TEMA 3 ASISTENCIA Y MANEJO DE LA VIA AEREA Y VENTILACION EN EL POLITRAUMATIZADO.

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "TEMA 3 ASISTENCIA Y MANEJO DE LA VIA AEREA Y VENTILACION EN EL POLITRAUMATIZADO."

Transcripción

1 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 71 TEMA 3 ASISTENCIA Y MANEJO DE LA VIA AEREA Y VENTILACION EN EL POLITRAUMATIZADO. Iván Mª Ortega Deballon. Pedro Antonio Serrano Arias MANEJO DE VIA AEREA. Para sobrevivir, el ser humano necesita un aporte continuo de oxígeno y llevar a cabo la adecuada eliminación de dióxido de carbono. Esta es la principal, aunque no única, misión del sistema respiratorio. Trabajando en estrecha colaboración e interdependencia con el sistema cardiovascular se asegura además de la función respiratoria el transporte de los gases que la conforman por todo el organismo. Cuando llevamos a cabo una evaluación de la respiración, estamos llevando a cabo un análisis en términos de intercambio gaseoso a nivel alveolar. Ésto recibe el nombre de respiración externa. No obstante, una interpretación más amplia del término respiración incluye también la reacción metabólica del oxígeno con la glucosa en el interior de las células. Si esta función es vital para el ser humano, como podemos comprender, cualquier alteración o afuncionalidad debe ser entendida como urgencia en términos de salud. Ahora bien, la abolición total o inexistencia de la función respiratoria en un paciente nos sitúa frente a una situación mucho más grave como es una emergencia vital. Sólo un correcto manejo de la vía aérea y la utilización de determinadas maniobras y técnicas específicas permitirán resolver con éxito este suceso. Para ello, debemos estar correctamente preparados y ésto exige una comprensión y estudio de determinadas habilidades que vamos a intentar conocer o recordar. En ello nos va la vida. El tracto respiratorio comienza en la nariz y termina en los alvéolos, verdaderas unidades intercambiadoras de gases de los pulmones. El resto de los elementos del aparato respiratorio actúan casi en su totalidad como conductos del aire. Este tracto respiratorio se divide, a su vez, en dos partes: tracto respiratorio o vía aérea superior

2 72 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) (boca-nariz, faringe y laringe) y tracto respiratorio o vía aérea inferior (tráquea, bronquios, árbol bronquial y alvéolos) Vía aérea superior (boca-nariz, faringe y laringe) El aire, a su paso por la vía aérea superior es calentado, humidificada y filtrado. La suciedad, polvo y bacterias son retenidas por una capa mucosa que rodea el tracto respiratorio y sus cavidades y por medio de unas pestañas similares a los cabellos aunque de menor longitud llamados cilios. Los pequeños pelos que encontramos a la entrada de la nariz y cuya función es la filtración reciben el nombre de vibrisas. Si bien el aire se humedece a lo largo de todo el tracto respiratorio, no debemos olvidar que ésto ocurre en mayor medida en la mucosa nasal. Por esta razón, si se puentea esta estructura debido a una traqueotomía o por la inserción de un tubo endotraqueal, deberemos asegurar por medios artificiales la humedad del aire que recibe el paciente. La faringe se extiende desde la parte posterior de la nariz hasta el esófago y la laringe. Anatómicamente se divide en nasofaringe (zona próxima a la nariz), orofaringe (porción próxima a la boca) y laringofaringe (en su unión con esta última). Su función y estructura muscular permiten que se cierre y abra durante la inspiración, espiración y deglución. La laringe es un fuerte tubo cartilaginoso anterior al extremo proximal de la tráquea. Existen dos pares de pliegues en su luz. El inferior corresponde a las cuerdas vocales verdaderas. La parte superior está cerrada por un cartílago en forma de hoja denominado epiglotis. Éste se cierra de forma refleja durante la deglución o vómito evitando el paso de alimento o líquido al árbol bronquial y los pulmones Causas de obstrucción de la vía aérea Podemos llevar a cabo una clasificación de la etiología de la obstrucción de la vía aérea en el paciente politraumatizado, siguiendo las recomendaciones asistenciales ante este tipo de pacientes dado por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (S.E.M.E.S). Así, encontramos las siguientes causas: a) Alteración del nivel de conciencia: bien a consecuencia de una intoxicación por cualquier tipo de sustancia o bien, siendo más propio y usual en el paciente traumático, por TCE. b) Traumatismos craneales (ya comentados), faciales y/o cervicales: los traumatismos de cabeza, cuello y cara pueden provocar obstrucción de la vía

3 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 73 aérea siendo ésta, en ocasiones, muy grave. Los traumatismos faciales de partes blandas pueden conllevar una obstrucción por edema de estructuras linguales y orofaríngeas. Si el traumatismo facial provoca fracturas de la estructura ósea, utilizamos la clasificación de Le Fort con sus tres grados (I, II y III) siendo el último el que de forma más evidente conllevará una obstrucción de la vía aérea secundaria a la luxación cráneo-facial concomitante. Un obstáculo más al manejo de la vía aérea en los traumatismos faciales es la hemorragia que suele acompañarlos, en ocasiones masiva debido a la importante vascularización de esta zona anatómica. Dentro de los traumatismos cervicales cerrados, la fractura de cricoides es la que con más frecuencia provoca una obstrucción de la vía aérea. Puede llegar a producirse una separación laringo-traqueal, que exige máxima cautela y destreza en el manejo de este tipo de pacientes. c) Grandes quemados: los pacientes con una gran superficie corporal quemada o con quemaduras faciales o cervicales, o bien los que han sufrido un síndrome de inhalación de humos tóxicos o calientes presentan un claro riesgo de edema glótico que desencadena una obstrucción progresiva de la vía aérea Actuación ante una obstrucción de vía aérea en politraumatizado Para aliviar la obstrucción de la vía respiratoria superior debido a un desplazamiento de la lengua hacia la parte posterior de la faringe o a una oclusión por la epiglotis a nivel de la laringe o a ambas cosas deberemos proceder, en primer lugar, a un tratamiento postural. No olvidaremos jamás que nos encontramos ante un paciente traumatizado y que, cualquier maniobra a realizar deberá respetar la posición neutral del eje cabeza-cuello-tronco. En nuestra aproximación al paciente, y focalizando nuestra atención en su vía aérea, deberemos buscar signos de obstrucción total o parcial de la misma. Así, objetivaremos la existencia o no de: 1.- Cuerpos extraños. 2.- Lesiones faciales. 3.- Lesiones faringo-traqueales. La apertura de la vía aérea se realizará mediante la maniobra de elevación mentoniana, con suavidad para evitar desplazamientos del canal medular como profilaxis a posibles lesiones cervicales inestables. No olvidemos que todo paciente con alteración de la conciencia y/o con trauma por encima de la clavícula deberá ser considerado traumatizado. Máxime si conocemos el mecanismo lesional o el escenario circundante al suceso.

4 74 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) Existe un porcentaje de pacientes a los que la maniobra aislada de la elevación mentoniana no asegura la permeabilización de su vía aérea y cuya especial anatomía de cabeza-cuello u otras malformaciones exigen una elevación desde el arco mandibular e incluso una subluxación del maxilar inferior. De cualquier manera, deberemos asegurar la tracción cervical en dirección cefálica con una fuerza de unos 10 Kg. Hecho esto, el siguiente paso consistirá en observar la existencia de cuerpos extraños de cualquier origen y consistencia eliminándolos siempre que ello sea posible de forma sencilla y el objeto o sustancia sea claramente visualizada. La mejor técnica es la del barrido digital desde el fondo de la orofaringe hacia su salida al exterior. Sólo después de haber conseguido una desobstrucción podremos pasar a utilizar dispositivos para mantener la permeabilización o aislamiento, según su grado de invasividad, de la vía aérea. Como única excepción a lo comentado, daremos soporte respiratorio a una persona cuya obstrucción no podemos solucionar siempre que se hayan empleado todos los medios y procedimentos que vamos a ver para conseguir dejar expedita (al menos parcialmente) la vía aérea. De cualquier modo, hay que reconocer que una obstrucción (si es total de forma aún más evidente) no solucionada nos hace presagiar un resultado nefasto de cualquier soporte respiratorio que queramos dar siempre que obviemos soluciones quirúrgicas que no podemos prestar en condiciones normales. Por ello, todo nuestro empeño

5 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 75 debe encaminarse, en primer lugar, a conseguir solucionar la obstrucción de cualquier tipo que exista en la vía aérea de nuestro paciente. Las indicaciones de todas y cada una de las maniobras que persiguen la desobstrucción de la vía aérea buscan aliviar una serie de signos y síntomas: el paciente presenta repentinamente incapacidad para hablar, muestra el signo universal del ahogo (mano al cuello), tiene un flujo de aire en la fase inspiratoria claramente ruidoso, utiliza los músculos accesorios al respirar y la alteración en su función respiratoria se objetiva en una coloración cianótica de piel y mucosas. Conviene recordar que pueden existir contraindicaciones a determinadas maniobras de desobstrucción de la vía aérea. En el caso de nuestro paciente traumatizado, la más evidente es la movilización sin las precauciones debidas de su cuerpo o partes del mismo. Por ello, la consideración de paciente traumático será tenida en cuenta al realizar cualquier tipo de maniobra. Dicho ésto, añadiremos que, en un paciente consciente en general, una tos voluntaria puede ser el mejor método para conseguir un aumento de la presión intratorácica que haga exteriorizar cualquier objeto extraño. Asimismo, las compresiones torácicas no deberán emplearse en persona con lesión torácica que altere o pueda alterar su patrón respiratorio (trauma torácico, contusión cardíaca, fractura de esternón). Las compresiones torácicas pueden ser necesarias cuando las abdominales (propias del protocolo de actuación) son anatómicamente imposibles debido a embarazo en avanzado estado de gestación u obesidad considerable. La colocación correcta de la mano, es primordial para evitar la lesión de órganos o estructuras subyacentes. Por último, hay que insistir en que la extracción digital de objetos extraños solo se llevará a cabo cuando sea posible sin especiales dificultades y siempre que visualicemos de forma directa el objeto para evitar enclavamientos distales que empeorarían una situación ya de por sí crítica. PROCEDIMIENTO: (Maniobra de Heimlich) 1.- El paciente puede encontrarse sentado, de pie, o en decúbito supino. 2.- Aspiraremos o extraeremos por barrido digital (previa protección con mecanismos de barrera) la sangre o moco que pueda visualizarse en la boca del paciente. 3.- Extraeremos cualquier pieza dentaria o prótesis rota o mal ajustada. 4.- Nos pondremos, normalmente, a horcajadas sobre el paciente (recordemos que nuestro paciente es traumático y la posición de bipedestación ni es estable ni es la más indicada en este casos), sentándonos a la altura de sus muslos (si existe traumatismo en cintura pélvica o miembros inferiores evitaremos cualquier apoyo sobre la víctima).

6 76 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) 5.- Colocar una mano sobre otra con la prominencia tenar (talón) de la mano inferior contra el abdomen del paciente en la parte inmediatamente inferior al final del apéndice xifoides y siempre por encima de la zona periumbilical. 6.- Presionar de forma firme y rápida comprimiendo el abdomen en posición interior y dirección cefálica. Se aconsejan series de 5 compresiones para aliviar la obstrucción de la vía aérea. Hecha la primera serie, se reevaluará la vía aérea. Nota: Con embarazadas o en pacientes obesos, la maniobra se realizará a nivel torácico, en el mismo punto de compresión del masaje torácico externo que aplicamos en la PCR (tercio medioesternal sobre el apéndice xifoides). La presión se realizará de forma perpendicular a la columna vertebral sin ser tan intensa como la que se lleva a cabo en la RCP. Debemos tener en cuenta que si la obstrucción de la vía aérea es parcial, la ventilación debe ser primordial frente a esta maniobra ya que aseguramos un paso, de oxígeno hacia el paciente. Por ello, cada 5 compresiones conviene, en este caso, ventilar o insuflar (según la situación) a la víctima. En caso de obstrucción total y tras realizar 3 series de 5 compresiones, se debería desistir y buscar alternativas (punción cricotiroidea o, no siendo posible, traslado sin demora) ya que la supervivencia dependerá de la rapidez en que se reinstaure la función respiratoria Actuación en vía aérea Como ha explicado recientemente el Grupo de Trabajo de Asistencia Inicial al Paciente Traumático de la S.E.M.E.S, el manejo de la vía aérea ha sufrido un avance

7 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 77 espectacular en los últimos 25 años. La aparición de la intubación de secuencia rápida con soporte farmacológico en situación de urgencia o emergencia ha revolucionado esta técnica vital. La primera descripción del uso de relajantes musculares para proceder a la intubación en un Servicio de Urgencias data de En estos casi ya 30 años, el entrenamiento y conocimiento por parte del personal de esos servicios ha tenido una expansión creciente. La atención de la vía aérea constituye un aspecto esencial en el enfermo con trauma grave y en cualquier crítico. Todo protocolo de actuación en paciente crítico comienza con una evaluación de la vía aérea. La razón: porque si ésta no se maneja de forma adecuada, cualquier otra maniobra que podamos realizar posteriormente será estéril y fracasaremos. Dado que la principal causa de obstrucción de la vía aérea, como ya hemos visto, es el descenso del nivel de conciencia en el paciente traumático, la pregunta más útil con la que podemos iniciar nuestra actuación es: Cómo está Ud?. La falta de respuesta implica una alteración del nivel de conciencia. Una respuesta audible nos indica que, en principio, la vía aérea permanece permeable. Reconocer la vía aérea supone: MIRAR: para ver si el paciente está agitado u obnubilado; la agitación debe sugerir hipoxia, y el estupor hipercapnia. Observaremos signos de dificultad respiratoria como aleteo nasal, tiraje costal, depresión de las fosas supraesternales y supra claviculares, bamboleo toraco-abdominal, coloración de piel y mucosas, etc. ESCUCHAR: ruidos anormales, quejido, estridor, disfonía, etc. que se asocian a cuadros obstructivos parciales. SENTIR: la presencia del movimiento del aire con cada respiración. A) APERTURA DE VIA AEREA Ya hemos hablado anteriormente de las maniobras de inmovilización que se deben llevar a cabo para asegurar la neutralidad del eje cabeza-cuello-tronco al evaluar la función respiratoria del paciente traumatizado. Recordemos que, además de la sencilla maniobra de frente-mentón, existe la triple maniobra (que añade la elevación del arco mandibular inferior) y la triple maniobra modificada (especialmente indicada en este tipo de pacientes) en la que se mantiene la tracción cervical mientras se lleva a cabo la apertura de la vía aérea y puede conllevar, o no, subluxación mandibular. La maniobra por excelencia que se enseña para llevar a cabo la apertura de la vía aérea es la de dedos cruzados o cross finger. Consiste simplemente en posar las yemas de nuestros dedos (siempre protegidos con guantes) índice y anular o pulgar e índice en la base de las piezas dentarias frontales y hacer un movimiento de cruce de dedos, consiguiendo vencer la pequeña resistencia, propia de una musculatura hipo-

8 78 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) tónica o atónica, a la apertura bucal. La otra opción, quizás más arriesgada por el peligro de ser mordido quien la lleva a cabo, es introducir el dedo índice por la una comisura de la boca pegándolo a la mucosa bucal hasta llegar a la zona de las cordales donde presionamos para facilitar la apertura de la orofaringe. Con el ánimo de seguir una sistemática en la exposición, conviene insistir en la apertura de la vía aérea como paso primordial para llevar a cabo una evaluación completa de la funcionalidad y calidad del patrón respiratorio del paciente. Persiguiendo la caída, por hipotonía o atonía, de la lengua hacia atrás con la consiguiente obstrucción de la vía aérea superior, llevaremos a cabo su apertura manual mediante las ya comentadas maniobras de frente-mentón o, más concretamente en el paciente traumático al que nos referimos, la triple maniobra modificada. La maniobra frente-mentón parte de una posición inicial de decúbito supino con miembros superiores alineados junto al tórax (posición de RCP) y colocando nuestra mano dominante sobre la frente del paciente, introducimos los dedos de la otra mano bajo el arco mandibular inferior de la víctima traccionando de esta para superar la resistencia lógica de atonía o hipotonía muscular que le impide a nuestro paciente hacerlo espontáneamente. La mano dominante, al mismo tiempo, desplaza levemente la frente hacia atrás. Es, precisamente, en este movimiento, donde forzamos una hiperextensión de la columna cervical. Por ello, en todo paciente que sospechamos traumático, utilizamos la triple maniobra modificada. La triple maniobra modificada evita la hiperextensión, flexión y rotación del eje cabeza-cuello principalmente. Para llevarla a cabo, nos colocaremos (con la víctima en posición de RCP) tras la cabeza del paciente. Situaremos ambas manos en forma de garra tras cada una de las ramas ascendentes de su maxilar inferior, y usando los pulgares como balancín que estarán apoyados en su zona malar. Con una fuerza de tracción que ejerceremos en el arco mandibular inferior con los dedos 4º y 5º de ambas manos, conseguiremos desplazar la mandíbula hacia delante, permeabilizando la vía aérea. Durante la maniobra, cabeza y cuello deben permanecer perfectamente alineados y se debe ejercer una tracción en dirección cefálica que ha de ser mantenida en todo momento.

9 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 79 B)MANTENIMIENTO DE LA VIA AEREA 1º.- Inserción de una vía aérea oral (cánula orofaríngea o tubo de Mayo o Guedel). Este dispositivo, está indicado en pacientes inconscientes con pérdida de la tonicidad muscular a nivel submandibular, que puede provocar una obstrucción de la vía respiratoria. Es de gran utilidad cuando no podemos mantener la postura de basculación de cabeza y tracción mandibular además de tracción cervical, pasando a sustituirse cuando necesitamos realizar nuevas técnicas o maniobras sobre el paciente y hay poco personal de asistencia, con la ayuda de collarines cervicales de tracción además de la introducción de la cánula que nos referimos. Se debe utilizar cuando llevamos a cabo la ventilación del paciente con un dispositivo bolsa-válvula-mascarilla. Así evitamos o reducimos, al menos, el riesgo de insuflación gástrica. Puede usarse de forma accesoria a la intubación endotraqueal, para que el paciente intubado no muerda el tubo (función de mordedor o abrebocas). Existen una serie de situaciones en que está contraindicado el uso de la cánula orofaríngea como son: paciente consciente o en estado de semiinconsciencia siempre que no tenga abolido el reflejo nauseoso o faríngeo (ya que la provocación del vómito puede complicar la situación de nuestra vía aérea y obstruirla provocándose broncoaspiración, incluso, del propio vómito por el paciente). Del mismo modo, es preciso utilizar el tamaño adecuado ya que una cánula orofaríngea de diferente tamaño puede no ejercer su función (demasiado corta) o lesionar la mucosa o incluso comprimir la lengua contra la faringe y provocar una obstrucción de la vía aérea (demasiado larga). El procedimiento de colocación es sencillo: se coloca al paciente en decúbito supino. Se procede a limpiar la vía aérea de cualquier elemento extraño y se procede

10 80 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) a seleccionar el tamaño apropiado de la cánula, alineándola junto a la cara del paciente de forma que el reborde externo quede sobre la comisura de los labio y la parte más interna o dista coincida con el arco mandibular. La técnica para la inserción exige que la cánula se presente invertida a lo que será su posición final en el interior de la boca. Así salvamos la curvatura del paladar. A medida que la zona distal de la cánula se acerca a la pared posterior de la faringe, la rotaremos 180º, quedando entonces en la posición adecuada. No suele ser preciso utilizar depresor lingual para facilitar la entrada de la cánula, pero es una opción a considerar en casos de contracción muscular involuntaria. Unicamente queda hacer un apunte para el paciente pediátrico: en este caso, la cánula se introduce desde el principio sin rotar 180º, estos es, en la posición que quedará finalmente. Y ello es así atendiendo a la especial anatomía de la orofaringe del niño (que no exige salvar la concavidad). Por supuesto, no olvidemos que estamos ante un paciente traumático y, por tanto, la técnica de inserción de la

11 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 81 cánula deberá llevarse a cabo asegurando, en todo momento, la estabilidad del eje cabeza-cuello-tronco. 2º.- Inserción de una vía aérea nasal (cánula nasofaríngea). Esta opción se encuentra indicada en los siguientes casos: cuando el uso de una vía aérea orofaríngea está contraindicado por encontrarse consciente o semiinconsciente pero con reflejo faríngeo conservado; cuando el paciente sufre un traumatismo facial grave que dificulta técnicamente la introducción de otros dispositivos para permeabilizar o aislar la vía aérea. (siempre que se encuentre intacta la zona nasal y el paso a la lámina cribosa del etmoides). Aunque el reflejo faríngeo es más difícil de estimular, no debemos olvidar que por vía nasal también podemos provocar el vómito del paciente. Asimismo, una cánula nasofaríngea demasiado larga puede provocar insuflación gástrica e hipoventilación. También puede darse epistaxis que desemboque en broncoaspiración sanguínea. Es fundamental recordar que la vía aérea nasal no debe emplearse jamás en casos de fracturas faciales que causen obstrucción nasal o en caso de fracturas de base de cráneo con afectación de la lámina cribosa del etmoides ya que existe riesgo evidente de introducir el dispositivo en la cavidad craneal, además de que en pacientes en apnea es ineficaz. Para la inserción de la cánula, prepararemos al paciente en posición supina y tras descartar la presencia de traumatismos en las fosas nasales o de desviación de tabique o bien de cualquier cuerpo extraño, seleccionaremos y lubricaremos la vía aérea nasal. La cánula debe orientarse a lo largo del suelo de la ventana nasal y con el bisel distal enfrentado al tabique. Si se encuentra resistencia, una rotación ligera del tubo puede facilitar su paso a medida que el dispositivo se acerca a la hipofaringe. Es útil mantener un desplazamiento anterior de la mandíbula mediante empuje del mentón, tracción mandibular o ambos, para asegurar una colocación correcta.

12 82 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) 3º.- Ventilación con balón-válvula-mascarilla. Esta indicada en los casos en que se busca proporcionar soporte ventilatorio de presión positiva en presencia de respiraciones inadecuadas o apnea. Hay que evitar una excesiva presión en la vía aérea o volúmenes corrientes que puedan provocar distensión gástrica o neumotórax. Asimismo, es importante elegir la mascarilla que se adapte bien y proporcione un buen sellado. Con frecuencia es necesaria la presencia de dos personas para dar una ventilación adecuada a un paciente no intubado.: una mantendrá la vía aérea

13 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 83 permeable y el sellado de la mascarilla al paciente mientras que la otra persona llevará a cabo la ventilación por presión del balón. Los pasos a seguir son: conectar el tubo de oxígeno al caudalímetro y seleccionar el flujo oportuno. Recordemos que si utilizamos reservorio de oxígeno, podemos administrar este a concentraciones muy cercanas al 100 % si empleamos flujos altos (10-15 litros/min.). Sin el reservorio, las concentraciones y, por tanto la eficacia del soporte ventilatorio, disminuirá a la mitad (40-50%). Conectar el tubo de oxígeno a la espita de toma del dispositivo de ventilación. Seleccionar el tipo de mascarilla que se adapte mejor al paciente y asegurar su unión al balón. Cerciorarnos de la llegada de oxígeno y de la creación de presión positiva ventilando un par de veces sobre la palma de nuestra mano. Colocados tras la cabeza del paciente, posaremos la mascarilla sobre su cara, cubriendo la nariz y la boca así como la punta del mentón. El contorno más estrecho de la mascarilla se adapte sobre el puente de la nariz de la víctima.. Mantener con firmeza la mascarilla con el pulgar sobre la nariz del paciente, mientras el dedo índice asegura la unión al mentón. El resto de los dedos se distribuyen sobre el borde óseo de la mandíbula facilitando la tracción y sellado. Es preciso indicar que el entrenamiento es primordial y que dependerá de ello el éxito así como de otros factores (tamaño de la mano del asistente, fuerza y resistencia física, etc.). En cualquier caso, existe la alternativa de la técnica llevada a cabo por dos personas o reanimadores. Mientras una asegura la vía aérea permeable y sella la mascarilla con

14 84 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) ambas manos, la otra lleva a cabo la ventilación y observa la elevación del tórax, coloración de la piel, ruidos, resistencias. Esta segunda opción suele asegurar una ventilación cualitativamente más eficaz. El ascenso y descenso simétrico y suave del tórax indica un volumen corriente y un sellado de la mascarilla adecuados. 4º.- Intubación orotraqueal. La intubación de la tráquea sigue constituyendo la técnica fundamental para permeabilizar la vía aérea. Mediante la intubación y el hinchado del neumobalón, conseguimos los dos propósitos esenciales de la técnica, es decir, permeabilizar la vía aérea y asegurar una ventilación-oxigenación eficaz, y por otro lado proteger la vía aérea de cuerpos extraños (sangre, vómito). Algunos aspectos esenciales, aportados por la SE- MES, a tener en cuenta antes de conocer la técnica son: Previamente a la intubación, debe siempre ventilarse con mascarilla y bolsaválvula-reservorio de oxígeno. La ventilación con mascarilla no debe prolongarse en el tiempo ya corre el peligro de insuflar al estómago con el consiguiente riesgo de vómito y broncoaspiración. Debe retirarse el collarín cervical previamente a la intubación, pues el soporte mandibular puede llegar a imposibilitar la técnica. El asistente debe in-

15 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 85 movilizar el cuello con sus manos, con una tracción en dirección cefálica suficiente (unos 10 Kg. en el adulto). La intubación es una técnica de dos personas: operador y asistente. Este último puede facilitar la técnica mediante algunas maniobras sencillas como la de Burp-Sellick, que consiste en comprimir el cartílago cricoides hacia abajo, hacia atrás y hacia la derecha del paciente. Hay ocasiones en que la técnica puede verse facilitada por, el uso de sedación-hipnosis, relajación muscular (caso obligatorio en el paciente con TCE). La intubación se encuentra globalmente indicada en los siguientes supuestos: a) En TCE: Con puntuación en la Escala de Coma de Glasgow igual o menor a 8. Con Escala de Glasgow motora menor de 5. Pérdida de reflejos protectores de la vía aérea. Necesidad de sedación por agitación. Deterioro progresivo de la conciencia. Traslado a centro hospitalario con ECG menor de 12 derivaciones. Presencia de convulsiones. Focalidad neurológica. Presencia de apnea o respiración irregular. Ante la menor duda de que la ventilación no es eficaz. b) En Insuficiencia Respiratoria: Saturación de oxígeno menor del 90 % con oxigenoterapia (mascarilla tipo Venturi al 50 %). Hipercapnia no permisible (que condicione un PH menor de 7,2). Trabajo respiratorio evidente (tiraje, taquipnea, hipoventilación) c) En Quemados: Pacientes con una Superficie Corporal Quemada (SCQ) mayor del 50 %. Quemaduras cérvico-faciales profundas. Quemaduras evidentes en la vía aérea. Quemaduras cutáneas de tercer grado graves y extensas. El equipo que vamos a necesitar para esta técnica será: Tubos endotraqueales de 1 a 4 mm sin neumobalón (pediátricos). Tubos endotraqueales de 6 a 9 mm con tamaños intermedios, con neumobalón. El cálculo del tamaño lo realizaremos tomando como referencia el dedo meñique

16 86 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) del paciente. Para un hombre adulto, el tamaño normal es de 8-8,5 mm mientras que para la mujer bastará con 7,5 mm. Mango de laringoscopio con pilas de repuesto. Palas de laringoscopio curvas y rectas (tamaños 1 a 4). Fiadores. Jeringa de 10 cc para insuflar el neumobalón. Lubricante o gel de lidocaína. Fármacos para llevar a cabo una secuencia rápida y eficaz de sedo-analgesia y relajación. Vendas, esparadrapo o cinta de seda para asegurar el tubo. Fonendoscopio para auscultar los campos pulmonares y asegurar la correcta ubicación del tubo. Equipo de soporte: balón-válvula-mascarilla con reservorio, equipo de aspiración, fuente de oxígeno y sistemas conectores, sonda de capnómetro adaptable al tubo (opcional), pulsioxímetro con monitor. PROCEDIMIENTO: 1.- Valorar el color y estado de ventilación del paciente antes de proceder a la intubación. 2.- Iniciar la hiperventilación con oxígeno al 100 % usando un dispositivo de balón-válvula-mascarilla. 3.- Administrar la secuencia farmacológica oportuna (sedo-analgesia-relajación muscular). 4.- Sujetar al paciente, si procede, para evitar una extubación accidental. 5.- Inflar el neumobalón para comprobar su integridad y desinflarlo totalmente después.

17 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO Tener cerca un equipo de aspiración preparado. 7.- Hiperventilar al paciente durante 3 a 5 min. con una concentración lo más próxima al 100 %. 8.- Procurar en todo momento la estabilización manual del eje cabeza-cuellotronco de la víctima dada su especial situación (paciente traumático). 9.- Introducir el laringoscopio siempre con la mano izquierda, desplazando así la lengua del paciente hacia el lado izquierdo. En un movimiento uniforme, se debe introducir la pala y elevarla alejándola del intubador pero nunca utilizando como punto de apoyo los dientes de la víctima ni ejerciendo palanca sobre los mismos En esta posición deberemos intentar visualizar las cuerdas vocales y la laringe. Si las cuerdas no son visibles, una presión externa sobre el cricoides en dirección interior (maniobra de Sellick) puede llevar la glotis al campo visual. Aunque esta maniobra es útil para facilitar la intubación, su verdadera

18 88 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) finalidad, y es interesante conocerlo, era prevenir la aspiración por emesis al ocluir el esófago durante esta maniobra invasiva.

19 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO Dirigir el tubo endotraqueal a través de las cuerdas evitando traumatizarlas, y utilizando nuestra mano derecha. El tubo debe introducirse hasta que el neumobalón desaparezca a través de las cuerdas y 1 cm. más allá Extraer el laringoscopio sin soltar el tubo endotraqueal con nuestra mano derecha. foto 16

20 90 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) 13.- Intentar la ventilación a través del tubo endotraqueal Comprobar la correcta colocación del tubo auscultando ambos hemitórax (descartamos intubaciones selectivas) y todos los campos pulmonares. También podemos auscultar el estómago a la vez que introducimos aire y observar si se evidencia distensión gástrica 15.- Asegurar el tubo y fijarlo para evitar salidas o enclavamientos involuntarios Obtener una radiografía de tórax para confirmar su correcta colocación.

21 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 91

22 92 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO)

23 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 93

24 94 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) 5º.- Intubación nasotraqueal a ciegas. Es necesario tener todo el material revisado y preparado en óptimas condiciones. Anteriormente se ha señalado en qué casos se va a optar por la vía nasal. En cualquier caso, existen unos pasos a seguir. PROCEDIMIENTO: 1.- Comprobar la luz del laringoscopio y la integridad del balón neumático inflándolo previamente. 2.- Colocaremos al paciente en decúbito supino con estricto control de la columna cervical. 3.- Proporcionaremos al paciente una preoxigenación adecuada. 4.- Elegiremos una fosa nasal permeable. Aplicaremos anestésico-vasoconstrictor en las narinas si el paciente está consciente. 5.- Lubricar el tubo nasotraqueal (usaremos un tubo endotraqueal de menor calibre) e insertarlo por uno de los orificios nasales, guiándolo suavemente hacia arriba primero para no dañar el cornete y posteriormente para dirigirlo hacia atrás y hacia la oreja, hasta la nasofaringe. 6.- Cuando el tubo llegue a la faringe, apreciaremos el paso de aire por su luz e iremos avanzándolo hasta que el sonido sea máximo indicándonos la proximidad de la tráquea. Esperaremos una inspiración del paciente para avanzar el tubo a través de la glotis. Podemos ayudarnos presionando el cartílago cricoides para facilitar la entrada del tubo en la tráquea. 7.- Después inflaremos el neumobalón con 10cc de aire y comprobaremos la correcta colocación del tubo mediante auscultación de ambos campos pulmonares, además de visualizar el movimiento de expansión de la caja torácica. Después fijaremos el tubo. SI LAS MANIOBRAS DE INTUBACIÓN SE PROLONGAN MAS DE 30 SEGUN- DOS (TIEMPO APROXIMADO EN QUE PUEDE PERMANECER EN APNEA EL INTUBADOR) SE ABANDONARA EL INTENTO Y SE HIPERVENTILARA DURAN- TE UNOS MINUTOS AL PACIENTE ANTES DE REINTENTAR LA TECNICA. 6º.- Punción cricotiroidea. Ventilación transtraqueal percutánea. Otra de las posibilidades de manejo de la vía aérea en situación de emergencia es la punción cricotiroidea que asegura una ventilación transtraqueal por punción en la piel del paciente. Presenta una serie de ventajas importantes como son: asegurar un acceso rápido a la vía aérea en situación de emergencia médica y un control de la vía aérea incluso en pacientes con distorsión de tejidos por tumor o traumatismo de cuello (como es nuestro caso) en los que determinadas maniobras se hacen complicadas.

25 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 95 Esta técnica debe ser empleada cuando fracase la intubación endotraqueal o existan contraindicaciones para proceder a una cricotiroidotomía. La contraindicación absoluta es en caso de obstrucción de la vía aérea superior al hacer mayor el riesgo de neumotórax por impedir la salida de aire de los pulmones. Existen una serie de complicaciones que pueden derivarse de esta técnica y que conviene señalar: hipoxia, aspiración, perforación esofágica, hemorragia, hematoma, perforación traqueal, enfisema subcutáneo y mediastínico, aumento del riesgo de barotraumatismo, perforación del tiroides, celulitis, desplazamiento del catéter y neumotórax principalmente. Deberemos contar con una fuente de oxígeno, un set o kit de punción cricotiroidea, ventilación a chorro (tipo jet), solución antiséptica, y cinta o esparadrapo para fijación. PROCEDIMIENTO: 1.- Colocaremos al paciente en decúbito supino y localizaremos el punto de punción entre el relieve inferior del cartílago tiroides y el superior del cricoides. 2.- Limpiar la zona con antiséptico. 3.- Estabilizar el cartílago tiroides con la mano izquierda o no dominante. 4.- Con un catéter de calibre igual o mayor a 14G conectado a una jeringa de 10 cc con 3 ml de suero salino, se realizará la punción en la línea media en sentido caudal a través de la membrana de unión de ambos cartílagos. Una vez hecha la punción y manteniendo una presión negativa con el émbolo, se dirigirá la aguja en posición caudal con una angulación de 45º 5.- Comprobada la entrada de aire a la jeringa por burbujeo evidente, se retirará la aguja y se introducirá el catéter en su totalidad.

26 96 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) 6.- Se fijará manteniendo la angulación de 45º para evitar acodamientos del catéter. 7.- Conectar mediante conexión en T a una fuente de oxígeno a un caudal de litros/min. 8.- Nunca deberemos mantener esta ventilación más de min.

27 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO Intentaremos mantener una relación I/E de 1:4 (es decir, ocluiremos el orificio de la conexión en T durante un segundo y lo liberaremos durante 4 para facilitar una exhalación pasiva). El grupo de Trabajo de Asistencia Inicial al Paciente Traumático de la S.E.M.E.S aconseja que todo equipo asistencial que atiende a este tipo de pacientes disponga al menos de un sistema alternativo para la asistencia de la vía aérea en las situaciones donde los sistemas convencionales fracasan. De entre todos estos sistemas, deberemos referirnos a los siguientes por su importancia y, cada vez, mayor uso y perfeccionamiento: a) Mascarilla Laríngea: es un sistema de ventilación supraglótica, es decir, no protege totalmente la vía aérea y puede producirse broncoaspiración. Se trata de un tubo de silicona con conector, unido a una mascarilla neumática que al hincharse se adapta sobre la glotis permitiendo la ventilación. Está diseñado para ser introducido a ciegas, sin ayuda de laringoscopio, deslizando la mascarilla por el paladar hasta encontrar una resistencia a su introducción. Esto nos indica su colocación definitiva. La punta queda anclada en el esfínter esofágico superior, las porciones laterales en los senos piriformes y su base en la base de la lengua. Existen diferentes tamaños: nº 1 hasta 2.5 para niños y nº 3 a 5 para adultos.

28 98 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) b) Combitubo: es un dispositivo bilumen por los que se permite una ventilación. Están unidas ambas luces en su parte distal. Es posible la ventilación tanto a tráquea como a esófago dependiendo de donde haya quedado alojada cada luz. Dispone de dos balones: uno esofágico o traqueal y el otro faríngeo. Si la porción distal queda en tráquea, al ventilar por la luz traqueal, esta será eficaz. Si queda alojada en esófago, la ventilación por la luz traqueal delatará su posición por ruidos a la auscultación en estómago e inexistencia de ruidos en pulmones. Sin embargo, la ventilación en este caso por la luz esofágica será efectiva ya que está provista de unas ventanas situadas tras el balón faríngeo y anteriores al balón esófagotraqueal. La única complicación es saber descubrir, mediante auscultación y por movimientos respiratorios, la posición de un dispositivo cuya visualización directa nos es imposible. c) Cricotiroidotomía: ya sea la alternativa quirúrgica, ya sea la ventilación transtraqueal percutánea mediante jet, ya comentada anteriormente MANEJO DE LA VENTILACIÓN Anatomía de bronquios y pulmones A menudo se asimila el tracto inferior a un árbol en el que la tráquea es el tronco y los tubos bronquiales las ramas. La tráquea se encuentra en la línea media del cuello y anterior al esófago. Mide unos cm de longitud y unos 2-3 cm de diámetro. Se compone de músculo liso y apoya en anillos cartilaginosos con forma de C. En el segundo espacio intercostal se bifurca en los dos troncos bronquiales principales, a la altura de un punto que denominamos carina o repliegue intercostal. El tronco dere-

29 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 99 cho tiene mayor anchura y es más vertical que el izquierdo. Este dato tiene importancia práctica ya que si colocamos un tubo endotraqueal a la altura de la carina, un mínimo movimiento puede deslizarlo al tronco derecho produciéndose una intubación selectiva a lo que sigue un colapso pulmonar a causa de la atelectasia. Lo mismo suele ocurrir con los objetos extraños y vómitos cuando se aspiran. Junto con los vasos pulmonares, el tronco bronquial principal entra en el pulmón por el hilio. Se va dividiendo en conductos cada vez menores por los que pasa el aire hasta llegar a los alvéolos. En el inicio de los bronquios, el árbol bronquial está rodeado por músculo liso, cartílago y células productoras de moco. Éste atrapa las sustancias extrañas y los cilios las envían hacia arriba en su movimiento ondulante. Los bronquiolos están en el extremo opuesto de los bronquios terminales, y difieren de ellos en que carecen de cartílago. La parte final de los conductos aéreos o bronquiolos terminales carecen de células de mucosa y cilios. Los pulmones están envueltos por separado de una membrana delgada denominada pleura. Ésta posee dos capas: la pleura parietal, adherida a las paredes de la caja torácica y la pleura visceral, en contacto con los pulmones. Entre ambas existe un espacio virtual relleno de un fluido seroso y lubricante que está sometido a presión negativa para contrarrestar el retroceso elástico del pulmón y evitar el colapso total del mismo con la espiración. Se produce un neumotórax cuando la presión negativa intrapleural es igualada por la atmosférica. Los bronquiolos terminales son la parte final de los bronquios y su función se limita a conducir el aire. Lejos de ellas se encuentran las unidades intercambiadoras de gases, integradas por los bronquiolos respiratorios, tubos alveolares, bolsas alveolares y alvéolos. Un pulmón adulto normal posee, al menos, unos trescientos millones de alvéolos. Rodeando la estructura alveolar se encuentra la red capilar pulmonar. Normalmente, los gases se difunden con rapidez por la membrana alveolocapilar, y las presiones del gas en la sangre arterial se consiguen de modo instantáneo. Una fina capa de fluido intersticial, que ejerce ligera presión negativa, rodea por completo a estas frágiles estructuras. Aparte de este fluido, no hay estructuras que soporten la membrana capilar alveolar. Es muy importante apreciar la fragilidad de esta membrana y su facilidad para deteriorarse. Por este motivo, el apoyo a la función respiratoria es un aspecto fundamental en los cuidados de urgencia del enfermo crítico Causas de insuficiencia respiratoria La insuficiencia respiratoria es un síndrome en el cual el sistema pulmonar no puede mantener la oxigenación adecuada de la sangre arterial. Se divide en dos categorías:

30 100 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) a) Insuficiencia hipoxémica pura: en la que la PaO 2 es menor de 50 mm Hg, y la PaCO 2 disminuye. Esta hipocarbia es secundaria a una hiperventilación asociada a la excitación hipoxémica de la mecánica respiratoria. b) Hipoventilación: la PaO 2 es inferior a 50 mm Hg y la PaCO 2 es igual o mayor de 50 mm Hg. Muchas condiciones fisiopatológicas pueden originar un estado de insuficiencia respiratoria. Es importante comprender que ésto puede darse, incluso, en pacientes con pulmones sanos. Un ejemplo habitual es el de la depresión del centro respiratorio por sobredosis de drogas, fármacos o bien la insuficiencia respiratoria provocada a consecuencia de un traumatismo torácico importante. En lo que respecta a la etiología, hemos de conocer que se produce este cuadro por la afectación de un determinado nivel del mecanismo encargado del intercambio de gases a saber: sistema nervioso central, caja torácica, musculatura respiratoria, vía aérea, parénquima pulmonar, circulación arterial y/o venosa. Como entidad clínica definitoria de la insuficiencia respiratoria aguda tenemos el síndrome de distrés respiratorio del adulto (SDRA) producido por lesión de la membrana alveolocapilar con ocupación del alvéolo con líquido altamente proteico. Las causas de SDRA son múltiples y de origen tanto pulmonar (neumonía difusa, ahogamiento, broncoaspiración, inhalación de humos o gases) como extrapulmonar (politraumatismos, sepsis). En el paciente traumático, las causas más comunes son: a) TCE: hipoventilación por lesión central. b) Traumatismo torácico: neumotórax simple y a tensión, hemotórax simple y masivo, tórax inestable (volet costal), fracturas costales y contusión pulmonar Actuaciones en la ventilación a) Utilización del respirador Los respiradores impulsados por oxígeno son ventiladores que lo utilizan para liberar una ventilación de presión positiva. La mayor parte se activan manualmente, aunque hay algunas unidades que pueden programarse para frecuencias y volúmenes específicos, dejando libre al operador para realizar otras tareas. No existe ninguna contraindicación absoluta para el uso de la ventilación mecánica. Sin embargo, numerosas circunstancias requieren atención: el paciente consciente puede resistirse a la ventilación asistida. Ésto aumenta la PIC del paciente y disminuye la eficacia de la ventilación. Puede ser precisa la sedación-relajación para

31 ASISTENCIA Y MANEJO DE VÍA-AÉREA Y VENTILACIÓN EN EL POLITRAUMATIZADO 101 conseguir una adecuada ventilación. Por otro lado, deben evitarse hiperinsuflaciones que pueden provocar un barotraumatismo pulmonar y conducir a neumotórax a tensión o neumomediastino. Con un paciente no intubado, la hiperinsuflación provocaría también distensión gástrica, vómitos y broncoaspiración. Los ventiladores mecánicos están diseñados para proporcionar ventilación suplementaria durante un período prolongado en presencia de: parada respiratoria, hipoventilación de cualquier etiología, hipoxemia, acidosis importante, función inadecuada de la pared torácica por traumatismo torácico grave, disfunción del SNC o enfermedad neuromuscular, shock grave, SDRA, contusión pulmonar, procesos que requieren hipocapnia (aumento de la PIC). Existen dos tipos básicos de ventilador: Ventiladores ciclados por presión que finalizan la fase inspiratoria cuando se alcanza una presión preestablecida en la vía respiratoria. Se trata de un ventilador simple, de coste-eficacia. Una desventaja es que el paciente que se está adaptando al ventilador aumentará la presión de la vía respiratoria y finalizará la ventilación. Los ventiladores ciclados por volumen, finalizan la fase inspiratoria cuando se libera un volumen de aire preestablecido. El ventilador varía el tiempo de inspiración hasta que se libera el volumen adecuado. Para prevenir barotraumas por presiones elevadas, se establece un límite de máxima presión. La ventilación finaliza si se excede la presión prefijada. Los ventiladores también varían según el grado de asistencia respiratoria. La ventilación mecánica controlada (VMC) proporciona un apoyo respiratorio total. Tanto el volumen respiratorio como su frecuencia están controlados por el respirador. Este modo no requiere ningún esfuerzo ventilatorio por parte del paciente. La ventilación asistida aumenta los propios esfuerzos respiratorios del paciente, liberando un volumen preestablecido de aire cuando se activa por la propia inspiración del paciente. En este modo, el paciente controla la frecuencia y el respirador o ventilador el volumen. El problema es que una disminución en la frecuencia respiratoria del paciente puede conllevar una ventilación minuto inadecuada. La ventilación mandatoria intermitente (VMI) es una combinación de la ventilación mandatoria controlada y de la ventilación asistida. Permite que el paciente respire de forma espontánea y suplementa las ventilaciones del paciente con un número preestablecido de respiraciones del ventilador. Ésto asegura una adecuada ventilación mientras que permite que el paciente mantenga una respiración independiente en la medida de lo posible.

32 102 URGENCIAS, EMERGENCIAS Y CATÁSTROFES SANITARIAS II (POLITRAUMATIZADO) PROCEDIMIENTO BÁSICO EN EL USO DEL RESPIRADOR: 1.- Enchufar el respirador y conectarlo a la fuente de oxígeno. Encender la unidad. 2.- Establecer la concentración de oxígeno inspirado (FiO2). En la mayor parte de los casos, el ajuste inicial debería ser del 100%. Es más seguro iniciar con un 100% y disminuir si lo indican la PaO 2 o la SatO Establecer el volumen corriente. Una buena pauta es ml/kg. 4.- Establecer la frecuencia respiratoria. Para la mayoría de los pacientes, respiraciones por minuto al volumen señalado anteriormente proporcionará una ventilación adecuada. 5.- Establecer el modo de ventilación (controlada y asistida). 6.- Ajustar, si se desea, una presión espiratoria final positiva (PEEP). Si se utiliza la PEEP, conviene comenzar con 5 cm de agua. 7.- Conectar al paciente al respirador una vez hechos los ajustes. 8.- Valorar gases en sangre del paciente tras 20 minutos de ventilación. Iniciar reajustes si es oportuno. BIBLIOGRAFIA Barry J. El aparato respiratorio. En: Barry, J. Enfermería de Urgencia. Madrid. Alhambra : 71 y ss. Rabanal Llevot J.M. Asistencia de la vía aérea en el trauma grave. En: Grupo de Trabajo de Asistencia Inicial al Paciente Traumático. Recomendaciones Asistenciales en Trauma Grave. Madrid. Edicomplet : 104 y ss. Logston Boggs R. Manejo de la vía aérea. En: Logston Boggs, R. y Wooldridge- King, M. Terapia Intensiva. Procedimientos de la AACN. 3ª edición. Buenos Aires. Panamericana : Murillo Romero A, Haro Estarriol M, Belmonte Plaza M.A, Perales Pardo R. Insuficiencia Respiratoria Aguda. En: Cabrera Solé R, Peñalver Pardines, C. Editores. Urgencias en Medicina. Diagnóstico y Tratamiento. 2ª edición. Madrid. Grupo Aula Médica y ss. Beare P, Myers J. Aparato respiratorio. En: Enfermería Médico-quirúrgica. Madrid. Harcourt Brace Vol I. III: 250 y ss. Gómez JA, Gómez JA. Aspectos básicos de la ventilación artificial prehospitalaria. En: Avances en Emergencias y Resucitación III. Director: Perales y Rodríguez de Viguri, N. Barcelona. Edikamed

VIA AEREA BASICA. Catalina Montoya. Fisioterapeuta. Claudia Osorio. Fisioterapeuta.

VIA AEREA BASICA. Catalina Montoya. Fisioterapeuta. Claudia Osorio. Fisioterapeuta. VIA AEREA BASICA Catalina Montoya. Fisioterapeuta. Claudia Osorio. Fisioterapeuta. INTRODUCCION ventilación perfusión asociadas y enfermedades respiratorias de base. Durante la respiración artificial (ventilación

Más detalles

Vía Aérea en Emergencias

Vía Aérea en Emergencias Vía Aérea en Emergencias Silvio L. Aguilera, M.D. Sociedad Argentina de Emergencias Buenos Aires, Argentina Vía aérea en Emergencias OBJETIVOS DEL CUIDADO DE LA VIA AEREA Asegurar la vía aérea permeable.

Más detalles

SOPORTE VITAL BÁSICO R.C.P.

SOPORTE VITAL BÁSICO R.C.P. SOPORTE VITAL BÁSICO R.C.P. Adultos Enfermedades y lesiones Situaciones de emergencia médica. Requieren soporte vital. Otras situaciones. Requieren primeros auxilios. SITUACIONES DE EMERGENCIA MÉDICA Ataques

Más detalles

SOPORTE VITAL BÁSICO Y AVANZADO

SOPORTE VITAL BÁSICO Y AVANZADO SOPORTE VITAL BÁSICO Y AVANZADO Parada cardiorrespiratoria (PCR). La parada cardiaca es un problema de primera magnitud para la salud pública, ya que la enfermedad coronaria es la 1ª causa de mortalidad

Más detalles

PROCEDIMIENTOS SANITARIOS EN PRIMEROS AUXILIOS

PROCEDIMIENTOS SANITARIOS EN PRIMEROS AUXILIOS PROCEDIMIENTOS SANITARIOS EN PRIMEROS AUXILIOS PROCEDIMIENTOS DE APERTURA DE LA VÍA AÉREA Es un procedimiento que se utiliza cuando una víctima sufre de una obstrucción de las vías aéreas, debido a la

Más detalles

CLASE 1 ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DEL APARATO RESPIRATORIO

CLASE 1 ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DEL APARATO RESPIRATORIO CLASE 1 ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DEL APARATO RESPIRATORIO CONTENIDO 1. Conceptos de la física aplicables a la fisiología respiratoria 2. Respiración interna y externa Fases de la respiración externa 3. División

Más detalles

Manejo de la Vía Aérea y de la Ventilación Programa de Emergencias y Resucitación

Manejo de la Vía Aérea y de la Ventilación Programa de Emergencias y Resucitación 5 Programa de Emergencias y Resucitación PLAN NACIONAL DE RCP LOS PROFESIONALES DEL ENFERMO CRÍTICO OBJETIVOS Identificar las situaciones y signos clínicos en las que puede presentarse compromiso de la

Más detalles

VENTILACIÓN CON MASCARILLA Y BOLSA La correcta ventilación con mascarilla y bolsa autoinflable (VMB) es fundamental en el manejo del paciente muy

VENTILACIÓN CON MASCARILLA Y BOLSA La correcta ventilación con mascarilla y bolsa autoinflable (VMB) es fundamental en el manejo del paciente muy VENTILACIÓN CON MASCARILLA Y BOLSA La correcta ventilación con mascarilla y bolsa autoinflable (VMB) es fundamental en el manejo del paciente muy grave. La VMB está indicada en los casos de hipoventilación

Más detalles

CURSO PRIMEROS AUXILIOS SERVICIO DE URGENCIAS HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO DE ALICANTE

CURSO PRIMEROS AUXILIOS SERVICIO DE URGENCIAS HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO DE ALICANTE CURSO PRIMEROS AUXILIOS SERVICIO DE URGENCIAS HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO DE ALICANTE CURSO PRIMEROS AUXILIOS I. Soporte vital básico I. Traumatismos REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP) OBSTRUCCIÓN VÍA

Más detalles

Proporciona el oxígeno que el cuerpo necesita y elimina el dióxido de carbono o gas carbónico que se produce en todas las células.

Proporciona el oxígeno que el cuerpo necesita y elimina el dióxido de carbono o gas carbónico que se produce en todas las células. Proporciona el oxígeno que el cuerpo necesita y elimina el dióxido de carbono o gas carbónico que se produce en todas las células.el oxígeno proporciona energía para realizar las funciones vitales, y el

Más detalles

El primer paso en la RCP básica es confirmar la ausencia de respuesta de la victima.

El primer paso en la RCP básica es confirmar la ausencia de respuesta de la victima. RCP básica Ante una potencial victima siempre verificar la ausencia de respuesta (inconciencia). Ante una victima inconsciente activar inmediatamente el sistema de respuesta médica de urgencias para asegurar

Más detalles

Antes sepamos lo que es una parada cardiorrespiratoria (PCR)

Antes sepamos lo que es una parada cardiorrespiratoria (PCR) RCP Que es? Como empezamos? Cuando terminamos? Como la hacemos? Antes sepamos lo que es una parada cardiorrespiratoria (PCR) La PCR es una de las situaciones de emergencia sanitaria de mayor gravedad y

Más detalles

1. Introducción. Francisco José Clemente López. Tema 6. Intubación. Indicaciones e inicio de la VM. 1.1. Indicaciones para la intubación.

1. Introducción. Francisco José Clemente López. Tema 6. Intubación. Indicaciones e inicio de la VM. 1.1. Indicaciones para la intubación. tema 6 Intubación. Indicaciones e inicio de la vm Francisco José Clemente López 1. Introducción La primera medida de actuación en los procedimientos de soporte vital básico es la permeabilidad de la vía

Más detalles

Control de varices esofágicas sangrantes

Control de varices esofágicas sangrantes Tabla II Complicaciones entubación nasotraqueal. Broncoaspiración. Epistaxis. Erosión esofágica. Hemorragia gástrica. Erosión nasal. Otitis media. Arcadas incoercibles. Otitis media. Por edema en la salida

Más detalles

SOPORTE VITAL PEDIÁTRICO. European Resuscitation Council Guidelines for Resuscitation 2010

SOPORTE VITAL PEDIÁTRICO. European Resuscitation Council Guidelines for Resuscitation 2010 SOPORTE VITAL PEDIÁTRICO European Resuscitation Council Guidelines for Resuscitation 2010 S.V.B. PEDIÁTRICO. OBJETIVOS. Puede realizarse por cualquier persona. No es preciso que sea personal especializado.

Más detalles

ÍNDICE DEL TEMA 2 VALORACIÓN DE LA VÍA AÉREA 2 TEMA 2 HISTORIA CLÍNICA FACTORES PREDICTIVOS DE VENTILACIÓN DIFÍCIL CON MASCARILLA FACIAL 4

ÍNDICE DEL TEMA 2 VALORACIÓN DE LA VÍA AÉREA 2 TEMA 2 HISTORIA CLÍNICA FACTORES PREDICTIVOS DE VENTILACIÓN DIFÍCIL CON MASCARILLA FACIAL 4 TEMA 2. ÍNDICE DEL TEMA 2 TEMA 2 2 HISTORIA CLÍNICA 3 FACTORES PREDICTIVOS DE VENTILACIÓN DIFÍCIL CON MASCARILLA FACIAL 4 FACTORES PREDICTIVOS DE INTUBACIÓN TRAQUEAL DIFÍCIL 5 TEST DE MALLAMPATI, SAMSOON

Más detalles

Complicaciones en Traqueotomizados

Complicaciones en Traqueotomizados Complicaciones en Traqueotomizados Dr. José María Castillo Dr. Carlos Daniel Sztern Procedimientos para estabilización de la vía aérea Ventilación transtraqueal percutánea. Cricotirotomía. Traqueostomía.

Más detalles

INTUBACIÓN ENDOTRAQUEAL

INTUBACIÓN ENDOTRAQUEAL PR-SQ-31 Rev.01 Hoja: 1 de 6 INTUBACIÓN ENDOTRAQUEAL Revisó: Revisó: Autorizó: Puesto Encargada de Admisión Choque y Agudos Subdirector de Quemados Director Quirúrgico Firma Hoja: 2 de 6 1. Propósito Asegurar

Más detalles

RESUCITACIÓN CARDIOPULMONAR EN EL PACIENTE AHOGADO O CASI AHOGADO.

RESUCITACIÓN CARDIOPULMONAR EN EL PACIENTE AHOGADO O CASI AHOGADO. RESUCITACIÓN CARDIOPULMONAR EN EL PACIENTE AHOGADO O CA AHOGADO. Juan A. Gómez Company El ahogamiento es una causa importante de mortalidad en nuestro pais, sobre todo en niños y adolescentes. Debemos

Más detalles

Sistema cardiorrespiratorio

Sistema cardiorrespiratorio 6 6.procedimientos clínicos Sistema cardiorrespiratorio Hablamos en este número del Sistema Cardiorrespiratorio y de algunas cosas que el auxiliar debe saber sobre este sistema. Dentro de la serie de artículos

Más detalles

PLAN DE CUIDADOS ENFERMEROS: VENTILACIÓN MECÁNICA INVASIVA

PLAN DE CUIDADOS ENFERMEROS: VENTILACIÓN MECÁNICA INVASIVA PLAN DE CUIDADOS ENFERMEROS: VENTILACIÓN MECÁNICA INVASIVA Fernando Álvarez Enfermero.Hospital Virgen de la Victoria de Málaga La atención del paciente en la UCI, bien considerándolo como un todo (Estado

Más detalles

ACTUACIONES Y PROCEDIMIENTOS DE ENFERMERÍA OXIGENOTERAPIA

ACTUACIONES Y PROCEDIMIENTOS DE ENFERMERÍA OXIGENOTERAPIA ACTUACIONES Y PROCEDIMIENTOS DE ENFERMERÍA OXIGENOTERAPIA DEFINICIÓN La oxigenoterapia es la administración de oxígeno en concentraciones superiores a las del aire ambiental (20,9%) con fines terapéuticos,

Más detalles

Desobstrucción de la vía aérea.

Desobstrucción de la vía aérea. Desobstrucción de la vía aérea. INTRODUCCIÓN Cuando un objeto (sólido o líquido) pasa a la vía aérea, el organismo reacciona rápidamente, de forma automática e intenta expulsarlo con la tos. Es lo que

Más detalles

Utilización de la Cánula de Guedel

Utilización de la Cánula de Guedel Utilización de la Cánula de Guedel La cánula de Guedel (fig. 15) es un dispositivo de material plástico que, introducido en la boca de la víctima, evita la caída de la lengua y la consiguiente obstrucción

Más detalles

EVALUACION TRANSICION DEL HOSPITAL AL HOGAR EN EL PACIENTE RESPIRATORIO CRONICO

EVALUACION TRANSICION DEL HOSPITAL AL HOGAR EN EL PACIENTE RESPIRATORIO CRONICO EVALUACION TRANSICION DEL HOSPITAL AL HOGAR EN EL PACIENTE RESPIRATORIO CRONICO 1. Son beneficios que se obtienen al diseñar un programa de asistencia ventilatoria domiciliaria: a. Disminuir costos por

Más detalles

PROTOCOLO DE OXIGENOTERAPIA EN LA INSUFICIENCIA RESPIRATORIA AGUDA

PROTOCOLO DE OXIGENOTERAPIA EN LA INSUFICIENCIA RESPIRATORIA AGUDA PROTOCOLO DE OXIGENOTERAPIA EN LA INSUFICIENCIA RESPIRATORIA Página 1 de 8 ÍNDICE 1) Objeto. 2 2) Profesionales implicados. 2 3) Población diana. 2 4) Desarrollo. 2 5) Indicadores de evaluación. 8 6) Control

Más detalles

MANEJO INVASIVO DE LA VIA AEREA. CRICOTIROTOMIA TRAQUEOSTOMIA. ALBA RUTH COBO A. CIRUJANO GENERAL.

MANEJO INVASIVO DE LA VIA AEREA. CRICOTIROTOMIA TRAQUEOSTOMIA. ALBA RUTH COBO A. CIRUJANO GENERAL. MANEJO INVASIVO DE LA VIA AEREA. CRICOTIROTOMIA TRAQUEOSTOMIA. ALBA RUTH COBO A. CIRUJANO GENERAL. QUE ES VIA AEREA DIFICIL? ES UNA SITUACION CLINICA EN LA CUAL UN PERSONAL ENTRENADO TIENE DIFICULTADES

Más detalles

Administrar oxígeno con fines terapéuticos para mejorar la capacidad respiratoria y prevenir las consecuencias de la hipoxia.

Administrar oxígeno con fines terapéuticos para mejorar la capacidad respiratoria y prevenir las consecuencias de la hipoxia. OXIGENOTERAPIA Y SISTEMAS DE OXIGENO (I) -OBJETIVO Administrar oxígeno con fines terapéuticos para mejorar la capacidad respiratoria y prevenir las consecuencias de la hipoxia. - INDICACIONES Alteraciones

Más detalles

9. Ventilación mecánica no invasiva

9. Ventilación mecánica no invasiva 9. Ventilación mecánica no invasiva Definición La ventilación mecánica no invasiva (VMNI) se define como la asistencia ventilatoria sin necesidad de intubación traqueal, que mantiene funciones fisiológicas

Más detalles

Manual para el soporte cardiaco avanzado de vida

Manual para el soporte cardiaco avanzado de vida Manual para el soporte cardiaco avanzado de vida Índice Pag Fases de la reanimación Cardiopulmonar 3 Soporte Básico de Vida 5 Vía Aérea 6 Intubación Endotraqueal 9 Pacientes con Traumatismos Severos 13

Más detalles

Reanimación Cardiopulmonar Básica Guías 2005 AHA

Reanimación Cardiopulmonar Básica Guías 2005 AHA Reanimación Cardiopulmonar Básica Reanimación Cardiopulmonar Básica Guías 2005 AHA Programa de Capacitación 2006 Causas de paro cardiorespiratorio Cardíacas Muerte súbita Arritmias (FV) IAM Accidente cerebrovascular

Más detalles

VENTILACIÓN ASISTIDA CON RESUCITACIÓN MANUAL Y MASCARILLA

VENTILACIÓN ASISTIDA CON RESUCITACIÓN MANUAL Y MASCARILLA Página 2 de 5 VENTILACIÓN ASISTIDA CON RESUCITACIÓN MANUAL Y 1.- OBJETIVO Proporcionar los conocimientos necesarios para asegurar la ventilación del paciente, mediante un sistema manual, cuando éste no

Más detalles

El 1er dispositivo. que permite ventilación e intubación simultáneas con visualización continua. intubación. ventilación. visualización continua

El 1er dispositivo. que permite ventilación e intubación simultáneas con visualización continua. intubación. ventilación. visualización continua El 1er dispositivo que permite ventilación e intubación simultáneas con visualización continua ventilación intubación visualización continua Patentado en todo el mundo por: LA SOLUCIÓN DEFINITIVA PARA

Más detalles

DIRECCION MEDICA Comité de IIH NORMAS DE MANEJO DE TRAQUEOSTOMIA Y TUBO ENDOTRAQUEAL

DIRECCION MEDICA Comité de IIH NORMAS DE MANEJO DE TRAQUEOSTOMIA Y TUBO ENDOTRAQUEAL DIRECCION MEDICA Comité de IIH Edición :2º Fecha Actualización : Junio 2009 Vigencia 2009-2014 NORMAS DE MANEJO DE TRAQUEOSTOMIA Y TUBO ENDOTRAQUEAL DEFINICIÓN El tubo endotraqueal corresponde a un dispositivo

Más detalles

Otras Técnicas de SVB

Otras Técnicas de SVB Soporte Vital Básico Desfibrilación Externa Semi Automática Ciudadanos 3 PLAN NACIONAL DE RCP LOS PROFESIONALES DEL ENFERMO CRÍTICO OTRAS TÉCNICAS DE SOPORTE VITAL Control de hemorragias. Asfixia por cuerpo

Más detalles

ÍNDICE DEL TEMA 3 DIAGNÓSTICO POR IMAGEN EN LA VALORACIÓN DE LA VÍA AÉREA TEMA 3 RADIOLOGÍA CONVENCIONAL TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA ECOGRAFÍA

ÍNDICE DEL TEMA 3 DIAGNÓSTICO POR IMAGEN EN LA VALORACIÓN DE LA VÍA AÉREA TEMA 3 RADIOLOGÍA CONVENCIONAL TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA ECOGRAFÍA TEMA 3. ÍNDICE DEL TEMA 3 TEMA 3 2 RADIOLOGÍA CONVENCIONAL TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA ECOGRAFÍA CONCLUSIONES 2 6 9 10 Pág. 1 de 10 MÓDULO I. ANATOMÍA Y VALORACIÓN DE LA VÍA AÉREA TEMA 3 DIAGNÓSTICO POR IMAGEN

Más detalles

Atención prehospitalaria del paciente politraumático

Atención prehospitalaria del paciente politraumático Atención prehospitalaria del paciente politraumático Manejo de la Vía Aérea y la Ventilación Dr. Agustí Ruiz Director Gerente del IEM Director del Máster en Asistencia Integral en Urgencias y Emergencias

Más detalles

Sondaje nasogástrico

Sondaje nasogástrico Página 1 de 5 1. DEFINICIÓN. Técnica consistente en la introducción de un tubo más o menos flexible en el estómago a través de las fosas nasales (SNG) o a través de la boca (sonda orogástrica). Se trata

Más detalles

2. Material para la administración de oxígeno en situaciones agudas.

2. Material para la administración de oxígeno en situaciones agudas. ANEXO II: Oxigenoterapia. 1. Objetivos: El objetivo de la oxigenoterapia es mantener unos niveles adecuados de oxígeno para evitar la hipoxia tisular. Para ello es preciso que la presion parcial de oxígeno

Más detalles

TRANSPORTE PEDIATRÍA. Dr. Cavagna Jorge Carlos Región Sanitaria V Emergencia Pediatrica

TRANSPORTE PEDIATRÍA. Dr. Cavagna Jorge Carlos Región Sanitaria V Emergencia Pediatrica TRANSPORTE EN PEDIATRÍA Dr. Cavagna Jorge Carlos Región Sanitaria V Emergencia Pediatrica Para que se logre un buen resultado es importante una buena evaluación en el terreno 1. EVALUAR PACIENTE 2. ESTABILIZAR

Más detalles

Secuencia de Actuación en Soporte Vital Instrumental y Manejo del Desfibrilador Externo Automático en Adultos

Secuencia de Actuación en Soporte Vital Instrumental y Manejo del Desfibrilador Externo Automático en Adultos SERVICIO DE MEDICINA INTENSIVA Secuencia de Actuación en Soporte Vital Instrumental y Manejo del Desfibrilador Externo Automático en Adultos INDICE 1.1 Valoración del nivel de conciencia 1.1.a Victima

Más detalles

Traumatismo torácico. MVZ Jesús Paredes Pérez Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia Universidad Nacional Autónoma de México

Traumatismo torácico. MVZ Jesús Paredes Pérez Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia Universidad Nacional Autónoma de México Traumatismo torácico. MVZ Jesús Paredes Pérez Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia Universidad Nacional Autónoma de México Con frecuencia las lesiones a la cavidad torácica son motivo de consulta

Más detalles

RCP Básica. Maniquíes para Maniobra de Heimlich. Entrenador para Colocación de Férulas de Tracción Ref.: E170. Entrenador para Vía Aérea SVB Ref.

RCP Básica. Maniquíes para Maniobra de Heimlich. Entrenador para Colocación de Férulas de Tracción Ref.: E170. Entrenador para Vía Aérea SVB Ref. S oporte Vital Básico Maniquíes para Maniobra de Heimlich www.medical-simulator.com Entrenador para Colocación de Férulas de Tracción : E170 Con este nuevo entrenador es posible entrenar la colocación

Más detalles

SOPORTE VITAL BASICO

SOPORTE VITAL BASICO CURSO DE REANIMACION CARDIOPULMONAR SOPORTE VITAL BASICO DIRIJIDO AL PERSONAL DE ENFERMERIA DEL SEVICIO DE UCI ADULTOS ENFERMERO ALMADA EDUARDO UNIDAD DE TERAPIA INTENSIVA DE ADULTOS HOSPITAL DE ALTA COMPLEJIDAD

Más detalles

Trauma Facial. Dra. Isabel Velasco H. Programa MdU-UC Enero 2013

Trauma Facial. Dra. Isabel Velasco H. Programa MdU-UC Enero 2013 Trauma Facial Dra. Isabel Velasco H. Programa MdU-UC Enero 2013 Lo primero, lo de siempre A B C U D E A: vía aérea y columna cervical Cuerpos extraños Edema Hematomas Lesión laringe o traquea Hasta 20%

Más detalles

VÍA AÉREA SIMPOSIO 2011 DIKISCHMI

VÍA AÉREA SIMPOSIO 2011 DIKISCHMI VÍA AÉREA Klgo. Jorge Molina Blamey Magíster de Gestión en salud Especialista en Kinesiología Respiratoria. Director Kinesiología Clínica Alemana-Universidad del Desarrollo Director Denake Past-President

Más detalles

GUIA DRENAJES Y SONDAS

GUIA DRENAJES Y SONDAS Instituto de Enfermería - Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile SEGT. 2010 GUIA DRENAJES Y SONDAS Se entiende por drenaje a la maniobra quirúrgica que consiste en facilitar la salida de líquidos

Más detalles

COMPLICACIONES INTRODUCCION CONTRAINDICACIONES INDICACIONES EQUIPO NECESARIO

COMPLICACIONES INTRODUCCION CONTRAINDICACIONES INDICACIONES EQUIPO NECESARIO COMPLICACIONES Broncoaspiración. Vómitos durante la inserción de la sonda o reflujo de sangre o secreciones desde encima del balón esofágico. Por ello, se debe comenzar la aspiración gástrica inmediatamente

Más detalles

Directions for use. Ambu Airway Management Trainer

Directions for use. Ambu Airway Management Trainer Directions for use Ambu Airway Management Trainer English: Directions for use. Ambu Airway Management Trainer Deutsch: Bedienungsanleitung. Ambu Airway Management Trainer Français: Mode d emploi. Ambu

Más detalles

ENFERMERÍA EN URGENCIAS Y EMERGENCIAS 2016

ENFERMERÍA EN URGENCIAS Y EMERGENCIAS 2016 Sociedad Argentina de Patología de Urgencia y Emergentología ENFERMERÍA EN URGENCIAS Y EMERGENCIAS 2016 Fecha de inicio: 27 de Abril de 2016 Fecha de fin: 10 de Agosto de 2016 Día y horarios: Todos los

Más detalles

Enfermedad De Obstrucción Pulmonar Crónica (EOPC)

Enfermedad De Obstrucción Pulmonar Crónica (EOPC) Enfermedad De Obstrucción Pulmonar Crónica (EOPC) Introducción La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el enfisema son enfermedades comunes de los pulmones que afectan a millones de norteamericanos.

Más detalles

HOSPITAL RAFAEL URIBE URIBE E.S.E. TIPO DE DOCUMENTO: GUIA MUH GU 001 MACROPROCESO: MISIONAL VER. 01 PROCESO:

HOSPITAL RAFAEL URIBE URIBE E.S.E. TIPO DE DOCUMENTO: GUIA MUH GU 001 MACROPROCESO: MISIONAL VER. 01 PROCESO: MACRO MISIONAL VER. 01 NOMBRE: GUIA DE TRAUMA PÁG. 1 DE 6 1. PROCEDIMIENTO RELACIONADO: NOMBRE DEL PROCEDIMIENTO: CÓDIGO DEL PROCEDIMIENTO: INTRODUCCION El trauma, a pesar de las múltiples políticas de

Más detalles

Oxigenoterapia en animales de compañía

Oxigenoterapia en animales de compañía Oxigenoterapia en animales de compañía Dr. Enrique Ynaraja Ramirez Servicios Veterinarios Albéitar Vall de Uixó Castellón eynaraja@cardiovet.es El oxígeno resulta un elemento indispensable para la vida

Más detalles

CARRO DE PARADA. Dr. Fernando Sánchez Perales C.S. San Blas

CARRO DE PARADA. Dr. Fernando Sánchez Perales C.S. San Blas CARRO DE PARADA D F d Sá h P l Dr. Fernando Sánchez Perales C.S. San Blas Definiciones CARRO DE PARADA Reanimación: instrumentos y medicamentos necesarios Conclusión: contenido, características. DEFINICIONES

Más detalles

Primeros auxilios Hábitos de vida saludables

Primeros auxilios Hábitos de vida saludables Hábitos de vida saludables Por qué tener hábitos de vida saludables? Trabajo y vida cotidiana se encuentran, necesariamente, unidos. Las actividades y hábitos adquiridos y practicados en nuestro entorno

Más detalles

Taller Primeros Auxilios. Rocío Mateo Ciria Usuaria 183

Taller Primeros Auxilios. Rocío Mateo Ciria Usuaria 183 Taller Primeros Auxilios Rocío Mateo Ciria Usuaria 183 CUERPOS EXTRAÑOS Atragantamientos Prevención: - en niños: cuidado con los objetos pequeños que dejamos a su alcance sobre todo mientras corren, se

Más detalles

Manual del formador July 2011 www.pyng.com

Manual del formador July 2011 www.pyng.com Manual del formador July 2011 www.pyng.com MANUAL DEL FORMADOR Este Manual del formador es un elemento clave del programa de formación de CRIC TM. En él se incluyen las directrices y la información necesarias

Más detalles

El aparato fonador. Física (Fisiología II) C r i s t i n a H e r r e r a F e r n á n d e z. B e g o ñ a M o r a n t e M i g u e l. 1º Grado Logopedia

El aparato fonador. Física (Fisiología II) C r i s t i n a H e r r e r a F e r n á n d e z. B e g o ñ a M o r a n t e M i g u e l. 1º Grado Logopedia El aparato fonador Física (Fisiología II) 1º Grado Logopedia C r i s t i n a H e r r e r a F e r n á n d e z B e g o ñ a M o r a n t e M i g u e l INTRODUCCIÓN El aparato fonador se compone de un conjunto

Más detalles

Cuidados domiciliarios de pacientes con traqueostomía. Manual para el paciente y cuidadores

Cuidados domiciliarios de pacientes con traqueostomía. Manual para el paciente y cuidadores Cuidados domiciliarios de pacientes con traqueostomía Manual para el paciente y cuidadores 02 Introducción La nariz y la boca son las zonas anatómicas por donde introducimos el aire en nuestros pulmones.

Más detalles

CLÍNICA JUAN N. CORPAS

CLÍNICA JUAN N. CORPAS EL PORTADOR DE ESTA INFORMACIÓN NO ESTÁ AUTORIZADO A SACAR COPIAS Página 1 de 6 1. APROBACIÓN DEL DOCUMENTO CRITERIO NOMBRE CARGO FECHA FIRMA ELABORÓ ADRIANA ROJAS TERAPÉUTA RESPIRATORIA 14-SEP-2010 ADRIANA

Más detalles

Modelo de Pulmones. Modelo de Pulmones

Modelo de Pulmones. Modelo de Pulmones B I O L O G Í A Modelo de Pulmones Modelo de Pulmones B I O L O G Í A Los pulmones son dos órganos elásticos y esponjosos situados en la caja torácica, que es un armazón flexible formado por las costillas,

Más detalles

TECNICA CONTRAINDICACIONES EQUIPO NECESARIO

TECNICA CONTRAINDICACIONES EQUIPO NECESARIO 8 INTRODUCCION La colocación de una sonda de aspiración nasogástrica, tanto desde el punto de vista diagnóstico (MAO-BAO) como desde el terapéutico (tratamiento de las hemorragias del tracto gastrointestinal

Más detalles

INTRODUCCION INDICACIONES REVISION ANATOMICA CONTRAINDICACIONES EQUIPO NECESARIO

INTRODUCCION INDICACIONES REVISION ANATOMICA CONTRAINDICACIONES EQUIPO NECESARIO INTRODUCCION Este procedimiento de ejecución muy frecuente presenta como único riesgo la aparición de infecciones si hay que realizarlo de forma repetida. La incidencia de infecciones ha hecho que se trate

Más detalles

EL CUERPO HUMANO (Anatomía, fisiología, higiene y salud para maestros)

EL CUERPO HUMANO (Anatomía, fisiología, higiene y salud para maestros) Departamento de Biología Ambiental y Salud Pública EL CUERPO HUMANO (Anatomía, fisiología, higiene y salud para maestros) 4. Los sistemas de nutrición (1): Respirando... Por qué tenemos que respirar?:

Más detalles

Protocolo de Atención del Paciente Politraumatizado

Protocolo de Atención del Paciente Politraumatizado XI Congreso Nacional de Enfermería en Urgencias Médico Quirúrgicas XV Congreso Internacional Medicina de Urgencias y Trauma Protocolo de Atención del Paciente L.E.O. Ma. Esperanza Morales Flores Datos

Más detalles

Vía Intraósea. Laboratorio Teórico-Práctico

Vía Intraósea. Laboratorio Teórico-Práctico Laboratorio Teórico-Práctico Acceso vascular de urgencia para la infusión de fármacos y líquidos. Primera opción en vías de acceso difícil en el medio extrahospitalario. Su utilización se basa en el hecho

Más detalles

Normas ante un accidente de tráfico

Normas ante un accidente de tráfico Normas ante un accidente de tráfico Junio de 2006 Aproximación a la escena En un accidente de tráfico tenemos la obligación legal y jurídica de socorrer a los ocupantes del vehículo siniestrado. Esta obligación

Más detalles

4 [Año] Derechos Reservados de Autor. Prohibida su copia total o parcial. Propiedad de la Facultad de Medicina UNAM.

4 [Año] Derechos Reservados de Autor. Prohibida su copia total o parcial. Propiedad de la Facultad de Medicina UNAM. 4 [Año] Centro de Enseñanza y Certificación de Aptitudes Médicas CECAM [COLOCACIÓN DE SONDA NASOGÁSTRICA] [Escriba aquí una descripción breve del documento. Una descripción breve es un resumen corto del

Más detalles

OTRAS TÉCNICAS PORTE VITAL BÁSICO Y DESA

OTRAS TÉCNICAS PORTE VITAL BÁSICO Y DESA OTRAS TÉCNICAS PORTE VITAL BÁSICO Y DESA Soporte Vital Básico. Otras técnicas de SVB OTRAS TÉCNICAS DE SOPORTE VITAL Control de hemorragias Asfixia por cuerpo extraño 1- En persona consciente: - Obstrucción

Más detalles

TRANSICION DEL HOSPITAL AL HOGAR DEL PACIENTE RESPIRATORIO CRONICO

TRANSICION DEL HOSPITAL AL HOGAR DEL PACIENTE RESPIRATORIO CRONICO TRANSICION DEL HOSPITAL AL HOGAR DEL PACIENTE RESPIRATORIO CRONICO MARTHA YOLANDA VELASQUEZ MORENO ESP. DOCENCIA UNIVERSITARIA GERENTE ACADEMICA MEDICINA INTEGRAL ESPECIALIZADA PACIENTES CANDIDATOS A RECIBIR

Más detalles

OXIGENOTERAPIA MATERIAL PARA LA ADMINISTRACIÓN DE OXÍGENO EN SITUACIONES AGUDAS.-

OXIGENOTERAPIA MATERIAL PARA LA ADMINISTRACIÓN DE OXÍGENO EN SITUACIONES AGUDAS.- OXIGENOTERAPIA INTRODUCCIÓN El objetivo o la finalidad de la oxigenoterapia es mantener unos niveles de oxigenación adecuados, que eviten la hipoxia tisular. Esto se consigue cuando la presión parcial

Más detalles

PROTOCOLO DE DRENAJE TORACICO DEL SERVICIO DE URGENCIAS DEL HOSPITAL DE NAVARRA

PROTOCOLO DE DRENAJE TORACICO DEL SERVICIO DE URGENCIAS DEL HOSPITAL DE NAVARRA PROTOCOLO DE DRENAJE TORACICO DEL SERVICIO DE URGENCIAS DEL HOSPITAL DE NAVARRA Autor: Tomás Belzunegui DEFINICION El neumotórax se define como la presencia de aire dentro de la cavidad pleural que provoca

Más detalles

PROTOCOLO MANEJO DE ENFERMERIA DE PACIENTES EN VENTILACIÓN MECÁNICA

PROTOCOLO MANEJO DE ENFERMERIA DE PACIENTES EN VENTILACIÓN MECÁNICA ENFERMERIA DE PACIENTES EN HOSPITAL DR. ERNESTO TORRES GALDAMES IQUIQUE 2015 Página: 2 de 17 INDICE Introducción 3 Propósito 3 Objetivos 3 Alcance 4 Responsable 4 Definiciones 5 Desarrollo 6 Material y

Más detalles

Hemorragias. Las hemorragias se pueden clasificar atendiendo a dos criterios. Atendiendo al tipo de vaso que se ha roto.

Hemorragias. Las hemorragias se pueden clasificar atendiendo a dos criterios. Atendiendo al tipo de vaso que se ha roto. Hemorragias. El sistema circulatorio es el responsable del transporte del oxigeno y los nutrientes a las células del organismo. También es responsable de mantener la temperatura interna del cuerpo. Llamamos

Más detalles

SONDAJE NASOGASTRICO NUTRICIÓN ENTERAL

SONDAJE NASOGASTRICO NUTRICIÓN ENTERAL SONDAJE NASOGASTRICO NUTRICIÓN ENTERAL Atención de enfermería en el SNG Definición La introducíón de una sonda flexible en la cavidad gástrica a través de las fosas nasales con fines alimenticios, terapeúticos

Más detalles

NOCIONES DE PRIMEROS AUXILIOS

NOCIONES DE PRIMEROS AUXILIOS NOCIONES DE PRIMEROS AUXILIOS Se entienden por primeros auxilios, aquellos cuidados inmediatos y adecuados brindados a la víctima fuera del ambiente hospitalario, ejecutados por cualquier persona capacitada,

Más detalles

CONTROL DE HEMORRAGIAS

CONTROL DE HEMORRAGIAS CONTROL DE HEMORRAGIAS La sangre se encuentra circulando por el interior de los vasos sanguíneos (arterias, venas y capilares), que la transportan por todo el cuerpo. Cuando alguno de estos vasos sanguíneos

Más detalles

Mascarilla Laríngea MedTech NovaMasc

Mascarilla Laríngea MedTech NovaMasc - Tecnologia Médica Mascarilla Laríngea MedTech NovaMasc Manual de instrucciones La Mascarilla Laríngea MedTech NovaMasc es una alternativa a la mascarilla facial para conseguir y mantener el control de

Más detalles

C. Queipo Corona. Santander, Octubre 2009

C. Queipo Corona. Santander, Octubre 2009 C. Queipo Corona Santander, Octubre 2009 Conceptos de fisiología respiratoria Indicaciones de la ventilación mecánica Mecanismos de acción de la ventilación mecánica Anatomía del sistema respiratorio Zona

Más detalles

VENTILADORES AUTOMÁTICOS PARA TRANSPORTE RES Q

VENTILADORES AUTOMÁTICOS PARA TRANSPORTE RES Q MANUAL DE USO VENTILADORES AUTOMÁTICOS PARA TRANSPORTE RES Q emergalia M A T E R I A L M É D I C O R E S C A T E Ctra Acceso Poligono N 23 A 1-A San Cibrao das Viñas Ourense Tef. 988 38 49 09 Fax 988 38

Más detalles

Sistema Respiratorio

Sistema Respiratorio Sistema Respiratorio SISTEMA RESPIRATORIO VIAS RESPIRATORIAS SUP Fosas Nasales VIAS RESPIRATORIAS INF Laringe Traquea Bronquios Pulmones FOSAS NASALES FOSAS NASALES FOSAS NASALES FOSAS NASALES MEATO INFERIOR

Más detalles

CANCER DE LARINGE. El carcinoma epidermoide de laringe es cada vez más frecuente.

CANCER DE LARINGE. El carcinoma epidermoide de laringe es cada vez más frecuente. CANCER DE LARINGE El carcinoma epidermoide de laringe es cada vez más frecuente. El cáncer de laringe que afecta a las cuerdas vocales verdaderas crece despacio debido al escaso aporte linfático, en cambio

Más detalles

HOSPITAL PEDIÁTRICO DOCENTE WILLIAM SOLER. Polipnea en el niño DRA. LIDIA T. RAMOS CARPENTE.

HOSPITAL PEDIÁTRICO DOCENTE WILLIAM SOLER. Polipnea en el niño DRA. LIDIA T. RAMOS CARPENTE. HOSPITAL PEDIÁTRICO DOCENTE WILLIAM SOLER. Polipnea en el niño DRA. LIDIA T. RAMOS CARPENTE. ESPECIALISTA DE PEDIATRÍA. MASTER EN PROCEDERES DIAGNÓSTICOS. PROFESORA ASISTENTE. POLIPNEA EN EL NIÑO Examen

Más detalles

Parto y cuidado inmediato del recién nacido

Parto y cuidado inmediato del recién nacido Parto y cuidado inmediato del recién nacido ASFIXIA NEONATAL Causa cerca de un millón de muertes por año En América Latina 12% la padece en algún grado Principal causa de muerte perinatal y neonatal Se

Más detalles

EMERGENCIA SANITARIA Realizado para geriatricos.org

EMERGENCIA SANITARIA Realizado para geriatricos.org Realizado para geriatricos.org INDICE: DEFINICIÓN... 3 OBJETIVOS... 3 POBLACIÓN A QUIEN VA DIRIGIDO... 3 DESCRIPCIÓN DE LA ACTUACIÓN... 3 Actuación estándar... 3 Actuación para el traslado urgente al hospital

Más detalles

TEMA 13. TRAUMATISMOS TORÁCICOS

TEMA 13. TRAUMATISMOS TORÁCICOS TEMA 13. TRAUMATISMOS TORÁCICOS 1.- CONCEPTO Y TIPOS Traumatismo torácico (TT) es todo traumatismo que lesiona o altera alguna o algunas estructuras del tórax. Los TT pueden ser abiertos o cerrados y pueden

Más detalles

PLAN C DE HIDRATACIÓN

PLAN C DE HIDRATACIÓN PLAN C DE HIDRATACIÓN Plan C de hidratación La reposición de líquidos por vía intravenosa se utiliza para tratar rápido el estado de choque hipovólemico, denominado Plan C de tratamiento. La meta es revertir

Más detalles

INSUFICIENCIA RESPIRATORIA

INSUFICIENCIA RESPIRATORIA INSUFICIENCIA RESPIRATORIA 1. DEFINICIÓN Y CONCEPTO El término insuficiencia respiratoria (IR) significa fallo las funciones l aparato. Consirando que la función principal l aparato es el intercambio gaseoso

Más detalles

Instituto Universitario y Unidad Educativa: IESE - COLEGIO MILITAR DE LA NACIÓN. Denominación de la Asignatura: ENFERMERÍA EN EMERGENCIAS II.

Instituto Universitario y Unidad Educativa: IESE - COLEGIO MILITAR DE LA NACIÓN. Denominación de la Asignatura: ENFERMERÍA EN EMERGENCIAS II. Instituto Universitario y Unidad Educativa: IESE - COLEGIO MILITAR DE LA NACIÓN. Nivel: Universitario De grado. Curso: IVto Año. Denominación de la Asignatura: ENFERMERÍA EN EMERGENCIAS II. 1. Objetivo

Más detalles

CURSO SUPERIOR DE PRIMEROS AUXILIOS Y REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR

CURSO SUPERIOR DE PRIMEROS AUXILIOS Y REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR CURSO SUPERIOR DE PRIMEROS AUXILIOS Y REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR Modalidad:Distancia Duración:300 horas (Con Cd) Objetivos: Desarrollar las capacidades básicas para actuar ante emergencias sanitarias y

Más detalles

Las lesiones cardiacas penetrantes son una condición que amenaza la vida y usualmente requiere intervención quirúrgica urgente. Representa una de las

Las lesiones cardiacas penetrantes son una condición que amenaza la vida y usualmente requiere intervención quirúrgica urgente. Representa una de las 2 3 Las lesiones cardiacas penetrantes son una condición que amenaza la vida y usualmente requiere intervención quirúrgica urgente. Representa una de las causas más comunes de muerte en zonas urbanas.

Más detalles

Cálculo de la Presión Arterial Media

Cálculo de la Presión Arterial Media Cálculo de la Presión Arterial Media Es la fuerza media que tiende a impulsar la sangre por todo el sistema circulatorio. Es la presión efectiva de perfusión tisular. Se calcula: PAM = mitad diastólica

Más detalles

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP)

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP) Protocolo Pediatría 1 REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP) Comprobar inconsciencia. Pedir ayuda. Llamar 112 A. APERTURA VÍA AEREA Maniobras de frente mentón Subluxación mandíbula Cánula Guedel Aspirar secreciones

Más detalles

RESUCITACION CARDIOPULMONAR BASICA. Chiappero Guillermo R. Hospital Universitario UAI SATI

RESUCITACION CARDIOPULMONAR BASICA. Chiappero Guillermo R. Hospital Universitario UAI SATI RESUCITACION CARDIOPULMONAR BASICA Chiappero Guillermo R. Hospital Universitario UAI SATI CASO Paciente de 55 años, fumador e HTA. Hace una hora que comenzó con dolor torácico, retroesternal, opresivo.

Más detalles

TALLER DE VENTILACIÓN MECÁNICA NO INVASIVA ASINCRONÍAS

TALLER DE VENTILACIÓN MECÁNICA NO INVASIVA ASINCRONÍAS TALLER DE VENTILACIÓN MECÁNICA NO INVASIVA ASINCRONÍAS VENTILACIÓN MECÁNICA NO INVASIVA La ventilación mecánica no invasiva (VMNI) es una forma de soporte que se aplica sin necesidad de aislar la vía aérea

Más detalles

Libro del proveedor de SVCA/ACLS Material complementario

Libro del proveedor de SVCA/ACLS Material complementario Libro del proveedor de SVCA/ACLS Material complementario 2012 American Heart Association 1 Contenido Manejo de la vía aérea... 4 Apartado 1: Manejo básico de la vía aérea... 4 Dispositivos para la administración

Más detalles

Manejo de la vía aérea en trauma

Manejo de la vía aérea en trauma C a p í t u l o 17 Manejo de la vía aérea en trauma Guillermo Chiappero, Néstor Raimondi La imposibilidad de alcanzar una adecuada oxigenación a órganos vitales por obstrucción de la vía aérea es la causa

Más detalles

Función Sistema Respiratorio. La principal función es la de aportar el oxigeno a las células y eliminar el dióxido de carbono

Función Sistema Respiratorio. La principal función es la de aportar el oxigeno a las células y eliminar el dióxido de carbono Función Sistema Respiratorio La principal función es la de aportar el oxigeno a las células y eliminar el dióxido de carbono ARBOL BRONQUIAL La traquea y bronquios están compuestos por cartilagos y se

Más detalles