DEPORTE Y LETRAS. Compilación y notas Elkin Obregón

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "DEPORTE Y LETRAS. Compilación y notas Elkin Obregón"

Transcripción

1

2 DEPORTE Y LETRAS Compilación y notas Elkin Obregón 1

3 Primera edición ejemplares Medellín, mayo de 2010 Edita: Fundación CONFIAR Calle 52 Nº Tel: Ext Medellín ISBN volumen: ISBN obra completa: Diseño e Impresión: Pregón Ltda. 2 Este libro no tiene valor comercial y es de distribución gratuita

4 Índice Viejo con árbol... 7 Roberto Fontanarrosa El Centerfielder Sergio Ramírez El Esperanza Fútbol Club Orígenes Lessa El noble arte Julio Cortázar La guerra del fútbol (Fragmento) Ryzsard Kapuscinski Cross Country en la nieve Ernest Hemingway Sacrificio de dama Julio César Londoño La derrota Giovanni Guareschi

5 Tragedia en la pista. Confesiones de un corredor en la carrera de la milla Janusz Kusocinski Tapo, remacho, no corro más Blanca Luz Uribe Arango El embrujo de los doce pasos (Fragmento) Francisco Mouat El vuelo del ángel Robert Damon Gol olímpico Óscar Castro García Hombre en el mar Rubem Braga Balada para Pelé Horacio Ferrer Lo que le debo al fútbol Albert Camus y el fútbol

6 [ ] El ejercicio físico sin propósito no es nada, es tonto, es animal, es inútil sin una inteligencia que comande el entrenamiento muscular y lo oriente hacia un fin: superar la marca, persistir, dirigirse decididamente hacia un lugar que todavía no existe, un lugar donde nadie nunca ha estado. Andrea Palet Un lugar que todavía no existe. El Malpensante, octubre de 2009

7 6

8 VIEJO CON ÁRBOL Roberto Fontanarrosa

9 ROBERTO FONTANARROSA ( ). Nació en Rosario, Argentina. Humorista gráfico, autor además de los cómics Boogie el aceitoso e Inodoro Pereira. Publicó un buen número de libros de cuentos (El mundo ha vivido equivocado, No sé si he sido claro, La mesa de los galanes, etc.), y varias novelas (Best Seller, El área 18, etc.). Figura de primerísimo orden en la historia del humor latinoamericano del siglo XX.

10 A un costado de la cancha había yuyales y, más allá, el terraplén del ferrocarril. Al otro costado, descampado y un árbol bastante miserable. Después las otras dos canchas, la chica y la principal. Y ahí, debajo de ese árbol, solía ubicarse el viejo. Había aparecido unos cuantos partidos atrás, casi al comienzo del campeonato, con su gorra, la campera gris algo raída, la camisa blanca cerrada hasta el cuello y la radio portátil en la mano. Jubilado seguramente, no tendría nada que hacer los sábados por la tarde y se acercaba al complejo para ver los partidos de la Liga. Los muchachos primero pensaron que sería casualidad, pero al tercer sábado en que lo vieron junto al lateral ya pasaron a considerarlo hinchada propia. Porque el viejo bien podía ir a ver los otros dos partidos que se jugaban a la misma hora en las canchas de al lado, pero se quedaba ahí, debajo del árbol, siguiéndolos a ellos. 9

11 Era el único hincha legítimo que tenían, al margen de algunos pibes chiquitos; el hijo de Norberto, los dos de Gaona, el sobrino del Mosca, que desembarcaban en el predio con los mayores y corrían a meterse entre los cañaverales apenas bajaban de los autos. Ojo con la vía alertaba siempre Jorge mientras se cambiaban. No pasan trenes casi tranquilizaba Norberto. Y era verdad, o pasaba uno cada muerte de obispo, lentamente y metiendo ruido. No vino la hinchada? ya preguntaban todos al llegar nomás, buscando al viejo. No vino la barra brava? Y se reían. Pero el viejo no faltaba desde hacía varios sábados, firme debajo del árbol, casi elegante, con un cierto refinamiento en su postura erguida, la mano derecha en alto sosteniendo la radio minúscula, como quien sostiene un ramo de flores. Nadie lo conocía, no era amigo de ninguno de los muchachos. La vieja no lo debe soportar en la casa y lo manda para acá bromeó alguno. Por ahí es amigo del referí dijo otro. Pero sabían que el viejo hinchaba para ellos de alguna manera, moderadamente, porque lo habían visto aplaudir un par de partidos atrás, cuando le ganaron a Olimpia Seniors. 10

12 Y ahí, debajo del árbol, fue a tirarse el Soda cuando decidió dejarle su lugar a Eduardo, que estaba de suplente, al sentir que no daba más por el calor. Era verano y ese horario para jugar era una locura. Casi las tres de la tarde y el viejo ahí, fiel, a unos metros, mirando el partido. Cuando Eduardo entró a la cancha casi a desgano, aprovechando para desperezarse cuando levantó el brazo pidiéndole permiso al referí, el Soda se derrumbó a la sombra del arbolito y quedó bastante cerca, como nunca lo había estado: el viejo no había cruzado jamás una palabra con nadie del equipo. El Soda pudo apreciar entonces que tendría unos setenta años, era flaquito, bastante alto, pulcro y con sombra de barba. Escuchaba la radio con un auricular y en la otra mano sostenía un cigarrillo con plácida distinción. Está escuchando a Central Córdoba, maestro? medio le gritó el Soda cuando recuperó el aliento, pero siempre recostado en el piso. El viejo giró para mirarlo. Negó con la cabeza y se quitó el auricular de la oreja. No sonrió. Y pareció que la cosa quedaba ahí. El viejo volvió a mirar el partido, que estaba áspero y empatado. Música, dijo después, mirándolo de nuevo. Algún tanguito? probó el Soda. 11

13 Un concierto. Hay un buen programa de música clásica a esta hora. El Soda frunció el entrecejo. Ya tenía una buena anécdota para contarles a los muchachos y la cosa venía lo suficientemente interesante como para continuarla. Se levantó resoplando, se bajó las medias y caminó despacio hasta pararse al lado del viejo. Pero le gusta el fútbol le dijo. Por lo que veo. El viejo aprobó enérgicamente con la cabeza, sin dejar de mirar el curso de la pelota, que iba y venía por el aire, rabiosa. Lo he jugado. Y, además, está muy emparentado con el arte dictaminó después. Muy emparentado. El Soda lo miró, curioso. Sabía que seguiría hablando, y esperó. Mire usted nuestro arquero efectivamente el viejo señaló a De León, que estudiaba el partido desde su arco, las manos en la cintura, todo un costado de la camiseta cubierto de tierra. La continuidad de la nariz con la frente. La expansión pectoral. La curvatura de los muslos. La tensión en los dorsales se quedó un momento en silencio, como para que el Soda apreciara aquello que él le mostraba. Bueno Eso, eso es la escultura 12

14 El Soda adelantó la mandíbula y osciló levemente la cabeza, aprobando dubitativo. Vea usted el viejo señaló ahora hacia el arco contrario, al que estaba por llegar un córner el relumbrón intenso de las camisetas nuestras, amarillo cadmio y una veladura naranja por el sudor. El contraste con el azul de Prusia de las camisetas rivales, el casi violeta cardenalicio que asume también ese azul por la transpiración, los vivos blancos como trazos alocados. Las manchas ágiles ocres, pardas y sepias y Siena de los muslos, vivaces, dignas de un Bacon. Entrecierre los ojos y aprécielo así Bueno Eso, eso es la pintura. Aún estaba el Soda con los ojos entrecerrados cuando el viejo arreció. Observe, observe usted esa carrera intensa entre el delantero de ellos y el cuatro nuestro. El salto al unísono, el giro en el aire, la voltereta elástica, el braceo amplio en busca del equilibrio Bueno Eso, eso es la danza... El Soda procuraba estimular sus sentidos, pero sólo veía que los rivales se venían con todo, porfiados, y que la pelota no se alejaba del área defendida por De León. Y escuche usted, escuche usted lo acicateó el viejo, curvando con una mano el pabellón de la misma oreja donde había teni- 13

15 do el auricular de la radio, y entusiasmado tal vez al encontrar, por fin, un interlocutor válido la percusión grave de la pelota cuando bota contra el piso, el chasquido de la suela de los botines sobre el césped, el fuelle quedo de la respiración agitada, el coro desparejo de los gritos, las órdenes, los alertas, los insultos de los muchachos y el pitazo agudo del referí Bueno Eso, eso es la música El Soda aprobó con la cabeza. Los muchachos no iban a creerle cuando él les contara aquella charla insólita con el viejo, luego del partido, si es que les quedaba algo de ánimo, porque la derrota se cernía sobre ellos como un ave oscura e implacable. Y vea usted a ese delantero señaló ahora el viejo, casi metiéndose en la cancha, algo más alterado ese delantero de ellos que se revuelca por el suelo como si lo hubiese picado una tarántula, mesándose exageradamente los cabellos, distorsionando el rostro, bramando falsamente de dolor, reclamando histriónicamente justicia Bueno Eso, eso es el teatro. El Soda se tomó la cabeza. Qué cobró? balbuceó indignado. Cobró penal? abrió los ojos el viejo, incrédulo. Dio un paso al frente, metiéndose apenas en la cancha. Qué cobrás? gritó después, desaforado. Qué cobrás, referí y la reputísima madre que te parió? 14

16 El Soda lo miró atónito. Ante el grito del viejo parecía haberse olvidado repentinamente del penal injusto, de la derrota inminente y del mismo calor. El viejo estaba lívido mirando al área, pero enseguida se volvió hacia el Soda tratando de recomponerse, algo confuso, incómodo. Y eso? se atrevió a preguntarle el Soda, señalándolo. Y eso vaciló el viejo, tocándose levemente la gorra Eso es el fútbol. Tomado de la Internet, sin referencia editorial. 15

17

18 EL CENTERFIELDER Sergio Ramírez

19 SERGIO RAMÍREZ (1942). Nació en Masatepe, Nicaragua. Además de escritor es abogado, y ha sido importante activista político. Acaso su novela más difundida sea hasta ahora Margarita, está linda la mar. A ésta se suman otras, como Tiempo de fulgor, Te dio miedo la sangre?, etc. Entre sus libros de cuentos pueden citarse Charles Atlas también muere, Cuentos, Nuevos cuentos, etc. Durante un tiempo ocupó la vicepresidencia de su país.

20 El foco pasó sobre las caras de los presos una y otra vez, hasta que se detuvo en un camastro donde dormía de espaldas un hombre con el dorso desnudo, reluciente de sudor. Ése es, abrí dijo el guardia asomándose por entre los barrotes. Se oyó el ruido de la cerradura herrumbrada resistiéndose a la llave que el carcelero usaba amarrada a la punta de un cable eléctrico, con el que rodeaba su cintura para sostener los pantalones. Después dieron con la culata del garand sobre las tablas del camastro, y el hombre se incorporó, una mano sobre los ojos porque le hería la luz del foco. Arriba, te están esperando. A tientas comenzó a buscar la camisa; se sentía tiritar de frío aunque toda la noche había hecho un calor insoportable, y los reos estaban durmiendo en calzoncillos, o desnudos. La única hendija en la pared estaba 19

21 muy alta y el aire se quedaba circulando en el techo. Encontró la camisa y en los pies desnudos se metió los zapatos sin cordones. Ligerito dijo el guardia. Ya voy, qué no ve. Y no me bostiqués palabra, ya sabés. Ya sé qué. Bueno, vos sabrás. El guardia lo dejó pasar de primero. Caminá le dijo, y le tocó las costillas con el cañón del rifle. El frío del metal le dio repelos. Salieron al patio y al fondo, junto a la tapia, las hojas de los almendros brillaban con la luz de la luna. A las doce de la noche estarían degollando las reses en el rastro al otro lado del muro, y el aire traía el olor a sangre y estiércol. Qué patio más hermoso, para jugar beisbol. Aquí deben armarse partidos entre los presos, o los presos con los guardias francos. La barda será la tapia, unos trescientos cincuenta pies desde el home hasta el centerfield. Un batazo a esas profundidades habría que fidearlo corriendo hacia los almendros, y después de recoger la bola junto al muro el cuadro se vería lejano y la gritería pidiendo el tiro se oiría como apagada, y vería al corredor doblando por segunda cuando de un salto me cogería de una rama y con una flexión me montaría 20

22 sobre ella y de pie llegaría hasta la otra al mismo nivel del muro erizado de culos de botellas y poniendo con cuidado las manos primero, pasaría el cuerpo asentando los pies y aunque me hiriera al descolgarme al otro lado caería en el montarascal donde botan la basura, huesos y cachos, latas, pedazos de silletas, trapos, periódicos, animales muertos y después correría espinándome en los cardos, caería sobre una corriente de agua de talayo pero me levantaría, sonando atrás duras y secas, como sordas, las estampidas de los garands. Páreseme allí. Adónde crees vos que vas? Ideay, a mear. Te estás meando de miedo, cabrón. Era casi igual la plaza, con los guarumos junto al atrio de la iglesia y yo con mi manopla patrullando el centerfielder, el único de los fielderes que tenía una manopla de lona era yo y los demás tenían que coger a mano pelada, y a las seis de la tarde seguía fildeando aunque casi no se veía pero no se me iba ningún batazo, y sólo por su rumor presentía la bola que venía como una paloma a caer en mi mano. Aquí está capitán dijo el guardia asomando la cabeza por la puerta entreabierta. Desde dentro venía el zumbido del aparato de aire acondicionado. 21

23 Métalo y váyase. Oyó que la puerta era asegurada detrás de él y se sintió como enjaulado en la habitación desnuda, las paredes encaladas, sólo un retrato en un marco dorado y un calendario de grandes números rojos y azules, una silleta en el centro y al fondo la mesa del capitán. El aparato estaba recién metido en la pared porque aún se veía el repello fresco. A qué horas lo agarraron? dijo el capitán sin levantar la cabeza. Se quedó en silencio, confundido, y quiso con toda el alma que la pregunta fuera para otro, alguien escondido debajo de la mesa. Hablo con usted, o es sordo: A qué horas lo capturaron? Despuesito de las seis, creo dijo, tan suavemente que pensó que el otro no lo había escuchado. Por qué cree que despuesito de las seis? No me puede dar una hora fija? No tengo reloj, señor, pero ya había cenado y yo como a las seis. Vení cená me gritaba mi mamá desde la acera. Falta un inning, mamá, le contestaba, ya voy. Pero hijo, no ves que ya está oscuro, qué vas a seguir jugando. Si ya voy, sólo falta una tanda, y en la iglesia comenzaban los violines y el armonio a tocar el rosario, cuando venía la bola a mis manos para sacar 22

24 el último out y habíamos ganado otra vez el juego. A qué te dedicás? Soy zapatero. Trabajás en taller? No, hago remiendos en mi casa. Pero vos fuiste beisbolero, o no? Sí, fui. Te decían Matraca Parrales, verdad? Sí, así me decían, era por mi modo de tirar a home, retorciendo el brazo. Y estuviste en la selección que fue a Cuba? Sí, hace veinte años, fui de centerfielder. Pero te botaron. A la vuelta. Eras medio famoso con ese tu tiro a home que tenías. Iba a sonreírse pero el otro lo quedó mirando con ira. La mejor jugada fue una vez que cogí un fly en las gradas del atrio, de espaldas al cuadro metí la manopla y caí de bruces en las gradas con la bola atrapada y me sangró la lengua pero ganamos la partida y me llevaron en peso a mi casa y mi mamá echando las tortillas, dejó la masa y se fue a curarme llena de orgullo y de lástima, vas a quedarte burro pero atleta, hijo. Y por qué te botaron del equipo? 23

25 Porque se me cayó un fly y perdimos. En Cuba? Jugamos contra la selección de Aruba; era una palomita que se me zafó de las manos y entraron dos carreras, perdimos. Fueron varios los que botaron. La verdad, tomábamos mucho, y en el juego, no se puede. Ah. Permiso quería decir, para sentarse, porque sentía que las canillas se le aflojaban, pero se quedó quieto en el mismo lugar, como si le hubieran untado pega en las suelas de los zapatos. El capitán comenzó a escribir y duró siglos. Después levantó la cabeza y sobre la frente le vio la roja señal del kepis. Por qué te trajeron? Sólo levantó los ojos y lo miró desconcertado. Ajá, por qué? No respondió. No qué? No, no sé. Ah, no sabés? No. Aquí tengo tu historia y le mostró un fólder, puedo leerte algunos pasajes para que sepás de tu vida dijo poniéndose de pie. 24

26 Desde el fondo del campo el golpe de la bola contra el guante del cátcher se escucha muy lejanamente, casi sin sentirse. Pero cuando alguien conecta, el golpe seco del bate estalla en el oído y todos los sentidos se agudizan para esperar la bola. Y si el batazo es de aire y viene a mis manos, voy esperándola con amor, con paciencia, bailando debajo de ella hasta que llega a mí y poniendo las manos a la altura de mi pecho la aguardo como para hacerle un nido. El viernes 28 de julio a las cinco de la tarde, un jeep Willys capota de lona, color verde se paró frente a tu casa y de él bajaron dos hombres; uno moreno, pantalón kaki, de anteojos oscuros; el otro chele, pantalón bluyín, sombrero de pita; el de anteojos llevaba un valijín de la Panamerican y el otro un salbeque de guardia. Entraron a tu casa y salieron hasta las diez de la noche, ya sin el valijín ni el salbeque. El de anteojos dijo e iba a seguir pero sintió necesidad de tragar una cantidad infinita de saliva sucede que era mi hijo, el de anteojos. Eso ya lo sé. Hubo otro silencio y sintió que los pies se le humedecían dentro de los zapatos, como si acabara de cruzar una corriente. En el valijín que te dejaron había parque para ametralladora de sitio y el salbeque 25

27 estaba lleno de fulminantes. Ahora, cuánto tiempo hacía que no veías a tu hijo? Meses susurró. Levántame la voz, que no oigo nada. Meses, no sé cuántos, pero meses. Desapareció un día de su trabajo en la mecatera y no lo volvimos a ver. No te afligiste por él? Claro, un hijo es un hijo. Preguntamos, indagamos, pero nada. Se ajustó la dentadura postiza, porque sintió que se le estaba zafando. Pero vos sabías que andaba enmontañado? Nos llegaban los rumores. Y cuando se apareció en el jeep, qué pensaste? Que volvía. Pero sólo saludó y se fue, cosa de horas. Y que le guardaran las cosas. Sí, que iba a mandar por ellas. Ah. Del fólder sacó más papeles escritos a máquina en una letra morada. Revisó y al fin tomó uno que puso sobre la mesa. Aquí dice que durante tres meses estuviste pasando parque, armas cortas, fulminantes, panfletos y que en tu casa dormían los enemigos del gobierno. No dijo nada. Sólo sacó un pañuelo para sonarse las narices. Debajo de la lámpara se 26

28 veía flaco y consumido, como reducido a su esqueleto. Y no te dabas cuenta de nada, verdad? Ya ve, los hijos dijo. Los hijos de puta, como vos. Bajó la cabeza y miró a sus zapatos sucios, la lengüeta suelta, las suelas llenas de lodo. Cuánto hace? Qué? Que no ves a tu hijo? Lo miró al rostro y sacó de nuevo su pañuelo. Usted sabe que ya lo mataron. Por qué me pregunta? El último inning del juego con Aruba, 0 a 0, dos outs y la bola blanca venía como flotando a mis manos, fui a su encuentro, la esperé, extendí los brazos e íbamos a encontrarnos para siempre cuando pegó en el dorso de mi mano, quise asirla en la caída pero rebotó y de lejos vi al hombre barriéndose en home y todo estaba perdido, mamá, necesitaba agua tibia en mis heridas porque siempre vos lo supiste, siempre tuve coraje para fildear aunque dejara la vida. Uno quiere ser bueno a veces, pero no se puede dijo el capitán rodeando la mesa. Metió el fólder en la gaveta y se volvió para apagar el aparato de aire acondicionado. El 27

29 repentino silencio inundó el cuarto. De un clavo descolgó una toalla y se la arrolló al pescuezo. Sargento llamó. El sargento se cuadró en la puerta y cuando sacaron al preso volvió ante el capitán. Qué pongo en el parte? preguntó. Era beisbolista, así que inventate cualquier babosada: que estaba jugando con los otros presos, que estaba de centerfielder, que le llegó un batazo contra el muro, que aprovechó para subirse al almendro, que se saltó la tapia, que corriendo en el solar del rastro lo tiramos. De 16 cuentos latinoamericanos. Coedición latinoamericana. Colombia,

30 EL ESPERANZA FÚTBOL CLUB Orígenes Lessa

31 ORÍGENES LESSA ( ). Nació en Lençóis Paulista, Brasil. Novelista, cronista, cuentista (uno de los más grandes de la literatura brasilera, en opinión de Jorge Amado), ensayista, viajero impenitente. Entre sus novelas pueden citarse El edificio fantasma, El evangelio de Lázaro, La noche sin hombre. Algunos de sus libros de cuentos: El escritor prohibido, Balbino, Hombre de mar, Un rostro perdido.

32 Era el orgullo de Buritizal. Resumía su vida y sus aspiraciones. Afirmaba su lugar entre las villas y pueblos de la zona. Desde el mocoso de primeras letras hasta los más viejos y respetables personajes, todos en suma, sentían el pecho rebosante de orgullo al pensar en el Esperanza Fútbol Club. Nació de un puñado de soñadores, Tartico, Chiquiño, Tuzzi, Dantiño, una tarde de mayo. Hasta entonces, Buritizal había sido un lugar oscuro, muerto, sin proyección. Nadie lo conocía. Ni las gentes mismas del pueblo parecían advertir su existencia, entregadas a vegetar bajo el sol ardiente del verano o el duro frío de junio, rodeadas de maizales, matas de café y reses escuálidas, en medio de un sosiego gris y amodorrado. Tartico, sin embargo, el mejor center forward de Buritizal, era un mozo inquieto y lleno de ambiciones. Se enorgullecía de 31

33 poseer el shoot más potente de la comarca, y de ser el mejor distribuidor de juego hasta entonces conocido. Qué fuerza. Qué dirección. Qué gambeta. Y cuando iba a entrenar por las tardes al baldío, con sus zapatones de temible puntera, caminaba con aires de triunfador, contemplando las miradas de las muchachas, que lo seguían con una ternura ávida y fascinada. Casi todos los domingos había juego. Contra el Lirio F. C., también del pueblo, el equipo de Negrao, o contra cuadros de las haciendas vecinas. Tartico aún no disponía de club. Sólo disponía de jugadores. Se juntaban, enviaban desafíos, vencían. Cada disparo de Tartico era un gol. Para no hablar de Chiquiño, de Tuzzi Toda la pandilla jugaba, y cómo. Fue entonces cuando Tartico resolvió conformar el club. Discusiones, aplausos, oposición. Y dos domingos después el Esperanza goleaba al Lirio 6 a 1. Un triunfo. Siguieron el Santa Cruz, el Perereca, tres o cuatro más. Verdaderas masacres. El Esperanza empezó a ganar reputación. Tartico era un asombro en el campo. Sus compañeros lo adoraban. Con su entusiasmo indeclinable y su fe ciega en la victoria, convertía al equipo entero en una tropa de héroes. Los desafíos se multiplicaron. Pueblos importantes, con juez de paz y canchas bien tenidas, sufrieron estruendosas 32

34 derrotas Buritizal comenzaba a ser conocido. Ya tenía enemigos. Y el Esperanza se convertía en el campeón de la comarca Naturalmente, los adversarios protestaban. Las victorias no valían, el árbitro estaba comprado. Club que iba a Buritizal denunciaba luego atrocidades, masacres, persecuciones. Pero, en su fuero interno, todos se inclinaban. Clase era clase Tartico era emprendedor. Se las había ingeniado para hacer construir una cancha decente, con graderías, gracias a ciertos auxilios municipales y contribuciones de los hacendados. La fundación del Esperanza propició el surgimiento de un modesto semanario, con aires de gran periódico, y dedicado casi exclusivamente a temas futbolísticos. Sus páginas exhibían entusiastas titulares: Otra apabullante goleada del Esperanza F. C. Un nuevo y glorioso marco en la historia de la falange albinegra Todo el pueblo vibraba con el club. Ya veremos el domingo El Amparense? Ja! Se lleva cinco, y le sale barato Dicen que son campeones Campeones un cuerno! Lo serán en su tierra, aquí que se tengan! Pues sí. Con Tartico nadie puede Es capaz de entrar al arco con bola y todo 33

35 Qué equipo! Te acuerdas del Santa Cruz? El solo Chiquiño marcó tres! Todos marcan, compadre! Y qué tal la defensa? A Dantiño, en seis meses, le han hecho tres goles! Y uno de ellos en fuera de lugar, y otro de penalty. De una cosa estoy seguro: Para vencer al Esperanza, tal vez el São Paulo! Buritizal se llenaba de sueños de gloria. Ya no le bastaba el honor de ser campeón indiscutido de la zona. Según el sentir general, eran invencibles. Y había una reacción casi de indiferencia cuando un equipo cualquiera, sin fama ni pergaminos, osaba pisar sus dominios. Ni vale la pena ir. Para esa gente nos basta con Tartico, un defensa y dos laterales Tartico, qué duda cabe, era el orgullo del pueblo. Ídolo de los niños, alegría de los viejos, había entrado además, con bola y todo, en cuanto corazón femenino latía en Buritizal. Más de una mulata, cuando lo avistaba en el campo, sentía que su corazoncito era una bola de trapo que Tartico, acostumbrado a la nº 5, no se dignaba chutar. Ea, Tartico! Bravo, Tartico! Entra, Tartico! 34

36 Tal el vocerío unánime. Innecesario, porque el héroe, de un modo u otro, ya había clavado el balón en el arco enemigo, con la misma facilidad que desplegaba para entrar en los pechos palpitantes de aquel mujerío entusiasta Sólo había en el pueblo un grupo disonante: el de Negrao. Era éste el gran rival de Tartico. No le perdonaba que hubiera hundido en la deshonra al Lirio, el club tradicional. Ya casi nadie asistía a sus partidos. Una que otra mulata, si acaso. Don Maneco, el alcalde, no se daba por enterado. Y ni siquiera la chiquillería asomaba ya por las tribunas. Negrao rumiaba su furia en silencio. Hacía entrenar sin pausa al equipo, lanzando airadas imprecaciones. Amenazaba al guardameta: Tú nunca has sido arquero, gran inútil! Y aun de noche, en su rústica casucha, jugaba en sueños partidos siempre victoriosos. El balón, obsesionante, estaba siempre ante su vista. Se envolvía en la manta, cerraba los ojos, y al segundo recibía de algún compañero un pase imaginario, o se le plantaba al frente Tartico, incapaz de frenar su carrera Pues era allí, en la soledad de su casa, donde Negrao ejercía el placer de la venganza. Jugaba, nunca perdía. Con sólo cerrar los ojos estaba ya en la cancha, enfrentando al 35

37 Esperanza. El árbitro daba el pitazo inicial. Negrao corría con el balón, burlaba a Tartico, hacía una entrega al lateral, se metía al campo enemigo, esperaba el pase, entregaba de cabeza al volante izquierdo. Nuevo dribling, bola al arco, 1 a 0! Era cosa de niños. A veces, Negrao se dignaba borrar del marcador uno o dos tantos de los cinco o seis logrados Para no exagerar La gran voluptuosidad de Negrao, cuando soñaba, era darse el lujo de humillar a las seguidoras del Esperanza, todas fanáticas de Tartico. Su ideal se cifraba en vencerlo, para dejarlas furiosas, frustradas, despechadas. Presuntuosas! Pero de nada le valía soñar. Cada juego era un desastre. El Esperanza ni se esforzaba siquiera. Para qué? Y, al final, no quedaba ya en las gradas ni un solo hincha del Lirio. Un día, Tartico anunció que había hecho retar a un importante club de São Paulo. La noticia electrizó al pueblo. Virgen nuestra! Hubo un escalofrío general. Pero pasajero. Una vez superado, todo Buritizal esperó con confiada impaciencia el día de la lucha. Tartico había logrado convencer a sus jugadores y a sus hinchas de que la victoria sería asunto de coser y planchar. No existía aún 36

38 ese equipo capaz de vencerlos. Dónde? Bastaría con entrenar juiciosamente. Hasta la fecha, ningún rival había conseguido arrancarles siquiera un empate No digo que los vamos a golear afirmaba el alcalde - Pero que ganamos al menos por un gol, eso es seguro Y que no se descuiden Llegó el día. Buritizal era un bullidero. Miles de personas habían llegado de las aldeas vecinas. El ambiente era de feria. Los bares y cafetines reventaban de gente. Los vendedores callejeros hacían fortunas. Chica, Tudiña, toda aquella tropa de mulatas endomingadas, parloteaba nerviosa, palpitantes los corazones, encendidos los semblantes, rezando a Dios y a Nuestra Señora por el buen éxito del encuentro Ganaremos, Dios mío? Y un escalofrío cruzaba rápido por las pieles morenas. El párroco había celebrado esa mañana una misa por la victoria. El alcalde hacía repartir desde temprano, por cuenta del municipio, galonadas de cerveza. Una profesora de la escuela normal había escrito un discurso, que sería leído por la mejor alumna, después del juego. La chiquillada apostaba con los forasteros. Ningún mocoso del pue- 37

39 blo, a semejanza de las mozas, había pegado el ojo esa noche. Mundiño, por cuánto crees que ganaremos? 5 a 0, digo yo! Quién sabe! Esos paulistas juegan! Apuesto a que no pasamos de un 3 a 1 Qué! Si Tartico quiere Tres horas antes del juego, el campo estaba lleno. Algunos habían amanecido allí, hablando, apostando, gritando. Sólo un grupo permanecía en silencio, alejado del gentío: los integrantes del Lirio. Negrao sonreía. No se dejaba llevar del entusiasmo general. Conocía el juego del Paulista. Estaba seguro de que ganaría. Y, sin disimular su regocijo, había venido a vengarse. Próxima estaba ya la derrota, la caída, la desmoralización de Tartico. Tipo engreído, que se creía capaz de desafiar, no sólo al Paulista, sino a la mismísima selección del Brasil! Y Negrao, como las morenas y el chiquillerío de Buritizal, había pasado insomne las últimas noches, imaginando la expresión de Tudiña, de Chica, de todas, tras la estruendosa derrota de Tartico. Dale! Chuta! Por la izquierda! Mediaba ya el primer tiempo. Contra todos los pronósticos, el Esperanza perdía 38

40 por primera vez. Después de año y medio de triunfos, el club encontraba un adversario que, desde el comienzo, le confundía el esquema, doblegaba sus defensas, y asediaba, sin tregua, el arco de Dantiño. Imparable, precioso, llegó el gol. El público quedó petrificado. Oh, Dios mío! Y un montón de bocas bonitas mordía los coloridos pañuelos, con enormes deseos de llorar, mientras los forasteros lanzaban al aire sus gorras, en homenaje al vengador de tantas humillaciones. Tartico no se desesperó. Bola al centro. Pa pa pa y, con innegable rapidez, trató en vano de burlar a sus contrarios, en busca del empate. Negrao, sin embargo, no alcanzaba a disfrutar en lo íntimo de su corazón el tan anhelado goce. Todo sucedía según lo había previsto: un desastre para el Esperanza. Las mozas de Buritizal veían ahora que Tartico no era el invencible héroe que soñaban. Pero, desde el momento mismo en que la victoria paulista se tornó indiscutible, y al ver al rival vencido sin remedio, provocando el llanto angustiado de sus seguidoras y la alegría de los visitantes, Negrao comenzó a sentirse mal. En el intermedio, las cosas llegaron al extremo. Mientras los jugadores locales caían al suelo, rendidos, los otros, sin muestra alguna 39

El centerfielder. Ese es, abrí dijo el guardia asomándose por entre los barrotes.

El centerfielder. Ese es, abrí dijo el guardia asomándose por entre los barrotes. El centerfielder El foco pasó sobre las caras de los presos una y otra vez, hasta que se detuvo en un camastro donde dormía de espaldas un hombre con el torso desnudo, reluciente de sudor. Ese es, abrí

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

El castillo de irás y no volverás

El castillo de irás y no volverás El castillo de irás y no volverás En un hermoso pueblo al lado del mar vivía un pescador con su mujer. Eran ya mayores y no tenían hijos. Sólo se tenían el uno al otro. Todas las mañanas, muy temprano,

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento

Hoy estudiaremos la amada historia del nacimiento LA VIDA DE JESÚS Lección 2 El nacimiento de Jesús Lectura bíblica: Lucas 2:1-20; Mateo 2:1-12 Texto para memorizar: Pensamiento clave: El gran don de Dios es que Jesús vino al mundo para ser nuestro Salvador.

Más detalles

Gustavo Canales. Gustavo, que piensas de Unión Española como equipo actualmente, y cuáles son tus proyecciones a futuro?

Gustavo Canales. Gustavo, que piensas de Unión Española como equipo actualmente, y cuáles son tus proyecciones a futuro? Gustavo Canales Gustavo, que piensas de Unión Española como equipo actualmente, y cuáles son tus proyecciones a futuro? Unión Española creo yo que está muy bien organizado desde el punto de vista dirigencial,

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

"EL CHAT ENGAÑOSO" Autora: Eva Domingo. la fiesta de su cumpleaños que se celebraría al día siguiente. Tenía que ordenar su

EL CHAT ENGAÑOSO Autora: Eva Domingo. la fiesta de su cumpleaños que se celebraría al día siguiente. Tenía que ordenar su "EL CHAT ENGAÑOSO" Autora: Eva Domingo Aquella mañana Elisa, a la que todos llamaban Lis, se levantó muy activa e ilusionada. Tenía que hacer un montón de cosas para preparar la fiesta de su cumpleaños

Más detalles

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar

Lolita Bosch. El niño q u e quería matar Lolita Bosch El niño q u e quería matar Para A.M. Uno Me llamo Max, tengo catorce años y paso mucho más miedo que los otros niños. Porque a veces se me ocurren unas cosas muy extrañas que no sé qué son,

Más detalles

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

El par de zapatos. Pierre Gripari

El par de zapatos. Pierre Gripari El par de zapatos Pierre Gripari Había una vez un par de zapatos que estaban casados. El zapato derecho, que era el señor, se llamaba Nicolás. Y el zapato izquierdo, que era la señora, se llamaba Tina.

Más detalles

Con PIE, CABEZA 1. Estoy tan cansada que YA NI ME TENGO EN PIE estar cansada 2. He andado de cabeza, estos díasestar

Con PIE, CABEZA 1. Estoy tan cansada que YA NI ME TENGO EN PIE estar cansada 2. He andado de cabeza, estos díasestar Frases hechas 3 Con PIE, CABEZA 1. Estoy tan cansada que YA NI ME TENGO EN PIE estar cansada 2. He andado de cabeza, estos díasestar ocupado 3. A ese se le ha subido el éxito a la cabeza. perder el sentido

Más detalles

La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937)

La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937) La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937) HABÍA UNA VEZ en una colmena una abeja que no quería trabajar, es decir, recorría los árboles uno por uno para tomar el jugo

Más detalles

ARBOLES EN EL UNIVERSO

ARBOLES EN EL UNIVERSO ARBOLES EN EL UNIVERSO Como todas las mañanas, Alejandro se dispone a desplazarse al Centro Integrado para la Dependencia de la calle Extremadura de Valladolid, lugar donde trabaja su padre. Es un día

Más detalles

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS Ariane Percque Nolwenn Pelwen Erase una vez, une chica muy normal, de 22 años. Era rubia, tenía los ojos azules, era alta, delgada y vivía sola en un apartamento en Nueva

Más detalles

Bellos Cabellos. Adela Basch. Leer te ayuda a crecer

Bellos Cabellos. Adela Basch. Leer te ayuda a crecer Bellos Cabellos Adela Basch Leer te ayuda a crecer Bellos Cabellos Adela Basch Personajes Miguel Laura ESCENA UNO Bellos Cabellos de Adela Basch. En El reglamento es el reglamento, Buenos Aires. Grupo

Más detalles

El Arcángel Miguel Historia para niños durante el Servicio Dominical

El Arcángel Miguel Historia para niños durante el Servicio Dominical Materiales: Video en línea del Arcángel Miguel Foto o estatua del Arcángel Miguel OPCIONAL: Esta historia fue escrita para la celebración del Día de San Miguel, el 29 de septiembre. Puede utilizarse en

Más detalles

La Santa Sede VIAJE APOSTÓLICO DEL SANTO PADRE FRANCISCO A KENIA, UGANDA Y REPÚBLICA CENTROAFRICANA (25-30 DE NOVIEMBRE DE 2015)

La Santa Sede VIAJE APOSTÓLICO DEL SANTO PADRE FRANCISCO A KENIA, UGANDA Y REPÚBLICA CENTROAFRICANA (25-30 DE NOVIEMBRE DE 2015) La Santa Sede VIAJE APOSTÓLICO DEL SANTO PADRE FRANCISCO A KENIA, UGANDA Y REPÚBLICA CENTROAFRICANA (25-30 DE NOVIEMBRE DE 2015) ENCUENTRO CON LOS JÓVENES DISCURSO DEL SANTO PADRE Estadio Kasarani, Nairobi

Más detalles

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas

Algar Editorial. 1 Palabras nuevas 1 Palabras nuevas El domingo por la mañana, al abrocharse su capota azul marino, la bruja vio que le faltaba un botón. Se la puso, de todos modos, y se fue a dar un paseo por el parque. Roque Bodoque y

Más detalles

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás

PAPA NOEL DUERME EN CASA. Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás PAPA NOEL DUERME EN CASA Samanta Schweblin La navidad en que Papá Noel pasó la noche en casa fue la última vez que estuvimos todos juntos, después de esa noche papá y mamá terminaron de pelearse, aunque

Más detalles

Las Medias de los Flamencos

Las Medias de los Flamencos Las Medias de los Flamencos (Horacio Quiroga) Cierta vez las víboras dieron un gran baile. Invitaron a las ranas y a los sapos, a los flamencos y a los yacarés y a los pescados. Los pescados, como no caminan,

Más detalles

Copyright 2012 Plough Publishing House Rifton, NY 12471 USA. The Plough Publishing House Page 1

Copyright 2012 Plough Publishing House Rifton, NY 12471 USA. The Plough Publishing House Page 1 No dude en compartir el enlace de este libro electrónico con sus amigos. Se puede publicar o compartir el enlace o hacer una impresión parcial o completa del texto, no obstante, favor de no hacer modificación

Más detalles

Marcial Souto. El intermediario

Marcial Souto. El intermediario Marcial Souto El intermediario De Para bajar a un pozo de estrella, Sudamericana, Buenos Aires, 1983. Carlitos, el bloc en la mano izquierda y el lápiz en la mano derecha, esperó a que su madre abriese

Más detalles

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida?

Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Por dónde se puede salir de un callejón sin salida? Personajes: Dolores Churrusco, una mosca que se quedó encerrada en una habitación Jengibre, una mosca demasiado culta Solamente la mitad del escenario

Más detalles

CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas)

CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas) CÓMO CREAR DESDE EL CORAZÓN Taller efectuado por Drunvalo Melchizek en Villa de Leyva Colombia (Resumen de 5 horas) Para crear desde la mente, hablamos de que había pensamientos, luego tenemos que poner

Más detalles

CORRIENDO POR LAS CALLES

CORRIENDO POR LAS CALLES CORRIENDO POR LAS CALLES Por: Leydi Rocío Silva Rangel Era tarde sin duda alguna, tuve que apagar el celular por que me canse de mirar una y otra vez la hora. El tiempo parecía haberse detenido, no avanzaba,

Más detalles

Jorge el valeroso. - Y tú qué quieres. - Verá respondió Jorge -, me gustaría que alguno de ustedes me ayudase a conocer lo que es el miedo.

Jorge el valeroso. - Y tú qué quieres. - Verá respondió Jorge -, me gustaría que alguno de ustedes me ayudase a conocer lo que es el miedo. Jorge el valeroso En una pequeña ciudad no muy lejana, vivía un hombre junto a su hijo, al que todos llamaban Jorge el tonto, porque no sabía lo que era el miedo. Tenía muchas ganas de saberlo, pero nadie

Más detalles

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino!

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 9 de diciembre Atrévete a decir sí! 16 de diciembre Compartid! 23 de diciembre Se alegra mi espíritu! Este material puede ser utilizado

Más detalles

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio

En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio Leyenda del otoño y el loro graciela repún (sélknam - tierra del fuego) En Tierra del Fuego, en la tribu sélknam había un joven indio llamado Kamshout al que le gustaba hablar. Leyenda del otoño y el loro

Más detalles

Departamento de Educación Física

Departamento de Educación Física TEMA 5. EL BALONCESTO 1. ORIGEN E HISTORIA DEL BALONCESTO. El baloncesto nació en EEUU en el año 1891, lo inventó un Sacerdote Canadiense llamado James Naismith, este sacerdote viajó a Massachussets (EEUU)

Más detalles

Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas

Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas Está lloviendo otra vez, y me encanta. Me pasaría horas y horas observando las eternas carreras entre gotas en el cristal, deslizándose delicadamente, sin pausa pero sin prisa, siguiendo su curso. Es increíble

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

y con la sangre de mi propio barro se levanta.

y con la sangre de mi propio barro se levanta. Repetición El día termina envejeciendo y enterrándose, sin dejar nada como todos. Y nosotros, habitantes de ese mismo día lo recibimos en el mismo sitio, con el mismo traje y el saludo hecho de antemano.

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº6 Planificación para la lectura en voz alta del cuento Rapunzel Hermanos Grimm Objetivos de Aprendizaje (OA) Comprender y disfrutar versiones completas de obras de literatura, leídas por un adulto.

Más detalles

Damián González Bertolino Los trabajos del amor Novela Cosecha Roja. Estuario editora 1ª edición: 2015 ISBN: 978 9974 720 14 5 12 x 19 cm. / 288 pp.

Damián González Bertolino Los trabajos del amor Novela Cosecha Roja. Estuario editora 1ª edición: 2015 ISBN: 978 9974 720 14 5 12 x 19 cm. / 288 pp. Damián González Bertolino Los trabajos del amor Novela Cosecha Roja. Estuario editora 1ª edición: 2015 ISBN: 978 9974 720 14 5 12 x 19 cm. / 288 pp. I Morales y el Toto entraban por la puerta de los empleados

Más detalles

DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL

DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL David Verdejo cuenta la vida de sus abuelos en España Yo, Faustina Verdejo Nabarrete nací en Carazejo, con mis nueve hermanos. España era muy diferente en

Más detalles

Humberto Costantini. Lección de inglés

Humberto Costantini. Lección de inglés Humberto Costantini Lección de inglés De Cuentos completos 1945-1987, Buenos Aires, Ediciones ryr, 2010. La puerta de la habitación está abierta? No, señor, la puerta de la habitación está cerrada. La

Más detalles

EDUCACIÓN FÍSICA: JUEGOS DE ACTIVACIÓN O CALENTAMIENTO.

EDUCACIÓN FÍSICA: JUEGOS DE ACTIVACIÓN O CALENTAMIENTO. EDUCACIÓN FÍSICA: JUEGOS DE ACTIVACIÓN O CALENTAMIENTO. - Además del clásico calentamiento que incluye carrera, estiramientos y ejercicios generales y específicos, también es interesante utilizar formas

Más detalles

El diecisiete de mayo de 1824, dos días antes de cumplirse el primer mes de la muerte de Byron, Thomas Moore y John Murray representante literario y

El diecisiete de mayo de 1824, dos días antes de cumplirse el primer mes de la muerte de Byron, Thomas Moore y John Murray representante literario y I El diecisiete de mayo de 1824, dos días antes de cumplirse el primer mes de la muerte de Byron, Thomas Moore y John Murray representante literario y editor respectivamente del poeta cruzaban en silencio

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

Aquí termina nuestra caminata «en las pisadas

Aquí termina nuestra caminata «en las pisadas EN LAS PISADAS DE JESUCRISTO EL HIJO DE DIOS Lección 20 El glorioso Hijo de Dios Lectura bíblica: Mateo 17:1-13 Texto para memorizar: Mateo 17:5 Objetivo: Afirmar la fe de los niños en Jesucristo como

Más detalles

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA Era una vez un granjero sabio y bueno que gustaba de cuidar a las aves, subir a la montaña y contemplar el vuelo de las águilas. Un día, al bajar de la montaña, llegó a unas

Más detalles

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un

A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar un La aparecida de la carretera vieja de La Guaira Venezuela A los caraqueños siempre les ha gustado visitar La Guaira, unas ricas playas del litoral central de Venezuela. Resulta muy grato pasar en el lugar

Más detalles

Consultado en: http://desinformemonos.org/2012/04/mujeres/ Fecha de consulta: 21/05/2013.

Consultado en: http://desinformemonos.org/2012/04/mujeres/ Fecha de consulta: 21/05/2013. Salas Cassani, Marcela, "Hablan las mujeres de Cherán, protagonistas de la insurrección", Desinformémonos, Núm. 36, México, Desinformémonos, 16 de abril de 2012. Consultado en: http://desinformemonos.org/2012/04/mujeres/

Más detalles

Aladino y la lampara maravillosa Autor: De Las mil y una noche

Aladino y la lampara maravillosa Autor: De Las mil y una noche www.soncuentosinfantiles.com Aladino y la lampara maravillosa Autor: De Las mil y una noche Erase una vez una viuda que vivía con su hijo, Aladino. Un día, un misterioso extranjero ofreció al muchacho

Más detalles

El primer día de colegio

El primer día de colegio El primer día de colegio Texto: Mireia Vidal Ilustraciones: Carles Salas Los cuentos de la abuela Esa mañana, el señor Cabezagacha se levantó nervioso. El sol no brillaba tan fuerte como lo había hecho

Más detalles

superhéroe canino Troika: superhéroe canino www.readinga-z.com Visite www.readinga-z.com para obtener miles de libros y materiales.

superhéroe canino Troika: superhéroe canino www.readinga-z.com Visite www.readinga-z.com para obtener miles de libros y materiales. Troika: superhéroe canino Un libro de lectura de Reading A Z Nivel O Número de palabras: 1,125 L E C T U R A O superhéroe canino Escrito por Robert Charles y Elizabeth Austin Ilustrado por John Kastner

Más detalles

PRIMERA SEMANA DE CUARESMA

PRIMERA SEMANA DE CUARESMA Cuaresma. Pág.1 PRIMERA SEMANA DE CUARESMA Jesús pasa cuarenta días en el desierto (Mateo 4, 1-11) Para pensar y trabajar: - Jesús también fue empujado por el diablo a hacer cosas para no agradar a Dios...

Más detalles

5 o. Escrita. curso COLECCIÓN ESCRIBO COLECCIÓN ESCRIBO. Queremos ayudar a desarrollar las competencias básicas que reclama la sociedad actual

5 o. Escrita. curso COLECCIÓN ESCRIBO COLECCIÓN ESCRIBO. Queremos ayudar a desarrollar las competencias básicas que reclama la sociedad actual COLECCIÓN ESCRIBO Expresión A padres y maestros: Nuestro sistema Escrita educativo enfatiza la importancia de la expresión oral, la expresión escrita y la comprensión lectora. La expresión escrita es un

Más detalles

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Los objetivos de esta sesión son: Repasar las emociones trabajadas a lo largo del curso. Definirse a sí mismo. Iniciar algunas técnicas de relajación

Más detalles

Ya se habían encargado de su equipaje que debía estar en el avión pues eran recordaría luego muy bien la hora las diez menos cuarto.

Ya se habían encargado de su equipaje que debía estar en el avión pues eran recordaría luego muy bien la hora las diez menos cuarto. Cuando llegaron al aeropuerto, fueron directamente al salón de protocolo. Estaba cerrado todavía y Franqui fue a buscar un empleado que lo abriera. Por fin abrieron el salón y todos entraron. Le hubiera

Más detalles

EN SU BANCO DEL PARQUE

EN SU BANCO DEL PARQUE EN SU BANCO DEL PARQUE Era su primer día. Estaba muy emocionado. Sabía que iba a pasar allí mucho tiempo, posiblemente el resto de sus días, pero estaba en un parque y eso le alegraba, pues había oído

Más detalles

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz

POEMARIO. Hoja en blanco. Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día. con pulso tembloroso. intentando encontrar tu voz AUTOR: Daby Andrés Gómez bejarano PROGRAMA: Finanzas y Negocios Internacionales. POEMARIO Hoja en blanco Te escabulliste entre la espada de un poeta. Te enfrentaron día a día con pulso tembloroso intentando

Más detalles

Estaba aún dormida, pero sentía que se

Estaba aún dormida, pero sentía que se Estaba aún dormida, pero sentía que se alzaba del sueño exactamente como un globo: como si fuera un pez de colores en una pecera de sueño, alzándose más y más a través de las tibias aguas del adormecimiento

Más detalles

EL SECRETO DE MI ABUELA

EL SECRETO DE MI ABUELA EL SECRETO DE MI ABUELA Esa noche no había podido dormir, me tocaba ir a casa de mi abuela. Con ella me pasaba horas y horas hablando, me contaba todas sus experiencias, todas sus historias y me ayudaba

Más detalles

Los Gigantes del Viento

Los Gigantes del Viento Los Gigantes del Viento Los Gigantes del Viento 1 Edita: Enel Green Power España Coordinación editorial: SDL Ediciones www.sdlmedioambiente.com Textos: Gracia Basanta Romero-Valdespino Ilustraciones: Mª

Más detalles

APUNTES DE BALONCESTO

APUNTES DE BALONCESTO APUNTES DE BALONCESTO Nombre: Grupo: 1. TERRENO DE JUEGO El terreno de juego es un rectángulo cuyas dimensiones reglamentarias son de 28 x 15 m. Las líneas longitudinales se denominan líneas de banda mientras

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº3 Planificación para la lectura en voz alta del cuento La Caperucita Roja Charles Perrault Objetivos de Aprendizaje (OA) Disfrutar de obras de literatura infantil mediante la audición atenta de

Más detalles

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme!

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme! La historia de la flor de la Nochebuena Hace muchos años, vivía una chica en las montañas de México en un pueblo muy pequeño. Se llamaba Lucida. Un día antes de la Navidad, el Padre Álvarez vino a la casa

Más detalles

Laia Fàbregas. Landen. www.alfaguara.com Empieza a leer... Landen

Laia Fàbregas. Landen. www.alfaguara.com Empieza a leer... Landen ALFAGUAR A HISPANICA Laia Fàbregas Landen www.alfaguara.com Empieza a leer... Landen Ella Murió durante el aterrizaje. Al despegar me había fijado en cómo sus manos se pegaban a las rodillas y cómo las

Más detalles

Comemierda le gritaba el manager, mientras Cristina le desacordonaba el spike.

Comemierda le gritaba el manager, mientras Cristina le desacordonaba el spike. Fiebre de caballos Biajaca no tenía remedio. Se ponchó por tercera vez. Entonces vino el Polaco, el cuarto bate. Y conectó una línea espantosa sobre la segunda base, de esas que arrancan hierba y Andrés

Más detalles

Cuando iba a nacer su hermano, a Bárbara se le nubló el mundo entero:

Cuando iba a nacer su hermano, a Bárbara se le nubló el mundo entero: 1 La Parejita de Eduardo Dayan El año en el que nació Bárbara fue muy importante para los Ramírez, Gerardo y Melina. Era la primera hija que tenían, la primogénita, la princesita, como decía la abuela!

Más detalles

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini

CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 1 CABEZA HUECA, CABEZA SECA Franco Vaccarini 2 Para Moroiá no había peor compromiso que ser hijo del cacique. Todos estaban pendientes de él, de sus buenas o malas acciones. Sobre todo de las malas, porque

Más detalles

Mi libro de oración 1

Mi libro de oración 1 Mi libro de oración 1 Una de las formas para prepararse para recibir a Jesús es rezar y pasar más tiempo con él. De esa manera puedo ser más amigo suyo como lo fueron los discípulos hace ya más de 2.000

Más detalles

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

----------------------------------------------------------------------------------------------------------- Llovía y venteaba bastante. Era difícil ver. Había un hombre alto, pelirrojo, que corría por la calle gritando. Una mujer manejaba un pequeño coche verde. De repente el coche paró en frente del banco.

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

Fe, Esperanza y Caridad

Fe, Esperanza y Caridad Fe, Esperanza y Caridad Fe, Esperanza y Caridad eran tres hermanas muy solicitadas en Acámbaro. Lo que se diga de una se dice de todas. Fe era rica, y por fuerza sus hermanas también. Esperanza era bella,

Más detalles

Te espero el día... a las... en

Te espero el día... a las... en Frases 15 Años 1 Pase meses tratando de organizar una fiesta inolvidable, pero me di cuenta que sin vos es imposible. Por eso te invito a fetejar Mis 15 Años 2 Hoy es mi noche, hoy se cumple mi sueño,

Más detalles

PRESENTACIÓN. Buena lectura!

PRESENTACIÓN. Buena lectura! PRESENTACIÓN La serie Aventura joven narra las aventuras que vive un grupo de amigos adolescentes: Mónica, Guillermo, Laura, Sergio y Martín. A través de sus historias, los vas a ir conociendo y, al mismo

Más detalles

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños.

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. BLOQUE 1 1. * De dónde? - de Francia. a) vives / estoy b) estás / soy c) eres / soy 2. habitación de Juan

Más detalles

Mi nombre es Adelalim, tengo 17 años, nací en 1985 en Argel, y llevo dos años viviendo en España, en Valencia.

Mi nombre es Adelalim, tengo 17 años, nací en 1985 en Argel, y llevo dos años viviendo en España, en Valencia. 1 Argelia España Adelalim 17 años Al final dejé la escuela porque no resuelve los proble- mas. Mi padre quería que continuara, pero yo le dije: quiero ir a Europa. En Argel soñaba con venir a Eu- ropa

Más detalles

TECNICAS DE PRESENTACIÓN

TECNICAS DE PRESENTACIÓN TECNICAS DE PRESENTACIÓN El objetivo de las dinámicas de animación, aplicadas a la Educación es: desarrollar la participación al máximo y crear un ambiente fraterno y de confianza. Pueden utilizarse en

Más detalles

1.- Crees que estás con la confianza de rendir bien este año y por quitarle el puesto a Limenza?

1.- Crees que estás con la confianza de rendir bien este año y por quitarle el puesto a Limenza? Luis Marín 1.- Crees que estás con la confianza de rendir bien este año y por quitarle el puesto a Limenza? Si, estoy bastante confiado con mi rendimiento, con lo que he logrado hasta ahora. Pero hablar

Más detalles

Patricia García-Rojo. La Fábrica Creátor. Libro primero de la tetralogía «Los portales de Éldonon» Berenice

Patricia García-Rojo. La Fábrica Creátor. Libro primero de la tetralogía «Los portales de Éldonon» Berenice Patricia García-Rojo La Fábrica Creátor Libro primero de la tetralogía «Los portales de Éldonon» Berenice Colección dirigida por Javier Fernández Primera edición: febrero 2008 Patricia García-Rojo Cantón,

Más detalles

Levemente hacia atrás Primer premio en el Concurso Internacional de Cuentos para Niños de Imaginaria y EducaRed Ilustrado por Pablo Fernández

Levemente hacia atrás Primer premio en el Concurso Internacional de Cuentos para Niños de Imaginaria y EducaRed Ilustrado por Pablo Fernández Ángeles Durini Levemente hacia atrás Primer premio en el Concurso Internacional de Cuentos para Niños de Imaginaria y EducaRed Ilustrado por Pablo Fernández Candelario Amante yacía en el cementerio de

Más detalles

Me llamo Adolfo, y soy un lobo. Nací en el bosque que se ve a mis espaldas. El bosque es mi casa. En él hay de todo lo que necesito para vivir: gansos, cerditos, conejos y otros manjares. Muchos dicen

Más detalles

TALLER. La enseñanzaaprendizaje. de la literatura en un contexto E/LE. Documentos de trabajo I Encuentro profele Turín. Margarita I.

TALLER. La enseñanzaaprendizaje. de la literatura en un contexto E/LE. Documentos de trabajo I Encuentro profele Turín. Margarita I. TALLER La enseñanzaaprendizaje de la literatura en un contexto E/LE. Turín, 24 de octubre de 2014 Margarita I. Asensio Pastor Documentos de trabajo I Encuentro profele Turín PARA LA REFLEXIÓN Mini test

Más detalles

Por Axel Munthe Prólogos del autor

Por Axel Munthe Prólogos del autor Por Axel Munthe Prólogos del autor 29 Prólogo de la primera edición inglesa Desde Francia me precipité a Londres para ocuparme de mi nacionalización. Parecía que mi país, Suecia, iba a ser arrastrado a

Más detalles

REFLEXIONES ESPECIALES MES DE FEBRERO Semana vocacional

REFLEXIONES ESPECIALES MES DE FEBRERO Semana vocacional REFLEXIONES ESPECIALES MES DE FEBRERO Semana vocacional 166 LUNES QUÉ REGALO - Darles a conocer la semana vocacional. - Descubrir que muchas de las cosas de las que disfrutamos, se nos dan gratuitamente.

Más detalles

"Los sueños del sapo"

Los sueños del sapo "Los sueños del sapo" Javier Villafañe Una tarde un sapo dijo: Esta noche voy a soñar que soy árbol. Y dando saltos, llegó a la puerta de su cueva. Era feliz; iba a ser árbol esa noche. Todavía andaba

Más detalles

CAPÍTULO 4. MUJERES Que hicieron historia

CAPÍTULO 4. MUJERES Que hicieron historia CAPÍTULO 4 MUJERES Que hicieron historia Mujeres Que hicieron historia María, la hermana de Marta; María la mujer que lavó los pies de Jesús con el perfume de alabastro y aquella mujer de quien no tenemos

Más detalles

ASPIRANTES. www.accioncatolica.org.ar

ASPIRANTES. www.accioncatolica.org.ar JUEGOS DE CORRER LA GALLINA Y LOS POLLITOS Organización: un niño hace de gallina y se encuentra en el refugio, otro es el zorro y los demás los pollitos Desarrollo: la gallina llama a sus pollitos pollitos

Más detalles

EL VIRUS RA. Decenas de fallos en consultas médicas

EL VIRUS RA. Decenas de fallos en consultas médicas EL VIRUS RA Era un día normal. Me levanté de la cama, fui al baño a asearme y después a la cocina a desayunar. Cogí el periódico, como siempre, me puse a hacer los crucigramas, los sudokus mientras tomaba

Más detalles

EN BUSCA DE LA BUENA SUERTE -Propuesta didáctica-

EN BUSCA DE LA BUENA SUERTE -Propuesta didáctica- EN BUSCA DE LA BUENA SUERTE -Propuesta didáctica- Un año más os enviamos a todos los centros participantes, el cuento que hemos creado como eje de nuestro proyecto, con el objeto de motivar a los niños/as

Más detalles

LOS JUEGOS COOPER ATIVOS

LOS JUEGOS COOPER ATIVOS No existe una mejor prueba del progreso de una civilización que la del progreso de la cooperación. John Stuart Mill LOS JUEGOS COOPER ATIVOS Un juego cooperativo es aquel en el que las personas que participan

Más detalles

Llámame pequeña y hazme sentir grande

Llámame pequeña y hazme sentir grande Llámame pequeña y hazme sentir grande Por Adriana Aparicio Sarmiento 7 de septiembre de 2012 Acabo de comenzar el instituto. Lleno de gritos, silbidos, deportistas, animadoras Todo tipo de personajes,

Más detalles

Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS

Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS Lección 11 LAS COSAS Y LAS IDEAS SE RELACIONAN: ADIVINANZAS 1. FÓSFOROS encender patinar quemar 2. ZAPATO caminar sonarse correr 3. VASO beber encender derramar 4. CLAVEL telefonear oler marchitar 5. ROPA

Más detalles

AEROSOLES Mariana Medina Córdoba Categoría B Centro Cultural y Educativo Español Reyes Católicos Bogotá, Colombia

AEROSOLES Mariana Medina Córdoba Categoría B Centro Cultural y Educativo Español Reyes Católicos Bogotá, Colombia AEROSOLES Mariana Medina Córdoba Categoría B Centro Cultural y Educativo Español Reyes Católicos Bogotá, Colombia AEROSOLES En una esquina de la Calle de los Cronistas, un hombre vestido con una sudadera

Más detalles

gimnásticas) La gimnasia de donde viene?

gimnásticas) La gimnasia de donde viene? TEMA 3: PONTE PATAS ARRIBA! (Habilidades gimnásticas) En este tema conoceremos un grupo de deportes que tienen muchas cosas en común. Con ellos desarrollaremos nuestra agilidad, equilibrio, coordinación

Más detalles

ROMEO Y JULIETA ESCENA PRIMERA

ROMEO Y JULIETA ESCENA PRIMERA ROMEO Y JULIETA ESCENA PRIMERA Cuando se abre el telón, hay una niña con un libro en la mano, está leyendo, está sentada en el suelo, en proscenio. Por la derecha entra otra niña y se le acerca con curiosidad.

Más detalles

La gama ciega. Su madre le hacía repetir todas las mañanas, al rayar el día, la oración de los venados. Y dice así:

La gama ciega. Su madre le hacía repetir todas las mañanas, al rayar el día, la oración de los venados. Y dice así: La gama ciega Home/Portal Había una vez un venado una gama, que tuvo dos hijos mellizos, cosa rara entre los venados. Un gato montés se comió a uno de ellos, y quedó sólo la hembra. Las otras gamas, que

Más detalles

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7

El teléfono mágico. Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 El teléfono mágico Delamarre Enzo y Courtel Quentin 2 nde 7 Había una vez un hombre en la calle. Se podía ver que estaba privado de todo. Su ropa estaba estropeada y sus zapatos estaban arruinados. El

Más detalles

"Transferencia Salvaje: Preocupación Del Analista"

Transferencia Salvaje: Preocupación Del Analista "Transferencia Salvaje: Preocupación Del Analista" (*) Escuela Freudiana De Buenos Aires, 2004. Adriana Rey Marta concurre derivada por un medico clínico, porque tiene muchos miedos. El miedo mas grande,

Más detalles

Esta es una gran lección sobre el perdón. José

Esta es una gran lección sobre el perdón. José MIS PRIMEROS AMIGOS DE LA BIBLIA Lección 19 José perdona a sus hermanos Lectura bíblica: Génesis 42:1 45:15 Texto para memorizar: Mateo 6:12 Objetivo: Que los niños comprendan la importancia de perdonar

Más detalles

Brujas, princesas y pícaros. Cuentos clásicos infantiles

Brujas, princesas y pícaros. Cuentos clásicos infantiles Brujas, princesas y pícaros Cuentos clásicos infantiles Origen: España Este cuento creció de tantas personas a las que les gustó prestar sus bocas y orejas para compartirlo. Así ha viajado primero por

Más detalles