Saltillo, Coahuila, a 14 de junio de 2016.

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Saltillo, Coahuila, a 14 de junio de 2016."

Transcripción

1 MAGISTRADO PONENTE: ANTONIO BERCHELMANN ARIZPE SECRETARIA DE ESTUDIO Y CUENTA: ARACELI MARTÍNEZ SOTO Sentencia Penal Número 202 Saltillo, Coahuila, a 14 de junio de Visto para resolver el toca 93/2016 que se formó con motivo del recurso de apelación interpuesto por el agente del ministerio público y defensor, en contra de la sentencia condenatoria de 05 de Junio de 2015 que dictó el Juez de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial de Sabinas, dentro del proceso 131/2010 que por los delitos equiparado a la violación prepotente y violación por elemento distinto al natural, se siguió a **********, quien manifestó ser originario de ********** y vecino de **********, tener cincuenta años de edad, con estudios de primaria, de oficio perforista, con ingreso semanal de $2, (dos mil cuatrocientos pesos 00/100 m. n.) aproximadamente, con bienes, sin antecedentes penales, y R E S U L T A N D O PRIMERO. La resolución impugnada concluyó con los siguientes puntos resolutivos: PRIMERO. En autos quedó comprobada la existencia del cuerpo del delito del ilícito de equiparado a la violación calificada, previsto y sancionado por los artículos 384 segundo párrafo, 386 Fracción II, 387 fracción II, quinto supuesto, del Código Penal vigente en el Estado, cometido en agravio de las menores **********, **********, y ********** de apellidos **********, así mismo por el delito de violación impropia por instrumento o elemento distinto al natural, previsto y sancionado por los artículos 388 segundo párrafo, primer supuesto del Código Penal

2 2 vigente en el Estado, cometidos en agravio de las menores ********** y **********. SEGUNDO. De la misma forma quedó en autos plenamente acreditada la responsabilidad penal de ********** en la comisión del hecho antisocial referido en el resolutivo que antecede, en consecuencia: TERCERO. Es de condenarse y se condena a ********** a sufrir una pena privativa de la libertad de (15) quince años (09) nueve meses de prisión ordinaria, y al pago de 20 días multa, que se traduce en la cantidad de $ (mil ochenta y nueve pesos 40/100 m.n.) CUARTO. Por lo que hace a la reparación del daño, ha lugar a condenar a la reparación del daño por cantidad ilíquida, para lo cual se deberá estar a lo dispuesto en el considerando octavo de esta resolución para los efectos correspondientes. QUINTO. Por los razonamientos expuestos, fundados y motivados en el considerando séptimo de esta resolución, no ha lugar a conceder a ********** ningún beneficio ni sustitutivo penal por lo que se deberá estar a los términos y condiciones del considerando señalado. SEXTO. Así mismo, una vez que cause ejecutoria la presente resolución, amonéstese públicamente al sentenciado en los términos de Ley para prevenir su reincidencia. SÉPTIMO. No se suspenden los derechos políticos del sentenciado por lo que se deberá estar a los términos y condiciones del considerando noveno de esta resolución. OCTAVO. Notifíquese personalmente esta resolución, hágase saber a las partes el derecho y término que la Ley les concede para interponer el recurso de apelación en caso de no estar conformes con esta resolución, asimismo

3 3 Toca Penal 93/2016 háganse distribúyanse los oficios y copias de Ley, así como las anotaciones del caso en los libros respectivos. Así lo resolvió y firma el ciudadano licenciado **********, Juez Primero de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial con residencia en esta ciudad, y quién actúa con el ciudadano licenciado **********, secretario de acuerdo y tramite que autoriza y da fe. SEGUNDO. El recurso de apelación se admitió por el juez con efecto suspensivo, enviándose junto con el expediente del proceso a esta Sala Penal, en la que una vez que se formó este toca y se substanció el recurso, se citó a las partes para la sentencia que hoy se pronuncia, y C O N S I D E R A N D O PRIMERO. Con fundamento en el artículo 23-I de la Ley Orgánica del Poder Judicial, esta Sala Penal tiene competencia por materia y grado para conocer y resolver los recursos de apelación que se interpongan en contra de las sentencias pronunciadas por los jueces penales del Estado. De acuerdo con el artículo 550 del Código de Procedimientos Penales, el recurso de apelación tiene por objeto que la Sala que le competa conocer del mismo, modifique, revoque o confirme la sentencia apelada, con base en los agravios que el apelante haga valer, salvo los casos que exceptúe la ley. SEGUNDO. Los apelantes no se inconformaron respecto a la comprobación del cuerpo de los delitos equiparado a la violación prepotente y violación por elemento distinto al natural, previstos y sancionados en los artículos 384, 386-II, 387-IIquinto supuesto, del Código Penal; lo cual es lógico, pues tal extremo se demostró con base en los motivos, razones y fundamentos expresados en la sentencia impugnada, que en obvio de repeticiones innecesarias se tienen por reproducidos, sin que se advierta agravio que hacer valer en favor del

4 4 imputado en acato a lo previsto en el artículo 523 del Código de Procedimientos Penales. HECHOS RESPECTO A LA MENOR VÍCTIMA ********** Así, los hechos que se le atribuyeron a **********, respecto a la menor víctima **********, consistieron en que en el mes de febrero del año dos mil ocho, siendo aproximadamente entre las quince o dieciséis horas, por medio de la violencia física, le impuso la cópula a la menor, quien en esa fecha contaba con ocho años de edad, ello al aprovecharse que vivía en unión libre con **********, madre de la menor, en el domicilio ubicado entre la calle ********** y calle **********, de la colonia ********** de la ciudad de **********; para lo cual el imputado le dijo a la menor vente **********, vamos a echarle agua a las matas, y una vez que lo hicieron, el imputado la llevó al interior de un tejaban ubicado a un lado del domicilio de la menor, pero sobre la calle ********** de la colonia y ciudad en cita, donde le dijo: ven para que me mames el pito, a lo que se negó la menor, y el imputado le dijo ven, no quieres verga, y al negarse, éste le dijo que le diera un beso, contestando la menor que no quería porque ya venía su mamá, y al decirle el imputado no viene, la besó en la boca e inmediatamente se bajó sus pantalones y la trusa, y con su pene erecto, sujeto de los cabellos a la menor, aplicando la fuerza y la agachó, y le introdujo su pene en la boca a la menor víctima, quien se negaba y trataba de quitárselo, sin embargo, el imputado no la soltó, y nuevamente le introdujo el pene en la boca a la vez que le decía ándale muérdeme el pene, y al hacerlo, le dijo no me lo muerdas tanto, dejando el inculpado durante un rato su pene dentro de la boca de la menor ofendida, quien al levantarse le dijo que ya se iba porque su mamá quería que fuera a comprar leche, pero el imputado nuevamente la sujetó por la fuerza de los cabellos la hincó y agachó su cabeza diciéndole aquí está tu leche, y de nueva cuenta le introdujo su pene en la boca. No conforme con lo

5 5 Toca Penal 93/2016 anterior recostó a la menor en un sillón que se encontraba en el tejaban y la obligó a que se bajara los pantalones y movió su calzón para introducir su lengua en la vagina de víctima, quien con sus manos trató de quitárselo, sin lograrlo, y por el dolor comenzó a gritar, por lo que el imputado le preguntó si le dolía, diciéndole la menor que sí, y al dejarla ir le manifestó que no fuera a decir nada, ya que si lo hacía la iba a regañar y a pegar. De igual forma, sin poder precisar el día y la hora, en el mes de febrero del año dos mil ocho, en horas de la tarde, el imputado nuevamente le impuso la cópula a la menor víctima **********, ello al ordenarle a ésta y a sus hermanas ********** y **********, de apellidos **********, que se dirigieran hacia el tejaban en mención, donde le ordenó a la menor que le chupaba su pene, ya que de no hacerlo, entonces iba a obligar a las menores ********** y **********, a que se lo chuparan, por lo que la menor ofendida accedió, introduciéndole el imputado su pene en la boca durante unos minutos. Posteriormente acostó a la menor víctima sobre un sillón que se encontraba en dicho lugar, y después de que la despojó de su pantalón y calzón le introdujo su lengua en la vagina de la menor, quien con sus manos trató de quitárselo y al quejarse el imputado la suelta. Con lo cual afectó la seguridad sexual de la menor **********. Conducta típica que el imputado realizó sin que lo amparara causa de licitud, concretando así los injustos de equiparado a la violación prepotente y violación impropia por elemento distinto al natural, cuyos tipos penales prevén los artículos 384, 386-II, 387-IIquinto supuesto, y 388 del código penal. HECHOS RESPECTO A LA MENOR VÍCTIMA ********** Por otra parte, los hechos que se le atribuyeron a **********, respecto a la menor víctima **********, consistieron en que el día siete de abril del año dos mil diez, aproximadamente a las once horas, al encontrarse la menor de nueve años de edad, en su domicilio ubicado en calle

6 6 **********, de la colonia ********** de **********, jugando con sus menores hermanas ********** y **********, de apellidos **********, y al aprovecharse el imputado que vivía en unión libre con **********, madre de la menor, y que la menor ********** junto con sus hermanas se acercaron hasta el tejaban que se ubica a un lado en dicha propiedad, donde el imputado quitaba unas tablas, éste les dijo métanse, y ya en el interior, procedió a levantar a la menor **********, y la arrojó hacia un sillón que se encontraba en dicho lugar, subiéndose encima de ella y la despoja de su ropa para luego introducir su pene en la vagina de la menor, quien le solicitó que se quitara porque sintió mucho dolor, sin hacerle caso, continuando imponiéndole la copula, mientras las menores ********** y ********** observaban, ya que éstas se encontraban paradas en la puerta de la entrada del tejaban, y cuando terminó les dijo: ya vete a la casa y no digan nada porque si no les voy a pegar. Posteriormente el día quince de abril del año dos mil diez, aproximadamente a las veintitrés horas, al encontrarse el imputado acostado junto a la menor víctima, y en la misma habitación **********, madre de la menor, en el interior del domicilio ubicado en calle **********, ********** de la colonia ********** de la ciudad de **********, donde el imputado abrazó a la menor víctima por detrás y la despojó de su pantalón y ropa interior, para luego imponerle la cópula al introducirle su pene en la vagina a la menor, quien comenzó a llorar por el dolor y sin importarle ello, continúo por varios minutos, para luego retirarse de la habitación mientras la menor se subía su ropa y continúo llorando. Advirtiéndose del dictamen ginecológico y proctológico suscrito por el perito de la Fiscalía del Estado, que la menor víctima presentó desfloración total reciente de uno a ocho días de evolución por penetración vaginal, ya que el himen presentó escotaduras de ruptura en todo su contorno, quedando un orificio amplio que da entrada a la cavidad vaginal. Con lo cual afectó la seguridad sexual de la

7 7 Toca Penal 93/2016 menor **********. Conducta típica que el imputado realizó sin que lo amparara causa de licitud, concretando así el injusto de equiparado a la violación prepotente, cuyo tipo penal prevé los artículos 384, 386-II, y 387-II-quinto supuesto, del código penal. HECHOS RESPECTO A LA MENOR VÍCTIMA **********. Ahora bien, los hechos que se le atribuyeron a **********, respecto a la menor víctima **********, consistieron en que en el mes de febrero del año dos mil nueve, sin precisar la hora, aprovechando el imputado que vivía en unión libre con **********, madre de la menor víctima, al encontrarse ésta en el tejaban ubicado en calle **********, ********** de la colonia ********** de **********, en dicho lugar el imputado se hincó frente a la menor y le bajó su falda para luego introducir su lengua en la vagina de la menor víctima durante varios minutos; inmediatamente después de ello el imputado se levantó, y se bajó su pantalón y trusa, sujetando a la menor de los cabellos y le introdujo su pene en la boca, obligándola a que lo succionara. De igual forma, aprovechando el imputado que vivía en unión libre con la madre de la menor **********, en fecha aproximada entre el cinco y nueve del mes de abril de año dos mil diez, al encontrarse la menor ********** de nueve años de edad, en compañía de sus hermanas ********** y ********** de apellidos **********, ayudando al imputado a recoger unos alambres que estaban tirados en el piso, el imputado se acercó a la menor y la cargó, para luego introducirla al tejaban en comento donde desvistió a la menor y le introdujo el dedo índice de su mano izquierda en la vagina, a la vez que le preguntaba si le dolía y no obstante que esta le dijo que sí, el imputado solo sacó el dedo para luego meterlo de nueva cuenta en la vagina de la menor víctima, quien le dijo: pa me duele ; repitiendo esta conducta al introducir totalmente su dedo en la vagina de la menor; observando esta situación las menores

8 8 ********** y ********** de apellidos **********, y una vez que el imputado se retiró, la menor acudió al baño de su domicilio donde se percató que sangraba; lo que se acredita con el dictamen ginecológico elaborado por el perito de la Fiscalía General del Estado, quien concluyó que la menor presentaba desfloración parcial reciente de aproximadamente quince días de evolución por penetración vaginal, ya que el himen presenta escotadura a las 6 y 7 de la carátula de un reloj, con irritación alrededor del contorno de la mucosa himeneal. Con lo cual afectó la seguridad sexual de la menor **********. Conducta típica que el imputado realizó sin que lo amparara causa de licitud, concretando así los injustos de equiparado a la violación prepotente y violación impropia por elemento distinto al natural, cuyos tipos penales prevén los artículos 384, 386-II, 387-IIquinto supuesto, y 388 del código penal. También cabe sostener, conforme a los artículos 66 del Código Penal y 449 del Código de Procedimientos Penales, que ********** actuó culpablemente al cometer el injusto referido, pues si manifestó ser originario de **********, y vecino de Nueva Rosita, Coahuila tener cincuenta años de edad, y con educación de primaria, cabe inferir que esas condiciones del imputado aunadas a la naturaleza del delito que cometió, permiten inferir que aquél sabía la punibilidad de su conducta, sin que aparezcan circunstancias por las que le fuera inexigible ajustarse a la norma prohibitiva subyacente en el tipo penal de equiparado a la violación y violación impropia por instrumento o elemento distinto al natural. Por lo que, si tampoco se probó alguna otra causa excluyente del delito, debe sostenerse la responsabilidad penal del imputado en la comisión del delito de que se trata. TERCERO. Precisado lo anterior, toca ocuparse de los motivos de agravio expresados por las partes respecto a la individualización de la pena de prisión que el juez impuso a **********. Por método se analizarán en principio los agravios

9 9 Toca Penal 93/2016 que expone el ministerio público respecto a la aplicación de las reglas del concurso real. CONCURSO REAL El ministerio público manifiesta que la sentencia impugnada le ocasiona agravio, por la inexacta aplicación de los artículos 61 y 62-IV del Código Penal vigente en la época del hecho, pues en su concepto y, contra lo resuelto por el juez, éste debió individualizar las penas y aplicar las reglas del concurso real de delitos, para lo cual el apelante expone en esencia que el legislador estableció los extremos punibles para la imposición de las sanciones respecto al referido concurso real de delitos, según se derivaba de los artículos 71, 61, 62-IV y 68-IV del mismo código, los que transcribe y de los cuales concluye que fijan los parámetros entre los que ha de oscilar el criterio del juzgador para ubicar el grado de punibilidad e imponer la pena. Los agravios del ministerio público son improcedentes con base en las razones siguientes: I. El entonces artículo 62-IV del Código Penal en mención, delimitaba los extremos de penalidad dentro de los que el juzgador debe aplicar la pena de prisión cuando se trata de un concurso real de delitos. Así, aquel numeral disponía: [ ] Cuando el sujeto activo haya realizado varias acciones u omisiones punibles, sancionadas con una pena de la misma especie, se le aplicará una única pena, que tendrá como mínimo, el mínimo mayor, y como máximo, la suma que resulte de la acumulación de los máximos de las penas correspondientes a los hechos realizados [ ] Como se puede observar, ese artículo no establecía cómo individualizar la pena de prisión para los delitos concursantes, dentro del marco ampliado de punibilidad legal que consignaba el mismo ordinal, sino sólo señalaba cómo fijar el mínimo y el

10 10 máximo de la punibilidad legal, correspondientes a un concurso real de delitos. II. Por su parte, el entonces artículo 71 del Código Penal señalaba los indicadores que el juzgador debía tomar en cuenta para valorar los grados de culpabilidad y de lesión jurídica que codeterminaban el grado de punibilidad respecto de un hecho o delito en particular, para que con base en aquél el juez individualizara la pena al sentenciado por ese sólo delito, dentro de los extremos punibles señalados en la ley; pero sin que tal disposición refiriera o permitiera, que tratándose de un concurso real de delitos, el juzgador pudiera tomar en cuenta el grado de punibilidad que concernía al delito de pena más grave, para individualizar una pena de prisión única que correspondería a todos los delitos concursantes, dentro de los extremos ampliados de punibilidad legal, establecidos en el artículo 62-IV del mismo código. Así, el tenor del citado artículo 71, era el siguiente: ARTÍCULO 71. INDIVIDUALIZACIÓN DE LA PENA DE PRISIÓN EN DELITOS DOLOSOS. Para individualizar la pena de prisión en los delitos dolosos, el juzgador tomará en cuenta: I. GRADO DE LA CULPABILIDAD. El grado de culpabilidad. Para lo cual apreciará: El mayor o menor margen del responsable para elegir una conducta conforme a Derecho, según sus antecedentes y condiciones personales, familiares y sociales; las circunstancias de modo, tiempo, lugar y antecedentes del hecho; los móviles; los riesgos corridos en su ejecución; y, los demás datos que sean pertinentes. II. GRADO DE LESIÓN JURÍDICA. El grado de lesión jurídica. Para lo cual apreciará: La trascendencia de los daños materiales y, en su caso, morales; el peligro que afrontó el ofendido y su relación con el sujeto activo en la medida que

11 11 Toca Penal 93/2016 ello influyó en el delito; y, los demás datos que sean pertinentes. La apreciación en conjunto de los dos grados determinará el de punibilidad. Conforme al cual, el juzgador individualizará con prudencia la pena de prisión. III. Por tanto, el texto de las fracciones I y II del citado artículo 71 no contemplaba ni admitía considerar que en un concurso real de delitos cabría individualizar la pena de prisión de acuerdo con los grados de culpabilidad y de lesión jurídica, y el consecuente de punibilidad para el delito de pena más grave, con base en el cual se impondría la pena de prisión a la persona imputada respecto a un supuesto grado de punibilidad unificado para todos los delitos concursantes, pero dentro de los extremos de penalidad legal ampliada referidos en el ordinal 62-IV del Código Penal vigente en la época de los hechos. Mismo artículo que como ya se puso en claro tampoco preveía cómo individualizar la pena de prisión para los delitos concursantes, dentro de dichos extremos ampliados del marco de punibilidad, para el caso de concurso de delitos. Oquedad que no le corresponde suplir al juzgador con fórmulas para individualizar la pena que él estime pertinentes, en cuanto el establecimiento de las mismas compete al legislador. IV. No obstante, lo expuesto no significa que debiera quedar impune el caso que se analiza. En tanto que el ministerio público al pedir la aplicación de penas para el imputado, no sólo señaló la regla en blanco del artículo 62-IV del Código Penal, sino que también solicitó que respecto a los delitos que cometió, se le aplicaran las penas previstas en los numerales 384, 386, 387 y 388 del código citado para los delitos de equiparado a la violación prepotente y violación impropia por elemento distinto al natural. Por lo que si de acuerdo con el artículo 486 del Código de Procedimientos Penales, el juzgador puede considerar las

12 12 cuestiones de hecho y de derecho planteadas en la acusación, sin rebasar su límite; y en ese contexto el ministerio público acusó por hechos constitutivos de los delitos de equiparado a la violación prepotente y violación impropia por elemento distinto al natural, cometidos en concurso real por el imputado, los cuáles señalan una penalidad legal diversa. Entonces, tal y como resolvió el juez, se puede tomar en cuenta el grado de punibilidad correspondiente al delito de pena más grave -equiparado a la violación prepotente- aplicándole la pena concreta consecuente dentro de los extremos legales punibles señalados para ese delito, pero no dentro de los establecidos en el anterior artículo 62-IV del Código Penal, al carecer éste numeral de algún complemento legal de cómo individualizar la pena de prisión dentro del marco fijado en el mismo, cuando se trata de un concurso real de delitos. Sin que ello signifique rebasar los límites de la acusación, pues el representante social no sólo se concretó a pedirle al juez que atendiera al artículo 62-IV del Código Penal, relativo a los extremos de penalidad ampliada para el concurso real de delitos, sino que dentro de los delitos por los que acusó, también incluyó el hecho constitutivo del delito más grave y solicitó que al responsable se le aplicara la penalidad legal para ese delito: de tal suerte que si el juzgador le impuso la pena concreta al imputado dentro de esos límites, no solo aplicó de manera exacta la ley penal al delito de equiparado a la violación prepotente, sino que también se mantuvo dentro de los cercos de hecho y de derecho planteados en la acusación, sin rebasarlos. V. Por otro lado, también resulta improcedente el diverso agravio del ministerio público respecto a que en el caso debería ponderarse el grado de culpabilidad y el de afectación «para cada delito» a efecto de individualizar proporcionalmente la pena al imputado que establece el artículo 103-F del Código Penal, pues esta regla no está relacionada con el concurso real

13 13 Toca Penal 93/2016 de los artículos 61 y 62-IV del Código Penal vigente en la época del hecho, y de aplicar dicha regla significaría aplicarla retroactivamente en perjuicio del imputado, en contravención del artículo 14 Constitucional. INDIVIDUALIZACIÓN DE LA PENA CUARTO. Precisado lo anterior, toca ahora ocuparse de la individualización de la pena de prisión impuesta a ********** sólo por lo que hace al delito de equiparado a la violación prepotente, previsto y sancionado en los artículos 384, 386-II, 387-II, del Código Penal, cometido en agravio de la menor víctima **********, por ser el de pena legal más grave al momento de los hechos como resolvió el juez, pero atendiendo a las reglas del artículo 71 del código penal vigente en la época de los hechos. GRADO DE CULPABILIDAD 1. El ministerio público considera que la sentencia recurrida le ocasiona agravios, toda vez que el juez no analizó el modo grave en que el imputado realizó su conducta, no obstante que éste indicaría mayor gravedad de la misma, y lo cual se desprendería de la declaración de la menor **********, describiendo además, la forma grave en la cual se cometió el delito en contra de ella y que se encontraría corroborado con las declaraciones de sus hermanas, las menores y **********. Además, que se advertiría que el imputado es una persona de cincuenta años edad, y con una complexión física muy superior a la de la menor, lo cual le ayudo a someterla, siendo más vulnerable la menor, de lo cual también sería factor a considerar en el grado en comento. Los motivos de agravio del ministerio público resultan fundados, ya que tal como estableció el apelante, la menor víctima **********, declaró que el imputado le impuso la cópula, al sujetarla de los cabellos con tanta fuerza que logró hincarla y acércala a su miembro para poder introducirlo en su

14 14 boca, acción que realizó en forma reiterada; además, una vez que el imputado la soltó, la menor pretendió retirarse y le manifestó que tenía que comprarle la leche a su mamá, a lo cual el imputado nuevamente la sujetó de la misma forma ya narrada, y le dijo: aquí está tu leche, para luego nuevamente imponerle la cópula. Aunado a lo anterior, amedrentó a la menor al decirle que tenía que succionarle su pene, ya que en caso contrario obligaría a sus menores hermanas a que lo hicieran. Agregando la menor que, aun cuando ella accedió a las pretensiones del imputado, éste también realizó conductas similares con sus hermanas ********** y **********, a quienes, además les metió el pito en la florecita, obligándola a ella a ver. Y que dicha conducta se realizó en forma reiterada desde que ella estaba en segundo de primaria, que a veces se lo hacía una vez a la semana y otras semanas varios días. Lo cual corroboran las menores ********** y ********** de apellidos **********, quienes manifestaron que en varias ocasiones el imputado se los hizo a las tres juntas, que a veces eran dos o tres veces por semana cuando las obligaba a que le mamaran el pito, y que a su hermana ********** también la agarraba del cabello con fuerza. De lo anterior se pueden advertir la gravedad del modo y de las circunstancias en que el imputado realizó el injusto, y la grave lesividad de su conducta al ejecutarla, además, del mayor estado de indefensión en que se encontraba la menor **********, quien tan solo era una niña que contaban con ocho años de edad, al momento de los hechos, mientras el imputado era una persona que en esa época contaba con cincuenta años de edad, con una complexión y fuerza física muy superior a la menor víctima. Demostrándose el mayor estado de indefensión en el que se encontraba **********, ya que, tal como lo manifestó en su declaración, el imputado es una persona mucho mayor que ella, con una condición física superior, por lo cual, sus intentos de

15 15 Toca Penal 93/2016 evitar que el imputado la atacara fueron infructuosos; siendo precisa la menor en indicar que intentó con sus manos evitar las conductas del imputado, pero éste con mayor fuerza la sujetaba de los cabellos, y le introducía el pene en la boca. Quedando claro que el imputado abusó de su calidad de mayor sobre la menor, logrando someterla e imponerle la cópula, sin importarle el daño y dolor que le ocasionaba, el cual se lo manifestó la menor al momento del acto, y no obstante ello, el imputado continuaba realizándolo, ya que tal como lo refirió la menor víctima, y sus hermanas ********** y **********, el sentenciado llegó a imponerles la copula a las tres el mismo día, y lo hacía hasta dos o tres veces cada semana, que además, la obligó a ver lo que les hacía a sus hermanas, con la amenaza constante de ser golpeada en caso de hablar, siendo así mayor la lesividad de su conducta, y que incide para incrementar el grado de culpabilidad del imputado. 2. Por otra parte, el ministerio público, expresa agravios respecto al tiempo de duración de la conducta, sin embargo, el concepto de violación del apelante es superfluo, pues de la lectura de la sentencia se advierte que el juez consideró tal factor en perjuicio del imputado, esto es, conforme las pretensiones del apelante. 3. Con lo anterior se da también contestación a los agravios expuestos por la defensa respecto a los factores que inciden para determinar el grado de culpabilidad de su defenso; sin que tampoco se pueda considerarse el carácter de primodelincuente de **********, toda vez que el artículo 71-I del código penal vigente en la época de los hechos no lo refiere como una circunstancia que le haría menos exigible al imputado ajustarse a la prohibición de la norma. 4. De ahí que, al no existir otros agravios por parte del ministerio público ni la defensa, sin que se advierta alguno que debiera hacerse valer de oficio en favor de **********, en

16 16 acato al artículo 523 del Código de Procedimientos Penales, procede reubicar en el máximo el grado de culpabilidad del imputado. GRADO DE LESIÓN JURÍDICA 1. La defensa aduce que debería ubicarse en un término mínimo la afectación ocasionada a la menor, al no quedar demostrado con un dictamen psicológico, el daño moral ocasionado, así como tampoco los gastos erogados por la comisión del delito. 2. Por el contrario el ministerio público considera que el daño moral ocasionado a la menor **********, se debe ubicar en un término máximo, ya que, de su declaración, y de las menores ********** y ********** de apellidos **********, se advierte que la conducta delictiva ejecutada por el imputado en la menor es de gran trascendencia, al demostrarse el sufrimiento ocasionado a ésta. 3. Ahora bien, son infundados los agravios expuestos por la defensa, porque el hecho de que no se demostrara algún gasto erogado por la comisión del delito, no apareja que los mismos no se hubiesen hecho. Además, contrario a lo expuesto por la defensa, no se requiere de un dictamen en psicología para determinar el daño moral ocasionado a la menor, ya que éste se desprende de su propia declaración, y corresponde al juzgador determinar con base en los datos proporcionados por las partes la relevancia del daño ocasionado, de ahí que se considere, tal como lo manifestó el ministerio público, que la menor víctima **********, sufrió un grave daño moral y psicológico por el delito cometido en su contra, lo que se acredita con su testimonio y con las declaraciones de las menores ********** y ********** de apellidos **********, así como de la declaración de **********, psicóloga de la escuela a la cual acude la menor víctima.

17 17 Toca Penal 93/2016 Así, la menor ********** fue clara en indicar que ella y sus hermanas las cuatas tenían miedo de que el imputado les pegara, lo cual corroboran las menores ********** y ********** de apellidos **********, sin embargo, como ya no aguantaba todo lo que éste les hacía, se lo comentó a una compañera de su salón, quien la cuestionó de porqué le decía eso, momento en el cual la menor recordó la amenaza del imputado de que no platicara con nadie lo que les hacía, por ello ya no comentó más; sin embargo, gracias a ello, fue que del plantel educativo de la menor, contactaran a la psicóloga **********, quien en su declaración ante el ministerio público estableció que, al entrevistarse con la menor **********, ésta se encontraba nerviosa, ansiosa, con sus ojos llenos de lágrimas, y una vez que le dijo que confiara en ella, le comenzó a contar la forma en la cual el imputado la obligaba a ella y a sus hermanas a que le mamaran el pito, que ella no quería porque le daba asco, pero que él la obligaba, que también le contó las otras conductas que realizaba con sus hermanas las cuatas, que se encontraba muy nerviosa, ya que el imputado las amenazaba con pegarles si decían algo, por eso ella prefirió callar, porque su mamá sí sabía pero no hizo nada. Por tanto, con los datos y razones expuestos se concluye que la trascendencia del daño moral ocasionado a la menor es grave y, por tanto, suficiente para reubicar en el máximo el grado de lesión jurídica sufrido por la menor. GRADO DE PUNIBILIDAD Y PENA DE PRISIÓN Siendo como se indica, de la apreciación en conjunto de los citados elementos que informan al grado de punibilidad de la conducta delictuosa de **********, da como resultado un grado de punibilidad máximo; empero, tomando en cuenta que el sentenciado confesó su delito, se actualiza la atenuante del artículo 105-I del código penal, lo que motiva que se reubique el grado de punibilidad en un término equidistante entre el medio y el máximo, conforme al arbitrio del juzgador; por lo que

18 18 tomando en consideración los límites legales punibles que establecen los artículos 384, 386 y 387 del código penal para el delito de equiparado a la violación prepotente, corresponde imponer a ********** una pena de prisión de dieciocho años cuatro meses. QUINTO. Por otra parte, es fundado el agravio del Ministerio Público, respecto a la omisión en la que incurrió el juez al no condenar al sentenciado a la suspensión de derechos políticos, violentando con ello los artículos 38-III-VI de la constitución federal, 20-II de la constitución local, y 198, y 199 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales. En efecto, tal como lo manifestó el apelante, al exceder la pena de prisión del mínimo legal para acceder a la condena condicional el juez no concedió ningún beneficio a **********, por tanto, debe cumplir la sanción privativa de la libertad en reclusión. Por ello, en acato a la fracción III del artículo 38 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, que instituye mandato directo en el sentido de que los derechos y prerrogativas del ciudadano se suspenden durante la extinción de una pena corporal, y como en el caso que nos ocupa, al privarse de la libertad al sentenciado para que extinga la pena de prisión impuesta, también se deberán de suspenderse sus derechos políticos por imperativo constitucional. Por lo cual la suspensión de los derechos políticos del sentenciado **********, tendrá como tiempo de duración y terminación, el tiempo de la sanción privativa de la libertad que se le impuso, que lo es de dieciocho años cuatro meses de prisión, computables desde el día de su legal detención el 17 de abril de 2010, y concluye ésta con la sanción principal el 17 de agosto de 2028; lo anterior con fundamento en el artículo 38- III-VI de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 20-II de la Constitución Política del Estado de Coahuila. Hágase del conocimiento al Instituto Nacional Electoral de esta circunstancia.

19 19 Toca Penal 93/2016 SEXTO. Respecto a la multa, y la condena al daño ocasionado, debe estarse a lo expuesto por el juez en la sentencia impugnada, toda vez que las partes no formularon agravios en relación con ellos, ni se advierte agravio que suplir en favor del imputado. Por lo expuesto y, además, con fundamento en los artículos 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 3 inciso 3, 140, 141 y 154-II-6) de la Constitución Política del Estado; 4 -I y 23-I de la Ley Orgánica del Poder Judicial; los vigentes artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 24, 30, 31, 32, 33-A-I, 38, en relación con el numeral 384, 386-II, 387-II, del Código Penal; 2, 3º, 14-IV, 15, 17, 19, 32, 169, 274, 487, 570, 572, 575, 687 y 689 del Código de Procedimientos Penales, se resuelve: PRIMERO. Por los motivos, razones y fundamentos expuestos en el cuerpo de esta resolución, se modifica la sentencia condenatoria de 05 de junio de 2015, que dictó el Juez de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial de Sabinas, dentro del proceso 131/2010 que, por los delitos equiparado a la violación prepotente y violación por elemento distinto al natural, se siguió a **********. SEGUNDO. Subsisten los puntos resolutivos del primero al octavo, con excepción de los puntos resolutivos tercero y séptimo, respecto de los cuales se resuelve: TERCERO. Por la responsabilidad penal de **********, en la comisión de los delitos de equiparado a la violación prepotente y violación impropia por elemento distinto al natural, a que se han hecho mención en el considerando cuarto de esta sentencia, se impone al sentenciado una pena de dieciocho años y cuatro meses de prisión, debiendo subsistir la multa impuesta. CUARTO. Por los motivos, razones y fundamentos expuestos en el considerando quinto de esta resolución, se condena al sentenciado a la suspensión de derechos políticos,

20 20 por el término de la pena privativa de la libertad, conforme se precisó en el considerando en cita. Notifíquese personalmente. Con testimonio de esta sentencia, devuélvanse los autos originales al juzgado de origen a fin de que se notifique personalmente al sentenciado y, en su oportunidad, archívese el toca como asunto concluido. Así, por unanimidad de votos lo resolvieron los magistrados que integran la Sala Colegiada Penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Óscar Aarón Nájera Davis, Armín José Valdés Torres, Antonio Berchelmann Arizpe, Juan Antonio Martínez Gómez y Efraín Rogelio García Flores cuya ponencia se presentó por el tercero de los mencionados. Doy Fe. MAGISTRADO PRESIDENTE ÓSCAR AARÓN NÁJERA DAVIS MAGISTRADO ARMÍN JOSÉ VALDÉS TORRES MAGISTRADO ANTONIO BERCHELMANN ARIZPE

21 21 Toca Penal 93/2016 MAGISTRADO JUAN ANTONIO MARTÍNEZ GÓMEZ MAGISTRADO EFRAÍN ROGELIO GARCÍA FLORES SECRETARIO DE ACUERDO Y TRÁMITE RUBÉN OBREGÓN CALVILLO La licenciada Araceli Martínez Soto, Secretaria de Estudio y Cuenta de la Sala Colegiada Penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado, hago constar y certifico que, en términos de lo previsto en los artículos 27, fracción IX, 58, 68 y 75, fracción III, de la Ley de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales del Estado de Coahuila de Zaragoza, en esta versión pública se suprime la información considerada como reservada o confidencial que encuadra en el ordenamiento mencionado y en las disposiciones aplicables. Asimismo, este documento fue cotejado previamente con su original por la servidora pública que elabora la presente versión pública.