CURSO DE LAS CARTAS CATOLICAS

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "CURSO DE LAS CARTAS CATOLICAS"

Transcripción

1 Las Cartas Católicas Tema 1: La Iglesia en la segunda mitad del siglo I. 1. Desarrollo de las comunidades y actividad literaria de los Apóstoles. 2. El nombre de "Cartas Católicas". Tema 2: La Carta de Santiago. 1. La Carta de Santiago en el Canon. 2. Estilo y estructura. 3. Destinatarios. 4. Autor y fecha de composición. 5. Contenidos teológicos. 6. Cuestiones selectas. Tema 3: La Primera Carta de Pedro. 1. Lugar y significado en el canon. 2. Estilo y estructura. 3. Autor. 4. Destinatarios y circunstancias de composición. 5. Fecha y lugar de composición. 6. Contenidos teológicos. 7. Cuestiones selectas. 8. Relación con la tradición paulina. Tema 4: La Segunda Carta de Pedro. 1. Canonicidad. 2. Significado dentro del Canon. 3. Estilo y estructura. 4. La cuestión del autor. 5. Fecha, lugar y circunstancias de composición. 6. Contenidos teológicos. 7. Cuestiones selectas. Tema 5: La Carta de Judas. 1. Lugar y significado en el canon. 2. Estilo y estructura Género literario Estructura y contenido. 3. Autor. 4. Destinatarios y fecha de composición. 5. Doctrina. Introducción a las Cartas Católicas: Son escritos breves que no están dirigidos a una persona o comunidad concreta, sino a toda la Iglesia, de ahí el nombre de católicas o eclesiales. Debido a su antigüedad, son una buena fuente de información sobre la vida de los primeros grupos cristianos, su organización, el culto y sus planteamientos doctrinales. Surgidas en los ambientes judeocristianos, pretenden dar respuesta al problema de estar en el mundo sin ser del mundo. Los cristianos eran conscientes de que el mundo tenía que recibir el mensaje de la salvación por su predicación y su testimonio, y a la vez se sentían extraños en él por el rechazo de su anuncio. El peligro que les amenazaba era replegarse sobre sí mismos y olvidar la misión, o bien contemporizar con el mundo y suavizar las exigencias del evangelio para hacerlo más aceptable. Las cartas alumbran un camino de solución, insistiendo en la paciencia para soportar las pruebas y en la fidelidad al Señor. La fe y el bautismo son el único camino para entrar en el reino de la luz establecido por Cristo en su pasión, muerte y resurrección. Gracias a la salvación por él alcanzada y mediante el Espíritu, el cristiano, hecho hijo de Dios, puede combatir por la verdad hasta la vuelta de Jesús como juez del mundo. La vida moral se centra en el amor a Dios y al prójimo, que une a los creyentes entre sí y con Dios como una gran familia, en la Iglesia. El fundamento de esta fe y de este modo de vivir es la vida y las enseñanzas de Jesús. Dada esta orientación fundamental, las cartas P. Camilo José Díaz Acuña Page 1

2 católicas son un buen testimonio de la parénesis cristiana primitiva. A sus autores no les preocupa tanto la presentación del kerigma para suscitar la fe en Jesucristo cuanto la predicación en clave moralizante dirigida a quienes pertenecen a la Iglesia. A estos se les presenta su mensaje con la exigencia de vivir los acontecimientos de cada día según las normas de la fe y guiados por el ejemplo del Señor. Desde un punto de vista catequético estos escritos proyectan su luz sobre el problema que se plantea a los cristianos que quieren vivir la doble exigencia de la fidelidad a Cristo y del servicio a los hombres. El influjo materialista del ambiente y las dificultades pueden llevar a las comunidades a la rutina y a la mediocridad y estas, a la pérdida del fervor primero y a la superficialidad. La razón última de esto es el cansancio de los creyentes, empeñados en una lucha que dura demasiado tiempo. En esas circunstancias es necesaria la vuelta a Cristo, maestro de vida y de doctrina, que permite lograr la coherencia entre la vida y la fe, corregir la impaciencia y evitar la adulteración del mensaje. Tema 1: La Iglesia en la segunda mitad del siglo I. 1. Desarrollo de las comunidades y actividad literaria de los Apóstoles. 2. El nombre de "Cartas Católicas". 1. Desarrollo de las comunidades y actividad literaria de los Apóstoles. Jesús de Nazaret (6 a. C d. C.) Jesús nació en el reinado de Herodes, seguramente seis años antes del comienzo de nuestra era. Vivió en Nazaret como un piadoso judío, practicando la ley según el espíritu de los fariseos, los más religiosos entre los judíos. Hacia los años 27-28, después de ser bautizado por Juan bautista, inaugura sus dos o tres años de vida pública. Escoge algunos discípulos y, junto con ellos, proclama, con palabras y sobre todo con los hechos de su vida, la venida del reino de Dios. El no escribió nunca nada ( síf, en la arena en cierta ocasión...).condenado por los responsables religiosos, fue crucificado por los romanos, seguramente el 7 de abril del año 30. Las comunidades (alrededor de los años 30-70) La resurrección de Jesús y la venida del Espíritu en pentecostés permiten a los discípulos comenzar a descubrir el misterio de Jesús. Estos discípulos siguen siendo judíos, pero forman en el seno del judaísmo un grupo extraño: el de los testigos de Jesús resucitado. (El color gris del cuadro quiere representar al judaísmo dentro del cual nació el cristianismo). Tienen que mantener una doble fidelidad: A Jesús - a la vida, que les plantea no pocas cuestiones. Para responder a estas cuestiones, se remiten a los recuerdos que tenían de Jesús. Pero lo hacen a la luz de la resurrección. Esos recuerdos van tomando forma, sobre todo, en torno a tres centros principales de interés: - los discípulos predican para anunciar a los judíos y luego a los paganos a Jesús resucitado: es el grito de fe de los primeros cristianos; - los discípulos celebran al resucitado en la P. Camilo José Díaz Acuña Page 2

3 liturgia, sobre todo en la eucaristía. Con esta ocasión toman forma muchos de sus recuerdos sobre Jesús; - los discípulos enseñan a los nuevos bautizados, recogiendo para ello los hechos y las palabras de Jesús. Pronto se agregan nuevos discípulos a los primeros: Bernabé, los siete diáconos con Esteban y Felipe, sobre todo PABLO. Convertido hacia el año 36, llevará la buena nueva al Asia Menor, Grecia..., hasta Roma. Los paganos pueden desde entonces entrar en la iglesia sin verse obligados a hacerse judíos previamente: es lo que se decidió en el «concilio» de Jerusalén del año 50. Entre los años 51 y 63, Pablo escribe sus cartas a varias comunidades. Durante este período, el judaísmo oficial va poco a poco desechando a los cristianos. El año 70, los romanos destruyen Jerusalén. Algunos fariseos, reunidos en Yamnia (o Yabné, al sur de Tel-Aviv), le dan una nueva vida que continúa hasta hoy. Redacción de los escritos (alrededor del d. C.) Cuatro teólogos reúnen las tradiciones que ya se habían redactado y dan su testimonio sobre Jesús. El evangelio según MARCOS recoge hacia el año 70 la predicación de Pedro en Roma. Intenta hacer ver que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, sobre todo a través de sus actos, especialmente sus milagros. El evangelio según LUCAS se escribió hacia el para las comunidades compuestas sobre todo por paganos convertidos. Muestra cómo, en Jesús, Dios visita a su pueblo y viene a manifestarle su cariño. LUCAS escribió un segundo tomo: los Hechos de los apóstoles, donde muestra cómo la palabra de la buena nueva, llevada por los apóstoles bajo el impulso del Espíritu, llega a todos los rincones del mundo. El evangelio según MATEO se redactó seguramente entre el 80-90, en una comunidad de antiguos judíos que se hicieron cristianos. Mateo ataca con viveza a los fariseos de Yamma y muestra cómo Jesús cumple las Escrituras. MATEO y LUCAS, en su intento por llegar al misterio de Jesús, se remontan hasta su infancia, presentándola bajo la luz de su vida y de su resurrección. El evangelio según JUAN es una meditación muy profunda sobre Jesús palabra (o verbo) de Dios. Escrito quizás entre el , muestra cómo el crucificado está hoy vivo y nos da su Espíritu. A través de los signos que hace Jesús, hay que creer para ver. JUAN -el mismo o quizás otro- presenta en el Apocalipsls a Jesús como término de la historia. Entretanto, JUAN, PEDRO, SANTIAGO, JUDAS Y otros discípulos escriben cartas a diversas comunidades. El año 135, tras una segunda rebelión de los judíos, los romanos diezman a la población. Durante varios siglos, los judíos no podrán entrar en Jerusalén. Los cristianos ya habían dejado la ciudad y se había instalado por toda el área mediterránea. El cuadro de las páginas presenta de forma muy esquemática las tres grandes etapas de la formación del Nuevo Testamento. Se trata de algo muy importante y hemos de volver sobre ello. Lo haremos con ayuda de imágenes y de comparaciones; es un poco peligroso, pero resultará menos árido y vosotros sabréis matizar las cosas. P. Camilo José Díaz Acuña Page 3

4 Los judíos y los cristianos en el imperio El judaísmo es ante todo Jerusalén, centro de la religión oficial en torno al templo, que se extiende luego a la «tierra de Israel», la Judea, como se llamaba entonces (hasta el año 135 no se la llamará «Palestina» o «tierra de los filisteos»). Este territorio, de una extensión como Bélgica o Cataluña, no contaba entonces más que con medio millón de judíos. El judaísmo es también la diáspora o dispersión. Hace siglos que los judíos se instalaron fuera de Judea: unos se quedaron en Babilonia después del destierro; otros se establecieron en Alejandría, donde formaban la quinta parte de la población; por todas las ciudades por donde pasa Pablo hay florecientes comunidades judías (por ejemplo: 13, 14; 14, 1; 16,13; 17,2; 18,4...). Se calcula que del 8 al 10% de la población del imperio era judía (es decir, unos 7-8 millones). Era activo el proselitismo o deseo de lograr conversiones (19, 13; d. Mt 23,15). Los judíos gozan en el imperio de un estatuto especial: exención del servicio militar, respeto del sábado, posibilidad de pagar un impuesto anual al templo. Así, pues, dependen oficialmente de dos jurisdicciones: la del emperador y la del sanedrín de Jerusalén. El cristianismo no es, al principio, más que una secta dentro del judaísmo y goza de sus mismos privilegios. Cuando se separe del judaísmo, se convertirá para la ley romana en una «religión ilícita», en una «superstición», y podrá entonces ser perseguida. 2. El nombre de "Cartas Católicas". Por qué se llaman católicas a estas cartas? Católico significa universal. Mientras las cartas de san Pablo, hasta ahora vistas, tienen por destinatario una iglesia particular y su contenido trata de temas aplicables especialmente a esa comunidad, estas cartas que ahora veremos no tienen un destinatario particular; son dirigidas a todas las iglesias; su mismo contenido también es universal, referido para todos. Estas cartas no tienen carácter epistolar como las de san Pablo, sino que son como breves exposiciones y sentencias doctrinales acompañadas de algunas normas prácticas, con objeto de defender la pureza de la fe, amenazada por herejías propagadas en el seno de las comunidades cristianas por falsos maestros, como ya lo había anunciado san Pablo: Yo sé que después de mi partida se introducirán entre vosotros lobos rapaces que no perdonarán el rebaño, y de entre vosotros mismos surgirán hombres que enseñarán cosas perversas para arrastrar a los discípulos en pos de sí (Hechos 20, 29-30). Las cartas católicas se llaman católicas porque están dirigidas a todos, sin limitación geográfica. Se atribuyen a Santiago, Pedro, Judas. En ellas se anima a permanecer en la sana doctrina y se desenmascara a los falsos maestros. También se invita a hacer vida y obras la fe, practicando las virtudes cristianas. P. Camilo José Díaz Acuña Page 4

5 Tema 2: La Carta de Santiago. 1. La Carta de Santiago en el Canon. 2. Estilo y estructura. 3. Destinatarios. 4. Autor y fecha de composición. 5. Contenidos teológicos. 6. Cuestiones selectas. 1. La Carta de Santiago en el Canon. La carta de Santiago es la primera entre las siete Epístolas no paulinas que, por no señalar varias de ellas un destinatario especial, han sido llamadas genéricamente católicas o universales, aunque en rigor la mayoría de ellas se dirige a la cristiandad de origen judío, y las dos últimas de S. Juan tienen un encabezamiento aún más limitado. S. Jerónimo las caracteriza diciendo que "son tan ricas en misterios como sucintas, tan breves en palabras como largas en sentencias". 2. Estilo y estructura. La carta de Santiago está escrita en griego esmerado, pero con reminiscencias semitas tanto en el vocabulario como en el estilo. Vocabulario rico, rico en aliteración, rima, frases rítmicas, palabras gancho, recurso a la diatriba. Escrito vivaz y de gran actualidad por su exhortación práctica. Más que una carta parece una homilía o catequesis de tono moralizante. El autor utiliza a fondo el legado de las tradiciones proféticas y sapienciales del Antiguo Testamento, tratando de conservar dentro de la corriente cristiana algunos valores tradicionales que él consideraba peligrosamente amenazados. Capítulo 1: alegría y paciencia en la prueba. Capítulo 2: la fe sin obras es una fe muerta. Capítulo 3: el control de la lengua y la verdadera sabiduría. Capítulo 4: la humildad frente a la ambición. Capítulo 5: diversas exhortaciones. 3. Destinatarios. Escribió esta carta no mucho antes de padecer el martirio y con el objeto especial de fortalecer a los cristianos del judaísmo que a causa de la persecución estaban en peligro de perder la fe (cf. la introducción a la Epístola a los Hebreos). Dirígele por tanto a "las doce tribus que están en la dispersión" (cf. 1, 1 y nota), esto es, a todos los hebreocristianos dentro y fuera de Palestina (cf. Rom. 10, 18 y nota). 4. Autor y fecha de composición. Autor de la carta de Santiago es el mismo Santiago, hermano de Cleofás y de María, hermana de la Virgen. Por tanto, es primo de Jesús, gobernó la comunidad cristiana de Jerusalén desde el año 42 en adelante y sufrió el martirio en el 62. Compuso su carta P. Camilo José Díaz Acuña Page 5

6 hacia el año 60. La dirige a las doce tribus de la dispersión, esto es, a los cristianos de origen judío dispersos por todo el mundo grecorromano. 5. Contenidos teológicos. Ellos son de profesión cristiana, pues creen en el Señor Jesucristo de la Gloria (2, 1), esperan la Parusía en que recibirán el premio (5, 7-9), han sido engendrados a nueva vida (1, 18) bajo la nueva ley de libertad (1, 25; 2, 12), y se les recomienda la unción de los enfermos (5, 14 ss.). La no alusión a los paganos se ve en que Santiago omite referirse a lo que S. Pablo suele combatir en éstos: idolatría, impudicia, ebriedad (cf. I Cor. 6, 9 ss.; Gál. 5, 19 ss.). En cambio, la Epístola insiste fuertemente contra la vana palabrería y la fe de pura fórmula (1, 22 ss.; 2, 14 ss.), contra la maledicencia y los estragos de la lengua (3, 2 ss.; 4, 2 ss.; 5, 9), contra los falsos doctores (3, 1), el celo amargo (3, 13 ss.), los juramentos fáciles (5, 12). El estilo es conciso, sentencioso y extraordinariamente rico en imágenes, siendo clásicas por su elocuencia las que dedica a la lengua en el capítulo 3 y a los ricos en el capítulo 5 y el paralelo de éstos con los humildes en el capítulo 2. Más que en los misterios sobrenaturales de la gracia con que suele ilustrarnos S. Pablo, especialmente en las Epístolas de la cautividad, la presente es una vigorosa meditación sobre la conducta frente al prójimo y por eso se la ha llamado a veces el Evangelio social. 6. Cuestiones selectas. a) Fin de la carta de Santiago: animarles a soportar con fortaleza las persecuciones y hacer vida y obras la fe. b) Contenido teológico-espiritual: exhorta a vivir las virtudes cristinas: paciencia, dominio de la lengua, caridad para con los pobres; condena la avaricia, la ambición, la acepción de personas. En esta carta está la fundamentación bíblica del sacramento de la unción de enfermos. Y sobre todo, lanza su mensaje principal: la fe sin obras es una fe muerta. Tema 3: La Primera Carta de Pedro. 1. Lugar y significado en el canon. 2. Estilo y estructura. 3. Autor. 4. Destinatarios y circunstancias de composición. 5. Fecha y lugar de composición. 6. Contenidos teológicos y espiritual. 7. Cuestiones selectas. 8. Relación con la tradición paulina. 1. Lugar y significado en el canon. La primera carta de Pedro es el único escrito del NT que tiene el honor de ser citado dentro del mismo canon. Efectivamente, a él se refiere la segunda carta de Pedro (2Pe P. Camilo José Díaz Acuña Page 6

7 3,1). En la tradición posterior de la Iglesia este escrito petrino es citado varias veces por Policarpo, en la carta a los Filipenses, y por Ireneo de Lyon (comienzos del siglo ni). Esta carta es reconocida y acogida como canónica en las Iglesias de Alejandría (Clemente, Orígenes y Atanasio) y de Africa (Tertuliano), así como en la de Palestina. De este consenso general en favor de la canonicidad de la carta petrina en las Iglesias de Oriente se hace portavoz Eusebio de Cesarea (Hist. Eccl. III, 3,1,4; 25,2; VI, 25,8). Por el contrario, sigue siendo enigmática la ausencia de este escrito en el canon de Muratori, atribuido a Hipólito romano (siglo III), y en el canon de la Iglesia siria, que excluye incluso hasta el siglo v todas las cartas católicas. En los siglos sucesivos, como atestigua Jerónimo, la carta de Pedro fue acogida en las Iglesias de Occidente. Una prueba de la difusión del texto de esta carta se tiene en el P72, del siglo u!, y en los códices mayúsculos más importantes de los siglos iv-v. 2. Estilo y estructura. La PRIMERA CARTA DE SAN PEDRO es una exhortación a un grupo de Iglesias situadas en cinco provincias romanas de Asia Menor. Allí, como en otras regiones del Imperio, comenzaba a vislumbrarse un horizonte sombrío para las incipientes comunidades cristianas. Los creyentes no cuestionaban las estructuras sociales o políticas de su tiempo ( ), pero habían introducido un estilo de vida nuevo, que los hacía vivir como "extranjeros" en su propio ambiente (1. 1; 2. 11). Esta forma de vida diferente no tardó en hacerse sospechosa, y la reacción de la sociedad pagana tampoco se hizo esperar. El simple hecho de ser cristiano se convirtió en un delito, "sancionado" con la calumnia, el desprecio y la hostilidad más o menos abierta ( ). En tales circunstancias, el Apóstol Pedro escribió esta Carta desde Roma (5. 13), quizá poco antes de la persecución de Nerón (64 d. C.). Lo hizo con el fin de alentar a los cristianos a profundizar cada vez más su compromiso bautismal (3. 21), abandonando definitivamente las malas costumbres (4. 3) y desmintiendo con el testimonio de su conducta las calumnias de los paganos. De allí que la preocupación central de la Carta sea el comportamiento cristiano, no sólo dentro de la comunidad eclesial, sino también en relación con el mundo (2. 12; ; 4. 4). Las repetidas alusiones al Bautismo (1. 3, 22-23; 2. 2; 3. 21) hacen pensar que Pedro, al escribir su exhortación, se inspiró en la catequesis y en la liturgia bautismal de la Iglesia primitiva. Además, su enseñanza presenta muchos puntos de contacto con la doctrina de Pablo. Este hecho es perfectamente explicable, ya que Silvano o Silas, el antiguo compañero del Apóstol de los paganos (Hech ; 18. 5), debió prestarle una amplia colaboración en la redacción de esta Carta (5. 12). Capítulo 1: Llamado a una vida nueva. Capítulo 2: Llamado a una conducta cristiana. Capítulo 3 y 4: Llamada a la caridad. Capítulo 5: Exhortaciones. P. Camilo José Díaz Acuña Page 7

8 3. Autor. Simón Bar Jona (hijo de Jonás), el que había de ser San Pedro (Hech. 15, 14; II Pedro 1, 1), fue llamado al apostolado en los primeros días de la vida pública del Señor, quien le dio el nombre de Cefas (en arameo Kefa), o sea, "piedra", de donde el griego Petros, Pedro (Juan 1, 42). Vemos en Mt. 16, 17-19, cómo Jesús lo distinguió entre los otros discípulos, haciéndolo "Príncipe de los Apóstoles" (Juan 21, 15 ss.). S. Pablo nos hace saber que a él mismo, como Apóstol de los gentiles, Jesús le había encomendado directamente (Gál. 1, 11 s.) el evangelizar a éstos, mientras que a Pedro, como a Santiago y a Juan, la evangelización de los circuncisos o israelitas (Gál. 2, 7-9; cf. Sant. 1, 1 y nota). Desde Pentecostés predicó Pedro en Jerusalén y Palestina, pero hacia el año 42 se trasladó a "otro lugar" (Hech. 12, 17 y nota), no sin haber antes admitido al bautismo al pagano Cornelio (Hech. 10), como el diácono Felipe lo había hecho con el "prosélito" etíope (Hech. 8, 26 ss.). Pocos años más tarde lo encontramos nuevamente en Jerusalén, presidiendo el Concilio de los Apóstoles (Hech. 15) y luego en Antioquía. La Escritura no da más datos sobre él, pero la tradición nos asegura que murió mártir en Roma el año 67, el mismo día que S. Pablo. El texto se coloca bajo el nombre y la autoridad de Pedro de manera explícita en el encabezamiento de la carta: "Pedro, apóstol de Jesucristo, a los emigrantes esparcidos por el Ponto..." (lpe 1,1; cf 5,1). Este origen petrino de la carta no fue discutido hasta comienzos del siglo pasado. En tales circunstancias, el Apóstol Pedro escribió esta Carta desde Roma (5. 13), quizá poco antes de la persecución de Nerón (64 d. C.). Lo hizo con el fin de alentar a los cristianos a profundizar cada vez más su compromiso bautismal (3. 21), abandonando definitivamente las malas costumbres (4. 3) y desmintiendo con el testimonio de su conducta las calumnias de los paganos. De allí que la preocupación central de la Carta sea el comportamiento cristiano, no sólo dentro de la comunidad eclesial, sino también en relación con el mundo (2. 12; ; 4. 4). Su primera Carta se considera escrita poco antes de estallar la persecución de Nerón, es decir, cerca del año 63 (cf. II Pedro 1, 1 y nota), desde Roma a la que llama Babilonia por la corrupción de su ambiente pagano (5, 13). Su fin es consolar principalmente a los hebreos cristianos dispersos (1, 1) que, viviendo también en un mundo pagano, corrían el riesgo de perder la fe. Sin embargo, varios pasajes atestiguan que su enseñanza se extiende también a los convertidos de la gentilidad (cf. 2, 10 y nota). A los mismos destinatarios (II Pedro 3, 1), pero extendiéndola "a todos los que han alcanzado fe" (1, 1) va dirigida la segunda Carta, que el Apóstol escribió, según lo dice, poco antes de su martirio (II Pedro 1, 14), de donde se calcula su fecha por los años de "De ello se deduce como probable que el autor escribió de Roma", quizá desde la cárcel. En las comunidades cristianas desamparadas se habían introducido ya falsos doctores que despreciaban las Escrituras, abusaban de la grey y, sosteniendo un concepto perverso P. Camilo José Díaz Acuña Page 8

9 de la libertad cristiana, decían también que Jesús nunca volvería. Contra ésos y contra los muchos imitadores que tendrán en todos los tiempos hasta el fin, levanta su voz el Jefe de los Doce, para prevenir a las Iglesias presentes y futuras, siendo de notar que mientras Pedro usa generalmente los verbos en futuro, Judas, su paralelo, se refiere ya a ese problema como actual y apremiante (Judas 3 s.; cf. II Pedro 3, 17 y nota). 4. Destinatarios y circunstancias de composición. Las dificultades qúe se aducen para impugnar la atribución a Pedro de la carta se derivan de dos constataciones: el buen nivel de la lengua griega y el contenido de la carta, que sería poco "petrino". Para solucionar la primera dificultad se puede pensar siempre en la utilización de un secretario, a quien habría dictado la carta el autor. En el presente caso se nos presenta este secretario expresamente antes del saludo final: "Por medio de Silvano, a quien tengo por un fiel hermano vuestro, os he escrito estas pocas palabras..." (1Pe 5,12a). Pero siguen en pie las objeciones debidas a la falta de indicios que revelen la personalidad y las características del apóstol Pedro. En efecto, las instrucciones y exhortaciones de la carta están construidas mediante fórmulas tradicionales de la catequesis y de la exhortación cristiana. Además, la fraseología, así como el esquema teológico, se resienten del influjo de la tradición paulina. También esta dificultad podría resolverse remitiendo al papel del secretario-redactor Silvano, que pertenece al círculo de los colaboradores de Pablo. Pero sigue en pie una dificultad de carácter cronológico, basada en una expresión precisa del texto. Al final, el autor envía los saludos de la comunidad en la que habría sido redactada la carta: "Os saluda la Iglesia de Babilonia, elegida por Dios lo mismo que vosotros, y Marcos, mi hijo" (IPe 5,13). Mientras que la figura de Marcos, colaborador en un primer tiempo de Pablo y Bernabé y conocido luego en la tradición como secretario-intérprete de Pedro, confirmaría la tradición petrina de este escrito, la alusión a la Iglesia "en Babilonia" desplaza la redacción del texto a la época posterior al año 70. Efectivamente, con este apelativo simbólico tras la caída de Jerusalén los escritos apocalípticos judíos y cristianos designan a la ciudad de Roma. Por consiguiente, el escrito habría surgido en un período en que Pedro habría sido ya condenado a muerte en la ciudad de Roma. En conclusión, el autor de la carta de Pedro podría ser un cristiano anónimo de Roma, que se sirve de la tradición y autoridad de Pedro para enviar un escrito circular a los cristianos de Asia, quienes, a su vez, se insertan en la tradición paulina. El origen romano del texto es confirmado por las afinidades notables con la primera carta de Clemente, que conoce y valora la tradición de los dos apóstoles y mártires de Roma (96 d.c.). La carta existía ciertamente a finales del siglo I y era conocida en las Iglesias del Asia Menor, dado que el autor de la segunda carta de Pedro remite expresamente a este texto, puesto bajo la autoridad de Pedro. P. Camilo José Díaz Acuña Page 9

10 5. Fecha y lugar de composición. Pero sigue en pie una dificultad de carácter cronológico, basada en una expresión precisa del texto. Al final, el autor envía los saludos de la comunidad en la que habría sido redactada la carta: "Os saluda la Iglesia de Babilonia, elegida por Dios lo mismo que vosotros, y Marcos, mi hijo" (IPe 5,13). Mientras que la figura de Marcos, colaborador en un primer tiempo de Pablo y Bernabé y conocido luego en la tradición como secretario-intérprete de Pedro, confirmaría la tradición petrina de este escrito, la alusión a la Iglesia "en Babilonia" desplaza la redacción del texto a la época posterior al año 70. Efectivamente, con este apelativo simbólico tras la caída de Jerusalén los escritos apocalípticos judíos y cristianos designan a la ciudad de Roma. Por consiguiente, el escrito habría surgido en un período en que Pedro habría sido ya condenado a muerte en la ciudad de Roma. En conclusión, el autor de la carta de Pedro podría ser un cristiano anónimo de Roma, que se sirve de la tradición y autoridad de Pedro para enviar un escrito circular a los cristianos de Asia, quienes, a su vez, se insertan en la tradición paulina. El origen romano del texto es confirmado por las afinidades notables con la primera carta de Clemente, que conoce y valora la tradición de los dos apóstoles y mártires de Roma (96 d.c.). La carta existía ciertamente a finales del siglo I y era conocida en las Iglesias del Asia Menor, dado que el autor de la segunda carta de Pedro remite expresamente a este texto, puesto bajo la autoridad de Pedro. 6. Contenidos teológicos y espiritual. La primera carta de Pedro se impone a la atención de los lectores cristianos por el puesto central que concede a la esperanza. Se trata de una apertura a la salvación, que tiene su fuente en la iniciativa de Dios, pero que se vive en el contexto comunitario y en el testimonio público incluso en un ambiente hostil. 1. EL FUNDAMENTO CRISTOLÓGICO DE LA ESPERANZA. Ya desde la plegaria o bendición de apertura de esta primera carta se nos da la entonación temática de la misma: "Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que llevado de su gran misericordia nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos a una esperanza viva" (lpe 1,3). Si la iniciativa del proceso salvífico se remonta al amor gratuito de Dios (griego, járis), tiene, sin embargo, su cumplimiento en Jesucristo, el "siervo" fiel, que con su resurrección se ha convertido en el fundamento de la esperanza. Esta consiste en la salvación, inaugurada ya ahora mediante la fe bautismal, pero que espera su plena manifestación en 'el futuro. También la promesa profética de la primera alianza iba orientada hacia la actuación histórica de la salvación en Jesucristo: "En esta salvación centraron sus estudios e investigaciones los profetas que anunciaron la gracia que Dios os tenía destinada. El Espíritu de Cristo, que estaba en ellos, les dio a conocer de antemano lo que Cristo tenía que sufrir y la gloria que iba a alcanzar" (lpe 1,10-11). Esta experiencia de salvación, centrada en Jesucristo, punto focal de la historia, se realiza en el acontecimiento bautismal. Apelando a las imágenes del P. Camilo José Díaz Acuña Page 10

11 primer éxodo, el autor invita a los destinatarios cristianos a vivir según el estilo de los peregrinos salidos de la esclavitud del pecado, rescatados y liberados por la muerte salvífica de Jesús, el nuevo y definitivo cordero pascual. Recogiendo un fragmento de profesión de fe cristológica, el autor se dirige a los cristianos en estos términos: "Sabed que habéis sido rescatados de vuestra vida estéril..., no con bienes perecederos, como el oro o la plata, sino con la preciosa sangre de Cristo, el cordero sin tacha ni defecto, predestinado desde toda la eternidad y manifestado en los últimos tiempos por amor hacia vosotros, los que por él creéis en Dios, el cual, habiéndole resucitado de entre los muertos y coronado de gloria, viene a ser por lo mismo el objeto de vuestra fe y de vuestra esperanza" (lpe 1,18.21). También a la imagen de Cristo, presentado como "siervo" fiel, remite el autor a los lectores cristianos para darles la razón de la confianza y perseverancia que han de tener en medio de las pruebas. Como caso extremo se refiere a la condición de los esclavos cristianos sometidos a dueños perversos. Incluso en esa situación tienen que seguir los pasos de Cristo, que permaneció fiel a Dios, realizando así el proceso salvífico: "Esta es vuestra vocación, pues también Cristo sufrió por vosotros, y os dejó ejemplo para que sigáis sus pasos. El, en quien no hubo pecado y en cuyos labios no se encontró engaño; él, que siendo ultrajado no respondía con ultrajes, siendo maltratado no amenazaba, sino que se ponía en manosdel que juzga con justicia; él, que llevó en su propio cuerpo nuestros pecados sobre la cruz, para que muertos al pecado vivamos para la justicia..." (lpe 2,18-24). A este himno cristológico, inspirado en la figura del siervo doliente de la tradición isaiana, hace eco otro párrafo en donde se utiliza a su vez un fragmento de catequesis bautismal. Se le propone como motivación de la actitud que se sugiere a los cristianos: tienen que responder con el amor activo, incluso en la situación de injusticia opresiva y violenta: "Mejor es sufrir por hacer el bien que por hacer el mal, si Dios así lo dispone. Pues también Cristo murió una vez por los pecados, el justo por los injustos, con el fin de llevarnos a Dios" (IPe 3,17-18). En esta formulación de fe, centrada en el misterio pascual, se inserta una catequesis de tipo bautismal, en donde se recuerda de forma actualizada la historia de Noé, salvado de las aguas del diluvio por medio del arca. Esta se presenta como la imagen prefigurativa del bautismo cristiano, que salva no en virtud de una purificación externa, sino gracias a "la resurrección de Jesucristo, el cual, una vez sometidos los ángeles, las potestades y las virtudes, subió al cielo y está sentado a la diestra de Dios" (IPe 3,20-22). En este contexto puede interpretarse igualmente la expresión enigmática con la que el autor describe la eficacia universal de la acción salvífica de Jesucristo, que se extiende incluso al mundo de los muertos (cf lpe 3,19; 4,6). 2. LA DIMENSIÓN ECLESIAL Y TESTIMONIAL DE LA ESPERANZA. El proceso salvífico, cuya raíz es la acción gratuita y benigna de Dios y que se lleva a cabo en Cristo, tiene como meta final la "herencia" o la "corona de gloria". Pero se va realizando ya ahora en el camino histórico de la experiencia eclesial, inaugurada por el bautismo. P. Camilo José Díaz Acuña Page 11

12 También para trazar la imagen de la Iglesia el autor recurre a algunos motivos tradicionales, fragmentos de himnos y de catequesis. Guarda especial interés la reconstrucción de la experiencia bautismal como "baño de purificación", que debe su eficacia a la acción y a la palabra de Dios, acogidas por la fe: "Purificados por la obediencia a la verdad con el fin de llegar a una fraternidad sincera, amaos entrañablemente unos a otros, como quienes han nacido de nuevo; y no de una semilla corruptible, sino incorruptible, la palabra viva y eterna de Dios" (lpe 1,22-23). La Iglesia se deriva de este renacer espiritual. Como un edificio espiritual, está edificada sobre Cristo, piedra escogida y viva. A él se adhieren los creyentes como piedras vivas, como en una construcción, para formar el nuevo templo, en donde se practica el culto espiritual. En una célebre síntesis de eclesiología el autor refiere a la comunidad cristiana las prerrogativas del pueblo de la primera alianza: "Vosotros sois linaje escogido, sacerdocio real, nación consagrada, pueblo de su propiedad, para anunciar las grandezas del que os ha llamado de las tinieblas a su luz maravillosa" (lpe 2,9). Esta experiencia eclesial se vive en relaciones fraternas, caracterizadas por el amor (griego, agápé y philadelphía), en donde se actúan los dones espirituales y las funciones ministeriales (cf lpe 4,8-11; 5,1-5). Pero el estatuto de los cristianos, llamados a ser templo espiritual para anunciar las obras grandes de Dios y capacitados para ello por el don del Espíritu de Dios, los mueve a dirigirse al ambiente exterior con un testimonio valiente y coherente. En medio de un clima de sospechas y de hostilidad, el testimonio cristiano se vive como coherencia ética, "hacer el bien", que desmonta las prevenciones y los recelos del ambiente. Este testimonio tiene una función no sólo apologética, sino también misionera. En efecto, nuestro predicador invita a los destinatarios a vivir su condición de "perseguidos" según la paradoja de la bienaventuranza evangélica: "Alegraos de participar en los sufrimientos de Cristo, para que asimismo os podáis alegrar gozosos el día en que se manifieste su gloria" (lpe 4,13). Pero lo que importa en estas condiciones de hostilidad y de prejuicios es que los cristianos no se retiren a un gueto defensivo. Con lealtad, con coherencia y también con libertad y confianza tienen que proponer abiertamente su propia opción de fe: "Si, a pesar de todo, os veis obligados a padecer por la justicia, dichosos vosotros! No temáis sus amenazas ni os turbéis. Glorificad en vuestros corazones a Cristo, el Señor, dispuestos siempre a contestar a todo el que os pida razón de vuestra esperanza; pero hacedlo con dulzura y con respeto, con la conciencia tranquila, para que todos los que interpretan mal vuestra vida cristiana queden avergonzados de sus mismas palabras" (lpe 3,13-16). La lectura de este escrito, que figura bajo el nombre y la autoridad de Pedro, acogido en el canon cristiano, es de inmediata actualidad para cada uno de los cristianos y de las comunidades, llamados también hoy a vivir como minoría en un ambiente que es a menudo refractario y hostil. En este contexto es sumamente urgente encontrar las raíces teológicas y cristológicas profundas de la esperanza cristiana, que no es huida de la realidad, sino testimonio valiente y libre de la salvación prometida y acogida en la fe. P. Camilo José Díaz Acuña Page 12

13 7 Cuestiones selectas. I. Cómo acceder al conocimiento de la Persona y de la obra de Jesucristo A. Las investigaciones históricas 1. Jesucristo, que es el objeto de la fe de la Iglesia, no es ni un mito ni una idea abstracta cualquiera. Es un hombre que vivió en un contexto concreto y que murió después de haber llevado su propia existencia dentro de la evolución de la historia. La investigación histórica sobre él es, pues, una exigencia de la fe cristiana. Esta investigación no carece de dificultades, como lo demuestran los avatares que ella ha conocido en el transcurso del tiempo El Nuevo Testamento no tiene por finalidad la de presentar una información puramente histórica sobre Jesús. Pretende, ante todo, transmitir el testimonio de la fe eclesial sobre Jesús y presentarlo en su plena significación de «Cristo» (Mesías) y «Señor» (Êýñéoò, Dios). Este testimonio es expresión de la fe y busca, a la vez, suscitar la fe. No puede, pues, componerse una «biografía» de Jesús, en el sentido moderno de la expresión, entendiéndose por tal un relato preciso y detallado, cosa que sucede igualmente con numerosos personajes de la antigüedad y de la Edad Media. Sin embargo, no deberían sacarse de esto conclusiones de un exagerado pesimismo acerca de la posibilidad de conocer la vida histórica de Jesús, como bien lo demuestra la exégesis actual Durante los últimos siglos, la investigación histórica sobre Jesús ha sido dirigida más de una vez contra el dogma cristológico. Esta actitud antidogmática no es en sí misma, sin embargo, un postulado necesario del buen uso del método histórico-crítico. Dentro de los límites de la investigación exegética es ciertamente legítimo reconstruir una imagen puramente histórica de Jesús o bien -para decirlo en forma más realistaponer en evidencia y verificar los hechos que se refieren a la existencia histórica de Jesús. Algunos, por el contrario, han querido presentar imágenes de Jesús eliminando los testimonios de las comunidades primitivas, testimonios de los cuales proceden los Evangelios. Creían, de este modo, adoptar una visión histórica completa y estricta. Pero dichos investigadores se basan, explícita o implícitamente, en prejuicios filosóficos, más o menos extendidos, acerca de lo que en la actualidad se espera del hombre ideal. Otros se dejan llevar por sospechas psicológicas con respecto a la conciencia de Jesús. 1.3Las cristologías actuales deben evitar caer en tales errores, si es que quieren ser valederas. El peligro es particularmente grande para las así llamadas «cristologías desde abajo», en la medida en que pretenden apoyarse en investigaciones puramente históricas. Es ciertamente legítimo tener en cuenta los investigaciones exegéticas más P. Camilo José Díaz Acuña Page 13

14 recientes, pero es preciso velar del mismo modo a fin de no volver a caer en los prejuicios de los que hemos hablado anteriormente. B. La unidad entre el Jesús terrenal y el Cristo glorificado 2. Las investigaciones científicas sobre el Jesús de la historia tienen, ciertamente, un gran valor. Esto es particularmente verdadero para la teología fundamental, así como para los contactos con los no-creyentes. Pero un conocimiento verdaderamente cristiano de Jesús no puede encerrarse dentro de estas perspectivas limitadas. No se accede plenamente a la persona y a la obra de Jesús si no se evita disociar el Jesús de la historia, del Cristo tal como ha sido objeto de la predicación. Un conocimiento pleno de Jesucristo no puede obtenerse a menos de tenerse en cuenta la fe viva de la comunidad cristiana que sostiene esta visión de los hechos. Esto vale tanto para el conocimiento histórico de Jesús y para la génesis del Nuevo Testamento, como para la reflexión cristológica de hoy Los textos del Nuevo Testamento tienen como finalidad el conocimiento cada vez más profundo de la fe, y su aceptación. No consideran, pues, a Jesucristo en la perspectiva del género literario de la pura historia o de la biografía en un marco, por así decirlo, retrospectivo. La significación universal y escatológica del mensaje y de la persona de Jesucristo exige que se sobrepasen tanto la pura evocación histórica, como las evocaciones puramente funcionales. La noción moderna de la historia, avanzada por algunos como en oposición con la fe, y considerada como desnuda presentación objetiva de una realidad pasada, difiere, por lo demás, de la historia tal como la concebían los antiguos La identidad sustancial y radical de Jesús en su realidad terrenal con el Cristo glorioso, pertenece a la esencia misma del mensaje evangélico. Una investigación cristológica que pretendiera limitarse al solo «Jesús de la historia», sería incompatible con la esencia y la estructura del Nuevo Testamento, incluso antes de ser objeto de rechazo por parte de una autoridad religiosa magisterial La teología sólo puede captar el sentido y el alcance de la resurrección de Jesús a la luz del acontecimiento de su muerte. Del mismo modo, ella no puede comprender el sentido de esa muerte, sino a la luz de la vida de Jesús, de su acción y de su mensaje. La totalidad y la unidad del acontecimiento de la salvación, que es Jesucristo, implican su vida, su muerte y su resurrección La síntesis original y primitiva del Jesús terrenal y del Cristo resucitado, se encuentra en diversas fórmulas de «confesión de fe» y de «homologías» que hacen hincapié al mismo tiempo y con especial insistencia en su muerte y en su resurrección. Con Rom 1, 3ss, citemos, entre otros, el texto de 1Cor 15, 3-4: «Os he transmitido en primer lugar lo que yo mismo he recibido: que Cristo ha muerto por nuestros pecados, P. Camilo José Díaz Acuña Page 14

15 según los Escrituras; que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, según las Escrituras». Estos textos establecen una conexión auténtica entre una historia individual y la significación por siempre duradera de Jesús. Presentan en un nudo la «historia de la esencia» de Jesucristo. Esta síntesis constituye ejemplo y modelo para toda auténtica cristología Esta síntesis cristológica no supone solamente la confesión de fe de la comunidad cristiana como elemento de la historia, sino que muestra también que la Iglesia, presente en las diversas épocas, permanece siendo el lugar en que se da el verdadero conocimiento de la persona y de la obra de Jesucristo. Sin la mediación de la ayuda de la fe eclesial, el conocimiento de Cristo no es más posible hoy que en la época del Nuevo Testamento. No hay «palanca de Arquímedes» fuera del contexto eclesial, aunque ontológicamente Nuestro Señor conserve siempre la prioridad y primacía sobre la Iglesia Hoy en día es fructífero y necesario, en el campo de la teología dogmática, un retorno hacia el Jesús terrenal, dentro del marco más amplio que queda indicado. Es sumamente importante poner en evidencia las innumerables riquezas de la humanidad de Jesucristo, y más de lo que lo hicieron los cristologías del pasado. Jesucristo ilustra e ilumina en el más alto grado la dimensión última y la esencia concreta del hombre, como lo dice el Papa Juan Pablo II en su primera Encíclica(204). Puestas en esta perspectiva, la fraternidad y la solidaridad de Jesús con nosotros, no ensombrecen en modo alguno su divinidad. Como se verá más adelante, el dogma cristológico, tomado en su sentido auténtico, prohibe toda falsa oposición entre la humanidad y la divinidad de Jesús El Espíritu Santo, que ha revelado a Jesús como Cristo, comunica a los fieles la vida mismo del Dios trinitario. Suscita y vivifica la fe en Jesús como Hijo de Dios exaltado en la gloria y presente, a la vez, en la historia humana. Ésta es la fe católica. Ésta es también la fe de todos los cristianos, en la medida en que, además del Nuevo Testamento, conservan fielmente los dogmas cristológicos de los Padres de la Iglesia, los predican, los enseñan y dan testimonio de ellos con la autenticidad de sus vidas. 8. Relación con la tradición paulina. El llamado "corpus paulinum" es un conjunto de cartas que la tradición de la Iglesia nos ha transmitido como de San Pablo, apóstol del siglo I de la era cristiana. Estos documentos, catorce, desde los mismos orígenes del cristianismo han gozado de una autoridad muy especial dentro de la vida de la Iglesia. Esa autoridad se basó, desde los inicios, en la persona de Pablo, que evangelizó, desde su conversión y durante más de 20 años, muchas de las grandes urbes de Asia Menor, Macedonia y Acaya, llegando P. Camilo José Díaz Acuña Page 15

16 hasta la misma capital del Imperio, Roma, y según algunas tradiciones, hasta los confines del Occidente entonces conocido, Hispania. La Iglesia, después de un largo y complejo proceso, declaró canónicas las catorce cartas, aunque esto sólo se produjo de una forma clara y expresa a partir del siglo IV. Esta inclusión en el canon bíblico suponía la declaración de la convicción de la Iglesia de que habían sido inspiradas por Dios y, por tanto, eran normativas, autoritativas para la fe y las costumbres. La importancia de un estudio serio de estas cartas radica aquí: la Iglesia reconoce que Dios se ha servido de ellas para transmitirnos algo suyo, revelado, y el Espíritu Santo es garante de que con ellas esto se ha hecho fielmente. Por tanto, lo que ahí encontramos, al igual que en el resto del Nuevo Testamento, no es sólo un conjunto de verdades que hay que creer, sino también un camino de salvación. Para llegar a estos contenidos, que es el objeto principal de esta asignatura, debemos, pues, estudiar y entender las diferentes fases del proceso en el que, de diferentes modos, han intervenido Dios y el hombre, para dar origen a estos escritos. Nos centraremos aquí en los siguientes puntos: 1. Qué documentos estudiar y por qué: es la parte que llamaremos el "canon paulino". Se trata de estudiar en primer lugar los motivos que originaron el paso de la tradición oral sobre Jesús y su evangelio a la escrita. El estadio en que nos centraremos es el tercero de los descritos por Dei Verbum 19 para el caso de los Evangelios: primero Jesús, con sus obras y sus palabras, nos enseñó lo necesario para nuestra salvación; después de la Ascensión, los Apóstoles lo predicaron; por último, lo autores sagrados lo pusieron por escrito: La Santa Madre Iglesia firme y constantemente ha creído y cree que los cuatro referidos Evangelios, cuya historicidad afirma sin vacilar, comunican fielmente lo que Jesús Hijo de Dios, viviendo entre los hombres, hizo y enseñó realmente para la salvación de ellos, hasta el día que fue levantado al cielo. Los Apóstoles, ciertamente, después de la ascensión del Señor, predicaron a sus oyentes lo que Él había dicho y obrado, con aquella crecida inteligencia de que ellos gozaban, amaestrados por los acontecimientos gloriosos de Cristo y por la luz del Espíritu de verdad. Los autores sagrados escribieron los cuatro Evangelios escogiendo algunas cosas de las muchas que ya se trasmitían de palabra o por escrito, sintetizando otras, o explicándolas atendiendo a la condición de las Iglesias, reteniendo por fin la forma de proclamación de manera que siempre nos comunicaban la verdad sincera acerca de Jesús. Escribieron, pues, sacándolo ya de su memoria o recuerdos, ya del testimonio de quienes "desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra" para que conozcamos "la verdad" de las palabras que nos enseñan (cfr. Lc 1,2-4). Como veremos, el caso del resto de los escritos del Nuevo Testamento es análogo, con la peculiaridad de que las cartas atribuidas a San Pablo podemos definirlas como un comentario fiel al Evangelio. Es precisamente por esto por lo que muy pronto empezaron a gozar de gran estima entre las iglesias ya en el tercer cuarto del siglo I P. Camilo José Díaz Acuña Page 16

17 d.c., y no sólo entre los autores ortodoxos e incluso a ser usadas de una forma autoritativa. Entre los factores que nos ayudan a explicar su inclusión en el canon neotestamentario, con lo que ello implica, nos fijaremos sobre todo en su transmisión textual número, orden, texto griego y en su transmisión como colección, siendo separadas de otros escritos, los apócrifos, también atribuidos al apóstol. 2. Una vez que se ha determinado cuáles son las cartas, se debe proceder a su lectura personal y pausada. En ellas encontramos muchos datos que, junto a los que nos proporciona la fuente paralela más importante, el libro de los Hechos de los Apóstoles, nos servirán para reconstruir la historia que hay detrás de estos documentos, incluida la vida del apóstol Pablo. Para ello haremos uso también de fuentes extrabíblicas que nos ayuden a comprender mejor la geografía, la historia, la sociedad, la cultura y las religiones del siglo I de nuestra era en el Imperio Romano y en el mundo judío. Con este contexto delimitado podremos volver a las cartas, y hacer una segunda lectura más provechosa, y entenderlas de una forma más parecida a como debieron entenderlas los primeros destinatarios. 3. El siguiente paso consiste en el estudio pormenorizado de cada una de las catorce cartas. Para ello veremos en primer lugar algunas nociones generales sobre los géneros literarios epistolar y retórico, que nos ayudarán a entender mejor la estructura de estos escritos y su contenido. De cada una de las cartas intentaremos sacar los datos que nos puedan hacer comprender mejor las circunstancias del emisor y de los destinatarios. 4. El último pasó, al que va dirigido todo lo que hemos visto antes, hace referencia al mensaje o teología que hay detrás de las cartas. Como veremos, muchos de estos documentos son respuesta a circunstancias concretas de una época y de un lugar; sin embargo, con ellos Pablo nos ha transmitido toda una visión teológica de la obra redentora de Jesucristo y de sus consecuencias en el hombre. Aquí es precisamente donde encontraremos ese núcleo de revelación que Dios ha querido transmitirnos y que el Espíritu Santo ha garantizado que nos llegue fielmente. Y todo ello a través de circunstancias y palabras humanas que, por otro lado, constituyen un excelente primer comentario al Evangelio de Jesucristo. Como veremos, Pablo supo profundizar en este mensaje para después transmitirlo fielmente, con toda su fuerza y con sus implicaciones caras a la vida del hombre. Tema 4: La Segunda Carta de Pedro. 1. Canonicidad. 2. Significado dentro del Canon. 3. Estilo y estructura. 4. La cuestión del autor. 5. Fecha, lugar y circunstancias de composición. 6. Contenidos teológicos. 7. Cuestiones selectas. 1. Canonicidad: El primer autor que menciona esta carta y la reconoce como escrito canónico, es orígenes Eusebio la clasifica entre los antilegómenos y afirma que no es auténtica. El concilio de Laodicea, hacia el año 360), la incluye entre los escritos P. Camilo José Díaz Acuña Page 17

18 canónicos. Tan solo en Hilario, Ambrosio y el español Prisciliano reconocen esta carta como escrito canónico. 2. Significado dentro del canon: El significado de la palabra canon : Canon viene del griego kanwn, y significa vara o medida. Los antiguos usaban varas para medir cosas y para establecer la rectitud de las cosas. Llegó a significar una norma o regla (algo ideal o recto; véase el uso de kanwn en Gal. 6.16), o una lista (una medida). Aplicada al NT, la palabra habla de la lista normativa de los libros del NT. Cuántos libros pertenecen al NT? Los personajes del NT y los escritores del NT eran conscientes de que Dios estaba revelándose en su época y hasta a través de ellos (p.ej., Mc 1,15, 2Cor 6,2, 1Tes 2,13, 2Pe 3,16). Los apóstoles exhortaban a que leyeran sus cartas en las reuniones de los creyentes (p. ej. Col. 4,16). 1Tim 5,18 cita Lc 10,7 como Escritura con Dt. 25,4. Algunos libros canónicos no aparecían en algunas de las listas: hebreos, Santiago, 2Pedro, 2 y 3 Juan, Judas y Apocalipsis. La presencia de estos libros en un canon significa que el canon en sí es una clave interpretativa para dichos libros. Las Escrituras como colección limitan y añaden a las posibilidades de interpretación de cada libro. Cada libro significa más porque hay un juego intertextual entre los libros. Y cada libro significa menos, porque la interpretación del libro es limitada por el acuerdo de los demás libros. Brevard Childs, con su idea del criticismo canónico, ha renovado interés en la interpretación canónica dentro de círculos eruditos. 3. Estilo y estructura: La Segunda Carta de San Pedro nos presenta a Jesucristo nuestra fortaleza, para poder conocerlo viviendo su misma vida en nosotros. La Primera Carta era para alentar a los creyentes que tenían terribles persecuciones y sufrimientos provocados desde fuera de la Iglesia, por las persecuciones de los emperadores Romanos. Esta Segunda Carta es todavía más importante, es para advertirnos de los horrorosos peligros que nos vienen desde dentro de la Iglesia, y cómo superarlos. La Primera fue la Epístola de los mártires de los primeros tiempos, y de la Iglesia perseguida de todos los siglos esta segunda es todavía más trascendental: Es la Epístola de los tiempos postreros, de nuestros días, donde miles de herejías nacen dentro de la Iglesia, y viven amparándose en la Biblia y en el mismo Cristo En la Primera abundaban las palabras sufrimiento y gloria, en ésta abundan las palabras conocimiento vivido, porque es la forma de vencer las herejías. Esta Carta es el testamento último de San Pedro, la escribió antes de morir (1,14). En ella ejerce los ministerios de pastor y confirmador de la fe que Jesús le encomendó en Juan 21,15-17 y Lc 22,32. Y sobre todo el ministerio de infalibilidad que el mismo Cristo le ofreció en Mt. 16,19. Es la Carta de la fe y la esperanza, que nos describe este cuerpo como una tienda de campaña pasajera (1,13), donde habitamos temporalmente hasta la Parusía, la Segunda Venida del Señor, que será cierta con seguridad absoluta (3,8-13). El Esquema de la Carta: 1- La vida cristiana verdadera (Capítulo 1). 2- Falsos profetas, con P. Camilo José Díaz Acuña Page 18

19 falsas sectas, que seguirán muchos (Capítulo 2). 3- La Parusía, la gloriosa y aterradora Segunda venida de Cristo (Capítulo 3). Por otra parte, podemos ver otra propuesta como: Saludo, 1, 1-2. I. Exhortaciones iniciales y razón de las mismas, 1, II. Aviso contra los herejes, libertinos,2, III. Reflexiones sobre los motivos de que no se haya producido aun la Parusía, y sobre la certeza de su llegada, 3, La cuestión del autor: La paternidad petrina de esta epístola se afirma claramente en 1, 1 y está implicada en la referencia a la transfiguración (1, y a Pe 3,1). Las principales objeciones que se formulan contra la paternidad petrina son: La estrecha conexión con la epístola tardía de Judas, conexión que refleja una dependencia de aquella con respecto a ésta y no viceversa. El indicio de una situación post-apostólica en 2Pe 3, 2-4 y 3, 16. OBJECIONES SOBRE LA AUTORIA DE PEDRO. 5. Fecha, lugar y circunstancias de composición: Una fecha posible como dentro de unos límites razonables, serían los últimos años del siglo I o los primeros del siglo II. Esta segunda carta de S. Pedro es (como lo fue la segunda de Pablo a Timoteo) el testamento del Príncipe de los Apóstoles, pues fue escrita poco antes de su martirio (v. 14) probablemente desde la cárcel de Roma entre los años 64 y 67. Los destinatarios son todas las comunidades cristianas del Asia Menor o sea que su auditorio no es tan limitado a los judío-cristianos como el de Santiago (cf. Sant. 1, 1). San Pedro nos pone por delante, desde el principio de la primera Epístola hasta el fin de la segunda, el misterio del futuro retorno de nuestro Señor Jesucristo como el tema de meditación por excelencia para transformar nuestras almas en la fe, el amor y la esperanza (cf. Sant. 5, 7 ss.; y Jud. 20 y notas). "La principal enseñanza dogmática de la II Pedro dice Pirot consiste incontestablemente en la certidumbre de la Parusía y, en consecuencia, de las retribuciones que la acompañarán (1, 11 y 19; 3, 4-5). En función de esta espera es como debe entenderse la alternativa entre la virtud cristiana y la licencia de los "burladores" (2, 1-2 y 19). 6. Contenidos teológicos: En la segunda carta refuta el error de aquellos que trataban de quitar importancia al juicio de Dios y negaban la Parusía. Recomienda la paciencia, arrepentimiento y conversión, porque el Señor puede pedir cuentas en cualquier momento. 7. Cuestiones selectas: Mantener la fe como la enseñan los testigos de Cristo (1,16-21). P. Camilo José Díaz Acuña Page 19

20 Luchar contra los falsos maestros que dividen la Iglesia (Cap.2) Explicar por qué Cristo no vuelve todavía (Cap. 3). Tema 5: La Carta de Judas. 1. Lugar y significado en el canon. 2. Autor, Fecha y Lugar de Composición. 3. Situación Vital. 4. Género Literario y Fuentes. 5. Estructura y Mensaje. 6. Mensaje Teologico-Espiritual. La carta de Judas es uno de los escritos más breves del NT, ya que sólo tiene 25 versículos en un solo capítulo. Este hecho explica quizá en parte el escaso interés y el poco conocimiento que ha tenido este texto en la historia de la exégesis hasta nuestros días. Pero la autoridad espiritual del remitente, "Judas, siervo de Jesucristo, hermano de Santiago", y la fuerza incisiva de su estilo, así como la proposición del mensaje en forma esencial, lo recomiendan a la atención de los lectores cristianos. 1. Lugar y significado en el canon: La carta de Judas, que forma parte actualmente del grupo de las siete epístolas católicas, es conocida y acogida como canónica en Roma ya en el siglo H (canon de Muratori, hacia el año 180). Es además conocida como texto canónico por Clemente de Alejandría y por Orígenes, a pesar de que existen algunas dudas sobre su canonicidad. Eusebio de Cesarea la coloca entre los escritos "discutidos", pero señala que muchas iglesias conocen la carta de Judas y la leen (Hist. Eccl. II, 23,25; III, 25,3). En la Iglesia africana, Tertuliáno la considera canónica y es reconocida como tal por el concilio de Cartago y por san Agustín. En las Iglesias de Siria (Antioquía) se observan algunas dudas e incertidumbres sobre su canonicidad. Las razones de esta perplejidad se deben en parte al recurso que se hace en nuestro escrito a los textos apócrifos judíos. Pero están contrapesadas por la autoridad del remitente, que se presenta como un personaje importante de la primera tradición cristiana. 2. Autor, Fecha y Lugar de Composición: El remitente de la carta se presenta a sí mismo como "Judas, siervo de Jesucristo, hermano de Santiago" (Jds 1). De las cuatro personas que en el NT llevan el nombre de Judas, procediendo por exclusión, se llega a uno de los cuatro hermanos o parientes de Jesús (cf Mt 13,55; Mc 6,3). Este Judas no pertenece al grupo de los doce, conocidos como apóstoles, pues en ese caso habría señalado este título en la dedicatoria de la carta. Por otra parte, el autor no se presenta como "hermano de Jesús", sino de Santiago, refiriéndose al personaje más conocido en los ambientes judeo-cristianos de la primera generación, bajo cuyo nombre y autoridad figura también una carta [/ Santiago]. Para la identificación de este Judas no hay ningún dato preciso en el escrito. Existen, por el contrario, algunas dificultades reales para hacer coincidir al autor de nuestro escrito con el Judas histórico: el buen nivel de la lengua griega, la explícita colocación en el período posapostólico (Jds 17). También el contexto histórico-cultural al que alude la carta P. Camilo José Díaz Acuña Page 20

RÚBRICAS POR ÁREA. Religión Católica

RÚBRICAS POR ÁREA. Religión Católica Criterio [SRLG02C01]: Detectar los principales elementos que constituyen el fenómeno religioso y su expresión concreta en el Cristianismo. Con este criterio se pretende verificar si el alumnado es capaz

Más detalles

El kerigma desde la Biblia

El kerigma desde la Biblia El kerigma desde la Biblia La palabra kerigma etimológicamente significa proclama, declaración, promesa hecha por un heraldo; y en el lenguaje eclesial ha sido incorporada para expresar la proclamación

Más detalles

Criterios de Evaluación en Religión

Criterios de Evaluación en Religión Criterios de Evaluación en Religión Criterios de evaluación aplicables en la materia de Religión y Moral Católica: CRITERIOS DE EVALUACIÓN para 1º de ESO 1. Señalar los elementos de las religiones primitivas

Más detalles

Evaluación de la Educación Religiosa - Grado 7

Evaluación de la Educación Religiosa - Grado 7 Nombre Parroquia Fecha Evaluación de la Educación Religiosa - Grado 7 Seleccione la respuesta correcta 01. De acuerdo con el Catecismo, qué parte de la Biblia es "el corazón de todas las Escrituras?" A.

Más detalles

Encuesta. 1.1. Qué te pasa cuando esperas por mucho tiempo algo importante que no se cumple o no llega a realizarse?

Encuesta. 1.1. Qué te pasa cuando esperas por mucho tiempo algo importante que no se cumple o no llega a realizarse? Tema 21 Nuevo Testamento Evangelio de Mateo Texto: Mt 25, 1-14 Encuesta 1.- Realidad 1.1. Qué te pasa cuando esperas por mucho tiempo algo importante que no se cumple o no llega a realizarse? 1.2. Sientes

Más detalles

respuestas sobre la biblia

respuestas sobre la biblia Preguntas y respuestas sobre la biblia La Biblia, también conocida como Sagrada Escritura, nos presenta el amor de Dios a la humanidad, nos ayuda a responder a su llamado, nos enseña las verdades importantes

Más detalles

Los libros del Nuevo Testamento

Los libros del Nuevo Testamento 68 LECCIÓN 5 Los libros del Nuevo Testamento Durante el tiempo cuando se escribía el Nuevo Testamento, la escena del Antiguo Testamento había cambiado drásticamente. Habían pasado los días de los profetas

Más detalles

4.- BENEDICTO XVI, SERVIDOR DE LA HUMANIDAD

4.- BENEDICTO XVI, SERVIDOR DE LA HUMANIDAD 4.- BENEDICTO XVI, SERVIDOR DE LA HUMANIDAD Objetivo: Que los cristianos y las cristianas descubran el valor de ser humano que Dios nos invita a vivir, y que puedan encontrar a través de Benedicto XVI

Más detalles

NUEVO TESTAMENTO VERSIÓN OFICIAL DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA BIBLIOTECA DE AUTORES CRISTIANOS

NUEVO TESTAMENTO VERSIÓN OFICIAL DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA BIBLIOTECA DE AUTORES CRISTIANOS NUEVO TESTAMENTO VERSIÓN OFICIAL DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA BIBLIOTECA DE AUTORES CRISTIANOS ÍNDICE GENERAL Págs. PRESENTACIÓN INTRODUCCIÓN SIGLAS Y ABREVIATURAS Evangelios Mateo Marcos Lucas

Más detalles

11. Fiesta del Bautismo del Señor Reflexión en torno a la fiesta del Bautismo del Señor. 9 de enero 2012

11. Fiesta del Bautismo del Señor Reflexión en torno a la fiesta del Bautismo del Señor. 9 de enero 2012 11. Fiesta del Bautismo del Señor Reflexión en torno a la fiesta del Bautismo del Señor. 9 de enero 2012 La Iglesia celebra la fiesta del Bautismo del Señor que, junto con la anterior de Epifanía, termina

Más detalles

FUNDAMENTO DE LA INCLUSIÓN CURRICULAR: La Teología Moral no tiende solo a la comunicación de ideas, sino a la formación verdadera e interior de sus conciencias para ser pastores del ministerio sacerdotal,

Más detalles

Tema 3. Una Biblia y dos Alianzas Texto: Ex 24, 1-8; Jer 31, 31-34; Lc 22, 14-20. Encuesta

Tema 3. Una Biblia y dos Alianzas Texto: Ex 24, 1-8; Jer 31, 31-34; Lc 22, 14-20. Encuesta Tema 3 Una Biblia y dos Alianzas Texto: Ex 24, 1-8; Jer 31, 31-34; Lc 22, 14-20 Introducción Encuesta 1.- Realidad 1.1.- Sabes lo que es una alianza? 1.2.- Para qué son las alianzas? 1.3.- Tú has hecho

Más detalles

KERYGMA O CINCO VERDADES DEFINICIÓN

KERYGMA O CINCO VERDADES DEFINICIÓN KERYGMA O CINCO VERDADES DEFINICIÓN Si tratásemos de definir qué es el kerygma, diríamos que es el primer anuncio, es la proclamación esencial del Evangelio. El objetivo del kerygma consiste en presentar

Más detalles

existencia. El relativismo lleva a no tener puntos fijos, de modo que la sospecha y la volubilidad provocan rupturas en las relaciones humanas.

existencia. El relativismo lleva a no tener puntos fijos, de modo que la sospecha y la volubilidad provocan rupturas en las relaciones humanas. Año de la Fe 1 I.- Convocatoria del Papa Benedicto XVI El Papa Benedicto XVI a través de su Carta Apostólica Porta Fidei ha convocado a un año especial, para que la Iglesia renueve el entusiasmo de creer

Más detalles

La fe nace en la Iglesia, conduce a ella y vive en ella 1

La fe nace en la Iglesia, conduce a ella y vive en ella 1 La fe nace en la Iglesia, conduce a ella y vive en ella 1 I.- La fe es un acto personal El acto de fe es un acto eminentemente personal, que tiene lugar en lo más profundo y que marca un cambio de dirección,

Más detalles

Lección 17: La infancia de Jesús

Lección 17: La infancia de Jesús el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un

Más detalles

CURSO BIBLICO. NUEVO TESTAMENTO LECCIÓN 25. HECHOS DE LOS APOSTOLES.

CURSO BIBLICO. NUEVO TESTAMENTO LECCIÓN 25. HECHOS DE LOS APOSTOLES. HECHOS DE LOS APOSTÓLES TITULO Y AUTOR El libro de los "Hechos de los Apóstoles", llamado así porque recoge la actividad maravillosa de los apóstoles en la primitiva iglesia, fue escrito por San Lucas

Más detalles

honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén. 1 Timoteo 1.17 Apóstoles-Paternidad-Nombramiento-Cobertura Espiritual

honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén. 1 Timoteo 1.17 Apóstoles-Paternidad-Nombramiento-Cobertura Espiritual 1 Apóstoles-Paternidad-Nombramiento-Cobertura Espiritual Nuestro Señor Jesucristo dijo: Mirad que nadie os engañe Los apóstoles se han multiplicado como arroz, ya casi nadie es pastor o evangelista, eso

Más detalles

MENSAJE FINAL DEL PRIMER ENCUENTRO REGIONAL DE PASTORAL INDÍGENA DE CENTROAMÉRICA Y MÉXICO 1

MENSAJE FINAL DEL PRIMER ENCUENTRO REGIONAL DE PASTORAL INDÍGENA DE CENTROAMÉRICA Y MÉXICO 1 MENSAJE FINAL DEL PRIMER ENCUENTRO REGIONAL DE PASTORAL INDÍGENA DE CENTROAMÉRICA Y MÉXICO Queridos hermanos Obispos de las Conferencias Episcopales de Centroamérica y México, y fieles todos de nuestras

Más detalles

1 Tesalonicenses 1: 1-3 Fe, amor y esperanza Introducción a la epístola

1 Tesalonicenses 1: 1-3 Fe, amor y esperanza Introducción a la epístola 1 Tesalonicenses 1: 1-3 Fe, amor y esperanza Introducción a la epístola Autor: Pablo Fecha: Año 50 d.c. Tema: El doble consuelo del ministerio pasado y del futuro retorno del señor Palabras clave: Gracias,

Más detalles

Clase Bíblica. Romanos ... Una serie de lecciones sobre la carta de Pablo a los Romanos. Copyright 2003, 2008 Mark Reeves Derechos Reservados

Clase Bíblica. Romanos ... Una serie de lecciones sobre la carta de Pablo a los Romanos. Copyright 2003, 2008 Mark Reeves Derechos Reservados . Clase Bíblica Romanos.......... Una serie de lecciones sobre la carta de Pablo a los Romanos Copyright 2003, 2008 Mark Reeves Derechos Reservados Cómo usar el material en la clase bíblica El maestro

Más detalles

BREVES NOTAS LITÚRGICAS. 1. El año litúrgico

BREVES NOTAS LITÚRGICAS. 1. El año litúrgico BREVES NOTAS LITÚRGICAS 1. El año litúrgico Sabemos que el año Litúrgico es el período cíclico anual durante el cual la Iglesia celebra la historia de la salvación realizada en y por Cristo a la que distribuye

Más detalles

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES OCTUBRE 2015

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES OCTUBRE 2015 MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES OCTUBRE 2015 Queridos hermanos y hermanas: La Jornada Mundial de las Misiones 2015 tiene lugar en el contexto del Año de la Vida Consagrada,

Más detalles

LA ORIENTACIÓN A La Epístola De Pablo A Los Romanos

LA ORIENTACIÓN A La Epístola De Pablo A Los Romanos INTRODUCCIÓN: LA ORIENTACIÓN A La Epístola De Pablo A Los Romanos La primera cosa que queremos hacer al comenzar un estudio de un libro de la Biblia es entender su contexto dentro de la misma Biblia (o

Más detalles

MISIÓN Y KERIGMA Jn 4. Para configurarnos con Cristo. Año de la catequesis. Subsidio de formación Nro. 6 Año de la Catequesis

MISIÓN Y KERIGMA Jn 4. Para configurarnos con Cristo. Año de la catequesis. Subsidio de formación Nro. 6 Año de la Catequesis MISIÓN Y KERIGMA Jn 4 Para configurarnos con Cristo Subsidio de formación Nro. 6 Año de la Catequesis ARQUIDIÓCESIS DE SANTA FE DE ANTIOQUIA VICARIA EPISCOPAL PARA LA VIDA CONSAGRADA Comité Intercongregacional

Más detalles

Evaluación de la Educación Religiosa - Grado 5

Evaluación de la Educación Religiosa - Grado 5 Nombre Parroquia Fecha Evaluación de la Educación Religiosa - Grado 5 Seleccione la respuesta correcta 01. Justo antes de ascender a su Padre, Jesús envió a sus discípulos a predicar la Buena Nueva: "Id,

Más detalles

11. CRONOLOGÍA HISTORIA DE LA SALVACIÓN

11. CRONOLOGÍA HISTORIA DE LA SALVACIÓN 11. CRONOLOGÍA HISTORIA DE LA SALVACIÓN ANTIGUA ALIANZA PRE- HISTORIA DEL PUEBLO DE DIOS CREACION Y DIOS VIO QUE TODO ERA BUENO (Gén 1, 31) Dios crea todo por amor: El, es el origen del Universo El, es

Más detalles

TEMA 4: LA PLENITUD DE LA REVELACIÓN 1

TEMA 4: LA PLENITUD DE LA REVELACIÓN 1 TEMA 4: LA PLENITUD DE LA REVELACIÓN 1 Un día, en Cesarea de Filipo, Jesús tuvo un diálogo con sus discípulos: Quién dice la gente que soy yo? Ellos le respondieron: Unos que Juan el Bautista; otros que

Más detalles

DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA DIÓCESIS DE SANTANDER LA PARTICIPACIÓN DE LOS CRISTIANOS EN LA VIDA PÚBLICA Y LA COMUNIDAD POLÍTICA Fichas de trabajo: 1. Aspectos bíblicos. 2. Fundamentos de la participación

Más detalles

TEMA 4.- LA SAGRADA ESCRITURA DOCUMENTO DE APOYO

TEMA 4.- LA SAGRADA ESCRITURA DOCUMENTO DE APOYO TEMA 4.- LA SAGRADA ESCRITURA DOCUMENTO DE APOYO LA BIBLIA ES PALABRA DE DIOS. La Biblia es palabra de Dios, pero no una palabra caída del cielo. En la Biblia cielo y tierra se encuentran sin confundirse.

Más detalles

CRITERIOS DE EVALUACIÓN DEL ÁREA DE RELIGIÓN CATÓLICA. En los criterios de evaluación los alumnos serán capaces de :

CRITERIOS DE EVALUACIÓN DEL ÁREA DE RELIGIÓN CATÓLICA. En los criterios de evaluación los alumnos serán capaces de : CRITERIOS DE EVALUACIÓN DEL ÁREA DE RELIGIÓN CATÓLICA. En los criterios de evaluación los alumnos serán capaces de : Primer curso 1. Señalar los elementos de las religiones primitivas que tengan alguna

Más detalles

JESÚS ES EL SEÑOR CATECISMO DE LA CEE DOSSIER INFORMATIVO

JESÚS ES EL SEÑOR CATECISMO DE LA CEE DOSSIER INFORMATIVO JESÚS ES EL SEÑOR CATECISMO DE LA CEE DOSSIER INFORMATIVO 7 de abril de 2008 El catecismo Jesús es el Señor J esús es el Señor es el catecismo de la Conferencia Episcopal Española para la Iniciación cristiana

Más detalles

UN MAESTRO VENIDO DE DIOS: EL MENSAJE DE JESÚS

UN MAESTRO VENIDO DE DIOS: EL MENSAJE DE JESÚS UN MAESTRO VENIDO DE DIOS: EL MENSAJE DE JESÚS VERSÍCULO CLAVE: Y éste es el mensaje que hemos oído de parte de él y os anunciamos: Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas (1 Juan 1:5). INTRODUCCIÓN

Más detalles

Conclusiones del Congreso

Conclusiones del Congreso Conclusiones del Congreso S.E. Mons. Octavio Ruiz Arenas, Secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización El Catecismo de la Iglesia Católica, fruto maduro del Concilio Vaticano

Más detalles

Especiales para Dios 1 Pedro 1:1-2

Especiales para Dios 1 Pedro 1:1-2 Especiales para Dios 1 Pedro 1:1-2 Hemos comenzado a estudiar lo que significa ser electo de Dios. Ahora vamos a continuar con ese tema, y vamos a comenzar el estudio con unas preguntas para los padres.

Más detalles

Conocer, Crecer, Servir. CONOCER Escrito por Luis y Susan Bautisa

Conocer, Crecer, Servir. CONOCER Escrito por Luis y Susan Bautisa Conocer, Crecer, Servir CONOCER Escrito por Luis y Susan Bautisa Serie: CONOCER, CRECER, SERVIR Sesión 1: CONOCER En esta serie de clases aprenderemos sobre los niveles de crecimiento espiritual. Es importante

Más detalles

GOZOSO Y AGRADECIDO (1 TES. 1:1-10)

GOZOSO Y AGRADECIDO (1 TES. 1:1-10) Lección 4: Para el 28 de julio de 2012 GOZOSO Y AGRADECIDO (1 TES. 1:1-10) Sábado 21 de julio LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 1 Tesalonicenses 1:1-10; 1 Corintios 13; 1 Timoteo 1:15; Gálatas 5:19-23;

Más detalles

Nosotros creemos que la salvación viene por la gracia solamente, por medio de la fe solamente, en Cristo solamente. Y esta doctrina en gran cosa.

Nosotros creemos que la salvación viene por la gracia solamente, por medio de la fe solamente, en Cristo solamente. Y esta doctrina en gran cosa. Nosotros creemos que la salvación viene por la gracia solamente, por medio de la fe solamente, en Cristo solamente. Y esta doctrina en gran cosa. Determina si alguien va al cielo o al infierno. No entender

Más detalles

Estudio: Comparación de los Cuatro Evangelios Por: Juan C. Reyes Zayas

Estudio: Comparación de los Cuatro Evangelios Por: Juan C. Reyes Zayas Estudio: Comparación de los Cuatro Evangelios Por: Juan C. Reyes Zayas BOSQUEJO: Qué son los evangelios? 1. Definición 1. (Diccionario Bíblico Easton (DBE)) Palabra de origen anglo-sajón y que significa

Más detalles

CURSO CATEQUÉTICO 2013/14 QUERIDO PADRE DIOS DESPERTAR RELIGIOSO

CURSO CATEQUÉTICO 2013/14 QUERIDO PADRE DIOS DESPERTAR RELIGIOSO QUERIDO PADRE DIOS DESPERTAR RELIGIOSO 28 OCTUBRE Reunión con madres y entrega material (3 45 de la tarde) 4 al 9 Tema 1: llamo por tu nombre 11 al 16 Tema 2: Te conozco por tu nombre 18 al 23 Tema 3:

Más detalles

1 La Iglesia Primitiva: Su Estructura y Actividades Principales

1 La Iglesia Primitiva: Su Estructura y Actividades Principales La Iglesia Primitiva: Su Estructura y Actividades Principales Durante las ultimas dos semanas hemos estudiado el tema de la muerte de Jesús: por que tuvo que morir, y como esa muerte nos afecta y ayuda

Más detalles

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 107, 2

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 107, 2 1 13 DE NOVIEMBRE SAN ESTANISLAO KOSTKA, religioso Memoria Nació de noble familia el año 1550 en Rostków, Polonia. Desde el año 1564 se dedicó en Viena a los estudios clásicos. Invitado por la Santísima

Más detalles

Església Evangèlica de Vilassar de Mar Doctrina bíblica 21: La adopción

Església Evangèlica de Vilassar de Mar Doctrina bíblica 21: La adopción 1 1.) Qué es la Adopción? La palabra adopción no aparece muchas veces en la Biblia, pero cuando sí aparece, es muy importante. Por ejemplo, en Ef 1:5, aparece como un resumen de todas las bendiciones de

Más detalles

La Santa Sede IV JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD HOMILÍA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II. Domingo de Ramos 19 de marzo de 1989

La Santa Sede IV JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD HOMILÍA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II. Domingo de Ramos 19 de marzo de 1989 La Santa Sede IV JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD HOMILÍA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II Domingo de Ramos 19 de marzo de 1989 1. «Os digo que, si éstos callan, gritarán las piedras» (Lc 19, 40). Así respondió

Más detalles

4.- MÉTODO DE «KIGALI»

4.- MÉTODO DE «KIGALI» 4.- MÉTODO DE «KIGALI» Modos comunitarios de lectura de la Palabra de Dios Este método encontró su forma definitiva en 1987, durante un encuentro nacional de catequistas celebrado en Kigali (Rwanda), ciudad

Más detalles

CONTENIDO DOS ENCUENTROS PRELIMINARES

CONTENIDO DOS ENCUENTROS PRELIMINARES CONTENIDO PRESENTACIÓN INTRODUCCIÓN SIGLAS QUÉ SON LAS PEQUEÑAS COMUNIDADES PARROQUIALES PERFIL DE SERVIDOR DE LAS PCP EL PÁRROCO, PRINCIPAL SERVIDOR DE LA PCP METODOLOGÍA DE LOS ENCUENTROS GUIA PARA DESARROLLAR

Más detalles

Cuál es la iglesia del Nuevo Testamento?

Cuál es la iglesia del Nuevo Testamento? (Lección 13) Cuál es la iglesia del Nuevo Testamento? Así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros (Romanos 12:5). El vivir responsablemente en este mundo

Más detalles

PARROQUIA SEÑOR DE LOS MILAGROS

PARROQUIA SEÑOR DE LOS MILAGROS LA SANTA MISA Para poder aproximarnos a comprender mejor la Eucaristía es indispensable adentrarnos en ella con los ojos de la FE. Juan 20,25-31 Tomás le contestó: Señor mío y Dios mío. Dícele Jesús: Porque

Más detalles

Tema 2. Un solo Dios.

Tema 2. Un solo Dios. 3º ESO Tema 2. Un solo Dios. 1. Religión y religiones. - Cuál es la característica diferenciadora más importante de todas las religiones? - Quién es Dios para algunas religiones? - Qué significa monoteísmo?

Más detalles

ESCUELA DE CATEQUISTAS DIÓCESIS DE ALCALÁ DE HENARES

ESCUELA DE CATEQUISTAS DIÓCESIS DE ALCALÁ DE HENARES ESCUELA DE CATEQUISTAS DIÓCESIS DE ALCALÁ DE HENARES CURSO DE FORMACIÓN PERMANENTE DESCRIPCIÓN Y PROGRAMA DE LAS ASIGNATURAS DEL CURSO 2014-2015 1. DESCRIPCIÓN DEL CURSO El curso de formación permanente

Más detalles

RITUAL DE LA CELEBRACIÓN DEL BAUTISMO DE NIÑOS

RITUAL DE LA CELEBRACIÓN DEL BAUTISMO DE NIÑOS RITUAL DE LA CELEBRACIÓN DEL BAUTISMO DE NIÑOS I. RITO DE ACOGIDA DE LOS NIÑOS El sacerdote o el diácono recibe a los padres y padrinos y entabla con ellos el siguiente diálogo. Hermanos: Con gozo habéis

Más detalles

IGLESIA PRIMITIVA. (Hechos 4, 32-33; 2.47B)

IGLESIA PRIMITIVA. (Hechos 4, 32-33; 2.47B) IGLESIA PRIMITIVA "La multitud de los creyentes no tenía sino un sólo corazón y una sola alma. Nadie llamaba suyos a sus bienes, sino que todo era común entre ellos. Los apóstoles daban testimonio con

Más detalles

Lección 8 Pautas Para Interpretar las Epístolas del Nuevo Testamento Página 59

Lección 8 Pautas Para Interpretar las Epístolas del Nuevo Testamento Página 59 Lección 8 Pautas Para Interpretar las Epístolas del Nuevo Testamento Página 59 INTRODUCCIÓN: Aunque el Nuevo Testamento está compuesto de veintisiete diferentes libros de diferentes tipos, la mayoría de

Más detalles

MISIÓN DE LA FAMILIA CRISTIANA EN EL MUNDO CONTEMPORÁNEO

MISIÓN DE LA FAMILIA CRISTIANA EN EL MUNDO CONTEMPORÁNEO Solemnidad de la Sagrada Familia - Ciclo A Sínodo de las Familias MISIÓN DE LA FAMILIA CRISTIANA EN EL MUNDO CONTEMPORÁNEO Plan de Dios sobre el matrimonio y la familia 7. El designio eterno de Dios (cf.

Más detalles

...sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti... Romanos 11.18

...sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti... Romanos 11.18 Raíces Hebreas del Cristianismo y de la Fe Bíblica. Por G.Corpus...sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti... Romanos 11.18 Hablar de orígenes, es hablar de raíces y hablar de raíces es hablar

Más detalles

LOS SACRAMENTOS: presencia de Dios en nuestras vidas

LOS SACRAMENTOS: presencia de Dios en nuestras vidas LOS SACRAMENTOS: presencia de Dios en nuestras vidas Estamos acostumbrados todos los días a reconocer signos. Los signos son objetos, fenómeno o acciones materiales que, por su naturaleza o por convención,

Más detalles

HOMILÍA VIGILIA PASCUAL

HOMILÍA VIGILIA PASCUAL HOMILÍA VIGILIA PASCUAL Esta es una noche feliz. La Iglesia canta y alaba a Dios por la victoria de Cristo. Alégrese nuestra Madre la Iglesia, revestida de luz tan brillante. Resuene este templo con las

Más detalles

LECTIO DIVINA Domingo 24º Tiempo Ordinario Ciclo B Septiembre 16 de 2012 Amo al Señor porque ha escuchado mis súplicas Salmo 119,105

LECTIO DIVINA Domingo 24º Tiempo Ordinario Ciclo B Septiembre 16 de 2012 Amo al Señor porque ha escuchado mis súplicas Salmo 119,105 LECTIO DIVINA Domingo 24º Tiempo Ordinario Ciclo B Septiembre 16 de 2012 Amo al Señor porque ha escuchado mis súplicas Salmo 119,105 TEXTO BÍBLICO: MARCOS 8,27-35 27 Después de esto, Jesús y sus discípulos

Más detalles

Instrumento para descubrir sus dones espirituales

Instrumento para descubrir sus dones espirituales Instrumento para descubrir sus dones espirituales Esto no es una prueba. Disfrute el proceso! No hay respuestas correctas o incorrectas, sólo hechos verdaderos y claros, de su experiencia y preferencia

Más detalles

Información básica acerca de la Biblia

Información básica acerca de la Biblia Lección 2 Información básica acerca de la Biblia La Biblia es un libro para toda clase de personas: jóvenes y ancianos, analfabetos e instruidos, ricos y pobres. Es un libro de instrucción espiritual que

Más detalles

ANTONIO RODRÍGUEZ CARMONA EVANGELIO DE MATEO

ANTONIO RODRÍGUEZ CARMONA EVANGELIO DE MATEO ANTONIO RODRÍGUEZ CARMONA EVANGELIO DE MATEO Comentarios a la Nueva Biblia de Jerusalén Desclée De Brouwer ÍNDICE INTRODUCCIÓN... 9 PRÓLOGO TEOLÓGICO: NACIMIENTO E INFANCIA DE JESÚS EL CRISTO (1,1 2,23)...

Más detalles

JESÚS, EL SEÑOR DE LAS MISIONES

JESÚS, EL SEÑOR DE LAS MISIONES Lección 7: Para el 15 de agosto de 2015 JESÚS, EL SEÑOR DE LAS MISIONES Sábado 8 de agosto LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 2 Timoteo 1:8, 9; Isaías 42:1-9; Daniel 9:24-27; Lucas 2:8-14; Mateo 10:5,

Más detalles

TEMA 3. LA FE SOBRENATURAL

TEMA 3. LA FE SOBRENATURAL TEMA 3. LA FE SOBRENATURAL 1. NOCIÓN Y OBJETO DE LA FE El acto de fe es la respuesta del hombre a Dios que se revela (cfr. Catecismo, 142). «Por la fe el hombre somete completamente su inteligencia y su

Más detalles

La enseñanza es un ministerio

La enseñanza es un ministerio Lección 1 La enseñanza es un ministerio Sabía usted que Dios quiere que sea maestro? En este estudio se dará cuenta de que así es. Sabrá por qué Dios quiere que enseñe, y también cómo enseñar como ministerio.

Más detalles

FUNDAMENTOS DE LA FE ORTODOXA

FUNDAMENTOS DE LA FE ORTODOXA FUNDAMENTOS DE LA FE ORTODOXA Explotación del Símbolo Niceo-Constantinopolitano Sacerdote Alejandro Mileant CONTENIDO: El Símbolo de la fe. Informe histórico. El texto del Credo. En qué creemos conforme

Más detalles

[LA IGLESIA DE AYER Y DE SIEMPRE] Capítulo 2: Unidad 7

[LA IGLESIA DE AYER Y DE SIEMPRE] Capítulo 2: Unidad 7 A. LA IGLESIA DE AYER Y DE SIEMPRE La Iglesia, que nació el día de Pentecostés, es un regalo de Dios. Como lo enseñan los Hechos de los Apóstoles, la acción del Espíritu Santo ha sido decisiva para que

Más detalles

SPIRITUS DOMINI. Descubriendo caminos para revitalizar nuestra Espiritualidad

SPIRITUS DOMINI. Descubriendo caminos para revitalizar nuestra Espiritualidad SPIRITUS DOMINI Descubriendo caminos para revitalizar nuestra Espiritualidad FORMADOS EN LA FRAGUA DEL CORAZÓN DE MARÍA Un camino para vivir la espiritualidad del Seglar Claretiano hoy 1 Feliz Pascua!

Más detalles

1 Juan Lección 1 (devuelva solamente las páginas 7 y 8) Está usted seguro que es salvo?

1 Juan Lección 1 (devuelva solamente las páginas 7 y 8) Está usted seguro que es salvo? 1 Juan Lección 1 (devuelva solamente las páginas 7 y 8) 1 Está usted seguro que es salvo? Dios quiere que Sus hijos sepan que son salvos de verdad. Se ha encontrado usted alguna vez con una carta vieja

Más detalles

Programa de Formación para Ministros Laicos

Programa de Formación para Ministros Laicos Oficina de Educación Religiosa y Evangelización Oficina de Evangelización Hispana Programa de Formación para Ministros Laicos El Programa Sobre los Cursos Clases son el día JUEVES de 7:00pm 9:00pm Seminario

Más detalles

Fiesta. Visitación de la Virgen María

Fiesta. Visitación de la Virgen María Fiesta. Visitación de la Virgen María Primera lectura Lectura de la profecía de Sofonías 3, 14 18 El Señor, tu Dios, está en medio de ti, te renueva con su amor y lanza por ti gritos de alegría 14 Grita

Más detalles

Ha oído usted las cuatro leyes espirituales? 1

Ha oído usted las cuatro leyes espirituales? 1 APÉNDICE: Ha oído usted las cuatro leyes espirituales? 1 «Así como hay leyes naturales que rigen el universo, también hay leyes espirituales que rigen nuestra relación con Dios». 1 PRIMERA LEY: DIOS LE

Más detalles

EL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO.

EL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO. EL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO. * Vamos a dividir este estudio en tres partes: 1) bautismo en el Espíritu Santo; 2) los dones milagrosos; 3) 1 Corintios 13. * Ver cuadro representativo. 1º) Bautismo

Más detalles

LA VOCACIÓN DE LOS DISCÍPULOS MISIONEROS A LA SANTIDAD

LA VOCACIÓN DE LOS DISCÍPULOS MISIONEROS A LA SANTIDAD 4 LA VOCACIÓN DE LOS DISCÍPULOS MISIONEROS A LA SANTIDAD 4.1 LLAMADOS AL SEGUIMIENTO DE JESUCRISTO 129. Dios Padre sale de sí, por así decirlo, para llamarnos a participar de su vida y de su gloria. Mediante

Más detalles

PROYECTO CURRICULAR EDUCACIÓN INFANTIL RELIGIÓN CATÓLICA OBJETIVOS GENERALES DE EDUCACIÓN INFANTIL PROYECTO DEBA.-

PROYECTO CURRICULAR EDUCACIÓN INFANTIL RELIGIÓN CATÓLICA OBJETIVOS GENERALES DE EDUCACIÓN INFANTIL PROYECTO DEBA.- PROYECTO CURRICULAR EDUCACIÓN INFANTIL RELIGIÓN CATÓLICA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN OBJETIVOS GENERALES DE EDUCACIÓN INFANTIL PROYECTO DEBA.- Al finalizar la educación infantil se pretende que el/la niño/a

Más detalles

Examen final Las cartas generales del Nuevo Testamento y Apocalipsis

Examen final Las cartas generales del Nuevo Testamento y Apocalipsis Examen final Las cartas generales del Nuevo Testamento y Apocalipsis Instrucciones y código de honor: El Seminario Reformado en Guadalajara opera con un código de honor, confiando en la integridad de los

Más detalles

VIRGEN MARÍA-2. Felipe Santos, SDB

VIRGEN MARÍA-2. Felipe Santos, SDB 1 VIRGEN MARÍA-2 Felipe Santos, SDB Un título atrevido Cuando el ángel se dirigió a María para revelarle el designio del Padre, le pidió su consentimiento para la venida al mundo del Salvador. La llamó

Más detalles

Estudio de Escuela Bíblica Dominical para el

Estudio de Escuela Bíblica Dominical para el Ministerio Evangelístico, Palabra de Reconciliación palabradereconciliación@hotmail.com Estudio de Escuela Bíblica Dominical para el domingo, 11 de enero de 2015 El estudio está basado en el tema: La Esperanza

Más detalles

Frases con las que Dios designa a la iglesia

Frases con las que Dios designa a la iglesia FRASES CON LAS QUE DIOS DESIGNA A LA IGLESIA 169 14 Frases con las que Dios designa a la iglesia Una lectura detenida del Nuevo Testamento revela que la iglesia fue creada con el propósito de que fuera

Más detalles

EL CUADRANTE PARTE I: LA BÚSQUEDA EL MUNDO DE JESÚS

EL CUADRANTE PARTE I: LA BÚSQUEDA EL MUNDO DE JESÚS EL CUADRANTE PARTE I: LA BÚSQUEDA EL MUNDO DE JESÚS PRESENTACIÓN 1. CONFESIONES DEL PRIMER EVANGELISTA 2. COMPONIENDO LA IMAGEN DE JESÚS Un personaje sorprendente El continuo itinerante Soledad y compañía

Más detalles

Lección 5 Para el 2 de agosto de 2008

Lección 5 Para el 2 de agosto de 2008 Lección 5 Para el 2 de agosto de 2008 Mateo 10: Jesús y sus discípulos Sábado LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Levítico 25:8-54; Mateo 10; Juan 10:10. PARA MEMORIZAR: 26 de julio Así que, no temáis;

Más detalles

Una nueva era en las relaciones entre los Evangélicos y los Católicos Romanos

Una nueva era en las relaciones entre los Evangélicos y los Católicos Romanos Una nueva era en las relaciones entre los Evangélicos y los Católicos Romanos Papa Francisco y distinguidos representantes de la Iglesia Católica Romana: En nombre de la Alianza Evangélica Mundial (AEM

Más detalles

Ahora, cuantas veces habló Cristo de este tema tan importante, de las promesas a Abraham? [poco]

Ahora, cuantas veces habló Cristo de este tema tan importante, de las promesas a Abraham? [poco] 1 - El Reino de Dios: Única Esperanza del Hombre El Reino de Dios: Única Esperanza del Hombre La semana pasada hablamos de las promesas a Abraham, y en base a varios pasajes del NT, establecimos la importancia

Más detalles

FUE PEDRO EL PRIMER PAPA? Adaptado de: http://www.iglesia.net/av/

FUE PEDRO EL PRIMER PAPA? Adaptado de: http://www.iglesia.net/av/ FUE PEDRO EL PRIMER PAPA? Adaptado de: http://www.iglesia.net/av/ Al frente de la Iglesia Católica Romana está el Papa de Roma. Este hombre, de acuerdo con la doctrina católica, es la cabeza de la Iglesia

Más detalles

Te mira con pasión. Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas 2016. Subsidio litúrgico

Te mira con pasión. Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas 2016. Subsidio litúrgico Te mira con pasión Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas 2016 Subsidio litúrgico Editorial EDICE Añastro, 1 28033 Madrid Tlf.: 91 343 97 92 edice@conferenciaepiscopal.es

Más detalles

QUIENES SOMOS NOSOTROS LOS EVANGÉLICOS?

QUIENES SOMOS NOSOTROS LOS EVANGÉLICOS? INTRODUCCION QUIENES SOMOS NOSOTROS LOS EVANGÉLICOS? Este librito sirve para rectificar malos entendidos que surgen a veces entre católicos y evangélicos. Aquí contestamos las preguntas principales que

Más detalles

Preparación para el Santo Bautismo. Escrito por el Padre Isaías A. Rodríguez

Preparación para el Santo Bautismo. Escrito por el Padre Isaías A. Rodríguez Preparación para el Santo Bautismo Escrito por el Padre Isaías A. Rodríguez "Porque en un solo Espíritu hemos sido bautizados todos nosotros para ser un solo cuerpo, judíos y griegos, esclavos y libres.

Más detalles

Jesús es la gloria suficiente. Colosenses 1:21-29

Jesús es la gloria suficiente. Colosenses 1:21-29 Serie: Jesús mi salvador. Jesús es la gloria suficiente. Colosenses 1:21-29 Domingo 11 de agosto 2013 Pr. C. Iván Flores Hernández, Iqque Introducción El proceso espiritual es crucial pero difícil de definir.

Más detalles

El comienzo de la iglesia

El comienzo de la iglesia El comienzo de la iglesia (Lección 2) Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas (Hechos 2:41). Cuando un profesor orienta a un estudiante,

Más detalles

Venga tu Reino! A los miembros del Movimiento Regnum Christi en preparación de la celebración del 75º aniverario de la fundación

Venga tu Reino! A los miembros del Movimiento Regnum Christi en preparación de la celebración del 75º aniverario de la fundación Venga tu Reino! Ciudad de México, 12 de marzo de 2015 A los miembros del Movimiento Regnum Christi en preparación de la celebración del 75º aniverario de la fundación Muy estimados en Jesucristo: Llevamos

Más detalles

El Bautismo de los niños. Orientaciones para padres y padrinos

El Bautismo de los niños. Orientaciones para padres y padrinos El Bautismo de los niños Orientaciones para padres y padrinos Los padres que deseen bautizar a su hijo deberán pedir el bautismo a los Los padres responsables de la parroquia (RB, 44, b; 59). Lo deberán

Más detalles

EUCARISTÍA Y MISIÓN. 1. INTRODUCCION. Eucaristía y Misión : Nuestras OOPP 2014-2020

EUCARISTÍA Y MISIÓN. 1. INTRODUCCION. Eucaristía y Misión : Nuestras OOPP 2014-2020 EUCARISTÍA Y MISIÓN 1. INTRODUCCION. Eucaristía y Misión : Nuestras OOPP 2014-2020 llevan por nombre: Una Iglesia que Escucha, que Anuncia y que Sirve. Estas actitudes pastorales las hace propias nuestra

Más detalles

SER DISCÍPULOS DE CRISTO. Segunda Catequesis, Río de Janeiro 25 de julio de 2013

SER DISCÍPULOS DE CRISTO. Segunda Catequesis, Río de Janeiro 25 de julio de 2013 1 SER DISCÍPULOS DE CRISTO Segunda Catequesis, Río de Janeiro 25 de julio de 2013 + Cristián Contreras Villarroel Obispo Auxiliar de Santiago de Chile Queridas y queridos jóvenes: Esta mañana nos reunimos

Más detalles

Guía de Estudio para Lectura Adicional El Catecismo de Heidelberg

Guía de Estudio para Lectura Adicional El Catecismo de Heidelberg Guía de Estudio para Lectura Adicional El Catecismo de Heidelberg Para el Curso Supervisado "El Credo de los Apóstoles" Tercer Milenio (Third Millennium) PREGUNTAS DE REPASO (El primer número indica el

Más detalles

Introducción a la Biblia

Introducción a la Biblia Introducción a la Biblia 1. Para Iniciar Para comenzar a profundizar en el conocimiento de la Biblia hay que partir de la situación concreta de los miembros del grupo: Qué conocemos del Antiguo Testamento,

Más detalles

Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 2013. Mensaje de Benedicto XVI

Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 2013. Mensaje de Benedicto XVI Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 2013 Mensaje de Benedicto XVI LAS VOCACIONES, SIGNO DE LA ESPERANZA FUNDADA SOBRE LA FE Queridos hermanos y hermanas: Con motivo de la 50 Jornada Mundial de

Más detalles

Arrepentimiento, El Punto de Giro de la Vida

Arrepentimiento, El Punto de Giro de la Vida Arrepentimiento, El Punto de Giro de la Vida Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan (Hechos 17:30). Es muy

Más detalles

FORMACIÓN PERMANENTE DEL PROFESORADO DE RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA.

FORMACIÓN PERMANENTE DEL PROFESORADO DE RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA. FORMACIÓN PERMANENTE DEL PROFESORADO DE RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA. Conferencia: PRIETO LUCENA, A. La formación moral en la escuela, la familia y la parroquia ; Córdoba, 10 de octubre de 2008. Objetivos

Más detalles

Campaña LI. Viernes, 12 de febrero DÍA DEL AYUNO VOLUNTARIO Domingo, 14 de febrero JORNADA NACIONAL DE MANOS UNIDAS

Campaña LI. Viernes, 12 de febrero DÍA DEL AYUNO VOLUNTARIO Domingo, 14 de febrero JORNADA NACIONAL DE MANOS UNIDAS Contra el defiende hambre, la Tierra guión litúrgico para la eucaristía 2010 Campaña LI Viernes, 12 de febrero DÍA DEL AYUNO VOLUNTARIO Domingo, 14 de febrero JORNADA NACIONAL DE MANOS UNIDAS MONICIÓN

Más detalles

Si Cristo no hubiera resucitado

Si Cristo no hubiera resucitado Sábado, 15 de Abril de 2006 Página 1 Tito Ortega Si Cristo no hubiera resucitado 1 Corintios 15.13-20 (RVR60) 13 Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. 14 Y si Cristo no resucitó,

Más detalles

FICHA 1. En el Año de la Misión Joven, Vivamos nuestra fe siguiendo a Jesús Resucitado

FICHA 1. En el Año de la Misión Joven, Vivamos nuestra fe siguiendo a Jesús Resucitado FICHA 1 En el Año de la Misión Joven, Vivamos nuestra fe siguiendo a Jesús Resucitado Entonces ellos sacaron las barcas a la orilla y, dejándolo todo, lo siguieron (Lc 5,11) + AMBIENTACIÓN EXTERNA E INTERNA

Más detalles