Lectura Semanal - Semana 13 Día 85- Lunes : Mateo 22:1-22 / Números 21 / Cantares 1 Día 86 - Martes : Mateo 22:23-46 / Números 22 /

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Lectura Semanal - Semana 13 Día 85- Lunes 20.04.15: Mateo 22:1-22 / Números 21 / Cantares 1 Día 86 - Martes 21.04.15: Mateo 22:23-46 / Números 22 /"

Transcripción

1 Lectura Semanal - Semana 13 Día 85- Lunes : Mateo 22:1-22 / Números 21 / Cantares 1 Día 86 - Martes : Mateo 22:23-46 / Números 22 / Cantares 2-3 Día 87 - Miércoles : Mateo 23:1-12 / Números 23 / Cantares 4 Día 88 - Jueves : Mateo 23:13:39 / Números / Cantares 5 Día 89 - Viernes : Mateo 24:1-35 / Números / Cantares 6-7 Día 90 - Sábado : Mateo 24:36-51 / Números / Cantares 8 Día 91 - Domingo : Mateo 25:1-30 / Números / Job 1

2 Día 85 - Lunes : Mateo 22:1-22 (NVI) Parábola del banquete de bodas 1Jesús volvió a hablarles en parábolas, y les dijo: 2«El reino de los cielos es como un rey que preparó un banquete de bodas para su hijo. 3Mandó a sus siervos que llamaran a los invitados, pero éstos se negaron a asistir al banquete. 4Luego mandó a otros siervos y les ordenó: Digan a los invitados que ya he preparado mi comida: Ya han matado mis bueyes y mis reses cebadas, y todo está listo. Vengan al banquete de bodas. 5Pero ellos no hicieron caso y se fueron: uno a su campo, otro a su negocio. 6Los demás agarraron a los siervos, los maltrataron y los mataron. 7El rey se enfureció. Mandó su ejército a destruir a los asesinos y a incendiar su ciudad. 8Luego dijo a sus siervos: El banquete de bodas está preparado, pero los que invité no merecían venir. 9Vayan al cruce de los caminos e inviten al banquete a todos los que encuentren. 10Así que los siervos salieron a los caminos y reunieron a todos los que pudieron encontrar, buenos y malos, y se llenó de invitados el salón de bodas. 11»Cuando el rey entró a ver a los invitados, notó que allí había un hombre que no estaba vestido con el traje de boda. 12 Amigo, cómo entraste aquí sin el traje de boda?, le dijo. El hombre se quedó callado. 13Entonces el rey dijo a los sirvientes: Átenlo de pies y manos, y échenlo afuera, a la oscuridad, donde habrá llanto y rechinar de dientes. 14Porque muchos son los invitados, pero pocos los escogidos.» El pago de impuestos al césar 15Entonces salieron los fariseos y tramaron cómo tenderle a Jesús una trampa con sus mismas palabras. 16Enviaron algunos de sus discípulos junto con los herodianos, los cuales le dijeron: Maestro, sabemos que eres un hombre íntegro y que enseñas el camino de Dios de acuerdo con la verdad. No te dejas influir por nadie porque no te fijas en las apariencias. 17Danos tu opinión: Está permitido pagar impuestos al césar o no? 18Conociendo sus malas intenciones, Jesús replicó: Hipócritas! Por qué me tienden trampas? 19Muéstrenme la moneda para el impuesto.y se la enseñaron. 20 De quién son esta imagen y esta inscripción? les preguntó. 21 Del césar respondieron. Entonces denle al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios. 22Al oír esto, se quedaron asombrados. Así que lo dejaron y se fueron. Números 21 (NVI) Derrota de Arad 1Cuando el cananeo que reinaba en la ciudad de Arad y vivía en el Néguev se enteró de que los israelitas venían por el camino de Atarín, los atacó y capturó a algunos de ellos. 2Entonces el pueblo de Israel hizo este voto al Señor: «Si tú nos aseguras la victoria sobre este enemigo, destruiremos por completo sus ciudades.» 3El Señor atendió a la súplica de los israelitas y les concedió la victoria sobre los cananeos, a los que destruyeron por completo, junto con sus ciudades. Por eso a aquel lugar se le llamó Jormá. La serpiente de bronce 4Los israelitas salieron del monte Hor por la ruta del Mar Rojo, bordeando el

3 territorio de Edom. En el camino se impacientaron 5y comenzaron a hablar contra Dios y contra Moisés: Para qué nos trajeron ustedes de Egipto a morir en este desierto? Aquí no hay pan ni agua! Ya estamos hartos de esta pésima comida! 6Por eso el Señor mandó contra ellos serpientes venenosas, para que los mordieran, y muchos israelitas murieron. 7El pueblo se acercó entonces a Moisés, y le dijo: Hemos pecado al hablar contra el Señor y contra ti. Ruégale al Señor que nos quite esas serpientes.moisés intercedió por el pueblo, 8y el Señor le dijo: Hazte una serpiente, y ponla en un asta. Todos los que sean mordidos y la miren, vivirán. 9Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso en un asta. Los que eran mordidos, miraban a la serpiente de bronce y vivían. En camino a Moab 10Los israelitas se pusieron en marcha y acamparon en Obot. 11De allí partieron y acamparon en Iyé Abarín, que está en el desierto, al oriente de Moab. 12De allí partieron y acamparon en el valle de Zéred. 13De allí partieron y acamparon al otro lado del río Arnón, que está en el desierto que se extiende desde el territorio de los amorreos. El río Arnón sirve de frontera entre el territorio de los moabitas y el de los amorreos. 14Por eso puede leerse en el libro de las guerras del Señor: «...hacia el Mar Rojo, los valles y el Arnón. 15La ladera de los valles que se extienden hasta la región de Ar y la frontera de Moab.» 16De allí continuaron hasta Ber, el pozo donde el Señor le dijo a Moisés: «Reúne al pueblo, y les daré agua.» 17En esa ocasión Israel entonó este cántico: «Que brote el agua! Que cante el pozo! 18 Pozo que el gobernante cavó con su cetro y que el noble abrió con su vara!» Desde el desierto se dirigieron a Matana; 19de Matana a Najaliel, de Najaliel a Bamot, 20y de Bamot al valle que está en la región de Moab, hasta la cumbre del monte Pisgá, desde donde puede verse el desierto de Jesimón. Victoria sobre Sijón 21Israel envió emisarios a Sijón, rey de los amorreos, con este mensaje: 22«Te pido que nos dejes pasar por tus dominios. Te prometo que no entraremos en ningún campo ni viña, ni beberemos agua de ningún pozo. Nos limitaremos a pasar por el camino real, hasta que salgamos de tu territorio.» 23Pero Sijón no dejó que los israelitas pasaran por sus dominios. Más bien, reunió a sus tropas y salió a hacerles frente en el desierto. Cuando llegó a Yahaza, los atacó. 24Pero los israelitas lo derrotaron y se apoderaron de su territorio, desde el río Arnón hasta el río Jaboc, es decir, hasta la frontera de los amonitas, la cual estaba fortificada. 25Israel se apoderó de todas las ciudades amorreas y se estableció en ellas, incluso en Hesbón y en todas sus aldeas. 26Hesbón era la ciudad capital de Sijón, rey de los amorreos, quien había luchado en contra del anterior rey de Moab, conquistando todo su territorio, hasta el río Arnón. 27Por eso dicen los poetas: «Vengan a Hesbón, la ciudad de Sijón. Reconstrúyanla! Restáurenla! 28Porque de Hesbón ha salido fuego; de la ciudad de Sijón salieron llamas. Y consumieron las ciudades de Moab y las alturas que dominan el Arnón! 29 Ay

4 de ti, Moab! Estás destruido, pueblo de Quemós! Tu dios convirtió a tus hijos en fugitivos y a tus hijas en prisioneras de Sijón, rey de los amorreos. 30»Los hemos destruido por completo, desde Hesbón hasta Dibón. Los devastamos hasta Nofa, los destruimos hasta Medeba!» 31Así fue como Israel se estableció en la tierra de los amorreos. Victoria sobre el rey Og de Basán 32Moisés también envió a explorar Jazer, y los israelitas se apoderaron de sus aldeas, expulsando a los amorreos que vivían allí. 33Al volver, tomaron el camino de Basán. Fue allí donde Og, el rey de Basán, salió con su ejército para hacerles frente en Edrey. 34Pero el Señor le dijo a Moisés: «No le tengas miedo, porque voy a entregar en tus manos a Og, a su ejército, y a su territorio. Harás con él lo mismo que hiciste con Sijón, el rey de los amorreos que vivía en Hesbón.» 35Así fue como los israelitas mataron a Og, a sus hijos y a todo su ejército, hasta no dejar sobreviviente, y se apoderaron de su territorio. Cantares 1 (NVI) 1Cantar de los cantares de Salomón. 2Ah, si me besaras con los besos de tu boca... grato en verdad es tu amor, más que el vino! 3Grata es también, de tus perfumes, la fragancia; tú mismo eres bálsamo fragante. Con razón te aman las doncellas! 4 Hazme del todo tuya! Date prisa! Llévame, oh rey, a tu alcoba! Los amigos Regocijémonos y deleitémonos juntos, celebraremos tus caricias más que el vino. Sobran las razones para amarte! 5Morena soy, pero hermosa, hijas de Jerusalén; morena como las carpas de Cedar, hermosa como los pabellones de Salmá. 6No se fijen en mi tez morena, ni en que el sol me bronceó la piel. Mis hermanos se enfadaron contra mí, y me obligaron a cuidar las viñas; y mi propia viña descuidé! 7Cuéntame, amor de mi vida, dónde apacientas tus rebaños?, dónde a la hora de la siesta los haces reposar? Por qué he de andar vagando entre los rebaños de tus amigos? Los amigos 8Si no lo sabes, bella entre las bellas, ve tras la huella del rebaño y apacienta a tus cabritos junto a las moradas de los pastores. 9Tú y tus adornos, amada mía, me recuerdan a las yeguas enjaezadas de los carros del faraón. 10 Qué hermosas lucen tus mejillas entre los pendientes! Qué hermoso luce tu cuello entre los collares! 11 Haremos para ti pendientes de oro con incrustaciones de plata! 12Mientras el rey se halla sentado a la mesa, mi perfume esparce su fragancia. 13Mi amado es para mí como el saquito de mirra que duerme entre mis pechos. 14Mi amado es para mí como un ramito de azahar de las viñas de Engadi. 15 Cuán bella eres, amada mía! Cuán bella eres! Tus ojos son dos palomas! 16 Cuán hermoso eres, amado mío! Eres un encanto! Una alfombra de verdor es nuestro le-

5 cho, 17los cedros son las vigas de la casa y nos cubre un techo de cipreses. Día 86 - Martes : Mateo 22:23-46 (NVI) El matrimonio en la resurrección 23Ese mismo día los saduceos, que decían que no hay resurrección, se le acercaron y le plantearon un problema: 24 Maestro, Moisés nos enseñó que si un hombre muere sin tener hijos, el hermano de ese hombre tiene que casarse con la viuda para que su hermano tenga descendencia. 25Pues bien, había entre nosotros siete hermanos. El primero se casó y murió y, como no tuvo hijos, dejó la esposa a su hermano. 26Lo mismo les pasó al segundo y al tercer hermano, y así hasta llegar al séptimo. 27Por último, murió la mujer. 28Ahora bien, en la resurrección, de cuál de los siete será esposa esta mujer, ya que todos estuvieron casados con ella? 29Jesús les contestó: Ustedes andan equivocados porque desconocen las Escrituras y el poder de Dios. 30En la resurrección, las personas no se casarán ni serán dadas en casamiento, sino que serán como los ángeles que están en el cielo. 31Pero en cuanto a la resurrección de los muertos, no han leído lo que Dios les dijo a ustedes: 32 Yo soy el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob? Él no es Dios de muertos, sino de vivos. 33Al oír esto, la gente quedó admirada de su enseñanza. El mandamiento más importante 34Los fariseos se reunieron al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos. 35Uno de ellos, experto en la ley, le tendió una trampa con esta pregunta: 36 Maestro, cuál es el mandamiento más importante de la ley? 37 Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente le respondió Jesús. 38Éste es el primero y el más importante de los mandamientos. 39El segundo se parece a éste: Ama a tu prójimo como a ti mismo. 40De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas. De quién es hijo el Cristo? 41Mientras estaban reunidos los fariseos, Jesús les preguntó: 42 Qué piensan ustedes acerca del Cristo? De quién es hijo? De David le respondieron ellos. 43 Entonces, cómo es que David, hablando por el Espíritu, lo llama Señor? Él afirma: 44» Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies. 45Si David lo llama Señor, cómo puede entonces ser su hijo? 46Nadie pudo responderle ni una sola palabra, y desde ese día ninguno se atrevía a hacerle más preguntas. Números 22 (NVI) Balac manda llamar a Balán 1Los israelitas se pusieron otra vez en marcha, y acamparon en las estepas de Moab, al otro lado del Jordán, a la altura de Jericó. 2Cuando Balac hijo de Zipor se dio cuenta de todo lo que Israel había hecho con los amorreos, 3los moabitas sintieron mucho miedo de los israelitas. Estaban verdaderamente aterrorizados de ellos, porque eran un ejército muy numeroso. 4Entonces dijeron los moabitas a los ancianos de Madián: «Esta muchedumbre barrerá con todo lo que hay a nuestro alrededor, como cuando el ganado barre con la hierba del cam-

6 po!»en aquel tiempo, Balac hijo de Zipor era rey de Moab, 5así que mandó llamar a Balán hijo de Beor, quien vivía en Petor, a orillas del río Éufrates, en la tierra de los amavitas. Balac mandó a decirle:«hay un pueblo que salió de Egipto, y que ahora cubre toda la tierra y ha venido a asentarse cerca de mí. 6Te ruego que vengas y maldigas por mí a este pueblo, porque es más poderoso que yo. Tal vez así pueda yo vencerlos y echarlos fuera del país. Yo sé que a quien tú bendices, queda bendito, y a quien tú maldices, queda maldito.» 7Los ancianos de Moab y de Madián fueron a darle a Balán el mensaje que Balac le enviaba, y llevaron consigo dinero para pagarle sus conjuros. 8Balán los invitó a pasar allí la noche, prometiendo comunicarles después lo que el Señor le dijera. Y los gobernantes se alojaron con él. 9Dios se le apareció a Balán, y le dijo: Quiénes son estos hombres que se alojan contigo? 10Balán le respondió: Son los mensajeros que envió Balac hijo de Zipor, que es el rey de Moab. Los envió a decirme: 11 Un pueblo que salió de Egipto cubre ahora toda la tierra. Ven y échales una maldición por mí. Tal vez así pueda yo luchar contra ellos y echarlos fuera de mi territorio. 12Pero Dios le dijo a Balán: No irás con ellos, ni pronunciarás ninguna maldición sobre los israelitas, porque son un pueblo bendito. 13Al otro día Balán se levantó y les dijo a los gobernantes enviados por Balac: «Regresen a su tierra, porque el Señor no quiere que yo vaya con ustedes.» 14Los gobernantes moabitas regresaron adonde estaba Balac y le dijeron: «Balán no quiere venir con nosotros.» 15Balac envió entonces a otros gobernantes, más numerosos y distinguidos que los primeros, 16quienes fueron y le dijeron a Balán: Esto es lo que dice Balac hijo de Zipor: No permitas que nada te impida venir a verme, 17porque yo te recompensaré con creces y haré todo lo que tú me pidas. Te ruego que vengas y maldigas por mí a este pueblo. 18Pero Balán le respondió: Aun si Balac me diera su palacio lleno de oro y de plata, yo no podría hacer nada grande ni pequeño, sino ajustarme al mandamiento del Señor mi Dios. 19Ustedes pueden también alojarse aquí esta noche, mientras yo averiguo si el Señor quiere decirme alguna otra cosa. 20Aquella noche Dios se le apareció a Balán y le dijo: «Ya que estos hombres han venido a llamarte, ve con ellos, pero sólo harás lo que yo te ordene.» Balán y su burra 21Balán se levantó por la mañana, ensilló su burra, y partió con los gobernantes de Moab. 22Mientras iba con ellos, la ira de Dios se encendió y en el camino el ángel del Señor se hizo presente, dispuesto a no dejarlo pasar. Balán iba montado en su burra, y sus dos criados lo acompañaban. 23Cuando la burra vio al ángel del Señor en medio del camino, con la espada desenvainada, se apartó del camino para meterse en el campo. Pero Balán la golpeó para hacerla volver al camino. 24El ángel del Señor se detuvo en un sendero estrecho que estaba entre dos viñas, con cercos de piedra en ambos lados. 25Cuando la burra vio al ángel del Señor, se arrimó contra la pared, con lo que lastimó el pie de Balán. Entonces Balán volvió a pegarle. 26El

7 ángel del Señor se les adelantó y se detuvo en un lugar más estrecho, donde ya no había hacia dónde volverse. 27Cuando la burra vio al ángel del Señor, se echó al suelo con Balán encima. Entonces se encendió la ira de Balán y golpeó a la burra con un palo. 28Pero el Señor hizo hablar a la burra, y ella le dijo a Balán: Se puede saber qué te he hecho, para que me hayas pegado tres veces? 29Balán le respondió: Te has venido burlando de mí! Si hubiera tenido una espada en la mano, te habría matado de inmediato. 30La burra le contestó a Balán: Acaso no soy la burra sobre la que siempre has montado, hasta el día de hoy? Alguna vez te hice algo así? No respondió Balán. 31El Señor abrió los ojos de Balán, y éste pudo ver al ángel del Señor en el camino y empuñando la espada. Balán se inclinó entonces y se postró rostro en tierra. 32El ángel del Señor le preguntó: Por qué golpeaste tres veces a tu burra? No te das cuenta de que vengo dispuesto a no dejarte pasar porque he visto que tus caminos son malos? 33Cuando la burra me vio, se apartó de mí tres veces. De no haber sido por ella, tú estarías ya muerto y ella seguiría con vida. 34Balán le dijo al ángel del Señor: He pecado. No me di cuenta de tu presencia en el camino para cerrarme el paso. Ahora bien, como esto te parece mal, voy a regresar. 35Pero el ángel del Señor le dijo a Balán: Ve con ellos, pero limítate a decir sólo lo que yo te mande.y Balán se fue con los jefes que Balac había enviado. Balac se encuentra con Balán 36Cuando Balac se enteró de que Balán venía, salió a recibirlo en una ciudad moabita que está en la frontera del río Arnón. 37Balac le dijo a Balán: Acaso no te mandé llamar? Por qué no viniste a mí? Crees que no soy capaz de recompensarte? 38 Bueno, ya estoy aquí! contestó Balán. Sólo que no podré decir nada que Dios no ponga en mi boca. 39De allí se fueron Balán y Balac a Quiriat Jusot. 40Balac ofreció en sacrificio vacas y ovejas, y las compartió con Balán y los gobernantes que estaban con él. 41A la mañana siguiente, Balac llevó a Balán a Bamot Baal, desde donde Balán pudo ver parte del campamento israelita. Cantares 2-3 (NVI) 1Yo soy una rosa de Sarón, una azucena de los valles. 2Como azucena entre las espinas es mi amada entre las mujeres. 3Cual manzano entre los árboles del bosque es mi amado entre los hombres. Me encanta sentarme a su sombra; dulce a mi paladar es su fruto. 4Me llevó a la sala del banquete, y sobre mí enarboló su bandera de amor. 5 Fortalézcanme con pasas, susténtenme con manzanas, porque desfallezco de amor! 6 Ojalá pudiera mi cabeza reposar sobre su izquierda! Ojalá su derecha me abrazara! 7Yo les ruego, mujeres de Jerusalén, por las gacelas y cervatillas del bosque, que no desvelen ni molesten a mi amada hasta que ella quiera despertar. 8 La voz de mi amado! Mírenlo, aquí

8 viene!, saltando por las colinas, brincando por las montañas. 9Mi amado es como un venado; se parece a un cervatillo. Mírenlo, de pie tras nuestro muro, espiando por las ventanas, atisbando por las celosías! 10Mi amado me habló y me dijo: «Levántate, amada mía; ven conmigo, mujer hermosa! 11 Mira, el invierno se ha ido, y con él han cesado y se han ido las lluvias! 12Ya brotan flores en los campos; el tiempo de la canción ha llegado! Ya se escucha por toda nuestra tierra el arrullo de las tórtolas. 13La higuera ofrece ya sus primeros frutos, y las viñas en ciernes esparcen su fragancia. Levántate, amada mía; ven conmigo, mujer hermosa!» 14Paloma mía, que te escondes en las grietas de las rocas, en las hendiduras de las montañas, muéstrame tu rostro, déjame oír tu voz; pues tu voz es placentera y hermoso tu semblante. y la amada 15Atrapen a las zorras, a esas zorras pequeñas que arruinan nuestros viñedos, nuestros viñedos en flor. 16Mi amado es mío, y yo soy suya; él apacienta su rebaño entre azucenas. 17Antes de que el día despunte y se desvanezcan las sombras, regresa a mí, amado mío. Corre como un venado, como un cervatillo por colinas escarpadas. 1Por las noches, sobre mi lecho, busco al amor de mi vida; lo busco y no lo hallo. 2Me levanto, y voy por la ciudad, por sus calles y mercados, buscando al amor de mi vida. Lo busco y no lo hallo! 3Me encuentran los centinelas mientras rondan la ciudad. Les pregunto: «Han visto ustedes al amor de mi vida?» 4No bien los he dejado, cuando encuentro al amor de mi vida. Lo abrazo y, sin soltarlo, lo llevo a la casa de mi madre, a la alcoba donde ella me concibió. 5Yo les ruego, mujeres de Jerusalén, por las gacelas y cervatillas del bosque, que no desvelen ni molesten a mi amada hasta que ella quiera despertar. El coro 6 Qué es eso que sube por el desierto semejante a una columna de humo, entre aromas de mirra e incienso, entre exóticos perfumes? 7 Miren! Es el carruaje de Salomón! Viene escoltado por sesenta guerreros, escogidos entre los más valientes de Israel. 8Todos ellos portan espadas, y han sido adiestrados para el combate; cada uno lleva la espada al cinto por causa de los peligros de la noche. 9Salomón mismo se hizo el carruaje con finas maderas del Líbano. 10Hizo de plata las columnas, y de oro los soportes. El asiento lo tapizó de púrpura, y su interior fue decorado con esmero por las hijas de Jerusalén. 11 Salgan, mujeres de Sión! Contemplen al rey Salomón! Lleva puesta la corona que le ciñó su madre el día en que contrajo nupcias, el día en que se alegró su corazón! Día 87 - Miércoles : Mateo 23:1-12 (NVI) Jesús denuncia a los fariseos y a los maestros de la ley 1Después de esto, Jesús dijo a la gente y a sus discípulos: 2«Los maestros de la ley y los fariseos tienen la responsabilidad de interpretar a Moisés. 3Así que

9 ustedes deben obedecerlos y hacer todo lo que les digan. Pero no hagan lo que hacen ellos, porque no practican lo que predican. 4Atan cargas pesadas y las ponen sobre la espalda de los demás, pero ellos mismos no están dispuestos a mover ni un dedo para levantarlas. 5»Todo lo hacen para que la gente los vea: Usan filacterias grandes y adornan sus ropas con borlas vistosas; 6se mueren por el lugar de honor en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, 7y porque la gente los salude en las plazas y los llame Rabí. 8»Pero no permitan que a ustedes se les llame Rabí, porque tienen un solo Maestro y todos ustedes son hermanos. 9Y no llamen padre a nadie en la tierra, porque ustedes tienen un solo Padre, y él está en el cielo. 10Ni permitan que los llamen maestro, porque tienen un solo Maestro, el Cristo. 11El más importante entre ustedes será siervo de los demás. 12Porque el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. Números 23 (NVI) Primer oráculo de Balán 1Balán le dijo a Balac: «Edifícame siete altares en este lugar, y prepárame siete novillos y siete carneros.» 2Balac hizo lo que Balán le pidió, y juntos ofrecieron un novillo y un carnero en cada altar. 3Entonces Balán le dijo a Balac: «Quédate aquí, al lado de tu holocausto, mientras yo voy a ver si el Señor quiere reunirse conmigo. Luego te comunicaré lo que él me revele.» Y se fue a un cerro desierto. 4Dios vino a su encuentro, y Balán le dijo: He preparado siete altares, y en cada altar he ofrecido un novillo y un carnero. 5Entonces el Señor puso su palabra en boca de Balán, y le dijo: Vuelve adonde está Balac, y repítele lo que te voy a decir. 6Balán regresó y encontró a Balac de pie, al lado de su holocausto, en compañía de todos los jefes de Moab. 7Y Balán pronunció su oráculo: «De Aram, de las montañas de Oriente, me trajo Balac, el rey de Moab. Ven me dijo, maldice por mí a Jacob; ven, deséale el mal a Israel. 8 Pero cómo podré echar maldiciones sobre quien Dios no ha maldecido? Cómo podré desearle el mal a quien el Señor no se lo desea? 9Desde la cima de las peñas lo veo; desde las colinas lo contemplo: es un pueblo que vive apartado, que no se cuenta entre las naciones. 10 Quién puede calcular la descendencia de Jacob, tan numerosa como el polvo, o contar siquiera la cuarta parte de Israel? Sea mi muerte como la del justo! Sea mi fin semejante al suyo!» 11Entonces Balac le reclamó a Balán: Qué me has hecho? Te traje para que lanzaras una maldición sobre mis enemigos, y resulta que no has hecho más que bendecirlos! 12Pero Balán le respondió: Acaso no debo decir lo que el Señor me pide que diga? Segundo oráculo de Balán 13Entonces Balac le dijo: Por favor, ven conmigo a otro lugar. Desde allí podrás ver sólo a una parte del pueblo, y no a todos ellos, y les desearás el mal. 14Así que lo llevó al campo de Zofín en la cumbre del monte Pisgá. Allí edificó siete altares, y en cada uno de ellos ofreció un novillo y un carnero. 15Allí Balán le dijo a Balac: «Quédate aquí, al lado de tu holocausto, mientras yo voy a reunir-

10 me con Dios.» 16El Señor se reunió con Balán y puso en boca de éste su palabra. Le dijo: «Vuelve adonde está Balac, y repite lo que te voy a decir.» 17Balán se fue adonde estaba Balac, y lo encontró de pie, al lado de su holocausto, en compañía de los jefes de Moab. Balac le preguntó: Qué dijo el Señor? 18Entonces Balán pronunció su oráculo: «Levántate, Balac, y escucha; óyeme, hijo de Zipor. 19Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice? 20Se me ha ordenado bendecir, y si eso es lo que Dios quiere, yo no puedo hacer otra cosa. 21»Dios no se ha fijado en la maldad de Jacob ni ha reparado en la violencia de Israel. El Señor su Dios está con ellos; y entre ellos se le aclama como rey. 22Dios los sacó de Egipto con la fuerza de un toro salvaje. 23Contra Jacob no hay brujería que valga, ni valen las hechicerías contra Israel. De Jacob y de Israel se dirá: Miren lo que Dios ha hecho! 24Un pueblo se alza como leona; se levanta como león. No descansará hasta haber devorado su presa y bebido la sangre de sus víctimas.» 25Balac le dijo entonces a Balán: Si no los vas a maldecir, tampoco los bendigas! 26Balán le respondió: Acaso no te advertí que yo repetiría todo lo que el Señor me ordenara decir? Tercer oráculo de Balán 27Balac le dijo a Balán: Por favor, ven conmigo, que te llevaré a otro lugar. Tal vez a Dios le parezca bien que los maldigas desde allí. 28Así que llevó a Balán hasta la cumbre del monte Peor, desde donde puede verse el desierto de Jesimón. 29Allí Balán le dijo: Edifícame siete altares en este lugar, y prepárame siete novillos y siete carneros. 30Balac hizo lo que Balán le pidió, y en cada altar ofreció un novillo y un carnero. Cantares 4 (NVI) 1 Cuán bella eres, amada mía! Cuán bella eres! Tus ojos, tras el velo, son dos palomas. Tus cabellos son como los rebaños de cabras que retozan en los montes de Galaad. 2Tus dientes son como ovejas recién trasquiladas, que ascienden luego de haber sido bañadas. Cada una de ellas tiene su pareja; ninguna de ellas está sola. 3Tus labios son cual cinta escarlata; tus palabras me tienen hechizado. Tus mejillas, tras el velo, parecen dos mitades de granadas. 4Tu cuello se asemeja a la torre de David, construida con piedras labradas; de ella penden mil escudos, escudos de guerreros todos ellos. 5Tus pechos parecen dos cervatillos, dos crías mellizas de gacela que pastan entre azucenas. 6Antes de que el día despunte y se desvanezcan las sombras, subiré a la montaña de la mirra, a la colina del incienso. 7Toda tú eres bella, amada mía; no hay en ti defecto alguno. 8Desciende del Líbano conmigo, novia mía; desciende del Líbano conmigo. Baja de la cumbre del Amaná, de la cima del Senir y del Hermón. Baja de las guaridas de los leones, de los montes donde habitan los leopardos. 9Cautivaste mi corazón, hermana y novia mía, con una mirada de tus ojos; con una vuelta de tu collar cautivaste mi corazón. 10 Cuán delicioso es tu amor, hermana y novia mía! Más agrada-

11 ble que el vino es tu amor, y más que toda especia la fragancia de tu perfume! 11Tus labios, novia mía, destilan miel; leche y miel escondes bajo la lengua. Cual fragancia del Líbano es la fragancia de tus vestidos. 12Jardín cerrado eres tú, hermana y novia mía; jardín cerrado, sellado manantial! 13Tus pechos son un huerto de granadas con frutos exquisitos, con flores de nardo y azahar; 14con toda clase de árbol resinoso, con nardo y azafrán, con cálamo y canela, con mirra y áloe, y con las más finas especias. 15Eres fuente de los jardines, manantial de aguas vivas, arroyo que del Líbano desciende! 16 Viento del norte, despierta! Viento del sur, ven acá! Soplen en mi jardín; esparzan su fragancia! Que venga mi amado a su jardín y pruebe sus frutos exquisitos. Día 88 - Jueves : Mateo 23:13:39 (NVI) 13» Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Les cierran a los demás el reino de los cielos, 14y ni entran ustedes ni dejan entrar a los que intentan hacerlo. 15» Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Recorren tierra y mar para ganar un solo adepto, y cuando lo han logrado lo hacen dos veces más merecedor del infierno que ustedes. 16» Ay de ustedes, guías ciegos!, que dicen: Si alguien jura por el templo, no significa nada; pero si jura por el oro del templo, queda obligado por su juramento. 17 Ciegos insensatos! Qué es más importante: el oro, o el templo que hace sagrado al oro? 18También dicen ustedes: Si alguien jura por el altar, no significa nada; pero si jura por la ofrenda que está sobre él, queda obligado por su juramento. 19 Ciegos! Qué es más importante: la ofrenda, o el altar que hace sagrada la ofrenda? 20Por tanto, el que jura por el altar, jura no sólo por el altar sino por todo lo que está sobre él. 21El que jura por el templo, jura no sólo por el templo sino por quien habita en él. 22Y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por aquel que lo ocupa. 23» Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello. 24 Guías ciegos! Cuelan el mosquito pero se tragan el camello. 25» Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Limpian el exterior del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de robo y de desenfreno. 26 Fariseo ciego! Limpia primero por dentro el vaso y el plato, y así quedará limpio también por fuera. 27» Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que son como sepulcros blanqueados. Por fuera lucen hermosos pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre. 28Así también ustedes, por fuera dan la impresión de ser justos pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad. 29» Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Construyen sepulcros para los profetas y adornan los monumentos de los justos. 30Y dicen: Si hubiéramos vivido nosotros en los días

12 de nuestros antepasados, no habríamos sido cómplices de ellos para derramar la sangre de los profetas. 31Pero así quedan implicados ustedes al declararse descendientes de los que asesinaron a los profetas. 32 Completen de una vez por todas lo que sus antepasados comenzaron! 33» Serpientes! Camada de víboras! Cómo escaparán ustedes de la condenación del infierno? 34Por eso yo les voy a enviar profetas, sabios y maestros. A algunos de ellos ustedes los matarán y crucificarán; a otros los azotarán en sus sinagogas y los perseguirán de pueblo en pueblo. 35Así recaerá sobre ustedes la culpa de toda la sangre justa que ha sido derramada sobre la tierra, desde la sangre del justo Abel hasta la de Zacarías, hijo de Berequías, a quien ustedes asesinaron entre el santuario y el altar de los sacrificios. 36Les aseguro que todo esto vendrá sobre esta generación. 37» Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que se te envían! Cuántas veces quise reunir a tus hijos, como reúne la gallina a sus pollitos debajo de sus alas, pero no quisiste! 38Pues bien, la casa de ustedes va a quedar abandonada. 39Y les advierto que ya no volverán a verme hasta que digan: Bendito el que viene en el nombre del Señor!» Números (NVI) 1Pero cuando Balán se dio cuenta de que al Señor le complacía que se bendijera a Israel, no recurrió a la hechicería, como otras veces, sino que volvió su rostro hacia el desierto. 2Cuando Balán alzó la vista y vio a Israel acampando por tribus, el Espíritu del Señor vino sobre él; 3entonces pronunció su oráculo: «Palabras de Balán hijo de Beor; palabras del varón clarividente. 4Palabras del que oye las palabras de Dios, del que contempla la visión del Todopoderoso, del que cae en trance y tiene visiones. 5» Cuán hermosas son tus tiendas, Jacob! Qué bello es tu campamento, Israel! 6Son como arroyos que se ensanchan, como jardines a la orilla del río, como áloes plantados por el Señor, como cedros junto a las aguas. 7Sus cántaros rebosan de agua; su semilla goza de agua abundante. Su rey es más grande que Agag; su reinado se engrandece. 8»Dios los sacó de Egipto con la fuerza de un toro salvaje. Israel devora a las naciones hostiles y les parte los huesos; las atraviesa con sus flechas! 9Se agacha como un león, se tiende como una leona: quién se atreverá a molestarlo? Benditos sean los que te bendigan! Malditos sean los que te maldigan!» 10Entonces la ira de Balac se encendió contra Balán, y chasqueando los dedos le dijo: Te mandé llamar para que echaras una maldición sobre mis enemigos, y estas tres veces no has hecho sino bendecirlos! 11 Más te vale volver a tu tierra! Prometí que te recompensaría, pero esa recompensa te la ha negado el Señor. 12Balán le contestó: Yo les dije a los mensajeros que me enviaste: 13 Aun si Balac me diera su palacio lleno de oro y de plata, yo no podría hacer nada bueno ni malo, sino ajustarme al mandamiento del Señor mi Dios. Lo que el Señor me ordene decir, eso diré. 14Ahora que vuelvo a mi pueblo, voy a advertirte en cuanto a lo que este pueblo hará con tu pueblo en los días postreros.

13 Cuarto oráculo de Balán 15Entonces Balán pronunció su oráculo: «Palabras de Balán hijo de Beor, palabras del varón clarividente. 16Palabras del que oye las palabras de Dios y conoce el pensamiento del Altísimo; del que contempla la visión del Todopoderoso, del que cae en trance y tiene visiones: 17»Lo veo, pero no ahora; lo contemplo, pero no de cerca. Una estrella saldrá de Jacob; un rey surgirá en Israel. Aplastará las sienes de Moab y el cráneo de todos los hijos de Set. 18Edom será conquistado; Seír, su enemigo, será dominado, mientras que Israel hará proezas. 19De Jacob saldrá un soberano, y destruirá a los sobrevivientes de Ar.» Últimos oráculos de Balán 20Balán miró a Amalec y pronunció este oráculo: «Amalec fue el primero entre las naciones, pero su fin será la destrucción total.» 21Luego miró Balán al quenita y pronunció este oráculo: «Aunque tienes una morada segura y tu nido está sobre las rocas, 22tú, Caín, estás destinado al fuego, y Asiria te llevará cautivo.» 23Entonces Balán pronunció este oráculo: «Ay!, quién seguirá con vida cuando Dios determine hacer esto? 24Vendrán barcos desde las costas de Chipre, que oprimirán a Asiria y a Éber, pues ellos también serán destruidos.» 25Después de esto Balán se levantó y volvió a su tierra, y también Balac se fue por su camino. Infidelidad de Israel 1Mientras los israelitas acampaban en Sitín, comenzaron a prostituirse con las mujeres moabitas, 2las cuales los invitaban a participar en los sacrificios a sus dioses. Los israelitas comían delante de esos dioses y se inclinaban a adorarlos. 3Esto los llevó a unirse al culto de Baal Peor. Por tanto, la ira del Señor se encendió contra ellos. 4Entonces el Señor le dijo a Moisés: «Toma a todos los jefes del pueblo y ahórcalos en mi presencia a plena luz del día, para que el furor de mi ira se aparte de Israel.» 5Moisés les ordenó a los jueces de Israel: «Maten a los hombres bajo su mando que se hayan unido al culto de Baal Peor.» 6Mientras el pueblo lloraba a la entrada de la Tienda de reunión, un israelita trajo a una madianita y, en presencia de Moisés y de toda la comunidad israelita, tuvo el descaro de presentársela a su familia. 7De esto se dio cuenta el sacerdote Finés, que era hijo de Eleazar y nieto del sacerdote Aarón. Finés abandonó la asamblea y, lanza en mano, 8siguió al hombre, entró en su tienda y atravesó al israelita y a la mujer. De este modo cesó la mortandad que se había desatado contra los israelitas. 9Con todo, los que murieron a causa de la plaga fueron veinticuatro mil. 10El Señor le dijo a Moisés: 11«Finés, hijo de Eleazar y nieto del sacerdote Aarón, ha hecho que mi ira se aparte de los israelitas, pues ha actuado con el mismo celo que yo habría tenido por mi honor. Por eso no destruí a los israelitas con el furor de mi celo. 12Dile, pues, a Finés que yo le concedo mi pacto de comunión, 13por medio del cual él y sus descendientes gozarán de un sacerdocio eterno, ya que defendió celosamente mi honor e hizo expiación por los israelitas.» 14El hombre que fue atravesado junto con la madianita se llamaba Zimri hijo de Salu, y era jefe de una familia de la tribu de Simeón. 15La

14 madianita se llamaba Cozbí, y era hija de Zur, jefe de una familia de Madián. 16El Señor le dijo a Moisés: 17«Ataca a los madianitas y mátalos, 18porque ellos también los atacaron a ustedes con sus artimañas, pues en Baal Peor los sedujeron, como en el caso de Cozbí, la hija del jefe madianita que fue muerta el día de la mortandad en Baal Peor.» Cantares 5 (NVI) 1He entrado ya en mi jardín, hermana y novia mía, y en él recojo mirra y bálsamo; allí me sacio del panal y de su miel. Allí me embriago de vino y leche; todo esto me pertenece! Los amigos Coman y beban, amigos, y embriáguense de amor! 2Yo dormía, pero mi corazón velaba. Y oí una voz! Mi amado estaba a la puerta! «Hermana, amada mía; preciosa paloma mía, déjame entrar! Mi cabeza está empapada de rocío; la humedad de la noche corre por mi pelo.» 3Ya me he quitado la ropa; cómo volver a vestirme! Ya me he lavado los pies; cómo ensuciarlos de nuevo! 4Mi amado pasó la mano por la abertura del cerrojo; se estremecieron mis entrañas al sentirlo! 5Me levanté y le abrí a mi amado; gotas de mirra corrían por mis manos! Se deslizaban entre mis dedos y caían sobre la aldaba! 6Le abrí a mi amado, pero ya no estaba allí. Se había marchado, y tras su voz se fue mi alma. Lo busqué, y no lo hallé. Lo llamé, y no me respondió. 7Me encontraron los centinelas mientras rondaban la ciudad; los que vigilan las murallas me hirieron, me golpearon; me despojaron de mi manto! 8Yo les ruego, mujeres de Jerusalén, que si encuentran a mi amado, le digan que estoy enferma de amor! El coro 9Dinos, bella entre las bellas, en qué aventaja tu amado a otros hombres? En qué aventaja tu amado a otros hombres, que nos haces tales ruegos? 10Mi amado es apuesto y trigueño, y entre diez mil hombres se le distingue. 11Su cabeza es oro puro; su cabellera es ondulada y negra como un cuervo. 12Sus ojos parecen palomas posadas junto a los arroyos, bañadas en leche, montadas como joyas. 13Sus mejillas son como lechos de bálsamo, como cultivos de aromáticas hierbas. Sus labios son azucenas por las que fluye mirra. 14Sus brazos son barras de oro montadas sobre topacios. Su cuerpo es pulido marfil incrustado de zafiros. 15Sus piernas son pilares de mármol que descansan sobre bases de oro puro. Su porte es como el del Líbano, esbelto como sus cedros. 16Su paladar es la dulzura misma; él es todo un encanto! Tal es mi amado, tal es mi amigo, mujeres de Jerusalén! Día 89 - Viernes : Mateo 24:1-35 (NVI) Señales del fin del mundo 1Jesús salió del templo y, mientras caminaba, se le acercaron sus discípulos y le mostraron los edificios del templo. 2Pero él les dijo: Ven todo esto? Les aseguro que no quedará piedra sobre piedra, pues todo será derribado. 3Más tarde

15 estaba Jesús sentado en el monte de los Olivos, cuando llegaron los discípulos y le preguntaron en privado: Cuándo sucederá eso, y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo? 4 Tengan cuidado de que nadie los engañe les advirtió Jesús. 5Vendrán muchos que, usando mi nombre, dirán: Yo soy el Cristo, y engañarán a muchos. 6Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. 7Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes. 8Todo esto será apenas el comienzo de los dolores. 9»Entonces los entregarán a ustedes para que los persigan y los maten, y los odiarán todas las naciones por causa de mi nombre. 10En aquel tiempo muchos se apartarán de la fe; unos a otros se traicionarán y se odiarán; 11y surgirá un gran número de falsos profetas que engañarán a muchos. 12Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará, 13pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. 14Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin. 15»Así que cuando vean en el lugar santo el horrible sacrilegio, de que habló el profeta Daniel (el que lee, que lo entienda), 16los que estén en Judea huyan a las montañas. 17El que esté en la azotea no baje a llevarse nada de su casa. 18Y el que esté en el campo no regrese para buscar su capa. 19 Qué terrible será en aquellos días para las que estén embarazadas o amamantando! 20Oren para que su huida no suceda en invierno ni en sábado. 21Porque habrá una gran tribulación, como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás. 22Si no se acortaran esos días, nadie sobreviviría, pero por causa de los elegidos se acortarán. 23Entonces, si alguien les dice a ustedes: Miren, aquí está el Cristo! o Allí está!, no lo crean. 24Porque surgirán falsos Cristos y falsos profetas que harán grandes señales y milagros para engañar, de ser posible, aun a los elegidos. 25Fíjense que se lo he dicho a ustedes de antemano. 26»Por eso, si les dicen: Miren que está en el desierto!, no salgan; o: Miren que está en la casa!, no lo crean. 27Porque así como el relámpago que sale del oriente se ve hasta en el occidente, así será la venida del Hijo del hombre. 28Donde esté el cadáver, allí se reunirán los buitres. 29»Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días,» se oscurecerá el sol y no brillará más la luna; las estrellas caerán del cielo y los cuerpos celestes serán sacudidos. 30»La señal del Hijo del hombre aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las razas de la tierra. Verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. 31Y al sonido de la gran trompeta mandará a sus ángeles, y reunirán de los cuatro vientos a los elegidos, de un extremo al otro del cielo. 32»Aprendan de la higuera esta lección: Tan pronto como se ponen tiernas sus ramas y brotan sus hojas, ustedes saben que el verano está cerca. 33Igualmente, cuando vean todas estas cosas, sepan que el tiempo está cerca, a las puertas. 34Les aseguro que no pasará esta generación

16 hasta que todas estas cosas sucedan. 35El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasarán. Números (NVI) Segundo censo de las tribus de Israel 1Después de la mortandad, el Señor les dijo a Moisés y al sacerdote Eleazar hijo de Aarón: 2«Hagan un censo de toda la comunidad israelita por sus familias patriarcales. Enlisten a los varones mayores de veinte años, que sean aptos para el servicio militar en Israel.» 3Moisés y el sacerdote Eleazar hablaron con el pueblo en las llanuras de Moab, cerca del Jordán, a la altura de Jericó, y le ordenaron 4levantar un censo de todos los varones mayores de veinte años, tal como el Señor se lo había mandado a Moisés. Los israelitas que salieron de Egipto fueron los siguientes: 5-6De Enoc, Falú, Jezrón y Carmí, hijos de Rubén, el primogénito de Israel, proceden los siguientes clanes: los enoquitas, los faluitas, los jezronitas y los carmitas. 7Éstos son los clanes de la tribu de Rubén. Su número llegó a cuarenta y tres mil setecientos treinta hombres. 8Eliab fue el único hijo de Falú. 9Los hijos de Eliab fueron Nemuel, Datán y Abirán. Éstos son los mismos Datán y Abirán que, no obstante haber sido escogidos por la comunidad como oficiales, se rebelaron contra Moisés y Aarón junto con la facción de Coré cuando este último se rebeló contra el Señor. 10En esa ocasión, la tierra abrió sus fauces y se los tragó junto con Coré, muriendo también sus seguidores. El fuego devoró a doscientos cincuenta hombres, y este hecho los convirtió en una señal de advertencia. 11Sin embargo, los hijos de Coré no perecieron De Nemuel, Jamín, Zera y Saúl, hijos de Simeón, proceden los siguientes clanes: los nemuelitas, los jaminitas, los zeraítas y los saulitas. 14Éstos son los clanes de la tribu de Simeón. Su número llegó a veintidós mil doscientos hombres De Zefón, Jaguí, Suni, Ozni, Erí, Arodí y Arelí, hijos de Gad, proceden los siguientes clanes: los zefonitas, los jaguitas, los sunitas, los oznitas, los eritas, los aroditas y los arelitas. 18Éstos son los clanes de la tribu de Gad. Su número llegó a cuarenta mil quinientos hombres Er y Onán eran hijos de Judá, pero ambos murieron en Canaán. De sus hijos Selá, Fares y Zera proceden los siguientes clanes: los selaítas, los faresitas y los zeraítas. 21De Jezrón y de Jamul, hijos de Fares, proceden los clanes jezronitas y jamulitas. 22Éstos son los clanes de la tribu de Judá. Su número llegó a setenta y seis mil quinientos hombres De Tola, Fuvá, Yasub y Simrón, hijos de Isacar, proceden los siguientes clanes: los tolaítas, los fuvitas, los yasubitas y los simronitas. 25Éstos son los clanes de la tribu de Isacar. Su número llegó a sesenta y cuatro mil trescientos hombres. 26De Séred, Elón y Yalel, hijos de Zabulón, proceden los siguientes clanes: los sereditas, los elonitas y los yalelitas. 27Éstos son los clanes de la tribu de Zabulón. Su número llegó a sesenta mil quinientos hombres. 28De Manasés y Efraín, hijos de José, proceden los siguientes clanes: 29De Maquir hijo de Manasés y de Galaad hijo de Maquir proceden el clan maquirita y el clan galaadita De Jezer, Jélec, Asriel, Siquén, Semidá y Héfer,

17 hijos de Galaad, proceden los siguientes clanes: los jezeritas, los jelequitas, los asrielitas, los siquenitas, los semidaítas y los heferitas. 33Zelofejad hijo de Héfer no tuvo hijos sino sólo hijas, cuyos nombres eran Majlá, Noa, Joglá, Milca y Tirsá. 34Éstos son los clanes de la tribu de Manasés. Su número llegó a cincuenta y dos mil setecientos hombres. 35De Sutela, Béquer y Taján, hijos de Efraín, proceden los siguientes clanes: los sutelaítas, los bequeritas y los tajanitas. 36De Erán hijo de Sutela procede el clan de los eranitas. 37Éstos son los clanes de la tribu de Efraín. Su número llegó a treinta y dos mil quinientos hombres. Todos estos clanes descendieron de José De Bela, Asbel, Ajirán, Sufán y Jufán, hijos de Benjamín, proceden los siguientes clanes: los belaítas, los asbelitas, los ajiranitas, los sufanitas y los jufanitas. 40De Ard y Naamán, hijos de Bela, proceden los clanes de los arditas y de los naamanitas. 41Éstos son los clanes de la tribu de Benjamín. Su número llegó a cuarenta y cinco mil seiscientos hombres. 42De Suján hijo de Dan procede el clan de los sujanitas, que fueron los únicos clanes danitas. 43Su número llegó a sesenta y cuatro mil cuatrocientos hombres. 44De Imná, Isví y Beriá, hijos de Aser, proceden los siguientes clanes: los imnaítas, los isvitas y los beriaítas. 45De Héber y Malquiel, hijos de Beriá, proceden los clanes de los heberitas y de los malquielitas. 46Aser tuvo una hija llamada Sera. 47Éstos son los clanes de la tribu de Aser. Su número llegó a cincuenta y tres mil cuatrocientos hombres De Yazel, Guní, Jéser y Silén, hijos de Neftalí, proceden los siguientes clanes: los yazelitas, los gunitas, los jeseritas y los silenitas. 50Éstos son los clanes de la tribu de Neftalí. Su número llegó a cuarenta y cinco mil cuatrocientos hombres. 51Los hombres de Israel eran en total seiscientos un mil setecientos treinta. Instrucciones para el reparto de la tierra 52El Señor le dijo a Moisés: 53«Reparte la tierra entre estas tribus para que sea su heredad. Hazlo según el número de nombres registrados. 54A la tribu más numerosa le darás la heredad más grande, y a la tribu menos numerosa le darás la heredad más pequeña. Cada tribu recibirá su heredad en proporción al número de censados. 55La tierra deberá repartirse por sorteo, según el nombre de las tribus patriarcales. 56El sorteo se hará entre todas las tribus, grandes y pequeñas.» Censo de los levitas 57De los levitas Guersón, Coat y Merari proceden los clanes guersonitas, coatitas y meraritas. 58De los levitas proceden también los siguientes clanes: los libnitas, los hebronitas, los majlitas, los musitas y los coreítas. Coat fue el padre de Amirán. 59La esposa de Amirán se llamaba Jocabed hija de Leví, y había nacido en Egipto. Los hijos que ella tuvo de Amirán fueron Aarón y Moisés, y su hermana Miriam. 60Aarón fue el padre de Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar, 61pero Nadab y Abiú murieron bajo el juicio del Señor por haberle ofrecido fuego profano. 62Los levitas mayores de un mes de edad fueron en total veintitrés mil. Pero no fueron censados junto con los demás israelitas porque no habrían de recibir heredad entre ellos. 63Éstos

18 fueron los israelitas censados por Moisés y el sacerdote Eleazar, cuando los contaron en las llanuras de Moab, cerca del río Jordán, a la altura de Jericó. 64Entre los censados no figuraba ninguno de los registrados en el censo que Moisés y Aarón habían hecho antes en el desierto del Sinaí, 65porque el Señor había dicho que todos morirían en el desierto. Con la excepción de Caleb hijo de Jefone y de Josué hijo de Nun, ninguno de ellos quedó con vida. Las hijas de Zelofejad 1Majlá, Noa, Joglá, Milca y Tirsá pertenecían a los clanes de Manasés hijo de José, pues eran hijas de Zelofejad hijo de Héfer, hijo de Galaad, hijo de Maquir, hijo de Manasés. Las cinco se acercaron 2a la entrada de la Tienda de reunión, para hablar con Moisés y el sacerdote Eleazar, y con los jefes de toda la comunidad. Les dijeron: 3«Nuestro padre murió sin dejar hijos, pero no por haber participado en la rebelión de Coré contra el Señor. Murió en el desierto por su propio pecado. 4 Será borrado de su clan el nombre de nuestro padre por el solo hecho de no haber dejado hijos varones? Nosotras somos sus hijas. Danos una heredad entre los parientes de nuestro padre!» 5Moisés le presentó al Señor el caso de ellas, 6y el Señor le respondió: 7«Lo que piden las hijas de Zelofejad es algo justo, así que debes darles una propiedad entre los parientes de su padre. Traspásales a ellas la heredad de su padre. 8»Además, diles a los israelitas: Cuando un hombre muera sin dejar hijos, su heredad será traspasada a su hija. 9Si no tiene hija, sus hermanos recibirán la herencia. 10Si no tiene hermanos, se entregará la herencia a los hermanos de su padre. 11Si su padre no tiene hermanos, se entregará la herencia al pariente más cercano de su clan, para que tome posesión de ella. Éste será el procedimiento legal que seguirán los israelitas, tal como yo se lo ordené a Moisés.» Anuncio de la muerte de Moisés 12El Señor le dijo a Moisés: Sube al monte Abarín y contempla desde allí la tierra que les he dado a los israelitas. 13Después de que la hayas contemplado, partirás de este mundo para reunirte con tus antepasados, como tu hermano Aarón. 14En el desierto de Zin, cuando la comunidad se puso a reclamar, ustedes dos me desobedecieron, pues al sacar agua de la roca no reconocieron ante el pueblo mi santidad.esas aguas de Meribá están en Cades, en el desierto de Zin. Moisés pide un líder para Israel 15Moisés le respondió al Señor: 16 Dígnate, Señor, Dios de toda la humanidad, nombrar un jefe sobre esta comunidad, 17uno que los dirija en sus campañas, que los lleve a la guerra y los traiga de vuelta a casa. Así el pueblo del Señor no se quedará como rebaño sin pastor. 18El Señor le dijo a Moisés: Toma a Josué hijo de Nun, que es un hombre de gran espíritu. Pon tus manos sobre él, 19y haz que se presente ante el sacerdote Eleazar y ante toda la comunidad. En presencia de ellos le entregarás el mando. 20Lo investirás con algunas de tus atribuciones, para que toda la comunidad israelita le obedezca. 21Se presentará ante el sacerdote Eleazar, quien mediante el urim consultará

19 al Señor. Cuando Josué ordene ir a la guerra, la comunidad entera saldrá con él, y cuando le ordene volver, volverá. 22Moisés hizo lo que el Señor le ordenó. Tomó a Josué y lo puso delante del sacerdote Eleazar y de toda la comunidad. 23Luego le impuso las manos y le entregó el cargo, tal como el Señor lo había mandado. Cantares 6-7 (NVI) El coro 1 A dónde se ha ido tu amado, tú, bella entre las bellas? Hacia dónde se ha encaminado? Iremos contigo a buscarlo! 2Mi amado ha bajado a su jardín, a los lechos de bálsamo, para retozar en los jardines y recoger azucenas. 3Yo soy de mi amado, y mi amado es mío; él apacienta su rebaño entre azucenas. 4Tú, amada mía, eres bella como Tirsá, encantadora como Jerusalén, majestuosa como las estrellas del cielo. 5Aparta de mí la mirada, que tus ojos me tienen fascinado. Tus cabellos son como los rebaños de cabras que retozan en Galaad. 6Tus dientes son como rebaños de cabritas recién salidas del baño. Cada una de ellas tiene su pareja, ninguna de ellas marcha sola. 7Tus mejillas, tras el velo, parecen dos mitades de granadas. 8Pueden ser sesenta las reinas, ochenta las concubinas e innumerables las vírgenes, 9pero una sola es mi palomita preciosa, la hija consentida de su madre, la favorita de quien le dio la vida. Las mujeres la ven y la bendicen; las reinas y las concubinas la alaban. El coro 10 Quién es ésta, admirable como la aurora? Es bella como la luna, radiante como el sol, majestuosa como las estrellas del cielo! 11Descendí al huerto de los nogales para admirar los nuevos brotes en el valle, para admirar los retoños de las vides y los granados en flor. 12Sin darme cuenta, mi pasión me puso entre las carrozas reales de mi pueblo. Los amigos 13Vuelve, Sulamita, vuelve; vuélvete a nosotros, queremos contemplarte! Y por qué han de contemplar a la Sulamita, como en las danzas de los campamentos? 1 Ah, princesa mía, cuán bellos son tus pies en las sandalias! Las curvas de tus caderas son como alhajas labradas por hábil artesano. 2Tu ombligo es una copa redonda, rebosante de buen vino. Tu vientre es un monte de trigo rodeado de azucenas. 3Tus pechos parecen dos cervatillos, dos crías mellizas de gacela. 4Tu cuello parece torre de marfil. Tus ojos son los manantiales de Hesbón, junto a la entrada de Bat Rabín. Tu nariz se asemeja a la torre del Líbano, que mira hacia Damasco. 5Tu cabeza se yergue como la cumbre del Carmelo. Hilos de púrpura son tus cabellos; con tus rizos has cautivado al rey! 6Cuán bella eres, amor mío, cuán encantadora en tus delicias! 7Tu talle se asemeja al talle de la palmera, y tus pechos a sus racimos. 8Me dije: «Me treparé a la palmera; de sus racimos me adueñaré.» Sean tus pechos como racimos de uvas, tu aliento cual fragancia de manzanas, 9y como el buen vino tu boca!

20 Corra el vino hacia mi amado, y le resbale por labios y dientes! 10Yo soy de mi amado, y él me busca con pasión. 11Ven, amado mío; vayamos a los campos, pasemos la noche entre los azahares. 12Vayamos temprano a los viñedos, para ver si han retoñado las vides, si sus pimpollos se han abierto, y si ya florecen los granados. Allí te brindaré mis caricias! 13Las mandrágoras esparcen su fragancia, y hay a nuestras puertas toda clase de exquisitos frutos, lo mismo nuevos que añejos, que he guardado para ti, amor mío. Día 90 - Sábado : Mateo 24:36-51 (NVI) Se desconocen el día y la hora 36»Pero en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre. 37La venida del Hijo del hombre será como en tiempos de Noé. 38Porque en los días antes del diluvio comían, bebían y se casaban y daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca; 39y no supieron nada de lo que sucedería hasta que llegó el diluvio y se los llevó a todos. Así será en la venida del Hijo del hombre. 40Estarán dos hombres en el campo: uno será llevado y el otro será dejado. 41Dos mujeres estarán moliendo: una será llevada y la otra será dejada. 42»Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor. 43Pero entiendan esto: Si un dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, se mantendría despierto para no dejarlo forzar la entrada. 44Por eso también ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen. 45» Quién es el siervo fiel y prudente a quien su señor ha dejado encargado de los sirvientes para darles la comida a su debido tiempo? 46Dichoso el siervo cuando su señor, al regresar, lo encuentra cumpliendo con su deber. 47Les aseguro que lo pondrá a cargo de todos sus bienes. 48Pero qué tal si ese siervo malo se pone a pensar: Mi señor se está demorando, 49y luego comienza a golpear a sus compañeros, y a comer y beber con los borrachos? 50El día en que el siervo menos lo espere y a la hora menos pensada el señor volverá. 51Lo castigará severamente y le impondrá la condena que reciben los hipócritas. Y habrá llanto y rechinar de dientes. Números (NVI) Calendario litúrgico 1El Señor le dijo a Moisés: 2«Ordénale al pueblo de Israel que se asegure de que se me presente mi ofrenda en el día señalado. Esa ofrenda de aroma grato presentada por fuego es mi comida. Sacrificio diario 3»Dile también al pueblo que, como ofrenda presentada por fuego, todos los días me deben traer para el holocausto continuo dos corderos de un año y sin defecto. 4Uno de ellos lo ofrecerás en la mañana, y el otro al atardecer, 5junto con dos kilos de flor de harina mezclada con un litro de aceite de oliva. 6Éste es el holocausto diario, instituido en el monte Sinaí como ofrenda presentada por fuego, de aroma grato al Señor. 7Con cada cordero ofrecerás un litro de vino, como ofrenda de libación, la cual

Junio 15. Salomón también escribió muchos poemas. 1 R. 4.32 32 Compuso tres mil proverbios, y sus cantares fueron mil cinco.

Junio 15. Salomón también escribió muchos poemas. 1 R. 4.32 32 Compuso tres mil proverbios, y sus cantares fueron mil cinco. Junio 15 Salomón también escribió muchos poemas 1 R. 4.32 32 Compuso tres mil proverbios, y sus cantares fueron mil cinco. Título Cnt. 1.1 1 El «Cantar de los cantares», de Salomón. Canto de la esposa

Más detalles

Lección 38. 1. Cuándo los israelitas no tenían agua, Creían que Dios se las daría? -No.

Lección 38. 1. Cuándo los israelitas no tenían agua, Creían que Dios se las daría? -No. Lección 38 1. Cuándo los israelitas no tenían agua, Creían que Dios se las daría? -No. 2. Qué deberían haber hecho cuando no tenían agua? -Deberían haber pedido a Dios que les diera agua. 3. Qué le ordenó

Más detalles

Lección 39. 1. Quién fue el nuevo líder de los israelitas a quien Dios escogió para reemplazar a Moisés? -Josué.

Lección 39. 1. Quién fue el nuevo líder de los israelitas a quien Dios escogió para reemplazar a Moisés? -Josué. Lección 39 1. Quién fue el nuevo líder de los israelitas a quien Dios escogió para reemplazar a Moisés? -Josué. 2. Mantuvo Dios Su Palabra de no dejar a Moisés entrar en la tierra de Canaán? -Sí. 3. Después

Más detalles

Lección 28. 1. Por qué la zarza que vio Moisés ardía pero no se consumía? -Porque allí estaba Dios en la zarza.

Lección 28. 1. Por qué la zarza que vio Moisés ardía pero no se consumía? -Porque allí estaba Dios en la zarza. Lección 28 1. Por qué la zarza que vio Moisés ardía pero no se consumía? -Porque allí estaba Dios en la zarza. 2. Por qué Dios estaba en la zarza que no se consumía? -Dios es todopoderoso. 3. En qué se

Más detalles

Lección 26. Leamos Éxodo 1:1-5

Lección 26. Leamos Éxodo 1:1-5 Lección 26 1. Quién le dio el sueño al faraón? -Dios. 2. Cuál fue el sueño que Dios le dio al faraón? -Siete vacas flacas se comían a las siete vacas gordas. 3. Cuál fue el segundo sueño que Dios le dio

Más detalles

Lección 37. 1. Quién escribió los primeros cinco libros en el Libro de Dios, La Biblia? -Moisés.

Lección 37. 1. Quién escribió los primeros cinco libros en el Libro de Dios, La Biblia? -Moisés. Lección 37 1. Quién escribió los primeros cinco libros en el Libro de Dios, La Biblia? -Moisés. 2. Cómo sabía Moisés qué escribir? -Dios guió a Moisés a escribir lo que Dios quería que él escribiera. 3.

Más detalles

LA TRANSFIGURACIÓN COLECTA. PRIMERA LECTURA Éxodo 34:29-35

LA TRANSFIGURACIÓN COLECTA. PRIMERA LECTURA Éxodo 34:29-35 Agosto 6 LA TRANSFIGURACIÓN COLECTA Oh Dios, que en el santo monte revelaste ante testigos escogidos a tu muy amado Hijo, maravillosamente transfigurado, con vestiduras blancas y resplandecientes: Concede,

Más detalles

Josué Y Jehová les dio Reposo Alrededor Parte II - El libro de distribución - La repartición de la tierra prometida (13:1-21:45)

Josué Y Jehová les dio Reposo Alrededor Parte II - El libro de distribución - La repartición de la tierra prometida (13:1-21:45) Lección I-3 JOSUÉ Página 31 Josué Y Jehová les dio Reposo Alrededor Parte II - El libro de distribución - La repartición de la tierra prometida (13:1-21:45) I. LA TIERRA AUN SIN CONQUISTAR (13:1-7). A.

Más detalles

Esta es una gran lección sobre el perdón. José

Esta es una gran lección sobre el perdón. José MIS PRIMEROS AMIGOS DE LA BIBLIA Lección 19 José perdona a sus hermanos Lectura bíblica: Génesis 42:1 45:15 Texto para memorizar: Mateo 6:12 Objetivo: Que los niños comprendan la importancia de perdonar

Más detalles

Lunes CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS

Lunes CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS Lunes CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS 2 de noviembre PRIMERA LECTURA El Señor destruirá la muerte para siempre. Del libro del profeta Isaías: 25, 6. 7-9 En aquel día, el Señor del universo preparará

Más detalles

Génesis 27:1-38 Por Chuck Smith

Génesis 27:1-38 Por Chuck Smith Génesis 27:1-38 Por Chuck Smith Aconteció que cuando Isaac envejeció, y sus ojos se oscurecieron quedando sin vista, llamó a Esaú su hijo mayor, y le dijo: Hijo mío. Y él respondió: Heme aquí. Y él dijo:

Más detalles

CON EL TABERNÁCULO DE REUNIÓN EN MEDIO

CON EL TABERNÁCULO DE REUNIÓN EN MEDIO Lectura 2 de Números 2012 01/07/2012 CON EL TABERNÁCULO DE REUNIÓN EN MEDIO Números 2:1-34 V.C. 2:17 Luego irá el tabernáculo de reunión, con el campamento de los levitas, en medio de los campamentos en

Más detalles

Josué tenía por delante una inmensa tarea. Debía

Josué tenía por delante una inmensa tarea. Debía 15 AVENTURAS DE FE CON MOISÉS Y JOSUÉ El paso del Jordán Lectura bíblica: Josué 2 y 3 Texto para memorizar: Josué 3:5 Objetivo: que los niños tengan plena confianza en que nuestro Dios hace milagros, y

Más detalles

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva.

1. DAME DE BEBER. Dame de beber del Agua viva del Agua viva. 1. DAME DE BEBER Dame de beber del Agua viva del Agua viva. De esa que dice la gente que cuando la bebes no tienes más sed. De esa que te abre la mente, que te hace más fuerte y empuja tus pies. Dame de

Más detalles

William Soto Santiago

William Soto Santiago William Soto Santiago Nuestra Biblioteca www.manaescondido.com El Mensaje del Evangelio del Reino 26 de abril de 1992 (P.M.) Cayey, Puerto Rico Este mensaje predicado por nuestro amado hermano William

Más detalles

El Pan y el vino del Señor. "Solo tú eres Dios"

El Pan y el vino del Señor. Solo tú eres Dios "Solo tú eres Dios" _ Te voy a adorar con mi corazón. Te voy a cantar con todo mi amor; Ahora que soy niño, he aprendido q solo tú eres Dios. Que tú eres El buen pastor. Que tú eres príncipe de paz. Que

Más detalles

MARATÖNICA TIEMPO DE NO CALLAR TIEMPO DE LIBERTAD A.ALBERTO 08--10--2012

MARATÖNICA TIEMPO DE NO CALLAR TIEMPO DE LIBERTAD A.ALBERTO 08--10--2012 Romanos 11:33-34!!Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios!!!Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque quién entendió la mente del Señor? O quién

Más detalles

O-5: HISTORIA PERSONAL HISTORIA DE SALVACIÓN

O-5: HISTORIA PERSONAL HISTORIA DE SALVACIÓN O-5: HISTORIA PERSONAL HISTORIA DE SALVACIÓN Me parezco al que llevaba el ladrillo consigo para mostrar al mundo cómo era su casa. Beltolt Brech I. PRESENTACIÓN Lo que se pretende en esta ficha es el que

Más detalles

Lectura y Meditación de la Palabra de Dios

Lectura y Meditación de la Palabra de Dios Miércoles 19 de Enero de 2011. Más dulce que la miel! Por Riqui Ricón* La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Los mandamientos

Más detalles

LFV 313 JOSUE 15:20-19:51

LFV 313 JOSUE 15:20-19:51 LFV 313 JOSUE 15:20-19:51 Continuamos hoy nuestro estudio en el capítulo 15 de Josué. Y decíamos en nuestro programa anterior que en este capítulo 15, los israelitas tomaban posesión de lo que les pertenecía.

Más detalles

ÉXODO 24. Moisés y el pueblo con Dios en el Sinaí.

ÉXODO 24. Moisés y el pueblo con Dios en el Sinaí. I INTRODUCCION ÉXODO 24 Moisés y el pueblo con Dios en el Sinaí. A Moisés en con Dios en el Sinaí. II V:1-18 Moisés y el pueblo con Dios en el Sinaí. A V:1-2 Dios quiere una reunión. III V: 3-8 Ceremonia

Más detalles

El Espíritu y la Esposa Dicen:Ven

El Espíritu y la Esposa Dicen:Ven El Espíritu y la Esposa Dicen:Ven El Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Ven, Jesús, y por los siglos reina aquí. Esperamos tu venida, santifica nuestras vidas. Mientras tanto te decimos: Cristo, ven. Copyright

Más detalles

SEGUNDO TEMA LA AUTORIDAD DEL GUERRERO DE ORACIÓN

SEGUNDO TEMA LA AUTORIDAD DEL GUERRERO DE ORACIÓN SEGUNDO TEMA LA AUTORIDAD DEL GUERRERO DE ORACIÓN (Primera parte) Vivimos dentro de una era sumamente alterada en la comunicación, en las correctas relaciones, en el deseo de poder del hombre, en el poder

Más detalles

Dios llama a Moisés AVENTURAS DE FE CON MOISÉS Y JOSUÉ. Querido maestro: Mediante esta lección los alumnos descubrirán.

Dios llama a Moisés AVENTURAS DE FE CON MOISÉS Y JOSUÉ. Querido maestro: Mediante esta lección los alumnos descubrirán. 2 AVENTURAS DE FE CON MOISÉS Y JOSUÉ Dios llama a Moisés Lectura bíblica: Éxodo 2:11 4:20 Texto para memorizar: Éxodo 3:12 Objetivo: que los niños entiendan que Dios nos habla de diferentes maneras, y

Más detalles

Nuevo Testamento Capítulo 3 LOS REYES DEL ESTE SE INCLINARAN

Nuevo Testamento Capítulo 3 LOS REYES DEL ESTE SE INCLINARAN Nuevo Testamento Capítulo 3 LOS REYES DEL ESTE SE INCLINARAN Cuando Jesús nació, en Belén de Judea, en días del rey Herodes, llegaron del oriente a Jerusalén unos sabios, preguntando: -- Dónde está el

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

DE ÓMICRON A OMEGA INTRODUCCIÓN

DE ÓMICRON A OMEGA INTRODUCCIÓN DE ÓMICRON A OMEGA INTRODUCCIÓN La senda del justo es como la luz de la aurora, que en forma creciente se hace más clara y brillante, hasta llegar a su plenitud que es al medio día cuando ya no hay sombras.

Más detalles

[DEL DESIERTO A LA CONQUISTA] Capítulo 4: Unidad 2

[DEL DESIERTO A LA CONQUISTA] Capítulo 4: Unidad 2 A. DEL DESIERTO A LA CONQUISTA La infidelidad de Israel en el desierto y la misericordia de Yavé, recordadas en el capítulo anterior, continúan en el cuarto libro de la Biblia, los Números, del cual vamos

Más detalles

VIDA DE JESÚS, SEÑOR Y SALVADOR

VIDA DE JESÚS, SEÑOR Y SALVADOR VIDA DE JESÚS, SEÑOR Y SALVADOR La gran noticia A los seis meses, Dios mandó al ángel Gabriel a un pueblo de Galilea llamado Nazaret, donde vivía una joven llamada María; era virgen, pero estaba comprometida

Más detalles

Antiguo Testamento Capitulo 23 EL REY EZEQUIAS

Antiguo Testamento Capitulo 23 EL REY EZEQUIAS Antiguo Testamento Capitulo 23 EL REY EZEQUIAS Un importante acontecimiento, que tuvo lugar durante la época de Ezequías, fue la invasión de Judá por Senaquerib, rey de Asiria. Posteriormente Senaquerib

Más detalles

LOS SECRETOS DEL SEXTO DIA. Autor: Lic. Mario H. Rivera Pastor y apóstol de Ministerios Ebenezer Oregon.

LOS SECRETOS DEL SEXTO DIA. Autor: Lic. Mario H. Rivera Pastor y apóstol de Ministerios Ebenezer Oregon. LOS SECRETOS DEL SEXTO DIA. LBA Matthew 17:1 Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto; 2 y se transfiguró delante de ellos; y su rostro

Más detalles

ESCRITURAS ACERCA DEL AMOR DE DIOS EL PADRE

ESCRITURAS ACERCA DEL AMOR DE DIOS EL PADRE ESCRITURAS ACERCA DEL AMOR DE DIOS EL PADRE Nunca he dejado de ser amado por el Padre Yo te he amado, pueblo mío, con un amor eterno. Con amor inagotable te acerqué a mí. (Jeremías 31: 3). Mi Padre me

Más detalles

Lección 19 Dios rescató y proveyó a Israel

Lección 19 Dios rescató y proveyó a Israel Dios había rescatado a Su pueblo Israel de la esclavitud en Egipto y comenzó a guiarlos a la tierra que le había prometido a Abraham (Génesis 15:16a). Cuando el faraón dejó salir a los israelitas, Dios

Más detalles

Sesión 1: Lo que los bautistas creen acerca de Dios. Dios hizo todas las cosas

Sesión 1: Lo que los bautistas creen acerca de Dios. Dios hizo todas las cosas Escolares menores Hoja del alumno Unidad 10: Exploremos creencias bautistas Sesión 1: Lo que los bautistas creen acerca de Dios Versículo bíblico: En el principio Dios creó los cielos y la tierra. Génesis

Más detalles

Ahora vuelva por un momento a Deuteronomio capítulo 17, comenzando con el versículo 14.

Ahora vuelva por un momento a Deuteronomio capítulo 17, comenzando con el versículo 14. 1 Reyes 11:1-12:33 Por Chuck Smith Capítulo 11. Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las

Más detalles

Olor. Orar con una Palabra: OLOR 1. (Real Academia Española)

Olor. Orar con una Palabra: OLOR 1. (Real Academia Española) Olor Impresión que los efluvios producen en el olfato. Aquello que es capaz de producir esa impresión. Esperanza, promesa u oferta de algo. Sospecha de algo que está oculto o por suceder. (Real Academia

Más detalles

Plan Para un Año LA PALABRA DE DIOS

Plan Para un Año LA PALABRA DE DIOS Antiguo Testamento Plan Para un Año LA PALABRA DE DIOS Creado para uso con niños principiantes, y principiantes que no asisten a una iglesia. Adaptable para todas edades. ANTIGUO TESTAMENTO LECCIÓN 40

Más detalles

ESTUDIO DE HEBREOS Por: Rubén Álvarez

ESTUDIO DE HEBREOS Por: Rubén Álvarez ESTUDIO DE HEBREOS Por: Rubén Álvarez Consejos para los cristianos VI (Sacrificios agradables a Dios) Introducción Seguimos avanzando en los buenos consejos que esta carta tiene en su culminación: Veamos

Más detalles

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén DOMINGO DE RAMOS Jesús va a Jerusalén Queridos niños y niñas, hoy recordamos un hecho muy importante en la vida de Jesús. Él va camino a Jerusalén a celebrar la fiesta de Pascua, que recuerda cuando el

Más detalles

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento LA VIDA DE JESÚS Lección 2 El nacimiento de Jesús Lectura bíblica: Lucas 2:1-20; Mateo 2:1-12 Texto para memorizar: Pensamiento clave: El gran don de Dios es que Jesús vino al mundo para ser nuestro Salvador.

Más detalles

LECTURAS. Antiguo Testamento

LECTURAS. Antiguo Testamento 1 LECTURAS Antiguo Testamento Antiguo Testamento 1. Génesis 1, 26-28. 31a. Lectura del libro del Génesis Dijo Dios: -"Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza; que domine los peces del mar, las aves

Más detalles

www.ladeliteratura.com.uy

www.ladeliteratura.com.uy CANTO PRIMERO 1 1 Cantar de los cantares, de Salomón. 2 Béseme con besos de su boca! El anhelo de la esposa 3 Son tus amores más deliciosos que el vino; son tus ungüentos agradables al olfato. Es tu nombre

Más detalles

~ Cantar de los Cantares ~ L ección 6

~ Cantar de los Cantares ~ L ección 6 ~ Cantar de los Cantares ~ L ección 6 Reuniéndose con los Invitados a la Boda en el Banquete Nupcial Leer Cantar de los Cantares 2:4-6 Como podrán recordar, las Celebraciones Nupciales duraban siete días

Más detalles

Así que Hiram se alegró de que Salomón tuviera tal sabiduría cuando comenzó a reinar en lugar de David.

Así que Hiram se alegró de que Salomón tuviera tal sabiduría cuando comenzó a reinar en lugar de David. 1 Reyes 5:1-6:38 Por Chuck Smith Hiram rey de Tiro envió también sus siervos a Salomón, luego que oyó que lo habían ungido por rey en lugar de su padre; porque Hiram siempre había amado a David. Entonces

Más detalles

Dios es el mismo hoy y nos sigue llamando, aunque no con voz audible.

Dios es el mismo hoy y nos sigue llamando, aunque no con voz audible. Recuerde que nuestro propósito en estudiar la Biblia es conocer a Dios. Cómo es? Qué hace? Cómo trata al hombre? Hoy nos fijaremos en la respuesta de Dios al pecado del hombre. Dios habia creado al hombre

Más detalles

Usted también puede obtener información de este y otros mensajes por Internet en la página Web www.manaescondido.com. William Soto Santiago

Usted también puede obtener información de este y otros mensajes por Internet en la página Web www.manaescondido.com. William Soto Santiago Usted también puede obtener información de este y otros mensajes por Internet en la página Web www.manaescondido.com William Soto Santiago Este mensaje predicado por nuestro amado hermano William Soto

Más detalles

SANTO TOMÁS COLECTA. PRIMERA LECTURA Habacuc 2:1-4 SALMO 126

SANTO TOMÁS COLECTA. PRIMERA LECTURA Habacuc 2:1-4 SALMO 126 Diciembre 2l SANTO TOMÁS COLECTA Eterno Dios, que fortaleciste a tu apóstol Tomás con una fe cierta y firme en la resurrección de tu Hijo: Concede que creamos en Jesucristo, nuestro Señor y nuestro Dios,

Más detalles

EL QUEBRANTAMIENTO QUE LIBERTA

EL QUEBRANTAMIENTO QUE LIBERTA EL QUEBRANTAMIENTO QUE LIBERTA Génesis 22:1-3 Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien

Más detalles

LAS ENFERMEDADES DE LOS REYES

LAS ENFERMEDADES DE LOS REYES 1 LAS ENFERMEDADES DE LOS REYES Para entender este tema vamos a explicar que nosotros como creyentes pasamos por varias facetas en nuestra vida que nos ubican en diferentes posiciones, veamos: Facetas

Más detalles

Tres desafíos para el servidor de hoy

Tres desafíos para el servidor de hoy Tres desafíos para el servidor de hoy Jesús Moreno Pastor CCI Proyecto 29 Panamá Mateo 24:11-12 (NTV) «Aparecerán muchos falsos profetas y engañarán a mucha gente. Abundará el pecado por todas partes,

Más detalles

David el Rey (Parte 2)

David el Rey (Parte 2) Biblia para Niños presenta David el Rey (Parte 2) Escrito por: E. Duncan Hughes Ilustradopor:Lazarus Adaptado por: Ruth Klassen Traducido por: Debbie Gibbons Producido por: Bible for Children www.m1914.org

Más detalles

Usted también puede obtener información de este y otros mensajes por Internet en la página Web www.manaescondido.com. William Soto Santiago

Usted también puede obtener información de este y otros mensajes por Internet en la página Web www.manaescondido.com. William Soto Santiago Usted también puede obtener información de este y otros mensajes por Internet en la página Web www.manaescondido.com William Soto Santiago Este mensaje predicado por nuestro amado hermano William Soto

Más detalles

Clases de escuela dominical:

Clases de escuela dominical: Primer trimestre: Estudio del Libro de Josué L01 - Josué preparado por Dios IGLESIA EVANGELICA "... J E S U C R I S T O E S E L S E Ñ O R..." E N T I D A D R E L I G I O S A N.º 13 - S. G. Filipenses 2:

Más detalles

Juan 16. Mientras voy vuelvo gócense.

Juan 16. Mientras voy vuelvo gócense. Juan 16 Mientras voy vuelvo gócense. I Introducción A II V:16-22 ME VOY PERO VOLVERE A V: 16 Voy al Padre. B V: 17-18 Los discípulos no entendieron a Jesús. C V: 19-22 La tristeza se convertirá en gozo.

Más detalles

Antiguo Testamento Capitulo 19 YHWH (DIOS) Y LA CASA DE DAVID

Antiguo Testamento Capitulo 19 YHWH (DIOS) Y LA CASA DE DAVID Antiguo Testamento Capitulo 19 YHWH (DIOS) Y LA CASA DE DAVID En 1868 se descubrió una lápida en la ciudad bíblica de Dibon, sobre la cual habían escrito las victorias sobre los israelitas del rey Mesa

Más detalles

Lección 40. 1. Cuando Saúl desobedeció a Dios, A quién eligió Dios para ser el próximo rey de Israel? -A David.

Lección 40. 1. Cuando Saúl desobedeció a Dios, A quién eligió Dios para ser el próximo rey de Israel? -A David. Lección 40 1. Cuando Saúl desobedeció a Dios, A quién eligió Dios para ser el próximo rey de Israel? -A David. 2. Qué diferentes eran Saúl y David? -Saúl no creía que nació con pecado, separado de Dios.

Más detalles

Antiguo Testamento. Primera Parte

Antiguo Testamento. Primera Parte Antiguo Testamento Primera Parte Creada para uso con niños principiantes, y principiantes que no asisten a una iglesia Adaptable para todas edades, incluyendo adultos. Mission Arlington Mission Metroplex

Más detalles

Quien es el Rey de Gloria? Pastora Susie Fernández Iglesia Casa de Oración y Adoración 18 de julio del 2012

Quien es el Rey de Gloria? Pastora Susie Fernández Iglesia Casa de Oración y Adoración 18 de julio del 2012 Quien es el Rey de Gloria? Pastora Susie Fernández Iglesia Casa de Oración y Adoración 18 de julio del 2012 Salmos 24:1-3 El rey de gloria Salmo de David. 1 De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo,

Más detalles

SOMOS BARRO EN SUS MANOS

SOMOS BARRO EN SUS MANOS SOMOS BARRO EN SUS MANOS Desayuno de damas 3-20-10 Dios es un Dios de amor, que nos ama, nos cuida y tiene sus ojos puestos en nosotros. LBA Salmo 33:18 He aquí, los ojos del SEÑOR están sobre los que

Más detalles

El tema: El repaso de la ley.

El tema: El repaso de la ley. CADA LIBRO DE LA BIBLIA DEUTERONOMIO Lo que el libro cuenta: Deuteronomio habla de la relación especial entre Dios e Israel. Dios es el Dios único. Israel es un pueblo escogido, especial. Dios formó un

Más detalles

Copyright 2012 Plough Publishing House Rifton, NY 12471 USA. The Plough Publishing House Page 1

Copyright 2012 Plough Publishing House Rifton, NY 12471 USA. The Plough Publishing House Page 1 No dude en compartir el enlace de este libro electrónico con sus amigos. Se puede publicar o compartir el enlace o hacer una impresión parcial o completa del texto, no obstante, favor de no hacer modificación

Más detalles

Reyes Buenos, Reyes Malos

Reyes Buenos, Reyes Malos Biblia para Niños presenta Reyes Buenos, Reyes Malos Escrito por: E. Duncan Hughes Ilustradopor:Lazarus Adaptado por: Ruth Klassen Traducido por: Melanie Gibbons Producido por: Bible for Children www.m1914.org

Más detalles

VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ.

VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ. VOLVERÉ, VOLVERÉ, A LA CASA DEL PADRE VOLVERÉ LE DIRÉ, LE DIRÉ: CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI YO PEQUÉ. De mi casa me fui un da destrozando la familia, yo pequé! Hoy me encuentro triste y roto; yo no quiero

Más detalles

El circuito de Samuel.

El circuito de Samuel. Disciples of Christ Church Ministerio vida com vida Pr Joaquim Costa Junior 1 El circuito de Samuel. 1 Samuel 7:16 Todos los años recorría las ciudades de Betel, Guilgal y Mizpa, y atendía los asuntos

Más detalles

Josué 9:1-10:43 Por Chuck Smith

Josué 9:1-10:43 Por Chuck Smith Josué 9:1-10:43 Por Chuck Smith Los hijos de Israel han conquistado Jericó y Hai, las cuales eran ciudades fuertes. Los reyes que había en la tierra de Canaan donde ellos iban, sintieron que su única esperanza

Más detalles

EL CAMINO A LA TIERRA PROMETIDA (B.6.3.12) EL PUEBLO CONSTRUYE UNA CASA PARA DIOS

EL CAMINO A LA TIERRA PROMETIDA (B.6.3.12) EL PUEBLO CONSTRUYE UNA CASA PARA DIOS EL CAMINO A LA TIERRA PROMETIDA EL PUEBLO CONSTRUYE UNA CASA PARA DIOS REFERENCIA BÍBLICA: Exodo 35:4-29, 36:8-40:38 VERSÍCULO CLAVE: CONCEPTO CLAVE: OBJETIVOS EDUCATIVOS: " y la gloria del Señor llenó

Más detalles

Y puso delante del arca de Jehová ministros de los levitas, para que recordasen (1 Crónicas 16:4)

Y puso delante del arca de Jehová ministros de los levitas, para que recordasen (1 Crónicas 16:4) 1 Crónicas 16:1-17:10 Por Chuck Smith En el capítulo 16, Así trajeron el arca de Dios, y la pusieron en medio de la tienda que David había levantado para ella; y ofrecieron holocaustos y sacrificios de

Más detalles

LA GLORIA DE DIOS EN LA CASA DE DIOS

LA GLORIA DE DIOS EN LA CASA DE DIOS 12 dejo al ministro correspondiente para que haga en la misma forma. Que Dios les continúe bendiciendo a todos. Amén. LA GLORIA DE DIOS EN LA CASA DE DIOS. LA GLORIA DE DIOS EN LA CASA DE DIOS Viernes,

Más detalles

EL SEÑOR ES NUESTRA BANDERA. Martes, 24 de febrero de 2015 Veracruz, México

EL SEÑOR ES NUESTRA BANDERA. Martes, 24 de febrero de 2015 Veracruz, México EL SEÑOR ES NUESTRA BANDERA Martes, 24 de febrero de 2015 Veracruz, México Notas NOTA AL LECTOR Es nuestra intención hacer una transcripción fiel y exacta de este Mensaje, tal como fue predicado; por lo

Más detalles

La Verdad en la Vida. Reyes - Buenos y Malos. Año 3 - Libro 2. Pre-Escolar

La Verdad en la Vida. Reyes - Buenos y Malos. Año 3 - Libro 2. Pre-Escolar La Verdad en la Vida Reyes - Buenos y Malos Pre-Escolar Año 3 - Libro 2 La Verdad en la Vida Una Serie de Literatura de Clases Bíblicas Para Grupos Clasificados Pre-Escolar Año 3 - Libro 2 Reyes, Buenos

Más detalles

ADORAR EN ESPÍRITU Y EN VERDAD

ADORAR EN ESPÍRITU Y EN VERDAD ADORAR EN ESPÍRITU Y EN VERDAD Pastora Norma Benega Juan 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores

Más detalles

MES DE MARÍA 2014. Con María aprendemos a ser solidarios. Colegio St. Andrew Departamento de Formaci

MES DE MARÍA 2014. Con María aprendemos a ser solidarios. Colegio St. Andrew Departamento de Formaci MES DE MARÍA 2014 Con María aprendemos a ser solidarios Colegio St. Andrew Departamento de Formaci Semana de la Solidaridad Cuando leemos con atención los evangelios, encontramos a un Jesús solicito y

Más detalles

COMO EN LA PRIMERA NAVIDAD

COMO EN LA PRIMERA NAVIDAD COMO EN LA PRIMERA NAVIDAD Mateo 2: 1-12. (NVI) Después de que Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes, llegaron a Jerusalén unos sabios procedentes del Oriente. 2 - Dónde está el que

Más detalles

Moisés y su hermano Aarón fueron a ver al faraón. Venimos con un mensaje del Dios de los hebreos le dijeron. Debes dejar libre a su pueblo! Si no lo haces, Dios te mostrará que es más poderoso que tú y

Más detalles

Los Salmos - El Libro De Alabanza LOS SALMOS. El Libro De Alabanza

Los Salmos - El Libro De Alabanza LOS SALMOS. El Libro De Alabanza LOS SALMOS El Libro De Alabanza (Salmo 2:11-12) Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados

Más detalles

LAS ESCRITURAS QUE TRATA SOBRE EL TRAFICO DE PERSONAS

LAS ESCRITURAS QUE TRATA SOBRE EL TRAFICO DE PERSONAS LAS ESCRITURAS QUE TRATA SOBRE EL TRAFICO DE PERSONAS Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó. Génesis 1:27 Todo niño, mujer, y hombre es creado a la imagen

Más detalles

Orando conforme a la voluntad de Dios. Estudio de las oraciones en la Biblia.

Orando conforme a la voluntad de Dios. Estudio de las oraciones en la Biblia. Oración para dar una ofrenda 1 Crónicas 29:10-20 Por Julio César Benítez juliobenitez@caractercristiano.org Y se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron

Más detalles

Clases de escuela dominical:

Clases de escuela dominical: Primer trimestre: Estudio del Libro de Josué L01 - Josué preparado por Dios L02 Preparando al pueblo y cruzando el Jordán L03 La toma de Jericó L04 Pecado y restauración L05 La conquista del Sur y engañado

Más detalles

Enseñe a los niños que la vida cristiana no siempre es

Enseñe a los niños que la vida cristiana no siempre es UN TERREMOTO A MEDIANOCHE LA CONVERSIÓN DEL CARCELERO Lectura bíblica: Hechos 16:11-40 Versículo para memorizar: Efesios 2:8 Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede

Más detalles

Coritos Tradicionales

Coritos Tradicionales Coritos Tradicionales Letras de canciones que siempre sirven como recursos, para campamentos, caminatas, antes de una meditación, partes especiales, etc... Si todavía no tienes una canción favorita, aquí

Más detalles

EL CANTAR DE LOS CANTARES de SALOMÓN

EL CANTAR DE LOS CANTARES de SALOMÓN EL CANTAR DE LOS CANTARES de SALOMÓN (Versión castellana de Alfredo Pérez Alencart, hecha en 2008, a partir de la versión portuguesa de António Salvado, hecha en 1962) Bésame con los besos de tu boca!

Más detalles

El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.

El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia. MITOS Y REALIDADES DE LA IGLESIA Mito # 1 La iglesia es aburrida Mateo 23:2-4 2 «Los maestros de la ley religiosa y los fariseos son los intérpretes oficiales de la ley de Moisés. 3 Por lo tanto, practiquen

Más detalles

El Pecado de Israel y sus consecuencias

El Pecado de Israel y sus consecuencias El Pecado de Israel y sus consecuencias www.esperanzadeisrael.org El Pecado de Israel y sus consecuencias Introducción: Es necesario refrescar el concepto de esta palabra: Qué es pecado? Textualmente lo

Más detalles

Antiguo Testamento. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo Lección 23 Página 1

Antiguo Testamento. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo Lección 23 Página 1 Antiguo Testamento Creada para uso con niños principiantes, y principiantes que no asisten a una iglesia Adaptable para todas edades, incluyendo adultos. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo Lección

Más detalles

UN CUENTO Autor desconocido

UN CUENTO Autor desconocido UN CUENTO Autor desconocido Este es un cuento sobre "Gente" llamada Todos", "Alguien", "Nadie" y "Cualquiera. Una vez había que hacer un trabajo importante y "Todos" estaban seguros de que Alguien lo iba

Más detalles

Señor Ábreme los Ojos para Ver. Pastora Susie Fernández Iglesia Casa de Oración y Adoración 11 de septiembre, 201

Señor Ábreme los Ojos para Ver. Pastora Susie Fernández Iglesia Casa de Oración y Adoración 11 de septiembre, 201 Señor Ábreme los Ojos para Ver Pastora Susie Fernández Iglesia Casa de Oración y Adoración 11 de septiembre, 201 2 Reyes 6:8-10 Eliseo y los sirios 8 Tenía el rey de Siria guerra contra Israel, y consultando

Más detalles

Aquí termina nuestra caminata «en las pisadas

Aquí termina nuestra caminata «en las pisadas EN LAS PISADAS DE JESUCRISTO EL HIJO DE DIOS Lección 20 El glorioso Hijo de Dios Lectura bíblica: Mateo 17:1-13 Texto para memorizar: Mateo 17:5 Objetivo: Afirmar la fe de los niños en Jesucristo como

Más detalles

Lección 23. 1. Cuál fue el nombre del hijo que Dios les dio a Abraham y Sara? -Isaac.

Lección 23. 1. Cuál fue el nombre del hijo que Dios les dio a Abraham y Sara? -Isaac. Lección 23 1. Cuál fue el nombre del hijo que Dios les dio a Abraham y Sara? -Isaac. 2. Sabía Abraham que Dios planeaba enviar el Salvador a través del linaje de Isaac? -Sí. 3. Cómo Dios fue capaz de pedirle

Más detalles

Sansón, el Hombre Fuerte de Dios

Sansón, el Hombre Fuerte de Dios Biblia para Niños presenta Sansón, el Hombre Fuerte de Dios Escrito por: E. Duncan Hughes Ilustradopor:Janie Forest Adaptado por: Lyn Doerksen Traducido por: Melanie Gibbons Producido por: Bible for Children

Más detalles

MOISÉS: EL LLAMAMIENTO DE UN HÉROE (C.8.4.5)

MOISÉS: EL LLAMAMIENTO DE UN HÉROE (C.8.4.5) MOISÉS: EL LLAMAMIENTO DE UN HÉROE REFERENCIA BÍBLICA: Exodo 3-4 VERSÍCULO CLAVE: CONCEPTO CLAVE: OBJETIVOS EDUCATIVOS: " ponte en camino, que te voy a enviar ante el faraón para que saques de Egipto a

Más detalles

MUJERES CON AUTORIDAD

MUJERES CON AUTORIDAD MUJERES CON AUTORIDAD Culto de damas 11-12-11 Nosotros como mujeres tenemos un lugar muy especial en el corazón de Dios, tenemos un lugar privilegiado en la iglesia de Cristo, Dios siempre le ha dado a

Más detalles

Dr. D. Juan Miguel Díaz Rodelas

Dr. D. Juan Miguel Díaz Rodelas Dr. D. Juan Miguel Díaz Rodelas INDICE 1. INTRODUCCIÓN 2. LA MISERICORDIA ENTRAÑABLE DE DIOS 1. En los comienzos del Evangelio 2. Dios, Padre de misericordia 3. JESÚS, PROFETA MISERICORDIOSO 1. El hijo

Más detalles

El Campamento de Israel La segunda imagen es la del campamento de Israel, cuando Dios lo organizó en el desierto del monte de Sinaí. 1.

El Campamento de Israel La segunda imagen es la del campamento de Israel, cuando Dios lo organizó en el desierto del monte de Sinaí. 1. La segunda imagen es la del campamento de Israel, cuando Dios lo organizó en el desierto del monte de Sinaí 1 El Campamento Cuando el pueblo de Israel salió de Egipto y se encontró frente a Dios en el

Más detalles

EL CAMBIO DE NOMBRE. Tenemos lucha contra tres enemigos, debemos vencer la carne, luego el mundo y el diablo.

EL CAMBIO DE NOMBRE. Tenemos lucha contra tres enemigos, debemos vencer la carne, luego el mundo y el diablo. EL CAMBIO DE NOMBRE Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido. (Gn.32:28) INTRODUCCIÓN Tenemos lucha contra tres enemigos,

Más detalles

Letras canciones V.L 7 Letras canciones vol 7 EL CUARTO HOMBRE 1 El cuarto hombre

Letras canciones V.L 7 Letras canciones vol 7 EL CUARTO HOMBRE 1 El cuarto hombre Letras canciones V.L 7 Letras canciones vol 7 EL CUARTO HOMBRE 1 El cuarto hombre Alabado sea el señor Alabado sea el señor Dios eterno como El no hay Dios tremendo y poderoso Cantemos himnos a Dios Toquen

Más detalles

Cantemos hoy, hermanos la Gloria de Cristo; sólo Él es Santo Y está vivo contigo.

Cantemos hoy, hermanos la Gloria de Cristo; sólo Él es Santo Y está vivo contigo. Animación Preforo PESCADOR Voy navegando sin timón, en mar abierto, me abandona la razón; apenas y sobrevivo como un niño perdido, busco algo que no hay en mi interior. Más de repente llegas tú, en tu

Más detalles

Santificación Renovación Poder

Santificación Renovación Poder Santificación Renovación -Conectados con Dios- -Conectados con Dios- día 1 Día 1 Semana 3 Arrancamos la tercer semana de los 21 días de ayuno. En estos últimos siete días cambiamos la modalidad de estudio

Más detalles

HACER MEMORIA DEL MEDIADOR - A.A.

HACER MEMORIA DEL MEDIADOR - A.A. EL MEDIADOR Hebreos 8:6 Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. La palabra MEDIADOR en el Diccionario Strong es la G3316

Más detalles

Ellos habían pescado toda la noche sin sacar nada; no iban a dejar perder esta pesca así que arrastraron la red con los peces.

Ellos habían pescado toda la noche sin sacar nada; no iban a dejar perder esta pesca así que arrastraron la red con los peces. Juan 21:1-25 Por Chuck Smith Después de esto, Jesús se manifestó otra vez a sus discípulos junto al mar de Tiberias; y se manifestó de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás llamado el Dídimo,

Más detalles