C.C.A.F. LA ARAUCANA INFORME DE CLASIFICACION Julio 2017

Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "C.C.A.F. LA ARAUCANA INFORME DE CLASIFICACION Julio 2017"

Transcripción

1 INFORME DE CLASIFICACION Julio 2017 Jun Jul B+ Detalle de clasificaciones en Anexo CW en Desarrollo Resumen financiero En millones de pesos de cada período CW en Desarrollo Dic.15 Dic.16 Mar.17 Activos Totales Fondos Disponibles Colocaciones Netas Pasivos Exigibles Fondo Social Res. Oper. Bruto (ROB) Gasto en Provisiones Gastos de Apoyo (GA) Res. Antes de Impuestos (RAI) Fuente: Información financiera elaborada por Feller Rate sobre la base de estados financieros auditados publicados en la SVS, a menos que indique otra cosa. 20,2% 18,1% 17,1% ROB / Act. Tot. Indicadores relevantes 5,7% 4,4% 4,4% Prov. y cast. / Act. Tot. 18,7% 13,8% 13,6% Gastos apoyo / Act. Tot. Dic.15 Dic.16 Mar.17-1,2% -3,1% -5,9% RAI / Act. Tot. (1) Activos totales promedio. (2) Indicadores a marzo de 2017 se encuentran anualizados. Adecuación de capital Dic.15 Dic.16 Mar.17 Índice de solvencia (1) 27,3% 20,7% 20,5% Pasivo exigible / Fondo social 3,5 vc 4,5 vc 5,4 vc (1) Fondo social sobre activos ponderados por riesgo de crédito. Perfil Crediticio Individual Principales Factores Evaluados Perfil de negocios Capacidad de generación Respaldo patrimonial Perfil de riesgos Débil Moderado Adecuado Fuerte Muy Fuerte Fondeo y liquidez Otros factores considerados en la clasificación La clasificación no considera otro factor adicional al Perfil Crediticio Individual Analistas: Alejandra Islas R. Alejandro Croce M. Fundamentos La clasificación otorgada a Caja La Araucana considera un perfil de negocios y un respaldo patrimonial moderado, junto a una capacidad de generación, un perfil de riesgos y un fondeo y liquidez todos evaluados en débil. En tanto el Creditwatch en Desarrollo asignado a la clasificación considera la prórroga hasta el 30 de septiembre de 2017 de la Primera Fase del Acuerdo de Reorganización Judicial (ARJ) al que se encuentra acogida la entidad, así como también al aplazamiento del inicio de la Segunda Fase del mismo. Caja La Araucana ha venido desarrollando un importante plan de transformación organizacional, luego de que en octubre de 2015 fuera intervenida por la Superintendencia de Seguridad Social y, posteriormente, reestructurara el pago de la totalidad de su pasivo financiero en dos Fases conforme al ARJ, el que también considera obligaciones financieras y de gestión. En el último período, destaca el término de la intervención (en octubre de 2016), la modificación de sus estatutos y definición de un nuevo marco de gobierno corporativo, la contención de los niveles de morosidad e importantes avances en eficiencia operacional. El foco de negocios de La Araucana es la entrega de prestaciones legales y adicionales, donde su principal fuente de ingresos es el otorgamiento de créditos sociales de consumo para sus afiliados trabajadores y pensionados. A pesar del descenso en sus cuotas de mercado, la entidad mantiene un buen posicionamiento en la industria de Cajas de Compensación. Los efectos de la intervención (que impedía la afiliación durante el período) afectó el número de afiliados, lo que junto a políticas de crédito más estrictas y el reciente cambio en el modelo de negocios, implicaron una disminución de las colocaciones brutas. Pese a lo ello, la institución se sostuvo en el segundo lugar del sistema. A marzo de 2017, el números de afiliados adscritos era 1,2 millones (equivalente al 18% de la industria de Fortalezas Sus créditos se rigen por las normas de pago y cobro de las cotizaciones previsionales. Mantiene posición relevante en el sistema de cajas de compensación. Nuevo modelo de gobierno corporativo, fortaleció el directorio y, a la vez, la administración superior. FACTORES SUBYACENTES A LA CLASIFICACION cajas) y las colocaciones brutas alcanzaron a algo más de $ millones (en torno a un 1,4% del total de la oferta de créditos de consumo incluyendo a cajas de compensación, bancos, cooperativas de ahorro y crédito y casas comerciales). Las características de los créditos sociales de La Araucana (que se rigen por las normas de pago y cobro de las cotizaciones previsionales) benefician la calidad de su cartera, en comparación a otras instituciones que otorgan créditos de consumo. Sin embargo, normativas más estrictas por parte del regulador y la reclasificación de la cartera en 2014 revelaron un mayor riesgo de crédito, así como una débil gestión en la actividad de préstamos. Consecuente con ello, se evidenció un incremento de los niveles de morosidad y del gasto por provisiones, los que en todo caso tienden a estabilizarse en los últimos meses debido a los cambios en las políticas de crédito y cobranza. A marzo de 2017, la mora mayor a 90 días es cercana al 11% con un índice de riesgo de 9,2%. La entidad exhibe importantes pérdidas de última línea aunque con una tendencia decreciente. El mal desempeño de empresas relacionadas (en particular, aquellas ligadas a educación), los menores ingresos provenientes de la actividad de crédito producto del decrecimiento de las colocaciones y los mayores gastos financieros asociados a las condiciones de pago de su deuda, limitaron el resultado operacional bruto. A esto, se sumó un incremento considerable del gasto por provisiones que no pudo ser compensado por la disminución de los gastos de apoyo asociados a una profunda reestructuración organizacional. A diciembre de 2016 el déficit del ejercicio fue de $ millones, mientras que a marzo de 2017 alcanzó a $1.838 millones. Riesgos Exigencias del ARJ imponen presión a la actividad de la Caja. Exhibe pérdidas de última línea. Foco en el segmento de créditos de consumo, que es sensible a variables macroeconómicas. Condición de corporación, sin socios o accionistas. Industria sujeta a cambios normativos. 1

2 El fondo social de la entidad disminuyó desde $ millones en 2014 a $ millones a marzo de 2017 debido a las pérdidas registradas y a ajustes patrimoniales efectuados en el marco de revisiones de la información financiera. Con ello, el ratio de endeudamiento se incrementó a 5,4 veces (3,3 veces en 2014), mientras que el índice de solvencia disminuyó a 20,5% (31,6% en 2014), aunque se mantenía holgado con relación al mínimo regulatorio de 16%. Actualmente, La Araucana está pagando su deuda financiera como si se encontrara en la Segunda Fase del ARJ. Esto es, pagos trimestrales de capital e intereses que consideran una amortización de capital del 1,25% del monto adeudado y una tasa de interés de 8,05% anual, lo que impone un monto relevante de gastos financieros. En el marco de la prórroga de la Primera Fase del Acuerdo, los acreedores también aprobaron una renuncia a hacer exigible el cumplimiento de todos convenants financieros. Creditwatch en Desarrollo El Creditwatch (CW) en Desarrollo considera la prórroga de la Primera Fase del Acuerdo de Reorganización Judicial al que está sujeta La Araucana. La resolución de éste está vinculada a la evolución del Acuerdo, así como también a la recuperación de la capacidad de generación de la entidad Un Creditwatch señala la dirección potencial de una clasificación, centrándose en eventos y tendencias de corto plazo que motivan que ésta quede sujeta a una vigilancia especial por parte de Feller Rate. Con todo, el que una clasificación se encuentre en Creditwatch no significa que su modificación sea inevitable. La designación en Desarrollo significa que la clasificación puede subir, bajar o ser confirmada. 2

3 PERFIL DE NEGOCIOS Moderado. Mantiene una posición importante en la industria de cajas de compensación, aunque con una menor cuota de mercado. Su foco de negocios es la entrega de créditos sociales de consumo. Propiedad Caja La Araucana es una corporación de derecho privado, sin fines de lucro, creada en 1968 con el objeto de administrar por cuenta del Estado prestaciones de seguridad social. Por su condición de corporación, la Caja no tiene socios o accionistas que puedan realizar aportes de capital para hacer frente a situaciones imprevistas. Adicionalmente, esta institucionalidad podría desalinear la elección de directores con sus resultados y/o propiciar costos de agencia a nivel de la estructura de administración. Acorde a la reestructuración organizacional desarrollada bajo el período de intervención, en 2016 fueron aprobados los nuevos estatutos de Caja La Araucana, los que establecieron un nuevo modelo de gobierno corporativo. Este, considera un número de siete directores (cuatro directores empresariales y tres directores laborales) y requisitos y tiempo máximo de permanencia para ocupar el cargo de director. Además, se definieron cinco Comités del Directorio: Auditoría; Riesgos; Beneficios Sociales; Ética y Nominaciones y Compensaciones. Con el término de la intervención en octubre de 2016, asumieron los nuevos directores empresariales designados por la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile y la Cámara de Comercio de Santiago, según lo estipulado en los nuevos estatutos. Posteriormente, a inicios de 2017, fueron elegidos los nuevos directores del sector laboral, quedando conformado en su totalidad el nuevo directorio de la organización. Hechos relevantes Término de la intervención por parte de la Superintendencia de Seguridad Social y Prórroga del Acuerdo de Reorganización Judicial al que está sujeta la entidad Con fecha 30 de octubre de 2015, la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), en su calidad de ente fiscalizador de las cajas de compensación de asignación familiar resolvió declarar la intervención de Caja La Araucana (según la Resolución Exenta N 141), por incumplir diversas instrucciones emitidas. Dentro de los objetivos que tenía el interventor estaba reestructurar toda la deuda financiera de la Caja por medio de un acuerdo con sus acreedores. El 30 de marzo de 2016, a través del Acuerdo de Reorganización Judical (ARJ), la entidad reestructuró en dos fases más de $ millones de pasivos financieros, los que incluían deuda bancaria, con tenedores de bonos y, en menor grado, con la Corfo. La Primera Fase contemplada en el Acuerdo era a un plazo de trece meses y consideraba pagos de: i) los intereses devengados y no pagados a la fecha, a cancelarse dentro de los tres primeros días una vez ejecutoriado el ARJ; ii) una cuota inicial por el 6,65% del capital junto a doce cuotas mensuales por un total equivalente al 3,459% del capital y; iii) una cuota final, al mes trece, por el restante 89,891%. Esta última cuota podría, bajo ciertas condiciones, ser reprogramada en una Segunda Fase, la que considera pagos de capital e intereses trimestrales a un plazo total de siete años a partir de la reprogramación. Además de los pagos especificados en las tablas de desarrollo respectivas, el ARJ estableció otras condicionantes: i) el cumplimiento de variadas obligaciones de hacer, de no hacer, permanentes y covenants financieros; ii) el cumplimiento de amortizaciones anticipadas obligatorias que vayan disminuyendo el saldo capital de la nueva estructura; iii) la constitución y mantención de las garantías en favor de los acreedores y; iv) no caer en las causales de incumplimiento especificadas. Además, se contemplaba la inscripción en la SVS de un bono por monto fijo, con el cual los acreedores tendrán la opción de canjear su actual título representativo por otro (uno o más bonos, o por posiciones mínimas transables que no alcancen a completar un bono). Desde octubre de 2015, el interventor designado por la Suseso inició un importante plan de reestructuración de la institución, que consideró el fortalecimiento del gobierno corporativo a través de nuevos estatutos, diversas medidas de reducción de gastos y el fortalecimiento de la gestión de créditos, entre otras materias. En octubre de 2016, la Suseso puso término a la intervención de la institución asumiendo sus funciones un nuevo directorio, mientras que en febrero de 2017 fue designado un nuevo gerente general. En abril de 2017, se aprobó la prórroga de la Primera Fase del Acuerdo de Reorganización Judicial hasta el 30 de junio de 2017, así como también la prórroga del inicio de la Segunda Fase hasta esa misma fecha. Esto, significó aplicar para el pago de la deuda vigente las condiciones establecidas en el Acuerdo, como si la entidad se encontrara en la Segunda Fase. Esto es, pagos trimestrales de capital e intereses que consideran una amortización de capital de 1,25% del monto adeudado y una tasa de interés de 8,05% anual. Además, los acreedores también aprobaron una renuncia a hacer exigible el cumplimiento de todos convenants financieros En tanto, recientemente fue aprobada una nueva prórroga hasta el 30 de septiembre de 2017 bajo las mismas condiciones. 3

4 Evolución colocaciones y afiliados 0 Dic. 14 Dic. 15 Dic. 16 Mar. 17 Colocaciones brutas (MM$ eje izq.) Afiliados (Miles eje der.) Fuente: Feller Rate sobre la base de información SVS y SUSESO. Participación de mercado afiliados del sistema de cajas 25% 2 15% 1 5% Afiliados C.C.A.F. La Araucana Dic. 14 Dic. 15 Dic. 16 Mar. 17 Trabajadores Pensionados Total Fuente: Feller Rate sobre la base de información SUSESO. Participación de mercado oferentes de créditos de consumo Cooperativas 4,1% Bancos 78,7% A diciembre de 2016 Tarjetas casas comerciales 9,6% Otros (1) 7,6% 0 Otras Cajas 6,2% La Araucana 1,4% Fuente: Feller Rate sobre la base de información SBIF y SVS.(1) Cajas inscritas en la SVS. Diversificación de negocios Negocio concentrado en el otorgamiento de créditos sociales y, en menor medida, en otros beneficios a sus afiliados El principal negocio de La Araucana y de las otras cajas en términos de activos e ingresos es la entrega de préstamos de consumo, que se complementan con el otorgamiento de diversos beneficios sociales tangibles para su grupo objetivo, estos es, principalmente afiliados trabajadores y, en menor medida, pensionados. El desarrollo de su actividad se beneficia de las características de sus créditos, debido a que se rigen por las normas de pago y cobro de las cotizaciones previsionales, las que garantizan la preferencia en el pago. Además, la recaudación es a través del descuento directo de la remuneración o pensión del deudor. A pesar del descenso de su actividad (asociado fundamentalmente al período de intervención que prohibía la afiliación), la institución mantiene un tamaño relevante en su industria administrando a marzo de 2017 una base de afiliados cercana a personas (equivalente al 17,7% del total de afiliados al sistema de cajas de compensación), de las cuales un 86,8% correspondía a trabajadores y el 13,2% restante a pensionados. Su principal producto son los préstamos de consumo, que representaban un 71,4% del total de los activos (equivalente a $ millones). Conforme a su plan de reestructuración organizacional, la entidad disminuyó su dotación de empleados desde en 2014 a a marzo de 2017 (considerando a su filiales). Similar situación se evidenció en su número de sucursales. Estrategia y administración Fortalecimiento de la estructura organizacional y reformulación del modelo de negocios Caja La Araucana ha venido desarrollando un importante plan de transformación organizacional, luego de que en octubre de 2015 fuera intervenida por la Superintendencia de Seguridad Social y, posteriormente, reestructurara el pago de la totalidad de su pasivo financiero en dos Fases conforme al ARJ, el que también considera obligaciones financieras y de gestión. En el último período destaca el término de la intervención (en octubre de 2016), la modificación de los estatutos y definición de un nuevo marco de gobierno corporativo, la designación de un nuevo gerente general y el cambio del equipo gerencial. Parte relevante del plan de reestructuración, ha sido el reforzamiento de las políticas de crédito y cobranza, así como de la gerencia responsable de esta materia. Esto, debido a que las normativas más estrictas por parte del regulador y la reclasificación de la cartera en 2014 revelaron un mayor riesgo de crédito, así como también una débil gestión en la actividad de préstamos. Específicamente, entre 2012 y 2014 las cajas de compensación enfrentaron cambios normativos y regulatorios que afectaron estructuralmente su rentabilidad, especialmente: i) el límite al endeudamiento de los pensionados; ii) el ajuste al modelo de provisiones para intentar homologar los estándares de la industria; iii) la implementación de la Tasa Máxima Convencional (TMC) y; iv) la eliminación de la obligatoriedad de descontar del finiquito el saldo de crédito adeudado otorgado por las cajas. La entidad también ha llevado a cabo un fuerte plan de eficiencia y control de gastos operacionales, efectuando la venta de sus activos prescindibles y disminuyendo la dotación de empleados y número de sucursales, lo que ha repercutido positivamente en los ratios de eficiencia operacional. Además, se ha venido desarrollando un proceso de cierre de entidades filiales, aunque la Caja mantiene aquellas vinculas a educación, salud y recreación, las cuales imponen una presión relevante en términos de gastos a sus resultados consolidados. La administración está analizando eventuales cambios a dichas sociedades y a la forma de entrega de los beneficios sociales para sus afiliados. El modelo de negocios también fue modificado sobre la base de inteligencia de riesgo, con el objetivo de mejorar la calidad de la venta y, por ende, del portafolio. El nuevo modelo de admisión considera pasar desde una venta reactiva hacia una proactiva, lo que significa el 4

5 direccionamiento de la actividad, un mayor conocimiento de los clientes y un esquema de responsabilidades, metas e incentivos bien alineados. La entidad espera incrementar paulatinamente las ventas de crédito, para recuperar su volumen de colocaciones con mejores indicadores de calidad de cartera, los que exhiben una tendencia favorable en los últimos meses. Dentro de los desafíos más próximos de La Araucana está avanzar a la Segunda Fase del ARJ, de forma de ir normalizando su actividad. Posición de mercado Mantiene una cuota de mercado relevante en la industria de Cajas El sistema de las cajas está integrado por cinco entidades cuyo foco de negocios es el otorgamiento de créditos de consumo a sus afiliados. Estas instituciones compiten también con cooperativas de ahorro y crédito, emisores no bancarios (casas comerciales) y bancos, en particular aquellos enfocados al negocio retail. A diciembre de 2016, las tres cajas inscritas en la SVS (Los Andes, Los Héroes y La Araucana) sumaban una participación en el mercado de créditos de consumo de 7,6%, menor al 8,5% alcanzado a fines de 2014 (esto, al considerar a la oferta de créditos de consumo incluyendo a cajas de compensación, bancos, cooperativas de ahorro y crédito fiscalizadas por la SBIF y casas comerciales). La cuota de mercado de La Araucana en términos del monto de créditos de consumo otorgados por la señaladas entidades, alcanzó a 1,4% en diciembre de 2016, menor al 2, de En relación al número de afiliados adscritos al sistema de cajas, a marzo de 2017 la participación era de 17,7% del total, manteniéndose en el segundo lugar del mercado desde 2011, aunque con descenso relevante (22,5% en 2014). La caída en la cuota de mercado en créditos de consumo, tanto de La Araucana como de las otras cajas, refleja especialmente las consecuencias de los señalados cambios normativos y regulatorios, así como la situación de la industria en el último periodo. Particularmente, la menor participación de mercado de las cajas se debió a: i) las mayores restricciones crediticias implementadas por las entidades producto del deterioro económico y su consecuente incremento en el desempleo; ii) la imposibilidad (para La Araucana) de contar con nuevos afiliados y la restricción (hacia las otras cajas) para competir por afiliados, ambas por disposición normativa mientras se mantuvo la intervención; y iii) la necesidad que tuvieron las cajas de disminuir sus colocaciones para contar con mayor liquidez dada la dificultad que tuvo la industria para utilizar sus tradicionales fuentes de financiamiento. CAPACIDAD DE GENERACIÓN Débil. Se mantienen pérdidas de última línea. Ingresos y márgenes Margen operacional bruto deteriorado por menores spreads financieros y malos resultados de sus empresas filiales Acorde con su modelo de negocios intensivo en préstamos de consumo, el resultado operacional bruto de la Caja está concentrado en los ingresos que provienen del margen operacional financiero (57,7% y 67,5%, respectivamente, a fines de 2016 y marzo de 2017). Complementariamente, la entidad genera ingresos a través de la comisión que se cobra a sus afiliados pensionados, por la recaudación de la venta de seguros asociados a sus operaciones, y por aquellos provenientes de sus filiales de salud, educación y recreación. La evolución del resultado operacional bruto en los últimos dos años es decreciente, tanto en términos absolutos como relativos, explicado por el decrecimiento de la cartera de colocaciones, los mayores gastos financieros asociados al pago de la deuda conforme al ARJ y los menores ingresos provenientes de las actividades complementarias. A diciembre de 2016, el resultado operaciones bruto medido sobre activos totales promedio era de 18,1%, mientras que a marzo de 2017 era de 17,1% (versus 20,6% y 20,2%, a fines de 2014 y de 2015, respectivamente). 5

6 Margen operacional Resultado operacional bruto / Activos totales promedio Dic. 13 Dic. 14 Dic. 15 Dic. 16 Los Héroes Los Andes La Araucana Gasto en provisiones Gasto en provisiones / Resultado operacional bruto Dic. 13 Dic. 14 Dic. 15 Dic. 16 Los Héroes Los Andes La Araucana Gastos operacionales Gasto de apoyo / Resultado operacional neto Dic. 13 Dic. 14 Dic. 15 Dic. 16 Los Héroes Los Andes La Araucana Gasto en provisiones Fuerte incremento en el gasto en provisiones producto de la reclasificación de la cartera por disposición de la Suseso y, en menor medida, de los ajustes al nuevo core bancario y al deterioro económico Hasta 2014, la evolución del gasto por provisiones se vio afectada, principalmente, por adecuaciones normativas más estrictas y el incremento en las colocaciones de crédito social al segmento de trabajadores. Así, el gasto en provisiones entre 2013 y 2014 fue cercano a los $ millones cada año, representado un 10,4% promedio calculado sobre el resultado operacional bruto. Sin embargo, en 2015 el gasto en provisiones fue de $ millones, consumiendo un 28,4% del resultado operacional bruto. Ello, debido a la mayor constitución de provisiones que tuvo que realizar la Caja por requerimiento de la Suseso y, en menor medida, por los efectos del menor dinamismo económico y de la caída del margen bruto. El requerimiento de la Suseso fue luego de las salvedades a los estados financieros al cierre de 2014, las que señalaban problemas respecto a la información de la cartera debido, principalmente, a errores en la clasificación de riesgo de los deudores y, en menor medida, producto de la migración al nuevo core bancario. A diciembre de 2016, aún se apreciaba un gasto en provisiones relevante ($ millones), aunque menor al del cierre de 2015, que consumía un 24,2% del resultado operacional bruto. En tanto, a marzo de 2017 los ratios de calidad de cartera tendían a estabilizarse reflejándose en un monto de gasto por provisiones de $5.734 millones, aunque el indicador en términos anualizado aumentaba a 25,6% producto de la evolución del margen bruto. Feller Rate espera que la entidad continúe con los avances observados en la calidad de su cartera de forma de contener el gasto en provisiones, contribuyendo con esto a la generación de resultados positivos. Gastos operacionales Elevados gastos operativos también impactaron los retornos de la entidad. No obstante, producto de las medidas implementadas se observa una disminución de éstos Hasta 2014, la entidad operó con elevados gastos de apoyo producto de un modelo corporativo de gestión que estaba sustentado en una red de entidades relacionadas. Con ello la Caja buscaba diferenciarse de sus competidores al incrementar su oferta de valor. Las empresas filiales proveían de diversos servicios especializados en los ámbitos de educación, capacitación, salud preventiva y curativa, recreación y deportes, esparcimiento y turismo familiar, y vivienda social. Esto, significaba una carga en términos de gastos operaciones relevante y creciente. Así, el ratio de gastos de apoyo sobre resultado operacional bruto fue de 82% y 86,6% al término de 2013 y 2014, respectivamente. Los elevados gastos operacionales junto al escenario de iliquidez que experimentó La Araucana en el segundo semestre de 2015, obligaron a la administración se enfocarse en disminuir su carga operativa a través del cierre de sucursales y la drástica disminución del personal. Si bien ello elevó los gastos de apoyo en 2015, el año siguiente las medidas se reflejaron positivamente. Así, en 2015 y 2016 el indicador de gastos de apoyo sobre resultado operacional neto alcanzó a 129,3% y 100,3%, respectivamente, mientras que al medirlo sobre activos totales promedio estos alcanzaron un 18,7% y un 13,8%, respectivamente. A marzo de 2017, la tendencia de los gastos de apoyo en términos absolutos también era positiva (de forma anualizada), representando un 13,6% de los activos totales promedio. La medición sobre márgenes netos era superior a la del cierre de 2016 (106,5%) producto del descenso de los márgenes en el período. 6

7 Resultados Mantiene pérdidas de última línea Rentabilidad Resultado antes impuestos / Activos totales promedio 4% 2% -2% -4% -6% Dic. 13 Dic. 14 Dic. 15 Dic. 16 Los Héroes Los Andes La Araucana Patrimonio Dic.14 Dic.15 Dic.16 Mar.17 Fondo social (MMM$, eje izq.) Pasivo exigible / Fondo social Índice de solvencia (1) Dic. 13 Dic. 14 Dic. 15 Dic vc 5 vc 4 vc 3 vc 2 vc 1 vc 0 vc Los Héroes Los Andes La Araucana (1) Índice de solvencia medido como fondo social sobre activos netos de provisiones ponderados por riesgo. Entre 2010 y 2014, La Araucana registró un descenso en los retornos medidos sobre activos promedio, pasando de 3,1% a -0,2%, respectivamente, debido a menores márgenes operacionales y al incremento de los gastos de apoyo. En 2015, la rentabilidad alcanzó un -5,9% afectada, además, por el importante aumento del gasto en provisiones mencionado. La entidad mantiene rentabilidades negativas, aunque con una tendencia algo más favorable. El mal desempeño de empresas relacionadas (en particular, aquellas ligadas a educación), los menores ingresos provenientes de la actividad de crédito producto del decrecimiento de las colocaciones y los mayores gastos financieros asociados a las condiciones de pago de su deuda, limitaron el resultado operacional bruto. A esto, se sumó un incremento considerable del gasto por provisiones que no pudo ser compensado por la disminución de los gastos de apoyo. A diciembre de 2016 y a marzo de 2017, los ratios de rentabilidad antes de impuesto sobre activos totales promedio eran de -3,1% y -1,2% (anualizado). El desafío de La Araucana es mejorar su capacidad de generación en un contexto de menor dinamismo económico y elevada carga financiera. Para ello, la entidad deberá ir retomando su actividad comercial con un riesgo de la cartera de colocaciones acotado, de forma de no presionar sus ingresos operacionales. RESPALDO PATRIMONIAL Moderado. Por su condición de entidad sin fines de lucro sus excedentes son capitalizados anualmente. Sin embargo, las fuertes pérdidas obtenidas y ajustes patrimoniales deterioraron sus niveles de solvencia. Por normativa, las cajas deben constituir un fondo social a partir de sus excedentes. Por tratarse de entidades sin fines de lucro, sus resultados son capitalizados íntegramente, permitiéndoles ir incrementando, paulatinamente, este fondo social. Tradicionalmente, el directorio de La Araucana definía anualmente el monto a repartir en prestaciones y beneficios bajo el concepto de dividendo social para sus afiliados. Esto, al igual que para toda la industria, brinda cierta flexibilidad puesto que estos beneficios pueden ajustarse en caso de requerir recursos para suplir otras necesidades. Hasta 2011, la institución pudo capitalizar parte importante de sus excedentes fortaleciendo su base patrimonial Esto, tuvo un positivo impacto en el índice de solvencia (que era mayor al 3) y en el nivel de endeudamiento (que no superaba las 3 veces). Cabe destacar, que el mantener bajos niveles de leverage es especialmente relevante si se considera que la institución no tiene accionistas que le otorguen flexibilidad financiera. Sin embargo, los menores resultados obtenidos a partir de 2011, especialmente desde 2013, derivaron en un lento crecimiento del fondo social. Posteriormente, las pérdidas de última línea y los ajustes patrimoniales efectuados en el marco de revisiones de la información financiera (a principios de 2017), impactaron fuertemente el fondo social de la entidad, que disminuyó desde $ millones en 2014 a $ millones a marzo de Producto de lo anterior, el ratio de endeudamiento se incrementó desde 3,3 veces en 2014 a 5,4 veces a marzo de Además, el índice de solvencia disminuyó desde 31,6% a 20,5% en igual período, aunque se mantenía holgado con relación al mínimo regulatorio de 16%. La entidad tenía ciertos covenants relacionados a sus líneas de efectos de comercio y de bonos, que establecían un endeudamiento inferior o igual a 4,5 veces su patrimonio y un nivel de patrimonio mínimo de UF4 millones. Si bien la Caja incumplió algunos covenants de sus instrumentos de oferta pública, mientras esté vigente el ARJ dichas restricciones fueron reemplazadas por aquellas estipuladas en el Acuerdo, comenzando a regir desde septiembre de 2016 (con los estados financieros a junio de 2016). A marzo de 2017, de los seis covenants establecidos en el ARJ, cuatro de ellos se encontraban incumplidos. En el marco de la prórroga de la Primera Fase del Acuerdo, los acreedores también aprobaron una renuncia a hacer exigible el cumplimiento de todas las obligaciones financieras. 7

8 PERFIL DE RIESGOS Débil. La institución ha venido reformulando su área de riesgo, tanto en términos de estructura, como de políticas y procesos. Con todo, aún persiste una alta morosidad. 25% 2 15% 1 5% Calidad de la cartera de colocaciones (1) Dic. 13 Dic. 14 Dic. 15 Dic. 16 Mar. 17 Mora > 30 Mora > 90 Fuente: C.C.A.F. La Araucana, según estructura de cartera y morosidad SUSESO. (1) No considera cartera con mora mayor a 360 días, la que se encuentra provisionada en un 10. 0,8 vc 0,7 vc 0,6 vc 0,5 vc 0,4 vc 0,3 vc 0,2 vc 0,1 vc 0,0 vc Cobertura de provisiones Dic. 13 Dic. 14 Dic. 15 Dic. 16 Mar. 17 Cob. Mora > 30 Cob. Mora > 90 Estructura y marco de gestión de riesgo Reestructuración y fortalecimiento organizacional y mejoras de procesos, en línea con lo determinado por el ARJ Luego de la aprobación de los nuevos estatutos y la salida del interventor, la entidad presenta una estructura organizacional más liviana y, a la vez, fortalecida en términos de gobierno corporativo. El directorio es el organismo superior de administración del riesgo, ejerciendo su labor a través del Comité de Riesgo. Por estatutos, éste mantiene sesiones de carácter mensual, estando compuesto por tres directores (incluido el presidente) y el gerente general, además de los gerentes de finanzas, planificación y control y de sucursales. La gerencia de riesgos y cobranza es la encargada de la gestión crediticia, de mercado, de liquidez y operacional, todas según la normativa de la Suseso. En línea con las directrices definidas en el ARJ, la entidad ha trabajado en el fortalecimiento de sus procesos, políticas y modelos, a la vez que ha generado cambios en el equipo gerencial. En términos de riesgo de crédito, la administración ha desarrollado modificaciones en sus estrategias y políticas, de forma tal de contener los niveles de morosidad y mejorar la calidad de la cartera. Al respecto, en originación se trabaja actualmente con un nuevo modelo de negocio, que involucra de forma más transversal a las diversas áreas e implica un cambio en el foco comercial hacia una venta más proactiva. Esto, a través de la incorporación un área de inteligencia de riesgo para la selección de clientes y su exposición, además de la alineación de los incentivos de las fuerzas de venta y la implementación de políticas de admisión más restrictivas. En cobranza, la entidad ha realizado cambios en su estructura, reduciendo el número cobradores externos y mejorando sus incentivos. Asimismo, se llevó a cabo la implementación de un nuevo software de cobranza, la incorporación de modelos de control y gestión de cobranza (aún en desarrollo) y se incentivado la reprogramación de la cartera. La gestión de riesgo de liquidez y de mercado también se rige por la normativa exigida por la Suseso. Como parte del plan de fortalecimiento, la administración también ha venido efectuando cambios a ésta área. Además de la nueva estructura organizacional, se incorporaron reportes para la medición y el control de los riesgos y se cuenta con manuales de procedimientos para planes de contingencia de riesgos de liquidez y mercado. En consideración al riesgo operacional, La Araucana realizó una actualización de su política en línea con las observaciones hechas por auditoría y consistente con los cambios en la estructura y niveles de riesgo. Asimismo, continúa desarrollando su metodología de autoevaluación de riesgo operacional, consistente en el análisis y seguimiento de las actividades críticas de la organización, con la consecuente definición de planes de acción en caso de riesgos. Por su parte, la Caja está realizando una actualización de su plan de continuidad de negocios. Cabe indicar, que luego de efectuados todos los ajustes contables por los hallazgos y los resultados de la auditoría externa, la opinión de los auditores externos para el cierre de 2016 fue emitida sin salvedades a los estados financieros. 8

9 Concentración del riesgo y exposiciones relevantes Cartera concentrada en el segmento trabajadores del sector privado Las operaciones de La Araucana se concentran en colocaciones de crédito social, que en términos brutos representaron el 71,4% de los activos a marzo de Este portafolio está orientado fundamentalmente al sector de trabajadores, destacando la importancia que adquirió el grupo perteneciente al sector público, por su menor riesgo asociado. Al finalizar el primer trimestre de 2017, las colocaciones otorgadas a los trabajadores del sector público y del sector privado representaron un 23,4% y un 54,1%, respectivamente, mientras que el 22,4% restante correspondía al segmento de los pensionados. De las colocaciones a los afiliados trabajadores, a marzo 2017, el 75,2% correspondía a empresas clasificadas como grandes, las que debieran exhibir un mejor comportamiento crediticio de parte de sus empleados. Con el fin de crecer con una buena calidad crediticia, la administración apunta a avanzar en el segmento de empresas de mayor valor, del sector público y en pensionados, idealmente provenientes de las fuerzas armadas. Es importante destacar que la alta atomización de la cartera de los créditos y el que sus cuotas sean consideradas por ley como cotizaciones previsionales, permite mitigar de manera importante el riesgo de crédito de la entidad. Crecimiento y calidad de los activos Indicadores de calidad de cartera deteriorados, producto de los ajustes solicitados por la Suseso y, en menor medida, por el menor dinamismo económico. Se aprecia una tendencia hacia la estabilización en los últimos meses La contracción en el crecimiento de las colocaciones en conjunto con la imposibilidad de afiliación, derivó en que las colocaciones brutas de la caja -en términos nominales- se contrajeran un 5,9% en 2015 y un 12,7% en Así, la cartera pasó desde $ millones en 2014, hasta $ millones en Además, se evidencia también un efecto asociado a la adecuación de los actuales modelos de venta, que implicó que a marzo de 2017 la cartera alcanzara $ millones. Las características de los créditos sociales benefician la calidad del portafolio a nivel de la industria. Esto en general ha implicado gastos por provisiones acotados en comparación a otras entidades de préstamos de consumo del sistema financiero, que apuntan al mismo segmento. Sin embargo, para el caso particular de La Araucana, a contar de 2015 se observa un incremento de la cartera en mora. Ello, debido la reclasificación del riesgo de sus deudores, suscitada por solicitud de la Suseso. Asimismo, el menor dinamismo económico, con especial impacto en la composición del empleo, ha generado un mayor riesgo a nivel del sistema financiero. Sobre la base de información Suseso, la cartera con mora hasta 360 días mostró un incremento entre 2013 y marzo de 2017, desde un 9,3% hasta el 15,5%, donde la morosidad entre 90 y 360 días pasó de 6,3% a 11%. Consecuente con ello, el índice de riesgo, medido como el stock de provisiones totales sobre la cartera con mora menor a 360 días, pasó desde 5,6% a 9,7%. Con todo, en los últimos meses se apreciaba una contención de los niveles de morosidad. Se espera que en el mediano plazo, las nuevas políticas de originación y gestión permitan mitigar el impacto de un entorno macroeconómico debilitado, sobre los indicadores de calidad de cartera. Asimismo, se espera un crecimiento acotado en las colocaciones, en línea con la actual posición financiera de la entidad. 9

10 Composición pasivos exigibles Mar Obligaciones con instituciones Bonos Efectos de comercio Otras obligaciones Historial de pérdidas Cambios en la periodicidad de los castigos, sujetos a la nueva normativa de la Suseso Históricamente, los castigos han sido acotados y poco frecuentes en las cajas. Si bien la normativa exige provisionar al 10 la cartera con mora mayor a un año hasta su castigo, éste era autorizado por la Suseso una vez que se cumplían una serie de pasos establecidos y requisitos para dar de baja la cartera incobrable, lo que podría tardar varios años. En abril de 2016 se estableció una circular que, en términos generales, determina nuevas normas para contabilizar estimaciones de deudas incobrables, permitiendo a las cajas solicitar la aprobación de castigos para cartera no hipotecaria mensualmente, una vez que los créditos cumplan doce meses de morosidad y estén provisionados en un 10. Así, en agosto de 2016 la cartera con mora mayor a un año alcanzó los $ millones, desde $ millones en julio del mismo año. A marzo de 2017, La Araucana tiene una cartera con mora mayor a 360 días por $ millones, representando el 7,7% de la cartera total Composición de activos Mar Fondos disponibles Inversiones Colocaciones netas Activo fijo Otros FONDEO Y LIQUIDEZ Débil. Entidad sujeta al ARJ. Además, si bien se beneficia de su recaudación, no está cumpliendo con los límites normativos de liquidez puesto que áun tiene concentrada la deuda en el corto plazo. Tradicionalmente, su principal fuente de financiamiento fueron los préstamos bancarios, los que hasta 2013 representaron cerca del 6 de los pasivos, concentrados mayormente en el corto plazo y denominados en pesos no reajustables. Sin embargo, desde 2014 las emisiones de títulos de deuda en el mercado (efectos de comercio y bonos corporativos) contribuyeron a diversificar los pasivos de la Caja, disminuyendo la exposición a las fluctuaciones en las tasas de interés. A septiembre de 2015, previo a la intervención de la Suseso, el pasivo financiero de la entidad estaba compuesto en un 48,6% por líneas con bancos, un 37,1% por líneas de bonos con cinco series vigentes, un 1,2% por un bono securitizado, mientras que el restante 13,1% correspondía a pasivos de otro tipo. Si bien la Caja contaba con acotadas alternativas de financiamiento, desde mediados de 2015 no tuvo acceso a ellas debido a la incapacidad de pago de sus obligaciones, razón por la cual tuvo que llegar a un acuerdo con sus acreedores. Así, el 30 de marzo de 2016, a través del ARJ, la entidad reestructuró en dos fases más de $ millones de pasivos financieros los que incluían deuda bancaria, con tenedores de bonos y, en menor grado, con la Corfo. La Primera Fase del Acuerdo era a un plazo de trece meses, al cabo del cual podía prorrogarse el capital insoluto, pasando a una Segunda Fase, que estipula un plazo de siete años. La Primera Fase consideraba pagos de: i) los intereses devengados y no pagados a la fecha, a cancelarse dentro de los tres primeros días una vez ejecutoriado el ARJ; ii) una cuota inicial por el 6,65% del capital junto a doce cuotas mensuales por un total equivalente al 3,459% del capital y; iii) una cuota final, al mes trece, por el restante 89,891%. Esta última cuota podía, bajo ciertas condiciones, ser reprogramada en la Segunda Fase, la que considera pagos de capital e intereses trimestrales a un plazo total de siete años a partir de la reprogramación. En abril de 2017, se aprobó la prórroga de la Primera Fase del Acuerdo de Reorganización Judicial hasta el 30 de junio de 2017, así como también la prórroga del inicio de la Segunda Fase hasta esa misma fecha. Esto, significó aplicar para el pago de la deuda vigente las condiciones establecidas en el Acuerdo, como si la entidad se encontrara en la Segunda Fase. Esto es, pagos trimestrales de capital e intereses que consideran una amortización de capital de 1,25% del monto adeudado y una tasa de interés de 8,05% anual, lo que impone una importante carga financiera. En tanto, recientemente fue aprobada una nueva prórroga hasta el 30 de septiembre de 2017 bajo las mismas condiciones. 10

11 En términos de liquidez, la entidad mantiene un buen volumen de recaudación mensual, con un índice de recaudación sobre cartera en rangos del 5,1%. La normativa de la Suseso establece el monitoreo de la liquidez sobre la base de la determinación de brechas de flujos de egresos e ingresos para distintas bandas de tiempo. Debido al término de la Primera Fase del ARJ, la entidad está excedida en el límite establecido para la banda entre 180 días y hasta 360 días. Para pasar a la Segunda Fase de ARJ, la entidad debe haber cumplido el pago de las cuotas de la Primera Fase y, adicionalmente, las obligaciones de hacer y de no hacer descritas en el Acuerdo, así como también encontrarse dentro de los límites de los covenants financieros. A marzo de 2017, La Araucana había dado cumplimento a los pagos acordados y también a las obligaciones para el período. En relación a los covenants, cuatro de los seis establecidos se encontraban en incumplimiento, razón por la cual la Comisión de Acreedores ha otorgado un plazo adicional para su cumplimiento. 11

12 ANEXOS C.C.A.F. LA ARAUCANA INFORME DE CLASIFICACION Julio 2017 Títulos de deuda La sociedad tiene inscritas en la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) dos Líneas de Efectos de Comercio y cuatro Líneas de Bonos. Las Líneas de Efectos de Comercio N 072 y N 101 fueron inscritas en 2009 y 2013, respectivamente, y suman cerca de $ millones. En tanto, las Líneas de Bonos N 645, N 683, N 773 y N 802 fueron inscritas en 2010, 2011, 2013 y 2014, respectivamente, y alcanzan cerca de $ millones, de los cuales alrededor de $ millones están colocados a través de cinco series. Cabe destacar que, las características y resguardos de los mencionados instrumentos emitidos, tras materializado el ARJ, fueron reemplazados por aquellas estipulados en dicho acuerdo. Para mayor detalle, ver el Acta Audiencia Ley N Junta de Acreedores Acuerdo de Reorganización en Estado de situación Resumen estados de situación financiera y de resultados En millones de pesos de cada período Dic Dic Dic Dic Dic Mar Activos totales Fondos disponibles Inversiones Colocaciones crédito social netas Otros activos Pasivos exigibles Obligaciones con instituciones Obligaciones por efectos de comercio Obligaciones por bonos emitidos Obligaciones por bonos securitizados Otros pasivos Fondo social Estado de resultados Jun.09 Jul.10 Sep.10 Jun.11 Ago.11 Jun.12 Jun Jun Jun.15 Solvencia A- A A A A A A A A Est. Est. Est. Est. Est. Est. Est. Est. Neg. LEC (1) A-/ N2 A/ N1 A/ N1 A/ N1 A/ N1 A/ N1 A/ N1 A/ N1 A/ N1 LBO (2) N A A A A A A A LBO (2) N 683, N 773, N A A A A A Bonos Serie F (3) Ago Sep Oct Oct Nov Mar Jun Jun.17 Solvencia A BBB- C D D B+ B+ B+ CW Neg CW Neg CW Neg CW Neg CW Neg CW Des CW Des CW Des LEC (1) A/ N1 BBB-/ N3 C/ N4 C/ N4 C/ N4 B+/ N4 B+/ N4 B+/ N4 LBO (2) N 645 A BBB- C C D B+ B+ B+ LBO (2) N 683, N 773, N 802 A BBB- C C C B+ B+ B+ Bonos Serie F (3) B+ B+ (1) LEC: Línea(s) de Efecto de Comercio; (2) LBO: Línea(s) de Bonos; (3) En proceso de inscripción. Resultado operacional financiero Otros ingresos operacionales Resultado operacional bruto Gasto en provisiones Resultado operacional neto Gastos de apoyo Resultado antes de impuestos Resultado del ejercicio Fuente: Feller-Rate en base a estados financieros auditados publicados por la SVS e información entregada por C.C.A.F. La Araucana. 12

13 ANEXOS C.C.A.F. LA ARAUCANA INFORME DE CLASIFICACION Julio 2017 Indicadores de rentabilidad y adecuación de capital Márgenes, eficiencia y rentabilidad Dic Dic Dic Dic Dic Mar (3) Resultado operacional financiero / Activos totales (1) 12,8% 12, 11,8% 11,8% 10,4% 11,6% Otros ingresos operacionales / Activos totales 9,3% 9,6% 8,8% 8,4% 7,7% 5,6% Resultado operacional bruto / Activos totales 22,1% 21,5% 20,6% 20,2% 18,1% 17,1% Gasto en provisiones / Activos totales 2,5% 2,3% 2,1% 5,7% 4,4% 4,4% Resultado operacional neto / Activos totales 19,7% 19,2% 18,5% 14,4% 13,7% 12,8% Gastos de apoyo / Activos totales 17, 17,6% 17,9% 18,7% 13,8% 13,6% Resultado antes impuestos / Activos totales 1,6% 0,9% -0,2% -5,9% -3,1% -1,2% Resultado antes impuestos / Fondo social 6,3% 3,4% -0,7% -26,3% -17,8% -7,8% Gastos apoyo / Colocaciones de crédito social (2) 21,3% 23,4% 25,2% 26,4% 19,8% 19,3% Gastos apoyo / Resultado operacional neto 86,5% 91,7% 96,4% 129,3% 100,3% 106,5% Adecuación de capital Pasivo exigible / Fondo social 2,9 vc 3,1 vc 3,3 vc 3,6 vc 4,5 vc 5,4 vc Índice de solvencia (3) 35,7% 33,7% 31,6% 27,3% 20,7% 20,5% Notas: (1) Indicadores calculados sobre activos totales promedio; (2) Colocaciones brutas totales promedio; (3) Fondo social sobre activos ponderados por riesgo de crédito. Indicadores de calidad de cartera Dic Dic Dic Dic Dic Mar Cartera al día 93,6% 86,7% 85,3% 72,1% 77,7% 77,1% Mora días 1,5% 2,9% 3,3% 5,8% 4, 4,5% Mora días 1,6% 2,6% 2,9% 6, 4,2% 3,9% Mora días 2,9% 3,7% 3,8% 8,6% 7,5% 7,1% Cob. Mora > 30 0,6 vc 0,5 vc 0,5 vc 0,4 vc 0,5 vc 0,5 vc Cob. Mora > 90 0,7 vc 0,7 vc 0,7 vc 0,6 vc 0,6 vc 0,7 vc Fuente: La Araucana, según estructura de cartera y morosidad SUSESO. La opinión de las entidades clasificadoras no constituye en ningún caso una recomendación para comprar, vender o mantener un determinado instrumento. El análisis no es el resultado de una auditoría practicada al emisor, sino que se basa en información pública remitida a la Superintendencia de Valores y Seguros, a las bolsas de valores y en aquella que voluntariamente aportó el emisor, no siendo responsabilidad de la clasificadora la verificación de la autenticidad de la misma. La información presentada en estos análisis proviene de fuentes consideradas altamente confiables. Sin embargo, dada la posibilidad de error humano o mecánico, Feller Rate no garantiza la exactitud o integridad de la información y, por lo tanto, no se hace responsable de errores u omisiones, como tampoco de las consecuencias asociadas con el empleo de esa información. Las clasificaciones de Feller Rate son una apreciación de la solvencia de la empresa y de los títulos que ella emite, considerando la capacidad que ésta tiene para cumplir con sus obligaciones en los términos y plazos pactados. 13