(j) Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI) Nuestra guerra sin nombre Ti'al'liforrnaciorzes del coriflícto en Colombia

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "(j) Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI) Nuestra guerra sin nombre Ti'al'liforrnaciorzes del coriflícto en Colombia"

Transcripción

1 Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI) (j) Nuestra guerra sin nombre Ti'al'liforrnaciorzes del coriflícto en Colombia r:rancisc GUTlÉRREZ, Coordinador académico MAHÍA EJ'-'lMA WILlS y GNZAL SÁNCHEZ G6MEZ, coordinadores editoriales Grupo Editori1 Norma IV/VIII. 11 TII,el. (0/11 DootJ B...cel(ln.. Buenos Aires C:lr;lC3S GlJalcm.'\la lima México Panamá Quito San José San Juan S30 Salvador Santiago de Chile Santo Domingo

2 ., '. '.?

3 '1 1 Estados Unidos y la guerra en Colombia DiaM Maree/a Rojas'. Investigado"," del (lltitulo de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEP1U), Ulúversidau Nacional de Colombia.

4 ReSlllnen Uno de los cambios centrales en la dinámica de la guerra en Colombia, c\11r.l11 te los lljti1ll0s diez aríos, h" sido Ja fllsióll entre la guerra contrjinsurgelltc y la guerra allti narcóticos. En este cambio, Estados U nido b.l dese Illpejhdo UIl papel fu ndlmcl1tal a través del diagnóstico del conricto, de las políticas implementadas para hacerle frente y de los resultados previstos e illlprevistos de wles l'0tític; s. De este lj1odo, este país se 111 constituido en uno de Jos actores celltrales de la guerra y en factor sustancial de l;j 'g.lobaliz<1ción' del conflicto cololllbiano. Palabras claves: reaciones Colombia-Estados Unidos, narcotráfico, gl.lerrílla, PI;ll1 Colombia, ayuda l1lilirjr. I Durante tlltl cho ti em po, el conf1.icto armado en ColollJbia fu e percibido y caracteriz,,1do como uno de carktcr fundamentalmellte 'endógeno'. puesto que se desarrollaba en territorio colombiano y con actores armados internos que no contaban CIl ayuda financjerj ni política proveniente del exterior y que, por el contraxio, te,úall agendas e intereses l1luy locales. Sin embargo, la tipificación dd caso c:ojombi;l1lo como c,,,!fi.ícto armado inlenw () Xl.lerra civil, teniendo como niterie el territorio en el que se ha des<ltrolhdo y la identidad de los actores involucrados, hizo que se dejaran de hijo otros aspectos esenciales de la naturaleza misma del conaicto, "sí como Sil conexión c;llrocesos originados en el desarrollo de la glebaliz..ación. Hoy en dfa sabemos que muchos de los f.1.nores que p$ibilit:m bs gucrr; s y las dinanllzall 110 son exdusiv1ll1ente internos o, por lo menos, no sq'n tija claramente distillglliblcs de los factores externos.., 'Lo anterior es es}letialmcnte patente en la consideración de los actores involucrados en la guerra. En el C1S0 colombiano, na sólo '1 " intervienen los grupos anhjdos ilegales illtemos frente al gobierno ad J;al. sino que otros actores están presentes desde sus propias,..,,1 '.: lógicas e intereses, Entre ellos, Estados Unidos puede cllsider:lrse (. 1tÓ'1 directo en la guerra. hoy. y no sólo nlera 'influencia' exterm.,ji'''''''., Éil "el momento en que el gobierno estadounidense declara que \(. i'l I... U" 11 ill conflicto armado colombiano afecta su segundad mclilaj, se d " có,llvierte en un actor directo. Este progresivo illvolucramiento de!l:»'i" ',ese p'aís se ha hecho más pa tente y decísiva en la últirna década. ',J,"" t.., "ir 11 l39j.fia :f.i

5 Dia,," Maceel" Roj.s En efecto, desde mediados de los años novenl.l es posible identificar un cal ubio suswllciaj en la dinállljc de la gucrra en Colombia. Desde entonces, el enfrcljtamiento armado no sólo se iutcnsiftcó y adquirió una notoriedad internacional $in precedentes, sino que, además, en relación con Jas motivjciones, las estrategias, los actores en contienda y los efectos, la guena ha adquirido otras cnactetístlcas que pennjten diferencwrh de 1:Is dinámicas dd conflicto de las dos décadas ante r iorcs. Durante los :nios od1cl1ta y hasta prillcipios de los alios noventa, para Eswdos Unidos el conaicto armado en Colombia estaba inscrito en h lógica de la lucha contra el comunislllo. Se trat; ba de grupos guerriueros que reivindicaball una ideologb comunista cn contra de un ESL.ldo democrático; sin embargo, los gobiernos cstadounidenses de h époc:l no consideraron que las guerrillas represent;lrn un l11cnazj SllSt:lllCi,ll a Sil propia seguridad nacional ni a b esubilidad e.conómica y política de Colombia, pese a las cifi-as sobre las víetil1js del cl1flicto. En general, Colombia aparecí; resaltada en el conjunto continental CIll b "democracia más estab1e de A mérica Iati na", por no h ber su (rido las iilterfli pciones institucionales ni los golpes milit:nes que caracteriz.lron a la mayoría de los países en los alias sesent 1 y setenta. El país también m05trabj UIlS índices de crecimiento económico y de confiabilijad para los jllversionist<l intern icionales que p<lra l1da reflejaban un país en guerra. Por otra parte, desde finales de los años setenta, Est.'\dos Unidos concentró su relación bilatera1en el tema de la lu cha contra las drogas ilícitas, Juego de que Colombia comenzó a aparecer como unos de los países más activos en términos de dicho comercio ilícito.así, parawashington, el conflicto con los gf\lpos guerrilleros era un asllnto distinto (y distante) del problema del tráfico de drogas. Si bien a mediados de la década de los Chenc,l se planteó IJ hipótesis de la 'narcoguerrilb', esta interpretación no prosperó, entre otras coss porque en ese momento no se podía eswblecer tllu partícíp:lción directa de 13s gtlerriuas en el negocio ilícito. Se afirmaba que el víncujo era más ciccu\jst.1ijcial e indirecl, a través dd cobro del impuesto de gramaje, la vígilanci; de los cultivos y laboratorios, o del illll'uesto del uso de pistas clandestinas en las zonas controladas por algunos de Jos frentes guernueros. No es éste el lugar para eswblecer qué tan cercana o alejada se encolltrjba esta [4 0J,-o Es/mIos Unidos)' /" guarn eh Colo/l/[,ia visión de la realidad; aqllí interesa seíialar que par; Estados Unidos b guerra contra las drogas y la lucha conttjinsurgente del Estado colombi:jno contra las guerrilbs eran percibidas como dos )foblemas distintos y con tan sólo algunos nexos. Esta percepción del conflicto en Colombia cambió sustancialmente en un proceo iniciado J mediados de los alias noventj y que se extiende hasta nuestros días. Nuestn hjpótesis fundament;1! sostiene que Estados Unidos ha descmpeliado un papel central en el cambio de b dilljmica del confucto armado colombiano a través de la confusión de la gtlerra antin; rcóticos y la lucha contrainsurgente.en tina sola estrategia, ahor; identificada como lucha antiterroristao Esto implica, a su vez, un,-cambio en la naturaleza misma de la guerr;l en Colombia, en la que Esr, dos Unidos se convierte en un actor directo por medio tanto de los resultados esperados CIll cie los efectos derivados. El objetivo ele este trabajo es tralar de d2r cuenta de ese proceso. En una primera parte, por medio de la caracterlz;lción del diagnóstico que hace Estados Unidos acerca de la situación en Colombia y de los factores que contribuyeron a la conformación de dicha visión. En un;l segullda parte se busca establecer cuál ha sido la estrategia eles; nolbdj ell concordjtlcía con dicho diagnóstico, así como identificar bs políticas adoptadas en este 1; rco, haciendo la distinción de tres etapas. Finalmente, en la tercera prte, se intenta avanzar con respecto a LJs consecuencias que tal estrategia ha tenido en la dinámica misma dd conflicto armado. Diagn6stíco El diagnóstico q\le tiene Estados Unidos sobre el conflicto arlljado en Colombia no es contundente ni unívoco. Pese a que en los ( himos tres aitos, sobre todo a r; lz de los atentados del II, de septiembre (u-s), se ha ido depurando, aún está lleno de :ullbi. güedades y d luar controversias tanto en el escen;>.rjo político. '.' est; dolllljele llse como en Colombia. En ese diagnóstico, el ele me llt central es el progresivo desdibluamiento de la tajante distinción f;,-entre luchj antinarcóticos y lucha contrainsurgente. La v:ljiedac! \ v, 1: " 'Hr',! Pese al papel cada vez más central que 105 paramilit;lrcs desempeñan en n;onfucro ;ltlll:ldo colombiano. por tollnes de extensión y porque UI\ pítulo de este libro está dedicado al tema, el presente ttolbajo se centl'll [4 1J )1,. -.' --Pll" ;'.

6 Diana Morecla R.oja, de pebtivos a los que se recurre en divenos reportes, documentos oficiles y artículos académicos así lo revdjn: la colombiana se ha calificado persistentemente CIll "guena alllbigua", "guerrj. tripai,tit; ","guetta asimétrica", "gilerra narcotenorista" (M;'In waring, 2003)- esde esta visión, se sostiene q ue el conflicto armado se ha nlantenjdo en buena medida gracias a los recursos provenientes del narcotráfico, y que los grupos guerrilleros, particularmente bs Fuer Z,;IS Armadas Revolucionarias de Colombi;c (FARC), han ido apropiándose de tales recursos ya no sólo de manera indirecta, a través de 'impuestos' a los cullivadores y a los carteles, síno directamente, involucrándose en todas las et,;lpas de esll actividad económíca, al punto de ser calificados como c1/el'ca umcl al lado de los gr;ll1des carteles de Medelllll y de Calí, De hecho, en la últíil\;l década, los grllpos a nlldos incre mentaron su presencia en casi todas las áreas de Cllltivo de coca en el país, al 11IoJ]opoli71.r el comercío de h pasta de coca en los tenitorios b;tjo su control ([nternational Crisis Group, 2005).2 Est; 'n; rcotización' cle 1<1 estrategia de los grupos guerrilleros les habríj permitido allegar los recursos necesarios para exp;lndire, aumentar el número de frentes y de efectivos, modernizar Sil arm;l1nento y mejot<\r sus condiciones logísticas. La ofensiva militar desarrollada por las FARC entre 1995 y 1997 habría demostrado dicha hipótesis e illc1inado la balan7.-<l a f:wor de la guerrilla y en clltra de las Fuerzas Armadas colombianas, El corola rio de este razonallliel] to consiste en afirmar que, (la do que la S guerül1as está II tan fll erteil,e IHe involucradas eu la economía de las drogas, sólo elinüllando el lrhico ilícito se Illlnará la principal fuente de recursos pra b guerra; hecho que las hará más vulnera bies a l\ Ila derrota mil it; r y las p rcsio n:111 a negociar con el Estado colombiano. en 1<1 lucha contrainsurgente en relación con los grupos gtlerriueros y se Ilace eseas,1 mención de la perccpción y la pojitica de Estados Unidos haci los grll pos paramilitares. > Se ojeuh que 65 de las 110 IlIli<bdcs operativas de las fajk est;ín direcu mente involucradas tallto ell el cultivo como en el comercio de dtg:ts. [4 2) I,.." Ej/ddos Unidos y I g,"rra el, Colombid En el diagnóstico estadounidense, el Esudo cojo nbino aparece como un "Estado e1l riesgo de colapsar",3 tanto por la falta de control sobre el territorio naóonal, la incap3cidad de brindar seguridad y garant;z; r la presencía de la fuerz<l públíca en todos los municipios del país y Jos índices alarmantes de impunidd, como por la cort"upción rjmp,lilte de lina clase política que entró en contubernio con los carteles de la droga. ',fl Factores para /'1 crl<is El cambio en la percepción yen la política de Estados Unidos hacía Colombia es el resultado de la convergencia de varios factores que se ciugall a lo largo de la décad3 de los noventa. Es preciso aclarar que respecto a los factores aquí considegldos, llljs que de 'causalidades', habl;iihos de resonancias, esto es, de runánúcas gue se van traslapando y cuya interacción genera un cambio sustancial, como el que intentamos analizu en relación con el conflicto ;nmado cololllbiano. C3be señala.r umbiéll q\le en varios de etos f.1ctores es dificil hacer una distiuóón cbra enrre lo propiamente interno y lo externo. De :lhí que referirse :l una 'internacionalización' de la guerra es ulla caracterización en la qlle se pierde el cambio de sentido que implica la globalizjci6n. Los factores que consideramos son los siguientes: El c:lmbio en el cojltexto internacional y la Inodific:lci ón de la política exterior de Estados Unidos después del (in de la Guerra Fría, Este hecho implica unj trjllsforlh<lción en las temáticas y las prioridades de la agenda de seguridad estadounidense, donde el narcotráfico adquiere un ugat preponderante. Muchos cl1llictos anmdos se desactivan y otros, que como el colombiano permanecen, empiezan a considej:ar>e 110 e11 relación con el eiifrelitanuento este-oeste, sino ell vi rtud de sus propias lógic;ls. El efecto que tuvo la crisis del gobierno de Erntsto SaJllper en todas las esferas de la vida nacional, a.sí CIII ell la percepción ;i'!i - l' i (i! < ínternjciord sobre el conflicto armado colombiano, Dicha crisis!lit 1', - 'Y\ permitió vislumbrar hasta qué punto el narcotráfico había permeado la vida nacíonal y CIlCCIlt\iÓ las alarmas en Washington ame la posibilidad de tener un Estado controlado por la criminahdad ", J?fa,1d ulia le etu ra de Colombia corno Ull Estado"en riesgo de colapsar", véase Demarest (2003). -;, [43] i t-'t.

7 Diana Muecl. Rojas r:...<lddos Unid"s )' {" )!'Iam eh Co/"",bia en el hemisferio. b crisis Ilusma gennó, a su vez, UlI proceso de desillsritliciona.iización y de deslegitilllacián qoe pmo en pe! gro la est:lbiüdad democrática del país. L:i trans(ornjkión del papel de Colombia en la cconon'ú:l de la cocaína: cn el lapso dc unos pocos úíos, el pús pasó (k ser procesador y clllcociallzador convenirse en el mayor productor de base de coc: Emre (938 y 1993 se prochljo lin boom de los cultivos de coca en los departalllt'.,tos del sur del pa ís, espeóal 1] lente Caqll et, GLI; vire y Putllll1ayo.5 Se calcula que hoy en db el país produce el 74% de la base de coca en el mundo. la clial t1tiliz:l P Il"J procesar la cocaína qll e exporta. 6 Asir nismo, se pmdl o \lila trallsforlllació n e n el ti po de org;liúz;lóll, el tallla'-1 y el modo de operar de los llarcotr:jfocantes. 7 De los gr:jnjes'carteles', como los de McdeUin y Cm,:;1:: ha pasado a una nueva genct"ción de nucroemprcsas más dificiles de detectar (Rojas y Atdlrtua, (). Estos cambios se gcllcrroll tanto por la alteración de las condiciones del Illerc"do como por la aplicación de las pohtlcas atltill3tcóticos en la región a"dina. La iljtellsif.ccióll de la participación de los grupos arm:ldos ilegj..ics en la ecollomía de la drog;. Adclll ís. entre 1!J96 y 1998 se 4 En marzo de el Departamento de Estado reportó que los cultivos de coc en Colombia se habían incrementado de hectáreas a ,, esto es, cerca del 50%, entre 1994 y 199Ó- Este aum ei1to Se atrilju ye pa rcialmente al éxito de Ia.polítlca,mtinatcóticos en Perú, donde del número dc cultivos de- CC;\ disnunuyó en un 18%. (enl N$I,\J)-98-óo Drug Control). Se debe también a la capacidad de daptacióll de los mreotrafic:mtes para contra rrestar las rnedld,ls a/lt] lljrcóti cos y el desarrollo de econjnías de cscah. (Vbsc Anexo 1) l P"l<l 199ó se calcula que en Colombia \ ::JY un tata] de hectárcas de coca cultivada. La rll yor pnte conce ntrada en los departamentos de Guaviare, Caqllctá y PutllJ11ayo.Vbse también Rocha (2000) y Anexo Pese a] dcsmmtclamíellto de Jos gr,mjes carteles. 010 se prescl1tó tina reducción si gni ficti va de bs actj vid"des de los m rcotrti.cllte-s. En junjo de 1996 la U. S. L1W Enforcemellt Agellcy reportó que lin:l lllleva generación de j óve nes na rcotr.1.ficantes había Illrgido en la costa narre. eil el norte ddv"lk y en el centro del país. Enjulio de J997 tambléll se reportó la ap'lric:ión de cicntos de nuev,i\ org;].uz"doncs crilllil1les. (GII!NS]AIJ Drllg Control). Consúltese al respecto Rojas y Atehortú; (200))., Ya desde 1993, el gobiemo estadoui1jdense reportó CJlI e ta mo Is farc CIll el ElN est"i>ajl involucr.ldos en activitbdes de t fico de drogas y que [44.] presentaron disput:ls entre las guerrij)s y los grupos pt;lulilitares por el control del las zonas de cultivo, lo cual hizo que las ralle tjllaran el control total de la ecollornía ilegaj para evjtar las infoltraciones Da l<llllili ta res, primero e 11 Putu mayo y lllego en Caquetá (lnte rila t\ml Crisis e rou p, 2005). La presióll rjercida por el gobierjio estadounidcljse deterioró las relaciones bilatc",lcs y presionó una,lplic:lción a fondo de la estra regia antinarcóti cos_ Ello tuvo efectos 110 calculados en el Jllwcjo del cllflicto atll.ado, al restarle margen de 'maniobra al gobierno en la Implementación de lina política de negociación con los grupos atlllados; tlllbiéll exacerbó la:; contradicciones C'l los sectores soei a1es,di rectamente afectajo:; por las medidas anti narcóticos, no sólo los propios liafcotraficantes, sino las poblacilles afectadas por las funugaciones (Vargas Meza, 1999), y Je restó credibilid'lf! y poyo político internacional" la propuesta colol11bíjl1a de "correspollsabilidad interj1jciona)" para enfrentar el tri(,co ilícito.? Pt últi1l1 o, la presi ón de los países vecinos ante d agravamic 11 to de los efcctos del cll.ricto es \1" [actor que se debe tener en cucllta. La situ('ióll de ColoJllbi" generó una crisis de seguridad pa", los países vecillos, los cllajes presionaron de manera contradictotia Ulla respucsta tmto de Colombia como del propio Estados U nidos. Además, u 11 a exp;ms óll del conflicto colombiano y sus consccllejlcia en h región cuestiollab'l el hdcrngo estadollllidcllse 11'1'. en la arquitectur:'l hemisférica de seguridad. I/U l.'.,,t»t if ' r. :L.-a trategia ante la guerra ambigua,.!_a:]ja;;estrategi de Estados U nidos an te b gllerr; ambigua es jgtl1tlm:ente ambigua y se ha ido CIl[ormalldo en medio de CJltr6vefSi;as 2 lo brgo de los últimos diez afios. FlII\dJIlJellto del Plan?",J;.. ', -... r.j1h,:: cóhttóhban o te.úan influenció' el] vasts rcgionc'\ del país, p"hiclibrmcllte Cl?s'tetTitoriosdel sur. efllc Dn1 ; War. GN1!NStAD-93-J58, Ago. /0. rn3). J\s'iíhismo,:l partir de cst 'llism" época se scñala de IJlJlJer" reiterdda Cn 19s1ri[ifínes ofimlcs la prt cijjacióll creciente de los grupos pr.\lliiijtares ",;)\ l. el\ e 1negoc.o -1" lcjt. 9 'l'll'{ti'í anájisi \ de t:ll bdo dc la política estaciou n.ide Ilse haci a Cololll d7.atc la presidencia de S::ullper y sus c[ectos véase Russdl (2000 y 2 0.2),. [451

8 Diall' M a,cela Rojos Colombia y de la polí(ic de Seguridad DcmocrJ ica del pre$1dente Álv; ro Uribe,dicha estrategia se basa en la idea de que "el fm de las drogas significarj el fin del conflicto afinado, y el fiu del conflicto conducirá al fm del negocio de bs drogas" (PNUD, 200): 306). Ello implica dos p resupuestos fu IldallJ ent.l1cs: el primero sostiene q 11 e atacar la fuente del tráfico ilícito es la forma más eficaz de detener el flujo de drogas hacia Estados Uniclos; de ; hí la necesidad de acab:lr Cl) Jos cultivos ilícitos y el relieve puesto en 1:1 erpdicjción aérea. 10 El segundo presupuesto parte de la idej que, dado que los grupos armados ilegales est.án tan fuertemente involuct""ados con el tráfico de drogas, luchar)' eventualmente reducir el tdfico ilícito golpearía sus fuentes de financiación y facilitaría \lna denota m ]it; l o una negociación en condiciones de debilidad de tales grupos. En el proceso de conforlllacíón y consolidación de la ; ctllaj estr;jtegia estadounidense hacia el conricto afll1; do en el país podemos disfinguir tres etapas: Una primera, desarrollada entre 1995 y 19y8, que se cjr.lcteriza por tllla prolongación y profu ndiz.1ción de la lucha antillafcóticos con un apéndice luás bien subsidiario, en el que se planean operaciones CI1 tra la guerrilla. EstJdos U nidos hj observado, desde lejos, la negociación con algunos grupos guerrilleros y parece más preocupado por la extradición y la lucha contra el narcotr.ífico, que /la asocia WreCk1.lllellte con los aparatos guerriueros. En el fondo, prevalece b apucación de la estrategia antimrcóticos de los aíios ameriores. Un segulljo momento, entre 1999 y 200). en el que Estados Unidos adopta una posición pl1blica y abierta frente al conaicto armado, al respaldar el diálogo con las guerrillas, al tiempo que se ptepjra tl tlj estrategia de ca r5c ter militar fren te al conflictoo Algu II os sectores del Congreso estadounidense parecen alimentar esperanz; s claras frente :l la negociación y la erl-:ldicación manml por los mismos actores de la guerra. No obst.lnte, la ilusión dura poco. Se sigue oper;11100 formalmente desde b política J.ntinarcóticos, J través de la cual se constwye y consolida el Plan Colombia..0 Bureau for lnternationaj N;ll cotics and LlW Enforcemelll Aifairs, U. S. epattment o[ Statc. marzo de [mern; tional NncotJ(5 Control StrJ tegy Repon,W;lsl U"gtoll, htlp:11www.state,gov/g/in.l!rlsl nrcrpt/2003/voli IhtmI/ hljii. [4,J Es/aJo.' Unidos y la guara m CoIombi(/ U IlJ última etp; em pieza con lo tenlados del '1-5 Y Se prolonga hasta nuestros día, En esta fase, b luchj antinarcóticos y la guerra contraillsurgellte qllcd\ll completamente fusionadas y s\\bsumidas en la "1 \lch" globaleantr; el terrorismo". Estas tres et; p seibjan el progresivo involucranúellto de Etados Unidos en la gllet"t<l colombiana, el cambio en las percepciones y los imperativos del gobierno estadounidense, así como un intento por fijar lln il1terpretjóón de la naturalczj l11.ísma del cllflícto y su tr.ltam ien too A continujgíón veremos los clementos gl1e ca r cterizan cada uno de estos momentos: Primera elapa : evitar que CollJmvia se wnvierfa en una 'l1,;rwd,,/1io(fada' Al principio de la primera adm.inistración de Bill Clinton se planteó una reducción en la asistencia ;mtinarcóticos p; ra los paíes andinos a partir de una evaluación de los programas de interdicción y errjdicación de la drogas, los cuajes mostr; baj1 ser poco efectivos. Sin embargo, estj revisión de la política antinarcóticos dpidamell.te se' vio frenada cuando, en las elecciones legisbtivas de 1994, los republicanos se convirtieron en mayoría en ambas cámaras del Congteso. El tema ele la 1u(;l1" contra las drog<js se convirtió en campo de disputas polític<1s entre el gobierno y el sector mayoritario del Legislativo.!riAuyentes legisladores CIll Dellnis I-hstert (R-ILl.), Belamill Gilman (R-NV) y Dan Burton (R-IN.) emprendieron tiha campafij de reforzamiento de las políticas antinarcóticos, al t;l1if car la posición del gobierljo de Clinton en el tcma como demasiado 'blinda'. Los republicanos demalj(!jban un ;\l1mento en la asistencia otorgada al gobietllo colombiano; pero debido a la situación precaria en la que se encontraba el nuevo gobierno de Colombia a raíz " dd' escándalo por la fmanciación de la campaña presidencial con dinero provenientes de los carteles de las drogas, un incremento en,.' 1'o'J esfuerzos antidrugas significaba un apoyo directo al Cllestionado presidente. Para soslayar este inconveniente, el Congreso de Estados IS prefirió entenderse de [orm directa con la Policía Nacional rombianj, la ctl,ll era percibida como un aliado confljble en la,- I Jl'FP,J, ntinjrcóticos. Este endurecimiento de 13 política antinar 6ti.cos no sólo afectó la presidencia de Salllper, silla también a la [47J

9 Dj"l) M,1rccb Rojas noministtación de Clinton. ll P,lra mediados de los ails noventa, Washington considcmba que los principales obstáculos para la aplicación de la política antinarcóticos en Colombia eran:.,. la illeapacidad de algunas agcncias colombianas par.l planear e illlplemellt:l runa estratcgia amillarcóticos eficaz, el increllle lito de hs actividades de la insurgencia y el llarcocerrorisrno que Iin Jitan la capacidad de! Estado pa ra hacer presencia en las zonas de cultivo y procesamiento de Jrog<!s en el país. La expansión de las ope raciones de los carteles en la produ cóón y distribución de heraína, y la expandida conupción en el gobi etil colombiano_ (RusselJ, 2002:.w) Para ese momento se percibe que la amenaza de las clrogas proveniente de Colombia no sólo permanece, sino que incluso se ha increment:ldo.washington considera que el gobierno de Samper no ha hecho lo suficiente P;U-;l at:lclr a los carteles ele la droga y combati r la cort\lpción. Se registra, ade m;ís, que entre 1994 y 1996 se ha present;:ldo Ull aumento del 50% en lo cultivos de coca, y ya se luenciona el progresivo involucramiento de 10\ grupos insurgentes en las actividades del trhico ilícito (CI\., 1998: 3). En consecuencia, Samper se vio constantemente presionado por el gobierno estadounidense para aplicar a fondo las politicas antinarcóticos y demostrar su compromiso en la lucha contra el n:lrctáfico. Durante ese periodo, la guerra coutr;l las drog.l.s se convirtió en la prioridad número uuo para EstJJos Unidos. La certificación por interés nacionaj de 1995 y las descertificaciones de 1996 y 1997, así como el retiro de la ViS,1 estadounidense al presidente Samper 1ll0str:UIJ hasta dónde el gobierno de ese país había endurecido su posición y era illtoler<!.n te CIl un gobierno que consideraba corrupto y favorable a los intereses de Jos narcotraficantes. La ayuda otorg.lda a Colombia en este período est:í completamente inscrita en la política de lucha contr-a hs drogas, la cual apunta a tres objetivos principales: uno, destruir bs rrincipales l El temor de la auministración de Clinton era que los "halcones di:: bs drog; s" aprovecijar.l1l el tema de la guerra contra las drog,ls p'lra afectar políticamente 5\1 dminj,tracíón, lo cllaj es tambi n tina f,lróll importante que explica por qué el presidente Chnlon decidió ellvin UJl paquete de a,jstcncia antidrog;1 masiva a Colombia en el arl [4 8J Eslndos UtlÍdo-, y la guerra Cll Colombin organizaciolles de liarcotraficantes; dos, reducir la disponibilidad de drogas a tnlvés de Ja erradicaci6n de Jos cultivos ilícitos y los esfilerzos de interdicción,12 y, tres, fortalecer las instituciones colombianas capaces de brindar ap9yo a las medidas antinarcóticos (CA, 1998: 14). La Policía Nacional de Colombia se convierte en la principal organización responsable de las operaciones de erradicación c interdicción, mientra's las Fuerzas Armad:'!s se limitan a brindarle apoyo en las labores ; ntinarcótíc?s. Posteriormente, los fu ncianaríos est;ldllllidenses encargados de la politica antinarcóticm para CIlllbi" comienzan a h3cer hincapié en la dificultad representad;! por el fortalecimiento de Jos grupos insurgentes. En octubre de , un amílisis del epart:lmcnto de Defensa concluye q";c los grupos armados han llegado a ser rruís sofisticados y que plantean el mayor desafío 3 Jos nulitares collnbianos (CA, t998: 60). De este moclo, en los ailos que consideramos de transformación de la política estadounidense hacia Colombia se canj ligan los el emel1 tos de la disputa política interna en Estados Unidos con la crisis política del gobierno de Samper y el accionar intrépido de una guerrilla que propinj fuertes golpes al Ejército nacional (Rojas, 2000). A partir de ese momento, si bien la agenda bilateral sigue gravitando en torno al problema de las drogas, se verá cada vez más atravesada por el conflicto armado interno. Segunda etapll /' "Una paz ne)!t>ciada o u/la.j(llcrra abierta" Al ilúciarse el proceso de negociaejón con las FARC, liderado por el presidente de ese entollce,' Andrés Pastralla, Estados Unidos se mostró proclive a apoyar dicha alternativa, aunque con ciert;l discreción. EJ Departalllcnto de Estado pensabj gue er<1 posible aplicar en Colombia el enfoque estratégico utiliz<1do en El Salvador a finales de los aiios ochenta. 13 En este enfoque se evitaba la intervención " A fin;ucs de 199!Í, el J3ureJu oflnternational Narcotics and bw En[orcement AlJairs del Dcpart<lmento de Estado decide alllphar el programa de err.ldicación aérea de los cultivos. PJf;l cuo incrementa el número I de aviones y la ca ntijad de persoll;u estadou n.ídense involu cr.ldos en e! : progr.li11 a. Dicho persollal va a participar directarnentc en la planeación,,' y conducci ón de las ope r.>.ciones aéreas.!j Es significativo que el grupo de funcionarios del Deparumento de :-, Estado. asi como la embajadora de Estados U nidos en Colombia, Anne [49J

10 Di,,,a Matcda Roja> esld".< Unidos y la gucrra C/l Colombia mj'libr directa y se favorecía una asistencia escalae!a en forma de egu ipos, entrenamiento y tecnología de inteligencia, con miras a debilitar los grupos guerrilleros y a crear bs condiciones para \Ina salida negociad;\. El limitado apoyo inicial a bs negoci::lciones fue ;)Úll 1)l<ÍS precario luego del asesinato de tres ciudadanos de Estados U ni dos a lli<lnos delas PARC, en 1113 rzo de ]999, Y Jnte b presió II política internj contr; el proceso, Aún en los primeros meses del proceso de paz, Estados Unidos aumentó los progr; rnas de ayuda militar para Colombia. En diciembre de 1998 se hizo llll cambio importante de política, al comenzar a apoyar a los militares colombianos. En una reunión de los m.inistros de Defensa de Latinoamérica, el secretario de Defensa, Willmn Cohen, y el nl.ínistro de Defensa de Colombia, Rodrigo Lloreda, ; cordaroll la creación del primer batallón antinarcóticos del Ejército de Colombia. 14 Para 1999, Colombia se!j;lbia convertido en el tercer pjís del mundo en recibir ms ayuda JHilibr de Estados Unidos. El Plan Colombia cristaliza esta nueva orien(:;.lción. [nicialmente, el plan fue presentado en 1998 por el recién electo presidente Pastra)]J, como un 'Plan MarshalJ' para d desarrollo económico y social, orientado a la reconstrucción dd país en Ull escenario de posconfhcto. Sin embargo, r5pidameme quedó convehido en b piedra de toque de la política estadounidense en el pjjs. En efecro, Washington ha considerado el Plan Colombia el programa clave en su estrategia antinarcóticos para la región andiua. En éste se combilljll las medid;}s antillarcóticos precedentes -[umig,lción de cultivos ilícitos, control de prec\lfsores químicos, destrucción de laboratorios, incautación de cargamentos- con un plan para retomar el control de las zonas donde se produce la droga. El sur es el escenario piloto para la aplicación de est.'l estrategia. Asi, la prime<.l fase del Plan se desarrolla en los departamentos de Putllmayo y Caguetá, bajo control de las FMe, y asumidos C0\110 los territorios donde se h;l!bba la rnil<... d del total de los cultivos de CG1 en el país. En una segunda Clse se planeó extender las operaciones antidrogas a las regiones del suroccidente y (;cntro del país, y finalmente al resto del territorio. Para ello se entrenarían y equiparían nuevos batallones antinan:óticos (Rabasa y Chalk, 2002). En adelante, la futllígación de cultivos ilicitos ya no ser;' sólo b column vertebral ele la estr<ltcgia antioaicóticos, ésta implicar un despliegue nulitar de envergadura que busca gar-.mtirla aplicación de tles medidas a trjvés de la conformación de batallones antinarcóticos y la gjf; otia de seguridad de los üpe<.ltivos, las aeronaves y el personal dedicados a ls labores antillarcóticos. Ese dispositivo rnilita,r se despliega ahora como parte de la est<.ltegü colltrainsurgente. Combatir el narcotráfico y combatir a las guerrillas se convierte en 1I na y la misma cosa. A su vez, cada uno de los ac tores redefine el conflicto en términos de sus propios intereses y hace hincapié en lino l\ otro aspecto. El Pbn implica, a su vez, 111) cambio sustancial en la estrategia militar colombiana frente ai conflicto armado. Ante las derrotas militares sufri&ls por el Ejército colombiano :1. manos de las fmc, en 1997 y 1998, fortalecer y modernizar a las Fuerzas Armadas colombianas se convierte en una prioridad. Como lo señalaba tjn informe de la llan Corporatiol1, la movilidad y la reacción rápida eran la dave de es;) transformación: "sólo siendo capaces de hacer llegar dpidamente reftl erws, los militares colombiallos podrán neutralizar bs ventajas tácticas y ope<.lcionaies oe las guerriuas" (Rabasa 'i Chalr, 2002:65) Con este objetivo se diseñó un programa que buscjba mejorar la recolecióll y el procesamiento de la información, así como el desarrollo de un sistema de comunicaciones integrado. Se crearon, entonces, brigadas de despliegue rápido y se buscó una mejor integración entre las luerz3s de tierra y aire para conducir operaciones Iloetlltms. La entrega de 16 helicópteros UH 60 B1ack Hawk y 3 UH-ll-l Huey para el transporte de tropas, así como la creación de otros dos batallones antimrcóticos,1, buscaban Ptterson. hayan ten.ido experiencia previa directa en el proceso de ne gocikiones con bs guerrilbs en El Salv;ldor. " 931 sol,boos colombjnos del Primer Bat,lllón Antinarcóticos reóbieron entrcj)am.iento de nliembros de las fuerzas Especiales de Estados Unidos, desde abril has!... diciembre de 1999, en Tolemald,l y Tres Esquinas.Vbse [So] '.! El Segu ndo Batallón Antin;orcóticos conformado por Ól4 soldado,. olombia nos 1\1 e entrenado por Illlembros de las fuerzas EspeCÍ;lles de EMados Unidos, desde agosto hsta diciembre de :lq. El Tercer Bt"Uón AntilJarcócjcos recibió entrenamiento entre enero y mayo ele 2001, ambos Ji I.aralldia (Caqu('t). [SIJ

11 Día". M.",da Rojos E..<I {os Unid"s y " g"c'rtt fii Colombia qtle las Fuerzas Annac1:ls colombianas pudieran utilizar sus ventjjas en número y en poder de combate, y de esta forma estuvieran en condiciones de C)uit<1rles a las guerrillas la iniciativa tctica y o»eracioaal 19t,ahnente, se indllyó un programa >;na proporcionar J. la Armada la c:lpacidad suficiente p:lra controbr el tráfico a lo largo de los kilómetros de ríos naveg.!bles CQn los que cuenta el país, lo cual incluye una brigada con cinco batallones, así como ecj ui pos de navega cí ón y de cnjllllícaóóu.todos estos el ementos han tenido como objetivo (lltituo mejorar la capacidad del Estado colombiano para hacer presencia y lograr el control dd territorio naciona!. Aunque oficialrne nte los recursos entregados con el Plan Cololllbia estaban restringidos a las operaciones :mtinarcóticos, su uso rápidamente se extendió a operaciones contrainsurgeljtes. As), por ejemplo, después del at; que de bs PARe al puesto de Policía en Arholeda, en julio de 2000, la Emb<1jada de Estados Unidos en Bogotá se vjo oblig3da ;1 defender el lls de los helicópteros proporcionados por el gobierno estadounidense rji J.1egar Ú lugn del ataque, argumentando que estos podían ser usados para defender las fuerz:is gubernamentajes bjo atjque en un re;j donde hubiera operaciones antin,1rcóticos (New tí,rk Time:>, 3 de julio, 2000), hecho que potencialmente podia cobijar todo el territorio nacíonal. El fracaso del proceso de paz inclinó la babllza a favor dd des nouo de tlna estrategia militar ante el conaieto. Para Estados Unidos y los n1ílitares cololllbianos, la zona de despeje les sirvió a las MRC para consolidar su poder en b región y ampliar sus redes de su ministro y CJl1U lj.ica ciones: En adela nte, cualq uíer forma de negociación quedaba descartada y se legitimaba la opóóu de una lucha abierta con los grupos armados. Tercerll e/apll hasta hv)': la Ircha colltra el '11(/T(otcrr(lrLwltJ' Para principios de 2001 era da ro que b vjsión de Estados Unidos con respecto al cona.icto artnajo habia cambiado sustancialmente, según se refleja en el incremento y la orientación de la ayuda otorgada a tr::wés del Plan Colombi:t. Sin embargo, persistía en los círculos de decisión estadounidenses el debate acerca de las implickiones de un nj;'!yor involucramiento en el confl..icto cololhbiano y la derivación hacia ulia situación similar a la devietnam o a (52) '. 1:1 experiencia IllS reciente de El Salv:tdor. En este contexto se habló de "guerra ambigua" o de "dos guenas", b primera ele las cl1;ues, la guerra contra bs drog;ls, era ampliamente aceptada; llúentr:ls la se.gl.lilda, la guerra contr;lirlsurgente, generjba teticencías e incluso tenía impedimentos legales (Lcogrande y Sharpe, 2001). R.( pida mente, las disquisiciones en tor11o a est;'! distillción mostr:non ser met<ls entelequias. Por una parte, Jos atentados del 1 J -$ rejefi ni eron la agencia de segu ri clad y 1as prioridades esta dounidenses; por otra, la ruptl11"j definitiva del proceso de pn con las g\lerriuas, a principios de 2002, fortaleció la tesis dd gobierno de Pastralla de que combatir el narcotlfjco implicaba derrotar a los glpos gl1enilleras <] ue se alimentaban de éste y lo pa troeinaha n. El presidente Pastr;lIla, a su vez, solicitó al gobierno estadounidense que l; ayuda alltinarcóricos elel Plan Colombia pudiera ser lltiliz::tda tambié 11 en la bores contraínsurg<: 11 tes. Los ataques del ll-s permitieron superar los obstáculos, y las ctíticas existentes implicaron un reforl11jlíejlto del diagnóstico de b actual estrategia estadounidense y la cl1s01idación de la fusión entre lucha alltill:\rcóticüs y guerra contrainsurgente. La inscripción del conflicto armado colombiano en la lucha global contra el terrorismo permitió al gobierno de George W. Bush extender de maner; formal y explícita la gtlcrra contra las drogas hacia los grupos armados, envueltos en el tr<ífico ilegal, bo b. denominación de combate al terrorismo. De hecho, al inicio de su mandato, el ijfeside nte Bush habia ma II iresta do la voluntad de conti ni13 r con l<l política de ;lijy hacia Colombia a través del pja n Colombia. Sólo que, ante las protestas de Jos países vecinos por la extensión de las consccllcncin de la campaña antinarcóticos a sus fromeras, el plan se hizo extensible a la región :lj\din;. con el nombre de lnicillliva Regional Andintl. Después del [J -s,washington no encontró oposición significativa para reconocer abiert; lljente el vínculo enn-e drogas y guerrilla,, ahora bajo l; denominación común de combate <11 terro,.isl/w. En agosto de 2002, el presidente B\1Sh autorizó el empleo de la ayl1da y Jos équipos entregados a través del Plan Colombia para combatir no sólo él;tráflco ilícito de drogas, sino también para adelantar operaciones antiterroristas o contraínsllrgentt:s (U. S. House o[ Rcpresentati ",es, 2002). Tanto el gobierno colombiano como los funcionarios. estadounidenses encargados del tema colombiano se apresuraron [53)

12 Diana M.rce!;t Rojas a 'inscribir el conflicto del pús en la amenaza terrorista global. Las farc, y posteriormente el Ejército de Libel<lción Nacional (UN) y las Autodefensas Ullidas de Colombia (AUC), fueron incluidos en la lista de grupos terroristas del Depart,1menro de Estado, y citados permanentemente por el secretario de Est<ldo, CoJin Powell, como ejemplo de que h camp:1i1a antiterrorista no se concentraba solamente en los grupos terroristas musulmanes (Semple, 2002). c este modo, por um extraila JlquimÍJ, el Plan Colombia pasó de ser UIl pijn anlínarcóticos, en su concepción, J IIn pljn contrainsurgente, en la. pr;íctica, y de allí J un plan antiterrorista, \ en su denominación. Aunque la ayuda aprobada para Colombia contenía restriccione5, en la realidad el Plan h;lbía sido concebido desde la idea de hacer frente al desafio de lo grupos guerrilleros. La ambigüedad entre guerra antinarcóticos y guerra contraínsurgente quedó resuelta (y disuelta) en la guerra contra el terrorismo. Varios elementos reafirman esta nueva orientaóón. La preocupación estadounidense ante el forwecill'l..iellt de los movimientos guerrilleros no sólo tiene que ver (:ll la creciellte partiópación ell el negocio de las drops, sino también, en el caso cid ELN, con los permanentes atentados a los oleoductos y h consecuentes ' pérdidas para las empresas estadounidenses que tienen inversiones en este sector. 16 En 2002, el gobierno de Estados Uludos soüntó a su Congreso un suplemento adicional de cerca de 100 núlloljes de dólares para la seguúdad del oleoducto Caño LimÓll-Coveiia5 (Estados Unidos, Departamento de Estado, 2002). Igualmente, ha " contribuído en la conforll1jción de varias tlniebdes militares y de policía no directameme re!aciomdas co 11 la 1\leh:l antinarcóticos: la creación de un comando de fuerz.1s especiales, cuyos objetivos 50n la Capllll'a de los principales líderes de la5 guerrillas y los grupos p;nam..ijúj res, la fotllución de tliudades móviles de Ca r; bi lleras desti najas 1 Se calcilla que el 43,75% del petróleq gue se tramporta por el oleoducto Calio Lllllóll-Coveñas pertenece <1 la el1lpresa estadounidense, CCldenta.! PcHolcum (Estados Unidos, Dep;ntamellto de Estado, 2002). El tema resulta sensible en las relaciones bilaterales, dado que el petróleo,. ha teernplnado, l cacé como el principal rubro de exportaciones del país: ' (;uyos ingresos anuales se C;l.klllall e lrollones de dólares. Jgllalme nte:. Estados Unidos considttl a Colombia li!la de bs rcservas estthégjcas para incrementar la exploración petrolen; de allí la atellción creciente de' Wshjngtoll freme a este grupo guerrillero y sus acciones. I (54] Ji '. Esl<f"s Uf/idos y In gllerra en C"lombin á Jumentar la presencia de la PoLcía en todo el país, el incremento en la ayuda a la5 unidades antisecuestro, así como un esfuerzo para mejorar los servicios de inteligencia (Gómez, 200]). La política de seguridad democrática del presidente Uribe no sólo se basa en estas premisas, sino que las refuerza y continúa Cll la política adoptada por el presidenoc PasITana a través del Plan Colom,:' bía. Esto es, la combinación de la política Jntjllarcóticos, cimentada :!. én la fumigación de cultivos y la moclerniución y fortalecimiento,j. de las Fuerus Arllladas colombianas con la ayuda y la orienución dada por Estados Unidos. La política del actual gobierno eolom Diano ha li1sistido de forma permanente en Ulla reínterpret.2cióll ( dl conflicto armado en términos de una amen.aza terrorista y no de un enfrentjttlícnto político, au nql1e, en los hechos, la prolongación del Plan Colombü revele el Illal)tenimiento de una estrategia fu'nchllllent.1imen te de gllerra y no sólo antiterrorista. j' Efectos de la fusión entre lucha antinarcóticos y luclj3 contrainsllrgcntc./;'!' L.a.intervención de Estados Unidos frente al conflicto colol11. bia110 no representa simpleljlente una contij1l1idad en la presencia 'inje{encia de ese país en b vida nacional. Se trata de un ínvojji1rarrúento cargado de profundas consecuencias para Colombia, "qe ha cjltribuido a cambiar la naturaleza de la guerra, tanto en tl diagnóstico como en su tratamiento. Como quiera que dichas e6n'secuencias apenas empiezan a ser vislumbrada5, nos limitaremos a;ñajar sólo algunas. En primer lugar, la fllsión entre lucha antinarcóticos y lucha '!l cdfítrainsurgente ha consolidado la inscripción del conjiícto colomb10 en las diná micas de la globalización y la adopeión de varjas de:las :características de las lb macias nuevas guerras (Kaldor, 2001; M'rChal y Mcssiant, 2003, y Münkler, 2004), p<1rticularmente en relió l con la dcidcologización del conflicto después de la caída?elomul1ismo, así C01110 en su identificación como una guerra ponrecursos económicos generados en los flujos transnaciona1es, Ello ha hecho que la guerra se desnacionalice y se recontextuajicc en un ámbito Il1JS global, lo cual a su vez modifu;a las condiciones " I(r,), J.oca es de su desarrollo. '.!J?t'Í adelante, el conflicto se hace más visible y más complejo, en 'f;j,;' la!! fdida eii que otros Jetores, j n terses y lógicas entrjn en juego [ss]

13 Di.". Marcela R-oja< -actores esmules, como Estados Unidos, los púses europeos y Jos países vecinos, y actores 110 cstat; )es, como organizaciones sociales, instituciones intergubernamentales, grupos polític$, etc.- Sin elllbargo, el cambio se ha dado no sólo en rclación con otros actores y lógicas'externas', smo que este diagnóstico ha generado llna fragmentación interna en el quc Jetares sociales de diversa índole tienen sus propias visiones y posiciones frente al conaicto y su s;jida, las Cllales en lllllchas ocasiones e tl tran en clltl';ldicción co 1) la política del gobierno colombijno. En segundo lugar, han cambijdo también la fonna y los meclios de la intervención de Estados Unidos en este conflicto. Se ha convertido en la 'ujción indis})ensablc', lo cual ha hecho que, en adelante, cualquier forma de tratamiento al conflicto, así como su solución, deba tener eu cuenta los intereses y las políticas en Washington. Baste señalar que Colombia se ha situado en los últimos afías entre los primeros países receptores de la ayuda cstadounidel1se. Es, además, el país que en el mundo recibe más entrenamiento de carácter militar por parte de Estados Unidos.1 7 En tercer luwu', se consolida el ahneanuento casi incondicional del país con la esfera estadounijense. El gobierno colombi;lilo ha asumido y, en parte, promovido el diagnóstico y la estrategia de Estados Unidos frente al crülicto armado. Asimismo, ha vincubdo los otros temas de la agenda bihtcral al tellla de la seguridad. Se trata de una espada de doble fdo, en la medida cn que si bien el respaldo de un aliado como Estados Unidos no es para nada desdeíiable, el Estado colombiano corre el riesgo de perder margen de maniobra y autonomía, t.1nto en el mancjo de los asuntos bilatcrales como en relación con otros actores intanacionales. Esto podda tener efectos t;ullbién en el margen de nlall iobra interno del gobierno colombiano. pues es scijcllio prever la aparición de contradicciones en la política antinan:óticos y los objetivos sociales y políticos en el tra tamiento del conaieto. Por ejemplo, en el cas de las poblaciones directa mente afectadas por b campaiia de fumigación de cultivos, y ante las dificultades para implementar los 17 Estados Unidos entrena Il1;lS personal milit:\r y de policía en Colombia qlle en clllql1ler otra parte del lllundo. Se cakltb que el] ).002, cerca de efectivos cojombinos recibieron entrenamiento est:ldollnidetlsc. V ése lsacsoll (:1.004: 24Ó). [56] Estdos Unido.' y lo s"c.-ro Cl C/l1l/ i'i programas de desarrollo alternativo y de erradicación manual (CA, 2004), se corre el riesgo de mayor des1cgirj)j)ación del gobierno y del fortalecimiento del apoyo :1 las fare en estas regiones. En cuarto lug; r, el diagnóstico y la estrategia de E'itados Unidos sil11pj ficjn b visión de la lucha. Si bien la relación entre las FARC y el tráflco ilegal de c\rogjs es profunda y data de tiempo atrás, no es tan simple como para reducirla a meros carteles de la droga o a grupos criminales lljrcoterroristas. Es preciso también distinguir entre la participación de los grupos guerrilleros y los paramilitares (internacional Crísis Group. 200;». No se trata de justiflcar; unos y descali6car a otros, sino de tener un panorama realista de Jos actores armados. Lo que está en discj,lsión nuevamente es el carácter político del conflicl armado, y la estrategia estjdounidense contribuye a desdibujarlo. Un desconocimiento de las motivaciones de carácter ideológico y político de estos grupos puede conducir a errores en la estrategia y a procesos fa Hidos de negocí; ción. En quint lugar, es necesario establecer si bs PlítiCdS adoptadas han djdo hasta ; hora los resultados esperados de acuerdo con el diagnóstico hecho. Frellte JI primero de los presupuestos de la estrategia ; plicada (atacar las fuentes disminuye la disponibilidad de drogas en Estados U nidos), es preciso seíi.alar que si bíen ha habido una considerable reducción en los cultivos de coca, por la call1palia ijjtensiva de fu lljjgkión,1 euo ha traído efectos cantrap roducentes. Ull de ellos ha sido el Uamado efecto globo, en virtud del cual los cultivos de droga se han dispers<ldo a través del país y han revertido la tendencia de mediados de los años noventa.'? Aunque han..1{.\ _._ 'o El éxito del Plan CoJolllbi pra 105 funciollarios enwashington se ve ;. reflejado, sobre todo, en b notable dlslninución de los cultivos de eoc '1 r: como resultado de 1" intensiva campña de fumigación. No obstnte, ;lse presentan discrcpallcías en las cifras. Entre 2000)' 2001, los informes c (le. las agencias estdounjdenses calculan una disminución de [(\9.800 a hectáreas cultivdas; Jl-,jentr$ el informe de b NU proyectaba '1: la"reducción de a hectáreas. Para 2002 el gobierno estadounidense calcilla que los cultivos disminuyeron en UIl 15,1%; enu:e t;tnto, para 200), la reducción fue de un 21%: de a ll). 850 'hectá res de coo. Véa1l5e datos en Estdos Unidos, De partame nto de "E,stado (2003). f-.ei sjtéllte de observjción de b UNüDC-SIMCl muestr;t que c1níll1lero IC depart:llllentos afectados pasó de 21, e Il Zl. a 23, en 200). Los 'ulüvos lícitos disminuyeron en l'utul1layo, pero se illcrelllelltnon en [57J

14 i\ia Marceb Rojas disminuido los cultivos Ilícitos en la región anjina 2il, hasta volver a la cifras de J989:... si1l embargo, bs 15.J. lq heccireas de cultivos 'lue permanecen en la región están aú 11 lejos de los JÚveles que permitínan illternllllpir la disponibilldad de b drog;t cn Estados Unjdos y Europa. Un incremento eu las 3reas de cultivo ha sido detectjdo en Bolivia (de l4.600 hectáreas en el año 2000 a aproxim.jdamente para fmales de 004). (Intermtiollal Crisis Grollp, ;1005: 1-2). Conttriando las expectativ:ls de la estrategia, en informes recientes se seiiab que el precio de la cocaína <11 detal en las ciudades de Estados Unidos disminuyó en vez de aulllentar, clno se espera cliando hay escasez (NDCP, 2004). En un principio, en el Plan Clolllbia estaba previsto que los cultjvos estadan completamente erradicados para 2005, pem la tendencia actual esr:.í lejos de tales prevlslones. En este ll)bito, se trata de establecer si b reducción sígnific:ltiva de los cultivos ilícitos ea los últimos tres ailos, como resultado de la fillnig<lcióll, ha fecudo seriamente bs fiu:mz::\s de Jo grupos armados ilegales. El gobierno de Uribe ha insistido en gue bs FARC están sufriendo un; derrot; estratégica; otros analistas prefieren hjblar de un "repliegue estratégico" > y mencionan, incluso, el rendimiento de nuevos procesos de cristaliz;lcíón CIl Ulla reducida cantidad de hojas de coca (Fundación Seguridad y Democracia, 2004; Atehortúa, 2004, y Leal, 2004). Por otra parte, en UI1 estuclio prcsent:ldo por la Unidad de Información y An5lisis del Ministerio de HKienda de Colombia se asegura gue las FAllC controbn el 30'X, dclnegocio de las drogas en Colombia (Sel1/l1l1a, 2004). Asimismo, los grupos armados han demostrado que son capaces de diversificar sus frentes ele ingresos..en Ul\ estudio realizado por la MNI) Corpol.Jtion se sostiene gue: Las guerriuas tienen otl,s [tientes de financiación diferentes al tr:ífjeo j]cgal ele drugas y ha1\ deiiiostrod la C:1pacicbd para "daptarse y aj\i$tarse a Ids estrategias wúnarcóticos.tampoco, basados en experiencias históric<ls, las fuclltes alternativas de ingresos para los cllltiv:ldors Nrjl y Meta, e incluso en regiones donde antes 1\0 había cultivos hicieron su aparición, como en Chocó..0 Véase Anexo 3. [58} de \ B.clado.' UNido., y la gllcrra CM C"Illlbi" d,21 CC<l pueden ser oesanolhclas pron.to_ En estas circujlstancias, atacar bs áreas de producción de droga podria tener el efecto Je incrementar el apoyo de h.s g\lcrri.llas entre aquellos que pierjen la fuente de su sustento. (Rabasa y Chalk, 200Z: s. p.) En este caso, aunque las operaciones antillarcóticos logren reduór sustallci;jlmcnte la producción y afectar los ingresos de los grupos armados a cono plazo, las FARC siguen teniendo un margen de maniobra considerable en el lliedi;jj1o plazo. Por ( ltimo, es preciso consider;n la sostellibilidad de tal es trategía en el tiempo. Estados Unidos es prácticamente el único proveedor de asistencia milital" con q ue Cllen ta el pais. La ac tual estrategia requiere UII g;'an esfuerzo fiscal para la modernización de las Fuerzas Armadas, así ClU el fortalecimiento institucional y los programas ele de,arrojlo alternativo y de asistencia social. Dadas las cilji ciones actu;lles y b.s qt1 e se vislumbran en el fu tu ro próxilno, el país no está ell capacidad de Illantene -un esfuerzo de t=llmagniwd por largo tiempo, y lllt:110$ aún sin l ayuda de ESt.1dos Unidos en la fonu:i como se ha venido tbndo. Por otra parte, el pa nrjllu internacional tambiénjl1eg;l cont«l CoJombj;1. Pese al m:lntenimiento de la ayuda estadllllidellse par:! el próximo ario, la iljtervención njilir:lr de este p:lís en otras partes del mundo concentra gran parte del interés y de los recursos disponibles. ParJdójicdlllellte, la ayuda militar al país ha colltillllado crecienincluso con la pérdieb ele importancia de Colombia dentro de dicha política, dehido al compromiso de Estados Unidos en Afganistán, [rae y otros países. Ello puede encontrar explicación!l sólo en la dificultad del gobierno de Estados Unidos de 'dcsengnchare' ue la guerra en Colombi:!, sino, más recientemente, por la creciente preocupacíón en Washington del avance de los gobiertlos de izguierda en la regió 11, Y sobre todo el pa pe! de 1111 " Para el alio fisc112000, E,tados Unidos increjjlcmó de Imnera sustancial ía asistcncia antinarcótícos para Colombja. Entre os alios 2000 y 2004, Escados Unidos otorgó UIl t0[;11 de "prl0mddn ente de millones,de dólares y convirtió a Colombia en el quinto mayor receptor de ayuda 'lt1llndi; J desd e L1 Ill:lyor parte de estos fo ndos han sido entre15ddos 3 través de la AndeJn Coullterdrug lnitiative. Para el ño fiscal 2005, la,d.miliisltación de Bush ha propuesto 571 millones de dóbres. (Véase Anexo 4.) [59J

15 i,n. Moree'. Rojas rágimen que como el ele Chávez. se dec!a(a opositor a su hegil1lú3 en la región. Conclusiones La percepción y la estrategia de Estados Unidos frente al confficto armado en Colombia han estado atraveqdas de arriba a abajo por el tema de bs drog2s. Sin emba,go, esa percepción no ha sido estáticj. De Ulla visión diferenciada entre el problema de las guenijhs y el de las drogas en la década de los ochenta, pas2mos a la gl.1en--a ambigua y la narcoguerrilh de fmales de los años noventa, y de allí al narco(errorismo, 11.1 ego de Jos ate litados del TJ -s. Esta lransfonnación está catg<!da de profundas consecuencias, sobre todo en relación con el futuro de la guerra en CoiolllbiJ. Por ello todavía queda por establecer h coherencia y la eficacia pr;ícüca del presupuesto que es(5 a la base de 1<1 estrategia de Estados Unidos frente al conflicto armado colombiano. Falta por demostrar que las políticas antínarcóticos sou efectivas pat"d ditrúllar el problema del narcotráfico en Collllbia y si ello va a conduci( al fm del conflicto armado. Hay razones pata pensar que ésta no es la panacea para la solución de los problemas del país. En primer lugar, porque si bien hoy en día hq un estrecho vínculo entre el conaicto armado yel tráfico de urogas, este último sólo puede ser visto CIll la "e;tusa eftdente' y m5s inlhediata del conaicto. La ecllonúa de las drogas, aunque puede explicar la prolongación en el tiempo y la agudización del conflicto, no puede se vista como la "causa inmanente', es decir, no por la existencia del narcotf5flco nacieron las guerrillas cn Colombia: la exclusión política, la desigualdad social, la pobreza, etc., sigucn siendo {actores que se deben considerar.y aun CU;Il1U esas causas profundas son todavía motivo de controversia, reducir el conflicto annado al problema del narcotráftco no hace más que generar mayor confusión e ilusiones n la población, que tarde o temprano se ver5n frustradas. En general, si bien las guerras necesitan recursos, y:t sean legales o ilega1cs, éstas no existen porque haya (ecursos para hacerlas. Ése es un error en el que incurren aquellos trabjjos que caracteriz<lil a bs llamadas nuev.ls guerr; s simplemente como guerras de depredación. Al menos, con respecto al caso colombiano, no estnj; mos hablando de una guerra sólo por el control de recmsos econótrúcos. [60] eslados Unidos r la SI/ara w Colombia Lm grupos arm; dos sigtlen teniendo motivaciones políticas, por muy polémicas e incol1lprensibjes que a veces resulten. Adelllás, la economía de la droga 110 es J; única que sustenta el conflicto ar maclo, como se señaló. En se :llndo lugar, el razqnall1iellto contr; rio resllha también igua] de nocivo. Asulrur que el m rcotrá[ co e),:iste en raz6n del conflicto armado, confunde el orden de las causas. Aunqlle el conflicto annado ha potencíado todavb más la economía jjeg;tl, los factores que explican la aparíción y la permanencia dd narcotóflco en Colombia son múltiples, como lo han señalado diversos alltores (Thoumi,2002). Así, el diagnóstico <)ue,sirve de base a la est(ategia de Est; dos Un.idos frente al conflicto ; mlado en Colombia 110 sólo es circular (acabar con las drog; s significa acabar con la guerra, la cual J Sil vez implica poner fill ;11 n; rcotráflc), sino que, además, distorsiona la extrema complejidad de la guerra que vive el p3.ís. Esta simplificación se ha hecho aún más extrema con la superposición del terrorismo a b conjll llción entre drogas e imurgencia, lo que hace ms rernota una solución real y de brgo plazo. Tr;: tar a los grupos armados ileg; lcs como carteles, como org;mizacioljes de traficjl1tes y, ahora, como grupos narcolerroristas es una poslción peligrosa, y no hay nada peor para ftnlldar una estrategi;;c coherente que tener una imagen distorsionada del enemigo. La comprensión de la naturaleza del conflicto colombiano, en toda Sll complejidad y sus contradicciones, es un illlperativo para el país y para el )Jwpio Estados Unidos. No se trala de negar b relación existente entre el tráfico de drogas y el conaicto armado. Esto es obvio y profundo. Pero e necesario esclarecer de qué tipo de relación se trata y salir de la confusión en la que est; mos. La apelación al ciliflcativo de terrorismo confunde aún más bs cosas. Se trata del nusmo tipo de i1l1plificación que sucedió durante al GUetld Fría, al interpret.3r todos los conffictos bajo la lógica de la confrolhaóón este-oeste. Esta nueva estrategia de Estados Unidos recoge y prolonga los,_ supuestos y limitaciones de la lucha antinarcóticos aplicada desde hace treinta años, cuya efectividad debe ser revlsada. La política de, '.Estados Unidos hacia Colombia sigue condicionada a considcra.<-'iones de su propia política interna y no a una respuesta acorde al (conflicto colombiano. Es preciso considerar el costo que h; tenido [61]

16 Diana Mort:ela Rojo, p,ara Colombia la luch Cllt,; las drogas, llq sólo en términos de vj'ds humanas y recll rsos, si no también eii téillúnos de est;lbildad p'olitica y democrkij. El narcotráfico ha sido sumahlcll te nocivo para el pús, tal CIll Jo den1ueslra la situación en la que nos ellcontrills hoy; sin embargo, también esta guerra contra las drog<l5 ha traído consecuencias nefastas que no podemos ocultar. En efecto, es preciso resolver el problema del trábea ilícito de drogas, pero no ljuede ser de cllalqllíer manera ni a cualquier costo. La imposición de políticas antinarcóticos "no negociables", por parte de Estados Unidos, implica la pérdida de margen de maniobra par:l que el gobierno de Colombia pueda fijar su propia ; gcnja política, iijclllida la negociación de reformas dllrante los diálogos de paz. En este sentido, Jos colol1lbi311os todavía no hemos vislumbrado Ji somos 10 su ftejen temen te conscie IJ tes de los costos de mantener esta gllcr r; narcoterrorista. [62J f.llados U"idos )' la gl/erra fil Col"mbia Biblj ogri\fia AtehortÍ13,AdoJfo "La seguridad delljoer:ítica del gobjerno Uribe", en Consejo Nacional de Plane:lción, El wmino (JI Estado (Immital'io. 00'< a io,\ de gobierno, Bogotá. BlIreau for illternatioml Narcotics and Law Enfot(eIllent Affa irs, U. S. Department ofstate. 2004_.200] In(emalúmal NarClics Control Sll'ale!a Reporl, Washington. Disponible en govi g/in}!rjs/nrcrpt/200)ivoll /htmjlz98)2.htm. Demarcst, Geoffrey "Mapping Colombia: The Correlation between Lall.d Data al1d Strategy", en Slrategic Sludics Instill (e, U. S. Army Wa r CoUege., Downes, Richard "Landpower and Ambiguous Warf; re:tlte Challenge of Colombia in the 21St Cenwry", en Cl'iference Report. DiS1'ol1 ible en 11 ttp: / / Ies/ruB33.pdf. Consultado el L de marzo dc Estados Unidos, Departamento de Estado Intemaliona/ Narcolies Control StmleNY Rcporl, Washington, Dep;utment ofstate. Disponible en consulk1do en marzo de Reporl lo Corwress. Disponible en eolombi::l!o21200ol.htm, consult..1.do en diciembr.e de2002. Estados Unidos, I-Iouse ofrepresent..1.t1ves Making S,. pp{emefl.. tal Appmpriati(lrl.sj>, mlrer Rew Jery.fr0ftl,md Response lo 1errorísl AUacks 0/1 the U S or Ihe Fiscal Year Ellding SeptemlJcr ]0, 2002, 'and IX olhe/' purposcs, Washington, I-lR Estados U rudos, GeneraJ AccülJ llting ffice (CA) Nonmililary 'Ji AssistallCC fa Colombia is Begillnillg lo S 'UJ Inl.ended Resulls, but PrQgral1ls are not Rendíly Suslaínab/e. Report to the honorable Charles E. GrassJey, Chairman, Caucns )) Internacional NaT '. cotíes Control, U.S. Senate Rcporl lo Con,liressi<1nal Requesles. Dnlg Cl1lrvl. U. S...'\(; Counlernarwtics ljorts in Colombia Face c<mtimúng Challenges,....\! WashiJlgton. 'Fundación Seguridad y Democracia El repliegue de las "ARe: dernlla o e.llralc..:ia, Bogot.'Í.. GA/NSLI\D Y/u: Drug r1lar, agosto 10. G6tnez, Sergio "Congreso de E. U. aprobó 532 millones de dólares para Colombia". en EfYienrpo, Bogotá, 14 de febrero. [63]

17 Di:U1;.'\ M:uccb Ro';",s rados U"id$ y la g"erra CH Colombia IternationJI America Repore 11. Crisis Group. 200S. VlI,II' (111(1 Dmxs il1 Colombia, btin IsaCSII, Adam "ptimislll, Pessimism, alld Terrorism: The United tates ane! Colombia in 2003", en 13rowII jouwa/ ofjm.lr/d A[filir., Winter/Spring, vol. x, p K..l1dor, Mary. lr. Las {"U.lel/as gllcmu. Violencia orgallizada CII 1.1 era global, Barcelona, Tusguets. Leal, Francisco "Un balance de la pohtica de seguridad del gobierno de ÁJVJro Uóbe Vélez.", en Consejo Nacional de Planeación, El Cl!lnil1 <JI Ej/n<!o CI/mllila rit}. Dos <laos de Xobiemo, Bogot:i. Lcogrande, William M. y Sharpe, Kenneth. 200r. HA Pbn but \10 Clear bjective General PoweU to Secretar),. We Necd to Talk Cololllbia", en T71e Wa.</ inglotl Post, abril. Manwaring, Max G. (comp.) "Colombia's Al1Ibigtlolls W; rs in Global nd Regional Context. [nsnrgency, TrallSllatiollal Crime, and Terror Compiled", en Slr<!lei( SII/dies lnslilulc, U. S. Army War College. Ma rcella, Ga briel y Schulz, Donald. 199'). Colol1lbi(l:' Tlnee [,j,{m. U S. Slra/egy al The Crossroads, Monograph. Str; tegic Studies 1nstitll te, U. S, Anny War College. Disponible eu: ;!nny.millssi!pdfflles!rub34.pdf. Consultado el 5 de m;lrzo. Marcha], Roblld y Messiant, Christine "Las guerras civiles en la era de la globa h:wóón. Nuevos cllflictos y nuevos paradigmas", en Análisis Polítíco, No. ), septiembre-diciembre. M iillk1er, HeCried "Las guerras del siglo XXI", en Análisís Po/flíw, No. SI, mayo-agosto. New York Times. 2000,.. Cololllbian Rebels Besiege Town", 31 de julio. Prograllla de Naóones Unjdas para el Desarrollo (rnuo) El wr!fiiao. Callejón Wll S(llida. Informe Naciol1al de Dcsill'l'ollo I-Illlllm1 2003, Bogotá. Rabasa,Angd y Chalk, Peter Ci,I"fJlbitlll L,byrilltll. 'DIe SYf"le ; :y <1 Dmss dnd Imlxcnc}' (md il!; lmpliwli"rls Jor ResJo/1al Stabífily, Rand Cmporation, Capítulo 6, PJ) Disponible en Rocha, Ricardo La ecollo/l {a colombiana tms 25 al1o_< de /1'111"(0 Ir/ifiw, Bogotá, UNDcr y SIglo del Hombre Editores "Les org; nisatiolls du t(aflc de drogues en Colombje", en, C<1!úers dh Cre."!!, Université de Grennoble, No. 3. RllsselJ, CranJaJ Driven by Dn'gs. U. S Policy loward Colombía, 13oulder, Lynne Rienller Publisher,., Rojas, D jan a La j nte rnacionali zación de la potitica doméstica en Colombia", en Cl1lr<1Versia, Bogot, CINliP, No YAtehortúa, Adolfo "Ecos del proceso de paz y el Plan Colombia en la prensa norteamericana", en El Plan Cu{()mbia. y!el i/l(cfljací'li1alí;zacfón del (l!fiic/(j Bogotá, IEPRI-PlaneLl. ; TIre Eagle and file StlWman. Uniled Slale.< flvfiey ("ward '.'; Colombia durinl{ lite Prc5idr:fltia/ A dl1l i,li-,lraúfl of Erl"les(o Sa.mpa ( ), Baltímorc,Johns Hopk.ins Ulliversity. 'Semana, "Las cue'ntas de las FARC", No. 1187, diciembre. Semple, J(irk "Powell caus Colombia all A1Jy vs. Terror us RefoclIses Aid to Combat Rebels", en G/abe Correspondent, 12 de mayo. The ffice oc NatlonaJ Drug Control Palicy (ondcr 19SJ -2003) AI'e we Ihae Yet? l\;jeasl-jrí/lj( Progre.<s (01' 11(1) in the U. S. VI-'ár í' "::'. on Drugs in LaIÍfI.Alllaica. Disponible en wota. 1.".: o rg/ddhrlddh r_da ta_l11easu res2, htm. : Thol1lni, Francisco El imperio de la droga. Narcolrá.fiClJ) ecnomía,.;'. y sociedad en Los Andes. Bogotá, IEPRl-Pbnet 'united NatjoJls ffice on Drugs ano Críme (UNDC) Ca. -', :t lombia e(lea Swwy jor 2002) Viena. {',;Yúgs Meza, Ricardo Dro}!(1s, máscaras y jhc.l!v. Narwráfiw y.c. co/1.f1.iclo rmodo CI1 Colombia, Bogotá,Tercer Mundo. i.y,ww. Ilsdoj. govidea Ipubs/intdl02006/indexo html. FJ "'i:i f.c v ;'r.,i!: [64) [65]

18 i," M"rccl Roj<ls Anexo 2 Cultívos de coca calculados entre 1999 y 2003 por departamentos (hectáreas) M <=> <=> ';1... al al... :o 'll E o 00 u <:: <:: el! III u o u el! "'C o >. :;; u E.C:: "E'" u l.d u o'" "" ';2 1-1 I I o o o o o o q C! ci C() l "d" N - c:o... se :U!i!paH Ó <o Ó "" '<t '",.,.., '" N > '" v :::;: v; I.., <> ::>..,.. '".. '".2 '" " :i'í.., '" S e E '" a. '" I g N.E 3\,g " :5 v <3 '" '" I -;;..." e..5 e 4' 1(l ]: '"a: 8..; '2 i 2.ª - ; ro '" 8 VI {'S 'c: ::> e '0 <ti Z E '" c: ;;; '" c: 4' ::>..., "! L, epto. Marzo Agosto tov. Dic. Dic. % variadón Fué'rite: UNDC Colombia Coca (ultiva(ion Survey 10( Nariño % Guavlare 28.HS % Meta , % PUlumayo n % 4Quetá % Norte de de Santander % Bollvar % Antíoquía 1----_ ] % Vichada f \8 22% (auca 6.29\ H 32% Vilupés \.0\ % Córdoba % Guaia!a % santander % _. Amazonas % I. 90yac % Ar3uca '>39 76% l' M3gdalena % -,..chocó : _Guaiir3... m %,, (undinammca _. o!--ci.das I Valle 1'. del Cauca l7-67% --"--.,"'Total % l. TRIa Iaprox % I Precisión 80% 90% ')0% 91% 89%, [66] [67J

19 Mil., de hectárea! Fuente: UNDC, Colombia Coca Cultivation Survey lar ) {! 700 ' : ".g 600 t:.. e 500.!l! -o 400." l,g 200 Anexo 3 Cultivo de coca en la región Andina Plan Colombia _ Diana Mnrcela Rojas 75 S 2S 0.11 UJ 1.':1,1 "1,1 1,1 1,1 U 1,1 U I,H,I 1,1 U" 1, \ (1)) Gl Bolivia [J Colombia Pe,,) Anexo 4 la ayuda estadounidense a Colombia desde 1997 Esrados Un Mos y la J!llCrra eh Colombia Agencia Tabla Montos de la asistencia entregada a Colombia en los años fiscales (millones de dólares) Años FiS(ales 2000' Total State-' 774,9 48,0 275,4 516,6 495, ,7 U. 5. AID' 123,5 104j , Defeose ,2 1\9,\ 16S, 1n.0 724,8 Total 1.026,9 238, ,8 740, ,9.Fuente: Departamento de Estado y Departamento de Justicia, USAI yel (on9,esslonal Re ajcll Service. (GA ). I Induye los fondos asignados para el Phll Colombia a tr;lvés del EIllergency Supplelllelltal AppropiariollS Act, 2000 (Division B o[ PubJ c l.aw 10(i-Z' 'Ó)., Incluye Y3 millones de dólares de fondos del Foreigll Military Financing provenientes dd Foreign perati,olls Export Finandng, and Related Appropíations Act, 2003 (Division E, title 1lI oc P.L.; 34 millones de dólares prove nientes del Departamento de Estado y 34 Illillolles de dóla res provenientes del cpart:.1ji1cllto de Defensa e1l el Emergency Wartime Supplememal Appropiatiom Act (P.L l8-u); y 37.1 millones de dólares del Foreign Military Financing provenientes de las apropikiolles suplemelharias dd úio flscal l Incluye 88 uúllones de dólares de fondos transferidos del Departalllento de Estado al de Justicia pata la illlplementación. ele los programas de (ort:decim..iellto de la justicia. Entre los años fiscales 200 y el Departamento de Estado lraus(ltió 375 núuones de dólares a USAlD para desarrollo alternativo, democracia y fort.1..iecimiento de la justicia, y para los progralllas de desplazn je1\to interno. Para el all 2004, el Cllgteso asignó directantellte los fondos necesarios para los progrjlnas de U5AID. j1 " 100 o S Ayud. ",onómica y sodal Ayuda milll.' y pollclac. Fuente: [68] [69]

Las relaciones Colombia-Estados Unidos en la encrucijada. Arlene B. Tickner Departamento de Ciencia Política Universidad de los Andes

Las relaciones Colombia-Estados Unidos en la encrucijada. Arlene B. Tickner Departamento de Ciencia Política Universidad de los Andes Las relaciones Colombia-Estados Unidos en la encrucijada Arlene B. Tickner Departamento de Ciencia Política Universidad de los Andes Hipótesis 1 A pesar de que la política exterior de Colombia ha tenido

Más detalles

Andes 2020: Una Nueva Estrategia ante los Retos que Enfrentan Colombia y la Región

Andes 2020: Una Nueva Estrategia ante los Retos que Enfrentan Colombia y la Región Andes 2020: Una Nueva Estrategia ante los Retos que Enfrentan Colombia y la Región Informe de una Comisión Independiente, patrocinado por el Centro de Acción Preventiva, Council on Foreign Relations Daniel

Más detalles

La vulnerabilidad de la sociedad moderna y de sus instituciones,

La vulnerabilidad de la sociedad moderna y de sus instituciones, YONAH ALEXANDER RESPUESTAS AL TERRORISMO Algunas reflexiones políticas y legales La vulnerabilidad de la sociedad moderna y de sus instituciones, junto con las posibilidades de utilizar armamento convencional

Más detalles

Las FARC, con síndrome de abstinencia

Las FARC, con síndrome de abstinencia Colombia Las FARC, con síndrome de abstinencia La guerra civil en Colombia está estrechamente relacionada con el narcotráfico. Si los guerrilleros se retiran de los negocios, el mercado mundial perderá

Más detalles

LA SEGURIDAD EN LAS RELACIONES ECUADOR - EEUU

LA SEGURIDAD EN LAS RELACIONES ECUADOR - EEUU La Agenda de los Estados unidos Bruce Bagley Universidad de Miami LA SEGURIDAD EN LAS RELACIONES ECUADOR - EEUU Para entender la politica exterior norteamericana frente a America Latina y el Ecuador es

Más detalles

ANEXO 4. Antecedentes de la Iniciativa de Mérida:

ANEXO 4. Antecedentes de la Iniciativa de Mérida: ANEXO 4 Antecedentes de la Iniciativa de Mérida: La Iniciativa de Mérida es vista algunas veces como una respuesta coordinada a los retos del tráfico de drogas y el crimen en México y América Central.

Más detalles

Obama y las drogas: agenda de reconstrucción

Obama y las drogas: agenda de reconstrucción agenda de reconstrucción Franco Gamboa Rocabado Sociólogo político, investigador de Yale World Fellows Program, franco.gamboa@aya.yale.edu La histórica victoria electoral de Barack Obama al convertirse

Más detalles

Uribe Centro Democrático FICHA TEMÁTICA

Uribe Centro Democrático FICHA TEMÁTICA TEMA: Seguridad Número de la ficha: 01 Cifras UCD *En la era Uribe se redujeron: -El homicidio en 50% -El secuestro en 96% -El desplazamiento forzoso en 46% -Los asesinatos de periodistas, maestros y sindicalistas

Más detalles

Conclusiones. Con el trabajo desarrollado en esta tesis podemos concluir que México y los Estados

Conclusiones. Con el trabajo desarrollado en esta tesis podemos concluir que México y los Estados Conclusiones Con el trabajo desarrollado en esta tesis podemos concluir que México y los Estados Unidos, desde los primeros años del siglo XX hasta la actualidad han compartido el problema del narcotráfico

Más detalles

Panorama Global del de Drogas

Panorama Global del de Drogas Panorama Global del Tráfico Ilícito de Drogas Comisión Interamericana Rafael A. Parada Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) Secretaría de Seguridad Multidimensional June 2009 Agenda

Más detalles

Conferencia de Prensa. Christy McCampbell Subsecretaria de Estado Adjunta en la oficina de Asuntos Internacionales de Drogas y Cumplimiento de la Ley

Conferencia de Prensa. Christy McCampbell Subsecretaria de Estado Adjunta en la oficina de Asuntos Internacionales de Drogas y Cumplimiento de la Ley Conferencia de Prensa Christy McCampbell Subsecretaria de Estado Adjunta en la oficina de Asuntos Internacionales de Drogas y Cumplimiento de la Ley 25 de octubre de 2006 McCampbell: Muchas gracias, estoy

Más detalles

COLOMBIA El punto de vista del asegurador de crédito

COLOMBIA El punto de vista del asegurador de crédito COLOMBIA El punto de vista del asegurador de crédito Barcelona, 4 de septiembre de 2013 Colombia: El punto de vista del asegurador de crédito. 1. Situación política y económica 2. Colombia y España: comercio

Más detalles

E sta afirmación se presenta frecuentemente como argumento contundente

E sta afirmación se presenta frecuentemente como argumento contundente I~~I Revista del Centro Andino de Estudios Intemaclonales, w No. 4, e UASB/CBN, Quito, 2002 la economía política de las drogas ilegales en los Andes FRANCISCO THOUMI CUANDO HAY DEMANDA HAY OFERrA E sta

Más detalles

La Iniciativa Regional Andina de Estados Unidos

La Iniciativa Regional Andina de Estados Unidos La Iniciativa Regional Andina de Estados Unidos Destaca la solicitud de fondos para el año fiscal 2002 para Colombia y vecinos publicada en la Tercera Cumbre de las Américas celebrada en la Ciudad de Quebec.

Más detalles

La política exterior de México durante el sexenio de Vicente Fox

La política exterior de México durante el sexenio de Vicente Fox Sexenio en perspectiva La política exterior de México durante el sexenio de Vicente Fox Alejandro Anaya Muñoz* El sexenio del presidente Vicente Fox empezó en tono muy optimista, particularmente con respecto

Más detalles

Perspectiva de Naciones Unidas frente a las nuevas tendencias del narcotráfico y el crimen transnacional

Perspectiva de Naciones Unidas frente a las nuevas tendencias del narcotráfico y el crimen transnacional Perspectiva de Naciones Unidas frente a las nuevas tendencias del narcotráfico y el crimen transnacional La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia, quiere exponer por medio

Más detalles

Fecha: Mayo 2009 Traducción no oficial

Fecha: Mayo 2009 Traducción no oficial Documento del Departamento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que comprueba la intención de Estados unidos de utilizar la base militar en Palanquero, Colombia contra los países vecinos Fecha: Mayo 2009

Más detalles

Estados Unidos, Colombia y sus vecinos: Los desafíos externos de la "seguridad democrática"

Estados Unidos, Colombia y sus vecinos: Los desafíos externos de la seguridad democrática Estados Unidos, Colombia y sus vecinos: Los desafíos externos de la "seguridad democrática" Arlene B. Tickner y Rodrigo Pardo De Foreign Affairs En Español, Octubre-Diciembre 2003 Resumen: La estrecha

Más detalles

EL COMERCIO Y LA SOCIEDAD ENTRE ESTADOS UNIDOS Y COLOMBIA

EL COMERCIO Y LA SOCIEDAD ENTRE ESTADOS UNIDOS Y COLOMBIA EL COMERCIO Y LA SOCIEDAD ENTRE ESTADOS UNIDOS Y COLOMBIA El gobierno de Presidente Obama se ha comprometido a seguir un ambicioso plan comercial que contribuirá al crecimiento económico y apoyará buenos

Más detalles

JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS

JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS Con este material se pretende reforzar el reconocimiento de las letras trabajadas en el aula a través del método letrilandia ; este es un paso posterior al conocimiento

Más detalles

El desafío de la seguridad internacional: una visión desde Centroamérica

El desafío de la seguridad internacional: una visión desde Centroamérica El desafío de la seguridad internacional: una visión desde Centroamérica Elvira Cuadra Lira 1 Elvira Cuadra Lira, socióloga nicaragüense. Es investigadora del Centro de Investigaciones de la Comunicación,

Más detalles

Resultados de la Encuesta de Alcaldes por la Paz en Latinoamérica Introducción

Resultados de la Encuesta de Alcaldes por la Paz en Latinoamérica Introducción Resultados de la Encuesta de Alcaldes por la Paz en Latinoamérica Análisis encuesta realizada a 111 alcaldes y actores relevantes para las actividades de Alcaldes por la Paz en America Latina Introducción

Más detalles

- S o b r e los m o d e l o s de ge s t i ó n y pri v a t i z a c i o n e s.

- S o b r e los m o d e l o s de ge s t i ó n y pri v a t i z a c i o n e s. ACTO DE SALUD EN VILADECA N S, 4 DE MARZO DE 2010. B u e n a s tar d e s : E s t a m o s aq u í p a r a h a b l a r de sal u d y d e at e n c i ó n sa n i t a r i a pú b l i c a en el B a i x Ll o b r

Más detalles

Eje 5. Democracia efectiva y política exterior responsable

Eje 5. Democracia efectiva y política exterior responsable Eje 5. Democracia efectiva y política exterior responsable P l a n N a c i o n a l d e D e s a r r o l l o 2 7 1 Eje 5. Democracia efectiva y política exterior responsable La democracia no sólo es una

Más detalles

Guía promocional de tarifas

Guía promocional de tarifas Guía promocional de tarifas P a q u e te s E s p e c ia les P a q u e te D e s c r ip c ión T a r if a p o r p a q u e t e 1 Ocu la r E x p r e s s A p e r tu r a d e l c o n ten e d o r p o r I P M s

Más detalles

Antecedentes de la lucha antidroga en Bolivia Presencia de USA en la lucha contra las drogas en Bolivia

Antecedentes de la lucha antidroga en Bolivia Presencia de USA en la lucha contra las drogas en Bolivia Fjerne Naboer / Bolivia Antecedentes de la lucha antidroga en Bolivia Presencia de USA en la lucha contra las drogas en Bolivia Extracto de la entrevista con Theo Ronckell en Koka Zero Políticas antidrogas

Más detalles

Líderes de opinión creen que hay que reformar la política de drogas

Líderes de opinión creen que hay que reformar la política de drogas 07 octubre, 2014 Fundación Ideas para la Paz Líderes de opinión creen que hay que reformar la política de drogas Cuáles son las ventajas y desventajas de la actual política de drogas? Cuál debería ser

Más detalles

ANÁLISIS DE LA COOPERACIÓN DE NACIONES UNIDAS AL GOBIERNO DE COLOMBIA EN EL ÁMBITO DE LA LUCHA INTERNACIONAL CONTRA EL PROBLEMA DE LAS DROGAS ILÍCITAS

ANÁLISIS DE LA COOPERACIÓN DE NACIONES UNIDAS AL GOBIERNO DE COLOMBIA EN EL ÁMBITO DE LA LUCHA INTERNACIONAL CONTRA EL PROBLEMA DE LAS DROGAS ILÍCITAS ANÁLISIS DE LA COOPERACIÓN DE NACIONES UNIDAS AL GOBIERNO DE COLOMBIA EN EL ÁMBITO DE LA LUCHA INTERNACIONAL CONTRA EL PROBLEMA DE LAS DROGAS ILÍCITAS CAROLINA ARELLANA TURRIAGO UNIVERSIDAD COLEGIO MAYOR

Más detalles

Derecho internacional humanitario UN ANTECEDENTE A LAS NEGOCIACIONESD DE PAZ: EL DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO EN COLOMBIA

Derecho internacional humanitario UN ANTECEDENTE A LAS NEGOCIACIONESD DE PAZ: EL DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO EN COLOMBIA Derecho internacional humanitario UN ANTECEDENTE A LAS NEGOCIACIONESD DE PAZ: EL DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO EN COLOMBIA Las negociaciones de paz entabladas en octubre de 2012 y basadas en el Acuerdo

Más detalles

REUNIÓN 35 DEL COMITÉ PERMANENTE. Oficina para las Américas. Presentación del Director (7-9 de marzo de 2006)

REUNIÓN 35 DEL COMITÉ PERMANENTE. Oficina para las Américas. Presentación del Director (7-9 de marzo de 2006) REUNIÓN 35 DEL COMITÉ PERMANENTE Oficina para las Américas Presentación del Director (7-9 de marzo de 2006) Señor Presidente, Distinguidos Delegados, Damas y Caballeros, 1. Introducción Durante el año

Más detalles

Comando Sur de los EE.UU. Miami, Florida

Comando Sur de los EE.UU. Miami, Florida COJUMA s Consideraciones Legales para el Apoyo de las Fuerzas de Defensa Comando Sur de los EE.UU. Miami, Florida 28-30 August 2012 Miami, Florida Tabla de Contenido Consideraciones Legales para el Apoyo

Más detalles

Los Resabios de Bush, el eje Washington-Bogotá- Lima sigue vigente. Tragicómix

Los Resabios de Bush, el eje Washington-Bogotá- Lima sigue vigente. Tragicómix PORTADA sábado, 14 febrero 2009 Los Resabios de Bush, el eje Washington-Bogotá- Lima sigue vigente. Tragicómix Josetxo Ezcurra Homenaje de la IV Flota. Rebelión 29.11.2008 Gentileza Bob Weiss Perú, puerto

Más detalles

REUNIÓN DE EXPERTOS SOBRE MEDIDAS DE FOMENTO DE LA CONFIANZA Y LA SEGURIDAD RESEGRE/doc.4/03 rev. 3 3-4 de febrero de 2003 11 febrero 2003

REUNIÓN DE EXPERTOS SOBRE MEDIDAS DE FOMENTO DE LA CONFIANZA Y LA SEGURIDAD RESEGRE/doc.4/03 rev. 3 3-4 de febrero de 2003 11 febrero 2003 REUNIÓN DE EXPERTOS SOBRE MEDIDAS DE OEA/Ser.K/XXIX FOMENTO DE LA CONFIANZA Y LA SEGURIDAD RESEGRE/doc.4/03 rev. 3 3-4 de febrero de 2003 11 febrero 2003 Miami, Florida Original: inglés CONSENSO DE MIAMI

Más detalles

Programa. COLEGIO DE BIBLIOTECARIOS DE CHILE A.G. Diagonal Paraguay 383 of. 122 Santiago Telefono: 56 2 222 56 52 Mail: cbc@bibliotecarios.

Programa. COLEGIO DE BIBLIOTECARIOS DE CHILE A.G. Diagonal Paraguay 383 of. 122 Santiago Telefono: 56 2 222 56 52 Mail: cbc@bibliotecarios. Programa COLEGIO DE BIBLIOTECARIOS DE CHILE A.G. Diagonal Paraguay 383 of. 122 Santiago Telefono: 56 2 222 56 52 Mail: cbc@bibliotecarios.cl Programa XVI Conferencia Internacional de Bibliotecología Buenas

Más detalles

La Estrategia Nacional de Lucha Contra las Drogas Resultados 2012, Avances 2013 y Perspectivas 2014

La Estrategia Nacional de Lucha Contra las Drogas Resultados 2012, Avances 2013 y Perspectivas 2014 La Estrategia Nacional de Lucha Contra las Drogas Resultados 2012, Avances 2013 y Perspectivas 2014 Convención Nacional de las Fiscalías Especializadas en delitos de TID 20 Noviembre de 2013 Tarapoto -San

Más detalles

MEXICO EN LAS OPERACIONES DE MANTENIMIENTO DE LA PAZ; decisión tardía y controvertida.

MEXICO EN LAS OPERACIONES DE MANTENIMIENTO DE LA PAZ; decisión tardía y controvertida. MEXICO EN LAS OPERACIONES DE MANTENIMIENTO DE LA PAZ; decisión tardía y controvertida. Olga Pellicer En su intervención durante el debate de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el

Más detalles

El Enfoque territorial para la superación del problema de las drogas

El Enfoque territorial para la superación del problema de las drogas El Enfoque territorial para la superación del problema de las drogas Objetivo General Generar un espacio de diálogo y análisis sobre la implementación y proyecciones de la política regional de drogas desde

Más detalles

II.9.1.2.1. Procuraduría General de la República Iniciativa Mérida Auditoría Especial: 09-0-17100-06-1072. Criterios de Selección

II.9.1.2.1. Procuraduría General de la República Iniciativa Mérida Auditoría Especial: 09-0-17100-06-1072. Criterios de Selección Anexo 12 Funciones de Gobierno II.9.1.2.1. Procuraduría General de la República Iniciativa Mérida Auditoría Especial: 09-0-17100-06-1072 Criterios de Selección Esta auditoría se seleccionó con base en

Más detalles

DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO

DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO Resultado fiscal El ar tícu lo 10 de la LISR in di ca que las per so nas mo ra les de be rán pa gar el im pues to apli can do al re sul ta do fis cal la tasa del

Más detalles

FEDERMÁN RODRÍGUEZ Centro de Estudios Canadienses Facultades de Ciencia Política y Gobierno y de Relaciones Internacionales Universidad del Rosario

FEDERMÁN RODRÍGUEZ Centro de Estudios Canadienses Facultades de Ciencia Política y Gobierno y de Relaciones Internacionales Universidad del Rosario FEDERMÁN RODRÍGUEZ Centro de Estudios Canadienses Facultades de Ciencia Política y Gobierno y de Relaciones Internacionales Universidad del Rosario (Bogotá) TRAS LAS HUELLAS DE LA ORIENTACIÓN REALISTA

Más detalles

COMUNIDAD ANDINA BOLIVIA * COLOMBIA * ECUADOR * PERÚ UNA RESPUESTA CONJUNTA AL PROBLEMA MUNDIAL DE LAS DROGAS

COMUNIDAD ANDINA BOLIVIA * COLOMBIA * ECUADOR * PERÚ UNA RESPUESTA CONJUNTA AL PROBLEMA MUNDIAL DE LAS DROGAS COMUNIDAD ANDINA BOLIVIA * COLOMBIA * ECUADOR * PERÚ UNA RESPUESTA CONJUNTA AL PROBLEMA MUNDIAL DE LAS DROGAS BOLIVIA * COLOMBIA * ECUADOR * PERÚ PROBLEMAS COMUNES: En la región andina se concentra el

Más detalles

Conferencia de Prensa del Embajador William R. Brownfield, Secretario Adjunto para Asuntos Antinarcóticos de los Estados Unidos (INL)

Conferencia de Prensa del Embajador William R. Brownfield, Secretario Adjunto para Asuntos Antinarcóticos de los Estados Unidos (INL) Conferencia de Prensa del Embajador William R. Brownfield, Secretario Adjunto para Asuntos Antinarcóticos de los Estados Unidos (INL) Palacio de Gobierno del Perú Lima, 29 de Noviembre de 2011 Participantes

Más detalles

Conclusión. Se puede afirmar que existen tres tipos de reformas: el primer tipo son las relacionadas a

Conclusión. Se puede afirmar que existen tres tipos de reformas: el primer tipo son las relacionadas a Conclusión Se puede afirmar que existen tres tipos de reformas: el primer tipo son las relacionadas a cuestiones económicas, las segundas a las cuestiones políticas, en especial las referentes a la democracia,

Más detalles

El desplazamiento forzado en Colombia: La huella del conflicto Carlos Enrique Núñez M. Ingrid Paola Hurtado S.

El desplazamiento forzado en Colombia: La huella del conflicto Carlos Enrique Núñez M. Ingrid Paola Hurtado S. El desplazamiento forzado en Colombia: La huella del conflicto Carlos Enrique Núñez M. Ingrid Paola Hurtado S. Introducción El desplazamiento forzado en Colombia ha sido desde la década de los 90, la consecuencia

Más detalles

LAS NUEVAS Y PELIGROSAS TENDENCIAS DEL COMERCIO DE DROGAS EN LOS ANDES AMERICANOS

LAS NUEVAS Y PELIGROSAS TENDENCIAS DEL COMERCIO DE DROGAS EN LOS ANDES AMERICANOS LAS NUEVAS Y PELIGROSAS TENDENCIAS DEL COMERCIO DE DROGAS EN LOS ANDES AMERICANOS Mirado desde cierto punto de vista estos son buenos tiempos para los guerreros de la droga que los Estados Unidos han creado

Más detalles

Actores: Insurgencia

Actores: Insurgencia Actores: Insurgencia Definición n de insurgencia Enfrentamiento organizado, y prolongado en el tiempo, que pretende cambiar un régimen político, controlar un determinado territorio, o mantener una situación

Más detalles

ENCUESTA BUENAS PRACTICAS EN TIC'S

ENCUESTA BUENAS PRACTICAS EN TIC'S 239 16. ANEXO 1: ENCUESTA BUENAS PRÁCTICAS EN TIC S Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas Escuela de Economía y Administración ENCUESTA BUENAS PRACTICAS EN TIC'S El objetivo de la siguiente

Más detalles

Reacción al Documento Final Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo.

Reacción al Documento Final Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo. Reacción al Documento Final Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo. El Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo acoge con satisfacción,

Más detalles

Concepto de la Inteligencia: objeto proceso carácter Misión de la Inteligencia: Otras Definiciones: De Inteligencia

Concepto de la Inteligencia: objeto proceso carácter Misión de la Inteligencia: Otras Definiciones: De Inteligencia Concepto de la Inteligencia: Que es la inteligencia: aquello de lo que carecen muchos profesores... bien por encontrar un concepto digamos que es aquello que tiene: la amenaza o el enemigo de la seguridad

Más detalles

Panel Internacional Sobre la Solución al Problema de las Drogas Ilícitas

Panel Internacional Sobre la Solución al Problema de las Drogas Ilícitas Baje una versión PDF de esta presentación en http://bit.ly/16rggca Panel Internacional Sobre la Solución al Problema de las Drogas Ilícitas Preparado para Foro Sobre la Solución al Problema de las Drogas

Más detalles

V Asamblea Plenaria Bogotá, Colombia, del 19 al 21 noviembre de 2006

V Asamblea Plenaria Bogotá, Colombia, del 19 al 21 noviembre de 2006 FIPA/PA/2006/REC/WG3/s/rev.1 V Asamblea Plenaria Bogotá, Colombia, del 19 al 21 noviembre de 2006 INFORME FINAL Grupo de Trabajo n o 3: Lucha contra el narcotráfico En la ciudad de Bogotá, (Colombia) se

Más detalles

LOS RECURSOS NATURALES EN EL DESARROLLO ECONOMICO

LOS RECURSOS NATURALES EN EL DESARROLLO ECONOMICO LOS RECURSOS NATURALES EN EL DESARROLLO ECONOMICO E d i t o r i a l U n i v e r s i t a r i a, S. A., 1 9 7 0 In s c r i p c i ó n N 3 8. 5 3 5 D e r e c h o s e x c lu s iv o s r e s e r v a d o s p a

Más detalles

El éxodo de personal militar superior de la Fuerza Aérea hacia la actividad civil.

El éxodo de personal militar superior de la Fuerza Aérea hacia la actividad civil. El éxodo de personal militar superior de la Fuerza Aérea hacia la actividad civil. Por Brig. Gen. (R) Rubén Montenegro Centro Aeronáutico de Estudios Estratégicos (CAEE) Diciembre, 2007 Antecedentes Durante

Más detalles

Policy Brief 02/2010. Programa de Estudios sobre Seguridad Internacional en Medio Oriente

Policy Brief 02/2010. Programa de Estudios sobre Seguridad Internacional en Medio Oriente Policy Brief 02/2010 Programa de Estudios sobre Seguridad Internacional en Medio Oriente La situación actual en Líbano: Diversidad de actores y de intereses Fernando Bazán Septiembre de 2010 La situación

Más detalles

AGENDA GLOBAL DE TRABAJO SOCIAL Y DESARROLLO SOCIAL EN EL CAMINO HACIA UNA AGENDA DE COMPROMISOS

AGENDA GLOBAL DE TRABAJO SOCIAL Y DESARROLLO SOCIAL EN EL CAMINO HACIA UNA AGENDA DE COMPROMISOS AGENDA GLOBAL DE TRABAJO SOCIAL Y DESARROLLO SOCIAL EN EL CAMINO HACIA UNA AGENDA DE COMPROMISOS Movilización de trabajadores sociales, educadores de trabajo social, actores políticos y cooperantes al

Más detalles

BLOQUE III: INDICADORES Y RESULTADOS CERTIFICACIÓN N ISO Y OBJETIVOS DEL SEGUIMIENTO ERCA. Dr. Juan Manuel Buades Fuster

BLOQUE III: INDICADORES Y RESULTADOS CERTIFICACIÓN N ISO Y OBJETIVOS DEL SEGUIMIENTO ERCA. Dr. Juan Manuel Buades Fuster BLOQUE III: INDICADORES Y RESULTADOS CERTIFICACIÓN N ISO Y OBJETIVOS DEL SEGUIMIENTO ERCA Dr. Juan Manuel Buades Fuster Servicio de Nefrología del Hospital Son Llàtzer Palma de Mallorca Acudir a una consulta

Más detalles

La Iniciativa Mérida: desafíos del combate al crimen y el narcotráfico en México

La Iniciativa Mérida: desafíos del combate al crimen y el narcotráfico en México La Iniciativa Mérida: desafíos del combate al crimen y el narcotráfico en México Raúl Benítez Manaut Tema: Los presidentes de México y EEUU, Felipe Calderón y George W. Bush, acordaron que México recibiría

Más detalles

Capítulo iv La Iniciativa Mérida en la frontera México-Estados Unidos

Capítulo iv La Iniciativa Mérida en la frontera México-Estados Unidos Capítulo iv La Iniciativa Mérida en la frontera México-Estados Unidos José María Ramos García 1 El propósito del presente documento es analizar la complejidad del fenómeno del crimen organizado en la frontera

Más detalles

MINERIA ILEGAL EN COLOMBIA 1 UN FRENTE DE GUERRA QUE SE ABRE

MINERIA ILEGAL EN COLOMBIA 1 UN FRENTE DE GUERRA QUE SE ABRE SERIE: ANÁLISIS POLÍTICO UMNG IEGAP # 002 MINERIA ILEGAL EN COLOMBIA 1 UN FRENTE DE GUERRA QUE SE ABRE 08 de Marzo 2012 Palabra clave: Colombia, minería ilegal, guerrillas, conflicto armado 1. Introducción

Más detalles

Segui buscando en la Red de Bibliotecas Virtuales de CLACSO http://biblioteca.clacso.edu.ar

Segui buscando en la Red de Bibliotecas Virtuales de CLACSO http://biblioteca.clacso.edu.ar A manera de introducción : el paramilitarismo no se ha acabado: es urgente su Titulo desmonte real Observatorio de Derechos Humanos y Derecho Humanitario-Coordinación Autor(es) Colombia-Europa-E; Entre

Más detalles

coyuntura regional Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales Actores y dinámica reciente del conflicto colombiano

coyuntura regional Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales Actores y dinámica reciente del conflicto colombiano Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales Actores y dinámica reciente del conflicto colombiano Jorge M. Battaglino La gestión del presidente Álvaro Uribe representa un punto de inflexión

Más detalles

Resolución aprobada por la Asamblea General el 2 de diciembre de 2014. [sobre la base del informe de la Primera Comisión (A/69/440)]

Resolución aprobada por la Asamblea General el 2 de diciembre de 2014. [sobre la base del informe de la Primera Comisión (A/69/440)] Naciones Unidas A/RES/69/51 Asamblea General Distr. general 11 de diciembre de 2014 Sexagésimo noveno período de sesiones Tema 96 dd) del programa Resolución aprobada por la Asamblea General el 2 de diciembre

Más detalles

El Comando de Movilidad Aerea (AMC) y la Estrategia de guerra irregular de estados unidos Por Eva Golinger

El Comando de Movilidad Aerea (AMC) y la Estrategia de guerra irregular de estados unidos Por Eva Golinger El Comando de Movilidad Aerea (AMC) y la Estrategia de guerra irregular de estados unidos Por Eva Golinger El Comando de Movilidad Aerea (AMC) es principalmente un equipo de Guerra. Es un Comando Mayor

Más detalles

Democracia y Fuerzas Armadas

Democracia y Fuerzas Armadas Democracia y Fuerzas Armadas Enrique Obando Presidente del Instituto de Estudios Políticos y Estratégicos Muchas gracias Embajador. Sobre el tema hay mucho que decir y no mucho tiempo para hacerlo. Voy

Más detalles

DISCURSO DEL PRESIDENTE JUAN ORLANDO HERNANDEZ DE HONDURAS EN LA PLENARIA DE LA VII CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

DISCURSO DEL PRESIDENTE JUAN ORLANDO HERNANDEZ DE HONDURAS EN LA PLENARIA DE LA VII CUMBRE DE LAS AMÉRICAS SEPTIMA CUMBRE DE LAS AMERICAS OEA/Ser.E 10 y 11 abril 2015 CA-VII/INF.11/15 Ciudad de Panamá, Panamá 20 abril 2015 Original: español DISCURSO DEL PRESIDENTE JUAN ORLANDO HERNANDEZ DE HONDURAS EN LA PLENARIA

Más detalles

Índice Latinoamericano de Transparencia Legislativa Argentina-Chile-Colombia-México-Perú Abril 2012

Índice Latinoamericano de Transparencia Legislativa Argentina-Chile-Colombia-México-Perú Abril 2012 Índice Latinoamericano de Transparencia Legislativa Argentina-Chile-Colombia-México-Perú Abril 2012 http://www.cippec.org/files/documents/novedades%20home/transparencia_legislativa.pdf Introducción La

Más detalles

Relaciones con Venezuela, antecedentes y actualidad

Relaciones con Venezuela, antecedentes y actualidad Relaciones con Venezuela, antecedentes y actualidad Por: -Isabel Cristina Arboleda Valencia -Andrea Gómez Ramírez -Boris Julián Ramírez Barrera El deterioro de las relaciones entre Colombia y Venezuela

Más detalles

POLÍTICA DE CONSOLIDACIÓN DE LA SEGURIDAD DEMOCRÁTICA PCSD (PCSD) Ministerio de Defensa Nacional República de Colombia

POLÍTICA DE CONSOLIDACIÓN DE LA SEGURIDAD DEMOCRÁTICA PCSD (PCSD) Ministerio de Defensa Nacional República de Colombia POLÍTICA DE CONSOLIDACIÓN DE LA SEGURIDAD DEMOCRÁTICA PCSD (PCSD) Ministerio de Defensa Nacional República de Colombia Coordinación General Ministerio de Defensa Nacional Diseño y Diagramación Adriana

Más detalles

SEIS REGIONES DE COLOMBIA IMPLEMENTAN ESTRATEGIAS DE MARKETING TERRITORIAL

SEIS REGIONES DE COLOMBIA IMPLEMENTAN ESTRATEGIAS DE MARKETING TERRITORIAL SEIS REGIONES DE COLOMBIA IMPLEMENTAN ESTRATEGIAS DE MARKETING TERRITORIAL Adel metropolitana entidad ejecutora del proyecto en el marco del programa DELCO El Programa DELCO Desarrollo Económico y Comercio

Más detalles

EXHIBIT A EXHIBIT A EN LA CORTE ESTADOUNIDENSE PARA EL DISTRITO DE COLUMBIA ESTADOS UNIDOS DE AMERICA Vs. CHIQUITA BRANDS INTERNATIONAL, INC., Demandado NÚMERO CRIMINAL:

Más detalles

Conflicto armado y narcotráfico Caso: El Placer Putumayo

Conflicto armado y narcotráfico Caso: El Placer Putumayo Conflicto armado y narcotráfico Caso: El Placer Putumayo Investigación: El Placer Mujeres, coca y guerra en el bajo Putumayo. Ponente: Camila Medina A. Septiembre 27 de 2014 Orden de la presentación Ø

Más detalles

Democratización del Conocimiento para la Creación de una Cultura de Paz

Democratización del Conocimiento para la Creación de una Cultura de Paz Democratización del Conocimiento para la Creación de una Cultura de Paz Montevideo, Uruguay 29 y 30 de Abril, 2009 La Organización de los Estados Americanos La Organización de los Estados Americanos (OEA)

Más detalles

Prólogo, por José Luis Gómez del Prado... 11 Introducción, por Caterina García Segura y Pablo Pareja Alcaraz 15

Prólogo, por José Luis Gómez del Prado... 11 Introducción, por Caterina García Segura y Pablo Pareja Alcaraz 15 Índice Prólogo, por José Luis Gómez del Prado................. 11 Introducción, por Caterina García Segura y Pablo Pareja Alcaraz 15 Parte I LA PRIVATIZACIÓN DE LA SEGURIDAD: MARCO TEÓRICO 1. La privatización

Más detalles

SERIE: INFORMACIONES DE INTERES UMNG IEGAP # 013 ERRADICAR LA POBREZA EXTREMA, OBJETIVO COMÚN DE LA CELAC 1

SERIE: INFORMACIONES DE INTERES UMNG IEGAP # 013 ERRADICAR LA POBREZA EXTREMA, OBJETIVO COMÚN DE LA CELAC 1 SERIE: INFORMACIONES DE INTERES UMNG IEGAP # 013 Bogotá D.C., 06 de febrero de 2015 ERRADICAR LA POBREZA EXTREMA, OBJETIVO COMÚN DE LA CELAC 1 La III Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de

Más detalles

CONFERENCIA REGIONAL SOBRE MIGRACIÓN (CRM) REUNIÓN DEL GRUPO REGIONAL DE CONSULTA SOBRE MIGRACIÓN (GCRM) San Salvador, 02-03 de mayo de 2006

CONFERENCIA REGIONAL SOBRE MIGRACIÓN (CRM) REUNIÓN DEL GRUPO REGIONAL DE CONSULTA SOBRE MIGRACIÓN (GCRM) San Salvador, 02-03 de mayo de 2006 CONFERENCIA REGIONAL SOBRE MIGRACIÓN (CRM) REUNIÓN DEL GRUPO REGIONAL DE CONSULTA SOBRE MIGRACIÓN (GCRM) San Salvador, 02-03 de mayo de 2006 VISION RETROSPECTIVA DE LA PROTECCIÓN INTERNACIONAL DE REFUGIADOS

Más detalles

Entre 1992 y 1999 las autoridades de control de drogas de EU lograron incrementar esa capacidad a promedios del orden del 20 por ciento.

Entre 1992 y 1999 las autoridades de control de drogas de EU lograron incrementar esa capacidad a promedios del orden del 20 por ciento. La fumigación en cuestión Eficacia y conveniencia de esta política antidroga. Por RICARDO VARGAS M. La actual política antidrogas se propone erradicar o en el peor de los casos disminuir significativamente

Más detalles

Después del Consenso de Washington Daniel Restrepo, Director del Proyecto de las Américas, Center for American Progress

Después del Consenso de Washington Daniel Restrepo, Director del Proyecto de las Américas, Center for American Progress Después del Consenso de Washington Daniel Restrepo, Director del Proyecto de las Américas, Center for American Progress Presentación en el Foro Anual del Progresismo Encuentro 2007, Políticas Para El Desarrollo

Más detalles

Prevenció n de cónflictós y cónsólidació n de la paz

Prevenció n de cónflictós y cónsólidació n de la paz Prevenció n de cónflictós y cónsólidació n de la paz Estudio temático del F-ODM: Conclusiones y logros principales. Antecedentes Resumen Ejecutivo El desafío de la prevención de conflictos y la consolidación

Más detalles

Intervención del GRULAC en la Segunda PrepCom de la Conferencia

Intervención del GRULAC en la Segunda PrepCom de la Conferencia Intervención del GRULAC en la Segunda PrepCom de la Conferencia Hábitat III 14 de abril de 2015 Señor presidente, Tengo el honor de hacer esta intervención en nombre de las delegaciones de América Latina

Más detalles

Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Estimar el tiempo que necesitas para resolverlo.

Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Estimar el tiempo que necesitas para resolverlo. Examen muestra Ob je ti vo Responder preguntas parecidas a las del examen de selección. Im por tan cia Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Saber cuántas

Más detalles

Relaciones Colombia - Estados Unidos Estudio síntesis y de coyuntura sobre el año 2001

Relaciones Colombia - Estados Unidos Estudio síntesis y de coyuntura sobre el año 2001 Relaciones Colombia - Estados Unidos Estudio síntesis y de coyuntura sobre el año 2001 Diana Marcela Rojas Rivera Profesora Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales IEPRI Universidad

Más detalles

INTRODUCCIÓN. María Margarita López 1

INTRODUCCIÓN. María Margarita López 1 INTRODUCCIÓN María Margarita López 1 Enmarcar al sindicalismo docente de la región en una única representación no es fácil. Como parte del movimiento sindical de los trabajadores el sindicalismo docente

Más detalles

II.11.1.2.1. Secretaría de Seguridad Pública Iniciativa Mérida Auditoría Especial: 09-0-36100-06-1069. Criterios de Selección

II.11.1.2.1. Secretaría de Seguridad Pública Iniciativa Mérida Auditoría Especial: 09-0-36100-06-1069. Criterios de Selección Funciones de Gobierno II.11.1.2.1. Secretaría de Seguridad Pública Iniciativa Mérida Auditoría Especial: 09-0-36100-06-1069 Criterios de Selección Esta auditoría se seleccionó con base en los criterios

Más detalles

Presentada por: Ingrid Johanna Rojas Cantor. Dirigida por: Mauricio Carabalí Baquero

Presentada por: Ingrid Johanna Rojas Cantor. Dirigida por: Mauricio Carabalí Baquero ANÁLISIS DE LOS ALCANCES Y LAS LIMITACIONES DE LA IMPLEMENTACIÓN DEL PRINCIPIO DE RESPONSABILIDAD COMPARTIDA EN EL MARCO DEL PROBLEMA MUNDIAL DE LAS DROGAS. UN BALANCE DE SU APLICABILIDAD EN EL CONTINENTE

Más detalles

Cohesión social en América Latina y Europa

Cohesión social en América Latina y Europa Cohesión social en América Latina y Europa La asociación entre la UE y ALC, que engloba a todos los países de la UE, de América Latina y del Caribe y comprende por ello a unos mil millones de personas,

Más detalles

PRESENCIA DE INVERSIONES DIRECTAS DE CAPITALES CHILENOS EN EL MUNDO

PRESENCIA DE INVERSIONES DIRECTAS DE CAPITALES CHILENOS EN EL MUNDO PRESENCIA DE INVERSIONES DIRECTAS DE CAPITALES CHILENOS EN EL MUNDO 1990 junio 2013 Santiago Noviembre 2013. 0 INDICE Presencia de Inversión chilena directa materializada en el exterior. Período 1990 junio

Más detalles

Resumen. Para poder comprender de mejor manera las acciones de los Estados. Unidos en el exterior, es necesario conocer el carácter del ciudadano

Resumen. Para poder comprender de mejor manera las acciones de los Estados. Unidos en el exterior, es necesario conocer el carácter del ciudadano Resumen Para poder comprender de mejor manera las acciones de los Estados Unidos en el exterior, es necesario conocer el carácter del ciudadano estadounidense. Ya contando con el conocimiento del conjunto

Más detalles

DESA ÍOS DE UNA ALIANZA

DESA ÍOS DE UNA ALIANZA LA INSERCIÓN DE COLOMBIA EN EL SISTEMA INTERNACIONAL CAMBIANTE COLOMBIA Y : DESA ÍOS DE UNA ALIANZA RESUMEN La agenda de las relaciones entre Estados Unidos y Colombia no ha registrado cambios significativos

Más detalles

RESUMEN EJECUTIVO SOBRE EL CONSUMO DE PRODUCTOS FALSIFICADOS SEPTIEMBRE 2014 SÉ AUTÉNTICOTI. www.asgeco.org/consumeoriginal/ #ConsumeOriginal

RESUMEN EJECUTIVO SOBRE EL CONSUMO DE PRODUCTOS FALSIFICADOS SEPTIEMBRE 2014 SÉ AUTÉNTICOTI. www.asgeco.org/consumeoriginal/ #ConsumeOriginal SOBRE EL CONSUMO DE PRODUCTOS FALSIFICADOS SEPTIEMBRE 2014 TI www.asgeco.org/consumeoriginal/ #ConsumeOriginal Edita: Agencia Española de Consumo, seguridad alimentaria y nutrición www.asgeco.org Realización:

Más detalles

X CONFERENCIA REGIONAL SOBRE MIGRACION (CRM) Vancouver, Canadá, 10-11 de marzo de 2005

X CONFERENCIA REGIONAL SOBRE MIGRACION (CRM) Vancouver, Canadá, 10-11 de marzo de 2005 X CONFERENCIA REGIONAL SOBRE MIGRACION (CRM) Vancouver, Canadá, 10-11 de marzo de 2005 LA CONFERENCIA REGIONAL SOBRE MIGRACIÓN (PROCESO PUEBLA) Y EL FORTALECIMIENTO DEL MARCO REGIONAL DE PROTECCIÓN DE

Más detalles

Las condiciones de la solución política negociada del conflicto colombiano

Las condiciones de la solución política negociada del conflicto colombiano Las condiciones de la solución política negociada del conflicto colombiano Carlos A. Lozano Guillén, Director del semanario colombiano VOZ En el corto o mediano tiempo, no parece posible allanar el camino

Más detalles

Este documento explica de manera general las recomendaciones de CAIDMEX para fortalecer las medidas de implementación para el desarrollo sostenible.

Este documento explica de manera general las recomendaciones de CAIDMEX para fortalecer las medidas de implementación para el desarrollo sostenible. Recomendaciones de CAIDMEX 1,2 para las Negociaciones Intergubernamentales sobre la Agenda de Desarrollo Post-2015: Sesión de Medidas de Implementación y Alianza Global (21 a 24 de abril de 2015) Este

Más detalles

Índice AI: AMR 23/005/2010 Fecha: 16 de febrero de 2010

Índice AI: AMR 23/005/2010 Fecha: 16 de febrero de 2010 Índice AI: AMR 23/005/2010 PÚBLICO Fecha: 16 de febrero de 2010 LA SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN COLOMBIA: DECLARACIÓN ESCRITA DE AMNISTÍA INTERNACIONAL AL 13º PERIODO DE SESIONES DEL CONSEJO DE

Más detalles

CEPAL, Santiago de Chile, 28 de junio de 2005

CEPAL, Santiago de Chile, 28 de junio de 2005 PALABRAS DE LA SRA. ALICIA BÁRCENA, SECRETARIA EJECUTIVA ADJUNTA DE LA CEPAL, EN EL ACTO DE APERTURA DEL FORO OMPI-CEPAL SOBRE POLÍTICAS DE PROPIEDAD INTELECTUAL, CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN CEPAL,

Más detalles

Resumen ejecutivo: La otra frontera de México

Resumen ejecutivo: La otra frontera de México Resumen ejecutivo: La otra frontera de México Seguridad, migración y la crisis humanitaria entre México y Guatemala A lo largo de la frontera entre los EE.UU. y México, especialmente al sur de Texas, las

Más detalles

Felipe Cantera y Laura Bouza habéis estado en julio en Colombia, qué lugares pudisteis visitar?

Felipe Cantera y Laura Bouza habéis estado en julio en Colombia, qué lugares pudisteis visitar? :: portada :: Colombia :: 30-09-2010 Felipe Cantera y Laura Bouza, viajaron a La Macarena para acompañar a las víctimas "Fosa común o cementerio clandestino, La Macarena existe y es responsabilidad del

Más detalles

:: portada :: Colombia ::

:: portada :: Colombia :: :: portada :: Colombia :: 02-06-2007 Entrevista a Carlos Lozano Guillén, dirigente comunista y director del semanario "Voz" "La guerra se resuelve mediante soluciones políticas y fortaleciendo la democracia"

Más detalles

Inmigración y política exterior: Desafíos frente a la crisis económica

Inmigración y política exterior: Desafíos frente a la crisis económica > > P O L I C Y B R I E F I S S N : 1 9 8 9-2 6 6 7 Nº 22 - ENERO 2010 Inmigración y política exterior: Desafíos frente a la crisis económica Laura Tedesco >> La política de inmigración del gobierno del

Más detalles

LA SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN COLOMBIA

LA SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN COLOMBIA LA SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN COLOMBIA DECLARACIÓN ESCRITA DE AMNISTÍA INTERNACIONAL ANTE LA DECIMONOVENA SESIÓN DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU (del 27 de febrero al 23 de marzo de

Más detalles

EVOLUCIÓN DE LOS PROCESOS Y DIALOGOS DE PAZ EN COLOMBIA

EVOLUCIÓN DE LOS PROCESOS Y DIALOGOS DE PAZ EN COLOMBIA EVOLUCIÓN DE LOS PROCESOS Y DIALOGOS DE PAZ EN COLOMBIA EDUARDO PIZARRO Delegado del gobierno para la liberación de secuestrados Investigador y docente universitario Muchas gracias a la Universidad por

Más detalles