COMUNA 5. CASTILLA. Parroquia de San Judas Tadeo. Fotografía tomada por Karin Richter el 21 de enero de 2015 LAS CRÓNICAS DE VIVIR

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "COMUNA 5. CASTILLA. Parroquia de San Judas Tadeo. Fotografía tomada por Karin Richter el 21 de enero de 2015 LAS CRÓNICAS DE VIVIR"

Transcripción

1 COMUNA 5. CASTILLA 4 VIVIR EN MEDELLÍN LAS CRÓNICAS DE VIVIR Fundado el 8 de noviembre de 1990 Año 25 Edición al 14 de mayo de 2015 Circulación certificada Distribución gratuita ejemplares certificados 8 páginas ISSN Vivir en Medellín es una publicación de: Panorámica de Castilla tomada desde el Parque Arví el 1 de marzo de Se destacan la icónica parroquia de San Judas y el trazado rectangular de las vías. Foto Róbinson Henao Operarios de producción en los talleres de confección de Everfit Indulana, en el barrio Castilla, foto tomada en 194? por Francisco Mejía ( ). Cortesía Archivo Fotográfico de la Biblioteca Pública Piloto Iglesia de San Judas Tadeo, fotografía tomada en 1959 por Gabriel Carvajal ( ). Cortesía Archivo Fotográfico de la Biblioteca Pública Piloto Parroquia de San Judas Tadeo. Fotografía tomada por Karin Richter el 21 de enero de 2015

2 2 VIVIRENCASTILLA Si correspondiera a un médico tomar las pulsaciones de Medellín, los latidos más fuertes los sentiría en Castilla, comuna en la que Vivir en El Poblado continúa su recorrido por la ciudad. En este sector del noroccidente de Medellín, formado a principios de los años 30 del siglo pasado, bullen la vida, el arte, la cultura, la resistencia contra la violencia y la muerte. Históricamente su gente ha sido luchadora. Buena parte de su población inicial estuvo conformada por obreros de importantes empresas asentadas en los alrededores, como Everfit, Fabricato y Coltejer, y posteriormente se convirtió en uno de los mayores receptores de campesinos desplazados por la violencia que se desató en Colombia a mediados del siglo 20. No es fortuito, entonces, el espíritu de resiliencia que campea en sus calles. A su vitalidad también contribuye su ubicación estratégica, pues es puerta de entrada y salida de la ciudad, atravesada por arterias fundamentales como la Autopista Norte, la carrera 65 y la Avenida Regional. Castilla, donde bulle la vida Si bien la comuna 5 (Castilla) continúa teniendo una vida barrial tradicional, ha sido una de las zonas de Medellín con mayor transformación y más alta inversión social, evidenciada en escenarios deportivos, recreativos, parques biblioteca y centros de salud, entre otros. La metamorfosis no se detiene y hoy hay varias obras en construcción, como el Puente Madre Laura Montoya, que unirá las comunas 5 y 4; la UVA Sin Fronteras y el CIB de Florencia. Las necesidades, sin embargo, aún son muchas. Aparte de imágenes y datos fundamentales sobre este sector de la ciudad, nuestro cuadernillo Vivir en Medellín incluye Castilla desde la distancia, crónica de Gloria Edith Gómez, periodista colombiana radicada en España, quien pasó buena parte de su infancia en la comuna 5. Así mismo, publicamos en exclusiva un capítulo de Cambio de luces, la próxima novela del poeta y escritor Helí Ramírez, todo un ícono de este barrio de Medellín. Esperamos que lo disfruten! Autopista Medellín Bogotá Acevedo 2 Santa Cruz Bello Calle 120 Autopista Las Brisas Carrera 65 Calle 109 Regional Toscana Norte Boyacá Florencia Tejelo 104 Calle Río Medellín Héctor Abad Gómez SENA Plaza de Ferias Carrera 65 6 Carrera 66 Belalcázar Girardot Calle 100 Regional Calle 98 Tricentenario Autopista Norte Parque Juanes de la Paz Castilla Calle 95 Tricentenario Carrera 65 Hospital La María E.S.E Carrera 70 Francisco Antonio Zea N Río Medellín Oleoducto 4 Aranjuez Caribe Terminal de Transporte Cementerio Universal Universidad Regional Autopista Norte Río Medellín Caribe Carrera 65 Hospital 12 de Octubre Alfonso López Calle 80 El Progreso Barrio Vivir en Medellín Comuna 15. Guayabal Es una publicación de Metro Río Directora: María Eugenia Posada Aristizábal Editora: Luz María Montoya Hoyos Diseño: Vivir en El Poblado Límite de comuna Límite de barrio Vías Nombre de barrio Comuna Puntos de referencia Ubicación La comuna 5 (Castilla) está situada al noroccidente de Medellín. Por el norte limita con el municipio de Bello, por el oriente con el Río Medellín, por el sur con la comuna 7 (Robledo) y por el occidente con la comuna 6 (Doce de Octubre). Extensión: 609 hectáreas Población y edades Mujeres: Hombres: Total: Entre 15 y 44 años: personas De 45 a 64: De 5 a 14: De 65 años o más: De 0 a 4: Niveles de educación Media: personas Primaria: Ninguna: Preescolar: Técnica: Secundaria: Universitaria: Tecnológica: Especialización: 570 Maestría: 52 Doctorado: 0 Barrios A la comuna 5 la componen 14 barrios: Castilla, Caribe, Tricentenario, Héctor Abad Gómez, Toscana, El Progreso, Las Brisas, Florencia, Tejelo, Boyacá, Girardot, Belalcázar, Francisco Antonio Zea y Alfonso López. 7 Robledo Viviendas Castilla tiene viviendas: en estrato 3; en estrato 2; 543 en estrato 4 y 456 en estrato 1. Fuente: Encuesta de Calidad de Vida Medellín 2013 Seguridad Según el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2015 en Castilla se registraron 14 homicidios, un 22,2 % menos que en igual periodo de 2014 y un 32,2 % menos que en En 106 de los primeros 130 días de este año, no hubo homicidios en la comuna 5, estadística que supera en un 2,9 a la del mismo periodo del año anterior (103 días sin homicidios). Castilla tiene 29 cuadrantes de Policía y 42 cámaras de seguridad, equipos que fueron instalados con base en un estudio y previa identificación de los sectores críticos por la comisión de prácticas delictivas.

3 VIVIRENCASTILLA 3 Castilla desde la nostalgia Es la historia mil veces repetida en Castilla donde los hijos no salen del nido sino que lo amplían hacia el cielo Por Gloria Edith Gómez Londoño El primer recuerdo que tengo de Castilla proviene de mis cinco años. Regresaba con mis padres de un paseo nocturno por el Centro de Medellín, adonde fuimos a ver el Edificio Coltejer, el más alto de Colombia. Nos bajamos del taxi en la carrera 68, cerca a la iglesia de San Judas Tadeo, para subir andando hasta la casa de mi abuela. Así, dijo mi padre, veríamos un poco el barrio de su infancia. Por aquella época finales de los 70 Medellín era una ciudad de clima frío y cielo limpio y en las noches de Castilla se podía ver la silueta poderosa del cerro El Picacho vigilado por millones de estrellas. Mi padre me llevaba en brazos y me resguardaba con su ruana. Yo mantenía mi cara muy pegada a la suya mientras escuchaba sus relatos. En aquella esquina mataron por error a un muchacho Aníbal Un poco más abajo quedaba la escuela donde estudié En esta calle jugábamos fútbol, descalzos. Poníamos unas piedras para cerrar la vía y armábamos ahí mismo el partido. Mi madre caminaba en silencio, agarrada de su brazo, desafiando los quince grados nocturnos con un suéter ligero y elegantes sandalias de tacón. En esta casa vivía Absalón, continuó mi padre, pero se vio interrumpido de golpe por un adolescente que surgió de la nada y se colgó del bolso de mamá, iniciando con ella un violento forcejeo. Papá intentó ayudarla sin soltarme. Yo me abracé a su cuello para soportar el zarandeo y grité con todo el aire que cabía en mis pulmones. El ladronzuelo huyó con las manos vacías dejándole a mi madre el bolso roto y unos arañazos en la muñeca de la que quiso arrancarle el reloj. Nadie se acercó a ayudarnos. El tiempo, detenido por segundos en la escena que los transeúntes contemplaron impávidos, continuó su marcha. Papá, por qué ese muchacho arañó a mi mamá? Porque quería robarle el bolso. Y por qué? Porque es un ladrón. Y por qué hay ladrones en Castilla? Porque es un barrio peligroso. Y el palomar, ahí Cuando David Galeano, mi bisabuelo, llegó por primera vez al barrio Castilla a finales de los 50, casi todo era monte. Monte de aquí pa arriba y monte de aquí pa abajo, me contaba señalando al infinito con la mirada de sus envejecidos ojos azules. Como todos los habitantes de aquella comunidad incipiente, él mismo desyerbó, niveló y apisonó el terreno recién comprado para levantar la casa. Sin más nociones de arquitectura que las que le dictaba el sentido común, bosquejó tres habitaciones, una cocina grande y un buen patio y decidió que, en lugar de techo, su casa tendría plancha, igual que las demás viviendas del barrio. La plancha era un guiño al futuro que le permitiría a la siguiente generación construir sobre los cimientos de la anterior. Especialista en administrar pobreza, Papá David sabía que cuando sus hijas decidieran tener familia necesitarían un empujón para armar rancho aparte. Y ahí estaría el aire sobre la plancha de su casa, esperando a ser llenado por una nueva edificación en la que vivirían con relativa independencia, sin cortar del todo el cordón umbilical que las unía al núcleo familiar. De los rudimentarios planos de Papá David surgió una casita modesta pero cómoda y con espacio para abrir una tienda que atendió impecablemente vestido con delantal y sombrero de labriego, hasta que decidió morirse a los 96 años tras declararse cansado de vivir. Sentada sobre los bultos de arroz lo veía vender quesito por cuartos y panela por libras, saltar por encima del mostrador para estirar las piernas y fumarse un cigarrillo conversado con los amigos, fiar el mercado a quienes estaban en apuros y llevar las cuentas en un cuaderno. Como mandaba la tradición urbanística de Castilla, sobre la tienda construyeron la casa de la hija menor, casada con un albañil que al morir le dejó una docena de hijos y un segundo piso con su respectiva plancha para las viviendas venideras. A lo largo de varias décadas la casa de don David Galeano ha llegado al cuarto piso y parece dispuesta a seguir sumando. Es la historia mil veces repetida en Castilla donde los hijos no salen del nido sino que lo amplían hacia el cielo. Fotografía área de Castilla tomada en 1969 por Gabriel Carvajal ( ). Se destaca la Plaza de Mercado. Cortesía Archivo Fotográfico de la Biblioteca Pública Piloto Mi padre, sin embargo, fue un caso extraño en su entorno porque la vida lo llevó lejos de Medellín y cuando volvía de visita le sorprendía el crecimiento desmesurado del sector en general y de la casa de sus ancestros en particular. El día menos pensado se viene abajo este palomar, bromeaba sabiendo que allí nadie ha considerado jamás los riesgos que entraña la ingeniería de la supervivencia. Las vacaciones más felices de mi infancia transcurrían en aquél balcón sembrado de claveles desde el que veía bullir el barrio. En una esquina de San Judas ubicaba su carretilla el vendedor de frutas para tentar a los feligreses con los racimos de mamoncillo y el sabor ácido de los mangos biches. Agotados los clientes de la iglesia, el muchacho cambiaba de esquina para esperar el fin de la jornada en el colegio de las monjas. Cuando el reloj marcaba las doce del mediodía sonaban las campanadas en la torre de San Judas y los estudiantes salían como pájaros espantados, se dispersaban por las lomas del barrio desafiando la montaña entre gritos y carcajadas. Algunos se quedaban junto a la carretilla contando monedas, negociando y compartiendo las frutas compradas. Otros improvisaban un fugaz torneo de trompos o canicas antes de volver a casa. Disfrutaba del jolgorio desde la seguridad del balcón, pues cruzar la calle era impensable, no fuera a morir como aquella niña atropellada por uno de esos motociclistas que se descolgaban arriados por las lomas de Castilla, superados en imprudencia solo por los conductores de los autobuses públicos. Al marcharse el último estudiante, las monjas cerraban el portón. Volvía el silencio y la tarde caía en un sopor interrumpido solo por el ruido de los carros que circulaban por la 65, autopista rodeada de matorrales donde hoy se encuentra el Parque Juanes de la Paz. Desde el balcón de la casa paterna podía ver el movimiento en torno a la iglesia de San Judas Tadeo, el santo especialista en dar trabajo a los desempleados, patrono del barrio desde sus comienzos y responsable de convertir los miércoles en una romería proveniente de toda la ciudad. San Judas era además el centro de una interesante actividad social. En sus alrededores se instalaban los vendedores de butifarra, churros y papitas fritas; los que comerciaban con veladoras, medallas y otros soportes de la fe, y los limosneros en busca de caridad cristiana. En el atrio se reunían las muchachas solteras que fingían ignorar a los galanes, siempre listos para halagarlas con un rosario de piropos. Allí se encontraban también los novios antes de entrar a misa tomados de la mano, y las matronas, cuyo oficio principal era compartir infortunios, vaticinar tragedias y hablar de los hijos que solo querían estar sentados en las esquinas con los vagos de la cuadra, de las hijas que emigraban a Estados Unidos buscando una vida mejor y de los nietos, cada vez más difíciles de controlar. Todas las noticias de Castilla pasaban por San Judas, y mi abuela y sus hermanas se las traían de misa enredadas en las camándulas. Fue en San Judas donde la menor de mis primas vio al difunto abuelito Jorge, de pie junto a la Virgen. Ante la insistencia de la niña decidieron acercarla al ataúd para enseñarle al albañil que continuaba allí tieso y bien muerto. Pero la criatura inamovible aseguraba que el abuelo nos saludaba desde el altar. Recién estrenando su doloroso estatus de viuda, la abuela le restó importancia. Los niños son puros dijo y por eso los muertos se les presentan a ellos y no a los adultos que estamos llenos de pecados. Nada de raro tenía su razonamiento en aquel barrio de hijos urbanos y padres campesinos que contaban historias de al-

4 4 VIVIRENCASTILLA voluntad en un ritual al que no quise sumarme por miedo a sentir más grande la pena que ya me estaba consumiendo. Como a él, la vida también me obligó a buscar horizontes lejanos. Días antes de partir regresé a Castilla para despedirme de la familia y llenarme los ojos con la imagen de mi ciudad vista desde allí. Después apenas tuve tiempo de respirar, agobiada por las prisas y ansiedades del viaje. Cuando el avión alzó el vuelo sobre Medellín miré por última vez hacia El Picacho y vi su Cristo tutelar bajo la luz difuminada por la neblina. Allá se quedaron las cenizas de mi padre y el barrio palpitante en el que transcurrió su infancia y buena parte de la mía. Castilla hoy Al frente, al otro lado de la ciudad, Castilla tiene su comuna espejo, Aranjuez. Fotografía tomada por Karin Richter el 21 de enero de mas en pena vagando de noche por las calles, confundidas entre los muchachos que fumaban marihuana en las aceras y las parejas que escuchaban tangos bajo las luces de neón de las heladerías. Vuelos cortos y aterrizajes forzosos Desde la plancha se ve toda la ciudad. Se ven las montañas y las luces. Y el Caribú y el letrerito de Coltejer que prende y apaga con distintos colores. La invitación era tentadora y corrí tras mis primos por las escaleras de cemento para subir a la plancha de la casa de mi abuela materna, que ofrecía la mejor vista de Medellín desde Castilla. Eso que se ve a lo lejos es Santo Domingo, un barrio más pobre que este, explicaba con experticia uno de los niños. Donde están esos techos naranjados queda la Universidad de Antioquia, agregaba otro. Ve ese montón de edificios juntos? Allá están el Centro y el Edificio Coltejer, por allá me llevaron a comprar zapatos, contaba un tercero. Contemplamos la panorámica de la ciudad hasta que tuvimos la pésima idea de cambiar el ejercicio de observación por el placer de perseguirnos unos a otros en la peligrosa plancha que no contaba con un muro de contención pero ofrecía, a cambio del riesgo, la vista magnífica del sol cayendo sobre las montañas. Y sucedió lo inevitable. Alguno que corrió más de la cuenta no consiguió frenar y fue a dar de cabeza al andén irregular y roto. Los demás estuvimos a punto de caer desmayados cuando escuchamos el grito y lo descubrimos inmóvil sobre el charco de sangre que manaba de su cabeza. Hubo llantos y confusión. Prisas para conseguir un taxi a cuyo conductor no le importara llevar al Hospital San Vicente de Paúl a un herido que mancharía con su sangre la cojinería barata del carro. Hubo preguntas enfadadas, explicaciones llorosas y el inevitable castigo colectivo. Como tantos otros niños de Castilla que volaron accidentalmente desde las planchas de sus casas, mi primo Sergio superó el golpe sin más consecuencias que la cicatriz con un montón de puntadas y el mal recuerdo de un revés a todas luces evitable. Pero es que en aquella Castilla de mis recuerdos, los niños, más que criarse, sobrevivían bajo la tutela de las abuelas mientras sus madres casi siempre solteras, viudas o separadas dejaban la vida en las fábricas textiles de la ciudad. Ubicada en una esquina de la calle 97, la casa de mi abuela materna era la tribuna perfecta para los partidos que disputaban los equipos barriales en la famosa cancha Maracaná. En la explanada desierta que había al cruzar la calle se acomodaron por temporadas un circo pobre, una ciudad de hierro itinerante, un improvisado lavadero de carros y un cuadradero de buses y camiones. Cuando creció la maleza el lugar se convirtió en atracadero y escondite de pillos. Luego se erigió allí un colegio que, en tiempos recientes, le ha dado paso a un centro barrial y un Comando de Policía. En aquella casa ruidosa y de puertas abiertas encontraban comida caliente los mendigos y refugio los perros callejeros. Se amontonaban tíos y sobrinos para hacer fuerza por su adorado equipo rojo, para resolver los crucigramas de periódicos viejos y comentar las últimas balaceras protagonizadas por bandas de nombres tan inverosímiles y prosaicos como Los Mondongueros. Tal vez por esa manera de ganarle terreno a la montaña y de sobrevivir a lo improbable, la gente de Castilla nace y crece con las raíces firmes y el arraigo orgulloso. Más de una vez he escuchado a mis tíos decir que de allá no los saca nadie, que su barrio es el mejor vividero del mundo. Mi padre repitió muchas veces que sus cenizas debían volar sobre Castilla y cuando la muerte se lo llevó antes de tiempo, debiéndole al menos una veintena de años, la familia subió en procesión hasta El Picacho para cumplir su Mucho ha cambiado Castilla en los más de treinta años que han transcurrido desde que caminaba por sus lomas tomada de la mano de mis padres. Las calles rotas han dado paso a otras, igual de empinadas, pero nuevas y asfaltadas. Los andenes se han convertido en corredores de vida con guías para invidentes, jardineras y banquitos para descansar antes de retomar la cuesta. Al campanario de San Judas le hace sombra hoy un altísimo edificio de apartamentos. En la manga de la 65 se levanta un Parque Juanes de La Paz en permanente actividad. Hay teatro al aire libre, ciclorruta y una Unidad Deportiva José René Higuita que honra al arquero insignia de su barrio. Los picaditos de fútbol en las cuadras le han dado paso a deportes como el skate y el rugby, el cual se practica en una moderna cancha sintética. También hay un Centro de Integración Barrial, La Esperanza, donde se enseñan gratis oficios que ayuden a esquivar la pobreza. Son tantas las novedades que quienes regresan recorren las calles como turistas perdidos en su barrio de siempre, que cambia pero mantiene su esencia, que mira a Medellín desde la altura de la montaña, bajo el cielo interrumpido por una maraña de cables. El barrio en el que se saluda anteponiendo un respetuoso Don o Doña al nombre del interlocutor y donde aún se sufre por la violencia y se baja la voz al hablar de ella. Los Mondongueros, La 40, Los Bananeros, Los Lecheros, son bandas criminales que obligan a los comerciantes a La cronista pagar vacunas y, a los habitantes, a caminar bajo la tiranía de las fronteras invisibles. Por eso el Centro de Integración Barrial comparte espacio con un Comando de Policía que los vecinos ven con buenos ojos. Y mientras unos ponen cara a la inseguridad, otros intentan curarla con educación y recreación para este barrio de habitantes, la mayoría menores de cuarenta años, sobrevivientes de épocas violentas y herederos de una historia que no quieren repetir, como constata David Mora Gómez, director del Inder. Cuando entregamos escenarios deportivos la gente se nos acerca y nos dice: Yo no quiero que mi hijo viva lo que yo he vivido aquí. También sigue siendo un barrio de madres cabeza de hogar que buscan oficios para sobrevivir sin dejar a los hijos solos, porque se desvían por malos caminos y así no tiene cuándo acabar la violencia, explica Celina Arias, de la Asociación Contigo Mujer. Con sus más y sus menos, Castilla sigue en pie. Es un barrio que a veces teme, pero que siempre disfruta y mira al futuro. Quizás la descripción que mejor resume su estado de ánimo, la hizo sin proponérselo Yubar Arroyave, del Centro La Esperanza, en una conversación telefónica que sostuvimos entre el ruido feliz de la música y los cantos infantiles: Si oye esa bulla al fondo, que no nos deja casi ni conversar? Son los niños jugando. Jóvenes, gente mayor, todos los que vienen aquí se olvidan de los problemas y son felices. Gloria Edith Gómez Londoño es periodista egresada de la UPB, especialista en Estudios Políticos de la Universidad Eafit y en Periodismo Internacional, de la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha trabajado en radio, prensa escrita y televisión para medios como El Colombiano, Teleantioquia y Caracol Televisión. Actualmente vive en Sevilla, España, desde donde colabora con diversos periódicos.

5 VIVIRENCASTILLA 5 Esto piensan de su comuna Algunas personas que viven o trabajan en Castilla hablan sobre su historia, transformación y la incidencia que han tenido en ellos los procesos que allí se desarrollan Julián Jiménez Violinista de la Afmed, estudiante de Música de Eafit y profesor del Colegio Alemán. Mis papás han vivido toda la vida en Castilla. Estudié en el Colegio San Judas Tadeo. Cuando estaba niño había muchos problemas, matanzas, cosas muy malucas y uno no podía salir a la calle. Era muy triste ese ambiente que se vivía allí en los años 98, Ahora ha cambiado mucho, es un barrio más sano. Las canchas son placas deportivas, antes no se podía ir a los parques o canchas porque estaban las bandas, eran lugares peligrosos, mientras ahora son super chéveres. La 68, desde que la volvieron bulevar, es muy concurrida, los fines de semana hay mucha gente, mucha diversidad, mucho qué hacer. Cuando era niño me mantenía con mis amigos de la cuadra jugando fútbol y cosas así, pero conocí la música como un camino y me fui alejando de esas amistades y quizás de cosas muy malas. Yo estaba en el coro de la iglesia San Judas y un amigo de la familia me escuchó y dijo que por qué no entraba a la Red de Escuelas de Música en el barrio Alfonso López; tenía 11 años cuando ingresé y todos los días debía ir a ensayar, ya no estaba en la calle. Pienso que en el barrio falta preocupación por los que están creciendo, la gente ve que pueden estar en malos pasos y a nadie le importa y se crea un círculo: nace un niño, crece, coge vicios, se junta con gente malosa... Hace falta algo que dañe ese círculo vicioso, bien sea con deporte, con Escuelas de Música, que los colegios hagan un programa más de tipo institucional.... Fredy Serna Pintor. Aunque no nací en Castilla sino en Pedregal (comuna 6) mi vida ha transcurrido entre estos barrios que antes del 89 eran una sola comuna. He tenido muchos nexos con Castilla, estudié bachillerato en el Alfredo Cock y allí desarrollé mi actividad de adolescente y de joven; hoy desarrollo mis actividades entre las comunas 5 y 6 y las otras 14 comunas de Medellín, en la medida de lo posible. El proceso de transformación de Castilla ha tenido varios sentidos, uno desde lo político y social; ha sido un barrio con formación y liderazgo político. Su transformación urbana ha sido notable durante las últimas tres administraciones, con sentido más igualitario en sus centros de salud, recreativos, culturales y educativos. Han cambiado sus calles y aceras. Ha habido obras importantes como la Unidad Deportiva de Castilla que logra unir las comunas 5 y 6, y dos parques bibliotecas como La Quintana y el Doce de Octubre. Dentro de la zona noroccidental también hay una gran obra que es el Centro Cultural El Pedregal, en el que está construido un maravilloso teatro al aire libre, pero todavía falta. El problema de Castilla es su movilidad caótica. El servicio de transporte público es muy deficiente; no existe un sistema de movilidad acorde con las necesidades que tenemos; aparte de lo que nos ayuda el metro, es terrible su red de transporte integrado porque son grandes colas en las estaciones. Se está planeando un sistema de metrocable que me parece importantísimo.... Viviana Gómez Historiadora. En Castilla hay mucho por mostrar y rescatar. Es un territorio en permanente evolución que se ve en sus calles, en la remodelación de escenarios como la Unidad Deportiva o la construcción de los jardines infantiles, en una UVA que está en desarrollo y en el Parque Juanes, que logró romper una frontera muy siniestra, por lo peligroso que era cruzar hacia el Tricentenario y otros lugares que también hacen parte de esta población pero están muy aislados. Hay una transformación física que cambia los hábitos de sus habitantes. Ha aumentado significativamente el número de universitarios y eso trae un respiro. La movilización juvenil aquí es muy fuerte desde lo artístico, los músicos, los grafiteros, los chicos que se toman las calles motivando frente a los derechos humanos; también veo mucha transformación en las miradas de las mujeres hacia sí mismas, lo que me permite pensar este territorio de una manera más amorosa, en contraposición a esos otros seres que todavía viven acá y que es muy difícil sacarlos, actores armados que viven de la riqueza que tiene este lugar. Veo muchas propuestas y cada vez me sorprendo más de lo que voy encontrando, por ejemplo la motivación que hace Felipe Laverde desde Ciudad Frecuencia para que chicos y jóvenes incursionen en la música. Los adultos mayores están muy entusiasmados con el tema de danzas folclóricas. Acá la música es una constante, una manera de expresión que lleva muchos años... La gente quiere vivir en este lugar porque tiene sus comodidades geográficas, porque aún viven familias extensas que logran tener una identidad con este territorio y genera las ganas de quedarse.... Juan Guillermo Cano Pedagogo, historiador y filósofo. La mayor transformación que ha tenido Castilla ha sido en la formación social de su gente, a partir del reconocimiento de sus necesidades, fortalezas y habilidades como personas y como colectivos. Es un beneficio de los jóvenes de hoy el reconocerse a través de los procesos de otros jóvenes que hemos transitado por la historia del barrio a través de las luchas políticas en los 60 y 70, de exigencias por los derechos colectivos y aspectos físicos de Castilla, de los profesionales que nos hemos hecho en el barrio y hemos aportado a su construcción social y cultural. A la formación política y social de la población de Castilla ha contribuido la historia de desplazamiento que ha vivido el país y ha tenido el barrio, esos campesinos que luego se convirtieron en obreros de una ciudad industrial que ya poco existe; mucha de esa formación política se dio por los mismos sindicatos de las empresas cercanas y los obreros que vivían en Castilla; a través de su formación en la exigencia de sus derechos, iban nutriendo las reuniones comunitarias, los comités cívicos y barriales que luego se convirtieron en acciones comunales y otros tipos de comités; eso nos fue alimentando a los jóvenes que íbamos creciendo en el sector y luego, por supuesto, se fue manifestando en las mismas propuestas de formación de los grupos artísticos, culturales, sociales; las exigencias como tal se venían nutriendo de la población inicial. La principal falencia de Castilla son las mismas desigualdades de los sectores populares, la falta de oportunidades de mucha gente que se está formando.... Felipe Laverde Músico, director de Ciudad Frecuencia. Me tocó ver cómo se fue desarrollando Castilla, cómo han ido cambiando sus calles, su fachada, cómo ha crecido el transporte. Vivo por la iglesia de San Judas, el epicentro del barrio, las familias son muy numerosas y muchas se han ido precisamente por la bulla, pues se ha vuelto muy comercial. Ha habido un desarrollo en la parte deportiva y cultural, hay un ocio creativo todo el tiempo. Muchas familias se tuvieron que ir también a raíz de la violencia, pero los que nos quedamos tratamos de hacer el equilibrio con muchas sonrisas y mucho amor por el barrio. Son más las cosas buenas que hay en Castilla, hay mucha vida, pero está muy estigmatizado. Los medios de comunicación están muy equivocados al tratar de mostrar siempre la sangre, hay muchas otras historias que contar, de los grupos que trabajamos en la parte social, nos tomamos la calle, seguimos haciendo esa reivindicación de la vida, carnavales por la vida, tomándonos la esquina, lo público, tratando de rescatar la memoria, convocando a nuestros ancestros, tratando de que nuestros niños no nos entierren; sabemos que la guerra no se libra con armas. Castilla ha sido muy cultural, y con los grupos de teatro, musicales y artísticos se hace un equilibrio; creo que ese es un verdadero proceso de paz al cual nadie le para bolas y en el que nadie invierte realmente, siempre es un voluntariado porque sabemos que esta generación tiene mucho para dar. Invito a la población a que participe, para que no sean generaciones muertas como en los 80 y los 90, que fue una época muy violenta, generaciones que no se conocieron. Que el barrio no se quede sin una canción, sin un poema, sin una obra de teatro, que tenga vida....

6

7 VIVIRENCASTILLA 7 Cambio de luces Por Helí Ramírez Helí Ramírez. Al fondo, la que fue su casa, en la esquina de la carrera 71 A con la calle 99, en Castilla. Foto de Karin Richter, tomada el 21 de enero de 2015 Bulevar de la carrera 68, en la llamada Zona Rosa de Castilla. Fotos de Karin Richter, tomadas el 21 de enero de Helí Ramírez: el testigo de Castilla En las horas de la tarde salía a la cancha a mover el cuero con la gallada del barrio, se estacionaba un rato en la esquina viendo subir y bajar peladas, y conversaba con los muchachos de algunas cosas, menos de la revolución Si no nos pensamos nosotros mismos nos piensan otros, nuestra obligación es pensarnos para que no nos manipulen como ellos crean Los personajes de Castilla, donde creció, alimentan los poemas y escritos de Helí Ramírez. A finales de los 70 se le empezó a conocer en la ciudad por su libro En la parte alta abajo, poemas sin ortografía y crudos como la realidad de ese barrio al que su familia llegó de Ebéjico, desplazada por la violencia, a mediados del siglo pasado. Aunque ya no vive allí, sigue vinculado a Castilla y a su gente. Cada semana regresa a las calles tantas veces recorridas y se reúne con sus amigos, todos con un interés común: Castilla. Es posible encontrarlo desayunando con buñuelos y perico en una de las tiendas de la llamada Zona Rosa o bulevar de la carrera 68 alma comercial y social de Castilla, silencioso, rumiando la vida, hilvanando poemas o conversando sobre el pasado, el presente y el futuro de la comuna 5. Si es viernes, es factible hallarlo en una taberna de la misma vía, remojando la charla con ron, hablando de fútbol, cine, literatura, analizando con espíritu crítico los proyectos estatales que hay para la zona, o de visita en el estudio del pintor Fredy Serna. Si no nos pensamos nosotros mismos nos piensan otros, nuestra obligación es pensarnos para que no nos manipulen como ellos crean, apunta en alusión a las autoridades municipales. Censura la manera como la ciudad aborda el control del territorio: La división de las comunas en barrios rompe la unidad y genera las fronteras invisibles. Destaca de Castilla el empuje cultural y económico, y la independencia de sus mujeres. Es una población que no se ha dejado aplastar de la miseria. Hay una dinámica que se mueve entre la gente: los que escasamente se ganan para una aguapanela y los que obtienen millonarias ganancias, algunos con negocios ilegales. Entre sus libros publicados están La ausencia del descanso, En la parte alta abajo, Para morder el cielo, La noche de su desvelo, Golosina de sal, Cortinas cerradas, La luz de acá se hace en la oscuridad de aquí, y Desde al otro lado del canto. El siguiente texto hace parte de su novela inédita Cambio de luces, buena parte de la cual se desarrolla en Castilla, y nos fue cedido amablemente por este autor antioqueño cuando le pedimos que escribiera sobre Castilla para esta publicación.... Moisés se pasaba el día leyendo y escribiendo. Trataba de armar un libro de poemas con metra, pistolas y granadas. En la tarde salía a la cancha a mover el cuero con la gallada del barrio, se estacionaba un rato en la esquina viendo subir y bajar peladas, y conversaba con los muchachos de algunas cosas, menos de la revolución, aunque en forma general sí lanzaba sus darditos para observar la reacción de sus amigos de infancia y adolescencia con relación a la causa. Con ninguno se había sincerado en el sentido de comentar sobre sus actividades consiguiendo dinero y armas, participando en un grupo armado contra el Estado. Así su comportamiento, nadie en el barrio sabía que Moisés guardaba en una caleta hecha a punta de cincel y martillo, en un muro de contención que servía de soporte a la casa y que al mismo tiempo hacía las veces de una de las paredes de la pieza sótano que habitaba, un revólver de su propiedad, y a veces llegaba a reunir hasta cuatro armas: dos revólveres, una pistola nueve milímetros y una escopeta que nos conseguimos en el asalto a una casafinca en el norte de la ciudad. Desde niño, Moisés aprendió a no comunicar sus actividades a nadie, ni siquiera a los de su casa, quienes a pesar de todo sospechaban de sus movimientos, lo uno, porque su mamá en el poco tiempo que estuvo como dirigente sindical nos conoció a algunos, y lo otro, por los canazos que vivió en su juventud. A los días de la visita de Marcia y cansado de estar encerrado en su pieza y de dar vueltas alrededor del barrio sin bajar al Centro, a Moisés le dio por bajar al sindicato a ver si se encontraba con Jotai, o con Eucario o con Cristian. Y sí, al llegar a la sede sindical con el primero que se encontró fue con Eucario que salía a hacer una vuelta. Se saludaron y Eucario le dijo que si no tenía nada para hacer que lo acompañara a visitar a un amigo con un pie fracturado al caerle encima unos bultos de cemento; necesitaba unas muletas y él iba a llevárselas. Como nada tenía pendiente, Moisés decidió acompañar a Eucario, y conversando sobre sus respectivas familias se subieron a la camioneta y salieron de la ciudad para un barrio en formación arriba de la América. Moisés preguntó a Eucario por el resto de compañeros y este respondió que hacía unos días no se veían. Ni con Jotai? A Jotai no lo veo desde aquella riunión en la heladería en Boston. Puede ser questé en alguna finca de algún familiar o amigo; vos sabés quel es de familia acomodada, y aprovecharía estos días de receso en las cosas pa dase un descanso que bien merecido lo tiene y reponga fuerzas físicas y mentales. Ese compañero es la putería. Es de una capacidá invidiable. Moisés recordó la visita de Marcia contándole sobre la ausencia de Jotai sin darle una explicación, y eso le pareció extraño. Pensó contarle a Eucario lo de la visita de Marcia, pero pensó que podría ser que Eucario no quería hacer comentarios sobre la tarea que en ese momento estaría realizando Jotai, y se quedó callado, viendo casas con árboles de raíz fea al frente, aceras y vehículos por donde iban pasando. Eucario también guardó silencio. Otra de las costumbres de Moisés era no indagar sobre lo que no querían darle a conocer sus compañeros, y esperaba de nosotros la misma actitud con él. Nos habíamos acostumbrado a decirnos las cosas necesarias, como medida de seguridad, dado que todas las actividades que realizábamos implicaban riesgo a corto, mediano y largo plazo, y así nos protegíamos los unos a los otros. Si eso era entre nosotros mismos, ya se imaginarán nuestra comunicación con los extraños. Con ellos sí que menos hablábamos de nuestras cosas. Moisés tenía muy asimilada esa norma, y por eso cuando estábamos en entrenamiento, por ejemplo, y Cristian o Eucario llamaban a algún compañero para conversar aparte del grupo, era de los poquitos que no se indisponía, no se sentía excluido, ni tomaba esa actitud, esa conducta, como de desconfianza. A la hora y diez minutos de recorrido llegaron a la casa en la que entregarían las muletas. Moisés se imaginó que las recibiría un compañero de uno de los grupos de la ciudad, o como mínimo un simpatizante de La Organización. Al frenar el carro frente a una casita mitad en material y mitad con pedazos de madera y latas, en una callecita estrecha por la que con dificultad podía transitar un vehículo, sintió

8 8 VIVIRENCASTILLA alegría al ver que le prestarían un servicio a alguien de su misma condición social. Qué romántico estaba el viejo Moisés en ese entonces. Al bajar del carro observó que en la puerta de la casa, una puerta de madera casi podrida como la de su pieza, jugaban tres niños sin camisa y una niñita con una faldita rota por el lado del muslo derecho, de pelito largo pero amarilloso de la desnutrición. Entrando a la sala Moisés vio un catre medio oxidado, una mesa desangarillada que de primer vistazo se veía que utilizaban para comer y planchar al mismo tiempo, rodeada de cuatro taburetes con el cuero del asiento roto; a quien se sentara en ellos le quedarían las nalgas en el aire, y así lo comprobó al ser invitado a sentarse y porque los taburetes de su casa eran igualiticos. En una pared colgaba un cuadro del Corazón de Jesús amarillo de la antigüedad, parecía que hubiera sido recogido en el basurero del río, y en la pared del frente del Corazón de Jesús un cuadro pequeño de San Judas Tadeo con una veladora prendida. En otra pared, una foto de Nacional, el equipo preferido de uno de los hijos mayores, y en otra pared otra foto pero del Medellín, equipo predilecto de otro de los hijos. En otra foto Ramón Hoyos y en otra Cochise. Se veía que las fotos de los futbolistas y de los ciclistas habían sido recortadas de un periódico y pegadas con colbón o cualquier otro pegante sobre un pedazo de cartón. Enseguida de la sala, una pieza en donde dormían todos los hombres de la casa: siete, desde los menores hasta los mayores, en dos catres anchos muy viejos, y en varios tendidos de cartón, periódicos y colchas de retazos en el piso. Al frente, la pieza de las mujeres: cinco, con un catre igual a los anteriores, y en el suelo los mismos cambuches. Enseguida de la pieza de las muchachas, la cocina, levantada con madera vieja, madera que al igual que el cuadro del Corazón de Jesús parecía recogida en el basurero del río. Después de la cocina, una tira de solar en el que si hubieran tenido capacidad de construir habrían podido levantar unas tres alcobas más, y habría quedado espacio para un patio amplio para los hijos jugar sin necesidad de salir a la calle y para colgar cuerdas y poner a secar la ropa. La cama de los cuchos estaba en la sala. En el solar un sembrado de cebolla, tomate, tres maticas de maíz y un árbol mediano de naranjas, tan desnutrido como los hijos. Moisés vio la letrina rodeada de moscos, al lado dos vacinillas untadas de mierda, y un desagüe de aguas negras común a tres casas vecinas hacia abajo, desagüe en el cual se veían los zancudos durmiendo como pachás esperando la noche para salir a besar con fiebre a los moradores de la zona. Cuando Moisés y Eucario entraron a la sala, el señor estaba en la letrina. Su mujer lo llamó desde la cocina y le dijo que no se demorara que había llegado Eucario con las muletas y un amigo a visitarlo. Don Luis, que así se llamaba, salió de la letrina apoyado en un garrote, a punto de caer a cada paso que daba. Tenía unos cuarenta y punta de años, pero revelaba más de sesenta, con bigote estilo brocha, bien cortado, y su rostro todo denotaba un cansancio de la vida y un hastío, que Moisés pensó que tuvo que haber sufrido mucho en la vida para haberle quedado ese rostro tan trágico, y mientras estrechaba su mano al ser presentados por Eucario, pensó que cuando fueran de regreso al Centro averiguaría a Eucario sobre la vida de don Luis. Aquí le traje lo que le prometí hombre Luis. No se las doy yo, se las damos varios compañeros pa que usté se mueva con más comodidá. La mirada fría de don Luis se iluminó por un instante mirando las muletas y mirando a Eucario. Moisés volvió a pensar que ese hombre, a pesar de sus sufrimientos, todavía tenía en su alma capacidad para disfrutar y agradecer un gesto de amistad y solidaridad, lo que quería decir que don Luis aún estaba vivo. Pensó también que todos los cuchos de su medio social eran como don Luis: amargados, tristes, duros, con el alma apagada, y no obstante con capacidad de asombro y con reservas espirituales para disfrutar los poquitos momentos de satisfacción que por ratos la vida les deparaba con pequeños regalitos. Por lo que hablaban mientras la señora preparaba la aguapanela con limón en la cocina, Moisés se enteró de que eran íntimos amigos; juntos trabajaron por los lados de Porce y juntos se aguantaron capataces crueles. Les tocó compartir un pedazo de panela y una botella de agua. También captó que robaron material que empleaban en sus labores para venderlo luego en la ciudad y aumentar el salario. Hablaron de la vida y de la muerte de algunos de sus amigos, y cuando la señora de don Luis entró a la sala con las tres tazas de aguapanela con limón echando humo, don Luis, como todos los maridos de su generación en nuestro medio, regañó a su mujer porque la aguapanela estaba muy caliente, y le dijo a Eucario que en su casa todas las cosas las hacían al revés. Al rato de estar hablando ellos dos, don Luis encaró a Moisés y le preguntó que Pensó también que todos los cuchos de su medio social eran como don Luis: amargados, tristes, duros, con el alma apagada, y no obstante con capacidad de asombro y con reservas espirituales desde cuando estaba trabajando con Eucario, y Moisés le contestó que no trabajaban juntos sino que eran vecinos. Don Luis entonces dijo que él y Eucario tenían muy buena amistad desde hacía muchos años, que juntos habían sufrido mucho y también se habían divertido de lo lindo bebiendo con las putas de una cantina en Porcesito y que a Eucario lo consideraba como un hermano. Eucario miró su reloj, dijo que se tenía que ir porque tenía un compromiso ineludible, se levantó de su taburete, acompañado en sus movimientos de retirada por Moisés, se despidió con un abrazo de su amigo diciéndole que cuando se le ocurriera alguna cosa lo llamara al sindicato, y antes de salir a la calle enrolló dos billeticos y se los entregó. Para saber algo más sobre don Luis, Moisés le tiró el dardito a Eucario en el carro, de regreso al Centro, diciéndole que su amigo estaba muy mal de salud. De salú y de plata dijo Eucario. Están casi aguantando hambre. Si no fuera por la ayudita que les hago ya se hubieran muerto dihambre. Enseguida le contó a Moisés que a casi toda la familia de don Luis la asesinaron en La Violencia, y él, para salvarse, se tiró al monte en donde se enroló en una banda de hombres que se dedicaron a conservar la vida robando ganado, asaltando fincas y alejando a la muerte a balazo limpio. La mayoría de la gente de la banda murió, solo quedaron don Luis y un tío de Eucario que murió en el asilo. Luego don Luis apareció en la ciudad y buscó a Eucario, que cuando eso camellaba en la plaza de Cisneros. Después, como ya se dijo, a Eucario le resultó camello manejando una volqueta de la ciudad hacia los pueblos del departamento y de los pueblos del departamento a la ciudad; habló con quien figuraba como su patrón, un ingeniero de la Bolivariana muy buena persona, y aprovechando que todavía le quedaba un poquito de fuerzas enganchó a don Luis como palero. Ahí Eucario comenzó a hablarle de la lucha revolucionaria, y don Luis, enseñado a los fierros y a la vida en destierro, aceptó los planteamientos pero sin vincularse de lleno por falta de fuerza física y mental para el combate; se volvió un colaborador más que un simple simpatizante, guardando material de guerra y permitiendo que en su casa se alojara por uno o dos, o varios días, según el caso, algún compañero que resultaba herido y a donde con toda confianza un médico simpatizante o colaborador podía ir a atenderlo; o en su casa se hospedaba el compañero que iba teniendo problemas de seguridad mientras lo sacaban de la ciudad. También le contó Eucario a Moisés que las muletas fueron compradas con dinero del último banco que atracaron, y Moisés, que en esa época era un romántico empedernido de la revolución, un hombre entregado en cuerpo y alma a la causa, casi se orina de la felicidad por haberse jugado la vida para con ese dinero impulsar la revolución y ayudar a gente como don Luis....

COMUNA 5. CASTILLA. Parroquia de San Judas Tadeo. Fotografía tomada por Karin Richter el 21 de enero de 2015 LAS CRÓNICAS DE VIVIR

COMUNA 5. CASTILLA. Parroquia de San Judas Tadeo. Fotografía tomada por Karin Richter el 21 de enero de 2015 LAS CRÓNICAS DE VIVIR COMUNA 5. CASTILLA 4 VIVIR EN MEDELLÍN LAS CRÓNICAS DE VIVIR Fundado el 8 de noviembre de 1990 Año 25 Edición 617 7 al 14 de mayo de 2015 Circulación certificada Distribución gratuita 43.000 ejemplares

Más detalles

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un La aparecida de la carretera vieja de La Guaira Venezuela A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

La increíble historia de Kiki y Sabrina

La increíble historia de Kiki y Sabrina La increíble historia de Kiki y Sabrina Puede que pienses que la historia que voy a contarte es un cuento, pero no es así, porque los cuentos se inventan y no ocurren de verdad. Sin embargo, la historia

Más detalles

Mi vida. Pasado unos años conoció a su media naranja y se casaron, tuvieron muchos hijos, mas de los que un solo hombre puede alimentar.

Mi vida. Pasado unos años conoció a su media naranja y se casaron, tuvieron muchos hijos, mas de los que un solo hombre puede alimentar. Mi vida Eran tiempos de guerra, al inicio del siglo 20, un soldado con nervios de acero, o mejor, sin miedo; luchaba contra todo lo que se le opusiera y con todo lo que tuviera a su alcance, ya fuera a

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL

DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL David Verdejo cuenta la vida de sus abuelos en España Yo, Faustina Verdejo Nabarrete nací en Carazejo, con mis nueve hermanos. España era muy diferente en

Más detalles

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento LA VIDA DE JESÚS Lección 2 El nacimiento de Jesús Lectura bíblica: Lucas 2:1-20; Mateo 2:1-12 Texto para memorizar: Pensamiento clave: El gran don de Dios es que Jesús vino al mundo para ser nuestro Salvador.

Más detalles

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios

La historia del conductor de autobús que quería ser Dios La historia del conductor de autobús que quería ser Dios Ésta es la historia de un conductor de autobús que nunca se avenía a abrir la puerta a los que llegaban tarde. Este chófer no estaba dispuesto a

Más detalles

PEREZA ILUSIÓN METAS DESEOS

PEREZA ILUSIÓN METAS DESEOS AMBIENTACIÓN: 1.-En estos últimos años está creciendo la preocupación mundial por el planeta, la ecología, que todos los pueblos dispongan de agua limpia para beber, que todos los niños tengan escuela,

Más detalles

Planes para los padres de la página uno de la lección 5. Siga los números.

Planes para los padres de la página uno de la lección 5. Siga los números. padres de la página uno de la 1 En esta lección su hijo comenzara el periodo final de preparación para su primera Comunión. 4 Asegúrese de que su hijo sepa y gradualmente comience a creer que Jesús está

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Los objetivos de esta sesión son: Repasar las emociones trabajadas a lo largo del curso. Definirse a sí mismo. Iniciar algunas técnicas de relajación

Más detalles

CATEQUESIS MISIONERA

CATEQUESIS MISIONERA CATEQUESIS MISIONERA OBJETIVOS Que los niños conozcan a Jesús como su amigo. Que los niños descubran a Jesús amigo en todo el prójimo. ORACION Amigo Jesús Quiero decirte gracias por la vida, por mi familia,

Más detalles

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

Mi nombre es SANDRA PAOLA MORALES, ciudadana colombiana, estado civil soltera, mayor de edad, identificada con Cédula de Ciudadanía No. 1.032.387.

Mi nombre es SANDRA PAOLA MORALES, ciudadana colombiana, estado civil soltera, mayor de edad, identificada con Cédula de Ciudadanía No. 1.032.387. Mi nombre es SANDRA PAOLA MORALES, ciudadana colombiana, estado civil soltera, mayor de edad, identificada con Cédula de Ciudadanía No. 1.032.387.689 de Bogotá, nacida el 03 de mayo de 1987 en Bogotá y

Más detalles

Llámame pequeña y hazme sentir grande

Llámame pequeña y hazme sentir grande Llámame pequeña y hazme sentir grande Por Adriana Aparicio Sarmiento 7 de septiembre de 2012 Acabo de comenzar el instituto. Lleno de gritos, silbidos, deportistas, animadoras Todo tipo de personajes,

Más detalles

Elizabeth Velásquez de Palacios

Elizabeth Velásquez de Palacios -1- E n un pueblo de Colombia llamado El Carmen, Norte de Santander, en el año de 1932 nació una niña. Sus padres Leónidas Velásquez Castillo y Epifanía Palacio Angarita. Le pusieron el nombre de Aurora,

Más detalles

Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no

Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no Cuando el campo se vuelve rojo Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no podía quedarme dormida. Comienza una madrugada, en la isla de Calbuco, en la Región de Los Lagos, cuando sus

Más detalles

Algar Editorial. La casona

Algar Editorial. La casona La casona Mi casa no era un castillo, pero se parecía mucho porque era de piedra, y tan grande que todos la llamaban «la casona». Entonces yo vivía en lo más alto, en el desván, y se estaba bien allí.

Más detalles

EL VIRUS RA. Decenas de fallos en consultas médicas

EL VIRUS RA. Decenas de fallos en consultas médicas EL VIRUS RA Era un día normal. Me levanté de la cama, fui al baño a asearme y después a la cocina a desayunar. Cogí el periódico, como siempre, me puse a hacer los crucigramas, los sudokus mientras tomaba

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

Consultado en: http://desinformemonos.org/2012/04/mujeres/ Fecha de consulta: 21/05/2013.

Consultado en: http://desinformemonos.org/2012/04/mujeres/ Fecha de consulta: 21/05/2013. Salas Cassani, Marcela, "Hablan las mujeres de Cherán, protagonistas de la insurrección", Desinformémonos, Núm. 36, México, Desinformémonos, 16 de abril de 2012. Consultado en: http://desinformemonos.org/2012/04/mujeres/

Más detalles

Memoria Pedagógica e Innovación Educativa en el Nivel Inicial

Memoria Pedagógica e Innovación Educativa en el Nivel Inicial Pequeños lectores y escritores. Descubriendo nuevos personajes de cuentos Mariana Castro Jardín de Infantes N 942, San Martín Coordinadora: Cristina D Amario Empezaré a contarles que esta experiencia se

Más detalles

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS Ariane Percque Nolwenn Pelwen Erase una vez, une chica muy normal, de 22 años. Era rubia, tenía los ojos azules, era alta, delgada y vivía sola en un apartamento en Nueva

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

Capítulo 1 La comunicación y los problemas de la audición

Capítulo 1 La comunicación y los problemas de la audición 1 Capítulo 1 La comunicación y los problemas de la audición En todo el mundo hay muchos niños que son sordos o que oyen muy poco. Muchas veces los padres nunca descubren por qué su hija o su hijo es sordo.

Más detalles

Entrevista al: Padre Atef realizada por: Rut Cazorla

Entrevista al: Padre Atef realizada por: Rut Cazorla Entrevista al: Padre Atef realizada por: Rut Cazorla Salamanaca, 24 de septiembre de 2006 Preséntese a los lectores, padre: Soy el padre Stefanos Keryakes, aunque todos me conocen como Atef. Pertenezco

Más detalles

Aquella mañana me despertó mi madre cantándome cumpleaños feliz ya que el 30 de mayo es mi cumpleaños. Yo, llevaba mucho tiempo esperando este día

Aquella mañana me despertó mi madre cantándome cumpleaños feliz ya que el 30 de mayo es mi cumpleaños. Yo, llevaba mucho tiempo esperando este día Aquella mañana me despertó mi madre cantándome cumpleaños feliz ya que el 30 de mayo es mi cumpleaños. Yo, llevaba mucho tiempo esperando este día tan especial pero, lo malo, es que también había colegio

Más detalles

El extraño caso del amigo invisible

El extraño caso del amigo invisible El extraño caso del amigo invisible Adela Basch Una vez, en un mes de noviembre, cuando faltaba poco para que terminaran las clases, se vio salir de cierta escuela a un chico y una chica tomados de la

Más detalles

Los derechos de los niños y de las niñas

Los derechos de los niños y de las niñas Los s de los niños y de las niñas Hace muchos años atrás un grupo de personas de todos los países del mundo se reunieron y conversaron acerca de las condiciones difíciles en que algunos niños y niñas vivían.

Más detalles

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás PAPA NOEL DUERME EN CASA Samanta Schweblin La navidad en que Papá Noel pasó la noche en casa fue la última vez que estuvimos todos juntos, después de esa noche papá y mamá terminaron de pelearse, aunque

Más detalles

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino!

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 9 de diciembre Atrévete a decir sí! 16 de diciembre Compartid! 23 de diciembre Se alegra mi espíritu! Este material puede ser utilizado

Más detalles

Redacciones ganadoras del XII Concurso de Redacción Un día sin alcohol de CALA

Redacciones ganadoras del XII Concurso de Redacción Un día sin alcohol de CALA Fieles a la cita anual con el Concurso de Redacción "Un día son alcohol" organizado por el Centro de Ayuda y Liberación de Alcohólicos de Antequera (CALA) que ha alcanzado la décimo segunda edición reproducimos

Más detalles

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas RESPETO No sentirse respetado 1. Cuando intentaba usar ropa diferente, mis papás se burlaban de mí. 2. No podía decir

Más detalles

Hola mi nombre es Joao. por Joao Arracue, Lima - Peru Copyright 2012 por Veintiunocuatrodoce todos los derechos reservados ISBN-978-84-7645-447-3

Hola mi nombre es Joao. por Joao Arracue, Lima - Peru Copyright 2012 por Veintiunocuatrodoce todos los derechos reservados ISBN-978-84-7645-447-3 PB 1 Editorial Veintiunocuatrodoce M.C.E.Horeb E.R. n~ 2910SE-A Calle Monte Olivo 110 Santiago de Surco (Lima) Peru contacto@veintiunocuatrodoce.com www.vientiunocuatrodoce Hola, mi nombre es Joao por

Más detalles

La Santa Sede VIAJE APOSTÓLICO DEL SANTO PADRE FRANCISCO A KENIA, UGANDA Y REPÚBLICA CENTROAFRICANA (25-30 DE NOVIEMBRE DE 2015)

La Santa Sede VIAJE APOSTÓLICO DEL SANTO PADRE FRANCISCO A KENIA, UGANDA Y REPÚBLICA CENTROAFRICANA (25-30 DE NOVIEMBRE DE 2015) La Santa Sede VIAJE APOSTÓLICO DEL SANTO PADRE FRANCISCO A KENIA, UGANDA Y REPÚBLICA CENTROAFRICANA (25-30 DE NOVIEMBRE DE 2015) ENCUENTRO CON LOS JÓVENES DISCURSO DEL SANTO PADRE Estadio Kasarani, Nairobi

Más detalles

Como sombras de barco

Como sombras de barco POEMARIO ISSN 1692-5858. No. 14 Diciembre de 2009 P. 141 Como sombras de barco Nora Carbonell Muelle de Puerto Colombia, abril de 2009 La herrumbre del desamparo entra por la ventana que forma la baranda

Más detalles

Pero a qué edad puede empezar a ponerse los calcetines y ponerse los zapatos? Yo la veo muy pequeña todavía

Pero a qué edad puede empezar a ponerse los calcetines y ponerse los zapatos? Yo la veo muy pequeña todavía Hábitos y rutinas La hora de vestirse Pero a qué edad puede empezar a ponerse los calcetines y ponerse los zapatos? Yo la veo muy pequeña todavía Estas dudas son muy frecuentes en las familias y es verdad

Más detalles

ZAQUEO OBEDECIÓ A DIOS (A.2.3.12)

ZAQUEO OBEDECIÓ A DIOS (A.2.3.12) ZAQUEO OBEDECIÓ A DIOS REFERENCIA BÍBLICA: Lucas 9:-9 VERSÍCULO CLAVE: CONCEPTO CLAVE: OBJETIVOS EDUCATIVOS: "... ahora obedezco tu palabra" (Salmo 9:67b, Dios Habla Hoy). La obediencia a Dios, trae bendición

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-el CUENTO ENCADENADO-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-el CUENTO ENCADENADO-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o- -o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-el CUENTO ENCADENADO-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o- 1. Al despertarme abrí la persiana y los rayos del sol me cegaron un momento. Luego miré por la ventana. Nublado pero con sol, y parecía que

Más detalles

PROYECTO ENSEÑEMOS A FILOSOFAR AGOSTO 2008 DAR LAS GRACIAS

PROYECTO ENSEÑEMOS A FILOSOFAR AGOSTO 2008 DAR LAS GRACIAS PROYECTO ENSEÑEMOS A FILOSOFAR AGOSTO 2008 DAR LAS GRACIAS MÁXIMA: SOMOS AGRADECIDOS CUANDO SABEMOS RECONOCER EL ESFUERZO DE LOA DEMÁS CUANDO NOS PROPORCIONAN AYUDA. Ma REFLEXIÓN: ESTAMOS ACOSTUMBRADOS

Más detalles

Guión cortometraje para la prevención de incendios

Guión cortometraje para la prevención de incendios Guión cortometraje para la prevención de incendios Título: ALTO AL FUEGO Personajes: - Papá - Juanito - Señora 1 - Señora 2 - Niños extras - Adultos extras La historia transcurre en una de las comunidades

Más detalles

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida?

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Personajes: Dolores Churrusco, una mosca que se quedó encerrada en una habitación Jengibre, una mosca demasiado culta Solamente la mitad del escenario

Más detalles

Mi extraña familia y yo

Mi extraña familia y yo Mi extraña familia y yo Capítulo 1 Mi familia es un poco extraña. Mi padre tiene 20 años, se llama José Benito Rodríguez Rodríguez Alensio Roma. Tiene una barba tan larga que le llega a los tobillos. Como

Más detalles

Laia Fàbregas. Landen. www.alfaguara.com Empieza a leer... Landen

Laia Fàbregas. Landen. www.alfaguara.com Empieza a leer... Landen ALFAGUAR A HISPANICA Laia Fàbregas Landen www.alfaguara.com Empieza a leer... Landen Ella Murió durante el aterrizaje. Al despegar me había fijado en cómo sus manos se pegaban a las rodillas y cómo las

Más detalles

15 AÑOS PERDIDOS. AUTOR: José Luis Heredia Córdoba IES Ilíberis 2ºC / A.T.I. Atarfe Corrección: Paco Carvajal 2

15 AÑOS PERDIDOS. AUTOR: José Luis Heredia Córdoba IES Ilíberis 2ºC / A.T.I. Atarfe Corrección: Paco Carvajal 2 15 AÑOS PERDIDOS AUTOR: José Luis Heredia Córdoba IES Ilíberis 2ºC / A.T.I. Atarfe Corrección: Paco Carvajal 2 CUIDEMONOS DEL SIDA UN SOLO MOMENTO SE NECESITA PARA PERDER LA ILUSION Y LA ESPERANZA 3 Esto

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº3 Planificación para la lectura en voz alta del cuento La Caperucita Roja Charles Perrault Objetivos de Aprendizaje (OA) Disfrutar de obras de literatura infantil mediante la audición atenta de

Más detalles

Porque es importante que el Banco de la República sea independiente? Estudiantes. Jorge Armando Yépez Escobar. José Alfredo Jiménez Tirado

Porque es importante que el Banco de la República sea independiente? Estudiantes. Jorge Armando Yépez Escobar. José Alfredo Jiménez Tirado Porque es importante que el Banco de la República sea independiente? Estudiantes Jorge Armando Yépez Escobar José Alfredo Jiménez Tirado Hernán Francisco Estrada Arrieta Docente Asesor: Jahir José De Arce

Más detalles

Historia de Porota: "Toda España se me vino encima"

Historia de Porota: Toda España se me vino encima A veinte años del inicio de la lucha de las Madres de Plaza de Mayo, esta entrevista a María de las Mercedes Colás de Meroño (1925), activa luchadora de la Asociación, es el homenaje de Razón y Revolución.

Más detalles

MISAS CON NIÑOS Y FAMILIA EN LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO (MADRID)

MISAS CON NIÑOS Y FAMILIA EN LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO (MADRID) MISAS CON Y FAMILIA EN LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO (MADRID) MONICIÓN DE ENTRADA 1. Nos reunimos queridas familias a celebra la Eucaristía, en el domingo el día del Señor. Cada vez que celebramos

Más detalles

La llamada. Por: Christian Goedel. Son casi las ocho en punto. Alejandro Di Paolo se sienta en el subte en Buenos Aires. El

La llamada. Por: Christian Goedel. Son casi las ocho en punto. Alejandro Di Paolo se sienta en el subte en Buenos Aires. El La llamada Por: Christian Goedel Son casi las ocho en punto. Alejandro Di Paolo se sienta en el subte en Buenos Aires. El subte está repleto de gente, pero es normal a esta hora. Jano está un poco cansado

Más detalles

Mi libro de oración 1

Mi libro de oración 1 Mi libro de oración 1 Una de las formas para prepararse para recibir a Jesús es rezar y pasar más tiempo con él. De esa manera puedo ser más amigo suyo como lo fueron los discípulos hace ya más de 2.000

Más detalles

Mi nombre es Adelalim, tengo 17 años, nací en 1985 en Argel, y llevo dos años viviendo en España, en Valencia.

Mi nombre es Adelalim, tengo 17 años, nací en 1985 en Argel, y llevo dos años viviendo en España, en Valencia. 1 Argelia España Adelalim 17 años Al final dejé la escuela porque no resuelve los proble- mas. Mi padre quería que continuara, pero yo le dije: quiero ir a Europa. En Argel soñaba con venir a Eu- ropa

Más detalles

El primer día de colegio

El primer día de colegio El primer día de colegio Texto: Mireia Vidal Ilustraciones: Carles Salas Los cuentos de la abuela Esa mañana, el señor Cabezagacha se levantó nervioso. El sol no brillaba tan fuerte como lo había hecho

Más detalles

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS Nuestro corazón es el lugar donde habitan los recuerdos, y hoy me toca desempolvar unos cuantos. Recuerdo con nitidez, a pesar de mi corta edad, mi primer día

Más detalles

Arañar sordo de cristales. La distancia era eso o, tal vez, una pareja que juega a las cartas y

Arañar sordo de cristales. La distancia era eso o, tal vez, una pareja que juega a las cartas y Arañar sordo de cristales. La distancia era eso o, tal vez, una pareja que juega a las cartas y sólo en el descanso se ama porque jugar a las cartas es una ocupación grave y lleva mucho tiempo. Hace falta

Más detalles

1 / 5 PROPUESTA EDUCATIVA. Título: Infancias de Barro. Temática: Interculturalidad, trabajo infantil. Objetivo:

1 / 5 PROPUESTA EDUCATIVA. Título: Infancias de Barro. Temática: Interculturalidad, trabajo infantil. Objetivo: PROPUESTA EDUCATIVA Título: Infancias de Barro Temática: Interculturalidad, trabajo infantil. Objetivo: - Acercar a los alumnos a la realidad de los niños y niñas trabajadores de un barrio marginal en

Más detalles

PRESENTACIÓN. Buena lectura!

PRESENTACIÓN. Buena lectura! PRESENTACIÓN La serie Aventura joven narra las aventuras que vive un grupo de amigos adolescentes: Mónica, Guillermo, Laura, Sergio y Martín. A través de sus historias, los vas a ir conociendo y, al mismo

Más detalles

Folletos temáticos Construyendo Ciudadanía social e identidad barrial

Folletos temáticos Construyendo Ciudadanía social e identidad barrial Con el apoyo del: Folletos temáticos Construyendo Ciudadanía social e identidad barrial Textos elaborados por: Fabiola Bernal Acevedo. Diseño gráfico e ilustraciones: Olman Bolaños Vargas. Revisión técnica:

Más detalles

El ritual matutino. Domingo, 2 de enero

El ritual matutino. Domingo, 2 de enero El ritual matutino Domingo, 2 de enero Me desperté sin alarma. El reloj marcaba las cinco en punto. Me sentía rebosante de energía y entusiasmada por un nuevo día. Como cada mañana, di las gracias antes

Más detalles

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén DOMINGO DE RAMOS Jesús va a Jerusalén Queridos niños y niñas, hoy recordamos un hecho muy importante en la vida de Jesús. Él va camino a Jerusalén a celebrar la fiesta de Pascua, que recuerda cuando el

Más detalles

EL SECRETO DE MI ABUELA

EL SECRETO DE MI ABUELA EL SECRETO DE MI ABUELA Esa noche no había podido dormir, me tocaba ir a casa de mi abuela. Con ella me pasaba horas y horas hablando, me contaba todas sus experiencias, todas sus historias y me ayudaba

Más detalles

El par de zapatos. Pierre Gripari

El par de zapatos. Pierre Gripari El par de zapatos Pierre Gripari Había una vez un par de zapatos que estaban casados. El zapato derecho, que era el señor, se llamaba Nicolás. Y el zapato izquierdo, que era la señora, se llamaba Tina.

Más detalles

Esta es una gran lección sobre el perdón. José

Esta es una gran lección sobre el perdón. José MIS PRIMEROS AMIGOS DE LA BIBLIA Lección 19 José perdona a sus hermanos Lectura bíblica: Génesis 42:1 45:15 Texto para memorizar: Mateo 6:12 Objetivo: Que los niños comprendan la importancia de perdonar

Más detalles

MUSEO CATEDRAL DE LA ALMUDENA

MUSEO CATEDRAL DE LA ALMUDENA Dentro de poco visitaréis el Museo de la Catedral de la Almudena! Vais a venir a la iglesia más grande y más importante de Madrid. La veréis por fuera y también pasaréis dentro a visitarla y a conocer

Más detalles

COLEGIO PATRONATO SAN JOSÉ.-GIJÓN Pág. 1. Colegio Patronato San José GIJÓN

COLEGIO PATRONATO SAN JOSÉ.-GIJÓN Pág. 1. Colegio Patronato San José GIJÓN COLEGIO PATRONATO SAN JOSÉ.-GIJÓN Pág. 1 Colegio Patronato San José GIJÓN COLEGIO PATRONATO SAN JOSÉ.-GIJÓN Pág. 2 Los VALORES que se van a trabajar durante este trimestre con los niños/as del 1º nivel

Más detalles

CURSO 2015-2016 EDUCACIÓN PRIMARIA

CURSO 2015-2016 EDUCACIÓN PRIMARIA CURSO 2015-2016 EDUCACIÓN PRIMARIA LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS Lunes, 23 de noviembre Muy buenos días a tod@s! Sabéis? a Jesús le gustaban mucho los niños porque jugaban y vivían con alegría, actuaban haciendo

Más detalles

Mi amigo el Parkinson

Mi amigo el Parkinson Pilar Pastor Madrid / 2011 Mi amigo el Parkinson Hace años que me seguía sin saberlo y un buen día se decidieron a presentármelo, entonces le dije: Me vas a acompañar, pero no te adueñarás de mi vida Cuando

Más detalles

TESTIMONIO DE LA EXPERIENCIA CONTEMPLATIVA CON LA FRATERNIDAD DE SANTA CLARA DE VILOBÍ D ONYAR

TESTIMONIO DE LA EXPERIENCIA CONTEMPLATIVA CON LA FRATERNIDAD DE SANTA CLARA DE VILOBÍ D ONYAR TESTIMONIO DE LA EXPERIENCIA CONTEMPLATIVA CON LA FRATERNIDAD DE SANTA CLARA DE VILOBÍ D ONYAR Hola, soy Rosa de Barcelona y tengo 37 años. Una amiga mía me pasó por correo la convocatoria de la experiencia

Más detalles

alumnos ciclo superior ciclo medio

alumnos ciclo superior ciclo medio alumnos ciclo superior ciclo medio cuaderno curso 2007-2008 programa para escuelas y familias PROGRAMA DE EDUCACIÓN EN VALORES introducción del Presidente de Aldeas Infantiles sos Qué hace Aldeas Infantiles

Más detalles

Algar Editorial. Diario de Tomás

Algar Editorial. Diario de Tomás Me llamo Tomás y ayer fue mi cumpleaños. No me gusta el día de mi cumpleaños porque tengo colegio, todos me felicitan y es una pesadez. Además mi padre nunca viene, porque siempre le toca Roma-Nueva York.

Más detalles

Aquí termina nuestra caminata «en las pisadas

Aquí termina nuestra caminata «en las pisadas EN LAS PISADAS DE JESUCRISTO EL HIJO DE DIOS Lección 20 El glorioso Hijo de Dios Lectura bíblica: Mateo 17:1-13 Texto para memorizar: Mateo 17:5 Objetivo: Afirmar la fe de los niños en Jesucristo como

Más detalles

DE JESUS CORAZON2 CAMINAMOS CON EL. II. Nace la comunidad de Hermanos del Sagrado Corazón

DE JESUS CORAZON2 CAMINAMOS CON EL. II. Nace la comunidad de Hermanos del Sagrado Corazón CORAZON2 CAMINAMOS CON EL DE JESUS MATERIAL COMÚN DE CATEQUESIS PARA LOS COLEGIOS CORAZONISTAS DE ARGENTINA, CHILE Y URUGUAY. HERMANOS DEL SAGRADO CORAZÓN II. Nace la comunidad de Hermanos del Sagrado

Más detalles

EL CHOCOLATE DERRETIDO. Por Juanita Conejero. Yo soy Marcelo, el perrito de la abuelita. Soy amigo de todos los niños del barrio.

EL CHOCOLATE DERRETIDO. Por Juanita Conejero. Yo soy Marcelo, el perrito de la abuelita. Soy amigo de todos los niños del barrio. EL CHOCOLATE DERRETIDO Por Juanita Conejero Yo soy Marcelo, el perrito de la abuelita. Soy amigo de todos los niños del barrio. La tía de mi amigo Jack tiene una computadora. A Dieguito, su compañero de

Más detalles

La Novena de Navidad, para hacer con los niños

La Novena de Navidad, para hacer con los niños La Novena de Navidad, para hacer con los niños Autor: P. Luis Martínez de Velasco Farinós Esta Novena de Navidad tiene por objeto acercar a las familias cristianas a la Sagrada Familia, es decir, a la

Más detalles

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ

SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ SER UN CONSTRUCTOR DE PAZ Si algunos queremos ser constructores de paz es porque, justamente, somos aún más sensibles ante la importancia que tiene la paz. Se tiene el sentimiento de que la paz es como

Más detalles

ARBOLES EN EL UNIVERSO

ARBOLES EN EL UNIVERSO ARBOLES EN EL UNIVERSO Como todas las mañanas, Alejandro se dispone a desplazarse al Centro Integrado para la Dependencia de la calle Extremadura de Valladolid, lugar donde trabaja su padre. Es un día

Más detalles

UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES

UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES Índice: 2.1 Libertad para poder elegir 2.2 La importancia de tomar decisiones 2.3 Cuento: el hombre que no podía elegir 2.4 Aprendiendo

Más detalles

MARÍA, MADRE NUESTRA María Madre Nuestra Flor de juventud. Soy como un camino al anochecer, Que busca en el silencio Los pasos de tu ayer.

MARÍA, MADRE NUESTRA María Madre Nuestra Flor de juventud. Soy como un camino al anochecer, Que busca en el silencio Los pasos de tu ayer. MONICIÓN DE ENTRADA María en el instante del anuncio del Ángel recibió al Verbo de Dios en su alma y en su cuerpo. Dio la vida al mundo y la Iglesia la venera como madre amantísima. Ella es la humilde

Más detalles

Informe de Jornadas de Solidaridad en favor de la comunidad María Auxiliadora

Informe de Jornadas de Solidaridad en favor de la comunidad María Auxiliadora Informe de Jornadas de Solidaridad en favor de la comunidad María Auxiliadora Los días 23 y 24 de noviembre del 2013 alrededor de 45 Mujeres Constructoras del Hábitat y la Red Nacional de Mujeres Líderes

Más detalles

Ya se habían encargado de su equipaje que debía estar en el avión pues eran recordaría luego muy bien la hora las diez menos cuarto.

Ya se habían encargado de su equipaje que debía estar en el avión pues eran recordaría luego muy bien la hora las diez menos cuarto. Cuando llegaron al aeropuerto, fueron directamente al salón de protocolo. Estaba cerrado todavía y Franqui fue a buscar un empleado que lo abriera. Por fin abrieron el salón y todos entraron. Le hubiera

Más detalles

Guía Didáctica para la Catequesis Parroquial y Familiar de Infancia GUÍA DIDÁCTICA. El sacerdote es un regalo de Dios

Guía Didáctica para la Catequesis Parroquial y Familiar de Infancia GUÍA DIDÁCTICA. El sacerdote es un regalo de Dios GUÍA DIDÁCTICA PARA LA CATEQUESIS PARROQUIAL Y FAMILIAR 1 DE INFANCIA NIVEL 1. El sacerdote es un regalo de Dios Objetivo Que el niño descubra que el sacerdote es un verdadero regalo de Dios para su vida.

Más detalles

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar Lolita Bosch El niño q u e quería matar Para A.M. Uno Me llamo Max, tengo catorce años y paso mucho más miedo que los otros niños. Porque a veces se me ocurren unas cosas muy extrañas que no sé qué son,

Más detalles

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

----------------------------------------------------------------------------------------------------------- Llovía y venteaba bastante. Era difícil ver. Había un hombre alto, pelirrojo, que corría por la calle gritando. Una mujer manejaba un pequeño coche verde. De repente el coche paró en frente del banco.

Más detalles

LA IMPORTANCIA DEL SERVICIO

LA IMPORTANCIA DEL SERVICIO LA IMPORTANCIA DEL SERVICIO Vivimos, (dicen los especialistas), en la era donde las instituciones, las empresas y las personas se focalizan mucho en los servicios, servicios para atender necesidades, pero

Más detalles

LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS

LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS José acaba de entrar con el coche en el pueblo, donde viven sus padres, le acompaña su mujer María, y sus hijos Jesús y Olga, que iban dormidos, en el asiento trasero. Vamos!,

Más detalles

Niños Con Su Pena. Síndrome de Muerte Intantil Repentina

Niños Con Su Pena. Síndrome de Muerte Intantil Repentina Ayudando A Los Niños Con Su Pena Síndrome de Muerte Intantil Repentina Ayudando A Los Niños Con Su Pena Este folleto ha sido escrito para personas que cuidan de niños a quienes se les ha muerto su hermanito

Más detalles

Conmemoración de los Fieles Difuntos. Morir para vivir, perder para vencer, luchar para triunfar. Estimados hermanos y amigos:

Conmemoración de los Fieles Difuntos. Morir para vivir, perder para vencer, luchar para triunfar. Estimados hermanos y amigos: Conmemoración de los Fieles Difuntos. Morir para vivir, perder para vencer, luchar para triunfar. Estimados hermanos y amigos: Nuestra vida es semejante a un viaje caracterizado por momentos de placer

Más detalles

LOLA QUIERE IR A LA LUNA

LOLA QUIERE IR A LA LUNA LOLA QUIERE IR A LA LUNA Ficha del libro y justificación ARÀNEGA, Mercè. Lola quiere ir a la Luna. Eslabón. Barcelona. 2001 Hemos elegido este cuento por su temática relacionada con la luna y con los viajes.

Más detalles

Guion representación Pesebre 2015 En Navidad Vayamos juntos! En familia nuestra vida es más

Guion representación Pesebre 2015 En Navidad Vayamos juntos! En familia nuestra vida es más Guion representación Pesebre 2015 En Navidad Vayamos juntos! En familia nuestra vida es más Escena uno Un living o una mesa y sillas que recreen un espacio de encuentro con la familia. En un rincón un

Más detalles

En casa somos siete personas: mi mujer y yo, los tres chicos de 21, 19 y 12 años y mis suegros.

En casa somos siete personas: mi mujer y yo, los tres chicos de 21, 19 y 12 años y mis suegros. Caso de Estudio Prof.: César Mora Contreras CASO: La hipoteca de mi vida. El Sr. Ricardo Matamoros tiene 46 años de edad. Es Licenciado en Farmacia (Farmaceuta) trabaja desde hace 15 años en una importante

Más detalles

PRÓLOGO. Todo lo que tiene un principio, tiene un fin. Estoy seguro de haber escuchado esa frase

PRÓLOGO. Todo lo que tiene un principio, tiene un fin. Estoy seguro de haber escuchado esa frase PRÓLOGO Todo lo que tiene un principio, tiene un fin. Estoy seguro de haber escuchado esa frase en algún lado, más de una vez en mi vida. Todo lo que empieza, algún día debe terminar, no es más que una

Más detalles

Prefiero las muñecas de trapo que hace mi abuela.

Prefiero las muñecas de trapo que hace mi abuela. HISTORIAS VERDADERAS Por Juanita Conejero No me gustan mucho los juguetes plateados, dorados y fosforescentes que venden en las vidrieras de mi ciudad. Prefiero las muñecas de trapo que hace mi abuela.

Más detalles