El Parque Knoop de Los Teques Manuel G. Henríquez Ledesma

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "El Parque Knoop de Los Teques Manuel G. Henríquez Ledesma"

Transcripción

1 87 El Parque Knoop de Los Teques Manuel G. Henríquez Ledesma B A T M

2 Henrique Capriles Radonski Gobernador del estado Miranda Juan Fernandez Morales Secretario General de Gobierno Miriam Hermoso de Rivas Presidente Fabricio Briceño Graterol Director Editorial Thiana Balza Mora Editora Gaetano Iannuzzi Diseño gráfico Manuel G. Henríquez Ledezma Textos Marijosé Pérez Lezama Corrección de textos 2009 el parque knoop de los teques ISBN: Depósito Legal: lf Biblioteca de Autores y Temas Mirandinos (BATM) #87 Sección amarilla Colección: Francisco de Paula Álamo #12 Publicación Digital 2016 Fundación Fondo Editorial Simón Rodríguez Av. Bolívar al lado del Boulevar Lamas, Casa de la Cultura Cecilio Acosta, piso 1. Los Teques. Edo. Miranda +58 (0212) Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total por cualquier otro medio sin permiso del editor.

3 El parque Knoop de Los Teques Manuel G. Henríquez Ledesma 87 BIBLIOTECA DE AUTORES Y TEMAS MIRANDINOS BA T M Sección Amarilla Colección Francisco De Paula Álamo 12

4 Contenido (Desplázate por el libro con un click) Prólogo Introducción Capítulo I: El Parque Knoop, parque de ayer Los Coquitos Fondo del Mar La quebrada de Camatagua Pomarosas Los enfermos de tuberculosis Capítulo II : El Gran Proyecto Knoop El espíritu del parque se extiende Del «parque de Los Bárbaros» al parque Knoop Capítulo III: Homenaje a Knoop Capítulo IV: Destrucción y abandono Capítulo V : Viaje imaginario El primer bosque artificial de Venezuela Capítulo VI: El mensaje conservacionista de Knoop Capítulo VII: Enredado en la política por la deuda externa Capítulo VIII: El ferrocarril 69 Capítulo IX: El parque en ruinas Capítulo X: Dos discursos Inventario de algunos arboles sembrados por el ingeniero Gustavo Knoop en el parque de Los Teques Bibliografía

5 Dedicado a los que aman la naturaleza. A mi esposa, hijos y nietos.

6 «Escoge la vida, para que vivas tú y tu posteridad» (Deteuronomio, 30,19, Biblia) «La civilización moderna, científica y técnica, dio rienda suelta realmente a la codicia humana esa civilización es, en verdad, un producto de la desenfrenada codicia por las cosas materiales, y si no somos capaces de advertir este hecho con la máxima claridad y no fundamos nuestros juicios en esta comprensión, no podremos detener la destrucción de nuestro medio natural y la posible aniquilación del género humano». Daisaku Ikeda (Filósofo japonés) Tomado de: Escoge la vida, por Arnold J. Toynbee. Daisaku Ikeda. Editores EMECé, Quisiera ir por dos o tres años a un clima de temperatura media como el de Los Teques, cerca de Caracas, por ejemplo, que está a metros. Allá, en una casita de campo, modesta, sin pretensiones de villa, sino la casita de antes, con corredores de columnas y obra limpia, vivir al aire libre todo el día en hamaca debajo de los árboles. Creo que no me cansaría nunca de oír

7 cantar los pájaros, ver volar las mariposas, correr los lagartos, escuchar el agua del río y de los aguaceros torrenciales, ver el cielo claro, aquel cielo maravilloso de la noche que la gente de aquí no sospecha! Fuera de la naturaleza, tendría muy pocos amigos y, en lugar de leer, descansaría los ojos y la inteligencia positiva para ir a aprender todo lo que ensaña la gente ignorante del campo cuya sabiduría es profunda e infinita... Teresa de la Parra. (Carta al doctor Luis Zea Uribe, fechada en Leysin, (Suiza), 25 de diciembre de 1933.)

8 Pasajeros al tren! Este es un libro sobre los días de esplendor del Parque Knoop y lo que se conserva de él en la actualidad. Es un homenaje a Gustavo Knoop, su creador; a su pasión por la naturaleza y a su afán conservacionista. En estas páginas se escuchará pitar igual que ayer al Gran Ferrocarril de Venezuela, en un viaje imaginario, de donde, como de cartas de baraja que mezclaran distintos tiempos, surge el rostro de Los Teques y su naturaleza golpeada por el abandono y la destrucción. Historia desprendida de libros, informes, revistas y periódicos del pasado y de la gracia matizada de encanto de la narración oral, que es al tiempo, magia y color de la tradición. Fresco recuerdo y hermosa ficción, que realmente no es otra cosa que el hondo afecto de su autor por aquella ciudad. Mención a la ligera de generales, presidentes y de otros personajes que llegaron en tren a la estación de Los Teques. Este es un reclamo para que no muera el Parque Knoop. Aun es tiempo para trabajar con esfuerzo y entusiasmo a fin de que renazca, verde y fresco, este pequeño enclave de fragantes eucaliptos y pinos, de pájaros, ardillas y lagartos; primer bosque hecho por la mano del hombre en Venezuela. Los editores

9 GUSTAVO KNOOP Director del gran Ferrocarril de Venezuela

10 El Parque Knoop de los Teques Palabras para la segunda edición Con ocasión del trigésimo aniversario de las publicaciones de la Biblioteca de Autores y Temas Mirandinos, debido al tesón del conspicuo y fiel amigo doctor IIdefonso Leal, Cronista de Los Teques, se ha ideado que para la conmemoración de dicho cumpleaños, se incorpore, a la referida biblioteca, la reedición del libro El Parque Knoop de Los Teques, cuyo autor el doctor Manuel G. Henríquez Ledesma, desea vuelva a ser prologuista de su obra, a la cual agrega otro capítulo, que trata del Gran Ferrocarril de Venezuela. El autor destaca la gran importancia Nacional e internacional de dicha línea férrea, orgullo que fue de Alemania; que influyó de modo definitivo en las áreas: social, cultural, económica y agroforestal. Apena que dicho camino de hierro se haya arruinado de tal modo, que de sus casi doscientos (200) km, entre Caracas y Valencia, solo queden vivos para el turismo once (11) km. de Los Teques al parque de El Encanto y doce (12) km. conservados dentro de la Hacienda Santa Teresa, así como la Estación de Nuestra Señora del Buen Consejo, que gracias a la dedicación de los dueños de aquella, la familia Vollmer, se conserva la original estructura de la misma. Ante tal ruina cabe recordar lo difícil que fue para Venezuela construir vías férreas. Era un país pobre, de pocos recursos pues con la exportación solo de café, tabaco, plumas de garza y cueros, no se llegaba a cu- 10

11 Manuel G. Henríquez Ledesma brir siquiera la cuota inicial de libras esterlinas del contrato con un consorcio inglés en 1874 para construir el ferrocarril Caracas-La Guaira. No pudo Venezuela, como otros países construir una sola red ferroviaria, ya que no había una política de integración territorial, sino la intención de vincular algunos de los principales centros de producción agrícola o minera al puerto de exportación más cercano. En ese sentido, existían 957 Km. suma de varias líneas férreas, que por la diferencia de anchura de muchas no permitía su unificación. El Gran Ferrocarril de Venezuela que en la simpleza de nuestra niñez designábamos El Tren, nos llenaba de alegría su sólo nombre por el recuerdo de los viajes a Caracas, Valencia o Maracay, y al parque de El Encanto; o por la fina golosina que nuestro padre, algunas tardes, al regreso en el Tren de las siete, nos traía de La India la mejor cafetería de Caracas en los años 30. Dios quiera que hoy que hay recursos económicos suficientes, no solo para construir ferrocarriles, sean bien administrados y se pueda mejorar, en todo sentido al pobre pueblo que carece de mucho. Roberto A. Henríquez Ledesma 120 aniversario del estado Miranda ( ) 11

12 El Parque Knoop de los Teques Introducción El Parque Knoop Es un área verde reforestada, creada hace cien años, sembrada bajo la dirección de los ingenieros Gustavo Knoop y Marcos Pablo Minghetti, el primero ingeniero jefe del Gran Ferrocarril de Venezuela (G.F.V.) y el segundo ayudante de vía. Este bosque artificial, muy frágil, así como otros sembrados a lo largo de la vía férrea entre Caracas y Valencia, formaron parte del gran proyecto de reforestación de los terrenos devastados por la construcción de la vía. La reforestación más laboriosa tuvo lugar en Los Teques por la pobreza de la tierra, y esta contrariedad obligó a la resiembra hasta tres veces, lo que probó la perseverancia y el tesón de sus fundadores. La labilidad, característica negativa del suelo, no fue tomada en cuenta para los efectos de su conservación. La aridez del terreno y la falta de mantenimiento, son las causas del deterioro actual. Esta obra tuvo un valor apreciable, ya que además de los grandes beneficios que aportó a la conservación del medio ecológico, fue una lección que despertó la sensibilidad y el amor por los árboles y las plantas en función de la colectividad. Preocupación nunca vista en 12

13 Manuel G. Henríquez Ledesma el país antes de Allí se logró consolidar el primer Jardín Botánico del país. Las plantas estaban debidamente clasificadas e identificadas. La sombra de los cipreses (pinos) y grevillas, sus caminos, kioskos, puentes, el murmullo del agua y el canto de los pájaros conformaban un ambiente lleno de sosiego que invitaba a la meditación, al estudio y al desarrollo de la imaginación creadora. El Parque Knoop o «Parque de los Coquitos» que conocimos y vivimos en nuestra niñez y juventud ya no existe, está en vía de extinción. Cuando nos preguntamos a qué se debe éste abandono, creemos que en gran parte sea a la ignorancia, pues se desconoce su utilidad, origen y evolución histórica. En nuestro trabajo no pretendemos analizar las causas de la muerte del parque ni mucho menos señalar a los culpables. En él tratamos de narrar de una manera objetiva y lo más amena que fue posible su historia, con el fin de que pueda ser fácilmente asimilada por estudiantes y personas interesadas. El desconocimiento de los beneficios que regala el parque, la falta de información acerca de su origen y evolución histórica, son las causas fundamentales de ausencia de identificación con él, del desamor e indiferencia ante su agonía. Fue fácil que la indiferencia predominara ante el crecimiento de la ignorancia, a esto se une la torpeza del Gobierno Municipal de los últimos treinta años que no supo manejar la situación y aprovechándose de esta indefensión permitieron la invasión y ganaron así los votos que requerían sus partidos políticos. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 13

14 El Parque Knoop de los Teques Queremos agradecer a estas instituciones y a las personas que con sus conocimientos y experiencias nos brindaron estímulos para la realización de este pequeño estudio e hicieron las correcciones necesarias para la comprensión del texto, su estilo y la pureza de las formas gramaticales; como los doctores Roberto Henríquez Ledesma e Ildefonso Leal, cronista de la ciudad de Los Teques. Por último deseamos agradecer a los señores Pedro Luis, Ángel Custodio y Julia Elena Minghetti, hijos del ingeniero Marcos Pablo Minghetti, la valiosa información verbal que transmitieron, así como el obsequio de las fotos de su padre. Igualmente nuestra palabra de gratitud al doctor Ervin Essenfeld Yahr por su constante apoyo en la cristalización de estas páginas. No pretendemos que la narración sea completa, ya que la experiencia que obtuvimos indica que existen documentos sin clasificar, dispersos y muy difíciles de localizar. Hicimos todo lo posible por reconstruir con algunos dibujos la belleza y tranquilidad del parque. Representándolos en un sueño, único modo de evocarlos, hacemos mención de varios personajes que hicieron historia en el país, que utilizaron el tren y admiraron los bosques, así como otras personas de Los Teques, hoy desaparecidas, que amaron y sintieron al parque, entre ellos nuestros padres y también algunas unidos a nosotros con lazos estrechos de amistad. Quedamos en deuda con aquellas no menos importan- 14

15 Manuel G. Henríquez Ledesma tes y con amigos que omitimos por falta de espacio, pero que, igualmente gozan de nuestro más profundo respeto y consideración. Desde ignotas tierras saben que también van en aquel viaje hacia lo desconocido. Manuel G. Henríquez Ledesma Los Teques, julio de aniversario del estado Miranda ( ) 15

16 El Parque Knoop de los Teques Capítulo I el parque Knoop, parque de ayer Este maravilloso bosque denominado distintamente, «Parque de Los Bárbaros», «Parque de Los Coquitos», apodos íntimamente unidos a su historia centenaria, tiene como nombre oficial «Parque Knoop», en honor a su creador, el ingeniero alemán Gustavo Knoop, quien era director del Gran Ferrocarril de Venezuela. Situado en la depresión de La Hoyada a ambos lados de la quebrada de Camatagua, entre Los Teques y el llano de Miquilén, como así llamaban dicha zona. Knoop inició la reforestación con árboles y plantas ornamentales el año 1894 y finalizó en Originariamente cubría hectáreas penetradas por 7 Kms. de caminos demarcados por hileras de palmas reales (latanias) y palmas de canarias (phoenix canariensis). 2 Aquellas vereditas se contorneaban en voluptuosa danza al pie de los pinos australianos (grevillas). A los lados de los caminos estaban los kioscos, hechos de madera y con techos de cerámica adosada como escamas. El más hermoso de estos kioscos, 1. Gustav Koop en el «Informe al Ministerio de Obras Públicas», Cita en el Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, 1923, Nº 112, p Jesús Antonio Páez y Juan E. Serrano. «Jardines y parques», Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, 132, Nº 226, p

17 Manuel G. Henríquez Ledesma que aún recordamos, estaba frente a la estación, lo llamaban «Inés», 3 quizás dedicado a la batalla de Santa Inés, ganada por los Federales en Sus puertas treboladas y paredes perforadas con dibujos geométricos, al estilo árabe, permitía fantasear con hadas y demás personajes de la literatura oriental. La piscina al aire libre era primigenia en el país, y en ella se permitió el uso simultáneo de ambos sexos, siguiendo el naturalismo alemán de la época. La cancha de tenis era de tierra enmarcada dentro del bosque de pinos o cipreses, y fue matriz modeladora de otras que fueron creadas posteriormente. 4 En algunos sitios se colocaron dispositivos especiales para proteger los pájaros y sus crías. Los Coquitos La reforestación se inició en la vertiente sur de la quebrada de Camatagua, allí se plantaron 1500 palmeras, una de cuyas especies tiene un fruto, coquito, muy codiciado por los artesanos que hacen dijes, collares, llaveros y otras menudencias. De aquí proviene el nombre más difundido de «Parque de los Coquitos». También se cultivaron cipreses (pinos), grevillas australianas, almendros, cedros, castaños, jabillos y varias especies de eucaliptos. Los diversos contrastes producidos por colores y formas de este conjunto de plantas se entretejían en fino encaje que al contemplarlo causaba admiración. Así, las araucarias del Brasil con los pinabetes cruzaban sus ramas 3. Gustav Koop, Memorias de Obras públicas, 1919 p Jesús Antonio Páez y Juan E. Serrano. Op. Cit., p aniversario del estado Miranda ( ) 17

18 El Parque Knoop de los Teques en escalones ascendentes sobresaliendo sus vértices en la neblina como agudos minaretes, creando un cuadro de hermosísima belleza. Los enebros (ginebras del Himalaya y California) completaban el inmenso cuadro lleno de selvática virginidad. Así, plena de contrastes, uniendo al trópico con los Alpes, imaginó Knoop en su delirio una selva preparada para el retorno de Bellermann, Göring y otros pintores y quizás para que deambulara el mismo Humboldt. La inauguración del parque tuvo lugar en y los primeros cultivos de la vertiente, norte de la quebrada de Camatagua se hicieron posteriormente en Aquí se aclimataron después de esfuerzos enormes los primeros cipreses (pinos), era la zona que llamábamos «fondo del mar» 6. Fondo del Mar La reforestación del costado norte de la quebrada resultó muy laboriosa por la falta de experiencia, la sequedad, esterilidad del terreno y la carestía de recursos técnicos como los que hay en la actualidad. Después de varios fracasos se logró cultivar cipreses de Portugal (cupressus lusitania) y de Asia Menor (cupressus sempervirens horizontalis y piramidalis) que nosotros llamamos vulgarmente pinos. Estos árboles adquirieron un desarrollo considerable, la verticalidad de sus troncos con el entrecruzamiento de las ramas y el espeso follaje formaron una densa red umbrosa y tranquila donde sólo se oía llorar la brisa estrangulada 5. Jesús Antonio Páez y Juan E. Serrano. Op. Cit., p Gustav Knoop, «Informe al Ministro de Obras Públicas», Op. Cit., p

19 Manuel G. Henríquez Ledesma en la tramoya. El lugar era sitio para la meditación, la depuración del espíritu y escenario maravilloso para el encuentro en convivencia de los seres. Esta zona fue llamada «fondo del mar». La quebrada de Camatagua En la profundidad del bosque la maraña de arbustos cubría el talle de la quebrada. Las plantas del clavo de especie, alcanfor, pésgua y otras, ofrecían sus delicadas ramas a los pájaros insectívoros. Las choítas, cucaracheros y otros, anidaban dentro de aquella densa pelambrera. La quebrada escurría su cuerpo cristalino como serpiente mansa entre pequeñas piedras y abrevaba los pozitos cual fiel samaritana. En las orillas broqueladas de papiros, las sardinas rabo e candela agitaban su braza en el agua fría. El croar de las ranas contrapunteaba con el timbre agudo de los grillos, y afanosas sobre el humus las paraulatas removíanlo en busca de la desprevenida oruga. Las libélulas crucificadas al gamelote movían la enorme cabeza de finos ojos claveteada. Las parejas de mariposas describían arabescos y en ellos milagrosamente suspendidos los tábanos y abejorros. Las grietas dejadas por el follaje las aprovechaba la luz para caer sobre los jardines. Begonias, cladium y violetas, saltaban en amarillos, verdes y morados, desbordando con su resplandor el marco del recortado té y en las esquinas pequeñas palmeras (latania borbónica), agitaban sus manos al pasar la brisa. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 19

20 El Parque Knoop de los Teques En aquel parque de ayer todo lucía maravilloso, inocente, tranquilo y seguro. La familia extendía la blanca batista en el suelo a la hora de la merienda, la cesta con los panes, el jamón, el queso, la mermelada, la jalea y las temerosas arepas que sostenían fuertemente entre sus valvas el queso, al paso de los niños que jugaban al escondite, cuarenta matas, gárgaro, etc. Los mayores armados de grandes martillos de madera, pelota y aros, jugaban el croquet. Pomarosas En los linderos del parque estaban los pomarrosos en apretadas hileras, con sus hermosísimas flores erizadas de estambres donde cuajaba el polen. Los colibríes atraídos por el néctar y el perfume se hacían presentes y con sus trajes arrancados al iris quedaban suspendidos como angelitos en una pintura colonial; el viento de sus alas como huracanes esparcían el polen; abejorros y abejas se agitaban ebrios en la estructura cinética de ebúmeos estambres y la hormiga aferrada a su rama a través de la gota de agua aumentaba su visión, deleitándonos ante las espectrales imágenes de aquel viento solar que consumaba la fecundación. Con el tiempo, los frutos temerosos, macilentos, de mejillas blanquecinas se asomaban entre las hojas como débiles enfermos en procura del sol que los sonrosaba, así inocentes con su cutícula rosada eran sorprendidos por el mordisco oportuno o el picotazo del aguerrido azulejo. La semilla liberada de su azucarada carne, el tiempo, la humedad y la fuerza de la tierra harían de ella una nueva planta. 20

21 Manuel G. Henríquez Ledesma Los enfermos de tuberculosis Los parques y jardines creados por Knoop eran el atractivo mayor que tenían Caracas y Los Teques. Los visitantes, nativos y extranjeros, llegaban todos los días en mayor cantidad. Las estadísticas señalan que para el año 1909, fecha de la inauguración, visitaron el parque personas y la cantidad fue aumentando progresivamente todos los años hasta alcanzar la cifra de el año de Los Teques con su parque, el clima, la altitud y el sosiego, brindaba la sombra de sus árboles y tenía lo exigido por la ciencia de la época como propicio para la cura de enfermedades pulmonares. Tuberculosos llegaron de todos los rincones del país. Las zonas adyacentes al parque sirvieron de fundamento para la idea de los doctores Ángel Larralde y Francisco Antonio Rísquez, 8 quienes planificaron la construcción de un hospital a 500 metros de la Estación. Este lar utópico sería favorable para la cura, ya que las instalaciones estarían diseñadas para disfrutar de una vida sana, en convivencia franciscana con plantas y animales domésticos. Por razones que desconocemos, el proyecto no pudo realizarse. En el parque Knoop, en Los Teques y sus gentes, tenía sembrada su esperanza de curación la escritora Teresa de la Parra, 9 quien recordaba con admiración y cariño el pueblo como el mejor refugio de paz para mitigar sus penas y cerrar las llagas de sus pulmones minados por 7. Jesús Antonio Páez y Juan Serrano. Op. Cit., p Ángel Sarralde y Francisco Antonio Rísquez. Proyecto de Estación Sanitaria en Los Teques, Caracas, Tipografía Americana, Teresa de la Parra, carta al doctor Luis Zea Uribe, en Obras Completas de Teresa de la Parra, Editorial Arte, Caracas, pp.847 y aniversario del estado Miranda ( ) 21

22 El Parque Knoop de los Teques la tisis; así se expresaba en una hermosa carta dirigida desde Leysin, al Dr. Luis Zea Uribe, ya que en el Sanatorio donde estaba no había encontrado la salud. La eminente escritora soñaba con Los Teques, sus árboles, el murmullo del agua, las flores, los lagartos, el cielo límpido poblado de estrellas y la hospitalidad de sus gentes. Quería llenar sus pulmones de aire fresco, de aire vestido de neblina y perfumado con aroma de pino. Su deseo era renovar sus fuerzas y tomar imágenes nuevas para una novela que fuera «el reverso de Ifigenia», que según ella estaba llena de «barbarismos peligrosos». La pobre Teresa murió antes de realizar sus más caros anhelos. Teresa de la Parra 22

23 Manuel G. Henríquez Ledesma Capítulo II el gran proyecto Knoop El Parque encajó dentro del gran proyecto de reforestación de los terrenos adyacentes a la línea férrea. Dentro de esta idea formaron también parte el parque del Encanto, con 44 hectáreas sembradas con árboles en total: eucalyptus; Moztaza con 8 hectáreas y árboles; la ciudad de La Victoria con 16 hectáreas, árboles, de ellos cedros. Otras áreas de menor magnitud eran las poblaciones de Palo Grande, Antímano, Las Adjuntas, Macarao, Tejerías, Cagua, Valencia, etc. 10 Desde 1894 hasta 1922 se sembraron casi árboles y plantas ornamentales en estaciones y parques, así como a lo largo de la vía férrea. 11 Hubo grandes dificultades para lograrlo, calculándose en un 30% la pérdida. Sin embargo, esta mengua se tomó como experiencia. Así Knoop, en 1919, transmitió esa valiosa información al Ministro de Obras Públicas, señalando que la reforestación de Los Teques, El Encanto, Los Altos y demás colinas que rodean a Caracas, debía empezarse a la brevedad para corregir los cambios bruscos de temperatura, regularizar el régimen de las lluvias y evitar la sequía, ya que la zona estaba severamente afectada por la tala para leña y carbón, la 10. Gustav Knoop. «Informe al Ministro de Obras Públicas», Op. Cit., p Gustav Knoop. «Informe al Ministro de Obras Públicas», Op. Cit., En Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, 1923, Nº 112, p aniversario del estado Miranda ( ) 23

24 El Parque Knoop de los Teques quema indiscriminada para las siembras de conucos, a lo que se agregaba la cría y pastoreo de cabras. El espíritu del parque se extiende Knoop difundió el amor por los árboles, fomentó la reproducción de ellos y recomendó el cultivo de eucalyptus 12 de diversas variedades para producir madera utilizable en las construcciones y como combustible. En esta labor apostólica, como dijo Kettner, 13 donó semillas, plantas, animales domésticos y enseñó a sembrar; contribuyó con la siembra de castaños en Los Teques, en la Avenida Lilue y las calles Campo Elías, Boyacá y Carabobo. Este hermosísimo conjunto de árboles le dio excelencia y alegría al lugar, por ello se le llamó Campo Alegre. Los Castaños de la Avenida Lilue figuraban en los libros de Botánica en reproducciones fotográficas. Han pasado los tiempos cuando paseábamos flanqueados de castaños. Ahora lo que queda es la calle desierta de árboles. La alegría de otros tiempos se fue enredada en la guadaña de cronos. Knoop propuso al Gobierno Nacional la creación de créditos especiales para viviendas de nativos y extranjeros cuyos colonos servirían para el cuido de los árboles. Este proyecto, iniciado en 1910, para los años 1920 y 1921 contaba con colonos en Las Guamas, El Carmen, El Cedro, cerca de Los Teques y El Ereigue en San Joaquín, pero el poco interés del Gobierno hizo que el proyecto culminara en fracaso Gustav Knoop. «Documento D-187 al Ministro de Obras Públicas del 3 de febrero de 1919». 13. Félix Kettner. «Discurso en homenaje a Gustav Knoop», El Universal del 3 de abril de 1927, pp. 1 y 4.

25 Manuel G. Henríquez Ledesma Para el año 1923 la reforestación había concluido, iniciándose otra etapa muy difícil que era el mantenimiento. La resiembra del Encanto permitió surtir de agua potable a la población de Tejerías. Henri Pittier escribe:...el espectáculo era hermosísimo tanto para el nativo como más aún para el forastero, los ojos y la mente se refrescaban en el recorrido en tren. Los hermosos contrastes entre los árboles autóctonos y la resiembra de las diversas clases de eucalyptus, grevillas, las araucarias del Brasil, las ginebras del Himalaya y de California, los cipreses de Portugal y del Asia Menor, se mecían y entretejían con el paso del tren Del «parque de Los Bárbaros»al Parque Knoop El 11 de junio de 1923 se ausentó Knoop del país. Con anterioridad, el mes de marzo del mismo año, Henri Pittier propuso al director del Gran Ferrocarril de Venezuela, señor Kettner, el nombre de Knoop para el parque de Los Teques, 16 con el fin de borrar el despectivo nombre de «Parque de Los Bárbaros» con que sus adversarios políticos le habían herido en 1914 durante la primera Guerra Mundial, cuando las tropas alemanas invadieron a Bélgica. La proposición fue acogida 14. Jesús Antonio Páez Y Juan E. Serrano. Op. Cit., p Henri Pittier, «Conservación de los bosques» en el Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, marzo de 1923, Nº 112, pp. 1897, 1898 y Henri Pittier. Op. cit 120 aniversario del estado Miranda ( ) 25

26 El Parque Knoop de los Teques con beneplácito y la Cámara de Comercio de Caracas se sumó al homenaje. En 1924 Knoop, ya retirado en Alemania, en carta dirigida a la Cámara de Comercio responde: Agradezco a Usted y a los demás miembros de la Cámara infinitamente los honrosos conceptos, que son demasiado para lo que he podido hacer y he hecho con cariño por mi querida segunda patria, que nunca olvidaré. Lo que se estima también de veras es que con el nombre dado al Parque de Los Teques se ha conservado mi nombre y quizás mi memoria en Caracas y Los Teques, ojalá que el parque consiga lo que ha sido mi deseo al fundarlo, que la Nación se convenza de que es posible, en tiempos no muy largos, redoblar con selvas los hoy estériles cerros de Caracas y Los Teques (...) si este deseo mío se cumpliera, sería retribuido con creces por lo que he podido hacer Gustav Knoop, «Carta al doctor Vicente Lecuna». Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas,1924, Nº 122, pp y 2244.

27 Manuel G. Henríquez Ledesma Capítulo III homenaje a Knoop El 4 de septiembre de 1925 murió Knoop en Haffkrug, Alemania, 18 lo cual fue sentido en las comunidades de Caracas y Los Teques, aflicción que refleja el Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas. El sábado 2 de abril de 1927 los amigos de Knoop develaron su busto en la entrada del parque. 19 La escultura que aún hoy milagrosamente se conserva fue hecha por el renombrado escultor señor Pedro M. Basalo, director de la Escuela de Bellas Artes de Caracas. Nos imaginamos el fausto acontecimiento de ese día. La Estación embanderada vio llegar en romería las gentes que venían de Caracas, La Victoria, Valencia y Tejerías a entrecruzar sus brazos con la multitud de tequeños que esperaban en el andén. La banda «Bolívar», dirigida por Mirabal, dejó oír valses y joropos de Pedro Elías Gutiérrez y Delgado Palacios. Al descender del vagón especial el Excelentísimo Ministro alemán, señor James von der Heyde, la banda interpretó los himnos de Alemania y Venezuela y en demostración de amistad el general José Rafael Luque, presidente del Estado Miranda, invitó al ilustre visitante y a su comitiva al interior de la estación. Delante del busto cubierto de tela blanca y al Busto de Knoop 18. Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, 1925, Nº 143,p Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, 1927, Nº 162, «Homenaje a Gustav Knoop», p aniversario del estado Miranda ( ) 27

28 El Parque Knoop de los Teques compás de los himnos, el señor Marcos Pablo Minghetti, fundador del parque junto con Knoop, tuvo el honor de descubrir el bronce. El acontecimiento fue registrado por la prensa del día siguiente, así: El Universal dice: Y bien luce allí, entre verdes y florecidas plantas, la figura afable y sana del incansable amigo del árbol, cuya memoria perdurará tanto cuanto vivan y se reproduzcan en aquel sitio las especies vegetales por él llevadas y cultivadas con ejemplar perseverancia General José Rafael Luque En el acto habló Kettner, el oferente, quien concluye su discurso así: Por tan eminente labor cultural puede considerarse al señor Knoop como un apóstol que supo catequizar con patéticos ejemplos muchas valiosas voluntades, que sin duda propenderán al advenimiento de una era de resiembras... El Nuevo Diario, en grandes titulares, reporta: «El amigo del árbol y precursor de la fiesta del árbol» 21 En aquel homenaje a Knoop habló el doctor Arminio Borjas, presidente de la Cámara de Comercio de Caracas. Su discurso está lleno de elogios y metáforas. Cerró el acto con una elocuente disertación el se- 20. «El busto del señor Knoop en el parque de Los Teques». El Universal, Caracas, domingo 3 de abril de 1927, pp. 1 y El Nuevo Diario, domingo 3 de abril de 1927, año XV, Nº 5123, p

29 Manuel G. Henríquez Ledesma ñor Víctor Maldonado, Director de La Hacienda, quien posteriormente depositó una corona de flores junto al pedestal, seguido de muchas otras ofrendas. Logramos localizar algunas fotos de aquel acto en la Revista Billiken de Igualmente, en la aludida revista hay un poema de Juan González Gamargo escrito para el homenaje, que dice así: ANTE EL BUSTO DE KNOOP El contemplarte aquí, nada me asombra, qué sitio igual a tu memoria austera; amaste el árbol con pasión sincera, y hoy del árbol cobíjate la sombra... La gratitud con emoción te nombra en este egregio busto te venera; y la posteridad, noble y sincera, de frescas rosas tu recuerdo alfombra. Marcos Pablo Minghetti Ningún mejor dosel pudieron darte que éste dosel de espléndida verdura donde con mi laúd vengo a cantarte; Oh meritorio y digno ciudadano, Qué bien bajo del árbol tu figura cuando fue el árbol tu mejor hermano. 22 Juan González Gamargo abril de Juan González Gamargo, Revista Billiken, abril aniversario del estado Miranda ( ) 29

30 El Parque Knoop de los Teques Capítulo IV destrucción y abandono El parque que recordamos en las cuartillas precedentes vive dentro de nosotros con la candidez de otros recuerdos como: la tabla de sumar, el libro primario y las oraciones sabatinas ofrendadas al Santo Niño de Atocha; aliento de niños mezclado con perfume de nardos y olor de aceite quemado en lámpara votiva; plegarias que uníamos a las enseñanzas de María Luisa Echeverría en su escuelita de la calle Sucre. Reminiscencias ingenuas que se conjugan en un todo con los paseos al Parque El Encanto y al Cerro de La Cruz, donde en lo alto disfrutábamos del paisaje; del naranjal de los Tortosa preñado de azulejos y chocolateros, donde apagábamos la sed con el zumo agridulce de suculentas naranjas. Imágenes imborrables que afloran en la superficie de nuestra memoria como esencia de otra vida, de una primavera muy lejana revivida ahora en la mansedumbre del otoño como tatuajes en nuestra piel. Marcas indelebles que nos identifican como tequeños. El parque de hoy es un jardín mutilado por los invasores, tan sólo queda hectárea y media, agoniza oprimido entre ranchos y edificaciones, cruzado por la quebrada de Camatagua que arrastra las inmundicias de barrios aledaños. A cada lado de su cauce crecen las plantas de árnica con sus amarillentas margaritas y compitiendo en exuberancia hay una tramoya de higue- 30

31 Manuel G. Henríquez Ledesma ra infernal, arbusto de cuya semilla se extrae el aceite de tártago, purgante muy drástico que curaba todos los males del cuerpo e inclusive servía para castigarnos con su sabor intolerable que nos causa repulsión. Antes del descubrimiento de las sulfas y los antibióticos la utilizó el doctor Aarón Benchetrich 23, con eficacia contra la pandemia de 1918, como aseguraban muchos pacientes. La pestilencia de la quebrada, la deforestación y la invasión de sus tierras es la trilogía más representativa de las calamidades que afectan al parque. Todos los remedios aplicados hasta la fecha para corregir su deterioro y restablecer su verdor y fuerza telúrica han fracasado. Un ejemplo de la magnitud e importancia del daño y que mide la ignorancia e incapacidad para reparar éste, lo constituyen los trabajos que se realizan en la actualidad para sanear la quebrada, que sólo buscan ocultar el hedor cubriendo el cauce con un enorme ducto de concreto y cabillas, en lugar de atacar el origen del mal eliminando las fuentes de contaminación. Este gran intestino que construyen en el centro del parque rompe definitivamente con todos los principios de belleza y equilibrio ecológico. La solución escogida es más felina que humana, ya que es propio de estos animales ocultar sus excrementos. En otras palabras es un adefesio producto de la ignorancia y el desamor. Remedio más letal que la enfermedad. El parque está reducido a la vertiente sur de la quebrada. Es el trozo que se extiende desde el gimnasio al estacionamiento de la Hoyada, cuyo frente y entrada 23. Aaron Benchetrich. La pandemia del año 1918 en Venezuela. Ediciones Minerva, Ltda., aniversario del estado Miranda ( ) 31

32 El Parque Knoop de los Teques se halla por la calle Campo Elías y su fondo linda con la quebrada; ya que la vertiente norte con el «fondo del mar», cancha de tenis y otras zonas adyacentes están invadidas, no se pueden visitar por el temor de topar con indeseables. En la entrada se ve todavía el busto de Knoop, sobre un pedestal rodeado de césped el cual está prohibido pisar, lo que impide leer el texto de su inscripción, pero con permiso del guardián pudimos llegar hasta ella y constatamos algunos defectos como: No está indicada la fecha de la fundación del parque en ni la de su inauguración en 1909, 25 así como la de la muerte de Knoop el 4 de septiembre de (Haffkrug-Alemania). Datos que consideramos deben incorporarse a una nueva placa en la que también se incluya el nombre del escultor, ya que el bronce no está firmado. La estatua de Knoop, admirablemente lograda por el artista, se encuentra en el centro de una corona circunvalada de árboles añejos, como araucarias, almendros, palmeras, acacias, castaños, pinabetes, grevillas que hermanados en sus ramas dan tributo a su cultor. Estos árboles perdieron las placas que los identificaban. Allí se destacan por su hermosura y corpulencia centenaria algunos eucalyptus de arrugada corteza color canela que contrasta con el espeso follaje verde. Las ramas de estos gigantes se abren al cielo dejando ver sus hirsutas axilas pobladas de orquídeas, musgos, bromelias, helechos, líquenes y otras especies; la lluvia Gustav Knoop. «Informe al Ministro de Obras Públicas» Op. Cit. 25. Jesús Antonio Páez y Juan Serrano. Op. Cit., p Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, 1925, Nº 143. Op. Cit., p 3007.

33 Manuel G. Henríquez Ledesma que escurre entre sus hojas, tallos y raíces cae en diminutos hilos que se evaporizan para formar la neblina y mantener la humedad. El parque y el pueblo de Los Teques han cambiado. Es sorprendente la metamorfosis sufrida por el pueblito otrora pintoresco, aquél que los viejos de ayer recordaban con la frase: «cuando Los Teques era un guayabal...» la que anteponían a la narración de la historia y el cuento de tiempos pretéritos. El ferrocarril y la nueva carretera trajeron prosperidad: el pueblo creció y lo hicieron ciudad capital del estado Miranda en Se trazaron y encementaron las calles, la iglesia fue remodelada, las casitas de bahareque dieron paso a las casas, mansiones y «chalet», que también cayeron cuando por decreto ejecutivo se ordenó la descentralización de la industria de Caracas. Esto trajo muchas fábricas y gentes nuevas. La ignorancia y complacencia de los gobiernos municipales de turno permitieron el desorden por conveniencia personal. Crecieron esta vez los edificios de varias plantas, las quebradas se llenaron desperdicios, los servicios vitales: agua, luz eléctrica, teléfonos, aseo urbano y domiciliario, así como el transporte se hicieron insuficientes. La desforestación, por invasión o por quemas, aunado a la sobrepoblación desordenada, son las causas del clima inestable de hoy, caluroso con lluvias torrenciales y períodos largos de sequía. Calles sucias repletas de autos, camiones y autobuses, gentes de comercio itinerante alternando con comercio formal y muchas otras cosas dispuestas en perfecto 120 aniversario del estado Miranda ( ) 33

34 El Parque Knoop de los Teques desorden. En este maremagnum al Parque Knoop le ha tocado su buena parte de sacrificio. La calle Miquilén perdió sus matapalos y apamates; las calles Boyacá, Campo Elías, Carabobo y la avenida Lilue quedaron sin sus hermosos castaños. En la avenida La Estación (ahora Bermúdez) quedan dos o tres castaños, unas pocas palmeras y un endeble cedro. La antigua iglesia, reformada bellamente en 1930, cayó en 1967 bajo la picota demoledora y se perdieron los bellísimos vitrales engastados en las paredes con delicadeza, arte e idoneidad por Von Wachter e hijos, eran los últimos vitrales ejecutados con técnicas medievales. Ese día se llevaron prisioneros a los Santos. No quedó nada de la iglesia de Cabrera, Rodríguez, Castillo, Molina, López, Pérez y Tinoco. Disipado el polvo, construyeron una nueva iglesia de cubos de metal, sin imágenes y con un fresco anémico haciendo las veces de retablo. Otra música, otros cantos, trajo la nueva Catedral de Los Teques. Los que mantenían la tradición escaparon con su fe a la Capilla del Carmen y otros corrieron hacia Caracas. Cuando evocamos estos recuerdos todo lo vivido parece frágil y perecedero. Nos hace pensar que todo lo que actualmente tenemos como verdadero mañana pudiera no serlo. Apreciamos todo confuso, desprovisto de base, sin equilibrio, inestable. Surge un mundo sin límites, con ausencia total de tradición, lleno de gentes con muy pocos conocimientos, causa fundamental de que no les importe la conservación de los bienes legados por los antepasados, que lo hicieron para nuestro 34

35 Manuel G. Henríquez Ledesma beneficio. Dentro de esta gran confusión de recuerdos sin referencias históricas, las cosas y los sucesos nos parecen inexplicables, con bordes difusos. Mundo de muchas ideas amontonadas sin conexión, sin secuencia, desconcierto que explica la conducta errada de no conservar la herencia de los ascendientes. Esta incomprensión del presente donde se fusionan los personajes, el tiempo y el espacio nos lleva a un desconcierto y caemos dentro de una fantasía sicodélica. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 35

36 El Parque Knoop de los Teques Capítulo V viaje imaginario El pueblito de Los Teques, lleno de frío y vestido de neblina, decorado de guayabales preñados de azulejos, choítas, chocolateros y reinitas ya no está: el agua cristalina es ahora turbia y maloliente. El día llega a su fin, el monaguillo el Morocho tañe el último ángelus y el cura invita a la acción de gracias antes de la comida: a rezar por la cosecha, por el sol, por la lluvia, por la neblina, por el frío, por el pan de hoy y el de mañana, por los cucaracheros y gonzalitos, arrendajos y turpiales, por los árboles y las fuentes de agua. De estas acciones de gracia nada existe, hasta las campanas son otras. El cielo se va tornando de carmesí a índigo, la noche comienza con los bostezos de la pequeña planta eléctrica que tose al ritmo de la respiración de Narciso Díaz, al fondo del callejón del Cura, allá donde empezó el pueblo a orillas del río San Pedro. En la antigua y desaparecida cárcel de la calle Bolívar el corneta toca a silencio, indicando la iniciación de las horas de descanso. Las campanas doblan y el pueblo recuerda a sus muertos, a aquellos que descansan arriba en el cerro, donde también mueren las calles Falcón y Ayacucho. Allí cristianos y judíos; musulmanes y ateos; agnósticos y masones; comunistas y budistas, todos pulverizados descansan en paz. Hay una penumbra tenebrosa, en el nido del céfiro se apaga el día y se 36

37 Manuel G. Henríquez Ledesma descubre la noche con sus ratones alados que traen del naciente a la luna maquillada de lunares. Así va creciendo la noche con selene prendida en túnica nazarena, salpicada de estrellas y llena de supersticiones. La imaginación da rienda suelta a los cuentos e historias truculentas: «El descabezado», «La burra maniá», «La sayona», «El carretón» y los relatos tranquilizantes como: «Tío Tigre y Tío Conejo», «Pulgarcito», «La Reina de las Nieves» y muchos otros que se intercalaban con las adivinanzas y las siluetas chinas que manos cansadas del trabajo cotidiano proyectaban en la pared. Unos relatos forzaban a rezar y otros a dormir. No había la radio ni la televisión, las «artofónicas» estaban en calma y en la profundidad de la noche unos tocaban el cuatro, la mandolina, el arpa, las maracas y la guitarra mientras que Filiberto Yánez amolaba las espuelas de su gallo favorito. Afuera, torrentes de «aves desplumadas» se deslizaban en oleadas desde lo alto de San Corniel hacia la quebrada de Camatagua y en grandes remolinos recorrían sus predios en el parque Knoop y la Estación. La silueta del viaducto se destacaba como tatuada en el manto de la noche, el tropel de murciélagos se entretejía entre los cien pies del viejo armastote, monstruo de hierro, imponente imagen del pasado que también fue sembrado en el parque como sus árboles y que nos impresionó siempre como un ser antediluviano que permanentemente está vadeando la quebrada sin lograrlo. La enorme estructura de hierro, templada en los altos hornos de Ruhr, era orgullo de los ingenieros alemanes. Es una mezcla homogénea, producto de la Bellas señoritas de Los Teques, a principios de siglo. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 37

38 El Parque Knoop de los Teques Señoritas María Teresa y Matilde Morales Báez, e Ignacita Páez Pumar fundición de cañones, sables y bayonetas. Metal unido con la sangre de Sedán, lleno de pasión y odio teutón contrapuesto al amor y dolor galo. Hierro que consagró la Unidad Alemana y aclamó a Guillermo Primero, Kdiser del II Reich. El Viaducto, después de cien años de trabajo, agoniza montado en muletas de chaguaramos y araucarias, no tiene dolientes y vive acompañado en las noches por aguaitacaminos, buhos y murciélagos. El monstruo está herido, ya no soporta las tropas del gobierno ni las de la revolución. El metal está marcado con la firma Krupp Essen y deja caer sus letras en fino rocío sobre los pinos, seguirá el destino de los rieles y andenes, los desposeídos lo esperan abajo, en la quebrada, para recoger sus costillas que serán el esqueleto de nuevos ranchos y pequeñas edificaciones. Es la media noche, la muerte del Viaducto está anunciada, el último tren se apresura a pasarlo, es un convoy especial fuera de itinerario, llevará por última vez muchos pasajeros que huyen del caos de la ciudad, hay estudiantes, maestros, profesores, naturalistas, políticos, jefes de Estado, caudillos, revolucionarios, curas, monjas y muchos otros personajes. Toda esta enorme muchedumbre espera en la estación la hora de la partida. Los preparativos son cuidadosamente controlados y se ha nombrado varias comisiones. Las cajas de bastimentos son revisadas cuidadosamente por Marcos Díaz, Anselmo Taborda, Rafael Corrales, Cleto Rodríguez, Jesús Rafael Chico, Nicolás Yánez, Manuel J. Herrera, Manuel y Luis Díaz Mendoza, Luna, Alberto Serrano, Juan Vicente Rangel y otros. Una gran caja 38

39 Manuel G. Henríquez Ledesma llena de Kola Astier, regalo del pueblo de Los Teques al restaurador, es custodiada por soldados y policías; Roberto Henríquez la mira de reojo por encima de su anteojos de carey. Detrás de una recetura y alrededor de una mesa de pino están César Gottbert, Jesús María Coronel, Camposano, Tosta Lanz, Isturiz, Ignacio Sánchez y Rengifo controlando el inventario que Fausto Olaizola, Manuel Enrique Acosta y Salvador Rodríguez les dictan en rigurosa sucesión de nombres: hemostyl, amargo sulfuroso, zarzaparrilla, bejuco de cadena, rosa de montaña, tabonuco al guayacol, regulador gesteira, 606, emulsión de Scott, píldoras del doctor Ross, tacamahaca de ño Leandro, cañafístola, depurativo indiano de Garban, y así muchos otros remedios necesarios para el recorrido. Piezas de telas y cajas de zapatos van llegando, las cuales controla Alejandrino Camero con un breve toque de bastón. Mientras que Moisés Almosny, Salomón Elías y Levy ayudan a organizar el tafetán, la crehuela, el vichy; la telita de real y medio, el liencillo y la batista. Pedrito Ayesta rodeado de sus ayudantes ordena el paso y custodia del escaparate de Doña Zoila Castro que contiene la última moda en zapatos, trajes y sombreros Tutankamón. Debajo de un hermoso castaño, Marrero blande su afilada navaja iluminada por los rayos de una lámpara de carburo, ya cada movimiento de sus manos prodigiosas, va narrando las maniobras que utilizó para afeitar a don Rufino Blanco Fombona. A su rededor y boquiabiertos escuchan José Balbino León, Zapata, Gumersindo León, Pedro Pablo León, Gabrielito Morantes, don Celedonio 120 aniversario del estado Miranda ( ) 39

40 El Parque Knoop de los Teques Morantes, don Pancho Materán y Juan Torrealba. Hay alboroto, aleteos y plumas al aire en el vagón que llevará las aves de corral. El gallo se sube al techo y canta con alegría su libertad, abajo las gallinas sumisas a los garrotazos de Manuel Torrealba miran de reojo los granos de maíz que desesperadamente lanza al aire Ana Gregoria Díaz con el deseo de convencer al gallo para que baje, pues no le pasará nada; el día que se preparará la olleta está aún lejos. Teresa Feo, Carmen Teresa León Díaz, María de Henríquez, María Luisa Casado y María de Velásquez preparan el guiso para las hallacas y esperan con ansiedad la llegada de Jelambi con el jamón. Julita Logaldo, apostada a la ventanilla y con la mirada puesta en la calle Vargas, anuncia que ya viene Enrique Fraga con las aceitunas. En un sitio especial está la tisanera, las frutas ya cortadas; el jugo de piña y naranja es abundante y se escancia la champaña, la granadina, pero el amargo de Angostura pedido con antelación no ha llegado. De pronto, en la oscuridad de la noche, aparece un jinete vestido de liquilique blanco con sombrero de anchas alas, se detiene y habla con el negro Federico Escobar entregándole una caja de caoba pulida con una carta atada a la tapa, en la cual se lee: Para Rita Fajardo, Amalita de Fiorillo, Ana Irene de Reverón, Aguiche, Matilde Caraballo, Rafaela León, Belén de Alvarez de mi más alta consideración y respeto. Queridas señoras y señoritas os envío estas tres botellitas de amargo que me pedisteis y 40

41 Manuel G. Henríquez Ledesma que tanto necesitáis para mejorar el sabor de la tisana. Son las últimas que me quedan. Cuando esta misiva llegue a vuestras manos estoy dirigiéndome a Trinidad para instalar allí la fábrica de amargo de Angostura, ya que no he recibido seguridad del Gobierno en este bello país. Lamento mucho no acompañaros y daros otras recetas de bebidas mejores que la tisana que preparáis, muy anticuada y aburrida. Mi mujer, María Bonifacio, recuerda todavía con aprecio los camisones que le enviasteis con Chichilo y los Utrera, los que mucho disfrutó en las fiestas de la zapoara. Su amigo de siempre Dr. Johan Gottfried Benjamín Sigert. Angostura, 20 de enero de Frente a la puerta de un vagón hay gritos y forcejeos, es el curandero Telmo Romero que pide le abran paso, detrás la loca Victoria y Ramona a golpes y palos se hace respetar. La policía actúa y el guardia del tren, firme ante la puerta, le impide pasar. Ño Leandro Crespo corre ante su hijo Joaquín e implora de rodillas les deje subir. En la oscuridad de la noche se oye una voz grave que grita «Déjelos pasar, son mis amigos! vaya hombres!, que soy protector de esos infelices que vienen del Asilo de San Antonio!». Ya los vagones reservados para los muebles están repletos y en el andén ensordece el ruido de martillos y destornilladores. Entre chirridos de madera se oye la voz firme de J.M. Cedeño, quien dirige la desarticulación de la cama de misia Dionisia. Candillé se retira El verdadero Amargo de Angostura de Siegert, en su clásica botella. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 41

42 El Parque Knoop de los Teques Dr. Juan Teófilo Benjamín Siegert a un rincón y a mano limpia y a fuerza de escorfina, termina apresuradamente los percheros, mesitas y repisas. En el centro de la Estación del Ferrocarril se ve al presidente de la República, Cipriano Castro, nervioso, tocado con su inconfundible fez que le cubre la calva, está rodeado de generales. Ordena a un ayudante solicitar de Knoop información acerca del estado del Viaducto. Se oye el tic-tac del reloj de la estación y el crujir del tafetán y las sedas entre las piernas de las mujeres. Mirabal y Martucci afinan los instrumentos de la Banda Bolívar. El pitío largo y desteñido de la locomotora «Falcón» interrumpe los acordes de una misa de difuntos que las manos privilegiadas de las hermanas Goya Argot interpretan en un viejo armonio. El padre Machado se adelanta y salpica de agua bendita la ruta que seguirán los que se van, las ruedas del tren y los rieles. Los niños lloran y gritan desesperadamente. Filomena Coronel, Consuelo Marturet y Mariíta Sánchez reparten caramelitos de las Mendiri. En la cabina del maquinista se aloja el clero: Monte Agudo, Domínguez, López, Hilario Cabrera, Alejandro Rodríguez, Luis Rafael Tinoco y Ángel Pérez Cisneros quienes rezan el último responso y luego, en voz alta y clara, recitan el miserere del salmo cincuenta. El padre Borges, de pie, tocado de bonete y con estola morada, agita el aspersorio en lo alto y las gotas benditas caen sobre la muchedumbre, y a cada maniobra pronuncia: Misereaturecc agnus dei... ecc qui toll it pecatad mundi... oremus Pater Noster... etc. etc., mientras que el padre Romero apunta su cayado hacia los rincones del monte donde cree ver al demonio, y a cada golpe de 42

43 Manuel G. Henríquez Ledesma bastón en el marco de la ventanilla pronuncia palabras de Jesús: Vade retro Satanás! Alrededor numerosas personas arrodilladas rezan el rosario, luego el trisagio y más tarde la magnífica. En un vagón especial reservado para los alemanes, las ramas y coronas de pino se entrelazan con banderas imperiales alrededor de un retrato del Kaiser Guillermo Segundo y su familia, luce en sitio especial, un bello óleo de la Emperatriz Augusta Victoria. La condesa von Kleist lo mira con recelo, sus ojos, como dos lunas azules engastadas en globo de madreperlas, permanecen inquietos y humedecidos de lágrimas se detienen en las tapas de una hermosa Biblia. Su cabeza redonda, de rubios cabellos remata en bello moño sujeto por un prendedor de plata salpicado de pequeñas perlas. Aquella mirada azul se desvanece por momentos entre el pinar y la neblina que le recuerda su querida Pomerania; luego vuelve la mirada a la Biblia y lee la contraportada: «la Emperatriz Augusta Victoria dedica este sagrado libro a la Condesa Leonie von Kleist, ex Condesa de Kospoth, súbdita del Segundo Reich Alemán, para que sirva de soporte a su encomiable misión evangelizadora en Venezuela, que el espíritu de Martín Lutero le acompañe. Palacio de Charlotenburg, Berlín Sus largos dedos tropiezan con nerviosismo la esquina de un sobre color marfil, con el sello imperial en brillante lacre bermellón. El sobre guarda la respuesta negativa de la Emperatriz a las aspiraciones de Leonie: enviar dinero suficiente para extender, difundir y consolidar la Iglesia luterana en el país. El destino 120 aniversario del estado Miranda ( ) 43

44 El Parque Knoop de los Teques James Von der Heyde, Embajador de Alemania. de aquel libro era devolverlo a su lugar de origen. Varios pastores como Rami, Schneidery Voigt, entre otros, discuten acaloradamente lo inconveniente y las consecuencias que podrían derivarse de ese procedimiento, el cual consideraban insultante y grosero. Un pitío de la locomotora interrumpe la disputa. El Embajador von Heyden, Margot su mujer y el Cónsul Hugo Valentiner, buscan sus asientos. Knoop y Minghetti, entre reglas, compaces e instrumentos de precisión hacen los últimos cálculos de la resistencia del Viaducto. En la cabina, un oficial apreta los botones y tuercas con una enorme llave. Mira los relojes (manómetros) que marcan la presión de la caldera. Cuando todo está listo, y la caldera a punto de reventar, tira de la cuerda del pito por tercera y última vez. Los grandes cilindros reciben las órdenes de Remigio León; se mueven los enormes pistones, los vástagos, las bielas y por último las ruedas. Por las válvulas de seguridad emanan como resuellos chorros de vapor. Al fin el tren se pone en marcha. La negra locomotora puja su embarazada carga. Cierran el paso a nivel de la calle Campo Elías y enmarcados en las ventanillas van apareciendo las figuras del Presidente de la República, Antonio Guzmán Blanco y Ana Teresa su esposa, Joaquín Crespo y doña Jacinta, Cipriano Castro y doña Zoila, Víctor Rodríguez, Manuel Antonio Matos, Rivero Saldivia, Lorenzo Guevara, el sordo Julián Perdomo y Josefina; el general Juan Vicente Gómez y Dionisia Bello, José Vicente Gómez y Josefina, el General Eleazar López Contreras y María Teresa; después muchos ofi- 44

45 Manuel G. Henríquez Ledesma ciales y personajes y así pasan todos como en el reparto de una gran película. Las banderas de los amarillos y las de los azules se hermanan; las tropas: Legalistas, Libertadoras, Restauradoras y las Nacionalistas del Mocho Hernández se encintan en franca amistad. Un toque de alegres campanas se oye a lo lejos, y el grito de un jinete: «Se acabó la guerra!» El agua bendita, los salmos, los rezos, el tañido de campanas y el grito del jinete devuelven la calma. Se sirve el consomé y el hervido de gallina, seguido por las hallacas, la ensalada y más tarde el cafecito y los dulces de las Pérez. La banda «Bolívar», cedida por el general José Rafael Luque y dirigida por Mirabal, interpreta marchas prusianas y valses vieneses en honor al Embajador Von Heyden y su comitiva. La banda «Tosta García» la dirige Pipí Bosch, quien interviene con valses de su propia cosecha. En otro vagón contratacan con joropos Pedro Elías Gutiérrez; Adelo Alemán, Teófilo León y Martuci. Agentes de la empresa Valentiner, Behrens y Cía., de Puerto Cabello, reparten botellitas de «Elixir de los jesuítas para la belleza de la mujer», 27 seguidos por el sordo Julián Perdomo y Manrique quienes distribuyen estampas del «ánima sola», «El desertor de Güigüe», «Las siete potencias» y otras no menos milagrosas. El tren con su carga pisa el Viaducto, crujen los hierros, se doblan los chaguaramos y araucarias, todo se hunde en la negrura de la noche. General Cipriano Castro 27. El Universal, Nº 840, del 9 de octubre de 1911, p. 8. Cita: Walter Rolf en Los alemanes en Venezuela y sus descendientes. Op. Cit., p aniversario del estado Miranda ( ) 45

46 El Parque Knoop de los Teques El Primer Bosque Artificial de Venezuela En 1825, desde Chuquisaca, llamaba Bolívar a sembrar árboles, a conservar los ríos y a toda la naturaleza. En 1984, a 69 años del Decreto conservacionista del Libertador, las gentes de Los Teques vieron como un bosque artificial vino a embellecer aquella pequeña ciudad. Hoy a cien años del Knoop, las fotos de Félix González dejan ver la luz de nuestros días incidir sobre los árboles, los kioskos y las avenidas del viejo parque de la estación del tren. 46

47 1. Los huespedes del Hotel Alemán, Hotel La Casona y el Hotel La Suiza, de los Teques, fueron obligados visitantes del Parque Knoop.

48 2. El busto de Knoop, obra del escultor Basalo, preside hoy la soledad en el centro del menguado parque que lleva su nombre. Ayer el parque era de 11 hectáreas y ahora escasamente llega a dos.

49 3. En la confluencia de las avenidas que suben por entre pequeños muros de piedra, un quiosco de madera y cerámica ofrece descanso y sombra a los visitantes.

50 4. Por uno y otro lado: Eucaliptos, cipreses, almendros, cedros, pinos, palmeras, jabillos... y junto a ellos, el clavo de olor y el alcanfor, entre otras especies botánicas.

51 5. En la mañana, colándose por entre las copas de los árboles, la plena luz baña de claridad las avenidas que suben por las pequeñas colinas; después, con la tarde, vendrá la bruma como una bufanda de frío.

52 6. En el parque, ayer, todo lucía maravilloso, inocente, tranquilo y seguro. Hoy falta la seguridad para pasear sin sobresaltos.

53 7. «La mañana es tu fresca vestidura, y el frío es una mano en tu cintura» Carlos Gottberg

54 8. La irregular topografía del lugar fue aprovechada por los ingenieros del parque Knoop, para darle belleza al diseño del primer bosque artificial de Venezuela. 9. Al pie de la escalinatas un pequeño parque infantil permite a los niños dar vueltas en la rueda y subir a los columpios y al tobogán.

55 10.Esta vista que da al busto de Knoop, dice de la hermosura de aquel parque en los años 20, cuando el «bosque de los coquitos», llenaba de admiración a los habitantes de los Teques y a los visitantes que buscaban frescura. 11. Al pie de la escalinatas un pequeño parque infantil permite a los niños dar vueltas en la rueda y subir a los columpios y al tobogán.

56 12. Esbeltos chaguaramos dan sombra a las avenidas escalonadas. Por ellas paseaban los enamorados en las fresca tarde.

57 13. Todo en círculo alrededor de Knoop: el verde tierno de los geranios junto al verde-oscuro de la grama, las lajas que recubren el piso y los bancos metálicos, invitando al descanso.

58 14. En el que fuera llamado también Parque de la Estación del Gran Ferrocarril de Venezuela, las palmas (Phoenix Canariensis) formaban un techo vegetal para darle sombra a los visitantes de otros días.

59 15. En el parque, ayer, todo lucía maravilloso, inocente, tranquilo y seguro. Hoy falta la seguridad para pasear sin sobresaltos

60 El Parque Knoop de los Teques Capítulo VI el mensaje conservacionista de Knoop Despierto de aquella pesadilla y desde el marco de mi ventana observo el monte crecido en lugar de los pinos, tierra amarillenta que resalta como arañazos, productos de la ignorancia y la tolerancia. Caemos en la dimensión de otros recuerdos: aquel parque que sirvió de modelo y estación experimental donde se estudiaba la aclimatación de plantas y árboles de otras latitudes, como eucalyptus, cipreses y grevillas. Escenario y tribuna docente donde dictaron cátedra eminentes naturalistas como: Henri Pittier, José Antonio Rodríguez López, Francisco Tamayo, Alfredo Jahn, Jorge Lösch (Puyula), Ignacio Burck, Simoncelli, Juan Pablo González y muchos otros profesores y maestros. Aquel parque fue muy apreciado por visitantes, excursionistas nacionales y extranjeros. Y esa estimación por el Parque Knoop, El Encanto, así como por otros jardines y bosques, se refleja en el periódico alemán «Des Auslandsdeutsch», 28 de 1925, que escribe: «Los parques boscosos plantados por el ferrocarril son ornamento del territorio montañoso, por lo demás árido, y son considerados por los nativos como un ejemplo de una bien lograda reforestación y visitados con frecuencia» Der Auslandsdutsche (El alemán en el exterior), junio de 1925, Nº 11, p Cita Walter Rolf en Los alemanes en Venezuela y sus descendientes. Tomo II a Edición Cultural Humbodt, p. 102.

61 Manuel G. Henríquez Ledesma El mensaje de Knoop suena aún en nuestros oídos: poblar de árboles y plantas los cerros infértiles de Los Teques y Caracas para mejorar y estabilizar el clima, regularizar el curso de las quebradas y ríos, conservar la tierra. Knoop planificó el cultivo de árboles de crecimiento rápido y de buena madera que pudiera utilizarse en la construcción y que además sirviera como combustible. El eucalyptus rostrata fue el centro de sus experiencias. Se preocupó y dio consejos para el cultivo del árbol del caucho, el sisal y el algodón para la confección de telas, así lo hace saber en sus Memorias al Ministro de Obras Públicas en Knoop sentía un especial afecto por Venezuela y ya retirado y enfermo en Alemania le escribe a Vicente Lecuna en estos términos: La conservación de las selvas, la repoblación científica de ellas, que poco a poco encuentra imitadores en el país, puede salvar a Venezuela del desastre que ya experimentan tantos países tropicales y semitropicales, por la ruina de las selvas, especialmente los países mediterráneos y del Adria, antes famosos por su fertilidad, hoy desiertos por falta de selvas y agua. Conservar las selvas, es pues, asegurar el porvenir de Venezuela. Cada uno en Caracas puede ya convencerse de que las plantaciones de café en algunas comarcas no pueden aumentarse mucho por falta de terrenos con selvas propias para el cultivo. Las plantaciones 29. Gustav Knoop. Memoria al Ministro de Obras Públicas, 1905, 1906, pp.62 y aniversario del estado Miranda ( ) 61

62 El Parque Knoop de los Teques existentes se acabarán poco a poco y no está lejano el tiempo en que se sienta en Caracas la disminución de las cosechas de café. A esta preocupación por el cultivo de árboles para la conservación del agua, la tierra, el clima, fue acogida con entusiasmo y a ella se debió la adquisición de terrenos en Macarao y en el Ávila para proteger las fuentes de agua potable de Caracas. Para la conservación de los bosques y el parque fue creado un cuerpo de guardabosques, aquí deseamos destacar la labor encomiable de Francisco Fiorillo y Navas. Cuando se está cumpliendo este año (1995) el centenario de la fundación del parque, queremos recordar que éste fue el primer ensayo de reforestación en el país y motivo para que fuera creado posteriormente «El día del árbol». Así lo señala el periódico El Nuevo Diario en su edición del 3 de abril de 1927, cuando al unirse al homenaje a Knoop apunta: El amigo del árbol y precursor de la fiesta del árbol. Hoy en día nadie se acuerda del Knoop y muy pocos del parque, sólo su bronce escoltado por árboles centenarios cuida su memoria. Es necesario que la obra de éste eminente científico se haga conocer en las escuelas, colegios, liceos y universidades. 62

63 Manuel G. Henríquez Ledesma Capítulo VII enredado en la política por la deuda externa Knoop se dedicó por entero a desempeñar los cargos que le fueron encomendados, la construcción del tramo del ferrocarril de Valencia a Cagua, la dirección y administración del Gran Ferrocarril de Venezuela y al cultivo de plantas y árboles que era su pasatiempo favorito, pero las circunstancias políticas de la época lo envolvieron y es por esto que su vida cambió a partir de 1901, cuando fue nombrado representante del banco alemán Disconto Geselschatt de Berlín, acreedor de una gran suma de dinero que debía el gobierno venezolano. Para 1902 la deuda externa venezolana era de ciento diecinueve millones de bolívares, cuarenta y seis de ellos al Disconto Geselschatt de Berlín y el resto a banqueros ingleses. Venezuela acumulaba deudas desde la época de la independencia y los intereses vencidos se elevaban a cinco millones de bolívares. Todas estas deudas hacían un total de ciento ochenta millones de bolívares, una cantidad de dinero enorme para la época, que representaba 7.5 veces superior al presupuesto nacional del año La deuda generó un grave conflicto internacional al no poderla pagar el Gobierno Nacional en las condiciones que los países acreedores exigían. Castro propuso Gisbert Von Pilgrim Baltazzi 30. Manuel Rodríguez Campos. «El Bloqueo». En Cipriano Castro y su época. Monte Ávila Editores. Varios autores, pp aniversario del estado Miranda ( ) 63

64 El Parque Knoop de los Teques Cipriano Castro y Herbert Boven, Embajador de EE.UU. a Knoop un sistema de pagos que contemplaba unificar todas las deudas en 72 millones de bolívares y utilizar algunas aduanas para el pago de garantías, esta proposición agradó a Knoop y al Embajador de Alemania, Giesbert von Pilgrim Baltazzi, pero el Disconto no aceptó. Estos y otros contratiempos fueron caldeando las negociaciones. La estrategia cambia cuando aparece en la escena el general Manuel Antonio Matos al frente de un movimiento revolucionario que llamó la «Revolución Libertadora», que buscaba derrocar a Cipriano Castro con el apoyo moral y material de la «Liga Angloalemana» 31 que representaba a las potencias extranjeras, las que reclamaban el pago de la deuda. La Liga esperaba el desenlace favorable a ellos con el triunfo de Matos, quien les había ofrecido saldar las cuentas. La situación se modifica con la primera derrota de la «Libertadora», en La Victoria el 2 de noviembre de Nicolás Rolando no acata la orden de rendición de Matos y continúa peleando hasta que es sometido por Juan Vicente Gómez, en Ciudad Bolívar el 22 de julio de Ante estas dificultades surge de nuevo la posibilidad del bloqueo de los puertos. Una idea clara de la participación de Knoop en los acontecimientos que precedieron al bloqueo nos la ofrece la correspondencia enviada por él al Disconto, Holger H. Herwig nos las reporta en su libro Sueños alemanes así: 31. Eleazar López Contreras. El presidente Cipriano Castro. Tomo II. Colección Libros Revista Bohemia, 1987, p Inés Quintero. «La oposición a Castro». En: Cipriano Castro y su época. Monte Ávila Editores, 1991, pp. 104, 105 y

65 Manuel G. Henríquez Ledesma «el prestigio del Reich alemán se ha deteriorado seriamente aquí» 33 porque los alemanes no habían «enseñado la bandera a Venezuela para reforzar la situación. Solamente la representación más enérgica por parte del Reich» 34 podría invertir la marea: la presencia «inactiva» de barcos de guerra simplemente convencía a Castro de que tanto Berlín como los demandantes alemanes estaban dispuestos a «sufrir indefinidamente (...) Castro desea forzar y forzará un enfrentamiento con las potencias extranjeras. El hombre sufre de megalomaní... Era ya tiempo de que Europa le enseñara a este país sin importancia y más o menos incivilizado que no podía insultar a las grandes potencias y llevarlas sujetas por la nariz» y en otra misiva informa «que Castro no sentía el menor temor por cualquier acción del gobierno alemán»... Hubo muchas conversaciones y notas diplomáticas tratando de solucionar el grave problema, pero todas fueron infructuosas y, el fin fue el bloqueo de las costas venezolanas por la escuadra anglo-germano-italiana el 9 de diciembre de 1902, y la captura en el puerto de La Guaira de la flota venezolana por los 33. «Knoop al Disconto», 26 de noviembre de En Auswärtiges Amt. Venezuela I, vol. 17. Cita Herwing Holger H, en Sueños alemanes de un imperio en Venezuela. Monte Ávila Editores, 1901, p «Knoop al Gran Ferrocarril de Venezuela». (Berlín), mayo 28, 1901, en Berliner Tageblatt, Nº 265, mayo, Cita Herwing Holger H. Op. Cit. 35. «Knoop al Disconto», abril 15 de En: Auswärtiges Amt. Venezuela I, vol. 20. Cita Herwing Holger H. Op. Cit. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 65

66 El Parque Knoop de los Teques General Manuel Antonio Matos acorazados alemanes, ingleses e italianos... el presidente Castro lee su conocida y dramática proclama: «La planta insolente del extranjero ha hollado el suelo sagrado de la patria». El pueblo, frente al balcón de la Casa Amarilla, lo aclama como héroe, piden armas, prisión y confiscaciones de los bienes de todos los extranjeros que viven en Venezuela. Castro acata el llamado del pueblo. Estados Unidos se opone a estas medidas extremas y no lo apoya, esto motivó que Castro ordenara la libertad para los prisioneros. Mariano Picón Salas 36 nos relata lo concerniente con Knoop así: «Castro llama al Alcalde de la Rotunda y le ordena liberar a los prisioneros y yo que reservaba «El Tigrito» al señor Knop» (sic), dice el sarcástico Acosta. Castro se convenció que Mr. Bowen, enviado de los Estados Unidos en Caracas, trabajará por vía diplomática para concluir el bloqueo. El 13 de febrero de 1903 aceptó los «protocolos de Washington» y concluyó el bloqueo. Este tratado contribuyó a enfriar los ánimos y restablecer las relaciones internacionales que tanto necesitaba el país para su progreso. Sin embargo, por debajo de todo esto fermentaba intranquilidad en el país; la grave situación socioeconómica y los continuos alzamientos no permitían la paz deseada. Se abrían para el país otras heridas, el enfrentamiento de Castro y Gómez, el derrocamiento de aquél y la instalación de la dictadura de Juan Vicente Gómez. 36. Mariano Picón Salas. Los días de Cipriano Castro, Ediciones Garrido, Caracas, 1953, p

67 Manuel G. Henríquez Ledesma Apreciamos de mucho interés narrar, aun cuando muy brevemente, la participación de Knoop en el conflicto internacional suscitado por el reclamo de varios países de Europa y América a Venezuela por la deuda contraída. Consideramos que su conocimiento despertará inclinación para investigar y ampliar el tema con el fin de formarse un mejor criterio de aquellos acontecimientos que estremecieron al país. No obstante esta serie de contrariedades, la obra de Knoop ha sido reconocida posteriormente a los hechos narrados. Expresión del agradecimiento por su obra son las frases de Jesús Antonio Páez y Juan E. Serrano en 1932: Ha dado este hombre de bien un ejemplo, desgraciadamente poco imitado, pero que le agradecerán las generaciones venideras, con sus sostenidos esfuerzos para reconstruir los bosques a ambos lados de aquel ferrocarril. Gral. Juan Vicente Gómez De la labor del señor Knoop, emitió el eminente señor H. Pittier, entre otros conceptos: Nuestro amigo se ha erigido a si mismo un monumento más duradero y más útil que todas las estatuas, sin contar que su grato recuerdo constantemente renovado por la presencia de tantos testigos, perdurará en las generaciones que se levanten. (De El Universal). 120 aniversario del estado Miranda ( ) 67

68 El Parque Knoop de los Teques Vicente Lecuna, en el Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas en 1923, escribe: La lección objetiva que nos ha dado el eminente señor Knoop es de una trascendencia incalculable para la riqueza y el porvenir de la región de Caracas y de Venezuela en general. Cualquiera que sean las vicisitudes que atraviesa el país, esta lección quedará siempre presente a los ojos de los venezolanos: aprovechar todos los elementos de la vida y la belleza de que es capaz esta zona... La obra de Knoop es trascendental como la de los mayores reformadores que ha tenido Venezuela. Su nombre pasará a la posteridad al lado de los servidores públicos eminentes. Estos mensajes tienen un valor relevante porque expresan el sentimiento de personas entendidas que representaron valores fundamentales del comercio, agricultura, cría, industria, así como intelectuales. 68

69 Manuel G. Henríquez Ledesma Capítulo VIII EL FERROCARRIL El Gran Ferrocarril de Venezuela, ferrocarril alemán o tren, unía a Caracas con Valencia pasando por la zona montañosa de los Altos Mirandinos. Reducía a ocho horas la jornada, una celeridad no prevista para aquella población, en vez de los varios días que duraban los vehículos de tracción de sangre. Su construcción deforestó grandes áreas que simultáneamente se replantaron para conservación de la vía. Nacieron los parques, bosques, arboledas, jardines y mejorando el ambiente los sitios de esparcimiento que dieron refugio a poetas, escritores y diletantes que discutían los acontecimientos del momento. Fue inevitable describir el ferrocarril y su entorno. Cuando se proyectó la creación de ferrocarriles en Venezuela, el país vivía una gran crisis económica, política, social, religiosa y sanitaria (con tuberculosis, sífilis, tétano infantil, cólera, disentería y alcoholismo), que dificultaba toda ejecución y diezmaban a la población. No había vías de comunicación terrestres, las pocas existentes eran largas deficientes y hacían penosa la travesía. Se viajaba por mar en barcos de cabotaje desde La Guaira, Higuerote, Maracaibo, Cumaná y por el Orinoco a Ciudad Bolívar. Las carreteras de los llanos eran intransitables en invierno y el paludismo era un azote. La vía entre Caracas y los valles de Aragua era estrecha, desigual e in- 120 aniversario del estado Miranda ( ) 69

70 El Parque Knoop de los Teques segura. La neblina, la polvareda y el barro cuando llovía eran otras calamidades. El camino que partía de Macarao remontaba la serranía por Las Cocuizas hasta San Pedro de los Altos y de allí a La Victoria. El Barón de Humboldt relata De las Lagunetas bajamos al valle del río Tuy. Esta cuesta occidental del grupo de montañas de Los Teques lleva el nombre de Las Cocuizas Y en su viaje por el aludido camino detalla la hermosura de la flora, incomparable, y clasifica muchas plantas. A estos descubrimientos les da el nombre de Reseña del río Tuy. Entre lirios blancos que perfumaban con exquisito aroma el ambiente: El lecho del río está formado por guijarros de cuarzo. No sé de baños más agradables que los del Tuy. La ruta era el antiguo Camino de los españoles usada desde la Colonia. Visitar los Valles de Aragua era un recorrido obligatorio para todo viajante; la fertilidad y rendimiento en los cultivos de caña y la producción del ron, azúcar y papelón les dio gran renombre. Miguel María Lisboa al referirse a la zona agrega que son la gran maravilla de la República de Venezuela. A los extranjeros en cada momento les hacen esta pregunta: Ya paseó los valles?. Humboldt dedicó a este espacio venezolano elogios que le dieron fama en Europa. Para ir de Caracas a la riberas del Orinoco por el camino más corto debíamos haber franqueado la serranía meridional de los montes de Baruta, Salamanca y las sabanas de Ocumare, atravesar las estepas o llanos de Orituco y 70

71 Manuel G. Henríquez Ledesma embarcarnos en Cabruta, cerca de la boca de río Guárico, pero esta ruta directa nos habría privado de la satisfacción de ver la porción más hermosa y cultivada de la provincia, a saber, los valles de Aragua. Este interés poderoso nos ha conducido a los cerros de Los Teques En 1855, el gobierno de José Tadeo Monagas proyectó y ejecutó otra vía para unir a Caracas con los valles de Aragua; pasa por Los Teques, desde Las Adjuntas, paralela al río San Pedro pasando por Río Cristal y Sebastopol. Fue mejorada en el gobierno de Juan Crisóstomo Falcón e inaugurada en marzo de 1865 por Antonio Guzmán Blanco. Todavía hoy vemos algunos remanentes de la carretera vieja Caracas-Los Teques, en cuyo pueblo, cruce de las calles Ayacucho con Ribas, esquina de La Lucha, hay una bóveda de medio cañón revestida de ladrillos, arqueada sobre la quebrada de El Trigo. El trayecto era bueno pero inseguro, por la multitud de curvas que bordeaban los pliegues de la cordillera y los precipicios. En 1868, el viajero alemán Friedrich Gerstacker escribe: El camino muy bien trazado, por cierto se hizo aquí, dicho sea de paso, un poco demasiado interesante porque llevaba, dando los virajes más breves y siguiendo siempre las entrantes y salientes de los cerros, al borde de un precipicio, a tiempo de que nuestro cochero italiano azotaba ininterrumpidamente sus caballos, bastante vivaces de por sí, por lo que el liviano coche a veces aparecía volar por las agudas 120 aniversario del estado Miranda ( ) 71

72 El Parque Knoop de los Teques vueltas y cualquier casualidad hubiera podido enviarnos al abismo sin previo aviso. Habíamos subido siguiendo el curso de un riachuelo, cada vez más a los cerros y traqueteábamos por un terreno rocoso al que le habían dado el nombre de Sebastopol. Ahora bien, ya me habían contado en Caracas que, no hacía mucho tiempo, uno de estos coches, cuando a toda marcha volaba por uno de estos virajes rocosos, precisamente en este lugar -y el aspecto era realmente horripilante cuando se miraba hacia abajo- se había despeñado y era casi increíble que pasajero alguno hubiera salido con vida del trance, cuando en verdad solo uno se mató. Había que conducir con mucha pericia, la polvareda y la neblina eran grandes obstáculos de noche, estos inconvenientes y lo largo del trayecto dificultaban la comunicación entre la capital y el interior de la República. Los cocheros italianos eran expertos en la conducción de vehículos de tracción de sangre -con un caballo, buey o burro-, su habilidad e intrepidez eran créditos que brindaban seguridad y confianza. El transporte de alimentos y mercancías era muy costoso, se decía que costaba más barato transportar mercancía de Liverpool hasta La Guaira que de Barquisimeto hasta Puerto Cabello. La necesidad de agilizar el comercio con los valles de Aragua, ofrecer seguridad, rapidez y facilitar la movilización de las tropas eran suficientes motivos que justificaban la construcción de la vía férrea. Los comerciantes extranjeros, alemanes e ingleses, exigían la ejecución de la obra para conectar por 72

73 Manuel G. Henríquez Ledesma vía terrestre los principales puertos: La Guaira con Puerto Cabello. La Sociedad Colonial Sudamericana de Ernst von Hesse de Leipzig, Alemania, aconsejaba al gobierno alemán construir las vías de ferrocarril en Venezuela, así como lo hacían los estadounidenses, con el fin de controlar los mercados, abaratar los costos, estimular la agricultura y cría de ganado. La producción agrícola, especialmente café, algodón, cacao, añil y otros, estaba estancada, igual acontecía con el ganado. Los ingleses habían construido dos ferrocarriles de gran importancia que unían los principales puertos de La Guaira con Caracas y Puerto Cabello con Valencia. En Europa, la gran depresión de 1873 a 1894 perturbaba el comercio, especialmente en Alemania; los informes de la situación económica de 1870 reportaban que la mitad de los 435 altos hornos de fundición del Reich estaba paralizada, el valor real del mercado había descendido a 21 millones de marcos, en lugar de 178 que era el inventario. Se establecieron altas barreras aduaneras y Estados Unidos desarrollaba sus planes expansionistas para asegurarse el mercado sudamericano. Dadas estas circunstancian los comerciantes alemanes pensaron que la situación cambiaría favorablemente si aumentaban el comercio de ultramar, así surgió lo que llamaron imperialismo de la depresión. La justificación para la construcción del Gran Ferrocarril Alemán estaba dada. En 1878 comenzaron la construcción de la vía, un año se había firmado el contrato. Representó la hazaña más significativa que tuvieron los alemanes en el extranjero, su mayor inversión y el mayor reto, era el 120 aniversario del estado Miranda ( ) 73

74 El Parque Knoop de los Teques orgullo de aquella nación. Así lo señalaban los diarios extranjeros, un viajero alemán relata: A primera vista parece imposible construir en este caos una línea para el ferrocarril, el hecho de que se hizo hace honor a los ingenieros alemanes. Fue el símbolo del progreso alemán, durante seis años se trabajó intensamente con una tecnología muy pobre si la comparamos con la actual, de 3000 a 5000 obreros con picos y palas, cargando la tierra en carretas tiradas por burros y mulas. Los cálculos estimados para la construcción de la obra eran inexactos, por ejemplo, extrajeron metros cúbicos de piedra y tierra en lugar del estimado; se utilizaron toneladas de acero para puentes y viaductos en vez de El trayecto por Los Teques fue muy difícil y había que ascender hasta m de altitud donde se construyó el túnel de Corozal a siete minutos de Los Teques; el descenso se llevaba a cabo en inmensas curvas, alrededor del precipicio de Las Mostazas. Al respecto, Sivers comentaba: En este trayecto la línea asciende 350 metros en 20 km, entonces era cuando empezaban las principales dificultades, ya que había que pasar la zona montañosa y descender hacia Las Tejerías en el valle de Tuy, situada a 570 m. Fue un verdadero reto, pues había que trazar la línea por un terreno montañoso de Las Adjuntas hasta Tejerías, pasando por la parte más alta de Los Teques. El trabajo era muy penoso, a mano, hicieron más de 215 puentes o viaductos de acero y 89 túneles excavados en la roca, para esto contrataron mano de obra italiana que manejara la dinamita. Tenía una extensión 74

75 Manuel G. Henríquez Ledesma de 178 km. El tren, como también lo llamaron, partía de la estación de Santa Inés, Caño Amarillo en Caracas, se conectaba al inglés y enlazaba con La Guaira. Refiere Guillermo José Schael que en un aviso se podía leer Trenes de carga y pasajeros todos los días entre Caracas y Valencia Tren rápido salía de Caracas a las 8 am y llegaba a Valencia a las 3 y 10 pm. Pasaba por La Victoria a las 11: 47 am y paraba allí de modo que los pasajeros tenían tiempo de almorzar. Suponemos que por Los Teques pasaría entre las 9 y las 10 am, al vehículo lo revisaban, le restituían el agua a la caldera, cargaban y descargaban. Venezolanos y alemanes admiraron aquella obra como la más importante jamás realizada, elogiada como modelo del espíritu de empresa y la cultura de Alemania, como brillante ejemplo de la Weltpolitik germana en la prensa de aquel país podían leerse frases como Un bello ejemplo de la diligencia alemana. La firma Krupp hizo los rieles, ejes y ruedas. Las locomotoras, a las que dieron el nombre de los héroes: Bolívar, Sucre, Páez, Falcón y otros, fueron fabricadas en la Sachsische Maschinenfabrik de Chemnitz. Los durmientes y anclajes para los rieles procedían de la empresa Actiengessellschaft fûr Bergau, Eisen und Stahl-Industrie; los vagones en los altos hornos de Buena Esperanza, en Colonia. La energía para mover aquellas locomotoras procedía del vapor producido por la combustión del carbón mineral que importaban del Rhur, Alemania. Entre 1888 y 1894 se invirtieron toneladas de material de construcción por un valor aproximado de 120 aniversario del estado Miranda ( ) 75

76 El Parque Knoop de los Teques 20 millones de marcos. Se estimó el valor de un kilómetro de construcción, por la zona montañosa de los Altos Mirandinos, en Bs , una suma fabulosa para la época. El Km. desde Cagua hasta Valencia se estimó en Bs , con una garantía de 7% marcos. Cálculo que estaba alejado de la realidad ya que se terminó con un valor de marcos el Km. La subvención estuvo a cargo de Adolph von Hasemann del Disconto y Max von Schinckel del Norddeutsch Bank, totalmente costeada por ellos con material de la industria alemana. El contrato fue firmado el 8 de julio de La construcción se inició un año más tarde y el 1 de febrero de 1894, se puso en funcionamiento. Durante la construcción la compañía empleó de 3000 a 5000 obreros italianos, polacos y alemanes, pero la mayoría eran venezolanos. Hicieron el camino para los rieles movilizando hasta metros de tierra y rocas y los obreros de albañilería metros cúbicos, con tecnología muy primitiva Tenía una estación en el Llano de Miquilen, en el área demarcada hoy por las calles Carabobo, Boyacá, Campo Elías y Bermúdez. Poblada de árboles, cubierta con techos de dos aguas, el tejado de láminas de cemento rojo magenta, que destacaban dentro del frondoso follaje de pinos, amplios corredores y una sala de espera abierta y demarcada por una baranda con pasamanos, dentro estaban los asientos de madera. El alumbrado era de luz azul, acetileno. Estaba rodeada de jardines que eran prolongación de El Parque Knoop. Allí jugaban bolas criollas los Morante, Ayesta, Yanes, Camero, Álvarez, Pérez, Zamora, Navarro. Había un 76

77 Manuel G. Henríquez Ledesma apeadero cerca del Liceo San José para los pasajeros del pueblo. La estación del Llano tenía un corredor paralelo a los andenes, una romana pesaba los bultos para calcular el flete y también a las personas que deseaban controlar su peso, especialmente los tuberculosos, las pesas estaban en la oficina y para utilizarlas se las pedía a Rivas León, a Minguetti, a Mateo Palumbo u otros empleados. La información impresa llegaba a la estación de ferrocarril del Llano de Miquilen dos veces diarias; otras comunicaciones en el telégrafo cerca de las Cuatro Esquinas, en la Ribas; el correo en la Guaicaipuro, y el teléfono en la Miquilen. Los que sabían leer esperaban con expectación la llega de la prensa, entre las 9 y 10 am. Los periódicos más leídos eran entre otros El Diario de Caracas, El Pregonero, La Restauración Liberal, El Constitucional, El Nuevo Diario, El Universal, La Esfera, El Heraldo. Además, llegaban revistas como Williken, El Cojo Ilustrado, Fantoches. Este con sus críticas semanales, ácidas, agudas e inteligentes contra el Gobierno y el clero, disfrazadas de humorismo de alta calidad. Lo leía una clientela especial, y la Iglesia lo combatía a través de su prensa oficial, La Religión. La mayoría desechaba el semanario ya que, se decía, sería excomulgado quien lo leyera. La estación del Llano de Miquilen servía de sitio de referencia para los encuentros, la llegada y despedida de algún ser estimado y lugar de sosiego, estimulante para la tertulia donde departían intelectuales, escritores, poetas, músicos quienes disfrutaban el lugar saboreando los deliciosos emparedados, pastelitos, 120 aniversario del estado Miranda ( ) 77

78 El Parque Knoop de los Teques postres y otras delicadezas preparadas según recetas caseras de Antonio Loinaz, Estévez Orta y últimamente Zerlin. Otros paraban en el botiquín de Pérez Carías, en la esquina de la Luz Eléctrica, en la calle Miquilen, leían la prensa. Otros iban donde Falkenhagen y se deleitaban con la natilla. La Estación y la calle Miquilen estaban unidas por un pequeño bulevar, Avenida Lilue, hoy calle Carabobo, construido en Adornado con castaños y tulipanes africanos, estos hermosos árboles los llamábamos gallito ; en otros países lo distinguen como Caoba Santo Domingo (Spathodea campanulata P. Beauv), que en temporada se cubrían de grandes y brillantes flores rojas con pétalos aserrados e interior amarillo. A un costado de la avenida estaban varias casas tipo chalet alpino, el lugar lo ocupa hoy la parada de autobusetas que van a Caracas, la fotografía de esta avenida estaba impresa en los libros de botánica. Hoy en día todo ha desaparecido, el lugar es inhóspito por la contaminación, la aglomeración de personas y vehículos. La Estación era un centro de discusión y tertulia diaria. Allí se reunían los que formaban una peña literaria, tales como los poetas Chaumaier, Pío Rengifo, Pedro Tobías Camposano, Juan Pablo Sojo, entre otros, que departían con los que venían de Caracas. La afición de Loynaz, al arte de Polimnia, favorecía las reuniones. Consideramos posible que el torneo internacional de ajedrez que sostuvo el doctor Francisco Arocha Sandoval con un aficionado de Colombia, por vía telegráfica, 78

79 Manuel G. Henríquez Ledesma pudiera haberse desarrollado allí. Pero, en La Estación se reunían quienes formaban la peña literaria. En esa época había muchos temas que debatir, de gran interés, ideas novedosas llegadas del exterior, como el liberalismo el socialismo, el materialismo, el positivismo, que se debatían en los parlamentos europeos. Como consecuencia del aumento de la población y el desarrollo acelerado de la industria y el comercio, la lucha por los mercados exteriores imponía el colonialismo. Simultáneamente se desarrollaba una lucha anticlerical debido a la actitud opuesta de la Iglesia católica, que defendía la tradición conservadora. Pío IX imponía dogmas para conservar su poder temporal y espiritual. El conflicto era delicado en Italia, el papado ejercía poder temporal sobre varios Estados, Italia luchaba por la unidad territorial, entonces Pío IX convoca un Concilio. Leopoldo von Ranke en su famosa Historia de los Papas escribe: Su mirada (la del Papa) se concentraba especialmente en torno a las doctrinas filosóficas surgidas a lo largo de un siglo y que habían llegado a enfrentarse de lleno con la doctrina de la Iglesia contando con la protección del poder secular. Porque la Iglesia se basaba en la verdad revelada; mientras que aquellas son engendros del pensamiento humano abandonado a sí mismo e hinchado de orgullo. Pío XIX había ampliado tanto su concepto del derecho divino y de la acción divina que consideraba sa- 120 aniversario del estado Miranda ( ) 79

80 El Parque Knoop de los Teques grada e inviolable la posesión del Estado de la Iglesia por la Silla Apostólica. De aquellas doctrinas se había nutrido el propósito de despojar al Papa de sus posesiones (Estados Pontificios). En los primeros días de marzo de 1870 declaraba expresamente el primado de la Iglesia Romana que el Papa es el verdadero vicario de Cristo, la cabeza de la suprema Iglesia, el padre de todo los cristianos, el maestro y juez supremo. El Papa también agregaba que la virgen había creado a Jesús en estado de virginidad antes y después de la concepción, el dogma de la Inmaculada. A estas ideas se enfrentaron algunos obispos y laicos en todas partes del mundo. Los dogmas crearon muchos conflictos en todo el mundo. En Alemania, que no estaba unificada, se produjo la Kulturkampf, lucha de cultura, término acuñado por Virchow, jefe del Partido Progresista, médico patólogo fundador de la especialidad. Bismarck se enfrento a los socialdemócratas y a los progresistas, sus relaciones con Virchow fueron muy difíciles llegando al borde del duelo. En Alemania se comentaba que Virchow escogió las armas, ya que el Canciller llevaba la ventaja, manejaba muy bien las armas. El médico le ofreció dos salchichas una contaminada con triquina, parásito que no tenía tratamiento, el Canciller perdió al no aceptar el plato. En Alemania hubo disturbios populares apoyando o no los dogmas. En los medios intelectuales venezolanos había gran efervescencia ya que la doctrina imperante era conservadora, traída por los españoles, en contrapo- 80

81 Manuel G. Henríquez Ledesma sición con la nueva filosofía positivista empeñada en hacer una revolución cultural vivificadora que se extendiera a todos los ámbitos del saber. El movimiento estaba dirigido por Adolfo Ernst, sabio alemán que había traído Antonio Guzmán Blanco en Fundó la Cátedra de Ciencia Naturales de la Universidad Central de Venezuela y dirigió la creación del parque El Calvario de Caracas. Los discípulos de Ernst sembraron la nueva doctrina positivista en la UCV. Curtis, jefe de la comisión creada por Estados Unidos, para estudiar las relaciones comerciales con Latinoamérica, al referirse a la religión en Venezuela escribe: Los hombres públicos del país están dispuestos a estimular y sustentar el protestantismo, no por sus propias convicciones religiosas, sino que reconocen la influencia retardataria de la Iglesia Católica en el desarrollo del país. Desde un principio los sacerdotes han obstaculizado el progreso se han opuesto a las innovaciones y han expresado especial antagonismo al sistema educacional En aquellos encuentros en la estación del llano de Miquilen se entrecruzaban las ideas nuevas; los profesores y alumnos de la Universidad venían de paseo a Los Teques a sembrar las nuevas doctrinas a los residentes. Refiere Curtis Casi todos los profesores de la Universidad son agnósticos o por lo menos materialistas y su influencia es considerable. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 81

82 El Parque Knoop de los Teques También se debatían los hallazgos en medicina, biología, mecánica y muchos temas de interés general. Los más polémicos se referían a las creencias religiosas, tocaban la fe arraigada en la población. El Partido Liberal al cual pertenecía Guzmán Blanco defendía el positivismo anticlerical y combatía al Conservador, con el que simpatizaba el clero. Guzmán Blanco llegó al poder y expulso a los jesuitas, a los frailes y las monjas, le confiscó las propiedades a la Iglesia y expulsó al Obispo de Caracas, Guevara y Lira por desacatar sus órdenes. Pide reformas importantes al Congreso en un documento:.he tomado sobre mis hombros la responsabilidad de declarar, independiente del Episcopado Romano, a la Iglesia de Venezuela y les pido se ordene que los sacerdotes parroquiales sean elegidos por el pueblo, el obispo por los rectores de la parroquia y los arzobispos por el Congreso, retornando así a los usos de la primitiva Iglesia fundada por Jesucristo y sus Apóstoles El materialismo, con una nueva visión del universo y de la materia, formulaba una dialéctica que se proponía llegar a la verdad, mediante el razonamiento lógico. El positivismo de Augusto Comte, que estaba en auge, predicaba que todo fenómeno natural debía tener una explicación a la luz de la razón Entre los positivistas estaban hombres que llegarían a desempeñar un lugar importante en la política, en la educación y las ciencias 82

83 Manuel G. Henríquez Ledesma naturales del país: Lisandro Alvarado, José Gil Fortul, Rafael Villavicencio y Luis Razetti, entre otros; éste difundía y defendía sus ideas en su cátedra de anatomía, en los periódicos, en charlas en la radio y en exposiciones en la Academia de Medicina, Esta generación fue calificada de atea, vista con ojeriza y repudio. Razetti enseñaba anatomía con las ideas positivistas, la evolución, el origen del hombre y especialmente, los hallazgos de Darwin, Heckel y Lamark. Contrapuestos a esa filosofía estaban los conservacionistas, que defendían el creacionismo. Monseñor Nicolás Navarro y el Obispo Juan Bautista Castro combatían aquellas ideas y sus escritos en el diario La Religión condenaban los conceptos de Razetti y sus seguidores. El doctor José Gregorio Hernández participaba en las discusiones en un intercambio de altura con Razetti, fueron opositores pero grandes amigos. José Gil Fortul escribió la historia Constitucional de Venezuela a la luz de los nuevos conceptos de la evolución. Los ánimos se caldearon más cuando ofendió la dignidad de la Iglesia al publicar: vuestra religión llegó a Roma cargada de los viejos dogmas de la India, con las procuraciones de razas inferiores, con una moral disolvente e inhumana. El cristianismo fue una reacción contra la filosofía, reacción contra el progreso intelectual. Por supuesto que todas estas ideas las discutían muchos intelectuales en diversos círculos en todo el país y no solamente en las estaciones de ferrocarril. Indudablemente que el ambiente reposado y cómodo, entre pinos, frío, neblina y algunas veces la lluvia, sin 120 aniversario del estado Miranda ( ) 83

84 El Parque Knoop de los Teques molestias sónicas de las estaciones del ferrocarril, invitaba a la discusión. La Iglesia Católica tomó fuerzas de los ataques, predicó las ventajas y bondades de la religión y fomentó las vocaciones sacerdotales. El Padre Machado viajó a Lourdes y motivó el amor a la virgen, creó la réplica de la gruta en la iglesia de San Sebastián de Maiquetía, el monumental Cristo en la Plaza Lourdes y las estaciones del vía crucis. Creó las famosas peregrinaciones y los creyentes en copiosa cantidad subían El Ávila y bajaban a Maiquetía. Las peregrinaciones avivaron la fe y le dieron mucha vida a Maiquetía. A Los Teques llegaron las ideas y creaciones del Padre Machado, instalaron una cruz en un cerro al norte del pueblo. Llamaron al lugar Cerro La Cruz, a lo largo del camino estaban signadas las estaciones del vía crucis, en placas de mármol. La cruz original, no sabemos la fecha de su erección, fue donada al Padre Machado quien la colocó en la iglesia del Prado de María, creada por él. En Los Teques, con mucha pompa, se efectuaban las fiestas del patrono de la ciudad, San Felipe Neri. En la iglesia que lleva su nombre se veneraba un fragmento de hueso del santo, traído desde Roma el año de su jubileo. Esta reliquia la sacaban con toda pompa y al compás de la música sacra en solemne procesión por las calles principales del pueblo; era de gran valor espiritual para la iglesia y los fieles, pero un día desapareció. Había peregrinaciones desde todos los poblados de los Altos Mirandinos que venían a adorar los huesos del Santo. Es posible que una mano indiscreta hiciera una travesura. 84

85 Manuel G. Henríquez Ledesma En las peregrinaciones a Macarao para rendir pleitesía a la Virgen de la Copacabana, acto que organizaban los Camposano en conjunto con Francisco Granado Díaz, los penitentes y sus acompañantes salían la víspera en la tarde, en romería desde Zenda por la garganta de Sebastopol hasta Macarao. En otros pueblos y ciudades del país, igualmente fueron creados santuarios para fomentar la devoción a la Virgen María en desagravio al dogma de la Inmaculada. La política también era tema de debate, los gobiernos de Guzmán Blanco, Andueza Palacios, Rojas Paúl e Ignacio Andrade fueron de confrontación hasta truculentos. Había inestabilidad en los gobiernos, los períodos de gobierno eran muy cortos y cada presidente quería modificar la Constitución para alargar los lapsos, estas aspiraciones motivaban los alzamientos de muchos pretendientes. Andrade fue derrotado por La Restauradora de Cipriano Castro y poco después, Manuel Antonio Matos se levantó bajo la bandera del La Libertadora. Cipriano Castro trasladó por pocos días el gobierno a Los Teques para dirigir mejor las operaciones de la guerra, la estación del ferrocarril fue la base de sus operaciones. Esta inseguridad en los gobiernos y las contiendas derivadas agravaron la situación económica. El ferrocarril y después la carretera transandina trajeron el progreso, fomentaron el intercambio comercial, los pueblos ya no estaban aislados. Las haciendas de cafetos de los Teques y San Pedro incrementaron su producción para cubrir el mercado interno. El traslado de la capital del estado a Los Teques en 1927, trajo progreso notable. El gobierno de general 120 aniversario del estado Miranda ( ) 85

86 El Parque Knoop de los Teques José Rafael Luque creó obras que mejoraron la atención al saneamiento ambiental dirigidos por los doctores Herrera Guerrero, uno de ellos, padre de nuestro siempre recordado compañero de estudios, Pancho, Francisco Herrera Luque, médico y escritor sobresaliente en sus historias de Venezuela fabulada. El General José Rafael Luque, Presidente del Estado Miranda, era el abuelo del mentado escritor; su administración fomentó la construcción de edificios como el de la gobernación; calles, acueductos, cloacas, el matadero. Estas obras marcaron el progreso del pueblo, que se convirtió en ciudad capital del Estado Miranda. Todas estas mejoras beneficiaron a la población, llegaron muchas familias que se establecieron definitivamente. Hoy sus descendientes contribuyen eficientemente al progreso de la ciudad. La construcción del ferrocarril trajo la creación de los bosques, por lo que los arroyos, quebradas y ríos aumentaron su caudal; se regularizó el régimen de lluvias, se estabilizaron los terrenos, se saneó la atmósfera creando un clima ideal. Todos estos beneficios contribuyeron a configurar un ambiente ideal para el sosiego y disfrute del ocio de nativos y forasteros. Fueron construidos albergues como la Posada de Los Teques, los hoteles Francés, Cosmopolitan La Alemania La Suiza y pensiones de mucho prestigio como la de María Luisa Casado, Julita Logaldo y Teresa de Feo. El entusiasmo y la atracción por los excelentes atributos de Los Teques, hicieron que lo calificaran como la Suiza Caraqueña y otros más generosos, lo llamaron la Suiza de América. La altitud, el aire puro, el frío, los parques y jardines conformaron un entorno climáti- 86

87 Manuel G. Henríquez Ledesma co ideal para el tratamiento de la tuberculosis y enfermedades broncopulmonares y cardiacas. Los Teques reunió las mejores facultades que exigía la medicina del la época para la cura y mejoramiento de la tisis, con la aplicación de la Medicina Natural. La información procedente de Europa y los Estados Unidos indicaba que los enfermos de tuberculosis y de la peste blanca, mejoraban y hasta se curaban con el reposo, la altitud y el clima templado de la montaña. Aunado a ello, Los Teques reunía condiciones para realizar terapias con el agua de arroyos, ríos y quebradas (hidroterapia), y la helioterapia, cura por la radiación solar. En Europa se practicaban estas curas en sanatorios de mucho prestigio, ubicados en los Alpes como Davos y Leysin, donde fueron tratados Teresa de la Parra y José Vicente Gómez, entre otros venezolanos. Los Teques fue calificado como una estación climática de alto nivel. Los enfermos acudían buscando su saneamiento. Los que, además de sus dolencias no tenían recursos económicos, sufrían de muchas privaciones no tenían alojamiento y morían en las calles, el número de desdichados aumentaba cada día y el Pbro. Dr. Hilario Cabrera Díaz movido por el dolor y la desesperación que venía de aquellos desdichados rechazados en albergues pensiones y hoteles, construyó un refugio para los tuberculosos. Con su iniciativa y la contribución del pueblo, creó el sanatorio homónimo para enfermos de escasos recursos económicos. Esta construcción fue demolida recientemente y reemplazada por un edificio moderno, irrespetando así el patrimonio histórico local. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 87

88 El Parque Knoop de los Teques El Dr. Ángel Larralde y otras personalidades crearon el proyecto de un sanatorio antituberculoso para personas pudientes, en el llano de Miquilen, a 500 m. de la estación de ferrocarril. Los planos y demás requisitos fueron presentados al General Gómez, quien se mostró atento y ofreció la colaboración del Gobierno Nacional. Este proyecto no se ejecutó, ignoramos los motivos por los cuales no se hizo. Por la atracción que ofrecía su exuberante naturaleza, Los Teques y su zona aledaña, fue seducción para nativos y extranjeros, que buscaban salud y sosiego El Parque Knoop así como El Encanto, fueron refugio de todos los que buscaban tranquilidad, en ellos la memoria se agilizaba y la inteligencia se deslastraba en aquel ambiente bucólico. Su evocación nos trae a la memoria los ratos agradables disfrutados dentro de aquel paraje lleno de singular belleza. Alumnos de los colegios de Caracas, Valencia y otras ciudades y pueblos venían a disfrutar de su hermosura, de igual modo los viajeros que acudían de Europa y Estados Unidos a instruirse en el manejo de las siembras y deleitarse dentro del ambiente de una pequeña selva húmeda. Momentos de gran placer era ver los rayos de sol, que se filtraban entre las ramas y las hojas, sobre los cuadernos y libros dibujando silueteas y luces como en delicada pirotecnia En la memoria quedaba impresa la silueta de pájaros, árboles, hojas y sus ramas, hasta la imagen veloz de la traviesa ardilla estampada en el papel, sobre la lección del día. El murmullo del aire entre 88

89 Manuel G. Henríquez Ledesma las ramas, el aroma de los pinos, el canto de la paraulata y las travesuras de los cucaracheros junto al olor húmedo que emanaba del follaje afelpado de musgos y licopodios. Todas estas sensaciones acompañaban al estudiante en la solución de una ecuación, la lección y la exposición de una tarea y la preparación de los exámenes. Escritores y poetas como Díaz Rodríguez, Pedro Emilio Coll, Blanco Fombona, Arreaza Calatrava, Uslar Pietri, Rómulo Gallegos nutrieron sus obras con el entorno creado por Knoop. El historiador Jesús María Sánchez en su columna Perfiles del diario Avance de Los Teques, refiere que Forastero fue escrito por Gallegos e inspirado en el ambiente en referencia. Estos intelectuales enriquecieron la revolución lingüística iniciada por Rubén Darío, y en incomparables metáforas plasmaron la delicadeza de nuestra flora. Los músicos, Eduardo Tablante, Martucci, Teófilo León, Adelo Alemán, Bosch, y otros, compartieron con aquellos que venían de la capital, tales como Estévez, Lauro, Sauce, Castellano, Plaza, Calcaño, Sojo, etc. y en franca camaradería buscaron nuevas formas y colores que plasmaron sus composiciones y la modulación en sus interpretaciones. Los informes de Gustavo Knoop para el Ministerio de Obras Publicas, son documentos de valor que nos relatan detalles de la obra que hacían: En la estación de Los Teques se ha extendido el jardín, que es un verdadero atractivo para las familias que de año en año se trasladan a aquel lugar a fijar su residencia o para temperar. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 89

90 El Parque Knoop de los Teques El gran parque del encanto se ha extendido desde la planicie de la estación hasta los cerros donde hay hoy sembrados, más o menos (15.000) quince mil árboles de diferentes clases. La visita al parque se aumenta poco a poco, sin embargo, ya se nota cierta predilección de las familias de Los Teques y Caracas por aquel lugar. En 1892 la lluvia fue implacable y copiosa. El Guaire se desbordó y formó un nuevo cause entre Antímano y Las Adjuntas. Doscientos metros de la vía con un terraplén de 4 m de alto, fueron dañados, es entonces cuando se duda de su rentabilidad. Según Sivers Willhelm, el percance dio motivo y justificación para acelerar la reforestación de los ríos, y fueron sembrados numerosos árboles en las cuencas de los ríos Guaire, San Pedro y Macarao, toda la quebrada de Camatagua en Los Teques, el parque que llevaría posteriormente el nombre de su creador, Gustavo Knoop, el Encanto, Mostaza, Begonia, Mata Brazo, Tejerías, Las Adjuntas y Antímano, creando un sistema de reforestación que fijaba el terreno, conservaba las aguas, mantenía constante la temperatura y el régimen de lluvias; definía las estaciones seca y lluviosa (verano e invierno nuestros). Además, sirvió para mejorar el paisaje y recrear el espíritu, lo que invitaba al sosiego. Esta transformación ambiental crea un entorno similar a un paisaje alpino en verano. En Los Teques, los acólitos del régimen y comerciantes construyeron sus casas y mansiones, y 90

91 Manuel G. Henríquez Ledesma los enfermos con recursos económicos suficientes las hicieron en menor escala. El viaje en tren era un martirio para algunas personas que lo usaban por primera vez, el temor por lo desconocido los perturbaba. Las personas temerosas de lo nuevo no viajaron nunca tenían recelo, había pánico por la velocidad, el mareo y el paso a través de los túneles era aterrador, especialmente para los niños. La obscuridad, el aire helado de la montaña y la nube de carbón daba la sensación de un paraje infernal digno de la Divina Comedia. En los primeros años de funcionamiento, la iluminación era insuficiente y había vagones que no tenían las instalaciones. Más tarde se dotaron de lámparas con luz a gas de acetileno, que llamaban luz azul. Se comprende que antes de viajar en el tren fueran a la misa y comulgaran. Durante la travesía iban rezando el rosario, muchas damas usaban andaluzas como era la costumbre y con el rosario en una mano y el limón en la otra, para evitar el mareo, subían recelosas al vagón. Al tren se le veía como un objeto diabólico, que incendiaba los campos. La inmensa locomotora negra con el vientre lleno de fuego y vapor caliente, creó supersticiones y tabúes. Llegaron a afirmar que el ruido, el pitio, y la forma de aquel monstruo desequilibraba las vacas, la producción de leche disminuía, enloquecía las gallinas y mermaba la producción de huevos, perturbaba la cría de animales y asustaba a los perros, especialmente los de cacería, que huían acobardados a los rincones cuando se acercaba el tren y no querían entrar al monte a perseguir la caza. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 91

92 El Parque Knoop de los Teques Los hermanos Barnola en Las Adjuntas querellaron con la Compañía del Ferrocarril, por los incendios de los potreros y la muerte de animales, como consecuencia de la ceniza y los tizones que caían de la locomotora. La demanda no tuvo éxito, la Compañía no indemnizo a los afectados. Es entonces cuando los muchachos de la zona, en un acto de desquite, rompieron los vidrios de algunos vagones. Como los agresores huyeron y nadie quiso informar de su paradero, la Compañía tomo en represalia a varios muchachos del pueblo que no eran los responsables del acto y no los soltó hasta tanto aparecieran los comprometidos; cuando los atraparon fueron enviados a un asilo regentado por el Padre Machado. Recién inaugurado el ferrocarril muchos europeos viajaron entre Caracas y Valencia, sus impresiones las leemos en un periódico alemán de comienzos del siglo XX. El relato es de R.S., desconocemos el nombre completo: Una soleada mañana nos acomodamos en uno de los confortables vagones tipo americano, para viajar de Caracas a Valencia. El viaje fue sumamente despacio ascendiendo la cumbre y con precaución para ahorrar energía (los 180 km del trayecto se recorren en nueve horas), uno se instala cómodamente y a menudo hay viajeros nativos o funcionarios del ferrocarril con los que se charla amenamente Al llegar a la estación de Antímano dice: allí lo primero que se tiene a la vista es un retrato del Emperador 92

93 Manuel G. Henríquez Ledesma Alemán, lo percibimos familiar y gracioso en este ambiente desconocido Al referirse al paisaje, agrega: El paisaje, es único en su género, es encantador. La grandeza del escenario siempre cambiante es indescriptible. Los turistas europeos que desconocen la naturaleza tropical, deleitan sus ojos en las interminables cadenas de cerros y en los insondables abismos de este joven país Estamos llegando a la estación de Los Teques, una de las más interesantes y hermosas de toda la vía. Es espectacular la vista hacia los lejanos valles con cuencas de ríos y cadenas de montañas distintas en altura y colorido, se disponen unas detrás de otras como gradas de un coliseo, la primera resplandece de verdes tiernos, mientras las siguientes varían de matices y las ultimas con sus tonalidades gris azuladas se pierden en el horizonte azul. El sol tropical y el profundo azul del cielo le dan a este paisaje una imagen específica muy peculiar. Las modificaciones de aquel entorno motivaron la sanación por medios naturales, temperar a Los Teques era la expresión más usada. Con los tuberculosos llegaron los que sufrían de anemia por falta de hierro, designada en los centros médicos de Europa como clorosis, enfermedad de moda en Paris, palabra acuñada posiblemente en 1900 en la Belle epoque y otros aquejados por dolencias cardiacas. Se creyó que la inhalación del carbón que despedía la locomotora era favorable a la cicatrización de las cavernas tuberculosas, muchos pacientes esperaban el paso de los trenes en 120 aniversario del estado Miranda ( ) 93

94 El Parque Knoop de los Teques la estación y en el parque para inhalar el carbón dentro de las nubes de vapor de agua, además el ojo de toro y la sangre fresca. Es cierto que el ferrocarril trajo beneficios, también malestar en las finanzas del país pero su costo agravó la deuda externa ya abultada por el gasto de las revoluciones, guerras y baja producción agrícola y pecuaria conforman un cuadro crítico. El país durante el siglo XIX y XX vivía en una eterna crisis, se iniciaba la industria petrolera. Esta enorme deuda, que Venezuela no honró, fue la chispa que desencadenó el bloqueo de los puertos en 1902, para obligar a Venezuela a pagar la deuda externa que desde hacía años no cancelaba. En 1906 como el tren no daba ganancias, tomaron previsiones para aumentar los ingresos y estimular el uso del ferrocarril. Se rebajaron las tarifas de segunda clase de 20 céntimos a 15 por kilómetro, de los fletes para el transporte de muebles y enseres domésticos, de maquinaria agrícola, y productos como el papelón, y los frutos, estas medidas incrementaron el desarrollo de la agricultura y la cría. La compañía del Gran Ferrocarril de Venezuela fomentó el cultivo de plantas cuyos derivados podían utilizarse como materia prima en la industria. Instruyeron a hacendados y campesinos en los cultivos de varias especias de plantas y árboles así por ejemplo, el cultivo del algodón, instalaron desmotadora en Cagua, Mariara y Guacara. Para los fines fueron importadas plantas y semillas de muy buena calidad de Egipto y Estados Unidos, quinientos quintales fueron distribuidos gratui- 94

95 Manuel G. Henríquez Ledesma tamente en las estaciones principales. Las primeras plantaciones las hicieron en Tejerías ya que los estudios de la tierra de esa zona resultaron altamente aptos para producir algodón de muy buena calidad, capaz de competir con el mejor de los Estados Unidos y de Perú. La primera producción de algodón fue comprada por los telares de Valencia. Estimularon la plantación de caucho, que se comportaba como una sustancia plástica, para tal fin trajeron del jardín botánico de Berlín seis variedades que sembraron en La Victoria, así como árboles de la gutapercha (Ficus schecteri de Nueva Guinea), muy utilizada para hacer telas impermeables y aislante de cables de electrificación. Se comprende la importancia de semillas para estos cultivos debido a que no existían los plásticos como hoy en día. También se cultivó el Agave sisalana que da la fibra del henquen, importante para hacer sacos contenedores de harinas, granos, minerales, cuerdas y telas. En 1909 la compañía se comprometió a distribuir miles de bulbillos de agave, los informes del ferrocarril para el Ministerio de Obras Publicas decían: Los propietarios de las haciendas de San Mateo y San Joaquín están muy interesados en dichos cultivos. Hasta 1907 se habían distribuido bulbillos y la instalación de la máquina desfibradora facilitará la comercialización del producto, además de la Cocuiza. Debido a que Yucatán y las islas Bahamas no se dan a basto con la enorme demanda del producto, se 120 aniversario del estado Miranda ( ) 95

96 El Parque Knoop de los Teques está cultivando en Cuba y en África, coyuntura que fue aprovechada por Knoop quien fomentó el cultivo de muchos de estas plantas en especial los cipreses y los eucaliptos. El mérito de los cipreses para terrenos pobres no es bien conocido aquí y estamos muy satisfechos de haber hecho este experimento con plantaciones de muchos miles de ocho diferentes clases de coníferas Los cipreses Benthami y de Portugal se han aclimatado completamente aquí y ya dan semillas fructificadas de 6 a 8 años, creciendo fácilmente y pronto como puede convencerse cada uno en nuestro parque de Los Teques, en donde se plantaron los primeros cipreses en la parte norte de la quebrada de Camatagua en el año Todos los cerros pelados alrededor de Los Teques se prestan para el cultivo de los cipreses mencionados y podrían dar en las selvas de cipreses un rendimiento grande, mejorando además el clima ya tan favorecido de aquel lugar, hoy son esos cerros casi de ninguna utilidad. Knoop se refería a la enorme deforestación cursada por el pastoreo de caprinos, predicó los beneficios de sembrar el eucalipto planta que crece rápidamente en la zona, la especia servia, además para proporcionar fuego también útil en la construcción de viviendas. El Gran ferrocarril de Venezuela se extinguió prematuramente parece que los bosques desaparecerán si no se toman las previsiones. A todas las calamidades que hemos comentado se agrega la falta de carbón mi- 96

97 Manuel G. Henríquez Ledesma neral que ocurrió durante las dos Guerras Mundiales que motivo la desincorporaron de las maquinas las que fueron remplazadas por los autovías alimentados por fluido derivado del petróleo. El ferrocarril duró apenas 50 años cargando con los conflictos e ideas de una época preñada de convulsiones y contradicciones. Hoy en día lo recordamos con mucho afecto y dolor por su desaparición, se han hecho esfuerzos para conservarlo, por lo menos en el tramo de Los Teques-El Encanto, que debemos a las efectivas diligencias del Dr. Enrique Tejera París. Cuando recordamos este pueblo por la garúa, el frío, la neblina arropando las casas, los árboles y acurrucando los pájaros en sus nidos; el aroma de los pinos y eucaliptos bañados en gotas del rocío; a Tobías Camposano, fundador de la Farmacia homónima, con sus tres mulas subiendo los cerros, recetando e intercambiando remedios por cereales, verduras y otros productos; y los asnos con su carga de carbón para la panadería de Montalbán; al caballo de Serapio Ortiz, tirando su quitrín con sus cántaras de leche; los toros desgaritados por las calles; al Dr. Ángel Larralde aplicando el neumotórax a los tísicos y el 606 a los sifilitos; al Dr. José Benigno Hernández, hermano de José Gregorio aliviando a los enfermos; a los que jugaban bolas criollas en el parque de la estación, cuando imaginamos a los caballos tirando de los coches, carretas y diligencias; los pitidos del tren alejándose de la estación o al pasar el viaducto, a tañido de campanas por Morocho, invitando a la paz y a la oración al atardecer. Los chi- 120 aniversario del estado Miranda ( ) 97

98 El Parque Knoop de los Teques rrivilines y chicharritas volando a la rapidez del chirrido en busca de guaridas; al hospital Padre Cabrera; a la casa parroquial, a la iglesia con sus famosos vitrales; al edificio de la gobernación con sus numerosas ventanas; a los lecheritos de la Plaza Bolívar cobijando a los tordos. A la quinta Hilario, la Villa Teola, la de Dionisia Bello, Queniquea, la Quinta del Dr. Toledo Trujillo, la de los Zuloaga, la de Alfredo Jahn, las Quintas San José, donde funciona el ateneo y la Quinta Bueno, donde funcionó el Colegio María Auxiliadora. Cuando vemos el parque Knoop, El Encanto, Mostaza. En contraposición con lo que existe ahora: bosques deforestados, mansiones desaparecidas y otras mutiladas por una construcción inadecuada, cambio del clima y régimen de las lluvias; quebradas, arroyos y ríos transformados en cloacas y otras daños, nos agobia una nostalgia por los tiempos pretéritos, que nos obliga a reflexionar y preguntarnos por qué no conservamos esos tesoros así como lo hacen en todos los países de América Pedimos a los gobiernos comunitarios, estatal, municipal y nacional que tomen las medidas necesarias y pertinentes para detener el caos en la ciudad, en sus bosque y en sus cerros y sin pérdida de tiempo, inicie el rescate de las tierras usurpadas y procure el saneamiento ambiental y otras necesidades para proveer bienestar a las generaciones presentes y futuras. Como epilogo vale la frase popular: No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos 98

99 Manuel G. Henríquez Ledesma Capítulo IX el parque en ruinas Para concluir estas páginas queremos resumir el estado actual del Parque, hoy cerrado a los visitantes; gran parte de sus tierras invadidas, zonas desforestadas por la quema y la tala; caminos intransitables; no hay kioscos; el cafetín está en ruinas, los baños inservibles; los puentes a punto de caer; el Viaducto en deterioro progresivo; la quebrada, pestilente y llena de desechos y revestida parcialmente de cabillas y cemento, obra que como ya dijimos termina con el equilibrio ecológico que debe reinar en este lugar. Hemos querido ofrecer en estas cuartillas una narración de la historia del Parque como homenaje en su centenario, ya que apreciamos que los registros en nuestro poder debían ser recopilados y publicados en una forma que pudiera guardar su memoria. La documentación original está en franco deterioro y en peligro de desaparición. Nos sentiríamos satisfechos si este relato realidad y ficción que es parte de la historia de Los Teques, fuera acogido favorablemente por la comunidad en general y especialmente por los amantes de la conservación de árboles y plantas. Finalmente, consideramos que lo que queda del parque debe conservarse a todo costo como una pequeña esmeralda incrustada dentro de la ciudad. El Parque de hoy muestra las marcas del atropello, ignorancia y 120 aniversario del estado Miranda ( ) 99

100 El Parque Knoop de los Teques la desidia, su ruina es paradigma de un amor fracasado entre el hombre y su medio, un triunfo de la incultura sobre la razón, donde predominó el egoísmo antes que el altruismo y la salud de la comunidad. Elegia al parque Knoop o Los Coquitos Fulgor de luces en el ramaje umbrío de esmeraldas brillantes y la sombra, de azules transparentes, hace de alfombra al sutil paso de la humedad y el frío. El hálito de Dios que forma la neblina ambienta el místico paisaje y un rocío silencioso que apenas rasga el río al más perverso a perdonar lo inclina. Parque Knoop: Acuarela infantil diluída en rosas con sol radiante y mítin de colores, añil el cielo, lleno de mariposas. Parque de Los Coquitos Agonizas hoy como animal sin dueño, de inanición, transido de dolores. Descansa en paz viejo parque tequeño. Edgar Corrales 100

101 Manuel G. Henríquez Ledesma Capítulo IX dos discursos El 2 de abril de 1927, en la inauguración del busto del ingeniero Gustavo Knoop, en el parque que lleva su nombre, tomaron la palabra el señor Félix Kettner y el doctor Arminio Borjas. Los textos de ambos discursos fueron tomados del diario El Universal, Caracas, 3 de abril de Honrar la memoria de los que en su tránsito por la vida supieron dedicarla con altos merecimientos, decidido ejemplo de activo y fructífero esfuerzo y de abnegadas ejecutorias en pro de la humanidad, es deber de reconocimiento para los contemporáneos, y especialmente lección de fecundas consecuencias para las generaciones del porvenir. Consecuente con el reconocimiento que particularmente adeuda el Gran Ferrocarril de Venezuela a su antiguo director señor Gustavo Knoop, cumple hoy con grata satisfacción el deber de honrar su memoria y acatando a la vez la insinuación de algunos de sus amigos y admiradores aquí tenéis ya perpetuada en bronce sobre pedestal de gloria, su austera efigie que con entusiasmo de sectario delineó espontáneamente el notable escultor venezolano señor Pedro M. Basalo. Y, señores, en cuál sitio mejor que en este Parque que él fun- 120 aniversario del estado Miranda ( ) 101

102 El Parque Knoop de los Teques dó y que lleva su nombre, podría erguirse su alta talla moral de civilizador como un símbolo elocuente en medio de su obra? Amante y eficaz colaborador de la naturaleza, fueron los árboles sus favoritos, predilectos y entre ellos bien está desde hoy como un dios tutelar quien les prodigó amor y los multiplicó en legiones. Fue el señor Knoop uno de los fundadores e ingeniero jefe de la construcción de una extensa sección del Gran Ferrocarril de Venezuela y desde su inauguración uno de sus directores, cargo que poco más tarde quedó confiado únicamente a su idoneidad de administrador consciente y emprendedor, debiéndose a él la introducción de importantes mejoras administrativas y técnicas que van dando crédito y prosperidad a la empresa, aunque sus constantes esfuerzos en favor de la agricultura para acrecentar y enriquecer las colindantes comarcas del Ferrocarril, mediante propagandas, instrucciones, donaciones de semillas, ensayos e introducción de animales de cría, no correspondieron a sus esperanzas. En el empeño de lograr la seguridad económica de la empresa, y ya en las postrimerías de su administración, implantó también en pequeña escala ensayos de colonización alemana en terrenos agrícolas y pecuarios adquiridos expresamente para tan alto propósito, pero la más visible y resaltante obra del señor Knoop, en la que reveló a la vez su gratitud y amor por su segunda patria, Venezuela, fue la de repoblación de bosque en los terrenos del ferrocarril, labor cultural realizada 102

103 Manuel G. Henríquez Ledesma por primera vez en el país en la escala y con el método en que él la efectuó y cuyos buenos resultados tienen el altísimo mérito de haber sido logrados por su constancia, casi siempre en lucha con circunstancias adversas de esterilidad de las tierras o condiciones extrañas de clima, vencidas en su afán de éxito mediante la replantación de sucesivas variedades de árboles que como consecuencia de valor trascendental le permitió determinar las alturas sobre el mar y calidades de terrenos propios para diversas variedades de plantas. Tan importantes experiencias las comunicó oportunamente al Ministerio de Obras Públicas en 1919 con la designación de «Breve Resumen de las Experiencias obtenidas por el Gran Ferrocarril de Venezuela en sus Plantaciones», con el altruístico propósito de estimular y hacer más prontamente efectivo en el país el desarrollo de la selvicultura, a cuya vital realización siempre ha prestado decidido apoyo el Gobierno Nacional que preside con previsión patriótica el señor general J. V. Gómez. Félix Kettner: El agradecimiento de Knoop a Venezuela fue resembrar bosques y repartir semillas. 120 aniversario del estado Miranda ( ) 103

104 El Parque Knoop de los Teques A la gentileza del señor Director del Gran Ferrocarril de Venezuela, que me ha hecho el honor de solicitar para este homenaje de justicia el contingente de mi palabra pobre y desdeñada, correspondí aceptando en la seguridad de que mis frases, aunque hilvanadas al correr de la pluma en el premioso tiempo que se me ha concedido para ello, por más inadecuadas que resulten, no podrán empañar el esplendor del acto que nos congrega aquí, y habrán de ser, señores, cual las manchas del sol que aún siendo manchas, no logran amenguarlo en su refulgencia. Después de los conceptos tan hondos y elocuentes que acaba de emitir el digno representante de la Compañía del Gran Ferrocarril, no hacía falta una palabra más ni para traducir la significación del homenaje, ni para destacar con brillantes arranques la figura siempre viril, serena y realmente civilizada que fuera Knoop, ni para proclamar a los vientos de Venezuela entera la gratitud que se le debe, la admiración que inspiró siempre y el tributo de fama y de cariño que exige su memoria en recompensa de aquel amor fecundo y generoso que demostró sentir por nuestro suelo. Se ha querido, sin embargo, que, en nombre de ese suelo, labios venezolanos ratifiquen aquel deber patriótico, y, aun a trueque de no saberlo hacer como es debido, yo no he podido resistir, señores, al tentador halago de encargarme de tan grata misión. 104

105 Manuel G. Henríquez Ledesma El problema de solución ingente, de la repoblación de nuestros bosques, que está hoy en la mesa de estudio de nuestros pensadores y estadistas, no era problema aún, no era todavía una alarmante preocupación social, sino un temor tan solo de mentes previsoras que empezaban a dar la voz de alerta, cuando ya Knoop, juzgándolo resuelto, aplicaba en silencio, con tesón y con fe, la solución hallada, la única solución: plantar... plantar constante y científicamente... plantar... siempre plantar. Y aquella faja erial que se extendía a uno y otro lado de la línea de acero tendida de Caracas a Valencia, aquella larga cinta de tierra calcinada por nuestro sol del trópico, sitibunda y tristísima, se trocó por encanto, por el arte de magia de la labor perseverante y sabia de aquel noble extranjero, en una verdegueante sucesión de parques y jardines, en una sola fronda, bajo cuyas umbrías rumorosas, llenas de aves y músicas, corre orgullosa y canta el himno del trabajo la audaz locomotora, que, empenachada con su columna de humo, guía a la humanidad contemporánea a las tierras de promisión del lucro, el bienestar y la grandeza, cual la columna bíblica guiara hacia la esperanza a otras viejas generaciones trahumantes... A semejanza de los ríos, esos caminos que andan, según el aforismo conocido, y anuncian al viajero desde lejos su paso cantarino y armonioso con el verde boscaje de los árboles nacidos a su orilla, hizo Knoop que el camino de hierro, confiado a la pericia de su administración, se destacara en 120 aniversario del estado Miranda ( ) 105

106 El Parque Knoop de los Teques frondas verdinegras como una vía fluvial, y ondulara su paso de sierpe gigantesca en medio del efluvio acre y violento de los cedros en flor, bajo la roja floración de acacias, caobas y bucares y en la embriaguez salubre del olor de los pinos. Así fue Knoop, señores, el precursor entre nosotros de la fiesta del árbol, que él celebraba a diario, o desde su escritorio, ante los planos de sus parques predilectos, o de presente en ellos, por entre el intrincado laberinto de sus mil callejuelas y avenidas. El era con su ejemplo, como esa institución tan sugestiva, amable y trascendente que proclama y enciende y aviva el amor por el árbol propendiendo a su multiplicación indefinida, a su conservación y a su cuido; haciendo recordar que fue, desde los tiempos primitivos, sombra, abrigo y sustento del hombre, que la naturaleza para este le guardó en las entrañas de la tierra, convertido en carbón, como reservas providentes de calor y de luz; que no es necesario porque es agua y oxígeno y carbono; porque es para nosotros cuna, ataúd y lecho; sonoridad de música en el Stradivarius; ilusión del amor adolescente en las flores que adornan a la novia, ilusión de la gloria en las hojas de laurel apoteósico, sostén del pensamiento trasmitido a través de los hilos del telégrafo; palacio que, mecido al vaivén de las ondas, nos transporta de unas playas a otras; y, en una sola frase, resumen y compendio de cuanto es necesario para el hombre desde su nacimiento hasta su muerte. 106

107 Manuel G. Henríquez Ledesma Laboran no tan sólo por sus contemporáneos, sino por las generaciones venideras, los que al amar el árbol, adornan como Knoop el suelo mismo en que se ha de arraigar; y son siempre almas sanas y cuerpos vigorosos los de aquellos que, así consustanciados con la naturaleza, al prolongar la vida del planeta, conservando sus selvas y sus aguas y su fertilidad, prolongan igualmente la vida de los hombres, su salud y sus fuerzas. Se ha dicho por ello que es la agricultura, industria madre de todas las demás, y no sin fundamento sino con el acierto que es norma de sus actos, el Presidente Gómez, adorador del árbol, plantador incansable, proclama con su ejemplo y su consejo, y con su autoridad indiscutible, que es derramando el sudor de la frente en los surcos prolíficos de nuestra tierra virgen, como podremos recoger mañana el fruto óptimo de paz y de abundancia y poderío. La Compañía del Gran Ferrocarril de Venezuela, al erigir este busto de bronce a la memoria de un gran servidor suyo, ha cumplido un deber que la enaltece; pero su noble gesto adquiere proporciones de suma trascendencia y tiene resonancias de apoteósis, porque a él se ha asociado el sentimiento público, que reconoce el mérito eminente del hombre que se hizo por su obra acreedor al tributo recibido; porque ha querido ser el arte patrio, con el cincel de un escultor laureado, el que moldeara esa figura austera, porque aquí contemplamos congrega- 120 aniversario del estado Miranda ( ) 107

108 El Parque Knoop de los Teques dos los representantivos más conspícuos del gobierno, la banca y el comercio, de la ciencia y las letras, de artistas y obreros, y por sobre todo de la belleza patria de la mujer que, es síntesis de arte, gloria, poder, ciencia y trabajo; y porque ante ese busto, en este sitio rincón de paraíso, al desfilar, romeros de placer, cuantos aman el campo y sus encantos, le ofrendarán las flores del camino, las flores que aquí se abren por su obra y le recordarán agradecidos... qué otra cosa es la Gloria, sino un fugaz recuerdo en la memoria de la posteridad?... He dicho. Arminio Borjas: Knoop: fecundo amor por Venezuela 108

109 Manuel G. Henríquez Ledesma Inventario de algunos arboles sembrados por el ingeniero Gustavo Knoop en el parque de Los Teques APAMATE U ORUMO (Tabebuia rosea) ARAUCARIA (Aracuaria heterophylla) ARAUCARIA AUSTRALIANA (Araucaria bidwillii) ARAUCARIA. CHILENA (Araucaria araucana) BALSAMO DE INCIENSO (Bursera tomentosa) BUCARE CEIBU (Erythrina poeppigiana) CAFETO (Caffe arabica) CASTAÑO (Pachira insignis) CEDRO (Cedrela odorata) CEIBA (Ceiba pentandra) CIPRES (Cupressus sempervirens) CIPRESES DE ASIA MENOR (Cupressus piramidalis y horizontalis) CIPRESES DE PORTUGAL (Cupressus lucitania) ENEBROS (Ginebra del Himalaya o de Califonia) EUCALIPTUS (Eucalyptus camaldulensis) y sus variedades (Robusta, Globulus) EUCALIPTO (Eucalyptus rostrata) GREVILLA O PINO DE AUSTRALIA (Grevilla robusta) GUAMO PELUDO (Inga fastuosa) JABILLO (Hura crepitans) 120 aniversario del estado Miranda ( ) 109

110 El Parque Knoop de los Teques LIMON FRANCES (Citrus limon) MAGNOLIA (Magnolia grandiflora) MAJOMO (NAZARENO) (Lonchocarpus sericeus) MALAGUETA O BAYRUM (Pimenta racemosa) NISPERO DEL JAPON (Eriobotrya japonica) PALMA (Latania borbonica) PALMA DE CANARIAS (Phenix canariensis) PALMA REAL (Latania) PALO MARIA (Triplaris caracassana) PESJUA (Syzygium cuminni) PINABETE (Podocarpus) PINO CASUARINA O CASUARIA DE AUSTRALIA (Casuarina equisetifolia) PINO O CIPRES (Cupresus lusitania) POMAGA POMALACA (Syzygium malacense) POMAROSA (Syzygium jambos) ROSA BLANCA DE MONTE (Brownea leucantha) ROSA DE MONTAÑA (Brownea grandiceps) SAGU O PALMA SE SAGU (Cycas circinalis) SANGRE DRAGO (Crotón gossypiifolius) SAUCE LLORON (Salix babylonica) TULIPAN JAPONES (CAYENA) (Thespesia grandiflora o Montezuma speciosissima) TULlPAN AFRICANO (Spathodea campanulata) YAGRUMO (Cecropia peltata) Observación: Recopilación de Manuel G. Henríquez L. de los trabajos de Knoop y observaciones personales. La nomenclatura fue tomada del libro del Prof. Jesús Hoyos F. GUIA DE ARBOLES DE VENEZUELA I. de la Sociedad de ciencias Naturales La Sallé, Monografía Nº

111 Manuel G. Henríquez Ledesma Bibliografía Benchetrich, Aarón. La pandemia del año 1918 en Venezuela. Editorial Minerva. Letda, Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, Nº 112, Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, Nº 143, Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas, Nº 162, Homenaje a Gustav Knoop. Borjas, Arminio. Discurso en Homenaje a Gustav Knoop. El Universal, 3 de abril de Castillo Lara, Lucas. Una tierra llamada Guaicaipuro. Veneprit S.A. Editores Impresores. Caracas, Curtis, William Eleroy. Venezuela País de eterno verano Ediciones del Congreso de la República. Caracas, Der Auslandesdeutsch (El alemán en el exterior). Periódico alemán Nº 11, junio de Cita Walter Rolf, en Los alemanes en Venezuela y sus descendientes. Editorial Asociación Cultural Humboldt. Diccionario de Historia de Venezuela. Fundación Polar, 2da. edición. Caracas, aniversario del estado Miranda ( ) 111

112 El Parque Knoop de los Teques El Universal. Nº 840 del 9 de octubre de El Universal. Año XIX Nº 6425, domingo 3 de abril de El Nuevo Diario. Año XV Nº 5123, domingo 3 de abril de Gerstacker, Fiederich. Viaje por Venezuela en el Año Ediciones U.C.V. Faculta de Humanidades, Cátedra de Alemán. Caracas, Grimberg, Carl. Historia Universal Daimon. El siglo del liberalismo. Tomo 11. Ediciones Daimon, Manuel Tamayo. Primera edición de bolsillo. Madrid-Barcelona- México-Buenos Aires, González Gamargo, Juan. Revista Billiken, abril de Herwig Holger, H. Sueños alemanes de un Imperio en Venezuela. Editorial Monte Avila Hoyos, Jesús. Guía de Arboles de Venezuela I. Sociedad de Ciencias Naturales La Salle. Monografía nº 32. Carcas, Humboldt, Alejandro. Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente. Tomo III, Ediciones del Ministerio de Educación, Dirección de Cultura y Bellas Artes. Caracas, Kettner, Félix. Discurso en Homenaje a Gustav Knoop. El Universal, 3 de abril de

113 Manuel G. Henríquez Ledesma Knoop, Gustav. Memorias al Ministro de Obras Públicas Knopp, Gustav. Informe al Ministerio de Obras Públicas, en Memorias de Obras Públicas Knoop, Gustav. Documento D-187 al Ministro de Obras Públicas. Memorias de Obras Públicas de Knoop, Gustav. Carta al Dr. Vicente Lecuna en, Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas. Nº 112, Knoop, Gustav. Carta al Dr. Vicente Lecuna. Publicación parcial en Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas. Nº 162, Larralde Ángel y Rísquez, Francisco Antonio. Proyecto de estación sanitaria en Los Teques. Tipografía Americana, Caracas Lisboa. Miguel María. Relación de un viaje a Venezuela, Nueva Granada y Ecuador. Biblioteca Ayacucho, Caracas, Liscano, Juan. Ciento cincuenta años de cultura venezolana. Publicaciones de la Fundación Eugenio Mendoza. Caracas, 1962 López Contreras, Eleazar. El Presidente Cipriano Castro. Colección Libros Revista Bohemia. Tomo II Mason, Stephen F. Historia de las Ciencias. Tomos I y V. La ciencia de los siglos XIX y XX. Edición Alianza, 120 aniversario del estado Miranda ( ) 113

114 El Parque Knoop de los Teques S.A. Madrid, Páez Jesús Antonio y Serrano, Juan E. Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas. Nº 226, Parra, Teresa de la: Carta al Dr. Luis Zea Uribe. Obras Completas. Editorial Arte. Caracas. Venezuela. Pittier, Henri. «Conservación de los Bosques». Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas. Nº 112, marzo Picón Salas, Mariano. Los días de Cipriano Castro. Editorial Garríd. Caracas Polanco Alcántara, Tomás. José Gil Fortul. Monte Ávila. Colección Simón Bolívar. Carcas, R.S. Una proeza del espíritu alemán. Traducción de Manuel G. Henríquez y Gisela Klein. Artículo de prensa de 1900, donado por el amigo Miguel VonWachter. Razetti, Luís. Obras completas. Ediciones del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, Carcas, Velásquez, Luis Cordero. La Venezuela del viejo ferrocarril. Ediciones Presidencia de la República, Caracas, Von Ranke Leopoldo. Historia de los papas en la época moderna. Ediciones Fundación de Cultura Económica. México, 1951 Walter, Rolf. Los alemanes en Venezuela y sus descendientes. Tomo II. Editorial Asociación Cultural Humboldt. 114

115 MANUEL G. HENRÍQUEZ LEDESMA Sección Amarilla Colección Francisco De Paula Álamo 12 El Dr. ManueI G. Henríquez Ledesma, nació en Los Teques el 25 de diciembre del año 1927.Cursó segunda enseñanza en los liceos San José de la ciudad natal y Aplicación de Caracas. En la Universidad Central de Venezuela, se graduó de Médico Cirujano en Realizó estudios de Postgrado en Bonn (Alemania), donde revalidó su título de médico y le fue conferido el doctorado en Ciencias Médicas (1961). Regresa a Venezuela en 1963 y se incorpora a la Cátedra de Anatomía Patológica de la UCV. En el año 1970 fundó el Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Miguel Pérez Carreño de la ciudad de Caracas. En el año 1990 es jubilado como profesor. Ha recibido distinciones como científico. Conoce la historia local y además tiene buenos conocimientos humanísticos. Ha colaborado con algunas publicaciones del cronista de la ciudad, Dr. Ildefonso Leal, tales como: Los Teques, testimonios para su historia y la 2da. Edición del Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar. También tiene publicaciones relacionadas con la medicina. Actualmente está jubilado pero continua activo y ejerce su especialidad en privado. ILDEFONSO LEAL

CANTO AL SANTO ENTIERRO, CRISTO STMO. DE LAS AGUAS

CANTO AL SANTO ENTIERRO, CRISTO STMO. DE LAS AGUAS CANTO AL SANTO ENTIERRO, CRISTO STMO. DE LAS AGUAS En una urna de plata, entre lirios y azucenas, descansa, muerto, el Señor, que, después de crucificado, su bendita vida entregó. Muerto y encerrado en

Más detalles

o Alejandra tiene años. o El pelo de Alejandra es. o El hermano de Alejandra se llama. o La madre se llama. o El nombre del padre es.

o Alejandra tiene años. o El pelo de Alejandra es. o El hermano de Alejandra se llama. o La madre se llama. o El nombre del padre es. 1. Lee atentamente este texto: 2. Completa: o Alejandra tiene años. Alejandra es una niña que vive en una ciudad que se llama Cáceres. Tiene nueve años y es morena. Su comida favorita es la tortilla de

Más detalles

CON AMOR TE PRESENTO

CON AMOR TE PRESENTO O-0 CON AMOR TE PRESENTO Re Sim Con amor te presento Señor, lo mejor de mi vida, Sol La7 re te presento Señor mi amistad. Re Fa#7 Sim Con amor te presento Señor, para ser mi manjar. Sol La7 Re Re7 la viña,

Más detalles

Alas de mariposa. Pilar Alberdi

Alas de mariposa. Pilar Alberdi Alas de mariposa Pilar Alberdi Editorial Bambú es un sello de Editorial Casals, S.A. 2011, Pilar Alberdi 2011, Editorial Casals, S.A. Tel.: 902 107 007 www.editorialbambu.com www.bambulector.com Ilustraciones

Más detalles

La#fiesta#se# Alegría#nace!# Adviento-Navidad

La#fiesta#se# Alegría#nace!# Adviento-Navidad La#fiesta#se# hace #la# Alegría#nace!# Adviento-Navidad 2014-2015 CANTO INICIAL Tiempo de espera, tiempo de esperanza. Es el Señor el que llega. Ven a salvarnos, Señor! Tú que sueñas otros días, otros

Más detalles

CELEBRACIÓN COMUNITARIA EN LA VISITA AL CEMENTERIO Fiestas de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos

CELEBRACIÓN COMUNITARIA EN LA VISITA AL CEMENTERIO Fiestas de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos CELEBRACIÓN COMUNITARIA EN LA VISITA AL CEMENTERIO Fiestas de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos 1 Reunidos en el cementerio, los fieles se congregan para la oración cristiana por los difuntos,

Más detalles

y leyendo, leyendo muy pronto comprendió que aunque nos falte todo nos basta sólo Dios. 1. Sólo, Solo Dios

y leyendo, leyendo muy pronto comprendió que aunque nos falte todo nos basta sólo Dios. 1. Sólo, Solo Dios 1. Sólo, Solo Dios Sólo, sólo, sólo basta Dios Teresa repetía allá en su corazón. Sólo, sólo, sólo basta Dios, Enrique de Teresa pronto lo aprendió. Un buen día Teresa en su casa leyó que algunos niños

Más detalles

«Los hijos son un regalo del Señor; son una recompensa de su parte». Salmo 127:3

«Los hijos son un regalo del Señor; son una recompensa de su parte». Salmo 127:3 «Los hijos son un regalo del Señor; son una recompensa de su parte». Salmo 127:3 MI BIBLIA LEGADO Sally Ann Wright Ilustrada por Honor Ayres Padre Dios, Creador de todo lo que es bueno, gracias por el

Más detalles

Por qué se dice en el libro que Federico García Lorca fue un artista de pies a cabeza (p.7)?

Por qué se dice en el libro que Federico García Lorca fue un artista de pies a cabeza (p.7)? Nombre... Fecha... 1 Respecto a la vida del autor, responde a las siguientes preguntas: Dónde y cuándo nació Federico García Lorca? Cuál es la ciudad importante más cercana? Marca la provincia en el mapa.

Más detalles

CONTROVERSIA ENTRE LOS COLORES

CONTROVERSIA ENTRE LOS COLORES CONTROVERSIA ENTRE LOS COLORES Adelante hay sentados medio circulo de FLORES de diferentes colores. Los COLORES entran uno por uno con mucho orgullo y miran a los demás colores con desprecio. En el medio

Más detalles

Canciones. Señor tu nombre es santo

Canciones. Señor tu nombre es santo Canciones Señor tu nombre es santo Señor, tu nombre es santo en toda la tierra. Señor, tu nombre es santo en toda la tierra Tu gloria, Señor, llega hasta el cielo. Tu espíritu, Señor, inunda el mar. Todo

Más detalles

Propiedad V 149. Página 1 de 19

Propiedad V 149. Página 1 de 19 Página 1 de 19 Propiedad V 149 Departamento: San José, Uruguay Accesos: Ruta 1 km 85 y luego al sur 5 km Ciudades y servicios: Rapetti 5 km, Colonia del Sacramento 85 km, Montevideo, 85 km. 1 hora de Montevideo

Más detalles

FUE MI DIOS. BIENVENIDOS (1) Autor: Manuel Bonilla. TODOS DEBEN DE SABER (2) Autor: Charles C. Converse, Tradicional LA BIBLIA (3)

FUE MI DIOS. BIENVENIDOS (1) Autor: Manuel Bonilla. TODOS DEBEN DE SABER (2) Autor: Charles C. Converse, Tradicional LA BIBLIA (3) FUE MI DIOS BIENVENIDOS (1) Aleluya, aleluya, aleluya, alelu A un canto del amor (se repite) ESTE ES EL DIA y Daniel Barker Este es el día que Dios creo Como mañana o ayer no es Este es un día muy especial

Más detalles

Oh marine Oh boy Una de tus dificultades consiste en que no sabes Distinguir el ser del estar Para ti todo es to be (...)

Oh marine Oh boy Una de tus dificultades consiste en que no sabes Distinguir el ser del estar Para ti todo es to be (...) Capítulo 5 El Centro Nacional de la Cultura es un lugar mágico en San José, escenario de ferias culturales, concursos, espectáculos de música, danza y teatro, festival de cine y exposiciones de artesanía.

Más detalles

5 6 I Era una mañana de agosto. Cristóbal se despertó muy temprano. El alba estaba recién nacida y miraba al mundo con asombro. Qué día más feliz fue ayer para mí!, pensó Cristóbal, mientras se estiraba

Más detalles

En el principio Dios creó el cielo y la tierra

En el principio Dios creó el cielo y la tierra En el principio Dios creó el cielo y la tierra Al principio, Dios creó el cielo y la tierra. Desde siempre pensó en todos nosotros y empujado por su gran amor, Dios quiso crear el mundo. Como un padre

Más detalles

Los hombres dirigieron sus miradas sobre las palomas: Si no es el tiempo de trigo cómo es que las palomas vienen con la semilla en el pico?

Los hombres dirigieron sus miradas sobre las palomas: Si no es el tiempo de trigo cómo es que las palomas vienen con la semilla en el pico? MARIA SANTÍSIMA: MENSAJES DE LA VIRGEN MARIA DESDE EL MONTE DE BOADILLA DEL MONTE (Madrid) (Miércoles 6 de julio del año 2016; 6:00h. de la tarde) Mensajes de la Virgen María para Toda la Humanidad. Estando

Más detalles

PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO.

PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO. 100. Conteste a la pregunta usando el PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO. Qué habíais estado haciendo antes de ir a dormir?/ Ver la televisión. - Habíamos estado viendo la televisión. 1. Qué había estado haciendo

Más detalles

PROYECTO. Tiempo: 20/30 min

PROYECTO. Tiempo: 20/30 min PROYECTO Centro Espirita León Denis - CELD Tema de la Clase: Enseñanzas de Jesús (La alegría de ser útil) Fecha: 14 diciembre 2012 Educadores: Pilar y Elaine Objetivos: Sensibilizar a los niños para vivenciar

Más detalles

Virgen de la Cabeza CHANCO - RECONCO - CANATA

Virgen de la Cabeza CHANCO - RECONCO - CANATA Virgen de la Cabeza CHANCO - RECONCO - CANATA 25 y 26 de ABRIL Serón 2015 Tu nombre María Advocación de la Cabeza Tu nombre me suena a versos cuando, en Mayo, siendo niños, recitábamos, gozosos, con emoción

Más detalles

Juan Manuel Rodríguez Tobal

Juan Manuel Rodríguez Tobal Después de la batalla Como aquel que después de la batalla abandona los campos destrozados, las murallas abiertas y los sueños ardiendo en las hogueras enemigas y busca malherido algún arroyo que alivie

Más detalles

Canto Cantamos mientras la luz llega al altar: El Señor es mi luz y mi salvación

Canto Cantamos mientras la luz llega al altar: El Señor es mi luz y mi salvación (Fuera de la misa, en una Iglesia, capilla u oratorio) Recepción de la luz [Con las luces apagadas de la Iglesia o la capilla, la comitiva formada por el presidente de la celebración, los acólitos y los

Más detalles

1.- A un lado de la carretera hay 2 árboles y al otro lado hay 3. Cuántos árboles hay en total?

1.- A un lado de la carretera hay 2 árboles y al otro lado hay 3. Cuántos árboles hay en total? NOMBRE:... NIVEL:... FECHA:... 1.- A un lado de la carretera hay 2 árboles y al otro lado hay 3. Cuántos árboles hay en total? 2.- Un Ayuntamiento tiene 4 concejales y 1 alcalde. Cuántas personas forman

Más detalles

CEIP POETA SALVADOR RUEDA CURSO 2013/2014 2º Ed. Primaria. 1. Silvia tiene quince caramelos en una mano y nueve en la otra. Cuántos caramelos tiene?

CEIP POETA SALVADOR RUEDA CURSO 2013/2014 2º Ed. Primaria. 1. Silvia tiene quince caramelos en una mano y nueve en la otra. Cuántos caramelos tiene? . 1. Silvia tiene quince caramelos en una mano y nueve en la otra. Cuántos caramelos tiene? Solución: 2. En una cesta hay diecisiete naranjas y catorce melocotones. Cuántas frutas hay? Solución: 3. Juan

Más detalles

ORACIONES ORACIONES A MARÍA

ORACIONES ORACIONES A MARÍA ORACIONES ORACIONES A MARÍA Oh Señora! Oh señora, Santa María, yo y los míos nos encomendamos a ti y a tu protección bendita, en tu custodia particular y en el regazo de tu misericordia, hoy y cada día

Más detalles

Nacimientos: Arte que mantiene la vivencia de Cristo en las familias en Navidad - Departamento 19 Sábado 17 de Diciembre de :55

Nacimientos: Arte que mantiene la vivencia de Cristo en las familias en Navidad - Departamento 19 Sábado 17 de Diciembre de :55 Tegucigalpa- Los nacimientos se van apoderando cada vez más de los espacios públicos hondureños con el fin de expandir y mantener la bella tradición navideña, que por siglos se ha mantenido y se ha ido

Más detalles

Lección Qué es el principio? -El principio, es el momento hace mucho tiempo cuando Dios creó todo.

Lección Qué es el principio? -El principio, es el momento hace mucho tiempo cuando Dios creó todo. Lección 6 1. Qué es el principio? -El principio, es el momento hace mucho tiempo cuando Dios creó todo. 2. En el principio, Quién creó todo lo que existe en el mundo? -Dios. 3. Qué existía en el mundo

Más detalles

Principios Básicos de la Fe Cristiana. Pensemos!

Principios Básicos de la Fe Cristiana. Pensemos! Pregunta 10, lección 1 Respuesta: Dios creó al hombre, varón y hembra, según su propia imagen, en ciencia, justicia y santidad, con dominio sobre todas las criaturas. Según su propia imagen La palabra

Más detalles

CUATRO ROSTROS EN EL ESPEJO

CUATRO ROSTROS EN EL ESPEJO CUATRO ROSTROS EN EL ESPEJO Fuego en el paraíso Theo Abadi Theo Abadi (1988), Margot Agami (1987), Esther Altaled (1987) y Lilián Cohen (1986) pertenecen al Taller de Creación Literaria coordinado por

Más detalles

Aquí tienes unas cuantas plegarias para dirigirte al Señor en tus momentos álgidos o bajos.

Aquí tienes unas cuantas plegarias para dirigirte al Señor en tus momentos álgidos o bajos. 1 A TI, SEÑOR Aquí tienes unas cuantas plegarias para dirigirte al Señor en tus momentos álgidos o bajos. El siempre te escucha. Pon tu corazón en su Corazón. Quien hace oración se siente feliz porque

Más detalles

Sábado. Domingo. Aprende. Comienza a aprender el versículo para memorizar. Ora. Pide a Dios que te ayude a vivir en paz con tus hermanos.

Sábado. Domingo. Aprende. Comienza a aprender el versículo para memorizar. Ora. Pide a Dios que te ayude a vivir en paz con tus hermanos. LECCIÓN Hermanos en disputa Sábado Realiza la actividad de la pág. 25. Mira las noticias cualquier noche y probablemente escucharás historias acerca de Oriente Medio. Este conflicto no es nuevo. La gente

Más detalles

ANEXO No.13. (Guía No. 30) LAS SIETE PALABRAS POR PEDRO CASALDÁLIGA. I. «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen»

ANEXO No.13. (Guía No. 30) LAS SIETE PALABRAS POR PEDRO CASALDÁLIGA. I. «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen» ANEXO No.13 (Guía No. 30) LAS SIETE PALABRAS POR PEDRO CASALDÁLIGA I. «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen» Sabiendo o no sabiendo lo que hacemos, sabemos que nos amas, porque ya hemos visto

Más detalles

Día de enfermedad de Laura. By: Jasseca and Tierra

Día de enfermedad de Laura. By: Jasseca and Tierra Día de enfermedad de Laura By: Jasseca and Tierra Un día Laura estaba dormida. Su madre, Blanca, entró en su habitación y la despertó. Ella dijo, "buenos días, tiempo para estar listo." Entonces ella salió

Más detalles

«MEJORANDO EL TRÁNSITO EN LOS ALTOS MIRANDINOS»

«MEJORANDO EL TRÁNSITO EN LOS ALTOS MIRANDINOS» RECUPERACIÓN INTEGRAL DE LA INFRAESTRUCTURA VIAL Y DE TRANSPORTE DE LOS ALTOS MIRANDINOS. «MEJORANDO EL TRÁNSITO EN LOS ALTOS MIRANDINOS» MANTENIMIENTO PREVENTIVO Y CORRECTIVO DE 1454 KM DE VÍAS ASFALTADAS

Más detalles

Pag. 1. Uso de las Preposiciones "Desde Contra Hasta Hacia Sin Segun" ' Nombre: Fecha: Teacher: Desde se usa: Contra se usa: Hasta se usa:

Pag. 1. Uso de las Preposiciones Desde Contra Hasta Hacia Sin Segun ' Nombre: Fecha: Teacher: Desde se usa: Contra se usa: Hasta se usa: Nombre: Fecha: Teacher: Uso de las Preposiciones "Desde Contra Hasta Hacia Sin Segun" ' EL GATO Pertenece a la familia de los Felinos, que agrupan especies muy distintas, que van desde el gran tigre de

Más detalles

SEMANA SANTA DE SAN JUAN DE LA RAMBLA

SEMANA SANTA DE SAN JUAN DE LA RAMBLA SEMANA SANTA DE SAN JUAN DE LA RAMBLA JUEVES SANTO 24 DE MAZO DE 2016 1 El Jueves Santo es la fiesta cristiana, donde celebramos la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. En este día Jesús celebró

Más detalles

Celebración de la Corona de Adviento para cada domingo analizando la presencia de Jesucristo y sus enseñanzas en la vida familiar

Celebración de la Corona de Adviento para cada domingo analizando la presencia de Jesucristo y sus enseñanzas en la vida familiar Celebración de la Corona de Adviento para cada domingo analizando la presencia de Jesucristo y sus enseñanzas en la vida familiar Primer Domingo de Adviento: El amor familiar Para comenzar: En el nombre

Más detalles

Los primeros tres días

Los primeros tres días 1 Los primeros tres días Hace mucho, mucho tiempo, no había sol en el cielo. No existía un cielo. No crecían árboles o flores en el suelo. No había suelo. No existían los pájaros, animales o personas en

Más detalles

CRECIMIENTO ESPIRITUAL

CRECIMIENTO ESPIRITUAL CRECIMIENTO ESPIRITUAL INTRODUCCIÓN Lucas 2:52 Jesús siguió creciendo en sabiduría y estatura, y cada vez más gozaba del favor de Dios y de toda la gente. Es importante examinar nuestro crecimiento espiritual

Más detalles

FIESTA EN LA COMUNIDAD DE SARAYAKU LOS DIAS DE FEBRERO DEL 2017

FIESTA EN LA COMUNIDAD DE SARAYAKU LOS DIAS DE FEBRERO DEL 2017 FIESTA EN LA COMUNIDAD DE SARAYAKU LOS DIAS 10-11-12-13 DE FEBRERO DEL 2017 Sarayaku es una de las comunidades indígenas kichuas que se encuentra en la provincia de Pastaza Cantón Puyo. La población es

Más detalles

Nelson remo de regreso hacia su Nuevo amigo y se presento en portugues. Hola. Yo soy Nelson. Vivo en Boa Vista do Ramos. Cual es tu nombre?

Nelson remo de regreso hacia su Nuevo amigo y se presento en portugues. Hola. Yo soy Nelson. Vivo en Boa Vista do Ramos. Cual es tu nombre? Nelson remó río arriba por el Branco en su piragua. El rio estaba lleno de pirañas y muchos tipos de peces que nadaban en todas las direcciones. Un pez salto fuera del agua turbia con un gran chapuzon.

Más detalles

DIPLOMA DE ESPAÑOL. NIVEL A1. Viernes, 20 de mayo de 2011 PRUEBA DE COMPRENSIÓN AUDITIVA TRANSCRIPCIÓN

DIPLOMA DE ESPAÑOL. NIVEL A1. Viernes, 20 de mayo de 2011 PRUEBA DE COMPRENSIÓN AUDITIVA TRANSCRIPCIÓN DIPLOMA DE ESPAÑOL. NIVEL A1 Viernes, 20 de mayo de 2011 PRUEBA DE COMPRENSIÓN AUDITIVA TRANSCRIPCIÓN Esta transcripción solo debe utilizarse en el caso de que fallen los aparatos de reproducción de audio.

Más detalles

Lectura/Artes del lenguaje Grado 2 Semejanzas y diferencias

Lectura/Artes del lenguaje Grado 2 Semejanzas y diferencias Lectura/Artes del lenguaje Grado 2 Semejanzas y diferencias Estimado padre o tutor legal: Actualmente su hijo/a está aprendiendo a identificar semejanzas y diferencias a través de distintas selecciones.

Más detalles

BOLETÍN DE ESPIRITUALIDAD

BOLETÍN DE ESPIRITUALIDAD REGIÓN AMÉRICA LATINA Nº 1, MARZO 2015 BOLETÍN DE ESPIRITUALIDAD Atraídos por el Misterio, Destinados a la vida Bendito quien confía en el Señor y en él tiene puesta su confiaza. Será como un árbol plantado

Más detalles

Los zapaticos de rosa

Los zapaticos de rosa José Martí Los zapaticos de rosa Hay sol bueno y mar de espuma, y arena fina, y Pilar quiere salir a estrenar su sombrerito de pluma. -«Vaya la niña divina!»5 dice el padre, y le da un beso. -«Vaya mi

Más detalles

En defensa de los mosquitos albinos

En defensa de los mosquitos albinos En defensa de los mosquitos albinos de Mercè Sarrias Fornés (fragmento) www.contextoteatral.es Vengo a buscar el coche. ESCENA 1 Depósito de la grúa. Domingo. Detrás del mostrador, Sonia mira impasible

Más detalles

Un fantasma en mi habitación los misterios de Paradores

Un fantasma en mi habitación los misterios de Paradores Experiencias y planes - I love Paradores Cardona - Gastronomía - Jaén - Leyendas en paradores - Limpias - Olite - Paradores - Paradores con encanto Un fantasma en mi habitación los misterios de Paradores

Más detalles

Mi primo Félix es muy alto. El niño camina despacio. Olvidé los libros arriba. Después iremos al cine. No tengo dinero. Quizás venga otro día

Mi primo Félix es muy alto. El niño camina despacio. Olvidé los libros arriba. Después iremos al cine. No tengo dinero. Quizás venga otro día 1.- Subraya los adverbios y escribe de qué clase son: Adverbios (5º primaria) Mi primo Félix es muy alto El niño camina despacio Olvidé los libros arriba Después iremos al cine No tengo dinero Quizás venga

Más detalles

ALCALDÍA MAYOR DE BOGOTÁ D.C. Secretaría. Integración Social SUBDIRECCIÓN PARA LA JUVENTUD SENTIMIENTO, PALABRA Y POESÍA, ES UN ESPACIO DE:

ALCALDÍA MAYOR DE BOGOTÁ D.C. Secretaría. Integración Social SUBDIRECCIÓN PARA LA JUVENTUD SENTIMIENTO, PALABRA Y POESÍA, ES UN ESPACIO DE: SUBDIRECCIÓN PARA LA JUVENTUD SENTIMIENTO, PALABRA Y POESÍA, ES UN ESPACIO DE: La Casa de la Juventud de Antonio Nariño invita el niño, la niña, el joven, la joven, el adulto, la abuela, el abuelo, el

Más detalles

Stephan Bartolomé Bello Reyes

Stephan Bartolomé Bello Reyes 1. LAS COSAS DEL AYER EN LAS PÁGINAS DEL OLVIDO Stephan Bartolomé Bello Reyes Dedicado en especial a todas aquellas personas que aun creen que el amor es la esencia de todo. 2. Índice temático Paginas

Más detalles

Encuesta Escolar Niños del Milenio - Perú Ejercicios de Comprensión Lectora 1º de primaria

Encuesta Escolar Niños del Milenio - Perú Ejercicios de Comprensión Lectora 1º de primaria Encuesta Escolar Niños del Milenio - Perú Ejercicios de Comprensión Lectora 1º de primaria DATOS DE LA I.E. Y DEL ESTUDIANTE 0.1 Nombre y/o Nº de la I.E. 0.2 Código de la I.E. [ ] 0.3 Turno de la I.E.

Más detalles

Vivir mi vida. CORO Voy a reír, voy a bailar Vivir mi vida lalalalá Voy a reír, voy a gozar Vivir mi vida lalalalá

Vivir mi vida. CORO Voy a reír, voy a bailar Vivir mi vida lalalalá Voy a reír, voy a gozar Vivir mi vida lalalalá Vivir mi vida Voy a reír, voy a bailar Vivir mi vida lalalalá Voy a reír, voy a gozar Vivir mi vida lalalalá Voy a vivir el momento Para entender el destino Voy a escuchar en silencio Para encontrar el

Más detalles

(PROFETAS VIVIENTES) (NOSOTROS CREEMOS)

(PROFETAS VIVIENTES) (NOSOTROS CREEMOS) (PROFETAS VIVIENTES) (NOSOTROS CREEMOS) Algunas de las creencias básicas de la Iglesia de JESUCRISTO de los Santos de los Ultimos Días Porque Dios ama a sus hijos, él manda profetas vivientes a enseñar

Más detalles

Llena el recuadro con tus datos. Pide ayuda a tus padres si desconoces alguno

Llena el recuadro con tus datos. Pide ayuda a tus padres si desconoces alguno 1 ME PREPARO CON ALEGRÍA AL ENCUENTRO DE JESÚS Llena el recuadro con tus datos. Pide ayuda a tus padres si desconoces alguno Nombre y Apellido Lugar de Nacimiento Fecha de Nacimiento Fecha de mi Bautizo

Más detalles

Qué Creemos? Lección 9. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo 2008

Qué Creemos? Lección 9. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo 2008 Lección 9/página 1 de 8 Qué Creemos? Lección 9 Mission Arlington Mission Metroplex Currículo 2008 Creado para uso como material para discipulado para niños mayores a adultos Qué Creemos? Lección 9: Dios

Más detalles

ORACION, EN LA NOVENA A NUESTRA MADRE, CON LOS ENFERMOS

ORACION, EN LA NOVENA A NUESTRA MADRE, CON LOS ENFERMOS ORACION, EN LA NOVENA A NUESTRA MADRE, CON LOS ENFERMOS NUESTRA SEÑORA DEL SAGRADO CORAZÓN, A QUIEN HEMOS ESCOGIDO COMO MADRE Y ABOGADA NUESTRA Qué alegría el poder invocar a María. Invoquémosla con fe

Más detalles

NOVENA VOCACIONAL A NUESTRA MADRE SEXTO DIA

NOVENA VOCACIONAL A NUESTRA MADRE SEXTO DIA NOVENA VOCACIONAL A NUESTRA MADRE SEXTO DIA NUESTRA SEÑORA DEL SAGRADO CORAZÓN, UNIDA AL CORAZON DE CRISTO EN SU PASIÓN Y MUERTE EL SEÑOR NOS QUIER LLEVAR EN POS DE EL..QUIEN QUIERA VENIR EN POS DE MI,

Más detalles

La familia de los obreros de Dios

La familia de los obreros de Dios 16 LECCIÓN 1 La familia de los obreros de Dios Luciano, quien ha sido cristiano desde hace sólo dos meses, se deleita con las hermosas verdades que descubre en su estudio de la Palabra de Dios. Él lee

Más detalles

UN DIABLO CON CORAZÓN DE ANGEL

UN DIABLO CON CORAZÓN DE ANGEL CUENTOS PARA NIÑOS UN DIABLO CON CORAZÓN DE ANGEL Al levantarse Blanca observa a su madre en la cocina, mira sus juguetes, hoy no los quiere, los regaña porque anoche no se acostaron con ella. Después

Más detalles

Bayas negras y brillosas

Bayas negras y brillosas Bayas negras y brillosas Penélope era una niña muy alegre, curiosa, y con un gran deseo de aventura. Un caluroso y soleado día, se despertó muy feliz. Estaba esperando este día, y los días que lo seguirían.

Más detalles

SEGUNDA CANCIÓN DEL GATO. En qué libro te leí, en qué sueño te soñé, en qué planeta te ví antes de encontrarte aquí. No lo sé, no, no lo sé.

SEGUNDA CANCIÓN DEL GATO. En qué libro te leí, en qué sueño te soñé, en qué planeta te ví antes de encontrarte aquí. No lo sé, no, no lo sé. SEGUNDA CANCIÓN DEL GATO En qué libro te leí, en qué sueño te soñé, en qué planeta te ví antes de encontrarte aquí. No lo sé, no, no lo sé. Había un ángel cerca de ti, estaba allí. Tenía unas alas maravillosas...

Más detalles

Parque de El Retiro. por Silvia Peron con la revisión lingüística de Marta Lozano Molina

Parque de El Retiro. por Silvia Peron con la revisión lingüística de Marta Lozano Molina Claves Itinerarios geográficos Nivel A2 Parque de El Retiro por Silvia Peron con la revisión lingüística de Marta Lozano Molina Nivel: A2 Objetivos del Marco Común Europeo de Referencia Comunicación y

Más detalles

OFA-N ORACIONES EN FORMATO ABIERTO - NIÑOS

OFA-N ORACIONES EN FORMATO ABIERTO - NIÑOS OFA-N ORACIONES EN FORMATO ABIERTO - NIÑOS Flga. Teresita Mansilla Paraguay teremans@conexion.com.py Lista 1 Palabras Sílabas Resultado 1. La mermelada es rica. 4 8 2. El niño se cayó de la escalera. 7

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

Semana. Santa ARÉVALO2016

Semana. Santa ARÉVALO2016 Semana Santa ARÉVALO2016 Reflexión Misericordia quiero y no sacrificio (Mt 9,13) Con estas palabras inicia el Papa Francisco el mensaje de la cuaresma de este año. En el mensaje nos invita a reconocer

Más detalles

APRECIACIÓN DEL ARTE 4. Artistas Mexicanos

APRECIACIÓN DEL ARTE 4. Artistas Mexicanos APRECIACIÓN DEL ARTE 4 Artistas Mexicanos Apreciación del Arte 4, Artistas Mexicanos Autor: Marisol Rodero Elizondo Edición: Guetty Rafaela Colin Acevedo Diseño Gráfico: Ana Isabel Contreras Ovalle Impresión

Más detalles

Dios lo Hizo Todo. capítulo uno

Dios lo Hizo Todo. capítulo uno Dios lo Hizo Todo La Biblia es una carta 1 muy importante de Dios y fue escrita especialmente para cada uno de nosotros. Así es. La Biblia dice que Dios ha enviado un mensaje muy especial justamente para

Más detalles

FEDERACION COLOMBOFILA INSULAR DE GRAN CANARIA

FEDERACION COLOMBOFILA INSULAR DE GRAN CANARIA FEDERACION COLOMBOFILA INSULAR DE GRAN CANARIA CLASIFICACIONES -------------------- Concursos efectuados desde Alta Mar " " " Arrecife " " " La Palma " " " Essaouira " " " Casablanca " " " Gran Canaria-Tenerife-Gomera

Más detalles

Padre Mateo Mateo: Sus 90 primaveras

Padre Mateo Mateo: Sus 90 primaveras Todo inició semanas antes. Fue un secreto bien guardado. Toda la parroquia se movió y logró comunicar a todos sus amigos sacerdotes, personal de sus primeras comunidades, del Colegio, Radio, TV y de diversos

Más detalles

perdida Mateo 18:10-14

perdida Mateo 18:10-14 Así como el pastor se preocupó tanto por su oveja, Dios no quiere que nadie, ni grande ni chico, se pierda de aceptar a Jesús como su Salvador. LECCIÓN 5 Parábola de la oveja Contando la parábola perdida

Más detalles

POEMAS DIALOGADOS. PRIMO PRIMO Primo, primo cuándo has venido? Primo, primo ayer mañana Primo, primo qué me has traído? Primo, primo una manzana

POEMAS DIALOGADOS. PRIMO PRIMO Primo, primo cuándo has venido? Primo, primo ayer mañana Primo, primo qué me has traído? Primo, primo una manzana La estructura dialogada es uno de los procedimientos que con más claridad puede servirnos para mantener la atención de los niños por el verso. Formamos parejas o grupos, los cuales se preparan su poema,

Más detalles

Coleccion NARRATIVA. Caceres de Novela Corta

Coleccion NARRATIVA. Caceres de Novela Corta 1 2 Coleccion NARRATIVA Caceres de Novela Corta EL ÚLTIMO VIAJE DE SOROLLA Antonio Castro Guerrero Premio Cáceres de Novela Corta 2013 ISBN: 978-84-15823-08-7 Año. Cáceres, 2013 P.V.P. 8,94 euros EL HOMBRE

Más detalles

COLEGIO DEL SAGRADO CORAZÓN CALLE 74 Formamos en valores, educamos para la paz TALLER DE RECUPERACIÓN DE ESPAÑOL TERCER PERIODO QUINTO GRADO

COLEGIO DEL SAGRADO CORAZÓN CALLE 74 Formamos en valores, educamos para la paz TALLER DE RECUPERACIÓN DE ESPAÑOL TERCER PERIODO QUINTO GRADO COLEGIO DEL SAGRADO CORAZÓN CALLE 74 Formamos en valores, educamos para la paz TALLER DE RECUPERACIÓN DE ESPAÑOL TERCER PERIODO QUINTO GRADO Nombre: Fecha: Curso: 1. Lee el siguiente texto. Ana canta vallenato.

Más detalles

CARTAS A ELLA. A la Virgen que toda mujer lleva dentro.

CARTAS A ELLA. A la Virgen que toda mujer lleva dentro. Versos sin destino Estimado lector, lectora, esta colección de versos que he titulado Versos sin destino no se los puedo dedicar a ninguna persona en particular, en realidad están dirigidos a aquellos

Más detalles

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD. Yo soy la resurrección y la vida dice el Señor; el que cree en mí no morirá para siempre.

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD. Yo soy la resurrección y la vida dice el Señor; el que cree en mí no morirá para siempre. PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD Yo soy la resurrección y la vida dice el Señor; el que cree en mí no morirá para siempre. CANTO DE ENTRADA Caminaré, en presencia del Señor, caminaré en presencia del

Más detalles

ACTIVIDADES PARA ESTUDIANTES. Cielito lindo

ACTIVIDADES PARA ESTUDIANTES. Cielito lindo ACTIVIDADES PARA ESTUDIANTES ESPAÑOL 1 Cielito lindo 1- Cultura y costumbres. Vocabulario. a- Lee toda la canción y subraya la palabra sierras. b- Busca en el diccionario las siguientes palabras: 1- Sierra:..

Más detalles

Contraluz. Asociación Cultural Cerdá y Rico. Cabra del Santo Cristo. LA MÁQUINA DEL TIEMPO. RECUERDOS EN BLANCO Y NEGRO Javier Berbel Silva

Contraluz. Asociación Cultural Cerdá y Rico. Cabra del Santo Cristo. LA MÁQUINA DEL TIEMPO. RECUERDOS EN BLANCO Y NEGRO Javier Berbel Silva Contraluz. Asociación Cultural Cerdá y Rico. Cabra del Santo Cristo En primera persona EXPERIENCIAS PERSONALES LA MÁQUINA DEL TIEMPO. RECUERDOS EN BLANCO Y NEGRO Javier Berbel Silva A Fernando López López,

Más detalles

COLOREAR CON CRAYOLAS

COLOREAR CON CRAYOLAS COLOREAR LIBREMENTE COLOREAR CON CRAYOLAS ESPARCIR PLASTILINA BLANCA COLOREAR CON CRAYOLAS COLOREAR CON PLASTILINAS Margarita María Niño Torres COLOREAR CON TEMPERAS Torres. Margarita María Niño COLOREAR

Más detalles

DOMINGO XXXI ORDINARIO (C)

DOMINGO XXXI ORDINARIO (C) DOMINGO XXXI ORDINARIO (C) Mi encuentro con Jesús 30 de octubre de 2016 (Tener un corazón abierto es el mensaje de las lecturas de hoy. Unas lecturas que nos invitan a acoger a Jesús. El evangelio de hoy

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

POESÍAS INFANTILES CANCIÓN DE INVIERNO

POESÍAS INFANTILES CANCIÓN DE INVIERNO POESÍAS INFANTILES CANCIÓN DE INVIERNO Cantan. Cantan. Dónde cantan los pájaros que cantan? Ha llovido. Aún las ramas están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan los pájaros. En dónde cantan los pájaros que

Más detalles

IMITACIÓN DE LA VIRGEN MARÍA-4

IMITACIÓN DE LA VIRGEN MARÍA-4 1 IMITACIÓN DE LA VIRGEN MARÍA-4 Felipe Santos María y la Dulzura Catequista: La dulzura va estrechamente ligada a la caridad y a la paciencia: Pablo en el famoso himno a la caridad la considera una cualidad

Más detalles

1. De qué trata el texto anterior? 5. El mensaje que me trajo esta historia fue

1. De qué trata el texto anterior? 5. El mensaje que me trajo esta historia fue C O L E G I O M A N Z A N A R E S calidad humana nuestra filosofía educación integral nuestra razón de ser TALLER DE NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES AREA Castellano PERIODO 2 GRADO 4 TEMA A DOCENTE Lucia

Más detalles

La Corona de la Inocencia Crucifcada y Triunfante.

La Corona de la Inocencia Crucifcada y Triunfante. 1 La Corona de la Inocencia Crucifcada y Triunfante. 040508 ==== Esta Corona cuando es dicha entre las 3 y 6 de la tarde, rinde especial honor a la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, pero puede

Más detalles

REFERENCIAS: GÉNESIS 1:1; 2:3 PATRIARCAS Y PROFETAS, PP

REFERENCIAS: GÉNESIS 1:1; 2:3 PATRIARCAS Y PROFETAS, PP REFERENCIAS: GÉNESIS 1:1; 2:3 PATRIARCAS Y PROFETAS, PP. 24-33. Dios hizo mi mundo Versículo para memorizar: Dios vio que todo lo que había hecho estaba muy bien (Génesis 1:31, DHH). Mensaje: Dios hizo

Más detalles

Jornada Mundial. de la Vida Consagrada Subsidio litúrgico.

Jornada Mundial. de la Vida Consagrada Subsidio litúrgico. Jornada Mundial de la Vida Consagrada 2017 Subsidio litúrgico www.conferenciaepiscopal.es Testigos de la esperanza y la alegría Jornada Mundial de la Vida Consagrada 2017 Subsidio litúrgico Editorial EDICE

Más detalles

99 PASOS. F C Bb //Este es el dia, el día, el día, el día. de salvación// El fue un hombre perfecto. que nunca fallo

99 PASOS. F C Bb //Este es el dia, el día, el día, el día. de salvación// El fue un hombre perfecto. que nunca fallo 99 PSOS El fue un hombre perfecto que nunca fallo hizo todo lo que nunca nadie logro// F fue obediente a sus padres Bb F jamas mintió en El no hubo engaño Bb toda la ley cumplió F Bb y porque el fue perfecto

Más detalles

UNA CASA DIFERENTE. Marco llegaba por primera vez a aquel pueblo, su padre había cambiado de trabajo y se habían tenido que mudar.

UNA CASA DIFERENTE. Marco llegaba por primera vez a aquel pueblo, su padre había cambiado de trabajo y se habían tenido que mudar. UNA CASA DIFERENTE Marco llegaba por primera vez a aquel pueblo, su padre había cambiado de trabajo y se habían tenido que mudar. En aquel lugar todo era muy extraño, todas las casas eran iguales, no había

Más detalles

CONACULTA. Consuelo Saizar Presidenta INSTITUTO NACIONAL DE BELLAS ARTES. Teresa Vicencio Álvarez Directora General

CONACULTA. Consuelo Saizar Presidenta INSTITUTO NACIONAL DE BELLAS ARTES. Teresa Vicencio Álvarez Directora General CONACULTA Consuelo Saizar Presidenta INSTITUTO NACIONAL DE BELLAS ARTES Teresa Vicencio Álvarez Directora General Alejandra Peña Gutiérrez Subdirectora General del Patrimonio Artístico Inmueble Dolores

Más detalles

Nombre... Fecha... Nombre... Fecha Ordena estos números de menor a mayor

Nombre... Fecha... Nombre... Fecha Ordena estos números de menor a mayor Al realizar esta actividad, háganlo delante de su hijo (a), para que vea que estrategia toma usted a la hora de resolverla. Por favor es su tarea, pero hágalo en voz alta y con pasos claros. Al realizar

Más detalles

CANCIONERO. santa CRUZ CALLE CABO CANCIONERO SANTA CRUZ CALLE CABO

CANCIONERO. santa CRUZ CALLE CABO CANCIONERO SANTA CRUZ CALLE CABO CANCONERO Contiene la letra de 10 sevillanas de la Santa Cruz de la Calle Cabo para cantar en el Romerito CANCONERO SANTA CRUZ CALLE CABO santa CRUZ CALLE CABO 1 CANCONERO SANTA CRUZ CALLE CABO QUE BONTO

Más detalles

CIRCUITOS MÉXICO / México al Completo. CIRCUITOS MÉXICO / México al Completo

CIRCUITOS MÉXICO / México al Completo. CIRCUITOS MÉXICO / México al Completo CIRCUITOS MÉXICO CIRCUITOS MÉXICO / México al Completo CIRCUITOS MÉXICO / México al Completo TAXCO ACAPULCO Acapulco Bellísimo puerto del Pacífico mexicano con variedad de playas y una vida nocturna para

Más detalles

Los colibríes y las flores

Los colibríes y las flores Colibrí kids Los colibríes y las flores Conoce más sobre la relación entre los colibríes y las flores Las flores tienen diversos colores, formas y olores. Cuidan sus semillas que crecen en su interior.

Más detalles

PROGRAMACIÓN DE AULA DE 2º EDUCACIÓN INFANTIL RELIGIÓN

PROGRAMACIÓN DE AULA DE 2º EDUCACIÓN INFANTIL RELIGIÓN Página 1 de 9 DE 2º EDUCACIÓN INFANTIL RELIGIÓN Página 2 de 9 CONTENIDOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN Unidad 0. Mi amigo Jesús Sara, la pastora amiga. Jesús, amigo de todos. Normas de convivencia. Identifica

Más detalles

Propiedad V 094. Lejos del ruido pero cerca de todo: paz, disfrute en un lugar impecable

Propiedad V 094. Lejos del ruido pero cerca de todo: paz, disfrute en un lugar impecable Página 1 de 21 Propiedad V 094 Departamento: Maldonado, Uruguay Paraje: Paraje Norte Hectáreas: 1,748 Índice Coneat: 131 Tipo de suelos: 10.7 Accesos: Ruta 39 Km 27 Ciudades y servicios: San Carlos 7 km,

Más detalles

El oso que casi esperó para siempre

El oso que casi esperó para siempre Cuentos para niños y niñas curiosos El oso que casi esperó para siempre Por Mary Sulek En su cueva en el zoológico, el oso mira a toda la gente pasando, buscando a un compañero que quiera jugar o hablar

Más detalles

CATALOGO ARTESANIAS MALEKU.!Marra Cuanhe Capi Capi!!Te veo Pura Vida!

CATALOGO ARTESANIAS MALEKU.!Marra Cuanhe Capi Capi!!Te veo Pura Vida! CATALOGO ARTESANIAS MALEKU!Marra Cuanhe Capi Capi!!Te veo Pura Vida! Página 2 Este catalogo que estas viendo es el arte de cada hombre y mujer indígena que trabajan día a día, todos los productos es hecho

Más detalles

Apreciado cliente, para mayor aclaración le sugerimos identificar la zona de presión en la que se encuentra su barrio.

Apreciado cliente, para mayor aclaración le sugerimos identificar la zona de presión en la que se encuentra su barrio. Apreciado cliente, para mayor aclaración le sugerimos identificar la zona de presión en la que se encuentra su barrio. ZONA 1 ( 24 HORAS ) AVENIDA LAS PEÑITAS 24 HORAS ZONA 1 AVENIDA MARISCAL SUCRE 24

Más detalles

Entre los jazmines. en argentina

Entre los jazmines. en argentina La casa se encuentra en un sitio privilegiado de Argentina, junto a la impresionante cordillera andina. Desde la misma se goza de unas vistas infinitas y un campo inmenso que se abre al horizonte. La construcción

Más detalles

Poema Azul. El inicio del combate. Cuando lees un libro que no tiene ilustraciones,

Poema Azul. El inicio del combate. Cuando lees un libro que no tiene ilustraciones, Poema Azul El inicio del combate Rafael R. Valcárcel Ilustrado por Federico Combi 2 Cuando lees un libro que no tiene ilustraciones, tú vas dibujando en tu mente al personaje y los demás elementos de la

Más detalles