Transformaciones sociodemográficas y grupos socio-raciales en Cali a lo largo del siglo XX y comienzos del siglo XXI. Fernando Urrea Giraldo 1

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Transformaciones sociodemográficas y grupos socio-raciales en Cali a lo largo del siglo XX y comienzos del siglo XXI. Fernando Urrea Giraldo 1"

Transcripción

1 Transformaciones sociodemográficas y grupos socio-raciales en Cali a lo largo del siglo XX y comienzos del siglo XXI Resumen Fernando Urrea Giraldo 1 Cali a lo largo del siglo XX se construye como ciudad en un sentido moderno, lo cual va soportado en profundos cambios sociodemográficos, no solamente en términos del crecimiento continuo poblacional - al igual que otras ciudades colombianas-, jalonado por una dinámica de sucesivas migraciones y diferentes ritmos de la natalidad y la mortalidad, sino por la variante de la composición socio-racial de su población y las desiguales formas de insertarse en las olas del cambio demográfico según clases y grupos étnico-raciales. Este artículo busca trazar las grandes transformaciones poblacionales de un asentamiento semiurbano a comienzos del siglo XX, con una mayoría de gente negra, a una ciudad que con Bogotá y Medellín se consolida como los centros urbanos de mayor dinamismo desde mediados del siglo XX, en medio de un complejo proceso de mestizaje interracial, y sin embargo llegar al siglo XXI con un moderado crecimiento demográfico, aunque con estructuras modernas de población y una rica diversidad étnica-racial, que paradójicamente la convierten sin darse cuenta y a pesar de las elites regionales en el contexto nacional al mismo tiempo en ciudad mestiza y negra. Introducción: Cali, poblado con un especial dinamismo a partir de mediados del siglo XIX y una mayoría de población negra y mulata. Cali hacia finales del siglo XIX y comienzos del XX logra imponerse definitivamente en el suroccidente colombiano como un núcleo urbano que se destaca sobre otros. Hacia 1870 Cali ya contaba con la mayor concentración de población en el suroccidente, aunque seguida muy de cerca por Palmira, y como lo muestran Flórez y Romero (2010: 410), al igual en Zambrano y Bernard (1993) y Zambrano (1994), al nivel nacional era el tercer epicentro después de Bogotá y Medellín en poblamiento y para el censo de 1905 ya era el cuarto municipio en tamaño poblacional en Colombia, con una población censada de (ver Cuadro 2). Sin embargo, es preciso señalar que hasta entrado el siglo XX menos de la mitad de su población residía propiamente en la cabecera municipal (Cuadro 2). En realidad, los datos censales disponibles revelan que Cali tenía buena parte de su población concentrada en las haciendas, con una actividad económica más rural que urbana, como ocurría para el conjunto del país. Por ello hay que tomar cuidado al hablar de asentamientos urbanos al analizar los censos de población anteriores a 1905, pero en general esto era válido para las diferentes regiones de lo que hoy es Colombia durante ese período 2. 1 Sociólogo, Profesor Titular, Departamento de Ciencias Sociales, Facultad de Ciencias Sociales y Económicas, Universidad del Valle, Cali. En la elaboración de este capítulo han colaborado el estudiante de economía y sociología de la Universidad del Valle, Diego Alejandro Rodríguez Sánchez, y el de sociología, Diego Fernando Ocasiones Canaval. 2 Esto puede observarse a través del Cuadro 3, sobre la reducida participación porcentual de los cuatro principales centros urbanos del país en el total de la población nacional para los censos de 1912 y

2 De acuerdo con Ocampo (1981), Vásquez (1990) y Camacho (2010), la dinámica de expansión de Cali como núcleo urbano desde mediados del siglo XIX, disputándose su papel con otros epicentros como Palmira y Buga, con respecto a Popayán, tuvo que ver con el efecto de constituirse un espacio estratégico de tránsito comercial de los productos procedentes de las provincias más al norte - Antioquia y Chocó - y las del sur y occidente procedentes de Popayán y Buenaventura. Es claro que el desarrollo agrícola relacionado con el cultivo de la caña de azúcar en condiciones de empresa capitalista a partir de 1864, va a jugar otro papel fundamental favorable a Cali, aunque en este punto también se benefició Palmira 3. Igual consideración hay que advertir sobre el progresivo crecimiento de diferentes cultivos en las zonas de economía campesina negra, constituidas después de la abolición de la esclavitud, en lo que hoy constituye el norte del Cauca y sur del Valle después de 1860: maíz, plátano, caña, tabaco, café, cacao, frutales, y otros cultivos que si bien eran de subsistencia en la canasta familiar campesina permitían paulatinamente excedentes que llegaban a los pequeños centros urbanos de la región como Cali hacia finales del siglo XIX. Estos excedentes de producción del campesinado negro ayudaron a dinamizar la economía urbana caleña, sobre todo entre 1900 y 1930 (Aprile-Gniset, 1992: 304). Sin embargo, será la apertura del canal de Panamá en 1914 y la culminación del ferrocarril del Pacífico a comienzos de 1915, los dos factores determinantes en el posicionamiento urbano de Cali a comienzos del siglo XX, al lado de la conformación del departamento del Valle del Cauca con Cali como capital del mismo en abril de 1910 (Camacho, op. Cit.). Por otro lado, la demografía de Cali está estrechamente ligada a la población negra a lo largo de su historia en los períodos colonial, republicano y durante el siglo XX y lo que va corrido del XXI. Durante la Colonia (Colmenares, 1997 [1976]) en Cali al igual que otras poblaciones del valle geográfico del río Cauca y bajo el control político de Popayán, existió el sistema esclavista que combinó la minería de oro, sobre todo en la región del Pacífico, las actividades comerciales y las ganaderas a lo largo del valle geográfico del río Cauca - alrededor del modelo de hacienda que tenía bajo su dominio a una población negra esclava. La principal fuerza de trabajo en la Colonia lo constituían los esclavos que eran distribuidos entre las minas en el Pacífico y los trabajos como peones y en la servidumbre de las haciendas y las casas de los reducidos núcleos urbanos, por lo menos hasta antes de la abolición de la esclavitud. Luego, ya existía una población negra y mulata libre en el siglo XIX que había adquirido su libertad por manumisión y cimarronaje, y en menor grado por haber sido otorgada por los dueños, en buena parte dedicada a oficios artesanales en los epicentros de alguna importancia como Popayán, Cali, Palmira, Buga y Cartago, aunque también en el caso de las mujeres en la servidumbre. Con las guerras de independencia y las sucesivas guerras civiles primera mitad del siglo XIX - la población negra libre se incrementó en la región del suroccidente en pago a su participación en el conflicto como soldados. Posteriormente con la abolición en 1851, el sector social de negros libres llegó a constituir la mayor parte de las clases populares rurales y urbanas en la segunda mitad del siglo XIX en toda la zona plana del valle geográfico del río Cauca, bajo las modalidades de campesinos, artesanos, sirvientes domésticos e incluso de sectores de población ambulante que recorrían la región, prefigurando lo que más tarde sería un asalariado y que en el 3 Palmira en el censo de 1870 registra una población de habitantes mientras Cali de En el censo anterior, 1851, Palmira contaba con y Cali con

3 contexto del orden social de la época eran vistos como vagos peligrosos sin moral, que amenazaban los intereses de los terratenientes blancos, payaneses y caleños, por lo que eran continuos los conflictos de clase e interraciales, con asesinatos de terratenientes y el fusilamiento de negros sublevados y levantamientos populares de la población negra con invasión de la ciudad y su saqueo que pusieron en aprietos a las clases dominantes caleñas (Aprile-Gniset, Op. Cit.: 304). Según Pacheco (1992: 62) la plebe caleña hacia 1850 estaba compuesta de "todos aquellos que, careciendo de propiedad y rentas, no tenían un oficio estable que desempeñar [...] como labradores, jornaleros, carpinteros, sastres, herreros, zapateros, cabos, fundidores, canoeros y coheteros. Y cuyas descripciones físicas corresponden a las castas, específicamente, a mulatos o pardos" (bastardillas del autor) 4. Por el contrario, la población indígena estaba recluida en las áreas de montaña y por lo mismo su participación demográfica en la parte plana del valle geográfico del Cauca era exigua. Los censos de 1912 y 1918 introducen entre las categorías censales el término razas, bajo la siguiente desagregación: Blancas, Negras, Indios, Mezclados, No especificados 5. Según Palacios y Safford (2002:481), por mezclados en el siglo XIX, se hace referencia a la combinación interracial de mestizos, mulatos y zambos 6. En el caso del valle geográfico del río Cauca, el predominio entre los denominados mezclados eran más de mulatos y zambos, debido a la reducida población indígena (ver Cuadro 1, con excepción de Jamundí, en Cali y los municipios de Buenaventura y Candelaria era inferior al 7,0%). Para el conjunto del Valle llegaba apenas al 4,3% la gente indígena (Cuadro 1). Este proceso se detalla admirablemente en Aprile-Gniset (1992: ) en su análisis sobre la colonización a lo largo del valle geográfico del río Cauca en el siglo XIX. Para el año 1918, al comparar Cali con otros municipios del Valle (Jamundí, Palmira, Candelaria y Buenaventura) y el propio Valle se observa que los cuatro tenían 4 Pacheco en diversas páginas de su texto hace alusiones a lo que en la época para Cali se denominaba la plebe, compuesta por negros, mulatos, zambos, pardos, gente cobriza, raspón o mulato de la época. Antes de 1851 la alusión es a esclavos, esclavos fugitivos, manumisos, libertos, mulatos, cuarterones, zambos y mestizos (op. Cit.: 16, 17, 27, 58, 61, 62, 65, 67, 89, 109, 110, 132, 133, 159, 169). 5 El censo de 1912, incorporó las categorías raciales sobre la base de la clasificación colonial ( ) dicha incorporación se realizó en un momento donde el debate científico-político sobre la raza ya comenzaba a tomar forma ( ) la idea de una estadística moral del país iba a tener en cuenta también la distinción de acuerdo con las razas (Prieto, 2005: 58). El censo de 1918 conservó el mismo criterio. 6 Como lo indican los datos sobre razas en estos autores, en el censo de 1851 el Estado del Cauca, en donde se encontraba la región del valle geográfico del río Cauca, tenía el mayor porcentaje de población negra (el 13,0% negra, el 21,8% mulata y el 0,6% zamba, sumando entre las tres el 35,0%), entre todos los Estados que conformaban en ese momento el país. Vale la pena señalar que otros Estados como Antioquia y Magdalena tenían significativamente un mayor porcentaje de mulatos y también de zambos, sobre todo el segundo (Palacios y Safford, op. Cit.). Sin embargo, ya en 1912, cuando el Valle era departamento, en éste el porcentaje de gente negra era del 13,7% y en el Cauca el 19,8%, correspondiendo en una buena parte a los municipios de la zona plana del norte del Cauca. 3

4 Cuadro No.1: Distribución de la Población según criterio racial para 1918 por raza y sexo en Cali y otros cuatro municipios del Valle, y el total del Valle Blancos Negros Indios Mezclados No especificados Total Hombre Mujer Total Hombre Mujer Total Hombre Mujer Total Hombre Mujer Total Hombre Mujer Total Hombre Mujer Total Cali % 27,3 30,1 28,9 26,3 22,3 24,1 3,8 4,1 3,9 37,8 38,7 38,3 4,8 4,8 4, Jamundí % 24,1 10,8 23,0 30,0 14,3 29,5 18,1 9,0 18,2 23,1 12,8 24,5 4,6 2,4 4, Palmira % 23,5 29,6 26,6 39,8 31,5 35,6 5,5 6,6 6,1 26,4 27,6 27,0 4,8 4,8 4, Candelaria % 17,6 16,9 17,3 27,4 31,0 29,1 2,1 1,6 1,9 48,1 45,7 47,0 4,8 4,8 4, Buenaventura % 9,6 12,9 11,3 64,1 51,0 57,4 0,5 0,4 0,5 21,0 30,9 26,1 4,8 4,8 4,8 100,0 100,0 100,0 Valle del Cauca % 28,8 30,6 29,7 23,3 20,2 21,7 4,5 4,2 4,3 38,6 40,2 39,4 4,9 4,8 4, Fuente: Censo de 1918 para los distritos de Cali, Jamundí, Palmira, Buenaventura y el total del Valle del Cauca. Boletín de Estadística, Vol. 1, Número I, Segunda Época. 4

5 concentraciones de gente negra por encima del promedio del departamento (ver Cuadro 1), y entre los cuatro Buenaventura como era de esperar presentaba el mayor porcentaje con el 57,4%, seguido de Palmira con el 35,6%, y Jamundí y Candelaria con porcentajes muy similares, 29,5% y 29,1% respectivamente. Cali llega al 24,1% (Cuadro 1). Pero si agregamos los datos de población clasificada como negra y mezclada en el censo de 1918 (Cuadro 1), para el Valle y el municipio de Cali la población negra y mulata alcanzaría a ser más del 55% del total. En Jamundí el 55%, en Palmira el 63,0% y en Buenaventura más del 80%. Esto demuestra que la región del sur del Valle incluyendo claro está a Cali - tenía una importante población negra hacia comienzos del siglo XX, advirtiendo que la población clasificada como mezclada en su gran mayoría estaba constituida por mulatos y zambos (Aprile-Gniset, 2002). Ahora bien, en términos de género, la población negra caleña tiene un comportamiento similar al conjunto de la población, con un índice de masculinidad inferior a la unidad (más mujeres que hombres), mientras para el Valle y los otros tres municipios en cuestión es superior a 1 (más hombres que mujeres), lo cual indica la importancia de la oferta de peones negros hombres en las actividades agrícolas, mineras y de carga o transporte portuario en la región, mientras en Cali el patrón demográfico de la población negra ya era más urbano (ver Cuadro 1). Más adelante veremos cómo Cali va a seguir conformando un polo urbano de gente negra hacia finales del siglo XX, hasta convertirse en el mayor núcleo urbano negro del país en el La evolución de la población de Cali en 160 años y su participación en el total de la población colombiana entre 1912 y Desde mediados del siglo XIX y a lo largo del XX y la primera década del XXI se registran cambios significativos en la dinámica poblacional de Cali y en su composición racial, según los patrones de nuevas oleadas de inmigrantes y las transformaciones en los componentes de natalidad y mortalidad, lo cual está relacionado con los cambios sociales y económicos de la ciudad de acuerdo con su conformación como epicentro de una región mucho más amplia y las dinámicas de mestizaje interracial que comportan las nuevas inmigraciones de distintas áreas del suroccidente y de otras regiones del país. El Cuadro 2 ofrece un poco más de 160 años de la evolución poblacional de Cali y lo que desde 1910 es el Departamento del Valle, a partir del censo de 1851 hasta llegar al 2015, usando las proyecciones de población del DANE para Cali y el Valle. El cuadro presenta los datos censales registrados en las estadísticas consultadas y los ajustados, con base en las metodologías que se indican en la construcción del mismo. Estos últimos permiten estimar adecuadamente las tasas de crecimiento intercensales (de tipo exponencial). También el cuadro ofrece dos indicadores importantes: la participación de la población de Cali en el total departamental y la distribución entre cabecera y resto de la población caleña. En primer lugar, se observa que hasta comienzos del siglo XX, incluyendo el censo de 1905, Cali era un poblado más rural que urbano, con menos del 50% de su población residiendo en la cabecera. El censo de 1912 marca un cambio interesante, con el 53% de su gente residiendo en el casco urbano. Pero este fenómeno también se corresponde con la reducida tasa de crecimiento intercensal en el período , de 0,5% anual, lo cual muestra prácticamente una población estacionaria, que como veremos más adelante se corresponde con altísimas tasas de mortalidad general (Cuadro 2) para el período en 5

6 cuestión. En realidad, es desde la década del setenta en el siglo XIX que arranca un crecimiento demográfico importante para Cali (véase Cuadro 1), con una tasa de crecimiento intercensal ( ) moderada de 2,43%, la que se prolonga en el siguiente período con el 2,44% promedio anual. Téngase en cuenta que a partir de 1918 dichas tasas son considerablemente altas. Es claro que los ritmos de las tasas de crecimiento poblacional de Cali, sistemáticamente más altas que las del departamento del Valle, conllevan precisamente una sensible urbanización del mismo municipio: entre 1912 y 1928 se pasa del 53% en la cabecera a poco menos del 70%, y en 1938 se alcanza el 87%; y a partir de 1964 la cabecera del municipio sobrepasa el 95%. Cuadro No. 2: Población de Cali y el Valle del Cauca , participación de Cali en el Valle; tasas de crecimiento exponencial Cali y Valle; distribución cabecera y resto Cali Año Población Cali, registrada Población Cali ajustada * Población Valle del Cauca, registrada ** Población Valle del Cauca, ajustada *** Participa ción de Cali en el Valle ,3 Tasas de crecimiento exponencial Cali Tasas de crecimiento exponencial Valle Cali Cabecera Cali Resto ,5 0,50 0, ,0 65, ,0 2,43 1, ,0 55, ,5 2,44 3, ,9 47, ,8 7,07 3, ,9 44, ,0 3,77 3, ,4 30, ,5 4,29 3, ,7 13, ,7 7,22 4, ,9 15, ,8 5,96 3, ,9 3,1 1973a ,4 3,65 2, ,0 2,0 1985ª ,2 3,05 1, ,2 1,8 1993ª ,4 3,21 2, ,7 2,3 2005c ,2 0,97 0, ,3 1,7 2010p ,5 1,68 1, ,4 1,6 2015p ,0 1,22 1, ,6 1,4 Cabe cera % Resto % Fuente: Aprile-Gniset (1992: 294), censo 1905 para Cali y provincias del Cauca hoy Valle; Flórez y Romero (2010: 410), censos 1851,1870, 1905 para Cali; censos de población 1912, 1918, 1928, 1938, 1951, 1964, 1973, 1985, 1993, 2005; se utilizó metodología de Bayona (1992: ); y la de Vásquez et al. (1995A). *Datos ajustados para 1800, 1807, 1809, 1834, 1851, 1870, 1905, y censos entre 1912 y 1964 con base en metodología de Bayona (op. Cit.) y Vásquez et al. (op. Cit); con ajuste de cobertura DANE , conciliados 2005 y proyecciones DANE **Datos agregados de las provincias que constituyen el Valle una vez departamento para 1834, 1851, 1870 y 1905; censos Valle sin ajuste entre 1912 y 1964 ***Datos ajustados para 1834, 1851, 1870, 1905, y censos entre 1912 y 1964 con base en metodología de Bayona y Vásquez et al. (op. Cit.); con ajuste de cobertura DANE , conciliados 2005 y proyecciones DANE Esto significa que desde 1918 propiamente ya puede hablarse de un centro urbano en rápida expansión, el cual aprovecha de forma inusitada su lugar estratégico con el ferrocarril del Pacífico. Al lado de ser un núcleo de ebullición comercial Cali despega como un epicentro industrial hacia la década del veinte (Ocampo, 2007 [1984]: 264). 6

7 Los períodos intercensales de mayores tasas de crecimiento poblacional de Cali corresponden a los siguientes (ver Cuadro 2): (7,07%), (4,29%), (7,22%, el más alto de la historia de la ciudad) y (5,95%). Los períodos con mayores tasas de crecimiento para el Valle son (3,4%), (3,42%), (3,63%), (3,98%) y (4,29%). Se tiene así que el período es el de mayor tasa de crecimiento para el departamento y Cali. Esto significa que la participación de Cali en el total de la población del Valle pasa, entre 1918 y 1964, del 17,0% al 37,0%; y aunque su ritmo de crecimiento como era de esperar se modera considerablemente desde el período intercensal (3,65%), Cali sigue creciendo a tasas mayores que las del departamento del Valle (Cuadro 2). Por esta razón, a partir del censo de 2005 un poco más del 50% de la población del Valle reside en Cali. Después de 1993 las tasas de crecimiento de Cali y el departamento se desploman, lo cual como se verá más adelante tiene que ver con los flujos migratorios de salida hacia el exterior. En síntesis, el Cuadro 2 indica que los grandes ritmos de la urbanización en Cali determinan que entre 1851 y 1912 a duras penas se triplicó en números absolutos la población durante 61 años, mientras entre 1912 y 1938 (26 años) aumentó casi 3,5 veces; y en los siguientes 26 años ( ) aumentó 5,5 veces. Sin embargo, para el período (41 años) crece solamente 2,9 veces. Ver Cuadro 2. Veamos ahora la dinámica de crecimiento de Cali en un contexto comparado con Bogotá, Medellín y Barranquilla en el contexto nacional. Ver Cuadro 3. Cuadro No. 3: Participación porcentual de los cuatro principales centros urbanos en el total del país, Año Nacional Bogotá Medellín B/Quilla Cali Población Tasa Población % Población % Población % Población % , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,0 Fuente: Censos 1912, 1918, 1938, 1951, 1964, 1973, 1985, 1993 y 2005, DANE. Los valores de Cali entre 1912 y 1964 difieren de la serie del Cuadro 2 porque no están ajustados. Por lo mismo, tampoco son ajustados los de las otras tres ciudades y el total nacional, para poder hacer el ejercicio comparativo. Es claro que hacia comienzos del siglo XX Colombia era un país predominantemente rural con centros urbanos muy pequeños. Bogotá apenas alcanzaba el 2,2% de la población 7

8 nacional. Agregando los cuatro centros, se llegaba un poco menos del 5% de la población total del país. Cali era el municipio con menor tamaño poblacional de los cuatro, además la sobrepasaban ampliamente Medellín y Barranquilla. Entre 1912 y 1938 los cuatro centros pasan a representar el 8,7%, con un incremento significativo en el caso de Cali al colocarse con el 1,2%. Ciertamente es a partir del censo de 1951 que se observan más fuertes cambios: por ejemplo, Cali desplaza en población a Barranquilla y se coloca en la tercera ciudad en tamaño poblacional del país. Este puesto lo conserva desde ese año censal hasta la fecha. Bogotá para 1964 alcanza a tener casi el 10% de la población colombiana, pero también los tamaños poblacionales de Medellín y Cali ya son considerables con el 4,4% y el 3,6% de la participación nacional, pero a partir de 1973 y sobre todo de 1985, Bogotá se distancia de las tres ciudades, hasta alcanzar para el 2005 el 16,3% de la población total del país. Cali que venía incrementando paulatinamente su participación entre 1964 y 1993 al pasar del 3,6% al 4,9% - prácticamente se estanca en el 2005 con el 5,0%. Barranquilla después de 1973 pierde participación porcentual. Medellín que había perdido participación entre 1973 y 1985 vuelve a aumentar esa participación en el último censo. En síntesis, el crecimiento poblacional de Cali desde la segunda mitad del siglo XIX se habría situado entre los cuatro principales centros de tamaño poblacional, al incluir a Barranquilla, por lo menos hasta antes de finalizar la década del cuarenta en el siglo XX, cuando se ubica definitivamente en el tercer lugar después de Bogotá y Medellín. Comportamiento de las variables demográficas en la larga duración (140 años): crecimiento vegetativo y migratorio. La distribución regional y composición étnicoracial de los flujos migratorios hacia Cali en el siglo XX Los ritmos de crecimiento poblacional de Cali comparados con los del Valle (Cuadro 2), obviamente deben analizarse a partir de los componentes demográficos que han podido reconstruirse utilizando estimaciones, soportadas en referencias históricas y sobre todo en otros estudios llevados a cabo, especialmente los de Flórez y Romero (op. Cit.), Bayona (op. Cit.); Vásquez et al. (op. Cit.) y Escobar (1999), además de las proyecciones del DANE, apoyadas en sus estudios de los censos de 1985, 1993 y 2005, con base en modelos demográficos. Ver Cuadro 4. El crecimiento vegetativo entre el período de 1851 y 1870 es muy bajo, al igual que acontece en el conjunto del país, debido ante todo a las altísimas tasas de mortalidad (40,58 y 39,35 por estimadas para los dos censos), no obstante también las altas tasas de natalidad (56,25 y 50,01 por 1.000), además por los saldos netos migratorios negativos. El resultado son tasas de crecimiento vegetativo muy débiles, por ejemplo, en 1870 del orden de 10,66 por Cali no logra concentrar una población estable muy seguramente afectada por las guerras civiles. Es a partir de 1905 que se registra un crecimiento 8

9 vegetativo con recuperación, al descender notablemente las tasas de mortalidad general, pues se pasa de 39,35 a 28,39 muertes por habitantes entre 1870 y Pero va a ser después de 1912 en que los cambios se podrán observar mejor. La mortalidad general tiene una disminución sistemática entre 1912 y 1938, con una natalidad prácticamente constante, que se mantiene sin mayores cambios hasta Esto significa que la tasa vegetativa, después de 1912, tiene una dinámica de ascenso notorio hasta 1964, impulsada ante todo por la caída en la mortalidad general. Los descensos en la mortalidad general ya en el siglo XX están marcados en un primera caída moderada entre 1912 y 1938, asociada a la creación del acueducto municipal y los primeros trabajos de alcantarillado de la ciudad (ver al respecto Vásquez et al. 1995B y 1995C; y Camacho, op. Cit.: ). Entre 1938 y 1951 hay una notoria caída de la mortalidad, precisamente relacionado con la expansión de los servicios de agua y alcantarillado, y de ahí en adelante hasta 1973, situándose en la década del setenta en 10 decesos por habitantes. Ya en la década del ochenta cae por debajo de 10 muertes hasta alcanzar los niveles más reducidos por debajo de 5 muertes después del censo de Cuadro No. 4: Cali - Comportamiento de las variables demográficas Tasas (*1.000) % Contribución a la tasa total Años Natalidad Mortalidad Vegetativa Migratoria Total Vegetativa Migratoria ,25 40,58 15, ,01 39,35 10,66-5,70 4, ,50 28,39 14,11 10,23 24,34 58,0 42, ,86 27,65 14,21 10,25 24,46 58,1 41, ,85 20,88 19,97 50,70 70,67 28,3 71, ,32 20,17 20,15 17,59 37,74 53,4 46, ,15 20,04 21,11 21,81 42,92 49,2 50, ,61 15,56 27,05 45,17 72,22 37,5 62, ,58 13,08 28,50 31,14 59,64 47,8 52, ,54 10,49 21,05 15,43 36,48 57,7 42, ,49 7,48 16,01 14,45 30,46 52,6 47, ,05 5,52 14,53 17,55 32,08 45,3 54, ,89 5,01 9,88 0,085 9,97 99,1 0, ,07 4,95 10,12 6,68 16,80 65,9 34, ,78 4,93 9,85 2,35 12,20 80,7 19,3 Fuente: Estimaciones para 1851, 1870, 1905, 1912 y 1928 con base en Flórez y Romero (2010: 389). Estimaciones con base en Escobar (1999: 6; Cuadro 5); y censos de población 1938, 1951, 1964, 1973, 1985 y 1993; y metodología de Vásquez et al. (1995: 37-40). Estimaciones del censo 2005 (DANE) y proyecciones 2010 y 2015, siguiendo metodología DANE. Los cambios poblacionales a partir de 1918 van a tener que ver con la fuerte dinámica de migración que recibe Cali (ver Cuadro 4). Entre este año y 1951, con excepción de 1928, 9

10 los flujos migratorios explican en más del 50% el crecimiento de la ciudad. Pero previamente entre 1912 y 1918 el crecimiento de Cali ya se explica en más del 50% por flujos de inmigrantes. Estos flujos provenían de diferentes regiones del país. Por un lado, entre las más importantes, las que llegan al Valle y a Cali desde diversas zonas de Antioquia y toda la región del viejo Caldas, bajo diversas oleadas hasta los años setenta en el siglo XX (Bayona, 1992), en su gran mayoría población blanca, mestiza y mulata; y las procedentes de la región andina nariñense y caucana, casi todas mestizas, mestizasindígenas e indígenas, sobre todo entre 1920 y Al lado de estas migraciones hay importantes flujos de los departamentos vecinos como Tolima, Huila y Caquetá, particularmente desde los años cincuenta, constituida por gente mestiza y mestiza-indígena. No puede olvidarse que el departamento de Boyacá contribuye también en la colonización de algunas zonas de montaña del Valle en su gran mayoría población mestiza y que los migrantes de esta región con mayores capitales alcanzan a ubicarse en Cali en los años sesenta, pero en este caso se trata de sectores blancos. Sin embargo, los flujos de inmigrantes negros llegados a Cali también van a ser decisivos a lo largo del siglo XX. Primero, poblaciones negras llegadas desde la zona plana del norte del Cauca y sur del Valle, fenómeno presente a lo largo de todo el siglo XX (Barbary y Hoffmann, 2004: ; Urrea y Hurtado, 1997). Este proceso se acentuará a partir de la expansión del cultivo de la caña de azúcar en la zona plana de todo el sur del Valle y norte del Cauca (Urrea y Hurtado, 1997). En segundo lugar, en la mira de procurar que sus hijos continuasen sus estudios, migrantes del Pacífico nariñense, que habían acumulado capitales en la explotación minera, llegan durante los años cuarenta y cincuenta, en particular de Barbacoas; y en Guapi se dará un fenómeno semejante hacia los años sesenta (Barbary y Hoffmann, op. Cit.). Una tercera ola de migrantes negros viene del Chocó mediante la cadena de la profesión del magisterio, fenómeno más marcado a partir de la década del sesenta (Urrea, 2011). A su vez, después de 1960, el municipio de Buenaventura va a contribuir con una oferta poblacional, relacionada primero con el desarrollo de la Empresa Puertos de Colombia y, posteriormente, con los fenómenos socioeconómicos de crisis del puerto en la década del noventa, y la consolidación de la Sociedad Portuaria (Palomeque, 1998 y 2003). Pero el flujo de mayor magnitud es aportado por el Pacífico sur, nariñense y caucano, desde finales de la década del setenta. Municipios como Tumaco y en general el conjunto de municipios de la costa Pacífica nariñense y caucana 7. En esta última oleada se conjugan fenómenos de desastres naturales como el maremoto en Tumaco y los municipios nariñenses y caucanos costeros 8, como los vaivenes económicos que vivía la costa Pacífica 7 Además de Tumaco y Guapi, López de Micay y Timbiquí en el Cauca, y La Tola, El Charco, Magüí, Mosquera, Olaya Herrera, Francisco Pizarro, Roberto Payán, Santa Bárbara de Iscuandé y Barbacoas, en Nariño. 8 Un terremoto importante de magnitud 7,9 grados Richter el 12 de diciembre de 1979 a lo largo de la costa pacífica de Colombia y el Ecuador. El terremoto y el maremoto asociado fueron responsables de la destrucción de por lo menos seis aldeas de pesca y de la muerte de centenares de personas en el departamento 10

11 sentidos en los ríos y las cabeceras municipales ante las plagas de algunos cultivos como el cacao y la caída de precios de la madera, entre los años setenta y ochenta. Pero también la aparición de una capa aún reducida para esa época de bachilleres negros (mujeres y hombres) que buscaban iniciar sus estudios post-secundarios en Cali. Por otra parte, hay que señalar que después de Buenaventura, Tumaco desde los años sesenta se convierte en una de las regiones del Pacífico con una presencia capitalista agroindustrial vía el cultivo de la palma aceitera - cuyos capitales en su mayor parte son procedentes de la burguesía industrial de Cali y del Valle. Más tarde será la actividad de cultivo de camarón (camaricultura) la que tendrá un apogeo durante la década del ochenta. Esto quiere decir que el Pacífico sur va a tener en la segunda mitad del siglo XX una fuerte relación con Cali, tanto en términos de capitales como en flujos poblacionales desde Tumaco y los diferentes municipios de esa región (Barbary y Hoffmann, op. Cit.: ; y Hoffmann, 2004: ). La modernización en el Pacífico sur a partir de 1950 tiene como epicentro de acumulación capitalista Cali y el Valle (Hoffmann, op. Cit.). Estos últimos flujos migratorios, en su gran mayoría de población negra, tuvieron como asentamiento el oriente de Cali a lo largo de las décadas del ochenta y noventa en el siglo XX (Urrea y Murillo, 1999). Los otros componentes dinámicos de la inmigración a Cali proceden del norte y centro del Valle del Cauca. Muchos de ellos desde los años cincuenta relacionados con el fenómeno de la violencia partidista hasta entrados los sesenta. Sin embargo, la migración económica desde las cabeceras municipales y las áreas rurales del departamento hacia Cali juegan un papel sobresaliente, ya que permiten entender el porqué Cali continúa después de 1951 a mantener un ritmo de crecimiento superior al del departamento. Puede decirse que después de 1964 la migración hacia ciudades como Palmira, Buga y Tuluá procedente de otros departamentos pierde importancia, mientras en el caso de Cali continúan siendo decisivos. Por el contrario, Buenaventura tiene otra dinámica más relacionada con los flujos migratorios desde el Pacífico caucano, nariñense y chocoano que permiten explicar su expansión poblacional. Finalmente, Cartago después de los años ochenta se articula cada vez más al área metropolitana de Palmira-Dos Quebradas. Estos flujos departamentales llegados a Cali, en términos raciales son mucho más mixturados. Se trata de población blanca-mestiza en su gran mayoría una buena parte descendientes de migrantes paisas de las dos cordilleras y ciudades en la zona plana - y también negra-mulata, procedente del centro (El Cerrito, Guacarí y Buga) y norte del departamento (Zarzal). de Nariño en Colombia. El terremoto se sintió en Bogotá, Pereira, Cali, Popayán, Buenaventura y otras ciudades y aldeas importantes en Colombia, y en Guayaquil, Esmeraldas, Quito y otras partes de Ecuador. El maremoto de Tumaco causó, al romper contra la costa, gran destrucción en la ciudad de Tumaco y las poblaciones de El Charco, San Juan, Mosquera y Salahonda en el Pacífico colombiano. Este fenómeno dejó un saldo de 259 muertos, 798 heridos y 95 desaparecidos. Registrado por Wikipedia como uno de los grandes Tsunamis del siglo XX. 11

12 El departamento del Valle y, en particular, Cali, durante su rápido crecimiento poblacional entre 1918 y 1964 había diversificado considerablemente su composición étnico-racial. Por una parte, el aporte de las oleadas de colonos paisas aumentó la participación de la gente blanca-mestiza en la ciudad. En cierta manera la ciudad se blanqueó, o para decirlo de forma más precisa, adquirió un carácter de ciudad más mestizada, que combinaba grupos poblacionales blanco-mestizos, mestizos-indígenas y negros-mulatos. No obstante, a partir de la década del ochenta los flujos migratorios más dinámicos y constantes van a ser los procedentes del Pacífico. Esto a la par de una aceleración en la conformación de un área metropolitana que tiene a Cali como epicentro, constituida por los municipios del sur del Valle y progresivamente todos los municipios de la zona plana del norte del Cauca, que han tenido históricamente mayorías poblacionales negras (Urrea, 2010 A), al tiempo que se intensifica la migración desde el Pacífico a la ciudad (Urrea y Hurtado, op. Cit.; Urrea, op. Cit.). Por esta razón, puede sostenerse que en Cali a finales del siglo XX y comienzos del XXI vuelve a tener un peso considerable la población negra-mulata. Se trata ahora de una ciudad mestiza y negra-mulata, con una región metropolitana de mayoría negra (Urrea, op. Cit.). Los cambios observados en el Cuadro 4 que recoge el censo de 2005 en materia de saldos netos migratorios, revela el desplome de este componente en la dinámica de crecimiento poblacional después del censo de A partir de mediados de la década del noventa el país y en particular el Valle y la ciudad de Cali entran en una dinámica progresiva de flujos migratorios hacia el exterior (DANE, 2006; Garay y Medina, 2007). El Valle y Cali se destacan en el censo 2005 como la región y la ciudad con mayor porcentaje de hogares que tienen un miembro residiendo en el exterior (DANE, op. Cit.). Esto explica porqué el papel de la migración cae entre 1993 y 2005 en Cali, fenómeno observado en el censo 2005 con un saldo neto de apenas 0,085 por (Cuadro 4). Debido a la crisis en los países capitalistas centrales las migraciones de retorno no se hicieron esperar luego en los últimos cinco años. De ahí que para el 2010 se estima en un 34,1% el aporte migratorio al total del crecimiento de la ciudad, en una buena parte explicado por migrantes de retorno del exterior, aunque también internos, desde las regiones tradicionales que han aportado población a la ciudad, descendiendo al 19,3% en el 2015, a medida que se modera ese flujo. En estos flujos juega un papel la población desplazada de áreas de conflicto armado 9. De cualquier modo, después del año 2005 el crecimiento urbano está más jalonado por la tasa vegetativa (Cuadro 4). Por ello, la fuerte reducción de las tasas de crecimiento de población observada en el 2005 y estimadas para el 2010 y Esta población desplazada ya está presente a lo largo de la década del noventa en la ciudad; sin embargo, las salidas hacia el exterior de miembros con hogares en Cali y al cabo de un tiempo de hogares completos, termina por pesar más en el balance entre entradas y salidas de población. Por esta razón, quizás el desplazamiento en términos absolutos, con flujos de gente que llegan a Cali hasta el 2005 sencillamente aporta en la medida en que evita que descienda más el saldo neto migratorio, de lo contrario sería francamente negativo. 12

13 Las fuertes caídas en las tasas de natalidad general que revela el Cuadro 4 a partir de 1985 y sobre todo las captadas en el censo de 2005 por debajo de 20 nacimientos por habitantes - revelan los profundos cambios en los patrones de fecundidad en la ciudad. Como se verá en el apartado siguiente se presenta desde la década del noventa un desplome en la participación etaria de los grupos menores de 20 años, por debajo del 40%, lo cual está asociado a tasas de fecundidad global que se acercan en descenso entre 2,2 y 1,9 hijos por mujeres en edad fértil. Esta transformación es desigual, pudiéndose observar en detalle por conglomerados urbanos. Por el momento es necesario resaltar esta tendencia que vive la ciudad en los últimos 15 años, relacionada a la vez con el fuerte descenso en la mortalidad general, cuando en la década del ochenta pasa a menos de 10 muertes por habitantes, y según estimaciones para el 2010 y 2015 ya es menor a 5 muertes. De ahí, que la tasa vegetativa a partir de 1985 ya sea inferior a 20 personas por habitantes por año (Cuadro 4). Las transformaciones en las estructuras etarias de la población caleña según grupos quinquenales, en 140 años Los 145 años en la historia de Cali, según el Cuadro 5, se pueden ordenar en los siguientes cinco períodos de acuerdo con la dinámica de la transición demográfica que corresponden a estructuras etarias diferentes: a) Un primer período entre 1870 y 1912 con una población muy joven, entre 43,2% en 1870 y 38,3% en 1912 menor de 15 años, y la menor de 5 años entre 17,1% y 15,1%, respectivamente. Por ello también la población entre 15 y 64 años se mueve en ese mismo período entre 55% y menos de 60% (Cuadro 5), y la mayor de 64 años a duras penas oscila entre 2,0 y 2,4%. Este período corresponde a estructuras etarias muy jóvenes con altas tasas de mortalidad general como antes se analizó, y por lo mismo una esperanza de vida para ambos sexos por debajo de los 40 años. b) Un segundo período entre 1918 y 1951 en el cual comienza una reducción muy moderada de la participación porcentual de los menores de 15 años (Cuadro 5) y un aumento ligero de la población entre 15 y 64 años. En esta etapa hay un primer descenso de la natalidad y mortalidad general (Cuadro 4). c) Un tercer período de tipo shock marcado por el año 1964, cuando inusitadamente vuelve a aumentar la participación de la población menor de 15 años (se pasa del 35,3% a 41,7% entre 1951 y 1964) y las menores de 5 años y entre 5 y 9 años vuelven a tener una 13

14 Cuadro No. 5: Cali - Estructura poblacional por grupos quinquenales de edad, Grupos etarios/ Años 1870 (*) 1900 (*) 1912 (*) ,1 16,5 15,1 14,8 12,4 14,0 16,6 12,1 10,4 9,3 8,3 7,5 7, ,6 13,1 12,5 12,2 11,4 11,2 14,0 13,2 10,6 9,4 9,2 8,1 7, ,5 10,9 10,7 10,5 10,2 10,1 11,1 13,4 10,1 9,9 9,5 8,5 7, ,6 10,7 10,6 10,4 10,9 11,1 10,3 12,5 11,1 9,7 9,1 8,9 8, ,0 10,4 10,5 10,7 12,5 12,1 9,3 10,2 12,0 10,6 9,2 9,3 8, ,5 9,9 10,1 9,3 10,0 9,8 8,1 7,9 9,9 10,3 8,3 8,5 8, ,1 7,2 7,5 7,3 7,5 7,4 7,1 6,4 7,8 9,5 7,5 7,7 7, ,0 7,2 7,3 6,7 7,1 6,6 5,9 5,6 6,5 7,5 7,4 7,1 7, ,1 4,3 4,7 5,0 4,5 4,8 4,5 4,8 4,8 5,7 7,2 7,2 7, ,7 2,9 3,1 3,6 3,6 3,7 3,6 3,7 4,0 4,3 6,0 6,7 6, ,8 2,0 2,4 2,7 3,2 3,0 3,0 3,0 3,6 3,7 4,8 5,5 5, ,8 1,0 1,2 1,5 1,9 1,9 1,9 2,2 2,8 2,9 3,7 4,3 4, ,2 1,7 1,9 2,3 2,0 1,6 1,8 1,9 2,2 2,6 2,8 3,3 3,7 65 y + 2,0 2,2 2,4 3,0 2,8 2,7 2,8 3,1 4,2 4,6 6,9 7,4 8,2 TOTAL 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 Composición por grandes grupos ,2 40,5 38,3 37,6 34,0 35,3 41,7 38,7 31,1 28,6 27,0 24,1 22, ,8 57,3 59,3 59,4 63,2 62,0 55,5 58,2 64,7 66,7 66,1 68,5 69,4 65 y + 2,0 2,2 2,4 3,0 2,8 2,7 2,8 3,1 4,2 4,7 6,9 7,4 8,2 TOTAL 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 (*) Datos estimados con base en Flórez y Romero (2010: 400) y Bayona (1992). (**) Proyecciones de población con base DANE. Fuente: censos de población 1912, 1918, 1938, 1951, 1964, 1973, 1985, 1993 y 2005; y proyecciones DANE, 2010 y Datos estimados por el autor para 1870, 1900 y (**) 2015 (**) participación porcentual muy similar a la alcanzada hacia comienzos del siglo XX para estos grupos quinquenales de edad (16,6% y 14,0%), con un desplome consecuente de la población entre años (se pasa de 62,0% a 55,5%) 10. También se trata de un período en el que la población mayor de 64 años crece muy lentamente. Este período está relacionado con las altísimas tasas de crecimiento poblacional de 1951 y 1964 que tiene Cali (ver Cuadro 2), vinculadas a altas tasas de fecundidad global, por encima de 6,5 hijos por mujer en edad fértil, con fuertes caídas en la mortalidad general (ver Cuadro 4). Este 10 Obsérvese en el censo de 1964 que todos los grupos quinquenales de edad entre los 15 y 39 años alcanzan las menores participaciones porcentuales de toda la serie (Cuadro 5), lo cual significa que la población caleña vivió un proceso de intenso rejuvenecimiento durante las décadas del cincuenta y sesenta, jalonado por los flujos migratorios y una recuperación de las tasas de natalidad general (ver Cuadro 4, datos censos de 1951 y 1964). 14

15 período intercensal en Cali corresponde a la fase de transición de la fecundidad que abarcó al conjunto de la sociedad colombiana. Para un análisis más detallado véase Flórez (2000: 33-38). d) Un cuarto período en el que Cali sigue la tendencia general del país de fuerte descenso de la tasa de fecundidad global y consecuentemente de las tasas de natalidad general, pero como era de esperar por tratarse de un centro urbano, con mayor intensidad: corresponde a los profundos cambios en las estructuras etarias que se revelan en los censos de 1973 y 1985 (Cuadro 5). Los grupos quinquenales menores de 15 años pierden participación porcentual de manera dramática (se desploman a 38,7% y 31,1% en los dos censos, respectivamente), sobre todo cayendo las participaciones de los menores de 10 años (Cuadro 5). Por el contrario, la población entre 15 y 64 años presenta un aumento considerable en su participación porcentual, especialmente la mayor de 25 años desde 1973 en adelante, y por supuesto, la mayor de 64 años. e) Un último período en el que se profundizan las transformaciones sociodemográficas precedentes, a partir del censo de 1993: continúa la fuerte disminución de la población menor de 15 años y el crecimiento de la población entre 15 y 64 años, y la de más de 64 años. De acuerdo con las proyecciones de población hacia el 2015 casi el 70% de las personas en Cali se encuentran entre los 15 y 64 años, y ya el 8% presenta más de 64 años de edad (Cuadro 5). Se trata entonces de una estructura etaria con un perfil de envejecimiento poblacional muy marcado, con una esperanza de vida en el 2005 que alcanzaba los 72,5 años para ambos sexos (ver Gráfico 4) 11. Esto es correspondiente con la sensible disminución de las tasas de natalidad y mortalidad general para este último período, fenómeno antes analizado (Cuadro 4). Cambios en la estructura del empleo según ramas de actividad y posición socioocupacional en Cali en el siglo XX y comienzos del XXI desde una perspectiva de género De acuerdo con el Cuadro 6, el censo de 1918 corrobora lo que se analizaba previamente en el Cuadro 2, sobre la base rural de la sociedad caleña a comienzos del siglo XX: el 31% de la población económicamente activa ocupada (PEA ocupada) se encontraba en actividades agropecuarias y extractivas, por supuesto con una preponderancia de población masculina. En los hombres para esa época casi el 43% del empleo era en actividades primarias. Las actividades manufactureras para la época eran, en su mayoría de corte artesanal pequeños talleres con trabajadores asalariados y artesanos individuales por encargo configuraban el segundo sector del empleo a comienzos del siglo XX con el 28,3% de la 11 En 105 años se incrementó la esperanza de vida en 37,5 años para ambos sexos en Cali. Se pasa por debajo de 40 años (alrededor de 35 años) en 1900 a 72,5 años en el

16 PEA ocupada (Cuadro 6). Aquí es preciso destacar el efecto de género, ya que constituye casi el 46,0% del empleo femenino para la época, mientras era sólo el 21,0% del empleo masculino. Se trataba así de pequeños talleres bajo una organización del trabajo artesanal y una población asalariada principalmente femenina. La proletarización fabril de las mujeres en Cali estaba pues ya presente en las primeras décadas del siglo XX. Debido al tipo de registro de la información censal, la categoría de otras actividades ocupa el tercer porcentaje en importancia con el 16,4%, pero en el caso de las mujeres llegaba al 31%. Esto explica el porqué tan baja era su participación en la rama de servicios en 1918 (apenas el 4,5%). En otras actividades se escondían una amplia gama de servicios, entre ellos el doméstico asalariado y otros que caen en diversas esferas como el trabajo sexual y en general, muchos oficios de cuidado, casi siempre a cargo de las mujeres. Por el contrario, en los hombres este grupo indefinido llega sólo al 10,0% (Cuadro 6). En un cuarto lugar se encuentran las actividades de comercio y restaurantes con el 13% y una distribución porcentual cercana entre hombres (12,4%) y mujeres (14,4%). El quinto lugar corresponde a los servicios con la advertencia precedente del fuerte sub-registro, sobre todo para las mujeres. En el censo de 1938 ya se observan importantes cambios. La primera a destacar es la fuerte masculinización de la PEA ocupada en veinte años en Cali: se pasa del 30,6% de mujeres en el empleo total para 1918 al 25,3% para En segundo lugar, se advierte el descenso del empleo en actividades primarias al 20,7%, pero obviamente sigue siendo una importante fuente de empleo masculino con casi el 27% del mismo. La manufactura mantiene su participación porcentual con el 28%, pero disminuyendo ligeramente la participación de las mujeres y aumentando sensiblemente la de los hombres. Esto explica en buena medida lo que antes se anotó sobre masculinización del empleo. Sin embargo, en términos absolutos entre 1918 y 1938 las mujeres duplicaron sus efectivos en el sector manufacturero, ante todo tratándose ya para finales de la década del treinta de grandes y medianos talleres fabriles, es decir, ya existía un régimen en Cali de explotación capitalista de fábrica moderna con mano de obra femenina. Un ejemplo interesante fue la fábrica textilera La Garantía con más de trabajadores para la década del cuarenta, con la más alta participación de empleo femenino (Ocampo, 2007: 255; Arroyo, 2006) Como señala Arroyo (op. Cit.: 37) las mujeres de La Garantía participaron en los movimientos huelguísticos históricos que tocaron a la sociedad caleña de 1931, 1933 y En los años treinta ya esta fábrica contaba con más de 500 operarias. Para Ordoñez (1995: 167) el millar en esta empresa se logra en 1951, alcanzando la cifra máxima en 1976 con operarios. 16

17 Cuadro No. 6: Cali - distribución de la población ocupada por ramas de actividad económica y sexo , con base en censos de población y encuestas de hogares Grandes ramas de actividad % % % 1964 % % % 2000 % % Agricultura y ganadería, explotación forestal, caza y pesca Hombres , , , , , , , ,3 Mujeres 287 4, , , , , , , ,6 Subtotal , , , , , , , ,0 Hombres 77 0, , , , , , , ,1 Industrias extractivas Mujeres 18 0,2 40 0,1 57 0,1 69 0, , , ,1 Subtotal 77 0, , , , , , , ,1 Industria Manufacturera (artesanal y gran manufactura) Hombres , , , , , , , ,3 Mujeres , , , , , , , ,6 Subtotal , , , , , , , ,6 Hombres , , , , , , ,2 Edificaciones y construcciones Mujeres 48 0, , , , , , ,6 Subtotal , , , , , , ,1 Hombres 388 2, , , , , , , ,7 Transportes y comunicaciones Mujeres 16 0, , , , , , , ,5 Subtotal 404 1, , , , , , , ,8 Hombres , , , , , , , ,3 Comercio y restaurantes Mujeres , , , , , , , ,1 Subtotal , , , , , , , ,8 Observaciones: la ENH etapa 84 de 1994, la 110 de 2000 y la GEIH de diciembre 2007 enero 2008 están estimadas por el autor sólo para Cali, con base en ajuste censo Fuente: Censo de población 1918, 1938, 1951, 1964 y 1973; ENH etapas 84 para 1994 y 110 para Diciembre 2000; y GEIH para Diciembre 2007 Enero

18 Cuadro No. 6 (Continuación): Cali - distribución de la población ocupada por ramas de actividad económica y sexo , con base en censos de población y encuestas de hogares Grandes ramas de actividad % % % 1964 % % % 2000 % Servicios (todo tipo de servicios) % Hombres , , , , , , , ,7 Mujeres 290 4, , , , , , , ,9 Subtotal , , , , , , , ,3 Sector financiero y actividades inmobiliarias Hombres 231 0, , , , , , ,9 Mujeres 264 0, , , , , ,5 Subtotal 231 0, , , , , , ,0 Servicios de Gas, Agua y Electricidad Hombres 608 0, , , , , ,5 Mujeres 68 0, , , , , ,0 Subtotal 675 0, , , , , ,3 Hombres , , , , ,6 Otras actividades Mujeres , , , , ,0 Subtotal , , , , ,9 Hombres , , , , , , , ,4 Total Población Ocupada Mujeres , , , , , , , ,6 Total , , , , , , , ,0 Observaciones: la ENH etapa 84 de 1994, la 110 de 2000 y la GEIH de diciembre 2007 enero 2008 están estimadas por el autor sólo para Cali, con base en ajuste marco muestral censo 2005, excluyendo a Yumbo. Fuente: Censos de población 1918, 1938, 1951, 1964 y 1973; ENH etapas 84 para 1994 y 110 para Diciembre 2000; y GEIH para Diciembre 2007 Enero

19 No obstante, en el censo de 1938 continúa un alto porcentaje de otras actividades, con el 10,6%, pero concentrándose entre las mujeres (27,1%). Sin embargo, ya en 1938 las actividades de todo tipo de servicios sí registran un importante empleo femenino a diferencia de 1918, con el 16,7%, muy por encima de los hombres (11,5%), como era de esperar. Por otra parte, en 1938 ya aparecen claramente otras ramas de actividad como el sector financiero e inmobiliario (0,5%) y el sector de edificaciones y construcciones (8,1%), de predominio masculino, aparece por vez primera registrado. Aumenta su participación el sector de transportes y comunicaciones (5,4%), lo cual refleja una mayor diversificación económica en la ciudad. En realidad, la masculinización del empleo entre los dos censos también tuvo que ver con nuevas actividades en las que entran preferencialmente más los hombres que las mujeres para la época. Por ejemplo, para esa época el sector financiero era un empleo masculino como indican los datos. Sólo desde 1951 comienza a aparecer en este sector paulatinamente una población laboral femenina. Para el año 1951 los cambios se han profundizado considerablemente. Por ejemplo, las actividades primarias se desploman como fuente de empleo en Cali, a menos del 4%, y de ahí en adelante en los siguientes censos y encuestas de hogares se tratan de actividades marginales en el mercado de trabajo caleño (Cuadro 6). La manufactura en 1951 continúa con la misma participación porcentual en el empleo del municipio (28%), pero aquí la participación masculina es significativamente mayor (es 2,6 veces la mano de obra femenina fabril). Entre 1938 y 1951 se ha producido una redistribución por género de las actividades manufactureras como indican los datos, sin que esto conlleve en términos absolutos un desplome del empleo fabril femenino, todo lo contrario, ellas pasaron de trabajadoras a entre los dos censos. Las otras actividades indefinidas se mantienen en un 10%, pero ahora son más masculinas que femeninas. Esto es consistente con el patrón general de masculinización anotado previamente. En 1951 los servicios se posicionan por vez primera como la segunda rama de actividad más importante (26%), destacándose aquí las mujeres con el 51,4% del empleo total femenino; o sea, se destaca un giro del empleo manufacturero al de servicios para las mujeres, fenómeno visible por vez primera. El comercio y restaurantes ocupan el tercer puesto en peso porcentual (12,6%), seguidos de edificaciones y construcciones (10,0%) y transporte y comunicaciones (8,1%), con predominios masculinos. En 1951 la división social del trabajo en Cali ya se hace visible con la presencia de todo tipo de ramas de actividad. Por ejemplo, se observan algunas que no aparecían antes como 19

20 los servicios de gas, agua y alcantarillado, mientras otras como el sector financiero e inmobiliario se fortalecen al aumentar su participación en el empleo (del 0,5% en 1938 al 1,5% en 1951). Para 1964 la manufactura decrece ligeramente en su participación porcentual con un 25% y una participación cercana entre hombres y mujeres (Cuadro 6). Los servicios pasan al primer puesto en la participación porcentual en el empleo de Cali con el 29,0%. El rubro de otras actividades pierde sensible importancia al caer al 5%. El sector de comercio y restaurantes aumenta su participación porcentual (18,3%), con un relativo predominio masculino. Le siguen edificaciones y construcciones que mantienen su participación porcentual con respecto a 1951 (9,5%). Para 1964 continúa la ampliación porcentual de otras ramas como el sector financiero e inmobiliario (3,0%), duplicando su participación con respecto al censo anterior. La década del sesenta revela una diversificación en las actividades económicas de Cali, especialmente hacia los servicios, pero la manufactura mantiene su peso específico con más del 25,0% del empleo en el municipio. El año de 1973 presenta una distribución por ramas de actividad muy semejante a No obstante, llama la atención que la manufactura amplía ligeramente su peso porcentual (26,0%) y en particular, que la rama de comercio y restaurantes gana un importante aumento (22,5%), para ambos sexos, pero más para las mujeres en términos relativos. Este dato posiblemente tiene que ver con las inversiones en desarrollo de la infraestructura urbana vinculadas a los VI Juegos Panamericanos que se realizaron en Cali entre el 30 de julio y 13 de agosto de 1971, al igual que las nuevas inversiones en hotelería para la época 13. También las otras actividades no definidas crecen ligeramente su participación porcentual (8,0%), lo cual está muy asociado a la rama anterior, pero en este caso más favorable a los hombres. Las demás ramas de actividad se mantienen cercanas a las distribuciones porcentuales del censo anterior. Es necesario señalar que la década del setenta el polo industrial de Yumbo estaba plenamente consolidado al nivel de gran industria, especialmente en bienes intermedios. Además, que la mayor parte del empleo industrial de operarios, técnicos, ingenieros y directivos de esas grandes empresas residía y reside en Cali. Es decir, Yumbo en las décadas del sesenta y setenta se convirtió en la principal fuente del empleo industrial en grandes establecimientos de Cali. El desarrollo industrial en el área metropolitana Cali- Yumbo logró su mayor apogeo precisamente en la década del setenta. Esto se refleja en los datos del censo de Por otro lado, los censos de 1964 y 1973 revelan ya una alta 13 En el año de 1971 fue inaugurado el Hotel Intercontinental de Cali, construido en el contexto de los VI Juegos Panamericanos realizados en Cali. Otros hoteles, a la vez que el sector de restaurantes tuvo un crecimiento importante a comienzos de la década del setenta en la ciudad. 20

21 participación del empleo femenino en la PEA ocupada con un 30,0%. Entre 1938 y 1973 esta participación aumenta del 25,3% al 30,5%, para continuar en una expansión paulatina en los años posteriores, lo cual es el reflejo del aumento de la tasa de participación laboral femenina en Cali. Sin embargo, esta expansión se da en las diferentes ramas de actividad económica bajo un patrón muy distinto al de A partir de 1994 ya se detecta una tercera ola de profundos cambios en la estructura del empleo caleño: a) Hay una diminución notoria de la participación del empleo manufacturero, ubicándose en un 23,0%, pero aquí ya se capta una fuerte feminización pues alcanza el mismo porcentaje del empleo masculino con efectivos las mujeres versus los hombres (Cuadro 6). Así, para 1994 las mujeres habían logrado casi el 40,0% del empleo manufacturero de Cali. b) Las actividades de comercio y restaurantes y las de todo tipo de servicios concentran ya la mayor parte de los empleos caleños. Si bien en términos absolutos en el sector de comercio y restaurantes hay más hombres que mujeres, en términos porcentuales esta rama pesa más en el empleo femenino (32,0% para las mujeres versus 26,5% para los hombres; para un total de 28,5%, ver Cuadro 6). En la de servicios más de la mitad de la mano de obra es femenina, como era de esperar, según ya también lo registran los censos anteriores (1951, 1964 y 1973), entre un 53% y 55%. c) El sector financiero e inmobiliario se destaca con una participación porcentual del 5,4%, pero en este caso ya las mujeres representan la mayor parte de la mano de obra con el 54,0%. Esto refleja las transformaciones en el sector con el ingreso masivo de mujeres en las corporaciones de ahorro y vivienda durante los años setenta y ochenta y ampliándose en los noventa con la nueva modalidad de banca multiservicios que se desarrolla con la apertura de la economía en esta última década. d) Las ramas de edificaciones y construcciones y de transporte y comunicaciones como era de esperar al igual que en las principales ciudades tienen porcentajes destacados, registrándose este efecto en la encuesta de hogares de 1994: 6,8% para la primera y 8,4 para la segunda. En términos absolutos de población laboral ocupada en la rama de edificaciones y construcciones creció el empleo entre 1973 y 1994 de modo notorio ( trabajadores versus ), pero disminuyó la participación porcentual. En la rama de transporte y comunicaciones se triplican los efectivos. e) Se presenta una caída en el empleo de la rama servicios de gas, agua y electricidad para 1994 con respecto a 1973: se pasa de trabajadores a 3.010, y la participación desciende de 0,8% a 0,4%. Esto refleja los cambios en la contratación laboral en las 21

22 empresas públicas municipales de la ciudad (EMCALI), vía subcontratación y la privatización de una serie de servicios especializados dentro de la rama, procesos que se consolidan durante la década del noventa. f) En el registro de la encuesta de hogares de 1994 desaparecen las otras actividades no definidas, lo que se explica por el carácter más especializado de esta encuesta en la captación de las características de la población económicamente activa ocupada. g) La encuesta de hogares de 1994 ya registra cerca del 40,0% del empleo total de la ciudad como femenino (Cuadro 6). Tendencias más recientes: la primera década del siglo XXI en Cali y la estructura del empleo (Cuadro 6) La primera década del siglo XXI capturada a través de dos encuestas de hogares, diciembre de 2000 y diciembre 2007/enero 2008 (GEIH 14 ), permite observar que continúa la tendencia de aumento de la PEA ocupada femenina: entre el 2000 y final del 2007 y comienzos del 2008 se alcanza el 41,2% y casi el 43,0% del empleo total como mano de obra femenina (Cuadro 6). Este fenómeno acompaña las grandes transformaciones con las caídas de la tasa de natalidad general y la tasa global de fecundidad en la ciudad. Ciertamente la incorporación de la mujer al mercado de trabajo y el descenso de su participación como carga laboral en tareas domésticas es un logro. Sin embargo, es preciso advertir que este descenso no corresponde a una reestructuración en las desigualdades de género entre mujeres y hombres, sobre todo en lo relacionado con la división sexual del trabajo reproductivo, más bien ha significado un aumento en la carga laboral de las mujeres que soportan ambas actividades laborales. El franco predominio de los servicios y de la rama de comercio y restaurantes en el empleo caleño marca la primera década del siglo XXI. El 2000 fue un año de modesta recuperación después de la crisis recesiva de 1999, en cambio el 2007 fue el de mayor tasa de crecimiento de la economía durante esta década. Para el año 2000 aún en medio de la crisis el sector servicios sufre una inflación en términos de empleo para hombres y mujeres con un 34,3% para ambos sexos, pero para las mujeres llegó a un porcentaje excesivamente elevado con el 41,9%, mientras en el caso de los hombres fue más moderado con el 28,8% (Cuadro 6). Los servicios constituyen una de las ramas de refugio en el empleo de rebusque caleño similar en otras ciudades del país -, aunque es preciso señalar que en las estadísticas disponibles se tiene toda clase de servicios, desde los más calificados hasta los de baja calificación y no calificados. Los dos últimos fueron los que crecieron a costa 14 Gran Encuesta Integrada de Hogares, DANE. 22

23 seguramente de los primeros. En cambio, para el 2007/2008 el sector de servicios disminuye en términos absolutos y relativos su participación, beneficiándose otros sectores, entre ellos el de comercio y restaurantes (pasa de 26,8% en el 2000 al 31,8% en el 2007/2008, pero también el empleo en transporte y comunicaciones, tanto para hombres como para mujeres (pasa del 6,8% al 7,8%), al igual que el de edificios y construcciones (del 4,1% al 6,1%), en este caso ante todo mano de obra masculina. Al agregar servicios con comercio y restaurantes se tiene en el 2000 el 61,1% del total del empleo caleño y en el 2007/2008 el 59,1%. Es de anotar que el empleo manufacturero en Cali entre las dos encuestas de hogares no registró cambios notables, más bien se puede detectar un estancamiento, especialmente para los hombres. Se pasó de trabajadores a Los hombres pasaron de a , mientras las mujeres de a Debe observarse que entre 1994 y 2000 se perdieron gran cantidad de puestos de trabajo manufactureros en Cali como lo muestra el Cuadro 6 (se pasó de puestos a ), concordante con la fuerte crisis económica con la mayor inflexión del ciclo en Es decir, que la recuperación del empleo manufacturero en Cali ha sido muy débil en la primera década del siglo XXI, no obstante, la mayor tasa de crecimiento del PIB obtenida en el año 2007 para toda la década (Urrea, 2010 C). La última década muestra una estructura del empleo centrada en los servicios, el comercio y los restaurantes, con pérdida de la manufactura como fuente de empleo en Cali. La reestructuración productiva iniciada en la década del noventa (Urrea, 2010 C), ha conllevado a una deslocalización industrial alrededor de actividades maquiladoras en el norte del Cauca a través de las empresas manufactureras desarrolladas bajo el paraguas de la Ley Páez y en otras áreas de la región del Valle y en el mismo municipio de Yumbo, pero bajo un modelo de contratación laboral diferente al que existía en décadas anteriores. La lógica de empresas en zonas francas en actividades de maquila bajo un régimen de subcontratación mediante empresas de empleo temporal ya es ampliamente generalizado en Cali y la región del Valle y norte del Cauca (Urrea, 2010 A). En este modelo manufacturero hay una demanda importante para el empleo femenino pero más el relacionado con áreas geográficas por fuera de Cali como los municipios en el norte del Cauca. Evolución de la posición socio-ocupacional de la población ocupada caleña por sexo, /2008 El Cuadro 7 nos da un panorama de los cambios en la posición socio-ocupacional en 90 años del empleo en Cali. Los datos del censo de 1918 a pesar de su reducida diferenciación, revelan el alto peso del trabajo artesanal bajo la modalidad independiente, la existencia de una población campesina (como pequeños propietarios) y la presencia de pequeños talleres con trabajadores asalariados, tanto hombres como mujeres. En este contexto social los 23

24 hombres están en más de la mitad (53,2%) en oficios como asalariados, mientras las mujeres en un 69% en oficios como trabajadoras cuenta propia o independientes (Cuadro 7). Para 1938 ya hay cambios interesantes. Por ejemplo, se pueden diferenciar peones y obreros de los asalariados empleados. Entre los hombres predomina como en el censo anterior el trabajo asalariado (62,2%), y en él, el mayor porcentaje corresponde a peones y obreros en Cali (38,1%). Un poco menos del 30% de los hombres son dueños, patronos, directores. Entre las mujeres el porcentaje de asalariadas sigue bien menor como antes (33,3%), constituyendo entre ellas más de la mitad, el 18,7% mujeres peones y obreras, lo cual corrobora la proletarización de la mujer para ese período; pero la otra posición socioocupacional femenina destacada es la de trabajadoras familiares sin remuneración y empleadas domésticas con el 29,5% del total del empleo femenino. Impresiona el alto porcentaje de mujeres dueñas, patronas, directoras con el 30,5% del empleo femenino. Los altos porcentajes de patronos, directores, dueños de establecimientos (30,5% del empleo total para ambos sexos) muestra la existencia para esa época de un sinnúmero de pequeños establecimientos comerciales (tiendas), pequeños y medianos talleres artesanales, campesinos que contrataban mano de obra en pequeña escala en el área rural. Era una economía con algunos contados grandes establecimientos manufactureros que empleaban ya una masa de trabajadores y el resto pequeños establecimientos con predominio de trabajadores artesanos, unos asalariados y otros individuales. Es posible que una parte de estos últimos haya sido clasificada como dueños de sus propios negocios. En 1951 el panorama ya se acerca más a un patrón más diferenciado socialmente: el grupo de patronos, directivos, dueños conforma un porcentaje pequeño (3,8% para los dos sexos; 4,9% para los hombres y apenas 0,9% para las mujeres), lo que quiere decir que una buena parte de los pequeños establecimientos habían desaparecido o sus dueños ya fueron para este censo clasificados más como cuenta propia, en el caso de ser trabajadores individuales. En este censo el asalariamiento se hace más visible con el 69,0% para ambos sexos, y con un mayor asalariamiento en el caso de las mujeres con el 78,4%, pero en este caso se concentran como empleadas (60,3%) y apenas el 18,2% como obreras o peones. Como cuenta propia pesan más los hombres (21,3%) que las mujeres (17,0%). Ahora bien, dónde están las mujeres empleadas domésticas? Es muy probable que la mayor participación asalariada se explique porque en este grupo quedaron clasificadas, en particular bajo la categoría de empleadas. Por ello el alto porcentaje en el grupo de empleadas. Además, la categoría no definida en 1951 se incrementa (6,3%) con respecto a 1938, pero sobre todo entre los hombres (7,7%), ver Cuadro 7. En 1964 se observan tendencias similares a 1951, aunque aumenta considerablemente la condición asalariada con el 73,5% para ambos sexos, el 82,7% para las mujeres y el 69,9% 24

25 para los hombres. Los peones y obreros disminuyen ligeramente su participación con respecto al censo de 1951 (27,0% versus 29,6%). De nuevo las mujeres en el empleo doméstico parece que han sido clasificadas al igual que en el censo de 1951, como empleadas dentro de las asalariadas, de ahí que llegan a 69,2%. Los hombres aumentan ligeramente su participación en la modalidad cuenta propia y las mujeres bajan su participación en esta categoría. Las categorías no definidas pierden participación porcentual. En el año 2000 el asalariamiento disminuye sensiblemente con respecto a los años anteriores. Desafortunadamente no se tienen datos para 1973 ni Lo que se puede observar es que se dispara la condición de trabajo cuenta propia (29,5%) y éste entre los hombres alcanza a llegar al 35,0% del empleo masculino. En las mujeres llega al 21,5% del femenino, más el 18,9% en la condición de empleadas domésticas (Cuadro 7). La posición de empleadores, dueños, patrones se mueve alrededor del 5,0%, pero entre los hombres alcanza un porcentaje mayor (6,8%), mientras entre las mujeres es bien más bajo (2,7%). En realidad en los tres censos anteriores la participación porcentual de las mujeres como empleadoras, dueñas de negocios, etc. es siempre bien menor. Otro aspecto que llama mucho la atención es el desplome de la categoría de peones u obreros ya para el año La razón de esta caída tiene que ver por un lado con el sistema de clasificación de la posición socio-ocupacional que opera en la encuesta de hogares pero que también se ha venido modificando en los censos desde 1973; por otro lado, el descenso también responde parcialmente a la realidad de la desaparición de muchos empleos asalariados como obreros calificados y no calificados durante la década del noventa, con el cierre de plantas industriales. En cambio, otros obreros u operarios de planta han sido substituidos por trabajadores bajo la modalidad de outsourcing o subcontratación, cayendo algunos de ellos en la clasificación de trabajadores independientes. En la encuesta diciembre 2007/enero 2008, se mantienen similares tendencias que en la encuesta de 2000, sólo que en el caso de las mujeres aumenta fuertemente la condición como trabajadora cuenta propia (se pasa de 21,5% a 36,0%), y en general para los dos sexos se incrementa esta modalidad (34,6%), aunque se modera para los hombres, disminuyendo ligeramente. También, el asalariamiento para ambos sexos tiene una merma en su participación porcentual de cuatro puntos (52,6% en el 2007/2008 versus 56,9% en el 2000), relacionada con el aumento del cuenta propismo. Ver Cuadro 7. En síntesis, en la primera década del siglo XXI la condición socio-ocupacional de trabajador independiente o por cuenta propia gana terreno ampliamente en el mercado laboral caleño, tanto para hombres como para mujeres, aunque más para los primeros. En contraposición el asalariamiento ha perdido peso porcentual, más para las mujeres, pero también para los hombres. Ahora bien, mirando para un período más largo, es claro que la condición asalariada mayoritaria detectada hasta el censo de 1964 ya no tiene asidero. 25

26 Cuadro No. 7: Cali - distribución de la población ocupada según posición socio-ocupacional y sexo , con base en censos y encuestas de hogares Hombres Mujeres Total Hombres Mujeres Total Hombres Mujeres Total Hombres Mujeres Total Hombres Mujeres Total Hombres Mujeres Total Dueños, directores, patronos, gerentes (empleadores) 29,4 33,3 30,5 4,92 0,9 3,8 5,1 1,2 4,0 6,8 2,7 5,1 6,2 3,3 4,9 Asalariados 53,2 31,2 40,0 62,2 33,3 54,3 65,42 78,4 69,0 69,9 82,7 73,5 56,9 56,8 56,9 58,0 45,5 52,6 Empleados 24,2 14,6 31,46 60,3 39,4 37,3 69,2 46,6 52,2 50,7 51,6 0,0 0,0 0,0 Peones y obreros 38,1 18,7 33,96 18,2 29,6 32,6 13,4 27,0 4,8 6,0 5,3 0,1 0,0 0,0 Cuenta propia (trabajadores independientes) 46,8 68,8 60,0 1,7 0,1 1,3 21,31 17,0 20,1 20,2 12,7 18,0 35,0 21,5 29,5 33,2 36,0 34,6 Otras (trabajador familiar no remunerado y empleo doméstico) 2,1 29,5 9,6 0,64 0,9 0,7 0,9 0,9 0,9 1,1 18,9 8,4 2,4 15,1 7,7 Categoría no definida 4,5 3,7 4,3 7,70 2,7 6,3 7,6 3,7 6,5 0,2 0,1 0,1 0,1 0,1 0,1 Total 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,00 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 Observaciones: la ENH etapa 110 de 2000 y la GEIH de diciembre 2007 enero 2008 están estimadas sólo para Cali, con base en ajuste censal de Fuente: Censos de población 1918, 1938, 1951 y 1964; ENH etapa 110 para diciembre 2000; y GEIH para diciembre2007-enero

27 Además, entre las mujeres caleñas el empleo doméstico sigue siendo importante, aun cuando hubo una pequeña disminución entre el 2000 y el 2007/2008. Grupos étnico-raciales en el Valle y en Cali en el 2005 Abordamos en el Cuadro 1 la sociedad caleña de acuerdo al sistema de clasificación racial en el censo de 1918, con todas las limitaciones y arbitrariedades ideológicas que haya podido tener. Al fin y al cabo, es una fotografía de cómo los grupos sociales en Cali estaban inscritos en un orden socio-racial clasificatorio para esa época. Sin embargo, una mirada crítica contemporánea de Cali no es posible tenerla sin evaluar qué sucede en la actualidad con los grupos étnico-raciales en la sociedad caleña después de los cambios generados por los flujos migratorios con diferentes composiciones raciales y las dinámicas de natalidad y mortalidad que cada cohorte generacional de un determinado grupo social ha conllevado, de acuerdo a un patrón de desigualdad social a lo largo de casi 90 años. Esto lo permite de alguna forma hacer el censo de 2005 al introducir la variable étnica-racial. El Valle para el censo 2005 era el departamento con mayor población que se autorreconoció bajo algunas categorías que corresponde al término empleado hoy en día como afrodescendiente en Colombia 15 y en general en los países de América Latina y el Caribe 16. El Valle es mayor numéricamente incluso con respecto a otros departamentos tradicionalmente con la mayor concentración de gente negra en el país (Bolívar y Chocó), pero también en relación a departamentos como Antioquia que cuentan con dos regiones de amplia mayoría negra (los municipios del Urabá antioqueño y los del Bajo Cauca). Por otra parte, Cali es el primer municipio del país con el mayor número de habitantes que se autorreconocieron en el censo en alguna de las categorías como gente negra, muy por encima de municipios como Cartagena, Buenaventura, Quibdó (Urrea, 2010 B). El Cuadro 8 permite comparar de alguna forma la distribución de la población por grupos étnico-raciales, según las categorías censales usadas en el 2005, para Cali, los mismos municipios que analizamos en el censo de 1918 (Jamundí, Palmira, Candelaria y Buenaventura) y el conjunto del departamento del Valle. Al igual que en el año 1918 se observa la distribución por sexo. Con respecto a la población total del departamento la gente negra representó en el censo por autorreconocimiento más de la cuarta parte de la misma (27,2%) y en Cali alcanzó el 26,2%. Sin embargo, de acuerdo con estimaciones de 15 Las categorías usadas en el censo 2005 son: Raízal del Archipiélago de San Andrés y Providencia; Palenquero de San Basilio; Negro-a, mulato-a, afrocolombiano-a, afrodescendiente. 16 Afrodescendiente hace referencia a los descendientes de múltiples generaciones y procesos de mestizaje de los antiguos esclavos africanos. El término "afrodescendiente" denota a los descendientes de africanos que sobrevivieron a la trata esclavista en las Américas. Así mismo busca abarcar a todos los pueblos descendientes, directa o indirectamente, de la diáspora africana en el mundo. Esta expresión ha sido aceptada para hacer referencia a la gente negra especialmente en los diferentes países latinoamericanos. 27

28 Cuadro No. 8: Distribución de la población según criterio étnico-racial y sexo en Cali y cuatro ciudades del Valle, y el total del Valle, censo 2005 Afrodescendientes, negros-as, mulatos-as, afrocolombianosas, raizales, palenqueros-as Indígenas Rom Sin autorreconocimiento étnico: ninguno de los anteriores Total Hombre Mujer Total Hombre Mujer Total Hombre Mujer Total Hombre Mujer Total Hombre Mujer Total Cali % 26,33 26,12 26,22 0,45 0,47 0,46 0,04 0,03 0,03 73,18 73,38 73,29 47,19 52,81 100,00 Jamundí % 61,06 60,31 60,67 0,85 0,81 0,83 0,01 0,002 0,00 38,09 38,88 38,50 48,34 51,66 100,00 Palmira % 14,81 14,25 14,52 0,23 0,17 0, ,96 85,58 85,28 48,05 51,95 100,00 Candelaria % 53,30 52,73 53,01 0,30 0,15 0, ,55 47,13 46,84 49,34 50,66 100,00 Buenaventura % 87,90 89,14 88,54 0,89 0,84 0, ,22 10,02 10,60 48,11 51,89 100,00 Valle del Cauca Fuente: Censo % 27,26 27,15 27,20 0,57 0,54 0,56 0,02 0,02 0,02 72,15 72,30 72,22 47,98 52,02 100,00 28

29 gente negra representó en el censo por autorreconocimiento más de la cuarta parte de la misma (27,2%) y en Cali alcanzó el 26,2%. Sin embargo, de acuerdo con estimaciones de Urrea (2010 B), la población negra puede moverse hacia mediados de la década pasada en el 35,0% del total municipal, teniendo en cuenta los problemas de sub-registro que tuvo el censo y sobre todo el factor político del autorreconocimiento. Esto es igualmente válido para el conjunto de la población negra vallecaucana, posiblemente con participaciones porcentuales entre un 35,0% y 40,0%. Los otros grupos que dentro del sistema clasificatorio del censo 2005 se consideran minorías étnicas son los indígenas y los Rom (gitano). En el departamento los primeros eran el 0,56% y los Rom el 0,002% (Cuadro 8). En Cali el 0,47% y los Rom el 0,03%. Estos resultados indican que Cali y el Valle continúan manteniendo una población indígena muy pequeña, a diferencia de otras regiones en el país como el departamento del Cauca. De otra parte, los mayores porcentajes en Cali y el Valle, y en general en una buena parte de los municipios del país, corresponde a la población que se clasificó en la categoría ninguna de las anteriores, o sea sin pertenencia étnica, la cual agrupa al conjunto de la gente blanca y mestiza. En el Valle el 72,2% y en Cali el 73,3% (Cuadro 8). Sin embargo, es de suponer que bajo esta categoría que niega una pertenencia étnica quedaron englobados personas negras y mulatas, a la vez que indígenas, a las que no se les preguntó o porque no se autorreconocieron bajo una categoría étnica-racial. Al comparar a Cali con los otros municipios se tiene la existencia de un espacio social como epicentro regional de confluencia de poblaciones con trayectorias diferenciadas y desiguales (historias sociales) que en este capítulo tiene que ver con la dimensión étnicaracial. Como el epicentro regional más importante, combina la participación porcentual de los diferentes grupos a través de un acumulado de diversas capas demográficas de corrientes migratorias de gente blanca-mestiza, mestiza-indígena, negra-mulata, en múltiples cohortes generacionales y sus descendientes nativos que se han asentado en Cali, al igual que en otros municipios del Valle, tal como se describió anteriormente, sin desconocer que ya existían núcleos negros y mulatos previos a este proceso como lo registra el censo de Los otros cuatro municipios del Valle seleccionados en los dos censos (1918 y 2005), Jamundí, Palmira, Candelaria y Buenaventura, presentan características interesantes para tener en cuenta al respecto. En tres de ellos más del 50,0% de la población se autorreconoció negra o afrodescendiente: Jamundí (60,7%); Candelaria (53,01%); y Buenaventura (88,5%). Por el contrario en Palmira se llegó a un porcentaje por debajo del 15,0%. Si comparamos los datos porcentuales del censo 2005 (Cuadro 8) con los de 1918 (Cuadro 1) para este municipio es claro que ha cambiado substancialmente en su 29

30 composición étnica-racial. De un municipio que tenía una clasificación externa por el encuestador 17 de población negra porcentualmente alta (35,6%), sin tener en cuenta los mezclados, a comienzos del siglo XX, se llega a un municipio con una población negra minoritaria (14,5%). Este es un ejemplo de los profundos efectos de los flujos migratorios mestizos-blancos a lo largo del siglo XX que llegaron al Valle. Por el contrario, Jamundí y Candelaria, con porcentajes menores a los de Palmira para 1918, 29,5% y 29,1% respectivamente, revelan para el 2005 mayoritariamente una población negra a pesar de los flujos migratorios mestizos-indígenas y blancos. Buenaventura sería el municipio que mantiene una mayor consistencia en el tiempo con respecto a una mayoría poblacional negra. Los diferenciales por sexo (índice de masculinidad) entre la población negra en Cali y para el Valle en su conjunto son similares a los del grupo sin pertenencia étnica (0,90 y 0,89, en Cali y 0,92 en el Valle), mostrando un patrón urbano demográfico igual. Sin embargo, para Jamundí, Palmira y Candelaria son ligeramente superiores, lo cual tiene que ver con la importancia de la oferta masculina negra en el trabajo agroindustrial. En el caso de Buenaventura el fenómeno es al contrario: el índice de masculinidad (IM) entre la gente negra es 0,91 mientras entre la población sin pertenencia étnica (blanca-mestiza) es 1,04, lo cual muestra una población blanca-mestiza más masculina que femenina vinculada a las actividades del puerto, principalmente en cargos técnicos y de dirección, así como en diversos negocios en la ciudad. 17 No puedo desconocer que esta comparación tiene un riesgo de anacronismo ya que las categorías usadas en los dos censos poseen marcos ideológicos diferentes. Recordemos que el modelo del censo de 1918 es el de razas que retoma simplificándolo el sistema colonial, a través de la clasificación externa del empadronador o encuestador, mientras el modelo étnico utilizado en el censo de 2005 es mediante autorreconocimiento del entrevistado. Con todo y esto, advirtiendo los límites históricos, se tiene una perspectiva de los posibles cambios en la composición racial de la población en el tiempo. 30

31 Patrones de distribución de la población caleña en el espacio socio-geográfico en los últimos 20 años y por grupos étnico-raciales para el censo de 2005 A partir de conglomerados geográficos que diferencian la ciudad de Cali podemos entender mejor la dinámica demográfica en términos espaciales desde la década del ochenta, cuando se cuenta mediante los censos de información a escala de comunas. De acuerdo con el Cuadro 9, el conglomerado Oriente de la ciudad (comunas 7, 13, 14, 15 y ) durante 20 años en dos período intercensales ( y ), ha tenido las mayores tasas de crecimiento poblacional: 1993/1985 con 6,65%, 2005/1993 con 1,93% y para todo el período 2005/1985 con 3,82%, bien por encima del promedio de todo el municipio (3,21%; 0,97%; y 1,87%, respectivamente). Las comunas que han aportado las mayores tasas de crecimiento en el Oriente son la 15, 14 y 13 en ese orden, pero a la vez la 21 que surge después de 1993 (ver Cuadro 9). El segundo conglomerado en tasas de crecimiento es el de Ladera (comunas 1, 18 y 20) con 3,35; 1,59; y 2,29. Aquí las comunas más dinámicas son la 1 y la 18. Curiosamente las comunas 20 en Ladera y 7 en Oriente han tenido crecimientos muy moderados o negativos. Estos dos conglomerados constituyen las regiones de clases populares en Cali con mayor crecimiento poblacional en los últimos 20 años, como lo revelan los datos censales. Sin embargo, la tasa de crecimiento del Oriente supera la de Ladera. Como se verá adelante el conglomerado Oriente tiene las mayores concentraciones de población afrodescendiente de la ciudad (Cuadro 10), en la medida en que ha sido el área geográfica de mayor focalización de los flujos migratorios del Pacífico, norte del Cauca y sur del Valle. Por el contrario, en Ladera sin dejar de presentarse flujos migratorios de poblaciones negras en cuantías menores, el peso mayor han sido las corrientes de población mestiza, mestizaindígena y blanca, históricamente una parte de ella de la región andina caucana y nariñense, pero también de Antioquia y viejo Caldas. El Corredor norte-sur constituido por las comunas 2, 17, 19 y 22, en donde se concentran las clases medias altas y altas de la ciudad, es el tercer grupo con las tasas de crecimiento más dinámico, pero ligeramente por debajo del conglomerado de Ladera: 3,35%; 1,31%; y 2,12% (Cuadro 9). En este conglomerado la comuna 17 aporta la mayor tasa, bastante alta en el primer período intercensal, logrando una tasa moderada alta en los 20 años. Además, la creación de la comuna 22 le ha ayudado bastante a este conglomerado. La zona rural de Cali es el cuarto conglomerado con una tasa alta en el primer período y un crecimiento negativo en el segundo, para situarse con un crecimiento en los 20 años bastante moderado (1,57%). El comportamiento errático de esta zona residencial se explica por los cambios poblacionales entre centro poblado y resto disperso durante los 20 años (ver Cuadro 9). 18 Las comunas 13, 14 y 15 en este conglomerado desde los años ochenta han sido denominadas Distrito de Aguablanca porque buena parte de sus barrios están asentados en la antigua laguna de Aguablanca. Con el tiempo este denominación ha incluido la comuna

32 Cuadro No. 9: Cali - Distribución de los censos de población 1985, 1993 y 2005, según comunas, centros poblados y resto disperso; y por grandes conglomerados Tasas exponenciales de crecimiento Comunas Censo % Censo % Censo % 1993/ / / , , ,99 5,16 2,19 3, , , ,92 0,65 1,66 1, , , ,13-1,89 0,38-0, , , ,70-0,46-1,44-1, , , ,81 7,09 3,13 4, , , ,16 6,35 2,26 3, , , ,75 0,23-1,32-0, , , ,69-0,02-0,80-0, , , ,33-1,56-1,52-1, , , ,00 1,25-0,35 0, , , ,74 0,27-0,21-0, , , ,25 0,54-1,15-0, , , ,18 6,66 0,03 2, , , ,31 8,40 1,13 4, , , ,11 14,03 2,16 6, , , ,55 1,63-0,35 0, , , ,04 11,41 1,77 5, , , ,83 5,45 2,38 3, , , ,76 1,09-0,16 0, , , ,14 0,29 0,02 0, , , Subtotal Comunas , , ,28 3,15 1,02 1,87 Centro poblado , , ,08 7,99-1,12 2,52 Resto disperso , , ,64 3,92-2,17 0,27 Subtotal resto , , ,72 6,20-1,52 1,57 TOTAL CALI , , ,00 3,21 0,97 1,87 Según Conglomerados Oriente , , ,8 6,65 1,93 3,82 Centro-Oriente , , ,2 0,58-0,59-0,12 Centro-Norte , , ,1 2,14 0,82 1,35 Ladera , , ,0 3,35 1,59 2,29 Corredor Norte- Sur , , ,2 3,35 1,31 2,12 Rural , , ,7 6,20-1,52 1,57 Cali total , , ,0 3,21 0,97 1,87 Fuente: censos de población y vivienda, DANE, procesamiento especial PNUD, Bogotá, solicitado por el autor. 32

33 El conglomerado Centro-norte compuesto por las comunas 3, 4, 5, 6, 9 y 10, presenta tasas intercensales moderadas, por debajo del promedio de Cali, pero siempre positivas (Cuadro 9). El promedio de este conglomerado de tasa de crecimiento en los 20 años es de 1,35% anual. Finalmente está el conglomerado Centro-Oriente compuesto por las comunas 8, 11, 12 y 16, con un comportamiento de tasa de crecimiento negativa en promedio para los 20 años y en el primer período (1993/1985) con una tasa de estancamiento (0,58%). En este conglomerado las cuatro comunas han arrastrado tasas negativas o muy bajas en los 20 años (Cuadro 9). Se trata de una región urbana constituida por clases populares que lograron una estabilidad durante el crecimiento más dinámico de Cali durante las décadas del sesenta y setenta y por clases medias que logran mantenerse. La mayor parte de los barrios en este conglomerado surgieron entre los años cincuenta y setenta en el siglo XX. La distribución de los grupos étnico-raciales por comunas y conglomerados en Cali se registra en el Cuadro 10, según datos del censo Las comunas del conglomerado Oriente (7, 13, 14, 15 y 21) tienen el 30% de la población de Cali con casi un 45,0% de su población negra y la menor participación de población sin autorreconocimiento étnico de la ciudad (55,0%), es decir, blanco-mestiza. Las comunas 14 y 15 se destacan porque en ellas el 50,0% o más de su población es negra; con porcentajes menores la comuna 21 el 45,0%, y la 13 y la 7 el 38,0%. Este sector de Cali se expande vertiginosamente desde los años ochenta y continúa su crecimiento en la comuna 21 y áreas de las comunas 13, 14 y 15, precisamente vinculados a las corrientes migratorios del Pacífico sur, con una altísima participación de gente de Tumaco, como antes se describió, pero también hay una migración desde Buenaventura y otros municipios del Pacífico, primero en los ochenta más asociada al generoso sistema pensional de la empresa Puertos de Colombia (Palomeque, 1998), luego en los noventa y lo que lleva del siglo XXI, relacionada con el fenómeno del desplazamiento por el conflicto armado. Aunque en el conglomerado Oriente predominó casi siempre la urbanización precaria y salvaje en condiciones muy penosas para sus gentes (Urrea y Murillo, 1999), también se desarrollaron proyectos urbanísticos a bajo costo para clases medias medias y medias bajas, como Ciudad Córdoba y luego El Morichal en la comuna 15, y sobre todo lo que van a representar las urbanizaciones para clases medias bajas y sectores populares de la comuna 21 desde la década del noventa, algunas de ellas enmarcadas en los planes de vivienda social durante la administración Uribe Vélez que incorporó como suyas la actual administración municipal de Jorge Iván Ospina. Un caso emblemático por las difíciles condiciones de vida de sus residentes lo constituye el barrio Potrero Grande en el que más del 60,0% de su población es negra, con las peores tasas de hacinamiento urbano y desempleo de Cali (Urrea et al, 2010). En resumen, el conglomerado Oriente de Cali también presenta una enorme heterogeneidad social entre sus habitantes afrodescendientes, al igual que entre sus pobladores blanco-mestizos, como era de esperar: desde sectores de clases populares en condiciones de alta exclusión social, concentrándose en ellos las personas negras y mulatas, hasta capas de clases medias medias y medias bajas negras de profesionales y técnicos, muchas de ellas con padres provenientes de Buenaventura que 33

34 Cuadro No.10: Participación porcentual de las poblaciones étnico-raciales por comuna y por conglomerado en Cali, censo 2005 Comunas % Población Municipio % Población Afrodescendiente % Población Indígena % Población No étnica Rural TOTAL CALI Según Conglomerados Conglomerados % Población Municipio % Población Afrodescendiente % Población Indígena % Población No étnica Oriente Centro-Oriente Centro-Norte Ladera Corredor Norte-Sur Rural Cali total Fuente: Censo,

35 abrieron su residencia en Cali vía las altas pensiones obtenidas durante la existencia de la empresa Puertos de Colombia. El segundo sector caleño de concentración de la gente negra corresponde al conglomerado Centro-Oriente, con una tasa de participación por encima del promedio de Cali, de 28,6%, y una participación dentro de la población total de Cali del 17,2%. Aquí las comunas 11 y 12 tienen tasas de participación de población negra similares a las comunas precedentes, del 33,1% y 37,5%, la comuna 16 con el 27,0%, ligeramente por encima al promedio de la ciudad y la comuna 8 cercano al 20,0% (Cuadro 10). Las comunas 11, 12 y 16 presentan barrios característicos de población negra en concentraciones superiores al 40,0% en ellos 19. Podría decirse que se trata de los barrios de migrantes establecidos con historias de invasiones y formas precarias de urbanización en los años sesenta y setenta que logran paulatinamente integrarse a la vida urbana a medida que las nuevas generaciones se insertan en empleos formales que la ciudad les ofrecía en esa época, cuando el sector manufacturero en grandes establecimientos - como lo vimos antes era una fuente importante de empleos para hombres y mujeres, entre ellos-as negros (Urrea, 2011). El tercer conglomerado, Centro-Norte, se compone de una población negra en concentraciones más moderadas (19,1%), por debajo de la participación que tiene el conglomerado en la ciudad (25,1%). Se compone de comunas muy heterogéneas: 3, 4, 5, 6, 9 y 10, en donde las tasas de participación de gente negra fluctúan entre 14,0% y 22,0%. En los casos de las comunas 4, 5, 6 y 10 se trata en gran medida de urbanizaciones de diferentes estratos socioeconómicos, de clases populares, clases medias bajas y clases medias medias, con patrones más modernos en cuanto al tamaño de sus hogares y especialmente como veremos patrones reproductivos más moderados que el conjunto de Cali. Al lado de estas comunas se encuentran dos comunas atípicas, 3 y 9, que aglutinan la mayor parte de barrios populares de la Cali antes de 1940, aunque algunos crecieron en la década del cuarenta y parte del cincuenta (San Nicolás, El Calvario, San Pascual, Sucre, Barrio Obrero, San Pedro, El Hoyo, Bretaña, Aranjuez, Guayaquil) y que obviamente en las últimas décadas han perdido su carácter residencial estándar y han devenido en actividades múltiples, entre ellas la prostitución, con un amplio sector de residencias de inquilinato. En algunos de estos barrios se concentra en los últimos veinte años una importante población de recicladores (Urrea et. al. 2010). Pero la comuna 3 también incluye barrios tradicionales residenciales de la Cali de antes de 1940, de clases altas (La Merced, El Peñón, San Antonio) y grupos artesanales estables de origen popular (San Cayetano). Una parte de la gente negra en esta área de la ciudad, con excepción de los hogares negros que viven del reciclaje (San Pascual, Sucre, El Calvario), son descendientes de artesanos mulatos y 19 En la comuna 11, los barrios San Pedro (50,3%), Los Conquistadores (44,6%), La Independencia (48,7%), La Fortaleza (49,6%), Prados de Oriente (47,5%), El Jardín (41,2%), La Gran Colombia (41,0%). En la comuna 12, Eduardo Santos (49,3%), Doce de Octubre (48,3%). En la comuna 16 los barrios presentan concentraciones más moderadas pero de todos modos importantes: Mariano Ramos (25,6%) y Antonio Nariño (33,0%). Todos estos barrios son emblemáticos de poblamiento negro en los años sesenta y setenta. Datos con base en Escobar (2009: ). 35

36 negros de comienzos del siglo XX. Otros son profesionales que han alcanzado alguna movilidad social. El conglomerado de Ladera que abriga principalmente a capas de clases populares bajas bajas y medias bajas - curiosamente tiene una participación porcentual demográfica reducida en la ciudad (11,0%), pero su población afrodescendiente logra allí una participación ligeramente mayor (13,0%, ver Cuadro 10). Como antes se advirtió, su crecimiento ha sido a lo largo de los últimos 20 años muy dinámico, sobre todo por el poblamiento en la comuna 1. En este conglomerado los flujos migratorios que lo desarrollaron en las comunas 1 y 20 proceden de la región andina caucana, en su gran mayoría mestizos-indígenas, llegados a Cali en la década del cuarenta y cincuenta, pero también fue el refugio de migrantes paisas, mulatos y blancos pobres, que arriban a la ciudad en los cincuenta huyendo de la violencia. Como barrios emblemáticos de tradición popular están Terrón Colorado y Siloé, con mezclas raciales en las que la presencia negramulata ha venido incrementándose desde los años ochenta y noventa, aunque se trata de un sector minoritario. El área rural de Cali, con la menor participación porcentual demográfica, apenas el 1,7%, curiosamente tiene una alta tasa de poblamiento negro (20,0%, Cuadro 10), explicable sencillamente por el peso de los asentamientos históricos de El Hormiguero y Navarro, conformados por antiguos pescadores, trabajadores de planchones de carga en el río Cauca y hoy en día extractores de arena del mismo río e integrados vía sus descendientes a diversos empleos manuales de baja calificación, entre ellos el reciclaje, la construcción, el servicio doméstico y oficios varios. En las otros centros poblados del área rural de Cali predomina una población mestiza, mestiza-indígena y blanca pobre, con múltiples actividades, entre ellas la minería de carbón. Finalmente, el Corredor Norte-Sur comunas 2, 17, 19 y 22 -, de clases medias acomodadas y clases altas, con una participación demográfica de 15,2%. En él la gente negra participa con menos del 10,0% de su población. Aquí es donde se encuentra lo que propiamente podría llamarse un sector de clase media negra de profesionales negrosmulatos, mujeres y hombres, que ha logrado un relativo ascenso social (Urrea y Botero A., 2010), aunque constituye una franca minoría en este espacio social. Sin embargo, hay que advertir que un importante grupo de mujeres negras que residen en este conglomerado son empleadas domésticas trabajando en hogares de clases medias y clases altas (Urrea y Botero A., op. Cit.; Urrea et al. 2011, en prensa), lo cual relativiza el peso de la clase media negra. Como era de esperar en este conglomerado se concentra la mayor tasa de participación de población sin pertenencia étnica (90,0%, Cuadro 10), es decir, blanca y mestiza clara. En él residen los grupos de las elites blancas caleñas y vallecaucanas. Los indígenas como lo muestra el Cuadro 10, tienen una mayor presencia minoritaria en los conglomerados de Ladera (0,8%) y Rural (0,6%), mientras en los demás alcanzan apenas a un 0,4%. En el caso de las mujeres indígenas su principal inserción urbana es en el servicio doméstico, entre los hombres el trabajo de construcción y oficios artesanales (Motta, 2010; Arias B. et al., 2011, en proceso de publicación). 36

37 Desigualdades sociales por grupos étnico-raciales en Cali a comienzos del siglo XXI La historia social de Cali a través de sus grupos poblacionales ha sido de profundas desigualdades sociales a lo largo de 170 años, como lo arrojan los resultados de este capítulo sociodemográfico. En particular el componente étnico-racial que atraviesa la vida del municipio, incluso desde una etapa anterior a la que se analiza en este estudio en los períodos colonial y republicano hasta mediados del siglo XIX - y el moderno y contemporáneo, que sí es el objeto del análisis (170 años), desde la segunda mitad del siglo XIX, con una continuación a lo largo del siglo XX hasta llegar a la primera década del XXI. El aparte con el que se finaliza este capítulo precisamente apunta a desvelar esas desigualdades hoy en día que se han tejido en la larga duración, en las que las poblaciones negras e indígenas configuran las clases subalternas con menores condiciones sociales de vida, es decir, la desigualdad socio-racial ha constituido un ingrediente de la vida colectiva en la ciudad. Las desigualdades sociales en Cali por condición étnica-racial se registran al nivel de cada conglomerado y para el total de Cali a través de tres indicadores bastante sensibles que permiten medirlas de una manera muy adecuada: la tasa de necesidades básicas insatisfechas (NBI 20 ), las tasas globales y específicas de fecundidad y la esperanza de vida al nacer, todos estimados con base en datos del censo de El gráfico 1 revela que la población afrodescendiente en Cali enfrentaba para el año 2005 la mayor tasa de necesidades básicas insatisfechas (15,85%), seguida de la gente indígena (11,97%), mientras la población sin pertenencia étnica (blanca-mestiza) era de 9,24%. Por conglomerados las tasas más altas de NBI las tiene la gente negra de los conglomerados de Ladera y Oriente (25,67% versus 17,87% y 22,32% versus 14,77%, respectivamente al compararlas con las tasas de la gente blanca-mestiza). En el conglomerado Centro-Oriente la diferencia desfavorable para los afrodescendientes es también notoria: 12,31% versus 7,74%. Por el contrario, en la zona rural, la población mestiza-blanca presenta condiciones más desfavorables (19,98% versus 14,52%), al igual que en el conglomerado Centro-Norte (4,93% versus 2,78%). Finalmente, en donde se registran las tasas más bajas de NBI, como era de esperar, es en el corredor Norte-Sur, pero en este caso la población negra arroja tasas ligeramente más altas que la blanca-mestiza (3,26% versus 2,13%). Los datos también son 20 Definida como el porcentaje de personas que por lo menos presenten una necesidad básica no satisfecha, como calidad de la vivienda, hacinamiento crítico, disponibilidad de agua potable, conexión a alcantarillado, asistencia a algún establecimiento educativo de los niños en edad escolar, probabilidad de insuficiencia de los ingresos del hogar. Para un análisis más detallado ver Viáfara, Urrea y Correa (2009: ). 21 Para la población indígena por tener tamaños reducidos por comuna y conglomerado se procedió a calcularlos únicamente para el total del municipio. Para la población Rom al constituir un grupo minoritario muy reducido no era viable hacer estas estimaciones. 37

38 Gráfico No.1: Porcentaje de población con necesidades básicas insatisfechas (NBI) por conglomerados y grupo étnico-racial en Cali, 2005 Fuente: Censo 2005 fehacientes en indicar cómo los conglomerados de Ladera y Oriente son los más pobres de la ciudad, para afrodescendientes y blancos-mestizos, seguidos de la zona rural del municipio. La tasa global de fecundidad promedio de hijos nacidos vivos por mujer en edad fértil - es un indicador muy sensible para determinar el rezago demográfico de una población según sus condiciones de vida, en particular las condiciones de género. Una mayor tasa de fecundidad está asociada a patrones más altos de natalidad, mayor dependencia de la mujer al trabajo reproductivo y doméstico y menores niveles educativos de ellas y también de los hombres. Las mujeres en la población afrodescendiente tienen la mayor tasa global de fecundidad en Cali en el 2005 (2,08 hijos) frente a las mujeres blancas-mestizas (1,56 hijos) e incluso con respecto a las mujeres indígenas (1,77 hijos). Ver gráfico 2. Por conglomerado las mayores tasas las presentan la zona rural del municipio y el conglomerado del Oriente, para afrodescendientes y sin pertenencia étnica, pero siempre con tasas mayores en el caso de la población negra. La Ladera es el tercer conglomerado con altas tasas, pero aquí prácticamente son iguales por grupo étnico-racial (gráfico 2). Los conglomerados que siguen de mayores a menores tasas son el Centro-Oriente, el Centro-Norte y el del corredor Norte-Sur. En el conglomerado Centro Norte se observan tasas similares, siendo aquí las más bajas entre la población negra de Cali. Por el contrario, en el conglomerado del corredor Norte-Sur la tasa global de fecundidad de las mujeres negras es más alta que en el conglomerado Centro-Norte. Esto se debe al efecto de las mujeres negras vinculadas al servicio doméstico en los barrios de clases medias acomodadas y clases altas, quienes 38

39 Gráfico No.2: Tasas de fecundidad global por conglomerado y grupo étnico-racial en Cali, 2005 Fuente: Censo 2005 poseen menores niveles educativos que las mujeres negras en comunas de barrios en el conglomerado Centro-Norte. En cambio, la tasa global de fecundidad de las mujeres blancas-mestizas en las comunas más ricas de la ciudad (conglomerado corredor Norte- Sur), como era de esperar presentan las tasas más reducidas de fecundidad, 1,45 hijos. En síntesis, las mujeres afrodescendientes en Cali enfrentan un relativo rezago demográfico en términos comparativos con las blancas-mestizas, afectándolas en sus opciones educativas y laborales. Por supuesto que es relativo porque con respecto a otras regiones del país y del mismo departamento del Valle las tasas globales de fecundidad de las mujeres negras en Cali son de las más bajas entre las poblaciones afrocolombianas, con excepción de las que alcanza la población negra bogotana (Urrea y Botero A., 2010). Pero frente a otras mujeres de otra condición étnica-racial en Cali mantienen un hándicap. Esto último se puede observar mejor al analizar las tasas específicas de fecundidad por grupos quinquenales de edad. En este caso no lo haremos por grupo étnico-racial sino sólo por conglomerado, pero ya conocemos los patrones de concentración de la gente negra por conglomerados. Esto nos lo permite ver el gráfico 3. 39

40 Gráfico No.3: Curvas de las tasas específicas de fecundidad por conglomerados urbanos y rural en Cali, 2005 Fuente: Censo Un primer contraste que revela el gráfico 3 es el patrón moderno similar al de los países capitalistas centrales europeos que presenta la curva del conglomerado Corredor Norte-Sur: el pico de la tasa específica se da entre los años, cuando las mujeres han terminado sus estudios superiores y seguramente se encuentran en empleos formales que les permite mayor flexibilidad y condiciones laborales para un embarazo. Por el contrario, en los otros conglomerados el patrón es muy similar: el pico mayor se da en el segundo grupo quinquenal de edad: años, pero con enormes diferencias: en la zona rural es de 132,53 hijos por mujeres y en el Oriente de 125,56 hijos; además ya entran con fecundidades adolescentes muy altas (15-19 años): 114,63 hijos en la zona rural y 102,55 hijos en el Oriente. Luego siguen las curvas de los conglomerados de Ladera, Centro- Oriente, todavía por encima de la curva para el total de Cali, mientras los conglomerados Centro-Norte y corredor Norte-Sur tienen las curvas más moderadas por debajo de la del promedio del municipio. 40

41 El análisis de estas curvas revela que el hándicap que enfrentan las mujeres con mayores fecundidades tiene que ver con las altas tasas en los primeros dos grupos quinquenales de edad fértil o reproductiva: y años, con un efecto adverso sobre la educación y una inserción en el mercado de trabajo con mejores opciones de empleo. Pero el indicador más fuerte para mostrar las fuertes desigualdades étnico-raciales en Cali tiene que ver con los diferenciales de esperanza de vida para los dos sexos y para el total (gráfico 4). Si para ambos sexos el promedio de esperanza de vida en Cali en el 2005 era de 72,5 años, para la gente blanca-mestiza era de 74,6 años, para los afrodescendientes 67,9 años y para los indígenas 66,8 años. O sea, al comparar blancos-mestizos, indígenas y afrodescendientes hay un diferencial de 7,8 años menos de vida para los indígenas y para Gráfico No.4: Esperanza de vida por grupo étnico-racial en Cali, 2005 Fuente: Censo 2005 los afrodescendientes de 6,7 años, con respecto a la población blanca-mestiza. Por sexo aparecen diferenciales bien interesantes: mientras el promedio para el municipio era de 69,5 años, para los hombres blancos-mestizos era de 71,9 años, para los hombres negros 64,9 41

Cifras básicas sobre fuerza de trabajo, pobreza e ingresos

Cifras básicas sobre fuerza de trabajo, pobreza e ingresos AÑO 1 ÁREA DE CENSOS Y ENCUESTAS UNIDAD DE DISEÑO, ANÁLISIS Y OPERACIONES NUEVA ENCUESTA NACIONAL DE HOGARES Cifras básicas sobre fuerza de trabajo, pobreza e ingresos Julio 2010 San José, Costa Rica DICIEMBRE

Más detalles

PROYECCIONES DE POBLACIÓN DE GIPUZKOA 1995-2020.

PROYECCIONES DE POBLACIÓN DE GIPUZKOA 1995-2020. PROYECCIONES DE POBLACIÓN DE GIPUZKOA 1995-2020. INTRODUCCIÓN Para la realización de estas proyecciones se ha empleado el método de los componentes demográficos, consistente en aplicar unos patrones de

Más detalles

Diagnóstico del Mercado Laboral del y Perfil Económico y Productivo del Departamento de Sucre

Diagnóstico del Mercado Laboral del y Perfil Económico y Productivo del Departamento de Sucre Diagnóstico del Mercado Laboral del y Perfil Económico y Productivo del Departamento de Sincelejo, Marzo de 2011 Elaborado por CORPORACION OBSERVATORIO DEL MERCADO DE TRABAJO EN SUCRE Coordinador Investigación

Más detalles

ASPECTOS SOCIODEMOGRAFICOS DE BAJA

ASPECTOS SOCIODEMOGRAFICOS DE BAJA INTRODUCCION La situación demográfica que presenta Baja California, es resultado de la inercia del rápido crecimiento que tuvo la población hasta la segunda mitad del siglo XX. Aunque la tasa de crecimiento

Más detalles

BOLETIN DE PRENSA. Noviembre - Enero PRINCIPALES INDICADORES DEL MERCADO LABORAL INFORMALIDAD. Bogotá, D. C., Junio 18 de 2008.

BOLETIN DE PRENSA. Noviembre - Enero PRINCIPALES INDICADORES DEL MERCADO LABORAL INFORMALIDAD. Bogotá, D. C., Junio 18 de 2008. Bogotá, D. C., Junio 18 de 28 PRINCIPALES INDICADORES DEL MERCADO LABORAL INFORMALIDAD Noviembre - Enero Contenido Resultados generales 1. Aspectos económicos del sector informal y el sector formal 2.

Más detalles

Sector primario. Nivel de concentración de la demanda por sector (PEA)

Sector primario. Nivel de concentración de la demanda por sector (PEA) de la urbanización, mayor incorporación femenina y caída considerable de la ocupación en el agro. El Plan Nacional para el Buen Vivir 2009-2013 plantea como estrategia Impulsar el buen vivir en los territorios

Más detalles

Capítulo 2. Características de la Población Económicamente Activa Ocupada

Capítulo 2. Características de la Población Económicamente Activa Ocupada Capítulo 2 Características de la Población Económicamente Activa Ocupada 2. Características de la Población Económicamente Activa Ocupada 2.1 Población económicamente activa ocupada Al examinar los componentes

Más detalles

Ingresos de hogares y personas 2006

Ingresos de hogares y personas 2006 Ingresos de hogares y personas 2006 Ingresos DE HOGARAES Y PERSONAS 2006 Publicación Anual Fecha de Publicación: 2007 Instituto Nacional de Estadísticas Departamento de Informática SIEH Departamento de

Más detalles

CAPÍTULO 8 CARACTERÍSTICAS OCUPACIONALES DE LOS MIGRANTES INTERNACIONALES

CAPÍTULO 8 CARACTERÍSTICAS OCUPACIONALES DE LOS MIGRANTES INTERNACIONALES Características ocupacionales de los migrantes internacionales 195 CAPÍTULO 8 CARACTERÍSTICAS OCUPACIONALES DE LOS MIGRANTES INTERNACIONALES RODOLFO CRUZ PIÑEIRO El Colegio de la Frontera Norte 196 Migración

Más detalles

INFORME DEL MERCADO LABORAL

INFORME DEL MERCADO LABORAL INFORME DEL MERCADO LABORAL Balance Año 2013 ANÁLISIS NACIONAL Durante el año 2013 la tasa de desempleo* 1 a nivel nacional registró una tendencia decreciente. El año finalizó con una tasa de desempleo

Más detalles

LA CONTINENTALIZACIÓN DE LA ISLA DE SAN ANDRÉS, COLOMBIA: 1953-2003. Adolfo Meisel Roca

LA CONTINENTALIZACIÓN DE LA ISLA DE SAN ANDRÉS, COLOMBIA: 1953-2003. Adolfo Meisel Roca LA CONTINENTALIZACIÓN DE LA ISLA DE SAN ANDRÉS, COLOMBIA: 1953-2003 Adolfo Meisel Roca LA CONTINENTALIZACIÓN DE LA ISLA DE SAN ANDRÉS, COLOMBIA: 1953-2003 I. Introducción II. Antecedentes III. Puerto libre

Más detalles

2. Diagnóstico socio-demográfico

2. Diagnóstico socio-demográfico 2. Diagnóstico socio-demográfico Población 1. Población total, urbana-rural Paraguay en el último medio siglo cuadruplicó su población, atendiendo que en 1950 contaba con 1.328.452 habitantes y según el

Más detalles

LA SITUACIÓN DE LAS FAMILIAS EN EUSKADI

LA SITUACIÓN DE LAS FAMILIAS EN EUSKADI LA SITUACIÓN DE LAS FAMILIAS EN EUSKADI 2 INTRODUCCIÓN GENERAL En la introducción al diagnóstico de situación que se formulaba para el II Plan Interinstitucional de Apoyo a las Familias 2006-2010, se señalaba

Más detalles

Las mujeres en Navarra. Evolución de la población femenina en Navarra.

Las mujeres en Navarra. Evolución de la población femenina en Navarra. 1. Población La población está en continua evolución debido a los nacimientos, defunciones, uniones y movimientos migratorios. Para conocer y entender la dinámica poblacional, se elaboran estadísticas

Más detalles

INFORMES ECONÓMICOS REGIONALES

INFORMES ECONÓMICOS REGIONALES INFORMES ECONÓMICOS REGIONALES INFORME DE ESTRATEGIA DE DESARROLLO REGIONAL EN COLOMBIA Lina María Ramírez Londoño Presidenta Ejecutiva Adriana Cristina Mejía Sánchez Directora Unidad de Desarrollo Regional

Más detalles

POBLACIÓN Y DEMOGRAFÍA

POBLACIÓN Y DEMOGRAFÍA POBLACIÓN Y DEMOGRAFÍA xtremadura El análisis de los elementos que caracterizan la realidad demográfica extremeña de los últimos veinte años, período de análisis de esta publicación, precisa de una serie

Más detalles

Tasa de desempleo más baja en este siglo en Bogotá

Tasa de desempleo más baja en este siglo en Bogotá Tasa de desempleo más baja en este siglo en La Secretaría Distrital de Hacienda (SDH) anunció que el número de desempleados en continúa disminuyendo con cifras récord. En el último trimestre de 2013, la

Más detalles

ASPECTOS METODOLÓGICOS

ASPECTOS METODOLÓGICOS ASPECTOS METODOLÓGICOS I. COBERTURA Y ALCANCE Para una mejor interpretación de los datos que se presentan en este boletín, se detallan a continuación las definiciones aplicadas a los conceptos investigados

Más detalles

POBLACION DE LA PROVINCIA DE CATAMARCA

POBLACION DE LA PROVINCIA DE CATAMARCA POBLACION DE LA PROVINCIA DE CATAMARCA El concepto de población se relaciona con el conjunto de organismos o individuos que comparten un mismo espacio. Es el total de personas que habitan la tierra. La

Más detalles

INFORME DE MERCADO LABORAL

INFORME DE MERCADO LABORAL INFORME DE MERCADO LABORAL Enero Agosto 2013 ANÁLISIS NACIONAL Durante lo corrido del 2013 la tasa de desempleo* 1 a nivel nacional ha registrado una tendencia decreciente. Se resalta una disminución de

Más detalles

LA ACTIVIDAD CAFETERA EN EL PROCESO DE DESARROLLO ECONÓMÍCO DEL VALLE DEL CAUCA: UNA BREVE PERSPECTIVA HISTÓRICA 1

LA ACTIVIDAD CAFETERA EN EL PROCESO DE DESARROLLO ECONÓMÍCO DEL VALLE DEL CAUCA: UNA BREVE PERSPECTIVA HISTÓRICA 1 LA ACTIVIDAD CAFETERA EN EL PROCESO DE DESARROLLO ECONÓMÍCO DEL VALLE DEL CAUCA: UNA BREVE PERSPECTIVA HISTÓRICA 1 ALBERTO CORCHUELO R. 2 El Departamento del Valle del Cauca es en la actualidad una de

Más detalles

II. LA SITUACIÓN DEL EMPLEO EN EL ISTMO CENTROAMERICANO: INFORMALIDAD, PRECARIEDAD LABORAL, CRECIMIENTO ECONÓMICO Y POBREZA

II. LA SITUACIÓN DEL EMPLEO EN EL ISTMO CENTROAMERICANO: INFORMALIDAD, PRECARIEDAD LABORAL, CRECIMIENTO ECONÓMICO Y POBREZA 28 II. LA SITUACIÓN DEL EMPLEO EN EL ISTMO CENTROAMERICANO: INFORMALIDAD, PRECARIEDAD LABORAL, CRECIMIENTO ECONÓMICO Y POBREZA La CEPAL ha propiciado la realización de una serie de estudios sobre el impacto

Más detalles

SITUACIÓN DE LAS MUJERES EN CIFRAS E INDICADORES

SITUACIÓN DE LAS MUJERES EN CIFRAS E INDICADORES SITUACIÓN DE LAS MUJERES EN COLOMBIA Y EN EL EJE CAFETERO CIFRAS E INDICADORES CONSULTA EJE CAFETERO CON EL APOYO TÉCNICO DEL PROYECTO PRODEMUJER DE LA GIZ, AECID Y ONU MUJERES D E M O G R A F Í A EVOLUCIÓN

Más detalles

Informe de Resultados N 247 Buenos Aires, de abril de 26 Dirección General de Estadística y Censos MERCADO DE TRABAJO CIUDAD DE BUENOS AIRES. IV TRIMESTRE DE 25 2 Informe de resultados Con este informe

Más detalles

Capítulo 2. Evolución de indicadores Perú Chile: Análisis comparativo

Capítulo 2. Evolución de indicadores Perú Chile: Análisis comparativo Capítulo 2 Evolución de indicadores Perú Chile: Análisis comparativo En este capítulo, se presenta un análisis de las asimetrías existentes entre Perú y Chile, para lo cual se han realizado comparaciones

Más detalles

CARACTERÍSTICAS DE LOS FLUJOS MIGRATORIOS, DE LOS MIGRANTES Y DEL MERCADO LABORAL ENTRE CHILE Y COLOMBIA. Misión en Colombia.

CARACTERÍSTICAS DE LOS FLUJOS MIGRATORIOS, DE LOS MIGRANTES Y DEL MERCADO LABORAL ENTRE CHILE Y COLOMBIA. Misión en Colombia. CARACTERÍSTICAS DE LOS FLUJOS MIGRATORIOS, DE LOS MIGRANTES Y DEL MERCADO LABORAL ENTRE CHILE Y COLOMBIA Organización Internacional para las Migraciones Misión en Colombia Marzo de 2015 I. Antecedentes

Más detalles

Capítulo 6. Ingreso Proveniente del Trabajo

Capítulo 6. Ingreso Proveniente del Trabajo Capítulo 6 Ingreso Proveniente del Trabajo 6. Ingreso Proveniente del Trabajo La principal fuente de recursos de los hogares lo constituye el ingreso proveniente del trabajo, el que representa más del

Más detalles

BOLETÍN DE PRENSA Bogotá, D. C., 14 de mayo de 2013

BOLETÍN DE PRENSA Bogotá, D. C., 14 de mayo de 2013 Bogotá, D. C., 14 de mayo de 13 MERCADO LABORAL POR SEXO Trimestre enero marzo de 13 Contenido Resultados Generales 1.1 Indicadores del mercado laboral 1.2 Comportamiento del mercado laboral 1.3 Ingresos

Más detalles

Perú: Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingreso por Departamento 2004-2012

Perú: Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingreso por Departamento 2004-2012 Perú: Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingreso por Departamento 2004-2012 Lima, Noviembre 2013 Instituto Nacional de Estadística e Informática Av. General Garzón N 658, Jesús María, Lima 11 PERÚ

Más detalles

IX Censo Nacional de Población y V de Vivienda

IX Censo Nacional de Población y V de Vivienda ISBN: 9968-9840-3-5 IX Censo Nacional de Población y V de Vivienda Resultados Generales Costa Rica Agosto, 2001 351.81 Instituto Nacional de Estadística y Censos I-59n IX Censo Nacional de Población y

Más detalles

Capítulo 1 Contexto demográfico, social, económico y del mercado laboral

Capítulo 1 Contexto demográfico, social, económico y del mercado laboral Capítulo 1 Contexto demográfico, social, económico y del mercado laboral Esta sección presenta una descripción de los indicadores demográficos, macroeconómicos y laborales en la década de los noventa y

Más detalles

Encuesta Nacional de Migración Internacional y Remesas. Aspectos generales de su aplicación. Síntesis

Encuesta Nacional de Migración Internacional y Remesas. Aspectos generales de su aplicación. Síntesis Encuesta Nacional de Migración Internacional y Remesas Aspectos generales de su aplicación Síntesis OBSERVATORIO COLOMBIANO DE MIGRACIONES OBJETIVO Allegar información para contribuir a la caracterización

Más detalles

Población 5. Objetivos. Geografía e historia 3º ESO 1

Población 5. Objetivos. Geografía e historia 3º ESO 1 Población 5 Objetivos En esta quincena aprenderás a: Conocer los principales conceptos demográficos. Manejar correctamente el vocabulario asociado a la demografía 1. La población del mundo Introducción

Más detalles

EL ENDEUDAMIENTO DE LAS SOCIEDADES NO FINANCIERAS ESPAÑOLAS. EVOLUCIÓN TEMPORAL Y COMPARACIÓN CON EL ÁREA DEL EURO

EL ENDEUDAMIENTO DE LAS SOCIEDADES NO FINANCIERAS ESPAÑOLAS. EVOLUCIÓN TEMPORAL Y COMPARACIÓN CON EL ÁREA DEL EURO EL ENDEUDAMIENTO DE LAS SOCIEDADES NO FINANCIERAS ESPAÑOLAS. EVOLUCIÓN TEMPORAL Y COMPARACIÓN CON EL ÁREA DEL EURO El endeudamiento de las sociedades no financieras españolas. Evolución temporal y comparación

Más detalles

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA GERENCIA GENERAL DE ESTADÍSTICAS DEMOGRÁFICAS

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA GERENCIA GENERAL DE ESTADÍSTICAS DEMOGRÁFICAS REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA GERENCIA GENERAL DE ESTADÍSTICAS DEMOGRÁFICAS FICHAS TÉCNICAS DE INDICADORES SOCIODEMOGRÁFICOS CENSO 2011 CARACAS, MAYO DE 2013 1 ÍNDICE

Más detalles

Boletín Técnico Bogotá D.C., 15 de diciembre de 2014

Boletín Técnico Bogotá D.C., 15 de diciembre de 2014 Boletín Técnico Bogotá D.C., 15 de diciembre de 2014 Cuentas Trimestrales - Colombia Producto Interno Bruto (PIB) Tercer Trimestre de 2014 En el tercer trimestre del año 2014 la economía colombiana creció

Más detalles

SIGNOS CONVENCIONALES UTILIZADOS POR EL INDEC

SIGNOS CONVENCIONALES UTILIZADOS POR EL INDEC Esta publicación integra la serie Análisis Demográfico, orientada a la difusión de los resultados de las actividades realizadas en el marco del Programa de Análisis Demográfico (PAD) de la Dirección Nacional

Más detalles

La historia a través de los censos Cómo hemos cambiado en los últimos 150 años!

La historia a través de los censos Cómo hemos cambiado en los últimos 150 años! La historia a través de los censos Cómo hemos cambiado en los últimos 150 años! La historia de los censos de población en España se inicia en los siglos XVI y XVII, con los Vecindarios. Los primeros censos

Más detalles

Capítulo IV. Encuesta Nacional de Inmigrantes. Año 2007

Capítulo IV. Encuesta Nacional de Inmigrantes. Año 2007 Capítulo IV Encuesta Nacional de Inmigrantes. INMIGRANTES Y EXTRANJEROS Capítulo IV: Encuesta Nacional de Inmigrantes. CAPÍTULO 4: ENCUESTA NACIONAL DE INMIGRANTES. AÑO 2007 Introducción El INE ha dado

Más detalles

Cuentas departamentales - Colombia Producto Interno Bruto (PIB) Comportamiento 2000-2012 P (provisional)

Cuentas departamentales - Colombia Producto Interno Bruto (PIB) Comportamiento 2000-2012 P (provisional) Boletín de Prensa Cuentas departamentales - Colombia Producto Interno Bruto (PIB) Comportamiento 2000-2012 P (provisional) Mayo 2 de 2014 Resumen En este documento se presentan los resultados del PIB departamental

Más detalles

Elaboración de proyecciones de mediano plazo de actividad económica regional 2013-2017

Elaboración de proyecciones de mediano plazo de actividad económica regional 2013-2017 Elaboración de proyecciones de mediano plazo de actividad económica regional 2013-2017 Informe Final Estudio financiado por: Emgesa S.A. E.S.P Directora: Martha Delgado Asesores: Leonardo Villar y Jonathan

Más detalles

D1 ANÁLISIS INTEGRAL DEL TERRITORIO

D1 ANÁLISIS INTEGRAL DEL TERRITORIO D1 ANÁLISIS INTEGRAL DEL TERRITORIO D1.4 SOCIOECONÓMICO El Ayuntamiento de Amurrio cuenta con un Estudio Socioeconómico realizado con objeto de la presente revisión del Planeamiento General que se incorpora

Más detalles

REPÚBLICA DE PANAMÁ CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Y CENSO INTRODUCCIÓN

REPÚBLICA DE PANAMÁ CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Y CENSO INTRODUCCIÓN REPÚBLICA DE PANAMÁ CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Y CENSO INTRODUCCIÓN El Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) realizó en octubre del 2012, la Encuesta

Más detalles

Jalisco registra 7.8 millones de pobladores al inicio de 2015

Jalisco registra 7.8 millones de pobladores al inicio de 2015 Página 1 de 5 Nota Técnica Jalisco registra 7.8 millones de pobladores al inicio de 215 El 49% son hombres y el 51% son mujeres En el marco de la conmemoración de inicio de año, el Instituto de Información

Más detalles

1. Ingreso per cápita de la unidad de gasto

1. Ingreso per cápita de la unidad de gasto 10-07-2013 Bogotá D.C. Oficina de Prensa DANE Resultados Pobreza Monetaria y Desigualdad 2012, por Departamentos Este comunicado de prensa sintetiza los resultados de pobreza monetaria y desigualdad 2011-2012

Más detalles

POBREZA MONETARIA Y MULTIDIMENSIONAL 2013

POBREZA MONETARIA Y MULTIDIMENSIONAL 2013 21 de Marzo de 2014 POBREZA MONETARIA Y MULTIDIMENSIONAL 2013 Contenido Resultados Generales 1. Entorno Macroeconómico 1.1. Producto Interno Bruto 1.2. Mercado Laboral 1.3. Ingreso per cápita del hogar

Más detalles

POBLACION Y DEMOCRACIA. Erasmo Ramírez Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales Universidad de Los Andes

POBLACION Y DEMOCRACIA. Erasmo Ramírez Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales Universidad de Los Andes POBLACION Y DEMOCRACIA Erasmo Ramírez Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales Universidad de Los Andes En los últimos treinta años ninguna variable ha sufrido tantos cambios cuantitativos y

Más detalles

SÍNTESIS DE LOS RESULTADOS DE LA ENCUESTA DE TRABAJO INFANTIL EN HONDURAS

SÍNTESIS DE LOS RESULTADOS DE LA ENCUESTA DE TRABAJO INFANTIL EN HONDURAS SÍNTESIS DE LOS RESULTADOS DE LA ENCUESTA DE TRABAJO INFANTIL EN HONDURAS OFICINA INTERNACIONAL DEL TRABAJO (OIT) PROGRAMA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DEL TRABAJO INFANTIL (IPEC) PROGRAMA DE INFORMACIÓN

Más detalles

Capital Humano. Crecimiento. demográfico e inmigración en Europa. Edad de los. extranjeros. y tasas de dependencia

Capital Humano. Crecimiento. demográfico e inmigración en Europa. Edad de los. extranjeros. y tasas de dependencia Capital Humano n.º 13 211 La población extranjera en los grandes países europeos Crecimiento demográfico e inmigración en Europa Edad de los extranjeros y tasas de dependencia Origen socioeconómico de

Más detalles

PERSPECTIVA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN MÉXICO PARA EL SIGLO XXI

PERSPECTIVA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN MÉXICO PARA EL SIGLO XXI PERSPECTIVA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN MÉXICO PARA EL SIGLO XXI Junio de 2005 CONTENIDO Pág. PRESENTACIÓN 4 1. CAMBIOS DEMOGRÁFICOS 5 2. PROCESO DE URBANIZACIÓN DEL PAÍS 11 3. MEJORAMIENTO DE LOS INDICADORES

Más detalles

ANÁLISIS TÉCNICO.-Aspectos socioeconómicos: Ordenación del territorio

ANÁLISIS TÉCNICO.-Aspectos socioeconómicos: Ordenación del territorio ANÁLISIS TÉCNICO.-Aspectos socioeconómicos: Demografía Asistencia técnica: Promedco SL Pág 1 de 27 1.- INTRODUCCIÓN Las variables demográficas poseen claras implicaciones sobre el entorno. La concentración

Más detalles

ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA SECRETARIA (15 DE JULIO) DATOS NACIONALES

ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA SECRETARIA (15 DE JULIO) DATOS NACIONALES PÁGINA 1/12 ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA SECRETARIA (15 DE JULIO) DATOS NACIONALES En México, la población ocupada como secretaria asciende a 701 mil 441 personas. A finales de 2004 la ocupación

Más detalles

LA MIGRACIÓN INTERNACIONAL EN URUGUAY

LA MIGRACIÓN INTERNACIONAL EN URUGUAY Perfil Migratorio del Uruguay Resumen a partir del Informe para la Organización Internacional para las Migraciones elaborado por el Programa de Población FCS UdelaR. Noviembre de 2011. LA MIGRACIÓN INTERNACIONAL

Más detalles

Capítulo II. Capítulo II LAS FORMAS DE CONTRATACIÓN

Capítulo II. Capítulo II LAS FORMAS DE CONTRATACIÓN Capítulo II Capítulo II LAS FORMAS DE CONTRATACIÓN LAS FORMAS DE CONTRATACIÓN Una de las permanentes preocupaciones de la ENCLA ha sido medir el tipo de contrataciones que imperan en el trabajo, por el

Más detalles

Informe Mercado de Trabajo Punta del Este

Informe Mercado de Trabajo Punta del Este 2013 MINISTERIO DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL Informe Mercado de Trabajo Punta del Este DEPARTAMENTO DE MALDONADO Ministerio de Trabajo y Seguridad Social Dirección Nacional de Empleo Unidad de Evaluación

Más detalles

Anuario Estadístico. Movimiento del Registro Público. Anuario Estadístico. Calidad y Compromiso al Servicio Empresarial

Anuario Estadístico. Movimiento del Registro Público. Anuario Estadístico. Calidad y Compromiso al Servicio Empresarial ISSN: 2256-3156 Anuario Estadístico Movimiento del Registro Público 2011 Anuario Estadístico Movimiento del Registro Público 2011 Cámara de Comercio de Pasto San Juan de Pasto, mayo de 2012 Calidad y Compromiso

Más detalles

I. Situación del Mercado Laboral en América Latina

I. Situación del Mercado Laboral en América Latina El CIES-COHEP como centro de pensamiento estratégico del sector privado, tiene a bien presentar a consideración de las gremiales empresariales el Boletín de Mercado Laboral al mes de junio 2015, actualizado

Más detalles

INDICADORES LABORALES Junio 2015

INDICADORES LABORALES Junio 2015 INDICADORES LABORALES Junio 2015 Reporte de Economía Laboral - Junio 2015 Dirección responsable de la información estadística y contenidos: Dirección de Estudios y Análisis de la Información Realizadores:

Más detalles

CAPÍTULO 1 CENSO DE POBLACIÓN

CAPÍTULO 1 CENSO DE POBLACIÓN VIII Censo de Población y IV de Vivienda, 2005 INEC CAPÍTULO 1 CENSO DE POBLACIÓN Los censos son la única fuente de información en una gran mayoría de países, con referencia al tamaño y la distribución

Más detalles

Indicadores de seguimiento de la situación de la persona adulta mayor

Indicadores de seguimiento de la situación de la persona adulta mayor Indicadores de seguimiento de la situación de la persona adulta mayor Los mecanismos que existen en el país para la protección y el seguimiento de la situación de la persona adulta mayor, se plasman en

Más detalles

Cuaderno de difusión

Cuaderno de difusión Junio 2014 Situación financiera de los hogares jóvenes en España Proyecto de investigación RECERCAIXA - UPF La Gran Recesión española no es una crisis como las anteriores: jóvenes, vivienda y transición

Más detalles

BOLETÍN DE MONITOREO N 11

BOLETÍN DE MONITOREO N 11 Diciembre 213 La Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia (COALICO) es un espacio de confluencia y articulación de organizaciones de la sociedad civil,

Más detalles

Transp. Almac. Comunic.

Transp. Almac. Comunic. Informe de Resultados N 76 Buenos Aires, 6 de setiembre de 006 Dirección General de Estadística y Censos MERCADO DE TRABAJO CIUDAD DE BUENOS AIRES. Il TRIMESTRE DE 006 Informe de resultados Con este informe

Más detalles

INFORME ESPECIAL DE ESTABILIDAD FINANCIERA. Riesgo de crédito. Marzo de 2014. Banco de la República Bogotá, D. C., Colombia ISSN - 1692-4029

INFORME ESPECIAL DE ESTABILIDAD FINANCIERA. Riesgo de crédito. Marzo de 2014. Banco de la República Bogotá, D. C., Colombia ISSN - 1692-4029 INFORME ESPECIAL DE ESTABILIDAD FINANCIERA Riesgo de crédito Marzo de 2014 Banco de la República Bogotá, D. C., Colombia ISSN - 1692-4029 RIESGO DE CRÉDITO Monitorear el riesgo de crédito es fundamental

Más detalles

TEMA 6: Estructura productiva y trabajo en España

TEMA 6: Estructura productiva y trabajo en España TEMA 6: Estructura productiva y mercado de trabajo en España 1. Caracterización sectorial. 2. Sector exterior y competitividad. 3. Mercado de trabajo. 4. Diferencias regionales. 1 1. Caracterización sectorial

Más detalles

Población y empleo rural y agropecuario 1

Población y empleo rural y agropecuario 1 Población y empleo rural y agropecuario 1 Soc. Pablo Domínguez Vaselli (*) Ec. Verónica Durán Fernández El artículo analiza la evolución de las principales variables del mercado laboral entre 1999 y 2006

Más detalles

Proyección de la Población de España 2014 2064

Proyección de la Población de España 2014 2064 28 de octubre de 2014 Proyección de la Población de España 2014 2064 Si se mantuvieran las tendencias demográficas actuales, España perdería un millón de habitantes en los próximos 15 años y 5,6 millones

Más detalles

LAS MIGRACIONES DESDE UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA

LAS MIGRACIONES DESDE UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA LAS MIGRACIONES DESDE UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA Autor: Vicente Castelló Roselló Profesor Universitat Jaume I 1 INTRODUCIÓN La globalización de la economía evoluciona de manera conjunta con el crecimiento

Más detalles

DIAGNOSTICO DE EMBARAZO ADOLESCENTE EN BAJA CALIFORNIA SUR

DIAGNOSTICO DE EMBARAZO ADOLESCENTE EN BAJA CALIFORNIA SUR DIAGNOSTICO DE EMBARAZO ADOLESCENTE EN BAJA CALIFORNIA SUR Embarazo adolescente Iniciamos este diagnóstico estableciendo los rangos de edad que emplearemos para los usos estadísticos y demográficos de

Más detalles

Capítulo 1: Características de la Población

Capítulo 1: Características de la Población 14 Capítulo 1: Características de la Población Perfil Sociodemográfico de la Provincia de Lima Capítulo 1 Características de la Población 1.1 Población y Crecimiento Los Censos de Población y Vivienda

Más detalles

No. 6 SECTOR COOPERATIVO AGROPECUARIO COLOMBIANO

No. 6 SECTOR COOPERATIVO AGROPECUARIO COLOMBIANO SECTOR COOPERATIVO AGROPECUARIO COLOMBIANO Agosto de 008 Sector cooperativo agropecuario colombiano Introducción Colombia ha sido catalogado como un país de vocación agraria por sus características geográficas

Más detalles

Índice de intensidad migratoria México-Estados Unidos

Índice de intensidad migratoria México-Estados Unidos Índice de intensidad migratoria México-Estados Unidos La emigración de mexicanos a Estados Unidos tiene una larga tradición histórica y profundas raíces en ambos lados de la frontera. Sin embargo, hoy

Más detalles

Boletín Técnico Bogotá, 16 de abril de 2015

Boletín Técnico Bogotá, 16 de abril de 2015 Boletín Técnico Bogotá, 16 de abril de 2015 Trabajo Infantil Octubre - Diciembre 2014 Tasa de trabajo infantil Total Nacional 2012 2014 (octubre - diciembre) 11 9 10,2 9,7 9,3 Porcentaje 7 5 3 1 IV-2012

Más detalles

Ocupación e ingresos EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES 1º TRIMESTRE DE 2010. Julio de 2010. Informe de resultados 428 R.I. 9000-2482

Ocupación e ingresos EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES 1º TRIMESTRE DE 2010. Julio de 2010. Informe de resultados 428 R.I. 9000-2482 Ocupación e ingresos EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES 1º TRIMESTRE DE 2010 Julio de 2010 Informe de resultados 428 R.I. 9000-2482 428 Informe de ocupación e ingresos en la Ciudad de Buenos Aires. 1º de 2010

Más detalles

La Industria de alimentos y bebidas en el Ecuador. Daniela Carrillo Instituto Nacional de Estadística y Censos. Junio de 2009

La Industria de alimentos y bebidas en el Ecuador. Daniela Carrillo Instituto Nacional de Estadística y Censos. Junio de 2009 Junio de La Industria de alimentos y bebidas en el Ecuador Daniela Carrillo Instituto Nacional de Estadística y Censos Junio de 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Más detalles

Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) Presidente Álvaro Uribe Vélez. Director Departamento Héctor Maldonado Gómez

Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) Presidente Álvaro Uribe Vélez. Director Departamento Héctor Maldonado Gómez Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) Presidente Álvaro Uribe Vélez Director Departamento Héctor Maldonado Gómez Subdirector Carlos Eduardo Sepúlveda Rico Director de Censos y Demografía

Más detalles

Análisis de Situación de Salud según regiones Colombia MINISTERIO DE SALUD Y PROTECCIÓN SOCIAL DIRECCIÓN DE EPIDEMIOLOGÍA Y DEMOGRAFÍA GRUPO ASIS

Análisis de Situación de Salud según regiones Colombia MINISTERIO DE SALUD Y PROTECCIÓN SOCIAL DIRECCIÓN DE EPIDEMIOLOGÍA Y DEMOGRAFÍA GRUPO ASIS Análisis de Situación de Salud según regiones Colombia MINISTERIO DE SALUD Y PROTECCIÓN SOCIAL DIRECCIÓN DE EPIDEMIOLOGÍA Y DEMOGRAFÍA GRUPO ASIS 2013 1 Tabla de Contenido Presentación... 10 Caracterización

Más detalles

Mercado de Trabajo Marzo 2012

Mercado de Trabajo Marzo 2012 El trabajador familiar Por: Tanya Patricia Almario Torres Encuesta de Mercado de Trabajo Marzo 2012 Panamá, diciembre de 2012 2 Notas aclaratorias En caso de utilizar el material contenido en este informe,

Más detalles

Departamento Administrativo Nacional de Estadística

Departamento Administrativo Nacional de Estadística Departamento Administrativo Nacional de Estadística Dirección de Metodología y Producción Estadística DIMPE METODOLOGIA INFORMALIDAD GRAN ENCUESTA INTEGRADA DE HOGARES - GEIH Diciembre 30 de 2009 TABLA

Más detalles

URBANA... 702.438 413.311 289.127 714.144 421.228 292.916

URBANA... 702.438 413.311 289.127 714.144 421.228 292.916 TOTAL... 765.527 459.512 306.015 777.774 467.852 309.922 Agricultura, ganadería caza y silvicultura... 20.790 19.381 1.409 18.979 18.216 763 Pesca... 4.030 3.869 161 2.927 2.886 41 Explotación de minas

Más detalles

Estimaciones y Proyecciones de Población por sexo y edad (cifras actualizadas) 1950-2100

Estimaciones y Proyecciones de Población por sexo y edad (cifras actualizadas) 1950-2100 Estimaciones y Proyecciones de Población por sexo y edad (cifras actualizadas) 1950-2100 San José, Costa Rica SETIEMBRE 2008 C C P ÁREA ESTADÍSTICAS CONTINUAS UNIDAD ESTADÍSTICAS DEMOGRÁFICAS Estimaciones

Más detalles

5. Departamento de Cajamarca

5. Departamento de Cajamarca 5. Departamento de Cajamarca Perú: Análisis Etnosociodemográfico de las Comunidades Nativas de la Amazonía, 1993 y 2007 87 88 Instituto Nacional de Estadística e Informática : UBICACIÓN GEOGRÁFICA Y DISTRIBUCIÓN

Más detalles

Las opiniones expresadas en este documento, son de exclusiva responsabilidad de la autora y pueden no coincidir con las de la organización

Las opiniones expresadas en este documento, son de exclusiva responsabilidad de la autora y pueden no coincidir con las de la organización N 304.6 D352 Delgadillo, Maritza y sus efectos sobre el desarrollo económico y social de Nicaragua. -- 1a ed. Managua: UNFPA, CEPAL CELADE, 2010 58 p. ISBN 978-99924-991-0-8 1. DISTRIBUCION DE LA POBLACION

Más detalles

LOS AFROCOLOMBIANOS FRENTE A LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO

LOS AFROCOLOMBIANOS FRENTE A LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO LOSAFROCOLOMBIANOSFRENTEALOSOBJETIVOSDEDESARROLLODEL MILENIO LOSAFROCOLOMBIANOSFRENTEALOSOBJETIVOS DEDESARROLLODEMILENIO LOS AFROCOLOMBIANOS FRENTE A LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO 1. Antecedentes

Más detalles

Migración, pobreza y políticas públicas, Hogares migrantes en Zonas de Atención Prioritaria (ZAP)

Migración, pobreza y políticas públicas, Hogares migrantes en Zonas de Atención Prioritaria (ZAP) Migración, pobreza y políticas públicas, Hogares migrantes en Zonas de Atención Prioritaria (ZAP) Autores: Dr. Israel Banegas, El Colegio Mexiquense Dr. Agustín Escobar Latapi, CIESAS Occidente Dra. Graciela

Más detalles

Directorio de Empresas y Establecimientos 2012

Directorio de Empresas y Establecimientos 2012 Directorio de Empresas y Establecimientos 2012 Contenido Generalidades Antecedentes Qué es el Directorio de Empresas? Ficha metodológica Definiciones Resultados Cobertura y empresas Indicadores económicos

Más detalles

INFORME ESPECIAL DE ESTABILIDAD FINANCIERA. Inclusión Financiera. Marzo de 2014. Banco de la República Bogotá, D. C., Colombia ISSN - 1692-4029

INFORME ESPECIAL DE ESTABILIDAD FINANCIERA. Inclusión Financiera. Marzo de 2014. Banco de la República Bogotá, D. C., Colombia ISSN - 1692-4029 INFORME ESPECIAL DE ESTABILIDAD FINANCIERA Inclusión Financiera Marzo de 214 Banco de la República Bogotá, D. C., Colombia ISSN - 1692-429 Inclusión Financiera La inclusión financiera es un proceso de

Más detalles

CAPÍTULO IV CARACTERÍSTICAS DEL TRABAJO INFANTIL

CAPÍTULO IV CARACTERÍSTICAS DEL TRABAJO INFANTIL CAPÍTULO IV CARACTERÍSTICAS DEL TRABAJO INFANTIL Algunas de las más importantes características del trabajo infantil están determinadas por las ramas de actividad en las que se desempeñan los niños, niñas

Más detalles

población 13 informe de política social 2011 mideplan

población 13 informe de política social 2011 mideplan 12 el informe de política social entrega información sobre distintos ámbitos que afectan la calidad de vida de chilenos y chilenas, así como también de programas sociales que tienen por objetivo mejorar

Más detalles

Remuneraciones, Costo Mano de Obra y Empleo

Remuneraciones, Costo Mano de Obra y Empleo Remuneraciones, Costo Mano de Obra y Empleo CARACTERIZACIÓN DEL TRABAJO EN EMPRESAS 2007 REMUNERACIONES, COSTO MANO DE OBRA Y EMPLEO, CARACTERIZACIÓN DEL TRABAJO EN EMPRESAS INFORME AÑO 2007 Publicado

Más detalles

Cambios en la tasa de dependencia de España y la Unión Europea

Cambios en la tasa de dependencia de España y la Unión Europea 3. Report monográfico. Cambios en la tasa de dependencia de España y la Unión Europea Las modificaciones en la estructura de la población y su impacto sobre el consumo, la demanda de vivienda y los requerimientos

Más detalles

LA VIOLENCIA DE GÉNERO: EXPRESIÓN DE LA DOMINACIÓN MASCULINA?

LA VIOLENCIA DE GÉNERO: EXPRESIÓN DE LA DOMINACIÓN MASCULINA? VIOLENCIA DE GÉNERO GÉNERO: DIFERENCIA O DESIGUALDAD En nuestro país hace poco más de 20 años el término género no era parte del léxico de los estudios de la mujer, tampoco del de las ciencias sociales,

Más detalles

INDICADORES LABORALES Marzo 2015

INDICADORES LABORALES Marzo 2015 INDICADORES LABORALES Marzo 2015 Reporte de Economía Laboral - Marzo 2015 Dirección responsable de la información estadística y contenidos: DIRECCIÓN DE ESTUDIOS LABORALES Y ECONÓMICOS Realizadores: Carmen

Más detalles

Introducción. Notas de Población

Introducción. Notas de Población Notas de Población Cuadernillo Nº 1 Noviembre de 2012 Elaborado por Est. Eduardo Simonetti Edición: Juan José Sosa Liliana Pedrazzini Introducción Acerca del Observatorio: Con este primer Cuadernillo con

Más detalles

Cifras de Población a 1 de enero de 2014 Estadística de Migraciones 2013 Datos Provisionales

Cifras de Población a 1 de enero de 2014 Estadística de Migraciones 2013 Datos Provisionales 30 de junio de 2014 Cifras de Población a 1 de enero de 2014 Estadística de Migraciones 2013 Datos Provisionales Principales resultados La población de España disminuyó en 220.130 personas durante 2013

Más detalles

Impacto del cambio en el ciclo económico sobre los hogares en Colombia: Aplicación al caso de Codensa

Impacto del cambio en el ciclo económico sobre los hogares en Colombia: Aplicación al caso de Codensa Impacto del cambio en el ciclo económico sobre los hogares en Colombia: Aplicación al caso de Codensa I. Introducción María Angélica Arbeláez Oscar Becerra Este documento presenta la extrapolación de los

Más detalles

Sector primario. Nivel de concentración de la demanda por sector (PEA)

Sector primario. Nivel de concentración de la demanda por sector (PEA) Según el informe Descentralización y empleo en turismo 45, el turismo comunitario en promedio genera hasta diez veces más empleo que las empresas convencionales, mientras que las microempresas turísticas

Más detalles

BOLETÍN EPIDEMIOLÓGICO, SITUACIÓN DEL VIH/Sida Colombia 2013

BOLETÍN EPIDEMIOLÓGICO, SITUACIÓN DEL VIH/Sida Colombia 2013 BOLETÍN EPIDEMIOLÓGICO, SITUACIÓN DEL VIH/Sida Colombia 2013 Dirección de Promoción y Prevención ELKIN OSORIO SALDARRIAGA Grupo de salud sexual y Reproductiva RICARDO LUQUE NUÑEZ Asesor Promoción y Prevención

Más detalles

SUPERINTENDENCIA DE SOCIEDADES Delegatura de Asuntos Económicos y Contables Grupo de Estudios Económicos y Financieros. Bogotá Mayo de 2014

SUPERINTENDENCIA DE SOCIEDADES Delegatura de Asuntos Económicos y Contables Grupo de Estudios Económicos y Financieros. Bogotá Mayo de 2014 2014 SUPERINTENDENCIA DE SOCIEDADES Delegatura de Asuntos Económicos y Contables Grupo de Estudios Económicos y Financieros Bogotá Mayo de 2014 En este informe se registran los principales resultados de

Más detalles