CUENTOS PARA LOS MÁS PEQUEÑOS. LOS TRES OSOS 1 Folclórico

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "CUENTOS PARA LOS MÁS PEQUEÑOS. LOS TRES OSOS 1 Folclórico"

Transcripción

1 CUENTOS PARA LOS MÁS PEQUEÑOS LOS TRES OSOS 1 Folclórico Hace mucho, mucho tiempo, en una pequeña casa en el bosque, vivían tres osos. Había una Mamá Osa. Había un Papá Oso. Y, por supuesto, había un Osito. Un día, Mamá Osa preparó tres platos de sopa. Puso los platos sobre la mesa. Cuando los osos se sentaron a tomar la sopa estaba MUY CALIENTE Así es que los tres osos fueron a dar un paseo mientras la sopa se enfriaba. Mientras los osos paseaban, llegó una niña. Su nombre era Ricitos de oro. Primero espió por la ventana. Luego golpeó la puerta. Luego entró. Había tres platos de sopa sobre la mesa. Primero probó la sopa de Papá Oso. Estaba MUY CALIENTE. Luego probó la sopa de Mamá Osa. Estaba MUY FRÍA. Luego probó la sopa de Osito. Estaba PERFECTA. Y entonces se la tomó TODA. Ricitos de Oro quiso sentarse. Primero se sentó en la silla de Papá Oso. Era MUY DURA. Luego se sentó en la silla de Mamá Osa. Era MUY BLANDA. Luego se sentó en la silla de Osito. Era PERFECTA. Y entonces se sentó... y la ROMPIÓ! Luego Ricitos de Oro subió al dormitorio. 1 Read MacDonald, Margaret (2001) Cuentos que van y vienen. Cómo inventar nuevos y narrar los favoritos de siempre. Buenos Aires: Aique. Profesora Matilde Orciuoli 1

2 Primero se acostó en la cama de Papá Oso. Era MUY DURA. Luego se acostó en la cama de Mamá Osa. Era MUY BLANDA. Luego se acostó en la cama de Osito. Era PERFECTA. Ricitos de oro se quedó dormida. Poco tiempo después, regresaron los tres osos. "ALGUIEN PROBÓ MI SOPA! dijo Papá Oso. "Alguien probó MI SOPA TAMBIÉN" dijo Mamá Osa. "Alguien probó mi sopa" dijo el Osito. "Y SE LA TOMÓ TODA!" y el Osito se puso a llorar. Luego los tres osos fueron a sentarse. "ALGUIEN SE HA SENTADO EN MI SILLA" dijo Papá Oso. "Alguien se ha sentado en MI SILLA TAMBIÉN" dijo Mamá Osa "Alguien se sentó en MI silla" dijo el Osito. "Y ME LA ROMPIÓ" y EL Osito se puso a llorar, otra vez. Luego los tres osos subieron al dormitorio. " ALGUIEN SE ACOSTÓ EN MI CAMA"! dijo Papá Oso. " Alguien se acostó en MI CAMA TAMBIÉN!" dijo Mamá Osa. " Alguien se acostó en MI cama..! dijo el Osito " Y ALLÍ ESTÁ DURMIENDO!" Al escuchar este grito, Ricitos de Oro se despertó. En cuanto vio a los tres osos se asustó tanto que salió corriendo muy rápido de la casa hacia el bosque. Los tres osos nunca volvieron a ver a Ricitos de Oro por allí 2 2 El formato de frases cortas con algunas palabras resaltadas y separación entre los párrafos, se denomina "etno poético". Esta es una forma de reproducir el lenguaje oral, permitiendo al lector intuir dónde el narrador realiza pausas, da énfasis o baja la voz. Profesora Matilde Orciuoli 2

3 EL GRILLO QUE QUERÍA TENER UNA CASITA Juana Teresita Costas Los tres vestidos de Fina Había una vez un grillito que quería tener una casita sólo para él. Vivía en un jardín lleno de flores y su lugar p referido era una enredadera que cubría los pies de una estatua. Pero esa era una casa demasiado grande para un grillo tan pequeño. Dónde encontrar una casita para el grillo! Una tarde, antes de que el sol se ocultara, salió de su escondite y descubrió con gran alegría una casita redonda y pequeña. Entonces cantó: Crí, crí, crí, crí mi casita está aquí? Al escuchar el canto del grillo, una cabeza con dos cuernitos se asomó y contestó: No, señor, no señor, es la casa del caracol. El grillito dio un salto alto, alto y desapareció. Pero fue a caer justito al lado de un nido pequeño y redondo. Entonces cantó: Crí, crí, crí, crí mi casita está aquí? Al escuchar el canto del grillo, una cabeza con un piquito se asomó y contestó: No, señor, no señor, es la casa del picaflor. El grillito dio un salto alto, alto y desapareció. Pero fue a caer justito sobre una rosa roja. Entonces cantó: Crí, crí, crí, crí mi casita está aquí? Como nadie le contestó, entró en la rosa roja y se quedó allí cantando: Crí, crí, crí, crí mi casita está aquí? Crí, crí, crí, crí mi casita está aquí? El grillito estaba tan escondido que el viento creyó que era la rosa que cantaba y llevó la noticia a todos los insectos y aves del jardín. Las mariposas y picaflores se tomaron las alitas y bailaron alrededor de la rosa roja Y así termina el cuento del único grillo cantor que encontró su casa en una flor. Profesora Matilde Orciuoli 3

4 LA GALLINITA ROJA 3 Folclórico Había una vez un gato, un perro, un ratón y una Gallinita Roja. " Qué les parece si sembramos trigo para hacer pan?" dijo la Gallinita Roja. " Buena idea!" dijo el gato. " Buena idea!" dijo el perro. " Buena idea!" dijo el ratón. " Quién sembrará el trigo?" preguntó la Gallinita Roja. " Yo no!" dijo el gato. " Yo no!" dijo el perro. " Yo no!" dijo el ratón. "Entonces lo haré yo misma" dijo la Gallinita Roja. Y así lo hizo. (El cuento es muy sencillo. Siga el mismo modelo para contar el resto de la historia) " Quién separará lo granos de trigo?" preguntó la Gallinita Roja. " Yo no!" dijo el gato. " Yo no!" dijo el perro. " Yo no!" dijo el ratón. "Entonces lo haré yo misma" dijo la Gallinita Roja. Y así lo hizo. (Termine la historia así:) " Quién comerá el pan?" preguntó la Gallinita Roja. " Yo!" dijo el gato. " Yo!" dijo el perro. " Yo!" dijo el ratón. " No, ustedes no lo harán!" dijo la Gallinita Roja. "Puedo hacerlo yo misma" Y así lo hizo. 3 Read MacDonald, Margaret (2001) Cuentos que van y vienen. Cómo inventar nuevos y narrar los favoritos de siempre. Buenos Aires: Aique. Profesora Matilde Orciuoli 4

5 EL HUEVITO María Guadalupe Allassia Colección La llavecita Biblioteca infantil Editorial Plus Ultra. Había una vez una rana que encontró un huevito. Estaba tan contenta que le dijo a la tortuga, que se hallaba tomando sol: Tortuga, Tortuga, yo encontré un huevito y a todos mis amigos los invito a comer. La Tortuga dijo: Gracias, Rana. Yo les avisaré. Y se fue caminando, caminando, caminando, hasta que encontró al conejo blanco entre unos pastitos verdes y tiernos, Conejo, Conejo. Vamos a ver, vamos a ver. La rana encontró un huevito y nos invita a comer. El Conejo dijo: Gracias, Tortuga. Y se fue corriendo, corriendo, corriendo, hasta que encontró a la abeja doradita entre unas flores amarillas. Abeja, Abeja. Vamos a ver, vamos a ver. La rana encontró un huevito y nos invita a comer. Gracias, Conejo. Y se fue zumbando, zumbando, zumbando, zumbando, hasta que encontró al pajarito azul, jugando en una rama. Pajarito, Pajarito. Vamos a ver, vamos a ver. La rana encontró un huevito y nos invita a comer. Profesora Matilde Orciuoli 5

6 El pajarito azul dijo: Gracias, Abeja. Y se fue volando, volando, volando, hasta que encontró a la gallina colorada picoteando un grano de maíz. Gallina, Gallina. Vamos a ver, vamos a ver. La rana encontró un huevito y nos invita a comer. Un huevito? preguntó asombrada la gallina. - Un huevito? Me parece que yo lo conozco Y se fue rápido a la casa de la rana que estaba al lado de la laguna. Allí estaban todos reunidos: la rana, la tortuga, el conejo, la abaja y el pajarito. La rana había puesto la mesa con un mantel blanco y en el medio de la mesa, sobre un plato grande estaba el huevito que iban a comer. Pero justo, justito en ese momento, llegó la gallina colorada y dijo: Vamos a ver, vamos a ver. Este huevito es mío y nadie lo va a comer! La rana entonces, preguntó: Y cómo sabemos que es tuyo, eh? A ver a ver La gallina colorada se acercó al huevito y le dijo casi en secreto: - Cloqui, cloqui, clo - con una voz dulce como una gota de miel. El huevito se movió un poco, hizo criqui, croqui, cruqui y se rajó entero. Enseguida un pollito amarillo asomó su cabeza y dijo: -Pío Pío - Ooooooooh! exclamaron todos - Qué lindo es! Los animalitos felicitaron a mamá gallina que se llevó a su hijo diciendo: -Cloqui, clori, clo. Y ustedes preguntarán: - Y los animalitos? Qué comieron? Qué hicieron? La rana les hizo una rica ensalada de flores de zapallo! Todos comieron muy felices y después se fueron a dormir conversando y comentando qué lindo es ver nacer un pollito. Profesora Matilde Orciuoli 6

7 POR QUÉ NO DUERMES, MANCHITA? Tim Warnes Editorial Sudamericana Es la primera noche que Manchita pasa en su nueva casa y le cuesta mucho dormirse. Intenta dormir boca arriba. También abrazada a su pingüino. Hasta acostada en el suelo Pero aunque pueba y prueba, no consigue quedarse dormida. AUUUUUUUUU. Los aullidos de Manchita despiertan al ratón, que entonces le pregunta: Por qué no duermes; Manchita? Quizá deberías contar las estrellas, como hago yo. Pero Manchita sólo sabe contar hasta uno, y eso no alcanza para hacerla dormir. Y ahora qué puede hacer? AUUUUUUUUU. Esta vez el aullido despierta al canario, que piando le dice: Por qué no duermes; Manchita? Yo siempre tomo un poco de agua antes de ir a la cama. Manchita va hasta su plato y toma un poco de agua. Y claro, al rato hace un charquito. Bueno... eso seguramentye no la va a ayudar. Y ahora qué puede hacer? AUUUUUUUUU. El aullido despierta al conejo, que con voz soñolienta le pregunta: Por qué no duermes; Manchita? Yo meto la cabeza en mi madriguera y siempre funciona. Manchita hunde la cabeza bajo su manta de manera que sólo la cola le queda afuera. Pero ahí dentro está demasiado oscuro......manchita tiene miedo y no se puede dormir. AUUUUUUUUU. La tortuga saca la cabeza de su caparazón. - Por qué no duermes; Manchita?-dice con un bostezo. A mí me gusta dormir cuando es de día y hay mucha luz. Profesora Matilde Orciuoli 7

8 A Manchita le encanta la idea... Y enciende la linterna! Entonces todos sus amigos gritan: Apaga la luz, Manchita! Ahora nosotros no podemos dormir! Pobre Manchita! Está tan cansada que no puede intentar nada más. Entonces a la tortuga se le ocurre una excelente idea. Ayuda a Manchita a meterse en la cama. Lo que la perrita necesita la primera noche en su nueva casa es...acurrucarse junto a sus nuevos amigos. Así, todos se quedan dormidos enseguida. Buenas noches, Manchita. Y felices sueños. Profesora Matilde Orciuoli 8

9 EL AUTO DE ANASTASIO Graciela Montes Anastasio tenía una auto amarillo con las ruedas rojas. Corría ligerito, ligerito por los caminos del campo. Puedo subir? preguntó un hipopótamo vestido de domingo. Sí, podés dijo Anastasio Voy a hacerte un lugarcito. Y siguieron andando. Puedo subir? pidió un oso hormiguero con sombrero de paja y guitarra al hombro. Sí, podés dijo Anastasio Vamos a hacerle un lugarcito. Y siguieron andando. Podemos subir? preguntaron dos zorros mochileros. Sí, pueden dijo Anastasio Vamos a hacerles un lugarcito. Y siguieron andando. Puedo subir? preguntó un gallo dorado con la cresta roja. Anastasio dijo que sí, y subieron un gallo, cinco gallinas y quince pollitos. Y siguieron andando. Puedo subir? preguntó un sapo con anteojos negros. Sí dijo Anastasio, y le hizo un lugarcito. Y siguieron andando. Puedo subir? preguntó una gusanita tan chiquita, pero tan chiquita, que casi no se veía en el suelo. Sí, podés dijo Anastasio. Pero en cuanto la gusanita subió, el auto hizo Puf!, se paró y ya no siguió andando. Vamos a tener que empujar! dijo Anastasio. Y entonces la gusanita y el sapo de anteojos negros, y los quince pollitos y las cinco gallinas y el gallo dorado con la cresta roja y los dos zorros mochileros y el oso hormiguero con sombrero de paja y guitarra al hombro y el hipopótamo vestido de domingo empujaron el auto. Bueno, ya llegamos dijo Anastasio. Gracias dijeron todos. Fue un viaje muy lindo. Y entonces todos se dijeron adiós y se fueron por acá, por allá, por los caminos del campo. Profesora Matilde Orciuoli 9

10 RATÓN MUY ALTO Y RATÓN MUY BAJO Arnold Lobel Historias de ratones Editorial Alfaguara Había una vez un ratón muy alto y un ratón muy bajo que eran buenos amigos. Cuando se encontraban Ratón Muy Alto decía: Hola, Ratón Muy Bajo!. Y Ratón Muy Bajo decía: Hola, Ratón Muy Alto!. Los dos amigos solían ir a pasear juntos. Cuando paseaban Ratón Muy Alto decía: Hola, pájaros! Y Ratón Muy Bajo decía: Hola, escarabajos! Cuando pasaban por un jardín Ratón Muy Alto decía: Hola, flores! Y Ratón Muy Bajo decía: Hola, raíces! Cuando pasaban delante de una casa Ratón Muy Alto decía: Hola, tejado! Y Ratón Muy Bajo decía: Hola, sótano! Un día a los dos ratones los pilló una tormenta. Ratón Muy Alto dijo: Hola, gotas de lluvia! Y Ratón Muy Bajo dijo: Hola, charcos!. Corrieron a casa para no mojarse. Hola, techo! dijo Ratón Muy Alto. Hola, suelo! -dijo Ratón Muy Bajo. Pronto pasó la tormenta. Los dos amigos corrieron a la ventana. Ratón Muy Alto aupó a Ratón Muy Bajo para que pudiese ver. Hola, arco iris! dijeron los dos juntos. Profesora Matilde Orciuoli 10

11 CUELLO DURO Elsa Bornemann Antología de cuentos Editorial Latina Aaay! No puedo mover el cuello! -gritó de repente la jirafa Caledonia. Y era cierto: no podía moverlo ni para un costado ni para el otro; ni hacia adelante ni hacia atrás... Su larguísimo cuello parecía almidonado. Caledonia se puso a llorar. Sus lágrimas cayeron sobre una flor. Sobre la flor estaba sentada una abejita. Llueve! -exclamó la abejita. Y miró hacia arriba. Entonces vio a la jirafa. Qué te pasa? Por qué estás llorando? Buaaa! No puedo mover el cuello! Quédate tranquila. Iré a buscar a la doctora doña vaca. Y la abejita salió volando hacia el consultorio de la vaca. Justo en ese momento, la vaca estaba durmiendo sobre la camilla. Al llegar a su consultorio, la abejita se le paró en la oreja y -Bsss... Bsss... Bsss... le contó lo que le pasaba a la jirafa. - Por fin una que se enferma! -dijo la vaca, desperezándose-. Enseguida voy a curarla. Entonces se puso su delantal y su gorrito blancos y fue a la casa de la jirafa, caminando como sonámbula sobre sus tacos altos. Hay que darle masajes aseguró más tarde, cuando vio a la jirafa. Pero yo sola no puedo. Necesito ayuda. Su cuello es muy largo. Entonces bostezó: - Muuuuuuaaa! y llamó al burrito. Justo en ese momento, el burrito estaba lavándose los dientes. Sin tragar el agua del buche debido al apuro, se subió en dos patas arriba de la vaca. Pero todavía sobraba mucho cuello para masajear! -Nosotros dos solos no podemos -dijo la vaca. Entonces, el burrito hizo gárgaras y así llamó al cordero. Justo en ese momento, el cordero estaba mascando un chicle de pastito. Casi ahogado por salir corriendo, se subió en dos patas arriba del burrito. Pero todavía sobraba mucho cuello para masajear! -Nosotros tres solos no podemos -dijo la vaca. Entonces, el cordero tosió y así llamó al perro. Justo en ese momento, el perro estaba saboreando su cuarta copa de sidra. Bebiéndola rapidito, se subió en dos patas arriba del cordero. Pero todavía sobraba mucho cuello para masajear! Profesora Matilde Orciuoli 11

12 -Nosotros cuatro solos no podemos -dijo la vaca. Entonces, al perro le dio hipo y así llamó a la gata. Justo en ese momento, la gata estaba oliendo un perfume de pimienta. Con la nariz llena de cosquillas, se subió en dos patas arriba del perro. Pero todavía sobraba mucho cuello para masajear! -Nosotros cinco solos no podemos -dijo la vaca. Entonces, la gata estornudó y así llamó a don Conejo. Justo en ese momento, don conejo estaba jugando a los dados con su coneja y sus conejitos. Por eso se apareció con la familia entera: su esposa y los veinticuatro hijitos en fila. Y todos ellos se treparon ligerito, saltando de la vaca al burrito, del burrito al cordero, del cordero al perro y del perro a la gata. Después, don Conejo se acomodó en dos patas arriba de la gata. Y sobre don conejo se acomodó su señora, y más arriba también -uno encima del otro- los veinticuatro conejitos. Ahora sí que podemos empezar con los masajes! -gritó la vaca-. Están listos muchachos? - Sí, doctora! -contestaron los treinta animalitos al mismo tiempo. - A la una... a las dos... y a las tres! Y todos juntos comenzaron a masajear el cuello de la jirafa Caledonia al compás de una zamba, porque la vaca dijo que la música también era un buen remedio para curar dolores. Y así fue como -al rato- la jirafa pudo mover su larguísimo cuello otra vez. - Gracias, amigos! -les dijo contenta-. Ya pueden bajarse todos. Pero no, señor. Ninguno se movió de su lugar. Les gustaba mucho ser equilibristas. Y entonces -tal como estaban, uno encima del otro- la vaca los fue llevando a cada uno a su casa. Claro que los primeros que tuvieron que bajarse fueron los conejitos, para que los demás no perdieran el equilibrio... Después se bajó la gata; más adelante el perro; luego el cordero y por último el burro. Y la doctora vaca volvió a su consultorio, caminando muy oronda sobre sus tacos altos. Pero ni bien llegó, se quitó los zapatos, el delantal y el gorrito blancos y se echó a dormir sobre la camilla. Estaba cansadísima! Profesora Matilde Orciuoli 12

13 DÓNDE ESTÁS, CARABÁS? Paula Martínez Los cuentos de la luciérnaga Centro Editor de América Latina Pollito Amarillo picoteaba entre la hierba buscando ricas semillas. De pronto se encontró con Carabás, un escarabajo marrón y reluciente como los caramelos de café, que le dijo: - Hola! -Hola -contestó Pollito Amarillo. Y se quedó mirando cómo el escarabajo trepaba por una planta de repollo y se sentaba sobre una hoja. Allí sentado miró a Pollito Amarillo de arriba a abajo, desde el pico a las patitas, de las patitas al pico y le preguntó: - Dónde vivís? -En el gallinero. - Al aire libre? Nooo. El gallinero tiene un techo que nos protege del frío, del calor, del viento y de la lluvia pero, además, nos metemos debajo de las plumas de mi mamá para estar más calentitos. Y vos, también te metés debajo de las plumas de tu mamá? Nooo! Mi mamá no tiene plumas. Y entonces, dónde vivís? - A que no adivinás! -Adivinar, cómo? -Tapáte los ojos, yo me escondo en mi casita y vos me buscás. Pollito Amarillo se tapó los ojos con las alitas y esperó a que Carabás le gritara: Ya está!. Entonces empezó a buscar y buscar mientras preguntaba: Dónde estás, Carabás? Dentro de esta flor? -No; esa es la casa del grillo. Dentro del hueco de este árbol? No; esa es la casa de la ardilla. Dentro de esta cascarita redonda? -No; esa es la casa del caracol. - Ya sé! Ahí hay un nidito muy chiquito. Esa es tu casita! -dijo Pollito Amarillo. - Nooo; esa es la casa del gorrión. Cómo haría yo para llegar tan alto? Buscá, buscá, pero no tan arriba. -No quiero, me cansé -dijo el pollito un poco enojado. - Querés que te ayude? -lo animó Carabás. -Bueno, si me ayudás te sigo buscando. Primero... en el charquito. -Frío frío -dijo Carabás. Entonces... detrás de la piedra marrón? Profesora Matilde Orciuoli 13

14 Tibio tibio -respondió Carabás. Debajo del montón de hojas secas! -exclamó Pollito Amarillo mientras corría ligero ligero en esa dirección. Caliente! -gritó Carabás entusiasmado. -Aquí hay un agujerito en la tierra. Carabás, estás aquí? Síii, aquí estoy! Esta es mi casita! Pollito Amarillo descubrió que Carabás y su familia vivían en una cuevita dentro de la tierra. Ahí el frío, el calor, el viento y la lluvia tampoco entraban porque tenía un portón de hojas y la tierra seca y blanda era tan calentita como las plumas de su mamá. Profesora Matilde Orciuoli 14

15 EL CHIVITO folclórico Esta era una viejecita que tenía un pequeño huerto. Allí cuidaba lechugas, coles y cebollas. Un día entró un chivito y mordía y comía sus plantitas y sus cebollitas. Salió la viejecita y le dijo que se fuera, pero el chivito la miró de frente y furioso la contestó. -Soy el chivito del chivatal y si me molestas te voy a dañar. La viejecita se fue llorando por el camino, diciendo: - Ay, ay, las cebollitas del cebollar! Y se encontró con el perro. Llorando le contó que el chivito no quería salir de su huerto. El perro le dijo: -No llore, viejita, ni por el chivito ni por la cebollita. Cuando llegaron al cebollar, el perro dijo: -Sal, chivito, sal. Y el chivito, mirándolo fijamente, le responde: -Soy el chivito del chivatal y si me molestas te voy a dañar. El perro le dijo a la viejecita que volvería otro día para ayudarle y se fue silbando. La viejecita volvió al camino llorando y diciendo: - Ay, ay, las cebollitas del cebollar! Y se encontró con el toro. Llorando le contó que el chivito no quería salir de su huerto. El toro le dijo: -No llore, viejita, ni por el chivito ni por la cebollita. Cuando llegaron al cebollar, el toro le dijo: -Sal, chivito, sal. Y el chivito, mirándolo fijamente y bajando la cabeza, contestó: -Soy el chivito del chivatal y si me enfurezco te voy a dañar. El toro dijo a la viejecita que volvería otro día para ayudarle y se fue suspirando. La viejecita volvió al camino llorando y lamentándose: - Ay, ay, las cebollitas del cebollar! Y se encontró con una hormiga delgada de cintura. Llorando le contó que el chivito no quería salir de su huerto, y la hormiguita dijo: -No llore, viejita, ni por el chivito ni por la cebollita. Cuando llegaron, la hormiguita se acercó al chivito y le dijo muy bajito: Profesora Matilde Orciuoli 15

16 -Sal, chivito, sal. Y el chivito, rojos sus ojos: -Soy el chivito del chivatal y si me enojas te voy a dañar. Y la hormiguita, plantándose: -Pues yo soy hormiguita del hormigal y si te pico vas a llorar. El chivito no quiso oírla y siguió comiendo lechugas y cebollas. La hormiga trepó por las barbas del chivito y le picó a todo picar. El chivito, sorprendido y dolorido, salió disparado balando, balando, balando, hasta que se perdió de vista por el camino. La hormiga volvió pasito a paso a la casa de la viejecita. La viejecita le regaló un saco de trigo, pero la hormiguita aceptó tres granos y se fue. Y entra por el sano y sale por el roto; el que quiere venga y me cuente otro. Profesora Matilde Orciuoli 16

17 PURO CUENTO DEL CARACOL BÚ Laura Devetach Monigote en la arena Editorial Colihue Cuando el caracol Bú se cansó de su casita que parecía un cucurucho, se la sacó y la dejó sobre una piedra. Una piedra de cuento, de un jardín de cuento, donde todo es puro cuento. Ese día el jardín redondo tenía un sol de girasol y tres nubes de ovejitas blancas. Bú salió contento a buscar una casa nueva. Debajo de un pastito encontró un grano de maíz amarillo, panzoncito y con nariz blanca. Qué grano tan pupipu! -dijo, y se lo puso para que fuera su casa. Bú probaba su casa nueva por los canteros. Iba muy tranquilo, caminando como caminan los caracoles, que es más despacito que no sé qué, cuando saltó el sapo y lo saludó: Adiós, señora lombriz con un maíz arriba! Colelo! -contestó Bú muy ofendido, con los cuernos un poquito colorados. Y siguió probando su casita nueva. Después lo vio el grillo y le dijo: Adiós, señor tallarín con un maíz arriba! Colelo! -contestó Bú con los cuernos más colorados todavía. Y siguió paseando por la yerbabuena que tenía olor verde y mucha pelusita. Después se encontró con la tortuga, que lo saludó: Adiós, señor piolín con un maíz arriba! Colelo! -contestó Bú con los cuernos coloradísimos. Y para que no lo confundieran más con lombrices, tallarines o piolines con un maíz arriba, se sacó el maíz y lo guardó para adorno. Se puso a buscar otra casa. Se probó una cáscara de maní, pero el balcón lo tapaba entero y no podía sacar los cuernos al sol de girasol. Después probó un pedacito de tiza que parecía una torre. Pero no le gustó porque no tenía campanas ni pajaritos. Después un botón que dejaba pasar el viento. Y un papelito que se voló. Y una hoja seca que hacía mucho ruido. Y un jazmín cabeza para abajo. Y una cáscara de nuez patas para arriba. Y una caja de fósforos grande como un chanchito. Y así Bú dio la vuelta al jardín redondo. Por fin, sobre una piedra, vio su cucurucho blanco que le gustó otra vez y se lo puso. Profesora Matilde Orciuoli 17

18 Col col! -dijo muy contento. El cucurucho no le quedaba ni chico ni grande, ni puntiagudo. Entonces se lo dejó puesto. Y en la punta lo adornó con el grano de maíz. Cuenta el cuento del jardín redondo que cuando brilla la luna de pastilla de naranja, Bú sale a pasear. Los bichitos lo saludan: Adiós caracol con un maíz arriba! Y Bú contesta: Col col! Está muy contento paseando su casa, que se pone y se saca, porque, después de todo, a quién no le gusta ponerse y sacarse su casa alguna vez? Profesora Matilde Orciuoli 18

19 UN BOTÓN PERDIDO Arnold Lobel Sapo y Sepo son amigos Editorial Alfaguara Sapo y Sepo se fueron a dar un largo paseo. Caminaron por un extenso prado. Caminaron por el bosque. Caminaron a lo largo del río. Al final volvieron a casa, a la casa de Sepo. Ah, maldición! -dijo Sepo-. No sólo me duelen los pies, sino que he perdido un botón de la chaqueta. No te preocupes -dijo Sapo-. Volveremos a todos los sitios por donde anduvimos. Pronto encontraremos tu botón. Volvieron al extenso prado. Empezaron a buscar el botón entre la hierba alta. Aquí está tu botón! -gritó Sapo. Ése no es mi botón -dijo Sepo-. Ese botón es negro. Mi botón era blanco. Sepo se metió el botón negro en el bolsillo. Un gorrión bajó volando. Perdona -dijo el gorrión-. Has perdido un botón? Yo encontré uno. -Ése no es mi botón -dijo Sepo-. Ese botón tiene dos agujeros. Mi botón tenía cuatro agujeros. Sepo se metió el botón de dos agujeros en el bolsillo. Volvieron al bosque y miraron por los oscuros senderos. Aquí está tu botón -dijo Sapo. Ése no es mi botón -dijo Sepo-. Ese botón es pequeño. Mi botón era grande. Sepo se metió el botón pequeño en el bolsillo. Un mapache salió de detrás de un árbol. He oído que estabais buscando un botón -dijo-. Aquí tengo uno que acabo de encontrar. Ése no es mi botón! -se quejó Sepo-. Ese botón es cuadrado. Mi botón era redondo. Sepo se metió el botón cuadrado en el bolsillo. Sapo y Sepo volvieron al río. Buscaron el botón en el fango. Aquí está tu botón -dijo Sapo. - Ése no es mi botón! -gritó Sepo-. Ese botón es fino. Mi botón era gordo. Sepo se metió el botón fino en el bolsillo. Estaba muy enfadado. Saltaba sin parar y chillaba: Profesora Matilde Orciuoli 19

20 El mundo entero está cubierto de botones y ninguno es el mío! Sepo se fue corriendo a casa y dio un portazo. Allí, en el suelo, vio su botón blanco, con cuatro agujeros, grande, redondo y gordo. Oh! -dijo Sepo-. Estuvo aquí todo el tiempo. Cuántas molestias le he causado a Sapo. Sepo sacó todos los botones del bolsillo. Tomó la caja de la costura de la repisa. Sepo cosió los botones por toda la chaqueta. Al día siguiente Sepo le dio su chaqueta a Sapo. Sapo pensó que la había dejado preciosa. Se la puso y saltó de alegría. No se cayó ni un botón. Sepo los había cosido muy bien. Profesora Matilde Orciuoli 20

21 EL VENDEDOR DE GORRAS Cuento folclórico europeo Adaptación de Elsa Bornemann Había una vez un vendedor de gorras. Vendía gorras verdes, marrones, azules y rojas. Y las llevaba sobre la cabeza! Primero se ponía su propia gorra rayada; encima de ésta, apilaba las cinco gorras verdes; después, las cinco marrones; más arriba, las cinco azules y arriba de todo, las cinco gorras rojas. Un día, el vendedor se sintió cansado y triste porque no había vendido ni siquiera una gorra: ni una verde, ni una marrón, ni una azul, ni una roja. Entonces, abandonó el pueblo en donde nadie necesitaba sus gorras y caminó y caminó hasta que llegó al campo. Allí encontró un gran árbol y se sentó a la sombra. Se sacó las gorras y las contó. Las tenía todas: la suya, rayada; las verdes, las marrones, las azules y las rojas. Pero como no había vendido ninguna, no tenía dinero para comprar comida. Paciencia pensó, mientras volvía a ponérselas-. Venderé alguna esta tarde. Y se quedó dormido. Se despertó sintiéndose mucho mejor y enseguida levantó un brazo para tocar la pila de gorras. Pero sólo le quedaba una! Sólo su gorra rayada! Se levantó de un salto y empezó a buscarlas. Pero no aparecía ni una gorra verde, ni una marrón, ni una azul, ni una roja... Miró entonces hacia la copa del árbol... y allí estaban todas sus gorras! Cada una puesta en la cabeza de un mono! - Monos ladrones! gritó el vendedor-. Devuélvanme mis gorras! Los monos no le contestaron nada. Eh! Me oyen? Devuélvanme mis gorras! gritó entonces el vendedor, amenazándolos con el puño. Los monos le mostraron entonces su puños, pero no le devolvieron las gorras. Enojado, el vendedor pegó una patada en el suelo y exclamó: - No me hagan burla, monos feos! Todos los monos pegaron una patada sobre las ramas y le dieron la espalda. Desesperado, el vendedor se quitó entonces su gorra rayada y la arrojó sobre el suelo mientras les decía: - Aquí tienen otra más, ladrones! Y ya se marchaba cuando vio que los monitos se sacaban las gorras y las tiraban al suelo, tal como él había hecho. En un segundo, todas sus gorras estaban sobre el pasto. Entonces el vendedor se apuró a recogerlas y a colocarlas otra vez sobre su cabeza: primero, se puso la gorra rayada; encima de ésta, las verdes; después, las marrones; más arriba, las azules y, arriba del todo, las rojas. Profesora Matilde Orciuoli 21

22 Y silbando contento se puso en marcha rumbo a otro pueblo, para venderlas y poder comprar su comida. Profesora Matilde Orciuoli 22

23 QUÉ SE PONDRÁ OSITO? Else Minarik Editorial Alfaguara - Qué frío! dijo mamá Osa -. Mira la nieve, Osito. -Mamá Osa, tengo frío dijo Osito. -Vete, frío dijo mamá Osa-, que mi Osito es mío. Mamá Osa cosió algo para Osito. -Mira, Osito le dijo-. Tengo algo para ti. - Qué bien! dijo Osito. -Es un gorro para el frío. - Qué bien, qué bien, qué bien! dijo Osito-. Fuera, frío, que mi gorro es mío! Osito volvió a casa. - Qué te pasa, Osito? -Tengo frío dijo Osito. -Vete, frío dijo mamá Osa-, que mi Osito es mío. Mamá Osa cosió otra cosa para Osito. -Mira, Osito le dijo-. Tengo algo para ti. - Qué bien, un abrigo para el frío! dijo Osito-. Fuera, frío, que el abrigo es mío! Y se fue a jugar. Osito volvió a casa otra vez. - Qué te pasa, Osito? -Tengo frío dijo Osito. -Vete, frío dijo mamá Osa-, que mi Osito es mío. Entonces mamá Osa cosió otra cosa para Osito. -Mira, Osito le dijo-. Tengo algo para ti. Póntelo y no tendrás frío. - Qué bien, qué bien, qué bien! dijo Osito-. Un pantalón para la nieve! Fuera, frío, que el pantalón es mío! Y Osito se fue a jugar. Osito volvió a casa otra vez. - Qué te pasa, Osito? -Tengo frío dijo Osito. -Vete, frío dijo mamá Osa-, que mi Osito es mío. Profesora Matilde Orciuoli 23

24 - Osito mío dijo mamá Osa-, tienes un gorro, tienes un abrigo, tienes un pantalón para la nieve. Quieres tener también un abrigo de piel? - Sí! dijo Osito-. Quiero también un abrigo de piel. Entonces mamá Osa le quitó el gorro, el abrigo, el pantalón para la nieve y le dijo: - Ea! Ya tienes abrigo de piel... no tendré frío. - Qué bien, qué bien, qué bien! dijo Osito-. Ya tengo un abrigo de piel! Ahora ya Y, efectivamente, ya no tuvo frío. Qué les parece? Profesora Matilde Orciuoli 24

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

EN SU BANCO DEL PARQUE

EN SU BANCO DEL PARQUE EN SU BANCO DEL PARQUE Era su primer día. Estaba muy emocionado. Sabía que iba a pasar allí mucho tiempo, posiblemente el resto de sus días, pero estaba en un parque y eso le alegraba, pues había oído

Más detalles

doc-pegatinas PEGA Y DESCUBRE.qxp 23/07/2009 18:53 PÆgina 1 EdiRights

doc-pegatinas PEGA Y DESCUBRE.qxp 23/07/2009 18:53 PÆgina 1 EdiRights ights doc-pegatinas PEGA Y DESCUBRE.qxp 23/07/2009 18:53 PÆgina 1 BOSQUE.qxp 21/02/2008 14:25 PÆgina 1 Mis son enormes, lo veo todo, lo que más me gusta es la Durante el duermo. Tengo un gran que me sirve

Más detalles

No me gusta que seas tan golosa. Es de muy mala educación comer con los dedos. Además, tenemos que esperar a la abuelita.

No me gusta que seas tan golosa. Es de muy mala educación comer con los dedos. Además, tenemos que esperar a la abuelita. 1 CAPERUCITA ROJA El escenario representa: a la derecha la casa de Caperucita, en la que se ven una mesa y tres sillas, dispuestas de modo que ninguna da la espalda a los espectadores, sobre la mesa, una

Más detalles

Mi libro de oración 1

Mi libro de oración 1 Mi libro de oración 1 Una de las formas para prepararse para recibir a Jesús es rezar y pasar más tiempo con él. De esa manera puedo ser más amigo suyo como lo fueron los discípulos hace ya más de 2.000

Más detalles

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el El violín mágico Había una vez un carbonero que vivía en un bosque y se llamaba Jeromir. Era alto como un árbol y muy fuerte. Y su hijo se llamaba Josa. Pero Josa era pequeñito y ni pizca fuerte. Esto

Más detalles

Estaba aún dormida, pero sentía que se

Estaba aún dormida, pero sentía que se Estaba aún dormida, pero sentía que se alzaba del sueño exactamente como un globo: como si fuera un pez de colores en una pecera de sueño, alzándose más y más a través de las tibias aguas del adormecimiento

Más detalles

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO.

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. 1 Puente la reina es un pueblo montañoso de Navarra. En éste pueblecito precioso y lleno de vegetación, el aire que se respira es sano. Hay un

Más detalles

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE Todo comienza en un Hospital en el que acaba de nacer una bebé a quien le pusieron Matilde. Ella siempre fue diferente a los demás, por ejemplo cuando nació en vez de llorar,

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

La gama ciega. Su madre le hacía repetir todas las mañanas, al rayar el día, la oración de los venados. Y dice así:

La gama ciega. Su madre le hacía repetir todas las mañanas, al rayar el día, la oración de los venados. Y dice así: La gama ciega Home/Portal Había una vez un venado una gama, que tuvo dos hijos mellizos, cosa rara entre los venados. Un gato montés se comió a uno de ellos, y quedó sólo la hembra. Las otras gamas, que

Más detalles

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 1 CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 2 Para Moroiá no había peor compromiso que ser hijo del cacique. Todos estaban pendientes de él, de sus buenas o malas acciones. Sobre todo de las malas, porque

Más detalles

Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los

Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los UN CUENTO AL DÍA Una verdadera maravilla Por Cecilia Beuchat. +4 Ilustración, Maya Hanisch años Ese año la primavera había llegado más hermosa que nunca, y los árboles, los prados y los jardines se cubrieron

Más detalles

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños

www.portadoresdebendicion.com.mx KidS ZoNe adivinanzas! Ministerio para niños KidS adivinanzas! Ministerio para niños Disfruta de estas adivinanzas Dicen que soy rey y no tengo reino; dicen que soy rubio y no tengo pelo; afirman que ando y no me meneo; arreglo relojes sin ser relojero.

Más detalles

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar Lolita Bosch El niño q u e quería matar Para A.M. Uno Me llamo Max, tengo catorce años y paso mucho más miedo que los otros niños. Porque a veces se me ocurren unas cosas muy extrañas que no sé qué son,

Más detalles

Pinocho Autor: Carlo Collodi

Pinocho Autor: Carlo Collodi www.soncuentosinfantiles.com Pinocho Autor: Carlo Collodi Erase una vez, un carpintero llamado Gepetto, decidió construir un muñeco de madera, al que llamó Pinocho. Con él, consiguió no sentirse tan solo

Más detalles

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír.

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír. El secreto má gico Quieres que te cuente un secreto? Existe una isla en el Océano Pacífico que es un lugar muy, muy especial. Allí, las personas tienen algo que todo el mundo desearía tener: Magia! Es

Más detalles

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA Era una vez un granjero sabio y bueno que gustaba de cuidar a las aves, subir a la montaña y contemplar el vuelo de las águilas. Un día, al bajar de la montaña, llegó a unas

Más detalles

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons LA OLA Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Desde hace unos días cuando le tiro la pelota a Chispa, no sale corriendo a por ella para luego volver a traérmela. Los papás me han dicho

Más detalles

1. Comprender un cuento

1. Comprender un cuento LENGUA (5 AÑOS) NOMBRE FECHA DE NACIMIENTO CURSO COMPRENSIÓN 1. Comprender un cuento Mamá fue a la peluquería y dejó a sus hijos en casa jugando. De pronto, el gato se puso a correr en dirección a la calle.

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

Oso perezoso CANTANDO APRENDO A HABLAR 4 14 CANCIONES

Oso perezoso CANTANDO APRENDO A HABLAR 4 14 CANCIONES CANTANDO APRENDO A HABLAR 4 14 CANCIONES Oso perezoso Oso perezoso mueve tu cabeza Y yo voy a darte rica miel espesa Mueve tu cabeza, mueve tu cabeza Mueve tu cabeza, toma miel espesa Oso perezoso levanta

Más detalles

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

Pagina nueva 1 BESOS A MAMÁ

Pagina nueva 1 BESOS A MAMÁ Versión imprimible (pdf) BESOS A MAMÁ He aprendido mamaíta Que dos y dos hacen cuatro cuánto es un millón de besos y dos millones de abrazos? Esto es lo que quiero darte, Pero yo no se contar Voy a empezar

Más detalles

Adaptación del cuento Tomasa y Cubanito de Liana Castello

Adaptación del cuento Tomasa y Cubanito de Liana Castello TOMASA Y POPELÍN Tomasa era una hormiguita muy trabajadora, alegre y sobre todo muy responsable y cuidadosa. Tenía su hogar, al que ella llamaba su mundo chiquito. El mundo de Tomasa estaba formado por

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937)

La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937) La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937) HABÍA UNA VEZ en una colmena una abeja que no quería trabajar, es decir, recorría los árboles uno por uno para tomar el jugo

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS Ariane Percque Nolwenn Pelwen Erase una vez, une chica muy normal, de 22 años. Era rubia, tenía los ojos azules, era alta, delgada y vivía sola en un apartamento en Nueva

Más detalles

El par de zapatos. Pierre Gripari

El par de zapatos. Pierre Gripari El par de zapatos Pierre Gripari Había una vez un par de zapatos que estaban casados. El zapato derecho, que era el señor, se llamaba Nicolás. Y el zapato izquierdo, que era la señora, se llamaba Tina.

Más detalles

EL VENDEDOR DE GORRAS ILUSTRADO POR DIEGO PARÉS

EL VENDEDOR DE GORRAS ILUSTRADO POR DIEGO PARÉS EL VENDEDOR DE GORRAS ILUSTRADO POR DIEGO PARÉS PROVINCIA DE BUENOS AIRES Gobernador Dn. Daniel Scioli Vicegobernador Lic. Gabriel Mariotto Directora General de Cultura y Educación Dra. Silvina Gvirtz

Más detalles

Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS

Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS 1. FÓSFOROS encender patinar quemar 2. ZAPATO caminar sonarse correr 3. VASO beber encender derramar 4. CLAVEL telefonear oler marchitar 5. ROPA

Más detalles

CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN

CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN 17 CANCIONES BUENOS DÍAS SEÑOR SOL Buenos días señor sol Como está usted este día Buenos días señor sol Amanece, buenos días. Buenos días, buenos días. Amanece: Buenos días.

Más detalles

Tema 1 LA HIGIENE PERSONAL

Tema 1 LA HIGIENE PERSONAL Tema 1 LA HIGIENE PERSONAL 1 Objetivo: Fomentar la autonomía en los hábitos de higiene, vestimenta y alimentación. Materiales: Fichas 1 y 2 Debemos educar a los alumnos, desde los primeros años de vida,

Más detalles

LAS EMPRESAS QUE JUGABAN CON LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MUNDO

LAS EMPRESAS QUE JUGABAN CON LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MUNDO LAS EMPRESAS QUE JUGABAN CON LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MUNDO Sólo faltaban 10 días para la víspera de Reyes magos y Alba estaba muy excitada. Se pasaba todo el día pensando qué les pediría. Todavía no

Más detalles

Una mujer muy fea va al médico y le dice: Doctor, tengo complejo de fea. El médico le contesta: tranquila, no tiene usted ningún complejo.

Una mujer muy fea va al médico y le dice: Doctor, tengo complejo de fea. El médico le contesta: tranquila, no tiene usted ningún complejo. CHISTES DE MÉDICOS Una vieja va al medico: - Doctor, doctor, tengo muchos gases; pero lo bueno es que no huelen, ni se oyen; si no mire usted, me acabo de tirar como veinte y usted ni cuenta se ha dado.

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

ARBOLES EN EL UNIVERSO

ARBOLES EN EL UNIVERSO ARBOLES EN EL UNIVERSO Como todas las mañanas, Alejandro se dispone a desplazarse al Centro Integrado para la Dependencia de la calle Extremadura de Valladolid, lugar donde trabaja su padre. Es un día

Más detalles

COMUNICACIÓN. Cuándo fue María a buscar semillas? a. Cuando llegó a su casa. b. Al salir de la escuela. c. Antes de ir al campo.

COMUNICACIÓN. Cuándo fue María a buscar semillas? a. Cuando llegó a su casa. b. Al salir de la escuela. c. Antes de ir al campo. COMUNICACIÓN En qué lugar de la escuela se pondrán las vacunas? a. En la dirección de la escuela. b. En el aula de segundo grado. c. En todas las aulas de la escuela. Para qué se escribió este aviso? a.

Más detalles

(Poner dibujo del cuervo desplegando sus plumas, y abriendo su pico, y en pedazo de queso cayendo al suelo, el zorro mirando hacia el pedazo de queso)

(Poner dibujo del cuervo desplegando sus plumas, y abriendo su pico, y en pedazo de queso cayendo al suelo, el zorro mirando hacia el pedazo de queso) El cuervo y el zorro (Poner dibujo de un árbol en una rama sobresaliente un enorme cuervo con un trozo de queso en su pico, al costado de un camino y abajo un zorro sentado en sus patas traseras mirando

Más detalles

Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas

Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas carreras entre gotas en el cristal, deslizándose delicadamente, sin pausa pero sin prisa, siguiendo su curso. Es increíble

Más detalles

Concurso Hablemos del deporte (CONADE, 2011) Categoría Infantil 7-9 años; El Deporte y yo; Cuento o relato biográfico. MI HISTORIA ACUÁTICA

Concurso Hablemos del deporte (CONADE, 2011) Categoría Infantil 7-9 años; El Deporte y yo; Cuento o relato biográfico. MI HISTORIA ACUÁTICA Concurso Hablemos del deporte (CONADE, 2011) Categoría Infantil 7-9 años; El Deporte y yo; Cuento o relato biográfico. MI HISTORIA ACUÁTICA por Agustina De La Mar Agustina estaba acostadita en su cama,

Más detalles

Completa las frases escribiendo el nombre del dibujo

Completa las frases escribiendo el nombre del dibujo / Mi primo se puso la... para ir a la montaña / El niño pequeño toma el... todas las tardes / El... está lleno de aceitunas para hacer aceite / Mi abuelo lleva un... cuando anda por la calle / En el cielo

Más detalles

Rosa es una niña muy simpática. Siempre tiene una sonrisa para todo el mundo, y lo que más le gusta en la vida es vestirse con ropas de colores.

Rosa es una niña muy simpática. Siempre tiene una sonrisa para todo el mundo, y lo que más le gusta en la vida es vestirse con ropas de colores. 1 2 Rosa es una niña muy simpática. Siempre tiene una sonrisa para todo el mundo, y lo que más le gusta en la vida es vestirse con ropas de colores. A Rosa también le gusta salir a pasear al parque. Lo

Más detalles

Lee el siguiente extracto y responde las preguntas 1, 2, 3, 4, 5, y 6: EL MUNDIAL DEL 62

Lee el siguiente extracto y responde las preguntas 1, 2, 3, 4, 5, y 6: EL MUNDIAL DEL 62 ENSAYO SIMCE 01 ABRIL 2006 LENGUAJE Y COMUNICACIÓN 4º Básico Instrucciones: Lee con mucha atención cada pregunta, no olvides marcar tus respuestas en la hoja de respuestas. Recuerda que solo una es la

Más detalles

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas RESPETO No sentirse respetado 1. Cuando intentaba usar ropa diferente, mis papás se burlaban de mí. 2. No podía decir

Más detalles

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Los objetivos de esta sesión son: Repasar las emociones trabajadas a lo largo del curso. Definirse a sí mismo. Iniciar algunas técnicas de relajación

Más detalles

En Mali, los Jalis son las personas encargadas de contar las historias de memoria, para que vayan pasando de generación en generación.

En Mali, los Jalis son las personas encargadas de contar las historias de memoria, para que vayan pasando de generación en generación. En Mali, los Jalis son las personas encargadas de contar las historias de memoria, para que vayan pasando de generación en generación. Malí Había una vez un Jefe de pueblo, que tenía muchos bienes, como

Más detalles

La caperucita roja. Cuentos para contar en el Pequeño Teatro de Sombras

La caperucita roja. Cuentos para contar en el Pequeño Teatro de Sombras Cuentos para contar en el Pequeño Teatro de Sombras La caperucita roja Adaptación del cuento en formato de texto teatral, puedes añadir todas las variaciones y ampliaciones que te gusten. El Pequeño Teatro

Más detalles

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme!

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme! La historia de la flor de la Nochebuena Hace muchos años, vivía una chica en las montañas de México en un pueblo muy pequeño. Se llamaba Lucida. Un día antes de la Navidad, el Padre Álvarez vino a la casa

Más detalles

Actividad 4. Cuidamos de las plantas y los animales. DURACIÓN AGRUPAMIENTOS RECURSOS ESPACIOS Dependiendo de la actividad seleccionada

Actividad 4. Cuidamos de las plantas y los animales. DURACIÓN AGRUPAMIENTOS RECURSOS ESPACIOS Dependiendo de la actividad seleccionada ANEXO 17 Actividad 4. Cuidamos de las plantas y los animales. DURACIÓN AGRUPAMIENTOS RECURSOS ESPACIOS Dependiendo de la actividad seleccionada Varios Varios Patio/Aula Rincón del derecho a crecer en un

Más detalles

Reglas del juego PREPARACIÓN. Casas. Panadería. Carnicería Colegio Ayuntamiento Torre. Madera Cereal Ladrillo

Reglas del juego PREPARACIÓN. Casas. Panadería. Carnicería Colegio Ayuntamiento Torre. Madera Cereal Ladrillo 2 El padre de Inga fabrica ladrillos. Primero coge barro húmedo de la tierra, y luego le da forma de ladrillo. Después mete los ladrillos en un horno. En el horno, el calor vuelve los ladrillos de color

Más detalles

Por esto la gotita, desde que había salido de la nube en forma de lluvia, no queriendo hacer compañía a las ratas de una cloaca o tener que soportar

Por esto la gotita, desde que había salido de la nube en forma de lluvia, no queriendo hacer compañía a las ratas de una cloaca o tener que soportar LA GOTA DE AGUA Para niños y niñas de 6 años. Escrito por Asja Olga Schalekamp con ilustraciones de Muriel Ten Cate. Hay más cuentos de Asja Schalekamp. Copyright: Asja Schalekamp 2011 y digiboeken.org/paraplu

Más detalles

COLAGIO TERESIANO REINA DEL CARMELO MATERIALES MES DE MAYO PARA ELABORAR CUARTOS DE HORA PRIMARIA MATERIALES CUARTOS DE HORA MES DE MAYO

COLAGIO TERESIANO REINA DEL CARMELO MATERIALES MES DE MAYO PARA ELABORAR CUARTOS DE HORA PRIMARIA MATERIALES CUARTOS DE HORA MES DE MAYO COLAGIO TERESIANO REINA DEL CARMELO MATERIALES MES DE MAYO PARA ELABORAR CUARTOS DE HORA PRIMARIA MATERIALES CUARTOS DE HORA MES DE MAYO 3 de mayo: Alegría Empezamos el mes de mayo!, y como todos ya saben,

Más detalles

CUENTOS PARA EL HOSPITAL. Textos de Ana Mª García de Motiloa Gámiz. Ilustraciones de Patricia Nagashiro Vaca

CUENTOS PARA EL HOSPITAL. Textos de Ana Mª García de Motiloa Gámiz. Ilustraciones de Patricia Nagashiro Vaca CUENTOS PARA EL HOSPITAL Textos de Ana Mª García de Motiloa Gámiz Ilustraciones de Patricia Nagashiro Vaca Para todos los niños y niñas que atraviesan por una enfermedad oncológica. Textos de Ana Mª García

Más detalles

Las Medias de los Flamencos

Las Medias de los Flamencos Las Medias de los Flamencos (Horacio Quiroga) Cierta vez las víboras dieron un gran baile. Invitaron a las ranas y a los sapos, a los flamencos y a los yacarés y a los pescados. Los pescados, como no caminan,

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº2 Planificación para la lectura en voz alta del cuento Juan sin miedo Hermanos Grimm Objetivos de Aprendizaje (OA) Comprender y disfrutar versiones completas de obras de literatura, leídas por

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº1 Planificación para la lectura en voz alta del cuento La tortilla corredora (Anonimo) Objetivos de Aprendizaje (OA) Disfrutar de obras de literatura infantil mediante la audición atenta de narraciones

Más detalles

superhéroe canino Troika: superhéroe canino www.readinga-z.com Visite www.readinga-z.com para obtener miles de libros y materiales.

superhéroe canino Troika: superhéroe canino www.readinga-z.com Visite www.readinga-z.com para obtener miles de libros y materiales. Troika: superhéroe canino Un libro de lectura de Reading A Z Nivel O Número de palabras: 1,125 L E C T U R A O superhéroe canino Escrito por Robert Charles y Elizabeth Austin Ilustrado por John Kastner

Más detalles

SEAMOS AGRADECIDOS ENTRA LA MADRE: Y MÁS PANZA, CLARO CUANDO TENÍAS EL VIEJO COCHE, TE IVAS HASTA EL SUPERMERCADO PARA UNA SOLA BOLSITA.

SEAMOS AGRADECIDOS ENTRA LA MADRE: Y MÁS PANZA, CLARO CUANDO TENÍAS EL VIEJO COCHE, TE IVAS HASTA EL SUPERMERCADO PARA UNA SOLA BOLSITA. SEAMOS AGRADECIDOS Títeres Jesús es tu amigo Usado con permiso PROPÓSITO: Enseñar a los niños a valorar y ser agradecidos hacia Dios y al prójimo PERSONAJES: PADRE MADRE JOSÉ PAULA SITUACIÓN: El interior

Más detalles

CONCEPTO: MUCHOS POCOS ACTIVIDAD: PIO, PIO POLLITOS

CONCEPTO: MUCHOS POCOS ACTIVIDAD: PIO, PIO POLLITOS CONCEPTO: MUCHOS POCOS ACTIVIDAD: PIO, PIO POLLITOS ACTIVIDAD MOTIVACIONAL: Dorotea tiene muchos pollitos y son muy amarillos, para que duerman los pone en dos canastos, pero se dio cuenta que en uno hay

Más detalles

Cuento. El perro de Paula. Andrés Graña Sánchez. Entonces Mario dijo: Vaya Puedo ir a tu casa para verlo?

Cuento. El perro de Paula. Andrés Graña Sánchez. Entonces Mario dijo: Vaya Puedo ir a tu casa para verlo? Cuento El perro de Paula Andrés Graña Sánchez Parte 1ª Un día, una niña llamada Paula, encontró un perro. Era marrón y pequeño, con poco pelo. Vamos, uno normal y corriente. Sin embargo, a Paula le gustó

Más detalles

Federico jugaba a las

Federico jugaba a las Una primavera muy particular Margarita Eggers Lan Una primavera muy particular de Margarita Eggers Lan en Menta limón (Lengua 1 EGB), Buenos Aires. Kapelusz Editora S.A. Margarita Eggers Lan Ilustraciones:

Más detalles

Cuento sobre valores morales; 9-11 años. Branko Ćopić: La casa del erizo. Traducido por M. Begoña Arenas, Ilustraciones de Vinko Selan Gliha

Cuento sobre valores morales; 9-11 años. Branko Ćopić: La casa del erizo. Traducido por M. Begoña Arenas, Ilustraciones de Vinko Selan Gliha Cuento sobre valores morales; 9-11 años Branko Ćopić: La casa del erizo Traducido por M. Begoña Arenas, Ilustraciones de Vinko Selan Gliha EL CAZADOR GLORIOSO A lo largo de los bosques, sin ruta ni vía,

Más detalles

Pero lo que más le gusta a Lea es leer, lo hace en todos los sitios, siempre lleva un bolsito colgado con un libro de cuentos, o de animales.

Pero lo que más le gusta a Lea es leer, lo hace en todos los sitios, siempre lleva un bolsito colgado con un libro de cuentos, o de animales. LEA En un pueblecito de Salamanca vive una niña que se llama Andrea, tiene un hermano más pequeño que se llama Manu, como él no sabe hablar muy bien, en vez de decir Andrea dice Andlea, y todos han empezado

Más detalles

Jorge el valeroso. - Y tú qué quieres. - Verá respondió Jorge -, me gustaría que alguno de ustedes me ayudase a conocer lo que es el miedo.

Jorge el valeroso. - Y tú qué quieres. - Verá respondió Jorge -, me gustaría que alguno de ustedes me ayudase a conocer lo que es el miedo. Jorge el valeroso En una pequeña ciudad no muy lejana, vivía un hombre junto a su hijo, al que todos llamaban Jorge el tonto, porque no sabía lo que era el miedo. Tenía muchas ganas de saberlo, pero nadie

Más detalles

g udeí alectura S E IV LV E D E

g udeí alectura S E IV LV E D E E D E L V I V E S guía D E L E C T U R A La obra Título Hormiguita negra / Autora Ana Mª Romero Yebra / Ilustrador Arcadio Lobato / ADR, 29/ 40 páginas El autor Ana Mª Romero Yebra nació en Madrid, pero

Más detalles

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas 1 Palabras nuevas El domingo por la mañana, al abrocharse su capota azul marino, la bruja vio que le faltaba un botón. Se la puso, de todos modos, y se fue a dar un paseo por el parque. Roque Bodoque y

Más detalles

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños.

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. BLOQUE 1 1. * De dónde? - de Francia. a) vives / estoy b) estás / soy c) eres / soy 2. habitación de Juan

Más detalles

Actividad 1. Cuento: UBUNTU Y SUS AMIGOS CUIDAN DEL PLANETA DURACIÓN AGRUPAMIENTOS RECURSOS ESPACIOS Duración del video narrado: 12:00 minutos

Actividad 1. Cuento: UBUNTU Y SUS AMIGOS CUIDAN DEL PLANETA DURACIÓN AGRUPAMIENTOS RECURSOS ESPACIOS Duración del video narrado: 12:00 minutos ANEXO 6 Actividad 1. Cuento: UBUNTU Y SUS AMIGOS CUIDAN DEL PLANETA DURACIÓN AGRUPAMIENTOS RECURSOS ESPACIOS Duración del video narrado: 12:00 minutos Global Pizarra digital, altavoces, marionetas. Rincón

Más detalles

El cuento del ratoncito que no sabía cómo lucía

El cuento del ratoncito que no sabía cómo lucía El cuento del ratoncito que no sabía cómo lucía Historia y Dibujos: Paty Sánchez Había una vez un ratoncito que estaba en la selva y no sabía cómo lucía pues nunca se había visto. Y decide ir a preguntar

Más detalles

4 o. Escrita. curso COLECCIÓN ESCRIBO COLECCIÓN ESCRIBO. Queremos ayudar a desarrollar las competencias básicas que reclama la sociedad actual

4 o. Escrita. curso COLECCIÓN ESCRIBO COLECCIÓN ESCRIBO. Queremos ayudar a desarrollar las competencias básicas que reclama la sociedad actual COLECCIÓN ESCRIBO Expresión A padres y maestros: Nuestro sistema Escrita educativo enfatiza la importancia de la expresión oral, la expresión escrita y la comprensión lectora. La expresión escrita es un

Más detalles

1º Premio del II Certamen Cuentos Infantiles del Ayuntamiento de Burlada

1º Premio del II Certamen Cuentos Infantiles del Ayuntamiento de Burlada MARCOS, EL PINTOR Marialuz Vicondoa 1º Premio del II Certamen Cuentos Infantiles del Ayuntamiento de Burlada Noviembre de 2014 1 Me llamo Marcos. Y soy pintor. Desde siempre he sido niño. Y, desde siempre,

Más detalles

Jorge, el niño que hablaba con los animales

Jorge, el niño que hablaba con los animales 29 Publicación de la Secretaría de Medio Ambiente. Número especial, octubre de 2015 Jorge, el niño que hablaba con los animales El pueblo La Manzana Jorge, el niño que hablaba con los animales El pueblo

Más detalles

"LOS TRES CERDITOS Y LOS VIDEOJUEGOS"

LOS TRES CERDITOS Y LOS VIDEOJUEGOS "LOS TRES CERDITOS Y LOS VIDEOJUEGOS" Autora: Eva Domingo Pim, Pom y Pum eran tres cerditos que vivían en el bosque. Los tres iban a la misma escuela y eran muy amigos, y a los tres les gustaba mucho jugar

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

LO QUE EMPIEZA BIEN TERMINA BIEN

LO QUE EMPIEZA BIEN TERMINA BIEN UN TESORO DE CUENTO DE HADAS Hans Christian Andersen LO QUE EMPIEZA BIEN TERMINA BIEN Uso exclusivo VITANET, Biblioteca Virtual 2003 Lo Que Empieza Bien Termina Bien Les voy a contar una historia que escuché

Más detalles

El circulo del 99. Cuento de Jorge Bucay

El circulo del 99. Cuento de Jorge Bucay El circulo del 99 Cuento de Jorge Bucay Había una vez un rey muy triste que tenía un sirviente, que como todo sirviente de rey triste, era muy feliz. Todas las mañanas llegaba a traer el desayuno y despertar

Más detalles

De Del agua, de los pájaros y de los quehaceres terrestres (parcialmente editado en Premio Argos de Poesía 1991-1992. Ediciones Argos, Córdoba, 1993)

De Del agua, de los pájaros y de los quehaceres terrestres (parcialmente editado en Premio Argos de Poesía 1991-1992. Ediciones Argos, Córdoba, 1993) Poemas Edith Vera Una vez que se ha pronunciado la palabra amapola hay que dejar pasar algo de tiempo para que se recompongan el aire y nuestro corazón. Desde hace largo rato Miro pastar a una oveja. Olfatea,

Más detalles

Escenografía: Un cielo con estrellas. Meteorito: Una pelota forrada de papel

Escenografía: Un cielo con estrellas. Meteorito: Una pelota forrada de papel El visitante Escenografía: Un cielo con estrellas. Meteorito: Una pelota forrada de papel dorado o la luz de una lámpara moviéndose rápidamente y proyectada sobre la escenografía. Extraterrestre: Un chico

Más detalles

ÁREA DE ESPAÑOL Y LENGUA CASTELLANA

ÁREA DE ESPAÑOL Y LENGUA CASTELLANA CUESTIONARIO ÁREA DE ESPAÑOL Y LENGUA CASTELLANA Asignatura: Capacidad Comunicativa Curso TRANSICIÓN Bimestre TERCERO Fecha 06.05.2013 Elaboró Prof. ELIANA SILENA ÁLVAREZ GARZÓN Revisó Prof. Gloria Botero

Más detalles

REFERENCIAS: GÉNESIS 6-9; PATRIARCAS Y PROFETAS, PP. 78-101. Versículo para memorizar: Oh Señor,...Cantaré la grandeza de tu amor (Salmo 89:1, NVI).

REFERENCIAS: GÉNESIS 6-9; PATRIARCAS Y PROFETAS, PP. 78-101. Versículo para memorizar: Oh Señor,...Cantaré la grandeza de tu amor (Salmo 89:1, NVI). REFERENCIAS: GÉNESIS 6-9; PATRIARCAS Y PROFETAS, PP. 78-101. El gran barco de Noé Versículo para memorizar: Oh Señor,...Cantaré la grandeza de tu amor (Salmo 89:1, NVI). Mensaje: Demos gracias a Dios porque

Más detalles

Esta es una gran lección sobre el perdón. José

Esta es una gran lección sobre el perdón. José MIS PRIMEROS AMIGOS DE LA BIBLIA Lección 19 José perdona a sus hermanos Lectura bíblica: Génesis 42:1 45:15 Texto para memorizar: Mateo 6:12 Objetivo: Que los niños comprendan la importancia de perdonar

Más detalles

El bosque enfadado. Así fue por mucho tiempo, tanto que ni siquiera el abuelito más viejo recuerda.

El bosque enfadado. Así fue por mucho tiempo, tanto que ni siquiera el abuelito más viejo recuerda. A) COMPRENSIÓN LECTORA E INTERPRETACIÓN: Leer atentamente el texto. Si alguna palabra resulta desconocida, dudosa o imprecisa, recurrir al diccionario común y al de sinónimos. El bosque enfadado. Hace

Más detalles

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 El teléfono mágico Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 Había una vez un hombre en la calle. Se podía ver que estaba privado de todo. Su ropa estaba estropeada y sus zapatos estaban arruinados. El

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

EL NACIMIENTO DE RUNA

EL NACIMIENTO DE RUNA runa_esp.doc 1 15.04.02 EL NACIMIENTO DE RUNA De cómo mi hermana vino al mundo Por: Uwe Spillmann (idea original y texto) Inga Kamieth (ilustraciones) Traducción al castellano: Abadía Hernández H. Este

Más detalles

BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL DE RIBADESELLA LA GOTA QUE COLMÓ EL VASO

BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL DE RIBADESELLA LA GOTA QUE COLMÓ EL VASO BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL DE RIBADESELLA LA GOTA QUE COLMÓ EL VASO Beatriz Rosete Álvarez Nerea se levantó en plena noche a la cocina. Tenía muchísima sed. Dejó el grifo corriendo para que se enfriara,

Más detalles

El gusano y la mariposa

El gusano y la mariposa El gusano y la mariposa http: //blogs.diariovasco.com Había una vez un gusanito que iba por el campo. Era de color blanco con puntitos verdes en la espalda. Nadie lo quería porque decían que era muy feo

Más detalles

2 CON QUIÉN VIVE POPETA?

2 CON QUIÉN VIVE POPETA? 2 CON QUIÉN VIVE POPETA? Educación Infantil algaida años PARA LA FAMILIA Este cuento acerca a los niños y niñas a la literatura infantil estimulando la imaginación, despertando emociones y fomentando

Más detalles

APÉNDICE D CANCIONES DE LOS GRUPOS EXPERIMENTALES

APÉNDICE D CANCIONES DE LOS GRUPOS EXPERIMENTALES APÉNDICE D CANCIONES DE LOS GRUPOS EXPERIMENTALES 1. Primera parte del programa 2. Segunda parte del programa Autonomía: sentimiento de independencia 1. Cinco patitos, Digo si 2. El gallito alegre, Tiqui

Más detalles

Actividad 1: Olivia y los osos polares

Actividad 1: Olivia y los osos polares Actividad 1: Olivia y los osos polares Cuento Olivia y los osos polares Olivia estaba muy nerviosa, era la primera vez que se subía a un avión durante tantas horas. Su papá y su mamá, que eran personas

Más detalles

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio Leyenda del otoño y el loro graciela repún (sélknam - tierra del fuego) En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio llamado Kamshout al que le gustaba hablar. Leyenda del otoño y el loro

Más detalles

PRESENTACIÓN. Buena lectura!

PRESENTACIÓN. Buena lectura! PRESENTACIÓN La serie Aventura joven narra las aventuras que vive un grupo de amigos adolescentes: Mónica, Guillermo, Laura, Sergio y Martín. A través de sus historias, los vas a ir conociendo y, al mismo

Más detalles

Mi gallina. Mi gallina es muy bonita. Yo le echo siempre de comer. Un día se me perdió y mi padre fue a buscarla. Estaba poniendo un huevo

Mi gallina. Mi gallina es muy bonita. Yo le echo siempre de comer. Un día se me perdió y mi padre fue a buscarla. Estaba poniendo un huevo Mi gallina Mi gallina es muy bonita. Yo le echo siempre de comer. Un día se me perdió y mi padre fue a buscarla. Estaba poniendo un huevo Qué estaba poniendo la gallina? Quién la buscaba? Cómo es mi gallina?

Más detalles