echado a patadas de Foxton en los últimos tiempos? Sí, supongo que lo sabéis.» Me detuve en el semáforo rojo y miré de reojo. Phoenix! Estaba sentado en el asiento que Zoey acababa de dejar libre y esperaba a que yo me percatara de su presencia con una sonrisa pícara en los labios. Jolín! grité. El semáforo se puso verde y conduje hacia el cruce, demasiado despacio para el tipo que iba detrás de mí, que casi se me incrusta en el parachoques trasero. 25

22 Phoenix, no hagas eso! No puedes aparecer así! Entonces, quieres que me vaya otra vez? preguntó con una voz perezosa que apenas era un murmullo. Puedo hacerlo! Se preparó para desmaterializarse. No, no lo hagas! Oye, casi me da un ataque al corazón. Déjame que salga de la carretera. Toqueteé de manera torpe los mandos y por fin detuve el coche de un frenazo en el pequeño aparcamiento de un supermercado de alimentación. Hola, Darina! Phoenix sonrió. Alargué la mano para tocarlo, para comprobar que era, bueno, ya sabéis, de verdad. Me cogió la mano. Cuánto tiempo, verdad?! Una eternidad suspiré. Había estado contando los días, las horas y los minutos, pero en aquel momento Phoenix estaba allí, y me costaba mucho decir algo que tuviera sentido. En lugar de hablar me quedé mirando nuestras manos, la suya grande y ancha y la mía más pequeña y suave, disfrutando de la sensación que me producía su pulgar al acariciar mi palma. Hunter nos obliga a alejarnos me dijo. Ya sabes cómo es. Un friqui del control murmuré. Sí, podría hacer un chiste de zombis y decirte que no tiene corazón Ni se te ocurra! Te parece de mal gusto? 26

23 Asentí. Sin sentimientos, literalmente sin corazón; así es como uno se siente cuando regresa de entre los muertos. Y la piel se te pone tan pálida que parece que jamás le hubiera dado la luz del sol. El hermoso y terso rostro de Phoenix hacía que el corazón se me acelerase como si latiera por los dos. Ahora estoy aquí dijo con dulzura. Entonces me hizo salir del asiento del conductor y ocupó mi lugar. Sin decir una palabra, tomó la carretera que salía de la ciudad y al cabo de cinco minutos dejábamos atrás las casas y nos dirigíamos al camino de gravilla que conducía hasta nuestro lugar preferido junto al río Deer. Mientras el coche daba brincos y botes, yo miraba el cielo. Ni una nube a la vista, ni rastro de brisa, por si alguien necesita un parte meteorológico. Phoenix aparcó el coche junto al río, cerca de una arboleda de gruesos y bajos sauces amarillos. Volvió a cogerme la mano, esta vez para sacarme del coche, y me llevó a través de los sauces hasta una cresta rocosa desde la que se divisaba el agua. Nos quedamos de pie uno al lado del otro, enlazados por la cintura, mirando hacia abajo. El agua era tan transparente que podías vez los guijarros que descansaban en el lecho del río. Fluía apaciblemente, transportando las primeras hojas del otoño en su superficie ondulada. Luego nos sentamos en la roca para mirar los últimos rayos de sol. Phoenix con sus largas piernas abiertas me ofreció espacio para que me sentara en medio de ellas y apoyara la espalda en su pecho. Luego me rodeó con sus brazos. Te he echado de menos murmuré. 27

24 Lo cual no describía en modo alguno la profunda herida que sentía en el corazón, las noches de negra soledad sin nadie que me pudiera librar de la desesperación. Me di la vuelta para verle la cara; sus facciones no se ajustaban demasiado a los cánones de belleza, aunque a la amplia frente y a los pómulos les faltaba solo un milímetro, y esos enormes ojos de color gris azulados se ajustaban completamente a ellos. No, era la boca lo que le hacía diferente, ese preciso gesto de las comisuras hacia abajo y el modo en que sus labios carnosos se movían al arrastrar de forma relajada las palabras. Se inclinó hacia mí para besarme. Otra vez! Otra vez!, suspiró mi cuerpo. Aquello era todo lo que yo quería, no importaba nada más; sus labios en los míos mientras respiraba su aliento, viéndolo de muy cerca y difuminado a través de una hilera de pestañas negras. Phoenix me empujó contra un talud de hierba larga y seca y me besó más intensamente. Yo me sumí en aquella oleada de amor, más fuerte y peligrosa que la corriente de cualquier río de aguas bravas. De repente, Phoenix rompió el hechizo y apartó la cabeza de la mía. Entornó los ojos y levantó las manos para mantenerme a distancia. Qué ha pasado? Miré a mi alrededor. Se acercaba alguien? Cuál era el problema?. No me lo digas Es Hunter. Está aquí? Phoenix sacudió la cabeza. No sí. Bueno, él siempre está aquí. El amo murmuré. La ardiente pasión se enfriaba deprisa, volvía a recuperar el control. Tío, Hunter es mejor que cualquier método anticonceptivo! 28

25 Nos echamos a reír. Luego volvió a ponerse serio. Hay una norma explicó Phoenix. No puedo ya sabes entregarme por completo. Hemos de mantener la distancia. Quién lo dice? Hunter? No sabe que las normas están hechas para romperlas? Hunter era mucho peor que Laura y Jim. O debería decir que sus normas eran mucho más duras. Si llegaba tarde, Laura tenía derecho a castigarme, era su casa, pagaba las facturas, etcétera. Pero obedecer las reglas le daba a Phoenix una única oportunidad para aclarar las cosas; si se pasaba de la raya que su amo le había trazado, lo echaría de una patada de Foxton y lo enviaría otra vez al limbo, y se acabó. Y si aguzaba el oído, podía oír las alas de un millón de almas perdidas en el limbo batir y suplicar para ocupar su lugar. De acuerdo asentí. Ninguna objeción. Phoenix cerró los ojos. Tienes que entenderlo suspiró. Sabes lo difícil que es esto para mí? Lo sé susurré. A partir de ahora, prometo no tocarte! Aquella no fue una risa tan espontánea, sino más bien agridulce. Qué he hecho para merecer esto? preguntó Phoenix cogiéndome las manos y negándose a soltarme. Me refiero a ti, Darina. Eres lo más hermoso que he visto en mi vida; además, nunca sé cuál será la próxima locura que vas a hacer o decir. Siempre me pillas desprevenido. Y tú eres el que lee la mente? bromeé. Sentí que estaba cayendo de pleno en un agujero oscuro y salí de él cambiando de tema. Entonces explícame por qué Hunter ha permitido que te aparezcas por fin. 29

La cita con Carmen. Por. Paige Rowe. Escena. paz. Son las 6 de la mañana y la sala de yoga está callada con ventanas grandes donde se puede ver el

La cita con Carmen. Por. Paige Rowe. Escena. paz. Son las 6 de la mañana y la sala de yoga está callada con ventanas grandes donde se puede ver el La cita con Carmen Por Paige Rowe Tiempo Presente Personajes Carmen: Mujer de 23 años, desilusionada con su amor y triste del alma Ángel: Hombre de 23 años, novio de Carmen. Siempre trabajando. Maria:

Más detalles

ARBOLES EN EL UNIVERSO

ARBOLES EN EL UNIVERSO ARBOLES EN EL UNIVERSO Como todas las mañanas, Alejandro se dispone a desplazarse al Centro Integrado para la Dependencia de la calle Extremadura de Valladolid, lugar donde trabaja su padre. Es un día

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida?

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Personajes: Dolores Churrusco, una mosca que se quedó encerrada en una habitación Jengibre, una mosca demasiado culta Solamente la mitad del escenario

Más detalles

CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas)

CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas) CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas) Para crear desde la mente, hablamos de que había pensamientos, luego tenemos que poner

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

QUIÉN TE HA DICHO QUE EL AMOR ES ROSA? DE ESO NADA, EL AMOR ES DE TODOS LOS COLORES: AZUL CIELO, NEGRO CARBÓN, AMARILLO CHILLÓN, VERDE ESPERANZA

QUIÉN TE HA DICHO QUE EL AMOR ES ROSA? DE ESO NADA, EL AMOR ES DE TODOS LOS COLORES: AZUL CIELO, NEGRO CARBÓN, AMARILLO CHILLÓN, VERDE ESPERANZA Sentidas y Curiosas QUIÉN TE HA DICHO QUE EL AMOR ES ROSA? DE ESO NADA, EL AMOR ES DE TODOS LOS COLORES: AZUL CIELO, NEGRO CARBÓN, AMARILLO CHILLÓN, VERDE ESPERANZA Y QUIÉN TE IMPIDE ESCRIBIR UNA CARTA

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un La aparecida de la carretera vieja de La Guaira Venezuela A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar

Más detalles

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar Lolita Bosch El niño q u e quería matar Para A.M. Uno Me llamo Max, tengo catorce años y paso mucho más miedo que los otros niños. Porque a veces se me ocurren unas cosas muy extrañas que no sé qué son,

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

CORRIENDO POR LAS CALLES

CORRIENDO POR LAS CALLES CORRIENDO POR LAS CALLES Por: Leydi Rocío Silva Rangel Era tarde sin duda alguna, tuve que apagar el celular por que me canse de mirar una y otra vez la hora. El tiempo parecía haberse detenido, no avanzaba,

Más detalles

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas 1 Palabras nuevas El domingo por la mañana, al abrocharse su capota azul marino, la bruja vio que le faltaba un botón. Se la puso, de todos modos, y se fue a dar un paseo por el parque. Roque Bodoque y

Más detalles

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva.

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva. 1. DAME DE BEBER Dame de beber del Agua viva del Agua viva. De esa que dice la gente que cuando la bebes no tienes más sed. De esa que te abre la mente, que te hace más fuerte y empuja tus pies. Dame de

Más detalles

SI VOLVIERAS. Compositor: Danys Cáceres

SI VOLVIERAS. Compositor: Danys Cáceres SI VOLVIERAS Quisiera tenerte siempre conmigo Es los que siempre he querido Ahí si volvieras te daría mi corazón Por toda la vida entera Ahí mi amor Si, quiero tener tu calor y que Me des tu pasión en

Más detalles

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

PRESENTACIÓN. Buena lectura!

PRESENTACIÓN. Buena lectura! PRESENTACIÓN La serie Aventura joven narra las aventuras que vive un grupo de amigos adolescentes: Mónica, Guillermo, Laura, Sergio y Martín. A través de sus historias, los vas a ir conociendo y, al mismo

Más detalles

Cees Nooteboom. Philip y los otros

Cees Nooteboom. Philip y los otros Cees Nooteboom Philip y los otros Prólogo de Rüdiger Safranski Traducción del neerlandés de Isabel-Clara Lorda Vidal y Pedro Gómez Carrizo Nuevos Tiempos Ediciones Siruela Todos los derechos reservados.

Más detalles

Mi libro de oración 1

Mi libro de oración 1 Mi libro de oración 1 Una de las formas para prepararse para recibir a Jesús es rezar y pasar más tiempo con él. De esa manera puedo ser más amigo suyo como lo fueron los discípulos hace ya más de 2.000

Más detalles

El día que cumplí ocho años todo cambió en mi habitación, en mi

El día que cumplí ocho años todo cambió en mi habitación, en mi Capítulo 1 EL MEJOR REGALO DE CUMPLEAÑOS El día que cumplí ocho años todo cambió en mi habitación, en mi cabeza y en mi vida. Qué día tan fantástico! Una de las personas más importantes y especiales de

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

Recursos asociados a El cuento con viñetas

Recursos asociados a El cuento con viñetas El voluntariado y el acompañamiento y el apoyo emocional Acceder a las instrucciones del juego Recursos asociados a El cuento con viñetas Objetivos específicos Reconocer que nuestras relaciones cambian

Más detalles

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA Era una vez un granjero sabio y bueno que gustaba de cuidar a las aves, subir a la montaña y contemplar el vuelo de las águilas. Un día, al bajar de la montaña, llegó a unas

Más detalles

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Los objetivos de esta sesión son: Repasar las emociones trabajadas a lo largo del curso. Definirse a sí mismo. Iniciar algunas técnicas de relajación

Más detalles

EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA

EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA EL ALMA VUELVE A CASA LA DUALIDAD (La mía en este plano) ENTREGA XXVIII Mª ROSA MIRANDA 26 de Abril del 2015 (Ext. del Libro Entre el Cielo y la Tierra, Nosotros) www.regresaralorigen.com Descarga del

Más detalles

Algar Editorial. La casona

Algar Editorial. La casona La casona Mi casa no era un castillo, pero se parecía mucho porque era de piedra, y tan grande que todos la llamaban «la casona». Entonces yo vivía en lo más alto, en el desván, y se estaba bien allí.

Más detalles

Mi extraña familia y yo

Mi extraña familia y yo Mi extraña familia y yo Capítulo 1 Mi familia es un poco extraña. Mi padre tiene 20 años, se llama José Benito Rodríguez Rodríguez Alensio Roma. Tiene una barba tan larga que le llega a los tobillos. Como

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

COTI : Antes que ver el Sol

COTI : Antes que ver el Sol COTI : Antes que ver el Sol Si te vas, se me va a hacer muy tarde y además, sólo intento cuidarte ay cuando, mi vida cuando va a ser el día que tu pared desaparezca Fabriqué un millón de ilusiones prisioneras

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

Qué hace Alberto para calmar sus frustraciones?

Qué hace Alberto para calmar sus frustraciones? 24. Una cita con María Los peores años de nuestra vida. Qué hace Alberto para calmar sus frustraciones? a) graba sus canciones en una grabadora b) graba sus pensamientos en una grabadora c) prepara entrevistas

Más detalles

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS Nuestro corazón es el lugar donde habitan los recuerdos, y hoy me toca desempolvar unos cuantos. Recuerdo con nitidez, a pesar de mi corta edad, mi primer día

Más detalles

I Concurso de "TUITS" de amor

I Concurso de TUITS de amor I Concurso de "TUITS" de amor Por alumos y alumnas del IES Carmen y Severo Ochoa. Luarca 1 Creemos un pequeño infinito juntos. 2 3 4 5 Cuando no puedo dormir, mirarte dormida a mi lado es otra forma de

Más detalles

EL SECRETO DE MI ABUELA

EL SECRETO DE MI ABUELA EL SECRETO DE MI ABUELA Esa noche no había podido dormir, me tocaba ir a casa de mi abuela. Con ella me pasaba horas y horas hablando, me contaba todas sus experiencias, todas sus historias y me ayudaba

Más detalles

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Extraído del libro Las Mujeres que Aman Demasiado Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Antes de la terapia yo

Más detalles

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 1 CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 2 Para Moroiá no había peor compromiso que ser hijo del cacique. Todos estaban pendientes de él, de sus buenas o malas acciones. Sobre todo de las malas, porque

Más detalles

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ALEGRÍA TRISTEZA ENFADO MIEDO ANEXO 2 CUENTO: EL MONSTRUO DE COLORES 2 ANEXO 3 - DIBUJOS: EMOCIONES VIVIDAS 3 ANEXO 4 - RECONOCEMOS LAS EMOCIONES

Más detalles

Alberto Albaladejo Psicopedagogía y Coaching Infantil

Alberto Albaladejo Psicopedagogía y Coaching Infantil Alberto Albaladejo Psicopedagogía y Coaching Infantil Grupo de trabajo de Motricidad Anabel Cornago, Fátima Collado, Mariana Cardona, Mercedes Lancharro, Juana Bayo, Isa Ballesteros, Gabriel Castillo Reyes,

Más detalles

El Arcángel Miguel Historia para niños durante el Servicio Dominical

El Arcángel Miguel Historia para niños durante el Servicio Dominical Materiales: Video en línea del Arcángel Miguel Foto o estatua del Arcángel Miguel OPCIONAL: Esta historia fue escrita para la celebración del Día de San Miguel, el 29 de septiembre. Puede utilizarse en

Más detalles

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír.

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír. El secreto má gico Quieres que te cuente un secreto? Existe una isla en el Océano Pacífico que es un lugar muy, muy especial. Allí, las personas tienen algo que todo el mundo desearía tener: Magia! Es

Más detalles

No se hagan cómo que no saben de lo que estoy hablando!

No se hagan cómo que no saben de lo que estoy hablando! Qué pasa? Para qué nos habrán reunido a todos? Parece que Daniel ha estado faltando a clases últimamente. Pero no se qué tenga que ver con nosotros. Todo! Todos nos hemos dado cuenta de cómo el bullying

Más detalles

Lo que más me gusta es volar dijo el sapo.

Lo que más me gusta es volar dijo el sapo. El vuelo del sapo Gustavo Roldán El vuelo del sapo de Gustavo Roldán. En El vuelo del sapo. Alfaguara juvenil. 2005. Gustavo Roldán Ilustraciones: Mónica Pironio Diseño de tapa y colección: Campaña Nacional

Más detalles

EL INVERTIDO. Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo.

EL INVERTIDO. Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo. EL INVERTIDO Febrero del año 2003, 19:00 horas. Casa de los López-Sánchez, España, Universo Paralelo. Son las 7 de la tarde y Manu está a punto de llegar de las clases de baloncesto. Es un chaval guapo

Más detalles

A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión.

A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión. A continuación te damos algunas ideas para cada ocasión. FRASES PARA ENAMORADOS 1.- Uno aprende a amar, no cuando encuentre a la persona perfecta, sino cuando aprenda a creer en la perfección de una persona

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

1. MIRA EN MIS OJOS Letra & Música: Niko Ruiz.

1. MIRA EN MIS OJOS Letra & Música: Niko Ruiz. 1. MIRA EN MIS OJOS DEJAME QUEDAR A TU LADO QUIERO QUE DESATES EL NUDO QUE HAY EN MI VOZ CREO QUE EL MOMENTO HA LLEGADO Y MI AMOR YA NO AGUANTA UN MINUTO CALLANDO. DEJAME MORIR EN TUS LABIOS LLEVATE CONTIGO

Más detalles

EL SUEÄO DE OTTO. Lo ves, Sylvie, no hay duda: todos estos madrileüos se van de vacaciones le dice Carmen.

EL SUEÄO DE OTTO. Lo ves, Sylvie, no hay duda: todos estos madrileüos se van de vacaciones le dice Carmen. AquÅ tienes el comienzo del segundo capåtulo de El sueäo de Otto. Falta la primera frase. ÇSabrÅas decirnos dénde estñn las dos amigas que hablan? ÇEn quö Öpoca del aüo tiene lugar esta conversacién? ÇSon

Más detalles

El dentista de Drácula

El dentista de Drácula El dentista de Drácula Félix Jiménez Moreno El dentista de Drácula Ilustraciones de Óscar Herrero edebé A mis padres Félix Jiménez Moreno, 2015 Ilustraciones: Óscar Herrero Ed. Cast.: Edebé, 2015 Paseo

Más detalles

Localidad: C/Panaderos Nº4 6ºA Valladolid 47004

Localidad: C/Panaderos Nº4 6ºA Valladolid 47004 Nombre: Alberto Tejero Caballo Correo: a.tejero2001@gmail.com Localidad: C/Panaderos Nº4 6ºA Valladolid 47004 Teléfono: Móvil 616771609 Fijo: 983200375 La intención de este relato (además de crear buena

Más detalles

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO.

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. 1 Puente la reina es un pueblo montañoso de Navarra. En éste pueblecito precioso y lleno de vegetación, el aire que se respira es sano. Hay un

Más detalles

FICHA 14 CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD EN LOS EXÁMENES En la ficha 11 analizamos la forma de preparar los exámenes: una buena planificación a lo largo

FICHA 14 CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD EN LOS EXÁMENES En la ficha 11 analizamos la forma de preparar los exámenes: una buena planificación a lo largo FICHA 14 CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD EN LOS EXÁMENES En la ficha 11 analizamos la forma de preparar los exámenes: una buena planificación a lo largo del curso, repasos frecuentes, no dejar todo para última

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

Experiencias adulteradas

Experiencias adulteradas Experiencias adulteradas Las tres fases de un camino construido sobre polvo químico La edad de la curiosidad, del vivir al límite y al momento. Esta es la época que las personas eligen para empezar a explorar

Más detalles

1.ª edición: octubre 2010

1.ª edición: octubre 2010 1.ª edición: octubre 2010 Del texto: María Baranda, 2010 De la ilustración: Gabriel Pacheco, 2010 Grupo Anaya, S. A., Madrid, 2010 Juan Ignacio Luca de Tena, 15. 28027 Madrid www.anayainfantilyjuvenil.com

Más detalles

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el El violín mágico Había una vez un carbonero que vivía en un bosque y se llamaba Jeromir. Era alto como un árbol y muy fuerte. Y su hijo se llamaba Josa. Pero Josa era pequeñito y ni pizca fuerte. Esto

Más detalles

Capítulo 1 Llevaba demasiadas horas despierta. Aunque mi cuerpo necesitaba descansar, mi mente no paraba de trabajar; imágenes de mi vida pasaban continuamente, estaba nerviosa, sentía miedo, tanto que

Más detalles

ROMINA THAMARA GONZÁLEZ POLTI

ROMINA THAMARA GONZÁLEZ POLTI INTRODUCCIÓN Me llamo Natalie Smith y les contaré una historia. Lo recuerdo como si hubiera sido ayer. Cuando era adolescente y estaba en mi último año escolar, mis padres me cambiaron de escuela, vaya

Más detalles

2.3. Observando el tiempo: LA PRESIÓN

2.3. Observando el tiempo: LA PRESIÓN 2.3 Observando el tiempo: LA PRESIÓN Observando el tiempo: LA PRESIÓN LUISA HURTADO GONZÁLEZ ANA ISABEL DELGADO CHÁÑEZ Y FERNANDO CORRAL CORRAL El domingo, cuando mi mamá vino a avisarme para que me levantase

Más detalles

LOLA QUIERE IR A LA LUNA

LOLA QUIERE IR A LA LUNA LOLA QUIERE IR A LA LUNA Ficha del libro y justificación ARÀNEGA, Mercè. Lola quiere ir a la Luna. Eslabón. Barcelona. 2001 Hemos elegido este cuento por su temática relacionada con la luna y con los viajes.

Más detalles

alumnos ciclo superior ciclo medio

alumnos ciclo superior ciclo medio alumnos ciclo superior ciclo medio cuaderno curso 2007-2008 programa para escuelas y familias PROGRAMA DE EDUCACIÓN EN VALORES introducción del Presidente de Aldeas Infantiles sos Qué hace Aldeas Infantiles

Más detalles

A mi me hacen gracia, andan como un pollo mareado, y ese ruido que hacen, que parece

A mi me hacen gracia, andan como un pollo mareado, y ese ruido que hacen, que parece A Pa no le gustan los Podridos. A mi me hacen gracia, andan como un pollo mareado, y ese ruido que hacen, que parece como una vaca sin pilas Te imaginas una vaca sin pilas? Ma no dice nada, ni de los Podridos

Más detalles

RELATO DE ALICIA CARRERAS HERNÁNDEZ PRIMER PREMIO

RELATO DE ALICIA CARRERAS HERNÁNDEZ PRIMER PREMIO RELATO DE ALICIA CARRERAS HERNÁNDEZ PRIMER PREMIO FINALISTA AUTONÓMICO: 16212 Hace unos días encontré una palabra. No sabía su significado, por lo que decidí buscarla en el diccionario. Cuando entré esta

Más detalles

CAMINO DE VIDA Ceg 1esp

CAMINO DE VIDA Ceg 1esp CAMINO DE VIDA Ceg 1esp Tu Amor es camino de vida, tu Amor disipa la niebla. m m Es tu luz la que al despertar se hace vida en mí y me invita a caminar. Tu Amor restaura mis ruinas y se alegra en mi arrepentimiento.

Más detalles

Aula de Poesia de Barcelona http://www.ub.es/aulapoesiabarcelona/auna

Aula de Poesia de Barcelona http://www.ub.es/aulapoesiabarcelona/auna Revista Electrònica de Poesia Aula de Poesia de Barcelona http://www.ub.es/aulapoesiabarcelona/auna SEGUEI ESENIN, SELECCIÓN DE POEMAS Selección i traducción Olga Starovoitova y José Jiménez. Estoy cansado

Más detalles

CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN

CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN 17 CANCIONES BUENOS DÍAS SEÑOR SOL Buenos días señor sol Como está usted este día Buenos días señor sol Amanece, buenos días. Buenos días, buenos días. Amanece: Buenos días.

Más detalles

Alcohol de quemar. Miguel Mena. Alcohol Maqueta.indd 5 23/09/14 12:28

Alcohol de quemar. Miguel Mena. Alcohol Maqueta.indd 5 23/09/14 12:28 Alcohol de quemar Miguel Mena Alcohol Maqueta.indd 5 23/09/14 12:28 Tropo Editores S. L. Estudios 15-17, 5. A 50001 Zaragoza, España www.tropoeditores.com info@tropoeditores.com Alcohol de quemar, Miguel

Más detalles

CATEQUESIS MISIONERA

CATEQUESIS MISIONERA CATEQUESIS MISIONERA OBJETIVOS Que los niños conozcan a Jesús como su amigo. Que los niños descubran a Jesús amigo en todo el prójimo. ORACION Amigo Jesús Quiero decirte gracias por la vida, por mi familia,

Más detalles

El niño que se convirtió en Rey Mago

El niño que se convirtió en Rey Mago de Marta Querol Érase una vez un niño que vivía en una gran ciudad. Nico, que así se llamaba, tenía siete años, y todos los días se levantaba, desayunaba un buen vaso de leche con chocolate y galletas,

Más detalles

Carmen y Sylvie ya están en el tren. Hay mucha gente dentro y casi no pueden andar. Por fin llegan a sus sitios.

Carmen y Sylvie ya están en el tren. Hay mucha gente dentro y casi no pueden andar. Por fin llegan a sus sitios. Carmen y Sylvie ya están en el tren. Hay mucha gente dentro y casi no pueden andar. Por fin llegan a sus sitios. II Hace mucho calor. Carmen se quita la chaqueta. Sylvie abre su gran bolso y coge una botella

Más detalles

OLVIDARME DE TI Guión de vídeoclip

OLVIDARME DE TI Guión de vídeoclip OLVIDARME DE TI Guión de vídeoclip Escrito Por: waldo capote waldocapote@gmail.com 1 INT.SALA DE CONCIERTOS.NOCHE Una sala de conciertos con público. CANTANTE/GRUPOP ha terminado de tocar una de sus canciones

Más detalles

Jorge el valeroso. - Y tú qué quieres. - Verá respondió Jorge -, me gustaría que alguno de ustedes me ayudase a conocer lo que es el miedo.

Jorge el valeroso. - Y tú qué quieres. - Verá respondió Jorge -, me gustaría que alguno de ustedes me ayudase a conocer lo que es el miedo. Jorge el valeroso En una pequeña ciudad no muy lejana, vivía un hombre junto a su hijo, al que todos llamaban Jorge el tonto, porque no sabía lo que era el miedo. Tenía muchas ganas de saberlo, pero nadie

Más detalles

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme!

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme! La historia de la flor de la Nochebuena Hace muchos años, vivía una chica en las montañas de México en un pueblo muy pequeño. Se llamaba Lucida. Un día antes de la Navidad, el Padre Álvarez vino a la casa

Más detalles

cabeza vacía Luisa Horno Delgado

cabeza vacía Luisa Horno Delgado cabeza vacía Luisa Horno Delgado 3 Estoy empezando a desorientarme, a tener vacíos. Siempre he sido muy despistada, como casi toda mi familia, pero esto es otra cosa. Algo desaparece dentro de mi cabeza

Más detalles

Los gringos no hablan español por Ashley Baker

Los gringos no hablan español por Ashley Baker Los gringos no hablan español por Ashley Baker Personajes: Susana la hermana mayor Francesca la segunda hermana Maya la hermana menor Jake un muchacho blanco, el novio de Francesca Voz de Madre (La familia

Más detalles

Autocontrol emocional

Autocontrol emocional Sociescuela 02 Autocontrol emocional Esta actividad está orientada a aquellos alumnos que presentan un perfil más activo, disruptivo e impulsivo en las relaciones sociales. La mayoría de estos alumnos

Más detalles

Arquidiócesis de Galveston-Houston Ambiente Seguro Plan de Lección Segundo Grado

Arquidiócesis de Galveston-Houston Ambiente Seguro Plan de Lección Segundo Grado Arquidiócesis de Galveston-Houston Ambiente Seguro Plan de Lección Segundo Grado Objetivos: Ayudar a los niños a reconocer que Dios les ha dado la sabiduría y el poder para tomar buenas decisiones para

Más detalles

PROGRAMA PARA EL CULTO DE MENORES «MAS VALIOSO QUE EL ORO Y LA PLATA»

PROGRAMA PARA EL CULTO DE MENORES «MAS VALIOSO QUE EL ORO Y LA PLATA» PROGRAMA PARA EL CULTO DE MENORES «MAS VALIOSO QUE EL ORO Y LA PLATA» PROPOSITO DEL PROGRAMA: Despertar en los jóvenes el amor a las madres y la obediencia, teniendo en mente el quinto mandamiento. PERSONAJES:

Más detalles

EN SU BANCO DEL PARQUE

EN SU BANCO DEL PARQUE EN SU BANCO DEL PARQUE Era su primer día. Estaba muy emocionado. Sabía que iba a pasar allí mucho tiempo, posiblemente el resto de sus días, pero estaba en un parque y eso le alegraba, pues había oído

Más detalles

Texto: José Luis Regojo Borrás Ilustraciones: Laura Borràs i Dalmau

Texto: José Luis Regojo Borrás Ilustraciones: Laura Borràs i Dalmau Texto: José Luis Regojo Borrás Ilustraciones: Laura Borràs i Dalmau Maquetación: Imma Canal Primera edición: noviembre 2012 2012, Editorial Proteus C/ Rossinyol, 4 08445 Cànoves www.editorialproteus.com

Más detalles

CHAGA. y la FÁBRICA DE CHOCOLATE Una historia para Stop the Traffik Bob Hartman Ilustrado por Tim Hartman Traducido del inglés por Susana Mefford

CHAGA. y la FÁBRICA DE CHOCOLATE Una historia para Stop the Traffik Bob Hartman Ilustrado por Tim Hartman Traducido del inglés por Susana Mefford CHAGA y la FÁBRICA DE CHOCOLATE Una historia para Stop the Traffik Bob Hartman Ilustrado por Tim Hartman Traducido del inglés por Susana Mefford 1 Chaga y la Fábrica de Chocolate Bob Hartman Todos los

Más detalles

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios La historia del conductor de autobús que quería ser Dios Ésta es la historia de un conductor de autobús que nunca se avenía a abrir la puerta a los que llegaban tarde. Este chófer no estaba dispuesto a

Más detalles

Los Gigantes del Viento

Los Gigantes del Viento Los Gigantes del Viento Los Gigantes del Viento 1 Edita: Enel Green Power España Coordinación editorial: SDL Ediciones www.sdlmedioambiente.com Textos: Gracia Basanta Romero-Valdespino Ilustraciones: Mª

Más detalles

PROCEDIMIENTOS DE AUTORRELAJACIÓN PARA ADULTOS Joseph Cautela y June Groden

PROCEDIMIENTOS DE AUTORRELAJACIÓN PARA ADULTOS Joseph Cautela y June Groden PROCEDIMIENTOS DE AUTORRELAJACIÓN PARA ADULTOS Joseph Cautela y June Groden Extraído del libro de: Cautela, J. y Groden, J. (1985). Técnicas de relajación (Manual práctico para adultos, niños y educación

Más detalles

El misterio de la tercera cueva

El misterio de la tercera cueva El misterio de la tercera cueva Per Olov Enquist Ilustraciones de Katarina Strömgård Traducción del sueco de Francisca Jiménez Pozuelo Las Tres Edades La muerte de Mischa 1 El verano de 2005 murió Mischa.

Más detalles

LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS

LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS José acaba de entrar con el coche en el pueblo, donde viven sus padres, le acompaña su mujer María, y sus hijos Jesús y Olga, que iban dormidos, en el asiento trasero. Vamos!,

Más detalles

Canta, canta, cantarín

Canta, canta, cantarín Canta, canta, cantarín Cuento realizado por las familias Actividades para trabajar el cuento Érase una vez una sirena que se llamaba Rapunzel y que tocaba el violín en lo alto de una roca, rodeada de agua

Más detalles

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz AUTOR: Daby Andrés Gómez bejarano PROGRAMA: Finanzas y Negocios Internacionales. POEMARIO Hoja en blanco Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día con pulso tembloroso intentando

Más detalles

Estaba aún dormida, pero sentía que se

Estaba aún dormida, pero sentía que se Estaba aún dormida, pero sentía que se alzaba del sueño exactamente como un globo: como si fuera un pez de colores en una pecera de sueño, alzándose más y más a través de las tibias aguas del adormecimiento

Más detalles

Lola. Marta Galán. Nota introductoria

Lola. Marta Galán. Nota introductoria Lola Marta Galán Nota introductoria LOLA es un espectáculo que nació de mi primer encuentro con el cantante y performer Santiago Maravilla. Gran parte de los fragmentos textuales que aparecen en el espectáculo

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS Ariane Percque Nolwenn Pelwen Erase una vez, une chica muy normal, de 22 años. Era rubia, tenía los ojos azules, era alta, delgada y vivía sola en un apartamento en Nueva

Más detalles

Escenografía: Un cielo con estrellas. Meteorito: Una pelota forrada de papel

Escenografía: Un cielo con estrellas. Meteorito: Una pelota forrada de papel El visitante Escenografía: Un cielo con estrellas. Meteorito: Una pelota forrada de papel dorado o la luz de una lámpara moviéndose rápidamente y proyectada sobre la escenografía. Extraterrestre: Un chico

Más detalles

Copyright 2012 Plough Publishing House Rifton, NY 12471 USA. The Plough Publishing House Page 1

Copyright 2012 Plough Publishing House Rifton, NY 12471 USA. The Plough Publishing House Page 1 No dude en compartir el enlace de este libro electrónico con sus amigos. Se puede publicar o compartir el enlace o hacer una impresión parcial o completa del texto, no obstante, favor de no hacer modificación

Más detalles

Arquidiócesis de Galveston-Houston Ambiente Seguro Plan de Lección - Kinder

Arquidiócesis de Galveston-Houston Ambiente Seguro Plan de Lección - Kinder Arquidiócesis de Galveston-Houston Ambiente Seguro Plan de Lección - Kinder Objetivos: Ayudar a los niños a apreciar la bondad de sus cuerpos y cómo Dios quiere que se cuiden y protejan a sí mismos. Afirmar

Más detalles

Documento Verdad Divina

Documento Verdad Divina Documento Verdad Divina Preguntas Frecuentes Pregunta Estás contando con que tus seguidores sean bíblicamente iletrados? Respondido Por Jesús Fecha de Respuesta 21 de Enero de 2013 Ubicación Wilkesdale,

Más detalles

Los demás alumnos de la universidad pasaron al comedor, y tomaron asientos. Al contrario que en el colegio, las reglas del comedor de la universidad

Los demás alumnos de la universidad pasaron al comedor, y tomaron asientos. Al contrario que en el colegio, las reglas del comedor de la universidad CAPÍTULO 1 Entrando al comedor principal mi mejor amigo estaba sentado en una de las sillas del fondo de la sala, y parecía preocupado por algo. Avancé y no dudé en sentarme con él. Iván era un chico tan

Más detalles

Testimonio de Charo Washer - Esposa de Paul Washer Charo Washer

Testimonio de Charo Washer - Esposa de Paul Washer Charo Washer Testimonio de Charo Washer - Esposa de Paul Washer Charo Washer illbehonest.com/espanol Supongo que sólo puedo empezar diciendo lo que he venido a decirles, y es que, mientras estaba mientras estaba en

Más detalles

"Amarte como me amo a mi mismo es buscar oirte como quisiera ser escuchado al igual que comprenderte como quisiera ser comprendido.

Amarte como me amo a mi mismo es buscar oirte como quisiera ser escuchado al igual que comprenderte como quisiera ser comprendido. "Amarte como me amo a mi mismo es buscar oirte como quisiera ser escuchado al igual que comprenderte como quisiera ser comprendido." David Augsburger Sonido: Ernesto Cortazar - Eternity LA MAESTRA RODRIGUEZ

Más detalles