Energía y bienestar en Uruguay: Electricidad y calidad de vida en el siglo XX

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Energía y bienestar en Uruguay: Electricidad y calidad de vida en el siglo XX"

Transcripción

1 Simposio Nº 29- ENERGÍA Y DESARROLLO: DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES DE LOS PROCESOS DE TRANSICIÓN ENERGÉTICA EN PERSPECTIVA COMPARADA Energía y bienestar en Uruguay: Electricidad y calidad de vida en el siglo XX Reto Bertoni - (Universidad de la República, Uruguay) María Camou - (Universidad de la República, Uruguay) Silvana Maubrigades - (Universidad de la República, Uruguay) Carolina Román - (Universidad de la República, Uruguay - Universidad de Barcelona) Resumen Desde distintas líneas de investigación se han realizado esfuerzos para aportar indicadores que logren captar la evolución de la calidad de vida, incorporando aspectos relacionados con el Desarrollo Humano, tales como el IDH y sus componentes y enfoques desde la evolución de los salarios reales, entre otros. Con el objeto de aportar nuevos elementos a la discusión, en este trabajo, se aporta una mirada complementaria: el estudio del consumo de energía eléctrica residencial, entendiendo que el comportamiento de dicho consumo constituye un indicador de la evolución de la calidad de vida. Para esto, se realizó una estimación del consumo de energía eléctrica residencial para Uruguay en el siglo XX y se compara la relación de esta con otros indicadores de la calidad de vida. A través del consumo de energía eléctrica se aportan elementos que permiten describir mejoras en la calidad de vida que los indicadores tradicionales no logran captar, especialmente en las últimas décadas del siglo XX. 1

2 1. Introducción El estudio de la calidad de vida de una sociedad es un tema complejo de abordar. Desde distintas líneas de investigación se han realizado esfuerzos para aportar indicadores que logren captar la evolución de la calidad de vida, incorporando aspectos relacionados con el Desarrollo Humano, tales como el IDH y sus componentes y enfoques desde la evolución de los salarios reales, entre otros. En este trabajo, se aporta una mirada complementaria con el objeto de incorporar nuevos elementos a la discusión: el estudio del consumo de energía eléctrica residencial, bajo el supuesto de que el comportamiento de dicho consumo constituye un indicador de la evolución de la calidad de vida. En particular, se plantea que las mejoras en la calidad de vida de una sociedad están acompañadas de incrementos en la proporción de energía eléctrica consumida, lo que sería reflejo del proceso de sustitución hacia usos de energía más eficiente y menos contaminantes (energía eléctrica y derivados del petróleo), así como cambios en las pautas de consumo de los habitantes. En la sociedad uruguaya, la difusión de la energía eléctrica supuso la incorporación de la energía moderna en gran cantidad de actividades en las que hasta ese momento primaban la fuerza del hombre y de los animales. Fue un factor determinante del incremento de la productividad, resultó decisiva en los cambios producidos en la iluminación pública y privada, así como en los bienes de consumo puestos a disposición de la población y jugó un papel destacado en la modernización de los transportes. En tal sentido, este análisis contribuye a mejorar las estimaciones de la calidad de vida de la población en su conjunto. El presente trabajo recorre, desde distintas miradas, un análisis comparativo de indicadores que hasta el momento no habían sido combinados, como es el índice de desarrollo humano (IDH) y el consumo de energía eléctrica residencial. Se trata de un primer abordaje que plantea una serie de interrogantes sobre la evolución de la calidad de vida de la economía uruguaya y, que será a su vez, motivo de futuras investigaciones. En las siguientes páginas se presenta algunos elementos sobre la discusión de la calidad de vida y como aproximarse a analizar su evolución. En la sección tres, se comentan los antecedentes a esta investigación tanto sobre desde la línea de desarrollo humano y salario real, como desde la energía. En la cuarta parte, se presenta el consumo de energía eléctrica en la economía uruguaya, donde se plantea la importancia su desde el punto de vista del cambio técnico y el bienestar, presentando la estimación de la serie de energía eléctrica residencial, comentado su construcción y comparándola con el consumo total de la economía. En la sección quinta, se compara la evolución de los indicadores tradicionales de calidad de vida, como el IDH y sus componentes, con el consumo de energía eléctrica, tanto para Uruguay, como desde una perspectiva comparada con el desempeño de estos indicadores para Estados Unidos. También se analiza dicho consumo desde el punto de vista de la evolución a lo largo del tiempo del costo de la energía respecto del salario. Finalmente, se presentan algunas conclusiones primarias. 2

3 2. Debate sobre la calidad de vida La calidad de vida como objeto de estudio es un tema que se ha instalado en las investigaciones en las Ciencias Sociales. Desde diversos enfoques y en el marco de la discusión sobre estrategias de política económica para combatir las diferencias en el crecimiento entre países y determinar sus causas, se comienzan a desarrollar diferentes conceptos de calidad de vida y los respectivos indicadores para estudiar su evolución en el tiempo. El interés por esta temática se encuentra vinculado a análisis que apuntan al mejoramiento de las políticas y programas de desarrollo pero también a investigaciones de carácter más abstracto que buscan profundizar en la comprensión de la causalidad entre crecimiento económico y calidad de vida. Si bien la línea divisoria entre ambas motivaciones puede ser, a veces, sutil, en nuestro enfoque la prioridad está claramente puesta en comparar la evolución de la calidad de vida en el largo plazo e identificar las reglas o circunstancias que promueven la mejora de la misma. La discusión es qué medir y cómo medirlo. Una primera aproximación a los estudios sobre la evolución de la calidad de vida es comprender las dificultades del concepto en sí mismo. No existe una definición sobre calidad de vida pero sí una persistente búsqueda desde los años setenta por trascender las mediciones basadas exclusivamente en los ingresos incorporando otros indicadores sociales y económicos y de allí la variedad de aproximaciones necesarias para acercarnos a su objetivización. Desde mediados de la década del sesenta, con la evidencia del crecimiento de la desigualdad y la pobreza en el Mundo, constatados por los informes de Naciones Unidas y la OIT, se desarrolla una extensa elaboración teórica sobre la forma de definir y medir la calidad de vida 1. A partir de los noventa el enfoque del Desarrollo Humano se torna dominante. Su aporte fundamental consiste en incorporar además de los tradicionales indicadores de ingresos como el PBI per cápita otras dimensiones que en su versión más sintética, expresada en el IDH, incluye mejoras en torno a una vida larga y saludable y en la educación 2. El desarrollo de esta concepción incluirá luego otra serie de indicadores que 1 Nussbaum y Sen (1993), entre otros autores. 2 Para construir este índice se mide la distancia entre el nivel obtenido en cada una de las variables con respecto al valor de referencia mínimo y máximo en la muestra de países observados. De esta manera se obtiene para cada una de las variables un valor que oscila entre 0 y 1, según el logro relativo con respecto a los valores de referencia utilizados. X ij min(x ik ) I ij = k max(x ik ) min(x ik ) Así, el IDH resulta de un promedio simple de los índices de educación, salud y nivel de vida, con lo cual se le otorga a cada variable idéntica importancia independientemente de su nivel original. IDH j = 1 3 I educación, j + I salud, j + I nivel de vida, j 3

4 apuntan a estimar los logros en términos de género, eliminación de la pobreza, derechos humanos, etc. El principal aporte de este índice consiste en que se trata de una medición más comprehensiva del bienestar que la de los ingresos, pero a su vez ha recibido numerosas críticas por no contemplar aspectos tales como la distribución de ingresos. Asimismo desde el punto de vista metodológico el peso arbitrario y fijo, a lo largo del tiempo y entre sociedades de distinto grado de desarrollo, de un tercio que se asigna a cada uno de los componentes (ingreso per cápita, esperanza de vida y educación) no tiene un fundamento científico. Se trata de un indicador en el que pesan más las variables de reducido rango de variación, como la esperanza de vida y la tasa de alfabetización, componente predominante en la cobertura educativa. El impacto de los cambios en los indicadores de mayor variación, como el PBI y la tasa de matriculación, es mucho menor. Esta discusión sobre la evolución de la calidad de vida se ha trasladado también a la historia. Cómo han evolucionado las distintas sociedades a lo largo del tiempo; en qué medida los logros económicos se han revertido en el bienestar global de las personas; cómo influyen las mejoras alcanzadas en algunos aspectos del desarrollo humano en el resto de los indicadores; etc. son algunas de las preguntas que nos formulamos. La investigación desde la perspectiva histórica cuenta con las propias condicionantes impuestas por la escasez de datos que obligan a una simplificación de los indicadores estudiados. Para reconstruir la evolución de la calidad de vida los historiadores han echado mano de una multiplicidad de indicadores, procurando a través de la contrastación de los diferentes resultados aproximarse al conocimiento de los distintos períodos. Señalando las dificultades específicas, tanto prácticas como conceptuales, de cada uno de los indicadores utilizados para medir la evolución histórica de la calidad de vida, Craft (1997: 667) concluye en la necesidad de ampliar las fuentes y componentes, observando de manera separada la evolución de cada uno de ellos y contrastando diferentes formas de agregación de los indicadores. Entre otras razones, las aproximaciones a la evolución del nivel de vida desde indicadores de consumo pueden resultar un interesante factor de corrección de los indicadores de ingreso (Deaton y Zaidi, 2002). Es desde esta perspectiva que nos planteamos en esta ponencia indagar sobre la relación entre diversos indicadores de calidad y nivel de vida, incorporando una nueva dimensión: el consumo de energía eléctrica residencial. Esta dimensión incluye dos aspectos fundamentales. Un primer aspecto, es que la dinámica del desarrollo tecnológico en el largo plazo impone una transición hacia el uso de portadores de energía más eficientes como son los combustibles fósiles (carbón y petróleo) y electricidad. Desde el punto de vista de la economía en su conjunto, la importancia de la electricidad tanto en el aparato productivo como en la sociedad se debe al alto grado de centralidad (polivalencia) de este sistema técnico, es decir, su enorme potencial de utilización efectiva en los distintos ámbitos de la actividad humana, mercantil, o no (Bertoni, 2002). La novedad impuesta por la iluminación eléctrica y la rapidez e higiene que se asocian a la tracción eléctrica en el transporte, modifican la fisonomía de las ciudades y los hábitos de la población. Las actividades industriales pueden contar con una fuerza motriz capaz de ser utilizada en las cantidades y por el tiempo necesario, sin la necesidad de grandes inversiones de infraestructura como imponía la máquina de vapor. Además, el 4

5 desarrollo de un sector eléctrico genera cambios institucionales importantes. El suministro de energía eléctrica a terceros tiene las características de servicio público y exige una fuerte inversión inicial en infraestructura. Esto impone importantes barreras a la entrada y condiciona a la industria a constituirse en una especie de monopolio natural. Como corolario se asocia al desarrollo de un papel muy activo de parte del Estado, ya sea como promotor, regulador o productor y administrador de esta forma de energía. (Bertoni, 2002). Todos estos elementos determinan al consumo de energía eléctrica como un aspecto central del desarrollo de las sociedades. Se admite generalmente que el consumo de energía eléctrica utilizada en el desarrollo industrial y en el crecimiento de las ciudades, y la cantidad de KWH (kilovatios-hora) gastada por habitante y por año, constituyen un índice primario demostrativo del desarrollo económico y social de las naciones. (Oxman 196: 5) En segundo lugar, si asumimos que el consumo de energía se entiende como una demanda derivada del consumo de bienes intensivos en el uso de la misma, entonces los cambios en la cantidad y / o tipo de energía consumida por los hogares puede convertirse en un indicador de cambios en el nivel de vida de estos. La evolución del consumo de energía eléctrica estaría reflejando de manera indirecta, los cambios en los hábitos de consumo de los hogares y especialmente la incorporación de nuevos bienes 3. Desde esta perspectiva, el consumo general y su aporte a la evolución del nivel y la calidad de vida han sido señalados por diversos autores 4. La historia del consumo, tanto de los bienes no durables como los durables, ha jugado un rol importante en los debates sobre el nivel de vida, el crecimiento económico, los ciclos económicos y la distribución del ingreso. Los cambios en la composición del consumo y específicamente el porcentaje del ingreso destinado a los diferentes rubros del consumo básico de los hogares ha sido un importante indicador en la discusión sobre el proceso de industrialización y su impacto en el nivel de vida. O Sullivan y Barnes (2006) señalan los impactos positivos en el bienestar derivados de la incorporación de energía eléctrica para uso de los hogares. Uno de los efectos se produce a través del impacto positivo en la educación y la salud de los hogares. Se observa que en hogares que cuentan con electricidad la alfabetización es más alta y los niños son menos propensos a sufrir enfermedades respiratorias (debido, por ejemplo, al uso de cocinas que utilizan combustible). Así mismo, la utilización de la electricidad supone una mejora en el bienestar de los hogares en la medida que permite ahorro de tiempo, incremento de la productividad y del ingreso. En síntesis, la transición energética hacia usos de energía más limpios, de mayor eficiencia y más productivos permite modificar la calidad de vida de los países en desarrollo. 3 La aparición de nuevos bienes en la cesta de consumo refleja el progreso económico y puede contribuir a mejorar el bienestar de las personas, en la medida que estos bienes permiten incrementar la calidad de vida en diversas esferas alimentación, vivienda, trabajo, transporte, entretenimiento- y/o mantenerla a un menor costo. Bresnahan y Gordon (1997) 4 Deaton, (1981), Deaton y Zaidi (2002) plantean que existe un relativo consenso en que el consumo agregado es una medida resumen del nivel de vida, ya que constituye un componente importante del bienestar de las personas. Shammas (1993). 5

6 Adequate and affordable supplies of electricity and modern fuels must be available to households if they are to have a good living standard. Safe, reliable, and good-quality energy services lighting, heating, cooking, and motive and mechanical power are only available to households when they use electricity and modern fuels. (O Sullivan y Barnes, 2006) 3. Antecedentes a esta investigación El presente trabajo intenta articular diversas líneas de investigación que se vienen desarrollando dentro de la historia económica en el Uruguay con el objetivo de aportar nuevos indicadores sobre la evolución de la calidad de vida. Por un lado, una serie de investigaciones anteriores se han planteado como objetivo la reconstrucción del nivel y la calidad de vida para Uruguay y su comparación con países de la región y países centrales. Una perspectiva de largo plazo de la evolución del salario real básico y su comparación con los países de la región y centrales fue desarrollado en diferentes trabajos por un equipo de investigación del Programa de Historia Económica y Social de la Facultad de Ciencias Sociales (Bértola et, al y Bértola, et. al. 1999b). Bértola (2000) retoma estos trabajos, incluyéndoles aspectos relativos a la distribución del ingreso y la cobertura educativa. Estos estudios han tenido como eje metodológico la estimación de paridades de poder de compra de los salarios para realizar las comparaciones internacionales. Desde la perspectiva de la reconstrucción de un IDH histórico se han producido avances que incorporan la evolución del indicador y sus componentes para una serie de países latinoamericanos. La primera contribución importante fue realizada por Astorga y FitzGerald (1998) y la Oxford Latin America Data Base (OXLAD), publicado como un apéndice en Thorp (1998) y luego mejorado en Astorga, et. al. (2004). El índice combina PBI per cápita, tasas de alfabetización y esperanza de vida en el llamado Índice Histórico de Standard de Vida para seis países latinoamericanos a lo largo del siglo XX y para trece países latinoamericanos desde Una nueva versión del IDH histórico para Argentina, Brasil y Uruguay aporta el trabajo de Camou y Maubrigades (2005) que mejoraron a Astorga y FitzGerald (1998) no utilizando las tasas de alfabetización en su abordaje de la educación sino que incorporaron la tasa de matriculación combinada así como algunos cambios en los parámetros de acuerdo a primeras versiones de Prados de la Escosura (2004). Bértola, et. al. (2007) profundizan en esta línea de investigación, focalizando en la comparación en términos de Desarrollo Humano entre los países del Mercosur y cuatro países centrales (Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos) a lo largo del siglo XX. En este trabajo se hacen diferentes intentos de construir diversos índices cambiando las ponderaciones de los componentes del IDH para explicar mejor la evolución del mismo. Una contribución de este artículo es la construcción de un índice de desarrollo humano histórico, ajustado por desigualdad, para Uruguay y Estados Unidos. 6

7 Desde el punto de vista del estudio de la energía, diversos trabajos han abordado la temática de la relación entre desarrollo y energía en el largo plazo en el Uruguay. Estos pretenden analizar la vinculación de los problemas del crecimiento económico con la disponibilidad y consumo de energía, con las condiciones específicas en que se han procesado las transiciones energéticas, la dotación de recursos energéticos domésticos y los condicionantes al desarrollo de ciertas actividades intensivas en energía. Bertoni (2002) realiza una primera investigación profunda y global sobre la adopción y difusión de la energía eléctrica de Uruguay, desde un enfoque del cambio técnico. Bertoni y Román (2006) retoman el estudio de la transición energética en Uruguay incorporando estimaciones de la energía tradicional (leña) y analizan la relación entre consumo de energía y crecimiento económico en el largo plazo. En otro trabajo, estos mismos autores se centran en el consumo de carbón mineral vinculándolo al crecimiento económico del Uruguay y al desarrollo de algunas actividades productivas (Bertoni y Román, 2007). En esta misma línea, como resultado del trabajo de Carracelas, et. al. (2006), para identificar modelos de estructura tarifaria contamos hoy con una extraordinaria base de datos que nos informa del precio de la electricidad desde 1912 hasta 2000 y con una interpretación de los factores institucionales que determinan el nivel, la evolución y la discriminación de las tarifas eléctricas en Uruguay. 4. El consumo de energía eléctrica en la economía uruguaya 4.1 La energía eléctrica: cambio técnico y bienestar Los primeros años del siglo XX coinciden con novedades sustanciales en la tecnología energética disponible. La electricidad y los derivados del petróleo configuraron un nuevo escenario energético que ofreció la posibilidad de incrementar notablemente la productividad de la industria, el desarrollo de los transportes y el nivel de vida de gran parte de la población. Estas transformaciones tuvieron lugar en los países capitalistas avanzados, pero se difundieron rápidamente a las demás regiones del mundo, aunque con grados de penetración muy dispares. La electricidad se convirtió en una realidad comercial en la década de 1880, provocando cambios fundamentales en el uso de la energía moderna. 5 A pesar que su producción necesitaba de una máquina de vapor o de una turbina hidráulica y esta transformación implicaba inevitablemente pérdidas de energía, su ventaja estribaba en la flexibilidad. Podía utilizarse para generar luz, calor o fuerza y se transportaba con facilidad a domicilios y fábricas. La difusión de la energía eléctrica supuso la incorporación de la energía moderna en gran cantidad de actividades en las que hasta ese momento primaban la fuerza del hombre y de los animales. Fue un factor determinante del incremento de la productividad, resultó 5 Puede admitirse que la Industria eléctrica nació en el año 1881, al realizarse en París la Exposición Internacional de Electricidad en la que Thomas A. Edison presentó su sistema de generación y distribución de electricidad, ya que inmediatamente después empezaron a aparecer las primeras centrales eléctricas y redes de distribución: Nueva York en 1882, Milán 1883, etc. (Comisión de Integración Eléctrica Nacional CIER- 25 años. Historia...) 7

8 decisiva en los cambios producidos en la iluminación pública y privada, así como en los bienes de consumo puestos a disposición de la población y, sobre todo significó una oferta de energía limpia en los hogares. En síntesis, la diversidad de aplicaciones de la electricidad ha contribuido al mejoramiento de las condiciones de vida de las sociedades humanas. 4.2 Uruguay y la energía eléctrica Los primeros pasos en el proceso de adopción de la energía eléctrica en Uruguay se producen en los años ochenta del siglo XIX, como resultado de la incorporación del sistema técnico ligado a esta nueva fuente de energía por parte de empresas extractivas y manufactureras (Bertoni, 2002). Antes de finalizar la década de 1880 tuvieron lugar los primeros ensayos para la iluminación eléctrica de Montevideo. Una modesta central térmica en la calle Yerbal, propiedad de la Sociedad Anónima de Alumbrado a Luz Eléctrica La Uruguaya, ofreció el servicio público de iluminación a partir de Pero, la compañía debió vencer muchas dificultades financieras (y también técnicas) para cumplir con el contrato celebrado y es recién después de 1895 en que se inaugura una nueva usina térmica en Arroyo Seco que puede hablarse de un suministro relativamente regular de energía eléctrica en Montevideo. En el interior, la primera localidad que contó con servicio público de electricidad fue Salto (1894). Hacia 1909, la ampliación de la usina termoeléctrica de Arroyo Seco (Montevideo) aseguró, además del suministro de electricidad las veinticuatro horas, la potencia suficiente para abastecer a la industria con fuerza motriz; y, en el interior del país, el régimen de concesiones había permitido la difusión de la electricidad, contando con este servicio trece localidades al iniciarse la segunda década del siglo XX. Quizá pocas innovaciones se incorporaron tan rápidamente a la sociedad uruguaya, supuestamente alejada de la frontera tecnológica, como la electricidad. A pesar que el ritmo en la difusión y la intensidad en el uso de esta forma de energía muestran cierto retraso relativo de Uruguay respecto a otras regiones, el impacto en la actividad productiva y en la calidad de vida no puede soslayarse. Como primera aproximación a la penetración del sistema técnico de la energía eléctrica se presentan a continuación algunos indicadores de la difusión de la electricidad en el país. La cantidad de usuarios que se encuentran conectados al servicio público de electricidad es un dato importante para dimensionar su cobertura. Las fuentes disponibles han permitido confeccionar una serie para todo el país a partir de En el Cuadro 1 se presenta la evolución del número de servicios (aproximadamente en quinquenios) que figuraban como suscriptores registrados de las Usinas Eléctricas (estatales y privadas) y también el consumo promedio y la cantidad de servicios en relación a la población total del país. 8

9 Estas cifras globales ofrecen un buen acercamiento a la forma en la que se procesó la implantación de la energía eléctrica (Columna 1). A su vez, el consumo promedio permite apreciar variantes en las características de la difusión (Columna 2); esto es, la influencia que tiene la extensión del servicio sobre la intensidad en el consumo de energía eléctrica. Por último, la relación entre la cantidad de suscriptores y el total de la población, representaría una aproximación a la tasa de cobertura (Columna 3). El comportamiento de estos indicadores pone en evidencia que la extensión de los servicios de energía eléctrica permitió la rápida incorporación de hogares y/o empresas; el incremento de la cobertura es muy marcado en los primeros cuarenta años del siglo XX, lo que se asocia a la etapa fácil de la electrificación, resultado del importante grado de urbanización que ostentaba el país. Año Suscriptores (1) Cuadro 1. Dinámica de la difusión de la energía eléctrica Suscriptores cada 1000 Año Suscriptores habitantes (1) (3) (2) Consumo Promedio kwh (2) Consumo Promedio kwh Suscriptores cada 1000 habitantes (3) Fuente: Carracelas, Ceni y Torrelli (2006); INE. Hacia 1940 el número de servicios representaba 157 suscriptores cada mil habitantes de la población. Desde entonces y a lo largo de casi una década, dicha tasa de cobertura sufre un deterioro que se explica por las restricciones impuestas por la guerra a la inversión en instalación de nuevos servicios. La evolución, a partir de los años cincuenta, se caracteriza por un lento crecimiento debido a que se van alcanzando niveles altos de cobertura: hacia final del período los servicios de la UTE alcanzan 359 suscriptores cada mil habitantes 6. El consumo promedio ofrece interesante información. El importante impulso de electrificación operado hasta 1940 hizo que la cantidad de energía consumida por habitante descendiera. Una explicación para ello puede encontrarse en el hecho de que el gran crecimiento de los servicios se dio en los hogares, donde la iluminación era el uso básico que se hacía de la electricidad y por ende el consumo era mínimo. 6 En los últimos años, el crecimiento de las tasas de cobertura se asocian al desarrollo de esfuerzos por concretar la electrificación del medio rural. 9

10 A partir de los años cuarenta el consumo promedio por suscriptor aumenta de manera similar a la expansión de los servicios, lo que se explicaría por dos procesos paralelos. Por un lado, el crecimiento acelerado de la industria y por otro, el importante incremento en el poder adquisitivo operado en lo sectores asalariados desde mediados de la década de 1940, que permitió que los electrodomésticos se constituyeran en un bien normal para los hogares La electricidad insumo o bien final? El manejo de la información sobre el consumo de energía eléctrica según su uso final ofrece dificultades en el largo plazo, debido a los diferentes criterios de registro utilizados en las fuentes consultadas. Recién a partir de 1946 se cuenta con series que discriminan el consumo entre los sectores residencial, comercial, industrial, tracción y alumbrado público. En Bertoni (2002) se realiza un ejercicio de aproximación al uso de la energía eléctrica como insumo o bien final, cuyos principales resultados fueron los siguientes: 1) el consumo de electricidad por el sector industrial, desde el comienzo de la producción de fuerza motriz como servicio público (1909) fluctuó en torno al 40% del total consumido, hasta la Segunda Guerra Mundial; 2) después de un importante crecimiento, en la inmediata posguerra y, hasta promediar los años cincuenta, la participación del consumo industrial en el consumo total de electricidad se ubicó en los niveles más altos del siglo, manteniéndose entre 1946 y 1954 por encima del 50%; 3) desde 1955 se inicia una prolongada caída que en los primeros años de la década de los setenta ubica la participación del consumo industrial en una cifra similar a la de 1914 (32%). 4) Finalmente, a pesar de una recuperación en la segunda mitad de la década de 1970, la participación del consumo industrial de energía eléctrica se observa decreciente en el último cuarto del siglo XX. Estos distintos escenarios obedecerían, en algunos casos, a factores asociados al descenso del nivel de actividad de la industria y, en otros, al fuerte incremento en el consumo de los hogares. Desde mediados de los años cuarenta se cuenta con información sobre el consumo de energía eléctrica por sectores (Gráfico 1). A partir de ello es posible observar un incremento muy importante de la participación del consumo residencial, hasta los primeros años de la década del sesenta. 7 El salario real tuvo un incremento promedio de 46% entre 1941 y 1956 según Bértola et. al. (1999). 10

11 Gráfico 1 Consumo energía eléctrica por sectores (% sobre total) Ind Resid Comer Alumb Tracc Fuente: Bertoni (2002). El uso de electricidad por los hogares se multiplicó por ocho entre 1946 y 1963, al tiempo que se duplicaron los servicios, por lo que se puede inferir una intensificación en la utilización de la energía eléctrica por parte de las familias. Esto ayudaría a explicar el importante mejoramiento en el nivel de vida de la sociedad uruguaya por aquellos años, lo que es ineludible asociar al fenómeno de la difusión de la línea blanca de electrodomésticos. El fenómeno operado en la participación relativa del consumo residencial y doméstico fue catalogado como poco usual, por calificados técnicos que analizaron la situación del sector energético en Uruguay, en el marco de los planes de desarrollo estratégico en estudio en los años sesenta. En uno de aquellos trabajos se señalaba: La participación del consumo por tipos de usuario muestra un cuadro poco usual, pues el consumo residencial supera al industrial, 48 por ciento contra 39 por ciento. Esta situación es el resultado de diversos factores económicos y sociales, entre los cuales juegan papel preponderante el estancamiento industrial, la progresiva urbanización de la población, el equipamiento doméstico en artefactos eléctricos, y la política de precios y tarifas seguidas en el sector energía, que ha tenido por efecto alentar el consumo en dichos artefactos. El mejoramiento del nivel de vida supone un cierto incremento en el consumo residencial de electricidad, pero lo ocurrido en Uruguay en los últimos años tiene muy poca relación con el ingreso per cápita el crecimiento del PBI a precios constantes en el período fue de 2.7 por ciento acumulativo anual, y la variación en el consumo de energía eléctrica en el mismo período tuvo un aumento del 8.5%, con lo cual la elasticidad resultante es de 3.1. Esta relación no puede considerarse válida hacia el futuro pues hoy en día [1967] el servicio eléctrico satisface una elevada proporción (87.7%) de las necesidades residenciales urbanas 8. 8 UNIÓN PANAMERICANA OEA (1967) Evaluación del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social de la República Oriental del Uruguay (Informe presentado por la Secretaría General de la OEA al Comité ad hoc ALPRO- y al Gobierno del Uruguay (pp ) 11

12 Si se acepta, entonces, que el incremento en el consumo de energía eléctrica se asocia a mejoras en la calidad de vida de las personas, resulta necesario contar con una serie larga de consumo residencial de electricidad para comparar su dinámica con la de otros indicadores de calidad de vida. Es por ello que se procedió a realizar una estimación para todo el siglo XX. 4.4 Energía eléctrica residencial El manejo de la información sobre el consumo de energía eléctrica según su uso final ofrece dificultades en el largo plazo, debido a los diferentes criterios de registro utilizados. Recién a partir de 1946 como se refirió anteriormente se cuenta con series que discriminan, para todo el país, el consumo del sector residencial (Memorias de la UTE). Para el período anterior, a partir de una serie de supuestos se estimó el consumo de energía eléctrica residencial. Entre 1913 y 1945 no se dispone del consumo residencial de todo el país, pero se cuenta con el consumo particular de Montevideo (este consumo particular incluye el consumo residencial y comercial). Por lo tanto, se consideró la variación del consumo de Montevideo y se retroproyectó el valor de 1946 hasta el año 1913, bajo el supuesto que la variación del consumo del interior era la misma que la de Montevideo. Para el primer período , se utilizó una serie de consumo de energía eléctrica no industrial para todo el país (que incluye el consumo residencial, comercial, tracción y alumbrado público) y que maneja Bertoni (2002). Se aplicó entonces al valor del año 1913, la variación de esta serie. Para los años que se pudo acceder a información sobre el consumo de energía eléctrica particular, se observó que la brecha entre ambas series se mantiene relativamente constante, por lo que resulta razonable asumir que para el período anterior a 1913, la variación del consumo no industrial constituye una buena aproximación al consumo particular. 12

13 Cuadro 2. Síntesis de la construcción de la serie de consumo de energía eléctrica residencial del Uruguay Consumo de energía eléctrica residencial del país. Fuente: Memorias de la UTE e INE Al valor de 1946 se le aplicó la variación del consumo de energía eléctrica particular de todo Montevideo (incluye consumo residencial y comercio). Fuente: Carrecelas, Ceni y Torrelli (2006) Al valor de 1913 se la aplicó la variación del CEE no industrial del país (incluye consumo residencial, comercial, tracción y alumbrado público). Fuente: Betoni, 2002 De esta manera se llega a obtener el consumo de energía eléctrica residencial desde 1896, que muestra una evolución creciente a lo largo del siglo, como se representa en el gráfico 2. Al comparar este comportamiento con el consumo total de energía eléctrica es posible observar un patrón muy similar. Sin embargo, es posible identificar una primera etapa de mayor crecimiento del consumo residencial, tendencia que se revierte a partir de la posibilidad de generar fuerza motriz para la insipiente industria ( ). Desde entonces se constata una mayor dinámica en el consumo de energía eléctrica no residencial reflejo del proceso de intensificación de la industrialización; esto hace que la brecha se amplíe entre la década del veinte y los sesenta. Finalmente, en los últimos cuarenta años y a partir del agotamiento del modelo de sustitución de importaciones, la brecha se reduce como resultado del mayor crecimiento relativo que experimenta el consumo residencial. Gráfico 2. Consumo de energía eléctrica residencial y total en miles de kwh ( ) (escala semilogarítmica) Consumo energía eléctrica residencial (miles Kwh) Consumo energía eléctrica total kwh (miles de kwh) Fuente: Consumo de energía eléctrica residencial: Elaboración en base a Memorias de las Usinas Eléctricas del Estado, Carracelas, et. al. (2006) y Bertoni, (2002). Consumo de energía eléctrica total: de Bertoni (2002) y de Carracelas et. al. (2006). 13

14 5. Consumo de energía eléctrica: un indicador de calidad de vida. En esta sección se presenta una aproximación comparativa a la relación entre los indicadores tradicionales de calidad de vida, con el consumo de energía eléctrica residencial. 5.1 Indicadores tradicionales de calidad de vida y el consumo de energía eléctrica. Una primera aproximación a la relación entre IDH y consumo de energía eléctrica puede realizarse desde un análisis gráfico del comportamiento conjunto de ambas variables entre 1900 y A partir del gráfico 3, se observa en el largo plazo una correlación positiva entre ambas series, con un coeficiente de correlación de Esto indicaría que, a lo largo del tiempo, el incremento del IDH está asociado a un incremento en el consumo de energía eléctrica residencial, lo que sin embargo- no determina una relación de causalidad, tema que no es objeto de discusión en este trabajo. Esta evolución se constata para la mayor parte del período, salvo situaciones coyunturales de carácter global como pudieron ser la Primer Guerra Mundial, la crisis de los años 30, la Segunda Guerra Mundial que afectaron el crecimiento del IDH; o circunstancias domésticas excepcionales como las inundaciones de 1959 que determinaron una reducción del consumo de energía eléctrica. Gráfico ,000 Consumo de energía eléctrica residencial per cápita (en log ) e IDH , log CEERPC 10, , ,100 0,300 0,350 0,400 0,450 0,500 0,550 0,600 0,650 0,700 0,750 0,800 IDH Fuente: Consumo de energía eléctrica residencia per cápita: ver Cuadro 2 y la serie de IDH obtenida de Bértola et. al. (2007). 14

15 Resulta difícil comparar gráficamente los indicadores tradicionales de la calidad de vida -tales como el IDH, la esperanza de vida y la cobertura educativa - que son índices compuestos y se mueven dentro de un rango determinado, con el consumo de energía eléctrica que es un indicador de consumo de un bien nuevo que se difunde rápidamente. Por esta razón hemos optado por analizar los desempeños de manera separada. La evolución de la serie de consumo de energía eléctrica residencial de todo el país para el período (gráfico 4) muestra un desempeño muy dinámico a lo largo del mismo. Si dejamos de lado el primer dato de la serie, que corresponde sólo a unos meses de ese año, entre 1897 y 2000 el consumo de energía eléctrica para uso residencial creció a una tasa acumulativa anual de 8,6%, pasando de algo más de 600 a casi 3 millones de kwh. La expansión del consumo denota una dinámica muy importante hasta los primeros años sesenta del siglo XX, en que la tasa de incremento supera el 11%; en los últimos cuarenta años se aprecia una desaceleración, pero manteniéndose por encima del 4%. Este comportamiento respondería al hecho de que en los años sesenta se habría alcanzado cierto umbral de consumo residencial, como consecuencia de la incorporación de los electrodomésticos básicos. Los escenarios de más rápido crecimiento del consumo residencial se ubican en la década previa a la Primera Guerra Mundial, años de implantación del nuevo sistema técnico y en las dos décadas siguientes a la Segunda Guerra Mundial, que se corresponden con un fuerte empuje en la demanda del fluido. 15

16 Gráfico 4 Gráfico Consumo de energía eléctrica residencial per cápita (escala semilogarítmica) ( ).8 IDH ( ) Gráfico 6 Gráfico Educación ( ) Esperanza de Vida ( ) Fuentes: Consumo de energía eléctrica residencial, ver cuadro 2. IDH, Esperanza de Vida y Educación de Bértola, Camou, Maubrigades y Melgar (2007). Con respecto al índice de desarrollo humano y su evolución a lo largo del período (gráfico 5), se evidencian dos escenarios de país; uno que se mantiene hasta mediados de siglo, donde si bien se enfrentan crisis y necesarios cambios de rumbo económico, la sociedad en su conjunto todavía se beneficiaba de los frutos del desarrollo. El dinamismo del IDH entre 1900 y 1960 se enmarca en el contexto de importantes avances en los componentes de esperanza de vida y educación, durante este período disminuye drásticamente el analfabetismo y la tasa de mortalidad. A partir de los sesenta el desarrollo humano tiende a reducir su ritmo de crecimiento y prácticamente se estanca. 16

17 Otro escenario, que puede observarse a partir de los años sesenta, donde las crisis económicas se agudizan, la distribución del ingreso empeora y las condiciones de vida de la población en su conjunto mejoran a un ritmo más lento. A esto se suma que dos componentes del IDH -esperanza de vida y cobertura educativa- se encuentran cerca de su máximo y por lo tanto el índice pierde poder explicativo. El Uruguay muestra un desempeño en términos de esperanza de vida y nivel educativo que no tiene correlato con la evolución del PBI per cápita. Esto refleja características propias del desarrollo del país que alcanza un alto nivel de IDH por el crecimiento de los componentes no relacionados directamente con el ingreso. Al respecto, en otros trabajos hemos realizado advertencias sobre este sesgo en el indicador del IDH (Bértola, et al. 2007). La esperanza de vida al nacer expresa una síntesis de la evolución combinada de factores como el ingreso, la salud, los hábitos de vida, el grado de incorporación de pautas de consumo saludables, la relación con el entorno, etc. En Uruguay a lo largo del siglo XX pueden constatarse dos grandes cambios de nivel en términos de esperanza de vida al nacer: un primer momento a finales de la década del diez y un segundo a finales de los cuarenta. Desde la perspectiva sanitaria, los cambios del primer período se asocian a la evolución de la asistencia pública, la extensión del uso de las vacunas y la sulfas (Damonte, 1994); los del segundo, a la aparición de los antibióticos y la incorporación de nueva tecnología médica. En parte estos cambios obedecen a la apropiación de avances tecnológicos generados a nivel mundial y que son de rápida transmisión, no requiriendo esfuerzos domésticos de adaptación. En cuanto al componente de educación del IDH -que se construye en base a la tasa de alfabetización (2/3) y la cobertura educativa (1/3)- su importante avance en las primeras décadas del siglo XX podría estar explicado en gran parte por el peso de la tasa de alfabetización que en Uruguay alcanza tempranamente niveles relativamente altos y ya en la década del sesenta la extensión es prácticamente universal (Camou y Maubrigades, 2005). También para este indicador pueden observarse dos grandes períodos que tienen un punto de quiebre a mediados de la década del 60. En la primera etapa Uruguay logró rápidamente, a través de una relativamente temprana extensión de la enseñanza primaria, gratuita y obligatoria, reducir el analfabetismo, pero no ha alcanzado aún la universalización de la enseñanza secundaria, ni altos niveles de participación en la enseñanza terciaria, lo que explicaría la pérdida de dinamismo en el segundo período. La forma en que se construye el índice de desarrollo humano, y en particular el componente sobre la educación ha sido discutida en otros trabajos (Bértola, et. al. 2007). En este sentido se señala, que el mismo, tiene algunas debilidades para explicar en profundidad etapas diferentes del desarrollo; por tanto en la medida que la tasa de alfabetización llega a un tope en su expansión, el indicador pierde poder explicativo y deberían contemplarse pesos relativos diferenciales para la incorporación de los distintos niveles educativos de la población. Si analizamos las cuatro series de manera conjunta encontramos algunas regularidades en cuanto al desempeño relativo. La década del sesenta aparece como un parte aguas, diferenciando dos etapas: entre 1900 y 1960 las cuatro series presentan un 17

18 mayor dinamismo mientras que después de los sesenta se observa un menor crecimiento en todas; sin embargo debe destacarse que en este segundo período el consumo de energía eléctrica se diferencia de los otros indicadores presentando nuevos escenarios de crecimiento, fundamentalmente al final del período. En este segundo escenario que se perfila a partir de los sesenta, mientras que el desarrollo humano se estanca, el consumo de energía eléctrica sigue expandiéndose, aunque a un menor ritmo, lo que refuerza la idea de que el consumo de energía eléctrica aporta información sobre aspectos de la calidad de vida que el IDH deja de captar. Del análisis realizado puede concluirse que la relación entre el consumo de la energía eléctrica y el resto de los indicadores no es homogénea. El aumento de la esperanza de vida y la expansión del consumo de energía eléctrica estarían asociadas de manera directa en la medida que esta última implica mejoras de las condiciones de vida, de la higiene, del acceso a los servicios públicos, del confort al interior del hogar, generándose un círculo virtuoso entre crecimiento y expansión de ambas variables. En el caso de la educación el vínculo no parece ser tan lineal, ni determinante mutuamente. Sin embargo, el crecimiento de ambos indicadores se asocia de manera más general a un proceso de modernización de la sociedad, que demanda cada vez en mayor medida actividades y pautas de consumo dependientes del uso de la energía eléctrica. 5.2 Desempeño relativo de la Calidad de Vida en Uruguay y Estados Unidos Resulta así mismo interesante, relativizar el desempeño de ambos indicadores al compararlos con la evolución que ambos presentan con respecto a Estados Unidos. 18

19 Gráfico Evolución del IDH y consumo de energía eléctrica residencial : Uruguay y EE.UU (EE.UU=100) IDH UY/EEUU CEER UY/EEUU Fuente: Consumo de energía eléctrica residencial per cápita Uruguay: Cuadro 2; IDH: Bértola, et. al. (2007). Estados Unidos, consumo de energía eléctrica : Bureau of the census and the Department of Commerce of United States, (1975) Historical Statistics of the United States, Part II, page 811, : población: Maddison (2001) Nota: Los valores de CEER e IDH son valores cada diez años. El primer valor de consumo de energía eléctrica residencial de EEUU es de Como se desprende del gráfico 8, los niveles obtenidos de desempeño relativo del IDH nos ubican en una posición mucho más ventajosa y refleja una convergencia mayor con Estados Unidos, que la comparación en términos de consumo de energía eléctrica residencial. Los altos niveles de IDH alcanzados por Uruguay, sin embargo, no estarían reflejando niveles de vida semejante con respecto al consumo de bienes dependientes de la energía eléctrica, ni del confort que de ellos se deriva. El consumo de energía eléctrica nos ubica a una distancia relativa de Estados Unidos mucho mayor que el IDH y la misma se profundiza en la época de mayor crecimiento de este último ( ). Hacia finales del período esta situación tiende a revertirse. Esta comparación revela las limitaciones del IDH para reflejar comportamientos relativos de países que ya han alcanzado cierto grado de desarrollo respecto de los líderes. Con respecto al acceso a la energía eléctrica en forma generalizada, puede observarse que Uruguay pierde posiciones desde los años veinte, manteniendo esta tendencia a lo largo del período. Esta permanente distancia entre ambos países refleja claramente la apropiación por parte de Estados Unidos del paradigma tecnológico asociado al uso eficiente de la energía eléctrica y el incremento exponencial de su uso. En cambio, Uruguay llega tarde a este paradigma y muestra un crecimiento económico y social lento y desigual. La permanencia de otras fuentes de energía menos eficientes, con impactos 19

20 negativos en el medio ambiente -como es el caso del consumo de leña para calefacción especialmente que para el año 2000 representa el 42% del total de energía consumida a nivel residencial- evidencia un proceso de transición que aun continúa. Estos resultados nos permiten enriquecer la comparación respecto de los indicadores que integran el IDH, donde sus avances responden a intervenciones en estructuras sociales que cambian más lentamente, con otro tipo de indicadores, de naturaleza más dinámica, para los cuales las fronteras de desarrollo son mucho mayores y permiten seguir avanzando y mejorando su aplicación a las condiciones de vida de la población. 5.3 La accesibilidad a la energía eléctrica: una aproximación desde los salarios Siendo el consumo de energía eléctrica residencial un indicador de calidad de vida, es importante aproximarse a las posibilidades de acceso a esta forma de energía por parte de los hogares. Desgraciadamente no existen en Uruguay fuentes que ofrezcan de manera directa esta información en el largo plazo. Otra forma de aproximación a la calidad y al nivel de vida es a través de la evolución de los salarios reales que presenta la ventaja frente al componente de ingresos -el PIB per capita- utilizado por el IDH, de reflejar el ingreso real de los mayores contingentes de la población: los asalariados. En esta sección se realiza un ejercicio que pretende generar hechos estilizados de la evolución conjunta del costo promedio de la electricidad para los consumidores residenciales y los ingresos salariales. El procedimiento consistió en utilizar el consumo promedio de energía eléctrica por parte de las viviendas existentes en años determinados (benchmarks) y estimar el costo del mismo, aplicando la tarifa vigente correspondiente a la cantidad de kwh consumidos 9. Una vez obtenido dicho costo, se calculó el porcentaje que este representaba en el salario nominal vigente 10. Debe advertirse que no se trata de una medida del consumo promedio de los suscriptores residenciales, pues no se cuenta con esta información, sino del consumo residencial prorrateado por el total de las viviendas. Este cálculo determina una subestimación del gasto en energía eléctrica promedio. Para tener una aproximación a la dimensión de ese sesgo, se realizó una comparación con los datos publicados en 1946 sobre el costo de vida de la familia obrera de Montevideo y se constató que se estimaba allí en un 2% el gasto en energía eléctrica. La diferencia es significativa, ya que nuestro cálculo ubica en 1% esa cifra; no obstante, lo relevante no es el nivel sino el comportamiento en el tiempo del indicador, es decir su variación. Ello permite interpretar cómo se amplió o retrajo el gasto en energía eléctrica como porcentaje del salario a lo largo del tiempo. 9 Se utilizó para ello el trabajo de Carracelas et. al.(2006), donde se reconstruyeron los pliegos tarifarios para todo el siglo XX. 10 La serie de salarios fue obtenida de Bértola et. al. (1999). 20

Proyecto de Presupuesto Nacional 2015-2019. Exposición de Motivos Capítulo VII. El Uruguay Social

Proyecto de Presupuesto Nacional 2015-2019. Exposición de Motivos Capítulo VII. El Uruguay Social Proyecto de Presupuesto Nacional 2015-2019 Exposición de Motivos Capítulo VII. El Uruguay Social VII. EL URUGUAY SOCIAL La presente administración enfrenta el desafío de continuar profundizando los importantes

Más detalles

Brechas en el desarrollo educativo de cinco países de Latinoamérica (Argentina, Brasil, Chile, Guatemala y México, 1990-2010)

Brechas en el desarrollo educativo de cinco países de Latinoamérica (Argentina, Brasil, Chile, Guatemala y México, 1990-2010) Brechas en el desarrollo educativo de cinco países de Latinoamérica (Argentina, Brasil, Chile, Guatemala y México, 1990-2010) María Inés Castro México, D.F., mayo del 2015 IISUE-UNAM micl@unam.mx (5255)

Más detalles

Resumen ejecutivo. Informe Mundial sobre Salarios 2014 / 2015 Salarios y desigualdad de ingresos

Resumen ejecutivo. Informe Mundial sobre Salarios 2014 / 2015 Salarios y desigualdad de ingresos Resumen ejecutivo Informe Mundial sobre Salarios 2014 / 2015 Salarios y desigualdad de ingresos Informe Mundial sobre Salarios 2014/2015 Salarios y desigualdad de ingresos Resumen ejecutivo OFICINA INTERNACIONAL

Más detalles

Eficiencia energética: un cambio cultural que nos beneficia a todos

Eficiencia energética: un cambio cultural que nos beneficia a todos Eficiencia energética: un cambio cultural que nos beneficia a todos Históricamente nuestro país ha sido altamente dependiente de energías importadas, principalmente combustibles fósiles, y altamente vulnerable

Más detalles

La productividad laboral pierde vitalidad y traba la generación de empleos en la industria

La productividad laboral pierde vitalidad y traba la generación de empleos en la industria La productividad laboral pierde vitalidad y traba la generación de empleos en la industria Durante la revitalización del aparato productivo entre el primer semestre de 2003 y similar tramo 2008 la tonificación

Más detalles

Importancia y repercusión sobre el uso eficiente de la energía

Importancia y repercusión sobre el uso eficiente de la energía Introducción La eficiencia energética se vincula al funcionamiento del sistema energético y en un sentido más amplio al proceso de desarrollo del país, en la medida en que las políticas y medidas orientadas

Más detalles

13. Consumo Interior de Productos Petrolíferos

13. Consumo Interior de Productos Petrolíferos 13. Consumo Interior de Productos Petrolíferos 471 CONSUMO INTERIOR DE PRODUCTOS PETROLÍFEROS 13.1. Introducción. A continuación se presenta el análisis de las estadísticas de consumo interior de productos

Más detalles

Newsletter sobre la situación laboral y social de la Argentina

Newsletter sobre la situación laboral y social de la Argentina Newsletter sobre la situación laboral y social de la Argentina Diciembre 2007 indice :: La agenda social del nuevo gobierno. :: Los indicadores sociales 2003-2007 auspician www.manpower.com.ar www.consolidarsalud.com.ar

Más detalles

1. CONSUMO: MOTOR DE LA ACTIVIDAD

1. CONSUMO: MOTOR DE LA ACTIVIDAD cinve Centro de Investigaciones Económicas ACTIVIDAD & COMERCIO Contenido 1. Consumo: motor de la actividad..1 2. Fuerte dinamismo del consumo se modera...2 Setiembre 2011 No. 97 CINVE Centro de Investigaciones

Más detalles

Capítulo 2. Evolución de indicadores Perú Chile: Análisis comparativo

Capítulo 2. Evolución de indicadores Perú Chile: Análisis comparativo Capítulo 2 Evolución de indicadores Perú Chile: Análisis comparativo En este capítulo, se presenta un análisis de las asimetrías existentes entre Perú y Chile, para lo cual se han realizado comparaciones

Más detalles

CEPAL, Santiago de Chile, 28 de junio de 2005

CEPAL, Santiago de Chile, 28 de junio de 2005 PALABRAS DE LA SRA. ALICIA BÁRCENA, SECRETARIA EJECUTIVA ADJUNTA DE LA CEPAL, EN EL ACTO DE APERTURA DEL FORO OMPI-CEPAL SOBRE POLÍTICAS DE PROPIEDAD INTELECTUAL, CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN CEPAL,

Más detalles

Universidad Pública y desarrollo

Universidad Pública y desarrollo Universidad Pública y desarrollo El camino latinoamericano hacia la sociedad del conocimiento Notas sobre los planteamientos de Rodrigo Arocena, Rector de la Universidad de la República del Uruguay http://www.uchile.cl/seminario-educacion

Más detalles

Rehabilitación energética de edificios. Helena Granados Menéndez

Rehabilitación energética de edificios. Helena Granados Menéndez Rehabilitación energética de edificios Helena Granados Menéndez 1ª edición: abril 2012 Helena Granados Menéndez Fundación Laboral de la Construcción Tornapunta Ediciones, S.L.U. ESPAÑA Edita: Tornapunta

Más detalles

En esta contribución me propongo destacar

En esta contribución me propongo destacar Ramón Robledo Padilla* En esta contribución me propongo destacar que Canadá es un país que ocupa los primeros lugares en el Informe de desarrollo humano que presenta el programa de las Naciones Unidas.

Más detalles

Metodología para la Medición de la Pobreza en el Perú

Metodología para la Medición de la Pobreza en el Perú Año 1 - Nº 02 ENERO 2000 Metodología para la Medición de la Pobreza en el Perú El objetivo de la presente publicación es divulgar los conceptos y métodos de medición de la pobreza en el Perú y en la región,

Más detalles

Diciembre 2008. núm.96. El capital humano de los emprendedores en España

Diciembre 2008. núm.96. El capital humano de los emprendedores en España Diciembre 2008 núm.96 El capital humano de los emprendedores en España En este número 2 El capital humano de los emprendedores Este cuaderno inicia una serie de números que detallan distintos aspectos

Más detalles

La brecha digital en el mercado de trabajo: el aprovechamiento de Internet como determinante de la desigualdad salarial 1

La brecha digital en el mercado de trabajo: el aprovechamiento de Internet como determinante de la desigualdad salarial 1 La brecha digital en el mercado de trabajo: el aprovechamiento de Internet como determinante de la desigualdad salarial 1 Efraín Rodríguez L. - Grade El creciente acceso a diferentes servicios de telecomunicaciones

Más detalles

4. Resumen y conclusiones

4. Resumen y conclusiones 4. Resumen y conclusiones 4.1. Qué ha ocurrido en España en los años 90 con la educación y el empleo? 4.1.1. Los niveles educativos en la población en edad de trabajar Durante la década 1990-2000 se consolidan

Más detalles

POLÍTICA DE TELECOMUNICACIONES EN MÉXICO DR. IVÁN ALEJANDRO SALAS DURAZO

POLÍTICA DE TELECOMUNICACIONES EN MÉXICO DR. IVÁN ALEJANDRO SALAS DURAZO POLÍTICA DE TELECOMUNICACIONES EN MÉXICO DR. IVÁN ALEJANDRO SALAS DURAZO Objetivo Mostrar algunos de los elementos fundamentales que conforman las políticas y normativas asociadas al sector de las telecomunicaciones.

Más detalles

ERSPECTIVAS OCIALES MPLEO UNDO

ERSPECTIVAS OCIALES MPLEO UNDO RESUMEN P S E M Y DEL EN EL ERSPECTIVAS OCIALES MPLEO UNDO El empleo en plena mutación avant h1 GMT ai) 215 perspectivas sociales y del empleo en el mundo El empleo en plena mutación resumen ejecutivo

Más detalles

Los accidentes de profesionales según las estadísticas oficiales. Evolución desde la

Los accidentes de profesionales según las estadísticas oficiales. Evolución desde la Los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales según las estadísticas oficiales. Evolución desde la creación de la SRT 58 > www.vocesenelfenix.com > 59 por Sebastián Zuker. Licenciado en Economía

Más detalles

ENCUESTA NACIONAL DE HOGARES AMPLIADA. Condiciones de vida de la población residente en el área rural

ENCUESTA NACIONAL DE HOGARES AMPLIADA. Condiciones de vida de la población residente en el área rural ENCUESTA NACIONAL DE HOGARES AMPLIADA Condiciones de vida de la población residente en el área rural Introducción En el marco de las posibilidades que brinda la Encuesta Nacional de Hogares Ampliada (ENHA),

Más detalles

Serie INFORMES. Tipo de cambio, rentabilidad empresaria y empleo. Nicolás Arceo

Serie INFORMES. Tipo de cambio, rentabilidad empresaria y empleo. Nicolás Arceo Serie INFORMES Tipo de cambio, rentabilidad empresaria y empleo Nicolás Arceo # 6 Octubre 2008 El incremento en la demanda de mano de obra registrada tras el colapso del régimen de convertibilidad fue

Más detalles

LA POBREZA EN AMÉRICA LATINA1[1]

LA POBREZA EN AMÉRICA LATINA1[1] LA POBREZA EN AMÉRICA LATINA1[1] Según las últimas estimaciones disponibles para los países de América Latina, correspondientes al año 2007, la incidencia de la pobreza alcanza a un 34,1% de la población

Más detalles

Ponencia preparada en el marco del Informe Estado de la Región en desarrollo humano sostenible 2008.

Ponencia preparada en el marco del Informe Estado de la Región en desarrollo humano sostenible 2008. Ponencia preparada en el marco del Informe Estado de la Región en desarrollo humano sostenible 2008. CARACTERÍSTICAS Y EVOLUCIÓN RECIENTE DEL MERCADO DE TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL Investigador: Juan Diego

Más detalles

DESIGUALDAD ECONÓMICA Y POBREZA EN COLOMBIA Eyleen Dayan Correa Montero, Soledad, Atlántico

DESIGUALDAD ECONÓMICA Y POBREZA EN COLOMBIA Eyleen Dayan Correa Montero, Soledad, Atlántico Tercer premio categoría Ensayo: DESIGUALDAD ECONÓMICA Y POBREZA EN COLOMBIA Eyleen Dayan Correa Montero, Soledad, Atlántico RESUMEN: La pobreza es una expresión de la desigualdad, ha sido considerada como

Más detalles

Resumen Ejecutivo EXECUTIVE SUMMARY. How Was Life? Global Well-being Since 1820 oecd, iish 2014

Resumen Ejecutivo EXECUTIVE SUMMARY. How Was Life? Global Well-being Since 1820 oecd, iish 2014 ECUTIVE SUMMARY How Was Life? Global Well-being Since 1820 oecd, iish 2014 Resumen Ejecutivo Cómo era la vida en 1820 y cómo ha mejorado a lo largo del tiempo? Nuestra opinión sobre el desarrollo económico

Más detalles

INTRODUCCIÓN a. Objetivo b. Motivación c. Planteamiento del problema: definición de la hipótesis d. Metodología e. Contenido de la tesis

INTRODUCCIÓN a. Objetivo b. Motivación c. Planteamiento del problema: definición de la hipótesis d. Metodología e. Contenido de la tesis INTRODUCCIÓN a. Objetivo b. Motivación c. Planteamiento del problema: definición de la hipótesis d. Metodología e. Contenido de la tesis 1 2 a. Objetivo La parametrización y evaluación del uso y la gestión

Más detalles

CAPÍTULO IV LA BALANZA COMERCIAL AGROALIMENTARIA

CAPÍTULO IV LA BALANZA COMERCIAL AGROALIMENTARIA CAPÍTULO IV LA BALANZA COMERCIAL AGROALIMENTARIA IV. LA BALANZA COMERCIAL AGROALI- MENTARIA Durante los últimos diez años, la balanza comercial andaluza con el exterior ha registrado, en líneas generales,

Más detalles

El Sistema de Compensación Familiar como iniciativa contra la pobreza en Colombia

El Sistema de Compensación Familiar como iniciativa contra la pobreza en Colombia El Sistema de Compensación Familiar como iniciativa contra la pobreza en Colombia 1. Apartes del Informe de la CEPAL sobre situación social de América latina en la década de los 90. La evolución de la

Más detalles

Normas Jurídicas de Nicaragua Gaceta No. 33

Normas Jurídicas de Nicaragua Gaceta No. 33 Decretos Ejecutivos No. 6-2006 Normas Jurídicas de Nicaragua DE POLÍTICA DE PRECIOS Y SUBSIDIOS PARA EL SUBSECTOR ELÉCTRICO Gaceta No. 33 15/02/2006 DE POLÍTICA DE PRECIOS Y SUBSIDIOS PARA EL SUBSECTOR

Más detalles

PERSPECTIVA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN MÉXICO PARA EL SIGLO XXI

PERSPECTIVA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN MÉXICO PARA EL SIGLO XXI PERSPECTIVA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN MÉXICO PARA EL SIGLO XXI Junio de 2005 CONTENIDO Pág. PRESENTACIÓN 4 1. CAMBIOS DEMOGRÁFICOS 5 2. PROCESO DE URBANIZACIÓN DEL PAÍS 11 3. MEJORAMIENTO DE LOS INDICADORES

Más detalles

REFLEXIÓN SOBRE LA ENERGÍA SOLAR Y EL GAS. SU APLICACIÓN EN INSTALACIONES SOLARES TÉRMICAS

REFLEXIÓN SOBRE LA ENERGÍA SOLAR Y EL GAS. SU APLICACIÓN EN INSTALACIONES SOLARES TÉRMICAS REFLEXIÓN SOBRE LA ENERGÍA SOLAR Y EL GAS. SU APLICACIÓN EN INSTALACIONES SOLARES TÉRMICAS AUTORIA JOSÉ ANTONIO CASTRO FERNÁNDEZ. TEMÁTICA LA ENERGÍA SOLAR Y EL GAS. ETAPA ESO Resumen Explicación de las

Más detalles

Capital Humano. Desarrollo humano en España: la educación. no obligatorios Estudios no. Educación de Naciones Unidas 1980-2007.

Capital Humano. Desarrollo humano en España: la educación. no obligatorios Estudios no. Educación de Naciones Unidas 1980-2007. Capital Humano n.º 116 2010 Desarrollo humano en : la educación La educación en : 1900-2007 Alfabetización en las regiones: 1980-2007 Matriculación en las regiones: 1980-2007 El Índice de Educación de

Más detalles

Estadísticas de Productividad en América Latina y el Caribe

Estadísticas de Productividad en América Latina y el Caribe Estadísticas de Productividad en América Latina y el Caribe Gonzalo G. Capriles Introducción La productividad es la cantidad de producción de bienes y servicios por cada unidad de recurso empleado para

Más detalles

EVOLUCIÓN DE LA POBREZA MONETARIA 2009-2013. Informe Técnico

EVOLUCIÓN DE LA POBREZA MONETARIA 2009-2013. Informe Técnico EVOLUCIÓN DE LA POBREZA MONETARIA 2009-2013 Informe Técnico Lima, mayo 2014 Presentación El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) tiene entre sus funciones, la producción de los indicadores

Más detalles

La calidad de vida bajo la lupa: 100 años de evolución de los principales indicadores

La calidad de vida bajo la lupa: 100 años de evolución de los principales indicadores La calidad de vida bajo la lupa: 100 años de evolución de los principales indicadores Mag. María Magdalena Camou Mag. Silvana Maubrigades Programa de Historia Económica FCS UdelaR 1. INTRODUCCIÓN El propósito

Más detalles

PANORAMA ECONÓMICO PROVINCIAL. Lic. Elizabeth Pasteris

PANORAMA ECONÓMICO PROVINCIAL. Lic. Elizabeth Pasteris MARCO ESTRATÉGICO MENDOZA 2012 ÁREA ECONÓMICO PRODUCTIVO: RESÚMEN PANORAMA ECONÓMICO PROVINCIAL Lic. Elizabeth Pasteris Evolución de la actividad económica provincial Convencionalmente, la variable adecuada

Más detalles

Documento de Trabajo Nº9 El nuevo patrón de crecimiento y su impacto sobre la distribución del ingreso

Documento de Trabajo Nº9 El nuevo patrón de crecimiento y su impacto sobre la distribución del ingreso Documento de Trabajo Nº9 El nuevo patrón de crecimiento y su impacto sobre la distribución del ingreso Marzo de 2011 La distintas formas de evaluar la distribución del ingreso Para medir el grado de desigualdad

Más detalles

LA SITUACIÓN DE LAS FAMILIAS EN EUSKADI

LA SITUACIÓN DE LAS FAMILIAS EN EUSKADI LA SITUACIÓN DE LAS FAMILIAS EN EUSKADI 2 INTRODUCCIÓN GENERAL En la introducción al diagnóstico de situación que se formulaba para el II Plan Interinstitucional de Apoyo a las Familias 2006-2010, se señalaba

Más detalles

MACROECONOMÍA. Un vistazo de la macroeconomía uruguaya

MACROECONOMÍA. Un vistazo de la macroeconomía uruguaya 1 MACROECONOMÍA Un vistazo de la macroeconomía uruguaya Qué pensamos hacer? 2 Repaso de los principales puntos que hemos visto hasta ahora. Una mirada rápida a algunos de los principales agregados macroeconómicos

Más detalles

IV.3. EL COMPORTAMIENTO RECIENTE DE LA BALANZA POR CUENTA CORRIENTE: UNA COMPARACIÓN INTERNACIONAL.

IV.3. EL COMPORTAMIENTO RECIENTE DE LA BALANZA POR CUENTA CORRIENTE: UNA COMPARACIÓN INTERNACIONAL. IV.3. EL COMPORTAMIENTO RECIENTE DE LA BALANZA POR CUENTA CORRIENTE: UNA COMPARACIÓN INTERNACIONAL. El ajuste del déficit exterior se está basando en el desplome de la demanda interna, que conllevó en

Más detalles

El aporte de los biocombustibles a la matriz energética de Argentina: El biodiesel de soja

El aporte de los biocombustibles a la matriz energética de Argentina: El biodiesel de soja El aporte de los biocombustibles a la matriz energética de Argentina: El biodiesel de soja Lic. Susana Nuti Foro PAIS La matriz energética de un país depende no sólo de los recursos energéticos y del estado

Más detalles

EL MERCADO ESPAÑOL DE LA VIVIENDA. 1995-2004

EL MERCADO ESPAÑOL DE LA VIVIENDA. 1995-2004 EL MERCADO ESPAÑOL DE LA VIVIENDA. 1995-2004 Enero 2005 El vigoroso dinamismo del mercado español de la vivienda a lo largo del período 1995-2004 queda reflejado en las cifras que se indican, mostrándose

Más detalles

Seguridad Social en América Latina

Seguridad Social en América Latina 139 Seguridad Social Leonardo Rangel Seguridad Social en América Latina Técnico en Planificación e Investigación de IPEA; Doctorando en Políticas Públicas en el PPED-UFRJ. 141 Seguridad Social en América

Más detalles

Plan de Acción 2004-2006. Masificación del Acceso

Plan de Acción 2004-2006. Masificación del Acceso Plan de Acción 2004-2006 Masificación del Acceso Plan de Acción 2004-2006 Masificación del Acceso Logros Chile es una economía exportadora con una amplia red de Tratados de Libre Comercio. Por ello el

Más detalles

COMERCIO E INVERSIÓN. Introducción. Comercio. Una transición hacia el comercio horizontal

COMERCIO E INVERSIÓN. Introducción. Comercio. Una transición hacia el comercio horizontal Web Japan http://web-japan.org/ COMERCIO E INVERSIÓN Una transición hacia el comercio horizontal Automóviles listos para su exportación (Foto cortesía de Toyota Motor Corporation) Introducción La aceleración

Más detalles

CAMBIO CLIMÁTICO Y SU IMPACTO EN LA SALUD

CAMBIO CLIMÁTICO Y SU IMPACTO EN LA SALUD CAMBIO CLIMÁTICO Y SU IMPACTO EN LA SALUD Los impactos del cambio climático en la seguridad alimentaria y nutricional en El Salvador. Escenarios futuros José Gerardo Merino Diciembre 2003 Coordinador Cooperación

Más detalles

Perspectivas de la evolución mundial hasta 2030 en los ámbitos de la energía, la tecnología y la política climática ASPECTOS PRINCIPALES

Perspectivas de la evolución mundial hasta 2030 en los ámbitos de la energía, la tecnología y la política climática ASPECTOS PRINCIPALES Perspectivas de la evolución mundial hasta 2030 en los ámbitos de la energía, la tecnología y la política climática ASPECTOS PRINCIPALES Situación de referencia El estudio sobre las perspectivas de la

Más detalles

Chile se ubica en el primer lugar en Desarrollo Humano entre los países de América latina y el Caribe

Chile se ubica en el primer lugar en Desarrollo Humano entre los países de América latina y el Caribe Programa de las Naciones Unidas para el COMUNICADO DE PRENSA: Chile se ubica en el primer lugar en entre los países de América latina y el Caribe A nivel global se observa una reducción en el ritmo de

Más detalles

Indicadores de Sostenibilidad Buenas Prácticas. Estrategias Activas

Indicadores de Sostenibilidad Buenas Prácticas. Estrategias Activas Indicadores de Sostenibilidad Buenas Prácticas Estrategias Activas s y Metodología Caso Base vs Estrategia Activa Sistema de Calefacción Sistema de Refrigeración Sistema de ACS Estrategia 1. Caldera de

Más detalles

CAMBIOS DE OPERADOR DE LOS SERVICIOS DE COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS EN EL SECTOR RESIDENCIAL EN

CAMBIOS DE OPERADOR DE LOS SERVICIOS DE COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS EN EL SECTOR RESIDENCIAL EN n CAMBIOS DE OPERA ADOR DE LOS SERVICIOS DE COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS EN EL SECTOR RESIDENCIAL EN 2013 DTRAB/DP/0003/14 Julio 2014 www.cnmc.es Documento de Trabajo nº 3 Cambios de operador de los servicios

Más detalles

Boletín TEMAS de EDUCACIÓN

Boletín TEMAS de EDUCACIÓN Boletín TEMAS de EDUCACIÓN PRESENTACIÓN Los esfuerzos por mejorar la educación en nuestro país se enfrentan con dificultades de distinto orden. Aunque no exclusivamente, una parte de ellas está vinculada

Más detalles

Pobreza y Desigualdad en Uruguay 2006

Pobreza y Desigualdad en Uruguay 2006 Pobreza y Desigualdad en Uruguay 2006 Instituto Nacional de Estadística en Uruguay. 2006 1 1 El citado informe fue realizado con el apoyo del PNUD por las Economistas Andrea Vigorito y Verónica Amarante

Más detalles

LA EDUCACIÓN EN CIFRAS

LA EDUCACIÓN EN CIFRAS LA EDUCACIÓN EN CIFRAS Indicadores seleccionados para la caracterización del sistema educativo Córdoba 1 LA EDUCACIÓN EN CIFRAS PROVINCIA DE CÓRDOBA Elaboración: Lic. Martín Guillermo Scasso Asistencia

Más detalles

XIII CONGRESO FORESTAL MUNDIAL DESARROLLO FORESTAL EQUILIBRIO VITAL

XIII CONGRESO FORESTAL MUNDIAL DESARROLLO FORESTAL EQUILIBRIO VITAL XIII CONGRESO FORESTAL MUNDIAL DESARROLLO FORESTAL EQUILIBRIO VITAL Buenos Aires, Argentina 18 a 23 Octubre 2009 Conclusiones y acciones estratégicas La Declaración de Buenos Aires Nosotros, los 7.217

Más detalles

EL PROCESO DE LIBERALIZACIÓN DE LOS SECTORES ENERGÉTICOS

EL PROCESO DE LIBERALIZACIÓN DE LOS SECTORES ENERGÉTICOS EL PROCESO DE LIBERALIZACIÓN DE LOS SECTORES ENERGÉTICOS LA REGULACIÓN TRADICIONAL Y SU EVOLUCIÓN Las actividades que llevan a cabo las empresas que operan en el sector energético han constituido durante

Más detalles

Introducción. El empleo

Introducción. El empleo LA EVOLUCIÓN DEL EMPLEO Y DEL PARO EN EL AÑO 212, SEGÚN LA ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA Este artículo ha sido elaborado por Aitor Lacuesta y Ana Regil, de la Dirección General del Servicio de Estudios.

Más detalles

Por ciento de Uso por Fuentes Energéticas. Consumo Energético por Sector. Consumo Energético Total y Producto Bruto

Por ciento de Uso por Fuentes Energéticas. Consumo Energético por Sector. Consumo Energético Total y Producto Bruto El desarrollo de Puerto Rico, al igual que el de otros países del mundo, esta sujeto en gran medida al manejo y consumo prudente de la energía. Prácticamente todas las actividades sociales y económicas

Más detalles

El aumento de la proporción de la renta del trabajo en los ingresos es un catalizador esencial para la recuperación económica mundial y el empleo

El aumento de la proporción de la renta del trabajo en los ingresos es un catalizador esencial para la recuperación económica mundial y el empleo El aumento de la proporción de la renta del trabajo en los ingresos es un catalizador esencial para la recuperación económica mundial y el empleo La persistente debilidad de las economías avanzadas pone

Más detalles

La energía en el mundo

La energía en el mundo La energía en el mundo por Rurik Krymm A lo largo de los dos últimos decenios (de 1950 a 1970), el consumo total de energía en el mundo aumentó a un ritmo del 5,2% en general y del 3,3% per capita, triplicándose

Más detalles

Introducción al debate, a cargo de Mariano Fressoli. Resumen de la exposición de los panelistas

Introducción al debate, a cargo de Mariano Fressoli. Resumen de la exposición de los panelistas Quinto Debate: Energías renovables Cuáles son las oportunidades de desarrollo y qué obstáculos enfrenta la búsqueda de alternativas energéticas sustentables? Introducción al debate, a cargo de Mariano

Más detalles

Por un límite en el uso de energías no renovables en la UE Propuesta de Ecologistas en Acción

Por un límite en el uso de energías no renovables en la UE Propuesta de Ecologistas en Acción Por un límite en el uso de energías no renovables en la UE Propuesta de Ecologistas en Acción 19 de junio de 2012 Contexto Nos encontramos ante un momento histórico único que la humanidad nunca había vivido

Más detalles

Conociendo los consumos energéticos podemos ahorrar energía

Conociendo los consumos energéticos podemos ahorrar energía TÍTULO Conociendo los consumos energéticos podemos ahorrar energía DESTINATARIOS/AS Esta unidad didáctica está dirigida a alumnado que esté trabajando la energía: tipos de energía, consumo de energía y

Más detalles

Cambios en la estructura de la fuerza de trabajo (oferta)

Cambios en la estructura de la fuerza de trabajo (oferta) 14 Octubre 2015 Reducción de horas trabajadas equivaldría a un desempleo del 9,5% Persistente disminución de horas trabajadas revela debilitamiento del mercado laboral Si bien la tasa de desempleo se muestra

Más detalles

Nuevas reglas de gobierno para las Empresas Estatales 1 del sector de la energía del Uruguay

Nuevas reglas de gobierno para las Empresas Estatales 1 del sector de la energía del Uruguay Nuevas reglas de gobierno para las Empresas Estatales 1 del sector de la energía del Uruguay Institucionalidad y Buen Gobierno: una discusión inevitable Un llamado a la reflexión colectiva El Observatorio

Más detalles

LA EDUCACIÓN EN CIFRAS

LA EDUCACIÓN EN CIFRAS LA EDUCACIÓN EN CIFRAS Indicadores seleccionados para la caracterización del sistema educativo Entre Ríos 1 LA EDUCACIÓN EN CIFRAS PROVINCIA DE ENTRE RÍOS Elaboración: Lic. Martín Guillermo Scasso Asistencia

Más detalles

Análisis de la evolución de la intensidad energética en España. [ Resumen Ejecutivo ]

Análisis de la evolución de la intensidad energética en España. [ Resumen Ejecutivo ] Análisis de la evolución de la intensidad energética en España [ Resumen Ejecutivo ] Créditos El presente informe ha sido elaborado por María Mendiluce, con la colaboración de Pedro Linares, y está basado

Más detalles

LA EDUCACIÓN EN CIFRAS

LA EDUCACIÓN EN CIFRAS LA EDUCACIÓN EN CIFRAS Indicadores seleccionados para la caracterización del sistema educativo Buenos Aires LA EDUCACIÓN EN CIFRAS PROVINCIA DE BUENOS AIRES Elaboración: Lic. Martín Guillermo Scasso Asistencia

Más detalles

Crecimiento potencial del sector salud México

Crecimiento potencial del sector salud México Crecimiento potencial del sector salud México Por Luis de la Calle 1 El sector salud es una de las principales actividades económicas en México y, sin duda, uno de los de mayor crecimiento posible. Existen

Más detalles

Los 50 años de la PAC (Política Agrícola Común de la Unión Europea)

Los 50 años de la PAC (Política Agrícola Común de la Unión Europea) Informe: Los 50 años de la PAC (Política Agrícola Común de la Unión Europea) Cristián Jara Taito Los 50 años Este año se celebra el 50 aniversario de la implementación de la Política Agrícola Común (PAC),

Más detalles

El efecto del poder económico de las mujeres en América Latina y el Caribe

El efecto del poder económico de las mujeres en América Latina y el Caribe El efecto del poder económico de las mujeres en América Latina y el Caribe Resumen Ejecutivo En la última década, el crecimiento económico de América Latina y el Caribe (ALC) se aceleró de manera considerable,

Más detalles

[1] LOS AÑOS 90: LA ACENTUACION DE LA EXCLUSION Y LA POBREZA

[1] LOS AÑOS 90: LA ACENTUACION DE LA EXCLUSION Y LA POBREZA [1] LOS AÑOS 90: LA ACENTUACION DE LA EXCLUSION Y LA POBREZA Como se remarcó en la Introducción, las políticas de los años 90 tuvieron profundas consecuencias sobre la dinámica de las principales variables

Más detalles

obreza y déficit cuál ha sido la tendencia?*

obreza y déficit cuál ha sido la tendencia?* indicadores sociales obreza y déficit Pcalórico cuál ha sido la tendencia?* Judith Guabloche** y Augusta Alfageme*** En los últimos años, la evolución del déficit calórico ha mostrado algunas diferencias

Más detalles

Ocupación e ingresos EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES 1º TRIMESTRE DE 2010. Julio de 2010. Informe de resultados 428 R.I. 9000-2482

Ocupación e ingresos EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES 1º TRIMESTRE DE 2010. Julio de 2010. Informe de resultados 428 R.I. 9000-2482 Ocupación e ingresos EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES 1º TRIMESTRE DE 2010 Julio de 2010 Informe de resultados 428 R.I. 9000-2482 428 Informe de ocupación e ingresos en la Ciudad de Buenos Aires. 1º de 2010

Más detalles

Balanza comercial: se cumplió el fin. se justifican los medios?

Balanza comercial: se cumplió el fin. se justifican los medios? Balanza comercial: se cumplió el fin se justifican los medios? Autores: Nadin Argañaraz Ariel Barraud INFORME ECONÓMICO Nº 200 14 de Enero de 2013 Juan Cruz Varela 2255 (5009) Ciudad de Córdoba www.iaraf.org

Más detalles

CORRECCIÓN TEMA 13. 1. El hemisferio que está más densamente poblado es el hemisferio norte.

CORRECCIÓN TEMA 13. 1. El hemisferio que está más densamente poblado es el hemisferio norte. Página 214 CORRECCIÓN TEMA 13 1. La población del mundo se reparte de manera muy desigual. Continentes como Asia o Europa están muy densamente poblados ya que hay, aproximadamente, el doble de población

Más detalles

Tecnologías energéticas

Tecnologías energéticas página 1/6 Consenso Científico sobre Tecnologías energéticas Escenarios hasta el año 2050 Fuente: AIE (2008) Resumen & Detalles: GreenFacts Contexto - El uso cada vez más importante de la energía que subyace

Más detalles

5. Capítulo 5. Escenario mundial BaU de emisiones netas

5. Capítulo 5. Escenario mundial BaU de emisiones netas 5. Capítulo 5. Escenario mundial BaU de emisiones netas 5.1 Introducción En este capítulo presentaré el escenario mundial BaU (Bussiness as usual), escenario de referencia o histórico, que hemos confeccionado

Más detalles

Qué factores determinan mi pensión? Una visión sobre las tasas de reemplazo

Qué factores determinan mi pensión? Una visión sobre las tasas de reemplazo Qué factores determinan mi pensión? Una visión sobre las tasas de reemplazo Introducción El principal objetivo de los sistemas de pensiones es que los trabajadores perciban montos pensionarios apropiados

Más detalles

Tarjetas de Crédito y Débito en Argentina

Tarjetas de Crédito y Débito en Argentina Estudio de Mercado Tarjetas de Crédito y Débito en Argentina Abstract 2015/2016 Antes de imprimir piense en el medio ambiente www.bslatam.com info@bslatam.com Tarjetas de Crédito y Débito en Argentina

Más detalles

Comunicado de Prensa No. 24 /2013

Comunicado de Prensa No. 24 /2013 México, D. F. a 27 de mayo de 2013 EL SECTOR TELECOMUNICACIONES CRECIÓ 12.5 POR CIENTO DURANTE EL PRIMER TRIMESTRE DE 2013 Las conexiones a banda ancha móvil aumentaron 39.4 por ciento y superan los 12

Más detalles

COYUNTURA ECONÓMICA. Factores macroeconómicos que afectan a los rendimientos de la inversión. Francisca Benito

COYUNTURA ECONÓMICA. Factores macroeconómicos que afectan a los rendimientos de la inversión. Francisca Benito COYUNTURA ECONÓMICA Factores macroeconómicos que afectan a los rendimientos de la inversión Francisca Benito Dpto. Economía a Financiera, Contabilidad y Marketing Universidad de Alicante ÍNDICE 1. Indicadores

Más detalles

LA EDUCACIÓN EN CIFRAS

LA EDUCACIÓN EN CIFRAS LA EDUCACIÓN EN CIFRAS Indicadores seleccionados para la caracterización del sistema educativo Santa Fe LA EDUCACIÓN EN CIFRAS PROVINCIA DE SANTA FE Elaboración: Lic. Martín Guillermo Scasso Asistencia

Más detalles

Serie Evidencias: Chile en el panorama educacional internacional OCDE: avances y desafíos. Junio de 2013. 1.Introducción.

Serie Evidencias: Chile en el panorama educacional internacional OCDE: avances y desafíos. Junio de 2013. 1.Introducción. Serie Evidencias: Chile en el panorama educacional internacional OCDE: avances y desafíos. Junio de 2013 Año 2, N 18 La educación es clave para el desarrollo de los individuos y las sociedades, por lo

Más detalles

LA EVOLUCIÓN DE LOS BENEFICIOS Y LA RENTABILIDAD EMPRESARIAL DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA

LA EVOLUCIÓN DE LOS BENEFICIOS Y LA RENTABILIDAD EMPRESARIAL DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA LA EVOLUCIÓN DE LOS BENEFICIOS Y LA RENTABILIDAD EMPRESARIAL DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA La evolución de los beneficios y la rentabilidad empresarial durante la crisis económica Este artículo ha sido elaborado

Más detalles

Informe PITEC 2011: la innovación de las empresas

Informe PITEC 2011: la innovación de las empresas Financiación y capital humano en la innovación de las empresas septiembre 203 0 ÍNDICE Presentación Objetivos y estructura del Informe Resumen ejecutivo. El comportamiento de las empresas del PITEC en

Más detalles

La renta per cápita española se multiplicó por 15 en términos reales en los últimos 150 años, con una tasa media del 1,8% anual

La renta per cápita española se multiplicó por 15 en términos reales en los últimos 150 años, con una tasa media del 1,8% anual DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN NOTA DE PRENSA La Fundación BBVA presenta El progreso económico de España, (1850-2000), de Leandro Prados de la Escosura La renta per cápita española se multiplicó por 15 en

Más detalles

Próximos a un auge: sector manufacturero en México construye su futuro

Próximos a un auge: sector manufacturero en México construye su futuro Próximos a un auge: sector manufacturero en México construye su futuro "Hecho en México" tal vez no sea, por el ahora, la frase más frecuente en las etiquetas de sus televisores o celulares, pero el rápido

Más detalles

Recuperación y crecimiento del empleo. Año 2003 - Informe Anual

Recuperación y crecimiento del empleo. Año 2003 - Informe Anual Recuperación y crecimiento del empleo Año 2003 - Informe Anual SINTESIS En diciembre 2003, el empleo relevado por la EIL 1 recuperó casi totalmente el nivel que exhibía en diciembre 2001, momento del

Más detalles

Capítulo 8 Las relaciones comerciales entre España y Brasil: oportunidades de exportación para las empresas españolas

Capítulo 8 Las relaciones comerciales entre España y Brasil: oportunidades de exportación para las empresas españolas Capítulo 8 Las relaciones comerciales entre España y Brasil: oportunidades de exportación para las empresas españolas Por Ana Raquel García Rubio Consejera Económica y Comercial Jefe Oficina Económica

Más detalles

Estudios Demográficos y Urbanos ISSN: 0186-7210 ceddurev@colmex.mx El Colegio de México, A.C. México

Estudios Demográficos y Urbanos ISSN: 0186-7210 ceddurev@colmex.mx El Colegio de México, A.C. México Estudios Demográficos y Urbanos ISSN: 0186-7210 ceddurev@colmex.mx El Colegio de México, A.C. México Schteingart, Marhta Reseña de "La pobreza en México y el mundo. Realidades y desafíos" de Julio Boltvinik

Más detalles

MENSAJE DEL LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.

MENSAJE DEL LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. MENSAJE DEL LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. PRESENTACIÓN DE LA INICIATIVA DE REFORMA ENERGÉTICA México, Distrito Federal; 12 de agosto de 2013. SEÑORAS Y SEÑORES:

Más detalles

II. Evolución del Gasto, Ingreso y Líneas de Pobreza

II. Evolución del Gasto, Ingreso y Líneas de Pobreza II. Evolución del Gasto, Ingreso y Líneas de Pobreza II. Evolución del Gasto, Ingreso y Líneas de Pobreza 2.1 Evolución del gasto per cápita real En el año 2012, el gasto real promedio per cápita mensual

Más detalles

MARCO 2030 DE LA UE: CAMBIO CLIMÁTICO Y POLÍTICA ENERGÉTICA

MARCO 2030 DE LA UE: CAMBIO CLIMÁTICO Y POLÍTICA ENERGÉTICA Documento Análisis 22/2014 02 abril de 2014 MARCO 2030 DE LA UE: CAMBIO CLIMÁTICO Y POLÍTICA ENERGÉTICA Visitar la WEB Recibir BOLETÍN ELECTRÓNICO MARCO 2030 DE LA UE: CAMBIO CLIMÁTICO Y POLÍTICA ENERGÉTICA

Más detalles

'Los pobres han sido engañados en el tema de la alimentación'

'Los pobres han sido engañados en el tema de la alimentación' 'Los pobres han sido engañados en el tema de la alimentación' Barry Popkin, experto en obesidad, dice que se asocia la comida chatarra con hábitos saludables. La población mundial es cada día más corpulenta.

Más detalles

México: qué ha cambiado con los últimos gobiernos

México: qué ha cambiado con los últimos gobiernos México: qué ha cambiado con los últimos gobiernos María Elena Salazar En los últimos años, la economía de México y sobre todo, su gente, han experimentado un mejoramiento sustancial, ya que no sólo la

Más detalles

EL MARCO DE LA CRISIS ECONÓMICA. PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO EN LA COMUNIDAD DE MADRID. EL COMERCIO MINORISTA Y COMERCIO MAYORISTA.

EL MARCO DE LA CRISIS ECONÓMICA. PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO EN LA COMUNIDAD DE MADRID. EL COMERCIO MINORISTA Y COMERCIO MAYORISTA. EL MARCO DE LA CRISIS ECONÓMICA. PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO EN LA COMUNIDAD DE MADRID. EL COMERCIO MINORISTA Y COMERCIO MAYORISTA. EL MERCADO LABORAL EN EL SECTOR DE COMERCIO. LA CONTRATACIÓN A TIEMPO

Más detalles