Neurosífilis: formas de presentación y manejo clínico

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Neurosífilis: formas de presentación y manejo clínico"

Transcripción

1 M.A. REVISIÓN CONDE-SENDÍN, ET AL INMUNOSUPRESORES Y ESCLEROSIS MÚLTIPLE Resumen. Objetivo. Los avances tecnológicos y las mejoras en el diseño de los ensayos clínicos y en la RM han conducido a una gran variedad de aproximaciones terapéuticas a la esclerosis múltiple (EM), algunas de ellas con éxito, mientras que otras no lo han sido tanto, a pesar de los prometedores resultados en modelos animales. Desarrollo. En este artículo revisamos el estado de la terapia con inmunosupresores en la EM y prestamos especial atención a los ensayos realizados con cladribina, linomide, sulfasalacina, ciclofosfamida, mitoxantrona, ciclosporina A y azatioprina. Conclusión. Una inmunosupresión grave e inespecífica disminuye la actividad anatomopatológica y clínica de la enfermedad, con modestos beneficios en las tasas de ataques y la RM, pero no se han demostrado efectos sobre la progresión y sí la existencia de serios efectos secundarios a corto y largo plazo que impiden, en algunos casos, su administración, aunque bien es verdad que la demostración de la eficacia de estos productos puede no haberse conseguido por problemas metodológicos; posiblemente son más útiles solos o combinados con inmunomoduladores. [REV NEUROL 2002; 35: ] Palabras clave. Ciclofosfamida. Cladribina. Ensayo clínico. Esclerosis múltiple. Inmunosupresores. Inmunomoduladores. Linomide. Mitoxantrona. Sulfasalacina. Penman N, et al. An open trial evaluation of mitoxantrone in the treatment of progressive MS. Neurology 1993; 43: Millefiorini E, Gasperini C, Pozzillini C. Randomised placebo controlled trial of mitoxantrone in relapsing remitting multiple sclerosis: a 24 month clinical and MRI outcome. J Neurol 1997; 244: Edan G, Miller D, Clanet M, Cofavreux C, Lyon-Caen O, Lubetzki C, et al. Therapeutics effects of mitoxantrone combined with methylprednisolone in multiple sclerosis: a randomised multicentre study of active disease using MRI and clinical criteria. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1997; 62: Hartung HP, Gonsette R, MIMS Study Group. Mitoxantrone in progressive MS: a placebo controlled, randomised, observer blind phase III trial: clinical results and 3 year follow up. Neurology 1999; 52: Faulds D, Goa KL, Benfield P. Cyclosporin. A review of its pharmacodynamic and pharmacokinetic properties, and therapeutic use in immunoregulatory disorders. Drugs 1993; 45: No authors listed. Efficacy and toxicity of cyclosporine in chronic progressive multiple sclerosis: a randomized, double blinded, placebo-controlled clinical trial. The Multiple Sclerosis Study Group. Ann Neurol 1990; 27: No authors listed. Double masked trial of azathioprine in multiple sclerosis. British and Dutch Multiple Sclerosis Azathioprine Trial Group. Lancet 1988; 2: Kremenchutzky M. La Historia Natural de la Esclerosis Múltiple. Rev Neurol 2000; 30: Hohlfeld R, Wiendl H. Ups and Down of MS therapeutics Ann Neurol 2001; 49: IMUNOSSUPRESSORES E ESCLEROSE MÚLTIPLA Resumo. Objectivo. Os avanços tecnológicos, melhorias no desenho dos ensaios clínicos e da RM conduziram a uma grande variedade de aproximações terapêuticas à esclerose múltipla (EM); algumas delas com sucesso, enquanto que outras não o têm sido tanto, apesar de resultados prometedores em modelos animais. Desenvolvimento. Neste artigo revemos o estado da terapia com imunossupressores na EM e prestamos atenção especial ao ensaios realizados com cladribina, linomida, sulfasalazina, ciclofosfamida, mitoxantrona, ciclosporina A e azatiopirina. Conclusão. Uma imunossupressão grave e inespecífica diminui a actividade anatomopatológica e clínica da doença, com modestos benefícios nas taxas de ataques e na RM; contudo não se demonstraram efeitos sobre a progressão, mas sim a existências de efeitos secundários graves a curto e longo prazo que impedem, em alguns casos, a sua administração, embora seja verdade que a demonstração da eficácia destes produtos pode não ter se conseguido por problemas metodológicos; possivelmente são mais úteis sós ou em combinação com imunomoduladores. [REV NEUROL 2002; 35: ] Palavras chave. Ciclofosfamida. Cladribina. Ensaio clínico. Esclerose múltipla. Imunossupressores. Imunomoduladores. Linomida. Mitoxantrona. Sulfasalazina. Neurosífilis: formas de presentación y manejo clínico M.A. Conde-Sendín a, J.L. Hernández-Fleta b, M.A. Cárdenes-Santana c, R. Amela-Peris a NEUROSYPHILIS: FORMS OF PRESENTATION AND CLINICAL MANAGEMENT Summary. Introduction and aims. Neurosyphilis results from the infection of the central nervous system by Treponema pallidum. It causes diverse clinical pictures which are occasionally similar to other, better known neurological diseases. In this paper our aim is to offer a global clinical vision of this entity by reviewing the different forms it can take and its diagnostic and therapeutic management. Development. The forms of presentation of neurosyphilis can be grouped in two categories: early (asymptomatic, meningeal and meningovascular neurosyphilis) and late (progressive general paralysis and tabes dorsalis). Other less important forms, such as gummas, ocular forms, syphilitic amyotrophy or hypoacusis, have also been described. Diagnosis is complex and is based on the study of the cerebrospinal fluid. Given the difficulty involved in performing an accurate diagnosis, different criteria have been developed in which T. pallidum serology plays a key role. The most effective treatment is penicillin, although on occasions it may have no effect and we therefore recommend clinical and fluid analysis follow-ups. Lastly, we describe the changes in incidence and clinical presentation, and the complications that may arise in diagnosis when HIV-carrying patients also suffer from this disease. Conclusions. Neurosyphilis is a disease that still occurs nowadays and, due to its clinical polymorphism, must be borne in mind as a differential diagnosis in a number of neurological and psychiatric illnesses. This, together with the fact the serological tests are difficult to interpret and its irregular response to the usual treatment, makes it difficult to manage and means that the neurologist must have a thorough knowledge of the disorder. [REV NEUROL 2002; 35: 380-6] Key words. Asymptomatic syphilis. Gumma. Meningeal syphilis. Meningovascular syphilis. Neurosyphilis. Progressive general paralysis. Tabes dorsalis. Treponema pallidum. Recibido: Aceptado tras revisión externa sin modificaciones: a Servicio de Neurología. b Servicio de Psiquiatría. c Servicio de Medicina Interna. Hospital General de Gran Canaria Dr. Negrín. Las Palmas de Gran Canaria, España. Correspondencia: Dr. Miguel Ángel Conde Sendín. Secretaría de Neurología. Hospital General de Gran Canaria Dr. Negrín. Barranco de la Ballena-El Cardón, s/n. E Las Palmas de Gran Canaria , REVISTA DE NEUROLOGÍA 380

2 NEUROSÍFILIS INTRODUCCIÓN Se denomina neurosífilis a la afectación del sistema nervioso central (SNC) por Treponema pallidum, e incluye tanto las manifestaciones clínicas que de ella se derivan (neurosífilis sintomática) como aquellos casos en los que no se provoca ningún síntoma (neurosífilis asintomática). Aunque con frecuencia tiende a pensarse que éstas se producen únicamente en la fase terciaria (tabes dorsal y parálisis general progresiva), lo cierto es que aparecen manifestaciones neurológicas en cualquier estadio de la enfermedad, y se observa una relación entre el tiempo transcurrido desde la primoinfección y el síndrome clínico desarrollado. La sífilis ha sido y sigue siendo una enfermedad común. Desde las primeras descripciones de la enfermedad, hacia finales del siglo XV [1], su incidencia ha sufrido variaciones tanto a lo largo del tiempo como en diferentes áreas geográficas. Así, se presenta más frecuentemente en países poco desarrollados que en los industrializados [2,3]. Se estima que las regiones más afectadas en el mundo son el sur-sureste de Asia, África subsahariana y Latinoamérica, y las que menos, Europa occidental y Norteamérica. En cuanto a su evolución temporal, en los países industrializados se observó un descenso significativo del número de casos desde el descubrimiento de la penicilina, pero volvió a incrementarse en los años sesenta, con un nuevo aumento de la incidencia a partir de los años ochenta en relación con la actual pandemia de infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Resulta complicado conocer los datos reales de incidencia y prevalencia, ya que los casos declarados habitualmente están infraestimados en una cuantía que no se conoce. Según los datos del Centro Nacional de Epidemiología, en España se declararon 1,77 casos nuevos de sífilis por cada habitantes durante el año 2000 [4]; la incidencia más elevada fue en Melilla (24,46/ hab.) y en Canarias (11,20/ hab.) [5]. Más difícil aún es obtener datos fiables acerca de la incidencia real de la neurosífilis, pero se estima que puede presentarse en un 4-10% de los afectados por sífilis [6-8]. PATOGENIA Y EVOLUCIÓN NATURAL DE LA SÍFILIS NO TRATADA El principal mecanismo de contagio de T. pallidum es el contacto sexual, si bien es posible la transmisión directa o indirecta no sexual por lesiones primarias o secundarias. Otras vías de contagio, más infrecuentes, son la sangre, a través de transfusiones, picaduras o cortes y por vía transplacentaria. Una vez que el treponema ha accedido al huésped, generalmente a través de lesiones cutáneas o mucosas, y tras un período de incubación de días, se desarrolla el complejo primario de la sífilis denominado chancro primario, que consiste en una ulceración rojiza de bordes indurados y adenopatías en la zona ganglionar subsidiaria. También desde las primeras horas del contagio puede producirse una bacteriemia, muchas veces subclínica o con sintomatología inespecífica. En este estadio, se estima que en un 20% de los casos se produce invasión del líquido cefalorraquídeo (LCR) [9]. Tras curar el chancro, entre 6-12 semanas, se produce una diseminación sanguínea del treponema con linfadenopatías y exantema generalizados. Es el estadio secundario que se resuelve espontáneamente en cuatro semanas. En esta fase el treponema invade el sistema nervioso hasta en un 70% de los casos no tratados [9]. Posteriormente se entra en un período asintomático denominado lúes latente. Como las recidivas de la enfermedad y el riesgo Figura 1. Evolución natural de la sífilis no tratada. Las formas que aparecen en los dos primeros años se denominan tempranas, y las posteriores, tardías. Tabla I. Principales síndromes clínicos que pueden aparecer en la neurosífilis. Formas precoces Asíntomática Meningitis Meningovascular Formas tardías Parálisis general Tabes dorsal Otras formas Goma Oculares Amiotrófica Lesión del VIII par craneal de sífilis congénita son altos durante los primeros dos años, la Clasificación Internacional de Enfermedades divide el período de latencia en fase latente temprana (menor de dos años de duración) y en fase latente tardía (mayor de dos años de duración). A partir de la fase latente puede volver a producirse un nuevo estadio secundario o bien aparecer una sífilis terciaria, que afectaría principalmente a los sistemas cardiovascular o nervioso. En la figura 1 se esquematiza la evolución natural de la sífilis. FORMAS CLÍNICAS Existen diversas formas de presentación clínica, unas muy características, como la tabes, y otras similares a algunas enfermedades neurológicas (sífilis vascular o meníngea). Como se esquematiza en la tabla I, las formas de presentación suelen dividirse en formas tempranas, entre ellas la afectación meníngea y vascular, y formas tardías, donde se incluyen aquellas con afectación del parénquima cerebral (parálisis general progresi- 381

3 M.A. CONDE-SENDÍN, ET AL va y tabes dorsal). Cada una de ellas tiene una relación temporal con la primoinfección, de forma que en función del tiempo transcurrido desde ésta, es más frecuente encontrar una u otra (Fig. 2). Con mucha frecuencia se encuentran varios de los síndromes clínicos combinados que constituyen formas de presentación complejas y heterogéneas. En las últimas décadas se ha comenzado a hablar sobre un cambio en las manifestaciones de la neurosífilis [8,10-13], que consiste en un aumento de las formas tempranas. Este hecho se atribuye al uso generalizado e indiscriminado de antibióticos y al elevado número de enfermos infectados por el VIH que, con frecuencia, también padecen esta enfermedad. Sin embargo, actualmente siguen presentándose las mismas formas clínicas de neurosífilis que se han descrito clásicamente: asintomática, meníngea, meningovascular, parálisis general progresiva y tabes dorsal. Tabes dorsal PGP Meningovascular Meningitis años Neurosífilis asintomática Cerca de un 15% de los pacientes con sífilis primaria y hasta un 40% de los infectados por T. pallidum presentan anomalías del LCR [14]. El diagnóstico se realiza tras una punción lumbar en un paciente con sífilis, y se comprueba que existe una pleocitosis leve con proteinorraquia. El cuadro puede curar espontáneamente, sin bien las anomalías del LCR en pacientes asintomáticos con sífilis suponen un alto riesgo de desarrollar clínica neurológica. De ahí surge la importancia de realizar un estudio del LCR en los enfermos sifilíticos. Neurosífilis meníngea Es la más temprana de las formas clínicas. Ocurre generalmente durante el primer año de la infección y puede asociarse a lesiones cutáneas. Se presenta con cefalea, náuseas y vómitos. Según los síntomas que predominen, se distinguen tres variantes: 1. Hidrocefalia aguda sifilítica, en la que existe cefalea, náuseas y vómitos, sin signos focales; 2. Meningitis aguda del vértex, en la que se presentan signos de afectación cortical (crisis convulsivas, déficit focales como hemiplejía o afasia, confusión o delirio), y 3. Meningitis aguda basal, en la que quedan afectados principalmente los pares craneales (VII y VIII más frecuentemente, seguido del II y los oculomotores). Neurosífilis meningovascular Es la forma clínica más frecuente (10-12% en las series antiguas) [15]. Habitualmente se combinan la forma vascular con inflamación meníngea. Ocurre entre los primeros meses y los 12 años tras la infección. En más de un 50% de los casos comienza con un período prodrómico de semanas o meses de duración, que consiste en cefalea, vértigo, cambios de personalidad, insomnio o crisis. Posteriormente aparece el cuadro vascular cuya clínica es superponible a la de otros cuadros cerebrovasculares, salvo por la edad de presentación, que suele ser antes de los 50 años. Con más frecuencia queda afectado el territorio de la arteria cerebral media, aunque también es posible en otros territorios vasculares cerebrales o medulares. De manera anatomopatológica se distinguen dos formas de sífilis meningovascular: aquella que afecta a vasos grandes y medianos arteritis de Heubner y la que afecta a las arteriolas arteritis de Nissl. En ambos casos existe inicialmente una infiltración de linfocitos y células plasmáticas en la pared de los vasos. Progresivamente, el proceso inflamatorio destruye las fibras elásticas y musculares de la capa media, y al final, si Figura 2. Relación temporal entre los principales síndromes clínicos de la neurosífilis y la infección por T. pallidum. La fecha del contagio se marca como punto 0. PGP: parálisis general progresiva. no se impone tratamiento, se produce una proliferación fibrosa subendotelial que provoca una oclusión irreversible de la luz vascular. Parálisis general progresiva En tiempos pasados constituyó una de las causas más frecuentes de ingreso en las instituciones psiquiátricas. En nuestros días ha pasado a ser una forma de presentación infrecuente. Ocurre a los años tras la primoinfección. El síndrome se instaura de forma insidiosa y comienza frecuentemente con trastornos psiquiátricos poco específicos: irritabilidad, dificultad en la concentración, labilidad emocional o ideación delirante. En estas fases el examen neurológico puede ser normal. Más adelante se instaura una demencia franca con temblor y disartria y, en fases finales, se asocian crisis convulsivas, pérdida de fuerza en las extremidades e incontinencia anal y vesical. En el estudio macroscópico se observa una atrofia cerebral global con aumento del tamaño de los ventrículos, mientras que el microscópico se caracteriza por una pérdida de neuronas con gliosis. En algunos casos se pueden poner de manifiesto espiroquetas en la corteza cerebral mediante tinciones de plata. Las meninges suelen estar engrosadas con cambios inflamatorios crónicos. Tabes dorsal Es la forma de aparición más tardía (18-25 años tras la infección). El cuadro consiste en dolores lancinantes episódicos en los miembros inferiores, que se distribuyen en territorios de múltiples raíces lumbares. Un 20% experimentan crisis viscerales caracterizadas por episodios de dolor abdominal. Posteriormente aparecen parestesias con pérdida de la sensibilidad profunda, dolorosa y pérdida de reflejos osteotendinosos. Otros hallazgos tardíos son pérdida de la continencia urinaria y ataxia. En el estudio anatomopatológico macroscópico se observa una importante atrofia de los cordones medulares posteriores y de la raíz dorsal del nervio raquídeo, junto con un engrosamiento de las meninges en la zona afectada (habitualmente la región lumbar). En el análisis microscópico las áreas dañadas muestran una disminución del número de neuronas y cambios inflamatorios con infiltración de linfocitos y células plasmáticas. Muy raramen- 382

4 NEUROSÍFILIS te se observan treponemas en el tejido afectado, y es la forma que con más frecuencia tiene ausencia de pleocitosis y negatividad en la serología luética (VDRL, del inglés Veneral Disease Research Laboratory) en el LCR [15]. Goma del SNC El goma es una formación nodular granulomatosa. Puede aparecer en cualquier estadio de la sífilis y localizarse en cualquier parte del organismo: piel, hueso, vísceras abdominales, etc. Aunque no es en sí una forma específica de la sífilis del SNC, se incluye en la neurosífilis la presencia de gomas en el SNC. Formadas a partir de la piamadre, pueden encontrarse en cualquier territorio del SNC, y se observan macroscópicamente como una masa blanda, bien delimitada y de tamaño variable (desde pocos milímetros hasta varios centímetros). Microscópicamente es un infiltrado inflamatorio crónico e inespecífico compuesto por linfocitos y células plasmáticas; pueden observarse treponemas utilizando tinciones de plata o por inmunofluorescencia. La clínica se produce por el efecto masa de la lesión, en el que la localización medular es la más frecuente. El diagnóstico es por tomografía axial computarizada (TAC) o por resonancia magnética (RM), aunque habitualmente, dada la rareza de los casos, se diagnostica mediante biopsia. Otras formas Se han descrito otras formas de presentación de neurosífilis. En muchos casos pueden clasificarse como formas oligosintomáticas de las ya descritas, aunque algunas de ellas por sus características clínicas y patológicas puede constituirse como una entidad diferente. Formas oculares: aparecen manifestaciones como la uveítis, coriorretinitis o queratitis. Son características las anomalías pupilares, como la pupila de Argyll-Robertson o anisocoria. La neuritis óptica luética suele asociarse a la meningitis y la atrofia óptica sifilítica es secuela de una meningitis. Amiotrofia sifilítica: se trata de una paquimeningitis hipertrófica que se asienta principalmente en la médula cervical, y provoca compresión extrínseca que se expresa como dolor radicular y atrofia en los miembros superiores, con piramidalismo y síntomas cordonales en las extremidades inferiores. Lesión del VIII par craneal: se debe a una meningitis basal. Puede combinar daño vestibular y coclear y, antiguamente, fue causa frecuente del síndrome de Menière. En resumen, como se ha descrito, las formas de presentación clínica de la neurosífilis abarcan diversos patrones tanto por su perfil temporal como por su perfil clínico. Así, puede presentarse en forma ictal (cuadros meningovasculares), recurrente (crisis convulsivas o cuadros focales vasculares repetidos) y también de forma progresiva (parálisis general progresiva o mielopatías). En cuanto a su perfil sindrómico, puede presentarse como un deterioro cognitivo progresivo parecido a la enfermedad de Alzheimer, como un cuadro focal agudo similar a un ictus o como un cuadro multifocal recurrente parecido a una esclerosis múltiple; incluso se han descrito formas de presentación como una enfermedad de motoneurona [16,17]. Este enorme polimorfismo hace que esta enfermedad, que le ha valido el nombre de gran simuladora, haya de tenerse en cuenta en casi todos los diagnósticos diferenciales en neurología. DIAGNÓSTICO El diagnóstico se basa en las características clínicas junto con las anomalías bioquímicas y serológicas del LCR. Sólo en contados casos, como el goma o las formas meningovasculares, la TAC y la RM pueden tener valor diagnóstico. La principal utilidad de las técnicas de neuroimagen es descartar otras enfermedades neurológicas que podrían cursar con un cuadro clínico similar. Anomalías del LCR. El recuento de células muestra una pleocitosis linfocitaria leve (5-100 cél/campo) salvo en la meningitis, que puede ser más elevado, y en la tabes, que suele ser normal. La glucorraquia es normal excepto en la meningitis, en la que puede estar ligeramente descendida. Las proteínas experimentan un aumento moderado ( mg/dl) en todas las formas salvo en la tabes dorsal, que suelen ser normales. Es frecuente encontrar bandas oligoclonales y producción intratecal de inmunoglobulinas (Ig) con aumento de los índices Ig/albúmina. Pruebas serológicas. El patrón de referencia para confirmar la enfermedad sigue siendo la inoculación en un testículo de conejo, capaz de detectar hasta 10 treponemas en inoculado. Es una prueba relativamente cara y que precisa tres meses para evaluar sus resultados, por lo que habitualmente no se practica. Por todo ello, hoy en día las pruebas serológicas de detección de anticuerpos en la sangre y en el LCR siguen siendo el principal apoyo para el diagnóstico en la práctica clínica. Éstas son de dos tipos: pruebas reagínicas (inespecíficas), que ponen en evidencia la presencia de anticuerpos antilipoideos, y pruebas treponémicas (específicas), que detectan anticuerpos contra el treponema. Entre las primeras, las más utilizadas son la prueba de la reagina plasmática (RPR, del inglés Rapid plasma reagin) y el VDRL, y entre las segundas, el índice de ácido tetrahidroptérico (THPA, tetrahydropteric acid) y la prueba para la detección de anticuerpos treponémicos fluorescentes (FTA, fluorescent treponemal antibody test) o la prueba de absorción de anticuerpos treponémicos fluorescentes (FTA-Abs, fluorescent treponemal antibodyabsorption). En general, en la sífilis temprana, la FTA es la primera prueba que se revela positiva; en las formas secundarias todos los tests son fuertemente positivos, pero en los períodos de latencia y formas terciarias, las pruebas reagínicas son positivas en un 70% y las treponémicas en un % (especialmente la FTA-Abs). Por lo tanto, una FTA negativa excluye el diagnóstico de neurolúes y una FTA positiva hace necesaria la realización de una punción lumbar para descartar la afectación del SNC por T. pallidum. Transitoria o crónicamente para las pruebas reagínicas, puede haber falsos positivos, que generalmente se producen con valores inferiores a 1/8 [18]. Las pruebas treponémicas pueden dar lugar también a falsos positivos en enfermedades que cursan con trastorno de los niveles séricos de inmunoglobulinas (artritis reumatoide, anemia hemolítica o cirrosis hepática) y en el embarazo [18,19]. En el LCR, el VDRL es muy específico para el diagnóstico de neurolúes, con un valor cercano al 100% [20] (puede haber algún falso positivo por una punción muy traumática), pero su sensibilidad es muy baja (40-60%) [21]. Esta especificidad lo convierte en el test de elección para el diagnóstico de neurolúes, aunque por su baja sensibilidad su negatividad no excluye la enfermedad. La FTA-Abs en el LCR es mucho más sensible que el VDRL, si bien 383

5 M.A. CONDE-SENDÍN, ET AL pueden darse falsos positivos con mucha frecuencia debido al paso de anticuerpos a través de la barrera hematoencefálica o por punciones lumbares traumáticas. Con el fin de evitar estos falsos positivos, se han diseñado unos índices de pruebas treponémicas que estiman la producción intratecal de anticuerpos [22]; el más sencillo es el llamado cociente THPA, que se obtiene a partir del siguiente cálculo [23]: Índice THPA = = Valor TPHA en el LCR / (Cociente de albúmina 1.000), siendo el cociente de albúmina la división entre la concentración de albúmina en el LCR (mg/dl) y la concentración plasmática de albúmina (mg/dl). Un resultado de entre 70 y 500 indica probable neurosífilis activa y un índice mayor de 500 es prácticamente diagnóstico [22]. La especificidad de este índice es alta, pero su sensibilidad no lo es tanto [22,24]. Recientemente se están desarrollando tests diagnósticos para la sífilis basados en la detección del ADN del treponema por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) [25-28]. Estas técnicas, además de ser muy sensibles y específicas, son más rápidas que las de la inoculación en un conejo. Sin embargo, actualmente no es posible disponer de estas pruebas en la práctica clínica diaria, cuyo uso queda prácticamente restringido a la investigación. Ante la enorme variabilidad de las distintas formas clínicas y la dificultad de interpretación de las pruebas serológicas, algunos autores han establecido criterios para el diagnóstico de la enfermedad [29-31]. Basándonos en nuestra experiencia [32], y en la sensibilidad y especificidad de las pruebas serológicas en la sangre y en el LCR, nosotros utilizamos en nuestra práctica clínica diaria los siguientes criterios: A) Neurosífilis definida: Pruebas treponémicas positivas en sangre. VDRL positivo en el LCR. B) Neurosífilis probable: Pruebas treponémicas positivas en la sangre. Pruebas treponémicas positivas en el LCR. Presencia en el LCR de >45 mg/dl de proteínas o >5 leucocitos/mm 3. Se han descartado otras causas de hiperproteinorraquia y pleocitosis diferentes de la sífilis. Si se dispone de la titulación de anticuerpos (TPHA) se pueden utilizar los índices señalados previamente. A veces puede ser de ayuda la realización de una punción lumbar en los días posteriores al inicio del tratamiento con penicilina, ya que se ha comprobado que pruebas reagínicas previamente negativas pueden hacerse positivas, e incluso puede aparecer una mayor pleocitosis e hiperproteinorraquia que contribuirían a definir el diagnóstico [29,33,34]. TRATAMIENTO A pesar de las dificultades diagnósticas que se presentan con frecuencia, se recomienda iniciar el tratamiento tanto en aquellos pacientes con neurosífilis definida como en los que presentan criterios de neurosífilis probable. El tratamiento tiene como objetivo principal conseguir niveles antibióticos treponemicidas en el SNC durante el ciclo de Tabla II. Evolución habitual de los hallazgos del LCR cuando el tratamiento antibiótico es eficaz. 3 meses 6 meses 12 meses 24 meses Resuelta Células < N N N N Proteínas < << N N N VDRL < << <<< <1/4 <1/4 VDRL: Veneral Disease Research Laboratory. reproducción del germen, que es largo e irregular en las formas tardías. Por ello, el tratamiento deberá ser prolongado y se utilizarán dosis elevadas de antibióticos administradas en bolos (debe evitarse la perfusión continua al no permitir conseguir elevados picos plasmáticos y, por lo tanto, disminuir el paso del antibiótico a través de la barrera hematoencefálica). Se recomiendan las siguientes pautas: 1. Penicilina G sódica IV, en dosis de UI diarias, repartidas en seis dosis. 2. Para evitar el elevado coste que supone el ingreso hospitalario de un paciente para recibir tratamiento intravenoso, algunos autores plantean la administración de UI de penicilina procaína IM diarias más probenecid (500 mg/6 h VO). Esta combinación puede alcanzar niveles elevados de penicilina en el LCR [35], pero en general tiene menos adeptos que la primera pauta. 3. Ceftriaxona IV en dosis de 1 g/día. El tratamiento se mantiene durante días. Posteriormente se sigue de UI semanales (en una dosis semanal) de penicilina benzatina IM durante tres semanas. En los casos de alergia a la penicilina debería intentarse la desensibilización y un posterior tratamiento con ella. De no ser posible, se recomienda la pauta de ceftriaxona, tras el correspondiente estudio de sensibilidad, y, en último caso, cloranfenicol (1 g/6 h IV durante 14 días) o eritromicina (500 mg/6 h IV durante 10 días). En una enfermedad en la que se producen recidivas con frecuencia, tan importante como el tratamiento es el seguimiento posterior, con el fin de detectar aquellos fracasos terapéuticos. Se recomienda el estudio del LCR a los 3, 6, 12 y 24 meses tras el tratamiento. La celularidad puede aumentar en las dos primeras semanas, pero debe descender a los tres meses y haber desaparecido a los seis meses. Las proteínas tienen que descender hasta normalizarse antes del año. Los títulos de VDRL en el LCR deben desaparecer o descender cuatro veces su valor, aunque es posible que queden positivos con títulos bajos (inferiores a 1/4) durante muchos años [36]. Los valores de anticuerpos antitreponémicos descienden, pero raramente llegan a desaparecer; el índice de THPA se hace menor de 70. En la tabla II se resumen los valores que deben esperarse en los parámetros del LCR cuando el tratamiento antibiótico es eficaz. Si durante el seguimiento no se observase esta evolución del LCR o empeorase la clínica, se procederá de nuevo al tratamiento con la misma pauta descrita durante 14 días. NEUROSÍFILIS E INFECCIÓN POR VIH Estudios epidemiológicos han demostrado que una historia de enfermedad de transmisión sexual, incluida la sífilis, se asocia 384

6 NEUROSÍFILIS al riesgo de infección por el VIH entre homosexuales y heterosexuales, probablemente debido a que las conductas sexuales que incrementan el riesgo de otras enfermedades venéreas también aumentan la probabilidad de adquirir el VIH. Además, las enfermedades de transmisión sexual causan ulceraciones genitales que facilitan la infección por el VIH. Recientemente se ha sugerido que la infección por el VIH puede alterar la historia natural de la sífilis, así como la dosis o duración del tratamiento requerido para su curación [37]. La incidencia real de la sífilis, y especialmente de la neurosífilis, es desconocida en los pacientes con infección por el VIH, debido a que muchos pacientes con sífilis no son testados serológicamente para el VIH y a que dichas condiciones no se comunican en la mayoría de ocasiones. Algunos autores americanos han estimado, en cohortes de pacientes infectados por el VIH, una prevalencia del 10-30% para la sífilis y del 1% para la neurosífilis [38,39]. Las manifestaciones neurológicas de la sífilis en los pacientes coinfectados por el VIH son similares a las que aparecen en personas sin dicha infección, aunque probablemente son más frecuentes y aparecen en estadios más tempranos [40,41]. La mayoría de los casos de neurosífilis sintomática en pacientes con infección por el VIH han sido formas tempranas, como la meningitis sifilítica aguda y la sífilis meningovascular. No obstante, también se han descrito pacientes con tabes, meningomielitis sifilítica con paraparesia espástica y parálisis general progresiva. Es preciso destacar la importancia de una cuidadosa valoración neurológica en cualquier paciente con sífilis o con infección por el VIH. El diagnóstico de la sífilis puede ser complicado en los pacientes con infección VIH, ya que los individuos positivos para el VIH pueden, en sus pruebas reagínicas, dar falsos positivos sin padecer sífilis [42]. También se ha descrito ausencia de reactividad en los tests realizados, tanto en la sangre [43,44] como en el LCR [33] en pacientes con sífilis demostrada. Todo ello complica el diagnóstico debido a la ausencia de pruebas alternativas disponibles y la dificultad de distinguir entre las manifestaciones neurológicas causadas por el T. pallidum, por el propio VIH o por diferentes patógenos oportunistas. Se deberán realizar estudios serológicos en todos los pacientes en los que se sospeche la presencia de sífilis y en todos los individuos positivos para el VIH. Se recomienda el examen del LCR en todos estos pacientes positivos con sífilis 1. Sparling PF. Natural history of syphilis. In Holmes KK, Mardh PA, Saparling PF, et al, eds. Sexually transmitted disease. 2 ed. New York: McGraw-Hill; p DeSchryver A, Mcheus A. Epidemiology of sexually transmitted diseases: the global picture. Bull World Health Organ 1990; 68: Gerbase AC, Rowley JT, Mertens TE. Global epidemiology of sexually transmitted diseases. Lancet 1998; 351 (Suppl 3): S Área de vigilancia epidemiológica, Centro Nacional de Epidemiología. Comentario epidemiológico de las enfermedades de declaración obligatoria y Sistema de Información Microbiológica. España. Año Boletín Epidemiológico Semanal 2001; 9: Área de vigilancia epidemiológica, Centro Nacional de Epidemiología. Incidencia de las enfermedades transmisibles de declaración obligatoria, casos y tasas por habitantes a nivel provincial/ccaa. España. Año Boletín Epidemiológico Semanal 2001; 9: Gjestland T. The Oslo study of untreated syphilis. Acta Dermatol Veneorol 1955; 35 (Suppl 34): S Rowland LP. Spirochete infections: neurosyphilis. In Rowland LP, ed. Merrit s textbook of neurology. Baltimore: Williams & Wilkins; p Solbrig MV, Healy JF, Jay CA. Infections of the nervous system: bacterilatente, con trastornos neuropsiquiátricos y en los que no se obtenga la respuesta serológica esperada después del tratamiento de una sífilis temprana. Hasta que dispongamos de mejores pruebas diagnósticas, deberemos tratar como neurosífilis los casos con trastornos bioquímicos licuorales sugestivos, aunque el VDRL sea negativo, después de descartar otras posibles etiologías. El tratamiento de elección de los pacientes con infección por VIH y neurosífilis sintomática es la penicilina G cristalina acuosa en dosis de millones de unidades diarias durante un mínimo de 14 días. Los pacientes alérgicos a la penicilina se someterán a desensibilización si las pruebas cutáneas confirman la alergia. La mayoría de los expertos recomiendan completar el tratamiento con penicilina G benzatina intramuscular. La eficacia de regímenes terapéuticos que contengan tetraciclinas o cefalosporinas no se ha demostrado en los pacientes con neurosífilis coinfectados por el VIH. Después del tratamiento se deberá realizar un seguimiento mediante punciones lumbares de repetición y repetir éste si la evolución licuoral no es adecuada. CONCLUSIONES La neurosífilis es una antigua enfermedad que todavía se presenta en nuestros días y provoca muy variados síndromes; ello hace que, con frecuencia, deba tenerse en cuenta en el diagnóstico diferencial de numerosas enfermedades neurológicas y psiquiátricas. A esta variabilidad sindrómica hay que añadir otra serie de inconvenientes, como la ausencia de una prueba diagnóstica rápida y eficaz para su detección, la frecuencia con que ocurren los fracasos terapéuticos a pesar de utilizar los antibióticos indicados y, recientemente, las modificaciones que la infección por el VIH produce en su evolución, diagnóstico y pronóstico. Todo ello, y el olvido por parte de muchos médicos de una enfermedad que se cree que pertenece a tiempos pasados, hacen que con frecuencia existan dificultades en su manejo clínico que, en nuestra opinión, se presentan fundamentalmente a la hora de interpretar las pruebas diagnósticas y del seguimiento después del tratamiento. Asimismo, el uso frecuente de las pruebas serológicas para la sífilis en las consultas de neurología podría ser muy útil como método de cribado para la detección de estos casos sin provocar un elevado coste sanitario. BIBLIOGRAFÍA al infections. In Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Marsden CD, eds. Neurology in clinical practice. Boston: Butterworth Heinemann; p Hook EW III, Marra CM. Acquired syphilis in adults. N Engl J Med 1992; 326: Joffe R, Black MM, Floyd M. Changing clinical picture of neurosyphilis: report of seven unusual cases. Br Med J 1968; 1: Burke JM, Schaberg DR. Neurosyphilis in the antibiotic era. Neurology 1985; 35: Musher DM, Hamill RJ, Baughn RE. Effect of human immunodeficiency virus HIV infection on the course of syphilis and on the response to treatment. Ann Intern Med 1990; 113: Hook EW III. Syphilis. In Scheld WM, Whitley RJ, Durack DT, eds. Infections of the central nervous system. Philadelphia: Lippincott-Raven; p Goodman LJ, Karakusis PH. Neurosyphilis. In Harris AA, ed. Handbook of clinical neurology. Vol. 8. Microbial disease. Amsterdam: Elsevier Science Publishers; p Merrit HH, Adams JW, Solomon HC. Neurosyphilis. New York: Oxford University Press; El Alaoui-Faris M, Medejel A, Al Zemmouri K, Yahyaoui M, Chkili T. 385

7 M.A. CONDE-SENDÍN, ET AL Amyotrophic lateral sclerosis syndrome of syphilitic origin. 5 cases. Rev Neurol (Paris) 1990; 146: Karlov VA, Sorokina ND, Drozhzhina GR. A case of late onset cerebrospinal meningovascular syphilis with amyotrophic lateral sclerosis syndrome. Zh Nevrol Psikhiatr Im S S Korsakova 2001; 101: Sparling PF. Diagnosis and treatment of syphilis. N Engl J Med 1971; 284: Jones RR, Pusey C, Schifferli J, Johnston NA. Essential mixed cryoglobulinaemia with false-positive serological tests for syphilis. Br J Vener Dis 1983; 59: Izzat NN, Bartruff JK, Glicksman JM, Holder WR, Knox JM. Validity of the VDRL test on cerebrospinal fluid contaminated by blood. Br J Vener Dis 1971; 47: Lukehart SA, Hook, EW III, Baker-Zander, SA, Collier AC, Crichlow CW, Handsfiel HH. Invasion of the central nervous system by Treponema pallidum: implications for diagnosis and treatment. Ann Intern Med 1988; 109: Luger A, Schmidt BL, Kaulich M. Significance of laboratory findings for the diagnosis o neurosyphilis. Int J STD AIDS 2000; 11: Luger A, Schmidt BL, Steyrer K. Neurosyphilis a retrospective evaluation of 22 cases (WHO/INT/VDT/80.316). Geneva: World Health Organization; Molins A, Malagelada A. Neuroinfecciones por bacterias. In Codina-Puiggrós A, ed. Tratado de Neurología. Madrid: ELA; p Grimprel E, Sánchez PJ, Wendel GD, Burstain JM, McCraken GH, Radolf JD, et al. Use of polymerase chain reaction and rabbit infectivity testing to detect Treponema pallidum in amniotic fluid, fetal and neonatal sera and cerebrospinal fluid. J Clin Microbiol 1991; 29: Zoechling N, Schluepen EM, Soyer HP, Kerl H, Volkenandt M. Molecular detection of Treponema pallidum in secondary and tertiary syphilis. Br J Dermatol 1997; 136: Beyrer C, Jitwatcharanan K, Natpratan C, Kaewvichit R, Nelson KE, Chen CY, et al. Molecular methods for the diagnosis of genital ulcer disease in a sexually transmitted disease clinic population in northern Thailand: predominance of herpes simplex virus infection. J Infect Dis 1998; 178: Liu H, Rodes B, Chen CY, Steiner B. New tests for syphilis: rational design of a PCR method for detection of Treponema pallidum in clinical specimens using unique regions of the DNA polymerase I gene. J Clin Microbiol 2001; 39: Hooshmand H, Escobar MR, Kopf SW. Neurosyphilis. A study of 241 patients. JAMA 1972; 219: NEUROSÍFILIS: FORMAS DE PRESENTACIÓN Y MANEJO CLÍNICO Resumen. Introducción y objetivo. La neurosífilis es la afectación del sistema nervioso central por Treponema pallidum. Provoca diversos cuadros clínicos que, en ocasiones, son similares a otras enfermedades neurológicas más conocidas. En este artículo se pretende dar una visión clínica global de esta entidad revisando sus formas de presentación y su manejo diagnóstico y terapéutico. Desarrollo. Las formas de presentación de la neurosífilis se agrupan en dos: precoces (neurosífilis asintomática, meníngea y meningovascular) y tardías (parálisis general progresiva y tabes dorsal). Además se han descrito otras de menor importancia, como el goma, formas oculares, amiotrofia sifilítica o hipoacusia. El diagnóstico es complejo y se basa en el estudio del líquido cefalorraquídeo. Debido a la dificultad para hacer un diagnóstico con certeza se han establecido diferentes criterios diagnósticos, en los que juega un papel fundamental la serología para T. pallidum. El tratamiento más eficaz es la penicilina, que en ocasiones puede no ser efectivo, por lo que se recomienda un seguimiento posterior clínico y licuoral. Finalmente, se describen los cambios en la incidencia y presentación clínica, así como las dificultades diagnósticas que pueden darse en los enfermos portadores del VIH que además sufran esta enfermedad. Conclusiones. La neurosífilis es una enfermedad aún presente en nuestros días, que ha de tenerse en cuenta como diagnóstico diferencial en múltiples enfermedades neurológicas y psiquiátricas dado su polimorfismo clínico. Este hecho, la difícil interpretación de los tests serológicos y su irregular respuesta al tratamiento habitual suponen una dificultad para su manejo, y para el neurólogo, la necesidad de conocerla con detalle. [REV NEUROL 2002; 35: 380-6] Palabras clave. Goma. Neurosífilis. Parálisis general progresiva. Sífilis asintomática. Sífilis meníngea. Sífilis meningovascular. Tabes dorsal. Treponema pallidum. 30. Bracero L, Wormser GP, Bottone EJ. Serologic tests for syphilis: a guide to interpretation in various stages o disease. Mt Sinai J Med (NY) 1979; 46: Simon RP. Neurosyphilis. Arch Neurol 1985; 42: Conde MA, López JC, Pérez-Vieitez MC, Alemany MJ, Aladro Y, Cubero A. Neurosífilis en pacientes inmunocompetentes: análisis retrospectivo. Rev Neurol 1998; 27: Feraru ER, Aronow HA, Lipton RB. Neurosyphilis in AIDS patients: initial CSF VDRL may be negative. Neurology 1990; 40: Conde-Sendín MA, Pérez AL, Fernández-Sanfield ML, Fernández-Martín FM. Sífilis meningovascular: positivización de las pruebas serológicas tras tratamiento con penicilina. Rev Neurol 1993; 8: van der Valk PG, Kraai EJ, van Voorst-Vader PC, Haaxma-Reiche H, Snijder JA. Penicillin concentrations in cerebrospinal fluid (CSF) during repository treatment regimen for syphilis. Genitourin Med 1988; 64: Larsen SA, Steiner BM, Rudolph AH. Laboratory diagnosis and interpretation of tests for syphilis. Clin Microbiol Rev 1995; 8: Johns DR, Tierney M, Felsenstein D. Alteration in the natural history of neurosyphilis by concurrent infection with the human immunodeficiency virus. N Engl J Med 1987; 316: Brandon WR, Boulos LM, Morse A. Determining the prevalence of neurosyphilis in a cohort co-infected with HIV. Int J STD AIDS 1993; 4: Inungu J, Morse A, Gordon C. Neurosyphilis during the AIDS epidemic, New Orleans, J Infect Dis 1998; 178: Flood JM, Weinstock HS, Guroy ME, Bayne L, Simon RP, Bolan G. Neurosyphilis during the AIDS epidemic, San Francisco, J Infect Dis 1998; 177: Katz DA, Berger JR, Duncan RC. Neurosyphilis. A comparative study of the effects of infection with human immunodeficiency virus. Arch Neurol 1993; 50: Rompalo AM, Cannon RO, Quinn TC, Hook EW III. Association of biologic false-positive reactions for syphilis with human immunodeficiency virus infection. J Infect Dis 1992; 165: Hicks CB, Benson PM, Lupton GP, Tramont EC. Seronegative secondary syphilis in a patient infected with the human immunodeficiency virus (HIV) with Kaposi sarcoma. A diagnostic dilemma. Ann Intern Med 1987; 107: Tikjob G, Russel M, Petersen CS, Gerstoft J, Kobayasi T. Seronegative secondary syphilis in a patient with AIDS: identification of Treponema pallidum in biopsy specimen. J Am Acad Dermatol 1991; 24: NEUROSÍFILIS: FORMAS DE APRESENTAÇÃO E ABORDAGEM CLÍNICA Resumo. Introdução e objectivo. A neurosífilis é o envolvimento do sistema nervoso central por Treponema pallidum. Provoca diversos quadros clínicos que, por vezes, são semelhantes a outras doenças neurológicas mais conhecidas. Neste artigo pretende-se dar uma visão clínica global desta entidade, revendo as suas formas de apresentação e a sua abordagem diagnóstica e terapêutica. Desenvolvimento. As formas de apresentação da neurosífilis dividem-se em dois grupos: precoces (neurosífilis assintomática, meníngea e meningovascular) e tardias (paralisia geral progressiva e tabes dorsal). Além disso, foram descritas outras de menor importância como a goma, formas oculares, amiotrofia sifilítica ou hipacusia. O diagnóstico é complexo e baseiase no estudo do líquido cefalorraquidiano. Dada a dificuldade para fazer um diagnóstico correcto, estabeleceram-se diversos critérios de diagnóstico em que a serologia para T. pallidum representa um papel importante. O tratamento mais eficaz é a penicilina, que por vezes pode não ser eficaz, pelo que recomenda-se um seguimento posterior clínico e humoral. Descrevem-se, por fim, as alterações na incidência e na apresentação clínica e as dificuldades de diagnóstico que podem ocorrer nos doentes infectados pelo VIH, que além do resto padecem esta doença. Conclusões. A neurosífilis é uma doença ainda presente aos nossos dias que se deve ter em conta como diagnóstico diferencial em múltiplas doenças neurológicas e psiquiátricas dado o seu polimorfismo clínico; este facto, a difícil interpretação dos testes serológicos e a sua irregular resposta ao tratamento habitual supõem uma dificuldade para o seu trato e, para o neurologista, a necessidade de conhecê-la pormenorizadamente. [REV NEUROL 2002; 35: 380-6] Palavras chave. Goma. Neurosífilis. Paralisia geral progressiva. Sífilis assintomática. Sífilis meníngea. Sífilis meningovascular. Tabes dorsal. Treponema pallidum. 386

Neurosífilis. Por: Mary Luz Muñoz Castaño. Estudiante medicina UPB

Neurosífilis. Por: Mary Luz Muñoz Castaño. Estudiante medicina UPB Neurosífilis Por: Mary Luz Muñoz Castaño Estudiante medicina UPB Sífilis o Lúes Agente etiológico: Treponema pallidum subespecie pallidum Infección crónica generalizada Es transmitida por vía sexual Se

Más detalles

Manejo de la Sífilis en Atención Primaria

Manejo de la Sífilis en Atención Primaria Manejo de la Sífilis en Atención Primaria O L I V E R T O S T E - B E L L O D O R T A R 1 M F Y C T U T O R A : M A R I A J O S E M O N E D E R O M I R A C. S. R A F A L A F E N A E N E R O 2 0 1 5 Qué

Más detalles

Historia de la sífilis

Historia de la sífilis Sífilis La sífilis simula cualquier otra enfermedad. Es la única enfermedad que es necesario conocer. Entonces uno, se convierte en un dermatólogo experto...y en un diagnosticador experto. SIR WILLIAM

Más detalles

Caso clínico Sífilis Secundaria. Dra. Macarena Vidal Abril de 2013

Caso clínico Sífilis Secundaria. Dra. Macarena Vidal Abril de 2013 Caso clínico Sífilis Secundaria Dra. Macarena Vidal Abril de 2013 Historia clínica Sexo femenino, 47 años. Procedente de Montevideo. Casada, ama de casa, 2 hijos. Motivo de consulta en Departamento de

Más detalles

PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE LA SIFILIS

PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE LA SIFILIS PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE LA SIFILIS DESCRIPCIÓN DE LA ENFERMEDAD Introducción La sífilis o lúes es una infección de transmisión sexual (ITS) producida por Treponema pallidum. La enfermedad evoluciona

Más detalles

SÍFILIS PRIMARIA EN EL EMBARAZO. CASO 570

SÍFILIS PRIMARIA EN EL EMBARAZO. CASO 570 SÍFILIS PRIMARIA EN EL EMBARAZO. CASO 570 Mujer de 19 años española, que acude al ginecólogo para la primera visita prenatal a las 10 semanas de gestación. No refiere antecedentes clínicos de interés,

Más detalles

Conductor. Hombre. 30 años. Soltero, sin hijos. Caucásico. AP: Negativos. Natural y residente en Medellin. AF: Negativos

Conductor. Hombre. 30 años. Soltero, sin hijos. Caucásico. AP: Negativos. Natural y residente en Medellin. AF: Negativos Hombre 30 años Caucásico Natural y residente en Medellin Conductor Soltero, sin hijos AP: Negativos AF: Negativos MC: «Se me cae el pelo» EA: Cuadro caída del pelo de forma difusa con predominio en regiones

Más detalles

Guía de Referencia Rápida

Guía de Referencia Rápida Guía de Referencia Rápida Enfermedades de Transmisión Sexual en el Adolescente y Adulto que producen Úlceras Genitales: Herpes, Sífilis, Chancroide, Linfogranuloma Venéreo y Granuloma Inguinal Guía de

Más detalles

Unidad de Enfermedades Infecciosas. Servicio de Medicina Interna. Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela

Unidad de Enfermedades Infecciosas. Servicio de Medicina Interna. Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela PACIENTE CON SINDROME MENINGEO Y EXANTEMA Caso presentado por: E. Losada, A. Antela, A. Prieto. Unidad de Enfermedades Infecciosas. Servicio de Medicina Interna. Complejo Hospitalario Universitario de

Más detalles

PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE LA SÍFILIS CONGÉNITA

PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE LA SÍFILIS CONGÉNITA PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE LA SÍFILIS CONGÉNITA DESCRIPCIÓN DE LA ENFERMEDAD Introducción Protocolo de Vigilancia de la Sífilis Congénita Enfermedad del recién nacido producida por transmisión vertical

Más detalles

Diagnóstico Serológico de Sífilis Técnicas treponémicas

Diagnóstico Serológico de Sífilis Técnicas treponémicas Diagnóstico Serológico de Sífilis Técnicas treponémicas T.M. Rodrigo Colina Morales Laboratorio de Infecciones de Transmisión Sexual Sección Bacteriología Mayo 2014 FTA-ABS (Fluorescent Treponemal Antibody

Más detalles

PROTOCOLO DE VIGILANCIA Y ALERTA DE SÍFILIS Actualizado a noviembre 2012

PROTOCOLO DE VIGILANCIA Y ALERTA DE SÍFILIS Actualizado a noviembre 2012 PROTOCOLO DE VIGILANCIA Y ALERTA DE SÍFILIS Actualizado a noviembre 2012 DESCRIPCIÓN DE LA ENFERMEDAD...3 Introducción...3 Agente...3 Reservorio...3 Modo de transmisión...3 Periodo de incubación...4 Periodo

Más detalles

En raras ocasiones hay pacientes no tratados de Artritis de Lyme en los que la enfermedad puede avanzar y afectar al sistema nerviosos central.

En raras ocasiones hay pacientes no tratados de Artritis de Lyme en los que la enfermedad puede avanzar y afectar al sistema nerviosos central. ARTRITIS de la ENFERMEDAD de LYME Qué es? La enfermedad de Lyme es una infección producida por la bacteria Borreliaburgdorferi, transmitida por la picadura de diversas garrapatas. Aunque la infección puede

Más detalles

Treponema pallidum. y la sífilis

Treponema pallidum. y la sífilis Treponema pallidum y la sífilis Treponema pallidum Generalidades No desarrolla in vitro; en el laboratorio se le cultiva en testículos de conejo Es Gram y anaerobia Es liofilizable (Nichol) y presenta

Más detalles

El impacto de las pruebas rápidas en la promoción, prevención y diagnóstico de la sífilis

El impacto de las pruebas rápidas en la promoción, prevención y diagnóstico de la sífilis El impacto de las pruebas rápidas en la promoción, prevención y diagnóstico de la sífilis XIII CURSO INTERNACIONAL DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS XIV SEMINARIO INTEGRAL DEL SIDA Santiago de Cali Marzo 12

Más detalles

C O N S I D E R A N D O

C O N S I D E R A N D O C. DR. FRANCISCO JAVIER MURO DAVILA, SECRETARIO DE SALUD PUBLICA DEL ESTADO DE SONORA, con fundamento en los artículos 4, 5º., 16, fracciones I y II, 97 fracción VIII, XIII; 156, 157, 158, fracción III

Más detalles

HISTORIA El nombre proviene de Girolamo Fracastoro; Syphilidis sive de morbus Gallicus (1530). El gran imitador 1905 Schaidiny hoffman descubrieron su agente causal August Von Wasserman (1905): introdujo

Más detalles

6 INFECCIÓN POR EL VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA HUMANA (VIH) Y SIDA. TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES OPORTUNISTAS ASOCIADAS

6 INFECCIÓN POR EL VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA HUMANA (VIH) Y SIDA. TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES OPORTUNISTAS ASOCIADAS 6 INFECCIÓN POR EL VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA HUMANA (VIH) Y SIDA. TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES OPORTUNISTAS ASOCIADAS Introducción.................... 663 Clasificación de la infección

Más detalles

GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA. Manifestaciones Neurológicas del LES. Dra. Anabel Jaureguiberrry

GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA. Manifestaciones Neurológicas del LES. Dra. Anabel Jaureguiberrry Dra. Anabel Jaureguiberrry Año 2014 - Revisión: 0 Página 1 de 5 Introducción El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad crónica, inflamatoria, inmunomediada y con diversas manifestaciones clínicas,

Más detalles

DIAGNÓSTICO SEROLÓGICO DE LA SÍFILIS*

DIAGNÓSTICO SEROLÓGICO DE LA SÍFILIS* DIAGNÓSTICO SEROLÓGICO DE LA SÍFILIS* Antonio Fuertes Servicio de Microbiología. Hospital Doce de Octubre. Madrid La sífilis es una enfermedad infecciosa aguda o crónica cuyo agente causal es Treponema

Más detalles

Diagnóstico microbiológico de la infección por HIV

Diagnóstico microbiológico de la infección por HIV Diagnóstico microbiológico de la infección por HIV Juan Carlos Rodríguez Díaz S. Microbiología Hospital General Universitario de Alicante E-mail: rodriguez_juadia@gva.es http://microbiología-alicante.umh.es

Más detalles

Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas Área de Integración n Disciplinar y Estudio de la Problemática Profesional TPP I Unidad 2 Aspectos biológicos del VIH Algunos datos importantes 1959 Se

Más detalles

Hospital Juan Canalejo. La Coruña.

Hospital Juan Canalejo. La Coruña. PACIENTE VIH CON EXANTEMA GENERALIZADO Y HEPATITIS Caso presentado por: López Calvo S 1, Rodríguez Lozano J 2, Almagro M 2, Castro Iglesias A 1, Vázquez Rodriguez P 1, Baliñas Bueno J 1, Pedreira Andrade

Más detalles

PROTOCOLO PARA MANEJO DE SÍFILIS GESTACIONAL (NO INCLUYE PACIENTES CON INFECCIÓN POR VIH SIDA)

PROTOCOLO PARA MANEJO DE SÍFILIS GESTACIONAL (NO INCLUYE PACIENTES CON INFECCIÓN POR VIH SIDA) PROTOCOLO PARA MANEJO DE SÍFILIS GESTACIONAL (NO INCLUYE PACIENTES CON INFECCIÓN POR VIH SIDA) DEFINICIONES Impresión diagnóstica de sífilis: cualquiera de las siguientes situaciones: VDRL o RPR positiva

Más detalles

Penicilina G. Benzatínica Profiláctica para Sífilis en Meretrices: en el Callao Perú, entre 1993 a 1995. Quijano Gomero, Eberth Gustavo.

Penicilina G. Benzatínica Profiláctica para Sífilis en Meretrices: en el Callao Perú, entre 1993 a 1995. Quijano Gomero, Eberth Gustavo. MARCO TEÓRICO 1. DE LAS BASES LEGALES PARA EL CONTROL DE LA SÍFILIS Y DEL ORIGEN DEL USO DE LA PROFILAXIA PARA SÍFILIS. En 1993, la base legal que regulaba la actuación del Ministerio de Salud, en el control

Más detalles

TRATAMIENTO DE LA INFECCIÓN GONOCÓCICA EN ATENCIÓN PRIMARIA

TRATAMIENTO DE LA INFECCIÓN GONOCÓCICA EN ATENCIÓN PRIMARIA TRATAMIENTO DE LA INFECCIÓN GONOCÓCICA EN ATENCIÓN PRIMARIA Basado en el documento Protocolo para el tratamiento de la infección gonocócica no complicada en atención primaria del EOXI de A Coruña. Servicio

Más detalles

Experiencia chilena de diagnóstico de laboratorio de sífilis. Dra. Patricia García Laboratorio de Microbiología Departamento de Laboratorios Clínicos

Experiencia chilena de diagnóstico de laboratorio de sífilis. Dra. Patricia García Laboratorio de Microbiología Departamento de Laboratorios Clínicos Experiencia chilena de diagnóstico de laboratorio de sífilis Dra. Patricia García Laboratorio de Microbiología Departamento de Laboratorios Clínicos DIAGNOSTICO MICROBIOLOGICO Larsen SA; Pope V; Johnson

Más detalles

Las infecciones de transmisión sexual. Generalitat de Catalunya Diseño: WHADS ACCENT. Sífilis. Preguntas y respuestas

Las infecciones de transmisión sexual. Generalitat de Catalunya Diseño: WHADS ACCENT. Sífilis. Preguntas y respuestas Las infecciones de transmisión sexual Generalitat de Catalunya Diseño: WHADS ACCENT Sífilis Preguntas y respuestas Qué es la sífilis? Es una infección causada por la bacteria Treponema pallidum, y forma

Más detalles

DÉFICIT SELECTIVO DE IgA INFORMACIÓN PARA PACIENTES Y FAMILIARES

DÉFICIT SELECTIVO DE IgA INFORMACIÓN PARA PACIENTES Y FAMILIARES DÉFICIT SELECTIVO DE IgA INFORMACIÓN PARA PACIENTES Y FAMILIARES DEFINICIÓN El déficit selectivo de IgA se define como la ausencia total de Inmunoglobulina de tipo IgA en sangre. Existen cinco tipos (clases)

Más detalles

I. OBJETIVOS Y METAS OBJETIVOS

I. OBJETIVOS Y METAS OBJETIVOS I. OBJETIVOS Y METAS OBJETIVOS 1. Brindar diagnóstico y tratamiento adecuado y oportuno a toda mujer embarazada o no, con Sífilis Adquirida, y a sus contactos. 2. Realizar el diagnóstico oportuno, investigar,

Más detalles

INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS DE LA HEPATITIS VIRALES EN ADULTOS

INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS DE LA HEPATITIS VIRALES EN ADULTOS INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS DE LA HEPATITIS VIRALES EN ADULTOS S. Microbiología Hospital General Universitario de Elche Abril 2009 HEPATITIS A INTRODUCCION La principal característica diferencial

Más detalles

Al principio, la lesión es elevada o similar a una ampolla, e indolora. Gradualmente, se convierte en una

Al principio, la lesión es elevada o similar a una ampolla, e indolora. Gradualmente, se convierte en una Sífilis por Amy Scholten, MPH English Version Definición La sífilis es una infección bacteriana que se transmite por contacto sexual. Si no se trata, puede causar daño cerebral, de tejido y nervios. Puede

Más detalles

Hepatitis A. Hepatitis B. Hepatitis C. Sida. Condilomas. Herpes Genital. Gonorrea. Sífilis

Hepatitis A. Hepatitis B. Hepatitis C. Sida. Condilomas. Herpes Genital. Gonorrea. Sífilis Hepatitis A Hepatitis B Hepatitis C Sida Condilomas Herpes Genital Gonorrea filis Qué entedemos por Salud Sexual? "Salud Sexual es la capacidad de disfrutar y adaptar el comportamiento sexual y reproductivo

Más detalles

Diagnóstico de un recién nacido con probable. Dr Jaime Altcheh

Diagnóstico de un recién nacido con probable. Dr Jaime Altcheh Diagnóstico de un recién nacido con probable infección congénita Dr Jaime Altcheh Infección Materna Invasión al torrente sanguíneo Infección fetal Infección de placenta ASINTOMATICO Infección persistente

Más detalles

22. SÍFILIS CONGÉNITA. PLAN DE ELIMINACIÓN Protocolo de Vigilancia Epidemiológica para Sífilis Congénita.

22. SÍFILIS CONGÉNITA. PLAN DE ELIMINACIÓN Protocolo de Vigilancia Epidemiológica para Sífilis Congénita. 22. SÍFILIS CONGÉNITA. PLAN DE ELIMINACIÓN Protocolo de Vigilancia Epidemiológica para Sífilis Congénita. 1. Entrada 1.1 Definición del Evento a Vigilar: Descripción: La sífilis congénita es una enfermedad

Más detalles

Sífilis Congénita Una deuda pendiente

Sífilis Congénita Una deuda pendiente Sífilis Congénita Una deuda pendiente Curso de Infecciones de Prevalencia Social TBC, Sifilis,, VIH-Sida 5to. Congreso de Pediatría a Ambulatoria Dr Carlos Falistocco Análisis epidemiológico: sífilis congénita

Más detalles

Diagnóstico a tener en cuenta en lesiones orales

Diagnóstico a tener en cuenta en lesiones orales Diagnóstico a tener en cuenta en lesiones orales Dr. Edgar Olmos. Dermatólogo Jefe Servicio Dermatología. Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, Hospital de San José. Dr. Oscar Mora. Dermatólogo

Más detalles

ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), clásicamente conocidas como enfermedades venéreas, son aquellas que se transmiten mayormente a través de las relaciones

Más detalles

CÁNCER INFANTIL: SIGNOS Y SÍNTOMAS DE ALARMA.

CÁNCER INFANTIL: SIGNOS Y SÍNTOMAS DE ALARMA. Febrero de 2013 CÁNCER INFANTIL: SIGNOS Y SÍNTOMAS DE ALARMA. En conmemoración del 15 de febrero, DÍA INTERNACIONAL DEL NIÑO CON CÁNCER, la Fundación POHEMA emite el siguiente boletín, de vital importancia,

Más detalles

Conocer la esclerosis múltiple

Conocer la esclerosis múltiple DEPARTAMENTO DE RECURSOS HUMANOS Conocer la esclerosis múltiple ES UNA ENFERMEDAD QUE AFECTA AL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL Y CUYA EVOLUCION ES IMPREDECIBLE Y VARIABLE. ESTAS CARACTERISTICAS, ENTRE OTRAS,

Más detalles

PORQUE TE QUIERO ME CUIDO

PORQUE TE QUIERO ME CUIDO MINISTERIO DE SALUD Unidad de Comunicación y Educación para la Salud PORQUE TE QUIERO ME CUIDO DISFRUTA EL AMOR PLENAMENTE CON RESPONSABILIDAD San José, Costa Rica QUÉ SON LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN

Más detalles

Diagnóstico Serológico de Sífilis Técnicas no treponémicas

Diagnóstico Serológico de Sífilis Técnicas no treponémicas Diagnóstico Serológico de Sífilis Técnicas no treponémicas T.M. Rodrigo Colina Morales Laboratorio de Infecciones de Transmisión Sexual Sección Bacteriología Mayo 2014 Diagnóstico Serológico de Sífilis

Más detalles

Niveles de interferón en pacientes esquizofrénicos

Niveles de interferón en pacientes esquizofrénicos Niveles de interferón en pacientes esquizofrénicos Dr. Segundo Mesa *Dra. Enma González* Dr. Angel Aguilera** Hospital Psiquiátrico de la Habana* Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología** INTRODUCCION

Más detalles

Cambios en el concepto de la Enfermedad de Alzheimer

Cambios en el concepto de la Enfermedad de Alzheimer Cambios en el concepto de la Enfermedad de Alzheimer Los criterios diagnósticos de la enfermedad de Alzheimer deben ser revisados para incorporar los avances científicos en ese campo. Extraído de: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=72133

Más detalles

TUBERCULOSIS MENINGEA POR: ANNA CAROLINA DE LA CRUZ- INTERNA NEUROLOGÍA A HPTU

TUBERCULOSIS MENINGEA POR: ANNA CAROLINA DE LA CRUZ- INTERNA NEUROLOGÍA A HPTU TUBERCULOSIS MENINGEA POR: ANNA CAROLINA DE LA CRUZ- INTERNA NEUROLOGÍA A HPTU INTRODUCCIÓN La tuberculosis continúa siendo una de las enfermedades infecciosas más importantes y un problema de salud pública

Más detalles

ITS en Mujeres. Qué estará pasando?

ITS en Mujeres. Qué estará pasando? ITS en Mujeres Qué estará pasando? ANATOMÍA DE LA VULVA, EL HIMEN SÍFILIS Enfermedad infecciosa la cual penetra en la piel lesionada o las membranas mucosas. Su transmisión se presenta con más frecuencia

Más detalles

"Prevención del Alzheimer y del Ataque Cerebral: tienen algo en común?"

Prevención del Alzheimer y del Ataque Cerebral: tienen algo en común? "Prevención del Alzheimer y del Ataque Cerebral: tienen algo en común?" Ignacio J. Previgliano Prof. Asoc. de Medicina Interna Universidad Maimónides Director Curso Superior de Especialista en Terapia

Más detalles

GPC. Guía de Referencia Rápida. Prevención, Diagnóstico y Atención de la Rubeola durante el Embarazo. Guía de Práctica Clínica

GPC. Guía de Referencia Rápida. Prevención, Diagnóstico y Atención de la Rubeola durante el Embarazo. Guía de Práctica Clínica Guía de Referencia Rápida Prevención, Diagnóstico y Atención de la Rubeola durante el Embarazo GPC Guía de Práctica Clínica Catálogo maestro de guías de práctica clínica: IMSS-383-10 Guía de Referencia

Más detalles

ENFERMEDADES DE LAS MOTONEURONA SUPERIOR E INFERIOR

ENFERMEDADES DE LAS MOTONEURONA SUPERIOR E INFERIOR ENFERMEDADES DE LAS MOTONEURONA SUPERIOR E INFERIOR Introducción 1ª MOTONEURONA (Motoneurona Superior); se encuentran en la CORTEZA CEREBRAL y envían axones que forman la vía piramidal. Descienden hasta

Más detalles

CAPÍTULO X. Acerca de la Redefinición del Infarto Agudo de Miocardio.

CAPÍTULO X. Acerca de la Redefinición del Infarto Agudo de Miocardio. CAPÍTULO X. Acerca de la Redefinición del Infarto Agudo de Miocardio. Guillermo Grau Jornet. Médico. Especialista en Cardiología. Hospital Virgen delos Lirios. Alcoy. Alicante. España. El desarrollo de

Más detalles

SIFILIS. El Salvador 2005 8.1 x 100.000 habitantes. México 2004 990 casos reportados. Panamá 2005 13.3 x 100,000 habitantes

SIFILIS. El Salvador 2005 8.1 x 100.000 habitantes. México 2004 990 casos reportados. Panamá 2005 13.3 x 100,000 habitantes SIFILIS Definición La sífilis es una Infección de Transmisión Sexual (ITS) causada por una bacteria con forma de sacacorchos llamada Treponema pallidum. Mide aproximadamente en promedio 10 micrones (1

Más detalles

Caso clínico Meningitis Tuberculosa en paciente VIH positivo. Dras. Beatriz PI, Macarena Vidal Corregido: Dra. Paciel

Caso clínico Meningitis Tuberculosa en paciente VIH positivo. Dras. Beatriz PI, Macarena Vidal Corregido: Dra. Paciel Caso clínico Meningitis Tuberculosa en paciente VIH positivo Dras. Beatriz PI, Macarena Vidal Corregido: Dra. Paciel 37 años, sexo masculino. Ex usuario de drogas endovenosas. Alcoholista en abstinencia.

Más detalles

HEPATITIS C, EPIDEMIA SILENTE

HEPATITIS C, EPIDEMIA SILENTE PILDORAS EPIDEMIOLOGICAS Hepatitis C en el Mundo Se estima una prevalencia de 200 millones de portadores a nivel mundial con una mortalidad anual de 350 mil personas como consecuencia del efecto crónico

Más detalles

ESTUDIO CLINICO Y SEROLOGICO DE 22 PACIENTES CON SIFILIS DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

ESTUDIO CLINICO Y SEROLOGICO DE 22 PACIENTES CON SIFILIS DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL 125 ESTUDIO CLINICO Y SEROLOGICO DE 22 PACIENTES CON SIFILIS DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL C.S. URIBE, A. ARANA, C. BORREGO, W. CORNEJO RESUMEN Se presentan 22 casos de neurosífilis (NS) diagnosticados

Más detalles

Agentes infecciosos relacionados. Epidemiología y Prevención de las Enfermedades de Transmisión Sexual. Dudas en la consideración de las ETS

Agentes infecciosos relacionados. Epidemiología y Prevención de las Enfermedades de Transmisión Sexual. Dudas en la consideración de las ETS Epidemiología y Prevención de las Enfermedades de Transmisión Sexual http://www.isciii.es/htdocs/centros/epidemi ologia/boletin_semanal/bes0441.pdf http://www.cdc.gov/std/default.htm Concepto Agentes infecciosos

Más detalles

Tuberculosis: Problema global de salud pública que afecta a 1/3 de la población mundial.

Tuberculosis: Problema global de salud pública que afecta a 1/3 de la población mundial. Tuberculosis: Problema global de salud pública que afecta a 1/3 de la población mundial. RADIOGRAFÍA DE TÓRAX HISTORIA CLÍNICA PRUEBA DE TUBERCULINA En la infancia, hay más susceptibilidad a la enfermedad

Más detalles

Neurosífilis, un diagnóstico perenne. Reporte de caso y revisión de la literatura

Neurosífilis, un diagnóstico perenne. Reporte de caso y revisión de la literatura Reporte de caso Neurosífilis, un diagnóstico perenne. Reporte de caso y revisión de la literatura León-Jiménez C, 1 Ruiz-Sandoval JL, 2 Llamas-López L 1 RESUMEN La neurosífilis fue la primera enfermedad

Más detalles

PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE INFECCIÓN POR Chlamydia trachomatis

PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE INFECCIÓN POR Chlamydia trachomatis Servicio Canario de la Salud DIRECCIÓN GENERAL DE SALUD PÚBLICA PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE INFECCIÓN POR Chlamydia trachomatis DESCRIPCIÓN DE LA ENFERMEDAD Introducción La infección por Chlamydia trachomatis

Más detalles

Qué es el herpes genital?

Qué es el herpes genital? Qué es el herpes genital? Es una infección de transmisión sexual muy extendida causada por el virus del herpes simple (VHS) de tipo 2 (VHS-2) y de tipo 1 (VHS-1), que también es causa habitual del herpes

Más detalles

GPC. Guía de Referencia Rápida. Sarcoma de Kaposi en pacientes VIH. Guía de Práctica Clínica. Sarcoma de Kaposi Asociado a VIH

GPC. Guía de Referencia Rápida. Sarcoma de Kaposi en pacientes VIH. Guía de Práctica Clínica. Sarcoma de Kaposi Asociado a VIH Guía de Referencia Rápida Sarcoma de Kaposi en pacientes VIH GPC Guía de Práctica Clínica Catálogo maestro de guías de práctica clínica: IMSS-462-11 1 Guía de Referencia Rápida CIE-10: B210 Enfermedad

Más detalles

SIFILIS CONGENITA Informe técnico Área de epidemiologia. Región Sanitaria II

SIFILIS CONGENITA Informe técnico Área de epidemiologia. Región Sanitaria II SIFILIS CONGENITA Informe técnico Área de epidemiologia. Región Sanitaria II 2013 Índice Introducción 3 Presentaciones Clínicas Presentación clínica en el adulto y mujer embarazada 7 Tratamiento en la

Más detalles

Boletín de Tratamiento

Boletín de Tratamiento La Fundación Toronto People With AIDS Boletín de Tratamiento La Sífilis y el VIH Marzo, 2010 N.1 Descargo de responsabilidad El Programa de Recursos sobre Tratamientos en la Fundación Toronto People with

Más detalles

SÍFILIS: UNA REVISIÓN ACTUAL

SÍFILIS: UNA REVISIÓN ACTUAL SÍFILIS: UNA REVISIÓN ACTUAL José Luis López-Hontangas y Juan Frasquet Artes Servicio de Microbiología. Hospital La Fe. Valencia. La sífilis es una enfermedad infecciosa con afectación sistémica causada

Más detalles

EL ALZHEIMER. 2. Tipos: Existen dos tipos de enfermedad de Alzheimer (EA): la familiar y la espodárica.

EL ALZHEIMER. 2. Tipos: Existen dos tipos de enfermedad de Alzheimer (EA): la familiar y la espodárica. EL ALZHEIMER 1. Definición: La enfermedad de Alzheimer (EA) es un proceso neurodegenerativo progresivo, en el que la persona afectada pierde la memoria reciente y las facultades intelectuales, presentando

Más detalles

Clínica Román - Clínica Oncológica en Madrid

Clínica Román - Clínica Oncológica en Madrid El Mieloma Múltiple es la segunda neoplasia hematológica mas frecuente. No es hereditaria ni tiene ninguna causa conocida o evitable. Afecta sobre todo a personas mayores, con una media de edad en torno

Más detalles

TOXOPLASMOSIS. Dr. Jaime Altcheh Servicio de Parasitología Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez

TOXOPLASMOSIS. Dr. Jaime Altcheh Servicio de Parasitología Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez TOXOPLASMOSIS Dr. Jaime Altcheh Servicio de Parasitología Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez Epidemiología No tengo la culpa!! Los felinos son huéspedes definitivos (ciclo sexuado y asexuado). Los humanos

Más detalles

BIBLIOGRAFÍA INTERNACIONAL

BIBLIOGRAFÍA INTERNACIONAL BIBLIOGRAFÍA INTERNACIONAL Clinical infectious diseases HIV infection is associated with decreased thrombin generation La infección por VIH se asocia con disminución de la generación de trombina Hsue PY

Más detalles

INFECCIÓN AGUDA POR EL VIH. CASO 632

INFECCIÓN AGUDA POR EL VIH. CASO 632 INFECCIÓN AGUDA POR EL VIH. CASO 632 Mujer de 22 años, española, sin antecedentes clínicos de interés ni alergias conocidas a medicamentos, que acude al Servicio de Urgencias con un cuadro de disuria intensa,

Más detalles

CIE 10: B20 Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)

CIE 10: B20 Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) CIE 10: B20 Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) GPC: Diagnóstico y referencia oportuna del paciente con infección por el VIH en el primer nivel de atención Definición La infección

Más detalles

Entendiendo la. Epilepsia

Entendiendo la. Epilepsia Entendiendo la Epilepsia Qué es la Epilepsia Epilepsia o trastorno convulsivo es un trastorno cerebral en el cual una persona tiene crisis epilépticas (convulsiones) durante un tiempo. Las crisis epilépticas

Más detalles

AFECCIONES DESMIELINIZANTES

AFECCIONES DESMIELINIZANTES AFECCIONES DESMIELINIZANTES 1.- Definición, etiología y fisiopatología de la Esclerosis múltiple La Esclerosis múltiple es, con la excepción de los traumatismos, la causa más frecuente de discapacidad

Más detalles

Cambios en la sociedad fomentan la pandemia de VIH.!Cambios de prácticas sexuales!migraciones masivas!inestabilidad política y económica

Cambios en la sociedad fomentan la pandemia de VIH.!Cambios de prácticas sexuales!migraciones masivas!inestabilidad política y económica Cambios en la sociedad fomentan la pandemia de VIH!Cambios de prácticas sexuales!migraciones masivas!inestabilidad política y económica Impacto de las ETS Transmisión del VIH Infertilidad ETS Gestantes

Más detalles

Leucemia. Dr. Rafael Hurtado Monroy

Leucemia. Dr. Rafael Hurtado Monroy 1 Leucemia Dr. Rafael Hurtado Monroy Es un término que define a un grupo de enfermedades malignas de la sangre y el diagnóstico temprano es muy importante para que el paciente acuda con el especialista

Más detalles

HIV-SIDA PRIMEROS AUXILIOS Y PATOLOGIAS MEDICAS. Clase 17

HIV-SIDA PRIMEROS AUXILIOS Y PATOLOGIAS MEDICAS. Clase 17 Clase 17 HIV-SIDA Las siglas VIH significan Virus de Inmunodeficiencia Humana. VIH es el virus que cuando no se trata, se convierte en SIDA o Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida. El virus ataca al

Más detalles

Manejo de la hepatitis crónica C en Atención Primaria

Manejo de la hepatitis crónica C en Atención Primaria Manejo de la hepatitis crónica C en Atención Primaria Virus C 9 genotipos diferentes 40 subgenotipos 170 millones personas infectadas 800.000 portadores en España Prevalencia hepatitis C crónica: 1,5-2%

Más detalles

Infecciones por virus del herpes simple 1 y 2

Infecciones por virus del herpes simple 1 y 2 Infecciones por virus del herpes simple 1 y 2 José T. Ramos Amador [jtramos.hugf@salud.madrid.org] Servicio de Pediatría. Hospital Universitario de Getafe [Servicio Madrleño de Salud, Área 10]. Getafe.

Más detalles

X-Plain Tumores Cerebrales Sumario

X-Plain Tumores Cerebrales Sumario X-Plain Tumores Cerebrales Sumario Los tumores cerebrales no son poco comunes. Cerca de 20.000 estadounidenses se les diagnostican tumores cerebrales y del resto del sistema nervioso. El diagnóstico y

Más detalles

EPIDEMIOLOGÍA ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ETS) ITS : NORMAS MINSAL ITS : CONCEPTOS GENERALES

EPIDEMIOLOGÍA ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ETS) ITS : NORMAS MINSAL ITS : CONCEPTOS GENERALES ITS : NORMAS MINSAL XXI CURSO PROBLEMAS FRECUENTES EN LA MEDICINA AMBULATORIA DEL ADULTO 2011 ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ETS) DR WALTER GUBELIN H. PROFESOR DE DERMATOLOGÍA UNIVERSIDAD DE LOS ANDES

Más detalles

DICTAMEN Nº. 38/2005, de 9 de marzo. *

DICTAMEN Nº. 38/2005, de 9 de marzo. * DICTAMEN 38 DICTAMEN Nº. 38/2005, de 9 de marzo. * Expediente relativo a reclamación de responsabilidad patrimonial de la Administración Pública incoado a instancia de D. X y Dª. Y, a consecuencia de los

Más detalles

HERPES GENITAL. Qué causa el herpes genital?

HERPES GENITAL. Qué causa el herpes genital? HERPES GENITAL Qué causa el herpes genital? El herpes genital es una infección causada por los virus de Herpes simplex, HSV 1 y HSV-2. El virus Herpes simplex tipo 2 ( HSV-2 ) es la causa más frecuente

Más detalles

DISFUNCIÓN DEL SISTEMA DE DERIVACIÓN VENTRÍCULO-PERITONEAL

DISFUNCIÓN DEL SISTEMA DE DERIVACIÓN VENTRÍCULO-PERITONEAL DISFUNCIÓN DEL SISTEMA DE DERIVACIÓN VENTRÍCULO-PERITONEAL La hidrocefalia es un agrandamiento del sistema ventricular, asociado con hipertensión intracraneal, causado por un desequilibrio entre la producción

Más detalles

HERPES SIMPLE. Herpesvirdae (virus DNA) VHS-1 VHS-2

HERPES SIMPLE. Herpesvirdae (virus DNA) VHS-1 VHS-2 HERPES SIMPLE Herpesvirdae (virus DNA) VHS-1 VHS-2 EPIDEMIOLOGIA Reservorio y Huesped: El hombre VHS-1 Niños 90% Contacto interpersonal (saliva) Subclínica o gingivoestomatitis Adultos tienen Ac. VHS-2

Más detalles

Tratamiento de estimulación de la médula espinal (EME): Hoja informativa

Tratamiento de estimulación de la médula espinal (EME): Hoja informativa Tratamiento de estimulación de la médula espinal (EME): Hoja informativa Qué es el tratamiento de EME? La estimulación de la médula espinal (EME) es una opción quirúrgica que puede cambiar la vida 1 de

Más detalles

Síndrome de Behçet, como diagnóstico diferencial de infecciones ulcerativas. Sala de adulto del Instituto Sala de adulto del Instituto de Medicina Tropical Asunción-Paraguay Mallorquin J., Taboada A.,

Más detalles

LLEGA A LA ARGENTINA EL PRIMER TRATAMIENTO POR VÍA ORAL PARA LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

LLEGA A LA ARGENTINA EL PRIMER TRATAMIENTO POR VÍA ORAL PARA LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE COMUNICADO DE PRENSA LLEGA A LA ARGENTINA EL PRIMER TRATAMIENTO POR VÍA ORAL PARA LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE Novartis lanza fingolimod, una nueva alternativa terapéutica que ha demostrado reducir a más del

Más detalles

Análisis de Ensayos Clínicos

Análisis de Ensayos Clínicos ESTUDIO FARMACOECNOMICO EBASTINA Análisis de Ensayos Clínicos Ximena Burbano Levy. M.D 6/6/2010 Análisis de los estudios clínicos del uso de Ebastina en rinitis alérgica y urticaria publicados desde 1995.

Más detalles

ALGORITMOS CLINICA DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS REVISTA CIENTIFICA NÚMERO 7 VOLUMEN 3 JULIO-SEPTIEMBRE 2015 1

ALGORITMOS CLINICA DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS REVISTA CIENTIFICA NÚMERO 7 VOLUMEN 3 JULIO-SEPTIEMBRE 2015 1 ALGORITMOS REVISTA CIENTIFICA NÚMERO 7 VOLUMEN 3 JULIO-SEPTIEMBRE 2015 1 Elaborado por: Licda. Leticia García, Enfermera Profesional / Licda. Claudia Rodríguez, Química Farmacéutica. REVISTA CIENTIFICA

Más detalles

GPC. Guía de Referencia Rápida. Diagnóstico y Tratamiento de la Mononucleosis Infecciosa. Guía de Práctica Clínica

GPC. Guía de Referencia Rápida. Diagnóstico y Tratamiento de la Mononucleosis Infecciosa. Guía de Práctica Clínica Guía de Referencia Rápida Diagnóstico y Tratamiento de la Mononucleosis Infecciosa GPC Guía de Práctica Clínica Catálogo maestro de guías de práctica clínica: IMSS-xxx-xx CIE-10: B279, B27X Mononucleosis

Más detalles

MAPA CONCEPTUAL INFECCIÓN DE VÍA URINARIA Y EMBARAZO

MAPA CONCEPTUAL INFECCIÓN DE VÍA URINARIA Y EMBARAZO MAPA CONCEPTUAL INFECCIÓN DE VÍA URINARIA Y EMBARAZO INFECCIÓN DE VÍA URINARIA Puede presentarse como Bacteriuria Asintomática Cistitis Uretritis Pielonefritis Aguda Sugiere Sugiere Sugiere Sugiere Con

Más detalles

Nuevos enfoques diagnósticos de la infección por VIH

Nuevos enfoques diagnósticos de la infección por VIH Nuevos enfoques diagnósticos de la infección por VIH Santiago Estrada M.D Laboratorio Clínico VID Agosto 28 de 2015 Hoja informativa para los pacientes que solicitan una prueba de VIH Recomendaciones para

Más detalles

El cáncer es actualmente un grupo de enfermedades, cada una de ellas con su propio nombre y con diferente pronóstico y tratamiento.

El cáncer es actualmente un grupo de enfermedades, cada una de ellas con su propio nombre y con diferente pronóstico y tratamiento. El cáncer es actualmente un grupo de enfermedades, cada una de ellas con su propio nombre y con diferente pronóstico y tratamiento. La causa por la que aparece el cáncer en los niños es desconocida y no

Más detalles

TEMA 18. Infecciones del sistema nervioso central. Análisis microbiológico del líquido cefalorraquídeo.

TEMA 18. Infecciones del sistema nervioso central. Análisis microbiológico del líquido cefalorraquídeo. TEMA 18 Infecciones del sistema nervioso central. Análisis microbiológico del líquido cefalorraquídeo. Tema 18. Infecciones del sistema nervioso central. Análisis microbiológico del líquido cefalorraquídeo.

Más detalles

2 Inmunopatologías Concepto Tipos Autoinmunidad Modalidades de respuesta autoinmune. Principales enfermedades autoinmunes. Hipersensibilidad.

2 Inmunopatologías Concepto Tipos Autoinmunidad Modalidades de respuesta autoinmune. Principales enfermedades autoinmunes. Hipersensibilidad. 1 TEMA 25 INMUNOPATOLOGÍA 2 Inmunopatologías Concepto Tipos Autoinmunidad Modalidades de respuesta autoinmune. Principales enfermedades autoinmunes. Hipersensibilidad. Alergias. Inmunodeficiencia. SIDA.

Más detalles

Cáncer y verrugas por virus del papiloma humano en el varón. Por Dr. Ibar Ulate.

Cáncer y verrugas por virus del papiloma humano en el varón. Por Dr. Ibar Ulate. Cáncer y verrugas por virus del papiloma humano en el varón 1 Por Dr. Ibar Ulate. Este tema es extenso y complejo. Quiero compartir con ustedes algunas notas sencillas para tratar de inducir a los varones

Más detalles

Inmunización en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

Inmunización en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Inmunización en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Introducción: La identificación de personas con trastornos inmunitarios ha aumentado a lo largo del tiempo, situación atribuible a varias

Más detalles

pacientes varones Dermatología patients ARTÍCULO ORIGINAL Dermatol Rev Mex 2015;59:382-386. RESUMEN

pacientes varones Dermatología patients ARTÍCULO ORIGINAL Dermatol Rev Mex 2015;59:382-386. RESUMEN ARTÍCULO ORIGINAL Dermatol Rev Mex 2015;59:382-386. pacientes varones RESUMEN - junto a la recesión de la línea frontal parietal del cabello. El origen y la incidencia siguen siendo desconocidas y tampoco

Más detalles

Anexo 2. Información para pacientes

Anexo 2. Información para pacientes Anexo 2. Información para pacientes Qué es la demencia? La Organización Mundial de la Salud define la demencia como un síndrome debido a una enfermedad del cerebro, generalmente de naturaleza crónica o

Más detalles