SOCIEDAD Y ECONOMIA EN EL BRONCE FINAL TARTESICO

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "SOCIEDAD Y ECONOMIA EN EL BRONCE FINAL TARTESICO"

Transcripción

1 Publicado originalmente como: J.A. BARCELO, 1995 Sociedad y Economía en el Bronce Final Tartesico. En Tartessos, 25 años después Ediciones del Ayuntamiento de Jerez SOCIEDAD Y ECONOMIA EN EL BRONCE FINAL TARTESICO Juan A. BARCELO UNIVERSITAT AUTONOMA DE BARCELONA Dpt. Història de les Societats Precapitalistes i Antropologia Social

2 1.- Tartessos, A.C.(1): la descomposición del modo de producción doméstico. Con anterioridad a la primera aparición de material fenicio en los asentamientos y necrópolis tartesias, esta sociedad se hallaba en un nivel evolutivo que podríamos caracterizar bajo el enunciado "Modo de Producción Doméstico". No se trata de una tipología social de las usadas habitualmente, sino de un término general que utilizaremos para describir la estructura socioeconómica de aquellas sociedades en las que el excedente de trabajo doméstico es gestionado por la misma unidad doméstica, de manera tal que los propios trabajadores se benefician de los frutos de ese trabajo (Southall 1988, Saitta y Keene 1990). Tal y como hemos visto en las secciones anteriores, ello no impide que ciertos miembros del grupo doméstico (los varones iniciados) se beneficien del trabajo de otros miembros (las mujeres), dado que las actividades productivas y de mantenimiento están desigualmente repartidas en el interior del grupo doméstico. Una característica adicional de la sociedad tartesia en esta época es la no indexación del Poder Político con el control económico. Cada unidad doméstica de producción es autosuficiente, por lo que no se registra un acceso diferencial a los medios de producción entre unidades domésticas. Una vez más, la autosuficiencia económica no es óbice para suponer la no existencia de diferencias sociales entre los grupos domésticos, sino que estas desigualdades se establecen a partir del juego político (acumulación de interaccciones o alianzas políticas), y no a partir del monopolio de los medios de producción o distinciones productor/no-productor. El término élite usado para describir los desequilibrios sociales es, por tanto, engañoso. Ciertos grupos domésticos dispondrán de un mayor rol social que otros al extraer beneficios de las interacciones externas, pero ese mayor rol social no les permitirá erigirse en tanto que aristocracia o élite estable. La fuente del poder es demasiado débil y variable para convertir el prestigio y la primacía en la vida política, en una coerción en la esfera económica. Además, la competencia entre grupos domésticos a la búsqueda del poder político limita en cierto modo la explotación del trabajo: el sistema no evoluciona hacia una economía palacial en el que un único individuo posee y controla todos los recursos. La intensificación de la producción es el factor causal de la descomposición de este modo de organizar la sociedad, y la causa de esa intensificación es la vinculación de la economía indígena, no mercantilizada, a una economía colonial mercantilizada. A partir del

3 siglo VIII A.C., y con oscilaciones cíclicas mal conocidas, aumentará la demanda externa de bienes de intercambio hasta un extremo nunca alcanzado hasta entonces. La economía colonial es una economía de mercado, por lo que dificilmente la oferta indígena de productos manufacturados y materias primas saturará la demanda exterior colonial(8). En esas circustancias aparece el primer requisito para poder capitalizar la acumulación de excedentes en los grupos domésticos indígenas: la estabilización de la demanda, con el añadido que, en este caso, no sólo se estabiliza, sino que resulta para el indígena, prácticamente insaturable. El colonizador acepta siempre bienes de intercambio, siempre los mismos, y en cualquier cantidad. La respuesta indígena a su inclusión en una economía colonial será, por tanto, una intensificación de la producción, si bien ésta no está motivada por la mera presión de la demanda colonial, sino por los intereses que se derivan de ella: permitirá a todos los grupos domésticos ampliar el sistema de interacciones que se encuentra en la base del poder político. La irrupción repentina del mercado colonial en el sistema indígena de interacciones entre grupos domésticos permitirá replantear el juego político. Aquel grupo doméstico predominante que acumulaba la mayor cantidad de interacciones y que consiguientemente impedía a otros grupos extraer más beneficios de las alianzas políticas con el exterior, perderá la razón de su prepotencia. La interacción con el colonizador no es monopolizable, ya que lo que a éste le interesa es maximizar la adquisición de bienes de intercambio. Los colonizadores no van a contentarse con comerciar con los grupos domésticos predominantes -las mal llamadas élites locales-, puesto que la cantidad de fuerza de trabajo que este grupo puede destinar a la producción de bienes de intercambio dificilmente podrá satisfacer la demanda del mercado colonial. Hemos visto, además, cómo esos grupos preponderantes son incapaces de vincular los excedentes de trabajo de los restantes grupos en su propio beneficio, de ahí que el colonizador tienda a aceptar intercambios con toda la población que sea capaz de producir bienes con valor de intercambio. Otra cuestión serán los beneficios ocasionales que puedan recibir los Jefes Guerreros, a cambio de concertar acuerdos y pacificar la región, beneficios que serán acumulables a los estrictiamente comerciales, pero que en ningún caso permitirían a sus beneficiarios reproducir su rol social por sí mismos. La naturaleza del poder cambia. Ya no basta con acumular vinculos o alianzas políticas con grupos domésticos del exterior, sino que ahora deben acumularse los objetos recibidos del exterior. Cuanto más productos de intercambio ofrezca el indígena al colonizador, más productos recibirá de éste. Se desarrolla de este modo una relación cuantitativa entre productos, antes inexistente, que acabará modificando la naturaleza del valor de los bienes de intercambio. De ahí la importancia que para todas las economía coloniales que en el mundo han sido tienen los bienes de prestigio perecederos: vino, ropa, comida, etc. Esto es, el contenido de las ánforas, no las ánforas por sí mismas. Al obligar al indígena a renovar periódicamente su interacción con

4 el colonizador, éste último se asegura la no saturación del mercado indígena de bienes de prestigio, y un flujo constante de bienes de intercambio en ambas direcciones. Los regalos se convierten, pues, en "mercancías", ya que lo intercambiado tiene valor en sí mismo, y no sólo por la relación social que establece. Pero esa mercantilización no se reducirá a los contactos entre indígenas y colonizadores, sino que marcará también las interacciones entre indígenas. El objetivo de estas relaciones entre grupos domésticos ya no será aumentar el prestigio, sino adquirir una mayor cantidad de bienes de intercambio que permitan, a su vez, adquirir una mayor cantidad de productos coloniales. La fuente del prestigio será ahora la cantidad absoluta de objetos recibidos como resultado de la interacción con el colonizador. Como resultado, la acumulación de riqueza se convierte en una conducta social determinada, y ciertas unidades domésticas encontrarán rentable desarrollar la especialización de los procesos de trabajo. Así pues, la especialización artesanal es un fenómeno nétamente indígena, por mucho que los colonizadores hayan podido fundar talleres específicos en las aldeas indígenas. Es un componente fundamental de la intensificación de la producción y de las nuevas relaciones sociales de producción que están surgiendo. La intensificación de la producción, y la acumulación de los bienes intercambiables provoca deflacción. En otras palabras, la superabundancia de bienes de prestigio en circulación hace que sea muy sencillo cancelar una deuda. Toda la estructura de poder basada en la donación de regalos y en la aceptación de la deuda como señal de sumisión al poder político, se derrumba. En este contexto se favorece la inversión en trabajo especializado: ya no se trata de ostentar un objeto de metal, puesto que el metal es algo fácilmente adquirible, sino que los bienes de prestigio van a ser valorados ahora por la cantidad de trabajo que se ha invertido en ellos. La inversión en Arte y en objetos "bellos" por el esmero en su manufactura aparece, entonces, como un indicativo de explotación social. En la medida en que una economía no mercantilizada se integra en una economía colonial, el trabajo destinado a la subsistencia se reduce, siendo destinado a la producción de excedentes intercambiables. Pero, no todas las unidades domésticas ni todas las comunidades son capaces de competir en igual proporción. Solo quien produce bienes de intercambio puede intercambiar. Y esa producción dependerá de la cantidad absoluta de fuerza de trabajo disponible en la unidad doméstica de producción, y de la cantidad relativa de fuerza de trabajo que se puede desviar de las actividades subsistenciales. Así, cuanto más fértiles las tierras, en igualdad de número de trabajadores, un grupo doméstico podrá destinar más horas a la producción de bienes de intercambio. Por sí mismo, este hecho no provoca cambios, pero sí es causa de una tensión o de una fuente de desequilibrios. La circulación de personas -trabajadores no especializados y artesanos- pasará a ser tan importante, si no más, que la circulación de bienes de intercambio. Aumenta, consiguientemente, el poder de los grupos domésticos preponderantes, capaces de aglutinar a la población en torno suyo gracias a su control de la

5 fuerza de trabajo y de la circulación de los excedentes. Aumenta, igualmente, la mobilidad territorial, ya que las comunidades indígenas que extraen más beneficio de la economía colonial actúan como atractores del excedente de mano de obra indígena. No sólo los colonizadores contratan a trabajadores de la periferia colonial, sino los mismos centros indígenas. La dinámica social resulta transformada, ya que ahora la acumulación de bienes de intercambio sí que es acumulable, y puede capitalizarse en preponderancia política, permitiendo la "adquisición" de los excedentes de fuerza de trabajo procedentes de otros grupos domésticos. El desequilibrio entre grupos domésticos se basa, por vez primera, en criterios productivos, situandose al margen de las relaciones de parentesco o vinculaciones socio-políticicas. Las relaciones de poder se estructuran alrededor de esta nueva relación de dependencia entre unidades domésticas, ya no sólo política, sino económica: la dependencia se mide ahora en términos de la circulación de fuerza de trabajo. La acumulación de bienes coloniales y de bienes de intercambio destinados al mercado colonial se convierte en explotación, ya que el trabajo propio de la unidad doméstica no basta para conseguir la acumulación que se necesita para mantener el poder político en la nueva situación. Quien antes petenecía al grupo preponderante por derecho propio, ahora debe competir con otros deseosos de tener iguales cotas de poder, porque la base en la que se basaba su poder -la cantidad de vinculaciones políticas en el interior y en el exterior de la comunidad-, aunque no haya desaparecido, es insuficiente para hacer frente a la demanda de interacción proporcionada por el colonizador, que está dispuesto a entregrar una cantidad de bienes de prestigio muy superior que la que entra por los canales indígenas controlados por ese grupo. La sociadad tartesia, no obstante, experimenta tan sólo una mercantilización parcial, ya que la división social del trabajo entre grupos domésticos no es total. Un amplio sector de la producción de subsistencias aún está organizado por el mismo grupo doméstico de manera autosuficiente. No se alcanza un Estado o una Sociedad estratificada, ya que los grupos predominantes no lograrán impedir a los demás el acceso a los medios de producción básicos. Precisamente porque la producción de bienes de intercambio está reducida a la unidad doméstica de producción y depende de la organización del trabajo en su interior, surgirán nuevos desequilibrios entre las unidades domésticas de producción. Es importante señalar que los vínculos de antaño no han desaparecido; los grupos domésticos siguen dependiendo de las relaciones de parentesco y de la circulación de mujeres para asegurar su reproducción social. Por ese motivo, aquellos grupos que no puedan participar en la interacción con el mercado colonial siguiendo las reglas impuestas por el colonizador, deberá extraer un beneficio indirecto por medio de los vínculos que pudiera establecer con aquellos grupos indígenas que sí están en disposición de adquirir los bienes coloniales. La aceptación de la preponderancia política está sustituída ahora por la cesión del excedente de trabajo. El acumulador está obligado a dar una pequeña participación en los beneficios coloniales a aquellos que contribuirán con su trabajo a

6 que participe del comercio colonial; sin embargo esa participación irá disminiuyendo a medida que el sistema económico se haga más competitivo, y el grupo doméstico preponderante ofrezca protección de otros acumuladores que anden a la búsqueda y captura de fuerza de trabajo. En definitiva, la intensificación de la producción provoca un aumento de las interacciones entre unidades domésticas de producción, y una transformación de su naturaleza.la economía indígena llega a depender de la economía colonial para su reproducción, ya que es toda la población la que consume los productos ofrecidos por el colonizador, y no sólo un grupo de individuos privilegiados. El poder político sigue sin pasar por la propiedad de los medios de producción básicos para la subsistencia (tierra y ganado), ya que es posible asegurarse la subsistencia a través del comercio con un mercado colonial "libre". Basta con controlar ese comercio y la producción de bienes de intercambio, o vender la fuerza de trabajo al colonizador, para obtener preponderancia política. Pero ello sólo será posible, en tanto en cuanto la economía indígena sea dependiente de la colonial. El estatus y el poder son ahora "comprados", y no obtenidos por medios exlusivamente políticos, lo que facilita la progresiva "mercantilización" de la sociedad. La colonización no sólo provocará la intensificación de la producción en la economía indígena, sino: el comercio colonial favorece un auge bélico, dirigido hacia la periferia del área colonial. Hay competencia por hacerse con nuevos productos, y además existen bienes suficientes para "pagar" las inversiones militares. Presión demográfica: como el poder político es un resultado de la inversión de trabajo en la producción de bienes de intercambio con destino al mercado colonial, los grupos domésticos eliminan controles de natalidad -implícitos o explícitos- con el fin de aumentar el número de trabajadores directos -hijos- o de medios de aumentar el tamaño del grupo -hijas-. Deterioro ecológico: nuevas técnicas productivas intensivas, especialmente en la minería, agricultura y ganadería: arados más perfeccionados que profundizan más a la tierra y la agotan antes. Necesidades de barbecho aumentan, pero no siempre puede regularse por la propiedad doméstica de las pequeñas parcelas. introducción de nuevos alimentos que trastorna el equilibrio anterior. Los nuevos cultivos que reducen la superficie dedicada a los tradicionales, alterando el equilibrio ecológico: olivo, vid, plantas industriales (lino).

7 deforestación inducida por las necesidades energéticas (metalurgia, construcción de barcos) En conclusión, la colonización no afecta directamente a la estructura política, sino a la base económica, la cual permitirá, al final del proceso, reforzar la concentración de poder político. El colonizador no impone una nueva forma de sociedad, sino que ésta evoluciona a partir de las nuevas relaciones sociales de producción aparecidas debido a la intensificación de la producción., la cual se deriva, a su vez, de la demanda colonial. Al debilitarse la interacción entre unidades domésticas basada en la circulación de mujeres y en el parentesco, aparecen nuevas formas de interacción, basadas en la explotación de los excedentes de trabajo. Por vez primera aparece la indexación del poder político con el poder económico: el más "rico" -aquel grupo doméstico que acumula más excedente- será el más poderoso. Los protagonistas del comercio colonial, pues, no son los jefes tribales ni las élites, sino las unidades domésticas de producción, las cuales iniciarán su transformación interna en la medida en que participen del nuevo sistema económico que está en formación. Lo realmente importante es la modificación paulatina de las interacciones entre grupos domésticos provocada por la economía colonial: la circulación del trabajo entre unidades domésticas, y mercantilización progresiva de los intercambios de subsistencias. 2.- La verosimilitud de un modelo teorico. Análisis de las evidencias arqueologicas disponibles TIPOLOGIA CERAMICA Y ESTRATIGRAFIA COMPARADA Los fragmentos cerámicos que se acumulan en los museos y que, desgraciadamente, en la mayor parte de los casos, han sido tan sólo parcialmente publicados, constituyen la mayor parte del registro arqueológico disponible. Hasta hace pocos años, estos datos servían tan sólo para establecer la cronología del mundo tartesio; pero una vez conocida ésta, debemos intentar extraer más información. Por qué cambia la forma de la cerámica a lo largo del tiempo? Intuitivamente se suele asumir que esos cambios se deben a unas transformaciones innominadas y desconocidas en la "Cultura". Es decir, cuando se transforma eso que llamamos "cultura", se transforma la cerámica. Si otorgasemos algo más de rigor a esa definición, obtendríamos: la modificación de la apariencia de las cerámicas es un indicador de los cambios producidos en la producción, consumo y distribución de las cerámicas. Fijémonos que se ha sustituído aquí el término "Cultura", por unos procesos socio-económicos estudiables:

8 - los procesos de trabajo responsables de la producción de esos artefactos - el modo en que esos artefactos son utilizados - la relación explícita que existe entre producción y consumo, es decir, el modo en que los artefactos salen de la unidad de producción y llegan a la unidad de consumo. El aspecto fundamental, y el que más ha sido analizado por los arqueólogos (Rice 1981, 1987, Roux 1990, Arnold y Nieves 1992 entre otros) es el que hace referencia a las circustancias de producción de una vasija determinada. No interesan tan sólo las acciones necesarias para fabricar cerámica (modelado, cocción, decoración etc.), sino la estructuración de todas esas acciones (Miller 1985). Es decir, antes que una descripción superficial del tipo "esta forma cerámica es el resultado de esta acción de modelado", interesa evaluar la cantidad de trabajo que ha sido necesaria -la suma de acciones- para producir la vasija; y qué es lo que ha llevado a esa comunidad a invertir esa cantidad de trabajo en la producción de dicho artefacto. Esta evaluación puede llevarse a cabo investigando la morfometría de las cerámicas: un aumento de la diversidad/estandartización en las cerámicas, implicaría que la comunidad humana está invirtiendo más horas de trabajo en esas tareas, lo que puede llevarle a la reestructuración de los procesos productivos, lo que afectará directamente a las relaciones sociales de producción una disminución de la diversidad/estandartización en las cerámicas implica que la comunidad humana está retirando horas de trabajo en esas tareas, ya que las necesita en otras. Si esa disminución se registra en la totalidad del corpus cerámico y no sólo en alguna variante determinada, podremos inferir la existencia de un contexto de crisis económica. Al incluir la variable cantidad de trabajo hemos dado un paso adelante en la explicación de la variabilidad observada. No nos interesa una simple secuencia de tipos morfológicos, sino la relación que pueda existir entre los mismos, es decir, si aumenta o disminuye la cantidad de trabajo necesaria a lo largo del tiempo para su manufactura. Analizando con más profundidad los dos factores causales de la variabilidad: un aumento de la diversidad morfológica a lo largo del tiempo, indicará un desarrollo progresivo de la complejidad social y de la complejidad económica (aumenta el número de acciones sociales y económicas nétamente diferenciadas). diferencias espaciales en el grado de diversidad morfológica indicarán la existencia de diversos grados de complejidad social y económica entre asentamientos o entre las unidades domésticas de producción en un mismo asentamiento. En el caso de un sistema

9 Centro/Periferia, la diversidad morfológica de las cerámicas del centro, será mucho más acusada que en la periferia. Si las cerámicas de cierta unidad doméstica de producción muestran un grado de diversidad mayor que en las restantes unidades domésticas podremos inferir una jerarquización de las relaciones sociales en el interior de ese asentamiento, con la unidad doméstica que más diversidad muestre en el vértice de la piramide social. un aumento de la estandartización a lo largo del tiempo revela la progresiva maximización de los beneficios del trabajo a lo largo del tiempo. La estandartización suele estar acompañada de la producción en masa -lo cual es también una señal de complejidad de actividades productivas-, y de otras transformaciones en la estructura de la producción: intensificación de las subsistencias, reestructuración de las áreas de producción -talleres centrales-, aumento demográfico, etc. Un grupo humano no estandartiza su producción por que tenga un cierto placer "estético" ante las cosas "bien hechas", sino porque los procesos de trabajo hasta entonces disponibles eran incapaces de satisfacer los cambios producidos en la naturaleza de la demanda. Esos cambios pueden ser internos (desarrollo de la complejidad social), o bien externos (necesidad de bienes de intercambio en una economía colonial). diferencias espaciales en el grado de estandartización revelan estructuras de producción diferenciadas. En el caso de sistemas Centro/Periferia, la producción del centro estará más estandartizada que en la periferia. En el interior de un asentamiento, sólo encontraremos estandartización de la producción, en el caso de una centralización de los mecanismos socio-económicos de Control Político: artesanos que trabajan en exclusiva para la élite dirigente, en tanto que el resto de la población es autosuficiente, y no disfruta de los productos de los especialistas. Ahora bien, es preciso tener mucho cuidado en el estudio del grado de diversidad y de estandartización, puesto que no se trata de una medida social absoluta, sino relativa: los grupos humanos no sobreviven exclusivamente gracias a la producción de cerámicas. Debemos extender el análisis de la diversidad morfológica y la posible estandartización de las variantes morfológicas a todas y cada una de las actividades productivas. Es más, el grado de diversidad/estandartización suele ser desigual: puede haber una gran diversidad de cerámicas de lujo y una menor diversidad morfológica de cerámicas comunes (o a la inversa). Lo mismo cabe decir de la estandartización. Es preciso, por tanto especificar en cada caso, qué subconjunto del corpus cerámico o de los bienes manufacturados en una comunidad manifiesta un alto grado de diversidad morfológica y de estandartización las cerámicas a mano del Bronce Final Pre-Colonial Ciertamente falta un tipo de análisis como el anterior. Desconocemos todo lo que se refiere a diversidad morfológica y/o decorativa, a la posibilidad de estandartización de los tipos

10 o de los motivos decorativos. En ausencia de dichos análisis, resulta incontrastable cualquier hipótesis que pudieramos plantear acerca de los procesos productivos de la cerámica del Bronce Final, o bien acerca de sus pautas de consumo. Entre las hipótesis formuladas recientemente y que podemos vincular al modelo teórico presentado en páginas anteriores destaca la propuesta por M.E. Aubet (1991: 36): "la producción y circulación de cerámicas de lujo con decoración pintada o bruñida tipo Huelva o Carambolo habla en favor de la presencia de artesanos especializados y de profesionales, característicos de toda sociedad de rango". Ahora bien, qué significa en este contexo la expresión "cerámica de lujo"? Según M. Pellicer, podemos llegar a esta conclusión constatando la mayor depuración de la pasta y la perdección formal del modelado, no logradas en periodos anteriores (Pellicer ). Ahora bien, esta definición establece, tan sólo una comparación con la cerámica más antigua, no es una medida absoluta de la importancia de esa cerámica. Más importante es el hecho de que existe en los poblados tartesios del Bronce Final, una cerámica tosca al lado de esta cerámica "más" depurada; sin embargo, que exista una cerámica de factura cuidada y con un lenguaje decorativo complejo no exige para nada la existencia de una élite determinada, ni la presencia de artesanos especialistas que trabajen en exclusiva para dicha élite. De hecho, nada indica que la producción de las cerámicas pintadas o bruñidas del Bronce Final requieran procesos de trabajo especializados, ni que existan talleres especializados, si bien hay quien supone que esas cer1amicas pintadas fueron fabricadas a torno lento (véanse las opiniones encontradas de Cabrera 1981, por un lado, y Buero 1987, ó Pellicer , por otro). Es obvio que su manufactura requiere una inversión en horas de trabajo y pericia técnica superior que la destinada a la producción de cerámicas de uso doméstico, pero los estudios etnoarqueológicos (Howard y Morris 1981, Arnold 1985, Arnold 1991, Longacre 1991, Bey y Pool 1992, Gallay) muestran como las unidades domésticas de producción son capaces perfectamente de gestionar por sí mismas la cantidad de trabajo necesaria, y sin recurrir a infraestructuras supradomésticas. Las cerámicas "de lujo" no producidos con torno de alfarero son fabricadas, pues, en el interior del grupo doméstico, sobre todo en el caso de familias extendidas tal y como es el caso tartesio. Puede existir una especialización parcial en el interior de dicho grupo, esto es, unos pocos miembros del grupo se responsabilizarán de su producción; pero esa especialización nunca ocupará la totalidad del tiempo de trabajo disponible, sino que se alternará con otras actividades relacionadas con la producci&on de subsistencias. Cuestión aparte es el consumo de una cerámica claramente distinta de la destinada a un uso doméstico, y del cual casi nada sabemos. Podemos intuir, a partir del análisis de los motivos decorativos que fue utilizada como símbolo instrumental en ciertas ceremonias o rituales indeterminadas. De la semejanza entre los motivos decorativos de las cerámicas encontradas en

11 lugares diversos de la Andalucía Oriental y Occidental, podríamos inferir, quizás, la vinculación de esos rituales con la interacción entre grupos domésticos (alianzas políticas). Si este fuese el caso, no sería de extrañar que su utilización estuviese restringida a los individuos que tomaban parte en dicho ritual. Sin embargo, el hecho de que su utilización estuviese restringida no nos permite afirmar la existencia de élites con una identidad social distinta a la del resto de la población. La mayor diversidad morfológica y, sobre todo, decorativa de esta cerámica "de lujo" en Huelva, indicaría que en esta zona las relaciones entre grupos domésticos serían más numerosas y complejas, lo cual, como veremos, coincide con otros datos. En muchos yacimientos (por ejemplo, en el Cerro de la Cabeza de Santiponce, cf. Dominguez et al. 1988) las cerámicas de retícula bruñida de mejor factura y con decoraciones geométricas más complejas aparecen en una fase avanzada (fines del siglo VIII AC, principios del siglo VII AC.), justo cuando llegan las primeras importaciones de cerámica a torno, para degenerar posteriormente. Por qué la cerámica indígena "de lujo" alcanza su expansión en el momento de la colonización y no antes o después? Podríamos pensar que coincidiendo con la inmersión de la economía indígena en una economía colonial, se produce una expansión de las interacciones entre grupos domésticos y entre comunidades. En otros lugares, como en Setefilla (Aubet 1989, Aubet et al., 1983) y en Alhonoz (López Palomo 1981), el desarrollo o perfección formal y decorativa de la cerámica de retícula bruñida sería anterior a la aparición de importaciones, señal que la expansi&on del sistema indígena de interacciones, cronológicamente simultáneo, no sólo afecta a los centros vinculados con el comercio fenicio la adopción del torno La producción de cerámica a torno, al revés que otras técnicas, exige a los grupos domésticos una inversión en tiempo y una habilidad técnica que no todos los miembros del grupo dispondrán. Se requieren varios años para dominar la técnica, tras un aprendizaje en las colonias, o bien por artesanos fenicios asentados en el territorio tartesio. Todo ello nos lleva a la conclusi1on que la adopción del torno es ineficaz y no rentable en un sistema económico caracterizado por la autosuficiencia de las unidades domésticas de producción: El beneficio tecno-económico no es aparente a corto plazo. Es una técnica difícil que no necesariamente es mejor que la tradicional (a mano). El torno, pues, no suele adoptarse por sus "ventajas". La práctica del torno puede representar un riesgo económico, porque se producirán nuevas formas ajenas a la demanda local.

12 No existe ningún factor que implique necesariamente la adopción del torno, como no sea la demanda del mercado, que siempre estará afectada por la organización y jerarquización social. Por consiguiente, la adopción del torno de alfarero es resultado de la transformación de la economía indígena, que se ve obligada a adoptar una nueva organizaci1on de los procesos productivos, con el fin de mantener su dependencia del mercado colonial. No será de extrañar, entonces, que la adopción del torno sea un fenómeno muy variable en las distintas comunidades tartesias, dependiendo de la organización social de cada una de esas comunidades, así como de su grado particular de vinculación con la economía colonial. HUELVA (Huelva Arq.). En la secuencia estratigráfica del yacimiento de la calle del Puerto No. 6, el cambio en las proporciones de cerámica a mano/cerámica a torno no se produce hasta el Nivel IIa. No obstante, la escasa diversidad tipológica de las cerámicas de engobe rojo y la abundancia de ánforas, junto a la presencia de cerámica gris importada, no nos permite asegurar la existencia de una producción local en esa fase. La no modificación de la tipología de la cerámica a mano, es una evidencia adicional que no ha variado la producción indígena de contenedores cerámicas, aunque sí ha aumentado su dependencia de las importaciones. En el nivel IIb, sorprendentemente, varían las proporciones, predominando la cerámica a mano por encima de la cerámica a torno. Este hecho puede interpretarse a partir de las insuficiencias de la muestra, o bien, como indicio de una involución coyuntural en las relaciones entre indígeneas y colonizadores. No será hasta el nivel IIc cuando se detectan las primeras variaciones en la diversidad tipológica de las cerámicas a mano, constantandose una importante reducci&on de la misma (menos formas); en el Nivel III esa tendencia continúa, hasta llegar a una completa estandartización de la cerámica doméstica, que debe estar relacionada con una producción especializada de la misma en talleres diferenciados de las unidades domésticas. CASTILLO DE DOÑA BLANCA (Ruiz Mata 1985, 1986). A principios del siglo VII ac hay más cantidad de cerámica a torno que a mano. En esa misma fecha se inicia una degeneración en las cerámicas a mano. PROPORCIONES DE LA CERAMICA DE LUJO/DOMESTICA. Se desconoce, sin embargo, si las grandes cantidades de cerámica a torno encontradas corresponden a importaciones masivas procedentes de talleres fenicios, o bien son producidas por talleres indígenas bajo control fenicio. El hecho de que las importaciones aparezcan en este yacimiento antes que en otros lugares (con la posible excepción de Huelva) y su proximidad al centro colonial de Cádiz, explicaría también por qué en este poblado la adopción del torno se realiza con anterioridad a los restantes poblados indígenas. Se ha planteado la hipótesis de que este poblado funcionase como centro distribuidor de productos orientales hacia lugares situados hacia el interior

13 CERRO DEL BERRUECO CERRO DE LA CABEZA DE SANTIPONCE (Dominguez et al. 1988). En la primera mitad del siglo VIII ac, no hay importaciones, si descontamos un único fragmento discutible (por su minúsculo tamaño). Las importaciones, en muy reducida cantidad, aparecen a partir de la segunda mitad del siglo VIII ac. Hasta la segunda mitad del siglo VII ac (estrato IV) la cantidad de cerámica a torno no superará la cantidad de cerámica a mano. Este hecho no nos obliga a suponer que en el siglo VII ac. esté funcionando un taller local. Durante el siglo VII ac las cerámicas a torno sustituyen, tan sólo, algunos tipos de cerámica a mano, especialmente, la cerámica "de lujo". Las proporciones de cerámica de uso doméstico continúan estables, no siendo afectadas por las importaciones. No será hasta el siglo VI ac en que un importante cambio en la técnica de fabricación de la cerámica, sí podría estar relacionado con la aparición de talleres indígenas especializados en la producción de cerámicas a torno. En el siglo V ac., la producción a torno desplazará totalmente la producción a mano, a la vez que la forma de las vasijas ya no será tan dependiente como en fases anteriores de los prototipos fenicios. La producción indígena de ánforas empezaría en el siglo VI ac, lo cual es indicio claro de una profunda transformación de la economía indígena en esa fecha. CERRO MACARENO (Pellicer et al., 1983): Los porcentajes de cerámica a mano y cerámica a torno son similares a los del Cerro de la Cabeza de Santiponce, especialmente en o que se refiere a la paulatina desaparición de cerámicas "de lujo" (bruñidas) hechas a mano, y su sustitución por piezas a torno de importación. En el estrato 22, aparecen cerámicas de uso doméstico fabricadas a torno (620 ac), cuya arcilla coincide con la de las cerámicas a mano, señal de la existencia de un taller indígena especializado en esa fecha. La cantidad, sin embargo es muy reducida, como lo es la cerámica de uso doméstico en toda la excavación. La falta de continuidad en los porcentajes de cerámica publicados puede significar: a) problemas muestrales (el número de fragmentos depende de la manera en que se ha producido la fragmentación), o bien a irregularidades cíclicas en la producción doméstica, una vez que se ha introducido la producción a torno, y la comunidad depende de los suministros de un taller central, bien esté situado en esa misma comunidad, bien, en una comunidad vecina o en un centro colonial. CARMONA (Pellicer y Amores 1985). La aparición de cerámicas fenicias de importación (a mediados del siglo VIII ac) parece ser, aquí algo anterior que en los yacimientos de la desembocadura del Guadalquivir (Cerro Macareno, Carambolo, Cerro de la Cabeza), sobre todo, porque en éste yacimiento hay evidencia de una ocupación estable en la fase anterior pre-fenicia, lo cual con la excepción de Carambolo Alto, no parece ser el caso en la otra zona. No obstante, el proceso de su subsititución paulatina se asemeja bastante: la degeneración formal coincide con el incremento de las importaciones de cerámica a torno, antes que con una intensificación de la producción local de cerámicas a mano. Si en la periferia del

14 área colonial (Setefilla, Alhonoz, Llanete de los Moros, Colina de Los Quemados), las unidades domésticas son las deben que satisfacer el brusco aumento de la demanda interna experimentado a lo largo del siglo VII AC, en la zona dependiente directamente de la economía colonial, es el mercado colonial el que suministrará productos para satisfacer esa demanda. El perido máximo de las importacxiones en Carmona podría establecerse en la segunda mitad del siglo VII ac.,, siendo ésta, quizás la fecha de los inicios de la producción local de cerámica a torno. No están atestiguadas las imitaciones locales a mano de la cerámica gris, que caracterizan yacimientos como Setefilla o Montemolín. MONTEMOLIN (Chaves y de la Bandera 1991, Mancebo et al. 1992). Las primeras importaciones aparecen, posiblemente en el siglo VIII ac., lo que pondría este poblado en relación con los de la cuenca media del Guadalquivir (Setefilla, Alhonoz, Colina de Los Quemados), que recibirán el impacto colonial en época ligeramente más tardía que los del Bajo Guadalquivir. El siglo VII ac. en este yacimiento se caracteriza por la imitación a mano de la cerámica fenicia gris a torno, de un modo que podríamos considerar semejante al de Setefilla. Al igual que en ese yacimiento, destaca el escaso número de las cerámicas de engobe o de barniz rojo, lo que estaría relacionado con la vinculación indirecta de este yacimiento con los mercados coloniales. La producción local de cerámica a torno no tendría lugar hasta el siglo VI ac., relacionado, quizás, con el asentamiento de alfareros orientales en el poblado. SETEFILLA: (Aubet 1989, Aubet et al. 1983). En el área de habitat, la primera aparición de cerámica a torno (importada) se registra en contextos del siglo VIII ac (estratos XI-X del Corte 1). La cerámica de retícula bruñida empieza a degenerar a fines del siglo VII ac -principios del siglo VI ac., coincidiendo con la aparición de imitaciones (a mano) de la cerámica gris a torno. La adopción del torno en Setefilla es extraordinariamente tardía -si hacemos casos de las dataciones C-14 no calibradas- (540±90 ac). En el estrato IX, por ejemplo, continúa la escasísima presencia de cerámicas a torno, abundando, por el contrario la cerámica "de lujo" (urnas) hechas a mano. Este hecho no sorprende, ya que Setefilla parece ser una comunidad indígena situada al margen del mercado colonial (ausencia de metalurgia de plata), por lo que recibiría algunos bienes de prestigio de procedencia oriental a través de sus interacciones con otras comunidades indígenas que sí estaban vinculadas a la economía colonial. ALHONOZ (López Palomo 1981) LLANETE DE LOS MOROS (Martín de la Cruz 1987). Los estratos que conienen la información de este periodo están removidos por construcciones posteriores. No hay información cuantitativa que permita seguir el abandono progresivo de la producción de cerámanica a mano y sus sustitución por cerámicas a torno.

15 En resumidas cuentas, la expansión del sistema indígena de intercambios (siglo VII AC) tuvo importantes repercusiones en la economía doméstica, especialmente en lo que se refiere a la intensificación de la producción y a la necesidad por rentabilizar la cantidad de trabajo disponible, pero las unidades domésticas pudieron hacer frente a esa intensificación sin una reorganización en profundidad. Aparecen las primeras evidencias de una producción en serie de la cerámica a mano, fabricada todavía en el interior de los grupos domésticos. Como resultado, la cerámica de retícula bruñida, que había alcanzado su mayor perfección a fines del VIII ACprincipios del VII AC, inicia su degeneración: la cocción de las pastas es muy poco precisa, como lo es el tratamiento de la superficie, a la vez que se simplifican los motivos decorativos. En algunos yacimientos (Huelva, Castillo de Doña Blanca, Cerro Macareno, Cerro de la Cabeza de Santiponce) el deterioro de la calidad de la cerámica indígena a mano, está acompañado por la llegada de una gran cantidad de importaciones de cerámicas a torno que, posiblemente;, sustituyan a las producciones locales. En otros poblados (Setefilla, Alhonoz), situados un tanto al margen del mercado colonial que se está configurando, este fenómeno no está acompañado por un aumento en la cantidad de cerámica a torno; esto es, no hay una sustitución de las producciones locales por importaciones. Lo importante, pues, es la importancia del aumento en la demanda indígena para explicar los intentos de producción en serie de cerámicas. Posiblemente el volúmen de esa demanda sea diferente en los poblados indígenas más vinculados a los centros coloniales, que en la periferia, pero los efectos -con las obvias diferencias de grado- son muy semejantes. El incremento de importaciones fenicias no es suficiente como para satisfacer una demanda en constante incremento, provocada, a su vez, por la mayor complejidad de los procesos productivos. A pesar del creciente peso de las importaciones, continúa la producción de cerámicas a mano en el interior del grupo doméstico, pero la organización de su producción empieza a cambiar. A fines del siglo VII AC y principios del VI AC, cuando la demanda interna supera la capacidad de las unidades domésticas de producción locales, la adopción del torno en las comunidades indígenas encontrar1a una justificación. Para ser rentable la producción de cerámicas a torno exigen transferir el trabajo doméstico a talleres especializados que suministren productos a todas las unidades domésticas que constituyen el grupo local. La Especialización Artesanal está vinculada, pues, a la formación de un mercado indígena, en el cual pueda producirse el intercambioo de subsistencias por bienes manufacturados. Los datos a nuestra disposición nos indican que la formación de ese mercado es un proceso lento y diverso según sea la organización social de cada poblado o área geográfica. El hecho de que ciertas unidades domésticas imiten formas a torno, cuando otras consuman efectivamente, cerámicas fabricadas a torno, significa que, por alguna razón, no tienen acceso a los productos de los talleres especializados. La circulación desequilibrada de esta producción especializada -y por tanto supradoméstica- puede leerse de diferentes modos:

16 bien como la existencia de grupos domésticos que encuentran más rentable vivir de espaldas a la economía colonial, bien porque la producción local de cerámicas a torno es muy reducida y sus productos van dirigidos a aquellos grupos domésticos que pueden adquirirlos (élites). Tendríamos entonces, un ejemplo de capitalización de la acumulación de excedentes: sólo aquellos grupos capaces de llevar a cabo la acumulación tendrán acceso a los resultados del trabajo especializado supradoméstico. Empieza la diferenciación social en el interior de la comunidad, y al margen de las interacciones entre grupos domésticos ESTRUCTURA DE LAS UNIDADES DOMESTICAS DE PRODUCCION Existen muy pocos estudios teóricos y metodológicos acerca del análisis arqueológico de las unidades domésticas de producción (cf. Wilk y Rahtje 1982, Deetz 1982, Ciolek-Torrello 1985, Beaudry 1987, McEachern et al. 1989). De los pocos trabajos etnoarqueológicos publicados debemos tener en cuenta la extrema diversidad de esta forma de organización. Sociedades con un mismo modo de producción y relaciones sociales de producción comparables, estructurán de forma muy diversa sus unidades domésticas. No existe, pues, una definici1on universal ni una tipología válida que nos permita inferir directamente la organizaci&on de la economía y de la sociedad a partir de los restos arquitectónicos. Hemos de tener en cuenta, además, que los grupos domésticos son estructuras sociales dinámicas, que varían a medida que los individuos que lo componen envejecen y adoptan nuevas funciones en su sociedad relacionadas con su edad. Las unidades domésticas tienen, pues, su propia vida, originandose con la constitución de una familia monógoma (pareja jóven), creciendo en la medida en que aumenta dicha familia al establecer alianzas políticas por poliginia, y aumentar el número de hijos. La unidad no muere con el matrimonio de los hijos o con la muerte del Jefe de la Familia, sino que se transformará, dando lugar a nuevos grupos domésticos que, progresivamente, irán integrando las viudas procedentes del grupo primario. Por consiguiente, todo estudio de las unidades domésticas debe ser diacrónico; cualquier estudio sincrónico falsearía la organización observada, al generalizar lo que no era más que uno de los estados momentáneos de la organización social. He intentado seguir este axioma fundamental al analizar los cambios que experimentó la unidad doméstica de producción indígena en el periodo que lleva del siglo X AC al siglo VII AC. La nueva estructuración de la economía productiva modificó la forma de organizar el habitat, ya sea a nivel local -disposición de unidades domésticas de producción y talleres artesanales especializados-, como a nivel regional, disposición de las aldeas en el territorio. Aumentó la complejidad de las unidades domésticas -mayor diversidad de tareas, con especialización horizontal interna-, lo que provocó un aumento en el tamaño de las casas: de la cabaña ovalada a la casa rectangular, con compartimentación del especio. La nueva importancia de la acumulación de excedentes rentabilizó también el trabajo destinado a la creación de almacenes.

17 El estudio se ha efectuado sobre un área lo más amplia posible, si bien la ausencia de excavaciones en extensión imposibilita en muchos casos estudiar más de unidad doméstico. Una casa o cabaña no tiene por qué coincidir con una unidad doméstica; hemos de analizar, por tanto, cómo se estructuran las distintas actividades, si sus lugares son únicos, o bien si las mismas actividades se desarrollan, simult1aneamente, en diferentes lugares, si en un único lugar pueden llevarse a cabo, sucesivamente, distintas actividades, etc. Finalmente, resulta imprescindible que en nuestro análisis tengamos presentes los procesos post-deposicionales. El registro arqueológico encontrado en el proceso de excavación no tiene por qué ser el resultado directo de las acciones pasadas, sino que una gran cantidad de procesos, tanto culturales como geológicos han podido modificarlo. Por ejemplo, las casas o cabañas excavadas pueden corresponder a distintos estados evolutivos de la unidad doméstica, abandonadas en momentos distintos. Una casa abandonada será reutilizada por los residentes en las casas de alrededor, bien como vertedero, bien como almacén: el registro arqueológico de dicha casa, por tanto, será el resultado de un proceso posterior a su abandono, y no reflejará las actividades que tuvieron lugar en el momento de su ocupación, sino su reutilización posterior. Y lo que se refiere a una casa es extrapolable a todo un asentamiento. La misma importancia reviste la trascendencia de las operaciones de limpieza; no todas las sociedades entienden lo mismo bajo dicho término (Hayden y Cannon 1983), por lo que debemos esperar formas distintas de alteración experimentadas por los restos de las actividades productivas. La imposibilidad de interpretar el registro arqueológico tal y como aparece en la excavación ha desembocado en el debate denominado "Premisa de Pompeya" (Binford 1981, Schiffer 1985, Ciolek-Torrello 1989). No es éste el lugar apropiado para comentar este debate, pero es importante tenerlo en cuenta a la hora de interpretar las evidencias arqueológicas las cabañas simples del Bronce Final. Del momento de formación de lo que denominaremos Cultura Tartesia -el Bronce Tardío-, sólo conocemos lo yacimientos de Setefilla y el Llanete de los Moros, a la espera de la publicación de excavaciones como la de Lebrija. En ambos lugares, lo endeble de las estructuras de habitat podría interpretarse como una ocupación itinerante y ocasional por grupos transhumantes (eso explicaría, posiblemente, la potencia del estrato XIII de Setefilla). Un indicio adicional sería la gran heteogeneidad de las cerámicas de esta fase, que contrasta con la mayor homogeneidad de las cerámicas del Bronce Medio y del Bronce Final, dos momentos en los que el habitat fue más estable y sedentario. Es en los siglos X-IX AC (sin dataciones de C-14) cuando se observa un aumento en el número de poblados, registrandose la primera ocupación de los centros de poblamiento que serán protagonistas en la época tartesia: Huelva, Alhonoz, Castillo de Doña Blanca, Tejada la

18 Vieja, Carambolo, etc. No se trata de una invasión o de un movimiento de poblaciones de fuera, sino de una posible expansión poblacional a partir de los asentamientos dispersos de la época anterior. Es interesante advertir que, por lo que sabemos actualmente, la zona de Huelva no había sido ocupada con anterioridad, a pesar de su riqueza minera, aunque la explotación del cobre de Riotinto (Corta del Lago) habría empezado, a baja escala, en el siglo XII AC (Ruiz Mata 1989) La explicación clásica de estos movimientos de población de los siglos X- IX AC en gran parte de Europa es la de una colonización de las llanuras aluviales a partir del momento en que las transformaciones climáticas lo permitieron. Al ocupar tierras más feraces, aumentó la cantidad de subsistencias por unidad familiar, lo que redujo la mortalidad infantil y condujo directamente al aumento de la población. El proceso experimentó entonces, una generación después de haber empezado, nuevas presiones de índole ya no climática, sino social y económica: la mayor cantidad de población hizo más complejas las relaciones sociales, lo que hizo necesario una intensificación de los procesos productivos que generase suficiente energía como para reproducir este sistema. En esta explicación sencilla hay algunas confusiones entre causas y efectos. La llanura aluvial es potencialmente muy rica y fértil, pero exige una considerable inversión en fuerza de trabajo para hacerla rentable. Y esa cantidad de trabajo no existe en las pequeñas comunidades del Bronce Tardío y Final. La tecnología disponible tampoco permitió la explotación de esas tierras, ni el ahorro de fuerza de trabajo. En definitiva, si la llanura del Guadalquivir fue ocupada es como resultado de una expansión poblacional previa, o bien, de una necesidad externa de intensificar la producción de subsistencias. La colonización de las nuevas tierras no fue la causa de la expansión poblacional, sino su consecuencia o manifiestación visible. La expansión en el número de poblados del Bronce Final Tartesio coincide en el tiempo con una espectacular disminución del número de bóvidos en la ganaderia de las poblaciones tartesias, y un aumento espectacular del número de ovicápridos (Estévez 1983, 1984). Este hecho podría hacernos pensar que la aparente "expansión" de la población es, en realidad, la manifestación empírica de la transhumancia: la adopción de una nueva economía ganadera impuso una modificación de la forma de ocupación del territorio, lo que obligaría a fundar un gran número de pequeños asentamientos dependientes. Desconocemos, no obstante, por qué en el siglo VIII ac., cuando efectivamente se incrementa la población (aumenta la superficie ocupada en Setefilla) se prescinde de los animales que más facilitarían una economía agrícola intensiva, y se opta por una estrategia ganadera móvil y extensiva. El exámen de las estructuras arquitéctónicas en esos poblados debieran permitirnos interpretar sobre bases más fiables las transformaciones que experimentó la sociedad indígena en los siglos IX-VIII ac. Las viviendas características de este momento cronológico han sido

19 identificadas en casi todos los yacimientos tartesios, como por ejemplo en Setefilla, Llanete de los Moros, Colina de Los Quemados, Huelva, etc. Se trata de cabañas de tapial y ramas de planta circular u ovalada, sin estructuras de piedra. En lugares como Setefilla, sorprende, ciertamente, esta forma de estructurar las unidades domésticas de producción y residencia, tras la compleja arquitectura durante el Bronce Medio. En el estrato IIIA del Llanete de los Moros (Martín de la Cruz 1987), directamente sobre el suelo virgen, aparecen las primeras construcciones en piedra -en realidad, piedras trabadas con barro-, que sustituyen a las cabañas de ramas y tapial de la época anterior. La cronología es bastante antigua, en el siglo X ac. No obstante, el área excavada es muy reducida, como para extraer conclusiones. Queda, no obstante, la duda de si la reestructuración de las unidades domésticas de producción se produce antes en la cuenca media del Guadalquivir, que en su desembocadura, relacionado, quizás, con las penetraciones contemporáneas de los pastores meseteños (Cogotas I). Debemos tener presente, sin embargo, la posibilidad de que en yacimientos meridionales como Lebrija, existan construcciones semejantes con parecida antiguedad (Pellicer 1989). El prototipo de poblado del Bronce Final, podría ser el Carambolo Alto (Carriazo 1973) si bien disponemos de muy poca información debido a una excavación inadecuada. Mucho más importante, por los datos que proporciona, es San Bartolomé de Almonte (Ruiz Mata y Fernández Jurado 1986). La población se reparte en cuatro altozanos, detectándose distintos núcleos de viviendas, que podrían estar relacionados con una organizaci1on social basada en linajes o relaciones de parentesco. En cada uno de esos núcleos diferenciados aparace un conjunto de fondos de cabaña sin estructuras de piedra, en los que conviven unidades domésticas del Calcolítico con las del Orientalizante, sin que haya ninguna diferencia formal apreciable entre ellas. Las cabañas viejas son destruidas cuando amenazan ruina, y pronto substituidas por una nueva cabaña construida cerca de la anterior. En el interior de cada una de las cabañas se producen diversas actividades productivas (metalurgia), de consumo (restos orgánicos) y de residencia, lo cual nos da la idea de una organización doméstica y autosuficiente de la producción, sin especialización alguna, quizás con redistribución a nivel del grupo local, pero muy limitada. El poblado sería abandonado a fines del siglo VII ac y principios del siglo VI ac., lo que explica sólo parcialmente por qué no experimentó una transformación pseudourbana como los poblados vecinos. En San Bartolomé se aprecia una gran diversidad de formas y tamaños de las cabañas. Junto a las cabañas hay construcciones simples más pequeñas que, probablemente, harían las veces de almacenes. Es una evidencia de existencia de la acumulación de excedentes, que no recurre a una organización supra-doméstica del trabajo. Las cabañas no se diferencian por el tamaño o contenidos de dichos almacenes, por lo que no podemos inferir diferencias socioeconómicas entre los grupos domésticos basadas en la acumulación diferencial o en el acceso

20 desigual a los medios de producción. Se ha creido identificar, no obstante, una posible diferencia de riqueza entre las cabañas: una de ellas es mucho mayor que las demás, con muchos restos de trabajo metalúrgico y de cerámica a torno (de época orientalizante). Cuenta con elementos de prestigio, pero no es la única cabaña con ellos. Es importante tener presente que esta posible diferencia económica es exlusiva del moemento final del poblado, en un momento cronológico en el que los poblados vecinos inician una transformación radical de su estructura. En Huelva, el habitat del Bronce Final se caracteriza por una pauta de ocupación dispersa, con diferentes núcleos en las colinas que rodean la ría, un tanto al estilo etrusco (Veii, Tarquina, etc), por lo que quizás tuvieramos que hablar aquí de confederación de grupos locales. Otras evidencias nos mostrarán que en este punto la organización social está más desarrollada que en otros puntos del área tartésica, quizás como resultado de la compleja trama de vínculos políticos que unen a los diferentes núclos de población vecinos. Contemporáneo de las primeras importaciones ( ac) es el muro de estilo siro-palestino, construido por técnicos fenicios. No es una obra de defensa, sino una obra de ingeniería, un muro de contención para evitar derrumbes. No evidencia, pues, una diferenciación social entre asentamientos (el Cabezo de San Pedro no es más importante que los demás gracias a ese muro), sino un indicio de la naciente relación de dependencia entre la comunidad indígena y los centros fenicios; esa sofisticada construcción convive con cabañas simples del tipo San Bartolomé, y no hay evidencias de que haya sido monopolizado por un sector de la población. En el siglo VII ac. el habitat se expande a todos los cabezos que rodean la ria, indicio, bien de expansión poblacional, o bien de concentración del habitat rural disperso. El proceso, una vez más, recuerda, con diferencias cronológicas, a la nucleización de las poblaciones etruscas: los diferentes poblados confederados refuerzan sus vínculos políticos, a la vez que el crecimiento poblacional aproxima sus límites y pone en contacto núcleos de población que en un momento anterior habían sido independientes. Monte Berrueco (Escacena y de Frutos 1985) ha proporcionado poca información sobre estructura de las unidades domésticas de producción. La ausencia de paredes que delimiten los pavimentos de cal identificados impide averiguar el grado de estructuración de las viviendas, si bien, es posible aventurar la existencia de algunas estructuras de piedra ( zócalos, banco corrido?). Lo importante en este yacimiento es que el pavimento de cal del Estrato IV (Bronce Tardío) supone una importante reestructuración del asentamiento, nivelando y allanando la superficie. Esa reestructuración sería, caso de demostrarse en catas de mayor extensión, la más antigua identificada, y anterior a la hipotética expansión de poblamiento del siglo IX AC. De los hallazgos en superficie en el yacimiento de Castillo de Doña Blanca (Ruiz Mata 1985, 1986) se infiere un habitat disperso en cabañas de ramas y tapial en las laderas de la sierra

MASTER EN PLANIFICACION URBANA - REGIONAL PLANIFICACION DE ALDEAS RURALES

MASTER EN PLANIFICACION URBANA - REGIONAL PLANIFICACION DE ALDEAS RURALES ARQ. URB. JORGE SARA VIA VALLE MASTER EN PLANIFICACION URBANA - REGIONAL PLANIFICACION DE ALDEAS RURALES LIBRERIA EDITORIAL JUVENTUD LA PAZ BOLIVIA INDICE Pag. Introducción...7 CAP. I LA PROBLEMÁTICA.9

Más detalles

"MATERIALES DE ÉPOCA ORIENTALIZANTE DE COÍN (MÁLAGA)"

MATERIALES DE ÉPOCA ORIENTALIZANTE DE COÍN (MÁLAGA) "MATERIALES DE ÉPOCA ORIENTALIZANTE DE COÍN (MÁLAGA)" por JUAN ANTONIO MARTÍN RUIZ 1. INTRODUCCIÓN. En las líneas que siguen deseamos dar a conocer dos objetos metálicos de uso personal, ambos de época

Más detalles

Grup d Estudis Sociològics sobre la vida quotidiana i el treball

Grup d Estudis Sociològics sobre la vida quotidiana i el treball Grup d Estudis Sociològics sobre la vida quotidiana i el treball EL ESTUDIO DE LA DOBLE PRESENCIA: UNA APUESTA POR LA CONCILIACIÓN DE LA VIDA LABORAL Y FAMILIAR Proyecto I+D+I Exp. nº 37/00 (2000-2002)

Más detalles

EL ORIGEN DE LAS CIUDADES. Prof: Paola SánchezS Urbanismo I

EL ORIGEN DE LAS CIUDADES. Prof: Paola SánchezS Urbanismo I EL ORIGEN DE LAS CIUDADES Prof: Paola SánchezS Urbanismo I Durante milenios (Paleolítico) el hombre llevó una existencia itinerante, dedicándose a la caza o la recolección n y viviendo en pequeños grupos,

Más detalles

5 Actividad laboral. INE. Documentos de trabajo, 2/08. Encuesta Nacional de Inmigrantes 2007

5 Actividad laboral. INE. Documentos de trabajo, 2/08. Encuesta Nacional de Inmigrantes 2007 5 Actividad laboral Los procesos del crecimiento de empleo y el dinámico incremento de la población inmigrante son dos procesos estrechamente interrelacionados. Según los datos de la Encuesta de Población

Más detalles

TEORIA DE COSTOS CPC VICTOR EDUARDO COLLANTES NAVARRETE. 24/04/2012 CPC Victor Eduardo Collantes Navarrete

TEORIA DE COSTOS CPC VICTOR EDUARDO COLLANTES NAVARRETE. 24/04/2012 CPC Victor Eduardo Collantes Navarrete TEORIA DE COSTOS CPC VICTOR EDUARDO COLLANTES NAVARRETE 1 Se abordan términos como Costos y Gastos, clasificación de los costos, elementos de gastos y se detallan las características principales de los

Más detalles

10.2 Dimensión financiera de la estrategia empresarial. La creación de valor

10.2 Dimensión financiera de la estrategia empresarial. La creación de valor PARTE IV: Dimensión financiera de la estrategia empresarial Decisiones financieras y estrategia empresarial 10.1 La interdependencia de las decisiones de inversión y financiación 10.2 Dimensión financiera

Más detalles

EL AHORRO Y SUS DETERMINANTES.

EL AHORRO Y SUS DETERMINANTES. EL AHORRO Y SUS DETERMINANTES. En este trabajo se expone las diferentes teorías del ahorro que han existido, los efectos del ahorro y hemos llevado acabo una regresión para comprobar si el ahorro depende

Más detalles

Las empresas españolas operan por término medio con tres entidades financieras distintas, aunque el 25% de ellas trabaja con un solo banco

Las empresas españolas operan por término medio con tres entidades financieras distintas, aunque el 25% de ellas trabaja con un solo banco NOTA DE PRENSA Según los resultados del estudio de la Fundación BBVA sobre banca relacional Las empresas españolas operan por término medio con tres entidades financieras distintas, aunque el 25% de ellas

Más detalles

Los contrastes en el mundo desarrollado. La desvitalización local y sostenibilidad del medio rural

Los contrastes en el mundo desarrollado. La desvitalización local y sostenibilidad del medio rural Profesor: Ernesto Cutillas Orgilés TEMA 3 El bienestar social en el medio rural Los contrastes en el mundo desarrollado. La desvitalización local y sostenibilidad del medio rural Desigualdad social en

Más detalles

Población & Sociedad - Grupo Editor Yocavil

Población & Sociedad - Grupo Editor Yocavil Posgrados. Población & Sociedad [en línea], ISSN-L 0328 3445, Vol. 22 (1), 2015, pp. 127-130. Puesto en línea en junio de 2015. http://www.poblacionysociedad.org.ar/archivos/22/p&s-v22-n1- Posgrados.pdf

Más detalles

GEOGRAFÍA ECONÓMICA PROPUESTA DE EJERCICIOS PRÁCTICOS PREPARANDO LA SELECTIVIDAD. 2º de Bachillerato

GEOGRAFÍA ECONÓMICA PROPUESTA DE EJERCICIOS PRÁCTICOS PREPARANDO LA SELECTIVIDAD. 2º de Bachillerato PROPUESTA DE EJERCICIOS PRÁCTICOS PREPARANDO LA SELECTIVIDAD GEOGRAFÍA ECONÓMICA 2º de Bachillerato 1 5ª Parte: Sector Primario. 108- Confecciona un gráfico de barras con la evolución de la población activa

Más detalles

Resumen ejecutivo. Cambio estructural. La industria frente a los servicios La terciarización de las economías occidentales

Resumen ejecutivo. Cambio estructural. La industria frente a los servicios La terciarización de las economías occidentales Resumen ejecutivo Cambio estructural. La industria frente a los servicios La terciarización de las economías occidentales Estas últimas décadas se ha producido una caída progresiva del peso del sector

Más detalles

Accidentes, empleo, carga de trabajo y peligrosidad del trabajo (*)

Accidentes, empleo, carga de trabajo y peligrosidad del trabajo (*) Artículo de fondo Este artículo fue publicado en el número 1-1999, páginas 29 a 36. Siguiendo la línea de la página Web del INSHT se incluirán los textos íntegros de los artículos prescindiendo de imágenes

Más detalles

PODEMOS DESCRIBIR ARQUEOLOGICAMENTE LAS FORMAS DE INTERACCION SOCIAL?

PODEMOS DESCRIBIR ARQUEOLOGICAMENTE LAS FORMAS DE INTERACCION SOCIAL? Abril 1995: II JORNADAS DE ARQUEOLOGIA A LA CARTA. Propuestas Teóricas para la Prehistoria Reciente en Andalucía. Publicado como: J.A. BARCELO, 1997 Podemos definir arqueológicamente las formas de Interacción

Más detalles

Inventario, consumo de energía y potencial de ahorro del alumbrado exterior municipal en España

Inventario, consumo de energía y potencial de ahorro del alumbrado exterior municipal en España Inventario, consumo de energía y potencial de ahorro del alumbrado exterior municipal en España 1. Inventario del alumbrado municipal en España En marzo de 2001 el Comité Español de Iluminación.- CEI publicó

Más detalles

AHORRO Y ENDEUDAMIENTO HIPOTECARIO DE LOS HOGARES MADRILEÑOS: EVOLUCIÓN EN LA ÚLTIMA DÉCADA Y SITUACIÓN PRESENTE

AHORRO Y ENDEUDAMIENTO HIPOTECARIO DE LOS HOGARES MADRILEÑOS: EVOLUCIÓN EN LA ÚLTIMA DÉCADA Y SITUACIÓN PRESENTE AHORRO Y ENDEUDAMIENTO HIPOTECARIO DE LOS HOGARES MADRILEÑOS: EVOLUCIÓN EN LA ÚLTIMA DÉCADA Y SITUACIÓN PRESENTE INTRODUCCIÓN Como ya se hizo en cuatro ocasiones anteriores (1996, 1999, 2001 y 2004), la

Más detalles

EL PROCESO DE URBANIZACIÓN EN ESPAÑA.

EL PROCESO DE URBANIZACIÓN EN ESPAÑA. EL PROCESO DE URBANIZACIÓN EN ESPAÑA. El proceso de urbanización es progresiva concentración en s ciudades de pobción. En este proceso pueden diferenciarse varias etapas: Preindustrial, Industrial y Postindustrial

Más detalles

Objetivos del estudio de mercado Introducción

Objetivos del estudio de mercado Introducción Estudio de Mercado Definición El concepto de mercado se refiere a dos ideas relativas a las transacciones comerciales. Por una parte se trata de un lugar físico especializado en las actividades de vender

Más detalles

Norma Internacional de Contabilidad 13 Medición del Valor Razonable

Norma Internacional de Contabilidad 13 Medición del Valor Razonable Norma Internacional de Contabilidad 13 Medición del Valor Razonable Objetivo 1 Esta NIIF: (b) define valor razonable; establece en una sola NIIF un marco para la medición del valor razonable; y (c) requiere

Más detalles

La Revolución Industrial. Primera fase (1760-1830).

La Revolución Industrial. Primera fase (1760-1830). La Revolución Industrial. Primera fase (1760-1830). Contenidos La Revolución Industrial. Primera fase (1760-1830). Factores determinantes: - Demográficos. - Invenciones. - Revolución agrícola. - Revolución

Más detalles

FACTORES DE EXCLUSIÓN

FACTORES DE EXCLUSIÓN FACTORES DE EXCLUSIÓN Las diferentes tareas llevadas a cabo durante el proyecto nos han permitido contrastar las tres hipótesis a partir de las cuales se formuló este trabajo. El acceso a la bibliografía

Más detalles

CORRECCIÓN TEMA 13. 1. El hemisferio que está más densamente poblado es el hemisferio norte.

CORRECCIÓN TEMA 13. 1. El hemisferio que está más densamente poblado es el hemisferio norte. Página 214 CORRECCIÓN TEMA 13 1. La población del mundo se reparte de manera muy desigual. Continentes como Asia o Europa están muy densamente poblados ya que hay, aproximadamente, el doble de población

Más detalles

Preguntas y respuestas sobre el precio fijo

Preguntas y respuestas sobre el precio fijo Preguntas y respuestas sobre el precio fijo Rafael Martínez Alés, consultor editorial, España 1. Qué es el precio fijo o único de los libros? Que un mismo libro sea vendido al mismo precio en todo el territorio

Más detalles

ECONOMÍA LABORAL CURSO

ECONOMÍA LABORAL CURSO Departament d Economia Aplicada FACULTAT DE CIÈNCIES SOCIALS DIPLOMATURA EN RELACIONES LABORALES ECONOMÍA LABORAL CURSO 2008-2009 GUIÓN TEMAS 5 Y 6 (GRUPO F) Profesor: Josep Banyuls 1 TEMA 5. PARO Y POLÍTICAS

Más detalles

Inmigración y mercado de trabajo Miguel Pajares GRECS (Universidad de Barcelona) Noviembre 2007. Ponencia

Inmigración y mercado de trabajo Miguel Pajares GRECS (Universidad de Barcelona) Noviembre 2007. Ponencia Inmigración y mercado de trabajo Miguel Pajares GRECS (Universidad de Barcelona) Noviembre 2007 Ponencia El texto de esta ponencia son las conclusiones del estudio Inmigración y Mercado de Trabajo, Informe

Más detalles

DIAGNÓSTICO GLOBAL CAPÍTULO IV DESCRIPCIÓN DEL ENTORNO SOCIOECONÓMICO

DIAGNÓSTICO GLOBAL CAPÍTULO IV DESCRIPCIÓN DEL ENTORNO SOCIOECONÓMICO DIAGNÓSTICO GLOBAL CAPÍTULO IV DESCRIPCIÓN DEL ENTORNO SOCIOECONÓMICO Mancomunidad Almenara (ALBACETE) Asistencia técnica: INDICE 4.1. INTRODUCCIÓN...3 4.2.1. CARACTERÍSTICAS DEMOGRÁFICAS...4 4.2.1.1.

Más detalles

TEMA 1. INTRODUCCIÓN A LAS CIENCIAS DE LA TIERRA Y DEL MEDIO AMBIENTE 1.1. CONCEPTO DE MEDIO AMBIENTE

TEMA 1. INTRODUCCIÓN A LAS CIENCIAS DE LA TIERRA Y DEL MEDIO AMBIENTE 1.1. CONCEPTO DE MEDIO AMBIENTE 1 TEMA 1. INTRODUCCIÓN A LAS CIENCIAS DE LA TIERRA Y DEL MEDIO AMBIENTE 1.1. DE MEDIO AMBIENTE Conferencia de la ONU para el Medio Ambiente humano. Estocolmo 1972. Punto de vista económico Punto de vista

Más detalles

Agrosynergie. Agrupación Europea de Interés Económico. Contrato marco n 30-CE-0035027/00-37 Evaluación de la OCM de las Frutas y Hortalizas

Agrosynergie. Agrupación Europea de Interés Económico. Contrato marco n 30-CE-0035027/00-37 Evaluación de la OCM de las Frutas y Hortalizas Agrosynergie Agrupación Europea de Interés Económico Contrato marco n 30-CE-0035027/00-37 Evaluación de la OCM de las Frutas y Hortalizas Evaluación de la activación de los pagos directos por los cultivos

Más detalles

ANÁLISIS TÉCNICO.-Aspectos socioeconómicos: Ordenación del territorio

ANÁLISIS TÉCNICO.-Aspectos socioeconómicos: Ordenación del territorio ANÁLISIS TÉCNICO.-Aspectos socioeconómicos: Demografía Asistencia técnica: Promedco SL Pág 1 de 27 1.- INTRODUCCIÓN Las variables demográficas poseen claras implicaciones sobre el entorno. La concentración

Más detalles

LA EVOLUCIÓN DE LOS BENEFICIOS Y LA RENTABILIDAD EMPRESARIAL DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA

LA EVOLUCIÓN DE LOS BENEFICIOS Y LA RENTABILIDAD EMPRESARIAL DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA LA EVOLUCIÓN DE LOS BENEFICIOS Y LA RENTABILIDAD EMPRESARIAL DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA La evolución de los beneficios y la rentabilidad empresarial durante la crisis económica Este artículo ha sido elaborado

Más detalles

El desarrollo del nivel tecnológico de las clínicas dentales españolas

El desarrollo del nivel tecnológico de las clínicas dentales españolas Roberto Rosso Empresario en la consultoría de marketing, es fundador y presidente de Key-Stone, sociedad que desde hace diez años desarrolla proyectos y servicios en el ámbito del marketing estratégico

Más detalles

Cuenta del gasto en protección ambiental

Cuenta del gasto en protección ambiental Cuenta del gasto en protección ambiental Introducción La protección del medio ambiente constituye una actividad que está adquiriendo cada vez más importancia en el desarrollo socioeconómico de la Unión

Más detalles

En un marco de creciente globalización,

En un marco de creciente globalización, ESTUDIOS REGIONALES Nº 52 (1998), PP 203-205 AJUSTE DEL COMERCIO EXTERIOR ANDALUZ TRAS LA ADHESION DE ESPAÑA A LA UNIÓN EUROPEA. ENCARNACIÓN MORAL PAJARES. Coeditan Universidad de Jaén y Caja de Ahorros

Más detalles

Norma Internacional de Información Financiera 13 Medición del Valor Razonable

Norma Internacional de Información Financiera 13 Medición del Valor Razonable Norma Internacional de Información Financiera 13 Medición del Valor Razonable Objetivo 1 Esta NIIF: define valor razonable; establece en una sola NIIF un marco para la medición del valor razonable; y requiere

Más detalles

población gitana en paro

población gitana en paro 6 La población gitana en paro 6. La población gitana en paro Como ya se ha comentado con anterioridad, podemos establecer dos datos acerca del paro entre los gitanos españoles, como punto de partida. En

Más detalles

Norma Internacional de Información Financiera 13 Medición del Valor Razonable

Norma Internacional de Información Financiera 13 Medición del Valor Razonable Norma Internacional de Información Financiera 13 Medición del Valor Razonable Objetivo 1 Esta NIIF: define valor razonable; establece en una sola NIIF un marco para la medición del valor razonable; y requiere

Más detalles

CUANTO HACE FALTA AHORRAR?

CUANTO HACE FALTA AHORRAR? 3. CUANTO HACE FALTA AHORRAR? 3.1. Qué factores hay que considerar para calcular el ahorro que se necesita en la jubilación? 3.2. Qué factores personales hay que tener en cuenta? 3.3. Qué factores del

Más detalles

La pobreza. Características de los países subdesarrollados.

La pobreza. Características de los países subdesarrollados. La pobreza La pobreza es un problema generalizado con carácter mundial aunque más acusado en ciertos países. Pero, qué se entiende por pobreza? Una buena definición es: Situación caracterizada por la carencia

Más detalles

Índice de Precios de Consumo

Índice de Precios de Consumo Índice de Precios de Consumo Índice Introducción... 2 Índice de Precios de Consumo. Base 2001... 3 Definición del indicador... 3 Ámbitos del Indicador... 3 Diseño muestral... 4 Método general de cálculo...

Más detalles

Informe Panel de Expertos Marco Muestral Casen 2009 1. Junio del 2010

Informe Panel de Expertos Marco Muestral Casen 2009 1. Junio del 2010 Informe Panel de Expertos Marco Muestral Casen 2009 1 Junio del 2010 Antecedentes 1. El Panel de Expertos se origina en una solicitud del Ministro de Mideplan al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo

Más detalles

El Sistema Alimentario como área de estudio para la Sociología

El Sistema Alimentario como área de estudio para la Sociología VI Congreso Vasco de Sociología - Grupo 14. Sociología Rural y del Sistema Alimentario 1 El Sistema Alimentario como área de estudio para la Sociología José Ramón Mauleón Departamento de Sociología 2,

Más detalles

GESTIÓN Y CONSERVACIÓN DEL CONEJO DE MONTE EN ESPAÑA. Emilio Virgós Universidad Rey Juan Carlos, Dpto. Biología y Geología, Móstoles (Madrid)

GESTIÓN Y CONSERVACIÓN DEL CONEJO DE MONTE EN ESPAÑA. Emilio Virgós Universidad Rey Juan Carlos, Dpto. Biología y Geología, Móstoles (Madrid) GESTIÓN Y CONSERVACIÓN DEL CONEJO DE MONTE EN ESPAÑA Emilio Virgós Universidad Rey Juan Carlos, Dpto. Biología y Geología, Móstoles (Madrid) Introducción El conejo de monte es una especie de gran valor

Más detalles

TEMA 5.1 EL BRONCE ANTIGUO y MEDIO EN EUROPA

TEMA 5.1 EL BRONCE ANTIGUO y MEDIO EN EUROPA TEMA 5.1 EL BRONCE ANTIGUO y MEDIO EN EL BRONCE ANTIGUO y MEDIO EN I. La Edad del Bronce en Europa. Generalidades II. La Edad del Bronce en la Europa oriental: Otomani III. La Edad del Bronce en la Europa

Más detalles

B. ANÁLISIS DEL ENTORNO DE LOS NEGOCIOS

B. ANÁLISIS DEL ENTORNO DE LOS NEGOCIOS B. ANÁLISIS DEL ENTORNO DE LOS NEGOCIOS Toda empresa se desarrolla dentro de un entorno que lo afecta y que está en permanente cambio. Su correcto análisis será una pieza clave para construir una buena

Más detalles

TEMA 7 MODELOS DE MERCADO

TEMA 7 MODELOS DE MERCADO TEMA 7 MODELOS DE MERCADO El Mercado: Es el conjunto de actividades referidas a las compras y a las ventas de un determinado bien. Es el mecanismo lugar en el que se encuentran las distintas decisiones

Más detalles

Zaintzea Senide zaintzaileei laguntzeko udal zentroa Centro municipal de apoyo a familiares cuidadores

Zaintzea Senide zaintzaileei laguntzeko udal zentroa Centro municipal de apoyo a familiares cuidadores Los y las cuidadoras familiares de personas dependientes son aquellas personas que, por diferentes motivos, coinciden en la labor a la que dedican gran parte de su tiempo y esfuerzo: permitir que otras

Más detalles

MIGRACIÓK FE~iENINA. S ' IMPACTO E LAS RELACIO 'ES DE GÉI\'ERO. CARME 'GREGORIO GIL (EDITORIAL NARCEA S.A., MADRID, 1998) R,' .'.

MIGRACIÓK FE~iENINA. S ' IMPACTO E LAS RELACIO 'ES DE GÉI\'ERO. CARME 'GREGORIO GIL (EDITORIAL NARCEA S.A., MADRID, 1998) R,' .'. MIGRACIÓK FE~iENINA. S ' IMPACTO E LAS RELACIO 'ES DE GÉI\'ERO. CARME 'GREGORIO GIL (EDITORIAL NARCEA S.A., MADRID, 1998) R,'.,.".. - Al el) 1';,_ t}::,:/.:~ Migración.'. femenina Desde mediados de la

Más detalles

PANEL SECTORIAL DE EMPLEO 2014: INDUSTRIA ANIMAL

PANEL SECTORIAL DE EMPLEO 2014: INDUSTRIA ANIMAL PANEL SECTORIAL DE EMPLEO 2014: INDUSTRIA ANIMAL 1 La Comunidad de Madrid junto con la Fundación Universidad-Empresa celebraron el pasado 8 de octubre en la Cámara de Comercio la VII Edición del Panel

Más detalles

IV. Factores de Consolidación

IV. Factores de Consolidación Factores PARA Consolidar UNA Empresa IV. Factores de Consolidación L os Factores de la Consolidación Empresarial En esta sección se presentan los resultados obtenidos con técnicas estadísticas sobre los

Más detalles

EL PROCESO DE LIBERALIZACIÓN DE LOS SECTORES ENERGÉTICOS

EL PROCESO DE LIBERALIZACIÓN DE LOS SECTORES ENERGÉTICOS EL PROCESO DE LIBERALIZACIÓN DE LOS SECTORES ENERGÉTICOS LA REGULACIÓN TRADICIONAL Y SU EVOLUCIÓN Las actividades que llevan a cabo las empresas que operan en el sector energético han constituido durante

Más detalles

5. ANALISIS DE ESTADOS FINANCIEROS

5. ANALISIS DE ESTADOS FINANCIEROS 5. ANALISIS DE ESTADOS FINANCIEROS 5.1 Origen y justificación del análisis financiero En la época actual, la constitución y operación de los negocios no sólo se motiva por el propósito de obtener suficientes

Más detalles

REPERCUSIÓN Y PERSPECTIVAS DE LA CERTIFICACIÓN DE CALIDAD (ISO 9001/ISO 14001) EN LAS EMPRESAS

REPERCUSIÓN Y PERSPECTIVAS DE LA CERTIFICACIÓN DE CALIDAD (ISO 9001/ISO 14001) EN LAS EMPRESAS REPERCUSIÓN Y PERSPECTIVAS DE LA CERTIFICACIÓN DE CALIDAD (ISO 9001/ISO 14001) EN LAS EMPRESAS Repercusión y perspectivas de la certificación de calidad (ISO 9001/ISO1 4001) en las empresas 0 INTRODUCCIÓN

Más detalles

Cetelem. del Automóvil 2011 NUEVO ENTORNO, NUEVAS REALIDADES: ACTORES PROTAGONISTAS DEL MERCADO DE AUTOMÓVIL EN TIEMPOS DE CRISIS

Cetelem. del Automóvil 2011 NUEVO ENTORNO, NUEVAS REALIDADES: ACTORES PROTAGONISTAS DEL MERCADO DE AUTOMÓVIL EN TIEMPOS DE CRISIS El Observador Cetelem del Automóvil 2011 NUEVO ENTORNO, NUEVAS REALIDADES: ACTORES PROTAGONISTAS DEL MERCADO DE AUTOMÓVIL EN TIEMPOS DE CRISIS Índice Nuevo entorno, nuevas realidades: Actores protagonistas

Más detalles

CAPITULO IV. La perspectiva financiera en el cuadro de mando integral mantiene los indicadores

CAPITULO IV. La perspectiva financiera en el cuadro de mando integral mantiene los indicadores CAPITULO IV PERSPECTIVA FINANCIERA La perspectiva financiera en el cuadro de mando integral mantiene los indicadores financieros, ya que estos pueden resumir las consecuencias económicas que generan dichos

Más detalles

HARVEY, DAVID El Nuevo Imperialismo Editorial AKAL S.A., Madrid, España, 2003.

HARVEY, DAVID El Nuevo Imperialismo Editorial AKAL S.A., Madrid, España, 2003. HARVEY, DAVID El Nuevo Imperialismo Editorial AKAL S.A., Madrid, España, 2003. El autor y sus obras David Harvey es un geógrafo de prestigio mundial, sus publicaciones reflejan el análisis del modo en

Más detalles

ESTUDIO SOCIOECONÓMICO DE LOS TRABAJADORES INF AUTÓNOMOS DE LA PROVINCIA DE MÁLAGA

ESTUDIO SOCIOECONÓMICO DE LOS TRABAJADORES INF AUTÓNOMOS DE LA PROVINCIA DE MÁLAGA ESTUDIO SOCIOECONÓMICO DE LOS TRABAJADORES INF AUTÓNOMOS DE LA PROVINCIA DE MÁLAGA 2005 2014 1 INTRODUCCIÓN Según los datos de la Tesorería General de la Seguridad Social para el año 2014, los trabajadores

Más detalles

Norma Internacional de Información Financiera 13 Valoración del valor razonable

Norma Internacional de Información Financiera 13 Valoración del valor razonable Norma Internacional de Información Financiera 13 Valoración del valor razonable Objetivo 1 Esta NIIF: define valor razonable, establece en una única NIIF un marco para la valoración del valor razonable,

Más detalles

5.4.- QUÉ PASA CON LOS SALARIOS?

5.4.- QUÉ PASA CON LOS SALARIOS? El salario real medio cayó casi un 6% en los tres últimos años tras la pérdida de 2,4 millones de empleos por cuenta ajena. Mujeres, empleados a tiempo parcial y temporal, jóvenes y extranjeros son los

Más detalles

Modelo de reforma de los sistemas de pensiones

Modelo de reforma de los sistemas de pensiones Modelo PROST del Banco Mundial Modelo de reforma de los sistemas de pensiones El mecanismo del Banco Mundial para la simulación de opciones de reforma de los sistemas de pensiones L as políticas de pensiones

Más detalles

ARGUMENTOS DE LA CIVILIZACIÓN

ARGUMENTOS DE LA CIVILIZACIÓN ARGUMENTOS DE LA CIVILIZACIÓN 1 1. Donde comienza nuestra historia? En la escuela generalmente aprendemos que nuestra historia comienza en el creciente fértil, con el descubrimiento de la agricultura,

Más detalles

OBSERVATORIO DE LA ECONOMÍA SOCIAL

OBSERVATORIO DE LA ECONOMÍA SOCIAL OBSERVATORIO DE LA ECONOMÍA SOCIAL 1. JUSTIFICACIÓN. La globalización está haciendo que aparezcan indicadores referidos a cambios que están afectando a las empresas en general, y sus organizaciones representativas.

Más detalles

La estrella más masiva

La estrella más masiva EL LÍMITE DE MASA SUPERIOR PARA LAS ESTRELLAS _ La estrella más masiva CUAN GRANDE PUEDE SER UNA ESTRELLA?. Para los astrónomos más grande puede interpretarse cómo de mayor radio o de mayor masa. El radio

Más detalles

Los Criterios Globales de Turismo Sostenible (Español)

Los Criterios Globales de Turismo Sostenible (Español) Los Criterios Globales de Turismo Sostenible (Español) Preámbulo El turismo sostenible va en aumento: la demanda de parte de consumidores está creciendo, los proveedores de servicios turísticos están desarrollando

Más detalles

LAS REDES DE INNOVACION REGIONAL Y LAS RELACIONES UNIVERSIDAD- EMPRESA EN UNA REGION PERIFERICA

LAS REDES DE INNOVACION REGIONAL Y LAS RELACIONES UNIVERSIDAD- EMPRESA EN UNA REGION PERIFERICA LAS REDES DE INNOVACION REGIONAL Y LAS RELACIONES UNIVERSIDAD- EMPRESA EN UNA REGION PERIFERICA Sistemas regionales de innovación: universidad y empresa Martínez Sánchez, Angel Centro Politécnico Superior

Más detalles

EL ARTE DE PUBLICAR. Enrique Sentana CEMFI. 15 de noviembre de 2011 Universidad de Sevilla

EL ARTE DE PUBLICAR. Enrique Sentana CEMFI. 15 de noviembre de 2011 Universidad de Sevilla EL ARTE DE PUBLICAR Enrique Sentana CEMFI 15 de noviembre de 2011 Universidad de Sevilla Elección de tema El mejor tema es aquél que en mayor medida despierte la curiosidad intelectual del investigador.

Más detalles

FUNDAMENTACIÓN DEL PROGRAMA

FUNDAMENTACIÓN DEL PROGRAMA La importancia de la formación de Madres y Padres Los programas de formación de madres y padres constituyen un campo de intervención familiar que ocupa en la actualidad un lugar preferente en las políticas

Más detalles

1. Podría hacernos una breve introducción sobre cómo ve el escenario actual en materia energética en la provincia de Málaga.

1. Podría hacernos una breve introducción sobre cómo ve el escenario actual en materia energética en la provincia de Málaga. Entrevista: Alberto Gómez 1. Podría hacernos una breve introducción sobre cómo ve el escenario actual en materia energética en la provincia de Málaga. La provincia de Málaga, aunque tiene dos zonas la

Más detalles

EVOLUCIÓN DEL MERCADO DE AUTOMÓVILES PARA USO FAMILIAR: 1993-2008

EVOLUCIÓN DEL MERCADO DE AUTOMÓVILES PARA USO FAMILIAR: 1993-2008 EVOLUCIÓN DEL MERCADO DE AUTOMÓVILES PARA USO FAMILIAR: 1993-2008 Introducción La Encuesta de Consumo en la Comunidad de Madrid de la Cámara aplicada en marzo de 2008 ha centrado su parte móvil sobre las

Más detalles

IMPACTO DE LOS PROCESOS DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL EN EL DESARROLLO RURAL EN CHILE

IMPACTO DE LOS PROCESOS DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL EN EL DESARROLLO RURAL EN CHILE IMPACTO DE LOS PROCESOS DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL EN EL DESARROLLO RURAL EN CHILE María Dolores Muñoz Arquitecto Unidad de Planificación Territorial Centro de Ciencias Ambientales EULA-Chile UNIVERSIDAD

Más detalles

TEMA 9. DEMANDA Y OFERTA AGREGADAS. EQUILIBRIO MACROECONÓMICO

TEMA 9. DEMANDA Y OFERTA AGREGADAS. EQUILIBRIO MACROECONÓMICO 1. FUNCIONAMIENTO GLOBAL DE LA ECONOMÍA. Todos los objetivos macroeconómicos perseguidos por los gobiernos que hemos estudiado en el tema anterior pueden resumirse en uno que englobe a la mayoría: LOGRAR

Más detalles

Norma Internacional de Contabilidad nº 21 (NIC 21) Efectos de las variaciones en los tipos de cambio de la moneda extranjera

Norma Internacional de Contabilidad nº 21 (NIC 21) Efectos de las variaciones en los tipos de cambio de la moneda extranjera Norma Internacional de Contabilidad nº 21 (NIC 21) Efectos de las variaciones en los tipos de cambio de la moneda extranjera Esta Norma revisada sustituye a la NIC 21 (revisada en 1993) Efectos de las

Más detalles

Definir el campo de estudio de la economía o, lo que es lo mismo,

Definir el campo de estudio de la economía o, lo que es lo mismo, I.1. Introducción a la economía Definir el campo de estudio de la economía o, lo que es lo mismo, los límites de la realidad económica, es tarea necesaria y fundamental para cualquier obra sobre el tema.

Más detalles

LA SEGUNDA RESIDENCIA LANZA UNA OPA SOBRE EL LITORAL ANDALUZ

LA SEGUNDA RESIDENCIA LANZA UNA OPA SOBRE EL LITORAL ANDALUZ LA SEGUNDA RESIDENCIA LANZA UNA OPA SOBRE EL LITORAL ANDALUZ Una grave amenaza sobre el modelo de ordenación territorial para el litoral 1 INTRODUCCION El litoral andaluz ha experimentado un espectacular

Más detalles

Norma Internacional de Contabilidad 21 Efectos de las Variaciones en las Tasas de Cambio de la Moneda Extranjera

Norma Internacional de Contabilidad 21 Efectos de las Variaciones en las Tasas de Cambio de la Moneda Extranjera Norma Internacional de Contabilidad 21 Efectos de las Variaciones en las Tasas de Cambio de la Moneda Extranjera Objetivo 1 Una entidad puede llevar a cabo actividades en el extranjero de dos maneras diferentes.

Más detalles

Transmisión intergeneracional de la pobreza

Transmisión intergeneracional de la pobreza INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Transmisión intergeneracional de la pobreza Resultados basados en el módulo adicional de la Encuesta de Condiciones de Vida 2005 Madrid, abril de 2008 Índice Introducción

Más detalles

PDF created with pdffactory Pro trial version www.pdffactory.com

PDF created with pdffactory Pro trial version www.pdffactory.com Universidad de Los Andes Facultad de Humanidades y Educación Escuela de Educación Departamento de Educación Física Cátedra Didáctica de la Educación Física RESUMEN DE LA TAXONOMIA DE LOS OBJETIVOS DE LA

Más detalles

Población 5. Objetivos. Geografía e historia 3º ESO 1

Población 5. Objetivos. Geografía e historia 3º ESO 1 Población 5 Objetivos En esta quincena aprenderás a: Conocer los principales conceptos demográficos. Manejar correctamente el vocabulario asociado a la demografía 1. La población del mundo Introducción

Más detalles

Programa. Geografía de los Grandes Espacios Mundiales. Licenciatura en Historia 442030

Programa. Geografía de los Grandes Espacios Mundiales. Licenciatura en Historia 442030 Programa Geografía de los Grandes Espacios Mundiales Licenciatura en Historia 442030 I. LA GEOGRAFÍA DE LOS GRANDES ESPACIOS MUNDIALES. CONCEPTOS, OBJETIVOS Y CONTENIDOS 1. LOS CONCEPTOS BÁSICOS DE LA

Más detalles

In situ Oportunidades para sentir el pasado, medios para difundir la historia de Forua

In situ Oportunidades para sentir el pasado, medios para difundir la historia de Forua In situ Oportunidades para sentir el pasado, medios para difundir la historia de Forua - 1 - Algunas de las opiniones realizadas por visitantes a Forua (Campaña de visitas guiadas del verano de 2006, al

Más detalles

13.- CONTAMINACIÓN DE SUELOS.

13.- CONTAMINACIÓN DE SUELOS. 13.- CONTAMINACIÓN DE SUELOS. 13.1.- COMPOSICIÓN E IMPORTANCIA DEL SUELO. El suelo es la fina capa superior de la corteza terrestre en contacto con la atmósfera o las aguas, que se ha formado lentamente

Más detalles

CAPÍTULO IV LA BALANZA COMERCIAL AGROALIMENTARIA

CAPÍTULO IV LA BALANZA COMERCIAL AGROALIMENTARIA CAPÍTULO IV LA BALANZA COMERCIAL AGROALIMENTARIA IV. LA BALANZA COMERCIAL AGROALI- MENTARIA Durante los últimos diez años, la balanza comercial andaluza con el exterior ha registrado, en líneas generales,

Más detalles

El presente documento ha mencionado varias tendencias en diversos ámbitos, como

El presente documento ha mencionado varias tendencias en diversos ámbitos, como 4. TEMAS DE DISCUSIÓN 4.1. Tendencias. El presente documento ha mencionado varias tendencias en diversos ámbitos, como La transición a la economía postindustrial de conocimiento y de servicios El Estado

Más detalles

PRESENTE Y FUTURO DEL SECTOR

PRESENTE Y FUTURO DEL SECTOR PRESENTE Y FUTURO DEL SECTOR LÁCTEO, SU MERCADO Y SUS GANARÍAS EN ESPAÑA JORNADA PLANSTAR LEHCE IV León Martes 10Septiembre2.013 PRESENTACIÓN Presentación: Miguel Ángel Pellitero Pérez Veterinario (SI,

Más detalles

IV.3. AHORRO E INVERSIÓN Y CAP(+)/NEC(-) DE FINANCIACIÓN DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

IV.3. AHORRO E INVERSIÓN Y CAP(+)/NEC(-) DE FINANCIACIÓN DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA IV.3. AHORRO E INVERSIÓN Y CAP(+)/NEC(-) DE FINANCIACIÓN DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA La economía española ha corregido con gran intensidad el elevado desequilibrio exterior acumulado en la última etapa expansiva

Más detalles

MÉTODOS DE ORGANIZACIÓN Y ACCESO A DATOS INTRODUCCIÓN. NO : ESTRUCTURA. OPERACIONES. MANTENIMIENTO. : ESTRUCTURA. OPERACIONES. MANTENIMIENTO. MÉTODOS DE ORGANIZACIÓN Y ACCESO A DATOS : ESTRUCTURA. OPERACIONES.

Más detalles

LINCOLN INSTITUTE OF LAND POLICY INSTITUTO DE LA VIVIENDA PROVINCIA DE BUENOS AIRES. fortalecimiento de las políticas de

LINCOLN INSTITUTE OF LAND POLICY INSTITUTO DE LA VIVIENDA PROVINCIA DE BUENOS AIRES. fortalecimiento de las políticas de LINCOLN INSTITUTE OF LAND POLICY INSTITUTO DE LA VIVIENDA MINISTERIO DE INFRAESTRUCTURA PROVINCIA DE BUENOS AIRES Seminario: Abordajes alternativos ti para el fortalecimiento de las políticas de hábitat

Más detalles

IDENTIFICACIÓN Y FORMULACIÓN DE UN PROYECTO EN UN PAÍS CENTROAMERICANO (Caso práctico)

IDENTIFICACIÓN Y FORMULACIÓN DE UN PROYECTO EN UN PAÍS CENTROAMERICANO (Caso práctico) IDENTIFICACIÓN Y FORMULACIÓN DE UN PROYECTO EN UN PAÍS CENTROAMERICANO (Caso práctico) Elaborado por HEGOA, Instituto de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación Internacional, Bilbao, 2006. ANTECEDENTES

Más detalles

Criterios de evaluación y criterios de calificación de las materias propias del DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

Criterios de evaluación y criterios de calificación de las materias propias del DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA Criterios de evaluación y criterios de calificación de las materias propias del DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA del I.E.S. "Baltasar Gracián" de Graus (Huesca) curso 2013-2014 En los criterios

Más detalles

EL CIRCULO VICIOSO DE LA POBREZA

EL CIRCULO VICIOSO DE LA POBREZA EL CIRCULO VICIOSO DE LA POBREZA AUTORÍA CAROLINA OSORIO ARREBOLA TEMÁTICA ECONOMIA DEL DESARROLLO ETAPA BACHILLERARO Resumen En este artículo vamos a analizar la desgracia situación en la que se encuentran

Más detalles

TEMA 13 EL DINERO, LOS BANCOS Y LA POLITICA MONETARIA

TEMA 13 EL DINERO, LOS BANCOS Y LA POLITICA MONETARIA TEMA 13 EL DINERO, LOS BANCOS Y LA POLITICA MONETARIA QUE ES EL DINERO? El dinero tiene 3 funciones fundamentales: -Es un MEDIO DE CAMBIO de aceptación generalizada en todas las transacciones. -Es la UNIDAD

Más detalles

ANÁLISIS DE LOS DATOS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS.

ANÁLISIS DE LOS DATOS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS. ANÁLISIS DE LOS DATOS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS. Si bien el análisis e interpretación de los resultados es la última etapa del proceso de investigación, todas Ias anteriores, comprendidas en el

Más detalles

:: portada :: África :: 15-07-2007 La familia tradicional constituye la unidad básica de producción y consumo Africa y la familia

:: portada :: África :: 15-07-2007 La familia tradicional constituye la unidad básica de producción y consumo Africa y la familia :: portada :: África :: 15-07-2007 La familia tradicional constituye la unidad básica de producción y consumo Africa y la familia Dolores Koening Prensa Latina Aunque es imposible establecer una estructura

Más detalles

El ciclo de vida del producto

El ciclo de vida del producto El ciclo de vida Instrumentos para el diseño de estrategias de marketing en la oficina de farmacia (IV) En el anterior artículo de esta serie dedicada al producto en la oficina de farmacia se hizo una

Más detalles

La historia a través de los censos Cómo hemos cambiado en los últimos 150 años!

La historia a través de los censos Cómo hemos cambiado en los últimos 150 años! La historia a través de los censos Cómo hemos cambiado en los últimos 150 años! La historia de los censos de población en España se inicia en los siglos XVI y XVII, con los Vecindarios. Los primeros censos

Más detalles

Este documento describe el proceso completo a seguir para analizar la existencia de una relación lógica entre dos variables. www.fundibeq.

Este documento describe el proceso completo a seguir para analizar la existencia de una relación lógica entre dos variables. www.fundibeq. DIAGRAMA DE DISPERSIÓN 1.- INTRODUCCIÓN Este documento describe el proceso completo a seguir para analizar la existencia de una relación lógica entre dos variables. Describe la construcción de los Diagramas

Más detalles

Por tanto, teniendo la referencia de la conclusión teórica, debemos contrastar los supuestos con la realidad.

Por tanto, teniendo la referencia de la conclusión teórica, debemos contrastar los supuestos con la realidad. Buenos días, soy José Alberto Plaza, Director del Centro de Estudios Económicos y Comerciales, un centro que dedica la mayor parte de su actividad a promover la movilidad internacional del capital humano,

Más detalles

INDICE DE EXPECTATIVAS DE LOS DIRECTORES DE MARKETING

INDICE DE EXPECTATIVAS DE LOS DIRECTORES DE MARKETING INDICE DE EXPECTATIVAS DE LOS DIRECTORES DE MARKETING PERIODO XV ESTIMACIONES PARA EL PRIMER SEMESTRE DE 2014 Recogida información Primera quincena de Noviembre de DICIEMBRE i. INTRODUCCIÓN Como siempre,

Más detalles

INDICE DE EXPECTATIVAS DE LOS DIRECTORES DE MARKETING

INDICE DE EXPECTATIVAS DE LOS DIRECTORES DE MARKETING INDICE DE EXPECTATIVAS DE LOS DIRECTORES DE MARKETING PERIODO XVII ESTIMACIONES PARA EL PRIMER SEMESTRE DE 2015 Recogida información Primera quincena de Noviembre de Diciembre i. INTRODUCCIÓN El conjunto

Más detalles