Sofía no recuerda nada de su madre, excepto el día en que le dio el único regalo

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Sofía no recuerda nada de su madre, excepto el día en que le dio el único regalo"

Transcripción

1 Concurso STADT: historias de la gran ciudad 2014 CASA DE MUÑECAS ANAXIMANDRO Sofía no recuerda nada de su madre, excepto el día en que le dio el único regalo que le sobrevive. Al cumplir cuatro años organizaron una fiesta. Llevaba una falda blanca con arandelas azules que ha aprendido a recordar a fuerza de verlo en las fotos polaroid del álbum familiar. Se encuentra sentada sobre la mesa del comedor al lado de un pastel con forma de conejo y sostiene una muñeca parlanchina. Es rolliza, de cabellera rubia, y al estar inclinada tiene sus párpados plásticos ocultando unos ojos azules que parpadean mientras al cantar mueve la lengua. La mañana del cumpleaños la despertó la voz de su madre. Aturdida, no acertaba a decir en dónde estaba y quién la llamaba. Cuando sus ojos lograron enfocarla la descubrió llevando un regalo entre sus manos. Lo tomó apresuradamente y rompió el papel para descubrir a Fiona, el juguete que canta. La abrazó, la besó, pero el resto del día, junto con las imágenes maternas, quedó borrado de su memoria. Unos meses después su madre murió, y padre e hija dejaron aquella casa. Se mudaron a un caserón colonial cerca del centro de la ciudad. Tenía dos pisos y un patio interno inmenso. En el segundo estaban la alcoba principal y dos secundarias, cada una con un balcón que daba a una antigua calle empedrada, y el estudio. En el primero estaba la sala de estar, el comedor, la cocina, una serie de cuartos donde vivieron tíos y primos, un patio gigante con un árbol de brevas en el centro y un cuarto de herramientas al fondo. Como único recuerdo de su antigua vida Sofía guardó aquella mañana de cumpleaños y el juguete regalado. La muñeca tenía un parlante en el torso, y en la espalda había un compartimiento que una vez abierto revelaba una especie de tocadiscos con una pequeña aguja que leía un disco de plástico azuloso. Al mover la pata se iniciaban los cantos, que salvo uno grabado internamente, dependían de cuál disco se usara. Con el tiempo no quedaron discos y la pata se desprendió de tanto usarse. Para que hablara, debía introducirse un lápiz en el muñón de la extremidad y se escuchaba sólo una retahíla de sonidos estentóreos que sonaban parecido a un mata mata mata ; el 1

2 chillido se apagaba al volver a introducir el lápiz en el orificio. Tiempo después de llegar al centro su padre volvió a casarse y Sofía llamaba a la nueva esposa mamá, sin olvidar aun el rostro de su madre. Alejandra, su madrastra, la amó, quizás porque ella misma era incapaz de tener hijos. La colmaba de mimos, juguetes, y sobre todo incendiaba la imaginación de la pequeña Sofía contándole cuentos antes de dormir y regalándole libros. En su cuarto tuvo primero unas repisas con varias enciclopedias con las que hacía sus deberes escolares. Prefería por sobre todas El mundo de los niños, aunque era bastante difícil encontrar algún dato exacto para hacer la tarea. Leía cada tomo viendo los retratos y repasando las historias: niños de todo el mundo, poesías y canciones, cómo se hacen las cosas En el segundo volumen, su preferido, le llamaba la atención la historia de un muñeco que busca incansablemente al hada que lo hiciera humano para así llenar de felicidad a su creador. Lejos de gustarle la llenaba de un miedo que se negaba a morir, pensando en el momento en que sus juguetes empezaran a hablarle. Por ello todos los arrumaba en el armario detrás de una puerta con espejo de cuerpo entero, dejando especialmente enterrada a la maltrecha Fiona, a quien el cuento había hecho caer en el oprobio del terror infantil. Las enciclopedias pronto dieron lugar a libros y a novelas juveniles donde Sofía aprendió sobre anillos únicos, baobabs y países maravillosos. De tanto leer, decía su padre, se le iba secar el ceso, y de seguro era cierto, pues pasaba días enteros sin dormir leyendo y releyendo las historias que la impresionaban, no tanto porque le gustasen como porque le producían un terror y una curiosidad mórbida que se saciaba paulatinamente cuando descubría un final atroz o banal que le permitía conciliar el sueño. Ese estado onírico se convertía en un teatro donde los personajes leídos reaparecían para atormentar sus noches y se levantaba llorando con lágrimas que Alejandra corría a secar. Al día siguiente llegaba con un nuevo libro que esperaba fuera más amable con la fantasía de la niña. En su decimosegundo cumpleaños una vecina que ignoraba su aversión por los muñecos le regaló en la fiesta un monigote que imitaba un arlequín. Su rostro y manos eran de porcelana negra y el vestido coloreado era de tela rellena acaso con paja. Tenía un sombrero de tres puntas coronadas con cascabeles, los ojos repintados con rombos blancos a su alrededor, y la boca dibujando una sonrisa sardónica que apenas disfrazaba la maledicencia de su carácter alegre. Una vez hubo destapado el regalo su cara de espanto hizo que Alejandra se lo arrebatara presurosa de las manos para subirlo al cuarto, pero cuando estaba a punto de 2

3 guardarlo en el cementerio de cacharros los gritos de dos niños peleando hicieron que olvidara para qué había entrado a la habitación de la niña y lo dejó tirado en un rincón mirando a la pared. Cuando se fueron los amigos de Sofía, continuó en la sala del primer piso retozando con los otros regalos y comiendo las últimas boronas del pastel de chocolate. Al quedarse dormida su padre la llevó en brazos a la alcoba y sin ponerle el pijama la dejó con su vestido de arandelas sobre la cama. Bajó de nuevo y continuó la celebración bebiendo con los mayores mientras recordaba tiempos mejores sin pedirle a su mujer que cambiara a la niña. Pasadas varias horas Sofía sintió el frio del alba cuando aun el Sol no traspasaba las cortinas de paño, y abrió los ojos asustada; todo estaba tan negro como si aun los tuviese cerrados. Trató de moverse pero sentía manos y piernas atadas con cadenas, y una presión en el pecho que hacía su respirar profundo y moroso. Una babosa fría y húmeda empezó a separar sus labios hasta llegar a la garganta, donde se movía con la agilidad de los tentáculos que apresaban los submarinos de sus lecturas pasadas. Trató de gritar, pero ningún sonido pudo salir de su boca. La luz de la mañana iluminó un poco el lugar al tiempo que la presión desaparecía y pudo sentarse aterrada sobre la cama. No lloró, ni gritó, ni salió en busca de ayuda. Se refregó los ojos tratando de ver mejor pero todo parecía normal: la puerta y las ventanas cerradas, y tampoco se escuchaba el sonido de pasos alejándose. Se metió entre las cobijas tapándose la cara y continuó durmiendo. Ese día no comentó con nadie lo sucedido juzgándolo un sueño, aunque sí preguntó en el almuerzo si todos los invitados se habían ido, o si alguien se había quedado en casa. Ante la broma de Alejandra de que buscara en la casa si alguno de los amigos borrachos del papá aun yacía en un rincón, hizo lo propio. Subió a la alcoba principal, donde una luz mortecina iluminaba pobremente a su padre, que aun dormía; miró en el baño, revisó el estudio, el cuarto de sus hermanos, y no encontró a nadie extraño. Bajó de nuevo, miró detrás de los muebles de la sala, en el cuarto de San Alejo, salió al patio detrás de la cocina. En toda la mitad yacía solo la higuera que en época de estación llenaba la casa con un olor azucarado que obligaba a Alejandra a preparar el dulce de breva con panela que Sofía comía rebajado con leche. Se acercó al cuarto hecho de tablas podridas que estaba desde siempre cerrado con cadena. Trató de abrirlo sin éxito, e intentó mirar por entre las hendiduras de las vigas pero no vio más que oscuridad. Cuando en la tarde preguntó a Alejandra por qué estaba siempre cerrado ella le contó que el casero guardaba allí las herramientas con las que el 3

4 jardinero podaba los vergeles coloniales de esa casona alquilada, jardines que jamás había visto arreglados; más bien padecían devorados por los hierbajos. Continuó el resto de esa tarde y la mitad de la noche ayudando a arreglar el desorden de los invitados y sin tiempo y ganas de leer entró a su cuarto para arrojarse con ropa sobre la cama y quedar profunda. De nuevo a la madrugada la despertó el frío, pero esta vez al dormir boca abajo su cabeza quedó fija contra la esquina donde ahora descubría que yacía el arlequín. Sus ojos adivinaban las borlas del sombrero entre la oscuridad y sus oídos apenas le permitían escuchar el leve tintineo que producían al girar el cuello. Sofía escuchó que la llamaba una voz chillona que adivinó del bufón. Sin poder huir cerró de nuevo los ojos. Esta vez no sintió besos ni ahogo, pero sí el mismo pavor que le contraía los músculos y le impedía gritar. Trató de dormirse aunque siguió en vela hasta que la llamaron a desayunar. Apenas entró Alejandra saltó de la cama, la abrazó y le pidió que botara el muñeco que yacía con el cuello doblado hacia la cama, tal como ella recordaba haberlo arrojado al rincón descuidadamente el día del cumpleaños de Sofía. Adivinando la causa de los temores aceptó sacarlo en la basura esa noche y decidió llevar los demás juguetes al cuarto de San Alejo. Luego de ese incidente el sueño de la niña mejoró. Continuó con sus lecturas pero por varios años nunca despertó en la noche presa de temores como los que en esa época vivió. Un año después, con motivo del aniversario de la muerte de su madre se organizó una misa de difuntos a las seis de la tarde, a la que fue engalanada con su vestido de cumpleaños de doce meses atrás. Rezaron por el alma en pena de la difunta y encomendaron a Dios que cuidara de los suyos. De nuevo hubo invitados en la casa esa noche, se repartió comida y se bebió, pero por obvias razones no hubo jolgorio ni regalos. Los tíos y primos mayores se dedicaron a recordar a la mujer que conocieron en su mejor época y de la que Sofía sólo retenía ya una imagen borrosa de un rostro el día en que despertó sin saber quién era y por qué estaba aquí. Hacia la media noche todos se acostaron con el mismo ánimo que habían mostrado en la ceremonia. En la madrugada un exasperante un chillido que parecía venir de ninguna parte los despertó. Su padre empezó a buscar por los cuartos de arriba con el mata mata como banda sonora, bajó a la cocina con el mata mata perforándole los oídos, se asomó al mismo cuarto de madera del patio creyendo escuchar ahí la fuente del mata mata pero el candado no cedió; finalmente Alejandra recordó que en el cuarto de San Alejo estaban los juguetes viejos y en el fondo de un costal 4

5 descubrieron a Fiona gritando los restos de una vieja canción. Por más que le oprimieron el muñón, que quién sabe cómo se había activado, la muñeca no calló porque la cantaleta parecía venir incorporada de fábrica; los golpes contra el mesón de la cocina sólo dejaron una voz más grave y trémula que escupía mata matas sin compasión. Finalmente el padre subió a la alcoba, abrió de par en par las ventanas del balcón y arrojó con todas sus fuerzas el juguete. Luego toda la familia y los invitados despertados con los alaridos se acostaron a dormir. A la mañana siguiente alguien timbró luego del desayuno. El vecino preguntó si la muñera era de esa casa. Llamaron a Sofía y la instaron disimuladamente a agradecer las buenas maneras del vecino, quien parecía trasnochado por la misma alharaca que a ellos los había despertado, y recibió la muñeca con mal disimulado disgusto. Estaba sin ropa, tenía la cara raspada, la lengua cantante afuera; los ojos seguían parpadeando al inclinarse sin daño aparente de su mecanismo y al verla detenidamente entre sus manos Sofía recordó de nuevo con perfecta nitidez el rostro de su madre al entregársela; se alegró de tenerla de nuevo entre las manos. Sonrió sinceramente y prometió no volver a perderla. Una vez en casa sólo se percibía el leve cloc cloc que anunciaba la agonía de la batería interna del juguete e infirieron que no volverían a ser despertados por sus gritos, para dejarla así en el fondo del armario por muchos años más. A sus quince años Sofía empezó a leer filosofía en la secundaria y en su fiesta, entre valses, corte de cadetes alquilados, filetes de cerdo y brindis con cidra le regalaron un libro que resumía la historia del pensamiento desde los griegos hasta las postrimerías del siglo XIX. Como si los sofismas y paralogismos hubiesen despertado los fantasmas de la niñez empezó a soñar de nuevo con aquello que leía. Tales, Anaximandro, Sócrates y Epicuro se anunciaban en sueños, preguntándole por el hilemorfismo, el origen de las cosas y secreto de la felicidad. En una ocasión se vio a sí misma amarrada en una gruta con sombras respondiendo a un invisible tutor qué figuras veía formándose en las paredes de piedra iluminadas con las chispas de una lumbre a sus espaldas, y en otra vio como unos embriones crecían al interior de las vainas de una planta hasta que se hacían hombres y eran expulsados como las pepas de un mamoncillo chupado, desnudos y babosos sobre la orilla del mar. Una noche el frio de la aurora la despertó de nuevo justo antes de que la luz fuera lo suficientemente fuerte como para entender con claridad qué le rodeaba. Alcanzó a entrever, sin embargo, la puerta del armario entre abierta, pero esta vez se levantó sin dificultad para 5

6 cerrarla. Al hacerlo reparó en el espejo que apenas se adivinaba platinado por los destellos que atravesaban, débiles, las cortinas. Vislumbró debajo del camisón su cuerpo que no era ya el de una niña y se concentró en los pechos que se veían reflejados mientras templaban la tela de algodón de su bata. Extendió su mano para tocarlos en el reflejo y sintió que el vidrio ondeaba al contacto de su mano como la superficie del agua cuando se arroja una piedra. Pasó su brazo, su pierna, finalmente toda ella entró. A ese lado la luz era más fuerte. Pudo ver su cama totalmente tendida y al volverse aun divisaba el cuarto oscuro que había dejado atrás. Pasó a la alcoba de sus hermanos que jugaban ajedrez callados. Los llamó, pero no la escuchaban; era como si no estuviese allí. En la alcoba de su padre no había nadie. Al bajar al primer piso vio el comedor decorado como en su fiesta de quince, vacío. Salió hasta el patio y se dirigió al cuarto de madera del fondo del jardín. Esta vez el candado abrió con facilidad. Adentro un aroma a pasto recién cortado disfrazaba el vaho de la gasolina de la máquina podadora. Había una mesa y una silla sobre la que un hombre sentado parecía leer un viejo libro. Cuando levantó la vista Sofía vio sus ojos cenicientos por las cataratas. Los espejos y la cópula son abominables sentenció el ciego porque multiplican el número de los hombres. Sofía le preguntó por qué nadie estaba en la fiesta, y el viejo refirió la historia de la casona. Construida por un rico comerciante colonial había sido hermosa hasta el día del Bogotazo; entonces la ocuparon sobrevivientes de la revolución de esos días de abril. Luego se convirtió un prostíbulo. Las mujeres que quedaban embarazadas interrumpían su embarazo y enterraban los cuerpos de los fetos en el fondo del patio, justo debajo de donde estaban ahora. Por eso algunas veces las almas de los niños escapaban y hablaban a través de los muñecos. Después fue un inquilinato en el que vivían familias de provincia que llegaban desplazados por la violencia en el campo. Uno de sus antiguos huéspedes se había enriquecido y la compró echando a todos los demás, pero con el tiempo enloqueció y mató a su mujer, cuyo cuerpo está enterrado con los fetos como cohorte; por eso está siempre cerrado. Uno de los hijos que le sobrevivió arregló la casa, pero ante esas historias nadie había querido tomarla, hasta que su padre, haciendo caso omiso de los cuentos de brujas, se había mudado. Por eso nadie había querido ir a la fiesta. Al salir del cuarto Sofía siguió por una calle paralela a los cerros hasta desembocar en un camino de adoquines donde bajaban los buses rojos que remplazaron al tranvía, articulados y con un fuelle en la mitad que los hace ver como acordeones. Llega a una zona de casas viejas donde entra a una 6

7 librería. La esconde un pequeño local de ediciones escolares, pero al subir se vislumbran los viejos anaqueles de lo que antiguamente fue la biblioteca de una mansión señorial. Hacia la habitación del fondo está la sección de filosofía, iluminada por los grandes ventanales que rompen las altas paredes de la casa y recuerda que debe buscar los datos sobre el hilozoísmo para una tarea. Escoge un volumen sobre los presocráticos y casi al azar encuentra la sección dedicada a Tales de Mileto: «Las cosas tienen vida propia, todo es cuestión de despertarles el ánima», lee. Al terminar de copiar lo necesario para hacer sus deberes levanta la vista y se dirige hacia la mitad de la sala donde unas puertas abiertas parecen anunciar otro cuarto con más escaparates de libros en la otra mitad del recinto. Hacia el fondo se ve un letrero que dice: Sala de otros mundos. No recordaba esa sección y duda si seguir caminando:ese lado se ve oscuro a pesar de que a este lado la luz entra a borbotones. De pronto percibe el vidrio y gira su cabeza. Justo detrás, en el dintel de la entrada a esta ala de la librería ve el letrero original y comprende, mientras ríe, qué está sucediendo:. Luego de salir de la librería busca un teléfono, llama a su padre y quedan en una cita para tomar café. Cómo va el griego? pregunta a su padre apenas lo ve entrar. No va responde intrigado hace mucho estudié algo en la universidad, pero ya sólo me queda un viejo manual. Por qué? Hago una tarea sobre filósofos. Estuve en la librería de Alejandra. A propósito, amplió el segundo piso con una nueva sección. Amplió? En qué momento? preguntó extrañado. Sí, hay nueva sala y tienes que verla, fue muy recursiva replicó Sofía. El caso es que encontré unos fragmentos en griego, pero además quería contarte qué soñé. Soñé que los muñecos de la casa me hablaban. Me llamaban por mi nombre, y Fiona de pronto empezaba a gritar y a decir que nos mataba a todos hasta que tenías que arrojarla por la ventana. Por qué sólo dice mata mata? Hace cuánto la escuchaste por última vez? No dice mata mata acertó a decir riendo. Es una muñeca irlandesa. Traía grabada una canción de cuna: Gartan Mother's Lullaby. Fue la última que escuchaste con tu madre el día que nos dejó. Tanto que al final se dañó y se quedó trabada con una sola palabra del título, justo antes de empezar a cantar: mother. Cada que se prendía moviendo la pata empezaba a chillar. Después de un tiempo la pata no encendía más y decidiste arrancarla para ver si podías hacerla funcionar. No lo recuerdas? 7

8 No, nunca me ha gustado esa muñeca dijo Sofía Dónde está ahora?. No es cierto! Interpeló su padre. Te la pasabas todo el día con ella cantando, dormías con ella, hasta entrabas al baño con ella. Cuando llegó Alejandra la muñeca ya no sonaba. Simplemente dejaste de jugar porque estaba prácticamente destrozada. Luego abandonaste los demás muñecos. La guardamos en el cuarto de San Alejo junto con los demás. Nunca volviste a preguntar por ella. La olvidaste hasta hoy. No recuerdo nada antes de mis ocho años, padre. Nada. Nunca preguntas por ella. Sólo recuerdo el día en que me regaló a Fiona. Me despertó con el regalo. Nada más? No más. Pregunta, qué quieres saber? Todo. 8

La increíble historia de Kiki y Sabrina

La increíble historia de Kiki y Sabrina La increíble historia de Kiki y Sabrina Puede que pienses que la historia que voy a contarte es un cuento, pero no es así, porque los cuentos se inventan y no ocurren de verdad. Sin embargo, la historia

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

Prefiero las muñecas de trapo que hace mi abuela.

Prefiero las muñecas de trapo que hace mi abuela. HISTORIAS VERDADERAS Por Juanita Conejero No me gustan mucho los juguetes plateados, dorados y fosforescentes que venden en las vidrieras de mi ciudad. Prefiero las muñecas de trapo que hace mi abuela.

Más detalles

Algar Editorial. La casona

Algar Editorial. La casona La casona Mi casa no era un castillo, pero se parecía mucho porque era de piedra, y tan grande que todos la llamaban «la casona». Entonces yo vivía en lo más alto, en el desván, y se estaba bien allí.

Más detalles

El regalo de Navidad. Texto: Mireia Vidal. Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela

El regalo de Navidad. Texto: Mireia Vidal. Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela El regalo de Navidad Texto: Mireia Vidal Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela Si alguien le preguntara a la abuela Conchita cuál era el mejor regalo de

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

El mundo imaginario de las hadas.

El mundo imaginario de las hadas. Erika Andujar Román PRESENTACIÓN Hola, mi nombre es Erika y os voy a contar una historia que sucedió hace tiempo. Esta historia trascurre en un lugar llamado Aidiliú, el lugar donde vivían las hadas! Todo

Más detalles

SINTESIS. La Mujer Maravilla

SINTESIS. La Mujer Maravilla SINTESIS La Mujer Maravilla Cuando digo La Mujer Maravilla me refiero a ella, mi madre. Muchos se preguntarán Por qué? Lo cual es muy fácil de responder para mí. Ella, Laura Plaza, es una mujer luchadora,

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

EL SECRETO DE MI ABUELA

EL SECRETO DE MI ABUELA EL SECRETO DE MI ABUELA Esa noche no había podido dormir, me tocaba ir a casa de mi abuela. Con ella me pasaba horas y horas hablando, me contaba todas sus experiencias, todas sus historias y me ayudaba

Más detalles

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino!

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 9 de diciembre Atrévete a decir sí! 16 de diciembre Compartid! 23 de diciembre Se alegra mi espíritu! Este material puede ser utilizado

Más detalles

Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no

Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no Cuando el campo se vuelve rojo Esta historia me la contó mi abuelita muchas noches, cuando no podía quedarme dormida. Comienza una madrugada, en la isla de Calbuco, en la Región de Los Lagos, cuando sus

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº3 Planificación para la lectura en voz alta del cuento La Caperucita Roja Charles Perrault Objetivos de Aprendizaje (OA) Disfrutar de obras de literatura infantil mediante la audición atenta de

Más detalles

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE Todo comienza en un Hospital en el que acaba de nacer una bebé a quien le pusieron Matilde. Ella siempre fue diferente a los demás, por ejemplo cuando nació en vez de llorar,

Más detalles

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons LA OLA Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Desde hace unos días cuando le tiro la pelota a Chispa, no sale corriendo a por ella para luego volver a traérmela. Los papás me han dicho

Más detalles

Prologo. Londres, 1810

Prologo. Londres, 1810 Prologo Londres, 1810 Lord Devlin St. James, cuarto conde de Selford, estaba decidido a declararse esa misma tarde a lady Clarissa Blackwood. En ese mismo momento Devlin se encontraba en la biblioteca

Más detalles

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

La nueva aventura. s a r a g i r a l d o j i m é n e z p e r e i r a

La nueva aventura. s a r a g i r a l d o j i m é n e z p e r e i r a 46 La nueva aventura s a r a g i r a l d o j i m é n e z p e r e i r a Nací el 20 de octubre de 1995 en Pereira, Risaralda. En mi tiempo libre estudio danza, música, técnica vocal y teatro, pues son las

Más detalles

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás PAPA NOEL DUERME EN CASA Samanta Schweblin La navidad en que Papá Noel pasó la noche en casa fue la última vez que estuvimos todos juntos, después de esa noche papá y mamá terminaron de pelearse, aunque

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS Ariane Percque Nolwenn Pelwen Erase una vez, une chica muy normal, de 22 años. Era rubia, tenía los ojos azules, era alta, delgada y vivía sola en un apartamento en Nueva

Más detalles

El seguimiento de los discípulos, llamados a dejarlo todo (Jn 1,35-51)

El seguimiento de los discípulos, llamados a dejarlo todo (Jn 1,35-51) SEGUIMIENTO DE CRISTO. VOCACIÓN- CATEQUISTAS Motivación Reflexionamos y compartimos con los niños sobre el sentido de la vocación en general y sobre la llamada y seguimiento de Jesús. La vocación es un

Más detalles

Recursos asociados a El cuento con viñetas

Recursos asociados a El cuento con viñetas El voluntariado y el acompañamiento y el apoyo emocional Acceder a las instrucciones del juego Recursos asociados a El cuento con viñetas Objetivos específicos Reconocer que nuestras relaciones cambian

Más detalles

MUSEO CATEDRAL DE LA ALMUDENA

MUSEO CATEDRAL DE LA ALMUDENA Dentro de poco visitaréis el Museo de la Catedral de la Almudena! Vais a venir a la iglesia más grande y más importante de Madrid. La veréis por fuera y también pasaréis dentro a visitarla y a conocer

Más detalles

Redes de Convivencia Proyecto Sociocomunitario de los IES de El Puerto de Santa María

Redes de Convivencia Proyecto Sociocomunitario de los IES de El Puerto de Santa María Redes de Convivencia Redes de Convivencia Proyecto Sociocomunitario de los IES de El Puerto de Santa María Manuel Caño Delgado Isabel Moncosí Gómez Proyecto Sociocomunitario de los IES de El Puerto de

Más detalles

GUIONES DIDÁCTICOS. DATOS DE IDENTIFICACIÓN

GUIONES DIDÁCTICOS. DATOS DE IDENTIFICACIÓN CODIGO DEL CENTRO: 18601825 NOMBRE DEL COLEGIO: CPR MONTECHULLO LOCALIDAD: HUÉNEJA. GUIÓN DIDÁCTICO: 3º CICLO 6º CURSO. GUIONES DIDÁCTICOS. DATOS DE IDENTIFICACIÓN TEMA: EL SENTIMIENTO DE PREPOTENCIA.

Más detalles

Algar Editorial. Amarilla

Algar Editorial. Amarilla Amarilla Martina juega con su nueva amiga mientras todos duermen. Hace días que encontró a la pequeña hada durmiendo en su casita de muñecas. Al principio le pareció que era una muñequilla nueva que su

Más detalles

Me llamo Adolfo, y soy un lobo. Nací en el bosque que se ve a mis espaldas. El bosque es mi casa. En él hay de todo lo que necesito para vivir: gansos, cerditos, conejos y otros manjares. Muchos dicen

Más detalles

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS

do para tu f CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS A ur o ho do para tu f n a ut rr CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS TEMA III. CON EL AHORRO SOMOS PODEROSOS 1. CONTENIDOS EL AHORRO DA PODER Como aprendiste en el libro El dinero no crece en los árboles de

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

ZAQUEO OBEDECIÓ A DIOS (A.2.3.12)

ZAQUEO OBEDECIÓ A DIOS (A.2.3.12) ZAQUEO OBEDECIÓ A DIOS REFERENCIA BÍBLICA: Lucas 9:-9 VERSÍCULO CLAVE: CONCEPTO CLAVE: OBJETIVOS EDUCATIVOS: "... ahora obedezco tu palabra" (Salmo 9:67b, Dios Habla Hoy). La obediencia a Dios, trae bendición

Más detalles

CUENTOS INFANTILES Conociendo la Justicia

CUENTOS INFANTILES Conociendo la Justicia CUENTOS INFANTILES Conociendo la Justicia Publicación del Organismo Judicial Derechos Reservados Publicación gratuita - prohibida su venta FORTALECEMOS LA JUSTICIA CON EDUCACIÓN EN VALORES La maestra Lupita

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

Redacciones ganadoras del XII Concurso de Redacción Un día sin alcohol de CALA

Redacciones ganadoras del XII Concurso de Redacción Un día sin alcohol de CALA Fieles a la cita anual con el Concurso de Redacción "Un día son alcohol" organizado por el Centro de Ayuda y Liberación de Alcohólicos de Antequera (CALA) que ha alcanzado la décimo segunda edición reproducimos

Más detalles

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO

LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO LA CAJA PARLANCHINA LUIS ANGEL NSE CHICAMPO PERSONAJES: BRAIS MINIMOY: Protagonista del cuento. Es algo curioso y siente pánico cuando no hay adultos con el. MISORA: Habitante del misterioso lugar al que

Más detalles

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia

Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Extraído del libro Las Mujeres que Aman Demasiado Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto La Bella y la Bestia Antes de la terapia yo

Más detalles

Peter Pan Autor: James Matthew Barrie

Peter Pan Autor: James Matthew Barrie www.soncuentosinfantiles.com Peter Pan Autor: James Matthew Barrie Había una vez una niña muy buena llamada Wendy, que tenía tres hermanitos, y para que éstos se durmieran solía contarles historias muy

Más detalles

Peter Pan Autor: James Matthew Barrie

Peter Pan Autor: James Matthew Barrie www.soncuentosinfantiles.com Peter Pan Autor: James Matthew Barrie Había una vez una niña muy buena llamada Wendy, que tenía tres hermanitos, y para que éstos se durmieran solía contarles historias muy

Más detalles

PEREZA ILUSIÓN METAS DESEOS

PEREZA ILUSIÓN METAS DESEOS AMBIENTACIÓN: 1.-En estos últimos años está creciendo la preocupación mundial por el planeta, la ecología, que todos los pueblos dispongan de agua limpia para beber, que todos los niños tengan escuela,

Más detalles

La Bella y La Bestia por Kendra Host. En un día nevado y muy frío en enero del año 1990, la vida de Juan

La Bella y La Bestia por Kendra Host. En un día nevado y muy frío en enero del año 1990, la vida de Juan La Bella y La Bestia por Kendra Host \ En un día nevado y muy frío en enero del año 1990, la vida de Juan cambió para siempre. Sus padres murieron en un trágico accidente de automóvil. Antes de ese día

Más detalles

- 27 de. mucha. nosotros. Un niño que. está. a orar, Por. s, vamos. eso, a lo. semanas.

- 27 de. mucha. nosotros. Un niño que. está. a orar, Por. s, vamos. eso, a lo. semanas. Adviento 2011 en Escuelas Católicas 1º Domingo de Adviento - 27 de noviembre Quien desea tener algo también debe de entregar algo Martin Luther Kihg Para la presentación del Adviento 20111 Un año se sucede

Más detalles

"EL CHAT ENGAÑOSO" Autora: Eva Domingo. la fiesta de su cumpleaños que se celebraría al día siguiente. Tenía que ordenar su

EL CHAT ENGAÑOSO Autora: Eva Domingo. la fiesta de su cumpleaños que se celebraría al día siguiente. Tenía que ordenar su "EL CHAT ENGAÑOSO" Autora: Eva Domingo Aquella mañana Elisa, a la que todos llamaban Lis, se levantó muy activa e ilusionada. Tenía que hacer un montón de cosas para preparar la fiesta de su cumpleaños

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

Título: El secreto de aita. Emakunde-Emakumearen Euskal Erakundea Manuel Iradier, 36 01005 VITORIA-GASTEIZ www.emakunde.es Telefonoa: 945-016700

Título: El secreto de aita. Emakunde-Emakumearen Euskal Erakundea Manuel Iradier, 36 01005 VITORIA-GASTEIZ www.emakunde.es Telefonoa: 945-016700 el secreto de aita Título: El secreto de aita Edita: Textos: Ilustraciones: Diseño y maquetación: Fotomecánica: Imprenta: D.L..: Emakunde-Emakumearen Euskal Erakundea Manuel Iradier, 36 01005 VITORIA-GASTEIZ

Más detalles

Gastón y Toulouse Chloé Angélica Loubiere Torres

Gastón y Toulouse Chloé Angélica Loubiere Torres Gastón y Toulouse Chloé Angélica Loubiere Torres Había una vez un ratón llamado Gastón que vivía en un lugar muy especial, vivía bajo la Torre Eiffel. Un día Gastón estaba dando un paseo por la Torre Eiffel,

Más detalles

Mi ángel de la guarda

Mi ángel de la guarda Mi ángel de la guarda Victoria Eugenia Carolina Martínez Cardona Era la navidad del año 2000, cuando la familia atravesaba por una etapa difícil. Pero no una cualquiera, sino una dolorosa y fuerte. Unas

Más detalles

Esta es una gran lección sobre el perdón. José

Esta es una gran lección sobre el perdón. José MIS PRIMEROS AMIGOS DE LA BIBLIA Lección 19 José perdona a sus hermanos Lectura bíblica: Génesis 42:1 45:15 Texto para memorizar: Mateo 6:12 Objetivo: Que los niños comprendan la importancia de perdonar

Más detalles

Dios ha visitado a Su Pueblo

Dios ha visitado a Su Pueblo Dios ha visitado a Su Pueblo Jesús una vez se encontró con una procesión fúnebre. Llevaban a un joven muerto hijo único de su madre, la cual era viuda. Jesús resucito a su hijo de entre los muertos. La

Más detalles

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Los objetivos de esta sesión son: Repasar las emociones trabajadas a lo largo del curso. Definirse a sí mismo. Iniciar algunas técnicas de relajación

Más detalles

La mitad de Juan Gemma Lineas y África Fanlo. Ed. La Galera

La mitad de Juan Gemma Lineas y África Fanlo. Ed. La Galera La mitad de Juan Gemma Lineas y África Fanlo. Ed. La Galera Juan está harto. En casa, todo el mundo le riñe para que no haga nada de lo que hacen las niñas. - Juan, por qué pintas el árbol de color plata?

Más detalles

La esperanza del pueblo

La esperanza del pueblo Jueves 21 mayo 2015 La esperanza del pueblo Amiel Bendavid y Lara Abdul Ghani 2nde7 Érase una vez, en las profundidades de África, un pequeño pueblo donde la gente era muy feliz. Este pueblo era poco conocido

Más detalles

Adaptación del cuento Tomasa y Cubanito de Liana Castello

Adaptación del cuento Tomasa y Cubanito de Liana Castello TOMASA Y POPELÍN Tomasa era una hormiguita muy trabajadora, alegre y sobre todo muy responsable y cuidadosa. Tenía su hogar, al que ella llamaba su mundo chiquito. El mundo de Tomasa estaba formado por

Más detalles

LECCIÓN. Ahora veo! Breve introducción SERVICIO. Servimos a Dios cuando nos interesamos en los demás.

LECCIÓN. Ahora veo! Breve introducción SERVICIO. Servimos a Dios cuando nos interesamos en los demás. LECCIÓN Año A Cuarto trimestre Lección 4 Ahora veo! SERVICIO Servimos a Dios cuando nos interesamos en los demás. Versículo para memorizar Lo único que sé es que yo era ciego, y ahora veo (Juan 9:25).

Más detalles

Los Reyes no se equivocan

Los Reyes no se equivocan Los Reyes no se equivocan Graciela Cabal Julieta terminó de lustrar los zapatos de ir a la escuela. Cierto que ella hubiera preferido poner las zapatillas rosas con estrellitas, las que le había regalado

Más detalles

Recursos asociados a El tren de las preguntas

Recursos asociados a El tren de las preguntas El voluntariado y el ecologismo Acceder a las instrucciones del juego Recursos asociados a El tren de las preguntas Dar a conocer las diferentes acciones y actitudes que se pueden llevar a cabo para mejorar

Más detalles

I.- Objetivos Generales: +Que el niño entienda que Jesús murió en la cruz para desatarlo del pecado y hacerlo libre para cumplir sus mandamientos.

I.- Objetivos Generales: +Que el niño entienda que Jesús murió en la cruz para desatarlo del pecado y hacerlo libre para cumplir sus mandamientos. I.- Objetivos Generales: +Que el niño entienda que Jesús murió en la cruz para desatarlo del pecado y hacerlo libre para cumplir sus mandamientos. +Que comprenda que, por la Resurrección de Jesús, tenemos

Más detalles

Mi extraña familia y yo

Mi extraña familia y yo Mi extraña familia y yo Capítulo 1 Mi familia es un poco extraña. Mi padre tiene 20 años, se llama José Benito Rodríguez Rodríguez Alensio Roma. Tiene una barba tan larga que le llega a los tobillos. Como

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº6 Planificación para la lectura en voz alta del cuento Rapunzel Hermanos Grimm Objetivos de Aprendizaje (OA) Comprender y disfrutar versiones completas de obras de literatura, leídas por un adulto.

Más detalles

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

----------------------------------------------------------------------------------------------------------- Llovía y venteaba bastante. Era difícil ver. Había un hombre alto, pelirrojo, que corría por la calle gritando. Una mujer manejaba un pequeño coche verde. De repente el coche paró en frente del banco.

Más detalles

1. LECTURA DEL CUENTO 2. DIALOGO CON LOS NIÑOS. El educador lee el cuento Qué has hecho con tu hermano?

1. LECTURA DEL CUENTO 2. DIALOGO CON LOS NIÑOS. El educador lee el cuento Qué has hecho con tu hermano? 1. LECTURA DEL CUENTO El educador lee el cuento Qué has hecho con tu hermano? 2. DIALOGO CON LOS NIÑOS En primer lugar se establece un diálogo para asegurar que ha habido una buena comprensión del cuento

Más detalles

www.sindromedeklinefelter.info

www.sindromedeklinefelter.info Mi padre siempre decía que éstos serían los mejores años de mi vida... Si hubiera sido simplemente gordo, hubiera sido tolerable, pero yo era algo más que gordo, tenía pecho. Todos parecían saberlo, todos,

Más detalles

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS Nuestro corazón es el lugar donde habitan los recuerdos, y hoy me toca desempolvar unos cuantos. Recuerdo con nitidez, a pesar de mi corta edad, mi primer día

Más detalles

Humberto Costantini. Lección de inglés

Humberto Costantini. Lección de inglés Humberto Costantini Lección de inglés De Cuentos completos 1945-1987, Buenos Aires, Ediciones ryr, 2010. La puerta de la habitación está abierta? No, señor, la puerta de la habitación está cerrada. La

Más detalles

El par de zapatos. Pierre Gripari

El par de zapatos. Pierre Gripari El par de zapatos Pierre Gripari Había una vez un par de zapatos que estaban casados. El zapato derecho, que era el señor, se llamaba Nicolás. Y el zapato izquierdo, que era la señora, se llamaba Tina.

Más detalles

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños.

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. BLOQUE 1 1. * De dónde? - de Francia. a) vives / estoy b) estás / soy c) eres / soy 2. habitación de Juan

Más detalles

PRESENTACIÓN. Buena lectura!

PRESENTACIÓN. Buena lectura! PRESENTACIÓN La serie Aventura joven narra las aventuras que vive un grupo de amigos adolescentes: Mónica, Guillermo, Laura, Sergio y Martín. A través de sus historias, los vas a ir conociendo y, al mismo

Más detalles

CUENTOS CP JOSÉ ARCE BODEGA

CUENTOS CP JOSÉ ARCE BODEGA CUENTOS CP JOSÉ ARCE BODEGA LA NIÑA MARÍA QUE CUMPLIÓ SU SUEÑO. Autora: María Gómez Montero. Fecha viernes 8 de Abril 2011-05-05 CEIP. José Arce Bodega. Santander. María 11 años de Perú. María era una

Más detalles

Llámame pequeña y hazme sentir grande

Llámame pequeña y hazme sentir grande Llámame pequeña y hazme sentir grande Por Adriana Aparicio Sarmiento 7 de septiembre de 2012 Acabo de comenzar el instituto. Lleno de gritos, silbidos, deportistas, animadoras Todo tipo de personajes,

Más detalles

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 El teléfono mágico Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 Había una vez un hombre en la calle. Se podía ver que estaba privado de todo. Su ropa estaba estropeada y sus zapatos estaban arruinados. El

Más detalles

CORRIENDO POR LAS CALLES

CORRIENDO POR LAS CALLES CORRIENDO POR LAS CALLES Por: Leydi Rocío Silva Rangel Era tarde sin duda alguna, tuve que apagar el celular por que me canse de mirar una y otra vez la hora. El tiempo parecía haberse detenido, no avanzaba,

Más detalles

29. JESÚS EN CASA DEL FARISEO

29. JESÚS EN CASA DEL FARISEO 29. JESÚS EN CASA DEL FARISEO 103 Josep Maria Torras 104 Uno de los fariseos le rogaba que comiera con él; y entrando en casa del fariseo se recostó en la mesa. (Lc 7,36) Hace tiempo que quiere salir del

Más detalles

La bicicleta de Tyrone

La bicicleta de Tyrone PASAJE PASAJE 1 Tyrone estaba muy emocionado! Ya casi era su EVAACION cumpleaños. Él sabía que su mamá había planeado una EVAACION gran fiesta de cumpleaños. os amigos y familiares de Tyrone vendrían el

Más detalles

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO.

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. 1 Puente la reina es un pueblo montañoso de Navarra. En éste pueblecito precioso y lleno de vegetación, el aire que se respira es sano. Hay un

Más detalles

Hansel y Gretel Autor: Hermanos Grimm

Hansel y Gretel Autor: Hermanos Grimm www.soncuentosinfantiles.com Hansel y Gretel Autor: Hermanos Grimm Hansel y Gretel vivían con su padre, un pobre leñador, y su cruel madrastra, muy cerca de un espeso bosque. Vivían con muchísima escasez,

Más detalles

Wilhelm y Jakob Grimm. Hansel y Gretel

Wilhelm y Jakob Grimm. Hansel y Gretel Wilhelm y Jakob Grimm Hansel y Gretel Edición on-line: Luis Rafael Diseño digital: Pavel Alfonso 2001-copyright Editorial Gente Nueva Editorial CubaLiteraria Todos los derechos reservados Editorial CubaLiteraria

Más detalles

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas 1 Palabras nuevas El domingo por la mañana, al abrocharse su capota azul marino, la bruja vio que le faltaba un botón. Se la puso, de todos modos, y se fue a dar un paseo por el parque. Roque Bodoque y

Más detalles

SÚMATE A LA AVENTURA DE LEERLES UN CUENTO CADA DÍA A LOS NIÑOS UN PAÍS QUE LEE ES UN PAÍS QUE SUEÑA

SÚMATE A LA AVENTURA DE LEERLES UN CUENTO CADA DÍA A LOS NIÑOS UN PAÍS QUE LEE ES UN PAÍS QUE SUEÑA SÚMATE A LA AVENTURA DE LEERLES UN CUENTO CADA DÍA A LOS NIÑOS UN PAÍS QUE LEE ES UN PAÍS QUE SUEÑA Las cosas raras Andrea Maturana Ilustrado por Isabel Hojas se día lunes, Ati se despertó algo extraña.

Más detalles

Muñeco de serrín. Había pasado una mala noche, tenía el cuerpo bañado en sudor y el recuerdo de

Muñeco de serrín. Había pasado una mala noche, tenía el cuerpo bañado en sudor y el recuerdo de Había pasado una mala noche, tenía el cuerpo bañado en sudor y el recuerdo de algún sueño inquietante, que ahora ya despierto, aún me hacía ver el mundo con ojos extraños suerte que ella estaba a mi lado.

Más detalles

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ALEGRÍA TRISTEZA ENFADO MIEDO ANEXO 2 CUENTO: EL MONSTRUO DE COLORES 2 ANEXO 3 - DIBUJOS: EMOCIONES VIVIDAS 3 ANEXO 4 - RECONOCEMOS LAS EMOCIONES

Más detalles

Hermanos Grimm RAPUNZEL

Hermanos Grimm RAPUNZEL UN TESORO DE CUENTO DE HADAS Hermanos Grimm RAPUNZEL Uso exclusivo VITANET, Biblioteca Virtual 2003 Rapunzel Había una vez un hombre y una mujer que hacía mucho tiempo deseaban tener un niño. Entonces,

Más detalles

La enfermedad. Representar a un excluido

La enfermedad. Representar a un excluido La enfermedad Alemania, Noviembre de 2011 Muchos de los que llegan a Constelaciones Familiares buscan ante todo sanación y, a través de las Constelaciones Familiares, los trasfondos de las enfermedades

Más detalles

PROYECTO: ENSEÑAMOS A FILOSOFAR AUTODOMINIO

PROYECTO: ENSEÑAMOS A FILOSOFAR AUTODOMINIO PROYECTO: ENSEÑAMOS A FILOSOFAR AUTODOMINIO MES DE MARZO Y ABRIL DEL 2012 2 ciclo: 6 y 7 grado Se iniciará la actividad pasando los siguientes videos de Youtube a fin de que los niños se sientan identificados

Más detalles

al lado del surtidor. Al principio me hizo arder la piel pero si me enjuagaba rápido podía darme el primer baño completo desde que empecé a andar por

al lado del surtidor. Al principio me hizo arder la piel pero si me enjuagaba rápido podía darme el primer baño completo desde que empecé a andar por al lado del surtidor. Al principio me hizo arder la piel pero si me enjuagaba rápido podía darme el primer baño completo desde que empecé a andar por las rutas. Me di un buen remojón sentado en la pileta,

Más detalles

INNOVACIÓN DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA. Angélica María Guerrero Escamilla. Estudiante de la Licenciatura en Derecho

INNOVACIÓN DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA. Angélica María Guerrero Escamilla. Estudiante de la Licenciatura en Derecho PRESENTA: INNOVACIÓN DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA.. Asesora INEA Estudiante de la Licenciatura en Derecho Col. Rancho Nuevo, Mpio. de Apaseo el Grande, Gto. Octubre de 2003 1 INNOVACIÓN DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA

Más detalles

Pinocho Autor: Carlo Collodi

Pinocho Autor: Carlo Collodi www.soncuentosinfantiles.com Pinocho Autor: Carlo Collodi Erase una vez, un carpintero llamado Gepetto, decidió construir un muñeco de madera, al que llamó Pinocho. Con él, consiguió no sentirse tan solo

Más detalles

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 1 CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 2 Para Moroiá no había peor compromiso que ser hijo del cacique. Todos estaban pendientes de él, de sus buenas o malas acciones. Sobre todo de las malas, porque

Más detalles

GUION LITERARIO MUDANZA AUTOR: JHORAM MOYA

GUION LITERARIO MUDANZA AUTOR: JHORAM MOYA GUION LITERARIO MUDANZA AUTOR: JHORAM MOYA MUDANZA Autor: Jhoram Moya ESC 1. OFICINA DEL MEDIADOR. INT. NOCHE En una habitación muy antigua, con un sofa viejo, un escritorio, con una lampara negra, un

Más detalles

Antiguo Testamento. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo Lección 3 Página 1

Antiguo Testamento. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo Lección 3 Página 1 Antiguo Testamento Creada para uso con niños principiantes, y principiantes que no asisten a una iglesia Adaptable para todas edades, incluyendo adultos. Mission Arlington Mission Metroplex Currículo Lección

Más detalles

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un La aparecida de la carretera vieja de La Guaira Venezuela A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar

Más detalles

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas

CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas CÓMO CRIAR NIÑOS EMOCIONALMENTE SANOS #2 Recuerdos de la niñez Respuestas seleccionadas RESPETO No sentirse respetado 1. Cuando intentaba usar ropa diferente, mis papás se burlaban de mí. 2. No podía decir

Más detalles

ÉRASE UNA VEZ. 3. Tus padres te han dicho alguna vez que la calles es muy peligrosa?

ÉRASE UNA VEZ. 3. Tus padres te han dicho alguna vez que la calles es muy peligrosa? ÉRASE UNA VEZ Esta es la historia de una niña a quien llaman Caperucita porque lleva una caperuza de terciopelo rojo que le ha hecho su abuela. Caperucita tiene nueve años, dos piernas fuertes, dos ojos

Más detalles

A Pepe le gusta mucho ver la televisión. Le encantan los programas de dibujos animados, y también aquellos en los que salen grupos cantando.

A Pepe le gusta mucho ver la televisión. Le encantan los programas de dibujos animados, y también aquellos en los que salen grupos cantando. 1 A Pepe le gusta mucho ver la televisión. Le encantan los programas de dibujos animados, y también aquellos en los que salen grupos cantando. Pero lo que más le gusta de todo es ver los anuncios de juguetes.

Más detalles

El APLAUSO. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

El APLAUSO. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons El APLAUSO Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Mamá me despertó como todas las mañanas para ir al cole. A mí no me gusta que me despierte dándome golpecitos en el hombro, pero ella

Más detalles

El álbum de mamá. Con el aval de:

El álbum de mamá. Con el aval de: El álbum de mamá Este cuento es más que un cuento, es un compañero que ayudará a las mamás con cáncer de mama metastásico y a sus familiares a explicar a sus hijos cómo afrontar juntos el viaje por la

Más detalles

El hormiguero de los gusanos

El hormiguero de los gusanos El hormiguero de los gusanos Se quedó mirando fijamente en el vacío mientras recordaba aquella primera vez que se dijo a si mismo en un silencio casi solemne. - Qué difícil es vivir entre gusanos! Recordó

Más detalles

Brujas, princesas y pícaros. Cuentos clásicos infantiles

Brujas, princesas y pícaros. Cuentos clásicos infantiles Brujas, princesas y pícaros Cuentos clásicos infantiles Origen: España Este cuento creció de tantas personas a las que les gustó prestar sus bocas y orejas para compartirlo. Así ha viajado primero por

Más detalles

"Dios tiene algo de abuelo"

Dios tiene algo de abuelo Portada - Testimonios - "Dios tiene algo de abuelo" "Dios tiene algo de abuelo" 3.12.2015 Eliana Palma es una abuela chilena que comparte en esta entrevista su visión acerca del papel que los abuelos tienen

Más detalles