Polémica entre el periódico ele ese título. de la "Chismografía callejera" de. El TribwlO. BUENOS AIRES

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Polémica entre el periódico ele ese título. de la "Chismografía callejera" de. El TribwlO. BUENOS AIRES"

Transcripción

1 .' r-. ~ ~ r' PROOESO! ANTON PEHULERO I Polémica entre el periódico ele ese título y Ben lcasim, redactor de la "Chismografía callejera" de El TribwlO. o ~ -_ -:..,...f....&t---- _._- - BUENOS AIRES ESTA BLECnllE,I; TO TIPOORÁI'ICO DE "EL 6Rtli::'i," CAl! E DE PERU, NUMERO 216 Y I I ~~, -

2

3 PROCESO DE Polémica entre el periódico de ese título y Ben-Icasim, redactor' de la "Chismografía callejera" de El Tribu;zo. nueno~ Am~~ ESTABLECIMIENTO 'l'il'ollráflco ))F: "EL {)lid};lf." CALLE DE PERU, NUMERO 215 ';

4 /j~ta~ ~.,~, L (MA ~b-)h '

5 ADVEH,TENrIA N o hace dos meses, apareció el primer número de la Revista Española, peri6dico que, por su programa, por su carácter y por ~nl\ condiciones,- estaba impedido de entrar en polémicas que no reportasen utilidud á las ciencias, á las artes ó á la literatura, y que, por CvDsig;uiente, no podía. admitir discusion alguna personal, mutho mas si esa di, cusion era provocada por el interéil merclantil de alguna empresa. de diario. La Revista P;spañolle fué buscada en N:e. terreno, iniciando las hostilidades El Correo Español con el artículo que verán nuestros lectores. Uno de los redactores d~ aquella, que lo es á la vez de um~ de 1:1s secciones de El Trilmno, adr.j.itió, en este diario, la discut'lion que fué inmediatamente abandonada por 11.;7. Correo, Rustituyéndl.le Anton Perulero. Por unoij dias, la dircusion fué mantenida: en terreno conveniente; pero Anton Pcrulero, que vió que su fama de gramático Se venía al suelo, intentó personalizarla y su contrincante la abandonó, publicando en Et Trih14no la carta que en este folleto vá incluida. A iedo el editor de esta publicaciod á. la polémica á

6 JI que alude, pero amante como el que mas de las glorias espafiolas, le mueve á coleccionar los escritos de Anton Perulero y de El Tribuno, el deseo de que cada cual ocupe su lugar, demostrando al mayor número posibl~ d.e per~onas, que el señor Villergas no es una notabilidad literaria en España, ni en parte alguna donde los conocimientos literarios estén un poco estendidos. Si por la~ producciones del señor VilIel'gas se juzgara del estado de la literatura en España, esta nuestra querida patria haria bien triste pa'pel en el mundo de lar letras. Por fortuna no es el redactor del Anton Perulero mas que un& aceptable medianía, ya en decadencia,.que, en España, ocuparía un lugar muy secundario en la prensa. Al reproducir los a.rtículos del Allton PeruÚ1'o y de El Tribuno, hemos aumentado su número con uno que, terminad '1 la polémica, fué remitido ú. este últi.mo diario. Er. EDITOR _~... ~

7 PARA MUESTRA, BASTA UN BOTaN [- EL CORREO ESPAÑOL] El domingo apareció el primer número de "La Revista )l:spañola" periódico cuya creacion fué'indil'ada por S. Alvarez, y que está redactado por casi todos'loa e~critores que tambien S. Alvarez indica. "El Tribuno" de ayer hace grandes elogios de "La Revista" y varior colegas de hoy seguirán el ejemplo de "El Trilll1no". Esto /le explica bien. Loe mi~mos redactorea de "La Revis1a" son los encargados de celebrar esta en los demás periódicos, y claro es que han de de~pacharse á sil gusto. La farsa con' que fe pretende hacer creer que "La Revista" es bien recibida por las perfona ; imparciales, será todo lo cínica que se quiera, pero 108 quf' se han propuesto dividir el elemento español, no se paran eh pequeñeces.. "El Tribuno" t;i"gue diciendo que ese elemento español estaba mal representado ántes de aparecer."la Revi ;ra" y lo mismo repetirán los otros periódieos, Fobre todo aquellos que nunca se han distinguido por su cariño á España. Su fin es atacar á "El Correo" y á. "Anton Perulero" órganos de publicidllcl C:!~~'0 patriotismo está bien probado. y la tarea es inútil, pues 110 hay ~~~,añole~ á quienes fácilmente se puedu engaña.r con farsas de ninguna especie. En cuanto al mérit~ de "La Revista", los pocos su8critores que esta tenga han podido ya juzgarla. Como materia digna de con sideracion e~pecialísima, dá á luz el nuevo cofrade unos versos de don Pedro Arnó. anunciándo!os cual Uf) Fe hubiese anunciado viniendo de un nuevo Quintana ó de un I'\uevo Espro'lceda. Decimos esto. porque es lo comun el in8ertar las compo~icioue'~ poéticas, poniendo al pié las firmas de sus autores. Lo más que se suele hacer, en otros CQ8OS, es decir, á continuacion del título de una poesia: "por D. Fulano de TI\I"; pero' D. Pedro Arnó no podia contentarse con eso, y asi, como quiell está. seguro de asombrar al mundo con sus inspiraciones, dice: LA AUSENCIA Alueatras de las poesias del Sr..Amó Pues bien: la composicion que. tan enfáticamente se anuncia, es como fondo, de lo más in~llstancial y adocenado que puede darse, y como forma, el'tá tan plagada de tales defectos, que á la legua se vé que!ll autor deficonoce las reglas del arte poética, y vamos á probarlo.

8 - 6 - De ocho octavillas de pelltasilavos consta la tal. composicion, y de lalocho hay cinco en que haliam~s las ason~i1clas condenadas por los preceptistas y por el buen ~e~tldo. La. primera de las defectuosas es la primllra de la composlclon, que dlce: Todo sonrie En dulce calma, Solo ámi alma Mata el pesar. El campo esmalta11 (:tc. Esmaltan es asonante de calma y alma, versos de la misma estrofa. Veamos la 'ilegunda, que tambien es segunda en el ór~en de la colocacion y en los defectos: Murmura alegre La clarafuente: Yo lloro ausente etc. No necesitamos copiar ma~. Alegre e~ asonaute defuente Y ele au.~ente, y aqui, por la inmediacion de los VtIS'lS qut!, tienell la asonancia, se hace esta más insoportable. Los primeros verbos de la terce a octavilla SOu estos: Trina contenta Ave parlera,. La primavera etc. Basta: la monotonia del asonante es aquí idéntic'l. á. la de la octavilla anterior. Veamos la quinta octavilla:. Tiende sus álas Mi pensamiento;. Quiere mi acento Volar á tí- Mas; ayt tan leios etc. Lej08, pensamiento '!J acento. La octavilla sexta concluye,así: Apaga el eco De mi lamento Del firmamentu etc. Lamento,jirmamentosiempre fueron asonantes de eco; yeso cualquiera la sabe menos el señor Amó. Hay, además, en la composicion cosas tan l,eregrinas como un acento qru: quiere 1Jolar; unas playas alegres que no lloran como el 8r. Aroó, á quien no debe extrañar que laj playas no lloreu cuando él mi~ljio las cali~ca de alegres, Ri bien ek cierto que podian de risa, vielldo al Sr. ArDO ocupálldor.e en la tarea de hacer versor. Pero, aun9ue'las faltas que hemos apuntado no existieran qué hay en toda la tltulada poesía, que no sea un pobre tejido de lugarell comune~, de vulg~ridades c~e~ mil vec~s re.,etidas por, todos los que al mundo han verudo á escrlblr versos 2m sello alguno de originalida.d?

9 - 7 Y es eso lo que al director de "La Revista" le parece que debe darse, como muestra de las grandes poesías con que ha pemado eclipsar á todos los vates de ambos mundos? Pues ya s.tbemos lo que valdrán esas poebías; porque, insistimos en ello, para muestra basta un boton. CONTESTACION DE BEN - loasim [EL TRIBUNO] Se han llevado á cabo atropellos iilauditos, estupendos, colosales. Pero no hay que asustar~e, señor"~. Los tales atropellos no han de producir ningun conflicto interuaciúnal. Víctima de ellos ha sido un sugeto que nunca se queja. Este sugéto es el sentülo comun.. Es el caso que el celebérrimo redactor de El Gorreo Español ha hecho la crítica de unos versos que aparecieron en el primer número de la Revista Española, y los ha encontrado malos, muy malos, horrorosamente malos. El defecto de que los tacha es que algunos versos libres tienen a~onancia con los que riman, por ejemplo:' Murmqra alegre La clarafuente yo lloro ausente mi dulce bien. Otro ejemplo: Todo somie en dulce calltw; solo á mi alma mata. el pesar., El campo es1/ó(lltall pintadas tlore~, yo siento amores y"oledad. De estas faltas, que ~ndudabl('mente lo son, deduce el impertérrito 1}uervo de El Gorreo Español, que el fin de la Revista es ;:;tacade á él Y al Perulero, y que los redactore~ de h susodicha Revista son partidarios de Serafin Alvarez. Siguiéndole la vista al campanudo desfacedor de entuertos y desaguisados, el insigne y descomunal canónigo electo, tenemos que anuncillrle que hemos hecho un descubrimiento asaz J terriblemente importante, que prueba que Serafin Alval'ez, su eterna pesadilla, su barruga importuna, no es tal Seraftn, sino el mismísimo demonio en persona, y que si no acude con el hisopo y le

10 8 - echa media docena de exorcismos, corre peligro la España y hasta la Haban", se vá á perder. d' I Serafin el endiablado Serafin. ha ~abido atraerse á su partl o a gr~n Esp;onceda. Si será pl'gaj,)~o el mal! Nada menos que Esproncl'da es el que tambiell se ha pu~bto á hacer versos con 109 mihitios defectos de que adolecen los pubhcados cn la Revista. Ré aquí la mucst.ra:.y el juez tambien en su lecho ~uerme en paz! y su dinero el verdugo, placentero, entre suefios cuenta ya. Otra muestr.: Soy melancólico ~a~lce qne su ramaje dolie,nte_ inclina ~obre la frente que arrugara el p,ldecer; y adnernie al hombre, y sus tíenrs con fresco jugo rocía, mientras el ala Fombda bate el olvido sobre él. El Gorreo español hará bien en dar el grito ue alerta á sus compatriotas, declarando rebelde, contumaz, ignorante, perdido y mal patriota á Esproncedn, poraue' tam bien se acnsa de serafinista en Jos ver-, fes citados y en otro~ que callamos, y debe aplicarle además, por via elc apremio, todas las injurias que se dijeron, á su debido tiempo, á Antonio Trueba. " i Viva España y la patrioteria de El Oorreo Espaf!ol! MUESTRA DE LAS POESÍAS DEL SE~OH. ARNO [ ANTON PERULERO ] Dos periódicos españoles, uno diario y otro hebdomadario; I!ério y otro mtírico; uno llamado "El Correo ERpañol" y ot.ro nombrado "Anton Perulero," veian la pública luz en Buenos Aires antes d~ aj)arecer un t.ercero para di~cl)rdla, que no siempre han de ser terceros en di ;cordia los aparecidos, y los redactores oe los dos periódicos mencionados, creian llenar debidamente su mision, cuando se le ocurrió á Don S. Alvarez dedr que none8, porque aquí solo podian representar digna y concienzudamente al elemento espafiol hombres dotados del chirúmen de que han dado prueba~ D. Pedro Am6 y otros publicistas.

11 Por dc contado, bastaba que fuefe D. S. Alvarez quien eso decia. para que ningun ciudadano español imaginase que pudiera ser aten (lido un consejo que traía á In mcmoria la fábula del perro. y el cocodrilo; pero, aun vive Cané!, yen épocas como la de Cané, siempre ocurre lo quc menos debia Sp('rar~e. Don Pedro Amó rlijo: "Pue~ mano~ á la obra". Los demá~ iudividuo~, por D. S. Alvarcz inrlicado~, gritaron "icúmplase la voluntad de Dón Peclro~" Y sc acordó la publicacion. de una Revista de' Don Pedro, á la cual, para evitar tlimes y dil'etes; se pondria el título de "Revistft E"pañola." Entonces "El Tribuno," "La Heptlblka" y otros diario, de c~tá ciudad, exclamaron con regocijo: "Uracias á, Dio o, que ya la colonia cspañola tiene aquí un idóneo Y'genuino representante de sus,dea~ y ele sus Helltimiento!j! Gracias á Dios que está puesta 111 mcsa~" y á todo callaba el paciellti~im, col:dero "Anton Pel'lllero," por respeto,l los méritos y cnmpanillas.de D. Pedro Arnó,~inó porque decia él para su capote: "Cuando "El Tribuno," "La I:epúhlica" y otros periódicos,.cuyo voto s tan competente e~ lo que á El'paña se refiere, hablan como lo hacen, e~.tudiado tendrán lo que dicen, y para el diablo qur le!' lleve lacontral'ia. Publicóse, por jn, el primer número de Ia Re,zsla de Don Pedro. "El Tribuno" continuó haciendo variacifllie~ delieio~as sobre el consabido tema de que, antes de apll.recer!a tal "Revi~ta," la colonia española no habia tenído aquí digna reprcsentacion, y aunque á nadie Ic agrada eso de verse despreciado, á todo, segd, callando' el padentísimo "Antori Perlllero". Pero se atrevió EI Correo Espáñol' á criticar una poesia que Don Pcdro Amó. babia publicado bajo este singular epígrafe: "La Ausencia: MUESTRA de l(ls poe.~ía,' del.señor ARNÓ", sin considerar que Don Pedro Amó, como 1'''pa y Rey Cou~titucional del moderno Parnaw,. e~ infalible, é inviolable, y aqui di!) fin la probada paciencia del huen "Anton Peruler ".". Porque no admitc' eluda lo que dice "El Correo". La muestra es mal~, y p01'fl mllest1'fl basta un botan. La puerilidacl el fondo corre parejas en 1ft tal poesía con la incorrec~ion de la forma; yeso que el hecho el" poner en ocho estrofa;;. cinco a~onancia8 de las pohibidas parias reglas tlel ar te, prueba un afan de prescindir de dichas reglas '1ue no ~e puede ntribu'ir á una Rimple distrnccion, Pero,,e;, >lcnw algun Don Pedro de lo'" Palotc~ el autor de la obra? No por cierto: la obra no es de Don Petiro de los Palote~, que 'es de llon Pedl'o A l'iló, el único de lo~ mortales que puede reclamar con derecho el m0 de las sacramentales palllbrlls:.lvoli me latlgue, y, por consignie!lte, lo que dpbió hacer "El Correo" fué nplaudi. con ei'.tl1~i>1smo ha<ta. los defectos de dicha obra. y exclamar. como lo están haciendo Illas de cuat.ro entidades literaria~: Ql1é bien maneja la lira Don Pedro Amó! "El Tribuno" como era de cajon, ha salido á la defensa de la poesin crit.ic/lda; porque, es claro, si se demostrose-que Don Pedro.Arnó

12 lo -- podia ser me1ido por el rasero que se aplica á los dema~ homlll'es, ya faltaría una de las razones en que se apoya la muletilla d~.que "nadie IDas que dicho señor, y los que á su augusta sombra se cobijan, Iion capaces de representar rlignamente en el periodism~ al eleme~to español de estas tierras". DecimoR esto,. porque dos c~rcunst&:licias deben concurrir el) los españole~ que aspll"en á ser. aqnl fiel~s I.l\térpretes de la opinio, de sus compatriota~: una la mdependen~1<t de accion, 'y otra la elevadon elel cacúmeu. Hespecto de la primera, Don Pedro Arnó, que ha ocupado, y tal ve7- pienra. ~olver á ocupar ciertas posiciones, 110 se halla en tan buenas condiciones como los que lii hemos alc'anzado, ni pensamos solicitar, ni acepta~emos nun~a otra proteccion que la del público. Rebájes~, pues, la ImportancIa literar:a ele Don Pedro Arnó, que es el hombre que hace punta entre 108 llamados á disfrut.ar del privilegio que á los demás e~pañoles se no!; Iliega de algun tiempo á,. esta parte, y veremos lo que queda para poder continuar 111. muletilla por S. Alvarez inventada. Bien ha hecho, por lo tanto, "El Tribuno" en tomar la <1e.fe~~a de la muestras de las poesías del Sr. Arnó. Lo único que 8e puede sentir es que dicho colega haya empleado muy débiles argumentos, cnando habia unr- concluyente para p"obar la incomparable belleza de la poesía que Don Perlro dió como muestra, y no he de ac1l.har e~t~ artículo Fin manifestar ese argumento. Porque, vamos á ver, qué ha becho '' ~I Trihuno"? Cit.ar ver-i'os d,! EsproIlcerla. en que hay defectos como lo~ rriticados por "El Correo"? Pues con ero nada va ganando la. Tn.ue- ira de lab pucsias de ]Jon Pedro Amó; en primer lugar, por que todo o I ml1ndo Altbe que ERpronceda no Re cuidaba mucho de lo que, con relacion á las letras, se hr dado en llamar lima; cn segundo lugar, porque el autor del Diablo Mundo no incurrió tan á menudo en faltas como las de Don Periro, lo cual nos hace suponer que en aquel pudo ser efecto del descuido, lo que en este lo es de mas censurable causa, y en lugar tercero, porque t;spronceda, sin ser todo lo que de él han pregonado sus amigos, tenia en sus pl"oduccion~s algo que podia mirarse como sobrada compenracion de sus deslices, co~a de q~e, á los ojós de muchas personas, carece D. Pedro Amó. Tambiep. hizo mal "El Tribuno" en suponer que, de que D. Pedro Arnó hacia vers03 defectllosos, hahia deducido "El Correo" que La Revista de D. Pedro Arm; se 1"!lIbia fundado con el fin de atoac;ulel' á él Y á "ADton Perulero"; puer "El C!orre,")" no hizo semejante co~a, yeso de faltar á. la verdad, "RO de discutir de mala fé, no se acostumbra entre periodistas formale~: de todo lo cual ~e ~aea en limpio, que la defenha hecha por "El Tribuno", mas mal que bien le ha causado al nunca bien ponderado Do Pedro Arnó. ' "~ntoll Perulero", que desea que elprestigin literario de D. Pedro A;rno He COlIservo, para orgullo de su Riglo y ele su raza, llenará el va CIO que ha d?jado "El Tribuno", y para ello, le bastará decir que, seguu buenos IIlforme~, la poesia de D. Pedro, tan acerbamcnte criti. (:ada por el Correo Espanol... le ha gustarlo mucho á Cané.

13 11 Despues de un tl'i~mfo como este. ya no rl('be el gén('ro humano pensar m '8 que en divertirse. con que.. toquen y bailen! CONTESTACIONDE BEN - ICASIl\I [EL TRIBUNO] Bajo el título de ljluutra de las poesías del señor Amó. aparece un artículo' en el último número de.-'. NTON PERULERO. que tiene por objeto principal atacar á la Revista Española. con el peregrino argumento (~e que. viendo la luz en Buenos Aires dos publicaciones e_pañolas, no podia caber la tercera. Poco favor,'ce á los españoles ~(;omeja t.e concepto, y una razon parecida hubiera podido alegarse cuan n.o apll,-' reció ANTON t>eruler.o, pues ya entonces se publicaba un periódico 'español, con,cuya~ 1deaR debemos. nccesar aalente. estal' conformes 'Cuantos españole~ vivimos en estos paise.-, só pena de ser declararlos traidores á la patria. No hariamos mellcion deeme in~idente. si ANTON PERlTLERO no nos mentase, como lo Imee. en el artíc"lo á. que nos referimos. á pl'opósito de la def"nsa que, segun él. hicimos de la pop.sia fiel señol' Amó. publicada en el primer número de la Revisül y,criticada por El Correo. Allton Pe/'ulero debe recordar que reoonocimos los defecto'! que El Correo señala ba en la indicáda composicion. pero que los disculpamos diciendo que si el gran Esproncella habia incurri loen ellos. nada de pa.rticular tenia que Pedro Arnó hubiese caido en la misma falta.. Ya, sabemos que en eso nada iban ganando las poesías de este último. como tampoco ganan las de Antoll Pe,.ul/!ro. que abundan en el indicado defecto, como lo vamos á probar para que no tengan' ocmion de atribuirnos mala fé, los que unen C011 frec,uencia el nombre de la ReVista Española al de S. Alvarez, constándoles. como ler cousta, que algunos de los redactores de esa publicacion protestaron contra las palllb~as que dicho señor estampó en La Reptíbiica. y que, por consiguiente, no erdribirian en un periódico que obedeciese las inspiraciones de S. Alvarell. Esto no es mala fé, sinó perversidad refinada. A Anton Perulero 110 le sat.isface la manera como hemos di~culpado los defecto~, que, indudablemente, thme la citada poesía del Sr. Arnó,. en primer lu~ar porque todo el mulldo ~abtl que Espronccc.a no se.. cuidaba mucho de lu que, con l'elacioll á las letras,. se ha dado en llamar lima; en 'segund:> lugar, porque d autorrlel Diablo Jlundo,.. no incurrió tan á menudo en faltas como las de D, Pedro. lo cual le hace suponer que en aquel pudo ser efecto del. rlc~cuido. lo que.. en este lo e~ de mas censurable cau~a. y en lugar crcero, porque Espronceda, sin ser todo lo que de él han pregonado sus amig<>t;,

14 12.. tenh. en EUIl prodllccionef algo qllc pollia mirarse como sobrada " compensacion de Hl~ dc~liccs, éo,n de que, á los ojos de muchas.. personas, carece D. Pcdro Amó." Tres son las razoner que. segun las ai1teriorer líneas. hacen insufi:'" ciente lo disculpa que en favor del Sr Arnó formulamos: Que Espronceda no Fe cuidaba ele la lzma, como d~bia hacerlo; que no incurrió tan á menudo como elsr. Arnó en el defecto señlllado y que ese defecto e~taba fobradamente ccjmpenfado con algo que 110 tienen las producciones de este señor. Debemos hacer constar, para que nadie lo eche en olvido: que no tratamos de defender las poesias del Sr. Amó, de quien ya dijimos añ.o, atrás: R~~;ib~' ~'~~s'~~"p~;~~;r~~:'... Pero aun peor qué sus versos ER ~u fortuna falaz.. Pero, francamepte. 110S extraña muchísimo que la indebida asonan CIa de los vérsof, fea tan c( mbatida. por Anton Fel'.ulero, cuyas poesías adolecen del mhmo mal. }'or ejemplo: en. el primer número del citado' periódico, puede leerse lo >iguielltc::. No sé si inspirll, y por FaherJo lidio; Dolor,.grima., desden, risa ó fastidio, Solo quiero pedirle y lo que pido En el 2. o número; Ü ~I s e~~ ~t ~"(l~i"~ I:i~"~ : ~~'d;;~;"... A ponerse á cantal' como quien mbia. El unl. con melof>.a man.~ed!lmbre. Un ~í bemol de los,.n:iliol;c~; l:t!lzn.. En el mismo ~'~;;;~;~:' erít el partido Mitre'! No m~ petfl.; Será el pal tido AIsina? No me agrada Será el pll.rtido,.~il fin, Avellanedo? ' Libreme DioR de tan mortal clefgraein. En el número 3. '= : En el 5. ::: '" s~~i~~ ';J'~~d~l:;~~;~;ado'..., Para ~ltcudir un par.,porqué de que yo á mi" niil)'1 Al bello sexo ('chc fiore: Zapatos y prestdentes

15 1,.) Llevarán grandes lacon2~, C.omo abundarán en mue1le.~ Los puertos y los relojes. En el G. :: : Tanto que dirá cualquiera Que ctih, Yez,' voto á Ca:f{L." Los tre~ magos con su e.'fretla N UH hall veuit10 ár estrellar. J'rescindim03 elel nr:s han t'enido tí estrellar, por han t'enido á estrella1'nv8 que es lo que qui;o deeir el autor. " A qué continuar?.ei defecto.. eñalado á la poesía del Sr. Arnó, es el mismo en que ~lcultcll la mayor parte.1eloh poctas, incluso el redactor del Anlon Perulel'o, que, como se vé, no tiene compr.sicijn en que uo se encucnt.re. No ~abcmo" con qué comp~l1sará ese señor las faltas que Ic ~eñalamos. á menos que DOS diga que 108 e.~crítores que gozan de cierta fama, no deben reparar en e"ag pequeñece~ que en los demá~ critican; que seria tanto como pretender que el aprendiz dé. lecciones al maestro. Escrito esto, quedamos preparados á recibir lar de Anton Perulero, en quien, por otra parte,!'(couoccmo~ profundos conocimient(.~ literarios, y puede creer el colega que procuraremcs aprovechar sus buenos eomejos, por dura que sea la forma en que nos lo~-dé, y por amargas que <ean las verdades en que vayan envueltos. Ocupamos un puesto en la rrellsa y queremos á toda cosla honrarlo, aprcndiell<:o 10 que no sahemos, de aquellos que lo tienen ya olvidado., Solo le pedimo~ una COER: y es que no atribuya jamás mala fé íl nuest.ras palabras, porque entre los grav('s lefectos que se puede atribuirnos, la sinceridad figura en primera línea. NosotTOH no juz,gamos nunca intenciones, y tenemos el dt'recho de pedir que no sean juzga..: das.las nuestras.. LA SINCERIDAD, SH:GUN "EL TRIBUNO ' [ANTON PEltULERO] Una cosa, solo una éosa nos ha pedido por equivo.cacion el diario (le D. Héctol', y es que "Anton Pl'rulero" no atribu;l/a jamás mala fé á sus palabra.~, ailadiendo en,cguilla, para probar que es la buena fé lo que no debemos arl'ibuil'le: "porque, eutre 10ti gral'es deject()~ que se puede alribuirnos, la sinceridad figura en primera línea 'ó Ya lo ven nuestros lectol'e~; "El Tribuno" incluye la 8inceridad en el número ele los gra'ves defectos que pueaeu tener 10.'1 hombres; y 'efectivamente, los hechos eorre;o;ponden á las palabras en el diario que debe mirar la sinceridad de reojo, desde que averiguó que era

16 un grave defecto eso que el mundo celebraba como una. inestimable virtud. Dice el referido diario que ".-\nton P('rulero" ha atacado á "La Revista" de D. Pedro Amó, "con el peregrino argumento de que, viendo la luz en Buenos Aires dos publicaciones españolas, no podia caber una tercera." E~ posible faltar á la verdad con mayor ~esenvoltura? Ha podl~ do "El Tribuno" inventar falsedad mas mamfiesta, para probar que lo que nos redia era que jamás atribuyésemos buena fá á sus pa a~ bras'! Lo que nosotror hemos dicho, y nadie podrá. contradecirlo, es 1" Figuiellte: Que la creacion de "La Revista" sr. ha d~biilo á un con Rejo dado flor D. R Alvarez, en el singularísim'o instante de renegar tle la sombra de la pat.r:ia este,dudada{lo, y e,o es innegable; que 108 redactores de "La Revista" fueron designados y recomendado>. para lo que están haciendo, por el mismo D. S. i\lvarez, y tambien es diji<:iiillo desmentir esta a.'ercion: y por último, que antes y des )JueR de ai '?l'ecer "La Revist!l," varios periódico~. de los mas hostile8 á Ef-paiía, han repetido la muletilla adoptada por D. S Alvarez. <le que >,olamente elbr. Amó y SUs compa,.eros mártires podian re J!re~en, al' digname}lte al elemento español en esta tierra; de todo in cual ~e deduce que "La Revista" ha venido á Rer, no un tercero en <lircoi'<iil1; sillo un tercero para discordia. Hé aquí el a.rgument,o de l\nlon. Tiene ese argumento semejanza, ó siquiera analogía con el supue~to por "El Tribuno"? l'ero claro eh que á este colega no se lo puede pedir buenafé, desde,que llegó á ver un grave defecto en la.'fincerid(j.d; de~cubrímiento que ollligará á los grandes oráctoreil á rogat que nadie les llame tribuno8. Se complace el di3ll"io de D. Héctor en hallar defectos en los vel'- 80S de "Anton," y obra en ello con la mala fé que es propia de qnien vc un,grave dfjerto en la sinceridad; por que, en primer lugar, cuando ~e tl:ata d~ la igntranda que revela el hombre' que en OCilO esti'ofah J.nfnnge Clll?O veces una de las regla~ del arte, acude "El Tribuno" <lo ef')s descuidos en que han incurrido todos los poetas del orbe, sin excluir al clábíco Quíntana; y en ~eguj1do lugar, lleva el tal "Tribllno" su falta de conciencia basta el.extremo ele suponer, en dos di-:' los c~~os ~ue cita, que "Allton" ha puesto dentro de unas mismas e8tr~fa8 rlmadah, asonancias que pertenecen á distintas estrofas. Ponese! por.fin, "El rribuno" á d:u lecciones de gramática, qne les vendnan bien á los famosos educacionistas, sin duda para probar la. ra~on C?I,: qu~ s,iempre se ha dicho que hasta los gatos qui,eren za~ patos, y ~I El rrlbuno" se empefia el! ello, ya le haremos ver el derecho C?On que se metp. á balllar de gramática, que es idéntico al ( úe le asiste para decidir lo que conviene mas 6 men03 á los ebpa~ neles. ' Quedamos, entre tanto, en que no hay ni puede baber sinceridad

17 15 en el diario que se ha puesto al servicio de unos cuantos cizañeros, pue~to quc. >egun su terminante qe.claracion, la sinceridad es para él lo que d hollar era para el autor de la siguiente redondilla, en la cual la inlllol'alidacl del fondo cont.ra::sts horriblemente con la belleza de la forma: "Es cl honor avechucho, De condicion tan menguada, Que no no~ sirve de nada; Pero nos priva de mucho." CONTESTACION DE BEN - ICASIM [ EL TRIBUNO] Bravo! Hemos pue ;to.una pica en Flandes. El mod~rno Aquiles. el Aquiles literato, el maestro úmco de la lengua española; el puristll por cxelencia; el gramático infalible, An.ton Pe/'uieno, ell fin, canta de plano la palidonia, contiesa los defectos en que La inclln'ido, señalados poi' no,otr08 el viernes de la anteiior semllna, y los atrihuye á descuido.~ de que no se ha vi~to exento ningun poeta del orbe. incluso el gran Quintana, que es lo mismo que nosotros hemos dicho. Pero lo qué en los grandes poetas. incluso el redactor del Anton Perulero, no }Ja~a de un descuido, en Fedro,\rnó no puede atribuir~e á la misma eauea, ~ino á otras mas censurables. El maestro pueae dtscllid./.rse, pero el discípulo con qué derecho'! El mae::st.ro puede decir: ~No~!tan venido á estrellar, porque no está en el caso de devanarse los sesos cambiando la oracion para darle sentido comuii, sin privar al ver~o de la asonancia, pero el discípulo no debe ni puede olvidar las reglas á que todo escritor ha de sllje(ar~e. No sin defenderse, aunque con ma~cado dl>saliento, confiesa Anton PeruleTo sus nesclliclos. Dice que liue,;tra falta de conciencia nos lleva hasta el extremo de suponer. en dos de los cases qlle hemos citado, que Anton ha puesto dentro de unas mismas estrofas rimadas, asollancias que pertenecen á distintl\8 estrofas. No herr os supue:sto lo que AlIton Perulero dice, ni teníamos n~cesidad de suponerlo, porque ~icndo correlativ8l.' las estrofas en q,ue se encueutra la a,onancia indebida, el defecto es tan grave como SI esta e~tuviese dentro de una de aquellas. Por algo es un defecto la asonancia de los ver80s librc~, y ese algo es la monotonía que pro~uce, monotonía bien notable, tanto cuando se encuentra en una misma estrofa, como cuando se incurre en ella en los últimos versos y en los primeros. de dos estrofas correlativas.

18 16, Sentimos mucho que la pobre defensa que de sus producciones ha hecho Anton Pel'ulero, nos haya obligado á recordar'e las rcglas quc el buen gusto dicta á lo!! que escriben ver~os, regla~ que, solo por desl:llido, ha olvidado en la mencionada defensa. Pro~igallloH, que hay mucha tela en que cortar. Repr6,chll:nos haber dicho que "entre los graves defectos que se puede atrl bulrno~, la sinceridad figura eu primera línea~', Efectivamente" e~o hemo" dicho v e> o- wtiteuemos; porque toda VIrtud puede llegar a ser un defectu, y defecto,grave. 1'OlloR 1,;8 es tremas son viciosos; una virtud, eslr.emarta es un melfi, y UlI vicio es un defecto.. Hacer uso de la smeel'1dad eu una di,cu~i()n con Anton Perulero, que ataca á la Revi,ta Español ti, personificándola en uno de sus redactores, y entremezclando, con manifiesta perver~idad, el título de e~a pubjicacion con el nombre,le S. Alvarez, y todo porque á tal ócual diario se le ha ocurrido d<;cir que la ReVlstd. representa mas dignamente que El C01')'eO y que Anton al elemento español ilustrado de estos paise~, es un grave defecto; po\'- 4,ue claro está que si el Perulero pone en uso armas que la sincer,lad nos tiene \'ectada~, adquiere en la dil'cusion ventajas, que no le envio diamos, pero que pueje:;, aparent.ement\), darle un triunfo qutl no podria obtener, tan fácilmente, si nosotros nos desprendiésemos de nuetitra ~illcerida(l. Ya vé el mae~tro c6mo y de qué manera puede convertirse en defecto una virtud Por ría de apremio, Anton Pel'ulero nos dice; "... si El Triúuno se " empella en ello. ya l'j haremos ver el derecho con que be mde á " hablar de gramática"... Pues mire V. señor Anton, nos e(.:.peñamo~, porque reconociendo, como recono(~em08, en V. al maestro de los maestros, no nos ban de veillr mal unas cuantas lecciones suyas, siquier s()an como la.. que V. se ~Ílvió darle al Dr, D. Luis V. Varela á propósito de la obra de este señor tilulada Democracia práctica, emitiendo du opinion acerca de ella ~in baberla lcido. é incurri':.lldo, como era comiguiente, en errores de que no he ha di~culpado ante el público, á pe:;arde haberlos reconocido pri vadamente. Si es esta la b'una jé de que V,,) señor Anton Perulero, puede hacer alarde, 110 la envidiamos, por muy provecbo~a que le sea.. Pero todo bien reflexionado. los aludidos errores no son, com', de V.,6in~ un descuido perdonable, com;;ensado, lío sabemos con qué, pero cvldentemellte con algo que no ~e encuentra en las prodw'ciones de los que no hemo~ obtcnido el título de maestro que V. ellseiia por todah parl c~. Y es tal el re~pe~o q,u,e ese tít,ulo nos inspira, que, ya lo h~moh (hcho, e~ta,mos empenadl'lm08 en que V. nos dé algunas lec('l~nes de gramátlca. Par~ el efecto, señor Anton, puede V, empczar, ~l le place, por aclarar ciertas dudas que nos ocurren á causa sin ~uda,.de nl~estra igno~ancia, al leer el pcriódicol en que' V, se t)il'~ ve dlfu~dtr, por estas regloncs, 1.11 luz de su g~?,~atical int,eligencia. Por ejemplo, en el ellcabezaidlento del penodico que lleva Sil nombre, se lee lo siguiente:

19 17 " El número S'IJELTO ps. 3 mlc... etc." FrancapIente, como no ha llegado jamás á nuestra noticia que Anton Pel'ulero expendiese números (Ltados, nos ha l!:lmado la atencion, extraordinariamente, lo de mímero suelto, y quisiéramos saber qué es lo que con ello ha querido Vd. decir. Dedaramos nuevamente, que nuestra ignorancia excusa estas dudas. No podemos ni queremos creer que el defecto que notltmos, si lo es, se deba á otra cosa. que á uno de los de,vellidos en que incurren los sá,hios, compensado sobradamente con algo que no se encuentra en las produ~cione8 de los necios. Scguimos nuestro exámen, en busca de la luz, y raemos de nuevo 'en el abismo de las tinieblas. Dice Anton Pe rulero: "El periódico SALE todos los J uéves" Conque... sale? Vea V., Rcñor Anton; nosotros creemos que Z. salen, ó, si V.se empeña, que lo sacan, Ó, aun mejor, que se publica; porque por muchos esfuerzos de imaginacion que hagamos, y por muchas que,sean. las tragaderas q\1e V. pueda suponernos, no ereemos en la movi)idad esp011tánea éintelijente de,una hoja de papel, aunque esa hoja esté convertida enperzódíeo satírico de política y literatura. 'y por muy al 1edil\o que su director p 'opietarúj tenga la grarn,ática. española, pues ni V., ni todos los maest.ros que la literatura ha producido, podrán hacer quc una hoja de papel safí/j, ó entre, si no la entran ó la sacan. Atribuyamos á otro de~cuido ese defecto, qjle por ~alle reputamos mientrar no se nos pruebe que ~o lo es, y.,siga adelante la proce~ion. En el número 16 del periódico que, con tan t!ingular maestría, V. redacta, en la última columna de la cuarta página, se lee lo siguiente: "El Olub Español está cada vez m: s animado. Lit idea de las ~rtlt.. lías que allí han de darse con fl'ecijencia, no puede menos de ser.. simpática á la gente de buen tono." Si antes hemos visto un periódico que sa~, ahora vemos unas Tertulias [con mayúscula!] que tienen idea. Esto se llama progresar. Con sobrado motivo,dijo Timrn que el mundo marcha. Pues es nada lo que marcha el mundo! Ahí tienen vds. unas Tertulias, que aun han de dar~e, y que ya tienen idea. ' Al diablo, se darán muchos ile los que gastan tres pesos mico eu cada número suelto del Anlon Pel'lIlero, para que les suelten una audanada de ese calibre. Pero nosotros no somos de esos. Nosotros creemos que nuestra ignorancia no alcanza á comprender cómo las Tertulias tienen delt, y si efectivamente'lio la tienen, hemos de atribuir el barbarismo á un descuido del maestro que en él incul.'ri6, suficientemente compensado con algo que no se encuentra en las produccio-

20 18 - nes de otros escritcres, lo cllal prohibe terminántemente á.estos incurrir en tales defcotos. Algunos podrán decir, sumando los descuidos en que A.nt.n Perulero incurre, que ha. llegado el caso de recordarle un cuenteclto que no~otros oimos siend'o muy niños.' Pero para que se vea cuán inoportuno seria el tal cuento, vamos á referirlo. Dícese que un estudiante muy pobre, se paseaba, vestido de fll.ido gaban, por 1M calles de Madrid, tomando el sol, que era lo único que aquel infeliz podla tomar. Un hombre del pneblo, de aquellos chuscos que en todo reparan, se le acercó y le ~e.ñai6 con el dedo cierto insecto sin alas, habitante natural del cuerpo humano, que tranqnilamente se paseaba por el cue'llo del mal traido gaball. -Hombre: dijo el estudiante apa!entando gran sorprer"a. Es un milagro; porque.;.. -Sí? contestó el chusco inmediatamente; pues mire Vd.,' eslá Vd. lleno ele milagros. Y efectivamente, el gaban del pobre estudiante estaba que no habia por dondc cojerle. Ya ven nstedes que el cuento n') viene al caso, porque uno, dos, tres, veinte, cincuenta defectos de los señalados, no pasarán de otros tantos descuidos sobradamente compensados COIl argo que no tenia el gaban del estudiante.. Al poner fin á nuestras modestas observaciones, lo hacemos para continuar en el próximo número, pero no sin repetir otra vez que estamos empeñados en que Anton Peru./ero nos dé algunas leccionci:i de gramática, porque reconocemos la autolidad de su palabra y jo. escasez de nuestr('r coilocilllientos en el arte de hablar y ercribir correctamente y con propiedad, Esto, sin embargo, no ha impediao que hayamos encontrado en Anton Perulero aqnel célebre verso N08 han vellido á estrettar, \ cüya incorreccion reconoce, en lo q ne dá una prueba mas de su saber: pero si notamos esos descuidos, e~, precisament.e, pc.r la~ lecciones que Ardon 110S ha dado en los diez y siete números suetlos que de eh! periódico ha.n llegado. á nuestras manos, donde ya no ebtán tan sueltos como ~alieron de laadmi nistracion. Conque... aquí paz y de3pues glotia. Mañana será otro día. BEN-IcASUL CONTEsrACION DE BEN - IOASIM [EL TRIBUNO] ; Estamr)fo plenamente pl'tsuadiclos de que á un /lescuido, y no á mas een ;urable~ cn.n~as, se debe cada uno de los defectos y barbarismos q~(), en detrimento del idioma español, han aparecido en el p'eriódi-

21 co que,es cátedra dé la lengua, llamado AlIton Perulero; como así mismo c:reemo& 'que esos deslices están sobradamente compensados con algo que no tienen las producciones de 10s que incurren en indebida. asonancia solamente por despreciar lar reglas del arte poética. Aquello de Los, tres reyes con su estrella Nos 'han venido á edtreaar. Lo de "Et númel'o suelto"; lo de "Este periódico sale"; lo de "La. idea de las 'l'ertulias que han de darse, &, &. son, iwlndablemente, otros tantos descuid(;l parecidos á aquellos milagro- á que aludía el estudiante del cuento que, contra nuestra voluntad, referimos á l(ji! lectoi"."s. Porque no hay que. darle vueltas, señores. Si D. Pedro Amó hubiera dicho algunas de las co~as que llevamils citadas, no h: valdriala bula, y Anton Perulero. celoso defensor dg la gramática y del s~l1tido comuii, le hubiera dado unos cuantos y bien merecidos zurriagazos, que no así, como así habia de consentir el buen Antor, que fuese maltratado el idioma español por un' hombre que ha tenido el atrevimiento de ponerse al frente de una publicacion periódica, sin permiso del Sr. Perulcro. ' P.ero dejemos esto i\ un lado, y prosigamos la interrumpida tarea. ', Ya'hemos dicho que tenemos marcat10 empeño en r'jcibir la1l lecciones degl'amática que Anton Perulero nes ofrece en su número del jueves Último, y hasta le hemos indicado nuestros dc"er : de que empicce disipando las dudas que al repa~ar sus e~critos nos han as.ltado. CCÍJtinuaremos boy haciéndole alguna.. otras indicaciones, J e~pcl'ad;los de su cortcsia, demostrada ya en lenguajé culto cuando despues de transcl"ibir algnnns palabras nuestl'a~ ha dicho: "es po~iblejdttar á la verdad con mayor de-envoltura'i", qne nos dirá con franqueza si nosotros hemos de aprender á. leer, ó hiel! si él se ha des",dd(l.do con so"pechosa frecuencia. Por ejemplo, no~otros aprendimos ello lo escnela, s:~ndo muy pequcñitor, qll'~ dos negaciones, e destruyen, qucdando suhsistente una afirmacion. Pero Anton Pel'IJlero, segun parece, trata de sostener que dos neg~iones son siempre, POl" lo menos, una, y obedeciendo á este ;nuevo principio, dice en el artículo que se titula De U/II' vez para 8iempre: ' "... pero nosotros que no queremos dar importancia á quien ett. "rece de ella, no hemos hecho caso nin9uno de las necedades del "estúpido.. " Esto es neg!\r que no ha hecho caso, y por lo ta.nto afirmar que alguno ha hecho. Pero segun se desprende del artículo en que se leen las palabra' que hemos ci,tado,,lo que Anton ha qllti:ido decir es que ni) h" heean C(J,IJO det e8t~pirjq, á penar de que le dedica muy cerca de una clllumn~ del periódico, en lenguaje tan atonto, que nos o"l!iga á supl;cnrh;

22 -, 20 - qne al tiempo de enseñarnos gramática nos enseñe tl\~bied urbanidad; el cual" lenguaje revela mas i~a que, desprecio; y, p~r lo tanto ha dicho lo contrario de lo que querla decir, lo que atribuimos tambien á otro de los de8r:uido8 en que incjrren los gl'andes poetas, como Quintana y Espronceda, desr:uido8 que él no trata de evitar, para que no se diga que su inmodestia llega hasta el punto de querer superar ál(,s que tanta fama adquirieron en el cultivo de las letra~, En cuanto á la 'cultura del lenguaje, no podemos atribuirla á un descuido, porque la palabra estúpido se encuentra e~clita ~lada menos que trece veces en el artículo á que hemos hecho: referencia, y no nos diga el Sr. Per tle 'o que emplea ese lenguage porque está mas en armonía con el del periódico á que contes~a, poque le podríamos replicar que Anton dic;:e que nosotros faltam.o8 á la verdad, y á, pesar de efa grosería le contestamos sin ofenderle. Quizás, déspues de todo, nosotrqs hayamos tomado el rábano por las hojas, y lo que creemos desoortesía no sea otra cosa que Illl rasgo de finura, que en nuestrqj pequefios alcances no podemos apreciar. Deje01o~, pqr ahora, la urbanidad, 'y v olvamos á lo que mas preo-' cupa á Anttln Perulero, liue'es la propiedad en el lenguaje. Criticando las poesias del Dr. Gutier 'ez, habla el sapientísimo Anton de terremoto8 de o8ci/acion, y segun los estudios que hombres competelltes han hecho de los fenómenos conocidos con elllombre de temblore!! y terremoto!!, estos últimos jamás imprimen á la capa terres~re del globo que habitamos movimientos de OSCUILCiotl, sino de trepidacion. Los prime:ros son propios de los temblores..así 'lo areguran Humbolt y Bufon eu obras que sirven de texto á los estudiantes de casi todas las universinades del mundo, y aunque bien podriamos suponer que "Anton Perulero", con su poder gramatical, puede variar á su sabor y C9 pricho las leyes que rigen á esoil fenómenos naturales" nos ' inclinamos á creer que!lupostro citado colega ha t,rocado 108 frenos, por otro de aquellos de,euido8 en qu<l incurren los grandes escritores, sobradamente compensados con algo que no se encllentra en los esclitores pequeños. Ya que entre manos tenemos el número 17 de "Anton Perulero," DO hemos de dejarle sin rehdirle todos los hodores á que le juzgamos acreedor. Cazador de puntos, y comas, de jotas y gé~, "Anton Perulero" echa en cara á los redactores de la "Revista Española" que hayan escrito d!riji~ en vez de dirigil', y Ocfe en lugar ite.tefe; lo que de llingun mo~o.implde al sábio profesor de gramática incurrir en análogo error, el!lcrlblen~~ personaje en vez de personage, y e~to en el mismo artículo en que e~tlca el malubo, que \ I e la gd y la jota hacen los redactores de la "ReVIsta Eypañola." Pero hay algo mas grave todavía. En el indicado artículo, que es cl primero del número 17, y lleva por titulo Medrar con el escándalo, puede leerse lo siguiente: "Aquí se 4a dado " un escándalo gordo, el de fundarse una publicacion que se dice cs-

23 21 "pañola, por indicacion.de un lfuieto que ha dejado de ser e~pañol." No es aventurado suponer, porque biim claro 10 ha dicho el mismo "Anton Perulero," que e~e auieto es el renombrado S. Alvarez; pero no se ha expresado bien el cazador de iotal! y,és, porqu.e 8/1itl.O, con iota, como él lo ha escrito, se deriva del verbo sujetar que asi se escribe, pero cuando con la dicha palabra fe quiere aludir á una persona determinada, la Academia manda que se escriba con gé, eeto es,.~ugeto.. Las palabra!l dirigir y Jefe,:que son las en que "Anton" ha cazadq la iota y la gé, mal aplicada~ por cierto, no dan lugar á equivocacillll alguna, ya se escribau con gé, ya con iota, y en el suleto _ del Sr. Perult'ro sucede todo lo contrario, porque el suieto se parece al sugeto tant') como un huev~1 á un sacristan. Sin embargo. esto es un grano de allí!! comparado con "la idea de las Tertulias;' y " nos kan venido á e8trellar" de que ya hemos hablad<>, porque. al fin y al cabo, fácil- es, en este caso, echar la culpa á los cajistas y correctore~, y asunt<l concluido; t si por escrúpulos de conciencia, "Anton Perulero" no quiere \lacer responsable de tamaño ultraje" á un inocente, nosotros no tenemos lncollh'nicnteen atribuir lafaita á uno de esos. descuidos en que incurren los mas famoho~ gramáticos, sobradamente compensados con algo que no tienen las producciones de ct.ros Coicritores qce aparenten no cuidarse tanto de la oj'tografia. Tambien la palabra extl'angero se encuentra ma~ escrita en ".-\nton Perulero," que 16 ereribe con ioto.. Otro descuido. Al criticar la poesía del Sr. Arvó. dijo el "Perulero" que para muestra basta un botan, ma~ como nosotros ~abemos que los lectores de esta,humildísima seccion son pel'so.na~ que no han de contcntar~e con un bol.on, les hemos dado una gruesa de ellos, pues son de tan variadas formas, de tan dirtintos tamaños y de tan diferentes calidades los botones que "Anton Perulero" nos ofrece, Q ue no es posible formai' una idea de todo~ ellos, con uno solo á la vista'. Vamos ahora al número 16 del gramático "Perulf'ro" y empecemos por el primero.de sus artículos titllli'do La 1IIanifestacion del di" 7, cuyo tercer párrafo comienza ari:, "El Sr. D. JUilto Perez Ruano, Encargado de Negocios de Espa " ila.en esta República, invitado á seguir á los que hicimo, la wanifestacion..." A nórotros, que, segun "Allton Perulero," no nos asiste el derecho de decir lo qqe conviene mas ó menos á. los espafiole~, jamás se nos hubiera ocurrido afirmar, ni suponer siquiera. que lo~ compatriotas del Sr. Ruano hubiesen intentado poner al representante de su pátria. detró.s de los manifestarttes, que no otra cosa e~ el invitarle á que los siguiese, porque el que sigue á otro ó á otros, vá precisamente detrás de él ó de ellos. "A nton Perulero" 110 repara en esas pequefit'cc~, y á pesar de su acendrado patriotismo, de su espaliolü'mo sin igual, de ~lls.declara ciones de adalid del brillo y holior de España, no ha temdo mconve

24 niente en cr locar á la representacion de su pátria en el sitio de~tina. tlo ordinariamente á los lacayos y á los perros. Afortunada.mente, no ~acedió lo que "Anton" ha referido. El Sr. Perez Ruano fué illvitado á acompañar, no á se!juir á 108 manifestantes, y los acompaíiú dignárnente; lo cual nos hace suponer, con sobrado fundamento, que el fogoso defensor de la lengua española, al escribir las línea:,; '1 ue hemos transcrito, incurrió en uno de esos descuidos propios de lo" hombres que saben mncho, pe~o 'suficientemente compensildos con al!jo que uo se 'encuentra en las producci0ues de los que nada saben. Adelante con los faroles. En el artículo de que estamos 0cupáudonos, al cazador de iotas y de gés ~e le ha escapado Ulla de las ocguntla.'i, que ha venido ácolocal'se en' una palabra, cuyas rctitantes letras r~b:anal verse junto á la prófuga: Es nada menos que luongcras, tal como uena, con una.'1é GOIllO una" gafas, la ljalabl'a que acabamos de leer; palabra que, por deri varse de lisonja, reclama una jota como un campanario; y tanto la reclama, que nosotros no vacilamos un solo instame en atribuir la preséucia de la tal gé á una de las diabluras gramaticales que con harta frecuencia hacen los cajist.asy to~ leran los correctores, ó á uno de esos descuidos que desde Quintaua hasta "Antoll Perulero" han dist.inguido á todas las celebridades Je! orbe, suficientemente colllpeniiados con algo que no tienen lail ]Jwducciones de los que no son capaces de hacer alguna cosa que inmort alice ~us no!!l bre". No faltará algun observarlor malicio~o que sospeche que "Anton Perulero," echándola de maestro, ha querido haceruos tragar gato por liebre, aparentando defe,lder al idioma para~ maltratarlo 'mas á ~us anchas. Eiito no dejará de ser una Huposieion gratuita, porquc hien claro ~e vé que todos los defectos que señalamos son disculpable,s descuidos, y no, al fin y á la postre, tantos como podrian encontrarse en las producciones de ciertas entidades litera 'ü,s que eseriben diariamente un artículo de mas que luediana e~tension, sin limarlo 6iquiera, excusando los err::res que C01l1eter. con la premura del tiempo. "Auton Perulero" tiene, euaudo menos, cinco dias para limar SUR escritos, (que bien lo necesitan: Esto, como ustedes v.en, lo escribimud entre parénte~is para que uo lo lea el aludido), y rtno. lo hace, es porque e.;o de limar es mas propio de herreros que de escritores ele su estofa y de sus ca~cabele3. Y, dicho esto, volvamos lío la carga, porque los pícaros cajistas, que, de seguro, están vendidos á.los envidiosos de la reputacion de "Anton Pcrulero", le han hecho otra barrabahada en la compoilicion del número 16, la cual barrabasada consí!ite eh hacer dos palabras de una. 801a. gs el caso que en el articulo titulad,) El moderno Aquiles, se lee lo que vamos á transcri bir: "P~e~ bie~; partiendo de tan falsa 8uposicion el Dr. Alem, ya no vacilo en umtal' CMOS golpe;; que tan poco crédito han dado al "~roylllo Páris y al fl'ancé~ Jarnac, como único medio de poner " fuera de combate al formidable adversario que tenia. enfrente..."

25 V'lganie Dios, y qué garrafales errores hacen cometer á los grandes ho'mbres esos desventurados cajistas que no se fijan en lo que tienen entre manos! Vean vds. la ~í1aba en ahi solita, que da lástima verla, divorciada de SUB dos compañeras,.que quedan expresando un sustantivo por obra y gracia de los consabidos cajista... Porque no cabe duda; tal como aparece escrito.10 que hemos copiado, la palabra enfrente, que segun saben todos los niños que han ido á la escuela siquiera seis meses, es un advel vio de lugar, ha sido destrozada y convertida en una prepo~icion, en, yen un sustantivo, frente; de manera. que para que la frase tnviese algun sentido, hubiera sido conveniente interponer el artículo la, y lie cse modo diria, si bien no lo que qniso decirse, al meno~, que cl Dr. Aleln tenia á su adveri'ario en la frente, y ya que no de valiente, hubiérase acreditado al citado Iloctor de homlire de fuel za y de notable equilibrista. Pero... callen vds. Si 110 habíamos caido en cuenta! La con versiol'. del adverbio en preposicion y snstantivo, no 6e debe á otra colia que á UD de8cuido de e"os en que" snelell ii\currir los mas conocedores del idioma en que c~criben, sobradamente compenead0s con algo que inútilmente se buecaüa en las produceione'ji de los que escribimos IÍ. lapata la tt(zna.,- Para terminar, suplicamos á nuestro contrincante "Anton Perulero", qne ya 'lile nos ha hecho el honor de ofrecernos algunas lecciones de gl'am4ica, no tome en cuenta los el'rorps de caja que aparecieron en nuestro artíclllú del viernes, donde se lee inteligente por inteligenclal, y.otras cosas por el estilo, Que no nos pertenecen. Sus números 16 y 1.7 están tambicn plagados de errores tipográficos, y de uingung de elloi! hacemos menciono Le hacemos esta ;úpli~a porque ya sabemos los pnntos de lealtad que el colega cl1olza. y se acabó.... por hoy. BEN-IoAsm.. CONTESTACION DE DEX-IC.\SIM. (EL TRIBUNO) Desd.e que el maestro Anton ofreció clarnos algunas lecciones de gramática,estamós tan impacientes porque llegue el jueves, que, si estuviese en nuestro podpr precipitar la marcha del tiempo, Jo haríamos con,mil amores. Todo se nos vuelve pensar y discurrir como se las compondrá el señor Perulero para con ;ervar ese derecho de dar lecciones á todo el mundo, que ejerce desde hace cuatro meses, despues de haberle nosotros demost)'ado ~ue no se pescan truchas á bragas enjutqs, y que es bastante difícil repicar é ir el1 la procesion, porc ue doude menos se piensa salt!l.la liebre, y el que ul cielo es-

26 - '24 cupe, en la cara le cae,' que la gran ciencia cons~rte en nadar y guarda l' la ropa. Pero de. seguro qucni por esas deja~á el. buen A~ton de ocupar su cátedra y desde ella e?har.so.b!e los ll1fehc~s escritorzuelos, como nosc;>tros, el peso ~e su mfahblhdad gramatical,. cazando pulltos y comas en los escritos de los demás, y.~chando, como-. damente, la responsabiiiolad de sus deslices á 108 cajistas que.c?mponen los ~uyos, ó bien Úisculpánd.olos. ~omo ya lo hll hecho, dlc~en. do que son descnidos, en que han lllcurrido los. mas célebres esc~'lf,ores sobradamente compensados con algo que tlen,en las producclones de ~~tos, y qu~ en vano se buscaría en las de aquellos. Cierto es que nosotros no hemos podido encontrar en las producciones de Anton Perulero ese tan <tacateado algo de que nos habla, ese algo indeterminado que tanto mérito debe tener 1'11.1'11. ser una sobrada comperis~cion del. Nos han venúlo á est1'ellar; de l~ idea de las Te1'iuliI/8 que han de darse; de l songeras con. gé; de sujeto con jota; de los varios casos de asonancia en versos libres etc. etc.; pero que nosotros no hayamos encont rado ese algo, no quiere deci'l' que el alg<j no existe, y aljo han de tenel' las producciones del PéruleTo. y aun algas, cuando él mismo, á pesar de BU reconocida modestia, lo a"egum. Vamos á buscar ese algo, envuelto, para nosotros, en el misterio.insondable de las:gramaticale~ lucubraciones de 4nto1?, y vamos á bu~carlo con detencion y con cuidado. Tomémonos el trabajo de repasar el encabezamiento dd periódico, a. ver si elll:outramos algo que sea el (Llg!; á que alude el profesor. Leamos: Elnúmel'O suelto ps 3 mico en la ciudad ue Bucnos Aires,.. y 20 centavos fuera de e3ta ciudad." Algo ha.y que decir de e~e corto nú iiero de palabras, pero seguramente no es ese algo el algo de que n08 hahla Perú/ero. Ahí dice 'que "e.lnúmerosuelto ( SUELTO!) ps. 3 mic." Ya "abemos lo que es el numero suelto, y que no hny; mas que uno, porque a~í lo declara terminantemente el artículo el de que vii. precedido, y pc'rqu(', ~i hubiese varios, 8e habria escrito; "UnDúmero suelto," ó "Cada número buelto;" de manera que Peruluo uo suelta, a~í lo ahorquen, mas que un número; lo~ demás están lodos amarntdos, y bien amarr!l-dos, par~ que no se escapen y 8JIgan á la calle á dar un e~cánllal~. Hemos dlchq que ya. sabemos lo que es el ntí.me1 o suelto, y De,> pcd mo~ pa.ter.te por el de~cübl'ímiento, p'jrque no noi! ha costado' grab trabajo hacerlo, puesto que el mismo Anton nos lo dice en letras de molue. El número Imelto es.. p.. tres mlc; E~tá mas claro que una lloclle de luna llena. UHtedes ignoraban sin duda ' mes no 1 h d, " I 'J au e Iguorar. que hay un número que se liamap's. 3 77Ilc., pero c~ ~lc 1I0tar.que tampoco sabían que Anton tuviese el número.'iieuo, y la 19?Ora.nCla de esto, trae,por consecuencia, la ignorancia de aquello. "EllIumer', 8uelto $ 3!DIC. en la ciu tud de Bucuós Aires, y 20 ccntavos fuera de esta ciuducl."

27 - 25 Y LaNacion asegur!tba tiempo atrás qne se necesitaban trescientos años para poblar el Desierto! Allí tienen ustedes con qué pasmosa facilidad Anton Peru[erCJ ha puesto una ciudad casi al lado de l de Buenos, Aires, d,ándose, como quien dice, la mano con esta. CUll.lquie, ra de esos ercrlt.orzuelos de tres al cuarto, cualquiera de aqu"lias ciertas entidades literarias á. qllif'l1es se niega la posibilidad de ir.cllrrir en de8cuidos, porque en sus prod ucciones no se encuentra algo que los compense, hubies-=: escritof w'u de eu,t, en vez defllera de esta ciucl'ld; peto pedir á AntvnPerulero que haga lo pl'ópio, sería. pedirle gollerias, y no está el tiempo para despilfarro~, :'ues no faltaba mas! Perdonen nuestros lectores si les bacemos leer otra vez el parratito, y discúlpenos el deseo que te1v'mos de encontrar ese algo compensador de que nos habló el ~apien1í~imo Anton. "El número suelto $ a mlc. en la ciudad de Buenos.Mres, y 20 "centavos fuera de esta ciudad", Veinte centavos de qué? La única moneda de que se ha hecho mencion, aunque anfibol6gieamente, es la moneda corriente, y los 20 centavos de que se habla, si de nlgo son, no pueden' ser de otra cosa qu'! ue peso moneda. coj'riente, De manera Que el número sllelio que, á fuerza de buena voluntad, hemos llegado á comprender que cuesta $ 3 mjc, en la ciudad de Buenos Aires, fuel'a de esta ciudad no cuesta mas que la quinta parte de un peso tle dicha moneda. A pri, mera vilsta no parece esto ni uy natural, pero fácilmente se explica si se medita un poco, Se trata de el número MICtlU que Mte todos los jue. ves, y ya pueden ustedes figurarse come" correra un número que se vé suelto por esos campos de Dio~, Es efectivamente caro pagar la quinta. parte de un peso moneda corrient.e por el dcrecho de perseguir al mímero suelto ',. Será en el párr~\to comentado, que. hn5ta hoy habiamos leido con de8c~ticlo, donde se oculta ese algo que compensa sobradamente los deslices en que ha incurrido "Ant.on Perulem"? Se nos figura que los lectore8 han de convel,íl' con nosotros en que no.es ahí donl~e e~tá el algo en cuestion, De buena gana proseguiríamos nne;;tras pe~quisas en este instante: pero, contra teda llu'lstra voluntad" hemos de deja~lo ha!'ta maña~a, porque piden hospi' alidad en esta seccion dos aficionados que quieren echar,un barato, y cantarle á Afllon cuatro ver,tades?e aqnella~ que no tienen vuelta de hoja, Uno de esos dos,que qulereuzurrar la badana IÍ. "Anto'n Pern!ero", escribe en VerSI), y parodia, i su modo, el himno guerrero' que aparcció en el último númer0 ~e e~e ~emalla. rio, Ambas producciones son anónill1a~, lo qne hhra llecn' a AlltUII que es muy cómodo eso de tirar la piedra y esconder la mano, (;11 cuyo caso habré de contest,lil'le que tome en cnenta lo que,en ella' HJ ()ice~ que bien p'oco importa, á la Yerdad',~ab'er quién lo dice" Con que, empecemos por la profa, y dejemos el verso para fin ele fiesta,

28 y dice: }. L SR PE RULERO. Anton de mi alma: aontrist,ado en extrem~, y no pudiendo hacer po.' mas tiempo la vista gorda á cuantos ataques, te dirigen!os que ~in pararse en tiquis miquis h:lll 80ltado la tarabilla contra ti, tomo la pluma en el asunto, para rlecirles á esos ganapanes que tan duramente te t.rat.an, que echen :m punt.o en la boc~, no se metan en bcrengenales y aprendan, ant.e~ de ~ecir esln,?oc~,~s. mia, á poner 10H puntos sobre las ies y no hablar asi de bóbills bgbllls, Sabes, Allton querido, porque te at~ca.n COR tal ~lli e7.a?.., 1'ues nada mas que" por haberte VlstO e!l la m~sm:j d)!;posic~oi1 que los músico~ viajos, á quienes nada mas que el compás y la aficlon ICR queda. '. Hante visto hecho una carraca deseompuerta y dijeron para su,coleto: soltemos la maldita, hagta poner co mo chupa de dómine al bueno de Auton, á ver si logramos hacerle salir como pexro con maza, Eso se han dicbo tus antagonistas, ~hl calcular que sabes de sobra donde te aprieta el zapato, y que eres muy capa l de poner piés en pared y enseñarle al mas pintado la gramática de pe á pa, hasta dejarle haciéndose cruces de ver lo bien que das en el c13'1"0. y vamos á yer, despues de todo, que es lo que de tí dicen esos malandrines?', Cien simplezas que ~in saber lo que se pescan ensartan, figurándo. fie los sandios que han puest.o una pica en Flandes con sac&rla:; del costal, y dar un cuarto al pregonero. Dicen, querido Auton, que tienes muy mala sombra, que eres ho,rriblemente pei'ado y macbac,? con e~a gramática bendita que no, te 6C cae de la boca y tan al dedillo tiene,;. Eso se atreven á decir los mantecatos que echándose el alma á la efpalda 110 quieren devanarse los sesos para averiguar ;i una palabra se escribe con g ó con j. " " Es, un e~t61ido, Anton, quie!l lal piensa, hien lo comprendo, Cómo, SlUO, ~e atreviera á decir nadie que 110 haces desternillar de risa á los muerto~, con tus lucnbraciolles? ' Quién, sino Un alma de cántaro, pone en duda que en vez de cnu osa! lj~eñlj cuanto escribes, de ;vclas hasta el punto de no poder dorunr Jamás con tranquilidad? Pero aun hay mas, Anton de mis entrañas; no contentos con mirm'te por encima del, hombro y decir que ere~ tan gracioso como un,dolor de muelas y tan ocurrente como un viejo chocho, as,egurall al -g; l!0s zoquet.es que 110 has inventado la pólvora. I~K "erdad que ~Ievan.ra7.ol1 en, esto último, porque aun cuando l ay durjas fiobr~ 81 el fraile frauciecano fué ó no quieñ la inventara, c,:tá flll'ra de dlscusion, y puede creerse á pié julltillas, que fué an-

29 terior la invellcion á la fecha detu venida al mundo; pero aun cuando así sea cómo se atreven á decir eso de todo un Anton Perulero que califica á EspronceJa de zascandil, sacándole mas faltas que á una pelota? Y con razon canastos! porque no entendia una jota de gram~tica a1uel poetastro que tuvo la estravagancia de escribir un Diablo Mundo, como quien no quiere la co~&, indigno de figurar al lado de cualquiera de tus tangos cou los chistosos carrasclás del tiempo de Mari-Castaña. Lo mi,mo que los poetas españoles Quintana, Zorrilla y otros cien á quien tú, benemérito AntoD, has metido en un zapato, y el mundo.!utero á. quien has leido la cartilla y enseñade á poner los puntos y las comas, difuntos ó vivos, no dirán á voz en cuello que eres infalible en cuestiones de jotas y de eles? Pues ya lo creo que lo dirán, y de lo contrario armaremos la de San Quintin, ha-ta que nos oigan los sordos. Mas te digo, Anton desdichado; si na,tie quisiera despegar los lábios para cantar tus alabanzas, cántalas tu solito, que yo te la;; acompañaré con un órgano como el de Móstoles y no faltará quien las silbe., No te apure el alabarte, pory'ue ya no teniendo abuela estás en condiciones para darte belun y reirte en las barbas del género hunlano. Tus hechos te abonan, sublime Perulero!. t5i ahora estás como guitarra Hin cuerdas ó como arpa vieja, no te importe ni te Ctctellga para echar por esos trigos de Dios, aunque salgas por los cerros ele Ubeda. Sépase qu':en es Calleja y echa de una vez á rodar los bolos! No quiero cansarte mas, venerable ruina de un palacio de la edad media. Escucha soln una centena de palabras. Si aca~o cntre 103 dimes y di retes que te dedican oyera~ decir aquello de "Déjalo Juan, 110 leas. No porque lo hr:gas mal, sinu ~)o~que te vas d cansar" no hagas caso, será el aquiiou furioso de la envidia que te andará royendo los taloncs..'... Empuña la pluma, para que salgan let"as,g?rdas, como bobjos, \ si<j"ue en tus trece enseñando al orbe, que atomto te contempla, la~ d~lzuras de la prosódia, el fueg~ de la ortografia, y los apasionados arranques de la sintaxis. Mientras ha<7as eso no has de hacer otra co~&, conque, aun cuando predique" e~ desie;to, siempre habrás conseguido matar.el tiempo, que nq es poco. " d Adios, Antou; cueuta conmigo para convencer a quum dudare e que eres satírico y no has penlido los papeles. Cúnque, adiosito, l/o? Un Cllalquiera. Pue8to que c~e cllalqlliera ha dejado la palabra, allá van los vetsos

30 del otro, con lo que se dá fin á la func'ion, y no digan ustedes que es corta,. Á ANTON PERULERO I Himllo gramatical con trazas de canto fúnebre., CORO ;Bastn de fal'~as! Qué ~s lo que resta Gl'an Perulero, de 'u leccion? La que recibe, ~e le indigesta? Dígalo pront 0, seño)' An tou, UNA VOZ ARGENTINA' Si demostrados l'unto por punto Vuestros errores qupdan aquí, Bien podeis daro, p por rlifun to, Diciendo bajo: me dive1'tí! Pen~ais en tono tan altanero A vuestros humos dhr e~pansiod? Decidlo pronlo, gran Peru)' ro; Decidlo pronto, s~ñor Anton, CORO Basta de fal'saa: Qué es lo que I'e~ta, etc, UN1\. VOZ PASTOSA, Aquí hay quien jura qnp- en lo., en'ores Que,criticura vue~tro de,den, Vieron loa vuest)'os lo" suscritoj'es Que, poi' leerlos, 108 pagan bif'il, Y, por mi vidu, que de e~to infiero Que irá bajando la suscl'icion, Que nadie' pa~n, gl'a" Peruleru, Gato poi' liebre, serio\' Antoll, IBasta.le farba~! CORO Qué es lo que )'esta, etc, UNA voz ESTENTÓREA, Vuestro infort unio pare~(' cierto; Y n allá en la IlRbllnn ~lil "teiti mal '{ uquí en el Plat.a "e ha de~rubiel\o Vuestra flllqueza mas principal.

31 Soltad la pluma, gran- Perulcro, Que ya reclama jubilacion; Ma~ que.dinero, ma~ que dinel'o, Daráos dlsgustos, seno\' AnLon. CORO Basta de farsas! Qué er lo que resta, etc. UNA VOZ APAGADA Y preparabais, buen castellano, Vucstl-as emprl'sas con tanta fé, Para decirnop, en canto llano, En canto llano, me equiv(jq'lé? Sois vos el 8a bio que', con salero, Lanzarnos quiso la excomunion? Qtiedais lucido, gran Pernlero; QuedaiR lucido, eeñor Anlon. CORO Basta de far,fla! Qué es lo que l'e<ta, etc. UNA VOZ PENETRANTFJ Ya recelabais vue~t.ra oerr0ta. y á Enl'Íque fuisteis á suplicar U ria alianil<a, por ~iempre ignot'\, Puesto que ambom vais á fspichal'. Pero si acaso tmnce t.an fi~l'o Temiendp est!lbais, qué ohslinacion En ocultarlo, gran Perulero; En or,u!larlo, señor Anton! CORO Bast,a de fal'sa~! Qué e3 lo que resta, etc. LA voz P60LICA Despues de tant.o dr,roos IE'~ciones, Cazar la8 jotas, cazar lo:, ges, Solo con penas y desazones Hemos pagado VUE'!tI'O illtt:rég. Si a~í pen~abais ganar dinero Y á vuestra fama dar estensiod. No cabe duda, gl'an Pcrulel'o, Que estaie lucido, señor Anton.

32 CORO Ba~ta de f,wsas! Qué e.; lo que resta, Gran Pet'ulol'o, de ~Il leccion? La que l'ecib~ se le indigesta? Dígalo pronto, señor Antun. UN AFICIONADO. Debemos hacer notar al aficionallo, que queda. 'expuesto á las i!"as de "Anton Perulero,;' porque ha incurrido en el defecto de.asonantar los versos plimero y tercero de la terc~ra estrofa.,con los cuarto y quinto de la misma, y no es la prqducclon del aficionado de aquellas en que e&to puede atri4uirse á. un descuido, ni aun atr:'buyándolo á tal causa seria.. fácil encontrar en ese himno.la debida'compen8acion aquella compen8acion que estamos buscando en las producciones oe "Anton Perulero", tarea que dejamos para mañana. BEN-IcASIM. CONTE;:;TACION DE BEN-ICASIM [EJ. TRIBUNO] Que falta no~ está. haciendo la limerna'de Diógenes para ayudarnos á buscar, en los diez y ~iete números que del "Anton Perulero" van publicados, aquel 07go qu~ compcnsa los deslices y los descuido.~ en que BU redactor ha iucurrido tan á menudo! Porque, con rubor, pero con franqueza, lo collíesamos: no creemos poder encontrar, así, A la luz natural de nuestros alcances, ese (Llgo que, sin disputa, existe, y tendrelllos, al fin y á la postre, que declararnos vencidos por nuestra ignorancia. El párrafo que hemos registrado ya, con la escrupulosidad que de no~otr08 puede esperarse, que dice:,. El número suelto " ps. 3 mlc. en la cindad de Buenos Aires y ~O centavos fuera de esta " ciudad,"tiene veinte palabras, tres descuidos y' dos omisiones; total, cinco u.efccto~, cada un')' de los cuales necesita una cqmpensacioil tan grande como "El Diablo Mundo" para que quede cumplida la l~y de las compeneaciones. Luego no es en ese párrafo donde COilv~ene?U8Car el (ligo de que nos,nabla Anfot!, y que vá picando ya en hirtol'la. ' Veamos, en este otro: "La col're~polldencia á nombre del Direct.or, en la.admini"tr~cion del periódico." Diablo! Aquí si que hay algo. y hay algo, preci!;amellte porquo nada hay, que es lo ma8 grande que puede haber. Lo que hay es mucha nnlibologia, pero mucha. ';La.. cor:respondencia á nombre del Director..." De qué correspondencia 8~ trata? De la correspondencia amorosa, ó de "La C01"1'espondenCla de Espai'ia?" Ah!... bi, queda entendido: se trata de {a correspot.dencia á nombre del Director, e!l decir, de> determinados actos que alguno está encargado dq l!evar á cabo, á nombre ó cn represen-

33 31 tacion del Director, dil'igidos á corresponder dignamentc á las finezas ó á las groserías de que á este hagan objeto las. jjerwtias extraña~. A~í única.mente puede quedarp.splicado eso.ele La correspundencia ú nombre del n.i~ecto:. Justos y cabales. Si alguna duda quedara acerca de eso, la dlslpana la segunda parte del párrafo que hemos transcripto. que dice: "en la Administ.racioll del periódico." Bien claro ehtá. En la Administracion del periódico [no sabemos de qué periódico. pero bien se puedesuponel' que es en la del "Anton Perulero"l está la persona encargada de corresponder, á nombre del Director, á las galanteria3 y á los ataques de que este haya sido objeto. Sin embargo, se nos ocurre una duda, no re~pccto al sentido del párrr>fo. eso no, porque está perfectamente redactado para que no pueda dársele interpretacion distinta á la que le damos, á pesar de que á primera vista nos habia parecido muy anfibológico, sí'nó respeoto á la posibilidad de que, el encargado de la correspol.dencia á.liombre del Director; pueda cumpiir su eometido, en la Administracioll del periódico. Por una p!lrte, el que haga un regalo cualquiera al señor Director del periódico, no lo ha de hacer por el interés de recibir otro, mucho mas cuando se le impone la condicion de recibirlo en la Admillistracioll elel mismo perióulco, y, por consiguiente, ni á visitar al Director irá, temero~o de que este crea que el objeto de la vii,ita no es otro que el de buecar la corre~]jonclencia que á nombre del citado Dire0tol' mbe que ban de darle. Por otra par'e, si el que ha hecho un l'cgnlo y e~pera otr'o debe tener reparo en ir á bu.-carlo, se mostrará mcllos recelow el que habiéndole dado un ga~rotazo Í, "An-. ton l'erull'l'q" ('~pera una paliza foberana1 Justo y natural e~ suponer que no, pore ue nadie es tan tomo c.lc vaya á buscar esas co;:as, y hú ahí cun cuánto ~l\nclar.uento (lecíamo,; que el cncargado,le "la cor " l'e~pondencia á nombre del Director en la Administracioll del pe " riódico," se Ha de ver verde para cumplir su eometid0. En el pármio que acabamos ele comenta ', que erradamente habíamos calificado lle anfibológico, I e encuentra, en efecto, algo que anuncia la compcnsacion, no ele los descuidos cn que ha ir.currido "Antoll Pel'l~' lero," sino de las atencio;les mas 6 mellos vehementes de que su Dlre'~tor pueela ser objeto: ele manera que sigue en las tinieblas el algo que buscamos, Hoy, CO(,10 ayer, tenemos quc ceder cl espacio restante (l~ que podemos disponer, al mismo!,ficionado, cayos vcrw~, par~(halldo otros dc ",-\l1ton," pnblicamo,. Se de~cuelga Ce,l} otra parol[ a y no poclemú~ cle:;airarl'e. Alhí. vá: LAS L«ceIONES DE ANTON Tango mortuorio con acomjaiiamimto 'de}itos. Dicen que (licl'n que el Perlll~':o _ Pien~a lauzarme la exco~llnlollj

34 _ 32 ~ Dicen que diclm qutl su dinero Pierde ya e} rob 'e señor An ton; SeñOl' A nt.on, Señor Anton. Dicen que á todos su pena e.bconde, y qlle la pluma pit'nsa arrojar, Yo no ~é donde,,\"0 no Eé dondt', Aunque so~peeho bien ellugllr. Todo~ Eabemoa que e~cribe en tonto, fjonque aplaudamos tan bella aecion; No se arj'epienta, quizás de pronto, El Babio II\l~ustO señor Anton; Señal' Ant.on, Señor Anton. Dicen 'Iue quiere ganar el oro, Dando lecciones cuatro por me~; y ~unque el idioma sufra desdoro, Le importa un pito. Vaya un revé,! Si es positivo que ele la Habaua Vino por eso..., dura lec;:cion! IJn travesía le ha sido vana A ese modesto ~l,ñ')i' Antlln; Señor A'lt.on, Señor ñonton. Dicen qne dic'"n que, al que no sabe, Caritativo quiere enseñal'; Dicen que dicen que en sí no cabe, y que de orgullo vá á reventar y aunque el idioma de mil y un modos Dest.roce fiero; sin compasion, Gracias debemos, debemos todos' Dar al ilust.re señor Anton;, Seiior Anton, Señor Ant.oll. Si mientras tanto que él Be enríquece De dar lecciones 0"11 el afan, Otro mas sr,lio triste padece, Sin beber vino, ni comel' pan; En el contl'a~te tal vez ganemos LaR que le damos eontdbucion; IJol'qull en el ciclo quizás ',mlremo!, Gracias al doct.o stflor Anton; Señol' Anton, Seft'JI'. n ton.

35 Mas... pol' ~i acaso, la parca im pía Cort.a la vida, con su eegul', Der Pcrutero... oh, qllil agoniu! y hay que decirle A Dio~ ó Agur, Huello ~erin fúnebre canto Ir elh;aynndo -con detencign. Solo pensarlo me causa erpanto. Ay, desgraciado señor Anton; Señor AntoD, ::leñor.anton!! UN AFICIONADO. Vaya! el aficionado vá cnmendando sus defectos. La composicion que antecede no tiene indebidas asonancias. Algo es a1go. No tomen vetedes estos algos poi" el algo compensador de los descuidos en que incurren los grandes escritores como "Allton Peru1ero" y otros. ' ' y basta. 'Ah! Queda,a.un algo que decir: Se continita1'd. BEN-IcAsm. CONTESTACION DE BEN-ICASIM [EL TRIBUNO] No podemos sospechar siquiera cómo se las compondrá. el cazador!le los defectos ortográficos pala descargar!lu conciencia gramatical de las t.~rribles acusaciones con que le hemos abrumado, pero creemos no errar si decimos que eutre cajistas, cerrectores y de8cuido8, ha de encontrar uu editor responsable que l,.e deje en buen lugar, y quedará el hombre exento de toda culpa. Para eso cree contar el sabio Anfon cou fa ignorancia ó calhudcz de sus lectores, que fneilítarán su salida del berellgcllal en que se ha metido. Pero lo que no tiene vuelta de hoja, lo que ha de ponerle en apuros sér~os, es, sin duda, la minuciosn cruiea que hemos hecho,de casi todo lo que, númcro por númcro, ha. dejado escrito en los que van publicados, cn el en~abeznmiento de su periódico satí.. ico de ljoutica y literatura. En eso no entra In posii;jilidad de intentar, con é..'i.íto. que otro cargue con el sambenito, puesto llue el señor Perulero ha. tenido nada meno>! que diez y siete semanas de tiempo para c~lrregir lo que los cajistas compusieron mal y los correctores dejaron' en el misl}10 estado, ó para repnrnr su descuido involuntario al cscribido. En los diez y siete númel'or del.tintan pueden leerse los mismos desatino~, y aun esperamos verlos otra vez en el que hoy vendrá á completar la doeena y media. Esto demuestra que ",Anton Perulero" no ~ola- 3 '.

36 mente ineulre el! eltores tales que harian á su autor habitar las pintorescas playas de Patagones, si 10R atentados contra el sentido comuu fuesen castigables por las leyes, sino que imiste en ellos con una tenacidad digna de mejor causa, Diez y siete números, que S011 diez y siete rirímenesde lesa gramátictl,. colocan á "Antoll Perulero" en posicion tan extremadamente ridícula, que, francamente, á ser nosotros los que en ella estuviésemos, no sabríamos ell donde elleondel' tamaño oprobio,. Es costumbre seguida por ea~i todos los periodistas, encabezar la primera columna de la primera página del pcl'ió<lico don la fecha del dia en que este es publicado, y ahí lo ha hecho tambicn "AntOl: Perulero," que, desde elllúmcro uno al doce, la ha puesto 4e este modo; "Buenos Aires tantos da tal 111 es de 1870 y tantos,". La que á cualquiera se, le h.uuit'ra ocurrido desde el prilller mimero, á Anto1/. no se le ocurrió hasta, el décimo tercero, que. es poner una coma defpues de E-llenos Aires, j si para repamr cada uno dc 108 errores en que inculte, necebi.ta A?don el tran&eurw de trece sem~nlts. no es aventurado suponer que el dia del juicio final, despues de las oracione~, habrá c(lilreguido enmendar Ulla tercera parte de ellos, ó bien que Anton está sujeto á intermitencias gramaticales, en cuyo caso acabarelnol! por llorar á mares, porque no siempro estar4 el Sr, Perulero en disposieion ue favorecernos con las lecciones que nos ha ofrecido, y no!le pierde, /Sin sentimiento'profluldo, una eceion de tan sabio maestro, '. Ahol'a mismo, repaeando el prinlel' número de "Anton Peru.lero", se nos ocurre hacerle una consulta, porque 110S hemos metido on un laberinto, nletafóricamellte hablando, y 110 tenemos á mano el hilo de Ari,adna que guió al eélebrc Teséo, cuando por librará Atenas del tnbuto que pagaba al Minotauro, bajó al label'into col1struído por Déd~lo, y mató á aquel ruónbll'uo, Cie~'lo 01,; que aqui no hay de por medio ruónsiruos que ccmbat.ir, peto :;i monstruosidades de las mas gorua~, SÍllO e8tamos cquiyocados. Hemos dado, de manos á. boca~ con'una décima cuyos primeros cuatro versos dicen de aquest~ gui~a:, "Mal del azul fil'mamellto Podré decir quién procura Llegar á mayor altura" ' Si Avellaneda ó Sarmiento.", ~ despue~ d~ Sarmiento llay uu punto como una nara.nja de la ChIna, ql~e 1l1UICa que la oracion está te1'11línada..?~ué dice ~s~,(~racio11? Si el,autor no declara que ews c.j,1atro yer IIOS ~on uu aceltl O <!on que qulbo entretener á sus lectores, confesaremos nosotl'oll que no sabemos leer, y asunto concluido, Pero , no; que no concluya abí el asunto, (,lue nos diga Anton PC1'ulero rouji:!,lo que ha queriuo decir r.il esos cuatro versos, que lo diga, ~ue

37 - 35 _ qtra COBa 'hemos n?tado, y es que AntOli Perulero destrllye la con.. J11c10n porque, lo mismo que el adverbio enfrente, dividiéndola en do~ ~alabra., ele lo qu? resulta 1lna preposicioll,pot, y un protlomhre relativo, que, prep081cl(\u y pronómbre que, por egemplo, en este caso; ''P.0rq~e,,,{ tre caut~va." en este otro:, ''por que me, llena de ac1- lmrsmon,' en este: "cmdando mucho cada cual de no incurrir en 1M.. referidas faltas; por que, entonces, etc." en este: "y es qp.e he' dicho " papeles, y no roles, poi' que rol, en castellano"... etc" cte.; porque seria cnento de nunca acabar el citar cada uno 'de los casos cn que Anton Perulero ha convertido ett, dos lo que no es mas' que una,palabra; preposicion y pronombre, tcpétimos, que Anton coloca en lugar tan adecuado ('omo el quc llegó á Qcupar cierto par ne,pistolas quc un ~acristan colgó de la cintura á una imágen de Cristo. CieJ;1:" es que alguua que otra vez, Ell maestro Ciruela escribe la conjunciou porque tal como Dios manda, y no ~abemos si incarre en' descuido en este,' ó en el otro ca~o; 10 único '}ue. con alguu fundamento, podemos c1pcir, es que la escribe como ~e le antoja, á salga lo que saliere, imitando \1. aquel pintor que -Ee ocupaba en embadurnar un licnzo. y 'curndo le pregul1taron qué era lo que pintaba. contestó muy fteseo: "Si ~ale C01l harbas San AlltOll, y sino la Purísima CJoncep Cion"~ Vaya otro parrafito del Anton Peru"lero, l Ue puede arder en un candil... En una co~a no estamos -contormes con nuestro querido cólega.. El C07'reO E8paiíol, y es en echar este la culpa de la servil inctigni.. dad" etc., cte. Si Anton Perulero no lo toma á"mal, le diremos que el este que hemos puesto enletra bastarililla, está reclamando, con ha~l;a razono el derecho que le asi~te para no ver~e en el luga\: en que ha sido COlOCRllo. dong_\ por otra part\'o maldita lit falta que hace. Otrü pilrrafo que 110 VIi. en zaga al, anterior:. : "Apesar de haber cierto oficialito hecho 1111 simulacro de fllsila- " micnto...", Eureka! A.ql~i en~ontrl1;mof el transconeja~o,!lgo q.~e 1I0S trae á maltraer. Aqm e,sta la tan clk'areada eompeil~aclojl,. 81 antes echanlos de ver que Anton dividla en dos palabras t::l ad"cl'bio de lugar trifretlte.. y cn otras dos la conjul1ci011 porque, ahora podemos ver coino acatnlldo la lev de las eolllpemaeiones, hace una sola palabra de ias dos que cori'stit,llyeu cl modo adverbial á pesar. Conqu~.. váyase lo uno por lo 9tro. y 110 es e~o lo mas grande., sino que en las palabras.que hemos copiado. no hay coma algnmi. cí. pesar dc que el s~nt~do comull no puedc encontrllr cabilla en ellas SI no se las pone, ~1qulef/l. do~; aunque ~eall t:l.1naiíaa como pera~. una d~~pne~ ~lc haber. y ot.m Cl()~P~l(,S de oficialito. pues tal como Ct'tíl CSCrI.t.o el pllrrafo.. n? es ~ac!lii,lst!ngl1il' :i Cll,!jc'blito, 'cstaha hecho H1\ 811T1ulllcro de ~~sll.ltlll1ento o!'1 el sillluh.cl"o.k' fn,ilamiento filé hecho :lor el oficialito. Una de laa

38 36 - condiciones mas recomendadas por los maestros del arto de escribi~ es que los conceptos sean emiti.dos con claridad, pero Anton Perutero que, por lo vistú, escribe de nocbe y á o,~cura~:, 110 hace'mucho caso de la recomimclacion, y dice con lifaruja: "Compota ó compuerta, á "que la cocinera me ha entendido?" Abandonamos, por hoy, al Perulel'o, 00n el sentimiento de no haber podido encontrar el algo compensatlor de loa frecuentes tleslice~ en que incurre, el algo que él mismo a~eguró que hay en RUS escritos, y que tanto mérito debe tener, si ha de compe\lsar sobradamente los innumerables descuidos que hasta ahora hemos notado en sus producciones; porque el algo d~ que antes hemos hablado, lejos tle ser una compemacion de los que hemos' ido Dotando, es un nuevo descuido que reclama mayor compensacion que la que habíamos supuesto encontrar. " No crean los lectores, por lo que dicho llevamos,que hemos tra... tado de demostrar que Anton Peruli!l'o'no sabe escribir; por el contrario, disculparemos siempre 108 errores en que incurre,' achacándolos á descuidos; descuidos de que no se ",an visto libre~ los mas famosos literatos; debcllidos cuya campen sacian hemos de hallar \lu dia 1,Í otr,l. Congue". hasta mañ!'..na, señor Antol!.., --.._----- DON HECTOR EL ESTRELLADO (A.NTON PERULERO) I Que don Hector, despues de funelar nn Europa "El Amel'icano," periódico destinado á combatir á España, venga aquí á ponel' un diurío á la disposicion de varios I::spañoleg zizañeros, pase; porque en todo eso muestra ser consecuent8 O, Hector, hllcie~do á España tod o el mal posible.,.que D. Hectol', mientras defiende.lo,' man(hll:nielltos de la ley de DIOS, Cf)ll la consecuenci:j. de un Minucio Felix, levante falilos testimonio8 á "Anton Perulel'o," atl'ihuy"!h:!o á e"te al'gumentos como 1l9ue!,le que cuando nquí habia dos publicaciones españolas, no cabla lactercera, pa,f! tambienj pues probarlo c tó que pueden los holubres ser muy blleno~ católicos, sin practicui' I';! ductl'ínu el'istinna.- ~ero que- D, Hectol' se ponga á criticar la Pl'oP\()llllr.! de lenguaje,le :'AntoD Perll1er(;," eso tí"ne tres parea de IHll'ie8s, lo cual equival,! a decir que eso es Alsina, Solf) All las pre,eptes cil'cndstancia~; solo en el trastorno llniverflal ce J:lo, co,~as de es~e muudo, puclde tener explit:llcioll lo que hueo ~).,liector; y, efectlvamente, cuando IOd.:antonnlns de Sevilla acusan a Cu~tehl' de haber caul:lado la muertelle la Itepública e)\ Espaflll

39 37 cuando un ~r, Alsina se pone á dirigir unn campaña milital'; cuando un DI', Gutlerrez desdrña el dipl(jitlil,h miemhro ele una Academia; cuando hay esp~ñoles qne se el'een oblignd'j-l á hacel'lp qne S, Alvarez Ir,s aconseja; cuando, e~ fin, parcch llegado el caso de dal' el razon al que dijo "Cantad en vuestras jaula~ Cl'iaturas" todo se coneib(;. ha"ta I~ indicada temerida' de D, Rector, ' POI' otra parte, uo fué siempre atrevida la ignol'anria? Esto er inneg-able. y por lo talto, se compnmde hien que D, Hectol, e~ del rol el de iv/al' el rol, el de "Es por' esto que;" el de lo,> interminable:;, galich.mos; el que, en fin~ poi' n; saber esplicarsl1 en ea;tellano, hizo fi~urar el otro dia la sinceridad en el número de los gmves defectos de que pueden adolecer los hombres,. haya querido hallal' faltás gramaticales en "Anton Pel'Ulero." Pero, señor, digo yo, no tendl'á D, Hector en EU casa un Diccionario? ~ si lo tiene,,será posible que nd hay~ I!abido consultailo antes dh rileter,e á Cl'iticar lo que á él le parece incopl'ecto, siendo castizo? Bien que, para eee viaje no l]('ceútaba alforjas D. Hectol', El ('aso "I'a manifestar atrevimiento, mucho atl'e'limiento, el atrevimien_ to de la ignorancia, quc es el mayor de los,atrevimientos p()~ible8, y zas! D, Hector, sin temor de que le recol'dase aquello lle piscem nanatare doces, hizo ver que su ignorancia en el a mllto que se proponia tratar no tenia límites, para que por ella pudiera calcularse ha~t,a donde alcanzaba FU atrevimiento, ', Unlf vez que D" Hector h'lbo tomado esta desesperada l'ijsolueion,,empezó por criticar em "Anton Perulero" es~e anuucio; "El número suelto 3 $ mlc" pol'que decí-a D, Hector, 9uc él 110 teliia noticia de que hubiese número, at(tdos, y, no Oi! parece, lectores, que se necesitan niayor ignoran~ia y mas atrevimiento de los que en D, Hect()r s"poníamos, para s"lir con una tonte6a semejante'! Pues DO sabe D, H ector que los lexicólogy~ l!ar!.ltln suelto á lo que esl,i sepal':ldo, á lo que no está unido con { tl'as cosar, y que, en es!", ~ent!do, dicen libro suelto, mueble suelto? Tampoco ha vi~to D, Hector, 'lul' 109 pcl'iódieos de E~pañll. venden n1tmeros :J1lpttos y que "El l'l'tl'óleo" hizo,lo misnlo en Buenos Aired, como lo. harán cuant.os conozcan bien la ltmgua española? Y si no lo ~abe, porqué habla', de lo que no enti(ind(.? Tllihbiell le chocaron á D, Hector las siguientes palabr'üs del "An IOIl," "E.. :tl' pel'ió;lico fah, tollo" los JUéVl-"S," por que, segun D, Hector', d I'<'I'iódico llo sate, eino tiue lo SrJ.CI11l, Ó se publica,' Pue3 hie~, lolllu n.,hi'ctor el Diccionario de 1/\ Academia; ler.. n él lo que SIgue: "Salir.., DM'se al püblico,",'cn t:ullbion ILls pl'l'iódicos de Es, ]laña, l'nt"re IIIs cuales encontrará Illuchos que salen COlUO "AII.to~1 Pe rul"ro " y avergüéncese de su ignorancia, si es yue tiu atrevltultjuto se lo co[wien~e, Lueo'o lo 11l1l11ó la atellcion a D.Hectal' que "Anloo Pl'l'lllel'o" hallj-: so do la idea tie uons tel't.uli/l8, pol'qug diéc D,)Iecto!, que las tertulias no tiellen ideas, ioosus de D, Hedul': Si D, HeuL/J1' tuviel'll entre IlllS

40 38 libros un Diccional'io ele la Academia, podria ver que idea, en una de las accpcione~ de la palabra, es plan y disposiclon quc se concibe en la f.ldtasia para la formacion de alguna obrr, como la idca. de un pal~cio, _la idea. (le un sermon etc,,porqué no,qui"re, D, Hector que la pocierlad llamada Club Español haya concebhlo la zdea de unas tertn1ia~? Si tal (hula le hubiese ocurrido á un español diríamos que era un rene~ado del pát,rio idioma, Tratándose de D, Hector hny que atribuir esa duda á la ignorancia,, Pero en lo qlfe mas ha insistido D, Hector, es en una cuestion de afijos, que está muy por encim_a de. sus lingiií~ticos conocimiento~; tanto que na repetido varias veces este_ octosílabo de "Anton Pel'nlero;" "Nos han venido á estrcllar," para exponer magistralmente su ridícula opinion de que solo se pueda decir "han venido á estrellarnos,". De modo -que, segun D, : Hector, ni lope de Vega ha podido decir en El premio del bien hablar: "Cinco mil duc.ados de dote os pucdo dm';" ni Qnevedo supo lo qne hacia cuando di.io en una,le sus jácaras: "Me rnandm'on cercenar;" ni D. Nicolás MOl'atin habló con propiednd, diciendo en sus inmo\'tales quintillrr eobre la antigua fiesta de toro::: "Las ordena. celebrar,'" ni D, Leandro lvlorat,in tuvo!l(lntido comun al e~cribir en su sátira contra los vicios do la Poesí.\ Cnstellana: "No te puedo prcstaretc," pue~to que hubieran debido forzosamente rlecíl': el primero "Puedo daros:" el~egundo: "Afandaron cereenurme," el tercero: "O,.dena ccleb 'Q7'las," el cuarto: "No puedo prestqrle etc,",y quién es D, Hector para imponer BU capricho cn estc!isnntlll? Un hombre ql1ll ncllba de Set' ele~ido diputado; pero que,!'cgun la Constitucion de e-ta República, no tiene rlprccho para t.om!!r asiento entre los legislndores arg:entin09, por haber aceptado empleo!1 cn otro rais, (con su propia licencia) y por no llevar aquí 1M dos niio~ (le residencia que exige 11\ ley fl1ndamental on casos ~eme'.iantes; <1B todo lo cual re~ultn que le van (1 cst 'etta ', ó que van á c~trellarle, políticamnnte, 'los verdaderos dirnt.adoe, eti la Cli8cusion del nct.:!; porque si no lo hacen así, ellos son los que se van á cstrellor, ó los que van á estrella 'se, y tendremos una cílmara de huevos e,~tretlado8 Nndie, ru~fi, (lehia haber e~t.ndiarlg 11\9 nplicacione~ dcl verho e.< jretta ' tanto c~~o D. Hector, quien Iza venido cí csirellm' á. estc pais, ~i por el favoritismo logorn que la Const,itncion sea estrellada, él ii estrel.'a 'se él inismo, 8i. no Ilsl 'cllan ni pnis lns"qne están obligados <Í velar por la observancln de las leyes. - y no hay ma~. D. Hector que(ló tnn lucido en la críticn gl'liml\tic~l como el DI', Alsina en la militar e~trllt('gin, y como qnedllrán luempre lo!! qllo se mntan en camisas (le once vara~, Solo una CO"/\ Ip, ff\lta~la á D. Hector, y cri\ hacer CR~O ele ehisme~, parn (lnr.pnhlicic!ncl a Ills ('onvel'~acione!l priva la~, eora prohibirll\ en t.odns pnl't.cr, y hasth ~so ha hecho, al dccil' r uo yo cl"l.ir ué un libro do D, Lnis Varela, 6tn habel'lo ll'irltl, PllC~ bien, eso tienc mueho de feo, no solo

41 - 39 _ p'(ll' que se apart,a de' las buena"~ costumbres, sino por que no es vel',:" o?d [1], puesto ~ue yo he leido elli~ro que critiqué, y á nadie he dicho lo contrurlo; COI1 que h"sta E-n esto hl\n querido estrella1' { D. Heclor, los que le han suministrado falsos informes, CON EL TEXTO EN LOS HOCICOS, (ASTON l'erulero,) Repitiendo cien veces don Héctor su estúlida ccn~ura de"" aquello del estrellm', y delo de ~i un pcriúdieo sale, y de si se puede vendel' un númel'o suelto, etc, sin considerar que cuanto mas habla de esas cosas mas hace reíl' al mundo, por que mas Ole acredita de incorreg;blo! y atrevido ignorante', ha hecho las 8iguiente~ lil\e\'sa ObSel'yaciones, con que hoy viene á:col'l'oboral' el proverbio di:: quil hasta los gatos quiercn zapatos,. 1 c: Que hizo OJal Aldon de decir: "No hemos hecho caso ninguno',; por que dos negacionesafit'l1lan, De esto se' deduce que don HéctOl' no sabe que hay casos en que dos, y: aun tl'es uegociaciones, niegan con mas fuerza que una sola, y puesto que' ignol'a es,,; prepare don lltictor los hocico~, que alió. va á rompérselos la gramática d.e Salvá con este ejemplo:."no '/Ji nunca ni'fl,qun espectdculo tan triste"; ejemplo que vendrá de molde muy prollt.o á los amantl:s tle l~ mol'alidad políti0a, para exclamar: No se ha visto nuncn un ~spectáculotañ triste como el que ofl'cció dun Héctor, el dia q I;e le echaron de la l'epre~entacion nacional! 2 '" Que Ant.on ha lll\madu terremoto' al temblor de tie1'1'a, siendo e8~0 y aqucllo cosas muy Jifel'cntes, Pl'epal'e otra vez lo~ hocicol! don.héctol', pues,llá va el Diccionurio de In Academia, pal'll rompél'selos tambien, haciéudole sabel' q,ue temblor de tierra ~t! lo mismo que tel' remoto, Y sino que se lo pl'egunte al corl'e-vc-dile de Al'Uó, ql~e es clque le surte de chismes, como el refci'ente á lo qu'e Anton ha dicho sobre ellibl'o de don Luis Varela, chisme que enciel'l'a \lna mentira tan gl'ailde, (2) que pal'ece:salida de un cuel'po vulumino.w, lo t ue pudierll ser otra IlH-utira,, 3 d Que Anton ha escrito el adverbio de lugar cn-f'rente, sepal'nndo la primem ~ílilba, lo que e tá mili hecho. Vuelva don Héctol' i preparal' los h,,.(;ieo~, que oh'a vez va á l'ompérselo~ el Liccional'io de la Academia, diciéndule que.: el citado advel'bio ae puede. CSCl'ibiL' de [1] El oditol' du este,folleto ha visto una Cal'ta fechalll\ t-l 6 de Enero del presente año, dil'igida :111 DI', ~. Luis Val't'la y til'mllú" con c8te nombl'e: JUtt1l JJIartinez Vittergas, en que ~e diee lo que Ben Icast1n ha I~eglll'lulo, (2) Repetimos lo dicho nota antedol',

42 nos manj!ras, \lnn cnj 'ente, y otra en j,'ente, De mollo que será lícito decir que, á pe~ar dt1,la fa\'~a, qui! segun pública,vog ~e e>tá OI'ga": niz'nrlo para llevar a las tl' bunas gente que g 'Jte VIVa don Héctor! ti dia que se dh:cuta pi acta. cnpi nnlidad es notoria, don Héctor no será. dipu tallo, pul' tener en j"tinte Ó enj,'entc de sí hombres que saben sostener el decoro de la Repúlllica, 4 ~ Qlle Anton ha eserito extranjero y perwnaje con j, debiendo cscribir extrangel'o y. personage, Pnm! Allá va, poi' última vez, el Diccionario de la Academia, (1 dar á don Héctor con el texto en los hocicos, para hacel'le,saber que no 'es cong, "ino coni, ennlo que se escriben las palabraspe,'sonoje y ext1'a/lje,'o: que haceu mal los gato!l en querllr zapatos, por que. con Ci'e antojo sc ponen muy en ridículu; y qne, aun t.eniéndole poi' pel' SOI,aje con j 109 Oiputh(ks, le ai'rojarán del sello de le represent9cion nacional por varias razones, entre ellai', por ~el' él c;r;t~'anje 'o con j, sin la z.utorizacion competente,., Ahora solo frita decir que Anton ha viajado mucho; pl!ro que no habia visto ignorantes 'que se metieseu á críticos para insultar al sentido comun hasta que tropezó con El Trib1tnD de modo que El Tl'ibuno es ni ignorante mayol' y el mas atrevido de los ignorantes que ha co~ ociclo Aman Pendero,.,.. Ah! Todavia fauaba'algo mas, Sepa.El Tl'ibullO que 0.0 tiene por qué qup.jnrse d 3 que..anton le haya dicho que faltó á la verdad, «l inventa ' un falso argumento, Ell>iccional'Ío de la Ac~demia dice que "lilentil'.,, os decir.ó afirmar lo contrario de lo que se crée ó piet1sa" Mintió El T,'ibuno en la OCRe ion citada, como ha mentido luego al aseglll'nr que.antf)n ha metido á Quintana en un zapato, El público dedda, y si mintió El Tl'ibulIo, con~te. que debió quedal' muy ag'radecido, cuando solo se le dijo que habia faltado á la verdad.. DE ANTON PERULERb Hombre! Parece qúe a dos ziznüeros le!! 111m cnido en gracia los garrafalos de~atidos que ha ~scrit,o D,. I;Iector ucercn d,,1 estreua ', del número 8!J~lto, de h( idea dn llls tertulias,' de' lo de salir 'el peri6dica, etc, Qui 'nes ~el'án esos pobres diablos? Siel.npl'e!!erá uno aquel p 'e Hfpuestívoro que no h3 mncho t.iempo dió á luz un folleto incomparabj~rnentc insipido, y como era nat,lil'al, no vendió mas que die~ 6 doce ejemplrl'es; y el ot,ro.., lih! el Otl'O daóe ~er aqne\ que, cuando le echaron di! no ee dónfie villa adulando hul\iihlemente á "Anton" y su.plicando á e~te que I~ lndemuizo:le de ia púi'(liclfl que RCllbabñ <ie sufrir, para lo cunl ba~taria que en est" Remanario ~e l'ecomendali'o!"uel,1o una col~ccion do verse;!! que úl se proponia publicar, Si. esos tnfehcoh, que DI cuentan, ni pueden contllr con la proteccion del pú-

43 ~ 41 blico, deben estar de tal manera devorados por la envidia, qne eucuentran bellezas sublimes en 188 disl'aratadas lucubraciones de D. Rector. D. Rector, digno m6estro del Simplicio y del Joaquinito Rodajas que aplauden SUil debatinob, hace ya versos, en los cuales, por de contado, mete cada ripio que canta el cl'edo Ejemplos: para hallar consonante á" Anton," habla d-e una leccioll"donde deberia hablar de leccionea para rimal' con bien, supone una crítica hecha por el 'desden, y para completar un verso. pla'l&1l el adverbio de comparacion mas delante del adjetivo principal, cc~a que solo podrán comprender los educacionjgtczs Arn6 y compañeros mártires. En cuanto á medida, sirva de modelo este decasílabo impl'opio (6 sea compuesto de dos pantasílabus) "Puesto que ambos vais á espichal','" Aqui, cuando menos, hay que escribir ambos con h, ósea hambo8, y aspirar d.cha letra. haciéndola sonar como si fuera}, esto es, decir }ombos, para completar el silabeo métrico. Pero, en que. ha de pararlie el hombre que dias atrás nos recomendó un octasilabo de once sílabas? Así comg así, cuanto' mail desbarre, mas seguro estará de complacer al selior Arn6, á Simplicio, el chup6ptero.autor del folleto que no ha podido nnderse, y á. Joaquinito Rodajas. JI que tiene quemada la I!angre, por no haber podido explotar la popularidad de "Anton Perulero," cuando le ech\1ron de no sé donde. Y 1\ se vé! Los tres esperan que D. Rector les dé algo, cuando sea legislador ( Ah! Lasciate ognisperanza!) Cómo no han d& celebl'ar los desprop6sitos de D. Hector? ÚLTIMA CONTESTACION DE BEN-IC.A.SIM Sr. D. Héctar F. Varela. Mi querido Director: Pendient~ una discusion con ~l periódico que redacta D. Juan M. Villerga~, y callado yo ~esde el dl.a en que apareció el último númer.> de ese semanario, podría el público suponer que me' considero derrotado, sinó explicase mi silencio.. Dos son las causas que me impiden contin~ru:.la polémica. Una de ellas la enfermedad de mi esposa y de mi hijo. Otra la conducta desleal que observa el É'eñor Villergas.. Si la pr!mera es temporal'y pasagera, no así la segunda, que me prohibe termmaotemente contlnual' la discu~ion con un hombre qne, despues de, ce!lsurar ~uramente 109 defectos en que incurren los que para el pubhco escriben, califica de tonteria la crítica de los que él comete. Pero no)ls eso solo: en el último núme,:o de Anton PerulMo, se revela claramente el marcado

44 _ propósito que el señor Villergas tiene de hacer personal una cuestion exclusivamente literaria. Asi se comprende que, con stándol e, como le consta, que soy yo el Redactor de la Ohihmog1"afia, dirija á V. sus contestaciones. Asi se comprende tambien que haya esllrito un suelto, en que, aludiendo al que suscribe. dice que "lo echltron de no 8é donde," refiriéndose á mi Batida de La ReP'líblie", por causas de todoa conocidas, y que él no igr.ora, puesto que tambien se ocupó del asunto. Sali, no me echaron, porque quise conservar mi dignidad de español, que tan cara me cuesta. Salí, pues, por lo que no ha salido aun de ninguna parte el seilor Villergas. Lo que Anton Perulero ha escrito, es simplemente un cobarde conato de calumnia; diciendo lo echaron, deja que el público adivine el por qué, y como el publico es sied;1pre malicioso, e:,as palabras le bastan para pensár en la peor de las causas. Tal proceder, indigno en cualquier imberbe botarate, lo es mucho mas en un hombre que peina canas. Si el señor ViUergas no tiene otros medios de defender SUB dtjllmddoll y la gramática de tlu ueo particlllar y exclusivo. puede seguir empleando esos de que se 'vale, seguro de que yo creería deshonrado mi nombre, el dia en que volviese á cambiar una sola palabra con él. Ruego á V. se sirva publicar estas líneas, y me repito S. ~. Marzo:n de Salvador Alfonso. SIGUE LA DEFENSA Anton querido: Ya que estoy con las manos en la masa y como quien dice sobre el peon no quiero dejar tu defensa á medio hacer, precisamente en los momentos en que tus adversarios estudian con el demonio para buscarte las cosquillas,; pura fuerza de enseñarte los dientes. E8toy vienclo, Anton, que vais á andar á la grefia por si fueron verdes ó fueron maduras, cuando no es ese el verdadero quid de la dificultad. Allá voy á sacar la cara por ti, i\onvenciendo á los que te motejan de que hablau á humo de paja y deben al fin y al cabo c.aer de su asno, haciendo que la procesion vaya por dentro. Deilde mi primera y última misiva, han aumentado el número de cargol conbidt:rablemente. Ya no solo dicen que eres un vejete insulso, que has perdido COI1 los años la chaveta y que hablas á tontas y á loca8, trayendo á cola-

45 cion lo que menos importa y dando tales muestras de presumido que te se figura ser el mal empingorotado de la creacion.. NO,se detienen ahí, querido Perulero, porque ya sabrás que con mi anterior les convencí á tus opositores de que tocaban el violon al suponer que ya no sernas ni para los novillos. Al contralio, deseosos de alzar el gallo, siguen erre que erre hacip.ndo de las suyas, empeñarles en daroáentender que cuando tu habla~ es eomo cuando se oye 1I0vtlr.. Ya v:es tú que iniquidad, medirte á tí con el mismo rabero que á cualqlller pelafustan de esos que no saben donde tienen su mano derecha.. Pero no. ser~ como ~uieren que sea voto al chápirfj verde!, frase Cilla que repetías SID ton III son en uno de tus primeros números y que 'viene aquí como de molde. Vamos á ver cuales son las nuevas acusaciolles que sobre ti pesan y4 combatirlas con alma, que no es cosa de llegar y besarla durmiendo. Ahora dicen que cuando te ves ellredado en algun lio gramatical, echas mano, segun que te convenga, del Diccionario de la Academia, del de Salvá; de la costumbre que es ley, ó de cualquiera otro que apoye tu opinion. - Lo ves, Anton querido~ Te convences de que solo desean tru; opositores quema~te la figura y hacerte perder el equilibrio? Pues el:! claro, me cachi8; no digo yo echar mano de esos caballe,os, sino que deber hacerlo cuando te haga faltl. de cuantos han e.;crito libros que sirvaii de modelo.. Ahí tienes el Fleuri, el catecismo de Astete, el de Ripalda, Aladmo ó la lámpara maravillofa, Francisquillo y otros mil impresos que ruedan poi' el mundo, con cuyos ejemplos puedes convencer y apiastar á los que te grufien. Pues ni que elilos mozalvetes tuvieran algun tio en Indias ó un cuñado que fuera gl'an Tamberlan de Pema! No dejarte á ti, al célebre y chistoso Anton Perulero, no dejarle. repito, e~capar por la tangente! Eso arde en un candil; mas pasemos á otro cargo. Dicen los muchachos, sin andaree en chiquitas, que solo te queda muy mala fé para discutir y muy perverea intencion para atacar, 'Si serlín céndidos, Auton amigol to menos quieren esos pobl'etes, que tú, el mas cuco de to~os 1,08 Antones conocidos, escribas lo que creas justo segun tu conciencia, no te valgas de armas vedadas para vencer en buena lid; apeles á la critica literaria sin entrometerte en asuntos domésticos y no trates las cuestiones periodisticas haciéndohls puramente personales. que como sabes ~on repugnantes en ese terreno, Eso querrian los tontos de capirote para reírse, " No señor, que no lo vean sus oj~s, querido Antou. -"

46 - 44:-,8:tbcs Jo que debes hacer? Lo que estás ~aciendo. l':)i coil1 mmc1es que una cosa es blanca, di que e,s negra y te creer~u :1 pllüo cenado., D<~,-,i:1, :Uontesquieu, "calumnia(l, que siempre queda. algo". Ei,c) t" aconsejaría yo, que hicieras, si tuviera vela en este entierro v si nij nhl'lgnra el convencimiento de que debes haber leido esa ;entl3ucin autes que yo te la dijera. Déjate c1'3erítieaa literarias cuando puedes sacar mas partido de los asulltus de familia; porque aun cuando tuvieras de vidrio el tejml0, no) Le debia dar cnidado tirar piedras al ageno, que con echarte el alma á la espalda y mirarlo todo manga por hombro, ya sabes que flllié: no tiene vergüenza, es el mundo de su propiedad. y l'ci'decto álo último, esto es,.en cuanto á convertir tu famoso semana;io satmco y de monigotes 6 caricaturas en papel de ataques per~on;llcg, no te qued<;s atrás, sublime Anton, ponte en zancos, echa Jns emnpauas á yuelo y cuéntales, á todos los que no te agraden,. hasta lns camisas quc tiec.en eq el baul, y dues si vienen tarde 6 temprano á casa, ó si se mudan los calentines á menudo. l.donrb hay conducta mas noble. y elevada. que esa,.anton gl'aci0~io'?. Los viejos cleben enseñar con su ejemplo' á los j6venes, y ya que tan bnen maestro como tú no se encuentra á la vuelta de un dado, jnsto es que escu:!hen tn'ij lecciones y no se den ele calabazadas pensando lo que deberán hacer. J~aBtn. por hoy, amigo Pe ;ulero, porque sé me vii. subiendo la 1ll0l'Ca. á la nariz y creo que de continuar había de ~eo rles á tus ad.. verranoe cuantas son tres y dos. ' Siguc contanclo conmigo, como siempre. Tanto gusto no? Un cuazquiera

Por frecuencia Por orden alfabético

Por frecuencia Por orden alfabético Las 1000 palabras más frecuentes del castellano Datos de la RAE (Real Academia de la Lengua Española) organizados por Dictados para Primaria () En la segunda columna se encuentras las palabras ordenadas

Más detalles

Señala la celda en la que coincide las mismas palabras

Señala la celda en la que coincide las mismas palabras explicó mayoría campo poco mayoría campo poco explicó estas hombre flores etapa etapa hombre flores estas viene cine nunca especial viene cine nunca especial esfuerzo dar has ejemplo has dar esfuerzo ejemplo

Más detalles

2.1 Función, forma y significación del adverbio

2.1 Función, forma y significación del adverbio 2. Gra m á t i c a Propósito: Sabía que: Así como el adjetivo enriquece la significación del sustantivo, el adverbio enriquece la del verbo. Es importante conocer las funciones básicas del adverbio y de

Más detalles

He guardado la fe. Comienzo ampliando lo que dije en la introducción:

He guardado la fe. Comienzo ampliando lo que dije en la introducción: He guardado la fe Introducción: 1. Pienso que cuando se acerca la muerte, cualquier carta que uno escriba, la redacta porque le parece muy importante enviarla. 2. Si el escritor además es un preso, próximo

Más detalles

La Vida de Cristo. del evangelio de Juan. Lección 37. Jesús nos prepara un lugar. Juan 14:1-11. Currículo 2010 Misión Arlington Misión Metroplex

La Vida de Cristo. del evangelio de Juan. Lección 37. Jesús nos prepara un lugar. Juan 14:1-11. Currículo 2010 Misión Arlington Misión Metroplex La Vida de Cristo del evangelio de Juan Lección 37 Jesús nos prepara un lugar Juan 14:1-11 Currículo 2010 Misión Arlington Misión Metroplex Creada para uso con niños principiantes, y principiantes que

Más detalles

El plan de la salvación (drama musical)

El plan de la salvación (drama musical) El plan de la salvación (drama musical) Por Wyatt P Sutton El plan de la salvación (drama musical) Papeles: Narrador - Preguntón - Constructor - Mimo Pecador - Mimo Usado con permiso. ObreroFiel.com -

Más detalles

Trabajemos en amor LECCIÓN

Trabajemos en amor LECCIÓN 68 LECCIÓN 7 Trabajemos en amor A Luciano se le hacía difícil enseñar, aunque tenía varios niños en su clase bíblica. Preparaba cuidadosamente la lección para sus alumnos y les enseñaba lo mejor que podía.

Más detalles

POEMAS EN PROSA Y EN VERSO

POEMAS EN PROSA Y EN VERSO INSTITUCION EDUCATIVA LA PRESENTACION NOMBRE ALUMNA: AREA : LENGUA CASTELLANA ASIGNATURA: ESPAÑOL DOCENTE: MARIA GLADYS RIOS JIMENEZ TIPO DE GUIA: CONCEPTUAL- EJERCITACIÓN PERIODO GRADO FECHA DURACION

Más detalles

del evangelio de Lección 12 Jesús Está Vivo Marcos 16:1-16

del evangelio de Lección 12 Jesús Está Vivo Marcos 16:1-16 LA VIDA DE CRISTO del evangelio de Marcos Lección 12 Jesús Está Vivo Marcos 16:1-16 Creada para uso con niños principiantes, y principiantes que no asisten a una iglesia Adaptable para todas edades, incluyendo

Más detalles

Dios es Mas que Suficiente

Dios es Mas que Suficiente Dios es Mas que Suficiente Pastora Susie Fernández Iglesia Casa de Oración y Adoración 20 de marzo del 2013 Salmos 23:1-6 Jehová es mi Pastor 1 Jehová es mi pastor; nada me faltará. 2 En lugares de delicados

Más detalles

La familia de los obreros de Dios

La familia de los obreros de Dios 16 LECCIÓN 1 La familia de los obreros de Dios Luciano, quien ha sido cristiano desde hace sólo dos meses, se deleita con las hermosas verdades que descubre en su estudio de la Palabra de Dios. Él lee

Más detalles

Imágenes de Internet+ María Luisa Mar3nez Robles

Imágenes de Internet+ María Luisa Mar3nez Robles Imágenes de Internet+ María Luisa Mar3nez Robles Los Mandamientos son como los semáforos, nos indican lo que está bien, lo que no tenemos que hacer y lo que debemos tener cuidado. Se resumen en dos Amar

Más detalles

EL ADVERBIO Y LAS LOCUCIONES ADVERBIALES

EL ADVERBIO Y LAS LOCUCIONES ADVERBIALES EL ADVERBIO Y LAS LOCUCIONES ADVERBIALES El adverbio es una palabra invariable que complementa a un verbo (llegó ayer), a un adjetivo (llegó muy contento) o a otro adverbio (llegó demasiado tarde), indicando

Más detalles

1. El evangelio es una palabra que significa. 2. La Biblia nos enseña las buenas nuevas de las de Dios.

1. El evangelio es una palabra que significa. 2. La Biblia nos enseña las buenas nuevas de las de Dios. EL GRAN INTERCAMBIO Lección 5 EL REGALO PROMETIDO POR DIOS PREGUNTAS DE REPASO 1. El evangelio es una palabra que significa. 2. La Biblia nos enseña las buenas nuevas de las de Dios. 3. Uno de los mensajes

Más detalles

CANTARES FILOSÓFICO MORALES. Ramón de Campoamor y Campoosorio ( )

CANTARES FILOSÓFICO MORALES. Ramón de Campoamor y Campoosorio ( ) CANTARES FILOSÓFICO MORALES Ramón de Campoamor y Campoosorio (1817 1901) CANTARES FILOSÓFICO-MORALES RAMON DE CAMPOAMOR - 1 - Por más contento que esté, una pena en mi se esconde que la siento no se donde

Más detalles

Mucho perro. Silvia Schujer. Ilustraciones de Pez

Mucho perro. Silvia Schujer. Ilustraciones de Pez Mucho perro Silvia Schujer Ilustraciones de Pez www.loqueleo.santillana.com 1999, Silvia Schujer 1999, 2005, 2014, Ediciones Santillana S.A. De esta edición: 2016, Ediciones Santillana S.A. Av. Leandro

Más detalles

Lección # 1. La Vida Abundante. La Vida de Jesucristo

Lección # 1. La Vida Abundante. La Vida de Jesucristo Lección # 1 La Vida Abundante La Vida de Jesucristo en Usted LA VIDA ABUNDANTE es un curso básico sobre los A-B-C s de la vida Cristiana. Es ideal para los nuevos creyentes y para reforzar los conocimientos

Más detalles

Una VISITA en la NOCHE

Una VISITA en la NOCHE NUEVO TESTAMENTO LECCIÓN 8 Una VISITA en la NOCHE Juan 3:1-21 Versículo de Memoria Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda,

Más detalles

A vueltas con el sujeto

A vueltas con el sujeto A vueltas con el sujeto El asunto del sujeto es, aparentemente, la mar de sencillo en español. Partiendo del concepto de oración, decimos que toda oración se divide en sujeto y predicado, y que el sujeto

Más detalles

Oraciones de relativo con subjuntivo

Oraciones de relativo con subjuntivo Oraciones de relativo con subjuntivo GRAMÁTICA NIVEL NÚMERO IDIOMA Intermedio B2_1055G_ES Español Objetivos Aprender cuándo usar el indicativo y cuándo el subjuntivo en oraciones de relativo Repasar el

Más detalles

JESÚS VISITA A SUS DISCÍPULOS

JESÚS VISITA A SUS DISCÍPULOS JESÚS VISITA A SUS DISCÍPULOS REFERENCIA BÍBLICA: Juan 20:19-29 VERSÍCULO CLAVE: "Dísele Jesús: Porque me has visto, Tomás, creíste: bienaventurados los que no vieron y creyeron (Juan 20:29) CONCEPTO CLAVE:

Más detalles

Lección 2: Quiero entrar a Internet, pero estoy abrumado!

Lección 2: Quiero entrar a Internet, pero estoy abrumado! Lección 2: Quiero entrar a Internet, pero estoy abrumado! Sabía que muchas personas, quizá al igual que usted, tienen dudas con respecto a aprender a usar una computadora y el Internet? En esta lección

Más detalles

Fahrenheit Buenos días.-saludé. - A qué te refieres con buenos días? Me deseas que?-comenzó una célebre cita.

Fahrenheit Buenos días.-saludé. - A qué te refieres con buenos días? Me deseas que?-comenzó una célebre cita. Fahrenheit 450 Si bien es cierto que conocía a la lectura desde temprana edad, no lo hice con mayúscula hasta que tenía catorce años. Con mayúscula? Así es, pese a que no le esperaba de aquella manera.

Más detalles

Porque para siempre permanece su misericordia! Aleluya! Y hundió al Faraón y a su ejército en el mar. Aleluya! Porque para siempre permanece su

Porque para siempre permanece su misericordia! Aleluya! Y hundió al Faraón y a su ejército en el mar. Aleluya! Porque para siempre permanece su Polielio Salmo 135 Confesad al Señor, pues Él es bondadoso. Aleluya! Confesad al Dios de los dioses. Aleluya! Confesad al Señor de los señores. Aleluya! Al Único que obra grandes maravillas. Aleluya! Al

Más detalles

La Vida de Cristo del Evangelio de Mateo #19 : Los Seguidores Enseñan

La Vida de Cristo del Evangelio de Mateo #19 : Los Seguidores Enseñan La Vida de Cristo del Evangelio de Mateo #19 : Los Seguidores Enseñan 19 Seguidores enseñan Introdución La vida de Cristo del Evangelio de Mateo Veremos a la vida de Jesús Él nos inspirar por su ejemplo

Más detalles

Benedicto XVI explica la Eucaristía a niños

Benedicto XVI explica la Eucaristía a niños Portada - Desde Roma - Benedicto XVI explica la Eucaristía a niños Benedicto XVI explica la Eucaristía a niños 14.4.2012 Encuentro de Benedicto XVI con más de cien mil niños de primera comunión. 15-10-2005.

Más detalles

JOSÉ DE ESPRONCEDA. Marina Mateu y Mireia Gonzalez

JOSÉ DE ESPRONCEDA. Marina Mateu y Mireia Gonzalez JOSÉ DE ESPRONCEDA Marina Mateu y Mireia Gonzalez BIOGRAFÍA Nació en Badajoz en el 1808. Estudió humanidades en el colegio San Mateo. A los quince años fundó una sociedad masónico-patriótica llamada Los

Más detalles

Son palabras sin accidentes gramaticales. Expresan circunstancias de:

Son palabras sin accidentes gramaticales. Expresan circunstancias de: Los adverbios Son palabras sin accidentes gramaticales. Expresan circunstancias de: Lugar Cantidad Afirmación Tiempo Negación Modo Duda Sirven para indicar circunstancias del verbo, adjetivo o de otro

Más detalles

Segundo Artículo: Dios el Hijo Lección 6. Cristo me Redimió

Segundo Artículo: Dios el Hijo Lección 6. Cristo me Redimió Segundo Artículo: Dios el Hijo Lección 6 Cristo me Redimió Lectura Bíblica Oseas 3 Palabras Claves redimir Redentor barco de vela adulterio mercado de esclavos Alguna vez has escuchado la historia del

Más detalles

«Gracias por mi educación»

«Gracias por mi educación» «Gracias por mi educación» Buenos días del 18 al 22 de abril de 2016 Lunes, 18 de Abril 2016 Gracias a todos En el nombre del Padre. Buenos días a todos. Antes de nada queremos dar las gracias por toda

Más detalles

Colosenses: La vida en Cristo #3 : El Poder de la Oración

Colosenses: La vida en Cristo #3 : El Poder de la Oración Colosenses: La vida en Cristo #3 : El Poder de la Oración Introducción Colosenses: La vida en Cristo La carta del apóstol Pablo a la congregación de creyentes en Colosas No los conocía personalmente Estaba

Más detalles

Para y porque EXPRESIONES. Principiante A2_1026X_ES Español

Para y porque EXPRESIONES. Principiante A2_1026X_ES Español Para y porque EXPRESIONES NIVEL NÚMERO IDIOMA Principiante A2_1026X_ES Español Objetivos Aprender y practicar para y porque Aprender el presente de los verbos leer y escribir 2 Trabajo duro para ganar

Más detalles

Bloque 4. Tema 4. La tilde diacrítica

Bloque 4. Tema 4. La tilde diacrítica Bloque 4. Tema 4. La tilde diacrítica ÍNDICE 1. Palabras monosílabas. 2. Palabras polisílabas. 3. Interrogativos y exclamativos. 4. Pronombres demostrativos. Introducción La tilde diacrítica es el acento

Más detalles

La habitación de Pablo

La habitación de Pablo g r a n a n g u l a r Javier Salinas La habitación de Pablo Cómo puede un adulto haber olvidado su infancia hasta tal punto que ya no recuerde en absoluto lo tristes e infelices que pueden llegar a ser

Más detalles

Oseas, profeta de la gracia

Oseas, profeta de la gracia L E C C I Ó N Oseas, profeta de la gracia Sábado Haz la actividad de la p. 39. Cuándo creyó alguien en ti sólo porque te amaba? Cómo te sentiste? Veamos cómo un profeta llamado Oseas ofreció ese regalo

Más detalles

CÓMO PUEDO APRENDER A ORAR?

CÓMO PUEDO APRENDER A ORAR? CÓMO PUEDO APRENDER A ORAR? Ahora vamos a estudiar los medios de gracia, cada uno en detalle. Comenzaremos con la oración: La oración no tiene que ser con lenguaje religioso o forzado. Debe ser sincero

Más detalles

Por soñar. donde se meten las cartas para enviarlas por correo. 3 sobre: papel doblado y pegado

Por soñar. donde se meten las cartas para enviarlas por correo. 3 sobre: papel doblado y pegado Por soñar «Son las ocho. Las ocho! Me he quedado dormida! Ay! Pero, qué tonta soy! Hoy es quince de agosto¹! Es fiesta! Qué bien!» Marta quiere despertar a Frank con un beso, como siempre. Pero no lo encuentra

Más detalles

Lección 1A. La carta y su autor (Efesios 1:1)

Lección 1A. La carta y su autor (Efesios 1:1) La carta y su autor Lección 1A La carta y su autor (Efesios 1:1) Capítulos 1 al 3: Comprensión espiritual acerca de: a) Cristo, b) uno mismo. Capítulos 4 a 6: Comportamiento diario 1. Este rollo nos da

Más detalles

PRESENTE DE INDICATIVO EJERCICIOS

PRESENTE DE INDICATIVO EJERCICIOS PRESENTE DE INDICATIVO EJERCICIOS 1.- Completa las siguientes oraciones con el verbo que aparece entre paréntesis en presente de indicativo (no olvides que todos son verbos que terminan en AR). 1.- Juan

Más detalles

BEBED DE ELLA TODOS Parte 1 Intercambio José Leonardo Malebrán Villarroel y Lorenzo Luévano

BEBED DE ELLA TODOS Parte 1 Intercambio José Leonardo Malebrán Villarroel y Lorenzo Luévano BEBED DE ELLA TODOS Parte 1 Intercambio José Leonardo Malebrán Villarroel y Lorenzo Luévano Malebrán: Cursivas. Luévano: COMENTARIO. COMENTARIO: En Juan 4:12, dice, " Acaso eres tú mayor que nuestro padre

Más detalles

LA VIDA DE CRISTO del evangelio de

LA VIDA DE CRISTO del evangelio de LA VIDA DE CRISTO del evangelio de Marcos Lección 40 El mandamiento mayor Marcos12: 12:28 28-34 Creada para uso con niños principiantes, y principiantes que no asisten a una iglesia Adaptable para todas

Más detalles

Qué Creemos? Lección 48. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo 2008

Qué Creemos? Lección 48. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo 2008 Lección 48/página 1 de 8 Qué Creemos? Lección 48 Mission Arlington Mission Metroplex Currículo 2008 Creado para uso como material para discipulado para niños mayores a adultos Qué Creemos? Lección 48:

Más detalles

Expresiones de tiempo y frecuencia

Expresiones de tiempo y frecuencia Expresiones de tiempo y frecuencia EXPRESIONES NIVEL NÚMERO IDIOMA Principiante A2_1022X_ES Español Objetivos Practicar los adverbios de frecuencia Aprender otras expresiones de tiempo 2 Casi siempre trabajo

Más detalles

Comprensión de lectura

Comprensión de lectura INSTRUCCIONES Lee cada pasaje. Luego lee cada pregunta sobre el pasaje. Decide cuál es la mejor respuesta a la pregunta. En tu documento de respuestas, llena el círculo de la respuesta que has escogido.

Más detalles

Jesús Magnificado. Lección 10. Lucas 11

Jesús Magnificado. Lección 10. Lucas 11 Jesús Magnificado Lucas 11 Lección 10 PRIMER DÍA: Lee Lucas 11 Hay tanto que aprender de Jesús! No solo en él están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento (Colosenses 2:2-3) sino

Más detalles

orar, como enseñó Juan a sus discípulos. 28 de julio 2013 Pero voy por Jesús, para que Él se los platique. Obra: El Padre Nuestro

orar, como enseñó Juan a sus discípulos. 28 de julio 2013 Pero voy por Jesús, para que Él se los platique. Obra: El Padre Nuestro 28 de julio 2013 Obra: El Padre Nuestro Personajes: Jesús, Fray, Jimena. (Entran a escena Fray y Jimena) Fray: Hola amigos. Jimena: Hola amigos. Hola Fray. Fray: Ustedes saben quién inventó una oración

Más detalles

Género Lírico. Objetivo de la clase: Conocer elementos de la poesía para identificarlos al analizar un poema.

Género Lírico. Objetivo de la clase: Conocer elementos de la poesía para identificarlos al analizar un poema. Género Lírico Objetivo de la clase: Conocer elementos de la poesía para identificarlos al analizar un poema. Qué es la poesía lírica? Es una manifestación cuya finalidad primaria es revelar sentimientos

Más detalles

Lección 5: Está la Luz en Ti?

Lección 5: Está la Luz en Ti? La Luz del Mundo Lección 5: Está la Luz en Ti? Mission Arlington Mission Metroplex Currículo de Navidad 2011 Lección 5, pag. 1 of 11 Está la Luz en Ti? Lucas 2:8-20 Escrituras: Juan 1:1-18, 3:19-21, Mateo

Más detalles

Lo Mas Importante #2 - "Otros"

Lo Mas Importante #2 - Otros Lo Mas Importante #2 - "Otros" Idea de la serie Como agrado a Dios? Es la pregunta que todos hacemos Algunos se ponen religiosos Otros tratan de ser buenas personas Otros dan dinero a personas mas pobres

Más detalles

Padre Nuestro Dios y Tú

Padre Nuestro Dios y Tú Padre Nuestro Dios y Tú Tu: Padre Nuestro que estas en los cielos Sí... Aquí estoy. Por favor... No me interrumpas, estoy orando! Pero tú me llamaste...! Llame? No llamé a nadie. Estoy orando... Padre

Más detalles

Una Visita en la Noche

Una Visita en la Noche Currículo del Nuevo Testamento 8 Una Visita en la Noche Juan 3:1-21 Versículo de Memoria Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no

Más detalles

Comprensión 22 de Marzo de 2017 EL COMPRADOR DE GRATITUD

Comprensión 22 de Marzo de 2017 EL COMPRADOR DE GRATITUD EL COMPRADOR DE GRATITUD Hace mucho tiempo, en un lejano reino de China, vivía un ministro llamado Mong. Un día se presentó en su palacio un joven muchacho que buscaba trabajo. - Qué sabes hacer? le preguntó

Más detalles

1. Necesitamos un para la enfermedad del pecado. 2. Uno de los remedios que la gente ha propuesto es el más.

1. Necesitamos un para la enfermedad del pecado. 2. Uno de los remedios que la gente ha propuesto es el más. EL GRAN INTERCAMBIO Lección 3 LOS REMEDIOS HUMANOS PREGUNTAS DE REPASO 1. Necesitamos un para la enfermedad del pecado. 2. Uno de los remedios que la gente ha propuesto es el más. 3. Pero por más que uno

Más detalles

Lectura/Artes del lenguaje Grado 2 Semejanzas y diferencias

Lectura/Artes del lenguaje Grado 2 Semejanzas y diferencias Lectura/Artes del lenguaje Grado 2 Semejanzas y diferencias Estimado padre o tutor legal: Actualmente su hijo/a está aprendiendo a identificar semejanzas y diferencias a través de distintas selecciones.

Más detalles

EL GRAN INTERCAM BIO DE REGALOS

EL GRAN INTERCAM BIO DE REGALOS LECCIÓN EL GRAN INTERCAM BIO DE REGALOS Sábado Haz la actividad de la página 94. Domingo Lee la historia El gran intercambio de regalos. Crea un acróstico con la palabra REGALO. Aprende. Comienza a aprender

Más detalles

TRIDUO ESCOLAR A MARÍA AUXILIADORA DE LOS CRISTIANOS EDUCACIÓN INFANTIL

TRIDUO ESCOLAR A MARÍA AUXILIADORA DE LOS CRISTIANOS EDUCACIÓN INFANTIL PRIMER DÍA: MARÍA DICE SÍ A DIOS AMBIENTACIÓN Buenos días. Hoy comenzamos el Triduo a la Virgen, es decir, los tres días que vamos a venir a verla antes de su santo. Sabéis que día es su santo?... Sííí

Más detalles

EMBUSTERO TOMAS. En medio círculo están sentados varios niños mirando hacia el biombo. Aparece un títere por detrás del biombo.

EMBUSTERO TOMAS. En medio círculo están sentados varios niños mirando hacia el biombo. Aparece un títere por detrás del biombo. EMBUSTERO TOMAS En medio círculo están sentados varios niños mirando hacia el biombo. Aparece un títere por detrás del biombo. TÍTERE: Buenos días, niños. Saben que aquí en el colegio, entre ustedes, hay

Más detalles

Prueba Saber Lenguaje 3 grado

Prueba Saber Lenguaje 3 grado Prueba Saber Lenguaje 3 grado Tiempo disponible 1 hora y 30 minutos. Instrucciones Escribe primero tu nombre y apellido, en el espacio correspondiente, en tu hoja de respuestas. 2. En esta prueba, leerás

Más detalles

U N C U R S O D E E S T U D I O D E E M M A Ú S VERBO DIOS R.E. HARLOW

U N C U R S O D E E S T U D I O D E E M M A Ú S VERBO DIOS R.E. HARLOW U N C U R S O D E E S T U D I O D E E M M A Ú S EL VERBO DE DIOS R.E. HARLOW 1 Editorial: ECS Ministries www.ecsministries.org ISBN 1-59387-031-0 Edición Digital: 2005.09 2005 ECS Ministries Traducción:

Más detalles

Almas gemelas. (Una historia de amor) Jesús Campos García. (Crujir de hojas secas en el parque.)

Almas gemelas. (Una historia de amor) Jesús Campos García. (Crujir de hojas secas en el parque.) Almas gemelas (Una historia de amor) Jesús Campos García (Crujir de hojas secas en el parque.) Quién hay ahí? Es usted? Sí, soy yo. Pero dónde está? Aquí, junto al pedestal. No la veo. Tampoco yo. Salga,

Más detalles

I. PRUEBA DE EVALUACIÓN DE LA COMPETENCIA COMUNICATIVA (30 puntos) Lee atentamente el texto propuesto: sigue las tareas indicadas más abajo

I. PRUEBA DE EVALUACIÓN DE LA COMPETENCIA COMUNICATIVA (30 puntos) Lee atentamente el texto propuesto: sigue las tareas indicadas más abajo I PRUEBA DE EVALUACIÓN DE LA COMPETENCIA COMUNICATIVA ( puntos) Lee atentamente el texto propuesto: sigue las tareas indicadas más abajo Qué representa hoy día la lectura? Siempre hablamos de lo importante

Más detalles

EL CABALLO DE LORD BYRON

EL CABALLO DE LORD BYRON EL CABALLO DE LORD BYRON VANESA PÉREZ-SAUQUILLO Ilustraciones de María Espejo Las Tres Edades Índice Capítulo 1 LA LLEGADA 13 Capítulo 2 EL ENCARGO 21 Capítulo 3 ALLEGRA 27 Capítulo 4 LA NOTICIA 35 Capítulo

Más detalles

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA Ciclo «B» p. -1- MONICIÓN DE ENTRADA Hoy domingo, día 2 de Noviembre, es el día de los fieles difuntos. La iglesia nos invita a recordar y a rezar por todos aquellos que han muerto para que estén gozando

Más detalles

Parte 1 PORTADORES DE PAZ

Parte 1 PORTADORES DE PAZ Parte 1 PORTADORES DE PAZ Hemos sentido fuertemente tomar acción en lo que el Señor nos estado mostrando (Leer Lucas 10:5 y 6). Durante este periodo de noviembre, diciembre y enero del 2013 estaremos tomando

Más detalles

Estándares de Lectura Destrezas Fundamentales (LDF)

Estándares de Lectura Destrezas Fundamentales (LDF) Estándares de lectura: Destrezas fundamentales en HM Lectura: 1er Grado_Español HM Tema: HM Conciencias fonológicas/ fonéticas y reconocimiento de palabras 1 Conciencia fonológica: Estándares de Lectura

Más detalles

(jesuita Guillermo Ortiz RV). Traducción de la catequesis que el Santo Padre pronunció en italiano:

(jesuita Guillermo Ortiz RV). Traducción de la catequesis que el Santo Padre pronunció en italiano: (RV).- El Espíritu Santo es la linfa vital del amor de Dios que hace de nuestro corazón su morada. Es el don de Dios por excelencia que a quien lo recibe comunica diversos dones espirituales, explicó Francisco

Más detalles

Estamos avanzando en la educación en Yucatán, estamos aplicando una Reforma Educativa, y esto se está transformando en gente mejor preparada, que

Estamos avanzando en la educación en Yucatán, estamos aplicando una Reforma Educativa, y esto se está transformando en gente mejor preparada, que Mérida, Yuc., 30 de mayo de 2016 Mensaje del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, durante la entrega de equipo de cómputo del programa Bienestar Digital, en el estado de Yucatán Muy buenos

Más detalles

Lugar. Celestial. Muchas veces cuando pensamos en bendición, nos limitamos a pensar en cosas materiales, que solamente tienen un efecto limitado.

Lugar. Celestial. Muchas veces cuando pensamos en bendición, nos limitamos a pensar en cosas materiales, que solamente tienen un efecto limitado. Lugar Celestial. Efesios 1.3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo BENDICIÓN Bien decir, hablar bien

Más detalles

1. Encierra con color las estrofas de este poema y enumera cada uno de sus versos. GUÍA PRUEBA COEF 2 LENGUAJE

1. Encierra con color las estrofas de este poema y enumera cada uno de sus versos. GUÍA PRUEBA COEF 2 LENGUAJE 1 Departamento De Lenguaje y Comunicación GUÍA PRUEBA COEF 2 LENGUAJE 1. Encierra con color las estrofas de este poema y enumera cada uno de sus versos. 1. Lee el siguiente poema y responde las preguntas.

Más detalles

AMAR ES ESTAR VIVO. Qué alegría la de los discípulos de Cristo, al saber por los Apóstoles que JESÚS HA RESUCI- TADO!... JESÚS ESTA VIVO!...

AMAR ES ESTAR VIVO. Qué alegría la de los discípulos de Cristo, al saber por los Apóstoles que JESÚS HA RESUCI- TADO!... JESÚS ESTA VIVO!... PASO 2 AMAR ES ESTAR VIVO Para trabajar en casa. Lectura del mensaje del P. François, Pascua 1958. Estudio personal y elaboración del cuestionario. Llevarlo escrito a la reunión. MENSAJE DE PASCUA 1985

Más detalles

Vivir mi vida. CORO Voy a reír, voy a bailar Vivir mi vida lalalalá Voy a reír, voy a gozar Vivir mi vida lalalalá

Vivir mi vida. CORO Voy a reír, voy a bailar Vivir mi vida lalalalá Voy a reír, voy a gozar Vivir mi vida lalalalá Vivir mi vida CORO Voy a reír, voy a bailar Vivir mi vida lalalalá Voy a reír, voy a gozar Vivir mi vida lalalalá Voy a vivir el momento Para entender el destino Voy a escuchar en silencio Para encontrar

Más detalles

PREGUNTAS DE LAS CARTAS DE SAN JUAN

PREGUNTAS DE LAS CARTAS DE SAN JUAN PREGUNTAS DE LAS CARTAS DE SAN JUAN 1. Con mucho aprecio comparto este cuestionario de 102 preguntas de las cartas (epístolas) de San Juan. Están unidas de la 1ª, 2ª y 3ª 2. Las respuestas de cada pregunta

Más detalles

Lección # 4. La Vida Abundante. La Vida de Jesucristo

Lección # 4. La Vida Abundante. La Vida de Jesucristo Lección # 4 La Vida Abundante La Vida de Jesucristo en Usted LA VIDA ABUNDANTE es un curso básico sobre los A-B-C s de la vida Cristiana. Es ideal para los nuevos creyentes y para reforzar los conocimientos

Más detalles

PROGRAMA No. 302 SAN JUAN. Cap. 21: Ahora llegamos a la entrevista especial que Jesús tuvo con Simón Pedro.

PROGRAMA No. 302 SAN JUAN. Cap. 21: Ahora llegamos a la entrevista especial que Jesús tuvo con Simón Pedro. PROGRAMA No. 302 SAN JUAN Cap. 21:15-17 Ahora llegamos a la entrevista especial que Jesús tuvo con Simón Pedro. Juan 21:15-17... Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas. Nuestro Señor toma a Simón Pedro y

Más detalles

-Juan Nuez Vega- Don Juan, se quedó huérfano de padre a los ocho años, quedando bajo la tutela de su madre.

-Juan Nuez Vega- Don Juan, se quedó huérfano de padre a los ocho años, quedando bajo la tutela de su madre. -Juan Nuez Vega- Don Juan Nuez Vega (1.876-1.963) fue un poeta ingeniense, por lo que dicen, no sabía ni leer ni escribir, pero sin embargo tenía una mente privilegiada. Don Juan, se quedó huérfano de

Más detalles

La Santa Sede ENCUENTRO DE CATEQUESIS Y DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI CON LOS NIÑOS DE PRIMERA COMUNIÓN

La Santa Sede ENCUENTRO DE CATEQUESIS Y DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI CON LOS NIÑOS DE PRIMERA COMUNIÓN La Santa Sede ENCUENTRO DE CATEQUESIS Y DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI CON LOS NIÑOS DE PRIMERA COMUNIÓN Plaza de San Pedro Sábado 15 de octubre de 2005 CATEQUESIS DEL SANTO PADRE Andrés: Querido

Más detalles

2. Qué personas, en opinión de los expertos, nunca alcanzan el éxito en la vida?

2. Qué personas, en opinión de los expertos, nunca alcanzan el éxito en la vida? Prueba I. Evaluación de la competencia comunicativa ( puntos) a) Lee atentamente el siguiente texto. Cómo lograr el éxito en la vida Todos queremos ser exitosos, pero a veces no tenemos claro qué camino

Más detalles

Ezequiel: Dios Glorioso #17: Volver a Dios

Ezequiel: Dios Glorioso #17: Volver a Dios Ezequiel: Dios Glorioso #17: Volver a Dios 1 Volver a Dios Rebelamos contra Dios Justicia Castigo Destrucción Qué hacemos? Volver a Dios La llamada de Dios a su pueblo a que se arrepienten Ezequiel 18:21

Más detalles

Qué es la oración cristiana?

Qué es la oración cristiana? Qué es la oración cristiana? Es una súplica, un ruego o una alabanza que se hace a Dios o los santos. Es abrir el corazón o el alma a Dios en una forma sincera, sensible y afectuosa. La oración es hablar

Más detalles

Fe Que Perdura. Semana 1: Fuerte Desde el Comienzo Hasta el Fin En tu Biblia: Mateo 14:22-33

Fe Que Perdura. Semana 1: Fuerte Desde el Comienzo Hasta el Fin En tu Biblia: Mateo 14:22-33 Fe Que Perdura Semana 1: Fuerte Desde el Comienzo Hasta el Fin En tu Biblia: Mateo 14:22-33 Introducción Esta guía para los Grupos de Estudio Bíblico (GEB) tiene el propósito de conectar los GEB con el

Más detalles

LA ACENTUACIÓN - REPASO DE ESPAÑOL 1-

LA ACENTUACIÓN - REPASO DE ESPAÑOL 1- LA ACENTUACIÓN - REPASO DE ESPAÑOL 1- LA SÍLABA Una sílaba está formada por una o varias letras que se pronuncian en un solo golpe de voz. Por ejemplo: co-che or-de-na-dor NÚMERO DE SÍLABAS Palabras monosílabas,

Más detalles

MATEO 14:22-23; MARCOS 6:45-51; JUAN 6:16-21

MATEO 14:22-23; MARCOS 6:45-51; JUAN 6:16-21 MATEO 14:22-23; PLAN DE ESTUDIO PARA LOS PEQUEÑOS de Calvary Curriculum Copyright 2017 por Calvary Curriculum No se puede, bajo ninguna circunstancia, vender, distribuir, o explotar en forma comercial

Más detalles

Contar. Amós 5:24. con Arnulfo

Contar. Amós 5:24. con Arnulfo Contar Amós 5:24 con Arnulfo Queridos amigos: Cuántos de ustedes se acuerdan de Arnulfo? Su historia se encuentra en la primera lección del curso: En Mi Casa Aprendo a Leer. Arnulfo está bien, y quiere

Más detalles

EL PODCAST DE UNLIMITED SPANISH

EL PODCAST DE UNLIMITED SPANISH EL PODCAST DE UNLIMITED SPANISH USP 083: Cervantes y Don Quijote de la Mancha. Parte 2 Tengo que matar a esos gigantes de delante nuestro! Hola a todos! Soy Òscar, fundador de unlimitedspanish.com. Quiero

Más detalles

Lección 1 Un nuevo nacimiento y una nueva vida

Lección 1 Un nuevo nacimiento y una nueva vida Un nuevo nacimiento y una nueva vida Lección 1 Un nuevo nacimiento y una nueva vida 1. Lea a continuación las hermosas palabras de la Biblia, contenidas en el libro llamado Juan:... a quienes lo recibieron

Más detalles

EL PERRO. Raquel Gómez Méndez

EL PERRO. Raquel Gómez Méndez EL PERRO Raquel Gómez Méndez Hoy, como otro día cualquiera me propuse estudiar en la biblioteca, quería aprovechar bien mí tiempo y como tenía que hacer gestiones en el banco, me tuve que levantar temprano.

Más detalles

SEMANA 8 - David, el hombre de fe

SEMANA 8 - David, el hombre de fe SEMANA 8 - David, el hombre de fe LUNES LECTURA: 1 Samuel 17:33-47 DEVOCIONAL: 1 Samuel 17:45 El gigante Goliat contra el pastorcito David, apenas un muchacho. Qué lucha más desigual cierto? Pero no es

Más detalles

Jorge Manrique. Ángela Castro, Manuel Juan y Paula Sánchez

Jorge Manrique. Ángela Castro, Manuel Juan y Paula Sánchez Jorge Manrique Ángela Castro, Manuel Juan y Paula Sánchez ÍNDICE La vida del autor. Relación con las características de su corriente literaria. Obra de Jorge Manrique Ejemplos. Las Coplas de Manrique.

Más detalles

Soy un cualquiera. De la serie: Sus parábolas

Soy un cualquiera. De la serie: Sus parábolas Soy un cualquiera De la serie: Sus parábolas Parábola de la fiesta de bodas Mateo 22:1 Respondiendo Jesús, les volvió a hablar en parábolas, diciendo: 2 El reino de los cielos es semejante a un rey que

Más detalles

Hablemos sobre la depresión

Hablemos sobre la depresión S A L U D M E N T A L Hablemos sobre la depresión Juan es un muchacho de 20 años de edad que trabaja en un viñedo en Texas. Pablo es su amigo. Pablo está preocupado por Juan. Juan ha faltado al trabajo

Más detalles

Vida de Cristo Del Evangelio de Lucas. Lucas. Lección 33. No Se Preocupen 12:22-34

Vida de Cristo Del Evangelio de Lucas. Lucas. Lección 33. No Se Preocupen 12:22-34 Vida de Cristo Del Evangelio de Lucas Lección 33 No Se Preocupen Lucas 12:22-34 Mission Arlington/Mission Metroplex Currículo/Vida de Cristo/Evangelio de Lucas Created for use with young, unchurched learners

Más detalles

ORACIÓN DE LA MAÑANA PK a 4º Básico LUNES 13 DE AGOSTO

ORACIÓN DE LA MAÑANA PK a 4º Básico LUNES 13 DE AGOSTO LUNES 13 DE AGOSTO SALUDO Buenos días! Comienza una semana muy especial en la que nuestra oración tendrá como objetivo averiguar qué es lo que quiere Dios para nosotros. Oremos en el nombre del Padre,

Más detalles

COLEGIO DEL SAGRADO CORAZÓN CALLE 74 Formamos en valores, educamos para la paz TALLER DE RECUPERACIÓN DE ESPAÑOL TERCER PERIODO QUINTO GRADO

COLEGIO DEL SAGRADO CORAZÓN CALLE 74 Formamos en valores, educamos para la paz TALLER DE RECUPERACIÓN DE ESPAÑOL TERCER PERIODO QUINTO GRADO COLEGIO DEL SAGRADO CORAZÓN CALLE 74 Formamos en valores, educamos para la paz TALLER DE RECUPERACIÓN DE ESPAÑOL TERCER PERIODO QUINTO GRADO Nombre: Fecha: Curso: 1. Lee el siguiente texto. Ana canta vallenato.

Más detalles

Repaso de los tiempos de pasado

Repaso de los tiempos de pasado Repaso de los tiempos de pasado GRAMÁTICA NIVEL NÚMERO IDIOMA Principiante A2_2043G_ES Español Objetivos Repasar los tiempos de pasado y sus usos Aprender nuevas estructuras para expresar tiempo 2 - Has

Más detalles

Vivir mi vida. CORO Voy a reír, voy a bailar Vivir mi vida lalalalá Voy a reír, voy a gozar Vivir mi vida lalalalá

Vivir mi vida. CORO Voy a reír, voy a bailar Vivir mi vida lalalalá Voy a reír, voy a gozar Vivir mi vida lalalalá Vivir mi CORO Voy a reír, voy a bailar Vivir mi lalalalá Voy a reír, voy a gozar Vivir mi lalalalá Voy a vivir el momento Para entender el destino Voy a escuchar en silencio Para encontrar el camino A

Más detalles

EL ABRAZO:SM 27/10/08 10:17 Página 3 EL ABRAZO. Lygia Bojunga Nunes

EL ABRAZO:SM 27/10/08 10:17 Página 3 EL ABRAZO. Lygia Bojunga Nunes EL ABRAZO:SM 27/10/08 10:17 Página 3 EL ABRAZO Lygia Bojunga Nunes EL ABRAZO:SM 30/10/08 10:41 Página 9 s imposible seguir ocultando todo esto, tengo que desahogarme con alguien.aunque hace tiempo que

Más detalles