Redes de interacción: Por qué son cortas las cadenas tróficas?

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Redes de interacción: Por qué son cortas las cadenas tróficas?"

Transcripción

1 TEMA 16 Redes de interacción: Por qué son cortas las cadenas tróficas? 1. Introducción 2. La hipótesis termodinámica 2.1. Perspectiva histórica 2.2. Evidencias a favor Evidencias en contra 3. La hipótesis de las limitaciones dinámicas 4. Otros condicionantes adicionales de la longitud 5. Principales problemas de la investigación sobre redes 6. Perspectivas 7. Conclusiones 1. Introducción Desde que Elton (1927) reconociera la importancia de las cadenas tróficas, los niveles tróficos discretos, y la pirámide de números decrecientes de animales, la detección de regularidades en la arquitectura y organización de las redes tróficas (Tabla 1), y las razones explicativas aducidas para justificar su existencia, han sido temas centrales en ecología. Ello es coherente con el hecho de que en el estudio de las redes tróficas confluyen, aportando explicaciones diferentes, las dos grandes escuelas de la ecología: la de ecosistemas y la de poblaciones/comunidades (O Neill et al. 1986). En efecto, ambas escuelas han contribuido al desarrollo de la llamada teoría de redes tróficas: el conjunto de modelos que intentan explicar las tendencias generales de la topología y funcionamiento de las redes, y sus consecuencias dinámicas para los sistemas ecológicos (Lawler y Morin 1993, Winemiller y Polis 1996). Estos modelos parten de la asunción de que las complejas interacciones que se producen en las redes tróficas no ocurren al azar, sino que están altamente estructuradas de acuerdo con un abundante catálogo de reglas de ensamblaje (p. e. O Neill et al. 1986, Keddy 1992). En general, las reglas estarían impuestas por limitaciones energéticas y dinámicas ligadas a procesos biológicos simples, por los diseños estructurales de los organismos, y/o por la variación espacio-temporal del ambiente (ver Tavares-Cromar y Williams 1996). A pesar de la larga tradición de las investigaciones sobre la teoría de redes tróficas en ecología, la mayor parte de los paradigmas y modelos que la conforman se halla actualmente en proceso de revisión. Y es que no todo el mundo está de acuerdo en que las regularidades observadas en las redes tróficas sean indicativas de la existencia de un orden subyacente en la naturaleza (Pimm et al.1991); por el contrario, algunos autores las consideran en buena medida artefactos debidos a la forma en que se estudian y recopilan las redes tróficas (p.e. Paine 1988), o artefactos matemáticos (p. e. Closs et al. 1993). En concreto, la mayor parte de las críticas se centran en el hecho de que dichas regularidades habrían resultado de inadecuadas descripciones de redes tróficas -por ejemplo, en las que multitud de especies aparecen agregadas en grupos más amplios llamados tipos de organismos o especies tróficas (p. e. ver Margalef 1991). En este tema analizaremos la historia y situación actual de la teoría de redes tróficas tomando como hilo conductor una de sus referencias más significadas: la cortedad que manifiestan las cadenas tróficas (Elton 1927). La búsqueda de explicaciones a esta regularidad es un objetivo antiguo en ecología, cuyo seguimiento a través del tiempo nos permitirá examinar la problemática asociada al estudio de las redes tróficas. Específicamente, revisaremos las principales hipótesis que intentan explicar la longitud de las cadenas Tabla 1. Resumen de las generalizaciones empíricas realizadas a partir de análisis de extensas colecciones de redes tróficas reales (p. e. Cohen 1978, Cohen et al. 1986, 1990, Briand 1983, Schoenly et al. 1991). Estos análisis sugieren la existencia de regularidades estructurales y reglas de ensamblaje de especies bien definidas en las redes tróficas. 1. La mayoría de las cadenas tróficas son cortas: su longitud está limitada a tres o cuatro niveles tróficos (2,9-3,7). 2. Los omnívoros son estadísticamente raros. 3. Los omnívoros se alimentan en niveles tróficos adyacentes. 4. Los insectos y sus parasitoides son excepciones a las regularidades 2º y 3º. 5. Las fronteras entre hábitats frecuentemente suelen hacer que las redes tróficas aparezcan como compartimentadas. Sin embargo, los compartimentos no se observan dentro de hábitats. 6. Los bucles son raros o inexistentes y no se ajustan a la realidad biológica. 7. El cociente entre presas y depredadores es menor que 1,0 (0,64-0,88). 8. La proporción media de depredadores superiores con respecto al resto de las especies de la comunidad es de 0,29-0, Cada especie interacciona directamente (como depredador o presa) con sólo 2-6 especies. 10. Otras (ver Pimm et al. 1991). 1

2 tróficas, algunas de las evidencias a favor y en contra de ellas, y los problemas que recientemente se han encontrado en relación con la detección de regularidades en redes tróficas. La lección concluirá con una discusión sobre las perspectivas de futuro de estas investigaciones. 2. La hipótesis termodinámica 2.1. Perspectiva histórica Elton (1927) fue el primero en notar que las cadenas tróficas son cortas (según sus observaciones no suelen tener más de cinco niveles), y en aportar una explicación a esta regularidad al atribuirla a un descenso generalizado de los números de animales (que iría parejo a un aumento de su tamaño individual) conforme se asciende de nivel trófico. Casi dos décadas después, Lindeman (1942) elaboró una nueva explicación que tenía como referencia implícita la Segunda Ley de la Termodinámica. Para Lindeman (1942) la energía disponible se reduce notablemente al pasar de un nivel trófico al siguiente (se ha calculado que solo se transfiere un 15% como media) debido al trabajo realizado por el nivel trófico inferior, y a la ineficiencia de las transformaciones biológicas de la energía que tienen lugar en el nivel trófico superior. Esta teoría, que en adelante llamaremos hipótesis termodinámica, no solo proporcionaba una explicación formal a la cortedad de las cadenas tróficas (no hay más niveles tróficos porque rápidamente se acaba la energía), sino que además le sirvió a Hutchinson (1959) para justificar otra importante regularidad que ya había sido apuntada por Elton (1927): la reducción que experimenta el numero de especies a medida que se asciende en la cadena trófica. De acuerdo con Hutchinson (1959), en cada nivel trófico la competencia por la energía debería decidir cuántos nichos son posibles y, por lo tanto, cuántos animales pueden coexistir. Con la reducción de la energía que acompaña al ascenso en la cadena trófica las posibilidades de coexistencia van disminuyendo, hasta llegar a un nivel en el que ya no hay especies porque no hay energía suficiente para sostener poblaciones mínimas viables. No es difícil comprender la fascinación que estas explicaciones provocaron en muchos ecólogos: la Segunda Ley de la Termodinámica afecta a todos los sistemas, y nosotros, ecólogos, nos fiamos de la capacidad de la física para establecer leyes generales. Luego, no tenemos que preocuparnos por responder a cuestiones relacionadas con sistemas ecológicos que ya han sido resueltas por la física para todo tipo de sistemas. Razonamientos de este tipo llegaron a generalizarse entre la comunidad ecológica, con la consecuencia de que, durante más de tres décadas, la hipótesis termodinámica fue aceptada casi sin reservas y, lo que es más llamativo, sin poner a prueba sus predicciones (Rosenzweig 1995) Evidencias a favor Varios apoyos a la hipótesis termodinámica se inspiran en el siguiente razonamiento (Pimm y Lawton 1977): si los ecosistemas pierden un 85% como media de su energía libre conforme ésta es transferida de un nivel trófico a otro, entonces, en un lugar dado, debería aparecer un nuevo nivel trófico si la productividad se incrementase en un orden de magnitud. Evidentemente, un experimento basado en este argumento no sería totalmente factible -puede llevar demasiado tiempo el esperar que la evolución llene tal nivel trófico. Aunque sí que algo podemos hacer. Si la hipótesis termodinámica es cierta, entonces los ecosistemas más productivos deberían mostrar más niveles tróficos que los más improductivos. Basándose en estas premisas Persson et al. (1992) estudiaron las redes tróficas de 11 lagos localizados en latitudes templadas. Estos autores observaron que los lagos con una productividad extremadamente baja carecían del cuarto nivel trófico (los piscívoros), mientras que todos los lagos con productividad moderada lo tenían. Resultados similares fueron obtenidos por Oksanen et al. (1981, 1996) estudiando ecosistemas árticos distribuidos a lo largo de un gradiente de montaña en el norte de Noruega. En este caso, el tercer nivel trófico estaba ausente en todos lugares situados a elevada altitud, mientras que dicho nivel estaba presente en altitudes bajas. En general, puede decirse que existe evidencia de que la hipótesis termodinámica funciona para los ecosistemas de escasa o moderada productividad; es decir, estos ecosistemas tienen un número de niveles tróficos proporcional a su productividad. Pero, qué pasa con el resto del mundo? 2.3. Evidencias en contra Pimm y Lawton (1977) notaron que los biomas del mundo varían enormemente en productividad, cubriendo, aproximadamente, tres órdenes de magnitud. Así, si la hipótesis termodinámica fuera cierta, los biomas más productivos tendrían dos o tres niveles tróficos más que los más improductivos. Pimm y Lawton (1977) recopilaron descripciones de redes tróficas de todo el mundo y encontraron que la variación en la longitud máxima de las cadenas tróficas no apoyaba la explicación termodinámica. La mayoría de las cadenas tróficas tenían entre tres y cuatro niveles tróficos (p. e. Figura 1), y los lugares muy productivos no mostraban una fuerte tendencia a tener cadenas tróficas más largas que lugares con productividad más moderada o lugares pobres. Luego parece que la productividad no puede ser la única explicación al número de niveles tróficos. Sin embargo, a pesar de la fuerza aparente de sus resultados, estos autores no tuvieron en cuenta que la riqueza de especies es usualmente mayor en las regiones más productivas, y que es posible que muchos consumidores se alimenten solo de un rango limitado de especies de un nivel trófico inferior -una regularidad que ha sido defendida por algunos autores y cuestionada por otros (ver Polis 1991). Si dicha regularidad fuese cierta, la cantidad de energía que fluye hacía arriba en una cadena trófica en una región productiva -una gran cantidad de energía, pero dividida entre muchos subsistemas (especies)- no sería muy diferente de la cantidad de energía que fluye a través de una cadena trófica en una región más improductiva -dividida entre menos subsistemas. Luego, en principio, resultados como los anteriores no podrían ser considerados una prueba definitiva en contra de la hipótesis termodinámica. Hay otras evidencias que arrojan dudas sobre la generalidad de la hipótesis termodinámica. Por ejemplo, una predicción de esta hipótesis es que los omnívoros deberían alcanzar tamaños poblacionales mayores cuando se alimentan preferentemente en niveles tróficos inferiores. Lawler y Morin (1993) examinaron esta predicción construyendo comunidades de protistas bacteriófagos y protistas omnívoros (que pueden alimentarse de bacterias y de otros protistas) en 2

3 a) b) Figura 1. La mayoría de las cadenas tróficas tienen tres o más niveles, pero pocas usan el nivel 6. (a) Datos obtenidos a partir de 82 redes tróficas representativas de cuatro tipos de ambientes (datos de Schoener 1989, modificado por Rosenzweig 1995). (b) Datos obtenidos a partir de 61 redes tróficas formadas por insectos (Schoenly et al. 1991). microcosmos mantenidos en laboratorio. En contra de la predicción, sus resultados mostraron que los omnívoros (Blepharisma) alcanzaban mayores tamaños poblacionales cuando les era permitido alimentarse en varios niveles tróficos que si solo se les dejaba hacerlo en el nivel inferior (bacterias), aun a pesar de la potencialmente mayor energía de este último nivel. Luego este experimento (y otros que le siguieron (Morin y Lawler 1996)) no apoya la hipótesis termodinámica (ver también Pimm y Kitching 1988). En conclusión, la hipótesis termodinámica no puede ser aceptada sin reservas, pero tampoco debe ser rechazada totalmente: existen evidencias de que en algunos sistemas puede jugar un papel importante en la determinación de la longitud de las cadenas tróficas. 3. Hipótesis de las limitaciones dinámicas Aunque, como vimos antes, las críticas de Pimm y Lawton (1977) a la hipótesis termodinámica estaban fundamentadas en resultados cuestionables, el hecho es que sus observaciones tuvieron el efecto saludable de impulsar el desarrollo de la teoría de redes tróficas. Más aún, ellos mismos contribuyeron a dicho proceso aportando otra valiosa explicación: la hipótesis de las limitaciones dinámicas (o de Pimm-Lawton). Esta hipótesis liga la longitud de las cadenas tróficas a la dinámica de las poblaciones que las constituyen, estableciendo que las cadenas largas se autodestruyen debido a su mayor inestabilidad intrínseca. Cuando las asociaciones de especies se desvían de sus pautas de variación usuales, se hacen dinámicamente inestables y no perduran: pierden algunas especies convirtiéndose en otras asociaciones. El proceso de cambio continua por un tiempo hasta que se llega a una asociación dinámicamente estable. Entonces la nueva asociación de especies perdura, mostrando, como antes, pautas regulares de variación. La pregunta es por qué pierden especies las asociaciones que son inestables? La respuesta está relacionada con las oscilaciones de los tamaños poblacionales: si estas oscilaciones son fuertes, en algún momento pueden conducir a tamaños poblacionales demasiado pequeños. Y, como ya sabemos, poblaciones con tales tamaños tienen un alto riesgo de extinción. Para examinar su hipótesis, estos autores construyeron modelos de ordenador de la dinámica de poblaciones en comunidades de cuatro especies. En dichos modelos era posible variar el número de niveles tróficos, manteniendo el mismo número de conexiones tróficas entre las especies (Figura 2). Pimm y Lawton investigaron la estabilidad de sus modelos mediante análisis de perturbación consistentes en desplazar las comunidades del equilibrio (la situación en la que el tamaño de las poblaciones no varía en el tiempo). El objetivo era ver si las comunidades retornaban a la situación de equilibrio, y cuánto tardaban las que lo hacían. Los resultados de las simulaciones muestran una imagen consistente. En general, comunidades con mayor número de niveles tróficos tienen también tiempos de retorno más largos (son más inestables); es decir, sus poblaciones permanecen más tiempo en situaciones en las que son más vulnerables a las perturbaciones y, en consecuencia, a la extinción. Luego podemos sospechar que las cadenas tróficas son cortas no porque los niveles tróficos se quedan sin energía, sino porque las cadenas largas no son suficientemente estables. El Figura 2. Frecuencia de tiempos de retorno (en escala arbitraria) para modelos con dos, tres y cuatro niveles tróficos. Un número menor de niveles tróficos se asocia a tiempos de retorno más cortos; es decir, los sistemas son más resilientes (Pimm y Lawton 1977). 3

4 examen empírico de la hipótesis de las limitaciones dinámicas resulta complicado. Si las cadenas más largas son también más inestables, será difícil considerarlas en estudios comparativos ya que su tiempo de existencia, allí donde eventualmente se produzcan, debe ser reducido. De otro lado, sabemos que cadenas tróficas de cuatro o menos niveles son frecuentes, luego uno podría plantearse la opción de investigar si la estabilidad es una función negativa de la longitud de la cadena trófica teniendo en cuenta dichas cadenas y otras de menor longitud (p. e. Moore et al. 1993). El problema es que la estabilidad de una cadena puede depender también de su composición específica concreta, o de las características del hábitat en que se encuentra (ver más abajo). Luego, es posible que las cadenas tróficas 4. Otros condicionantes de la longitud Algunas explicaciones a la longitud de las cadenas tróficas no son sino refinamientos de las hipótesis anteriores. Por ejemplo, la llamada hipótesis de energía-área (Schoener 1989) es una derivación de la hipótesis termodinámica que tiene en cuenta las dimensiones del espacio. La idea general de esta hipótesis es que la cantidad de energía por unidad de área que entra en un ecosistema es insuficiente para establecer el número de individuos que puede sostener. Para ello, se debe multiplicar dicha cantidad de energía por el área total del ecosistema sobre el que se aplica. Solo entonces es posible saber si el sistema efectivamente adquiere suficiente cantidad de energía para sostener una población mínima viable en un nivel trófico superior. Para comprobar estas ideas, Schoener (1989) utilizó datos de las Islas Bahamas encontrando evidencias en favor de su hipótesis: las cadenas tróficas desarrolladas en áreas muy pequeñas resultaban ser cortas, y las cadenas largas aparecían en todos los niveles de productividad. Luego parece que un área extensa es una condición necesaria para el desarrollo de cadenas largas, pero que una productividad alta no lo es (Rosenzweig 1995). En relación también con las dimensiones del espacio, pero en este caso matizando las consideraciones de la hipótesis de las limitaciones dinámicas, se ha observado que sistemas depredador-presa inestables pueden hacerse más persistentes incrementando el tamaño del hábitat, siempre que la movilidad de los individuos esté limitada por dicho tamaño (p. e. Luckinbill 1974, Hassel et al. 1991). Luego, de acuerdo con Spencer (1997), las redes tróficas complejas, con muchas especies, una elevada proporción relativa de conexiones entre especies, y cadenas tróficas largas tienen más probabilidades de persistir en hábitats grandes. En su último libro, Margalef (1991) especula sobre la posibilidad de que la longitud de las cadenas tróficas esté asociada a la constancia relativa del entorno y a su heterogeneidad, de modo que los ambientes más constantes y heterogéneos favorecerían el alargamiento de las cadenas tróficas. Para Margalef (1991), el hecho de que las cadenas tróficas más largas no se observen siempre en las áreas más productivas puede estar relacionado con las fluctuaciones que frecuentemente muestran estos ambientes. Ello se aplica especialmente bien a los ecosistemas marinos. Por ejemplo, los cetáceos mistacocetos (o verdaderas ballenas) se hallan al final de cadenas tróficas relativamente cortas y explotan áreas muy productivas, migrando eventualmente de unas áreas a otras si su fecundidad no se sostiene. Por contra, los cetáceos odontocetos, tipificados por el cachalote, explotan los supervivientes (y cortas) que encontramos en la naturaleza permanezcan por razones diferentes a su longitud, con lo que dichos estudios no serían de utilidad. Una alternativa son los experimentos en los que los que el investigador puede establecer la composición y longitud de las cadenas (Rosenzweig 1995). En este sentido, Morin y Lawler (1996) encontraron que cuando incrementaban el número de niveles tróficos en sus comunidades de protistas (ver apartado anterior), se incrementaba también la variación temporal del tamaño de las poblaciones, a la vez que descendía su abundancia media. En general, se asume que poblaciones más variables y con menor abundancia media tienen un mayor riesgo de extinción, luego estos resultados parecen apoyar la hipótesis de las limitaciones dinámicas. torbellinos centrales anticiclónicos y oligotróficos de los grandes océanos culminando cadenas tróficas sumamente largas. De acuerdo con Margalef, este entorno, estratificado y heterogéneo, proporciona muchas oportunidades al desarrollo de complicadas especializaciones alimentarias y, en consecuencia, al alargamiento de las cadenas. Hipótesis equivalentes han sido enunciadas por otros autores (ver Pimm y Kitching 1987, Morin y Lawler 1996). Un importante conjunto de explicaciones a la cortedad de las cadenas tróficas tiene que ver con limitaciones de diseño y comportamiento de los organismos (p.e. Elton 1927, Colinvaux 1978, Pimm 1982 y Lawton 1987). Sirva como ejemplo el siguiente razonamiento (Begon et al. 1996): para que un depredador pueda alimentarse de una presa que se encuentra en un cierto nivel trófico, tal depredador tiene que ser suficientemente grande, hábil y fiero para llevar la captura a efecto. Por lo general, los depredadores son mayores que sus presas -aunque esto no es cierto para insectos herbívoros y parásitos (Hawkins y Lawton 1987)- y su tamaño se incrementa en niveles tróficos sucesivos. Luego puede haber un umbral por encima del cual limitaciones de diseño y/o comportamiento impidan que haya otro nivel trófico. En otras palabras, puede ser simplemente imposible diseñar un depredador que sea a la vez suficientemente rápido para capturar un águila, y suficientemente fuerte para dominarla. El problema de hipótesis de este tipo suele ser la dificultad de investigarlas empíricamente debido a que solo podemos juzgar lo que es posible en evolución a partir de lo que ha evolucionado en realidad. Hay otras hipótesis que intentan explicar la longitud de las cadenas tróficas, muchas de ellas no son sino refinamientos, o combinaciones de las mencionadas aquí, y la mayoría cuenta con algún apoyo (ver Winemiller y Polis 1996). Sin embargo, no es objetivo de esta lección presentar un prolijo catálogo de hipótesis, sino mostrar que la posibilidad de que no haya una explicación simple a la longitud de las cadenas tróficas y, en general, a la organización de las redes tróficas se revela cada vez como más cierta. 4. Principales problemas de la investigación sobre redes tróficas De lo dicho hasta ahora podría deducirse que el conocimiento de las redes tróficas se aproxima a una situación de madurez, en la que las principales regularidades han sido identificadas, y el interés está en dilucidar la veracidad o el peso individual de las explicaciones teóricas que deberían dar cuenta de ellas. Es posible que esta visión fuese compartida por muchos hace 4

5 solo unos años (ver p. e. Pimm et al. 1991). Sin embargo, la situación actual dista mucho de ser ésta. El motivo? Pues fundamentalmente que ha comenzado a cuestionarse la adecuación de los datos que permitieron identificar regularidades en la organización de las redes tróficas y, en consecuencia, las teorías que pretenden explicar estas regularidades (p. e. Glasser 1983, Lawton 1989, Paine 1988, Pimm y Kitching 1988, Polis 1991, Yodzis 1993). En parte, las dudas sobre la pertinencia de derivar generalidades estructurales a partir de las descripciones de redes tróficas publicadas tienen que ver con problemas metodológicos. En concreto, con el hecho de que dichas descripciones habrían sido realizadas utilizando una excesiva variedad de métodos de campo, técnicas de análisis empírico, modos de definición de unidades operacionales, y criterios de construcción de redes tróficas (Winemiller y Polis 1996). No obstante, con ser importantes, estas limitaciones no serían las más graves. Trabajos recientes (p. e. Polis 1991, Closs y Lake 1994, Tavares-Cromar y Williams 1996) sugieren que la mayoría de las redes tróficas disponibles en la literatura solo pueden ser consideradas caricaturas extremadamente simplistas de las comunidades reales. Luego, los intentos de abstraer regularidades empíricas de tales descripciones (Cohen 1978, Cohen et al. 1986, 1990, Briand 1983, Schoenly et al. 1991) solo habrían dado lugar a imágenes imprecisas y artificiosas de las interacciones tróficas que acontecen en las comunidades. Y, consecuentemente, la teoría de redes tróficas estaría fundamentada en datos que no expresan realidades naturales. Entre otros autores (p. e. Bengtsson y Martinez 1996, Persson et al. 1996, Winemiller y Polis 1996), argumentos similares han sido manejados por Polis (1991), en este caso partiendo de la comparación de una descripción exhaustiva de la red trófica del desierto de Coachella Valley (California) con las descripciones disponibles en la literatura de otras redes tróficas. Polis (1991) identificó cuatro graves problemas de las colecciones de redes tróficas disponibles actualmente. En problema más importante según Polis es la inadecuada representación de la diversidad de especies. Muchas de las primeras descripciones de redes tróficas solo pretendían destacar los papeles tróficos de ciertos taxones. No es sorprendente por tanto que los autores se concentrasen en taxones que eran de su interés, o en los más conocidos para ellos, ignorando frecuentemente las especies poco familiares, y/o agregándolas en categorías superiores (p. e. tipos de organismos, especies tróficas, otros carnívoros, etc.). Este fenómeno de agregación no ha afectado de forma uniforme a todos los grupos de organismos: plantas, artrópodos, parásitos y los organismos que viven en el suelo o el bentos han sido los peor tratados. La consecuencia es que la mayoría de las descripciones de redes tróficas aparece depauperada de especies. Por ejemplo, en el catálogo de 113 redes tróficas realizado por Cohen et al. (1990), el número de especies/ tipos varía entre 3 y 48, con una media de 16,9 especies/ tipos por comunidad. Comparativamente, la red trófica del desierto de Coachella tiene muchas más especies: 174 especies de plantas vasculares, 138 especies de vertebrados, >55 especies de arácnidos, entre 2,000 y 3,000 especies de insectos pertenecientes a 123 familias El segundo problema tiene que ver con una inadecuada información sobre la dieta de las especies. Las redes tróficas catalogadas suelen mostrar una proporción exageradamente alta de depredadores superiores (en Inglés: top predators ), es decir, de consumidores sin depredadores (la media varía entre 28 y 45% en los distintos catálogos). Sin embargo, parece muy improbable que incluso el 1% de las especies, y mucho menos la mitad, no sufran depredación en algún momento de su vida (ver más abajo). Las cifras anteriores pueden estar relacionadas con esfuerzos de muestreo insuficientes para revelar la composición de la dieta de los consumidores. Los estudios realizados en el desierto de Coachella ilustran la magnitud del trabajo que puede ser necesario para conocer la dieta de un depredador. Por ejemplo, en una investigación sobre la biología del escorpión Paruroctonus mesaensis, nunca se llegó a alcanzar una asíntota en una curva de esfuerzo de muestreo por número de especies incluidas en la dieta (Figura 3). Y ello a pesar de que se emplearon 2,000 horas de trabajo de campo repartidas a lo largo de 5 años! En conclusión, puede ser muy difícil, cuando no inviable, obtener descripciones suficientemente ajustadas de la dieta de los depredadores en muchas redes tróficas naturales. El tercer problema está relacionado con una deficiente incorporación de los cambios alimentarios asociados al crecimiento de los organismos. Las poblaciones naturales se componen de clases de edad/tamaño, cada una de ellas caracterizada por el uso que hace de los recursos, sus depredadores y/o competidores. Diferentes clases de edad/tamaño a menudo consumen tipos distintos de comida, expandiendo con ello la dieta: es lo que se ha dado en llamar omnivoría de historia de vida (p. e. Polis 1991, Tavares- Cromar y Williams 1996). Lejos de constituir fenómenos aislados, este tipo de cambios son típicos en grupos numerosos de especies como los insectos hemimetábolos, las larvas de los insectos holometábolos, los arácnidos, muchos de los restantes invertebrados, peces y reptiles. De otro lado, tampoco es infrecuente que los depredadores que soporta una especie cambien drásticamente a lo largo de su desarrollo (Polis 1991). Sin embargo, aunque los cambios alimentarios asociados al crecimiento parecen ser la norma en la naturaleza, la complejidad que introducen en la dieta suele ser ignorada en las descripciones de redes tróficas. Figura 3. Curva de esfuerzo de muestreo para las 100 primeras especies de presas capturadas por el escorpión Paruroctonus mesaensis en Coachella Valley (Polis 1991). 5

6 Usualmente, solo se consideran los adultos, o bien las dietas de todas las clases de edad de la población aparecen combinadas, dando una imagen irreal de las interacciones que tienen lugar en las redes tróficas. Finalmente, el cuarto problema se refiere a la escasa representación de las interacciones alimentarias cíclicas. Este tipo de interacciones se producen cuando A come a B, B come a C y, o bien B come a A (depredación mutua), o es C quién come a A (ciclo de tres especies). El canibalismo es otro tipo de ciclo de una sola especie. Frecuentemente, los teóricos de las redes tróficas han considerado que los ciclos son estructuras poco razonables escasamente representadas en la naturaleza. Sin embargo, lo cierto es que los ciclos están muy extendidos, sobre todo las formas de depredación mutua asociadas al crecimiento de los organismos -jóvenes de A son comidos por B, y jóvenes de B son comidos por A (ver p. e. Sprules y Bowerman 1988, Polis 1991). Pocas de las regularidades presentadas en la Tabla 1 parecen librarse de la incidencia de dichos problemas, con lo que, por el momento, la mayoría deberían ser consideradas solo posibilidades (y algunas, por ejemplo la número 7, como simplemente absurdas (p. e. Winemiller y Polis 1996)). Una de las regularidades que en principio saldría mejor parada es la cortedad de las cadenas tróficas, aunque solo sea porque, intuitivamente, nos parece muy razonable. No obstante, tampoco faltan quienes consideran que dicha regularidad no puede ser planteada en los términos que se hace debido a su dependencia del concepto de nivel trófico; una idea de utilidad cuestionable debido a que la mayoría de los consumidores parecen comportarse como omnívoros; es decir, pueden obtener su alimento en diferentes niveles de transferencia de energía (Polis y Strong 1996). 5. Perspectivas Con una óptica benevolente, se pueden ver las dificultadas comentadas como inconvenientes lógicos de todo proceso de descubrimiento de una realidad compleja (p. e. Pimm y Kitching 1988, Hairston y Hairston 1997). El problema es que las mejores descripciones de redes tróficas dejan poco lugar al optimismo. Específicamente porque, incluso sin tener la precisión deseable, dichas descripciones hacen sospechar que puede existir una enorme complejidad en muchas redes tróficas naturales (ver Winemiller y Polis 1996 y referencias incluidas). Ello no solo arroja dudas sobre la viabilidad de disponer alguna vez de suficientes datos adecuados para sustentar el desarrollo de la teoría, sino que además ha llevando a algunos a pensar ( a estas alturas!) que pudieran no existir regularidades generales. Por ejemplo, Polis y Strong (1996) rechazan la idea de que las comunidades puedan tener un número suficiente de interacciones dominantes en común (p. e. herbivoría, carnívoros que consumen herbívoros) y, por lo tanto, de que puedan emerger regularidades ecológicas generales. Aunque es posible que posturas como estas sean demasiado radicales (Pimm y Kitching 1988, Bersier y Sugihara 1997, Hairston y Hairston 1997), lo cierto es que la investigación sobre redes tróficas se encuentra en una situación transitoria que solo podrá ser superada inyectando rigor en los programas de trabajo. Además de los desarrollos teóricos, existen tres vías complementarias para la investigación sobre redes tróficas: (1) realizar descripciones cuantitativas que permitan ensamblar colecciones de redes tróficas adecuadas, (2) diseñar muestreos para comprobar ideas sobre la estructura y funcionamiento de las redes tróficas (y para detectar posibles problemas adicionales), y (3) realizar experimentos. En relación con la primera posibilidad está claro que las dificultades de la descripción de redes tróficas pueden ser formidables. Y no solo por la elevada complejidad que pueden presentar muchos sistemas naturales, sino también por la escasa valoración que suele darse a los trabajos descriptivos, comúnmente considerados demasiado largos y tediosos, a la vez que poco rentables en términos de curriculum. Es evidente, sin embargo, que sin descripciones exhaustivas de redes tróficas resultará complicado avanzar en este campo (Bengtsson y Martinez 1996, Bersier y Sugihara 1997). Dada la abundancia de hipótesis susceptibles de ser investigadas, las dos últimas posibilidades parecen de más fácil desarrollo. Por ejemplo, se han realizado interesantes estudios comparativos de comunidades simples formadas en oquedades llenas de agua de árboles, y en plantas carnívoras del género Nepenthes (Beaver 1985, Kitching 1987, Jenkins y Kitching 1990). Estos experimentos naturales han revelado regularidades y diferencias en la estructura trófica potencialmente importantes y poco cuestionables en términos metodológicos (ver Closs y Lake 1994). Está por ver, sin embargo, si estudios igualmente consistentes pueden ser realizados en hábitats más complejos, y donde los límites no pueden ser claramente establecidos. Experimentos como los realizados por Morin y Lawler con comunidades de protistas (Lawler y Morin 1993, Morin y Lawler 1996), ilustran el potencial de este tipo de trabajos para examinar propuestas sobre la organización de las redes tróficas. Los trabajos realizados por Wilbur (1997 y referencias incluidas) con comunidades de anfibios, insectos y plancton ensambladas en estanques son también un buen ejemplo. Después de todo, aunque es posible realizar fuertes inferencias partiendo de estudios observacionales, o sacando partido de los experimentos naturales, está claro que las respuestas más consistentes a proposiciones teóricas Tabla 2. Grado de representación (%) de diferentes tipos de temas en las comunicaciones presentadas a dos congresos monográficos sobre redes tróficas: el celebrado en el Oak Ridge National Laboratory en 1982, y el que tuvo lugar en la Colorado State University en 1993 (modificado de Winemiller y Polis 1996). Tipo de contribución Teoría/Modelos Experimental/empírica

7 concretas vendrán de la mano de experimentos con la necesaria complejidad y replicación (Wilbur 1997). En general, la necesidad de disponer de más y mejores datos reales parece haber sido apreciada por quienes trabajan en redes tróficas. Eso al menos a tenor de los cambios observados en el tipo de contribuciones que se presentaron a dos congresos monográficos separados entre si once años (Tabla 2). Bengtsson y Martinez (1996) consideran que el auge actual de los trabajos empíricos y experimentales es una buena indicación de que, a pesar de las dificultades, hay lugar para el optimismo en el futuro de este campo de investigación. 6. Conclusiones El reducido espacio que permite esta clase solo nos ha dejado examinar algunos de las aspectos relevantes de la historia y situación actual de las investigaciones fundamentadas en la teoría de redes tróficas. No obstante, de lo visto aquí es posible extraer dos conclusiones que considero importantes. La primera es que es posible que no se pueda identificar un único determinante de la longitud de las cadenas tróficas. Más aún, puede ocurrir que los potencialmente múltiples condicionantes de dicha longitud tengan un carácter idiosincrásico, comportándose como un conjunto de fuerzas no del todo independientes, que adquieren individualmente mayor o menor importancia dependiendo del momento y de las características de cada lugar concreto. La segunda es que las hipótesis y conjeturas que componen la teoría de redes tróficas se encuentran actualmente inmersas en un proceso de revisión asociado a la aparición de nuevos y mejores resultados (v. g., precisas descripciones de redes tróficas, experimentos controlados, etc.). Si algo caracteriza a esta teoría hoy por hoy es su contingencia, y su ausencia de referencias suficientemente consolidadas. Referencias Beaver, R. A Gographical variation in the food web structure of Nepenthes pitchers. Ecological Enthomoly 10: Begon, M., Harper, J. L., y Townsend, C. R Ecology: idividuals, populations and communities. Blackwell Scientific. Oxford. Bengtsson, J., y Martinez, N Causes and effects in food webs: Do generalities exist? En: Food webs: integration of patterns & dynamics. G. A.Polis y K. O. Winemiller eds. Chapman & Hall, Nueva York. Bersier, L.-F., Sugihara, G Scaling regions for food web properties. Proc. Natl. Acad. Sci. USA 94: Briand, F Environmental control of food web structure. Ecology 64: Closs, G., Watterson, G. A., y Donnelly, P. J Constant predator-prey ratios: an arithmetical artefact. Ecology 74: Closs, G. P., Lake, P. S Spatial and temporal variation in the structure of an intermittent-stream food web. Ecological Mongraphs 64:1-21 Cohen, J. E Food webs and niche space. Monographs in population biology 11. Princeton University Press, Princeton. Cohen, J. E., Briand, F., y Newman, C A stochastic theory of community food webs. III. Predicted and observed lengths of food chains. Proc. Roy. Soc. London B. 228: Cohen, J. E., Briand, F., Newman, C. M., y Palka, Z. J Community food webs: data and theory. Springer-Verlag, Berlin. Colinvaux, D Why big fierce animals are rare: an ecologist s perspective. Princeton University Press. Princeton. Elton, C. S Animal ecology. Sidgwick & Jackson. Londres. Glasser, J. W Variation in niche breadth with trophic position: On the disparity between expected and observed species packing. American Naturalist 122: Hairston Jr., N. G., y Hairston Sr., N. G Does food web complexity elimiante trophic-level dynamics? American Natularist 149: Hassell, M. P., Comins, H.N. y May, R. M Spatial structure and chaos in insect population dynamics. Nature 353: Hawkins, B.A, y Lawton, J. H Species richness of parasitoids of British phytophagous insects. Nature 326: Hutchinson, G. E Homage to Santa Rosalia; or, why are there so many kinds of animals? American Naturalist 93: Jenkins, B., y Kitching, R. L The ecology of water-filled treeholes in Australian rainforests: food web reassembly as a measure of community recovery. Australian Journal of Ecology 15: Keddy, P. A Assembly and response rules: two goal for predictive community ecology. Journal of Vegetation Science 3: Kitching, R. L Spatial and temporal variation in food-webs in water filled treeholes. Oikos 48: Lawler, S. P., Morin, P. J Food web architecture and population dynamics in laboratory microcosms of protists. American Naturalist 141: Lawton, J. H Food webs. En: The contribution of ecology to an understanding of the natural world. J. m. Cherrett ed. Blackwell Scientific, Oxford. Lindeman, R. L The trophic-dynamic aspect of ecology. Ecology 23: Luckinbill, L. S The effects of space and enrichment on a predator-prey system. Ecology 55: Margalef, R Ecología. Omega. Barcelona. Margalef, R Teoría de los sistemas ecológicos. Publicacions de la Universitat de Barcelona. Barcelona. Moore, J. C., derutier, P. C., y Hunt, H. W Influence of productivity on the stability of real and model systems. Science 261: Morin, P. J., y Lawler, S. P Effects of food chain length and omnivory on population dynamics in experimental food webs. En: Food webs: integration of patterns & dynamics. G. A. Polis y K. O. Winemiller eds. Chapman & Hall, Nueva York. O Neill, R. V., DeAngelis, D. L., Waide, J. B., y Allen, T. F A hierarchical concept of ecosystems. Princeton University Press, Princeton. Oksanen, L., Fretwell, S. D., Arruda, J., y Niemelä, P Exploitation ecosystems in gradients of primary productivity. American Naturalist 118: Oksanen, L., Oksanen, T., Ekelholm, P., Moen, J, Lundberg, P., Schneider, M., y Aunapuu, M Structure and dynamics of Arctic-Subarctic gazing webs in relation to primary productivity. En: Food webs: integration of patterns & dynamics. G. A. Polis y K. O. Winemiller eds. Chapman & Hall, Nueva York. Paine, R. T Food webs: road maps of interactions or grist for theoretical development? Ecology 69: Persson, L., Bengtsson, J., Menge, B. A., y Power, M. E Productivity and consumer regulation - concepts, patterns, and mechanisms. En: Food webs: integration of patterns & dynamics. G. A. Polis y K. O. Winemiller eds. Chapman & Hall, Nueva York. Persson, L., Diehl, S., Johansson, L., Andersson, G., Hamrin, S. F Trophic interactions in temperate lake ecosystems: a test of food chain theory. American Naturalist 140:59-84 Pimm, S. L Food webs. Chapman and Hall. Londres. Pimm, S. L., y Lawton, J. H The number of trophic levels in ecological communities. Nature 268: Pimm, S. L., y Kitching, R. L The determinants of food chain lengths. Oikos 50: Pimm, S. L., y Kitching, R. L Food webs patterns: trivial flaws or the basis of an active research program? Ecology 69: Pimm, S. L., Lawton, J. H., Cohen, J. E Food web patterns and their consequences. Nature 350:

8 Polis, G. A Complex trophic interactions in deserts: an empirical critique of food-web theory. American Naturalist 138: Polis, G. A., Strong, D. R Food web complexity and community dynamics. American Naturalist 147: Rosenzweig, M. L Species diversity in space and time. Cambridge University Press, Crambridge. Schoener, T. W Food webs from the small to the large. Ecology 70: Schoenly, K., Beaver, R., y Heumier, T On the trophic relations of insects: a food web approach. American Naturalist 137: Spencer, M The effects of habitat size and energy on food web structure: An individual-based cellular automata model. Ecological Modelling 94: Sprules, W. G., Bowerman, J. E Omnivory and food chain length in zooplankton food webs. Ecology 69: Tavares-Cromar, A. F., Williams, D. D The importance of temporal resolution in food web analysis: evidence froma a detritus-based stream. Ecological Monographs 66: Warren, P. H., y Lawton, J. H Invertebrate predator-prey body size relationships: An explanation for upper triangular food webs and patterns in food web structure? Oecologia 74: Wilbur, H. M Experimental ecology of food webs: complex systems in temporary ponds. Ecology 78: Winemiller, K. O., y Polis, G. A Food webs: what can they tell us about the world? En: Food webs: integration of patterns & dynamics. G. A. Polis y K. O. Winemiller eds. Chapman & Hall, Nueva York. Yodzis, P Environmental and trophodiversity. En: Species diversity in ecological communities. R. E. Ricklefs y D. Schluter. University of Chicago Press, Chicago. 8

9 9

Tema 16: Redes de interacción: por qué son cortas las cadenas tróficas?

Tema 16: Redes de interacción: por qué son cortas las cadenas tróficas? Tema 16: Redes de interacción: por qué son cortas las cadenas tróficas? 1.Introducción 2.Hipótesis termodinámica Perspectiva histórica Evidencias 3.Hipótesis de las limitaciones dinámicas 4.Otros condicionantes

Más detalles

Mayor diversidad => Mayor estabilidad

Mayor diversidad => Mayor estabilidad Energía - Redes tróficas Matías Arim Energía Limitantes energéticas Dinámica Estabilidad de configuraciones Red Riqueza Jerarquía en interacciones Tamaño Corporal Balance de nutrientes Estequiometría Mayor

Más detalles

IV. Factores de Consolidación

IV. Factores de Consolidación Factores PARA Consolidar UNA Empresa IV. Factores de Consolidación L os Factores de la Consolidación Empresarial En esta sección se presentan los resultados obtenidos con técnicas estadísticas sobre los

Más detalles

Guía Práctica para el Diseño de Proyectos Sociales

Guía Práctica para el Diseño de Proyectos Sociales Guía Práctica para el Diseño de Proyectos Sociales Marcela Román C. CIDE INTRODUCCION Las Políticas de focalización de la acción social del Estado y, en particular la educativa, están fundamentalmente

Más detalles

Importancia y dinámica de las PYME industriales Estrategias diversas, diagnósticos específicos

Importancia y dinámica de las PYME industriales Estrategias diversas, diagnósticos específicos Importancia y dinámica de las PYME industriales Estrategias diversas, diagnósticos específicos José Carlos Fariñas Las PYME mantienen una enorme importancia para la economía de un país. Diversas tipologías

Más detalles

El ciclo de vida del producto

El ciclo de vida del producto El ciclo de vida Instrumentos para el diseño de estrategias de marketing en la oficina de farmacia (IV) En el anterior artículo de esta serie dedicada al producto en la oficina de farmacia se hizo una

Más detalles

ESTUDIO SOBRE USO DE TEXTOS ESCOLARES EN ENSEÑANZA MEDIA RESUMEN EJECUTIVO

ESTUDIO SOBRE USO DE TEXTOS ESCOLARES EN ENSEÑANZA MEDIA RESUMEN EJECUTIVO Ministerio de Educación Equipo de Seguimiento a la Implementación Curricular Unidad de Currículum y Evaluación ESTUDIO SOBRE USO DE TEXTOS ESCOLARES EN ENSEÑANZA MEDIA RESUMEN EJECUTIVO En septiembre de

Más detalles

Evaluación de Aguila Cero en cuanto a comportamiento de conductores y detección de alcoholemia

Evaluación de Aguila Cero en cuanto a comportamiento de conductores y detección de alcoholemia Evaluación de Aguila Cero en cuanto a comportamiento de conductores y detección de alcoholemia Grupo de Estudios en Sostenibilidad Urbana y Regional SUR Resumen ejecutivo Bogotá, Colombia Noviembre 18

Más detalles

5. EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN ACTIVA ARAGONESA EN LA ÚLTIMA CRISIS (2008-2012) 1. Introducción

5. EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN ACTIVA ARAGONESA EN LA ÚLTIMA CRISIS (2008-2012) 1. Introducción 5. EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN ACTIVA ARAGONESA EN LA ÚLTIMA CRISIS (2008-2012) 1. Introducción La población activa aragonesa se ha reducido desde el máximo histórico alcanzado en 2008 Durante el último

Más detalles

www.fundibeq.org En estos casos, la herramienta Gráficos de Control por Variables" no es aplicable.

www.fundibeq.org En estos casos, la herramienta Gráficos de Control por Variables no es aplicable. GRAFICOS DE CONTROL POR ATRIBUTOS 1.- INTRODUCCIÓN Este documento describe la secuencia de construcción y las pautas de utilización de una de las herramientas para el control de procesos, los Gráficos

Más detalles

Este documento describe el proceso completo a seguir para analizar la existencia de una relación lógica entre dos variables. www.fundibeq.

Este documento describe el proceso completo a seguir para analizar la existencia de una relación lógica entre dos variables. www.fundibeq. DIAGRAMA DE DISPERSIÓN 1.- INTRODUCCIÓN Este documento describe el proceso completo a seguir para analizar la existencia de una relación lógica entre dos variables. Describe la construcción de los Diagramas

Más detalles

NORMA INTERNACIONAL DE AUDITORÍA 530 MUESTREO DE AUDITORÍA

NORMA INTERNACIONAL DE AUDITORÍA 530 MUESTREO DE AUDITORÍA NORMA INTERNACIONAL DE AUDITORÍA 530 MUESTREO DE AUDITORÍA (NIA-ES 530) (adaptada para su aplicación en España mediante Resolución del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, de 15 de octubre

Más detalles

UNA (MUY) BREVE INTRODUCCIÓN A LA ACTIVIDAD CIENTÍFICA

UNA (MUY) BREVE INTRODUCCIÓN A LA ACTIVIDAD CIENTÍFICA UNA (MUY) BREVE INTRODUCCIÓN A LA ACTIVIDAD CIENTÍFICA Aprendemos de nuestros errores (Karl R. Popper 1962. Conjeturas y refutaciones) El objetivo de la ciencia es acumular información sobre cómo funciona

Más detalles

El árbol de problemas

El árbol de problemas SECRETARÍA TÉCNICA DE PLANIFICACIÓN EL ÁRBOL DE PROBLEMAS 1. Introducción El análisis de problemas es una de las herramientas fundamentales en la planificación, especialmente en proyectos. El análisis

Más detalles

LA EVOLUCIÓN DE LOS BENEFICIOS Y LA RENTABILIDAD EMPRESARIAL DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA

LA EVOLUCIÓN DE LOS BENEFICIOS Y LA RENTABILIDAD EMPRESARIAL DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA LA EVOLUCIÓN DE LOS BENEFICIOS Y LA RENTABILIDAD EMPRESARIAL DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA La evolución de los beneficios y la rentabilidad empresarial durante la crisis económica Este artículo ha sido elaborado

Más detalles

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS Facultad de Ciencias Biológicas Escuela Académico Profesional de Genética y Biotecnología SYLLABUS

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS Facultad de Ciencias Biológicas Escuela Académico Profesional de Genética y Biotecnología SYLLABUS UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS Facultad de Ciencias Biológicas Escuela Académico Profesional de Genética y Biotecnología Ciencias Biológicas hacia la Calidad Académica mediante la Autoevaluación

Más detalles

Clase 8: Distribuciones Muestrales

Clase 8: Distribuciones Muestrales Clase 8: Distribuciones Muestrales Distribución Muestral La inferencia estadística trata básicamente con generalizaciones y predicciones. Por ejemplo, podemos afirmar, con base a opiniones de varias personas

Más detalles

INTRODUCCIÓN A LA DINÁMICA DE SISTEMAS

INTRODUCCIÓN A LA DINÁMICA DE SISTEMAS INTRODUCCIÓN A LA DINÁMICA DE SISTEMAS JAY FORRESTER M.I. ERNESTO A. LAGARDA L. DEFINICIÓN DE LA D.S. Es una metodología de uso generalizado para modelar y estudiar el comportamiento de cualquier clase

Más detalles

Fig. 1. Posibles escalas en el estudio de ecosistemas y de la vegetación asociada. Esquema tomado de Kent & Coker (1992).

Fig. 1. Posibles escalas en el estudio de ecosistemas y de la vegetación asociada. Esquema tomado de Kent & Coker (1992). COMUNIDAD VEGETAL Los ecosistemas pueden ser definidos, de acuerdo a un rango de escalas, desde el nivel individual hasta la propia biosfera. Los diferentes niveles de reconocimiento de los ecosistemas

Más detalles

Factores que influyen en la estructura de las comunidades

Factores que influyen en la estructura de las comunidades Universidad de Sonora Licenciatura en Biología Curso: ecología Factores que influyen en la estructura de las comunidades Francisco Molina Freaner freaner@unam.mx biosfera región paisaje ecosistema comunidad

Más detalles

CARTAS DE CONTROL. FeGoSa

CARTAS DE CONTROL. FeGoSa Las empresas en general, ante la apertura comercial han venido reaccionando ante los cambios y situaciones adversas, reaccionan por ejemplo ante: Disminución de ventas Cancelación de pedidos Deterioro

Más detalles

ANÁLISIS DINÁMICO DEL RIESGO DE UN PROYECTO

ANÁLISIS DINÁMICO DEL RIESGO DE UN PROYECTO ANÁLISIS DINÁMICO DEL RIESGO DE UN PROYECTO Por: Pablo Lledó Master of Science en Evaluación de Proyectos (University of York) Project Management Professional (PMP) Profesor de Project Management y Evaluación

Más detalles

Métodos y Diseños utilizados en Psicología

Métodos y Diseños utilizados en Psicología Métodos y Diseños utilizados en Psicología El presente documento pretende realizar una introducción al método científico utilizado en Psicología para recoger información acerca de situaciones o aspectos

Más detalles

ESCALAS DE MEDICIÓN ...

ESCALAS DE MEDICIÓN ... ESCALAS DE MEDICIÓN... Como la estadística analiza los datos y éstos son el resultado de las mediciones, necesitamos ocupar cierto tiempo para estudiar las escalas de medición. Este tema es de suma importancia,

Más detalles

Socioestadística I Análisis estadístico en Sociología

Socioestadística I Análisis estadístico en Sociología Análisis estadístico en Sociología 1. INTRODUCCIÓN. Definición e historia. 1.1. Que es la Sociestadística?. La estadística es la ciencias de las regularidades que se observan en conjuntos de fenómenos

Más detalles

Tabla de especificaciones y Taxonomía de Bloom

Tabla de especificaciones y Taxonomía de Bloom Tabla de especificaciones y Taxonomía de Bloom Objetivo: El construir esta tabla de especificaciones ayuda a ordenar la manera en que se construirá el banco de reactivos que evalúe cada uno de los temas

Más detalles

Las 7 Herramientas Fundamentales de la Calidad

Las 7 Herramientas Fundamentales de la Calidad Las 7 Herramientas Fundamentales de la Calidad Se utilizarán los métodos estadísticos elementales, dado que está dirigido a todos los funcionarios, desde la alta dirección hasta los operarios de base (Ej:

Más detalles

Factores. PARA Consolidar UNA Empresa. V. Conclusiones

Factores. PARA Consolidar UNA Empresa. V. Conclusiones Factores PARA Consolidar UNA Empresa V. Conclusiones Conclusiones generales En 1998 se crearon en España 339.162 empresas, de las que 207.839 continúan activas en la actualidad. Cómo son estas jóvenes

Más detalles

1. CONSUMO: MOTOR DE LA ACTIVIDAD

1. CONSUMO: MOTOR DE LA ACTIVIDAD cinve Centro de Investigaciones Económicas ACTIVIDAD & COMERCIO Contenido 1. Consumo: motor de la actividad..1 2. Fuerte dinamismo del consumo se modera...2 Setiembre 2011 No. 97 CINVE Centro de Investigaciones

Más detalles

Control Estadístico de Procesos

Control Estadístico de Procesos Control Estadístico de Procesos Gráficos de Control Los gráficos de control o cartas de control son una importante herramienta utilizada en control de calidad de procesos. Básicamente, una Carta de Control

Más detalles

LOGISTICA Y DISTRIBUCION FISICA INTERNACIONAL: CLAVE EN LAS OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR

LOGISTICA Y DISTRIBUCION FISICA INTERNACIONAL: CLAVE EN LAS OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR LOGISTICA Y DISTRIBUCION FISICA INTERNACIONAL: CLAVE EN LAS OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR Logística Objetivo: La Logística es clave para lograr el máximo de eficiencia y efectividad, lo cual teóricamente

Más detalles

TABLAS DE CONTINGENCIA (CROSS-TAB): BUSCANDO RELACIONES DE DEPENDENCIA ENTRE VARIABLES CATEGÓRICAS 1

TABLAS DE CONTINGENCIA (CROSS-TAB): BUSCANDO RELACIONES DE DEPENDENCIA ENTRE VARIABLES CATEGÓRICAS 1 TABLAS DE CONTINGENCIA (CROSS-TAB): BUSCANDO RELACIONES DE DEPENDENCIA ENTRE VARIABLES CATEGÓRICAS 1 rafael.dearce@uam.es El objeto de las tablas de contingencia es extraer información de cruce entre dos

Más detalles

La investigación en diseño

La investigación en diseño La investigación en diseño -conceptos básicos -estrategias y tácticas en la búsqueda de información OBSERVACIÓN CUANTITATIVA -Mide 1,75 metros de altura. -Comen 6 comidas al día. -Irá a votar un 53% de

Más detalles

GESTIÓN Y CONSERVACIÓN DEL CONEJO DE MONTE EN ESPAÑA. Emilio Virgós Universidad Rey Juan Carlos, Dpto. Biología y Geología, Móstoles (Madrid)

GESTIÓN Y CONSERVACIÓN DEL CONEJO DE MONTE EN ESPAÑA. Emilio Virgós Universidad Rey Juan Carlos, Dpto. Biología y Geología, Móstoles (Madrid) GESTIÓN Y CONSERVACIÓN DEL CONEJO DE MONTE EN ESPAÑA Emilio Virgós Universidad Rey Juan Carlos, Dpto. Biología y Geología, Móstoles (Madrid) Introducción El conejo de monte es una especie de gran valor

Más detalles

Cómo se lleva a cabo una investigación?

Cómo se lleva a cabo una investigación? Ficha 2. Mayo, 2005 Fichas para investigadores Autora: Fernández Núñez, Lissette... Definición de investigación científica Una investigación es "una manera planificada, cautelosa, sistemática y confiable

Más detalles

V.1.1. DISCUSIÓN SOBRE LA EFECTIVIDAD GLOBAL DEL MANEJO DE LA ANSIEDAD.

V.1.1. DISCUSIÓN SOBRE LA EFECTIVIDAD GLOBAL DEL MANEJO DE LA ANSIEDAD. V. DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES. Tras describir y analizar los diferentes resultados obtenidos con la aplicación del programa de intervención psicológica en pacientes con problemas cardiovasculares, procede

Más detalles

Decisión: Indican puntos en que se toman decisiones: sí o no, o se verifica una actividad del flujo grama.

Decisión: Indican puntos en que se toman decisiones: sí o no, o se verifica una actividad del flujo grama. Diagrama de Flujo La presentación gráfica de un sistema es una forma ampliamente utilizada como herramienta de análisis, ya que permite identificar aspectos relevantes de una manera rápida y simple. El

Más detalles

1.1. Introducción y conceptos básicos

1.1. Introducción y conceptos básicos Tema 1 Variables estadísticas Contenido 1.1. Introducción y conceptos básicos.................. 1 1.2. Tipos de variables estadísticas................... 2 1.3. Distribuciones de frecuencias....................

Más detalles

SIMULACIÓN DE MODELOS POBLACIONALES

SIMULACIÓN DE MODELOS POBLACIONALES 7 SIMULACIÓN DE MODELOS POBLACIONALES 7.1 Objetivo En esta práctica construiremos, simularemos y analizaremos diversos modelos simples que estudian el crecimiento de poblaciones, a través del programa

Más detalles

TEMA 2: EL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO 1.1 CIENCIAS EMPÍRICAS Y CIENCIAS FORMALES.

TEMA 2: EL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO 1.1 CIENCIAS EMPÍRICAS Y CIENCIAS FORMALES. TEMA 2: EL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO Desde sus orígenes, la ciencia se ha convertido en la forma de conocimiento más eficaz que ha desarrollado el ser humano. Su eficacia se debe a la invención y aplicación

Más detalles

LA FORMACIÓN EN LA EMPRESA: CÓMO SE MIDE?(*)

LA FORMACIÓN EN LA EMPRESA: CÓMO SE MIDE?(*) La formación en la empresa: cómo se mide? LA FORMACIÓN EN LA EMPRESA: CÓMO SE MIDE?(*) Cecilia Albert Carlos García-Serrano Virginia Hernanz cecilia.albert@uah.es Universidad de Alcalá Resumen Este trabajo

Más detalles

Diciembre 2008. núm.96. El capital humano de los emprendedores en España

Diciembre 2008. núm.96. El capital humano de los emprendedores en España Diciembre 2008 núm.96 El capital humano de los emprendedores en España En este número 2 El capital humano de los emprendedores Este cuaderno inicia una serie de números que detallan distintos aspectos

Más detalles

Consideraciones al precio de un warrant. El precio del warrant: la prima. Factores que afectan al precio de un warrant

Consideraciones al precio de un warrant. El precio del warrant: la prima. Factores que afectan al precio de un warrant Consideraciones al precio de un warrant El precio del warrant: la prima La prima es el precio que se paga por comprar un warrant. El inversor adquiere así el derecho a comprar (warrant Call) o vender (warrant

Más detalles

UNA COMPARACIÓN DE LAS PROYECCIONES DE POBLACIÓN PARA ESPAÑA, LA ZONA DEL EURO Y ESTADOS UNIDOS

UNA COMPARACIÓN DE LAS PROYECCIONES DE POBLACIÓN PARA ESPAÑA, LA ZONA DEL EURO Y ESTADOS UNIDOS UNA COMPARACIÓN DE LAS PROYECCIONES DE POBLACIÓN PARA, LA ZONA DEL EURO Y Una comparación de las proyecciones de población para España, la zona del euro y Estados Unidos Este artículo ha sido elaborado

Más detalles

STATISTICAL PROCESS CONTROL: MANUAL REFERENCIA QS 9000

STATISTICAL PROCESS CONTROL: MANUAL REFERENCIA QS 9000 STATISTICAL PROCESS CONTROL: MANUAL REFERENCIA QS 9000 SECCIÓN 2: SISTEMA DE CONTROL 1.- Proceso: Se entiende por proceso, la combinación de suministradores, productores, personas, equipos, imputs de materiales,

Más detalles

Los pronósticos pueden ser utilizados para conocer el comportamiento futuros en muchas fenómenos, tales como:

Los pronósticos pueden ser utilizados para conocer el comportamiento futuros en muchas fenómenos, tales como: TEMA 1: PRONÓSTICOS 1.1. Introducción Pronostico es un método mediante el cual se intenta conocer el comportamiento futuro de alguna variable con algún grado de certeza. Existen disponibles tres grupos

Más detalles

ESPECIFICACIONES PARA LA EVALUACIÓN de la materia PSICOLOGÍA del 2º curso del Bachillerato

ESPECIFICACIONES PARA LA EVALUACIÓN de la materia PSICOLOGÍA del 2º curso del Bachillerato I.E.S. Ruiz de Alda de San Javier (Murcia) DEPARTAMENTO DE FILOSOFÍA ESPECIFICACIONES PARA LA EVALUACIÓN de la materia PSICOLOGÍA del 2º curso del Bachillerato Este Departamento Didáctico ha expuesto su

Más detalles

STATMEDIA: UN CURSO MULTIMEDIA DE ESTADÍSTICA

STATMEDIA: UN CURSO MULTIMEDIA DE ESTADÍSTICA 27 Congreso Nacional de Estadística e Investigación Operativa Lleida, 8-11 de abril de 2003 STATMEDIA: UN CURSO MULTIMEDIA DE ESTADÍSTICA M. Calvo, A.Villarroya, A.Miñarro, S.Vives, A.Arcas Departamento

Más detalles

En el desarrollo tecnológico se distinguen cuatro fases: planificación, innovación y adaptación, asimilación y optimización.

En el desarrollo tecnológico se distinguen cuatro fases: planificación, innovación y adaptación, asimilación y optimización. TEMA 5: ASIMILACIÓN DE LA TECNOLOGÍA 5.1 Definición de la asimilación de la tecnología La asimilación tecnológica es un proceso de aprovechamiento racional y sistemático del conocimiento por medio del

Más detalles

QUÉ CRITERIOS UTILIZAN LOS ESTUDIANTES DE MAGISTERIO PARA SECUENCIAR LAS ACTIVIDADES DE ENSEÑANZA?

QUÉ CRITERIOS UTILIZAN LOS ESTUDIANTES DE MAGISTERIO PARA SECUENCIAR LAS ACTIVIDADES DE ENSEÑANZA? QUÉ CRITERIOS UTILIZAN LOS ESTUDIANTES DE MAGISTERIO PARA SECUENCIAR LAS ACTIVIDADES DE ENSEÑANZA? MARTÍN DEL POZO 1, ROSA; PORLÁN ARIZA 2, RAFAEL y RIVERO GARCÍA 2, ANA 1 Departamento de Didáctica de

Más detalles

El traspaso del tipo de cambio a precios en la economía peruana: talón de Aquiles del esquema de metas de inflación?

El traspaso del tipo de cambio a precios en la economía peruana: talón de Aquiles del esquema de metas de inflación? El traspaso del tipo de cambio a precios en la economía peruana: talón de Aquiles del esquema de metas de inflación? Eduardo Morón y Ruy Lama (CIUP) Bajo un contexto de baja inflación, se está libre de

Más detalles

Evaluación de stock, enfoque, modelo, dificultades y desafíos. Renzo Tascheri. Instituto de Fomento Pesquero.

Evaluación de stock, enfoque, modelo, dificultades y desafíos. Renzo Tascheri. Instituto de Fomento Pesquero. Evaluación de stock, enfoque, modelo, dificultades y desafíos. Renzo Tascheri. Instituto de Fomento Pesquero. Que es una evaluación de stock de peces?: Es la colección, análisis y reporte de información

Más detalles

Ecología y ecosistemas. Por: Wilfredo Santiago

Ecología y ecosistemas. Por: Wilfredo Santiago Ecología y ecosistemas Por: Wilfredo Santiago INTRODUCCIÓN El estudio de los ecosistemas, de los seres vivos y el ambiente, nos permite evaluar y corregir nuestro impacto sobre la naturaleza y lograr una

Más detalles

EL ENDEUDAMIENTO DE LAS SOCIEDADES NO FINANCIERAS ESPAÑOLAS. EVOLUCIÓN TEMPORAL Y COMPARACIÓN CON EL ÁREA DEL EURO

EL ENDEUDAMIENTO DE LAS SOCIEDADES NO FINANCIERAS ESPAÑOLAS. EVOLUCIÓN TEMPORAL Y COMPARACIÓN CON EL ÁREA DEL EURO EL ENDEUDAMIENTO DE LAS SOCIEDADES NO FINANCIERAS ESPAÑOLAS. EVOLUCIÓN TEMPORAL Y COMPARACIÓN CON EL ÁREA DEL EURO El endeudamiento de las sociedades no financieras españolas. Evolución temporal y comparación

Más detalles

Año de la Consolidación Económica y Social del Perú Década de la Educación Inclusiva del 2003 al 2012

Año de la Consolidación Económica y Social del Perú Década de la Educación Inclusiva del 2003 al 2012 TALLER 3 1. DISEÑOS DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA Kerlinger 1 dice generalmente se llama diseño de investigación al PLAN y a la ESTRUCTURA de un estudio. Es el plan y estructura de una investigación concebidas

Más detalles

Introducción INTRODUCCIÓN

Introducción INTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN En un entorno económico cada vez más competitivo, como el actual, las empresas necesitan disponer de sistemas de información que constituyan un instrumento útil para controlar su eficiencia

Más detalles

Debido al incremento de la población humana, los paisajes naturales están siendo

Debido al incremento de la población humana, los paisajes naturales están siendo I. Introducción 1 Descripción General Debido al incremento de la población humana, los paisajes naturales están siendo sustituidos por ambientes urbanos y suburbanos. Este crecimiento urbano, que conocemos

Más detalles

I1.1 Estudios observacionales IISESIÓN DISEÑO O DE ESTUDIOS EN INVESTIGACIÓN N MÉDICA DESCRIPTIVA CURSO DE. 1.2 Estudios experimentales

I1.1 Estudios observacionales IISESIÓN DISEÑO O DE ESTUDIOS EN INVESTIGACIÓN N MÉDICA DESCRIPTIVA CURSO DE. 1.2 Estudios experimentales 1 2 3 4 5 6 ESQUEMA DEL CURSO ESTADÍSTICA BÁSICA DISEÑO DE EXPERIMENTOS CURSO DE ESTADÍSTICA STICA BÁSICAB ESTADÍSTICA DESCRIPTIVA TIPOS DE VARIABLES MEDIDAS DE POSICIÓN CENTRAL Y DE DISPERSIÓN TABLAS

Más detalles

Simulación y Modelos Estocásticos

Simulación y Modelos Estocásticos y Modelos Estocásticos Héctor Allende O!"# $# %#&' ( ) *+,-+,,*,/ ) -++,,*,/ ) 0 1 %*++,,*,/ $2,/ 04 %! 2! 5,,#6)5 1 Conceptos básicos: fundamentos de modelos de simulación y del modelado de sistemas complejos,

Más detalles

Los componentes alfa, beta y gamma de la biodiversidad. Aplicación al estudio de comunidades vegetales.

Los componentes alfa, beta y gamma de la biodiversidad. Aplicación al estudio de comunidades vegetales. Los componentes alfa, beta y gamma de la biodiversidad. Aplicación al estudio de comunidades vegetales. Apellidos, nombre Departamento Centro Ferriol Molina, María (mafermo@upvnet.pv.es) Merle Farinós,

Más detalles

Catalogo cursos educacion, integracion, trabajo social

Catalogo cursos educacion, integracion, trabajo social Formación a Distancia y Permanente de Educadores/as http://cursosanimacion.weebly.com formacionadistancia@arrakis.es Apdo. 3049-36205 VIGO- España Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Móvil: 615-38 30 03 Síguenos

Más detalles

RESPUESTAS A LAS PREGUNTAS DEL TEMA 3

RESPUESTAS A LAS PREGUNTAS DEL TEMA 3 RESPUESTAS A LAS PREGUNTAS DEL TEMA 3 Las respuestas en algún caso (primera pregunta) son más largas de lo requerido para que sirva de explicación 1. Explica brevemente qué significan cada una de las curvas

Más detalles

MATEMÁTICAS ESO EVALUACIÓN: CRITERIOS E INSTRUMENTOS CURSO 2014-2015 Colegio B. V. María (Irlandesas) Castilleja de la Cuesta (Sevilla) Página 1 de 7

MATEMÁTICAS ESO EVALUACIÓN: CRITERIOS E INSTRUMENTOS CURSO 2014-2015 Colegio B. V. María (Irlandesas) Castilleja de la Cuesta (Sevilla) Página 1 de 7 Página 1 de 7 1 CRITERIOS DE EVALUACIÓN 1.1 SECUENCIA POR CURSOS DE LOS CRITERIOS DE EVALUACION PRIMER CURSO 1. Utilizar números naturales y enteros y fracciones y decimales sencillos, sus operaciones

Más detalles

Tema 4 Termodinámica de la atmósfera. Humedad atmosférica. Estabilidad e inestabilidad

Tema 4 Termodinámica de la atmósfera. Humedad atmosférica. Estabilidad e inestabilidad Tema 4 Termodinámica de la atmósfera. Humedad atmosférica. Estabilidad e inestabilidad 1 El ciclo hidrológico El agua se presenta en la naturaleza en los 3 estados de la materia (sólido, líquido y gaseoso).

Más detalles

EL PODER DECISORIO DE LA 'IZQUIERDA

EL PODER DECISORIO DE LA 'IZQUIERDA EL PODER DECISORIO DE LA 'IZQUIERDA VOLÁTIL' Los votantes centristas no son los fundamentales para lograr el triunfo electoral en España, sino aquellos que oscilan entre el PSOE, IU o la abstención. El

Más detalles

ESTUDIO DEL RENDIMIENTO DE LOS FONDOS DE INVERSIÓN CÓMO SE DETERMINA LA RENTABILIDAD DE UN FONDO?

ESTUDIO DEL RENDIMIENTO DE LOS FONDOS DE INVERSIÓN CÓMO SE DETERMINA LA RENTABILIDAD DE UN FONDO? ESTUDIO DEL RENDIMIENTO DE LOS FONDOS DE INVERSIÓN CÓMO SE DETERMINA LA RENTABILIDAD DE UN FONDO? El precio, o valor de mercado, de cada participación oscila según la evolución de los valores que componen

Más detalles

FUNCIONES DE UNA VARIABLE Julián de la Horra Departamento de Matemáticas U.A.M.

FUNCIONES DE UNA VARIABLE Julián de la Horra Departamento de Matemáticas U.A.M. FUNCIONES DE UNA VARIABLE Julián de la Horra Departamento de Matemáticas U.A.M. 1 Introducción Una de las primeras necesidades que surgen en las Ciencias Experimentales es la de poder expresar los valores

Más detalles

UNIDAD DIDÁCTICA 7 ANÁLISIS DE ÍTEMS Y BAREMACIÓN DE UN TEST

UNIDAD DIDÁCTICA 7 ANÁLISIS DE ÍTEMS Y BAREMACIÓN DE UN TEST UNIDAD DIDÁCTICA 7 ANÁLISIS DE ÍTEMS Y BAREMACIÓN DE UN TEST 7.1. ANÁLISIS DE LOS ÍTEMS Al comenzar la asignatura ya planteábamos que uno de los principales problemas a los que nos enfrentábamos a la hora

Más detalles

Enfoque del Marco Lógico (EML)

Enfoque del Marco Lógico (EML) Enfoque del Marco Lógico (EML) Qué es el EML? Es una herramienta analítica que se utiliza para la mejorar la planificación y la gestión de proyectos tanto de cooperación al desarrollo como de proyectos

Más detalles

Sin embargo el proceso de gestión de riesgos aplicado a cualquier actividad consta de las siguientes etapas:

Sin embargo el proceso de gestión de riesgos aplicado a cualquier actividad consta de las siguientes etapas: EL PROCESO DE GESTIÓN DE RIESGO La gestión de riesgo se puede definir como el proceso de toma de decisiones en un ambiente de incertidumbre sobre un acción que va a suceder y sobre las consecuencias que

Más detalles

PRESENTACIÓN DE RESULTADOS EN LÍNEA Y TELECONFERENCIA SEGUNDO TRIMESTRE DE 2014 SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

PRESENTACIÓN DE RESULTADOS EN LÍNEA Y TELECONFERENCIA SEGUNDO TRIMESTRE DE 2014 SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS FECHA: Julio 31 de 2014 PRESENTACIÓN DE RESULTADOS EN LÍNEA Y TELECONFERENCIA SEGUNDO TRIMESTRE DE 2014 SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS 1. Podríamos ver un segundo semestre similar al segundo trimestre,

Más detalles

México en el año 2005 y los impactos sobre su demanda. específicamente de los productos de Anheuser-Busch.

México en el año 2005 y los impactos sobre su demanda. específicamente de los productos de Anheuser-Busch. 1) Objetivos, Marco Teórico Objetivos - Realizar un análisis de la estructura de precios de la industria cervecera Mexicana. - Realizar un análisis del ajuste de precios de los productos de Anheuser-Busch

Más detalles

Universidad Autónoma de Baja California Sur

Universidad Autónoma de Baja California Sur Universidad Autónoma de Baja California Sur PROGRAMA DE POSGRADO EN CIENCIAS MARINAS Y COSTERAS (CIMACO) Nivel: Especialidad, Maestría y Doctorado Nombre de la materia: Ecología Marina Número de horas

Más detalles

PDF created with pdffactory Pro trial version www.pdffactory.com

PDF created with pdffactory Pro trial version www.pdffactory.com Universidad de Los Andes Facultad de Humanidades y Educación Escuela de Educación Departamento de Educación Física Cátedra Didáctica de la Educación Física RESUMEN DE LA TAXONOMIA DE LOS OBJETIVOS DE LA

Más detalles

Análisis de Optimización Web: ahorro de ancho de banda en la prensa digital española

Análisis de Optimización Web: ahorro de ancho de banda en la prensa digital española Análisis de Optimización Web: ahorro de ancho de banda en la prensa digital española Powered by Funomy EXTRACTO El sector de la prensa digital en España podría ahorrarse al año más de 235. Euros en ancho

Más detalles

POLÍTICA ECONÓMICA I. Curso 2008-2009 TEMA 9

POLÍTICA ECONÓMICA I. Curso 2008-2009 TEMA 9 POLÍTICA ECONÓMICA I Curso 2008-2009 TEMA 9 LA REDISTRIBUCIÓN DE LA RENTA 1. Conceptos básicos y causas de la desigualdad 1.1 Renta, riqueza y pobreza 1.2 Distribución funcional, personal y espacial 1.3

Más detalles

Proyecto de Presupuesto Nacional 2015-2019. Exposición de Motivos Capítulo VII. El Uruguay Social

Proyecto de Presupuesto Nacional 2015-2019. Exposición de Motivos Capítulo VII. El Uruguay Social Proyecto de Presupuesto Nacional 2015-2019 Exposición de Motivos Capítulo VII. El Uruguay Social VII. EL URUGUAY SOCIAL La presente administración enfrenta el desafío de continuar profundizando los importantes

Más detalles

CONCLUSIONES Y ACCIONES FUTURAS

CONCLUSIONES Y ACCIONES FUTURAS VIII. CONCLUSIONES Y ACCIONES FUTURAS VIII.a. Conclusiones El reactor Simulador de Riser CREC resulta una herramienta adecuada para la evaluación de catalizadores equilibrados comerciales de FCC en laboratorio,

Más detalles

ANEXO IV ESTRUCTURA DEL SECTOR Y ACCESIBILIDAD A LA COMPETENCIA DEL SECTOR ELÉCTRICO. MEDICIÓN DE LA CONCENTRACIÓN

ANEXO IV ESTRUCTURA DEL SECTOR Y ACCESIBILIDAD A LA COMPETENCIA DEL SECTOR ELÉCTRICO. MEDICIÓN DE LA CONCENTRACIÓN ANEXO IV ESTRUCTURA DEL SECTOR Y ACCESIBILIDAD A LA COMPETENCIA DEL SECTOR ELÉCTRICO. MEDICIÓN DE LA CONCENTRACIÓN Informe sobre el proyecto de concentración consistente en la fusión de ENDESA, S.A. e

Más detalles

TEORIA GENERAL DE SISTEMAS. Análisis de Sistemas 2011 Licenciatura en Ciencias de la computación UNR

TEORIA GENERAL DE SISTEMAS. Análisis de Sistemas 2011 Licenciatura en Ciencias de la computación UNR Análisis de Sistemas 2011 Licenciatura en Ciencias de la computación UNR En la actualidad somos testigos de grandes problemas y situaciones complejas a los que nos enfentamos prácticamente en nuestras

Más detalles

Norma Internacional de Información Financiera 2. Pagos basados en acciones

Norma Internacional de Información Financiera 2. Pagos basados en acciones Norma Internacional de Información Financiera 2 Pagos basados en acciones Norma Internacional de Información Financiera 2 Pagos basados en acciones OBJETIVO 1 El objetivo de esta NIIF consiste en especificar

Más detalles

MACROECONOMÍA. Tema 6 El comercio internacional. - MACROECONOMÍA -

MACROECONOMÍA. Tema 6 El comercio internacional. - MACROECONOMÍA - MACROECONOMÍA Tema 6 El comercio internacional. Introducción. En este tema vamos tratar de responder a las siguientes cuestiones: por qué los países comercian entre sí? quién gana y quién pierde con el

Más detalles

Ejercicio de estadística para 3º de la ESO

Ejercicio de estadística para 3º de la ESO Ejercicio de estadística para 3º de la ESO Unibelia La estadística es una disciplina técnica que se apoya en las matemáticas y que tiene como objetivo la interpretación de la realidad de una población

Más detalles

UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO EN HUMACAO DEPARTAMENTO DE BIOLOGÍA

UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO EN HUMACAO DEPARTAMENTO DE BIOLOGÍA UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO EN HUMACAO DEPARTAMENTO DE BIOLOGÍA PRONTUARIO DEL CURSO ECOLOGÍA DE COMUNIDADES TERRESTRES TROPICALES BIOL 4558 Actualizado por: DR. DENNY S. FERNÁNDEZ DEL VISO 2006 UPR-H-Departamento

Más detalles

Para que les fuera más cercano y aumentar así su implicación, el tema a tratar fue propuesto por ellos mismos.

Para que les fuera más cercano y aumentar así su implicación, el tema a tratar fue propuesto por ellos mismos. Índice 1. Notas introductorias del profesor.... 2 2. Descripción del proyecto.... 3 2.1. Introducción.... 3 2.2. Objetivos que pretendemos lograr con este trabajo... 3 2.3. El proceso realizado... 4 3.

Más detalles

Jóvenes y empleo en la Argentina

Jóvenes y empleo en la Argentina artículos Jóvenes y empleo en la Argentina Luis Beccaria * El desempleo y la precariedad laboral afectan particularmente a los jóvenes. El abandono escolar, motivado en muchos casos por la necesidad de

Más detalles

CAPÍTULO 1 INTRODUCCIÓN, HIPÓTESIS Y OBJETIVOS

CAPÍTULO 1 INTRODUCCIÓN, HIPÓTESIS Y OBJETIVOS CAPÍTULO 1 INTRODUCCIÓN, HIPÓTESIS Y OBJETIVOS 1 INTRODUCCIÓN 1.1 Justificación Esta investigación está motivada por el interés en lograr una mejor comprensión del papel que desempeña la creatividad dentro

Más detalles

IV. SALARIOS E INCENTIVOS

IV. SALARIOS E INCENTIVOS excepcionales, y para las cuales las empresas deben solicitar una autorización a la Dirección del Trabajo. Estas últimas, sin embargo, corresponden a un reducido número, en comparación con las primeras.

Más detalles

BIODIVERSIDAD Y FUNCIONAMIENTO DE LOS ECOSISTEMAS

BIODIVERSIDAD Y FUNCIONAMIENTO DE LOS ECOSISTEMAS CONSERVACIÓN Y EXPLOTACIÓN DE RECURSOS ANIMALES > TEMA 2 > 26 BIODIVERSIDAD Y FUNCIONAMIENTO DE LOS ECOSISTEMAS Funcionamiento de un ecosistema: Conjunto de actividades vitales de plantas, animales y microorganismos

Más detalles

METODOLOGÍA DE EVALUACIÓN DE

METODOLOGÍA DE EVALUACIÓN DE METODOLOGÍA DE EVALUACIÓN DE DESEMPEÑO ENERGÉTICO PARA UN EDIFICIO HABILITADO COMO OFICINA Y/O BANCO Dirección de Economía Sectorial Coordinación General de Crecimiento Verde Instituto Nacional de Ecología

Más detalles

Biodiversidad y su importancia para la sustentabilidad.

Biodiversidad y su importancia para la sustentabilidad. Biodiversidad y su importancia para la sustentabilidad. Luciana Pujol Lereis Ref. Ecología y biodiversidad UAIS-EBIO-400-001 Noviembre 2007 Abstract La pérdida de hábitats naturales mediada por la acción

Más detalles

NTP 15: Construcción de una escala de actitudes tipo Likert

NTP 15: Construcción de una escala de actitudes tipo Likert Año: 1982 NTP 15: Construcción de una escala de actitudes tipo Likert Attitudes measures with a Likert scale Mesurement d'attitudes avec una echélle type Likert Las NTP son guías de buenas prácticas. Sus

Más detalles

5.4.- QUÉ PASA CON LOS SALARIOS?

5.4.- QUÉ PASA CON LOS SALARIOS? El salario real medio cayó casi un 6% en los tres últimos años tras la pérdida de 2,4 millones de empleos por cuenta ajena. Mujeres, empleados a tiempo parcial y temporal, jóvenes y extranjeros son los

Más detalles

CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA

CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA 1. Identificar y rechazar, a partir del análisis de hechos reales y figurados, las situaciones de discriminación hacia personas de diferente origen,

Más detalles

Capítulo 3. Metodología

Capítulo 3. Metodología Capítulo 3. Metodología Para realizar la presente investigación de tesis que tiene como principal objetivo proponer una definición acerca del concepto de líder socialmente responsable e identificar las

Más detalles

La selección del mercado meta es esencialmente idéntica, sin importar si una firma vende un bien o servicio.

La selección del mercado meta es esencialmente idéntica, sin importar si una firma vende un bien o servicio. 4. SELECCIÓN Y EVALUACIÓN DE MERCADO META SELECCIÓN DE MERCADO META Un mercado meta se refiere a un grupo de personas u organizaciones a las cuales una organización dirige su programa de marketing. Es

Más detalles

ASIGNATURA: ÁMBITO CIENTÍFICO-TECNOLÓGICO 4º ESO

ASIGNATURA: ÁMBITO CIENTÍFICO-TECNOLÓGICO 4º ESO 1. CONTENIDOS MÍNIMOS DE LA ASIGNATURA los contenidos mínimos para el Ámbito científico-tecnológico los podemos agrupar así: Contenidos mínimos de ámbito científico tecnológico MATEMÁTICAS UNIDAD 1: Números

Más detalles

EVALUACIÓN Y MEJORA DE LAS MICROFINANZAS EN BOLIVIA: NOTA TÉCNICA

EVALUACIÓN Y MEJORA DE LAS MICROFINANZAS EN BOLIVIA: NOTA TÉCNICA EVALUACIÓN Y MEJORA DE LAS MICROFINANZAS EN BOLIVIA: NOTA TÉCNICA 1. El problema: 3 de cada 4 bolivianos de las zonas rurales viven por debajo del umbral de pobreza 1 Bolivia es uno de los países más pobres

Más detalles

Accesibilidad en los portales Web de los Ayuntamientos

Accesibilidad en los portales Web de los Ayuntamientos Accesibilidad en los portales Web de los Ayuntamientos de Capitales de Provincia Revisión Junio de 2008 (Fecha de publicación Diciembre 2008) Versión resumida Ayuntamientos de Capitales de Provincia El

Más detalles

PARTE III OBTENCIÓN DE MODELOS OBTENCIÓN DE MODELOS MODELADO E IDENTIFICACIÓN ASPECTOS A TENER EN CUENTA MODELADO IDENTIFICACIÓN OBTENCIÓN DE MODELOS

PARTE III OBTENCIÓN DE MODELOS OBTENCIÓN DE MODELOS MODELADO E IDENTIFICACIÓN ASPECTOS A TENER EN CUENTA MODELADO IDENTIFICACIÓN OBTENCIÓN DE MODELOS OBTENCIÓN DE MODELOS PARTE III OBTENCIÓN DE MODELOS 1. INFORMACIÓN SOBRE EL SISTEMA 1. EL PROPIO SISTEMA (OBSERVACIÓN, TEST) 2. CONOCIMIENTO TEÓRICO (LEYES DE LA NATURALEZA, EXPERTOS, LITERATURA, ETC.)

Más detalles