LA BASE DE LA OPCIÓN FUNDAMENTAL. John Freddy Nuván Triana

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "LA BASE DE LA OPCIÓN FUNDAMENTAL. John Freddy Nuván Triana"

Transcripción

1 LA BASE DE LA OPCIÓN FUNDAMENTAL John Freddy Nuván Triana 1

2 TABLA DE CONTENIDO LA BASE DE LA OPCIÓN FUNDAMENTAL PAG Introducción Justificación CAPITULO I Madurez Humana y Madurez Cristina 1. Humano 2. Cristiano 3. La Iglesia CAPITULO 2 Madurez del Consagrado 1. La comunidad 2. Síntesis personal Conclusión 2

3 JUSTIFICACIÓN Con este pequeño y sencillo trabajo, pretendo dar a conocer un poco la realidad actual de la Iglesia, de frente a la creciente escasez de vocaciones para la vida consagrada; también es un medio para dar a conocer la importancia de un buen discernimiento y de bases humanas y cristianas sólidas, dadas en casa y reafirmadas en la Iglesia con miras a una opción fundamental. En eso se basa nuestra vida desde una visión cristiana, todo gira en torno a nuestras decisiones y elecciones, y que sean bien tomadas, depende de las bases y la madurez que estamos constantemente desarrollando. No somos seres acabados, pero sí seres para la perfección, y la logramos en un proyecto de vida contando con Dios como inicio, centro y fin de nuestra vida, ya que bien nos dice la Palabra de Dios: El hombre tiene proyectos, Yahve, la última palabra. (Prov. 16,1). Es también momento de reconocer la grandeza del hombre al sentirse llamado a una vocación tan excelsa, como es la de servir a Dios, a la Iglesia y a los hombres, y que su respuesta y su servicio los hará desde su parte humana reconociendo sin duda la acción de Dios por medio del Espíritu Santo que actúa desde nuestro bautismo dándonos las gracias y los dones necesarios para nuestra perfección y santidad de vida. 3

4 INTRODUCCIÓN El hombre como ser integral y en constante desarrollo, experimenta cambios en su vida que son decisivos. Cambios que van desde sus pequeñas decisiones hasta sus opciones de vida y la opción fundamental. Dentro de esta constante toma de decisiones, va adquiriendo cierto grado de madurez humana, cristiana y en últimas de consagrado; comprendiendo la madurez como la coherencia entre lo que se es y lo que se profesa. Aunque el caso más explícito es el del consagrado, cobija también los casados y los solteros, tiene su expresión externa más convincente en la fidelidad y responsabilidad en el cumplimiento de los compromisos y deberes contraídos con su opción, es decir con Dios, con la Iglesia y con los hombres. Para ello, es necesario hacer un esfuerzo constante para mejorar la capacidad de tomar prudentes decisiones y opciones definitivas, la estabilidad de espíritu, la integración serena de las fuerzas emotivas y de los sentimientos bajo el dominio de la razón y de la voluntad, de la fe y de la caridad, la actitud de apertura y donación constante a los demás sin excepción de personas y la rectitud en el modo de juzgar sobre las personas y sobre los acontecimientos de la vida. No obstante, esto solo se logra con unas buenas bases cimentadas en lo humano y en lo cristiano. Y es lo que precisamente trataré de reflexionar en estos dos capítulos, partiendo desde la Antropología, donde el hombre tiene experiencias no sólo del plano físico, sino también espiritual reconociendo a un Ser Superior (Dios), hasta llegar al caso de consagrarse para estar a Su servicio, al servicio de los hombres y de la iglesia. Para un vocacionado, es necesario tener buenas bases humanas y cristianas para no dudar en la toma de su opción fundamental y para que cuando ya la haya tomado, allí sea feliz y dé el paso a una madurez de consagrado, no sin antes haber pasado por una vivencia humana y una iniciación cristiana dadas en primer lugar por el núcleo familiar, la sociedad y la Iglesia. Esta última tiene la responsabilidad no sólo de brindarle la oportunidad de recibir los sacramentos sino de acompañarlo en un descernimiento, ya que el acoger un estado de vida consagrada, exige una nueva vivencia y de superación que no logrará solo, sino con la compañía de la Iglesia representada en sus agentes de pastoral y en sus ministros. 4

5 LA BASE DE LA OPCIÓN FUNDAMENTAL Con este tema no pienso agotar lo que nos ofrece la Antropología y en su gran mayoría la Iglesia, puesto que sólo haré referencia a una dificultad vista en la vida religiosa que causa una falta de identidad y un vacilar en la toma de decisiones y en la opción fundamental. Tampoco es una crítica despectiva a la acción pastoral de la Iglesia, a los promotores vocacionales o a los encargados de guiar a los que han sentido un llamado a la vida consagrada, es más bien una reflexión desde mi realidad y la realidad actual de muchos aspirantes al estilo de vida que propone la Iglesia y a muchos ya miembros de la misma, que se desvirtúan de su ser de consagrados. Por eso, iniciaré con un pequeño relato, que vivió un joven frente a la experiencia de un Dios desconocido, que como muchos hoy en nuestro tiempo, llegamos a la etapa de tomar una opción fundamental como consagrados y no tenemos una experiencia de fe ni las bases necesarias para asumir las responsabilidades que ésta exige. No basta con la preparación para la primera comunión, pues el ser cristianos implica un compromiso más grande de lo que parece. Amar lo desconocido? Llegué a un templo y su belleza me inundaba, era un lugar donde desaparece el tiempo o simplemente se congela. Hay mucha gente junta, parezco ser uno más; el silencio y el frío que se siente me asusta y me pregunto: Qué será lo que busca esta turba? Paso por entre las sillas y veo gente arrodillada, con los ojos cerrados o con la mirada fija; busco donde sentarme y algo me hace sentir que esa gente desaparece y quedo solo. Solo? Presiento que alguien se hace a mi lado para escucharme, es tan fuerte ese deseo de expresarme, que me parece que ese ser me obliga a hablar; y aparecen mis complejos y razonamientos que lo espantan; se hace presente la duda con preguntas: De verdad me escuchas como me escuchan mis amigos? Y cómo me respondes? Si estás en una hostia, la hostia parece que fuera tu cárcel y cuando te exponen parece que la custodia fuera un cordón de seguridad mayor, con una puerta de metal y cristal para atraparte. Cómo te expresas si estas tan fijo y sujeto a esa naturaleza? La gente que está a mí alrededor retorna, unos con sus rezos, otros con sus silencios, y yo no sé qué hago en este lugar. - Qué te piden, por qué te piden y cómo les concedes esas gracias y favores que te piden? 5

6 No me dejo llevar por observar cuadros e imágenes, pues, no me llaman la atención; pero si permanezco allí sentado viendo cómo la gente entra y sale, te hacen reverencia, se toman fotos y te toman fotos y se van, te admiran como si fueras una exhibición de objetos valiosos; y yo sigo allí quieto, silencioso, en ocasiones mirando alrededor y en otros momentos te miro. De repente llega a mi mente otra teoría enseñada, y recuerdo que tú no respondes como nosotros queremos, que tú no hablas como nosotros escuchamos, que tú eres más rebelde que yo, porque haces las cosas como tú quieres y cuando quieres, es así que comprendo que no me hables pero que sí me escuches; no te quiero pedir dinero, ni comida, ni ropa, ni zapatos, ni una compañera sentimental, ni amigos, te quiero pedir que me entienda a sí mismo, que pueda liberarme de mis complejos del pasado, que me entienda y que pueda entender a los demás. Me arrodillo y te hago mi petición, ah, pero de paso te pido que entienda cuando me respondas. Al instante llega a mi mente un término no muy utilizado por mí: Amor. Y pregunto: - Amor, amar a quién? Y tú me dices - A ti y a mí - Amarme a mí? Es que acaso no me amo? Yo me visto, me arreglo, sé las cualidades que poseo. Creo que yo me amo. Y cómo amarte si no te veo, y como te demuestro ese amor? - Con la oración y con tu vida. - Es decir que tú me amas y yo te amo si me arrodillo, te rezo y te pido? - Si lo haces con fe, sí... Has una oración. - Cómo? - Sí, has una oración. Yo busqué rápido en mi mente una oración adecuada y no encontré; busque en mis bolsillos y no había ninguna; busque en mi billetera y encontré la oración del Santo Cura de Ars y la recite. Te amo, oh mi Dios. Mi único deseo es amarte hasta el último suspiro de mi vida Me miró y me dijo: - Ahora sí has una oración - Pero si ya la hice? 6

7 - No, solo recitaste una oración que no es tuya; has una oración desde tu realidad: lo que sientes. Cómo dices que me amas si hasta dudas de mi existencia? Por qué dices que quieres morir por mi y pensando en mi, si te aterroriza la muerte? Ora con lo que tienes en tu corazón, con lo que sientes en este momento. Y dime Qué quieres que haga por ti? No sabía que decir, solo sostuve la respiración y dije: - Que crea señor, que crea en ti y en mí. Una voz exterior interrumpió ese momento diciendo: ya sale el bus para ir al retiro, apúrese que lo estamos esperando. Era el retiro que haría antes de hacer mi primera profesión de votos y ahora comprendo que no te conocía, que lo que sabía sobre el Señor era sólo conceptos racionales pero no había tenido una experiencia de fe, más aún así estoy dispuesto a consagrarme para servir a un Dios desconocido; desconocido para los que quieren manipularlo con las manos, con la mente, con la conciencia, con los sentimientos. Un cúmulo de experiencias humanas como la conciencia de la propia finitud, el encuentro intersubjetivo del amor humano, el sentirse portador de vida y la alegría de la paternidad, la experiencia de dolor y frustración, la indignación y rebeldía ante la injusticia, la capacidad de extasiarse ante lo bello y hermoso de la vida son, probablemente, las que, de una forma u otra, nos abren a la búsqueda del sentido último de nuestras vidas y al encuentro con Dios. Es relativamente frecuente que proyectemos sobre Dios, como hacemos en el resto de nuestras relaciones humanas, nuestras ansias de seguridad, nuestros miedos, nuestras frustraciones, nuestras ilusiones. Todo ello evoca a un proceso crítico de nuestra misma imagen de Dios, de purificación de los ídolos que diariamente nos creamos, o del proceso de idolatrización al que sometemos a Dios. Uno de los principales rasgos de madurez religiosa es la actitud de apertura ante el Misterio, de sana sospecha ante lo que de idolátrico pueda existir en nuestra relación con Dios; una vivencia de confianza y de docilidad ante Dios y su voluntad, que tienen como fruto una paz y seguridad profunda y una actitud de libertad y de riesgo ante todo lo que nos rodea. 7

8 CAPITULO I Madurez Humana y Madurez Cristiana 4. Humano Desde un aspecto Antropológico, el hombre es un ser racional, que ha conocido el mundo y todo lo que lo rodea gracias a sus experiencias, a sus capacidades de llevar lo sensible a conceptos, teorías, leyes; capaz de leer en los fenómenos la grandeza de la naturaleza, ha interpretado los signos de los tiempos. Pero el hombre no es solo razón y sentidos, hay algo en el hombre que lo impulsa a seguir viviendo, que lo motiva a no quedarse solo en el plano de lo físico, es un mundo desconocido por descubrir. El hombre es también un ser espiritual, un ser que tiene esperanza de que su vida no acabe con la muerte, es un ser religioso, y su religiosidad la ha expresado desde la historia mediante el reconocimiento de lo sobrenatural en lo cósmico, en los fenómenos naturales. El hombre sintió la necesidad de ponerle un orden y un motivo a hacer sus trabajos, sabía que las cosas no nos vienen de la nada, sino que hay alguien que primero nos lo otorgó. Pero, Cómo agradecerle? Y a quién o a quienes agradecerles? Las diferentes formas de expresión religiosa que la Historia junto con la Arqueología y ciencias afines han descubierto, son la manifestación de esta incesante búsqueda de sentido a la vida, de no quedarse sólo en un plano meramente material, de satisfacer ese plano espiritual natural en el hombre, el sentir que sus esfuerzos no son en vano, que hay fuerzas que no conoce pero que siente como una presencia. Todas aquellas manifestaciones cultuales conocidas, muestran que en el hombre, había unos rasgos de preocupación sacromágicos, una fe en la supervivencia más allá de la muerte (ejemplos: los sepelios, sacrificios a dioses, rituales inhumadores, Totemismo, monumentos megalíticos, culto al sol, entre otros muchos) 1 y ya en la actualidad lo ha manifestado en las diferentes religiones que conocemos, fruto de la organización sistemática de la religiosidad popular, dándole un orden dentro de un instituto. Por esto concluyo diciendo que la parte racional del hombre camina junto a su parte espiritual, y así debe de ser, pues donde está la fe esta la ciencia para buscar una explicación racional, y donde está la ciencia esta la fe para dar fuerza y esperanza en lo que aun no se conoce, pero que se anhela conocer. 1 Cf. VELEZ CORREA, Jaime, Al encuentro de Dios. Filosofía de la religión. Publicaciones CELAM, Bogotá,

9 De esta manera reconocemos que el hombre es un cumulo de experiencias y vivencias a través del tiempo, y que aquel progreso de ser mejor, es lo que llamamos la madurez; pero cuándo se puede decir que una persona es madura? La respuesta está en las bases, en los inicios, en los cimentos que se adquieren. Por ello es necesario ver las tres principales etapas de desarrollo (madurez humana, cristiana y consagrada) 2 de la vida de una persona que ha tomado una opción fundamental, en especial por la vida consagrada que requiere un mayor compromiso y entrega, donde hay renuncias y sacrificios por ganancias eternas. Es así que es bueno partir por saber qué es madurez, y hacer un énfasis especial en la madurez cristiana, con su iniciación como base de toda nuestra vida de fe. No obstante, no se puede partir de una iniciación cristiana si no hay una integración con la madurez humana, con el anhelo de superación, de búsqueda del bien, de una conciencia y recta intención en nuestros deseos y acciones; ya que en una visión actual de la cultura, está lo superficial, lo relativo, lo sensible, lo inmediato, donde cada quien hace su verdad desde sus propios criterios, sentimientos o conveniencia. Es el reto de los pastores, crear unas bases sólidas en la fe que ofrezcan un punto de referencia para la vida 3. La vocación desde la perspectiva Antropológica y Trascendental comporta un llamado a una misión específica que causa un cambio interior y una trasformación en el ejercicio de las actividades cotidianas; también causa un cambio de actitud ante la vida. Por tanto la respuesta, aunque es dada desde su ser de persona, no deja de lado la cultura y costumbres propias, ni todo lo que se refiere a su vida física y mental. Es una respuesta desde un acto de fe, puesto que, debe de existir en él un sentido de trascendencia, para dar respuesta a algo sobrenatural; de igual forma este llamado se hace desde la libertad del hombre y por tanto también exige una respuesta libre que con seguridad, cambia la vida y su concepto de libertad. Ya no se hablará de libertad como un hacer lo que me parece, sino de un hacer las cosas desde un proyecto de vida, ya que el ser vocacionado no significa el llamado a una persona totalmente hecha en lo que respecta a lo humano y espiritual, sino que la vocación es un llamado a hacerse persona, es un impulso a progresar en lo trascendental, es decir, se dará de forma proyectiva la autodeterminación, la identidad y la apertura a los otros. Por tanto, la vocación es de una persona que tenga deseo de superarse y al mismo tiempo de entregarse a los demás. Un joven que se siente llamado por Dios, responde desde su persona, su experiencia de fe, experimenta esas dos dimensiones propias de todo ser humano, su individualidad, apertura para con los otros, hace uso de sus capacidades 2 Cf. LA FORMACIÓN SACERDOTAL, Documentos eclesiales Publicaciones CELAM, Bogotá, Cf. VELEZ CORREA, Jaime, Al encuentro de Dios. Filosofía de la religión

10 cognoscitivas y se impulsa para expresar de manera externa en sus relaciones personales. La vocación es la mayor manifestación del amor de Dios para con el hombre, causa en él, al momento del llamado, un caos en lo que respecta a su realidad personal y haciendo que interiormente se cree un conflicto ya que hace que el interpelado por Dios sienta que tiene que dejar sus valores adquiridos y vivir bajo otros que tendrá que adquirir. Es aquí donde juega un papel importante la madurez humana que la persona tenga y sus bases cristianas, para dar su respuesta. Qué se entiende pues, por madurez para un vocacionado? Una persona madura se nos presenta como alguien que ha adquirido la capacidad habitual de obrar libremente. Es decir, una persona que hace opciones conscientes y responsables, con estabilidad, sin tener que pasarse la vida replanteándose sus decisiones, sin adquirir una seguridad y una certeza sobre ellas. Esto no se trata de no cometer nunca errores o de no cambiar nunca de opinión, sino de tener claros algunos principios fundamentales en la vida. No es la madurez el llegar a una edad en la que se puede hacer todo lo que se quiera, sin límites, pues con los años se adquiere una madurez automática para realizar actividades que de niños se hacían. Ver la madurez de esta forma es la más precaria, confundiéndola con un deseo de libertinaje, como el libertinaje de los jóvenes caprichosos que buscan una libertad financiada por sus padres. Finalmente concluyo diciendo, que la vocación es un llamado Divino, lejos de caprichos y deseos meramente humanos. La respuesta debe ser desde la persona, según su experiencia de fe, y según las bases recibidas tanto humanas, como cristianas. Por tanto, no podemos juzgar ciertas actitudes de un vocacionado, ni pretendamos medir su fe, sino ser un medio de discernimiento reforzando y llenando vacios de las carencias no premeditadas en su persona. 5. Cristiano Una vez se ha hecho este recorrido desde la Antropología, sin desconocer la acción de Dios en el hombre, que llama a unos para que se consagren a su servicio, valiéndose de su ser de persona, sus anhelos y deseos de superación, los hace instrumentos para que todos lo conozcan y conociéndolo se arriesguen a hacer de sus vidas algo más que un estar en el mundo. Ahora, con base en el siguiente texto bíblico se verá la acción de Dios en los que, sin vacilar decidieron ser su instrumento, dejándose guiar por el impulso del Espíritu Santo y no hacer su voluntad, sino la del Padre. Este texto representa de forma muy global la misión de la Iglesia de acompañar e instruir a los que ignoran la verdad, pero que sienten que su ser espiritual necesita saciarse. De igual 10

11 forma presentaré otros textos que iluminan la acción propia de la Iglesia en su misión encomendada por el mismo Jesús. El Ángel del Señor habló a Felipe diciendo: «Levántate y marcha hacia el mediodía por el camino que baja de Jerusalén a Gaza. Es desierto.» Se levantó y partió. Y he aquí que un etíope eunuco, alto funcionario de Candace, reina de los etíopes, que estaba a cargo de todos sus tesoros, y había venido a adorar en Jerusalén, regresaba sentado en su carro, leyendo al profeta Isaías. El Espíritu dijo a Felipe: «Acércate y ponte junto a ese carro.» Felipe corrió hasta él y le oyó leer al profeta Isaías; y le dijo: «Entiendes lo que vas leyendo?» El contestó: «Cómo lo puedo entender si nadie me hace de guía?» Y rogó a Felipe que subiese y se sentase con él. El pasaje de la Escritura que iba leyendo era éste: «Fue llevado como una oveja al matadero; y como cordero, mudo delante del que lo trasquila, así él no abre la boca. En su humillación le fue negada la justicia; quién podrá contar su descendencia? Porque su vida fue arrancada de la tierra.» El eunuco preguntó a Felipe: «Te ruego me digas de quién dice esto el profeta: de sí mismo o de otro?» Felipe entonces, partiendo de este texto de la Escritura, se puso a anunciarle la Buena Nueva de Jesús. Siguiendo el camino llegaron a un sitio donde había agua. El eunuco dijo: «Aquí hay agua; qué impide que yo sea bautizado?» Y mandó detener el carro. Bajaron ambos al agua, Felipe y el eunuco; y lo bautizó, y saliendo del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe y ya no le vio más el eunuco, que siguió gozoso su camino. Felipe se encontró en Azoto y recorría evangelizando todas las ciudades hasta llegar a Cesarea. (Hch 8, 26-40) Este es un pasaje ejemplar del concepto de Iniciación en la Iglesia Apostólica y de una metodología de acompañamiento pastoral. Felipe es imagen y símbolo representativo de una forma de ser de la Iglesia, de su misión específica, pues dondequiera que Dios abre la puerta de la Palabra para anunciar el misterio de Cristo a todos los hombres, confiada y constantemente hay que anunciar al Dios vivo y a Jesús el Cristo enviado por El para salvar a todos, a fin de que los no cristianos abriéndoles el corazón el Espíritu Santo, creyendo se conviertan libremente al Señor y se unan a Él con sinceridad; y para los que ya han recibido este primer anuncio, tomen un carácter de compromiso dentro de la Iglesia a fin de ser un solo rebaño con un solo pastor, Jesús, que es "camino, verdad y vida" (Jn 14, 6) 4. El eje de esa comunidad cristiana que se manifiesta en la persona del Apóstol, es la obra misionera sin exclusiones. Felipe anuncia a todos los pueblos que Cristo otorga, a todo aquel que en Él cree, la fuerza para vivir de acuerdo al modelo propuesto en los evangelios 4 AG. Núm

12 y en las primeras comunidades. La estructura confesional de este cristianismo es, a la vez, simple pero esencial. Este pasaje va directo al núcleo de la fe y confesión cristiana que no se limita para sólo unos pocos, sino para todos, en la imagen de este etíope y eunuco que representa la universalidad de la acción de Dios. Felipe, al igual que todos los agentes de pastoral, y en sí, todos los cristianos que de alguna u otra forma están comprometidos con la formación cristiana, es un instrumento en manos de Dios. El ubicarse en el mismo plano, sentarse junto a aquellos que no conocen pero que anhelan conocer a Dios, estar en el mismo espacio, estar disponibles, escuchar sus necesidades y demandas, responder a lo que piden, y revelar el llamado de Dios a ser parte de su pueblo en Cristo. Es interesante lo detallado de la descripción de la situación y la persona del eunuco. El interés del escritor por aquello que es y hace este personaje, también puede ser un elemento que enriquezca una pastoral con jóvenes que la sociedad rechaza: los que adquieren formas de vida que, a primera vista, vemos como imposibles de llegar a ser consagrados. Es el caso de los jóvenes que han caído en las drogas, en el alcohol, en la prostitución, etc. En este relato, el eunuco, su historia, su situación y sus preocupaciones se ubican en el centro de esa acción pastoral. Es también importante considerar cómo se ubica el Apóstol según el mandato del ángel: Acércate y camina junto a su carro. Es sorprendente la simplicidad con la cual el Apóstol se aproxima y con cuanta consideración. Es un aproximarse despojado de todo poder o prestigio. Se ubica en silencio en un caminar junto a aquel que quiere ayudar y se interesa por aquello que vive y hace el objeto de su misión. El diálogo entablado se fundamenta en las preguntas y necesidades del etíope. Es un diálogo de ayuda y servicio. Todo gira alrededor de la situación, las preguntas y necesidades del destinatario. A partir de esa situación específica se realiza la acción pastoral. Y por último, el bautismo que en su simplicidad nos muestra una estructura primera de la confesión de fe de la Iglesia Apostólica. Aquí hay agua, qué me impide ser bautizado? El excluido en la sinagoga por su condición de eunuco y etíope, pregunta qué le impide ser incluido en la comunidad cristiana. A esta pregunta le sigue una acción visible de Felipe, el bautismo. Cumplida la Iniciación, la tarea pastoral termina y el etíope continúa su camino construyendo su vida desde otra perspectiva y con un nuevo sentido de pertenencia. No obstante, aquí no termina la acción pastoral para quien quiere adquirir un compromiso más profundo con la comunidad que lo ha acogido, es el caso de los que aspiran a una vida consagrada; este debe ser un proceso más extenso, con un acompañamiento más profundo, reconociendo los dos elementos de una vocación: la 12

13 persona y la acción divina 5, es decir la parte antropológica de la persona y la acción de Dios. De estos dos elementos es de donde brota la interpelación por un llamado a una misión y la puesta de las capacidades humanas para realizarla. La misión, la Iglesia la recibió de los Apóstoles con la encomienda de llevarla hasta el fin de la tierra, es decir no para unos, sino para todo ser humano, sin importar si lo aceptan o no; y para los que aceptan este mensaje de amor, llevarlos a que se unan a este cuerpo de Cristo y de la iglesia. El mandato de Jesús es directo y activo, no se logra con una sola intervención, sino fruto de un acompañamiento, una constante reiteración del mensaje, para que, aquellos que lo acogen no sea solo de oídas, sino que por el bautismo adquieran la gracia y el compromiso de ser cristianos, profesando la fe en un único Dios Trino (Mt 28,19-20). Podríamos hacer una analogía sencilla de lo que puede ser de alguna manera esta iniciación cristiana: La persona sería como un árbol, donde la raíz es la Palabra de Dios impresa en el corazón del hombre; la raíz sostiene a este árbol y es por donde recibirá los nutrientes para dar su fruto, de los cuales dependerá la calidad del mismo. El tronco de este árbol es la iglesia, como intermediario entre la raíz y su fruto. El deber nuestro y de la Iglesia es no dejar que los contaminantes dañen nuestro fruto, que los que siembran y cuidan de este árbol deben ser perseverantes y constantes en su trabajo, ya que la misma Palabra nos dice que llegarán tiempos en que embaucadores trastornarán a las gentes con doctrinas contrarias a lo que enseña la Iglesia, quitarán el sentido de nuestras vidas y podrán dominarnos. Hoy lo vemos en las nuevas formas de ver la espiritualidad, donde nos dicen que nuestra vida la dominan los astros, que los ejercicios espirituales son terapias donde se descansa el cuerpo y la mente con el fin de olvidar por un tiempo los problemas. Son todo lo que nos ofrecen los medios de comunicación buscando un egocentrismo y un hedonismo, que importe más nuestra apariencia que nuestro ser. (1Tm 4, 1-8). Por otra parte, el mayor reto de los discípulos de Jesús es, el hacer que el mensaje llene de sentido la vida, que cause en toda persona una revolución interior que los haga decir: Te seguiré adondequiera que vayas (Lc 9, 57b); no hombres siguiendo a hombres, sino hombres siguiendo la verdad, el mismo que da la vida y la sostiene. Pero no es sólo de palabras, sino que sea un seguimiento pleno, sin excusas (Lc 9, 57-62). No obstante, debemos ser lentos para condenar a esos aspirantes a discípulos que ofrecieron excusas. Quién entre nosotros no ha hecho lo mismo? También debemos notar que los predecesores de la fe, primero ofrecieron excusas antes de que finalmente aceptaran el llamado de Dios. 5 Cf. ALDAY, Jesús, La vida consagrada. Aspectos Antropológicos, Psicológicos y Formativos, Publicaciones claretianas, Madrid, 2004,

14 Moisés protestó: Quién soy yo para ir al Faraón y sacar de Egipto a los israelitas? (Éx 3,11). Y luego argumentó soy tardo en el habla y torpe de lengua (Éx 4,10). De igual forma Jeremías protestó Yo dije: Ah, Señor Yahve! Mira que no sé expresarme, que soy un muchacho. (Jer 1,6); Isaías, Ay de mí, estoy perdido, porque soy un hombre de labios impuros y vivo entre un pueblo de labios impuros, y mis ojos han visto al rey, Yahve de los Ejércitos! (Is 6,5); y otros muchos, para entender que, no es que dudaran de Dios, sino que se sintieron impedidos. Sin embargo, Dios también se vale de los débiles para anunciar el más grande de los Misterios a todas las gentes. En ocasiones, olvidamos que los discípulos eran hombres como nosotros, con una personalidad propia que el mismo Jesús tuvo que ir moldeando; eran seres escogidos por el señor, no porque fueran perfectos, sino por que respondieron su llamado sin importarles nada; seres que fueron creciendo progresivamente en el conocimiento de Dios y en la coherencia de su seguimiento. 6. La Iglesia Ahora veamos cómo la Iglesia cumple con la misión encomendada por Jesús a sus apóstoles y estos a nosotros, teniendo siempre como referencia la Palabra de Dios en todo su esplendor, pues, en ella está lo que debemos anunciar y a quién debemos anunciar. No es un mensaje propio, ni lo haceos en primera persona para gloriarnos, sino que es la Buena Nueva del Reino de Dios preparado para todos los hombres. Por eso, la Iglesia se ve impulsada por el Espíritu Santo a poner todos los medios para que se cumpla efectivamente el plan de Dios, que puso a Cristo como principio de salvación para todo el mundo. Predicando el Evangelio, mueve a los oyentes a la fe y a la confesión de la fe, los dispone para el bautismo, los arranca de la servidumbre del error y de la idolatría y los incorpora a Cristo, para que crezcan hasta la plenitud por la caridad hacia El 6. Ya nos dice también el Catecismo de la Iglesia Católica que mediante los sacramentos de la Iniciación Cristiana, el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía, se sientan los fundamentos de toda vida cristiana, haciéndonos participes de la gracia como un Don no automático, sino de forma analógica al desarrollo de nuestra vida; es decir, el nacer, crecer y el desarrollarnos. De esta manera, nos vamos desplegando en lo que respecta a una vida de fe, aumentando las gracias necesarias para ir progresando en una perfección y en una santidad de vida, siendo el Bautismo la puerta para todos los sacramentos. 7 6 LG Núm Cf. CEC. Núm

15 La Iglesia, que ha considerado siempre la formación de los fieles como una de las tareas más esenciales de su quehacer, con el paso del tiempo reconoce que su misión inicia con la primera evangelización, que es el llevar el Evangelio a los que no lo conocen y por ende no conocen a Jesús, con la esperanza de que los interlocutores se sientan movidos y deseen hacerse discípulos, no de la noche a la mañana, pero sí progresivamente. Por tanto, la Iglesia no se debe limitar solo a dar una buena catequesis a los niños que por sus padres, llevan una creencia cristiana, sino que también sea para todo aquellos que ignoran todo esto, pues en ellos también actúa la fuerza del Espíritu Santo. Por eso, la Iglesia como institución ha creado la pastoral de Iniciación Cristiana que no se limita a reflexiones espontaneas, ocasionales u otras actividades dentro de la Iglesia. El concepto de Iniciación Cristiana suele confundirse o se presta con facilidad a un equívoco, cayendo en una vaguedad que lo hace inservible. En otras palabras: si todo es Iniciación Cristiana, nada es Iniciación Cristiana. Trataré entonces de dar a entender un poco lo que es en realidad sin perder de vista el tema que nos conduce a la opción fundamental que, en nuestro caso, es la vida consagrada: Iniciación Cristiana se debe comprender como proceso catequético-sacramental y vivencial por el que una persona se hace cristiana con un comienzo en el bautismo y una meta en la confirmación, o mejor dicho, la Eucaristía. Por eso, el anuncio catequético ha de ser sistemático y completo, sostenido en el seno de una comunidad eclesial, desarrollado en el tiempo y marcado por unos momentos fuertes o ritos sacramentales. La Iniciación Cristiana la entendemos aquí como una Institución catequética eclesial, con entidad propia. Es aquel proceso en el que uno se hace cristiano, a través de una inserción global en la vida de fe. Estos ritos de Iniciación se encuentran en la mayoría de las religiones. Por tanto, no es sólo de carácter meramente cristiano, y por ende, puede estar rodeado de signos y acciones de otras religiones antiguas o de la vida cotidiana de culturas, sin quitar lo particular de la Iniciación Cristiana. Podríamos hacer referencia a que en todo grupo humano, existe un proceso de iniciación para entrar en él, con sus propias formas, su tiempo y sus exigencias. Toda Iniciación es un camino de entrada que nos lleva poco a poco a introducirnos en ese grupo y a pertenecer al mismo con todos los derechos y deberes. Eso que vale para cualquier grupo humano, se resalta de manera más elaborada y organizada para nosotros en todas las experiencias religiosas antiguas y actuales. También la Iglesia, desde los tiempos apostólicos, para formar a un cristiano siguió un camino de Iniciación, llamado catecumenado, que consta de varias etapas. Este camino puede ser recorrido rápida o lentamente y comprende siempre algunos elementos esenciales: El anuncio de Jesucristo, la acogida del Evangelio, la conversión, la profesión de fe, el Bautismo, la efusión del Espíritu Santo, el acceso a la comunión Eucarística y la integración en una comunidad. Es decir, la Iglesia siempre ha estado convencida que ser discípulo de Cristo implica un camino de 15

16 entrada, de vivencia, de crecimiento y de integración en la Iglesia misma, que está marcado por estos tres Sacramentos de iniciación cristiana. 8 Es necesario desde luego distinguir también entre ese Primer anuncio y catequesis. El Primer anuncio se dirige a los no creyentes y a los que, de hecho, viven en la indiferencia religiosa. Asume la función de anunciar el Evangelio y llamar a la conversión. La catequesis, «distinta del primer anuncio del Evangelio», promueve y hace madurar esta conversión inicial, educando en la fe al convertido e incorporándolo a la comunidad cristiana. La relación entre ambas formas del ministerio de la Palabra es, por tanto, una relación de distinción en la complementariedad. 9 La peculiaridad de la Catequesis, distinta del anuncio primero del Evangelio que ha suscitado la conversión, nos lo dice la Catechesi Tradendae que persigue el doble objetivo de hacer madurar la fe inicial y de educar al verdadero discípulo por medio de un conocimiento más profundo y sistemático de la persona y del mensaje de Nuestro Señor Jesucristo 10. En la práctica, el avance es mínimo o nulo: cierto número de niños bautizados en su infancia son enviados a la catequesis parroquial sin haber recibido alguna Iniciación en la fe. Están también los no bautizados, y los preadolescentes y adolescentes. Que han sido bautizados y que han recibido sistemáticamente una catequesis así como los sacramentos, pero que titubean por largo tiempo en comprometer o no su vida con Jesucristo, esquivando la formación religiosa en nombre de su libertad. Finalmente, los adultos mismos no están al reparo de tentaciones de duda o de abandono de la fe, a consecuencia de un ambiente notoriamente incrédulo. Es decir que la "catequesis" debe a menudo preocuparse, no sólo de alimentar y enseñar la fe, sino de suscitarla continuamente con la ayuda de la gracia, de abrir el corazón, de convertir, de preparar una adhesión global a Jesucristo en aquellos que están aún en el umbral de la fe 11. Para el Directorio General para la Catequesis, la fe cristiana es ante todo conversión a Cristo, adhesión plena y sincera a su persona y decisión de caminar en su seguimiento. Es un encuentro personal con Jesucristo, es hacerse discípulo suyo. Exige el compromiso permanente de pensar como Él, de juzgar como Él y de vivir como Él lo hizo. Así, el creyente se une a la comunidad de los discípulos de Jesús y hace suya la fe de la Iglesia. La conversión lleva consigo un cambio de vida, una transformación profunda de la mente y del corazón, que se manifiesta en todos los niveles de la existencia. La fe es, además, un don destinado a crecer en el corazón de los creyentes, lo que da origen a un proceso de 8 Cf. Diccionario Teológico Enciclopédico, Segunda Edición, Editorial Verbo Divino, Pamplona, Cf. DGC. Núm CT. Núm Cf. Ibíd. Núm.19 16

17 conversión permanente que dura toda la vida, y su mayor y más radical expresión es la vivencia de una opción fundamental con madurez 12. CAPITULO 2 Madurez del Consagrado 3. La comunidad La Iniciación Cristiana busca ser entonces, escuela de cristianismo, es decir, enseñanza y aprendizaje, testimonio y seguimiento de la fe, en una palabra: experiencia de Dios. En este itinerario acontecen: el primer anuncio o kerigma, la catequesis, la experiencia de oración personal y litúrgica, la participación sacramental, la experiencia de fraternidad o de vida comunitaria, la toma de conciencia del compromiso social para compartir y servir desde una opción fundamental (matrimonio, soltero o consagrado). Ahora la pregunta será En qué sentido podemos extrapolar lo dicho hasta ahora sobre la madurez humana y cristiana al ámbito del proceso de crecimiento en la fe, con todo lo que esto supone en el orden de la catequesis, y del discernimiento vocacional, para un joven en proceso de postulantado? Hecha la opción fundamental, el siguiente paso es ser coherente con ella, pero el hombre como imagen de Dios difuminada por el pecado debe trabajar toda su vida para adquirir esta coherencia. Ahora bien, éste trabajo de identificación con la opción por Dios y por la vida virtuosa necesita como plataforma y cimiento de construcción, la madurez humana y la Iniciación Cristiana que debe ofrecer la Iglesia y la sociedad, para todos aquellos a los que por el kerigma han recibido el Primer anuncio de la Palabra de Dios, la Buena Nueva; pues 12 Cf. DGC. Núm

18 la actividad de la Iglesia tiene como finalidad que la fe de los fieles se haga viva, explícita y activa, por medio de la enseñanza de la doctrina y de la experiencia de la vida cristiana 13 En este capítulo me centraré más desde la situación de un aspirante a la vida consagrada, y más explícitamente desde nuestra comunidad, haciendo referencia desde luego a las fuentes de nuestra espiritualidad y de la Iglesia, resaltando la importancia de una buena Iniciación Cristiana, unos buenos principios dados en casa, principios humanos que se adquieren, pero que si no favorecen se podrían cambiar. Todo dependerá del ambiente y la identidad de la comunidad. Cuando en el hombre se gesta un deseo de darle un sentido a su vida y encuentra que no hay un solo camino, sino que puede discernir entre casado, soltero y consagrado, es algo natural que se detenga y mire las posibilidades; pero cuando le damos un sentido trascendental a lo que será de nuestra vida, vemos que hay una vocación para alguno de estos estados de vida, que no es por capricho o en donde pueda sacar más provecho. Aquí entra en juego esa madurez humana y cristiana de la que hablé anteriormente. Es necesario entonces, diferenciar lo que es una opción fundamental y una elección deliberada. Opción fundamental es, mediante la cual la persona decide globalmente sobre sí misma, en forma transcendental, atemática, y libremente; mientras que las elecciones deliberadas, son aquellas decisiones, que aunque implican también lo moral y la libertad, son relativas y dependen más de los principios y voluntad. Sin embargo, esas elecciones también influyen en la opción fundamental e influirán en la vivencia de la misma después de haberla tomado. De esta forma, la Congregación de la Fraternidad Sacerdotal tiene en sus Constituciones y en el Derecho común, algunos principios para la aceptación de un aspirante a la vida religiosa. En primer lugar, el Derecho Canónico de la Iglesia, expresa la sabiduría de la misma, como madre que busca el bien para sus hijos. Con vigilante cuidado, los Superiores admitirán tan sólo a aquellos que, además de la edad necesaria, tengan salud, carácter adecuado y cualidades suficientes de madurez para abrazar la vida propia del instituto; estas cualidades de salud, carácter y madurez han de probarse, si es necesario, con la colaboración de peritos, quedando a salvo lo establecido en el can Estas no son cosas sacadas de seres inhumanos, sino que son totalmente coherentes con el acogimiento de un estilo de vida como el de ser religioso. Por eso, dentro de la Congregación en el capítulo 11 de las Constituciones, describe la admisión de los candidatos partiendo de la necesidad del relevo. Lo comparo con el cambio de guardia en una base militar, donde si no 13 CIC. Núm CIC. Núm

19 hay un relevo de guardia este puesto quedara descubierto y el enemigo podrá entrar. De esta manera, tampoco podemos dejar que cualquiera nos releve, sólo aquel que sabe a quién necesita, sabrá a quien poner. Ya en la cuestión de vocaciones para la Comunidad es necesario acudir al dueño de la mies que sabe a quienes necesita, y por eso mismo, los superiores deben actuar con criterio sobrenatural, pues, no es llenar un puesto en la tierra, sino preparar miles de puestos en el cielo. Es necesario, el testimonio de parte de los ya religiosos como motivación, para admitir solo a los animados de un buen espíritu, piadosos, celosos, que se sientan llamados a la adoración y al servicio 15. Para tratar de sintetizar un poco las características de un joven que se siente llamado a la vida consagrada dentro de la Fraternidad Sacerdotal, haré una lista por la cual caemos en cuenta de que no son cosas del otro mundo, sino que son elementos indicadores de un grado de madurez humana y cristiana y de las necesidades de la Iglesia. Que crean y quieran ser santos. Animados. Piadosos. Sentirse llamados. Aptitudes espirituales, morales e intelectuales. Recta intención. Libre voluntad. Salud Madurez afectiva y psicológica 16. Ya en el Directorio Espiritual, donde no es tanto desde el plano físico, sino del espíritu de los aspirantes, nuestro padre fundador el padre Eugenio Prévost, resalta que deben ser elementos de gran perfección para esta obra y no tanto hombres cualificados, pues, aunque son necesarios, también lo son aquellos que animados no más que por un deseo de servir pueden hacer un mayor bien. No me corresponde juzgar ni decir cuáles sí o cuáles no, ya que la gracia de Dios actúa como Él quiere y llama a los que quiere. Todos serán necesarios para construir el Reino de Dios en la tierra, por eso el fundador es muy radical en decir que los superiores deben actuar de forma severa en la elección de los sujetos para no tener molestias a largo plazo, pues dice el Directorio: vale mejor un solo religioso, bueno, con menos talentos y cualidades, que diez, más brillantes pero menos fervorosos. Parece que ese ser bueno, es sentir esas ganas de santificación y de entrega, y eso es lo que debe ser 15 Constituciones de la Congregación de la Fraternidad Sacerdotal, Primera parte, Capitulo 11, Núm Cf. Ibíd. 19

20 la garantía de un religioso, ya que la vida religiosa es un centro de virtudes y perfecciones 17. La mayor parte de las dificultades encontradas en la actualidad en los jóvenes aspirantes a la vida religiosa es que no hay o no se ha completado una madurez humana y cristiana suficientes para asumir un compromiso mayor. Tal vez, la Iglesia ha decaído al mostrar este estado de vida como algo que puede ser transitorio dado el caso. Lo que de fondo se marca es la escasa madurez para acoger este estado y la ligereza con la que se hace la escogencia y aceptación de los aspirantes. Aquí entra fundamentalmente el acompañamiento no acelerado del promotor vocacional, el ideal será siempre iniciar al menos, procesos vocacionales desde los grados 9º para evitar escogencias aceleradas limitando solamente la promoción vacacional con los jóvenes del grado once, donde es evidente que el último año de la formación secundaria para todos los jóvenes, es un año de discernimientos múltiples y acelerados. Y ya una vez tomada la decisión en la admisión de un miembro, no hay más que, tolerar y tratar de suplir esas dificultades que harán que se pierda tiempo pastoral. El tiempo de escogencia de los candidatos no es total en las cortas convivencias, pues, este sería un primer filtro donde por medio de preguntas y de ver sus actitudes se reconocerá sus verdaderos deseos. Mas sin embargo, no se puede confiar de ello y por eso el discernimiento tanto del aspirante y de la comunidad está en el año de aspirantado y el año de noviciado, o que se debería llamar el tiempo de discernimiento, donde se lleve una continuidad en el proceso de acompañamiento, pues no todos acogen el carisma o no se comprende, y no todos tienen el mismo nivel intelectual, pero si la confiada vocación. Habrán aquí elementos que se pueden corregir; no hay que escatimar recursos ni tener miedo en prolongar este tiempo 18. Ciertamente no se le pide a un candidato a este estado de vida que asuma responsabilidades directamente, sino que se le juzgue capaz de conseguirlo progresivamente durante el tiempo que se considere necesario, teniendo en cuenta el Derecho común y el Derecho propio 19. Por último podríamos reflexionar todos, sobre la situación de nuestra Comunidad y en sí de toda la Iglesia, cuando no se lleva un seguimiento de los aspirantes a la vida consagrada. Esto debe de ser un trabajo en conjunto donde no se deje solo al promotor vocacional en su trabajo, sino que todos nos comprometamos con esta labor; el primer paso será el crear un buen proyecto de pastoral vocacional, no por temporadas, ni como lo había comentado anteriormente, de que solo gastamos energías en los jóvenes de grado once, sino, que 17 Directorio Espiritual, Cap. XXVII 18 Cf. Ibíd. 19 Cf. CONGREGACIÓN PARA LOS INSTITUTOS DE VIDA RELIGIOSA Y LAS SOCIEDADES DE VIDA APOSTÓLICA, orientaciones sobre la formación en los institutos religiosos, Ediciones Paulinas, 1990, Núm

El Instituto FMM - un Proceso de Formación

El Instituto FMM - un Proceso de Formación El Instituto FMM - un Proceso de Formación «Dios nos llama personalmente a seguir mas de cerca a Cristo Camino, Verdad y Vida. Nuestra respuesta de amor es definitiva y, se expresa por la profesión religiosa.

Más detalles

1. PRIMER TIEMPO. (Sin una duración determinada). 2. SEGUNDO TIEMPO: EL CATECUMENADO. (Prevista una duración de dos años litúrgicos)

1. PRIMER TIEMPO. (Sin una duración determinada). 2. SEGUNDO TIEMPO: EL CATECUMENADO. (Prevista una duración de dos años litúrgicos) Desde el Secretariado Diocesano de Catequesis, al ofrecer el siguiente esquema del proceso catecumenal de adultos no bautizados, deseamos que no se quede en una lectura simple, sino que sirva, como lo

Más detalles

CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA POR LAS VOCACIONES

CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA POR LAS VOCACIONES CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA POR LAS VOCACIONES 1 INDICACIONES AL MATERIAL El material de la celebración está pensado para poder escoger de él las partes que más interesen y poder adaptarlo a la situación

Más detalles

KERYGMA O CINCO VERDADES DEFINICIÓN

KERYGMA O CINCO VERDADES DEFINICIÓN KERYGMA O CINCO VERDADES DEFINICIÓN Si tratásemos de definir qué es el kerygma, diríamos que es el primer anuncio, es la proclamación esencial del Evangelio. El objetivo del kerygma consiste en presentar

Más detalles

Tu Iglesia diocesana, fuente de vocaciones

Tu Iglesia diocesana, fuente de vocaciones Tu Iglesia diocesana, fuente de vocaciones XLVIII JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES 15 de mayo de 2011 IV Domingo de Pascua para educación infantil y primaria Para educación infantil Lunes

Más detalles

Ser uno. Iglesia Nueva Apostólica Internacional

Ser uno. Iglesia Nueva Apostólica Internacional Iglesia Nueva Apostólica Internacional Ser uno El ser uno está fundamentado en la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Jesucristo fue uno con su Padre, esta unidad también debe existir entre

Más detalles

ORACIONES ENERO 2013. ESO-Bach

ORACIONES ENERO 2013. ESO-Bach ORACIONES ENERO 2013 ESO-Bach Tendremos preparado en cartulina o al menos A3 la hoja de oraciones anexa, donde iremos escribiendo cada día una de las frases que forman la oración claretiana que este año

Más detalles

Oración Creo en la Santa Iglesia Católica Creo en la Comunión de los Santos

Oración Creo en la Santa Iglesia Católica Creo en la Comunión de los Santos formamos un solo Cuerpo en Cristo Rm 12,5 Oración Creo en la Santa Iglesia Católica Creo en la Comunión de los Santos 10 Oración - 12/05/2011 Oración final Te damos gracias, Señor, por tu Iglesia, por

Más detalles

Lo que Dios espera del pecador O. Bruce White

Lo que Dios espera del pecador O. Bruce White Lo que Dios espera del pecador O. Bruce White «Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto. Entonces él

Más detalles

ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE OCTUBRE-

ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE OCTUBRE- ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE OCTUBRE- El que dirige la oración, con todos los asistentes, dice: En el nombre del Padre, del Hijo Introducción para todos los días,

Más detalles

PASCUA DEL ENFERMO Salud y sabiduría del corazón Otra mirada es posible con un corazón nuevo

PASCUA DEL ENFERMO Salud y sabiduría del corazón Otra mirada es posible con un corazón nuevo PASCUA DEL ENFERMO Salud y sabiduría del corazón Otra mirada es posible con un corazón nuevo L I T U R G I A 10 de mayo La Pascua del Enfermo (VI Domingo de Pascua) es el final de un itinerario que se

Más detalles

La Iglesia una Familia Conformada para el Amor

La Iglesia una Familia Conformada para el Amor 2 La Iglesia una Familia Conformada para el Amor Equipo de Pastoral y Bienestar Institucional Programa de Estaciones de Bienestar Humanizando la Virtualidad Medellín 2012 La Iglesia es amor al prójimo

Más detalles

El diálogo como herramienta para la construcción de la paz. Folleto 1. Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad

El diálogo como herramienta para la construcción de la paz. Folleto 1. Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad El diálogo como herramienta para la construcción de la paz Folleto 1 Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad Queridos hermanos, a continuación te presentamos desde el Programa Jóvenes para una Nueva Sociedad,

Más detalles

www.eresbautizado.com https://www.facebook.com/eresbautizado

www.eresbautizado.com https://www.facebook.com/eresbautizado 0 www.eresbautizado.com https://www.facebook.com/eresbautizado Primera Edición Septiembre 2015 5,000 Ejemplares 1 ORACIÓN, LLAVE PARA ENTRAR AL CIELO Padre, Tú nos has revelado a tu Hijo y nos llenas de

Más detalles

SECRETARIADO PARA LATINOAMERICA 2013-2017

SECRETARIADO PARA LATINOAMERICA 2013-2017 Monterrey, N.L. a 010/Septiembre/ 2014 GUIA PARA VIVIR UNA HORA SANTA CON JESÚS, A LA LUZ DEL ESPÍRITU SANTO, para Orar en comunión por el Buen Éxito y su Continuidad en Latinoamérica del IV ELAJO, que

Más detalles

TEMA 2. "USTEDES, QUIÉN DICEN QUE SOY YO?" (Mateo 16, 15)

TEMA 2. USTEDES, QUIÉN DICEN QUE SOY YO? (Mateo 16, 15) TEMA 2 29 "USTEDES, QUIÉN DICEN QUE SOY YO?" (Mateo 16, 15) Quién dicen que soy yo? 31 1. INTRODUCCIÓN Jesús, antes de explicarnos quién es Él, primero nos pide la opinión de la gente sobre su persona.

Más detalles

Guía Didáctica para la Catequesis Parroquial y Familiar de Infancia GUÍA DIDÁCTICA. El sacerdote es un regalo de Dios

Guía Didáctica para la Catequesis Parroquial y Familiar de Infancia GUÍA DIDÁCTICA. El sacerdote es un regalo de Dios GUÍA DIDÁCTICA PARA LA CATEQUESIS PARROQUIAL Y FAMILIAR 1 DE INFANCIA NIVEL 1. El sacerdote es un regalo de Dios Objetivo Que el niño descubra que el sacerdote es un verdadero regalo de Dios para su vida.

Más detalles

Secretariado Diocesano. de Pastoral Vocacional

Secretariado Diocesano. de Pastoral Vocacional Secretariado Diocesano de Pastoral Vocacional Plan Pastoral 2011-2016 Curso 2011-2012 INTRODUCCIÓN Dios llama a todos los seres humanos. Los llama a la fe y por la fe a entrar en comunión con él y con

Más detalles

Propuesta Plan Apostólico 2014 Comunidad de Vida Cristiana Jóvenes Santiago

Propuesta Plan Apostólico 2014 Comunidad de Vida Cristiana Jóvenes Santiago Propuesta Plan Apostólico 2014 Comunidad de Vida Cristiana Jóvenes Santiago Proceso. El Plan Apostólico surge el año 2012, en el contexto de una Iglesia en crisis, con una CVX en progresivo crecimiento,

Más detalles

Tema 3: La novedad del mensaje de Jesús. 1. DIOS ES CREADOR

Tema 3: La novedad del mensaje de Jesús. 1. DIOS ES CREADOR Tema 3: La novedad del mensaje de Jesús. Dentro del panorama de las religiones en el mundo, el Dios cristiano tiene unas características muy especiales y diferenciadoras. Es un Dios amor que sale de sí

Más detalles

CANONESAS DE LA CRUZ ASOCIACIÓN DE LA CRUZ. CURSO DE FORMACIÓN PEDAGOGÍA DE LA FE Lima - Perú IMPORTANTE

CANONESAS DE LA CRUZ ASOCIACIÓN DE LA CRUZ. CURSO DE FORMACIÓN PEDAGOGÍA DE LA FE Lima - Perú IMPORTANTE CANONESAS DE LA CRUZ ASOCIACIÓN DE LA CRUZ CURSO DE FORMACIÓN PEDAGOGÍA DE LA FE Lima - Perú IMPORTANTE El presente material, tanto en su forma como en su fondo, corresponde a un punteo usado por el Profesor

Más detalles

La Catequesis en la misión de la Iglesia. Una aproximación desde la Revelación y el Magisterio

La Catequesis en la misión de la Iglesia. Una aproximación desde la Revelación y el Magisterio La Catequesis en la misión de la Iglesia Una aproximación desde la Revelación y el Magisterio Concepto de Catequesis Etimología: Kat-êchein = hacer resonar un anuncio o proclamación Mc 16, 15: Anuncio

Más detalles

Planes para los padres de la página uno de la lección 5. Siga los números.

Planes para los padres de la página uno de la lección 5. Siga los números. padres de la página uno de la 1 En esta lección su hijo comenzara el periodo final de preparación para su primera Comunión. 4 Asegúrese de que su hijo sepa y gradualmente comience a creer que Jesús está

Más detalles

Familia cristiana, apóstoles en el mundo

Familia cristiana, apóstoles en el mundo Familia cristiana, apóstoles en el mundo Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar 2015 Material para el trabajo personal y en grupo Editorial EDICE Añastro, 1 28033 Madrid Tlf.: 91 343 97 92 edice@conferenciaepiscopal.es

Más detalles

LECTIO DIVINA Tercer Domingo de Pascua Ciclo C Abril 14 de 2013 ESPÍRITU SANTO, ALMA DE MI ALMA

LECTIO DIVINA Tercer Domingo de Pascua Ciclo C Abril 14 de 2013 ESPÍRITU SANTO, ALMA DE MI ALMA LECTIO DIVINA Tercer Domingo de Pascua Ciclo C Abril 14 de 2013 Tú, Señor, me salvaste de la muerte; me diste vida, me libraste de morir Salmos 30 (29), 3 PREPARACIÓN ESPIRITUAL ESPÍRITU SANTO, ALMA DE

Más detalles

INDICE TEMAS CATEQUESIS CONFIRMACIÓN

INDICE TEMAS CATEQUESIS CONFIRMACIÓN INDICE TEMAS CATEQUESIS CONFIRMACIÓN Aspectos Generales 5 Tema N 1 - Por qué estamos aquí? 7 Tema N 2 - Y ustedes, quién dicen que soy yo?. 15 Tema N 3 - Jesucristo, nuestro Señor y nuestro modelo. 31

Más detalles

Escoja una sola lectura y un solo salmo, se recomienda que las personas que van a leer practiquen la lectura en su casa.

Escoja una sola lectura y un solo salmo, se recomienda que las personas que van a leer practiquen la lectura en su casa. EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO El Matrimonio nace de una alianza indisoluble de amor entre los esposos, y está destinado a construir entre ellos la más alta comunidad de seres que se conozca. Este amor tiene

Más detalles

BAUTISMO. "el que con niños se acuesta..."

BAUTISMO. el que con niños se acuesta... BAUTISMO "el que con niños se acuesta..." En este tema vamos a hablar sobre el Bautismo de los niños, es decir, vamos a tratar sobre la costumbre que existe de bautizar a los niños recién nacidos o quizás

Más detalles

P A L A B R A Y E U C A R I S T I A

P A L A B R A Y E U C A R I S T I A LA PALABRA DE DIOS, LA ESCUCHA DE LA PERSONA; LA PRESENCIA DEL SEÑOR EN MEDIO DE NOSOTROS: LA FE EN SU PALABRA=PERSONA. Los obstáculos tentaciones-, que ponemos: la necesidad de confesar nuestros pecados.

Más detalles

DE JESUS CORAZON2 CAMINAMOS CON EL. II. Nace la comunidad de Hermanos del Sagrado Corazón

DE JESUS CORAZON2 CAMINAMOS CON EL. II. Nace la comunidad de Hermanos del Sagrado Corazón CORAZON2 CAMINAMOS CON EL DE JESUS MATERIAL COMÚN DE CATEQUESIS PARA LOS COLEGIOS CORAZONISTAS DE ARGENTINA, CHILE Y URUGUAY. HERMANOS DEL SAGRADO CORAZÓN II. Nace la comunidad de Hermanos del Sagrado

Más detalles

1 PAUTAS PARA EL CATEQUISTA

1 PAUTAS PARA EL CATEQUISTA LA IGLESIA ES NUESTRA MADRE 1 1 PAUTAS PARA EL CATEQUISTA OBJETIVOS Reconocer y agradecer el don de la vida de la fe, a la que nacemos gracias a la Iglesia. Descubrir que la Iglesia en verdad es madre

Más detalles

Delegación Diocesana de Catequesis

Delegación Diocesana de Catequesis Curso 202-20 Delegación Diocesana de Catequesis INTRODUCCIÓN Con el fin de conocer la realidad de la catequesis en nuestra Diócesis, durante el primer trimestre del curso 202- se ha realizado una encuesta

Más detalles

Presentación del nuevo curso 2013-2014

Presentación del nuevo curso 2013-2014 1 3 de Octubre Presentación del nuevo curso 2013-2014 2 17 de Octubre Celebración de la Eucaristía 3 31 de Octubre La fe. La fe es un acto personal: la respuesta libre del hombre a la iniciativa de Dios

Más detalles

DEVOCIONALES PERSONALES EN JUAN

DEVOCIONALES PERSONALES EN JUAN DEVOCIONALES PERSONALES EN JUAN POR HOWARD Y HEIDI ANDRUEJOL (PREGUNTAS@ELBUNKER.NET) JUAN 1:1 34 Ahora podés conocer a Dios y darlo a conocer. 1. Los v.1-18 nos describen la deidad de Jesús (él es Dios):

Más detalles

LA OPCIÓN FUNDAMENTAL

LA OPCIÓN FUNDAMENTAL PASO 3 LA OPCIÓN FUNDAMENTAL OBJETIVOs Descubrir cómo la persona puede vivir todo desde un determinado valor que llena de sentido toda su existencia. Descubrir que la elección de las personas en su forma

Más detalles

REALIDAD DE LA FE. Capítulo 1 Tienen un corazón lleno de fe

REALIDAD DE LA FE. Capítulo 1 Tienen un corazón lleno de fe Reality of Faith---Spanish REALIDAD DE LA FE Capítulo 1 Tienen un corazón lleno de fe MARK 11:22-26 22 Y Jesús contestar dice les, tener fe en Dios. 23 De verdad os digo que, quien deberá digo esta montaña,

Más detalles

LA PALABRA HOY: Deuteronomio 4,32-34.39-40; Salmo 32; Romanos 8,14-17; Mateo 28,16-20

LA PALABRA HOY: Deuteronomio 4,32-34.39-40; Salmo 32; Romanos 8,14-17; Mateo 28,16-20 Lectio Divina: Solemnidad. La Santísima Trinidad, Ciclo B Autor: P. Chuno, C.M. Tabla de contenidos de este artículo Ambientación: Oración inicial I. Lectio: Qué me dice el texto? II: Meditatio: Qué me

Más detalles

Resumen de las 8 bienaventuranzas

Resumen de las 8 bienaventuranzas En resumen, se trata de la creación de una sociedad nueva. La alternativa que Jesús propone es una sociedad fundada sobre tres valores, que son el compartir, la igualdad, y el servicio: la entrega, la

Más detalles

Año del Buen Pastor AÑO DE JESUCRISTO BUEN PASTOR LLAMADOS PARA LLAMAR

Año del Buen Pastor AÑO DE JESUCRISTO BUEN PASTOR LLAMADOS PARA LLAMAR AÑO DE JESUCRISTO BUEN PASTOR LLAMADOS PARA LLAMAR Yo soy el buen Pastor: conozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mí (Jn. 10, 14). 1. PRESENTACIÓN DEL TEMA Jesús siempre viene a ayudarnos a ser

Más detalles

Tener al menos 15 años de edad. Inspirador/es. Romanos 8, 26-30

Tener al menos 15 años de edad. Inspirador/es. Romanos 8, 26-30 DISCÍPULOS OBJETIVO: Profundizar en el seguimiento de Jesucristo, fortaleciendo la experiencia comunitaria y confrontando, a la luz del, la propia vida, de modo de asentar las bases para un proyecto de

Más detalles

CadaEstudiante.com explorar cuestiones de la vida universitaria y Dios

CadaEstudiante.com explorar cuestiones de la vida universitaria y Dios CadaEstudiante.com explorar cuestiones de la vida universitaria y Dios Contesta Dios nuestras oraciones? Cuáles oraciones contesta Dios? Contestará tus oraciones? Has conocido a alguien que realmente confía

Más detalles

Martes 17. San Juan 3, 5a. 7B 15. En aquel tiempo, le contestó Jesús a Nicodemo:

Martes 17. San Juan 3, 5a. 7B 15. En aquel tiempo, le contestó Jesús a Nicodemo: Martes 17. San Juan 3, 5a. 7B 15. En aquel tiempo, le contestó Jesús a Nicodemo: Tienes que nacer de lo alto. El viento sopla donde quiere; oyes su rumor, pero no sabes ni de donde viene ni de donde va.

Más detalles

COMENTARIO A LAS CONFERENCIAS SOBRE LA ENCICLICA CARITAS IN VERITATE

COMENTARIO A LAS CONFERENCIAS SOBRE LA ENCICLICA CARITAS IN VERITATE Mi comentario lo centraré en cuatro puntos: 1.- Para captar adecuadamente el mensaje y el tono de la encíclica, claramente expuestas por Germán Araujo y Humberto Ortiz, cabe destacar algunos de sus puntos

Más detalles

VIVIR CON PRUDENCIA Su Gran Reto: La Diligencia! (Efesios 5.15)

VIVIR CON PRUDENCIA Su Gran Reto: La Diligencia! (Efesios 5.15) VIVIR CON PRUDENCIA Su Gran Reto: La Diligencia! (Efesios 5.15) Efesios 5 se trata de nuestro andar como hijos de luz. Somos la luz de este mundo (porque Cristo, La Luz, no está aquí). Entonces... Hemos

Más detalles

La fe nace en la Iglesia, conduce a ella y vive en ella 1

La fe nace en la Iglesia, conduce a ella y vive en ella 1 La fe nace en la Iglesia, conduce a ella y vive en ella 1 I.- La fe es un acto personal El acto de fe es un acto eminentemente personal, que tiene lugar en lo más profundo y que marca un cambio de dirección,

Más detalles

Entrevista al Prof. Dionisio Borobio de la Universidad Pontificia de Salamanca sobre Eucaristía y Vocación

Entrevista al Prof. Dionisio Borobio de la Universidad Pontificia de Salamanca sobre Eucaristía y Vocación Entrevista al Prof. Dionisio Borobio de la Universidad Pontificia de Salamanca sobre Eucaristía y Vocación 1. Qué elementos de la teología eucarística subrayaría como fundamentales para comprender y vivir

Más detalles

JESÚS ES EL SEÑOR CATECISMO DE LA CEE DOSSIER INFORMATIVO

JESÚS ES EL SEÑOR CATECISMO DE LA CEE DOSSIER INFORMATIVO JESÚS ES EL SEÑOR CATECISMO DE LA CEE DOSSIER INFORMATIVO 7 de abril de 2008 El catecismo Jesús es el Señor J esús es el Señor es el catecismo de la Conferencia Episcopal Española para la Iniciación cristiana

Más detalles

Yo amo a toda la gente y yo soy amada por toda la gente.

Yo amo a toda la gente y yo soy amada por toda la gente. LISTA DE CONFESIONES POR JOYCE MEYER Yo amo a toda la gente y yo soy amada por toda la gente. Yo prospero en todo lo que hago. Yo tengo prosperidad en todas las áreas de mi vida: espiritualmente, físicamente,

Más detalles

ESCUELA DE CATEQUISTAS DIÓCESIS DE ALCALÁ DE HENARES

ESCUELA DE CATEQUISTAS DIÓCESIS DE ALCALÁ DE HENARES ESCUELA DE CATEQUISTAS DIÓCESIS DE ALCALÁ DE HENARES CURSO DE FORMACIÓN PERMANENTE DESCRIPCIÓN Y PROGRAMA DE LAS ASIGNATURAS DEL CURSO 2014-2015 1. DESCRIPCIÓN DEL CURSO El curso de formación permanente

Más detalles

Lc 3,1-6 II Domingo de Adviento. Ciclo C

Lc 3,1-6 II Domingo de Adviento. Ciclo C Lc 3,1-6 II Domingo de Adviento. Ciclo C El Adviento tiene como finalidad disponer nuestro corazón, para que al celebrar el nacimiento del Hijo de Dios, eso nos lleve a hacer que cada vez más el Señor

Más detalles

Proyecto Apostólico de la Provincia Colombiana de la Compañía de Jesús

Proyecto Apostólico de la Provincia Colombiana de la Compañía de Jesús Apostólico de la Provincia de la Compañía de Jesús VISIÓN En el año 2010 seremos un cuerpo apostólico dinámico y creativo, articulado en sus obras, en el que cooperan estrechamente jesuitas y laicos, guiado

Más detalles

Cantemos hoy, hermanos la Gloria de Cristo; sólo Él es Santo Y está vivo contigo.

Cantemos hoy, hermanos la Gloria de Cristo; sólo Él es Santo Y está vivo contigo. Animación Preforo PESCADOR Voy navegando sin timón, en mar abierto, me abandona la razón; apenas y sobrevivo como un niño perdido, busco algo que no hay en mi interior. Más de repente llegas tú, en tu

Más detalles

TEXTO BÍBLICO Mateo 9.36 10.8

TEXTO BÍBLICO Mateo 9.36 10.8 LECTIO DIVINA Domingo 15 de Junio de 2008 Domingo 11 Durante el Año Ciclo A Discípulos y misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos en Él tengan vida. Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida (Jn

Más detalles

Hora Santa 2 de junio

Hora Santa 2 de junio Hora Santa 2 de junio Canto de Apertura Se canta un canto apropiado mientras el sacerdote, diácono o ministro extraordinario de la Sagrada Comunión expone el Santísimo en la custodia puesta sobre el altar.

Más detalles

La Valla. Los inicios de una familia

La Valla. Los inicios de una familia La Valla Los inicios de una familia Me quieres tal como soy. Entrada Primera lectura El P.Champagnat creyó llegado el momento de dar comienzo a su obra. Pero, dónde encontrar un local adecuado para albergar

Más detalles

FICHA 1. En el Año de la Misión Joven, Vivamos nuestra fe siguiendo a Jesús Resucitado

FICHA 1. En el Año de la Misión Joven, Vivamos nuestra fe siguiendo a Jesús Resucitado FICHA 1 En el Año de la Misión Joven, Vivamos nuestra fe siguiendo a Jesús Resucitado Entonces ellos sacaron las barcas a la orilla y, dejándolo todo, lo siguieron (Lc 5,11) + AMBIENTACIÓN EXTERNA E INTERNA

Más detalles

MI HIJO MI SALVADOR Lección 4 JESUS JOVEN Y MARIA

MI HIJO MI SALVADOR Lección 4 JESUS JOVEN Y MARIA MI HIJO MI SALVADOR Lección 4 JESUS JOVEN Y MARIA PREGUNTAS DE REPASO 1. María habla en solo ocasiones en la Biblia. 2. En este estudio vemos la sección en la Biblia donde hace referencia a la juventud

Más detalles

PROYECTO PERSONAL DE VIDA

PROYECTO PERSONAL DE VIDA Si queremos avanzar en el camino de la vida, es necesario que tengamos un rumbo bien definido, que programemos nuestras metas con toda claridad. PROYECTO PERSONAL DE VIDA Aun siendo personas adultas, con

Más detalles

2. Espiritual a. Nos permite entender La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples. Salmo 119.130

2. Espiritual a. Nos permite entender La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples. Salmo 119.130 3. Yo soy la luz del mundo Juan 9.35 41 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; (Mt. 5.14; Jn. 9.5) el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan

Más detalles

Creer que en algún momento uno no tendrá problemas es absurdo

Creer que en algún momento uno no tendrá problemas es absurdo El sacerdote y teólogo Juan José Pérez-Soba será el ponente de la 4ª jornada del Creer que en algún momento uno no tendrá problemas es absurdo Su intervención lleva por título Amor conyugal y vocación

Más detalles

Misa inicio Semana de la Familia Bendición de los Altares

Misa inicio Semana de la Familia Bendición de los Altares Misa inicio Semana de la Familia Bendición de los Altares 06 de Octubre de 2013 INTRODUCCIÓN Bienvenidos hermanos a esta Eucaristía. En este día en que damos inicio a la semana de la Familia, bajo el lema

Más detalles

Tal como Dios se entrega a él, sin reservas, el creyente se entrega a Dios con todo su corazón.

Tal como Dios se entrega a él, sin reservas, el creyente se entrega a Dios con todo su corazón. TF 55 de 94 FE, ENCUENTRO CON DIOS, 1 Por la Revelación, Dios sale al encuentro de los hombres, les habla y los invita a participar de su naturaleza divina y a ser amigos e hijos suyos. Por la fe, el hombre

Más detalles

DIMENSÓN SOCIO-POLÍTICA DE LA FE CRISTIANA

DIMENSÓN SOCIO-POLÍTICA DE LA FE CRISTIANA PASO 3 DIMENSÓN SOCIO-POLÍTICA DE LA FE CRISTIANA OBJETIVO Tomar conciencia de que los problemas de las personas y de la sociedad, así como la manera de afrontarlos (política), no son ajenos a la fe, y

Más detalles

QUE TODOS SEAN UNO COMO TÚ, PADRE, ESTÁS EN MI, Y YO EN TI. SEAN TAMBIÉN UNO EN NOSOTROS Juan 17,21

QUE TODOS SEAN UNO COMO TÚ, PADRE, ESTÁS EN MI, Y YO EN TI. SEAN TAMBIÉN UNO EN NOSOTROS Juan 17,21 QUE TODOS SEAN UNO COMO TÚ, PADRE, ESTÁS EN MI, Y YO EN TI. SEAN TAMBIÉN UNO EN NOSOTROS Juan 17,21 Jesús, en esa intimidad plena con su Padre, le presenta al Padre esta petición: que todos sean uno como

Más detalles

ESPIRITUALIDAD LAICAL DE FE Y JUSTICIA

ESPIRITUALIDAD LAICAL DE FE Y JUSTICIA ESPIRITUALIDAD LAICAL DE FE Y JUSTICIA Bilbao, 1º de julio de 2000 1. INTRODUCCION La palabra Espiritualidad deriva de espíritu (pneuma). El Espíritu de una persona es lo más hondo de su propio ser: sus

Más detalles

ESTUDIO DE HEBREOS Por: Rubén Álvarez

ESTUDIO DE HEBREOS Por: Rubén Álvarez ESTUDIO DE HEBREOS Por: Rubén Álvarez Buen testimonio por la fe Introducción Hebreos 10: 39 39 Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del

Más detalles

CAMBIOS SE AVECINAN EN TU VIDA DIOS COMENZÓ A TRABAJAR EN TÍ Nelson Daniel Venturini

CAMBIOS SE AVECINAN EN TU VIDA DIOS COMENZÓ A TRABAJAR EN TÍ Nelson Daniel Venturini CAMBIOS SE AVECINAN EN TU VIDA DIOS COMENZÓ A TRABAJAR EN TÍ Qué es la Salvación? La salvación es el objeto de la herencia cristiana, la poseción de la gloria divina. La salvación es una realidad presente,

Más detalles

* PRIMER ENCUENTRO: se realiza antes de iniciar el camino de preparación. Tema: «Vivamos la corresponsabilidad eclesial»

* PRIMER ENCUENTRO: se realiza antes de iniciar el camino de preparación. Tema: «Vivamos la corresponsabilidad eclesial» CONTENIDO SIGLAS PRESENTACIÓN INTRODUCCIÓN ORACIÓN DEL CATEQUISTA NOTAS PEDAGÓGICAS DECRETO EPISCOPAL SOBRE LA CELEBRACIÓN DE LOS SACRAMENTOS DE INICIACIÓN CRISTIANA 1. Nos preparamos para la comunión

Más detalles

Como Compartir Nuestra Fe Sin Discutir

Como Compartir Nuestra Fe Sin Discutir Como Compartir Nuestra Fe Sin Discutir Movimiento Global Cruces Inc. www.gcmforhim.org "Vengan, volvámonos al Señor. (Oseas 6:1) Como Compartir Nuestra Fe sin Discutir 1. La pregunta para mí mismo: Aunque

Más detalles

INSTITUTO ANA MARÍA JANER ITINERARIO CATEQUÍSTICO

INSTITUTO ANA MARÍA JANER ITINERARIO CATEQUÍSTICO 1 El itinerario catequístico es un proceso a lo largo del cual se acompaña a los niños y adolescentes en su crecimiento y maduración en la fe proponiendo distintos signos en torno a los cuales se nuclea

Más detalles

Gracias por la escuela y mis maestros

Gracias por la escuela y mis maestros Gracias por la escuela y mis maestros Querido Jesús: Te doy gracias por poder ir a la escuela. Te pido por todos los niños y niñas que no pueden hacerlo. Ayúdame a estudiar mucho y aprender cada día más.

Más detalles

LECTIO DIVINA Domingo III de Adviento Ciclo C

LECTIO DIVINA Domingo III de Adviento Ciclo C LECTIO DIVINA Domingo III de Adviento Ciclo C Hno. Ricardo Grzona, frp PRIMERA LECTURA: Sofonías 3, 14-18 SALMO RESPONSORIAL: Salmo 12, 2-6 SEGUNDA LECTURA: Filipenses 4,4-7 Invocación al Espíritu Santo:

Más detalles

Nuevo Currículo de la Enseñanza de la Religión Católica de la educación secundaria

Nuevo Currículo de la Enseñanza de la Religión Católica de la educación secundaria Nuevo Currículo de la Enseñanza de la Religión Católica de la educación secundaria (Fuente) BOE martes 24 de febrero de 2015 1º CURSO CONTENIDOS CRITERIOS DE EVALUACIÓN ESTÁNDARES DE APRENDIZAJE EVALUABLES

Más detalles

FICHA 3.4 LA IGLESIA, COMUNIDAD DE DISCÍPULOS/AS CAMINANTES CIVILIZACIÓN DEL AMOR, PROYECTO Y MISION

FICHA 3.4 LA IGLESIA, COMUNIDAD DE DISCÍPULOS/AS CAMINANTES CIVILIZACIÓN DEL AMOR, PROYECTO Y MISION LA IGLESIA, COMUNIDAD DE DISCÍPULOS/AS CAMINANTES 1. INTRODUCCION La presente ficha de estudio, surge de una necesidad de reflexionar, orar y operar los contenidos del libro Civilización del Amor: Proyecto

Más detalles

Conocer, Crecer, Servir. CONOCER Escrito por Luis y Susan Bautisa

Conocer, Crecer, Servir. CONOCER Escrito por Luis y Susan Bautisa Conocer, Crecer, Servir CONOCER Escrito por Luis y Susan Bautisa Serie: CONOCER, CRECER, SERVIR Sesión 1: CONOCER En esta serie de clases aprenderemos sobre los niveles de crecimiento espiritual. Es importante

Más detalles

ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE AGOSTO-

ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE AGOSTO- ORACIÓN PARA CADA DÍA 19 DE CADA MES A LA VIRGEN DE LA SALETA -MES DE AGOSTO- El que dirige la oración, con todos los asistentes, dice: En el nombre del Padre, del Hijo Introducción para todos los días,

Más detalles

Francisco: No olviden, cuando la familia reza unida, permanece unida.

Francisco: No olviden, cuando la familia reza unida, permanece unida. Francisco: No olviden, cuando la familia reza unida, permanece unida. Estimadas familias «Queridos amigos en Cristo Muchas gracias por su presencia aquí esta noche y por su testimonio de amor a Jesús y

Más detalles

Preguntas para la primera comunión. 1. Qué es un sacramento? Un sacramento es un signo visible hecho por Cristo para dar gracia.

Preguntas para la primera comunión. 1. Qué es un sacramento? Un sacramento es un signo visible hecho por Cristo para dar gracia. Preguntas para la primera comunión 1. Qué es un sacramento? Un sacramento es un signo visible hecho por Cristo para dar gracia. 2. Cuales son los siete sacramentos? Bautismo, reconciliación, sagrada eucaristía,

Más detalles

PROYECTO DE FORMACIÓN DEL PERSONAL ADMINISTRATIVO Y APOYO. PREVIO: Qué entendemos por personal administrativos y de apoyo

PROYECTO DE FORMACIÓN DEL PERSONAL ADMINISTRATIVO Y APOYO. PREVIO: Qué entendemos por personal administrativos y de apoyo PROYECTO DE FORMACIÓN DEL PERSONAL ADMINISTRATIVO Y APOYO PRIMERA PARTE: ESQUEMA GENERAL DEL PROYECTO PREVIO: Qué entendemos por personal administrativos y de apoyo Personal administrativos y de apoyo:

Más detalles

4.- BENEDICTO XVI, SERVIDOR DE LA HUMANIDAD

4.- BENEDICTO XVI, SERVIDOR DE LA HUMANIDAD 4.- BENEDICTO XVI, SERVIDOR DE LA HUMANIDAD Objetivo: Que los cristianos y las cristianas descubran el valor de ser humano que Dios nos invita a vivir, y que puedan encontrar a través de Benedicto XVI

Más detalles

LOS JÓVENES Y LA MISIÓN

LOS JÓVENES Y LA MISIÓN OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS ESPAÑA LOS JÓVENES Y LA MISIÓN Propósito de este documento Este documento se propone presentar la realidad de la dimensión universal y misionera de la fe en Cristo aplicada

Más detalles

CURSO: UN ACERCAMIENTO A LA ORACIÓN TEMA 2 CÓMO ORAR?

CURSO: UN ACERCAMIENTO A LA ORACIÓN TEMA 2 CÓMO ORAR? CURSO: UN ACERCAMIENTO A LA ORACIÓN TEMA 2 CÓMO ORAR? C O N T E N I D O: 1.- PRELIMINARES 2.- ALGUNAS PARTICULARIDADES ACERCA DEL ORANTE 3.- EL ORANTE, MIEMBRO DE LA IGLESIA 4.- ESPIRITUALIDAD DE SAN VICENTE

Más detalles

GLORIFICO TU NOMBRE SEÑOR DEL AMOR

GLORIFICO TU NOMBRE SEÑOR DEL AMOR GLORIFICO TU NOMBRE SEÑOR DEL AMOR Mi Señor, me arrodillo ante Tu Inmensidad para así poderme poner a Tus Ordenes. Te hago una y mil reverencias porque Tú y sólo Tú Eres mi Rey. Rey Bueno, sólo ante Ti

Más detalles

ESPIRITUALIDAD CONYUGAL (Mercedes y Álvaro G-Ferrer)

ESPIRITUALIDAD CONYUGAL (Mercedes y Álvaro G-Ferrer) ESPIRITUALIDAD CONYUGAL (Mercedes y Álvaro G-Ferrer) "El sacramento del matrimonio, que consagra la relación entre hombre y mujer en su forma conyugal y la revela como signo de la relación de Cristo con

Más detalles

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino!

2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 2 de diciembre Seguid despiertos! 8 de diciembre Preparad el camino! 9 de diciembre Atrévete a decir sí! 16 de diciembre Compartid! 23 de diciembre Se alegra mi espíritu! Este material puede ser utilizado

Más detalles

A Jesús que me ha llamado

A Jesús que me ha llamado A Jesús que me ha llamado En la tradición de nuestro Instituto, que quien promete los primeros votos no tome la palabra y no diga nada. Parece una tradición sabia, porque el silencio es la única actitud

Más detalles

Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe www.virgendeguadalupe.org.mx

Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe www.virgendeguadalupe.org.mx Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe www.virgendeguadalupe.org.mx Versión estenográfica de la Homilía pronunciada por S. E. Mons. Héctor Luis Morales Sánchez, Obispo de la Diócesis de

Más detalles

CÓMO PREPARARME COMO LÍDER?

CÓMO PREPARARME COMO LÍDER? CÓMO PREPARARME COMO LÍDER? Luís Gómez Usado con permiso La manera más fácil de aprender algo es practicándolo. Por ejemplo, a orar se aprende orando, a cantar se aprende cantando. El inglés se aprende

Más detalles

Primero de Enseñanza Secundaria Obligatoria. Contenidos Criterios de evaluación Estándares de aprendizaje. Bloque 1. El sentido religioso del hombre

Primero de Enseñanza Secundaria Obligatoria. Contenidos Criterios de evaluación Estándares de aprendizaje. Bloque 1. El sentido religioso del hombre Primero de Enseñanza Secundaria Obligatoria La realidad creada y los acontecimientos son signo de Dios Bloque 1. El sentido religioso del hombre 1. Reconocer y valorar que la realidad es don de Dios identificando

Más detalles

HOMILÍA VIGILIA PASCUAL

HOMILÍA VIGILIA PASCUAL HOMILÍA VIGILIA PASCUAL Esta es una noche feliz. La Iglesia canta y alaba a Dios por la victoria de Cristo. Alégrese nuestra Madre la Iglesia, revestida de luz tan brillante. Resuene este templo con las

Más detalles

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 107, 2

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 107, 2 1 13 DE NOVIEMBRE SAN ESTANISLAO KOSTKA, religioso Memoria Nació de noble familia el año 1550 en Rostków, Polonia. Desde el año 1564 se dedicó en Viena a los estudios clásicos. Invitado por la Santísima

Más detalles

RÚBRICAS POR ÁREA. Religión Católica

RÚBRICAS POR ÁREA. Religión Católica Criterio [SRLG02C01]: Detectar los principales elementos que constituyen el fenómeno religioso y su expresión concreta en el Cristianismo. Con este criterio se pretende verificar si el alumnado es capaz

Más detalles

Creciendo en Cristo. Lesson 5: El Templo de Dios

Creciendo en Cristo. Lesson 5: El Templo de Dios Creciendo en Cristo Lesson 5: El Templo de Dios Notas para el líder: esta es la quinta y última lección en la serie Creciendo en Cristo Esta lección enfatiza lo que realmente significa llamar a Cristo

Más detalles

RITO DEL BAUTISMO DE NIÑOS (0 a 7 AÑOS)

RITO DEL BAUTISMO DE NIÑOS (0 a 7 AÑOS) RITO DEL BAUTISMO DE NIÑOS (0 a 7 AÑOS) 1. ACOGIDA a/. SALUDO El celebrante saluda a los presentes, sobre todo a los padres y padrinos: b/. DIÁLOGO CON LOS PADRES Celebrante: Qué nombres han elegido para

Más detalles

Conclusiones del Congreso

Conclusiones del Congreso Conclusiones del Congreso S.E. Mons. Octavio Ruiz Arenas, Secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización El Catecismo de la Iglesia Católica, fruto maduro del Concilio Vaticano

Más detalles

Cómo satanás detiene cristianos de recibir el Idioma de oración.

Cómo satanás detiene cristianos de recibir el Idioma de oración. El orar en lenguas Cómo satanás detiene cristianos de recibir el Idioma de oración. satanás ha tenido una campaña muy exitosa en la prevención de los cristianos de conseguir el don de lenguas. Hay tantas

Más detalles

Oraciones comunitarias. Octubre Misionero Claretiano 2012: MISIONEROS DE LA FE

Oraciones comunitarias. Octubre Misionero Claretiano 2012: MISIONEROS DE LA FE Oraciones comunitarias Octubre Misionero Claretiano 2012: MISIONEROS DE LA FE Día 1 En el comienzo de este mes misionero celebramos la memoria de santa Teresa del Niño Jesús, que dedicó su vida entera

Más detalles

Mt 2,1-12. Epifanía del Señor. Ciclo A

Mt 2,1-12. Epifanía del Señor. Ciclo A Mt 2,1-12 Epifanía del Señor. Ciclo A Uno de los textos más significativos de este tiempo de Navidad es la fiesta de la Epifanía, popularmente conocida como la de los Reyes Magos y de ahí identificado

Más detalles

Tercer Momento: ACTO DE HUMILDAD

Tercer Momento: ACTO DE HUMILDAD Retiro de Octubre En Octubre le pediremos a la Samaritana que nos indique dónde está el agua viva que calma la sed del congregante. (Jn 4, 4-45) Preámbulos de la oración: Primer momento: PURIFICAR LA INTENCIÓN.

Más detalles

El kerigma desde la Biblia

El kerigma desde la Biblia El kerigma desde la Biblia La palabra kerigma etimológicamente significa proclama, declaración, promesa hecha por un heraldo; y en el lenguaje eclesial ha sido incorporada para expresar la proclamación

Más detalles