LA MEDICIÓN DE LA POBREZA

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "LA MEDICIÓN DE LA POBREZA"

Transcripción

1 LA MEDICIÓN DE LA POBREZA Carlos Gradín y Coral del Río Universidade de Vigo Octubre,

2 Estas notas están basadas en el Capítulos 5 del libro Desigualdad, Polarización y Pobreza en la Distribución de la renta en Galicia de Carlos Gradín y Coral Del Río, Instituto de Estudios Económicos de Galicia - Fundación P. Barrié de la Maza, nº 11, A Coruña, ÍNDICE 1. El concepto de pobreza 2. Variable de estudio y unidad de análisis 3. La elección de la línea de pobreza 4. Los índices de pobreza 5. Las propiedades de los índices 6. La dominancia en el análisis de la pobreza 2

3 1. El concepto de pobreza Los estudios de desigualdad han situado al conjunto de la población y a su distribución de rentas en el punto de mira central de su investigación. De acuerdo con este planteamiento, en los distintos aspectos abordados hasta el momento no se ha hecho gala a priori de una especial sensibilidad por la situación económica de unos colectivos frente a otros, abordando el problema distributivo de manera global. Sin embargo, también parece legítimo no interesarse de igual forma por todos y cada uno de los individuos ue integran dicha población, sino dedicar una especial atención a conocer lo ue ocurre en la cola baja de la misma donde se encuentran los individuos ue disfrutan de un menor nivel de vida. El análisis de la pobreza ue presentamos en este capítulo tiene por objetivo acercarnos a este colectivo, conocer sus características y evaluar la magnitud de este fenómeno en la sociedad. El concepto de pobreza, al igual ue el de desigualdad o polarización, incorpora dimensiones diversas ue deberían ser abordadas en un estudio de este tipo. Muchos estaríamos de acuerdo en ue no tener acceso a determinados bienes considerados esenciales para disfrutar de una vida digna, no poder participar en la sociedad o no tener la posibilidad de desarrollarse como persona son características definitorias de una situación de pobreza. Así, por ejemplo, no poder disfrutar de una vivienda digna o de una alimentación básica, no tener acceso a los servicios sanitarios, educativos o culturales, no poder desarrollar una vida familiar y social, no tener derecho al disfrute del ocio, etc., parecen variables relevantes a la hora medir este fenómeno, junto con el criterio más habitual de la escasez de recursos medido en términos de su ingreso o gasto, variables ue pueden ser consideradas como instrumentos necesarios para alcanzar algunos de los aspectos anteriormente mencionados. Existen así múltiples formas de pobreza: cultural, social, económica, etc. En este trabajo, nuestro objeto de estudio es la distribución de los recursos, por lo ue nos centraremos en un tipo específico de pobreza, la ue se refiere a la carencia de medios económicos, denominada pobreza económica o financiera (Atkinson (1998)). Para ello utilizaremos el consumo y la renta como determinantes del nivel de vida de los individuos, sin pretender con ello agotar el carácter multidimensional del fenómeno. En nuestra defensa cabe decir ue en numerosas ocasiones el hecho de padecer privaciones, aunue éstas no sean estrictamente económicas, está determinado por el nivel de vida material del individuo, al concentrarse muchos de los problemas de marginación y exclusión social precisamente en auéllos con menores recursos. De esta forma, nuestra preocupación por los individuos con bajos niveles de renta o consumo se sustenta en ue es precisamente esa circunstancia la ue les impide el acceso a una cesta de bienes y servicios indispensable para llevar una vida digna. Por desgracia, sin 3

4 embargo, este punto de partida a la hora de abordar la cuestión no es tan simple como pudiera parecer a priori dado ue una vez aceptada la escasez de recursos como variable de referencia aún nos ueda hallar un consenso acerca de cuáles son esas condiciones básicas a las ue todo individuo debería poder acceder. Conceptualmente esto significa ue debemos decantarnos por alguna de las dos nociones de pobreza existentes en la literatura: la absoluta y la relativa. Utilizar una noción de pobreza verdaderamente absoluta conlleva considerar ue las condiciones mínimas ue garantizan una vida digna no varían a lo largo del tiempo e incluso coinciden en lo básico en distintas sociedades, de forma ue sólo las diferencias en los precios deben tenerse en cuenta a la hora de hacer comparaciones. Esta noción es difícilmente aceptable en su versión más extrema por lo ue en la práctica, en los países en los ue es habitual este tipo de análisis se suelen establecer condiciones adaptadas a la situación del país, pero ue sólo sufren actualizaciones tras largos periodos de tiempo. La alternativa al planteamiento anterior es la utilización de una noción de pobreza relativa, según la cual las condiciones básicas deben estar en consonancia con la sociedad en la ue el individuo está inmerso, por lo ue la cesta de consumo necesaria debe actualizarse continuamente, no sólo en función de la evolución experimentada por los precios sino también en términos de los bienes ue la constituyen. Así, no es lo mismo ser pobre en Suecia ue serlo en Somalia, ni serlo en Suecia hoy ue serlo hace cuarenta años, dado ue las sociedades en las ue se deben integrar esos individuos son muy distintas. Esta noción está más cerca del concepto de exclusión social y es la ue habitualmente se utiliza en los países de nuestro entorno, estando incluso presente en la definición oficial de la Unión Europea ue desde 1984 califica como pobre a auella persona cuyos recursos (materiales, culturales, y sociales) son tan limitados ue los excluyen del mínimo nivel de vida aceptable en el Estado Miembro en el ue viven. La noción de pobreza absoluta, sin embargo, predomina más en países con un menor nivel de desarrollo. La razón es ue en ellos la proporción de población ue no accede a un estándar mínimo de vida es muy importante, incluso en cuanto a lo más básico como es una dieta ue permita la propia supervivencia (no siendo descabellado pensar en sociedades en las ue prácticamente toda la población no alcanza ese mínimo, por lo ue carecería de sentido hacer comparaciones relativas). De todas formas, también es una noción ue goza de enorme tradición en los EEUU y en el Reino Unido, aunue en estos casos el estándar de vida ue se considera mínimo evidentemente es muy superior al ue se considera razonable en países africanos o latinoamericanos. La forma habitual de evaluar el coste de acceso a una cesta mínima de consumo parte del diseño de una cesta alimenticia básica, ue suele tener en 4

5 cuenta las costumbres del país o región y ue se valora según los precios del mercado local, para a continuación aplicarle un multiplicador ue recoge una estimación del coste de los productos no alimenticios (por ejemplo en el caso de EEUU este multiplicador es igual a tres). En el caso español se suele seguir la tradición continental de estudiar la pobreza relativa, en España al margen de algunos esfuerzos desarrollados en los años sesenta (ICE (1962) o Informe FOESSA (1966)), no existe tradición a la hora de analizar la pobreza en términos absolutos. De acuerdo con las atractivas propuestas de Sen, lo relevante es considerar en ué medida los individuos pueden desarrollar determinadas capacidades (capabilities) o funciones sociales (social functionnings), ya ue son éstas las ue proporcionan utilidad a los individuos. Las capacidades podrían ser constantes a lo largo del tiempo, sin embargo el conjunto de bienes ue es necesario consumir (cuyas características permiten a los individuos desarrollar esas capacidades) así como los recursos necesarios para aduirirlos son los ue varían de una sociedad a otra y a lo largo del tiempo:... la pobreza es una noción absoluta en el espacio de las capacidades pero con mucha frecuencia toma una forma relativa en el espacio de los bienes o características. (Sen (1983), pág. 161). Una vez aceptado ue nuestro interés se centra principalmente en el análisis de la pobreza relativa, y antes de pasar a discutir en detalle los restantes problemas metodológicos asociados a la medición de la misma, debemos subrayar ue la intención de un estudio sobre pobreza no debe ser la de dar una cifra mágica sobre el número de pobres existente, aunue somos conscientes de ue ésta es una cuestión ue sin duda despierta expectación. Baste recordar el impacto ue tuvo en la sociedad española la publicación del informe Pobreza y Marginación, de EDIS-Cáritas (EDIS (1984)), donde se estimaba una población pobre de 8 millones de personas. La cifra disparó la polémica. A muchos les pareció ue era una cifra alejada de la realidad por ser exageradamente alta, demasiados pobres para una sociedad como la española ue había alcanzado un cierto nivel de bienestar. A otros les pareció ue en este trabajo se infravaloraba el problema pues consideraban ue la pobreza estaba aún más extendida. 1 El problema es ue antes de medir la pobreza o en particular el número de pobres, debemos ponernos de acuerdo en ué entendemos por pobre. Probablemente en la sociedad coexistan muchas nociones diferentes, unas más absolutas ligadas a una noción de extrema 1 Estudios posteriores confirmaron o incluso aumentaron dicha cifra. Así, los resultados ue se presentan en el Cuadro 5.2 indican ue de acuerdo con el propio INE en un 24 por ciento de los españoles era pobre siguiendo los criterios metodológicos más habituales, lo cual elevaba la cifra de pobres a 9 millones. 5

6 pobreza, de carencia de lo más elemental, y otras más relativas ligadas a la distancia a un estándar medio, no importa cuán alto sea ese promedio. Los estudios empíricos muestran ue muchas de las decisiones metodológicas ue son necesarias para llegar a esas cifras pueden determinarlas de forma considerable. El análisis de la pobreza es más complejo de lo ue habitualmente se suele considerar y los resultados ue se obtienen pueden depender de manera crucial tanto de la determinación de la línea de pobreza, ue es el umbral de renta elegido por debajo del cual consideramos a alguien pobre, como de cuestiones más técnicas como la elección de la escala de euivalencia, ue permite hacer comparables hogares de distinto tamaño, o incluso de la variable escogida para determinar el nivel de vida (según los niveles de consumo o renta del individuo). Todo esto hace inexcusable la adecuada contextualización metodológica de cualuier resultado, sobre todo en la medida en ue muchas de dichas decisiones son, además de condicionantes, tremendamente arbitrarias por más ue se hayan hecho habituales o incluso hayan aduirido un cierto rango institucional. 2 También es importante reseñar ue el análisis de la pobreza económica va mucho más allá de la determinación del número o del porcentaje de pobres y debe atender a otras cuestiones tan importantes como el estudio de la intensidad del fenómeno, de la desigualdad existente entre los pobres, o de los elementos ue determinan ue un individuo u hogar sea pobre en un momento dado. Finalmente, cabe reseñar ue el tipo de análisis sobre la pobreza ue podemos realizar está a su vez limitado por los datos disponibles, ue suelen dejar excluidos a algunos de los colectivos más pobres como son los sin techo o los ue viven en instituciones colectivas, por lo ue podemos afirmar ue la pobreza de la mayoría de estudios excluye de forma inevitable a la marginación social más extrema. 2. Variable de estudio y unidad de análisis Profundizaremos en varias de las cuestiones metodológicas mencionadas previamente y sobre las ue apenas hemos pasado de puntillas en el epígrafe anterior. Algunas de estas cuestiones son comunes al estudio de la desigualdad y ya fueron ya abordadas previamente por lo ue no entraremos nuevamente en su discusión. Sin embargo, otras son específicas de 2 En el capítulo 1 de Atkinson (1998) se proporcionan varios ejemplos ilustrativos de la dependencia de las conclusiones respecto de dichas decisiones metodológicas, tanto para un país a lo largo del tiempo como en comparaciones internacionales. 6

7 la pobreza o pueden tener una especial repercusión en la misma por lo ue merecen un tratamiento pormenorizado. Cualuier estudio sobre pobreza debe comenzar con la elección de la variable relevante (por ej. el ingreso o el gasto ajustado). En la literatura empírica se pueden encontrar abundantes ejemplos del uso tanto del gasto como del ingreso. En particular, la Comisión Europea comenzó utilizando el ingreso en sus informes sobre pobreza pero debido a la mejor calidad de los datos optó posteriormente por el gasto. Nuevamente la variable elegida, sea gasto o ingreso, debe ser ajustada para tener en cuenta ue tratamos con hogares de diferente tamaño y composición. Debe tenerse en cuenta ue la elección de la escala es transcendental en el estudio de la pobreza ya ue tanto su nivel como, sobre todo, su composición están enormemente influidos por la diferente posición económica experimentada por los hogares según el supuesto adoptado. Así, los hogares de más miembros representarán una proporción cada vez mayor dentro de la población pobre a medida ue consideremos menores economías de escala en el consumo dentro del hogar, y por lo tanto menor sea el ahorro ue suponemos ue experimentan los individuos por compartir gastos y constituir un hogar común con otros. La unidad de análisis más habitual es el hogar, cuyo peso en la muestra será ponderado por su tamaño, lo cual significa ue implícitamente estamos trabajando con la distribución del ingreso o del gasto ajustado por individuo bajo el supuesto de ue no se producen desigualdades dentro del hogar. 3. La elección de la línea de pobreza El siguiente aspecto fundamental es la elección de la línea de pobreza. Este umbral es crucial porue nos permite identificar uién es pobre, y por tanto sujeto del estudio, y uién no. Evidentemente es una cuestión delicada ya ue su impacto puede ser enorme. No existe una forma natural de elegir la mejor línea de pobreza. Como ya mencionamos, si nos decantamos por la utilización de una línea absoluta lo habitual es estimar el coste de la cesta básica de bienes de consumo e identificar como pobre a todo individuo cuyo nivel de renta ajustada no alcance para aduirir dicha cesta. En el caso de la pobreza relativa se suele renunciar a la construcción de esa cesta de bienes y se prefiere adoptar un porcentaje de la renta media o de la renta mediana de la población total. Éste es el criterio ue utiliza la Comisión Europea en sus informes y ya se ha hecho habitual en este tipo de estudios, por lo ue nosotros también la adoptaremos en el nuestro. 3 El porcentaje elegido habitualmente es el 3 En cualuier caso, y a pesar de ue nuestro principal interés se centra en la pobreza relativa, en ese trabajo también abordaremos una aproximación a la pobreza absoluta. Aunue en lugar de estimar el coste de una cesta 7

8 50 por ciento, aunue también es común utilizar otros porcentajes como el 25 por ciento para captar la pobreza más extrema o porcentajes diferentes (por ejemplo el 40 ó el 60 por ciento) para analizar la robustez de las conclusiones ante cambios en la línea elegida inicialmente. Especialmente preocupante sería el caso hipotético en ue una proporción grande de individuos se situase en torno a la línea de pobreza elegida, ya ue una ligera variación en la misma cambiaría de forma radical la proporción de individuos u hogares pobres, con la consiguiente falta de robustez en los resultados. Con la elección de un porcentaje de la media o de la mediana se busca relativizar la línea de pobreza, ligando así su evolución a la de la sociedad en su conjunto. Es necesario resaltar ue se trata de un criterio tremendamente arbitrario ya ue no existe razón alguna ue justifiue la elección de un porcentaje determinado. Ni siuiera existe consenso sobre si es más apropiado tomar como referencia la media o la mediana. La elección de ésta última se justifica a veces por su menor dependencia de los valores extremos de la distribución y del error muestral, 4 si bien ambas se verán afectadas por la eliminación de observaciones con renta cero. Elegir una u otra tiene implicaciones importantes ya ue la mediana está habitualmente por debajo de la media y por tanto su elección reduce el número de pobres respecto de auélla, para un mismo porcentaje. Una crítica adicional ue reciben este tipo de líneas es ue, al definir como pobres a los individuos situados en la cola inferior de la distribución, pueden estar distorsionando la esencia de los índices de pobreza al recoger más los efectos de la desigualdad ue la pobreza en sí misma. 5 Pero esto es consecuencia directa de uerer trabajar con una línea plenamente relativa. Atkinson (1998) defiende la bondad de este enfoue en términos de lo ue él denomina línea de derechos mínimos (minimum rights line), y porue además lo considera especialmente atractivo por su sencillez y transparencia. Todas las líneas de pobreza presentadas hasta ahora se denominan objetivas, en cuanto ue no reflejan la percepción ue los individuos tienen de sus necesidades. La incorporación de aspectos subjetivos en los estudios de pobreza ha podido abordarse recientemente en nuestro país gracias a la incorporación de módulos subjetivos en algunas de consumo básica, seguiremos la corriente habitual en los países de nuestro entorno de comparar los niveles de pobreza en distintas distribuciones a partir de una línea común, una vez ue éstas han sido expresadas en pesetas de un mismo año. 4 Una ventaja más nítida de la mediana sobre la media se da cuando en el tratamiento de la información muestral, y para garantizar la anonimidad de la encuesta, se ha seguido el procedimiento de truncar la cola superior de la distribución en un nivel de renta elevado y asignárselo artificialmente a todos los individuos ue la sobrepasen. En estos casos, la mediana no se vería afectada mientras ue la media lógicamente vería reducida su cuantía. 5 Como se señala en Fields (1980). 8

9 encuestas, como la EPF de o la ECVF de 1999, en las ue se hacen preguntas como la siguiente: En su opinión, cuáles son los ingresos mensuales netos ue como mínimo se necesitan para ue un hogar como el suyo llegue a fin de mes? Bajo el supuesto de ue las respuestas ofrecidas por los entrevistados tienen en cuenta el número de miembros de su hogar y sus características, es posible realizar la estimación de un umbral subjetivo mínimo. La forma más sencilla sería utilizar directamente la percepción individual de cada hogar, ue sería considerado pobre en la medida en ue sus ingresos no alcancen su mínimo subjetivo. En este caso cada hogar tiene su propia línea de pobreza en términos de su propia respuesta. El problema de este método es ue, como se ha comprobado en diversas ocasiones, el nivel de exigencia de los individuos depende crucialmente de su nivel de renta de forma ue los individuos con menos recursos tienden a ser menos exigentes. Otros métodos promedian de alguna manera las percepciones subjetivas de los hogares a la hora de calcular la línea de pobreza común a todos ellos. Dentro de éstas, la línea subjetiva más sencilla es la conocida como línea de Kapteyn, aunue no es la única, ya ue en otros casos se exige al hogar ue declare los ingresos ue asocia con diferentes niveles de vida, lo ue permite estimar su función de utilidad individual y construir la línea de Leyden, más habitual, y la línea de Deleeck, con más problemas de aplicación Los índices de pobreza Una vez definido el umbral crítico, el estudio de la pobreza económica todavía exige abordar tres aspectos fundamentales de su cuantificación ue nos servirán de excusa para presentar, sin ánimo de ser exhaustivos, los diferentes índices de pobreza más utilizados en la literatura empírica. 7 En primer lugar parece interesante cuantificar el número de individuos ue tienen su renta por debajo del umbral elegido, ya ue nos proporciona una estimación de la extensión o incidencia del problema. Para ello podemos utilizar el índice de pobreza más sencillo y conocido, denominado Headcount ratio y ue nosotros denotaremos por H. Si con representamos al número total de pobres y con n el tamaño de la población, el índice H representa la proporción de pobres existente en dicha población: H =. n El índice H presenta serios inconvenientes. Su mayor limitación es ue es insensible a los cambios experimentados por los pobres siempre ue éstos no superen la línea de pobreza. 6 Véase INE (1996) para un detallada exposición de los diferentes métodos utilizados en la construcción de líneas de pobreza subjetivas. 9

10 Así, se trata de un índice insensible a la intensidad de la pobreza, ya ue aunue todos los individuos pobres lo fuesen cada vez más, el índice no se alteraría al no depender su expresión de cuán pobres son. Además, también es insensible a la desigualdad entre la población pobre, al no verificar el principio de las transferencias de Pigou-Dalton entre los pobres, ya ue cualuier transferencia monetaria entre dos individuos situados por debajo de la línea de pobreza no alteraría el índice a pesar de ue dicha transferencia se realice a favor de un individuo cercano a la línea y en perjuicio de uno ue se encuentre en los niveles más bajos de la distribución. El primer aspecto, referido a la severidad del fenómeno, podría ser incorporado al análisis si evaluásemos el volumen de renta ue sería necesario transferir de ricos a pobres para eliminar la pobreza. Este concepto se conoce como brecha de pobreza (Poverty Gap) y se calcula como la distancia, en términos de renta, ue separa a los individuos pobres de la línea de pobreza. La intensidad se podría medir así, de forma agregada y en términos absolutos, calculando cuánta renta sería necesario darles a los pobres para ue dejen de serlo, es decir para ue alcancen la línea de pobreza, z: PG = ( z x i ) i= 1 donde x i es el ingreso euivalente del individuo i. Si relativizamos las cantidades anteriores, tomando como referencia la renta final resultante de los pobres al dejar de serlo (z), obtenemos el índice, I (Income gap ratio):, I = i= 1 ( z x ) z i i µ i= 1 = 1 z x = 1 z, donde µ es el ingreso medio de los individuos ue están por debajo del umbral de pobreza. El problema del índice I es ue es indiferente a la proporción ue representan los pobres en el total de la población, justamente a la inversa de lo ue sucedía con el índice H, por lo ue en la literatura se propuso un nuevo índice ue combinaba la información de los dos anteriores. A este índice se le conoce como HI o Poverty gap ratio y mide el cociente entre la cantidad de renta ue sería necesaria para situar a todos los pobres sobre la línea de pobreza y la expresión nz: 7 Para una completa revisión de estos índices y de sus propiedades puede verse Zheng (1997). 10

11 HI = i ( z xi) = nz n xi i = H 1 nz xi i = H I z Los índices anteriores siguen sin tener en cuenta el tercer aspecto fundamental de la pobreza, la desigualdad entre los pobres, por lo ue debemos acercarnos a otros índices ue, aun a costa de perder sencillez, logran corregir este problema. En su artículo básico, Sen (1976) incorpora por vez primera en un único índice los tres elementos de la pobreza, la extensión o incidencia (H), la intensidad (I), y la desigualdad, siendo esta última recogida por G, el índice de Gini calculado únicamente sobre la población pobre. Su índice, S, puede ser interpretado como la suma ponderada de las brechas individuales de ingreso de los pobres, donde la ponderación está dada por la posición relativa ue ocupa cada individuo entre los pobres. Formalmente esto se traduce en la siguiente expresión (para un valor de lo suficientemente grande): S = H ( I + ( 1 I ) G ) = n µ 1 ( 1 G ) Una variante del índice de Sen fue propuesta por Thon (1979), al modificar su función de ponderaciones. Así, en este nuevo índice, T, la posición relativa del individuo pobre se calcula utilizando como referencia al conjunto de la población, en lugar de emplear sólo al colectivo pobre. Este sencillo cambio permite el cumplimiento de diversos axiomas ue el índice de Sen no verifica. 8 suficientemente grande por la siguiente expresión: 9 z Matemáticamente este índice se aproxima para un lo [ S + 2(1 H I ] T = H ). Posteriormente, Foster, Green y Thorbecke (1984) propusieron una familia de medidas de pobreza en la ue cada uno de sus componentes se caracteriza por poseer una sensibilidad distinta al déficit de los individuos para alcanzar la línea de pobreza en función de cuán lejos esté de la misma. Esto lo logra a través del parámetro α en la expresión: ( z x ) 1 i FGT ( α) =, α 0, n i= 1 z α.. 8 Por ejemplo la continuidad y la propiedad de las transferencias regresivas. 9 Hubo otras modificaciones del índice de Sen. La más conocida la de Takayama (1979), pero las propiedades de su índice lo hacen poco atractivo. 11

12 donde α puede interpretarse como un parámetro de aversión a la pobreza. Cuanto mayor sea α mayor será el peso ue el índice otorga a los déficits de ingreso más grandes (ue reflejan la situación de los más desfavorecidos caracterizados por una mayor distancia entre su ingreso euivalente y línea de pobreza). Por tanto, a mayores valores de α mayor importancia reconoce el índice a transferencias de renta progresivas dirigidas hacia pobres extremos. Un α infinito daría únicamente valor a la brecha del individuo más pobre, y sólo la situación de este individuo estaría reflejada en el índice. Como es fácil de comprobar este índice es una generalización de algunos de los anteriores ue no son más ue casos particulares. Así, tenemos ue FGT(0) = H y FGT(1) = HI. Para α = 2 el índice también adopta la siguiente forma: [ I + (1 I) CV ] FGT ( 2) = H, donde CV es el coeficiente de variación entre los pobres. Puede comprobarse ue este índice es muy similar a S, al incorporar los tres elementos de la pobreza, con la diferencia de ue utiliza el coeficiente de variación en vez del índice de Gini. La ventaja de FGT(2) sobre el índice de Sen es ue, al igual ue los otros miembros de la familia para valores enteros y positivos de α, es aditivamente descomponible. Otro índice habitualmente utilizado en la literatura empírica es la medida de Hagenaars. 10 Se trata de una transformación del índice HI en el ue se sustituye I por la diferencia porcentual entre el logaritmo del umbral de pobreza y el logaritmo de la posición económica media de los pobres. Para una función de bienestar dada, 11 el índice trata de captar el bienestar social perdido o despilfarrado debido a la existencia de pobreza: HAG = n log z log log z * µ, * donde µ es la media geométrica del ingreso de la población pobre. 12 p 5. Las propiedades de los índices Dado el gran número de índices de pobreza existente en la literatura teórica necesitamos criterios ue nos permitan priorizar su utilización en un estudio empírico concreto. Una forma de abordar las ventajas y desventajas de cada uno de ellos es definir un 10 Véase Hagenaars (1987). 11 Donde la utilidad dada por la renta x es igual al logaritmo neperiano de la misma. 12 Otros índices también utilizados en la literatura empírica son los propuestos por Chakravarty (1983), Johnson (1988), Pyatt (1987), Watts (1968), Kakwani (1980) y la familia de índices de Clark et al. (1981), entre otros. 12

13 conjunto de axiomas o propiedades básicas ue parece razonable ue verifiuen para, a continuación, analizar cuáles se satisfacen en cada caso, de manera similar a como hicimos en el capítulo dedicado al análisis de la desigualdad. Consideremos para ello dos vectores de rentas cualesuiera x, y X dentro del conjunto de todas las distribuciones de renta factibles, con x = {x 1, x 2,... x n }, tomemos como línea de pobreza la dada por z, y denotemos por P(x) a un índice cualuiera ue indica el grado de pobreza asociado a la distribución x. Los principales axiomas, sin ánimo de ser exhaustivos y considerando ue existen diversas variantes en algunos de ellos, son los siguientes: 1) Dominio ( Focus ). Si obtenemos y a partir de x a través de cambios en la renta de los no-pobres, entonces P(y) = P(x). 2) Anonimidad (o simetría). Si obtenemos y a partir de x mediante una simple permutación, entonces P(x) = P(y). 3) Principio de población (o invarianza ante réplicas poblacionales). Si obtenemos y a partir de x tras replicarlo m veces, entonces P(x) = P(y). 4) Monotonicidad (débil). Si obtenemos y a partir de x reduciendo la renta de un individuo pobre, entonces P(y) > P(x). 5) Principio (débil) de las transferencias. Si obtenemos y a partir de x mediante una transferencia regresiva entre los pobres sin ue el beneficiario sobrepase la línea de pobreza, entonces P(y) > P(x). 6) Principio (débil) de sensibilidad a las transferencias. Si partiendo de una distribución x obtenemos dos distribuciones y e y mediante respectivas transferencias regresivas, tales ue en ambos casos los individuos implicados estén situados a la misma distancia, la pobreza aumentará más cuanto más pobre sea el donante. 7) Consistencia subgrupal. Consideremos una partición exhaustiva de x, donde n 1 + n n k = n indican los respectivos tamaños de las subpoblaciones x 1, x 2,... x k. Entonces, si obtenemos y a partir de x incrementando la pobreza en una subpoblación sin alterar las restantes, P(y) > P(x). 8) Descomponibilidad. Consideremos una partición exhaustiva de x, donde n 1 + n n k = n indican los respectivos tamaños de las subpoblaciones x 1, x 2,... x k. Entonces: k i n i P( x ) = P( x ). n i= 1 9) Crecimiento de los no-pobres. Si obtenemos y a partir de x añadiendo un individuo no pobre, entonces P(y) < P(x). 13

14 Dada una línea de pobreza, el axioma de dominio exige ue un índice de pobreza sólo sea sensible a lo ue le ocurra a los pobres, desentendiéndose del resto de la distribución. Los axiomas 2 y 3 son básicos para la construcción de números índice y ya fueron mencionados en el tema de desigualdad. Los axiomas 4 y 5 hacen referencia a dos propiedades fundamentales de un índice de pobreza. El axioma de monotonicidad recoge la idea de la intensidad de la pobreza indicando ue, ceteris paribus, el empobrecimiento de algún pobre debe reflejarse en un mayor nivel pobreza. El axioma 5 recoge la idea ya mencionada de ue también una mayor desigualdad entre los pobres debe significar un aumento en los índices de pobreza. Este axioma consiste en la traslación del Principio de las transferencias de Pigou- Dalton al conjunto de los pobres. Vinculado a este axioma está el de sensibilidad a las transferencias (axioma 6) ue nos dice ue el impacto de una transferencia regresiva debe ser mayor si afecta a individuos más pobres, recogiendo así la existencia de algún grado de aversión a la pobreza, teniendo ésta un significado similar al otorgado a la aversión a la desigualdad definida anteriormente. Los axiomas 7 y 8 hacen referencia a la existencia de subpoblaciones en la distribución. El axioma de consistencia subgrupal considera ceteris paribus ue aumentos en los niveles de pobreza de un grupo deben implicar aumentos en los niveles de pobreza del conjunto de la población, con independencia de cómo se distribuya la renta en el resto de grupos. El axioma 8 es más exigente, ya ue considera como deseable una medida nítidamente descomponible entre subpoblaciones, siendo las ponderaciones los tamaños respectivos de las mismas. 13 Este axioma es esencial si se desea realizar descomposiciones por grupos ya ue permite atribuir a cada uno su responsabilidad en el nivel de pobreza global. En cualuier caso ambas propiedades no constituyen criterios normativos unánimemente aceptados ya ue autores tan destacados como Sen defienden ue la pobreza de un grupo no puede considerarse independientemente de la distribución existente en los demás. Por último, el axioma 9 permite valorar los niveles de pobreza existentes en distribuciones de diferente tamaño. De acuerdo con todo lo anterior, en el Cuadro 5.1 se resumen las propiedades ue satisfacen cada uno de los índices presentados hasta el momento: 13 Es importante reseñar ue verificar el axioma 8 implica necesariamente satisfacer también el 7, aunue la implicación inversa evidentemente no es cierta. 14

15 Cuadro 5.1 Propiedades ue satisfacen los índices de pobreza Axiomas H I HI S T FGT HAG (α 2) Dominio Anonimidad Población Monotonicidad Transferencias Sensibilidad Transf (α>2) + Consistencia subgrupal Descomponibilidad Crecimiento no-pobres Fuente: Zheng (1997). Como aspectos más destacables del cuadro cabe resaltar, en primer lugar, ue H, I y HI no varían ante cambios en la distribución entre los pobres, mientras ue S y T aunue verifican el principio de transferencias, no muestran una sensibilidad creciente con el grado de pobreza. Y en segundo lugar, es importante constatar ue entre los índices con propiedades normativas más atractivas se encuentran HAG y FGT (este último para valores de α estrictamente mayores ue 2), ya ue además de cumplir con los reuisitos anteriores presentan la ventaja añadida de verificar propiedades tan atractivas para el trabajo empírico como la descomponibilidad y la consistencia subgrupal (ue, como se observa, también verifican índices más simples como H o HI). En cualuier caso, como apunta Ruiz-Castillo (1987), dada la dificultad y la ambigüedad de reducir a un escalar un fenómeno tan complejo como la pobreza, no tiene sentido confiar en ue un examen de las propiedades formales de un conjunto de índices permita concluir cuál de ellos es el indicador adecuado. Por el contrario, lo razonable en la práctica es estimar primero un abanico de medidas relevantes para el problema ue nos ocupa y estudiar posteriormente la robustez de las conclusiones ue se obtengan (pág. 106). Por eso, ha sido frecuente la utilización simultánea de diversos índices de pobreza en función de sus propiedades axiomáticas y éticas, a la vez ue la utilización de diferentes líneas de pobreza con el objetivo de obtener conclusiones lo menos contaminadas posible por las decisiones metodológicas adoptadas. 15

16 6. La dominacia en el análisis de la pobreza Sin embargo, la utilización de esta estrategia no ha estado exenta de críticas. La metodología desarrollada por Jenkins y Lambert (1997, 1998a y 1998b) profundiza en esta dirección al proponer un nuevo indicador ue al igual ue varios de los índices anteriores incorpora consideraciones de incidencia, intensidad y desigualdad, pero con la ventaja añadida de ue permite obtener resultados mucho más generales al no depender crucialmente de la línea de pobreza ni del índice elegido. Así, el principal atractivo de este enfoue, denominado curvas TIP ( Three Is for Poverty ), reside en ue ofrece ordenaciones de pobreza ue son consistentes con las ue obtendríamos para una amplia clase de índices y umbrales de pobreza. Para entender mejor por ué esto es así procedamos a la definición formal de las curvas TIP y examinemos las propiedades ue se derivan de su construcción. Denotemos por g x al vector de brechas o gaps de pobreza asociado a la distribución x y a la línea de pobreza z, donde { i 0 } gxi = max z x,. Como ya hemos visto, el interés de este vector radica en ue un gran número de índices de pobreza son funciones de la distribución de gaps de pobreza. Formalmente una curva TIP de gaps de pobreza, TIP(g x ; p), se define en cada punto p como, g xi i= TIP( g x ; p) = 1, n donde p = l/n hace referencia al 100 p por ciento de los individuos más pobres, con 0 p 1. Para cada valor de p, TIP(g x ; p) representa el gap acumulado por el 100 p por ciento más pobre de la población, dividido por el número total de individuos. Por lo tanto, sólo los individuos pobres dan contenido a estas curvas ya ue en su construcción se desecha la información relativa a los ue se sitúan por encima del umbral de pobreza. Si en lugar de trabajar en términos absolutos estuviésemos interesados en disponer de herramientas ue tengan en cuenta las diferencias en el nivel de vida de las sociedades objeto de estudio, deberíamos utilizar el vector de gaps de pobreza normalizados, Γ x, donde cada uno de sus miembros se define como, 14 Γ xi gxi = = z l z xi max, 0. z 14 Nuevamente sabemos ue un gran número de índices de pobreza son funciones de la distribución de gaps de pobreza normalizados. 16

17 De igual forma a como hicimos anteriormente podemos construir curvas TIP asociadas a estos gaps denominadas curvas TIP normalizadas, TIP (Γ x ; p), con propiedades gráficas similares a las anteriores: TIP( Γ x ; p) = Como apuntan sus descubridores, una curva TIP refleja la incidencia de la pobreza ya ue el percentil en el ue se hace horizontal coincide con la proporción de pobres existente en la población; asimismo también nos informa de la magnitud del problema al ser su altura máxima la suma total de los gaps de pobreza per cápita (intensidad); y por último, la desigualdad entre los pobres se refleja en el grado de concavidad de su zona curva ya ue la pendiente en cada punto es el gap de pobreza asociado al percentil correspondiente. En la Figura 5.1, extraída de Jenkins y Lambert (1997), se ilustran las tres dimensiones de la pobreza recogidas por estas curvas. l i= 1 Γ n xi Figura 5.1. Propiedades de las Curvas TIP Intensidad (altura) TIP(g; p) Desigualdad (curvatura) 0 Incidencia = i/n 1 (longitud) Proporción de población Estas propiedades y los resultados teóricos obtenidos por Jenkins y Lambert (1998a) nos permiten afirmar ue las curvas TIP ocupan, en el campo de la pobreza, un papel parecido al representado por las curvas de Lorenz en el campo de la desigualdad ya ue permiten identificar situaciones empíricas concretas en las ue es posible asegurar ue una distribución tiene más pobreza ue otra de forma consistente con los resultados ue obtendríamos si utilizásemos cualuiera de los índices pertenecientes a un amplio conjunto. En el caso del criterio de Lorenz, la dominancia de una distribución sobre otra garantiza un menor nivel de desigualdad relativa de acuerdo con todos los índices consistentes con dicho criterio. En el caso de las curvas TIP, los diferentes criterios de dominancia desarrollados por Jenkins y Lambert garantizan menores 17

18 niveles de pobreza de una distribución frente a otra de acuerdo a la amplia clase de índices denominada Índices del Gap de Pobreza Generalizado Todos estos índices tienen en común ue son funciones de la diferencia entre la renta de cada individuo y la línea de pobreza elegida, y engloban a muchos de los índices anteriormente mencionados como son el índice tipo Dalton de Hagenaars (1987), el índice de Watts (1968), el índice tipo 2 de Clark et al. (1981), o los miembros de la familia de Foster et al. (1984), para un valor de α > 0. 18

Umbrales de pobreza. Datos estadísticos a partir de la encuesta de condiciones de vida. Aragón.

Umbrales de pobreza. Datos estadísticos a partir de la encuesta de condiciones de vida. Aragón. Instituto Aragonés de Estadística / Nivel, Calidad y Condiciones de vida/ Condiciones de Vida y pobreza/ Pobreza. Objetivo: proporcionar información sobre la renta, el nivel y composición de la pobreza

Más detalles

Comparaciones de pobreza y desigualdad

Comparaciones de pobreza y desigualdad Comparaciones de pobreza y desigualdad El problema de la pobreza en una sociedad puede ser evaluado desde tres perspectivas complementarias entre sí : Las medidas de incidencia. Informan acerca de la extensión

Más detalles

POLÍTICA ECONÓMICA I. Curso 2008-2009 TEMA 9

POLÍTICA ECONÓMICA I. Curso 2008-2009 TEMA 9 POLÍTICA ECONÓMICA I Curso 2008-2009 TEMA 9 LA REDISTRIBUCIÓN DE LA RENTA 1. Conceptos básicos y causas de la desigualdad 1.1 Renta, riqueza y pobreza 1.2 Distribución funcional, personal y espacial 1.3

Más detalles

En 2013 los hogares españoles tuvieron unos ingresos medios anuales de 26.154 euros, lo que supuso una reducción del 2,3%

En 2013 los hogares españoles tuvieron unos ingresos medios anuales de 26.154 euros, lo que supuso una reducción del 2,3% 26 de mayo de 2015 Encuesta de Condiciones de Vida (ECV-2014) Resultados definitivos. En 2013 los hogares españoles tuvieron unos ingresos medios anuales de 26.154 euros, lo que supuso una reducción del

Más detalles

UNA COMPARACIÓN DE LAS PROYECCIONES DE POBLACIÓN PARA ESPAÑA, LA ZONA DEL EURO Y ESTADOS UNIDOS

UNA COMPARACIÓN DE LAS PROYECCIONES DE POBLACIÓN PARA ESPAÑA, LA ZONA DEL EURO Y ESTADOS UNIDOS UNA COMPARACIÓN DE LAS PROYECCIONES DE POBLACIÓN PARA, LA ZONA DEL EURO Y Una comparación de las proyecciones de población para España, la zona del euro y Estados Unidos Este artículo ha sido elaborado

Más detalles

Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) Indicadores de Pobreza y Desigualdad. Marzo 2015

Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) Indicadores de Pobreza y Desigualdad. Marzo 2015 Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) Indicadores de Pobreza y Desigualdad Marzo 1. Pobreza 1.1. Aspectos metodológicos. 1.2. Definiciones. 1.3. Líneas de pobreza y pobreza extrema.

Más detalles

II. Evolución del Gasto, Ingreso y Líneas de Pobreza

II. Evolución del Gasto, Ingreso y Líneas de Pobreza II. Evolución del Gasto, Ingreso y Líneas de Pobreza II. Evolución del Gasto, Ingreso y Líneas de Pobreza 2.1 Evolución del gasto per cápita real En el año 2012, el gasto real promedio per cápita mensual

Más detalles

INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA. La pobreza y su medición Presentación de diversos métodos de obtención de medidas de pobreza

INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA. La pobreza y su medición Presentación de diversos métodos de obtención de medidas de pobreza INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA La pobreza y su medición Presentación de diversos métodos de obtención de medidas de pobreza Índice 1. Introducción... 1 2. Los diferentes enfoques de la pobreza... 3

Más detalles

QUIÉNES Y CÓMO SON LAS PERSONAS EN RIESGO DE POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL EN ESPAÑA? Algunas propuestas de políticas públicas

QUIÉNES Y CÓMO SON LAS PERSONAS EN RIESGO DE POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL EN ESPAÑA? Algunas propuestas de políticas públicas QUIÉNES Y CÓMO SON LAS PERSONAS EN RIESGO DE POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL EN ESPAÑA? Algunas propuestas de políticas públicas Junio 2014 1. INTRODUCCIÓN En un entorno marcado por la profunda crisis económica

Más detalles

LA FORMACIÓN EN LA EMPRESA: CÓMO SE MIDE?(*)

LA FORMACIÓN EN LA EMPRESA: CÓMO SE MIDE?(*) La formación en la empresa: cómo se mide? LA FORMACIÓN EN LA EMPRESA: CÓMO SE MIDE?(*) Cecilia Albert Carlos García-Serrano Virginia Hernanz cecilia.albert@uah.es Universidad de Alcalá Resumen Este trabajo

Más detalles

Análisis del impacto de la universalización de Asignaciones Familiares y de la implementación de una Renta Básica

Análisis del impacto de la universalización de Asignaciones Familiares y de la implementación de una Renta Básica Análisis del impacto de la universalización de Asignaciones Familiares y de la implementación de una Renta Básica Unidad de Evaluación Prospectiva de Políticas Públicas Departamento de Políticas Sociales

Más detalles

Pobreza y Desigualdad en Uruguay 2006

Pobreza y Desigualdad en Uruguay 2006 Pobreza y Desigualdad en Uruguay 2006 Instituto Nacional de Estadística en Uruguay. 2006 1 1 El citado informe fue realizado con el apoyo del PNUD por las Economistas Andrea Vigorito y Verónica Amarante

Más detalles

Medida y caracterización de la pobreza en la Región de Murcia.

Medida y caracterización de la pobreza en la Región de Murcia. Medida y caracterización de la pobreza en la Región de Murcia. García Luque, Olga Losa Carmona, Antonio Departamento de Economía Aplicada Lafuente Lechuga, Matilde Departamento de Métodos Cuantitativos

Más detalles

ENCUESTA DE CONDICIONES DE VIDA. Año 2011 Datos provisionales (P) y Año 2010 Definitivo

ENCUESTA DE CONDICIONES DE VIDA. Año 2011 Datos provisionales (P) y Año 2010 Definitivo C/Marqués de Murrieta, 76 26071 Logroño. La Rioja Teléfono: 941 291 196 Fax: 941 291 665 Administración Pública y Hacienda Instituto de Estadística ENCUESTA DE CONDICIONES DE VIDA. Año 2011 Datos provisionales

Más detalles

METODOLOGÍA DE LA ENCUESTA DE CONDICIONES DE VIDA (ECV)

METODOLOGÍA DE LA ENCUESTA DE CONDICIONES DE VIDA (ECV) METODOLOGÍA DE LA ENCUESTA DE CONDICIONES DE VIDA (ECV) 1. Introducción La Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) se realiza a los hogares con el objetivo fundamental es disponer de una fuente de referencia

Más detalles

2.- Métodos para la medición de la pobreza

2.- Métodos para la medición de la pobreza 2.- Métodos para la medición de la pobreza Existen tres enfoques principales para la medición de la pobreza y cada uno contiene diversas metodologías para la identificación de los pobres (Boltvinik, 1999).

Más detalles

CEFP/009/2008. Distribución del Ingreso y desigualdad en México: un análisis sobre la ENIGH 2000 2006

CEFP/009/2008. Distribución del Ingreso y desigualdad en México: un análisis sobre la ENIGH 2000 2006 CEFP/009/2008 Distribución del Ingreso y desigualdad en México: un análisis sobre la ENIGH 2000 2006 PALACIO LEGISLATIVO DE SAN LÁZARO, FEBRERO 2008. DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO Y DESIGUALDAD EN MÉXICO: UN

Más detalles

Enfoque del Marco Lógico (EML)

Enfoque del Marco Lógico (EML) Enfoque del Marco Lógico (EML) Qué es el EML? Es una herramienta analítica que se utiliza para la mejorar la planificación y la gestión de proyectos tanto de cooperación al desarrollo como de proyectos

Más detalles

Nociones Básicas sobre Medición. Ubicación: 1-4

Nociones Básicas sobre Medición. Ubicación: 1-4 Autor: Título: QUINTANA, Eva Nociones Básicas sobre Medición Ubicación: 1-4 Extensión: 4 páginas Año Publicación: 2008 Editor: Escuela Virtual Nociones Básicas Sobre Medición EN QUÉ CONSISTE LA MEDICIÓN?

Más detalles

Tema 3: La demanda del consumidor y del mercado.

Tema 3: La demanda del consumidor y del mercado. Tema 3: La demanda del consumidor y del mercado. Introducción 1. La demanda del consumidor 1. Cambios en la renta 2. Cambios en los precios 2. La demanda de mercado 3. Elasticidades de la demanda 1. Elasticidad

Más detalles

NORMA INTERNACIONAL DE AUDITORÍA 530 MUESTREO DE AUDITORÍA

NORMA INTERNACIONAL DE AUDITORÍA 530 MUESTREO DE AUDITORÍA NORMA INTERNACIONAL DE AUDITORÍA 530 MUESTREO DE AUDITORÍA (NIA-ES 530) (adaptada para su aplicación en España mediante Resolución del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, de 15 de octubre

Más detalles

Capítulo 10. Análisis descriptivo: Los procedimientos Frecuencias y Descriptivos

Capítulo 10. Análisis descriptivo: Los procedimientos Frecuencias y Descriptivos Capítulo 10 Análisis descriptivo: Los procedimientos Frecuencias y Descriptivos Al analizar datos, lo primero que conviene hacer con una variable es, generalmente, formarse una idea lo más exacta posible

Más detalles

Encuesta de Condiciones de Vida Año 2011. Datos provisionales

Encuesta de Condiciones de Vida Año 2011. Datos provisionales 20 de Octubre de 2011 Encuesta de Condiciones de Vida Año 2011. Datos provisionales Principales resultados Los ingresos medios anuales de los hogares españoles alcanzaron los 24.890 euros en 2010, con

Más detalles

Medición de la desigualdad. Sesión V: análisis de distribución de bienestar

Medición de la desigualdad. Sesión V: análisis de distribución de bienestar Medición de la desigualdad Sesión V: análisis de distribución de bienestar Desigualdad El concepto de desigualdad está asociado a las diferencias relativas entre personas El principio de las transferencias

Más detalles

Capital Humano. El Índice de Pobreza Humana en las regiones españolas. Pobreza Humana (IPH-2). Definición. Analfabetismo funcional en

Capital Humano. El Índice de Pobreza Humana en las regiones españolas. Pobreza Humana (IPH-2). Definición. Analfabetismo funcional en Capital Humano n.º 121 2011 El Índice de Pobreza Humana en las regiones españolas Índice de Pobreza Humana (IPH-2). Definición Esperanza de vida limitada en y las regiones Analfabetismo funcional en y

Más detalles

EL AHORRO Y SUS DETERMINANTES.

EL AHORRO Y SUS DETERMINANTES. EL AHORRO Y SUS DETERMINANTES. En este trabajo se expone las diferentes teorías del ahorro que han existido, los efectos del ahorro y hemos llevado acabo una regresión para comprobar si el ahorro depende

Más detalles

Proyecto de Presupuesto Nacional 2015-2019. Exposición de Motivos Capítulo VII. El Uruguay Social

Proyecto de Presupuesto Nacional 2015-2019. Exposición de Motivos Capítulo VII. El Uruguay Social Proyecto de Presupuesto Nacional 2015-2019 Exposición de Motivos Capítulo VII. El Uruguay Social VII. EL URUGUAY SOCIAL La presente administración enfrenta el desafío de continuar profundizando los importantes

Más detalles

INTRODUCCIÓN A LA ECONOMETRÍA E INFORMÁTICA MODELOS ECONOMÉTRICOS E INFORMACIÓN ESTADÍSTICA

INTRODUCCIÓN A LA ECONOMETRÍA E INFORMÁTICA MODELOS ECONOMÉTRICOS E INFORMACIÓN ESTADÍSTICA INTRODUCCIÓN A LA ECONOMETRÍA E INFORMÁTICA MODELOS ECONOMÉTRICOS E INFORMACIÓN ESTADÍSTICA Eva Medina Moral (Febrero 2002) EXPRESIÓN DEL MODELO BASICO DE REGRESIÓN LINEAL La expresión formal del modelo

Más detalles

Otras medidas descriptivas usuales

Otras medidas descriptivas usuales Tema 7 Otras medidas descriptivas usuales Contenido 7.1. Introducción............................. 1 7.2. Medidas robustas.......................... 2 7.2.1. Media recortada....................... 2 7.2.2.

Más detalles

MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL Y DISPERSIÓN

MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL Y DISPERSIÓN MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL Y DISPERSIÓN Suponga que le pedimos a un grupo de estudiantes de la asignatura de estadística que registren su peso en kilogramos. Con los datos del peso de los estudiantes

Más detalles

Ejercicio de estadística para 3º de la ESO

Ejercicio de estadística para 3º de la ESO Ejercicio de estadística para 3º de la ESO Unibelia La estadística es una disciplina técnica que se apoya en las matemáticas y que tiene como objetivo la interpretación de la realidad de una población

Más detalles

ANÁLISIS DE DATOS CONTROL DE CALIDAD. Ing. Carlos Brunatti

ANÁLISIS DE DATOS CONTROL DE CALIDAD. Ing. Carlos Brunatti ANÁLISIS DE DATOS CONTROL DE CALIDAD Ing. Carlos Brunatti Montevideo, ROU, junio 2015 Control de calidad No resulta sorprendente que el hormigón sea un material variable, pues hay muchos factores involucrados

Más detalles

- se puede formular de la siguiente forma:

- se puede formular de la siguiente forma: Multicolinealidad 1 Planteamiento Una de las hipótesis del modelo de regresión lineal múltiple establece que no existe relación lineal exacta entre los regresores, o, en otras palabras, establece que no

Más detalles

1. Ingreso per cápita de la unidad de gasto

1. Ingreso per cápita de la unidad de gasto 10-07-2013 Bogotá D.C. Oficina de Prensa DANE Resultados Pobreza Monetaria y Desigualdad 2012, por Departamentos Este comunicado de prensa sintetiza los resultados de pobreza monetaria y desigualdad 2011-2012

Más detalles

INEC METADATOS ODM 1. Instituto Nacional de Estadística y Censos. Área de Censos y Encuestas. Metadatos: Sistema de Indicadores

INEC METADATOS ODM 1. Instituto Nacional de Estadística y Censos. Área de Censos y Encuestas. Metadatos: Sistema de Indicadores INEC METADATOS ODM 1 Instituto Nacional de Estadística y Censos Área de Censos y Encuestas Metadatos: Sistema de Indicadores Sistema Objetivos de Desarrollos del Milenio INEC METADATOS ODM 2 INEC METADATOS

Más detalles

Pobreza e Indigencia en Argentina

Pobreza e Indigencia en Argentina Pobreza e Indigencia en Argentina Junio 2014 Por Mauricio Caggia Investigador Asociado del CIPPES Nueva estimación de la pobreza y la indigencia según los datos del Índice Barrial de Precios (IBP) Síntesis

Más detalles

Casi todo procedimiento en la definición del nivel de subsistencia de la pobreza puede ser razonablemente cuestionado.

Casi todo procedimiento en la definición del nivel de subsistencia de la pobreza puede ser razonablemente cuestionado. II. 1. Introducción Una de las principales trabas al desarrollo es la pobreza. En África, la mitad de la población vive con menos de un dólar al día. Más de la mitad de la población no tiene acceso al

Más detalles

SOLUCIÓN CASO AVENUS. 1 Aunque con datos únicamente para dos años no podemos establecer una tendencia.

SOLUCIÓN CASO AVENUS. 1 Aunque con datos únicamente para dos años no podemos establecer una tendencia. SOLUCIÓN CASO AVENUS En la hoja Introducción se encuentran los vínculos que nos permiten movernos con facilidad por el resto del libro y además tener una visión conjunta de todo lo que se recoge. En la

Más detalles

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS BOLETÍN OFICIAL DE LAS CORTES GENERALES X LEGISLATURA Serie B: PROPOSICIONES DE LEY 31 de octubre de 2014 Núm. 196-1 Pág. 1 PROPOSICIÓN DE LEY 122/000173 Proposición de Ley sobre mejoras en la prestación

Más detalles

1.1. Introducción y conceptos básicos

1.1. Introducción y conceptos básicos Tema 1 Variables estadísticas Contenido 1.1. Introducción y conceptos básicos.................. 1 1.2. Tipos de variables estadísticas................... 2 1.3. Distribuciones de frecuencias....................

Más detalles

CASEN 2013: HISTÓRICA REDUCCIÓN DE LA POBREZA

CASEN 2013: HISTÓRICA REDUCCIÓN DE LA POBREZA CASEN 2013: HISTÓRICA REDUCCIÓN DE LA POBREZA La reducción en la tasa de pobreza en 2013 presentada por el Ministerio de Desarrollo Social es la más importante desde 1990: alcanza un 17,6% promedio anual

Más detalles

POBREZA: Características típicas de los pobres en Cartagena

POBREZA: Características típicas de los pobres en Cartagena POBREZA: Características típicas de los pobres en Cartagena Autor: William Arellano Cartagena ii Resumen En este documento se presentan cifras de la magnitud e incidencia de la pobreza en Cartagena, así

Más detalles

PRINCIPALES RESULTADOS CASEN 2003 ACCESO A TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN Y COMUNICACION

PRINCIPALES RESULTADOS CASEN 2003 ACCESO A TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN Y COMUNICACION PRINCIPALES RESULTADOS ACCESO A TECNOLOGIAS DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN PRESENTACIÓN El Ministerio de Planificación y Cooperación, en su calidad de responsable de evaluar la situación socioeconómica

Más detalles

De acuerdo a lo anterior, la línea de pobreza se calcula del siguiente modo:

De acuerdo a lo anterior, la línea de pobreza se calcula del siguiente modo: 1 Resumen Ejecutivo En el presente documento se exhiben los resultados obtenidos en el cálculo de pobreza y desigualdad a partir de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) del mes

Más detalles

La pobreza infantil se acentúa y se cronifica en España

La pobreza infantil se acentúa y se cronifica en España Nota de prensa El volumen número 40 de la Colección de Estudios Sociales de la Obra Social la Caixa analiza hasta qué punto el bienestar económico de los niños se ha visto afectado por la crisis La pobreza

Más detalles

Reporte de Pobreza por Ingresos MARZO 2015

Reporte de Pobreza por Ingresos MARZO 2015 Reporte de Pobreza por Ingresos MARZO 2015 1 Resumen Ejecutivo En el presente documento se exhiben los resultados obtenidos en el cálculo de pobreza y desigualdad por ingresos a partir de la Encuesta Nacional

Más detalles

Límites. Definición de derivada.

Límites. Definición de derivada. Capítulo 4 Límites. Definición de derivada. 4.1. Límites e indeterminaciones Hemos visto en el capítulo anterior que para resolver el problema de la recta tangente tenemos que enfrentarnos a expresiones

Más detalles

Cómo va la vida en México?

Cómo va la vida en México? Cómo va la vida en México? Agosto 2014 La Iniciativa para una Vida Mejor de la OCDE, puesta en marcha en 2011, se centra en los aspectos que las personas consideran más importantes para su vida y que,

Más detalles

El método de los precios hedónicos

El método de los precios hedónicos El método de los precios hedónicos 1 El Método de los Precios Hedónicos El primero de los métodos de preferencias reveladas (basados en mercados ya existentes) es el de precios hedónicos 2 Métodos de valoración

Más detalles

LA MEDICIÓN DEL VALOR DEL DINERO. Luis E. Rivero M. Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales Universidad de Los Andes

LA MEDICIÓN DEL VALOR DEL DINERO. Luis E. Rivero M. Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales Universidad de Los Andes LA MEDICIÓN DEL VALOR DEL DINERO Luis E. Rivero M. Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales Universidad de Los Andes RESUMEN: Cuando se hace referencia a las variaciones que experimenta determinada

Más detalles

Capítulo 17 Análisis de correlación lineal: Los procedimientos Correlaciones bivariadas y Correlaciones parciales

Capítulo 17 Análisis de correlación lineal: Los procedimientos Correlaciones bivariadas y Correlaciones parciales Capítulo 17 Análisis de correlación lineal: Los procedimientos Correlaciones bivariadas y Correlaciones parciales Cuando se analizan datos, el interés del analista suele centrarse en dos grandes objetivos:

Más detalles

Contraste entre medidas objetivas y subjetivas de. Pobreza. Pobreza. Reunión del Grupo Río Lisboa, 22-24 de noviembre de 1.999

Contraste entre medidas objetivas y subjetivas de. Pobreza. Pobreza. Reunión del Grupo Río Lisboa, 22-24 de noviembre de 1.999 Contraste entre medidas objetivas y subjetivas de Pobreza Reunión del Grupo Río Lisboa, 22-24 de noviembre de 1.999 Carmen Ureña Ureña I.N.E. Contraste entre medidas objetivas y subjetivas de Pobreza 1

Más detalles

DÍA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA 17 de octubre

DÍA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA 17 de octubre DÍA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA 17 de octubre La desigualdad entre los sexos es una de las causas principales de exclusión social y de atraso en el mundo y un verdadero obstáculo para

Más detalles

Mayo 2008. núm.89. Efectos del nivel educativo sobre las probabilidades de empleo

Mayo 2008. núm.89. Efectos del nivel educativo sobre las probabilidades de empleo Mayo 2008 núm.89 Efectos del nivel educativo sobre las probabilidades de empleo En este número 2 Efectos del nivel educativo sobre el empleo Este cuaderno analiza la relación que existe entre la formación

Más detalles

Capítulo 9. La distribución de las ganancias

Capítulo 9. La distribución de las ganancias Capítulo 9. La distribución de las ganancias Introducción La distribución personal de las ganancias es el patrón nacional de las proporciones de las ganancias salariales correspondientes a los individuos

Más detalles

La eficiencia del sector bancario español en el contexto Europeo

La eficiencia del sector bancario español en el contexto Europeo La eficiencia del sector bancario español en el contexto Europeo Francisco Pérez y Joaquín Maudos (Universitat de València e Ivie) 1. Introducción Desde mediados de la década de los ochenta, los sectores

Más detalles

Serie Evidencias: Inclusión del ranking en el proceso de admisión 2013: un análisis a la luz de los resultados de la PSU 17 de enero de 2013

Serie Evidencias: Inclusión del ranking en el proceso de admisión 2013: un análisis a la luz de los resultados de la PSU 17 de enero de 2013 Serie Evidencias: Inclusión del ranking en el proceso de admisión 2013: un análisis a la luz de los resultados de la PSU 17 de enero de 2013 Año 2, N 13 El Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas

Más detalles

Aversión al riesgo y demanda de seguros

Aversión al riesgo y demanda de seguros Aversión al riesgo y demanda de seguros Ricard Torres ITAM Economía Financiera, 2015 Ricard Torres (ITAM) Aversión al riesgo y demanda de seguros Economía Financiera 1 / 23 Índice 1 Mercados de seguros

Más detalles

LA POBREZA Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL DE LOS NIÑOS EN EL MUNDO. Carlos Gradín y Olga Cantó (Universidade de Vigo)

LA POBREZA Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL DE LOS NIÑOS EN EL MUNDO. Carlos Gradín y Olga Cantó (Universidade de Vigo) LA POBREZA Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL DE LOS NIÑOS EN EL MUNDO Carlos Gradín y Olga Cantó (Universidade de Vigo) Recientemente UNICEF ha hecho público su informe anual sobre el Estado Mundial de la Infancia

Más detalles

MEDIDAS DE DISPERSIÓN EMPLEANDO EXCEL

MEDIDAS DE DISPERSIÓN EMPLEANDO EXCEL MEDIDAS DE DISPERSIÓN EMPLEANDO EXCEL Las medias de tendencia central o posición nos indican donde se sitúa un dato dentro de una distribución de datos. Las medidas de dispersión, variabilidad o variación

Más detalles

El déficit de la Seguridad Social por operaciones no financieras no logra disminuir tras el primer trimestre de 2015

El déficit de la Seguridad Social por operaciones no financieras no logra disminuir tras el primer trimestre de 2015 El déficit de la Seguridad Social por operaciones no financieras no logra disminuir tras el primer trimestre de 2015 Autores: Grupo de Investigación en Pensiones y Protección Social: E. Devesa, M. Devesa,

Más detalles

Diseño de un Proyecto IV

Diseño de un Proyecto IV Diseño de un Proyecto IV El diseño del proyecto es el proceso de elaboración de la propuesta de trabajo de acuerdo a pautas y procedimientos sistemáticos como ya se mencionó, un buen diseño debe identificar

Más detalles

Las 7 Herramientas Fundamentales de la Calidad

Las 7 Herramientas Fundamentales de la Calidad Las 7 Herramientas Fundamentales de la Calidad Se utilizarán los métodos estadísticos elementales, dado que está dirigido a todos los funcionarios, desde la alta dirección hasta los operarios de base (Ej:

Más detalles

C. III. Distribución del ingreso

C. III. Distribución del ingreso C. III. Distribución del ingreso En este capítulo se analizan datos referidos a la distribución del ingreso en la población y en los hogares. En primer lugar, se presenta información sobre la evolución

Más detalles

7. SOBRE LA NECESIDAD DE ACREDITAR UNOS INGRESOS MÍNIMOS PARA ACCEDER A UNA VIVIENDA PROTEGIDA EN RÉGIMEN DE ALQUILER

7. SOBRE LA NECESIDAD DE ACREDITAR UNOS INGRESOS MÍNIMOS PARA ACCEDER A UNA VIVIENDA PROTEGIDA EN RÉGIMEN DE ALQUILER 596 ARARTEKO. INFORME 2004 7. SOBRE LA NECESIDAD DE ACREDITAR UNOS INGRESOS MÍNIMOS PARA ACCEDER A UNA VIVIENDA PROTEGIDA EN RÉGIMEN DE ALQUILER Las condiciones de acceso a las viviendas de protección

Más detalles

Unidad 8. Análisis y evaluación de inversiones

Unidad 8. Análisis y evaluación de inversiones Unidad 8. Análisis y evaluación de inversiones 0. ÍNDICE. 1. CONCEPTO DE INVERSIÓN. 2. TIPOS DE INVERSIÓN. 2.1. Atendiendo a su período de vinculación con la empresa. 2.2. Según su materialización. 2.3.

Más detalles

Covarianza y coeficiente de correlación

Covarianza y coeficiente de correlación Covarianza y coeficiente de correlación Cuando analizábamos las variables unidimensionales considerábamos, entre otras medidas importantes, la media y la varianza. Ahora hemos visto que estas medidas también

Más detalles

ANEXO A de la. propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO

ANEXO A de la. propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO ES ES ES COMISIÓN EUROPEA Bruselas, 20.12.2010 COM(2010) 774 final Anexo A / Capítulo 21 ANEXO A de la propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO relativo al Sistema Europeo de Cuentas

Más detalles

CAPÍTULO V: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

CAPÍTULO V: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES CAPÍTULO V: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES En el capítulo 4 se mostró en forma de tablas los resultados de las encuestas que se aplicaron en el estudio. En este capítulo lo que nos compete es esbozar conclusiones

Más detalles

Inmigración y mercado de trabajo Miguel Pajares GRECS (Universidad de Barcelona) Noviembre 2007. Ponencia

Inmigración y mercado de trabajo Miguel Pajares GRECS (Universidad de Barcelona) Noviembre 2007. Ponencia Inmigración y mercado de trabajo Miguel Pajares GRECS (Universidad de Barcelona) Noviembre 2007 Ponencia El texto de esta ponencia son las conclusiones del estudio Inmigración y Mercado de Trabajo, Informe

Más detalles

Efectos recaudatorios y distributivos en 2012 de algunas opciones de reforma del IVA. Impacto sobre el Sector de los Hogares

Efectos recaudatorios y distributivos en 2012 de algunas opciones de reforma del IVA. Impacto sobre el Sector de los Hogares Efectos recaudatorios y distributivos en 2012 de algunas opciones de reforma del IVA. Impacto sobre el Sector de los Hogares José Félix Sanz-Sanz Universidad Complutense de Madrid Desiderio Romero-Jordán

Más detalles

LA POLÍTICA DE LUCHA CONTRA LA POBREZA Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL. SIMULACIÓN Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS ESTATALES Y AUTONÓMICAS

LA POLÍTICA DE LUCHA CONTRA LA POBREZA Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL. SIMULACIÓN Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS ESTATALES Y AUTONÓMICAS MINISTERIO DE EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL SECRETARÍA DE ESTADO DE LA SEGURIDAD SOCIAL RESUMEN EJECUTIVO LA POLÍTICA DE LUCHA CONTRA LA POBREZA Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL. SIMULACIÓN Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS

Más detalles

Capítulo 8. Tipos de interés reales. 8.1. Introducción

Capítulo 8. Tipos de interés reales. 8.1. Introducción Capítulo 8 Tipos de interés reales 8.1. Introducción A lo largo de los capítulos 5 y 7 se ha analizado el tipo de interés en términos nominales para distintos vencimientos, aunque se ha desarrollado más

Más detalles

Importancia y dinámica de las PYME industriales Estrategias diversas, diagnósticos específicos

Importancia y dinámica de las PYME industriales Estrategias diversas, diagnósticos específicos Importancia y dinámica de las PYME industriales Estrategias diversas, diagnósticos específicos José Carlos Fariñas Las PYME mantienen una enorme importancia para la economía de un país. Diversas tipologías

Más detalles

FUNCIONES DE UNA VARIABLE Julián de la Horra Departamento de Matemáticas U.A.M.

FUNCIONES DE UNA VARIABLE Julián de la Horra Departamento de Matemáticas U.A.M. FUNCIONES DE UNA VARIABLE Julián de la Horra Departamento de Matemáticas U.A.M. 1 Introducción Una de las primeras necesidades que surgen en las Ciencias Experimentales es la de poder expresar los valores

Más detalles

Capítulo 7: Externalidades

Capítulo 7: Externalidades Capítulo 7: Externalidades Jean Hindricks Gareth Myles Noviembre 17 de 2011 Hindricks & Myles () Externalidades Noviembre 17 de 2011 1 / 33 Contenido 1 Externalidades e Ineficiencia 2 Algunos Ejemplos

Más detalles

EQUIDAD VERTICAL Progresividad y Efectos redistributivos del Sistema Fiscal

EQUIDAD VERTICAL Progresividad y Efectos redistributivos del Sistema Fiscal EQUIDAD VERTICAL Progresividad y Efectos redistributivos del Sistema Fiscal Economía de la Pobreza y Distribución del Ingreso Master de Investigación en Economía Aplicada, Curso 2008-2009 Natalia Nollenberger

Más detalles

análisis evolutivo de la dinámica de la pobreza podría eventualmente, ver alterada su magnitud e incidencia, frente a una actualización de la línea

análisis evolutivo de la dinámica de la pobreza podría eventualmente, ver alterada su magnitud e incidencia, frente a una actualización de la línea MINUTA La Encuesta Panel CASEN 1996, 2001, 2006: Primera Fase de Análisis Fundación para la Superación de la Pobreza, Ministerio de Planificación y Observatorio Social Universidad Alberto Hurtado Antecedentes

Más detalles

La sostenibilidad del endeudamiento en el Pacto de Estabilidad

La sostenibilidad del endeudamiento en el Pacto de Estabilidad La sostenibilidad del endeudamiento en el Pacto de Estabilidad ALFONSO NOVALES CINCA* Ante la controversia suscitada recientemente en torno a la conveniencia de mantener una cierta flexibilidad en el cumplimiento

Más detalles

Evaluación de la Eficacia de la Ayuda al Desarrollo

Evaluación de la Eficacia de la Ayuda al Desarrollo CEMPRO, PLANES Y PROYECTOS PARA EL DESARROLLO Tema especial Evaluación de la Eficacia de la Ayuda al Desarrollo M e t o d o l o g í a s d e E v a l u a c i ó n b o l e t í n m e t o d o l ó g i c o d e

Más detalles

HACIA UNA POLITICA AMBIENTAL

HACIA UNA POLITICA AMBIENTAL HACIA UNA POLITICA AMBIENTAL CÉSAR HUMBERTO ARIAS PABÓN Miembro de Número de la Sociedad Geográfica de Colombia Boletín Geografía No 124, 1990 La hazaña de la civilización humana la sido la apropiación

Más detalles

UNIDAD 1 LAS LEYES FINANCIERAS DE CAPITALIZACIÓN DESCUENTO

UNIDAD 1 LAS LEYES FINANCIERAS DE CAPITALIZACIÓN DESCUENTO - 1 - UNIDAD 1 LAS LEYES FINANCIERAS DE CAPITALIZACIÓN Y DESCUENTO Tema 1: Operaciones financieras: elementos Tema 2: Capitalización y descuento simple Tema 3: Capitalización y descuento compuesto Tema

Más detalles

Newsletter sobre la situación laboral y social de la Argentina

Newsletter sobre la situación laboral y social de la Argentina Newsletter sobre la situación laboral y social de la Argentina Diciembre 2007 indice :: La agenda social del nuevo gobierno. :: Los indicadores sociales 2003-2007 auspician www.manpower.com.ar www.consolidarsalud.com.ar

Más detalles

DESIGUALDAD DE LA RIQUEZA Y ESTRUCTURA DE LOS HOGARES: UNA COMPARACIÓN DE ESPAÑA CON ESTADOS UNIDOS

DESIGUALDAD DE LA RIQUEZA Y ESTRUCTURA DE LOS HOGARES: UNA COMPARACIÓN DE ESPAÑA CON ESTADOS UNIDOS DESIGUALDAD DE LA RIQUEZA Y ESTRUCTURA DE LOS HOGARES: UNA COMPARACIÓN DE ESPAÑA CON ESTADOS UNIDOS Desigualdad de la riqueza y estructura de los hogares: una comparación de con Este artículo ha sido elaborado

Más detalles

Informe sobre exclusión y desarrollo social en la Comunitat Valenciana

Informe sobre exclusión y desarrollo social en la Comunitat Valenciana COMUNITAT VALENCIANA Informe sobre exclusión y desarrollo social en la Comunitat Valenciana Resultados de la Encuesta sobre Integración y Necesidades Sociales, 2013 Fundación FOESSA Octubre 2014 1 Esta

Más detalles

MINISTERIO DE ECONOMIA, PLANIFICACION Y DESARROLLO UNIDAD ASESORA DE ANALISIS ECONOMICO Y SOCIAL 20 de febrero, 2015

MINISTERIO DE ECONOMIA, PLANIFICACION Y DESARROLLO UNIDAD ASESORA DE ANALISIS ECONOMICO Y SOCIAL 20 de febrero, 2015 % 1 MINISTERIO DE ECONOMIA, PLANIFICACION Y DESARROLLO UNIDAD ASESORA DE ANALISIS ECONOMICO Y SOCIAL 20 de febrero, 2015 I. INTRODUCCIÓN: El propósito de este documento es presentar los resultados de las

Más detalles

JORNADA DE POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL

JORNADA DE POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL JORNADA DE POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL MESA REDONDA: MECANISMOS DE PROTECCIÓN SOCIAL : NUEVOS RETOS EN LAS POLÍTICAS DE EXCLUSIÓN SOCIAL EN LA COMUNIDAD VALENCIANA Ponente : Conrado Moya Mira. Asesor del

Más detalles

Clase 2: Estadística

Clase 2: Estadística Clase 2: Estadística Los datos Todo conjunto de datos tiene al menos dos características principales: CENTRO Y DISPERSIÓN Los gráficos de barra, histogramas, de puntos, entre otros, nos dan cierta idea

Más detalles

En contexto. 13 agosto 2013 Nº 35. Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública

En contexto. 13 agosto 2013 Nº 35. Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública En contexto 13 agosto 2013 Nº 35 Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública En contexto Página 2 MEDICIÓN DE LA POBREZA POR ENTIDAD FEDERATIVA 2012 El 29 de julio de 2013, el Consejo Nacional de

Más detalles

Este proyecto ha sido realizado por el siguiente equipo:

Este proyecto ha sido realizado por el siguiente equipo: Este proyecto ha sido realizado por el siguiente equipo: INVESTIGADORES Carmen Herrero Ivie y Universidad de Alicante Ángel Soler Ivie Antonio Villar Ivie y Universidad Pablo de Olavide INFORMÁTICO Rodrigo

Más detalles

Transmisión intergeneracional de la pobreza

Transmisión intergeneracional de la pobreza INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Transmisión intergeneracional de la pobreza Resultados basados en el módulo adicional de la Encuesta de Condiciones de Vida 2005 Madrid, abril de 2008 Índice Introducción

Más detalles

Diciembre 2008. núm.96. El capital humano de los emprendedores en España

Diciembre 2008. núm.96. El capital humano de los emprendedores en España Diciembre 2008 núm.96 El capital humano de los emprendedores en España En este número 2 El capital humano de los emprendedores Este cuaderno inicia una serie de números que detallan distintos aspectos

Más detalles

CAPÍTULO 4 DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA, POBREZA Y ESPERANZA DE VIDA EN ESPAÑA

CAPÍTULO 4 DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA, POBREZA Y ESPERANZA DE VIDA EN ESPAÑA CAPÍTULO 4 DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA, POBREZA Y ESPERANZA DE VIDA EN ESPAÑA Ana Rico Observatorio Europeo de Sistemas Sanitarios, Instituto de Salud Carlos III. Madrid Xavier Ramos Departamento de Economía

Más detalles

Resumen Ejecutivo. El Coeficiente de Gini, índice que mide la desigualdad de los ingresos entre la población, se ubicó en 0.4601 en marzo del 2014.

Resumen Ejecutivo. El Coeficiente de Gini, índice que mide la desigualdad de los ingresos entre la población, se ubicó en 0.4601 en marzo del 2014. Resumen Ejecutivo En el presente documento se exhiben los resultados obtenidos en el cálculo de pobreza y desigualdad a partir de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) 1 del mes

Más detalles

DESIGUALDAD ECONÓMICA Y POBREZA EN COLOMBIA Eyleen Dayan Correa Montero, Soledad, Atlántico

DESIGUALDAD ECONÓMICA Y POBREZA EN COLOMBIA Eyleen Dayan Correa Montero, Soledad, Atlántico Tercer premio categoría Ensayo: DESIGUALDAD ECONÓMICA Y POBREZA EN COLOMBIA Eyleen Dayan Correa Montero, Soledad, Atlántico RESUMEN: La pobreza es una expresión de la desigualdad, ha sido considerada como

Más detalles

SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTIVAS DE LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL EN EL SECTOR DE LA PUBLICIDAD AGEP/FNEP Noviembre de 2008

SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTIVAS DE LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL EN EL SECTOR DE LA PUBLICIDAD AGEP/FNEP Noviembre de 2008 SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTIVAS DE LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL EN EL SECTOR DE LA PUBLICIDAD AGEP/FNEP Noviembre de 2008 1. Contexto económico de las empresas del sector de la publicidad La situación económica

Más detalles

Objetivo calidad de vida y conservación del medio ambiente

Objetivo calidad de vida y conservación del medio ambiente Objetivo calidad de vida y conservación del medio ambiente El interés por la calidad de vida (en particular como objetivo de política económica) es relativamente nuevo,, y surge tímidamente a partir de

Más detalles

Marzo 2015 INFORME SOBRE LOS CONSUMOS Y GASTOS DE LOS HOGARES ESPAÑOLES EN LOS SERVICIOS DE COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS. PRIMER SEMESTRE DE 2014

Marzo 2015 INFORME SOBRE LOS CONSUMOS Y GASTOS DE LOS HOGARES ESPAÑOLES EN LOS SERVICIOS DE COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS. PRIMER SEMESTRE DE 2014 INFORME SOBRE LOS CONSUMOS Y GASTOS DE LOS HOGARES ESPAÑOLES EN LOS SERVICIOS DE COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS. PRIMER SEMESTRE DE 2014 ESTAD/CNMC/0003/1 5 Marzo 2015 www.cnmc.es Índice Resumen ejecutivo

Más detalles

UNIDAD 4: MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL

UNIDAD 4: MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL UNIDAD 4: MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL Objetivo terminal: Calcular e interpretar medidas de tendencia central para un conjunto de datos estadísticos. Objetivos específicos: 1. Mencionar las características

Más detalles

DECLARACIÓN COMPRENSIVA DE LOS PRINCIPIOS DE LA POLÍTICA DE INVERSIÓN DE EDM PENSIONES UNO, FONDO DE PENSIONES.

DECLARACIÓN COMPRENSIVA DE LOS PRINCIPIOS DE LA POLÍTICA DE INVERSIÓN DE EDM PENSIONES UNO, FONDO DE PENSIONES. DECLARACIÓN COMPRENSIVA DE LOS PRINCIPIOS DE LA POLÍTICA DE INVERSIÓN DE EDM PENSIONES UNO, FONDO DE PENSIONES. VOCACIÓN DE INVERSIÓN. El fondo se define como un fondo de pensiones con un perfil de inversión

Más detalles