LO QUE SON LOS YERBALES PARAGUAYOS

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "LO QUE SON LOS YERBALES PARAGUAYOS"

Transcripción

1 RAFAEL BARRETT LO QUE SON LOS YERBALES PARAGUAYOS SEMBLANZAS DE BARRETT, POR RAMIRO DE MAEZTU Y EMILIO FRUGONI / Pluma mía, no tiembles, clávate hasta el mango! Pero los miserables que ejecuto no tienen sangre en las venas, sino pus, y el cirujano se llena de inmundicia. Montevideo Claudio Garcia, Editor Calle Sarandi

2

3 QUE SON LOS YERBALES PARAGUAYOS

4

5 RAFAEL BARRETT LO QUE SON LOS YERBALES PARAGUAYOS SEMBLANZAS DE BARRETT, POR RAMIRO DE MAEZTU Y EMILIO FRUGONI /Pluma mía, no tiembles, clávate hasta el mango! Pero los miserables que ejecuto no tienen sangre en las venas, sino pus, y el cirujano se llena de inmundicia. CLAUDIO GARCÍA - Editor SARANDI 441 MONTEVIDEO 1 926

6

7 OBRAS DE RAFAEL BARRETT Rúst. Tela Diálogos. Conversaciones y otros escritos- $ 0.35 $1.00' Páginas Dispersas. Obra postuma, con un estudio áe Armando Donoso... "0.40 "1.00 Moralidad-es Actuales. "0.40 "1.00 El Dolor Paraguayo "0.50 "1.00 Cuentos Breves. (Del Natural)... " 0.40 " 1.00 Mirando Vivir. "0.50 "1-00 Al Margen " 0.50 " 1.00 Ideas y Criticas. "0.40 " 1-00 Lo que son los yerbales paraguayos... " 0.25

8

9 RAFAEL BARRETT en Madrid por RAMIRO DE MAEZTU

10

11 Rafael Barrett BN MADRID Por Ramiro de Maeztn Iba a seguir los artículos en que pienso mostrar la co" nexión imprescindible que une la economía y la moral, cuando me llega a las manos el libro del chileno D. Armando Donoso intitulado "La otra América", y debajo de esta palabra leo los nombres de "Gabriela Mistral", Arturo Cancela, Henríquez Ureña- Rafael Barrett y otros. Continuaré la serie, porque el día en que los españoles se persuadan de que la economía y la moral, en vez de estar en guerra, se identifican en la base, habremos empezado a curarnos de los egoísmos suicidas de las derechas y de las estériles locuras de las izquierdas. Pero yo me encontré con Rafael Barrett en el que fué el momento crucial de su vida. Seguro estoy de que si ha llegado a ser una figura de la historia de América lo debe a aquella hora. Las gentes de mi tiempo recordarán que hacia 1900 cayó por Madrid un joven de porte y belleza inolvidables. Era un muchacho más bien -demasiado alto, con ojos claros, grandes y rasgados; cara oval, rosada y suave, como de mujer, salvo el bigote; amplia frente, pelo cas-

12 10 LO QUE SON LOS YERBALES taño claro, con un mechón caído de un lado. Un poquito más ancho de pecho, y habría podido servir de modelo para un Apolc del romanticismo'. Debió de haberse traído de la provincia algunos miles de duros, porque vivió una temporada la vida del joven aristócrata, más dado a la ostentación y a la buena compañía que al mundo del placer. Se le veía en el Real y en la Fi~ larmónica, pero no en Fornos, ni en el Japonés. Vestía, con refinamiento y las mujeres le admiraban a distancia. Pre - sixmo que de haber caído en París o en Londres se habría casado con una millonaria, que lo habría comprado en matrimonio, como se adquiere un palacete de verano; pero las ricas españolas no suelen adquirir marido sin consejo de gentes que no habrían sentido simpatía hacia las aficiones artísticas de nuestro "dandy". El hecho es que Barrett se gastó su dinero, cosa que me parece un error grave, por lo que la buena sociedad empezó a darle de lado, cosa qme me parece natural, dadas las exigencias de los tiempos. Lo que ya no estuvo bien es que en vez de decírsele a Rafael Barrett que no hay lugar en la "high life" para los chicos pobres, sino cuando son dóciles y humildes, se le intentara la calumnia de que era dado a vicios contra natura. Rafael Barrett se revolvió contra la acusación. Hizo que las personalidades más eminentes del protomedicato le examinasen las vergüenzas, así como las del amigo que compartía «1 oprobio de la acusación, y con el certificado de "naturalidad" en el bolsillo se lanzó a la imposible tarea de buscar a los originadores de la calumnia. En esta busca acaeció la escena famosa' en que Rafael Barrett, látigo en mano, acometió un día de moda en un teatro, con razón o sin ella, a uno de los aristócratas de nombre más encopetado. Ya digo que no sé si tenía razón para el ataque, pero tampoco la tenía el Tribunal de 'honor que días más tarde le descalificó. La descalificación me produjo tan deplorable efecto que envié a "El País" una carta en que me borraba de la lista de los caballeros del honor. Fué entonces «manido le conocí. No vi en él más que a la víctima de una injusticia. Que fuera hombre capaz

13 RAFAEL BARRETT 11 de sentir las injusticias que los demás sufriesen, no pude adivinarlo, aunque debió de ser la razón de ia fuerte simpatía que me inspiró lo que entonces no pudo parecerme sino un señorito despedido de su clase social. Es indudable que la injusticia que se le hizo le abrió el pecho para sentir la injusticia social. El caso es que. al desembarcar a los pocos meses en América, y ésta oss ya historia que Armando Donoso sabe mejor que yo, Rafael Barrett era otro nombre. Aili fué donde se le reveló el problema del indio, el del atorrante a quien vio en Buenos Aires escarbando la lata de la basura para recoger un desperdicio hozado y desdeñado por un perro. También América! exclamó Barrett. Su exclamación le hizo escribir en los periódicos de Montevideo sus "Moralidades actuales", clamor de un desesperado', que le valió la protección y la simpatía de José Enrique Rodó. Es un libro que no deíbe juzgarse como literatura, a menos que se admita, y yo creo que tendrá que admitirse, la existencia de un género literario especial, profétieo, que tiene sus clásicos en Jeremías e Isaías y que no ha dejado de dar grandes homlbres al mundo desdé hace tres mil años hasta D. Joaquín Costa. A pesar de todo, Manco Fombo - na me asegura que Barrett, a quien creía paraguayo, era un escritor excelente, incomparable con ninguno de los actuales españoles. :Su prosa es tan breve como cáustica, tan sencilla como henchida de amargura. Allá va una muestra: "El miedo es lo que ata fuertemente a los hombres entre sí, y a los hombres con Dios, porque la ira y el encarnizamiento, son más humanos que el amor, y Dios, para subsistir en los hombres debe ser humano ante todo". Con esta hiél escribió también sus "Cuentos breves", "El terror argentino" y "El dolor paraguayo". Escribió estos libros, de que yo no debiera hablar, porque sólo en fragmentos aislados los conozco, corroído ya por la tuberculosis que le mató prematuramente poco antes de la guerra; pero, a pesar de esta ignorancia mía, siento con certidumbre que el hecho fundamental de su vida consiste en haber levantado el velo espeso que cubría la selva sudamericana a los ojos del mundo. Otros hombres la han ex -

14 12 LO QUE SON LOS YERBALES plorado; pero a Barrett le tocó descubrir la existencia y los dolores úe los hombres que trabajan en ella. Por él se sabe cómo mueren los hombres que trabajan en ella. Por él se sabe cómo mueren los más de los peones que en los yerbales del Paraguay se ocupan, cómo se les somete, por la, firma de un contrato, a un régimen de esclavitud, cómo el jefe político y el juez niegan al peón la posibilidad de que se le haga justicia contra el capataz. Barrett ha sido, en este sentido, el descubridor de América para los intelectuales americanos, el hombre que les ha hecho avergonzarse de estar pendientes de los erotismos y ddieueseeneiap parisienses, cuando los aborígenes de su continente padecen en la selva más rica del mundo lo que no sufren ni los hijos más pobres de las más pobres tierras europeas- En descripción de estos dolores escribió Barrett algir ñas páginas de antología: '' La selva! La milenaria capa de humus, bañada en la transpiración aere de la tierra, el monstruo inextricable, inmóvil, hecho de millones de plantas atadas en un solo nudo infinito; la húmeda soledad donde acecha la muferte y donde el horror gotea como en las grutas... La selva! La rama serpiente, y la elástica zarpa, y el devorar silencioso de los insectos invisibles... Vosotros, los que os apagáis en el calabozo, no envidiéis al prisionero de la selva. A vosotros os es posible todavía acostaros en un rincón para esperar el fin. A él, no, porque su lecho es de espinas ponzoñosas; mandíbulas innumerables y minúsculas, engendradas por una fermentación infatigable, le disecarán vivo si no marcha. A vosotros os separa de la libertad un muro solamente. A él le separa la inmensa distancia y los muros de un laberinto que no se acaba nunca-. Medio desnudo, desamparado, el obrero del yerbal es un perpetuo vagabundo de su propia cárcel. Tiene que caminar sin reposo, y el camino es una lucha; tiene que avanzar a sablazos, y la senda que abre con el machete torna a cerrarse detrás de él como una estela en el mar"- Los ayes de Barrett no bastan por sí solos para resolver el problema de la selva. Para que algún día pueda aprovechar el hombre como debe la riqueza de la selva

15 RAFAEL BARRETT 13 suramerioana, riqueza suficiente para que la humanidad entera pueda vivir en la opulencia, hará falta que a su gemido justiciero se unan labores gigantescas de saneamien" to y de desecación, que sólo con inmensos capitales podrán emprenderse; pero también el grito de Barrett habrá eo" laborando al éxito de esta obra. Por sentirlo- así le dedica un capítulo en su libro un escritor tan ponderado, tan dueño de sí mismo como Armando Donoso. En qué historia figurarán los preclaros varones que descalificaron a Rafael Barrett en 1902? Me imagino que Caifas, Pilatos y Judas no piden a los cielos otra cosa que la muerte eterna y el absoluto olvido. Y sin embargo, a ellos les corresponde, en buena parte, la gloria de la fundación del Cristianismo. Y si, como parece, Rafael Barrett está destinado a tener en América, y me atrevería a decir que aun en España, sus secuaces y simpatizadores, podrá negarse a aquellos jueces el mérito de haber clavado en su corazón los siete puñales que lo sensibilizaron, para elevarlo desde la ciénega del señoritismo hasta las perspectivas de la historia? Ramiro DE MAEZTU.

16

17 RAFAEL BARRETT en Montevideo por EMILIO FRUGONI

18

19 omo conocí a Rafael Barrett Han transcurrido eomo diez y seis años. Una tarde me anunciaron en casa que alguien me aguardaba en él escritorio. Era un hombre delgado' de pálida tez y nariz afilada, de rostro anguloso con una barba corta algo nazarena tirando a rulbia y unos cabellos alisados hacia una oreja y delatando más que ocultando los irremediables estragos de una calvicie incipiente. Se puso en pie al ver" me llegar y vi que era de regular estatura, más bien alto. Sus ojos eran claros, de un mirar confiado y dulce que inspiraba amistad. Sonreía con urna sonrisa agradable, lie" na de blancos dientes. Sus ojos se le iluminaban intensa" mente al reir y esparcían su honda dulzura por todos los rasgos de la cara en la que las mejillas hundidas y los pómulos salientes con cierta transparencia de cera acusaban inquietantes claudicaciones de la salud. Soy Barrett, me dijo. Nos dimos un apretón de manos firme y recio. Su mano era fina, huesosa de dedos alargados, y apretaba bien, denotando vibrante fuerza de nervios y una cálida electricidad de espirite.

20 18 LO QUE SON LOS YERBALES Acabo de llegar, añadió, después de efusivo saludo. Vengo deportado del Paraguay. Yo le conocía por eu "Gérmenes", un periódico que redactaba en Asunción y me enviaba por indicación de un extraño muchacbo, Bertotto, que había andado por aquí, prófugo de la conscripción argentina y un buen día se marchó de aventura al Paraguay, donde se vinculó a Barreta colaborando con éste en la confección de dicho semanario. Era un periódico para los obreros. Barrett escribía allí artículos de acerada «rítica social, relampagueantes de ideas mordientes como ácidos, y ricos de elevados sentimientos. Ejercía una influencia intelectual muy grande sobre los trabajadores de la Asunción» cuyas agitaciones acompañaba con la pluma sin rehuir compromisos ni peligrosas consecuencias. En una biografía completa de Barrett no puede faltar un capítulo importante dedicado a su actuación en el campo obrero del Paraguay. Bertotto. que es un buen escritor, hoy acreditado en el periodismo de Rosario de Santa Fe, podría ser el indicado para escribir ese capítulo. El tamlbién podría decirnos cuál fué el papel desempeñado por ambos en el curso de una sangrienta revuelta paraguaya, ocurrida poco tiempo antes de su partida de la Asun" eión- Yo, que por Bertotto tenía algunas noticias interesantes del caso, pedí más informes esa taras a mi visitante. Barrett se sentía orgulloso de haber merecido la más honrosa credencial que pueda comprobar el valor y el espíritu de sacrificio de un hombre: la Municipalidad de la Asunción había extendido a Barrett y a Bertotto un documento en el que se les expresaba la gratitud de esa ciudad por su admirable comportamiento durante la refriega en las ea" lies de la población, no como combatientes, por cierto, sino como auxiliadores de heridos. Yo vi ese documento. Oí de labios de Barrett el relato de su intervención sublime en ese dhoque fratricida y supe como, adueñándose de un coche, se internaba en las calles barridas por las balas, recogiendo heridos, arriesgando una y otra vez la vida con una obstinación heroica y estupenda que él con modestia espontánea atribuía sobite todo al arrojo temerario de su acompañante.

21 RAFAEL BARRETT 19 Yo lo vi entonces iluminado por una luz interior de bondad evangélica que acentuó A mis ojos su parecido físico con el Jesús divulgado por las estampas. Después habría de verlo siempre así. Me narró también su encareelamisnto por orden de Jara, el tiranuelo brutal; su prisión en un cuartel, y su deportación finalmente. Vienía a ganarse la vida con la pluma. Me pidió que le orientase en su búsqueda de trabajo como periodista. Yo era entonces cronista teatral de "El Día" y por mi int?rmedio esperaba obtener una plaza en la redacción de ese diario o colaborar en él mediante nn sueldo que le permitiese vivir- Mis gestiones para asegurarle un sueldo como colaborador de "El Día" fracasaron. Le aconsejé entonces viese a Samuel Blixen, que dirigía "La Razón". Se entendieron. Blixen, gran conocedor de valores literarios y periodísticos, supo apreciar de inmediato el mérito excepcional de ese escritor nervioso, hondo e intenso que sabía encerrar en la asombrosa síntesk de sus notas cotidianas, las inquietudes de un espíritu ampliamente humano y las reflexiones de una mente penetrante y profunda, armada de todas las armas por la virtud del propio pensamiento y «1 variado auxilio de una compleja erudición. Firmaba con sus dos iniciales, R. B., los artículos breves, jugosos, admirables de concisión y belleza formal que abrían en la espesura de inevitable vulgaridad y natura de la efímera prosa del diario, un claro de idealidad duradera. Por ese claro descendía a trazar su rasgo inconfundible y perenne, entre las deleznables flores de trapo de la retórica periodística o entre la trivialidad aplastante dé las fugaces gacetillas noticiosas, un rayo del arte imperecedero y del pensamiento inmortal. La eternidad se aso - mav por ese hueco de luz para poner su sello indeleble en la hoja volandera destinada al olvido. Porque él fu entre nosotros el mas alto representante de ese género literario que es periodismo en cuanto se nutre del acontecimiento de actualidad pero que es sobre todo arte, rama perdurable de pensamiento, de belleza y de emoción.

22 20 LO QUE SON LOS YERBALES Las páginas del cotidiano se deshacen en el viento; caen mustias de las manos que las estrujan ansiosas y pasan con el día que las vio nacer y les infundió su aliento afiebrado. Pero cuando en esas páginas brilla, como un raro decoro, el toque espiritual de aquel género artístico- hay siempre en ellas algo que se salva, un trozo que se desprende, separado por el inteligente homenaje de unas tijeras, y que pasa a perpetuarse en el ambiente vivificador de las almas incorporándose a las palpitaciones ideales del mundo, mien" tras el resto del diario vuela a dispersarse y perderse en los oscuros torbellinos de la materia inanimada. La posteridad coge un día a brazadas los montones de diarios vie" jos y los aventa como paja inservible, para recoger tan sólo los granos de oro allí depositados por el escritor insigne. Esos granos de oro a veces llenan libros, como ocurre con los que Barrett arrojó en una siembra pródiga de casi todos los días drjrante dos o tres años en "La Razón". Y hoy, al releer sais comentarios de la vida diaria, de sucesos pequeños o grandes que han pasado estremeciendo el alma colectiva o apenas desflorando su superficie, cerca o le" jos de nosotros, un terremoto, un naufragio, un crimen, una guerra, una revolución, una fiesta, un gesto, una frase, un accidente cualquiera noticiado por el telégrafo o por las crónicas locales vemos que la actualidad de su hora le servía de simple punto de apoyo para lanzarse a esos magníficos vuelos de la idea con que su talento robusto se enseñoreaba del espacio. La actualidad transitoria 'era en sus manos una fruta jugosa de la que sabía extraer un licor de espíritus que como el vino no teme al tiempo, sino que con el tiempo adquiere mayor fuerza y virtud. Sobre la fugacidad de la corriente humana echaba a navegar su canoa de meditación y de ensueño que dura por encima de las ondas de un instante y continúa todavía su viaje hacia el ideal aunque las ondas de sus días se deshicieron cada tarde en los sangrientos brazos del crepúsculo. El más banal de los hechos le daba motivo para plantear los más inquietantes problemas y abordarlos con esa su filosofía tan personal que es una desconcertante mezcla de escepticismo y de fe. En torno del hecho, por insignificante que

23 RAFAEL BARRETT 21 fuere en apariencia, acumulaba las más agudas reflexiones» remontándose del guijarro a la estrella, del átomo al universo, de la exclamación de un niño al porvenir de la humanidad, del ademán de un anciano al misterio de la vida y la muerte, a través de sentencias inéditas, impregnadas de un humorismo sutil de amargo y triste dejo. El sarcasmo ríe a menudo en el fondo de sus frases, siempre concisas y certeras, semejantes a piedras que dan alegremente en el blanco y dejan al golpear una resonancia de sugestiones en la mente y el corazón. Porque fué sobre todo un humorista. Su ironía no es la de Anatole Franoe. Tiene una angustiosa acritud; pero me hacía siempre el efecto de una herida abierta a través de la cual se descubriese una santa luz de bondad, de esperanza y de amor. Su sonrisa es terriblemente demoledora y corrosiva; pero tan sólo de las cosas malas y feas, porque hay debajo de ella un corazón rebosante de generosidad y un recalcitrante idealismo. Pero mi objeto en este artículo no es estudiar a Ba" rrett sino relatar cómo, en qué circunstancias trabé con él 'conocimiento personal. Dicho queda. Llegó un día a mi casa, me dijo quién era, le abrí los brazos y desde ese momento nuestros corazones no se separaron ya. No tardó en confiarme el fondo de su alma. Me habló muchas veces de sus grandes amores su (hijo era el más grande y poco de sus dolores y tristezas, porque no le gustaba ofrecer el lamentable espectáculo de sus Magas, ni siquiera de sus cicatrices.. Pero le vi sufrir. Venía minado por una enfermedad implacable. A pocos meses de llegar, cayó en cama, volteado por terrible hercio-tisis. Le hablé al doctor Narancio, entonces mi amigo, para que lo viese en e! hotel Piazza Bianohi, donde se alojaba. El estaba muy agradecido a las atenciones desinteresadas que el doctor Narancio' le prodigó con encomiajble humanitarismo. Aliiá íbamos a verle sus pocos amigos, y entre éstos, el más asiduo, Félix Peyrot, uno de los más bellos corazones qne he conocido jamás, y que sentía adoración por Barrett, que éste le retribuía con un afecto de verdadero hermano. To los había acercado, y me estremecía viendo cómo esos dos hombres, ambos muy enfermos, se aprestaban a marchar jun"

24 22 LO QUE SON LOS YERBALES tos por la vida mirando sin pestañear a la muerte, que se les aproximaba. A menudo departían sobre temas filosófi- «os. Peyrot era un teósofo ardiente- No trataban de convencerse; pero discutían con entusiasmo y no siempre estaban en desacuerdo. Del hotel hubo de salir, porque al saberse que estaba tuberculoso le pidieron la pieza... Tuvo que ir a asilarse a la Casa de Aislamiento, y no dejaba, de escribir. Continuaba enviando con intermitencias sus notas a "La Ra" aón". y escribió unos cuentos en esa casa de Asistencia, que vieron por primera vez la luz en "El Espíritu Nuevo"- una revista dirigida por mí. De allí salió mejorado y poco después volvió al Paraguay, a ver a su esposa e hijo, para retornar y emprender entonces su viaje a Europa, que fué su último viaje... Al embarcarse acaso presentía la proximidad de su fin. Me abrazó muy triste, y respondió a las palabras con que yo trataba de infundirle optimismo, «on frases de despedida que me cayeron como lágrimas can" dantes en el corazón- Me sonrió por última vez en su camarote con aquella su sonrisa abierta bañada en suave luz de bondad, de tolerancia, de perdón y de afecto. Volví a ver al Jesús de las estampas. Y no volví a verle mas. Emilio FRUGONI.

25 RAFAEL BARRETT y RODO

26

27 Las «moralidades» de Barrett De una caita intima. Su libro no es nuevo *>ara mí, porque hace muchos meses que cada día doblo una página de él en la lectura de "La Razón". Y como mi memoria es buena para las cosas- que me impresionan bien, puede decirse que dentro de mí existía, ya un ejemplar de la colección de sus "Moralidades", antes de que usted las hiciera reimprimir; y un ejemplar más completo que los que se encuentran en las librerías, porque no le faltan páginas que en éstos he buscado en vano. Yo no sé si tengo derecho a envanecerme de haber contribuido a aumentar el número de sus lectores; pero, en cuanto a la intención, hace tiempo que, apenas tropiezo con persona a quien se pueda pedir este género de albricias, le pregunto, venga o no a cuento: " Lee usted "La Razón"? ise ha fijado usted en unos artículos firmados con las iniciales R. B.í..." Y euando me contesta negativamente, me doy el placer, entre vanidoso e interesado del míe revela, a otros que también lo son, dónde pueden gus -

28 26 LO QUE SON LOS YERBALES tar una ignorada golosina; y cuando me contestan afirma* tivamente, el placer consiste >en la fruición del comentario acorde y entusiástico. Ha enaltecido usted la crónica sin quitarle amenidad ni sencillez. La ha dignificado usted por el pensamiento, por la sensibilidad y por el estilo. Hay cronistas de fama europea que, escribiendo fuera del bulevar no tendrían nada interesante que decir a nadie, y que, aún escribiendo desde el bulevar, son incapaces de comunicar a una página más que el interés efímero de la novedad que cuentan y comentan. Usted escribe desde una aldea de los trópicos, y para el público de Montevideo, y devolviendo en impresión personal los ecos tardíos de lo que pasa en el mundo, produce cosas capaces de interesar en todas partes y siempre porque tienen una soberbia fuerza de personalidad. Su crítica- es implacable y certera; su escepticismo es eficaz, llega a lo hondo; y, sin embargo, la lectura de esas páginas de negación y de ironías hace bien, conforta, ennoblece. Y es que hay en el espíritu de su ironía un fondo afirmativo, una lontananza de idealidad nostálgica, un anhelante sueño de amor, de justicia y de piedad, que resultan más comunicativos y penetrantes así, en el tono* de una melancolía sencilla e irónica, que si s-e envolvieran en acentos de entusiasmo y de fe, o de protesta declamatoria y trágica. Su actitud de espectador desengañado, en el teatro del mundo-, tiene toda la nobleza del estoicismo, pero con más una vena profunda de caridad.... Y nada de vulgar en la intención, ni en la forma, ni en la manifestación de la vasta cultura, intelectual, que se percibe en la base, en el sustentáculo de lo escrito-, y nunca en apariencia inoportuna u ostentos-a. Una de las impresiones en que yo podría concretar los ecos de -simpatía que la lectura de sus crónicas despierta a cada paso en mi espíritu, es la de que, en nuestro tiempo, aun aquellos que no somos socialistas, ni anarquistas, ni nada de eso, en la esfera.de la acción ni en la de la doctrina, llevamos dentro del alma un fondo- más o menos consciente, de protesta, de descontento, de inadaptación. contra tanta injusticia brutal, contra tanta hipócrita men"

29 RAFAEL BARRETT 27 tira, contra tanta vulgaridad entronizada y odiosa, como tiene entretejidas en su urdimbre este orden social transmitido al siglo que comienza por el siglo del advenimiento burgués y de la democracia utilitaria. Otras dudas y preocupaciones más hondas que la relativas a determinado orden de la sociedad, porque tocan en lo esencial y permanente de las inquietudes humanas, remueve también en el espíritu el contacto fugaz de esas páginas, aparentemente ligeras. Es una inagotable excitación para pensar ese idearium, inconsecuente y errabundo como la vida misma, que componen sus crónicas.

30

31 RAFAEL BARRETT por JOSEG. BERTOTTO

32 Dos palabras La crítica puede estudiar la personalidad de Rafael Barrett en estas páginas soberbias. El alma del artista, a quien acompañé en hozas fraternales de lucha y hogar» se muestra íntegra: humanamente grande, casi inmensa, llena de arrogancia, formidable por su filosofía, moral y arte. '' Lo que son los yerbales,'' representa a Rafael Barrett» en uno de sus momentos más hondos. Bregó con firmeza, solo, contra el oro, en Paraguay, donde al mes de realizar excesos heroicos y de felicitarle el Intendente, sufrió la cárcel y el destierro. Estado salvaje ese que os inciensa, quema y mofa. Vivir a su amparo es absorberse en lo infame. Protestar es permitir que vuestras carnes sientan el instinto de los mandones. Si, acaso, les halláis caídos en el lodo, enfermos o borrachos, y les dais vuestro brazo, temed. Qué cerebro queréis que trabaje; qué corazón vibre, si el Francia reducido,'coronel Albino Jara, os maniata» engrilla y azota^ y el taciturno simulador de bondades, doctor Manuel Gondra, os habla de libertad, complicándose en el crimen desde el Poder? Y ellos son las almas representativas! Barrett, ahí, en el país esclavo se mantuvo

33 RAFAEL BARRETT 31 altivo. Nadie sedujo su hambre. Despreció ofrecimientos incitantes; murmuraciones de vulgo católico y rebelde; desaires de amigos. Su pluma esculpió en el dolor toda la verdad; su palabra azotó miradas y voces mercenarias, en plena ca" lie abierta. Las amenazas, no sombrearon su espíritu. Marchó por caminos crueles, tranquilo, sereno. Su pupila mística avizoraba el triunfo. La maldita prudencia, matriz estéril, no disminuyó el impulso de sus esfuerzos. Rafael Barrett, fué la conciencia en acción. Mi elogio no es alarde de amistad. To le he visto de cerca: be compartido su pan. Al revés de lo que ocurre, el trato continuo acrecentó mi aprecio. Yo sé el fuego de sus virtudes. Y los que recibieron mordiscos de mi franqueza intelectual, saben cuan sinceras son mis afirmaciones. B. Aires, Sep José G. Bertotto.

34

35 LO QUE SON LOS YERBALES PARAGUAYOS por RAFAEL BARRETT

36

37 La esclavitud y el Estado Es preciso que sepa ei mundo de una vez lo que pasa en los yerbales. Es preciso que cuando se quiera citar un ejemplo moderno de todo lo que puede concebir y ejecutar la codicia humana, no se hable solamente del Congo, sino del Paraguay. El Paraguay se despuebla; se le castra y se le extermina en las 7 u leguas entregadas a la Compañía Industrial Paraguaya, a la Matte Larangeira y a los arrendatarios y propietarios de los latifundios del Alto Paraná. La explotación de la yerba-mate decansa en la esclavitud, el tormento y el asesinato. Los datos que voy a presentar en esta serie de artículos, destinada a ser reproducida en los países civilizados de América y de Europa, se deben a testigos presenciales, y han sido confrontados entre rí y confirmados los unos por los otros. No he elegido lo más horrendo, sino lo más frecuente; no la excepción, sino la regla. T a los que duden o desmientan, les diré: "Venid conmigo a los yerbales, y con vuestros ojos veréis la verdad". No espero justicia dsl Estado. El Estado se apresuró a

38 36 LO QUE SON LOS YERBALES restablecer la esclavitud en el Paraguay después de la guerra. Es que entonces tenía yerbales. He aquí lo esencial del decreto del l.o de Enero de 1871: ' 'El presidente de la República. "Teniendo conocimiento que los beneficiadores de yerbas y otros ramos de la industria nacional, sufren constantemente perjuicios que les ocasionan los operarios, abandonando ios establecimientos con cuentas atrasadas... DECRETA "Artículo l.o.. "Art. 2.o En todos los casos que el peón precisase separarse de sus trabajos temporalmente deberá obtener... asentimiento por medio de una constancia firmada por el patrón o capataces del establecimiento. ''Art. 3.o El peón que abandone su trabajo sin este requisito, será conducido preso al establecimiento, si así lo pi" <üere el patrón, cargándosele en cuenta los gastos de remisión y demás que por tal estado origine. RIVARO'LA. JUAN" B. GIL. El mecanismo de la esclavitud es el siguiente: No se le concillaba jamás al peón sin anticiparle una cierta suma que e] infeliz gasta en el acto o deja a su familia. Se firma ante el íuez un contrato en el cual consta el monto del anticipo, estipulándose que el patrón será reembolsado en trabajo. Uña vez arreado a la selva, el peón queda prisionero los do _ cc o quince años que como máximum resistirá a las labores y, a las penalidades que le aguardan. Es un esclavo que se vendió a sí mismo. Nada le salvará. Se ha calculado de tal modo el anticipo con relación a los salarios y a los precios úe los víveres y de las ropas en el yerbal, que el peón, aunque reviente, será siempre deudor de los patronos. Si trata dé huir se le caza. Si no se logra traerle vivo, se le mata. As»í se hacía en tiempos de Rivarola. Así se hace hoy. Es sabido que el Estado perdió sus yerbales. El territorio P9."> aguayo se repartió entre los amigos del gobierno y des"

39 RAFAEL BARRETT 37 pues 3 a Industrial se fué quedando con casi todo. El Estado I.'?gó al estremo de regalar ciento cincuenta leguas a un personaje influyente. Fué aquella una época interesante devenía y arriendo de tierras y de compra de agrimensores y de jueces. Pero no nos importan por el momento las costumbres políticas de esta nación sino lo referente a la esclavitud eá los yerbales. En la reglamentación de 20 de Agosto de 1885 se dice: "Art. 11- Todo contrato entre el explotador de yerba y sus peones, para que tenga fuerza, deberá ser hecho ante la autoridad local respectiva, ete". Ni una palabra más especificando' qué contratos son legales y cuáles no. 03J juez sigue poniendo su visto bueno a lá esclavitud. En 1001, al cabo de treinta años, se deroga especialmente el decreto d" Rivarola. Pero el nuevo decreto es una nueva autorización, más disimulada, puesto que ya el Estado no tenía yerbales, de la esclavitud en el Paraguay. Se prohibe al peón abandonar el trabajo, so pena de daños y perjuicios a los patronos. Ahora bien: el peón debe siempre al patrón; no le es posible pagar y legalmente se le apresa. El Estado tuvo y tiene sus inspectores, los cuales por lo común se enriquecieron pronto. Los inspectores van a los yerbales para: l.o Reconocer toda la jurisdicción de su sección. 2.o Fiscalizar la elaboración de yerba. 3.o Cuidar que los industriales no destruyan las plantas de yerbas. 4.o Exigir que cada arrendatario le, presente la patente del rancho arrendado, etc.". Ninguna orden de verificar si en los yerbales se ejerce la esclavitud, y si se atormenta o fusila al obrero. Este análisis legislativo es un poco inocente, pues aunque la esclavitud no se apoyara en la ley, se practicaría de todas maneras. En la selva está el esclavo tan desamparado como?n el fondo del mar. Don R. C, en 1877, decía que la Constitución se detenía en el Río Jejuy. Suponiendo que un peón sacara de su cerebro enfermo un resto de independencia, y de su cuerpo dolorido la energía necesaria para atravesar inmensos desiertos en busca de un juez, en -

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

Un milagro inesperado

Un milagro inesperado Un milagro inesperado El toque de Jesús. Una ocasión Jesús iba a una ciudad llamada Naín, y al llegar a la entrada de la ciudad se topó con un grupo de personas que llevaban a un joven a enterrar; este

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

Esta es una gran lección sobre el perdón. José

Esta es una gran lección sobre el perdón. José MIS PRIMEROS AMIGOS DE LA BIBLIA Lección 19 José perdona a sus hermanos Lectura bíblica: Génesis 42:1 45:15 Texto para memorizar: Mateo 6:12 Objetivo: Que los niños comprendan la importancia de perdonar

Más detalles

La esperanza del pueblo

La esperanza del pueblo Jueves 21 mayo 2015 La esperanza del pueblo Amiel Bendavid y Lara Abdul Ghani 2nde7 Érase una vez, en las profundidades de África, un pequeño pueblo donde la gente era muy feliz. Este pueblo era poco conocido

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

LECTIO DIVINA Tercer Domingo de Pascua Ciclo C Abril 14 de 2013 ESPÍRITU SANTO, ALMA DE MI ALMA

LECTIO DIVINA Tercer Domingo de Pascua Ciclo C Abril 14 de 2013 ESPÍRITU SANTO, ALMA DE MI ALMA LECTIO DIVINA Tercer Domingo de Pascua Ciclo C Abril 14 de 2013 Tú, Señor, me salvaste de la muerte; me diste vida, me libraste de morir Salmos 30 (29), 3 PREPARACIÓN ESPIRITUAL ESPÍRITU SANTO, ALMA DE

Más detalles

Como sombras de barco

Como sombras de barco POEMARIO ISSN 1692-5858. No. 14 Diciembre de 2009 P. 141 Como sombras de barco Nora Carbonell Muelle de Puerto Colombia, abril de 2009 La herrumbre del desamparo entra por la ventana que forma la baranda

Más detalles

La enfermedad. Representar a un excluido

La enfermedad. Representar a un excluido La enfermedad Alemania, Noviembre de 2011 Muchos de los que llegan a Constelaciones Familiares buscan ante todo sanación y, a través de las Constelaciones Familiares, los trasfondos de las enfermedades

Más detalles

HAMBRE JOSEFA VEGA MACIA EN LIMACLARA EDICIONES. La sensación de HAMBRE nos la da el cerebro unas catorce horas

HAMBRE JOSEFA VEGA MACIA EN LIMACLARA EDICIONES. La sensación de HAMBRE nos la da el cerebro unas catorce horas HAMBRE JOSEFA VEGA MACIA EN LIMACLARA EDICIONES La sensación de HAMBRE nos la da el cerebro unas catorce horas después de haber ingerido alimento por última vez. HAMBRE con mayúsculas porque no hay otra

Más detalles

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons LA OLA Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Desde hace unos días cuando le tiro la pelota a Chispa, no sale corriendo a por ella para luego volver a traérmela. Los papás me han dicho

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

Compromiso Total: Toma Tu Cruz Pastor Jesús Figueroa

Compromiso Total: Toma Tu Cruz Pastor Jesús Figueroa Compromiso Total: Toma Tu Cruz Pastor Jesús Figueroa Mateo 16:24 25 (RVR60) 24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

LA RESPONSABILIDAD ES NUESTRA

LA RESPONSABILIDAD ES NUESTRA Tomado del libro La Trata de Blancas Autor: Albert Londres Editorial Claridad, año 1927. Capítulo 27 (último capítulo) LA RESPONSABILIDAD ES NUESTRA Desearía que se me hiciera el honor de escucharme un

Más detalles

SINTESIS. La Mujer Maravilla

SINTESIS. La Mujer Maravilla SINTESIS La Mujer Maravilla Cuando digo La Mujer Maravilla me refiero a ella, mi madre. Muchos se preguntarán Por qué? Lo cual es muy fácil de responder para mí. Ella, Laura Plaza, es una mujer luchadora,

Más detalles

La Bella y La Bestia por Kendra Host. En un día nevado y muy frío en enero del año 1990, la vida de Juan

La Bella y La Bestia por Kendra Host. En un día nevado y muy frío en enero del año 1990, la vida de Juan La Bella y La Bestia por Kendra Host \ En un día nevado y muy frío en enero del año 1990, la vida de Juan cambió para siempre. Sus padres murieron en un trágico accidente de automóvil. Antes de ese día

Más detalles

TESTIMONIOS: EL MUNDO DEL ALCOHOL

TESTIMONIOS: EL MUNDO DEL ALCOHOL TESTIMONIOS: EL MUNDO DEL ALCOHOL PROYECTO "Tecnologías de la Información y Comunicación en la formación de los profesionales de la Salud AUTORAS: - GABRIELA JHOANA ENRÍQUEZ CHAPA - ERIKA ALEJANDRA ERAS

Más detalles

INNOVACIÓN DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA. Angélica María Guerrero Escamilla. Estudiante de la Licenciatura en Derecho

INNOVACIÓN DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA. Angélica María Guerrero Escamilla. Estudiante de la Licenciatura en Derecho PRESENTA: INNOVACIÓN DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA.. Asesora INEA Estudiante de la Licenciatura en Derecho Col. Rancho Nuevo, Mpio. de Apaseo el Grande, Gto. Octubre de 2003 1 INNOVACIÓN DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA

Más detalles

" Quién quiere durar más en la cama y disfrutar de un mejor sexo con su novia esta misma noche?"

 Quién quiere durar más en la cama y disfrutar de un mejor sexo con su novia esta misma noche? " Quién quiere durar más en la cama y disfrutar de un mejor sexo con su novia esta misma noche?" Hola, Estoy feliz de que haya decidido probar este material. Todo lo que necesita para mejorar su resistencia

Más detalles

En un país cálido y lejano había un. Prólogo

En un país cálido y lejano había un. Prólogo Prólogo En un país cálido y lejano había un rey bueno y sabio que tenía siete hijos, seis varones y una niña, hijos de siete mujeres diferentes. El rey se sentía viejo y cansado, y sabía que pronto tendría

Más detalles

II Concurso Internacional de Lucha contra el Fraude en el Mercado Asegurador.

II Concurso Internacional de Lucha contra el Fraude en el Mercado Asegurador. II Concurso Internacional de Lucha contra el Fraude en el Mercado Asegurador. Categoría B Otros Ramos. Caso: Falso fallecimiento. Participante: Marlon Amaro Arias Paz. País: Perú. Compañía: Mapfre Perú.

Más detalles

Susana Gómez-Leal Martín 3 ESO A - Canillejas

Susana Gómez-Leal Martín 3 ESO A - Canillejas EL REGALO DE DANI Susana Gómez-Leal Martín 3 ESO A - Canillejas EL REGALO DE DANI Os voy a contar una historia sobre un joven que se llama Dani. Ahora tiene casi treinta años, pero nuestra aventura comienza

Más detalles

La increíble historia de Kiki y Sabrina

La increíble historia de Kiki y Sabrina La increíble historia de Kiki y Sabrina Puede que pienses que la historia que voy a contarte es un cuento, pero no es así, porque los cuentos se inventan y no ocurren de verdad. Sin embargo, la historia

Más detalles

DERECHO A LA IGUALDAD

DERECHO A LA IGUALDAD DERECHO A LA IGUALDAD Todos los niños disfrutarán de los diez derechos de la Convención. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos

Más detalles

Lección 28. 1. Por qué la zarza que vio Moisés ardía pero no se consumía? -Porque allí estaba Dios en la zarza.

Lección 28. 1. Por qué la zarza que vio Moisés ardía pero no se consumía? -Porque allí estaba Dios en la zarza. Lección 28 1. Por qué la zarza que vio Moisés ardía pero no se consumía? -Porque allí estaba Dios en la zarza. 2. Por qué Dios estaba en la zarza que no se consumía? -Dios es todopoderoso. 3. En qué se

Más detalles

Prólogo Un eterno deseo

Prólogo Un eterno deseo Prólogo Un eterno deseo Yo sí conozco el peor de los dolores posibles, el mismo que sienten miles de conciencias indefensas y humildes almas llaneras, acalladas en la triste desdicha de la traición del

Más detalles

MANIFIESTO DE CAMPAÑA

MANIFIESTO DE CAMPAÑA MANIFIESTO DE CAMPAÑA Cáritas Diocesana de Burgos Programa de Personas sin hogar 1 Han pasado muchas cosas por nuestras vidas. Hoy me vuelvo, miro a mis compañeros y revivo en las miradas sus historias

Más detalles

El hormiguero de los gusanos

El hormiguero de los gusanos El hormiguero de los gusanos Se quedó mirando fijamente en el vacío mientras recordaba aquella primera vez que se dijo a si mismo en un silencio casi solemne. - Qué difícil es vivir entre gusanos! Recordó

Más detalles

El par de zapatos. Pierre Gripari

El par de zapatos. Pierre Gripari El par de zapatos Pierre Gripari Había una vez un par de zapatos que estaban casados. El zapato derecho, que era el señor, se llamaba Nicolás. Y el zapato izquierdo, que era la señora, se llamaba Tina.

Más detalles

Spanish Poetry/ 14-30 lines. A una estrella José de Espronceda (fragmento: first 28 lines)

Spanish Poetry/ 14-30 lines. A una estrella José de Espronceda (fragmento: first 28 lines) A una estrella José de Espronceda (fragmento: first 28 lines) Quién eres tú, lucero misterioso, Tímido y triste entre luceros mil, Que cuando miro tu esplendor dudoso, Turbado siento el corazón latir?

Más detalles

UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES

UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES Índice: 2.1 Libertad para poder elegir 2.2 La importancia de tomar decisiones 2.3 Cuento: el hombre que no podía elegir 2.4 Aprendiendo

Más detalles

PROYECTO: ENSEÑAMOS A FILOSOFAR AUTODOMINIO

PROYECTO: ENSEÑAMOS A FILOSOFAR AUTODOMINIO PROYECTO: ENSEÑAMOS A FILOSOFAR AUTODOMINIO MES DE MARZO Y ABRIL DEL 2012 2 ciclo: 6 y 7 grado Se iniciará la actividad pasando los siguientes videos de Youtube a fin de que los niños se sientan identificados

Más detalles

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS Nuestro corazón es el lugar donde habitan los recuerdos, y hoy me toca desempolvar unos cuantos. Recuerdo con nitidez, a pesar de mi corta edad, mi primer día

Más detalles

La ciencia mágica. [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev

La ciencia mágica. [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev La ciencia mágica [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev En una aldea vivía un campesino con su mujer y su único hijo. Eran muy pobres, y, sin embargo, el marido deseaba que su hijo estudiase

Más detalles

El perdón, una alternativa frente a la infidelidad

El perdón, una alternativa frente a la infidelidad El perdón, una alternativa frente a la infidelidad Ps. Fernando Alexis Jiménez La relación de Ana Rosario y Eduardo se convirtió en un infierno el día que descubrió la carta que le dirigía su esposa a

Más detalles

Cómo transmitir la fe?

Cómo transmitir la fe? Julio Jauregui Cómo transmitir la fe? Cartas a los nietos Desclée De Brouwer Í n d i c e PRÓLOGO...................................... 11 1. EL ENCUENTRO DE LA FE........................ 13 2. VIVIR CON

Más detalles

I Concurso de "TUITS" de amor

I Concurso de TUITS de amor I Concurso de "TUITS" de amor Por alumos y alumnas del IES Carmen y Severo Ochoa. Luarca 1 Creemos un pequeño infinito juntos. 2 3 4 5 Cuando no puedo dormir, mirarte dormida a mi lado es otra forma de

Más detalles

LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS

LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS José acaba de entrar con el coche en el pueblo, donde viven sus padres, le acompaña su mujer María, y sus hijos Jesús y Olga, que iban dormidos, en el asiento trasero. Vamos!,

Más detalles

VIDA EN EL PARAISO. Yahveh Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara.

VIDA EN EL PARAISO. Yahveh Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara. VIDA EN EL PARAISO Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo de la tierra; luego sopló en sus narices UN aliento de vida, y existió el hombre con aliento y vida. Yahveh Dios plantó un jardín en un

Más detalles

Lección 39. 1. Quién fue el nuevo líder de los israelitas a quien Dios escogió para reemplazar a Moisés? -Josué.

Lección 39. 1. Quién fue el nuevo líder de los israelitas a quien Dios escogió para reemplazar a Moisés? -Josué. Lección 39 1. Quién fue el nuevo líder de los israelitas a quien Dios escogió para reemplazar a Moisés? -Josué. 2. Mantuvo Dios Su Palabra de no dejar a Moisés entrar en la tierra de Canaán? -Sí. 3. Después

Más detalles

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

DE JESUS CORAZON2 CAMINAMOS CON EL. II. Nace la comunidad de Hermanos del Sagrado Corazón

DE JESUS CORAZON2 CAMINAMOS CON EL. II. Nace la comunidad de Hermanos del Sagrado Corazón CORAZON2 CAMINAMOS CON EL DE JESUS MATERIAL COMÚN DE CATEQUESIS PARA LOS COLEGIOS CORAZONISTAS DE ARGENTINA, CHILE Y URUGUAY. HERMANOS DEL SAGRADO CORAZÓN II. Nace la comunidad de Hermanos del Sagrado

Más detalles

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino!

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 9 de diciembre Atrévete a decir sí! 16 de diciembre Compartid! 23 de diciembre Se alegra mi espíritu! Este material puede ser utilizado

Más detalles

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO PERSONAJES: BRAIS MINIMOY: Protagonista del cuento. Es algo curioso y siente pánico cuando no hay adultos con el. MISORA: Habitante del misterioso lugar al que

Más detalles

PEDRO VÍLLORA: La muerte

PEDRO VÍLLORA: La muerte La muerte Pedro Víllora Un pequeño claro en el bosque. Diana entra corriendo. Agitada, se detiene a tomar aliento, mira hacia atrás, se acerca a un matorral y se esconde. Enseguida aparece Rosa. En las

Más detalles

Propiedad intelectual del pastor y escritor Th. B. Samuel Que www.queministries.org COMO LA GALLINA.

Propiedad intelectual del pastor y escritor Th. B. Samuel Que www.queministries.org COMO LA GALLINA. COMO LA GALLINA. Mateo 23: 33 Serpientes, generación de víboras!, cómo escaparéis de la condenación del infierno? 34 Por tanto, yo os envío 1. profetas, 2. sabios 3. y escribas; de ellos, 1. a unos mataréis

Más detalles

Siguiendo «en las pisadas de Jesucristo» volveremos

Siguiendo «en las pisadas de Jesucristo» volveremos EN LAS PISADAS DE JESUCRISTO EL HIJO DE DIOS Lección 6 Jesús sana a un niño Lectura bíblica: Juan 4:43-54 Texto para memorizar: Juan 4:50 Objetivo: Afirmar la fe de los niños en Jesús como nuestro Salvador

Más detalles

CUENTOS CP JOSÉ ARCE BODEGA

CUENTOS CP JOSÉ ARCE BODEGA CUENTOS CP JOSÉ ARCE BODEGA LA NIÑA MARÍA QUE CUMPLIÓ SU SUEÑO. Autora: María Gómez Montero. Fecha viernes 8 de Abril 2011-05-05 CEIP. José Arce Bodega. Santander. María 11 años de Perú. María era una

Más detalles

Lección 62. 2. Marta pensó que Jesús iba a resucitar a su hermano en el último día. Es eso lo que Jesús quería decir? -No.

Lección 62. 2. Marta pensó que Jesús iba a resucitar a su hermano en el último día. Es eso lo que Jesús quería decir? -No. Lección 62 1. Cuando Jesús oyó que Lázaro estaba enfermo Por qué no fue inmediatamente a ver a Lázaro? -Porque Jesús quería mostrar su inmenso poder como Dios el Salvador. 2. Marta pensó que Jesús iba

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

Ni porque éramos familia

Ni porque éramos familia PRIMER PREMIO Ni porque éramos familia Ariadna Adames Rojas Nos escapamos. Huimos de madrugada, a oscuras. Tuvimos que escondernos en el monte. Nos escapamos. Víctor estaba nervioso y contento: había matado

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

Haced lo que Él os diga

Haced lo que Él os diga Haced lo que Él os diga MONICIÓN DE ENTRADA En este segundo domingo del tiempo ordinario se nos invita a encontrarnos con Dios que nos ama con amor infinito, al igual que una esposa ama a su esposo. EL

Más detalles

HOY NO PUEDO IR A TRABAJAR PORQUE ESTOY ENAMORADO Extracto

HOY NO PUEDO IR A TRABAJAR PORQUE ESTOY ENAMORADO Extracto HOY NO PUEDO IR A TRABAJAR PORQUE ESTOY ENAMORADO Extracto (Suenan gritos en la oscuridad) No... no... no... quiero... por qué...? alubinio cotochafel... brojeable no... dónde está...? labiobabio... no...

Más detalles

APUNTES SOBRE EL EVANGELIO DE SAN JUAN P.D.OUSPENSKY

APUNTES SOBRE EL EVANGELIO DE SAN JUAN P.D.OUSPENSKY APUNTES SOBRE EL EVANGELIO DE SAN JUAN P.D.OUSPENSKY Habla de Alimentos Nuevos. El primer milagro que relata es el milagro del agua convertida en vino, en unas bodas. El vino representa un Alimento Nuevo

Más detalles

MUSEO CATEDRAL DE LA ALMUDENA

MUSEO CATEDRAL DE LA ALMUDENA Dentro de poco visitaréis el Museo de la Catedral de la Almudena! Vais a venir a la iglesia más grande y más importante de Madrid. La veréis por fuera y también pasaréis dentro a visitarla y a conocer

Más detalles

UN CUENTO Autor desconocido

UN CUENTO Autor desconocido UN CUENTO Autor desconocido Este es un cuento sobre "Gente" llamada Todos", "Alguien", "Nadie" y "Cualquiera. Una vez había que hacer un trabajo importante y "Todos" estaban seguros de que Alguien lo iba

Más detalles

MISAS CON NIÑOS Y FAMILIA EN LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO (MADRID)

MISAS CON NIÑOS Y FAMILIA EN LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO (MADRID) MISAS CON Y FAMILIA EN LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO (MADRID) MONICIÓN DE ENTRADA 1. Nos reunimos queridas familias a celebra la Eucaristía, en el domingo el día del Señor. Cada vez que celebramos

Más detalles

TAREA 2 CONVERSACIÓN 1 DELE C1 - TRANSCRIPCIÓN

TAREA 2 CONVERSACIÓN 1 DELE C1 - TRANSCRIPCIÓN TAREA 2 Usted va a escuchar cuatro conversaciones. Escuchará cada conversación dos veces. Después debe contestar a las preguntas (7 a 14). Seleccione la opción correcta (A, B o C). Marque las opciones

Más detalles

Estas son las ultimas palabras que el Señor les dio a los discípulos antes de ascender al cielo.

Estas son las ultimas palabras que el Señor les dio a los discípulos antes de ascender al cielo. Clase de capacitación de líderes y oficiales. 2005 1 El Equipamiento De Los Santos. 18 Mateo 28:18-20 Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.

Más detalles

QUÉ TAN DIFÍCIL ES AHORRAR PARA LOS COLOMBIANOS?

QUÉ TAN DIFÍCIL ES AHORRAR PARA LOS COLOMBIANOS? 0 QUÉ TAN DIFÍCIL ES AHORRAR PARA LOS COLOMBIANOS? "El ahorro consiste en poner cuidado y escrúpulo al gastar los medios de que se dispone. No es una virtud y no requiere destreza ni talento Kant. Desde

Más detalles

LISTA DE DEDICTORIAS. * No se hacen leyendas especiales.

LISTA DE DEDICTORIAS. * No se hacen leyendas especiales. LISTA DE DEDICTORIAS * No se hacen leyendas especiales. * Puedes dedicar tu agradecimiento a quien tú quieras, ejemplos : A mis Padres, A mis Padres y Hermanos, A Carlos, Al Maestro José Pablo Vázquez

Más detalles

NO FORNICARÁS NO FORNICARÁS TOMÁS URTUSÁSTEGUI

NO FORNICARÁS NO FORNICARÁS TOMÁS URTUSÁSTEGUI NO FORNICARÁS TOMÁS URTUSÁSTEGUI 1992 1 PERSONAJES MOISÉS. CLARA. 30 años. ESCENOGRAFÍA.- Interior de una tienda de campaña tipo árabe, cojines en el piso que sirvan para formar un lecho, cojines para

Más detalles

El Señor Jesús empleó buenos métodos

El Señor Jesús empleó buenos métodos Lección 9 El Señor Jesús empleó buenos métodos El talar árboles puede ser a veces un trabajo peligroso. El hombre que realiza esta labor ha recibido la autorización de aquellos que lo emplean para realizar

Más detalles

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia.

POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE. También en plena noche la nieve se derrite blanca. y la lluvia cae sin perder su transparencia. POEMAS DE HUGO MUJICA EN PLENA NOCHE También en plena noche la nieve se derrite blanca y la lluvia cae sin perder su transparencia. Es ella, la noche, la que nos libra de los reflejos, la que nos expande

Más detalles

ROMEO Y JULIETA ESCENA PRIMERA

ROMEO Y JULIETA ESCENA PRIMERA ROMEO Y JULIETA ESCENA PRIMERA Cuando se abre el telón, hay una niña con un libro en la mano, está leyendo, está sentada en el suelo, en proscenio. Por la derecha entra otra niña y se le acerca con curiosidad.

Más detalles

Llámame pequeña y hazme sentir grande

Llámame pequeña y hazme sentir grande Llámame pequeña y hazme sentir grande Por Adriana Aparicio Sarmiento 7 de septiembre de 2012 Acabo de comenzar el instituto. Lleno de gritos, silbidos, deportistas, animadoras Todo tipo de personajes,

Más detalles

EL ROSTRO HUMANO DE DIOS

EL ROSTRO HUMANO DE DIOS EL ROSTRO HUMANO DE DIOS El cuarto evangelio comienza con un prólogo muy especial. Es una especie de himno que, desde los primeros siglos, ayudó decisivamente a los cristianos a ahondar en el misterio

Más detalles

Al otro lado de la montaña

Al otro lado de la montaña Al otro lado de la montaña Cuenta una antigua leyenda, que en un mundo diferente al que hoy conocemos, existía una tribu ancestral, vivía en lo más adentrado de la selva más grande de ese mundo, esta importante

Más detalles

CHILE, UNA MESA PARA TODOS

CHILE, UNA MESA PARA TODOS Cuarto Encuentro CHILE, UNA MESA PARA TODOS TEMA: MESA Y VIDA TEXTO: Juan 21, 1-14 INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO Al iniciar la Lectio divina nos ponemos en la presencia del Señor haciendo la señal de la

Más detalles

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS A ur o ho do para tu f n a ut rr CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS TEMA III. CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS 1. CONTENIDOS EL AHORRO DA PODER Como aprendiste en el libro El dinero no crece en los árboles de

Más detalles

Todo un personaje. El potro salvaje

Todo un personaje. El potro salvaje Leccion 1 Todo un personaje Lectura y Literatura Qué película, telenovela, cuento o historia recuerda usted con más gusto? A qué cree que se deba este grato recuerdo? Es casi seguro a que alguna de las

Más detalles

IV. 3. PENSAMIENTOS DE TERESA DE CALCUTA

IV. 3. PENSAMIENTOS DE TERESA DE CALCUTA IV. 3. PENSAMIENTOS DE TERESA DE CALCUTA La Madre Teresa merece un lugar especial porque toda su obra es un mensaje de amor. Dedicó plenamente su vida al cuidado de los más necesitados: los enfermos, los

Más detalles

EL BANQUETE Y LOS INVITADOS. (Lu. 14:15-24)

EL BANQUETE Y LOS INVITADOS. (Lu. 14:15-24) EL BANQUETE Y LOS INVITADOS (Lu. 14:15-24) INTRODUCCIÓN.- Como sabéis Jesús usó frecuentemente parábolas y alegorías para enseñar. Parábola en griego significa poniendo cosas a la par. Son una especie

Más detalles

Algar Editorial. Amarilla

Algar Editorial. Amarilla Amarilla Martina juega con su nueva amiga mientras todos duermen. Hace días que encontró a la pequeña hada durmiendo en su casita de muñecas. Al principio le pareció que era una muñequilla nueva que su

Más detalles

LA PARABOLA DEL TESORO ESCONDIDO

LA PARABOLA DEL TESORO ESCONDIDO LA PARABOLA DEL TESORO ESCONDIDO Además, el reino de los cielos es semejante aun tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene,

Más detalles

Dario Chioli entrevistado por Roberto Camatel

Dario Chioli entrevistado por Roberto Camatel Dario Chioli entrevistado por Roberto Camatel Turín 25/6/2005 [Versión de Ricardo R. Laudato] * 1. En qué lugar te sientes más a tus anchas, además de en tu casa? En medio de la naturaleza. 2. Qué es el

Más detalles

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ALEGRÍA TRISTEZA ENFADO MIEDO ANEXO 2 CUENTO: EL MONSTRUO DE COLORES 2 ANEXO 3 - DIBUJOS: EMOCIONES VIVIDAS 3 ANEXO 4 - RECONOCEMOS LAS EMOCIONES

Más detalles

Fundamentos de negocio Mercadotecnia > La ubicación de tu negocio: clave para vender más y mejor > Saber vender

Fundamentos de negocio Mercadotecnia > La ubicación de tu negocio: clave para vender más y mejor > Saber vender Introducción La llave de oro de las ventas es precisamente el cierre del trato. Es muy importante conocer algunas técnicas sobre ventas, así como saber seleccionar y capacitar a vendedores, en caso de

Más detalles

Miré a mi alrededor, vi al fiscal quien tenía apariencia de villano y me miraba fijamente, era la persona más demoníaca que había visto en mi vida.

Miré a mi alrededor, vi al fiscal quien tenía apariencia de villano y me miraba fijamente, era la persona más demoníaca que había visto en mi vida. EL ABOGADO Después de haber vivido decentemente en la tierra, mi vida llegó a su fin... Sentado sobre una banca de acusados, en la sala de espera de lo que imagino era una sala de jurados. Miré a mi alrededor,

Más detalles

ESTUDIO DEL LIBRO DE HECHOS Por: Rubén Álvarez Ciudadanos del cielo

ESTUDIO DEL LIBRO DE HECHOS Por: Rubén Álvarez Ciudadanos del cielo ESTUDIO DEL LIBRO DE HECHOS Por: Rubén Álvarez Ciudadanos del cielo Introducción Hechos 22: 22 Y le oyeron hasta esta palabra; entonces alzaron la voz, diciendo: Quita de la tierra a tal hombre, porque

Más detalles

TOCARÉ PARA TI (Kairoi)

TOCARÉ PARA TI (Kairoi) TOCARÉ PARA TI (Kairoi) /Dios mío, yo te cantaré un canto nuevo, sólo tocaré para Ti./ porque Tú has inspirado mi canto, tocaré para Ti. Tu haz abierto mis voces calladas cantaré para Ti. /yo siento que

Más detalles

Luigi Giussani. El Sentido de la Caritativa

Luigi Giussani. El Sentido de la Caritativa Luigi Giussani El Sentido de la Caritativa Derechos reservados para la Fraternità di Comunione e Liberazione Reedición de la versión de 1961 Las imágenes pertenecen a los frescos de la Iglesia Santa Maria

Más detalles

El tigre blanco y el joven leñador. En un lugar de China, en una pequeña aldea, vivía un joven leñador con su anciana madre.

El tigre blanco y el joven leñador. En un lugar de China, en una pequeña aldea, vivía un joven leñador con su anciana madre. El tigre blanco y el joven leñador En un lugar de China, en una pequeña aldea, vivía un joven leñador con su anciana madre. Un buen día el joven, llamado Fu-Ying, le dijo a su madre: Ya casi no quedan

Más detalles

Las Hadas. rase una vez una viuda que tenía dos hijas.

Las Hadas. rase una vez una viuda que tenía dos hijas. Las Hadas Charles Perrault É rase una vez una viuda que tenía dos hijas. La hija mayor se le parecía tanto en el carácter y en la apariencia, que quien veía a la hija creía ver a la madre. Ambas eran tan

Más detalles

Queridos compañeros, nuevos colegas

Queridos compañeros, nuevos colegas Discurso al recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Central de Las Villas Ernesto Che Guevara Queridos compañeros, nuevos colegas del Claustro y viejos colegas de la lucha por la libertad

Más detalles

EL NÚMERO. 1. Vamos a escuchar el comienzo de la película. Quién crees que habla?

EL NÚMERO. 1. Vamos a escuchar el comienzo de la película. Quién crees que habla? EL NÚMERO 1. Vamos a escuchar el comienzo de la película. Quién crees que habla? Este sitio tan bonito es donde nací yo: el hospital Cobo Calleja. Ay, qué buenos recuerdos me trae este lugar! Esta, esta

Más detalles

V Domingo de Cuaresma Ciclo A 6 de abril de 2014 GUIÓN RADIOFÓNICO (con preguntas y respuestas) (sobre el Evangelio del Domingo)

V Domingo de Cuaresma Ciclo A 6 de abril de 2014 GUIÓN RADIOFÓNICO (con preguntas y respuestas) (sobre el Evangelio del Domingo) V Domingo de Cuaresma Ciclo A 6 de abril de 2014 GUIÓN RADIOFÓNICO (con preguntas y respuestas) (sobre el Evangelio del Domingo) Lázaro, ven fuera (Jn 11, 1-45; ó 11, 3-7. 17. 20-27. 33-45) Moderador/a:

Más detalles

IV Domingo de Cuaresma Ciclo A 30 de marzo de 2014 GUIÓN RADIOFÓNICO (con preguntas y respuestas) (sobre el Evangelio del Domingo)

IV Domingo de Cuaresma Ciclo A 30 de marzo de 2014 GUIÓN RADIOFÓNICO (con preguntas y respuestas) (sobre el Evangelio del Domingo) IV Domingo de Cuaresma Ciclo A 30 de marzo de 2014 GUIÓN RADIOFÓNICO (con preguntas y respuestas) (sobre el Evangelio del Domingo) Creo, Señor (Jn 9, 1-41) Moderador/a: Buenos días. Estamos aquí en el

Más detalles

There are no translations available. Discurso del Dalai Lama. En el premio del Nobel de la Paz

There are no translations available. Discurso del Dalai Lama. En el premio del Nobel de la Paz There are no translations available. Discurso del Dalai Lama En el premio del Nobel de la Paz La paz sigue siendo una asignatura pendiente, por ello hemos creído conveniente incluir parte del discurso

Más detalles

DE OTRA MANERA. Misa Joven

DE OTRA MANERA. Misa Joven DE OTRA MANERA Misa Joven 1 1. VEN A FIESTA La celebración debe comenzar de una manera festiva invitando a todos a la participación. En la Eucaristía celebramos la presencia de Dios en todos los acontecimientos

Más detalles

El traje nuevo del emperador

El traje nuevo del emperador El traje nuevo del emperador Hans Christian Andersen (1805-1875) Este texto digital es de dominio público en España por haberse cumplido más de setenta años desde la muerte de su autor (RDL 1/1996 - Ley

Más detalles

Entrevista de Michael Norton, profesor de la Harvard Business School. Boston, 12 de marzo del 2013.

Entrevista de Michael Norton, profesor de la Harvard Business School. Boston, 12 de marzo del 2013. Entrevista de Michael Norton, profesor de la Harvard Business School. Boston, 12 de marzo del 2013. Vídeo del programa: http://www.redesparalaciencia.com/?p=8863 No hace falta que hagas cosas increíbles

Más detalles

Biblia para Niños. presenta. Adiós Faraón!

Biblia para Niños. presenta. Adiós Faraón! Biblia para Niños presenta Adiós Faraón! Escrito por: E. Duncan Hughes Ilustradopor:Janie Forest Adaptado por: Lyn Doerksen Traducido por: Debbie Gibbons Producido por: Bible for Children www.m1914.org

Más detalles

Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA

Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA Pancho el diligente EL SECRETO PARA SUPERAR LA POBREZA EXTREMA Sucedió en un pueblo llamado Mogotes en donde vivía nuestro amigo Pancho, Pancho era un campesino de 38 años de edad que vivía con su esposa

Más detalles

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva.

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva. 1. DAME DE BEBER Dame de beber del Agua viva del Agua viva. De esa que dice la gente que cuando la bebes no tienes más sed. De esa que te abre la mente, que te hace más fuerte y empuja tus pies. Dame de

Más detalles