EL KOLLON 1.- EL EQUIPO

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "EL KOLLON 1.- EL EQUIPO"

Transcripción

1 EL KOLLON 1.- EL EQUIPO El cóndor varió imperceptiblemente la posición de las alas para ascender con la corriente térmica. Flotaba perezosamente a gran altura sobre la meseta de Cushamen, mientras miraba a los pequeños vehículos blancos que se deslizaban abajo, siguiendo el camino polvoriento hacia el cañadón del Río Chubut, La senda que seguían las combis de la Universidad de la Patagonia los conducía directamente a la angostura conocida como "pfofo lwan" o "pofo luán"-guanaco loco- y también como nguirrú-có (agua o aguada del zorro) El manque giró apenas su cabeza y su visión perfecta enfocó la tropilla de guanacos que corría, apartándose de las camionetas, obedeciendo al relincho del padrillo. Más lejos unos choiques trotaban sobre sus patas musculosas, sin levantar polvo. Los alambrados cuadriculaban el paisaje, perdiéndose en todas direcciones y sobre los faldeos veía los manchones blancos en movimiento, los piños de chivas y ovejas ramoneando coirones y neneos... Una hilera de álamos denunciaba una vertiente y el puesto, una medialuna verde en la extensión de color amarillo apagado. Cuando divisó la osamenta de una oveja que los zorros habían abandonado, perdió interés en lo demás. Inició las maniobras de viraje para descender a alimentarse. Al notar su sombra majestuosa, los caranchos y buitres dejaron la carroña... Las dos combis blancas avanzaban velozmente por la huella de arenisca rojiza, envueltas en la polvareda, rompiendo el agreste paisaje de la meseta, en el reverbero de calor de la tarde de enero. El primer vehículo era conducido por el profesor Suarez, antropólogo de la Fundación Ameghino, a quien acompañaban su joven mujer Silvia, médica del grupo de investigación. y el bisoño técnico adjunto - una promesa de la ciencia -, el morocho Raúl Figueiras. Detrás, el otro rodado blanco tenía como conductor al chófer y responsable de toda la logística, Alfonso, un rudo hombre de fierros... Sus compañeros de viaje eran dos estudiantes, que completaban el equipo de campo del profesor : José Luis y Juan 1

2 Carlos, tan parecidos que todos los creían hermanos ( el clásico biotipo de arqueólogo, barbita, anteojos y vestimenta incluidos...) El último ocupante era el inefable Irineo. ( Se había agregado en Cushamen el año anterior, como ayudante, peón, guia, cocinero, rastreador y todas aquellas tareas que solo un conocedor podia hacer con soltura...de aspecto manso, maduro y curtido, edad indefinida, vestía siempre ropa cómoda de la campaña y no abandonaba su pipa de barro...) La misión que los ocupaba era completar el trabajo de Suarez sobre unos fósiles que los paisanos del lugar habían detectado en esa parte del río, punto de cruce de las rastrilladas centenarias que cruzaban la meseta en todas direcciones. El profesor veia acercarse el fin de sus actividades, su jubilación obligatoria estaba muy próxima y soñaba con descubrir algo importante, algo que reuniera sus teorias de la evolución y las relacionara con todos los mitos y la cosmogonía selknam, tewelche y araucana... Adelante, un árbol seco se erguía solitario y Suarez lo señaló. De golpe el camino se apartó y al comenzar a alejarse, frenó el vehículo, giró y encaró los neneos para acercarse al árbol. Las combis se detuvieron y hubo un retumbar de puertas cuando bajaron todos a estirar las piernas. En silencio contemplaron ese fenómeno. 2.- EL ARBOL ( I ) Parecía un chacay muy viejo, de tronco grueso, rugoso, seco y de ramas retorcidas, cubiertas de bultitos o ataditos, como frutos oscuros en esa planta vencida. Algunas ramas superiores estaban chamuscadas, como si les hubiera caído un rayo. Todos se acercaron, asombrados y buscando explicaciones. El único que no pareció extrañado fue Irineo. (...él sabía lo que significaba el cochingnelo, - kuchún-nelu- el árbol del gualicho...) Suarez lo miró como pidiéndole una explicación de ese fenómeno y él, con su rostro aindiado inmutable, dijo que esos árboles eran las moradas transitorias del diablo o de sus servidores, que por eso atraia los rayos y las tormentas y que los ataditos contenían 2

3 las ofrendas que la gente paisana dejaba para no tener mala suerte. Desde tiempo inmemorial, se propiciaba al Futawentru, se dejaban jirones de las pilchas, bolsitas con monedas o yuyos, cualquier cosa que les asegurara un tránsito tranquilo. Y que su nombre se traducía como "habiendo bultitos o ataditos "... Algunos de los ataditos - katis - eran traídos desde largas distancias por las machis, las hechiceras de las familias que habían encerrado algun mal o enfermedad, después de conjurarlo con la torterita giradora del huso u otro elemento mágico para que dejaran al pobre engualichado y quedaran por siempre amarrados al árbol maligno... No se debía dañarlo y mucho menos ignorarlo. Con el paso de los años la traza de la ruta alejó a los viajeros y el árbol quedó apartado de la gente, pero eso no menguaba su poder y él sabía que algunos paisanos del lugar se acercaban para pedir por el bienestar de la hacienda o por una travesía tranquila... Todos lo miraban encantados, hasta que unos aplausos burlones rompieron el embrujo Bien!... bien," profe "!... qué sabiduría, por favor!...pero hagala corta que con esta calor no aguanto más - Alfonso los miraba desdeñoso, apoyado en la puerta de la combi. -...vamos, tenemos que apurarnos si queremos armar el campamento antes de que caiga la noche...- y subió a la camioneta. Rieron incómodos y se fueron sin dejar ofrendas. Por algo eran todos hombres de ciencia. ( Irineo se quedó atrás y con la excusa de echar una meada se acercó al tronco rugoso y oscuro... observó los caprichosos dibujos de la corteza y el viento agitó los katis, produciendo una sinfonia sorda, estremecedora...arrancó unos hilitos de su faja multicolor y los ató en la punta de una rama seca...) 3.- EL CAMPAMENTO Las carpas anaranjadas fosforecían en el fondo del barranco. Estaban instaladas en la orilla del mallín que formaba el Río Chubut en un costado, después de precipitarse unos metros en un saltillo de agua. Los peces saltaban en la corriente mansa y los patos, garcitas y flamencos se detenían sin temerles. 3

4 En las cornisas correteaban los pilquines, las "ardillas de las piedras"- en realidad vizcachas - y los loros barranqueros rompían el silencio con sus chillidos. El senderito bajaba entre las rocas y debieron dejar los vehículos arriba, con el trailer que contenía todos los instrumentos de laboratorio y los archivos, además del complejo y moderno sistema satelital. Ahí dormía Alfonso, vigilando y aburriéndose. No le gustaba escarbar y no le causaba remordimiento recargar de trabajo a Irineo. Los murallones de roca, sombríos, desgastados por los vientos y las aguas del río en las crecidas, se deformaban en extrañas figuras de piedra, que por efecto de la luz se convertían en seres fantásticos, congelados en el tiempo. ( Irineo identificó algunas de esas formaciones como "la madre con niño a la espalda y aclaró que para otros eso era un monstruo robando un chico, petrificado por obra de los entes protectores...) Otros promontorios ostentaban nombres de las criaturas vivientes que componían la fauna de la meseta y así, proliferaban los lagartos, guanacos, caballos, pumas, dragones alados y otras figuras ambiguas, petrificadas, advirtiendo a los paisanos sobre los castigos celestiales y proponiendo material para sus fábulas IRINEO El paisano se multiplicaba con sus quehaceres: se las arreglaba para variar el menú de carne de capón y guisos y, desoyendo las protestas ecologistas de los jóvenes, cocinaba todo lo que se moviera: piches, pilquines, guanacos, liebres, martinetas y una vez los sorprendió con una picana de ñandú, la carne azulada bien sazonada, asada al rescoldo del fogón... ( Irineo era el único que se movía con comodidad en ese ambiente riguroso, con calores infernales de día y un frío glacial por las noches.) La forzada intimidad y el aislamiento ponía taciturnos a los integrantes del equipo y ya no se oían chistes, ni bromas, ni comentarios procaces sobre cualquier tema... Por eso el indio se convirtió en un auxiliar indispensable: siempre estaba atento, recorría los puestos de trabajo, ayudaba a ordenar el material y cuando se reunían a comer, con 4

5 su voz pausada contaba cosas del campo, creencias de su raza y acaso entonaba algún fragmento de tayill del ullkantúm, las canciones del linaje, el canto profano, no sagrado... No respondía a las cargadas de Alfonso y parecía adivinar cuando el profesor tenía ganas de charlar. Ambos fumaban sus pipas y compartían secretos de la naturaleza agreste que los rodeaba. Cuando Silvia se ponía cargosa por los celos, se alejaba sigilosamente y se perdía en la oscuridad. 5.- EL ARBOL ( II ) Durante el día, Alfonso se distraía recorriendo los alrededores, saltando entre las rocas, explorando esas figuras espectrales, vagamente humanas, observando a través del ojo de la mira telescópica, buscando una presa... Su pasatiempo favorito era tirarle con el rifle a todos los bichos que veía y en esas incursiones, se acercaba sensiblemente al árbol guacho. ( Al fin, estuvo frente al chacay, observándolo atentamente, tomando conciencia de que esa horrible planta quería decirle algo... ) -... mierda!...si los otros me ven mirando esta planta así...-murmuró - Van a pensar que estoy loco... y algo debe pasar, con esta soledad y este embole... ya no tengo más excusas para viajar al pueblo... Y se quedaba sentado en el suelo arenoso, escuchando, prestando atención a los sonidos que traía el viento, el golpeteo fúnebre de los ataditos y las ramas secas EL MATUASTO La excavación llevaba ya dos semanas. Los hombres hurgaban las entrañas de los paredones, sin rendirse, usando todos los recursos técnicos a su alcance. Pero lo esencial era el instinto de los buscadores de huesos profesionales. El grito de Raúl resonó por todo el cañón, los ecos rebotaron ahuyentando a las aves asentadas en el agua. 5

6 El grupo, dispuesto en atento semicírculo, observaba al lagarto encogido en el nicho. Estaba en un lecho de roca vitrificada, dentro del paredón oscuro de basalto. A medida que Raúl y José Luis limpiaban, los otros elaboraban las primeras teorías. En un primer momento lo bautizaron "matuasto, porque su forma sugería indudablemente un saurio, una lagartija grandota o una tortuga estilizada, por la especie de cáscara o caparazón... (...los lagartos conocidos como matuastos tienen una injusta fama de venenosos y con sus treinta centímetros decorados con hermosos dibujos ocres y pardos, se alimentan sólo de insectos.) - Este material parece el que sacamos allá en las salinas el año pasado, profesor- dijo Juan Carlos entusiasmado- cuando haga el estudio tendremos una fecha aproximada, pero sin dudar es un fósil del pleistoceno... - Sí...tenés razón, Juan - afirmó Suarez - el material del lecho marino original del Bajo del Gualicho es así... tenemos esas pruebas, o las fotos?..- lo miró a Raúl -...Creo que tengo una copia, profe...pero sabremos más cuando lo examinemos mejor...- El ambiente se cargó de energía. Y se dispusieron a extraer al ejemplar. Como si el hallazgo del lagarto hubiera sido una señal, en los días siguientes quedaron al descubierto otras huellas, pequeños fósiles, fragmentos de otros mayores y restos de vegetación tropical, helechos gigantes, esquistos marinos, cristalizados millones de años atrás por efecto de un cataclismo letal. El lagarto era inquietante. Era el único ejemplar completo que tenían: de proporciones armoniosas- comparadas con otros dinosaurios mayores -, vagamente antropomorfo, como si se tratara de una especie distinta. 7.- LAS PRIMERAS TEORIAS Esa tarde no volvieron a la excavación. Cada uno tenía su teoría y Suarez los reunió, una junta de trabajo en la carpa grande, agitada, porque todos buscaban sacarse de encima la inquietud, aliviar la ansiedad, como una sesión de exorcismo conjunto, una catarsis... - Parece un luchador de sumo de cabeza chiquita- dijo Juan Carlos en joda 6

7 - Dejate de joder - lo cortó José Luis impaciente - Te concedo que debió ser un predador formidable, pero nunca vi algo igual... Creo que es un descubrimiento sensacional... No le parece, Profe?... - Es verdad...- asintió pensativo el viejo - su aspecto lo acerca al milodonte, pero esa mandíbula no pertenece a un desdentado... Podría ser una rama diferente...cuando hagamos las proyecciones con el programa Dino-III tendremos más datos... Por ahora sólo podemos festejar... y seguir buscando. -...A mí me gustaría creer que es un viajero del espacio...- comentó Raúl, fanático de la ciencia-ficción, ávido lector de Asimov, Clarke, Bradbury... - Por qué no?...- agregó al percibir las caras burlonas de los otros.-...en esta dimensión del tiempo y con el espacio plegado, todo es posible... - Bueno, muchachos... hoy descansamos y mañana tempranito seguimos escarbando... Intuyo que esto es sólo el principio...- dijo Suárez y salió de la carpa. Los otros continuaron con sus discusiones, apasionados, defendiendo sus enfoques, tomando notas, reconcentrados y ansiosos. Mirando el crepúsculo anaranjado, fumando con fruición su vieja pipa de nogal, el profesor pensaba en algo que no les confió a sus colaboradores: esta era la oportunidad que esperó toda su vida. Estaba decidido a ir hasta el final y hacer coincidir todas sus teorías en una sola gran visión cósmica. En un rincón de su mente analítica un recuerdo se escabulló, pero era paciente. Ya volvería la idea LA LEYENDA -... El kollón!!! - Suarez se incorporó en su catre, totalmente despierto.-... eso era lo que faltaba!!!.. La leyenda del kollón que me contó Irineo sobre el monstruo de las cuevas, de los acantilados...- Se vistió apurado y salió en busca del indio. Silvia dormía en el otro catre. La noche era clara, con una luna llena inmensa y el silencio lo rodeaba como un abrigo sedoso... Cuanto amaba a esa tierra!..sabía que en el fondo ese sentimiento lo 7

8 emparentaba con Irineo y su gente, como una sensación de pertenencia, de orgullo disimulado. A las tres todos dormían, pero Irineo tenía el sueño liviano. Salió de su carpita y sin decir palabra, encendió su pipa de barro. -...Usted también se acordó del kollón...- dijo de pronto. Era una afirmación. - Sí, Irineo...- El profesor también encendió su pipa. Y por un rato no dijeron nada. Se quedaron fumando, en las sombras del cañadón, dos duendes vigilando el correr del tiempo, que ahí parecía eterno e inmutable. El Chubut deslizándose plateado y sin rumores, el farallón de enfrente, alto como una catedral. En algún lugar, por encima de ellos, hubo un ruido de corridas, entre las piedras y los arbustos Un león cazando pilquines...- afirmó Irineo, mirando fijamente al viejo. -...Estuve pensando...- dijo Suárez -...que esas historias de su gente, esas supersticiones sobre gigantes, sus cuevas, su aspecto de piche grande, animales con cáscara... podría tener su origen en algún mito muy lejano, lo que nos acerca al gliptodón o al milodón, como afirmara Moreno... - Será?...- se burló el paisano, pero el otro siguió, entusiasmado: - Por supuesto que no lo conocieron, pero los huesos, la viveza de los brujos, el miedo...usted es una persona instruida, Irineo, sabe que los brujos y los mitos permiten tener el control...- encendió la pipa. -...Pa ustedes son cosas de brujos...- sentenció Irineo. - Recordé esos estudios hechos por Casamiquela,- prosiguió Suárez - sobre los mitos patagónicos, que él agrupó en un ente ambiguo: el ellumgassum o ellengassem, padre de la raza, el animal con cáscara, a quién se atribuyen las pinturas rupestres y otras yerbas...el padre de todas las criaturas y así cree mi gente, Profesor - coincidió el paisano - El kollón... es lo más grande: dueño del viento y los animales, dueño del hacha de piedra, padre de la raza, con poderes para volver piedra a la gente...y a él mismo El kollón... sabe que esa palabra quiere decir máscara?... Se dice que se presenta así, disfrazado como piche, para que lo reconozcan los hombres... Algunos lo creen malo, porque vive en las cuevas y siempre hay remolinos, y tira piedras, sobre todo a las mujeres que bajan a las aguadas...pero también han hecho medicinas con el 8

9 agua de sus huesos, esos que desentierran y se llevan ustedes a los museos... así que para algunos es malo y para otros no... a usté que le parece? sí, puede ser, pero no se olvide que yo soy un hombre de ciencia, Irineo... - Suarez parecía triste - y adhiero a la única posibilidad demostrable: esa criatura, llamese ellengassem o kollón, o como sea, sólo puede ser el gilptodonte o el milodonte...es lo mismo, son parientes y por alguna misteriosa razón, los antiguos los relacionaron con su propio origen y los adoptaron en sus mitos...en eso creo... - Y eso es lo que nos diferencia, señor replicó con calma el paisano- Usted necesita pruebas, cosas que pueda ver y tocar, eso que le permita creer...nosotros nos conformamos con poco: el orgullo, un poco pisoteado...nuestras creencias y tradiciones...eso que usted llama mitos...no necesito tocar, me alcanza con cerrar los ojos y escuchar... No le pasó que el viento le dice cosas en el oído? y sí, amigazo, yo quiero más...pinturas, grabados, una línea de trabajo que conecte estos huesos con los humanos...eso necesito está bien, Profesor - murmuró el indio -...si eso sirve para que los blancos conozcan a mi raza y respeten sus cosas... Suárez asintió en silencio y se despidió. Cuando volvía a su carpa, sus ojos entrenados detectaron la falla en el relieve de enfrente. La luz de la luna daba de refilón en los riscos y la depresión era clara: eso era la entrada de una cueva. En las recorridas iniciales no encontraron aleros hondos, pero eso estaba ahí y al otro día debían investigar. Trazó unas marcas en el suelo para poder orientarse. 9 - LA CAVERNA Después de muchos días, el campamento bullía de actividad. Suarez contó su idea y los entusiasmó con la cueva. La claridad del amanecer no permitía una buena vista, pero pronto iniciaron el ascenso. Las rocas basálticas eran firmes, pero el rocío las volvía resbaladizas. Los pilquines veían con asombro como trepaban los humanos y se escapaban por los incontables agujeros del paredón. Juan Carlos y Raúl llegaron primero y armaron el aparejo para que subieran los demás. A los gritos avisaron que la abertura era chica, pero se podía entrar. 9

10 Trabajaron bastante para despejar la entrada y subir los equipos. El sol martillaba sobre esa pared, pero los muchachos cavaban y sudaban, sin demostrar cansancio. Al mediodía estaban todos en el interior. Armaron el equipo de luces y el asombro los inmovilizó. 10- SILVIA Había hecho todos los esfuerzos... Pero ahora tenía la demoledora sensación de que su boda con Suarez había sido un error. El hombre de ciencia, maduro, reposado y seductor, la conquistó a primera vista. Ella era una joven médica, insegura, ansiosa por encontrar su lugar en el mundo... y creyó que ese era su destino. Se había equivocado....suárez estaba casado con sus bichos. Funcionó al principio, pero en esos cinco años el desgaste era creciente. Se propusieron un último intento y ahora el lagarto lo alejaba definitivamente... Aguantaría otra semana y después le diría que se iba, que contratara otro médico, que todo se acabó... Y la amargura crecía porque ella lo había querido y ahora, a pesar de su entusiasmo juvenil, podía ver a un viejo asustado, al final de su carrera, compitiendo con los cachorros... No podía recordar cuando fue la última vez que ellos... para qué pensar en eso. Ya era muy tarde... Ella todavía era joven, se merecía otra cosa, no quería que sus encantos se marchitaran entre piedras y fósiles, cuidando del viejo...hasta que fuera demasiado tarde para dejarlo, para darle otro rumbo a su vida... Y ese calor que la ponía inquieta, intranquila, como si por dentro la vieja esencia femenina le pidiera libertad, liberarse, romper las ataduras... sentirse amada... Además, estaba el asunto de Alfonso y su permanente asedio. Esperó que todos estuvieran en la cueva y subió a conversar con el chófer ALFONSO Irineo y Alfonso tomaban mate, sentados a la sombra del trailer. El día caluroso mostraba al fondo, hacia el norte, unas nubes plomizas, con algunos penachos blancos, como vellones limpitos Parece que va a tormentear...- dijo el indio, pasando el mate. 10

11 - ajá...- contestó Alfonso -...y esos locos de mierda son capaces de quedarse a vivir en esa cueva... decí que me pagan muy bien, que si no me iba al carajo... El chófer estaba nervioso y el paisano sabía porqué. No era por la plata... Desde el comienzo de la aventura, él notó la atracción que sentían Alfonso y la mujer de Suarez... (... claro- pensó -...ella es una mujer joven, no encaja acá, entre las piedras y el viento, la tierra, la soledad y el abandono...porque el profesor no le da bola, vive para sus huesos enterrados...y si no la atiende él, otro lo hará...) Con esa lógica implacable, no exenta de ironía, Irineo previó el drama que sobrevendría... Había días en que Silvia desplegaba su feminidad como un estandarte y el único que no lo veía era el marido. Los otros muchachos disimulaban, a veces entraban en algún jueguito de seducción, pero después arrugaban... (..y donde se come no se caga - pensaba el indio, divertido -...y a mí que no me dice nada la porteña...) Claro que Alfonso no tenía los mismos escrúpulos. Era un tipo apuesto, maduro, masculino hasta la exageración y siempre listo para voltearse a las chinitas. Cuando Silvia se cansó de sus deslices improductivos con los jóvenes, volvió sus armas contra el chófer y de a poco lo envolvió. 12- EL HACHA DE PIEDRA Era extraordinario. Las figuras más antiguas estaban grabadas en la roca y encima se superponían las pinturas, todo cubierto por una pátina de humo que no opacaba la belleza de los trazos. Siluetas de pies y manos, lagartos o pumas esquemáticos - como si fueran vistos en el suelo - y otras formas abstractas: líneas onduladas, cruces, círculos simples y compuestos, ligados con trazos, como soles, escaleras, laberintos y sobre todo, las marcas en la roca negra, los grabados de las pisadas: rastros de puma, de avestruz y de guanaco. También eran distinguibles la silueta de los matuastos, de tropillas de guanacos y los cazadores, los corrales, los senderos zigzagueantes, las otras figuras antropomorfas, con brazos y piernas extendidas, con sexos notorios, alguna con sombrero cónico, o la cabeza en un círculo... como una escafandra. 11

12 Como miles de manos tendidas en un ruego inmemorial, los negativos de manos llenaban una pared, pintados con técnica segura, moderna, con colores obtenidos de materiales desconocidos... Y el todo, esa abigarrada galería de arte rupestre, como un friso perfecto y acabado de un artista del pasado remoto. -...Por Dios...-musitó Raúl - esto es increíble... Estos grabados tienen miles de años... Y nunca ví algo tan perfectamente conservado... Tenemos que fotografiar y filmar todo y calcar... Es maravilloso... - La cueva sirvió de guarida - dijo José Luis -...hay osamentas por todas partes sí, y si sacamos el polvo y la bosta, vamos a encontrar los raspadores y toda esa colección de utensilios de las tribus...- agregó Juan Carlos -... qué es eso?.. Suarez se agachó y levantó del lecho arenoso el hacha ceremonial, una piedra negra, pulida, pesada, tallada toscamente, pero con sentido funcional que abrumaba. Los años habían podrido el mango, que se deshizo en una lluvia de polvo. -...Me pregunto que significa esta cadena de hallazgos...- dijo el viejo - Les juro que me da miedo, muchachos... me da miedo. Y a pesar del calor de los focos, no pudo reprimir el escalofrío. Cuando le mostró la piedra a Irineo, este se sacó la boina y musitó : -...Pillán-toki... el hacha del dios de los volcanes... del guardián del fuego...- A Suarez le pareció que el paisano murmuraba algo entre dientes cuando se alejó hacia el fogón. Como lo conocía no lo apuró con las explicaciones: ya habría tiempo para oír las historias del indio. Permaneció un buen rato fumando, mirando atentamente el hacha, admirando las técnicas de construcción de esos artífices, tocando con suavidad las puntas de flecha desparramadas sobre la mesita, transparentes o negras, brillantes, esperando hallar la conexión, el mensaje que resonaba desde otras épocas, tratando de imaginar ese otro paisaje, un mundo distinto, esos seres trotando, cazando, cuidando del clan, soñando y dejando grabadas sus historias en la piedra... 12

13 13- SILVIA ( II ) Arriba, entre los neneos y el coironal aplastado por el viento, sobre los arenales limpios y calientes, Silvia y Alfonso se entendieron sin palabras. Eran dos náufragos en esa soledad, bajo el sol ardiente, desesperados por encontrar una salida a los instintos primordiales. Los dos estaban fuera de lugar, abandonados en el sitio equivocado, ajenos a todo, ebrios con una pasión que los consumió con un soplo. Alfonso era un buen amante y Silvia se perdió en ese laberinto de caricias y rudezas, apasionada, dejándose arrastrar por el torbellino, finalmente liberada de las ataduras, sin cargos de conciencia... Más tarde, caminaron por el borde del cañón, en silencio, siguiendo una senda apenas dibujada en el arenal, hasta enfrentar al árbol MAS TEORIAS... Cuando las fotos estuvieron reveladas, las grandes copias fueron atentamente estudiadas por el grupo reunido en la carpa principal. Un primer análisis permitía datar los grabados: 3.000, quizá años de antigüedad, o más, era imposible determinarlo con exactitud en ese momento... Los artistas reproducían con fidelidad algunos detalles y otros estaban esbozados, estilizados, en una simbología desconcertante. Juan Carlos acercó el calco, la copia ampliada del grupo de signos más enigmáticos y la desplegó sobre la mesa de trabajo. Por unos instantes los embargó el mismo asombro reverente, una misma sensación de sobrecogimiento ante lo desconocido Es un mapa galáctico - dijo Raúl -...Aunque ustedes me crean loco, sostengo que estos dibujos representan rutas, o un conocimiento ancestral de algún contacto en el pasado remoto... - Cómo explican esas figuras con escafandra?... Y los lagartos grandes, como si fueran mucho más importante que los cazadores... - No delirés, Raúl!!!- se fastidió José Luis - Acepto que esas figuras no tienen antecedentes cercanos, pero de ahí a un pariente extraterrestre... - Aunque hay mucho por demostrar..- interrumpió el viejo - y sin menospreciar la teoría fantástica de Raúl, creo que esos lagartos o el kollón de los de acá, representa mucho más que un cuento de viejas... 13

14 - No se olviden del hacha...- murmuró José Luis - Eso!... Una versión del desdoblamiento de los seres primordiales, los creadores del cosmos según los antiguos, asegura que ese "señor de los animales" habitaba en las cordilleras, era padre de los tewelches, - y qué se sabe de ese padre supremo?- preguntó Raúl. - Ese ser omnipotente tenía poder para petrificar, imponía su fuerza a través de elementos como el "pilláñ-toki" o hacha de piedra y...era el dueño del laberinto, el difícil camino al más allá, todo eso sin olvidar que surgió de lo que quedó sobre la tierra después del gran aguacero el diluvio universal Exactamente...el diluvio que los dioses enviaron para eliminar a toda la gente mala, el diluvio que hizo crecer las aguas, los mares...y que nos dejó todos estos misterios incrustados en la roca milenaria... - Miren como se repiten las grecas y los laberintos...- dijo uno. - Los laberintos... ahora podemos suponer que entre los tewelches tuvo importancia como el camino difícil al más allá... - Pero, profesor, esa noción también aparece en la cultura araucana Claro, ese concepto divino fue heredado por los araucanos e incorporado al rewe circular, centro de la rogativa y más tarde, o al mismo tiempo, esa noción está en los túmulos funerarios, los chenkes... - O sea que todo está relacionado...- murmuró Raúl. - Todo puede relacionarse, muchachos... todo. La disertación de Suárez no impidió el debate. Como siempre, los cachorros mostraron los dientes y pelearon por sus ideas, apasionadamente, olvidando por momentos la racionalidad del investigador, creyendo en todo, celebrando una victoria sobre la naturaleza que esconde esos tesoros y deseando descifrar los secretos, más que nada, eso: descifrar los enigmas EL ACCIDENTE El accidente ocurrió al otro día. Ya casi habían terminado de trasladar los equipos y Suárez bajaba por el aparejo improvisado cuando zafó una de las sogas del arnés. 14

15 Abajo estaba Alfonso, aportando su fuerza y experiencia, súbitamente interesado en permanecer cerca del grupo y de Silvia... y bastante podrido de esos delirantes. Después pareció lógico que el cansancio y los nervios lo llevaran a cometer un error y equivocar la maniobra salvadora. El viejo cayó enredado en las cuerdas, desde una altura de más de diez metros, y por milagro no se partió el espinazo. A último momento pudo girar el cuerpo, que cayó con todo el peso sobre su pierna izquierda... El sonido de la fractura fue escalofriante y el grito del viejo reverberó por todo el cañadón. Silvia corrió y lo atendió, acomodó los huesos y lo entablilló, para trasladarlo al hospital de Cushamen. Suarez no quiso moverse del campamento. Se peleó a los gritos con su mujer y tragó con bronca los calmantes. Antes de caer en el sopor, ordenó a los jóvenes que siguieran adelante con el plan de trabajo y le pidió a Irineo que se quedara con él. Se instaló en una silla de lona fuera de la carpa y combatió el dolor creciente con más pastillas. El tobillo era una masa informe y amoratada. Como la inmovilidad lo ponía loco, empezó a beber LA TORMENTA Las actividades se aceleraron y todos se movían a ritmo frenético, contagiados por la urgencia del temporal. ( Durante esos últimos días, los vientos arrastraron las nubes cargadas de electricidad hasta ese sector, mientras en los monitores del sistema de rastreo, las formas de colores bailaban y centelleaban. Hacia el norte, el cielo oscuro tronaba y presagiaba un diluvio.) Silvia desaparecía y lo buscaba al chófer, sin disimulos. Pasaba casi todo el tiempo con él, la mirada afiebrada, consciente de la locura y sin poder detenerse. Irineo cuidaba al viejo y le preparaba una pócima aprendida de sus mayores. No sabía realmente si sería efectiva para menguar los padecimientos del enfermo, pero no podía hacer otra cosa. Mezclaba ñanku-lawén (hierba del ñanco), luán-kurá (piedra del buche del guanaco) y raspaba un hueso fósil que les robó a los muchachos para obtener polvo de eso, del elel-foró, todo con agua de manantial... Canturreaba en voz baja y agitaba su pipa, dejando que el humo se llevara el mal. 15

16 La atmósfera se recargaba de electricidad, el calor era sofocante y el viento danzaba entre las piedras levantando remolinos rojizos. Los animales presentían el cambio en el ambiente y buscaban abrigo, oliendo el aire, esperando... La mente del viejo navegaba en una bruma permanente de alcohol y drogas y en ese estado febril deliraba, mezclando sus conocimientos académicos con las leyendas indígenas, consumiéndose en un mar de confusión y desesperanza, alucinando con un sentimiento de terror ancestral ante las figuras pétreas que veía enfrente, cada vez más alejado de la realidad, en un viaje sin retorno hacia las raíces de su espíritu atormentado y solo. Al final, convenció a Irineo de que le permitiera tener encima el pesado revólver, para defenderse de la amenaza de esos fantasmas EL DILUVIO Cuando por fin llegó, esa manifestación violenta y fabulosa de la naturaleza fue el marco perfecto para la definición de los acontecimientos. Entonces todas las piezas encajaron y no tuvieron el peso de una palanca cósmica. Fueron solamente una cadena de simples actos humanos. La tormenta eléctrica se desató de golpe. Cuando llegó a su clímax, un rayo partió en dos al árbol del gualicho y las energías se liberaron con un aullido de triunfo, miles de voces que se dispersaban en el viento, entre el olor a quemado y el humo... Alfonso sintió la urgencia de proteger a la hembra y dejó el amparo del trailer para correr barranca abajo, hacia las tiendas de campaña. ( Al mismo tiempo, otro dedo azulado se descargó sobre el pararrayos del vehículo y achicharró los equipos...) La lluvia torrencial obligó a los muchachos a refugiarse en la carpa grande y Alfonso se las ingenió para meterse en la carpa de Silvia. No le ocupó mucho tiempo consolarla y contagiados por esa fuerza desatada a su alrededor, hicieron el amor con un entusiasmo salvaje. El indio consiguió meter a Suárez en su carpita, pero en un descuido el viejo se escapó. Con la ayuda del bastón el hombre desafió a la tormenta. Con su lucidez caprichosamente recuperada, débil y demacrado, sacando fuerza del espíritu vengativo que lo animaba, el hombre llegó hasta su carpa. 16

17 Con unas cuantas zancadas desiguales, arrastrando el peso de la pierna inútil, estuvo de pie ante la tienda anaranjada, que restallaba con el viento. Bajo la luz de los relámpagos, vio a la pareja en un apretado abrazo, absolutamente ajenos a él y a la furia de la tormenta. Todavía tuvo tiempo de una mueca dolorida antes de levantar la pesada pistola y apuntar a los cuerpos desnudos. En ese último instante, Silvia presintió algo y se volvió. Rapidísimo, Alfonso se incorporó y saltó sobre el viejo. Abrazados, convertidos en fieras, despojados de la máscara de la civilización, siguiendo el impulso de los instintos, cayeron fuera de la carpa. En un acto reflejo, gritando, la mujer tomó el hacha de piedra de la mesita y corrió detrás de los hombres. Los poderosos estampidos se perdieron en el fragor de la tormenta. Con gesto fiero, un espectro enloquecido de pie entre los hilos de agua, el viejo se volvió hacia la muchacha. Avanzó unos pasos y fue al encuentro del hacha salvadora, de la liberación que llegó cuando el golpe le partió el cráneo con un ruido seco. Rodó por el barro, ante la mirada extraviada de Silvia, y se lo llevó la correntada... A la mañana siguiente lo encontraron del otro lado del río crecido. El agua turbulenta lo había depositado en el nicho donde encontraron al lagarto cristalizado. El viejo estaba encogido, como si una voluntad poderosa hubiera llevado su cuerpo frágil y consumido de regreso al vientre materno, al comienzo de los tiempos. 17

Señala la celda en la que coincide las mismas palabras

Señala la celda en la que coincide las mismas palabras explicó mayoría campo poco mayoría campo poco explicó estas hombre flores etapa etapa hombre flores estas viene cine nunca especial viene cine nunca especial esfuerzo dar has ejemplo has dar esfuerzo ejemplo

Más detalles

Por frecuencia Por orden alfabético

Por frecuencia Por orden alfabético Las 1000 palabras más frecuentes del castellano Datos de la RAE (Real Academia de la Lengua Española) organizados por Dictados para Primaria () En la segunda columna se encuentras las palabras ordenadas

Más detalles

Blancaniña y la reina mora

Blancaniña y la reina mora www.cuentosinfantilesadormir.com Blancaniña y la reina mora Autor : Cuento popular español Era que se era un Rey que iba de caza, y encontró a Blancaniña, que estaba jugando con sus hermanos. Blancaniña

Más detalles

Hubo una vez en este lugar

Hubo una vez en este lugar Hubo una vez en este lugar Mitos y leyendas de este lado del mundo Región Centro-Norte La vieja diabla No era extraño que aquella tarde el padre hubiera mandado a los niños a buscar leña al campo. Era

Más detalles

El sastrecillo valiente

El sastrecillo valiente El sastrecillo valiente Una mañana de verano, un sastrecillo cosía sentado en su banco, al lado de la ventana. En eso, una campesina pasó por la calle, gritando: Mermelada, vendo rica mermelada! El sastrecillo

Más detalles

La princesa del agua de la vida. La princesa del agua de la vida

La princesa del agua de la vida. La princesa del agua de la vida La princesa del agua de la vida La princesa del agua de la vida En una solitaria cabaña vivía una pobre niña que se llamaba Gaby. Un día caminando por el bosque Gaby vio una colonia de abejas con abundante

Más detalles

I^arbapedro era mi tío marinero. Cuando yo lo conocí, Barbapedro vivía en un viejo barco de carga, allí en el Riachuelo. Vivía solo.

I^arbapedro era mi tío marinero. Cuando yo lo conocí, Barbapedro vivía en un viejo barco de carga, allí en el Riachuelo. Vivía solo. I^arbapedro era mi tío marinero. Cuando yo lo conocí, Barbapedro vivía en un viejo barco de carga, allí en el Riachuelo. Vivía solo. Bueno, solo es un decir. Vivía con un gato montes rengo y casi ciego,

Más detalles

El perro durmiente. El perro durmiente. Un libro de lectura de Reading A Z, Nivel M Número de palabras: 718

El perro durmiente. El perro durmiente.   Un libro de lectura de Reading A Z, Nivel M Número de palabras: 718 El perro durmiente Un libro de lectura de Reading A Z, Nivel M Número de palabras: 718 L E C T U R A M El perro durmiente Un cuento tradicional de la tribu Ituri recontado por Ned Jensen Ilustrado por

Más detalles

Los primeros tres días

Los primeros tres días 1 Los primeros tres días Hace mucho, mucho tiempo, no había sol en el cielo. No existía un cielo. No crecían árboles o flores en el suelo. No había suelo. No existían los pájaros, animales o personas en

Más detalles

Cuentos para niños hechos por adultos La magia del cactus. escrito por Susana Villalón ilustrado por Patricia Barra

Cuentos para niños hechos por adultos La magia del cactus. escrito por Susana Villalón ilustrado por Patricia Barra Cuentos para niños hechos por adultos La magia del cactus escrito por Susana Villalón ilustrado por Patricia Barra Chiliwili estaba en el pueblo de San Pedro de Atacama pasando el día cuando decidió volver

Más detalles

EL ESPANTAPÁJAROS Y EL BAILARÍN.

EL ESPANTAPÁJAROS Y EL BAILARÍN. EL ESPANTAPÁJAROS Y EL BAILARÍN. Había una vez un espantapájaros en medio de un campo de trigo. El espantapájaros estaba hecho con una guitarra vieja, con unas escobas viejas, con paja vieja del trigal

Más detalles

TRABAJO PRACTICO DE VELOCIDAD LECTORA. Ejercicio N 1 La Pirámide

TRABAJO PRACTICO DE VELOCIDAD LECTORA. Ejercicio N 1 La Pirámide COLEGIO TECNICO PROFESIONAL NOCEDAL / LA PINTANA DEPARTAMENTO 1er CICLO TRABAJO PRACTICO DE VELOCIDAD LECTORA. Ejercicio N 1 La Pirámide Actividad: - Se debe leer el texto en forma silenciosa. - Posteriormente

Más detalles

LA EXCURSIÓN. Hace no mucho tiempo, un día de colegio Ezequiel y su buen. amigo Daniel iban de excursion con su clase al bosque.

LA EXCURSIÓN. Hace no mucho tiempo, un día de colegio Ezequiel y su buen. amigo Daniel iban de excursion con su clase al bosque. LA EXCURSIÓN Hace no mucho tiempo, un día de colegio Ezequiel y su buen amigo Daniel iban de excursion con su clase al bosque. Estaban muy tranquilos y contentos, pasar un día lejos de los libros, entre

Más detalles

Nunca hemos visto tal cosa

Nunca hemos visto tal cosa 1 Nunca hemos visto tal cosa 2 En un pueblo donde se encontraba Jesús, cuatro hombres tenían un amigo enfermo. No podía caminar o pararse, ni aun sentarse. Pasaba todo el día en su camilla. El hombre dijo:

Más detalles

1 Hace muchos muchos años (más de los que alguien normal puede recordar)

1 Hace muchos muchos años (más de los que alguien normal puede recordar) 1 Hace muchos muchos años (más de los que alguien normal puede recordar) Hace muchos muchos años, no sé cuántos porque yo no estaba allí, existía en las tierras de poniente, más allá de los grandes lagos

Más detalles

Gregorio López y Fuentes: Una Carta a Dios

Gregorio López y Fuentes: Una Carta a Dios Gregorio López y Fuentes: Una Carta a Dios La casa -única en todo el valle- estaba en lo alto de un cerro bajo. Desde allí se veían el río y, junto al corral, el campo de maíz maduro con las flores del

Más detalles

Nombre...Fecha.. La Luz Azul 1 Hermanos Grimm.

Nombre...Fecha.. La Luz Azul 1 Hermanos Grimm. La Luz Azul 1 Había una vez en tiempos de guerras, un soldado que por muchos años sirvió a su rey fielmente. Pero cuando acabaron las guerras, ya no pudo servir más a causa de las muchas heridas que había

Más detalles

Ignacio se llamaba como su mejor amigo, su abuelo Nacho. Cuando Ignacio nació, su abuelo le dijo a todo el mundo: -Ignacio no va aprender a decir

Ignacio se llamaba como su mejor amigo, su abuelo Nacho. Cuando Ignacio nació, su abuelo le dijo a todo el mundo: -Ignacio no va aprender a decir Ignacio se llamaba como su mejor amigo, su abuelo Nacho. Cuando Ignacio nació, su abuelo le dijo a todo el mundo: -Ignacio no va aprender a decir abuelo hasta que tenga tres años. Así que le voy a enseñar

Más detalles

Lectura/Artes del lenguaje Grado 2 Semejanzas y diferencias

Lectura/Artes del lenguaje Grado 2 Semejanzas y diferencias Lectura/Artes del lenguaje Grado 2 Semejanzas y diferencias Estimado padre o tutor legal: Actualmente su hijo/a está aprendiendo a identificar semejanzas y diferencias a través de distintas selecciones.

Más detalles

Dónde crees que vas? rugió el dragón. Lo único que pudo hacer Ben fue tragar saliva.

Dónde crees que vas? rugió el dragón. Lo único que pudo hacer Ben fue tragar saliva. Ben el Valiente «Soy tan cobarde!», se dijo Ben. «Cuando alguien se cuela en la fila de la panadería, no digo nada. Cuando llevo mi peto de flores preferido, tengo miedo de que se rían de mí. Y cuando

Más detalles

5 6 I Era una mañana de agosto. Cristóbal se despertó muy temprano. El alba estaba recién nacida y miraba al mundo con asombro. Qué día más feliz fue ayer para mí!, pensó Cristóbal, mientras se estiraba

Más detalles

DOS CHICAS EN CAMINO: FE Y DUDA

DOS CHICAS EN CAMINO: FE Y DUDA 1 DOS CHICAS EN CAMINO: FE Y DUDA Felipe Santos, SDB Historia para contar en familia: Una tarde de verano, estando muy fatigado, me acosté contra un árbol y me dormí profundamente. Durante mi sueño, soñé

Más detalles

Un pasito y otro pasito

Un pasito y otro pasito Un pasito y otro pasito Ignacio se llamaba como su mejor amigo, su abuelo Nacho. Cuando Ignacio nació, su abuelo le dijo a todo el mundo: Ignacio no va a aprender a decir abuelo hasta que tenga tres años.

Más detalles

O jos que miran en la noche

O jos que miran en la noche O jos que miran en la noche Ojos que miran en la noche inertes ante cualquier destello de luz, deslumbrados por un mar de infinitas estrellas que nos dirige hacia la cara oculta de la Luna, nos abrimos

Más detalles

Rutas de las Leyendas 5

Rutas de las Leyendas 5 Rutas de las Leyendas 5 De regreso de aquel bello lugar nos disponemos a pasarnos por el que sin duda es el paraje más conocido y querido en Camarena: La Fuente Santa. Es un bello lugar lleno de vegetación

Más detalles

LECTURA El sueño de CHISPA

LECTURA El sueño de CHISPA LECTURA El sueño de CHISPA Érase una vez un pueblecito llamado Arco Iris, era pequeñito, con sus casitas de piedra, su río transparente y su precioso campo de girasoles que durante el verano iluminaba

Más detalles

vio la casa entre los árboles. Cruzó el jardín, se acercó a la ventana y pegó la nariz al cristal. Dentro, Cornelia seguía en la cama.

vio la casa entre los árboles. Cruzó el jardín, se acercó a la ventana y pegó la nariz al cristal. Dentro, Cornelia seguía en la cama. 1 Prohibido el paso Hugo estaba cansado, asustado y le crujían las tripas de hambre. Escaparse a explorar su nueva ciudad ya no le parecía tan buen plan como unas horas antes... Y entrar en el bosque había

Más detalles

Un día, Pablo salió de su casa para ir a su escuela. como todos los días. Antes de salir, se lavó los dientes,

Un día, Pablo salió de su casa para ir a su escuela. como todos los días. Antes de salir, se lavó los dientes, Jimmy Bergemont 1 Un día extraño Un día, Pablo salió de su casa para ir a su escuela como todos los días. Antes de salir, se lavó los dientes, se peinó (porque cuando sale de su cama sus cabellos están...)

Más detalles

Así lo hicieron. Jacob llevó la comida a su padre, y él tocó las pieles de cabra y creyó que Jacob era Esaú. Entonces le dio su bendición.

Así lo hicieron. Jacob llevó la comida a su padre, y él tocó las pieles de cabra y creyó que Jacob era Esaú. Entonces le dio su bendición. Isaac y Rebeca tuvieron gemelos: Jacob y Esaú. Esaú nació primero y estaba todo cubierto de pelos. Jacob fue el segundo en nacer, tomado del talón de su hermano. Parecía que quería ser el primero! Esaú

Más detalles

El árbol de las historias. Eulàlia Canal Dibujos de Bartomeu Seguí

El árbol de las historias. Eulàlia Canal Dibujos de Bartomeu Seguí El árbol de las historias Eulàlia Canal Dibujos de Bartomeu Seguí 1 La noche de Reyes Era la noche de Reyes y caía una nieve fina como polvo de azúcar. En las casas, algunas sombras silenciosas trajinaban

Más detalles

Obra seleccionada en la Convocatoria de Microteatro del Centro Cultural de España Estreno: diciembre 2014

Obra seleccionada en la Convocatoria de Microteatro del Centro Cultural de España Estreno: diciembre 2014 ZONA DE AVISTAMIENTO Vika Fleitas Campamar Obra seleccionada en la Convocatoria de Microteatro del Centro Cultural de España Estreno: diciembre 2014 Vamos, famoso Odiseo, gran honra de los aqueos, ven

Más detalles

Evaluación del Período 4 Lenguaje y Comunicación

Evaluación del Período 4 Lenguaje y Comunicación Evaluación del Período 4 Lenguaje y Comunicación SEGUNDO Año Básico 2013 Mi nombre Mi curso Nombre de mi escuela Fecha Texto 1 Lee atentamente el texto y responde las preguntas. El picaflor de Juan Fernández

Más detalles

LOS CAMINOS DE PIEDELAGUA

LOS CAMINOS DE PIEDELAGUA LOS CAMINOS DE PIEDELAGUA PARTE I: EL ABUELO MARTÍN PARTE II: HUELLAS PARTE III: ANÉ PARTE 1: EL ABUELO MARTÍN 1. Del abuelo Martín no se había hablado nunca en la familia. Y eso que era el más interesante

Más detalles

UNA MUJER ESPERA EN EL ANDÉN. (Cantata para dos voces)

UNA MUJER ESPERA EN EL ANDÉN. (Cantata para dos voces) UNA MUJER ESPERA EN EL ANDÉN (Cantata para dos voces) Una mujer está esperando en el andén de una estación vacía. (José Manuel Caballero Bonald) Apareció aquí por la mañana. Estás seguro? Sí. Hay quien

Más detalles

LA PRESENCIA DE VERÓNICA. Esta historia es real. Le ocurrió a mi tía hace mucho tiempo, cuando sólo tenía

LA PRESENCIA DE VERÓNICA. Esta historia es real. Le ocurrió a mi tía hace mucho tiempo, cuando sólo tenía LA PRESENCIA DE VERÓNICA Esta historia es real. Le ocurrió a mi tía hace mucho tiempo, cuando sólo tenía 18 años. Es increíblemente cierta, y es que a veces la realidad da muchos más argumentos que la

Más detalles

Porque los ríos y la Bahía, son vida para la ciudad!

Porque los ríos y la Bahía, son vida para la ciudad! Porque los ríos y la Bahía, son vida para la ciudad! Lila caminaba de regreso a casa después del colegio. Le disgustaba pasar el puentecito sobre la quebrada, porque se sentían olores desagradables y

Más detalles

Assessment. CARS series A C A R. omprehensive ssessment of. Spanish Edition. eading S trategies. Plus. Nombre

Assessment. CARS series A C A R. omprehensive ssessment of. Spanish Edition. eading S trategies. Plus. Nombre Assessment CARS series A C A R omprehensive ssessment of Spanish Edition eading S trategies Plus Nombre Contenido Para el estudiante................................ 2 Prueba preliminar Parte 1.......................................

Más detalles

El Borroso De La Selva. O, Los Acertijos Del Puma

El Borroso De La Selva. O, Los Acertijos Del Puma El Borroso De La Selva O, Los Acertijos Del Puma Hace muchos años, había un Perezoso que vivía en una Selva de Panama, en el oeste. El perezoso se llamaba Borroso, y él era amigo de todos los animales

Más detalles

El Acueducto de Segovia es uno de los monumentos más importantes de Segovia. Los niños y las niñas cuando ven el Acueducto, les preguntan a sus

El Acueducto de Segovia es uno de los monumentos más importantes de Segovia. Los niños y las niñas cuando ven el Acueducto, les preguntan a sus El Acueducto de Segovia es uno de los monumentos más importantes de Segovia. Los niños y las niñas cuando ven el Acueducto, les preguntan a sus padres entusiasmados: Cómo se construyó el Acueducto? Y,

Más detalles

26.-Lee la siguiente lectura y subraya la idea principal del texto. cuadernos vindel

26.-Lee la siguiente lectura y subraya la idea principal del texto. cuadernos vindel 26.-Lee la siguiente lectura y subraya la idea principal del texto Al atardecer, una nube gris llena de gotitas de agua navegaba por el cielo al soplo del viento. Una de las gotitas de agua, llamada Clara,

Más detalles

Solitario George. SE BUSCA NOVIA interiores_2016.indd 11

Solitario George. SE BUSCA NOVIA interiores_2016.indd 11 Solitario George Se llama Solitario George o así es como lo apodan. Otros le dicen Lone-some George, the giant tortoise (la tortuga gigante), porque es su nombre internacional; o lo reconocen también como

Más detalles

Se los había comido todos y no tenía en casa. Ágatha no le dio importancia. Salió a coger frutos para alimentarse, pues se dio cuenta de que Los

Se los había comido todos y no tenía en casa. Ágatha no le dio importancia. Salió a coger frutos para alimentarse, pues se dio cuenta de que Los ÁGATHA Y LA NAVIDAD En un lugar lejano, en la montaña, vivía una niña llamada Ágatha. Un castillo abandonado era su humilde morada. Vivía allí todos los meses del año. Se alimentaba de los frutos cercanos,

Más detalles

Una vez, mientras navegaban por las aguas. cristalinas del Caribe decidieron parar en tierra para

Una vez, mientras navegaban por las aguas. cristalinas del Caribe decidieron parar en tierra para Érase una vez una pequeña pirata llamada Valentina. Vivía con su padre, el Capitán Diente de Oro, en un gran barco pirata. Todos eran muy felices en aquel barco surcando los mares en busca de aventuras.

Más detalles

Lección Qué es el principio? -El principio, es el momento hace mucho tiempo cuando Dios creó todo.

Lección Qué es el principio? -El principio, es el momento hace mucho tiempo cuando Dios creó todo. Lección 6 1. Qué es el principio? -El principio, es el momento hace mucho tiempo cuando Dios creó todo. 2. En el principio, Quién creó todo lo que existe en el mundo? -Dios. 3. Qué existía en el mundo

Más detalles

2015 hermanamargarita.com

2015 hermanamargarita.com 2 3 2015 hermanamargarita.com 4 5 2015 hermanamargarita.com 6 7 2015 hermanamargarita.com 8 9 2015 hermanamargarita.com Historia ilustrada de «La Perlita» con Tía Margarita http://misperlitas.wordpress.com

Más detalles

n América del Sur, en las mesetas que se sitúan entre los Andes, cerca del cielo azul, allí donde las águilas y los cóndores abrazan los aires

n América del Sur, en las mesetas que se sitúan entre los Andes, cerca del cielo azul, allí donde las águilas y los cóndores abrazan los aires E n América del Sur, en las mesetas que se sitúan entre los Andes, cerca del cielo azul, allí donde las águilas y los cóndores abrazan los aires durante largas horas en busca de una presa, vive una familia

Más detalles

La magia de las palabras

La magia de las palabras La magia de las palabras Hace mucho tiempo había una niña que vivía en un pueblo muy pobre, y sus padres eran tan pobres tan pobres que no podían ponerles nombres ni a ella ni a sus demás hermanitos. Muchos

Más detalles

CANCIONES MADRE ÚRSULA ÍNDICE

CANCIONES MADRE ÚRSULA ÍNDICE CANCIONES MADRE ÚRSULA ÍNDICE CANCIONES MADRE ÚRSULA ÍNDICE... 1 FIEL AMANTE ES EL SEÑOR... 2 AMOR ENAMORADO... 3 MADRE PROVIDENTE... 4 A LA MONTAÑA... 5 DE TODO Y DE TODOS... 6 DIME QUIEN ERES TÚ... 7

Más detalles

El oso que casi esperó para siempre

El oso que casi esperó para siempre Cuentos para niños y niñas curiosos El oso que casi esperó para siempre Por Mary Sulek En su cueva en el zoológico, el oso mira a toda la gente pasando, buscando a un compañero que quiera jugar o hablar

Más detalles

Cuento Infantil Pinocho

Cuento Infantil Pinocho Cuento Infantil Pinocho Hace mucho, mucho tiempo, un carpintero llamado Gepeto, como se sentía muy solo, cogió de su taller un trozo de madera y construyó un muñeco al que llamó Pinocho. Con él, consiguió

Más detalles

Lección Por qué Satanás tentó a Jesús? -Porque Satanás quería que Jesús pecara.

Lección Por qué Satanás tentó a Jesús? -Porque Satanás quería que Jesús pecara. Lección 50 1. Por qué Satanás tentó a Jesús? -Porque Satanás quería que Jesús pecara. 2. Por qué Satanás quería que Jesús pecara? -Porque Satanás no quería que Jesús nos salvara. 3. Podía Jesús convertir

Más detalles

Arte: Cristina Alvarez Jáuregui 2013 hermanamargarita.com

Arte: Cristina Alvarez Jáuregui 2013 hermanamargarita.com Arte: Cristina Alvarez Jáuregui 2013 hermanamargarita.com ... 1 ... 2 ... 3 ... 4 ... 5 Lo que hacemos por amor a otras personas es como si lo hiciéramos por Jesús.... 6 Vengan y reciban su herencia: *

Más detalles

Leer es divertido. Silvy

Leer es divertido. Silvy Leer es divertido. Silvy Un día, llegó un forastero y acampó a la orilla del bosque. Cochinito fue quien primero lo descubrió. Ya lo vieron? Preguntó Cochinito alborotado cuando encontró a Sapo y a Pata.

Más detalles

EVA y el ZOO POR LA NOCHE

EVA y el ZOO POR LA NOCHE EVA y el ZOO POR LA NOCHE Eva alcanzó al grupo que ya estaba reunido frente al recinto de los ELEFANTES Increíble! Eran gigantes! Nada que ver con los documentales de la tele. El profesor de ciencias estaba

Más detalles

La Tortilla Corredora

La Tortilla Corredora La Tortilla Corredora Anónimo H abía una vez una familia formada por el papá, la mamá y siete niños, todos de muy buen apetito. Un día la mamá preparó una rica tortilla con harina, huevos, mantequilla,

Más detalles

LA NUBE DEL VENADO. Por Juanita Conejero

LA NUBE DEL VENADO. Por Juanita Conejero LA NUBE DEL VENADO Por Juanita Conejero Este cuento es hace mucho, pero muchos años. Cachita era una niña negrita de ojos grandes y dientes muy blancos. Andaba siempre con una guirnalda de flores enredada

Más detalles

Cuentos para niños hechos por adultos Noche de terror. escrito por Francisco Arroyo Alvarez De Toledo ilustrado por Barbara Quiroga

Cuentos para niños hechos por adultos Noche de terror. escrito por Francisco Arroyo Alvarez De Toledo ilustrado por Barbara Quiroga Cuentos para niños hechos por adultos Noche de terror escrito por Francisco Arroyo Alvarez De Toledo ilustrado por Barbara Quiroga Juan e Isabel eran hermanos. Tenían fama de ser niños valientes. Aunque

Más detalles

Germancito el Cangrejo Ermitaño y la búsqueda de una concha resistente a desastres

Germancito el Cangrejo Ermitaño y la búsqueda de una concha resistente a desastres Germancito el Cangrejo Ermitaño y la búsqueda de una concha resistente a desastres Germancito Germancito Germancito Cuento por Holly Harrington Ilustraciones por Andy Jones Germancito el Cangrejo Ermitaño

Más detalles

Una gran aventura: Paisaje de cuentos

Una gran aventura: Paisaje de cuentos Una gran aventura: Paisaje de cuentos Una carretera, un paisaje de cuentos, llanura verde, flores de colores, colinas ideales para rodar, un sol brillante y todos los animales que en un bosque pueden caber,

Más detalles

5 Años EL GRAN ESPANTO Cuento popular suizo

5 Años EL GRAN ESPANTO Cuento popular suizo + 5 Años EL GRAN ESPANTO Cuento popular suizo OBJETIVO: Fomentar el aprecio por la lectura mediante actividades amenas. Desarrollar el pensamiento creativo de los estudiantes mediante la resolución de

Más detalles

Un espacio para la adolescencia

Un espacio para la adolescencia Un espacio para la adolescencia Erase una vez un lugar especial. Había sido construido para que allí vivieran niños especiales. Y la misión de cuidar a esos chicos les había sido encomendada a unos ángeles.

Más detalles

UNA CASA DIFERENTE. Marco llegaba por primera vez a aquel pueblo, su padre había cambiado de trabajo y se habían tenido que mudar.

UNA CASA DIFERENTE. Marco llegaba por primera vez a aquel pueblo, su padre había cambiado de trabajo y se habían tenido que mudar. UNA CASA DIFERENTE Marco llegaba por primera vez a aquel pueblo, su padre había cambiado de trabajo y se habían tenido que mudar. En aquel lugar todo era muy extraño, todas las casas eran iguales, no había

Más detalles

PASÓ VOLANDO EN SILENCIO, LA TESTARUDA, VOLANDO CONTRA EL VIENTO LIBRE EL ALA, FUERTE, MIRANDO AL SOL.

PASÓ VOLANDO EN SILENCIO, LA TESTARUDA, VOLANDO CONTRA EL VIENTO LIBRE EL ALA, FUERTE, MIRANDO AL SOL. 116 PASÓ VOLANDO EN SILENCIO, LA TESTARUDA, VOLANDO CONTRA EL VIENTO LIBRE EL ALA, FUERTE, MIRANDO AL SOL. 117 LA TESTARUDA ESPERANZA Pasó volando un águila por mis ojos, por mi frente. Pasó volando en

Más detalles

Proyecto de Innovación Educativa: Aprendo a leer y a contar con los Mármol. CEIP Sansueña / CEIP Juan XXIII

Proyecto de Innovación Educativa: Aprendo a leer y a contar con los Mármol. CEIP Sansueña / CEIP Juan XXIII Proyecto de Innovación Educativa: Aprendo a leer y a contar con los Mármol CEIP Sansueña / CEIP Juan XXIII Curso 2013/2014 PIE: Aprendo a leer y a contar con los Mármol Curso 2013/2014 LA CUEVA DE LAS

Más detalles

Por qué algunos árboles conservan sus hojas en invierno?

Por qué algunos árboles conservan sus hojas en invierno? Por qué algunos árboles conservan sus hojas en invierno? Hace mucho tiempo, en un frondoso bosque, se acercaba el invierno. Hacía mucho frío y las aves migratorias se habían marchado hacia el sur, para

Más detalles

Estaba aún dormida, pero sentía que se alzaba del sueño exactamente como un globo: como si fuera un pez de colores en una pecera de sueño, alzándose

Estaba aún dormida, pero sentía que se alzaba del sueño exactamente como un globo: como si fuera un pez de colores en una pecera de sueño, alzándose Estaba aún dormida, pero sentía que se alzaba del sueño exactamente como un globo: como si fuera un pez de colores en una pecera de sueño, alzándose más y más a través de las tibias aguas del adormecimiento

Más detalles

Identidad ALUMNO: FECHA: GRADO: Lee el siguiente fragmento del texto y contesta a las preguntas correspondientes:

Identidad ALUMNO: FECHA: GRADO: Lee el siguiente fragmento del texto y contesta a las preguntas correspondientes: Identidad Reactivos para evaluar la comprensión lectora de acuerdo a los lineamientos establecidos por el examen PISA, Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes; prueba desarrollada por la Organización

Más detalles

La Pequeñísima Havroshechka

La Pequeñísima Havroshechka La Pequeñísima Havroshechka La Pequeñísima Havroshechka tenía la mala suerte de ser huérfana. Tal vez su vida no había sido tan dura si es que ella hubiese sido cuidada por una cariñosa familia, pero así

Más detalles

Se han llevado a mi Señor y no sé dónde encontrarlo

Se han llevado a mi Señor y no sé dónde encontrarlo Me pregunto cómo llegaron aquí esta mañana. En mi experiencia, las multitudes son siempre más grandes en Pascua lo cual significa que puede haber una diversidad más grande que lo normal en la Misa espero

Más detalles

Pablo Albo & Guridi 5

Pablo Albo & Guridi 5 Pablo Albo & Guridi 5 AMANECE Estaba la luna pálida y un montón de estrellas desperdigadas por el cielo, pero ya empezaba a recoger tanta oscuridad para dejar sitio al sol. oscuro todavía. La noche aún

Más detalles

Susana Siveau. Poemas. Al poema. Susana Siveau Poemas 1. Del poemario Noche Estrellada

Susana Siveau. Poemas. Al poema. Susana Siveau Poemas  1. Del poemario Noche Estrellada Del poemario Noche Estrellada Al poema Vienes con tu forma de pájaro a partir mi corazón y comes de él Dejo que rasgues mi corteza y dibujes con mi sangre oscuros jeroglíficos mientras un rostro universal

Más detalles

UN MISTERIOSO ENCUENTRO CON LA FELICIDAD

UN MISTERIOSO ENCUENTRO CON LA FELICIDAD UN MISTERIOSO ENCUENTRO CON LA FELICIDAD Sofía Pérez Ríos. El Peñol (Ant) UN MISTERIOSO ENCUENTRO CON LA FELICIDAD. Al iniciar el amanecer, Thomas se despertó, miró por la ventana y le sorprendió mucho

Más detalles

Pedro y el lobo de S. Prokofiev

Pedro y el lobo de S. Prokofiev Pedro y el lobo de S. Prokofiev Un cuento que nos habla de un mundo donde el lobo se come al pato, pero también nos demuestra que los chicos pueden encontrar un valor extraordinario y con la ayuda de un

Más detalles

Quién sabe liberar a un dragón?

Quién sabe liberar a un dragón? Quién sabe liberar a un dragón? Paloma Sánchez Ibarzábal Ilustraciones de Andrés Guerrero Primera edición: febrero de 2007 Edición ejecutiva: Gabriel Brandariz Coordinación gráfica: Lara Peces del texto:

Más detalles

Tranquilo, Shíntori, para unos es temprano y para otros, tarde. Unos duermen de noche y otros, de día. No todos los animales tienen las mismas costumb

Tranquilo, Shíntori, para unos es temprano y para otros, tarde. Unos duermen de noche y otros, de día. No todos los animales tienen las mismas costumb Buenos días! Kuitaguitetanai!, kuitaguitetanai!, así, con esa palabra, que quiere decir Salió el sol, saludó Shíntori. Se sentía muy bien con la llegada del nuevo día. Sin embargo, ese amanecer nadie respondió

Más detalles

Hace siglos la peste negra hizo estragos entre los mongoles,

Hace siglos la peste negra hizo estragos entre los mongoles, INTRODUCCIÓN 1. LA BOLSA DE HISTORIAS (MONGOLIA) Hace siglos la peste negra hizo estragos entre los mongoles, matando a millares si no a millones de personas. Desesperadas y aterrorizadas, las gentes de

Más detalles

Jesús se encuentra con una mujer junto al pozo

Jesús se encuentra con una mujer junto al pozo Jesús se encuentra con una mujer junto al pozo Sábado Realiza la actividad de la p. 53. LECCIÓN Te ha faltado alguna vez agua para beber? O has sentido en alguna ocasión sed realmente intensa? La historia

Más detalles

Miró hacia el sol que se elevaba en el cielo y sonrió.

Miró hacia el sol que se elevaba en el cielo y sonrió. La luz del sol al amanecer se detuvo sobre la moneda plateada. Y ésta abrió súbitamente los ojos y, entumecida tras tantas horas de profundo sueño, se desperezó. Había tanta humedad allí arriba! Sobre

Más detalles

Leemos para conocer el árbol de las canicas

Leemos para conocer el árbol de las canicas EDUCACIÓN PRIMARIA Comunicación 3. Grado FICHA 4 Leemos para conocer el árbol de las canicas PARA ESTUDIANTES Leemos para conocer el árbol de las canicas Te imaginas a tus padres y abuelitos jugando cuando

Más detalles

Leemos para conocer el árbol de las canicas

Leemos para conocer el árbol de las canicas EDUCACIÓN PRIMARIA Comunicación 3. Grado FICHA 4 Leemos para conocer el árbol de las canicas PARA ESTUDIANTES Leemos para conocer el árbol de las canicas Te imaginas a tus padres y abuelitos jugando cuando

Más detalles

El encuentro con nuestro padre en Plymouth

El encuentro con nuestro padre en Plymouth El encuentro con nuestro padre en Plymouth Un libro de lectura de Reading A-Z Nivel P Número de palabras: xxx LECTURA P El encuentro con nuestro padre en Plymouth Escrito por Amy Weber Ilustrado por Marcy

Más detalles

AGUS Y LOS MONSTRUOS EL ÁRBOL LAS PESADILLAS CONTIENE LA CANCIÓN «NO TIENES QUE ELEGIR» JAUME COPONS & LILIANA FORTUNY

AGUS Y LOS MONSTRUOS EL ÁRBOL LAS PESADILLAS CONTIENE LA CANCIÓN «NO TIENES QUE ELEGIR» JAUME COPONS & LILIANA FORTUNY AGUS Y LOS MONSTRUOS EL ÁRBOL DE LAS PESADILLAS CONTIENE LA CANCIÓN «NO TIENES QUE ELEGIR» JAUME COPONS & LILIANA FORTUNY Eh, un momento de atención! Si quieres escuchar y mirar la canción «No tienes que

Más detalles

Cuando los cuervos eran multicolores

Cuando los cuervos eran multicolores Cuando los cuervos eran multicolores Los cuervos no fueron siempre así negros como son ahora. Antes eran todos absolutamente diferentes. Los había fucsias, rojos, violetas, azules, pero también existían

Más detalles

Lección Cómo Nicodemo supo que Dios envió a Jesús? -Porque Jesús realizaba milagros que sólo Dios podía hacerlos.

Lección Cómo Nicodemo supo que Dios envió a Jesús? -Porque Jesús realizaba milagros que sólo Dios podía hacerlos. Lección 52 1. Cómo Nicodemo supo que Dios envió a Jesús? -Porque Jesús realizaba milagros que sólo Dios podía hacerlos. 2. Significa nace de agua ser bautizado? 3. Puede el bautismo salvarnos? 4. Qué quiso

Más detalles

Dios hizo los cielos y la tierra literalmente de la nada. Sólo Dios pudo hacer esto!

Dios hizo los cielos y la tierra literalmente de la nada. Sólo Dios pudo hacer esto! Hay muchas teorías sobre el principio sobre cómo se formó la tierra y cómo empezó la vida. Hoy veremos lo que dice Dios sobre lo que ocurrió. La Biblia no es un libro de mitos, sino que es la historia

Más detalles

- Bienvenidos a casa. Corto y cierro.

- Bienvenidos a casa. Corto y cierro. DAÑOS COLATERALES Esa no sería una tarde más, al menos para los niños que jugaban en el viejo parque destrozado y abandonado, ajenos al peligro de los socavones y de los restos de metralla que por allí

Más detalles

Comprensión lectora. Cuaderno de lecturas

Comprensión lectora. Cuaderno de lecturas Comprensión lectora Cuaderno de lecturas Postal desde la playa 18 de Julio de 2018 Querida abuela. Me estoy divirtiendo mucho en la playa. El lunes fuimos a pescar y vimos muchos peces. Casi me caigo de

Más detalles

Vago por estos caminos perdido sin encontrar nada que sienta mío porque nada busco en concreto tan solo, seguir el curso del río.

Vago por estos caminos perdido sin encontrar nada que sienta mío porque nada busco en concreto tan solo, seguir el curso del río. Cruzar el río Vago por estos caminos perdido sin encontrar nada que sienta mío porque nada busco en concreto tan solo, seguir el curso del río. Oigo tus miedos al verme, siento las miradas de lamento,

Más detalles

Primera edición: abril 2002 Octava edición: abril 2011

Primera edición: abril 2002 Octava edición: abril 2011 Primera edición: abril 2002 Octava edición: abril 2011 Dirección editorial: Elsa Aguiar Coordinación editorial: Paloma Muiña Traducción del inglés: Macarena Salas Título original: Sunset of the Sabertooth

Más detalles

Oración de la mañana de Cuaresma Educación Infantil

Oración de la mañana de Cuaresma Educación Infantil Oración de la mañana de Cuaresma Educación Infantil ORACIÓN DE LA MAÑANA PRIMERA SEMANA DE CUARESMA QUIERO AYUDAR A TODOS 1.- Comenzamos nuestro ratito con Jesús haciendo como hacemos siempre que queremos

Más detalles

avaluació diagnòstica tercer primària competència comunicativa: llengua castellana

avaluació diagnòstica tercer primària competència comunicativa: llengua castellana curs 2014-2015 avaluació diagnòstica tercer primària competència comunicativa: llengua castellana Nom i cognoms Grup MATERIAL DE TRABAJO Comprensión oral y comprensión lectora INSTRUCCIONES Esta prueba

Más detalles

LAS AVENTURAS DE CORONTE

LAS AVENTURAS DE CORONTE LAS AVENTURAS DE CORONTE Maria del Valle Majón Fernández Maria José Martín Mayén Flora Romero López LAS AVENTURAS DE CORONTE Ni aquí ni en ningún lugar vivía un saltamontes llamado Coronte que no sabía

Más detalles

FICHA DE ARTE FEDERICO ASSLER TALLER ROCA NEGRA 22 MAR A 28 MAY. LAS ARTES VISUALES

FICHA DE ARTE FEDERICO ASSLER TALLER ROCA NEGRA 22 MAR A 28 MAY. LAS ARTES VISUALES FICHA DE ARTE FEDERICO ASSLER TALLER ROCA NEGRA 22 MAR A 28 MAY. LAS ARTES VISUALES LAS ARTES VISUALES EN ESTA EXPOSICIÓN, EXPLORARÁS EL TALLER ROCA NEGRA DE FEDERICO ASSLER, DONDE DESCUBRIRÁS SU MUNDO

Más detalles

CAPÍTULO 1. Una excursión familiar (Daniel y Lucía)

CAPÍTULO 1. Una excursión familiar (Daniel y Lucía) PRÓLOGO (Drako) Llevaba tanto tiempo esperando que nuestro destino se cruzase que me parecía una eternidad. Cómo es posible que estuviéramos predestinados si él ni siquiera sabía de mi existencia? Él aún

Más detalles

CELEBRACIÓN MARIANA. Era bruno un payaso, un payaso feliz, No tenía malicia, ni sabía mentir, Le gustaba la luna de las noches de abril

CELEBRACIÓN MARIANA. Era bruno un payaso, un payaso feliz, No tenía malicia, ni sabía mentir, Le gustaba la luna de las noches de abril CELEBRACIÓN MARIANA Canción: BRUNO EL PAYASO Era bruno un payaso, un payaso feliz, No tenía malicia, ni sabía mentir, Le gustaba la luna de las noches de abril Y su único trabajo era el de hacer reír (bis)

Más detalles

Ilustraciones de Rafa Vivas

Ilustraciones de Rafa Vivas CAMINANDO BAJO EL MAR, COLGANDO DEL AMPLIO CIELO Patricio Pron Ilustraciones de Rafa Vivas Las Tres Edades Para mis padres y mis hermanos. Para Mateo y Luca S. En recuerdo de Heinz Opplinger, cuyo trabajo

Más detalles

Escritores jóvenes. (Poetas)

Escritores jóvenes. (Poetas) Escritores jóvenes (Poetas) Santiago Barcaza. Nació en Santiago en 1974. Como miembro de los talleres "José Donoso" de la Biblioteca Nacional publica en 1998 su poemario Carta-Océano. Fue becario de la

Más detalles

Capítulo 1: La Excursión

Capítulo 1: La Excursión NADIE NOS CREE Capítulo 1: La Excursión Un día de invierno, unos niños de quinto de primaria se fueron de excursión. El autobús, que se dirigía al bosque de la ciudad, los recogió en la puerta del colegio

Más detalles