EN SU BANCO DEL PARQUE

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "EN SU BANCO DEL PARQUE"

Transcripción

1 EN SU BANCO DEL PARQUE Era su primer día. Estaba muy emocionado. Sabía que iba a pasar allí mucho tiempo, posiblemente el resto de sus días, pero estaba en un parque y eso le alegraba, pues había oído que los parques son lugares alegres. Además, tenía un banco cerca, lo que, por lo que le habían comentado, era más entretenido. Sin embargo, al poco tiempo se dio cuenta de que casi nadie apreciaba su banco, tal vez por la pequeña sombra que él arrojaba, tal vez porque estaba retirado del camino. Pasó solo sus primeros días, salvo por un pajarito que le visitaba de vez en cuando. Era un pajarito completamente negro, aunque con un llamativo pico naranja, que cantaba alocadamente por la noche, rompiendo el silencio del parque. Esa fue su compañía hasta que alguien vino a sentarse al banco. Se trataba de un chico con el pelo de un curioso color otoño, entre marrón y naranja, que él nunca había visto. Se sentó erguido y algo extraño. Movía la pierna rápido y miraba hacia los lados. Qué le pasaba? Entonces llegó otro chico más o menos de su edad y lo entendió: estaba esperándole y estaba nervioso. El otro era más alto y tenía el pelo negro, y cuando el primero lo vio se levantó y lo saludó tímidamente. Se sentaron los dos y hablaron, y hablaron. Él no entendía nada, pero veía sus caras. Al principio, los dos parecían nerviosos, no se miraban a los ojos y sonreían débilmente, con extraños silencios entre sus palabras. Luego, se animaron. Siguieron hablando y hablando. Dejó de prestarles atención hasta que de pronto se callaron. Volvió a prestarles atención y vio cómo se sonreían y se miraban a los ojos, por fin. El moreno acarició la mejilla del otro chico, y este bajó la mirada sonriendo. Qué gesto tan bonito! Sus caras se acercaron hasta que sus narices se tocaron, la del primero redondeada en la punta, y la del segundo recta y llena de unos puntitos que tampoco había visto nunca. Entonces, giraron las cabezas hacia lados contrarios y juntaron sus bocas suavemente en lo que a él le pareció lo más bonito que había visto nunca. Por qué los que eran como él no podían hacer eso? Se abrazaron y continuaron uniendo sus bocas y riendo. Él les observaba encantado, aunque algo le decía que no debía cotillear de esa manera, aunque, quién le prestaba atención alguna vez? Él era alguien que estaba ahí en su sitio, pero nadie reparaba en él. De todos modos, al cabo de un rato se acercó el pajarito negro y se posó sobre él, y decidió entretenerse en cómo este se comía los gusanitos que recorrían su cuerpo. Cuando quiso darse cuenta, los chicos se habían ido, y había anochecido. Aquella tarde de invierno había descubierto lo que era un beso, aunque no sabía lo que significaba, pues él no podía sentir lo mismo que los chicos. El pajarito se 1

2 marchó, y acudió a él una familia de murciélagos mientras los débiles rayos de una luna fina como la sonrisa del gato de Cheshire iluminaban su cuerpo. Unos días más tarde, volvieron los chicos, esta vez cogidos de la mano, y se volvieron a sentar en el banco de la última vez. Uno de ellos, el moreno, llevaba un extraño bártulo alargado colgado de los hombros. Sacó de dentro un curioso objeto que, sin embargo, recordaba haber visto en algún sitio. El pelirrojo le miraba sonriendo tiernamente. Entonces, el otro comenzó a rasguear las cuerdas del objeto, produciendo un maravilloso sonido. Cómo podía hacer algo tan precioso solo tocando esas cuerdas? Se sintió primero un poco mal, pues él nunca podría hacer algo así, pero luego les escuchó fascinado, viendo cómo sus ojos brillaban mientras la música circulaba por aquel rincón del parque. El invierno fue abriéndose paso. Primero, se fueron todos los patos que quedaban, al tiempo que los lagos se congelaban, convirtiéndose en pistas de patinaje. Después, cayó la primera nevada, débil, que sólo logró la muerte de los últimos hierbajos. Por último cayó la gran nevada, que dio paso a unas cuantas más. El parque se volvió blanco y negro. Negro en los troncos y los caminos, en los pajaritos valientes que decidieron quedarse y los abrigos de la gente. Blanco en el suelo, la copa de los árboles y el cielo. Todo era contraste. Unos niños reían haciendo guerras de bolas de nieve, otros lloraban por un culetazo en el hielo. Algunos paseaban sin mirar a nadie con la cara hundida en las bufandas, otros lo hacían abrazados y mirando a alguien. Los chicos de su banco dejaron de venir, salvo algún día en el que solo los veía pasar sin parar a sentarse. Era bonito, pero era aburrido. Su pajarito negro seguía viniendo, y seguía cantando alocadamente, alegrando sus noches. El invierno dio paso lentamente a la primavera, cuando el sol empezó a dejarse ver más a menudo, y cayeron lluvias que derritieron la nieve. La primavera le hacía sentir bien, porque se sentía más vivo. Nacían los primeros hierbajos, las primeras yemas y las primeras florecillas. Era todo vida. Volvían los primeros pajaritos, y con ellos los insectos. Y volvían las personas. Los primeros días la gente no confiaba: no salían por miedo a que la primavera se retrajera. Pero se iban animando, aún con sus bufandas y abrigos, a salir a pasear. Y volvieron los chicos, y con ellos una escena que le hizo ver que las personas no solo hacían cosas bonitas los unos con los otros. Una tarde, cuando el sol se ocultaba en una preciosa escena en la que el cielo se tornaba cada vez de un rosa más intenso, y los chicos hablaban tranquilos en el banco, apareció bruscamente un hombre que también tenía el pelo color otoño, 2

3 pero más grisáceo. Los chicos le miraron con una extraña expresión, y el que se parecía al hombre se levantó muy rápido. Le dijo algo, con una cara entre triste, preocupada y enfadada. El hombre comenzó a gritar, gesticulando mucho, diciendo cosas que parecían hirientes, pues las miradas de los chicos se iban agriando. Cada vez se acercaba más a ellos y el chico que se había levantado también gritaba y gesticulaba. El otro se levantó, y en un momento dado se puso entre su compañero y el hombre, que le asestó un puñetazo en la cara. El chico se tambaleó hacia atrás, y el otro le miró con los ojos llorosos y la cara roja, frunció el ceño y le devolvió el puñetazo al hombre. Entonces, todo se volvió muy rápido y horrible. El hombre le dio un puñetazo más fuerte que hizo que cayera al suelo, y comenzó a liarse a patadas con él, mientras el otro le empujaba y le agarraba de los brazos gritando sin conseguir apartarle. Finalmente, atraídos por los gritos, llegaron un grupo de personas, pero antes de que pudieran hacer nada, el hombre miró al chico que se parecía a él, al menos en el físico, y le dijo algo con voz seca, para después salir corriendo. El chico moreno gritó algo, furioso, y todo el mundo se fue cuchicheando. Entonces, se acercó corriendo al otro y se arrodilló a su lado, le cogió la cara con las manos y le abrazó, mientras el otro empezaba a llorar. Al principio parecía querer ocultarlo, pero pronto empezó a llorar a lágrima viva. Tenía morado un lado de la cara y sangre en la nariz, en la ceja, en el labio y en su ropa. El otro tenía un ojo también morado, pero en ese momento no existía el dolor físico, sólo la rabia, la impotencia, y otros tipos de dolor, y el amor. Desde entonces, venía a su banco el chico moreno, solo, con su extraño objeto musical o un libro. Pero duraba poco. Su cara se iba apagando cada vez más hasta que se levantaba y se iba. Dónde estaba el otro? El viento le trajo rumores, mensajes difusos de los que eran como él. Le hablaban de gritos en una casa, de un chico y un hombre con el pelo color otoño. Le hablaban de lágrimas en una almohada y nudillos despellejados. Y de una niña pequeña con puntitos en la cara que miraba asustada y abrazaba llorando. Semanas después sólo hablaban de una niña que lloraba y un hombre serio, sin un chico a quien gritar. El otro no se dejaba ver tampoco por el banco. Durante un tiempo, se sintió vacío sin el amor de los chicos, aunque la primavera le alegraba un poco. El pajarito negro anidó con su pareja y al comienzo del verano todo se llenó de pajaritos más pequeños que chillaban. Las flores se transformaron en frutos y todo se fue volviendo más verde. Los patos regresaron, y con ellos los niños que tiraban trocitos de pan al agua. Los abrigos fueron dando paso a las chaquetas desabrochadas, y las lluvias a un sol que calentaba de verdad. Él deseaba que los chicos volvieran, que se unieran a las personas que pasaban las tardes tumbadas en la hierba, o leyendo, o hablando. Sin embargo, el verano pasaba y no aparecían. 3

4 El parque estaba abarrotado, e incluso alguien se pasó por su banco. Un señor y una señora con el pelo blanco y la cara arrugada se sentaron un par de veces, y el pajarito negro se unía a ellos atraído por las semillas que tiraban al suelo. Ahí descubrió otro amor, más profundo o tal vez simplemente más cultivado. La manera en la que el señor acariciaba la temblorosa mano de la señora, y cómo ella le miraba cuando él estaba distraído. Ojalá algún día los chicos pudieran estar juntos así, pensó. O como el pajarito negro, que cogía las semillas y subía al árbol a alimentar a sus pollitos. Aunque ese era otro tipo de amor, aunque a lo mejor era instinto y nada más. Cada vez hacía más calor, y apenas llovía, aunque él no tenía problemas porque el parque le suministraba el agua que necesitaba. Una tormenta de verano sorprendió a los viandantes, que huyeron rápidamente. A él, sin embargo, le gustaban ese tipo de tormentas. La lluvia caía con fuerza y el aire se mantenía caliente. Luego se marchaba y el sol brillaba como siempre, como si nada hubiera pasado. Los pollitos salían a volar cada vez más, y cuando el otoño se acercaba abandonaron el nido; al pajarito negro no pareció importarle demasiado. El parqué se tornó marrón anaranjado, y los niños jugaban con los charcos de hojas secas, lanzándose puñados. Cayeron las primeras lluvias otoñales, y los niños jugaban con los charcos de agua, chapoteando con sus botas brillantes. Él apenas pensaba ya en los chicos, y pensó que no volverían, y deseó que les fuera bien. Entonces, un día, cuando ya apenas quedaban hojas en las ramas y el suelo se llenaba de frutos secos, apareció el chico moreno. Se le veía contento. Sacó un cuaderno y empezó a escribir cosas en él. Qué hacía? De vez en cuando le miraba a él. Por qué? A él nunca le miraban. Pero el chico le dirigía la mirada y la bajaba de nuevo al cuaderno, y así sucesivamente. Entonces se dio cuenta de que tal vez no estuviera escribiendo, sino plasmándole a él en el cuaderno. Se fijó y pudo ver su forma en el papel, o al menos supuso que era su forma, porque él nunca se había visto a sí mismo, pero sabía que se parecía a los que eran como él, al menos en el aspecto general. Cuando acabó, escribió algo detrás del papel. Sería algo bonito, pues le veía sonreír, e incluso vio cómo le caía una lágrima por la mejilla. Finalmente, dobló el papel y lo metió dentro de otro que lo recubría entero. Al cabo de un ratito, se levantó y se fue. La expresión que había mantenido el chico le hizo pensar que tal vez aún podía ver al otro, que tal vez tuvieran otro banco donde sentarse. Eso le alegró. También se preguntó qué iba a hacer con el dibujo. Dárselo al otro, quizás, como recuerdo de un lugar al que no iban a volver más? La idea era bonita, pero no le gustaba. No quería estar solo. 4

5 Pero una mañana, cuando pensaba que nunca volvería a verles, apareció el chico del pelo color otoño con una bufanda roja. Parecía más mayor: tenía el pelo más largo, incluso un poco en la cara, y estaba más alto. Como hizo hacía ya un año, se sentó en el banco, dejando en el suelo la mochila que llevaba. Entonces, apareció el otro chico, también con una mochila, y se abrazaron fuertemente. Juntaron sus bocas como no había visto hacerlo a nadie, y rieron y hablaron. Entonces, se apoyaron en él, y fue extraño, pues nunca nadie le había tocado. El moreno ató alrededor de su cuerpo la bufanda del otro, alta y con varios nudos. Se volvieron a abrazar, hablaron más y más y, finalmente, cogieron sus mochilas y se fueron. Cayeron las últimas hojas de las ramas, y lluvias más fuertes que dejaban el parque desierto y encharcado. Comenzó a hacer más frío. Se veía venir el invierno. Otro invierno con otra gente, y otro año con otras historias para aquel árbol alejado del camino, con una bufanda roja que colgaba de una de sus ramas. 5

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade

Corre a través de la noche. Está sola y siente cómo le invade 1 Sofia corre a través de la oscuridad. Tiene prisa y mucho miedo. No sabe por qué corre, por qué tiene miedo, o hacia dónde va. Hay algo allí detrás que la asusta, algo peligroso, algo malo, que se acerca

Más detalles

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil

Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Esta es la última sesión de este primer nivel de E. Infantil Los objetivos de esta sesión son: Repasar las emociones trabajadas a lo largo del curso. Definirse a sí mismo. Iniciar algunas técnicas de relajación

Más detalles

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010

CRIS Y EL BOTÓN ROJO. Alba Alayon. Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Literatura infantil y juvenil, febrero de 2010 CRIS Y EL BOTÓN ROJO Alba Alayon Cris estaba agotada. Había tenido un día terrible, así que se fue a la cama un poco más

Más detalles

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO.

CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. CLARA EISMAN PATÓN AUTORA-CUENTO-TITULO. LA NÍNFA DEL RIO. 1 Puente la reina es un pueblo montañoso de Navarra. En éste pueblecito precioso y lleno de vegetación, el aire que se respira es sano. Hay un

Más detalles

CUARESMA - EDUCACIÓN INFANTIL LA VIEJA CUARESMA

CUARESMA - EDUCACIÓN INFANTIL LA VIEJA CUARESMA CUARESMA - EDUCACIÓN INFANTIL LA VIEJA CUARESMA Col legi Sagrada Família INTRODUCCIÓN Después de los días de fiesta y excesos que representa el carnaval, llega la Cuaresma. El mismo día que acaban las

Más detalles

Al marchar. Levantó la cabeza del libro y se encontró con las particulares casas de la entrada de la ciudad.

Al marchar. Levantó la cabeza del libro y se encontró con las particulares casas de la entrada de la ciudad. Al marchar. Freddy Andrés Calderón Calderón Levantó la cabeza del libro y se encontró con las particulares casas de la entrada de la ciudad. Seguían sin cambios. Sin embargo, creyó distinguir una fina

Más detalles

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS

RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS RELATO DE UNA HISTORIA COLEGIAL RECUERDOS Nuestro corazón es el lugar donde habitan los recuerdos, y hoy me toca desempolvar unos cuantos. Recuerdo con nitidez, a pesar de mi corta edad, mi primer día

Más detalles

El Soldado de madera Enrique Pérez Díaz

El Soldado de madera Enrique Pérez Díaz El Soldado de madera Enrique Pérez Díaz Es el día de su cumpleaños y a Javi le regalan un soldado. Cuando pasaban cerca de las tiendas, le pidió a mamá alguno de los tantos que había en las vidrieras.

Más detalles

Rosa es una niña muy simpática. Siempre tiene una sonrisa para todo el mundo, y lo que más le gusta en la vida es vestirse con ropas de colores.

Rosa es una niña muy simpática. Siempre tiene una sonrisa para todo el mundo, y lo que más le gusta en la vida es vestirse con ropas de colores. 1 2 Rosa es una niña muy simpática. Siempre tiene una sonrisa para todo el mundo, y lo que más le gusta en la vida es vestirse con ropas de colores. A Rosa también le gusta salir a pasear al parque. Lo

Más detalles

Narcisos Negros. Por. Mary Coleman. Jorge me trajo una docena de narcisos, mi flor favorita. Él

Narcisos Negros. Por. Mary Coleman. Jorge me trajo una docena de narcisos, mi flor favorita. Él Narcisos Negros Por Mary Coleman Jorge me trajo una docena de narcisos, mi flor favorita. Él necesitaba pedir perdón por los eventos de anoche. Tuvimos una pelea, como siempre. Está bien, yo sé que tuve

Más detalles

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el

Entonces el pájaro le regaló a Josa un violín mágico, tan pequeñito como una pluma. Le enseñó a tocar una canción, y era tan bonita que todo el El violín mágico Había una vez un carbonero que vivía en un bosque y se llamaba Jeromir. Era alto como un árbol y muy fuerte. Y su hijo se llamaba Josa. Pero Josa era pequeñito y ni pizca fuerte. Esto

Más detalles

Concurso Hablemos del deporte (CONADE, 2011) Categoría Infantil 7-9 años; El Deporte y yo; Cuento o relato biográfico. MI HISTORIA ACUÁTICA

Concurso Hablemos del deporte (CONADE, 2011) Categoría Infantil 7-9 años; El Deporte y yo; Cuento o relato biográfico. MI HISTORIA ACUÁTICA Concurso Hablemos del deporte (CONADE, 2011) Categoría Infantil 7-9 años; El Deporte y yo; Cuento o relato biográfico. MI HISTORIA ACUÁTICA por Agustina De La Mar Agustina estaba acostadita en su cama,

Más detalles

LOS JUEGOS COOPER ATIVOS

LOS JUEGOS COOPER ATIVOS No existe una mejor prueba del progreso de una civilización que la del progreso de la cooperación. John Stuart Mill LOS JUEGOS COOPER ATIVOS Un juego cooperativo es aquel en el que las personas que participan

Más detalles

Mireia, Pablo y sus amigos. Un cuento sobre la amistad, la alegría y el esfuerzo

Mireia, Pablo y sus amigos. Un cuento sobre la amistad, la alegría y el esfuerzo Mireia, Pablo y sus amigos Un cuento sobre la amistad, la alegría y el esfuerzo Desde muy pequeña, Mireia era una niña muy alegre. Todos los que la rodeaban disfrutaban mucho al ver como reía. Mireia fue

Más detalles

EN BUSCA DE LA BUENA SUERTE -Propuesta didáctica-

EN BUSCA DE LA BUENA SUERTE -Propuesta didáctica- EN BUSCA DE LA BUENA SUERTE -Propuesta didáctica- Un año más os enviamos a todos los centros participantes, el cuento que hemos creado como eje de nuestro proyecto, con el objeto de motivar a los niños/as

Más detalles

Las Medias de los Flamencos

Las Medias de los Flamencos Las Medias de los Flamencos (Horacio Quiroga) Cierta vez las víboras dieron un gran baile. Invitaron a las ranas y a los sapos, a los flamencos y a los yacarés y a los pescados. Los pescados, como no caminan,

Más detalles

www.globalhumanitaria.org

www.globalhumanitaria.org www.globalhumanitaria.org A Kukuri le gustaba soñar despierto. Le gustaba soñar mirando el cielo. Imaginaba que detrás de aquella niebla blanquecina había montañas altas y llenas de árboles. Montañas preciosas

Más detalles

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

LA OLA. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons LA OLA Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Desde hace unos días cuando le tiro la pelota a Chispa, no sale corriendo a por ella para luego volver a traérmela. Los papás me han dicho

Más detalles

Adaptación del cuento Tomasa y Cubanito de Liana Castello

Adaptación del cuento Tomasa y Cubanito de Liana Castello TOMASA Y POPELÍN Tomasa era una hormiguita muy trabajadora, alegre y sobre todo muy responsable y cuidadosa. Tenía su hogar, al que ella llamaba su mundo chiquito. El mundo de Tomasa estaba formado por

Más detalles

Actividad 1: Olivia y los osos polares

Actividad 1: Olivia y los osos polares Actividad 1: Olivia y los osos polares Cuento Olivia y los osos polares Olivia estaba muy nerviosa, era la primera vez que se subía a un avión durante tantas horas. Su papá y su mamá, que eran personas

Más detalles

CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN

CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN CANTANDO APRENDO EN EL JARDÍN 17 CANCIONES BUENOS DÍAS SEÑOR SOL Buenos días señor sol Como está usted este día Buenos días señor sol Amanece, buenos días. Buenos días, buenos días. Amanece: Buenos días.

Más detalles

1.ª edición: octubre 2010

1.ª edición: octubre 2010 1.ª edición: octubre 2010 Del texto: María Baranda, 2010 De la ilustración: Gabriel Pacheco, 2010 Grupo Anaya, S. A., Madrid, 2010 Juan Ignacio Luca de Tena, 15. 28027 Madrid www.anayainfantilyjuvenil.com

Más detalles

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme!

La mamá de Lucida respondió Sí, Lucida puede ayudarme! La historia de la flor de la Nochebuena Hace muchos años, vivía una chica en las montañas de México en un pueblo muy pequeño. Se llamaba Lucida. Un día antes de la Navidad, el Padre Álvarez vino a la casa

Más detalles

Llámame pequeña y hazme sentir grande

Llámame pequeña y hazme sentir grande Llámame pequeña y hazme sentir grande Por Adriana Aparicio Sarmiento 7 de septiembre de 2012 Acabo de comenzar el instituto. Lleno de gritos, silbidos, deportistas, animadoras Todo tipo de personajes,

Más detalles

LEYENDO UN CUENTO. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons

LEYENDO UN CUENTO. Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons LEYENDO UN CUENTO Cinco cuentos para leer en voz alta. Autor: Antonio Pons Hoy, vamos a leer cuentos en voz alta, dijo el maestro. Pero si hoy tocan mates, pensé yo enfadado. El resto de los niños gritaron

Más detalles

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía

UNA CARTA. Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien. yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía Amaba con locura a Laura, la mujer de quien me enamoré y a quien yo le era fiel. Su sonrisa alegraban mis días, en su tierna mirada podía descubrir que igual me amaba. Era ella por quien yo vivía. Habíamos

Más detalles

Marcial Souto. El intermediario

Marcial Souto. El intermediario Marcial Souto El intermediario De Para bajar a un pozo de estrella, Sudamericana, Buenos Aires, 1983. Carlitos, el bloc en la mano izquierda y el lápiz en la mano derecha, esperó a que su madre abriese

Más detalles

ACTIVIDADES DE AULA PARA EL DÍA DE LA PAZ

ACTIVIDADES DE AULA PARA EL DÍA DE LA PAZ ACTIVIDADES DE AULA PARA EL DÍA DE LA PAZ INFANTIL 1º Escuchar la canción y analizar su letra. CANCIONES Juanes. Paz Paz Paz http://www.youtube.com/watch?v=vi7rwd2t3uk 2º Cuentos para reflexionar: CUENTOS

Más detalles

Los derechos de los niños y de las niñas

Los derechos de los niños y de las niñas Los s de los niños y de las niñas Hace muchos años atrás un grupo de personas de todos los países del mundo se reunieron y conversaron acerca de las condiciones difíciles en que algunos niños y niñas vivían.

Más detalles

Epilepto. un amigo especial

Epilepto. un amigo especial Epilepto un amigo especial Epilepto un amigo especial APEMSI Asociacion Española de Afectados por Epilepsia Grave Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente prohibida toda reproducción total o

Más detalles

2. ABRÁZATE. Abrázate a la noche. si no alcanzan el suelo tus pies. Abrázate a la noche. si hasta el alma tienes del revés. Abrázate a la noche

2. ABRÁZATE. Abrázate a la noche. si no alcanzan el suelo tus pies. Abrázate a la noche. si hasta el alma tienes del revés. Abrázate a la noche 1.SALMO 151 Yo me decía, como en un mismo salmo: Cómo ver cuando ahora no hay más que noche en mi vida? Cómo seguir caminando con la garganta quebrada y el corazón roto? Cómo andar este tramo de desierto

Más detalles

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír.

Por fin continuó hablándoles, con esa voz suave y dulce, que tanto les gustaba oír. El secreto má gico Quieres que te cuente un secreto? Existe una isla en el Océano Pacífico que es un lugar muy, muy especial. Allí, las personas tienen algo que todo el mundo desearía tener: Magia! Es

Más detalles

El Gato de Pelo Plateado. José Acevedo Jiménez

El Gato de Pelo Plateado. José Acevedo Jiménez El Gato de Pelo Plateado José Acevedo Jiménez A Danilka Hernández con amor. Dicen, los supersticiosos, que romper un espejo es augurio de mala suerte, siete años de mala suerte. También se cuenta que cruzar

Más detalles

UNA LARGA NOCHE. El señor Esteban había tomado la decisión de apartarse del mundo por unos quince

UNA LARGA NOCHE. El señor Esteban había tomado la decisión de apartarse del mundo por unos quince UNA LARGA NOCHE El señor Esteban había tomado la decisión de apartarse del mundo por unos quince días. Venía saliendo de un tormentoso matrimonio de varios años y atravesaba por un estrés laboral en una

Más detalles

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a

LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a LOS MEJORES PERFUMES SIEMPRE VIENEN EN PEQUEÑOS FRASCOS. Sola. Después de tanto tiempo aquí me encuentro, sola, en mi habitación, sin tener a nadie a quien contarle mis problemas, a quien darle un abrazo.

Más detalles

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA

EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA Era una vez un granjero sabio y bueno que gustaba de cuidar a las aves, subir a la montaña y contemplar el vuelo de las águilas. Un día, al bajar de la montaña, llegó a unas

Más detalles

Capítulo 1 Llevaba demasiadas horas despierta. Aunque mi cuerpo necesitaba descansar, mi mente no paraba de trabajar; imágenes de mi vida pasaban continuamente, estaba nerviosa, sentía miedo, tanto que

Más detalles

LA ELEFANTA BLANCA. Ana García de Motiloa. Raquel Gonzalo

LA ELEFANTA BLANCA. Ana García de Motiloa. Raquel Gonzalo LA ELEFANTA BLANCA Textos Ana García de Motiloa Ilustración Raquel Gonzalo Para todos los niños y niñas que padecen ASMA LA ELEFANTA BLANCA Textos Ana García de Motiloa Ilustración Raquel Gonzalo DISEÑO

Más detalles

Hemos llegado a la conclusión de esta serie de

Hemos llegado a la conclusión de esta serie de LA VENIDA DE JESÚS 20 LA CARTA DE SANTIAGO CARTAS DEL NUEVO TESTAMENTO Lectura bíblica: Santiago 5:7-10; Marcos 4:1-20 Texto para memorizar: Santiago 5:8 Objetivo: recordar a los niños que Jesús viene

Más detalles

UNIDAD DIDÁCTICA DE PRIMARIA FICHA DE JUEGOS DE ANIMACIÓN

UNIDAD DIDÁCTICA DE PRIMARIA FICHA DE JUEGOS DE ANIMACIÓN UNIDAD DIDÁCTICA DE PRIMARIA FICHA DE JUEGOS DE ANIMACIÓN Campamento de La Esperanza Birding Canarias Servicios Ambientales C/ Doctor Jordán, 11 38470 Los Silos Tenerife Islas Canarias (España) Telf: 00

Más detalles

Goya, un pintor muy importante

Goya, un pintor muy importante Capítulo 2 Goya, un pintor muy importante Goya trabajaba en su estudio. Era un hombre alto y gordo, de cara redonda y brazos ágiles. Su estudio era una habitación enorme, de techos altos. Estaba llena

Más detalles

Esperamos que niñas y niños se diviertan coloreando estos cuentos, con los cuales además aprenderán sobre cambio climático y gestión de riesgos.

Esperamos que niñas y niños se diviertan coloreando estos cuentos, con los cuales además aprenderán sobre cambio climático y gestión de riesgos. Estos cuentos fueron elaborados como parte del proyecto Reducción de riesgos frente a desastres con participación de niñas, niños y adoslecentes que ejecuta Plan Internacional Ecuador con el apoyo de la

Más detalles

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES

ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ANEXO 1. CARTEL ANCLAJE DE LAS EMOCIONES LAS EMOCIONES ALEGRÍA TRISTEZA ENFADO MIEDO ANEXO 2 CUENTO: EL MONSTRUO DE COLORES 2 ANEXO 3 - DIBUJOS: EMOCIONES VIVIDAS 3 ANEXO 4 - RECONOCEMOS LAS EMOCIONES

Más detalles

La ciencia mágica. [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev

La ciencia mágica. [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev La ciencia mágica [Cuento folclórico ruso.] Alekandr Nikoalevich Afanasiev En una aldea vivía un campesino con su mujer y su único hijo. Eran muy pobres, y, sin embargo, el marido deseaba que su hijo estudiase

Más detalles

Donde la gente lleva pijama Autor ANUBIS

Donde la gente lleva pijama Autor ANUBIS V Concurso de relatos breves Hablemos de animales Donde la gente lleva pijama Autor ANUBIS Título: DONDE LA GENTE LLEVA PIJAMA Autor: Anubis No entendía nada en absoluto. Siempre que salíamos por la mañana

Más detalles

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir

El viaje. horas. Como no tenía nada de hambre, metí unas galletas y un yogurt en el bolso y antes de salir El viaje 1 Hoy me he despertado con una paz interior poco usual. Normalmente tengo la cabeza llena de preocupaciones desde la primera hora de la mañana. Pero hoy mi cabeza estaba vacía. Era como un libro

Más detalles

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE

UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE UNA NUEVA HADA EN EL BOSQUE Todo comienza en un Hospital en el que acaba de nacer una bebé a quien le pusieron Matilde. Ella siempre fue diferente a los demás, por ejemplo cuando nació en vez de llorar,

Más detalles

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños.

Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. Esta prueba me ha servido para valorar el nivel en gramática y vocabulario en grupos de niños. BLOQUE 1 1. * De dónde? - de Francia. a) vives / estoy b) estás / soy c) eres / soy 2. habitación de Juan

Más detalles

Los demás alumnos de la universidad pasaron al comedor, y tomaron asientos. Al contrario que en el colegio, las reglas del comedor de la universidad

Los demás alumnos de la universidad pasaron al comedor, y tomaron asientos. Al contrario que en el colegio, las reglas del comedor de la universidad CAPÍTULO 1 Entrando al comedor principal mi mejor amigo estaba sentado en una de las sillas del fondo de la sala, y parecía preocupado por algo. Avancé y no dudé en sentarme con él. Iván era un chico tan

Más detalles

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-el CUENTO ENCADENADO-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-el CUENTO ENCADENADO-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o- -o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-el CUENTO ENCADENADO-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o- 1. Al despertarme abrí la persiana y los rayos del sol me cegaron un momento. Luego miré por la ventana. Nublado pero con sol, y parecía que

Más detalles

Una mañana bajó al río con un puchero de cobre para llenarlo de agua, mezclarla con la harina y así poder hacerse un pan.

Una mañana bajó al río con un puchero de cobre para llenarlo de agua, mezclarla con la harina y así poder hacerse un pan. El Príncipe Serpiente Hace muchos años en una pequeña ciudad de la India, vivía una mujer viejecita tan pobre, que sólo tenía harina seca para poder comer. Una mañana bajó al río con un puchero de cobre

Más detalles

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/

Los tres cerditos. Tomado de http://personal.us.es/vmanzano/ Los tres cerditos Guco era un animal muy interesante. Desde pequeñito, vivía en el mismo bosque. Lo recorría de punta a rabo todos los días. Jugaba dando vueltas entre los árboles, dejando sus pisadas

Más detalles

Pagina nueva 1 BESOS A MAMÁ

Pagina nueva 1 BESOS A MAMÁ Versión imprimible (pdf) BESOS A MAMÁ He aprendido mamaíta Que dos y dos hacen cuatro cuánto es un millón de besos y dos millones de abrazos? Esto es lo que quiero darte, Pero yo no se contar Voy a empezar

Más detalles

Capítulo 4 Habilidades básicas para la comunicación

Capítulo 4 Habilidades básicas para la comunicación 33 Capítulo 4 Habilidades básicas para la comunicación Las personas generalmente se comunican con palabras o señas. Pero los niños empiezan a comunicarse mucho antes de desarrollar la habilidad de decir

Más detalles

1. Laura Hidalgo Carcedo. Diplomada en magisterio, educación primaria y. 2. Fernando Gómez Antón. Monitor de Tiempo Libre y Responsable del

1. Laura Hidalgo Carcedo. Diplomada en magisterio, educación primaria y. 2. Fernando Gómez Antón. Monitor de Tiempo Libre y Responsable del Comunicación para el Seminario 2002. Patrimonio Etnológico C/ Turco # 2. Prl. Dch. 50002 Zaragoza Título: Aventura Psicomotriz: El Carnaval de Bielsa. (ComuniCarnaval02.doc) Autores: 1. Laura Hidalgo Carcedo.

Más detalles

CURSO 2015-2016 EDUCACIÓN PRIMARIA

CURSO 2015-2016 EDUCACIÓN PRIMARIA CURSO 2015-2016 EDUCACIÓN PRIMARIA LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS Lunes, 23 de noviembre Muy buenos días a tod@s! Sabéis? a Jesús le gustaban mucho los niños porque jugaban y vivían con alegría, actuaban haciendo

Más detalles

MÓDULO 1 SENTIMIENTOS. Cuento 1: Lleno de sentimientos

MÓDULO 1 SENTIMIENTOS. Cuento 1: Lleno de sentimientos MÓDULO 1 SENTIMIENTOS Cuento 1: Lleno de sentimientos Sesión 1: Sentirse triste; sentirse contento Sesión 2: Sentirse enojado o enfadado Sesión 3: Sentirse celoso Sesión 4: Sentirse nervioso Cuento 1

Más detalles

El gusano y la mariposa

El gusano y la mariposa El gusano y la mariposa http: //blogs.diariovasco.com Había una vez un gusanito que iba por el campo. Era de color blanco con puntitos verdes en la espalda. Nadie lo quería porque decían que era muy feo

Más detalles

1. Comprender un cuento

1. Comprender un cuento LENGUA (5 AÑOS) NOMBRE FECHA DE NACIMIENTO CURSO COMPRENSIÓN 1. Comprender un cuento Mamá fue a la peluquería y dejó a sus hijos en casa jugando. De pronto, el gato se puso a correr en dirección a la calle.

Más detalles

UNA VUELTA POR EL SISTEMA SOLAR

UNA VUELTA POR EL SISTEMA SOLAR UNA VUELTA POR EL SISTEMA SOLAR Erase una vez un astronauta llamado Mateo, que tenía un cohete rojo, con el que le gustaba darse una vuelta por el Sistema Solar para visitar y saludar a cada uno de los

Más detalles

JUEGOS. Objetivo Identificar las características que conocemos de nosotros y constrastarlas con las identificadas por los demás.

JUEGOS. Objetivo Identificar las características que conocemos de nosotros y constrastarlas con las identificadas por los demás. JUEGOS Opiniones en el campamento Hay 2 cartulinas cada una con un Campamento dibujado. Uno Bien montado y otro mal montado. Escribir en el bueno lo mejor del día y en el malo lo peor. Para los papás:

Más detalles

(Poner dibujo del cuervo desplegando sus plumas, y abriendo su pico, y en pedazo de queso cayendo al suelo, el zorro mirando hacia el pedazo de queso)

(Poner dibujo del cuervo desplegando sus plumas, y abriendo su pico, y en pedazo de queso cayendo al suelo, el zorro mirando hacia el pedazo de queso) El cuervo y el zorro (Poner dibujo de un árbol en una rama sobresaliente un enorme cuervo con un trozo de queso en su pico, al costado de un camino y abajo un zorro sentado en sus patas traseras mirando

Más detalles

PROYECTO: ENSEÑAMOS A FILOSOFAR AUTODOMINIO

PROYECTO: ENSEÑAMOS A FILOSOFAR AUTODOMINIO PROYECTO: ENSEÑAMOS A FILOSOFAR AUTODOMINIO MES DE MARZO Y ABRIL DEL 2012 2 ciclo: 6 y 7 grado Se iniciará la actividad pasando los siguientes videos de Youtube a fin de que los niños se sientan identificados

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

Planificación para la lectura en voz alta del cuento

Planificación para la lectura en voz alta del cuento Ficha nº6 Planificación para la lectura en voz alta del cuento Rapunzel Hermanos Grimm Objetivos de Aprendizaje (OA) Comprender y disfrutar versiones completas de obras de literatura, leídas por un adulto.

Más detalles

SIMCE LECTURA 2.º AÑO BÁSICO. 1 En qué país estamos? A Chile. B Colombia. C Argentina. Completa tus datos: Mi nombre es: Mi edad es:

SIMCE LECTURA 2.º AÑO BÁSICO. 1 En qué país estamos? A Chile. B Colombia. C Argentina. Completa tus datos: Mi nombre es: Mi edad es: SIMCE LECTURA 2.º AÑO BÁSICO Completa tus datos: Mi nombre es: Mi edad es: Instrucciones Esta prueba tiene varios tipos de preguntas. Para responderlas, usa lápiz grafito. Si te equivocas, puedes borrar

Más detalles

30-6-97 José Agustín Goytisolo 1 EL ANGEL VERDE

30-6-97 José Agustín Goytisolo 1 EL ANGEL VERDE 30-6-97 José Agustín Goytisolo 1 EL ANGEL VERDE En una ciudad muy grande y hermosa, junto al mar, había un parque que estaba muy abandonado, todos los cuidados eran inútiles.'parecía / que se necesitara

Más detalles

Mientras, yo estoy aquí, en Alemania, escondido, hay muchas personas que continúan

Mientras, yo estoy aquí, en Alemania, escondido, hay muchas personas que continúan Refugiados, bienvenidos Mientras, yo estoy aquí, en Alemania, escondido, hay muchas personas que continúan sufriendo en la que en su momento, fue mi casa. Eso era lo que pensaba aquel pequeño inocente.

Más detalles

Diario de la Violencia

Diario de la Violencia Diario de la Violencia Muchos me han de odiar por ser quien soy, pero, Qué puedo yo hacer si he nacido siendo así? Si para eso estoy en este mundo? Aunque Estará bien todo esto? Mi nombre es violencia.

Más detalles

Alberto Albaladejo Psicopedagogía y Coaching Infantil

Alberto Albaladejo Psicopedagogía y Coaching Infantil Alberto Albaladejo Psicopedagogía y Coaching Infantil Grupo de trabajo de Motricidad Anabel Cornago, Fátima Collado, Mariana Cardona, Mercedes Lancharro, Juana Bayo, Isa Ballesteros, Gabriel Castillo Reyes,

Más detalles

Y así, a la noche siguiente, la princesa Pocacosa parecía una chica completamente diferente, porque:

Y así, a la noche siguiente, la princesa Pocacosa parecía una chica completamente diferente, porque: H abía una vez un reino en el que vivía un rey que tenía tres hijas. Las dos primeras eran superdivinas y superpopulares. Salían todas las noches a las mejores discotecas y a las fiestas más exclusivas

Más detalles

Anexo. Celebraciones. Guía para el docente

Anexo. Celebraciones. Guía para el docente Anexo. Celebraciones Guía para el docente Motivar a los alumnos para la celebración con el sentido propuesto para cada una de ellas. Podemos emplear ideas como las de la ayuda, el esfuerzo, la sonrisa,

Más detalles

Revista digit@l Eduinnova ISSN

Revista digit@l Eduinnova ISSN EL CUENTO: FIGUGEOM: UN MUNDO DIFERENTE AUTOR: JOSE JULIAN PAJUELO CALVO D.N.I.: 80063503-C ESPECIALIDAD: EDUCACIÓN FÍSICA INTRODUCCIÓN Figugeom está enfocado a cualquier nivel educativo, ya que partimos

Más detalles

SAN MATEO (Domingo de Ramos)

SAN MATEO (Domingo de Ramos) Somos cuatro amigos de Jesús de Nazaret. Nos llamamos Marcos, Mateo, Lucas y Juan. Y nos gustaría contaros una historia, que sucedió hace casi dos mil años. Aunque haya pasado el tiempo nos acordamos muy

Más detalles

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén

DOMINGO DE RAMOS. Jesús va a Jerusalén DOMINGO DE RAMOS Jesús va a Jerusalén Queridos niños y niñas, hoy recordamos un hecho muy importante en la vida de Jesús. Él va camino a Jerusalén a celebrar la fiesta de Pascua, que recuerda cuando el

Más detalles

Personal Maid. Capítulo 13

Personal Maid. Capítulo 13 Personal Maid Capítulo 13 & Tom había dejado a Strify y a Samuel en sus casas y luego se fue a su departamento. Cuando llegó se tiro en el sofá y soltó un cansado suspiro. Las reformas de la pastelería

Más detalles

LAS VOCES DEL BARRANCO

LAS VOCES DEL BARRANCO LAS VOCES DEL BARRANCO Todos los días, a la salida de la es - cuela, Roberto iba a casa de sus abuelos dispuesto a colaborar en las tareas de su pequeña granja. Abuelita, qué tengo que hacer? le preguntaba

Más detalles

- Aprovechando el logo del Año Vocacional, añadimos al lado tantas huellas como días de oración haremos, que de abril del 2014 a mayo del 2015 son 12.

- Aprovechando el logo del Año Vocacional, añadimos al lado tantas huellas como días de oración haremos, que de abril del 2014 a mayo del 2015 son 12. ORACIONES VOCACIONALES 1. LOGO. Para dar continuidad a las oraciones vocacionales y de forma visual ayudar a los alumnos a que relacionen las oraciones que vamos haciendo a lo largo de todos estos meses

Más detalles

BUENOS DÍAS PRIMARIA

BUENOS DÍAS PRIMARIA Lunes Empezamos la semana del Domund Muy buenos días: Durante esta semana recordaremos en toda la Iglesia a las Misiones. Es decir, el próximo domingo será el Domingo Mundial de las misiones. Es lo que

Más detalles

LA REPRESA. La imagen de la María representada en el espejo de la casa nueva. le mostraba a José, su marido, parado tras ella, un rostro redondo,

LA REPRESA. La imagen de la María representada en el espejo de la casa nueva. le mostraba a José, su marido, parado tras ella, un rostro redondo, LA REPRESA Por Ramuntcho La imagen de la María representada en el espejo de la casa nueva le mostraba a José, su marido, parado tras ella, un rostro redondo, moreno, unos ojos oblicuos buscando algo que

Más detalles

Por esto la gotita, desde que había salido de la nube en forma de lluvia, no queriendo hacer compañía a las ratas de una cloaca o tener que soportar

Por esto la gotita, desde que había salido de la nube en forma de lluvia, no queriendo hacer compañía a las ratas de una cloaca o tener que soportar LA GOTA DE AGUA Para niños y niñas de 6 años. Escrito por Asja Olga Schalekamp con ilustraciones de Muriel Ten Cate. Hay más cuentos de Asja Schalekamp. Copyright: Asja Schalekamp 2011 y digiboeken.org/paraplu

Más detalles

ESTOY ENFADADO! MATERIALES NECESARIOS:, la historia y un personaje un niño/a de la misma edad que los alumnos.

ESTOY ENFADADO! MATERIALES NECESARIOS:, la historia y un personaje un niño/a de la misma edad que los alumnos. ESTOY ENFADADO! OBJETIVOS: Identificar situaciones que nos hagan enfadar y descubrir formas de canalizar las emociones desagradables de una forma no agresiva. CURSO: 3-4-5 años. TEMPORALIZACIÓN: Aproximadamente

Más detalles

ESPECTACULO LA LUNA DE JUAN

ESPECTACULO LA LUNA DE JUAN ESPECTACULO LA LUNA DE JUAN EL ARTE DE SER ESPECTADOR GUIA DIDACTICA ELABORADA POR TEATRE NU Teatre Nu Apartat 207 08700 Igualada T: 938050863 www.teatrenu.com teatrenu@teatrenu.com 1 LA AUTORA La Luna

Más detalles

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS

CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS CENICIENTA Y LOS SIETE ENANOS Ariane Percque Nolwenn Pelwen Erase una vez, une chica muy normal, de 22 años. Era rubia, tenía los ojos azules, era alta, delgada y vivía sola en un apartamento en Nueva

Más detalles

UN CUENTO PARA EMPEZAR

UN CUENTO PARA EMPEZAR Campaña institucional 2011-2012 Catequesis infantil UN CUENTO PARA EMPEZAR Comenzamos leyendo este cuento: La nube Topami Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había una nube llamada Topami que,

Más detalles

EL JEFE DE LA MANADA. Inés Garland. Las Tres Edades

EL JEFE DE LA MANADA. Inés Garland. Las Tres Edades EL JEFE DE LA MANADA Inés Garland Las Tres Edades Para Paz, que me escuchó en las siestas de Colonia. 1 EL DÍA EN QUE EMPEZÓ ESTA HISTORIA Si mis padres y los padres de Milo hubieran sabido que en el Rosedal

Más detalles

La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937)

La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937) La Abeja Haragana (Cuentos de la selva, 1918) Por Horacio Quiroga (1879-1937) HABÍA UNA VEZ en una colmena una abeja que no quería trabajar, es decir, recorría los árboles uno por uno para tomar el jugo

Más detalles

El misterio de la tercera cueva

El misterio de la tercera cueva El misterio de la tercera cueva Per Olov Enquist Ilustraciones de Katarina Strömgård Traducción del sueco de Francisca Jiménez Pozuelo Las Tres Edades La muerte de Mischa 1 El verano de 2005 murió Mischa.

Más detalles

TECNICAS DE PRESENTACIÓN

TECNICAS DE PRESENTACIÓN TECNICAS DE PRESENTACIÓN El objetivo de las dinámicas de animación, aplicadas a la Educación es: desarrollar la participación al máximo y crear un ambiente fraterno y de confianza. Pueden utilizarse en

Más detalles

Mi gato Tomeu. Marisa Heredero Sanz

Mi gato Tomeu. Marisa Heredero Sanz Mi gato Tomeu Marisa Heredero Sanz créditos * Marisa Heredero Sanz Mi gato Tomeu pequeño grand guignol grand guignol ediciones * Aún recuerdo cuando iba con mi padre al viejo almacén; era grande y oscuro

Más detalles

Hermanos Grimm RAPUNZEL

Hermanos Grimm RAPUNZEL UN TESORO DE CUENTO DE HADAS Hermanos Grimm RAPUNZEL Uso exclusivo VITANET, Biblioteca Virtual 2003 Rapunzel Había una vez un hombre y una mujer que hacía mucho tiempo deseaban tener un niño. Entonces,

Más detalles

La bicicleta de. Izel. www.globalhumanitaria.org

La bicicleta de. Izel. www.globalhumanitaria.org La bicicleta de Izel www.globalhumanitaria.org LA BICICLETA DE IZEL Su madre siempre le decía: Aprovecha el tiempo, Izel. Que no te pase como a mí. Tú harás muchas cosas. Y ella pensaba que su madre ya

Más detalles

Plan Para un Año LA PALABRA DE DIOS

Plan Para un Año LA PALABRA DE DIOS Antiguo Testamento Plan Para un Año LA PALABRA DE DIOS Creado para uso con niños principiantes, y principiantes que no asisten a una iglesia. Adaptable para todas edades. ANTIGUO TESTAMENTO LECCIÓN 16

Más detalles

El regalo de Navidad. Texto: Mireia Vidal. Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela

El regalo de Navidad. Texto: Mireia Vidal. Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela El regalo de Navidad Texto: Mireia Vidal Ilustraciones: Estudio Nimau. Ilustración infantil y juvenil. Los cuentos de la abuela Si alguien le preguntara a la abuela Conchita cuál era el mejor regalo de

Más detalles

ARBOLES EN EL UNIVERSO

ARBOLES EN EL UNIVERSO ARBOLES EN EL UNIVERSO Como todas las mañanas, Alejandro se dispone a desplazarse al Centro Integrado para la Dependencia de la calle Extremadura de Valladolid, lugar donde trabaja su padre. Es un día

Más detalles

La gama ciega. Su madre le hacía repetir todas las mañanas, al rayar el día, la oración de los venados. Y dice así:

La gama ciega. Su madre le hacía repetir todas las mañanas, al rayar el día, la oración de los venados. Y dice así: La gama ciega Home/Portal Había una vez un venado una gama, que tuvo dos hijos mellizos, cosa rara entre los venados. Un gato montés se comió a uno de ellos, y quedó sólo la hembra. Las otras gamas, que

Más detalles

DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL

DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL DAVID VERDEJO 17 YEARS OLD FIGTREE HIGH SCHOOL David Verdejo cuenta la vida de sus abuelos en España Yo, Faustina Verdejo Nabarrete nací en Carazejo, con mis nueve hermanos. España era muy diferente en

Más detalles

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso.

Madre Nieve. La niña regresó entonces al pozo y no sabía qué hacer. Tenía tanto miedo que se tiró dentro del pozo para recoger el huso. Madre Nieve Hermanos Grimm U na viuda tenía dos hijas. Una trabajadora y bonita, y la otra fea y perezosa. La madre, sin embargo, quería mucho más a la fea y perezosa, porque era su verdadera hija. La

Más detalles

Un recurso para padres y personas que cuidan niños

Un recurso para padres y personas que cuidan niños Un recurso para padres y personas que cuidan niños Cuidándonos uno al otro 2012 Sesame Workshop. Todos los derechos reservados. S E S A M E S T R E E T. O R G Bienvenidos Un recurso para padres y personas

Más detalles

Comemierda le gritaba el manager, mientras Cristina le desacordonaba el spike.

Comemierda le gritaba el manager, mientras Cristina le desacordonaba el spike. Fiebre de caballos Biajaca no tenía remedio. Se ponchó por tercera vez. Entonces vino el Polaco, el cuarto bate. Y conectó una línea espantosa sobre la segunda base, de esas que arrancan hierba y Andrés

Más detalles