Lunes. 1 T semana del Tiempo ordinario LECTIO. Primera lectura: xodo 32,

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Lunes. 1 T semana del Tiempo ordinario LECTIO. Primera lectura: xodo 32,15-24.30-34"

Transcripción

1 Lunes 1 T semana del Tiempo ordinario LECTIO Primera lectura: xodo 32, En aquellos d as, MoisØs se volvi y baj del monte con las dos losas del testimonio en su mano. Las losas estaban es critas por ambas caras, por un lado y por otro; 6 eran obra divina, y la escritura grabada sobre las losas era escritura di vina. " JosuØ, escuchando el griter o del pueblo, dijo a MoisØs: -Hay gritos de guerra en el campamento. 8 MoisØs replic : -Ni es grito de vencedores, ni es grito de vencidos; lo que oigo es el alboroto de una fiesta. Cuando estaban ya cerca del campamento, MoisØs vio el becerro y las danzas; su c lera se desat, arroj las losas y las rompi al pie de la montaæa. 20 Agarr el becerro que hab an hecho y lo quem en el fuego; lo redujo a cenizas, las mezcl con agua y oblig a los israelitas a que se lo bebieran. II MoisØs interrog a Aar n: -QuØ te ha hecho esta gente para que les permitieras cometer tamaæa aberraci n? 22 Aar n le respondi : -No te enfades, seæor, tœ sabes que este pueblo estæ incli nado al mal. 23 Me dijeron: «Haznos una divinidad que nos gu e, porque no sabemos quø habræ sido de ese MoisØs que

2 404 nos sac del pa s de Egipto». Yo les respond : «Quien tenga oro que lo entregue» y me lo dieron. Entonces lo echø al fue go y sali este becerro. Al d a siguiente, MoisØs dijo al pueblo: -Vosotros habøis cometido un pecado monstruoso; sin embargo voy a subir adonde estæ el Seæor, a ver si consigo el perd n de vuestro pecado. "Volvi MoisØs ante el Seæor y le dijo: -Seæor, este pueblo ha cometido un pecado monstruoso haciøndose divinidades de oro. 32 Pero te mego que perdones su pecado; si no lo haces, b rrame del libro donde tienes ins critos a los tuyos. "El Seæor respondi a MoisØs: -Borro de mi libro a quien peca contra m. En cuanto a los demæs, ve y conduce al pueblo adonde te he dicho. Mi Ængel iræ delante de ti. Pero cuando llegue el d a de la cuenta, les pedirø cuentas de sus pecados. a El texto describe la apostas a y el culto idolætrico del becerro de oro por parte del pueblo durante la pro longada ausencia de MoisØs, que estaba en el monte dialogando con Dios vv. 7-16, as como la reacci n de Østos, Dios y MoisØs, despuøs de haber conocido el he cho vv MoisØs baja del monte con las tablas de la alianza y, cuando se acerca al campamento, oye los gritos festivos del pueblo e intuye la traici n. Al ver el becerro de oro y las danzas de la gente, destroza las ta blas, tritura el becerro, echa el polvo del mismo en agua y se la hace beber al pueblo vv Pide cuentas de lo sucedido a Aar n, el cual hace recaer la culpa sobre la gente. MoisØs hace tomar conciencia al pueblo de la gravedad del pecado y vuelve a dialogar con Dios para implorar su perd n. La respuesta de Dios estæ en la l nea de la misericordia, prosiguiendo su obra de salvaci n, aunque anuncia tambiøn el castigo de los culpables. La narraci n tiene que ver no s lo con la gran apos tas a de tiempos del Øxodo, sino que refleja tambiøn el tiempo de decadencia moral acontecido en la Øpoca de

3 Lunes 405 los reyes de Israel, dado que el relato fue compuesto en tre los siglos IX y VIII a. de C. y forma parte del docu mento eloh sta. La figura de Aar n, que no sabe reaccionar ante el mal del pueblo y permite que Øste caiga en la idolatr a, es pre sentada de una manera negativa, a diferencia de la Figu ra gloriosa y carismætica de MoisØs, verdadero profeta y hombre de Dios, que, con fuerza y fidelidad, atestigua la fidelidad a Dios y reacciona contra todo tipo de idolatr a y de laxismo, identificændose incluso con el pueblo peca dor ante Dios. La gu a carismætica del pueblo por parte de MoisØs estæ presentada en el texto como la conciencia que habla, denuncia el pecado y llama al pueblo a la con versi n, pero se convierte asimismo en el intercesor soli tario ante Dios y solidario con su gente, llegando incluso a pedir que le borre Dios del libro que Øste ha escrito. Cuando se pierde el sentido de la presencia de Dios resulta fæcil caer en el pecado buscando un sucedæneo. Evangelio: Mateo 13,31-35 En aquel tiempo, les propuso otra paræbola: -Sucede con el Reino de los Cielos lo que con un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su campo. 32 Es la mæs pequeæa de todas las semillas, pero cuando crece es ma yor que las hortalizas y se hace como un Ærbol, hasta el pun to de que las aves del cielo pueden anidar en sus ramas. Les dijo otra paræbola: -Sucede con el Reino de los Cielos lo que con la levadura que una mujer toma y mete en tres medidas de harina, hasta que todo fermenta. Jesœs expuso todas estas cosas por medio de paræbolas a la gente, y nada les dec a sin utilizar paræbolas, " para que se cumpliera lo anunciado por el profeta: HablarØ por medio de paræbolas, publicarø lo que estaba oculto desde la creaci n del mundo.

4 406 e Las dos paræbolas del grano de mostaza y de la le vadura que expone Jesœs tienen la finalidad de iluminar, ulteriormente, la comprensi n del misterio del Reino de Dios con otros elementos significativos, pero transmi ten una misma enseæanza. El punto de reflexi n versa sobre la desproporci n que existe entre los comienzos humildes y el desarrollo que se produce a continuaci n. El Reino de Dios estæ ya presente, aunque escondido, con la venida de Jesœs, y actœa de una manera dinæmi ca no por obra humana, sino por la gracia de Dios. En efecto, la pequeæa semilla de mostaza tiene en s misma una energ a tan potente que se transforma en una planta de notables proporciones, como leemos en el libro de Daniel: «Estas son las visiones que cruzaron por mi mente mientras dorm a: En medio de la tierra hab a un Ærbol de gran altura. El Ærbol creci y se hizo corpu lento; su copa tocaba el cielo, y se ve a desde los extremos de la tierra. [...J en sus ramas anidaban los pæjaros del cielo 4,7-9. Este Ærbol llega a alcanzar una altura de tres o cuatro metros en Palestina vv. 3lss. Del mismo modo, un poco de levadura hace fermentar una canti dad de harina que puede alimentar a varias decenas de personas y. 33. As sucede tambiøn con el Reino de Dios y su palabra: parecen perdedores y denotados en el presente, pero, en realidad, se dilatan y crecen de manera oculta hasta hacer fermentar toda la realidad humana. En efecto, la fuerza interior y dinæmica del Reino de Dios tiene tal poder que atrae y transforma toda la vida del hombre. TambiØn la Palabra de Dios, acogida e interiorizada en el coraz n del creyente, produce la vitalidad interior que permite al Esp ritu Santo actuar y conducir al cristiano a la vida eterna, es decir, a la experiencia vital de comuni n y de intimidad con Dios, que es el resultado de un autøntico camino de vida es piritual cf Jn 4,l3ss.

5 Lunes 407 MEDITATIO La pequeæa paræbola de la levadura que, de una ma nera silenciosa, hace fermentar toda la masa, enuncia da en el evangelio de hoy, es muy sugestiva y apremian te. Se refiere, como la del grano de mostaza, aunque tal vez con un caræcter todav a mæs incisivo, a la eficacia de la propuesta lanzada por Jesœs. Esta, en su aparente in significancia a los ojos del mundo, precisamente por ser una carga de energ a divina tiene en s misma tal fuer za que produce una transformaci n total. La paræbola puede ser le da tanto en clave personal como social. En la primera de estas dos claves de lectura, la paræ bola nos invita al cambio radical que la acogida del Evangelio supone en cada individuo: pensamientos, pro yectos, actitudes, expectativas, aspiraciones, relaciones, todo debe ser «fermentado» por Øl. Esto nos impulsa a preguntarnos hasta quø punto la propuesta de Jesœs ha transformado nuestra vida personal, en todas sus di mensiones. Por eso, nos invita a pensar si no nos ha bremos fabricado por nuestra cuenta aquel becerro de oro del que habla la primera lectura de hoy, aquel bece no de oro que el pueblo se construy en el desierto y al que ador con entusiasmo, como si fuera su dios. La ex periencia atestigua que lo que el Evangelio no fermenta en nosotros acaba por conveflirse en un dolo al que, consciente o inconscientemente, rendimos culto. En la segunda clave de lectura, la social, la paræbola nos invita a pensar en la transformaci n de la conviven cia colectiva que deber a producir el Evangelio anuncia do en su integridad, segœn las claras indicaciones pro porcionadas por Pablo VI en la exhortaci n apost lica Evangelii nuntiandi. La propuesta del Reino de Dios debe calar como una levadura silenciosa, pero inconte niblemente eficaz, en las relaciones entre los grupos hu manos en todos los Æmbitos, erradicando de ellos todo lo que no vaya en la direcci n de la «vida en abundan-

6 semana cia» que Jesœs ha venido a traer al mundo cf Jn 10,10, haciendo crecer as en su lugar todo lo que contribuya a tal vida. TambiØn en el Æmbito estructural hay que reemplazar las «estructuras de muerte > por «estructuras de vida > Juan Pablo II. Y nosotros, cada uno segœn su propia condici n humana y eclesial, somos los afortu nados responsables de esta tarea ORATIO Has querido asociamos, Seæor, a la realizaci n de tu gran designio de amor «para la vida en abundancia» del mundo. Nos has llamado a colaborar contigo en su fer mentaci n. Te estamos muy agradecidos por haber con fiado en nosotros y habemos hecho hijos tuyos. Sin embargo, sabes todo lo que en nosotros no ha sido fermentado por tu invitaci n: no todo en nosotros ha sido evangelizado, y hay muchos recodos oscuros y tene brosos en nuestros corazones. Con frecuencia nos des cubrimos adorando los falsos dolos que nos construimos como sucedæneos de tu Evangelio. Nos dejamos fascinar por otros proyectos, a veces m seros y mezquinos, que no forman parte de tu plan de salvaci n y de amor, y vamos abandonando nuestra inicial dedicaci n al mismo. Perdona nuestra infidelidad y haz que tu Evangelio brille de tal modo ante los ojos de nuestro coraz n que nos sintamos suavemente obligados a abrazarlo y a dejamos levitar integralmente por Øl, permaneciendo fieles a tu Palabra de vida. Entonces daremos con ale gr a los frutos que tœ mismo esperas de nosotros. AmØn. CONTEMPLATIO Ya no te pensaba, oh Dios, no te pensaba con el as pecto de un cuerpo humano, pero no acud a a mi ima

7 Lunes 409 ginaci n ninguna otra form.a que te representara. Yo, hombre y este hombre, pretend a representarme a Ti, sumo y œnico verdadero Dios. Mi coraz n se rebelaba violentamente contra todas estas representaciones sen sibles. Pero apenas las hab a expulsado, en un abrir y cenar de ojos ya hab an vuelto, se me volv an a presen tar a la vista, obnubilændola: no ten a, no, el aspecto de un cuerpo humano, pero, con todo, siempre estaba obli gado a pensar en algo corp reo que ocupaba material mente un espacio E...]. Mi m sero Ænimo siempre andaba dando vueltas a consideraciones de este tenor. A pesar de ello, conserva ba bien firme la fe en la Iglesia cat lica de tu Cristo, nuestro Salvador y nuestro Seæor; una fe, es cierto, en muchos aspectos todav a tosca y que enaba fuera de la norma de tu enseæanza, pero que yo estaba bien decidi do a no abandonar y de la que incluso me embeb a cada d a mæs Agust n de Hipona, Le Confession, MilÆn 1991, [edici n espaæola: Las confesiones, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid 1968]. ACTJO Repite con frecuencia y vive hoy la Palabra: «Ni el que planta ni el que riega son nada; Dios, que hace crecefl es el que cuenta > 1 Cor 3,7. PARA LA LECTURA ESPIRITUAL Le dije a John Eudes que durante muchos aæos me hab a ima ginado que Dios romper a el espeso caparaz n de mi resisten cia revelændoseme de un modo tan intenso y convincente que me har a capaz de abandonar mis «dolos», para entregarme a Øl sin condiciones. No demasiado sorprendido por tales fantas as, me respondi John Eudes: «Tœ quieres que Dios se te aparezca

8 sen,ana como quieren tus pasiones, pero estas pasiones, ahora, te cie gan frente a su presencia. ConcØntrate en esa parte de ti mismo que no es v ctima de las pasiones e intenta comprender, date cuenta de que all estæ Dios. A continuaci n, deja que esa parte se desarrolle dentro de ti y de all haræs partir tus decisiones. Te sorprenderæs al constatar c mo esas fuerzas que parec an in vencibles se marchitan y desaparecen». Estuvimos hablando de muchas otras cosas, pero lo que me jor recuerdo, del final de la conversaci n, es la idea de que de ber a hacerme feliz el hecho de tomar parte en la batalla, con independencia del desenlace de la misma. La batalla es real, pe ligrosa y decisiva. Arriesgamos en ella todo lo que poseemos; es como combatir contra un toro en la arena. S lo sabemos lo que es la victoria despuøs de haber participado en la batalla. Las personas que conocen el sabor de la victoria son muy modestas al respecto, porque han visto el otro frente y saben que hay poca cosa de la que jactarse. Las potencias de las tinieblas y las po tencias de la luz estæn demasiado cerca las unas de las otras para poder ofrecer una ocasi n a la vanagloria. Un monasterio representa esto. Aqu estamos en condiciones de reconocer el combate en los hechos de la vida cotidiana. Puede tratarse de algo pequeæo, como el deseo de recibir una carta o el deseo de una vaso de leche. Permaneciendo en un œnico puesto se apren de a conocer muy bien el campo de batalla CH. J. M. Nouwen, Ho asco/tato ji s enzio, Brescia "2000, p. 67 [edici n espaæo la: La soledad, el silencio, la oraci n: espiritualidad del silencio y sacerdocjo contemporæneo, Obelisco, Barcelona 2002].

9 Martes 1 7 semana del Tiempo ordinario LECTIO Primera lectura: xodo 33,7-11; 34, En aquellos d as, MoisØs tom la tienda y la plant fue ra del campamento, a cierta distancia de Øl, y la llam tienda del encuentro. Todo el que quer a dirigirse al Seæor ten a que salir fuera del campamento y dirigirse a la tienda del encuen tro. 8 Cuando sal a MoisØs, todo el mundo se pon a de pie s situændose cada uno a la puerta de su propia tienda, segu an a MoisØs con la mirada hasta que entraba en la tienda. En cuanto MoisØs entraba en la tienda, la columna de nube des cend a y permanec a a la entrada de la tienda mientras el Seæor hablaba con MoisØs. " El pueblo contemplaba la columna de nube, que permanec a a la entrada de la tienda; entonces, todo el mundo se postraba, cada uno en la entrada de su tienda. El Seæor hablaba con MoisØs cara a cara, como un hombre habla con su amigo. Luego MoisØs volv a al campamento, pero JosuØ, su ayudante, hijo de Nun, no se mov a de la tienda. " El Seæor descendi sobre una nube y se qued all jun to a Øl, y MoisØs invoc el nombre del Seæor. 6 Entonces pas el Seæor delante de MoisØs clamando: -El Seæor, el Seæor: un Dios clemente y compasivo, pa ciente, lleno de amor y fiel; que mantiene su amor eterna mente, que perdona la iniquidad, la maldad y el pecado, pero que no los deja impunes, sino que castiga la iniquidad de

10 412 J7 semana los padres en los hijos y nietos hasta la tercera y cuarta gene raci n. Inmediatamente, MoisØs cay rostro a tierra y le dijo: -Mi Seæor, si gozo de tu protecci n, que venga mi Seæor entre nosotros, aunque Øste sea un pueblo obcecado. Perdona nuestra iniquidad y nuestro pecado, y t manos como heredad tuya. 28 MoisØs permaneci all con el Seæor cuarenta d as y cuarenta noches; no tom alimento alguno ni bebi. Y escri bi sobre las tablas las diez clæusulas de la alianza. a Los dos breves textos de los que se compone la lec tura de hoy se remontan a los tiempos del reino de JudÆ: el primero pertenece al documento eloh sta y el segundo al yahvista. Tratan de la alianza renovada por parte del Seæor a travøs de un acto de renovaci n permanente del culto. A pesar del pecado del pueblo, el Seæor, siempre misericordioso y Heno de amor, permanece cerca de su gente, a la que eligi a travøs de MoisØs. Este, en efecto, toma la «tienda del encuentro>, o sea, el lugar del culto, y la coloca fuera del campamento, para indicar que Dios no puede vivir en plena armon a con los hombres peca dores, aunque siempre estæ listo y disponible para los que se dirigen a Øl con Ænimo renovado y penitente. Todos los jud os que reconoc an su culpa pod an entrar en amistad con Dios, ir a la tienda y hablar con Dios, como hac a el intercesor MoisØs, que hablaba con el Seæor cara a cara, como un amigo habla con su amigo, y como su ayudan te JosuØ, que «no se mov a de la tienda y. 11. En s ntesis, Dios, que se revela a MoisØs como el Dios de la misericordia, quiere enseæar de este modo a su pue blo que elverdadero Æmbito de la alianza no es el Sina ni ningœn lugar material; el verdadero Æmbito del culto se sitœa en el hecho de reconocemos pecadores y acoger su misericordia, que se manifiesta en cada situaci n concre ta y a travøs de hombres y personas santas y amigas de Dios. S lo estos mediadores pueden pronunciar el nom bre del Seæor sobre el pueblo y hacerle as presente con

11 Martes 413 sus atributos de benevolencia, compasi n y misericordia. El Seæor ha elegido, a buen seguro, para siempre a su pueblo, pero sigue siendo tambiøn aquel que perdona y exige justicia, es decir, que se manifiesta en el castigo y en la gracia y nos llama a volver a la alianza renovada. Evangelio: Mateo 13,36-43 En aquel tiempo, Jesœs dej a la gente y se fue a la casa. Sus disc pulos se le acercaron y le dijeron: -Exp] canos la paræbola de la cizaæa del campo. Jesœs les dijo: -El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino, y la cizaæa, los hijos del maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la siega es el fin del mundo, y los sega dores, los Ængeles. As como se recoge la cizaæa y se hace una hoguera con ella, as tambiøn sucederæ en el fin del mun do. El Hijo del hombre enviaræ a sus Ængeles, que recogeræn de su reino a todos los que fueron causa de tropiezo y a los malvados 42 y los echaræn al horno de fuego. All lloraræn y les rechinaræn los dientes. Entonces los justos brillaræn como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga o dos que oiga. e La paræbola evangølica de la buena semilla y de la cizaæa encuentra su explicaci n en la contraposici n entre dos bandos capitaneados por el divino sembrador y por el sembrador malvado. El punto central del mensaje de Jesœs, por consiguiente, no es s lo la necesaria con vivencia entre el trigo y la cizaæa hasta el tiempo de la sie ga, sino la diferente suerte que corren los buenos, los hi jos del Reino de Dios, y los malos, los hijos del maligno. La pregunta de fondo a la que pretende responder la paræbola es la de siempre, tanto la expresada por las primeras comunidades cristianas, como la que vuelven a expresar constantemente nuestras comunidades: por quø hay malos cristianos en la comunidad creyente? Ma-

12 semana teo responde dando dos razones; la primera es que la siembra ha sido hecha al mismo tiempo tanto por Dios como por el maligno; la segunda es que el tiempo de la separaci n estæ reservado s lo para Dios. La vida del hombre es el tiempo en el que todo cre yente debe realizar su opci n. La convivencia con los malos no debe ser causa de pesimismo para los buenos; Dios la tolera e impide a aquellos que son demasiado exigentes «eliminar» a los malos con la excusa de aca bar con el mal; al contrario, los buenos deben compar tir a los pecadores y vencer as al mal con el bien. S lo al final de la vida vendræ la siega y. 39, esto es, el jui cio de Dios. En ese momento apareceræ clara la suerte diferente reservada a «todos los que fueron causa de tropiezo» y. 41 y a los «justos» y. 43, cuando el Cristo glorioso se levante como juez supremo con sus Ængeles y purifique a su Iglesia del mal. Esta perspectiva final es de aliento para los creyentes, que deben hacer frente en la vida de cada d a a dificultades y pruebas de todo tipo. MEDITATIO En el texto del xodo que hemos le do hoy produce una gran impresi n la intimidad que vive MoisØs con el Dios, tres veces Santo, revelado en el Antiguo Testa mento. En efecto, Dios hablaba con Øl «cara a cara, como un hombre habla con su amigo» Ex 33,11. Se ex plica as tanto la admiraci n que este comportamiento suyo suscitaba en el pueblo, mæs sensible a la distancia de Dios que a su proximidad, como la audacia con la que interced a en su favor, a fin de que pudiera continuar siendo la heredad de Dios, a pesar de su «dura cerviz». Naturalmente, MoisØs no lleg a la familiaridad que Je sœs vivi con Dios, una familiaridad que inculc tambiøn a sus seguidores. En efecto, Jesœs se atrevi a invocar a

13 Martes 415 Dios con el afectuoso nombre de «Abba» Mc 14,36; Rom 8,15; Gal 4,6; una expresi n que se usaba en el se no de la intimidad familiar para dirigirse al propio padre, y que ningœn jud o de su tiempo se hubiera aventurado a usar en sus relaciones con Dios. Jesœs, sin embargo, la utiliz constantemente, sin preocuparse del escændalo que esa innovaci n pod a suscitar en sus adversarios. QuizÆs tambiøn por esto le condenaron como blasfemo cf Mt 26,65. Y no s lo la emple Øl mismo, expresando de este modo su modo extremadamente ntimo de rela cionarse con Dios, sino que anim tambiøn a sus oyentes a hacer lo mismo. Jesœs quer a que todos vivieran en pre sencia de Dios, como ante aquel «Dios clemente y com pasivo, paciente, lleno de amor y fiel» que hab a pasado ante MoisØs revelændole su nombre Ex 34,6. En este sentido se puede entender tambiøn la «buena semilla» sembrada por el Hijo del hombre de la que nos habla el evangelio de hoy Mt 13,37. Hemos de pregun tamos si no dejamos que la cizaæa ahogue la buena se milla con otros modos de pensar y de vivir la relaci n con Dios. En efecto, con frecuencia el Dios-AbbÆ, tierno y misericordioso, es sustituido en nuestra vida por otros dioses que no tienen nada que ver con Aquel cuyo ros tro nos fue revelado por Jesœs. Esos dioses engendran en nosotros actitudes que andan lejos de las que Jesœs vivi intensamente e inculc con la misma intensidad en quienes quer an seguirle. ORATIO Seæor Jesœs, tu viviste una intimidad intens sima con Dios. Le llamabas «AbbÆ», con toda la ternura familiar que tal nombre incluye. De este modo, abriste un ca mino nuevo en la humanidad por lo que respecta a las relaciones con el misterio magno y œltimo de la reali dad, con ese misterio que nosotros llamamos Dios.

14 416 I7ase,nana Muchos de los hombres de tu tiempo no te com prendieron; mæs aœn, fueron muchos los que se escan dalizaron y te intimaron y condenaron por esto como blasfemo. Estaban acostumbrados a un modo de tratar con Dios que se inspiraba mæs en el temor y en la dis tancia que en el amor y la proximidad. Pero tambiøn hay hombres y mujeres en nuestros d as que no te comprenden en este punto, y tal vez entre ellos este mos tambiøn nosotros mismos. MÆs de una vez ofre cemos el terreno de nuestros corazones a la cizaæa sembrada por el enemigo, y la buena semilla de tu ma nera de invocar a Dios y de relacionarte con Øl queda ahogada por nuestra ceguera y por nuestra hipocres a. Queremos decirte, Seæor, que creemos en ti y, como el ap stol Felipe en la œltima cena, te repetimos con fe: «Seæor, muøstranos al Padre y nos basta» Jn 14,8. CONTEMPLATIO Sabemos que Dios es clemente, y nosotros, que somos pecadores, no nos alegramos de su severidad, sino que leemos: «El Seæor es benigno y justo, nuestro Dios es todo ternura» Sal 116,5. La justicia de Dios estæ envuelta de misericordia y por ese camino procede al juicio: usa la moderaci n cuando se trata de juzgar, y juzga de manera que usa la misericordia, pues «la Misericordia y la Paz se encuentran, la Justicia y la Paz se besan Sal 84,11 Je r nimo, Com nento al libro de Giona, Roma 1992, p. 82. ACTIO Repite con frecuencia y vive hoy la Palabra: «El que siembra es Cristo: quien le encuentra tiene la vida eterna» cf Mt 13,37.

15 Masies 417 PARA LA LECTURA ESPIRITUAL Si bien no podemos describir al Dios vivo, s podemos decir al menos c mo y d nde encontrarle. Una noche, habiendo pro longado su oraci n mæs de lo acostumbrado, el fil sofo B. Pas cal tuvo una ardiente experiencia del Dios vivo que intent fijar, en forma de breves exclamaciones, en una hojita de papel que, a su muerte, encontraron cosida en el interior de su chaqueta, encima del coraz n. Dec a: «Dios de AbrahÆn, Dios de Isaac, Dios de Jacob: no de los fil sofos y de los doctos. Certeza, Sentimiento, Alegr a, Paz, Dios de Jesucristo. Tu Dios seræ el m o. Olvido del mundo y de todo, excepto de Dios. Se le encuentra s lo por el camino en seæado por el Evangelio. Grandeza del alma humana. Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido. Que yo no tenga que ser separado de Øl para la eternidad. Alegr a, alegr a, lægrimas de alegr a». Vemos aqu, en directo, lo que significa descubrir que Dios existe y tener «la respiraci n entre codada > [...]. Ahora bien, el Dios vivo se revela sobre todo en el mæs mis terioso de sus juicios: el que se manifiesta en la cruz de Cristo. Sin embargo, para comprender la novedad que aporta la cruz a la comprensi n del Dios vivo, debemos traer a la mente algu nos momentos fuertes de la revelaci n b blica sobre Dios. En el libro del xodo se presenta Dios mismo a MoisØs di ciendo. «El Seæor, el Seæor». Siguen, en este punto, dos series de atributos: «Dios clemente y compasivo, paciente, lleno de amor y fiel; que mantiene su amor eternamente, que perdona la iniquidad, la maldad y el pecado, pero [y aqu empieza la se gunda serie] que no los deja impunes, sino que castiga la ini quidad de los padres en los hijos y nietos hasta la tercera y cuar ta generaci n Ex 34,5-7. Este ontraste caracter stico se conserva a lo largo de toda la Biblia. Esta mantiene siempre juntos, en tensi n, esos dos rasgos fundamentales de Dios: por una parte, la santidad y el poder; por otra, la bondad inmensa; por una parte, la c lera; por otra, la piedad. Nunca intenta nivelarlos, nunca ve entre ellos contra dicci n. Coherentemente, dos parecen ser las reacciones, o las actitudes, y, al mismo tiempo, los deberes fundamentales de la

16 418 J7 semana criatura frente a este Dios: temor y amor: «AmarÆs al Seæor, tu Dios... TemerÆs al Seæor, tu Dios» Dt 6,5.13 R. Cantalamessa, La salita al monte Sinai, Roma 1994, pp [edici n espa æola: La subida al monte Sina, Ediciones San Pablo, Madrid 1995].

17 MiØrcoles 17 semana del Tiempo ordinario LECTIO Primera lectura: xodo 34, En aquel tiempo, 29 MoisØs baj del monte Sina con las dos tablas del testimonio en su mano. MoisØs no sab a, al bajar del monte, que su rostro irradiaba luminosidad por haber hablado con el Seæor. Aar n y los israelitas miraban a MoisØs; su rostro era luminoso, y temieron acercarse a Øl. MoisØs los llam. Aar n y los jefes de la comunidad lo ro dearon; 32 despuøs se acercaron todos los israelitas. Entonces les comunic todo cuanto el Seæor le hab a dicho en el monte Sina. B Cuando MoisØs termin de hablar con ellos, puso sobre su rostro un velo. Cada vez que MoisØs entraba en el santuario a hablar con el Seæor se quitaba el velo hasta que sal a. Y cuando sal a para comunicar a los israelitas lo que se le hab a ordenado, Østos quedaban admirados ante el resplandor que desped a la cara de MoisØs. Entonces MoisØs volv a a ponerse el velo hasta que volv a a hablar con el Seæor. e El fragmento que acabamos de leer, compuesto dii rante el per odo postex lico siglos VI-y a. de C., pene nece al documento sacerdotal y concluye el tema de la

18 semana lejan a/proximidad de Dios de Ex 32-34, presentændo nos la imagen de MoisØs con el rostro radiante y lumi noso. Este baja del monte Sina llevando en las manos las dos tablas de la ley y manifestando en su persona, sin saberlo, el lugar privilegiado de la revelaci n de Dios. El pueblo, al verlo, no se atreve a acercarse a Øl, presa de un sagrado temor y respeto y. 30. Sin embar go, MoisØs llama a Aar n y a los representantes del pueblo para comunicarles las rdenes de Dios. Se cubre el rostro con un velo cuando se encuentra entre su gente y, al contrario, se quita el velo cuando entra en la tienda para dialogar con Dios cf Edo 45,2.7ss; 50,5-13. MoisØs, el gran caudillo, es aqu elsigno revelador de Dios. Lo revela no s lo con el esplendor que emana de su persona, sino tambiøn con las tablas de la ley, que contienen la Palabra de Dios. As pues, acercarse a Moi søs y escuchar sus enseæanzas significa hacer la expe riencia de lo divino vv y entrar en el misterio de Dios, que estæ escondido para el pueblo, aunque Øl es conde su esplendor con un velo ante los israelitas. Moi søs, por consiguiente, como figura carismætica, encarna todas las mediaciones de la revelaci n divina: a Øl se le atribuye la promulgaci n de la ley y la autoridad de la Palabra de Dios. No es dif cil ver evocada en este frag mento, en el que brilla la luz de Dios en el rostro de Moi søs, la figura del Cristo glorioso en la transfiguraci n, manifestaci n verdadera del Salvador de los hombres e imagen viva y luminosa del Dios invisible cf Mc 9,2-8; 2 Cor 4,6; Heb 1,3; Col 1,15. Evangelio: Mateo 13,44-46 En aquel tiempo, dijo Jesœs a la muchedumbre: Sucede con el Reino de los Cielos lo que con un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo deja oculto y, lleno de alegr a, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo.

19 MiØrcoles 421 TambiØn sucede con el Reino de los Cielos lo que con un mercader que busca ricas perlas y que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra. a Las dos paræbolas gemelas -la del tesoro y la de la perla- ponen de manifiesto el valor absoluto del Reino de Dios anunciado por Jesœs, por el que vale la pena vender cualquier otra cosa. En la primera se habla de un campesino que, al encontrar un tesoro y querer ha cerlo suyo, compra con alegr a el campo, aun a costa de vender todo lo que tiene. Sabe muy bien, en efecto, que, segœn la ley jud a, quien compra un terreno se vuelve dueæo del suelo y del subsuelo. La segunda paræbola tie ne como protagonista a un mercader de perlas, que, al encontrar una de gran belleza y rara, vende todo lo que tiene y la compra, porque sabe muy bien que no hay nada de mæs valor que esa perla. La enseæanza de Jesœs es iluminadora y fundamen tal: el Reino de Dios y todo lo que Øste comporta exige una entrega completa e incondicionada a su causa. Este Reino, en efecto, no es algo, sino alguien; es haber en contrado a la persona de Jesœs. Por eso hay que optar por Øl con la prontitud y la alegr a del que ha compren dido el valor del Reino de Dios. Y la alegr a es tan pro funda y tan sentida que hace posible vender cualquier otro bien, con tal de alcanzar el fin deseado, esto es, la posesi n de tal tesoro y de tal perla, frente a los cuales cualquier otra cosa pierde valor y no resulta excesivo ningœn esfuerzo. MÆs allæ de esta finalidad, las paræbolas nos presen tan la exigencia de radicalismo en la opci n por el Rei no de Dios. Es preciso eliminar cualquier otro compro miso, si queremos alcanzar el amor como don de un Dios que nos ama en la comuni n con Øl. Al hombre le compete la correspondencia y la disponibilidad frente a la iniciativa de Dios Padre.

20 422 pa semana MEDITATIO En la paræbola del hombre que encuentra el tesoro en el campo, parece que Jesœs se describe a s mismo. l fue, verdaderamente, el hombre que descubri algo que le llev a «vender todo lo que ten a» para adqui rirlo. De la lectura de los evangelios se desprende, en efec to, la figura de un Jesœs profundamente recogido y unificado en torno a un centro de atracci n, que ha en tregado todo lo que es, todas sus energ as y capacida des a algo que le ha fascinado. Jesœs, para decirlo con una comparaci n, no aparece como un «hombre-veleta», en constante cambio, sino como un hombre-roca, anclado tenazmente en un punto estable e inamovible que da sentido a su vida. Este centro de atracci n, este punto firme e inamovi ble fue lo que Øl, con el lenguaje propio de su tiempo, llam «Reino de Dios,. Dice, en efecto, el evangelio de Marcos al introducir el comienzo de su actividad: «DespuØs que Juan fue arrestado, march Jesœs a Galilea, proclamando la Buena Noticia de Dios. Dec a: "Se ha cumplido el plazo y estæ llegando el Reino de Dios. Con vez-t os y creed en el Evangelio" Mc l,l4ss. Jesœs vivi con pasi n esta «Buena Noticia» y anun ci este «tesoro» que encontr en el campo. A ella de dic, con entusiasmo y generosidad incomparable, todo lo que era y todo lo que ten a, hasta su propia vida, cuando lleg el momento de la entrega de s mis mo. Quer a que Dios, ese Dios al que invocaba tierna mente como «AbbÆ» Mc 14,36, a pesar de todos los usos contrarios de su pueblo, pudiera establecer su so beran a benøvola sobre todos y cada uno, pudiera ser verdaderamente rey en este mundo. As habr a desa parecido de Øl todo lo que no permit a a sus hermanos y hermanas ser verdaderamente felices. Anhelaba, en

PARÁBOLAS DE JESÚS Mt 13,24-43

PARÁBOLAS DE JESÚS Mt 13,24-43 PARÁBOLAS DE JESÚS Mt 13,24-43 Introducción El trigo y la cizaña el grano de mostaza la levadura en la masa El sábado pasado empezamos a estudiar las parábolas de Jesús. Veíamos que son relatos sencillos,tomados

Más detalles

17º Domingo del Tiempo Ordinario (A)

17º Domingo del Tiempo Ordinario (A) 17º Domingo del Tiempo Ordinario (A) Tres parábolas del Reino de Dios Descubrir los signos de Dios en la vida de cada día Mateo 13,44-52 1. Oración inicial Señor Jesús, envía tu Espíritu, para que Él nos

Más detalles

LECTIO DIVINA Tercer Domingo de Pascua Ciclo C Abril 14 de 2013 ESPÍRITU SANTO, ALMA DE MI ALMA

LECTIO DIVINA Tercer Domingo de Pascua Ciclo C Abril 14 de 2013 ESPÍRITU SANTO, ALMA DE MI ALMA LECTIO DIVINA Tercer Domingo de Pascua Ciclo C Abril 14 de 2013 Tú, Señor, me salvaste de la muerte; me diste vida, me libraste de morir Salmos 30 (29), 3 PREPARACIÓN ESPIRITUAL ESPÍRITU SANTO, ALMA DE

Más detalles

VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ.

VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ. VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ. De mi casa me fui un da destrozando la familia, yo pequé! Hoy me encuentro triste y roto; yo no quiero

Más detalles

Tu Iglesia diocesana, fuente de vocaciones

Tu Iglesia diocesana, fuente de vocaciones Tu Iglesia diocesana, fuente de vocaciones XLVIII JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES 15 de mayo de 2011 IV Domingo de Pascua para educación infantil y primaria Para educación infantil Lunes

Más detalles

PRIMERA SEMANA DE CUARESMA

PRIMERA SEMANA DE CUARESMA Cuaresma. Pág.1 PRIMERA SEMANA DE CUARESMA Jesús pasa cuarenta días en el desierto (Mateo 4, 1-11) Para pensar y trabajar: - Jesús también fue empujado por el diablo a hacer cosas para no agradar a Dios...

Más detalles

Jesucristo el Supremo Salvador (Parte 2) Hebreos 2.5-18 Versículo Clave: Hebreos 2:10

Jesucristo el Supremo Salvador (Parte 2) Hebreos 2.5-18 Versículo Clave: Hebreos 2:10 Jesucristo el Supremo Salvador (Parte 2) Hebreos 2.5-18 Versículo Clave: Hebreos 2:10 Gloria y Honra para Jesucristo Autor de nuestra Salvación 5 Además, Dios no sometió al control de los ángeles el mundo

Más detalles

MONICIONES PARA LA VIGILIA PASCUAL

MONICIONES PARA LA VIGILIA PASCUAL MONICIONES PARA LA VIGILIA PASCUAL Monición para el comienzo de la celebración (Lucernario) Sean bienvenidos a la celebración de la fiesta de las fiestas, la solemne Vigilia Pascual que vamos a comenzar,

Más detalles

CÓMO ELEGIR EL HECHO? 1.- ATENTOS A LA VIDA

CÓMO ELEGIR EL HECHO? 1.- ATENTOS A LA VIDA 1 REVISIÓN DE VIDA Sant Andreu del Palomar Barcelona, 22 de noviembre de 2015 I VER Interrogantes Cómo encajar el análisis (frío) del hecho en el contexto y la mirada de fe? Cómo se ha de hacer para liberar

Más detalles

MARÍA, MADRE NUESTRA María Madre Nuestra Flor de juventud. Soy como un camino al anochecer, Que busca en el silencio Los pasos de tu ayer.

MARÍA, MADRE NUESTRA María Madre Nuestra Flor de juventud. Soy como un camino al anochecer, Que busca en el silencio Los pasos de tu ayer. MONICIÓN DE ENTRADA María en el instante del anuncio del Ángel recibió al Verbo de Dios en su alma y en su cuerpo. Dio la vida al mundo y la Iglesia la venera como madre amantísima. Ella es la humilde

Más detalles

FICHA 1. En el Año de la Misión Joven, Vivamos nuestra fe siguiendo a Jesús Resucitado

FICHA 1. En el Año de la Misión Joven, Vivamos nuestra fe siguiendo a Jesús Resucitado FICHA 1 En el Año de la Misión Joven, Vivamos nuestra fe siguiendo a Jesús Resucitado Entonces ellos sacaron las barcas a la orilla y, dejándolo todo, lo siguieron (Lc 5,11) + AMBIENTACIÓN EXTERNA E INTERNA

Más detalles

MISAS CON NIÑOS Y FAMILIA EN LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO (MADRID)

MISAS CON NIÑOS Y FAMILIA EN LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO (MADRID) MISAS CON Y FAMILIA EN LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO (MADRID) MONICIÓN DE ENTRADA 1. Nos reunimos queridas familias a celebra la Eucaristía, en el domingo el día del Señor. Cada vez que celebramos

Más detalles

LA BIBLIA. Sabía usted que Dios ha escrito una serie completa de cartas de amor para nosotras, diciéndonos y mostrándonos cuánto Él nos ama?

LA BIBLIA. Sabía usted que Dios ha escrito una serie completa de cartas de amor para nosotras, diciéndonos y mostrándonos cuánto Él nos ama? LA BIBLIA Introducción Qué mujer no atesora una carta de amor de quien ama? Hay en todas nosotras una necesidad de saber que somos tenidas en cuenta y valoradas, particularmente por una persona que amamos.

Más detalles

En esta vida, Dios acompaña a las personas y es nuestro deber acompañarlas a partir de su condición. Hay que acompañar con misericordia.

En esta vida, Dios acompaña a las personas y es nuestro deber acompañarlas a partir de su condición. Hay que acompañar con misericordia. Somos Compasivos? 29 de septiembre de 2.013 1 Presentación Veo con claridad, que lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles,

Más detalles

a. Que es lo que se repite una vez cada minuto, dos veces cada momento y nunca en cien años? b. Si me nombras desaparezco. Quien soy?

a. Que es lo que se repite una vez cada minuto, dos veces cada momento y nunca en cien años? b. Si me nombras desaparezco. Quien soy? Tres catequesis a partir de la carta apostólica LA PUERTA DE LA FE de Benedicto XVI. Para el/la Catequista 2. SAN AGUSTÍN (Grupos de postcomunión) Como afirma san Agustín, los creyentes se fortalecen creyendo.

Más detalles

TRANSFORMADOS AL CONTEMPLAR SU GLORIA

TRANSFORMADOS AL CONTEMPLAR SU GLORIA 1 TRANSFORMADOS AL CONTEMPLAR SU GLORIA Referencia bíblica: 2 Corintios 3:18 INTRODUCCIÓN Cada creyente en Jesucristo es una carta abierta, un anuncio viviente caminando para Cristo. Para todo creyente,

Más detalles

ASPECTOSDELAVIDACRISTIANAYLAVIDADEIGLESIA SEGÚN SE VEN EN LA NUEVA JERUSALÉN

ASPECTOSDELAVIDACRISTIANAYLAVIDADEIGLESIA SEGÚN SE VEN EN LA NUEVA JERUSALÉN ASPECTOSDELAVIDACRISTIANAYLAVIDADEIGLESIA SEGÚN SE VEN EN LA NUEVA JERUSALÉN (Día del Señor: segunda sesión de la mañana) Mensaje ocho TienelagloriadeDios Lectura bíblica: Ap. 21:10-11, 23; 1 Ts. 2:12;

Más detalles

HOMILÍA VIGILIA PASCUAL

HOMILÍA VIGILIA PASCUAL HOMILÍA VIGILIA PASCUAL Esta es una noche feliz. La Iglesia canta y alaba a Dios por la victoria de Cristo. Alégrese nuestra Madre la Iglesia, revestida de luz tan brillante. Resuene este templo con las

Más detalles

CAMINO DE VIDA Ceg 1esp

CAMINO DE VIDA Ceg 1esp CAMINO DE VIDA Ceg 1esp Tu Amor es camino de vida, tu Amor disipa la niebla. m m Es tu luz la que al despertar se hace vida en mí y me invita a caminar. Tu Amor restaura mis ruinas y se alegra en mi arrepentimiento.

Más detalles

VIVIR y participar en la MISA. El SACRIFICIO de AMOR hasta el fin, que el HIJO ofrece al PADRE, por la acción del ESPÍRITU SANTO.

VIVIR y participar en la MISA. El SACRIFICIO de AMOR hasta el fin, que el HIJO ofrece al PADRE, por la acción del ESPÍRITU SANTO. VIVIR y participar en la MISA El SACRIFICIO de AMOR hasta el fin, que el HIJO ofrece al PADRE, por la acción del ESPÍRITU SANTO. Para seguir la Misa, hazlo en los recuadros de este color que comienzan

Más detalles

LA RESTAURACIÓN DE TODAS LAS COSAS

LA RESTAURACIÓN DE TODAS LAS COSAS Lección 1: Para el 2 de julio de 2016 LA RESTAURACIÓN DE TODAS LAS COSAS Sábado 25 de junio LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Génesis 1:26, 27; Deuteronomio 6:5; Génesis 3:8-19; Santiago 4:4; Gálatas

Más detalles

El seguimiento de los discípulos, llamados a dejarlo todo (Jn 1,35-51)

El seguimiento de los discípulos, llamados a dejarlo todo (Jn 1,35-51) SEGUIMIENTO DE CRISTO. VOCACIÓN- CATEQUISTAS Motivación Reflexionamos y compartimos con los niños sobre el sentido de la vocación en general y sobre la llamada y seguimiento de Jesús. La vocación es un

Más detalles

Pero antes de eso hagamos un poco de historia, para así entender cómo surgieron los Adventistas.

Pero antes de eso hagamos un poco de historia, para así entender cómo surgieron los Adventistas. Qué creen los Adventistas del Séptimo Día? Dentro de todas las doctrinas de sectas que hemos estado viendo, podemos decir, a ciencia cierta, que los Adventistas son los más parecidos a los cristianos evangélicos,

Más detalles

PLEGARIA EUCARÍSTICA III PARA LA MISA CON NIÑOS

PLEGARIA EUCARÍSTICA III PARA LA MISA CON NIÑOS PLEGARIA EUCARÍSTICA III PARA LA MISA CON NIÑOS El Señor esté con vosotros. Y con tu espíritu. Levantemos el corazón. Lo tenemos levantado hacia el Señor. Demos gracias al Señor, nuestro Dios. Es justo

Más detalles

Novenario a la BellaVirgen María de los Milagros de Tlaltenango Patrona de la ciudad de Cuernavaca

Novenario a la BellaVirgen María de los Milagros de Tlaltenango Patrona de la ciudad de Cuernavaca Novenario a la BellaVirgen María de los Milagros de Tlaltenango Patrona de la ciudad de Cuernavaca INTRODUCCIÓN: La imagen que es venerada en este Santuario, es del año de 1720, desde entonces celebramos

Más detalles

QUÉ IMAGEN DEL SER HUMANO SE NOS REVELA EN JESUS

QUÉ IMAGEN DEL SER HUMANO SE NOS REVELA EN JESUS CUADERNO 5 QUÉ IMAGEN DEL SER HUMANO SE NOS REVELA EN JESUS CANTO: LE HAGO GRACIA A DIOS,QUE ALEGRIA QUE FELIZ SOY Introduccion: 1 Dios quiere que viva, Dios quiere que crezca Dios ya me ha salvado Que

Más detalles

P A L A B R A Y E U C A R I S T I A

P A L A B R A Y E U C A R I S T I A LA PALABRA DE DIOS, LA ESCUCHA DE LA PERSONA; LA PRESENCIA DEL SEÑOR EN MEDIO DE NOSOTROS: LA FE EN SU PALABRA=PERSONA. Los obstáculos tentaciones-, que ponemos: la necesidad de confesar nuestros pecados.

Más detalles

HACER MEMORIA DEL MEDIADOR - A.A.

HACER MEMORIA DEL MEDIADOR - A.A. EL MEDIADOR Hebreos 8:6 Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. La palabra MEDIADOR en el Diccionario Strong es la G3316

Más detalles

Misa de la Renovación De las Promesas Matrimoniales Y Bendición de las Familias

Misa de la Renovación De las Promesas Matrimoniales Y Bendición de las Familias Misa de la Renovación De las Promesas Matrimoniales Y Bendición de las Familias 25 de Octubre de 2015 INTRODUCCIÓN Motivación: Convocados por nuestro Dios y Padre para celebrar el Misterio de nuestra redención,

Más detalles

2. Espiritual a. Nos permite entender La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples. Salmo 119.130

2. Espiritual a. Nos permite entender La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples. Salmo 119.130 3. Yo soy la luz del mundo Juan 9.35 41 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; (Mt. 5.14; Jn. 9.5) el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan

Más detalles

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén DOMINGO DE RAMOS Jesús va a Jerusalén Queridos niños y niñas, hoy recordamos un hecho muy importante en la vida de Jesús. Él va camino a Jerusalén a celebrar la fiesta de Pascua, que recuerda cuando el

Más detalles

CHILE, UNA MESA PARA TODOS

CHILE, UNA MESA PARA TODOS Cuarto Encuentro CHILE, UNA MESA PARA TODOS TEMA: MESA Y VIDA TEXTO: Juan 21, 1-14 INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO Al iniciar la Lectio divina nos ponemos en la presencia del Señor haciendo la señal de la

Más detalles

LECTIO DIVINA Domingo de Ramos Ciclo C Marzo 24 de 2013

LECTIO DIVINA Domingo de Ramos Ciclo C Marzo 24 de 2013 LECTIO DIVINA Domingo de Ramos Ciclo C Marzo 24 de 2013 Pero tú, Señor, que eres mi fuerza, no te alejes!, ven pronto en mi ayuda! Salmo 22 (21), 19 PREPARACIÓN ESPIRITUAL Espíritu Santo, tú eres el aliento

Más detalles

Oración Creo en la Santa Iglesia Católica Creo en la Comunión de los Santos

Oración Creo en la Santa Iglesia Católica Creo en la Comunión de los Santos formamos un solo Cuerpo en Cristo Rm 12,5 Oración Creo en la Santa Iglesia Católica Creo en la Comunión de los Santos 10 Oración - 12/05/2011 Oración final Te damos gracias, Señor, por tu Iglesia, por

Más detalles

TIEMPOS DE AVIVAMIENTO Haciendo crecer la semilla del Reino

TIEMPOS DE AVIVAMIENTO Haciendo crecer la semilla del Reino TIEMPOS DE AVIVAMIENTO Haciendo crecer la semilla del Reino Mateo 13: 31 Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su

Más detalles

PASTORAL DE MÚSICA MUCHO FRUTO (2007)

PASTORAL DE MÚSICA MUCHO FRUTO (2007) PASTORAL DE MÚSICA MUCHO FRUTO (2007) 1. MUCHO FRUTO MI RE ALABEMOS A CRISTO MI RE BENDIGAMOS AL HIJO MI RE DEMOS GLORIA CANTANDO MI RE MI RE MI RE A JESÚS, NUESTRO SEÑOR MI RE MI RE Mucho fruto das Señor

Más detalles

KERYGMA O CINCO VERDADES DEFINICIÓN

KERYGMA O CINCO VERDADES DEFINICIÓN KERYGMA O CINCO VERDADES DEFINICIÓN Si tratásemos de definir qué es el kerygma, diríamos que es el primer anuncio, es la proclamación esencial del Evangelio. El objetivo del kerygma consiste en presentar

Más detalles

LENGUAJE DE LA ALABANZA

LENGUAJE DE LA ALABANZA ALABANZA Y ADORACIÓN UN ESTILO DE VIDA Practiquemos la oración espontánea en común y con el pueblo, tan propia de la Renovación Carismática y que tanto edifica. Nuestras casas se deben caracterizar por

Más detalles

CURSO SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 21, 28-32

CURSO SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 21, 28-32 CURSO SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 21, 28-32 A.M.S.E. Parábola de los dos hijos En este pasaje, Jesús deja ver que cuando se trata de cumplir la voluntad de Dios, hay una gran diferencia entre

Más detalles

materiales de formación cristiana hoja eucarística Campaña LV

materiales de formación cristiana hoja eucarística Campaña LV materiales de formación cristiana 2014 hoja eucarística Campaña LV Campaña 55 Lema: UN MUNDO NUEVO, PROYECTO COMÚN Foto portada: Javier Mármol/ Manos Unidas MONICIÓN DE ENTRADA RITOS INICIALES Como posible,

Más detalles

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA 27 de abril de 2014. Queridos hermanos y hermanas catequistas: Hemos vivido grandes momentos de presencia cercana con Jesús Resucitado, hoy no es la excepción, de hecho nos dirá

Más detalles

CAMBIOS SE AVECINAN EN TU VIDA DIOS COMENZÓ A TRABAJAR EN TÍ Nelson Daniel Venturini

CAMBIOS SE AVECINAN EN TU VIDA DIOS COMENZÓ A TRABAJAR EN TÍ Nelson Daniel Venturini CAMBIOS SE AVECINAN EN TU VIDA DIOS COMENZÓ A TRABAJAR EN TÍ Qué es la Salvación? La salvación es el objeto de la herencia cristiana, la poseción de la gloria divina. La salvación es una realidad presente,

Más detalles

Jason Henderson Zoe, Costa Rica 110529. La Gloria de Dios

Jason Henderson Zoe, Costa Rica 110529. La Gloria de Dios Jason Henderson Zoe, Costa Rica 110529 La Gloria de Dios El libro de Éxodo tiene una gran sección que tiene que ver con el patrón del tabernáculo, y otras más pequeñas que describen cosas que suceden.

Más detalles

http://www.lectionautas.com http://www.discipulitos.com

http://www.lectionautas.com http://www.discipulitos.com PREPARACIÓN ESPIRITUAL Claves de Lectio Divina para Jóvenes LECTIO DIVINA Domingo 1º Tiempo de Adviento Ciclo C Diciembre 02 de 2012 Tú eres mi Dios y Salvador. En ti confío a todas horas Salmo 25 (24),

Más detalles

Tu pueblo lo ofrece en su altar, conviértelos oh Dios Son fruto de tu amor En tu cuerpo y sangre Señor. 1. TUYO SOY

Tu pueblo lo ofrece en su altar, conviértelos oh Dios Son fruto de tu amor En tu cuerpo y sangre Señor. 1. TUYO SOY 1. TUYO SOY Yo no soy nada y del polvo nací Pero tu me amas y moriste por mi Ante la cruz sólo puedo exclamar Tuyo soy, tuyo soy Tu pueblo lo ofrece en su altar, conviértelos oh Dios Son fruto de tu amor

Más detalles

William Soto Santiago

William Soto Santiago William Soto Santiago Nuestra Biblioteca www.manaescondido.com El Mensaje del Evangelio del Reino 26 de abril de 1992 (P.M.) Cayey, Puerto Rico Este mensaje predicado por nuestro amado hermano William

Más detalles

TEMA 4: LA PLENITUD DE LA REVELACIÓN 1

TEMA 4: LA PLENITUD DE LA REVELACIÓN 1 TEMA 4: LA PLENITUD DE LA REVELACIÓN 1 Un día, en Cesarea de Filipo, Jesús tuvo un diálogo con sus discípulos: Quién dice la gente que soy yo? Ellos le respondieron: Unos que Juan el Bautista; otros que

Más detalles

LA GLORIA DE DIOS EN LA CASA DE DIOS

LA GLORIA DE DIOS EN LA CASA DE DIOS 12 dejo al ministro correspondiente para que haga en la misma forma. Que Dios les continúe bendiciendo a todos. Amén. LA GLORIA DE DIOS EN LA CASA DE DIOS. LA GLORIA DE DIOS EN LA CASA DE DIOS Viernes,

Más detalles

Lección 1 CÓMO COMPARTIR SU FE. El Propósito de Esta Lección

Lección 1 CÓMO COMPARTIR SU FE. El Propósito de Esta Lección Lección 1 CÓMO COMPARTIR SU FE El Propósito de Esta Lección Ahora que ha descubierto el gozo del perdón de los pecados y una nueva vida en Cristo, sin duda querrá que sus amigos y familiares no cristianos

Más detalles

SER DISCÍPULOS DE CRISTO. Segunda Catequesis, Río de Janeiro 25 de julio de 2013

SER DISCÍPULOS DE CRISTO. Segunda Catequesis, Río de Janeiro 25 de julio de 2013 1 SER DISCÍPULOS DE CRISTO Segunda Catequesis, Río de Janeiro 25 de julio de 2013 + Cristián Contreras Villarroel Obispo Auxiliar de Santiago de Chile Queridas y queridos jóvenes: Esta mañana nos reunimos

Más detalles

JESÚS, EL SEÑOR DE LAS MISIONES

JESÚS, EL SEÑOR DE LAS MISIONES Lección 7: Para el 15 de agosto de 2015 JESÚS, EL SEÑOR DE LAS MISIONES Sábado 8 de agosto LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 2 Timoteo 1:8, 9; Isaías 42:1-9; Daniel 9:24-27; Lucas 2:8-14; Mateo 10:5,

Más detalles

O-5: HISTORIA PERSONAL HISTORIA DE SALVACIÓN

O-5: HISTORIA PERSONAL HISTORIA DE SALVACIÓN O-5: HISTORIA PERSONAL HISTORIA DE SALVACIÓN Me parezco al que llevaba el ladrillo consigo para mostrar al mundo cómo era su casa. Beltolt Brech I. PRESENTACIÓN Lo que se pretende en esta ficha es el que

Más detalles

CELEBRACIÓN DE LA PALABRA PARA NIÑOS MIÉRCOLES DE CENIZA 2014

CELEBRACIÓN DE LA PALABRA PARA NIÑOS MIÉRCOLES DE CENIZA 2014 CELEBRACIÓN DE LA PALABRA PARA NIÑOS MIÉRCOLES DE CENIZA 2014 OBJETIVO. Los niños de la Arquidiócesis de Yucatán y sus papás se disponen a vivir el tiempo de cuaresma, iniciando con el miércoles de ceniza,

Más detalles

Creo en Dios Padre todopoderoso. 1

Creo en Dios Padre todopoderoso. 1 Creo en Dios Padre todopoderoso. 1 I.- Él es Padre La profesión de fe específica es: Creo en Dios Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. La principal definición de Dios que el Credo nos

Más detalles

LECTIO DIVINA Sagrada Familia Ciclo B

LECTIO DIVINA Sagrada Familia Ciclo B LECTIO DIVINA Sagrada Familia Ciclo B Hno. Ricardo Grzona, frp PRIMERA LECTURA: Eclesiástico 3, 3-7.14-17a SALMO RESPONSORIAL: Salmo 127 SEGUNDA LECTURA: Colosenses 3, 12-21 Invocación al Espíritu Santo:

Más detalles

AYUDARNOS A CONVIVIR COMO HERMANOS.

AYUDARNOS A CONVIVIR COMO HERMANOS. AYUDARNOS A CONVIVIR COMO HERMANOS. Domingo 23º - A. AYUDARNOS A CONVIVIR COMO HERMANOS. Domingo 23º - A R I T O S I N I C I A L E S. Monición de Entrada :- Jesús nos invita a perdonarnos y hacer las paces

Más detalles

JESÚS SE APARECE A SUS DISCÍPULOS. APARICIÓN A TOMÁS (Jn 20,19-29)

JESÚS SE APARECE A SUS DISCÍPULOS. APARICIÓN A TOMÁS (Jn 20,19-29) JESÚS SE APARECE A SUS DISCÍPULOS APARICIÓN A TOMÁS (Jn 20,19-29) Canto: Alabad al Señor en su templo Alabadlo en su fuerte firmamento Alabadlo por sus obras estupendas Alabadlo por su inmensa grandeza

Más detalles

CURSO SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 28, 9-10; R E V I S I Ó N D E S G L O S A D A D E Mt 28, 9-10;

CURSO SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 28, 9-10; R E V I S I Ó N D E S G L O S A D A D E Mt 28, 9-10; A.M.S.E. Aparición a las santas mujeres María Magdalena y la ora María (es decir, María la de Santiago, mencionada en Mt 27, 56.61) son las primeras en ver a Jesús resucitado. San Mateo narra aquí su reacción.

Más detalles

Domingo de la Divina Misericordia

Domingo de la Divina Misericordia Domingo de la Divina Misericordia Llamando a todos los católicos! Esta podría ser nuestra última esperanza de salvación? Los católicos de todo el mundo están volviendo a la práctica de su fe a pesar de

Más detalles

Las puertas de Jerusalén

Las puertas de Jerusalén Las puertas de Jerusalén Neh 2:1 Sucedió en el mes de Nisán, en el año veinte del rey Artajerjes, que estando ya el vino delante de él, tomé el vino y lo serví al rey Y como yo no había estado antes triste

Más detalles

SECRETARIADO PARA LATINOAMERICA 2013-2017

SECRETARIADO PARA LATINOAMERICA 2013-2017 Monterrey, N.L. a 010/Septiembre/ 2014 GUIA PARA VIVIR UNA HORA SANTA CON JESÚS, A LA LUZ DEL ESPÍRITU SANTO, para Orar en comunión por el Buen Éxito y su Continuidad en Latinoamérica del IV ELAJO, que

Más detalles

CELEBRACION NOCHEBUENA

CELEBRACION NOCHEBUENA CELEBRACION NOCHEBUENA (luces apagadas, una música leve y una imagen fija -proyectada- de la creación de Miguel Ángel. Dejamos unos instantes. Después sigue la proyección) (Aquí podéis descargar la presentación

Más detalles

GUÍA DE CATEQUESIS Evangelio de Juan ABRIL 2012. El capítulo 8 comprende un grupo de discursos polémicos que deben situarse siempre en el

GUÍA DE CATEQUESIS Evangelio de Juan ABRIL 2012. El capítulo 8 comprende un grupo de discursos polémicos que deben situarse siempre en el El capítulo 8 comprende un grupo de discursos polémicos que deben situarse siempre en el contexto de las controversias con la sinagoga. La violencia ha ido en aumento. Los judíos representan la contestación

Más detalles

VEN (SI MAYOR) Letra y música: G. Torres. SOL DE JUSTICIA (DO MAYOR) Letra y Música: G. Torres. En su presencia unción y poder conseguirás

VEN (SI MAYOR) Letra y música: G. Torres. SOL DE JUSTICIA (DO MAYOR) Letra y Música: G. Torres. En su presencia unción y poder conseguirás VEN ( MAYOR) Letra y música: G. Torres Jesús me dió el poder Me habló y me dijo que m #m # Al enemigo lo tengo bajo mis pies Me dió su dulce unción Me prepara y me da de su amor Y hoy le digo yo quiero

Más detalles

MIQUEAS. Qué Dios Como Tú?

MIQUEAS. Qué Dios Como Tú? MIQUEAS Qué Dios Como Tú? (Miqueas 7:18-20) Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.

Más detalles

EL BANQUETE Y LOS INVITADOS. (Lu. 14:15-24)

EL BANQUETE Y LOS INVITADOS. (Lu. 14:15-24) EL BANQUETE Y LOS INVITADOS (Lu. 14:15-24) INTRODUCCIÓN.- Como sabéis Jesús usó frecuentemente parábolas y alegorías para enseñar. Parábola en griego significa poniendo cosas a la par. Son una especie

Más detalles

Imágenes para Orar con el ciclo litúrgico B

Imágenes para Orar con el ciclo litúrgico B Imágenes para Orar con el ciclo litúrgico B Domingo III de Cuaresma Ex 20,1-17; Jn 2,13-25 El Cristo Salvador en gloria sostenido por dos ángeles Pintura mural del Monasterio de Deir-al-Muharraq, siglos

Más detalles

LECTIO DIVINA Domingo 4 de Abril de 2010 Domingo de Pascua Ciclo C Tú palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino Salmo 119.

LECTIO DIVINA Domingo 4 de Abril de 2010 Domingo de Pascua Ciclo C Tú palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino Salmo 119. LECTIO DIVINA Domingo 4 de Abril de 2010 Domingo de Pascua Ciclo C Tú palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino Salmo 119.105 TEXTO BÍBLICO: Lucas 24, 1-12 NOTA: Como el texto de la Misa

Más detalles

Dios nos está esperando

Dios nos está esperando Posiblemente a tu edad vayas teniendo ya claro quiénes son tus amigos. Es algo que a veces cuesta discernir. Pero cuando lo tenemos claro, entonces actuamos de una manera u otra según una persona sea amiga

Más detalles

TEMA: ES PUES LA FE. Quiere decir que lo que nos va a dar la seguridad de que algo va a suceder es únicamente la fe.

TEMA: ES PUES LA FE. Quiere decir que lo que nos va a dar la seguridad de que algo va a suceder es únicamente la fe. ES PUES LA FE Viernes 27 de Abril del 2012 BHTI (biblia hispanoamericana) Hebreos 11:1 la fe es garantía de las cosas que esperamos y certeza de las realidades que no vemos. 2 por ella obtuvieron nuestros

Más detalles

9Juan 16 17. El plan. Los objetivos LECCIÓN. A. La obra del Espíritu Santo B. Jesús ora por sus discípulos C. Jesús ora por todos los creyentes

9Juan 16 17. El plan. Los objetivos LECCIÓN. A. La obra del Espíritu Santo B. Jesús ora por sus discípulos C. Jesús ora por todos los creyentes 96 LECCIÓN 9Juan 16 17 El plan A. La obra del Espíritu Santo B. Jesús ora por sus discípulos C. Jesús ora por todos los creyentes Los objetivos 1. Describir la obra del Espíritu Santo. 2. Describir la

Más detalles

Tercer Momento: ACTO DE HUMILDAD

Tercer Momento: ACTO DE HUMILDAD Retiro de Octubre En Octubre le pediremos a la Samaritana que nos indique dónde está el agua viva que calma la sed del congregante. (Jn 4, 4-45) Preámbulos de la oración: Primer momento: PURIFICAR LA INTENCIÓN.

Más detalles

9.3. LITURGIA DE LA EUCARISTÍA

9.3. LITURGIA DE LA EUCARISTÍA D 9.3. LITURGIA DE LA EUCARISTÍA e la Palabra se pasa al Sacramento. La comunidad en un momento de calma dispone la mesa y el corazón. Es el momento de iniciar la segunda gran Mesa de la celebración, el

Más detalles

ESTUDIO DE HEBREOS Por: Rubén Álvarez

ESTUDIO DE HEBREOS Por: Rubén Álvarez ESTUDIO DE HEBREOS Por: Rubén Álvarez Consejos para los cristianos VI (Sacrificios agradables a Dios) Introducción Seguimos avanzando en los buenos consejos que esta carta tiene en su culminación: Veamos

Más detalles

Estaremos en el cielo con Jesús

Estaremos en el cielo con Jesús Estaremos en el cielo con Jesús Programa especial para ser presentados por el Ministerio Infantil de la iglesia local. Elaborado por: Evelyn Omaña TITULO DEL PROGRAMA: Estaremos en el Cielo con Jesús OBJETIVO

Más detalles

ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE OCTUBRE-

ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE OCTUBRE- ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE OCTUBRE- El que dirige la oración, con todos los asistentes, dice: En el nombre del Padre, del Hijo Introducción para todos los días,

Más detalles

Título: Claves para una vida cristiana de éxito Texto: Marcos 1:1-8

Título: Claves para una vida cristiana de éxito Texto: Marcos 1:1-8 Título: Claves para una vida cristiana de éxito Texto: Marcos 1:1-8 La vida de toda persona sin importar el pasado o el presente; si ha fracasado o ha tenido todos los pecados del mundo puede ser transformada

Más detalles

EL QUEBRANTAMIENTO QUE LIBERTA

EL QUEBRANTAMIENTO QUE LIBERTA EL QUEBRANTAMIENTO QUE LIBERTA Génesis 22:1-3 Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien

Más detalles

NAVIDAD: LA FIESTA DEL CARIÑO Y DE LA ACOGIDA. Fiesta de Navidad.

NAVIDAD: LA FIESTA DEL CARIÑO Y DE LA ACOGIDA. Fiesta de Navidad. NAVIDAD: LA FIESTA DEL CARIÑO Y DE LA ACOGIDA Fiesta de Navidad. NAVIDAD: LA FIESTA DEL CARIÑO Y LA ACOGIDA Fiesta de Navidad. Monición de Entrada:- Es Navidad, Dios viene a vivir entre nosotros, porque

Más detalles

GLORIFICO TU NOMBRE SEÑOR DEL AMOR

GLORIFICO TU NOMBRE SEÑOR DEL AMOR GLORIFICO TU NOMBRE SEÑOR DEL AMOR Mi Señor, me arrodillo ante Tu Inmensidad para así poderme poner a Tus Ordenes. Te hago una y mil reverencias porque Tú y sólo Tú Eres mi Rey. Rey Bueno, sólo ante Ti

Más detalles

EL EVANGELIO EN SEMANA SANTA

EL EVANGELIO EN SEMANA SANTA Cipecar - Centro de iniciativas de pastoral de espiritualidad EL EVANGELIO EN SEMANA SANTA Lunes, 6 de abril: LUNES SANTO: LA GRATUIDAD EN LOS LÍMITES Nos acercamos a la Hora de la Salvación. Seis días

Más detalles

3 DE DICIEMBRE. SAN FRANCISCO JAVIER, sacerdote. Fiesta

3 DE DICIEMBRE. SAN FRANCISCO JAVIER, sacerdote. Fiesta 1 3 DE DICIEMBRE SAN FRANCISCO JAVIER, sacerdote Fiesta Nació de noble familia, el año 1506, en Javier (Navarra, España). Estudiando en París, se unió a San Ignacio. Se ordenó sacerdote en Venecia en 1537

Más detalles

El diálogo como herramienta para la construcción de la paz. Folleto 1. Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad

El diálogo como herramienta para la construcción de la paz. Folleto 1. Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad El diálogo como herramienta para la construcción de la paz Folleto 1 Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad Queridos hermanos, a continuación te presentamos desde el Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad,

Más detalles

Creer en la caridad suscita caridad Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él (1 Jn 4,16)

Creer en la caridad suscita caridad Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él (1 Jn 4,16) MENSAJE DE BENEDICTO XVI PARA LA CUARESMA 2013 Creer en la caridad suscita caridad Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él (1 Jn 4,16) Queridos hermanos y hermanas: La celebración

Más detalles

Orando conforme a la voluntad de Dios. Estudio de las oraciones en la Biblia.

Orando conforme a la voluntad de Dios. Estudio de las oraciones en la Biblia. Oración para dar una ofrenda 1 Crónicas 29:10-20 Por Julio César Benítez juliobenitez@caractercristiano.org Y se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron

Más detalles

ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE AGOSTO-

ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE AGOSTO- ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE AGOSTO- El que dirige la oración, con todos los asistentes, dice: En el nombre del Padre, del Hijo Introducción para todos los días,

Más detalles

PROYECTO PERSONAL DE VIDA

PROYECTO PERSONAL DE VIDA Si queremos avanzar en el camino de la vida, es necesario que tengamos un rumbo bien definido, que programemos nuestras metas con toda claridad. PROYECTO PERSONAL DE VIDA Aun siendo personas adultas, con

Más detalles

La Santa Sede IV JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD HOMILÍA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II. Domingo de Ramos 19 de marzo de 1989

La Santa Sede IV JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD HOMILÍA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II. Domingo de Ramos 19 de marzo de 1989 La Santa Sede IV JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD HOMILÍA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II Domingo de Ramos 19 de marzo de 1989 1. «Os digo que, si éstos callan, gritarán las piedras» (Lc 19, 40). Así respondió

Más detalles

LA FE CRISTIANA Y EL VALOR DE LA PERSONA

LA FE CRISTIANA Y EL VALOR DE LA PERSONA PASO 3 LA FE CRISTIANA Y EL VALOR DE LA PERSONA OBJETIVO Animados por la fe en Jesús, despertar ganas de trabajar dentro de Fraternidad, o en alguna otra asociación, por los derechos de las personas, especialmente

Más detalles

CURSO SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 19, 16-22;

CURSO SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 19, 16-22; A.M.S.E. El joven rico En este pasaje se descubre a qué deberá renunciar y qué podrá ganar quien se atreva a responder el llamado de Jesús a seguirlo de manera radical. R E V I S I Ó N D E S G L O S A

Más detalles

LA IGLESIA DE LA MISERICORDIA, EN SAN VICENTE DE PAUL

LA IGLESIA DE LA MISERICORDIA, EN SAN VICENTE DE PAUL LA IGLESIA DE LA MISERICORDIA, EN SAN VICENTE DE PAUL "El que comprende verdaderamente el misterio de la caridad, es el que considera a los pobres como los primeros hijos de la Iglesia; el que honrando

Más detalles

Las Fiestas de Israel

Las Fiestas de Israel Las Fiestas de Israel El Viaje de Israel en Cristo Hacia El Fin Último de Dios Capítulo 1 Información general La palabra traducida en nuestras Biblias como fiesta, es en realidad la palabra hebrea Moéd.

Más detalles

SALMO RESPONSORIAL (Sal. 97)

SALMO RESPONSORIAL (Sal. 97) Día de Navidad Is 52, 7-10; Hb 1, 1-6; Jn 1, 1-18 V/ Dios mío, ven en mi auxilio. R/ Señor date prisa en socorrerme. V/ Gloria al Padre R/ Como era en un principio Oración: Concede, Señor todopoderoso,

Más detalles

4.- Creo en Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.-

4.- Creo en Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.- 1 4.- Creo en Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.- Compendio, números 36 a 48 I. Puntos de partida.- Nuestras preguntas.- En la medida en que se refieren a Dios, todas las religiones son iguales? Qué novedad

Más detalles

Martes 17. San Juan 3, 5a. 7B 15. En aquel tiempo, le contestó Jesús a Nicodemo:

Martes 17. San Juan 3, 5a. 7B 15. En aquel tiempo, le contestó Jesús a Nicodemo: Martes 17. San Juan 3, 5a. 7B 15. En aquel tiempo, le contestó Jesús a Nicodemo: Tienes que nacer de lo alto. El viento sopla donde quiere; oyes su rumor, pero no sabes ni de donde viene ni de donde va.

Más detalles

QUÉ ES ADORAR? TEMA 06

QUÉ ES ADORAR? TEMA 06 QUÉ ES ADORAR? TEMA 06 Estimados hermanos, luego de haber recorrido a través de los primeros 05 temas de este seminario los hermosos senderos de la alabanza a Dios, empezaremos a adentrarnos en las profundidades

Más detalles

CONFERENCIA EPISCOPAL DE CHILE COMISIÓN NACIONAL DE INFANCIA. Sugerencia para la Celebración del DIA DEL NIÑO

CONFERENCIA EPISCOPAL DE CHILE COMISIÓN NACIONAL DE INFANCIA. Sugerencia para la Celebración del DIA DEL NIÑO CONFERENCIA EPISCOPAL DE CHILE COMISIÓN NACIONAL DE INFANCIA Sugerencia para la Celebración del DIA DEL NIÑO SUGERENCIAS VARIAS Pistas de celebración en "Misa con niños" y susceptible de ser adaptada si

Más detalles

Celebración de la Santa Misa Familiar con chicos y chicas Curso 2012 2013

Celebración de la Santa Misa Familiar con chicos y chicas Curso 2012 2013 Parroquia San Francisco Javier Tenderina Oviedo Ayuda a tu hijo/a a preparar la Misa Familiar!!! INICIACIÓN CRISTIANA 6 17 Celebración de la Santa Misa Familiar con chicos y chicas Curso 2012 2013 Enganchados

Más detalles

Aquí Lucas registra cuando se les envía a los doce, a predicar el reino de

Aquí Lucas registra cuando se les envía a los doce, a predicar el reino de Lucas 9:1-26 Por Chuck Smith Dios. Aquí Lucas registra cuando se les envía a los doce, a predicar el reino de Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios,

Más detalles

Virgen de la Caridad. Illescas-2005

Virgen de la Caridad. Illescas-2005 Virgen de la Caridad Illescas-2005 El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado (Rom.5,5) El Espíritu Santo es la fuente del amor, el manantial inagotable

Más detalles