Usted puede sanar su vida

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Usted puede sanar su vida"

Transcripción

1 Luise Hay Traducción de Marta I. Guastavin Círcul de Lectres

2 Luise L. Hay DEDICATORIA Que esta frenda pueda servir para que cada un encuentre dentr de sí ese lugar dnde cnce su prpi valr, esa parte que en tds nstrs es pur amr y aceptación de sí mism. 2 de 92

3 Luise L. Hay ÍNDICE PRÓLOGO Si me encntrara de prnt en una isla desierta dnde n pudiera tener cnmig más que un sl libr, escgería el de Luise L. Hay,, que n sól transmite l esencial de una gran maestra, sin que es también la expresión, pdersa y muy persnal, de una gran mujer. En este libr, nuev y maravills, Luise cmparte parcialmente el viaje que la ha llevad hasta el punt de su evlución en que hy se encuentra. Su histria en mi pinión, esbzada aquí cn demasiada brevedad, per quizás es sea tema para tr libr me hiz vibrar de admiración y de simpatía. L que me interesa destacar es que aquí está td: td l que es necesari saber de la vida y sus leccines, y también cóm trabajar sbre un mism. Y est incluye la guía referencial que Luise frece de las prbables pautas anímicas que se cultan tras el malestar de la enfermedad, y que hasta dnde y sé es verdaderamente ntable y única. Una persna que se encntrase en una isla desierta y a quien le llegara este manuscrit en una btella, pdría aprender td l que se necesita saber para sacar de la vida el mejr partid psible. Per aunque un n esté en una isla desierta, si su camin, quizás inclus "accidentalmente", se ha cruzad cn el de Luise Hay, está bien encaminad. Ls librs de Luise, sus cassettes y sus seminaris sn un verdader regal para un mund llen de prblemas. L que me llevó al encuentr cn Luise y a la utilización de cncepts prvenientes de su labr curativa fue mi prpi y prfund interés en trabajar cn persnas enfermas de SIDA. Tdas las persnas a las que hice escuchar la grabación de A Psitive Apprach t AIDS (Una visión psitiva del SIDA) captarn en seguida el mensaje de Luise, y muchas de ellas cnvirtiern el escuchar esta cinta en parte de su ritual curativ ctidian. Una de estas persnas, Andrew, me dij: "Tds ls días me qued drmid cn Luise y me levant cn ella". Mi admiración y mi amr pr ella fuern en aument a medida que veía a mis querids pacientes de SIDA afrntar su tránsit enriquecids y en paz cnsig misms y cn el mund más plens de amr y cmpasión pr sí misms y pr tds pr el hech de que ella hubiera sid parte de su vida y cn un seren regcij pr haber tenid esa precisa experiencia de aprendizaje. En mi vida he recibid el dn de muchs grandes maestrs, alguns de ells sants, esty segur, e inclus quizás avatares. Per Luise es una gran maestra cn quien se puede hablar y estar, gracias a su enrme capacidad de escuchar cn un amr incndicinal mientras ella y su interlcutr friegan junts ls plats. (Otr maestr, para mí n mens grande, prepara una ensalada de patatas estupenda.) Luise enseña cn el ejempl, y vive aquell mism que enseña. Para mí es un hnr invitar a ls lectres a que hagan de este libr parte de su vida. Ls lectres y el libr se l merecen. DAVE BRAUN VENTURES TN SELFFULFTLLMENT DANA POINT, CALIFORNIA PRIMERA PARTE Intrducción 3 de 92

4 Luise L. Hay Sugerencias a mis lectres He escrit este libr para cmpartir cn ustedes aquell que sé y que enseñ. Heal Yur Bdy (Sane su cuerp) ha llegad a ganar amplia aceptación cm libr autrizad sbre las pautas mentales que crean enfermedades en el cuerp. He recibid centenares de cartas de lectres que me piden que amplíe mi infrmación. Muchas persnas cn quienes he trabajad en calidad de clientes particulares, y tras que han seguid mis seminaris aquí en Estads Unids y en el extranjer, me han pedid que escribiera este libr. L he pensad de manera que les dé a ustedes la vivencia de una sesión, tal cm l haría si acudieran a mi cnsulta privada a un de mis seminaris. Si están dispuests a hacer ls ejercicis prgresivamente, tal cm aparecen en el libr, para cuand ls hayan terminad se habrá iniciad el cambi en su vida. Y les diría que lean una vez td el libr, y después vuelvan a leerl lentamente, per esta vez haciend cada ejercici en prfundidad. Dense tiemp para trabajar cn cada un de ells. Si pueden, hagan ls ejercicis cn un amig cn un miembr de la familia. Cada capítul se inicia cn una afirmación, y cada una de ellas les será útil cuand estén trabajand en ese aspect de su vida. Tómense ds tres días para estudiar cada capítul y trabajar cn él y n se lviden de decir y escribir repetidas veces la afirmación cn que se inicia el capítul. Ls capítuls se cierran cn un tratamient que es una crriente de ideas psitivas, pensadas para transfrmar la cnciencia. Relean este tratamient varias veces pr día. Al final del libr, cmpart cn ustedes mi prpia histria: sé que les demstrará que, sin imprtar de dónde vengams ni l humildes que fueran nuestrs rígenes, pdems mejrar nuestra vida hasta cambiarla ttalmente. N lviden que cuand trabajan cn estas ideas cuentan cn td el apy de mi afect. Algunas de mis ideas Sms respnsables en un cient pr cient de tdas nuestras experiencias. Td l que pensams va creand nuestr futur. El mment del pder es siempre el presente. Tds sufrims de di hacia nstrs misms y de culpa. En nuestrs peres mments, pensams: "Y n sirv...". N es más que una idea, y una idea se puede cambiar. El resentimient, la crítica y la culpa sn las reaccines más dañinas. Liberar el resentimient llega inclus a dislver al cáncer. Cuand ns amams realmente a nstrs misms, td ns funcina en la vida. Debems dejar en paz el pasad y perdnar a tds. Debems estar dispuests a empezar a amarns. Aprbarse y aceptarse a sí mism en el ahra es la clave para hacer cambis psitivs. Sms nstrs ls creadres de td l que llamams "enfermedad" en nuestr cuerp. En la infinitud de la vida, dnde esty, td es perfect, cmplet y enter, y sin embarg, la vida cambia siempre. N hay cmienz ni hay final; sól un reciclar cnstante de la sustancia y las experiencias. La vida jamás se atasca, ni se inmviliza ni se enrancia, pues cada mment es siempre nuev y fresc. Sy un cn el mism Pder que me ha cread, y que me ha dad el pder de crear mis prpias circunstancias. 4 de 92

5 Luise L. Hay Me regcija el cncimient de que teng pder para usar mi mente tal cm y decida. Cada mment de la vida es un cmienz nuev que nsaparta de l viej y este mment es un nuev cmienz para mí, aquí y ahra Td está bien en mi mund. L que cre CAPÍTULO 1 "Ls prtales que llevan a la sabiduría y al cncimient están siempre abierts." La vida es realmente muy simple: Recibims l que hems dad. L que pensams de nstrs misms llega a ser verdad para nstrs. Cre que tds, y me incluy, sms respnsables en un cient pr cient de td l que ns sucede en la vida, l mejr y l per. Cada csa que pensams está creand nuestr futur. Cada un de nstrs crea sus experiencias cn l que piensa y l que siente. Las csas que pensams y las palabras que decims crean nuestras experiencias. Nstrs creams las situacines, y después renunciams a nuestr pder, culpand a tra persna de nuestra frustración. Nadie, ni ningún lugar ni csa, tiene pder algun sbre nstrs, prque en nuestra mente ls únics que pensams sms "nstrs", ls que creams nuestras experiencias, nuestra realidad y td l que hay en ella. Cuand creams paz, armnía y equilibri en nuestra mente, ls encntrams en nuestra vida. En cuál de ests ds enunciads se recnce usted? "Tds están cntra mí." "La gente es siempre amable." Cada una de estas creencias creará experiencias muy diferentes. L que creems de nstrs misms y de la vida llega a ser nuestra verdad. El Univers ns apya ttalmente en td l que decidims pensar y creer. Dich de tra manera, nuestra mente subcnsciente acepta cualquier csa que decidams creer. Ambas expresines significan que l que cre respect a mí mism y a la vida llega a ser verdad para mí. L que usted decide pensar de usted mism y de la vida llega a ser verdad para usted. Y ambs tenems pcines ilimitadas respect de l que pdems pensar. Cuand l sabems, l sensat es ptar pr "La gente es siempre amable", y n pr "Tds están cntra mí". El pder universal jamás ns juzga ni ns critica. Se limita a aceptarns pr l que valems, y a reflejar nuestras creencias en nuestra vida. Si quier creer que la vida es slitaria y que nadie me ama, entnces es será l que encuentre en mi mund. Sin embarg, si esty dispuesta a renunciar a esa creencia y a decirme que el amr está en tdas partes, y que sy capaz de amar y digna de amr, y me adhier a esa nueva afirmación y la repit frecuentemente, ésa llegará a ser mi verdad. En mi vida aparecerán persnas capaces de amar, las que ya frman parte de ella me demstrarán más amr, y y descubriré l fácil que me resulta expresar mi amr a ls demás. La mayría de nstrs tenems ideas absurdas de quiénes sms, y muchas, muchas reglas rígidas sbre cóm se ha de vivir la vida. N dig est para cndenarns, ya que tds nstrs estams haciend l mejr que pdems hacer en este mment. Si supiérams más, si tuviérams más entendimient y fuérams más cnscientes, haríams las csas de tra manera. Les rueg que n se mensprecien pr estar dnde están. El hech mism de 5 de 92

6 Luise L. Hay que hayan encntrad este libr y me hayan descubiert significa que están preparads para intrducir en su vida un cambi psitiv. Recnózcanse el mérit. " Ls hmbres n llran!" " Las mujeres sn incapaces de manejar diner!" Sn ideas demasiad estrechas para vivir cn ellas. Cuand sms muy pequeñs aprendems a sentirns cn nstrs misms y cn la vida según las reaccines de ls adults que ns rdean. Es así cm aprendems l que ahra pensams de nstrs y de nuestr mund. Es decir, que si ha vivid usted cn persnas muy desdichadas y asustadas, culpables cléricas, habrá aprendid muchas csas negativas sbre usted y sbre su mund. Nunca hag nada bien... es pr mi culpa... si me enfad sy una mala persna... Esta clase de creencias generan una vida de frustración. Cuand crecems, tenems tendencia a recrear el ambiente emcinal de nuestr hgar de la infancia. Es alg que n está ni bien ni mal; simplemente, se trata de l que pr dentr sabems que es un "hgar". También tendems a recrear la relación que tuvims cn nuestra madre cn nuestr padre, la que ells tenían entre sí. Piense cn cuánta frecuencia ha tenid una amante un jefe que era "el retrat" de su madre de su padre. Ns tratams a nstrs misms tal cm ns trataban nuestrs padres. Ns regañams y ns castigams de la misma manera. Si escucha, casi pdrá ír las palabras. Además ns amams y ns animams de la misma frma, si cuand érams pequeñs ns amaban y ns animaban. Tú nunca haces nada bien, es pr culpa tuya... Cuántas veces se l ha dich usted a sí misma? Eres maravillsa, te am... Cuántas veces se dice usted estas palabras? Sin embarg, y n echaría la culpa a nuestrs padres. Sms tds víctimas de víctimas, y ells n pdían de ninguna manera enseñarns alg que n sabían. Si su madre n sabía amarse a sí misma, ni su padre tampc, era impsible que le enseñaran a usted a amarse a sí mism; estaban haciend td l que pdían cn l que les habían enseñad de pequeñs. Si quiere usted entender mejr a sus padres, hágales hablar de su prpia niñez; y si ls escucha cn cmpasión, aprenderá de dónde prvienen sus mieds y sus rigideces. Las persnas que le hiciern a usted "td aquell" estaban tan asustadas y temersas cm usted. Cre que escgems a nuestrs padres. Cada un de nstrs decide encarnarse en este planeta en un determinad punt del tiemp y del espaci. Hems escgid venir aquí para aprender una lección determinada que ns hará avanzar pr el sender de nuestra evlución espiritual. Escgems nuestr sex, el clr de nuestra piel, nuestr país, y lueg buscams ls padres que mejr reflejen la pauta que traems a esta vida para trabajar cn ella. Después, cuand hems crecid, es cmún que les apuntems cn un ded acusadr, clamand: "Mira l que me hiciste". Per en realidad, ls habíams escgid prque eran perfects para el trabaj de superación que queríams hacer. De muy pequeñs aprendems nuestrs sistemas de creencias, y después vams pr la vida creándns experiencias que armnicen cn nuestras creencias. Evque su prpia vida y fíjese cn cuánta frecuencia ha pasad pr la misma experiencia. Pues bien, y cre que usted se la creó una y tra vez prque reflejaba alguna creencia que tenía sbre sí mism. En realidad, n imprta durante cuánt tiemp hems tenid un prblema, ni l grande que sea, ni hasta qué punt pne en peligr nuestra vida. El mment del pder es siempre el presente. Tds ls acntecimients que hasta el mment le han sucedid en su vida han sid creads pr ls pensamients y las creencias que tenía en el pasad. Fuern creads pr las csas que pensó y las palabras que dij ayer, la semana pasada, el mes pasad, el añ anterir, hace diez, veinte, treinta, cuarenta más añs, según la edad que tenga. 6 de 92

7 Luise L. Hay Sin embarg, es es su pasad; está hech y acabad. L que imprta en este mment es l que usted decida pensar y decir ahra mism, prque esas ideas y esas palabras han de crear su futur. Su mment de pder es este presente en que usted está frmand las experiencias de mañana, de la próxima semana, del próxim mes del añ que viene... Tal vez tenga cnciencia de l que está pensand en este mment. Es un pensamient psitiv negativ? Quiere que ese pensamient esté determinand su futur? Pregúntesel, dése cuenta. L únic cn que tenems que vérnslas es siempre una idea, y una idea se puede cambiar. Sea cual fuere el prblema, nuestras experiencias n sn más que efects externs de nuestrs pensamients. Inclus el di hacia sí mism n es más que diar la idea que un tiene de sí mism. Una idea que le dice: "Sy una mala persna". Esa idea genera un sentimient, y un acepta el sentimient. Sin embarg, si n tenems la idea, n tendrems tampc el sentimient. Y las ideas se pueden cambiar. Cambie de idea, y el sentimient se irá. Una vez descubiert el rigen de muchas de nuestras creencias, n debems tmar esta infrmación cm excusa para inmvilizarns en nuestr dlr. Tampc imprta durante cuánt tiemp hayams seguid una pauta negativa. El mment de pder es el presente. Qué maravilla es cmprenderl así! Pdems empezar a ser libres en este mism mment! Créase n, nstrs elegims l que pensams. Puede ser que habitualmente pensems siempre l mism, y que n parezca que estems escgiend l que pensams. Per hicims la pción riginaria. Pdems negarns a pensar ciertas csas. Fíjese cn qué frecuencia se ha negad a pensar alg psitiv sbre usted. Buen, pues también puede negarse a pensar alg negativ sbre usted. N hay nadie a quien cnzca cn quien haya trabajad que n sufra, en una u tra medida, pr diarse a sí mism pr sentirse culpable. Cuant más culpa y más di hacia nstrs misms albergams, per funcina nuestra vida. Cuant mens culpables ns sintams, cuant menr sea la culpa que alberguems, mejr funcinará nuestra vida, en tds ls niveles. La creencia más íntima de tds aquells cn quienes he trabajad es siempre "N sirv..." Y cn frecuencia, a es le añadims "N hag ningún esfuerz" "N l merezc". N es ciert? Usted, n dice muchas veces, da a entender siente que n es l bastante buen? Per, para quién, y de acuerd cn las nrmas de quién? Si en usted esta creencia es muy fuerte, n pdrá crearse una vida sana, una vida de amr, prsperidad y júbil. Sin que usted sepa cóm, su fundamental creencia subcnsciente estará siempre cntradiciend este prpósit. Sin saber pr qué, usted jamás cnseguirá llegar del td a cumplirl, prque siempre, en alguna parte, habrá alg que ande mal. Sient que el resentimient, las críticas, la culpa y el mied causan más prblemas que ninguna tra csa. Estas cuatr csas sn las que prvcan ls principales desarregls en nuestr cuerp y en nuestra vida. Sn sentimients que se generan en el hech de culpar a trs en vez de asumir la respnsabilidad pr nuestras prpias experiencias. Si sms respnsables en un cient pr cient de td l que ns sucede en la vida, entnces n hay nadie a quien pdams culpar. Sea l que fuere l que está sucediend "ahí fuera", n es más que un reflej de l que pensams interirmente. N esty perdnand el mal cmprtamient de tras persnas, per sn nuestras creencias l que atrae a la gente que ns trata de esa manera. Si se descubre diciend que tds le hacen siempre tal cual csa, l critican, n le ayudan jamás, l tratan cm a un felpud y l insultan, piense que es es su mdel. En su mente hay alguna idea que atrae a las persnas que exhiben ese cmprtamient. Cuand deje de pensar de esa manera, se irán a tra parte a hacérsel a tr, prque usted ya n ls atraerá. He aquí alguns resultads de las pautas que se manifiestan en el nivel físic: Un resentimient largamente cultivad puede carcmer el cuerp hasta cnvertirse en la enfermedad que llamams cáncer. Cn frecuencia, el hábit permanente de la crítica cnduce a la aparición de artritis. La culpa siempre busca el castig, y el castig prvca dlr. (Cuand alguien que viene a cnsultarme se queja de much dlr, sé que es una persna que carga cn mucha culpa.) La tensión que el mied prduce puede prvcar afeccines cm la calvicie, úlceras e inclus llagas en ls pies. 7 de 92

8 Luise L. Hay He cmprbad que al perdnar y renunciar al resentimient se puede dislver inclus el cáncer. Est puede parecer simplista, per es alg que he vist y he experimentad persnalmente. Pdems cambiar nuestra actitud hacia el pasad. L pasad, pasad, se suele decir. El pasad ya n se puede cambiar, per sí pdems cambiar nuestra manera de pensar en él. Es una tntería que ns castiguems en el presente prque alguien ns hiz sufrir en un remt pasad. Empiece a dislver ese resentimient ahra que es relativamente fácil suel decirle a la gente que alberga resentimients prfunds. N espere a verse ante la amenaza de un bisturí en su lech de muerte, cuand tal vez tenga que enfrentar también el pánic. Cuand sms presa del pánic es muy difícil cncentrar la mente en el trabaj curativ. Primer necesitams tiemp para dislver ls mieds. Si ptams pr creer que sms víctimas indefensas, y que en ninguna parte hay esperanza, el Univers ns apyará en esa creencia, y nada pdrá salvarns. Es vital que renunciems a esas ideas y creencias tntas, negativas y anticuadas que n ns sirven de apy ni ns alimentan. Hasta nuestr cncept de Dis ha de ser el de alguien que está de nuestra parte, y n cntra nstrs. Para renunciar al pasad, debems estar dispuests a lvidar. Es necesari que ns decidams a renunciar al pasad y a perdnar, inclus a nstrs misms. Es prbable que n sepams perdnar, y también que n querams perdnar; sin embarg, el simple hech de decir que estams dispuests a hacerl inicia el prces de curación. Para curarns, es imperativ que "nstrs" renunciems al pasad y que perdnems. "Te perdn pr n ser cm y quería que fueras. Te perdn y te dej libertad." Quien se libera cn esta afirmación sms nstrs. Tda enfermedad prviene de n haber perdnad alg. Cada vez que enfermams, debems buscar en nuestr crazón qué es l que necesitams perdnar. En A Curse in Miracles (Un curs en milagrs) se ns dice que "Tda enfermedad prviene de n haber perdnad alg", y que "Cada vez que enfermams, debems mirar a nuestr alrededr para ver a quién tenems que perdnar." A esta idea añadiría y que la persna a quien más difícil se ns hace perdnar es aquella misma de quien más necesitams liberarns. Perdnar significa renunciar, dejar en libertad. N tiene nada que ver cn ningún cmprtamient extern; es simplemente n seguir aferrad a alg. N es necesari que sepams cóm perdnar; l únic que hace falta es que estems dispuests a hacerl, que de ls cms ya se encargará el Univers. Aunque entendems tan bien nuestr dlr, qué dur ns resulta a casi tds entender que ells, sean quienes fueren ess que más necesitams perdnar, también sufrían! Es necesari que entendams que estaban haciend l mejr que pdían cn la cmprensión, la cnciencia y el cncimient que tenían en aquel mment. Cuand alguien viene a mí cn un prblema, n me imprta de qué se trata; ya sea mala salud, falta de diner, relacines insatisfactrias una creatividad sfcada, y siempre trabaj sbre una sla csa, que es el amr a sí mism. He cmprbad que cuand realmente ns amams, es decir, cuand ns aceptams y aprbams exactamente tal cm sms, td funcina bien en la vida. Es cm si pr tdas partes se prdujeran pequeñs milagrs. Nuestra salud mejra, atraems hacia nstrs más diner, nuestras relacines se vuelven más satisfactrias, y empezams a expresarns de manera más creativa. Y parece que td es sucediera sin que l intentásems siquiera. Si un se ama y se aprueba a sí misin, creándse un espaci mental de seguridad, cnfianza, mérit y aceptación, es aumentará su rganización mental, creará más relacines de amr en su vida, le traerá un trabaj nuev y un lugar nuev y mejr dnde vivir; inclus le permitirá nrmalizar su pes crpral. Las persnas que se aman a sí mismas, y que aman su cuerp, n abusan de sí mismas ni de ls demás. 8 de 92

9 Luise L. Hay Aprbarse y aceptarse a sí mism en el ahra es el primer pas hacia un cambi psitiv en tds ls ámbits de la vida. El amr a nstrs misms, tal cm y l ve, cmienza pr n criticarns jamás pr nada. La crítica ns inmviliza en la pauta misma que estams intentand cambiar; entenderns y ser amables cn nstrs misms ns ayuda a salir de ella. Recuerde ls añs que se ha pasad criticándse sin resultad algun. Haga la experiencia: apruébese, y vea qué es l que sucede. En la infinitud de la vida, dnde esty, td es perfect, cmplet y enter. Cre en un Pder much mayr que y, que fluye a través de mí en cada mment del día. Prque sé que en este Univers hay slamente Una Inteligencia, me abr a la sabiduría interir. De esta Única Inteligencia prvienen tdas las respuestas, tda curación, tdas las slucines, tda creación nueva. En ese Pder y esa Inteligencia cnfí, sabiend que td l que necesit saber se me revela y que td l que necesit me llega en el mment, el lugar y el rden adecuads. Td está bien en mi mund. Una sesión cn Luise SEGUNDA PARTE CAPÍTULO 2 Cuál es el prblema? "N hay peligr en mirar hacia adentr. El cuerp n me funcina. Me duele, me sangra, me mlesta, supura, se me tuerce, se me hincha, cjea, me arde, envejece, ve mal, ye mal, es una ruina... Más cualquier tra queja que a usted se le curra. Cre que ya las he íd tdas. Mis relacines n funcinan. Sn sfcantes, exigentes, n están nunca, n me apyan, siempre están criticándme, n me quieren, jamás me dejan tranquil, están td el tiemp metiéndse cnmig, n se precupan pr mí, me llevan pr delante, jamás me escuchan, etcétera. Más cualquier tra queja que a usted se le curra. Sí, tdas éstas las he íd también muchas veces. Mis finanzas n funcinan. Mis entradas sn insuficientes, irregulares, n me bastan, el diner se me va más rápid de l que entra, n me alcanza para pagar las cuentas, se me escurre entre ls deds, etcétera. Más cualquier tra queja que a usted se le curra. Clar que las he íd tdas! Mi vida n funcina. Jamás cnsig hacer l que quier. N pued cntentar a nadie. N sé l que quier. Nunca me queda tiemp para mí. Mis necesidades y deses siempre quedan pstergads. Si hag est n es más que pr cmplacerls. N sy más que un felpud. A nadie le imprta l que y quier. N teng talent. N sy capaz de hacer nada bien. N hag más que pstergar decisines. A mí nada me sale bien. Etcétera. Más cualquier tra queja que a usted se le curra. He íd tdas éstas, y muchas más. Cada vez que le pregunt a una dienta ( a un cliente) nueva qué es l que le pasa, pr l general recib una de esas respuestas... quizá varias. Realmente, ells creen que cncen el prblema, per y sé que esas quejas n sn más que el efect extern de frmas de pensar, que sn internas. Pr debaj de las pautas internas del pensamient se culta tra pauta, más prfunda y más fundamental, que es la base de tds ls efects externs. 9 de 92

10 Luise L. Hay Escuch las palabras que usan, mientras les vy haciend algunas preguntas básicas: Qué está sucediend en su vida? Cóm anda de salud? Cóm se gana la vida? Le gusta su trabaj? Cóm van sus finanzas? Cóm es su vida amrsa? Cóm terminó su última relación? Y la anterir a ésa, cóm terminó? Hábleme brevemente de su niñez. Observ la pstura crpral y ls mvimients faciales, per sbre td, escuch realmente l que dicen y cóm l dicen. Las ideas y las palabras crean nuestras experiencias futuras. Mientras las escuch, pued entender fácilmente pr qué esas persnas tienen precisamente ess prblemas. Las palabras que prnunciams sn indicadres de l que interirmente pensams. A veces, las palabras que usan mis clientes n cuadran cn las experiencias que describen. Entnces sé que n están en cntact cn l que realmente sucede, que me están mintiend; una de ds. Y cualquiera de las alternativas es un punt de partida, y ns prprcina una base desde la cual cmenzar. Ejercici: Debería. En segund lugar, les dy un blc y un blígraf y les dig que escriban en l alt de la página: DEBERIA Se trata de hacer una lista de cinc seis maneras de terminar esa ración. Hay persnas a quienes se les hace difícil empezar, y tras que tienen tantas csas para escribir que se les hace difícil detenerse. Después les pid que vayan leyend las frases de la lista una a una, cmenzand cada ración cn un "Debería...", y a medida que las van leyend, les pregunt: " Pr qué?". Las respuestas que bteng sn interesantes y reveladras cm las siguientes: Prque me l dij mi madre. Prque me daría mied n hacerl. Prque teng que ser perfect. Buen, es l que tiene que hacer td el mund. Prque sy demasiad perezs, demasiad alt, demasiad baj, demasiad grd, demasiad tnt ( delgad, fe, inútil...). Esas respuestas me enseñan cuál es el punt en que están atascads en sus creencias, y cuáles creen que sn sus limitacines. N hag cmentaris sbre las respuestas. Cuand han terminad cn la lista, les habl de la palabra "debería". Cre que "debería" es una de las palabras más dañinas de nuestr lenguaje. Cada vez que la usams estams, de hech, habland de una "equivcación". Decims que estams equivcads, que l estuvims que l estarems. N cre que necesitems más equivcacines en nuestra vida. L que necesitams es tener más libertad de elección. A mí me gustaría hacer desaparecer para siempre de nuestr vcabulari la palabra "debería", y reemplazarla pr "pdría". "Pdría" ns permite una pción, y nunca ns equivcams. Después pid a mis clientes que vuelvan a leer las frases de la lista una a una, per que esta vez empiecen cada ración diciend: "Si realmente quisiera, pdría...". Es arrja sbre el tema una luz cmpletamente nueva. Mientras van respndiend, pregunt cn dulzura a mis clientes pr que n l han hech. También aquí pdems ír respuestas reveladras: Prque n quier. N sé cóm. Etcétera. Teng mied. Prque n sirv para nada. Cn frecuencia me encuentr cn persnas que se reprchan desde hace añs alg que, para empezar, jamás quisiern hacer. O que se critican pr n hacer alg que en realidad n fue idea de ellas, sin de tra persna que alguna ve?, les dij que "deberían...". Cuand se dan cuenta de es, ya pueden ir brrand aquell de su "lista de deberías", y cn qué alivi! Fíjense en tda la gente que durante añs intenta estudiar una carrera que ni siquiera les gusta, sól prque ls padres les dijern que deberían ser dentistas maestrs. Piensen cuántas veces ns hems sentid inferires prque cuand érams niñs ns dijern que deberíams ser más despierts más rics, más creativs, cm el tí tal la prima cual. 10 de 92

11 Luise L. Hay Qué tiene usted en su "lista de deberías" que ya pdría ir brrand cn sensación de alivi? Después de pasar revista a esta breve enumeración, ls clientes empiezan a cnsiderar su vida desde un ángul nuev y diferente. Se dan cuenta de que much de l que pensaban que deberían hacer sn csas que ells, en realidad, jamás habían querid hacer, y que al intentarl sól prcuraban cmplacer a alguien. En muchs cass, se dan cuenta de que si n hacen l que quieren es prque tienen mied de n ser l bastante capaces. Ahra el prblema ha empezad a cambiar. Me cnseguid que inicien el prces de dejar de sentir que "están equivcads" prque n están ajustándse a ninguna nrma externa. Después empiez a explicarles mi filsfía de la vida, tal cm la presenté en el primer capítul. Y cre que la vida es realmente muy simple. L que recibims del exterir es l que antes enviams. El Univers apya ttalmente cada idea que decidims pensar y creer. Cuand sms pequeñs, de las reaccines de ls adults que ns rdean aprendems nuestras creencias y nuestrs sentimients hacia nstrs misms y hacia la vida. Sean cuales fueren esas creencias, al crecer las reeditarems cm experiencias. Sin embarg, se trata slamente de frmas de pensar, y el mment del pder es siempre el presente. Ls cambis se pueden iniciar en este mism mment. Amarse a sí mism. Lueg explic a mis clientes que, independientemente de l que parezca ser el prblema, siempre centr mi trabaj en una única csa, y es Amarse a sí mism. El amr es la cura milagrsa: si ns amams, aparecen ls milagrs en nuestra vida. N esty habland de vanidad ni arrgancia ni engreimient, prque nada de es es amr: n es más que mied. De l que habl es de tener un gran respet pr nstrs misms, y de estar agradecids pr el milagr de nuestr cuerp y de nuestra mente. Para mí, "amr" es apreciación llevada a un grad tal que me llena el crazón hasta rebsar. El amr puede rientarse en cualquier dirección, y pued sentir amr pr: El prces de la vida cm tal. El funcinamient de la mente. El júbil de estar viva. La belleza que ve. Otra persna. El cncimient. Nuestr cuerp y la frma en que funcina. Ls animales, aves y peces. La vegetación en tdas sus frmas. El Univers y la frma en que funcina. Qué puede añadir usted a esta lista? Veams algunas frmas en que n ns amams: Ns regañams y criticams interminablemente. Maltratams el cuerp cn la mala alimentación, el alchl y tras drgas. Aceptams creer que n sms digns de amr. N ns atrevems a cbrar un preci dign pr nuestrs servicis. Creams enfermedades y dlr en nuestr cuerp. Ns demrams en hacer las csas que ns beneficiarían. Vivims en el cas y el desrden. Ns creams deudas y bligacines. Atraems amantes y cmpañers que ns humillan. Piense cuáles sn algunas de sus maneras. Si, de la manera que sea, negams nuestr bien, ése es un act en que n ns amams a nstrs misms. Recuerd a una clienta mía que usaba lentillas. Un día se libró de un antigu mied que le venía de la infancia, y a la mañana siguiente, al despertarse, se di cuenta de que las lentes de cntact le mlestaban demasiad para pnérselas. Miró a su alrededr y cmprbó que veía cn perfecta claridad. Sin embarg, se pasó el día enter diciéndse para sus adentrs: "Pues n me l cre". Al día siguiente vlvió a usarlas. Nuestr subcnsciente n tiene sentid del humr. Mi clienta n pdía creer que se hubiera cread una vista perfecta. El descncimient del prpi valr es tra frma de expresar que n ns amams a nstrs misms. 11 de 92

12 Luise L. Hay Tm era un pintr excelente, y tenía alguns clientes adinerads que le pedían que les pintase murales en sus casas. Sin embarg, n se sabía pr qué él siempre se quedaba crt en sus hnraris. Su factura jamás llegaba a cubrir el tiemp que le había llevad el trabaj. Cualquiera que frece un servici crea un prduct que es únic en su géner puede fijarle cualquier preci. A ls rics les encanta pagar much pr l que cmpran; sienten que es da más valr al artícul. He aquí alguns ejempls más: Mi cmpañer está cansad y de mal humr, y piens qué habré hech y para que así sea. Alguien me invita a salir un par de veces y después n vuelve a llamar. Supng que y deb de haber cmetid alguna incrrección. Mi matrimni se deshace, y me qued cnvencida de que el fracas es mí. Mi cuerp n está a la altura de ls de las revistas de mda, femenina masculina, y me sient inferir. Si n "hag la venta" n "cnsig el papel", esty segur de que "n sirv para nada". Cm me asusta la intimidad, n permit que nadie se me acerque demasiad y me refugi en ls cntacts sexuales anónims. N pued tmar decisines prque esty segur de equivcarme. Cóm expresa usted su descncimient de su prpi valr? La perfección de ls bebés. Qué perfecta era usted cuand era bebé! Ls bebés n tienen que hacer nada para ser perfects; ya l sn, y actúan cm si l supieran. Saben que sn el centr del Univers. N tienen mied de reclamar l que quieren. Expresan libremente sus emcines. Un sabe cuánd un bebé está enjad, y además l sabe td el vecindari. También se sabe cuánd están cntents, cn esa snrisa que ilumina tda la habitación. Ls bebé están llens de amr. Ls más pequeñits pueden mrirse pr falta de amr. Cuand ya sms mayres, aprendems a vivir sin amr, per ls bebés n sn capaces de resistirl. Además, aman td su cuerp, inclus sus prpias heces. Tienen una entereza increíble. Usted ha sid así; tds hems sid así. Después empezams a escuchar a ls adults que ns rdeaban, que habían aprendid a tener mied, y empezams a negar nuestra prpia magnificencia. Y nunca me l cre cuand ls clientes intentan cnvencerme de l terribles y pc digns de amr que sn. Mi trabaj cnsiste en devlverls a aquella épca en que realmente sabían amarse a sí misms. Ejercici: El espej. Después pid al cliente que tme un espejit, se mire a ls js, prnuncie su nmbre y se diga: "Te am y te acept exactamente tal cm eres". Est es tremendamente difícil para muchas persnas. Es muy rar que alguien reaccine cn calma, y n digams cn placer, ante este ejercici. Alguns llran llegan al brde de las lágrimas, trs se enclerizan, hay quien resta mérits a sus rasgs cualidades y quien insiste en que n puede hacer alg así. Hasta hub un hmbre que arrjó el espej al tr lad de la habitación y trató de huir. Necesitó varis meses para ser capaz de establecer una relación cnsig mism en el espej. Durante añs, y me miré en el espej sól para criticar l que veía. Ahra me divierte recrdar las hras interminables que me pasaba depilándme las cejas en el intent de hacerme pr l mens aceptable. Recuerd que slía darme mied mirarme a ls js. Este ejercici tan simple me enseña muchas csas. En mens de una hra pued llegar a alguns de ls prblemas fundamentales subyacentes pr debaj del que aparece cm prblema manifiest. Si trabajams slamente en el nivel de este últim, pdems pasarns un tiemp interminable reslviend tds ls detalles, y en el mment en que creems haberl "arreglad", vuelve a saltar dnde n l esperábams. "El prblema" casi nunca es el verdader prblema Una dienta estaba tan precupada pr su aspect, y especialmente pr ls dientes, que iba de una dentista a tra, y decía que l únic que cnseguía era que cada vez se le viera per. Cuand fue a 12 de 92

13 Luise L. Hay hacerse arreglar la nariz, n se l hiciern bien. Cada prfesinal reflejaba su prpia cnvicción de que era fea. El prblema n estaba en su apariencia, sin en su cnvencimient de que es era un prblema. Otra mujer tenía un alient muy desagradable; era incómd estar cerca de ella. Estaba estudiand para ser predicadra, y pr debaj de su prte espiritual y piads había una furisa crriente de cólera y cels que estallaba casinalmente, cuand ella temía que alguien pudiera estar amenazand su psición. L que interirmente sentía se expresaba en su alient, fensiv inclus cuand ella prcuraba demstrar amr. Nadie la amenazaba, a n ser ella misma. Un día vin a verme un chic de quince añs, acmpañad de su madre; tenía la enfermedad de Hdgkin, y le cncedían tres meses de vida. Cmprensiblemente, la madre estaba histérica y era de trat difícil, per el muchach, despiert e inteligente, quería vivir. Se mstró dispuest a hacer td l que le dije, inclus a cambiar su manera de pensar y de hablar. Sus padres, separads, estaban siempre discutiend, y en realidad el jven n tenía una vida hgareña estable. Deseaba desesperadamente ser actr. La persecución de la fama y la frtuna pesaba en él much más que su capacidad para el júbil. Creía que sól pdía ser aceptad y recncid en su valr si se hacía fams. Le enseñé a amarse y aceptarse cm era, empezó a pnerse bien y ahra, ya adult, actúa cn regularidad en Bradway. A medida que aprendía a aceptar el gz de ser quien era, le fuern freciend diverss papeles. El exces de pes es tr buen ejempl de cóm pdems desperdiciar muchísima energía en el intent de crregir un prblema que n es el real. Es frecuente que la gente se pase añs y añs cmbatiend el fantasma de la grasa, sin pder rebajar de pes. Entnces culpan de tds sus prblemas al exces de pes, que en realidad n es más que un efect extern de un prfund prblema interir, que, pr l que he pdid cmprbar, es siempre mied y necesidad de prtección. Cuand se siente asustada insegura, le parece que "n sirve para", mucha gente se refugia en ls kils extra cm una prtección. Insistir en acusarns de pesar demasiad, sentirns culpables cn cada bcad que cmems, repetir tds ls rituales a que ns smetems cuand aumentams de pes, td es n es más que una pérdida de tiemp. Dentr de veinte añs pdems seguir en la misma situación, si n hems abrdad jamás el verdader prblema. L únic que habrems hech será asustarns más y sentirns más insegurs, y entnces necesitarems pesar más para cmpensar y btener cierta prtección. Pr es y me nieg a cncentrarme en el exces de pes y en las dietas, prque las dietas n funcinan. La única dieta que da resultad es mental: privarse de pensamients negativs. "Pr el mment vams a dejar de lad ese prblema les dig a mis clientes mientras trabajarems antes cn tras csas." Es frecuente que me digan que n pueden amarse prque sn tan grds que, cm decía una chica, "sn demasiad rednds en ls brdes". Entnces les explic que sn grds prque n se tienen amr a sí misms. Cuand empezams a amarns y aprbarns, es srprendente la frma en que desaparece el exces de pes. A veces ls clientes llegan inclus a enjarse cnmig cuand les explic l simple que es cambiar su vida. Quizá sienten que n entiend sus prblemas. Una mujer se pus muy mal y me dij que había acudid a la cnsulta para que le ayudara a preparar su tesis, y n para aprender a amarse a sí misma. Para mí era bvi que su prblema principal era un enrme di hacia sí misma, que invadía tds ls aspects de su vida, inclus la preparación de la tesis. Aquella mujer n pdría tener éxit en nada mientras se sintiera tan indigna de td. Un enrme di hacia sí misma, que invadía tds ls aspects de su vida, inclus la preparación de la tesis. Aquella mujer n pdría tener éxit en nada mientras se sintiera tan indigna de td. Incapaz de escucharme, se fue llrand, para vlver un añ más tarde cn el mism prblema, amén de muchs trs. Hay persnas que aún n están listas, y decir est n es juzgarlas. Tds empezams a cambiar en el mment, el lugar y el rden adecuads para nstrs. Y n empecé hasta después de ls cuarenta. El verdader prblema Heme aquí, pues, cn un cliente una clienta que acaba de mirarse en el incente espejit, y está en plena cnmción. Cn una snrisa de deleite, l anim: 13 de 92

14 Luise L. Hay Buen, ahra que estams viend el "verdader prblema" pdems empezar a despejar l que realmente le está bstruyend el camin. Y le sig habland del amr a un mism, de cóm para mí el amr a un mism cmienza cn la dispsición a n criticarse nunca, jamás, pr nada. Observ su expresión cuand les pregunt si ells se autcritican. Es much l que me dicen sus reaccines: Per clar que sí. Buen, cóm vy a cambiar si n me Cntinuamente. critic? Ahra n tant cm antes. Acas n l hacen tds? A est últim les respnd que n estams habland de tds, sin de ella ( de él). E insist: Pr qué se autcrítica? Qué hay de mal en usted? Mientras hablan, vy haciend una lista, y l que dicen cincide a menud cn su "lista de deberías". Sienten que sn demasiad alts, demasiad bajs, demasiad grds, demasiad flacs, demasiad tnts, demasiad viejs, demasiad jóvenes, demasiad fes. (Est últim l dicen cn frecuencia ls más apuests y guaps.) O si n, para ells es demasiad tarde, demasiad prnt, demasiad difícil, demasiad... Casi siempre es "demasiad" alg. Finalmente, cuand llegams a tcar fnd, me dicen: "Es que n sirv para nada". Pr fin! Después de td, hems llegad al prblema central. Se critican prque han aprendid a creer que "n sirven para nada". Ls clientes siempre se quedan pasmads ante la rapidez cn que hems llegad a este punt. Ahra ya n tenems que precuparns pr efects secundaris cm ls prblemas crprales, de relación de diner, ni pr la falta de expresines creativas. Y pdems cnsagrar tdas nuestras energías en dislver la causa del prblema: N se aman a sí misms! En la infinitud de la vida, dnde esty, td es perfect, cmplet y enter. La Divinidad siempre me guía y me prtege. N crr peligr al mirar dentr de mi. N crr peligr al evcar el pasad. N crr peligr si ampli mi visión de la vida. Sy much más que mi persnalidad, pasada, presente futura. Opt ahra pr elevarme pr encima de mis prblemas de persnalidad para recncer la magnificencia de mi ser. Esty ttalmente en dispsición de aprender a amarme. Td está bien en mi mund. De dónde prviene? "El pasad n tiene pder sbre mí. CAPÍTULO 3 Está bien, hems examinad un mntón de csas, y hems id pasand pr el cedaz l que creíams que era el prblema. Ahra ns hems encntrad cn l que, a mi md de ver, es el verdader prblema, ns sentims ttalmente desvalrizads, y el amr a sí mism escasea. Según cm ve y la vida, si hay algún prblema, est tiene que ser verdad. Veams, entnces, de dónde vin esta creencia. Cóm pasams de ser un bebé diminut que cnce su prpia perfección y la de la vida, a cnvertirns en una persna cn prblemas, que se siente, en mayr menr medida, indigna y n merecedra de amr? Aquells que ya se aman a sí misms pueden amarse aún más. Piensen en una rsa, desde el mment en que es un capull. Mientras se abre para flrecer plenamente, hasta que se le cae el últim pétal, es siempre bella, siempre perfecta, siempre cambiante. L mism que nstrs. Sms siempre perfects, siempre bells, siempre cambiantes. En td mment hacems l mejr que pdems cn el entendimient, la cnciencia y el cncimient que 14 de 92

15 Luise L. Hay tenems. A medida que tengams más entendimient, más cnciencia y más cncimient, irems haciend las csas de tra manera. La limpieza de la casa mental Ahra es el mment de examinar un pc más nuestr pasad, de echar un vistaz a algunas de esas creencias que han venid rigiéndns. A algunas persnas esta parte del prces de limpieza se les hace muy dlrsa, per n tiene pr qué serl. Debems mirar qué es l que hay que limpiar antes de pder hacerl. Si un quiere limpiar una habitación a fnd, empezará pr revisar td l que hay en ella. Habrá algunas csas que mirará cn ternura, y las lustrará les quitará el plv para darles una belleza nueva. Cn tras, tmará nta de que necesitan una reparación un retque. Habrá algunas que jamás vlverán a servirle, y es el mment de deshacerse de ellas. Las revistas y ls periódics viejs, cm ls plats de papel usads, se pueden tirar cn tda calma a la basura. N hay necesidad de enjarse para limpiar una habitación. L mism sucede cuand estams limpiand nuestra casa mental. N hay necesidad de enjarse prque alguna de las creencias que guardábams en ella ya n sirva. Dejémsla partir tan fácilmente cm, después de haber cenad, arrjams a la basura ls rests de cmida. Realmente, buscaría usted en la basura de ayer alg para preparar la cena de esta nche? Y para crear las experiencias de mañana, rebusca en la vieja basura mental? Si una idea una creencia n le sirve, renuncie a ella! Ninguna ley dice que prque una vez haya creíd en alg, tiene usted que seguir haciéndl para siempre. Veams, pues, algunas de esas creencias que ns limitan y bservems de dónde vienen. CREENCIA LIMITATIVA: "Y n sirv para nada". DE DÓNDE PROVIENE: De un padre que le repitió insistentemente que era un estúpid. El cliente decía que quería ser un triunfadr para que su padre se enrgulleciera de él, per cm estaba cargad de culpa, que le creaba resentimient, l únic que pdía prducir era un fracas tras tr. El padre n dejaba de financiarle negcis que siempre fracasaban. El cliente usaba ess fracass para desquitarse, bligand a su padre a pagar cntinuamente, per pr supuest, el que más perdía era él. CREENCIA LIMITATIVA: Falta de amr a sí misma. DE DÓNDE PROVIENE: Del intent de btener la aprbación del padre. Nada había mens deseable para esa dienta que ser cm su padre. Jamás pdían pnerse de acuerd en nada y estaban siempre discutiend. Ella sól quería su aprbación, per n cnseguía más que críticas. Estaba llena de dlres físics, exactamente cm su padre, per n se daba cuenta de que el enj que sentía era la causa de ls dlres, tal cm le sucedía también a su padre. CREENCIA LIMITATIVA: La vida es peligrsa. DE DÓNDE PROVIENE: De un padre asustad. Otra dienta veía la vida cm alg hsc y dur. Reírse era difícil para ella, y cuand l hacía, temía que le sucediera alg "mal". La habían criad cn la amenaza de que "si te ríes, te l harán pagar". CREENCIA LIMITATIVA: N sirv... DE DÓNDE PROVIENE: De sentirse abandnad y descuidad. Al cliente se le hacía difícil hablar; el silenci se había cnvertid en su md de vida. Acababa de dejar las drgas y el alchl, y estaba cnvencid de su inutilidad. Su madre había muert cuand él era muy pequeñ, y l había educad una tía que muy rara vez le hablaba, a n ser para darle alguna rden, de md que el muchach creció en silenci. Hasta cmía sl y sin hablar, y día tras día permanecía sl en su habitación, en silenci. Había tenid un amante, que era también un hmbre taciturn; ambs pasaban la mayr parte del tiemp junts, sin hablar. Cuand aquel hmbre murió, mi cliente vlvió a quedarse sl. Ejercici: Mensajes negativs 15 de 92

16 Luise L. Hay El ejercici siguiente cnsiste en apuntar en una hja grande de papel tdas las csas que sus padres decían que estaban mal en usted. Cuáles eran ls mensajes negativs que usted ía? Cncédase el tiemp suficiente para recrdar tants cm pueda. Pr l general, cn una hra está bien. Qué le decían sbre el diner? Y sbre su cuerp? Qué le decían del amr y de las relacines sexuales? Qué le decían sbre su capacidad creadra? Cuáles eran las csas limitadras negativas que le decían? Si puede, cnsidere bjetivamente ests punts, y dígase: "Cnque de ahí es de dnde prviene esta creencia". Ahra busque tra hja de papel, para prfundizar un pc más. Qué trs mensajes negativs yó usted de pequeñ? De sus parientes De figuras de autridad De sus maestrs De sus amigs De su iglesia Escríbals tds, tmándse su tiemp. Esté atent a las sensacines crprales que vaya teniend. En esas ds hjas de papel están las ideas que necesita hacer desaparecer de su cnciencia. Sn esas creencias las que le hacen sentir que n sirve. Véase cm a un niñ Si pusiérams a un niñ de tres añs en medi de la habitación, y empezárams a gritarle, diciéndle que es un estúpid, incapaz de hacer nada bien, que debe hacer est y n hacer l tr, y que se fije en ls desastres que prvca, y de pas le diérams algún que tr glpe, al final tendríams un chiquill asustad que se sienta bedientemente en un rincón, un rebelde que destrza cuant tiene a su alcance. El niñ mstraría un de ests ds cmprtamients, per jamás llegaríams a saber qué ptencial tenía. Si al mism niñ le decims cuánt l querems y cuánt ns imprta, que ns encanta el aspect que tiene y que es simpátic e inteligente, que ns gusta su manera de hacer las csas y que está bien que cmeta errres mientras aprende, y que estarems siempre a su lad en cualquier situación... entnces, el ptencial que muestre ese niñ ns dejará alucinads! Tds llevams dentr un niñ de tres añs, y cn frecuencia ns pasams la mayr parte del tiemp gritándle... y después ns preguntams pr que nuestra vida es cm es. Si tuviera usted una amiga que siempre l criticara, querría estar cerca de ella? Quizá de niñ l tratarn así; es una pena, per es fue hace much tiemp, y si ahra es usted quien pta pr tratarse de la misma manera, es más triste aún. De md que ahra tenems ante nstrs una lista de ls mensajes negativs que íams de niñs. Qué crrespndencia hay entre su lista y l que siente que está mal en usted? Sn casi iguales? Prbablemente sí. Cm base del guión de nuestra vida usams aquells primers mensajes. Tds sms niñits buens y aceptams bedientemente l que "ells" ns dicen que es verdad. Sería muy fácil limitarse a culpar a nuestrs padres y ser víctimas durante el rest de nuestra vida, per n sería muy divertid... y ciertamente, n ns sacaría del atllader. Culpar a la familia Echar la culpa a alguien es una de las maneras más seguras de seguir cn un prblema. Al culpar a tr, renunciams a nuestr pder. Entender las csas ns permite distanciarns del prblema y cntrlar nuestr futur. El pasad n se puede cambiar, per el futur va siend cnfigurad pr l que pensams hy. Para liberarns, es imprescindible que cmprendams que nuestrs padres hiciern l mejr que pdían dad el entendimient, la cnciencia y ls cncimients que tenían. Cada vez que culpams a alguien, dejams de hacerns respnsables de nstrs misms. 16 de 92

17 Luise L. Hay Las persnas que ns hiciern esas csas tan terribles estaban tan asustadas y desrientadas cm nstrs; sentían el mism desvalimient. N tenían la menr psibilidad de enseñarns nada más que l que a ells les habían enseñad. Qué sabe usted de la niñez de sus padres, especialmente antes de ls diez añs? Si tdavía le es psible averiguarl, pregúnteles. Si puede saber alg de cuand ells eran niñs, le será más fácil entender pr qué hiciern l que hiciern. Y ese entendimient le aprtará cmpasión. Si n l sabe, y ya n puede averiguarl, prcure imaginarse cóm puede haber sid. Qué clase de infancia puede crear un adult así? Usted necesita saberl, pr su prpia libertad. Prque n puede liberarse mientras n ls libere; n puede perdnarse mientras n ls perdne. Si les exige perfección, también se la exigirá a sí mism, y será durante tda su vida un desdichad. Elegims a nuestrs padres Y esty de acuerd cn la tería de que elegims a nuestrs padres. Las leccines que aprendems suelen armnizar perfectamente cn las "debilidades" de ls padres que tenems. Cre que tds vams haciend un viaje interminable a través de la eternidad. Venims a este planeta para aprender determinadas leccines que sn necesarias para nuestra evlución espiritual. Escgems nuestr sex, el clr de nuestra piel, nuestr país, y después buscams ls padres que mejr puedan "reflejar" las pautas que han de regir nuestra vida. Hacems nuestras visitas a este planeta cm quien va a la escuela. Si un quiere hacerse esteticista, va a una escuela de esteticistas; si quiere ser mecánic, a una escuela industrial; si quiere ser abgad, a una facultad de derech. Ls padres que hems escgid esta vez sn la perfecta pareja de "experts" en l que hems decidid aprender. Cuand crecems, tenems tendencia a señalar a nuestrs padres cn un ded acusadr, reprchándles: " Mirad l que me hicisteis!", per y cre que ls escgems. Escuchar a ls demás Cuand érams pequeñs, nuestrs hermans y hermanas mayres eran dises para nstrs. Y es prbable que, si ells eran desdichads, se desquitaran cn nstrs, física verbalmente. Quizá ns dijeran csas cm: Le diré a mamá ( a papá) l que hiciste... (infundir culpa). Tú eres una mcsa y n puedes hacer es. Eres demasiad estúpid para jugar cn nstrs. También es frecuente que ls maestrs ns hayan influid much. En quint grad, la maestra me dij enfáticamente que y era demasiad alta para ser bailarina. Y le creí, y dejé de lad mis ambicines en ese camp hasta que ya fue demasiad tarde para encarar prfesinalmente la danza. Cmprendía usted que las pruebas y las ntas n servían más que para ver cuánt sabía usted en un mment dad, era un niñ que sentía que l que medían era su prpi valr? Nuestrs primers amigs cmparten cn nstrs nuestra prpia infrmación errónea sbre la vida. Nuestrs cmpañers de escuela pueden herirns prfunda y duraderamente cn sus burlas. Mi apellid, cuand iba a la escuela, era Lunney, y ls chics slían llamarme "lunática". También ls vecins tienen su influencia, y n sól pr sus bservacines, sin también prque en casa ns reprendían cn un: " Qué dirán ls vecins?". Prcure recrdar qué tras figuras de autridad tuviern influencia en su niñez. Y pr ciert que están las afirmacines, enérgicas y muy persuasivas, que ns llegan mediante ls anuncis de la prensa y la televisión. Demasiads sn ls prducts que se venden haciéndns sentir que si n ls usams, ns falta "clase" sms tnts. Tds estams aquí para trascender nuestras primeras limitacines, sean éstas las que fueren. Estams aquí para recncer nuestra prpia magnificencia y nuestra divinidad, n imprta l que ells ns hayan dich. Usted tiene sus prpias creencias negativas para superar, y y teng que superar las mías. En la infinitud de la vida, dnde esty, td es perfect, cmplet y enter. 17 de 92

18 Luise L. Hay El pasad n tiene pder sbre mí prque me dispng a aprender y a cambiar. Ve el pasad cm alg necesari para llegar a dnde hy esty. Me dispng a empezar, desde dnde me encuentr ahra, a limpiar las habitacines de mi casa mental. Sé que n imprta pr dónde cmience, y pr es ahra empiez pr las habitacines más pequeñas y más fáciles, y de esta manera n tardaré en ver ls resultads. Me fascina estar en mitad de esta aventura, prque sé que nunca vlveré a pasar pr esta experiencia. Me dispng a liberarme. Td está bien en mi mund. CAPÍTULO 4 Es verdad? "La verdad es la parte inmutable de mí La pregunta sbre si alg es verdader real tiene ds respuestas: "Sí" y "N". Es verdad si usted cree que l es; n es verdad si usted cree que n l es. El vas está medi llen y medi vací; depende de cóm l mire. Y hay literalmente billnes de csas que pdems decidir pensar. La mayría decidims pensar las mismas csas que slían pensar nuestrs padres, per n es necesari que sigams haciéndl. N se ha prmulgad ninguna ley que diga que sól pdems pensar de una manera. Cualquier csa que y decida creer, llega a ser verdad para mí. Cualquier csa que usted decida creer, llega a ser verdad para usted. L que pensams puede ser ttalmente diferente. Nuestra vida y nuestras experiencias sn ttalmente diferentes. Examine sus ideas Cualquier csa que creams llega a ser verdad para nstrs. Si usted tiene un súbit desastre financier, puede ser que en algún nivel crea que n se merece la cmdidad del diner, que se merece tener dificultades y deudas. O bien, si piensa que l buen es siempre pasajer, creerá prbablemente que la vida está en su cntra, cm tantas veces se ye decir, que "usted n es de ls que ganan". Si se siente incapaz de atraer a un hmbre, tal vez su creencia sea: "A mí nadie me quiere" "Sy indigna de amr". Quizá tenga mied de ser una mujer dminada, cm su madre, tal vez piense que la gente n hace más que herirla. Si su salud n es buena, es prbable que atribuya la enfermedad a una tendencia familiar que se cnsidere víctima del clima, aunque también puede ser que piense que nació para sufrir que su cuerp n le da descans. O puede tener una creencia diferente. Quizá ni siquiera se dé cuenta de cuál es su creencia, cm la mayría de las persnas, que se limitan a ver las circunstancias externas cm simplemente la frma en que viene la suerte. Mientras alguien n le haga ver la relación entre las experiencias externas y l que piensa y cree usted en su fuer intern, seguirá siend una víctima de pr vida. PROBLEMA CREENCIA Desastre financier. N merezc tener diner. Falta de amigs. Nadie me quiere. Prblemas labrales. N sirv para est. Cmplacer siempre Y nunca cnsig a ls demás. l que quier. Sea cual fuere el prblema, prviene de un mdel mental, y ls mdels mentales se pueden cambiar! 18 de 92

19 Luise L. Hay Pueden darns la sensación de ser verdad, pueden parecer reales, tds ess prblemas cn ls que luchams y ns debatims en la vida. Per pr más difícil que sea el prblema cn que ns enfrentams, n es más que un resultad efect exterir de un mdel mental intern. Si n sabe cuáles sn las ideas que están creand sus prblemas, ahra va bien encaminad, prque este libr ha sid pensad para ayudarle a descubrirlas. Cnsidere cada una de las dificultades que tiene en la vida y pregúntese: Qué clase de ideas teng que me crean esta situación? Si se da el tiemp de sentarse en silenci a respnderse esta pregunta, su inteligencia interir le dará la respuesta. N es más que una creencia que usted aprendió de niñ Creems algunas csas que sn psitivas, que ns alimentan. Sn las ideas que ns sn útiles durante tda la vida, cm "Mira hacia ls ds lads antes de cruzar la calle". Otras ideas sn muy útiles al cmienz, per cuand ns hacems mayres ya n ns sirven. "N cnfíes en descncids" puede ser un buen cnsej para un niñ pequeñ, per a un adult mantener esta actitud n le traerá más que sledad y aislamient. Pr qué sn tan pcas las veces que ns detenems a preguntarns si alg es realmente ciert? Pr ejempl, pr qué me cre csas cm que para mí es difícil aprender? Pr qué n me pregunt si es es verdad para mí ahra, de dónde saqué esa creencia, si n vendrá de la infinidad de veces que me l repitió el maestr de primer grad, si n sería mejr para mí abandnarla? Creencias cm que "ls muchachs n llran" y "las chicas n trepan a ls árbles" crean hmbres que se avergüenzan de sus sentimients y mujeres que tienen mied de su cuerp. Si de niñs ns enseñarn que el mund es un lugar espants, aceptarems cm válid para nstrs td l que refleje esa creencia. L mism se puede decir de frases cm: "N te fíes de ls extrañs", "N salgas de nche" "La gente te engañará". En cambi, si de pequeñs ns enseñarn que el mund es un lugar segur, nuestras creencias serán tras. Ns será fácil aceptar que hay amr en tdas partes, que la gente es amistsa y que siempre tendrems l que necesitems. Si de pequeñ le enseñarn que td era culpa suya, pase l que pase irá pr el mund sintiéndse culpable. Y esta cnvicción l cnvertirá en alguien que andará cntinuamente pidiend disculpas. O si en su niñez aprendió a pensar "Y n cuent para nada", esta creencia l mantendrá siempre en el últim lugar, esté dnde esté. Cm mi vivencia infantil de que a mí nunca me daban una galleta. A veces una llega a sentirse invisible cuand ls demás n le prestan atención. Si las circunstancias de su infancia le llevarn a creer que nadie le quería, será seguramente un ser slitari, e inclus cuand cnsiga una amistad u tra relación, n le durará much. Su familia le enseñó que nunca hay bastante? Entnces, muchas veces debe de sentir que n tiene nada en la despensa, se encuentra cn que siempre anda ajustada vive llena de deudas. Un cliente mí se crió en un hgar dnde creían que td estaba mal y n pdía más que emperar. Su mayr placer en la vida era jugar al tenis, per se lesinó una rdilla. Vi a una infinidad de médics, per n hiz más que emperar, hasta que tuv que dejar de jugar. Otra persna, el hij de un predicadr, aprendió de pequeñ que tds debían ir antes que él. La familia del predicadr era siempre la última en td. Hy, este hmbre es habilísim para cnseguir ls mejres negcis para sus clientes, per él n tiene, generalmente, ni mnedas para el metr. Su creencia sigue haciend de él el últim de tds. Si un l cree, parece verdad Muchísimas veces hems dich: "Pues y sy así" "Las csas sn así". Cn esas palabras estams diciend, en realidad, que es es l que creems que es verdad para nstrs. Generalmente, l que creems n es tra csa que la pinión de alguien más, que nstrs hems incrprad a nuestr sistema de creencias. Y seguramente, se adecua a la perfección a tdas las tras csas que creems. Es usted una de tantas persnas que cuand se levantan y ven que está llviend, prtestan pr ese día infame? 19 de 92

20 Luise L. Hay Pues, n es un día infame; n es más que un día de lluvia. Si ns pnems la rpa adecuada y cambiams de actitud, pdems divertirns muchísim, de la frma en que es psible divertirse en un día de lluvia. Si realmente creems que ls día de lluvia sn infames, entnces cada vez que llueva ns deprimirems. Ns pasarems el día peleand cn el tiemp, en vez de experimentar plenamente l que está sucediend en ese mment. N hay ni "buen" ni "mal" tiemp: sól hay tiemp, y nuestras maneras individuales de reaccinar ante él. Si querems una vida jubilsa, debems tener pensamients jubilss. Si querems una vida próspera, debems tener pensamients de prsperidad. Si querems una vida llena de amr, debems pner amr en nuestrs pensamients. Aquell que, verbal mentalmente, enviems hacia afuera, será l que de la misma frma vuelva a nstrs. Cada mment es un nuev cmienz Insist en que el mment del pder es siempre el presente. Nunca se está atascad. Dónde se prducen ls cambis? Aquí y ahra, en nuestra prpia mente! N imprta durante cuánt tiemp hayams seguid un mdel negativ sufrid una enfermedad una mala relación, padecid dificultades financieras. N imprta durante cuánt tiemp ns hayams abrrecid a nstrs misms. Hy pdems empezar a cambiar! Ya n es necesari que su prblema sea su verdad. Ahra puede desvanecerse en la nada dnde se riginó. Usted puede hacerl. Recuerde: en su mente n piensa nadie más que usted! Usted es el pder y la autridad en su mund. Sus ideas y creencias del pasad han cread este mment, y tds ls que l antecediern. L que usted en este mment decida pensar y creer creará el mment siguiente, y el día de mañana, el mes que viene y el próxim añ. Sí, le esty dand el más maravills de ls cnsejs, frut de mis añs de experiencia, y, sin embarg, usted puede seguir escgiend pensar las mismas csas de siempre, puede negarse a cambiar y quedarse cn tds sus prblemas. En su mund, el pder es usted! Usted puede cnseguir cualquier csa en que decida pensar! Este mment inicia el nuev prces. Cada mment es un cmienz nuev, y este es un cmienz nuev para usted, aquí y ahra! Es estupend saberl. Este mment es el Mment del Pder! Es el mment en que se inicia el cambi! Es verdad? Deténgase un mment y atrape l que ahra mism esté pensand. Si es verdad que sus pensamients cnfiguran su vida, querría usted que l que ahra mism estaba pensand se cnvirtiera en su verdad? Si su pensamient era de precupación, de cólera, de resentimient, de venganza de mied, de qué frma cree que vlverá a usted? N siempre es fácil atrapar nuestrs pensamients, que se mueven cn tanta rapidez. Sin embarg, ahra mism pdems empezar a vigilar y a escuchar l que decims. Si se ye expresar cualquier csa negativa, deténgase en mitad de la frase. Vuelva a frmular la ración, abandónela simplemente. Inclus pdría decirle: " Fuera!". Imagínese que está haciend cla en el autservici de un htel de luj, dnde en vez de plats de cmida se sirven plats de pensamients. Usted puede elegir tds ls que quiera. Esas ideas sn las que crearán sus experiencias futuras. Ahra bien, si escge ideas que le creen prblemas y sufrimient, estará haciend una tntería, cm si eligiera cmidas que siempre le caen mal. Sin embarg, tan prnt cm descubre cuáles sn las cmidas que le hacen dañ, las evita. L mism tiene que hacer cn ls pensamients. Manténgase lejs de las ideas que le causan prblemas y dlr. Un de mis primers maestrs, el dctr Raymnd Charles Barker, slía repetir: Cuand hay un prblema, n hay nada que hacer; hay alg que saber. 20 de 92

Usted puede sanar su vida

Usted puede sanar su vida Luise Hay Traducción de Marta I. Guastavin Círcul de Lectres Luise L. Hay DEDICATORIA: Que esta frenda pueda servir para que cada un encuentre dentr de sí ese lugar dnde cnce su prpi valr, esa parte que

Más detalles

Los Papás: Ejemplos, Guías y Fuerza para sus Hijos

Los Papás: Ejemplos, Guías y Fuerza para sus Hijos Ls Papás: Ejempls, Guías y Fuerza para sus Hijs Institut de Salud Mental del Estad de Durang (ISMED), SSD. Adaptación y autrización pr la autra para capacitar en el mdel. Christauria Welland Dra. Psiclgía

Más detalles

Lección 5 Qué es ciencia? Por Gervais Mbarga y Jean-Marc Fleury

Lección 5 Qué es ciencia? Por Gervais Mbarga y Jean-Marc Fleury Curs en línea de peridism científic Cread pr la WFSJ y pr SciDev.Net Lección 5 Qué es ciencia? Pr Gervais Mbarga y Jean-Marc Fleury Created by the WFSJ and SciDev.Net 1 Bienvenid al primer curs de peridism

Más detalles

Louise L. Hay. Ámate a tí mismo: Cambiarás tu vida. Dedicatoria

Louise L. Hay. Ámate a tí mismo: Cambiarás tu vida. Dedicatoria AMATE A TI MISMO. CAMBIARÁ TU VIDA Louise L.Hay - 1-81 Louise L. Hay Ámate a tí mismo: Cambiarás tu vida Dedicatoria Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos

Más detalles

Del deporte a la sociedad: sobre valores y desarrollo del ser humano

Del deporte a la sociedad: sobre valores y desarrollo del ser humano Del deprte a la sciedad: sbre valres y desarrll del ser human Dctr en Ciencias de la Actividad Física y el Deprte. Prfesr Universidad de Almería RESUMEN En la actualidad, nadie duda de la imprtancia del

Más detalles

LOS RETOS DE LA FAMILIA HOY ANTE LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS: A EDUCAR TAMBIÉN SE APRENDE. Julio Antonio González Pienda. Universidad de Oviedo

LOS RETOS DE LA FAMILIA HOY ANTE LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS: A EDUCAR TAMBIÉN SE APRENDE. Julio Antonio González Pienda. Universidad de Oviedo LOS RETOS DE LA FAMILIA HOY ANTE LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS: A EDUCAR TAMBIÉN SE APRENDE Juli Antni Gnzález Pienda Universidad de Ovied Cambis en la familia La familia es una de las institucines de mayr

Más detalles

Creando una empresa sustentable

Creando una empresa sustentable Creand una empresa sustentable Haciend frente a ls grandes rets del sigl XXI Abril, 2009 / White Paper pr Brandi McManus, Vice Presidente de Slucines de Energía Make the mst f yur energy MR Resumen I.

Más detalles

Ser social y sociedad

Ser social y sociedad Módul Ser scial y sciedad Prgrama de estudis Ser scial y sciedad Camp(s) disciplinar(es) Humanidades y Ciencias Sciales Hras de estudi Nivel 48 hras 2. Instruments 1. Fundamentación 1.1. Prpósit frmativ

Más detalles

Louise L. Hay con Linda Carwin Tomchin

Louise L. Hay con Linda Carwin Tomchin Louise L. Hay con Linda Carwin Tomchin El Poder está Dentro de Ti Autora del Bestseller Internacional Usted Puede Sanar Su Vida Título original: The Power Within You Traducción: Amelia Brito y equipo editorial

Más detalles

Amar Sin Condicione s. * * * Louise Hay

Amar Sin Condicione s. * * * Louise Hay Amar Sin Condicione s * * * Louise Hay 1 Índice Dedicatoria... Agradecimientos... Primera parte: Comprender... 1. Toda enfermedad proviene de una falta de amor... 2. Opciones... Segunda Parte: Curar...

Más detalles

Dr. Miguel Ruiz LA MAESTRIA DEL AMOR. Una guía práctica Para el arte de las relaciones

Dr. Miguel Ruiz LA MAESTRIA DEL AMOR. Una guía práctica Para el arte de las relaciones Dr. Miguel Ruiz LA MAESTRIA DEL AMOR Una guía práctica Para el arte de las relaciones Los toltecas Hace miles de años los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como «mujeres y hombres de conocimiento».

Más detalles

GUÍA PRÁCTICA CLÍNICA

GUÍA PRÁCTICA CLÍNICA GUÍA PRÁCTICA CLÍNICA Actuación en salud mental cn mujeres maltratadas pr su pareja VERSIÓN COMPLETA GUÍA PRÁCTICA CLÍNICA Actuación en salud mental cn mujeres maltratadas pr su pareja Servici Murcian

Más detalles

Louise L. Hay El mundo te está esperando

Louise L. Hay El mundo te está esperando 1 Louise L. Hay El mundo te está esperando EDICIONES URANO Argentina - Chile - Colombia Mexico - Venezuela 2 Título original: Empowering Women Editor original: Hay House, Inc. Traducción: Amelia Brito

Más detalles

CÓMO MEJORAR SU AUTOESTIMA.

CÓMO MEJORAR SU AUTOESTIMA. CÓMO MEJORAR SU AUTOESTIMA. Por: Nathaniel Branden INDICE: 1. La importancia de la autoestima...1 2. El concepto de sí mismo como destino...4 3. Vivir conscientemente...10 4. Aprender a aceptarse...17

Más detalles

El Tiempo: Recurso Irrecuperable. Lic. Genaro D. Salom GDsalom@revistainterforum.com

El Tiempo: Recurso Irrecuperable. Lic. Genaro D. Salom GDsalom@revistainterforum.com El Tiemp: Recurs Irrecuperable Lic. Genar D. Salm GDsalm@revistainterfrum.cm Índice Capítul 1 La administración del tiemp: factr determinante En las cmunicacines La planificación La ejecución Capítul 2

Más detalles

Cómo superarse a sí mismo ART WILLIAMS

Cómo superarse a sí mismo ART WILLIAMS Cómo superarse a sí mismo ART WILLIAMS Introducción Conoce usted a esas personas? Proceden de un medio ambiente privilegiado. Son la elite de la sociedad. Sus padres son profesionales educados en la universidad.

Más detalles

El suicidio: una decisión para siempre

El suicidio: una decisión para siempre El suicidio: una decisión para siempre Paul G. Quinnett, Ph. D. Traducido al idioma español por: Dr. Sergio Pérez Barrero. Profesor Titular de Psiquiatría. Universidad Médica de Granma, Cuba. Fundador

Más detalles

LOS MENSAJES DE LOS SABIOS BRIAN WEISS

LOS MENSAJES DE LOS SABIOS BRIAN WEISS LOS MENSAJES DE LOS SABIOS BRIAN WEISS Los Mensajes de los Sabios Brian Weiss Digitalizador: Sandra H. L-01 8/09/03 ÍNDICE 1. El comienzo 2. El ciclo de la vida 3. El regreso 4. La creación de relaciones

Más detalles

John Gray. Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus Extracto del libro " Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus"

John Gray. Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus Extracto del libro  Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus 28 1 Extracto del libro " " 1. Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus. Imagine que los hombres sean de Marte y las mujeres son de Venus. Un día hace mucho tiempo, los marcianos, mirando a través

Más detalles

LA ASERTIVIDAD, EXPRESION DE UNA SANA AUTOESTIMA

LA ASERTIVIDAD, EXPRESION DE UNA SANA AUTOESTIMA LA ASERTIVIDAD, EXPRESION DE UNA SANA AUTOESTIMA Olga Castanyer Mayer-Spiess 3ª edición Crecimiento personal 1 ÍNDICE Introducción...3 1. Las incógnitas de una psicóloga...4 2. Soy asertivo?...8 2.1.Características

Más detalles

El Camino de las Lágrimas

El Camino de las Lágrimas El Camino de las Lágrimas Jorge Bucay http://visualbook.blogspot.com ÍNDICE: CAPÍTULO 1. EMPEZANDO EL CAMINO: CAPÍTULO 2 UN CAMINO NECESARIO: CAPÍTULO 3: EL CAMINO DE LAS LÁGRIMAS. CAPÍTULO 4: QUÉ ES EL

Más detalles

La Naturaleza del Aprendizaje Investigación para inspirar la práctica

La Naturaleza del Aprendizaje Investigación para inspirar la práctica La Naturaleza del Aprendizaje Investigación para inspirar la práctica Editad pr Hanna Dumnt, David Istance y Francisc Benavides Guía del practicante sbre el Pryect Ambientes Innvadres de Aprendizaje Cóm

Más detalles

Recopilación de contenidos del Tema 1: El Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER): aprendizaje, enseñanza, evaluación.

Recopilación de contenidos del Tema 1: El Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER): aprendizaje, enseñanza, evaluación. Recpilación de cntenids del Tema 1: El Marc Cmún Eurpe de Referencia para las lenguas (MCER): aprendizaje, enseñanza, evaluación. 1. La necesidad de un Marc cmún de referencia. Ls sndes realizads pr el

Más detalles

EL ARTE DE NO AMARGARSE LA VIDA RAFAEL SANTANDREU

EL ARTE DE NO AMARGARSE LA VIDA RAFAEL SANTANDREU A continuación podéis encontrar un resumen del libro El arte de no amargarse la vida. No es estrictamente un resumen, ya que es una selección de frases o párrafos literales del libro. Me he limitado a

Más detalles

El asombroso poder de los sentimientos

El asombroso poder de los sentimientos DISCULPA, TE ESTÁ ESPERANDO TU VIDA El asombroso poder de los sentimientos (LA LEY DE LA ATRACCIÓN) POR LYNN GRABHORN (Título original: Excuse me, your life is waiting) En un estilo ligero, humorístico

Más detalles

101 pensamientos poderosos para la vida!

101 pensamientos poderosos para la vida! 101 pensamientos poderosos para la vida! Los pensamientos que tenemos y las palabras que decimos están continuamente configurando nuestro mundo y nuestras experiencias. Muchos tenemos el viejo hábito de

Más detalles

LA MEJOR PARTE por Thomas Keating, O.C.S.O UNO

LA MEJOR PARTE por Thomas Keating, O.C.S.O UNO LA MEJOR PARTE por Thomas Keating, O.C.S.O UNO L A C A S A D E B E T A N I A Jesús siguió su camino y llegó a una aldea, donde una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Marta tenía una hermana llamada

Más detalles

Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo

Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo Allen Carr El libro más recomendado para dejar de fumar Allen Carr trabajaba como financiero hasta que en 1983 consiguió dejar de fumar sin ningún esfuerzo. Empujado

Más detalles

CONVERSACIONES CON DIOS

CONVERSACIONES CON DIOS CONVERSACIONES CON DIOS (LIBRO UNO) NEALE DONALD WALSCH. Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien

Más detalles

Es mejor que estar sentado en una celda

Es mejor que estar sentado en una celda En Alcohólicos Anónimos no hay una forma correcta ni incorrecta de lograr la sobriedad. Lo importante es tratar de lograrla. Los comentarios que aparecen en este folleto los han hecho alcohólicos que han

Más detalles