121± )1! s};;0] PUBLICADA PORELMINISiERIO DELM. qv ycrr. eoa6 11* 4;1] - III. .*fl * k -;0] ;1]

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "121±111114 1)1! s};;0] PUBLICADA PORELMINISiERIO DELM. qv ycrr. eoa6 11* 4;1] - III. .*fl * k -;0] ;1]"

Transcripción

1 ;1] 121± )1! AÍI?I7PI4 1/HM - III s};;0] - qv ycrr 2 - p4 It.*fl * k nl It 11* eoa6 4;1] PUBLICADA PORELMINISiERIO DELM -;0]

2 PUBLICADAPOR EL MINISTERIO DEL AIRE A [fln4lllttl7lcí :AÑO X (2. EPOCA) - NUMERO 111 FEBRERO 1950 Dirección y Administreci$n: J U A N D E ME N A 8 - M A DR ID - Teléfonos y ,... J NUESTRA PORTADA: El último modelo de Supérfortale za, el B-SOD, lleva dos depósitos de combustible extenores, capaces para litros de gasolina. Su velocidad es de 640 1cm: por hor, cón una auto nomía de Icm y una carga má xima de l2.5 kg. de bombas. LA TIERRA, VISTA DESDr EL ESPACIO. QUÉ ES LA PÉRDIDA DE ALTA VELOCIDAD?. ATAQuE AÉREO CONTRA LA LOGÍSTICA DE LA MOVrLIZACIÓN INDUSTRIAL. TARRWrO. LA GRAEÍA AERONÁUTICA Y LOS 1lIAPAMUNDIS.,DETE1MINACI6N DE LOS VIENTOS EN ALTLniA GUARDO NO PUEDE SEGUIRSE UN GLOBO CON INSTRU1IENTOS DE ÓPTICA. NI EXCESO NI DEFECTO; ALIMENTACIÓN DÉL SOLDADO. INFORMACIÓN NACIONAL. INFORMACIÓN DEL EXTRANJERO. CANBERRA. DTAILES DEL PROYECTO.DEL PRIMER BOM BARDERO BRITÁNICO CON TURBORREACTORES. EL SPRrr (EL DUENDE ). COHETE DE COMBUSTIBLE LÍQUIDO DE LA CASA DE HAVÍLLAND. LA PUESTA EN MARCHA DE LA FABRICACIÓN DEL BOEING STRATOCRUISER. MEDIOS ELECTRÓNICOS EN LA GUERRA AÉREA. CUÁNTASBOMBAS ATÓMICAS TENEMOS? BIBLIOGRAFfA. - SUMARIO Coronel Intevve.nto r R. Munáiz. Cor onel de IneYitiesjos Aeroiu.iaticos.1. Pasó. Págs.; Coronel de Aviación Antonio Rueda Ureta. Alférez de Navío José Mairía de So brino. 101, Capitán de Aviación G. Martín 01- medo M. Medina, Meteorólogo.. 111: Teniente de Intendenci-j, M. Marts De Flig;ht ; De Shell Aviation NCWS. 142 Fred P. Laudan. Coronel Wendell -W. Bowin.a,n. De U. S. Netos and World Report LOS CONCEPTOS EXPUESTOS EN ESTOS ARTICULOS REPRESENTAN LA OPINION PERSONAL DE.. SUS AUTORES - y. NO LA DOCTRINA DE LOS ORGANISMOS OFICIALES Ñúmero corriente5 pesetas. Número atrasado10. SuscrIpción semestral pesetas. Suscripción anual50 / /

3 La Tierra, vista desde 162 kilómetros de altura. Fotografía bosnada desde un cohete V-2. La parte izquierda es territio rio mejicano; la superior, el Golfo ry península de Californéa; rn6s allá, el Océano Pacíf ico. La región de la derecha es erri - - tono norteamericaaso. Pueden observarse lee nubes y sus aombras sobre el suelo.

4 Nitmero Pebrero.1950 REVISTA DE AERONA UTICA La Tierra, vista desde el espacio ; e-, Por RICARDO MUNAIZ Coronel Interventor. Los lectores de esta Revista conocen perfec tamente las notables realizaciones norteameri canas en el terreno de los proyectiles-cohete te ledirigidos, descendientes, en general, de la f a mosa bomba A-4, más conocida por la V-2, y utilizada por los alemanes en el último año de guerra. No vamos a describir ahora, por tanto, la V-2., ni sus paralelas de fabricación norteame ricana, asunto que merece ser tratado separa damente. Hoy nos proponemos, no más, presen tar aquí un reciente reportaje gráfico. que por su interés lo merece. Como es bien sabido, alguna bomba V-2 fué - llevada hace tiempo a los Estados Unidos como botín de guerra y fuente de información y es tudio. Cuando. los técnicos norteamericanos hubie ron realizado proyectiles de características pa recidas, como el Wac-Corpcral, el Aero bee, las bombas Gorgon y Gargoyle, etc., decidieron utilizar unos y otras para el estudio experimental. d sus respectivos lanzaluientos, trayectórias y alcances, así como el de los pro cedimientos de dirección a distancia. Algunas de estas pruebas costosas siempre han sido aprovechadas para diversos fines de gran interés científico; por ejemplo: estudio de muestras de aire estratosférico; estudios meteo rológicos de la troposfera y estratosfera, a cotas ni remotamente alcanzadas hasta ahora con los globos sonda y otros procedimientos conoci dos; medidas de tipo radioeléctrico y energéti co, de rayos cósmicos, etc.; pruebas prácticas del radar con objetivos tan pequeños y velóces como uno de estos cóhetes (conoimieiito cuyo valor militar no es preciso encarecer); estudio de los diversos tipos de propulsores-cohete, sus combustibles y consumos; medidas de las velo ci dades, alturas y alcancs obtenibles con tales proyectiles; y, por último, obtención por pri mera vez de fotografías exteriores, del globo terráqueo. De estos últimos frab ajos es de los que más información ha llegado a nosotros, y a ellos se refiere el presente reportaje. * * * Las pruebas a que nos réferimos se han des arrollado hace pocos meses, por elementos téc nicos de la Armada de Estados Uni dos, con la colaboración de otros. especialistas. En el primer ensayo se utilizaron una V-2 alemana y un Aerobee americano. Como se sabe, estos proyectiles constan esencialmente de un cuerpo de bomba o casco fusiforme, con una cabeza de combate conteniendo una tonelada más o. menos de alto explosivo; una cruz 85

5 TEVIS D1. litj JIÉRONAUTIcA Í Mmero fil. - Febrero 19M de aletas estabiliz.a diras en la cola, y un senci llo motor de reacción, a base de combustibles líquidos (en general, alcohoj y oxígeno), con colaboración, a veces, de agua cxigenada, un petmaiganato alcalino u otros prductos. El conjunto tiene una longitud de 12 a 14 metros y pesa otras tantas toneladas al despegar. El alcance horizontal de estas armas se sitúa entre los 400 y los 6oo kilómetros, y sus velo cidades pueden llegar - a los k m/h. Pero en su trayectoria típica vertical al principio y luego tendida hacia unos 45 grados la orde nada máxima es, considerable, y se sitúa sobre los ioo kilómetros de cota. Ello permite, pues, explorar la alta estratosfera, y últimamente, al parecer, se ha profundizado en la ionosfera, pues se habla d e alturas de.25o a 400 kilómetros. Como en estos ensayos no interesaba la prueba del explosivo, cori la consiguienie destrucción del proyectil, se sustituyó la ca beza de combate por una ojiva especialmente acondicionada para alojar un equipo de instru mentos medidores y registradores de todos los parámetros y elémen tos que interesa ba conocer y determinar. La base de operaciones fué instalada en los terrenos de VThite Sands, del Estado de Nue vo Méjico, bajo la dirección del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad de John Hcp kins (Maryland), con la colaboración del De partaniento de Artillería de la Armada. En un polígono situado no lejos del puebio de Las Cruces de grata toponimia española eri gióse una elevada torre de -lanzamiento, in clinada ligeramente en la ditección preestable cida, como puede verse en las fotografías de la página siguiente. En la fotografía de la ca becera aparece el profesor Clyde T. Holliday, del citado Laboratorio, examinando, después d e la prueba, dos de las cámaras fotográficas em pleadas. Trátase, como es lógico, de cámaras cinema tográficas automáticas o fotoametralladoras, de construcción metálica, enorme sólidez y funcio namiento relati amente sencillo. Iban cargadas Con 30,5 metros de película (cada una). El Aerobee llevaba dos cámaras, una de ellas cargada cori película ordinaria (visible a la de recha de la foto). La otra llevaba película en color. La V-2 llevó una sola cámara cargada con película en negro, que es la que aparece a la izquierda en la foto. En la oj iv de ambos proyectiles se instala 86 roi, además, sendos nieteorógrafos registrado res, radiosondas, bolómetros (pára medir la in tensidad o energía de los rayos cósmicos), re cept c res de racho y relevadores para captar y ejecutar las órdenes de direccón transmitidas desde el puesto de mando en tierra, y, por fin, pequeñas carga explosivas con detonadores au tomáticos, para drsmontar en el momento con veniente las diversas porciones del cohete. Por otro lado, en la base terrestre se conta ba con abundantes niedios de comunicación; transmisores de radio para dar órdenes a los proyectiles; estaciones de radar para seguirlos en vuelo, determinando us trayectorias, velo ciclades, alturas y puntos de caída, para facili tar así la busca y recogida de los instrumentcs recuperables en el -desierto de Nuevo Méjico. * * En días sucesivos, los dos excepcionales pro yectiles fueron enviados a la estratosfera con arreglo al plan preyisto,.., - El Aerobee subió en la dirección propues ta hasta alcanzar un techo de 112 kilómetros. Cada una de sus cámaras hizo más de 20 fo togr afías, comenzando un segu ndo y medio des pués del lanzamiento, siguiendo hasta l vérti ce de la trayectoria y continuando du rante la pri nier,a parte del descenso. Durante este último, y cuando ya se hallaba a 48 kilómetros, de al-. tura solamente, se hizo estallar por telemando la carga que debía separar la sección de cola, para destruir así el equilibrio aerodinámico e impedir la rótura del -aparato al entrat eh la atmósfera inferior a elevada vlocidad o tem peratura. En virtud de estas operaciones; la ojiva se desprendió a tiempo y fué encontrada con sus instrumentos, en pleno desierto, al cabo de diecinueve días. Como resultado de aquella prolongada exposición al calor del sol, quedó inutilizada la película en c olo, pero la ordi naria se encontraba en perfectas condiciones, corno se puede apreciar en las fotos que acom pañanios. El cohete V-2 hizo un recorrido más tendi do, y subió a,poco más de 95 kilómetros. Su cá niara operó con arreglo a su ajuste previo. Du rante el descenso, cua ndo llegaba a 38 kilóme tros del suelo; se hizo des-prender la ojiva, la cual, con su cámara, cayó por separado. La cámara fué hallada al cabo de tres días, un tan to abollada, pero en bu enascondiciones, así como la película qué había impresionado. La ojiva,

6 Número Febrero 1950 REVISTA DE AERONA UTICA con el resto de los instrumentos, no fué encon trida, pero los datos que habían recogido no se perdieron, ya que durante el vuelo fueron trans tiiitidos por los radiosondas y recogidos en el puesto. de rnañdo terrestre. Después del lanamiento y recogida de los aparatos recuperables; los equipos de observa 4ore e interpretadres aerofotogramétricos se diicaronminuciosaniente a la formación de los correspondientes mosaicos fotográficos, con el resultado que en las adjuntas reproducciones es posible apreciar. No fué upresa fácil la rtitucidn, pues dada la inusitada., altura. a que. se impresionaron las sei e f ó1oafí api-e ahora un, nuevo parámetro deformador, al que no estábamos acostumbrados: la curvatura de la superficie te rres tre, que influye en proporciones desconoci das en la fotografía ordinaria a baja cota. Al idcntificar los puntos perceptibles y conocidos de las pruebas fotográficas, los restituidores se encontraron con que, en el caso de la V-2, el mosaico recogía en fotos óblicuas un casquete esférico terrestre, que en el mapa cubre una 2nlplia extensión californiana en forma de me dia luna. Y en el caso del Aerobee, el mo- 4 87

7 TtE VISTA DE AERONA UTICA Núme.ro Febrero 1950 sai o, rectangular y alargado como un itinera nt, vertical, correspondía en el mapa a una fi gura diez veces más estrecha en e1 centro que en los bordes, COn forma paracda a la de un reloj de arena o las ramas de una hipérbola. Nosotros hemos tratado de nterpret..r esto. resultados tan dispares y, en nuesfrz opinión, su explicación puede ser la sigucnte: Veamos la figura 1 lórjietros. La hipotenusa CO también nos es conocida, puesto que se compone del mismo radio terrestre, más la ajtura del observador. El cateto OT es la incógnita u horizonte que buscamos. Mediante una sencilla operación de raíz uadrada, el teorema de Pitágoras nos da d valor de un cateto en funciú del otro yde la hipotenusa. Para una aplicación general, lle garíamos a una fórmula muy elemental: H = Va (2 R + a), en dcnde H es la distancia buscada al horizon te, a la altura de vuelo, y 2R el diámetro terrestre, o sea, kilómetros, aproximadani ente. Fin. 1. La distancia al horizonte depende esen ciaimente de la altura del observador. La distancia al horizonte visible, desde un o bsefatóiio elvadó es función de la altura de éste. En el adjunto esauenia trigonométri co, R es el radio de la Tierra, a la altura del observatorio, y H la distancia al horizonte visi ble, representado por los puntos T. de un círcu lo centrado en O. Tenemos, pues, un sencillo triángulo rectángulo CTO, en el que C es el centro de la Tierra. Conocemos el cateto CT como radio terres tre, cuya longitud aproximada es de ki :,i En esta fotografía, tnnada desde el Aerobee a una altura wp roximada de, 91 kildnwtros, se aprecia cla raenente la curvatura de la tier ra, así COflVOlas nubes que cubren u superficie y la som bra que proyectan. En pri sner pitmo, kv costa de Méjico, y al fondo, el golfo de Califorrnxia. Fm. 2. La bomba cohete V-2 impresioné oblicua mente Un casquete terrestre convo el de la izquier da. La bomba Aerobee tomó verticalmente una faja de terreno como la de la derecha., Apliquemos esta fórmula en la práctica. Dan do a la altura un valor de 300 metros (el de la Torre Eiffel), obtenemos para alcance visual el de 62 kilómetros; desde metros (anti gua marca de altura del aviador Donati) se vie ron simultáneamente el Mediterráneo y el Adriá 88.

8 Número Febrero 1950 REVIST4 DE AERONÁUTICA tico, por encima de la Península italiana, con un alcance de 124 kilómetros; en las ascensio nes estratosféricas a 2o.ooo metros, el horizon te se aleja hasta unos 500 kilómetros; desde la vertical de Madrid se vería casi toda la Penín sula Ibérica, con sus tres mares. Aplicando la fórmula a los actiales cohetes disparados en Norteamérica, se obtienen, para los 95 kilómetros subidos por el V-2, un ho rizonte a unos i.roo kilómetros, y para los 112 kilómetros del Aerobee un horizonte a unos kilómetros. Efectivamente, según los cálculos de los res tituidores y observadores de los Estados Uni dos, la V-2 tomó una serie de vistas oblicuas muy oblicuas.que cubren un casquete esfé la izquierda hemos representado la V-2. La se rie de fotos oblicuas que tomó queda compren dida (en virtud del ángulo focal de la cámara) entre los planos de un ángulo diedro, que abar ca un casquete terrestre y una porción de cielo, como vemos en la fotografía correspondiente. A la derecha de la figura representamos al Aerobee, que inclinando progresivnien.te el morro en un plano vertical tomó una serie de fotografías en este sentido, comprendidas igual mente entre ios planos de un ángulo diedro. Pero al barrer el objetivo esta faja (rayada) del terreno, ocurre que al principio y al fin del recorrido la distancia al suelo es mucho mayor (del orden de los kilómetros) en virtud de la curvatura terrestre, y por ello la separa- - - rico de 210 grados de arco en el horizonte, con un desarro-lld lineal de kilómetros, dando como distancia al horizonte la de kiló metros y cubriendo Un área de kiló metros cuadrados; más de cuatro veces la sú perficie de la Península ibérica. El Aercbee tomó una serie de fotografías oblicuas en los extremos y verticales hacia el centro del mosaico, que sobre el terreno cubre una extensión de la forma antes indicada, con una longitud de kilómetros por una an chura de 62 en el centro y 640 en los extre mos. La distancia al horizonte es ligeramente superior a los kilómetros, y el área cu bierta de unos kilómetros cuadrados. La explicación de estas superficies tan dis tintas pued.e ser la apuntada en la figura 2. A ción de los planos dl diedro es mucho mayor allí (del orden de los 6oo kilómetros) y la su perficie que abarcan es mucho más ancha que en la región central, que sólo dista unos ioo ki lómetros de la cámara, dando un ancho de unos 6o kilómetros entre las trazas o intersecciones de ambos planos con el terreno, De aquí la for ma irregular de la superficie fotografiada en el mosaico correspondiente. La irregularidad es, desde luego, en el terreno y en los mapas a esca la, pues en el mosaico fotográfico la anchura es naturalmente constante, por serlo -la de la banda de película impresionada- en todas las f o -tografías, y por ello la forma rectangular que vemos en la ampliación a-dju-n-taes sólo apa-rente. Si queremos conocer exactamente la verdad, tendríamos que efectuar la misma labor de los 89

9 REVISTA DE AERONA UTiCA Número Febrero 1950 restituidores norteamericanos, empresa no muy fácil, ya que nos falta coiocer las alturas. incli naciones e intervalos con que se tonaron todas y cada una de las fotografías que componen el mosaico; más, a pesar de todo, creemos apro ximarnos de modo estihiable a la verdad en los dos croquis que insertamos adjuntos. Hemos tomado Un mapa de lc s Estados Uni dos, concretamente el Stieler, a escala de GRAN LAGO SALT SAL.400-1L R*c SPRPdGS 1 : Hemos situado en él, por medio de los mismos números, los puntos identifica bles en ambas fotografías, y, por fin, hemos trazarlo los contornos aproximados del terreno fotografiado. El resultado de estas operaciones fueron los dos croquis ad.tuntos. Creemos vale la pena de contemplarlos. Por que, precisamente, trátase de unos suelos holla dcs hace siglos por los descubridores hispáni cos, que fueron bautizándoles con una larga.,# 1) 90 teoría de nombres místicos o ibéricos. Nombres evocadores de Cortés, de Hern.ando Soto, de fray Junípero Serra... Nombres que todavía hoy perduran, y que, contemplados desde fuera del mundo, parecen brindarnos un redescubri miento impresionante. Leamos los mapas. El mosaico impresionado por la V-2 abarca, en sus ocho fotografías, de izquierda a derecha, una buena porción del territorio mejicano (i), con Durango, Topolobam po, Guaymas, Chihuabua y Ciudad Juárez; el golfo de California (2); el pueblo de Lords burg () ; los montes de Poloncillo <4); el río Gila (); el pantano de San Carlos, en Arizona (6); los montes de Mogollón (7); Sierra Negra (8); Magda lena 9), y San Mateo (lo); el monte Taylor (Ir), de metros, en el Estado de Colorado; la ciudad de Albuquerque (12), en el Nuevo Méjico; los Montes Sandía (13), y del Valle Grande del Norte (id); el río Grande del Norte (15), y la Sierra Sangre de Cris to (i6). Territcrios remo tos dearizona, Nuevo Mé jico, Utah y Colorado sir ven de fondo a este formi dable panorama, oculto a veces por dispersos bancos de nubes. Es nctable el aspecto de la curvatura terrestre, tan acusada en esta fotografía; pero no lo es menos en la otra, donde cualquier avia dor puede apreciar a sim ple vista la forma esféri ca del terreno fotografiado en las siete impresiones consecutivas, limitadas al N. y S. por el oscuro fondo del cielo estratos férico que, como es sabido, en aquellas alturas pierde el luminoso azul a que nos tiene acostum brados pára nuestra visión terrestre. El enrareci miento de la a]ta atl4lósfera y la abundancia de radiaciones ultravioletas y de otras clases explica perfectamente la profunda impresión en negro de la película fotográfica, prácticamente velada por el poder actínico de aquella lumincsidad.

10 ÑiineÁo 111. Pelyre ro 19to RVIST.A DE AJRONAZJTICA Restituyendo este segundo mosaico sobre el mapa, podemos identificar, por sus números, los siguientes puntos: (i) Méjico, desde Mazatlán, Durango y Saltillo, hasta la frontera N. (2) Estado de Te jas. (3) El Río Grande del Norte, frontera entres Méjico y los Estados Unidos, que puede verse en tres puntos del mosaico. (4) Ciudad Juárez, en Méjico. (5) El Paso, en Tejas. (6) Biggs Field, Base aérea norteamericana. () Monte Franklin. (8) Línea Férrea del Southern Pacific. (9) Montes Or gán. (Io) Pantano de Tu larosa. (II) Situación de la torre de lanzamiento de ambos cohetes. (12) Are nas blancas de White Sands, en Nuevo Méjico. (i) Monte San Andrés. (i) Edificaciones milita res, (15) y (i6) Alamo Gordo, famosa Base aérea y Laboratorió de Energía Nuclear, donde se preparó y ensayó la bomba atórni ca..(19) Antiguos lechos de lava negra en el Estado de Arizona. -.- (i) Albu querque, en Nuevo Méji co. (22) Rock Spring. en l Estado de Wyoming. El fotido de eta foto abarca, pu e s, bastante territorio mejicano, y en EE. UU., parte de los de Tejas, Nue vo Méjico, Arizona, Colo rádo, Utah y Wycming. Como habrá juzgado el lectoi; esta.notablé reaiiza cióñ científica es verdade ramente impresionate. Sin embargo: paiee haber sido - superada. Ya. en. i6 se había hecho llegar (en. Estados Unidos) una V-2 hasta t86 kilómetos de altura, y más re cientemente; en febrero-marzo de i9 fué lan zada otra V-,qtie al 11ear a su techo disparó a su vez un segundo cohete (tipo Wac-Cor poral) que, según los regitrcs de los intrumen tos de a bordo, alcanzó los 4oo kilómetros, ya en ple ioiosfera. Invirtió 6,5 minutos en ganar esta cota, y 5,5 en regresar a tierra. Debido al largo tiempo de vuelo dijo el co irnin.icado oficial fué necesario tener en cuen ta el movimiento de rotación de la Tierra y di rigir el proyectil uncs i6.ooo kilómetros al Este del punto en que se deseaba que cayese. Pare ce ser que el proyectil cayó en el lugar previsto, pero se enterró tan prfundamente que no ha podido ser recuperado. Si estos experimentos se repitiesen suficien temente, podría llegar a forniarse una aerofoto grametrí Sin pteed rites. Siend posible contro lar trayectoria, Puntos de funcionamiento de lás i,iofocáinaiils y puntos de caída de los pro yectiles, l caftógrafía podría contar con un inapreciabié auxiliaf, para tiempo de paz, en los nuevos y admirables ingenios de guerra. Acaso o veamcs algún día. Y aunque así no fuese, ello no disminuiría el mérito de lo realiiado hasta ahora. De justicia és reconocerlo así.

11 !EVJsVA DÉ AÉRONAtJP!CA Nümero Febrero 1950 Qué. es la pérdida de alta velocidad? SUS CAUSAS Y MODO DE EVITARLA Por JOSE PAZÓ MONTES Coronel Ingeniero Aeronáutico. Consideram.,osde interés volver a publicair este artículo, que apa reció en el número 57 de esta Revista, por la utilidad de su adver tencia. Hace ya casi treinta años que como elemento integrante del avión figura el anemómetro en tre los instrumentos de a bordo indispensables. La preocupación por parte del piloto de man tener la aguja de este instrumento por encima de un cierto número, que representa la veloci dad mínima de vuelo, -y cuyas indicaciones infe riores se consideran peligrosas, vino a reempla zar la sensación de velocidad, sensibilidad especial que permitía a los primeros pilotos o lar siempre por encima de la velocidad.mínima del avión, y, por consiguiente, evitar la pérdi da, ccn sus fatales consecuencias a escasa al tura sobre el suelo. La evolución hacia el vuelo ciego o vuelo con instrumentos aumentó notablemente la prepon derancia d éstos, al mismo tiempo que acabó por desterrar la confianza en las seníaciones, ya que de todo piloto es sabido que éstas pueden ser incluso de sentido contrario a las reales cuan do se trata de corregir una posición anormal del avión volando sin visibilidad. Como consecuencia natural de todo esto, ya desde, el comienzo del período de instrucción del piloto, la velocidad en que se produce la pér dida en cada tipo de avión es un dato que se trata de fijar en su mente con independencia de la maniobra a ejecutar. El piloto divide, pues, mentalmente la esfera del anemómetro en dos zonas, separadas por este valor de la velocidad crítica, y considera suficiente para creerse den tro de la zona que llamaremos de seguridad, que la aguja del instrumento esté situada por encima de aquella indicación. En rigor, esto sólo es verdad cuando el avión 92 vuela siguiendo una trayectoria recta, pues un cambio de dirección supone un aumento de G ( aceleración total), y por las razones que luego se exponen, un aumento de la velocidad crítica: Las impresiones de algunos pilotos, que ase guraban haber entrado en pérdida a pesar de que el anemómetro les marcaba una velocidad muy superior, y los numerosos y funestos acci dentes adhacados de un modo simplista a falta de pilotaje ocurridos en las Escuelas y Unida des de Caza y Cooperación de diversos países en la guerra reciente, arrojaron las primeras lu ces sobre este tema, atrayendo la atención de las Comisiones encargadas de enjuiciar sus causas y orientarlas en el camino de su explicación. Muchos de nosotros hemos tenido también ocasión de experimentar la sorpresa de esta pérdida, que podríamos llamar prematura, y de presenciar algunos accidentes de esta natu raleza, que sólo a la referida causa pueden acha carse, y que entonces, por tratarse de pilotos muy entrenados, no encontrando adecuada jus tificación, los. atribuíamos a defectos del mate rial o a un exceso de confianza del piloto. Este fenómeno, que la Aviación angloameri c ana conoce con el nombre de high-speed stall (barrena o pérdida de alta velocidad ), se pro duce al efectuar virajes muy ceñidos ci al ende rezar bruscamente fuertes picados por las ra zones fáciles de comprender que. a continuación se exponen. Es sabido que la velocidad del avión corres pondiente a la iniciación de la pérdida, lla mada también velocidad crítica, es propor

12 Número 111.-Febrero 1950 RE-VIS2I.4 DE AERONA UTICA. cional a la raíz cuadrada de su carga alar (*). Ahora bien; la carga alar es a su vez proporcio nal a la aceleración G del avión en el momento de la maniobra (suma de la aceleración g co rrespondiente a esta maniobra, más la acelera ción g debida a la gravedad); por consiguiente, la velocidad crítica o velocidad correspondiente a la pérdida será proporcional a la raíz cuadra da de la aceleración total: G = g + g. El anemómetro, pues, al-hacer una maniobra no nos indicará que volamos en la zona fue ra de peligro, ya que la velocidad crítica será ahora más elevada que a correspondiente al vuelo normal. Un ejemplo concreto nos aclarará lo anterior mente expuesto: supongamos un avión de gran carga alar y velocid ad crítica d e 120 km-h., efectuando un viraje ceñido o saliendo brüsca mente de un picado. La aceleración puede lle gar fácilmente a valores hasta de 6 -g, lo que sig nific,a que la pérdida no se producirá al mar car la aguja del anemómetro los 120 kilóme tros, sino a la velocidad de 120 x o sea 120)< 2,45 = 294 kilómetros. Si el piloto realiza la maniobra por debajo de esta indicación del anemómetro, creyéndose con margeñ suficiente de velocidad, ya que ésta puede ser incluso superior a la normal de cru cero del avión, la pérdida le sorprenderá con sus fatales consecuencias. Decimos sorprenderá, porque el piloto no aprecia en este caso ni. la suavidad en los mandos, ni el clespegue.del asien to, sensaciones ambas características de la ini- - ciación de la pérdida normal. A medida que el avión se eleva, el fenómeno es más acusado todavía, ya que entonces la ve locidad crítica aumenta a su vez con la raíz cua drada de la densidad del air e (*). () Estando equilibrado en el vuelo horizontal el peso del avión por la sustentación del ala, 1 /- W= CSV de donde V = Para el mismo valor de c1, o sea, para el mismo perfil de ala, las velocidades mínimas serán, pues, proporcionales a la raiz cuadrada de la carga por metro cuadrado del aéión, lo que explica por qué se debe aterrizar con tanta mayor velocidad cuanto más elevada es la carga por metro cua..drado. Notaciones empleadas: W, peso; S, superficie alar; V, ve locidad; cl,. coeficiente de sustentación. () A esto se debe el hecho, por todos los pilotos co nocido, de que cuanto más alto esté emplazado el aeródro siso, tanto mayor será la velocidad a que debe realizar el aterrizaje 93 Como, por otra parte, la máxima velocidad del avión decrece con la altura más allá de los límites de la sobrealimentación- del motor, re sulta que el margen de velocidad entre la pér dida y la velocidad normal del avión va redu ciéndose con la altura para cualquier yalor de O, hasta ser O en el techo teórico o los 0,5 m-seg. de velocidad ascensional correspondientes al te cho práctico del avión. El piloto necesita, por consiguiente, conocer durante cualquier maniobra el valor de O, ya que la velocidad crítica del avión varía, como aca bamos de decir, con su raíz cuadrada. Un ace lerómetro proporcionaría este dato, pero exigi ría del piloto en cada caso efectuar mentalmente el producto de la raíz cuadrada d e su indicación por la velocidad crítica del avión. L a solución de este prcblema parece haberse resuelto satisfactoriamente con el nuevo instru mento desarrollado conjuntamente por las Avía ciones inglesa y norteamericana Con el nombre de Baynes speed range indicator, con el que se pretende sustituir el anemómetro hasta ahora usado. Su aspecto es el d e un anemómetro ordina rio al que se ha añadido una segunda aguja pintada de rojo, que, moviéndose proporcional mente a la i/ por medio de un pequeño ace lerómetro de eje vertical, da en cada caso so bre la misma escala del anemómetrd el valor, de la velocidad crítica.- De este modo, una sim ple ojeada al instrumento indica al piloto la co rrecta velocidad a mantener en cualquier ma niobra. En una escala concéntrica a la de velocidades se han marcado los valores de O, coloreando so bre ella dos zonas: una comprendida entre las indicaciones 5 y 6, correspondientes al comien zo de la llamada visión negra, y la otra que i ndica el máximo soportable del av.ión al llegar al cual se corre el peligro de que las alas se des prendan. Indicaciones ambas. de gran tilidad para los pilotos de caza, cooperación y bombar deo en picado. El instrumento citado es también de un gran interés para la experimentación de -prototipos de. aviones, ya que ccn él puede -determinarse rá-. piclamente su teli-o práctico y medir las acele raciones producidas en cualquier maniobra, pues éstas vienen dadas por la relación de la veloci ciad crítica indicada por el instrumento a la ve locidad crítica normal.. - -

13 REVISTA DE ÁERONA UTICA Número.111.-Febrero 195O Cómo a medida que el a ión se eleva ambas agujas van acercándose hasta coincidir en el te cho teórico, en donde la velocidad máxima se confunde con la velocidad crítica, el techo prác tico corresjonderá a la indicación del altimetrot en. el momento en que las dos agujas estén sepa-- radas del arco equivalente a la velocidad ascen sional de 0,5 m-seg. J.P.M. pefiniciones Y ABREVIATURAS INTERNACIONALESACEPTADAS POR LA O. A. C VELOcIDADEs. TAS. La velocidad relativa verdadera de un avión en atmósfera calma. FAS. Velocidad relativa equivalente: TAS (Pipo) 1/2 CAS. Velocidad relativa calibrada. La lectura del indicador de velocidad relativa del tubo está tico de Pitot Çla escala del ii-ídicador cfes pués de corregida para el aumento de presión dinámica debido a los efectos de la compresibilidad de la corriente sin las ondas. de choque, es decir, aupo niendo que la compresión sea adiábática), después de corregidos los errores del sistema indicador de velocidad,relntiva, o sea los errores debidos a la posición del tubo estático de Pitot. La CAS y la TAS son iguales en la atmósfera standard al nivel del mar. IAS. Velocidad relativa indicada. La lectura del indicador de velocidad relativa del tubo estáti co de Pitot, tal como está instalado en el avión, sin la corrección de los errores del sistema indi cador de velocidad relativa. VA. La velocidad de maniobrabilidad, EAS, teórica. y8. La velocidad EAS teórica para la inten sidad máxima de las rachas de viento. V. La velocidad SAS de crucero teórica. l/d, La velocidad EAS de picado teórica. l Dp. La velócidad de picado demostrada: CAS para normas de vuelo, las para limitaciones de funcionamiento. Vr; La velocidad teórica con flaps,o sea, la velocidad teótida EAS, tratándose de carga aerodinámica con los ilaps en posición de ate rrizaje. V,-vc. La velocidadcas mínima con dominio del aparato con uno cualquiera de los motores parado. VATE. VelocIdad las que nunca debe sobrepa sarse - Jfy. La velocidad las límite de funciona miento normal. - Una velocidad crítica o velocidad mínima. de vuelo normal, con los fiap s en la posición deaterrizaje, GAS para normas de vuelo, EAS para. normas estructurales teóricas. Vs,. Una velocidad crítica o velocidad mínima.. de vuelo normal, GAS para normas de vuelo, EAS para normas estructurales teóricas. Velocidad de despegue s-in peligro. Una velocidad empleadaen la determinación la performance del despegue, CAS para normas de vuelo e las para datos de funcionamiento. Velocidad de maniob rabilidad. TJna de las ve locidades las máximas escogida. Velocidad con los 7 lapa desplegados. Una delas velocidades las máximas, con los flaps des-- - plegados en la posición prescrita Velocidad de actuación del tren de aterrizaje. La velocidad las máxima, en que no hay peligr» de desplegar o replegar el trén de aterrizaje. Velocido4 con el tiren en posición de aiterrizaje.. La velocidad las máxima a la cual un avión pue de volar sin peligro con el tren en posición de aterrizaje. Velocidad poira uso del piloté automático. La. velocidad las máxima en que puede utilizarse el piloto automático. * * Designando por Ilpr la velocidad mínima de pérdida en recta y por V,,0 la de pérdida en vi raje, siendo p el ángulo de inclinación lateral del pla no de las alas en el viraje Para! = 45 Lasecp = 1,2; - Parap=70 Lasec p=1,71. Para Vpr=120 V10 144,. = 450 Para V,-=210 V = 252,. Para lpr = 300 Para Vi,- = 120 = 70 ParaVpr2lO Para Vp = 300 V,,0= E,,,,= 205,. VI,,, = 359,. = 513.-

14 J. lúrne ro Febrero 1950 REVISTA DE AERONA UTICA. Ataque aéreo contra. la logística de la movilización industrial Los ataquesdel bombardeoaéreo parecierondesplazarseúltimamente contra los transportesen general y los industrialesen particular. Por ANTONIO RUEDA URETA Coronel de Aviación. Se pueden discutir y hasta incluso negar mu chas cosas. Pero también hay algunas. absolu tamente irrebatibles en un terreno de buena fe. Por ejemplo, todos los días leemos opiniones.diferentes y hasta francamente contradictorias respecto a la preponderancia en el combate de unas Armas sobre otras, y muy especialmente, hoy, respecto a la Aviación scbre las Armas de :superficie. Incluso es frecuente leer opiniones -exaltadas y extremistas de un exclusivismo aero náutico que condena a los de superficie a la to tal desaparición o a un ostracismo casi equiva lente. En honor a la verdad, hemos de decir que en el terreno de la reacción contra esos extremismos y exclusivismos aeronáuticos se han cometido análogas exageraciones en el sen.tido de disminuir o atenuar la influencia. y ca pacidad de la Aviación en el combate. Afortunadamente tales intentos, desorbitados por una y otra parte, van de pasada y resultan estériles. Hace tiempo que Douhet inició, con algunas ideas muy evanzadas, esa exaltación de lo Aero náutico. Y hace tiempo también que sus de tractores iniciaron la reacción en forma de ex tralirnitada desvalorización de lo aéreo, y lo que es aún peor, en la fórma más terribleménte da :ñina que puede emplearse, que es aquella que cierra ojos y oídos a lo que no se quiere acep tar, mientras lo permita la realidad de los he chos consumados, y, a veces, aun después. Así corno el tiempo y la realidad han dado la razón a Douhet en aquello que la tenía, y se la han quitado (o retardado) en aquello que no.será realidad nunca (o no lo es aún), así tam.bién ese mismo tiempo y esa efectivi.dad del he cho consumado e impuesto como realidad inne gable que ya no se puede ignorar, ha sido lo que definitivamente ha hecho imposibles las posturas extrenhistas de un exclusivismo, abso luto o de una desvalorización desencajada. El tiempo y las realidades de la guerra, más dolorosa y violentamente impuestas que los ra zonamientos de la paz, han colocado el fiel de esta cuestión en su verdadero punto de justo equilibrio y situación real. Por esto hemos dicho al principio de este tra bajo que hay algunas cosas ya innegables. Puede ser negada o discutida la exclusividad de la Aviación para el combate; pero no puede ser discutido el hecho de que la aparición de ella en la guerra ha obrado como i.rn revulsivo del Arte Militar, contra muchas de las doctri-. nas y axiomas que venían siendo clásicamente aceptados. No deseamos una vez más argumentar con razones ya dichas y escuchar argumentaciones ya oídas, que sólo conseguirían dar un nuevo balanceo al columpio de la controversia. Lo que nos gustaría es poder exponer algo concreto, cierto e innegable, que sin rozar el te rreno de los exclusivismos ni de las preponde rancias no pudiese ser tomado por sofisma, sino que fuera visto como extremos verdaderos a to mar en cuenta; como ló merece todo aquello que es constructivo. y que proporciona bases y su mandos para ese Arte de la Guerra, y esas Doc trinas, de Empleo, que no cabe duda hay que lograr, en sustitución de aquéllas que han sido trastornadas por la Aviación. Si tratásemos acto seguido de presentar tales nuevas baces o tales doctrinas (de influencia o variante aérea), volveríamos a caer en aquello de que precisamente queremca: huir, o al menos nos expondríamos a que lo que dij ésémos fuese mirado con las gafas del diablo, para ver qué contrabando pudiera llevar en su interior estie nuevo Caballo de Troya. Procuremos, por tanto, al mismo tiempo que l más claros y transparentes posible, ser tam bién lo menos interesados hacia aquello que na turalmente es nuestra preferencia por espíritu de Arma. 95

15 REVISTA DE AERONA UTICA Número Febrero 1050 Antes de exponer lo que vamos a decir recor demos lo que en el Informe Finletter, de los Estados Unidos de Norteamérica, se dijo por los componentes de una Comisión, que en su mayor parte no eran militares ni aviadores, y que, por tanto, tiene cierto carácter de incues tionable imparcialidad: El coste de la Institución Militar, según se refleja en este informe, pone de manifiesto, más allá de toda duda, la grave necesidad de efec tuar lo que se propone la Ley de Unificación lo antes posible y en el mayor grado que se pueda lograr, pues creemos que de ese modo se podrán efectuar grandes ahorros, manteniéndo se, en cambio, aquellas fuerzas esenciales para nuestra seguridad (en potencia), dentro de los posibles límites de nuestros recursos económicos. Para alcanzar esas economías hay que po ner a un lado los intereses propios de cada Ar ma y no hay que hacer cáso de las divisiones entre las peculiaridades tradicionales, abando nando todas las actividades innecesarias para la guerra del futuro. Nos damos cuenta de que la mayoría de los Jefes de Estado Mayor Conjun to, que representen a cada una de las tres Ar mas, encontrarán difícil el conseguir estos re sultados. Consideramos con gran ansiedad las presio nes dirigidas desde muchos puntos, con el fin de mantener la misma situación de ayer para liibrar la guerra de mañana. Consideramos la falta de buena voluntad que habrá para descartar lo vie jo y adaptar lo nuevo, como asimismo para de cidirse a poner en primer término los intereses de un sector primordial (lo aeronáutico), sacri ficando al conjunto de los demás sectores. Todo esto es comprensible, porque forma parte muy grande y muy principal de aquella lealtad que cada Arma tiene para sus tradicio nes. Pero lo cierto es que no podemos ya sopor tar y costear la pérdida, ni exponernos al peli gro que esto pudiera suponer. También dejaremos sentado, que, en lo que se llama solución combinada de Aire, Tierra y Mar lo entendemos, no en un sentido de abso luta igualdad entre los tres Ejércitos, y dentro de cada uno de ellos de igualdad entre sus el mentos o Armas especiales, sino en proporción a un factór que nace de su influencia o rendi miento en el efecto final del taque y de la De fensa. Y, desde luego, nos libraremos muy bien de meternos, ahora a dicir nada sobre la pro porción en que influirá, a juicio nuestro, la Aviación respecto a aquellos otros elementos de superficie (Tierra o Mar), pues sería dar el pri mer paso en las arenas movedizas que tratamos de sortear. Vamos, pues, a lo que debemos y querémos ir. Así como es innegable la aparición de la Aviación en el combate, y que ha obrado como un enorme revulsivo, es también innegable que ha cambiado el alcance del Ataque y las posi bilidadss de la Defensa. Con ello han cambiado asimismo el estilo y los alcances de la Estrategia y la importancia y modalidades de la Logística. Cuándo se, pudo (antes de aparecer la Avia ción) pensar en atacar al enemigo mucho más allá de los alcances de la Artillería más poten te; es decir; en el propio corazón de su Moral y de su Economía d guerra, que, juntas, compo nen lo que pudiéramos llamar capacidad de re sistir? Qué complejos o qué variantes ha traido este alcance que tiene la Aviación? Nosotros vemos en primerísimos lugares esos dos cambios o consecuencias que hemos deja do señalados; cambios en lo Estratégico (más para e l ataque que para la defensa ), y cambios importantísimos, también, en lo Logístico (y aquí, estamos por decir que, más en cuanto a la defensa que en cuanto al ataque; puesto que pudiéramos quedar anulados logísticamente desde un primer momento). Es importantísimo llevar a ca bo los pro pósitos estratégicos contra el enemigo, los cua les necesitan cierto tiempo para llegar a lo grar los efectos intentados con las nuevas ca pacidades del ataque (secar por Ofensiva de Bombardeo Aéreo las fuentes de vida y de re sistencia enemigas) cosa que antes, por no es tar al alcance de las posibilidades arti lleras, no era tenido en cuenta en el. Campo Estratégico, aunque existiesen tales fuentes lo mismo que hoy. existen, peio inaccesibles. Pero los Ejércitos no pueden ya, como antes, vivir generalmente sobre el país y nutrirse de lo que se adquiere por conquista; pues la guerra mecanizada tiene exigencias ineludibles de ele mentos que no se encuentran (máquinas de gue rra, combustible, etc.) y que si se encuentran no son utilizables en general, sino tras un pe ríodo de ensayo y adaptación. Por lo cual ad quiere una importancia muchísimo mayor que antes, el problema de los sl4minilstros y 1015U-. nuas de abastecimiento. Y esto es Logística pura 96

16 Núin.e ro Febvero 1950 REVISTA DE AERONAUTIG1 de la mejor clase; aunque en ciertos extremos una Logística de nuevo estilo industrial. Trataremos de aclarar este último punto que acabamos de tocar. La Logística omprende todo aquello que tienda a facilitar y asegurar la actuación de los Ejércitos en el combate, y el dé avituallamiento y municionamiento, para que no sólo lleguen al mcmento d el choque en las mejores condicio nes posibles de oportunidad, descanso y nutri ción, sino que, además, no les faltan los ele mentos, de combate. Además comprende la eva cuación de todo cuanto les pueda significar un estorbo o lastre, y restarle, por tanto, libertad y capacidad de acción. El que las cajas de madera de los fusiles se fabricasen en un extremo del país y los caño nes y partes metálicas se fabricasen en el otro extremo podía tener cierta importancia, a los efectos de que en un momento dado estuviese el fusil completo en manos de un soldado. Ma yc r importancia tenía, por su mayor tamaño y complejidad, lo referente a los elementos de la Artillería. Y mayor seguramente, en cuanto a los navíos de la Marina. En todos ellos se hacía necesario, en la paz, resolver un problema de transportes de un lugar a otro, de aquellos ele mentos parciales que juntos constituyesen el f u- sil, el cañón, los navíos y barcos mercantes, las municiones o proyectiles, y las locomotoras y vagones, como asimismo vehículos de transpor te por carretera. Prdblema de transportes que en la guerra tendría que ser incluído en el ca.m o Logístico general, como una fase de interés industrial de guerra (movilización industrial). Luego habría que añadir los transportes fluvia les, por canales y ríos:, y más modernamente & camionaje y las carreteras o pistas estratégicas. La mecanizacio n ha conducido a la existench de una importantísima in414.stra de guerra, Ja cual es imposible que abarque en la paz toda la imdortal.cia, extensión y capacidad de ore ducción que exige una guerra moderna. La rnanera única posible de solucionar este problema es mediante la movilización industrial. Esta comprende tres fases; la primera es la exis tencia de una industria de guerra (propiamente dicha), que funciona reducida en la paz y que es la base o punto de partida de aquella movi lización; la segunda parte es la existencia de un cuadro, red o caneva de fábricas milita res, que no funcionan en la paz (por economía). pero que existen ya instaladas y en potencia, cuya situación (localización) l,abrá debido ser nuy bien estudiada y elegida, teniendo en cuenta un concepto estratégico de diseminación de oh jetivos puramente defensivo, y un concepto Lo gístico de facilidad y, reducción de los ttansportes, según lo que se fabrique en ada factoría. y la importancia primordial, o flo, (le ello; ea tercer lugar la movilización industrial se com pletará con la adap fación de industrias civiles a fa bricar elenuntos militares, e incluso con la. incautación (mientras du e la guerra) de todas. aquellas fábricas que se hayan considerado des de la paz como necesarias a la economía indos trial de guerra en pleno conflicto armado; po cas serán las que puedan quedar con un funcionaniiénto independiente por ser ajenas a un in terés de guerra. Esa movilización industrial, que en paz esta rá sólo en el papel (proyecto estratégico) y çju.e en guerra se habrá convertido en una realidad orgánica, necesita para funcionar hoy día un. plan logístiéo, no sólo premeditado y prepara do en la paz; sino ejecutado y mantenido de un modo continuo durante la guerra. Y esto nos. parece, como antes dijimos, Logística. de la me jor escuela, aunque de un estilo nuevo creado por exigencias de la guerra m.ecanizada. Consideremos aún otro punto muy interesen te de esta misma faceta. Nos referimos a la lla mada fabricación en serie y en cadena. La orga nización industrial para una producción rápida. y abundante ha exigido lo que se conoce por producción en serie, y a su vez ésta ha llevarlo. a la fabricación en cadena. La primera incluye la especialización no sólo de un obrero en una sola operación repetida, sino la especialización asimismo de cada taller dentro de una factoría e incluso la especialización de algunas factorías a solo algún elemento (juegos de bclas, cojine tes, cubiertas, espoletas, válvulas radioeléctri cas, conducciones flexibles, sintéticos o, a lo su mo, a un conjunto de piezas prefabricadas). Lo segundo, la fabricación en cadena, significa un engranaje para el traslado o transporte continuo de las llamadas materias primas a los centros o lugares en que se inicia la fabricación, y lue go para el transporte rápido y seguro de lo ya preparado, o parte prefabricada, que necesita seguir siendo perfeccionada y completada con otras partes procedentes de otros lugares, en el proceso de la fabricaciórr, hasta ser trasladalos al punto final de montaje y prueba antes de quedar listos para su utilización en el combate. Salta a la vista que todo esto entraña un Pro- 97

17 / REVISTA DE AERONA UTICA Número Febrero 1950 bienio Lógártico que, si en la paz puede tener gran importancia, en la guérra la llegará a te ner de orden primordial. Estamos considerando una Organización In.dustrial de la Economía de Guerra, eh conjun to, lo mismo que su movilización industrial para caso de conflicto armado. Los tres Ejércitos, Tierra, Mar y Aire, necesitan hoy. mecanismos, máquinas e ingenios de guerra; (naves de com bate y mercantes en todos us tipos; carros de combate y tanques: aviones de todas las clases que exigen las diferentes misiones del Aire; y para todos ellos, aitoi óvile pesados y ligeros, 1ocomotoras y vagones, vías y elementos ferro viarice, camiones y pistas estratégicas, cañones, ametralladoras, proyectiles, municiones, bom bas, etc., etc.). Esto nos hace ver la importancia y desarro ;ilo que a una industria de guerra ha impresa la guerra moderna, y el volumen de lo que hoy día ha de ser una Organización Industrial para :lograr aquella capacidad de resistencia, como asi mismo el Problema Estratégico, qué significa su diseminación pard lograr una defensa pasiva que disminuya su vulnerabilidad ante l cs ataques néreos enemigos, y el robleina táctico que im pondrá su defensa activa, por medio de, la anti :aeronáutica (Artillería antiaérea y caza, de inter ceptaci 5n lejana y de defensa local); sin olvidar nos de aquel Problema Logístico que hemos de jado señalado, para que no se atasque sino breves instantes la cadena de la fabricación en serie. Aquellos ataques por Artillería contra la Tác tica, y rara vez contra la Logística, que al ser ampliados en la priinera guerra mundial, al apa recer Ja Aviación, a ciertos movimientos de tro pas y concentraciones algo más alejadas del frente, pero dentro aún de la confinada estra ±egia y logística d e la inmediata retaguardia enemiga, estrenaban un sentido estratégico del ta que aéreo y una ampliación en alcance o pro fundidad de la mentalidad estratégica del Alto Mando; contenían unos pinitos d e ataque contra la Logí:tica. Al final de la segunda guerra han sido preferidos estos átaques sobre los ataques a las tropás o a Otros obje,tivos tácticos, y han sido puestos los ataques aéreos contra objetivos logísticos (transportes) en parangón con los.ataques aéreos cohtra otros objetivos netamente económicos i ndustria!s. Por algunas personalidades militares destaca das se ha intentado aparentar que los bombar deos puramente estratégicos contra las f acto- 98 rías fuentes de energía y materias primas no dieron todo el resultado definitivo que fuera de esperar, mientras que pretenden demostrar que la caída de la capacidad de resistencia alemana fué de bido únicamente al bqmbardeo contra la Logística de los transportes y contra las líneas de suministro çn el interland del frente de combate, provodándose así la derrcta del Reich. Nosotros no queremos aquí entrar en ningún punto que pueda ser objeto de controversia; como ya hemos dic ho. Y uno de esos puntos serí a decir si creemos que fué el bombardeo contra las poblaciones, fábricas y yacimientos, o el bombardeo contra las comunicaciones pró ximas al, frente, lo que únicamente ocasionó la derrota alemana. Creemos que todo influyó, que todo preparó o aceleró la derrota; creernos que cualquiera de esos tipos de bombardeo aéreo que hu bi eraf al tado la hubieran retrasado bastante; pero nos abstenemos por ahora de señalar a ninguno de -ellos un exclusivismo de efecto real único. To dos ellos son necesarios, pero cada uno tiene su propio momento; y cada uno en su propio mo mento es el primordial. Creemos que es esencial una elécción acerta da de objetivos de Jrinwrdia1 importancia; pero no señalamos cuáles son éstos en una forma ca tegórica. An tes al contrario, creemos que la im portancia de un mismo objetivo de bombardeo puede variar según las fases de la guerra y las circunstancias del enemigo. Por ejemplo, no ve rnos la importancia que se dió al ataque a los sintéticos cuando Alemania no estaba copada y poseía odos los yacimientos de petróleos na tu rales de Rumania y Polonia; ni los ataques a ciertas industrias claves cuando recibía de Suécia todos los cojinetes y -juegos de bolas que necesitaba. En cambio, al final, ya reducida Ale mania a sus propias fronteras y a su propio territorio, esos mismos sintéticos y esas mis mas industrias claves pudi eron ser efectiva mente objetivos de primordial interés. Los puertos y franteras, para el país que ten ga que reci bir determinados elementos de fue ra, serán objetivos aéreos de primordial inte rés, y su importancia disminuirá en razón di recta de su independencia comercial e industrial (de aquello que se designa por autarquía). Lo mismo podemos decir respecto a los mé todos y doctrinas. Los ingleses se esfuerzan por demostrar los enormes resultados obtenidos con el bombardeo estratégico de zonas, que ellos

18 Número Fefrrero 1950 REVISTA DE AERONAUTIC practicaron más por necesidad que por prefe rencia, ya que sus aviones cargaban mucho, pero andaban pcco, y porque su caza estaba bien ar macla, pero no era de suficiente radio de ac ción y no querían exponerla demasiado, para conservarla en disposición de volverla a usar. en la defensa de su territorio (demasiado próximo al terreno del combate) si hubiera vuelto a pre sentarse el caso. Los americanos, en cambio, se empeñan en supervalorar los resultados de sus bombardeos de precisión, cuando en realidad fueron lleva dos a ellos por la posibilidad que les daba la mayor velocidad de sus aviones de bombardeo y el mayor derroche de caza de acompañamien to que podían hacer, ya que no había temor de necesitarla para defender su propio país, muy lejano y a cubierto de ataques (todavía en aque lla última guerra pasada); como asimismo fue ron llevados los americanos a este tipo de bom bardeo de precisión porque sca tripulaciones, de masiado rápidamente instruídas, no alcanzaban el iivel de eficiencia necesario para bombardear de noche que tenían cierta parte de las tripu laciones inglesas; las cuales, actuando de moni tores y directoiies de bombardeo, les permitían actuar de noche con resultados prácticos acep tables, cosa que los norteamericanos no hubie- rail podido lograr. Mientras que a los ingleses el bombardeo de precisión, que debía ser hecho de día, les hubiése resultado insostenible por el número de bajas de aviones de bombardeo qué - hubieran perdido y el sacrificio de su caza. Los aviones ingleses cargabán mucho y andaban poco; de abí el bombardeo nocturno de zonas. Los amer iéanos tenían; en cambio, bastante ve locidad, pero cargaban muy pocas bombas, y de ahí que prefiriesen el bombardeo diurno de pre cisión, para aprovecharlas bien. Cada cual hizo lo que pudo, que era lo que mejor podía hacer con menos bajas y más efec to logrado. Luego cada cual disimula las razo nes o motivos por los cuales no hizo lo otro, y, acercando el ascua a su sardina, tratan dé supervalorar lo propio hasta convertirlo en doc trina genéral y única de empleo; cuando en rea lidad ambas doctrinas, la inglesa y la america na, deben ser consideradas en relación a las cir curistancias especiales de velocidad de lo bom barderos, armamento de los mismos, capacidad de carga, penuria o abundancia de caza de acompañamiento, radio de acción de esta caza, y de su superioridad o inferioridad respecto a la cazá de interceptación enemiga. Bombardeo 99 diurno o nocturno, en relación al tipa y eecten siói del objetivo, en relación a la capacidad defensiva enemiga y en relación al grado de mstrucción y eficiencia de las tripulaciones, como asimismo según los medios y sistemas de navegación radioelectrónica con que se cuente y la. interferencia radioelectrónica que posea el ene migo., El problema es complejo, tanto respecto a la importancia y elección de objetivos claves como respecto a preferencia de atacar elementos es tratégicos o logísticos; aunque, en este punto, el qute un objetivo sea de efect.os logísticos o de importancia primordial logística no quiere de cir que el atacarlo o tenerlo en cuenta para ser atacado sea Logística. Pues tenerlo en cuenta y decidir su destrucción es Ertrategio, y el acto o la materialidad de destruirlo en, un bombar deo es Táctica Aérea. Los efectos logrados son de influencia logística y, en fin de cuentas, los deseos que el Mando esperaba y deseaba lograr son estratégicos. Siempre diremos que la estrategia aérea premedita y queda en expectación de lo que se pro-.. pone; la táctica aérea ejec-uta aquellos propósitas, y Ja logística aérea, esa gran, tramoyista, prepara la movilidad y los medios necesa rios a las unidades aéreas para poderlo ejecu tar tácticamente. No nos gustó nunca eso de llamar Aviación: Estratégica a la que ataca objetivos tenidos en cuenta por los propósitos estratégicos del Man-. do. Tampoco nos parece pura la denominación: de Aviación dé Acción Estratégica, pues la Oc ción. o movimiento siempre es Logística fuera, del combate y Táctica dentro de él. Al menos, a nosotros así nos lo pareció siempre, y en el terreno aeronáutico nos lo sigue pareciendo. Pero volvamos a nuestro camino y propósito. Lo.que hemos querido dejar -sentadó es que-, no hay de un modo absoluto objetivos primordiales, sino variables, en relación a una importancia eventual, que pueden. ganar o perder se gún las circunstancias de la guerra, y que conarreglo a esto habrá que elegirlos y. abandonar los en cada fase y en cada momento para obte-. ner resultadcts verda.deros y efectivos del bom- - bardeo aéreo; como asimisno.habrá que emplear en cada caso el bombardeo diurno o noc turno, de precisión o de zonas, según las cir cunstancias que hemos reseñado muy somera mente y otras que podrán presentarse y habría,. que tomar en cuenta en cada caso:

19 JRE VISTA DE AElONA UTIGA Número Febrero 1950 Tanibin hemos querido resaltar la importan cia extraordinaria de la movilización industrial, y la necesidad de incluir en la Logística aque llos transportes o sistema de transportes que hagan posible (a pesar de los ataques enemigos) :la no interrupción de la fabricación en serie y en cadena. Hoy día está aún en litigio, y nosotrós no pretendemos fallar tal pleito, si el ataque por bombardeo aéreo contra esta organización in dustrial debe hacerse, como algunos pretenden, -contra la primera fase de las materias primas o fuentes de ellas; contra un eslabón interme dio de ]a cadena dela fabricación en serie (una factoría clave especial, o las comunicaciones intermedias de transporte), o contra el elemento ya fabricado totalmente y en vísperas de empleo. Pero fl:q5 trevemos a decir que los ataques del bombardeo aéreo apuntan (aunque estratégi camente) contra la Logística, tanto en los ata çues de la llamada Aviación Táctica, que pre fiere actuar contra las comunicaciones de una retaguardia inmediata a esos frentes de comba te, como asimismo en los ataques de aquella otra Aviación que se ha dado en llamar Estra tégica, al actuar contra las comunicaciones in teriores lejanas, que interrumpirán aquella ca dena de la fabricación industrial en serie, base de la guerra mecanizada moderna en Aire, Mar y Tierra. De considerar algú n objetivo estratégico como objetivo dave, seáalaríamos las fuentes de la energía eléctrica y el petróleo, de los cuales de penden tantos otros: No tratamos de decir nada genial. A este res pecto, no olvidamos las acertadas frases de S. E. el Generalísimo referentes a que todo lo que se sale de lo doctrinario es casi seguro que incurra en lo anárquico y sólo excepcionalmente en lo genial. Pero aquí no estamos actuando en el combate, poniendo en peligro el éxito, sino expo niendo, en la tranquilidad y seguridad deda paz, unas ideas que tomadas en cuenta (si lo mere cen) podrían ser luego convertidas en doctrinas de empleo, para la nueva Táctica combinada de 1cs Tres Ejércitos, que debería ya sustituir a la ortodoxa y bastante oxidada. Táctica de las Tres Amias. loo

20 o Número F.brero 1950 REVIST4 DE AERONA UTICA TARENTO Por JOSE M DE SOBRINO DE LA SIERRA Alférez de Navío. La estrategia naval inglesa, desde los tiem pos de Lord Fisher, se basó siempre en el Two power Estandarci, es decir, ser más fuertes en la mar que las dos potencias más fuertes reuni das. Pero los tiempos cambian, y en su trans curso, las ilusiones de Lord Fisher no pudieron convertirse en realidad. Una Marina es muy cara, y, pese al esfuerzo económico inglés de la postguerra, al estallar la conflagración de 1939, Inglaterra había tenido que ceder su supremacía naval en los tratados de Wáshington y Lon dres basta llegar,a la paridad con Estados Uni des y quedar Japón, Italia y Francia en la re lación de En los Altos Estados Mayores, ya desde mu chos meses antes de la guerra, se preveía el con flicto contra el eje Roma-Berlín. Estando F,ran cia al lado de Inglaterra, la situación naval no preocupaba al Almirantazgo: Gran Bretafía y Francia se bastaban para ajlastar al poder naval reunidó de Italia y A1eiiania. Pero... en la gue rra en el mar no sólo ep tonelaje cuenta. Cuen ta también, y en nada despreciable proporción, la geografía y en el Mediterráneo, ruta. prin cipal del tráfico británico, existía un estrecho paso que, a no dudarlo, y con muy poco esfuer zo, quedaría irremisiblemente en oder - d los italianos. Malta, en el centr6 de este páso, so metida prcbablemente desdeel primer día de la guerra al martilleo constante de la Regiá Aero náutica, cuyo prestigio en la preguerra era mundial, no podía considerarse como base de guerra de la fuerza del Mediterráneo, que, por tanto, se vería desplazada a Gibraltar o a Ale jandría, y, haciendo números, el Almirantazgo llég ó a la conclusión de qu las disponibilidades de buques no pefmitían mantener en ambas ba ses fuerzas suficientes que,, sin reunirse, pudie sen enfrentarse. con la Marina de Italia. Claro que allí estaba la Marina francesa; pero y si Francia caía? Había que mantener por encima de todo, y contan do con la posible derrota de Francia, el predominio del Mediterráneo, y para ello sólo había dos soluciones. La primera, con centrar todas las fuerzas del Mediterráneo en una sola base; la segund a, hacer que, desecha 101

HIPÓDROMO DE LA ZARZUELA, S. A. Colocación de la cámara de foto finish y principios básicos de su funcionamiento

HIPÓDROMO DE LA ZARZUELA, S. A. Colocación de la cámara de foto finish y principios básicos de su funcionamiento HIPÓDROMO DE LA ZARZUELA, S. A. Colocación de la cámara de foto finish y principios básicos de su funcionamiento Departamento de Carreras 06/03/2014 1. LOCALIZACIÓN DE LA CAMARA. Para determinar la localización

Más detalles

JUAN ZITNIK Manual de vuelo del PIPER PA-11 Aerodinámica AERODINAMICA

JUAN ZITNIK Manual de vuelo del PIPER PA-11 Aerodinámica AERODINAMICA Definición AERODINAMICA Es la rama de la mecánica de fluidos que se ocupa del movimiento del aire y otros fluidos gaseosos, y de las fuerzas que actúan sobre los cuerpos que se mueven en dichos fluidos.

Más detalles

Qué es un GPS? El margen de precisión de los GPS es de algunos metros (45 o menos). Lo cual es un rango bastante aceptable, para quien está perdido.

Qué es un GPS? El margen de precisión de los GPS es de algunos metros (45 o menos). Lo cual es un rango bastante aceptable, para quien está perdido. Qué es un GPS? GPS (Global Positioning System). La funcionalidad de éste sistema, es netamente de ubicación de objetos. Tanto aéreos como terrestres. El sistema GPS, funciona por medio de 24 satélites

Más detalles

La auto rotación en un helicóptero

La auto rotación en un helicóptero La auto rotación en un helicóptero Qué pasa si en pleno vuelo se para el motor de un helicóptero? Si el rotor principal se queda sin la propulsión que le hace girar, se pierde la sustentación y debería

Más detalles

GUIA DE PROBLEMAS. 3) La velocidad de un auto en función del tiempo, sobre un tramo recto de una carretera, está dada por

GUIA DE PROBLEMAS. 3) La velocidad de un auto en función del tiempo, sobre un tramo recto de una carretera, está dada por Unidad : Cinemática de la partícula GUIA DE PROBLEMAS 1)-Un automóvil acelera en forma uniforme desde el reposo hasta 60 km/h en 8 s. Hallar su aceleración y desplazamiento durante ese tiempo. a = 0,59

Más detalles

Solución Actividades Tema 4 MOVIMIENTOS RECTILÍNEOS Y CIRCULARES. INTRODUCCIÓN A LA CINEMÁTICA.

Solución Actividades Tema 4 MOVIMIENTOS RECTILÍNEOS Y CIRCULARES. INTRODUCCIÓN A LA CINEMÁTICA. Solución Actividades Tema 4 MOVIMIENTOS RECTILÍNEOS Y CIRCULARES. INTRODUCCIÓN A LA CINEMÁTICA. Actividades Unidad 4. Nos encontramos en el interior de un tren esperando a que comience el viaje. Por la

Más detalles

DESPIDO JUSTIFICADO Y ACTAS LABORALES

DESPIDO JUSTIFICADO Y ACTAS LABORALES DESPIDO JUSTIFICADO Y ACTAS LABORALES Lic. Jorge Del Rivero Medina En esta obra se analizan las causas por las que termina una relación laboral así como las de despido justificado y los procedimientos

Más detalles

Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Estimar el tiempo que necesitas para resolverlo.

Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Estimar el tiempo que necesitas para resolverlo. Examen muestra Ob je ti vo Responder preguntas parecidas a las del examen de selección. Im por tan cia Resolver el examen muestra te ayudará a: Identificar cómo son las preguntas del examen. Saber cuántas

Más detalles

Mediciones en altura. Licenciatura en Ciencias de la Atmósfera Principios Básicos de Mediciones Atmosféricas Diciembre 2011.

Mediciones en altura. Licenciatura en Ciencias de la Atmósfera Principios Básicos de Mediciones Atmosféricas Diciembre 2011. Mediciones en altura Licenciatura en Ciencias de la Atmósfera Principios Básicos de Mediciones Atmosféricas Diciembre 2011 Noelia Misevicius Sumario Introducción Métodos para realizar mediciones en altura

Más detalles

Manual del Piloto de Planeador I.Ulibarri 1

Manual del Piloto de Planeador I.Ulibarri 1 EMERGENCIAS DURANTE EL REMOLQUE AVIÓN Todo lo que puede ir mal, irá mal, así que es mejor prepararte, para que cuando pase, te encuentres listo, y sepas qué hacer. Existen multitud de razones por las que

Más detalles

DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO

DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO DETERMINACION DEL IMPUESTO DEL EJERCICIO Resultado fiscal El ar tícu lo 10 de la LISR in di ca que las per so nas mo ra les de be rán pa gar el im pues to apli can do al re sul ta do fis cal la tasa del

Más detalles

Autor: José Manuel Gil (aka Gizmo) Efecto suelo

Autor: José Manuel Gil (aka Gizmo) Efecto suelo Autor: José Manuel Gil (aka Gizmo) Efecto suelo Vamos a hablar someramente de los vehículos que aprovechan el efecto suelo para volar. Pero antes de ello, vamos a ver una pequeña introducción para saber

Más detalles

Universidad de la Frontera

Universidad de la Frontera Universidad de la Frontera Facultad de Ingeniería, Ciencias y Admistración Departamento de Matemática Actividad Didáctica: El Abaco TALLER # 2 - Sistema Decimal El ábaco es uno de los recursos más antiguos

Más detalles

Navidad en familia SÍMBOLOS Y NO VE NA DE NA VI DAD

Navidad en familia SÍMBOLOS Y NO VE NA DE NA VI DAD Navidad en familia SÍMBOLOS Y NO VE NA DE NA VI DAD Na vi dad Hoy bri lla rá una luz pa ra no so tros, por que nos ha na ci do el Se ñor (Lc 2, 14) Na vi dad es tiem po de fies ta y ale gría. Es tiem po

Más detalles

JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS

JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS JUGAMOS CON LAS LETRAS Y PALABRAS Con este material se pretende reforzar el reconocimiento de las letras trabajadas en el aula a través del método letrilandia ; este es un paso posterior al conocimiento

Más detalles

E G m g h r CONCEPTO DE ENERGÍA - CINÉTICA - POTENCIAL - MECÁNICA

E G m g h r CONCEPTO DE ENERGÍA - CINÉTICA - POTENCIAL - MECÁNICA Por energía entendemos la capacidad que posee un cuerpo para poder producir cambios en sí mismo o en otros cuerpos. Es una propiedad que asociamos a los cuerpos para poder explicar estos cambios. Ec 1

Más detalles

PROBLEMAS RESUELTOS TEMA: 3

PROBLEMAS RESUELTOS TEMA: 3 PROBLEMAS RESUELTOS TEMA: 3 1. Una partícula de 3 kg se desplaza con una velocidad de cuando se encuentra en. Esta partícula se encuentra sometida a una fuerza que varia con la posición del modo indicado

Más detalles

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO

LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO 1 LAS 1000 PALABRAS MÁS FRECUENTES DEL CASTELLANO A continuación, se muestran las 1000 palabras más frecuentemente usadas del castellano (concretamente 1008 palabras) tomadas de los datos estadísticos

Más detalles

FUNCIONES CUADRÁTICAS Y RACIONALES

FUNCIONES CUADRÁTICAS Y RACIONALES www.matesronda.net José A. Jiménez Nieto FUNCIONES CUADRÁTICAS Y RACIONALES 1. FUNCIONES CUADRÁTICAS. Representemos, en función de la longitud de la base (), el área (y) de todos los rectángulos de perímetro

Más detalles

CAPÍTULO VI. Funciones

CAPÍTULO VI. Funciones CAPÍTULO VI Funciones FUNCIONES 1. Indicar si las siguientes expresiones son o no funciones indicando razonadamente por qué. ( ) a) f : Z N : x x 2 + 1 b) f : Z R : x 1 x 2 c) La recta que pasa por los

Más detalles

PROBLEMAS de EDADES. 5. Un padre tiene 42 años y su hijo 7. Dentro de cuánto tiempo la edad del hijo será la cuarta parte de la del padre?

PROBLEMAS de EDADES. 5. Un padre tiene 42 años y su hijo 7. Dentro de cuánto tiempo la edad del hijo será la cuarta parte de la del padre? PROBLEMAS de EDADES 1. Cuatro alumnos tienen juntos 50 años. Hallar sus edades respectivas sabiendo que cada uno tiene 3 años más que el que le sigue en edad. 2. Preguntado un padre por la edad de su hijo,

Más detalles

1 EL MOVIMIENTO Y SU DESCRIPCIÓN

1 EL MOVIMIENTO Y SU DESCRIPCIÓN EL MOVIMIENTO Y SU DESCRIPCIÓN EJERCICIOS PROPUESTOS. De una persona que duerme se puede decir que está quieta o que se mueve a 06 560 km/h (aproximadamente la velocidad de la Tierra alrededor del Sol).

Más detalles

AEROMÉXICO: A LEVANTAR EL VUELO

AEROMÉXICO: A LEVANTAR EL VUELO AEROMÉXICO: A LEVANTAR EL VUELO El primero de Octubre de 1988 nació Aerovías de México, una nueva empresa que conservó el nombre comercial de Aeroméxico. Creada con capital cien por ciento mexicano, cuenta

Más detalles

Ingenieria en pista. Paso a paso sería lo siguiente:

Ingenieria en pista. Paso a paso sería lo siguiente: Ingenieria en pista El siguiente resumen es mi punto de vista de la ingeniería en pista, según mi experiencia propia y aquella legada de personas que fueron y son mis continuo soporte, amigos que me brindan

Más detalles

CONTENIDOS MÍNIMOS FÍSICA 4º ESO. - Fórmulas del movimiento rectilíneo uniformemente acelerado y de la caída libre.

CONTENIDOS MÍNIMOS FÍSICA 4º ESO. - Fórmulas del movimiento rectilíneo uniformemente acelerado y de la caída libre. CONTENIDOS MÍNIMOS FÍSICA 4º ESO TEMA 1: EL MOVIMIENTO Y SU DESCRIPCIÓN - Definición de movimiento. 2. Magnitudes para describir un movimiento. - Fórmulas de los movimientos rectilíneo y circular. TEMA

Más detalles

CAPITULO III PRINCIPIOS BASICOS

CAPITULO III PRINCIPIOS BASICOS CAPITULO III PRINCIPIOS BASICOS 3.1 PUNTOS DE REFERENCIA El control numérico moverá la herramienta de la máquina según unos valores de coordenadas definidas en el programa pieza. Es imprescindible garantizar

Más detalles

Negociación fractal Forex

Negociación fractal Forex Negociación fractal Forex El concepto de Fractal Forex es más que una simple idea de estrategia. Chris Lori, un negociante destacado y CTA (Asesor de Negociación de Productos Básicos), fue quien me la

Más detalles

XXXXXXXXXXXXXXX. 16 Abril de 1937. Xxxxxxxx. Excmo. Sr. D. Alfredo Kindelán. General Jefe del Aire. SALAMANCA.- -----------

XXXXXXXXXXXXXXX. 16 Abril de 1937. Xxxxxxxx. Excmo. Sr. D. Alfredo Kindelán. General Jefe del Aire. SALAMANCA.- ----------- XXXXXXXXXXXXXXX Xxxxxxxx 16 Abril de 1937. Excmo. Sr. D. Alfredo Kindelán. General Jefe del Aire. SALAMANCA.- ----------- Mi respetado General: El día 11 por conferencia telefonica con el Comandante Arranz,

Más detalles

INFORME TÉCNICO A-036/2005 RESUMEN DE DATOS

INFORME TÉCNICO A-036/2005 RESUMEN DE DATOS INFORME TÉCNICO A-036/2005 RESUMEN DE DATOS LOCALIZACIÓN Fecha y hora Lugar 16 de julio de 2005; 11:30 h local Pista eventual en Isla Mayor (Sevilla) AERONAVE Matrícula Tipo y modelo Explotador EC-EBQ

Más detalles

Balanza de Corriente.

Balanza de Corriente. Balanza de Corriente. A.M. Velasco (133384) J.P. Soler (133380) O.A. Botina (133268) Departamento de física, facultad de ciencias, Universidad Nacional de Colombia Resumen. En la presente práctica experimental,

Más detalles

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo?

La última noche del mundo. Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? Ray Bradbury La última noche del mundo Qué harías si supieras que esta es la última noche del mundo? - Qué haría? Lo dices en serio? -Sí, en serio. -No sé. No lo he pensado. El hombre se sirvió un poco

Más detalles

Capítulo 1. Las reglas básicas del juego de posición 1.1 EL JUEGO CON BALÓN. Regatear

Capítulo 1. Las reglas básicas del juego de posición 1.1 EL JUEGO CON BALÓN. Regatear Capítulo 1 Las reglas básicas del juego de posición Por juego de posición se entiende la manera en que los jugadores de un equipo se pasan el balón. El objetivo de este tipo de juego consiste en que el

Más detalles

Un defensa ha de situarse de manera que impida al adversario el lanzamiento a puerta y pueda él mismo recuperar del balón.

Un defensa ha de situarse de manera que impida al adversario el lanzamiento a puerta y pueda él mismo recuperar del balón. Capítulo 1 Trabajo individual en defensa Los elementos fundamentales del trabajo individual en defensa son cubrir, que se refiere a los procedimientos generales de un jugador cuando la posesión del balón

Más detalles

TRABAJO Y ENERGIA MECANICA

TRABAJO Y ENERGIA MECANICA TRABAJO Y ENERGIA MECANICA 1. Si una persona saca de un pozo una cubeta de 20 [kg] y realiza 6.000 [J] de trabajo, cuál es la profundidad del pozo? (30,6 [m]) 2. Una gota de lluvia (3,35x10-5 [kg] apx.)

Más detalles

EXPERIENCIA DIDÁCTICA DE FÍSICA PARA DETERMINAR LA CONSTANTE ELÁSTICA DE UN MUELLE

EXPERIENCIA DIDÁCTICA DE FÍSICA PARA DETERMINAR LA CONSTANTE ELÁSTICA DE UN MUELLE EXPERIENCIA DIDÁCTICA DE FÍSICA PARA DETERMINAR LA CONSTANTE ELÁSTICA DE UN MUELLE AUTORÍA MARÍA FRANCISCA OJEDA EGEA TEMÁTICA EXPERIMENTO FÍSICA Y QUÍMICA, APLICACIÓN MÉTODO CIENTÍFICO ETAPA EDUCACIÓN

Más detalles

PISA 2012 MATEMÁTICAS. por ordenador EJEMPLOS DE PREGUNTAS EN SOPORTE DIGITAL. www.mecd.gob.es/inee

PISA 2012 MATEMÁTICAS. por ordenador EJEMPLOS DE PREGUNTAS EN SOPORTE DIGITAL. www.mecd.gob.es/inee PISA 2012 MATEMÁTICAS por ordenador EJEMPLOS DE PREGUNTAS EN SOPORTE DIGITAL www.mecd.gob.es/inee ÍNDICE Pág. INTRODUCCIÓN 2 EJEMPLOS DE PREGUNTAS DE MATEMÁTICAS POR ORDENADOR Gráficos 3 Vallas 6 Calculadora

Más detalles

Piuma. El motovelero ultraligero. Presentación

Piuma. El motovelero ultraligero. Presentación Presentación Piuma El motovelero ultraligero Texto y fotos: Tiziano Danieli La construcción amateur es muy común tanto en Estados Unidos como en Europa. Los motoveleros ultraligeros son sólo una pequeña

Más detalles

Experimento 6 LA CONSERVACIÓN DE LA ENERGÍA Y EL TEOREMA DEL TRABAJO Y LA ENERGÍA. Objetivos. Teoría

Experimento 6 LA CONSERVACIÓN DE LA ENERGÍA Y EL TEOREMA DEL TRABAJO Y LA ENERGÍA. Objetivos. Teoría Experimento 6 LA CONSERVACIÓN DE LA ENERGÍA Y EL TEOREMA DEL TRABAJO Y LA ENERGÍA Objetivos 1. Definir las energías cinética, potencial y mecánica. Explicar el principio de conservación de la energía mecánica

Más detalles

Ing. Benoît FROMENT MODULO 4 4.2 FOTOGRAFIAS AEREAS

Ing. Benoît FROMENT MODULO 4 4.2 FOTOGRAFIAS AEREAS 4.2 FOTOGRAFIAS AEREAS 1 - DESARROLLO DE LA FOTOGRAFIA AEREA El hombre, para enfrentar los problemas que le plantea la organización y el desarrollo del medio que habita, se ha visto obligado a crear novedosas

Más detalles

RECOMENDACIÓN UIT-R SA.1030. (Cuestión UIT-R 143/7) b) que estos requisitos afectan a las asignaciones y a otros asuntos reglamentarios,

RECOMENDACIÓN UIT-R SA.1030. (Cuestión UIT-R 143/7) b) que estos requisitos afectan a las asignaciones y a otros asuntos reglamentarios, Rec. UIT-R SA.1030 1 RECOMENDACIÓN UIT-R SA.1030 REQUISITOS DE TELECOMUNICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE SATÉLITE PARA LA GEODESIA Y LA GEODINÁMICA (Cuestión UIT-R 143/7) Rec. UIT-R SA.1030 (1994) La Asamblea

Más detalles

La deuda es muy manejable. Estamos en muy buenos niveles de deuda, niveles que nos dan todavía mucha maniobrabilidad.

La deuda es muy manejable. Estamos en muy buenos niveles de deuda, niveles que nos dan todavía mucha maniobrabilidad. La deuda pública no inmovilizó al estado: Soto Acosta Fuente: Escriba de Jerez [escribadejerez@gmail.com] Zacatecas, Zac., marzo 10, 2013 La deuda es muy manejable. Estamos en muy buenos niveles de deuda,

Más detalles

(* seguiremos religiosamente a Chavasse adaptándolo a nuestras necesidades).

(* seguiremos religiosamente a Chavasse adaptándolo a nuestras necesidades). DESBASTE El objetivo del desbaste es el de eliminar la mayor cantidad de vidrio posible acercándose a la forma definitiva que tendrá el espejo buscando la forma esférica. En este caso (D=120 mm. F7), la

Más detalles

DIVIDENDOS Personas físicas y morales

DIVIDENDOS Personas físicas y morales DIVIDENDOS Personas físicas y morales Pérez Chávez Fol Olguín Mediante el estudio de esta obra, el lector conocerá las implicaciones fiscales que representa para las personas físicas y morales el pago

Más detalles

Supongamos que se tiene que montar un pilar de referencia"a" localizado en un plano de replanteo.

Supongamos que se tiene que montar un pilar de referenciaa localizado en un plano de replanteo. EJEMPLOS DE SELECCIÓN DE GRÚAS TELESCÓPICAS Ejemplo 1: selección de la grúa para el montaje de pilares. Supongamos que se tiene que montar un pilar de referencia"a" localizado en un plano de replanteo.

Más detalles

UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES

UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES UNIDAD 2: APRENDER A HACER ELECCIONES, APRENDIENDO A TOMAR DECISIONES Índice: 2.1 Libertad para poder elegir 2.2 La importancia de tomar decisiones 2.3 Cuento: el hombre que no podía elegir 2.4 Aprendiendo

Más detalles

ACRO-LADERA PROPUESTA DE REGLAMENTO GALLEGO DE LA CATEGORIA ACRO-LADERA INDICE OBJETIVO REGLAMENTO DE LA COMPETICIÓN PROGRAMAS ACROBATCOS

ACRO-LADERA PROPUESTA DE REGLAMENTO GALLEGO DE LA CATEGORIA ACRO-LADERA INDICE OBJETIVO REGLAMENTO DE LA COMPETICIÓN PROGRAMAS ACROBATCOS ACRO-LADERA PROPUESTA DE REGLAMENTO GALLEGO DE LA CATEGORIA ACRO-LADERA INDICE OBJETIVO REGLAMENTO DE LA COMPETICIÓN PROGRAMAS ACROBATCOS Propuesta de reglamento para los Campeonatos Gallegos de Acrobacia

Más detalles

Estabilidad dinámica Introducción

Estabilidad dinámica Introducción Figura 127: Varada Si el momento de asiento unitario del barco, en las condiciones de desplazamiento en las que se encuentra, es M u, tendremos que la alteración producida al bajar la marea de forma que

Más detalles

El tamaño de una imagen digital

El tamaño de una imagen digital El tamaño de una imagen digital Apellidos, nombre Vicente Atienza Vanacloig (vatienza@disca.upv.es) Departamento Centro Informática de Sistemas y Computadores (DISCA) Escuela Técnica Superior de Ingeniería

Más detalles

RELOJES DE SOL. 1. Movimiento diurno del Sol. 2. Variaciones anuales del movimiento del Sol

RELOJES DE SOL. 1. Movimiento diurno del Sol. 2. Variaciones anuales del movimiento del Sol 1. Movimiento diurno del Sol RELOJES DE SOL Sin necesidad de utilizar instrumento alguno, todo el mundo sabe que el Sol, por la mañana sale por algún lugar hacia el Este, que hacia el mediodía está en

Más detalles

Ejercicios de Trigonometría

Ejercicios de Trigonometría Ejercicios de Trigonometría 1) Indica la medida de estos ángulos en radianes: a) 0º b) 45º c) 60º d) 120º Recuerda que 360º son 2π radianes, con lo que para hacer la conversión realizaremos una simple

Más detalles

Un grafo G es un par (V,E) donde V es un conjunto (llamado conjunto de vértices) y E un subconjunto de VxV (conjunto de aristas).

Un grafo G es un par (V,E) donde V es un conjunto (llamado conjunto de vértices) y E un subconjunto de VxV (conjunto de aristas). TEMA 5.- GRAFOS 5.1.- DEFINICIONES BÁSICAS Un grafo G es un par (V,E) donde V es un conjunto (llamado conjunto de vértices) y E un subconjunto de VxV (conjunto de aristas). Gráficamente representaremos

Más detalles

Un juego de cartas: Las siete y media

Un juego de cartas: Las siete y media Un juego de cartas: Las siete y media Paula Lagares Federico Perea Justo Puerto * MaMaEuSch ** Management Mathematics for European Schools 94342 - CP - 1-2001 - DE - COMENIUS - C21 * Universidad de Sevilla

Más detalles

MANUAL BÁSICO DE PILOTAJE EPÍLOGO

MANUAL BÁSICO DE PILOTAJE EPÍLOGO MANUAL BÁSICO DE PILOTAJE EPÍLOGO Hay dos habilidades que permiten pilotar una nave, estas son: PILOTO y CAPITÁN..- PILOTO: Da la capacidad de pilotar una nave así como acceso a los niveles (desde I que

Más detalles

El cablecarril de Chilecito a La Mejicana Fotografías de Max Cooper

El cablecarril de Chilecito a La Mejicana Fotografías de Max Cooper El pasado en imágenes El cablecarril de Chilecito a La Mejicana Fotografías de Max Cooper La sierra de Famatina, en la provincia de La Rioja, tiene una historia minera que se remonta a las sociedades prehispánicas

Más detalles

Trabajo y energía: ejercicios resueltos

Trabajo y energía: ejercicios resueltos Trabajo y energía: ejercicios resueltos 1) Un hombre debe mover 15 metros una caja de 20Kg realizando una fuerza de 40N. Calcula el trabajo que realiza si: a) Empuja la caja desde atrás. b) Tira de la

Más detalles

Cómo funciona un control proporcional derivativo (PD)?

Cómo funciona un control proporcional derivativo (PD)? Cómo funciona un control proporcional derivativo (PD)? Adaptación del artículo: http://iesseveroochoa.edu.gva.es/severobot/2011/01/29/como-funciona-un-controlador-pd/ para el El tren de tracción diferencial

Más detalles

UNIDAD 1. LOS NÚMEROS ENTEROS.

UNIDAD 1. LOS NÚMEROS ENTEROS. UNIDAD 1. LOS NÚMEROS ENTEROS. Al final deberás haber aprendido... Interpretar y expresar números enteros. Representar números enteros en la recta numérica. Comparar y ordenar números enteros. Realizar

Más detalles

ENGRANAJES. Recordando un poco la teoría de los engranajes y con objeto de repaso a algunos términos que vamos a utilizar, el Casillas dice:

ENGRANAJES. Recordando un poco la teoría de los engranajes y con objeto de repaso a algunos términos que vamos a utilizar, el Casillas dice: ENGRANAJES Voy a tratar de exponer mi experiencia en la construcción de engranajes, basándome en un artículo publicado en Ingles con el nombre de Involute Gear. En dicho artículo trata tanto la construcción

Más detalles

Democracia y Fuerzas Armadas

Democracia y Fuerzas Armadas Democracia y Fuerzas Armadas Enrique Obando Presidente del Instituto de Estudios Políticos y Estratégicos Muchas gracias Embajador. Sobre el tema hay mucho que decir y no mucho tiempo para hacerlo. Voy

Más detalles

INFORME. Prestaciones del nuevo neopreno de baja compresión de Cressi respecto al Yamamoto 45

INFORME. Prestaciones del nuevo neopreno de baja compresión de Cressi respecto al Yamamoto 45 INFORME Low Compression Yamamoto 45 Prestaciones del nuevo neopreno de baja compresión de Cressi respecto al Yamamoto 45 Realizado por J. Errondosoro Mondragón, 16 de agosto de 2006 Informe CS060816 (neopreno).doc

Más detalles

Reloj Solar Portátil LABORATORIO. Objetivos. Materias. Destrezas. Información. Los alumnos aprenderán a:

Reloj Solar Portátil LABORATORIO. Objetivos. Materias. Destrezas. Información. Los alumnos aprenderán a: Objetivos Los alumnos aprenderán a: onstruir y manejar un reloj de sol portátil. Se ofrece información necesaria para que el alumno calcule la hora con las correcciones correspondientes a la ecuación del

Más detalles

LEYES DE CONSERVACIÓN: ENERGÍA Y MOMENTO

LEYES DE CONSERVACIÓN: ENERGÍA Y MOMENTO LEYES DE CONSERVACIÓN: ENERGÍA Y MOMENTO 1. Trabajo mecánico y energía. El trabajo, tal y como se define físicamente, es una magnitud diferente de lo que se entiende sensorialmente por trabajo. Trabajo

Más detalles

DECLARACIÓN DE SAN JUAN, PUERTO RICO. XIV REUNIÓN DE CORTES SUPREMAS DE JUSTICIA DE CENTROAMÉRICA, EL CARIBE Y MÉXICO *

DECLARACIÓN DE SAN JUAN, PUERTO RICO. XIV REUNIÓN DE CORTES SUPREMAS DE JUSTICIA DE CENTROAMÉRICA, EL CARIBE Y MÉXICO * DECLARACIÓN DE SAN JUAN, PUERTO RICO. XIV REUNIÓN DE CORTES SUPREMAS DE JUSTICIA DE CENTROAMÉRICA, EL CARIBE Y MÉXICO * Reu ni dos en el Sa lón Fran cis co Oller del Ho tel El Con ven to, en San Juan,

Más detalles

CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE TRANSPARENCIA EN LAS ADQUISICIONES DE ARMAS CONVENCIONALES

CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE TRANSPARENCIA EN LAS ADQUISICIONES DE ARMAS CONVENCIONALES CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE TRANSPARENCIA EN LAS ADQUISICIONES DE ARMAS CONVENCIONALES LOS ESTADOS PARTES, TENIENDO PRESENTE sus compromisos ante las Naciones Unidas y la Organización de los Estados

Más detalles

En este número vamos a describir las técnicas que debemos utilizar para enseñar a nuestro perro

En este número vamos a describir las técnicas que debemos utilizar para enseñar a nuestro perro En este número vamos a describir las técnicas que debemos utilizar para enseñar a nuestro perro a realizar los ejercicios de "cruzar entre las piernas" y "caminar hacia atrás". POSIBLES VOCES DEMANDO Cruzar

Más detalles

PRACTICO 7: FOTO AÉREA FOTOLECTURA FOTOINTERPRETACIÓN

PRACTICO 7: FOTO AÉREA FOTOLECTURA FOTOINTERPRETACIÓN PRACTICO 7: FOTO AÉREA FOTOLECTURA FOTOINTERPRETACIÓN Docente: Alicia Crosara crosara@fcien.edu.uy La fotografía aérea es un caso particular de la teledetección, en la que se utilizan aviones en lugar

Más detalles

Principio de Conservación de la nergía nergía La energía es una propiedad que está relacionada con los cambios o procesos de transformación en la naturaleza. Sin energía ningún proceso físico, químico

Más detalles

Límites. Definición de derivada.

Límites. Definición de derivada. Capítulo 4 Límites. Definición de derivada. 4.1. Límites e indeterminaciones Hemos visto en el capítulo anterior que para resolver el problema de la recta tangente tenemos que enfrentarnos a expresiones

Más detalles

PROBLEMAS Física 2º Bachillerato CAMPO GRAVITATORIO

PROBLEMAS Física 2º Bachillerato CAMPO GRAVITATORIO PROBLEMAS Física 2º Bachillerato CAMPO GRAVITATORIO 1) Si la velocidad de una partícula es constante Puede variar su momento angular con el tiempo? S: Si, si varía el valor del vector de posición. 2) Una

Más detalles

Tema 1. Movimiento de una Partícula

Tema 1. Movimiento de una Partícula Tema 1. Movimiento de una Partícula CONTENIDOS Rapidez media, velocidad media, velocidad instantánea y velocidad constante. Velocidades relativas sobre una línea recta (paralelas y colineales) Movimiento

Más detalles

La derivada de y respecto a x es lo que varía y por cada unidad que varía x. Ese valor se designa por dy dx.

La derivada de y respecto a x es lo que varía y por cada unidad que varía x. Ese valor se designa por dy dx. Conceptos de derivada y de diferencial Roberto C. Redondo Melchor, Norberto Redondo Melchor, Félix Redondo Quintela 1 Universidad de Salamanca 18 de agosto de 2012 v1.3: 17 de septiembre de 2012 Aunque

Más detalles

MANUAL GRAFICO DE INSTALACION DEL SEGUIDOR SOLAR FEiNA, SF70-1EH

MANUAL GRAFICO DE INSTALACION DEL SEGUIDOR SOLAR FEiNA, SF70-1EH MANUAL GRAFICO DE INSTALACION DEL SEGUIDOR SOLAR FEiNA, SF70-1EH 1853 854 6050 6176 6050 6050 1 - Se ponen los bloques de hormigón, que si no se entierran, los tres bloques centrales pueden ser de 30x30x400

Más detalles

3º ESO Baloncesto / Página 1

3º ESO Baloncesto / Página 1 TEMA: BA-LON-CES-TO El baloncesto actual fue inventado por el profesor de Educación Física James A. Naismith, del Springfield College de Massachussets (EE UU) en 1891. El invierno en Massachussets era

Más detalles

MSFC203_INSTALACIONES DE CLIMATIZACIÓN Y VENTILACIÓN

MSFC203_INSTALACIONES DE CLIMATIZACIÓN Y VENTILACIÓN MSFC203_INSTALACIONES DE CLIMATIZACIÓN Y VENTILACIÓN ÍNDICE Parámetros fundamentales y operaciones básicas en aire acondicionado Condiciones de bienestar o confort Cálculo de la carga térmica de refrigeración

Más detalles

Comparar las siguientes ecuaciones, y hallar sus soluciones:

Comparar las siguientes ecuaciones, y hallar sus soluciones: TEMA. Iteraciones. % Hemos aprendido que para resolver una ecuación en x, se despeja la x y se evalúa la expresión que resulta. El siguiente ejemplo nos hará revisar ese esquema. Ejemplo. Comparar las

Más detalles

Calibración del termómetro

Calibración del termómetro Calibración del termómetro RESUMEN En esta práctica construimos un instrumento el cual fuera capaz de relacionar la temperatura con la distancia, es decir, diseñamos un termómetro de alcohol, agua y gas

Más detalles

BALONMANO 1.-REGLAMENTO A) Terreno de juego Línea de área de portería: - Línea de golpe franco: - Línea de limitación del portero:

BALONMANO 1.-REGLAMENTO A) Terreno de juego Línea de área de portería: - Línea de golpe franco: - Línea de limitación del portero: BALONMANO 1.-REGLAMENTO A) Terreno de juego El campo de balonmano mide 40 metros de largo por 20 metros de ancho. Dentro del campo nos encontramos con varias líneas: - Línea de área de portería: se sitúa

Más detalles

BLOQUE DE ACTIVIDADES EN EL MEDIO NATURAL III

BLOQUE DE ACTIVIDADES EN EL MEDIO NATURAL III BLOQUE DE ACTIVIDADES EN EL MEDIO NATURAL III UNIDAD 10.- Nociones básicas sobre orientación. Normas básicas de seguridad en la realización de recorridos de orientación. NOCIONES BÁSICAS SOBRE ORIENTACIÓN.

Más detalles

Cuáles crees fueron los factores que te influyeron en la elección de tu carrera?

Cuáles crees fueron los factores que te influyeron en la elección de tu carrera? ENTREVISTA A PILOTO DE AEROLÍNEA, PILOTO COMERCIAL Edad: 36 años Lugares de estudio: Escuela aeronáutica de Melilla Título obtenido: Piloto comercial Cómo fue el proceso por el cual te decidiste a ser

Más detalles

Taller: Análisis gráfico de situaciones dinámicas. Por: Ricardo De la Garza González, MC.

Taller: Análisis gráfico de situaciones dinámicas. Por: Ricardo De la Garza González, MC. Taller: Análisis gráfico de situaciones dinámicas Por: Ricardo De la Garza González, MC. Agenda Introducción La ciencia escolar Enfoque epistémico Modelo de Giere Breve semblanza histórica del estudio

Más detalles

Unidad didáctica 1. Normalización. Formatos de papel, márgenes, cuadro de rotulación, unidades de medida, escalas y acotación.

Unidad didáctica 1. Normalización. Formatos de papel, márgenes, cuadro de rotulación, unidades de medida, escalas y acotación. Unidad didáctica 1. Normalización. Formatos de papel, márgenes, cuadro de rotulación, unidades de medida, escalas y acotación. 1.1 Tamaños normalizados de papel El interés para normalizar el tamaño del

Más detalles

Tema 2. Espacios Vectoriales. 2.1. Introducción

Tema 2. Espacios Vectoriales. 2.1. Introducción Tema 2 Espacios Vectoriales 2.1. Introducción Estamos habituados en diferentes cursos a trabajar con el concepto de vector. Concretamente sabemos que un vector es un segmento orientado caracterizado por

Más detalles

QUÉ TAN DIFÍCIL ES AHORRAR PARA LOS COLOMBIANOS?

QUÉ TAN DIFÍCIL ES AHORRAR PARA LOS COLOMBIANOS? 0 QUÉ TAN DIFÍCIL ES AHORRAR PARA LOS COLOMBIANOS? "El ahorro consiste en poner cuidado y escrúpulo al gastar los medios de que se dispone. No es una virtud y no requiere destreza ni talento Kant. Desde

Más detalles

MOMENTO LINEAL OBJETIVOS

MOMENTO LINEAL OBJETIVOS MOMENTO LINEAL OBJETIVOS Comprender el significado físico de momento lineal o cantidad de movimiento como medida de la capacidad de un cuerpo de actuar sobre otros en choques. ( movimientos unidimensionales)

Más detalles

SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS DE LA UNIDAD

SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS DE LA UNIDAD Pág. Página 5 PRACTICA Completa los siguientes sistemas de ecuaciones para que ambos tengan la solución =, =. + 7 = + = a) b) 4 = Sustituimos en cada ecuación =, = operamos: + = a) b) 4 = 0 Comprueba si

Más detalles

Ca pí tu lo X: De la Bi blio te ca y Cen tro de Re cur sos pa ra el Apren di za je

Ca pí tu lo X: De la Bi blio te ca y Cen tro de Re cur sos pa ra el Apren di za je Ca pí tu lo X: De la Bi blio te ca y Cen tro de Re cur sos pa ra el Apren di za je Ar tí cu lo 10.1 Los es tu dian tes tie nen el de re cho a usar li bre men te la Bi blio te ca de la Uni ver si dad y

Más detalles

4Soluciones a los ejercicios y problemas PÁGINA 96

4Soluciones a los ejercicios y problemas PÁGINA 96 Soluciones a los ejercicios y problemas PÁGINA 96 Pág. P RACTICA Interpretación de gráficas Pepe y Susana han medido y pesado a su hijo, David, cada mes desde que nació hasta los meses. Estas son las gráficas

Más detalles

4. QUÉ TIPOS DE ÓRDENES SE UTILIZAN AL OPERAR CON FUTUROS?

4. QUÉ TIPOS DE ÓRDENES SE UTILIZAN AL OPERAR CON FUTUROS? 39 4. QUÉ TIPOS DE ÓRDENES SE UTILIZAN AL OPERAR CON FUTUROS? 4.1 Se puede apostar a que el mercado sube o a que el mercado baja? Sí, se pueden realizar operaciones que busquen aprovechar tanto las subidas

Más detalles

VI CO CURSO ACIO AL DE TALE TOS E FISICA 2010 1 de 10

VI CO CURSO ACIO AL DE TALE TOS E FISICA 2010 1 de 10 VI CO CURSO ACIO AL DE TALE TOS E FISICA 2010 1 de 10 Instrucciones: Al final de este examen se encuentra la hoja de respuestas que deberá contestar. o ponga su nombre en ninguna de las hojas, escriba

Más detalles

UNIDAD 1 LAS LEYES FINANCIERAS DE CAPITALIZACIÓN DESCUENTO

UNIDAD 1 LAS LEYES FINANCIERAS DE CAPITALIZACIÓN DESCUENTO - 1 - UNIDAD 1 LAS LEYES FINANCIERAS DE CAPITALIZACIÓN Y DESCUENTO Tema 1: Operaciones financieras: elementos Tema 2: Capitalización y descuento simple Tema 3: Capitalización y descuento compuesto Tema

Más detalles

Máximo o mínimo de una función

Máximo o mínimo de una función Análisis: Máimos, mínimos, optimización 1 MAJ00 Máimo o mínimo de una función 1. Dados tres números reales cualesquiera r 1, r y r, hallar el número real que minimiza la función D( ) ( r ) ( r ) ( r 1

Más detalles

Alumno: Sergi Ruiz Sánchez. Tutora: Noelia Rojas Sedeño I.E.S Juan del Villar (Arjonilla)

Alumno: Sergi Ruiz Sánchez. Tutora: Noelia Rojas Sedeño I.E.S Juan del Villar (Arjonilla) Alumno: Sergi Ruiz Sánchez Tutora: Noelia Rojas Sedeño I.E.S Juan del Villar (Arjonilla) ÍDICE. Introducción (El por qué de este trabajo).. Historia de los aviones de papel.. Recogida de datos.. Competición

Más detalles

INDICE 3. CALCULO Y DISEÑO DE LAS LINEAS DE REFRIGERANTE 3.1.1. PERDIDA DE PRESION 3.1.2. RETORNO DEL ACEITE AL COMPRESOR 3.1.3.

INDICE 3. CALCULO Y DISEÑO DE LAS LINEAS DE REFRIGERANTE 3.1.1. PERDIDA DE PRESION 3.1.2. RETORNO DEL ACEITE AL COMPRESOR 3.1.3. Cálculo y Diseño de Líneas de Refrigerante INDICE 0. INTRODUCCION 1. PRINCIPIOS BASICOS 2. MATERIAL 3. CALCULO Y DISEÑO DE LAS LINEAS DE REFRIGERANTE 3.1. LINEA DE ASPIRACION 3.1.1. PERDIDA DE PRESION

Más detalles

EL ATLETISMO 1. LUGARES DÓNDE SE PRACTICA.

EL ATLETISMO 1. LUGARES DÓNDE SE PRACTICA. EL ATLETISMO 1. LUGARES DÓNDE SE PRACTICA. El atletismo puede practicarse en diferentes espacios: Estadio al aire libre. En él hay una pista ovalada de 400 metros de perímetro interior, por la que tienen

Más detalles

FUNCIONES DE UNA VARIABLE Julián de la Horra Departamento de Matemáticas U.A.M.

FUNCIONES DE UNA VARIABLE Julián de la Horra Departamento de Matemáticas U.A.M. FUNCIONES DE UNA VARIABLE Julián de la Horra Departamento de Matemáticas U.A.M. 1 Introducción Una de las primeras necesidades que surgen en las Ciencias Experimentales es la de poder expresar los valores

Más detalles

2 )d = 5 kg x (9,8 m/s 2 + ( ) 2

2 )d = 5 kg x (9,8 m/s 2 + ( ) 2 Solucionario TRABAJO, ENERGIA Y POTENCIA MECANICA 1.- Calcular el trabajo realizado al elevar un cuerpo de 5 kg hasta una altura de 2 m en 3 s. Expresar el resultado en Joule y en erg. Voy a proponer dos

Más detalles

PROYECTO CARRO HIDRAULICO

PROYECTO CARRO HIDRAULICO PROYECTO CARRO HIDRAULICO WILSON YESID GUERRA PAEZ COD 2901 SASKIA CATERIN MORATO HENAO COD 872 ESCUELA COLOMBIANA DE CARRERAS INDUSTRIALES (ECCI) TECNOLOGIA EN GESTION DE PROCESOS INDUSTRIALES SEMESTRE

Más detalles

Mecánica I, 2009. Trabajo efectuado por una fuerza constante. Trabajo hecho por una fuerza variable

Mecánica I, 2009. Trabajo efectuado por una fuerza constante. Trabajo hecho por una fuerza variable Departamento de Física Facultad de Ciencias Universidad de Chile Profesor: Gonzalo Gutiérrez Ayudantes: Uta Naether Felipe González Mecánica I, 2009 Guía 5: Trabajo y Energía Jueves 7 Mayo Tarea: Problemas

Más detalles

Capítulo 4. FLEXIÓN PURA Y FLEXIÓN SIMPLE

Capítulo 4. FLEXIÓN PURA Y FLEXIÓN SIMPLE Roberto Imaz Gutiérrez. Este capítulo se publica bajo Licencia Creative Commons BY NC SA 3.0 Capítulo 4. FLEXIÓN PURA Y FLEXIÓN SIMPLE 4.1 GENERALIDADES Se dice que una pieza está sometida a flexión pura

Más detalles