Documento de Trabajo Nº 111. Valorización del Trabajo Doméstico No Remunerado

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Documento de Trabajo Nº 111. Valorización del Trabajo Doméstico No Remunerado"

Transcripción

1 Departamento de Estudios y Capacitación Documento de Trabajo Nº 111 Valorización del Trabajo Doméstico No Remunerado (Encuesta de Uso del Tiempo) Santiago, Febrero de 2009 El presente estudio fue realizado por encargo del Departamento de Estudios y Capacitación del Servicio Nacional de la Mujer, por la Universidad Bolivariana y la Corporación Domos. 1

2 Valorización del Trabajo Doméstico No Remunerado (Encuesta de Uso de Tiempo) Santiago, Chile 2008 Servicio Nacional de la Mujer Edición: María Paz Causa Vera. 2

3 INDICE INTRODUCCION... 4 OBJETIVOS DEL ESTUDIO... 6 MARCO DE REFERENCIA... 7 ELEMENTOS PARA LA VALORIZACION ECONOMICA DEL TRABAJO DOMÉSTICO...41 METODOLOGIA...59 CARACTERÍSTICAS DEL ESTUDIO Y DE LA MUETRA...59 METODOLOGÍA PARA LA ELABORACIÓN DEL INSTRUMENTO...62 METODOLOGÍA PARA CALCULAR EL VALOR ECONÓMICO DEL TRABAJO DOMÉSTICO...84 PRESENTACION DE RESULTADOS DE LA ENCUESTA...95 ALGUNAS CONCLUSIONES BIB LIOGRAF ÍA ANEXOS:

4 I.INTRODUCCION La división entre hombres y mujeres del trabajo de reproducción social no remunerado en el seno de los núcleos de convivencia constituye el núcleo central de la diferencia de género (Picchio, A.) 1 En las últimas décadas se han producido transformaciones significativas en diferentes esferas de constitución de nuestras sociedades, y específicamente en los ámbitos de la economía, la organización de la producción y el trabajo. Paralelamente, las mujeres emergieron en el escenario público, incorporándose masivamente al mercado de trabajo y a otros espacios como la participación ciudadana y política antes obstaculizados para ellas. La estructura familiar también se ha modificado aumentando notablemente los hogares unipersonales y los de jefatura femenina, y disminuyendo proporcionalmente las familias nucleares y las biparentales. Todo lo anterior ha puesto en tensión y ha debilitado las estructuras propias del orden de género tradicional, aún hegemónico, deviniendo en nuevas y diversas formas del ser hombres y mujeres. Estos procesos ponen en el centro del debate la reproducción de la sociedad y la división del trabajo, en la que, hasta el momento, se ha fundado la reproducción de la sociedad. La división por sexo del trabajo consolida una imagen, donde la actividad masculina, desarrollada principalmente en el espacio público, es la depositaria de la producción; mientras que las actividades desarrolladas en el espacio dom éstico, asociadas a las mujeres, son catalogadas como reproductivas, asociadas a la biología, la naturaleza y, valoradas de tal forma que resultan en gran parte invisibles y socialmente no reconocidas. Ello ha llevado a ocultar la contribución al bienestar familiar y social de una parte importante del trabajo realizado por las mujeres, excluyendo este amplio ámbito de las teorizaciones y mediciones económicas. El presente estudio tiene como objetivo aportar a la valoración social y económica del trabajo doméstico no remunerado, visibilizando las expresiones de su desigual distribución y la relevancia de su aporte para la reproducción y el desarrollo de nuestra sociedad. El trabajo doméstico es una de las principales realidades socioculturales, diferenciadas por género, derivadas de prácticas históricas de formas de relación entre hombres y mujeres, clases sociales y generaciones. La desigual distribución de la carga de trabajo se traduce en diferencias en la calidad de vida y 1 Picchio, Antonella. Un enfoque macroeconómico ampliado de las condiciones de vida. Conferencia Inaugural de las jornadas Tiempos, trabajos y género, febrero 2001, Facultad de Ciencias Económicas de la U. de Barcelona. 4

5 oportunidades que tienen las personas para integrarse a los procesos de desarrollo laboral y social, y para cumplir con sus anhelos y expectativas de vida. La progresiva incorporación de las mujeres al trabajo remunerado no ha estado acompañada de una participación equivalente de los varones en la reproducción doméstica. Se ha multiplicado la carga de trabajo que pesa sobre ellas, traduciéndose, no solo en las conocidas dobles y triples jornadas, sino también en serias desigualdades a la hora de integrarse al mercado de trabajo y otros espacios de desarrollo vinculados a lo público. En este estudio se plantea que las actividades que se desarrollan en el ámbito doméstico para la subsistencia del hogar y sus miembros constituyen trabajo, es decir, son productivas, en tanto generan bienes y servicios destinados a la satisfacción de necesidades de las personas que integran el hogar y contribuyen a la reproducción general de la sociedad, y por tanto a su desarrollo. El trabajo doméstico no remunerado constituye un ámbito de la producción y reproducción social. En tanto tal, debe ser considerado por la economía y sus mediciones, de modo de dar cuenta de los flujos reales de recursos y generación de riqueza que explica el mantenimiento y desarrollo de nuestra sociedad. Tradicionalmente, la disciplina económica ha tendido a negar la relevancia de los procesos que ocurren en la esfera privada, siguiendo una concepción unilateral que ubica estos espacios como fuera de los límites de la economía y sus indicadores. En base a estas concepciones, el sector de la economía doméstica se considera residual. En las estadísticas de trabajo solo se capta el trabajo doméstico pagado y se ignora el trabajo no remunerado, realizado principalmente por las mujeres, por un convencionalismo económico admitido en el seno de esta comunidad científica. Los límites de la economía y las definiciones de lo que es económico o noeconómico corresponden a construcciones sociales, culturales e históricas permeadas por las simbolizaciones de género. No obstante, el trabajo reproductivo no siempre estuvo tajantemente separado del trabajo productivo, existiendo períodos de la historia donde parte importante de los procesos de producción se realizaban en el hogar en conjunto con las actividades destinadas a la subsistencia, y ello era reconocido por los indicadores económicos de la época. Con el paso del tiempo se produce la separación entre el espacio de trabajo asociado a la producción y el de la vida asociado a la reproducción, asignándose a los hombres el primero de ellos y a las mujeres el segundo, como sus lugares de desarrollo natural. Frente a estas concepciones, se plantea que la esfera doméstica debe ser objeto de las políticas Macroeconómicas. Esto, en tanto lo doméstico y lo no-doméstico, lo de mercado y de no-mercado, lo productivo y reproductivo, son ámbitos profundamente superpuestos, que se inciden mutuamente. La unidad doméstica o familiar constituye una unidad económica, en tanto en su interior tienen lugar 5

6 procesos propios de ésta (consumo, producción, etc.). A su vez, el trabajo doméstico no remunerado, y por tanto invisibilizado en la ciencia económica, es parte central del funcionamiento de la economía y el trabajo en su totalidad. Ello, en tanto provee de bienes y servicios fundamentales para el funcionamiento de la sociedad, la satisfacción de las necesidades de las/os individuos, la producción mercantil y la subsistencia de sus miembros. No es posible entender la economía en su totalidad sin abarcar la comprensión de la economía doméstica como una parte fundamental y en indisoluble relación con la economía formal. Asimismo, no es posible entender el trabajo, sin considerar a éste como el conjunto de los esfuerzos que realizan hombres y mujeres en el espacio privado y público, en la esfera mercantil y doméstica; es decir, como la suma de los productos del trabajo remunerado y no remunerado en tanto trabajo total (o global), necesario para generar la subsistencia y el avance de la sociedad en su conjunto. Los resultados que se presentan en este informe de investigación pretenden dar cuenta del aporte de las mujeres y hombres, a través de su trabajo remunerado y no remunerado, a la economía. También pretende aportar con elementos que puedan esbozar una resignificación de prácticas y de los determinantes de la clásica división sexual del trabajo, considerando la amplia diversidad en la experiencia cotidiana de mujeres y hombres (en el Gran Santiago). Con ello se quiere contribuir a la generación de un debate público y la generación de políticas que permitan avanzar sustantivamente en mayor igualdad de oportunidades y derechos entre las mujeres y los hombres, en su participación y desarrollo en las diversas esferas de la vida, a partir de la distribución de la carga de trabajo socialmente necesario para el desarrollo de Chile. 1. Objetivos del estudio El Objetivo General del estudio, pretende conocer las dimensiones del trabajo remunerado y del trabajo doméstico no remunerado con el fin de disponer de información para formular políticas familiares y de equidad de género y contribuir a la valoración social y económica del trabajo doméstico no remunerado. A su vez, se busca disponer de información proveniente de personas de la Región Metropolitana, que de cuenta de situaciones como: uso del tiempo de hombres y mujeres en actividades diarias, y distribución de responsabilidades familiares. 6

7 II. MARCO DE REFERENCIA 1. Economía, género y trabajo doméstico 1.1 Determinantes de Género en la Ciencia Económica La ciencia económica, en su acepción más clásica, es la ciencia que estudia la manera en que las sociedades utilizan los recursos escasos para producir mercancías y su distribución entre los/as diferentes individuos. Sin embargo, la economía no solo debe ser considerada desde este único punto de vista sino también desde su componente estructurador de sociedad. Es decir, la ciencia económica también refleja el/los modelo/s de sociedad imperante que se quiere mantener y/o construir. La definición de economía varía de acuerdo a diferentes épocas, constituyéndose en parte esencial de la organización de la sociedad; y como ciencia social, edifica condiciones apropiadas de acuerdo a sus lineamientos teóricos específicos. Desde este lugar se debe comenzar a comprender las tendencias históricas que han marcado el moderno pensamiento económico. En el sentido anteriormente expuesto, el sistema económico imperante no solo debe ser comprendido como respuesta a construcciones teóricas sino también como un sistema socialmente construido en función de una ideología dominante que, entre otras características, es androcéntrica, es decir, organizada en torno a la imagen del hombre y lo masculino como parámetro de la humanidad. Esto explica por qué el sistema económico tiene su centro de atención en el hombre económico, estructurándose en su nombre, valorizando ciertas actividades como económicas e invisibilizando a otras, las cuales quedan fuera de la frontera de su competencia, de acuerdo a las construcciones sociales y culturales que delimitan el campo de lo masculino y lo femenino. Una de las fronteras más importantes que la economía ha construido es la que existe entre el trabajo de los hombres y el de las mujeres. El mercado es no solo capitalista sino también masculino (Armstrong y Armstrong, 1988 en Mellor M. 1996:178). La economía como ciencia social comprende una manera específica de percibir las relaciones de género, principalmente desde dos sentidos. En primer lugar, al considerar como su objeto de estudio al homo economicus, que precisamente es masculino, acorde con la ideología de género dominante. Y en segundo término, considerando como económico solo aquellos bienes y servicios que adquieren un precio de mercado, destinados al intercambio, quedando fuera todos aquellos bienes y servicios que se dan sin contraprestación, y que justamente son actividades que tradicionalmente son realizadas principalmente por mujeres, tal es el caso de aquellas asociadas a la producción doméstica. Por ello, no es coincidencia, que los ataques más cercanos sobre el pensamiento económico son los que provienen de fuera de la economía, especialmente de la sociología y el feminismo (Pujol, 1992 en Mellor M. 1996:176). 7

8 Desde una perspectiva de género, el contexto histórico y sociocultural condiciona el comportamiento económico de hombres y mujeres, lo que a su vez depende de variables tales como la clase soci al, la etnia, el ciclo de vida, etc. Factores que determinan comportamientos económicos diferentes por parte de las mujeres (y los hombres). Elementos que deben ser considerados en la medida que constituyen y construyen la propia estructura del sistema económico y social. Es por ello que se requiere la consideración del género, desde una aproximación multidimensional y multidisciplinal. Durante la década de los 70-80, la lucha de las mujeres por su derecho a incorporarse a la vida pública, política y económica, su incorporación masiva al empleo remunerado y los cambios sociales y económicos derivados de ello, estimulan el interés y reflexión, en las ciencias sociales y humanas, por nuevos aspectos de la vida social. En este contexto, los Estudios de la Mujer (década de los 70) surgen como una respuesta crítica frente a una arraigada visión androcéntrica y etnocéntrica en la manera de comprender y explicar los sucesos humanos y sus consiguientes comportamientos y/o acciones sociales. Los movimientos feministas y sus desarrollos teóricos y prácticos aportan sustancialmente en esta crítica a la forma en que se comprende el mundo. Luego, en la década de los 80, surgen los Estudios de Género, como respuesta crítica al concepto La Mujer y proponen la categoría de Género como nuevo concepto analítico. La categoría de género como construcción social y cultural de las diferencias sexuales permite cuestionar el determinismo biológico que subyace a explicaciones reduccionistas sobre la diferencia entre hombres y mujeres, situando el foco de atención en las diferencias socio-culturales que se construyen a partir de una diferencia externa y anatómica, denominada sexo. La perspectiva de género agrupa un conjunto de aproximaciones teóricas y reflexiones provenientes de diversas disciplinas del conocimiento, que tienen como punto de partida común el reconocimiento de la subordinación social y política de las mujeres. Un elemento clave en la reflexión sobre el poder y su distribución entre las/os diferentes sujetos, pese a sus diferentes formulaciones, la teoría de género se posiciona en el debate teórico sobre el poder, la identidad y la estructuración de la vida social. Esto equivale a decir que el género no se restringe a una categoría para denotar las relaciones sociales de hombres y mujeres, al contrario, en su desarrollo actual este cuerpo teórico permite ir más allá del análisis empírico y descriptivo de éstas. De este modo, la teoría de género contribuye al desarrollo del concepto y del instrumental analítico del desarrollo de la humanidad. Ofrece elementos para una comprensión sistémica, procesual e histórico- comparativa de la estructuración de las diferenciaciones y de las jerarquías sociales, en sus dimensiones simbólicoculturales, normativas e institucionales. Así, previene los riesgos de una reactualización - muchas veces no percibida por los analistas - de una visión iluminista, liberal, del sujeto humano universal (Guzmán V y Bonan C, 2007). 8

9 Desde la cultura, el género refiere a la construcción social y simbólica de la diferencia sexual, como diferenciación primaria sobre la cual se edifican los órdenes de significado según los que se estructuran las sociedades (Lamas, 2002 citado por Guzmán y Bonan, op cit.). Desde una perspectiva política y que vi sibiliza la existencia de una ideología de género hegemónica, Scott pone énfasis en la determinación histórica de la construcción binaria de los sexos. Como categoría de conocimiento el género implicaría dos aspectos: el género como un elemento constitutivo de las relaciones sociales, basado en la diferenciación significativa entre los sexos y el género como forma primaria de significar el poder (Scott J, 1996 citado por Guzman y Bonan, op cit). La perspectiva de género ha permitido comprender, más allá de las diferencias biológicas, un modo de ser, un conjunto de creencias, rasgos de la personalidad, actitudes, valores, sentimientos, actividades y conductas que son socialmente distintas para hombres y mujeres (Benería L y Roldán L, 1992). Es decir, ha permitido un acercamiento analítico diferencial, relacional y multicausal de los comportamientos sociales y económicos según género y de la vida social y económica en su totalidad. Desde la reflexión económica, el estudio de la mujer ha respondido más bien a cuestiones de carácter práctico. Es por ejemplo, la inserción masiva de las mujeres al empleo remunerado, comportamiento que no era esperado de las mujeres (constreñidas al hogar y asumido socialmente como parte de sus acciones), lo que fuerza a economistas a reflexionar sobre los motivos que las impulsan a ellas a buscar empleo, las características particulares que adquiere esta inserción laboral (salarios, ocupación, estabilidad e intermitencia, etc.), así como las diferencias entre las pautas laborales masculinas y femeninas. Desde una perspectiva de género, la primera gran crítica a la ciencia económica convencional se centra en su carácter masculino, cuestionándose a un homo económicus que representa a un hombre solitario y calculador que sacraliza el dinero y representa la misma esencia de la racionalidad. Que confunde las leyes del mercado con las de la naturaleza humana y prescinde de las cuestiones no relacionadas con la producción mercantil. En el contexto de esa visión del mundo las mujeres aparecen como un anacronismo y encarnan una curiosa inversión de la modernidad. No transforman la energía humana en mercancía, sino que crean la vida, y se las define socialmente por sus relaciones con el padre, el marido y los hijos (Vandelauc L en Castaño C. 1999:33). La teoría económica basa sus construcciones en esta concepcion de hombre y de lo masculino como homologo de racionalidad y modernidad, lo que no solo excluye a las mujeres, sino también a todos/as aquellas/os que no se ajustan a esta abstraccion de lo humano. La segunda gran crítica, refiere al cuestionamiento del modelo universal de comportamiento económico, lo que a su vez se traduce en la inexistencia de una 9

10 mujer económica. La exclusión de las mujeres del campo del saber económico se basa en una naturalizacion de las inequidades que asignan ciertas tareas y espacios diferenciales a hombres y mujeres, de acuerdo a los patrones culturalmente construidos acerca de lo femenino y lo masculino en determinada sociedad y época. La economía aparece como el lugar natural de los hombres y la ausencia de las mujeres no se cuestiona dada la misma naturalidad de su adscripci ón al espacio de lo privado, lo doméstico y lo reproductivo. La ciencia económica suele establecer una separación radical entre tiempo de trabajo y tiempo de no trabajo, donde el primero refiere a las actividades productivas con valor de cambio, y las segundas, a todas aquellas otras actividades que aparecen como ocio, subordinadas y/o con un valor secundario frente al fin de generar dinero. La realidad es que el resto del tiempo, que no se destina al trabajo remunerado, puede ser, en parte, efectivamente ocio. Pero es indudable que una gran fracción de ese tiempo está dedicado a actividades destinadas a la satisfacción de necesidades básicas o a actividades de trabajo doméstico no pagado, dedicado al cuidado del hogar, las/os hijos/as, enfermos/as, mayores, etc. Es decir, trabajo productivo. El problema está en que la ciencia económica no ve, no mide ni considera este trabajo, cuyas tareas son de carácter inminente (no pueden esperar), cotidianas (no se pueden acumular) y además consumen mucho tiempo. Producto de la división sexual del trabajo, la mujer se haría cargo de la reproducción física y las tareas domésticas del hogar y el hombre de las responsabilidades en lo público y del trabajo productivo. Si la mujer, además, quiere desempeñar algún empleo remunerado, tendrá probablemente que reducir su ocio, ya que no podrá renunciar a aquellas tareas que le son atribuidas en exclusiva responsabilidad. La división entre lo productivo/público y lo reproductivo/privado responde a una construccion binaria de la realidad, donde se desvinculan dos ámbitos de la vida humana que, ciertamente, están profundamente superpuestos. Desde otra visión, es posible considerar que todo trabajo es productivo en tanto da origen a bienes y servicios para satisfacer necesidades y a la vez reproductivo ya que finalmente está destinado a la conservación de la sociedad y sus miembros. Uno de los focos de la reflexi ón económica acerca de las mujeres ha sido el tratar de explicar las desigualdades que les afectan en su inserci ón en el mercado laboral. Las teorías neoclásicas, como la teoría de la economía del hogar y la teoría del capital humano tienden a explicar la posición de inferioridad de la mujer en el mercado del trabajo, así como las desigualdades salariales por género, a partir de una supuesta descapitalización de la fuerza de trabajo femenina, que interrumpe el empleo para hacer frente a las obligaciones maternales y familiares. Incidiendo este hecho en su menor inversión en formación. Bajo estos supuestos las mujeres contarían con menos recursos personales para insertarse en el mercado laboral, dada su naturaleza, lo que incidiría en un menor desarrollo en este campo. Otros/as economistas, aceptando cierta discriminación en el mercado 10

11 del trabajo, mencionan que si hombres y mujeres son igualmente productivas/os (al menos potencialmente) serían sustitutos perfectos, y las desigualdades salariales no tendrían sentido. Como se puede ver, estos planteamientos teóricos si bien logran visibilizar la problemática de la mujer en la economía y el trabajo, remiten sus explicaciones a causas relacionadas con las características propias de las mujeres (ser madres, tener que cuidar a las/os hijos/as, tener menos posibilidades de estudiar) sin llegar a cuestionar, en su análisis, los fundamentos estructurales que están a la base de estas situaciones de vida diferenciales (división sexual del trabajo). Los marxistas consideran que la subordinación de las mujeres en el hogar determina su posición en el mercado del trabajo. El trabajo doméstico cumple una función de abaratamiento de costos de reproducción de la fuerza de trabajo, en tanto produce bi enes y servicios necesarios para la reproduccion de la mano de obra que de otra forma deberían ser adquiridos en el mercado. Así, la teor ía marxista visibiliza al espacio doméstico como un espacio relevante para la economía, no obstante no visibiliza a las/os sujetos encargadas/os del trabajo reproductivo (las mujeres). Insertas en la economía, al incorporarse al mercado del trabajo, las mujeres se constituyen en una reserva de mano de obra barata y flexible, fortaleciendo el proceso de generación de plusvalía. Son las economistas feministas las que, reconociendo las diferencias entre las corrientes neoclásicas y marxistas de la economía, critican la escasa importancia de ambas posturas en los problemas de género. Y la vez, reivindican un enfoque pluridisciplinario a la hora de interpretar los temas que la perspectiva de género plantea a la economía, reconstruyendo las categorías económicas e insistiendo en la interdependencia entre las esferas de la producción y la reproducción. El interés de la teoría ec onómica y sus análisis por los temas que afectan a las mujeres y al género, tales como la división sexual del trabajo, las desigualdades salariales, la economía de la familia, ha cobrado cada vez mayor relevancia. Sin embargo, no es fácil la inserción de las problemáticas de género dentro los supuestos de la teoría económica, ya que ésta se construye en torno a la conducta de un individuo abstracto, de género masculino, egoísta, que no tiene que cuidar hijas/os, personas enfermas o mayores, y cuya ideología considera el trabajo pagado con valor, como superior a las actividades sin valor del hogar, asociadas tradicionalmente a las mujeres, cuyo comportamiento se naturaliza en torno a un supuesto deber biológico. 11

12 1.2 La Díada Producción / Reproducción Uno de los elementos relevantes del orden de género predominante es la organización jerárquica de los espacios sociales que ha sustentado la división sexual del trabajo. La división sexual del trabajo se expresa en la concentración de las mujeres en las tareas de la reproducción en el ámbito doméstico y también en determinadas actividades y puestos dentro del trabajo remunerado, y por su parte, en la ubicación de los hombres en las actividades de producción desarrolladas en el mercado y el espacio extra-doméstico. En base a la diferencia sexual, hombres y mujeres se insertan de forma diferenciada en las tareas asignadas a espacios también diferenciados y contrapuestos como son la familia y el mercado, el reproductivo y el productivo. Son las tareas que realizan aquellos/as que están afuera, en la calle y a vista de todos las que son mayormente valoradas, reconocidas por la sociedad y dignas de prestigio. Las labores que se realizan en el espacio privado son de menor jerarquía y valor social, no importando su contenido, es decir, no existe graduación en el no-reconocimiento, ya que no existe competencia. De ahí que Amorós (1994) caracterice el espacio privado, la casa, como el lugar de la indiscernibilidad, ya que no hay parámetros para establecer grados de competencia entre las labores que se realizan dentro del hogar. La ciencia económica mantiene, en su comprensión teórica y analítica, la separación y jerarquización de los espacios y tiempos en función del género. Siguiendo a Mellor M (1996), la construcción social de la economía descansa en la construcción social del tiempo, el cual es dictado por la disciplina del tiempo del trabajo remunerado. Las actividades se orientan en torno a él y se excluye aquel tiempo biológico, del cual no se han podido desligar las mujeres, viéndose desventajadas de los progresos económicos sustentados en un tiempo laboral. En este sentido, el sistema económico crea un mundo solo susceptible de abordar en toda su magnitud por los varones. Si bien se promueve el acceso de las mujeres al mercado del trabajo, esto no les resta centralidad al tiempo que deben dedicar a la mantención de la existencia fisiológica y emocional de las personas a su cargo, o, en el más acomodado de los casos, ligando a otras mujeres a este rol. De esta manera, el posicionamiento de las mujeres en el ámbito reproductivo, se traduce en discriminaciones y desigualdades en el acceso y participación en el ámbito del trabajo reumunerado. Se conforma una suerte de...penalización que el mercado atribuye a la actividad familiar, la cual se agrega directamente a las mujeres por ser responsables de esta actividad (Valenzuela M. 1996:182). Situación que genera, al mismo tiempo, un mayor incentivo a la inserción en el mercado laboral, a costa de un menor tiempo de dedicación a la actividad en el 12

13 hogar (escasez del tiempo). (Valenzuela M. 1996). La existencia de desigualdades y discriminaciones contra las mujeres, así como la preocupación por cómo la incorporación al trabajo y producción remunerada afecta al trabajo y producción no remunerada que la mujer realiza tradicionalmente en el hogar y plantea nuevos problemas para el análisis social y económico. La reflexión acerca de los comportamientos económicos de las mujeres, y su situación diferencial y relacional respecto a los hombres (como la relación y valoración del trabajo-producción doméstico y el trabajo-producción de mercado, y su reparto en el tiempo), motiva una necesaria reflexión y análisis desde una perspectiva de género, no solo por parte de las ciencias humanas y sociales, sino que también desde las instituciones públicas y privadas. Lo anterior significa reconocer la evidencia de que las mujeres están en una encrucijada entre producción y reproducción, entre la actividad económicamente valorada y el cuidado y atención de los/as seres humanos/as, entre trabajo con valor y actividades sin valor. La visibilización e inserción del ámbito reproductivo en la definición misma del trabajo y su análisis, contribuiría a la transformación de la desigualdad existente en las prácticas sociales entre los sexos Vínculos entre Trabajo Doméstico no Remunerado y Trabajo Remunerado Centrando la atención en las mujeres -en tanto colectivo genérico-, se plantea que la inserci ón de éstas en el trabajo remunerado produce cambios en las dinámicas y formas del empleo y, simultáneamente, provoca transformaciones en las relaciones de género, asociados a factores como cambios en la estructura de la familia (mayor porcentaje de familias con jefatura femenina y disminución de la tasa de natalidad), cambios en los estilos de vida y mayores expectativas de las mujeres de un desarrollo personal y profesional. Según Sonia Yáñez (2004:53), estos procesos han generado nuevas dinámicas en el empleo y en las relaciones laborales y ejercen grandes tensiones sobre la normativa, políticas públicas hacia la familia e institucionalidad laboral concebida históricamente en función de la relación laboral masculina. La actividad familiar -a pesar de las transformaciones observadas en el mercado de trabajo, de la diversificación de tipos de familia, de los cuestionamientos y debates sobre las responsabilidades parentales, de la existencia de políticas públicas, y las incipientes medidas del sector empresarial sobre la conciliación entre vida familiar y vida laboral- sigue siendo principalmente femenina. De esta forma impone a las mujeres la necesidad de conciliar las responsabilidades 13

14 laborales y las familiares 2. Todo lo anterior indica que las transformaciones ocurridas en el sistema económico y en las relaciones de género aún no han sido suficientes para modificar los imaginarios y el origen simbólico que sustentan la división sexual del trabajo entre hombres y mujeres. La división sexual del trabajo ha conducido a una doble segregación de las mujeres en el mercado laboral. Por un lado, existe una segregación horizontal 3 donde las mujeres se concentran mayoritariamente en oficios y profesiones asociados a sus roles domésticos tradicionales, como por ejemplo sectores donde prime el cuidado y la atención a otros/as (enfermeras, secretarias, parvularias, profesoras) (Yannoulas, 2003). Complementariamente, las mujeres trabajadoras son afectadas por una segregación vertical, que genera su concentración en escalones bajos de reconocimiento y valoración, e imposibilitando el acceso a puestos directivos o de mayor poder. Otra dimensión de la relación entre trabajo remunerado y trabajo reproductivo en las mujeres según Amalia Mauro se refiere a las habilidades que desarrollan para cumplir los roles familiares, las que serían útiles también en el ámbito laboral. Es decir, tener que cumplir con más roles que los varones les permitiría desplegar una serie de habilidades que pueden hacerlas más eficientes en el trabajo, tener mayor adaptabilidad, com prensión y organización, así como el desenvolvimiento de la capacidad de establecer relaciones más humanas, pensar y hacer varias cosas a la vez (polivalencia) y abordar las situaciones desde diferentes ángulos. Además, debido a las obligaciones familiares, las mujeres no pueden llevarse el trabajo de la oficina a la casa, lo que las obliga a ser más eficientes durante la jornada de trabajo (Mauro, 2004:33). A juicio de Yáñez y Todaro (2004:62), la redefinición por la sociedad de lo que ella entiende, acepta y fomenta como lo normal en el ámbito productivo, depende también en gran medida de aquello que esa misma sociedad entiende, fomenta y acepta como lo normal en el ámbito reproductivo y en las relaciones de género. Las profundas transformaciones ocurridas en la economía, la producción y la organización del trabajo dan un cariz particular a las relaciones que hombres y mujeres establecen actualmente con los ámbitos de la producción y la reproducción, así como en las expectativas y significados subjetivos que ellos/as construyen en torno a estos ámbitos. Entre las tendencias más importantes que marcan este contexto de transformación social y cultural se pueden mencionar: 1) 2 Sobre la conciliación de ambas responsabilidades, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha mostrado preocupación respecto de la jornada extendida laboral que realizan las mujeres. Consideran las horas de trabajo diarias, los tiempos de desplazamiento, las pausas de descanso, las horas extraordinarias, etc., dentro del concepto de jornada bruta de trabajo diaria. 3 Las mujeres chilenas trabajan principalmente como empleadas domésticas, como empleadas en el comercio, como empleadas en servicios públicos o privados, como trabajadoras por cuenta propia en el comercio, como obreras en la industria, como empleadas en sector financiero y como obreras agrícolas. 14

15 heterogeneidad creciente de las formas del empleo asalariado y emergencia de nuevas formas de relación laboral atípicas o precarias; 2) biografías laborales más diversas y discontinuas, que alternan períodos de ocupación, de desocupación e inactividad; 3) el sistema normativo laboral y social pierde su capacidad protectora; 4) el crecimiento de los servicios financieros, comerciales, tecnológicos implica que las y los trabajadoras/es estén disponibles para cumplir horarios discontinuos y no predecibles; 5) debilitamiento de la división sexual del trabajo debido al ingreso creciente de mujeres al mercado de trabajo; y 6) la economía se organiza con criterios de rentabilidad inmediata sin considerar sus efectos en la población, la sociedad global ni las consecuencias ambientales del uso irresponsable de energía contaminante. (CEM, 2007). El problema es que frente a estas profundas transformaciones sociales y en la vida cotidiana de las personas no ha existido una respuesta social que apunte a una redefinición necesaria de las construcciones sobre el trabajo reproductivo y de cuidado. La sociedad sigue considerando la reproducción y el cuidado como un bien no producido, y a las mujeres como las responsables de compatibilizar la relación producción-reproducción. Así, aunque las mujeres van logrando mayor autonomía tienen mayores conflictos en la organización de los tiempos del trabajo remunerado y reproductivo. Por otra parte, las familias no pueden cumplir con todos los requerimientos derivados de la reproducción y el cuidado. La división sexual del trabajo exige, preferentemente a las mujeres, que compensen la insuficiencia de los servicios públicos y los efectos desgastantes del trabajo de mercado. De esta manera no solo están subsidiando al mercado sino que se profundiza la desigual distribución social de los trabajos. (CEM, op cit). 1.4 Trabajo Doméstico y Remunerado en la Historia Económica La progresiva incorporación de las mujeres al trabajo remunerado ha derivado en una transformación del mercado laboral. Esto se debería reflejar en una nueva forma de estimar y juzgar los indicadores que dan cuenta y que permiten medir la inserción de hombres y mujeres en el trabajo. Sin embargo, los indicadores siguen siendo los mismos: miden principalmente la actividad económica en el sector formal o moderno de la economía, con la lógica de medir lo que se puede medir y lo que es cuantificable, en base a parámetros establecidos por un raciocinio preestablecido. Esto se observa desde la forma de seleccionar la información estadística a recopilar, hasta los conceptos y nociones en que se basan los indicadores más utilizados. En el caso de las mujeres, estos indicadores subestiman la participación femenina efectiva en la fuerza laboral y la magnitud real del aporte de las mujeres en el proceso de desarrollo. Consideran, en consencuencia, solo una parte de su contribución al desarrollo social. 15

16 El tema de los indicadores, principalmente los que deberían dar cuenta de la situación de las mujeres, no es algo original en los debates nacionales o internacionales. La necesidad de terminar con la invisibilidad de las mujeres en las estadísticas nacionales fue ya reconocida en forma oficial en 1985, en el documento "Estrategias de Nairobi orientadas hacia el futuro para el adelanto de la mujer", presentado a la Conferencia Mundial para el Examen y Evaluación de los Logros del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer: Igualdad, Desarrollo y Paz (Nairobi, 1985). En ese documento se recomienda realizar esfuerzos para medir la contribución de la mujer al proceso de desarrollo, tanto como resultado de su trabajo remunerado, como de sus actividades no remuneradas., así como ha sido recalcado en numerosos estudios y trabajos. (Pollak M, 1997). No obstante los consensos internacionales, los sistemas de indicadores y estadísticas económicas continúan fundándose en una racionalidad de corte economicista tradicional que considera el trabajo fundamentalmente como empleo, dejando de lado gran parte del trabajo (entendido en un sentido amplio) que se desarrolla en la sociedad en su conjunto, y que provoca importantes consecuencias económicas no observadas. De ahí que existan problemas para definir y conceptualizar el conjunto de actividades económicas invisibles, entre ellas el trabajo doméstico y de reproducción que realizan las mujeres, lo que normalmente se resuelve catalogándolas como informales al no estar bajo el control del Estado ni insertas en procesos de acumulación, o bien, no estar consideradas en la contabilidad oficial. La economía tradicional capitalista, considera el intercambio como una relación económica bilateral, que implica la redistribución de activos de igual valor entre las partes involucradas. Estos activos (productos o servicios) tienen un valor solo en la medida que estén insertos en el esquema de relaciones de intercambio (pasando a denominarse mercancías), lo que se traduce en un precio. Por tanto, existirá actividad económica en la medida que exista un precio de mercado que así lo determine, adquiriendo de esta forma valor real y cuantificable. Todo lo que no es mercancía no es reconocido como bien o servicio económico y todo que no es objeto de intercambio, carece de valor económico. De acuerdo a esta vision, existirían dos tipos de fenómenos distintos: uno que tiene un valor de cambio dentro del mercado y otro que contiene un valor de uso fuera del mercado y, por lo tanto no es cuantificable. No obstante esta diferenciación no es real ya que ambos tipos de fenómenos implican la utilización de tiempo de reproducción social en su realización, ambos se presentan como flujos económicos y por lo tanto, entran en la formulación de una relación de tipo económica, aspecto que se explica más adelante. El campo de lo económico no es solamente el intercambio entre bienes de valor equivalente sino que comprende una multiplicidad de situaciones y relaciones tan heterogéneas que parecería imposible reducirlas a una unidad coherente. Sin 16

17 embargo, generalmente se piensa en la economía como un todo homogéneo y delimitado a cierto tipo de actividades y actores/as (empresas), contrapuesto a ámbitos como la familia o el hogar. Se piensa que esta forma predominante de ver las cosas siempre se ha dado de esta manera, lo que no se refrenda en la historia, cuyo ex amen muestra que los límites de la economía y del pensamiento económico han variado entre una época y otra. Antes de que el sistema capitalista se impusiera como relación dominante en la sociedad, con la revolución industrial, las principales actividades económicas se realizaban en el hogar, en tanto que la necesidad de trabajar como asalariados/as para tercer as/os era un símbolo de extrema pobreza. Al respecto, escribe Iván Ilich Esta metamorfosis del trabajo doméstico es particularmente obvia en los Estados Unidos a causa de su abrupto acaecimiento. En 1810 la unidad normal de producción de Nueva Inglaterra seguía siendo la casa rural. La elaboración y conservación de la comida, la fabricación de las velas, la confección de calzado, de colchas, alfombras, etc., todo tenía lugar a escala doméstica. La casa estadounidense, de manera dominante, se autoabastecía. Las mujeres, en la creación de la autosuficiencia doméstica, eran tan activas como los hombres. Aportaban a la casa más o menos el mismo sueldo. Todavía eran, en el plano económico, iguales a los hombres. En 1810, en Estados Unidos, nueve de cada diez metros de lana eran de origen doméstico. El cuadro había cambiado hacia La agricultura de mercado había comenzado a sustituir a la agricultura de subsistencia. La necesidad vital de salario se había vuelto corriente y la dependencia del trabajo asalariado ocasional comenzaba a verse como una señal de pobreza. La mujer se convirtió entonces en guardiana de un lugar en que se guarecían los niños antes de ponerse a trabajar, donde el marido descansaba y donde se gastaban los ingr esos de éste (Ilich, 1979). En Chile, como menciona Thelma Gálvez en su trabajo Visibilización del aporte económico de las mujeres en las cuentas nacionales, en el siglo XIX no existían las Cuentas Nacionales Pero había censos de población donde se contabilizaba la población con oficios. Veamos los resultados del primer censo de la población levantado en Chile, en Se preguntaba el nombre, la edad, si sabe leer o no y su profesión, industria u ocupación ordinaria, si tiene alguna incapacidad (defecto físico o inhabilidad). Las preguntas se hacían a niños/as y adultos/as, mujeres y hombres. Muchas mujeres contestaron que tenían oficios, en nuestro lenguaje, que trabajaban (Gálvez T, 1995). 17

18 Número de mujeres según oficio declarado Costureras Sirvientes Hilanderas y tejedoras Nodrizas Solo tejedoras Músicas y cantoras 884 Cocineras Miñaqueras 849 Lavanderas Matronas y curanderas 554 Llama la atención el tipo de actividades desempeñada por las mujeres, principalmente en sus hogares, incluso en zonas rurales. En la casa se producían hilados, tejidos, vestuario, y trabajos para la casa: cocina, lavado de ropa, limpieza de la casa, cuidado de niñas/os, etc. Las mujeres reconocían su trabajo, se consideraban capaces de ganar su vida y de ejercer un oficio. El concepto de trabajo era aplicado naturalmente a la mayoría de las actividades del hogar. La economía del hogar y la economía mercantil, o para el mercado, estaban mucho más integradas y traslapadas. Los hogares eran también lugares de producción para la familia y para otros/as. Las mujeres con otros oficios eran escasas. Pero las formas de producir cambian en la sociedad y cambia la situación de las mujeres. Las tareas de hilado y tejido se mecanizan y salen de los hogares. En el censo de 1920, sesenta y seis años más tarde, una proporción mucho menor de las mujeres de todas las edades reconocía un oficio. La pregunta del censo esta vez fue por la ocupación, oficio o medio de vida. Y ya la definición oficial excluía expresamente gran parte de los trabajos que hacían las mujeres. La instrucción del censo de 1920 decía: Las mujeres, menores de edad o personas que no tienen oficio o medio de vida, y viven a cargo de otras personas, se anotan con la palabra ninguna), aunque trabajen en quehaceres domésticos (Gálvez T, op cit). Así, en sesenta y seis años, se había acentuado el proceso de invisibilidad del trabajo de las mujeres y se ponían los límites de la producción y del trabajo solo en lo que es vendido en el mercado, genera un ingreso monetario y representa un medio de vida. Este proceso continúa hasta nuestros días, y solo se visibiliza el trabajo y la producción de las mujeres que participan en el mercado laboral. La siguiente es la proporción de mujeres con oficio según los censos de 1854 y 1920, o económicamente activas según el censo del 2002, medida sobre las mujeres de todas las edades, incluidas las niñas. 18

19 Gráfico N o 1 Porcentaje de Mujeres con oficio Mujeres con oficio ,7 26,7 18, A mediados del siglo XIX el trabajo de las mujeres parecía más reconocido, al menos por ellas mismas. En 1854 el 50,8% de los hombres y el 30,7% de las mujeres tenían profesión. Si se compara con los resultados del Censo 2002, para todas las edades, el porcentaje de hombres no ha tenido una variación porcentual significativa: 51,4% pero el de las mujeres ha tenido un recorrido diferente. La comparación de los oficios en el período muestra que hubo un gran cambio en las tecnologías y formas de producción. Los hilados y tejidos salieron de los hogares con lo que disminuyeron las hilanderas y tejedoras. Aumentaron las mujeres con oficios del trabajo doméstico de los hogares y aparecen contabilizadas mujeres en oficios como comerciantes, agricultoras y profesoras. (Galvez T, op cit). Durante la larga etapa de capitalismo de producción el tiempo productivo se asignó al varón y el tiempo reproductivo a la mujer. La madre de familia iba a ser la encargada de organizar y gestionar el ámbito de la vivienda familiar, así como la educación adecuada de los/as hijos/as, de acuerdo con las normas de salud (médico de familia), la pedagogía (el maestro) y la moral (el clérigo). En cuanto al antiguo poder paterno, cedió parcialmente sus prerrogativas al Estado, que se iba a convertir en el principal regulador de la vida familiar: el poder paterno no será más que el transmisor del poder estatal; el papel de la familia es observar las normas de higiene pública y propulsar a su descendencia hacia los espacios de encuadramiento previstos por el Estado (Meyer, C, INEGI, 2002). La primera industrialización genera la posibilidad de transferir ciertos procesos de producción doméstica, por ejemplo coser ropa, elaborar alimentos, etc., al mercado. Sin embargo, desde principios del siglo XX el mercado comenzó a producir bienes y servicios que nunca se habían producidos en el hogar, tales como, electricidad, vehículos, televisión, etc. De acuerdo a estos cambios, si la 19

20 familia quiere disfrutar de esos frutos de la industrialización, ha de obtenerlos en el mercado, o recibirlos por acción del Estado de Bienestar. La educación de las/os hijas/os ya no tiene lugar en el hogar, sino en instituciones educativas. El cuidado de los/as enfermos/as se transfiere progresivamente a hospitales o centros de salud, ya que las familias no están preparadas para proporcionar los métodos de atención propios de la medicina actual (Castaño C. 1999:26).Es un período de afianzamiento del rol del Estado, que asume una serie de funciones que antes se realizaban en el hogar y que, como se verá más adelante, en la época actual, nuevamente regresan al hogar. Serían los cambios en la estructura productiva lo que genera cambios en la relación entre hogar y mercado. Es así como se distancia cada vez más la producción dentro del hogar de la producción para el mercado realizada fuera del hogar y la tendencia ha sido que numerosas funciones de la familia que antes se efectuaban en el hogar pasaron a ser ejecutadas fuera de este ámbito, produciéndose una inversión de la magnitud de tiempo que las personas permanecen en él (Arraigada I, 1997: 8). Pese a ello, son las recurrentes crisis económicas las que revierten estas tendencias, sobretodo en hogares en circunstancias sociales y económicas desventajadas, ya que deben cubrir un conjunt o mayor de funciones, volviendo a su seno actividades principalmente asociadas a la salud y educación. Es posible observar esta tendencia en el marco de recientes crisis económicas. Efectivamente se podría escribir mucho sobre el proceso de globalización en sus aspectos positivos, tales como el desarrollo de las comunicaciones, avances tecnológicos, intercambios, cultura, velocidad, etc. Como también desde su efectos e impactos negativos, particularmente en el ámbito socioeconómico y principalmente para los países subdesarrollados, los que han debido seguir lineamientos de organismos internacionales para los encajes y articulaciones de sus economías altamente endeudadas. La traducción práctica de estas normativas se denominan Programas de Ajustes Estructurales (P.A.E.) que surgieron a comienzos de los años 80, como respuesta de las instituciones de Bretton Woods 4 ante la dificultad de manejo de la deuda externa del Tercer Mundo y luego, como lineamientos se extendieron a los países del Este Europeo tras la caída de las economías del bloque socialista. Las recetas impuestas por instituciones como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial se encaminan a lograr una balanza comercial positiva, o sea, importar el mínimo y exportar el máximo, a la vez que se privatizan las empresas 4 En julio de 1944, 44 países se reunieron en la ciudad estadounidense de Bretton Woods, New Hampshire, para establecer el sistema monetario internacional de posguerra. Aunque aparentemente era una conferencia de las Naciones Unidas, estuvo estrictamente controlada y dirigida por los Estados Unidos. Esta reunión histórica que dio origen al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM), en un principio llamado Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (BIRD), marcó el comienzo del dominio de Estados Unidos sobre el decadente poder imperial de Gran Bretaña y posteriormente sobre los países en vías de desarrollo. 20

ECONOMÍA FEMINISTA: GÉNESIS Y APROXIMACIÓN CONCEPTUAL. La razón para estudiar economía es evitar ser engañado por los economistas Joan Robinson

ECONOMÍA FEMINISTA: GÉNESIS Y APROXIMACIÓN CONCEPTUAL. La razón para estudiar economía es evitar ser engañado por los economistas Joan Robinson ECONOMÍA FEMINISTA: GÉNESIS Y APROXIMACIÓN CONCEPTUAL La razón para estudiar economía es evitar ser engañado por los economistas Joan Robinson Economía feminista Cuando hablamos de economía feminista nos

Más detalles

Cómo ha evolucionado el enfoque de Mujeres en el Desarrollo (MED) a Género en el Desarrollo (GED)?

Cómo ha evolucionado el enfoque de Mujeres en el Desarrollo (MED) a Género en el Desarrollo (GED)? Cómo ha evolucionado el enfoque de Mujeres en el Desarrollo (MED) a Género en el Desarrollo (GED)? Carmen de la Cruz, Guía metodológica para integrar la perspectiva de género en proyectos y programas de

Más detalles

CURSO Desarrollo Humano y Desigualdades de Género Versión realizada por Carmen de la Cruz Abril 2007

CURSO Desarrollo Humano y Desigualdades de Género Versión realizada por Carmen de la Cruz Abril 2007 CURSO Desarrollo Humano y Desigualdades de Género Versión realizada por Carmen de la Cruz Abril 2007 UNIDAD III Género y Desarrollo Humano a través de grandes temas del debate económico y político contemporáneo

Más detalles

CEPAL Comisión Económica para América Latina y el Caribe - CEPAL. María Nieves Rico Unidad Mujer y Desarrollo CEPAL

CEPAL Comisión Económica para América Latina y el Caribe - CEPAL. María Nieves Rico Unidad Mujer y Desarrollo CEPAL 1 CEPAL Comisión Económica para América Latina y el Caribe - CEPAL ORIGINAL: ESPAÑOL Conferencia Regional Intergubernamental sobre Envejecimiento: Hacia una estrategia regional de implementación para América

Más detalles

I. MARCO CONCEPTUAL Y LINEAMIENTOS METODOLÓGICOS II. MEDICIÓN DE LOS SERVICIOS DE SALUD PRODUCIDOS EN EL HOGAR

I. MARCO CONCEPTUAL Y LINEAMIENTOS METODOLÓGICOS II. MEDICIÓN DE LOS SERVICIOS DE SALUD PRODUCIDOS EN EL HOGAR marco conceptual y lineamientos metodológicos de la cuenta satélite del sector hogares para medición del trabajo no remunerado en salud dentro del sistema de cuentas nacionales Lourdes Ferran 1 INTRODUCCIÓN

Más detalles

Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. La mujer y la economía

Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. La mujer y la economía Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer La mujer y la economía CSW41 Conclusiones convenidas (1997/3) Naciones Unidas, marzo 1997 La mujer y la economía Los gobiernos, las organizaciones

Más detalles

Mujeres cuidadoras: entre la obligación y la satisfacción

Mujeres cuidadoras: entre la obligación y la satisfacción Mujeres cuidadoras: entre la obligación y la satisfacción 1 de 5 Cuidar es en el momento actual, el verbo más necesario frente al neoliberalismo patriarcal y la globalización inequitativa. Y, sin embargo,

Más detalles

ERSPECTIVAS OCIALES MPLEO UNDO

ERSPECTIVAS OCIALES MPLEO UNDO RESUMEN P S E M Y DEL EN EL ERSPECTIVAS OCIALES MPLEO UNDO El empleo en plena mutación avant h1 GMT ai) 215 perspectivas sociales y del empleo en el mundo El empleo en plena mutación resumen ejecutivo

Más detalles

EMPLEO Y EMPLEO INFORMAL DE HOMBRES Y MUJERES. María Elena Cardero y Guadalupe Espinosa Colaboradora Beatriz Straffon

EMPLEO Y EMPLEO INFORMAL DE HOMBRES Y MUJERES. María Elena Cardero y Guadalupe Espinosa Colaboradora Beatriz Straffon EMPLEO Y EMPLEO INFORMAL DE HOMBRES Y MUJERES María Elena Cardero y Guadalupe Espinosa Colaboradora Beatriz Straffon Objetivo Conocer la dinámica del empleo en general así como del empleo informal en México

Más detalles

Vivian Milosavljevic V. CEPAL

Vivian Milosavljevic V. CEPAL SEMINARIO FORTALECIENDO LAS CAPACIDADES DE LOS PAISES DE CENTROAMERICA PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER Y DESARROLLAR ESTADÍSTICAS DE GÉNERO Centro de Formación de la Cooperación Española de

Más detalles

FACTORES DE EXCLUSIÓN

FACTORES DE EXCLUSIÓN FACTORES DE EXCLUSIÓN Las diferentes tareas llevadas a cabo durante el proyecto nos han permitido contrastar las tres hipótesis a partir de las cuales se formuló este trabajo. El acceso a la bibliografía

Más detalles

OBSERVATORIO PARA LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES ENTRE MUJERES Y HOMBRES VIDA FAMILIAR Y LA VIDA LABORAL: SITUACIÓN N ACTUAL, NECESIDADES Y DEMANDAS

OBSERVATORIO PARA LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES ENTRE MUJERES Y HOMBRES VIDA FAMILIAR Y LA VIDA LABORAL: SITUACIÓN N ACTUAL, NECESIDADES Y DEMANDAS OBSERVATORIO PARA LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES ENTRE MUJERES Y HOMBRES ESTUDIO SOBRE LA CONCILIACIÓN N DE LA VIDA FAMILIAR Y LA VIDA LABORAL: SITUACIÓN N ACTUAL, NECESIDADES Y DEMANDAS Realizado por GPI

Más detalles

DOCUMENTO BASE FEMINISMOS EN LA AGENDA DEL DESARROLLO DERECHOS ECONÓMICOS DE LAS MUJERES

DOCUMENTO BASE FEMINISMOS EN LA AGENDA DEL DESARROLLO DERECHOS ECONÓMICOS DE LAS MUJERES DERECHOS ECONÓMICOS DE LAS MUJERES El modelo de relaciones sociales y económicas existente en el mundo impide que las mujeres podamos disfrutar de nuestros derechos en condiciones de igualdad. Asimismo,

Más detalles

Marco conceptual: pobreza, desigualdad, vulnerabilidad y protección social. Mecanismos de transmisión: de los choques a la pobreza

Marco conceptual: pobreza, desigualdad, vulnerabilidad y protección social. Mecanismos de transmisión: de los choques a la pobreza "Implicaciones de la política macroeconómica, los choques externos, y los sistemas de protección social en la pobreza, la desigualdad y la vulnerabilidad en América Latina y el Caribe" Marco conceptual:

Más detalles

El empoderamiento económico de la mujer en el contexto de la crisis económica y financiera mundial

El empoderamiento económico de la mujer en el contexto de la crisis económica y financiera mundial Distr. limitada 11 de marzo de 2010 Español Original: inglés Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer 54 período de sesiones 1 a 12 de marzo de 2010 Tema 3 a) del programa provisional Seguimiento

Más detalles

MIGRACIÓK FE~iENINA. S ' IMPACTO E LAS RELACIO 'ES DE GÉI\'ERO. CARME 'GREGORIO GIL (EDITORIAL NARCEA S.A., MADRID, 1998) R,' .'.

MIGRACIÓK FE~iENINA. S ' IMPACTO E LAS RELACIO 'ES DE GÉI\'ERO. CARME 'GREGORIO GIL (EDITORIAL NARCEA S.A., MADRID, 1998) R,' .'. MIGRACIÓK FE~iENINA. S ' IMPACTO E LAS RELACIO 'ES DE GÉI\'ERO. CARME 'GREGORIO GIL (EDITORIAL NARCEA S.A., MADRID, 1998) R,'.,.".. - Al el) 1';,_ t}::,:/.:~ Migración.'. femenina Desde mediados de la

Más detalles

El lugar del TRABAJO en la construcción de la igualdad de género. Nora Goren y Estela Díaz

El lugar del TRABAJO en la construcción de la igualdad de género. Nora Goren y Estela Díaz El lugar del TRABAJO en la construcción de la igualdad de género Nora Goren y Estela Díaz INTRODUCCIÓN (1) La asimetría en la distribución de las responsabilidades familiares entre los miembros de los

Más detalles

ECONOMÍA LABORAL CURSO

ECONOMÍA LABORAL CURSO Departament d Economia Aplicada FACULTAT DE CIÈNCIES SOCIALS DIPLOMATURA EN RELACIONES LABORALES ECONOMÍA LABORAL CURSO 2008-2009 GUIÓN TEMAS 5 Y 6 (GRUPO F) Profesor: Josep Banyuls 1 TEMA 5. PARO Y POLÍTICAS

Más detalles

TRABAJO DECENTE Y EQUIDAD DE GÉNERO EN AMÉRICA LATINA

TRABAJO DECENTE Y EQUIDAD DE GÉNERO EN AMÉRICA LATINA TRABAJO DECENTE Y EQUIDAD DE GÉNERO EN AMÉRICA LATINA 1. Un trabajo decente para las mujeres Laís Abramo Especialista Regional de la OIT en temas de género El objetivo principal de la OIT es promover oportunidades

Más detalles

El empleo de las personas con discapacidad

El empleo de las personas con discapacidad Monográfico #3 2015 El empleo de las personas con discapacidad Observatorio de la Discapacidad Física El empleo de las personas con discapacidad física El empleo de las personas con discapacidad física

Más detalles

Género e Innovación. Conceptos, problemas, políticas

Género e Innovación. Conceptos, problemas, políticas Género e Innovación. Conceptos, problemas, políticas FONIM 2014 CAB CNEA Bariloche María Elina Estebanez Centro de Estudios sobre Ciencia, Desarrollo y Educación Superior / Universidad de Buenos Aires

Más detalles

El cuidado: coste o prioridad social?

El cuidado: coste o prioridad social? Universidad de Barcelona 1 de 5 El análisis de los costes y beneficios económicos del cuidado es un tema complejo que se puede abordar desde diferentes perspectivas. Mi reflexión intenta aportar precisamente

Más detalles

UNA APUESTA DE MUGARIK GABE POR LA ECONOMIA FEMINISTA 1

UNA APUESTA DE MUGARIK GABE POR LA ECONOMIA FEMINISTA 1 UNA APUESTA DE MUGARIK GABE POR LA ECONOMIA FEMINISTA 1 Economía es generar recursos para satisfacer necesidades y crear condiciones para una vida digna de ser vivida. La economía feminista no pretende

Más detalles

LAS ENCUESTAS DE USO DEL TIEMPO EN MÉXICO PATRICIA MÉNDEZ INEGI - MÉXICO

LAS ENCUESTAS DE USO DEL TIEMPO EN MÉXICO PATRICIA MÉNDEZ INEGI - MÉXICO 515 LAS ENCUESTAS DE USO DEL TIEMPO EN MÉXICO PATRICIA MÉNDEZ INEGI - MÉXICO 516 Las encuestas de uso del tiempo en México Así, pues, estas de acuerdo... en que el hombre y la mujer deben tener vida en

Más detalles

Pontificia Universidad Católica Argentina Observatorio de la Deuda Social Argentina El desarrollo humano y social en un país que hace frente al Bicentenario EL SENTIDO ACADÉMICO DEL OBSERVATORIO UN CENTRO

Más detalles

Mesa Mujer y Trabajo. Corresponsabilidad familiar en el cuidado de terceros y su impacto en el empleo. Ángela Rifo, Vicepresidenta de la Mujer, CUT

Mesa Mujer y Trabajo. Corresponsabilidad familiar en el cuidado de terceros y su impacto en el empleo. Ángela Rifo, Vicepresidenta de la Mujer, CUT Mesa Mujer y Trabajo Corresponsabilidad familiar en el cuidado de terceros y su impacto en el empleo. Ángela Rifo, Vicepresidenta de la Mujer, CUT En las ultimas décadas se han producido importantes cambios

Más detalles

Segui buscando en la Red de Bibliotecas Virtuales de CLACSO http://biblioteca.clacso.edu.ar

Segui buscando en la Red de Bibliotecas Virtuales de CLACSO http://biblioteca.clacso.edu.ar Ciudadanía social y el trabajo de las mujeres en el contexto de la globalización Titulo Aguirre, Rosario - Autor/a; Autor(es) Mujeres y trabajo: cambios impostergables En: Porto Alegre Lugar Veraz Comunicação

Más detalles

María de la Paz López y Vania Salles (coords.), El Programa Oportunidades examinado desde el género, México, El Colegio de México, Oportunidades,

María de la Paz López y Vania Salles (coords.), El Programa Oportunidades examinado desde el género, México, El Colegio de México, Oportunidades, 672 RESEÑAS FI XLVII-S María de la Paz López y Vania Salles (coords.), El Programa Oportunidades examinado desde el género, México, El Colegio de México, Oportunidades, UNIFEM, 2005. El libro El Programa

Más detalles

Adolescentes y jóvenes que abandonan sus estudios antes de finalizar la enseñanza media: Principales tendencias. División Social MIDEPLAN

Adolescentes y jóvenes que abandonan sus estudios antes de finalizar la enseñanza media: Principales tendencias. División Social MIDEPLAN Adolescentes y jóvenes que abandonan sus estudios antes de finalizar la enseñanza media: Principales tendencias División Social MIDEPLAN ÍNDICE Introducción... 3 I. Magnitud e incidencia de la no asistencia

Más detalles

Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género Género aplicado a la gestión de personas

Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género Género aplicado a la gestión de personas Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género Género aplicado a la gestión de personas Claudia Echeverría Turres Área Mujer y Trabajo Seminario Equidad de Género y Buenas Prácticas Laborales Ministerio

Más detalles

Resumen ejecutivo. Informe Mundial sobre Salarios 2014 / 2015 Salarios y desigualdad de ingresos

Resumen ejecutivo. Informe Mundial sobre Salarios 2014 / 2015 Salarios y desigualdad de ingresos Resumen ejecutivo Informe Mundial sobre Salarios 2014 / 2015 Salarios y desigualdad de ingresos Informe Mundial sobre Salarios 2014/2015 Salarios y desigualdad de ingresos Resumen ejecutivo OFICINA INTERNACIONAL

Más detalles

CAPÍTULO IV CARACTERÍSTICAS DEL TRABAJO INFANTIL

CAPÍTULO IV CARACTERÍSTICAS DEL TRABAJO INFANTIL CAPÍTULO IV CARACTERÍSTICAS DEL TRABAJO INFANTIL Algunas de las más importantes características del trabajo infantil están determinadas por las ramas de actividad en las que se desempeñan los niños, niñas

Más detalles

TRANSVERSALIZACIÓN DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN EL DESARROLLO REGIONAL: ACTIVIDADES DE LA SECRETARÍA DE LA CEPAL 2010-2013

TRANSVERSALIZACIÓN DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN EL DESARROLLO REGIONAL: ACTIVIDADES DE LA SECRETARÍA DE LA CEPAL 2010-2013 Distr. LIMITADA LC/L.3676(CRM.12/5) 10 de septiembre de 2013 ORIGINAL: ESPAÑOL Duodécima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe Santo Domingo, 15 a 18 de octubre de 2013 TRANSVERSALIZACIÓN

Más detalles

Participación, representación y decisión de las mujeres en la política.

Participación, representación y decisión de las mujeres en la política. Participación, representación y decisión de las mujeres en la política. La participación política y ciudadana de las mujeres en números - En América Latina y el Caribe no han existido cambios sustantivos

Más detalles

Introducción. Antonio Machado

Introducción. Antonio Machado Introducción 1 "Hay que tener los ojos muy abiertos para ver las cosas como son; aún más abiertos para verlas otras de lo que son; más abiertos todavía para verlas mejores de lo que son". Antonio Machado

Más detalles

Tendencias de exclusión social en las personas jóvenes

Tendencias de exclusión social en las personas jóvenes 3 Tendencias de exclusión social en las personas jóvenes La estructura de desigualdad en las sociedades tecnológicas avanzadas se caracteriza por estar conformada en diferentes ejes que se yuxtaponen proporcionando

Más detalles

Encuesta Exploratoria de Uso del Tiempo en el gran santiago Cómo distribuyen el tiempo hombres y mujeres?

Encuesta Exploratoria de Uso del Tiempo en el gran santiago Cómo distribuyen el tiempo hombres y mujeres? mayo DE 29 E N F O Q U E E S T A D Í S T I C O Encuesta Exploratoria de Uso del Tiempo en el gran santiago Cómo distribuyen el tiempo hombres y mujeres? s u m a r i o Grandes diferencias en Trabajo Remunerado

Más detalles

La Juventud en el Mundo Actual. Por: Glenda Gallardo

La Juventud en el Mundo Actual. Por: Glenda Gallardo La Juventud en el Mundo Actual Por: Glenda Gallardo Abril, 2013 Glenda Gallardo es la Economista Senior del Programa de las Naciones Unidas en Guinea Ecuatorial, África. En sus 24 años de experiencia laboral,

Más detalles

CAPÍTULO I INTRODUCCIÓN.

CAPÍTULO I INTRODUCCIÓN. CAPÍTULO I INTRODUCCIÓN. En las últimas décadas, los sistemas educativos se han visto enfrentados a una serie de reformas tendientes a mejorar la calidad de la enseñanza básica. Uno de los factores que

Más detalles

INVISIBILIDAD Y DISCRIMINACIÓN DEL TRABAJO DOMESTICO REMUNERADO (TDR) EN AMERICA LATINA

INVISIBILIDAD Y DISCRIMINACIÓN DEL TRABAJO DOMESTICO REMUNERADO (TDR) EN AMERICA LATINA INVISIBILIDAD Y DISCRIMINACIÓN DEL TRABAJO DOMESTICO REMUNERADO (TDR) EN AMERICA LATINA Magdalena León Décima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, organizada por la CEPAL

Más detalles

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. CONSEJO EJECUTIVO 105 a reunión 14 de diciembre de 1999 Punto 2 del orden del día provisional.

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. CONSEJO EJECUTIVO 105 a reunión 14 de diciembre de 1999 Punto 2 del orden del día provisional. ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD CONSEJO EJECUTIVO EB105/5 105 a reunión 14 de diciembre de 1999 Punto 2 del orden del día provisional Pobreza y salud Informe de la Directora General 1. En el mundo, más

Más detalles

Instrumentos internacionales que consagran el derecho a la previsión social 1

Instrumentos internacionales que consagran el derecho a la previsión social 1 NACIONES UNIDAS COMISION ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE ORIGINAL: ESPAÑOL Instrumentos internacionales que consagran el derecho a la previsión social 1 Santiago de Chile, julio de 2002 Este

Más detalles

Perú: Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingreso por Departamento 2004-2012

Perú: Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingreso por Departamento 2004-2012 Perú: Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingreso por Departamento 2004-2012 Lima, Noviembre 2013 Instituto Nacional de Estadística e Informática Av. General Garzón N 658, Jesús María, Lima 11 PERÚ

Más detalles

ANTE LA POBREZA JUSTICIA Y SOLIDARIDAD. Sagrados Corazones Manquehue Departamento de Religión y Filosofía 2015 QUÉ ES LA POBREZA?

ANTE LA POBREZA JUSTICIA Y SOLIDARIDAD. Sagrados Corazones Manquehue Departamento de Religión y Filosofía 2015 QUÉ ES LA POBREZA? Sagrados Corazones Manquehue Departamento de Religión y Filosofía 2015 ANTE LA POBREZA JUSTICIA Y SOLIDARIDAD QUÉ ES LA POBREZA? El término pobreza se asocia inmediatamente a una situación de carencia

Más detalles

Importancia de los indicadores para monitorear el cumplimiento de compromisos internacionales: Objetivos de Desarrollo del Milenio y CEDAW

Importancia de los indicadores para monitorear el cumplimiento de compromisos internacionales: Objetivos de Desarrollo del Milenio y CEDAW Reunión de Especialistas Indicadores para monitorear la aplicación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) CEPAL - OACNUDH Santiago de Chile,

Más detalles

Producción: Centro de Derechos de Mujeres CDM Col. Lara Norte, Calle Lara, No. 834, Apdo. Postal 4562, Tegucigalpa, Honduras.

Producción: Centro de Derechos de Mujeres CDM Col. Lara Norte, Calle Lara, No. 834, Apdo. Postal 4562, Tegucigalpa, Honduras. Mujer y Trabajo Producción: Centro de Derechos de Mujeres CDM Col. Lara Norte, Calle Lara, No. 834, Apdo. Postal 4562, Tegucigalpa, Honduras. Tels/fax: (504) 221-0459 y 221-0657 e-mail: cdm@cablecolor.hn

Más detalles

Universidad Pública y desarrollo

Universidad Pública y desarrollo Universidad Pública y desarrollo El camino latinoamericano hacia la sociedad del conocimiento Notas sobre los planteamientos de Rodrigo Arocena, Rector de la Universidad de la República del Uruguay http://www.uchile.cl/seminario-educacion

Más detalles

TEMA 12 ORIENTACIÓN FAMILIAR EN FUNCIÓN DEL GÉNERO Y LA DIVERSIDAD CULTURAL

TEMA 12 ORIENTACIÓN FAMILIAR EN FUNCIÓN DEL GÉNERO Y LA DIVERSIDAD CULTURAL TEMA 12 ORIENTACIÓN FAMILIAR EN FUNCIÓN DEL GÉNERO Y LA DIVERSIDAD CULTURAL ESQUEMA 1. DESARROLLO DE LA VIDA EN COMÚN DE LA PAREJA 1.1. Nuevas formas, cambio de actitudes 1.2. Reparto de tareas familiares

Más detalles

VI. Conclusiones. a. Algunas consideraciones sobre el método

VI. Conclusiones. a. Algunas consideraciones sobre el método VI / Conclusiones 283 VI. Conclusiones Los dos principales ejes de este trabajo son, primero, que se deben estudiar las causas de la pobreza y no limitarse a su definición operativa y medición y, segundo,

Más detalles

POLÍTICA OPERATIVA SOBRE IGUALDAD DE GÉNERO

POLÍTICA OPERATIVA SOBRE IGUALDAD DE GÉNERO BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO POLÍTICA OPERATIVA SOBRE IGUALDAD DE GÉNERO EN EL DESARROLLO 3 de noviembre de 2010 ÍNDICE I. INTRODUCCIÓN... 1 II. ALCANCE... 2 III. OBJETIVOS... 2 IV. DIRECTRICES DE

Más detalles

Igualdad y Violencia de Género. Publicidad institucional e imagen pública no sexista. 1. NORMATIVA SOBRE IGUALDAD Y DE GÉNERO.

Igualdad y Violencia de Género. Publicidad institucional e imagen pública no sexista. 1. NORMATIVA SOBRE IGUALDAD Y DE GÉNERO. TEM A 6 - Normativa sobre Igualdad y de Género. - Igualdad de Género: conceptos generales. - Violencia de Género: conceptos generales. - Publicidad institucional e imagen pública no sexista. TEMA 6 Normativa

Más detalles

Encuesta Continua de Empleo. El empleo informal en Costa Rica Caracterización al IV trimestre 2013

Encuesta Continua de Empleo. El empleo informal en Costa Rica Caracterización al IV trimestre 2013 Encuesta Continua de Empleo El empleo informal en Costa Rica Caracterización al IV trimestre 2013 SAN JOSÉ, COSTA RICA AGOSTO 2014 Contenido Introducción... 3 1. Marco conceptual de la informalidad...

Más detalles

LA ENFERMERÍA VIRGINIA ENCISO HUERTA

LA ENFERMERÍA VIRGINIA ENCISO HUERTA 182 LA VENTANA, NÚM. 6 / 1997 GÉNERO Y TRABAJO: LA ENFERMERÍA VIRGINIA ENCISO HUERTA Durante las últimas décadas la participación de las mujeres en el mercado de trabajo ha seguido un ritmo acelerado y

Más detalles

Cifras básicas sobre fuerza de trabajo, pobreza e ingresos

Cifras básicas sobre fuerza de trabajo, pobreza e ingresos AÑO 1 ÁREA DE CENSOS Y ENCUESTAS UNIDAD DE DISEÑO, ANÁLISIS Y OPERACIONES NUEVA ENCUESTA NACIONAL DE HOGARES Cifras básicas sobre fuerza de trabajo, pobreza e ingresos Julio 2010 San José, Costa Rica DICIEMBRE

Más detalles

Módulo I: Concepto de Género, Identidades e Igualdad de Género

Módulo I: Concepto de Género, Identidades e Igualdad de Género Módulo I: Concepto de Género, Identidades e Igualdad de Género Objetivo específico Módulo I: Conocer los conceptos básicos del Enfoque de Género tales como diferencias entre sexo-género, división del trabajo

Más detalles

Ingresos de hogares y personas 2006

Ingresos de hogares y personas 2006 Ingresos de hogares y personas 2006 Ingresos DE HOGARAES Y PERSONAS 2006 Publicación Anual Fecha de Publicación: 2007 Instituto Nacional de Estadísticas Departamento de Informática SIEH Departamento de

Más detalles

DOCUMENTO DE TRABAJO Y REFLEXIÓN La mujer en el derecho laboral y la conciliación de la vida familiar

DOCUMENTO DE TRABAJO Y REFLEXIÓN La mujer en el derecho laboral y la conciliación de la vida familiar DOCUMENTO DE TRABAJO Y REFLEXIÓN La mujer en el derecho laboral y la conciliación de la vida familiar en la región MONA Madrid, 25 de noviembre de 2010 Analizando cómo los sistemas jurídicos de los países

Más detalles

LA VIOLENCIA DE GÉNERO: EXPRESIÓN DE LA DOMINACIÓN MASCULINA?

LA VIOLENCIA DE GÉNERO: EXPRESIÓN DE LA DOMINACIÓN MASCULINA? VIOLENCIA DE GÉNERO GÉNERO: DIFERENCIA O DESIGUALDAD En nuestro país hace poco más de 20 años el término género no era parte del léxico de los estudios de la mujer, tampoco del de las ciencias sociales,

Más detalles

Grup d Estudis Sociològics sobre la vida quotidiana i el treball

Grup d Estudis Sociològics sobre la vida quotidiana i el treball Grup d Estudis Sociològics sobre la vida quotidiana i el treball EL ESTUDIO DE LA DOBLE PRESENCIA: UNA APUESTA POR LA CONCILIACIÓN DE LA VIDA LABORAL Y FAMILIAR Proyecto I+D+I Exp. nº 37/00 (2000-2002)

Más detalles

11. USO DEL TIEMPO. INEGI. Mujeres y Hombres en México 2007 Decimo primera edición. Elías, Norbert (1997). Sobre el tiempo. España, FCE.

11. USO DEL TIEMPO. INEGI. Mujeres y Hombres en México 2007 Decimo primera edición. Elías, Norbert (1997). Sobre el tiempo. España, FCE. 11. USO DEL TIEMPO El tiempo es un símbolo creado colectivamente, que resulta de la combinación de la experiencia humana y del proceso de civilización. 1 En virtud del carácter simbólico de las concepciones

Más detalles

Capítulo 2. Características de la Población Económicamente Activa Ocupada

Capítulo 2. Características de la Población Económicamente Activa Ocupada Capítulo 2 Características de la Población Económicamente Activa Ocupada 2. Características de la Población Económicamente Activa Ocupada 2.1 Población económicamente activa ocupada Al examinar los componentes

Más detalles

DÍA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA 17 de octubre

DÍA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA 17 de octubre DÍA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA 17 de octubre La desigualdad entre los sexos es una de las causas principales de exclusión social y de atraso en el mundo y un verdadero obstáculo para

Más detalles

Documento básico sobre las demandas de las MUJERES CON DISCAPACIDAD física y orgánica de la Comunidad de Madrid

Documento básico sobre las demandas de las MUJERES CON DISCAPACIDAD física y orgánica de la Comunidad de Madrid 2 Documento básico sobre las demandas de las MUJERES CON DISCAPACIDAD física y orgánica de la Comunidad de Madrid NECESIDADES ESPECÍFICAS DE LAS MUJERES CON DISCAPACIDAD La situación de discriminación

Más detalles

PARTICIPACIÓN DE MUJERES Y HOMBRES EN LA INDUSTRIA CHILENA. Análisis de la Encuesta Nacional de Industria Anual (2012) con enfoque de género.

PARTICIPACIÓN DE MUJERES Y HOMBRES EN LA INDUSTRIA CHILENA. Análisis de la Encuesta Nacional de Industria Anual (2012) con enfoque de género. DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS SOCIALES SUBDIRECCIÓN TÉCNICA PARTICIPACIÓN DE MUJERES Y HOMBRES EN LA INDUSTRIA CHILENA. Análisis de la Encuesta Nacional de Industria Anual (2012) con enfoque de género. Departamento

Más detalles

LOS TIEMPOS DE TRABAJO: ENTRE LA CASA Y EL MERCADO. NUEVAS APROXIMACIONES DE ANÁLISIS DE RESULTADOS

LOS TIEMPOS DE TRABAJO: ENTRE LA CASA Y EL MERCADO. NUEVAS APROXIMACIONES DE ANÁLISIS DE RESULTADOS LOS TIEMPOS DE TRABAJO: ENTRE LA CASA Y EL MERCADO. NUEVAS APROXIMACIONES DE ANÁLISIS DE RESULTADOS Cristina Carrasco Universidad de Barcelona cristinacarrasco@ub.edu Las Encuestas de Uso del Tiempo en

Más detalles

El tiempo de trabajo total Mujeres y varones en la Ciudad de Buenos Aires

El tiempo de trabajo total Mujeres y varones en la Ciudad de Buenos Aires Informe de Resultados N 328 Buenos Aires, 26 de septiembre de 2007 Dirección General de Estadística y Censos ENCUESTA ANUAL DE HOGARES 2005 USO DEL TIEMPO El tiempo de trabajo total Mujeres y varones en

Más detalles

Guanyem. Eje igualdad de género y la diversidad sexual en Barcelona. Barcelona

Guanyem. Eje igualdad de género y la diversidad sexual en Barcelona. Barcelona género y derechos LGTB Eje igualdad de género y la diversidad sexual en Los movimientos sociales en han sido históricamente pioneros en la reivindicación de las libertades sexuales y la igualdad de género.

Más detalles

CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA

CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA 1. Identificar y rechazar, a partir del análisis de hechos reales y figurados, las situaciones de discriminación hacia personas de diferente origen,

Más detalles

Algunas peculiaridades del mercado de suelo urbano

Algunas peculiaridades del mercado de suelo urbano Carlos Morales Schechinger Profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México y del Lincoln Institute of Land Policy. Texto preparado para el curso de Educación a Distancia Mercados de Suelo en Ciudades

Más detalles

DIRECCIÓN GENERAL DE ESTADÍSTICA Y CENSOS PRINCIPALES RESULTADOS ENCUESTA DE USO DEL TIEMPO

DIRECCIÓN GENERAL DE ESTADÍSTICA Y CENSOS PRINCIPALES RESULTADOS ENCUESTA DE USO DEL TIEMPO DIRECCIÓN GENERAL DE ESTADÍSTICA Y CENSOS PRINCIPALES RESULTADOS ENCUESTA DE USO DEL TIEMPO Octubre de 2012 CRÉDITOS REPÚBLICA DE EL SALVADOR FONDO DE POBLACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS MINISTERIO DE ECONOMÍA

Más detalles

Encuesta Laboral y de Corresponsabilidad Social ELCOS 2012

Encuesta Laboral y de Corresponsabilidad Social ELCOS 2012 Encuesta Laboral y de Corresponsabilidad Social ELCOS 2012 PROYECTO INMUJERES-INEGI Teresa Jácome del Moral Objetivo de la presentación Mostrar la importancia de la ELCOS 2012, como parte del trabajo interinstitucional

Más detalles

HACIA UN SISTEMA DE INDICADORES SOCIALES PARA ANDALUCIA

HACIA UN SISTEMA DE INDICADORES SOCIALES PARA ANDALUCIA HACIA UN SISTEMA DE INDICADORES SOCIALES PARA ANDALUCIA Mª.Dolores de Cabo Casado y Mª. Dolores Torres Mayolín. Instituto de Estadística de Andalucía. Las estadísticas sociales: El ámbito de referencia

Más detalles

CAPÍTULO 8 CARACTERÍSTICAS OCUPACIONALES DE LOS MIGRANTES INTERNACIONALES

CAPÍTULO 8 CARACTERÍSTICAS OCUPACIONALES DE LOS MIGRANTES INTERNACIONALES Características ocupacionales de los migrantes internacionales 195 CAPÍTULO 8 CARACTERÍSTICAS OCUPACIONALES DE LOS MIGRANTES INTERNACIONALES RODOLFO CRUZ PIÑEIRO El Colegio de la Frontera Norte 196 Migración

Más detalles

Aztergaiak. 8 de marzo: día internacional de la mujer trabajadora DOCUMENTOS PARA EL DEBATE - Nº 4

Aztergaiak. 8 de marzo: día internacional de la mujer trabajadora DOCUMENTOS PARA EL DEBATE - Nº 4 Aztergaiak DOCUMENTOS PARA EL DEBATE - Nº 4 8 de marzo: día internacional de la mujer trabajadora Una conmemoración pertinente Un 8 de marzo de 1857, una marcha de obreras textiles recorrió los suburbios

Más detalles

Objetivo del estudio Qué es el piso de protección social? Por qué es importante el análisis de género?

Objetivo del estudio Qué es el piso de protección social? Por qué es importante el análisis de género? Aguascalientes, Septiembre 2013 Presentación Objetivo del estudio Qué es el piso de protección social? Por qué es importante el análisis de género? Lo que nos encontramos en la región La propuesta : conceptual

Más detalles

MUJER Y DISCAPACIDAD FÍSICA 1 Marta Allué

MUJER Y DISCAPACIDAD FÍSICA 1 Marta Allué MUJER Y DISCAPACIDAD FÍSICA 1 Marta Allué Antropóloga social 1 Conferencia presentada en el I Ciclo de Conferencias Discapacidad e Igualdad de Oportunidades del GIAT sobre Discapacidad de la Fundación

Más detalles

RECOMENDACIÓN DE NAIROBI

RECOMENDACIÓN DE NAIROBI Entidad sin fines de lucro, con Personería Jurídica (N 8167) Miembro de la Federación Internacional de Traductores (FIT) Miembro del Centro Regional de América Latina (CRAL-FIT) Miembro de la Federación

Más detalles

Papel de la mujer mayor en su entorno social y familiar. Estructura de contenido

Papel de la mujer mayor en su entorno social y familiar. Estructura de contenido Papel de la mujer mayor en su entorno social y familiar Ponencia Cristina García Comas CURSO AECID: MUJERES Y ENVEJECIMIENTO. NECESIDADES Y OPORTUNIDADES Cartagena de Indias, Colombia. 11-15 de julio de

Más detalles

LA ESCUELA ESCENARIO DE MULTIPLES DISCRIMINACIONES Y DE HOMOGENIZACIÓN CULTURAL

LA ESCUELA ESCENARIO DE MULTIPLES DISCRIMINACIONES Y DE HOMOGENIZACIÓN CULTURAL LA ESCUELA ESCENARIO DE MULTIPLES DISCRIMINACIONES Y DE HOMOGENIZACIÓN CULTURAL En la actualidad con el afianzamiento del proyecto homogenizador de la globalización, las inequidades históricas y la discriminación

Más detalles

Nociones Básicas sobre Medición. Ubicación: 1-4

Nociones Básicas sobre Medición. Ubicación: 1-4 Autor: Título: QUINTANA, Eva Nociones Básicas sobre Medición Ubicación: 1-4 Extensión: 4 páginas Año Publicación: 2008 Editor: Escuela Virtual Nociones Básicas Sobre Medición EN QUÉ CONSISTE LA MEDICIÓN?

Más detalles

MANUAL DEL VOLUNTARIADO FASFI - FUNDACIÓN AYUDA SOLIDARIA HIJAS DE JESÚS

MANUAL DEL VOLUNTARIADO FASFI - FUNDACIÓN AYUDA SOLIDARIA HIJAS DE JESÚS MANUAL DEL VOLUNTARIADO FASFI - FUNDACIÓN AYUDA SOLIDARIA HIJAS DE JESÚS INDICE 1. Introducción 3 2. Definición de voluntariado.... 3 3. Principios de la acción del voluntariado.. 4 4. Requisitos para

Más detalles

ANTECEDENTES. En mayo inicia el diligenciamiento de la ficha psicosocial con 25 cursos correspondientes a 16 programas académicos en las dos jornadas.

ANTECEDENTES. En mayo inicia el diligenciamiento de la ficha psicosocial con 25 cursos correspondientes a 16 programas académicos en las dos jornadas. CARACTERIZACIÓN SOCIO ECONÓMICA MUESTRA ESTUDIANTES DE I SEMESTRE DE LOS DIFERENTES PROGRAMAS ACADÉMICOS DE LA ESCUELA COLOMBIANA DE CARRERAS INDUSTRIALES - ECCI ANTECEDENTES Conocer las características

Más detalles

GOBIERNO DE PUERTO RICO DEPARTAMENTO DEL TRABAJO Y RECURSOS HUMANOS Hon. Miguel Romero Secretario del Trabajo EL DESEMPLEO

GOBIERNO DE PUERTO RICO DEPARTAMENTO DEL TRABAJO Y RECURSOS HUMANOS Hon. Miguel Romero Secretario del Trabajo EL DESEMPLEO GOBIERNO DE PUERTO RICO DEPARTAMENTO DEL TRABAJO Y RECURSOS HUMANOS Hon. Miguel Romero Secretario del Trabajo EL DESEMPLEO SRA. ELDA IVELISSE PARES ROSADO DIRECTORA NEGOCIADO DE ESTADÍSTICAS DEL TRABAJO

Más detalles

Principales hallazgos Encuesta Representaciones Sociales del Cuidado

Principales hallazgos Encuesta Representaciones Sociales del Cuidado Principales hallazgos Encuesta Representaciones Sociales del Cuidado Encuesta sobre representaciones sociales del cuidado Uruguay (2011) PRINCIPALES DIMENSIONES: Información sociodemográfica. Contacto

Más detalles

Atenea Amaro Arista Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Presentación

Atenea Amaro Arista Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Presentación LA INTEGRACIÓN DE ALUMNOS CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES A LA ESCUELA REGULAR COMO PARTE DE LOS PRINCIPIOS DE DIVERSIDAD E IGUALDAD EN EL DESARROLLO DE FUTUROS CIUDADANOS. Atenea Amaro Arista Universidad

Más detalles

Tema: Financiación para el Desarrollo

Tema: Financiación para el Desarrollo 1 Tema: Financiación para el Desarrollo SOBRE QUÉ TRATA ESTE BOLETÍN? Este es el primer número de una colección de cinco boletines que contienen una selección de recursos de información y bibliografía

Más detalles

DESIGUALDAD ECONÓMICA Y POBREZA EN COLOMBIA Eyleen Dayan Correa Montero, Soledad, Atlántico

DESIGUALDAD ECONÓMICA Y POBREZA EN COLOMBIA Eyleen Dayan Correa Montero, Soledad, Atlántico Tercer premio categoría Ensayo: DESIGUALDAD ECONÓMICA Y POBREZA EN COLOMBIA Eyleen Dayan Correa Montero, Soledad, Atlántico RESUMEN: La pobreza es una expresión de la desigualdad, ha sido considerada como

Más detalles

Una crítica feminista a la Ley de Dependencia. Consideraciones previas en torno al cuidado. La sociedad actual se configura

Una crítica feminista a la Ley de Dependencia. Consideraciones previas en torno al cuidado. La sociedad actual se configura 6 aquí y ahora Una crítica feminista a la Ley de Dependencia Ana Hernando El 21 de abril de 2006, el Consejo de Ministros aprobó el Proyecto de Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la

Más detalles

INSTITUTO INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS PROGRAMA MUJER Y DERECHOS HUMANOS ROLES SEXUALES, ROLES DE GÉNERO Y PODER. Dra. Laura Guzmán Stein

INSTITUTO INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS PROGRAMA MUJER Y DERECHOS HUMANOS ROLES SEXUALES, ROLES DE GÉNERO Y PODER. Dra. Laura Guzmán Stein INSTITUTO INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS PROGRAMA MUJER Y DERECHOS HUMANOS ROLES SEXUALES, ROLES DE GÉNERO Y PODER Dra. Laura Guzmán Stein Roles sexuales y roles de género: Significan lo mismo? La

Más detalles

Tiempo libre y género en cifras

Tiempo libre y género en cifras ANEXO Tiempo libre y género en cifras Este anexo ofrece el análisis de la información sobre el uso de tiempo de mujeres y hombres en México, tal y como aparece en la Encuesta Nacional sobre Trabajo, Aportaciones

Más detalles

MIDEPLAN MINISTERIO DE PLANIFICACION Y COOPERACION DIVISION SOCIAL

MIDEPLAN MINISTERIO DE PLANIFICACION Y COOPERACION DIVISION SOCIAL MIDEPLAN MINISTERIO DE PLANIFICACION Y COOPERACION DIVISION SOCIAL RESULTADOS DE LA VII ENCUESTA DE CARACTERIZACION SOCIOECONOMICA NACIONAL (CASEN ) DOCUMENTO Nº 9 SITUACION DE LOS JOVENES EN CHILE Santiago

Más detalles

Economía Solidaria e Inclusión Social

Economía Solidaria e Inclusión Social Reconsiderar la economía: nuevos conceptos y prácticas para otro bienestar Economía Solidaria e Inclusión Social 1 El punto de partida Si en algo estamos de acuerdo la mayoría de las personas, a estas

Más detalles

IV. Obstáculos para la equidad

IV. Obstáculos para la equidad IV. Obstáculos para la equidad Hay una serie de obstáculos que impiden la equidad porque impiden o limitan la participación de las mujeres en la construcción de formas distintas de relaciones. Estos son:

Más detalles

Trabajar en favor del cambio El enfoque del FIDA para la aplicación de la Plataforma de Acción de Beijing

Trabajar en favor del cambio El enfoque del FIDA para la aplicación de la Plataforma de Acción de Beijing Dar a la población rural pobre la oportunidad de salir de la pobreza Trabajar en favor del cambio El enfoque del FIDA para la aplicación de la Plataforma de Acción de Beijing El cómo y el por qué del género

Más detalles

La desigualdad de ingresos entre mujeres y hombres ha disminuido en la década, pero sigue siendo elevada

La desigualdad de ingresos entre mujeres y hombres ha disminuido en la década, pero sigue siendo elevada TEMAS ESPECIALES La desigualdad de ingresos entre mujeres y hombres ha disminuido en la década, pero sigue siendo elevada 22 Los diferenciales de remuneración siguen siendo una de las formas más persistentes

Más detalles

6. Cuestiones de género en de las metodologías de la medición

6. Cuestiones de género en de las metodologías de la medición 6. Cuestiones de género en de las metodologías de la medición Las estadísticas del trabajo se obtienen a partir de tres tipos de fuentes: encuestas de hogares, encuestas de establecimientos y registros

Más detalles

Proyecto Género y Pobreza : Avances en la propuesta para un sistema de indicadores

Proyecto Género y Pobreza : Avances en la propuesta para un sistema de indicadores Proyecto Género y Pobreza : Avances en la propuesta para un sistema de indicadores Octubre de 2011 www.coneval.gob.mx I D E A S C E N T R A L E S CONEVAL desarrolló una nueva metodología de medición multidimensional

Más detalles

ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJADOR DOMÉSTICO (22 DE JULIO) DATOS NACIONALES

ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJADOR DOMÉSTICO (22 DE JULIO) DATOS NACIONALES PÁGINA 1/11 ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJADOR DOMÉSTICO (22 DE JULIO) DATOS NACIONALES En México, 85 de cada 100 personas de 12 años o más dedican tiempo a realizar alguna actividad

Más detalles

TECNICATURA SUPERIOR EN GESTION DE OBRAS SOCIALES

TECNICATURA SUPERIOR EN GESTION DE OBRAS SOCIALES TECNICATURA SUPERIOR EN GESTION DE OBRAS SOCIALES DATOS GENERALES: Denominación de la carrera: Tecnicatura Superior en Gestión de Obras Sociales. Título que se otorga: Técnico Superior en Gestión de Obras

Más detalles